ARO XIX.--2.a EPOCA.-NUM. 880
ARO XIX.--2.a EPOCA.-NUM. 880

i3 FEBRERO DE 1904

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 34, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

Fundador y Director-Propietario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

Kedaetor en Jefe:
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

-c»*-—SÓLLEB (Baleares) *—<*»-

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.)

Extranjero:

0’75

francos id.

id.

PAGO ADELANTADO. )

Número suelto O’IO pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción unidamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seráD responsables sus autores.

Sección Literaria
LA PESETA
Inteligente y guapo, más hablador que un carnaval, y alegre cual mañana de Abril, era Paco, hijo de un modestí¬ simo empleado que, imponiéndose supe¬ riores esfuerzos á sus menguados recur¬ sos, le costeaba la carrera de ingeniero, sobrellevando alegremente apuros y pri¬ vaciones, porque el muchacho, desco¬ llando entre sus compañeros, veía ya próxima la época de terminar brillante¬
mente los estudios.
La habitual estrechez de aquella casa llegaba á un punto que en miseria raya¬ ba en inverisímil economía, indispensa¬ ble para hacer frente á cargas superio-
Tes á los medios de levantarlas, redu¬
ciendo los gastos inevitables, y prescin¬
diendo de todos los demás sin consentir
ni el más ligero extraordinario: con la sola excepción de la peseteja de los sábados, para que el chico, después de una semana de incesante trabajo, echa¬ ra una cana al aire é hiciera ¡una cala¬ verada! según frase de su madre. El co¬ mía á la carrera en tales días, y, más alegre que unas pascuas se escapaba al
■teatro.
Iba siempre al mismo: á uno en don¬ de, por ser moda tales noches, se daban cita las madrileñas elegantes. Ni miraba el cartel, ni casi nunca subía al galline¬ ro, sola localidad de él conocida, hasta inuy avanzada la representación; ni, á veces, aguardaba el fin de ella para re¬ tirarse:; ni se enteraba, sino á trozos, y mal, de lo que veía.
La explicación de estas rarezas era que
Paco estaba enamorado de la luna: sien¬
do aún más raro que la luna no le pu¬
siera del todo mala cara.
¡La luna!... Ustedes juzgarán: Amelia era hija única de un grande de España, ministro y por contera mil Ib na río.
Una vez sola se habían hablado; vi¬
vían en esferas tan diversas que no era
fácil se encontraran, sino por extraordi¬ nario evento, cual el que los hizo cono¬ cerse en un baile dado por el Director á cuyas órdenes servia el padre de Paco en el Ministerio, donde el pobre señor
llevaba treinta años amarrando expe¬
dientes con balduque.
Era el chico lo bastante buen mozo
para que las muchachas, al mirarle, no se fijaran demasiado en la raída trama ni en el corte de quince años atrás de su frac de familia, y tenía Amelia edad y genio que viendo aquello no se entera¬
ban de esto. Bailaron dos ó tres veces,
charlaron por los codos, se miraron mu¬ cho más de lo justo y lo correcto: y aquella noche fue la gran efeméride en la vida de él. Respecto á ella, sería en mí indiscreción imperdonable meterme á escudriñar su corazón de quince años para sacar á plaza mis descubrimientos.
Desde entonces, por cuantos medios tuvo á su alcance procuró él verla con frecuencia, sin conseguirlo sino los do¬ mingos á la entrada y salida de misa.
Cuando Amelia no se iba en coche, se¬
guíala de lejos, sin pretender ser visto, pues el contraste del lujo de ella con la propia modestia deslumbraba y aver¬ gonzaba al pobre Paco. Andando el tiem¬ po averiguó que los sábados, cuyas no¬ ches eran las únicas que él tenía dispo¬ nibles, estaba Amelia abonada á un tea¬
tro, y desde entonces la taquilla de éste se tragó todas las pesetas del estudiante sin perdonar ni una.
Limitóse primero á situarse durante
los entreactos en el rincón más escondi¬
do del patio, acechando la platea de Amelia, pues desde el paraíso, y esti¬ rando el pescuezo, casi hasta dislocarlo, sólo lograba verle.la coronilla; pero co¬ mo indudablemente hay algo que avisa á las mujeres cuando un hombre las mira, disimulo tan grande y tal reserva no evitaron que ia muchacha se entera¬ se de la contemplación, no pareciendo,

á la verdad, desagradarle mucho, si de ello ha de juzgarse por las ojeadas, con que distraídamente y muy de tarde en tarde en un principio, correspondía á ella: apartando asustada sus azules ojos de los negros de Paco al tropezarse las miradas, pero tardando poco en volver á llevarlos dulcemente por el mismo cami¬
no, siendo menor el susto á cada nuevo

tenía, y la apretó aún con mayor fuer¬ za... No, no... Pensaba que gozoso daría
su alimento de una semana entera antes
que ella... Pero no tenía más y aquella desgraciada madre se moría pensando en la muerte de su hijo... Sintió uu im¬ pulso irresistible que nacía muy hondo, y no vaciló ya: sacó la mano, y al dar á la mendiga lo que en ella guardaba,

encuentro.

dijo:

Cuando se encaramaba él al gallinero por empezarse el acto, y una vez insta¬ lado, iba observando que cada día divi¬ saba desde aquellas alturas algo más que el moño de la niña, quien tan pron¬
to volvía la cabeza á un lado como á
otro, ó levantábala hacia los pisos altos cual si buscara algo, dióse cuenta de que tales pesquisas se repetían en el foyer á la salida, hasta una noche que,
al descubrirle escondidito detrás de una
columna, para ocultarse de papá y de mamá, ya supo la muy picara donde había de buscarle las demás, y á donde tenía que enviarle la última sonrisa, pues á tanto llegaban ya las cosas.
No cabe más inocente idilio; sin em¬
bargo, en él hallaba Paco felicidad para siete dia3. Y no se crea fuera ningún

--Sólo tengo eso, hermana-. —Dios se lo pagará y le dará tanta fe¬
licidad como bien me hace.
Cuando, repuesto de su enterneci¬ miento, echó de nuevo á andar, se pre¬ guntó el muchacho adónde iría, si con su única peseta se le habían escapado las miradas y sonrisas de Amelia.
—¡Cómo ha de ser! Tendré que con¬ tentarme con verla al bajarse del coche y cuando suba á él á la salida.
Así lo hizo, pasándose la noche á la intemperie, pataleando, y soplándose los dedos para engañar el frío, y hacerse la ilusión de que así se calentaba pies y manos. Y todo ¿para qué?... Para verla cruzar como una flecha, sin que ella se enterara de que él estaba allí, hecho un sorbete, desafiando pulmonías.

melenudo romántico; pero tenía veinte

* **

años, y sobre todo, aun teniendo cua¬
renta, estaba enamorado.
* **

Tras de mucho luchar, derrochando energías que sostuvo el cariño, los amantes platónicos de antaño, converti¬

j Acicalado y peripuesto cuanto daba dos en esposos hogaño, se sacudían los
de sí su pobre guardarropa; con la pese¬ importunos más pegajosos entre los ta en el bolsillo, y en él la mano, para concurrentes á la gran ceremonia, y en¬ evitar la pérdida del talismán que había traban por primera vez en su casa, jun¬ de darle en tres horas de dicha un mon¬ tos y solos. Una vez dentro, estrechando

tón de felices recuerdos para llenar una semana entera; alegre como unas casta¬
ñuelas, iba nuestro estudiante camino

en sus brazos á Amelia, dijo Paco, cual recordando un sueño muy lejano:
—La mendiga tenía razón; Dios le ha

del teatro, tan preocupado con un solo pensamiento que ni advertía siquiera el horroroso frío de aquella clara noche de luna del mes de Enero, capaz de helar los mismos pensamientos en cabeza me¬

hecho caso.
—¿De qué hablas? ¿Qué es eso?—pre¬ guntó Amelia.
—Que hace ya tiempo, una noche, yendo camino del teatro, di mi única

nos caliente que la suyra. Corría viento suave de Guadarrama, un traidor y sutil cefirillo, muy propio de inviernos ma¬ drileños, donde á docenas venían en¬ vueltas pulmonías; y la gente, encogida

peseta á una infeliz que se moría de hambre; y me quedé siu verte... Por cierto que tú recompensaste mi buena
acción con unos monos de tres semanas,
no mirándome en otros tantos sábados...

y tiritona, arrebujada en capas, abrigos y mantones, apresuraba el paso para es¬ quivar cuanto antes las caricias de aque¬ lla espantosa temperatura.
Al cruzar una bocacalle enfilada al

¿Te acuerdas?... Pues aquella mujer me hizo la profecía de que sería feliz. Ya ves no hice mal cambio: di una peseta, y tú rae diste tu corazón cuando yo aún
no tenía dónde caerme muerto.

Norte, le saludó una ráfaga helada que,

—Eso es mentira, que tú me lo ro¬

colándose por bajo de la capa, le hizo baste. sentir el frío por primera vez desde que

José de El ola.

salió de casa. En el mismo momento,
una joven demacrada y andrajosa, con

AMOR ROBADORA

un niño en los brazos, le atajó el paso,
diciéndolé:
—¡Señorito, una limosna por amor de
Dios!
—Perdone, hermana; no llevo suelto
—contestó Paco.
—¡Que hoy no he comido, señorito!— insistió ella con plañidero tono.
Nuevamente se detuvo el muchacho

Des que ’t viu agenollada dins 1’ esglesia, vora meu, ab ta cara il-luminada, resplandint d’ amor á Deu; tem que á la Verge María cap mes Salve haja ben dit; puig per tu de nit y dia crema una llantia ’n mon pit.

para repetir á la mendiga, que no podía socorrerla; y al mirarla cubierta con un leve vestido de percal, pues el pañuelo de lana, hecho jirones, de que por todo
abrigo disponía, lo había plegado en va¬ rios dobleces para arropar al niño, sin¬ tió en el cuerpo la impresión de aquel frío aún con mayor intensidad que un

Des que ’l foch de ta mirada la meua ánima enalteix, ja no gos en la estelada, ni com primer m’ abelleix:
D‘ un non cel les maravelles
en tes facc'ions recnlls,
la claror de les estrelles
vetx concentrada en tos lilis. *

momento antes; y reparando en que, casi desnuda, la infeliz soportaba los ri¬ gores de aquella glacial noche, le apretó el alma tan dolOrosa compasión que de¬

Des que ’l sol de primavera ton verger fa reflorir, si tu hi ests per jardinera
les flors s’ hi fan avorrir:

generaba en sufrimiento.

Totes me semblan malaltes

—¿De veras no ha comido usted nada en todo el día?— le'preguntó.

al comparar son vermell ab les roses de tes galtes

—¡Por mi hijo, se lo juro! Le juro que

es verdad... Estoy helada; me muero de

hambre y frío...; no podré darle el pe¬

cho; se morirá también el angelito de

mi vida—contestó la pordiosera, dando

diente con diente, sollozando y apretan¬

do á su hijo contra el seno.

Ante aquel infortunio se sintió Paco

trastornado: los ojos se le inundaban de

agua, el corazón se hinchaba hasta lle¬

narle el pecho...

../

y ab tos llabis de clavell...
Donclis ja que axí ’in descamina lo voler que ‘n mi has despert, rescabálam, gentil nina, ab ton cor de lo que pert. Ten compte que'n un sol día
m‘ has robat tres bells tresors:
Madona Santa María, les estrelles y les flors.
f Marian AguilÓ

Se acordó de ia peseta que en la mano '

INVIERNO
Ni un nido en los secos troncos, ni hoja alguna entre las ramas,
ni una brizna de verdura asoma en la dura escarcha.
El sol sus rayos oculta en las nubes apiñadas y blancos cendales cubren
del monte las crestas calvas.
Ni aún las aves de rapiña en los altos picos graznan,
ni en la soledad del llano tímidos corderos balan.
Todo sombras y silencio,
todo miedos y amenazas
que el ronco bramar del viento es sólo lo que no calla.
Imagen es el invierno de nuestra vejez cansada, en que no brilla siquiera un mal rayo de esperanza.
Nieve cubre nuestra frente,
heló el corazón de escarcha
y son nuestras ilusiones hojas que el viento arrebata.
Sólo señales de vida da allá en el fondo del alma
del rugir de las pasiones lá no extinguida borrasca.
Mañana la primavera cubrirá el campo de galas y nuevo nido las aves
harán de las verdes ramas..,
¿Cual será el remoto clima en que hallará ese mañana el qiie hoy de esta vida cruza la más triste y dura etapa?

Siempre que el ruiseñor canta muy claro por la noche, se puede asegurar que el tiempo será bueno durante el día
siguiente.
Lo contrario sucede cuando las ranas
organizan por las noches sus conciertos y las lechuzas revolotean y silban estre¬ pitosamente.
No son únicamente los animales y los pájaros los que señalan á los campesinos los cambios de tiempo. Sí la hoja de la flor permanece seca por la mañana, es buena señal; pero si humedece y adquie^re un color azulino y rosado, puede ase¬ gurarse que lloverá dentro de poco rato. Igual indicación hace la piel de las cribas cuando se aflojan; los haces de hierba, trigo y cebada, pesan más que de ordinario poco antes de llover.
El leñador suele consultar su hacha
como el segador consulta su hoz: cuando el metal está limpio y reluciente, confía en que tendrá buen tiempo; pero si se empaña y el mango se escurre de la ma* no, se dará prisa en recoger la leña y
volverse á su casa.
En el otoño la escarcha blanca señala
lluvia y rosada buen tiempo.
La luna es un barómetro excelente:
cuando está rodeada por un circulo páli¬ do y amarillo, indica lluvia; si es rojo, viento; si brilla pura y luminosa, denota buen tiempo.
Si preguntáis al campesino en q lié li bro ha aprendido todo esto, os responde^rá: «En un libro que está al alcance de
todo el mundo: en el libro de la natura¬
leza.»
La oienoia eontra los piratas

Angel R. Chaves.
Variedades

En algunas de las grandes bahías chi¬ nas sembradas de islas* lugar favorito para los piratas y favorable para el con¬ trabando, los ingleses han comenzado á instalar telégrafos Marconi en los faros>

El barómetro del campesino

para ponerse en comunicación con los
cruceros encargados de perseguir la pi¬
ratería.

En las masías la mayoría de los obje¬
tos se convierten en barómetros.
Entre las aves de corral y palomar, los palominos son los mejores indicadores del tiempo. Cuando se colocan en el te¬ jado ó cubierta de la granja, presentan¬ do el pecho hacia levante, es seguro que va á llover al día siguiente, si es que el

La red misteriosa de las ondas que có^
municarán la presencia y Lis evoluciones de los contrabandistas, permitiendo con¬ centrar todos los parcos dispuestos á perseguirlos, acabará en poco tiempo con aquella plaga característica de las
costas del gran Imperio amarillo.

aguacero no comienza la misma noche. Si entran tarde en el palomar, después de haberse alejado mucho de él, el buen tiempo es seguro. Si pican alrededor de la casa y vuelven pronto al palomar, llo¬ verá dentro de poco rato.
Los pronósticos de las gallinas no son menos ciertos; cuando se revuelcan en el polvo, erizando las plumas, es señal de una próxima tempestad. La misma profecía puede hacerse cuando los gan¬ sos (ocas) se hunden á menudo en el agua batiendo las alas y se persiguen alegremente unos á otros en los estan¬ ques y lagos.
Si en un día espléndido observa el campesino que una vaca lame las pare¬ des del establo, correrá á recoger los forrajes y arreos de cultivo; la vaca la¬ me el salitre que la humedad de la at¬ mósfera hace manar de la pared, y es seguro que lloverá el día siguiente.
Asimismo es segura la lluvia cuando las abejas vuelven á las colmenas antes de ponerse el sol y con poco botín. Igualmente anuncian lluvia inmediata los cuervos cuando despiertan de ma¬

Bromas de las postales
Un dentista americano, coleccionista
de postales, adquirió hace algún tiempo una tarjeta, en la que aparecía fotogra¬ fiada una hermosa joven, luciendo toda su magnífica dentadura.
El dentista, vió en aquel retrato un soberbio anuncio de su clínica, y a! efec¬ to hizo reproducir la fotografía en dos aspectos diferentes: uno con todos sus dientes, tal como el original, y otro con tres dientes de menos. Después escribió bajo del segundo: «Belleza desdentada» y bajo del primero, «Belleza reparada».
Ahora bien; la joven de la tarjeta pos¬
tal resultó ser la célebre artista María
Studhome, la Cual, viéndose tratar de
«belleza desdentada y reparada» con el apoyo de una fotografía, querellóse á los tribunales, que condenaron al original anunciante á pagar 5.000 francos por daños y perjuicios.
Realmente, resulta algo caro á ese pre¬ cio una tarjeta postal.

drugada y graznan más que de cos¬
tumbre.

Fuego que se enciende solo

Por el contrario, cuando las cotorras

madrugan y están muy charlatanas, es El hollín puede arder con sólo expo¬ señal de que por la tarde hará buen nerlo á los rayos del sol; lo mismo suce¬

tiempo.

de con los desperdicios de algodón em¬

Cuando las golondrinas vuelan ro¬ papados en sébo ócon otro aceiteanimal.

zando la tierra, no está lejos la tem¬ El hollín con un poco de aceite ó de

pestad.

agua, bajo ciertas condiciones, arde es¬

Si, por el contrario, alzan el vuelo y pontáneamente. El ácido nítrico y el car¬

desaparecen entre las nubes, puede em¬ bón crean una combustión espontánea-.

prenderse el viaje sin peligro alguno de La tinta de imprenta nueva, puesta so-

mojarse.

, bre el papel y en contacto con un tubo,

8

SÓLLER

vapor, puede arder rápidamente. El ©cei'fce de linaza hervido.y la trementina
partes iguales, arden sobre los desper¬ dicios del algodón en pocas horas, some¬
tidos á lia ealor húmedo.

rio en el primer caso, evitar que descien¬ da á menos de 5 grados, no porque el caballo no pueda soportarla mas baja, sino porque, aun estando cubierto al en¬ trar en el establo, correría mayor riesgo

salvo prueba contraria, en el trabajo por cuenta ajena, y serán castigadas con multas de 1 á 25 pesetas cuando sean individuales; con multas de 25 á 250 pe¬
setas cuando no exceda de diez el núme¬

El consumo de los aceites italianos en Francia ha sido durante el año de 1903
de 2 932.000 kilógramos, mientras que el de los españoles se eleva á 7.617.200 kilógs. por lo que resulta una diferencia

eléctrico en el Molinar. Hostalets. Can
Capas, Vivero, Son Españolet. Son Rapi¬ ña, La Vileta. Son Serra, Bonanova y
Genova, suburbios de Palma.

Las virutas de hierro no deben ser al¬ ■de enfriarse.

ro de operarios que hayan trabajado; y á favor de España de 4.685.200 kiló¬

macenadas en las tiendas en cajas ni con

En una temperatura baja, es esencial si fueren más eon multa equivalente al gramos.

•virutas de madera. Cualquier sustancia para el caballo una cama muy mullida. total de los jornales devengados en do¬ FRUTAS.—La importación de nues¬

Crónica Local

-aceitosa que se filtrase por las ¿tablas y ilegase hasta ellas, podría ocasionar un
incendio. El aceite ó la grasa-que se em¬
plean para las máquinas nunca deben
colocarse cerca de limaduras de hierro,

Mas difícil será evitar el escesivo calor;
será necesario cerrar cuidadosamente en
verano las aberturas que den á la parte del sol, y ventilar tan solo por la parte de la fachada protegida por la sombra,

mingo de manera ilegítima. La primera reincidencia dentro del plazo de un año se castigará con represión pública y multa de 250 pesetas; las ulteriores rein¬ cidencias. dentro de dicho plazo, con

tras frutas en Francia ha sido, durante el mes de Diciembre de 1903, de
18.736.000 kilogramos, que unidos á los 91.153.500 importados en los once pasa, dos meses suman 109.889.500 kilógra¬

Participamos á todos los suscriptores al Sóller en Francia, Bélgica y Suiza que tienen en descubierto la anualidad de

porque esta masa de hierro disgregado dejando penetrar en el establo mucho multas, que podrán ascender hasta el mos, cuyo valor se eleva á 20.822.000 1903, que nuestra agencia en París va á

es suficiente para desarrollar calor y aire por la noche.

duplo de los jornales devengados contra francos. En el mismo mes de 1902 la im¬ librarles letras por el Importe de la sus¬

combustión.
Ganadería
HIGIENE DEL -ESTABLO
La paja de trigo é de avena constitu¬ ye. para el caballo, la mejor cama. Se
necesita cierto talento para formar -una .buena cama, sobre todo cuando-se sufre
escasez de paja; de todos modos, la can¬ tidad mínima que puede emplearse dia- riamente para tabuso- no debe ser menor •‘de 4 o o kilógramos, según fuere mayor
-é menor el caballo. Para ir conservando una buena cama
con la cantidad ínfima de paja, debe
procederse, á ser posible, del siguiente cmodo: por la mañana se ata corto el ca.bailo, y en lugar alto, junto al pesebre,
¿se levanta la paja, y se separan las par¬ tes que haya en olla de excrementos; cuando la porción húmeda no está muy
súcia, se procura que se seque en el in¬
terior del establo. Después de esta opera¬
ción, se deja pasar generalmente al ca¬ ballo, y luego se extiende de nuevo la cama, cubriéndola con un poco de paja fresca; porque es preciso cuidar de re¬ servar al menos, la mitad de la ración
para la noche, ya que los caballos se
ochan con mayor gusto sobre una cama
seca, que deje exhalar el buen olor de paja fresca, que sobre una cama húme¬
da y llena de miasmas. Para levantar la cama, operación que
¿conviene practicar de vez en cuando du¬ rante el día (sobre todo si el caballo la -aplasta echándose), es preciso emplear con preferencia horquillas de madera, porque resulta siempre imprudente re¬
currir á instrumentos de hierro y permi¬ tir sobre todo que los use el personal doméstico. Evítese especialmente duran¬ te el día que el caballo permanezca so¬
bre los excrementos.
Será útil extender la eama destinada á las burras, algo separada, para evitar
que las salpiquen con orines; muchas de
ellas orinan con dificultad por el temor
fie mojar la cama. También puede apli¬
carse dicha recomendación de colocar la cama á alguna distancia de las patas tra¬ jeras á los caballos, porque muchos de
.ellos se apoyan con gran fuerza al ori/nar; si colocasen, pues, las patas fuera
fie la cama, en suelo enladrillado ó em¬
baldosado, podrían resbalar y laati-
smarse.
Algunas esterillas, que se lavarán y
secarán á lo menos una vez por semana,
contribuirán á sostener en su lugar las camas del ganado y adornarán el es¬
tablo.
Cada quince días ó cada tres semanas fieberán reemplazarse totalmente las ca¬ mas; el suelo y.el comedero se rascarán con cuidado, lavándolo y desinfectándo¬
lo todo con una solución desinfectante.
Inútil es observar que para establecer después de dicha operación una cama conveniente, se necesita más paja quede

La ventilación de los establos se veri¬

ficará especialmente en ausencia de los

caballos, con rapidez, y por medio de

corrientes de aire en invierno y durante

el rigor del estío, para que la tempera¬

321.°turanodesciendademasiadoenelpri¬
mer caso, y para evitar sobre todo la excesiva invasión de moscas, en el se¬ gún do.
Si es esencial cuidar de que sea buena la ventilación, no menos útil será puri¬ ficar del mejor modo posible el aire de los establos. Para lograrlo, precisa regar amenudo la porción descubierta del sue¬ lo con una ligera solución desinfectante.
También será conveniente verter cada dos ó tres días un cubo de agua con
igual ingrediente,H3n los conductos que
conducen los orines al exterior.
Ct. Stiegelmann

Actualidades

PROYECTO DE LEY

EL DESCANSO DOMINICAL

Ho aquí el dictámen aprobado en el
Senado, referente al descanso domini¬

cal:

s

«Artículo l.° Queda prohibido en do¬ mingo el trabajo material por cuenta ajena, y el que se efectúe con publicidad por cuenta propia, en fábricas, talleres, almacenes, tiendas, comercios fijos ó ambulantes, minas, canteras, puertos, transportes, explotaciones de obras pú¬ blicas. construcciones, reparaciones, de¬ moliciones. faenas agrícolas ó forestales, establecimientos ó servicios dependien¬ tes del Estado, la provincia ó al Munici¬

pio, y demás ocupaciones análogas á las mencionadas, sin más excepciones que las expresadas en esta ley y el regla¬ mento que se dictará para cumplirla.
Los obreros que se empleen en traba¬ jos continuos ó eventuales, permitidos en domingo por excepción, serán los estrictamente necesarios, trabajarán tan solo durante las horas que señale el re¬ glamento como indispensables para sal¬ var el motivo de la excepción, y no po¬ drán ser empleados por toda la jornada dos domingos consecutivos.
La jornada entera que cada cual de ellos hubiere trabajado en domingo se
le restituirá durante la semana.

Ninguna excepción será aplicable á

mujeres ni á menores de dieciocho años. Se otorgará al operario á quien uo co¬
rresponda descansar en domingo ó día festivo el tiempo necesario para el cum¬

plimiento de sus deberes religiosos. Art. 2.° Se exceptúan de la prohibi¬
ción:

Lob trabajos que no sean suscep¬ tibles de interrupciones, por la índole de

las necesidades que satisfacen, son mo¬

tivo de carácter técnico ó por razones

que determinen grave perjuicio al inte¬

rés público ó á la misma industria, se¬

gún especificación que el reglamento

II..486851laley. Conocerán de estas infracciones las a u tori d a d es gu ber n a ti v as.
El importe de las multas se destinará á fines benéficos y de socorro para la clase obrera del .modo que el reglamen¬
to determine.
Será pública la acción para corregir ó castigar dichas infracciones.
Art. 6.° El reglamento para la ejecu¬ ción de esta ley será redactado y puesto en vigor en el plazo máximo de seis me¬ ses, á contar desde el día. de la promul¬ gación de la misma.
El Instituto de Deformas Sociales en
pleno será oído sobre la formación y las ulteriores modificaciones del reglamento.
Articulo adicional
Para todos los efectos de esta ley se entenderá que el domingo empieza á
contarse desde las doce de la noche del
sábado y termina á igual hora del día siguiente, siendo, por consiguiente de
veinticuatro horas de duráción el des¬
canso.»
ESTADÍSTICA COMPARATIVA
de la importación Agrícola Española á Francia
en Diciembre de 1903.
VINOS.—Durante el pasado Diciem¬ bre España ha enviado á Francia, por las diferentes aduanas de la República
'SIS.919 hectólitros de vinos ordinarios y
15.789 de licor, que suman en conjunto 229.708 hectólitros. En igual mes de 1902 nuestra importación fué de 74.664 hectólitros, lo que hace una diferencia á
favor de Diciembre de 1903 de 155.044 hectólitros.
El consumo francés ha sido durante este último mes de 188.503 hectólitros,
que unidos á los 850.767 de los once pa¬
sados meses, suman 1.039.270 hects. va¬ lorados en 38.691.000 francos.
Por tanto desde l.° de Enero á 31 de
Diciembre del pasado año, la importación
de nuestros vinos en Francia ha sido de
hects. contra 908.201 que im¬ portamos en igual tiempo del año ante¬ rior, por lo que resulta una diferencia á
favor del año de 1903 de 540.240 hectó¬ litros.
Italia, durante el citado mes de este
año, ha importado 28.408 hects, contra 12.503 que envió en igual rnes de 1902.
Al consumo francés han pasado duran¬
te los doce meses del año último 81.515
hectólitros de vinos italianos; mientras que el de los españoles, como hemos
dicho asciende á 1.039.270 hectólitros.
Argélia ha importado á Francia en el
mismo mes de diciembre 717.711 hects.
de vinos ordinarios y 10.946 de mostos frescos concentrados y mistelas.
Túnez ha importado en igual mes
14 332 hectólitros.
De otros países se han importado
15.253 hectólitros de vinos ordinarios y
de vinos de licor y mistelas. OEiTTHí.—Por este puerto han veni¬ do de España desde el l.° de Enero al 31

portación foé de 16.940.400 kilóg.; re¬
saltando una diferencia en favor de di¬
ciembre de 1903 de 1.795.600 kilóg. LEGUMBRES (verdes y secas).—Su
importación ha sido durante el mes de Diciembre de 1903, de 155.600 kilógra¬ mos, que unidos á los 15.059.900 impor¬ tados los once .primeros meses, suman 15.201.500 kilógramos, valorados en
1.799.000 francos. AZAFRAN.—En el mismo mes de Di¬
ciembre han entrado en Francia 6.500
kilógramos de azafrán, que unidos á los 65.300 que llegaron en los once pasados meses, hacen un total de 71.800 kilógra¬
mos valorados en 4.308.000 francos.
En resumen de los datos que acabamos de consignar se desprende que compara¬ da nuestra importación de 1903 con la de 1902, resulta: que en vinos hemos au¬ mentado 540.240 hectólitros; en frutas 22.187.900 kilogramos; en legumbres 2.342.700 kilóg.; y en aceites hemos dis¬ minuido 1.304.200 kilógramos.
El valor total de todos los productos españoles importados en Francia,duran¬
te el año de 1903, se eleva á 169.448.000
frs y el de los productos franceses ex¬ portados á España asciende á 122.840.000, resultando un beneficio á favor de Espa¬
ña de 46.648.000 frs.
Crónica Balear
En la villa de Santañy en la noche del
9 al 10. ocurrió un suceso horrible: un
joven se suicidó disparándose primero dos tiros de revólver y después, viendo que tan solo estaba herido levemente, se arrojó dentro de la cisterna de su ca¬ sa. Todo esto lo consumó á presencia de
su anciana madre, la cual hizo esfuerzos
sobrehumanos para impedir que su hijo consumara sus propósitos, lo cual no pudo evitar.
Aquella anciana, en medio de su de¬ sesperación, pidió socorro, acudiendo enseguida varios vecinos, los cuales ex¬ trajeron de la' cisterna el cadáver del suicida. Este padecía de enagenación mental, era vecino de aquella villa y
llamábase Lucas Vidal Grimalt, de 32
años de edad y de estado soltero.
En el mercado celebrado en Sineu, el
miércoles último, el precio del trigo fué de 18 pesetas la cuartera y de 18’5o pese¬
tas el del candeal.
La Gaceta de Madrid del jueves publi¬ ca una Real orden disponiendo que co¬ mienzo á funcionar el día 20 del actual, el Juzgado de primera instancia del dis¬ trito de la Lonja de Palma.
El señor Gobernador Civil de la pro¬
vincia,xha publicado una circular previ¬
niendo á los Alcaldes, Presidentes de las Juntas locales de Primera enseñanza,
que deben dar las órdenes oportunas á los médicos titulares para que verifiquen
las visitas mensuales á las escuelas ofi¬

cripción á nuestro semanario, esperando
se servirán reservar buena acogida á di¬ chas letras. El Administrador,
OTRA OBRA DE -RÜSIÍÍ0L
Rusiñol acaba de añadir una obra más
á la lista de las muchas que lleva escri¬ tas. El corresponsal en ésta de nuestro colega La Almudaina da euenta, en su última crónica, de la lectura que les hizo su autor, en agradable tertulia, de La nit d1 amor, drama lírico en un acte. He ahí lo que dice nuestro querido compa¬ ñero refiriéndose á la última producción del insigne artista:
«En mi vida he conocido á un hombre
más emprendedor y activo que el infati¬ gable Rusiñol; es un verdadero obrero del trabajo, que reparte las 24 horas del día, en dos mitades iguales, la primera para el descanso y sustento de su cuerpo y la segunda para el trabajo manual ó intelectual. Es uua máquina en continua actividad, pues si el día se presenta her¬ moso y espléndido lo aprovecha para trasladar al lienzo las bellezas panorᬠmicas del valle, y si desapacible ó ven¬ toso, como han sido la casi mayoría del presente invierno, emborrona cuartillas que á la postre le resultan dramas pre¬ ciosísimos. El último de «sta clase, aca¬ bado de sacar del horno, que es, como si digéramos, vivito y coleando, nos lo leyó el jueves último en casa del farma¬ céutico señor Torrens y debemos decir muy alto que pocas veces, ó mejor dicho, ninguna, liemos pasado una velada tan
á gusto como los % ó 30 minutos que
duró la lectura de La nit d amor, drama lírico en un acto, original del renombra¬ do escritor, con música del maestro Mo¬
rera.
Las primeras escenas del drama están
basadas sobre el artículo de idéntico le¬
ma publicado hace años en un libro del mismo autor, titulado El Poblé Gris, y ios protagonistas son el Abuelo, Teresa, el Heredero, el Desconocido ó sea el con¬ trabandista y un glosador, versaire como le llaman en catalán, oriundo como se ve, según su charla, de una hermosa isla bañada por las azules ondas del Medite¬
rráneo.
La acción que pasa precisamente la noche de San Juan, puede desarrollarse en cualquier punto del globo, en donde haya un simpático vejete que, una vez al año, ó sea ochenta veces en su vida, haya sentido siempre, en noche como aquella, la nostalgia d«l amor; un hijo de éste de gesto huraño, que en todas oca¬ siones muestra siempre empeño en saber
la verdad, no acordándose de otra cosa
que de trabajar la tierra y amontonar trigo en los graneros, y sin cuidarse poco ni mucho de su esposa Teresa, jo¬

costu mbre.

hará de unos y otros.

de Diciembre de 1903. 70.135 hectólitros ciales y no oficiales de sus respectivos ven soñadora que, pensando en un tro¬

No soy partidario de emplear única¬

Los trabajos de reparación ó lim¬ de vinos ordinario y 1.148 de licor y términos municipales á que les obliga el vador desconocido, cae por fin en los

mente la turba para cama, aun cuando pieza indispensables para no interrum¬ mistelas. De estos y de los existentes en Real decreto de 4 de Septiembre de 1902. brazos de éste, embelesada por las dulces

tiene la ventaja de absorber mejor los orines y de exhalar menos olor que el estiércol de paja: presenta, sobre todo en verano, el gran inconveniente de le¬ vantar mucho polvo. Considero, pues, que la turba solo debe utilizarse para el
fondo de la cama, ó como medio curati¬
vo de los caballos atacados de ciertas
afecciones en los cascos; pero nuuca de¬ be olvidarse que la superficie de una buena cama ha de estar cubierta con una
buena capa de paja. La ventilación de los establos influye

pir con ellos las faenas de la semana en
establecimientos industriales.
Loa trabajos que eventualmente sean perentorios por inminencia de daño, por accidentes naturales ó por otras cir¬
cunstancias transitorias que sea menes¬
ter aprovechar, mediante permiso do la autoridad gubernativa local, cuya con¬ cesión normalizará el reglamento.
Art. 3.° Carecerá de fuerza civil obli¬
gar toda estipulación contraria á las prohibiciones de trabajo estatuidas por esta ley, aunque el pacto haya precedido

Entrepot han pasudo al consumo 74.497
hectólitros.
ACEITES.—Durante el mes de Diciem¬
bre han llegado de nuestra nación 823.000 kilogramos de aceite, que uni¬ dos á los 15.100.900 llegados en los once pasados meses suman 15.923.900 kilógrarnos. En el mismo mes de 19q2 im¬ portamos 1.672.900 kilógramos. ó sean 849.900 kilos mas que en el citado Di¬
ciembre de 1903. En los doce meses de
1902 nosotros importamos 17.228.100, ó sean 1.304.200 mas que en los doce de

Leemos que en Palma y sus afueras existe una verdadera epidemia de saram¬ pión. siendo su contacto directo.
Quiera Dios no nos visite esta enfer¬ medad que tantas víctimas causó en este pueblo hará cosa de dos años.
Con motivo de la inauguración del
monumento al invicto caudillo General
Vara de Rey, se celebrarán en íbiza. á últimos de Junio y primeros de Julio, muchos y variados festejos.

y fascinadoras palabras que el contra¬
bandista ha logrado infiltrar en el cora¬ zón de la inesperta casada.
La trama de la obra delicadamente
urdida, á la perfección dibujada, y sal¬ picada con aquellos chistes de oro de ley que, solo el señor Rusiñol sabe entrela¬
zar en sus escritos, llega al punto más culminante, ó sea el dúo entre Teresa y el Desconocido, entre raudales de finísi¬
ma poesía, impregnada de vapores fan¬
tásticos que se ciernen por los aires,

considerablemente en la salud delosanjr á su promulgación.

1903.

hasta que desaparece la somnolencia y

males; debe ser, en lo posible, perma¬ nente, sin que no obstante se establez¬
can corrientes de aire.
La temperatura de un establo debe conservarse aproximadamente al mismo grado que la que reine en el exterior; la mejor es la que oscila entre 8 y 15 grafios. Duraule los fríos rigurosos y los grandes calores, surgirán algunas difi¬ cultades para conservar una temperatu¬

Art. 4.° Los acuerdos legítimamente adoptados, según estatutos de gremios ó Asociaciones que tengan existencia jurídica podrán normalizar el descanso que esta ley preceptúa, y también po¬ drán ampliarlo, con tal que no entor¬ pezcan ó perturben el trabajo ni el des¬ canso de otros operarios, según el siste¬
ma de cada industria.
Art. 5.° Las infracciones de esta ley

El consumo do nuestros aceites en es¬ ta nación durante el mes de Diciembre,
ha sido do 436.500 kilógramos que uni¬
dos á los 7.180.700 consumidos en los
once primeros meses, suman 7.617.200 kilóg. cuyo valor se estima en 6.322.000
francos.
Italia, durante el citado mes ha im¬ portado 444.000 kilógramos, que unidos á 5.059.600 de los once primeros meses,

Ha sido habido el presunto autor del asesinato cometido en Cas Co/icos (Felunitx) el día 2 del actual. Es un sujeto
de 20 años de edad, soltero, de malos
antecedentes y licenciado de presidio.
D, José de Ibarra, consejero gerente de la Compañía Mallorquína de Electri¬ cidad, ha presentado en el Gobierno ci¬
vil una instancia solicitando la autoriza¬

se llega á la realidad, en forma de un trueno gordo, el marido ultrajado, que
por haber preteudido siempre conocer, á
fondo, la verdad pura y desnuda, muere á manos del traidor que en mal hora
supo robarle honor y gloria. Si se nos
preguntase cual es el personaje más im¬
portante de la obra, tal vez no sabríamos responder con acierto, pero oblaríamos

ra couveuieute; pero siempre es uecesa- se presumirán imputables al patrono, hacen un total do 5.503.600 kilógs.

ción necesaria para instalar el alumbrado por L avi, no por ser el tipo ruás roalis-

SÓLLER

3

ta, sino por encarnar en los que, como , bien ha durado unos meses, no ha sido

él, ya peinamos canas, nuestro modo de tan larga como hubiéramos deseado. La

ser y de pensar.

despedida tuvo lugar el domingo último

Hay cuatro ó cinco coros de mucha¬ en la preciosa finca denominada Son Ro¬

chas, de segadores etc., que desde luego drigo., propiedad de D. Damián Orell, y

y solo por correr la música á cargo del punto situado al S. O. desde donde se
Maestro Morera, aseguramos serán oí¬ abarcan las mejores vistas panorámicas

dos con gusto. En resumen: La nit d’ de toda la comarca. Allí fué en donde,

amor aunque de índole distinta de L' héroe vários de los muchos y buenos amigos,

y El Mistich lo colocamos á mayor altu¬ con que cuenta en la localidad, tuvieron
ra que estos hermosos dramas; creemos á bien obsequiarle con un sencillo -al¬

que supera á la Alegría que pasa y con¬ muerzo, sabiamente aderezado por una

fiamos en que su estreno será un aconte¬ modesta cocinera, cuyo nombre nos ca¬

cimiento que tendrá que señalarse con llamos. Durante la comida reinó la más

piedra blanca.»

franca y cordial alegría y al descorchar¬

se el Champagne el activísimo Notario

Debido á una ligera indisposición que sufrió nuestro querido amigo y colabo rador el Rdo. Sr. D. José Rufián Pbro., tuvo que suspenderse la anunciada con¬

D. Pedro Aleo-ver inició los brindis y
parodiando aquellas célebres frases de
que
el que bien quiere, nunca olvida

ferencia que debía de tener lugar en el Sindicato Agrícola Sollerense el domingo próximo pasado por la tarde.
Se nos dice que esta sociedad trata de celebrar exposiciones permanentes de
productos agrícolas, á fin de atraerse el
concurso de los agricultores de este valle, que como siempre permanecen en la más desconsoladora apatía.

dijo, que si los triunfos escénicos y pic¬
tóricos no habían conseguido, en lo mas mínimo, entibiar el afecto y cariño que el Sr. Rusiñol había sentido siempre por la Roqueta y en especial para el valle encantado, ménos lo conseguirán ahora que ha creado numerosos vínculos de amistad, y ha tomado, como si dijéramos,
carta de naturaleza entre nosotros. Brin¬

Digna de aplauso nos parece la idea, pero dudamos de su éxito, pues conoce¬ mos el paño. Dios quiera nos equivo¬

dó después el médico Sr. Serra, y cual el Sr. Alcover fué también muy aplau¬ dido. Siguieron después los Sres. Morell,

quemos.

Pastor, Pizá, Oliver, Deyá, Forteza, Ca¬

El individuo que resultó herido en di versas partes del cuerpo, en una reyerta que sostuvo con otro sujeto el martes de la anterior semana, y de cuyo hecho en¬ teramos á nuestros lectores, parece que

ñáis y Orell, brindando el último de todos el farmacéutico Sr. Torrens que lo hizo en verso, y contra su voluntad, nos hemos procurado una cópia que dice así:
'AL ABC El SANTIAGO RUSIlOL

ya se halla totalmente restablecido, de lo cual nos alegramos. Su cura ha estado
al cuidado del médico titular D. Juan
Marqués y de nuestro amigo el Decano 'de los Módicos y Director de Sanidad Marítima, D. Andrés Pastor y Oliver.

Si en aquest mon teñe de viure, Al valí florit, vuy está; Si en el mon, es forsat riure, Vuy riure, beure y canta.
Si el riure es fá necesari,
Y, al mal, el cura es plorá,

Todos los fenómenos atmosféricos que se han venido desarrollando en el pre¬
sente invierno, todos, sin escepción, han pecado por esceso, pues su constancia, en el bien ó el mal, ha sido de larga du¬ ración. La prueba de ello, la hemos teni-
>do de manifiesto desde Noviembre del
año último; empezó por conjugarse el tema de Santa Bibiana, y hasta que hubo

Vuy beure, riure y canta Fins qu‘ el baúl m‘ amortái Y m’ hen portin á enterra.
Y perque no tot consistesque En riure, beure y cantá, Brind..... á 1’ amic qu’ aquí está Son rétorn, mos consedesque, Mes prest avuy que demá.
Jaumk Torrens.
El Sr. Torrens fué muy felicitado, y

'llovido cuarenta días y muchísimo más el Sr. Rusiñol, resumiendo los brindis,

de una semana, no cesó de caer agua; prometió que antes de Abril próximo, en

A esto sucedió la nieve, y los resultados cuya fecha debe estar en París, regresará

los hemos estado disfrutando hasta el al florido valle para dar un fuerte abra¬

.sábado último en qua empezó á soplar un zo de despedida á los buenos amigos que

viento S. algo cálido y algo molesto que deja en Sóller y de los que, hasta la eter¬

aumentó su furia en los días posteriores, nidad, se acordará de ellos.

hasta el martes y sobre todo el miércoles -en que llegó á ser huracanado, tronchan¬ do infinidad de ramas, arrancando árbo¬ les de cuajo y tirando por el suelo mas

Continúa amarrado en nuestro puerto, mientras se esperan satisfactorias ofer¬ tas, el lindo vapor León de Oro.

de una mitad de la cosecha de naranjas, que antes ya había sido mermada por las devastadoras plagas del cocus y del gra¬
il izo.
Invierno de resultados funestos habrá
.sido el actual para los moradores de

No obstante el vendabal que soplaba durante el martes, fueron muchas las personas que se trasladaron al puerto,
con motivo de ser la fiesta de Santa
A polonia mártir, abogada contra el do¬
lor de muelas.

•nuestra comarca; quiera el cielo, en cam¬ ino, que resulte provechoso para los de¬ más habitantes de nuestra estimada isla.

En la iglesia de Sta. Catalina, donde aquella santa se venera, se celebró oficio, con música y sermón por D. Antonio

Juan Garau Pbro. cuyo acto vióse muy El amigo Santiago Rusiñol se ha mar¬ concurrid© de fieles.
chado de entre nosotros; su estancia, si

Hace algunas semanas se presentó en una casa de Orient un perro de caza con
manchas color chocolate en diferentes
partes del cuerpo. Se nos dice que será entregado al que
acredite ser su dueño.
En la sesión ordinaria celebrada el do¬
mingo por la mañana, la Junta de Go¬
bierno de la «Marítima Sollerense»
nombró capitán del vapor Villa de Sóller á D. Domingo Picorneli, quien, desde la botadura del buque, desempeñaba el car¬ go de piloto á satisfacción de todos.
Estamos en pleno Carnaval. Nos lo dicen, no los mascarones que se ven de día por estas calles, sino las cándidas mascaritas que por la noche y en banda¬ das, cual las palomas, van recorriendo los salones de baile y casas particulares, y el bullicio que se nota durante las ve¬ ladas por el centro de la población.
La gente jóven se divierte, principal¬
mente en esas salas, que se ven muy con¬ curridas, no solo de gente moza, sino que también de algunas, con ó sin dis¬ fraz, de edad caduca.
¡Cosas del tiempo!
A caba de publicarse el balance marí¬
timo balear de 1903. De el entresacamos
algunas notas que hacen referencia al puerto de Sóller:
Resulta que el comercio cou el extran¬ jero fué el siguiente: entraron tres vapo¬
res con 1.888 toneladas de carbón mine¬
ral, y salieron, en 39 vapores y 10 veleros, 586 toneladas de naranjas, 158 de limones, 46 de algarrobas y 44 de hi¬
gos secos.
El comercio de cabotaje fué éste: en 27 vapores y 46 veleros entraron 2.547 toneladas, principalmente de trigo, algo¬ dón hilado, harina, maderas, vino, salva¬ do, cebada, piedras para construcción, carbón mineral, azúcar y hierro.
Salieron eu 34 vapores y 35 veleros 1.312 toneladas de cemento, tejidos (234), madera, embutidos, limones, naranjas y
corteza.
La recaudación total en esta aduana fué de 10.730 pesetas.
Conforme previenen las vigentes leyes, miñana domingo se efectuará el sorteo de los mozos comprendidos en el reem¬ plazo de 1904.
El acto, que comenzará á las siete, teudrá lugar, como de costumbre, en el
ancho ventanal del entresuelo de la Casa
Consistorial, ó sea eu la misma oficina
de la Administración Central de consu¬
mos de esta villa.
Eu el próximo número publicaremos
la lista de los mozos sorteados con ex¬
presión del número que les habrá corres¬ pondido.
En la mañana de ayer rindió viaje en nuestro puerto, procedente de Gette y Barcelona, el vapor de esta matrícula Villa de Sóller, habiendo sido portador de varios pasajeros y carga general.
Para los mismos puntos saldrá dicho buque esta noche, llevándose gran can¬ tidad de naranjas, limones y otros efec¬
tos.

Esta mañana, á las ocho y cuarto, ha fallecido repentinamente D. José Colom y Deyá, conocido maestro carpinte¬
ro establecido en la calle del Viento.
Descanse en paz el alma del finado y reciba su familia nuestro sentido pé¬
same.
AYUNTAMIENTO
Sesión del día 6 Febrero 1904
La presidió el Alcalde señor Joy, y asistieron á ella, convocados por segun¬ da vez, los Concejales señores Mora, Escalas, Castafler, Joy (J. J.), Colon», Puig, Morell y Estades.
Fué leída y aprobada el acta de la
sesión anterior. Dióse lectura á listas de los contribu¬
yentes formadas para cada una de las secciones en que se dividió este término municipal, los que tienen derecho á con¬ currir á los sorteos que se han de cele¬ brar para determinar los vooales que han de formar parte de la Junta Municipal en el corriente ejercicio y fueron aproba das, dándose luego cumplimiento al artí¬ culo 68 de la ley municipal vigente.
A propuesta del señor Presideute la Corporación acordó adquirir, previo jus¬ tiprecio, uua pequeña parcela de terreno
de la finca denominada Can Gameta lindante con el camino denominado de
Son Pons ó travesía del Convento, para dar mayor latitud á dicho camino, con cuya enajenación se hallan conformes sus actuales propietarios. Al propio tiempo se acordó que la Comisión de Obras es¬ tudie los medios de dar á aquella parte del expresado camino la latitud proyec¬ tada, ensanchándolo por el lado opuesto al eu que se proyecta la reforma.
Se dió cuenta de la distribución de
fondos por capítulos formada por la Con¬ taduría para satisfacer las obligaciones del presente mes.
A petición del Sr. Escalas, la Corpo¬
ración acordó concederle licencia ilimi¬
tada para ausentarse de esta población y pasar al Extranjero.
No habiendo otros asuntos de que tra¬
tar se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana domingo, día 14, sa dará principio á la
solemne Oración de Cuarenta-horas en
obsequio del Sagrado Corazón de Jesús, siendo la Exposición á las seis, seguida de misa matinal. A las siete y media, se celebrará Misa de comunión general. A las nueve y media, se cantarán Horas y la Misa mayor cou música y sermón por el Rdo. Sr. Cura Arcipreste. A la tarde, los actos de coro; y al anochecer, se dará principio á un solemne Triduo cou ser¬ món por el Rdo. Sr. D. José Pastor, Vi¬
cario.
Lunes, día 15.—Exposición á las"seis y media con Misa matinal. Por la tarde, los actos de coro; y al anochecer, conti¬
nuación del Triduo.
Martes, día 16.—A las seis y media, exposición y Misa matinal. A las siete, se celebrará el ejercicio mensual en ho-

ñor de la Virgen del Carmen. A las nue¬ ve y media, Horas y la Misa mayor con sermón. Al anochecer, conclusión del Triduo, procesión, Te Deuin y la Re¬
serva.
Miércoles, día 17.—A las nueve, se rezarán las Horas menores y después será trasladada procesionalmente la efi¬ gie de la Preciosa Sangre de Jesucristo desde el oratorio del Hospital á la parro¬ quial iglesia. Acto seguido, se verificará la ceremonia de la bendición ó imposi¬ ción de ceniza; después de la cual, se celebi’ará la Misa conventual, eu sufragio de los que pertenecieron ul Apostolado de la Oración y al Día feliz, terminando con los nueve responsorios del Oficio de difuot.js, en sufragio de las Almas del Purgatorio. Al anochecer, habrá sermón cuaresmal, que pronunciará el Rdo. se¬ ñor D. Juan Pon, Pbro.
Viernes, dia 19.—A las seis y media, tendrá lugar el ejercicio mensual en
honra del Patriarca San José. Al ano¬
checer, se dai á principio al devoto quin¬ cenario en obsequio de la Preciosa San¬ gre de Nuestro Señor Jesucristo con ser¬ món por el mencionado Pbro. D. Juan
Pon.
En el oratorio de las Hermanas de la
Caridad.—Mañana domingo, á las cua¬ tro de la tarde, se celebrará el piadoso ejercicio de la Buena Muelle en honor
del Santo Cristo de la Salud.
Registro Civil
Nacimientos. Varones 3.—Hembras 2.—Total 5
Matrimonios
Ninguno.
Defunciones
Dia 12.— D a María Oliver Bernat, do 76 años, viuda, calle de Moragues.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 6.—De Palma, en 1 dia, laúd In¬ ternacional, de 19 ton., pat. D. A. Balmes, con 6 mar. y carbonilla.
Dia 12.—De Barcelona, en 10 horas, vapor Villa de Sóller, de 190 ton., capi¬ tán D. J. Cali, con 14 mar. y efectos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 8.—Para Alcudia, laúd Interna¬ cional, de 19 ton., pat. D. A. Balmes,
con 6 mar. y cemento.
Dia 11.—Para Felanitx, laúd S. José, de 38 ton., pat. I). J. Mayol, con 5 ma¬ rineros y lastre.
Dia 3.—Para Barcelona, vapor Villa de Sóller, de 190 ton., cap. D. Domingo Picorneli, con 14 mar., pas. y efectos.
En cumplimiento de lo que previene
el artículo 15 de los estatutos porque se
rige esta sociedad, la Junta de Gobierno
de la misma ha acordado convocar á la
General Ordinaria para el dia catorce de Febrero próximo, á las once de la maña¬ na, en el local que ocupan las oficinas de Asociación calle de Buen Año núm. 6.
Y á tenor de lo que previene el artícu¬ lo 20 de dichos estatutos, los accionistas deberán depositar sus acciones con vein¬ te y cuatro horas de anticipación á la señalada, en las oficinas de esta Socie¬ dad, y recoger al mismo tiempo su co¬ rrespondiente papeleta de asistencia.
Sóller 25 Enero de 1904.—Por la So¬
ciedad El Gas.—El Director Gerente, F. Crespí Morell,

(20) FOMJETÍL5Í

estaba de granel ténue, es decir, de toda gala.

LA VÍRGEN DE LAS LILAS

Y era esto verdad; más que una ancia¬ na, parecía la Condesa una jóven dama vestida de corte, brillando con todo el

esplendor de la belleza y del talento y

ostentando su hermosa cabeza empol¬ El tipo de la madre buena no varía vada.

jamás. Sin embargo, la madre de Eugenio
llegaba, según ya he dicho, hasta el idealismo de la perfección.
Aun era hermosa; su talle, dotado de una elasticidad, de una elegancia supre¬ ma, estaba admirablemente dibujado por su vestido de glasé aplomado, de hechura lisa y de larga falda.
Cubría sus cabellos ese velo gris-pla¬ ta, producto de lo abundante de las ca¬ nas, y que da á las cabezas el noble aspecto que ostentan cuando están lige¬ ramente empolvadas, porque aun que¬ dan bajo él grandes masas de cabellos,

La blancura algo trigueña de su ros¬ tro estaba animada por un débil sonro¬ sado; sus ojos oscuros eran tan grandes, tan luminosos, tan dulces, que aun re¬ flejaban el mundo del pensamiento y todos ios goces de la sensibilidad del co¬ razón; al ver aquellos ojos, adivinaba que su poseedora tenia un escogido y poético organismo.
El sol debía ser la alegría de aquella mujer y el canto de un ave ó el perfu¬ me de una flor, una de sus mayores de¬
licias.
Llevaba cuello y puños de encaje blan¬

oscuros.

co. y una cadenita de oro muy delgada,

Las mujeres viejas, acartonadas y re¬ de la cual pendía un reloj oculto eu su

pugnantes, envidiosa de la exquisita seno.

gracia de la Condesa, de aquella beldad Su hijo tenía, como ella, elevada la

que aun brillaba como la rosa entre nie¬ estatura, oscuros los ojos y negras las

ve. decían, aludiendo á su nevada cabe¬ cejas; sus facciones eran finas y correc¬

llera, tan fina, tan suave, tan vaporosa, tas; su aire distinguido; y al verle, ni se

tan bella, decían, repito, que siempre le deseaba más hermoso, ni se le conee-

bía de otro modo, para cautivar el áni¬
mo de cuantos le conocían.
Ardía el pensamiento en el leve plie¬ gue que se advertía entre sus cejas; y su
alma entera se exhalaba en las inflexio¬
nes de su voz metálica, ya opaca y agi¬ tada, ya vibrante y dulce.
A la sazón, madre é hijo se hallaban en la habitación de la primera.
Esta era elegante, como todo aquello que pertenecía á la Condesa, pero seria en sus adornos, según correspondía á su
edad.
La tapicería, de color de violeta, era igual á los muebles de caoba tallada; espejos encerrados en marcos de plata se elevaban entre las cortinas, y en cada mesa exhalaba sus perfumes un enorme ramo de flores, colocado en un jarrón de
la China.
El Conde vestía con esmero: criado por su madre con la mayor ternura, pero
también con la más delicada y suscepti¬ ble dignidad, respetaba en ella la mujer en general.
Su traje, de confianza, manifestaba que su toilette había sido hecha exclusi¬ vamente para pasar la noche cou su ma¬ dre y que uo pensaba salir.
—Eugenio—decía la Condesa, conti¬
nuando una conversación ya empeza-

da,—tú estás triste hace días, preocu¬
pado... y quiero saber la causa de tu
pena.
—Madre mía—repuso el Conde,—te aseguro que te engañas... ¡soy feliz!
—¿Qué he hecho para perder tu con¬ fianza?—preguntó á su hijo la Condesa con un acento de tierno reproche.
—¡Ah, madre de mi alma!—exclamó Eugenio estrechando las manos de la Condesa;—hablarme así, es obligarme á que te lo cuente todo... y ¡lo siento!
—¿Lo sientes? -¡Sí! — Pero ¿por qué? ¿qué es ello? —Casi nada, madre mía; cuidados de solteros... amoríos... cuya relación temo te fatigue ó te moleste.
Las facciones de la Condesa tomaron,
al oir las palabras de su hijo, una expre¬
sión de melancólica seriedad.
—¿Lo ves, madre mía?—dijo el Conde; —ya te enfadas, y al verte así, se acaba
mi valor.
— Eugenio—repuso su madre con tris¬ teza,—algo sé, y no quiero ocultártelo, de tus devaneos con la Marquesa de Albarreal, y más de una vez he deplorado que sigmieses ese indigno precepto de la moda, que tantas desgracias trae en pos: la pobre Clara era hermosa, feliz... vivía

reconocida al hombre que la hizo su es¬ posa... y un año há que tú emprendiste su conquista... y que adelgaza como una
sombra!
—Madre mía—repuso el Conde;—si tú no te hubieras separado de su trato, hu¬ bieras visto que, lejos de hacerle daño
con mi amor, le he hecho un beneficio...
el alma generosa de Clara había enfer¬ mado, en la soledad en que la dejaron la muerte de sus hijos y el olvido de su es¬
poso.
—Jamás es licito consolarse de una
desgracia faltando á un deber, hijo mío —dijo la Condesa con gravedad.—Dios se apiada del que padece, pero castiga al culpable.
—¡Caiga sobre mí su justicia en ese caso, y no sobre esa desgraciada, madre mía! ya te he dicho que si no te hubie¬ ras separado de su trato, la juzgarías mejor.
—No podía verla decorosamente yo. desde el momento que la voz pública de¬ cía que te amaba, hijo mío: si huWfera sido una jóven libre y vivien.io aún á la sombra de su tutor ó de sus padres, la hubiera llamado hija al instante; pero Clara es casada, y por lo mismo culpa¬ ble, no en amarte, pues no se manda ai

SOLLER

íüm ajomalo* üa se Insaeteaen esta sección pagarán; Hasta tres m'iócnes á ra2cm de 0' 05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á An de Q’03 pesetas, y de cinco en adelante á raz-im de 0‘02 pesetas. '*£1 valor mlr imo de un anuncio, sea cual fuere el nú-mero de líneas
«3se *e componga, será de 0'50 pesetas.
“¿es lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se contam por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina-
dil periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán; Del ancho d

una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 En la tercera plana los precios son

ptas., y asi en igual proporeióon
dobles, y triples en la segunda. ’

^ Los
tas y

comunicados los reclamos

y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 peseá razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se

comnongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.

Y

■oié^Ston*Cr^t0re* dí*fs’utaróB un» rebuja de un 38 pe*

La Ilustración Española y Amerlcana.-La

¡ATENCIÓN AGRICDLTORESII

Moda Salón

Elegante. - La Ilustración Artística.-El
de la moda.-Album Salón.-La Borda-

Si queréis abonar vuestros campos, seguros de ob~
tener resultados eficacísimos, emplead el

dora.-La Perla Artística.-La Mariposa.-Blan- }ue se expende en la acreditada droguería de
eo y Negro.-La Zapatería Ilustrada.-Nuevo ARNALDO CASELLAS-I'Oía, **

Ultima Moda.-Por Mundo.-Sol y Sombra.-La

En este establecimiento encontrareis toda clase de

Lapiz.-El Teatro.- Esos Mundos -Pluma y

primeras materias para composición de abonos; sul¬ fates y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos

Hojas Selectas.-La

Patria de Cervantes.-Alre¬

para azufre; bombas
rizar arboleda.

y

demás

utensilios

para

pulve¬

infinidad de periódi¬ dedor del Mundo, y otra

Instalaciones completas de cañerías para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬

cos y revistas ilustradas de España sirve el mendrón y toda clase de conservas.

“Centro de Suscripciones,, sección tercera de
LA SINCERIDAD, San Bartolomé, 17—SOLLER.

PE0ITITTO, PIRFIC0tóH ¥ 1COVOHU
¡¡No equivocarse, LUNA, i7-SÓLLER!!

VILLA DE SOLLER

PASTA FOSFÓREA

TlálSFOEflS IIT11IACI0IÁL1S Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito

de
L. STEINER
PARA DESTRUIR LAS RATAS Y RATONES
Se vende á 0'30 ptas. el bote
en la Farmacia de J. Torrens.

Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres

A

ASSOT

CURACION M LA DIABETES

AGENTES DE ADUANAS

■Seifieio entra Btilw, Barcelona, Gette y üeereraa

POR EL
Vino Uranado Pépsico
de
J. TORRENS, Farmacéutico

mmtm y p@rt(Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVET, JEU1VI0NT y ERQUEUNNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbero.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

A partir del próximo mes de Abril serán fijos los dias de
salida.
Consignatarios:—En Sóller, D. G. Bernat.—En Barcelona, D. J. Hóura.—En Cette, Sres. Colom Fréres y J. Cantó.

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex

L‘ ASSICÜRATRICE ITALIANA
Sociedad de seguros contra los

perimentados y acreditado como

QUÍMICOS Y LABORATORIO BIOLÚGICO ABONOS

un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬

ción del azúcar de glucosa en todas

A€€íMIflSÍI 1>BI< MAMJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

DE

las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada "diabetes.,,

Capital social: 5.000.000 Liras

PRIMERAS MATERIAS PARA ABONOS
éB&ms mímmm pasa tobos loe cwotwos
INSECTICIDAS Y PARASITICIDAS

PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENIUM

Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.

REPRESENTACIÓN DE LAS MEJORES FÁBRICAS
CONSTRUCTORAS DE INSTRUMENTOS, PULVERIZADORES Y MAQUINARIA AGRICOLA

Con estas píldoras, preparadas Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, por J. Torrens, se cura pronto y 1 Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, radicalmente la Leucorrea ó (flujo B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, AKNALDO blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ CASELLAS.

GUANO ESPECIAL PARA NARANJOS, de CULI
DEPÓSITO T REPRESENTACION EN SOLLER:

res pálidos), la Lismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬
rrea (ó supresión del mismo), la

LA SINCERIDAD

D. JOSÉ FORTEZA (BIBÍ) Luna, 24

debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un

Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbona

lotel Mamut del Universo
DE
Vda. de j. serra
1PJL.A5KA )>£ PALACIO-3.-BABCELOM

exitante poderoso y enérgico.
DE VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizó.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bormudez.—Sóller, Far¬
macia de J. Torrens.

San Bartolomé, - 17,-SIMULEIS
SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES
Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás trabaios de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas, programas, carteles, circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬ dernaciones económicas y de lujo.

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la-capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

DE
AIÍOI10 BAU2Á (á) Serrié
LUNA, 6—SÓLLER
Ofrece á sus clientes y al público sus varios artículos de obra de pal¬ mas, pita, cáñamo y otros muchos objetos de sn ramo, que tiene en su
nuevo establecimiento.

SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERIA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬
nómicos á los de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬ ranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales, y objetos para hacerlas, sacos y cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc. etc.

LA SOLLERENSE

Su mejor recomendación será, la superior calidad de todos sus artí¬

VINOS AL POR MAYOR COMISIÓN Y AJUSTE

DE
JOSUÉ €§LL CERBERE y PORT-BOU (Fronte franco

culos á precios los más económicos. Se pasa á domicilio de quien lo
solicite para alfombrar las habita¬ ciones y demás trabajos del ramo.
¡¡NO OLVIDAR AL ANTIGUO SERRIÉfi

DE LA CASA
ESJCOH’JBT, TOMA Y CV‘ de BARCELONA

JUAN ESTADAS
COMERCIANTE I PROPIETARIO
TELÉFONO
(Alid©)

Aduanas, transportes, comisión,

IlíHMia UR Mil

consignación y tránsito

AGENCIA M. BERNAT Y C.a-Rubf 20, PALM

Ünico representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬

lle del Mar.

Agencia especial para el trasbordo y Fincas y casas de diferente importan¬

reexpedición de naranjas, frutas

cia dando un rédito del dos y medio al seis por ciento anual. Las hay á la venta

frescas y pescados.

en esta Agencia.

SQLLEE,—Imp. de «La Sineeridad»