AÑO XIX.—2.a EPOCA.--NUM. 875
AÑO XIX.—2.a EPOCA.--NUM. 875

SÁBADO 9 ENERO DE 1904

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 34, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecíbo—(Puer¬
to-Rico).

Fundador y JMrectoír.Propietarlo:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

Kedaetor en Jefe: '
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION ? ADMINISTRACION: Callo do San Bartolomé, n.° 17

-s. SÓLLER (Baleares) *—

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.™

Extranjero: 0’75 francos id. id. jPAG0 adelanta 0.

Número suelto 010 pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria

i ques agrupados por la mano del ar¬ de aquella agonía. Diríase que las pobres bón) del trigo. Es el primero que cuan¬ tados casos, eran naturales de Puerto

tista.

flores no vivían ya en las plantas; diría¬ do se usan semillas que no contienen Rico... El prodominio de los nativos era

A la sombra de las catedrales, los se que se abrían un momento, que mira¬ esporos de carie, no aparece en los cam¬ innegable. La patria era nuestra.

JARDINES DE ESPAÑA

claustros se convirtieron en jardines; ban el pasado»y se cerraban de frío; eran 1 pos esta enfermedad, á no ser que estos

«Nosotros administrábanos y legislá¬

jardines místicos para el descanso de las las almas de las flores» almas que se desa¬ se hallen infestados por gérmenes proce¬ bamos; podíamos dar impulso á las in¬

En casa del buen amigo Torrens hemos
podido solazarnos hojeando la obra de Rusi-
üoí Jardins d‘ Espanya, que acaba de publi¬ carse. El genial artista ha coleccionado én esa nueva obra las reproducciones de los jar¬ dines pintados en sus largas excursiones por Cataluña, Andalucía, Castilla y Mallorca, cuyas reproducciones han sido excelentemen¬ te confeccionadas por la casa J. Thomas de
Barcelona.
Rusiñol presenta su obra con el prólogo que, traducido del catalán, transcribimos á continuación, prólogo que va acompañado de una serie de poésías de Santos Oliver, Alomar, Alcover, Maragall, Matheu, Apeles Mestres, Marquina, Costa y Llobera y Guanyabens. De esas preciosas poesías copiamos también La Reliquia de Alcover, seguros de que la saborearán con gusto nuestros lec¬
tores.
Como oasis de poesía, en las llanuras de España se encuentran los jardines, cuyo encanto he ido recogiendo antes de que se borren para siempre. Largo es el camino para dar con ellos. Por cada

almas fatigadas; jardines donde se aspi¬ ró quietud y se recogió el pensamianto.
Los grandes palacios de esgrafiadas figuras,, los abrigaron con los desmayos de sus árboles, los cubrieron con sus ho¬
jas y los cercaron de laberintos; y en España no hubo ya palacio sin poesía, patio sin aromas ni tapia por donde no se desbordasen en guirnaldas las enre¬
daderas.
Pero ¡ay! todo eso pasó rápidamente. Fué la florescencia de un pueblo que lle¬ gó á la plenitud de la vida; una prima¬ vera solemne que abrió los raudales de sus tesoros y el florecer que un sol de¬
masiado ardiente hizo brotar para se¬
carlo en seguida; flor de un día abierta al despuntar el alba de una civilización esplendorosa y muerta al declinar la
farde.
Extinguióse esa tarde de estío y, co¬ mo las flores duran menos que las plan¬ tas, antes que España se sintiera enfer¬ ma se murieron los jardines. Hubo un momento en que los árboles brotaron con toda su magnificencia; un momento

pegaban, para llorar y que de nuevo entornaban ios ojos á la sombra de los
árboles.
Si quieres ver todavía ¡oh, poeta! esas últimas flores y esos últimos jardines* no tardes, qúe pronto se desvanecerán.
Unos se han deshojado, otros se dis¬ frazan á la moda de hoy, otros han sido arrancados de raíz; los más se han con¬ vertido en llanuras prosaicas como los campos que los rodearon un día.
Ve pronto, que en ningún otro sitio podrás soñar en sombra mejor. Ve si quieres impregnarte de la tristeza que abstrae el pensamiento para soñar más largamente, que despierta ansias de ha¬ cer versos y de borrarlos después como se borran los versos de los jardines; que hace sentir impulsos de abrazar las for¬ mas que se desvanecen, y las figuras que caen y las grandezas que pasan.
Ve, poeta, si quieres escuchar, en un
hermoso momento de tu vida, la voz de
la poesía.
Santiago Rusiñol.

dentes de cultivos anteriores. El segun¬
do es que cuando haya necesidad de sembrar granos infestados, de sumergirseles previamente en una solución de
sulfato de cobre.
De una averiguación verificada en Bélgica, resultó que la cari» se hallaba' más que en otros, en pequeños cultivos, lo cual sucede 'también en todas partes. Mientras en las grandes haciendas, don¬
de se usa el tratamiento con sulfato de
cobre, ó se renuevan las simientes cada dos ó tres años, son insignificantes los
perjuicios que ocasiona la carie, invade
ésta de un modo desconsolador los cam¬
pos de granjas pequeñas. El pequeño agricultor no comprende
perfectamente los efectos del sulfato de cobre y vacila ante un gusto que le pa¬ rece supérfluo; también sucede que em¬ plea para la siembra el producto de la misma propiedad, lo que con el tiempo llega á determinar una verdadera infec¬
ción en el suelo.
La información antes citada, que tuvo lugar en Bélgica, demostró que en mu¬

dustrias nacientes, velar con celo por la salvación de nuestros productos. Tenía¬ mos voz y voto para las resoluciones de los problemas nacionales en el Congreso de Madrid; éramos, en suma, más fe¬ lices, más independientes que lo somos
ahora.
«Actualmente, ¿que tenemos? Una ley Forsker, centralizadora y deprimente, cuerda de acero que nos ata; una Cáma¬ ra propia, perfectamente inútil, porque ha menester que sus resoluciones obten¬ gan la sanción del Consejo Ejecutivo, y en dicho Consejo, los americanos son los legisladores, los administradores, los amos; unos Ayuntamientos sin recursos, sin atribuciones, sin personalidad como tales organismos, y, por último, por todo sufragio, por toda libertad, por todo
derecho, la voluntad de los hombres del
Norte, que vienen á ser Emperadores re¬ presentando á la República.»
Después censura el periódico mencio¬ nado el MU Hollander, maza de hierro que aplasta las industrias del país, que hace valorar las fincas por medio de ta¬

ramillete verde que hallaréis al amparo de un caserón antiguo, ó en el fondo de un valle, ó á la sombra de las montañas,

en que alzaron sus ramas hasta el cielo mismo, abiertas piadosamente con la angustia de la partida; un desborda¬

LA RELIQUIA

chos casos se ven atacadas la mitad y
aun las tres cuartas partes de las es¬ pigas.

sadores que ni siquiera las conocen y toman la base del capital para designar
las cuotas de contribución.

hallaréis horas y horas de yerma seque¬ miento de flores que brotaban juntas á dad para vuestras plantas y vuestros dar el último adiós á la tierra. Los ár¬

Faune mutilat.

La siembra tardía del trigo predispo¬

Debe advertirse á este respecto que las

ne á la enfermedad, lo cual se explica, tierras del café no producen nada, y las

ojos; por cada ramo de color, inmensas soledades de campos estériles; por cada flor, extensiones sin fin de tierra labrada
sin una hierba, sin el amor de un árbol,

boles de Aranjuez y de La Granja abrie¬ ron sus brazos y los tendieron á lo alto hasta sentir el beso de las nieblas; los palacios se entapizaron de verdura; la

brollador aixut,
jardí deselat de ma joventut...

porque los efectos de dicha siembra tar¬
día se manifiestan en disminución de
vigor de la germinación. La enfermedad se propaga también en

del tabaco solo ofrecen resultados nega¬ tivos.
El Consejo Superior ha de aprobar las tarifas para que adquieran legalidad; el

sin el cantar de una fuente, sin el dosel yedra cubrió las estátuas, y como si en

Benehida 1’ hora

las tierras ligeras ó poco consistentes, secretario general en Puerto Rico ha

de un tejado para el espíritu que anhela este último esplendor hubiese dado ya que m’ ha duit aquí.

por razón de que en ellas se desarrollan de sancionar igualmente los contratos

reposar en la so cubra.

el fruto de toda su belleza, sintieron en La font que no vessa, la fontque no plora, las raíces imperfectamente.

de bienes municipales.

Y es que los jardines son el paisaje ri¬ su savia los primeros atisbos de su fin me fá plorá á mí.

Las humedades, la lluvia, el rocío Pasan los bilis que quieren aceptar los

mado, y los versos escritos con flores es¬ irremediable, las primeras palideces en¬ Sembla qu’era ahí

creen muchos que al presentarse con in¬ consejeros continentales. Fué ahogado el

casean ya en todas partes; es que los fermizas y el fin de una agonía que du¬ que dins el misteri de l’ombra florida,

jardines son versos vivos con savia y con ra hace siglos.

tombats á la molca,

tensidad en la época de florescencia, se del empréstito, que era de los nativos:

convierten en causa real de la cárie.

se aprobó el de contribuciones, que era

aroma; y como el jardinero poeta, para ¡Pero qué agonía tan hermosa! ¡Qué passavera les horas millors de la vida. rimar los largos senderos umbríos, para caída de hojas tan espléndida y qué ma¬ De l’aigua sentíam la música doíga; «estilizar» los bosques, sujetándolo á si¬ jestad al caer! En los senderos angostos, á dins la piscina guaitavem él peixos;

No es fácil comprender bien como su¬ cede esto, ya que el microbio del parási¬ to invade la planta inmediatamente des¬

de los americanos. Otro periódico es¬
cribe:
«Para nosotros, para los infelices ri-

métricas armonías; para vaciar en estro¬ bajo las bóvedas tejidas con ramas, bro¬ culliem poncelles. cassavem bestioles;

pués que germina; quizás el tiempo hú¬ queños, condenados á soportar el yugo*

fas de verdor la imag’en de las flores y tó aquel césped verde y espeso que sólo y’ns feyem esqueixos

medo promueve la ramificación más la luz es la sombra, la sombra es la luz;

los cortejos de estátuas, y versificar la Naturaleza, y hacer cantar las sombras y la luz, necesita la alegría de los tiem¬ pos y la prosperidad de los hombres, y

nace en los camposantos; de las grietas de las piedras nacieron las flores que
hasta entonces habían vivido escondi¬
das; vistiéronse de musgo los mármoles;

muntant á la branca de les etzeroles.
Ningú sab com era qu’entre 1’ esponera de 1’ hort senyorívol,

abundante de los filamentos formados
por los esporos de la3 espigas, por con¬ secuencia de lo cual quedan más granos
invadidos.

la República es la Monarquía, porque nos trae la centralización, y la Monar¬ quía fué la República, porque nos trajo
la verdadera libertad.»

como los hombres no están ya para poe¬
sías ni los tiempos para magnificencias, la hierba de la prosa va llenando los versos de los jardines en los eriales de

callaron las fuentes, y los estanques, dormidos para siempre en la soñadora quietud de los reflejos, se cubrieron de anchas flores, tan próximas al cristal de

fentlo mes ombrívol, creixía la rama d’ antiga olivera. Arbre centenari, amorós pontava la soca torcuda,

Otra causa no menos importante y que parece muy razonada, es la siega precoz del trigo reservado para sembrar.
Los trigos sembrados antes de la ma¬

Progresos del Japón

España. La grandeza del pasado sembró á ma ¬
nos llenas esos oasis; pero fué en los tiempos muertos de su grandeza extin¬ guida. En Córdoba y en Granada, entre hileras de columnas blancas que rodea ¬ ban los patios, sembraron jardines tan íntimos y tan hermosos, que los frisos de la Alhambra los evoca hoy melancó¬ licamente en sus leyendas encantadas y
en el llorar de los surtidores. Tenía cada
nido su glorieta de arrayanes para so¬ ñar bajo los troncos tejidos en doseles de verdor y en minaretes de rama; te¬ nían su ciprés patriarcal, viejo testigo

las aguas que ni espacio les quedó á es¬ tas para reflejarse. Los palacios, silen¬
ciosos como tumbas, se fueron destiñen¬
do, bajo los sauces inclinados sobre los balcones; las figuras perdieron su relie¬ ve, los árboles sus ramas, y sólo los vie¬ jos cípreses, impacibles, levantaron sus copas aterciopeladas, como columnas re¬ cordatorias, por encima del jardín, sobre
los troncos muertos.
Morían los viejos jardines, pero mo¬ rían con tanta nobleza que de su misma muerte brotaba una nueva poesía: la poesía de las grandes caídas.
Diríase que los árboles, con la con¬

perque sense ajuda poguessen pujarhi.
Al forch de la brancasenyora y majora penjavem la corda de l’engronsadora, y, venta que venta, folgavem y reyem, fins que la vesprada la llum esvahía de l’hora rúenla,
de Y hora encantada.
Somni semblaría
el temps qu’ ha volat
de la vida mía
sense les feridas qu’ al cor ha deixat; sense les feridas qu’en tornan obrí, quant veig qúe no vessa ni canta ni plora la font del jardí.

duración, almacenado sin haberse secado
bien, quedan en condiciones propicias para ser pasto de la carie y producir co¬
sechas cariadas.
¿Debemos, pues, creer que la deseca¬ ción prolongada hará desaparecer los es¬ poros? ¿Será necesario suponer que los granos impregnados de agua, invadidos por el moho, se ven expuestos de un modo particular á los parásitos por ra¬ zón de la menor fuerza con que crecerán las plantas? No podemos afirmarlo con seguridad.

Hoy que, con justo motivo, concéntra¬
se la atención de todas las naciones en
el Extremo Oriente, juzgamos oportuno reproducir los siguientes datos acerca del Estado japonés:
El desenvolvimiento económico del
Japón, uno de los fenómenos más admi¬ rables de nuestra época, se ve en las úl¬
timas estadísticas consulares.
A fines de diciembre de 1902 había en
el Japón 2.372 barcos, con un capital de 532 millones de yens; el presupuesto de noviembre para el mismo año saldábase con un ingreso de 258 millones.
La construcción de vías férreas tiene

de mil amores murmurados á su som¬
bra; canciones que el agua decía al go¬ tear tristemente; cortinas de yedra, que abrigaban los muros blancos; y acacias y flores y destellos de color que subían hasta el cielo como incienso del paisaje.
Allá en Aranjuez y en la Granja plan¬ taron en tiempos do los Carlos y los Fe¬ lipes. jardines tan solemnes y tan gran¬ diosos, que Velázquez mismo se dignó recogerlos: Neptunos triunfantes que veían brotar y abrirse á sus pies las cas¬
cadas hirviendo en abanicos de espuma;
ninfas que se bañaban en las aguas dor¬ midas; faunos que contemplaban, por

ciencia de su pasado glorioso, buscaban
como los atletas de Roma, para sucum¬ bir noblemente, los abandonos más be¬
llos de las ramas y las actitudes más lí¬ ricas.'Borrábase la tumba en silencio; enmudecían los pájaros que anidaban allí; los capullos dejaban de abrirse y ¡oh, fatalidad del Destino! aquellos gran¬ des jardines de España, después de tan tos años de florescencia magnífica, se quedaron sin flores. Si alguna nacía,
brotaba con tonos mortecinos, con los
matices de los colores que se desvane¬ cen, como la seda antigua de los trajes desteñidos al contacto de pasadas triste¬

Trenta anys de ma vida fugiren depressa
y encara no manca
penjat ála branca, un tros de la corda de l’engronsadora,
com trista penyora,
despulla podrida d’un mon esbucat...,
Faune mutilat, brollador aixut.
jardí desolat de ma joventut...
Joan Alcover
—

Actualidades
Lo que pasa en Puerto Pico
No ha sido un periódico español, al que se pudiera tachar de apasionado, si¬ no uno de los más importantes neoyor¬ quinos, el que hace poco describía con negros colores la situación de aquella preciosa isla, «tan próspera en tiempos pasados y hoy arruinada por completo.»
Los ricos de antes son hoy pobres; los pobres se mueren de hambre.

en todas partes poderoso impulso; el in¬ geniero inglés Mr. William Bisset, que
las ha estudiado sobre el terreno, dice
que las vías férreas tienen una extensión igual á las de las Indias inglesas.
La industria siderúrgica ha realizado grandes progresos. Los importantes tallen res y fundiciones de hierro y de acero* construidos hace algunos años en Wakaraatsan, no han respondido aún á las esperanzas que hicieron concebir; pero sus fundadores se lian propuesto que el Japón no tenga que pedir á Europa los rieles y las planchas de blindaje que ne-^
cesite.

entre el ramaje, las Venus de color de zas: sangre enferma de flores que se mo¬ marfil; y Diana y Ceres y Vesta, y sen¬ rían, atacadas de anemia aristocrática.

Agricultura

A esto agrega La Democracia:

Ni siquiera para la construcción de

«En tiempo de España los Municipios buques se quiere depender del antiguo

deros de bosques y sauces que mojaban Próximas á deshojarse, brillaban con

eran autónomos; los contribuyentes im¬ ni del nuevo mundo; actualmente exis¬

en la luna de los estanques sus desma¬ los últimos colores que tiñe el rostro de

LA OASIS DEL TEIGO

ponían las cuotas que debían satisfacer; ten docks como los de Nagasaki, donde

yos lánguidos; musgo de mármoles, y los tísicos á la hora de morir; y nada

teníamos sufragio; la libertad civil nos se construyen buques de gran tonelaje*

mármoles rosados como carnaciones de más hondamente triste que aquella tris¬

Dos hechos se han comprobado con to¬ iluminaba, sin que la libertad política existiendo también los astilleros de Ura-

mujer; y todo un mundo de figuras en¬ teza última; que aquel reguero de tintas da claridad á propósito del desarrollo de trajera la opresión y el desorden; los de¬ ya, de donde salieron el año pasado va¬

tre los árboles y los macizos de los bos- apagado sobre las hojas y el esplendor la carie (llamada impropiamente car¬ legados de la Cámara insular, salvo con¬ rios cañoneros destinados á las Filipinas,

SÓLLER

$EfjU3vg*ados por el gobierno de los Esta- Cuando estuvo lista, el miércoles, dia després del viatje; el punt de ma parada mismo Sol se había entusiasmado: ¡desde públicos y particulares que puede

Unidos.

5 de septiembre, al amanecer, salió la es Sóller y Sitjes el lloch abont tinch de el Infinito le proclamaba!....

rendir.

12a cuanto á la Marina mercante, cons- escuadra del puerto de Barcelona en di¬ retornar. Bona ditxa tindría si fos colom

Brindaron D. Nicolás Cortés á la sa¬

^itofe ana de las creaciones más nota¬ bles del Japón moderno.
En 1876 había en el Japón tan sola¬ mente-<35 vapores; en 1885, 461, en 1900,
"1,321.
Actualmente, el número de buques que acuden & los puertos del Japón pasa
■de 6.000 y más de 2.000 ds ellos son ja¬
poneses.

rección á Mallorca.
La flota se componía de veinticinco naves gruesas, de diez y ocho táricas, doce galeras, y hasta cien galeones, de modo querascendían entre todas á ciento cincue.uta y cinco embarcaciones, entre
ellas, un navio de Narbona de tres puen¬ tes, sin contar una multitud de bureos
de transporte. Iban en la armada, entre los ricos hombres y barones catalanes y

d’ estada com -vosaltres, coloras d’ un
colomer de tan boncor, d' ánima tan valenta, d’ aquest colomer que tinch al
costat,,progresara y que empeny fermaaaent al vostre poblé vers á la civilizació; ell sempre carinyós, obra els bracos ais qui arriban del Extranger ab fortuna ó sense ella. (Grandes aplausos).
Trobantme 1’ altre día á la Ultima Ho¬

lud de todos, D. Antonio Ramis porque nos caiga el gordo,; D. Ramón Lizana, por satisfacer amistosos ruegos, habló excusando su escasa suficiencia y desean¬
do la felicidad de los allí reunidos al
igual que D. Luis Palou, abogado. El Secretario del Ayuntamiento Sr. A. Ca¬
ñáis brindó porque la fortuna nos visi¬ tara vestida de mejor ropaje el venidero

La Junta Directiva de la Sociedad
Círculo Sotterense, en sesión celebrada el 31 del pasado mes, acordó, entre otras extremos:—l.o Que la «Sección Colombófila» del Círculo Sollerense ingresara, desde luego, en La Real Federación Co-
iombófila Española;—2.° nombrar su re¬
presentante en Madrid, al Comandante Mayor del Regimiento de Asturias, don

aragoneses, hasta 15.000 hombresdeá ra, 1‘ organizadora de concursos de pre¬ que el presente año. D. L. Alou prome¬ Gregorio Poveda.—3.o Que todos los

mN

Colaboración
HERMOSO AÑO NUEVO
RECUERDO HISTÓRICO

pié y 1.500 caballos, además de infini¬
dad de voluntarios genoveses y proven¬
íales que quisieron unirse á la empresa. Beranger Gavian de Montpeller tuvo
el honor de conducir la armada; manda¬ ba el navio real. Jaime I fué á bordo el
último de todos, y verdadero caballero

guntas, me acudí á la memoria que la mes acertada millora pera Mallorca, fora un vapor de gran rapidés, entre Barcelona y el punt mes proper, ó sigui Sóller, que reduhis á la meytat la barrera d‘ aquesta mar tan blava. Ais qu’ eus marejém y ais

tió recabar apoyo de su partido para que fuera un hecho la proclamación de Rusi¬ ñol; y D. A. Casellas brindó á la salud de todos dando uu viva que fué caluro¬ samente repetido.
A término de los brindis llegó el due¬

socios aficionados á esta clase de Sport puedan pertenecer á esta Sección, sin pago de ninguna especie, y con opción á los premios que puedan ganar sus men-
sageras;—y 4.° Que hasta últimos de mes, podrán inscribirse en las listas de

Hace ya mucho tiempo, setecientos de Cristo encabezó las primeras páginas que no ‘s marejan ens animaría á venir ño del Hotel, Sr. Cetre, que pasó á ocu¬ socios del ■Círculo Sollerense, cuantas per¬

años, poco más ó menos, vivía un rey del diario de la expedición cou las si¬ mes-sovint á Mallorca. No creguin qu’ ho par uu asiento, entre el Sr. Rusiñol y el sonas deseen ingresar en el mismo, pues

jfóven, valiente y atrevido, que no.pen;saha más que en hacer conquistas. , ¿Porqué tantas conquistas? le hubie¬ ren podido preguntar los -Trovadores (glosadors de aquel tiempo) que ilustra¬ ban su Capital y la habíau convertido
en la más célebre corte de amor del me-
"diodía de Europa. Reinaba él, sobre provincias doradas
..por el sol, sobre los altos y majestuosos
.^Pirineos, entre los 'dos azules brazos*de

guientes palabras: «Hacemos esta expe¬ dición por defender la fé y pelear contra
los moros. Nuestro deseo es convertir
estos paganos y colocarla isla bajóla obediencia de Dios, y ya que marcha¬ mos bajo su bandera, tengamos fé in¬
tensísima, él nos guiará.» Dos días después el ejército cristiano
rechazaba al ejército moro que quería impedirle el desembarco.
El día 12 hubo un tremendo combate.

hagi proposat en benefici meu, donchs jó encare que sigui necesari atravesar els temporals no dexaré de venir. (Aplausos delirantes y entusiásticos).
A-ne mi si que m4 ha tocat la Rifa, perque al bellmig de vosaltres ne surto y m‘ hi considero premiat.
Amichs: os convido á venir á mon
pobís, á Sitjes. Veritat es que no hi trobareu una valí tan florida, tan bella, tan

Sr. Torreas.
A ruego do todos leyó Rusiñol su «Cavall d‘ en Peret», cuyas filigranas de observación, punzantes sátiras y domas bellezas, realzadas por los gestos y ento¬ naciones justas del lector, merecieron el agrado del auditorio.
Sobre las cuatro abandonaron el Hotel
en grupo compacto con Rusiñol á la ca¬ beza. Bulliciosos llegaron hasta La Gui-

pasado ese día, se tendrá que enviar á la Real Federación Colombófila Española la lista completa con los nombres, apellidos y domicilio fijo de cada uno de los so¬ cios pertenecientes á la «Sección Oolom-
bófila del Círculo Sollerense*
El domingo, 3 del actual, terminaron las cuarenta horas consagradas al Dulce
Nombre de Jesús. Las funciones de la

mar y de cielo, donde por la noche y en A pesar de su empuje y de su valentía, poblada de taronjers, ni tan voltada de xería, sin que hubiera que lamentar ac¬ mañana en que predicó el Pbro. D. Bar¬

^días de plenilunio se aperciben las sie- rras de España y las Ce ven as-de. Francia.
>No le bastaba al joven monarca reinar sobre las ricas y hermosas provincias-de -Aragón, de Cerdeña, del Rosselló. y el condado de Montpeller.
Otro príncipe hubiera escuchando la "voz de la prudencia, pero Jaime I sentía
6 en su frente la herida déla derrota.Su
«■padre había sido vencido y-había eneon' trado la muerte en el campo -de batalla
de Muret, -aliado del valiente conde de
Tolosa. El mismo prisionero de Monzon

los cristianos no pudieron entrar en
Palma por fafta de táctica y habilidad. La capital fué entonces sitiada. Tres to¬
rres de leña amenazaron sus murallas.
El sitio duró hasta fin de diciembre.
Un soplo de fé ardiente corría sobre la cristiandad entera y en el campo
cristiano alentaba el corazón de los sol¬
dados.
¡Navidad! gritaban ios cautivos cris¬ tianos que según la bárbara costumbre de los moros estaban encadenados, liga¬
dos en las murallas á fin de recibir los

mon-tanyas, peró os rebrán dos bracos oberts y un cor d4 amich
Resonantes, todavía los aplausos, ha¬ bló D. Juan Morell que aceptó y agra¬ deció la invitación, diciendo que haría gestiones acerca de la Junta Directiva de la M. S. para facilitar el viaje. Las numerosas aclamaciones y su calor de¬ mostraron que la idea había encontrado simpatías y conquistado seguidores.
El Sr. L. Roses, individuo de la cita¬

cidente alguno. Diremos ahora lo que no dijimos: cuan¬
to tienda, á estrechar amistades y á afir¬ mar vínculos d© compañerismo y senti¬
mientos fraternales ha de encontrar en
nosotros un deeidid© defensor. Per esto
aplaudimos el banquete, no en cuanto tienda á refocilar estómagos caseros, sinó por lo que hay en el fondo de la fiesta, de comunicativo, noble, espiritual, de humano, de fraternal: porque se dió de comer á la materia y se nutrió el

tolomé Coll, se vieron concurridas, al igual que las de la tarde y noche en que hubo solemne procesión y después la
reserva.
Todavía n© hace una semana que,
desde estas columnas, dimos la bienve¬ nida á Rusiñol, por haber regresado á la Roqueta y por ende á su pueblo pre¬ dilecto, que lo es, el que se vé en el hon¬ do valle del verdor y los naranjos, si bien, al paso que vamos, no se han de

• libertado por la heroica abnegación de -sus súbditos, contaba al principio de su

primeros golpes de sus hermanos. ¡Na¬ vidad! contestaban jefes y soldados, ju¬

da Junta, prometió poner de su parte cuanto le fuera dable, y recogiendo la

alma de harmonías.
¿Con lotería ó sin ella no podría repe¬

pasar muchos lustros, sin que desapa¬ rezca el verdor y con él los naranjos.

- reinado uua ofrenda que solo la victoria rando permanecer allí hasta haber arre¬

^pudiera borrar.-Y Jaime resolvió oponer batado á Palma, al yugo de los moros.

cruzada á cruzada; resolvió- ir á pelear

En el Consejo del dia siguiente, un

no contra cristianos rebeldes, sino con- viejo oficial aconsejó un ataque por la

£-tra los verdaderos enemigos de Cristo, nocho. «¿Como, Don el Viejo, (así le lla¬

¿los moros, los hijos del Islam.

maban) le contestó sonriendo el rey don

Allí en el mar, no lejos de sus Esta¬ Jaime I, me aconseja Vd. tome á Palma

dos, acariciada por las ondasdeí Medite¬ por la noche, y mis soldados no podrán

rráneo, aparecía-una isla-hermosa y fio- apercibirse entre ellos? No, tomaremos

alusión de Rusiñol creyó de gran utilidad el establecimiento de rápidos vapores, así como abogó porque se ampliará, con¬ forme lo demandan, las necesidades y la instrucción. Fué muy aplaudido.
Numerosos aplausos acogieron la voz del querido Presidente del Círculo Sollerense, Sr. Torrens: Mai he servit per

tirse cada principio de año? ¿Porque no? Reciban nuestros plácemes la comisión
organizadora; el ramillete de alabanzas de estómagos ahitos y agradecidos que recogimos, para Vidal y al autor del Po¬ blé Gris, el parabién por su exaltación -á hijo del Poblé blau

Creíamos que el amigo querido había venido, como vulgarmente se diee, para descansar sobre sus laureles; le suponía¬ mos todavía semi aletargado con las es¬ truendosas ovaciones y aplausos, recibi¬ dos, en no lejano dia, con el estreno de
su más grandiosa, perfecta y acabada obra El mistich; nos figurábamos que, su

’. rida despalmas. El poeta -moro Abont¿Fed-a, hablando de ella cantaba: «La
¿paloma dejó allí su collar de palmas - suaves como seda y el pavo la adornó
"con su vestido de los mil colores. Diría-

á Palma con la luz del nuevo sol.
Por la m a fraila del día 31 de diciem¬
bre una comunión general arrodilló en el polvo á todo el ejército. Levantáronse después los cristianos para jurar de no

alabá, ni criticá Ajuntaments, pero del actual en guard una nota simpática. €edesch y renunciy la part que, per ventu.ra, me toca de sa paternidad de la creació d4 una galería de Fiys Il-lustres que

Copiamos del Eco de Tábasco de 3 de
Noviembre:
«El 30 del mes pasad® se celebré el
himeneo de la señorita Aurora R. Mén¬

retorno obedecía á cansancio, á fatiga, ó deseos de estar solo, lejos del bullicio
del mundo, á fin de fortalecer su cuerpo y fortificar su espíritu, de sobra fatigado por la excesiva labor que continuamente

j-se que sus aguas son como un vino re.parador y que las llanuras por donde se
^esparcen, son como copas encantadoras.»
También-era esa la misma idea que s tenían de ella los ancia-n-os avisados y
prudentes, ios marineros y los capitanes -de barco, que-habían navegado por sus costas. Lagpintaban,parecida á un-Eden
>n sus aguas vivas, sus montañas cu¬ artas de olivos y de viñas, sus pastos,

retroceder jamás y de matar, fuese el jo crech tan digne d4 aplauso. Fins ara

que fuese, un pariente, un hijo, un ami¬ horhan estats declarats el Bisbe Nadal,

go. cualquiera que retrocediese.

-mort, y D. Toni Maura, viu, y ben prora-

El asalto fué terrible. Jaime I se mos¬ te, tench entés que será proposat es que

traba tan impetuoso que dos desús ami¬ naltros anomenám capellá JBusquera, (don

gos, temiendo por su vida, quisieron detenerle. Teroél, furioso, les dijo que

•José Rullán

Pbro.,) eomparantlo, sense

le dejasen, que no era ni un león ni un dupta, á n-aqueix animalet que canta

leopardo, para arrojarse así á él, y sin poquet, pero que feynetja molt. Crech

vacilar acometió valientemente á los 'que tots tres se mereixan aixó y molt

dez con el señor Juan Ripoll.
El matrimonio civil s« efectuó en la
casa d©l señor Mariano Olivera, herma¬ no político de la contrayente, y fueron testigos por parte de la novia, el Dr. Ni¬ candro L. Meló, el Lie. Eusebio G. Cas¬ tro y el Sr. Amando Correa; y por parte
del novio los señores Juan Oliver Rullán
Bartolo Estades y Francisco Dorantes.

lleva entre manos: pero, no; nos hemos equivocado. En el pasado Diciembre des¬ pués del estreno de su drama, dió las últimas plumadas al prólogo de su gran¬ diosa obra, única en su géuero, Los Jar¬ dines de España, que ha presentado cou
un lujo excepcional que bien podemos llamar asiático; el primer dia del año
nuevo se acostó sin haber hecho nada

sus verjeles, su rica capital con sus tres puertas de hierro, sus^jardines embal¬ samados con ehperfume de las rosas, de los lirios y de los naranjos.
Jaime I, quiso conocer la opinión de --su pueblo, de los ricos hombres, de los .grandes y de los burgueses de su reino. En un magnífico convite dado en Tarra¬ gona por^'un rico negociante llamado Pedro Morteil, después de.juegos, feste¬ jos, divertimientos y elocuentes discur¬ sos que nos cuenta en supoemaD. Mar-

moros y por su empuje y valentía deter¬ més; respecte a-a-en Maura, no vuy sé-

minó la'victoria.

j brer si es carlista ó Iliberal, ni si es cle¬

Algunas horas después, un cristiano rical ó si no ho és, no ho volguem sébrer

se apoderaba del Sultán Mahomet, reco¬ nocido fácilmente con su traje blanco y con sus armas resplandecientes. La
Cruz extendía sus brazos victoriosos so¬
bre las murallas y mezquitas de Palma, y las puertas de la Alraudaina se abren
dando libertad á más de 200 cautivos.
Todo eso aconteció, dice la antigua
crónica romana, en el año 1229. el últi¬

a-n-aixó, basta y prou hagi arribat tan amunt perque tengui suficients mérits. Aquí, entre naltros, devora naltros he ha aquest gran poeta y genial pintor qu’ ha escampat per tot arreu els raagnifichs paisatjes de sa nostra Roqueta; arrabassats per sa paleta y son pinsell s’ han passetjat triomfalment sas nostras belle-

El matrimonio religioso se celebró en el palacio episcopal, el cual estaba poéti¬ camente adornado. Fueron padrinos el Sr. Esteban S. Herrero y la Sra. Rosa
T. Méndez de Castro. La Srita. Mestre
Gligliazza y la Srita. Campos, hermana del Sr. Obispo, oficiante, se turnaron en el piano desde la aproximación de la pare¬ ja hasta después de terminad© el matri¬ monio, ejecutando con maestría selectas piezas.

de provecho, pero con el firme propósito de hacer algo, con la pluma, ya que los crudos y nubosos dias del riguroso in¬ vierno no le permitían aprovecharse de la paleta; y al efecto el dia 2, al levan¬
tarse, esbozó un sainete, lo planeó por la noche, le dió movimiento, calor y vida en las primeras horas de la madrugada y al siguiente en la rebotica del Farma¬
céutico Sr. Torrens, sentados alrededor
de una mesa de pintado pino, al calor de

silio, fraile dominico, el rey y la noble -asamblea prometieron desenvainar la

mo éíaúe diciembre; es decir, la víspe¬ ra del año nuevo, por el rey Jaime I y

sas. Las han admiradas á Roma, Bélgi¬ ca, París, Madrid, á ca 'n Pares de Bar¬

Según sabemos, por accidentes de fa¬ milia no se hicieron invitaciones y solo

la estufa y ante la tertulia cotidiana, nos leyó su último engendro, sin nombre to¬

espada y no guardarla en el estuche su-ejército. hasta después de haber arrancado la.isla,

celona. Aquí, á Sóller, ha escrit obras concurrieron algunos de l©s íntimos ami¬ davía, pero que es probable se llame al

tan magníficas com L' Héroe y El Mis- gos de la familia.»

uacer El Pielato ó Els Punxa Sarries. El

-de Mallorca, al yugo del moro.

j

Eso pasaba el 23 diciembre de 1228. ■

A los condes de Aragón y de Cataluña

juntáronse los del Lunguedocy del Ros-

selló; Bernardo de Santa Eugenia, Gui¬

llermo y Ramón de Moneada y Gilberto

-CruiHes. Qllivier de Termes, de Bar, Pe¬

Pedro A. Rullán Pizá.
*tmm r mmmm
Crónica Local

tich, aquí pinta, aquí escriu, es d' aquí: propós y suplic ais Concejals que m’ es¬ coltan, fassin els medís á fi de que sigui declarat Fiy adoptiu, primó, ó Ilustre, después des poblé de Sóller, ahont té tantes simpatías guanyadas per son ta-

A continuación inserta la lista de los
obsequios, muchos y valiosos, y entre los cuales hay de D. Juan Rullán Colom, D. Juan Olivor Rullán, D. Bartolo Es¬ tades, D. M. Gabucio M., D. Simón Garcés, D. Nicolás Magraner, D. Augusto

argumento es de fácil comprensión, pues continua mente lo vemos en la práctica. Una casita, contigua á la carretera, con mucha luz, mucho aire y mucho polvo, cubierta por los lados y por encima con
cañas entrelazadas, á manera de rejilla,

dro de Vich, etc.,
Joaquín Sauz, hombre prudente y ■enérgico, de Montpeller. fué el encarga¬ do de -ir en una galera armada á llevar
el ultimátum de guerra.

la fiesta íntima enjl Hotel ”La lia”
Treinta y tres socios del Círculo Sollerense invirtieron su participación al rein¬

lent y amable carácter Atronadores aplausos y aclamaciones
unánimes resonaron largo tiempo en el espacio; puestos de pié los concurrentes

Strube de Hamburgo, etc., etc. Hacemos sinceros votos por la felici¬
dad da nuestro paisano y de su señora,
deseándoles inmensas venturas en su
nuevo estado.

y sobre las que crecen enredaderas y
campanillas con flores rojas y azules. El personal está compuesto por el fiel, jefe
del resguardo, y varios empleados, uno

Se le pedía, al rey moro, restituir in¬ tegro del número 827 de la Lotería de no cesaban de vitorear á Rusiñol, al

que siendo andaluz, chapucea el catalán

mediatamente los barcos y los cautivos, Navidad, en la celebración de un ban¬ Hijo Ilustre de Sóller, á les que contestó

y otro de región desconocida; un sargen¬

pues es sabido que el moro hizo siempre quete, que tuvo lugar el domingo pasa¬ humorísticamente «j Ja ‘n consideres prou Mejorado el transporte marítimo en el to de carabineros que bien podría llamar¬

■de todas sus-colonias nidos de corsarios do, en La Marina á la 1’30 de la tarde. honrat d4 esser un colom del vostre colo¬ nuevo vapor, liase hablado de completar se Sánchez Gómez, y un sobrino suyo,

y de piratas.

La mesa estaba presidida por el afamado mar!...» Redoblaban los vítores y en medio la mejora por lo que hace al tráfico te¬ cabo del mismo cuerpo que responde al

Sauz habló firme, como súbdito de un artista D. Santiago Rusiñol que tenía á de ellos abrazáronse emocionadísimos To¬ rrestre: propónese el establecimiento de nombre de Gómez Sunches, la novia de

príncipe poderoso. No logró nada, pero su derecha á D. Jaime Torreas y á don rrens y Rusiñol. Diríase que el estruen¬ un tranvía de fuerza animal entre la este último, su madre, un carretero,

supo hacerse respetar.
Regresó sano y salvo á su pais no sin
haber amenazado á los moros de la ira
de su príncipe.
Durante todo el año 1229 se hicieron
los preparativos de guerra. Los ricos, los negociantes y todo el pueblo contri¬ buyó á la formación de una -pode-rosa
escuadra.

Nicolás Cortés, al otro lado. Reinó, coi-a propia en tales ocasiones, animada con¬ versación entre los comensales, que ad¬ quirió mayor vuelo á los postres; hízose silencio y entro nubes del Mosseux ini¬
ció los brindis el Sr. Rusiñol.
Dijo: Yó soch com els colorns missatjers que tornan al seu punt de partida

do de los aplausos era vibrante repique¬ teo de campanas puestas á celebrar aquella solemnidad.
El Sol entraba entonces á raudales
por la ventana; envuelto en una atmós¬ fera esplendente de luz, como formando aureola la blanca cabellera,-apenas se veía la figura solemne de Rusiñol El

villa y su barriada marítima. No dudamos que habrá además de va¬
gones, coches para las personas que se¬ guramente utilizarán, sobre todo en épo¬ ca de baños, los servicios de la compa¬
ñía.
Merece ser estudiada la idea con de¬
tención, pués son muchos los beneficios

etc., etc.
El cuadro, poco animado en la primera escena, va aumentando en fuerza, frases ingeniosas y chistes de buena ley, en
las sucesivas, hasta llegar al final de la
obra con una situación cómica de muy buen efecto.
En resúmen el sainete, bien se llame

SÓLLER

3

«El Fielato» ó «El Puncha Sarrias, del Sr. Rusiñol, está admirablemente escrito
y el público barcelonés, para donde saldrá
dentro breve tiempo, lo admitirá sin pro¬
testas y lo aplaudirá con verdadero calor, cual lo hemos hecho nosotros.
El «Sindicato Agrícola Sollerense» inauguró en la tarde del domingo último, su nuevo domicilio social, situado en la céntrica calle del Príncipe núm. 10, piso primero, al que asistió uu regular núme¬ ro de socios, que escucharon de labios de su Presidente D. Jaime A. Mayol, los fines que se propone la sociedad, y los
medios que piensa llevar á la práctica para conseguirlo. El joven Vice-Presi-
dente Sr. Colom terminó su conferencia sobre abonos químicos, y el Secretario D. Antonio Rullán desarrollará, en la tarde de mañana, otro tema referente, también, á asuntos agrícolas.
Al cabo de unos 50 días d® ver caer
agua y nieve en abundancia; de oir sil¬
bar de una manera deshusada y dura el fuerte viento N. y N. O., y de estar el firmamento, á todas horas, cubierto de blancas y negras nubes que sólo desapa¬ recían, allá entrada la noche, para que el rocío y escarcha de la mañana si¬
guiente fuese mayor, y pudiese causar, por lo tanto, innumerables daños á hor¬ talizas y plantas, solo al cabo de mes y medio, repetimos, se ha presentado un día, el de ayer, hermoso esplendido, ‘«on horizontes claros y despejados y bri¬ llando el astro Rey con toda intensidad. A aprovecharlo, cual las lagartijas salidas
de su escondite, salió todo el pueblo, á fin de desentumecer los miembros, da sobra paralizados per el exceso dé hu¬ medad y de frío.
Hoy ha vuelto á cambiarse la decora¬ ción, pues con agua nieve y viento ha amanecido, y seguirá, hasta, Dios sabe
•cuando.
Un amigo nuestro detuvo, días pasa¬ dos, 17 cabezas de ganado lanar que es¬ taban pastando en una finca de su pro¬ piedad, sita eu las inmediaciones de Rocafort. Dichas cabezas fueron condu¬ cidas al corral del rey y puesto el hecho en conocimiento del Juzgado.
Se queja nuestro amigo de que por aquellos olivares el ganado causa muchos
perjuicios, debido á la falta de vigilancia y de pastoreo. Sería, pues, de desear que
por quien corresponde se tomaran las oportunas medidas para evitar en lo su¬ cesivo quejas como la de que nos haeemos
eco en estas columnas.
Anteayer fué concedida la licencia ili¬ mitada á los excedentes de cupo de este pueblo, pertenecientes al reemplazo de 1902, que han recibido instrucción mili¬ tar en el Regimiento Infantería de Ba¬
leares num. 1, desde el 8 de Noviembre
«le 1903 al 7 de Enero de 1904.
Accediendo á las súplicas de la Com¬
pañía ecuestre, los señores LlinásPalet han aplazado para los días 17 y 24 del
actual las dos funciones dramáticas que

anunciamos se darán en el teatro de la
Defensora Sollerense.
En la noche del lunes emprendió viaje con rumbo á Barcelona y Cette el vapor Villa de Sóller, llevándose algunos pasa¬ jeros y abundante carga.
Dicho buque vióse precisado, por causa del mal tiempo, á permanecer fondeado varios días en el primer puerto de des¬ tino, pero sabemos que el jueves por la noche llegó á Cette siu novedad. Es pro¬ bable esté de regreso á ésta el martes ó miércoles próximos.
A principios de la presente semana desprendiéronse en el Cott de Sóller va¬ rios peñascos, efecto sin duda de las mu¬ chas aguas caídas sobre nuestro término.
Si bien los daños materiales causados
por tal desprendimiento son de alguna consideración, nos alegramos de poder consignar que no hubo que lamentar nin¬ guna desgracia personal.
La cantidad de 5030’55 pesetas ha in¬ vertido el Ayuntamiento en obras practi¬ cadas por administración municipal du¬ rante los meses de Octubre, Noviembre y
Diciembre últimos. Han consistido dichas obras en cons¬
truir una alcantarilla en la calle de Isa¬
bel II; colocación de la tubería de la fuente del Rafal á la barriada del puer¬ to, hasta las inmediaciones de Can Pel¬ los; limpieza practicada en las plazas y sumideros de localidad; adquisición de un carro de transporte; construir una acera en la calle de la Luna, varios muros de
contensión en caminos vecinales y un
desagüe en la huerta de abajo; y recom¬ poner el piso de diferentes calles y cami¬ nos, ademas de otras obras de menor importancia.
La compañía ecuestre del Sr. Nava que durante unos meses, en la plaza de toros y el Teatro Circo de la Defensora,
ha hecho las delicias de nuestra gente moza, terminará mañana sus compromisos, que, mucho nos hubiéramos alegrado, hubiesen resultado provechosas para la
Compañía, bastante desgraciada, no por falta de méritos ni atractivos trabajos que ponía eu juego, sinó por falta de pú¬ blico, que se retraía á causa del crudo tiempo que continuamente ha reinado desde su llegada. Que otra vez sea más afortunada es lo que le deseamos.
AYUNTAMIENTO
Sesión inaugural El día l.o del actual, á las diez de la mañana, se reunieron en la sala Capitu¬ lar de la Casa Consistorial, los Conceja¬ les señores D. Juan Joy Pizá, D. Pedro Mora Arbona, D. Ramón Escalas Deyá, D. Juan Deyá Castañer, D. Antonio
Castañer Bernat, D. Jaime Frontera Castañer, D. Ramón Casasnovas Miró,
D. Jaime J. Joy Castañer, D. Miguel Colom Mayol, D. Juan Puig Rullán y D. Jerónimo Estades Llabrés, para cele¬

brar la sesión inaugural del bienio Sesión extraordinaria del día l.° Enero

1904-1906. Abierta por el Presidente

1904

señor Puig, ordenó al señor Secretario,
diera lectura á los artículos 52 al 58 de

Convocados los Concejales de este

la vigente ley municipal y á la lista de los señores Concejales en ejercicio desde l.o Enero de 1902 y de los electos en

Ayuntamiento á sesión, para proceder á
la formación de las listas electorales pa¬
ra la elección de compromisarios para la de Senadores, se reunieron en la sala Ca¬

1903, cuyas credenciales fueron presen¬ tadas en la Secretaría y contra las cua¬ les no se ha interpuesto reclamación al¬

pitular de la casa Consistorial, bajo la presidencia del señor Alcalde D. Juan

Joy y Pizá, los señores D. Pedro Mora,

guna. Inmediatamente el señor Presidente

D. Juan Deyá, D.

Ramón

Escalas

don

invitó á los Concejales presentes á que tomaran asiento en el Consistorio; depo¬ sitó sobre la mesa las insignias de su

Antonio Castañer, D. Jaime Frontera, don Miguel Colom, D. Juan Puig y D. Jeró¬ nimo Estsdes y siendo las veiRte, hora señalada, el señor Presidente la declaró

cargo; cedió la presidencia interina á abierta.

D. Juan Joy y Pizá que resultó ser el

Se pusieron de manifiesto los antece¬

Concejal de más edad, entre los que ob¬ tuvieron mayor número de votos y se re¬ tiró á ocupar el puesto correspondiente con arreglo al número de votos que ob¬

dentes necesarios y se procedió á la con¬ fección de las listas expresadas y una vez terminadas, se acordó exponerlas al publico á efectos de reclamación, en cum¬

tuvo.

Entonces el señor Presidente interino plimiento de lo dispuesto en la ley elec¬

manifestó que se iba á proceder á la elec¬ ción de Alcalde en la forma prevenida por la Ley. Se dió principio al acto, lla¬

toral vigente. Terminado el objeto de la convocato¬
ria, se dió por concluido el acto y se le¬
vantó la sesión.

mando sucesivamente á los Concejales

por órden de mayor á menor, en el nú¬

mero de votos obtenidos en la elección,
los cuales fueron acercándose uno á uno

GUETOS SAGRADOS

á la mesa y depositaron en la urna, al efecto preparada, süs papeletas. Después se procedió por la presidencia al escruti¬ nio, resultando elegido por unanimidad de votos el mismo presidente D. Juan Joy y Pizá.
Proclamado el resultado de la vota¬
ción, el elegido recibió las insignias de su cargo, continuando ocupando la presi¬
dencia.
En seguida por el mismo órden y uno por uno, se procedió á la elección de los Tenientes, resultando el ejidos por unani¬ midad de votos, para la primera Tenen¬ cia D. Pedro Mora Arbona, para la se¬ gunda D. Juan Deyá Castañer y para la tercera D. Ramón Escalas Deyá.
Terminada la elección de los Tenientes

En la iglesia parroquial.—Mañana domingo, día 10.—Se celebrará fiesta votiva en obsequio de la Inmaculada Virgen María. A las nueve y media, se cantarán horas menores y la misa mayor con sermón por el Rvdo. Sr. Cura Arci¬ preste. A la tarde, después de vísperas,
continuará el novenario en honor de San
Antonio de Viana con sermón, que pro¬ nunciará el Rvdo. D. Rafael Ramis,
Pbro., practicándose en seguida el ejer¬
cicio mensual de las Madres Cristianas.
Sábado día 16.—A las seis y media, durante la celebración de una misa, ten¬ drá lugar el ejercicio mensual en honra de la Virgen del Carmen.
En el oratorio de la Caridad.—Mañana

se acordó nombrar á dos Procuradores
Síndicos resultando elegidos por unani¬ midad D. Miguel Colom Mayol y D. An¬
tonio Castañer Bernat.

domingo, por la tarde, se celebrará el piadoso ejercicio de la Buena Muerte en obsequio del Santo Cristo de la Salud.

Luego se procedió á la elección de un Regidor Interventor y resultó elegido D. Jaime Frontera Castañer por todos
los votos de los presentes.
Después que el presidente hubo dado

Registro Civil
Nacimientos.

posesión de sus cargos, á los Concejales elegidos, dió las gracias á los que le ha¬ bían elevado al primer puesto del Con¬ sistorio, desde el cual—dijo—trabajaré ayudado por vosotros para fomentar y mantener los lazos de unión que deben existir entre nosotros, para desarrollar las muchas mejoras de palpitante interés que venimos obligados á realizar.
Acto seguido la Corporación acordó
celebrar una sesión ordinaria cada sema¬
na, los jueves á las veinte en primera convocatoria y los sábados en segunda, cuya hora será variable, según la esta¬ ción previo acuerdo de la Corporación; con lo cual se dió por terminada la sesión

Varones 4.—Hembras 0.—Total 4

Ninguno.

Matrimonios Defunciones

Dia 31 diciembre.—D. Jaime Casta¬
ñer Miró, de 23 años, soltero, calle de
S. Cristóbal.
Dia 3 enero.—D. Juan Reinés Vicens, de 87 años, viudo, manzana 13.
Dia 3.—D. Mariano Valls Fuster, d® 67 años, soltero, calle de Canals.
Dia 3.—D. Gabriel Colom Arbona, de 54 años, soltero, calle de la Cruz.

inaugural.

MOVIMIENTO DEL PUERTO

*

*$

Embarcaciones fondeadas

Dia 3.—De Palma, en 1 dia, laúd San

J osé, de 19 ton. pat. D. M. Ferrando, con 6 mar. y lastre.
Dia 3.—De Vinaroz, en 3 dias, laúd Nuestra Señora del Carmen, de 47 tone” ladas pat. D. M. Cardell, con 5 mar. y
lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 4.—Para Barcelona, vapor Villa de Sóller, de 190 ton., cap. D. J. Martorell, con 14 mar. pas. y efectos.
Dia 5.—Para Palma, laúd San José, de 19 ton. pat. D. M. Ferrando, con 5
mar. efectos.
Sanco de Sóller
La Junta de Gobierno de esta socie¬
dad, á tenor de lo que previenen los Es¬ tatutos en su artículo 17, ha acordado convocar á la general ordinaria para el dia 24 del corriente mes y año, á las diez y media de la mañana, en el domi¬
cilio social.
Lo que se hace público para conoci¬
miento de los señores accionistas. Sóller 6 de Enero de 1904.—El Direc-*
tor Gerente, Damián Magraner.
SO desea vender, á voluntad
de su dueño, la casa señalada con el nú¬ mero 284, situada en el Ensanche del
«Seller».
Para más informes dirigirse á esta imprenta.
Solares Los hay para vender
en el puerto, en la propiedad el Través. Para más informes dirigirse á los se¬
ñores D. Jaime Castañer y D. Jaime A. Mayol Busquets.
DEL
ROSARIO
pata @1 año 1904
Véndese al precio de 30
céntimos en la tienda «La
Sinceridad», San Bartolo¬
mé 17—SOLLER.
CALENDARIOS AMERI-
CANOS. Se ha recibido un com¬
pleto surtido en la tienda "La Sinceridad,, San Bartolomé, 17—
SOLLER.

(15) FOliXiETttf

do de su abatimiento, y llena de confu¬ sión al oir aquella petición del esposo

de su hermana, á quien apenas conocía.

Retiróse el criado del Marqués, y Rita LA VIRGEN DE LAS LILAS le siguió, volviendo Magdalena ¿sumer¬

girse en su tristeza.

Dos gruesas lágrimas brotaron de los
ojos de Magdalena,' que cruzó las manos
sobre las rodillas con un abatimiento

Un instante después la voz de su mis¬
ma camarera fué á distraerla de nuevo,
anunciando.

profundo y silencioso, y volvió los ojos de su alma á aquel hermoso Crucifijo que había acompañado las desgracias y la agonía de su padre.
Un golpe discreto que sonó en la puer¬ ta, llamó la atención de Rita, que ponía

—El señor Marqués. Este apareció al instante, hizo á Rita una señal para que se retirase, y se ade¬ lantó hácia la joven, que, confusa y ruborizada, medio se levantó para reci¬
birle.

en órden la alcoba y el tocador con esa actividad silenciosa propia de todas las camareras jóvenes.
Pero Magdalena no salió de su doloro-

—Hermana mía—dijo el Marqués, to¬ mando una mano de Magdalena, que es¬ trechó con cariño,—vengo á ver cómo estás, y á rogarte que me trates con fran¬

sa distracción con aquel leve rumor, ni queza y que solo veas en mí un herma¬ tampoco con el que promovió Rita al no cariñoso, ó mas bien, tu segundo

cruzar ligeramente el aposento para padre.

abrir la puerta.

—¡Gracias, señor Marqués... yo...

La camarera habló un instante con la agradezco mucho!...

persona que había llamado, y luego se Y Magdalena, confusa, se detuvo sin

volvió hácia la joven.

saber qué decir.

—Señorita—dijo,— el señor Marqués La pobre niña, poco acostumbrada á

envía á preguntar si puede usted reci¬ tratar á personas de tan elevada clase, y

birle.

sorprendida por aquellas cordiales pala¬

—Responde que tendré á mucho ho¬ bras, no sabía cómo hablar al Marqués,

nor el verle—contestó Magdalena salien- J cuyo aspecto, á pesar de la franqueza de

su lenguaje, era impotente y respiraba esa tranquila majestad, patrimonio de una cuna elevada y de un talento poco
común.
Aun cuando no eran más que las on¬ ce, ya vestía el Marqués un elegante tra¬ je de mañana, como si hubiera querido manifestar á la desgraciada huérfana la diferencia que le inspiraba.
Su pantalón, de color de plomo, caía cubiendo la mitad de su reducido pié, calzado de charol negro, y hacía un per¬ fecto juego con un chaleco atigrado, de lana y seda, y con una holgada levita de
color castaña.
Llevaba una corbata negra, cuyos
pliegues estaban sujetos con un alfiler de oro liso, y sobre ella doblado el cuello
de su camisa, de azulada batista y de gran anchura.
El semblante del Marqués, sonrosado y noble en sus proporciones, era agra¬ dable y estaba lleno de distinción: su frente algo calva, y sus mejillas y barba
afeitadas con esmero, hacían lucir con
ventaja sus rizadas patillas, de un her¬ moso color castaño, como sus cejas y ca¬
bello.
Durante algunos instantes el Marqués esperó en vano á que hablase Magdale¬ na: ésta no hallaba una sola palabra que

decir: continuaba con las manos cruza¬
das sobre su peinador blanco y caídas sobre las rodillas, mientras su mirada, vaga y ruburosa. parecía contar las flo¬
res de seda de la alfombra.
—Yeo, mi querida niña, que no te ins¬ piro confianza, y lo siento.—dijo Pablo, deseando romper aquel embarazoso si¬ lencio;—sin embargo, disculpo tu tris¬ teza y tus recelos; apenas nos conocen, y Clara y yo debemos ser para ti como
extraños.
Luego tendió los ojos en derredor su¬ yo y añadió:
—Pasarás sola muchas horas del día, Magdalena, y es forzoso que hagamos por embellecer tu soledad: he mandado ya que te traigan un excelente piano que ayer tarde compré para tí.
—¿De veras?—exclamó la joven, jun¬ tando sus manos con alegría.
En seguida fijó su mirada en el Mar¬ qués y le contempló con muda atención durante algunos instantes.
Era evidente que aquel hombre tenía
un hermoso corazón, cuando se le había
ocurrido que la música es una compañía y que la soledad puede embellecerse con
las artes.
¿Cómo era que Clara no había tenido el mismo pensamiento?

¿Y cómo Clara llamaba un amo á aquel hombre tan tierno y generoso?
—Te agradezco tanto más ese pensa¬ miento. mi bueno y generoso hermano —dijo Magdalena,—cuanto que deseaba mucho un piano; una hora hace apenas que rogué á Clara me lo enviase.
—¿Qué contestó?—preguntó el Mar- * qués.
—Al principio se negó á condescender
con mi deseo.
—¿Se negó? —Nada tiene eso de extraño: me dijo que ahora no podría cultivar la música, porque me haría falta- el tiempo para cumplir con los hábitos del gran
mundo.
—¡Ah, desgraciada niña!—exclamó el Marqués;—¡quiera Dios qué jamás pene¬
tres en él!
—No lo deseo—repuso Magdalena.— ¡Oh, no! no lo deseo; y eso mismo fué lo que dije á Clara; entonces ella me con¬ testó que no quería violentarme y que esta tarde tendría el piano. ¡Ah, herma¬ nos míos!—prosiguió la joven: vosotros sois buenos, y yo deseo amaros con todo
mi corazón!
Pablo iba á contestar á aquella ingénua expansión de gratitud; pero se lo impidió la puerta que se abrió para dar

■m

SÓLLER

.ni Tinelos ue so inserten en esta sección pagarán: Hasta tres in'•'-Cícecs á razcc. de 0‘Ó5 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á
dn de 0'03 pcietas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. H1 valor mil i no de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
que se componga, será de 0‘50 pesetas. Xas lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
la por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de uua columna ordinadíl periódico.

Sección

de

Anuncios

I po
una columna 1'50 ptas., del ddee dos 3 ptás., y así en igual proporcióon, En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda, Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬
tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se com oongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Loa auacriptorea disfrutarán una rebaja de un 25 por
ciento

La ilustración Española y Americana.-La

ATENCIÓN AGRICULTORES!!

Moda

Elegante. - La

Ilustración

Artística.-El Si queréis abonar vuestros campos, seguros de ob¬
tener resultados eficacísimos, emplead el

Salón de la moda.-Album Salón.-La Borda-

SAINT Si

n

dora.-La Perla Artístiea.-La Mariposa.-Blan- ;jue se expende en la acreditada droguería de

<30 y Negro.-La Zapatería Ilustrada.-Nuevo ARNALDO CASELLAS-*®**, ”

Mundo.-Sol y Sombra.-La Ultima Moda.-Por En este establecimiento encontrareis toda clase de

Esos

Mundos.....-Pluma

y

Lápiz.-El

Teatro.- primeras materias para composición de abonos; sul¬ fatas y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos

IIojas Selectas. - La

Patria de Cervantes.- Alre¬

para azufre; bombas y demás
rizar arboleda.

utensilios

para

pulve¬
i

infinidad de periódi¬ dedor del Mundo, y otra

Instalaciones completas de cañerías para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬

cos y revistas ilustradas de España sirve el mendrón y toda clase de conservas.

“Centro de Suscripciones,, sección tercera de
LA SINCERIDAD, San Bartolomé, 17.—SOLLER.

FE01T1TOB» PiaFBjCCldS Y IC01OÜÍk
¡¡No equivocarse,, LUNA, 17-SÓLLER!!

L VILLA DE SÓLLER GO > W
a
"i

mmmmm wmmmmmB Comisión, — Representación, —Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especia! para el transbordo y reexpedición de naranjas,

3 -°

frutas frescas y legumbres

BAUZÁ¥ MAS

O

AGENTES DE ADUANAS

po,

CilliRB y F0RT-B0Ü (Frontera Franco-Española)

Corresponsales á GIVET, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)

Swrielo e&tn Salín, Succiona, Galle j Ticcrersa

“
en

tn a

trt
A partir del próximo mes de Abril serán fijos los dias de cn

calida.

TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Bou.
1 RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
L‘ ASSICURATRIGE ITALIANA

Consignatarios:—En Sóller, D. G. Bernat.—En Barcelona, D. J.

en

Houra.—En Oette, Sres. Colom Fréres y J. Cantó.

a

crc¡

Pr

ABONOS QUÍMICOS Y LABORATORIO BIOLÓGICO

P
en <D

Sociedad de seguros contra los
A€CI©EHrTEIS DEL TRABAJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

DE
PRIMERAS MATERIAS PARA ABONOS
"ST
AR0SS0S QUÍMICOS PASA TO3O0S LOS OVLTZTOS
INSECTICIDAS Y PARASITICIDAS

en

P
n

ÍsB5Hl'’^^l«Ss5

pV

en

O)

M t en
fD

J

Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.

REPRESENTACIÓN DE LAS MEJORES FÁBRICAS
CONSTRUCTORAS DE INSTRUMENTOS, PULVERIZADORES Y MAQUINARIA AGRÍCOLA
GUANO ESPECIAL PARA NARANJOS, de GILI
DEPÓSITO T REPRESENTACION EN SOLLER:

EL ET
o Cu
rD
rD
P
r-f*

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ABNALDO
GASEELAS.
LA SINCERIDAD

D. JOSÉ FORTEZA (BiBí) Um, 24

n>
P

Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbona

lotel testawant del Universo
DE
Vda. de j. serra
PLAZA OL PALACIO-8.-BABCELOAA

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

LA SOLLERENSE

VINOS AL POR MAYOR

DE
COIiíii

COMISIÓN Y AJUSTE
( —
JUAN ESTADAS
MIMn Y Util»
TELÉFONO
UEZICtYAST (Ande)

j PORT-BOU (Frontera taco
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

pV

San Bartolomé, -17, - SOIdLMR

rD

c

P

Cu

SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES

P

Se hacen toda dase de impresiones á una i varias tintas: Acciones para sociedades,

títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás traba¬

Ge
^•

«3

dos de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas,
programas, carteles, circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬ dernaciones económicas y de lujo.

Ch

—3

SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERIA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO

t=3
AMBUA ESPARTERIA
DE
AHTono mmk w ^
LUNA, 6—SOLLER

Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬ nómicos á los de más luje, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬ ranjas, de limones y de mandarinas. libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos
variados para escritorios y oficinas, coronas, jlores artificiales, y objetos para hacerlas, sacos y
cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc. etc.
I LABRLLOS HDRADLICOS, RASERAS,

Ofrece á sus clientes y al público sus varios artículos de obra de pal¬

s i*cusí i fus i ai

mas, pita, cáñamo y otros muchos objetos de su ramo, que tiene en su
nuevo establecimiento.
Su mejor recomendación será, la

DE LA CASA
ESCOFEf, TEJERA Y <V de BARCELONA

superior calidad de todos sus artí¬ culos á precios los más económicos.
Se pasa á domicilio de quien lo solicite para alfombrar las habita¬ ciones y demás trabajos del ramo.
UNO OLVIDAR AL ANTIGUO SERRIÉÜ

Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar,
áOLLÉR/,—Imp. de «La Sinceridad»