AfíO XVIII.--2.* EPOCA.-NUM. 870
AfíO XVIII.--2.* EPOCA.-NUM. 870

r
r^vT T

SÁBADO 5 DICIEMBRE DE 1903
ti1 L>

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 34, París.
América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer- ]
to-Rico).

Fundador y Director-Propietario:

Redactor en Jefe:

D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

j D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

—-*§» SOLLER

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.) ,

jPAG0 Extranjero: 0’75 francos id. id.

adelantado.

Número suelto OTO pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria
LA BRUJA
I
Pablo llamó á la puerta del domicilio del doctor Manoury, y acudió á abrirla una hermosa joven, cuya belleza singu¬ lar sorprendió extraordinariamente al recién llegado.
—¿Qué desea usted, caballero? —¿El doctor Manoury?... Yo soy el
doctor Newal.
—Sí, señor. ¿Es usted el médico que viene á reemplazar á mi padre durante
su enfermedad?
—Sí, señorita.
—Yenga usted. He enviado á la cria¬ da á su país y me veo precisada á abrir
la puerta.
Pablo, á quien la suerte no había fa¬ vorecido en París, quiso probar fortuna sen provincias, y se dirigió á Pont Leveque, á donde había llegado el día ante¬ rior, con objeto de sustituir al médico titular del pueblo.
El doctor Manoury era un buen ^hombre no desprovisto de ciencia; pero víctima de la manía persecutoria. Era viudo y vivía con la única hija que de su matrimonio le había quedado.
Su clientela era escasa, pués le hacía una competencia terrible una curandera á la que llamaban la bruja. Vivía ésta en las afueras de la población y tenía
fama de curar todas las enfermedades
que aquejaban á los moradores de la co¬
marca.
—A causa de esa maldita vieja—dijo el doctor Manoury al doctor Newal—me .gano con dificultad la vida. Y aquí me
ve usted en casa, cansado de andar día
y noche por el campo, -asistiendo á mis enfermos, sin tener jamás un momento
de reposo.
II
La dolencia del doctor Manoury no
era de las que pueden curarse rápida¬
mente. Pablo se instaló en el domicilio
de su compañero y á las siete de la ma¬ ñana daba comienzo á sus trabajos. A las doce se iba á comer, y luego daba cuenta á monsieur Manoury de las visi¬ tas que había hecho y del estado de los pacientes..
Después reanudaba sus tareas hasta la
hora de comer..
El doctor Newal se sentaba á la mesa
acompañado de Margarita, la hija del doctor Manoury, con la cual hablaba de música y de pintura, artes por las cua¬
les sentía la muchacha extraordinaria
afición.
A veces, sin embargo, la conversación
tomaba distinto giro.
Margarita interrogaba á Pablo acerca de sus estudios, de su familia y de sus proyectos para el porvenir, y el interpe¬ lado le confesaba la pobreza de sus pa¬ dres, perdidos en una aldea de Auvergne, y le daba cuenta de las dificultades que había tenido que vencer para ter¬
minar su carrera en París.
¿Sus proyectos? Aspiraba Pablo á ser un gran médico, á ser rico y á ganar mucho dinero para sus padres, que tan
heróicamente se habían sacrificado por
él.
—¿Y no piensa usted casarse?—le pre¬
guntó un día Margarita. —Mi madre lo desea—contestó Pablo
sonriendo—y creo que ha descubierto para mí una rica heredera, con cuya fa¬
milia está en muy buenas relaciones. Margarita se levantó bruscamente de
la mesa y se dirigió presurosa,, al cuarto de su padre.
III
Pablo, como de costumbre, después de comer leía á Mr. Manoury la lista de los enfermos que había que visitar.
El paciente, visiblemente emocionado,
exclamó de pronto:
—¡No, no, de ningún modo! ¡No quie¬ ro que vaya usted á visitar á la tía

pin, á esa maldita bruja que tantos per¬ juicios me ha causado! ¡Que se cure ella
misma con sus sortilegios! Y tanto insistió Mr. Manoury, que
hizo prometer á su sustituto que no la
visitaría.
Pablo salió á la calle y terminó su tra¬ bajo á las cinco de la tarde. Encontrᬠbase en las afueras del pueblo, y al ver la choza de la bruja, dijo para sí.
—¡Miseria humana! ¡No la visitaré co¬
mo médico; la visitaré como filósofo! Pablo entró en la cabaña de la tía Tu¬
pín, donde le esperaba una sorpresa ex¬
traordinaria.
Junto al lecho de la anciana hallábase
Margarita con una taza en la mano. Cruzarónse las miradas de los dos jóve¬ nes, que se contemplaron con lágrimas en los ojos.
Margarita murmuró: —¡Qué bueno es usted! ¡La pobrecilla está muy grave! Pablo, sin contestar, examinó á la en¬ ferma y comprendió desde luego que estaba muy comprometida la existencia de la bruja. El médico hizo una receta y mandó
á buscar inmediatamente el medica¬
mento por una vecina, que estaba al
cuidado de la enferma.
Pablo y Margarita regresaron juntos
á su casa.
—Ha hecho usted muy bien—dijo la joven—en no cumplir lo que había pro¬ metido á mi padre.
Antes de separarse convinieron en no decir á Mr. Manoury nada de lo ocu¬
rrido.
Al día siguiente y en los sucesivos los dos jóvenes volvieron á encontrarse en la choza de la bruja.
—¡Sobre todo—decía siempre Marga¬ rita á su amigo—que mi pobre papá no sepa nada de esto!
La tía Tupín recobró al fin la salud y la vecina que la había asistido difundió por el pueblo la noticia de la milagrosa curación de la bruja.
Desde aquel momento, Pablo fué soli¬ citado en todas partes para que asistiera á las personas más pudientes de la co¬
marca.
Un día en que Margarita y Pablo se
hallaban en la choza de la convaleciente
una de las clientes de la bruja preguntó de pronto á la hija de Mr. Manoury:
—¿Mr. Newal es su novio de usted? Los dos jóvenes se pusieron encar¬
nados.
Margarita volvió el rostro y se entre¬ tuvo en arreglar los objetos y medica¬ mentos dispersos que había sobre una
mesa.
Pablo, hondamente emocionado, salió
precipitadamente de la choza.
IV
La cena fué aquella noche muy breve y silenciosa. Era la primera vez que sehallaban un tanto perturbados, al verse
solos.
Terminada la cena se dirigieron á la habitación de Mr. Manoury, y á los cin¬ co minutos se retiró Margarita, pretex¬ tando un pasajero malestar.
En vista de que Pablo hablaba poco, contra su costumbre, el enfermo le dijo.
—Está usted muy cansado y debe us¬
ted ir á acostarse.
Newal se despidió de su compañero, y en vez de irse á su cuarto se fué á dar un paseo por el jardín.
A los poeo& momentos divisó á Marga¬
rita sentada en un banco.
Bruscamente y siguiendo sin vacilar los impulsos del corazón, se acercó á ella, le cogió una mano y exclamó con
acento tembloroso:
—¡La amo á usted, Margarita, la amo
á usted con delirio! ¿Quiere usted ser mi
esposa?
Margarita fijó sus ojos en los de Pablo á quién en aquel momento iluminaba un rayo de la luna, y luego murmuró:
—¿Y la rica heredera que su madre la tiene reservada? ¿Y su porvenir?...
—Nada me importa.

—¿Y su madre de usted? —Estoy seguro de que aprobará mi elección. ¿Quiere usted ser la compañera
de mi vida?
Por toda contestación, Margarita le
tendió la frente.
Paul Andes.
ADEUi...
¡Patria, adeu!... Aden, caseta
De mos pares, hont he nat, Arquimesa hont guart la joya Qu’ estim mes y que mes val, La corona d’ alegries Ab que ’m varen coronar Al trench d’ auba de la vida, Tot besantme, Ts primers anys.
Adeu, vila enrevoltada D‘ ametlers y d’ olivars; Vergeret de roses fines, Flors de murta y lliris blanchs Per hont volan, com si fossen Papellons del mes de maig,
Los recorts de 1’ infantesa Mes bells sempre com mes va.
Adeu, caseta; adeu, vila; Y adeu, tu, vell campanar Que veig que t’ alsas y ’m miras Per demunt deis olivars!..., Veig encara la creueta Que F oretj la fa girar, Y apar que’m diga ¡A reveure!... Girantse d’ aqi y d’ allá...
Les fulles seques cauhen deis arbres,
D’ en una en una totes se ‘n van;
Pe ‘1 vent empreses, totes s‘ alluyan Y despareixen volant, volant.
Jo, aixis com elles, fulla d‘ un arbre, Retut pe ‘ls sitgles, ferit pe ‘1 llamp, A la ventura, sense una estrella Que m‘ acompanyi, també me ‘n vaig.
Les fulles seques que ‘1 vent seú porta, ¿Qui sap hont van?
Jo, fulla mustia, fulla cayguda, ¿Qui sap hont vaig?...
Horabaixa, que ‘1 sol queya Resplandent dins de la mar; Horabaixa, quant la fosca S‘ estenia per la valí, Quant les colors s‘ esmortian
Y morían tots los cants,
M‘ ha respost ab sa ven clara Retrunyint pe ‘ls comellars, La campana de F esglesia Del llogueret amagat Dins un redol d‘ oliveres, De tarongers y parráis:
—«Les fulles seques que ‘1 vent se ‘n porta Aixi qu‘ arriba 1‘ ivern gelat, No volan tristes á la ventura, Ni van perdudes d‘ agí y d‘ allá:
Tant si 1‘ oratge bramant alloure Les arrossega pe ‘ls arenáis,
Com si á les ones avalotades
Les dona un dia de temporal.
El que féu arbres, fulles y oratges,
Deserts y mars,
Sap bé d' hont venen les fulles seques, Y sap hont van!...»
A Vos, que tot ho creáreu, Que ‘u regiu tot, y senyau
La via ais aixams d‘ estrelles
Que rodolan per 1‘ espay; A Vos, que desde 1‘ altura Dictau lleys á vents y llamps, Y aturau ab grans d' arena
Les onades de la mar;
A Vos, que quant sia 1‘ hora
D‘ acabar tot lo creat, Vos bastará una mirada, Sois un mot, per aturar
La llarga corrent de sitgles Que corren avalotats Com onades neguitoses Que s‘ empenyen bramulant;
A Vos, que de res me féreu,

A Vos avuy m‘ encoman; Siau ma llum y ma guia Tant per térra com per mar; Méntres duri ‘1 romiatge D‘ aquest mon, no ‘m deixeu may, Y obriume del cel, quant muyra, Les portes de bat á bat.
Ramón Picó Campamar.
Variedades

na, lo hacen recomendando al mismo
tiempo que se vaya más temprano al lecho y que se dé al cerebro el necesario
reposo.
En Francia y en Inglaterra la afición creciente á todo género de «sport», ha
hecho á las damas relativamente madru¬
gadoras, y así se vé por la mañana, de diez á doce, cuajado el Bosque de Bolo¬ nia de elegantes amazonas, de excursio¬ nistas á pie ó en automóvil, que aban¬ donan el mullido lecho para dar su paseo, matinal, el más higiénico de todos.

El hábito de madrugar

El café

Ocioso es consignar que uno de los
distintivos característicos de la vida mo¬
derna es la actividad y el deseo de aten¬ der. en el menor espacio de tiempo, á múltiples ocupaciones.
Este afán de vivir deprisa tiene forzo¬

El café puro, caliente, tomado en ayu¬ nas, según la unánime opinión de nota¬ bilidades médicas, preserva de muchas
enfermedades infecciosas.
Las observaciones han sido hechas en

samente que robar horas al sueño, y el hábito de madrugar, sobre todo entre personajes y altos funcionarios, es hoy general, indispensable.
Madrugador es el anciano Emperador Francisco José; el Emperador de Alema¬ nia, que invariablemente se acuesta á las once y se levanta á las cinco; el rey
de Italia, acostumbrado desde su niñez

Alemania, donde se ha visto que casi to¬ dos los que tienen la costumbre de to¬ mar café puro en ayunas, no han sido atacados del cólera, tifus y otras afeccio¬
nes semejantes, mientras que para los pocos que no han podido escapar á su forma más benigna, la mortalidad ha sido en una proporción media de 6 por
100.

á un plan higiénico severísimo, que le hacía dejar el lecho á las seis de la ma¬
ñana, para tomar en todo tiempo un baño frío, costumbres que ha preserva¬ do aún ahora, en que es dueño de su al¬

El café contiene: primero, sales útiles
para la nutrición; segundo, principios aromáticos que influyen con ventaja so¬ bre la digestión; tercero, una importan¬
tísima cantidad de sustancias grasas,

bedrío, y por último, nuestro rey Alfon¬ principio de los alimentos respiratorios;

so, que aun en las frías mañanas del
crudo invierno está levantado apenas clarea el día.
Entre los políticos de alto vuelo, el madrugar es igualmente costumbre pe¬ renne, si bien, como le sucedía á Glads-
tone, esta necesidad de levantarse tem¬
prano le importunaba sobremanera.
«Me levanto, invariablemente, á las

y cuarto, materias azoadas, principio de los alimentos reparadores.
Una infusión de cien gramos de café en una libra de agua representa 20 gra¬
mos de sustancias nutritivas.
Está demostrado que un hombre que se alimenta con escasez puede gozar de buena salud y trabajar más si se aumen¬
ta su ración con una de café.

ocho, decía en una ocasión grande el La infusión de café apacigua el ham¬ hombre de Estado inglés pero cada ma¬ bre y aumenta las fuerzas cuando esta

ñana me parece que necesito un esfuer¬ zo mayor que el del día anterior para
arrancar del lecho.»
Estas mismas ó parecidas ideas profe¬ sa Mr. Chamberlain, á quien sus enemi¬ gos motejan porque jamás está visible
antes de las nueve de la mañana, to¬
mando acostado su desayuno.
Julio Verne se sienta todos los días á
las cinco de la mañana á trabajar y per¬ manece en el despacho de su residencia

bebida no perturba con sus efectos el
temperamento, ó no está contraindicada para la salud.
Un litro de café con leche representa
seis veces más de materias azoadas que
el caldo de puchero. El coste de una taza del mejor de los
cafés hecho por uno mismo, con azúcar á discreción, no puede exceder nunca de doce céntimos de peseta.

de la rué Charles Dubois, en Amiens,

hasta que á las once en punto le avisan que está el almuerzo.
Su tarea de la mañana dura, por lo
tanto, seis horas consecutivas.
M. Thiers se vanagloriaba de que ja¬
más se le había encontrado en el lecho
después de las cinco de la mañana, y cuando un quehacer ó negocio extraor¬ dinario lo exigía, levantábase más tem¬ prano aún, y después de tomar una taza de café con un pequeño pan tostado, se sentaba á la mesa de su despacho, tra¬ bajando ocho horas seguidas, hasta el
almuerzo del medio día.
* **

Sección Científica
EL ALCOHOLISMO
La falsificación de los alcoholes ha lle¬
gado á un extremo tal, que si continúa por este camino sería necesario que los gobiernos tomasen sérias medidas para evitarla. La República suiza, dando muestras de previsión y de sabiduría ha votado una ley represiva contra este mal que toma caractéres alarmantes.
El alcoholismo, es decir, el abuso de bebidas alcohólicas, ha sido en todo

En los países extranjeros esta costum¬ tiempo un peligro para las sociedades,

bre de madrugar excesivamente es mu¬ porque quien usa con exceso de ellas se

cho mas fácil que en España, donde se embrutece, se envilece y se degrada; pe¬ trasnocha y donde no se acaban los tea¬ ro nunca como ahora ha sido necesario

tros, como en Alemania y Austria, por ejemplo, á las diez de la noche.
* El dormir menos de lo necesario es al¬
tamente perjudicial para la salud, y

tomar precauciones contra el desarrollo de un vicio en el cual radican quizá mu¬ chos crímenes que no tienen explicación
razonable.

buen ejemplo nos dan, entre otros, dos El alcohol, aun cuando se extraiga elevados personajes ingleses, lord Cairns por la destilación del vino, ha sido siem¬

y lord Herschell, quienes vanaglorián¬ pre venenoso en cierto grado, pero des¬ dose siempre de que dormían muy poco, de que la ciencia química ha descubierto y el primero de que podía pasar dos no¬ los medios de producirlo, valiéndose de

ches sin reposo alguno, pagaron con la mil diversas sustancias, y desde que el vida estas imprudencias, muriendo jó¬ comercio lo ha abaratado fabulosamen¬

venes y, según el dictamen facultativo, de exceso de fatiga.
Por regla general, el sueño debe durar

te, las víctimas van en aumento y nadie sabe á donde llegarán si con tiempo no
se acude al remedio.

unas siete horas, ó por lo menos perma¬ necer ese espacio de tiempo acostad®. Los modernos higienistas, que pregonan

Alemania, donde todo se falsifica y se
adultera escandalosamente, es el país que cuenta con más fábricas de destila¬

. las excelencias del aire puro de la maña¬ ción, y donde por consiguiente, se pro-

SOLLER

¡Staceemás alcohol. Pero no existiendo vi-
¿fsedossino en regiones muy pequeñas,
0-siendo muy reducida la fabricación del vino, los alemanes no pueden desti¬ lar una materia que no tienen. En su
defecto se valen del arroz, del trigo, del

dades que boy le hacen odioso,.y desa¬

parecerán las pocas ventajas que el po¬

bre puede esperar de la suerte.

í

Los verdaderos conceptos de la liber¬

tad y de la igualdad mo debieran bus¬

carse en.-ningún a clase de la sujeción

semejantes revoluciones ha pasado ya. Hablo de una revolución pacífica y fe¬

cunda.

¡

Quiero concluir dirijiendo mi último/

pensamiento al valle encantado -por
donde corre una brisa olorosa, á las al¬

se T amo de sa batuta de sa civilizació y de sa cultura de Sóller, dictant lleys y do-
nant reglas per sa felioidat d’els solle-
rics, eom heurem premut un poc sa seue embrionari sabiduría, heurá que-
dat es joven de dissapte passat, en poq ne¬

rnaiz, de la avena, de la patata, ó de la de la voluntad individuará los servicios tas y majestuosas montañas que lo cir¬ ta sustancia gris, y molteta mala!oten ció;

¿'fermentación de los residuos de ciertas
'industrias en que entran como elemen¬
tos las melazas, la remolacha, etc.

del Estado, sino en el respecto absoluto de esta misma voluntad, y en este senti¬ do, debieran servir en las filas del ejér¬

cundan, muralla gigantesca que parece puesta allí por la mano de Dios como para ocultar á los ojos de los otros pue¬

un joven piconari, arrevexinat, un poc encancarevellat d’entendre, tan estiradó
que pareix que s’-estira per creixa, y que

El alcóhol de vino tiende á desapare¬ cito, en épocas de normalidad, tan solo blos la riqueza y la felicidad del pais.

tot fent barras á sa discusió, axí mateix

cer: en su lugar se producen los alcoho¬ aquellos que quieran ser militares ó sor les industriales contra los cuales es ne¬ dados, porque sientan vocación por esta

Pedro A. Rüllan.

•próva de -tnossegá en es contendiente,
com ell ma diu.

cesario levantar la voz, sino para impe¬ carrera: nunca los que prefieren el tra¬

M’ apareix qu’ aquest joven en so seu

dir su importación para restringirla bajo de los campos ó de los talleres,

articlet també ha dit. tal vegada sensa

considerablemente.

porque los primeros tienen tanto dere¬

-Su abuso originada embriaguez rápi¬ cho á su vocación de soldados, como los

Tribuna Pública

voler, que tenia poqueta educació. Su¬ poniendo (\\xxe> sigtvi axi, aixó s’arregla

da é inmediata, enfermedades crueles segundos á ser labradores y obreros de

joven, anant un cuant temps á un’esco¬

•quecausan en lq población una mortan¬ dad alarmante, y pasiones feroces y bru¬ males á las que hay que atribuir la comi¬
sión de crímenes horribles.
•Según los experimentos practicados -por los renombrados químicos Dujardin43eaumetz y Audigé, en el cadáver de un individuo que baya tenido durante su •; vida el vicio de la embriaguez por el uso

las fábricas. Así lo han comprendido los Estados Unidos, Inglaterra y Suiza, que
tienen establecido el servicio voluntario,
y son las naciones más fuertes y más
liberales.
Los agricultores catalanes sentimos
esta idea con tal inmensidad en nuestra
conciencia, que la del servicio obligato¬ rio es considerada sin escepción como

Senyor Director d’el Semanari Sóller.
Molt senyor meu: Agrahiré també, y li anticip grades, perque fasse dos dotblés de lo mateix ab’aquest altre article, titulat Xátxara, qu’acompaña la present, suplicantlí de nou, segueixí guardant es secret, respecte es nom y apellidos, d’es seu afectissim y S. S.

la qu’en’enseyñin; y ja que parlam
d’escolas, si no fós manarlí massa fei-
nas, també li convendría qu’aprengués d’escriura en claredat, perqu® sa clare-
dat en so dir sas cossas, es una de sas
primeras condicions de s’escriptor; y ja sap que sempre ma tendrá á sa seue dispossisió per cualsevol mal remendó
nessesiti. de

de alcoholes industriales alemanes, se una gran desgracia, contra la cual se • encuentran en gran cantidad el alcali opondrían todos los votos y todas las vo¬

Sóller 4 de deserabre de 1903.

Un Sabateb.

etílico, el propílico, el butílico, el anaíli-. luntades. Refractario por tradición y por co, el metílico, el anantilico, el cqprílico su historia nuestro pueblo á la contribu¬

XÁTXARA

„ y otros.

ción de sangre, ha preferido siempre so¬

Diremos, para inteligencia de los pro¬ brellevar toda clase de sacrificios pecu -

He lletgit s’article, sense nom, qu’a-

De la Península

fanos que todas estas voces son los nom¬ niarios cuando ha podido, antes que en¬ quell joven G. B. de marras, publique en

bres de otros tantos venenos.

tregar los hijos al brazo militar, en los el derrer número d’aquest Semanari, y

De La Epoca, de Madrid, acerca de la

El alcohol extraído de la remolacha, precisos momentos en que se inician en m’apareix un articlet piconari, arrevexi- Lotería de Navidad:

- es de los más nocivos que se conocen, ellos los estímulos del trabajo y se em¬ nat, un poc encancarevellat d’entendre, A juzgar por los pedidos de billetes

pero el que figura ®n primera línea por pieza á pensar en sentar las bases del y tan estiradó, que pareix que s’estire que hay este año, adviértese que hay

sus propiedades tóxicas, es aquel en que porvenir.

per creixe; pero deixem anar lo d’es tanto entusiasmo por la Lotería de Na¬

entra como principal materia la. patata:

En cambio, nunca han faltado aquí, creixe, y ja heu veu joven G. B. no em vidad como en años anteriores.

•r este Gontiene toda la série de venenos por cierto, buenos voluntarios cuando fá mal só lo de sa xátxara com califica

Antes de hacerse la consignación ordi¬

-antes nombrados y demás ácidos grasos, la patria ha estado en peligro y les ha sa meua manera de dir sas cosas, cuant naria de billetes á las Administraciones

\_ y una esencia particular de una acción llamado á filas.

batiy en sa mateixa aigo beneita, sas de Loterías, pidieron éstas á la Dirección

. rapidísima y enérgica que basta para La historia habla muy alto acerca de cuatro retxes qu’avui beuré d’escriure, del Tesoro, satisfaciendo su importe, bi¬

^concluir coa los organismos más ro- este punto y nos creemos relevados de omplint s’espedient de cortesía de con- lletes por valor de 18 millones de pe¬

< bustos.

recordar los hechos gloriosos que en ella testá es seu arrevexinat articlet. Perque setas.

El alcohol de patata, el más nocivo y quedan perpetuados.

noltros sabatés, també tenim sa mique

Administración ha habido que en un

<r el más peJLigrosq para la salud, es el vque

Pero nuestros mozos en tiempo de paz de cortesia qu’aprenim anant peí mon, solo día pidió 364 billetes, ingresando en

en mayores cantidades se importa en sirven en el ejercito por pura ó impres¬ cuant deixam s’estira-peu.

el Tesoro 364.000 pesetas.

. España procedente de Alemania.

cindible necesidad. Les horroriza dejar ¿Y com les me hauría d’arreglá, Deu

Sería.curiosa una estadística criminal
comparativa, tomando como base un petriodo de tierppo-durante el cual no se . importaban en España alcoholes alemac;nes,, y relación aria con otra á partir de , la fecha en que ese tráflGO día adquirido
'. desarrolla fabuloso.
.¿La embriaguez en-nuestro pueblo no i ba presentado jamás los caractéres de ¿ferocidad que ahora se observan. Aun .'•en medio del temperamento de nuestra ¿raza impresionable, quisquillosa y pen< denciera, ha conservado en las manifesí:1¡aciones más.bajas del vicio cierta alti— *vez, nacida del fondo de su propia natuf raleza, .de ese fondo -que no se borra «minearsino cayendo en espantosa abye¬
cción. .El número de crímenes aumenta en
^proporciones alarmantes: las más de las ¿ veces-se cometen por motivos fútiles, en
dos cuales la exaltación y la ceguedad j juegan principal,papel.
A la administración foca averiguar si «entre los beneficios que debemos á Ale.mania, ha de entrar el aumento de po¬ blación en nuestros estableeimientospe-
¿mtenciarios. J. T.
Actualidades
impresión de la quincena
Porícreerlo de interés y encerrar nues¬
tro pensamiento sobre el servicio militar •obligatorio copiamos el presente escrito de El Mundo Agrícola. Dice así:
«Tenemos sobre el tapete un asunto
que interesa mucho á nuestra clase agri•cultora; el del servicio militar obliga¬
torio.
En,pleno imperio de la democracia y al amparo de los principios de libertad, de igualdad y de fraternidad, se preten¬ de sujetar á todos los ciudadanos á una •misma regla de esclavitud: la regla de los tiempos del imperio romano ea que los hombres, por el hecho de nacer, ha¬ bían de consagrarse al servicio del Es¬
tado.
Que semejante reforma fuese patroci¬ nada por los partidarios del socialismo, lo comprenderíamos hasta cierto punta; pero no se comprende que la defiendan

el terruño, su familia y su trabajo coti¬ Sant, per cumplí aquest dever de corte¬ diano durante el tiempo mejor de la ju¬ sia, si, entre col y col, no hey masclés

ventud, sin otra finalidad que la de cualque broma, avent d’omplir unas

aprender la ordenanza y vivir la vida de cuantas cuartillas que tenguin una mi¬

cuartel.

zque de color d* article de polémique,

¡Cuántas familias agricultoras de Ca¬ cuant no me queda rés que dir respecta taluña podrían testificar con su ruina la de sa materia que discutim, desd’el mo-
verdad amarga de estas observaciones!...! ment que no se m’ha destruit un sois ¡Y cuantas otras más sufrirán los sin¬ mot de sas rabons y arguments que teñe
sabores de la miseria si llega á ser ley,' fets á favor de sa causa que defens. He

como parece, el servicio militar obliga-: vengut á dir ab aquestas rabons y argu¬

toriol...

ments, joven G. B. que si sa polítique y

s’ administració s’ ajudan y s’ estiman,

fan un matrimoni qtii no ha ¿P escanda¬

LA REVOLUCION DESDE ABAJO

llará ningú el veurél jeura plegat, per . joven y pudorós que siga es joven qu’ ál

veija fentsa moxonias, dins es Hit d’ es

Hace dos años, á la misma época, municipi. He vengut á dir qu’aquest

hombres independientes surgieron le¬ casameot de polítique y admiuistració
vantando la bandera de la regeneración. donará bon fruit, y que parirá hasta

Llamáronse el «Partido Local sollerense», <bassonadas de millores y beneficis p’ els

decían no pertenecer á ningún partido seus administráis. Naturalment que si

político, únicamente lo que les animaba ella, sia s’ administració. sia sa polítique

eran los intereses de Sóller, y el bien de la patria chica. Sóller ante todo. Hubo en el pueblo un gran entusiasmo, todos saludaron con regocijo el advenimiento

es una mala dona, no podan esperá res de bó d’ es matrimoni, com no ’s pot es¬ perá res de bó de cap matrimoni qui sa
¡famella sia una mala dona. Y lo mateix

del nuevo partido y la muerte del caci¬ dic en cuant á ses personas polítiques, quismo. esa lepra que consume España. mal anomenadas caciques per aquestyo-

Ayer presentóse otra vez la lucha; ayer ven G. B. Si aquestas personas políti¬ los intereses del pueblo estuvieron en ques, son bones, bones serán ses seues

peligro. ¿Donde estaban estos hombres obras, les’ abomini ó ensalsi aquest jo¬

que prometieron la regeneración del ven G. B. ¿Creu tal vegada, aquest joven

pais? ¿Donde estaba el deber de ellos? Allí en la brecha, á luchar por los mismos ideales. Ni siquiera presentáronse á la lucha, dejando asi el campo libre al ene¬

G. B.. qu’ es política bao de ser precisameat caciques, y qu’ es que diuen que no son política, no poden eser caciques? Tot aixó be vengut ha dir en so meu

migo. Tal vez como el gran Silvela dudan
ya del porvenir de España, tal vez han

article Vm y res se m’ ha refutat. ¿Que vol que li digui aquest joven? ¿Yol per forsa qu’en serio ni digui cuatre de fres-

perdido ya toda esperanza de regene¬
ración.
Y bien á pesar de todo, con la ayuda 6 sin la ayuda de nuestros gobernantes la regeneración de la patria se hará. Cuando se dirije la vista á los elementos

ques? ¿Vol qu’en serio li digui qu’es un niu buit, per exempla? ¿Vol qu’en serio li digui que, per afejitó, te poqueta educació? No .joven, aixó en serio no heu di¬ ré mai; en broma, encare, encare, podría pasar, com diuen en D. Joan Tenorio.

gobernantes se ve la desesperanza, el desaliento. Apartemos la vista de estos gérmenes sin vida, y dirijámosla al pue¬ blo y lo vemos mostrándose cada vez
más robusto, cada vez más firme en su
anhelo de recogerse en si mismo y re¬ constituirse. Dirijo una mirada por to¬ das las provincias de España y por todo veo industria, comercio, trabajo. Escu¬ cho la voz de la España nueva, de la

Axí com es que té dolor reumatic ó ulls de poli, sa tem d’es temps, jo me vaitx tema qu’ aquest/cw# envidave de fals, y que faria barras á sa discussió; y efectivament, es joven qu’en temps passat, entareraellat á sa tribuna pública d’el Sóller, esplicava sa doctrina de ca¬
ciques, polítique y admiuistració, com si sabés sa llisó p’es cap d’els dits, y com si sa doctrina que predicava, fós

España moderna, de la que camina por s’únique, sa vertedera y s’infalibla per las sendas del progreso que dice «Arriba arribá á sa sal vació de s’ ánima d’esMu-

En la Academia de la Lengua se ha verificado la recepción del Sr. Maura, que reemplaza al Sr. Fernández Flores.
El acto ha sido brillantísimo.
El Sr. Maura ha leído un elocuente
discurso, en el que dedicó grandes elo¬ gios al periodista, cuya vacante ocupa, poniendo de relieve la influencia que ejerció en la transformación del perio¬
dismo moderno.
Estableció la diferencia que existe en¬ tre los periódicos de partido y los de empresa, y dijo que yerran ios que creen cumplida la obligación del periodista poniendo la pluma palabrera y suelta á merced de las veleidades y arrebatos del vulgo.
Señala después la importancia de la oratoria y la necesidad de que el orador se identifique con el auditorio, inspirán¬ dose siempre en la sinceridad.
Dice que se equivocan los que creen que la elocuencia es privilegio de deter¬ minadas personas, pues es asequible pa¬ ra los humildes, toda vez que suele bro¬ tar de las ingenuidades del corazón.
El señor Maura fué muy aplaudido. Le contesta el Sr. Silvela leyendo su discurso de contestación, en el que dedi¬ ca grandes elogios al señor Fernández Flores y al recipiendario. En uno de los puntos en que ha hecho hincapié el señor Silvela, es al presentar
los méritos del señor Maura.
Ha presidido el acto el señor Villaverde, que vestía de uniforme.
Entre la concurrencia estaba la plana mayor de los silvelistasy mauristas.
Al salir del salón el ministro de Mari¬
na, señor Gobián. se ha caído por la es¬ calera, lesionándose una pierna.
Apoyado en el hombro de algunos amigos se ha trasladado á su casa.
El doctor Huertas, que le ha visto en los primeros momeutos, opina que el se¬ ñor Gobián no tiene ningún hueso frac¬ turado, reduciéndose el contratiempo á
una dislocación del tobillo.
Hay en la provincia de Cáceres una región de unos 200 kilómetros cuadra¬
dos, conocida con el nombre de Las
Hurdes, poblada por 6.000 habitantes, hermanos nuestros, que viven completa¬ mente aislados de los compatriotas que les rodean, sin que haya penetrado en
dicha zona el menor destello de civiliza¬

y la impongan los representantes de la el corazón» ánimo, es preciso que esta nicipi, ha bastat qu’un contendiente sa-

más extrema libertad individual del ciu¬ tierra salga pronto de su letargo y de baté li cantés, barco, digueutlí poc rnés

dadano.

su indiferencia.

ó ménos qú’anava calsat per aigo, ab’a-

Hoy padecemos, es cierto, un sistema

El señor Maura en un discurso famoso quells entusiasmes qu’el Sóller l’ala-

defectuoso en extremo, porque concede anunció la «revolución desde arriba.» bava, perqu’aquest joven arriant velas

al capitalista una supremacía injusta Fracasó su iutento y la España impa¬ mudas de rumbo, y perque fent hasta com

sobre los que, por su posición eeonómi-' ciente hará la revolución desde abajo; es dessentés de lo que parlavem, mudás

ca, no pneden redimirse del servicio mi-* pero no una revolución sangrienta, que de cantet y com ’é de con versa. Y d’ aquell

litar; pero mañana será mucho más irri- trastorna, que arruina, que deja una na¬ joven qu’ alt sa tribuna d’el Sóllers’ ana-

1 ante, porque subsistirán las desigual¬ ción sin vida ni aliento, no, el tiempo de , vaá proclamar sabí ben prest, creguent-

ción y viviendo sus moradores á seme¬ janza de los negros del Senegal. Aliméntanse de raíces y hierbas, visten casi desnudos como los malayos y habitan en rústicas cavernas, sin noción alguna
del trabajo ni de la industria, y hasta de
las ideas morales más fundamentales.

Crónica Balear
DON JUAN LLADO
Víctima de la aguda enfermedad quo le tenia postrado en cama falleció el 28 del pasado mes en Palma y en su casa de la calle de Miramar nuestro querido amigo don Juan Lladó Amer, presbítero, Director de la Inclusa provincial y Prior de la‘Iglesia de este Santo Hospital.
El señor ■‘Lladó era apreciadísimo por las excelentes dotes-de buen corazón y caridad cristiana, y lo prueban las innu¬
merables personas de todas las posicio¬ nes sociales que depositaron estos dias
sus tarjetas en casa del enfermo al acu- f
dir á interesarse por su salud. Nació D. Juan Lladó de padres suma¬
mente pobres, allá por el año 1842, cos¬ teándose con su trabajo los primeros pa¬
sos de su carrera eclesiástica, en la que hizo brillantes progresos, logrando obte¬ ner una beca en el Seminario.
Ordenado sin título por el obispo Sal-
vá, fué nombrado ecónomo de la parro-
| quia de Alaró, donde dirigió aquella fe-
ligresía desde los años 70 al 75. en que pasó á Palma de Director de la Inclusa y Custos de la Iglesia de la Sangre, fíl pueblo de Alaró en masa le despidió coa grandes demostraciones de simpatía acompañándole hasta el término de
Palma.
Ha desempeñado hasta la fecha ambos cargos, organizando hermosas fiestas re¬ ligiosas en la Iglesia encomendada á sa cuidado, pronunciando muchos discur¬ sos sagrados, elevada oratoria.
Como director de la Inclusa ha mere¬
cido grandes pruebas de consideración y aprecio por el -celo y buenos sentimien¬ tos que demostró para los que ha sido un verdadero padre. Contando con el apoyo de la Diputación organizó el ser¬
vicio de la Inclusa con un conocimiento
tal para evitar la mortalidad de los re- |
cién nacidos, que obtuvo un premio en
un concurso celebrado en París. En la
Diputación se conserva una carta lauda¬ toria para el señor Lladó del presidente de dicho concurso, que acompañaba á la
f medalla de oro y en la que se hace coos-
tar que la Inclusa de Palma es una de
las mejor organizadas, teniendo en cuen- j
ta que la mortalidad de los expósitos, se i redujo á -un diez por ciento, según se
demuestra en los estados del movimien¬
to por quinquenios que presentó el señor
Lladó á dicho concurso.
El señor Lladó había obtenido votos
en las varias veces que se presentó á oposiciones para canongias do esta San¬ ta Iglesia.
Ha muerto el señor Lladó sin un ene¬
migo y este es el mejor elogio de su vi¬ da, llena de amor al prójimo y abnega¬
ción cristiana.
Descanse en paz el virtuoso sacerdote y quiera Dios concederle el galardón de los justos en premio á sus méritos y de¬
mostradas virtudes.
El vapor Balear ha traído, en su últi¬ mo viaje de Barcelona, dos cajas cuyo peso aproximadamente era de tres mil kilógrarnos, conteniendo parte del mo¬ numento que se erige en la vecina isla de Ibiza el general Yara del Rey.
Crónica Local
La horrible desgracia acaecida, en Palma, en la madrugada del martes y en
la casa señalada con el número 7 de la
calle de Santa Bárbara, entorpece nues¬
tra tosca pluma, tanto es la pena y dolor que embarga nuestro ánimo en momen¬ tos en que, sólo calma y sosiego, es lo que debiéramos poseer y utilizar. En aquella casa vivían, temporalmente, el Redactor Jefe del Sóller D. J^amián Mayol Alcover, su amigo D. José Oliver Colom y D.a Margarita Alcover y Mun-
taner, madre de nuestro estimadísimo
Jefe, la que desde hace unas semanas se había trasladado á Palma, con el
fin exclusivo de cuidar á su hijo, y al
amigo de su hijo, mientras durase la ins¬ trucción militar que estaba aprendiendo, como recluta excedente de cupo del 1902.
Llegó la noche del lunes 30 de noviem¬
bre y los tres se acostaron después de ha¬ ber cenado pero á cosa de las doce y inedia de la madrugada, la madre, que al pare¬
cer se hallaba molestada trató de levan¬
tarse pero le faltaron las fuerzas cayen¬
do al suelo junto á la cama. En vista de su estado llamó á su hijo que se levantó auxiliándola, pero como no le bastaron las fuerzas, despertó al jóveu Oliver y juntos colocaron á la mujer eu la cama, costándoles gran trabajo levantarla pues

SOLLER

3

«ino y otro joven se sentían también po-. por asfixia producida por el ácido carbó¬

nidos de un malestar pero sin poderse nico. El desgraciado José Oliver, á pesar

darse cuenta de la causa, no dándole de su tierna edad, estaba al frente de su

tampoco importancia al malestar de su madre; pues la desgraciada mujer sufría
»con bastante frecuencia leves indisposi¬

establecimiento que tiene en Agen (Fran¬ cia) y era el sostén de sus apreciados

tales casos. El siguiente dia por manda¬ to judicial, verificaron la autopsia, en la sala de operaciones de nuestro campo, santo, los Facultativos señores D. Juan
Marqués y D. Jaime A. Mayol.

variedades en perales, melocotoneros, manzanos, ciruelos y albaricoqueros de piñol dols y taronjals como no los hemos visto iguales en toda la isla. Y por estar á la temporada de trasplante, lo pone¬

El primer puerto español segúu nos
ha manifestado el Presidente de la «Ma¬
rítima Sollerense», D. Guillermo Colora, en donde ha tocado el vapor Villa de Sd-
Iter, después de su salida de los astilleros

ciones.

padres, con quienes vivía, y á los que, al Que Dios haya tenido piedad del alma mos en conocimiento de nuestros agri¬ de Kiel, ha sido Corcubión, pueblo de

Sin embargo su hijo atendió como pu¬
do á su madre dándole algunas tazas de
tila, al propio tiempo que el Oliver se
acostaba de nuevo. Después y con el propósito de conti¬
nuar atendiéndola se sentó junto á una mesa donde quedó dormido permanecien¬

igual que á sus hermanos y demás fami¬
lia enviamos nuestro más sentido pé¬ same. A nuestro Jefe, á su estimado padre, hermanos y angelical hermana, no
sabemos como demostrar nuestro des¬
consuelo, á no ser rogando para que

del infortunado Salom y conceda á su única hermana, monja de la Caridad, el bálsamo necesario para sufrir tamaña desgracia.
La novena de la Inmaculada Concep¬

cultores por si quieren contribuir á au¬ mentar la riqueza de nuestro suelo. En esta imprenta darán cuantos detalles se pidan.
D. Juau Morell y Coli y los señores

la provincia de la Coruña, situado entre el cabo de Cee y punta de la Galera. El jueves á las dos tarde, después de ha¬ ber repleto sus carboneras, se puso en marcha para Palma, á donde llegará si los vientos reinantes, nada favorables,

do en este estado hasta cosa de las ocho
„y media de la mañana en que se desper¬
nó con grandes vómitos.
Algo repuesto, llamó á su madre y
•como no le contestase se acercó á la ca¬
ma encontrándola en estado cadavérico.

Dios haya acogido eu el seno de los jus¬ tos á la buena madre que, victima por un esceso de celo, en el cumplimiento de su deber, encontró la muerte en campaña, sin que fuera producida por las balas

ción que, desde principios de semana, se está celebrando en nuestra Parroquial Iglesia, atrae, más que de ordinario, un numeroso concurso de fieles, ávidos de oir la afiligranada oratoria del sábio y

Pizá, Forteza y Comp.a fabricantes de tegidos en esta localidad, han constituido una sociedad colectiva, domiciliada en Palma, Sindicato 143, que girará bajo la razón social de Üyión Industrial de Só-

no se lo impiden dentro de cuatro ó ein*
co dias.
CULTOS SAGRADOS

Haciendo grauáes esfuerzos, pues las enemigas.

virtuoso sacerdote D* Miguel Costa y ller, siendo su objeto la venta de los pro¬

¡fuerzas le faltaban llegó hasta la cama donde estaba su amigo al que encontró
-también sin sentido.
En vista de ello y agarrándose á las
¡paredes pudo llegar hasta la puerta que

El «Sindicato Agrícola Sollerense»
vuelve á dar señales de vida con la nue¬
va sávia que le ha proporcionado el in¬

Llobera. Personas, de todos colores y matices, hemos visto que acudíau, todas las noches, á la Iglesia para escuchar de nuevo la verdadera doctrina católica,

pios artículos que, ellos elaboran, en sus respectivas fábricas* Agradecemos á di¬ chos señores el envió de la circular, de¬ seándolos ahraismo tiempo que sus favo¬

En la iglesia parroquial.—Mafiaua domingo dia 6.—Se dará principio á la
solemne oración de cuarenta horas en
obsequio de la Purísima Concepción de

»dá á la calle, la que abrió pidiendo auxi¬ greso de la gente moza. Asi lo compren¬ expuesta de una manera sencilla, clara recedores sean constantes y les honren, á María, siendo la Exposición á las seis,

lio á los 'Vecinos acudiendo varios de es- dió D. José Rullán, alma de aquella so¬ y convincente per medio de aquellas dul menudo, con numerosos encargos.

seguida de misa matutinal. A las ocho>

f tos quienes enterados de lo que ocurría se apresuraron á prestar sus auxilios al
joveuGliver que al ,parecer estaba auu
con vida.

ciedad, y por eso lo puso en práctica en la reunión que tuvo lugar el domingo úl¬ timo, en la que fueron nombrados por

ces palabras y vocablos, para muchos desconocidas, de que esta plagada nues¬ tra hermosa lengua patria y que muy po¬

Todos los vapores de pasaje y carga llegados á Barcelona, en los primeros

tendrá lugar el ejercicio mensual eu ho¬ nor del Sagrado Corazón de Jesús. A las nueve y media, se cantarán horas meno¬

Se buscó un médico corriendo á una unanimidad, para formar la Junta Di¬

y otra parte sin poder lograr eucontrar 1 rectiva, los señores siguientes.

4 ninguno, presentándose al poco rato el Presidente Honorario, Rvdo. D. José

«farmacéutico señor Rover quien en unión Rullán Mir.

del Secretario general de la Cruz Roja señor Pifia y don Páblo Cabot hicieron
cuanto estuvo de su parte para devol

Presidente, D. Jaime A. Mayol Ar-
bona.

cos, ó ninguno, posee y conoce cual el afamado poeta Costa y Llobera.
Estamos en la octava de la Purísima, y es muy raro que en ese tiempo no so¬ brevengan, todos los años, grandes tem¬

días de la presente semana, encontraron,
por efecto del temporal, mar gruesa en
la travesía, fondeando en el puerto y
dársena esperando que abonanzase el tiempo: esto mismo ha sucedido al vapor de esta matrícula «León de Oro,» espe¬

res y la misa mayor cou sermón por el Rvdo. Sr. D. Miguel Costa y Llobera, Pbro. A la tarde, vísperas, completas y maitines; y al anochecer, después del re¬ zo del santo Rosario, se concluirá el no¬
venario de la Inmaculada, con sermón

verle la vida sin,poder lograr reanimarle

Vice-Presidente, D. Bartolomé Colom porales, más ó menos huracanados, que rando en esta desde el domingo y llega por el citado orador, y á continuación la

Después se presentó el médico señor Ferrá.

en la mayoría de las veces ocasionan do, en la tarde del miércoles, con escasí reserva.

Mimar y tras de este el médico forense
señor Losada aplicando al desgraciado Oliver los médios que aconseja la cien
-cia, que resultaron también inútiles.
Durante el tiempo que duraron estas

Secretario, D. Antonio Rullán Colom. Contador, D. Salvador Elias Capellas. Depositario, D. Juan Rullán Deyá. Vocales, Rvdo. D. José Rullán Mir,

náufragios y desgracias siempre ¿oloro¬ sas y de triste recordación.
En la noche del sábado último, el ba¬ rómetro ya empezó á iniciar ligero des

simo pasaje y una poca carga. Esta no¬ che con cargamento de limones y naran¬ jas á granel, debe emprender su itinerario para los puertos de costumbre.

Lunes, día 7.—Exposición á las seis, seguida de misa matinal. A las nueve se cantarán las horas menores y la misa mayor. Por la tarde, los actos de coro; y

-operaciones varios individuos de la guar-J D. Bartolomé Ozonas Deyá, D. Juan censo, que fue en aumento todo el do¬

al anochecer se cantarán solemnes com¬

dia municipal y de policía mantenían á í p)ey¿ Castañer, D. Antonio Castafier

raya á los curiosos-que se agolpaban pa- Bernat D

ra enterarse de lo que ocurría.

X U •

Ramón Mayol Oliver,
™■

D.

Au¬

A las doc* y media se constituyó «i tonl°

Trias.

Juzgado en la referida casa empezando Estos señores, á los que felicitamos,

la instrucción de -las oportunas diligen- tomarán pronto posesión de sus destinos

mingo, hasta que la varilla metálica que dó enclavada sobre las letras que indican el temporal. El viento que comenzó por S. O. algo duro, roló ai siguiente dia al O. más duro y vivo, con ráfagas de

Mañana á las 11 subastará el Ayun¬ tamiento en pública licitación, en la Casa Consistorial, las subsistencias para el próximo año de 1904 de los caballos des¬
tinados al arrastro de los coches fúnebres

fletas con música, y después la reserva. Martes, dia 8.—Exposición á las seis,
con misa matinal. A las siete y media, se celebrará misa de comunión general. A las nueve y media, se cantarán horas

'■cías.
También acudieron «al sitio espresaáo varios tenientes de infantería y un mé¬ dico militar cuyo nombre ignoramos,
quien dió cuenta del hecho al Coronel del Regimiento de Infantería de Balea¬

y en vez de las conferencias que se da¬ ban antiguamente, habrá conversas de ca¬ rácter particular, á fin de acostumbrar á los socios á que espresen fielmente y con toda claridad, sus métodos prácticos y

vez en cuando del S. O. que levantaban grandes columnas de espuma que se que¬ braban, con furia, en las rocas y costas inmediatas ai puerto, espectáculo rnages^
tuoso é imponente que tenía sugestiona

y materiales para obras públicas, consis¬ tentes en habas, avena, algarrobas y pa¬ ja, con arreglo al pliego de condiciones espuesto al público en el zaguau de la
Casa Consistorial*

rñenores y la misa mayor, á grande or¬ questa, en la que pronunciará el panegí¬ rico de la Inmaculada, el Pbro. D. Mi¬
guel Costa. A la tarde, después de visperas y completas, se verificará el ejerci¬

res núm. 1 al cual pertenecía el inter¬ modo de pensar en todo lo referente á la dos á centenares de personas que lo pre¬

cio mensual en honra de la Purísima

fecto.
Es creencia general, y esto ya nos lo
pondrá de manifiesto la autopsia, que las
causas que ocasionaron las dos muertes, fueron debidas al enrarecimiento del aire

agricultura.
El martes de la presente semana se encontró colgado de una higa en su pro¬
pio domicilio, que lo tiene cerca de la

presenciaban desde las inmediaciones del puerto mismo. El agua que empezó á caer el domingo de madrugada, continuó á intervalos en los dias seguidos, pero siempre con poca intensidad y corta du

Prorrogada la revista anual en el pre¬ sente año, hasta fin del mismo según
real orden de 17 de Octubre pasado se avisa á los que no se hayan presentado

Concepción. Al anochecer, se cantarán maitines y laudes solemnes, verificándo¬
se después la reserva, precedida de pro¬ cesión y Te-Deum.

saturado del ácido carbónico producido Fuente de Sa Olla y sitio denominado ración. El granizo que solo, y mezclado lo efectúen antes de terminar el presente

medio por el carbón encendido, y á

en¬

cender, que se quedó en la cocina. A eso

Can Grec, el vecino de esta villa Fran¬ cisco Salom y Brunet de 37 años de edad

con agua nos regaló el Cielo, causó bas¬
tante daño en la floreciente cosecha de

mes de Diciembre ante las autoridades
correspondientes.

de las 12 del martes, l.° del actual, llegó y de oficio zapatero.

algarrobas y la gran cantidad de nieve Los que sin la autorización correspon¬

fin telegrama del M. I. Sr. Dean en que En la actualidad, hacia vida de anaco¬

participaba á su sobrino el Pbro. don
Bernardo Oliver que pasase inmediata¬

reta, y poseído por cierto, de bastante holgazanería pues, á pesar de ser un

mente á Palma cou la familia del José buen oficial, y muy solicitado entre los

que estaba grave; á media tarde llegó del gremio casi siempre rehusaba el tea-

otro telegrama para la familia del Mayol bajo Debido á »n antigua novia, á la

I bahía dirigido billetito, esta un y se y no hay para que decir que una y otra
se pusieron en camino en el acto, desa
rrolláudose al llegar á Palma escenas

apresuró á ponerlo en manos de la Auto¬ ridad competente, se ha venido en cono¬

dolorosísimas, fáciles de comprender y cimiento de tan funesta desgracia. En

que cubre y blanquea las cúspides del «Puig Mayor,» de «L’ Ofre» y «Sierra de Alfabia», no sabemos haya podido ocasionar desgracias morales ni materia¬
les de consideración.
Los buques surtos en el puerto que casualmente, eran en corto número, es tuvieron á sus anchas y no hubo por lo tanto desperfecto alguno que lamentar, Los vientos, que en los restantes dias de

diente se encuentren residiendo en estas
Islas, deben también presentarse á pasar dicha revista para normalizarles su si¬ tuación militar, sin que por esta vez su¬ fran castigo alguno, teniendo en cuenta que de no hacerlo durante este mes de Diciembre á partir del l.° de Enero pró¬
ximo se les impondrá el castigo de dos á cuatro meses en filas por haber traslada¬ do su residencia sin permiso de sus je¬

Se convoca á los socios de ésta Socie¬
dad para la reunión que tendrá lugar el
dia 6 del corriente mes, á las cinco de
a tarde, en el local de la misma. En ella íará su presentación la nueva Junta de
Gobierno y se dará principio á las Con¬
verses sobre materias agrícolas.
Sóller 4 diciembre 1903.—El Presi¬
dente, Jaime Antonio Mayol.

dificilísimas de escribir. En la misma este billete ó carta, según nos han mani¬ la semana, cambiaron hacia el N. escusa- fes, con arreglo á la real orden de 30 de

tarde del martes el cadáver de Margarita
Alcover fué conducido á su última mora¬
da, y en la mañana del siguiente dia el
de José Oliver, desde el Hospital Militar,
entierro al que asistieron sus compañe¬
ros y fué presidido por el Capitán del Regional de Baleares núm. 1 Sr. Rose¬
gó. Los médicos forenses señores Escafí
y Losada practicaron las autopsias y el
dictamen emitido fué el que fallecieron

festado, le decía que cuando la leyere ya habría dejado de existir y le rezase, en sufragio de su alma una corona del Ro¬ sario, que desde allí donde fuere se lo agradecería. El Juez Municipal Sr. don Jitan Joy, que inmediatamente se perso nó en el lugar del suceso, dispuso el le vantamiento del cadáver y su conduc¬ ción al Cementerio, empezando á instruir
el oportuno expediente, de necesidad, en

do es decir que estuvieron estremadamente trios, tanto que, el de ayer, habrá sido de seguro uno de los más crudos del
año.
Hemos recibido un lujoso prospecto del antiguo establecimiento de arbori¬ cultora que D. Guillermo Santandreu y Amengual posee en la villa de Santa Margarita. Hay infinidad de especies y

Octubre de 1902.
Asimismo se avisa á los que por haber cumplido su compromiso de doce años
tienen derecho á la liceneia absoluta que
no se ha podido entregarles ésta por ig norarse su paradero, se presenten cou el fin de reclamar tan importante docu mentó para poder legalizar su actual si¬ tuación de licenciado,absoluto.

Solares Los hay para vender
en el puerto, eu la propiedad el Través. Para más informes dirigirse á los se¬
ñores D. Jaime Castañer y D. Jaime A. Mayol Busquets.

(11) FOLLETIN

zo volver en sí á Magdalena, que salió Una mesa grande, de tablado dorado, dor maqueado, había un jarro de porce¬ gran mérito, alumbrado por los últimos
de su penosa distracción y volvió la ca¬ sostenía una estátua de Diana, de már¬ lana blanca con ligeros filetes dorados, rayos del sol poniente.

beza.

mol blanco, representando á la diosa en que contenía solamente una rama de Magdalena abrió el balcón y vió con.

—¿Quiere la señorita que la peine? traje de cazadora y rodeada de tres azucenas que esparcían un aroma deli¬ gran placer suyo que caía á un jardín

LA VÍRGENl DE LAS LILAS -preguntó Rita acercándose á ella con perros.

cioso y embriagador.

vecino: grandes árboles crecían en él, y

respeto.

Aquel grupo respiraba una belleza, Frente á la puerta de entrada, cubier¬ entre ellos creyó ver Magdalena á una

na de su opulenta señora venía vestida
de aquel modo.
Sabía, es verdad, que Clara, hija de un honrado y benemérito militar, se ha¬ bía casado muy á disgusto de su padre
con el Marqués de Albarreal: sabía tam¬ bién que la Marquesa no podía ver á su
padre, por expresa prohibición de éste, y que tampoco había sentido grandes penas por esta privación; pero ignoraba completamente en qué situación vivían
el coronel Miranda y su otra hija, y que ésta era tres años hacía una pobre mo¬
dista de portal.
No sabemos si lasi suposiciones de Ri¬
ta rebajaban aún á Magdalena mas allá
de su verdadero oficio; pero es lo cierto
que. después de haber contemplado un
buen rato á su sabor á su nueva señora, se determinó á toser suavemeute á fin de
llamar su atención.
En efecto, aquella tosecilla fingida hi-

—Gracias... deseo estar.un rato sola—
respondió lajóven;—yo llamaré.
Rita se mordió sus delgados labios pa¬ ra disimular una nueva sonrisa, y salió, cerrando tras si la puerta.
VI
Magdalena, al verse sola, cedió á un movimiento de curiosidad muy disimulable en su edad, y recorrió su habita¬ ción con una mirada de interés.
Hallábase en una salita cuadrada, amueblada con virginal sencillez, pero
con exquisito buen gusto.
Las paredes estaban tapizadas de una
tela de seda color de lila claro, con lunarcitos en relieve; de la misma tela es¬ taban cubiertos los asientos, que se re¬ ducían á un diván circular con almoha¬ dones para respaldarse y á cuatro peque¬
ños sillones repartidos sin órden por la
estancia.

un idealismo, una pureza admirables, reemplazando con gran ventaja la pro¬ saica y gastada moda de los espejos.
La diosa, vuelta, parecía mirar al cie¬ lo como buscando en él su mansión; los lebreles la comtemplaban sumisos y lle¬ nos de cariño y de pena, como si temie¬ ran que pudiese abandonarlos.
Del techo, vestido de la misma tela que
las paredes, pendía una lámpara blanca de cristal, rodeada y adornada con algu¬
nas ramas de lilas,
Magdalena, llena de gozo al ver sus flores favoritas, se preguntó á sí misma
si su hermana, sabiendo su afición á es¬
tas flores, había querido complacerla, ó
si solo á la casualidad debía el encontrar¬
las allí; pero no pudo darse una respues¬ ta, y esperó á que el tiempo le contes¬
tase, continuando el examen de su
habitación.
En medio de la sala, y sobre un vela¬

ta como el balcón con cortinas de seda
de una tela igual á la que cubría las pa¬ redes y los muebles, se hallaba la alco¬ ba, sostenida por delgadas columnas cerrada á medias por cortinas.
La alcoba estaba forrada de seda color

mujer que se paseaba con un libro en la
mano.
Aquel jardín estaba cerrado por una verja de hierro que daba á un camino real: á través de ella se veían pasear al¬ gunas gentes y jugar algunos niños.

de rosa bajo; en medio de ella, una pe¬ Magdalena permaneció allí hasta que queña cama de acero con remates de el ruido que se percibía en el interior de bronce lucía toda la frescura y gracia de la casa la avisó que habían venido gentes

sus pabellones de gasa, forrados tam bien de seda rosa y recogidos con lazos
flotantes de cinta del mismo color.

de fuera, con objeto sin duda de acompa¬
ñar á su hermana en su paseo.
Ya iba á retirarse del balcón, cuando

Del techo pendía una lámpara de cris¬ oyó hablar en el jardín vecino; volvióse,

tal, que figuraba una rosa rodeada de y vió entre los árboles una escalinata de

follaje verde claro y sostenida por una piedra, en la cual, y al parecer dirigién¬

cadena de plata.

dose á una persona situada en lo alto de

Dentro de la alcoba estaba el cuarto ella, hablaba un hombre de hermosa fi¬

de tocador, y dentro de éste el del baño
En toda la habitación no había más
que un solo cuadro, colgado sobre el di ván que circuía la primera sala y que casi tocaba al techo; era un paisaje de

gura y vestido con elegante sencillez. Al ver á aquel hombre se estremeció
Magdalena, No podía columbrar su semblante, por
hallarse vuelto de espaldas; pero el aire

4S

SOLLER

METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO OE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE RARCELONA.—1.' quincena de Octubre

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ ROLLAN PERO —CALLE DE SAN PEDRO.

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

i ' lAjtflim y jn¡j

nn

d

u •4

isa

tQ

Tade

Cali idad

f-lasi ñcació n.

Dirécito

Fseiría

CTi

t Bu. Tsr. Bar. Tir. ifna Tde. Una Tde. Mna Tde Usa Tde gs*|

TE wATUR

...
-£s
C
Al sol.

Aa sea !)ra

cS Máx Afín Máx Afín

M m METI10
Italtisa Ta ¿e Scoo Gín. Seco lóm.

Otaacieies

i
I 1 750 20 750 20 0 0 2 750 21 750 .21 10 10

í 3 750 121 753 .21 0 0 ■/ 750 20 750 20 0 0

5 750 .20 750 20 0 0

Y
l, 6 751

22 752 m 0

^0

ij 7 751 21 750 20 0 0

8 755 22 753 22 0 0

fe 9 752 22 750 22 6 0

Ti, 10 750 i 11 751

20 750 20 0 22 750 .20 0

0 0

12 752 21 752 21 0 0

13 750 22 750 22 4 0

1.4 753 20 750 21 0 0

15 753 22 750 21 0 0

o. c. —

0

N. N. — — 0

O. 0. — — 0

O. 0. — 0 —

0. 0. — — 0

0. 0. — '0 —,

0. 0. s. — 1

0. 0. — — 0

N. 0. — — 0

O. 0. — 0 —

0. 0. Q 0. 2

0. 0. E. 0. 1

c. Q. •

0. 0

0. 0.

0 —

0. 0. — — 0

0

1*0 37 10

0 30’O 1‘0 36 10

0

1*0 36 6

0

ro 38 6

0,

2*0 42 5

0

1*0 41 6

0

2*0 46 8

0

2*0 44 6

0

2*0 44 5

0

3*0 45 6

1

2*0 44 6

0

1*8 34 6

1

4<C 40 6

0

2‘C 41 3

0.

r 40 4

25 18 24’0 21’0 24-0 21*0 24 18 20’0 18’0 21’0 19’0 24 12 *24’0 20’0 25'0 23’0 23 11 25’b 20’0 *26’0 20’0 24 11 *25'0 20-0 26’0 20’0 23 11 25’0 20’0 25’0 21’0 26 15 25’0 22’0 23’0 21’0 30 14 23’0 *20’0 24’0 230 30 10 33‘0 22’0 25’0 22’0 30 10 26’0 22’0 26'0 22’0 30 11 26b 20’0 25’0 24'0 29 8 *25’0 23’0 27’0 23’C 28 15 23’0 19’0 *23’0 18’C 26 1C 23’0 20’0 24’0 17’€ 25 1( 24’0 20'0 23’0 18’C

'
i'"!'.'.',o,

TEf i1ETR OS. MAS ANA

TAIIDE

71ENÍTO

Atm(ísfera Plvio,

oó Manaé
os
ti 5 Máxi¬ ma.

o

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

u

Tar k

Dire<;ción metro Baró¬ metro Baró¬ del metro del metro

metro. n.» de vuelta*

«
S
■C

Baró¬

Baró¬

durante

o

Moa. li M a Tarde Milis. Máxi¬ ma.

Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬ ma. Orados metros Grados metros

las 24 horas.

A.
t
»

1 27‘0

2 29‘2

3 24*2

4 26*4

5 26*0

6 *26*0

r> /

28*4

8 28*4

9 28*0

10 26*4

41 25*2

12 26*4

13 30*0

14 25*6

1527*0

18*2 16*8 17*8 17*2 17*2 18*2 19*4 18*0 19*6 17*4 16*0 19*4 20*0 16*8 1-7*8

26*0 25*0 26*5 29*0 29*8 28*6 29*8 30*2 29*5 278 28*4 27*8 28*4 27*8 28*8

22*0 26*8 16*8 22*8 19*4 22*8 20*2 23*4 21*4 23*2 20*6 238 21*2 23*8 21*4 24*8 20*6 23*8 21*2 23*0 21*0 23*0 22*0 23*4 21*4 23*4 22*2 23*0 21*6 23*8

758*9 24*2 759*9 21*8 760*2 238 761*0 24*4 761*4 24*4 762*8 24*8 759*7 25*0 756*7 25*0 756*1 23*0 755*1 24*2 755*5 25*0 751*3 25*0 757*2 24*0 759*6 23*2 757*2 24*2

758*8 N. 757*7 E. 760*0 NE. 760*5 NO. 762*0 E. 761*8 N. 758*7 N. 754*3 NO. 756*2 NO. 753*8 0. 753*2 E. 751*6 S. 757*8 O. 750*2 N. 757*2 E.

o. E. SO. NO. E. N. NE. NO. NO. ‘O. SO. SO. o. O. O.

25.365 D. 49.710 D. 54.375 D. 28.110 D. 12.405 D. 10.165 D.
7:270 D. 17.315 D. 17.100 D. 12.005 D. 31.115 D. 40.210 D. 38.910 D. 10.725 D.
25.376 S*.

D.

5’3

D. 42’0

D.

6’8

D.

7’2

D.

7’5

D.

6’0

D.

5’5

D.

5’5

D.

6’*2

D.

5’8.

D.

7’0

D.

8’2

D.

7’5

D.

6’4

D.

6’0

¿

Observaciones

NOTA.-^El barómetro se halla, en Sóller, á 52‘68 metros, y en ¿La Punta G-rossa», á 101*620 metros, sobre el nivel del mar. Las horas de observación, á las 9 de la mañana y á las 3 dé la tarde.—En la casilla de la fuerza de los vientos, el 0 indica calma, las hojas

<«stán inmóviles: 1, débil, mueve ligeramente las hojas: 2, moderado, agita las hojas y pequeñas ramas: 3, bastante fuerte, agita las ramas gruesas de los árboles: 4, fuerte, dobla las ramas gruesas y los troncos de pequeño diámetro: 5, violento, sacude violentamente los

vcárbeles, rompe las'pequeñas ramas: 6, huracán, derriba tejados y chimeneas, arranca los árboles.—La cantidad de las nubes se expresa en décimas do cielo cubierto, hasta 10 que significa cubierto. La clasificación por C que significa Cirros; K Cúmulos, S, Stratos; N

'.Nimbos; CE, Oirrocúmulos.

¡

¡M» anuncio* ue se inserten en esta sección pagaran: Hasta tres inetoncs á razí n de 0'05 pesetas • la línea-,' -hasta cinco inserciones á ón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. El valor reír ino de un-anuncio, sea cual fuere el número de lineas
qae es comí ouga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta-
- n por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina-
d»l periódico.

de

Anuncios

del Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho I una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióon,
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor. !■«« stt»erJptore» disfrutaran ana rebaja de nn 2S
«lenco

SERVICIO
*pr el magnifico y veloz vapor

DECENAL
ENTRE
VICE - VERSA

GO
po
3>
td

*-1

O"

O
3

^®

p" u c%

^0
-i ^

¡ATENCIÓN AGRICULTORES!!
Si queréis abonar vuestros campos, seguros <te tener resultados eficacísimos, emplead el
“GUABO SÁHT GOBEL.n 1
|ue se expende en la acreditada droguería de
ARNALDO CASELLAS-i-raA, 17 ?

Pulidas de Sóller para Barcelona: los días 10, 20 y último de cada mes. f Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. tSalidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. IBalidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle
?del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de Na Aduana, 25.—EN OETTE.—1). Guillermo Oolom, Quai Coinman-
« dant Samary-5. NOTA.—Siempre que el dia de salida de Cette, según el presente itinerario,
«corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte cy cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.
mméwm iifismeioiáLis
Comisión,— Representación, — Consignación,— Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas,
frutas frescas y legumbres
IBAUJíÁ Y MIASIS 01!
AGENTES DE ADUANAS
mmMS y FORT-B0W (Frontera Franco-Española) Corresponsales á BIVET, JEUiVIONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

8-
fL“ —J1^n3> 09
wa
p 09
c 3 O
V.
09 (D
m 33
09 n>
p
zn
3
n
ÉT*
09
o>
'V»
09
<T>
cr
p
H—l ■J—»
P
O-
rD
<
a
3
<—*■
P
(D
3
P-

rt>
3 Cu
P

h*
Si

PRIMERAS MATERIAS PARA ABONOS

Or>
s*

s

¿BOROS QVftUOOB P¿!¿ TOOOS LOS1OOLTI10S ^ •

&*

INSECTICIDAS Y PARASITICIDAS

a-

REPRESENTACIÓN DE LAS MEJORES FÁBRICAS
ANTIGUA ESPARTERIA CONSTRUCTORAS DE INSTRUMENTOS, PULVERIZADORES Y MAQUINARIA AGRÍCOLA

En este establecimiento encontrareis toda clase de
primeras materias para composición de abonos; sul¬ fates y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos para azufre; bombas y demás utensilios para pulve¬
rizar arboleda.
Instalaciones completas de cañerías.para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬ mendrón y toda clase de conservas.
FROHTITU0, PIBIWOGIÓH T ECONOMÍA
¡¡No equivocarse, TAJNA, i?—SOLLERI!
: L1 ASSICURATRICE ITALIANA

Sociedad de seguros contra los
ACCIDE9ÍTES DEL TRABAJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Soeiedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
GASELLAS.

ASTA FOSFÓREA
d©
L. STEINER
PARA DESTRUIR LAS RATAS Y RATONES
Se vende á 0'30 ptas. el bote
en la Farmacia de J. Torrens.

ESPARTERIA
DI
Juan Antonio Caldeataj ;
Calle del Mar, Biítn. 5—SÓLLER
Sucursal en Sineu, calle de la Cuartera 1

GUANO ESPECIAL PARA NARANJOS, de «ELI
DEPÓSITO Y REPRESENTACION EN SOLLER:
D. JOSÉ FORTEZA (BiBl) i™, 24

LA SOIiLERENSE
DE
JOSÉ COLL CERBlRl y PORT-BOD (Frontera fram-espaíolí)

VINOS AL POR MAYOR COMISIÓN Y AJUSTE

Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas
frescas y pescados.

JUAN ESTADAS
COMERCIAN! Y PROPIETARIO
TELÉFONO
(Ande)

DE
aitoixo mmk ®
LUNA, 6—SÓLLER
Ofrece á sus clientes y al público sus varios artículos de obra de pal¬ mas, pita, cáñamo y otros muchos objetos de su ramo, que tiene en su
nuevo establecimiento.
Su mejor recomendación será, la superior calidad de todos sus artí¬ culos á precios los más económicos.
Se pasa á domicilio de quien lo solicite para alfombrar las habita¬ ciones y demás trabajos del ramo.
UNO OLVIDAR AL ANTIGUO SERRIÉIJ

PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENÍUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (ccflores pálidos), la JDismenorrea (ó difi¬ cultad en el menstruo), la Ameno¬
rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
OES VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizé..—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bernaudez.—Sóller, Far¬ macia de J. Torreas.

Al público consumidor:
Eli este establecimiento hay en venta toda clase de artículos de espartería, alpargatería; cuerdas en todas clases, to¬ do á medida y á la mano. Gran surtido en cofas desde el riúm. 8 con cuatro ani¬
llas hasta el núm. 4 con dos anillas. Ce¬
nachos finos y comunes con anillas y sin ellas. Asientos para cofas y muchos otr objetos. Todo lo encontrarán con un 5 por ciento de rebaja.
Visitad dicha tienda antes que otras,
pues eu ninguna otra parte hallarán los
precios tan económicos como en este es¬
tablecimiento. El trabajo es el mejor que
se fabrica en su clase tanto en los espre-
sados artículos, como en muchos más del
ramo.
SOLLER,—Imp. de «La Sinceridad»