AÑO XVIII.--2-* EPOCA.--NUM. 867
AÑO XVIII.--2-* EPOCA.--NUM. 867
¡r

SÁBADO 14 NOVIEMBRE DE 1903

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 34, Paris. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico) .

Fundador y ttirector-Propletario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

Redactor en Jefe:
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

SÓLLER (Baleares) oge -«fcfetgrs-

PEEOIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.)

Extranjero: 0’75 francos id. id. jPAG0 adelantado.

Número suelto 010 pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria

de ojos devoró lo que con tanta solicitud le presentó su hijo. ¡Tal era el hambre

que sentía! Al poco rato un sueño, al pa¬

SACRIFICIO

recer reparador, engañaba aquel enfer¬
mizo cuerpo.

La luz de la tarde agoniza, penetran-
do por la estancia de una humilde bu¬
hardilla. Sobre duro jergón de mal es¬
parto se ve sentada una mujer, que opri¬
me contra su pecho un niño famélico,
como si quisiera con el calor de su seno apagar el hambre devoradora que sentía aquella criatura, que de vez en cuando
levantaba su dorada cabecita, y fijando

—¿Y tú no comes, Juan mío?—le pre¬ guntó María, viendo que su esposo guardaba en el bolsillo el último resto del panecillo.
Acercóse Juan á su esposa, y sentán¬ dose sobre el duro esparto, la dijo muy quedo, para que no pudiera apercibirse el viejo por si despertaba:
—Tengo un hambre de ventiocho
horas como lo teníais vosotros hace po¬

su vista en la de su llorosa madre, se
escapaban de sus labios secos y amora¬ tados por la necesidad, estas terribles palabras: ¡pan...! ¿quiero pan...!
Entretanto, y en otro rincón de aque¬

co; pero ya lo sabes, mi padre está allí, y más falta le hace á él; quiero cumplir
hasta el fin con el sagrado deber de un
hijo, y mientras yo pueda, mi padre no
morirá de hambre.

lla destartalada estancia, un anciano,
postrado sobre unos restos de sucio col¬ chón, presa de terrible fiebre que le
martiriza, lucha entre la vida y la muer¬
te, pidiendo en sus constantes delirios ser arrebatado ya de este mundo, para
terminar con vida las penas y sufrimien¬

—Pues morirá él y moriremos todos nosotros—replicó María,—mientras no hagas lo que te he dicho hace ya más de quince días, mientras no cojas á tu pa¬ dre y lo conduzcas al Asilo.
—¡María, por Dios!—dijo Juan,—no
me tortures más de esa manera; ya se

tos que tenían postrado su cuerpo y ren¬
dida su alma.
Por último, y como marco de aquel terrible y doloroso cuadro, un pobre

apiadará Dios de nosotros; mira, maña¬ na mismo comienzo á ganar nuevo jor¬ nal; ya te he dicho que he encontrado trabajo, y, mal que bien, podremos se¬

hombre, joven aún, pues apenas cuenta guir tirando, y creo que ya no llegue ventiséis años, vestido con el humilde otro día como el de hoy.

traje de los hijos del trabajo cubriendo —Desengáñate. Juan, desengáñate;

con las manos su demacrado rostro y trabajarás mañana y te matarás traba¬

como no queriendo presenciar el desen¬ jando una semana, un mes. seis, y siem¬ lace de aquel terrible drama, llora amar¬ pre estaremos lo mismo; la miseria no gamente, rogando unas veces y maldi¬ se apartará nunca de los umbrales de

ciendo otras, mientras que por su ca¬ nuestra pobre morada, porque tu jornal

lenturienta imaginación cruzaban dis¬ escaso no basta para atender á la cura¬

tintas y encontradas ideas que le tienen ción de tu padre. Piensa que también

petrificado en el dintel de la pequeña tienes un hijo, y con él, contraído el

puerta que daba entrada á aquella pe¬ deber de mantenerlo, y no dejarle pere¬

queña sucursal del Purgatorio. ¡Y cómo cer de hambre como hoy, porque ya ves

no llorar! ¡Y cómo no jurar! ¡Si hacía ventiocho horas que no había entrado un pedazo de pan en aquella estancia!

este ángel está más muerto que vivo. Y todo por no hacerme caso, todo por no llevar á tu padre al Asilo, donde estará

¡Si eran su esposa, su hijo y su padre, mejor cuidado, donde no le faltarán los los que desfallecían de hambre y de mi¬ alimentos, donde...

seria!

—Buscará en vano el cariño de su hijo

El era el único amparo y sostén de su —le replicó Juan,—y al ver que no le familia; hacía un mes que se encontraba encuentra á su lado, morirá de pena y

sin trabajo; en vano recurría á quien de sentimiento viendo que yo le he aban¬

podía proporcionárselo, y gastados ya donado en el lecho de un Asilo, cuando

los pequeños ahorros, fruto de sus pri¬ ya su vida se acaba, cuando más falta vaciones, en la enfermedad de su padre tiene de mí. que no me he separado de

y en las perentorias necesidades de él un solo instante. No, María, perdóna¬

aquel humildísimo hogar, recurrió al me. Sería un grandísimo remordimiento

último extremo, ir empeñando las pocas
y pobres ropas que tenían, habiendo lle¬
vado al usurero el día anterior las últi¬

para mí. —Pues, haz lo que quieras—dijo en¬
tonces María;—pero yo tampoctí puedo

mas y más preciadas prendas para ellos. consentir que sacrifiques la vida de tu

Pero aquello también se acabó, y el po¬ hijo por la de tu padre; cuídale enhora¬

bre Juan, que así se llamaba aquel des¬ buena, recoge su postrer suspiro, que

graciado, no le quedaba más que un re¬ no otra cosa ya creo que puedas hacer

curso: llamar de puerta en puerta, im¬ por él, y perdóname que yo sea Ja que

plorando la caridad pública para encon¬ busque en el Asilo pan para mi hijo y

trar un pedazo de pan con que mitigar alimento para mí, que ya. no puedo

siquiera el hambre que sentían los cua¬ más!—Y pretendiendo incorporarse, le

tro. Lo pensó, y así lo hizo.

faltaron las fuerzas, cayendo desploma¬

—Espera—le dijo á su mujer,—que da sobre el jergón, presa de uno de esos

pronto vuelvo.—Y abrazando á su hijo: ataques que se sienten por desfalleci¬

—Ahora te traeré pan—balbuceó á su miento, cuando el estómago está vacío

oído, mientras por sus mejillas corrían y la cabeza deja de funcionar.

abundantes lágrimas.

Juan se sentía también desfallecer por

Y dirigiendo una lastimera mirada á momentos, contemplando el horroroso

su padre, bajó, mejor dicho, rodó aque¬ cuadro que á su vista se presentaba, lu¬

llas escaleras, y tambaleándose recorrió chando en su alma el dilema horrible

las aceras de la ciudad implorando una de mandar á su padre al Asilo á termi¬

limosna por amor de Dios.

nar sus días, porque los cuidados que su

Maquinalmente tal vez, ó por pedan¬ enfermedad requerían le robaban el

tería quizás, todo, menos por caridad, tiempo para ganar el mísero jornal, que

un gomoso de esos que á la caída de la no bastaba á cubrir las necesidades de

tarde abundan en las grandes capitales, todos, ó dejar al anciano lanzar el últi¬

persiguiendo faldas, alargó dos monedas mo suspiro en sus brazos, expuesto á

de diez céntimos á Juan, quien se apre¬ que su hijo secumbiera tambiéu por fal¬

suró á comprar un panecillo, y ávido de ta de alimento y cuidados,

llevarlo á su casa, subió volando aque¬ —¡Pan!... ¡papá, dame pan!—balbu¬

llas pesadas escaleras que poco.antes ba¬ ceó el pequeño, despertando á Juan de

jara con el alma angustiada Por el ca¬ su letargo, y cuando este se disponía á

mino había ya hecho el reparto; así es darle el mendrugo que guardaba para

que alargando un pedazo á María, su sí. oyó la temblorosa voz de su padre

esposa, y otro á su hijo, se acercó á su que decía: padre, y migando el trozo que le corres¬ —Juan, hijo mío, ¿dónde estás? No

pondía en un pequeño perolito de agua templada, porque ni carbón estaba ya para hacerla hervir, levantó la cabeza del anciano, quien en un abrir y cerrar

tienes una sopita?
Y partiendo en dos su ración, puso eu las manecitas de su hijo un pedazo, mientras que el otro lo volvió á migar

para darlo, como la ración anterior á su padre, quien al tomar los primeros bo¬ cados prorrumpió en amargos sollozos.
—¿Qué tenéis? ¿Por qué lloráis, padre mío?—le dijo Juan besándole en la fren¬ te y juntando sus lágrimas á las del an¬
ciano.
—Porque he tenido un sueño horrible, ó delirio, no lo sé—repuso el viejo—pe¬ ro te veía acompañado de cuatro hom¬ bres que conducían una camilla para llevarme al Asilo, porque, cansado ya de mí me abandonaste, y yo buscaba tu
cariño... tus cuidados... pero en vano.
—¡Padre mío! —Espera no me interrumpas; allí en aquel asilo, falto de tus consuelos, para mayor castigo, pasé muchos años no re¬ cuerdo el número, y una de aquellas in¬ terminables noches vi que ocupaba la cama al lado de la mía, un hombre jo¬ ven aún. Al amanecer aquel nuevo día, reconocí aquel compañero de infortunio. ¡Era mi Juan! ¡eras tú, hijo de mi alma!, á quien había conducido la noche ante¬ rior tu mismo hijo, imitando lo que años antes hiciste tú conmigo! ¿Sería aquello una terrible herencia que que¬ daba de padres á hijos? No puede ser, porque no puede ser tampoco que aquel Juan de mi delirio fueras tú, ¿verdad hijo mió?... ¿Pero, por qué lloras? ¿Por qué no me contestas? ¿Por qué no me dices que todo ha sido un sueño?
Por toda contestación Juan abrazó á
su padre con tal fuerza, con tal frenesí, que lo ahogó contra su seno, cayendo ambas cabezas desplomadas sobre la su¬ cia almohada, mientras que en aquel
momento se oía una voz infantil que ex¬ clamaba:
—¡Pan!... ¡Papá!... ¡Mamál... ¡Quiero más pan!
Al día siguiente el Juzgado levantaba los cadáveres del anciano y de Juan, mientras que á la puerta esperaba un coche celular para conducir á un mani¬ comio á la pobre María, á quien á duras penas pudieron arrancarle el niño, que de paso dejaron los agentes de la auto¬
ridad en la Inclusa, Hotel infantil de los
hijos del crimen, de la deshonra y del infortunio; en una palabra, de los des¬
heredados de los hombres.
J. Cruz Rivera.
LA VIDA
lAy, ay, la vida! (P. Orlandis.)
Assegut moltes estones demunt l’aspre penyalar que mitx tomba dins la mar, me plau el veure les ones
demunt Pabisme rodar.
Mirant la forca seguida ab que’s fan y se desfan. exclam jo: ¡Tal es la vidal... Ones que vánen y van...
No es altra cosa la vida.
De dins la valí. Palta serra
que lluny s’aixeca, m’agrada comtemplar, y la boirada que per les roques s’aferra
a trencli d’auba. d’Invernada.
Y quant el sol l’ha espargida, pens qu’aixis es la quimera
de los somnis de la vida:
boira que corre lie ligera...
No es altra cosa la vida.
De les flors totes pintades que brosten al dernatí entre Pherbey del jardí, de fina essencia impregnades que roba l’oratjol fí;
quant a la nit veig marcida la color y P hermosura, peus qu’aixó passa en la vida: floreta qu’apenes dura...
No es altra cosa la vida.
Allá, d’estiu. quant fent vía passa esgarríat estel

per dins la foscor del cel, ab polcim de pedrería brodant de la nit el vel;
quant sa claró esblancaída espiretjant prest s’apaga, consider qu’així es la vida: una estrella que s’amaga...
No es altra cosa la vida.
Estel que se pón, onada, flor qu’ al vespre ja es marcida, boira p’el vent rossegada...
aixís es la nostra vida,
tot comensant ja acabada!...
No es altra cosa la vida.
Joseph M.a Tous y Maroto
Variedades
Las Begonias
Elegante adorno de estufas y salones, son las «Begonias» de grandes hojas adamascadas, con zonas de delicados colores, de forma irregular, de esplén¬
dida hermosura.
Se recomienda, por el follaje orna¬ mental la «Begonia discolor», de boni¬ tas flores pequeñas, pero conserva en la ornamentación su supremacia la «Bego¬
nia Rex».
Son dignas del aprecio de la jardine¬ ría las especies de flores aromáticas (co¬ mo la «Begonia Baumanni») y las que tienen grandes flores, de aspecto singu¬ lar. que producen agradable impresión,
Entre estas últimas citaremos: la «Be¬
gonia cristata», de tonos rosa, escarlata, blanco, amarillo, rojo; que está adorna¬ da de excrecencias irregulares sobre los pétalos, dando á las flores un aspecto por demás original.
La «Begonia crispa», de flores que al¬
canzan dimensiones extraordinarias, con
pétalos ondulados blancos, purpurinos, rosados, carmíneos, escarlata, salmón,
etcétera.
La «Begonia erecta» de grandes flores sencillas, que se cultiva con facilidad y
adorna todo el verano los macizos de los
jardines; la misma especie de flores do¬ bles, con matices variadísimas, etc., et¬
cétera.
Es este género abundante en formas específicas; se conocen unas 330 y el nú¬ mero de variedades obtenidas por los
horticultores es exorbitante.
El grupo de «Begonias» provistas de tubérculos se propaga con facilidad; se guardan los tubérculos al abrigo de las heladas y en seco, durante el invierno, para plantarlos en marzo en macetas, bajo una capa de estiércol caliente y se pueden trasplantar á tierra en mayo.
Por esqueje y hasta por las mismas hojas, pueden propagarse algunas espe¬
cies.
Son las Begonias plantas de los países cálidos, de variado follaje; cuando natu¬ rales, sus flores son blancas, amarillas, rosas ó rojas. Se las encuentra expon táneas en América, en Asia, en Africa y en algunas islas del Pacífico.
No todas son herbáceas, hay en este género arbustos y aúu especies sarmen¬
tosas.
En muchos países se las usa como ací¬ dulas. refrescantes y depurativas.
Las hay comestibles como la «Begonia bidentata», la «cucullata», la «hirtella», la «ulmifolia», la «spathulata», que en algunos Estados del Brasil se comen co¬
cidas.
Son denominadas vulgarmente allá,
«erbas do sapo».
Las raíces de la «Begonia tomentosa» y de la «B. grandiflora», se usan mucho en el Perú contra el escorbuto y contra las hemorragias.
No son, pues, solo útiles estas plantas por su belleza ornamental; prestan tam¬
bién al hombre servicios alimenticios y medicinales.
Nótase en estos últimos años una ten¬

dencia saludable en la jardinería, resti¬ tuyendo su fama á especies, cuyo cultivo
se había abandonado. El furor de la mo¬
da, la introducción en Europa de mu¬ chas plantas halladas por los botánicos en los territorios explorados durante el último tercio del pasado siglo, habían relegado al olvido las especies que fue¬ ron reinas y señoras de parques, jardi¬ nes. ventanas y salones. Lo bueno sufre eclipses momentáneos, pero vuelve á á brillar, y esto ha pasado á las «Bego¬ nias» que hoy vemos recomendadas, atendidas preferentemente por los horti¬
cultores.
Prof. Ibéricus
Ecos
EL JUEGO PARA LOS NIÑOS
Unilla, dosillo,, tresillo., cuartana, olor de manzana, corruca la 'pez, siete, ocho, nueve y diez,-—Así cuenta un niño, se¬
ñalando á varios colocados en fila.
—¡Yo soy china, yo soy china!—dice dando voces el que le ha tocado el diez.
—¡Por qué ha contao mal ese chirichi!
—dice otro.
—¡Cállate tú, ojo é tángana!—exclama el que parece llevar la voz de mando.— Anda, escóndete.
El de la china se aleja, haciendo dos ó tres nudos en la punta de un pañuelo, y cogiéndolo por el extremo opuesto,
dice:
—Andar, que váis á llevar ca zurrió... A poco rato voces de—¡ya!... ¡chicha veo! \\chicha veo!... y salen corriendo y chillando, y el pañuelo jadeante tras
ellos á ver á cual alcanza.
Atropellan, saltan no reparan en obs¬ táculos, hasta que llegan al sitio fijado
de antemano.
—¡Este es toro!—exclama uno. —¡Di que no, que me ha cogio de la chaqueta!
—¡Di que sí! —¡Di que no! porque me hacíagamle-
tas.
Y siguen así en acalorada disputa, dando voces y sin lograr entenderse ninguno,
Con pena recordamos estos juegos y aquellos días en que suspirábamos por salir de la escuela, entonces lugar de suplicio para nosotros, donde pasába¬
mos las seis horas de clase dedicados
tan sólo á la lectura, escritura y leccio¬ nes de memoria, alternando con correa¬
zos y palmetazos aplicados por un maes¬ tro indocto, de genio fiero y adusto, y que gozaba de imponernos los más crue¬ les castigos inquisitoriales.
¡Dichosa edad aqueila en que todo nuestro afán y ambición era tener tiem¬ po para jugar, que hubiese muchos días
de fiesta para no tener escuela y que
fuesen todos los días jueves para no ir por la tarde!
Tanto odiábamos la escuela, que á ve¬
ces nos atrevíamos á hacer «rabona». Ya
que la escuela no presentaba ningún atractivo para nosotros, porque la ins¬ trucción que podíamos adquirir era ru¬ tinaria y la educación física era desco¬ nocida hasta del maestro, que sólo que¬ ría que estuviésemos quietos con los brazos cruzados y en silencio y que no jugásemos ni aun en la calle, sin duda
la naturaleza, maestra más entendida en
achaques de educación, nos inspiraba mil medios para desarrollar en el juego todos nuestros órganos.
La tángana, las pájaras, alfileres (á puntas y cabezas y al uñate), las estam¬ pas (al levante, lotería, pares y nones) y trompo en el verano; á lapido, pita, ché, chapas, pelota, en invierno; levanta pie¬ dras, plumero, toros, alimón y otros muchos juegos más que teníamos siem¬ pre para cada época poco nos importaba el salir heridos algunas veces; á los po¬ cos días volvíamos á hacer diabluras; y es que el juego es una necesidad indis-

m,

SÚLLER

Inusable "para el niño para formar y ro¬ bustecer su cuerpo, combinando los *$eveicios del tronco y los de las extre¬
midades.
El continuo y enérgico movimiento 4-eljuego al aire libre tiene extraordina¬ ria importancia para la salud, la respi¬ ración se hace más fácil, el corazón late •más rápido y fuerte, las mejillas se en¬ rojecen y en los ojos irradia el gozo y 1a. -alegría. En los j uegos hay una simpatía -de caracteres, una comunicación de fuerzas y de gustos, una alegría apro¬ piada, que no se puede reemplazar por ningún otro ejercicio.
—No juegan ahora los niños como
cuando nosotros estábamos en esa edad
—me decía un amigo. —No sólo no juegan, sino que no sa¬
ben—le respondí. —Se ha creído por espacio de bastan¬
tes años;que la educación sólo consistía
en tener encerrado al niño todo el día
en la clase, agobiando su inteligencia
con una balumba de conocimientos,, y
por si esto era poco, llevándolos todavía de noche á alguna de esas sociedades que se llaman Centros de enseñanza, No han querido la mayoría de los padres tener hijos aptos para la vida, sino ba¬ chilleres á los doce años; qué extraño tiene que los niños no sepan, jugar, que estén casi todos anémicos y runchos ha¬ yan contraído enfermedades para toda
su vida.
Hoy los padres de familia ya van es¬ tando conformes con los pedagogos en considerar e] juego como una de las ac¬
ciones más serías de la infancia, y que
'.hay que aprovecharlo como medio de
educación.
Ya las escuelas no son ira lugar de martirio como antiguamente; los paseos
instructivos, alternando con recreos, se
van poniendo en práctica en todas las escuelas; todos desean, que se construyan ocales exprofeso para escuelas, á fin de - que tengan patio ó jardín para que los niños puedan jugar al aire libre; y si antes algún ignorante criticaba á algún

resto del ejército imperial quedaba en
los últimos días del mes anterior situa¬
do entre el río Inanen y el puente Lebu.
* **
Según las noticias oficiales de Cuba, han sido canjeadas en Washington las
ratificaciones del convenio de arrenda¬
miento de terrenos para estaciones na¬ vales y carboneras en Guantánamo y Bahía Honda y las de la convención pos¬ tal entre Cuba y los Estados Unidos. La alteración del orden público en algunos pueblos de Santiago de Cuba uo tuvo otras consecuencias que la prisióu de los alzados eu armas, sujetos ahora al fallo de la ley.
Eu estas noticias, facilitadas por el ministro de Cuba en Madrid, señálanse las conveniencias y utilidades del ferro¬ carril central que ya atraviesa la isla, desde la Habana á Santiago de Cuba, y se habla de los estudios hechos para la siembra del algodón en aquel país.
* **
Cuando parecía disminuida la tirantez de relaciones entre Bulgaria y Turquía, se han vuelto á reproducir los temores de un próximo rompimiento. El nuevo representante de Bulgaria en Londres ha declarado que la guerra es inevitable, y que la proposición suscrita por Austria y Rusia no puede devolver la tranquili¬ dad á las regiones aludidas, porque los
turcos reciben órdenes directas de la Su¬
blime Puerta y porque eu las expresadas bases no se menciona para nada la am¬ nistía que debe concederse.
Bulgaria, según aquel representante, prefiere la guerra á la situación insoste¬ nible en que vive.
* **
El día 3 á las seis de la tarde fué pro¬
clamada la independencia del istmo de Panamá. Las diversas repúblicas de la América central comunican despachos á Washington, según los cuales la situa¬ ción es alarmante por la efervescencia que se advierte en algunos de los Esta¬
dos del Norte de Colombia.

«trust» se han dirigido nada menos que á los ministros de Agricultura y Hacien¬
da, pintándoles las grandes ganancias que Rusia tendría en ello. El argumento
es formidable.
Véase la clase:
—Si los 5.000 grandes propietarios ru¬
sos—han dicho los del «trust»—entran
en la Sociedad, podremos garantizar al trigo un precio de 19’50 francos los 100 kilogramos, y esto enriquecerá á Ru¬
sia...
Para que el lector se forme una idea de lo que esto significa, bastará añadir que actualmente el trigo se cotiza en
Odessa á 13’64 francos.
La subida sería formidable. Mas, por
otra parte, ese aumento produciría eu
Rusia un extraordinario aumento de la
riqueza. Calcúlase la cosecha de trigo ruso en
130 millones de hectolitros. El aumento
de 5 francos en quintal supone una ga¬ nancia de 500 millones de pesetas al año.
Esto es incuestionable.
Por eso los del «trust» tratan con el
Gobierno, no precisamente para, que dé
á la Sociedad carácter oficial, sino para
que no se oponga á las gestiones em¬ prendidas.
Mientras duran las negociaciones de esta empresa, los productores ya adheri¬ dos y sindicatos han recibido invitacio¬ nes para no ceder trigo á menos de 1375 francos el hectolitro, que da próxi¬ mamente 17'50 francos por quintal, aun contando 78 kilogramos por hectolitro, que es mucho contar.
En ios estatutos para constituir el trust se establece que cada año se cele¬ brará una asamblea general con repre¬ sentantes de todos los países sindicados. En esa Asamblea se acordará el precio mínimo del trigo para todo el año si¬ guiente y los demás asuntos de interes para el trust, ó sea para la gran «Socie¬ dad internacional explotadora del ham¬
bre humana...»
Un poco largo es el título, pero más largas y más amargas pueden ser las

ladas (2’83 metros cúbicos) de arqueo mo. Sobre las reliquias del ejército fra¬

total.

casado vá á levantarse ese enjambre de

Las mismas embarcaciones basta -300 adalides de la política corrompida. El

toneladas inclusive, adeudarán por cada paso está dado. La victoria es ya suya.

una de éstas el derecho de 40 pesetas si Dia vendrá, que con lágrimas de sangre

proceden de Naciones convenidas, y el de 48 si proceden de las no convenidas.
Art. 2.° No se percibirá derecho algu¬

deberán llorar los desbandados su misé¬ rrimo amilanamiento.
Porque volverán á aparecer aquellos

no por las obras que se realicen en asti¬ tiempos en que la ley, la justicia y la

213.a Crónica Local llerosextranjerosenlasembarcaciones
españolas, ya consistan aquellas en sim¬ ples reparaciones, ya en el cambio de sus máquinas, ya produzcan el aumento de su tonelaje.

influencia están á merced del capricho de un hombre. Porque los intereses del pueblo estarán supeditados al foco de inmoralidad que mana del centro de
España. Porque el antagonismo de los

Art. 3.° Serán libres de derechos de partidos en la administración, la obs¬

Aduanas los del extranjero para la cons¬ truyen y deshacen. Y porque resucitará

trucción, carena y reparación de los bu¬ aquel estado de cosas que todos los bue¬

ques, tanto nacionales como extranjeros, nos españoles hemos ido deplorando. siempre que justifique la inversión de Sino examinad la elección del domin¬

los efectos mencionados en la forma es¬ go; ella cortada bajo el patrón del caci¬

tablecida ó que establezcan las Ordenan¬ cato; ella bija de la política centralista;

zas de Aduanas.

y ella obra de unos cuantos, no del pue¬

Los dueños de las embarcaciones ó blo. Con ella se ha hecho un gran retro¬

sus representantes legítimamente auto¬ ceso bacía una de aquellas situaciones

rizados son los únicos que podrán solici¬ que forman época nefasta en la historia

tar dicha franquicia.

patria. Reparad en las algaradas, moti¬

Art. 4.° Además de la franquicia es¬ nes y conspiraciones que ván sucediéntablecida en el artículo anterior, los ar¬ dose en toda España, como eco del mal¬

madores de buques españoles ó los re ¬ presentantes legítimamente autorizados, tendrán derecho á percibir las siguientes primas para los buques que se constru¬ yan en los astilleros ó arsenales espa¬
ñoles.

estar producido por la misma organiza¬ ción que en Sólier se está implantando.
Y lo más triste es que no podamos apelar nosotros, al buen criterio de los nuevos ediles. Porqué arrollados inde¬ fectiblemente por la política, aquella

Cuarenta pesetas por cada tonelada de arqueo (2.83 metros cúbicos) de las que
eu totalidad midan las embarcaciones de

política que no tiene entrañas, serán impotentes para sustraerse á sus ruines exigencias. Asi nos lo ha venido corro¬

casco de madera.

borando basta ahora la historia. Y noso¬

Sesenta pesetas por la misma tonelada de las que en totalidad midan lasembar-
caciones de casco de hierro ó acero ó de

tros requerimos, desde luego, á los nue¬ vos concejales para que nos demuestren
lo contrario con sus futuras obras.

construcción mixta.
Quince pesetas por cada 100 kilógra-

G. B.

mos de peso de las máquinas y calderas de las embarcaciones de una y otra cla¬

se que se muevan á vapor.

Serán condiciones indispensables para el percibo de dichas primas:

Que las embarcaciones se hayan1 Nuestro Director, excedente de cupo

construido, armado y equipado en los del pasado reemplazo, se encuentra en la

maestro porque dedicaba algunas horas El cónsul de Nicaragua había indica¬ de clase á recreo de los niños creyendo do el propósito de este Estado republica¬ •«que no atendía por esto á su enseñanza, no de romper las hostilidades contra . hoy se aplaude á los maestros que vau : Honduras. La agitación ahora se extien¬
poniendo en práctica los paseos escola¬ de á Guatemala y Costa Rica. El Gobier¬
res, recreos, trabajos manuales y todo lo no de Colombia ha designado un nuevo vque la moderna pedagogía aconseja, pa¬ gobernador de Panamá para evitar la
ra que al niño, no sólo se le instruya rebelión, pero llegará en medio de ella. '‘deleitando, sino que al par reciba una El gobernador y todas las autoridades ^verdadera educación física, para que al han sido-hechos prisioneros. •salir de la escuela-se le pueda aplicar la El buque de guerra Bogotá, de Colom¬ "antigua máxima de Juvenal: «Mens bia bombardeó la plaza.
í«ana in corpore sano». (Del Boletín d-. Tabacos y Timbre.)
A. Delgado Castilla.

El pan por las nubes

LA SEMANA
7 Noviembre.
Un periódico de Londres, ocupándose de los asuntos de marruecos, ha consig¬ nado que la intervención en dicho impe¬ rio es urgentísima é imprescindible, y que únicamente Francia puede salvar la situación de aquel país, donde reina la más completa anarquía y es inminente
la bancarrota.
Juzga inútil el colega proporcionar dinero al Sultán sin tener la garantía de
una buena inversión de los fondos que solicite.
Considera á Francia como la única
potencia que aceptaría la misión de in¬ tervenir en Marruecos, garantizada la neutralidad del Estrecho y su costa Sur. al mismo tiempo que el libre comercio
de todas las naciones,
Francia mantendría el stdtu qno, sin perder por ello su reconocido é incon¬
trastable derecho de tener una influen¬
cia preponderante en la política marro¬ quí y en su Hacienda, y bajo su influen¬ cia se reafirmaría la posición del Sultán, restableciéndole la paz interior sin ne¬
cesidad de ir á un protectorado que pu¬ diera provocar el fanatismo de las tribus.
El corresponsal de La Correspondencia de España, en quien bailamos todos es¬ tos informes, entiende que Francia com¬ parte boy día con Inglaterra el honor de ser uno de los pueblos más civilizadores en aquella región; pero que, por muchos motivos. Marruecos es un país cerrado para Inglaterra, sin que esto deba impe¬ dirla que Francia, con la que tan cordia¬ les relaciones mantiene, emprenda una obra de progreso y civilización en aquel país, tan urgentemente necesaria.
Los últimos despachos de Africa con¬

Las poderesas confabulaciones de los grandes productores siguen en boga. Teníamos el «trust» del acero, el «trust» de la navegación, el «trust» del azúcar y otros varios «trust» que levantaron gran¬ des protestas.
Pues todo ello era cosa de juego. Aho¬ ra se está elaborando el «trust» del trigo, ó sea el «trust» del panecillo por las nu¬ bes. ¡El hambre libre en el estómago
libre! Ese será el lema de la nueva So¬
ciedad.
Algún lector poco ducho en estas con¬ fabulaciones de la plutocracia moderna,
preguntará quizá: ¿Qué es eso deUtrust» del trigo?
Es cosa fácil de entender. Los grandes productores de trigos en el Canadá, en los Estados Unidos, en la Argentina, en la India, en Rusia, en Rumania, en to¬ dos ó en los principales países que en¬ vían trig’o á Europa, se confabulan, se ponen de acuerdo, forman á modo de
una sociedad internacional y deciden, porque asi les conviene, subir el precio del trigo dos ó tres ó cinco francos en
quintal. ¡Lo que quieran! He ahí el «trust» del trigo en acción:
he ahí un poder superior al de los Go¬ biernos de las diferentes naciones; he ahí la plutocracia triunfante y aplastan¬ do á todos, y decidiendo de la alimenta¬ ción del pobre.
Pues de eso se trata y á ello se llegará, sin duda alguna. Casi todas estas cosas malas se realizan; casi todos estos gran¬ des. colosales negocios, cuajan.
Como siempre, el proyecto del «trust» ha nacido en Norte América, en ese país que el maestro Cávia llamó donosamen¬
te «yanquilandía», y que en adelante
convendría denominar «trustilandia»...
La Sociedad The Equitable de los Es¬ tados Unidos, formada por unos 38.000 trigueros, ha tomado la iniciativa. Casi todos los socios están ya adheridos al

consecuencias de la Sociedad.
* **
No entra España en el trust ni podría entrar, porque no es país exportador de trigo, y sin embargo, si esa gran confa¬ bulación de productores se realiza, sen¬ tiremos aquí sus efectos.
Traemos mucho trigo de fuera para que estos movimientos extranjeros dejen
de afectarnos.
En los ocho primeros meses del año
hemos traído de Rusia más de 15 millo¬
nes de kilogramos de trigo. Ese trigo puesto eu Barcelona no cuesta más de 15 francos los 100 kilogramos, que reduci¬ dos á pesetas al cambio de 35 por 100, dan 20’25 pesetas y con 8 de Aduanas, 28’25 pesetas por quintal.
Este trigo es factor importantísimo pa¬ ra regular los precios en el mercado. Si suponemos que el trigo extranjero se elevase á 20 francos quintal, su precio dentro de España, sería hoy, con cam¬ bio y aduanas, 35 pesetas, ó sea próxi¬ mamente 15'50 pesetas fanegas. ¡Hoy lo tenemos á 11 pesetas!
¿Remedio para todo esto? Atacar brio¬ samente el problema de los cambios. Aunque el «trust» se lleve á cabo, y aun¬ que se mantenga el actual arancel, bas¬ taría una baja del cambio al 10 por 100 para que los trigos no sufriesen eleva¬ ción de precios. Hoy mismo, esa baja del cambio produciría abaratamiento inme¬ diato del trigo.
Sea por las noticias de la formación del «trust», que aún no pasa de proyec¬ to, ó por otras causas, los mercados ex¬ tranjeros de trigos acusan alza en los precios. En los Estados-Unidos, la eleva¬ ción es de medio franco en quintal; en Inglaterra, principal mercado de Euro¬ pa, de medio á un franco; Francia y Austria acusan precios igualmente más
firmes.
Si los proyectos del «trust» llegan á realidades, y llegarán, más pronto ó más tarde, pronto quizás, pronto tendremos el trigo por las nubes y el pan más ele¬
vado todavía.
Los trigueros están de enhorabuena, y esto beneficiará á importantes regiones españolas. A los demás, ¡el «trust» nos
sea leve!
F. de Carvic.
Abanderamiento de buques
He aquí el proyecto de ley sobre aban¬ deramiento de buques, que considera¬
mos de actualidad.

astilleros de la Península ó islas Ba¬
leares. w
Que dichas embarcaciones midan más de 130 toneladas (2.83 metros cúbi¬ cos) de arqueo total, y.
Que dichas embarcaciones hayan sido declaradas aptas por el ministerio de Marina para toda clase de navegación
de altura.
Art. 5.° El arqueo de las embarcacio¬ nes que se construyan en España y de las que se importen del extranjero, y la expedición y refrendo de lás patentes de navegación y los roles de dichas embar¬ caciones se harán por las autoridades de Marina, sin más gastos por parte de los dueños, capitanes ó tripulantes que los del papel sellado en que los documentos deban expedirse.
Art. 6.° El reconocimiento por Sani¬
dad de las embarcaciones de nueva cons¬
trucción y de las extranjeras que se abanderen en España, y la fijación en ellas de las plazas de reconocimiento, se harán sin estipendio alguno para losarmadores consignatarios ó capitanes de los buques.
Las tarifas que actualmente rigen, se¬ gún el capítulo XIV del reglamento de
Sanidad de 28 de Octubre de 1899 para
la expedición y refrendo de las patentes de Sanidad, se reducen á un 50 por 100 de su actual importe.
Art. 7.® Los derechos que señalan los Aranceles consulares vigentes para los actos referentes á la navegación y al co¬ mercio, se reducirán en la siguiente for¬ ma: Artículos l.° 2.° y 3.® del Arancel al 30 por 100 de los actuales Artículos 6.® á 12 inclusive y 21 al 25 inclusive al 50 por 100.
Art. 8.° El comercio de cabotaje que¬
da exclusivamente reservado á la ban¬
dera nacional.
Art. 9.° El servicio de practicaje será potestativo en todos los puertos españo¬ les para los capitanes de los buques, tanto para los nacionales como para los extranjeros.
Art. 10. Quedan derrogadas todas las disposicioues que se opongan á los pre¬ ceptos de esta ley.
Art. 11. Los ministros de Hacienda,
Estado, Marina y Gobernación dictarán las oportunas disposiciones para el cum¬ plimiento de esta ley.
Madrid 6 de Noviembre de 19Q3.—A. González Besada».
Colaboración

actualidad en Palma al objeto de apren¬ der la Instrucción militar según previe¬ nen las vigentes leyes. Suplicamos á nuestros lectores dispensen las faltas que
puedan haber notado en la confección del presente número.
A los nubosos y desapacibles dias de la semana anterior, han seguido otros claros y esplendorosos en la presente; por las noches y antes de la salida del sol, por las mañanas, el frío que ya em¬ pieza á dejarse sentir, es bastante; pero tan luego el Astro Rey asoma su rubi¬ cunda faz por entre las crestas de las montañas, se caldea, como por encanto, la atmósfera, desaparece el rocío en los bancales y se puede continuar, muy á gusto, las variadas faenas agrícolas con¬ sistentes en la siembra de cereales y le¬ gumbres, y la recolección de aceitunas que hoy ocupa un crecido número de mu¬ jeres y niños.
Por causas agenas á la buena volun¬ tad de los señores que forman la Comi¬
sión del Concurso colombófilo IbizaSó-
11er, el domingo pasado tuvo que sus¬
penderse la primera suelta preparatoftV
que debía efectuarse á 30 millas del puerto de Palma, y, si el tiempo no lo impide, aquella tendrá efecto el día 15,
debiendo los señores socios presentar sus palomas el sábado 1.4 de 8 á 9 de la noche en el local que ocupa el «Círculo
Sollerense», según anuncio que hemos visto firmado por el Presidente de la Co¬ misión D. Damián Magra ner.
El lunes último en las Casas Consis¬ toriales de Fornalutx se verificó una su¬
basta de 50 piuos del monte comunal La Bassa tasados en 75 pesetas. Pre¬ sentáronse nada menos que diez postoí res, en su mayoría del interior de la isla, y la puja fué tan en aumento que se re¬ mató á uno de Buñola por la cantidad de
500 pesetas.
El éxito más brillante ha coronado
experimentalmente las teorías que ha
tanto tiempo predica D. Pedro Antonio Rulláu, sobres trasplante de algarrobos iugertados y sin maceta.
Se han hecho las experiencias en dos fincas de clima y terreno algo diferentes: Son Pons de D. Juan Marqués y El Plá
del Bisbe de D. Pedro Alcover.

firman la entrada del Emperador Abd-el- nuevo negocio.

Dice así:

RETROCESO

Hace cuatro años se echaron las pepi¬

Azis en Fez con parte de sus tropas, vi¬

Las gestiones se extienden actualmente

«Artículo l.° Se declaran libres de

tas; y ahora, hace diez ó doce días se

siblemente desalentadas y en medio do por la Argentina. Rumania, las Indias, derechos de importación las embarcacio¬ Sólier, inconsciente, acaba de ver en han hecho los trasplantes definitivos, de

la mayor frialdad de la población. El Austria y Rusia. En esta última los del nes de todas clases de más de 300 tone¬ su seno, el resurgimiento del caciquis¬ hermosísimos pies, ingertados, tiernos, /

i

SÚLLER

8

ule una altura considerable para evitar
ataques del ganado.
Tan buen aspecto presentan hoy los árboles trasplantados, que ni siquiera
han decaido sus brotes tiernos. En Son Pons, uno de los ingertos,
tiene ya algunas muestras de fruto. Es pues un grande error la suposición
-de que el algarrobo no puede criarse sin
macetas:
Más fácil es el trasplante de los alga¬ rrobos que el de los naranjos; y sin em¬
bargo, se hace de estos todos los días, sin macetas, y no con grandes precau¬
ciones.
Ahora podemos afirmar terminante¬ mente que con los cuidados ordinarios en el plantel, se pueden tener para el trasplante, magníficos ingertos de alga¬ rrobo, en condiciones de dar fruto y de ser árboles, á los pocos años de plan¬
tados.
Enhorabuena Sr. Rufián.
En el vecino pueblo de Fornalutx se
registraron, durante el mes de Octubre último, 3 nacimientos.y 2 defunciones y
en Sóller 17 nacimientos y 11 defun¬
ciones.
Por tratarse de un paisano y amigo trasladamos á nuestras columnas lo que
el jueves último leimos en la crónica de
«La Almudaina.»
En el espléndido salón del Hotel Oran
Continental de Barcelona ha tenido lu¬
gar el banquete de boda del acaudalado
fabricante de Sóller (Mallorca) D. Juan Morell y Col! con la simpática señorita
D.a Catalina Estartus Guardiola, cuya bendición tuvo lugar el lunes por la ma¬
ñana en la iglesia de Santa María del Mar, apadrinados por D. Jaime J. Joy y
D. Francisco Comanda.
Deseamos para los desposados una
eterna luna de miel.
Desde hace algunas semanas se ha instalada en este pueblo una compañía ecuestre, dirigida por D. Alejandro Na¬ va, que hace las delicias del público Sollerense; por las noches, y en días alter¬
nos, trabaja en el Teatro de la Defenso¬ ra, convertido en Circo y en las tardes de los Domingos, las funciones se hacen
al aire libre en la Plaza de Toros. Como
la Compañía es bastante numerosa y el precio de la entrada es poco elevado, ob¬
tiene el favor del público que acude pre¬ suroso á presenciar la variedad que se dá á los espectáculos. Para esta noche
se anuncia el beneficio de las simpáticas
artistas Magdalena y Adriana Nava, al que es más que seguro asistirá mucho
gentío.
El Domingo 8 del corriente se efec¬ tuaron en este pueblo, al igual que en toda España, las elecciones municipales. No hubo lucha alguna pues únicamente la fracción política mauro-conservadora solicitaba los sufragios. Y decimos la
fracción mauro-conservadora pudiendo, á estas horas, casi decir el partido conser¬
va^, supuesto que á nuestro ilustre paisano, «vacionadísimo en el Congreso de los Diputados y aplaudido con frene¬ sí hasta por las linajudas damas de la aristocracia, se le ha conferido, por sus

recientes discursos, hasta el tercer entor¬ chado, considerándolo sin disputa algu¬ na como el segundo Cánovas, jefe y ár-
brito indiscutible de la situación.
Como decíamos antes, en las eleccio¬ nes del domingo pasado no se consignó
la más ligera protesta, ni hubo en los seis colegios en que se halla dividida la población ni siquiera el más insignifican¬ te alboroto, cosa que habla muy alto en fayor de nuestros pacíficos habitantes. Triunfaron los señores.
D. Juan «Joy Pizá.--Adicto por 308
votos.
D. Pedro J. Mora Arbona.—Maurista
por 308 votos. D. Ramón Escalas Deyá.—Republica¬
no por 308 votos.
D. Juan Deyá Castañer.—Liberal por
189 votos.
D. Antonio Castañer Bernat.—Mau¬
rista por 189 votos. D. Jaime Frontera Castañer.—Mau¬
rista por 189 votos.
D. Miguel Colom Mayol.—Maurista
por 159 votos. D. Jerónimo Estades Llabrés.—Mau¬
rista por 136 votos. Estos ocho señores que, en unión de
los otros ocho que hace dos años nombró el Partido Local, compondrán el futuro Ayuntamiento que tomará posesión el l.o de enero próximo. De los reciente-
mentes nombrados los señores Deyá y Estades han sido reelegidos; el Sr. Joy fué Concejal y Alcalde en épocas ante¬
riores, siendo probable que también lo sea en la venidera, y los restantes pisan por primera vez los umbrales del Consis¬
torio. A todos ellos felicitamos por su
nombramiento, que consideramos acerta¬
do, encareciéndoles únicamente no se do¬ blen por nada, ni por nadie, ajustando siempre su deber á la más estricta lega¬ lidad y justicia única manera de dejar, en su paso por el poder, gratos é impere¬
cederos recuerdos.
El lunes de la presente semana y pro¬ cedente de Barcelona y Cette fondeó en nuestro puerto el vapor «León de Oro», saliendo el miércoles á la hora de itine¬
rario para los indicados puntos, con nu¬ merosa carga y regular número de pasa¬ jeros.
Sección Bibliográfica
Flors d’ Ametler.—Así se titula un
tomo de poesías en mallorquín que acaba de publicarse, y cuyo autor es D. José M a Tous y Maroto Pbro., ya conocido en el campo de la literatura. Recibimos hace algunos días este precioso librito, y al agradecer la atención que con nosotros
se ha tenido al enviárnoslo, diremos que sentimos no poder tratar del mismo con el detenimiento que se merece. Apelare¬
mos, pues, al prólogo que ha escrito el insigne D. Miguel Costa y Llobera Pres¬
bítero, remitiendo además á nuestros lectores á la lectura de las dos preciosas,
poesías que de aquella obra hemos copia¬ do y publicado en las columnas del Só¬ ller éste y el anterior sábado. Dice el
señor Costa:
«Lo que ningú podrá exigir en aquest

llibre es major ortodoxia y netedat mo¬ ral. Les persones mós remirados y piadoses no hi trobaráu res qui les ofenga; al contrari, podrán recullerhi dins les poesíes relligioses pensamets y afectes conforme desfijen: lo cual no deixa d‘ esser un mérit prou singular entre la co¬ piosa producció literaria que ’s publica
avuy.
«Un poeta qu’ aixi escriu, bé mereix encoratgement y bona acullida per part del publich de la seua patria, y de part de sos companys y predecessors seus
una coral enhorabona...»
Esta obrita, que recomendamos á nuestros lectores, se vende en la impren¬ ta de D. José Mir, Cadena 11 Palma.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión de 2.a convocatoria del día 9 de Noviembre de 1903.
Fué presidida por D. «Juan Puig y asistieron á la misma los concejales Se¬ ñores Casasnovas, Pizá y Valls. Se apro¬
bó al acta de la anterior. Dióse cuenta
de la distribución de fondos por capítu¬ los, formada por la Contaduría para sa¬ tisfacer las obligaciones del presente
mes.
Se aprobó el traspaso de una sepultu¬
ra número 426 á favor de D. José Palou Morell.
También se acordó el pago de varias cantidades, á diferentes Sociedades y particulares.
Dióse cuenta de las subastas verifica¬
das para dar en arriendo durante el pró¬ ximo ejercicio el derecho municipal del matadero que ha recaído en D. Cayetano Pomar y Aguiló por la cantidad de tres mil quinientas diez pesetas, y la otra de los puestos públicos para la venta en la plaza, que se otorgó á D. Lucas Morell y Coll por mil quinientas treinta y una pe¬
seta.
Se dió cuenta de una comunicación del
Excrao. Sr. Capitán General en la que manifiesta que ha sido significado para desempeñar el cargo de encargado de la estación Telefónica el licenciado del ejér¬ cito Miguel Marin Gaspar y guardia Mu¬ nicipal á Matías Vives Cardell y el Ayun¬ tamiento acordó expedir las respectivas
credenciales. Se acordó conceder la autorización
que solicita Paula Ferrer Barceló para
obras en su casa n.° 1 en la calle de Ru¬ fián. A D. Antonio Colom Casasnovas
lo que solicitó en octubre último, para obras particulares en el número 4 de la
calle de Balitx.
Arregladamente á las condiciones del concurso se concedió al único postor don Cayetano Pomar y Aguiló el transporte de carnes, y finalmente se acordó nom¬ brar á D. Jaime Rufián y Bisbal para que justiprecie el valor de una parcela de terreno necesaria para dar la latitud conveniente á la Gran-Vía y sitio deno¬ minado «Cas Puput».
No habiendo otros asuntos de que tra¬
tar se levantó la sesión.
—
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana

domingo, dia 15.—A las nueve y media, se expondrá el Santísimo Sacramento, cantándose en seguida las horas meno¬ res y la misa mayor con sermón, que pronunciará el Rvdo. Sr. D. José Pas¬ tor, Vicario. Terminada la función, ten¬ drá lugar la procesión propia de la ter¬
cera dominica. A la tarde, después de
vísperas y completas, habrá explicación
del catecismo.
Todos los fieles que, habiendo recibido
los santos sacramentos visiten el altar
en donde se venera la imágen de santa María la Mayor pueden ganar una in¬ dulgencia plenaria aplicable á las Almas del Purgatorio concedida por el Papa
León XIII.
Lunes, dia 16.—A las siete y media, durante la celebración de una misa, se verificará el ejercicio mensual en honor de la Virgen del Carmen.
Jueves, día 19.—A las siete y media,
se celebrará una misa en el altar de San
José, durante la cual se practicará el ejercicio consagrado al Santo Patriarca.
En la iglesia de S. Francisco.—Ma¬ ñana, dia 15.—A las cuatro de la tarde
los Tarciarios tendrán su reunión men¬
sual con plática y á continuación se em¬ pezarán los trece domingos en honor de S. Antonio de Padua con exposición del
Santísimo Sacramento.
En él oratorio del Hospital.—Mañana, á las cinco y media de la noche, conti¬ nuará el quincenario que se está cele¬
brando en honor de la Preciosísima San¬
gre de Nuestro Señor Jesucristo, con plática por el Rvdo. Sr. Cura-Arcipreste.
En él oratorio del Cementerio.—Maña¬
na domingo, se celebrará fiesta solemne en honra del Santo Cristo que allí se ve¬ nera y en sufragio de las Almas de los difuntos cuyos cadáveres descansan en aquel sagrado recinto. A las nueve y media se cantará tercia y después la mi¬ sa mayor con música y sermón que pro¬ nunciará el Rvdo. Sr. Cura-Arcipreste. A las tres y media de la tarde, se canta¬ rá una parte del Santo Rosario.
Registro Civil
Nacimient@s.
Varones 4.—Hembras 3.—Total 7
Matrimonios
Dia 11.—D. Guillermo Coll Casasno¬
vas, soltero, con D.a Luisa Das Casasnovas, soltera.
Dia 12.—D. Bartolomé Bernat Pizá, soltero, con D.a Francisca Frontera Ripoll, soltera.
Dia 12.—D. Pedro Canals Amengual, soltero, con D.a Antonia M.a Caparó Castañer, soltera.
Dia 14.-—D. Guillermo Oliver Casta¬
ñer, soltero, con D.a Antonia M.a Morell Bernat, soltera.
Defunciones
Dia 9.—D. Juan Colom Mayol, de 33 años, soltero, calle del Mar.
Dia 11.—D.a Rosa M.a Trias Garau, de 70 años, viuda, calle de S. Bartolomé.

MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 8.—De Cardiff, en 8 dias, vapor Vale, de 448 ton. cap. D. R. Asserth, de 14 mar. y carbón.
Dia 10.—De Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 81 ton., capitán D. G. Mora, con 17 mar. pas. y efectos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 11.—Para Valencia, vapor Vale, de 448 ton. cap. D. R. Asserth, con 14 mar. y lastre.
Dia 11.—Para Barcelona, vapor León de Oro, de 81 ton., cap. D. G. Mora, con 17 mar. pas. y efectos.
sumo os mitos
En cumplimiento del artículo 7.° del reglamento del Sindicato de Riegos de esta villa, se hace público para conoci¬ miento de los propietarios de aguas que el domiugo dia 15 del corriente mes, á las diez de la mañana, en la Secretería del Sindicato, Rectoría 25, bajos, se pro¬
cederá á la elección de dos vocales para
la primera sección, uno para la segunda y uno para la tercera, á cuyo efecto, des¬ de esta fecha, quedan expuestas al pú¬
blico ' las listas electorales en la Casa Consistorial.
Sóller 7 Noviembre 1903.—El Vice¬
presidente, Antonio Castañer Bernat.— El Secretario, Pedro Antonio Alcover
Morell.
Por acuerdo de la Junta Directiva se
convoca á todos los socios de la misma, á la reunión general extraordinaria que tendrá lugar mañana domingo á las 10 y media para tratar sobre la disolución de la expresada Sociedad.
Sóller 13 Noviembre 1903.—El Pre¬
sidente, Amador Sastre.
ABfUWCI©
Se desea vender una casa situada eú la calle de Isabel II núm. 32.
Una pieza de tierra de unas cincuenta
des tres con una casita situada detrás la
plaza de toros y otra porción de tierra huerto con su derecho de agua situada cerca del Camp d’ en Mayol. Informar á D. Miguel Oliver en Palma calle de la paz, 35.
Dos jÓYOllOS desean hallar
una buena colocación en Francia. Uno
de ellos está al corriente de la lengua
francesa.
Para más informes dirigirse á esta im¬
prenta.
Hay un pico de alga¬
rroba nueva para vender. En esta imprenta darán razón.

(8) FOJLJLETÍM
LA VÍRGEN DE LAS LILAS
del niño: ahora que el pobre señor falta,
ya no hay caldo que cocer, y sin embar¬ go, usted rose de la mejor gana del
mundo!
Una expresión de amargo dolor se pin¬
tó en las bellas facciones de Magdalena ai oir evocar la memoria de su padre;
pero la distrajo de él la entrada en la
tienda de un lacayo que vestía una sun¬ tuosa librea azul oscuro con galones de
oro.
Este hombre tenía el aire importante de un criado de casa grande; era alto y
grueso, y su barba, redonda y sonrosa¬ da, descansaba sobre una alta corbata de
almidonada batista.
—¿La señorita Magdalena?—preguntó
mirando osadamente á la jóven.
—Yo soy—respondió ésta. Entonces se aproximó más el lacayo, y de uno de los inmensos bolsillos de su
librea sacó un estuche de gran tamaño
y una tarjeta que tenía un escudo de ar¬ mas y debajo un nombre.

Luego, sin descubrirse, presentó á Magdalena los dos objetos y dijo con al¬
tanería:
—De parte de mi amo. Magdalena tembló; nunca le había ocurrido la idea de un insulto directo;
pero entonces, viéndose amenazada de aquel imprevisto ultraje, se puso pálida como un cadáver, presa del más cruel
temor.
El lacayo, incapaz de comprender lo que pasaba allí, dió un paso hácia la puerta, en tanto que Francisco, creyen¬ do por el silencio y la inmovilidad de Magdalena que aceptaba el presente, la miraba con una compasión mezclada de repugnancia.
Pero bien pronto una reacción súbita se abrió paso en el ánimo de Magdalena,
que levantó la cabeza con altivez é hizo
señas al criado de que volviera á acer¬
carse.
Atónito éste obedeció.
—Devuelva usted esto á la persona
que se lo ha entregado—dijo con voz temblorosa, y señalando desde lejos el
estuche con el dedo, como si hubiera
temido que su contacto la manchase. —¡Como! ¿rehúsa usted esto?—excla¬
mó asombrado el grueso lacayo; y acér-

cándose, más, abrió el estuche sobre el mostrador como para deslumbrar á la jóven con su contenido.
Una cascada de diamantes apareció,
llenando la ancha concavidad de tercio¬
pelo nacarado que formaba el foudo de la caja.
Era un aderezo digno de una Reina. — Vamos, señorita, creo que ahora ya pensará usted de otra manera—dijo el grueso lacayo con ese cinismo natural y cortés propio de los confidentes domés¬ ticos;—este regalito vale seis mil duros, que he pagado yo en buenos billetes al joyero Ansorena. Las lágrimas brotaron de los ojos de Magdalena; pero su altivez natural las contuvo, y respondió con acento mesu¬ rado y digno: —Diga usted á su amo que no gano aún lo bastante con mi aguja y mis flo¬ res para poder comprarle sus diamantes. —Dígale usted también que si sigue
rondando esta casa, sabrá lo que pesa mi mano—añadió Francisco con esa ru¬
deza generosa, propia del pueblo. El lacayo los miró atómito. Francisco
continuó:
—Usted váyase al instante, y dé gra¬ cias por salir tan bien librado, á que me

hago cargo de que viene mandado con esa embajada y no por su propio gusto; que si no...
Y el honrado obrero enseñó el puño apretado al lacayo.
Pero, con gran asombro suyo, vió deslizarse dos gruesas lágrimas por las mejillas de la persona á quien amena¬
zaba.
—¡Ah, señorita!—exclamó el domésti¬ co con voz profundamente alterada.— ¡Ah. mi buena señorita! ¡cuánto le debo
á usted! al ver su desinterés, su nobleza,
me he acordado, sin poderlo remediar, de mi madre, de mis hermanas! ¡Desde niño que no lloraba, porque aquí se en¬ durece el corazón!... ya se ve, le em¬ plean á uno para todas las acciones ma¬ las esos señorones que piensan que, pa¬ gándonos bien, debemos servir para
todo!
—¿Por qué no los abandonáis á la primera bajeza que os mandan?—pre¬ guntó Francisco, tan reconciliado con el lacayo al ver su enternecimiento, que no
dudó en honrarle con un tratamiento fa¬
miliar.
—¿Podemos acaso hacerlo?—repuso aquél amargamente;—para nada vale¬ mos, más que para borricos de carga; y

sirviendo, es inútil buscar este ó el otro
amo: son todos iguales, ó todos á cual peor!
--¡Pobre hombre!—murmuró Magda¬
lena.
—No me compadezca usted, señorita —repuso el lacayo;—hoy soy feliz... al¬ gunas veces el llorar hace mucho bien al corazón... y este bien se lo debo agra¬ decer á usted... Desde hoy tiene en mí un humilde criado; me llamo Bartolo¬ mé, y soy de la honrada tierra de Gali¬ cia... De vez en cuando vendré por aquí para ver si usted me manda algo, y en lugar de servir á mi amo enteraré á us¬
ted de sus intentos acerca de usted, que
le aseguro no son nada buenos. El lacayo salió, dichas estas palabras,
y Magdalena volvió á quedar sola con
Francisco.
—No es malo que Dios haya tocado al corazón de ese hombre—dijo el obrero; —por él sabremos todo lo que podemos temer; hasta luego, señorita, que ya me
he detenido un buen raro.
Francisco salió, y Magdalena, más tranquila, se puso á arreglar en una ca¬
nastilla de mimbres la envoltura del ni¬
ño de Juana.
Ya colocaba el último gorrito, cuando

SOLLER

Sítcte anuncios ue se inserten en esta sección pagarán: Hasta tres ín«yicns®8 á razín de 0'05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á '•áa de 0‘03 jí retas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. 231 yalor mír imo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
que te comjonga, será de 0‘50 pesetas. S.S'a líneas, de cualquiera tipo-sea la letra, y los grabados, se conta-
ís por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina-
¿Sil periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de una columna 1*50 pías., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióon,
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se coto oongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.

simcriptorc» disfrutarán
ciento

una rebaja de un

35

p 1 or

SERVICIO DECENAL

LA SINCERIDAD

ENTRE

DE

Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbona

mono bauzá a) se™

LUNA, 6—SÓLLER

San Bartolomé, -17, - SOMIER

SÍÍSÍB¡8& VICE - VERSA

for el magnifico y veloz vapor

jy

o

ISalidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes.

Calidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 ^Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 Calidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26

de id. id. de id. id. de id. id.

CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bemat, calle

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de "la Aduana, 25.—-EN CETTE.—D. Guillermo Colora, Quai Comman¬

dant Samary-5.

NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette, según el presente itinerario,

corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte

Xy cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

ATENCIÓI AGRICULTORES!!

Si queréis abonar vuestros campos, seguros de ob¬
tener resultados eficacísimos, emplead el

Ofrece á sus clientes y al público sus varios artículos de obra de pal¬ mas, pita, cáñamo y otros muchos objetos de su ramo, que tiene en su
nuevo establecimiento.
Su mejor recomendación, será, la superior calidad de todos sus artí¬ culos á precios los más económicos.
Se pasa á domicilio de quien lo solicite para alfombrar las habita¬ ciones y demás trabajos del ramo.
¡¡NO OLVIDAR AL ANTIGUO SERRIÉR
LA SOLLEREN8E
DE
JOSE COEE
CERBÍEE y PORT-BOU (Fronte franco-española)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES
Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás trába¬ los de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas, programas, carteles, circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬
dernaciones económicas y de lujo.
SECCION SEGUNDA.—PAPELERIA, LIBRERIA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬ nómicos á los de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬ ranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales, y objetos para hacerlas, sacos y cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc. etc.
ABONOS illllOS Y LABORATORIO BIOLÓGICO
PRIMERAS MATERIAS PARA ABONOS
míMwm F&m vmm l®sic®lti¥®s

ESPARTERIA

INSECTICIDAS Y PABASITICIDAS

¿que se expende en la acreditada droguería de ARNALDO CASELLAS-^übia, i*

3DEJ
Juan Antonia OaMentoj
Calle del Mar, núm. 5—SÓLLER
Sucursal en Sineu, calle de la Cuartera 1

REPRESENTACIÓN DE LAS MEJORES FÁBRICAS CONSTRUCTORAS DE INSTRUMENTOS, PULVERIZADORES Y MAQUINARIA AGRÍCOLA
GUANO ESPECIAL PARA NARANJOS, de CHHDI

En este establecimiento encontrareis toda clase de
¡primeras materias para composición de abonos; sul; fatos y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos ¡para azufre; bombas y demás utensilios para pulve¬
rizar arboleda.
Instalaciones completas de cañerías para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬ mendrón y toda clase de conservas.
FSOHTZTODf FlEF10€lél ¥ MmMQWÍá
:¡¡No equivocarse, LUNA, 17-SOLLER!!
Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas,

Al público consumidor:
En este establecimiento hay en venta
toda clase de artículos de espartería, alpargatería; cuerdas eu todas clases, to¬ do á medida y á la mano. Gran surtido en cofas desde el núm. 8 cou cuatro ani¬
llas hasta el núm. 4 con dos anillas. Ce¬
nachos finos y comunes con anillas y sin ellas. Asientos para cofas y muchos otros objetos. Todo lo encontrarán con un 5 por ciento de rebaja.
Visitad dicha tienda antes que otras,
pues en ninguna otra parte hallarán los precios tan económicos como en este es¬ tablecimiento. El trabajo es el mejor que
se fabrica en su clase tanto en los espre-
sados artículos, cuno en muchos más del
ramo.
CIIUCW H U DIABETES
POR EL
Vino Uranado Pépsico
de

DEPÓSITO Y REPRESENTACION EN SOLLER:
D. JOSÉ FORTEZA (bibí) Um, 24
otel lestairant áel Universo
DE
Vda. de j. serra
PLAZA J>JE PALACIO-3.-BARCELOM
Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías do Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

frutas frescas y legumbres

J. TORRENS, Farmacéutico

L’ UNION

AUZ
AGENTES DE ADUANAS
ülRlilI y P0ET-1QW (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVET, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
Ií ASSICPRATRICE ITALIANA

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente
enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada "diabetes.,,

COHPAIÍA FRANCESA DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS FUNDADA EN 1828

Esta Compañía, LA PKIMEBA DE LAS COMPAÑÍAS FRAN¬
CESAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPOR¬
TANCIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incen¬ dio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS
EXPLOSIVOS.

Capital social
Reservas
Primas á cobrar ....

10.000,000 8.705,000
74.287,038

Francos

Sociedad de seguros contra los
ACCI®EIT1®.©Mí TRABAJO
ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASELLAS.

PILDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorósis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DE VE3STTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Oentro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller, Far¬
macia de J. Torrens

Total

92.992,038

Capitales asegurados Siniestros pagados . .

15.127.713,242 194.000,000

ÜEGIBO HE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de trigo, cebada y avena, tanto en pié como segadas, en gavillas y so¬
bre la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22
y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Sama¬ ritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

Se vende la casa se-
ñalada con el número 22 de la calle del
Paf>r- Para más i.nf,ormes pueden dirigirse á
D. Miguel Marqués Marqués, que vive
en la casa número 30 de la misma calle.

VINOS AL POR MAYOR
PUflM V IKoiInUMW VY AAJIIUIQoTI Fu

Pili», unamos i toba cusí i nrn oí mito aeiikm
DE LA CASA
ESCOFJET, TEJERA V C.“ de BARCELONA
Ünico representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.

PASTA FOSFOBEA

d©
L. STEINER

AGENCIA M. BERNAT Y C.a-RÉ'20, PALMA

PARA DESTRUIR LAS RATAS Y RATONES
Se vende á 0f30 ptas. el bote
en la Farmacia de J. Torreas.

Fincas y casas de diferente importan¬ cia dando un rédito del dos y medio al seis por ciento anual. Las hay á la venta en esta Agencia.

JUAN ESTADAS'
■iiiMTi *• mmm
TELÉFONO
líEZICLVAHí (Ande)
=
SOLLER.—Xmp. de «La Sinceridad»