Afio XVI11.--2.* EPOCA.-NUM. 866
Afio XVI11.--2.* EPOCA.-NUM. 866

SÁBADO 7 NOVIEMBRE DE 1903

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 34, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

Fundador y Director-Propietario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

Redactor en Jefe:
D. DAMIAN MAYO!, ALCOVER.

REDACCION 1 ADMINISTRACION: Calla de San Bartolomé, n.° 17

—•S" SOLLER (Baleares)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.)

Extranjero: 0’75 francos id. id. jPAG0 ADELANTADO.

Número suelto 010 pesetas.—Id, atrasado 0’20 pesetas

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. Da los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria
LA ASTUCIA DEL TIO
M. Pigeois, comerciante de géneros de
mercería, tenía una tienda en Tours que se titulaba modestamente «Al pobre
diablo».
Aunque gozaba de excelente nombradía, hay que convenir en que M. Pigeois
no era rico ni mucho menos.
No tenía más que un solo dependiente llamado Eduardo, que era primo suyo en cuarto ó quinto grado: su esposa cui¬ daba de la casa, acompañada de su hija Susana, hermosa niña rubia tan gracio¬ sa como bella que era el orgullo de la
casa.
Ambos esposos se habían impuesto muy rudas privaciones para darle una
educación esmerada.
Susana contaba ya los diez y nueve
años y era preciso pensar en casarla. No
faltaban pretendientes, pues aunque
M. Pigeois no era rico, tenía un herma¬ no solterón y viejo que había adquirido una regular fortuna en el comercio de
maderas.
El tío había señalado á la sobrina dos¬ cientos mil francos para el día de sus
bodas y además la había instituido su
heredera universal para después de su
muerte.
Todos los que conocían estas intimida¬ des se habían apresurado á hacer la cor¬ te á Susanita, á la que no faltaban, por cierto, pretendientes.
Había dos muy tenaces en el empeño
que mostraban en disputarse á la joven
heredera. Onésimo Candru, pasante de
notario, y Narciso Mavar, hijo de un
tratante de caballos muy rico. Onésimo asediaba cada día más á la
niña y había echado el ojo á su dote pa¬ ra comprar con él la notaría de su prin¬
cipal. Era Onésimo un joven fátuo. que se
limpiaba las uñas y los oídos delante de
todo el mundo, hacía versos malos que
declamaba peor, representaba monólo¬ gos de autor ageno, que destrozaba bár¬ baramente, y tocaba la flauta, de tal suerte, que daba ganas de echar á correr al oirle por vez primera.
Narciso era menos ilustrado; brutal
como la mayor parte de aquellos que
pasan su vida entre animales, tenía por única y exclusiva ocupación montar y fatigarlos pencos y caballejos que su padre hacía pasar por potros de pura
sangre.
Siempre con el cigarro en la boca, gastaba modales de mozo de cuadra, ha¬ blaba recio, no dejaba nunca las botas de montar y no salía de casa jamás sin
látigo.
El dote de Susana le traía muy preo¬
cupado. Había un tercer sujeto que se conten¬
taba amando á la niña de M. Pigeois con verdadero ardor platónico.
Era el primo, lejano pariente del papá, el pobrecito Eduardo.
Pobre, tímido y sin apoyo, no dejaba
nunca traslucir sus sentimientos.
Era domingo. El buen comerciante de
mercería había convidado á comer á los
dos aspirantes á la mano de su hija, lo propio que á varios parientes y amigos. Se trataba de que Susana se decidiese de una vez para formalizar la boda con uno
ú otro de los dos pretendientes.
El pasante de notario, con levita nue¬ va y guantes perfumados, parecía salir
de un estuche.
Narciso, en traje de caza, habíase cal¬ zado sus mejores botas de montar y ve¬ nía haciendo sonar unas espuelas de plata. Se creía totalmente irresistible.
El tío capitalista había dicho que no
acudiría hasta los postres.
Los dos jóvenes candidatos fueron co¬
locados al lado de Susana.
Eduardo, que solía comer también en la casa, fué relegado al otro extremo de
la mesa.

Onésimo y Narciso luchaban en aten¬ ciones y obsequios hácia la niña. El pa¬
sante de notario hablaba de Ronsard y de Malherbe, tratando de deslumbrar con su erudición á su adorado tormento.
Narciso encomiaba la casa de su pa¬
dre, multiplicaba las medallas obtenidas en ferias y concursos hípicos y fastidia¬
ba á la niña hablándole de las enferme¬
dades del ganado caballar y de sus res¬ pectivos tratamientos.
Eduardo la contemplaba á hurtadillas
con miradas tan tristes como llenas de
Ternura.
Después de la comida pasaron á la
trastienda, convertida en salón para to¬
mar el café.
Onésimo. que había traído su flauta, acompañó á Susana al piano. Después quiso recitar un monólogo. Apoyóse
contra la chimenea, levantó los faldones
de su levita y acompañándose de con¬ torsiones violentas, que solo le hacían reir á él, describió los apuros de un ca¬ ballero que llega siempre tarde al tren y tiene la obsesión de la puntualidad.
Dos señoras ancianas dormitaban cuando Onésimo terminó su desdichado
monólogo. Narciso había cargado por tercera vez
una pipa escandalosamente humeante.
Onésimo habló al oído con Susana, y
le declaró sin ambages sus pretensiones. Alabó sus propias cualidades y lo venta¬
joso que sería para ella semejante unión. Habló del lisonjero porvenir que la aguardaba, de la compra de la notaría, que producía muy pingües rendimien¬
tos, de la consideración social de que gozaba y gozarían los dos en adelante, de la gente de pro que les visitaría, de las recepciones y buena música que en
ellas se haría, etc., etc.
Narciso, á su vez, habló en semejante tono á la joven. Empezó por burlarse de
su rival.
—Yo no toco la flauta, ni declamo ton¬
terías que hacen dormir á la gente. Se domar un potro cerril y guiar un tron¬
co. Sé detener á un alazán desbocado y
curar los lamparones y torozón con es¬ pecíficos que papá inventó y de los cua¬ les tiene privilegio exclusivo...
—¿Será usted veterinario también? —No, Susana; pero seré para usted un
Automedonte.
--No conozco á este señor.
—Ni yo tampoco. Quiero decir que, casándose conmigo, tendrá usted coches, caballos y jacas; iremos juntos á las ca¬ rreras, á las grandes cacerías de vena¬
dos, de lobos, de...
—¡Qué miedo! ¡Dios mío! Susana estaba disgustada y perpleja. Ninguno de los jóvenes le había satisfe¬ cho poco ni mucho. No le decían nada
al corazón, ni les encontraba nada agra¬
dable ni humano.
El pasante de notario era egoísta y amanerado; hablaba siempre como quien
recita formularios.
Narciso era un postillón mal educado, que apestaba á tabaco y á cuadra.
La joven sentía en verdad deseos de llorar ante aquel par de calamidades. Acercóse á su pariente Eduardo, que es¬
taba sentado melancólicamente delante
de una ventana.
—¿Estás triste, primito?—le dijo.
—No, Susana.
—Parece como que vas huyendo de
mí. —Nada de esto, señorita.
— ¡Señorita! ¡señorita! ¿Por qué no me llamas primita? ¡Jamás tienes para mí frase alguna cariñosa!
—Me he guardado siempre de ello. —Lo se y lo lamento.
En aquel entonces llegó el tío de la herencia. Venía muy sobresaltado y afli¬
gido al parecer.
—¿Qué te pasa?—le preguntó su her¬
mano.
—Acabo de recibir una noticia terri¬
ble; por esto no he venido antes.
—¿Qué noticia es esta?—dijo Susana
ansiosa.
—¡Nada menos!... No es posible ocul¬

tároslo por más tiempo. Estoy arruina¬ do. Había puesto mi capital entero en
una sociedad de construcción de auto¬
móviles que acaba de declararse en quie¬ bra. Y lo peor del caso es que después de mucho tiempo no creo poder llegar á salvar ni el 10 por 100 de mi fortuna.
La consternación se hizo general. Los
invitados todos fueron retirándose dis¬
cretamente.
—¡Pobre Susana!—dijo el tío.—Por nadie lo siento más que por tí. Es verdad que siendo hermosa, buena y bien edu¬ cada no necesitas dote para casarte; pero ahora verás cuál de tus pretendientes te ama con mayor desinterés al verte pobre.
— No se acuerde usted de mí, tío—res¬
pondió la niña;—lo principal es que us¬ ted se resigne y consuele. Nosotros ha¬ remos por usted cuanto podamos.
Para el día siguiente estaba convenido que los dos jóvenes candidatos irían á pasar la velada á casa de M. Pigeois y ninguno de los dos se acercó. Ambos mandaron sus disculpas por medio de
cartas.
Onésimo tenía que asistir al testamen¬ to de un moribundo. Narciso emprendía un viaje urgente.
Susana lo comprendió todo. —Saben que no tienes dote; y se eclip¬ san ahora precisamente!—díjole su tío.
—Así parece.
—¿Te interesaban mucho el corazón? —añadió el viejo.
—Ni poco ni mucho. No siento nada
su ausencia.
—Pero ahora vamos á ser la burla de
la ciudad—interrumpió M. Pigeois. A mí me parece que Susana no ha de
quedar para vestir imágenes.—repuso el tío.—¿No te parece lo mismo, Eduar¬ do? Creo que tu primita no te disgusta.
—Desde que tengo uso de razón la quiero con toda mi alma—respondió Eduardo palideciendo.—Sería el más fe¬ liz de los mortales si pudiese ser su es¬
poso.
—Veo que no me había engañado. ¿Y qué respondes tú á esto, niña?1
Susana bajó su cabeza diciendo: —Como ahora no tengo dote, soy yo quien no puede aceptar la, generosa de¬
manda de Eduardo.
—¿Y esto qué importa?—dijo éste.— Sé trabajar con ardor y con fe y me comprometo á llevar la casa y á engran¬ decer la pesición humilde de que hoy
disfrutáis.
—¡Nada de esto!—exclamó el tío.— Trabaja cuanto gustes, ya que el trabajo siempre ennoblece; pero has de saber que mi ardid acaba de hacer dos dicho¬ sos y de revelar dos corazones de oro.
No he sido arruinado ni mucho menos.
He querido únicamente probar á los pretendientes de Susana. Por lo visto éstos buscaban solamente su dote y he adivinado que sólo este excelente mu¬ chacho. honrado y trabajador, la quería por sus prendas personales.
La boda se celebró con toda pompa y
regocijo. El tío supo hacerlo todo bien, y el
baile con que terminó la fiesta fué es¬ pléndido de veras.
Onésimo no ha comprado aún la no¬
taría.
Ahora toca el acordeón, declama mo¬
nólogos y pesca con caña. Narciso, despechado por el fracaso, se
ha dado de lleno al vicio del juego y está en vísperas de arruinar á su padre
en las carreras de caballos.
Eugenio Fourrier.
TARDOR
Beu ab delit la térra assedegada les gotes qu’ anuncíen la ruixada que remorosa avanca per 1’ espay;
y van caiguent les fulles primerenques qu’ el baf d’ estiu va fer tornar groguenques y lia arrebassat el vent ab son ventay.

Roba la nit més hores a Y aubada, y n‘ enfila de perles de roada rica joya a les fulles y a les flors;
que tant de la vesprada s’ enamoren, qu’ al mirarla fugir, tristes 1‘ anyoren y els raiga primers del sol reben ab plors.
Roega ’l llamp la penya qu’ enlairada aguayta ’l comellar, y la tronada va 1’ eco rossegant p‘ el roquissar;
y el fort Mestral que desfermat bramula novella lluyta de titans simula ab los arbres gegants del ausinar.
Ja no hi es 1? au de dol$a melodía qu’ els nostros horts, al vespre, convertía en recons encantats de Paradís;
y pren cap aquí ’l tort llarga volada cercant F oliva per lo sol coirada qu‘ al caure va estenent negre tapís.
¡Que lluny es ja T estiu! Les oronelles volaren mar endins... fugint ab elles somnis y flors, y gloses del segar!
Y sois al morí‘l jorn, acompassada, ressona p’ els camins llarga tonada qu‘ entonen los qui vénen de vermar:
O p‘ els serráis pujantsen falagueres
revolten les corcades oliveres
les joves cullidores, y el paner umplen del negre fruyt qu‘ el cel nos dona
y qu‘ en ratjolí d‘ or dins la tafona converteix, cantussant, el tafoner.
Es la tardor p‘ el camp, com per la vida la vellesa honorable y endolcida per los fruyts del treball y el ben obrar.
¡Lo pler de la formiga qu‘ afanyada
ha treballat d‘ estiu, y 1‘ hivernada contenta y sens temors veu arribar!
¿Qué hi fa si ja p‘ els anys lo cap blanquetja, si ardit y ciar lo pensament llampetja y fort encara y sá batega el cor?...
També a 1‘ eura de fulla satinada
quant vé 1‘ hivern 1‘ abriga la nevada y no per aixó ‘s seca ni se mort!
¿Qué hi fa si ‘s pon el sol de nostra vida, si ja un estel aguayta y ens convida ab son llambreig puríssim a pujar?
¿Qué hi fa si nostra ñau ja se decanta de les platjes del mon, si nos encanta
la visió de Salem d‘ allá la mar?...
Bé cs ver que la tardor no du corona de flors brillants que duren una estona, de roses y clavells o jesamins;
mes, té de semprevives la florida, la flor de T esperanga, may marcida, regada ab nostres plors p‘ els serafins.
Joseph M.a Tous Y Maroto.

Pero nada es tan bello
Cual la magia feliz de los amores!
El más vivo destello
Es el rayo celeste de luz pura Que un alma á otra fulgura.
»Más vale amor tranquilo De fresca gruta en el seguro asilo, Que esos astros de pálidos reflejos Que el sabio no conoce y les dá nombre. Dios, que comprende al hombre, Allá lejos, muy lejos, Los cielos y los soles ha lanzado, Y ha puesto la mujer á vuestro lado.
»iAmemos! Dios lo quiere. Deja, deja Tu cielo, que luz pálida refleja, En mis ojos amantes
Encontrarás destellos más brillantes.
Ven: amar es nacer á nueva vida; Comprender, percibir, ver lo invisible; Siempre hallarás unida El alma grande al corazón sensible.
»¿Nq escuchas, alma mía, En el dulce trasporte que te encanta,
Sonora melodía?
El mundo es una lira, y conmovido
Nuestros amores canta.
¡Amémonos! El musgo humedecido Huellen errantes nuestros piés. Los cielos Ya no contemples más, que tengo celos!»
En voz baja mi amada así decía Mirándome extasiada;
Con la dulce armonía
Que tanto á mi alma agrada, En voz baja decía así mi amada.
Latía nnestro pecho, Suspiros exhalando abrasadores:
Ya se entreabrían las nocturnas flores...
Arboles, rocas, auras, ¿qué habéis hecho De suspiros y besos y alegrías? ¡Cuánto la suerte del mortal es dura! ¿Por qué un día feliz tan poco dura
Como los otros días?
¡Oh tiempos! ¡Oh memorias! ¡Horizonte sombrío del pasado! ¡Irradiación de las antiguas glorias! ¡Luz de un astro eclipsado! Cual del umbral de un templo, Llorando, de rodillas, os contemplo.
Cuando la noche obscura
Al día sigue de feliz bonanza, Es un vano correr tras la ventura; Cuando no hay ni una gota de esperanza En el vacío cáliz infecundo, Lancémoslo al profundo. ¡Olvido! ¡Dulce olvido! ¡Tumba eterna eres tú del bien perdido!
T. Llórente.

UNA TARDE QUE MIRABA AL CIELO

Variedades

(De Víctor Huero.)
Una tarde miraba al cielo, y ella Cariñosa y amante me decía: «¿Por qué con tanto anhelo Miras la última luz que vierte el día,
Y la naciente estrella
Que asoma allá en el cielo, Y la noche que extiende ya su velo? ¿Qué buscas, dime, en la extensión vacía? Baja los ojos; ¡mira al alma mía!
»En la luz y las sombras indecisas Que contemplas con dulces embelesos, ¿Verás algo mejor que mis sonrisas? ¿Verás algo mejor que nuestros besos? ¡Oh! de mi corazón enamorado Levanta el velo, osado; ¡Si supieras cuán bellas Resplandecen en él miles de estrellas!
»Todo en el alma amante
Brilla puro, sereno, esclarecido:
El cariño constante Ilumina el obstáculo vencido
Más puro que la estrella de la tarde
Cuando en la cumbre de los montes arde.
¿Qué vale el cielo en calma? ¡Es cielo más celeste el de mi alma!
»¡Bellos del astro son los resplandores! ¡Bella es el alba, bellas son las flores!

Reconocimiento de la frescura de los
huevos
La Sociedad de Avicultura de Sajonia acaba de recompensar al autor de un método, que se funda en un fenómeno muy simple y fácilmente comprobable.
Si se sumerje un huevo en agua, se observará que tiene tendencia á guar¬ dar una posición vertical, y que esta ten¬
dencia es tanto más acentuada cuanto
más viejo es el huevo. Esto se debe á que el espacio vacío
existente en la parte más ancha del hue¬ vo envejece, por efecto de la evaporación del agua de la clara.
Un huevo sumergido en agua adqui¬ rirá una posición tanto más inclinada cuanto más tiempo tenga.
Los huevos frescos permanecen hori¬ zontales; un huevo de tres á cinco días, describe un ángulo de 20° con el hori¬ zonte; á los ocho días, dicho ángulo es de 45°; á los catorce días, de 60°, y á las
tres semanas se acentúa de tal modo el
ángulo, que éste llega á los 75°.
Al transcurrir el mes el huevo se colo¬
ca en la posición vertical y cuando tiene más tiempo concluye por flotar.
Con estos datos, nuestros lectores pue-

SOLLER

i en fácil y prontamente comprobar si

EL OLIVO EN AMÉRICA

Consejo mataron la emisión de bonos. tuvieran que vivir en esta colmena labo¬

Horrible incendio

un huevo es ó no fresco.

Desde el punto de vista financiero y eco¬ riosa, que no tendría cerca teatros, ni

De la excelente revista Progreso Agrí¬ nómico los miembros americanos veta¬ bou levares, ni carreras de caballos, ni

París 2.—Telegramas de Nueva York

cola y Pecuario, copio las siguientes lí¬ ron conforme á su convicción.

nada de lo que constituye la «vida de comunican que á la una de la madruga¬

La supresión del polvo

neas:

La proyectada emisión de bonos de¬ París».

da de ayer se declaró un violento incen¬

Bajo este título se ocupa la TecKnolo$ie en los curiosos ensayos que acaban
<ie hacerse en la estación de Orleans y
'«n el Museo de Luxemburgo de París, <le un procedimiento importado de Aus¬ tria (en donde es muy conocido y em¬ pleado) para la supresión del polvo du¬
rante el barrido. Consiste dicho método
«n proyectar en el suelo cierta cantidad de un polvo especial de color pardo que se conoce con el nombre de Ibis, com¬
puesto de cemento pulverulento y de -aceite pesado de nafta, barriendo en se¬ guida en la forma usual. Este polvo, do¬ tado de una viscosidad, extendido en
seco y en proporción de un Kilógramo por cada 30 metros cuadrados, sanea el polvo y le impide levantarse en la at¬ mósfera, podiendo ser aplicado con .grandes ventajas en los edificios y mue¬ bles de las estaciones, y en geueral en todos los sitios públicos en que se produ¬

«Hasta ahora la producción olivarera parecía privativa de Europa; pero Amé¬ rica está haciendo ya seria competencia.
En los Estados Unidos el cultivo se va
extendiendo rápidamente, y en Califor¬ nia se han invertido en plantíos más de 500.000 pesos.., Apenas hace veinte años, el Sr. Ellwood Cooper se propuso demos¬ trar que las aceitunas podían ser allá una fuente de riqueza, como lo son en Italia y en España... Los resultados so¬ brepujaron aún á sus esperansazas... El Sr. Cooper tiene olivos de quince á vein¬ te años que dan 250 libras de aceitunas... Se calcula que en la actualidad existen
en California 1.163.000 olivos, de los cua¬
les la mitad ya dan fruto». Es hoy Norte América uno de los mer¬
cados consumidores de aceites italianos
y españoles; más de los primeros por el esmero de la elaboración y por el crédito de sus marcas. ¿Llegaremos á perder ese
mercado?

muestra palmariamente que esos porto¬ rriqueños que directamente representan al pueblo, que directamente están en contacto con él y conocen sus senti¬ mientos, juzgaban la situación tal, que el gobierno debía acudir á su auxilio de alguna manera.
La monada americana circula ahora
en Puerto Rico. Los antiguos pesos es¬ pañoles y toda la otra moneda provin¬ cial fué recogida. Esto deja á Puerto Rico sin suficientes medios para la cir¬ culación, y los banqueros afirman que hoy hay un promedio de menos de un dollar por cabeza.
El presidente Roosevelt promulgó un manifiesto en l.° de julio, apoderándose de propiedades por valor de millones de pesos, para el uso de la armada y del ejército. Pues bien, de todo esto no entra
ni un centavo en el Tesoro de Puerto
Rico.
Se ha pedido á los portorriqueños que

I El Gobierno y la Administración son dio en una casa de muchos pisos situada
en realidad fábricas colosales. Estas fᬠen la 11.a avenida, y en la que habita¬ bricas debieran instalarse, como tantas ban muchos extranjeros de -diversas., na¬ otras, en plena campiña. El porvenir cionalidades.

nos obligará tal vez á un arreglo de este Créese que el incendio ha sido inten¬

género.

cionado.

Tendría la'curiosidad de saber lo que Han parecido ahogadas, veinte y cin¬ será Bómbala dentro de diez años. Cuan¬ co personas, en su mayoría italianos.

do Maistre escribía sus curiosas «Consi¬

Son muchas las personas heridas.

deraciones sobre Francia», uno de los La policía salvó á las mujeres y á los

escritos en que deja leer más claramente niños que había en la casa.

el fondo de su pensamiento, los Estados

Unidos de América acababan de resolver

que se edificase una ciudad que sirvie¬ se de capital á la naciente Confederación,

Inundaciones en Italia
i

y que esta ciudad se llamaría Was¬ París 2. —Telegrafían de Roma diciendo

hington; de Maistre denunció con indig¬ que ayer llovió torrencialmente en ei

nación esta audacia.

norte de Italia produciendo grandes

«Una capital, decía, es la naturaleza inundaciones en el Piamonte y especial¬

quien la hace; es la Historia, es la Provi¬ mente en las provincias de Sotenza, To-

dencia; no la mano del hombre. Puede rrento y Yerona.

apostarse mil contra uno que no se edifi¬ Las pérdidas materiales son conside¬

cará tal ciudad, ó que no se llamará rables.

ce-polvo. El mismo colega continúa su laudable
campaña contra el polvo de las vías pú¬
blicas, con ocasión de un análisis de
-Mr. Miquel, quien en su laboratorio

Hoy los higos americanos hacen com¬ petencia ruinosa á los europeos. ¿Suce¬ derá algún día lo mismo con los aceites? Hay que contar ese peligro.

den tierra para una estación naval en Culebra; que concedan una milla ó más de zona marítima enfrente de San Juan, y que asignen espacio en el interior para un bosque de reserva; pero no por eso

Washington, ó que el Congreso no resi¬
dirá nunca allí».
La ciudad se edificó, so llama Was¬ hington y el Congreso reside en ella. Las viejas ciudades históricas se preocu¬

Varios puentes se han desplomado. Las líneas férreas han quedado inte¬ rrumpidas en Torrento y Ciatona, á consecuencia de desprendimientos de
tierras.

bacteriológico de Monsouris, ha dado

se ha enriquecido el tesoro de Puerto pan mucho de las discusiones parlamen¬ De desgracias personales no se tiene

como proporción de microbios en el pol¬

Rico.

tarias que hacen hablar de ellas; y creen más noticia que el haber fallecido tres

vo de las calles de París la cifra más ó

Actualidades

que su destino depende, siquiera en personas en Tandona.

menos fantástica de 2.400.000 microbios

parte, de este factor relativamente nue¬ De Trevisso dicen que el rio Piace y

por gramo, que bien merece llamar la
atención sobre la ineludible necesidad

Lo que interesa al país

Una nueva oapital

vo y puramente humano de la civiliza¬ varíes torrentes crecieron mucho y sus

ción.

aguas inundaron varias casas en Mon-

de evitar la introducción de esos mi¬
croorganismos en los bronquios del pú¬

Dice un periódico de la península:

Un telegrama de Melbourne, fechado en 15 de octubre, dice que el Senado fe¬

talivenza, donde ha tenido que enviar
víveres las autoridades.

blico, con la absoluta prohibición del «Cumpliendo el Gobierno cuanto en deral ha escogido á Bómbala por capital barrido en seco y la impregnación del su programa ofreció al país, ha presen¬ federal de Australia. Tiene esta ciudad

El legado de un millonario

En Milán se han desbordado las aguas
de los ríos y torrentes inundando los

firme de las grandes calzadas con alqui¬ trán, petróleo ó aceite. La idea del riego de las carreteras con petróleo ha surgido -en los Estados Unidos, en que aquel
producto tiene escaso precio; el alquitra¬ nado se ha empleado por primera vez en Italia, y en los ensayos que se empren¬ den en Francia, se trata de comparar el
resultado de las diversas substancias,

tado al Congreso el plan económico y financiero que desea llevar á cabo en el actual período legislativo.
Forman parte de ese plan los presu¬ puestos, en los cuales ha introducido una economía de 20 millones de pesetas; el proyecto para mejorar el cambio y restablecer la circulación del oro; el pa¬
go de las Obligaciones procedentes de

unos 1.500 habitantes.
¡Felices, en muchos conceptos, los Es¬ tados que pueden crearse una capital en¬ teramente nueva, que no haya servido nunca! Los australianos la han escogido bien, pues su nueva capital es grande, bien creada y cómoda. Se instalan en
ellos los ministerios unos al lado de
otros, sino todos en el mismo edificio.

Los periódicos de los Estados Unidos publican constantemente interesantes noticias de legados y donativos á las Universidades, Bibliotecas y otros esta¬ blecimientos, que, en nuestro país, no acostumbrado á regales tan espléndidos, no pueden menos de causar asombro.
Ultimamente ha dado cuenta la pren¬

campos ribereños.
Crónica Balear
El Gobernador civil de esta provincia,
con el fin de conocer con la exactitud y

empleando en las experiencias alquitrán, brea, petróleo americano, petróleo ruso y aceite de esquisto.
La vía elegida para los ensayos es la carretera departamental de París, en Ohampigny. y una vez visto el efecto «del riego con cada una de aquellas subs¬ tancias. se aplicará en gran escala el ¿producto que aparezca más práctico y
«económico á los afirmados de la gran
capital.
Agricultura
MOSCA DEL OLIVO
Abundan los remedios contra la mos¬
ca del olivo, y esto prueba que todavía no se conoce ninguno de efectos decisi¬ vos. Los más prácticos, y con insistencia repetidos, consisten en recolectar las aceitunas caídas al suelo y molerlas in¬ mediatamente;—anticipar la recolección general y subsiguiente molienda;—que¬
mar substancias insecticidas (azufre, ta¬
baco. alcanfor, etc.) en los trojes ó gra¬ bes',— colocar en estos vasijas con sulfuro •de carbono, petróleo, creosota, ácido fé¬ nico, etc.;—colocar en los mismos depó¬
sitos ó almacenes de aceitunas redecillas
para que no puedan salir las moscas;—
remover con frecuencia las aceitunas
para que no se calienten, pues el calor favorece el desarrollo de la mosca;—des¬ calzar los piés de los olivos, y dejarlos

Ultramar, aplicando un sobrante de la emisión de Amortizable; el excedente de los ingresos del presupuesto último y una parte de lo que se recaude por re¬ sultas de ejercicios cerrados; el estable¬ cimiento de los depósitos francos para el
desarrollo de la industria, del comercio
y de la navegación, sin el más mínimo perjuicio á nuestros productos; la sub¬ vención de capitalidad para acometer el saneamiento de Madrid y desarrollar las obras públicas; la ampliación del pago en oro á todos los derechos de aduanas; la reforma del impuesto de alcoholes y otras no menos importantes.
Estos son los problemas que interesan al país y los que exigen solución inme¬ diata; por eso el Gobierno les da la pre¬
ferencia sobre otros asuntos, á fin de sa¬
tisfacer los anhelos de la opinión pú¬
blica.
Ya tienen pues las Cortes labor útil en que emplear su actividad y su sabi¬ duría, votando lo propuesto por el Go¬ bierno, si lo encuentra bueno, y mejo¬ rándolo en lo que sea susceptible; porque
el Sr. Villaverde no tiene criterio cerra¬
do y solo ansia la prosperidad nacional. Sin perjuicio, pues, del ejercicio de la
crítica, pueden las Cámaras dedicarse á la sanción legislativa para mejorar la situación del país, lo cual le interesa más á éste que los debates bizantinos y esa política menuda y apasionada en que se pierde el tiempo y desacredita el régimen parlamentario.
Para todo hay espacio empleándolo

Los servicios públicos se organizan se¬ gún el modelo de una administración particular. Cada cosa está allí en su lu¬ gar, resultando una grande economía de tiempo, de dinero y de trabajo, así para los particulares como para los emplea¬ dos. Sería curioso averiguar lo que gas¬ tamos nosotros en papel, en impresos y apuntaciones solo para comunicaciones
entre los distintos ministerios.
Si para resolver un asunto insignifi¬ cante bastase que un empleado del mi¬
nisterio de la Guerra se trasladase perso¬ nalmente á las oficinas del de Marina ó
de Hacienda, ¡cuánto se simplificaría el
servicio! En diez minutos de conversa¬
ción se arreglarían asuntos que duran meses y también años, gastándose en ellos montañas de papel. Apartemos este sueño, que nos hace sentir demasiado el peso que la realidad hace gravitar sobre nuestra vieja civilización.
Es verdad que las capitales nacidas ayer, no tienen el encanto, ni el pinto¬ resco atractivo, ni los grandes recuerdos de las capitales antiguas; es la ventaja que tiene Europa, cuyas ciudades llevan la huella del pasado, palpitando, digᬠmoslo así, en el mármol y en la piedra, en términos que cada calle evoca una escena más ó menos profundamente grabada en la memoria de los hombres. Vivir en estas ciudades es, para los an¬ cianos, recordar; para los jóvenes, apren¬ der. El lazo de las generaciones se sien¬
te allí. Tal vez demasiado, pues una par¬ te del deber de los vivos consiste en es¬

sa yanqui de un legado verdaderamente
«norteamericano» del millonario mon-
siuer Gorden Mackay, recientemente fa¬ llecido en Newport.
Este espléndido «yanqui» ha dejado
toda su fortuna, consistente en veinti¬ cinco millones de dollars, á la Universi¬
dad de Harward.
Cuando los periódicos nos hablen más
adelante de los maravillosos progresos de esta Universidad, no habrá razón pa¬
ra que nadie se asombre. Con 25 millones de duros para plan¬
tear iniciativas y favorecer los estudios científicos, bien se puede progresar has¬
ta lo inverosímil.
La Prensa habla constantemente de
las grandes ventajas que otros países
llevan al nuestro en materia de ense¬
ñanza, y al hacerlo debieran tener en
cuenta datos tan elocuentes como el
apuntado. En los Estados Unidos, prin¬ cipalmente, los grandes establecimien¬ tos de enseñanza prosperan, no sólo por la protección del Estado, sino por la pro¬ tección de los particulares.
En España todo se deja á merced de los recursos del Estado, que son exiguos.
Y no debe asombrar el progreso que se
consigna, teniendo grandes recursos á mano; lo milagroso es progresar sin di¬
nero.
Lo que ocurre con la enseñanza pasa también en esos países con la Beneficen¬ cia. Merced á donativos y legados de
asombrosa cuantía se crearon Estableci ¬
mientos que son maravilla de los extran¬

urgencia conveniente el resultado de la elección de Concejales que debe celebrar¬ se mañana día 8, ha encargado eficaz¬ mente á los Sres. Alcaldes que inmedia¬ tamente que termine el escrutinio y por los medios más rápidos posibles, le par¬ ticipen el número de Concejales elegidos y la calificación política de los mismos.
Dice El Felanigense en su número co¬ rrespondiente al sábado último:
«Se ha empezado en este término la recolección de aceituna y elaboración de aceite; resultando la cosecha de abun¬ dancia tal, que no se recuerda haberla visto semejante hacía muchísimos años. La calidad del aceite tampoco dejará que desear, á juzgar por el resultado que se ha obtenido de las primeras elabora¬
ciones.»
El señor Tesorero de Hacienda de esta
provincia ha publicado una circular ad¬ virtiendo á los contribuyentes por cédu¬ las personales de los pueblos que á con¬ tinuación se detallan, que en el corrien¬ te año no se han provisto de ellas, que quedan incursos en la multa del duplo del valor de la cédula que respectiva¬ mente les haya correspondido.
Pueblos que se citan: Artá, BinisaUm, Campos, Calviá, Capdepera, Fornalutx, Lloseta. La Puebla, Sansellas, Sineu, Santa Eugenia y Santa Margarita.
Los periódicos de Palma publican la

descubiertos hasta mediados de junio; — dar una cava profunda al terreno para enterrar larvas y huevos;—limpieza de los troncos seguida de un embadurnainiento con caldo bordelés espeso;—el

bien: para fiscalizar y legislar.»
El libre cambio y Puerto Rico

capar á la solidaridad con los muertos y oponer á las pretensiones exajeradas de
la tradición, los derechos de la vida,
creadora infatigable de pensamientos
nuevos, de sentimientos hasta entonces

jeros. En nuestro país son muy raros es¬ tos casos de desprendimiento y genero¬ sidad, y así ocurre que los Estableci¬ mientos benéficos particulares viven mo¬ destamente. y los del Estado, Diputación

noticia de una g’ran desgracia ocurrida en la mañana del jueves en la estación
del ferro-carril de Binisalem.
El tren arrolló á un muchacho, el cual falleció instantáneamente.

desterronamiento del suelo y su inme¬ diato hormiguereo;—desinfectar y man¬ tener bien limpios el piso y las paredes
de la almazara y sus dependencias, el molino, las prensas, los trajes y demás
enseres.
Un olivicultor de Casarano (Lecce), ha tenido la genial idea de aplicar contra la mosca del olivo el mismo procedimiento que en las casas particulares se emplea
contra las moscas comunes, esto es, va¬
sijas de vidrio con agua y un infuso de cuassia amara endulzado por miel ó azúcar. Las moscas que entran perecen anegadas, ó, si escapan, van á morir á cortá distancia. La campaña de dicho olivicultor ha sido objeto de no pocos comentarios, favorables unos y adversos
otros.
En una palabra, por ahora no se co¬ noce ningún remedio decisivo, y debe¬

El libre cambio ha auxiliado algo á Puerto Rico, y sería una verdadera ben¬ dición del cielo si el pueblo se hallase en condiciones de aprovechar las oportuni¬ dades que le ofrece. Por lo que toca á los portorriqueños, las tarifas podrían estar al setenta y cinco por ciento sobre sus
productos importados á la América del Norte. A pesar del estímulo que el libre
cambio les brinda, no tienen productos que embarcar, por que no poseen dinero con que cultivarlos.
En la última asamblea de la Legisla¬ tura en los Estados Unidos, uno de los miembros de la Cámara presentó un proyecto de ley autorizando la emisión de bonos por valor de cinco millones para que se prestara el dinero á los ha¬
cendados.
Todos los portorriqueños miembros de la Cámara y los cinco miembros del

ignorados, de instituciones que parecen
extrañas ó amenazadoras, porque no se
han experimentado. De ello resultan agitaciones y sufrimientos que solo los Estados viejos pueden reconocer. Se con¬ suelan, sin embargo, en parte, por el orgullo de su antigüedad, á menudo glorioso y siempre interesante.
Convendría que los Estados viejos tu¬ vieran dos capitales: una, llena de histo¬ ria; otra, acomodada á las exigencias de
la administración.
Convendría París para gala y adorno de Francia, y. cerca de París, una gran ciudad obrera, un gigantesco taller don¬ de trabajasen, en las condiciones más favorables para el pronto despacho de los negocios, algunos millares de fun¬ cionarios de todas categorías.
Este aislamiento tendría muchas ven¬
tajas, una sola de las cuales bastaría á

y Municipio, arrastran pobrísima vida, siendo muy frecuente el caso, por ejem¬ plo, de que en la Inclusa de Madrid se
deban ocho meses á las amas de cría co¬
mo deben todas las Diputaciones de Es¬ paña á todas las amas de las Inclusas respectivas.
Los ejemplos que los Estados Unidos
dan en esta materia, imitados frecuente¬
mente en otras naciones extranjeras, de¬
bieran ser imitados entre nosotros. Innu¬
merables establecimientos de enseñanza
oficiales, gran número de sociedades particulares que se dedican á la instruc¬
ción de las clases obreras, como el Fo¬
mento de las Artes. y otros innumera¬
bles establecimientos benéficos, prospe¬
rarían, merced á la caridad particular, los que no pueden ni podrán nunca prosperar con la exigua protección del
Estado.

El hecho dícese ocurrió en esta forma:
Dos muchachos tenían la costumbre de trasladarse á una mina cercana á di¬
cho pueblo, en la que trabajaban, subi¬ dos en los topes de los wagones. En aquel día iban á hacer lo mismo; pero uno de ellos se cayó, siendo arrollado por el tren.
El Juzgado se presentó en el lugar del hecho que produjo en dicho pueblo dolorosa impresión.
Con motivo de celebrarse en Inca, los
dias 8 y 19 del actual, feria y dijous bó respectivamente; la compañía de ferro¬ carriles tiene acordado poner los si¬ guientes trenes extraordinarios:
De Palma á Inca, á las 7 y á las 12 de
la mañana.
De Inca á Palma, á las 4'30 y 4’45 de la
tarde.

mos contentarnos con aminorar en lo Consejo Ejecutivo votaron en pro del recomendarlo; la de que disminuiría rá¬

posible las invasiones del insecto.

proyecto.

pidamente el número de aspirantes á

El jueves tuvieron lugar en Mahón las

Los seis americanos miembros del funcionarios públicos, si los empleados

pruebas oficiales de sumersión del Di-

SÓLLER

3

que dando resultados satisfactorios. El
Carlos Ventró en el Dique á las diez,
habiendo empezado después la emersión; la cual ofreció ligeras dificultades.

enjugarse el copioso sudor que corría por su frente, se le cayó un bulto, el que recogido por un amigo nuestro, re¬ sultó ser un porta-monedas lleno de oro;

«Defensora Sollerense» se han visto re¬
gularmente concurridas. En la del jueves, beneficio de los clowns
Jorg y Ciry, tomó parte el orfeón de la

ches fúnebres, y considerando el Ayun¬ tamiento que esta rebaja se impone para conseguir la aceptación y arraigo de este servicio, acordó que en lo sucesivo rigie¬

Matrimonios
Dia 5.—D. Guillermo Reinés Rotger, soltero, con D.a María Coll Bernat, sol¬
tera.

corrió cuanto pudo por los atajos para Defensora cantando dos escogidas piezas ran los precios siguientes: para el coche

alcanzar al ciclista, le preguntó aquello de su repertorio.

de primera clase, 40 pesetas; para el de

Defunciones

Crónica Local

si era sayo, le dijo que había 2000 fran¬ Mañana por la tarde habrá gran fiesta segunda, 15; y para el de tercera, 5.

Dia 2.—D.a Francisca Oliver Morey,

cos en oro, y le dió las gracias y un «pi¬ hípica en la plaza de toros, como igual¬ Se concedió el permiso solicitado por de 38 años, casada, calle de Ramón

Los actos religiosos que tuvieron lu¬
gar en los días de Todos los Santos y de
Difuntos se han visto este año muy con¬ curridos. Ya el domingo por la mañana fueron muchos los fieles que asistieron á
la misa mayor celebrada en la iglesia parroquial, donde el señor Cura-Arci¬
preste ocupó el púlpito, haciendo oir
al católico auditorio un discurso mages-
tuoso al par que tierno y sentimental y digno de que fuera escuchado por todos
los incrédulos. Por la tarde, después de los actos de caro, la Reveranda Comuni¬ dad se dirigió al cementerio, en cuyo
sagrado recinto cantó los responsorios que es costumbre en todos los años. A este sagrado lugar acudió mucho gentío,
reinando órden completo. Había nume¬
rosas tumbas adornadas con coronas ar¬
tificiales y naturales é iluminadas con
profusión de cirios. Las maitines de di¬
funtos cantadas en la parroquia por la
noche resultaron solemnes.
El lunes, como en la noche anterior., el lúgubre sonido do las campanas nos anunció que era el dia de Difuntos; día en que el Urbe católico dirige á Dios sus preces por el eterno descanso del alma de los que murieron. En la iglesia parro¬ quial á las cuatro empezó la celebración de misas rezadas que duró hasta medio¬
día, con asistencia de numerosos creyen¬ tes de nuestra santa religión.
Leemos que ha sido nombrado Coman¬ dante de Marina de Huelva, nuestro pai¬
sano el teniente de navio D. Francisco
Enseñat, que actualmente desempeñaba
sus servicios en la Comandancia de
Palma.
En la mañana del domingo, y después de una travesia algo penosa, fondeó en nuestro puerto el vapor de esta matrícu¬

tillo». Este joven hijo de Sóller que ocul¬ ta su nombre, será mozo en el próximo reemplazo».
Mañana es el día prefijado para las elecciones de Concejales. Per los prepa¬ rativos que hemos podido ver, fácil es
asegurar que en esta villa no habrá lu¬ cha, á pesar de las excitaciones dirigidas, en balde, por algunos de nuestros jóve¬ nes y entusiastas colaboradores, al que
fuó «Partido Local Sollerense». Y es
que no tenemos remedio; la apatia, esa enfermedad combatida por tantos hom¬ bres enérgicos y de valer, nos domina.
Sin embargo de presentarse todo tan tranquilo, los conspicuos mauro-conservadores no descansan y buscan con inte¬ rés votos para la siguiente candidatura, única de que tenemos noticia:
D. Juan Joy Pizá.
» Jerónimo Estades Llabrés.
» Ramón Escalas Deyá.
» Antonio Castañer Bernat.
» Miguel Colom Mayol.
» Pedro Mora Arbona.
» Juan Deyá Castañer.
» Jaime Frontera Castañer.
Sabemos que, en la misma forma con que se hizo el año pasado, en el presén¬ tense oelebrará en el Cementerio una fiesta solemne con música y sermón en sufragio de las Almas del Purgatorio, el
próximo domingo, 15 del corriente. Y
como ei Sr. Gustos, de acuerdo con el Sr. Cura Párroco, desea erigir ésta prác¬ tica en piadosa costumbre, ha adquirido un púlpito móvil á fin de facilitar el arraigo de un acto tan laudable, y nos
suplica hagamos pública su invitación á los indicados sufragios, de los cuales da¬ remos más detalles el próximo sábado,
en la sección de Cultos.

mente en el teatro por la noche. En la velada de hoy habrá también función.
Tenemos entendido que mañana do¬ mingo, día 8, han de presentarse en Pal¬ ma, en el cuartel del Carmen, los exce¬ dentes de cupo del reemplazo de 1902 pertenecientes á este pueblo, con ei fin de ejercitarse en la instrucción militar.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 31 de Octubre de 1903
La presidió el Alcalde Sr. Puig. y
asistieron á ella, convocados por segun¬
da vez, los Concejales señores Casasnovas, Estades, Deyá y Joy.
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior. Dióse cuenta del dictamen emitido por
la Comisión especial nombrada en la se¬ sión de 22 Agosto último, para informar la instancia promovida por D. Pedro A. Ripoll y otros propietarios de fincas
lindantes con el camino denominado de
Sa Liguera, en la que solicitaban del Ayuntamiento tomara las medidas nece¬ sarias para facilitar á los esponentes la faja de terreno suficiente para ellos
construir á sus costas un camino veci¬
nal desde la carretera del puerto al lin¬ dero del predio Can Gordo. Enterada la Corporación del dictámen de referencia, y considerando beneficioso á los intere¬ ses generales do la localidad la constru¬ cción dei referido camino vecinal, acordó resolver con arreglo á lo propuesto y
solicitar de la Excelentísima Comi¬
sión provincial la venida del Sr. Ar¬ quitecto para modificar el trazado del anteproyecto en la forma propuesta en
el informe.
En cumplimiento de lo dispuesto en la

D.a María Casasnovas Rullán para de¬
rribar y reconstruir con sugeción á la alineación vigente la casa núm. 16 de la calle de Moragues.
Se acodó efectuar un pago.
Dióse cuenta de que durante los diez días que ha permanecido al público el acuerdo de este Ayuntamiento del día 3 Octubre, por el que se resolvió contratar para durante el ejercicio de 1904 las
subsistencias de los caballos destinados al arrastre de los coches fúuebres y trans¬
porte de material á las obras públicas, no se había producido reclamación ni observación alguna. Enterado el Ayunta¬ miento, acordó fijar el día 6 del próximo mes de Diciembre, á las once de su ma¬ ñana para celebrar la subasta de que se trata y designar al Concejal D. Jaime Valls para constituir en unión del señor Presidente, la mesa de que trata el artí¬
culo 17 de la instrucción de 26 de Abril
de 1900. Dicha subasta tedrá lugar en el salón de actos públicos del Ayuntamien¬ to, comunicándose en la forma prevenida por dicha soberana disposición.
No habiendo otros asuntos de que tra¬
tar se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Hoy al anochecer, se cantarán solemnes com¬ pletas.
Mañana domingo, dia 8.—Se celebra¬
rá la fiesta de la Archicofradía de las
Almas del Purgatorio, establecida en es¬ ta parroquia en honor de Jesús Crucifi¬ cado. A las siete y media, habrá misa de comunión para los cofrades. A las ocho, tendrá lugar el ejercicio mensual en ob¬ sequio de la Purísima Concepción de Ma¬ ría. A las nueve y media se cantarán las

Llull. Dia 5.—D. Pedro Juan Ballester
Frontera de 60 años, viudo, calle de San
Jaime.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia l.o—De Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 81 ton., capitán D. G. Mora, con 17 mar. pas. y efectos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 3.—Para Barcelona, vapor León do Oro, de 81 ton,, cap. D. G. Mora, con 17 mar. pas. y efectos.

En cumplimiento del artículo 7.® del
reglamento del Sindicato de Riegos de esta villa, se hace público para conoci¬ miento de los propietarios de aguas que el domingo dia 15 del corriente mes, á las diez de la mañana, en la Secretería del Sindicato, Rectoría 25, bajos, se pro¬
cederá á la elección de dos vocales para
la primera sección, uno para la segunda y uno para la tercera, á cuyo efecto, des¬ de esta fecha, quedan expuestas al pú¬
blico las listas electorales en la Casa Consistorial.
Sóller 7 Noviembre 1903.—El Vice¬
presidente, Antonio Castañer Bernat.— Ei Secretario, Pedro Antonio Alcover
Morell,

—~

■'

- ——O»»

•

ANTUWCIO

la León de Oro, que procedía de Cette y Barcelona, habiendo sido portador de varios pasajeros y numerosos efectos.
Emprendió nuevamente viaje para los mismos puntos el martes por la noche, llevándose buen número de viajeros y gran cantidad de carga, entre ella mu¬ chos cajones de higos y regulares parti¬ das de naranjas y limones.
Merece sea conocida esta singular no¬ ticia. Dice el corresponsal en este pueblo de La Álmudaina, en su última crónica:
«En uno ó varios periódicos de la ca¬

En los bajos de la Casa Consistorial se hallan expuestas las condiciones que han de regir en la contratación de las subsistencias para los caballos del Muni¬

cipio en ei ejercicio de 1904. La subasta tendrá lugar el día 6 de

Diciembre próximo, siendo los precios
máximos de los artículos de subsisten¬

cias que se contratan, los siguientes:

Avena, Habas,

23’50 ptas. quintal métrico.

30

»

»

»

Algarrobas, 15

»

»

»

Paja,

5

»

»

»

ley electoral vigente, se procedió á desig¬
nar los locales donde se han de consti¬ tuir las mesas, electorales durante las
próximas elecciones de Concejales, ha¬ biendo sido designados los siguientes:
Distrito l.°
Sección 3.a, Convento.—En la casa
núm. 5 de la calle del Obispo. Sección 6.a, Rectoría.—En la casa nú¬
mero 5 de la calle del Mar.
Distrito 22
Sección 1.a, Casa Consistorial.—En el
local del mismo nombre.

horas menores y la misa mayor con ser¬ món, que pronunciará el Pbro. D. José Marqués.
A la tarde, después de vísperas y completas, habrá explicación del catecis¬ mo, y á continuación se practicará el
ejercicio mensual de las Madres Cris¬
tianas.
En el oratorio del Hospital.—Mañana domingo, á las cinco y media de la no¬ che, se dará principio al devoto quince¬ nario en honra de la Preciosísima Sangre del Redentor con meditación y música, continuando en los dias siguientes á la

Se desea vender una casa situada en la calle de Isabel II núm. 32.
Una pieza de tierra de unas cincuenta
destres con una casita situada detrás la
plaza de toros y otra porción de tierra huerto con su derecho de agua situada
cerca del Carnp d’ en Mayol. Informar á D. Miguel Oliver en Palma calle de la
paz, 35.
Dos jóvenes d9sean mu*
una buena colocación en Francia. Uno

pital leimos unas gacetillas que poco más

Mañana es el día señalado para efec¬

Sección 2.a, Hospicio.—En el local del misma hora.

de ellos está al corriente de la lengua

ó menos decían que, los oficiales de la tuar la primera suelta oficial preparato¬ mismo nombre.

En el oratorio de las Hermanas de la francesa.

escuadra francesa que pasaron á Sóller habían regresado satisfechísimos de su viaje, por los bellos panoramas del valle

ria del concurso de velocidad para palo¬ mas mensajeras organizado por el «Cír¬ culo Sollerense», á 30 millas del puerto

Distrito 3.°
Sección 4.a, Huerta.—En la casa nú¬

Caridad.=Maüana, domingo, á las cinco de la tarde, tendrá lugar el ejercicio de
la buena muerte en honra del Santo Cris¬

Para más informes dirigirse á esta im¬
prenta.

y franca hospitalidad de sus moradores; de Palma, dirección Ibiza. Al efecto, mero 3 de la manzana 47.

to de la Salud.

conformes con lo escrito y si se quieren esta noche, de 8 á 9, se hará entrega de Sección 5.a, Alquería del Conde.—En
más pruebas ahí van. En la tarde del do¬ las palomas á la Comisión de Concurso la casa núm. 15 de la Alquería del Conde.

-

«K3»—

Hay un pico de alga¬

mingo 25 del pasado mes, varios señores en el local de dicha sociedad. montados en bicicletas subían la espino¬

A propuesta del Sr. Presidente se
trató sobre la conveniencia de reducir

Kefjfstro Civil

rroba nueva para vender. En esta imprenta darán razón

sa carretera del «Coll» y al que iba á la Las funciones dadas por la Compañía las tarifas que rigen para la conducción

Nacimientos.

zaga, mientras sacaba ei pañuelo para ecuestre del Sr. Nava en el teatro de la de los cadáveres al cementerio en los co¬

Yarones 1.—Hembras 0.—Total 1

(7) foiíIíETím;
LA VÍRGEN DE LAS LILAS
plear la infeliz huérfana para acompañar á su padre hasta el sepulcro; y mucha necesitaba aún para ocuparse de un tra¬ bajo metódico y superior á la debilidad
de sus fuerzas.
Sus grandes ojos azules estaban cerca¬
dos de una aureola violada, como si la
abundancia del llanto por no poder sal¬ tar, se hubiera estancado allí; su mirada
apagada y triste bajo sus pesados pár¬ pados, apenas tenía brillo: su boca, cu¬ yo labio inferior, algo grueso, tenía en tiempos más alegres tan risueña y plᬠcida expresión, estaba ahora inmóvil y triste como una flor marchita por el
viento.
Conocíase que el huracán del dolor había pasado sobre aquella hermosa y
juvenil cabeza, y que largos días de su¬
frimiento se habían llevado la alegría de
aquella desventurada niña.
En la tienda de Magdalena no había canario; nada la alegraba, más que un ramo de lilas artificiales, colocadas co¬ mo si fueran naturales en un jarrito de

cristal que ocupaba una repisa situada
enfrente de la puerta. Era extraña la afición de Magdalena á

—Buenos días, señorita—dijo dete¬ niéndose delante de Magdalena, con un
acento en el cual se veían unidos el res¬

las lilas: en los tiempos, felices para ella,
en que su padre trabajaba en su oficio con buena salud, y en que ella, casi ni¬ ña. bordaba gorritas para los pobres ni¬
ños de los obreros, se la veía sentada en

peto y la cordialidad. Estremecióse la jóven como si la des¬
pertasen de un sueño profundo, miró á Francisco y respondió:
—Buenos dias.

sil tienda, vestida de un sencillo traje —¿Cómo vamos de salud?—continuó

de muselina blanca en verano, y ador¬ Francisco ;—me parece que esa cara es¬
nados sus hermosos cabellos con una ra¬ tá más animada.

ma de aquellas flores, tan lindas, tan —Estoy mejor, Francisco; gracias— sencillas, y que hacían resaltar de un repuso con dulzura Magdalena. modo admirable la trasparente blancura Algunos instantes de silencio siguie¬

de su tez.

ron á estas palabras.

Cuando las lilas se acababan en los

Francisca daba vuelta en las manos á

campos, Magdalena se las ponía artifi¬ ciales y hechas por su mano.
En el día á que me refiero. Magdalena,
sentada delante del mostrador, cortaba
una pañoleta de tul blanco con tanta lentitud, que bien se adivinaba que su pensamiento estaba muy lejos de allí.
Oyéronse pasos en la escalera, y Fran¬ cisco, el marido de Juana, apareció en
el portal. Era un hombre alto y robusto, de fiso¬

su gorra, que se había quitado para sa¬ ludar á Magdalena; evidentemente que¬ ría decir algo y no sabía por dónde em¬
pezar.
Hay á veces en las honradas gentes del pueblo cierta pudorosa timidez que admira y que conmueve; extremadas en
todo, cuando aman ó aborrecen es hasta
la pasión. Después de haber levantado los ojos
dos ó tres veces Francisco para mirar á

nomía agradable y franca; componíase Magdalena, que cosía con un afan tanto

su traje de un pantalón de lienzo, de más doloroso cuanto más forzado, se

una camisa muy blanca y de una gorra atrevió á decir:

con una pequeña visera.

t —Señorita... es preciso... sí... es pre¬

ciso que yo me entienda con ese hom¬
bre.
—¿De qué hombre habla usted, Francisco?-preguntó sorprendida Magdalena.
—Hablo de ese señorón de la america¬
na, repuso el obrero; de ese que pasa por aquí todos los días dos veces en co¬ che y cinco ó seis á pié; de ese que tanto ronda esta casa; ayer daba Juana una
moneda de cien reales porque tomase
una carta para usted, y Juana le envió muy enhoramala, vamos, le digoá usted que es preciso que yo le hable cuatro palabritas; que al fin y al cabo, usted es ya como cosa nuestra, y Juana y yo la miramos como á hija.
—Gracias, Francisco—respondió la jó¬ ven con emoción tan profunda, que dos gruesas lágrimas brotaron de sus ojos; —yo también les miro á ustedes, no solo corno á mis padres, sino como á mi úni¬ co amparo; por eso no quiero que usted se exponga á tomar un disgusto con ese hombre que no lo merece; creo que el se cansará de dar vueltas por aquí, pues yo no le miro; si persiste, cerraré la tienda unos días y trabajaré en mi cuarto.
—¡Pero, señorita, si usted no sabe de
la misa la mitad!—exclamó el obrero
exasperado;—¡si ese hombre y sus ami¬ gos le han puesto á usted un apodo!

—¡A mí...! ¡un apodo...!—exclamó Magdalena, cuyas pálidas mejillas se
volvieron de un arrebatado carmín.
—¡Sí por cierto! la llaman á usted La Virgen de las lilas.
—Ese apodo no me ofende—dijo Mag¬ dalena, cuya bella fisonomía se tranqui¬ lizó como por encanto; y luego cediendo á esa dichosa vivacidad de imprevisio¬ nes, propia solo de la primera juventud, añadió con una casi alegre sonrisa:
—Francisco, no me enoja el que me
llamen así.
—Más vale de ese modo—dijo filosófi¬ camente Francisco;—lo que es á mí, la verdad, no me gustan los sobrenombres, y mucho menos para usted; ahora me voy á una diligencia precisa, y vuelvo luego, porque Juana no se siente muy
bien.
—Así que acabe de coser lo que estoy cortando, que me solo durará dos horas,
daré la última mano á la envoltura y se
la subiré, Francisco; ya la tengo conclui¬ da y solo me falta arreglarla.
—¡Ah, señorita, qué buena es usted!—• exclamó Francisco;—mientras la enfer¬ medad de su padre, Juana, qne, á pesar de ser muy buena de corazón, es muy áspera de genio, se incomodaba conti¬ nuamente porque uo cosía la envoltura

SÚLLER

IjTíSS armnclca ue se inserte a en esta sección pagarán: Hasta tres iná razá n de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á
*és. de 0'03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. 331 valor míriiao de un anuncio, sea cual fuere el número de lineas
qoe se coxnrcnga, será de 0‘50 pesetas.
óLsa linees, de cualquiera tipo sea la letra., :y los grabados, se conta:-a por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina-
m d»l periódico.
i

Sección

SERVICIO DECENAL

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de

‘ona columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporcióon

En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. *

Los tas y

comunicados los 'reclamos

y anuncios oficiales pagarán ó razón de 0‘05 pese¬ á razón de 0‘10 ptas. la linea del tipo en que se

com nongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.

cientoU*CrÍPt°reE (1ÍHrruÍ!lI'í,n «na rebaja de uit 35 p»r

LA SINCERIDAD

ENTRE

DE

Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbona

AIT0IIO mmk (a) Serrié

LUNA, 6—SOLLER

San Bartolomé, -17, - BOLLES

él magnifico y veloz vapor

VICE - VERSA

^Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes.
Calidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 2211 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 2255 de id. id. ^Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 2266 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle
"del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.— D, J. Roura, Paseo de *fa Aduana, 25.—EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Comman-
dant Samary-5. NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette, según el presente itinerario,
corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte '-y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

Ofrece á sus clientes y al público «us varios artículos de obra de pal¬ mas, pita, cáñamo y otros mudaos objetos de su ramo, que tiene en su
nuevo establecimiento.
Su mejor recomendación será, la superior calidad de todos sus artí¬ culos á precios los más económicos.
Se pasa á domicilio de quien lo solicite para alfombrar las habita¬ ciones y demás trabajos del ramo.
¡¡NO OLVIDAR AL ANTIGUO SERBlÉjj
LA SOLLEREN8E
DE
JOSÉ CWSjfj CERBlRE y PORT-BOlí (Frontera franco-española)
Aduanas, transportes, comisión,

SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES
Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás traba¬ dos de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas, programas, carteles, circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬ dernaciones económicas y de lujo.
SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERIA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬ nómicos á los de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬ ranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos
variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales, y objetos para hacerlas, sacos y
cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc. etc.
ABONOS QUÍMICOS Y LABORATORIO BIOLÓGICO

Si queréis abonar vuestros campos, seguros de ob¬
tener resultados eficacísimos, emplead el
se expende en Ja acreditada droguería de
ARNALDO ;CASELLAS-m*a, «

consignación y tránsito
Agencia especial para el trasborde y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
ESPARTERIA
3DEI
Juan, Antonio Galdeatey
Calie del Mar, 111Í111.5—SÓLLER
Sucursal en Sineu, calle de la Cuartera 1

PRIMERAS MATERIAS PARA ABONOS
ABOROS OttKXOOS FA1A TOBO! ^OSiClLfOTOS
INSECTICIDAS Y PARASITICIDAS
REPRESENTACIÓN DE LAS MEJORES FÁBRICAS CONSTRUCTORAS DE INSTRUMENTOS, PULVERIZADORES Y MAQUINARIA AGRÍCOLA
GUANO ESPECIAL PARA NARANJOS, de CÚULI

En este establecimiento encontrareis toda clase de
■primeras materias .para composición de abonos; sul-
fatos y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos
• para azufre; bombas y demás utensilios para pulve-
rrizar arboleda.
Instalaciones completas de cañerías para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, alsmendrón y toda clase de conservas.
PROSTITBDt FIEFSCeiéS ¥ ICOSOMtá
¡¡No equivocarse, L UNA, 17— SÓLLER!!
TMISfOfiflB IITIlMOiáUS
Comisión,— Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas,
frutas frescas y legumbres

Al público consumidor:
En este establecimiento hay en venta toda clase de artículos de espartería, alpargatería; cuerdas en todas clases, to¬ do á medida y á la mano. Gran surtido en cofas desde el núm. 8 con cuatro ani¬
llas hasta el nútn. 4 con dos anillas. Ce¬
nachos finos y comunes con anillas y sin ellas. Asientos para cofas y muchos otros objetos. Todo lo encontrarán con un 5 por ciento de rebaja.
Visitad dicha tienda antes que otras,
pues en ninguna otra parte hallarán los precios tan económicos como en este es¬ tablecimiento. El trabajo es el mejor que
se fabrica en su clase tanto en los espre-
sados artículos, como en muchos más del
ramo.
.(MCI 1 ii DIABETES
POR EL
Vino Uranado Pépsico
Re
J. TQRRENS, Farmacéutico

DEPÓSITO Y REPRESENTACION EN SOLLER:
D, JOSÉ FORTEZA (bib!) L„m, 24
0 -el testaufant del Haberse DE Vda. de j. serra
PIíAüA »E PALACIO-3.-BARCELOAA
Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.
L’ UNION

AGENTES DE ADUANAS
€E&1Í1S y FmT-mm (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVET, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEG-EAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
Ií ASSICPBATBIGEIT1LIAIA

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados
que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como
un reconstituyente sobradamente
enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada "diabetes.,,

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRAN¬
CESAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPOR¬
TANCIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incen¬ dio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS
EXPLOSIVOS.

Capital social. . .
Reservas .
Primas á cobrar .

10.000,000 8.705,000
74.287,038

Francos
„ „

Sociedad de seguros contra los
ACCJMLBMTIE® DEL TRABAJO
ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASELLAS.

PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENIUM

Total . .
Capitales asegurados Siniestros pagados .

92.992,038

15.127.713,242

,,

194.000,000

„

Con estas píldoras, preparadas

por J. Torrens, se cura pronto y Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de

radicalmente la Leucorrea ó (flujo* trigo, cebada y avena, tanto en pié como segadas, en gavillas y so¬ blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ bre la era. res pálidos), la Lismenorrea (ó difi¬ Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22

cultad en el ménstruo), la Ameno¬ y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Sama¬

rrea (ó supresión del mismo), la ritana, 16, Palma. Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

debilidad, flaqueza y cuantas mo-

léstias ó enfermedades reclamen nn Se vende la casa se-

exitarite poderoso y enérgico.
DE! •VETNTTA.:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Pahua, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del \\Dr. Pelaez 3r Bermudez.—Sóller, Farmacia de J. Torrens

Calada con el número 22 de la calle del Pastor.
Para más informes pueden dirigirse á D. Miguel Marqués Marqués, que vive
en la casa número 30 de la misma calle.

VINOS AL POR MAYOR COMISIÓN Y AJUSTE

mus, ñuños iidara de im oí cuno iiui
DE LA CASA
ESCOFET, TEJERA Y C.“ de BARCELONA
Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.

PASTA FOSFOREA
R©
L. STEINER
PARA DESTRUIR LAS RATAS Y RATONES
Se vende á, 0‘30 ptas. el bote
en la Farmacia de J. Torrens.

AGENCIA M. BERNAT Y C.a-Rul)í 20, PALMA
Fincas y casas de diferente importan¬ cia dando un rédito del dos y medio al seis por ciento anual. Las hay á la venta en esta Agencia.

JUAN ESTADAS
gomante í mmm
TELÉFONO
IjEZIOATAST (Ande)
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»