AÑO XVI11.—2.a EPOCA.-NUM. 864
AÑO XVI11.—2.a EPOCA.-NUM. 864

SABADO 24 OCTUBRE DE 1903

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona.—Rué Montmartre, 34, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

Fundador y Director-Propietario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

Redactor en Jefe:
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

—* SÓLLER (Bateares) *—***§>

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.)

Extranjero: 0’75 francos id. id. jPAG0 ADELANTADO.

Número suelto 010 pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria

doncella idéntica á la de mis ensueños mi gozo teniendo ante mis ojos á mi ser mando el refrán que dice «el bien no es cer ingresar dichas mercancías; que el

quiso Dios poner ante mí y ésta se llamó amado! Imposible es transcribir en tosco conocido hasta que es perdido».

trigo sea almacenado á granel, sobre el

EL PRIMER BESO Y EL ÚLTIMO
Ya no podía pasar más tiempo sin co¬ nocer lo que era amor. Diez y nueve años cumplidos marcaba el rápido reloj
de mis estériles dias. Ya había llegado á
aquella edad, y hasta con tardanza si se quiere, en que todo espíritu tranquilo, ignorante y casi virgen á los más dora¬
dos sueños de esa vida cáustica y enga¬
ñadora, quiere trocar esa inconciencia
vital en otro modo de ser más cruel casi
•siempre por sus tormentos, pero, más querido por todo ser creado, á fuer de -carecer de toda aspiración propia de un Cuerpo animado, y estar convertido en materia pura, cual mudo tronco caído y carcomido por sus roedores enemigos.
No pude .ya* pues, permanecer callado á los gritos de mi interior que clamaba por nuevos ideales, cambiando de este modo por completo mi carácter, antes jovial y alegre, con otro sosegado y de¬
sabrido. Vi luego alejarse de mí á pasos

Carmen. ¡Cual no fué mi cariño hacia el ideal de mi porvenir! No podía de nin¬ gún modo concebir mi feliz ventura al recapacitar y meditar más y más como
había encontrado una flor llamada Car¬
men, tan bonita y tan preciosa, cuyos perfumes exquisitos me extasiaban y contemplándolos hubiera pasado siglos enteros, sin que jamás me hubiera satu¬ rado de tau selecta esencia. Ya no podía igualarme á ningún ser mortal, tan feliz y dichoso me sentía al amar y querer tan locamente como yo quería y amaba. Jamás corrió por mi mente el que pu¬ diera olvidarla, el que dejase de querer¬ la. Era tan buena y tan amable conmigo que rayaba eu lo infinito. Ella me daba constantemente buenos consejos; ella
me iniciaba derroteros en el camino de
la vida para hacerme feliz; ella, quería que yo fuera bueno como ella y á este fin me conducía; ella, si mi ánimo esta¬ ba abatido, con su angelical y amorosa palabra me hablaba al alma y me vigo¬ rizaba, cual brillante arenga hecha á los
soldados antes de entrar en rudo combate;

papel tanta sublimidad, tanta dicha, tan¬
to bien, Mi corazón convertido en un
verdadero volcán tan solo hallaba con¬
suelo al extasiarse ante su Carmen; mi imaginación exaltada y casi fuera de sí, no discurría sino para cuanto se refiriera á mi Carmen; mi voluntad la había ce¬ dido á mi Carmen, y á mi Carmen en aquellos instantes debía mi vida, porque á ella se la había entregado y ella dispo¬ nía de mi y de mi hubiera podido obrar como á un esclavo, porque era mi seño¬ ra y dueño absoluto.
Paseamos por todos aquellos bosques que parecen hechos á propósito para
anidar en sus enmarañados recintos se¬
res que se quieren y se aman. Todos sus puntos más notables fueron
visitados por nosotros y admiramos ab¬ sortos y perplejos tanta belleza como desde aquellos lugares se veía.
¡Siempre conservaré en mi memoria
el último de estos momentos, en que te¬ niendo que dejar aquellos sitios de Dios
en que uno siente con más fervor, en que el que ama no puede resistir los em¬

* **
El sexto dia siguiente al en que me comunicaron aquella terrible noticia, y en su tarde, pasaba por la calle de N. desesperado, mutilado por la suerte, casi sin sentido, abismado por el más terri¬ ble de los dolores y con las lágrimas en los ojos, con un lazo azul en mis manos
y acompañando al Santo recinto á la que fué mi buena Carmen, la bondadosa
Carmen R. Con ella iba mi vida, todas mis ilusiones y mis esperanzas.
Corto fué el trecho para llegar al sitio donde debían reposar sus últimos vesti¬ gios.
Ya no podía llorar, mis lágrimas se habían agotado, porque iba perdiendo el aliento; y al ver que tenía que separar¬ me para siempre de mi cariñosa Carmen perdía el juicio.
Llegó el triste momento, se oyó aquel lúgubre ruido que tan solo puede ser originado por personas extrañas y que suelen hacer al depositar el cadáver para
abandonarlo.

suelo de la estancia, ó que sea almace¬
nado en sacos como lo son las harinas
ordinariamente, pero que el almacén es¬ té construido en condiciones tales, que sea capaz de asegurar la buena conser¬ vación de los géneros. Así, el pavimento
sobre el cual ha de construirse el edificio,
debe ser préviamente embetunado en la totalidad de su superficie, á fin de evitar la introducción de vapores húmedos del
suelo al almacén. Los muros deben ser
construidos con materiales duros, con
exclusión de gravas y arcillas, á fin de prevenir la elevación de la humedad por la manipostería.
El piso inferior del almacén debe estar elevado por lo menos un metro de la tierra, no solamente para facilitar el ser¬ vicio del almacenaje y expediciones, si¬ no que también es preciso sea del suelo. Los pisos ordinariamente de 2.60 metros de altura, deben ser soportados por nu¬
merosas columnas de madera dura ó me¬
jor de hierro colado, situados á cuatro
metros de distancia una de otra como máximum

agigantados toda sombra de quietud y mis ansias dia por dia aumentaron for¬
midablemente. hasta el extremo, ver¬
gonzoso si se quiere, en que la maldita pasión distra-e y absorbe todo vestigio de
voluntad en el débil hombre, convir¬
tiéndole cual mísero cuerpo flotante nn
el agua, en juguete de su oleage y que parece cebarse remolcándolo en el cena¬ goso seno de su regazo de desprecio é
iracundia.
Aquella calma misteriosa, producida por la negación de todo postrer ideal y
de toda ilusión, manteníame insensi¬
ble é indiferente ante todo: nada apete¬ cía, nada deseaba sino un libro que leer
y un amigo con que conversar. Pero to¬
do se acabó: comenzó á sentir las prime¬ ras notas en esa celestial armonía, de
ese divino cántico que habla al corazón y alienta vigorosamente al más inerte y empedernido de los seres, transformán¬ dole y haciéndole sentir los acordes más imperceptibles y vibrar ante sus ondas más menguadas, casi ya sin vida.
Sugeto á esa ley natural no pude eva¬ dirme de su acción y fui presa, cual des¬ graciado esclavo, de sus duras y fuertes cadenas. Pero, ¡que esclavitud! cada esla¬
bón de tan deliciosa cadena es un lago
apacible de dicha y felicidad en que es imposible optar por su salida, tanta es la gloria que en su circuito se genera;
cada movimiento es un bálsamo que
cura al alma de todo pesar y le eleva á las regiones de lo sublime, remontándo¬
se por momentos á esa gloria ideal que se nos pinta y que nuestra fé dibuja con suma destreza y con todo el colorido de
la realidad. Toda ella, esa cadena, es
la felicidad misma que nos vivifica y fortalece aún cuando nos obligue á ex¬
clamar, ¿porqué siendo tan dulce el
amor, nos causa tantos tormentos?
Un momento no transcurría sin que
pensara en mi nueva situación y uo
acertaba á explicarme de ningún modo el cambio radical que había obrado en mi el despertar de tales ideas. En todos mis sueños veia la imagen de una mujer
hermosísima, rubia, con unos ojos ex¬
presivos y que hablaban un lenguaje cariñoso y dulce; una boca cuyos labios
de coral finísimo, que por lo preciosos
más bien parecían pintados que realidad y que al abrirse salían, no palabras, sino el bien, la dicha y... lo increíble. ¡Que talle! Gentiles y arrogantes, de linajuda dama, eran sus posturas, que más que
otra cosa infundían respeto y admira¬
ción.
A estas cualidades físicas la adornaban
v enriquecían otras más dignas de con¬ sideración y aprecio, cual era: un co¬
razón noble, bondadoso y más dispuesto
á practicar la caridad y toda virtud co¬
nocida que á predicarla, en fin, un alma afable y encantadora. De tal modo lle¬ gué verdadera mente lá convencerme de loque era amor. Y, ¡que dicha!, una.

ella, con lastimeras lágrimas rociaba sus blancas mejillas si lágrimas había verti¬
do yo; ella, generosamente compartía sus alegrías conmigo y jamás le fué da¬ do disgustarme eu lo más mínimo; ella, en fin, me quería con delirio y estoy se¬ guro porque leí escrito en letras de mol¬ de en sus piadosos ojos: ¡Te amo! y ¡Nunca, jamás te olvidaré!
¿Es posible que cualquiera que haya bebido en el pecho de su madre aquellos sentimientos que ennoblecen ai hombre y le distinguen de los demás seres, se
muestre indiferente ante tanta bondad?
No, no es posible: yo había entregado y en buenas manos mi corazón para que á
su gusto lo dirigiera y fuera para todo mi brújula; que mi bien fuera el suyo también, y que mis alegrías ciñeran su
ventura cual si fuera la rriia era mi fin.
Ante ella mudo y absorto la contem¬ plaba, y maldecía los momentos de mis días en que no estaba ante su presencia. ¡Con que anhelo aguardaba la llegada de aquella hora dichosa en que tenía que acudir ante sus encantadores ojos y em¬
briagarme con su sin par tiernísima mi¬ rada que me devolvía la vida y el calor que había perdido en su ausencia!
De la tarde, la hora cuarta solía ser la
en que cuotidianamente acudía bajo los artísticos hierros de su gótico balcón,
para allí recibir aquella gracia casi di¬ vina que me comunicaba con su palabra afectuosa y engalanada con aquella pu¬ reza de pensamientos que rodean á toda persona buena y honrada. Con solo mi¬ rarla ya me sentía elevar y desaparecer de lo terreno para mecerme en aquel
más sublime teatro de lo abstracto, de lo
ideal. Pasaron así, pocos meses, cerca de un año y eran tan veloces para mí, por ser tan buenos, que al parecer hubieran podido competir con la velocidad misma
de la luz.
Corrían asi felices y distraídos los días cuando me enteré que tenían en proyec¬ to unas cuantas amigas suyas una expe¬
dición. esto es, pasar alegres, como es propio de la juventud, un dia de cam¬ po. según vulgarmente se dice.
Nuestra adhesión fué espontánea y cualquiera acierta á comprenderlo, pues satisfacía nuestro más grato deseo: estar juntos para una vez más declararnos nuestra gran pasión.
Llegó el día señalado y con gran con¬ tento salimos para Valldemosa muy de mañana, y apenas había el luminar
mayor extendido sus rayos, cuando nos encontramos ya en aquellos parnges, donde parece la Providencia haber fija¬ do su atención para demostrar al hom¬ bre lo ínfimo, lo pequeño que es ante la grandeza de la naturaleza, reflejo fiel de su inmenso poderío.
¡Que día; todo juventud; todo alegría;
todo bienestar, porque á ninguno de no¬ sotros cohibía ningún pesar. Pero si to¬
dos disfrutábamos, ¡cuan mayor no era

pujes de tan noble pasión, lamentába¬
mos con tristeza el tenor que sepa¬ rarnos!
Ya terminaba el dia; ya iba á expirar el gozo de dos almas que entrañable¬ mente se aman; ya teníamos que despe¬ dirnos y no podíamos, porque nuestros espíritus se hallaban unidos con una de aquellas miradas, cuya explicación es
imposible y tan solo el que se halla pre¬ sente y la siente es apto á comprender su sublimidad y su fuerza irresistible.
Pero, terminaban los pocos minutos que restaban de nuestra vida y cual si al se¬ pararnos tuviéramos que ir al cadalso,
nuestros corazones radiantes de amor se
hallaban inebriados y se esforzaban en
mostrarse sus sentimientos más íntimos.
Todo lo hubiéramos cedido por haber podido permanecer contemplándonos en aquella mansión de gloria y dicha infi¬ nitas, que hacían que el fuego de nues¬ tro cariño nos abrasara, llegando al punto en que aquellos febriles deseos del que ama con locura, con delirio, se apoderaron de mi razón y convertido en instrumento de mi ardiente pasión creí apagar su desaforada sed depositando sobre su limpia é inmaculada frente el primer beso.
* **
Ocho dias después de aquella tan gra¬ ta excursión, que formó época en las pᬠginas de mi historia, acudí á la hora de
costumbre, como lo había hecho todos
los anteriores días, bajo su balcón, y en
vez de encontrar asomada la de siem¬
pre, mi estimada Carmen, me comuni¬
caron la fatal noticia de que no se en¬ contraba buena.
Nubláronse repentinamente mis ojos; helóse la sangre de mis venas, y cual si
me hubiera hallado en las inmensidades
de los mares y de súbito una fuerte tem¬ pestad hubiera rodeado nuestro barco sin esperanza de poder salvarnos, tem¬ blé como un niño ante la presunción de gran desventura, y quedé casi petrificado y sin saber que decir abaudoné abatido y confuso aquel sitio de grandes recuer¬ dos para mí.
Casi nunca suele mentir el corazón; sus presentimientos no suelen errar; y los mios fueron fatales y por desgracia ciertos. Mucho oré por su salud, porque también era la mia. Mucho pensaba en su dolencia; y como buen amante hu¬ biera preferido sufrirla y librarla á ella. Pero, ¿que podía hacer? nada: hasta lo más peligroso hubiera ejecutado para evitarle su mal, pero, no podía y no me quebaba otro remedio que aguantar y
esperar.
Continuamente interrogaba por su sa¬ lud y no recibía otra contestación que: —sigue lo mismo.
Nunca había sentido tan vivamente lo
feliz que me encontraba ante ella, como ahora, en que no podía verla, confir¬

Iban saliendo del depósito poco á poco todas las personas; yo quedé, haciendo un supremo esfuerzo, en un rincón, in¬ móvil y extático. Como pude, porque no era entonces libre, rezé de corazón un
Padre nuestro por su alma; luego ma¬ quinalmente me abalancé hacia ella, y en aquel mismo lugar que por primera vez acerqué mi boca posé mis ardientes labios, para dejar envuelto con mi felici¬ dad y mi alegría el segundo y último
beso. ^
* **
Hallándome cierto día, no ha mu¬
cho, ya se había retirado Silvela, en el café Continental de Barcelona, choqué con mi antiguo amigo J. S., quien venía de Madrid de estudiar, habiendo ya con¬ cluido la carrera de Leyes. Después de múltiples cosillas, me contó que le había sucedido palabra por palabra lo que yo, amado lector, te acabo de referir atri¬
buyéndomelo á mí; pero con la diferen¬ cia de que el lo revistió de gracia y ade¬ más con un castellano cultísimo: propio
de la Corte.
Tanto me gustó su relato de enamo¬ rado (aunque yo no lo sea) y con tales visos de certeza me lo pintó, que me sentí sugeto de la acción y le he usurpado sus
derechos.
Pero, al terminar el cuento, me re¬
muerde la conciencia y temiendo llegue á enterarse, quiero hacer pública confe¬ sión manifestando que á mi íntimo com¬ pañero de fatigas J. S. es á quien le ocurrió lo relatado y no al que firma
este escrito. Como me lo contó os lo
cuento: por consiguiente no respondo
de su veracidad.

Sóller 15 Octubre.

M. P.

¡YO PECADOR!
Si es sagrado, Señor, el juramento, ¡Apiádate de mí!
Perjuro soy y aguardo tu castigo
Doblada la cerviz.
Juré amar á una pérfida, y esclavo Del juramento fui,
Luego juré olvidarla, y ¡oh flaqueza! ¡No lo puedo cumplir!
M. del Palacio.

Variedades
El almacenaje de trigos
La cuestión más esencial para alma¬ cenar trigos y harinas, consiste en la buena disposición y el buen estado de los almacenes en los que se trate de ha¬

Los pavimentos deben ser construidos con madera dura bien seca, muy unidos los trozos que lo forman, á fin de que no dejen lugar á la cría de insectos; pero si esta madera dura fuera rara y dema¬ siado cara, sería preferible emplear el álamo y el abeto; toda vez que esta últi¬ ma madera es menos susceptible y se
descarrila fácilmente con el servicio de
las carretillas.
La mejor disposición del edificio del almacén para los trigos y harinas es ca¬ ra al Norte; las ventanas han de ser re¬
lativamente pequeñas, pero más bien anchas que altas y colocadas en sitios elevados, deben ser numerosas en cada
piso, deben estar guarnecidas de una tela metálica para evitar la introducción de los pájaros, y aireadas por medio de veutiladores que puedan ser abiertos y cerrados según sea la dirección del pol¬ vo y el viento.
En las dos extremidades del edificio debe existir una gran ventana de corre¬ dera, que forma una puerta de ventila¬ ción muy favorable. Que el trigo esté á granel sobre el suelo ó en sacos; es ne¬ cesario mantener siempre el almacén con una claridad tal, que generalmente
son amantes de la oscuridad. Una gran
propiedad es que los muros estén siem¬ pre perfectamente limpios, así como los tabiques intermedios.
La limpieza debe ser observada reli¬ giosamente. La carga y descarga de los almacenes para el movimiento de las
mercaderías deben hacerse al mismo
tiempo sobre las dos superficies, de ma¬
nera que no se comprometa la estabili¬ dad del edificio, ya que algunas veces se carga demasiado á un lado en perjuicio
del otro.
El almacenaje de trigo se hace de di¬
versas maneras, á granel, por capas so¬ bre el pavimiento, y en sacos derechos
y apilados. Para el almacenaje á granel no es preciso dar á las cajas un espesor de 40 á 50 centímetros según que el tri¬
go sea de una cosecha más ó menos se¬
ca. Cuanto más húmedo está, menos es
preciso elevar las capas. Estas capas de¬ ben ser aisladas de los muros y unas de
otras. Es necesario que sean removidas
á menudo y paleadas para evitar el ca¬ lentamiento, cuando menos una vez por mes en invierno, y dos en la primavera y el verano.
La práctica que se sigue de poner los trigos en almacén en sacos aislados.es
más sencilla y de mejores resultados, pues además de economizar tiempo, se disminuyen los gastos de manos de obra. Una ventaja de almacenar con sa¬ co el trigo es el que en cada almacén puede haber otra clase de granos. Es preciso algunas veces que para airear completamente los sacos de trigo, y cambiarlos de lugar se emplee el siste¬ ma de adaptar la hoca de cada saco con el fondo del que le sigue.

••A.

SOL LE R

Quienes fueron los .primeros que
isaron bicicletas?

conoce el atraso en que se halla con re¬ lación á las demás naciones; pero el or¬ gullo de raza ha sido siempre una de

Uq .periódico inglés asegura seriafuente que los chinos fueron los prime¬ aos que emplearon el «caballo de acero». "131 autor de la noticia-dicequelos yankis ríe la antigüedad conocieron el uso de
das bicicletas dos mil trescientos años
-untes de la venida de Jesucristo. Ala
máquina daban un nombre equivalente ¿h Dragón Dichoso.
Tan en boga se puso, y tanto se afi¬ cionaron las mujeres á las bicicletas,
que hasta llegaron aquellas á desaten¬
der las obligaciones domésticas, por lo cual el.gobierno chino hubo de prohibir radicalmente el empleo de dichas má¬
quinas.
En Pekín se conserva un modelo de
aquellas bicicletas, y tiene la particula¬ ridad de que la cadena está engranada á
-da rueda delantera.

sus características.
Uno de los factores que más influyen en el carácter social es la mujer, que constituye un enigma para la mayor parte de los extranjeros. En efecto: és¬ tos, por regla general, no conocen más libros referentes á España que loa de Gautier y otros extranjeros, de valor li¬ terario indudable, pero de conocimiento psicológico del alma española nulo. Los de Galdós, Valera, Fernán Caballero y otros novelistas modernos españoles, que han tratado en sus libros de la mu¬ jer, haciendo un verdadero estudio psi¬ cológico de ella, son desconocidos en absoluto en el extranjero. El personaje de Carmen, que ha recorrido toda Euro¬ pa como tipo de la mujer española, es
afortunadamente raro en la humanidad,
y en España dudo haya existido nunca; pero de haber existido alguna vez, es in¬

Ecos

dudable que se ha extinguido por com¬ pleto.
En el Norte de Europa y en los Esta¬
dos Unidos la condición de la mujer se

LA Y1DA SOCIAL EN ESPAlA

ha modificado, adquiriendo una inde¬ pendencia y una personalidad que influ¬

POR D.

yen notoriamente en la moralidad de las

costumbres y en el código del honor y

Parece extraño á primera vista que de la educación. En España no ha sufri¬

«-cuando la historia y la topografía de Es¬ do tal cambio: sigue siendo en la vida

paña han sido estudiadas en muchas social un factor de segundo orden y ocu¬

-lenguas, el aspecto social de esta nación pa una posición subordinada. El extran¬

- apenas se halla atendido. ¡Sin embargo, jero encontrará la prueba de esto en la -la explicación aparece clara. Tanto por dificultad con que se le abre el hogar es¬
-.las dificultades de comunicación, que pañol. En Inglaterra la amistad se for¬

uúu existen en España, como ..porque el ma y se cimenta introduciéndose en el

> extranjero que viene -á visitarla como si círculo de la familia, no concibiéndose

. fuese un museo, no se fija más que en dos anglo-sajones que sosteniendo rela¬

su aspecto artístico: el social, que es muy ciones amistosas sean extraños en su vi¬ ...interesante, ha sido por muy pocos estu- da familiar. La amistad con un español,

* diado. Puede decirseque, en sus princi¬ en cambio, no supone la penetración en

pales características, lia permanecido es¬ su vida privada. El español piensa que
tacionario, desde los tiempos -de la Ar¬ la mujer no tiene más fines y deberes

mada Invencible, el carácter nacional. que los del hogar, y prevalece la idea de

Lo primero que impresiona al extran¬ que su educación espiritual es innecesa¬
jero que llega á España es la extremada ria, cuando no peligrosa, exponiéndola ^cortesía de los españoles.-Tanto el noble á tentaciones de pensamiento de las que

como el mendigo son afables, y cariño- es preferible se vea libre. Así es que todo

• sqs, cada uno á su modo. El tipo del desarrollo intelectual en una mujer se

parvenú, tan común en Francia y en In¬ glaterra,-no es conocido en España. En¬
tre las causas á que obedece la extrema¬
se da cortesía del español, es la primera
? que siempre tiene tiempo para todo. Ja¬
más es obstáculo su trabajo para hablar,

tiene por antifemenino, siendo notable¬ mente pequeña la proporción de muje¬ res intelectuales. La mayoría de las mu¬ chachas españolas está completamente
ineducada en nuestro moderno sentido
de la palabra, á pesar de que su educa¬

•■-discutir y gesticular, que para él es lo
principal, mientras que la acción, el de¬
terminarse á obrar, es lo secundario.

ción ha mejorado algo en los últimos treinta años. La vida del hogar es tan reducida en España, que la mujer no

-«Suspende sus quehaceres siempre que há tiene con qué llenar su tiempo, y debe

.-menester para su vida de sociedad y de pasarlo extraordinariamente aburrido á
-relación con los demás. Es la segunda, ios ojos de la mujer extranjera. Resul¬

que no concede extraordinaria impor¬ tado de las primitivas, condiciones de su tancia á las riquezas. No es que las des¬ vida es el envejecimiento prematuro; su

aprecie,, pues si se las ofrecen sin gran
trabajo las aceptará muy gustoso; pero ■no es característica de su genio nacional

primavera, si tiene alguna, en realidad
es bien corta. Confinada en un convento
ó recluida en su casa desde su inás tem¬

el hacer dinero, á pesar de que esto es prana edad, no saborea nunca las deli¬

causa de su ruina, pues ha visto impasi- cias de la libertad. El ponerse de largo

dble cómo los capitales extranjeros acapa¬ es la señal de que ya puede tener novio;

raban toda la riqueza. Es esta caracte¬ pero las atenciones y la continua pre¬

rística tanto más peregrina cuanto que sencia de éste no significan que las an¬

la civilización avanza llevando tras de teriores condiciones de su vida hayan

sí la competencia.

cambiado; la conquista de un preten¬

El español sabe, naturalmente, lo que diente, en lugar de abrirle las puertas

vale el dinero, puesto que éste sirve pa¬ de la libertad, la priva de ésta en mayor

ra cubrir sus necesidades; pero como pa¬ grado. No se permite nunca al novio

ra hacer dinero hace falta esfuerzo físico quedarse solo con el objeto de su amor,

y concentración de pensamiento, su tai¬ y la incesante presencia de la mamá, ta de amor al trabajo da ocasión á fre¬ cuando no de persona asalariada, forma

cuentes corrupciones en la vida pública un novísimo ménage á trois que puede

y alimenta un espíritu de amor al juego, que es una de las mayores calamidades de la vida privada de la nación. La lote¬

verse en todo momento en las calles de
Madrid. Por tirana que parezca la ma¬ má, mucho más lo es el novio, el cual

ada, no solo permitida porel Estado, sino mientras ostente este título, goza de un

empleada por él como medio de renta, es completo monopolio, en el trato de la -tina inmoralidad, no ya sólo por lo que muchacha. Todas estas prerrogativas no

tiene de juego, sino que también y en comprometen á nada al pretendiente,

mayor grado por fomentar en gran ma¬ que puede dejar plantada cuando mejor

nera la vagancia haciendo concebir es¬ le plazca á su novia, y tomar otra sin

peranzas de enriquecimiento á poca costa. que nadie lo extrañe ni se lo lleve á mal; Otra de las cosas curiosas en España porque las relaciones no se formalizan

■es el sistema que emplean los comercian¬ hasta que á última hora los padres in¬

tes para'vender sus géneros. Piden por tervienen. Este es, poco más ó menos, el

ellos un 25 por 100 lo menos sobre el sistema seguido en todas las clases so¬

precio á que después los dan ante la por¬ ciales; y es obvio que sus ventajas están

fía de: comprador. El sistema del rega¬ todas del lado del varón. La educación

teo rige en todos los comercios de Es¬ física juega un papel más insignificante

paña.

que la intelectual en la mujer española,

El Viajero que conozca España por que odia el ejercicio y no aprecia la vida

una visita rápida, quedará entusiasmado ul aire libre.

fie la complacencia de todos los españo¬ No existiendo en España la delicada les que le ofrecen, al parecer muy gus¬ influencia de las cualidades de la mujer,

tosos, todo lo que le llame la atención. Pero si se detiene un poco á estudiarla, podrá ver en el fondo de todo español un espíritu de protesta y desconfianza

se produce en la consideración, que to¬ das las clases tienen cu general del mun¬ do femenino, un espíritu de grosería y brutalidad que sugiere la afinidad de

hácia el extranjero. Una permanencia este país con otros orientales. Apenas se

larga en el país, asimilándose sus cos¬ reconoce la verdad de que la mujer sólo

tumbres y su manera de pensar, contri-' puede inspirar respeto al hombre y reti¬ Luirá á que el extranjero encuentre en nar su animalidad poniendo en juego

el español un agradable compañero y algo más que los que se llaman atracti¬
un amigo leal. Pero para esto es menes¬ vos físicos. Se hace crear á la mujer es¬

ter adaptarse á su mudo de ser. El espa- pañola que sólo por el sexo puede atraer

ñül, como hombre inteligente y sagaz, y ganar á los hombres; los hombres, por

su parte, miran este atractivo como la mejor y fundamental cualidad que una mujer puede poseer. Así es que en Espa¬
ña falta en realidad en la vida ese ele¬
mento romántico que frecuentemente se atribuye á este país.
La poesía no puede existir sin caballe¬ rosidad, ni la caballerosidad puede ser inspirada cuando los hombres son los
únicos árbitros de la moralidad. Lo que
al ojo del extranjero colorea con cierto romanticismo aparente la escena, es la condición semi-oriental de la mujer es¬ pañola y las dificultades que rodean to¬
dos sus movimientos.
Es agradable y pintoresca la escena del sevillano envuelto en la capa hablan¬ do por la reja; pero esta pintura tiene su reverso, de un género más grosero, y es que una mujer no puede pasear por las calles sin ser víctima de todo género de faltas de respeto por paite de los vagos que la acosan, espectáculo poco menos que inconcebible para cualquier extran¬ jero.
(Se concluirá.)
Actualidades
España y Eranoia
Una CORRESPONDENCIA DEL «TlMES»
Ha publicado The Times, de Londres, una correspondencia de su corresponsal en Madrid, hablando de la política pirenáica de Mr. Delcassé y de trabajos de gran trascendencia que se están reali¬ zando para facilitar las comunicaciones entre España y Francia y revisar el tra¬
tado comercial existente entre las dos
naciones.
Desconocemos por completo el grado
de exactitud de las afirmaciones del co¬
rresponsal, por lo que nos limitamos á reproducir los siguientes párrafos, á tí¬
tulo de mera curiosidad:
«Mr. Delcassé—dice el corresponsal de The Times—es el promotor de uno de los proyectos de más trascendencia de estos tiempos. Tal es la política de Francia en el Mediterráneo, respecto á la cual el arreglo con Italia relativo á Trípoli y la
renovación de las amistosas relaciones
con Inglaterra, no son más que pasos preliminares hacia la solución de las cuestiones de Marruecos y de Egipto.
Parte de esta política mediterránea son, por lo visto, otros trabajos del mi¬ nistro francés en relación con España.
No debe olvidarse—continúa diciendo
el diario londinense—que Mr. Delca-ssé procede de los Pirineos, que representa en la Cámara de los diputados una de las más importantes regiones del Sur de Francia, el Arióge, y que el problema, hace tanto tiempo pendiente, de mejorar las comunicaciones entre Francia y Es¬ paña. ha sido para el ilustre estadista francés un asunto de gran interés local y de verdadero patriotismo, antes de ha¬
llarse en situación de desenvolver sus
más vastos planes de relaciones interna¬
cionales.
Una simple ojeada al mapa es suficien¬ te para enseñar que los franceses han es¬
tablecido una extensa red de comunica¬
ciones por todos los valles de la vertien¬ te septentrional de los Pirineos; pero ninguna de estas vías cruza la cordille¬ ra. Para penetrar en España hay que do¬ blar los Pirineos, bien por el extremo Oriental bien por el Occidente. Sin em¬ bargo, por un convenio celebrado con Francia en 1894, los dos gobiernos estu ¬
vieron de acuerdo en la construcción si¬
multánea de vías férreas que atravesasen
el centro de los Pirineos.
Una de estas líneas, que pone el valle del Ebro y Zaragoza en comunicación directa con el alto Aragón, llega ya á Jaca; pero su continuación basta Canfranc (donde, penetrando en territorio
francés, será conocida con el nombré de
línea de Olorón), se ha ido posponiendo de un año para otro.
La visita del rey hace pocos días á la
comarca de Jaca se ha considerado como
prueba del propósito de continuar rápi¬
damente la construcción de la línea.
La otra región que España ha prome¬
tido hacer accesible al comercio es el va¬
lle del Noguera, en el Occidente de Cata¬ luña. por donde puede establecerse co¬ municación directa con Bagneres de
Luchon.
Pero, según el corresponsal inglés, ambos proyectos lian sido temporalmen¬ te suspendidos en interés de un nuevo plan, que basta ahora se ha guardado
en el más extricto secreto.
Hace pocos días, algunos altos funcio¬
narios de los ministerios de Obras Públi¬
cas de Francia y España se han reunido eu Madrid, juntamente con los directores

é ingenieros de las Compañías ferrovia¬ rias interesadas, con el fin de estudiar un proyecto de ferrocarril, que, pasando por el valle de Ariege (en -Francia) y mar¬
chando casi en línea recta,-atraviese al¬
gunas de las más ricas regiones mineras
de Cataluña.
Dos futuros efectos comerciales y polí¬
ticos de esta combinación, recientemen¬
te madurada en París, aparecerán perfec¬ tamente claros'para iodo el mundo, ex¬ cepto tal vez para los directores de la Compañía de París-Lyon-Mediterráneo.
Cuando este proyecto sea conocido, se¬ guramente habrá gran clamoreo en Mar¬ sella, que de este modo se encontrará con una competencia peligrosa por par¬ te de Barcelona, después de haber sufri¬
do tan seriamente en estos últimos tiem¬
pos con la rivalidad de Génova. Sin embargo, declarando á Marsella
puerto libre, es lo más probable que con¬ serve su actual importancia comercial. Además, el nuevo proyecto de perfora¬ ción de los Pirineos en el plazo de tres años irá acompañado de una revisión de
los tratados de comercio existentes entre
Francia y España, con el fin de favore¬
cer no solamente el tráfico de Burdeos, sino también el de Marsella y de restau¬ rar la declinante actividad de Cette.
Tal es lo más importante y sustancial de un plan que, según se espera, mejora
rá las relaciones comerciales entre Fran¬
cia y España, en tal grado, que la inteli¬ gencia política entre ambas naciones re¬
sultará como natural é inevitable conse¬
cuencia de una positiva aproximación ó
comunidad de intereses».
El comunismo en Africa
El Africa es la tierra de las sorpresas.
Ahora resulta que vive en ella, al sur del lago Victoria Nyanza, un pueblo que debieran tomar por modelo todas las na¬ ciones que se llaman civilizadas. Los negritos que lo componen son comunis¬ tas á toda prueba. Se desconoce en abso¬ luto la propiedad individual, cultivan la tierra y amontonan sus rendimientos bajo un gran cobertizo que hay en la plaza de Kraal. De aquel depósito toma cada uno lo que le parece oportuno, y claro es que toma sólo lo necesario.
No es esto lo digno de ejemplo, sino lo que signe. Según han dicho los ne¬ gros, no se ha encarcelado ni ejecutado jamás á nadie. Los criminales son muy raros; pero los hay. Cuando alguno co¬ mete alguna fechoría imperdonable, le llaman los ancianos, le sermonean y ha¬ cen que se avergüenzo de su mala ac¬
ción. Si reincide, lo cual es raro, le ex¬
pulsan de su nación, le llevan á una sel¬ va muy lejana y allí lo sueltan. Si vuel¬ ve al cabo de algún tiempo le reciben
con los brazos abiertos.
En la tribu no hay guerreros ni toca¬ dores de tam-tam, ni siquiera hechi¬
ceros.
Vamos, que no es el Africa tan «ho¬ rrenda como aseguró Stanley.»
Crónica Balear
Leemos en el último número del sema¬
nario felanigense que, en un pinar del predio «L’Horta», inmediato á Porto Colorn, fué encontrado el viernes de la pasada semana el cadáver de un hombre asesinado. Según los informes presenta¬ ba el cuerpo de la víctima una herida de arma de fuego, notándose también seña¬ les de haber sido golpeado con piedras.
El día l.o de Noviembre próximo se efectuará la inauguración del nuevo faro de la entrada del puerto de Palma.
El martes por la mañana se reunió en
la casa Consistorial de Palma la Comi¬
sión de Ferias y Fiestas y aprobó todas
las cuentas.
El total de los ingresos asciende á 177.000 pesetas y los gastos á 185.000 pesetas.
Reunida el lunes en el palacio episco pal la junta de reparación de templos, bajo la presidencia del Sr. Obispo, se en¬ teró del estado ruinoso en que se hallan las iglesias parroquiales de Espurias y Sansellas, acordándose la instrucción de los oportunos expedientes para las obras de reparación de los mismos y activar el instruido ya para la reparación de la de Campanet.
Se ha dispuesto que uua comisión de esta Delegación de Hacienda gire una

visita de inspección á la Depositaría d8
Menorca.
Dice la Ultima Hora de) jueves: «Por la sección de vías y obras dei
Ferro-Carril de Mallorca se han llevado
á cabo trabajos de cam.po previos, para en su día estudiar un proyecto de prolonga¬
ción de la vía de Manacer hasta, la popu¬
losa villa de Artá, pasando ,por Son Servera Aunque, ni los estudios, ni el pro¬ yecto son de orden inmediato, damos la noticia para que se aprecie el constante afan de desarrollo que siempre alienta la Junta de Gobierno de los Ferro-Carriles
de Mallorca».
La escuadra francesa que el jueves
fondeó en el puerto de Palma, se compo¬ ne de 6 acorazados, 3 cruceros de prime¬ ra clase y 6 contratorpederos. Total 15 buques al mando del vice-almirante
Mr. Gourdon.
El tonelaje y tripulación suman un conjunto de 84.915 toneladas, con 5.443 hombres, 390 cañones y 62 tubos lanza¬ torpedos.
El Sr. Gobernador publicó el miérco¬
les la circular convocando á elecciones
municipales para el 8 del próximo mes
de noviembre.
Por este motivo y en virtud de lo dis¬ puesto en el artículo 36 la ley electoral vigente, diez dias antes de la elección, deberán volver á sus puestos los alcaldes y concejales suspensos gubernativamen¬ te contra los que no se baya dictado acto de procesamiento, y que los Alcaldes Te¬ nientes y Regidores interinos que susti¬ tuyan á los propietarios que no hubiesen sido procesados, no pueden de ningún modo presidir las mesas electorales.
También debe tenerse en cuenta, como
punto importante la Real Orden de 2 del corriente que resuelve que se consideren elegibles para concejales, en las pobla¬ ciones mayores de 400 vecinos, los elec¬ tores que ademas de llevar cuatro años, por lo menos, de residencia en el término municipal, estén sujetos al impuesto de Cédulas personales basta la clase II» inclusive, con arreglo a las disposiciones vigentes.
El gobernador, en la circular que pu blica, recomienda con especial interés á los Ayuntamientos y Alcaldes, procuren que se respete el derecho del elector y que nadie encuentre obstáculos para espresar libremente en las uruas sus de¬ seos, sean cuales fueren las oposiciones políticas que profese, cuidando á la vez que se mantenga el orden mas perfecto en sus respectivas localidades, para que todas las aspiraciones puedan desenvol¬ verse fácilmente y se haga la propagan¬
da de las candidaturas diversas con la li¬
bertad completa á que todos tienen dere¬ cho, dentro de los limites que las leyes
señalan.
Crónica Local
El banco de piedra adosado á la fuen¬ te de la plaza sirve, en ciertas horas del día, para fines muy distintos de aquellos para que fué creado. Entre milg día y vespres, por ejemplo, se congrega allí gran número de granujas, algunos hasta
con barba, los que no se contentan con
hablar fuerte y no siempre bien de los que pasan, sino que en algunas ocasio¬ nes, como sucedió el jueves último, la chacota y burla filé en aumento, acom¬ pañándola, de vez en cuando, de algún limón ó pimiento que, por casualidad, caía sobre el vestido ó espaldas de las jóvenes que tenían que transitar por aquellos sitios. Esto, nos contestarán, podrá que no se hiciera con maliciosa in¬
tención, pero demuestra el grado de cul¬ tura á que se hallan estos modernos Te¬
norios de pacotilla.
El domingo último tuvo lugar en Pal¬
ma, en el colegio de la Pureza, la repar¬ tición de premios á las alumnas que por su aplicación y conducta durante el pa¬ sado curso se hicieron acreedoras á tul
distinción.
Entre las alumnas premiadas figuran
las paisanas nuestras que á continuación
se expresan:
Primeros premios: Medalla de plata.
—Srta. María Arbona Oliver.
Segundos premios: Corona.—señorita
María Castañar Yallés.

,

'

.

f

, y, ; '

.

' . ' ' \_ y, ./* : ■/ \\

SOLLER

%

Terceros premios: Diploma, señorita
Catalina Castañer Calvo.
Cuartos premios: Libros.—Srta. Isa¬ bel y Angela Ferrer Sastre.
Felicitamos á dichas señoritas por la distinción de que han sido objeto.
Por reciente disposición ministerial
publicada en la Gaceta, se ha prorroga¬
do hasta el 31 de Diciembre próximo el
plazo para la revista militar annal, que¬
dando exentos de toda responsabilidad, tanto los que dejaron de pasarla en años anteriores, como los que se ausentaron
sin licencia de sus Jefes, si concurren á
la presente.
Conforme decíamos en nuestro ante¬
rior número, el lunes de la presente se¬ mana celebró su primera misa, en esta
iglesia parroquial, el nuevo presbítero
D. Antonio Juan Mora y Aleover, asis¬ tiéndole el M. I. Sr. D. José Oliver,
Dean, y el Rvdo. Cura-párroco, D. Sebas¬
tián Maimó. El acto resultó muy solem¬ ne. Terminada la misa, mientras en el «coro se cantaba el Tedeum del maestro
Tortell, besaban la mano al celebrante,
además del clero y familia, numerosa multitud de fieles. Enviárnosle nuestra más cordial enhorabuena, que hacemos ostensiva á su apreciable familia.
En la moche del martes las dos bandas de música de esta localidad obsequiaron
á muchas jóvenes con serenatas, por ser el siguiente día la festividad de Santa Ürsula y once mil vírgines, mártires.
Dice el corresponsal de La Álmudainu
en este pueblo: «Una de las almazarras de esta locali¬
dad ha principiado en esta semana á ex¬
traer el aceite de las olivas, caídas del árbol antes de su completa madurez, á las cuales se les ha dado impropiamente el nombre vulgar de turró.»
El aceite, como es consiguiente, es de inferior' calidad y se usa únicamente para la elaboración del jabón y para ma¬
quinaria. Esta clase abundará mucho en el presente año, y en cambio el aceite puro y virgen escaseará todavía mucho
más. La causa, es que la cosecha está
totalmente perdida por mor de los abun¬
dantes calores sobrevenidos después de
las lluvias otoñales.»
La guardia civil de este puesto efec¬ tuó, días pasados, la detención de un su¬ jeto desertor del Ejército, llamado Lo¬
renzo Pol JBusquets, vecino de esta villa.
A las diez de la mañana del domingo,
y con algunas horas de retraso debido á la gruesa mar que encontró en la trave¬ sía, puso anclas en nuestro puerto el va¬ por León de Oro, que procedente de Cette y Barcelona fué portador de algún
pasaje y variada carga.
Emprendió de nuevo viaje para los mismos puntos el martes por la noche,
llevándose una buena cantidad de carga
y numerosos pasajeros. Debido al mal tiempo reinante en el
Mediterráneo ha estado retenido, dicho
buque, unos dias en el puerto de Barce¬ lona, pero sabemos que anoche llegó á
Cette sin la menor novedad.

Habiéndonos procurado nuevas noti¬ cias referente al vapor Villa de Sóller, podemos hoy manifestar á nuestros lec¬ tores que saldrán el próximo martes de Palma para Barcelona, el piloto, contra¬ maestre, mayordomo, seis marineros y tres fogoneros. Desde la ciudad condal se dirigirán por ferro-carril á Kiel, para formar la tripulación de aquél buque.
Sin embargo de estar ya muy próxi¬
mas las elecciones municipales, el cuerpo
electoral permanece aquí aletargado, pues los políticos no han dado todavía
señales de vida. Esto hace augurar re¬
sulte poco reñida la lucha. De todos modos, lo que deseamos no¬
sotros es que vayan al Consistorio hom bres de valer, que, juntamente con los concejales que quedarán del actual Ayun tamiento, sean capaces de llevar á cabo las importantes mejoras que el vecinda¬ rio viene esperando.
Mantiéuense á igual precio que en la pasada semana las naranjas y limones que se exportan á la vecina república, ó sea á 875 y 12 pesetas la carga, respec¬
tivamente.
Las algarrobas se pagan á 4 pesetas el quintal, en la propiedad, y de este fruto ha cargado y está en disposición de salir para Cette, á la consignación de D. Antonio Bernat, el laúd Virgen del
Carmen.
Según nos manifiesta el consignatario
en ésta de la Isleña Marítima Sr. Coll, el próximo martes hará escala en nuestro puerto el vapor Balear, saliendo luego directamente para Marsella á las nueve de la mañana. Será la primera vez que dicho buque habrá venido al puerto de
Sóller.
Según prospectos que han sido repar¬ tidos, parece que mañana por la tarde habrá función en la plaza de toros por la compafiia ecuestre, etc, etc, que dirige D. Alejandro Nava.
El espectáculo promete verse concu¬
rrido.
En los bajos de la Casa Consistorial se hallan expuestas al público las listas
definitivas de electores que pertenecen á este término municipal.
—
Sección Bibliográfica
Memoria de la Estación Enotécnica en
Cette. El jefe de la Estación Enotécnica española de Cette, doctor Blavía, nos ha enviado un ejemplar de la Memoria co¬ rrespondiente al año 1902, que, á nues¬
tro entender, resulta de suma utilidad pa¬ ra los agricultores, exportadores de vi¬ nos y cuantos se dedican á este impor¬
tante comercio.
Por lo extensa que resulta la Memoria sentimos no poder publicar ni aun en ex¬
tracto las materias de que trata en su
notable trabajo el señor Blavia. Para que puedan, pues, nuestros lec¬
tores formarse ligera idea, nos limitamos á consignar que durante el año 1902 ha practicado la Estación Enotécnica 108 análisis, de los cuales corresponden 94 á

viuos, 3 á aceites, 4 á heces, 4 á minera¬ Moya para verificar varias obras en la

les y G á diversas sustancias, correspon¬ casa núm. 20 de la calle de la Romague¬

diendo los vinos examinados á negocian¬ ra-, cuya autorización había solicitado.

tes españoles y extrangeros establecidos

Eu este estudo entró en el Consistorio

en Francia; ha facilitado por carta ó co¬ el Sr. Morell.

municación nombres de casas que tratan

La Comisión nombrada en la sesión

en frutas y legumbres, direcciones d6 del día 3 del actual para gestionar y re¬

negociantes españoles y franceses tratan¬ coger antecedentes respecto á la cons¬

tes en aceites; señas y noticias de nego¬ trucción de caminos vecinales, acogién¬

ciantes de vinos españoles y finalmente dose á los beneficios de la R. O. de 5 de

ha participado á exportadores y cose¬ Septiembre último, dió cuenta de su co¬

cheros de España el estado de los merca¬ metido y de los trabajos realizados en la

dos franceses y su condiciones en lo que capital de la provincia al objeto indica

se refiere á vinos, fruta, minerales, tárta¬ do. Resulta que el camino de esta villa á

ros, corchos, aparatos, granos, productos Lluch por Fornalutx no se halla incluido

químicos, etc., etc.

en el plan mandado formar por R. O. de

Entre los muchos asuntos de que trata 24 d© Agosto último, pero en vista de

la memoria figura nuestra importación os buenes deseos manifestados por las

agrícola á Francia en 1902; importación autoridades competentes en este asunto

general española á Francia y exportación consultadas, para apoyar los proyectos

francesa a España en 1901 y 1902; cose¬ de este Ayuntamiento, y los auxilios

cha de vinos en Francia en 1902 y pre¬ prometidos por otras entidades, acordóse

cios de los vinos; pasterización de los proseguir las gestiones empezadas cerca

vinos embotellados y nuevo método de de los Ayuntamientos de Fornalutx y

envejecimiento de los vinos. Trata tam¬ Escorca, para la construcción del indica¬

bién de las cepas del porvenir en sus re¬ do camino, y solicitar oportunamente su

laciones con los terrenos, enfermedades y inclusión en el plan general.

calidad de los vinos, utilización de los

Debiendo cesar un vocal de la Junta

orujos de vendimia; extracción directa local de Instrucción pública, el Ayunta¬

del bitartrato de potasa y tartrato de cal miento acordó formar una terna de pa¬

de orujos y heces, tratamiento de la pi¬ dres de familias para ser remitida al se¬

ral, de como deben tratarse las viñas he¬ ñor Gobernador civil de la provincia.

ladas y resultados de las experiencias y No habiendo otros asuntos de que tra¬

medios para evitar el agriamiento de los tar se levantó la sesión.

vinos y orujos desde los comienzos de la

vinificación.

* **
Brots y Bulles per D. Bernat Baile

CULTOS SAGRADOS

Amengual Pvre. Esta obra, que acaba de publicarse con licencia eclesiástica, forma
un volúmen en 4.o de unas docientas cin¬
cuenta páginas. El libro, como dice muy bien el Sr. Baile, «es fet de petits tróssos queja, en époques distintes han donat á Uum autors de cap de brot, y que han estat llegits, ensaborits y aplaudits per

En la iglesia parroquial.—Al ano¬ checer, se cantarán completas en honor de Santa Teresa de Jesús, después se rezará, la tercera parte del Santo Rosario
y seguirá la novena de las Almas del Purgatorio.
Mañana domingo, día 25.—Se cele¬
brará solemne fiesta en honor de Santa

aquell públich mallorquí á n‘ aquí may 1‘ han ambafat ses nostres ensaymades» Con esto queda hecha la presentación de la obra. Y con decir que nada menos que ochenta y cuatro son los trozos de litera¬ tura mallorquina que .de otros tantos escritores ha recogido el autor, está he¬
cha nuestra recomendación de tan buena
obrita á los lectores del Sóller.
Ahora lo único que nos falta es agra¬
decer á D. Bernado Baile Pbro. la aten¬
ción que con nosotros ha tenido al en¬
viarnos un ejemplar de Brots y Bulles y hacer votos para que pronto nos sirva

Teresa. A las siete y media, habrá misa de comuuión para las Hijas de María. A las nueve y media, se cantarán horas menores y después la misa mayor con sermón, que pronunciará el Rvdo. señor D. Juan Pou, Pbro. Por la tarde, des¬
pués de vísperas y completas, continua¬ rá la novena de las Almas del Purga¬ torio con sermón por el mismo orador, y seguidamente se celebrará el ejercicio mensual para las Hijas de María. Al anochecer, se rezará la tercera parte del Santo Rosario con exposición de S. D. M.

otre plato exquisito, ó sea el tomo de

Poncelles y Flors que piensa publicar para hacer «sentí al jo ves les notes de

Registro Ovil

estética y sublimidad escapades de les
vibrants córdes de 1‘ harpa harmonios» de la feconda mussa deis jogladors de
Mallorca.»

Nacimientos. Varones 2.—Hembras 2.—Total 4
Matrimonios

Dia 21.—D. Miguel Moyá Bestard,

soltero, con D.a Magdalena Deyá Trias,

EN EL AYUNTAMIENTO

soltera.

Dia 21.—D. Miguel Forteza Piña,

Sesión del día 17 de Octubre de 1903 soltero, con D.a Margarita Arbona Coll,

La presidió el Alcalde Sr. Puig. y soltera.

asistieron á ella, convocados por segun¬

Dia 24.—D. Juan Vicens Deyá, solte¬

da vez, los Concejales señores Casasno ro, con D.a María Rufián Arbona, sol¬

vas, Estades, Joy y Valls.

tera.

Fué leída y aprobada el acta de la se¬

Dia 24.—D. Pedro Antonio Tomás

sión anterior.

Mayol, soltero, con D a Margarita Ca¬

Concedióse permiso á D. Juan García ñáis Coll, soltera.

Defunciones
Dia 17.—D. Antonio Bernat Sancho-, de 67 años, viudo, manzana 72.
Dia 20.—Miguel García Casorla, de 8 meses, manzana 62.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 18.—De Palma, vapor Isleño, de 314 ton. cap. D. R. Piña, con 27 mari¬ neros, pas. y lastre.
Dia 18.—De Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 81 ton., capitán D. G. Mora, con 17 mar. pas. y efectos.
Dia 20 —De Palma, en 1 dia, laúd S. José, de 20 ton. pat. D. F. Frau, con 5 mar. y piedra.
embarcaciones despachadas
Dia 18.—Para Cette, vapor. Isleño, de 314 ton. cap. D. R. Pina, con 27 mar., pas. y lastre.
Dia 19.—Para Torrevieja, laúd San
José, de 20 ton. pat. D. J. Pamies, con 6
mar. y cemento.
Dia 20.—Para Barcelona, vapor León de Oro, de 81 ton. cap. D. G. Mora, con 17 mar. pas. y efectos.
Dia 20.—Para Palma laúd S. José, de 20 ton. pat. D, F. Frau, con 5 mar. y
lastre.
Dia 22.—Para Gandía, laúd S. José, de 38 ton. pat. D. J. Mayol, con 5 mar. y
lastre.
Dia 24.—Para Cette, laúd Virgen del Carmen, de 47 ton. pat. D. M. Cardell, con 6 mar. y fruta.
Itinerario de los servicios marítimos de las Islas Baleares
Salidas de la Península
De Barcelona para Palma, directo, los lunes, miércoles y jueves, á las 18‘30.
De Barcelona para Mahón, directo, los domingos á las 18*30.
De Barcelona para Mahón, con esca¬ las en Alcudia y Cindadela los martes á
las 14‘00.
De Barcelona para Ibiza, con escala en Palma, los sábados á las 18‘30.
De Valencia para Palma, con escala en Ibiza, los viernes á las 12‘00.
De Alicante para Palma, con escala en Ibiza, los domingos á las 12l00.
Salidas de las Islas Baleares
De Palma para Barcelona, directo, los lunes, martes y sábados á las 18-30.
De Palma para Valencia, con escala en Ibiza, los miércoles á las 12‘00.
De Palma para Alicante, con escala en Ibiza, los viernes á las 12:00.
De Ibiza para Barcelona, con escala en Palma, los jueves á las 7‘00.
De Mahón para Barcelona, directo los
viernes á las 18‘30.
De Mahón para Barcelona, con escala en Ciudadela y Alcudia los domingos á
las 6‘00.
Servicio entre las Islas de Mallorca
y Menorca. De Palma para Mahón, los jueves á
las 18‘30.
De Mahón para Palma, los martes á
las 18‘30. Sóller 4 Octubre 1903.—El Adminis^
trador, Antonio Colom.
Asruarcio
Se desea vender una casa situada etí. la calle de Isabel II núm. 32.
Una pieza de tierra de unas cincuenta
destres con una casita situada detrás la
plaza de toros y otra porción de tierra huerto con su derecho de agua situada cerca del Camp d’ en Mayol. Informar á D. Miguel Oliver en Palma calle de la paz, 35.
■■sssm>-Q~<iCafgg»—,

(5) FOJLlLETÓí
LA VÍRGE'N DE LAS LILAS
pirase no podía ser muy duradera ni
muy intensa. Junto á la suave, dulce y juvenil fi¬
gura de Magdalena, tan triste y tan hu¬ milde, la de aquella mujer parecía aún más-hermosa; pero si un hombre de co¬
razón hubiera tenido que elegir á una
entre las dos para confiarle su porvenir y su amor, hubiérase decidido sin duda
por Magdalena.
—¡Clara!...—repitió el anciano, exten¬ diendo la mano que tenía caída fuera del lecho y atrayendo con ella hácia sí la cabeza de su hija;—¡Clara!... ¡hija mia!... ¿es posible... que vuelva á ver-
te... ó es un sueño que me da el cielo... para endulzar mi agonía?...
—¡Perdón... padre mío... perdón!—re¬ puso la enlutada con sofocado acento, pero sin que á sus ojos acudiese una lᬠgrima.—¡No sueñas... soy yo!...—conti¬
nuó inclinándose sobre el anciano para
que pudiera verla mejor;—¡padre, míra¬ me! soy tu Clara, á quien hace ya seis

años que no has visto, y que viene á pe¬ dirte perdón de su ingratitud!...
—¡Oh, sí... tú eres mi Clara!... ¡te re¬ conozco!...—dijo el anciano con voz len¬ ta y fatigosa.—No te veo... pero tu voz resuena aquí... en mi corazón... ¡Gra¬ cias, hija mía!... ¡gracias por... haber
venido!!...
Calló el anciano, rendido por aquel es¬ fuerzo supremo, y se desplomó sobre la almohada: su palidez se hizo mayor, y su mano, que había llevado al corazón con un movimiento apasionado, se cris¬
pó con las convulsiones de la agonía. Magdalena, al verlo, dió un grito y se
arrojó hácia el anciano, á quien Clara tenía aún abrazado con pasión: las dos
hermanas chocaron la una contra la
otra, y los pliegues del pobre vestido de Magdalena se confundieron con el so¬ berbio traje de Clara.
Pero este contraste doloroso solo duró
algunos momentos. Clara se volvió con los ojos centellantes de iracundo dolor y repelió á su hermana con dureza.
—¡Véte! — dijo con ímpetu;—los últi¬
mos años de la vida de mi padre han si¬ do para tí: las horas de su agonía me pertenecen!
—¡Mi sitio es este!—repuso Magdale¬

na con voz firme;—yo he sostenido la vida de mi padre, mientras tú le has abandonado, y no quiero cederte su últi¬
ma mirada!
Esto diciendo, Magdalena pasó delan¬ te de su hermana y se dejó caer de rodiHas junto al lecho.
Mas ¡ay! apenas su padre volvió á abrir los ojos, buscó con ansia á aquella hija tan llorada, á aquella Clara que en tiempos mejores hacía su orgullo y su
delicia.
La pobre Magdalena comprendió que los últimos pensamientos de su padre no serian para ella, y alzando al cielo sus ojos llenos de lágrimas, se puso á orar.
El rumor del sacerdote que venía con la unción la distrajo de su triste plega¬ ria. Al mismo tiempo entró Juana, que traía el caldo para el enfermo, jadeante y sofocada.
El sacerdote hizo á todas señas de que
callasen, y administró al moribundo el último y más imponente de los sacra¬ mentos, puesto que es el que se recibe próximo ya á comparecer en la presen¬
cia de Dios.
Todas las vecinas, y hasta Juana,
abandonando sus niños, se arrodillaron
alrededor del lecho del anciano, que

perdía la vida por instantes, y el sacer¬ dote empezó á recitar las oraciones de
los moribundos.
—¡Clara!—murmuró aquel con voz tan apagada que parecía un suspiro.
La enlutada entonces se aproximó más á su padre.
—¡Magdalena... adiós!--continuó éste volviéndose hácia donde suponía que se hallaba su hija menor.
Luego, buscando por última vez á Clara, la miró, oprimió débilmente sus manos y lanzó el postrer suspiro.
—El coche espera á la señora marque¬ sa—dijo á este tiempo un lacayo que asomó su adusta faz á la puerta de la
habitación.
Al oir nombrar á una señora marquesa
en aquel sitio, todas las pobrei mujeres que se hallaban presentes volvieron la cabeza: en cuanto á Clara, se levantó como movida por un resorte, hizo un gesto de desesperación y salió de la es¬ tancia con paso vacilante.
—Vamos, señorita—dijo Juana diri¬ giéndose á Magdalena;—vamos á mi ha¬ bitación, porque aquí está usted pade¬
ciendo mucho.
— ¡Yo!...—gritó la joven alzando su rostro, por el cual se deslizaban gruesas

lágrimas;—¡yo irme de aquí, dejar á mi padre solo en su lecho de muerte!... ¡jamás!
—Pero, señorita, por Dios, si ya no vive... ¿Qué quiere usted hacer aquí?
---Velar su sueño mortal, Juana,—res--
pondió la jóven con una energía tanto más admi$&ble cuanto era más reposa¬ da y tranquila;—solo los egoístas aban¬
donan los restos mortales de una perso^
na amada... yo colocaré á mi padre en su ataúd, y veré cómo le acuestan en su sepultura.
Volvióse, dicho esto, la jóven; se arro¬ dilló á los pies del lecho y se puso á
rezar.
Juana encendió dos velas que alum¬
braban melancólicamente el cadáver. .-
Cuando la noche tendió sobre la tierra
sus negras alas, Juana volvió á entrar, acompañada de la señora Mónica.
La puerta del aposento estaba entrea¬ bierta: las dos mujeres se asomaron al hueco que dejaba, y vieron á Magdalena
arrodillada todavía*
Ya no rezaba; pero sus blancas y pe¬ queñas manos estaban cruzadas sobre su seno, y parecía absorta en una de esau»

SÓLLER

'SSae SEmaete* ue se inserten en esta sección pagarán: Hasta tres in«S’it/Tyea á ra?í n de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á
«én de 0*08, pesetas, y de cinco en-adelante á razón de 0*02 pesetas. 531 valor mírJno de nn anuncio, sea cual fuere el número de líneas
^•26 se corar enga,-seré de 0‘50 pesetas. JLffcs lineas, de cualquiera tipo sea la letra,-y los grabados, se conta¬
ba por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna OTdina*«'•<1*1 periódico.

de

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho da una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporcióon ,
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0*06 pesetas y los reclamos á razón de 0*10 ptas. la línea del tipo en que se coro nongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
l.o« snacriptores disfrutarán un» rebaja de nn 25 per ciento

SERVICIO DECENAL

ISLEÑA MARÍTIMA

ENTRE

DE
AffTOJRQ mmk (*) Serrié
LUNA, 6—SOLLER

GOMPlIU mi
DE

Ofrece á sus clientes y al público sus ^varios artículos de obra de pal¬
VICE - VERSA mas, pita, cáñamo y otros muchos

VAPORES

for el magnifico y veloz vapor

objetos de sn ramo, que tiene en su
nuevo establecimiento.

SERVICIO SEMASAE IT DIRECTO
ES3STTR.EJ

Su mejor recomendación será, la

ÜÉI

superior calidad de todos sus artí¬ PALMA-SÓLLER - MARSELLA

S3*-ilidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. culos á precios los más económicos. Salidas de Palma

•¿Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id.

Se pasa á domicilio de quien lo » de Sóller

para Sóller—Marsella
» Marsella

Todos los viernes por la noche.
Todos los sábados por la mañana.

Calidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. solicite para alfombrar las habita¬ » de Marsella » Sóller—Palma

Todos los martes á medio día.

'Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle ¿del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.— D. J. Roura, Paseo de :€a Aduana, 25.—-EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Comman■dant Samary-5.
NOTA..—Siempre que el día de salida de Cette, según el presente itinerario,

ciones y demás trabajos del ramo.
UNO OLVIDAR AL ANTIGUO SERBIÉIj
LA SOLLERENSE
DE
JO§É

ADVERTENCIA.—Si el Capitán ne juzgara prudente la entrada en el puerto de Sóller, no vendrá obligado á efectuarla.
¡Para informes y despacho: En Palma, Oficinas de la Isleña Marítima.
—En Sóller, D. Ramón Coll, Calle del Mar.—En Marsella, Seño¬
res Mayol Brunet y C.a, Rué de la Republique.
321 2STa.viei’0-I31r*ector,

corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte CERBlRE j PORT-BOU (Frontera franco-española)
■y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

Aduanas, transportes, comisión,

ABONOS QüllGOS Y LABORATORIO BIOLÓGICO consignación y tránsito

¡ATENCIÓN AGRICULTORES!! Agencia especial para el trasbordo y

Si queréis abonar vuestros campos, seguros de ob¬ tener resultados eficacísimos, emplead el

reexpedición de naranjas, frutas
frescas y pescados.
espartería”

DE
PRIMERAS MATERIAS PARA ABONOS m

DHS

mmm químicos para todos losicultsvos

%que se expende en la acreditada droguería de
ARNALDO CASELLAShl^a, iy

Juan áatsii® G&láeatey
Calle del Mar, núm. 5—SÓLLER
Sucursal en Sineu, calle de la Cuartera 1

INSECTICIDAS Y PARASITICIDAS
¡REPRESENTACIÓN DE LAS MEJORES FÁBRICAS
CONSTRUCTORAS DE INSTRUMENTOS, PULVERIZADORES Y MAQUINARIA AGRÍCOLA

En este estableeimiento encontrareis toda clase de
¿primeras materias para composición de abonos; sul• ratos y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos Ipaira azufre; «bombas y demás utensilios para pulve¬
rizar arboleda.
Instalaciones completas de cañerías para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, altmendrón y toda clase de conservas.
tMifiTiij mmmmém y mmmí&
■ ¡¡No'equwocarse, LUNA, 17—SOLLER!!
mmmwm immoovAUH
*Comisión,—'Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial ¿para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres

Al pública consumidor:
Eli este establecimiento hay en venta 4oda clase de artículos de espartería, alpargatería; cuerdas en todas clases, to¬ do á medida y á la mano. Gran surtido en cofas desde el núm. 8 con cuatro ani¬
llas hasta el núm. 4 con dos anillas. Ce¬
nachos finos y comunes con anillas y sin ellas. Asientos para cofas y muchos otros objetos. Todo lo encontrarán con un 5 por ciento de rebaja.
Visitad dicha tienda antes -que otras,
pues en ninguna otra parte hallarán los precios tan económicos como en este es¬ tablecimiento. El trabajo es el mejor que
se fabrica en su clase tanto en los espre-
sados artículos, cjmo en muchos más del
ramo.
POR EL
Vino Uranado Pépsico
de
J. T0RRENS, Faemacéutico

GUANO ESPECIAL PARA NARANJOS, de «1U
DEPÓSITO 7 REPRESENTACION EN SOLLER:
D. JOSÉ FORTEZA (BIBl) Luna, 24
lotel lestanrant del fniverso
DE
Vda. de j. serra
PLAZA »fi PALACIO-3.-BABCELOAA
Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

AGENTES DE ADUANAS
mmMm y fort~bou (Frontera Franco-Española)
Corresponsales 4 GIVET, J ELIMO NT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbsre.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
L* ASSICDRATRICE ITALIANA
Sociedad de seguros contra los
ACCIBENTES DEL TRABAJO

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resaltados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada “diabetes.,,
PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENIUM

L’ UNION
COMPASÍA FRANCESA DE SEGDROS COSTRA INCENDIOS FUNDADA 11828

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRAN¬
CESAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPOR-
TANCIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incen¬ dio, los daños qne pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS
EXPLOSIVOS.

Capital social
Reservas ......
Primas á cobrar ....

10.000,000 8.705,000
74.287,038

Francos

Total

92.992,038

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—-Para informes y demás, dirigirse al Agefte principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASELLAS.

LIBRILLOS HIDRÁULICOS, BAÑERAS,

m»S, ÍMIIKI TU CLASE M PIMI GUIO MICIU

*

DE LA CASA

ESCOFET, TEJERA Y C.* de BARCELONA

Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
llo del Mar.

Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DE! ■VEISrTA.:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia do las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller, Far¬
macia de J. Torrens
PASTA FOSFÓREA
el©
L. STEINER
PARA DESTRUIR LAS RATAS Y RATONES
Se vende á 0*30 ptas. el bote
en la Farmacia de J. Torrens.

Capitales asegurados . . 15.127.713,242

„

Siniestros pagados . . .

194.000,000

„

SECíXJKO IMS COSECJHAJS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de trigo, cebada y avena, tanto en pié como segadas, en gavillas y so¬
bre la era.
Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Sama¬ ritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

Se vende la casa se-
ñalada con ei número 22 de la calle del
Pastor.
Para más informes pueden dirigirse á D. Miguel Marqués Marqués, que vive
en la casa número 30 de la misma calle.

VINOS AL POR MAYOR COMISIÓN Y AJUSTE

~COiSHiTl DI MUS
AGENCIA M.BERHATVC.MOT,PILME
Fincas y casas de diferente importan¬
cia dando un rédito del dos y medio al seis por ciento anual. Las hay á la venta en esta Agencia.,

JUAN ESTADAS
«HITE l PROPIETARIO
TELÉFONO
IjEZICUSTAM (Ande)
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»