AÑO XVIII.--2.* EPOCA.-NUM. 854
AÑO XVIII.--2.* EPOCA.-NUM. 854

VIERNES 14 AGOSTO DE 1903

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—Rué Montmartre, 34, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

Fundador y Director-Fropietarlo:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

.Redactor en Jefe:
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

-qgfrfc»»■ - «3° SOLLER (Raleares) °s*—**&*§=-

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN":

España:

0’50 pesetas al mes.)

,

A

Extranjero: 0’75 francos id. id. jPAG0 ADELANTADO.

Número suelto O’IO pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción únicamente se hace solidaria de los eseritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seráD responsables sus autores.

Sección Literaria
EL GEMELO
La condesa de Noroña, al recibir y
leer la apremiante esquela de invitación,
hizo un movimiento de contrariedad.
¡Tanto tiempo que no asistia á fiestas!
Desde la muerte de su esposo: dos años
y medio, entre luto y alivio. Parte por
tristeza verdadera, parte por comodidad, se había habituado á n® salir de noche,
á recogerse temprano, á no vestirse y á prescindir del mundo y sus pompas,
concentrándose en el amor maternal
en Diego, su adorado hijo único.—Sin embargo, no hay regla sin excepción;
se trataba de la boda de Carlota, la so¬
brina predilecta, la ahijada... No cabía negarse—Y lo peor es que han adelan¬
tado el día...—pensó.—Se casan el 16... Estamos á 10... Veremos si madama Pastiche me saca de este apuro. En una semana bien puede armar sobre raso
gris ó violeta mis encajes. Yo no exijo muchos perifollos. Con los encajes y mis
joyas...
Tocó ui golpe en el timbre y pasados algunos minutos acudió la doncella.
—¿Qué estabas haciendo?—preguntó
la condesa impaciente.
—Ayudaba á Gregorio á buscar una cosa que se le ha perdido al señorito.
—¿Y qué cosa es esa?
—Un gemelo de los puños. Uno de los de granate, que. la señora condesa le re¬
galó hace un mes.
—¡Válgame Dios! ¡Qué chicos! Perder ya ese gemelo, tan precioso y tan ori¬ ginal como eral No los hay así en Ma¬ drid. ¡Bueno! ya seguiréis buscando:
ahora tráete del armario mayor mis Chantillíes, los volantes y la berta. No
sé en qué estante los habré colocado.
Registra...
La sirviente obedeció, no sin hacer á su vez ese involuntario rnohin de sor¬
presa que producen en los criados ya antiguos en las casas las órdenes ines¬ peradas que indican variación en el gé¬
nero de vida. Al retirarse la doncella, la
dama pasó al amplio dormitorio y tomó
de su secreter un llavero, de llaves me¬
nudas; se dirigió á otro mueble, un es¬ critorio-cómoda Imperio, de esos que al
bajar la tapa forman mesa y tienen den¬ tro sólida cajonería, y lo abrió, diciendo
entre sí:
—Suerte que las he retirado del Banco este invierno... Ya me temía yo que sal¬
tase algún compromiso. Al introducir la llavecita en uno de
los cajones, notó con extrañeza que es¬
taba abierto.
—¿Es posible que yo lo dejase así?—
murmuró casi en voz alta.
Era el primer cajón de la izquierda.
La condesa creía haber colocado en él
su gran rama de eglantinas de diaman¬
tes. Sólo encerraba chucherías sin gran
valor, un par de relojes de esmalte, pa¬ peles de seda arrugados. La señora, desazonada, turbada, pasó á reconocer
los restantes cajones. Abiertos estaban
todos; dos de ellos astillados, y destro¬ zada la cerradura. Las manos de la da¬
ma temblaban; frío sudor humedecía sus
sienes. Ya no cabía duda; faltaban de
allí todas las joyas, las hereditarias y las
nupciales. Rama de diamantes, sartas de perlas, collar de Chatones, broche de ru¬ bíes y brillantes... ¡Robada! ¡Robada!
Una impresión extraña, conocida de
cuantos se han visto en caso análogo,
dominó á la condesa. Por un instante
dudó de su memoria, dudó de la exis¬
tencia real de los objetos que no veía.
Inmediatamente se le impuso el recuer¬
do preciso, categórico. ¡Si hasta tenía presente que al envolver en papeles de seda y algodones en rama el broche de
rubíes, había advertido que estaba suero,
y que era necesario llevarlo al jo}rero á que lo limpiase!—El muelle estaba bien cerrado por fuera... —calculó la señora, en cuyo espíritu se iniciaba ese trabajo de

indagatoria que hasta sin querer verifi¬
camos ante un delito.—Ladrón de casa,
Alguien que entra aquí con libertad á cualquier hora; que aprovecha un des¬ cuido mío para apoderarse de mis lla¬ ves; que puede pasarse aquí un rato probándolas... Alguien que sabe como yo misma el sitio en que guardo mis joyas, su valor, mi costumbre de no
usarlas en estos últimos años...
Como rayos de luz dispersos que se reúnen y forman intenso foco, estas ob¬ servaciones confluyeron en un nombre:
—¡Lucía! ¡Era ella! No podía ser nadie más. Las sugestiones de la duda y del bien pensar
no contrarrestaban la abrumadora evi¬
dencia. Cierto que Lucía llevaba en casa ocho años en excelente servicio. Hija de
honrados arrendadores de la condesa; criada á la sombra de la familia de No-
roña, probada estaba su lealtad por asis¬ tencias en enfermedades graves de los amos, en que había pasado semanas en¬
teras sin acostarse, velando, entregando
su juventud y su salud con la generosi¬ dad fácil de la gente humilde. Pero-
discurría la condesa,—cabe ser muy leal
muy dócil, hasta desinteresado... Y ce¬
der un día á la tentación de la codicia, dominadora de los demás instintos. Por
algo hay en el mundo llaves, cerrojos, cofres recios; por algo se vigila siempre al pobre, cuando la casualidad ó las cir¬ cunstancias le ponen en contacto con los
tesoros del rico... En el cerebro de la
condesa, bajo la fuerte impresión del descubrimiento, la imagen de Lucía se trasformaba—fenómeno psíquico de los más curiosos.—Borrábanse los rasgos de la criatura buena, sencilla, llena de ab¬
negación, y aparecía una mujer artera, astuta, codiciosa, que aguardaba, acora¬ zada de hipocresía, el momento de ex¬ tender sus largas uñas y arramblar con cuanto existía en el guardajoyas de su
ama...
Por eso se sobresaltó la bribona cuan¬
do la mandé traer los encojes—pensó la
señora, obedeciendo al instinto humano
de explicar en el sentido de la preocupa¬ ción dominante cualquier hecho.—Te¬ mió que al necesitar los encajes necesi¬ tase las joyas también. ¡Ya, ya! Espera, que tendrás tu merecido. No quiero po¬ nerme con ella en dimes y diretes: si la veo llorar, es fácil que me entre lástima, y si la doy tiempo á pedirme perdón, puedo cometer la tontería de otorgárse¬ lo. Antes que se me pase laindignación,
el parte. La dama, sobre la misma tabla de la
cómoda-escritorio, trazó con lápiz algu¬ nas palabras en una tarjeta, la puso so¬ bre y dirección, hirió el timbre dos ve¬ ces, y cuando Gregorio, el ayuda de cᬠmara. apareció en la puerta, se la en¬ tregó.
—Esto, á la delegación, ahora mis¬
mo.
Sola otra vez, la condesa volvió á fi¬
jarse en los cajones. —Tiene fuerza la ladrona—pensó al
ver los dos que hablan sido abiertos vio¬ lentamente.—Sin duda, en la prisa, no acertó con la llavecita propia de cada uno, y los forzó. Como yo salgo tan po¬ co de casa y me paso la vida en ese ga¬
binete...
Al sentir los pasos de Lucía que se acercaba, la indignación de la condesa precipitó el curso de su sangre, que dió,
como suele decirse, un vuelco. Entró la
muchacha trayendo una caja chata de
cartón.
—Trabajo me ha costado hallarlos, se¬
ñora. Estaban en lo más alto, entre las
colchas de raso y las mantillas. La señora no respondió al pronto.
Respiraba, para que su voz no saliese de la garganta demasiado alterada y ronca.
En la boca revolvía hieles, en la lengua
la hormigueaban insultos. Tenía impul¬ sos de coger por un brazo á la sirviente y arrojarla contra la pared. Si la hubie¬ ran quitado el dinero que las joyas va¬
lían, no sentiría tanta cólera; pero es que
eran joyas de familia, el esplendor y el

decoro de la estirpe... y el tocarlas, un atentado, un ultraje...
Se domina la voz, se sujeta la lengua, se inmovilizan las manos... los ojos no. La mirada de la condesa buscó, terrible y acusadora, la de Lucía, y la encontró fija, como hipnotizada, en el mueble es¬ critorio. abierto aún, con los cajones fuera. En tono de asombro, de asombro alegre, impremeditado—la doncella ex¬
clamó, acercándose:
—¡Señoral ¡Señora! Ahí,... en ese cajoncito del escritorio... ¡El gemelo que faltaba! ¡El gemelo del señorito Diego!
La condesa abrió la boca, extendió los
brazos, comprendió... sin comprender. Y, rígida, de golpe, cayó hacia atrás, perdido el conocimiento, casi roto el co¬
razón.
Emilia Pardo Bazán.
LA LIBERTAD
Gracias, Nise, á tus engaños hoy en libertad me miro; al fin contento respiro: Dios tuvo de mí piedad.
De sus amorosos lazos el alma en soltura siento,
y en este feliz momento
solo sueño libertad.
Amor apagó su fuego, y ya tranquilo me tienes, que en mí no encuentra desdenes para encubrirse el amor.
Ya los colores no pierdo si tu nombre, Nise, escucho; si te miro, ya no lucho,
ni me late el corazón.
Sueño, más no te apareces
en mi sueño placentero, y al despertar, lo primero tu imagen no el alma ve.
Vivo alegre, y no te busco si estoy de tí separado;
no siento, estando á tu ladn,
ni disgusto ni placer.
Describo ya tu hermosura
sin fuerte emoción de amores,
y recuerdo mis errores sin tenerme que culpar.
No me encontrara confuso
si al pronto venir te viera, y con mi rival pudiera de tí muy sereno hablar.
Guarda tu mirada altiva
que no me encuentras insano, pues ya tu desprecio es vano, y es vano ya tu favor.
Su imperio, Nise, perdieron sobre mi tus labios rojos, y ya no saben tus ojos
la vía del corazón.
Tú en mi voluntad mandabas,
pero ya ese don perdiste; si ora estoy alegre ó triste tú no me lo haces sentir;
pues contigo me disgusta la selva, el monte y el prado; en cualquier sitio hallo agrado
como me encuentre sin tí.
Seré contigo sincero: aun me pareces muy bella, pero ya no eres aquella que yo juzgaba sin par.
Y, la verdad no te ofenda, en tu rostro y en tu aspecto ora noto algún defecto que antes creía beldad.
Al arrancarme la flecha, lo confieso sin cuidado, sentí el pecho destrozado y pensé que iba á morir;
pero por no verse opreso, de la cárcel libertarse,
y á sí mismo conquistarse, todo se puede sufrir.
Cogido en la red el pájaro, lucha por salir, se queja, y en ella las plumas deja,
más cobra su libertad.

Al poco tiempo, las plumas que ®1 ave perdió, renueva, y canta, con esta prueba ya no se deja apresar.
Tú no creiste apagado de amor el fuego en mi pecho; si de ello hablo sin despecho es porque callar no sé.
Nise, el instinto me obliga á decirte hoy en mi abono que yo cual todos razono sobre el riesgo que pasé.
Después del combate crudo cuenta el guerrero sus males, y le agrada las señales
de sus heridas mostrar. Así. contento el esclavo
libre de opresión agena,
muestra la dura cadena
que le hicieron arrastrar.
Hablo, y solamente hablando
satisfacerme procuro,
y de saber no me curo si me prestas atención.
No quiero saber tampoco si hallas mi lógica buena,
ni si irritada ó serena escuchando estás mi voz.
Pierdo, Nise, una inconstante, y tú un corazón sincero; no sé cuál será el primero que se deba consolar.
No encontrarás en el mundo, Nise, otro tan fiel amante,
y otra mujer inconstante es muy fácil encontrar.
Pedro Metastasio
CANTARES AMOROSOS
Está tu imagen, que admiro, tan pegada á mi deseo, que si al espejo me miro,
en vez de verme, te veo.
Más cerca de mi te siento, cuanto más huyo de tí, pues tu imagen es en mi sombra de mi pensamiento.
Sueñe ó vele, no hay respiro para mi ardiente deseo, pues sueño cuando te miro y cuando sueño te veo.
Cuantos te han tratado y tratan, en tu amor aprender suelen, todos, las penas que duelen, yo, los dolores que matan.
Aunque esté muerto de cierto, en nombre suyo llamadme; si no respondo, enterradme, porque de cierto estoy muerto.
Ten paciencia, corazón; que es mejor, á lo que veo, deseo sin posesión, que posesión sin deseo.
Absorto en tí mi deseo, tan sólo en tu amor creí,
pero ahora en nada creo, desde que no creo en tí.
Porque en dulce confianza contigo una vez hablé, toda la vida pasé
hablando con mi esperanza.
Ramón de Campoamor.

mo, estimula el gusto y despierta el ape¬
tito.
La naranja conviene á las personas débiles, á las mujeres cloróticas y á los biliosos, por provocar la saliva el jugo gástrico y cuantos líquidos segrega el aparato digestivo.
La manera más sana de comerlas es
en el centro del día y en ayunas; pero
su uso inmoderado, y sobre todo des¬ pués de una buena comida, puede entor¬ pecer la digestión, produciendo cólicos muy peligrosos ó diarreas.
Compañero inseparable de la naranja es el limón, que participa de muchas de
sus cualidades.
Existen limones dulces que son poco
apreciados; pero, por lo general, es tan fuertemente ácido, que no puede ser co¬ mido, y se usa su jugo como refrescante por la abundancia de ácido cítrico que
contienen.
Se recomienda también contra las
malas digestiones, las náuseas y el ma¬ reo del mar, y sobre todo, para prevenir el escorbuto; conviene á los artríticos y gotosos'.
En el siglo XVI era moda entre las damas morder un limón para blanquear los dientes y arnoratar los labios, y aun hoy tiene casi tantas aplicaciones en el
tocador como en la Medicina.
Después de éstos, entre los frutos azu¬ carados ocupa el primer lugar el me¬ lón, detractado por muchos como indi¬ gesto, quizá por haber abusado de ellos.
El melón tiene un sabor fresco y azu¬
carado, que lo hace muy apetecible. Contiene agua, azúcar, albúmina, áci¬
dos libres, almidón y ácido péptico, sus¬ tancias todas muy recomendables si se
tiene cuidado de tornar el melón bien
maduro y masticándolo con esmero an¬ tes de ingerirlo.
Se indica como útil contra la hidrope¬ sía, la constipación y las afecciones de la piel.
La sandia, favorita de los árabes espa¬ ñoles, es más acuosa que el melón, y puede compararse, al decir de algunos «á un gran botijo vegetal lleno de agua fresca y azucarada.»
Las frambuesas y las grosellas menu¬ das, rojas, delicadas y fragantes, son frutos acidulados, y sobre todo, la fram¬ buesa es un alimento muy rico en ácido cítrico y málico, siendo refrescantes y
antibiliosos.
Hay que tener cuidado con ellas por¬ que son fáciles de fermentar, y en ese caso son irritantes y producen acciden¬ tes gastro-intestinales.
La uva es refrescante, facilita las se¬
creciones, alivia la constipación habi¬ tual, mejora las diarreas antiguas, cal¬ ma los nervios, regulariza la circula¬ ción, sirve en los padecimientos del co¬ razón y la respiración, siendo uno de los alimentos que mejor se asimila al or¬ ganismo.
Otra comida refrescante y que produ¬ ce grandes bienes, sobre todo á los jor¬ naleros de Andalucía, es el gazpacho.
Este puede considerarse de dos mane¬
ras: como plato de regalo, que con mu¬ chos condimentos pierde las propiedades higiénicas, ó como un caldo refrescante.
En el segundo caso se compone sólo de vinagre, la sal, muy poco aceite y una cebolla picada.
Tal es el gazpacho que, con unas cuantas sopas de pan moreno, se da á los segadores.

El trabajo de la mujer en Inglaterra

Variedades
Brutos y comidas refrescantes
Entre los frutos refrigerantes que la Naturaleza con sabia previsióu nos ofre¬ ce. ocupa el primer lugar la naranja, que contiene gran número de elementos azucarados y principios ácidos, con los que calma la sed y refresca el organis¬

El campo abierto al trabajo de la mu¬ jer en Inglaterra se ensancha de día en
día.
Vemos, en efecto, que el almirantazgo acaba de pedir al director del arsenal de
Pembrock un informe minucioso acerca
de las ventajas que puede ofrecer el em¬ pleo de las mujeres como delineantes y tapiceras.
En el caso de ser favorable el informe
quedarán sin trabajo muchos operarios

~7£

•SÓLLEH

fitcionisias que vienen prestando ser- noticia de haber elegido el Cónclave Pa¬ en la semana transcurrida la tranquili¬ los cantores de la capilla Sixtina ento¬

La cifra de los cádaveres extraídos eá

•*$«: i-os en d i ch o a rs e n a 1.

pa al Cardenal Sarto, Patriarca de Ve- dad en la mayor parte de las provincias, naron el grandioso himno Tu es Petrus. la de 92 habiéndose identificado 79. To¬

Ocupándose de este asunte un periódi¬ necia, que figurará en la historia con el habiéndose producido lamentables des¬ Terminados los preliminares, que se dos son obreros vecinos de París, escep*-

co de Londres dice que, en ia actualidad, nombre de Pío X.

gracias en algunos puntos, y especial¬ verificaron con arreglo á ritual, el Papa to algunos provincianos.

tas mujeres ejercen en Inglaterra nada Cuentan los biógrafos que el antiguo mente en Alcalá del Valle, parece termi¬ subió á la silla gestatoria y, rodeado de

únenos que 44 profesiones que antes esta- cura párroco de Salzano, más tarde nado. Las fuentes de riqueza de los pue¬ Jlabelli y precedido de dignatarios y car¬

%an reservadas al sexo fuerte, y, entre Obispo de Mantua, el Cardenal Sarto blos, conmovidos y alarmados por estas denales, entró á las nueve y media en la ellas, algunas tan penosaseom© la forja hacía cuantiosas limosnas entre los po¬ agitaciones á que van arrastradas las gran basílica por la puerta central, sien¬

Crónica Balear

'■de metalas.

bres de Venecia, hasta el extremo de masas obreras, por los imperios de la do acogido con aclamaciones inmensas

Las carreras científicas cuentan tam¬ bién un número considerable de mu¬
lleres.
Este mismo año han terminado sus es¬ tudios de Medicina en la Facultad de
Londres, más de 500 señoritas.

que, percibiendo un sueldo de 40.000 li¬ ras, veíase muchas veces privado de lo indispensable para el sostenimiento de su casa y de sus servidores.
La opinión dominante en Madrid ha sido de simpatía al nuevo Pontífice. Le

solidaridad antes que por los impulsos de la conciencia, son las primeramente lastimadas; y se puede observar en las clases obreras el cansancio y la desilu¬ sión á que habrá de llegarse por las al¬ garadas de todos los días, y sin motivos

y entusiastas por la multitud que llena¬ ba el templo, mientras que en la logia de la bendición retumbaban las trompe¬ tas de plata y los grandes órganos.
La guardia palatina rindió armas, tri¬
butando los honores militares al Pontí¬

En Palma sigue en igual situación de hace varias semanas la -huelga de alba¬
ñiles,
En la última reunión que celebraron quedó acordado continuar el paro.

En la capital de Inglaterra ejercen la .'-profesión-médica 92 mujeres, de las que *380 se dedican á la Obstetricia y las res¬ tantes ¿ la Medicina en general.
gusanos de seda que dan seda de colores
'
Los fabricantes de seda de Lyon están -Placiendo experimentos inuy interesan¬ tes, con objeto de obtener de los gusanos • •de seda esta materia ya teñida de diver¬
sos colores.
'En los,.primeros ensayas se ña tratado ■• cierta cantidad de hojas de morera con - el rojo neutro de antidolaina, con el azul ■ de metileno y con el ácido pícrico.
s Los gusanos no han mostrado la ine¿por repugnancia hacia las hojas así tra¬ stadas; las han comido como lo hacen de ^ordinario,-y al -poco tiempo sus cuerpos
se han teñido de distintos colores, que
luego-han aparecido también en la seda. -Los que comieron hojas tratadas con el rojo antidotolaina y con el azul de metideno. producen seda roja y azul respecti¬ vamente, mientras los.que se alimeüta-ban de las tratadas con ácido pícrico, la 'producen blanca unas veces, y otras de mn color de naranja claro.

Temps, La Presse, Le Pappel y otros periódicos franceses ven en Pío X un bondadoso sucesor de la política de
León XIII.
Elegido como lazo de concórdia entre los partidarios de Rampolla, Vannutelli y Gotti, sólo por eso, como hace obser¬ var un colega, lleva en sí el más respe¬ table de los prestigios. Por lo mismo que no ambicionaba la exaltación ni
creía merecerla, el mundo católico verá
con satisfacción la tiara en sus manos.
Quien no tomó parte en la disputa es lógico que aparezca investido con un alto poder que parece enviado del cielo.
Otro colega consigna que, por tal mo¬ do, no hay vencedores ni vencidos: el que ha de reinar sobre todos en 1© futu¬
ro no lleva sobre sí ni la sombra del
enojo de los derrotados ni el galardón de los triunfadores, más eficaz para el respeto que para el amor.
* **
No se recuerda suceso tan escandaloso
como el ocurrido en la Cámara popular de Budapest. Entre húngaros y austría¬
cos reina una irreductible hostilidad,
con motivo del compromiso contraído por el Gobierno en la Conferencia de Bruselas respecto de la importación de
los azúcares.

Agricultura

Cuéntase que un diputado separatista, el señor Papp, arrojó sobre el pupitre
diez mil coronas, exclamando.

-LA GOMA

«Este es el precio en que tasa el Go¬

bierno mi oposición á sus proyectos. Un

'Es una enfermedad especiál propia fie ■Sr. Diennes ha venido á mi casa y me 6|os árboles frutales y cuyos frutoa tienen ha entregado esta suma, cobrando él
«hueso ó almendras en lugar ele pepitas. una comisión de dos mil coronas.»
Esa enfermedad consiste en una extra¬ Lovaszy, otro diputado, añadió que

vasación ó derrame de savia, ó mejor dimbo, do, jugos.propios que salen al exte¬
rior.

también habían tratado de sobornarle.
—Arranquemos al Presidente de su silla y echémoslo afuera—vociferó otro

! EstaAfección cuy as causas se atribu;yen á la calidad del terreno, sobre el
cual está el árbol, á circunstancias me¬
teorológicas, á golpes que puede haber
recibido, al endurecimiento de las corte¬

representante. El Conde Aponyí replicó loco de in¬
dignación. — El que se acerque á mí considérese
entre los muertos.

jas que impiden ó dificultan la circula¬

Es un verdadero estado de anarquía el

ción deda savia ;y á ciertas intermiten¬ que reina en el Parlamento austro-hún¬

cias errel curso regular do este líquido, garo.

*

cuando en la,primavera á un tiempo cá¬

**

lido, sucede bruscamente un tiempo Según los telegramas de París, diaria¬

'frío, produce el efecto de destruir las ra¬ mente se registran choques entre los

mas ó porciones de ramas, sobre las cua¬ partidarios de las congregaciones reli¬

les se verifica el derrame.

giosas y la fuerza pública á consecuen¬

El único remedio eficaz que se emplea cia de la expulsión de aquéllas.

es el de raspar los depósitos que forman

Han ocurrido violentos incidentes en

icón una podadera bien afilada, llegando Lille y en Cannes. En este último punto

hasta lo vivo, es decir hasta el corazón y la marcha de los hermanos eudistas pro¬

cesando de raspar en cuanto -éste apa¬ dujo una manifestación compuesta de

rezca.

2.000 individuos que acompañaron á los

Se limpian bien las heridas con agua religiosos hasta la estación. Hubo du¬

fresca y se colocan encima, bien cera de rante el trayecto grandes algaradas, re¬

ia que se emplea para los ingertos ó bien sultando algunos contusos, y practican ¬

un emplasto de ungüento á cerato sim¬ ple.
Poco después de practicada esta cura comenzará á brotar la madera joven y luego una corteza nueva que cicatrizará
por completo las heridas.
Cuando ei árbol ha sido atacado por
completo de esta enfermedad y al cortar una rama se perciben huellas que van basta el interior, no hay ya remedio po
sible.

do la policía varias detenciones.
En Lille hubo idénticos alborotos al
ser desalojadas las monjas de varios
conventos. El escándalo fué enorme, y fueron detenidos numerosos manifes¬
tantes.
* **
La prensa, tanto nacional como ex¬ tranjera, se ha ocupado estos días de un vasto complot abortado en Servia contra

Adgu-nas veces sin embargo, al princi¬ pio se pueden practicar por el lado opuesto incisiones longitudinales sobre la corteza á fin de facilitarla expansión de jugos propios; esta operación escoronada la mayor parte de las veces del me¬ jor éxito.
La enfermedad sólo es curable cuando

el nuevo Soberano de este país, Pedro I. Según ¡os informes de Viena, los parti¬
darios de la dinastía anterior habíanse
conjurado para atentar contra la vida de Karageorgewicht.
Multitud de jefes y oficiales de los re¬ gimientos postergados por su lealtad á los Reyes Alejandro y Draga se habían

resulta accidental, si procede ele un vicio comprometido á proceder con Pedro I de ine he rente al árbol, jamás podrá desapa¬ igual manera que el 6.° de línea hizo

justificados la mayor parte de las veces. Al abuso sigue siempre ia necesidad del
reposo.
* **
La supuesta alianza franco-española ha sido examinada por la prensa de to¬ dos los países. A las declaraciones parla¬ mentarias del Sr. Silvela han seguido las expuestas por el Sr. Villaverde días antes de su viaje á San Sebastián, ate¬ nuando, más bien que rectificando, lo dicho por el jefe de la unión conserva¬
dora. El nuevo Gobierno nada tiene re¬
suelto en definitiva—ha manifestado ei
Presidente del Consejo de Ministros—y aun no puede afirmar si sería más con¬ veniente para España una alianza con Francia ó con Inglaterra. Sigue, pues, el problema en estudio, y no sabemos por cuánto tiempo aún...
Los periódicos ministeriales han cen¬
surado con este motivo las intromisio¬
nes é impaciencias de nuestro Embaja¬ dor en París, y alguno de estos colegas ha dicho que el Sr. León y Castillo debe atemperarse al criterio del Gobierno res¬ pecto á la política internacional ó di¬
mitir.
La Patrie ha consagrado un artículo á la alianza franco-española y muéstra¬ se muy sorprendido de que este proyec¬ to, bien acogido en España por la pren¬ sa liberal conservadora-, tropiece con la oposición de los periódicos republica¬
nos.
Creíamos—dice el articulista—que los demócratas de ambos países desearían sinceramente que las dos naciones se
unieran en beneficio de isas intereses,
del equilibrio europeo y de la paz gene¬ ral, y es sorprendente que todas las ob¬ jeciones á esta inteligencia fraternal -vengan del lado de que menos se aguar¬ daba y -se temía,
rt».
**
A su regreso de San Sebastián ha in¬
sistido el Sr. Villaverde en que carece de fundamento cuanto se escribe sobre
alianzas.
Desde que se encargó del Gobierno— según un diario eonservador—*se preo¬ cupa activamente de cuestiones aquí abandonadas y sobre las cuales redactó
una extensa Memoria siendo Ministro de
Hacienda.
El Marqués de Pozo Rabio—afirma nuestro colega—hará una política enca¬ minada á que nuestros intereses comer¬ ciales. base de la prosperidad nacional, sean atendidos «algo más que en épocas en que se consagraba mayor atención á los asuntos políticos que á los econó¬
micos».
El tema preferente del Gobierno será —agrega el diario aludido—cuanto tien¬ da á abrir nuevos mercados y á crear facilidades para el desarrollo industrial.
(Del Boletín de Tabacos y Timbre.)
Coronación del Papa
Roma 9.—Esta mañana, á las ocho y media, se ha efectuado en la basílica de San Pedro, con las puertas cerradas, la
solemne ceremonia de la coronación de
Pío X. Se calcula en cincuenta mil personas
el número de las que han asistido al
acto.
A dicha hora en punto bajó el Papa á pie. acompañado de los cardenales, dig¬ natarios de la Corte pontificia y guar¬ dias nobles, que daban la escolta de
honor.

fice.
El Papa dió la bendición al pueblo y
hacía señales con la mano para que se
restableciera el silencio y cesaran las
aclamaciones,
Al llegar ante el altar del Santo Sacra¬ mento bajó el Papa de la silla gestatoria y permaneció unos minutos adorando al Santísimo, que se hallaba expuesto con gran solemnidad.
Todos los cardenales, arrodillados,
rodeaban al Pontífice formando una co¬
rona.
El espectáculo resultaba magnífico, indescriptible.
Terminada su oración, vuelve á subir
á la silla gestatoria, y entre nuevas é in¬
cesantes aclamaciones fué conducido á
la capilla Clementina, donde se había
colocado otro trono, en el cual se sentó Pío X.
Los cardenales, patriarcas, arzobispos, obispos abades, y penitenciarios se sen¬ taron en bancos especiales-, y acto se¬ guido el Papa les admitió á todos á prestar acto de obediencia y sumisión
dándoles á besar su sandalia.
Én seguida, con voz fuerte y clara, dió su solemne bendición al pueblo.
A las diez y media comenzó el Papa á
decir la misa en el altar de la Confesión.
A pesar del sol y del calor intensísimo que reina, la muchedumbre es inmensa en la plaza de San Pedro, agolpándose á las puertas de la basílica.
Las tropas apenas si pueden contener
los movimientos de la multitud.
La escuadra americana en Lisboa
El almirante Cotton, comandante déla escuadra americana que ha estado en
Lisboa, y los oficiales de la misma han sido bastante obsequiados, como era jus¬
to, con ocasión de su visita.
Su majestad el Rey ofreeió un almuer¬
zo en el palacio de la Pena en Cintra al almirante y comandante de los buques americanos; el ministro de Marinaobsequió con un banquete en la vasta sala de Risco, del arsenal, al almirante yá toda la oficialidad, habiendo sido asi¬
mismo invitados al acto el ministró de
los Estados Unidos, que asistió también al almuerzo de Cintra, y numerosos ofi¬ ciales y altos funcionarios portugueses.
Á este banquete asistieron unas 160 personas, siendo notables los brindis pronunciados por el ministro de Nego¬ cios Extranjeros y por el almirante Cot¬
ton,
Los marineros de esta escuadra no
lian guardado una conducta ejemplar. Algunos han intentado desertar, otros han promovido desórdenes; y gran nú¬ mero de ellos se embriagaban con des¬ consoladora frecuencia,haciendo recordar con esto á los marinos ingleses cuando, hace años, cada vez que desembarcaban en Lisboa, obligaban con sus excesos á la policía á estar en continuo movi¬
miento.
Ahora no sucede así. Las últimas ve¬
ces que han estado en Lisboa los buques ingleses, después del ultimátum, gracias á las medidas de carácter militar adop¬ tadas por los almirantes, los individuos de sus tripulaciones se han conducido muy bien.
Catástrofe en el Metropolitano
La prensa nos ha dado cuenta estos
días de una horrorosa catástrofe ocurri¬
da en París el lunes por la noche en el

Én el estanque de «La Harinera», eft el Pont d’ Inca, se bañaban el sábado tres jóvenes. Dos de ellos salieron del agua, al cabo de algún tiempo, y el ter¬
cero continuó bañándose.
Los compañeros del que qtíedó en el estanque notaban que tardaba en salir, y fueron á buscarle, y le encontraron ca¬
dáver.
Se supone que el infeliz sufrió algún
accidente á consecuencia del cual perdió la fuerzas y pereció ahogado.
En el monte comunal de Caimari, sitio denominado Coval Bernat, ocurrió el sábado un ineendío,, quemándose una es-
tensión de terreno de unos -200 metros.
Acudió al lugar del suceso la guardia civil del puesto de Selva.
Los daños causados se calcula que son
de escasa importancia no ocurriendo ninguna desgracia personal»
También se declaró otro incendio en
el piuar de La Comuna de Buñola, punto llamado La Pena de Ca 'n Garaa, pro¬
pagándose hasta el Penyal ct honor¡ lo que representa una considerable exten¬ sión de bosque.
Y otro incendio en los terrenos de
Son Pats de Valldemosa, quemándose algunas cuarteradas de garnga.
Dice Mí Pelanigense del sábado últi¬
mo:
«Desde que empezó en este término la recolección de la cosecha de almendras, ha experimentado el precio de este fruto una baja algo notable, no pagándose hoy el almendrón más que á razón de 75 pe¬ setas el quintal.»
* **
Añade nuestro colega que se cotizan á precio muy elevado (de 575 á 6’25 pe¬ setas el quintal) las uvas próximas á ser recolectadas. Atribuyese este esceso de
demanda á lo limitada que promete ser
en este año la recolección; pues las plan¬ taciones de cepas indígenas quedan to¬ talmente destruidas por la plaga filoxérica, mientras todavía es escasísimo el rendimiento que dan los viñedos recons* titufdos con pies americanos.
Crónica Local
Celebróse el sábado y domingo últimos en las calles de S. Jaime, Moraguesy
ensanche del Seller la anunciada fiesta
popular.
El sábado la animación no filó mucha.
En la esquina de las mencionadas calles y sobre un catafalco la Banda Municipal ejecutó escogidas piezas de su reperto¬
rio. En el ensanche había dos bailes al
estilo del país. En uno se danzaba al son de gaita y tamboril y en el otro al son
de la banda de música Unión Sollerense.
El domingo la fiesta disminuyó en un
número en vez de aumentar en otros
nuevos que hicieran menos rutina¬ rios los festejos populares que vienen celebrándose en este pueblo. No po¬
cos concurrentes se extrañaban de que no hubiese el baile con música como el
día anterior, y según versiones oidas do personas que suponemos enteradas, dejó de celebrarse este baile porque se revocó la orden que para que tuviese lugar se

recer.
Los almendros, los cerezos, los cirue¬
los, los albaricoqueros, albérchigos y melocotoneros, están sujetos á la goma) á los dos últimos particularmente les es muy perjudicial.
Actualidades
LA SEMANA
Madrid 7 Agosto. En las primeras horas de la tarde del

con aquellos. Un despacho recibido por el Ministro
de Negocios extranjeros de Rumania re¬ lata estos hechos con gran extensión.
Aprovechando el momento en que los conspiradores estaban reunidos en Nisch, la policía intentó prenderlos. Un coronel y ocho oficiales lograron poner¬
se en salvo.
Telegramas particulares confirman el despacho oficial recibido en Rumania y añaden que existe en la capital deServia verdadero pánico, habiendo hecho la policía numerosas detenciones.
*

Trasladóse en tal forma al pórtico de
la basílica, donde se había levantado un
trono ante la puerta Santa. El Papa, revestido con los hábitospon-
tificales. llevando puesta la mitra en la
cabeza, se ha sentado en el trono, al pro¬
pio tiempo que los cardenales ocupaban sitio en bancos especiales.
Monseñor Rampolla, acompañado del Capítulo y del clero del Vaticano, ha pronunciado, en latín, un corto discurso de homenaje al nuevo Papa.
Pío X admitió en seguida al Capítulo y al clero, que prestaron ia adoración
besando las sandalias.

ferro-carril Metropolitano, donde incen¬
diáronse varios trenes, ocasionando nu¬ merosas víctimas.
Cuando los viajeros se dieron cuenta de la inminencia del peligro precipitᬠronse en tropel á los andenes, en el ins¬ tante mismo en que se apagaban todas
las luces.
Aturdida la gente tomó direcciones equivocadas, y en lugar de encaminarse
hacia las escaleras fueron á dar en la
parte opuesta del túnel, contra cuyos muros aplastáronse horrorosamente, mu¬
riendo casi todos asfixiados.
Allí es donde se encontró en espanto¬

había dado el día anterior. La concurrencia asimismo fue nume¬
rosa en la velada del domingo; hubo mú¬ sica por la Banda Municipal en el mis¬ mo sitio del sábado y baile al son de la gaita hasta hora avanzada de la noche,.
El próximo pasado domingo, en I# iglesia parroquial, después de la misa, mayor, se cantó, por la Rvda. Comuni¬
dad solemne Te deum eu acción de gra¬
cias al Todopoderoso por la elección y
coronación de nuestro Santísimo Padre;
el Papa Pío X.

fija 4 cundió rápidamente por Madrid h

El movimiento obrero que ha alterado , Mientras se efectuaba esta ceremonia, so montón la mayoría de los cadáveres.

SÓLLER

3

Las obras efectuadas por administra¬ Parece que es ya un hecho el viaje del

ción municipal durante el pasado mes de vapor León de Oro á Palma. Anteayer se

■Julio importaron 767’85 pesetas.

reunió la Junta Directiva y acordó en

Consistieron en construir una cister¬ definitiva que dicho buque verifique el

na en el edificio que para escuelas posee viaje extraordinario de que ya hablamos

el Ayuntamiento en el Setter, recomponer en nuestro último número. Én su Conse¬ el piso de las calles de S. Jaime, S. Bar¬ cuencia fué anunciada la noticia al pú¬

tolomé, Capitán Angelats, Tamafíy y blico sollerense, por medio de pregón, y

Rectoría) reparación practicada en la no hay para que decir que existe verda¬

cañería que conduce las aguas al mata¬ dera animación entre las personas aman¬

dero y limpieza en el torrente Mayor y tes de la fiesta. No dudamos serán mu¬

acequias de los lavaderos públicos de las chos los que tomarán pasaje para efec¬

•calles del Príncipe y Romaguera.

tuar tan agradable viaje, pues además del objetivo de las ferias y fiestas que

El domingo próximo pasado las perso¬ nas que salían de misa de las doce se "Vieron sorprendidas por un raro fenóme¬ no, que al principio no supo dársele sa¬ tisfactoria explicación.
Estando á aquella hora el cielo com¬ pletamente despejado y cuando el sol en¬ viaba á la tierra sus más potentes focos

vienen celebrándose en la capital, ten¬ drán ocasión de poder admirar las belle¬ zas que encierra la costa de esta isla.
El itinerario establecido para el viaje es el.siguiente: saldrá el León de Oro para Palma mañana, sabádo, á las seis de la mañana y regresará el lunes, sa¬ liendo de aquel puerto á las dos de la

lumínicos, se notó que los rayos que al madrugada.
principio empezaron por ser de color Los precios fijados, ida y vuelta, son-,
Verde amarillo acabaron por ser total¬ pasaje de 1.a clase, 5 pesetas; 2.a, 4’50

mente azafranados. El hecho solo duró diez minutos, y el público se despachó á
su gusto haciendo mil y mil comentarios

pesetas; 3.a, 3’00 pesetas, y tenemos en¬ tendido que hoy á medio dia debe quedar
cerrado el despacho de billetes.

á cual más absurdo y ridículo.

Nosotros, hasta el siguiente día, en El calor que se ha disfrutado fin la

que supimos que en La Comuna de Bu- presente semana ha sido fenomenal, pues

fióla se había declarado voraz incendio- en algunos días el termómetro ha marca¬

no acertamos con la solución, qüe es á do 34 grados y algunas décimas á la

nuestro entender, ni más ni menos que sombra. Verdad es que estamos al final

la columna de humo producida por el in¬ de la canícula y que á mitad de la se¬

cendio, la que entrar en elevadas regio¬ gunda quincena la temperatura suele

nes, ser empujada por ligeras brisas del S. £. y dividida en millones de molécu¬ las, venía poco después á posarse sobre

bajar muchas veces, efectos de las pri¬ meras lluvias que solo en muy contados
años acostumbra faltar.

nuestro valle, como lo atestigua la pre¬ sencia da finos copos de ceniza pegados á la ropa que se estaba secando 'en ese
día.

En la mañana de hoy ha fondeado en nuestro puerto el vapor de esta matrícu¬ la León de Oro procedente de Cette y
Barcelona.

El lunes de la presente semana entró
en nuestro puerto, procedente de Marse¬ lla, el vapor Isleño que fué portador de algunos pasajeros. Poco tiempo después de su llegada salió nuevamente, habién¬
dose embarcado en dicho buque bastantes
personas que pasaban á Palma á presen¬
ciar los festejos.

Ha sido portador de carga general y buen número de pasajeros.
Según leimos días pasados en los pe¬ riódicos de la capital, mañana, día 15,
festividad de Nuestra Señora de la Asun¬
ción, debe estrenarse en la Santa Iglesia
Catedral de Palma la misa á tres coros
que D. Juan Albertí Pbro., organista de

Recordarán sin duda nuestros lectores
la aprobación entusiasta que mereció el
acuerdo de instalar en la Casa Consisto¬ rial un buzón-correo, donde poder echar
las cartas y no verse precisados á tener
que ir, para ello, en horas avanzadas de
la noche al extremo de la calle del Mar.
Pues, bien: ahora resulta que quien de¬ posita algo tarde la correspondencia en
el buzón mencionado está expuesto á
que sufra extravio, porque sin gran¬
des esfuerzos podría cualquier mano atrevida sustraer las cartas que se le
antojaren, principalmente en esos días en que por ser correo para Barcelona pronto el buzón queda lleno á causa de
su poca cabida.
Lo que acabamos de decir ha sido por
nosotros observado, así es que nos apre¬
suramos á exponer al Sr. Alcalde la im¬ prescindible necesidad de que sea cam¬
biado dicho buzón por otro de mayores
dimensiones.

nuestra parroquia, dedicó al Ilustrfsimo Sr. Obispo de Mallorca, y de cuyo obse¬ quio nos ocupamos ya en otra ocasión.
Uno de los tres coros que la ejecuta¬ rán es el de la Catedral, llenando las de¬ más partes el «Orfeó Mallorquí.»
Desde el sábado último han sido mu¬
chísimas las personas de este pueblo que han pasado á Palma á presenciar las ferias y fiestas que allí tienen lugar.
Las que han regresado ya, manifiestan que si bien ha habido números dignos de la admiración de los concurrentes, los ha habido también que han resultado un verdadero fracaso, debido sin duda á falta de costumbre en unos y á querer hacer su agosto en otros, como por ejem¬ plo la corrida de toros del domingo.
Sin embargo es de esperar que maña¬ na y pasado, en vista del programa, sean agradables los festejos, y suponemos que así lo deben entender el gran número de sollerenses que bien en carruaje, bien en

el vapor, marcharán á pasar estos dos días festivos entre los palmesanos.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 8 de Agosto de 1908 La presidió el Alcalde Sr. Puig, y asis¬ tieron á ella, convocados por segunda vez, los Concejales señores Pizá, Joy, Valls y Morell. Dióse lectura al acta de la anterior, siendo aprobada.
En este estado entraron en el salón de
sesiones los concejales señores Estades, Calíais (D.) y Marqués.
Aprobóse el estrado de los acuerdos tomados por ©1 Ayuntamiento durante el mes de Julio último y se acordó remitir¬ lo al Sr. Gobernador Civil de la provin¬ cia para su inserción en el Boletín Ofi¬
cial.
Se procedió á la distribución de fondos por capítulos para satisfacer las obliga¬
ciones del presente mes,
Dióse cuenta del plano formado por el Sr. Arquitecto de la provincia de la por¬ ción del torrente Mayor comprendióla
entre el puente de madera denominado de «Caln Garau» y el mar. El Ayuntamien¬ to acordó aprobarlo y exponerlo al públi¬
co á efectos de reclamación por espacio de quince días.
Presentóse la rendición de las cuentas
municipales correspondientes al ejercicio de 1902, para fijarlas definitivamente. Quedó aprobada.
Se acordó satisfacer varias cuentas
por servicios municipales. Se acordó adquirir una parcela de te¬
rreno en la calle de la Gran-Vía, á fin de dar á la misma la latitud proyectada.
Se acordó elevar una exposición al Ministro de Placienda y al de Agricultu¬ ra, solicitando la oportuna autorización para introducir temporalmente por la aduana del puerto de Sóller, libre de de¬ rechos, petróleo en bruto, el cual sirve de insecticida para los naranjales de este
valle atrozmente atacados de diferentes enfermedades.
No habiendo otros asuntos de que tra¬
tar se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parraquial.—Hoy, al ano¬ checer, se cantarán completas en honra del misterio de la Asunción de la Virgen
María.
Mañana sábado día la,—Se celebrará
fiesta solemne en obsequio del expresado misterio. A las nueve y media, se canta¬ rán horas menores y después la misa mayor con sermón. A la tarde después de vísperas, tendrá lugar la procesión de
costumbre.
Domingo, dia 16.—A las nueve y me¬ dia, expuesto el Santísimo Sacramento, se cantarán las horas menores y á con¬ tinuación la misa mayor con sermón por el Rvdo. Sr. Cura-Arcipreste. Por la tar¬ de después de vísperas y completas, ha¬ brá explicación del catecismo.
Miércoles, dia 19.—A las siete de la mañana, durante la celebración de una misa, tendrá lugar el ejercicio mensual en obsequio del Patriarca S. José.

En la iglesia de S. Francisco.—Ma¬
ñana sábado día 15, al anochecer se cantarán solemnes completas en prepa¬
ración á la festividad de San Roque. Dia 16, fiesta en honor de dicho santo;
á las diez tercia cantada y misa solemne siendo el orador sagrado D. Bernardo Oliver, vicario. Concluida la misa solem¬ ne Te-deum ante la capilla del Santo.
Al anochecer, rosario en sufragio de
las almas de los diferentes devotos del
Santo.

á la mayor brevedad posible el importé
de las acciones que tienen suscritas.
En pago de las mismas se aceptan las participaciones del «León de Oro» por
un valor interino de ciento veinte y
cinco pesetas y á reserva de lo que re¬ sulte en la liquidación definitiva.
Sóller 7 de Agosto de 1903.—-El Pre¬ sidente, Guillermo Colono.
ESPARTERIA

DE

Kegktro Civil

Juan áatsnia

Nacimientos. Varones 2.—Hembras 1.—Total 3

Calle def Mar, nüm. 5—SÓLLER
Sucursal en Sineu, calle de la Cuartera t

Matrimonios
Dia 13.—D. Martín Coll Morell, sol¬ tero, con D.a Juana M a Bauza Bernat,
Defunciones
Dia 9.—Cristóbal Vicens Real) de 26 dias, manzana 50.
Dia 10. —D. Jaime Coll Pons, de 51 años, casado, calle de S. Bartolomé.
■»i¡TTír»0<3anM»i
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fonoeadas
Dia 10.—De Marsella, vapor Isleño, de 314 ton. cap. D. R. Pifia, con 27 mar. y lastre.
Dia 10.—De Alcudia, en 1 dia, laúd J. Juanito, de 25 ton. pat. D. V. Suau, con 4 mar. y corteza.
Dia 14.—De Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 81 ton., capitán D. G. Mora, con 17 mar. pas. y efectos.
embarcaciones despachadas
Dia 9.—Para Cette, vapor León de Oro, de 81 ton., cap. D. G. Mora, con 17 mar. pas. y efectos.
Dia 10.—Para Palma, vapor Isleño, de 314 ton. cap. D. R. Piña, con 27 mar. pas. y lastre.
Dia 13.--Para Alcudia, laúd J. Jua¬ nito, de 25 ton. pat. D. V. Suau, con 4 mar. y lastre.
Estando ya muy adelantada la cons¬ trucción del nuevo vapor se suplica á los señores suscriplores se sirvan ingresar

Al público consumidor: En este establecimiento hay en venta
toda clase de artículos de espartería; alpargatería; cuerdas en todas clases, to: do á medida y á la mano. Gran surtido
en cofas desde el núm. 8 con cuatro ani¬
llas hasta el núm. 4 con dos anillas. Ce¬
nachos finos y comunes con anillas y sin ellas. Asientos para cofas y muchos otros objetos. Todo lo encontrarán coii un 5 por ciento de rebaja.
Visitad dicha tienda antes que otras,
pues eu ninguna otra parte hallarán los precios tan económicos como en este es¬ tablecimiento. El trabaje es el mejor qué
se fabrica en su clase tanto en los es pre¬
sados artículos, como en muchos más del
ramo.
Venta
Se saca á pública subasta, por el alba;
cea testamentario de la herencia de don
Pedro José Estada y Socias, un cuarto de hora semanal de agua de la fuente de la Alquería del Conde, y con arreglo al plan de condiciones que obra en poder
del Notario D. Pedro Alcover. El acto
tendrá lugar el dia 23 del actual, y de¬ más dias que conviniere, á la hora dé costumbre, en la Plaza Mayor, y se veri¬ ficará el remate, siempre quo la postura
acomode al vendedor.

DE GILI
PRIMERAS MATERIAS PARA ABONOS
abonos mímmm para tobos los cultivos
INSECTICIDAS Y PARASITICIDAS
REPRESENTACIÓN DE LAS MEJORES FÁBRICAS
CONSTRUCTORAS DE INSTRUMENTOS, PULVERIZADORES Y MAQUINARIA AGRÍCOLA
GUANO ESPECIAL PARA NARANJOS, dé CILI
DEPÓSITO J REPRESENTACION EN SOLLER:
D, JOSÉ FQRTEZA (BIBÍ) Luna, 24

(26) FOIULETÍN
el Angel de los tristes
hambre, la envolvía como un helado su¬
dario.
Entretanto que ella permanecía inmó¬ vil, sus hijos llegaron al fin de la escale¬ ra y salieron á la calle.
—¿Te quedarás aquí, verdad?—pre¬ guntó Mercedes á su hermano.
—No—respondió éste;—nuestra calle es. según dicen, bastante solitaria; ¿no hay otra más céntrica cerca de aquí?
—Sí... aquí... á la vuelta... ¡pero en ella vive Esther con sus padres!
—¡Bien! ¿y qué importa? —¡Dios mío! ¡te verán! —Dios me ve también, y grita dentro de mi alma: ¡¡cumples cou tu deber! Así, jiues, hermana mía. no temas que yo sufra, y acompáñame á esa otra calle pol¬ la cual pasa más gente. — ¡Vamos, pues, ya que lo quieres!
Mercedes asió la mano de su hermano
y le condujo á la otra calle, por donde pasaba más gente, en efecto, y que á aquella hora estaba más concurrida que
-i ninguna otra del día*

—Ahora vete arriba—dijo Guillermo á
su hermana con voz serena.
La pobre niña no se movió.

¡Oh queridos lectores! si alguna vez, cuando paséis con vuestros padres por alguna de las más populosas calles de la

—¿No me has oído?—observó Guiller¬ corte veis á un pobre jóven, á una infeliz

mo;—véte á cuidar de nuestra pobre ma¬ mujer, que os tienden en silencio una

dre, que Dios tocará algún buen cora¬ manotemblorosa, compadecedles profum

zón que nos socorra: yo estoy tranquilo, damente, y si os es posible, poned algún

ya lo ves: voy á cumplir un sagrado socorro en ella; no sabéis quizá, ¡y feli¬

deber.

ces do vosotros que lo ignoráis! no sa¬

Mercedes, casi convencida por las pa¬ béis la cruel vergüenza, el asombro, el

labras de su hermano, y sobre todo por amargo rubor que cuesta á aquel sér

el acento con que las pronunciaba, dió desgraciado el implorar vuestra caridad!

la vuelta á la calle y empezó á subir de ¡Tal vez ha sido llevado á aquel extre¬

uuevo la escalera.

mo para no ver morir de hambre á su

Pero de sus ojos se desprendían grue¬ madre ó á sus hijos! ¡tal vez la obliga á

sas lágrimas, sin que por más esfuerzos tan cruel extremo el instinto de la pro¬

que hacía pudiese contenerlas.

pia conservación! ¡Pensad en el pobre

Guillermo quedó eu la acera y aplicó Guillermo, y le socorreréis con vuestra

el oído para distinguir si pasaba alguna limosna, ó le consolareis al menos con

persona cerca de él.

vuestra compasión!

No tardó en percibir el fuerte ruido de El desgraciado jóven se acusó amarga¬

unos tacones.

mente cuando el ruido de aquellos pasos

Entonces abrió los labios y extendió que se alejaban le hizo comprender que

la mano; pero ni un sonido salió de su había dejado perder un socorro inmedia¬

garganta, ni aquella fina y blanca ma¬ to y precioso.

no pudo quedar extendida durante lar¬ —¡Oh. qué miserable soy!—murmuró

go tiempo, pues bien pronto un doloro¬ con ahogado acento;— hém-e. aquí dete¬

so rubor hizo caer con desaliento el bra¬ nido por viles escrúpulos en tanto que

zo que la sostenía.

mi infeliz madre espira de hambre!

El transeúnte se alejó sin comprender Casi al mismo tiempo que se decía es¬

el inmenso dolor q.ue hubiera podido to, volvió á oif pisadas varoniles,- y ele¬

aliviar*

f vó ai délo sos ojos pava pedirse valed

Sin duda que Dios oyó su ruego, por¬ que tuvo fortaleza para alargar de nue¬ vo su mano y decir con levantado acen¬ to, aunque con voz alterada:
—¡Caballero...! una limosna para mi pobre madre...!
El que pasaba se detuvo: vró un jóven de buena presencia y vestido con una levita negra: buscó en su bolsillo, y sa¬ có una moneda de plata, que puso en aquella temblorosa mano.
Tome usted, hijo mió—dijo.—y perdo¬ ne que no le pueda dar más. Cuanto di¬ nero llevaba, lo he repartido ya; pero si mañana me espera en este mismo' sitio, podré aliviarle de un modo más cuantioso.
—¡Ah señorl—exclamó Guillermo ca¬ yendo de rodillas sobre la acera y pug¬ nando por hallar la mano de su bienhe¬ chor;—¡Dios se lo pagará á usted í
—¡Papá...! ¡papá...¡—gritóáeste trempo una voz juvenil, pero agitada.—¡Ah papá! ¡gracias á Dios que llegas...!
—¡Hija míaf ¡Esther! ¿qué pasa? ¿có¬
mo vienes sola? exclamó el interlocutor
de Guillermo’.
—¡Mamá está raala.r! —respondió
Esther, cuya voz estaba abogada eu lᬠgrimas.
—¿Qué? ¿que está mala tu madre? ¿desde cuándo...? ¿cómo? ¿No habéis ido á llamar al señor Aguado?

—¡Ayf liemos ido. pero tardó en lle¬
gar, porque no estaba en su casa; y yo, viendo que mi pobre mamá no volvía en' sí, salí á buscarte sola y casi sin saber lo que hacía!
En tanto que Esther y su padre cam¬ biaban estas palabras, Guillermo, ano¬ nadado, permanecía en su humilde pos¬
tura.
Apenas podía darse cuenta de lo que pasaba en torno suyo: sus oídos zumba¬ ban espantosamente, y su cuerpo tem¬ blaba. ¡Hacía ya doce horas que no co¬ mía. y los terribles sacudimientos qué acababa de sufrir quebrantaban su débil organismo!
— ¡■Ahí ¡.es el hermano de Mercedes!—' exclamó de pronto Esther, reconociendo’ al jóven.
inclinóse el doctor de Vállades, y re-' conoció'en efecto él; noble semblante dé
Guillermo'.
Levántese usted, pobre joven, y vuel¬ va á su casa—le dijo coto su voz grave y dulce á la par;—ya ve usted cómo tam¬ bién á mi me envía úna rada prueba la Pro v id e n ci a; pe r o n o d eseo n fie m os ja m ás de su misericordia. Mi hija—continuó—' acompañará á usted á su casa, y yo, asÉ que véa á mi mujer, iré á ver á áu‘ búe^
na madre.
Guillermo no pudo contestar? \\tew

SÓLLER

RED METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL OE BARCELONA.—8/ quincena de dalle

OBSERVATORIO DB D. JOSÉ RULLAN PERO—CALLE DE SAN PEDRO.

A
n RÚ! RO

m

m ÍTO

TE
«c*

MlA^ Pj> KU MIT\_Rü^

*
< Maliaa
4. ■ X

Ta rde

Cías (ica- Dire eitíB Can .idad cic n,

Fue rza

. sS

J Bar, Ter. Bar. Ter. Una Tde. Una Tde. Ina Tde lina Tde JeL

c~> Al sel.

A la SOIS bra

iañ ana

ctS

Seco Hura. &*■— Máx Min Máx Min

Tatde Seco Hura,

Observaciones

■j 16 748 18 749 23 0 0 O. o. — — 0 0
17 743 14 746 15 0 0 0. o. s. s. 1 1

A 18 748 18 746 16 0

0

0. o. — — 0

0

J 19 756 16 754 18 4 20 749 18 750 21 0

0 0

c. o. s. — 1 0. 0. — — 0

0 0

21 758 23 755 22 0 0 0. o. — — 0 0

22 754 23 754 22 0 0 0. o. — — 0 0

23 750 20 743 20 0 0 0. 0. — — 0 0

A 24 751 20 750 20 0 0 0. 0. — — 0 0

i 25 750 26 749 26 0 0 0. 0. E. E. 1 2 i 26 749 23 749 26 0 0 0. G. — — 0 0
4 27 750 23 750 26 0 0 0. 0. — — 0 0

h 28 750 23 752 25 0

0

0.

0. —

—

0

0

29 753 22 753 22 0 0 0. 0. — — 0 0

Ñ 30 754 22 753 22 0 0 0. 0. — — 0 0 A 31 752 22 753 13 0 0 0. 0. — — 0 0

PO 29 13 60 34 18 4‘Ü 46 24 4*0 42 16 6-0 42 20 7-0 43 1.3 3-0 43 16 8-0 43 15 3-0 44 16 9*0 46 20 9*0 46 16 8-0 46 16 4-0 47 16 3-0 47 16 3-0 46 13 5*0 45 13

23 14 26’0 220 24’0 20’0 22 19 26’0 24'0 30’0 25’0 33 21 30’0 26‘0 31’0 26'0 30 16 26!0 23’0 30’0 22'0 28 18 27’0 24!0 30'0 22'0 30 15 26’0 22’0 30'0 23’4 30 17 26’4 20’0 28'8 23’4 31 17 27’8 22’0 28’8 23’0 31 17 27’8 24’0 29!0 25’0 33 15 29’0 24’0 29’0 24’0 31 19 30’0 23'0 35’0 23'8 31 19 28'0 24!0 26’0 24*0 33 19 29’8 23’8 30'0 24‘4 34 18 30'0 24'0 30’0 20’4 33 18 30’0 24*0 30'0 22'0 33 18 30*0 24’0 33'0 23’0

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmosfera Plvio.

O

«i Man asa.
cí

Ta rde.

Termó¬

Termó¬

1 Anemo-

Di cción metro Baró¬ metro Baró¬ del metro del metro

re

| metro. n.°
¡de vueltas

u
% a V

5 Máxi¬
ma.

Míni-
ma.

Máxi¬
ma.

Baró¬

Baró¬

Ina- "ídfc Míni¬ metro. Mili- • metro. Alilí-
ma. Grados metros Grados metros

durante

las 24 horas.

M,a

Tarde lilis,

o P.
(5
w

16 29-8 20‘4 30‘8 25-2 24‘8 7564 7 254 4 755*1 — —

D. D.

17 31‘0 20-6 336 28*6 254 0 753-0 27-2 752"5

SO. 10.265 D. D.

18 33‘8 22*8 33*2 26‘4 26*2 75P9 26-8 752‘Ú NO. so. 19 370 D. D.

19 32‘0 22-6 32‘8 25*8 26-0 753*5 26-0 755-2 SO. NO. 42.125 D. D.
20 31‘4 21‘2 29*0 22-8 25‘0 760‘6 25*4 760-51 0. NO. 15.335 D. D.

21 29‘0 19-6 30-0 24-0 24‘8 762‘0 25*0 761‘5 0. O. 14.735 D. D.

22 29-6 18‘4 30-2 24-4 24-8 760‘0 25‘2 758‘ 1 0. N. 15.360 D. D.

23 30‘0 19-8 32‘6 24*8 254 0 7544 8 25‘6 7524 9 NE. N. 10.575 D. D.

24 32-6 21‘0 31‘4 23-6 24‘0 757*4 24*6 758-8 NE. NE. 62.710 D. D.

25 29‘4 19‘2 3P4 23-8 24*4 759-5 26‘4 758-3 NO. NO. 19.265 D. D.

26 3P4 20*0 36‘4 26-4 254 2 75742 26‘4 757-0 — —

D. D.

27 36‘4 21‘0 36‘4 26-8 25-0 758*9 254 2 75941 N. N. 19.235 D. D.

28 3P0 20‘0 32‘4 25-0 254 2 760-0 254 8 759*7 NO. NO. 22.145 D. D.

29 32-6 22-0 32-6 24*8 25*4 757‘5 264 4 757*1

NE. 15.235 D. D.

30 32‘4 20‘6 33‘0 24‘6 254 6 754-8 26-0 754-1 — NE. 8.735 D. D.

31 33‘6 17-8 254 2 20-6 22-4 75941 22‘4 759‘5 NE. NE. 107.215 D. D.

6’5 8’0 9’3
9’0
9’5 9'0 8’5 8’6 9’4 ÍO'O 10’2 IO’O 9’5 9’0 9'2 7’6

Observaciones

NOTA.—El barómetro se halla, en Sóller, á 52‘53 metros, y en «La Punta Grossa», á 101‘620 metros, sobre el nivel del mar. Las horas de observación, á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde.—En la casilla de la fuerza de los vientos, el 0 indica calma, lashoja* '«8tán inmóviles: 1, débil, mueve ligeramente las hojas: 2, moderado, agita las hojas y pequeñas ramas: 3, bastante fuerte, agita las ramas gruesas do los árboles: ^, fuerte, dobla las ramas gruesas y los troncos de pequeño diámetro: 5, violento, sacude violentamente lo»
-árboles, rompe las’pequeñas ramas: 6, huracán, derriba tejados y chimeneas, arranca los árboles.—La cantidad de las nubes se expresa en décimas de cielo cubierto, hasta 10 que significa cubierto. La clasificación por C que significa Cirros; K Cúmulos; S, Stratos;N
Nimbos; GK, Cirrocúmulos.

íitig anuncio» que se inserten en esta sección pagirán: Hasta tres in-
eiones á razón de 0‘65 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á óa de 0‘Q8 pesetas, y de cinco en adelante á razón de O‘0-2 pesetas. jSl valor mínimo de un auuueio, sea cual fuere ti número de líneas
qne se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta-
n par tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina-
» d;l periódico.

Sección

de

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho $$

una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióea.

Anuncios

En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor. l.os smcriptorea disfrutarán ana rebaja de un 25 no»

cienio

■

&

,

,

¡mÜESPMRÍA ISLEÑA MARÍTIMA

Si queréis abonar vuestros campos, seguros de ob¬
tener resultados eficacísimos, emplead el

sMh

! id® m
O

«que se expende en la acreditada droguería de
.ARNALDO CABELLAS-I-*™a, i»
En este establecimiento encontrareis toda clase de
? primeras materias para composición de abonos; sul¬ fatas y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos fpara azufre; bombas y demás utensilios para pulve¬
rizar arboleda.
Instalaciones completas de cañerías para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬ mendrón y toda clase de conservas.
wmwMúmém y i©e»©silá
¡¡No equivocarse, LUNA, 17— SÓLLER!!

-SERVICIO DECENAL

ENTRE

LI

DE
álf0110 BAtJZÁ O Serrié
LUNA, 6—SOLLER
Ofrece á sus clientes y al .público sus varios artículos de obra de pal¬ mas, pita, cáñamo y otros muchos objetos de su ramo, que tiene en su
nuevo establecimiento.
Su mejor recomendación será, la superior calidad de todos sus artí¬ culos á precios los más económicos.
Se pasa á domicilio de quien lo solicite para alfombrar las habita¬ ciones, y demás trabajos del ramo.
¡¡NO OLVIDAR AL ANTIGUO SERRIÉH
i
VINOS AL POR MAYOR
COMISIÓN Y AJUSTE
JUAN ESTADAS
(MERCIAlTE I PROPIETARIO
(Ande)
LA SOLLERENSE

«Mil MAL!
DE
VAPORES

IEBVICIO SSECEWAIí Y DIRECTO
ENTRE
PALMA - SÓLLER - MARSELLA
VAPORES

OATALUftA-ISLE

ITINERARIO DEL MES DE AGOSTO:

Salidas de Palma » de Sóller » de Marsella,

para Sóller . . .
» Marsella . .
» Sóller—Palma

Dias
-» »

5—14—25 6-15-26 9 — 18—29

Para informes y despacho: En Palma, Oficinas de la Isleña Marítima. —En Sóller, D. Ramón Coll, Calle del Mar.—En Marsella, Seño¬ res Mayol Rrunet y C.a, Rué de la Republique.
EJl 2Sra,vi©x>o-3Dir’eGtor*,
M. Ilmd.

Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES

T

DE

Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas,

fer el magnifico y veloz vapor

VICE- VERSA

ISulidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y ultimo de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id.

JOSÉ €OLE CERBÍRE j PORT-BOU (Frontera franco-espaloIa)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas

• frutas frescas y legumbres
Allí ¥ MAM9
AGENTES DE ADUANAS
mm%m j port-bov (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVET, JEUM0NT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbére.—Bauza Port-Bou.

Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id.

frescas y pescadlos.

RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES

Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id. CONSIGNATARIOS;—EÍT SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle
del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de

Se vende la casa se-
ñalada con el número 22 de la calle del Pastor.

la Aduana, 25.—JEN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Comman- Para más informes pueden dirigirse á

dant Samary-5.

D. Miguel Marqués Marqués, que vive
en la casa número 30 de la misma calle.

.OS I Til CUSE 01 PIEZAS i MIO ARTfflCIAL
DE LA CASA

NOTA.—Siempre, que el día de salida de Cette, según el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte v cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

Se arrienda por no po-

TEJERA Y C.a de BARCELONA

L‘ ¿SSIGÜRATRIGE ITALIANA

Miguel Sóller: derlo administrar su dueño, dos
huertos y una casa, en Binibassí,
denominados Son Coll. También se

lle

tínico representante en
del Mar.

Colom, ca¬

vende un carro con sus enseres ó

Sociedad de seguros contra los
ACOBEITEi BEL TRABAJO

sin ellos.
Para más informes dirigirse en
la misma finca ó calle de la Rosa número 21.

Motel Mamut del Saberse
DE

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

Vda. de j. serra

Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASULLAS.

AGENCIA M. BERNAT Y C.a—Rubí20,
Fincas y casas de diferente importan¬ cia dando un rédito del dos y medio al seis por ciento anual. Las hay á la venta en esta Agencia.
SO vendo uua pequeña burrita
de cuatro años, con un carretón y collerí. Para informes Antonio Vicens. «Can Burdils» plaza de la Constitución.

PDAKA mm PALACI0-B.-BABCEL01ÍA
Hospeda-ge desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza d(í Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de
Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.
SOLLER,—Tmp. de «La Sinceridad»