SÜO XVIII.—2.* EPOGA.-NUM. 848
SÜO XVIII.—2.* EPOGA.-NUM. 848

SÁBADO 4 JULIO DE 1903

SEMANARIO INDEPENDIENTE

-—Ha

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona,—-Rué Montmartre, 34, Paris. América: Sres» Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

Fundador y Director-Propietario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

JKcdactor en Jefe:
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

(REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

—»s» SÓLLER (Baleares)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

) España:
Extranjero:

0’50 0’75

pesetas francos

al mes.)
id. id.

PAGO

ADELANTADO.

. Número suelto 010 pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado: De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria

EL IDEAL DE GLAFIRA

Recostada en el lecho de marfil, que
mullían pieles raras y tejidos primoro¬ sos de pluma de avestruz africano, Gla-
fira acariciaba distraídamente la cítara

de concha que sostenía en las manos, y no se resólvía á pulsar sus cuerdas. La música lá entristecía, sin saber por qué;

verdad es que otras muchas cosas—en¬ tre ellas la puesta del sol en el mar, es¬ pectáculo mágico que en aquel mismo
instante encuadraban las altas columnas

jonias de la balconada, toda tupida por la hojarasca de los rosales trepadores-
la entristecían también. Y como los lán¬

guidos ojos de Glafira se fijasen en las olas, dulcemente estremecidas bajo la caricia de fuego del astro medio hundi¬ do en ellas, suspiró y dijo casi en voz alta: «Es que necesito amor.»
No había acabado de decirlo, cuando

entró en la estancia Sulpicio el filósofo. Antes de saludar, se dejó caer en un si¬ llón de alerce bajo y guarnecido de co¬ jines de estofa persa. Respiraba jadean¬ do y una tos seca y viva le desgarraba la garganta. Al fin se rehizo, y mur¬
muró:

—La escalinata... Cada vez que la su¬ bo... Perdona, divina Glafira, á un hom¬ bre á quien el estudio ha debilitado y fatigado antes de tiempo. Este achaque me lo alivia la curandera Eugrafia con unas dosis de zumo de digital. Hoy lie olvidado tomar mi dosis por el afán de verte y de escuchar tu deliciosa conver¬
sación.

—Descansa, sabio Sulpicio—respondió Glafira cortésmente.—¿Si deseas beber leche pura de oveja? ¿un dedo de vino Chios? ¿una infusión de manzanilla ó de
salvática?

—No, tu vista es mejor que la leche y el vino—exclamó el filósofo trasportado.

— Seguro estoy de que mis males se cu¬ rarían si me permitieses, oh Glafira, en¬
redar los brazos á tu cuello, como enre¬
dan esos rosales blancos tu balconada

marmórea.

*

—Sulpicio. aunque no he practicado los misterios y mi cuello jamás ha su¬ frido cadenas, ni aun de rosas, no igno¬
ro que el remedio que solicitas sería ponzoña para tí. Mírate en la placa de pulimentado estaño y comprenderás que
toda tu sabiduría no te exime de querer cometer una locura.

—¿Tan feo soy?—preguntó ofendido
el sabio.

—¡No eres feo! En tu frente brilla el pensamiento; tu cabeza resplandece, tus ojos expresan alta inteligencia, y en ellos las idea3 se reflejan como estrellas en profundos lagos. Cuando explicas las doctrinas de Tales y de! gran Heráclito, que enseña la continua trasformación de las cosas, su eterna mudanza, parécemé que un hilo de oro sale de tu boca y que
á tus lábios se asoma el alma del mun¬
do. Yo te admiro y te deseo á mi lado... pero, sin embargo, no eres mi ideal, no eres el ser que yo amaría. Mírate en la placa. Eres endeble; tus piernas mal desarrolladas, canijas, descubren que nunca surcaste á nado ese mar salobre, ni salvaste corriendo alegremente ese azul montecillo de solana á umbría; tus bíceps no han recibido la unción de acei¬ te para resbalar, en la lucha, de las ma¬ nos del enemigo; tu pie no se apodera del terreno al pisarlo.
—Vamos—articuló irónicamente Sul¬

picio.—ya sabemos cual es tu ideal. Gla¬ fira; sobran las explicaciones. ¡Qué ca¬ sualidad! Ahí viene el que, de seguro, lo encarna; ahí llega Aurencio, que en materia de bíceps no dejará que desear. Una puñada suj'a hace añicos á una
piedra. Todavía ayer jugó al cesto y á la correa, y barrió el palenque de adversa¬
rios. Cuéntanos, Aurencio, cuéntanos

tus hazañas de hoy!—añadió mofándose. Aurencio, ágil y gallardo, llevando

airosamente la túnica de lino, ceñida la

cabeza con doble galón de lana teñida

en púrpura y que mal comprimía los ri¬
zos alborotados de los oscuros cabellos,

se adelantaba y se quedaba en pie á cor¬
ta distancia de Glafira. La tela de la ves¬

tidura era tan sutil, que dejaba traspa¬ rentar la magnífica escultura del cuer¬

po, semejante al del Baco joven de Pra-

siteles, sin afeminadas redondeces, mus¬

culoso ya, gracioso todavía en medio de
su atlética robustez. Las carnes, color de

trigo maduro, relucían como bruñidas

por un lapidario.

—Hoy—declaró contestando á la in¬ dicación de Sulpicio—traían un novillo bravo, amarrado, al sacrificio, y se les huyó á los sacrificadores. Fui tras él; me hizo cara; le agarré de las astas y le torcí el testuz, hasta que besó el polvo.

Cayó á mis pies con las vértebras rotas. He mandado dorarle los cuernos, y te traeré la cabeza, divina Glafira, á ver sí

obtengo que una noche me permitas su¬ bir por esa balconada, á ejemplo de los
rosales.

—Aurencio-^-declaró sin 'turbarse la

hermosa,—esa noche no llegará nunca.

—¿Hay otro mortal más feliz á quien

prefieres?—interrogó Aurencio.—¿Otro más forzudo, más recio, más infatiga¬ ble? ¿Otro por cuyas venas corra una

sangre más rica y ardiente? ¿Lo hay,

Glafira?

v•

Ella, pensativa, antes de responder,

arrancó-de la citara un melodioso arpe¬

gio. Después, con lentitud, pronunció:

—Tu torso, Aurencio, ha sido forjado

por Vulcano. Tu ancho pecho, que cu¬ bre un vellón rojizo es el arca de la sa¬ lud. Tu aliento es una brisa juvenil, de

primavera; huele á miel temprana. Tus

plantas, al andar se incrustan en el sue¬

lo; tus dientes, si ríes, te alumbran el

rostro. Pero tu frente es estrecha y ce¬
rrada; tu faz inexpresiva; tus ojos opa¬ cos; tu hablar insípido; tu imaginación

pobre. No eres mi ideal. Aurencio, atontado, no se movió; Sul¬

picio, complacidp, sonreía ocultando el semblante, por precaución, en el embo¬ zo del manto. Oyéronse pasos; Glafira boleó al que llegaba:
—Hola, bien venido, ilustre Sidonio.

Ya esperaba yo tu visita; sé que á cada obra maestra que sale de tus manos vie¬

nes aquí solicitando la aprobación de esta profana, de esta ignorante. ¿Qué
has terminado ahora?

—Vas á verlo. Es un juguete que te ofrezco, y lo he dejado en el vestíbulo.
—Venga sin tardanza—ordenó Glafira

imperiosamente.—Un deseo no satisfe¬ cho es una avispa enconada sobre el co¬
razón.
Sidonio salió y volvió á aparecer tra¬ yendo un objeto cubierto con un paño. Glafira lo desenvolvió impaciente, y se vió una estatuita de mármol, que, toda¬ vía crudo y .brillante, mostraba las últi¬
mas mordeduras del cincel. La estatuita

representaba un centauro en reposo. —Glafira, inquieta amiga—dijo el ar¬
tista colocando su regalo sobre una me¬ sa de jaspe y dorado bronce—un díate

pedí amor, y, al negármelo, me expli¬ caste ti, ideal. Creyendo que no lo en¬
contrarás en Atenas, ni en Corinto, ni

aun en las misteriosas tierras orientales,

te lo he modelado en barro saumita y te lo he esculpido en mármol vertélico, á fin de que lo tengas ante tu vista cons¬

tantemente. Aspiras á un ser que reúna
las excelencias más altas de la natura¬

leza humana y la animal; á la fusión de la fuerza y la inteligencia, el vigor y el pensamiento... Hélo aquí.—Mira estas formas valientes, enjutas, nerviosas, de caballo; mira esta noble testa de hom¬

bre, de sabio, de profeta,—ya sabes que
Chirón el centauro fue tan docto como

Apolo mismo... Mira estos cascos firmes

que subyugan la tierra al hollarla, y mira esta-cara severa, reflexiva, majes¬
tuosa. donde se trasluce la conciencia y
la contemplación de las cosas extrama¬

teriales.—¡Es tu ideal!

—¿Dónde habita la raza délos centau¬

ros, sabio Sulpicio?—preguntó Glafira. —Allá iré aunque me ensangriente los pies en el camino, y tenga que cruzar los desiertos sin agua y los mares sin
límite.
—Los centauros no han existido ja¬ más, caprichosa mujer—gritó enojado el
filósofo.—Si existiesen, mónstruos se¬ rían.
—Serían semidioses—repuso Glafira, que arrancando del balcón la más flori¬ da rama, enguiaaldó con ella el regalo
del escultor Sidouio»
Emilia Pardo Bazáñ.
SIEMPREVIVAS
Vagan-las tiernas abejas tras las flores de los prados, y yo vago eternamente
tras las rosas de tus labios.
No te extrañe que en mis cartas vayan páginas en blanco, que sus letras las escribo con las gotas de mi llanto.
Herido en el corazón, y en eterno desconsuelo, marcho errante por el mundo con mi amor y tu recuerdo.
En la llama de tu amor
mis sentidos se abrasaron, y al ir á buscar ternura me hallé con un deseng-año,
Por tu horrible ingratitud siento mis ojos arder, y lágrimas no les faltan para llorar tu desdén.
Un rosal tengo sembrado que da marchitas sus flores> porque nacen en la tumba
de mis muertas ilusiones.
En las redes de tu amor
yo me encuentro prisionero;
en una cárcel cual esa,
¡qué dulc8 es el cautiverio!
Con tu recuerdo querido disminuyen mis tormentos; que si la ausencia es amarga, ¡Son tan dulces los recuerdos!
Porque no te hablo, no creas ha muerto en mí la pasión, pues te digo en las miradas lo que siente el corazón.
Al mirar tus labios rojos como dos llamas de fuego, quisiera de amor henchido,
robar á tu boca un beso.
Las miradas de tus ojos son ardientes y me abrasan;
las sonrisas de tus labios
me deleitan, me entusiasman.
Déjame que te idolatre con amor puro, ideal, que sí el amarte es un crimen, yo quiero ser criminal.
Para consagrar tu imagen que es mi amor, mi única gloria, un altar tengo en el alma, y un recuerdo en mi memoria.
En el cristal de tus ojos me quisiera reflejar, y abrasarme con la lumbre que despide tu mirar.
Como las nubes del cielo
ocultan la tempestad,
así la risa en mis labios oculta mi cruel pesar.
Guillermo V. Cintróñ

Agricultura
Profundidad á pe deben enterrarse los alíenos
Las plantas se alimentan absorbiendo por las raíces los principios nutritivos que se hallan en contacto inmediato de estos órganos, y por lo tanto es de inte¬ rés que los abonos se encuentren en la capa del suelo en que se extienden sus
ramificaciones.
La falta de éxito de algunas experien¬ cias practicadas con primeras materias puede atribuirse á la defectuosa forma de distribución, especialmente por lo que se refiere á profundidad á que se
enterraron. Debe variar ésta eon la lon¬
gitud que alcanzan las raíces de las di¬ versa* plantas en sentido vertical, pues¬ to que hay vegetales de raíz penetrante como la remolacha, zanahoria, nabos, alfalfé, tréboles, olivos y en general todos los árboles frutales, para los que no es un inconveniente que las materias fertilizantes se hallen profundas y en
cambio existen otras, tales como los ce¬
reales, que extienden el órgano subte¬ rráneo en las capas superiores, y por lo
tanto, conviene no enterrarlas mucho.
La naturaleza del suelo influye asi¬ mismo sobre la profundidad á que de¬ ben estar los abonos químicos. En los suelos ligeros permeables la difusión d© los principios solubles es más fácil y pueden situarse más superficialmente, y en las tierras compactas, por el contra¬ rio, tardan mucho tiempo en movilizar¬ se y deben enterrarse más.
Varía también con las diversas mate¬
rias. Las sales potásicas, las escorias y los fosfatos, deben estar á más profun¬ didad que los superfosfatos, sales amó¬ nicas y sobre todo que los nitratos.
Estos últimos se disuelven en el agua
que humedece el síselo y descienden con bastante rapidez ai través de sus diver¬ sas capas. Por esta razón se aplican de preferencia de cobertera.
La experiencia ha demostrado que las profundidades á que deben enterrarse las mezclas de primeras materias son la» siguientes:
Cereales: de seis á diez centímetros, según sean los terrenos ligeros ó com¬ pactos.
Raíces, tubérculos y leguminosas: de
diez á catorce; y
Arboles y arbustos: de quince á vein¬ te, siempre teniendo en cuenta la natu¬
raleza dél terreno.
Sección Científica
RESPIRAD POR LA NARIZ
Quien quiera que se fije en la manera de respirar de una-persona sana, habrá observado que respira por la nariz. Así es, en efecto, como se debe respirar, pa¬ ra que el aire, antes de penetrar en los pulmones-, pase por la nariz.
Las narices, es decir, las fosas nasales,
constituyen una especie de canal tor¬ tuoso lleno de pliegues, y sinuosidades. Ai pasar por ese canal, el aire sufre mo¬ dificaciones importantes. En primer lu¬ gar, se calienta y humedece al contacto con la mucosa nasal; después, al rosar coa ésta cuando pasa entre los pelos de la nariz, se limpia de microbios y del polvo que contiene.
Nada de esto ocurre cuando se respira por la boca; de modo que gracias á la nariz, que hace las veces de filtro, el aire llega á los pulmones, húmedo, con mejor temperatura y casi limpio de im¬
purezas.
Esta es una experiencia que todo el
mundo ha hecho al utilizar moquero
después de haber respirado una atinós-
^ fera llena de polvo ó de humo.
Está bien. El polvo queda en el pa¬ ñuelo, se dirá ¿pero los microbios? Por i lo que á ésto se refiere, la cosa es un po¬

co más complicada, ó más bien un poco
más científica.
Los descubrimientos hechos estos úl¬
timos años han demostrado que el líqui¬ do viscoso que encierra normalmente la
mucosa nasal-, tiene condiciones bacteri¬ cidas; es decir, que mata los microbios
del mismo modo que un líquido anti¬ séptico muy enérgico.
Por consiguiente, la nariz se defiende y nos defiende de un modo que no care¬ ce de originalidad; los microbios que se introducen en las cavidades nasales, pe¬ recen en un líquido tóxico y por fin de¬
saparecen.
X.
Actualidades
Los sucesos de Servia
Formando un triangulo irregular, cu¬ ya base es el Danubio, teniendo por ve¬ cinas al Oriente la Romanía, y la Bulga¬ ria, y al Occidente Bosnia, el reino de Servia se extiende por 49000 kilómetros cuadrados cou dos millones y medio de
habitantes.
De tronco eslavo y dé costumbres muy rudas, la raza que puebla aquel territorio es muy belicosa y levantisca.
El imperio borantiuo reclutó un tiem¬ po allí sus mejores soldados; costóles mucho á los turcos su sumisión, inten¬ tada por el sultán Araurates I un siglo antes de la toma de Constantinopla, con pérdida de su vida en la sangrienta ba-^
talla de Cosovia.
Por la diplomacia mejor que por solo
la fuerza, asentaron allí los sultanes su
soberanía, dando hijas suyas en matri¬ monio á los principes servios. En la ba¬ talla de Angora, una de las mayores qué se han librado sobre la tierra, el ejército turco de Bayaceto quedó casi completa¬ mente aniquilado por el tártaro de Tamertan; únicamente se salvó el cuerpo de ejército servio, que al mando de Esíéban Lázaro, yerno del Sultán, se reti¬
ró en buen orden con un valor qué asombró á aquel azote del Asia.
Para acabar por completo con la inde¬ pendencia de Servia fué preciso el sitio y toma de Belgrado por Mahomet II, donde el conquistador de Constantino¬ pla vió su vida en gravísimo peligro.
Mas, aquél país jamás estuvo por com¬ pleto bajo el poder de los turcos, Los Keidukos, hombres independientes y aventureros, que vivían en impenetra¬ bles bosques, siempre con las armas en
la mano, hostilizaban de continuo á los
otomanos, y eran el punto de apoyo de sublevaciones parciales.
En 1804, tres jefes de la Servia, KaraGeorge, Tanko-Kalís y Vaso Teharapisch, se reunieron en la parte central de la Schumadía, región de vastos y es¬ pesísimos encinares; allí convocaron á los más valientes y considerados vaivodos, y todos reunidos juraron morir ó hacer á su país independiente.
Jorge Petrovisch, por sobrenombré Kara-George ó Jorge el Negro, fué ele¬ gido generalísimo. Había sido pastor* luego Kaiduko y se había hecho famoso por su valor é inteligencia. Elevado á jefe de la insurrección, mostró talentos organizadores y con espíritu de justicia tan severo, que mandó ahorcar ásu pro^ pió hermano por haber este atentado al honor de una joven.
Con 8.000 infantes y 2.000 caballos que logró reunir y organizar, KaraGeorge obtuvo sobre fuerzas turcas muy superiores, una brillante victoria en Sehabaz; en Smaderewo obligó á ca¬ pitular á Ibrahira-Pachá con todo su ejército y tomó por sorpresa á Belgrado* donde había quedado una guarnición
turca. Esto ocurría en 1806.
Graves disturbios en Constantinopla y el cambio de sultanes dejaron por al¬ gún tiempo libre de turcos la Servia, Entonces ésta se organizó con un sena-

SÓLLER
-

compuesto de doce miembros y una
Srsamblea de notables. La base de la or¬
ganización era el municipio. En 1810. -Rusia declaró la guerra á
Turquía.. Los servios aprovecharon la
^ocasión é invadieron la Bosnia. La cam¬
paña les fué funesta. Gracias á que los ■ejércitos rusos llamaron hacia sí las fuerzas otomanas, Servia no pereció.

deramen. y amenazaba aplastarnos á los que habíamos tenido la fortuna de
resultar vivos de la catástrofe.
»Guando hacía esfuerzos para libertar¬ me de la prisión de hierro, que me rete¬ nía en el peligro, vi al señor Grao, cerca de mi, procurando también desacirse del montón de hierro y maderas que sobre
él había.

también el mutilado cadáver del infeliz
obrero que iba á buscar el pan para el invierno en las penosas faenas de la siega.
La hermana que abrazó el compañero de su infancia cuando pisaba, después de larga ausencia, el suelo de la patria, y que con él volvía dichosa al hogar lle¬ no de queridos recuerdos; el hijo que,

Crónica Local
VAPOR PARA SÓLLER
Bajo este mismo título publica el Dia¬ rio dd Comercio de Barcelona la siguien¬ te noticia, que gustosos copiamos, deseo¬

nos encontramos ya en plena canícula. El sol empieza á enviarnos, á grandes partidas, sus más ardorosos rayos y ]a tierra, en cierta hora se parece mucho á un horno de cocer pan; con decir que es¬
ta semana el termómetro ha señalado 34
grados á la sombra, se comprenderá que no nos bañamos en agua de rosas.

Kara-George, vencedor en Warvarin y »Con un esfuerzo supremo logramos abriendo un paréntesis á su trabajo, iba sos de complacer á nuestros lectores.

en Lonitza, arrojó del país ó los otoma- libertarnos, é inmediatamente nos lan¬ á pasar con su padre el día de su santo; Dice así:

Esta mañana ha sido paseado per

«¡atis. La Puerta le reconoció como hospo- zamos en auxilio de las víctimas.

todos los que en esa catástrofe han en¬

«Ha sido contratado con el Ingeniero nuestras calles, al son de gaita y tambo¬

*dar y entró con-él en tratos.

»Era tal la situación en que había que¬ contrado la muerte, desgarran el alma naval y ex-cónsul don Carlos Cardona, ril un corpulento buey que los organi¬

■En 1812, la invasión de Rusia por el
gran ejército de Napoleón, trajo entre aquella y Turquía la paz de Bukarest.
Todas las tropas otomanas cayeron so¬
bre la Servia y Kara-George huyó alte-
t rito rio austríaco.
Por las atrocidades que vemos ahora á los turcos cometer en Maeedonia, pode¬ mos juzgar de las que cometerían en¬ tonces en la Servia. Aquel pueblo abatí 4o se alzó de nuevo con desesperación,
y entonces fué cuando Melosch Obreno-

dado lo que antes fué tren correo, que todo intento nos parecía inútil.
^Luchamos, sin embargo, por deber de humanidad, y; á pesar de las grandes dificultades, conseguimos poner en sal¬
vo á una familia, la del señor Ferril, formada por el padre, dos niñas y un joven.
^También auxiliamos al señor Logro¬ ño y á sil esposa, que tenía las piernas
magulladas.
»Después sacamos de las ruinas de

con su horrible infortunio.
¡Cuantos anhelos lleva en su seno el tren que atraviesa rápido la distancia y se detiene por breves momentos á la puerta de los puebles para dejar y tomar viajeros!
La pareja feliz que acaba de recibir la bendición nupcial y va á buscar el nido de sus amores; el que marcha desolado á
la cabecera del lecho desde donde le lla¬
ma moribundo el sér querido; el que vive agitado por la fiebre de los nego¬

representante del importante Arsenal de Kiel, el nuevo vapor para la Compañía
«Marítima Sollerense.»
Las características de este buque son las siguientes:
Construcción de acero y á hélice. To¬ nelaje de registro, 400 toneladas. Di¬ mensiones: Eslora, total 52 * metros; manga, 7.61; puntal de las bodegas, 4.10; puntal á la cubierta del puente, 6 metros; calado en carga, 12 pies; máqui¬

zadores de la fiesta de la Sangre repar¬ tirán entre los copartícipes.
Dicha fiesta callejera promete verse muy concurrida
La Comisión de férias y fiestas que han de tener lugar en Palma durante el próximo mes de Agosto, nos ha remitido
una circular del Certamen literario que
ha de celebrarse. Agradecemos la aten¬
ción que con nosotros se ha tenido y nos

wyitch, que se había distinguido en la guerra anterior, se puso al frente del nuevo alzamiento. Una guerra larga,
sangrienta, sin batallas decisivas, pero =sin descanso y sin cuartel, se prolongó hasta 1817. Los turcos perpetraron ho¬
rrores, y llegaron hasta levantar cerca 4e Nisch una pirámide con 30.000 crá¬

tren á una señora' que viajaba con dos niños, uno de tres años y otro de siete
meses.
»A este último le encontramos con vida.
»Nos parece increíble que este niño no hubiera sido despedazado.

cios; el que pone fin á una larga ausen¬ na de triple expansión de 420 caballos;

cia y el que la comienza, sin verla el velocidad, 12 millas, y consumo máximo,

término; la dicha y el dolor, todo le que . 7 toneladas por singladura.

representa las ideas que nos animan y
los sentimientos que nos conmueven, to¬
do lo que constituye la vida, se une en un tren que arrastra á felices y á desgra¬ ciados, á ricos y á pobres, á los que espe¬

A popa de la toldilla habrá 20 camas de primera, cabinas separadas, elegante salón, despensa y accesorios. A proa ha¬ brá 40 camas.de segunda clase y 2 ca

complacemos en publicar á continuación
la circular de referencia:
Certamen ¡iterar! amb motiu de
les fíres y festes d’el mes d'Agest d'enguany.
CONVOCATORIA

neos de Servios. Lamartine la describe
-en su Viaje al Oriente. . Después de varias victorias de los ser¬
vios, la guerra de la independencia de los griegos, hizo al gobierno de Consíantinopla firmar con aquellos la paz.
Los Obrenovitsch fueron reconocidos
■como jefes; una Constitución parecida á la de los tiempos de Kara-George fué '- otorgada, y la soberanía casi nominal -del sultán y un tributo anual en dinero
" fueron, con el mantenimiento de guar¬ niciones turcas en Sinaderowo y en
"Belgrado, las condiciones del convenio. Este fué modificándose hasta dejar en ¿1878 erigida en reino independiente la
Servia.
Desde entonces, más ó menos sorda, más ó menos ruidosa, la lucha éntrela
dinastía de los Kara-Georgevitsch y de
los Obrenovitsch ha continuado hasta la
" tragedia de los días, presentes.

»Estos trabajos eran horrorosos, por¬ que para sacar los heridos teníamos ne cesidad de pasar por encima de los ca¬
dáveres.
«Aparte de lo penoso de la faena, esta lucha del espíritu, en medio de tantos muertos, nos agotaba las fuerzas.
»Los heridos que podíamos sacar los íbamos llevando lejos, donde estuvieran á salvo de un nuevo peligro, por el posi¬ ble hundimiento del puente, y los depo¬
sitábamos «n el campo.
»Todavia no me he explicado la cau¬
sa del descarrilamiento.
»La primera que salió de los rails fué la segunda máquina del tren.
»Y esto ocurrió cuando llegaba esa máquina á la última pilastra del puente.
»Seguidamente saltaron de la vía to¬ dos los coches, y, vencidos del lado iz¬ quierdo, cayeron todos al río por encima
de la barandilla del puente.
»El ténder se rompió por el peso de

ran, acariciados por las ilusiones, y á los que sufren, heridos por los desenga¬
ños.
Y á todos, en un momento terrible^
como ha sucedido en la ocasión presen¬ te, los convierte la catástrofe en un montón de víctimas.
¡Qué horrible destino el de esas cria¬ turas que de tan diversos puntos han ve¬ nido á morir trágicamente en un sitio cuya existencia ignoraban! ¡Qué peli¬ gros los que amenazan constantemente
la vida del hombre!
Un rail que se desprende; una máqui¬ na que se descompone; un puente que vacila, y llegan á centenares las victi¬
mas.
Y no se sabe á quién compadecer más, si á los que encontraron la muerte entre las ruinas del tren, ó á los que quedaron heridos y mutilados, abrasados por la fiebre, atenaceados por el dolor é impo¬ sibilitados ya para toda su vida.
Allí, entre los restos del tren deshecho en astillas, »e amontona el cadáver del

marotes separados para señoras con 8
©amas cada uno.
Todo el buque será iluminado á luz eléctrica con profusión y todos los com¬ partimentos para viajeros llevarán tim¬ bres eléctricos, etc.
El buque tendrá un rico inventario y será construido bajo la vigilancia espe¬ cial del Llody inglés para la más alta clase, ó sea 100 A. I. con cruz.
El tiempo de construcción será de cuatro meses, pagando el astillero una multa de 50.000 pesetas si se verificara
uu retraso de más de tres meses.
En las veladas del domingo y lunes último hubo música por la banda «Unión
Sollerense» en el barrio del Convento.
La animación que reinó por aquel lu¬ gar’ fué mucha, especialmente el do¬ mingo.
Estamos enterados áe que mañana no¬ che habrá también música en dicho sitio.

Mallorca es prepara amb joia y en tussiasme pera celebrar Fires y lestes qui son la manifestaeió d‘ els pobles qui vi lien a i[ agradosa hombra de la Pau vivificáis
per la Forsa intelectual y mercantil. Tots els elements artístics, industriáis y socials s'han posats en moviment pera que a Palma puga celebrarse la fesla de la Cultura y de 1’ Avens. Y an aquesta
reunió de 1’ Enginy y la Beilesa, de 1£ Esfors y 1‘ Alegría, hei cridam avui ais
poetes y ais prosadora, el noble estol de 1‘ Inteligencia y 1‘ Inspiració.
Que venguin tots, els d‘ aquí y els de fora Mallorca; tothom qni’s sentí amb
esperit profétic, amb la joia d‘ el viure,
amb coneixements cien tifies o d- erudi-
ció, segons requereixen els temes pro-
posats, que surtí a rotlo y acudesqui a
la riostra crida. Els de fora ens honra¬
rán altament, y ja tenen per endevant la nostra gratitut; els mallorquius no cs
poden excusar; hei han d‘ acudir encara

íXATiSTPFE FERROVIARIA I CESICEROS .
Relato de ün testigo
Be llama don Nicolás Ibañez. Es el inítorventor de ruta del tren descarrilado.
Resultó milagrosamente ileso en la espantosa catástrofe del Najerilla.
Tan luego llegó á Zaragoza, púsose á guardar cama, á consecuencia de la ho¬ rrible emoción experimentada.

los vagones en su caída, y se soltó de la máquina, cayendo, naturalmente, sobre
todos los coches.
»La primera máquina recorrió toda vía doscientos metros y quedó empotra¬
da eu un desnivel del terreno.
inmediatamente se presentaron en el lugar de la terrible catástrofe los labra¬ dores de las inmediaciones, que acudían solícitos para ayudar á l®s heridos.
»Después iban llegando los trenes de
socorro.

opulento indiano, con los bolsillos de las destrozadas ropas llenos de billetes de Banco, que reunió con anhelo y que para nada le sirvieron, y el cadáver del
segador, qu© no tenía más bienes que la hoz reluciente con que iba á abatir las doradas espigas.
Una niña de pocos meses ha salido ile¬ sa de entre los-escombros donde quedan los cadáveres de sus padres, y tiende ins¬
tintivamente sus manecitas á las carita¬
tivas mujeres que la salvaron, como pi¬ diendo para su inesperada j triste orfan¬

Por carta que nos escriben desde Tou-
louse, se nos participa que nuestro pai¬ sano D. Miguel Servera llora «n estos momentos la pérdida de su única hijita, que voló al cielo á la una de la tarde del
sábado último cuando apeuas contaba cuatro meses de edad.
Pedimos á Dios resignación y consue¬ lo para los desconsolados padres, al mismo tiempo que Ies acompañamos en
el sentimiento.

que no siga mes que per galantería amb els forasters. Tots els nostros han de
presentarse amb los millors vestits de la
noble lluita, y amb ses armes han de fer joc cortesment amb les que presenfcin els ben arribats hostes, siguin d' allá ontsiguiu.
Llegíu. Aquest es el
CARTELL
I Poesía lírica amb Ilibertad de tema
y metro.—Regalo d‘el Excm. Ajunta-

Ha relatado el terrible suceso el la for¬
ma siguiente:
«—A las tres de la tarde del dia 27 lle¬

«A medida que llegaban auxilios á aquel siniestro lugar, parecíanos que
íbamos volviendo á la vida. Con tal an¬

dad amparo.
¿Qué reservaráelDestino en este mun¬
do á esa infeliz criatura?

Al anochecer del martes emprendió
viaje con rumbo á Barcelona y Cette el

ment.
II Poesía dl assumpto regional.—Prémi de la Comissió Organisadora de les

gábamos en el tren correo ai puente Montalbo, sobre el Najerilla.
»Yo había intervenido tres coches an¬
tes de llegar al puente. »Cuando el tren iba á entrar en éste,
llegaba yo al estribo de un coche de pri¬ mera. el que ocupaba en el tren el cuar¬ to lugar.
»Penetré en un departamento en el que venía el señor Grao, contratista de
las obras de Victoria.
»Un momento después, cuando la pri¬ mera máquina llegaba á la última pilas¬ tra del puente, notamos que el coche da¬ ba un salto, y otro, y otro, fuera de ios
rails.
»Nos dimos cuenta de que el tren ha¬
bía descarrilado.
»Un instante después, sin tiempo para intentar ponernos á salvo, apenas sin darnos cuenta del descarrilamiento, vi¬ mos que nuestro departamento estaba

sia veíamos la llegada de las gentes.
»No sé las consecuencias de la horro rosa catástrofe.
ignoro el número de muertos y he¬
ridos.
»Lo único que creo es que de los últi¬ mos coches que formaban el tren co¬
rreo acaso no se ha salvado ni. una sola
persona.
»En el lugar donde se encuentran los despedazados restos de esos últimos co¬ ches ni siquiera se oyen lamentos.»
* **
Entre los heridos dé la catástrofe fe¬
rroviaria figuran los mallorquines Vi¬ cente Enseñat Moner de Andraitx, An¬ tonio Salvá Puig de Llummayor, José Casadevall y Jaime Más, quienes se en¬ cuentran en el hospital de Logroño me¬

Dicen los corresponsales que muchos heridos pedían, por caridad, la muerte como término compasivo de sus dolores.
Entre los que se han salvado hay al¬ gunos que quedan sin ropas con que cu¬ brirse, sin recursos para curar sus heri¬ das, sin medios, quizá, para continuar
su existencia.
Tan grande como la catástrofe, la ma¬
yor que se registra en la triste hitoria de los siniestros ferroviarios, debe ser la caridad para socorrer á las víctimas.
Los pueblos cercanos al terrible sitio han dado hermoso y conmovedor ejem¬ plo, que debe seguir toda España.
Los pobres, los huérfanos, los heridos, demandan auxilio, y hay que atender¬ los. El Rey, que antes que por el calor
ha visto por el dolor marchitadas las flo¬
res que alfombraron su paseo triunfal por Cartagena y Murcia, tomó la inicia¬ tiva de mandar socorros. Hay qu© imi¬

vapor de esta matrícula «León de Oro».
Llevóse algunos pasajeros y una regular
cantidad de carga.
De su regreso de dichos puertos lle¬ gará á ésta el próximo dia 7, can arre¬ glo al itinerario establecido.
El Director general del Tesoro Públi¬ co, prévios los informes de la Alcaldía, Delegación de Hacienda y demás, ha te-
tenido á bien crear una administración
de Loterías en este pueblo, nombrando para desempeñar dicho cargo á D. Fran¬ cisco Garau y Vicens, á quien felicita¬
mos.
A título de curiosidad y para que to¬
men nota de ello nuestros agricultores, publicamos los siguientes datos que nos ha facilitado un amigo nuestro: Se trata de un albaricoquer© cuyo diámetro es de

Fires y festes.
III Poesía Delligiosa.—Un lliri blau, d‘or y argent; ofrena dc el Rdm. y
Ilm. Sr. Bisbe d‘ aquesta Diócesi.
IV Estudi monografic d’ Historia re• gional.—Obséqui de 1‘ Excma. Diputació
Provincial.
V Inveshgació sobre V Ensenyansa Publica a Mallorca.—250 pessetes; re¬ galo d‘ el Claustro de 1‘ Institut General
y Técnic de les Balears.
VI Medís d' instalar les escoles pu¬
bliques en edijicis de propiedat municipal
amb els recursos d el país y una subvenció de X Estat.—Prémi de la Sociedat
económica d’ Araics dl el País, consisteut en el Títol de soci de mérit y concessió
d‘ una medalla d‘ or amb 1‘ escut de la
Sociedat y el nom d‘ el premiat. VII Monografía sobre el Descans do¬

partido y nos encontramos envueltos jorando y bien atendidos.

tarle, para que la piedad se manifieste 11’40 metros y al que se le han cosecha¬ minical.— Un objecte dl art; ofrena de

entre astillas.

»No sabíamos donde estábamos ni el

trayecto que habíamos recorrido desde que sentimos los salto-s del coche.
»Un inmenso trozo de hierro me tenía

sujeto por el pie derecho. ^Entonces ya no estaba cerca de mi el
señor Grao, en cuyo coche había entra¬ do hacía un instante para hacer la inter¬ vención, ni el coche existia tampoco.
»Era todo un montón inmenso de hie¬

rros y astillas.
»Coronaba el informe montón el
der de la segunda máquina.

tén¬

Dichos señores proceden de Santiago
de Cuba.
DESPUES DE LA CATÁSTROFE
No es posible sustraer el ánimo á la terrible catástrofe del puente de Montal¬ bo. Unidos á detalles que aumentan el horror de la espantosa tragedia, llegan notas conmovedoras que entristecen profundamente el alma.
La niña que enterraron las piadosas mujeres de Cenicero, cubriendo su cadᬠver de flores silvestres, constituye un

por algo más práctico que los lamentos.. Y después de ejercer la caridad, exigir

do este año

15

quintales

62

libras

de

las responsabilidades y obtener las in¬ fruto, que vendido al precio de 20 pese¬

demnizaciones de los que deban darlas, tas el quintal ha valido 312‘40 pesetas.

para que las víctimas inocentes de cul¬ Considerando que el área que ocupa di¬

pables descuidos se remedien.

cho árbol es de unos siete destres resul¬

Hay que hacer algo más que afligirse, ta que en un solo año ha producido este

en estos momentos en que se da á los que quedaron sin vida en la catástrofe, cristiana sepultura: hay que atender á los que'han quedado con vida; pero su¬

albaricoquero más dinero del que vale la tierra en que está sembrado.
Que ya es esto mucho.

jetos á horribles sufrimientos en el pre¬ sente y á desesperantes inquietudes para lo que respecta al porvenir.

El jueves por la mañana fondeó en nuestro puerto el vapor Isleño que pro¬ cedía de Marsella, Cette y Barcelona.

1‘ Unió Protectora Mercantil. VIII Condicíons qu1 ha de reunir un
camp d' experimentado agrícola.—Un precios adorno de saló, oferit p‘el President del 1‘ Excma. Diputació Provin¬
cial.
IX El més abundas y més ben redactat catálec d‘ els llibres y opúsoles escrits en llatí, en castellá o en mallorqití o cala¬ lú, y impresos a les Balears desde fins I el sigle XVfns an els nostros - dies.— Obséqui de D. Francisco Manuel de los He¬
rreros, qui consisfeix en un exemplar

»Pude darme cuenta de la catástrofe y poema de dolor intenso. Entre las ruinas

Fué portador de carga y buen número cuidadosament enquadernat de la prime¬

me horroricé,

del tren yacen sepultadas las riquezas

Kasabal

de pasajeros, y prosiguió su viaje hacia ra edició de 1’obra de 1‘inmortal Cer¬

»Los restos de todos los coches esta¬ del que volvía de América contento y’

Palma saliendo el mismo día.

vantes, titulada «El ingenioso Hidalgo

ban hacinados junto á la pilastra del puente.
»Su enorme peso hacía crugir el ma¬

feliz á pasar los últimos años de su vida en su patria, disfrutando al lado de los suyos del fruto de su trabajo, y allí está

11—81-0 0—i»'

D. Quijote de la Mancha» foto tipográfiSi algo retrasado ha venido este año cament reproduida per D. Francisco el estío, hoy bien podemos asegurar que López Fabra en dos toms en quart, y

SÚLLER -

...

...

.......

,:l.

n
\_

endemés un altre qui conté les mil siscente.s trenta tres notes posades a dita edició per 1’insigne escriptó, D. Juan
3214..aaEugenioHartzembusc. X Qüento o quadro de costums.—Una
artística escrivanía, obséqui d’ 6l senyor
Alcalde de Palma.
XI Article periodística qui, amb man¬ co espai y amb mayor transparencia de
frasse, resumesqui les aspiracions de Ma¬
llorca a V hora present.— Prémi de La Almudaina, consisten! en tres toras de «Ensayos políticos, religiosos y litera¬ rios» dl en Quadrado, un altre de «Fo¬ renses y Ciudadanos» d' el mateix autor, y «Mallorca durante la primera Revolu¬ ción» d’ en Miquel S. Oliver.
XII Poesía d‘ assampto lliure escrita ■en mallorquí vidgar.—Prémi de la Comissió organisadora d‘ el Certamen.
BASSES
Les composicions serán inédites, origináis y sense firma.
Els travays han d‘ esser enviats a la Secretaría d‘el Jurat (Cases Consistorials) abans d’el día 31 de Juriol, dins un sobre lacrát contenguent ende¬ més un plec tancat amb les senyes de 1’ autor. A demunt, els sobres duran el
mateix lema escrit.
Els prémis s‘ entregarán en sessió pública y solemne en el Teatro Prin¬ cipal, la nit del 14 dl Agost. En aquesta fundó no fs llegirán més trabays qu‘ els indieats p‘ el Jurat.
A judici d‘el Jurat, podrá con* cedirse an els trabays qui no obtenguin prémi y meresquin distinció, accésits 'Consistents en diplomes d‘ honor.
5a El Jurat será compost per D. Joan Alcover, president; D. Ramón Pibó y Gampamar, D. Joan Palou y Coll y don Gabriel Maura, vocals; y D. Matgí Verdaguer, secretan.
Y ara, poetes y prosadors, que 1‘ inspiració no vos manqui, ni el discerni-
ment al benemérit Jurat.
Palma 22 de Juny de 1903.—Per la Comisión Organisadora, Y Alcalde-Presi¬
dent.—Antoni Planas.—Benet P-ons Fá-
bregues.—Joan Torrendell.
Nuestro colaborador Julio Bueno nos envía,
para su inserción en las columnas del Sóller, el artículo que lleva por titulo Desaciertos
lamentables. Y como se refiere á asuntos de
esta localidad, hemos creido oportuno publi¬
carlo en esta misma sección. Dice así:
DESACIERTOS LAMENTABLES ' >■
Lo son si, muy lamentables, los cometidos por los diferentes Ayuntamientos de esta vi¬ lla qué nos han venido gobernando en el es¬ pacio de algunos lustros.
No es necesario enumerarlos porque frescos están de seguro en la memoria de los lectores del Sóller. Verdad es, y lo confieso sincera¬ mente, que entre muchas mejoras de poca ó de ninguna utilidad pública se han llevado á cabo algunas buenas y de indiscutible ne¬ cesidad, pero esto no puede significar, en ma¬ nera alguna, que nuestros ediles hayan esta¬
do en un todo acertados.
A raiz de la inesperada aparición del «Par¬ tido Local Sollerense» que tan simpática aco¬ gida mereció al vecindario, sin duda porque
estos habitantes tenían verdadera sed de sa¬
na administración y justicia, confiaba yo muy

mucho en que al fin y al cabo nuestro queri¬ ferencia? ¿porqué no se crea por oposición, ó do pueblo entraría en una era de paz y de al menos se concede la breva á un hijo de Só¬

progreso. Me imaginaba entonces, en mis en-, ller? ¿Son compatibles los dos cargos que ac¬

sueños, á una población que caminaba, en tualmente desempeña aquel señor?

todos los ramos, á la vanguardia de las de

Y mientras por medio de pregón se anun¬

igual importancia y categoría. Aquel movi¬ cia al público sollerense que los cosecheros de

miento expontáneo en favor del grupo que habares, que son aquí muy pocos y las parti¬

permanecía dispuesto á proscribir la política y á «procurar en todos sentidos la buena ad¬ ministración de los intereses de Sóller», no

das de esta legumbre insignificantes, vienen
obligados á satisfacer el impuesto de consu¬
mos que les corresponda por tal concepto, el

parecía sino una aureola .bajo de cuyo círculo Sr. Alcalde, haciendo caso omiso de aquella

había de disfrutarse de apacible tranquilidad. verdadera sentencia de que para aumentar los

Aqüel movimiento inusitado, repito, aquellas ingresos no hay nada tan seguro y positivo declaraciones de algunos prohombres de la como disminuir los gastos, ha tenido á bien

política posponiendo los intereses del partido nombrar á nuevos empleados de Secretaría,

á los intereses de Sóller y aquel desinterés, no se si con carácter de temporeros ó defini¬

en fin, por todos demostrado, convidaban á tivos.

augurar una vida nueva, una vida floreciente

La nave anda, como se vé, por revueltas

á nuestra estimada villa. Pero todo fueron aguas, y no es extraño que en vista de tales

sueños. Sueño's y nada más que sueños...

desaciertos se oigan censuras y exclamaciones

Los portaestandartes del nuevo partido ol¬ en todas partes.

vidáronse, por lo visto, de sus promesas; sus

Yo que desearía ver, para bien de mi pue-

palabras, según nos han demostrado los he¬ . blo querido, todas las cosas en completa nor¬

chos, quedaron escritas en la arena que, al malización, no puedo menos de estimular á

menor ligero vientecillo, se alza y esparce por nuestros concejales en general, sean de la opo¬ todas direcciones, y «S’ Ajuntament nou», sición ó de la mayoría, á que estudien con

como le llama el vulgo, no ha implantado mucho, con verdadero interés, y sin distinción

tampoco las mejoras que la opinión pública de miras, los asuntos de la Casa de la Villa.

demandaba y el «Partido Local Sollerense» Si así lo hacen, se complacerá en aplaudirles

ofrecía; y es que una cosa es predicar y otra con efusión el que ha mal trazado estas lineas

cosa es dar trigo.

sin intención de mortificarles.

Hay que confesar, no obstante,- que nues¬ tro Ayuntamiento se ha esforzado de una

Julio Bueno.

manera particular en satisfacer alguna de las

aspiraciones del vecindario, pero no ha tenido

el don de acertar la carambola, lo que atri¬

EN EL AYUNTAMIENTO

buyo á falta de tacto en el manejo de la cosa pública, pues forzoso es consignar que Si estu¬

Sesión del día 27 de Junio de 1303

vo oportuno, en su modo de pensar, de algo lige¬ ro, hay que tildarlo, en su modo de obrar. De esto nos da un ejemplo la fundación del ser¬ vicio de coches fúnebres, que apesar de su indiscutible utilidad, el vecindario ha tenido el capricho de no aceptarlo, haBta el extremo de que el Municipio se ha visto precisado á

La presidió el Sr. Alcalde D. Juan Puig. y asistió á ella, el Concejal D. Jai¬ me Valls y Piña.
Pasando á despachar les asuntos pues¬ tos á la orden del día, dióse lectura al acta de la anterior sesión, siendo aproba¬

rescindir el contrato de dicho servicio, ha¬ da sin alteración alguna.

ciéndose cargo de todo el material que el arrendatario había adquirido. ¿Y cual fué la
causa de ese estado anormal de cosas? A mi
entender las disposiciones asaz absolutistas de la Alcaldía. Porque hay que tener en cuen¬ ta que al pueblo, al igual que á los chiquillos, no se les gobierna á latigazos, ni con amena¬ zas, sino con palabras dulces y procurando que reine en su seno la mayor armonía posi¬
ble.
Es preciso, es imprescindible, que los asun¬ tos públicos, antes de llevarlos á la práctica, sean muy estudiados y reflejados por los cua¬ tro lados, si no quieren exponerse, los que los dirigen, á las censuras de las gentes; porque es aun preferible el estudiar mucho y hacer poco, que estudiar poco y construir mucho y
á veces malo.
Por todas partes se oye ahora exclamar que la recaudación por el impuesto de consumos, no por falta de empleados, sino por causas que ignoro, ha disminuido notablemente en comparación á lo recaudado en años anterio¬ res. Ante este dato y con el objeto de evitar una precaria situación al Erario municipal, debería procurarse la mayor economía posible en el presupuesto de gastos á fin de no gas¬

Se dió cuenta de lina instancia promo¬
vida por D. Miguel Vallcaneras Gost,
como encargado .de D.a Catalina Colom, en la que solicita autorización para cons¬
truir un muro de contensión para empe* zar los cimientos de una casa en una fin¬
ca lindante con la calle de la Gran-Vía.
Enterada la Corporación, y visto el in¬ forme emitido por la Comisión de Obras,
acordó, conceder la autorización solici¬
tada.
Dióse cuenta de otra instancia promo¬
vida por D. Antonio Casasnovas Magraner como encargado de' D. Nicolás Po¬ mar Picó, en la que solicita autorización para agrandar un portal, construir uno de nuevo y abril- dos ventanas en la fa¬
chada de la casa n.o 8 de la ealle de Pa-
lou. Enterada la Corporación y visto el informe favorable emitido por la Comi¬ sión de Obras, acordó conceder la auto¬
rización solicitada.
Se acordó aplazar para la sesión pró¬ xima el tratar sobre la adquisición de

tarse el dinero superfluamente.

una parcela de terreno lindante con la

Pero mientras el Ayuntamiento de Mana- calle de la Gran Vía para completar su
cor acude al Ministerio de la Gobernación latitud.

para que sea eliminado de tener contador de fondos municipales, el nuestro crea, sotto voce, esta plaza con la asignación de 510 pesetas de haber anual. Y lo raro del caso es que para desempeñarla se nombra al Encargado de la estación telegráfica municipal de esta villa, que ya disfruta un sueldo de unas ochenta pesetas mensuales. Caso de que fuera de ne¬ cesidad indispensable la creación de dicha

Dióse cuenta de las sesiones celebra¬
das por la Comisión que estudia la cana¬ lización de aguas potables por el interior de 1a población y la barriada del puerto entre las cuales se halla la proposición siguiente: «Tratándose de la facilidad con que se podría canalizar el agua de
la fuente del «Rafal», propiedad del

plaza, que no lo creo, ¿á qué viene esta pre¬ Ayuntamiento, á la barriada del puerto,

pudiendo utilizar las obras á dicho efec¬
to construidas y hechos los estudios ne¬ cesarios para conducirla por medio de la
tubería de cemento; vistas las buerias condiciones higiénicas de ésta y la faci¬ lidad y economía con que se podría rea¬ lizar el proyecto, el cual vendría á cos¬ tar unas seis rail pesetas escasas, según los cálculos ejecutados, cantidad insigni¬ ficante comparada con el coste de la tu¬
bería de hierro colado en proyecto; acor¬
dó la Comisión proponer al Ayuntamien¬ to la variación de la tubería proyectada por la de cemento». Enterada la Corpo¬ ración acordó quedara ocho dias sobre
la mesa. Se acordó verificar varios pagos. No habiendo otros asuntos de que. tra¬
tar se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana do¬ mingo dia 5.—A las nueve y inedia, se cantarán horas y la misa mayor. Por la tarde, después de vísperas y completas, tendrá lugar el ejercicio mensual en ob¬ sequio del Sagrado Corazón de Jesús con exposición de S. D. M.
Miércoles, dia 8.—A las seis y media, durante la celebración de una misa, se verificará el ejercicio mensual en honor de la Inmaculada Concepción de María.
En el oratorio del Hospital.—Al ano¬ checer, se cantarán los actos del rezo di¬ vino, en preparación á la fiesta de la Preciosa Sangre do Nuestro Divino Re¬
dentor.
Mañana domingo, dia 5.—Se celebra¬ rá fiesta solemne en obsequio de su Ti¬ tular. A las diez se cantará tercia y des¬ pués la misa mayor con música y sermón que pronunciará el Rvdo. Sr. D. Miguel Rosselló, Pbro. Al anochecer, se cantará
la Coronilla en honra de la Divina San¬
gre del Salvador,
M<£g£Í.StlM> Ovil
Nacimientos. Turones 3.—Hembras 1.—Total 4
Matrimonios
Dia 28.—D. Miguel Moragues Esca-
rrer, viudo, con D a Antonia Casasnovas Castañer, soltera.
Dia 28.—D. José Jaume Calbó, solte¬ ro, con D.a Isabel M.a Sebastián Rotger,
soltera. Dia 4 de Julio.—D. Martín Morell
Rufián, soltero, con D> Francisca Castañer Alcover, soltera.
Defunciones
Dia 27.—Margarita Vidal Moya, de
86 años, viuda, manzana 72. Dia 30.—Jaime Femenias Castafier,
de 22 meses, calle de la Victoria.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeabas
Dia 28.—De Palma* en 1 dia, laúd San José, de 19 ton. pat. D. F. Frau, con 5 mar. y lastre.
Dia 28.—De Palma, en 1 dia, laúd

Joven Miguelito, de 19 ton. pat. don C. Escalas, con 6 mar. y piedra.
Dia 28.—De Cette, en 2 dias, laúd S. Bartolomé, de 32 tou. pat. D. M. Car*
dell, con 5 mar. y lastre. Dia 2 de Julio.—De Barcelona, en 10
horas, vapor Isleño, de 314 ton., capitán D. R. Pifia, con 27 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 29.—Para Andraitx, laúd Joven
Miguelito, de 19 ton. pat. D. C. Escalas,
con 6 mnr. y madera. Dia 29.—Para Andraitx, laudS. José,
de 19 ton. pat. D. F. Frau, con 5 mari*
ñeros y madera. Dia 30.—Para Cette, vapor León de
Oro, de 81 ton., cap. D. G. Mora, con 17 mar. pas. y efectos.
Dia 2 de Julio.—Para Palma, vapor Isleño, de 314 ton., cap. D. R. Pifia* con 27 mar. y efectos.
La Junta Directiva de esta sociedad
ha acordado aceptar en pago de sus ac* dones, las participaciones del vapor «León de Oro» por un valor interino de ciento veinte y cinco pesetas, á reserva del resultado que arroje la liquidación definitiva de aquella Compañía.
Al mismo tiempo se participa á los se* ñores accionistas que deseen ver y exa* minar los planos, contratos y especifica* dones del nuevo vapor, lo pueden efec¬
tuar en el domicilio del Sr. Presidente de esta sociedad.
Sóller 27 de Junio de 1903.—Por la
«Marítima Sollerense».—El Presidente,
Guillermo Colom.
Se hace público, para efectos de recia* maciones, (que podrán dirigirlas por es¬ crito á la Secretaría de este Sindicato), que el reparto para el presupuesto de los años 1902 y 1903, se hallará de mani¬
fiesto en la Casa Consistorial por espa¬
do de quince días, á contar del de ma¬
ñana.
Sóller 27 de Junio 1903.—El Presi¬
dente, Antonio Mayol Simouet.
Desea venderse unapie.
za de tierra naranjal y otros árboles fru¬
tales. denominada Cas Surell, frente «Can Pati», lindante con la carretera vieja de Deyá. Tiene de extensión unos cincuenta destres y propiedad de agua de la fuinte de S Olla.
En esta imprenta darán más informes.
Se vende la casa se-
ñalada con el número 22 de la calle del Pastor.
Para más informes pueden dirigirse á D. Miguel Marqués Marqués, que vive
en la casa número 30 de la misma calle.

(20) FOMjBTÍW
EL ÁNGEL DE LOS TRISTES
—Oiga usted y tenga paciencia; ante todo, es preciso que busquemos á su hermanita; debe estar en casa, porque no salió con su madre de usted: ¿quiere usted que la busque?
Y aquella execrable mujer, deseosa de registrar la casa á su sabor, se levantó para ir en busca de Mercedes.
—Siéntese usted, señora—dijo Guiller¬ mo;—no hay necesidad de que usted se incomode en salir de aquí... si mi madre ha hecho un misterio de nuestra pobre¬
za, á mí me toca el hacer que sea respe¬ tado.
Y alzando luego la voz, llamó con
tembloroso acento;
—¡Mercedes! —Aquí estoy, hermano mío—-contestó la pobre niña con sumisión y atenta ante todo á no disgustar á Guillermo. —¡Aquí, junto á mí!—prosiguió el cie¬ go: trae tu mano, que ha de estar entre las raías... para que yo la sienta temblar y estremecerse... y conozca si es verdad lo que esta mujer va á decir.

Al pronunciar estas palabras Guiller¬ mo con voz sorda y agitada, tomó la pe¬ queña mano de su hermana, que puso
entre las suyas.
—¡No puedo ver!—continuó;—¡Dios ha negado la luz á mis ojos... pero no por eso me podrás engañar... yo conoce.ré la verdad de lo que voy á oir! ¡Hable
usted, señora!
—¡Sí que voy á hacerlo, amigo mío!*— dijo Doña Rita;—y empiezo ahora mis¬ mo. Ha de saber usted que su madre es¬ tá en la última miseria, y que ha rodeado á usted de una apariencia de lujo para que no lo conozca.
La mano d© Mercedes tembló éntrelas
de su hermano.
—¿Es verdad?—preguntó éste con voz
sorda.
—¡Es verdad!—respondió la nina con acento tembloroso y fijando en la solte¬ rona una mirada suplicante.
—Nada, nada; no hay que enviarme miraditas sentimentales, niña.—dijo la infernal mujer con una jovialidad y bue¬ na fe admirablemente fingidas;—yo be venido á decir la verdad, y tu hermrno,
hija mía, me lo agradecerá, y así prosi¬ go: ha de saber usted, amiguito. que su señora madre estuvo ayer al anochecer en mi easa á pedirme ochenta reales.

—¡Oh pobre madre mía!—murmuró el ciego con un estremecimiento doloroso.
—Y aun si por fin hubiese venido á pedirme esa pequeña suma para comer, pase,—continuó la vieja;—el sacrificio hubiera sido menos penoso; pero, hijo mío, no era así... venía á pedírmela para satisfacer el deseo que usted tenía de ir
al teatro.
Guillermo no respondió nada: el do¬
lor había echado un nudo á su gar¬
ganta.
—¡Y no piense usted que se contenta¬
ba con llevarle á usted á un asiento mo¬
desto, no...! quería llevarle nada menos que á palco bajo... á lo señor... á lo grande!
—¿Es eso verdad?--volvió á pregun¬ tar á su hermana*el pobre ciego.
—¡Sí!—volvió á repetir la Hiña en voz baja y temblorosa.
—Por supuesto que yo no le di los
ochenta reales, y le dije que hacía muy
mal en tenerle á usted en el error en que
estaba—continuó la vieja,—y la aconse¬ jé.que le sacara de é!, porque me parece muy mal hecho el que usted lleve una bata como un marqués y tenga chinelas bordadas, en tanto que su madre y su
hermana van vestidas del modo más mi¬ serable.

—Y... mi madrey mi hermana habrán na y alzó al cielo sus ojos con muda y

pasado hambre quizá, en tanto que yo elocuente desesperación.

comía manjares delicados, ¿no e3 cierto? —Creo que he hecho á usted un gran

—preguntó con amargura el joven.

servicio—dijo Doña Rita;—porque ahora

—¡Pues está claro! ¡figúrese usted! de que sabe su verdadera posición, ahorra¬

fijo habrá habido días que no hayan co¬ rá muchos ratos de angustia á su buena

mido más que pan, y eso no todo el que madre: créame usted, persuádala de la

hayan querido.

conveniencia de vender el mueblaje del

—¿Es esto cierto...?—tornó á pregun¬ cuarto de usted, que «s muy bueno, y

tar el desgraciado, de cuyos ojos sin luz podrá darles para comer algunos días;

brotaban gruesas lágrimas.

porque usted me parece tan razonable,

—¡Sí!—repitió la pobre niña, cuya que ahora que sabe lo que pasa, no que¬

mano oprimía su hermano fuertemente. rrá tener sillas de terciopelo y cama con

—¿Habéis pasado hambre...?

elegantes colgaduras, en tanto que lo

—-¡Hermano mío...! ¡por Dios! ¡me ha¬ demás de la casa está blanqueado y des¬

ces daño...!—gritó Mercedes, que rom¬ nudo, y su madre y su hermana duer¬

pió en llanto.

men sobre un miserable jergón por ha¬

—¡Contéstame...! ¿habéis tenido ham* ber vendido todos los colchones.

bre?

El silencio siguió á estas palabras,

—Nuestro madre... jn© sé!

Mercedes lloraba con la cabeáa baja; y

-¿Y tú...?

su acongojado corazón se despedazaba

—Yo...

al ver el dolor sembrío de su hermano y

—¡Habla... ¡

al pensar en el que iba á sufrir su pobre

—¡Pue3 bien...! algunas veces hubiera madre; por lo que toca á Guillermo, ha¬

comido más!

bía sepultado el semblante entre sus

—¿Y qué comíais?

manos y dejaba escapar algunas lá¬

—Patatas.,, arroz... y algunas veces grimas por entre sus blancos y afilados

pan solo..,

dedos.

—¿Y nada más?

—En cuanto á los criados que usted

—Nada más.

cree tener, amigo mío—continuó la sol¬

Guillermo soltó la mano de su herma- terona,—quiero también decirle que ea-

m
* immsaatifíSr*

SÓLLER
RED METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE BARCELONA.—8.- quincena de Junto

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RULLAN PBRO.—CALLE DE SAN PEDRO.

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

i \\ BAROMETRO SUBES

TIESTO

i Manana

Ta rde

Can tidad

Clasifica¬ ción.

Direción

Fueiza

cé

3 hi Ter. Bar. Tur. lina Tde. Mna Tde. Mna Tde Mna Tde a
fe

¡16 749
Ci7 749 l m 748

19 749 18 749 18 748

19 8 18 6 18 6

0 N. 0- s. — 1 4 N. 0. — 0 — 2 0. C- s. — 1

0 2’0 0 0

19 748 18 748 18 0 4 O. N- — — 0 0

V; 20 748 18 748 18 0 0 O. 0. — — 0 0

321 750 18 751 •20 0 0 O. 0. — 8. 0 1

■ 22 753 20 754 20 0

0

O. 0- — —- 0

0

;} 23 754 19 754 20 0 0 0. 0. — E. 0 l
424 750 49 750 19 0 0 O. 0. E. T — 0

i 25 750 19 750 20 0 0 O. 0 — 0 — 0

v 26 751 20 750 20 0

0

O.

0. —

—

0

0

127 754 20 754 14 0

0

O.

0. —

—

0

0

128 750 18 751 18 0 0 0. 0: E. — 2 0

29 758 48 753 L8 0

0

Of 0. 0 —

—

0

f°| 753 18 753 18 0 0 0. 0. — — 0 0

TEMPERATURA PSICRÓMETRO

<=>
'''V

M <=> Al sol.
Críá

Ala sombra

lañ ana

Tarde Observaciones

Seco Max Min Mdx Min' Hita. Seco fliíin.

2-0 39 L9 3‘0 38 16 3‘0 38 19 T() 38 1.8 3‘0 38 16 4-0 39 19 5‘0 39 17 1 *8 39 19 6*0 44 24 3-0 45 23 8*0 44 24 5-0 44 24 3-0 44 25 8-0 46 26 5*0 46 26

25 14 23’0 18’0 23’0 19*0 24 17 23'8 18’0 30’0 19’0 26 18 23’0 17?0 24’0 18’8 25 17 22’0 17’0 23’8 18*8 26 17 23’8 19*0 24’0 19*0 27 13 *26’0 18’0 24’2 19’0 29 15 24’0 18’8 250 20’0 28 14 27’8 20’0 27’8 20’4 31 15 28'0 22’0 27’8 22*0 33 17 29’0 23*0 30’0 24*0 33 16 29’0 20’0 3T0 22’0 31 17 30’0 21’0 33’0 22’0 34 11 30'0 24’0 31'0 23*4 35 19 31’0 22!0 33'0 22*0 34 21 30‘0 20’0 33’8 23*8
1

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmósfera Plvio.

1
O

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

£

ce Mañana.
tí
3
Máxi¬ Míni¬

ma.

ma.

Tarde.

metro Baró¬ metro Baró¬ del metro del metro

Baro-

Baró-

Máxi¬ Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬

ma.

ma. i Grados metros Grados metros

Dirección
Mna. Tde.

metro. n.° de vueltas
durante
M,a las
24 horas.

Tarde Milis,

0
a
M O
&
>• H'

16 26‘4 17 24-2 18 27 A 19 28‘8 20 28-0 .21 26‘8 22 25*4 23 28-0 24 29*4 25 31*2 26 30*8 27 90‘6 28 32*2 29 3T4 30 34-8

16*4 15‘6 17-2 18-2 18*2 17*8 15*4 15*8 17*8 18‘6 19*8 19*8 20*2 20‘0 21*6

23*6 18*0 27*2 19*6 29*0 19*2 27*0 21*2 28*0 22*0 28*4 19*8 29‘0 19*8 30‘2* 20*2 3P4 20-8 32*6 21-8 30*4 23*6 32‘2. 24-6 30*8 25-2 32*2 26*6 34*6 27*8

20*0 20*4 20*6 22*2 21*6 20*8 21*4 21*0 22*0 22*6 22*2 230 23*0 24*6 25*2

1753‘9 20*0 756*8 21*8 752*3 21*8 749*3 22*6 753*4 22*0 755*9 21*4 758*3 22*2 757*5 22*2 756*9 23*0 757*9 24*6 760*0 25-2 759*9 24*4 759*9 25*0 760*6 25*0 760*0 26*4

755*0 NE. 756*0 N. 747*0 N. 749*9 SO. 754*8 SO. 758*1 E. 757*5 NO. 757*0 — 756*9 — 758*2 NE. 760*0 — 759*2 — 760-8 — 760*8 — 760*5 \_

N. N. K. SO. SO.
—
NO.
—
—
—
NO.
—
NO. SO. NO.

44 005 c. 9.110 D.
52.135 O. 59.300 c. 38.210 D. 16.250 D. 23.205 D.
D. D. 9.325 D. 12.320 D. D. 2.230 D. 8.210 D. 6.410 D.

D. 1’5 4’2 D.

D. 1’5 5’2

D. 0’5 5’4

D.

8’0

D.

6?8

D.

7’0.

D.

7’8

D.

8'2

D.

8’5

D.1

8'8

D.

8!6

D.

8’2

D.

9’5

D.

9’0

Observaciones

-•.

ó

'

fe
-

Á.

NOT-A'.—El barómetro se halla, en Sóller, á 52'53 metros, y en «La Punta GTrossa», á 101‘620 metros, sobre el nivel del mar. Las horas de observación, á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde.—En la casilla de la fuerza de los vientos, el 0 indica calma las hoias

•*astán inmóviles: 1, débil, mueve ligeramente las hojas: 2, moderado, agita las hojas y pequeñas ramas: 3, bastante fuerte, agita las ramas gruesas de los árboles: 4, fuerte, dobla las ramas gruesas y los troncos de pequeño diámetro: 5, violento, sacude violentamente los

árboles, rompe las pequeñas ramas: 6, huracán, derriba tejados y chimeneas, arranca los árboles.—La cantidad de las nubes se expresa en décimas de cielo cubierto, hasta 10 que significa cubierto. La clasificación por C que significa Cirros; K Cúmulos; S Stratos- N

"Wimbos; CK, Cirrocúmulos.

’’

’

Le» anuncio» que se inserten en esta sección p« giran: Hasta tres in«íreiones i, razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á •¿Zisérn de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
El valor mínimo de un anuneio, sea cual fuere el número de lineas
qie te componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬ rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ rias dil periódico.

Sección

de

Anuncios

.En

la

tercera

pl1apna

,lo>e

del d.e dos 3
precios son

P^6-- y asi en igual proporcióon.
dobles, y triples en la segunda

com

f«“ad0S y- aílu5C10® oficiales pagarán á razón

nongan,

siendo

Emeranzo6rnd, edlecu0e1rp0oPt1a2s,-

la hnea
y de éste

del
si es

de 0‘05 pesetipo en que se
mayor

eh°n\\ZU*erÍpt0rea

rebaja «le «u 25

SERYICIO DECENAL PASTA FOSFÓREA

ISLEÑA MARÍTIMA

ENTRE

cié
L. STEINER
PARA DESTRUIR LAS RATAS Y RATONES \\

COIPiSlT mUMMIli
DE

a* VICE - VERSA

Se vende á 0'30 ptas., el bote
en la Farmacia de J. Torreas.

VAPORES

«sor el magnifico y veloz vapor

P
a

BE OSO

Y TODA GLASE DE

NUEVO SERVICIO REGULAR QUINCENAL DE IDA V VUELTA
ENTRE

<Salidas d@ Sóller para Barcelona: los dias 10/ 20 y último de cada mes. •¿Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. /Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. •‘Calidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—I). Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.— D. J. Roura, Paseo de 51a Aduana, 25.—EN CETTE.—I). Guillermo Colom, Quai Comman*dant Samary-5.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette, según el presente itinerario, "corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte *** cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.
miwwi—wi»h»iiih wrmwf item—wu'inkimtirmn—Tiiii nwv»—n—*i. mi i iniriinli » i ■ 1m ■■■■■MMiMWBMaMWWWiiWiriiinwa
fláISPOlfIS IlfllIáOIOSálIS
£Comisión,— Representación, — Consignación, — Tránsito

Los hay en venta á módicos pre¬
cios en el establecimiento de
JOSÉ F0RTEZA (Bibí)
calle de la Luna—SOLLER.
LA SOLLERENSE
. BE-
JOSÉ COXiIj CERBlRE y PORT-BOU (Frontera franco-española)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas

Los acreditados vapores

CATALUÑA i ISLEÑO

sei viran la expresada línea con arreglo al itinerario siguiente:

Salida de Palma

para Sóller—Barcelona-— Marsella—Cette: Dia 24 de Junio

» de Sóller

» Barcelona—Marsella—Cette:

» 25

»

» de Barcelona » Marsella—Cette:

» 26

»

» de Marsella » Cette—Barcelona—Sóller—Palma:

» 29

»

»

de Cette

» Barcelona—Sóller—Palma:

» 30

»

» de Barcelona »- Sóller—Palma:

,, i.° de Julio

Para informes y despacho: En Palma, «isleña Marítima».—En SólleL D. Ramón Coll.—En Barcelona, Sres. Sureda y Robirosa.—En Cet¬ te, D. Bartolomé Toas.—En Marsella, Sres. Mayol Brunet y C.a

E31 nSTa.viero-Diz’eotoi',

Simtf.

/

Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas,

frescas y pescados.
tiiti ti u Jims

¡ATENCIÓN AfiHICDLTORES!

frutas frescas y legumbres
BAÜZÁ Y MASS0T
AGENTES DE ADUANAS

Vino

POR EL
Uranado

Pépsico

Si queréis abonar vuestros campos, seguros tener resultados eficacísimos, emplead el

de ob¬

d©

J. TORRENS, Farmacéutico

IlTGOBli:

rnm&rn y fort«®oü (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIYET, JEUIVIONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauzá, Cerbére.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
LADRILLOS HIDRAULICOS, BAÑERAS,
FIMOS, fflfiUttOS I MI CLISE i FIES M GUIO MfICIIL DE LA CASA
KMCOPWI1, fEJEMA Y €.a de BARCELONA
Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resaltados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada “diabetes.,,
PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENIUM

que se expende en la acreditada droguería de
ARNALDO CASELLAS-^aiarA, 17
En este establecimiento encontrareis toda clase de
primeras materias para composición de abonos; sul¬ fates y azufre gris Biaubaux puro; fuelles y aparatos para azufre; bombas y demás utensilios para pulve¬
rizar arboleda.
Instalaciones completas de cañerías para agua y gas. Fabricación de envases de hojalata para aceites, al¬ mendrón y toda clase de conservas.
FE01TITEB, FIlFieeiél Y MmOMÍA

L' ASSICPRATHICE ITALIANA

Con estas píldoras, preparadas
por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo

¡¡No equivocarse, LUNA, 17-SÓLLER!!

Sociedad de seguros contra los

blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬

estaiirant del Universa

ACCIBEMTBISÍ

TRABAJO

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las. indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. IIOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
GASEELAS.

rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas "mo-
léstias ó enfermedades reclamen un exitante poderoso y enérgico.
IDE! ■V'EKPT’.A^
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñus.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Befmudez.—Sóller., Far¬
macia de J. Torrens
AGENCIA M. BERNAT Y C.MtÉ'20, PALMA
\_ Fincas y casas de diferente importan¬
cia dando un rédito del dos y medio al seis por ciento anual. Las hay á la venta en esta Agencia.

DE
Vda. de j. serra PJLAZA DE PAIiACIO-S.-BARCPIiOaíA

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde úna pe¬

seta, resta arant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más iffl-

portantes de
de Palacio y

la capital, paseos de

dá plena fachada á la la Aduana é Isabel II,

bonita donde

y frondosa plaza
cruzan todos. los

tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de
Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de

Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»