AÑO XVIII.-2.a EPOCA.-NUM. 828
AÑO XVIII.-2.a EPOCA.-NUM. 828
r

SÁBADO 14 FEBRERO DE 1903

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: J. Marqués Arbona.—Rué de Turbigo, 5, París. América: Sres. Marqués, Delgadt y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

Xtuuditeor y Director-Propietario:
D. JUAN MARQUÉS ARBONA.

.Redactor cu Jf'éfe:
D. DAMIAN MAYOL ALCOVER.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

— -<8» S0LLER ^Bh¡6hf6S^

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

O’oO pesetas al mes.U . \_\_

jp Extranjero: 0’75 francos id. id.

Número suelto O’lO pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción Tínicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven serán responsables sus autores.

Sección Literaria
EL MUDO

la casa, vieron el muchacho, cuyas ma¬
nos estaban cubiertas de tierra.
Se apoderaron de él y le presentaron al oficial, el cual le dijo:

los que son muy húmedos ó demasiado compactos, aquellos que contengan mu¬ cha pizarra ó sean extremadamente se¬ cos. le perjudican. Necesita climas tem¬

la tierra inútil es demostrar la conve¬
niencia de depositar en el hoyo, sobre
las raíces, estiércol bueno ó tierra com¬
puesta; y mejor aún, cuando fuese posi¬

franco á un fr. 50 por hectólitro; tam¬
bién se obtendrán rendimientos, que
pueden ser algo crecidos, de las cose¬ chas intercaladas entre los nogales. En

—¿Dónde has enterrado esos papeles? plados, ya que en los muy calurosos su¬ ble, 1 kilo ó 2 de carne ó sangre dese¬ caso de hallarse el terreno ocupado ex¬

Estaba yo el año pasado en los Vos-

El chico no contestó.

fre por razón de la sequedad, y en los cada (por hoyo;, con lo cual se activará clusivamente por estos, los 100 árboles

gos, en casa del médico Dubreil, anti¬ guo compañero mío de colegio, y cierto día. después de comer, salimos á paseo, cuando de pronto oimos ruido de pasos
desde el umbral.

—Oye—repuso el alemán—¿ese es tu padre... y ese tu hermano? ¿No es ver¬
dad?
Juan respondió por medio de una se¬
ñal afirmativa.

muy fríos caen sus flores y retoños, fructificando poco ó nada; y aun ha su¬
cedido en inviernos como el de 1879 á
1880 que fríos escesivos lo han hecho
perecer. Tampoco puede este árbol ser

considerablemente la vegetación.
Cultívanse numerosas variedades del
nogal; su elección depende de las cir¬ cunstancias del comercio y del producto que quiera obtenerse. Véanse las prin¬

en plena cosecha podrán dar de unos 200 á 30Ó hectólitros por hectárea, que valuados solamente á 15 fr. por heetólitro, importarán de 3.000 á 4.500 francos, en producto bruto; lo cual rinde un be¬

—¡Calla!—dijo Dubreil—¡el cartero! Espérate un instante, porque tengo que
darle una carta.

—Pues bien; si no me dices donde es¬ tán los papeles, los dos serán fusilados. Si hablas, les salvaré la vida.

plantado en grupos; le es indispensable el aislamiento. El tronco tiene poca vi¬ talidad, y no produce nuevos hijuelos.

cipales, entre ellas el nogal de Nuez or¬ dinaria ó ti'po, no muy grande, pero productiva y muy buena, la nuez de cás¬

neficio muy apreciable. Las nueces Sé emplean también, có¬
mo es sabido, en estado fresco, ó en

Y volvió á entrar en la casa.

El niño consultó á su padre con la

Se multiplica el nogal por semilla, en cara tierna, excelente fruto para postre meollo, para postres y para confitar. La

Miré al recién llegado, el cual inclinó ligeramente la cabeza para saludarme.
Entonces, me acerqué á él y le dije. —¿Está usted muy cansado?
El cartero se sonrió, llevóse dos dedos
á la boca y agitó la cabeza. Esta vez lo comprendí todo. —¿Es usted mudo?—le preguntó: En aquel momento volvió Dubreil
con su carta en la mano. Como había
oído mi pregunta,, me contestó: —Si. el pobre Juan Barrot es mudo.
Pero eso no le impide prestar buenos servicios, porque sabe leer y escribir y oye todo cuanto se dice.
—Pero no es mudo de nacimiento,
puesto que no es sordo. El cartero se sonrió y alargó la mano
para coger la carta que Dubreil le daba. —Ya sé—repuso el médico, dirigién¬
dose á Juan—que no te agrada oir con¬
tar tu historia. Anda con Dios y no te
detengas por mí.
El cartero saludó nuevamente y se
alejó á toda prisa.
Entonces Dubreil se asió de mi brazo,
y de aquí la historia que me refirió du¬
rante nuestro paseo:
* **
—Juan Barrot—me dijo—tenía quin¬ ce años cuando la guerra franco-prusia¬ na, y vivía en una casucha aislada, con su padre y un hermano mayor llamado
Luis.
Juan, demasiado joven para batirse, había permanecido al lado del autor de sus días, mientras Luis se batía por la patria.
Como conocedor del país, se consagró ála peligrosa tarea de llevar despach®s por entre las líneas alemanas, que sepa¬ raban el ejército de Metz del resto de
Francia.
Los prusianos tuvieron una confiden¬ cia acerca del caso y resolvieron captu¬

mirada.
—Juan—exclamó el anciano—aunque
nos maten delante de tí, no hables.
Y el muchacho contestó:
—Así lo haré.
—¡Pues, hasta mañana!—dijo el ofi¬
cial con ademán colérico.
* **
Al día siguiente, al rayar el alba, ha¬ llábanse Barrot y su hijo en la plaza del pueblo inmediato.
Los dos estaban inmóviles y pálidos,
con la cabeza descubierta.
El pelotón de soldados que debían fu¬
silarles se había situado á veinte pasos de distancia.
Detrás del cordón que formaban otras tropas, agrupábase la muchedumbre, que rugía sordamente de ira y desespe¬
ración.
Juan continuaba silencioso, sin con¬
testar á las preguntas del oficial, quién
media hora antes le había interrogado en vano, á solas, en la alcaldía.
Después condujeron al chico á la pla¬ za para que viera á su padre y á su her¬
mano amenazados de muerte inmediata.
El oficial volvió á preguntarle: —¿Quieres hablar? —¡No! respondió el muchacho.
Hubo un minuto de horrible »ilencio,
tras del cual el oficial dijo en su lengua: —¡Preparen!... Y luego añadió, dirigiéndose á Juan: —¿Quieres hablar, ó no? Los labios del niño no se movieron;
pero se notó en su rostro un movimien¬ to brusco y una expresión de augustia
indefinible.
Salió de su garganta un agudo grito de dolor y el pobre muchacho estuvo ¿ punto de eaer en tierra.
El oficial se acercó á él creyendo que
iba á brotar la verdad de los labios del
niño; pero lo que brotó fué una ola de

marzo, empleando para ello nueces que y para aceite, pero cuyo árbol precoz se corteza sirve para la preparación de co¬ se habrán conservado frescas durante el vé expuesto á las heladas; el nogal de lores económicos y de licores caseros.

invierno, habiéndolas depositado en arena, en la bodega ó en toneles.
El nuevo arbolillo aparecerá á últi¬ mos de abril, ó primeros de mayo, y al¬ canzará en el primer año una altura de 30 á 50 centímetros; en el tercero podrá llegar á tener 1 m. 50, continuando rá¬

nuez de San Juan cuyo mérito principal consiste en florecer tarde, después délos hielos primaverales; el de nuez Charfierte, de fruto mediano, que se emplea pa¬ ra la fabricación del aceite; la nuez Fraú-
Quelte, bastante grande, muy llena, propia para postre; la Parisién, buen

Por fin, pueden obtenerse de cada no¬ gal, en la época de explotación de su madera, que es cuando dicho árbol tiene de 70 á 80 años, Unos 100 francos ó 150
aproximadamente. Resultados todos que justifican con razón la preferencia que ha generalizado el cultivó de tan exce¬

pido su crecimiento hasta sus 40 ó 50 fruto para mesa, de regular grosor y lente árbol. años. Este árbol podrá vivir varios si¬ oblongo, con cáscara fina semi-dura; la

glos; sus raíces, compuestas primero de nuez Mayette, hermoso y excelente fru¬ un sólido tronco ceutral, producen lue¬ to, de cáscara semi-dura y florescencia

P. Mouillefert.

go numerosas raicillas delgadas, pro¬ tardía. La nuez de Barlhére, de fruto

vistas de abundante cabellera.
La madera del nogal está formada en los árboles viejos de albura blanca, algo lechosa y de madera perfecta, de color

curioso, algo alargada, navicular, muy llena y de cáscara tierna. Por fin-, la
nuez fértil, de fructificación pronta y
continua.

Exposición Rusiñol

moreno, con vetas y manchas negruzcas

La cosecha de la nuez se verifica en

Las personas que visitan estos días el

ó rojizas; es suave, flexible, adherente y septiembre, vareando los árboles con Salón Parés podrán decir que han visto

fácil de pulir, por lo cual es madera de 1 cuidado de no romper ni dañar las ra¬ un espectáculo de que ya rara vez en su

primer órden para los trabajos de eba¬ mas. Las nueces recogidas se sacan de vida volverán á gozar. Treinta y seis

nistería y construcción de muebles; es la corteza verde, y se colocan luego, en cuadros de primer orden, representan, indispensable á los armeros para las cu¬ capas unidas, en lugar á donde llegue do el punto culminante á que puede lie—

latas de los fusiles; sirve para fabricar el sol, ó nada húmedo; para lograr que g’ar el Arte, deslumbran los ojos y trans¬

carruajes; se hacen con ella estuches, se séquen perfectamente, convendrá re¬ portan el espíritu á las nobles esferas en

etc., etc. Alcanza en general muy buen moverlas de vez en cuando. También que se cierne la pura é ideal Belleza.

precio; como madera combustible, es
excelente la de nogales viejos; no así la de árboles jóvenes, que resulta de cali¬ dad muy inferior.
Cultivo.—Generalmente se cultiva el

será conveniente hacer pasar por un
horno con temperatura de 40 á 50 gra¬ dos las nueces que se destinen para
postres. Cuando quiera obtenerse el aceite de

En uno de los cuentos de Edgardo Poe.—El retrato ovalado—un viajero,
al hallarse de noche en un dormitorio
abandonado por los dueños del castillo—se siente poseído de espanto al ver que

nogal con dos objetos: primero para ob¬ tener fruto, hasta la edad que se desee', segundo para la explotación de la made¬ ra. En Francia es su cultivo importan¬ tísimo. Según estadísticas oficiales que
quedan de seguro muy rezagadas de la verdad, pues muchos cultivos pequeños

nuez, se tomarán las nueces más peque¬ la figura de la dama retratada muévelos ñas y se romperá la cáscara, separando , ojos y contrae las facciones. Era que al de ella el corazón; logrado esto, se colo¬ trasladarla el pintor al lienzo se la llevó cará dicho corazón ó carne de la nuez también la vida, dejando sin ella al
en una muela, con la cual se estrujarán cuerpo. Y tentaciones dan de pensar lo en frío, para obtener el aceite, comesti¬ mismo ante los cuadros de Rusiñol; tam¬ ble superior) á veces para facilitar la ex¬ bién, diríase, el artista se ha llevado el

no constan en ellas, la producción es de cerca 1 millón de quintales, que tienen
un valor de más de 21 millones de fran¬
cos. Los departamentos en que se en¬ cuentra más el nogal, son los de Lot, Dordogne, Corréze, Dróme. Altos-Piri¬ neos, Ysére y el Allier.

tracción, se calientan calderas especiales en que se halla depositada dicha pasta, pero el aceite obtenido es en este caso de sabor menos fino, y sirve con prefe¬ rencia para el alumbrado y la industria. Es aceite que se pone rancio con suma facilidad, y se seca como el de lino. Por

alma de los sitios que ha reproducido. El carácter de la interpretación de Ru¬
siñol corre parejas con la ejecución; am¬
bas son inmanentes. Para ver las cosas
como él las vé, se necesita saber pintar¬ las como las pinta; para pintarlas como las pinta, es necesario verlas como él las

rar á Luis, el cual según conjeturas, de¬ bía visitar á su padre durante sus ex¬
cursiones.
Y el hecho ocurrió tal como lo habían
imaginado. Una noche, mientras Luis hablaba
con su padre en la cocina, que estaba á obscuras, oyéronse pasos en el exterior, y el ruido de terribles culatazos en la
puerta.
Padre é hijo se estrecharon las mano» en silencio, considerándose perdidos.
De pronto, Luis llamó á su hermano en voz baja.
—Oye. Juan—le dijo—sal por el esta¬ blo y corre á ocultar esto en el campo.
Al mismo tiempo le dió unos papelea
que llevaba escondidos en el pecho de la

sangre.
El oficial retrocediólpresuroso. al no¬ tar que tenía sobre el pecho de s« uni¬ forme unijjinancha roja, y que en aquel instante caía en el suelo algo informe, extraño^y del mismo color.
Juan, haciendo un supremo esfuerzo; se había cortado la lengua con sus dien¬ tes de lobo y la había arrojado ¿ la cara
de su verdugo.
—¡Fuego!—gritó el oficial, loco de ira. Oyóse una terrible descarga. Juan cayó| en tierra sin sentido, al mismo tiempo que Barrot y Luis exha¬ laban el último suspiro. —Y ahí tienes la explicación—me dijo Dubreil—de porqué es mudo nuestro
cartero.

Para obtener dicho árbol, se forman
semilleros, y cuando los arbolillos tie¬ nen de 3 á4 años, se les trasplanta al lugar que se les ha destinado; allí crece¬ rán, con el tronco liso y desnudo, hasta que éste alcance la altura de tres á tres metros y medio, desde el arranque de
las ramas. Pasados uno ó dos años, se
injertarán las tres ó cuatro ramas más gruesas de la punta, en su base, con las mejores variedades del país; ya sea co¬ ronándolos, ya con el injerto de canuti¬ llo, cuando la sávia esté en movimiento; otras veces se practica el injerto en el mismo plantel, en arbolillos jóvenes de dos á cinco años; pero en tal caso el tronco formado con la variedad injerta¬ da, será, como madera, de calidad muy

tal razón muchos propietarios y nego¬ ciantes solo lo preparan á medida que lo necesitan para el consumo. Dicho aceite se emplea también para la pintura, para
fabricación de barnices, etc.
El orujo de nueces sirve para alimen¬ tar el ganado de la granja, y especial¬
mente los volátiles. Un hectólitro de
nueces pesa de 35 á 40 kilos, que se re¬ ducen á 25 ó 30 después de despojada la nuez de su cáscara y desperdicios; de
dichos 25 ó 30 kilos se obtendrán unos
15 ó 16 de aceite. El precio de las nueces es naturalmente muy variable, pero puede calcularse, por término medio,
en 8 ó 10 fr. el hectólitro de las que se
destinen á extracción de aceite, y de 15 á 20 francos las de postre.

vé. De ahi que uno llegue hasta figurar¬ se á veces que se trata de un avatar, de una supervivencia psíquica de aquellos cuatrocentistas que nos reveló la reciente Exposición de Arte Antiguo: el mis¬
mo candor de. sentimiento, la misma
factura ingénua, pero también sapien¬ tísima; lo que hay es que en los cuadros de Rusiñol se halla todo lo que falta en la pintura vieja: aire, perspectiva, cla¬ ro-obscuro, armonías cromáticas y lu-
minismo. La idea directriz, sin embar¬
go; parece venir de igual inspiración; empleada en la naturaleza, como sé empleara antes en las escenas de la vida religiosa.
El paisaje, tratado por Rusiñol, sé aparta por completo de todas las tradi¬

camisa.

José Montbt.

inferior al tronco sin injertar. En cam¬

El mejor modo de conservar las nue¬ ciones, modas y sistemas conocidos, se

—Cogiólos el muchacho y salió como

pos cultivados se planta generalmente el ces es guardarlas extendidas en algún dirige rectamente al sentimiento antes

una centella.
En aquel instante cedió la puerta y
entraron ocho soldados alémanes, revól¬
ver en mano.
Registraron á Luis: pero nada le en¬
contraron.
—¿Dónde están los despachos que lle¬ vabas?—le preguntó el oficial que man¬
daba á los soldados.
—¿Qué despachos?—dijo Luis Barrot. —No sé de qué me habláis.

—*sSSa& &G33B¡>—
Agricultura
CULTIVO DEL NOGAL
Es el nogal tan conocido que nos pa¬
rece inútil hacer su descripción. Este árbol, hoy tan generalizado, es origina¬
rio del Cáucaso ó de las montañas del

nogal á la distancia de 30 metros, ó de 30 metros por 40. de suerte que quepan de ocho á diez árboles por hectárea; en los intérvalos podrán sembrarse cereales ú otros cultivos, cuyas labores aprove¬ chen al nogal. No siendo asi. los noga¬ les ocuparán todo el terreno, y podrán estar distanciados por 10 metros sola¬ mente, de manera que una hectárea con¬ tenga, 100 árboles. La colección del ár¬ bol se practicará según los procedimien¬

granero muy seco, y en capa muy alta: de tal suerte pueden guardarse con fa¬ cilidad durante 7 ú 8 meses; pasado di¬ cho tiempo se altera por lo regular su sabor, y se ponen rancias.
El rendimiento por árbol es también
inuy variable; en Indre-et-Loire árboles de veinte y cinco años, plantados á dis¬ tancia de SO m. por 40 producen, por término medio. 2 hectólitros; 50; en el
Valle de Isére datt los árboles de 40 á 50

que á los ojos, y cada uno de aquellos
cuadros viene á ser como una usurpa¬ ción de los atributos de la música; da¬
das las fibras que pone en vibración* Todos los «elementos estáticos»; por ad¬ mirables que sean, quedan relegados á segundo término ante los raudales dé poesía, de misterio; de emoción, de en¬ sueño que irradian de cada lienzo.
Nada más prosaico que nuestro deber
de hacer ahora un inventario de esas

—¡Mientes!... Hay que registrarlo
todo!...
En aquel momento se presentaron otros dos soldados, que tenían á Juan

Norte de Persia, según se cree. Prospera
en toda clase de tierras, aún en las que
son relativamente poco profundas, gra¬ cias á sus numerosas raíces superficia¬

tos ordinarios. Los hoyos de plantación serán de una profundidad de 40 á 50 centímetros, y anchos de un metro á lo menos, y aún más. si el suelo es poco

años. 5 hectolitros Cada uno, pudiéndose calcular los rendimientos por hectárea en unos 20 ó &0 hectólitros, lo cual en
moneda, y valuándolos en 15 fr. por

cosas tan sutilmente delicadas, tan ine¬
fablemente encantadoras; tratemos, pues* de salir del paso, con el encogimiento y
la falta de medios necesarios para des¬

sujeto por los brazos.

les, pero, con todo, prefiere los terrenos profundo, para que las raíces superfi¬ término medio, importa de 300 á 750 cribir lo que sólo puede comprenderse

Habían quedado de guarda fuera de de naturaleza calcárea y enjutos, pues ciales puedan alargase sin obstáculo en fr.; los gastos de cosecha serán de un viéndolo,

-

»•—

—

'—

'

'

—

SÓLLEt

r-f-Kirtr7YTr**>f'

^ÉRwrealiá prestado al señor Rusiñol la luz del sol, con las mujeres orando, es rra no era en el fondo otra cosa que un caballos, que reúnan las condiciones re¬ fondeado en nuestro puerto esta mañana,

ímata j un motivos para hacer salva -¡real; se conoce que esnm país á propósi¬ to para esto, al revés de otros en que no 4»e puede tirar, en primer lugar por falta 4« pólvora.
Castellgris: son las ruinas de un cas¬

aplastante á fuerza de verdad, en todo, en la luz, en la maravillosa perspectiva, en la magia de ios horizontes, en la ilu¬
sión adora caliáád del suelo, en las som¬ bras. Las mujeres, arrodilladas parecen
vivas. ¡Y qué evocación la del autor! ¡qué

burdo engaño y que muy pronto en to¬
do el sud-africano levantaríase una for¬
midable insurrección moral, pues el pueblo boer no podrá consentir callada¬ mente tamañ® insulto, lo cual puede te¬
ner consecuencias tan terribles como la

glamentarias. El día once del préximo mes de Marzo
es el señalado para la presentación de proposiciones.
Sobre las cinco de ia tarde del miér¬

habiendo sido portador de algunos pasa¬ jeros y diferentes efectos.
Sabemos que el León de Oro saldrá de nuevo directamente para Cette el próxi¬
mo martes á las ocho de la mañana.

tillo, efectivamente gris, aunque sin
perjuicio de que las rocas sobre que se asienta consientan en que viva entre «lias un humilde herbazal, cuyo verde
•ramón iza deliciosamente con el fondo

escenario, por esencia patético y conmo¬ vedor! Todo se reúne allí para llegar has¬ ta lo más hondo del alma. La pintura ha vencido en toda la línea, haciéndose poe¬ sía y misticismo.

más sangrienta de las guerras. Pues bien, todo eso no es todavía na¬
da comparado con la gran cuestión que hay actualmente planteada en el Africa del Sud y que llaman de la mano de

coles ocurrió un desg’raciado suceso frente al cuartel de caballería de Palma.
El tren de mercancías arrastrado por
muías, pasaba por dicho sitio. En aquel
mismo instante un anciano trató de

La función religiosa que ayer mañana
se celebró en el oratorio de las Herma¬ nas de la Caridad en honor de la vene¬
randa figura del Santo Cristo de la San¬

• ceniciento del terreno?Castell del Bey,

El Calvari de nit es una trágica visión- obra, acerca de la cual hemos ya dicho atravesar los rail» y fué cogido por el gre, revistió gran solemnidad y á ella

de efecto ¡grandioso y espléndida luz; Sobre un cielo estrellado, de un azul algo en notas anteriores. Sin embargo, tren, pasándole uno de los vagones por asistió extraordinaria concurrencia.

.. El Pedregar del Castell, que ha dado verdoso uniforme y como metálico, ele¬ diremos hoy en pocas palabras esa mag¬ encima del cuerpo.

• ocasión al autor para inaugurar un van sus copas al cielo los cipreses. seme¬ na cuestión en que consiste, pues no hay

El pobre hombre quedó en un estado

Sumamente concurrida se vió la ba¬

«•uevo género.: la pintura geológica: jantes á lúgubres cucurullas, proyectan¬ duda que muy pronto habrá de tomar lamentable. Tenía la cabeza destrozada rriada marítima el lunes último con mo¬

Jardiclássic, página brillante, en la que
se diría se descubre como un acento de
- oculta ironía, por lo apañadito y arre-glatíito de aquella vegetación, toda so¬ lemnidad y regularidad; la Masía Blan■-m, una armonía de blanco y verde que

do sobre el suelo sus fantásticas sombras,
y perdiéndose á lo lejos el paisaje en una
melancólica bruma.
Bien se echa de ver la impresión que en el alma del poeta del pincel debieron causar los típicos Calvarios valencianos;

proporciones gigantescas, interesando
en ella á todo el mun'do.
En el Africa austral viven seis millo¬
nes de negros y apenas si llegan á un
millón los individuos de raza blanca que
la habitan. Los negros viven con muy

y, además, presentaba varias heridas graves en ©tras partes del cuerpo. Que¬ dó, en seguida, privado de los sentidos.
Inmediatamente fué trasladado á la
casa de socorro, donde fué registrado por el médico de guardia, el cual decla¬

tivo de celebrarse la fiesta religiosa de Santa Apolonia mártir.
Ayudó muchísimo á ello el disfrutar de un dia hermoso, de espléndido sol, co¬
mo lo han sido todos los de la presente

es una maravilla de suavidad: una fa¬ evocadores del misterio patético de la poco, y de ahí. su escasa afición al traba¬ ró que la vida del anciano corría gran semana.

chada blanca, corno el ampo déla nie¬ Muerte del Justo, tienen en sí algo de jo, pues una vez cubiertas sus necesida¬ peligro.

ve, con dos almendros en flor, sobre el cementerio oriental, como aquellos en¬ des, que son bien pobres, no quieren

Así fué, en efecto, pues al cabo de po¬

En los bailes de máscara que tuvieron

verde pálido de un sembrado; Becó.Jlo- terramientos indo-mogoles que cuentan más. Menos mal si esa inmensa pobla¬ co tiempo expiró.

lugar el domingo y lunes últimos, en los

rit, florido todo, la casa y el jardín; entre las maravillas del mundo, ó bien ción negra se mantuviese siempre en

El infeliz se llamaba Antonio Arti¬ varios salones de esta localidad, reinó

-Jardi de-montanya, un himno de alegría á la manera de las necrópolis musulma¬ vida aparte; entonces los blancos se en¬ gues, y vivía en la calle de la Olivera, bastante animación.

exhalado de la tierra, del cielo y de las rocas:- Jardín de Valldemosa. trasunto de
las salas de un . palacio encantado que tuviera por-techo el azur; Jardi d' esdiu, «que da la más completa sensación de frescura que le pueda expresar con for¬ mas y Qoloves^ Jardi senyorial, una alta y soberbia escalinata, entre árboles y plantas, y posados sobre ella dos pavos ‘Te a les; L'hora ferve-nt, un pueblo rural
la luz de la aurora, con las chimeneas
lanzando humo y la campiña aun sem i-do r m i da; El- niu de yedra, más q u e ^ido, madriguera, antre tajos de roca; ; y desentonando de aquella tremenda fe• rosídad ciclópea un rincón lleno de luz ; y de color, como la protesta de la vida contra la petrificación; El Castell á hora daixa, un cuadro da nácar; Brollador del Eaune, una mágia de la visión; Jardi

nas, lugar de quietud, y paseo de los
creyentes. Dejamos para lo último hablar del
maravilloso surtidor del «Laberinto»,
pasmo de los que no aciertan á com¬ prender como pudo Rusiñol pintar agua viva, líquida honda y fría en el tazón de la pila. Claro está que el que logra asombrar con tanta verdad puede darse por sobradamente satisfecho de su do¬ minio del arte, paro el trompe-l-ceil su¬ sodicho es lo de menos en la grandeza de la obra. Lo que, á nuestro juicio, hay que considerar, ante todo, es la sensa¬
ción de melancolía, de tristeza, de año¬
ranza que de ella se exhala; es la conse¬ cución del empeño de traducir con el pincel el sunt lachrymce rerum virgiliano; es la sugestión del pasado, de lo desvanecido, el triunfo del arte, hacien¬

tregarían al trabajo manual, y si no bas¬ taban los que actualmente habitan en el
Africa del Sud. irían allá otros muchos
en busca del pan que no encuentrau tal vez en sus países respectivos, cosa que no sucede ahora porque los negros les harían una competencia horrorosa, in¬ sostenible para la raza blanca, pues lo invaden todo, se meten en todas partea, aunque en todas partes hacen un traba¬ jo insuficiente, y he aquí otro aspecto del problema.
Ahora bien, las Compañías mineras empleaban, antes de la guerra, eien mil negros, y dentro de uno ó dos años ten¬ drán que emplear el doble; la agricultu¬ ra, en el Cabo, en el Natal y el Orange exigirá al menos otro tanto. De suerte
que para asegurar el desenvolvimiento de la pública riqueza en el Sud de Afriea

número 66. Contaba 66 años de edad.
Descanse en paz su alma.
Leemos que en breve será convocada la Junta de Ferias y Fiestas con objeto de dar principio á los trabajos prelimi¬ nares para la organización de las fiestas que el Ayuntamiento de Palma trata de celebrar durante el mes de Agosto pró¬
ximo. Allá veremos.
El jueves tuvo lugar el acontecimien¬ to de inaugurarse en Palma el campa¬ nario de la iglesia de Santa Eulalia y la
celebración del décimo sexto centenario del martirio de esta Santa.
Con tal motivo reinó mucha anima¬
ción y entusiasmo.

Por las calles de la población también
vimos á buen número de máscaras vesti¬
das con elegantes disfraces, que iban de visita por casas particulares.
A su debido tiempo dimos cuenta á
nuestros lectores de haberse abierto en
el salón Parés de Barcelona la exposh ción de cuadros de Rusiñol.
Para que nuestros lectores puedan mejor enterarse de la acogida que estos
cuadros han tenido en la ciudad condal
y por tratarse de una personalidad que tantas simpatías supo captarse en este pueblo, transcribiremos en nuestras co¬ lumnas algunos artículos publicados por la preusa catalana. Empezamos hoy co¬
piando lo que el distinguido escritor

< del Pirata, todo lo sombrío, misterioso
- é inquietante quí* puede ser un jardín de tal-.nombre;-BarcosMarcos, unas bar-
quitas vistas á tra vés de unos pinos, tan ^ bonitas ellas «y ellos, tan tranquila el agua, tan liadas las casitas de la playa ■fque el cuadro está pidiendo á .gritos ser •“colocado bajo una campana de cristal.
;'Continuamos en Mallorca: he aquí La Wall de lervelles, paisaje insuperable <ea finura de color, en amplitud de pers¬ pectiva, en la caí idad de las tierras par¬ das y en la pureza de la atmósfera; Z’ Assomoir, visión siniestra, tétriea. al anochecer: una riera que se arrastra «-entre negruzcos paredones y muros de centensión, sobre un cauce fangoso, aquí y aquí forrado de aterciopelado 5 césped y en cuyas aguas se refleja el
• cielo irisado, como un brillante que
«chispeara en medio de un lodazal; el

do zumbar en los oídos rumores de otras
edades, y haciendo sentir en la mente vacíos de otros tiempos, abandonos de una época que por siempre ya desapa¬
reció.
Pero ¿á qué hablar más? Inútil es pre¬ tender con la palabra trasladar las im¬ presiones inefables de un arte que, en gloria de Rusiñol sea dicho, es todo idealismo. Sí: idealista es la pintura del gran maestro,,y sólo quien tenga el al¬ ma de cántaro podrá dejar de conmover¬ se y de experimentar el sublime extremecimiento que produce la contempla¬ ción de aquellas visiones, recogidas á través del límpido eristal de un tempe¬ ramento excepcionalmente artístico. Mu¬
cho es cuando en una obra de arte se
adivina la sensibilidad extremadísima
del que la ejecutó, á pesar de las defi¬ ciencias de la mano, pero ya no cabe

será necesario obligar al trabajo á todos los negros adultos, haciéndoles trabajar jornadas enteras y durante toda su vi¬ da, no como ahora que trabajan lo que quieren y apenas han ganado algunos centenares de pesetas se vuelven á su
tribu, en donde pueden ya vivir toda la vida como verdaderos príncipes. Mas, para lograr esto, sería preciso recurrir á medios violentos, pues por las vías pa¬ cíficas y humanas ya se ve que no ha¬ brá de conseguirse jamás.
Tanto es asi y de tal modo es esta la convicción general, que en todo el Afri¬ ca del Sud empieza ha hablarse de lo que sería conveniente establecer un impues¬ to especial sobre la población negra, im¬
puesto que pagaría en la forma de pres¬ taciones personales, es decir, en forma de trabajo: doscientos ó trescientas jor¬ nadas anuales, por ejemplo, y natural¬

En la noche del miércoles ocurrió un
desgraciado suceso en la casa Misericor¬ dia. Uno de los asilados, de ocho años de edad, al irse á acostar subióse sobre la
barandilla de una escalera con tan mala
fortuna que cayóse á la planta baja. Fue seguidamente conducido al hospi¬
tal y á los pocos momentos murió el in¬
feliz muchacho.
Con motivo de la grave enfermedad
de D.a Margarita Montaner, que tuvo un fatal desenlace, pues falleció en la tarde del miércoles, ha permanecido va¬ rios días en esta isla su hijo D. Antonio Maura, Ministro de la (Gobernación, pues llegó á Palma el sábado último por la mañana y se embarcó el jueves por la
tarde.

Opisso inserta en La Vanguardia corres¬
pondiente al 8 del actual. Los cuadros que aqui pintó son los si¬
guientes: Cami de Boses («Son Angelats»),
Barcos Planes, la Cala deis pins, Valí de tarongers, El poblet, La cóva del Barranch y El fossar, los cuales han sido muy ala¬
bados.
Por medio de bando publicado por la Alcaldía, se ha hecho saber al vecinda¬ rio que el primer domingo dei mes d© Marzo próximo tendrá lugar en la Casa
Consistorial el acto de la clasificación y declaración de soldados.
Para proceder al sorteo de los 90 mo¬ zos que comprende el alistamiento del actual reemplazo, se reunió el Ayunta¬

Torrent, que no parece sino cogido y metido luego dentro de un mareo, con
total conservación de su hórrida pro¬
fundidad y su salvaje cuna; Caminal de Alfabia, una galería en un jardín, des¬ pojada de su techo de follaje, con bustos A lo largo del intercolumnio é ilumina¬ da por el sol poniente; Cami de roses. -dechado de calidez, brillantez y vivaci-.
dad, con unas rosas encarnadas y unas -rosas blancas, incendiadas por los arre¬

más cuando esa mano lo puede todo, y hace todo lo que quiere.
Alfredo Opisso
Actualidades
La gran cuestión transvalesa

mente. para hacerlas efectivas no habrá más remedio que recurrir á la fuerza y á la violencia. Verdad que esto no sería en realidad más que el establecimiento de un régimen de esclavitud, y para lle¬ gar á semejante resultado se emprendió una guerra que se hizo en nombre de la libertad y la justicia!... Realmente, lo que es esta vez se ha lucido de veras In¬ glaterra.

Descanse en paz el alma de la finada.
Leemos que en Porreras, al amanecer
del viernes de la anterior semana, un
jóven de dicho pueblo llamado Miguel Font, se suicidó en su casa calle del Viento núm. 43, ahorcándose en el gan¬
cho del arco de la misma.
Dicho jóven tenía 19 años y el domin¬ go siguiente entraba en quintas.

miento en el salón del entresuelo de la
Casa Consistorial el domingo por la ma¬
ñana.
El acto dió comienzo á las siete con la lectura del referido alistamiento y una
vez efectuados los demás trabajos prepa¬ ratorios del sorteo, principió éste ante
numerosa concurrencia. Conforme pro¬
metimos en nuestro anterior número,
transcribimos á continuación el nombre

boles del ocaso, y una refulgencia de

Después de las noticias que se han re¬

de los mozos sorteados con expresión

color que hacen de este lienzo un flore¬ cibido del Transval estos últimos tiem¬

ro viviente y centelleante, con tentacio¬ pos. nadie puede hacerse ilusiones. Cier¬

nes de recortar las rosas y pegarlas so¬ tamente que se acabó la guerra sudafri¬

bre un pais de abanico; la Cala deis cana y no es de creer que se renueve en

pins: aquí se le ha antojado á Rusiñol hacer verde sobre plata; los pinos se re¬ cortan sobre un cielo argentado, y el efecto, de una limpieza genial, es tan

el transcurso de muchísimos años; pero tampoco puede afirmarse que sea hoy un hecho la pacificación de ios espíritus, y aun vemos muy difícil que pueda lle¬

singular como si se interpusiera un ob¬ gar en breve término. Por una parte, los

jeto entre nosotros y la luna llena; Valí colonos ingleses están descontentos de

de tarongers, soberbio, superbísimo des¬
pilfarro de color caluroso, de esplendi¬ dez vegetal, de sentimiento naturista

la actual administración por defectuosa é insuficiente, pues según dicen, y así
lo han declarado á Chamberlain en más

y exuberancia de vitalidad; El Poblet: de una ocasión durante su viaje, lord puede ser literariamente un pueblo gris, Milner ha confiado los más delicados

pero con tanto sol, tanto verdor y tantos puestos á gente joven é inexperta. Por

naranjos es un pueblo paradisíaco, y don¬ otra parte, aunque no pocos boers. des¬

de no faltaba nada, según indican las hu¬ pués de la guerra, ó causados ó desen¬

meantes ehimeneasde las easuehas... gri¬ gañados, se han pasado á la causa de

ses; la Cova del barranc, rocas, musgo, los ingleses, muchos más quedan toda¬

agua verde, lobreguez y soledad; por fin, vía manteniéndose en el campo de los Elfossar, poema pintado sobre lienzo: un rebeldes, y que á algo se atreven de¬

■camino recto, recto, recto... orillado de
altos y oscuros ciprese* y de rosas, que va á parar á una capilla envuelta en la

muéstralo el hecho de que no hace mu¬ chos días, según han referido ya los te¬ legramas, presentóse una ,delegación de

sombra, debajo del cielo luminoso, que los mismos á Chamberlain durante su

bajo su inmenso manto cobija lo mismo estancia en Bloenfontein, al frente de

los vallas de naranjos que la tremenda los cuales iba el célebre general Dewet.

carretera, bordeada de íuuebres cipre-

Cuentan las crónicas, aun las que han

ál ses y de rosas.
Y ahora, los Calvarios de Valencia,
que uo son más que cuatro, pero que valen por dieciseis: Calvari Je Torrente;
puesta de sol. Calvario de Sagunto, cap
al tard. la hora está sorprendida como
por arte de encantamiento; el mismo

sido visitadas en Londres, que la entre¬ vista fué por demás tempestuosa, pues los boers declararon con toda su brutal
franqueza al ministro británico que no se cumple ninguna de las condiciones
que impuso á Inglaterra, el tratado de
paz, que lo de la indemnización de gue¬

Ciclón terrible
Dicen de San Francisco de California
que se ha dejado sentir un ciclón terri¬ ble en el Archipiélago de Tumotú, posi¬
ción francesa del Oceáno Pacífico. Ochenta islas han sido desvastadas. El
ciclón, que ha alcanzado también á las islas Taimore, ha durado algunos días.
El mar i nudo la tierra firme, refugián¬ dose los isleños en los árboles; algunos de éstos fueron arrancados de cuajo.
Se calcula por algunos en 1.500 el nú¬ mero de víctimas. Según otros, éste nú¬
mero asciende de 8.000 á 10.000.
Han llegado á Haiti en un buque 400 supervivientes de la catástrofe, que tu¬ vieron que recorrer tres millas á nado.
Se teme que hayan muerto muchos en aquellas islas aguardando la llegada de
los socorros.
Crónica Balear
Adelanta el curso del proceso de cano¬
nización de lá B. Catalina Tomás, pues
se ha anunciado para el 15 de Diciembre la congregación ante-preparatoria sobre milagros de nuestra ínclita paisana.
La Comandancia déla guardia civil de esta provincia anuncia que debe ad¬ quirir con destino á la misma cuatro

La inauguración del Gran Hotel se ve¬
rificó á las seis de la tarde del lunes úl¬
timo acudiendo á aquel grandioso edifi¬ cio, recien construido en la plaza de Weyler de Palma, las numerosas perso¬ nas invitadas, entre las cuales figuraban las principales autoridades y personas de distinción de la capital.
El Señor Obispo bendijo el nuevo es¬ tablecimiento, y terminado el acto reli¬ gioso, fueron obsequiados los concurren¬ tes con un espléndido lunch en el espa¬ cioso y elegante comedor, iluminado por luz eléctrica. Brindaron don Miguel S. Oliver, D. Juan Alcover y las autori¬ dades superiores, siendo aplaudidos to¬
dos los discursos.
L )s concurrentes no pudieron menos de admirar al lujo y magnificencia en todas las dependencias, recibiendo mu¬ chas felicitamos al empresario Sr. Albareda, como también el dueño del edificio
Sr. Palmer.
Crónica Local
Conforme anunciamos, el vapor León de Oro emprendió viaje con rumbo á
Barc|lona y Cette el sábado último por
la noche, llevándose gran cantidad de carga. De regreso de dichos puntos ha

del número que les correspondió. Son los

siguientes:

José Pons Mayol.

.

I

Francisco Arbona Calíais.

.

2

Bartolomé Colom Ferrá.

.

3

Pablo Pons Castañer.

.

4

Jaime Coll Mayol.

-. 5

Antonio Máximo Solivellas Cifre. . 6

Francisco de Borja Canals Marqués. 7

Juan Deyá Mayol.

.

8

Vicente Vicens Monserrat.

.

9

Antonio Sancho Ferrá.

. 10

Antonio 0¡iver Magraner. Jaime Trias Noguera.

. 11 . 12

José Mayol Castañer.

. 13

Jaime Arbona Vicens.

. 14

José Pons Oliver.

. 15

Damián Vicens Sastre.

. 16

Nicolás Oliver Colom.

. 17

Ramón Colom Alcover.

. 18

Antonio Colom Magraner.
Bartolomé Timonel’ Rufián.

. 19
. 20

Juan A. Ozonas Busquéis.

. |21

Juan Mercé Bennasar.

, 22

Antonio Noguera Serra.

. 23

Bartolomé Mayol Coll.
José Bennasar Bernat.
Cristóbal Castañer Ripoll. Miguel Fuster Pons.

. 24 . 25 . 26 . 27

Bartolomé Casasnovas Canals.

. 28

Bernardo Cabot Cabot.

. 29

Bartolomé Castañer Rufián.

. 30

Domingo Rufián Vives.

. 31

SÓLLER

A-

rtrdrfrafcfrvn-,

saitó^sficiu,

Bartolomé Miró Arbona.

. 32 pleo del abono químico completo. El li¬ realizados por el Ayuntamiento, que le expuesto el Santísimo Sacramento, se cidas en la 1.a, 2.a y 3.a sección, fijándó-

Jaime Borrás Serra.

. 33 bro de que se trata reviste indudable dan verdadero dominio; entendiendo, por cantarán las horas de prima tercia y se para la presentación de documentos

Antonio Dols Trías.

. 34 utilidad práctica para los arboricultores, tanto, debía demolerse las obras cons¬ después la misa mayor con sermón, que justificantes ios meses de: Enero para la

José Marroig Yicens.
Ramón Lizana Bover.

. 35 quienes pueden adquirirlo dirigiéndose á truidas, los otros defendían la inexisten¬ pronunciará el Pbro. D. Bartolomé Goll. primera sección; Febrero para la segun¬
. 36 a Redacción de La Agricultura Españo¬ cia de esta faja de terreno, desde el mo¬ Terminada la misa, tendrá lugar la pro¬ da y Marzo para la tercera, en todos los

Bartolomé Ferrer Colora.

. 37 la, Plaza de Cajeros, 6.—Valencia.

mento que el anuncio de subasta de lote cesión propia de la tercera dominica, dias laborables de 11 á 12 de la mañana

Francisco Frontera Oliver.

. 38

de referencia al reseñar los linderos, cantándose en seguida las horas de sexta en las oficinas del Sindicato, Rectoría

Juan Ferrer Vadell.

. 39

dice que por aquella parte linda con te¬ y nova. A la tarde, después de vísperas 25. En la inteligencia de que aquellos

Bartolomé Colom Noguera.

. 40

EN EL AYUNTAMIENTO

rrenos de varios establecedores; enten¬ y completas, habrá explicación del Ca¬ que no presentasen sus documentos dé

Mignel Martí Oliver.
Andrés Mayol Oliver.

. 41
. 42

Sesión del día 7 Febrero de 1903

diendo no era asunto de la competencia tecismo.

propiedad de las aguas que poseen su¬

del Ayuntamiento. Después de larga dis¬ Lunes, día 16.—-A las siete, se cele¬ frirán las consecuencias á que diera la¬

Agustín Cladera Ripoll.

. 43 La presidió el Sr. Alcalde D. Juan cusión el señor Presidente, propuso, para brará una misa en el altar de la Virgen gar la aplicación del aft. 33 del regla¬

Antonio Frontera Bernat.

. 44 Puig, y asistieron á ella, convocados por solucionar el asunto, se nombrara una del Carmen y, durante la cual, se prac¬ mento porque se rige Este Sindicato.

Bartolomé Bennasar Frau.

. 45 segunda vez, los Concejales señores don Comisión compuesta de los señores Ca¬ ticará el ejercicio propio de aquel día.

Sóller 12 Diciembre de 1902.—El Pre¬

Damián Vinent Colom.

, 46 Juan Pizá D. Juan Joy, D. Jerónimo sasnovas y Estades para ver si era posi¬ Jueves, día 19.—Tendrá lugar el ejer¬ sidente, Antonio Mayol Simonet.

José Ballester Castañer.

. 47 Estades, D. Ramón Coll, D. Juan Deyá, ble arreglar las diferencias que habían cicio mensual en henor del Patriarca

Bartolomé Mayol Oliver.

. 48 D. Jaime Valls y don Jaime J. Joy.

surjido entre el propietario del lote y los S. José, á las siete de la mañana, al

Antonio Perelló Qués.

. 49

Pasando á despachar los asuntos pues¬ establecedores colindantes y quedó así tiempo de una misa.

SOCIEDAD ANÓNIMA EL GAS

Jaime Joy Joy.

. 50 tos á la órden del día, dióse lectura al acordado.

En la iglesia de S. Francisco.—Maña¬

Antonio Pons Bennasar. Cristóbal Coll Colom. Juan Arbona Pons.

. 51 . 52 . 53

acta de la anterior sesión, siendo apro¬ bada sin alteración alguna.
En este estado, previo reondo de aten¬

Después de haberse dado lectura á las listas de los contribuyentes que tienen derecho á formar parte de la Junta mu¬

na dia 15, se celebrará en dicha iglesia
fiesta solemne en conmemoración de la
Traslación de las Reliquias de San An¬

En cumplimiento de lo que previené
el artículo 15 de los Estatutos porque se
rige esta sociedad, la Junta de Gobierno

Joaquín García Expósito.

. 54 ción, entró en el Consistorio el Secreta¬ nicipal, del corriente ejercicio, se proce¬ tonio de Pádua.

de la misma ha acordado convocar á la

Francisco Pons Roca.

. 55 rio del Juzgado municipal de esta villa dió al Sorteo de los mismos, por seccio¬ Hoy dia 14, al anochecer, se cantarán general ordinaria para el dia quince de

Pedro A. Busquets Nadal. Antonio Caldentey Ramón.

. 56 para notificar al Ayuntamiento una pro¬ nes, en la forma prevenido en el art° 68 solemnes completas.

Febrero próximo, á las once de la maña¬

. 57 videncia del Sr. Juez de primera instan¬ de la ley municipal vigente. Terminado Mañana, día 15, á las siete y media, na, en el local que ocupan las oficinas

Juan Vicens Mayol.

. 58 cia del partido de Palma. Acto continuo dicho sorteo, acordó la Corporación pu¬ misa de comunión general para los de la Asociación, calle de Buen Año nu¬

Mateo Colom Puig.

. 59 emplazó al Ayuntamiento para que en blicar inmediatamente el resultado.

miembros de la Pía Unión. A las 9 y mero 6.

Pedro A. Mari Frau.

. 60 el improrrogable plazo de nueve dias

Para satisfacer las obligaciones del media, horas menores y la misa mayor

Y á tenor de lo que previene el artí¬

Gabriel Colom Colom.

. 61 comparezca en los autos, personándose presente mes, se procedió á la distribu¬ con música y sermón que predicará el culo 20 de dichos Estatutos los accionis¬

Juan Rallan Coll.

. 62 en forma, dejando al efecto una de las ción dé fondos por capítulos.

Rvdo. Cura Arcipreste. Por la tarde, tas deberán depositar sus acciones con

Gabriel Ferrer Torrens.
Antonio Calafat Fajardo.

. 63 copias simples y autorizado por el Pre¬ Se dió cuenta de una instancia promo¬ Trisagio con música.

veinte y cuatro horas de anticipación á

. 64 sidente, se retiró del salón.

vida por D. Antonio Casasnovas como En este dia, pueden ganar indulgen¬ la señalada, en las oficinas de esta socie¬

Pedro J. Casasnovas Cañelías. Bartolomé Garau Serra.

. 65 De orden del señor Presidente se dio encargado de D.a Catalina Pastor, soli¬ cia pl enaria todos los miembros de la dad, y recoger al mismo tiempo su co¬

. 66 lectura al referido documento y resultó citando permiso para verificar varias Pía-Unión.

rrespondiente papeleta de asistencia.

Jaime Casasnovas Pastor.
Bernardo Pol Busquets.

. 67 ser una demanda en juicio declarativo de obras en la fachada de la casa n.° 9 déla

En todos los antedichos actos estará

Sóller 22 de Enero de 1903.—El Di¬

. 68 mayor cuantía interpuesta ante el Juz¬ calle de Bauza. Se leyó el informe emiti¬ de manifiesto S. D. M.

rector Gerente, Francisco Crespí Morell.

José Joy Marqués.

. 69 gado de primera instancia por D. Ma¬ do por el Ingeniero encargado de la ca¬

Rafael Frontera Bisquerra.

. 70 nuel Borrás y Ripoll contra este Ayun¬ rretera de Palma al puerto de Sóller, en

Francisco Marroig Rullan.
Jaime Orell Alcover.

. 71 tamiento, el ex-Alcalde D. Juan Joy el cual se hace constar no existe inconve¬ . 72 Pizá y los ex-Concejales D. Martín Mar¬ niente en que se conceda la autorización

J&eggisÉtfo Civil

Juan Arbona Reynés.

. 73 qués Marqués, D. Lorenzo Mayol Aleo- solicitada, siempre que no se lleve á ca¬

Nacimientos.

Antonio Ripoll Castañer.

. 74 ver, D. José Morell Estades, D. Jaime bo ninguna de las obras prohibidas por Varones 2.—Hembras 1.—Total 3

A tenor de lo qué previene él articuló

Miguel Alemañy Casasnovas.

. 75 Magfaner Pons, D. Miguel Arbona Co- la R. O. de 12 Marzo 1878 y resultando

Matrimonios

10 de los Estatutos de esta sociedad y

Antonio Castañer Oliver.
Damián Canals Deyá.

. 76 lom y D, Amador Castañer Ballester; del plano que se acompaña para demos¬ . 77 para compelerles al pago de 3750 pese¬ trar las obras en proyecto que se han

Ninguno.
Defunciones

por acuerdo de la Junta de Gobierno se convoca, por segunda vez, á la general

Juan Araque Pizá.
Simón Bisbal Escalas.

. 78
. 79

Rafael Nadal Vila.

. 80

Andrés Pons Coll.

. 81

José M a Martorell Amengual Lucas Morell Colom.

. 82
. 83

Antonio Castañer Borrás.

. 84

Ramón Rotger Ferrer.

. 85

Antonio Luis Prudencio Colom Ca¬

nals.

. 86

tas intereses de demora y otros perjui¬
cios ocasionados con motivo de un con¬
venio suscrito por el Sr. Borras y el Alcalde de Sóller en representación del Ayuntamiento para la adquisición de un caño de agua de la noria de la finca «Son Llampayas» para dotar de agua potable á la barriada del puerto. Enterada la Corporación, acordó nombrar una Comi¬ sión compuesta del Sr. Presidente y los

de tapiar tres ventanas da las existentes en la fachada de dicha casa, la Corpora¬ ción acordó pasara á informe de la Co¬
misión de Obras.
A fin da fomentar la urbanización del
plano de la Gran-Via y ensanche del Foguera, acordó ei Ayuntamiento alum¬ brar por medio de gas la expresada calle y colocar un farol con mecheros incan¬
descentes en la plaza de América.

Dia 8.—D.a Catalina Joy Oliver, de 55 años, casada, manzana 56.
Dia 8.—D. Juan Arbona Colom, de 80 años, casado, manzana 31.
Dia 8,—Francisco Bujosa Garau, de 4 años, Santa Apolonia (Puerto.)
MOVIMIENTO DEL PUERTO

ordinaria para el dia 15 de Febrero pró¬ ximo á las diez y ocho (6 tarde) en el
domicilio social.
Lo que se anuncia para conocimiento
de los señores socios. Sóller 28 Enero de 1903.—El Presi¬
dente, G. Colom Muntaner.
■«cgai>-o-<iiggra—
ÍjA SWEJDSté

Juan Bauzá Marroig.

. 87 señores Estades y Joy para pasar á Pal¬ Se acordó proceder á la recomposición

Embarcaciones fondeabas

Juan Bernat Yicens. Antonio Venancio Bernat Mora. Emeterio Atienza Casasnovas.

.88 . 89 . 90

Sección Bibliográfica
Abono de los árboles frutales.—Es¬
tudio agronómico experimental por el
Dr. C. Giner. Es este un interesante fo¬
lleto en el que después de demostrar la
utilidad de los abonos en los árboles
frutales, se hace un concienzudo estudio de los factores que sostienen la vegeta¬ ción de los mismos y modifican el efecto útil de los abonos, dándose las fórmulas especiales para cada frutal y relatando varias experiencias acompañadas de ex¬

ma provistos de los documentos que
obran en este archivo referentes al asun¬
to y la demanda interpuesta, con objeto de consultar á dos abogados á fin de adoptar la resolución que proceda.
Sé pasó á tratar sobre la construcción de una pared por D. Juan Vicens en terrenos procedentes del monte de Santa Catalina cuyas obras fueron suspendidas
por el Sr. Alcalde, en virtud de recla¬
maciones de varios establecedores.
Abierta discusión sobre el carácter de
los terrenos donde se había coustruido
la pared, unos opinaban se había cons¬
truido en terrenos de Propios; en una
taja de terreno exceptuada de la desa¬
mortización existente entre el lote enaje¬
nado, propio de D. Juan Vicens y los terrenos de varios establecedores, fun¬

del piso de la dependencia donde se ha¬
lla instalada la cocina de la Casa-Hos¬
picio. Se enteró el Ayuntamiento de una
R. O. aclarando el R. D. de 23 de Di¬ ciembre último relativo á la forma de
efectuar los pagos los Ayuntamientos. Dejaron de asistir á esta sesión los
señores Casasnovas, Marqués, Canals
(D. Damián), Riutort, Canals (D. Juan), Oliver, Bernat y Morell, quienes justifi¬
caron ante el Sr. Alcalde los motivos
legales que tuvieron para no asistir.
No habiendo otros asuntos de que tra¬
tar, se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS

Dia 14—De Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 81 ton., capitán
D. G. Mora, con 17 mar. pas. y efectos.
EMBARCACIONES; DESPACHADAS
Dia 7.—Para Andraitx, laúd San An¬ tonio, de 19 ton. pat. D. B. Tomás, con 6 mar. y madera.
Dia 10.—Para Gandía, jabeque, Antonieta, de 64 ton. pat. D. Juan Vicens, con 8 mar. y lastre.
Dia 11.—Para Ciudadela, pailebot Los Amigos, de 24 ton. pat. D. B. Sorá, con 4 mar. y lastre.
En sesión del dia 2 de Noviembre de

En virtud de lo acordado por la Junta de Gobierno de esta Sociedad, el dia 16' del corriente Febrero se empezará el pa¬
go del dividendo activo que en la J unta
Genera] ordinaria celebrada el 2 del ac¬
tual se acordó repartir. Sóller 10 de Febrero de 1903.—El
Administrador, Jaime J. Joy.

«

—

Finca para vender
á 9 kilómetros de Palma carretera de
Manaeor, de 8 cuarteradas, huerta rega¬ dío hortalizas, con casa, molino estanque,
y precio 42.500 pesetas, resultando uií rédito del 4 por ciento. Para informes M. Bernat y Campafíía, calle de Rubí 20
Palma.

celentes fotograbados demostrativos de dados en la demarcación que presenta el

En la iglesia parroquial.—Mañana corriente año se acordó la formación de

las grandes ventajas que ofrece el em- expresado lote y los actos, sobre ella, domingo, dia 15.—A las nueve y medía, un nuevo catastro de las aguas estabíe-

(6) wmjjijwstm
UN DRAMA
lorióos, entre los cuales rebrillaba una
dentadura perfecta, su frente lisa, coro¬ nada por la densa cabellera que á duras panas conseguía dominar la tijera del peluquero,—expresaban el heroísmo, el entusiasmo, la generosidad, las cualida¬ des viriles más nobles y atractivas. En el rostro del hijo de Garrea Pinos, sobre la hermosura, predominaba la poesía del alma. Y cuando aquella faz de tonos románticos, serios, tan semejante á las esculturas que se ven en algunos reta¬ blos del siglo XVII, se animaba con la sonrisa, adquiría, sobre todo al dirigir Lorenzo la palabra á las mujeres, una sumisión halagüeña que era una cari¬ cia, pudiéndose decir de Lorenzo Gurrea que su mirada se arrodillaba.
Aquella noche, en la representación
de Fedra. Lorenzo oía. no con la tran¬
quila y golosa curiosidad literaria de Ja¬ cinto, ni con la indignación y la tácita protesta de Fermina, sino con ese miste¬
rioso estremecimiento interior qu-e pro¬
ducen las obras de arte irapregraadas de pasión en las organizaciones juveniles

y poco gastadas por la vida, y en las cuales hay almacenado un gran depósito de sensibilidad que no se ha puesto en juego. Las palabras de Fedra, dichas con desgarradora ó melancólica expresión por la actriz; lo» suspiros de fuego que su pecho exhalaba; aquella alternativa de arrullos de paloma y rugidos de leona
con que declara su mortal delirio á Hi¬ pólito, producían evidentemente en Lo¬ renzo uno de esos efectos reflejos, alta muestra del poder de la literatura dra¬ mática; efecto en que nos sustituimos al actor, y sintiendo por él y con él, olvi¬
damos nuestra existencia real, y por
una hora vivimos en la antigua Grecia.
—en las regiones adonde quiere el poe¬
ta trasladarnos.—Lorenzo Gurrea, mo¬
vido á dolorosa piedad, encontraba á Hi¬ pólito inuy duro, muy cruel, muy im¬ pío con la pobre mujer que tenía la des¬ gracia de idolatrarle y de perder por él la dignidad, el reposo, salud y la vida; y creía que bien hubiese podido Hipóli¬ to, si ceder á la culpable incitación de
Fedra. tratarla con más dulzura, conso¬
larla, decirle palabras algo tiernas y be¬
nignas. secar sus lágrimas, ¿qué sé'yo? hasta aparentar, no amor criminal á la desdichada hija de Minos y Pasifae. pe¬ ro sí un interés espiritual muy delicado,

muy afectuoso, que calmase á la enfer¬
ma, á la loca, á la víctima de la cólera
celeste... Y estos pensamientos, y la pa¬ tética acción de la actriz encargada del papel de Fedra. y el inevitable resblandecimiento del alma que causan los so¬ llozos y las quejas de la mujer en el hombre,—y más cuanto más hombre sea.—aumentaban en aquel momento la palidez del rostro de Lorenzo y echaban sobre todo él una sombra de apasionada melancolía, que no se escapó, cierta¬ mente, á la atenta y lucida mirada de
Teodora...
Hubo un instante en que la dama, co¬ mo contagiada por la visible alteración de Lorenzo, respiró hondo y llevó la mano á su corazón donde se agolpaba coa excesiva violencia la sangre. Casi instantáneamente reaccionó y supo aho¬ gar una impresión de gozo insensato, que tumultuosa y rápida quería aso¬ marse á sus ojos. Hasta aquel momento, Teodora dudaba de si el espíritu de Lo¬
renzo tenía abierta la brecha de la sen¬
sibilidad. Ya estaba segura de que sí. y sabía por donde penetrar en el alcázar de aquel alma varonil, pura todavía, y llena de tesoros y de jardines encan¬
tados*

III
Apenas había logrado Teodora sere¬ narse, cuando la puerta de la Mignoire se abrió, dando paso al veterano Guerrea Pinos, pudre de Lorenzo y futuro suegro de Fermina. Al ¡Ütiist! suave, pero bien acentuado, de Jacinto, que no querían que le estropeasen la mejor escena del drama, el viejo se resignó á permanecer inmóvil, recostado en el fondo del palco, hasta que el acto se terminase.
Alto, derecho y arrogante á pesar de sus años, el antiguo guerrillero sé pare¬ cía en las facciones á su hijo, pero era muy distinto, no'solo en el color, sino en la expresión de la cara. De tez san¬ guínea, recio bigote cano y amarillento por el cigarro, y blanca y fuerte y co¬ piosa cabellera, de ojos vivos y mirada directa é interroga dora, el veterano ex¬
presaba en su rostro dos condiciones de carácter que en las épocas de su vida mi¬
litar le habían sido, más que útiles, in¬ dispensables; una energía rayana en dureza, y á la vez una gran astucia des¬ confiada. Preciso era que en tales cuali¬ dades ejercitase ¿ cada momento el hom¬ bre que en ocasiones necesitara, para salvar su propia piel y la de sus solda¬ dos, ordenar sin vacilaciones un fusila¬

miento, y ni dormií* una noche á pierna suelta, ni entregarse descuidado al ami¬
go que le pareciese más leal. Algunos
años de esta clase de existencia modifican
profundamente ún rostro, y desarrollan en un espíritu ciertas propensiones la¬
tentes, hasta convertirlas en dominan¬
tes. La mirada de Gurrea Pinos había
conseguido muchas veces hacer bajar los ojos, demudarse y palidecer ó los es¬ pías y á los traidores* sacándoles al ros¬
tro la señal de su delito: y otras veces
había logrado inspirar confianza y ar¬ dimiento á los que vacilaban y temían.
No acostumbraba el guerrillero, en cam¬
paña, hablar mucho, pero sus ojos su¬ plían á su lengua. Si Lorenzo hubiese
alcanzado la edad de tomar un fusil
cuando su padre sostenía la guerra en el Alto Aragón, tal vez la semejanza dé ambos se acentuaría, por la identidad dé
impresiones.—Pero en aquellos tiempos
azarosos Lorenzo era un niño que sé
criaba en Riela al lado de su madre,
mujer humilde y tímida, de fervorosas
creencias, que sólo pensaba en que sU
hijo aprendiese á rezar y á obedecer ai temido padre, á quien apenas veían. Semejante educación, estrecha y mimo¬ sa, algo monjil, había depositado en el alma de Lorenzo gérmenes de femenil

SÓLLER

asiuaeioft qoe'ss i-nsarten en esta sección pa giran: Hasta tres in-

razón de 0‘05 pesetas 4a línea; hasta cinco inserciones á

Sflaéa d* 0‘03 pesetas, y de cinco -en adelante á razón de 0‘02 pesetas.

$1 Tftl<w mínimo de un-enuneio, sea cual fuere el número de lineas

■5

se componga, 'será de 0‘50 pesetas.

tae lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta-

>• Aa por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina-

a del periódico.

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de tina columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Ao« sutcriptore» disfrutarán ana rebaja de un 35 p»v elenco

SEHVICIO DECENAL La Ilustración Española y Americana.-La

ENTRB

Moda Elegante.-La Ilustración Artística.-El

Salón de la moda.-Album Salón.-La Borda¬

-VERSA
sior ei magnífico y veloz vapor
li 101 1 OH©
'Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. < Salidas de Barcelona para Gette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. -Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. ¿Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:--EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle “-del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.— D. J. Roura, Paseo de ila Aduana, 25.—EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Comman* dant Samary-5.
NOTA.—Siempre «que el día de salida de Cette. según el presente itinerario, -^corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte py cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

dora.-La Perla Artlstica.-La Mariposa.-Blan-
co y Negro.-La Zapatería Ilustrada.-Nuevo Mundo.-Sol y Sombra.-La Ultima Moda.-Por Esos Mundos -Pluma y Lapiz.-El Teatro.Hojas Selectas. - La Patria de Cervantes. - Alre¬ dedor del Mundo, y otra infinidad de periódi¬ cos y revistas ilustradas de España sirve el “Centro de Suscripciones,, sección tercera de

LA SINCERIDAD, San Bartolomé, 17.—SOLLER.

FUNDADO EN 1889 * CAPITAL SOCIAL 300.000 PTAS.
-Sociedad Anónima.—Domicilio Social: Galle de Caspe, n.° 11—BARCELONA
í
Cotizables en Bolsa y amortizables oon premios
‘ mm CORRIENTE COS EL BASCO DE ESPAÑA, CREDIT MOSSAIS Y BASCO 1

tarjetas postales
con las mejores y celebradas vistas pano¬
rámicas de Mallorca. Se ha recibido y
puesto en venta un importante surtido en el establecimiento de «La Sinceridad»,

L‘ ASSICÜBATRICE ITALIANA

Sociedad de seguros contra los

1COIDBSTS8

fMMJ®

San Bartolomé, 17.—SÓLLER. SE ENCARGA: De todas las operaciones de Bolsa emcompra y venta.

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

' COMPRA: Valores mobiliarios al precio de cotización oficial. SUSCRIBE: Por cuenta agena empréstitos,acciones y obligaciones. >€OBRA: Por y para sus clientes los premios y amortizaciones que pue¬
dan corresponderles en los sorteos de títulos amortizables. > DESCUENTA: Toda clase de cupones vencidos y cuyo pago esté anun-
• ciado.

LA SOLLERENSE
DE
JTOJSÉ COLL
CERBlRE y PORT-BOU (Frontera fM-espMola)

Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.

La síntesis dél negocio es facilitar el ahorro de pequeños * capitales <• comprando valores mobiliarios. Pero no basta; ahorrar; es necesario dar «ejemplo inmediato al ahorro, para que produzca y se multiplique.
Nunca se pierde el capital empleado en valores mobiliarios de los amortizables con premios y la posesión de dicha clase de títulos pone

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASELLAS.

©n condiciones de poder alcanzar una fortuna debida al azar, sino con

frescas y pescados.

qana suma cuantiosa con una suma modesta que representa por lo me¬
mos su verdadero coste.

REPRESENTANTES EN MALLORCA:

En Palma: D. Pedro B. Valls, Cónsul de Italia, Conquistador, 38.

En Inga:

D. Mateo Depuy, Procurador, Sala, 3.

Se desea vender una
finca llamada Can Magre de Den, con¬ sistente en huerto regadío, cañaveral y dos casas; linda con la carretera del

estaurant del Universo DE
Vda. de j. serra

■En Manacou: D. Antonio Jaume, Procurador, Felicidad, 38. En Felanitx: D. Pedro Bordoy, Propietario, Prohisos, 5.

puerto.
Para más informes diríjanse al nota¬ PLAZA ©JE PAJLACIO-8.-BA®€E|L©]lFA

En Sóller: D. Salvador Elias, calle de Vives, n.° 5.

rio D. Pedro Alcover.

■

,i r 11 ■■■———mm——«aw—iwhwimi——r

wn wiira mmü. "■■ubim—mi i mummvmrnmmmmtmmammmmmmmBmmamammmmm»

tsaispobtis mnmmmkm

Comisión, — Representación, — Consignación,— Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES

Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres

BAUZÁ ¥ MASSÜT

¡ION DE LA
POR EL
Vino Uranado Pépsico
Cl©
J. TORRENS, Farmacéutico
El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los
tranvías,, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de
Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.
LADRILLOS RIDRADLIiS, BAÑERAS,

AGENTES DE ADUANAS
mmtm y port-bou (Frontera Franco-Española)
‘Corresponsales á GIVET, JEUMONT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauzá Cerbére.—Bauza Port-Bou.

que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex
perimentados y acreditado como
un reconstituyente sobradamente

peimos, mm i mi cusí oí piéis oe ano un
DE LA CASA
ESCOFET, TEJ111 Y €.a de BARCELONA

RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
L’ UNION

enérgico para suprimir la elimina¬
ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬

lle

Unico representante en Sóller: Miguel Colom,
del Mar.

ca¬

medad denominada "diabetes. „

«ASÍA FRASCÍSA DE SEGUROS CONTRI INCENDIOS FDSÁDA EN 1828

PÍLDORAS FERRUGINOSAS

LA SINCERIDAD

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRAN¬
CESAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPOR-
TANCIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incen¬ dio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS
EXPLOSIVOS.

Capital social.

Reservas .

.

.

Primas á cobrar

10.000,006 8.705,000
74.287,038

Francos

DE!
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la

Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbonci
San Bartolomé, -17, -S#EJLE2t

SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES

Se Ututos ios de

hacen toda nominativos
esta índole,

dase de impresiones á una ó y al portador, láminas de tarjetas de visita, esquelas

varias tintas: Acciones para sociedades, emisión de valores, bonos y demás trabé
mortuorias, talones, membretes, facturas,

programas, dernamones

carteles, circulares, estados de todas clases,
económicas y de lujo.

invitaciones,

etc.,

etc.,

etc.;

y encus

Total

02.992,038

Capitales asegurados . . 15.127.713,242

„

"Siniestros pagados . . .

104.000,000

„

COÍSECJHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de trigo, cebada y avena, tanto en pié como segadas, en gavillas y so¬
bre la era.
Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Amoldo Casellas, Luna, 17.

debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DES VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Mála-ga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudae.—SóUer, Far¬
macia de J. Torrens
GARROVÉS
Es temps de sembrarlos y a n’ es carré
de Sant Pere, nútn. 19 n'hi ha de bons y barato.

SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERÍA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORII

’cuadernos yycrncnvaoiaóinñcnlrmritatrbijuaaoaiVsrcrddmesoéooo,tnnodsasdesedsey,pesásdeatelaestidlramtoreaejtlseeooanppdtneddauoeiesreseslascalbdrmdyiltotpeoaotái,amderslpiuernoataajidsñolmnuraoatjyasysoaen,dosñldyeapfonoiaacrereprpipicgnstirrnaeoteraeasaalncses,sf,iasseyo,ecscscdcadlc,poeicrebiaiórtóeolrhnicrnibnrtiao:laoaroldoossrsfeeersy,eplsdcisfddcem iaa,aeeijtfroireaualaetnlnceelmsegixrobnsoítaaaoonidñdrrteóeoteyyinsdlsfli,eha,smceisoiglinaei,ebnbonltrpfsebcreiao,n.alssajsei,rynddaepcyeaetdocnade.oteroybbsasddljeceeaardarltnsaoaimycbssacopiarlpdeaaryocsaysrceasarpurss,aaea,pldylaarnaeahassapadddiceodespeeesleecrJldslaloanaesjsairñee;smosmstsáeadabfsemceyaoclpeanstcaodaojessy¬¬e

■
i

SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad)