jjRQ XVII.--2Í* EPOCA.-NÚM; 821
jjRQ XVII.--2Í* EPOCA.-NÚM; 821

SÁBADO 27 DE DICIEMBRE DE 1902

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: J. Marqués Arbona,—Rué de Turbigo, 5, París. América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
to-Rico).

Fnndador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17
❖ SQLLÉR ^SbIgspbs^ «o»-■■

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes. 1

Extranjero: 0’75 francos id. id. jPAG0 ADELANTA 0.

Número suelto OTO pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin Arma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria puso en la mesa preparada para no¬ sotros.

CUATRO ÉPOCAS

DOS HORAS DE ANGUSTIA

Mientras comíamos, mirábamos de reo¬
jo á la dueña del establecimiento, que destapaba un par de botellas de vino
blanco.

VEINTE AÑOS
Campos floridos, músicas sonoras, Océanos de luz, nubes de fuego,

Después de haber salido del cuartel, mientras bajábamos la cuesta de la ciudadela de Bayona, donde estábamos de

La mujer las puso en la mesa y dijo: —Es un chablis del mejor que hay en
Burdeos.

A vuestro encanto celestial me entrego Y son vuestras desde hoy todas mis horas.
Imágenes del sueño halagadoras,

guarnición, uno de nosotros preguntó á Naturalmente, nos dió un vuelco el Que me robáis la calma y el sosiego,

los otros cuatro:

corazón. Pero las botellas estaban desta¬ El camino mostrad al pobre ciego

—¿Qué vamos á hacer hoy?

padas y no había más remedio que be- Si sois de la inocencia protectoras.

Era un domingo de verano y deseába¬ bérnoslas.

Corro á la vida y el amor me alienta,

mos descansar de las fatigas de la sema¬ na. Pero estábamos indecisos acerca de
la dirección que debíamos elegir.
Entre ios cinco no reuníamos más que
unos veinte francos, y en tales condicio¬ nes nuestros proyectos habían de ser forzosamente muy limitados.
—¿No podríamos ir á Biarritz?—dijo
uno de los compañeros.
De Bayona á Biarritz la distancia es muy corta: unos ocho kilómetros.
—¡Varaos á Biarritz!—exclamamos to¬
dos á un tiempo. Ai cabo de hora y media habíamos lle¬
gado al punto de nuestro destino. Pasamos las dos primeras horas reco¬
rriendo las calles de la población y ad¬ mirando el lujo de sus edificios y sus magníficos hoteles.
Uno de nosotros dijo: —Deberíamos quedarnos á comer

—¡Riquísimo vino! —dijimos lodos en el momento en que el camarero nos presentaba una langosta monumental, rodeada de hermosas hojas de lechuga.
Después nos sirvieron un asado, pi¬ chones con guisantes, un soberbio ca¬ pón y una exquisita ensalada rusa.
Los cinco amigos nos mirábamos con terror á la llegada de cada uno de los platos y la anciana no cesaba de sonreír¬ se y de estimular nuestro apetito, cal¬ mado, más que por los manjares, por la angustia de que nos hallábamos po¬
seídos.
—Ahora les voy á dar á ustedes una sorpresa—nos dijo la anciana destapan¬ do una botella de vino tinto.—Les voy á
servir un vino de Burdeos del año cin¬
cuenta y cuatro, que reservo para las grandes solemnidades.
El espanto se dibujó inmediatamente

Sentir, gozar y padecer ansio Con todo el que padezca y goce y sienta.
¿Un corazón queréis? Aquí está el raio,
Grande como el abismo y la tormenta, Puro como el incienso y el rocío.
TREINTA AÑOS
Héme lanzado en la fatal pendiente Donde á extinguirse vá la vida humana,
Viendo la ancianidad en el mañana
Cuando aún la juventud está presente. No lloro las arrugas de mi frente,
Ni me estremece la indiscreta cana; Lloro los sueños de mi edad lozana,
Lloro la fe que el corazón no siente. Me estremece pensar cómo en un día
Trocóse el bien querido en humo vano Y el alentado espíritu en cobarde.
Maldita edad, razonadora y fría, En que para morir aun es temprano Y para ser dichoso quizá es tarde.

aquí.

en nuestros rostros. A los pocos mo¬

CUARENTA AÑOS

— Sí—contestó otro.—Siempre come¬ remos mejor que en la cantina.
Sin embargo, todos pensámos en la pobreza de nuestros portamonedas y en -el precio que podría costar la comida.
Acosados por el apetito buscábamos
un establecimiento modesto, hasta que
al fin uno de los compañeros nos indicó «na muestra en la que se leían estas pa¬ labras: Oran restaurant. Precios econó¬
micos.
El restaurant ofrecía un aspecto que,
al parecer, se armonizaba perfectamente
con la cuantía de nuestros recursos pe¬
cuniarios.

mentos se retiró la dueña, y uno de los compañeros dijo en tono lúgubre:
—Esto vá á costar un dineral y no
tendremos con qué pagar la cuenta. —¡Vamos á hacer un papel ridiculo! —
exclamó otro—y la broma puede costar-
nos muy cara.
—¡Aquí está la sorpresa!—dijo la an¬ ciana, presentándose con una fuente de
crema.—La he hecho expresamente pa¬ ra ustedes.
—¿Qué habíamos de hacer en tan apu¬
rado trance? Nos servimos la crema y
pedimos la cuenta, decididos á que ter¬
minara de una vez la terrible situación

¡Pasaste, juventud! Ola brillante De luz y espuma y perlas y colores,
Fuente de la ilusión, nido de flores Donde la dicha se albergó un instante.
Aun te persigue la memoria amante Evocando recuerdos seductores, De tu sol á los últimos fulgores,
Tanto más bello cuanto más distante.
Todo contigo huyó; la dulce guerra, La suspirada paz, el loco anhelo, El entusiasmo que la gloria encierra...
Y quedaron la duda y el desvelo: ¡Un cuerpo que se inclina hacia la tierra, Y una conciencia que interroga al cielo!

—Entonces á ver esto... La vista no en que nos hallábamos.

CINCUENTA AÑOS

cuesta nada.

La anciana se había retirado, y solos ¡Tiempo, no lucho más! Estoy vencido,

El corazón nos latía con violencia y en la sala, calculábamos lo que podía Y no es humillación mi vencimiento,

no sabíamos qué hacer.
A los pocos instantes se abrió la puer¬ ta y se presentó en el umbral una mujer
de unos sesenta años, la cual nos dijo

costar la comida é íbamos sumando el
importe del ajenjo, de la sopa, del cha¬ blis, de la langosta, del asado, de ios pi¬ chones, del capón, de la ensalada, del

Aun para el bien y la virtud aliento Mientras muy altas torres han caído.
Auu como el triste ruiseñor herido
Puedo tender las alas un momento,

con gran afabilidad:
—Entren ustedes.
No podíamos retroceder y entramos.
La mujer nos hizo sentar y se sentó á
su vez.
Uno de nosotros tomó la palabra y le
preguntó si podría darnos de comer. Por supuesto, no la hablamos del mal estado
de nuestros fondos, por más que harto lo revelaban nuestra escogida actitud y
nuestra falta de decisión. —Les daré á ustedes una comida exce¬

Burdeos y de la crema. ¡Un horror!... A los pocos instantes se presentó el
camarero con la cuenta en una bandeja.
La cogimos con la frente inundada de
sudor. En la cuenta no había números,
y al final de la lista de los platos se leía
esta palabra: «Pagado.» ¿Quién había tenido aquel rasgo de
generosidad? En medio de nuestra sor¬ presa, oímos de pronto una estrepitosa carcajada, lanzada por la anciana, que se hallaba en el umbral de la puerta del

Aun la bóveda azul del firmamento
Con tibio resplandor baña mi nido. Memoria de otro suelo, ¡yo te adoro!
Reflejo de otro sol, ¡yo te saludo! Presagio de otra vida ¡yo t e lloro!
Que del mundo eu la lid rompí mi escudo Y ni la fe me ayuda cuando imploro,
Ni el miedo abandona cuando dudo!
Manuel del Palacio.

lente—nos contestó la anciana—y se van fondo.

PER MAR

ustedes á chupar los dedos de gusto.
Estas palabras nos llenaron de terror, y estuvimos á punto de desistir de nues¬
tro propósito. Pero el aspecto de la sala nos tranquilizó por la sobriedad de su
decorado.

Nos levantamos y corrimos liácia ella á darle las gracias, y á convidarla á que compartiera con nosotros una botella de Champagne.
Ai servirse el espumoso líquido, la dueña levantó su copa y, chocándola

Al resplandor de la lluoa Dins un llaut per la mar,
Bullanguera joveneya Alegra l’espay cantaut.

—Pueden ustedes ir á dar un paseó¬
nos dijo la dueña del establecimiento— mientras preparo la comida. A las seis
estará todo listo.
—Pues estaremos aquí á las seis. Salimos del restaurant y nos dirigi¬ mos á la playa. El calor era intenso y decidimos bañarnos para matar el
tiempo. Pero el baño aguzó nuestro apetito y
fué causa de que antes de la hora conve¬
nida estuviésemos otra vez en el restau¬
rant.
—Aún no está lista la comida—nos
dijo la anciana.—Pero siéntense ustedes, y mientras esperan les serviré unas co¬
pas de ajenjo. Al oir esto nos echamos á temblar, lo
cual no fué obstáculo para que aceptára¬

contra las nuestras, dijo:
—¡Tengo un hijo en el ejército y á él es á quien obsequio en vuestras per¬
sonas!
Una lágrima de ternura brotó de los ojos de la anciana, y aquella lágrima nos lo hizo comprender todo.
Pedimos á la pobre que nos permitie¬ ra un beso en la frente, y nos despedi¬ mos de ella profundamente emocio¬
nados.
Cuando al cabo de dos horas subíamos la cuesta de la fortaleza de Bayona, nos
parecía oir una voz lejana, la voz del hijo de la hostelera que daba las gracias
á su madre por habernos festejado tan generosamente en su nombre.
E. Martín Videau.

¿No sentiu eixes canturies Tant dotees que dú l’ernbat
Con fuaes entre les oues
Qu’engrosan la sea ñau?
Es perden enamorades Per dins la plaja jugant Ab l’oretjol que les mena Per los reynes del espay.
¿No sentiu eixa tonada Tan amorosa y galant?
Pureix cant en primavera De rosinyols y pinsans.
Ella vé de sa barqueta
Que passa per allá’nvant, Brandetjada per les ones Que ileuger atea l’embat.

mos la oferta.
Al cabo de media hora se presentó un camarero con una sopera humeante, que

-Per 1'entre llura que la Uuna
Deixa cora inmens mirall,

Pasa y vola falaguera La joveneya galant.
¡Ay! y aixís barquetjant passan Les hores just breus instants, Com pasarells dins l’ausina, Just rosinyols dins canyar.
¡Que bé al compás de las ones
La tonada van cantant! «Está la blanca doncella A la vorera del mar.»
Mes la lluna se va pondrá, La nit son vel desplegá,
Y ’ls esleís llavors brillaren Com no brillavan abans.
A poch poch la joveneya
Les cancons aná acabant...
La nit serena y tranquila Estengué son vel de pau...

—Ya se la conoce á Vd.
—Está mal que yo lo diga, pero en los suelos de mi casa se puede comer arroz con leche. Está por la primera vez que me haya pedido mi esposo una ca¬ misa limpia y no le haya presentado media docena, muy requetebién lavadas y planchadas... Pero, hija, me estoy aquí de conversación y teDgo muchísimo que
hacer en mi casa.
—Estése Vd. un ratito más.
—No puedo, hija mía, lo primero pa¬
ra raí son los deberes domésticos. No se
ofenda usted por lo que he dicho.
—¡Qúiá! Es muy natural. Las mujeres
casadas nos debemos, ante todo, á nues¬
tros maridos.
—Así pienso yo... Vaya, abur. Y á ver cuando tengo el gusto de que visite Vd.
mi casa.
—Un día de estos.

Y llavors mon có esclamava:
«¡Ay Deu mea que sou de gran. Tot pasa, tot se tresmuda Y sois Vos sernpre quedau!»
M. Gayá Baucá.

—Adiós, querida. —Adiós, Genoveva.
II
Genoveva, después de entrar en varios establecimientos para ver telas, que no compra, y de detenerse ante todos los

iirv-f“Hnnmmii
EN BROMA I

escaparates y de saludar á todos los co¬ nocidos, llega á su casa y se deja caer en el sofá; quítase el sombrero y lo arro¬ ja sobre una silla' después llama á la do¬ méstica para que le quit8 las botas.

—Gracias á Dios que la vemos á Vd. por aquí. Genoveva.
—¡Ay, hija! Créame Vd. que no tengo tiempo para nada. Más de una vez he querido venir á pagar á Vd. la visita, pe¬ ro ya sabe usted el trabajo que ocasiona

—¿Y el señorito?—pregunta. —Eu su cuarto. Ha pedido la comida porque dice que tiene que marcharse. —¿Y qué? —Qué no está todavía. Como la seño¬ rita se fué y no ha dejado dinero para

el gobierno de una casa. Puede decirse que no tengo un solo momento de des¬ causo, porque yo soy de las que lo hacen todo y no se fían de la servidumbre; á mí me verá Vd. siempre ocupada en algo.

sopa... —Tienes razón: ahí va.
—¿Qué sopa traigo? —La que quieras. En aquel momento aparece el marido en la sala llevando en un pie una bota y

—Como yo. No me explico como hay en el otro una zapatilla.

mujeres que tienen tiempo para salir á —¡Esto es intolerable!—exclama—Ha¬

paseo y hacer visitas. Cuando Vd. llegó ce quince minutos que ando buscando acababa de dejar la costura; he estado las botas y no las encuento por ninguna

forrándole unas zapatillas á ini esposo.
—¿Con qué? —Con piel de conejo. No ha visto Vd. un hombre más frígido. —No tiene nada de particular, porque mire Vd. que estamos pasando un in¬
vierno...

parte. He pedido á la muchacha una ca¬ misa limpia y dice que se las ha llevado todas la lavandera. ¡Esta no es una casa,
es un burdel! Me he encontrado unas
medias tuyas á medio ensuciar dentro del sombrero de copa y unos añadidos chorreando aceite en el cajón del apara¬

—Es lo que yo me digo: si nuestros dor y medio queso de bola encima de la

esposos no nos tuvieran á nosotras, que los cuidamos y nos desvivimos por ellos, ¿qué sería de los pobrecillos?
—Ya, ya, vive una esclava de los hom¬ bres; es verdad que yo lo hago con mu¬ chísimo gusto. Creo que es el deber de toda esposa. Yo, desde que me casé, pue¬ de decirse que no he tenido un día de descanso. No soy como algunas que Vd.

cama.
—¿Y qué? ¿Tienes valor para decir que en esta casa no hay arreglo? Es lo único que me faltaba después de pasar¬
me el día hecha una mártir. Todas cuan¬
tas personas me conocen me colman de elogios. Tú eres el único que me los nie¬ ga... ¡Infame! ¡Desconsiderado! ¡Mal ma¬
rido!...

conoce.
—Ya sé de quién habla Vd., de la de
Gasolina.

Luís Taboada.

—Exactamente.

—No me gusta murmurar; pero ¿ha visto usted una mujer más desarre¬

Variedades

glada? —Calle Vd., por Dios. —¡Y cómo lleva al marido! El otro día

¿Es indiferente tener buena ó mala
letra?

estuvo en casa, y daba asco verle. En

fin, al despedirle fué á darle la mano á En cierta disposición judicial se co¬

mi esposo y se le cayó un pedazo de rrige disciplinariamente á un juez y á

puño. ¡Ay qué puño más asqueroso!

un secretario municipales porque es

—¡Jesús, qué vergüenza!

ininteligible la letra con que extienden

—Pues á la mujer nada de eso la preo¬ las actuaciones en que intervienen por

cupa: aquélla no es una casa, es una razón de su cargo.

trapería. Todo anda allí manga por Tal disposición á primera vista podrá

hombro.

parecer arbitraria, pero, francamente,

—He oído decir que ella no se lava.

es necesario reconocer que á tal grado

—No, señora: lo más que hace es hu¬ llega el abuso en la materia, que los es¬

medecer la punta de la toballa en aceite cribientes y muchos escribanos de oficio

de almendras dulces y pasársela por el suelen ser precisamente, al menos en

rostro... Vamos, yo no sé cómo hay per¬ España, los que peor escriben y aque¬

sonas así.

llos cuya escritura menos se entiende.

—Una mujer sin arreglo es la cala¬ Este es un asunto que tiene más im¬

midad mayor que puede haber en una portancia de la que á primera vista pa¬

casa.

rece, pues á pesar de los modernos ade¬

— Diga V. que sí. Lo más admirable lantos del progreso humano, de las má¬

es que no las aborrezcan los maridos. Al quinas de escribir que suplen al mejor

mío podrían irle con esas. Ha tenido la pendolista, y de cuanto llegue á inven¬

suerte de tropezar conmigo, que me pa¬ tarse en la materia, la escritura á mano

so de arreglada y de cuidadosa.

no podrá desecharse en .absoluto y siem-

SÓLLER

■

''

—

"' IJ '*" "'

¡jprrs ^enfirú mejor aceptación y será más,, ^buscado para ciertos empleos quien más

Actualidades

sclara y correctamente escriba, quien

«iffiás ligero y discreto sea en el dominio

121 heroísmo de Venezuela

"jf manejóle la pluma.

No vamos á encarecer aquí la impor-

Lancia de la escritura que fija el lengua¬ Con orgullo se han leído en España

je hablado y le du condiciones de esta¬ bilidad para salvar las distancias, así en

los telegramas dando cuenta de la te¬ meraria, pero gallarda actitud, tomada

>el tiempo como en el -espacio: pero - si por Venezuela, en su conflicto contra

-•encarecemos la necesidad de que esaes- ¡Inglaterra y Alemania unidas.

«critura, sea cual fuere el ramo de los

Para formarse idea de lo heroico de

visto más de mil cadáveres sobre el
campo de batalla, y que de los mil cuer¬ pos, setenta y cinco eran de mujeres pertenecientes al batallón de amazonas, •que con su valor so había cubierto de
gloria.
Aquel combate abrió ¿ Castro el cami¬ no de la juv.-videncía y de la dictadura. Las tropas del gobierno evacuaron á Valencia, y cuando Castro se presentó ante Caracas, Andrade abandonó el
campo y se puso en fuga.

cas semanas igual número, que serían
instruidos en los cuadros de reserva.
La marina militar, al mismo tiempo,
puede contar con 150.000 marineros al completo de su instrucción.
De manera que, el ejército alemán, á
los ocho días de ordenada su moviliza¬
ción. puede presentar en linea cuatro y medio millones de soldados, cifra que, si las circunstancias apremiasen, se ele¬
varía á ocho millones. Para esta enorme
cifra se cuenta con material perfecciona¬

«Uustrísirao señor: En vista de las du¬
das que se han producido con motivo de la aplicación del decreto de 22 de no¬
viembre del corriente año, y de las con¬ sultas elevadas á este Ministerio por va¬ rios inspectores de primera enseñanza, entre ellos especialmente los de la pro¬ vincia de Tarragona, se hace necesario dictar reglas fijas y precisas para que aquéllos sepan á qué atenerse eu esta
importante cuestión.
»Ha de harcerse cargo ante todo que

‘■conocimientos ¿Mímanos de que trate,
• .reúna todas aquellas condiciones de co"Trección que él arte de la caligrafía 'exige.
Los documentos públicos llamados á <lar fe, en el porvenir, del modo de ser *de nuestrarépoca actual ¿como llenarán «debidamente su importan te misión si en •?vez de caracteres claros y precisos, de 5Ios admitidos en cualquiera de las escri-

esa actitud basta una sólo cifra: la po¬ blación de Venezuela es sólo de 2.445.000
almas, según el último censo, la de In¬ glaterra y Alemania unidas es, sin con¬
tar las colonias, de 97.961.000.
El general D. Cipriano Castro, presi¬ dente de la república, que ha preferido guerra tan desigual á la humillación y
á ceder de sus derechos, es un hombre
notable bajo todos conceptos, y desde el

Dueño del poder, Castro se ha mante¬ nido en él desplegando cuando ha sido necesario un rigor inflexible. Su ejérci¬ to, de 9.000 hombres, le idolatra y le
llama el Cubito. como los veteranos de
Napoleón llamaban á éste el Petit Ca¬ poral.
En sus luchas recientes contra el ge¬
neral Matos, que trataba de derribarle. Castro ha dado una porción de veces

do para las tropas de primera línea, y de tipos menos perfectos para las destinadas
á los servicios de reserva.
España vista de lejos
Alrededor de la ultima crisis
Curiosa es la lectura de la prensa ex¬
tranjera en las informaciones y comen¬

el primer deber del maestro primario es la enseñanza de la lengua castellana, sin distinción de las provincias de la
monarquía que conservan idiomas ó dia¬
lectos locales á los que los naturales pro¬ fesan cariño, pueB si es de capital inte¬ rés el conocimiento del idioma patrio, lo es más en aquellas comarcas donde, si no fueran los esfuerzos de los maestros, todavía sería desconocido el idioma na¬

• turas modernas, sea la clásica bastarda año 1899 viene ejerciendo la dictadura, muestras de su heroísmo metiéndose en tarios que ha escrito estos días respecto cional por la mayor parte de nuestros

española, la elegante inglesa, la redon¬ que conquistó á tiros.

los sitios de mayor peligro y combatien¬ á la cuida de los liberales, triunfo de los compatriotas.

da francesa, la arcáica gótica ó la capri-

La historia de su encumbramiento es do cuerpo á cuerpo.

conservadores y constitución del nuevo

»Así, es misión de los inspectores con¬

-chosa italiana, se ven redactados y ex¬ tan típica como curiosa y pinta perfec¬

Las fuerzas con que tendrán que lu¬ gobierno.

tribuir con su directa vigilancia y si es

pendidos en incomprensibles garrapatos, tamente al hombre.

gar Inglaterra y Alemania no estarán

Por los errores que cometen se puede preciso con amonestaciones, á que nin¬

• mezcla de todos sistemas, sin ser mode¬

Era un pacífico hacendado, que diri¬ quizás muy disciplinadas, pero en cam¬ juzgar de cómo nos conocen.

gún maestro se exima del exacto cum¬

lo de ningnno, ni creador de otro nue- gía con éxito sus plantaciones de café, bio son muy aguerridas, tienen un valor El Stanboul, periódico francés que se plimiento de sus obligaciones, •comuni¬

•vo, en el cual las erres se confunden con pero en él latía el espíritu militar, que temerario, las anima el intenso odio es¬ publica en Constantinopla, dice que ha cando el resaltado que la inspección y

das eses, las úes con las enes,\_y unas con tan fuertemente palpita en los hombres pañol contra toda ingerencia extranjera, sido nombrado ministro de Negocios su celo le sugieran par-a dictar las dispo¬

-otras las demás letras y signos ortogrᬠde raza latina; y cuando, á consecuen¬ tienen el genio especial que distingue á Extranjeros de España el dvgue de siciones oportunas.

ficos. ¿Como se concibe que se confíen cia de las revoluciones, crónicas en su nuestra raza para hacer ia campaña de Abarzuza.

»Dos linajes de dificultades se presen¬

■-destinos, cuya base principal es poseer país, empuñó las armas, alcanzó rápida¬ guerrillas, y viven en un país que por, La Gaceta de Hamburgo afirma que el tan para la aplicación del decreto men¬ una letra inteligible, á quienes escriben mente, gracias á su valor y á su habili¬ sus montañas y sus accidentes se presta Sr. Silvela. queriendo dar á las cuestio¬ cionado.

'•en tal"forma que no hay humano que dad, el grado de general. Muy joven admirablemente á ello.

nes financieras toda la importancia que

»Nacen las primeras de la contradic¬

-entienda su escritura?

llegó á la presidencia de la república.

Por ejemplo, Caracas, la capital, dista tienen, ha encargado el ministerio de ción manifiesita entre los artículos 1.* y

.En una Audiencia provincial sucedió En la revolución de 1898 se puso del la¬ solamente 38 kilómetros del puerto de Hacienda á dos personajes ilustres, «ca¬ 3.° del mismo con la legislación vigente,

vque no pudo el propietario dar cuenta do del general Andrade, que le había La Guaira, pero para llegar á ella se tar¬ so—añade—nunca visto en los fastos y tienen las otras su origen en la inter¬

>en la vista de una causa en j’uicio oral y sucedido en la primera magistratura de dan cuatro horas en ferrocarril; la vía políticos de ningún país.»

pretación práctica del artículo 2.°

rpúblico, por no entenderse la letra del la nación.

pasa por montañas y desfiladeros en los Veamos quienes son los ministros de »RespQcto á las primeras, la resolución

■escribano-bajo cuya de se tramitó el su-

Pocos meses después, el general Cas¬ cuales difícilmente se arriesgaría un Hacienda en España. El periódico alu¬ es clara y terminante.

.' jnario,-y se diÓ el caso inaudito de que tro, que estaba en su hacienda de San ején-ito.

dido dice que se han encargado «ia so-

»Los artícnlos 87 y 92. de la vigente

llamado el actuario por la Sala no acer¬ Antonio, en el Estado de-Los Andes, re¬

Ya dicen los periódicos ingleses más lidum» y «cura parte» el Sr. Villaverde ley de Instrucción Pública, como todo

có á descifrar loque él mismo había es- cibió un recado del presidente Andrade belicosos, que una campaña en Venezue¬ y el marqués de Pozo Rubio.

precepto legal, no pueden ser modifica¬

perito bajo-su fe: judicial; y ¡ese escribano llamándole á Caracas para que se encar¬ la podría ser tan larga y tan costosa co¬

El Giornale di Sicilia asegura que «il dos con una disposición ministerial; hay

-no fué inmediatamente suspendido en gase del puesto de gobernador del Esta ¬ mo la sostenida contra los boers.

nuevo gabinetto spagnuolo» ha sido un que cumplirlos á la letra.

-su empleo como debió serlo, si no por do. Cuando se presentó al presidente, "precepto de alguna ley escrita, si confor- éste afectó ignorar ó haber olvidado que

(Del Alrededor del Mundo.)

golpe de Estado del rey, porque los libe¬

»Eu cuanto á las segundas, ninguna

rales habían obtenido brillantísima vo¬ explicación puede darse más precisa j

-me al dictado del sentido' común y -á las le había llamado. Castro, profundamen¬

tación en ambas Cámaras y que las tro¬ concreta que la dada por su mismoautor

-exigenciasde la vida práctica!

te ofendido, rehusó los mil pesos que el

Escribimos no tan solo.para el presen¬ presidente le ofrecía como indemniza¬

Tratado de arbitraje

pas estaban en las calles de Madrid, don¬ pues nadie mejor que él puede juzgar si de se verificaban manifestaciones de en¬ la redacción de aquel decreto responde ó

te, sino también para el porvenir, y por ción de sus gastos de vi.ije, y al salir de

tusiasmo al señor Sagasta.

no exactamente ¿ su propósito, y por es¬

-‘•eso, mismo-en todoñocumento que ten¬ la Casa Amarilla (residencia oficial de

España t el Salvador

Un supuesto telegrama de Madrid de ta razón la penalidad establecida en el ar¬

ida ea rúate r. oficial debe prohibirse el em¬ pleo de cifras y abreviaturas^ emplear¬ le por «lisposieión expresa-de la superiotdad papel de-hilo de la mejor calidad, -■como está mandado en los registros ci•vvil y de la propiedad,-cuya trama y ba¬ stido resista á la acción del tiempo y la
íhumedad.

los presidentes).,juró no volver á poner los pies en Caracas sino el frente de un ejército que derribara á Andrade.
En cuanto llegó á su hacienda de S¿*n Antonio empezó los preparativos de un
movimiento revolucionario. Allí alma¬
cenó armas y municiones, y alistando ¿ sus amigos, que al principio sólo "fue¬

«¿Cómo hubiéramos podido averiguar da-historia de los pueblos antiguos si no *nos hubieran legado documentos escri¬

ron sesenta, empezó á instruir los pelo¬ tones que iban llegando y después se puso en marcha sobre Valencia con un

bios?.Por una letra de cambio encontrada ejército que sólo contaba 2.800 hombres

-•en las excavaciones de las ruinas de una armados.

fciudad del Asia Menor se ha conocido el

El presidente Andrade envió un ejér¬

rsistema-dotal de los asirios.

cito de 3.000 hombres, al mando del ge-

«El descubrimiento de la Imprenta— neral Hernández. para interceptarle el pdice el notable crítico señor Alcántara — paso. Lo que ocurrió cuandoambas fuer¬

¿redujo la importancia que en la anti¬ güedad tuvieron los calígrafos... el de das modernas máquinas de escribir re¬ duce más y más la de los actuales; pero jcada día ha de-tener mayor importancia
da necesidad de una buena educación,

zas se encontraron pone de relieve las cualidades estratégicas de Castro.
Fortificóse en lo alto de un monte,
y mientras Hernández pasaba tres días •tomando disposiciones para él ataque. Castro, con un ejército, evacuó silencio¬

-en la que, como parte importantísima «entra el escribir perfectamente. La es¬ critura manual no desaparecerá nunca; da máquina, por sencilla que llegue á -ser. no sustituirá nunca la pluma: por -ésta y el lápiz no tienen sustitución en los trabajos del estudioso, del literato, de todo el que necesite consignar lo íntimo y escribir rápidamente lo que surge de improviso y se disiparía pronto de no llevar consigo esa admirable máquina la adiestrada mano que hasta en el ca¬
rácter de las formas que produce exte¬ rioriza la impalpable ciencia del sér.»
"Conste, pues, que estamos conformes

samente las posiciones, y á marchas for¬
zadas avanzó sobre Valencia. Cuando, al tercer día, Hernández ordenó el ata¬
que contra las fortificaciones sobre las cuales ondeaba, gallarda, la bandera de Castro, sorprendióse grandemente al ver que nadie contestaba al fuego de sus tropas. Castro, mientras tanto, dejando muy atrás á sus enemigos, llegó á Tocuyito y se acercó á Valencia, donde encontró á otro segundo ejército guber¬ namental, mandado por Mendoza, y que se componía de 8.000 hombres, armados de maüser en su mayoría.
Las fuerzas de Castro habían ido au¬

La flageta publica el tratado de arbi¬ traje celebrado entre España y la Repú¬ blica del Salvador, cuyas principales dis¬ posiciones reproducimos para que se vea la extensión que en América va tomanno la aplicación de dicho principio.
En virtud de dicho tratado, las altas
partes contratantes se obligan á someter ¿ juicio arbitral todas las controversias de cualquier naturaleza, que por cual¬ quier causa surgieren entre ellas, en cuanto no afecten a los preceptos de la Constitución de uno ú otro país, y siem¬ pre que no puedan ser resueltas por ne¬ gociaciones directas.
Para la decisión de las cuestiones que
en cumplimiento del convenio se some¬ tieren á arbitraje, las funciones de árbi¬ tros serán encomendadas con preferen¬ cia» un jefe de Estado de una de las Repúblicas. hispa no-americanas ó á un tribunal formado por jueces y peritos españoles, salvadoreños ó hispano-ame-
ricanos.
En caso de no recaer acuerdo sobre la
designación de árbitros, las altas partes signatarias se someterán al tribunal in¬ ternacional permanente de arbitraje, es¬
tablecido conforme á las resoluciones de
la Conferencia de La Haya de 1899, su¬ jetándose, en este y el anterior caso, á los procedimientos arbitrales especifica¬ dos en el capitulo III de dichas resolu¬
ciones.
El convenio permanecerá en vigor du¬
rante diez años, contados desde la fecha
del canje de sus ratificaciones.

la Agencia Mondiale, que publican va¬ rios periódicos italianos, dice que al día siguiente de constituirse el gobierno conservador, recorrió las calles de Ma¬ drid una procesión de católicos para dar gracias al cielo de haber caído del poder el Sr. Sagasta. á quien acusaban da he¬ reje y francmasón.
Con estos ejemplos bastan para ver lo bien que se nos conoce más allá de los Pirineos y de los mares.
Terremotos
San Petersburgo.—Las inmediaciones de Audijan han sufrido muchísimo á
consecuencia de ios terremotos. Se calcu¬
la que han perecido 2.500 personas y que
han sido destruidas 16.000 casas. A pesar
do las disposiciones adoptadas, los habi¬ tantes sufren hambre y frío. Continúan los rumores subterráneos y los sacudi¬
mientos del suelo.
De la Península
La cosecha de cereales en España
En el presente año la cosecha de cerea¬ les ha sido satisfactoria, á pesar de las muchas plagas y azotes que sobre ella han pasado y de los rigores del clima.
Con todo, la cosecha de trigo, que en
el año anterior fué de 41.500.000 hectoli¬

tículo 2.® del referido decreto debe impo-
uerse tan sólo cuando el maestro se diri¬
ja en idioma ó dialecto que no sea ofi¬ cial á niños que sepan el castellano.
En atención á lo expuesto, el Rey que D. G., de acuerdo con el Consejo de mi¬ nistros ha tenido á bien disponer:
Primero: Que los inspectores de pri¬
mera enseñanza velen sin descanso por
el exacto cumplimiento de la obligación que está encomendada á los maestros de enseñar la lengua castellana, dando
cuenta á este ministerio de las deficien¬
cias que en este importantísimo extremo de la enseñanza puedan experimentar.
Segundo. Que se entiende en punto á designación de textos para la enseñanza de la doctrina cristiana, lo preceptuado en las disposiciones de los artículos 87 y 92 de la vigente ley de Instrucción pú¬
blica.
Tercero: Que cuando un maestro ense¬ ña á niños que no entienden el castella¬ no no incurrirá en responsabilidad si se
sirve como de instrumento ó vehículo pa¬ ra la enseñanza de un idioma que no sea el oficial.
Y cuarto: Que la responsabilidad á
que se contrae el art. 2.* del decreto de 22 de noviembre último, sólo será exigible en ei caso de que los maestros em¬ pleen idioma distinto del oficial dirigién¬ dose á alumnos que sepan el castellano.
Crónica Local

con el superior que corrige disciplina¬ mentando durante la marcha. Muchas

tros, se ha elevado en el presente á hec¬ Inasitado esplendor han revestido la*

riamente ai inferior, porque no se puede mujeres, esposas de jefes, oficiales y sol¬ descifrar la letra con que extiende los dados de sus tropas, se convertían en

El ejéroito alemán

tolitros 43.500.000. arrojando una dife¬ fiestas que esta semana se han celebrado
rencia favorable de dos millones de hec¬ en esta iglesia parroquial. El miércoles,

documentos oficiales en que interviene por razón de su cargo y que es de la¬ mentar que tan saludable corrección no «irva de ejemplo y lo pongan en prácti¬ ca todos los que ponerle puedan, y así desaparecerían, entre otrascosas, esas fir¬ mas, que más que firmas son signos que

campeones suyos, formando un batallón
de amazonas armadas con revólver?,
machetes y peinillas (cuchillos de doble filo). Pero aun así resultaba Castro en
mucha inferioridad de fuerzas de arma¬
mento con respecto á Méndez ». Para igualar las probabilidades aco¬

En tiempo de paz cuenta en este año 613.500 hombres, subdivididos en esta forma: 495.500 individuos de tropa pro¬
cedentes de reclutamiento. 8.000 volun¬
tarios de tit) año. 29 oficiales y emplea¬ dos militares y 81.000 suboficiales ó sar¬

tolitros, aproximadamente, pues la falta
de estadísticas oficiales en materia tan
importante impide fijar las cifras con ab¬ soluta precisión.
Pero si bien la cantidad de cereales re¬
colectada es superior á la del año ante¬
rior, no lo es en calidad. Eu la cosecha

vigilia de Navidad, por la mañana, á las
5 y media, se puso de manifiesto S. D. M. cantándose prima solemne y la Calenda
á voces con acompañamiento de armo-
niura. Inmediatamente subió al pulpito el
joven subdiácono D. Pedro A. Magra-

nada dicen y de la que hacen gala sus metió impetuosamente contra Mendoza, gentos.

actual abunda la calidad media, sobre ner, pronunciando, en correcto mallor¬

autores creyendo quizás que el poner un obligando á las tropas de éste á comba¬ La artillería de campaña cuenta 583 todo en el trigo. La proporción entre lo quín, nn elocuente sermón propio del dia,

garabato da importancia y realce á la tir cuerpo á cuerpo, y quitando así la baterías con 3.444 piezas, que dan cerca sembrado y lo recolectado es. por térmi¬ y acto seguido se celebró misa solemne

persona, cuando indica tan sólo que ig¬ ventaja de los maüsers. En el primer de seis por mil con relación al efectivo no medio, dé 12 á 16 por 1; resultado es¬ reservándose después el Santísimo Sa¬

nora lo más rudimentario de la ense¬ encuentro, el ejército dei gobierno se del ejército, aumento muy notable so¬ caso. debido á las deficiencias del cultivo cramento.

ñanza elemental, lo que debe aprenderse en la escuela-: escribir clara y correcta¬ mente siquiera el propio uombre.
W.

refugió en Valencia; en el segundo ia lucha fué reñidísima, y se vió á Castro en los puntos de más peligro, manejan¬ do el sable y el revólver con efectos mortíferos sobre el enemigo; no se reti¬
ró del centro de la acción hasta el mo¬

bre <jl tipo de tres á cuatro mil, hasta hoy aceptado, y que indica la impor¬ tancia que ha adquirido con el moderno
material de sus dotaciones.
El tiempo de guerra, según la última
estadística, de los once millones de

y á la falta de agua, aunque es de notar
que ha aumentado bastante el empleo de abonos químicos y de maquinaria agrícola.

A las 9 de la nocho, y siguiendo la
costumbre de los años anteriores, empe*
zaron los maitines solemnes; la orquesta cantó, después de cada lección, el corres¬
pondiente responsorio y, al final, algu¬

mento de dejarle casi sin sentido la he¬ hombres de diez y siete á cuarenta y

El catalán en las escuelas

nos villancicos del maestro Sancho. El

morragia que le producía la herida que cinco años que forman parte de la po¬

recibió en una pierna.

blación alemana, podrán movilizarse

niño Gaspar Aguiló Cortés cantó la Si¬ La Gaceta del sábado último publicó bila y enseguida comenzó la misa del

Tan ruda fué la batalla, que un testi¬ cuatro millones de soldados con instruc¬ la siguiente Real orden del Ministerio Gallo, ejecutándose una magnífica par¬

go ocular escribió entonces que había ción recibida en los cuerpos, y á las po¬ de Instrucción pública:

titura.

SÚLLER
3

La fiesta en honor del Misterio de Be¬
lén se celebró anteayer; y ayer la que anualmente se dedica á Nuestra Señora de la Esperanza.
Todos los actos mencionados fueron
muy concurridos, especialmente los mai¬ tines de la vigilia de Navidad y misa del
Gallo.
Las naranjas y limones que fueron embarcadas en el vapor León de Oro continuaron pagándose al precio de 6‘25 y 12 pesetas la carga, respectivamente.
Ha comenzado á publicarse en Ma¬
drid una revista ilustrada de Música y Teatros con el título de Fidelio verdade¬
ramente notable y que está llamada á tener un gran éxito. Al texto, ilustrado con buenos fotograbados, acompaña un pliego de folletin encuadernable y una ó dos piezas de música esmeradamente impresas. Todo esto no cuesta más que 20 céntimos y por suscripción resulta aún mucho más barato pues el periódico ofrece á sus abonados una porción de combinaciones originalísimas y á cua'i más ventajosa.
Los que deseen recibir gratis un nu¬ mero de muestra pueden pedirlo á la ad¬ ministración del colega, Valverde 3,
Madrid.

propone organizar una exhibición de productos nacionales con motivo de la próxima visita á la ciudad condal del Vice-Presidente de la República Argen¬ tina Dr. Quirno Costa.
En Palma, el proyecto ha tenido bue¬ na. aceptación y son ya bastantes los fa bricautes que han prometido enviar sus productos á la mencionada exposición, figurando ya en la lista abierta los pro¬ ductos siguientes: zapatos, licores, cerᬠmica, libritos de fumar, tegidos, conser¬ vas, mantas, sal, vidrios, bordados y
almendras.
El Delegado de la «Revista Comer¬ cial», que se encuentra en esta isla, es¬ tuvo en este pueblo á principios de la actual semana, obteniendo que las fábri¬ cas de tejidos mecánicos «La Solidez», Sres. Frontera, Mayol, Cortés y C.a, D. Juan Morell, D. Pedro A. Rufián, Sres. Andrés Albertí y C.a y Sres. Enseñat Hermanos manden sus productos para el mencionado obsequio, como igual¬
mente enviará muestras de aceites don
Guillermo Colom Muntaner, presidente del «Sindicato Agrícola Sollerense».
Digna de aplauso es la determinación que han tomado nuestros industriales.
Hemos tenido ocasión de admirar unas
artísticas barreras de hierro que se hau

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 20 Diciembre de 1902.
Fué presidida por el Sr. Alcalde don Juan Puig, y asistieron á ella, convoca¬
dos por segunda vez, los Concejales se¬ ñores D. Juan Joy, D. Juan Deyá, don Jaime Valls, D. Ramón Coll, D. Jaime J. Joy y D. Juan Morell.
Pasando á despachar los asuntos pues tos á la órden del día, dióse lectura al acta de la anterior sesión, siendo aproba¬ da sin alteración alguna.
Siguiendo la costumbre de los años
anteriores, se acordó satisfacer á los em¬
pleados del Ayuntamiento, sus haberes y gratificaciones correspondientes al cuarto trimestre del corriente ejercicio
antes de las fiestas de Navidad.
Se dió cuenta de una instancia promo¬
vida por D. Juau Albertí Arboua Pbro., en la cual expone, que el año 1897, año en que se organizó la Exposición Balear, fué autorizado verbalmente por el Al¬ calde y Secretario de aquella época, para cuidar, previo abono de todo gasto, de cuanto concerniera á música religiosa y contratara á músicos de Palma, los pu¬ ramente indispensables, para dar realce y solemnidad á las fiestas religiosas que debían celebrarse: que cumplió el encar¬ go no sin que le costara sumo trabajo

Se acordó verificar varios pagos. No habiendo otros asuntos de que tra¬
tar, se levantó la sesión, siendo las vein¬
te y una.

-

—

Dia 27.—D.a María Colom Canals, de 73 años, viuda, calle de la Luna.
MOVIMIENTO DEL PUERTO

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana domingo, dia 28,—A las siete y media, se celebrará misa de comunión para las Hijas de María. A las nueve y media, se cantarán horas y la misa mayor con sermóu parroquial por el Rdo. Sr. Cura Arcipreste. A la tarde, después de Vís¬ peras y Completas, el ejercicio mensual de las Hijas de María; y al anochecer, continuará la novena en obsequio del
Niño Jesús.
Miércoles, dia 31.—Se dará principio
á una solemne Oración de Cuarenta ho¬
ras en honor del Dulce Nombre de Je¬
sús, siendo la exposición á las seis, se¬ guida de misa matutinal. A las nueve y media, horas menores y la misa mayor. A la tarde, los actos del rezo divino; y al anochecer, se cantarán completas y dsspués tendrá lugar la solemne función de acción de gracias al Altísimo, por los
beneficios recibidos durante el año, con sermón que pronunciará el Rdo. señor
Cura-Arcipreste.

Embarcaciones fondeadas
Dia 21.—De Ciudadela, en 2 dias, pai¬ lebot Nueva Estrella, de 36 ton., pat. don J. Benejam, con 6 mar. y trigo.
Dia 23.—De Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 81 ton., capitán D. G. Mora, con 17 mar. pas. y efectos.
Dia 25.—De Ciudadela, en 2 dias, pai¬ lebot Comercio, de 32 ton., pat. D. B. Sorá, con 5 mar. y trigo.
Dia 25.—De Torrevieja, eu 5 dias,
laúd San José, de 12 ton., pat. D. J. Pámies, con 6 mar. y efectos.
embarcaciones despachadas
Dia 22.—Para Palma, pailebot Nueva Estrella, de 36 ton., pat. D. J. Benejám, con 5 mar. y lastre.
Dia 24.—Para Barcelona, vapor León de Oro, de 81 ton,, cap. D. G. Mora, con 17 mar., pas. y efectos.
DIETARIOS PARA 1903

colocado esta semana en el portal menor solucionarlo, pero no quedó de todo sa¬ Jueves, dia l.o Enero.—Exposición á Con variado cargamento y algunos pa¬ de la iglesia parroquial costeadas por el tisfecho á causa de los crecidos gastos y las seis, seguida de misa matutinal. A

A i‘50, 2‘50-y á 3 pe¬

sajeros fondeó en nuestro puerto el mar¬ tes por la mañana el vapor León de Oro. Empezaron seguidamente las operaciones

Sr. D. Jaime Ripoll q. e. p. d. Todos los días de la presente semana,

dispendios que tuvo que hacer para alo¬ jar y dar comida á los ocho músicos que
vinieron de Palma, y que únicamente

las siete y media, misa de comunión ge¬ neral. A las nueve y media, se cantarán horas menores y la misa mayor eu la

setas uno, según sea su en¬
cuadernación económica ó

lujo, de de dos de descarga y carga nuevamente y zarpó por la noche, han permanecido encendi¬ para no pagar de bolsillo propio las can¬ que pronuuciará el panegírico el Reve¬ de

uno ó

dicho buque con rumbo á Barcelona Cetto el jueves por la noche.

plana. dos los faroles de en medio de la plaza
de la Constitución. El aspecto que pre¬

tidades que por tal concepto tiene pro¬ metidas; suplica al Ayuntamiento que

rendo Sr. D. Antonio Juan Garau, Pres¬ bítero. A la tarde, vísperas y comple¬

días en

Sabemos que ayer mañana llegó sin senta este sitio es bonito, pues dichos haciendo caso omiso de sus honorarios, tas; y al anochecer, se cantarán maitiues

Se hallan de venta en la

novedad a la ciudad condal y que quedó •despachado ya para proseguir su viaje, siendo muy probable que haya hoy fon¬

faroles llevan tres mecheros incandescen¬
tes cada uno, y producen luz en abun¬
dancia.

se sirva dar las órdenes oportunas para
que le sean satisfechas noventa pesetas, que es, poco más ó menos la cantidad

y laudes solemnes, y después se reser¬
vará á S. D. M.
Viernes, dia 2.—Exposición á las seis

tienda «La Sinceridad» San
Bartolomé 17—SOLLER.

deado en el puerto de Cette.

En otro farol de la calle del Principe prometida. Enterado el Ayuntamiento, y misa matutinal. A las nueve y media,

hemos visto también colocado un meche¬ en vista de que no se acompaña ningún horas y la misa mayar. A la tarde, vís¬

Como los años anteriores poco afortu ro Aüer, último modelo, que rinde una documento para acreditar ia legitimidad peras y completas; y al anochecer, mai¬

¡nado lia sido en el presente, el pueblo de luz sorprendente.

del crédito pedido, ni existe tampoco en tiues con laúdes solemnes y la reserva

»itm m bbs ue souat

¿Sóller, en el juego de la lotería de Navi¬

El servicio de alumbrado de la pobla¬ el archivo municipal documento algu¬ de S. D. M. precedida de procesión y

dad. Algunos insignificantes premios y ción, con tales mecheros incandescentes, no que permita comprobarlo; acordó pa¬ Te-Deum.

En sesión del dia 2 de Noviembre del

tunos pocos reintegros habrá sido lo úni¬ resultaría más económico, según estamos sara á informe del Concejal Sr. Joy (don

En la iglesia de S. Francisco.—El jue¬ corriente año se acordó la formación de

co que ingresará aquí á cambio de la enterados. Como nuestras calles estarían Juan) quien estaba encargado de la Al¬ ves, dia l.o de Enero, los terciarios de un nuevo catastro de las aguas estable¬

importante suma que se jugaba.

mejor alumbradas á la vez, es porque la caldía en aquella fecha.

San Francisco tendrán su reunión men¬ cidas en la 1.a, 2.a y 3.a sección, fijándo¬

No ha sucedido pero lo mismo en la Comisión que en la última sesión cele¬

A propuesta de la Comisión de Obras, sual. A las 3 y tres cuartos se rezará el se para la presentación de documentos

provincia, de lo que nos alegramos, se¬ brada por el Ayuntamiento quedó nom¬ se acordó construir un muro de eonten- santo Rosario, plática por el Rdo. señor justificantes los meses de: Enero para la

gún pudieron ya ver nuestros abonados brada, tiene en estudio la implantación sion en el camino de la Torrentera y D. Ramón Colom, Pbro., después se ve¬ primera sección; Febrero para la segun¬

de esta localidad por el suplemento del de este sistema, que mucho desearíamos punto «Can Siré», á fin de que tenga en rificará la tierna ceremonia de la repar¬ da y Marzo para la tercera, en todos los

Sóller, que con la relación telegráfica de fuera puesto eu práctica y cuya medida dicho punto, la latitud proyectada.

tición de las suertes, responso por los dias laborables de 11 á 12 de la mañana

los números que habían obtenido los pre¬ merecería indudablemente la aprobación

El Sr. Morell, manifestó que siendo el terciarios difuntos, Tedeum en acción de en las oficinas del Sindicato, Rectoría

mios mayores, publicamos en la tarde del del vecindario.

servicio del alumbrado público uno de gracias por los beneficios recibidos y la 25. En la inteligencia de que aquellos

-miércoles. El gordo, de cinco millones

los ramos más importantes de la admi¬ Bendición Papal.

que no presentasen sus documentos de

do pesetas, correspondió al número 28.038 despachado en Taima y cuyo poseedor
es nuestro paisaio O. Juan Oliver, dim¬
fio de la importa ite fundición conocida por Can Manen DI Sr. Oliver había da¬
do tinas seiscientas pesetas de participa¬ ción á dicho númWo jugando él la parte
restante.
Con 70.000 y qO.OGO pesetas fueron
premiados, respectivamente, los números 16 546 y 29.416 ambos despachados también en la capi al y por cierto muy foién repartidos.
Leemos que lakRevista Comercial,
Hispano-Araericank, publicación de la

Las funciones de zarzuela que tuvie¬ ron lugar en el teatro de la «Defensora Sollerense» el sábado y domingo últimos viéronse regularmente concurridas. En las del jueves y anoche asistió numerosa concurrencia, que aplaudió frenética¬ mente á los artistas por el buen desem¬ peño de sus papeles.
Con la función de mañana, domingo, se despide la compañía. Se pondrán eu escena las zarzuelas Picio Adan y Com¬ pañía, Meterse en honduras, El Guitarri co y Los Carboneros.
Es de esperar que habrá otro lleno.

nistración municipal, proponía se nom¬ brara una comisión especial para cpten-
der en todo lo conceruiente ai mismo, estudiando las reformas que conviene
introducir para mejorarlo y hacer las posibles economías. iEuterado el Ayun¬ tamiento aprobó por unanimidad la pro¬ posición del Sr. Morell, siendo nombra¬ do para formar la Comisión el señor pro¬ ponente y los señores Marqués y Joy (J. J.}.
Para encender los faroles y limpiar el lavadero de la aldea de Biniaraix, se
acordó nombrar á D. Francisco Bauza
Bisbal, quién entrará en el ejercicio de
sus funciones el dia 1 o de Enero del

Registro Civil
Nacimientos. Varones 3.—Hembras 3.—Total 6
Matrimonios
Dia 23.—D. Jaime Mari Bernat, sol¬ tero, con D.» Catalina Vives Estados,
soltera. Defunciones
Dia 21.—D.a Teresa Oliver Coll, de 79 años, casada, M.a 49.
Dia 26.—D. Juan Frontera Mayol, ca¬ sado, de 79 años, M.a 36.
Dia 27.—D. Guillermo Bernat Miró,

propiedad de las aguas que poseen su¬ frirán las consecuencias á que diera lu¬ gar la aplicación del art. 33 del regla¬ mento porque se rige este Sindicato.
Sóller 12 Diciembre de 1902.—El Pre¬
sidente, Antonio Mayol Simonet.
Finca para vender
á 9 kilómetros de Palma carretera de Manacor, de 8 cuarteradas, huerta rega¬
dío hortalizas, cou casa, molino estanque, y precio 42.500 pesetas, resultando un rédito del 4 por ciento. Para informes M. Bernat y Campañía, calle de Rubí 20
Palma.

casu Puigdollers M eiá de Barcelona, se

año próximo.

de 23 años, soltero, M.a 62.

(5) FOLIiETÍM
EL. PÁJARO SN LA NIEVE
-¡Dios mío, qué orror y qué felici¬ dad! Soy un orina i m, soy tu hermano
Santiago.
Y los dos hreman s quedaron abraza dos y sollozando a guiaos minutos en
medio de la calle. L nieve caía sobre
ellos dulcemente.
Santiago se despt ndió bruscamente de los brazos de su Urrnano y comenzó á gritar, salpicandt sus palabras con fuertes interjeccione
—¡Un coche, un c che! ¿No hay un coche por ahí?... ¡Ma lita sea mi suertel Vamos, Juanillo, haaun esfuerzo; llega¬
remos pronto al puejto... ¿Pero señor,
dónde se meten los cc bes...? Ni uno solo
:rtiza por aquí. Allí lejos veo uno... gracias á Dios!... ¡Se leja el maldito!... Iquí está otro... este a es mío. A ver.
¡oehero... cinco durossi usted nos lleva rolando al hotel núm *o diez de la Cas-
;el!ana...
Y cogiendo á su hemano en brazos,
mino si fuera un chicc le metió en el
eche y detrás se introujo él. El cocheo hizo andar á la besti y el carruaje se

deslizó velozmente y sin ruido sobre la nieve. Mientras caminaban, Santiago, teniendo siempre abrazado al pobre cie¬ go, le contó rápidamente eu vida. No
había estado en Cuba, sino en Costa Ri¬
ca. donde juntó una respetable fortuna; pero había pasado muchos años en el campo, sin comunicación apenas con Europa. Escribió tres ó cuatro veces por medio de los barcos que traficaban con Inglaterra, y no obtuvo respuesta. Y siempre pensando en tornar á España al año siguiente, dejó de hacer averigua¬ ciones, proponiéndose darles una agra¬ dable sorpresa. Después se casó, y este
acontecimiento retardó mucho su vuelta.
Pero hacía cuatro meses que estaba en Madrid, donde supo por el registro pa¬
rroquial que su padre había muerto. De
Juan le dieron noticias vagas y contra¬ dictorias: unos le dijeron que se había muerto también; otros que, reducido á la última miseria, habia ido por el mun¬
do cantando y tocando la guitarra. Fue¬ ron inútiles cuantas gestiones hizo para averiguar su paradero. Afortunadamen¬ te, la Providencia se encargó de llevario á sus brazos. Santiago reía unas veces, lloraba otras, mostrando siempre el ca¬ rácter franco, generoso y jovial de cuan¬
do niño.

Paró el coche al fin. Un criado vino A
abrir la portezuela. Llevaron ó Juan ca¬
si en volandas hasta su casa. Al entrar
percibió una temperatura tibia, el aro¬ ma de bienestar que esparce la riqueza: los pies se le hundían en mullida alfom¬
bra. Por orden de Santiago dos criados
le despojaron inmediatamente de sus harapos, empapados de agua, y le pusie¬ ron ropa limpia y de abrigo. Enseguida
le sirvieron en el mismo gabinete, don¬ de ardía un fuego delicioso, una taza de caldo confortador y después algunas viandas, aunque con la debida cautela,
por la flojedad en que debía hallarse su estómago. Subieron además de la bode¬ ga el vino más exquisito y añejo. San¬ tiago no dejaba de moverse, dictando las órdenes oportunas, acercándose acu¬
da instante al ciego para preguntarle
con ansiedad:
—¿Cómo te encuentras ahora, Juan? ¿Estás bien? ¿Quieres otro vino? ¿Necesi¬
tas más ropa? Terminada la refacción, se quedaron
ambos algunos momernentos al lado de la chimenea. Santiago preguntó á un criado si la señora y los niños estaban ya acostados, y habiéndole respondido afirmativamente, dijo á su hermano, re¬ bosando de alegría:

—¿Tú no tocas el piano?
—Sí.
—Pues vamos A dar un susto á mi
mujer y á mis hijos. Ven el salón. Y ie condujo hasta sentarle delante
del piano. Después levantó la tapa para que se oyera mejor, abrió con cuidado las puertas y ejecutó todas las maniobras conducentes á producir una sorpresa en la casa; pero todo ello con tal esmero, andando sobre la punta de los pies, ha¬ blando en falsete y haciendo tantas y tan graciosas muecas, que Juan, al no¬ tarlo, no pudo menos de reirse, excla¬
mando:
—¡Siempre el mismo, Santiago! —Ahora toca, Juanillo; toca con todas
tus fuerzas.
El ciego comenzó á ejecutar una mar¬ cha guerrera. El silencioso hotel se estre¬ meció de pronto, como uua caja do mú ¬
sica cuando se la da cuerda. Las notas
se atropellaban al salir del piano, pero siempre con ritmo belicoso. Santiago ex¬
clamaba de vez en cuando:
—¡Más fuerte, Juanillo, más fuerte! Y el ciego golpeaba el teclado, cada vez con mayor brío. —Ya veo A mi mujer detrás de las cor¬ tinas... ¡Adelante, jHanillo, adelante!... Está la pobre en camisa... Ji... ji... Me

hago como que no la veo... Se va á creer que estoy loco... ¡Ji ji!... ¡Adelante, Jua¬
nillo, adelante!
Juan obedecía ¿ su hermano, aunque
sin gusto ya, porque deseaba conocer á su cuñada y besar á sus sobrinos.
—Ahora veo á mi hija Manolita, que también sale en camisa... ¡Calle, también se ha despertado Paquito!... ¡No te he dicho que todos iban á recibir un sus¬ to!... Pero se van á constipar si andan de ese modo más tiempo... No toques más, Juan, no toques más.
Cesó el estrépito infernal. —Vamos. Adela, Manolita, Paquito, abrigaos un poco y venid á dar un abra¬
zo A mi hermano Juan. Este es Juan, de
quien tanto os he hablado, á quien aca¬ bo de encontrar en la calle á punto de morirse helado entre la nieve... ¡Vamos, vestios pronto!
La noble familia de Santiago vino in¬ mediatamente á abrazar al pobre ciego. La voz de la esposa era dulce y armonio¬ sa. Juan creía escuchar la de la Virgen.
Notó que lloraba cuando su marido rela¬ tó de qué modo le había encontrado. Y todavía quiso añadir más cuidados á los de Santiago. Mandó traer un calorífero, y ella misma se lo puso debajo de los pies; después le envolvió las piernas en

13-4 1 1 2 8 - -0 4 15-
17-8
14-0

SÓLLER 1

RED METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE BARCELONA.—1.» quincena de SMclembre

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RULLAN PBRO.—CALLE DE SAN PEDRO.

“

is n U\\JITJ

m)tl

fmuro

1

í

<
3

Mac ana

Tirde

Cías: fica- Diredin Canl ¡lili ci¡ n.

Fíem

. sá

y

Bar. Ter. Bar. Ter. lina Tde. Una. Tde. Moa He Moa Tile

ll m ATMA

[CRÚ M

g—«

CU?
<=> Al sol.

A la son lira

Man ana

Ta file Observaciones

cS Max Min Mdx Mir. Seco Húm. Seco Húm.

| i 749 16 750 18 6 2 0 750 15 750 15 6 4 3 749 16 738 14 6 ■Q 4 749 12 748 lo 4 4 5 750 12 750 14 6 0 6 756 15 756 .15 4 0
-
7 750 10 750 11 6 3 8 748 10 744 11 8 4 9 749 10 748 10 6 4 10 745 13 745 12 8 8 11 749 13 748 13 10 8 12 752 13 752 12 6 4 13 755 12 756 12 6 2 14 756 13 758 11 6 2 •3 15 758 13 758 12 10 2

c. c. s. E. 1 G. G. — 0 — N. N. s. S. 1 G. N. s. E. 2 N. C. s. 2 — C. O. — — 0 N. G. — — 0 C. N. — — 0 N. N. E. S. 2 N. N. s. N. 6 N. C. 0. O. 2 ü. c. — — 0 C. N. s. O. 1 G. C. s. E. 1 N. c. s. \_ 1

2 8'5 1*0 19

1

2*3 18

2 0’4 2‘0 15

2 6’0 1*0 16

0

1*0 15

0

P4 13

0

2*0 16

0

3*0 20

3

1*0 18

2 2’0 1*2 19

1 23'6 0*6 17

0 re 1*6 16

2

0*6 16

1

0*6 14

J 0*7 0 0’6

15

6 17 6 18 7 17 4 14 38 3 10 4 14 6 16 8 17 9 16 4 16 4 16 3 15 1 14
1 2 15

8 168 13’8 13’0 12‘0 3 14'8 138 140 12'0 4 14-2 12’0 12*0 10*0 6 13’0 U’O 13*0 8‘0 0 8’0 5’0 iro 8’0 3 6’0 4’4 10’0 6’ü 4 7’6 6*0 13’0 3'0 2 9’4 7’2 16’0 ÍO’O 3 14'0 12’0 16’0 iro 8 140 110 15*0 10’0 6 L4’4 12’0 15’0 10’0 2 128 10*0 130 ÍO’O 9 i 2'0 ÍU’O U’O 12’0 1 14*0 12'0 12*0 10’0
° 7’4 5*0 ÍO’O 8’0

OBSERVATORIO DEL PARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO Atmosfera Pifio;

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

M&xi-
ma.

Míni¬
ma.

Tarde.

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

metro Baró¬ metro

del

metro del

Baró¬

Baró¬

metro. Milí¬ metro.

Grados metro? Grados

Baró¬
metro
Milí¬
metros

Dire cción
lina- hT

metro. n.° de vueltas
durante las
24 horas.

i.a

Tarde lilis,

Evmaeptororí.

22*0 12-4 22 0 12-4 16*2 751*3 16-4 752-3 NE. NO. 53.140 D. 0.

5

21-8 11*8 22-0

16*4 755 9 17*0 755" 4 NO. NO. 16.105 D. D.

6

22 0 11*4 17-0 5*2 16*0 755*6 15*4 755*0 o. O. 73.410 D. D.

4

.6 8 4*6 14-0 5*0 15*2 756 2 15*0 754 8 NO. O. 13 £00 C. C.

3

16*6 4*2 13-4 52 14*6 752*2 12-8 752*6 o. NO. 140.730 C. C.

4

13-4 3*4 13*2 6-8 12*0 755‘0 12*0 754-8 O. N. 75.210 C. C.

4

12*6 5-8 16*6 9*8 12*4 754-5 13 8 752*6 s. S. 15.300 I). D.

5

16-8 9*4

13*4 13-0 750*2 140 747-8 s. E. 23.205 D. D.

4

18-0 110 19*0 11*0 13*8 746-6 14-4 746-7 E. E. 22.060 D. D.

4

18-6 11*0 19-0

14*4 747-5 14*8 745*6 E. SE. 09.065 D. D.

5

L9‘2 11*4 180 15-0 14*2 747-8 14*8 750*2 SE. E. 85.230 C. C. 23'0

18-6 110

14*8 756*1 15*0 756*2 SE. E. 24.060 D. D.

4

18*4 11*0 17-2

14*8 760*6 15*0 761*1 NE. NE. 33.125 D. D.

4

17-4 12*0 16-0 1*2 *'8 14-8 764*8 14-2 764*0 NE. NE. 61.205 C. C.

5

16*8 10-8 17-2 12‘4 14*4 765*3 14*6 765*0 N. N. 12.110 D. D.

3

Observac:

NOTA.—El barómetro se halla, en Sóller, á 52‘53 metros, y en «La Punta G-rossa», á IOÍ‘620 metros, sobre el nivel del mar. Las horas de observación, á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde.—En la casilla d9 la fuerza de los vientos, el 0 indica calma, lashojas -«•stán inmóviles: 1, débil, mueve ligeramente las hojas: 2, moderado, agita las hojas y pequeñas ramas: 3, bastante fuerte, agita tas ramas gruesas de los árboles: 4, fuerte, dobla las ramas gruesas y los troncos de pequeño diámetro: 5, violento, sacude violentamente los • árboles, rompe las pequeñas ramas: 0, huracán, derriba tejados y chimeneas, arranca loa árboles.—La cantidad de las nubes se expresa en décimas de cielo cubierto, hasta 10 que significa cubierto. La clasificación por 0 que significa Cirros; K Cúmulos; S, Stratos; N
Nimbos; GK, Cirrocúmulos.

úna anuncios que se inserten en esta sección pagaran: Hasta tres in¬ órelo ces i razón de 0‘05 pesetas la linea; hasta cinco inserciones á
; r zón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
a®e q ue se componga, será de 0‘50 pesetas.
Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬ rá n por tiposídel cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina-*ia del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una Bola vez pagarán: Del ancho d« una columna 1‘50 ptas., del do dos 3 pta3., y asi en igual proporcióon
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos ¿ razOn de 0‘10 ptas. la línea dei tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor. Í-OS SD«criptorea disfrutarán una rebaja de un 25 nor
«lento

LA SINCÉRITÉ

VINOS Y LICORES SERVICIO DECENAL

3. MARQUÉS ARROMA
Rué de Turbigo, 5-PARIS
Habiendo sido ampliado este establecimiento, á petición de gran número de comerciantes y de agricultores españoles, con una sección de Comisiones y otra de Exportaciones, quedan éstas desde luego á la "disposición dol público, y de una manera especial á la de los maGlorquines que se dignen honrarle con su confianza.
Encárgase la primera de la venta al más alto precio posible de ttodos los productos agrícolas y de la industria rural que se le remi¬ tan, cargando 4 los expedidores con la mayor escrupulosidad sola¬ mente los desembolsos que se hubiesen hecho y el seis por ciento
*clel valor bruto de las mercaderías vendidas, en concepto de comi¬
sión por el trabajo de la venta; y servirá la segunda todos los pedi>dos que se le hagan, facturando las mercaderías al precio corriente <en esta plaza si son de las que la casa tiene en venta, y cargando -una remuneración prudencial sobre el importa de la factura de la casa vendedora si vtiene que comprarse lo encargado fuera del esta¬
blecimiento.
Prontitud y economía son los distintivos de esta casa.
immmnm immmmmm
*Comisión, — Representación, — Consignación, — Tránsito
Y PRECIOS ALZADOS PARA TODAS DESTINACIONES
Servicio especial para el transbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y legumbres
BAUZA Y MASS0
AGENTES DE ADUANAS
011BÍR1 y PORT-BOÜ (Frontera Franco-Española)
Corresponsales á GIVET, JEUM0NT y ERQUELINNES (Frontera Franco-Belga)
TELEGRAMAS: Bauza Cerbero.—Bauza Port-Bou.
RAPIDEZ Y ECONOMÍA EN TODAS LAS OPERACIONES
LIBRILLOS HIDRAULICOS, BAÑERAS,
mis, memos i toda cuse bi bis be granito mu
DE LA CASA
KSCOFET, TEJEBA Y CV de BARCELONA
Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.
Hotel Mamut del Universo
DE
Vda. de j. serra
PliAZA DE PALACIO-3.-BABCELOHÍA
Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hothl del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia. Zaragoza y Madrid.

Pía».

Vino de mesa superior, mar¬ ca El Camela, (estilo Bur¬

deos) ... La botella. 1‘00 El rico licor “Benedetto,, de

los Sres. Fuster Molinas.

Vale la botella .... 5'00

La {íChartresse Sollerique.^ La

botella vale

3'50

Están de venta en el Estanco

de Can Putvet, Plaza de la

Constitución, n.° 16—SOLLER.

LA SOLÍ,ERENSE
DE
JO&Él CQJLIj
GERBlRS y PORT-BOU (Frontera franco-espaSola)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

Se desea vender una
finca llarmida Can Magre de Deu, con¬ sistente en huerto regadío, cañaveral y dos casas; linda con la carretera del
puerto.
Para más informes diríjanse al nota¬
rio D. Pedro Áleover.

m i u ni
POR EL
Vino Uranado Pépsico
d©
i. T0RRENS, Farmacéutico
El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resaltados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada "diabetes.,,

PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENIUM

Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Chrósis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo¬
lestias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
3DTD VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española.
—Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬
céutico.— Farmacia de las CVpiñas.—Málaga. Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudea.—Sóller, Far¬
macia da J, Torra»

-fe

ENTRE

*•“* VICE - VERSA

por el magnifico y veloz vapor

LEON 30 OH©

Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes.

Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26

de id. id. de id. id. de id. id.

CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernafc. calla

del Príncipe n.° '24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Comman¬

dant Samary-5.

NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette, según el presente itinerario,
corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará e! vapor veinte
y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

L‘ ASSIGURATRICE ITALIANA

Sociedad de seguros contra los
A€€I®EM®SSS 1*014 TBASAJ®
ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes leí trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL CIES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASELLAS.

¡¡CABELLO ABUNBAITE Y ONDULADO!!

PETRÓLEO

Ólófj

. Hace crecer el cabello y evita su. caída; le devudve su color primi¬
tivo y natural. Quita la caspa y priva que se reproduzca. Mantiene la cabeza limpia de todo insecto y micróbio, pues es antiséptico por escelencia. Cura toda enfermedad del cuero cabelludo y evita las que se adquieren por contagio, como tiña pelada, etc.

i
DE VENTA: en perfumerías, droguerías y farmeias. UNICOS DEPOSITARIOS: Cortés hermanos, Barcelona (España).

DIRIGIDA PO$ EL PROFESOR
D, SALVADOR ELIAS
Clases especiales para la enseñanza práctica j teórica de Calí Mercantil, Teneduría de Libros, reforma y ado.no de letra, y t
lo perteneciente al comercio, según las vigentes leyes.
Calle de Ulives* i.°5
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridd»