AÑO XVII.—2.* ÉPOCA.—NÚM. 793
AÑO XVII.—2.* ÉPOCA.—NÚM. 793
r

SÁBADO 14 DE JUNIO DE (902

INDEPENDIENTE SEMANARIO

PUNTOS HE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: Sres. Bauzá y Marqués,—Rué Rambuteau, 74,
Paris.
América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Puer¬
(Baleares) to-Rico).

Fundador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17

—•s» SOLLER

«s»—

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas ál mes.)

Extranjero: 0’75 francos id. id. jp G0 ADE antado.

Número suelto OTO pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción tínicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria 2.a vinillo de la taberna Die gebrochene

Propiedades del eucalipto

Las especies de vides americanas se ha de solicitar la consulta de uná

Tonne.

actualmente conocidas Riparia, Rapes- persona competente.

LA ESPADA DE MADERA

S. Moreno.
■»•« ■«■■■■

El eucalipto, ese árbol de Tasmania cuyas propiedades han entrado en la far¬ macopea con el eucalipto!, resulta aho¬

tris, Berlandieri, tienen, por lo general, suficiente resistencia para ser emplea¬
das. La tienen también, en cuanto á

8.a Tanto para la adquisición de plantas, de abonos, de conocimientos de estadios, de defensa contra las enfer-i

Cuentan las crónicas que el gran Fe¬
derico II de Prusia, el monarca que supo
organizar mejor que todos los de su tiempo el ejército de sus reinos, era asaz
aficionado á enterarse por si propio de las costumbres, aficiones y vida de aque¬

DALT EL PUIG MAJOR (*)
lOh Puig, qu’ éntre celistia, demunt Mallorca [imperas;
company gentil deis nubols, amich del temporal! dexem qu’ avuy doblegui V empit de tes cingleres, y logri redressarme demunt sublim ponyal.

ra que es el mejor curativo déla influen¬ za, de la malaria y de la diabetes.
La influencia benéfica del eucalipto llega hasta preservar de influenza á las personas que habitan en lugares inmedia tos á donde existen plantíos de esa clase
de árboles.

ello, los híbridos entre ellas y los híbri¬ dos de ellas y la Vinifera comprobados por la práctica [Áramon Rupestris nú¬ meros 1 y 2—Murviedro Rupestris i202 —los Riparia Rupestris números 3306— 3309 y 10.144 y otros) están bien com¬ probados y aprobados.

inedades, de cooperación para la venta, de protección por parte de la Adminis¬ tración hacia la Viticultura, se irnponé
la reunión en Sindicatos de viticultores
interesados en el adelanto de aquélla. Unidos aquéllos con el apoyo de las Cᬠmaras agrícolas, y todos en conjuntó

llos soldados á quienes había consagra-
grado su existencia, y más de una vez
concurrió á los parajes que solían fre¬
cuentar, oyendo de sus labios alabanzas
3.a óvituperios de los Reales planes que
bien pudieron influir en alguna ocasión para cambiarlos completamente.
Y añaden, que hallándose una noche

Aqui, lluny de la térra, s’ abeura de grandesa, d’ amor y d’ esperanqa un cor sellat pe ’1 cel. ¡Ay! de dol^or desmaya, quant sent l’auba que!
[besa; quant pe ’l Llevant tremolan finissimsriells de mel, Y dexa’l rey deis astres sa tenda il-luminada, vessant rubins y perles que copsa ‘1 serení; arredossant les boyres; guaytant la fondalada; guarnint tot 1’ liemisferi d‘ aurigemat satí. A baix 1‘ illa daurada s‘ ovira entre calitja,

Los principios antisépticos del euca¬ lipto nadie los ha puesto en duda. Ac¬ tualmente se reconoce que además es germinicida y destructor de los micro¬
bios.
En las regiones donde hay eucaliptos nadie padece fiebres palúdicas, porque
las emanaciones aromáticas del árbol

Por orden de resistencia al calcáreo y saliendo de menos á más:
Riparia;—Rupestris; —Riparia Rupes¬ tris;— Riparia Berlandieri;— Chasselas Berlandieri;—Berlandieri.
La afinidad de las vides america¬
nas con las Viníferas de cada región, varía según las condiciones de cada una

formando la respectiva Federación re¬ gional, que se entendiera con las otraá Federaciones agrícolas de España, for¬ marían una fuerza suficiente para ha¬ cerse oir cuando plantearan una justii
demanda.
(Se continuará.)

en la taberna Die geh'ochene Tonne embozado en amplio capote militar, co¬ mo rehuyendo indirectas miradas, sor¬
Variedades prendió, entre dos granaderos de su

anguiletjant negrenca la riba del voltant; els puigs que’s sempentetjan, la plana que s‘es-
[mitja; semblaat penyes y conques los muscles d' un ge.
[gant.

desinfectan la atmósfera, purificándola. El médico de Glasgow, A. G. Faulds,
según «The Science of the day», de Andrew Wilson. ha realizado experi¬

de éstas últimas en clima y composi¬ ción del terreno. Con todo puede decir¬ se que si el ingerto se hace en debidas condiciones y cuidados todas las vides

'inirn>0<fw

£

guardia que en cercana mesa libaban, Gtegant qu’ estira ’ls bravos, tombat dins la verdura, mentos con infusiones de hojas de eu¬ americanas é híbridas mencionadas

la siguiente conversación:

mirant com 1‘ enrevoltan floretes de candor:

calipto para curar la diabetes, y el éxito aceptau los ingertos de todas los Vinífe¬

Huevos acumuladores

— Es decir que abandonas tu vicio. —No, Astulf: el juego es mi mi¬

els pobles que blanquetjan deis camps per la pia¬ fo ura,
com un ecsercit d' Angels lligats ab ciutes d‘ or.

ha sido concluyente. Mister Faulds conocía ciertas propie¬

ras cultivarlas en Mallorca. La creación
de campos de experimento que hicieran

Edison es el héroe del día en ei raail--

sión.

A trats 1‘ aygua blavenca morretja la ribera,

dades de ese árbol por habérselo comu¬ conocer las pocas dificultades que se do de la ciencia.

—Y ¿cómo te arreglas Fritz, cuan¬ do pierdes, siendo tan corto nuestro plus?
—Sencillamente: si gano, sigo ju¬
gando, si pierdo, lo empeño todo para dejar no de jugar. Y como prueba de lo
dicho mira.,.
Y tirando de la empuñadura de su es¬
Conocimientos útiles Agricultura 4.apadamostróásu atónito compañerola
sustitución de la acerada hoja por una

formant cales y puntes, grans Ates del llindar. ¡Qu‘ hermós es, dins boyrada, veurehi Cala-figuera, Formentó, cap Salines, Ferrutx y del Pinar! Mes lluny blavor sens terme, 1‘ inmens espay co¬
hombra ‘a;
llevada eterna ’s donan la mar y el firmament; sois per la mar negret.jan d' illots petites ombres, y enfora, en rius de plata, puntetja ‘1 Conlinent. Com un vident ciclopicb seré enmitx del boscatje, demunt els plans y serres s‘ eleva ‘1 flayrós cim, y ciula entre les roques del seu penjant 1‘ oratje, qu'entona, en mil encletxes, d‘amor cantich su-

nicado desde Nueva Zelauda Mr. James
Dick.
Para hacer la infusión basta con echar
en seis onzas de agua la cantidad de ho¬ ja de eucalipto que quepa en una cucharadita de las de café y tenerlo junto por espacio de media hora, añadiendo un poco de sacarina.
Esas seis onzas de infusión deben ad¬ ministrarse en dos veces al día.

pueden presentar sería útil para guiar á los que desean reconstituir sus viñas.
Téngase presente la siguiente ley aceptada por los anteriores congresos:
Sobre vid americana ó híbrido ó sea sobre
patrón de mucha fuerza póngase púas ó ingertos de poco desarrollo, y, al contra¬ rio, sobre patrón de poco desarrollo, pón¬ gase ingertos de mucha fuerza.
Las vides americanas ó sus híbri¬

Según él.mismo ha declarado á varios periodistas, acaba de resolver el proble¬
ma del automovilismo.
En esta semana se verificarán las prue¬
bas públicas de su invento cOu un vehí¬ culo que recorrerá 5.000 millas, sin ne¬ cesidad de cargar en todo el trayecto las
baterías ó acumuladores eléctricos que
se coloquen en el carruaje.
Hace dos semanas salieron dos em¬

de madera.
—Sé discreto, Fritz. —Nada temo, mi buen Astulf; io ten¬
go todo previsto y no soy tan lerdo que me deje cojer de improviso.
Asi continuaron hasta que, apurada la botella que ante sí tenían y satisfecho el gasto, salieron hacia el cuartel que vecino estaba. Marchado que hubieron,
Federico II exclamó:

[blim. ¡Oh Puig mayorl benhajas, del mou vell solitari; tú lo misteri ‘ns obris del goig del esperit: Quant T ánima ‘s retira del pit dins lo sagrari, com águila reposa y aguayta V Infinit.
P. A. Magraner
—<aa^—

En 46 casos de diabetes lleva ya cura¬ dos 15 con esa receta el doctor Faulds.
Los médicos de los hospitales, espe¬ cialmente, pueden con facilidad com¬ probarlo.

dos, empleados para la reconstitución pueden ser ingertados de púa ó sea de
estaca, ó de escudete. En Mallorca an¬
dan muy divididos los pareceres acerca el particular sin que ello sea obstáculo para que se vean buenos ejemplares de uno y otro sistema. Lo preciso es cuidar¬ los ya que el modo de senficartos y las épocas para dicha operación son bien
conocidos.

pleados de los talleres que el inventor tiene en Glenridge. por el camino de Paterson. donde hay pendientes que variad entre 2 por 100 y 12 por 100, y recorrie¬
ron una distancia de 62 millas.
Pocos días después organizó otra ca¬
rrera de 85 millas con el mismo coche é‘
igual batería. La última prueba realizada en la se¬

—No serás lerdo, pero yo te aseguro
que no volverás á empeñar la hoja de tu
espada.

Medio para extinguir las hormigas y orugas de los árboles

V. CONGRESO AGRÍCOLA CATALÁN

Si se ha ingertado de escudete se pro¬ curará que el patrón esté limpio de los brotes que crecen en abundancia más

mana que acaba de trascurrir dió por re¬
sultado el recorrer el vehículo 100 millas
sin necesidad de volver á cargar los acu¬
muladores.

A la mañana siguiente desde el toque
de diana todo era movimiento en el
cuartel de Granaderos de la Guardia; el
Rey en persona quería revistar el Regi¬ miento aquel mismo día. Diéronse órde¬

Conocidos son los estragos que causan
las hormigas en los árboles frutales, y los muchos medios de que cada uno se vale para conseguir su destrucción. En¬

Por creerlo de sumo interés copiamos
del Diario de Mallorca. conforme pro¬ metimos en nuestro anterior número, las
conclusiones acordadas por el Congreso agrícola celebrado en Palma última¬

abajo del ingerto á fin de que no absor¬ ben aquéllos en beneficio suyo la savia que debía nutrir á aquel.
Si se ha ingertado de estaca, se procu¬ rará arrancar todos los retoños que da el

El problema estriba en que Edison ha llegado á construir acumuladores qué en un volumen relativamente pequeño? contienen una gran cantidad de energía
eléctrica.

nes, sonaron los tambores y pífanos, bruñiéronse armas y dorados del vestua¬
rio, y hecha la diaria refacción, el Regi¬
567.amientofavoritodelReydePrusia,ba¬
tiendo marcha, encaminóse al campo de maniobras, contiguo á la ciudad.
Formado en orden de parada con es¬
tandartes y jefes á la cabeza, no tardó
mucho en ser revistado minuciosamente
por Federico II. quien apenas hubo con¬
cluido, paróse delante de aquel Fritz
que en la Die geh'ochene Tonne hemos conocido, ordenándole dar tres pasos al
frente.
Tres hombres más allá se encontraba
Astulf. al que ordenó lo propio que á
Fritz.
—Tu nombre, dijo á éste. —Fritz Afftel, respondió.

tre los infinitos que se han ensayado, hay uno que vamos á indicar, y que nos parece muy ventajoso. Ha probado la experiencia que un pedazo de cuerda vieja, embebida de aceite y bien em¬
breada. atada al tronco del árbol, hace
huir las hormigas prontamente con el olor importuno que despide; las que es¬ tán en las ramas abandonan las hojas
que roían, y se pegan por las patas en la brea y mueren; y las otras huyen le¬ jos sin aproximarse al árbol, que así queda libre dp ellas en poco tiempo.
Por medio análogo á éste se hacen huir las orugas, gusanos y otros insec¬
tos. pues basta para conseguirlo ceñir el tronco y las ramas más gruesas del
árbol con una tira de corteza de moral.
Todos los insectos tienen mucha anti¬

mente.
FiR/TlsAETR, TS3MA
« Viticultura a?nericana»
Ponente.— D. Marcos Mir. Para la reconstitución del viñedo ma¬
llorquín destruido por la filoxera propo¬ ne las conclusiones que abajo se expre¬
san:
El éxito de la viña americana conside¬
ra que depende: a) de la profundidad y blandura del
terreno donde se han de extender las
raíces; b) de la cantidad de carbonato de
cal asimilable que el terreno contenga; c) de la resistencia que presenten al
insecto las raíces de las vides empleadas; d) de la adaptación de las vides

patrón, pero muy especialmente las rai¬ cea que da la púa, pues estableciéndose entre ésta y sus raíces un cambio de sa¬ via queda olvidado el patrón que muere por inanición, por asfixia.
Hay que dar á las plantas nueva¬ mente ingortadas los cuidados culturales que ya conocen los cultivadores. Una la¬ bor más la agradecerá la viña, una labor
menos le hará falta.
Se han de cuidar las hojas, los ra¬ cimos y los sarmientos contra todas las enfermedades que las invaden. Conoci¬ das de todos las enfermedades criptogámicas y sus remedios é insectos perjudi¬ ciales y la manera de combatirlos ó
cuando menos aminorar sus estragos,
no es del caso insistir aquí en lo ya sa¬
bido.

De modo que la mayor dificultad qué ofrecía el desarrollo del automovilismo/ consistente en exigir el empleo de acu¬ muladores que, no obstante su excesivo? peso, no podían almacenar más que uná cantidad muy restringida de fuerza mo¬ triz, ha sido resuelta por el descubridor' del fonógrafo.
Si la prueba que realizará con acumu¬ ladores capaces de proveer de energía durante 5.000 millas al carruaje que de¬
be recorrerlas es excesiva, entonces Edi¬ son se dedicará á la construcción de ba terías ó acumuladores de gran potencié
para vehículos de todas clases;
Lluvia de tinta

—El tuyo, dijo al otro.
—Astulf Droker.
—Pues bien Afftel, el soldado Droker

patía á este árbol, que parece reservado
exclusivamente para alimentar y defen¬
der al mismo tiempo de todo ataque á

americanas al terreno y de la cantidad de calcáreo y de la cantidad de humedad que el suelo tenga;

Abónese la viña que por falta de alimento no prospera en la tierra; abó¬ nese la viña que con su rendimiento su¬

En las inmediciones de París lia caído? el 7 de Mayo último una lluvia de tinta;

está condenado á muerte, siendo tú
quién haga el oficio de verdugo. —Señor—exclamó, Afftel ¿lia de ser

los gusanos de seda. Contra las hormi¬ gas no tiene acción este proceder, pero
el anterior las dispersa enteramente.

é) de la afinidad de las vides ameri¬ canas empleadas con la vinifera que se
traté de cultivar;

perior al que doria sin abono, hace que el empleo dé éste resulte remunerado. Mas si en tierras ya de si fértiles no convi¬

Así lo declara el director efeí Observa¬
torio del parque de Saint-Maur, Mr. Mou-
reaux.

del propio Regimiento y su mejor ami¬

f) de los cuidados culturales que se niendo el abonó, puede dar frutóla viña

Según éste, el fenómeno se eitendió1

go?

les prodigue;

durante algunos años sin aquél, téngase sobre una zona dé tres kilómetros de

—Tu, y con tu propia espada.

Destrucción de las malas hierbas

g) de los tratamientos que se em¬ presente que el abonar una viña es una largo por dos de anchura.

— ¡Señor!

pleen para combatir las enfermedades operación industrial cuya realización em¬

En los depósitos privados que se des¬

—Silencio y obedece.

Basta regarlas con petróleo y no tar¬ criptogámicas y ios insectos que atacan prenderá el que calcule.

tinan á recibir el agua de las nubes, laf

—Plazca al Señor, que al obedecer la darán en desaparecer. El césped que las plantas.

Todo sirve como abono para la viña; superficie quedó* cubierta de espumé

orden que acabáis de pronunciar, este crece entre él empedrado de los patios
acero teñido en eieri batallas con sangre puede destruirse de igual modo. Para de enemigos de mi Rey y esgrimido verter el petróleo será bueno servirse de

Oonolusioneg

productos y residuos de los reinos vege¬ negrá. tal y animal; procedencias del reino mi¬ La explicación que sa ha dado es exac¬

1.a Rotúrese el terreno á profundi¬ neral que se emplean tal como los da la tamente la misma que ha servido' paré

siempre en defensa de V. M., se torne una pequeña regadera.

dad siempre que sea dable y las capas tierra ó como los transforma la industria aclarar lo que son las lluvias de sangre,’

en débil hoja de madera...

inferiores no perjudiquen la superior de los abonos. En cuanto á los abonos de hormigas y de sapos:’ un viento fuerté

Rió o,l Rey la buena ocurrencia de Att'tel y le perdonó en gracia á su agu¬
deza y acreditado valor, si bien le amo¬
nestó que fin adelante fuese menos afi¬

(*) Eátu poesía fue dedicada por su autor al Circulo Sollerense, y leída porD. Antonio M ,!l Ra-
mis en la velada literaria musical celebrada por
nuestra sociedad sportiva el dia 30 de Marzo úl¬

llevando á ella una cantidad de cal que
esta no tenía. Así. haciéndose esponjoso el terreno, recogerá más agua de las lluvias y permitirá mayor libertad al

vegetales y á los productos del reino que al arrastrar en su movimiento aspianimal rara vez será preciso consultar (ratorio cuanto ha encontrado á¡ su paso/ á la ciencia si bien muchas veces á la arenas, polen y animales, los ha deladh economía; en cuanto á los abonos m'ine- caer ác su paso pór

cionado ai juego y más .cauto ante el timo-.

paso de las rais'éé dé pía&tav

rélésv á? loqme sé llama abolías qiíhMcas,- rajesv

£

SOLLER

112..*°Enlosresiduosde lluviade tinta, el
astrónomo del observatorio francés en¬
contró polvo 'negro de extremada dure¬ za, que se asemejaba al carbón pulveri¬
zado.
Se cree que esas partículas,procedan de '■un.-grán incendie.
'
Maquinista, á su pesar
.'La prensa rusa dá cuenta de un curio¬ so episodio ocurrido hace pocos dias en la estación de Luvny. en la linea de

ellos y acabarían siempre por clavar el aguijón.
19:° Si nuestras abejas están irrita¬ das, lo que conoceremos fácilmente por el grito seco y agudo que dejan oir, ba¬ jemos suavemente la cabeza, ocultárnos¬ la entre las manos, dirijámonos lenta¬ mente á na sitio umbroso y pasemos la cabeza entre una espesura de ramas; pronto abandonarán las abejas nuestra persecución.
No despreciemos el velo para hacer las operaciones y las visitas, pero desechemos ios guantes porque excitan

¡Siew- Poltava.

á las abejas á clavar en ello® el aguijón.

Con el tercer libro de la obra del señor
Oliver, que se refiere exclusivamente al penosísimo y novelesco cautiverio en la isla Cabrera de los franceses prisioneros en Bailón, podría el autor de La Forcé poner el mejor y más sugestivo «pen-
dant» á sus movidas narraciones napo¬ leónicas.
He mentado antes el Cádiz de Galdós,
y ha sido adrede.—Tratando de excusar¬ se (y no hay de qué) por la pequenez del escenario en que mueve sus figuras dice el Sr. Oliver en el prefacio del libro: «...Juzgq que para un trabajo de histo¬
ria social nada más adecuado que esta

Actualidades
Después de la guerra anglo-boer
Bajo la inspección personal de los ge¬ nerales Luis Botha y Cristiano Dewet, siguen haciéndose sin incidentes desa¬ gradables de ningún género las rendi¬ ciones de los boers y rebeldes del Cabo que continuaban en armas.
Según telegrama de Lord Kitchener, qué publica el War Office., británico el número de boers y rebeldes que desde

del buque, es decir, preparada por los
mismos norteamericanos.
Sección Biográfica
EL P. JACINTO VEEDAGUEE
No porque fuese desde muchos dias prevista ha causado en nuestra alma menor impresión la noticia de la muerte de Verdaguer, acaecida ayer tarde (Ju¬ nio 10) á la» cinco y media en la finca
Miralles de Vallvidrera. Profundamente

El maquinista y el fogonero de un

No alejemos demasiado el col¬ limitación, en la cual la abundancia de el día de la firma de la paz se han rendi¬ apenado el espíritu por desgracia tan

tren expreso habían abandonado un mo¬ menar de nuestra vivienda; las colonias los pormenores y la intensidad de la do hasta la fecha á su autoridad, se eleva inmensa, poco más hemos de hacer hoy

mento ia locomotora. Varios aldeanos que se encuentran en sitio aislado y po¬ imagen, adquieren un carácter uacioual ya á unos 4.700 y á 4.542 el de los fusi¬ que condolernos de la pérdida irrepari-

se agrupaban en torno del monstruo de «cero y io examinaban con admiración.
De improviso, un sacerdote (pope) que se encontraba formando parte del grupo, «tajóse ilevar por la curiosidad, subió á ¿a máquina y empezó á manosear las -palancas, haciéndolo tan concienzuda¬ mente que, cuando menos lo esperaba, púsose eu movirninto la locomotora, sa¬
biendo de la estación á una velocidad de
>80 kilómetros por hora. Enloquecido por el terror el pobre sa¬
cerdote, no se le ocurrió realizar con el
regulador el movimiento inverso del que
anteriormente hubia hecho.
Telegrafióse io sucedido á las demás estaciones, ordenando dejar vía libre,
«u evitación de una terrible catástrofe.
Por fortuna, la locomotora, falta de vapor, se detuvo en la estación de Aliregezord, después de haber recorrido un
centenar de kilómetros.
Cuando el personal de la estación pu¬ do hacerse cargo de la máquiua, encon¬ traron al desventurado «pope» desvane¬ cido y casi exánime.
Llevado al hospital, comprobaron los médicos que el infeliz había perdido la
razón á consecuencia de las terribles
emociones experimentadas durante su insólito viaje.
Apicultura Sección Bibliográfica CONSEJOS
El aguijón de la abeja produce sensa¬ ción poco agradable, ordinariamente seguida de mayor ó menor hinchazón. Esto es lo que espanta á gran número de personas y les aleja del placer de de¬
dicarse al cultivo de ese maravilloso in¬
secto. Sin embargo, esa amable hija del aire no toma jamás la ofensiva; defién¬
dese cuando la atacan: ¿no es esto muy
legítimo? ¿qué reproche puede hacérsele por ello?
Su efímera existencia se consume en
un trabajo «leí que nosotros recogemos el fruto; dejémosle la mayor tranquili¬ dad posible y. cuando tengamos que cuidarlas, observemos las reglas si¬
934258176...®°*guientes: Manipulemos siempre nuestras colonias de abejas con sangre fría, con calma, con suavidad y en silencio; evi¬
temos los movimientos bruscos, las sa¬
cudidas y las gesticulaciones, que las
irritan.
No nos aproximemos jamás á nuestras colmenas sudando; el sudor pone de mal humor á nuestras abejas.
No hagamos ninguna operación ó visita después de haber bebido licores
Crónica Local fuertes: esas bebidas irritan á las abejas
en el más alto grado; fuera de esto, el simple olor del aliento ordinario las impresioua ya desagradablemente.
No escojamos un dia tempestuo¬ so; la temperatura sofocante enerva á todo animal, y la abeja no escupa á esta regla.
Aprovechemos con preferencia el momento en que gran número de obre¬ ras estáu á U pecorea; las jóvenes abejas son más mansas y menos dispuestas á picar que las viejas.
Prevengamos nuestra visita por medio d® algunas bocauadas de humo:
°*lasabejas 6e repletarán de miel y se

co frecuentado son más irritables que
las que ven cada dia transitar personas
cerca de su habitación.
13.0 Impidamos á los animales do¬ mésticos detenerse cerca del colmenar; el fuerte olor que á menudo despiden exaspera siempre á las abejas.
14.° Para toda operación ó visita use¬ mos, en todo lo posible, vestidos blan¬ cos ó grises; los colores obscuros desa¬ gradan á nuestras amiguitas.
Termiuemos con una observación y
un postrer consejo: No creamos que la abeja conoce á su
dueño; es éste quien ha de conocer al precioso insecto, sus costumbres y sus
inclinaciones.
No empecemos la apicultura sin ha¬ ber sentido por ella vivo deseo y no re¬ trocedamos al primer contratiempo. Di¬ gamos de las abejas lo que se dice de las mujeres: «Para conocerlas bieu, es ne¬ cesario vivir mucho tiempo con ellas».
N. Mercikk.
(Pogrés apicole, traducción por El Colmenero Es¬ pañol.)
'■^tnarriimwESgw»'*
UN PREMIO BIEN GANADO
Por tratarse de un literato mallorquín, distinguido amigo nuestro y querido compañero en la prensa, D. Miguel
S. Oliver, director de «La Almudaina», trasladamos con gusto á nuestras co¬
lumnas el artículo bibliográfico que ha publicado en El Imparcial de Madrid el competente Sr. de Cávia, con motivo de haber obtenido aquel el «premio al ta¬ lento» por su obra «Mallorca durante la primera revolución (1808 á 1814)», que acaba de editar. Antes, pero, enviamos al autor nuestra más sincera y cordial
felicitación. Dice asi el artículo:
«La Academia de la Historia adjudicó ayer (l.° Junio) solemnemente los pre¬ mios instituidos por D. Fermín Caballe¬ ro y el barón de Santa Cruz. El «premio al talento» ha sido otorgado á D. Miguel S. Oliver por su libro Mallorca durante la primera revolución (1808 d 1814.)
¿Quid ets talentmCt diría aquel escép¬ tico Poucio, que parecía un gobernador de la época presente. Según la etimolo¬ gía misma del vocablo, se puede decir que el talento es la inteligencia acuñada en la mejor moneda. El talento de plata valía en Grecia cinco mil pesetas próxi¬
mamente. El talento de oro, unas ochen¬
ta rail. No es probable que las saque de
»u libro el Sr. Oliver. Por ahora, al me¬ nos, habrá de contentarse con la tasa¬
ción que en el mercado intelectual ha j>uesto á esa obra la Academia déla His¬ toria; y á fe que bieu pocas veces habrá justipreciado con más exactitud una de estas corporaciones trabajo sometido á
su discernimiento.
Los dos talentos de la moneda griega
—volviendo á mis escarceos numismáti¬
cos-posee el culto escritor mallorquín. Plata de ley es su aplicación. Oro fino su buen gusto. Con tan excelente alea¬ ción ha compuesto un libro que merece quedar como de primer orden en este nuevo y difícil género de la «amenidad en la historia» que ahora se empieza á cultivar en España con tan fina gracia

y hasta universal, que las historias más vastas, con sus incoloras substracciones y con su obligada vaguedad no alcanzan nunca. Palma fué, después de Cádiz, la única ciudad española libre permanen¬ temente de enemigos y aquella en que mayor fermentación intelectual y polí¬ tica se produjo. Sobre Cádiz ofreció, ade¬
más, ia cualidad de hallarse exenta de
de las sugestiones exclusivas de toda corte, moviéndose en Mallorca los indi¬
viduos y las colectividades con toda franqueza, y exteriorizando, por ende,
con absoluta fidelidad, la íntima mane¬
ra de ser de la sociedad española en aquellos días. El gran número de refu¬ giados acogidos á esta isla dióle también
una extraordinaria concentración de in¬
tereses. criterios y opiniones, como una representación numéricamente propor¬ cional de lo que era el resto de España. Estudiadoestegrupo.no hay más que prolongar indefinidamente la perspecti¬ va y tendríamos una historia nacional ó una historia de la sociedad española, porque el problema es únicamente cuan¬ titativo, no de calidad.»
De como cumple tal programa el autor en las cinco partes de la obra, respecti¬ vamente intituladas «El siglo XVIII», «El alzamiento», «Los prisioneros de Cabrera», «Los refugiados» y «Liberales y serviles» no me es posible dar aquí cabal idea. Necesitaría espacio cinco ó seis vece» mayor del que me está asig¬ nado: tan copioso y variado es el desfile, real y verdaderamente cinematográfico, de cuadros, figuras históricas, tipos sueltos, episodios y documentos de toda suerte, que ofrece al lector el Sr. Oliver. —No prestándose á ello el asunto, ni la manera de tratarlo, claro está que la vi¬ da española de principios del siglo XIX
no viene á contar ahora con un fres¬
quista colosal á lo Miclielet, ni con un verdadero «piutor de historia» á loThie-

les recogidos. La manera como se portan ahora los
burguers sud-africanos capitulando es¬ pontáneamente y fraternizando hasta con los que hace pocos dias eran sus más
encarnizados adversarios, causa en In¬
glaterra la más viva satisfación, demos¬ trándolo el hecho de que hasta los perió¬ dicos más jingoes de Londres recomien¬ den al gobierno que procure correspon¬ der á la nobleza y lealtad de los boers concediéndoles todas las ventajas que sea posible y que tiendan á la inmediata reconciliación entre los que ya no sou ni serán nunca más enemigos.
Entre los burguers que se han some¬
tido en estos últimos días á Lord Kit¬
chener, figuran todos los miembros dei que fué gobierno provisional orangista y trausvaaliens® con ios 50 hom¬ bres escogidos que constituían su escol¬ ta especial y no pocos insurrectos holan¬
deses de la Colonia del Cabo.
No se ha confirmado por conducto alguno la noticia de que había en el Africa del Sur algunos millares de burguors que. no queriendo aceptar la paz sin la independencia, se disponían á continuar la guerra. Como hemos dicho, no es probable que dicha noticia se con¬ firme ó que, en otras palabras, se reanu¬ de la lucha, mientras Inglaterra cumpia los compromisos que para con los boers
tieoe contraídos de acuerdo con las bases
del tratado de Pretoria, y según las se¬ ñales no tienen, á lo menos por ahora, los ingleses intención de faltar á ellos.
Dice un telegrama de Pretoria, que
con la asistencia de Lord Kitchener. to¬
do su Estado mayor y más de 6.000
hombres ds todas armas, se celebró el
domingo en aquella ciudad un oficio de campaña, que terminó cantándose un solemne «Tedeum» en acción de gracias al Altísimo por haberse ajustado la paz anglo-boer.

rry. Pero por donde quiera que se abra

Mallorca durante la primera revolución. se encontrarán grafjiti parietales tan

En la Martinica

instructivos como ios del grandísimo

chismoso de Suetonio; pasteles y acua¬

Se han recibido en París cartas de la

relas que recuerdan los estudios de los Martinica dando interesantes detalles

Goncourt; tal cual aguafuerte de Goya; acerca de la situación de la isla.

estampas minuciosamente detalladas en acero, y hasta algún que otro pliego de aleluyas ordinarias de las que hacen hoy las delicias de los coleccionistas... El buen gusto según queda dicho, y la noble imparcialidad con que el Sr. Oli¬ ver presenta el resultado de sus estu¬

Refieren que el 20 de Mayo el vecin¬
dario de Fort de France se vió sorpren¬
dido por ruidos subterráneos y por la aparición de enormes columnas de humo que, con fuerza considerable y surcadas de relámpagos, avanzaban sobre la ciu¬
dad.

dios, llevan igualmente al lector á ad¬ mirar el carácter—oh carácter español ¿dónde has parado?—de nuestros épicos abuelos, y á sonreír ante sus humanas y nacionales ridiculeces. ¡La misma Iliada no estaría completa, si junto al divino Aquilcs no apareciese el disforme Ter-
sítes!
Después del lauro que la Academia de la Historia ha otorgado al Sr. Oliver, es¬

El pánico que se apoderó del vecinda¬ rio fué grande. Todas las tiendas se ce¬ rraron y la geute huía despavorida.
Al día siguiente se restableció algún tanto la tranquilidad; pero la permanen¬ cia en la población era insoportable.
La mayor parte de las tahonas están cerradas y el agua es apenas potable á
causa de la cantidad de ceniza que con¬ tiene.

pero que estas líneas no sonarán á «bombo de amigo». Las remataré con un voto que hago á mi señora Olio, y

Una inmensa ola invadió,* Carvet. destruyendo una parte de la Grande
A use.

musa de otros. Tengo idea, no muy se-" En San Pedro no quedan ni vestigio»

gura, de que la ciudad de Zaragoza se de la iglesia, deí fuerte ni de los mue¬

propone abrir concurso para premiar
una historia «definitiva» de los sitios de
1808 y 1809. Talentos de plata y talentos
de oro tiene el erario intelectual de Ara¬

lles, á pesar de su sólida construcción. El Banco no logró salvar más que el
metálico. Los libros y demás documen¬
tos se quemaron.

gón para llevar á feliz remate tan alta Los negocios están paralizados en la empresa, sin pedir auxilio á tesoros fo¬ isla, y muchos de sus habitantes la rasteros. Más por de pronto, y saludan¬ abandonaron.

do de antemano á quien supere al ma¬

ble de un hombre que es gloria inmar¬ cesible de las letras catalanas y de la España de nuestros días.
Jacinto Verdaguer nació en el peque¬ ño pueblo de Riudeperas, provincia de Barcelona, el dia 17 de abril de 1845, habiendo alcanzado por tanto la edad de cicuenta y siete años, que ha empleado totalmente en amor á Dios y á los hom¬
bres.
En el seminario de Vich empezó Ver¬ daguer sus estudios literarios, siguien¬
do con decidida vocación la carrera ecle¬
siástica, en la cual se ordenó el año de 1870, ó sea ¿ los veinticinco de su edad.
Desde su más temprana juventud mostró decidida afición á la poesía, que
tan alta había de poner en nuestra pa¬
tria. La excelsitud de su naturaleza de
poeta quedó bien demostrada cuando á los dieciseis años de edad ganaba un premio extraordinario en los Juegos Flo¬ rales de Barcelona con su poesía Baíel de Casanova. En años subsiguientes ga¬ nó otros premios, hasta que en 1877
asombró á todo el mundo con su Atlán-
tida, que había de ser el más preciado
florón de la moderna literatura catalana.
Dos años después de este portentoso triunfo publicó Verdaguer sus Milis y Cants Mistichs, libro pequeño en sus di* menciones, pero del que bien puede de¬ cirse que tiene un valor inapreciable, pues sus páginas son de oro puro. En 1880 fué proclamado Mestre en Gay Sa¬ ber en los Juegos Florales de Barcelona.
Desde entonces son numerosas la obras
que escribiera el genial poeta, todas de mérito excelso, y entre las más impor¬ tantes se cuentan: Canigó, Somni de Sant Joan, Jesús Infant, Patoria, Dic¬ tari dl un Pelegri d Terra Santa, Sant Francesch. Roser de tot V any, Flors del
Calvari, Santa Bularía, Flors de María.
Las poesías sueltas que los periódicos y revistas catalanas publicaban conti¬ nuamente del poeta que hoy lloramos, son innumerables, y sin duda que todo*
nuestros lectores recordarán en esto» momentos las soberbias estrofas con
que Verdaguer canta á Barcelona, eo su renombradísima Oda que le fué premia¬ da en los Juegos Florales de 1883 y pu¬ blicada á miles de ejemplares por el Ayuntamiento de esta ciudad.
Verdaguer no fué tan sólo maestro en el arte de la poesía, ya que grandes son sus méritos también comoproáista: pocos como el hombre que hoy perdemos su¬ pieron ir tan adentro en el alma de la lengua catalana, que fué, en su pluma,
voz dulce como uo ensueño, voz fuerte
y vibrante como la tempestad.
(Da La Vanguardia.)
OTEA PLAGA EN NUESTROS CAMPOS
A las muchas plagas de insectos que desde hace algunos aflos vienen atacan¬ do á nuestros árboles frutales, merman¬ do de consiguiente en gran manera su producción, tenemos que añadir hoy la de la Tiña del manzano que apareció du¬ rante el pasado mes en algunos huertos
de los alrededores del Pont de Can Ahí. De la citada enfermedad hablábamos
ya en Mayo del pasado afio y exponía¬ mos, copiándolo de un folleto recien pu¬

volverán por decirlo así inofensivas.
Sacudamos los cuadros en vez de
pasarles el cepillo, á no ser que el penal esté lleno de miel reciente, no opérenla da: el cepillo irrita siempre á las abajas y la» induce á picar.

y selecta erudición, como lo hace, ver¬ bigracia, el joven literato D. Alfonso Danvila, cuyo libro acerca de Luis I y su mujer tiene todo el interés, y aun toda la «pjemplaridad» de las impresio¬ nes y escenas del duque de Saint-Simón.

llorquín en su modo ameno y moderno, me contentaría con que en mi pueblo surgiese otro Oliver... elevado al cubo, como el asunto pide.
— Verdad;—tengo por cierto que dirá
el autor de Cádiz, si ha leído el estudio

Reotterdo del «Maine»
Un despacho de la Habana dice que se hacen activas gestiones para poner á

blicado por los señores Mora y Compa¬ ñía de Barcelona, el tratamiento que es conveniente adoptar para combatirla. Como su invasión puede acarrear gran¬ des perjuicios á nuestros agricultores,

No nos coloquemos nunca delan¬

Si en el libro del Sr. Danvila hallamos de que hablamos.

te de la piquera, porque las pecoreado- igual lectura que en Ja más agradable

Y es posible que añada:

flote el barco de guerra norteamericano reproduciremos á continuación lo ya in¬ Maine, cuya explosión en aquella bahía sertado en el núm. 738 dei Sóller, con

ras. uo podiendo, entrar libremente, de las novelas, en el libro del Sr. Oliver

—Ahí está mi Zaragoza. Solo falta ocurrió, como se recordará, el 15 de fe¬ el fin de que, abandonando la apatía en

gritan «já las armas!» y al momento las encontraría un Galdós materia para tres prolongar la perspectiva.

brero de 1898.

que muchos suelen hallarse, apliquen el

centinelas se arrojan en masa sobre el presunto enemigo.
No circulemos con la cabeza «Ies-
cubierta por delante del colmenar: las

ó cuatro «Episodios Nacionales» á la manera de su Cádiz. ¿Qué digo un Gal¬ dós? Algunos noveladores extranjeros hallarían en Mallorca durante la primera

Mariano db CIvia

Los cubanos piensan, sin embargo, que el Gobierno norteamericano no per¬ mitirá nunca qu« se extraigan los restos de este barco, porque están convencidos

oportuno remedio al mal que de veras lamentamos. He aquí lo que entonces
transcribíamos:

abejas se precipitarían con furor sobre revolución tela cortada para vestir mara¬

de que entonces quedaría plenamente

Tiña del manzano. (Hypommenta ma¬

los cabellos, á los que tienen horror, en villosamente los muñecos de su inventi¬

demostrado que la catástrofe fué debida lmetía Zv11.)

particular los negros; se enredarían en va. Ahí está, por ejemplo, Paul Adatn.

* á una explosión ocurrida en el interior En Abril ó Mayo aparecen las orugas

SÓLLER

de este insecto, que han pasado el invier¬ no escondidas en un nido ceroso, con el <¡ual envuelven los extremos de las ramas
provistas de yemas y de las primeras ho¬ jas; destruidas estas, abandonan el nido, para pasar á otras ramas y entrelazarlas
con hilos, construyendo una nueva tela,
y así continúa, hasta que han consumido
todas las hojas, yemas y flores. Cesa es¬ ta devastación á primeros de Julio, y entonces, cada oruga se elabora una bol¬
sa, que adhiere á las paredes del último nido, esperando allí hacerse insecto per¬ fecto, lo cual ocurre a los quience dias.
Los daños de la invasión, no solo afec¬
tan á la cosecha en curso, sino que difi¬ cultan la siguiente.
Para combatir esta enfermedad, convie¬
ne aplicar el Lisol, al 1\\2 por 100, cuan¬
do las larvas empiezan á construir sus nidos sobre las hojas. Mas tarde, en el mes de Mayo, esto es, cuando dichas lar¬
vas adquieren medio centímetro de lon¬

ha sido tanta, que cuanto se haga para 1 El miércoles mandó el Sr. Olivar fue¬ de utilizar la parcela de terreno que de Oro, de 81 ton., cap. D. G. Mora, con

aliviarla, será poco. Por lo mismo, noso¬ se también enterrada una oveja que des¬ existe contigua á los almacenes.

18 mar. pas. y efectos.

tros que conocemos las muchas relacio¬ pués de sacrificada resultó que no reunía

Y no habiendo otros asuntos de que

32C.aasillo Unión Republicana Soliere» nes y simpatías que nuestro pueblo tiene
con la Nación vecina, nos apresuramos á hacer público que en la Agencia Consu¬ lar de Francia en Sólier, y en la Redac¬ ción de este periódico, se admiten dona¬
tivos para contribuir al alivio de las víc¬
timas, pues estamos seguros que son muchos nuestros compatriotas que de¬
sean asociarse á esta obra de caridad.
Ai anochecer del martes emprendió viaje con rumbo á Barcelona y Cette el vapor León de Oro que desde el sábado por la mañana permanecía fondeado en nuestro puerto.
Llevóse una regular y variada carga y algunos pasajeros.
Según informes que tenemos, parece

las indispensables condiciones de salu¬ bridad, y ayer dispuso se retiraran de la
matanza tres reses lanares que estaban enfermas.
Muy bien, señor Oliver. Aplaudimos sinceramente el celo que en el desem¬ peño de su delicado cargo observa, y asi como le aplaudimos nosotros lo hará igualmente el vecindario entero, pues es muy justo que, ya que las subsistencias se venden á tan subido precio, reúnan al
menos las condiciones de salubridad que
son de todo punto indispensables.
El martes último, á eso de las once y media de la mañana, en la fábrica de teji¬
dos mecánicos de los señores Ensefiat
Hermanos, un operario de la misma que estaba ocupado en tender algodón en el

tratar se levantó la sesión-.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana domingo, dia 15, á las nueve y media, expuesto el Santísimo Sacramento, se cantarán horas menores y después la misa mayor con sermón, que dirá el Re¬
verendo Sr. D. Bartolomé Coll, Pbro. Por la tarde, después de los actos corales, habrá explicación del Catecismo. Por la noche, se continuará el ejercicio del mes consagrado al Corazón de Jesús, con ex¬ posición de S. D. M.
Limes, dia 16.— A las seis, durante la celebración de una misa, tendrá lugar el ejercicio mensual en honor de la Vir¬

Se invita á todos los socios á la Junta General que se celebrará en el local que
ocupa este casino á las ocho y media de
la noche del dia 16 del actual mes. Sólier
14 de Junió de 1902.—P. A. de la J. D* El Presidente, Andrés Sancliment»
1.a Casa y corral señalada con el
número 3 de la calle de Canals de esta villa.
Finca rústica llamada «S‘hort dea Peixet», cerca del Convento de este tér¬

gitud, será conveniente el 1 por 100; y
finalmente, cuando se hallen póximas á

que los operarios carpinteros y ebanistas de este pueblo lian tenido durante la

terrado se apercibió de que en el desván había fuego. Acto continuo dió aviso á

gen del Carmen. Jueves, dia 19.—A las seis, se cele¬

mino, de cabida de unos 232 destres, ó lo que fuere»

ser mariposas, (fines de Mayo), será con¬ veniente el 2 por lOfy aplicado á las
bolsas.

presente semana varias reuniones para tratar asuntos de relativa importancia. Eu la celebrada últimamente se convino

los dueños, á los operarios y á varios ve¬ cinos, quienes pudieron al poco tiempo
dominar el incendio.

brará el ejercicio dedicado al Patriarca
San José.
En la iglesia de San Francisco.—Ma¬

Otra finca rústica, llamada «Cas Notari», sita en este término de Sólier, pago «Se Torrentera», de extensión de

En todo caso, contra esta enfermedad, se impone el tratamiento de invierno.
Poco después de haber entrado en

hacer presente á sus maestros el acuer¬ do tomado, por el que se pide: l.o, la jornada de diez horas y 2.°, aumento del 100 por 100 en la retribución de las horas extraordinarias de trabajo.

Sabemos se quemaron Unos cuarenta
kilógramos de algodón. La fábrica está asegurada de incendios por la sociedad
«L‘ Unión.»

ñana, á las cinco y media de la tarde, tendrá lugar la reunión mensual para los terciarios con plática por l). Ramón Colom, Pbro.
Martes, dia 17, á las seis y media de

uua cuarterada, dos cuartones 56 des¬ tres, ó lo que fuere.
El pliego de condiciones para la veuta de dichas fincas, obra en la notaría de
D. Pedro A Ico ver»

prensa nuestro número del sábado últi¬ Estamos enterados de que varios maes¬

la mañana, durante la celebración de

mo, llegó hasta nosotros la desagradable
noticia de haber fallecido en una finca
de las inmediaciones del predio Can Tés
el vecino de esta villa José Gastañer
Oliver (a) Fumat, víctima de una terrible
caida. Parece que á instancias y en unión
de varios otros individuos estaba el Cas-
tañer, por la mañana de aquel día, per¬ siguiendo á dos perros que mordieron á una oveja, cuando tuvo la desgracia de caerse por un peñasco produciéndose va¬ rías heridas en la cabeza que le ocasio¬

tros aceptaron en seguida ambas condi¬ ciones, pero los demás, en una reunión celebrada anoche, resolvieron manifestar á los obreros que se hallan conformes en conceder la jornada de diez horas so¬ licitada, pero de ninguna manera lo es¬ tán en acceder á la segunda condición ó sea al aumento del 100 por 100 en el pago de las horas extraordinarias.
Esto es lo que podemos comunicar á
nuestros lectores.

2N EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 7 de Junio 1902.
La presidió el Sr. Alcalde D. Juan Puig, y asistieron á ella, convocados por segunda vez. los Concejales señores don Ramón Casasnovas, D. Juan Fizá, don
Jaime Marqués, D. Jaime J. Joy, don Jaime Valls y D. Juan Morell.
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.

una misa, se dará principio á la devoción
de los trece martes en honor de San An¬
tonio de Padua repitiéndose al anoche¬
cer con toda solemnidad. En el oratorio de las Hermanas de la
Caridad.—Mañana, dia 15, á las cuatro y media de la tarde, tendrá lugar el pia¬
doso ejercicio de la Buena Muerte.
Registro Ovil

Se desea vender una
porción de tierra huerto regadío con una casita en la que existe una cisterna y otras dependencias, de superficie de unos ochenta y siete destres. La persona que desee adquirirla puede avistarse con don Gabriel Reines, (a) Pasteta, calle de U Alquería del Conde, quien podrá darle las noticias ó datos que desea.

naron la muerte.
El Juzgado al tener noticia de la des¬ gracia se personó en el lugar del suceso acompañado del Médico titular Sr. Mar¬ qués y del Comandante del puesto de la Guardia Civil Sr. Lizaua con uua pareja á sus órdenes. Después de practicadas las primeras diligencias fué ordeuado el levantamiento del cadáver que fué con¬ ducido al cementerio, donde al siguiente día se le practicó la autopsia.
Descause en paz el alma del finado y reciban su desconsolada esposa, hija y demás familia, la expresión de nuestro sentido pésame.

Con inusitado esplendor se ha cele¬ brado en la iglesia del ex-convento la fiesta que anualmente se dedica á San Antonio de Padua. Con este motivo, la capilla del Santo, que estaba ricamente adornada, fué visitada desde las prime¬ ras horas de la mañana, en que empezó uu turno de misas, hasta las nueve de la
noche, eu que terminó el trisagio, por
innumerables devotos. El oficio mayor y
las completas de la noche anterior resul¬ taron muy solemnes y concurridas; prue¬ ba evidente de cuan arraigada se encuen¬ tra entre nosotros la devoción al glorio¬ so Taumaturgo.

Acto seguido el Sr. Morell manifestó que no habiendo asistido á la sesión an¬ terior, se adhería al acuerdo en ella to¬ mado, por el que se dió ol voto de gra¬ cias á D. Enrique Fajarnés, Administra¬ dor principal de Correos de la provincia.
Entrando á despachar los asuntos que figuraban á la orden del día, se dió cuenta de las medidas higiénicas acorda¬ das por la Junta local de Sanidad, en su sesión celebrada el día 3 del actual, pa¬
ra que rijan durante la estación canicu¬ lar. Enterada la Corporación acordó ha¬ cerlas suyas y que se dé á las mismas el más exacto cumplimiento, después de ocho días de publicadas,

Nacimibntos.
Varones 5.—Hembras 1.—Total 6 Matrimonios
Dia 14, D. Ildefonso Canals Soler, soltero, con D.a María Escales Mayol,
soltera. Defunciones
Dia 7, D. José Castañar Oliver, de 52 años, casado, calle de Buen Año.
Dia 9, D. Gabriel Frau Casasnovas, de 80 años, casado, Manzana 34.
MOVIMIENTO DEL PUERTO

VENTA
Lo está uua porción de tierra denomp nada Can Garí, contigua á la fuente llamada de S’ liort d es frares. Es da uu cuartón de extensión, poco más ó menos, y está poblada de naranjos y otros árbo*
les frutales.
En esta imprenta facilitarán más pop menores ai qUe los solicite.
GARROVÉS

Según anunciamos, el domingo último por la tarde la «Banda Municipal» eje¬ cutó escogidos números de su repertorio
eu el catafalco de la Plaza de la Consti¬
tución.
La concurrencia por este sitio fué re¬ lativamente poca, lo cual uo creemos hu¬

El martes de esta semana, por dispo¬ sición del Inspector de carnes Sr. Oliver fueron retirados de la venta pública un kilógramo de asadura y tres kilógramos
de pescado, todo lo cual no reunía las
debidas condiciones. El mismo dia, al
reconocer dicho señor en el Pont d' en

Se aprobó el traspaso de la sepultura núm. 279 del cementerio católico, hecho por su poseedor D. José Lladó Pizá á favor de D. Juan Pizá Mayo!.
Se acordó verificar varios pagos.
Para satisfacer las obligaciones del
presente mes se procedió á la distribu¬
ción de fondos por capítulos.

Embarcaciones fondeadas
Dia 6, de Palma, en 2 dias, laúd San Antonio, de 24 ton., pat. D. B. Tomás, con 5 mar. y lastre.
Dia 8. de Marsella, en 3 dias, laúd N.a S a del Cármen, de 47 ton., pat. don P, Cardell, con 8 mar. y lastre.

Es temps de sembrarlos y a n' es cari é de Sant Pere, núiu. 19 n'hi ha de bons y barato.
BANCO VITALICIO DE ESPAÑA
Seguros cío Vida, y s#aaidton,t©ai

biera sucedido si en vez de tocar dicha
banda por la tarde lo hubiese efectuado
durante la velada.
Como no ignoran nuestros lectores, Francia acaba de experimentar una gran

Valls el gauado que se introduce en la población, halló que el ganadero llevaba en uu carro una oveja muer ta de fatiga del largo camino que había andado, y habiéndolo puesto eu conocimiento de nuestra primera autoridad ordenó el se¬

Para proceder á la redacción del plano y proyecto para la construcción en el muelle de este puerto del cobertizo é edificio para depósito de mercancías, se acordó solicitar del Sr. Ingeniero encar¬ gado de la carretera de Palma al puerto

EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 7, para Capdepera, laúd Sau Antouio, de 24 tou., pat. D. B. Tomás, con 5 mar. y lastre.
Dia 10, para Barcelona, laúd S. José, de 38 ton., pat. D. J. Mayol, con 5 ma¬

El seguro sobre la vida es patrimonio de la gente experta; el necio con un ya
haremos, pierde el tiempo y lo que eg peor pierde el porvenir de sus hijos.
Agente eu Sólier, Salvador Elias.

desgracia con motivo de la terrible ca¬ ñor Alcalde fuera enterrada dicha cabeza de esta villa, el deslinde de la carretera rineros y efectos.

tástrofe de la Martinica. La desgracia de ganado lanar.

que conduce al faro de la Cruz, al objeto Dia 10, Para Barcelona, vapor León

(M) FQitiiETíar \_
ARIELA
terrible; sus ojos parecían de vidrio; fre¬
cuentes estremecimientos nerviosos agi¬ taban su cuerpo; estaba agonizando.
—Doctor, dije al verla en este estado, dejad á la pobre criatura que muera tranquila. ¿No veis que se está mu¬
riendo?... Al decir esto la tomé en brazos; el mó¬
dico se alejó con Julio al otro extremo
de la alcoba y le dijo con profunda pe¬
na:
—¡Todo es inútil!... María padeció crueles dolores, querida Anuandiua; mi regazo fué su lecho de
muerte: mis labios sellaron mil veces.su
pálida frente, y sólo cuando ya no exis¬ tía, cuando sus ojos ya no tenían para su pobre madre ni una mirada de amor, y cus labios, pálidos como una rosa mar¬ chita por el viento, no podían unirse á los Míos con apasionada ternura, fué cuan¬ do la dejé sobre el fúnebre lecho para tomarla después nuevamente y deposi¬ tarla en el horrible ataúd que iba á ro¬ barla á mis codiciosas miradas!... (I)
L-i autora ba c >pmdo fiolnionte la enfermoáttdtrislí?i.i.u d«j una hija que perdió.

Mis manos, que temblaban crispadas por el dolor, cubrieron su delicado cuer¬ po de cintas y de tules, ciñeron su fren¬
te de nevadas rosas y convirtieron su
turaba en carro triunfal... ¡tantas fue¬ ron las fragantes ñores con que la cu¬ brí!... Pero luego, tras una noche de do¬
lor, noche pasada vertiendo lágrimas
junto á su cadáver, vino el día triste, tristísimo para mí, por que era el último
eu que debía contemplarla en la tierra, y se la llevaron... ¡la robaron á las mi¬
radas, al amor, al corazón de su ma¬
dre...! ¡Si supieses todo lo que esto sig¬
nifica!...
¡Ah! ¡sólo cuando hayas perdido un hijo, podrás comprenderlo, Armandina:
es horrible ol instante en que la muerte corta el hilo de la vida de uu sér amado;
pero hay otro más espantoso todavía; aquel en que tenemos que dejar de verlo para siempre, aquel eu el cual una tapa implacable y pesada cae sobre el ataúd y esconde 4 nuestros ojos el cadáver; aquel, tía fíu, eu que nos lo arrebatan y ya no volvemos á verlo hasta ía eterni¬
dad!...
¡Ah. querida Armandina!..# Esas ma ¬ dres que cuando nace un hijo lo entre¬
gan á una nodriza, porque temen que se marchite su hermosura y se quebrante su salud; que no pasan noches de insora-

nio junto á la cuna, que en el baile ó en el teatro apenas dedican un recuerdo ó la inocente criatura que les debe el sér: esas que no reciben sus primeras cari¬ cias, porque una mujer mercenaria se las roba; que no se dedican por comple¬ to al cuidado y amor de una hija, esas no sabrían comprenderme!... ¡Esas ha¬ llarían exagerada esa relación!...
Pero las madres amorosas y cristia¬
nas que nutrieron el ángel de su amor con la savia de sus pechos; que le dur¬ mieron en su regazo y velaban luégo su apacible reposo; ellas, que conocieron la
enfermedad de sus criaturas, cuando se
escapaba á las miradas de todos... que vivían, por decirlo así. de su propia vi¬ da... ¡esas, Armandina, son las que me comprenderían fácilmente, porque saben cuánto valor y abnegación se necesitan para sobrellevar resignadas tan duro golpe!...
Sentada junto al cadáver de mi hija, aprendí mucho en pocas horas: medité en la fragilidad de la vida hermana y no pude menos que preguntarme: ¿que ha¬ cen las que no tienen fe?...
Allí, junto al lecho fúnebre, viendo aquel semblante blanco y sonrosado po¬ cas horas antes, empañado ya por ía ho¬ rrible palidez de la muerte; aquellos brazos que ceñían mi cuello como ramas

de jazmines que enlazan un viejo tron¬ co, al presente lánguidas, frías y sin movimiento; considerando que dentro de pocas horas no la vería más; al ofre¬ cer 4 Dios de nuevo con toda la resigna¬ ción posible, el sacrificio de aquella pre¬ ciosa existencia, me pregunté mil veces: ¿qué harán los que no tienen fe? ¿dónde encuentran alivio para su dolor?
— ¡Ah. hija mía!... comparando ¿tu padre conmigo misma, veía la diferente manera de sentir y los consuelos que ofrece la íe... ¡El desahogaba su dolor con imprecaciones horribles, y hasta blasfemias!... Yo, por el contrario, llora¬ ba en silencio, no daba quejas, bendecía á Dios, sentía más y hablaba menos, y á cada instante que transcurría, renovaba
en el altar de mi corazón el horrible sa¬
crificio ofreciéndolo al cielo por la conver¬ sión de aquel pobre pecador... ¡ay! ¡digan lo que quieran los amantes del placer, el dolor es útil, es necesario en el orden físico V en el orden moral, y es preferi¬ ble morir de sentimiento, á vivir en la
indiferencia y el hastío!... —-Señor Todopoderoso, dije mil veces
en aquellos días, si los que tenemos la seguridad de que la muerte es el princi¬ pio de la vida, que sabemos que al dejar la vestidura de este cuerpo frágil y mez¬ quino, nos cej&iraos las ricas galas de ía

inmortalidad y con la frente radiante de luz vamos á gozar de vuestra gloria; si las que sabemos todo esto, repito, sufri-
rnós tanto al perder un sér amado, ¿qué
consuelo tienen los que creen que todo
acaba en la tumba, que no rezan, que
no tienen vuestra gracia? ¿qué alivios tendrá Julio para su dolor? ¿quién cicatrizarája herida que deja en su corazón
la muerte de María?
Pero después de todo, Armandina, pu¬ de convencerme de que ios dlescreidos se consuelan con más facilidad, porque to¬
do está en relación con sus creencias
anti-cristianas; no existe en su corazón
esa exquisita sensibilidad que hace agol¬ par el llanto á las pupilas: no aman
tanto ni tan bien: no han visto nunca
las cosas sino por los turbios ojos de la razón humana y de la materia: los mis¬ mos padres no quieren á sus hijos con verdadero amor: los hijos creen que na¬ da deben á sus padres y que no están en el mundo sino por capricho de ellos y no por voluntad de Dios; no existe en esas almas el amor santo y pro/tindo de' la familia, y por consiguiente, no pue¬ den sentir esos grandes pesares, que só¬
lo visitan los corazones cristianos!...
No extrañes, querida Armandina# quo te hable tanto de María; es tan horrible? el dolor que se sufre cos&áo ge pierde

4

SÓLLER

PUBLICACIONES RECIBIDAS
DUDANTE LA PRESENTE SEMANA

—Península: Asamblea de Bancos loca¬ les. Sección Balear: Documentos inte¬ resantes de la Unión Ibero Americana.—

La Escuela Práctica.— Sumario del 41.0 ii de la 9.a serie.=Un concepto erró¬ neo. Páginas de Amicis. Entre niños.— ha escuela Alemana. Di l ecciones y Pro

Contraste de Pesas y medidas. Varias
noticias. Precios corrientes en Mallorca. Se suscribe: Oficinas de la Cámara,
Palacio, 20, Palma.

gramas sobre -ciencias físicas, químicas

* **

y naturales. Fisiología é higiene. La
«educación del niño. XXXV. La vida

La Energía Eléctrica. Revista gene¬

humana. La enseñanza de la geografía. ral de electricidad y sus aplicaciones.—

—Variedades. Notas bibliográficas.

Sumario del n.° 10 del tomo 5=Resolu-

Se suscribe en la imprenta y librería ción directa del problema de hallar la

de Salvador Fábregues, Cindadela de !j acción que ejerce una corriente circular

Menorca.

sobre un punto del eje del círculo, por

Francisco de P. Rojas, Cálculo de las
*

**

caídas de tensión y sus decalajes en una

Boletín de la Cámara oficial de Co¬ línea de tracción trifásica, por Emilio de

mercio, Industria 7 Navegación de las Navasqües. La construcción de mate¬

Üslas Baleares.—Sumario del número rial eléctrico en Europa: Casa Breguet.

Í9.—De otras Cámaras: La de Madrid, —Memoria descriptiva del nuevo siste¬

hi de Alicante, la de Córdoba. Inicia- ma de amperímetro contador consulta¬

iivas y Comentarios: Exposición dirigida ble de electricidad. Crónica científica:

por el Fomento del Trabajo Nacional de Aplicaciones industriales del aumento
Barcelona al Excmo. Sr. Ministro de de capacidad de los acumuladores por la
Comercio. Las Cámaras de Comercio. elevación de la temperatura. Alumbra-

do eléctrico n los trenes. Soldadores
eléctricos. Nuevo aparato de calefac¬
ción de los tranvías. Información. Es¬
paña Automóvil: Ciclos motores, por Francisco Ibáñez. El automovilismo en

bil, y en nom d‘ aquest Felip, el seu on¬ de y tutor, per D. E. Aguiló.—IV. Res-
senya de la Junta General celebrada die 26 Janer de 1902, per D. P. A. Sanxo. —V. Relació del objectes ingressats en

el año de 1901, por E. Navasqües. Cró¬
nica científica é información. Ofertas y
demandas. Correspondencia particular. Se suscribe en la Administración, calle

el Musen Arqueológich Luliá durant I any 1901, per D. B. Feria.--VI. Catálech de les obres qiT han eutrat a la Biblio¬ teca d‘ aquesta Societat durant 1‘ any

de la Princesa n.0 18 provisional, Ma¬ 1900, per D. Pere A. Sanxo.—VII. Vi¬

drid.

da de Sor Anna María del Santíssim Sa-

grament escrita peí Dr. Gabriel Mesqui-

*

**

da Pre. de 1‘ any 1690 al 92 (continua,

Boletín de la Sociedad Arqueológica ció).—VIII. Sobre reparto de fincas á Luliana.—Sumarios de los meses de Ene¬ los tortosiues en Mallorca (1231), por
ro, Febrero y Marzo.—I. Folk Lore Ba¬ D. Miguel Bonet.—IX. Un‘ altre versió lear. Tradicions populara mallorquines, de la Sibila, per D. E. Aguiló.—X. Asal¬ per D. Antoni M.a A Ico ver, Pre.—II. to de la ciudad de Mallorca en 1229 (Ex¬
Revolució deis pagesos inallorquius en plicación de la lámina n.° CXXVIII), lo segle XV (Documentació del Arxiu por D. Gabriel Llabrés.—XI. Rúbrica Municipal de Barcelona) (contiuuació), deis Llibres de Pregons de la antigua per D. Alfons Damiáns y Mantó.—III. Curia de la Governació—Llibre III—
Transaceió sobre la successió en el Reg- (continuació) per D. Estanislau Aguiló. ne de Mallorca, per mort sens infans del —Lámina CXXVIII. Entrada del Rey Rey en Sanxo, entre els reys Jaume II I en Jaume a la ciutat de Mallorca. D‘ un d‘ Aragó y Jaume III de Mallorca, pu- | retaulet del sigle XV.—Plech 22 de les

Informacions jndicials sobre els adietes a la Gemianía, per f D. Josef Marín
Quadrado.
Se suscribe en la tipografía de Feli¬ pe Guasp, calle de Morey, 6, Palma.
❖ ❖*
El Mundo Agrícola.^Sumario del nú¬ mero 118.—Modelo de los Estatutos de
las Cajas Raiffeisen (continuación). Los vinos aperitivos, por L. Joué. ¿a siein-
bra del maíz, por E. Petrovelli. Varios tratamientos para estinción del Blak-
Rot. Crónica. Notas útiles: El trasie.
go de los vinos. Para conocer el sexo
de los huevos. El azúcar de caña en la
raiz fresca de genciana. La col en la alimentación de las vacas - lecheras.— Modo de preservar las sementeras de guisantes de los ataques de los roedores. —Modo de impedir que los enjambres se coloquen en sitios inaccesibles. El pulgón lanígero y la ceniza. Conserva¬
ción de las jadías verdes. La limpidez de los vinos y los filtros de pastas. Mer¬
cados. Anuncios.
Se suscribe en Barcelona, calle RoseIíón, 106.

RED METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE BARCELONA— *.• quincena de Majo

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RÜLLAN PBRO.—CALLE DE SAN PEDRO.

BAROMETRO SEBES

VIENTO

1DIAS. Maíana

Ta rile

Can jdad

('Jas ficaciu n.

Dire C¡É

Fueiza

S

Bar. Ter. Bar. Ter. Mna Mna Tele. Mna Tde. Tde Mna TJc i—^

!

16 752 16 752 16 4 0 c. 0.

\_

0

0

17 753 16 753 16 0 0 0. 0. — E. 0 2

18 753 16 753 16 0 0 0. o.

—

0

0

19 753 18 753 18 4 0 c. 0 N. E. 4 6

20 753 18 752 18 6 9 N. o. N. S. 2 2

21 753 18 757 16 10 2 N. C. S. E. 2 2 18*6

29 753 16 752 15 3 2 N. o. — — 0 0

23 753 16 152 16 4 2 N. c. — — 0 0

24 755 15 756 16 0 0 0. 0. — — 0 0

25 756 16 756. 16 0

0

0. 0. —

—

0

0

26 756 17 755 17 0 0 0. 0. —

00

27 756 16 756 16 0

0

0. 0. —

—

0

0

28 758 17 756 17 2

o

c

0. —

—

0

0

29 757 17 756 17 2 3 0. 0. 0. 0. 2 1 30 749 20 749 20 6 6 0. N. 0, 0. 2 3 4*5 31 745 19 750 20 3 o c. N. N. K S. 4 2 3*0

TEMPIRATÜRA PSICROMETRO

s

A la' Man ina

d=> Al sol. seralira

Tai ile Observaciones

Seco 3Iáx Min Mdx Min Iíiíin. Seco Min.

2-0 22 9 20 11 20'0 18*6 19’6 íro

3-0 21 13 22 15 22*0 18*0 21 3 16*3

31 22 14 21 14 22’2 18*4 21*6 17*0

3-2 28 13 22 13 20‘6 17*8 198 16*9

2*0 28 8 19 8 1T4 11*4 16*0 T2'Ó

1-0 23 8 18 9 14*0 iro 15*0 14*0

3-0 26 8 19 9 150 13*0 18*4 15*0

3-0 24 7 20 9 19’0 13*0 20*0 16’4

2-0 25 8 20 10 20*6 16*0 20*0 17*0

3-0 29 9 23 12 22*0 16*0 22*0 17*0

2-0 30 10 27 12 23'0 16*0 21*0 18*0

2-0 33 10 27 13 23‘0 19*0 23*0 13*0

.

3-0 32 10 26 13 24’8 18’0 20*0 13*0

430 33 12 27 11 23’6 18’8 23*0 19*0

4-0 33 13 27 ! 11 23*2 19’0 24’0 20’ü 3-1 35 14 28 1 15 24’0 i 20*8 23’0 20*<:

NOTA-
están inmóviles:
árboles, rompe Nimbos; CK, Cirro cúmulo*.

U09 a inmolo* que se inserten en esta sección pagiran: Hasta tres inc-rdo u<8 á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones a razón de 0‘0S posotas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
£1 valor nsinimo de un anuncio, sea cual fuere ti número de lineas
de que se componga, será de 0‘5ü pesetas. i.as lineas, do (malquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho sera el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmósfera Pifio,

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

íp Maníina.
a:

5 Máxi¬ Míni-

ma.

ma.

Tai de.

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

metro del
Baró¬ metro. Grados

Baró¬ metro
Milí¬ metros

metro del
Baró¬ metro. Grados

Baró¬ metro
Milí¬ metros

Dire ación
lina.1 Idei

metro. n.° de vueltas
durante las
24 horas.

M.a

Tarde lilis,

Evaporlmet.

16 21 *2 17 23-0 18 25'0 19 26-8 20 20‘0 21 21‘0 22 21*0 23 21*0 24 19*8 25 22*0 26 26*4 27 27‘8 28 26-4 29 26-2 30 26-8 31 27*2

11*0 23*0 13*0 24*6 14*0 26*0 12*6 20*2
7*8 20*4 6*0 21*0 6*0 20*0 6*0 19*0 11*4 20*2 13*6 24*8 14*6 28*0 15*2 27*2 16*6 26*2 16*0 27*0 15*2 27*2 14*8 28*0

16-8 16*6 13-4 17*8 16*8 19*8
9-8 18*0 10‘6 16*6
6*0 16*2 10*0 15*8 12-6 16*0 15-4 16*4 16*6 17*0 17*8 19*2 20-0 19*4 19*4 20-4 18*4 20*6 18*6 20*4 15*0 20-2

759*2 18*2 761*0 19*2 755*5 19*2 754*0 18-0 757*0 17*2 759*0 15*6 763*6 16*8 762*0 16*0 763*0 1.7-0 766*0 20*2 761*7 21*8 759*0 21-4 756*5 21-6 754*0 16-0 753*2 20*4 749*6 21*2

759*9 0. 760*0 so. 754*5 0. 754*1 NO. 756*4 NO. 759*1 E. 763*6 O. 760*8 O. 764*5 N. 764*2 O. 761*3 — 758*0 — 756*3 — 754*7 NE. 750*7 — 749*8 S.

SO. 20.775 D. so. 22.505 JD.
— 26.730 D. NO. 103.890 D. NO. 157.115 D. NE. 54.200 C.
O. 25.335 I). E. 20.070 c. N. 52.300 D. O. 16.305 C. — 14.365 D. — 17.425 D. — 22.010 D. NO. 25.575 C. S. 40.205 C. s. 39.745 D.

D.

1*2

D.

8*0

D.

1*2

D.

2*0

D.

1*6

D.

5*0

D.

5*0

C. 22‘0

D.

1*0

D.

1*0

I).

1*2

D.

1*2

D.

1*2

D.

1*0

D.

1*0

D.

1*2

Observaciones

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán.- Del ancho dt uim columna 1*50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióon.
Anuncios En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se coro nongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor. «icn* ®u*crl*,t01’®* disfrutarán una rebaja de un 85 p»i

ASI DESTILADA SERVICIO DECENAL

DIRIGIDA POR EL PROFESOR
D. SALVADOR ELIAS

DE
FliOR de IAMAMO

ENTRE

Clases especiales para la enseñanza práctica y teórica de Cálculo

Mercantil, Teneduría de Libros, reforma y adorno de letra, y todo

lo perteneciente al comercio, según las vigentes leyes.

Calle de ITives,

5

Se vende, al por mayor y me¬ nor, en la Farmacia de J. To¬ rrens,-Soller.
(MCI DE LA DIABETES

por el

magnifico y veloz vapor

VICE-VERSA

L'miÜPRATRICE ITALIANA

Sociedad de seguros contra los

ACCSaiEIMI

IMBiJO

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20,

Barcelona.—Fura informes y demás, dirigirse al Agente principal,

B. HOMAR, Sámaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNÁLDO

CASELLAS.

‘
\_

¡¡CABELLO ABÜNDAITE T 0NDDLADDI1

Hace crecer el cabello y evita su caida; lo devuelve su color primi¬
tivo y natural. Quita la caspa y priva que se reproduzca. Mantiene
la cabeza limpia de todo insecto y microbio, pues es antiséptico por escelencia. Cura toda enfermedad del cuero cabelludo y evita las que se adquieren por contagio, como tiña pelada, etc.
DE VENTA: en perfumerías, droguerías y farmacias. UNICOS DEPOSITARIOS: Oortús birmanos, Barcelona (Eipaña).

POR EL
Vino Uranado Pépsico
de
J. TORRENS, Farmacéutico
El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada “diabetes.,,
PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
ID 33 VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pélaez y Bermudez.—Sóller, Far¬
macia de J. Torrens.

Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:-EN SÓLLER.-D. Guillermo Bernat, calle
del Pnnc.pe n.° 24.-EN BARCELONA. — D. J. Honra, Paseo de la Aduana, 25.-EN CETTE. D. Guillermo Colom, Quai Commandant bamary-5.

y-Vnvc,mu1T agrtfinotóí7hnSoúrnaesmósyPábhseaadlidqoUraAó

7 (lía de.saIida de Cette. según el presente itinerario,

edl adoamntienrgioor

á
o

uno festivo, la
día festivo que

retrasará
sea, á la

el vapor veinte
misma hora.

LADRILLOS HIDRAULICOS, bTñERAS,
MIOS, Muras I TODA CUSE M PIEZAS DE HUBO Mlffll
DE LA CASA
ESCOFET, TEJERA Y C.a de BARCELONA

lle

Único representante
del Mar.

en

Sóller:

Mig6uel

Colom,

ca¬

ATUSO IMPORTANTE LA sollerense

X). Juan Estados de Sóller, ne¬
gociante y propietario en Lézignan, (Aude), enviará gratis y franco
de porte muestras de los vinos de
su propia cosecha, garantidos co¬
mo naturales, á aquellos de sus
compatriotas residentes en Fran¬ cia que se las pidan.

JTOJME €OLL
CERBERE y PORT-KOÍ] (Fronte fmo-cspatlé)
Aduanas, transites, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y! reexpedición de naranjas, frutas
frescas y pescados,
SOLLER.—Imp de «La Sinceridad.^