AÑO XVII.--2.* ÉPOCA.-NÚM. 786
AÑO XVII.--2.* ÉPOCA.-NÚM. 786

SÁBADO 26 DE ABRIL DE I9ÓI

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Fundador y Propietario

Sóller: Administración.

D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN;

Francia: Sres. Bauzá y Marqués,—Rué Rambuteau, 74,
París.

REDACCION Y ADMINISTRACION: Callo d® San Bartolomé, a.* 17

España: Extranjero:

O’SO 0’75

pesetas al mes.)
francos id. id. )PAG0

adela„nTt1 adM o.

América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo—(Tuer¬
to-Rico).

<***»—* SÓLLER (Baleares) *—

Número süelto O’IO pfesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

Sección Literaria
LA CRUZ
Cuando el trapero penetró en aquel cuchitril obscuro, verdadera lobera, apeoas iluminada por un agujero en fun¬ ciones de ventana, abierto junto al te¬ cho. se quedó suspenso un instante, á
pesar de su hábito, de entrar con la hoz en los hogares de la miseria. Ün colchón
en el suelo, por toda cama, dos sillas co¬
jas y una mesa de pino desfondada: he ahí el ajuar de la estancia. Ün viejo es¬
cuálido. de mirar apagado, hecho un andrajo le recibió, y una niñita descolo¬ rida. que clavó sus ojos temerosos en el
ropavejero, se agarró al gabán destroza¬
do del anciano al aparecer el corredor
de pingos. Fácilmente se adivinaban en
lo* dos inquilinos, abuelo y nieta. Sobre la mesa hallábase estendido un
antiguo uniforme de teniente de infan¬
tería del año sesenta, con su pantalón
celeste y su poncho pardo, colgando en la parte izquierda del pecho una cruz de
plata de San Fernando. Estando el paño gastado se conservaba, sin embargo,
en buen uso, adivinándose unas pren¬
das guardadas cuidadosamente en la có¬
moda al ser substituidas. Aquello era
una reliquia sagrada, el objeto de un
culto, defendido hasta el último trance.
Todo el ajuar de la casa había, sin duda, desfilado por delante, se había dado la preferencia en el sacrificio á los rnue-^ bles, á las restantes ropas pero al fin, estrechando el hambre, salía á la lúgu¬ bre palestra «1 escondido tesoro, la pá¬
gina santa de una vida, el recuerdo d® gloria que la miseria iba á arrojar á la
fosa común de las catástrofes intimas.
--¿Cuánto da usted por esto? La voz del anciano temblaba al ha¬ blar. Señaló al uniforme sin mirarlo,

213.°LaRedacciónúnicamentesehacesdlldariadelosescritosquesepubliquensinfirma,seudónimo,inicial,ósignodeterminado.Delosquetállleven,serán responsablessksautores.

consciente del pueblo, había venido á i La laxitud y el cansancio que denotan resolver todos sus dolores con sus pala¬ los pequeños se contamina también álos

bras, y lo que era más cruel, estaba en mayores^ quienes tienen que hacer un

su presencia, llamado por él, para lle¬ varse aquel uniforme honrado y glorioso al que quería casi tanto como á la niña confiada por Dios á su debilidad de desamparado y de viejo.
De sus labios iracundos fué á caer Co¬
mo una protesta sangrienta cuanto le hervía en el pecho, pero tuvo fuerzas

supremo esfuerzo de voluntad para ven¬ cer la irresistible somnolencia que gra¬ vita sobre sus párpados, ESI cielo plomi¬ zo, ei mar negruzco; el aire inmóvil y denso influyen poderosamente sobre el espíritu, y al cerebro turbado y las ve¬ nas dilatadas corresponden una chochez intelectual y un abatimiento del alma

para contenerse, para exclamar sólo con que se siente debilitada, como un cuer¬

triste dignidad:

po extenuado después de copioso sudor.

—¡Lo sería si no hubiera «ido ün —¿Qué tienes, qué te pasa?pregunto á

tonto!

Canal.

Y luego, añadiendo don brusco tono, —Nada. Estoy cansado.

«¿con que cuanto da usted por el uni¬ —¿De qué? Hace tres días no habéis forme?» Yencido por el dolor del sacrifl- salido de excursión.

eio y quizás más prosaica y Cruentamen¬ —De nada, pero estoy cansado.

te por la debilidad física, vióse precisado —¿Y tú. Torren», estás triste, echas de á sentarse como pudo en una de las si¬ menos tu familia?

llas cojas, que crujió bajo «U peso, —No señor, no tengo gana de hacer

mientras el trapero, mirándolo en silen¬ nada. cio sin añadir más comentario á aquel —¿También estás tu cansado?pregun¬

dolor ignoto, con la rudeza habitual del té á Arrom qñe bostezaba abriendo un

oficio, soltando el talego repleto que ángulo capaz de comprometer la coyun¬

conducía al hombro y dos ó tres trastos tura de sus mandíbulas.
heterogéneos que traía en la Cama im¬ —No estoy Cansado. Tengo los pié#

perial del trofeo, consideró la ropa, la pesados.

palpó, la dio mil vueltas ¿era el corazón Ante tales manifestaciones no queda¬

del anciano el ruido qüe se advertía en ba más recurso para combatir aquel de¬ la estancia? Y al cabo terminó la profa¬ caimiento que apelar á una ocupación

nación exclamando lacónicamente:

frívola, que exigiese poco esfuerzo,

—Tres pesetas.

pero que les sacase de aquel sopor le¬

No pestañeó el viejo, aumentando tárgico.
únicamente la sombra de sü rostro á la Congfegüélas ett la miranda y la na¬

vez que sofocando un rechinamiento de rración de varias historietas reanimó su

dientes y clavando sus ojos, sin darse alegría. Después; los libros de la biblio¬ cuenta en la niña. Como diciéndola con teca fueron ojeados largo rato, no para

las elocuentes pupilas: «¡por ti lo hago!» ser leídos, sino para entretener®® mi¬ murmuró: «hecho.» sacattdo en seguida rando los grabados. Realmente, no po¬

el trapero las tres pesetas que dejó sobre día pedírseles más en tal situación.

la mesa y disponiéndose á coger las prendas santas para cargarlas al hom¬ bro. Pero de pronto, inopinadamente,
soltándose de la mano de la amedrenta¬
da criatura, la faz demudada, cortó la

La fusilad'!
Sopló la brisa y despejó la atmósfera,
como á tüitad de la tarde.
A petición áe los mismos colonos, fui¬

fon sus compañeros, y había errado lá puntería.
Eduardo fué expulsado del juego y separado de los demás por todo el día.
Tara dar otro giro al juego, que em¬ pezaba á decaer por el disgusto que ha¬ bía producido un mal jugador; ensaya¬ mos un nuevo juego, llamado la fusi¬
lada.
Los enormes sombreros de palmas de
los colonos se colocan en filas enseñan¬ do la concavidad de la copa, dentro de
la cual procuran que quede la pelota arrojada por los colonos, puestos en fila
á unos Cinco metro» de distancia. Cada
vez que aciertan, se cuentan un punto, sumándose los que obtengan los niños de un mismo bando, pares ó impares. El bando que primero alcanza un nú¬ mero deterrrlinadü de puntos, gana la partida y el chico que decidió la victoria tira á la espalda de los del bando derro¬ tado tantos pelotazos; como puntos han hecho; motivo por el cual se llama este juego la fusilada;
El vencedor, que fué Caatellá, no abu¬ só de su triunfo y fusiló á sus contrarios con el miramiento propio de un chico
bien educado.
Oscurecía cuándo abandonamos el
arenal para dirigirnos á la plataforma del faro, nuestro lugar predilecto; El buen humor de los niños se ha templa¬ do. Sin ningún estímulo, se organi¬ zan militarmente y entonando todos los cantos que saben, con delicioso acor¬
de,- causan la admiración de los habitan¬ tes del caserío y también me congratu¬
lo viéndoles tan disciplinados y co¬
rrectos.
Día 25.
EL MUSEO DEL SEÑOR UULLÁN
í). José Rullán, virtuoso é ilustrado

güra Arrdrü, en un tono que deja entre¬ ver á un gran aficionado á la bucólica;
mucho más que á la Geología.
Muchos otíos ejemplares curiosísimos
son dignos de mención, pero debemos también reseñar á la ligera las secciones de Agricultura y Arqueología.
Un ingerto de pino y otro de encina,
por aproximación, nos Sorprendieron, grandemente, pues, sabido es; que loá árboles resinosos y lós de tanino se re¬ sisten al ingerto.
Nos llamaron también lá atención tres
naranjas gemelas, Una maza con que trillaban antiguamente, instrumentó sustituido hoy con ventaja por los rodi¬
llos.
En la sección arqueológica hay obje¬ tos de valía. Tiedras de las que se ser¬
vían los honderos baleares, un cuchilló
de sílex de la edad de piedra y un a ba¬ rra de cristal con la que aplanchaban la i’dpa nuestras bisabuelas.
De épocas también antiquísimas, vimds un lacrimado, especie de botella, donde los romanos depositaban sus lágrimas cuando se moda alguno de sus parien¬ tes y que colocaban después al lado del féretro. Enseñónos igualmente barias urnas cinerarias en donde se guardaban los restos mortales después de haberlos incinerado por cremación. Alguna de es¬
tas urnas, encontrada en excavaciones de Fornalutx. conservaba aún las ceni¬
zas humanas en su interior.
Muchas otras cosas, todas ellas nota¬ bles, había en aquel ordenado museo; pero la memoria no recogió más.
Después visitamos el observatorio rne-
tereológico que tiene el Sr. Rufián ingtalado en su jardín, cuyos aparatos pu¬
dieron lo» colónos observar á su sabor.
Al despedirnos de este señor, después de tan grata estancia én su compañía; nos obsequió con ün termómetro y treá libro», con cuyos cuatro premios debía¬
mos organizar Un cértámeri entre los co¬

como si le faltase el valor para clavar acción al trapero y agarrando el poncho mos al campo de juegos para una parti¬ sacerdote, nos había invitado á que le lonos y recompensar:'

sus ojos en las prendas veneradas, como gritó:

da de runders. Dió ésta bastante que dedicásemos Una mañana, invitación

Una descripción' del Museo visi¬

si temiese que cobrando de pronto su

—-¡Oh;- no! ¡La cruz no entra en el tra¬ hacer, pues menudeaban las astuciasqwe' que aceptamos gustosos, pues sabemos tado.

semblante fuera á leer en ellas el repro¬
che amargo por su venta. —Poco vale,—exclamó el trapero, por¬

to! ¡Se me ha olvidado quitarla!
—¿Que no entra? Pues entonce# no
hay nada de lo dicho, E# lo qüe más va¬

era un gusto. A lo mejor, aparentaban dar un colosal impulso á la pelota y la soltaban luego al pié de la bandera, de¬

que los niños disfrutarán con la visita al museo organizado por dicho señor y con las agradables explicaciones con que

Una relación del paseo concep¬ tuado más agradable, realizado por lá Colonia.

que en realidad poco valía y procurando, por ley del oficio, rebajar la mercancía,

le, es de plata. Inútil porfiar. Quédese jando chasqueados á los contrarias quie¬

usted con el uniforme.

nes se habían eXparcidó á distancia,

stíbrá amenizarla el anciano maestro.
Es el Sr. Rullán una figura venerable

Una descripción geográfica del terreno explorado por la Colonia en sus;

para sacarla á más corto precio.
¡Poco! El viejo estalló, estalló el sacer¬ dote que oye profanar y menospreciar su altar, estalló el corazón lleno de dolor al

Y el trapero va á irse sin la ropa y en cuanto #e vaya la áietecita Va á pedirle pan al pobre abuelo! ¡Oh cruz bendita, el único testigo de un día feliz, de un

dispuestos á pillar al vuelo el proyectil. Otras veces, «puntaba el tirador á la de¬ recha para luego disparar á la iZquiefdá. y en no pocos casos hacían saltar la pe¬

en Sóller y encarna todo el progreso de su villa natal. Su nombre va uuido al de
todas las mejoras que han elevado su pueblo á la cabeza de todos los de ba¬

excursiones.
y 4.° Una descripción del júego pre¬
ferido por cada colono de los practicados durante el tiempo de colonización.

que ha hecho rebosar la última gota que
ya no cabe en él. ¡Poco!... —Sabe usted lo que ese uniforme sig¬
nifica,—gritó el viejo, volcando en sus palabras pena é ira.—Está usted hablan¬
do con un veterano de los que ya no

día honroso, de un día de gloria, del día
de Tetuán! ¡adiós para siempre! Y he aquí que de pronto el trapero
arranca la insignia del pecho de la levi¬ ta y con una voz que al anciano le pare¬ ce que viene de lo alto, dicele sencilla¬

lota á larguísima distancia á fin de dar tiempo á los de sü partido para que se corriesen de puesto.
líorell tiene uña fñafia especial partí tirar al aíre la pelota, perpendicularmen¬ te, á gran altura, en tanto que los con¬

leares y. con la modestia propia del ver¬ dadero mérito, recibe con los brazos
abiertos á cuantos visitantes llaman á
sñ hospitalaria casa. Y como el Sr. Ru¬ fián no olvida jamás que ha sido maes¬ tro, sino que; muy al contrario, cifra sú

Hacemos enastar ahora nüestr©|agrá—’ decimiento al Sr. Rufián por las distin¬ ciones de que' nos hizo objeto y daremos
en su día cuenta del resultado del certa¬
men que organizamos por su iniciativa;

queda apenas uno vivo; de aquellos an¬ mente entregándole la santa reliquia, trarios estupefactos esperan, con la ca¬ mayor gloria en haber ejercido la ense¬

tiguos oficiales que se batieron en Afri¬
ca á las órdenes del gran O’Donnell, y

á la vez que se echa al hombro las pren¬
das:

beza alta y la boca abierta, qüe caiga el aerolito. Gracias á esta estratagema,- Mo-

ñanza, estábamos seguros qüe la acogi¬ da que nos dispensaría el ilustre solle-

li E F LE XIO NÉMOS

ese que ve usted ahí es mi primer uni¬ forme, el uniforme con que hice toda la
campaña, que agujereó una bala permi¬
tiéndome el inmenso placer de derramar

—No llore usted, buen hombre. Yo he
sido también soldado y sé lo qüe son
estas cosas. ¡Quédese usted con su cruz!

rell, aunque apeñas se alza de la tierra, ha asegurado por dos veces la partida á favor de los suyos. Eduardo, que se ha¬ bía empeñado en ganarla, está furioso

rense seria benévola, franca, entusiasta, como noble, abierta y bondadosa es su
alma.
Allá á las nueve, cuando llegamos al

Después de la visita que acabáis de'
hacer, euantas ideas acuden á vuestro’ cerebro! ¿No se os ocurre hacer ua in¿
ventano de los conocimientos que habéis'

mi sangre por la patria. Caí en Tetuán, y el mismo general me puso por propia
mano la cruz. Por eso lo guardaba in¬

Alfonso Pérez Nieta

de despecho. Cada veZ qñe retorna la pe¬ lota al pabellón de salida, lo hace coa fuerza tal q«e, por dos veces, ha saltado

pueblo, encontramos al Sr. Rullán ya trabajando. Tronío tuvimos ocasión de ver que tratábamos con un hombre ac¬

adquirido en dos horas de conversación
con una persona instruida? ¿Sabíais está mañana nada acerca de los serés primi¬

Colonia Escolar tacto en la cómoda, resuelto á no sepa--
rarme de él mientras viviera, á legarlo

por encima del seto de alambre que li¬ tivo. laborioso é infatigable.

tivos, ni acerca de la edad de' piedra?^

mita el campo del juego, á pesar de que Después de los saludos dé rúbrica, nos ¿Sospechabais siquiera las eitráñás cos¬

á mis hijos ya que no pudiera dejarles
cosa de más positivo valor, como una
prenda de gloria y una prueba de abne¬
gación.

de Puerto-Sóller
AGOSTO DE 1901

éste es muy extenso. —Haces mal en tiraf cada veZ cotí
tanta fuerza, le dije, porque luego obli¬ gas á perder mtícho tiempo para saltar

acompañó á visitar sus colecciones. Ocu¬ pan éstas tres salas que recorrimos en grupos, explicándonos el Sr. Rullán, con bondad suma, cuantos objetos nos lla¬

tumbres paganas de los romanos, ni ha¬ bíais oido jamás hablar de sus urnas ci¬
nerarias, ni de áüs lacrímanos? Un sabio1 difunde ciencia á cuantos le tratan, co¬

Calló un instante arrollado por la

el seto y recoger la pelota.

maron la atención.

mo el sol esparce ráyete de vivificante’

emoción,pausa que aprovechó el trapero para decirle, como extrañando aquella
miseria:

DIARIO
Día 24.-Ú&5 la fiesta del pueblo1.

No comprendí bien la intención que le movía, como pude ver lúego. Pensaba que lo hacía sólo para demostrar cñán

En la instalación de Geología, ciencia conocida sólo muy superficialmente por los colonos más adelantado?, observa¬

lúz á cuanto le rodea.
Reflexionad ahora córt qué trabajo' perseverante, con qué labor de hormiga

—¡Pues por el tiempo que hace, ya
debe usted de ser coronel lo menos!
Debería de serlo, debería haberlo sido

CANSANCIO
El cielo está encapotado, reina un ca¬

lejos alcanzaba y me equivoqué por completo en mi suposición.
En aquel momento tocaba la salida á

mos un enorme diente fósil de un ru¬
miante antidiluviano (rnamuth) y un belemnites. seres primitivos de los más

lnt llegado este ilustre sacerdote que' acabamos de dejar, á poseer la multitud1 de conocimientos que atesora; cuántas1

hacia ya muchos años y no le habría sor¬ prendido de capitán la dolencia que le
obligó á separarse del servicio, trayén-
dole tan horrible secuela de contrarieda¬

lor pegajoso y sofocante! el air® espeso1
y pesado parece llegar con dificultad á los pulmones y el cuerpo se siente preso de un aplastamiento abrumador. Los ni-

Morell, quien repitió la jugarreta acos¬ tumbrada y se puso en* salvo. Ya hacía un minuto largo que ocupaba su puesto cuando le oí chillar y lamentarse. Con¬

antiguos en la fauna terrestre. Otros fó¬ siles guardaban la impresión de algu¬ nas plantas. Chocaron bastante á los ni¬
ños varios radiados fósiles (heteraster),

veladas habrá sacrificado al estudio;cuántos tomo» habra leído pé^siguiendo, un dato,' cuántas cavilaciones habrá for—
jad ó su mente para compulsar un hecho;

des, la última de las cuales, en holo¬ ños adoptan indolentes postoras, sin dar tra toda ley y á traición, Eduardo1, para semejantes á estrellas de mar y unas Con qué tenacidad y paciencia inagota¬

causto á la pobre nietezuela agarrada
medrosamente á su gabán, último su¬ perviviente de toda una familia perdida,
manteníale allí, humillado ante el tra¬
pero que con la lógica instintiva é in¬

suelta á su locuacidad acostumbrada. Ni saltos, ni brincos, ni gritos, ni chanzas amenizan aquella interminable mañana
del día festivo con una temperatura
ecuatorial.-

vengarse de su derrota, le había tirado á la espalda un tremendo pelotazo que
le hirió en mitad de la columna verte¬
bral. Había ya ensayado lo mismo1 en dos ocasiones- anteriores, tégiStí d:e'c'la‘raf-

serpientes arrolladas en1 espiral (a mino nites) semejantes á las anguilas de ma¬ zapán que por Jás Navidades se exponen
en los mostradores de las confiterías.-
—Pero1 éstas1 no soW de mazapán,- áSé'-

ble lia coleccionado esa porción de fósi¬ les y objetos raros que habéis podido' admirar, con qué empeño conserva cosas1
ai parecer insignificantes y q'ue, Sin erru
bárgoy Servirán mañana- párá £H>ár $44

SÓLLER

acontecimiento ó para dar luz sobre plantas reunidas, á las plantas aisladas, lo. apoyadas en madera barnizada con taja innegable. Por la edad, por la acti¬

\\ La familia del campanero, que ocupa-

•«vuestras costumbres.
Reflexionad que sólo asi ha podido «componer su valiosa Historia de Sóller -y escribir otros libros, que bajo una ¡apariencia modesta, como lo de todo es■te hombre, encierran un precioso caudal •de conocimientos y de observaciones. Considerad que todo este trabajo supone aína voluntad enérgica, constante, fé¬

porque estas últimas las fatigan mucho
dificultando la cosecha.
Observando las colmenas de experi¬ mentación podrán conocer sus propieta¬ rios si prosperan, para, en caso contra¬ rio. verificar una plantación de árboles útiles á las abejas y distribuir semillas de plantas productoras de miel. Debe preferirse siempre la plantación de ar¬

alquitrán, y distantes medio metro unas de otras, para que pueda circularse li¬ bremente por entre ellas; estará cada una pintada de diferente color, y en ca¬ so de adoptarse para todas un color igual, se diferenciarán con listas de ma¬ tices distintos. Así dispuestas ias colme¬ nas pueden ser examinadas con frecuen¬ cia sin molestia para el apicultor.

vidad, por el buen deseo, se han aparta¬ do de las rutinas, que son aquí la he¬ rrumbre que entorpece los movimientos de toda máquina, siquiera sea ésta la mejor construida y montada.
Habrán reformado mucho legislado mucho; pero la verdad es que desde ha¬ ce algúu tiempo, desde los postreros
meses de 1900 hasta la última crisis mi¬

} ba las habitaciones interiores de la torre,
al ocurrir el hundimiento, tuvo que des¬
cender por uua escalera de mano, único
medio de poder salir^del peligroso sitio en que se hallaba después de la catástro¬
fe. Entonces fué cuando se echó de me¬
nos la hija del campanero, María Antón,
bellísima joven de veinte años, que esta-

rrea, indomable, sin punto de reposo ni bustos melíferos, porque donde no

El suelo, alrededor de cada colmena, nisterial, que ya ha impreso otra mar¬ ba repicando las campanas al hundirse

m o me uto de desmayo, tendiendo siern,pre á un bien determinado fin y pronta «eo todo momento á apoderarse de la «cualidad saliente, de la parte instructi¬ va de la porción útil ó asimilable de
¡cuanto se le presenta.
Y al mismo tiempo que admiráis este -hombre venerable por su ciencia y por
¿su amor á la niñez, á la par que guar¬ dáis de él recuerdo amabilísimo y su
•¿nombre os queda tenazmente grabado

abunde el pólen puede ser fácilmente sustituido por poco precio, distribuyen¬ do á las abejas harinas de leguminosas. También es indispensable que en las
cercanías de los colmenares no existan
fábricas de azúcar ni de preparados dul¬ ces; en primer lugar, las abejas invadi¬
rían dichos establecimientos, asaltándo¬
los, de suerte que sus propietarios para defenderse del saqueo se verían obliga¬ dos á matarlas sin piedad, sacrificándo¬

estará completamente limpio de hierba; si hubiesen hierbas en dicho lugar, cór¬ tense á cercen para que no puedan dar abrigo á los insectos enemigos de las abejas.
Será conveniente al apicultor que po¬ sea gran número de colmenas, tener un cuaderno que sirva de registro para anotar en él la historia de cada enjam¬ bre; y recordar prontamente lo que vió
al examinar cada colmena, sabiendo de

cha á varios Ministerios, ha sido ese el
que ha revelado mayor vida. No es de extrañar, por lo tanto, que la haya co¬
municado á la alta Cámara.
Se advierte, sin embargo, á primera vista que donde se sitúan los elementos doctrinarios para dar la batalla á los progresivos es en el terreno de la ense¬ ñanza. Por eso es de creer que sólo por la acción avasalladora del tiempo se lo¬ grará la sólida independencia del profe¬

la torre. También so advirtió la desaparición de los niños Gregorio López, Re. yes López Ochoa, José López, Angel Mena, Segando León y Francisco Re-
quena. Este último fué extraído de entre
los escombros solo con algunas contu-
siones.
Organizados en mayor escala los tra¬ bajos de salvamento con el valioso re¬
fuerzo de dos compañías de zapadores

«en la memoria, considerad también que, las rigurosamente; y en segundo lugar, momento cual es su estado de vigor, ó sorado y el restablecimiento de la igual¬ minadores que fueron enviadas desde

<eü- todas las ocasiones de la vida, preci¬ el azúcar, aún cuando pase por el estó¬ qué cuidados necesita. El número de dad en las grandes relaciones de la vida Madrid, procedióse sin levantar mano al

sa una voluntad decidida y constante
«pura crearse una posición respetada den¬ tro de la esfera en que os coloquéis.
•Voluntad decidida y enérgica necesita «el obrero para trabajar diariamente en ■eu.penosa faena, voluntad para termi¬
narla con esmero, voluntad para apar¬ tarse de la holganza, voluntad para -crearse una reputación de laborioso, vo¬ luntad para no ensuciarse en los vicios tentadores que le acechan, voluntad pa<í*a economizar, céntimo tras céntimo, el -ahorro que debe asegurarle el descanso ^íle una vejez tranquila.
•Voluntad decidida y enérgica necesita ^desplegar en sus negocios el comercian¬
te. en sus ensayos el artista, en sus es¬
tudios el hombre de carrera. Sin ella se
esterilizan los más hermosos pensamien¬ tos y por falta de perseverancia quedan sin hacer grandes cosas.
Reflexionad sobre esta porción de ideas y haced formal propósito de no desmayar ante los obstáculos que se os presenten cuando emprendáis algún proyecto, ni os dejeis llevar por la pere¬ za, ni os dejeis influir por el cansancio, ¿pues, ni entre los veleidosos, ni entre los
inconstantes, ni de entre los perezosos
han salido jamás los caudillo*, ni los .héroes, ni los sabios, ni los hombres cé¬ lebres. ni los inventores, ni siquiera los • ricos. Para estos desgraciados, débiles de voluntad, sólo queda abierto el camino *de la vergüenza, de la miseria y del hos¬ picio.
Apicultura
1A INSTALACIÓN DE UN COLMENAR
Un colmenar, para evitar fracasos, no puede ni debe ser instalado al azar; y la •primera condición que debe tener la co¬ marca en que se instale, consiste en ser
melífera. Para esto conviene considerar
que aún cuando puedan volar las abejas A distancias de diez, veinte, y aún á ve¬
ces más kilómetros, su cosecha, si ha de
ser‘fructuosa, necesita limitarse y reali¬
zarse en un rádio de acción -nunca más extenso de tres kilómetros alrededor del

mago de las abejas, no puede ser consi¬ colmenas que deben instalarse depende moderna.

derado como miel, sino como falsifica¬ de los recursos de la región que se desee

* **

ción. y esto con justicia. La proximidad de grandes ríos, lagos,
ferrocarriles ó carreteras, es perjudicial á las abejas; ya que un viento ligero

explotar; cuando ésta sea muy melífera, por cada círculo que comprenda un rᬠdio de tres kilómetros, podrán instalarse de cien á ciento veinte colmenas, redu¬

La muerte del Rey D. Francisco de Asís Fernando de Borbóu y Borbón constituye uno de los sucesos de más re¬ lieve que hallamos en la prensa de la se¬

puede hacerlas caer al agua, donde mueren ahogadas ó comidas por los pe¬ ces. que las buscan con avidez como un

ciéndolas á cincuenta ó sesenta cuando la comarca fuese tan solo medianamente melífera.

mana. Como es sabido, el esposo de doña Isabel II fué el segundo de los hijos que
nacieron del matrimonio verificado en

manjar suculento. También el paso continuo de carros y caballerías por las

Eduardo Sequeira.

1819 entre el Infante de España D. Fran¬ cisco de Paula y su sobrina la Princesa

carreteras, y de los trenes en las líneas

—

de las Dos Sicilias. doña Luisa Carlota,

férreas, los silbidos y el humo de las lo¬

comotoras molestan á las abejas, parali¬ zan sus trabajos y causan grandes per¬

Actualidades

bija del Rey de Nápoles Francisco I y de su segunda esposa la Infanta D.a María Isabel, hija de Carlos IV.

juicios al propietario de las colmenas que vé reducirse por ello considerable¬ mente la población de las mismas. El

La semana

Todos los periódicos publican con más ó menos extensión la biografía del Rey

inconveniente de la proximidad de las carreteras ó líneas férreas, puede empe¬
ro, atenuarse levantando entre éstas y

No se sabe nada de positivo acerca de las negociaciones de paz. Así lo ha di¬
cho eu la Cámara de los Comunes mis-

D. Francisco, que desde mucho antes de la Restauración vivía alejado de la polí¬ tica en la hospitalaria República fran¬

cesa.

el colmenar, á distancia de 3 ó 4 metros,
una pared alta de tres metros aproxima¬ damente, con la cual las abejas se verán obligadas para salir á subir lo suficiente para no ser molestadas ni víctimas, como
sucede en el lecho de la carretera ó de la

ter Balfour, el primer Lord de la Te¬
sorería.
Cuantas noticias circulan, más ó me¬
nos optimistas, son otras tantas suposi¬
ciones.
Varios periódicos de Londres anun¬

También hace constar la prensa que el luto de la corte no ha de suspender nin¬ gún festejo popular, y únicamente se modificará algo el programa de las so¬ lemnidades palatinas.
*

línea.

cian que lian surgido graves dificulta¬

Nunca, por ningún motivo, deben ser colocadas las colmenas en lugar donde

des en las negociaciones para la paz. Los jefes boers reclaman un armisticio

Tanto por el Gobierno como por el Municipio se persigue el medio más efi¬

dé el sol durante todo el día; con el ca¬ lor no trabajan las abejas, se ponen irri¬

para proseguirlas, procedimiento que siempre se ha seguido en circunstancias

caz de resolver la crisis de la carne. El Ministro d@ Hacienda ha leído el viernes

tables, la cera llega á derretirse y la
miel sale de la colmena haciendo fácil

análogas por todos los países; pero el

último en el Congreso un proyecto de

Gobierno inglés se niega á pactarlo. ley autorizando al Gobierno para sus¬

su desaparición. Estos últimos inconve¬ nientes se evitan con facilidad dispo¬

Las gestiones, sin embargo, continúan,
aun cuando el Gobierno británico ha

pender ó reducir por un período que no
excederá de seis meses, contados desde

niendo las colmenas á la sombra de co¬ decidido mantener esa actitud intransi¬ el día de la promulgación de la ley, los

pudos árboles, ó al pié de muros ó enre¬ gente.

derechos de imp®rtación de los ganados

daderas. de manera que reciban apenas

Le Fígaro publica un despacho de Lon¬ y carnes extranjeras, comprendidos en

por la mañana ó á mediodía, algunos dres con el mismo espíritu pesimista, diferentes partidas del arancel.

rayos de sol. Los árboles son siempre
útiles en la cercanía de los colmenares,

añadiendo que ias negociones de paz no ofrecen ya probabilidad alguna de un

Los representantes de Galicia, reuni¬ dos en el salón de presupuestos del Se¬

porque cuando salen los enjambres se detienen en ellos, con lo que resulta más fácil capturarlos. En genera!, los agri¬ cultores se preocupan de que la entrada de las colmenas se halle siempre instala¬

buen resultado, porque los boers no se
conforman con las vagas promesas ex¬
puestas por el Gobierno inglés, y exi¬ gen en breve plazo el restablecimiento de un Gabinete responsable y un deter¬

nado. consideran que la reforma proyec¬ tada pudiera determinar la ruina de la ganadería gallega, harto abrumada, en concepto del Sr. Montero Ríos, por un régimen que la ahoga, conviniéndose en

da en dirección á Oriente. Consideramos, minado número de puestos en el Parla¬ que el Presidente del Senado y el señor

empero, que esto es un error porque lie¬
mos visto colmenas orientadas hacia el ,

mento.
Se esperaba, según el indicado despa¬

Villaverde practiquen las gestiones en¬
caminadas á salvar los intereses de los

Norte, y nada les ha sucedido contrario
á su desarrollo.

cho. de un momento á otro la respuesta. ganaderos de las provincias gallega*.

En

países

muy

de los
,

negociadores

boers

á

las

bases

sujetos á variaciones suscriptas por Kitchener y de Milner.

El referido proyecto del Sr. Rodrigáñez pasará en el Congreso á una comisión

rápidas de temperatura, la entrada á sol naciente hace que con frecuencia des¬ pierten las abejas heridas por la luz tem¬

*

especial para qua emita lo antes el po¬

**

La industrial y laboriosa Bélgica ha sible el correspondiente dictamen.

descombro con febril actividad para ver si era posible salvar á los niños enterra¬
dos. Estos trabajos no fueron del todo infructuosos, pues se logró extraer vivos á los niños Angel Mena y Gregorio Ló¬ pez, los cuales habían permanecido ente¬ rrados treinta y seis horas. El relato de lo ocurrido, hecho por las angelicales criaturas, fué por todo extremo tierno y
conmovedor. La noticia de sil salvación circuló inmediatamente por la capital
causando extraordinario júbilo. Menos afortunados fueron los otros tres niños, que al fin fueron hallados muertos.
El entierro de las víctimas fué una
imponente manifestación de duelo, á la
que se asoció todo el vecindario. Las au¬ toridades civiles, militares y eclesiásti¬ cas rivalizaron en celo y actividad á fin de aminorar en lo posible los efectos de la catástrofe como asimismo el senador por
Cuenca, Sr. Correcher, que hizo entrega de una importante suma para socorrer á
los damnificados por el desastre. En Cuenca reina grandísima alarma
por temerse nuevos hundimientos en la Catedral y en el palacio del obispo conti¬ guo á ésta, si no se adoptan medidas de previsión que eviten otros y más sensi¬
bles accidentes. El Sr. Sangüesa, como primera providencia, ha decretado la clausura* de la catedral, de la que se han sacado las Sagradas Formas, joyas de gran valor, y los restos de San Julián,
preciosa reliquia que venera el pueblo
conquense.
Si la opinión de los técnicos es favora¬ ble, créese qua muy en breve comenza¬
rán las obras de reedificación de la parto
hundida; y en caso contrario, aquéllas se limitarán á evitar nuevos desprendí-
mientos.
ITuevo acorazado
La Sociedad Constructora Naval Espa¬ ñola ha presentado en el ministerio de Marina un proyecto de acorazado de alta
mar que se propone construir para el ca¬ so de que lo necesitase nuestra Mariu.ii de
guerra.

colmenar. Las distancias muy largas fa¬ pranamente. salen de la colmena á horas entrado en los comienzos de una verda¬

(Del Boletín de Tabacos y Timbre)

El proyecto en cuestión, del que razo¬

tigan á las abejas; las sujetan á varios intempestivas y mueren de frío en el dera revolución, cuyos resultados son

nes de prudencia impiden adelatar no¬

accidentes, á las tempestades y ataques campo ó en el monte; mientras que si la difíciles de augurar.

ticia completa, revela un detenido estu¬

de insectos enemigos y hacen que la co¬ colmena está orientada hacia el Norte,

El desarrollo alarmarte que adquiere

La catástrofe de Cuenca

dio de fuerza ofensiva y defensiva de lo»

secha sea reducidísima, suficiente cuan¬ salen tan solo las abejas cuando el tiem¬ allí por momentos la huelga; la eferves¬

principales acorazados del mundo, sobre

do más para el sustento de las mismas abejas, pues claramente se vé que cuan¬ to más lejos hallan la cosecha de polen y de néctar, tantos menos viajes diarios pueden realizar, aportando por lo mis¬ mo. menos productos para las colmenas.

po es seguro, y empiezan su trabajo con tiempo favorable, lo cual no sucede á
veces en el primer caso, en que inician con frecuencia falsos panales, llamados así. porque siendo comenzados á impul¬ so de un ficticio calor primaveral, se ven

cencia qne promueven los socialistas; la gravedad de ias colisiones entre la poli¬ cía y los obreros que. según los últimos datos, son 50.000 en Charleroi, 30.000
en la cuenca del Centro. 25.000 en el Bo-
rinage, 30.000 en Lieja y 8.000 en Ver-

Según de público se dice, desde hace algunos años estaba prevista la terrible catástrofe que hoy es objeto de todas las conversaciones y á la que la prensa pe¬ riódica consagró columnas enteras, tanto

cuya base se lian hecho los trabajos de cálculo, especialmente en lo que se refie¬ re á la potencia de la artillería, á la velo¬
cidad y al tonelámetro de energía, fun¬ damentándose la comparación «stablecida en el proyecto en un examen analíti¬

Comiéncese, pues, por examinar la ri¬ abandonados al primer soplo de un frío viers. que arroja un total de 143.000 por la magnitud del siniestro cuanto por co de las condiciones técnicas que rsu-

queza melífera de la región, y como és¬ rezagado ó repentino. Las colmenas di¬ hombres; la discusión en la Cámara re¬ las víctimas que ha causado, que aún nen los acorazados extranjeros. Ducan.

ta se evalúa por el mayor ó menor nú¬ rigidas hacia el Norte, consumen, ade¬ lativa á la revisión constitucional; la re¬ habrían podido ser muchas más. La pri Orare. Regina, Elena. Georgina, Nuevo

mero de plantas melíferas, se observará
para ello si lo* montes aparecen cubier¬ tos de cisto ó jaras, de brezo ó matorral, expliego, etc.; si son los árboles foresta¬ les pertenecientes á especies productoras de pólen y néctar; si abundan los árbo¬ les fructíferos, y si predominan en el

más. menor cantidad de miel en invier¬
no que las otras. Los colmenares deben ser instalados
de manera que no todas las colmenas tengan su entrada hacia un mismo lu¬ gar determinado, porque una orienta¬ ción igual ofrece grandes inconvenien¬

sistencia del Gobierno á disolver el Par¬
lamento. cuya medida viene solicitada por el pueblo, que pide además la f®rmación de un Ministerio de amplio espí¬
ritu liberal, todo esto revela una de esas
crisis supremas que trastornan y con¬
mueven los cimientos do un gran pue¬

mera noticia que circuló por Cuenca res¬ pecto del siniestro, causó profunda emo¬ ción, y en un momento se congregó casi todo el vecindario en la plaza de la Cons¬ titución; acudían unos atraídos por la curiosidad que siempre despiertan estos

Maine y Kaiser Wilhem //, El nuevo acorazado de que se trata
desplazará 12.400 toneladas.
Aeronáutica

campo el trébol y la borraja. Cuando tes eu la ocasión de salida de las reinas blo.

existen estas plantas en abundancia, pura su fecundación. Es preciso nivelar

* **

sucesos y otros temerosos de que eutre

En el local de la Asociación de Inge¬

las víctimas que se suponían se hallase nieros Industriales de Barcelona se veri¬

hallan las abejas alimento suficiente pa¬ las colmenas con el mayor cuidado, de

Como la opinión se preocupa cada vez algún sér querido. A eso de las diez de ficaron en la noche del miércoles día 15

ra sí y para las indispensables reservas manera que queden establecidas com¬ más de los problemas interesantes de la la mañana del día 13 del actual hundióse del actual, las pruebas de un aparato

de invierno; empero si las flores apare¬ pletamente horizontales para que la enseñanza, la prensa ha comentado el con gran estrépito la torre Giralda de la compuesto de dos juegos de palas, coa

ciesen en cantidad reducida, á pesar de la existencia de buenas plantas melífe¬ ras, sería necesario instalar, para prue¬ ba, una ó dos colmenas para conocer en ellas los recursos melíferos que podrían
obtenerse. Es necesario considerar que
plantas muy melíferas en una localidad pueden serlo menos en otra cuando el suelo les fuese poco favorable; solo los

construcción de las celdas sea regular y perfecta. Se tropieza en las colmenas es¬ tablecidas con graves inconvenientes en la época en que salen las reinas para ser fecundadas. Si se engaña la reina de una de ellas y entra en la colmena veci¬
na, queda pronto muerta por las abejas
extrañas, con lo cual se ve huérfana y
perdida muchas veces la colmena que le

debate en la alta Cámara sobre el pro¬
yecto de ley reorganizando el Consejo de Instrucción pública, haciendo constar cuánto, á pesar de todo, se ha ganado en estos últimos tiempos y como fué un pensamiento feliz el de hacer de ese ra¬ mo un Ministerio independiente.
Los dos Ministros—dice un apreciable colega—que desde la creación de ese de¬

Catedral, quedando enterrados entre los escombros algunas personas, entre ellas la hija del campanero y algunos niños,
todos los cuales fueron echados de menos
por sus padres en los primeros momen¬
tos.
Con los escasos medios de que en la
capital se disponía dieron principio los

el cual, según el inventor don Manuel Escuder. pueden hacerse todas las evo¬ luciones imaginarias en el espacio y
marchar á grandes velocidades. El aeronauta, sin moverse de la bar¬
quilla, varía la posición de las palas que
están colocadas á los lados del aeróstato
y sostenidas por un andamio de parti-
n i u rn.

terrenos calcáreos deben estimarse como pertenecía. Para evitar este inconvenien¬ partamento de la administración públi¬ trabajos encaminados á salvar á las víc¬

Por medio de un juego mecánico, que

enteramente propios para la producción te se disponen las colmenas levantadas ca han estado al frente de él, han tenido timas, cuyo número se hacía ascender á es lo esencial del invento, se dirige el

de miel. Prefieren siempre las abejas las de dos á cuatro palmos encima del sue- para la marcha de los asuntos lina ven- ó veinte.

¡ globo con gran facilidad.

<5

5ÓLLER

O

El globo sube y baja vertical y obli¬ En la tarde del domingo último celebró En la mañana del martes y ante el i que el público sollerense prefiere mucho Comisión de obras el Ayuntamiento acor¬

cuamente, avanza y retrocede, se para sesión extraordinaria la sociedad de so¬ altar de la Purísima Concepción de esta más asistir a las representaciones de dó conceder permiso para ensanchar las

rápidamente, hace vueltas pequeñísimas corros mútuos «Defensora Sollerense» iglesia parroquial, se unieron con el in¬ obras pertenecientes ai género lírico. dos ventanas pero no para enlucir el

y grandes, describe el espiral, en una para tratar la manera con que poder pro¬ disoluble lazo del matrimonio la distin¬ Comprendiéndolo asi la Empresa, se ha frontis de dicha casa por hallarse el edifi¬

palabra, hace todas las figuras geóme¬
tras por los aires siu variar su posición
horizontal. Lo curioso es, que todas las manio¬
bras descritas las efectúa sin timón, ni tirar lastre, ni desalojar gas, y funcio¬ nando las palas siempre en un mismo sentido y sin disminuir el número de re¬
voluciones.
El que ha empezado á construir el in¬

curar á sus acociados y familias respec¬
tivas la asistencia médica cuando las
necesidades lo requieran.
Asistió á dicha reunión numerosa con¬
currencia y quedó aprobado por mayoría de votos el contrato estipulado de ante¬
mano con todos los médicos de esta loca¬
lidad.
Lo que nos complacemos en poderlo

guida señorita D.a Antonia M.a Coll Mayol y nuestro particular amigo Don Onofre Borras Rullán, habiendo bende¬ cido á los desposados el Rvdo. Sr. Curapárroco.
El mismo día salieron para Palma con objeto de embarcarse en el vapor correo
de Barcelona.
Felicitamos á la novel pareja y le de¬

convenido en que la compañía cómico-
dramática se volviera cómico-lírica y
al efecto y según extensos prospectos impresos á dos tintas que se han repar¬ tido con profusión, queda anunciada para mañana domingo una extraordinaria fun¬ ción en la que se estrenarán las zarzue¬ las de gran éxito La Tonta de Capirote y Las Tentaciones de S. Antonio, además

cio en cuestión sujeto á nueva alineación,
Sedió cuenta de otra instancia suscrita
por D. Francisco Marqués Bisbal en la que solicita permiso para enlucir á caras
vistas la fachada de la casa n.o 11 de la
calle de Cocheras. Dado lectura á lo in¬
formado por la Comisión de Obras, la Corporación acordó denegar el permiso solicitado por hallarse aquel edificio su¬

ventor y que en breve plazo evoluciona¬ así consignar en estas columnas, al mis¬ seamos eterna luna de miel.

de la representación, por primera vez tam¬ jeto á nueva alineación.

rá á la vista de nuestra ciudad, constará mo tiempo que felicitamos á ambas par¬

bién en nuestro coliseo, de la preciosa co¬

Después se acordó verificar varios pa¬

de cuatro juegos de palas, de seis aspas tes contratantes por haber al fin llegado

Con satisfacción hemos visto que se media en dos actos yen prosa, arreglada gos y no habiendo otros asuntos de que

cada uno, vencido aires de seis y ocho metros por segundo. Está proyectado pa¬ ra que marche á una velocidad de diez metros por segundo, cuando las corrien¬ tes atmosféricas no sean ni contrarias ni
favorables.
Las palas miden cada una dos metros de largo por sesenta centímetros de an¬ cho y funcionarán á sesenta revolucio¬ nes por minuto.
La fuerza que se necesita para la re¬
sistencia que ofrece el aeróstato mar¬

á un acuerdo harmouioso por nosotros
deseado desde el principio eu que surgió la cuestión que ha permanecido en pié aproximadamente dos meses.
La Junta local de instrucción pública giró la semana pasada una visita á las espuelas primarias de esta localidad. Sa¬ bemos que aquella se reunió después y que esta uoche se dará lectura en la sesión que celebrará el Ayuntamiento al acta de

están verificando los trabajos necesarios para el ensanchamiento de una parte del camino que conduce al Cementerio. Rea¬ lizadas dichas obras quedará aquella vía en un estado bastante espacioso, siendo esta mejora digna de aplauso y por ello sinceramente lo tributamos á los individuos de nuestro Mago Ayunta¬
miento.
Y yá que de dicho camino hablamos, nos atrevemos á suplicar al Sr. Alcalde

al teatro español por el inmortal poeta D. Ventura de la Vega que lleva por tí¬ tulo Bruno el Tejedor.
Se nos dice que ya hay muchas loca¬ lidades solicitadas, lo cual nos hace su¬ poner que la velada de mañana se verá
en extremo concurrida. La función dará comienzo á las ocho
y media en punto.

tratar se levantó la sesión.
t'i m* <i WHT»ii
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana do¬ mingo, dia 27, se celebrará fiesta votiva en obsequio de la Inmaculada Concep¬ ción de María. A las siete y media, ha¬ brá misa de comunión para las Hijas de
la Furísima Virgen. A las nueve y me¬
dia, se cantarán horas y la misa mayor

chando á diez metros por segundo y pa¬ los acuerdos por dicha J unta tomados, disponga sea debidamente tapada la pe¬

EN EL AYUNTAMIENTO

con sermón por el Rdo. Sr. Cura Arci¬

ra el funcionamiento de las palas, es de once caballos teóricos, pero el motor de
petróleo que se adoptará es de dieciséis
caballos.
Será capaz para dos aeronautas, y su
peso total será de 825 kilógramos.
El aeróstato medirá unos treinta me¬
tros de largo por siete metros de diáme¬
tro. y será construido de seda francesa
con todos los adelantos.

los cuales revisten bastante importancia.
Según estaba anunciado y con arreglo á su acostumbrado itinerario, el vapor de esta matrícula León de Oro emprendió viaje con rumbo á Barcelona y Cette el domingo próximo pasado á las siete de la tarde, llevándose gran cantidad de naranjas, limones y algunos pasajeros.

queña alcantarilla donde acude el agua que en dias de lluvia cae por aquellas inmediaciones y que va á parar junto á los cimientos de una casa, que por tal motivo, nos consta ha sufrido en el es¬
pacio de algunos años no pocos desper¬
fectos.
¿Veremos atendida nuestra súplica? Así lo esperamos dado los buenos deseos

Sesión del día 19 de Abril 1902.
La presidió el Sr. Alcalde D. Juan Puig, y asistieron á ella, convocados por segunda vez, los Concejales señores D. Ramón Casasnovas, D. Juan Pizá, D. Jaime Marqués, D. Ramón Coll, Jaime J. Joy y D. Jaime Valla.
Dióse lectura al acta de la sesión an¬

preste. Por la tarde, después de los actos de coro, habrá explicación del Catecismo; y al anochecer, tendrá lugar el ejercicio mensual de las Hijas de María.
Miércoles dia 30, á las siete, durante la celebración de una misa, se dará prin¬ cipio á la devoción del mes de María, re¬ pitiéndose el mismo ejercicio al anoche¬ cer, con toda solemnidad.
Sabado, dia 3 de Mayo.—A las' nue¬ ve, y en el sitio de costumbre, tendrá lu¬

Por los informes que tenemos podemos del Sr. Puig en atender siempre las jus¬ terior y filé aprobada.

gar la ceremonia de la bendición de los

Un conds en el hospital

manifestar que, salvo fuerza mayor, fon¬
deará dicho buque en nuestro puerto ma¬

tas reclamaciones de los vecinos de este
pueblo.

Entrando á despachar los asuntos que figuraban á la órden del día se dio lec¬

frutos, cantándose en seguida la misa mayor con exposición de la Vera-Cruz.
En la iglesia de San Francisco.—Ma¬

En la sala primera del Hospital Gene¬ ñana por la mañana, siendo muy proba¬

Hemos sido favorecidos con el envío tura á una instancia presentada por don ñana fiesta votiva en obsequio del Santo

ral de Madrid se encuentra en la actuali¬
dad recogido el conde Antonio Arturo
Alejandrowitz Potoki, marqués de Otton, guardia noble de Su Santidad, nacido
en Lublin (Polonia), en 1836. La vida del marqués de Otton consti¬
tuye un tejido de novelescas aventuras. Hizo la campaña de Crimea, se batió
en Asia Menor, ingresó en los zuavos

ble vuelva á salir el miércoles dia 30 del actual.
Sentimos el tener que dar hoy cuenta
á nuestros lectores de otra sensible des¬
gracia ocurrida el lunes por la tarde en la fábrica de curtidos que D. llamón Casasnovas posee en la calle de la Ro¬

de un ejemplar de la Cartilla Apícola que acaba de publicar D. M. Pons, in¬ teligente apicultor y redactor de la re¬
vista «El Colmenero Español» que se edita en Grapia-Barcelona. Es un opús¬
culo que consta de 32 páginas y contie¬
ne breves nociones sobre la utilidad de
las abejas en la agricultura y manera de

Gaspar Borrás Cabot en la que solicita permiso, como encargado de D.a Marga¬ rita Muntaner Casasnovos, para refor¬ mar una ventana en la planta baja de la
casa núm. 11 de la calle de Pastor. En¬
terada la Corporación, acordó conceder el permiso solicitado con arreglo á lo in¬ formado por la Comisión de Obras.

Cristo. A las nueve y inedia se cantará > tercia y después la misa mayor con ser¬ món por D. Antonio Caparé Pbro.
El miércoles dia 30, á las siete de ia
mañana, durante la. celebración de una
misa se dará principio á la devoción del mes de María, continuándose los demás
dias á la misma hora.

pontificios, volvió después á Asia, ba¬
tiéndose contra los cosacos, pasó al Cáu-

maguera.
Estaban trabajando dos operarios en

cultivarlas con arreglo á los métodos
modernos.

También acordó la Corporación conce¬
der el permiso solicitado, con arreglo á

caso como ayudante del gran duqus Constantino, tomó parte en una insu-

la máquina de aserrar madejas cuaudo por falla de previsión ó descuido fué co¬

Agradecemos la deferencia que con
nosotros ha tenido el Sr. Pons al obse¬

lo informado por la Comisión de Obras, á D. Juan Castañer Martí que lo había so¬

Nacimientos.

rreción de Polonia contra Rusia, fué de¬
portado á Siberia, luchó luego por la emancipación de Servia, fué herido en Plewna, ingresó más tarde en el ejército

gida la mano izquierda á uno de ellos, quedando con los dedos meñique, anular y cordial completamente separados del
brazo.

quiarnos con su bien trazada obrita y no podemos menos de recomendar su lectura á nuestros apreciables lectores,.

licitado para construir un vertiente con¬ tiguo á la casa de su propiedad lindante con el camino de «Las Argilas».
Dióse cuenta de una instancia presen¬

Varones 2.—‘Hembras 0.—Total 2
Matrimonios
Dia 22, D. Onofre Borras Rullán, sol¬ tero, con D.a Antonia M a Coll y Mayol,

chileno, proclamó luego en Venezuela al presidente Crespo, vivió en los Esta¬ dos Unidos y en Méjico y combatió por
último en China hasta 1901.

Acudieron pronto al lugar del suceso
además del Sr. Alcalde, del Comandante
del puesto de la guardia civil y de mu¬

EN EL TEATRO

tada por D. Ramón Rullán Frontera en la que, como encargado de D.a María Ferrer Garau, manifiesta que al límite

soltera.
Dia 24, D. Antonio Colom Casasno¬ vas, soltero, con D a María Castañer Arbona, soltera.

Posee 64 condecoraciones, y ahora es¬ chas otras personas, los doctores señores

Bastante concurrido se vio el teatro de la calle de Mallorca de la barriada

Dia 26, D. José Pizá Morell, soltero,

tá en el Hospital deseando reunir ele¬ Marqués, Conté y Mayol, quienes practi¬ de la «Defensora Sollerense» el domingo del Puerto, existe una pequeña faja de con D.a Catalina Colom Planas, soltera.

mentos para pasar á Africa y batirse en caron á la víctima del desgraciado acci¬ próximo pasado por la noche. La compa¬ terreno procedente de aquel monte y en

Defunciones

favor de los boers.

dente, la correspondiente cura, habiéndo¬ ñía Llinás-Palet, compuesta de aficiona¬ el cual se hallan construidas las prime¬

Dia 22, Juan Garau Aleo ver, de 23

se visto precisados á amputarle el dedo dos palmesanos, puso en escena, confor¬ ras obras de fábrica para la construcción horas, Manzana 54.

índice que se hallaba en lamentable es¬ me estaba anunciado, la siempre aplau¬ de un pequeño edificio, y, conviniendo al

Crónica Local

tado.
Según informes recogidos sabemos que

dida comedia Zaragüeta, cuya represen¬ tación resultó del agrado del auditorio,

expolíente terminar las obras empezadas, suplica se le conceda el permiso necesa¬

MOVIMIENTO DEL PUERTO

La Alcaldía de este pueblo, por medio de pregón, hizo saber al vecindario el domingo por la mañana, haber quedado
abierta la cobranza voluntaria de las cé¬
dulas personales correspondientes al co¬ rriente ejercicio.
Publicamos la noticia para conoci¬ miento de aquellas personas á quienes
pueda interesar.

dicho operario sigue bien de la herida.
Por el Juzgado de instrucción del re¬
gimiento de Granada, se cita al soldado del Batallón Expedicionario de Filipinas
Gabriel Sampol Rosselló, que á su regre¬ so de aquel archipiélago fijó su residen¬ cia en Sóller y cuyo actual paradero se ignora.

recibiendo por ello los actores muchos
aplausos. El chistoso juguete cómico en un acto
y en catalán titulado Viatje de boda fué también muy celebrado y aplaudido, co¬ mo igualmente lo fué la divertida pieza catalana denominada ¡Per una solfa! en la que tanto se distingue el Sr. Palet.
Pero está claramente visto, como ya decíamos en nuestro penúltimo número,

rio para ello. La Corporación teniendo en cuenta al dictamen emitido por la Co¬ misión de obras, acordó denegar el per¬
miso solicitado.
Se dio lectura á una instancia promo¬
vida por D. Fraucisco Garau Vicens en la que pide permiso para ensanchar dos. ventanas y enlucir el frontis de la casa de su propiedad sita en la calle de Vives núm. 14. Visto el informe emitido por la

Embarcaciones fondeadas
Ninguna.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 24.—Para Aguilas, pailebot Clau¬
dio, de 85 ton. pat. 1). P. Giménez, coa
6 mar. y cemento.
Dia 24.—Para Aguilas, pailebot Jo¬
ven Pepe, de 40 ton. pat. D. F. Ayala,
con 4 mar. y cemento.

(46) FOLLETÍN
ARIEL A
pasado en ella ocho meses de fastidio y yo no puedo más, pues mi carácter nece¬
sita distracciones, bullicio, placeres con¬
tinuos, porque de lo contrario me entra sppleen. ¡Basta de representar el papel de providencia de las montañas!.., déja¬ te ya de aldeas, valles y hábitos monji¬
les y recobra el lugar que te pertenece en la sociedad, porque si te opones...
—¿Que harás, esposo mío? le pregunté
con triste sonrisa.
—Tendré el gran disgusto y amargo
pesar de irme solo.
—No llegará ese caso, querido Julio. El deber de una esposa cristiana y pru¬ dente es seguir á su marido basta el fin del mundo, y puesto que es tu voluntad
vivir en la corte, allá iremos. Si me he mostrado rehacía, es únicamente por¬ que educada en estos lugares, teniendo aquí todas mis afecciones, siendo una
madre para mis pobres sentiré mucho alejarme. ¿Quién cuidará de ellos?
—¿Y acaso eres tu hermana de la Ca¬
vidad?... ¿Prefieres á tu esposo esos ridí-

^cilios placeres de colegiala?... ¿Pensaste
vivir siempre de jardinera y solitaria? Vamos, sé razonable: aunque educado en el extranjero, tengo numerosos ami¬ gos en Madrid y continuamente me
mandan á llamar. Convéncete, Ariela
mía, de que un hombre joven, instrui¬ do y acostumbrado á la vida del gran mundo, no puede renunciar á ella y que no es pequeño el sacrificio de abando¬ narla durante muchos meses. Aquí no
tengo amigos, placeres, distracciones; tu, con tu genio de blanda paloma, con tu sencillez y tus gustos infantiles, hallas tu gloria en cuidar tus pájaros, sembrar flores, y correr en busca de los desgra ¬ ciados; pero nada de eso conviene ni á
mi carácter ni á mi educación, porque
me parece ridículo y basta tonto, que
un hombre descienda á esas debilidades
femeninas.
—Lo conozco, Julio, lo conozco; pero
mi estado... espera tres ó cuatro meses más.., nos iremos después que haya na¬ cido la inocente criatura que llevo en mis entrañas, y de este modo tendré- la inefable dicha de que sea el padre Juan quien vierta sobre su cabeza el agua re¬ generadora del bautismo.
—Sí, y luego querrás otra prórroga y
de este modo nunca acabaremos de ale-

jarnos de aquí, Ariela, me contestó con
tnal humor.
—No, Julio, te aseguro que es mi úl¬ tima exigencia: apenas haya nacido mi hijo te seguiré gustosa á Madrid.
—Bien, pues hasta entonces no te diré una palabra más sobre este asunto.
Dicho esto, hija mía, tu padre se le¬ vantó y dejó ol salón tarareando el final
de Norma.
Al tiempo de salir, cayó de su bolsillo y sin que él sé apercibiera, una carta arrugada y algo rota, que indicaba ha¬ ber sido estrujada violentamente á im¬ pulsos de la cólera. Me acerqué á ella vivamente y la tomé con ánimo de leer¬ la; más antes de comenzar, me detuve pesarosa, porque temía sorprender al¬ gún secreto de mi esposo y consideraba aquella acción como una prueba de deseonfianza ó falta de delicadeza: empecé á vacilar, luché algunos momentos y por fin me decidí á leerla, porque más que la reflexión pudo el afán de saber si allí se trataba de algo concerniente A mi.
¡Cuánta verdad es que una mala ac¬ ción recibe siempre su castigo! Después me arrepentí mil veces de haber leído aquella carta fatal, que tan vivo descon¬ suelo llegó á causarme.
Era de un amigo suyo, que se firmaba

con su nombre de pila solamente; el, contenido, que nunca olvidaré, era el si¬ guiente:
«Querido Julio: ya me canso de espe¬ rarte y empiezo á temer que tu venida se quede en proyecto. ¿Qué haces en esa nueva Tebaida?... ¿Te has vuelto misio¬ nero?.!. ¡Sería cosa de risa ver á Luzbel predicador!... Es indispensable tu veni¬ da y tu alejamiento para siempre de esos lugares donde no ves más que pája¬ ros y flores, según me dices: ven. amigo mío, que quiero abrazarte y referirte muchas cosas que ignoras por com¬
pleto. »Deseo conocer á tu mujer: dices que
sería un tesoro si no fuese por sus ridicu¬ leces de beata y sus diversiones de cole¬ giala; que piensas modificarla poco á poco, pues que en medio de su carácter dulce y complaciente posee una firmeza y dignidad tan grandes que te intimi¬ dan, por decirlo asi, y te encuentras pe¬ queño y débil en su presencia. ¡Maldita
santurronería!... Todo eso es farsa, pura
farsa, Julio; note dejes dominar, porque las mujeres necesitan que seamos con ellas rigurosos y tiránicos; de lo contra¬ rio eres hombre perdido.
»Todos nuestros amigos te engañan;
algunos aseguran que te has hecho

monje y baya quien pretendió irte á sor¬ prender en ese nido de tórtolas en que todavía duran los arrullos... vamos... ¡si tengo unas ganas de reirme en tus bar¬
bas!...
»Ya que llevaste á cabo la imperdo¬ nable locura de casarte, no sigas cayen¬ do en nuevos errores; ven; tu mujer se
acostumbrará á la vida del gran mundo y será para tí una carga menos pesada, dejándote libertad para todo, pues no creo haya llegado tu estupidez á su col¬ mo. que sería si estuvieses enamorado de tu mujer.
¡¡¿Contesta que vienes y no lo dejes de un día para otro; si tu monjita no quiere abandonar su montaña, déjala y ven de cualquier modo, porque no serás el pri¬ mer esposo que se ausenta temporal¬
mente de esa mitad tan cara, que no me
decidiré nunca á comprarla. »A.dios.—Tuyo
Germán.»
Figúrate mi desconsuelo al leer esa carta vil é infame, que me ultrajaba con burlas y sarcasmos y me hacía saber que Julio me llamaba ridicula, beata, etcétera, figúrate mi dolor al ver que tenía un amigo tan perverso y que tan mal le aconsejaba... ¡Ay, hija miaL.#

4

SÓLLER

Los aaimcioa que se inserten en esta sección pagaran: Hasta tres infcireiones é rozón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones a razón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razio, de 0'02 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuer6 ti número de lineas
*3s que so componga, será de 0‘50 pesetas. Las ilneas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta-
¡yijjj por tipos del Cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬
ria del periódico.

de

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del anoho <3.

una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporción»

En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda

Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 nein

tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la linea del tipo en que a»

com oongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.

88

1«« sn»criptorea disfrutarán una rebaja de un bk

ciento

p*

La Ilustración Española y Amerieana.--La ACÁ] i®r IÁ

Moda Elegante.-La Ilustración Artística.-El
Salón de la Moda.-Album Salón.-La Borda¬

DIRIGIDA FOR EL PROFESOR
D. SALVADOR ELIAS

Artística.—La Mariposa.-Blan¬ dora.—La Perla

Clases especiales para la enseñanza práctica y teórica de Cálculo Mercantil, Teneduría de Libros, reforma y adorno de letra, y todo

lo perteneciente al comercio, según las vigentes leyes.

co y Negro.—La Zapatería Ilustrada.-Nuevo

Calle de Vives, n.° 5

Mundo.-Sol y Sombra.-La Ultima Moda.-Por Esos Mundos -Pluma y Lftpiz.-El Teatro.-

mversft
DE

Hojas Selectas.-La Patria de Cervantes.-Alre-

Vda. DE 3. SERRA
PLAZA DE PALAC'IO-.I.-BARIELOAA

dedor del Mundo-y otra infinidad de perió¬
dicos y revistas ilustradas de España sirve el
“Centro de Suscripciones,, sección tercera de
LA SINCERIDAD, San Bartolomé, 17—SOLLER.

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado eu uno de los sitios más im¬
portantes. de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza
de Palacio y paseos de la Aduana ó Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

SERVICIO DECENAL AGUA DESTILADA ¡¡CABELLO ABDBDANTE T 0SDDLAD0I1

ENTRE

DE

FLOE de MRMJTO

VICE-VERSA

el magnifico y veloz vapor

LEON DI ORO

'Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes.

Calidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26

de id. id. de id. id. de id. id.

CONSIGNATARIOS:—-EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle

del Príncipe n.° 24.—'E.N BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Comman-

dant Samary-5.

Se vende, al por mayor y me¬ nor, en la Farmacia de J, Torrens,-Sóller.
AVISIMPORTANT
Mr. Jean Estades, de Sóller, négociant et propiétaire á Lézignan (Aude), enverra gratis et franco des
échantillons des vins de sa propre
récolte, garantís absolument naturels, h ceux de ses compatriotes residant en France qui en feront la
demande.

Hace tivo y

crecer el
natural.

cabello y
Quita la

evita
caspa

su caída; le devuelve su color primi¬ y priva que se reproduzca. Mantiene

la cabeza limpia de todo insecto
escelencia. Cura toda enfermedad

y micróbio, pues es antiséptico del cuero cabelludo y evita las

por que

se adquieren por contagio, coma tiña pelada, etc.

J
DE VENTA: en perfumerías, droguerías y farmacias. UNICOS DEPOSITARIOS: Cortés hermanos, Barcelona (España).

LADRILLOS HIDRAULICOS, BAÑERAS

DE LA CASA
E8COFJET, TEJERA Y CV de BARCELONA

NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette. según el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

I CE Li
POR EL

Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.

L‘ ASSICDRATBIGE ITALIANA Vino Ukanado Pépsico d©

L’ UNION

Sociedad de seguros contra los

i, T0RRENS, Farmacéutico

«ASIA FRANCESA Di SEGUROS CONTRA INCENDIOS FUNDADA EN 1828

ACCIDENTES DEL TRABAJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de SO de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20,

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados
que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente
enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada "diabetes.-

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS ERAN.
CESAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPOR¬
TANCIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incen¬ dio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS
EXPLOSIVOS.

Capital social.
Reservas .
Primas á cobrar .

10.000,000 Francos 8.705,000
74.28í,038

Total .

92.992,038

Barcelona.—-Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO

PÍLDORAS FERRUGINOSAS

Capitales asegurados . . 15.127.713,242

„

Siniestros pagados . . .

194.000,000

„

GASEELAS.

DE
INULA HELENIUM

JME Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de

Obras de

Ptas. Cts.

HISTORIA DE SOLLER en sus relaciones con la general de Ma¬
llorca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno,
encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de
cobre en la Exposición Universal de Barcelona y con me¬ dalla de oro en la Exposición Balear de Sóller INUNDACION DE SOLLER Y FOENALUTX, en 1885, capí¬
tulo adicional á la Historia de Sóller. Un tomo en 4.° de

20-00

Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorósts (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo¬
lestias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgica,
X3BT VENTA:

trigo, cebada y avena, tanto en pié como segadas, en gavillas y so¬
bre la era.
Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Sama¬ ritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.
LA SINCERIDAD
Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbonct
San Bartolomé, -17, -

120 páginas, encuadernado en rústica, premiada con meda¬ lla de oro en la Exposición Balear de Sóller
CULTIVO DEL NARANJO en las Bateares. Obra de reciente
publicación, que forma un tontito en 4.° de 190 páginas, encuadernado en rústica, premiada con medalla de oro en las Exposiciones de Sóller y de Manacor, y con medalla de plata en la Féria-Concurso de Barcelona . ......
CULTIVO PRACTICO DEL ALGARROBO. Un tomo en 4.° de
158 páginas, laureada con iguales premios que la anterior. GUIA DE SOLLER. Un tomo ci 8.° menor de 152 páginas.
LITERATURA POPULAR MALLORQUINA. Gloses de ‘n Pau
Noguera y Ripoll (á) Sarol, (Tom I); de Nfc Andreu Coll y Bomat, (á) Tambó, (Tom II); y de‘u Sebastia Marqués y
Ortegas, (de sa Porlella) (Tom III). Es tres Toms valen . \\
Véndense en la tienda de artículos de escritorio de «La Sin-
caridad»—San Bartolomé. 17—SOLLER.

1 ‘75
1‘50
1‘50 0‘50
2;75

En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia' del Dr. Fízá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Felaez y Bermudez. — Sóller, Far¬
macia de J. Torrens.
~LA SOIAERENSE
DE
JO&É COJLIj
CERBER.E y PORT-BM (Fretera teico-espaílak)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y
reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.

SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES
Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás traba¬ jo® de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas, programas, carteles, circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encuadernaciones económicas y de lujo.
SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERÍA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬
nómicos á los de más luje, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬ ranjasf de limones y de mandañnas. Ubritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas
y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales y objetos para hacerlas, sacos y cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc., etc.
SOLLEE.—Imp de «La Sinceridad)