AÑO XVII.—2.a EPOCfl.-NÚM. 781
AÑO XVII.—2.a EPOCfl.-NÚM. 781

SABADO 22 DE MARZO DE 1902

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: Sres. Bauzá y Marqués,—Rué Rambuteau, 74,
París.
América: Sres. Marqués, Delgado y C.a—Arecibo— (Puer¬
to-Rico).

Fundador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA REDACCION Y ADMINISTEACION: Calle de Saa Bartolomé, n.« 17
-sg»#»»*■-■ S01.LER (Baleares)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.)

Extranjero: 0'75 francos id. id. jPAG0 ADELANTADO.

Número suelto 0H0 pesetas.—Id. atrasado 0’20 pesetas

La Redacción tínicamente se Race solidaria de los escritos qne se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria

tintivo estupor del peligro, Torremocha mesí con franjas de oro que servía de

no pudo menos de exclamar:

dosel al nacimiento.

—¡Recontra! ¡Qué feo eres, hijo mío! Todo, todo, lo vió Torremocha lo mis¬

EL PRÓJIMO NEGRO

En efecto; el chiquillo, muy chato, con < mo que cuando era niño, y recreábase la cabeza sin pelo todavía, no tenia na¬ en la contemplación de tal maravilla,

I
Cuando Blas Torremocha volvió en si, encontróse tendido eh tierra, con su tra¬
je de rayadillo empapado en sangre.
Reconoció rápidamente al tacto todo su
cuerpo y no encontró ninguna herida.
Entonces respiró con fuerza, dijo: «¡Gra¬ cias, virgen del Pilar!» y se puso en pié.
Muy cerca de él yacían muertos dos compañeros suyos, Juan Terrones y Pedr@ Castilla, bravos mozos que, con To¬
rremocha, habían peleado desde que

da de hermoso.
—Pues no berrea poco!—decía el sol¬ dado con el muchacho en brazos—¿Y
qué hago yo de esto? Sentóse otra vez en‘ el suelo, colocó
sobre sus rodillas al negrito, que seguía llorando, y como sentía hambre arrancó unos boniatos de un plantío cercano, y para que se asaran los echó entre unos maderos que ardían.
Acostó luego al chiquillo sobre un
haz de hierbas. Allí se revolvía llorando
cada vez con más tuerza, sin otro abrigo

cuando de pronto dió un grito al repa¬ rar que el Niño Jesús, aquel que estaba @n el portal, no era como siempre, blan¬ co, sonrosado y rubio, con ojos azules; sino negro, muy negro, con la cabeza rizada y los ojos grandes y relucientes
como de azabache,
Sí, no cabía duda: el Niño Dios era
negro y miraba á Torremocha y se son¬ reía enseñándole entre los labios rojos unos dientecillos muy blancos, muy
blancos...
El soldado se estremeció, sintiendo

empezó la campaña. Blas se acercó á ellos, convencióse de
que sus corazones ya no latían, y arro¬
dillándose luego ante los dos cadáveres,
rezó un Padre-nuestro.
Después miró alrededor: todo era so¬ ledad y silencio; solo turbó éste un mo¬
mento el relincho de un caballo que
agonizaba. Blas sintió miedo por primera vez en
su vida, y corrió; corrió como un cobar¬ de, él, que era tan valiente, por entre la manigua espesa, y sin saber adonde iba.
Cuando el cansancio le rindió, y fué
pronto, sentóse en el suelo y procuró, aguzando el oído, percibir algún ru¬
mor. algún toque de corneta, alguna voz, algo, en fin. que le indicase la pro¬
ximidad de un sér viviente, aunque
fuera enemigo. Nada; ni el viento sona¬ ba entre la espesura de los árboles se¬
culares.
Amedrentado todavía, pero más tran¬
quilo al convencerse de que por enton¬
ces no le amenazaba ningún peligro, y
sin darse cuenta de por qué sus ropas se hallaban teñidas en sangre, empezó á
pensar y supuso que en la acción donde
al ser atropellado por la caballería ene¬ miga se desmayó, le habían creído muerto, dejándole con los otros sol¬

que una camisilla de tela rayada, blanca
y azul. Tendría la criatura ocho ó diez meses,
á juzgar por su desarrollo, y Torremo¬ cha la contemplaba con lástima y sin saber qué hacer.
Cuando los boniatos estuvieron asados
y empezó á comérselos, le ocurrió la
idea de introducir en la boca del niño
un poco de la dulcísima pulpa, que el negrito paladeó y tragó con ansia.
—¡Vaya, vaya!—pensó Blas;—ya veo que éste tenía tacita hambre como yo.
Siguió comiendo y haciendo comer al niño, que dejó de llorar, y cuando hubo satisfecho el apetito, viendo que ya era de noche, pensó en dormir.
El pequeñueio lloraba otra vez; pero
no ya con aquellos gritos rabiosos, ma¬
nifestación sin duda del hambre, sino
con esos gemidos sin lágrimas que exha¬
lan los niños cuando tienen sueño.
—Este carbonerieo.—dijo el baturro—
no va á dejarme dormir con sus berrios.
Y mitad por egoísmo, mitad por lás¬ tima, cogió al muchacho, se acostó con él sobre la hierba, y canturreando para arrullarle quedóse profundamente dor¬
mido con el negrito en brazos.
II

algo así como una delicia interior inex¬ plicable, y abrazó con más fuerza al ne¬ grito, mientras se desvanecía en oscu¬ rísima sombra la sagrada visión del
sueño.
III
Era ya de día cuando Torremocha despertó al oir que hablaban junto á él, y se vió rodeado por ocho ó diez insu¬ rrectos que. machete en mano, le mira¬
ban amenazadores.
Incorporóse rápidamente el soldado,
con el niño en brazos todavía, eunndo
destacándose de la línea de rebeldes
uno de ellos, negro, fornido y alto, se acercó á Torremocha, le arrebató con violencia la criatura y dijo así:
—¿Quién te ha dado este niño? Va¬ mos. responde pronto.
—Nadie—contestó el soldado ponién¬ dose en pié;—lo saqué yo de esa ca9a que se lia hundido y que estaba ardien¬
do. Le oi llorar, entré, lo vi, me dió lás¬
tima y lo salvé.
Los rebeldes se miraron unos á otros,
el negro entregó al mulato el niño, que aún dormía, y dijo:
—Toma; llévaselo á su madre. Y volviéndose luego á Torremocha,
añadió:

dados.

Y lo que soñó el pobre Torremocha e» A — esta criatura, que es mi hijo, le

¿Dónde estaban los suyos? ¿Habían digno de ser referido.

debes la vida.

salido victoriosos ó vencidos? Más pro¬

Durmióse el soldado pensando en la

—Pues... déjeme usted que le dé un

bable era esto, á juzgar por el abandono fecha de aquel dia, 24 de Diciembre, y beso antes de que se lo lleven.

de los cadáveres, y por el número de al entregarse al sueño, rendido por el —Bésale y vete. Con este papel irás

leales, mucho menor al empezar la re¬ cansancio de la jornada, recordó que sin peligro hasta reunirte con los tu¬

friega que el de les rebeldes.
¿Adonde iba Torremocha solo, sin ar¬ mas y rendido por la fatiga? Caía la tar¬ de, y el temor á la oscuridad de la no¬
che cercana le decidió á levantarse y

aquella noche era Nochebuena. Torremocha, aragonés, vió su pueblo,
donde á aquellas horas casi ero seguro
que estaría nevando, pues por esos días
caían casó siempre las grandes nevadas,

yos... si no prefieres venir con nosotros. En este caso te daré lo que pidas.
Torremocha miró al negro de arriba
abajo, besó á la criatura, cogió el papel, y girando sobre los talones mareialmen-

andar.
Al poco tiempo, un resplandor vivísi¬ mo que iluminaba el horizonte y una nube de humo espeso llamaron la aten¬
ción del soldado, que se detuvo un ins¬ tante. Al cabo se resolvió á seguir, y vió
á lo lejos una casa que ardía. En los al¬
rededores no se veía á nadie; la misma
soledad y el mismo silencio, turbado
por el chisporroteo de las llamas que habían hecho presa en la techumbre de
la vivienda.
Acercóse á ésta Torremocha con la es¬
peranza de encontrar alguna persona, y
entonces oyó claro y distintamente el
lloro de un niño. No vaciló un momen¬
to; se acercó á la puerta, que ya lamían

y la imaginación le hizo retroceder al¬
gunos años, muy pocos, porque no te¬
nía más que veinte de edad, y se vió chiquillo, con su calzón de pana y sus agarbanzadas y sintió el zorongo que le
oprimía las sienes.
Iba por las calles tortuosas y empina¬ das del pueblo, cogido á la falda de per¬
cal de su madre, que le decía:
— Anda, chjquío, anda de prisa, que no vamos á llegar á la Misa del Gallo.
Oía redobles de tamboriles y voces
que atronaban, villancicos y rasguear
de guitarras y coplas de Jota, mezclado
todo, confundido en esa penumbra del
sueño que hace ver las imágenes borro¬ sas y percibir los sonidos como ecos.

te, dió media vuelta y dijo: —Abur, y gracias. —Oye—le gritó el negro cuando ya
se alejaba,—no olvides nunca que debes
la vida á un niño moreno.
—No lo olvidaré—contestó el soldado; —pero recuerde usted también que su hijo le debe la vida á un soldado blanco,
Internóse luego entre la espesura, y decía para sus adentros:
— El carbonerieo me ha salvado, no
hay duda; pero de todas maneras, yo hice bien en lo ^ue hice: al fin y al cabo es un prójimo... aunque sea negro.
Y con la íntima satisfacción del que
ha cumplido su deber, siguió por la ma¬ nigua cantando una jota.

las llamas, y penetró.

Entraron en la iglesia, que estaba

En la habitación más próxima á la llena de gente y muy alumbrada con

Miguel Ramos Carrión.

entrada, dentro de una hamaca, se re¬ velas y lámparas, y allá en el fondo de

volvía llorando una criatura muy pe¬ la capilla de la Virgen vió, como tantas

queña.

veces en su niñez, el nacimiento que el

ADIOS

—■¡Corcho!—exclamó Blas—¡si es un señor cura presentaba todos los años

negrito!

para asombro, devoción y regocijo de

(TKADUIT D’JSS FRANCES.)

Los brazos extendidos para eoger al niño, quedaron inmóviles un instante; pero bien pronto el soldado sacó de en¬ tre las mallas á la criatura, y con ella
en brazos salió de la casa, cuyo techo

los feligreses. Allí estaban los montes de corcho ne¬
vados, el palacio de Herodes, la senda por donde llegaban los Reyes Magos, la pradera verde, llena de pastores y zaga¬

Amos es paraula trista, De s’embat es una queixa, Croxit d’abre que s’esqueixa, Nú qu’es romp devant sa vista.

se derrumbó con estrépito, convirtién¬ las con sus ovejas,' figurillas menudas,

Adiós es no poder ven re

dose toda la vivienda en un montón de pero nunca olvidadas por el baturro, y

S-estrella d’ es nosti-o cél:

humeantes escombros. Un segundo más en la parte más baja el portal de Belén

Adiós es gota de fél

de vacilación, y Torremocha hubiera y dentro San José y la Virgen y el Niño

quedado entre las ruinas.

Jesús en el pesebre, y á ios lados la mu-

Dius sa copa qu’ hem de beure.

Cuando se vió en el campo con el ni¬ ño. que había cesado de llorar y le mi¬ raba atónito con sus grandes ojos ne¬ grísimos, en los que se pintaba el ins¬

la y la vaca medio acostadas sobre la paja amarilla, y encima de todo esto la
estrella de metal resplandeciente, sus¬
pendida del pabellón de damasco car¬

Adiós es un món desért Sens’ ilusions, seas’ amos,
U*. oapvespre silencios, Es un carnp que sas flórs pérd.

Adiós es viure tot sól,
Es s’ amor que tot sól plóra, Veure niguls á tot’ hora Desitjant que surta es sól.
Adiós es un pensament Que guarda qui viu penant. Adiós se diu suspirant, Y amb plórs s’eseriu solament.

á tierra por causa de las fuertes oscila-a¬ ciones que las olas imprimían al bote,
En vano el Sr. Banús tiró del cable, en
vano sacamos fuerzas de flaqueza, au¬ xiliándole; tuvimos que desistir del em¬ peño.
Reconocida nuestra impotencia, lo prudente era retroceder. Así lo hicimos,
El Sr. Banús recobra su sitio en la em¬

f Tomás Aguiló.

barcación; con no poco trabajo izamos el áncora-y después de mucho sudar, logra¬

Colonia Escolar

mos poner el bote proa al horizonte y salir de aquellas rompientes de cada vez más peligrosas para nuestra flaca tripu¬
lación.

de Puerto-Sóller
AGOSTO DE 1901
DIARIO

—Por fin tendremos viento, dice el se¬ ñor Banús, y me enseña con la mano
una lancha que á todo trapo venía de la parte de levante.
—Y cuidado que anda! Parece tendrá
mucho viento.

Dia 17.

EL MISTRAL

El bonancible aspecto del mar, nos
invita á una excursión á las Cambras
para después del almuerzo. Doy las órdenes oportunas; hácense
los preparativos convenientes, sortéanse los expedicionarios y, á cosa de las nue¬
ve, zarparnos. La brisa aún no se había manifestado,
y el velámen del bote, desplegado por dos veces para aprovechar ténues boca¬ nadas de viento, pendía inerte de la ante¬
na. haciendo cabecear la embarcación á
cada vaivén de lasólas.
Reinaba calor muy pesado. Arriadas las velas, nos acercamos cuanto pudimos á la costa acantilada para ponernos á la sombra de los peñascos, pues el sol era insoportable con la reverberación del agua y la quietud en que debíamos per¬
manecer.
El buen humor animaba á los peque¬
ños y las conversaci®nes y bromas en voz baja no cesaban. Algunos, sin em¬ bargo, como Oampaner y Canal empeza¬
ban á dar indicios de malestar, de cho¬
chez y de cambio de color, síutomas pre¬
cursores del mareo. Para acrecentar la
velocidad se duplica el número de reme¬ ros y los Sres. Compañy y Banús no se desdeñan de.aplicarse al rudo forcejear
durante un buen rato.
Dejamos atrás las puntas y ya estarnos frente á las Cambras, objeto de nuestro viaje. Pero el mar. insensiblemente, se había ido alborotando, y el oleaje, for¬ mado por olas espaciadas, profundas y
de color siniestro, aumentaba por mo¬
mentos. Aquel fenómeno era por demás extraño, porque no se percibía el menor soplo de viento, ni tampoco lo había
hecho duro en muchos días. No cabía

La lancha está ya al habla. Son pesca¬ dores que vienen de la Calobra. Nos co-nocen y nos saludan agitando sus som¬
breros.
Nosotros correspondemos al saludo
con un viva. El Sr. Banús pone mano
al pañuelo para completar cortesmente el adiós; el pañuelo está en el bolsillo, el bolsillo cosido á la chaqueta, y la cha¬ queta. el bolsillo y el pañuelo,.... han quedado en la punta de la rosa en donde
íbamos á saltar á tierra.
Volvemos la vista hácia la peña para intentar el rescate de la prenda. No hay que pensar en ello. Los golpes de mar ya han barrido el saliente y la chaqueta
flota á mercad de las olas durante diez
segundos, luego desaparece. Lo sensible es que dentro déla chaque¬
ta guardaba su propietario la cartera de apuntes tan cuidadosa y asiduamente adquiridos á costa de mil fatigas y que costará gran trabajo reconstruir. En cuanto á recuperarlos, ni soñado siquie¬ ra. Hoy, algún cangrejo roquero ó algún esparrajo de ojos saltones de¬
be deletrear en sus antros las des¬
cripciones de juegos, el repertorio de cantos, las relaciones de encargos, las rutas.de paseos de una bien aprovecha¬ da libreta que recogió el buen pez por aquellas cercanías, de dentro una cha^ queta humana arrojada por las olas, des¬ pués de un día de mistral.
El mistral era en efecto que, aún sin herirnos directamente, nos daba aquel disgustillo. Una ancha faja blanquecina fué extendiéndose por el mar junto al horizonte, indicándonos el sitio azotado
por las rachas. Las olas iban viniendo aceleradas y coronadas de espuma, dan¬ do al mar un aspecto cabrilleado.
Doblamos las yuntas para el retorno.
Entonces nuestra situación no tuvo nada

otra explicación que la que nos daba el viejo marino;—Hay temporal allá lejos.
—Desembarquemos pronto, que de seguro junto á la playa estaremos res¬ guardados.
Y el bote enderezó la proa hacia la al¬
tiva bóveda de la gruta hacia donde también nos impelían las olas siempre
en aumento.
Nos preparamos para dar fondo. Hay varios mareados cuyo almuerzo es ya de propina á los peces.
Cae el ancla y sus uñas muerden las
rocas del fondo. Afianzados sobre la
amarra nos acercamos á la playa. El desencanto que sufrimos entonces fué grande. La marejada batía fuertemente aquel lugar, habitualmente tan plácido y tranquilo. Cada ola nos levantaba, el bote cabalgaba un momento sobre su lomo y luego iba á estrellarse contra la arena sin ruido, casi sin espuma. Cuan¬ do se retiraba, bajaba un torrente de agua amarilla y sucia que desviábala
embarcación mar adentro.
Probamos de lanzar un cable y ama¬ rrarlo á una roca saliente á fin de efec¬
tuar por ella el desembarco. Lanzóse el cable, enroscóse al picacho, al cual se encaramó resueltamente el Sr. Banús y tomó posesión de él cubriéndolo con su chaqueta, pero no hubo medio de saltar

de agradable. El viento no soplaba para nosotros, pasaba muy lejos. Una calma desesperante hacía domir el aire; noquedaba más recurso que apelará los re¬ mos, que con gran dificultad lograban el avance entre aquellos remolinos con¬ trarios, con unas olas que nos columpia-* ban, mejor dicho, nos zarandeaban sin cesar. Y á todo esto el sol sin perdonar¬ nos ni uno de sus fulgores y el aire em-¿ peñado en no hinchar ni un centímetro
de vela.
—Tendremos que ir á buscar viento. — Alejémonos de la costa, —El islote nos impide el recibirlo, pe-^ ro no nos abriga contra el oleaje. Enderezamos la caña del timón y eí bote, obedieute á su gobierno, como un buen corcel á su brida, hace rumbo mar*
adentro.
Casi todos estamos mareados.
Por fin salimos de la zona resguarda¬ da y el mistral nos eoje de lleno. La em¬ barcación dió un salto. Un momento te¬
mí que la racha fuese excesivamente vio-5 lenta y solté la escota; pero uuu vez ba¬ jada y rizada la mayor, con el viento de popa, emprendimos el regreso al puerto.
Cesó el cabeceo, y los mareados se re ¬ pusieron pronto lavándose la cara con
agua salada. Un bandazo cual otro nos? hizo tomar agua p'or la borda ulguga^

SÓLLER 2

•eces, con grande algazara de los remo¬
jados.
A la velocidad que llevamos adelantanos á la de las olas que se deshacen de¬ trás de nosotros. Al pasar por el Bufador
disfrutamos uu momento del soberbio

Debe tenerse en cuenta que las criadas están muy mal pagadas en Alemania.
Los analfabetos del mundo civilizado

sangriento combate logró rechazar al
enemigo, pero perdiendo á su general que cayó prisionero. Y como el tal cau dillo gozaba fama de inepto, corrió en¬ tonces por París una copla que se hizo muy popular, y que decía así:

los náufragos norteamericanos salvados 500 pesetas en moneda española.
Nuestros compatriotas recompensaron además espléndidamente á los marineros que habían recogido á los náufragos, quienes desembarcaron en Veracruz y

al establecimiento de la telegrafía sin hilos entre la Península y las islas Ba-
leares, cuyo coste no deberá exceder de la cantidad de 6.800 pesetas,

espectáculo que nos ofrecen las olas al Un periódico inglés publica una esta-

ctioqar y estrellarse contra sus paredes dística apoximada de la población ilite—

con fragoroso estrépito.

rata del mundo civilizado.

Francais sendei gríices d Bellone; votre bonheur es sani égal;
vous avez conservé Crémone

pudieron manifestar á su cónsul la

gratitud qne debían al capitán del «Al- I

fonso XIII».

|

Niña valerosa

Nuestra llegada calmo la inquietud
que por nosotros sentían los compañeros y íué motivo de alboiozo la relación de „ias peripedas,por qué habíamos pasado
fíi Sr. Banús se proveyó de una nueva
-cartera aquella misma tarde.

visitantes

El día se lia acortado ,por modo nota-ole desde nuestra llegada, lo cual no

deja de ser un contratiempo, pues nos vemos obligados á partir á las primeras
iüras ddee ilaa ttaarde «sii vamos á alguna ex¬

cursión lejana, precisamente cuando
uás intenso es el calor.

-Hoy, sin embargo, hemos podido re-
-irdar la salida de la hospedería pues

demos ido á Sólier pura recibir unos

uuutos profesores que desde Palma
íenen á visitar la Colonia.

A las seis y media se han apeado de la

iligencia; los colonos se han repartido

l,

.
equipage,

pues e,l

recibiente

ha

sido

.tat. ema!, por ,trat*arse d, e compañ. eros es-

diñados, y el regreso al Puerto al auo

-cheeer se ha realizado en la expansión

propia de quien se encuentra entre ami¬ gos, separados algún tiempo de noso¬ tros; asi es que una cordialísima con¬
versación se trabó entre todos, muy sin¬

gularmente entre los recien llegados y
ios auxiliares.
Los colonos atestiguan su alegría

guardando irreprochable conducta. Después de la cena, vamos á tomar el
fresco en un bosquecillo de pinos en la
parte más alta de la península de Santa
Catalina, en una miranda que da al mar. A la luz del faro se sacan las en¬
trañas de algunos melones y en tanto se saborea la carne de la deliciosa cucurbi-
iácea se propone, discute y aprueba la siguiente orden del día:
--Para mañana á las cuatro: excur¬
sión á Deyá. Provisiones para el al

muerzo.

Las cifras más altas en los países esla-
vos ofrécenlas Rusia, Rumania y Servia, donde el número de los que no saben
leer ni escribir llegar al 80 por 100 de la población.
Entre las razas latinas bate el «record»
España, con un 63 por 100 de analfabe¬
tos, y siguen Italia con un 43 y Francia y Bélgica con un 41.
En Hungría existe un 43 por 100, en Austria un 39, en Irlanda un 21. en Holanda un 10 y en Inglaterra un 8.
La población blanca en los Estados Unidos cuenta un 8por 100 de analfabe¬ tos, y Escocia 7.
Los países puramente germánicos
ofrecen una reducción notable en el nú¬
mero de ilitera tes, fenómeno que obede¬ ce. probablemente, á que en las regio¬ nes septentrionales la vida exterior está inuy limitada por los rigores de la tem-
peratura. haciénd,ose, en cambio, mu,cvti,a, VICla de hogar, y„ d.e a,hí,,la necesidad,
(je j
En el imperio alemán no existen casi los analfabetos, y lo mismo ocurre con Badén, en Baviera y en Wurremberg.
Por lo que se refiere á Grecia. Noruega y Dinamarca, el «homo ignoraos» es al¬ go así como una especie de zoológica que desapareció hace mucho tiempo.
Actualidades

et perdu votre general.
Los ingleses ño han conservado esta vez Cremona; digo, no han couservado siquiera sus posiciones; la defensa que
de las mismas hicieron no recuerda gran
cosa la brillante defensa de aquella pla¬ za por los franceses. Pero perdieron á su general; y eso era casi una ganga.
Dícese que al llegar á Londres Ja no¬ ticia del desastre, hubo un viejo militar
que dijo:
-Es un acontecimiento tan doloroso
como humillante para nuestras armas. Afortunadamente, nos han cojido á Me¬
thuen: siempre es una compensación Y que venga ahora Delarey con su
generosidad «intempestiva» á poner al
inefable Chumberlain á hacer al algo también, á devolver algún jefe boer, que valdrá siempre por cinco ó seis Methuen... francamente es triste, muy
triste.
Sin contar que. haga ahora el Gobier no inglés lo oue quiera, no se lo ha de agradecer nadie; siempre resultará que
lo hace, no espontáneamente, sino por la fuerza de las circunstancias, por ia presión de la voz pública, porque no puede menos. La generosidad que tal vez demuestre será de á regañadientes, y no será ya, por lo tanto, tal generosi¬ dad. Tendría que hacer mucho—y eso no lo hará—para convencer de que hace algo.

BUSCA, BUSCANDO

Juan Buscón.

El Gobierno de Su Majestad británica

Navegación submarina

está verdaderamentefastiado.

La generosa acción del general boer

La cuestión de atravesar bajo el mar

Del a rey, poniendo en libertad al general el canal de la Mancha viene, desde hace

inglés Methuen, prisionero en el comba¬ tiempo.ocupando la mente délos inven¬ te librado hace pocos días y que tanta tores. El Sr. Goulut, bien conocido por un sensación ha causado en todo el muunuduou., i invento de buqaue submarino, huua huoeucuhvo;

produce en el ánimo de los gobernantes I un acabado modelo de un barco de pa-
londoneses un sentimiento de malhumor saje, de 25 metros de eslora, que, movido

Leemos que en Córdoba á una^uiña de

Los cautivos do los moros

j 13 años, que se hallaba sola con tres I hermanitos en la casilla de la Zoquilla,

se le presentó un hombre de cuarenta

A bordo del vapor «Joaquín del Piéla- y cinco años pidiéndole un pedazo de

go» llegó el sábado último á Cádiz, pro- pan.

cedente de Tánger, un acaudalado in- Compadecida la niña, le dió medio

glés que antes había residido varios pan, y cuando el individuo lo tuvo en eu

años en la ciudad gaditana. Cuenta que poder, cogió una escopeta, amenazando

estuvo de cacería en Marruecos, y que á la niña, y exigiéndole más.

llegó á la cabila de Beuimesara, hablan- Asustóse la niña, pero se repuso prondo con el joven cautivo español Montes, to, y diciendo que iba á buscar más

Este, según cuenta el inglés, fué aban- pan, entró en la habitación, regresando

donado por el sherif que le había com- con una escopeta de dos cañones de su

prado, ante el temor al castigo.

padre, con la cual oblig’ó al malhechor á

Para poder vivir dedícase ahora el abandonar su arma y largarse á través

joven Montes á hacer babuchas de es- de los campos,

parto para los moros del monte pertene¬

cientes á la misma cabila lie Beniine-

sara.

Refirió Montes á los cazadores que á su hermana la degollaron los inoros una
noche, mientras dormía, enterrándola como á unos 200 metros de distancia de la cabila.
Fueron los cazadores al sitio de la se¬
pultura y sacaron una fotografía. La cau¬
tiva está enterrada en un cerro pun¬
tiagudo, de roca, á 800 metros sobre el
nivel del mar.
Las tropasmarroquíes estaban á dos
horas de la eabila.
Insístese en que será imposible á las fuerzas llegar al punto en que está el cautivo español.
La insurrección en Filipinas
La noticias qne se reciben de Filipinas por la vía de Hong-Kong anuncian que toma grande incremento la insurrección contra los yanquis en aquel Archipié¬ lago.
Estos informes coinciden con un tele¬
grama de Nueva York que publicó The Morning Post de Londres el lunes últi¬

El pago en oro
Tratando de este importante asunto,
dice El Economista:
«Siendo ya ley el pago en oro de de¬ terminados artículos del Arancel, y lle¬ vando el sistema, al que, como se recor¬ dará. fué aplicada la ley del candado, tres meses de práctica, hemos procurado
orientarnos acerca de los resultados que deben prometerse de la citada forma de recaudación.
La verificada en Enero fué de unos 2
y medio millones de pesetas, é igual, aproximadamente, la recaudación en oro
que se obtuvo en Frebrero. En todas suertes, y aun contando con
las esperanzas de una buena cosecha de
cereales, que reduciría las importaciones de los mismos y la percepción en oro de los correspondientes derechos, se cree que. desde luego, la recaudación de los
derechos en oro en el actual presupuesto no sería inferior á una cifra entre 36 y
40 millones de pesetas en dicha especie
monetaria.»

q»ue se explica muy bien.

Agricultura

En primer lugar, el nuble rasgo de De¬ larey viene á ser una nueva victoria;

EL HIERRO EN LOS NARANJOS

una victoria en .el terreno de la grandeza y de la hidalguía. Después de haber ven

cido á los ingleses sobre el campo de ba¬
La práctica ha demostrado á los agri¬ talla, el caudillo boer obtiene un nuevo

cultores, según puede observarse en el triuufo con su magnífico arranque. Su

reino de Valencia, que el naranjo crece pongamos que Delarey en vez de devol-
u«i»rey en vez «le devol- y se desarrolla y fructifica bien en los |

compatriotas el lord prisionero, terrenos ferruginosos. Asi es de ver que ,

,

*

,1 K'tC,W°nUBaft a* 0 en re^enPS yenviu- * «“ ">«»«»!« ¿¡(riéndole: las plantaciones de este árbol son comu- ,
nes een n 1la„ eciitt.aüdilaa econm ,maurécsa eenn llooss ceanmmpnonss «L, a vida de Methuen me responderá de

que se distinguen por ia abundancia de a de cualquier jefe boer á quien come¬

la arcilla roja, que por ser tal. lleva eu táis la vileza de fusilar, como habéis

interposición grandes cantidades de hecho ya con otros»; nadie se habría

óxido férrico. Esto demuestra de acuer¬ extrañado de ello; al contrario, hubiese

do con la observación que no debe dejar parecido muy natural y muy justa una

de ensayarse el tratamiento ferruginoso medida por el estilo. Delarey prefiere

para detener la marcha de ciertas en¬ devolver á un cautivo herido y fraca-

fermedades del naranjo, sobre todo sado. sin dignarse tomar la más ligera

aquellas que tienden á acabar con la vi- represalia. Es un acto realmente admi-

da del vegetal. A este objeto podría en-

y qUtí j1H causado en la opinión

sa*yJ arse el reVg\_' ar dos ó tres veces la se- pública de todo el mundo, Inglaterra

mana durante una temporada con agua inclusive, un efecto moral extruordi-

llevando en disolución unos 10 ó 12 gra¬ nario.

mos de sulfato ferroso ó caparrosa ver¬
de, siempre que el árbol presentase ma¬ nifiesta tendencia á perecer. Es indis¬
pensable que el sulfato sea puro en todo lo posible, por cuanto la caparrosa del
comercio está á veces impurificada por el ácido sulfúrico en estado libre.

En segundo lugar, el gobierno británico se ve en la necesidad de hacer algo por su parte, para demostrar á esa misrna opinión que es capaz, si tanto se le apura, de algún acto de caballerosidad, siquiera sea por espíritu de imitación. Y eso no puede ser del gusto de un gubi-

nete en el que figura el tristemente céle-

bre Jt.ois-aé Chamberlaiu. ¿Será' presi•so

Variedades

se preguntará ese con todo el dolor de su espíritu tan poco inclinado á Senti¬

mentalismos y caballerosidades—poner

El sello de las criadas

en libertad á Cronje ó á Kruizinger,

para corresponder, aunque sea tarde

Una excelente costumbre hay en Ale- y por fuerza, á la generosidad del ene

mama.
Todas las criadas tienen una libreta
en la cual pegan cada domingo un ¿ello
O deq Aá rroe.ajll. 1E71l csoellílno oess ,d1 ona-itt¡ivo /dloélIa•-> sCe‘A-ñora de la casa, quien está obligada por
una ley á hacerlo. Si la criada enferma y necesita diñe-
ro, el gobierno la reintegra en el acto el
valor de sus sellos; si prefiere guardar
éstos para constituirse un socorro en la vejez, el gobierno respeta su ‘leseo y

°
Lo peor del caso, es para los ingleses,
que en lo íntimo de su alma maldito lo que agradecen á Delarey la devolución
del prisionero. Si se hubiese tratado de
un general de valia, de un héroe califi-
cado, enhorabuena; pero no; el pobre
Methuen no ha dado más que disgustos
al ejército y al gobierno: con su mala
sombra perpetua hada mucho más el juego del Trunsvaal que el de Ingla-

por laelectricidad, correrá sobre cables de acero á una profundidad uniforme de 15 metros. Habrá para el pasaje sa¬ lones provistos de alumbrado eléctrico y todas las comodidades posibles. El via¬ je se hará como en ferrocarril, sin vibra¬ ciones de ningún género. Para evitar todo peligro, la nave llevará un lastre de hierro que, en caso de necesidad, se
u. „,.,ro «|»e. so esc lo cual a—qluella arrojará al mar. con subirá á la superficie de las aguas. La
velocidad se estima en 20 nudos por hora.
Discurso elocuente
Con motivo de la fiesta nacional irían-
desa, Redmond, el leader actualmente de más prestigio entre los nacionalistas, ha pronunciado un elocuente discurso que los grandes diarios de Londres co¬ mentan con mayor ó menor dureza, según el grado de sus simpatías por la
causa irlandesa, aunque reconociendo todos su discutible importancia política. singularmente en los momentos actua-
les. Después Je hacer la historia de cuanto lia sufrido el pueblo irlandés bajo el yugo de la Gran Bretaña. Redmond afirmó que la solución del problema consiste en qne el Estado devuelva á los irlandeses la absoluta propiedad del sué¬ lo, cosa factible mediante un empréstito que le permita indmnizar á sus actua¬ les detenta dores, y que podría que¬
dar amortizado en cuarenta ó cincuenta años.
Norteamericanos y españoles
En el viaje que en el mes pasado hizo de la Habana á Veracruz el va ñpor de la Compañía Trasatlántica Alfonso XIII, avistó cerca del triángulo del NO. los palos de un buque sumergido. El bu¬ que español se aproximó al náufrago. Era el pailebot norteamericano Con¬ test. que había salido de Pe usa col a para dueeudiiecaurrssee áa ilaa pesca, y. enu busoca de fon¬
ddeeaaddeerroo eemmbbiissttiióó eenn llooss bajos yy se fué á

mo por la mañana. Dice el parte de referencia que la si¬
tuación de Filipinas es deplorable. Añade que han llegado á San Francis¬

Tribuna Pública

co de California 22 soldados proceden¬ tes del ejército americano ¡le Filipinas,
los cuales se volvieron locos á conse¬
cuencia del clima y de las fatigas de la

CUESTIÓN MÉDICA
Introducción

guerra.
Afirma que el Gobierno de Washing¬ ton es objeto de vivas censuras por ocul¬
tar la verdad acerca del estado de cosas
en las expresadas islas. A medida que se van divulgando estos
hechos se advierte un cambio en la opi¬ nión pública contrario á la expansión co¬ lonial. y particularmente á la posesión del Archipiélago magallánico por los Es¬
tados Unidos.

Por el incremento que vá tomando este asunto, y por la gravedad que en¬ traña. se hace preciso deslindar terre¬
nos. á fin de saber las condiciones de
cada cual, y poder sacar luego el mejor fruto posible.
La cuestión de vida y muerte es y ha sido y será en todos los tiempos, lo que
más de cerca escite el ánimo humano.
Ante el peligro de vida, los cabellos se erizan, y el más valiente desfallece.

Por una parte tenemos á seis señores

Médicos, que si queréis serán modelo

De la Península

de honradez, hombres de buena fé y
de perspicuo juicio; pero decididos al

parecer á imponerse á todo trance á in¬

Trabajo regularizado

finidad de familias; y por otra parte ve¬

mos á una muchedumbre exaltada; y

j La Gaceta del lunes publica la siguien- (^sPue^ta> Por creerse que le asirte pie-
te Y R) ea1l ord»en d1e1l m‘ini*sterio do Ha¬ na razón, á no cejar en sus pretensiones,

cienda:

á pesar de amenazas, venganzas y re¬

«Con objeto de regularizar el trabajo que prestan los obreros en las propieda¬ des. minas, fábricas y demás estableci¬ mientos del Estado dependientes de este ministerio, fijando de una manera uni

vanchas creadas y por crear.
Ante el conflicto que se asoma y la tempestad resonando, es necesario enta¬ blar parlamento; exponer motivos y ra¬ zones, hacer luz; y después desecharla

forme y con carácter definitivo el núme- siniazón. acogiendo lu justicia y dicien-

ro de horas que ha de constituir

el-

-

jjor- -

nal diario y el aumento equitativo y

proporcional que sobre el precio de

aquél debe concederse á los obreros,

du'u* <<V^M porque eres digna.»
Ahora señores parlamentarios os eeilo la palabra, prefiriendo al que no le due¬ len prendas.

cuando las necesidades ó conveniencias
del servicio aconsejen la prolongación de las horas ordinarias de trabajo;
El Rey [q. 1). g.) y en su nombre la Rei¬ na Regente del Reino, se ha servido dis¬
poner que la duración del trabajo equi¬ valente al jornal establecido como ordi¬
nario en todos los establecimientos de
la Hacienda | ública sea de ocho horas,
y cuando ex •ede de este límite se pague por cada hora una octava parte más del jornal estipulado.»

MiiNSAJF.RO.
Crónica Local
Agradable velada se celebró el domin¬ go próximo pasado por la noche en la sala del Círculo Sollerense. El profesor palmesano de guitarra señor Calataynt
hizo alarde de su saber tocando con sin

abona el valor de los sellos aunncqiue teenn¬-
gan treinta años de antigüedad, siem¬ pre que se presenten con la libreta de
criada, en debida forma.
El sello semanal ha venido á ser. gra¬ cias á una ley digna de imitación un

ttéérrrraa.. Cuando las guerras sostenidas por
Luis XIV en los últimos años de su rei-
nado, la plaza de Cremona“ . perteneci!e“n“¬
te entonces á los franceses, fué una no¬
che sorprendida y asaltada por los re¬

pique. Ocho hombres componían la dotación
del pailebot. Sobre unas peñas sufrieron dos días de angustia. De allí los recogió
ron, por orden del capitán Deschampa, cuatro tripulantes del Alfonso XIII, á

o
La telegrafía sin hilos en España
Por Real decreto se ha autorizado al «Sr. Ministro de la Gobernación puraque,
prescindiendo «le las formalidades de

igual maestría, un número de piezas qne le valió entusiastas aplausos de la nu¬ merosa concurrencia qne llenaba por
completo todo el local.

verdadero seguro para enfermedades y
para la vejez de millares y millares de
infelices criadas.

gimientos imperiales. La guarnición, vuelta del primer momento de estupor, se defendió valientemente y tras un

cuyo bordo fuero conducidos. El pasaje español completó la obra de
salvamento de nuestro barco; regaló á

subasta, se adquieran dilectamente cua¬
tro bobinas Ruhmkorff, sistema Newton,
con ios accesorios necesarios, destinadas

Despidióse de nosotros días pasados
el torrero del faro de «Punta Grossa»,
nuestro querido amigo D. José T n asa,

SÓLLEH

3

quien, habiendo obtenido el retiro, pasa
á residir en Andraitx, su pueblo natal.
Sentimos la ausencia del Sr. Terrasa
y deseárnosle pueda por mucho tiempo
disfrutar la jubilación que en pago de sus relevantes ^servicios sq le ha conce¬
dido.
En virtud de lo dispuesto en la ley electoral vigente, se han empezado en la Secretaría del Ayuntamiento los traba¬
jos preliminares para la rectificación
anual del conso de población. Como hay bastantes individuos que á
pesar del largo tiempo que llevan de re¬
sidencia en esta localidad, no figuran continuados en las listas de los electores,
y según tenemos entendido se desea
efectuar la expresada operación con la mayor legalidad y pureza posibles, in¬ cluyendo en el mismo los que tengan de¬ recho á ello y excluyendo los indebida¬ mente continuados, nos recomiendan lo hadamos público para que los que se en¬ cuentren en el primero de dichos casos
puedan pasar por las oficinas municipa-
jes antes del día 5 del próximo mes de Abril, con el fin de hacer la oportuna re¬
clamación.
En atenta circular, cuyo envió agra¬ decemos, nuestro distinguido y particu lar amigo y ex corresponsal del Sóller en Francia, D. Guillermo Colom, consig¬ natario del vapor «León de Oro» en Cette, nos participa haber cedido, desde l.o de Enero del presente año, su casa de comercio á sus dos hijos, D.. Mateo y D. Jaime, quieues, con el fiu de dar ma¬
yor extensión á sus negocios, han forma¬
do sociedad con D. Juan Cantó, comer¬ ciante en Cette, muy ventajosamente conocido de muchos de los paisanos nues¬
tros que comercian con vinos en la veci¬
na República. La nueva sociedad, bajo la razón so¬
cial: Colom fréres y J. Cantó, continuará
ocupándose en mayor escala aún, del
mismo negocio de consignación de vapo¬ res y tránsito de toda clase.
Le deseamos el mismo] acierto y la misma suerte en sus operaciones que los
tuvo su antecesor.
* **
Al mismo tiempo, nos hace saber don Mateo Colom, hijo mayor del referido D. Guillermo, su próximo enlace con Mlle. Marie Morís, hija de un comer¬ ciante muy conocido en Cette.
El casamiento se efectuará á últimos
de Abril venidero, y dice que en su via¬ je de bodas vendrán á visitar á su nu¬ meroso parentezeo de esta villa.
En esta ocasión,'tendremos el gusto de saludar á la simpática pareja, á la que anticipadamente enviamos nuestros me¬ jores votos de felicidad eterna.
Uu operario llamado Gregorio Mut que trabajaba en la carpintería que en
la calle de la Gran Vía posee nuestro
particular amigo D. Miguel Colwm Ma yol, tuvo la desgracia el martes de esta semana, de que una máquina le cogiera
la mano derecha lastimándosela completa¬
mente. Seguidamente fueron llamados los médicos señores Serra y Conte, quie¬ nes practicaron al paciente la correspon¬
diente cura.
Sabemos que éste sigue relativamente bien, de lo que nos alegramos.
La sociedad deportiva Círculo Solle-
rense trata de celebrar el tercer aniver¬
sario de su fundación de una manera
bien sencilla y modesta en sumo grado.
En el año anterior hubo un verdadero
derroche de fiestas para todas las clases y para todos los gustos, y en el presen¬ te, los festejos, serán expresamente para los socios, se celebrarán dentro el propio local que ocupa la sociedad y consistirán
en una velada literaria-musical que ten¬ drá efecto en la noche del 30 del actual
mes de Marzo, ó sea el mismo día de
Pascuas.
Podemos adelantar que tomarán parte
en la velada la geute vieja dol pueblo,
como también alguna nueva, que ya en otras ocasiones ha sabido honrar las co luuinas de nuestro semanario coa sus
bien estudiados trabajos, y fiualmente coadyuvarán al mayor esplendor de la b&sta la orquesta que dirige el entusias¬ ta D. Lorenzo Marqués y la banda de guitarras y bandurrias denominada La

Estudiantina Sollerensa á cuyo frente se halla el inteligente cfínateur D. Bernardo
Galinés.
El señor Gobernador civil, de acuerdo con lo propuesto por la Comisión mixta de Reclutamiento, ha señalado á cada pueblo de esta provincia el día en que deberá tener lugar el juicio de exencio¬ nes alegadas por los mozos comprendi¬ dos en el reemplazo del corriente año y para las escepcioiies concedidas á los re¬ clutas pertenecientes á los de 1899 y
1901. Para la revisión de ellas ha corres¬
pondido á Sóller el día 16 del próximo
mes de Abril.
Hizo su début en la noche del martes de esta semana el orfeón de la «Defenso¬
ra Sollerense» que apenas han cumplido dos meses que fué fundado.
Pasó á obsequiar con agradables sere¬ natas al Sr. Alcalde D. Juan Puig; al
Presidente honorario de nuestra socie¬ dad de socorros mútuos don Antonio
Ensefiat; á los señores D. José Eorteza, D. José Canals y D. Gabriel Martí, Pre¬ sidente, Vice-Presidente y Depositario, respectivamente, de la misma, por ser la víspera de la fiesta onomástica de los dos primeros y celebrar ésta el último; y á D. Salvador Elias que también en di¬
cho día celebraba la festividad de su
santo.
Cantóse en dichas serenatas con bas¬
tante afinación, bajo la batuta de don Lorenzo Marqués, las piezas Saint ais cantors, S’ estrella de s auba, Flors de Maig y El Sereno, que fueron justamen¬ te celebradas por la numerosa concu¬
rrencia. Los orfeonistas fueron á la vez obse¬
quiados por todas partes de una manera espléndida.
* +*
El miércoles por la noche pasó el or¬
feón de referencia á dar una serenata en la finca Can Vives donde tiene su mora¬
da D. Antonio Pastor Bauzá, en cuyo
dia celebraba la fiesta de su santo la dis¬
tinguida señora de nuestro amigo. Fueron obsequiados por la familia
Pastor, con cigarros dulces y licores los individuos que componen la mencionada
masa coral.
Con todo el esplendor de los años ante¬ riores, se celebró el pasado miércoles, en esta iglesia parroquial, la fiesta dedicada
al Patriarca San José. En el oficio ma¬
yor se cantó por la música de capilla la misa del maestro Hernández, pronuncian do después del Evangelio, un elocuente panegírico del Santo D, Sebastián Do-
menecli, Pbro. Por la tarde, después de completas,
se verificó la procesión que recorrió las
calles de costumbre. La asistencia de fieles á los menciona¬
dos actos lo mismo que á las completas, que se cantaron también con música en la noche anterior, fué muy numerosa.
El jueves por la tarde hizo escala en este puerto el vapor «Isleño» procedente de Palma. Llevaba ya buen número de sacos de almendrón, vino y otros artícu¬ los, y después que hubo tomado una bue¬ na partida de naranjas salió directamen¬ te para Cette y Marsella en la mañana
de ayer.
En la mañana de hoy se ha verificado en la iglesia parroquial de esta villa con toda solmnidad la ceremonia de primera comunión, habiéndose acercado á recibir el Pan de los ángeles 98 niños y 99 ni¬
ñas.
Después, y siguiendo la costumbre de todos los años, los curiosos se han agol¬ pado en la Plaza de la Constitución y calles de Bauzá y Rectoría, para ver pa¬ sar á aquellos, que se dirigían á la casa rectoral, donde han sido obsequia¬
dos con el tradicional rollo y una estam
pa alusiva al acto reliogioso que acaba
ba de celebrarse.
Conforme anunciamos en nuestro an¬
terior numero, salió con rumbo á Barce¬
lona y Cette el sábado último por la no¬ che, el vapor de esta matrícula «Leóu de
Oro», llevándose varios pasajeros y abun¬
dante carga.
De regreso de su viaje ha dado fondo

en nuestro puerto esta mañana, habiendo sido portador de numerosos efectos prooedentes de la ciudad condal y de algún pasaje.
Según informes que tenemos, podemos anunciar qué dicho buque saldrá nueva¬ mente para los puertos de itinerario el próximo lunes á la hora de costumbre.
Ya decíamos en nuestro último núme¬
ro que se confiaba obtendría una alza positiva el precio de la naranja y así ha resultado, pues actualmente se paga el dorado fruto á 7’50 pesetas la carga.
El precio del limón no ha tenido va¬ riación alguna, por lo cual continua siendo el de 8 pesetas la carga.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 15 Marzo 1902.
La presidió el Sr. Alcalde don Juan Puig, y asistieron á ella, convocados por segunda vez, los concejales señores don Ramón Casasnovas, D. Juan Pizá, don Jaime Marqués, D. Jaime J. Joy, y don
Jaime Valls. Se dió lectura al acta de la sesión an¬
terior y fué aprobada. Entrando á despachar los asuntos que
figuraban á la órden del día, se dió cuen¬
ta de una instancia de D. Damián Ca¬
nals Mayol en la que pide autorización para modificar dos ventanas de la planta baja de la casa n.° 19 de la calle de la Alquería del Conde. Enterada la Corpo¬ ración acordó conceder el permiso soli¬ citado con arreglo á lo informado por la
Comisión de Obras.
Se dió cuenta de una instancia pro¬
movida por D. Mateo Colom Rufián co¬ mo encargado de D. Francisco Arbona Marqués, solicitando permiso para cons¬ truir una zanja en la calle de San Rai¬
mundo de Peñafort de la barriada del
puerto para extraer la humedad de la
casa o.° II de dicha calle. Enterada la
Corporación, de acuerdo con lo informa¬ do por la Comisión de Obras, acordó conceder el permiso solicitado, con la obligación por parte dei solicitante de dejar el piso de la calle, una vez ejecu¬ tadas las obras de que se trata, en el mismo estado que actualmente tiene.
Se dió cuenta del convenio estipulado entre la Comisión nombrada por este Ayuntamiento en la sesión del día l.° del actual y el Director Gerente de la
suciedad «El Gas» referente al alumbra¬
do público. Este lia de quedar estableci¬ do en la siguiente forma, según el con¬
venio de referencia: Se encenderán los faroles todos los días inedia hora des¬
pués de puesto el sol, permaneciendo en¬ cendidos hasta las veinte y tres en todo el año, y desde esta hora hasta una an¬ tes de la salida del sol, los faroles-guías que se dejan encendidos en la actuali¬ dad. El Ayuntamiento tendrá, no obs¬ tante, la facultad de prolongar las horas de alumbrado general siempre que lo estime conveniente y por el tiempo que bien le parezca. En tal caso, deberá cada vez pasar aviso por oficio al concesiona¬ rio con dos horas de anticipación por lo menos á la de empezar la encendida del
alumbrado. Las horas de encendida del
alumbrado general y las de apagada de los faroles-guías se variarán los días 1.° y 16 de cada mes. La media hora des¬ pués de la puesta del sol y la hora autes de la salida de que se ha hecho mérito se tomarán de la en que resulte ponerse y salir los días 8 para la primera quin¬ cena y 23 para la segunda de cada mes,
como término medio resultante. Cada una de las partes contratantes
tendrá derecho en todo tiempo de res¬ cindir el nuevo convenio y optar otra vez por el sustituido avisándose mutua¬ mente con nu mes de anticipación.
El Sr. Marqués, individuo de dicha Comisión, usó de la palabra para mani festar que al estipular el referido con¬ venio, habían procurado llegar á una avenencia provechosa para ambas enti¬ dades sin que saliera muy gravado el erario público, esperando cou ello que¬ darán corregidas las defieeneias que se notaban en el servicio del alumbrado,
las cuales eran motivo de la censura ge¬
neral. En lo que ha tenido la Comisión especial cuidado al estipular el convenio, ha sido en dejar margen para que pudie¬ ra ser rescindido en todo tiempo por cualquiera de las partes contratantes,
lo que permitirá al Ayuntamiento intro

ducir la mejora por vía de ensayo y cuan¬ do la considere gravosa ó perjudicial para el interés público, optar otra vez por el sistema hasta hoy seguido.
Enterada la Corporación, después de las manifestaciones del Sr. Marqués, acordó aprobar la modificación introdu¬ cida en el vigente contrato para el sumi¬ nistro del alumbrado público, cuya modi¬ ficación empezará á regir desde luego.
Se dió cuenta de una instancia fecha
27 de Febrero último promovida por va¬
rios vecinos de la barriada del «Selleí»
cu la que exponen que en vista del nú¬ mero considerable de personas que han fijado su residencia en dicha barriada, consideran muy urgente y de suma nece¬
sidad la urbanización de las calles del
referido ensanche para que los habitan¬ tes del mismo no se vean por más tiempo

al acto, el Pbro. D. Sebastián Dome-
nech.
Viernes, dia 28.—A las ocho y media se rezarán las horas menores y después se verificará la función propia del dia, cantándose el Passio, según S. Juan. Por la tarde se cantarán maitines solemnes;
y por la noche, tendrá lugar el Descen¬ dimiento del cuerpo de N. S. Jesucristo con orquesta: terminada la ceremonia, se celebrará la acostumbrada procesión, seguida de la piadosa meditación, sobre la Soledad de María, con orquesta en los
intermedios.
Sábado, dia 29.—Se celebrarán las funciones de cultos que la Sagrada Li¬ turgia prescribe, con la misma solemni¬ dad que en los años anteriores.

privados de gozar las ventajas que tal medida les reportaría; por lo cual supli¬ can al Ayuntamiento se sirva acordar la
urbanización del mismo. Abierta discu¬
sión sobre el contenido de dicha instan¬
cia, la Corporación, teniendo en cuenta las razones expuestas y considerando que un núcleo tan importante de pobla¬ ción no puede permanecer por más tiem¬ po en un estado de inferioridad tan ma¬ nifiesta respecto al demás casco de la población; considerando que dado el trans¬ curso de tiempo que las calles de dicho
ensanche se hallan abiertas al tránsito
público y que un crecido número de ve¬ cinos habita en el mismo, por lo que el Ayuntamiento se cree con derecho á in¬ cautarse de los terrenos que ocupan la
superficie de dichas calles, para proceder
cuanto antes á su urbanización, alcanta¬ rillado y rasante, acordó dirigir una co¬ municación al dueño á quien pertenecían
los terrenos en donde se halla situado el
ensanche de referencia, para que mani¬ fieste, si lo tiene á bien, los motivos ó derechos que considere puedan asistirle si quiere oponerse á la incautación y realización por parte de este Ayunta¬ miento de aquellas obras de interés ge¬ neral que con insistencia solicitan aque¬ llos habitantes, para en su caso proceder á lo que haya lugar.
Se aprobó el traspaso de la sepultura n.° 454 del cementerio católico, hecho por su poseedor á favor de D. José Forteza Aguiló.
Se acordó proceder á la reconstrucción
de un muro de contensión en el camino
de Fornalutx.
También se acordó construir un pretil
en el camino de «Binidorm».
No habiendo otros asuntos de que tra¬ tar se levantó la sesión.

Registro Ovil
Nacimientos.
Varones 1.—Hembras 1.—Total 2
Matrimonios
Ninguno.
Defunciones
Dia 17, D. Rafael Mayol Pastor, de 68 anos, casado, Sta. Catalina, (Puerto).
Dia 19, Catalina Ripoll Canals, de 23 meses, calle de la Rectoría.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 15.—De Mahón, en 2 dias, paile¬ bot Unión, de 53 ton. pat. D. J. Ense¬ fiat, con 6 mar. y trigo.
Dia 18.—De Agde, en 2 dias, laúd Esperanza, de 32 ton. pat. D. J. Vicens, con 5 mar, y lastre.
Dia 20.—De Palma, en 1 dia, laúd Internacional, de 27 ton. pat. D. J. Fleixas, con 6 mar. y lastre.
Dia 20.—De Palma, en 5 horas, vapor Isleño, de 314 ton. cap. D. R. Pifia, con 24 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 15.—Para Agde, laúd S. José, de 38 ton. pat. D. Jaime Mayol, con 5 mar. y frutas.
Dia 15.—Para Barcelona, vapor León de Oro, de 125 ton,, cap. D. G. Mora, con 17 mar. pas. y efectos.
Dia 20.—Para Capdepera, laúd Inter¬ nacional, de 27 ton. pat. D. Jaime Fleixas, con 6 mar. y lastre.
Dia 20.—Para Valencia, laúd Nues¬ tra Señora del Carmen, de 47 toü. pa¬ trón D. Pedro Cardell, con 6 mar. y ce¬
mento.

Dia 21.—Para Cette, vapor Isleño, de

314 ton., cap. D. R. Piña, con 23 mar. y

CULTOS SAGRADOS

efectos.
Dia 21.—Para Barcelona, pailebot Los

En la iglesia parroquial.—Mañana, do¬ mingo, dia 23, á las nueve y media, se cantarán las horas menores y después tendrá jugar la bendición de las palmas y ramos; y, hecha la distribución de los mismos, se verificará la procesión de cos¬ tumbre, cantándose en seguida la misa mayor con el Passio, según San Mateo. Por la tarde, después de vísperas y de la bendición con la Vera-cruz, se practica¬ rá el ejercicio del Via crucis, con sermón
en cada una de las estaciones.
Lunes, dia 24.—A las siete, durante la celebración de una misa, se verificará el ejercicio mensual en honor de S. Bar¬ tolomé. Al anochecer, se dará principio
á un devoto triduo en honor de Jesús

Amigos, de 28 ton. pat. D. A. Marqués, con 5 mar. y efectos.
Dia 21.—Para Barcelona, pailebot. Unión, de 53 ton. pat. D. J. Enseñat, con 6 mar. y lastre.
Dia 21.—Para Agde, laúd Esperanza, de 32 ton. pat. D. Juan Vicens, con 5 mar. y frutas.
VENTA
Se desea vender una casa situada en
punto céntrico de la calle de Isabel II (calle Nueva) la cual reúne buenas con¬ diciones por hallarse en estado de nueva.
En esta imprenta informarán.

Crucificado y de su Dolorosa Madre, con meditación y orquesta; y seguirá en los
días consecutivos á la misma hora.
Martes, dia 25.—A las nueve y media, se cantarán horas menores y después la misa mayor con el Passio, según S. Mar¬ cos. Por la tarde, después de Completas, habrá sermón, sobre el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios.
Jueves, dia 27.—A las nueve y media, se rezarán las horas menores y después

BANCO VITALICIO DE ESPARA
Seguro» de vida, y aooideates
El hombre asegurado vive tranquilo, pues ¿queréis tener la conciencia tran¬ quila siu preocuparos del bienestar futu¬ ro de vuestros hijos? Aseguraos.
Agente en Sóller, Salvador Elias.

se cantará, á toda orquesta, la misa ma¬ yor; con la comunión acostumbrada. Ter¬ minada la misa, será colocada con so¬ lemne procesión la Sagrada Forma en la Urna del Monumento. Por la tarde, se cantarán maitines solemnes; y al ano¬ checer saldrá del oratorio del Hospital
la procesión propia del dia, visitando las iglesias de ésta parroquia. Terminada la procesión, tendrá lugar en el templo pa¬ rroquial, la ceremonia del Lavatorio,

VENTA
A voluntad de su dueño se desea ven¬ der una casa señalada con los números
19, 21 y 21 bis de la calle de la Victoria y números 22, 24, 26 y 28 de la calle de Palou, de esta localidad.
Para más informes dirigirse á su due¬ ño, que vive en la misma casa.

pronunciando después el sermón alusivo

4

SÓLLER

RED METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE BARCELONA.—1.' quincena de Mana

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RULLAN PERO.—CALLE DE SAN PEDRO

BAROMETRO MBES

VIENTO

¡intfcxrwma DIAS. Marana

Tirde

Can idad

Clasifica¬ ción.

Direcioa

Fuerza

Bar Ter. Bar. Ter. Mna Tde. Mna Tde. lililí! Tde

Tile

1 749 16 750 15 4 4 c. c.

2 750 16 750 16 0 0 0. 0. s,

3 751 16 755 15 4 4 c. c.

■ 4 751 16 751 15 6 6 c. c.

: 5 751 15 750 15 6 6 N. N.

i tí 749 14 749 19 8 2 N. N.

7 745 15 748 16 10 10 N. N.

120

. 8 750 15 751 15 8 0 N. 0.

: 9 753 14 753 14 0 0 0. 0.

fio 753 13 754 15 0 0 0. ü. fli 744 15 754 15 4 4 c. c.
112 755 15 755 15 6 6 N. y.

13 754 14 755 15 8 6 N, N.

114 754 14 755 i 14 8 0 N. 0.
115 755 14 759 14 6 4 C. c. — s.

TEMPERATURA PSICRÓMETRO

AQ
Al sol. soin tira
cS Máx Min Máx Min

Manana Seco Húm.

Ta rde Seco Hín;.

Observaciones

TO 26 8 19 10 17'0 14’0 10’8 84 3-4 26 8 16 10 16’0 13'0 164 13'0 1-6 26 '4 18 7 15'8 13’0 154 13*0 0-6 24 3 16 5 14’0 11’8 15’0 12*0 4-5 22 8 18 11 14’8 1T8 iG’O 13*0 2*0 22 11 16 10 14'4 12'0 15’8 12'0 TO 20 10 18 11 14’0 13*0 13’0 12’8 3*0 20 8 13 8 17’4 iro 14’0 12*0 4*5 26 3 17 5 15'0 13’4 15’8 124 2*0 26 3 18 6 13'8 1 TO 16’0 134 3-0 26 3 19 5 L6'0 13*4 17’0 14’0 1*6 26 9 15 10 14'8 13’0 14’8 13:8 T5 25 9 17 8 14*0 12'0 16’0 12’0 1‘6 26 6 16 8 13*8 12‘0 15’0 Í2’0 30 26 6 18 9 15’2 134 158 12’8

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmósfera Plvio.

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

lañetna.

s Máxi¬
ma.

Mini-
ma.

Tu fie.

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

metro
del Baró¬ metro. Grados

Baró¬ metro
Milí¬ metros

metro del
Baró¬ metro. Grados

Baró¬ metro
Milí¬ metros

Di re cción
Mna-

metro. n.° de vueltas
durante las
24 horas.

M,a

Tarde lilis,

vaporímet.
E

Obse

i 2T8 2 19*0 3 19*0 4 184 5 18*0 6 2T6 7 19*0 8 19*0 9 18*0 10 20*6 11 20 0 12 204 13 20*6 14 19*0 15 16*0

114 1T0
90 8*0 10*0 1T0 12*0 8*0 9*0 9*0 9*0 H*2 10*0 9*0 10*4

19*0 19*0 18*0 18*0 21*0 18*4 17*0 17*0 20*0 19*0 20*0 19*0 19*0 16*0 16*8

14*0 14*0 12*0 12*0 13*0 13*0 10*0 1T0 15*0 13*0 10*0
9*0 13*0 12*0 13*2

15*2 15*0 15*2 14*0 15*0 15*0 15*0 134 15*0 14*8 15*4 15*6 15*0 15*0 15*0

75 T3 16*2 755*3 15*8 756*5 15*0 754*7 15*0 75 T 7 154 750*0 15*0 743*9 14*8 751*0 15*2 755*6 16*0 752*4 16*0 753*7 17*0 754*3 15*2 756*7 15*6 760*4 15*0 762*0 15*4

752*3 so. so. 38.300 D. 755*7 so. 0. 33 005 D. 755*5 0. N. 30.095 D. 752*7 so. NE. 21.730 D. 749*7 s. S. 29.470 O. 749*5 E. E. 77.030 c. 743*0 — N. 119.425 c. 75T0 NO. NO. 74.355 c. 754*7 SO. O. 11.990 D. 752*0 -O. NE. 15.935 D. 754*0 N. N. 15.905 D. 754*0 O. O. 9.390 C. 757*9 SO. SO. 13.220 c. 760*0 NE. NE. 14.274 c. 76T6 NE. NE. 56.785 c.

D.

2*0

D.

6*0

D.

3*0

O.

2*0

D.

5*0

C.

6*0

C. 21’O 2*0

D. 24’O 3*4

D.

4*0

D.

5*0

D.

2*0

C.

2*0

C.

3*0

C.

2*0

D.

3*0

NOTA.—El barómetro se halla
están inmóviles: 1, débil, mueve
árboles, rompe las pequeñas ramas Nimbos; CK, Cirrocúmulos.

Los amando» que se inserten en esta sección pagaran: Hasta tres infiLTCiones á razón de 0‘05 pesetas la linea; hasta cinco inserciones a razón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á raz>B de 0‘02 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere e-1 número de lineas
de que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las líneas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho <5e

una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporcióon.

En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda.

Los tas y

comunicados los reclamos

y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ á razón de 0‘ 10 ptas. la línea del tipo en que se

cóm oongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.

.1.08 suscriptores disfrutarán una rebaja de nu 25 »»■
cierno

L' ASSiüDflATRIGE ITALIANA
Sociedad de seguros contra los
A€€I©MfE§ MWlJj fliMJ© ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras

La Ilustración Española y Americana. —La Moda Elegante.—La Ilustración
Artística.—El Salón de la Moda.—Album
Salón.—La Bordadora.—La Perla Ar¬
tística.—La Mariposa.—La Zapatería Ilustrada.—Sol y Sombra.—La Elegan¬ cia,—y otra infinidad de periódicos y revistas ilustradas de España sirve á sus abonados el «Centro de Suscripciones», sección tercera de «La Sinceridad», San Bartolomé 17,—SOLLER.

SERVICIO DECENAL
ENTRE

■«•■a ..'A-,. •.
ilTWV por el magnifico y

veloz

Vt,v v

Uvy-A -• 'v, ñ'—'üv*íi

VICE-VERSA

vapor

Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL OES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma,—Agente en Sóller, ARNALDO
CASE LL AS.
LADRILLOS HIDRAULICOS, BAÑERAS,
H0I1S, NIMBOS I Mil CUSE OS, OES 18 ÍÉIT0 ¡KTKIll

LA SOLLERENSE
DE
jrogjÉ cos-ii
CERBERE y PORT-BOU (Frontera fraBco-espaaoJa)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescarlos

LEON DE
Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes.
id.* Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id.
Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS. EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—D, Guillermo Colom, Quai Commandant Samary-5.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette. según el presente itinerario, conesponda al sabado ó día anterior á uno íestivo, la retrasará el vapor veinte y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

DE LA CASA
fWIM Y C.a de BARCELONA

Mr. Jean Estades, de Sóller, né-

laeiifi

gociant et propiétaire á Lézignan
tínico representante en Sóller: Miguel Colom, ca- (Aude), enverra gratis et franco des

Ile del Mar.

échantillons des vins de ea propre

DIRIGIDA POR EL PROFESOR
D, SALVADOR ELÍAS

récolte, garantís absolument natu-

lotel lestauraat del Universo
DE

rels, a ceux de ses compatriotes résidant en France qui en feront la
demande.

Clases especiales para la enseñanza práctica y teórica de CálcuL Mercantil, Teneduría de Libros, reforma y adorno de letra, y tod< lo perteneciente al comercio, según las vigentes leyes.

Vda. de j. serra

W 1 LA

Calle de 'Wves9

5

PIxAKA 9M PAJjACS0^8.-®AM€lE¡Ix®3irA
Ilospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬

POR EL
Vino Ukanado Pépsico
el©
J. TORRENS, Farmacéutico

¡CABELLO ABUNDANTE T ONDULADO

portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por

Hace
<

crecer

el

cabello

y

evita

su

caída;

le

devuelve

su

color

primi¬

tivo y natural. Quita la caspa y priva que se reproduzca. Mantiene

la cabeza limpia de todo insecto y mieróbio, pues es antiséptico por

escelencia. Cura toda enfermedad del cuero cabelludo y evita las que

se adquieren por contagio, como tiña pelada, etc.

procedimientos científicos bien ex

perimentados y acreditado como

Ptas. Cts.

HISTORIA DE SOLLER en sus relaciones con la general de Ma¬ llorca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno,
encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de
cobre en la Exposición Universal de Barcelona y con me¬ dalla de oro en la Exposición Balear de Sóller INUNDACION DE SOLLER Y FORNALUTX, ea 1885, capí¬
tulo adicional á la Historia de Sóller. Un tomo en 4.° de

20*00

un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada “diabetes.,,
PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENÍUM

DE VENTA: en perfumerías, droguerías y farmacias. UNICOS DEPOSITARIOS: Cortés hermanos, Barcelona (España).
LA SINCERIDAD
Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbona
San Bartolomé,- 17,-

120 páginas, encuadernado en rústica, premiadla con meda¬ lla de oro en la Exposición Balear de Sóller
CULTIVO DEL NARANJO en las Baleares. Obra de reciente
publicación, que forma un tomito en 4.° de 190 páginas* encuadernado en rústica, premiada con medalla de oro en las Exposiciones de Sóller y de Manaeor, y con medalla de
plata en la feria-Concurso de Barcelona
CULTIVO PRACTICO DEL ALGARROBO. Un tomo en 4.° de
158 páginas, laureada con iguales premios que la anterior. GUIA DE^ SOLLER. Un tomo ei 8.° menor de 152 páginas.
LITERATURA POPULAR MALLORQUINA. Gloses de ‘n Pau
Noguera y Riooil (á) Sarol, (Tona 1); de N* Andreu Coll
y Birnat, (ti) Tambó, (Tom II); y de VU S ibasti á Marqués y Ortegas, (de sa Portella) (Toril III). Es tres Toms valen . .
Véndense en la tienda de artí míos de escritorio de «La Sin¬
ceridad»—San Bartolomé, 17—SOLLER.

D75
1‘50 1£50 0*50
2*75

Con estas píldoras, preparadas
por J. Torreas, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (finjo blanco), la Anemia y Clorosis {colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬
rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DE VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller, Far¬ macia de J. Torrens.

SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES
Se hacen toda dase de impresiones A una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás traba¬ jos de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas, programas, carteles. circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬ dernaciones económicas y de lujo.
SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERÍA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬
nómicos á los de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado pava la confección de cajones de higos, y de seda piara la de cajas de na¬
ranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos •variados.para escritorios y oficinas, coronas, fiares artificiales y objetos para hacerlas, sacos y cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc., etc.
SOLLÜSE.—Imp áe «La Sinceridad».