Z\\ÑO XVII.--2.a EPOCfl.-NUM. 775
Z\\ÑO XVII.--2.a EPOCfl.-NUM. 775

SÁBADO 8 DE FEBRERO DE 1902

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: Sres. Bauza y Marqués,—Rué Rambuteau, 74,
PaTis.
América: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecibo— Puerto-Rico).

Fundador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS T ARBONA REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17
—«g» SOLLER (BhIbsiss) ❖—

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0,’50 pesetas al mes.)

Extranjero: 0’75 francos id. id. jPAG0 adelantado.

Número suelto OTO pesetas.—Id atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autoras.

Sección Literaria
LA ÚLTIMA PESETA
En una de las más ricas ciudades del
norte de España vivían tres hermanos
que lograron hacer en América fabulo¬
sas fortunas.
A muchos millones de pesetas alcan¬
zaba el capital de cada uno de ellos, y, ó. pesar de ser tan ricos, vivían los tres solteros, en una miserable casa, al cui¬ dado de una pobre mujer á quien lla¬ maban vulgarmente la criada de lo» in¬
dianos.
No tenían los tres más pariente que wna hermana carnal, con la que se ha¬ llaban regañados porque se casó á dis¬
gusto de ellos, y aun cuando quedó
viuda, llevaron su animosidad al extre¬ mo de no favorecerla ni siquiera escri¬ birla; permitiendo que sufriese mil pe¬
nalidades.
Al cabo de algún tiempo, murió en la miseria esta desgraciada, dejando en la orfandad y en el mayor desamparo á un
niño de cuatro años.
Cuando los tres indianos tuvieron no¬
ticia de lo sucedido, sintieron nacer en
su alma el remordimiento de su cruel
conducta para con su hermana, y con
objeto de reparar, en lo posible, su falta y de acallar su conciencia, acordaron ser los protectores de aquel niño y no casarse ninguno de los tres á fin de que
les heredase cuando ellos muriesen, lo
cual no podía dilatarse mucho porque ya eran bastante viejos y estaban muy achacosos á consecuencia de sus pasados
trabajos.
Mandaron, pues, por el niño; le reci¬ bieron con grandes muestras de afecto y al poco tiempo era el sobrinito ei en¬ canto y el recreo de los tres indianos.
El niño, que se llamaba Amadeo, co¬ mo el mayor de sus tíos, aun cuando es¬ tuvo á cargo de buenos preceptores no pudo vencer los perniciosos efectos del
inconsiderado mimo de sus tíos, los cua¬
les le daban gusto y le consentían de tal manera, que la pobre criatura se hizo voluntariosa y casquivana hasta el pun¬
to de ser intolerable.
Falleció el mayor de los indianos de¬ jando su fortuna al hermano que le se¬ guía. y después murió éste, legando sus riquezas al más joven, que acumuló en sus arcas tantos y tan grandes bienes que solía llamarle todo el mundo el be¬
cerro de oro.
Cuando éste fué viejo, llegó Amadeo ásu mayor edad, pero el tío que, á pe¬
sar de ser archimillonario. era muy ta¬
caño. comenzó á regatear al sobrino la pensión que le tenía asignada y tasarle
los gastos, diciéndole:
—Cuando yo muera serás amo de todo
y harás entonces lo que mejor te plazca.
Por esta causa se hallaba el sobrino
deseoso de que muriera su tío, con tales ansias y afanes, qjue llegó éste á perca¬
tarse de la codiciosa intención de su he¬
redero. Despertóse entonces, entre ellos, una animosidad secreta y profunda, ali¬
mentada constantemente por las reyer¬
tas que sostenían y por las intrigas de la criada que veía en el sobrino el usur¬ pador de lo que ella había soñado que
podría heredar con el tiempo.
Sin embargo, el tío no se atrevió á romper el sagrado compromiso de dejar por heredero á su sobrino, porque el
sentimiento más venerable de su alma
se cifraba en respetar la voluntad de sus
difuntos hermanos y aquel expreso pac¬
to de familia; pero el odio que sentía
hacia Amadeo, era tan grande que le
instituyó su heredero á condición de que había de gastar, todos los años, la
renta de tres millones de pesetas á que ascendía la de su fortuua, de suerte que. 8i el día 31 de Diciembre de cada año le sobraba un solo céntimo de los tres mi¬ rones ó lo gastaba de más, había de pa¬
sar la herencia á manos de cierta comu¬ nidad religiosa.

Murió, por fin el tío, y recibió Ama¬ deo los bienes que le estaban destinados sin penetrarse del terrible alcance y de la malignidad que encerraban las cláu¬
sulas del testamento de su tío.
Los albaceas testamentarios tenían
derecho de inspección en las cuentas del rico heredero y éste no podía gastar un solo céntimo sin que justificara su em¬ pleo por medio de algún recibo ó docu¬ mento autorizado, por lo cual el infeliz
Amadeo vivía tan esclavo de esta inso¬
portable contabilidad que no podía go¬ zar á su sabor de su riqueza.
Además de esto, los albaceas reco¬
mendaban á sus agentes la más escru¬ pulosa vigilancia y éstos se reemplaza¬ ban cada seis horas siguiendo sin cesar al desdichado Amadeo, que á cada paso renegaba de aquella fiscalización imper¬
tinente.
De todos los gastos de Amadeo saca¬ ban los agentes de los albaceas minucio¬ sas notas; le amenazaban todos los días con las tremendas sumas que aparecían en sus carteras y cuando se aproxima¬ ban los últimos días del año, Amadeo
se veía en la necesidad de calcular basta
el último céntimo lo que había de gas¬
tar diariamente.
Llegó, por fin, el 31 de Diciembre del primer año en que Amadeo fué dueño de su fortuna, y en uno de los espléndi¬ dos salones de su palacio comenzó á su¬ mar, ante los albaceas, los gastos hechos durante los doce meses del año y á con¬ frontar sus notas con las que tenían sus guardianes.
Después de largas horas de trabajo, resultó que había gastado en el año 2.999.999 pesetas, de suerte que le era preciso gastar una peseta antes de que dieran las doce de la noche, porque de lo contrario pasaba su fortuna á manos de sus enemigos.
Fué presuroso al arca de hierro donde guardaba sus caudales, y vió que, con efecto, la peseta se hallaba escondida en
un rincón.
Sacó el reloj, cuya manecilla indicaba que aún podía disponer de ocho minu¬ tos y, seguido de los albaceas. se lanzó á la calle para emplear en seguida aque¬ lla pequeña cantidad.
Todas las puertas estaban cerradas. En las tiendas, cafés y tabernas de aquel barrio aristocrático la gente se recogía
temprano. Amadeo recorría las calles como un
loco con la peseta en la mano sin saber en que gastarla. Los albaceas iban tras él jadeantes para dar fe de lo que suce¬
diera.
Llamó al fin á la puerta de una botica cuyo mancebo se despertó aturdido ante
ei incesante campanilleo. —¿Qué desea usted'? —Cualquier cosa; una peseta de pasti¬
llas, de jarabe, de arsénico... de lo que quieras.
El mancebo sospechando que se las
había con un loco ó con un chusco, en¬
tornó de mal humor el ventanillo, di¬
ciendo:
—Vaya usted en horamala... Estas son cosas muy sérias para tomarlas á
broma.
—Por Dios, deme usted una peseta de sea lo que fuere.
—No tengo esa medicina.
—Mañana te daré mil duros.
— Fuera de aquí, ¡borracho! En aquel momento sonó la primera campanada dé las doce de la noche, y Amadeo cayó desmayado en brazos de
los albaceas. De este modo se realizó la venganza
del difunto indiano.
Rafael Torromé.
LA MÚSICA
De música alegre los sones oyendo,
conforme animado crecía el compás, sentí la tristeza mi sér invadiendo,
recuerdos alegres el alma sintiendo de tiempos atrás.

Sus ojos azules, sus ojos de cielo el canto siguiendo con dulce avidez, á par me infundían delicia y consuelo; más ¡ay! que harto presto pararon su vuelo,
¡cegaron tal vez! Sus ojos azules brillando veía,
conforme animado crecía aquel son, creí que me hablaba, creí que la oía, creí de su labio que el eco traía
la alegre canción. En tiempos pasados los dos la escuchamos, su ritmo supimos los dos repetir, boy la oigo yo solo, ya no la cantamos, y es triste, muy triste, si juntos no vamos
sus notas á oir.
Recuerdos hermosos de noches de estío,
cadencias hermosas de un himno de amor,
hoy lánguidas llegan á un pecho más frío, más solo, más triste que un lecho vacío
que guarda el dolor. Si no es para el alma que goza en su acento
¿á qué su harmonía, sus notas, su son? igual que en la selva silbidos del viento,
tendrá la amargura de triste lamento ya alegre canción.
Pedro de Répide
SA FELICITAT
(rondaya original)
Hei havía un Rei, qui no parava faves, tot al contrari d’aquell, sino qu’amb pell y tot sabía trobar-les es saborino.
Idó aquest Rei. dic, se donava sa gran vida; tot eren balls y reunions, y anava a fe bones cassades p’els seas boscs in¬ mensos. y viatjava ferin per s’extrangé.
En fi. que se pTocurava totes ses diversions possibles y encara més, per
distreurer-se.
Pero els negocis de govern el me te¬ men preocupat fort ferm; per aixó. tractava de devertir-se y oblidá els assuntos, empero no ho conseguía. Amb una pa-
raula, no era í'elís. Els seus ministres li aconseyaven que
deixás sa corona y que se retirás a sa vida privada, aont, deieti ells. trobaría
es ben está,.
Peró no ho feien per altra cosa, més que per veure si els ho deixaria amb ses seves mans y. llavo... tot uniría bé (per ells).
El Rei heu pensava y heu tornava pensá, peró no se determinava. per pó de que no fos pitjó. Al cap y a la fi, resolgué que. com que no tenía cap fiy. deixaria es seu Reine, an es qui se casás amb sa se va fiy a.
Era aquesta no de lo més guapa, pe¬ ró... era. fiy a de Rei y per aixó no li fal¬ taren pretendents; en tengué més que no en volgué.
Asafiyad’el Rei no n’lii agradava cap de tots quants s’en presentaren, lo que fe i a posa el Rei de més mal humó cada vegada.
Al cap de poc temps. esclatá una gran guerra amb una nació vehiua, sobre
11 i n des.
El Rei prová d’anar-hi per veure si li topava y després. si guanyava. per ven¬ tura liauria conseguit essé ditxós.
Se posá en es cap de s’exértdt, un pa¬ rey de mi lenas d’hornos valents y forcarruts. y s’en aná a lluitá amb s’enemic.
Al cap darré se firmé sa pau, després d’ un parey d' anys de derrotes y victories alternades. y l’homo torna ambla mitat no més d’els qui eren partits amb el 1, peró més trist encara perque no havía conseguit es seu objecte.
Si es ve que sa sort no l’afavorí. tampoc el desamparé, y no guanyant ni perdent. se quedá lo rnateix qu’abans;
encara no era fe lis.
Quant arriba se feren grans festes amb honor seu. peró ell no s’en fe i a cas. preocupat cada vegada més perque no
trobuva sa felicitar..
Fins qu’ un día digné a sa sevn fíya: Peró fiyeta. ¿encara no t’ lias determi¬ nada a casar-te? ¿encara no has trobat un partit qui te convenga, de taots com n’ hi ha? Fiyeta nieva, jo no sé qué es¬ peres. Per altra part, jo necessit descan¬

sa y deixá es trono a una persona de sa meva confianca, y ¿qui més indicat qu’ es teu espós? Digués, ¿que no t’agrada¬
ría essé Reina?
Sa princesa tombá es coll. com que di que faría sa voluntat de son pare, y que se casaría amb so qu’ell designás. El Rei va pareixe estar-ne contení. Peró com qu’ell no designaría a qualsevol y endemés també mirava un poc per ell, va fe uns edictes, diguent que se casaría amb sa seva fiya y sería hereu d’es tro¬ no y de sa seva fortuna, es qui li trobás
sa vertedera felicitat.
¡Ja ho cree que s’en presentaren d’
embusteros!
Uns li deien qu’els teatres. els altres que es viatjá. y fins y tot n'hi va havé qualqu’un qui li aconseyá qu’es joc y
es beure el distreuríen.
Peró ell ja ho havía provat tot, y no n’ admetía cap de tots aquests, per
genre.
A la fi s’en presenté un, un día, qui pareixía qu’anava acertat. Peró tenía aspecte tant miserable, qu’el Rei casi va está a punt de no deixar-lo parla.
Peró tant y tant s’hi empenyá aquell homo, que va essé escoltat.
¿Que dirieu que va proposá? ¿Aont vos pareix que digné qu’era sa
felicitat?
Idó digné que le tenía a ca-seva y que la cediría de molt bou gust an el Rei. si cumplía els pactes.
Ja ho cree, qu’el Rei hei consentí, quant sentí esplicar-se aquell homo!
Aquest era un jove molt mal vestit. rústic; amb una parauia, era un pastó
de sa montanya. El Rei va aná a ca-seva. qu'era una
caseta an es peu d* una montanyoia sense més moblatge qu’ una estormía y un parey d’olles.
S’indumentaria d’es pastoret no era més qu’ una pellica de cabra y un fabiolet de eanya, y sa seva riquesa un pareyet d’auveyes qui pasturaven per allá
prop.
Entré el Rei tot sorprés y se convencé de qu’es pastoret havía dit vé.
Allá dins. eu aquel! recó. estava sa venadera felicitat, encalentint-se devora es Toe. y escoltant es só alegre d’es fabiolet y es reuou sempre igual d’els pi¬
careis de ses auveyes...
El Rei cumplí es seu compromís, y allá, en aquella caseta, baix de sa mon¬ tanyoia, va trobá s’ altra germana de sa Felicitat: sa Tranquilitat de Conciencia.
Juanet de la Seu.
Colonia Escolar
de Puerto-Sóller
AGOSTO DE 1901
3DIA.K.IO
Din 10.—El esfuerzo corporal del día anterior bien requería alguna conside¬ ración y ésta se tradujo en permiso para dormir una hora más. permiso prolon¬ gado luego bastante rato, en vista de la necesidad de reposo que los colonos sen¬
tía n. El baño, tomado frente á la fortaleza,
único parage donde á aquella hora, en que el sol estaba ya alto, se gozaba de alguna sombra, restaura las fuerzas de los niños, les despeja y devuelve alegría y buen humor. El resto de la mañana pasó sin incidente.
ESCUELA DE CANTO
Después de la comida, comprendida la necesidad de igualar los conocimien¬ tos de los colonos, ensayamos una clase de canto con que. generalizando los co¬ nocimientos musicales que algunos po¬ seen, sean más nutridos y variados los coros que amenizan nuestra vida colo¬
nial.
Hasta aquí sólo figuran en el reperto¬ rio dos marchas, La avecilla y Modula¬

ción de paso que* más mal que bien* canta un reducido núcleo al que se han añadido por instinto algunos volunta¬
rios.
Eutre lo que saben de música todos los Maestros auxiliares juntos, creo po¬ dría formarse un g’ran profesor de or¬ questa; el inconveniente que se presenta es que la ciencia está repartida entré cuatro dirigidos por mí, que no sé cuan¬ tas líneas tiene el pentágrama. Pero; hay una providencia que vela por el éxito de las Colonias y nos proporciona,
en vez de Profesor, Profesora, que, con el entusiasmo de los niños y la buena voluntad jamás desmentida délos Au¬ xiliares, nos hará salir con bien del ideal
propuesto.
Los reclutas se sientan en los bancos
del comedor alternando con los ya algo iniciados en el arte de no hacer gallos. Estamos dispuestos? Empecemos.
Se trata de ensayar el Himno á Id Bandera. La letra es conocida por cinco colonos y, después de repetida cuatro veces, la mayoría sabe de memoria la primera estrofa. Ahora apliquémonos á la música. Esta sólo es conocida por dos de los presentes y el Sr. Banús. Se da la señal, ábrense las bocas y un torrente de notas sonoras, pero discordantes, destroza los tímpanos; entre aquella al¬ garabía se destacan claramente el false¬ te de Campaner, el vozarrón de Horrach y el acento varonil del Sr. Banús.
La función no marcha. Hay que sus¬ pender el ensayo. Los cantantes, reco¬ nociendo su poca habilidad, se increpan mútuamente. representando al vivo una conocida fábula de triarte. Fullana dice
á Campaner que desentona. Campaner replica que Fullana nunca se aviene con los demás porque comienza á cantar más tarde que los otros. Arrom acusa áNadál de que en vez de cantar no hace más que abrir la boca. Este se excusa dicien¬ do que lo hace para no disparatar á los demás. Capó saca á relucir que Campa¬ ner se equivoca siempre eu la letra al cantar La avecilla y diee vuestros libros preparáis en vez de preparad. Rigo el mayor está ya sério y medio enfadado al
ver el buñuelo resultante.
Hagamos una selección y procedere¬ mos con método. Capó; de voz atiplada. Fullana que la tiene robusta. Castellá. que es el que la posee más bien educada, Arrom que sabe de música, los hermanos Rigp que ya conocen el Himno y Lliteras. que también tiene buena garganta, for¬ man el grupo de los escogidos que pa¬
san al otro banco. Los restantes sé
quedan con la boca cerrada y los oídos
abiertos.
Vuelta á empezar. EISr. Banús, incan¬ sable. marca el compás y. ála tercera re¬ petición, la primera estrofa salió, sino perfectamente limpia, á lo menos pasa¬ ble. La segunda estrofa costó más traba¬ jo. Al llegar á aquella porción de notas iguales de Viva W paz. se arma una babel. Por fin logramos oir cantar el
Himno todo entero.
Logrado esto. Barceló. Torrens, Horrach y Banús se agregan al grupo an¬ terior y recomienza el ensayo. La estrofa
se acaba y se oye una voz que canta
pam pa pam. Es Barceló que* para mar¬ car un compás de intérvalo, se vale dé medio tan original, originalidad qué es aceptada desde luego en medio de es¬ trepitosas risas.
A los tres cuartos de hora todos los colonos formando coro cantaban, con mediana afinación, el Himno d la Ban¬
dera.
Por este procedimiento fueron apren¬ didos: la Golondrina, el Juego, el Moli¬ nete. la Estrella del Alba y Escuela Mo¬
derna.
¿No podrían hacer algo en igual sen¬ tido uuestros compañeros de profesión?
al faro de la punta grossa
Cuando el calor de la tarde fué men-
guando y después de arreglado el dor¬ mitorio y hechas las camas, pactiñio?. dó

2

SOL LE R

««excursión. El programa era visitar el do el tronco es demasiado voluminoso, enfermedades, sobre cuya posibilidad de La instrucción militar obligatoria > pletas en la noche anterior se vieron

gfaro de la Punta Grossa.

se opera en las principales ramas. La transmisión á la especie humana no ca¬

muy concurridos.

Para ello hay que atravesar la boca época preferible, en países del Mediodía, be duda; basta citar la tuberculosis El proyecto de ley aprobado en Con¬

* **

''del puerto, ó ir á dar un largo rodeo por para este sistema de injerto, es la pri¬ aviaria y la psitacosis. Esta última es sejo de ministros, y que ha presentado á En la iglesia de MM. Escolapias tuvo

la playa. Qué preferir? Pues, las dos
«cosas.
Una mitad de colonos embarca en el
Hércules con e[ Sr. Banús, y los demás, •dirigidos ,por el Sr. Compañy, irán á «■rodear el ¿puerto por el litoral. La cua¬ rentena será el punto de cita para reu¬ nirse, por la‘facilidad de atracar el bote jj fondearlo.
La travesía se hace sin novedad, sin
perder un momento de vista la ex¬ pedición terrestre, que, como es natural, «tardó bastante más tiempo en llegar á •causa de la curva que tuvo que describir.
Xa reunidos todos, se emprende la
«marcha. El camino es bueno. Los colo¬
rios cuidan de abreviarlo tomando por
senderos que ecououaizan tiempo, y á ios cuarenta minutos de andar, siempre rcuesta arriba, llegamos al faro. El to¬ rrero mayor, señor Terrasa. nos hizo un ¿recibimiento afabilísimo y se dispuso á ■enseñarnos ias principales dependencias, instrumentos y aparatos. A mano izquier¬ da de la plazoleta, sobre un terraplén, «stá el observatorio uietereológioo. De da porción de iusttrumeutos que conte¬ nía, ei que más llamó la atención fué el anemómetro, cuyos cucharoues danzaban

mera quincena de Abril, cuando la vege¬ tación se halla en plena actividad.
Conviene que el despunte del patrón se haya practicado, cuando menos, tres ó cuatro semanas antes de injertarlo; porque si se efectuara al mismo tiempo de injertarlo, el movimiento de sávia que de él resultaría tendría por efecto dejar al injerto ó púa en miseria, con lo
cual no tardaría en desecarse, mientras
que la perturbación producida por el despunte efectuado cuando la sávia está todavía en quietud, esto es,, en la prime¬ ra quincena de Marzo, se disipa insensi¬ blemente, y tres ó cuatro semanas des¬ pués. la sávia que ha recobrado su mo¬ vimiento. (lo cual se manifiesta por el nacimiento de yemas latente), conserva la vida del injerto ó púa que se va á aplicar.
Esta consideración tiene particular importancia al tratarse de la higuera.
Las púas que se injerten deberán ha¬
ber sido cortadas en invierno, y conser¬ vadas en arena hasta el momento en
que se empleen. Conviene elejirlas tan delgadas como sea posible, pero perfec¬
tamente nutridas.
Los injertos tendrán dos ó tres yemas;

una enfermedad común á los loros, ave
cuyos besos reciben con satisfacción
muchas personas.
¿En qué país de Europa se ofrecen
menos alicientes á los salvadores de
ahogados?
La ley inglesa no concede ninguna recompensa legal á los que salvan á una persona que se esté ahogando, y en cambio recompensa á todo el que recoge un cuerpo muerto en semejante circuns¬
tancia. En varias ocasiones se ha habla¬
do en las Cortes de Inglaterra de este asunto, y se ha hecho notar que no se ha podido pensarse sistema mejor para evitar que la gente exponga su vida por salvar la del prójimo. Pero no es esto lo peor, sino que se ha dado el caso de de¬ jar ahogar á una persona, con el fin de coger luego el cadáver y obtener así la recompensa ofrecida.
En China es muy grave el caso de sal¬ var á una persona que se ahoga, porque se obliga al salvador á mantener al sal¬
vado durante todo el resto de su vida.

as Cortes uno de estos días el de la Gue¬
rra, tiene por base las ideas emitidas hace tiempo sobre este asunto por el general Weyler.
El principio en que se funda la legis¬ lación vigente, principio falseado en las últimas guerras, consiste en considerar
sólo redimible el servicio ordinario de
guarnición; pero no la defensa de la pa¬ tria con las armas, ni la adquisición de la enseñanza para ello precisa.
Si la ley vigente se hubiera cumplido, como pidieron entonces en mitins y pe¬ riódicos los demócrata» y socialistas, no se habría dado el triste espectáculo de que fuesen sólo á Cuba y Filipinas los hij os de los pobre* quedándose en sus casas los que disponían de 1.500 peseta*
ó de menor cantidad si aeudian á la* Em¬
presas de redención tituladas Sociedades de padres de familia.
A evitar que esto vuelva á suceder tiende el proyecto del marqués de Tene¬ rife. En la imposibilidad de privar por completo al Tesoro del ingreso produ¬ cido por las redenciones, y siendo tam¬ bién su propósito, por ahora, modificar
las condiciones de los cuarteles de modo
que se haga menos dura la vida en ellos

ugar la fiesta que anunciamos oportu¬ namente en desagravio al Sagrado Co¬
razón de Jesús. Todo el dia estuvo ex¬
puesto el Santísimo Sacramento y predi¬ có en la misa mayor D. Andrés Bisbal y al anochecer, después del sagrado Trisagio D. José Pastor, Vicario.
Sumamente complacidos salimos el
martes de esta semana de la casa recto¬
ral, donde acudimos invitados para oir la conferencia que, sobre el grandioso proyecto del Diccionario catalán, que lleva entre manos y del cual han hecho elogios todas las personas distinguidas en el mundo literario, dió ante un núme¬ ro reducido de amigos, ei M. I. Sr. Pro¬ visor y Vicario General de la Diócesis, aprovechando la circunstancia de encon¬
trarse accidentalmente entre nosotros en
compañía de los Muy IItres. Capitulares D. José María Vidal y D. Martín Llo-
bera.
Ya en otra ocasión, al dar cuenta á
nuestros lectores de haber recibido del
Sr. D. Antonio Maria Alcover la Lletre
de Convit, dijimos algo sobre la impor¬

pausadamente, empujados por la Prisa se cortarán en la parte opuesta de una

á los jóvenes acostumbrados á las como¬ tante obra que se proponía realizar el

vespertina. La manera como quedaban registradas las vueltas que duba el apa¬
rato, eti un sistema de ruedas dentadas,
acusando la velocidad del viento, fué ob¬
jeto de curiosidad. Visto esto, fuimos á
visitar el faro.
Por el empinado caracol que á él con¬ ducía, subimos los 94 peldaños de la to¬ rre y de repente nos hallamos en el bal¬ cón circular que rodea la linterna. En di¬ cho balconcillo cupimos holgadamente -todos y penetramos por tandas en el linternón, caseta á modo de jaula, guarnecida de gruesos cristales. El
aparato de iluminación es un quinqué muy grande cuya potente luz es refle¬ jada á gran distancia por medio de unos espejos y á través de unos lentes. Esto y la elevación á que se encuentra so¬ bre el mar hace que sea visible desde larga distancia y avise álos navegantes, <en un radio de muchas millas, la proxi¬ midad de la tierra y la eutrada de un puerto, indicándoles al mismo tiempo un peligro y un refugio.
Mereció muchos elogios la limpieza que reinaba en todas partes; así como la obsequiosidad con que fuimos aten¬ didos por los empleados del faro nos
hizo doblemente estimable la visita.
Merendamos al comienzo de la carre¬

yema, sobre un solo lado, en bisél y adelgazados del extremo.
Estando el patrón en savia y aclarada la copa, se prepara la incisión por medio de una pequeña cuña de madera, márfil ó hueso; se coloca el injerto apretándolo de modo que al introducirlo se separe la
cortza de la albura.
Para evitar desgarros es preferible hendir la corteza del patrón con un corte de cuchillo á lo largo en el momento de co¬ locar la púa.
Se colocan así tres ó cuatro injertos, según sea la fuerza del patrón, y 6e atan apretando moderadamente, no faltando ya más que poner ungüento en las he¬ ridas y soluciones de discontinuidad de
la corteza. Nunca se recomendará con bastante
insistencia que se apoyen los nuevos vástagos en un tutor y que se despunten las yemas que pudiesen desarrollarse so¬ bre el patrón.
Variedades
Los animales caseros transmisores de enfermedades

La fortuna de X£r. Rockefeller
Un periódico norteamericano acaba de publicar la estadística exacta y completa que posee Mr. Rockefeller, el poderoso «Rey del petróleo», como le denominan sus compatriotas.
El capial de este «businessman» se eleva á 1.250 millones de pesetas, pro¬
duciendo á su dueño la «modesta» renta
anual de 62. 500.000 de pesetas.
Posee además Mr. Rockefeller 200 va¬
pores, 3.500 vagones de viajero* y 70.000 vagones de mercancías.
Tiene á sueldo 27.500 individuo* y es árbritro de la fortuna de 300.000 perso¬
nas, cuyos capitales maneja. Es propietario do la mayor linea fe¬
rroviaria de los Estados Unidos y se ha¬
lla interesado en todas las restantes.
De la Península
La telegrafía sin hilos en España
Las últimas experiencias practicadas por la Sección de ingenieros del batallón de Telégrafos entre Ceuta y Tarifa, lian

didades, y con el fin de llegar gradual¬ mente á la igualdad anhelada; pero no bruscamente, por la resistencia que le opondrían nuestras costumbres, ei ge¬ neral Weyler conserva la redención, pe¬
ro sólo de ciertos servicios mecánicos y
del acuartelamiento, quedando el redi¬ mido obligado á adquirir la instrucción militar, y á concurrir á los ejercicios y maniobras que se verifiquen en deter¬ minados períodos del año.
Para ello se les destinará á los Cuerpos activos y estarán en fila» el tiempo pre¬ ciso; pero pudiendo dormir en sus casas. Se costearán la manutención y el ves¬ tuario, y, en caso de guerra, se incorpo¬ rarán á sus batallones, escuadrones ó baterías antes que los demás llamados á
ellas.
Así, los jóvenes pudientes serán en realidad soldados que cubrirán cupo, evitándose tener que llenar sus huecos
con otros. Vestirán el uniforme más ó
menos tiempo y, lo que es más esencial, habrán de dar su vida por la patria cuando llegue el caso.
Crónica Local

ilustre filólogo mallorquín, y hoy pode¬ mos añadir que nos entusiasmó la senci¬ llez y claridad con que lo expuso á los
circunstantes.
Todos pudimos convencernos, una vez más, de los vastos conocimientos que de la lengua patria tiene el ilustrado sa¬ cerdote, debidos á sus profundos y con¬ tinuados estudios, prometiendo trabajar todos, cada uno en la medida de sus fuerzas. Sabemos que se han llevado ya algunas papeletas arregladamente á las
instrucciones del Sr. Alcover.
Felicitárnosle de veras, y macho de¬ seamos no sea la última vez, que poda¬ mos escuchar su autorizada palabra so¬ bre tan importante materia.
El jueves llegó á este su pueblo natal nuestro particular amigo D. Guillermo Colom Muntaoer que se había embarcado para la Habana á mediados del mes de
Noviembre último.
Reciba nuestra cordial bienvenida.
Agradecemos á D. Mateo Galmés, di¬
rector de la banda de música «Unión
Sollerense», la atención que le hemos merecido, al invitarnos al baile de más¬

tera desde donde se descubre magnífico panorama: el valle de Sóller y el Puerto, el caserío, Sta. Catalina, los buques an¬ clados junto al muelle semejantes á
cascarones de nuez, el faro de la Cruz,
las sinuosidades de la costa con su fila
de torres y atalayas, la Picada, la Seca,
la de Tuent. la de Lluch hácia el Norte,
cuyo extremo límite forma el imponen¬
te acantilado de la Vaca allá en el tér¬
mino de Escorca. mientras que hacia el
Suroeste se destacan la Pedrissa. la costa
de Miramar y los picachos de la Drago-
ñera.
El regreso fué acelerado, pues la pen¬ diente de la bajada invitaba á una mar¬ cha rápida.
El embarque se verificó en la Cuaren¬ tena, y todos, comprimiéndose algo, cu¬ pieron en el Hércules, que con mar tran¬ quilísima y el agua hasta la orla atrave¬
só lentamente la boca del Puerto, atracó
al muelle y desembarcó sin novedad su cargamento de gente contenta.

Hay muchas enfermedades que los animales domésticos son capaces de
transmitir. Por razón del continuo y es¬ trecho contacto de esos animales con la
especie humana, los perros, por ejem¬ plo, á veces, afectados de tuberculosis,
hidrofóbia. sarna, eczema, etc., son ob¬
jeto de una atención tan asidua de parte de sus amos, que el contagio de la en¬ fermedad es casi seguro. La persona que tiene un perro querido y le ve triste, procura alegrarlo, y para ello, lo toma en sus brazos, lo acaricia, lo permite subirse sobre sus rodillas y lamerle no sólo las manos, sino también la cara y los labios sin pensar que la tristeza del perro es síntoma de enfermedad. Y hay casas en que los perros viven verdade¬
ramente como miembros de la familia,
junto con los niños, de cuyo alimento participan, y á veces comen en los pla¬ tos que usa la familia.
El gato, lo mismo que el perro, puede
transmitir ciertas enfermedades al hom¬

dado un nuevo resultado en extremo sa¬
tisfactorio.
El comandante Cervera. inventor del
sistema, asegura que su multiplicador especial, usado sólo por él. le permitirá competir an rapidez de transmisión con
todo* los sistema» usados en el Extran¬
jero. Mientras Marconi y otros inventores
no han podido transmitir más de cinco ó seis palabras por minuto, ó sea de vein¬ ticinco á veintisiete signos Morse, el co¬ mandante Cervera dice que puede trans¬ mitir 120 letras; es decir, de veinticinco á veintisiete palabras por minuto.
Kl director general de Correos y Telé¬ grafos. Sr. Laviña. tiene acordado que
el comandante Cervera continúe sus es¬
tudios en mayor escala entre Baleares y
Valencia.
Dentro de pocos días llegará á Madrid el señor Cervera para conferenciar con el Sr.
Laviña.

T «Mil

bre: es un animal propenso á la tuber¬ culosis. al eczema y á otras dolencias

Hazañas de un asesino

Agricultura
SOBRE EL INJERTO DE LA HIGUERA
La higuera pasa con razón por ser un árbol rebelde al injerto. La poca con¬ sistencia de su madera, por una parte, y lo superabundante de su sávia por otra, explican esta disposición. El injer¬ to de escudete, que parece el preferido, solo muy raras veces va bien, porque la púa se vé anegada por el exceso de sávia. á pesar de la disposición especial adop¬ tada generalmente, que consiste en el
encorvamiento de la incisión en forma
de T sobre el patrón (línea horizontal hacia abajo il.) que debe facilitar la se¬
creción de la sávia excesiva.
Existe empero un sistema mucho me¬ jor. facilísimo, para injertar la higuera; consiste en el injerto de corona. Conoci¬ do es este: consiste en ingerir, entre la corteza y la albura de un patrón, previa¬ mente despuutado. cierto número de in¬

que afligen á la especie humana. Por su manera «le vivir, siempre cerca del calor de la chimenea, buscando abrigo, está constantemente entre la gente, duerme en los muelles y deja por todas partes los gérmenes de enfermedad ó los pará ¬ sitos que lleva en su cuerpo.
Las aves, en el gallinero, en la jaula ó ea el palomar, son también fuente de donde el hombre puede recoger los gér¬ menes de enfermedades específicas y aún mortales. Aunque la cuestión de la
transmisión de la difteria aviaria á los
niños en la foruiade difteria humana no
ha sido todavía resuelta y muchas perso¬
nas la consideran en extremo dudosa,
múltiplesobservacioneslian demostrado, sin embargo, quecuando hay una epide¬ mia de difteria en un gallinero, hay al mismo tiempo entre los niños de la casa una propensión grande á la angina mem¬
branosa. Esto es suficiente para que ca¬
da padre de familia adopte medidas de precaución.
Además de la difteria y de la angina

En la parroquia de la Quinta, de Lor. Ayuntamiento de Quiroga, provincia de Lugo, se cometió un doble asesinato á
altas horas de la noche del sábado de la
anterior semana, con pretexto de entre¬ gar una carta al párroco.
Un individuo llamó á su morada.
Salió el sacerdote á la primera inten¬ ción, y al enterarse por el sujeto que
llevaba una eartade.su familia, decidióse
á abrir.
Al abrirla se le exigió por el individuo el dinero que tenia en casa, y á la nega¬ tiva que se le dio disparó el revólver, dejándolo muerto.
Al ruido acudieron ama y criada, so¬ bre las cuales disparó el asesino, matan¬ do al ama y dejando herida á la criada.
El asesino, después de cometido su crimen, se apoderó de cuanto encontró á mano, dándose después á la fuga. Pa¬ sados algunos días fueron capturados por la Guardia civil el autor y el cóm¬ plice del crimen.

Como estaba anunciado á sus accio¬
nistas, celebró la importante fábrica de tejidos mecánicos La Solidez su Junta General ordinaria en la mañana del pró¬ ximo pasado domigo.
Fueron aprobados las cuentas y ba¬ lance del finido año, se acordó repartir
un dividendo activo de 30 pesetas por
acción y resultaron reelegidos para los cargos que desempeñaban los mismos señores que formaban la Junta de Go¬ bierno durante el pasado ejercicio.
Ha sido nombrado presidente de la
sociedad recreativa «La Unióu» D. Mi¬
guel Forteza Pomar. Al desear á nuestro querido amigo fe¬
liz acierto en el delicado cargo que se le ha confiado, no podemos menos de feli¬
citarle sinceramente.
A causa del mal tiempo reinante, no pudo salir de nuestro puerto el vapor
«León de Oro» en la noche del sábado
último como estaba anunciado, pero lo verificó en la mañana del siguiente dia, llevándose gran cantidad de carga y al¬ gunos pasajeros.
Llegó á los puntos de itinerario sin novedad y se nos dice que salió dicho buque ayer de Cette con rumbo á Barce¬ lona, en cuyo puerto es fácil esté á estas
horas.
Cou inusitado esplendor se celebró en esta iglesia parroquial el domingo último la fiesta que al Sagrado (Jorazón de Ma¬ ría consagra la asociación de Madres
Cristianas.
Eu la misa mayor que se cantó á gran¬ de orquesta, después del Evangelio pro¬
nunció un elocuente sermón el Rvdo. se¬
ñor Cura Arcipreste, Director de la Aso¬ ciación. Al anochecer, en el ejercicio men¬ sual pronunció una sentida plática el Vicario D. José Pastor.
Todos los actos mencionados lo mis¬

caras que tendrá lugar esta noche en el
salón-teatro de la «Defensora Solle¬
rense».
Según un programa que tenemos á la vista va dedicada la velada á las jóve¬
nes de esta villa.
Conforme previenen las vigentes leyes, mañana domingo es el día señala¬ do para el sorteo de los mozos compren¬ didos eu el reemplazo de este afio.
El acto empezará á las siete y tendrá lugar, según costumbre, eu el ancho ven¬
tanal del entresuelo de la Casa Consis¬ torial.
Mañana se celebrará la fiesta religio¬ sa de Santa Apolonia en el oratorio de
Santa Catalina del Puerto. Consistirá la
función en misa mayor con música, es¬ tando el sermón á cargo de D. Ramón
Colom Pbro.
Si el tiempo favorece, presentándose el día espléndido como los últimos pasa¬ dos, concurrirá sin duda numeroso pú¬
blico á la barriada marítima de esta villa.
El Sr. Comisionado de censos al Esta¬
do, nos suplica hagamos público, para que llegue á conocimiento de aquellas personas interesadas, que cuando sea no¬ tificado algún censatario, y éste tenga la carta de pago del censo por el que se le notifica, las presente á dicho señor, para su examen y comprobación; y al mismo tiempo dar facilidades, para cancelar los débitos, que pesan sobre la finca, si tal quisieran, no siendo valedero otro medio de prueba al que se anuncia á todas aquellas personas que les pueda interesar.
EN EL AYUNTAMI2NT0
Sesión del día l.° Febrero 1902.
Presidióla el Sr. Alcalde D. Juan
Puig, y asistieron á ella convocados por segunda vez, los concejales señores don Ramón Casasnovas, D. Juan Pizá, don Juan Joy, D. Ramón Coil, D. Jaime

jertos tomados á ramas de un año; cuan¬ membranosa, las aves padecen de otras

mo que la misa de comunión y las com¬ J. Joy y D. Jaime Valls.

SOLLER

3

íóse lectura al acta de la anterior y
Aprobada, i este estado entró en el Consistorio
icejal D. Jaime Marqués, itrando á despachar los asuntos que
aban á la órden del día, se dió cuen-
| a una instancia presentada por don
onio Casasnovas Magraner, en la
P solicita la alineación para recons-
la casa n.° 30 de la calle de MoraVisto el dictamen emitido por la
dsióu de Obras, se acordó conceder
¡liso para la reconstrucción de dicho .icio, salvo el derecho de propiedad y .i sujeción á la alineación señalada en
plano de la mencionada calle.
Se dió cuenta de una instancia presen
ia por D. Antonio Frontera Borrás, ¡no apoderado de D.a María Bauzá
outera, en la que pide permiso para íüdificar el portal y una ventana de la sa n.° 26 de la calle de S. Bartolomé
a Corporación acordó conceder el per; so solicitado, con arreglo pero á las
adiciones señaladas en el informe emi¬
to por la Comisión de Obras. Se dió cuenta de una instancia de don
edro A. Ripoll Estades, en la que sóli¬ ta permiso para verificar á la sepultu-
i n.° 61 del cementerio católico, las re¬
acciones siguientes: reconstruirla de nevo y hacer en ella varios nichos á fin e que puedan inhumarse diferentes ca¬
dáveres sin el transcurso del tiempo que ¡ara los ordinarios está señalado; ensali¬ varla de veinte á veinte y cinco centí¬ metros, como se ha hecho en otras, para
que quepan los mencionados nichos; y,
hacer correr la lápida para que esté co¬ locada en el centro de la sepultura. Vis¬ to el informe emitido por la Comisión de Obras y Cementerios, se acordó con arre¬
glo al mismo, conceder el permiso solici¬
tado en la primera y tercera cláusula y denegar lo solicitado en la segunda, por considerar que accediendo á ello, sería en evidente perjuicio de los intereses ge¬
nerales de esta localidad, puesto que
vendría á reducir la ya insuficiente área de terreno destinada á fosa común.
El señor Pizá usó de la palabra y di¬
jo: ya que se trata del cementerio y de lo
reducidísimo del área destinada á fosa
común, propongo se practiquen las ges¬ tiones necesarias con el propietario de los terrenos contiguos á la parte Sur de dicho cementerio, para adquirir los sufi¬ cientes á llenar aquella necesidad, con el
fin de evitar las desagradables conse¬
cuencias que en si trae el no disponer del lugar necesario para ello, y, colocar aquel sagrado recinto á la altura que re¬ quiere nuestra población. Se acordó que la Comisión de Obras y Cementerios es¬
tudie la proposióu y practique las ges¬
tiones propuestas. Se dió cuenta de una comunicación del
Sr. Gobernador civil de la provincia, fe¬
cha 27 del mes último, en la que comu¬
nica haber acordado, de conformidad con
lo informado por la Comisión provincial, en el recurso interpuesto por D. Pedro José Santandreu, concejal y primer Te¬ niente de Alcalde que fué de esta Corpo-
poración, revocar el acuerdo de este
Ayuntamiento tomado eu la sesión del 23 de Marzo 1901 por el que resolvió aumentar en 250 pesetas anuales el

sueldo del Depositario D. Miguel Bernat
Pastor á contar del día 31 de Marzo
1900; y desestimar el recurso del señor Santandreu en la parte que hace referen
cia al acuerdo del Ayuntamiento tomado en sesión del 19 Mayo 1900, por el que autorizó al mismo Depositario para sus¬
tituir la fianza hipotecaria que tenía
constituida en garantía del buen desem
peño de su cargo por otra personal. De lo que se dió por enterada la Corpora¬
ción.
Se acordó autorizar el traspaso de la sepultura n.o 61 del cementerio católico á favor de D. Pedro A. Ripoll Estades.
El señor Casasnovas usó déla palabra y dijo: respondiendo ai constante afán por nosotros siempre manifestado, de co¬ locar á esta población en las condiciones
higiénicas y de ornato que tan necesarias son á la vida y desarrollo de las pobla¬ ciones modernas, voy á proponeros el estudio de un proyecto para la realiza ción de una obra, que por su importan¬ cia y trascendencia, vendría á modificar totalmente el aspecto de la misma y se¬ ría el jalón por donde empezaríamos á realizar su embellecimiento, consiguien¬ do con otras reformas, colocarla á la si¬ tuación y cultura que corresponde á la importancia que ha adquirido. Se trata de unir con un solo puente, la población hoy dividida por el torrente mayor.
La exigua comunicación de los dos
pequeños puentes de que dispone el tránsito público y buen servicio del pueblo, no parecen lo suficiente para llenar estas necesidades; además, el so¬ lar que ocupa dicho torrente en el ceu tro de la población, deja mucho que de¬ sear por el mal aspecto que ofrece, cosa que todos conocemos y lamentamos; aun¬ que no es este el peor mal, sino que en
su cauce se hechan á escondidas escom
bros y cosas peores que lo convierten en un depósito de estiércoles é inmundicias; esto solo, bastaría para que fijáramos nuestra atención y tomáramos á empe¬ ño el hacer desaparecer lo que constilu ye un abuso.
Por otra parte, se siente la necesidad de poder disfrutar de un sitio céntrico y ameno para destinarlo á paseo público, puesto que los de que disponemos son reducidísimos y poco á propósito, por cuya falta, se vé obligado el público á pasearse incómodamente, falta que todos sentimos y deseamos remediar á fin de poder ofrecer á los forasteros que nos honran con sus visitas, más expansión y
mayor comodidad. La necesidad y el buen deseo apuntados, quedarían satis¬
fechos con el servicio que nos propor¬ cionaría el mencionado puente, que par¬
tiría del que existe en la Plaza y termi nana á inmediaciones del lavadero pú¬ blico, contiguo á «Can Mayol», permi¬
tiendo á todos los vecinos colindantes, mediante una retribución pecuniaria convenida, abrir fachadas al paseo de que se trata, que obedecerían á un plano si así se quisiera; formando un mages-
tuoso é imponente aspecto, lo que ahora es detestable por la asquerosidad que
encierra.
A continuación de la parte baja del mismo puente de la Plaza, seguiría la
bóveda hasta las inmediaciones del ma¬

tadero; sobre esta bóveda, podría esta¬ blecerse el mercado de verduras y demás objetos convenientes; y á su extremo, constituirse local para pescadería y car¬ nicería; á ésta, se le podría abrir una
vía de comunicación con el matadero y
serviría para el transporte de las reses sacrificadas, evitando de esta manera su transporte por la calle de Vives y Plaza de la Constitución, de lo cual se quejan con frecuencia los vecinos de aquellas y el público en general.
También lleva en sí esta obra la pro¬
babilidad, por conveniencia de su propie¬ tario, de hacer desaparecer ó transfor¬ mar en un elegante edificio, la carnicería hoy existente, que tanto por su antigua construcción, como por las malas condi¬ ciones que reúne, impropias del sitio que ocupa, producen un efecto desagradable
á la vista de todos los que en ella se
fijan; y cuyo edificio, lo mismo que la Casa Consistorial, situadas en la Plaza,
tendrían fachada al nuevo paseo, gran
calle, ó puente de transformación sea el nombre que se le quisiera dar.
Además comprende esta obra, la faci¬ lidad de,dar empalme á la calle de la Rosa sin ningún trabajo costoso; y en ocasión que el municipio estuviera en condiciones para expropiar parte de la casa de los herederos de D. José Miró, quedaría, con el derribo de ésta, empal¬ mada la calle de San Cristóbal y recibi¬ ría el desahogo de comunicarse con el anhelado paseo, cuya medida sería de gran valía y prestaría gran utilidad á todo aquel contorno de callejones que á no dudar es la parte más comprimida del pueblo.
Con esta reforma, quedarían benefi¬
ciados directamente todos los colindan¬ tes á la obra de que se trata, que como
sabemos son numerosos; disfrutando también de ellos las calles del Puente, Bauzá, Vives, Mar, Rosa, Mirto, San Cristóbal, Canals, Isabel II, Príncipe y Plaza de ia Constitución y el paseo que existe en la parte alta de la calle del Príncipe quedaría unido á un mismo ni¬ vel del mismo puente, quedando así con más de doble extensión de la que actual¬
mente tiene.
La Corporación se adhirió con entu¬ siasmo al proyecto del señor Casasnovas y acordó estudiarlo con detenimiento para llevarlo á la práctica á la mayor brevedad posible.
Y no habiendo más asuntos de que tratar se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana do¬ mingo, dia 9, se dará principio á la so¬
lemne Oración de cuarenta-horas en
honor del Sagrado Corazón de Jesús, co¬ mo desagravio de las ofensas que recibe de la ingratitud de los hombres, siendo la exposición á las seis, seguida de Misa matutinal. A las siete y media se cele¬ brará misa de Comunión general. A las nueve y media se cantarán Horas y Mi¬ sa mayor con música y sermón por don Teimo Salvá, Vicario. A las dos y me¬ dia de la tarde Vísperas, Completas y

Maitines. Al anochecher empezará el
Triduo con sermón.
Dia 10.—A las seis exposición y Misa solemne. A las nueve y media Horas y Misa mayor. A las tres Vísperas, Com¬ pletas y Maitiues. Al anochecer se se güira el Triduo con igual solemnidad
Dia 11.—A las seis exposición y Misa solemne. A las nueve y media Horas y
Misa mayor con sermón. A las tres Vís¬ peras, Completas y Maitines. Al anoche cer se concluirá el Triduo y acto seguido procesión, Te-Deum y reserva.
Miércoles dia 12.—A las nueve y me
dia, se verificará la ceremonia de la beu dición é imposición de ceniza, cantándo
se á continuación la Misa ferial. Al ano
checer, habrá sermón que dirá el Pres bítero Sr. D. Sebastián Domenech, el cual está encargado de la predicación de la cuaresma en ésta parroquial iglesia y
en los dias de costumbre.
Viernes, dia 13.—A las tres de la tar¬ de, se practicará la devoción del Viacrucis, y se repetirá en todos los demás
viernes de cuaresma. En el oratorio de las Hermanas de la
Caridad. =Mañana, dia 9, á las 4 y me¬ dia de la tarde, tendrá lugar el piadoso ejercicio de la Buena Muerte.
Registro Civil
Nacimientos. Varones 2.—Hembras 2.—Total 4
Matrimonios
Dia 5.—D. Miguel Segura Piña, viu¬ do, con D.a Paula M.a Pomar Forteza,
soltera.
Dia 5.—D. Guillermo Coll Bauzá, sol¬ tero, con D a Catalina Colom Noguera,
soltera. Defunciones
Dia 3. —D. Andrés Arbona Mayol, de 68 años, casado, manzana 57.
Dia 4.—D. Jaime Pizá Colom, de 74 años, viudo, manzana 67.
Dia 5.—Francisco Alemañy March, de 7 años, manzana 31.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
EUBAUCA.C!ONUS FONOliA!)AS
Dia l.° — De Agde, en 2 dias, laúd Esperanza, de 32 ton., pat. D. Juan Viceus, con 5 mar y lastre.
Dia 3.—De Cardiff, en 21 dias, ber¬ gantín goleta Dos Amigos, de 317 ton.t cap. D. Manuel Pérez, con 13 mar. y
carbón.
Dia 3.—De Palma, en 1 dia, land San
Antonio, de 24 tou., pat. D. Bartolomé Tomás, con 5 mar. y lastre.
BMUAKCACIONKS DESPACHADAS
Dia l.o—Para Agde, land San José, de 38 ton., pat. D. Jaime Mayol, con 5 mar. y fruías.
Dia 7.—Para Porto Colom, land San Antonio, de 24 ton., pat. D. B. Tomás, con 5 mar. y cemento.
ADMINISTRACIÓN DE MANÍS DE SOLLER
Edicto
Debiéndose proceder al arriendo de

local para instalar las oficinas de esta Aduana, con arreglo al pliego de condiciones remitidas por la Dirección Gene¬ ral del Ramo, y que obra en esta Admi¬ nistración, se avisa á los señores pro¬ pietarios que deseen tomar parte en la subasta para que en el término de dos
meses á contar de la fecha se sirvan
presentar sus proposiciones en esta ofi¬
cina. Sóller 5 de Febrero de 1902.—El Ad¬
ministrador, Antonio de la Rosa.
JEEi «AS
En cumplimiento de lo que previene el
artículo 15 de los Estatutos por que se
rige esta Sociedad, la Junta de Gobier¬
no de la misma ha acordado convocar á
la General ordinaria para el dia diez y seis de Febrero próximo, á las once de la mañana en el local que ocupan las ofici¬
nas de la Asociación calle de Buen Año
núm. 6. Y á tenor de lo que previene el artículo 20 de dichos Estatutos, los ac¬ cionistas deberán depositar sus acciones con veinte y cuatro horas de anticipa¬ ción á la señalada, en las oficinas de es¬ ta sociedad, y recoger al mismo tiempo su correspondiente papeleta de asis¬
tencia. Sóller 21 de Enero de 1902.—Por la
Sociedad «El Gas».—El Director Geren¬
te, F. Crespí Morell.
Banco de Ütóller
La Junta de Gobierno de esta Socie¬ dad ha acordado señalar los días tres,
cuatro, cinco y siete del próximo mes de Febrero de dos á cuatro de la tarde, y todos los martes y viernes sucesivos, de nueve á doce de la mañana, para el pago del dividendo activo de trece pese¬ tas por acción fijado en la sesión general
ordinaria del día de ayer.
Lo que se anuncia para conocimiento
de los señores accionistas. Sóller 27 de Enero de 1902.—El Di¬
rector Gerente, Damián Magraner.
JUZGADO DE 1.a INSTANCIA CIVIL
PARTIDO DEL CRNTRO-TABASCO
Habiéndose radicado eu el Juzgado de Primera Instancia de lo Civil y de Ha¬
cienda de este Partido Judicial del Cen¬
tro, el juicio Intestamentario de D. Mi¬ guel Ripoll y Deyá, por el presente que se publicará tres veces de diez en diez días, se convoca á todos los que se creau
con derecho á la herencia para que com¬
parezcan ante dicho Juzgado á deducirlo
eu el término de treinta dias que se con¬
tarán desde la fecha de la publicación
del último edicto.
San Juan Bautista, Enero 5 de 1902. —El Secretario, A. de la Rosa.—V.® B."
Rico.
VENTA
A voluntad de su dueño se desea ven¬ der una casa señalada con los números
19, 21 y 21 bis de la calle de la Victoria y números 22, 24, 26 y 28 de la calle de Palou, de esta localidad.
Para más informes dirigirse á su due¬ ño, que vive en la misma casa.

(36) FOXfiLXTffiSF
ARIEL A
el brazo dpi jóven y, con paso lento, me dirigí á casa.
Al llegar á ella hice que me prepara¬
ran el lecho para acostarme, porque mi debilidad, la emoción y la fatiga después de tan penosa enfermedad, me habían hecho bastante daño y sentía vértigos.
Creo que tenía fiebre.
Cuando estuve solo y acostada, escon¬ dí mi rostro entre la batista y encajes de mi lecho y lloré como debió llorar Eva al
perder las delicias del Paraíso, como de¬
be llorar el que, después de una ruda y penosa navegación, va á naufragar á la
vista del puerto.
XIV
Desde el día fatal en que oí de labios de Julio la revelación de su impiedad, Annandina. me entregué nuevamente á mis obras de piedad, y los desvalidos y Lsemfermos ocupando todo mi tiempo, dierou alivio á mi corazón lacerado y á
mi alma enferma.
Volvieron otra vez mis paseos solita¬

rios por el bosque y la montaña; mis fre¬
cuentes meditaciones á la sombra de los
árboles, mis contemplaciones á la orilla
del mar. A veces me sentaba sobre un
alto peñasco de su ribera y me quedaba inmóvil viendo aquella inmensidad su¬ blime. aquellas olas espumosas que ve¬
nían á estrellarse sordamente á mis pies,
salpicando mi rostro y mis cabellos de nevada espuma, y murmuraba casi ma¬
quinalmente estos versos:
«En el escudo brillante y fuerte De las creencias que sé guardar Yan á estrellarse, como en la playa Das anchas olas del turbio mar;
Esas pasiones que al alma enferma Iludas agitan sin compasión; Esos martirios que van rompiendo
Todas las fibras del corazón!»
Viendo deshecho en un instante el
fantástico palacio de mi dicha, viendo desaparecer aquella dulce esperanza de amar y ser amada en el seno de mi hogar, decidí consagrar mis días á la medita¬ ción, la soledad y la virtud. Imaginé que allí había de envejecer y morir rodeada de fieles amigos, de criados adictos, de
mis pobres, á quienes tanto bien hacía. En una palabra, no hallando en la tierra la felicidad que había soñado, me entregué á Dios completamente y le pedí la calma y la paz que me negaban los hombres.

Me consagré al bien de mis semejantes, y como el cielo nuncaabandona á los que eD El depositan su confianza, poco Apo¬
co fui sintiendo un consuelo grato, una
resignación dulce y serena que fué como un rayo de luz que atraviesa el fondo de un cielo tempestuoso, como la primera flor que abre su cáliz después de los
tristes días del invierno, como la úui-
ca planta que brota en infecundo are¬
nal.
Siempre en medio de las añicciones de la vida queda para alivio y consuelo del hombre, la santa resignación cristiana, que es como saludable bálsamo que re¬
fresca todas las heridas.
La religión, hija mía, ofrece multitud de esperanzas y de sosiego á los que la profesan de corazón. Ella viene áser co¬ mo la paloma del diluvio que nos trae en su pico la oliva de paz. y por esto yo. cuando me he sentido más desgraciada,
he acudido á Dios y de El me ha venido siempre el consuelo.
;Oh! tú no sabes. Annandina. el pla¬ cer que experimentaba mi corazón des¬ pués de practicar una obra de misericor¬
dia, de visitar un enfermo, de adornar
con flores y bordados los altares déla er¬ mita y de la iglesia de la aldea; después
de haber rezado fervorosamente ó de ha¬

ber enseñado la religión y la virtud á los
inocentes niños del valle!... Sentía una
satisfacción interior, una calma bienhe¬
chora que disipaba casi por completo las negras nubes de mi cielo.
La mujer bueua y cristiana nunca puede ser completamente desgraciada.
Basta para quesea feliz la tranquilidad
de su conciencia.
Esas pobres criaturas que se llaman desesperadas, no son sino almas mez¬ quinas que no viven, sino vegetan eu la tierra. Las almas grandes nunca van á dar en el abismo de la desesperación, á no ser que se haya extinguido completa¬
mente la luz de su fe.
Ya me iba acostumbrando á la idea de
quedar siempre en mi estado de soltera, de consagrarme al apoyo de la humani¬ dad, cuando un día cruzó por mi uiente la idea de unirme á Julio para alcanzar
su conversión.
Al punto la rechacé como descabella¬ da y llegué á figurarme que serían su¬ gestiones del demonio para consumar mi
ruina.
¡Qué días de amarga lucha pasé enton¬
ces!
Por más que lo pretendí, yo no pude ahogar y desterrar de miel pensamiento de realizar aquella unión.

Creía que, poco á poco, con el amor y la persuasión, á costa quizás de una vida de martirio, podría alcanzar el sueño do¬
rado de mi corazón.
Julio rae inspiraba tanta lástima que no podía resolverme á la idea de abando¬ narle con su error, porque estaba segura de que él jamás haría esfuerzo alguno para hallar la verdad.
Pero luego reflexionaba que la vida de una mujer religiosa junto á un impío debía ser siempre un prolongado tormen¬ to; que misida^s serían acogidas con sar¬ cástica burla, que mis esperanzas quizás se desvanecerían y que podía llegar un día en que nos aborreciéramos. Esto me hacía daño, porque el hogar siu tran¬ quilidad y sin amor es la antesala del
infierno.
¡Reñida lucha entablaron mi cabeza y
mi corazón!
A veces lloraba horas enteras con tris¬
tísimo desaliento: después me reprendía por mi falta de resignación é iba á pos ¬ trarme á las plantas de un crucifijo para que, con la oración, recobrase mi perdi¬ da calma, y mi espíritu tuviese consuelo
y paz.
Un día, leyendo las páginas de un hermoso libro escrito por una mujer de alma más bella todavía, leí estosrengío*

S 0 t LI?t

7 6 5 - 7-6 2-
756-
15-0

RgD METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE BARCELONA.—S." quincena de Uñero

OBSERVATORIO DE p. JOSÉ RULLAN PBRO.—GALLE DE SAN PEDRO.

TIESTO

TEMPERATUR i PSICROMETRO

Direción Fue va pá Sna Tle pa Tile

VS
S Al sol.

Ala sombra

Maficisa

Tarde Obserraoioues

Seco R—
E=£3 Mdx Min Mdx Min

Húib.

Seto

Min.

N. s. 4 2

PO 19 o-i 12 0 10’0 ro 8'8 6‘0

1

8. 0. 2 2

1-0 20 0“2 13 1 6‘8 5’0 8*6 6’4

—

0 —

0

1-0 20 0~1 14 1 8'0 6’0 IO’O 8’0

—

0

0

—

—

0

0

1-2 20 0"1 12 1-0 20 0-2 11

1 LO’O 8’0 IO’O 9’0
1 8’6 70 iro IO'O

—

—

0

0

0-8 20 0-2 12 1 1P0 5!4 ICO 8'0

—

0 —

0

0‘8 20 0-2 11 0 12'0 9‘4 IO’O 6’8

S. s. 2 2

1-0 20 o-i 12 0 iro 8’8 ll’O 70

—

—

0

0

P0 19 o-i 13 0 14’0 ÍO'O 13’0 IO’O

—

—

0

0

PO 20 o-i 12 0 13’0 ll’O 12’0 8’6

—

—

0

0

Od 20 0-1 12 0 13'0 IO'O 130 IO'O .

—

—

0

0

lú 20 0-1 11 0 14’0 10-4 14'0 8’6

s. .N. 2 4

PC 20 0-2 12 6 13'0 1P0 13’0 ll’C

N¡ N. 9 3 7‘0 l-( 16 0-1 11 1 13'0 iro 14’0 ll’C

—

—

0

0 30’0 0d 16 0-1 12

t 4’0 2’0 6’0 4’C Granizo.

1 —

—

0

0 ro 0-( 14 0-1 12

( 5'0 4’0 4’0 3'C Nevado.

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmósfera PMo

i ^ Mañana.

5 *2T

| M Máxi- Míni-

ma.

ma.

Tarde.

Máxi-
ma.

Míni-
ma.

Terra ó-
metro del
Barometro. Grados

Baró¬ metro metro del
Baró¬ Mili- metro. metros Grados

Baró¬ metro

Anemo-

DUlilrfcpiLrrUinUnn

tuetro-n.®
de vueltas

durante

fie. Una.

las 24 horas.

Tarde lilis

16 17*0 17 17-6 18 19-0 19 17-0 20 16-2 21 13*0 22 16-0 23 16-0 24 16-0 25 17“0 26 16*0 27 16-0 2£ 16-0 21 20“0 3()21‘0 3] 1P0

8-0 6-8 8-0 8-0 6‘6 7-0 7-0 7-0 7-0 8-0 8-0 70 8*0 10*0 9-0 3-0

14*0 19-0 17-0 16*0 13-0 15*0 16-0 15*0 16*6 16*0 13-0 16-0 17*0 18-0 16*0 IPO

10*0 12*4 14*0 14*0 10*6 13-0 10*0 12-0
9*0 12*2 9*6 11*0 10*0 12*0 9-0 11-0 11*0 12-0 12-0 12*4 9*0 12*0 10*4 11*6 1P0 12*0 11*6 13*0 8*0 11*6 7*0 10-0

774*0 764*0 760*0 762*0 767*2 767*0 765*0 762*7 759-0 752-5 755-5 760-8 755*7 754*0 753*8 751*0

766764‘0 76P0
751
759 754*3 752*6 754-2 750-7

50.040 D. 10.010 D. 11.323 D.
6.040 C. 5.761 C. 5.065 C. 10.450 D. 9.474 D. 16.91 D. 21.770 D. 108.944 D. 24.647 D. 14.170 D. 6.478 C. 103.954 c. 29.246 c.

D. D. D. O. C. D. D. D. D. D. C. D. D. C. C. 16’0 c. 8'0

2-0 P0
1*0 1*2 P0 1*4 1‘4
1‘2 2-4 1-0 1*0 1‘2 Granizo.

NOTA.—El barómetro se halla, en Sóller, á 52'5B metros, y en «La Punta Q-rossa*, á 101‘620 metros, sobre el nivel del mar. Las horas de observación, álas 9 de la mañana y á las 3 de la tarde.—En la casilla de la fuerza de los vientos, el 0 indica calma, lashojas
•están inmóviles: 1, débil, muevo ligeramente las hojas: 2, moderado, agita las hojas y pequeñas ramas: 3, bastante fuerte, agita las ramas gruesas de los árboles: 4, fuerte, dobla las ramas gruesas y los troncos de pequeño diámetro: 5, violento, sacude violentamente los •Arboles, rompe las pequeñas ramas: 6, huracán, derriba tejados y chimeneas, arranca los árboles.—La cantidad de las nubes se expresa en décimas de cielo cubierto, basta 10 que significa cubierto. La clasificación por 0 que significa Cirros; K Cúmulos, S, Stratos; N
Nimbos; GK, Cirrócúmulos.

Los armado» que se inserten en esta sección pa giran: Plasta tres in-
¿esrcioues á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta c inco inserciones a razón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de lineas de que se componga, será de 0‘50 pesetas.
Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se comairán por tipos del cuerpo 12 y el ancho sera eL de una columna ordina•fia del periódico.

ección

de

Los arrancios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de

una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 pías., y asi en igual proporcióoH.

Anuncios

En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Lon suscriptores di§frnt.aráu im:c rebaja de na 25 per

cierno

S E R ■Y IC IO D E C E N A L AVISO IMPORTANTE ¡¡CABELLO ABUNDANTE I ONDULADO!!

ENTRE

D. Juan Estades de Sóller, ne¬

for el magnifico y veloz yapur

VICE-VERSA

gociante y propietario en Lézignan, (Aude), enviará gratis y franco de porte muestras de los vinos de su propia cosecha, garantidos co¬ mo naturales, á aquellos de sus
compatriotas residentes en Fran¬ cia que se las pidan.

Hace crecer el cabello y evita su caída; le devuelve su color primi¬ tivo y natural. Quita la caspa y priva que se reproduzca. Mantiene la cabeza limpia de todo insecto y micróbio, pues es antiséptico por eseelencia. Cura toda enfermedad del cuero cabelludo y evita las que se adquieren por contagio, como tiña pelada, etc.

JLí ÉP ífl

o
TSu

Sulfilas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
C0M3SGMATAR10S:—EN sóller.—d. Guíii ermo Bernat, calle «leí Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — IJ. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—I). Guillermo Colom, Quai Comman-
<dant Samary-5.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette. seguín el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte ■cuy atro horas y saldrá el doming-o ó día festivo que sea, á la misma hora.

LITOGRAFIA ARTISTICA
3DHI

LA SOLLEREN8E
DE
CERBEPlE j PORT-BOU (Frontera franco-
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia, especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas. frutas frescas y pescados
ÓMQON DE U iST"
POR EL
Vino Uranado Pépsico
ci©
J. TORRENS, Farmacéutico

DE VENTA: en perfumerías, droguerías y farmacias. UNICOS DEPOSITARIOS: Cortés hermanos, Barcelona (España).
L‘ ASSICURATRIÜE ITALIANA
Sociedad de seguros contra los
ACCSBEIfM ©ffili TRABAJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 80 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬

GUILLERMO ORDINAS
Calle de San Mistases ai/ 1M.-PLLHA.
Esta casa, la más antigua en su ramo, establecida en Palma, mon¬ tada con todos los elementos y procedimientos modernos, ofrece al pú¬ blico, juntamente con la superioridad de los trabajos, como lo lie :e acreditado, la más ventajosa competencia dentro y fuera de la Isla, tanto en impresiones en negro, como en colores y en relieve para la
Industria v el Comercio.

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente
enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada "diabetes.,,

trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley. Director de la Sucursal Española: D. MANUEL OES, Merced, 20,
Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
GASEELAS.
riciiaos i iii clise i films fie mui biiiíl

q uuiiuuu iGULi ti uiju i mi
ESPECIALIDAD en: Carteles, Etiquetas al cromo para envases de conservas y licores. Papel «Celulosa» con impresión de lujo, para ul¬ tramarinos y comercios.
Representante en Sóüer: LISA
Oreme “Áreir
Cura radicalmente las almorranas (vulgo morénes) y llagas de la matriz á los tres días de usarse.
Véndese en Sóller, en las Farmacias de J. Torrens y
de Jaime Castañer.
1 Mamut del ftiwso

PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Twrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorreci (ó difi¬
cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
IDE VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez .y Bermudez. —Sóller, Far¬
macia de J. Torrens.

DE LA CASA
ESCOFET, TEJERA Y

de BARCELONA

Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.

LA SINCERIDAD
Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbona
San Bartolomé,-!7,

SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES
Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás traba¬ jos de esta índole, tarjetas de visita, espuelas mortuorias, talones, membretes, facturas, programas, carteles, circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬ dernaciones económicas y de lujo.

PLAZA

DE
Vda. DE J. SERRA
fPAXiACIO-S.-JSABSCEEiOMA

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restauran! ñ la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel Ií, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo ñ la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

DE
FJKOltt

Se venda, aS por mayor y me¬ nor, en la Farmacia de J. To¬ rrens,-Sóller.

W V Omlli'ufe<ni

una Porc^n (1Q s°bi-
res en el punto más cén¬

trico de la Huerta conocido por el Camp
de sa Creu barriada de Can Pellos.

El dueño informará.

SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERÍA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬ nómicos á los de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬ ranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escudas de niños y de
niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales y objetos para hacerlas, sacos ij cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc., etc.
SOLL33E.—Imp. de «La Sinceridad»