AÑO XVII.—2.a EPOCA.--NUM. 774
AÑO XVII.—2.a EPOCA.--NUM. 774

SÁBADO l.° DE FEBRERO DE 1902

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: SreS. Bauzá y Marqués,—Rué Rambuteau, 74,
París.
Améeica: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecibo— Puerto-Rico).

Fundador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA REDACCION I ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17
SOLLER (Baleares)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.

Extranjero: 0’75 francos id. id. j AG0 A elantado.

Número suelto O’IO pesetas.—Id atrasados 0'2Q pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. Do los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria
ESPERA SENTADO
w
Era Santiago Campillo un labrador castellano de poca sal en la mollera, ge¬ nio y trato apacibles, fe sencilla, espe¬ cial devoto de San Isidro, y tan de suyo
perezoso y aficionado á la lotería, que en i su lugar dieron en llamarle y conocerle por el apodo de Espera Sentado.
Cada vez que cargaba con la azada, asía la laya, empuñaba la hoz ó condu¬
cía el arado, se le venían á las mientes
aquellos benditos tiempos en que los ángeles descendían del cielo y se entre¬ gaban á las rudas faenas agrícolas para que el Santo patrón de Madrid pudiera
consagrarse á todo su sabor á la ora¬ ción, sia menoscabo del propio deber ni de la hacienda ajena.
Y cuando el trabajo le abrumaba—
que era casi siempre—pedía de todo co¬
razón á San Isidro que hiciera un mila¬
gro, mandando en su favor y ayuda á
los celestiales labradores de antaño.
Es, pues, de saber que tanto rogó, insistió y porfió nuestro hombre, que
estando un día rozando un erial, con el
prepósito de roturarlo, se le apareció aquel siervo del Señor rodeado de un
coro de ángeles, y le ofreció otorgarle lo
que ahincadamente suplicaba, interpo¬
niendo su intercesión y favor con Su
Magestad Divina. —Pide lo que quieras--dijo el Santo,
—que hasta quiero apagar tus deseos de
las cosas vanas.
— ¡Que vea roturado este erial—con¬ testó Campillo;—no he menester más!
I los ángeles, tomando los picos, la¬
yas y azadones, comenzaron á cavar, desterronar y terraplenar el erial, y limpiándolo de matorrales y carrascas de que mucho abundaba, separaron la leña gruesa destinada al carboneo, prendieron fuego á las ramas secas ex¬ tendidas por el suelo, beneficiaron éste con los mejores abonos, uncieron los bueyes al arado, con él abrieron profun¬ dos surcos. y, finalmente, dejaron con¬ vertida la dehesa en tierra superior de
pan llevar: todo por obra y arte sobre¬ naturales, en un abrir y cerrar de ojos.
Espera Sentado contemplaba con asombro su heredad, y no se hartaba de dar gracias ai Santo por la merced reci¬ bida; pero de pronto quedó pensativo, se rascó la mejilla, y al cabo de breve pausa, exclamó:
—¡No puede darse campo mejor pre¬ parado! ¿pero y el agua?
Y llovió á cántaros.
—¡Basta ya repuso el labriego;—no vayan á encharcarse las tierras!
Y se disiparon las nubes. —¿Ahora quien siembra? Es mucho campo para un hombre solo. Entonces los ángeles arrojaron la se¬
milla sobre la tierra fertilizada.
—¡Las nieves arraigarían el grano! Y tanta fué la nieve que cayó sobre la comarca, que ésta parecía inmenso ven¬ tisquero. A su tiempo y sazón obtuvo Santiago sol y lluvia, y no cesó de pedir hasta que, gracias al trabajo de los ángeles. vió colmados sus trojes de trigo can¬
deal.
No estaba, sin embargo, satisfecho: cuanto más alcanzaba, más sentía el
acicate de la codicia.
—¿Da que me sirve—decía para si¬
enta bendición de Dios en mis paneras, si ha nevado, llovido y hecho sol para
iodo el mundo, y es tal la cosecha de España que he de malvender mi trigo?
Fatigado de este pensamiento en cuan¬
to vino la otoñada decidió llamar de
fiuevo al Santo y rogarle encarecidamente que volvieran los ángeles á tra¬ bar la tierra; y qwe, según las necesi¬ tes del cultivo, lloviera, nevara ó hiciera sol, pero en provecho propio, y de ningún modo para los demás labra¬ dores.

Y aquel año fué malísima la cosecha
en toda la Península, menos en el cam¬
po de Espera Sentado; pero éste, á pesar de la enorme subida del trigo, seguía quejándose de su suerte; pues echó de ver que el molino estaba lejos.
También esta vez accedió el Santo á
las instancias de su devoto, y por man¬ dato suyo, los ángeles construyeron en la misma granja, un molino harinero, aprovechando, por medio de cable eléc¬ trico, la fuerza motriz de un río cauda¬
loso.
Molido el trigo, el perpetuo postulan¬ te advirtió que faltaba un ferrocarril pa¬
ra dar fácil salida á la harina.
Entonces apareció una legión de án¬ geles, los cuales, provistos de teodolitos, taquímetros, niveles, jalones, cadenas, cintas, eclímetros, miras, banderolas, picos, palas, azadones, barrenas, pale¬ tas, palancas, martillos, clavos, torni¬ llos, bridas, traviesas, carriles, y, en fin, disponiendo de todo el material fijo y móvil, en menos de cinco minutos realizaron el trazado, replanteo y cons¬ trucción de una vía férrea, y la dejaron corriente para el tráfico.
Gracias á la baratura y rapidez de los transportes, se abrieron nuevos merca¬ dos; y aunque eran muchos los pedidos,
nuestro labrador rehusaba vender su
mercancía si no le pagaban en oro, en vista de la depreciación de los billetes de Banco, y acudió de nuevo á su celes¬ tial abogado para que hiciera el mayor de los milagros.
—¡Oro en España!— exclamó el Santo. —¿Sabes lo que pides? ¿Crear de la na¬ da?... Te he ofrecido, empero, hasta apagar tus deseos de las cosas vanas, y con el beneplácito del Altísimo te otorgo más de lo que solicitas.
Dijo, y la harina abarrotada en los al¬ macenes se convirtió en oro en polvo.
Campillo dió un grito de alegría; más al contemplar tantas riquezas juntas en pilas de sacos que llegaban al techo, co¬ menzó á temblar como un azagado de
temor á los ladrones.
—¡Socórreme, Santo mío!—murmuró. —¡Ven en mi ayuda! ¡Ampárame en es¬ te terrible trance! ¡Por última vez implo¬ ro tu clemencia! ¡Defiende mi bien!
Desde aquel día, Espera Sentado vi ó siempre junto á sí un ángel que le guar¬ daba á él. y no al tesoro.
Y dominado por aquella sed insacia¬ ble de poseer sin trabajar, la cual se avivaba con el logro de la posesión, que era su mayor castigo, presa de sórdida avaricia pedía en vano á Sau Isidro que le diera alas como las del ángel custo¬ dio, no para remontarse á la altura, sino para alivio de los pies y ahorrarse las alpargatas.
Nilo María Fabra.
BUSCA, BUSCANDO
En una población norteamericana, el primer magistrado municipal ha toma¬ do una resolución que. aunque inspira¬ da en el bien público, pudiera coetarie
al buen señor su cese en el alto cargo que
desempeña, hasta tal punto se han exas¬ perado contra su autoridad los ánimos femeninos, que en todas partes ejercen una influencia poderosa.
Considerando el alcalde en cuestión
que la moda hoy seguida por las seño¬
ras de llevar vestidos con cola larga, constituye un verdadero peligro para la
salud pública, por convertirse dichas colas en receptáculos de microbios y maléficos gérmenes de toda clase, que se recogen en la vía pública para irse esparciendo por las viviendas particula¬ res, así como por loa templos, teatros y otros locales y puntos de reunión; con¬ siderando que la ley caprichosa de la moda no debe imponerse jamás á la ley, mucho más respetable, de la humani¬ dad; considerando que ¡as súplicas y
amonestaciones anteriormente hechas en el misino sentido, no fueron escucha¬

das ni merecieron ninguna observan¬ cia... decretó el susodicho magistrado la prohibición absoluta para las señoras de salir á la calle y de transitar por ella,
usando vestidos cuyos bordes tocaran el
suelo; debiendo dichos bordes estar á
una distancia del suelo de tres centíme¬
tros, por lo menos. Establecióse, además, en el baudo
una sanción penal para las infractoras: multa de 5 á 25 dollars, según fuera la posición social de las «delincuentes»;
multa de 25 á 200 dollars, caso de rein¬
cidencia; y prisión de lá8 días, si se repitiere por tercera vez la infracción.
Publicarse el edicto municipal y ar¬
marse un tolle fenomenal fué todo uno.
Tiene fama la gente yankee de sumisa y obediente á las leyes del país; pero no hay regla sin excepción, y ahora se han encargado las señoras de establecerla.
Apenas supieron lo que ordenaba el al¬ calde, conjuráronse para inferir á sus disposiciones el más completo desacato, y á una hora dada salieron todas de sus respectivas casas y se presentaron en las calles más concurridas y más céntricas de la ciudad, arrastrando majestuosa¬ mente las colas de sus vestidos, que al¬ gunas, para mayor escarnio de la ley» habían alargado considerablemente.
Los agentes de la autoridad encarga¬ dos de hacer cumplir las órdenes de la Alcaldía, quedaron estupefactos y per¬ plejos al presenciar aquel ejemplo de manifiesta rebelión dado por el bello sexo, sin distinción de clases ni catego-;
rías. Estas se habían confundido en el
mismo acto, inspirado por un espíritu unánime de protesta y de sublevación. No se trataba ya. pues, de meter en ve¬ reda y de perseguir gubernativamente á tres, ó cuatro, ó diez hembras recalci¬
trantes, sino de «castigar» á seiscientas
ú ochocientas infractoras. Y eso era ya
más grave; grave y dificilísimo, imposi¬
ble hasta...
Un inspector de policía ejerciendo de varón fuerte y creyendo—¡infeliz!—que un acto do severidad bastaría para im¬ poner la ley y hacerla triunfar, se diri¬ gió resueltamente á una señora cuya larga cola barría el entarugado y en to¬ no cortés, pero firme, la intimó á que le siguiese hasta el próximo cuartelillo de policía.
—No me da la gana—repuso con en¬ cantadora sonrisa la dama.
—Señora, en nombre de la ley... —No sea usted pesado, hombre: he dicho que no me daba la gana y déjeme pasar, qtiQ no gusto de trabar conversa¬ ción en la calle con gente que no co¬
nozco.
El inspector, confuso, pero á la par irritado, no quiso ceder en su derecho é insistió en que la dama le siguiese. De
Jo cual no hizo ella el menor caso, con¬
tinuando su camino. Entonces el fun¬
cionario la cogió por un brazo... y ¡allí fué Troya!... chilló la señora, pidió so¬ corro, volaron en su auxilio quince ó veinte conspiradoras que habían pre¬ senciado la escena, y al punto cayó so¬ bre el infortunado guardador de ley una lluvia de paraguazos, bofetadas, pelliz¬ cos y arañazos que no por venir de dó venían dejaron de causar estrago: jamás sufrió tan rotundo mentís aquel antiguo refrán que dice: manos blancas no ofen¬ den... Y sino, que pidan razón al mísero inspector yankee, que no tuvo más re¬ medio que echar á correr, hecho una lástima y tan atropellado como la misma ley.
Parece que otros dos agentes salieron también de las algaradas que se produ¬ jeron en otras calles, con las manos en la cabeza. Y la efervescencia se produjo durante todo el día y el siguiente. En vista de lo cual, algunos notables se
personaron ante el Alcalde, rogándole
revocara el decreto, pero se negó en re¬ dondo el hombre... y queda en pié el conflicto, si es que no se ha solucionado
en estos últimos días. Las señoras pe¬ dían la dimisión del Alcalde y como por
razones y querencias políticas están se¬

cundadas por muchos representantes del

El camino sigue contorneando el mar¬

sexo feo, es muy fácil que la primera autoridad municipal concluya por verse vencido y en la necesidad de abandonar
sus funciones.
Y quedará, ó queda ya, demostrado una vez más que la voluntad femenina es prepotente y que más puede la moda que la higiene y que la ley de pública
salubridad.
Juan Buscón.

gen de un torrente de ancho cauce sem¬
brado de rocas arráticas, arrastadas por las avenidas. Cruzamos un puente. La
magnífica vegetación no nos abandona
en todo el valle.
Las montañas crecen á medida que
nos acercamos á ellas, y nosotros nos
achicamos. Y cuántas montañas! Vamos
á penetrar en el corazón del macizo que es el núcleo de nuestra isla. El gigan¬ tesco Puiy Mayor y sus estribaciones, el Ofre y su Contador, la Sierra de AlfaUd

y sus derivadas nos rodean; la carretera

Colonia Escolar de Puerto-Sóller
AGOSTO DE 190Í

se vuelve muy empinada y la pendiente se acentúa más y más al aproximarnos al pueblo.
Por fin llegamos. Calles empedradas y limpias; una plaza y una fuente. Va¬

DIARIO

mos á ver la iglesia. Cerrada. Descanse¬
mos en esta escalinata.

k FORNALUTX
Día 9.—Clarea la aurora.—Arriba todo
el mundo! Levantarse, vestirse, lavarse.
—Ay! qué sueño tengo, dice uno.—Aun
no es de día, dice otro, al reparar que
el dormitorio está alumbrado por bngías. —Si hoy todavía as ayer, dice, durmien¬
do, Canal.
—¿Por qué nos despiertan tan tempra¬ no? indaga Barceió.
En veinte y dos minutos los colonos se visten y asean, deshacen las camas y quedan disponibles para excursión. Es la primera que realizarnos porla ma¬
ñana.
— Estamos? Se pasa lista. Cada cual ocupa su puesto. El número uno, Juan Rigo y el dos, Morell, se encargan de la cesta colmada de provisiones para el almuerzo. La comitiva está organizada.
—Marcha!
Carainito de Sóller, atravesamos el
pueblo, la gente nos mira curiosa, pocas casas están abiertas. Realmente, hemos
madrugado bastante. El sol aún no
aparece.
Preveo que las municiones de boca re¬
sultarán escasas, dada la g-azuza que sen¬
tirán estómagos infantiles, después déla caminata emprendida y sin probar nada desde la noche anterior. Cargamos con una enormidad de panecillos tiernos, ca¬
lentaos todavía del horno.
Llevamos paso lento para mejor gozar del fresco matinal y para no forzar la dé¬ bil máquina de los colonos, desprovista

Hace ya largo rato que ha salido el sol y sin embargo aún no hemos recibi¬ do directamente sus rayos que nos in¬ tercepta la sierra de enfrente. Los roquizales de la sierra de Moleta reverbe¬
ran casi incendiados por el ardoroso as¬ tro y Fornalutx yace todavía envuelto en sombras. ¿Cuántas horas debe durar aquí el sol de invierno?
—Mirad las tejas de la iglesia por la parte inferior!
—En verdad, es cosa euriosa. De co¬ lor rojo llevan pintadas figuritas extra¬ vagantes y de dibujo primitivo: casas, danzantes, caballos, soles, lunas, armas.
Un museo de mamarrachos.
Dan las ocho. La plaza se ha ido lle¬ nando de gente atraída por la fama de nuestra llegada. Tenemos honores de
hombres célebres. Tales honores no son
nutritivos y sentimos una hambre devoradora. El público va engrosando, y á
su vista tendremos necesidad de llenar
el buche, la más prosaica de las funcio¬ nes, pero es inevitable^ Aquí no hay fondas, pero si buena agua. Al ataque.
Fórmase ancho círculo en mi torno.
Las miradas se concentran en la cesta
bienhechora... Pues ¿qué pasa? Una comitiva de mujeres con un car¬
gamento da sillas comparece, me salu¬ da, me insta, insiste, ruega. Aceptamos. Todos tuvimos ya nuestro asiento. Hos¬
pitalaria es esta g'ente. Repartamos el
almuerzo.
Y van saliendo de la inegotable cesta
rebanadas de á kilo, rochas de sobrasa¬

de carbón. Calle del Mar, la Plaza, calle de la Luna, interminable calle. Un puen¬ te, una bonita cruz de piedra cercada de

da, peras y manzanas que los colonos recogen, por orden de su número. La
famélica turba hinca el diente de un

una verja de hierro, ya estamos en la Al¬ quería del Conde, el arrabal de Sóller. Es ya día claro y el Sol dora las cúspides más elevadas. Sus rayos, al pasar por entre ellas, se desplegan en fantástico abanico
sobre el cerúleo azul del firmamento y
la sombra proyectada por las gigantes¬ cas cumbres se destaca grandiosa en la

modo inverosímil. Nadie chista; sólo se
percibe el leve chirrido de protesta que daba el pan al ser cortado por los afano¬ sos incisivos y el roce de caninos y mo¬ lares sobre el ya indefenso alimento. El
contenido de la cesta desaparece en tres minutos. Ahora comprendo qué se en¬ tiende por apetito de caníbales. Para al¬

neblina.
Una porción de casitas blancas apare¬
ce entre verdura sobre un cerro, como
bandada de palomas en reposo. Es Biniaraix, mi villorrio seductor, de cons¬

go ha servido mi previsión. Y un suple¬ mento de almuerzo, una fanega de pa¬ necillos. fué repartida y devorada en un abrir y cerrar de ojos. Quedamos sacia¬
dos, sino hartos.

trucciones enormes, de callejones extre¬ chos y sombríos, de explóndidos puntos de vista, de campiña sin igual y de mo¬

Y otra sección de mujeres, que espia¬
ban el fin de nuestro almuerzo, apare¬
ce. Una co» vasos, otra con un cántaro

radores bondadosos. Moderamos la mar¬ de agua, aquella con dos botellas de vi¬

cha. Al ruido de nuestras pisadas se no superior, la otra con dos melones, la congregan en el dintel de sus portales de más allá con un puñado de ciruelas

los vecinos digo mal, las vecinas, y co¬ Claudias, quien con dos melocotones.'

mentan con franca alegría y ruidosa al¬ gazara nuestra aparición. Es muy posi¬ ble que nuestro traje entre también co¬
mo factor importaute en su hilaridad. A nosotros nos tiene esto muy sin cui¬

quien con seis manzanas. No hay medio de resistir á su obsequiosidad. Nos mul¬
tiplicamos para dar las gracias á estas buenas gentes. Jamás en parte alguna
nos habían hecho recibimiento tan hos¬

dado.

pitalario. Cuánta diferencia entre la aco¬

Una pequeña iglesia y un diminuto gida que nos han tributado en Forna-

campanario forman el frente de una latx y la sufrida en Llucli el año 93!

liliputiense plazoleta. Entramos, reza¬ Pasa el tiempo, pero nos encontramos

mos y salimos. Realmente tiene poco
que ver.
En marcha otra vez por las angostas calles. Al salir del pueblo el camino se trifurca junto á un abrevadero alimen¬ tado por un chorro continuo de un ma¬

tan á gusto y tan satisfechos que retar¬ do con toda intención la marcha, aún á
trueque de recibir al regreso una solana más que regular. Los colonos intiman con los grupos de gente que les muelen á preguntas.

nantial cercano. Tomemos por la iz¬

El pito pone á tan cordial expansión¿

quierda á Fornalutx.

; Se forman las filas y al compás de Ld

2

SOL LE R

woecllla desfilamos entre los adioses do dentro de algún estómago baya un cele¬

aquellos amables campesinos y empren¬ mín de tinta.

dimos el regreso á paso largo. Al entrar Rehechas las filas continúa la expedi¬

¿en la carretera recibimos de lleno la luz ción. Can Bascos, Ca s' Hereu, Can Bar-

«del sol. Buena nos espera. Adelante.

di, pintorescas masías, medio ocultas en¬

Adelante. Contra costumbre, las filas tre verde tollage, quedan á nuestra iz¬

•continúan formadas; pues asi se avanza quierda. El camino no es más que un

mucho más rápidamente. Adelante.

sendero semiborrado en algunos pasages

Adelante. El canto sostiene la marcha, y que es preciso olfatear cou instinto de

anima,‘vivifica; su compás marca el pa¬ sabueso para no extraviarnos.

so. y el camino se desliza suavemente

Pasada una barrera encontramos el

.•bajo los„piés. Adelante.

suelo cubierto de serbas tan verdes que

Adelante. La lisongera acogida que sólo el mirarlas daba dentera. Los codicio¬

nos han hecho, el fuerte almuerzo que so» chiquillos se precipitan sobre aquel

llevamos entre pecho.y espalda triplican maná que ellos creen sabrosa golosina.

las fuerzas. Adelante.

El larguirucho Arrom clava el diente á

Adelante. En pos de la comitiva se al- la más gorda y el pobrecito se queda con

&an nubes de polvo, la distancia que nos las mandíbulas inmóviles del amargor

separa de Sóller se acorta por momentos que siente. Intervengo. Les hago ver que

y de modo visible. Pasamos el puente, aquella fruta verde, eufermiza y asoleada

•pasamos el fielato. Adelante.

es un bocado detestable que produciría

Adelante. Pero el paso decae. El canto graves trastornos digestivos y les invito

languidece. El polvo seca la garganta á que se desprendan de Ja provisión con

- de los pequeños cantores, y el sol que que se habían henchido los bolsillos, des¬

agosta las zarzas y vuelve incomestibles pués de dejarles comprender que aquellas

das moras, eleva al rojo cereza las meji¬ doradas pelotas no eran ningún dulce al¬

llas de los excursionistas y hace brotar mibarado, sinó más ásperas que acíbar.

torrentes de sudor por todos sus poros. Mi aviso surge el efecto deseado y la as¬

..Adelante.

tringente fruta vuela por los espacios in¬

Adelante. La pequeña tropa jadeante, terplanetarios.

^sedienta, se mueve eu virtud de la iner¬ Seguimos andando. Llegamos á otro

cia. Las filas han-ido disolviéndose. Los predio: Cas Bernats. Gente conocida. Un

más fuertes van á la cabeza, los débiles, azufaifo gigante sombrea la entrada. Nos

•insensiblemente rezagados, quedan á la detenemos unos minutos. En marcha otra
•cola. Tomamos el camino del Murtera vez. El camino es bueno. Una hilera de

•para adelantar algo. Allí el sol cae como vides lo limita y de sus ondulantes sar¬

.plomo derretido. ¿Es este el camino del Senegal ó del infierno? No hay un palmo
■de sombra. El aire está candente, irres¬

mientos pende el agraz que el sol de se¬
tiembre convertirá en racimos de color es¬
carlata. El suelo es década vez más acci¬

pirable. Durante unos minutos temo al¬ dentado á medida que nos acercamos ála

guna insolación. Por fin doblamos un ^cordillera que cierra -el fondo del -valle. recodo. Acacias. El camino del Puerto. Un pino soberbio se destaca sobre la lo¬

Un hálito de brisa marina agita las ho- ma lejana, es el pino de Balitx. Pero ya

.jas, hincha los pulmones, refresca las no llegaremos allá. Las piernas están en¬

fauces, alivia el sudor, resucita la olvi¬ tumecidas, el sol decae y tenemos que

dada alegría de los colonos. La trans¬ formación es por arte de encantamiento,
en un minuto. Adelante. •

pensar en el regreso y en el cansancio de la mañana. Llegamos al cauce de un to¬ rrente, mejor dicho á su nacimiento. Un

Adelante! Fórmanse á uno de fondo, copioso chorro de agua mana de la roca

resuenan nuevos cantos, los hectómetros y atraviesa por dentro un tronco vaciado

-se suceden á los hectómetros á la dere¬ el angosto cauce. Uu respetable cirolero,

cha de la carretera. Un burra! acoge la aparicióu de Santa Catalina. El paso se acelera más y más. Adelante!
Adelante. Se acaba ya la caminata. Trepamos por la pendiente que conduce á■ nuestra casa. Llegamos al pié del ca¬ chón de la plazota.—‘Fila por orden! Se
canta la marcha de costumbre Modula¬

plantado por mano piadosa, encorva sus
caritativas ramas brillándonos sus ama¬
rillos y sazonados frutos. Uu buen ancia¬ no nos invita á probarlos. No nos hace¬ mos repetir dos veces la invitación y una importante cantidad de ciruelas cluudia-s de la fuente del rincón formó el comple¬ mento de la merienda que. con la vora¬

ción, de paso. Oid como acaba: siempre adelante, andad, andad!

cidad acostumbrada, saborearon los co¬ lonos en pintoresco grupo, diseminados por los alrededores de la fuente.

A puesta de sol emprendimos el retor¬

—Hemos recorrido unos 23 kilóme¬ no. La alegría es general. Observo que

tros; son las once, de modo que hemos uno va quedando atrás con tendencia á invertido en la expedición algo más de esconderse. Le vigilo y acabo por atra¬

seis horas, de ellas casi cinco de marcha. parle infraganti. Se está jitracando de

^Cuántos hay de fatigados?
■Silencio en las filas.

serbas de las que había hecho dos horas antes considerable provisión. Mis exhor¬

—Siendo así, esta tarde iremos á Ba- taciones no le habían hecho mella, el

litx.

mandato no había sido obedecido y el

Cada colono ocupa su puesto y se si¬ gue la acostumbrada distribución de tiempo.
Á BAUTX
Los 23 kilómetros recorridospor la ma¬ ñana no lian agotado las fuerzas de los colonos con los que, á mitad de la tarde, emprendimos la exploración del frondoso valle de La Figuera. A la sombra de co¬ pudos olivos, sobrecargados de aceitunas de modo extraordinario, seguimos las

miedo á una indigestión no es suficien¬ te para hacer que desista de su terque¬
dad incurable un chico malcriado. Le
hago arrojar todo el contrabando y le obligo á mantenerse siempre junto á
mi.
La luz del crepúsculo nos guió hasta la Figuera y había ya cerrado la noche cuando, sin incidente alguno, entraban
cantando los colonos en Santa Catalina,
después de haber recorrido una jornada
de unos 40 kilómetros. Como se ve. las

márgenes del torrente, atravesamos la piernas van adquiriendo resistencia y ho n do n ada y sesga m os 1 u ego á 1 a derech a elasticidad.

hácia el reducido caserío que corona una
•colina. Es el caserío de La Figuera; una mansión señorial, flanqueada por una to¬ rre, domina desde sus saetías la mediado-

El Sr. Rosselló so ha ausentado por
dos días y cubre hoy su servicio el señor Cotnpañy.

cena de modestas casas que la rodean.

—2Ü3S«—

Una alfombra de verdura cubre la caña¬

da en que se apoya el cerro. El caininito, empedrado y tortuoso, después de con¬

Actualidades

ducirnos por junto al edificio feudal, baja eu rápida pendiente, atraviesa

Un punto de historia

un bosque de naranjos y franquea el

torrente en lo más profundo del valle,

Se refiere este punto á la guerra entre

donde en eterno murmurio se desli¬ los Estados Unidos y España. Diferentes

za una fuente entre tupidos juncales veces se dijo durante aquel conflicto que

y colgantes festones de cabellera de diferentes naciones de Europa estaban

Venus.

dispuestas á intervenir por vía diplomá¬

Más arriba, canalizado el manantial, tica. Nunca logró saberse la verdad, de

pasa por una acequia de tejas junto al una manera exacta, respecto á estos pro¬

sendero. Los colonos aprovechan la fuer¬ pósitos. ¿Existieron alguna vez? En efec¬

za de la corriente para hacer rebotar pie¬ to. existieron según acaba de revelar el

dras que colocan en la canal y. em¬ siguiente telegrama de Londres:

pujadas por el agua, ruedan con estré¬ «Respecto á la contestación á la pre¬

pito. Precisa poner fin á ese juego hi¬ gunta hecha en la Cámara de los Comu¬

dráulico, muy divertido para eilos, pero nes por Mr. Norman, sobre las comuni¬

muy peligroso para las tejas del cauce. caciones dirigidas á la Gran Bretaña por El grupo de excursionistas avanza len¬ las potencias europeas antes de la gue¬

tamente. Hay tantas zarzamoras, son tan rra hispano-americana se puede afirmar

maduras, están tan frescas y apetitosas! que la Gran Bretaña recibió dos propo¬ El fruto de la espinosa rosácea mitiga iu siciones formales: una antes y otra des¬

sed de los péqueñuelos y deja orlados sus pués de comenzadas las hostilidades.

labios con prematuro bigote. Un extenso «No hay documentos para poder saber

zarzal queda despojado de su fruto en cuales son las naciones que tomaban

menos de un cai#a-gallo. Es posible que parte en esa tentativa de enviar una

nota á los Estados Unidos y cuyo objeto, á pesar del tono cortés de la redacción
era evidentemente de amenazar. Sin
embargo, hay motivos para creer que Francia, Alemania y Rusia juntameute con Austria (que tomó la iniciativa y fué quien exploró la voluntad de la Gran Bretaña,) sólo esperaban el consen¬ timiento de Inglaterra para manifestar¬
se unidas.
«Esa iniciativa de Austria anterior á
las hostilidades se manifestó oficialmen¬
te. El embajador de Austria eu Londres visitó á lord Salisbury y le preguntó si Inglaterra se hallaría dispuesta á unirse con las demás naciones de Europa á fin de presentar una nota á los Estados Unidos. Esta nota aconsejaba á norteamerica que abandonase su proyecto de guerra con España: no contenia ame¬ nazas de represalias ó de intervención, pero tenia la forma de una protesta vi¬ gorosa y de una defensa del arbitraje.
«Lord Salisbury consideró esta propo¬ sición como una intervención no justifi¬ cada y declaró francamente que Ingla¬ terra no tomaría parte.en intervenciones
de esta naturaleza.»
La publicación actual de estos detalles parece destinada á influir en la opinión pública de América, de modo que se abandone cualquier idea de apoyar á los boers poniendo límites á la acción de
la Gran Bretaña.
(París-Nouvelles.)
La guerra anglo-hoer
Uno de los errores más grandes que ha cometido Inglaterra desde el princi¬ pio de la guerra sud-africana, es el bru ¬ tal y cobarde .fusila miento del bravo ge¬ neral afrikánder Sheepers.
Tal ejecución, dicen los periódicos de la Europa central, es, además de un cri¬ men, un desafío á los burguers del Afri¬ ca del Sur para que tomen con los sol¬ dados ingleses las más sangrientas re¬ presalias.
Entre los colonos holandeses del Cabo
la indignación es extraordinaria, ma¬ yormente el haberse sabido que temien¬ do Lord Kitchener una espantosa ven¬ ganza, aconsejó que se perdonara la vi¬ da al valiente Sheepers. pero que á ello se opuso terminantemente Lord Miiner. que según se ha averiguado ahora, más que Charaberlain, Salisbury y otros jingoes, es el principal causante de todo lo que ocurre en el Africa del Sur.
La ejecución de Sheepers, dicen los mismos periódicos ingleses indepen¬ dientes. ha sido un gran disparate que
causará el derrame de muchísima san¬
gre británica, alejando al mismo tiem¬ po mucho inás la posibilidad de que en¬ tre boers é ingleses se ajuste la paz.
También en los Estados Unidos ha
producido pésimo efecto el acto de co¬
barde crueldad cometido fusilando al
caudillo boer Sheepers. que faltando á
las cláusulas del Convenio de Ginebra y
á las leyes más elementales de la huma¬ nidad y de la civilización, fué capturado cuando estaba gravemente enfermo en una granja y pidió al general French los auxilios facultativos de que carecía el paciente.
El general French (cosa que no se comprende en un general que tiene fa¬ ma de ser el mejor que ha enviado la Gran Bretaña a! Africa del Sur) en vez de enviar un médico y personal de am¬
bulancia. mandó un destacamento de
soldados con orden de prender á Shee¬ pers, sin respetar siquiera su enferme¬ dad y la circunstancia de serle imposi¬
ble moverse.
En el Senado norteamericano se ha
protestado contra la ejecución de Shee¬ pers calificándola de asesinato, y conde¬
nándose en violentos términos la con¬
ducta de Inglaterra aniquilando bárba¬ ramente á un pueblo que, defendiendo con heroísmo su independencia, merece más que ei respeto, la admiración del pueblo norteamericano tan enemigo de atropellos internacionales.
* $*
Con la perspectiva de un triunfo pro¬
blemático en el Africa del Sur, dice el
periódico inglés The Labour Leader, ha
tenido la Gran Bretaña ya en su campa¬
ña con los burguers del Africa del Sur un gasto de más de 4 mil millones de pesos fuertes, cantidad igual á la que en concepto de indemnización de guerra tuvo que pagar Francia á Alemania.
En cuanto á las bajas sufridas desde que empezó la guerra, por el ejército británico, de muertos, heridos, enfer¬
mos, inutilizados, extraviados para
siempre y prisioneros, llegan ya aque¬ llos á 112,040.
¡200 millones de esterlinas y 112.046

bajas! añade el periódico inglés, y ¡pa¬ rece que empieza ahora la campaña!
*#
Y ya que estamos hablando de la gue¬
rra transvalesa, no estará de más trans¬ cribir lo más importante de las declara¬ ciones que acaba de hacer el venerable Presidente Krüger, las cuales indican con claridad extraordinaria el actual estado de ánimo de los boers, que no es
■nada parecido ciertamente á lo que pre¬
tenden los diarios londonenses. Bntre
otras cosas muy importantes, ha dicho Krüger lo siguiente:
»Eu todo tiempo aceptaremos con gratitud una intervención extranjera,
pues no buscamos nosotros ventajas per¬
sonales. Nosotros deseamos tan sólo el
descanso yr una paz honrosa. Si una mediación, fuere la que fuere, pudiese abreviar la guerra, nada más que un día solo, la aceptaríamos coa verdadero re¬ conocimiento en nombre de aquellos que tan grandes sacrificios conllevan por la patria, y que de este modo ve-
ríanlos disminuir.
»Pero no agradeceremos nunca una intervención que no quisiese tener en
cuenta nuestra demanda de: ó la inde¬
pendencia ó la muerte. Nunca aceptare¬ mos la paz en la forma quedos ingleses nos la proponen. Que nos rindamos pri¬ mero, y luego ya se verá si nos conce¬ den una especie de autonomía... .¡Esto jamás! Antes preferimos seguir confian¬
do en nuestro sólo derecho».—Más ter¬
minantes no pueden serlo, las palabras
del venerable anciano.
Alfonso XIII, según «Gil Blas»
Según vemos en el Gil Blas, de Pa¬ rís, el jóven monarca D. Alfonso XIII, á las felicitaciones que ha de recibir de todos los enviados extranjeros con mo¬ tivo de su próxima coronación, las con¬ testará en sus respectivos idiomas. Al¬ fonso XIII posee á la perfección, á más, naturalmente, de la lengua española, el italiano, el francés, el inglés y el ale¬
mán.
El rey y sus augusta» hermanas han
leído todos los dramas de Goethe, de
de Schiller y del poeta austríaco Grillparzer. La predilección de Alfonso XIII por estos autores hace que el ale¬ mán que habla tenga un sabor muy
clásico.
En cuanto á los autores antiguos, el rey de España gusta de los poetas clá¬
sicos latinos, sobre todo de Horacio, al¬
gunas de cuyas odas ha traducidoen ver¬
so castellano.
Su afición por los idiomas no impide al joven monarca estudiar con prove¬ cho las matemáticas, la historia y el dibujo.
Por lo que dice á los sports. Alfonso XIII es un ginete consumado, y en la esgrima de sable y de florete sobresale mucho. En la fotografía ha llegadoá ser
un verdadero maestro.
Termina el Gil Blas con estas pala¬
bras: «La educación de Alfonso XIII
puede servir de modelo. De pocos hijos de familia pnede decirse otro tanto.»
Desde Berlín
En el Consejo de ministros celebrado el sábado de la anterior semana bajo la presidencia del Emperador, se resolvió que el Príncipe Enrique de Prusia re¬ presente al Imperio alemán en las fies¬ tas de la coronación del Rey de Ingla¬
terra.
El hermano del Kaiser irá á Pors-
mouth con la primera división de la es¬ cuadra germánica, de la que es almi¬
rante.
El Emperador quería que su hermano le representase también en las fiestas de
la coronación de Alfonso XIII, la que
tendrá lugar el día 17 de Mayo del co¬
rriente año. Pero el conde de Bulow le
hizo notar que el Príncipe habrá apenas regresado de los Estados Unidos en el mes de Mayo, y que haría mal efecto enviarle á España pocos días después
de haber estado brindando en Amé¬
rica por la prosperidad de la Marina
yanqui. Quedó, pues, convenido que fuera
el Príncipe Alberto de Prusia el repre¬
sentante de Alemania en las fiestas de Madrid.
La Post aprueba este nombramiento, y lo compara con el que han hecho otras naciones, especialmente el del Príncipe de Gales, por Inglaterra; del gran duque Alejo, por Rusia; del archiduque Federi¬ co. por Austria; del duque de Aosta. por Italia; del de Oporto, por Portugal;
del marido de la Reina Guillermina,
por Holanda, y de los Príncipes here¬

deros de Suecia, Bélgica y Dinamar¬
ca.
Añade la Post que el Príncipe Alberto de Prusia hará buena figura al lado de los demás delegados, y que su presencia en Madrid será del agrado del Gobierno español.
En Filipinas
Lo* periódicos de New-York dedican
estensos artículos ¿ la situación de Fili¬ pinas.
El expresidente de la comisión del Ar¬ chipiélago filipino, Mr. Schurman, pro¬
nunció últimamente un discurso en
Boston, en el que dijo que la indepen¬ dencia de las islas Filipinas era la única solución posible respecto de las actuales
dificultades.
El Rerald publica el resultado de una información practicada por uno de sus corresponsales, de la que se infiere que los indígenas se muestran de todo puüto intransigentes y mejor organizados que antes de la captura de Aguinaldo;hacen una tenaz oposición á las iniciativas de los norte-americanos; en los informes de éstos se oculta la verdad; la guardia ci¬
vil equipada y armada por los Estados Unidos conspira contra éstos; de 50.000
soldados norte-americanos á lo sumo
puede disponerse de 12.000 y el cuerpo de ejército de ocupación está desmorali¬
zado.
»JJO-O- <-PjWE—
Crónica Balear
En la mañana del domingo último
fué encontrada muerta en su domicilio
una anciana llamada Juana María Quetglas Santandreu. viuda, de 65 años de edad, que habitaba el piso cuarto de la casa número 6 de la calle de la Cordele¬
ría de Palma.
Se apercibió de ello una nietecita de 1» difunta, que como de costumbre fué á llamarla por la mañana para ir á misa y en vista de que uo le contestaba, puso
el hecho en conocimiento de un indivi¬
duo de la guardia municipal.
El cadáver estaba tendido sobre va¬
rias mantas, y se creyó que el frío fué la causa que originó la muerte de dicha muejer.
El Sr. Delegado de Hacienda de esta provincia ha prevenido á todos los Ayuntamientos de los pueblos que po¬ seen montes, que por todo el mes de Fe¬ brero próximo y sin prórroga algu¬ na tengan remitidos al Ingeniero Jefe de la 0.a Región de la Sección facultati¬
va, nota detallada de loa disfrutes que
en cada monte separadamente necesiten
utilizar durante el año forestal de 1902 á
1903, expresando al propio tiempo el destino que piensan darles.
Hasta ayer se admitieron bd la Dele¬ gación de Hacienda de la provincia, re¬
denciones á metálico de los mozos del
reemplazo de 1901. El ingreso en arcas del Tesoro por
este concepto, hasta el martes, fué de 225.000 pesetas, cantidad que correspon¬ de á 150 redenciones, que es el número de los que se llevaban realizados en esta provincia.
El miércoles se reunió la junta de teatros en el despacho del Sr. Goberna¬ dor civil de la provicia y de conformidad con el dictánaen del arquitecto provincial, se concedió autorización para poder cele¬
brar funciones en el Teatro Lírico que acaba de construirse en el Huerto del
Rey de Palma. Según leemos, esta noche debe tener
lugar la inauguración de dicho coliseo y en el dará diez funciones de ópera la compañía que dirige» los Sres. Goulu (padre é hijo).
El martes por la noche se perpetró un
asesinato en la ciudad de Felanitx.
La victima del crimen fué un sujeto de dicha ciudad, cuyo cadáver fué en¬
contrado tendido en mitad de la calle de
Morey. presentando varias heridas de
arma blanca, una de ellas mortal por necesidad.
Las pesquisas practicadas por la guar¬ dia civil, dieron por resultado la deten¬ ción de un individuo convicto y confeso
de ser el autor del hecho, por cuyo mo¬
tivo ha sido puesto á disposición del se¬
ñor Juez competente.

SOLLER

3

Crónica Local

Como estaba oportunamente anuncia¬
do celebró Junta General ordinaria la
importante sociedad de crédito «Banco
de Sóller» en la mafiana del próximo pa¬
sado domingo.
A las diez y media quedó abierta la sesión bajo la presidencia de D. Nicolás Magraner Morell, y, ante numerosa con¬ currencia de señores accionistas, el Se¬ cretario D. Jaime Marqués dió lectura á la Memoria de los trabajos realizados durante el duo-décimo ejercicio social,
cuyo contenido obtuvo unánime aproba¬
ción.
Según se desprende de un ejemplar
que de dicha Memoria hemos recibido y que tenemos á la vista, en el balance de
situación del «Banco de Sóller» verifica¬ do el día 31 de Diciembre último, después
de hechas las bajas reglamentarias, re
sultó un beneficio líquido de Pesetas 44.017’85 que unidas con Ptas. 8.136’06 sobrantes del ejercicio anterior, elevan ]a cantidad repartible á Ptas. 52.153’91. Esta suma será distribuida de la manera

siguiente:

Ptas. Cts.

Para un dividendo activo

de Ptas. 13 por acción.

. 39.000’00

Para unir á los beneficios

del corriente ejercicio.

. 13.153 91

Total.

. 52.153’91

Los datos que acabamos de exponer demuestran el estado próspero del «Ban¬ co de Sóller», y por ello fundados mo¬ tivos tienen los accionistas de la so¬ ciedad bancaria de esta localidad de estar satisfechos de la acertada adminis¬ tración que ejerce su Junta de Gobierno, como igualmente del celo desplegado pol¬ los empleados del mencionado estableci¬ miento en el desempeño de sus delicados

cargos.
Por turno reglamentario debían cesar
en sus respectivos puestos, de Vocales,
don Ramón Marqués, D. Damián Ores-
pí, D. Juan Rullán y D. Pedro J. Mora, y en los de Suplentes, D. Jaime Rullán y D. Miguel Forteza, cuyos señores fueron por unanimidad reelegidos.
Reciban por tal distinción nuestra
sincera enhorabuena.

El próximo pasado domingo por la mañana llegó á esta población el Tenien¬
te General Excmo. Sr. D. Arsenio Li¬
nares Pombo, último ministro de la Gue¬ rra que fué del Gabinete conservador.
Tan luego que nuestras autoridades
tuvieron noticia de la llegada del Sr. Li¬ nares se personaron en la acreditada fonda La Marina donde se hospedaba,
y ofrecieron sus respetos al distinguido
militar.
Éste se halla de viaje desde el mes de Septiembre último y ha visitado nuestras posesiones de Africa, las Canarias y úl¬ timamente las Baleares, aprovechando los ocios que le proporciona su situación
de cuartel.
La impresión que le ha causado su
recorrido por estas islas es muy grata. Durante las pocas horas que estuvo eutre
nosotros pasó á visitar el puerto de Só¬ ller y dió un paseo por los sitios más
pintorescos de este encantador valle, sa¬
liendo el lunes á mediodía con dirección
á Palma por la carretera de Deyá y
Valldemosa.
Según leemos en la prensa de la capi¬
tal, el Sr. Linares marchó el miércoles
por la mañana en el vapor correo que sa¬
lió paralbiza-y Valencia, siendo fácil se haya detenido algunos días en la vecina isla, para salir mañana con rumbo á Ali¬ cante y de esta ciudad dirigirse á Ma¬ drid, dando por terminado su viaje de esploración militar y de estudio.

Con el número de hoy acompañamos un prospecto del conocido farmacéutico de Barcelona Dr. Callol, refereute al Elixir de su invención, cuya lectura re¬ comendamos eficazmente á nuestros lec¬
tores por ser de interés á todas aquellas personas que padecen de neurastenia, anemia, falta de apetito y debilidad
general.
El domingo último á las once de la Mañana se reunió el Ayuntamiento en sesión extraordinaria para proceder á la
rectificación del alistamiento del actual
reemplazo.

La lista de los mozos que componen el referido alistamiento y que son los que cumplan 20 años de edad desde el día l.o de Enero al 31 de Diciembre de 1902, se halla expuesta en el zaguán de la Ca¬ sa Consistorial, para conocimiento de los
interesados.
También hemos visto de manifiesto
un edicto por medio del cual el Sr. Al¬
calde de esta villa cita á los mozos natu¬
rales de este término municipal Antonio Sastre Pascual, Gabriel González Pidecausa, José Culebras Culebras y Anto¬ nio María Lladó, comprendidos en el reemplazo del ejército para el año ac¬ tual, y cuya residencia se ignora, para que el día 8 del corriente mes comparez¬ can en esta Casa Consistorial al objeto de exponer lo que les convenga acerca de la rectificación y cierre del menciona¬
do alistamiento.
El domingo pasado se celebró fiesta
en honor de San Antonio de Pádua. Con
este motivo la iglesia del Convento du¬ rante todo el día fué muy visitada por
los devotos del Santo.
Mucho más concurrido que en las pri¬
meras veladas se vió el salóu de bailes
de máscaras denominado «La Juventud
Soliéronse» en la noche del domingo pró¬ ximo pasado.
Al presidente de esta sociedad D. Ga¬ briel Palmer agradecérnosle la atención que con nuestro Director ha tenido al
enviarle un abono de invitación á todos
los bailes que se celebrarán en la presen¬ te temporada de carnaval.
* **
Se nos dice que también asistió bas¬
tante concurrencia al tercer baile de
máscaras dado en el salón del «Buen
Retiro» el domingo último por la noche.
* **
Sabemos que mañana empieza en el
salón-teatro de la «Defensora Solleren-
se» la série de bailes de máscaras que
ha de tener lugar durante este carnaval.
Los aficionados á tal diversión con¬
fían que serán muy concurridas las ve¬ ladas del 2, 6, 8, 9, 10 y 11 del actual, días señalados para celebrar dichos
bailes.
Víctima de aguda enfermedad sufrida con cristiana resignación, entregó su al¬ ma al Criador, en la mafiana del jueves, D a Isabel M.a Pizá Frontera, esposa de nuestro estimado amigo, el conocido pro¬ pietario y comerciante D. Jaime Orell
Castaüer.
El mismo día por la noche, se rezó en la casa mortuoria el rosario y seguida¬
mente se verificó la conducción del cadᬠver á su última morada con gran acom¬
pañamiento.
A las solemnes honras fúnebres que se
celebraron ayer á las ocho y media de la mañana eu la iglesia parroquial de esta villa, asistió numerosa y extraordinaria concurrencia, cosa que era de prever da¬
do las relaciones que sostiene nuestro amigo y demás familia y las simpatías que unos y otros gozan en esta localidad.
Acompañárnosles nosotros en el senti¬ miento y pedimos á Dios para su aflic¬ ción consuelo, y la gloria eterna para el
alma de la filiada.
* **
Enviamos también nuestro más senti¬
do pésame á la esposa, hijos y demás fa¬
milia del anciano industrial D Pedro
A. Pizá Oliver que falleció eu la noche del sábado después de corta enferme¬ dad, y rogamos á Dios conceda al alma del bondadoso Sr. Pizá el galardón de
los Justos.
Desde antes de Navidad hasta media¬
dos de la presente semana hemos dis¬ frutado de un tiempo impropio de la pre¬ sente estación, pues poco faltaba para que, en realidad, pudiera llamarse pri¬ maveral. De día, el astro rey, ni en uno solo, ha faltado de brillar con todo su es¬
plendor y sus rayos luminosos caldeaban
la atmósfera mucho más de lo que se debía: las noches, en cambio, todas han sido en extremo frías contribuyendo po¬ derosamente á ello la consabida escarcha
que tanto daño está causando á los ha¬ bares, sembrados y hortalizas, que dicho sea de paso, continúan bastante atrasa¬
dos en su desarrollo. El remedio para este mal era la falta de agua y que por
fin, en la noche del miércoles tuvo á bien visitarnos sola, á intórvalos, y en otros

acompañada de fuerte granizo, el que de seguro algo habrá perjudicado á los al¬ mendros, cerezos y demás frutales que empezaban á engalanarse con su floresencia. Desde ese día, ha continuado llo¬ viendo, aunque poco, en todos los demás de la semana y á mayor abundamiento tenemos el bello panorama de que los montes «Puig Mayor», de «L‘ Ofre», «Serra de Alfabia» y el «Teix», están completamente cubiertos del blanco su¬ dario, por cuyo motivo el descenso que se ha notado en la temperatura ha sido mayúsculo y el frío que se ha dejado sentir intensísimo y á propósito para
que aumente el número de los que están
en cama fuertemente acatarrados ó su¬
friendo la enfermedad de moda denomi¬
nada el dengue.
Poco movimiento de buques ha habi¬ do en nuestro puerto durante la presen¬ te semana, tan poco que á no haber sido por la entrada del vapor «León de Oro»
hubiera resultado nulo.
Esta buque procedente de Cette y Barcelona fondeó el jueves por la tarde, siendo portador de algún pasaje y varia¬ da carga. Se nos dice que emprenderá nuevamente viaje para dichos puntos hoy á la hora de costumbre, si el tiempo se lo permite.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 25 Enero 1902.
La presidió el Sr. Alcalde D. Juan Puig, y asistieron á ella convocados por segunda vez, los concejales señores Mar¬ qués, Coll, Deyá, Riutort, Joy (J. J.), Valls y Morell.
Dióse lectura al acta de la anterior y
fué aprobada. Se acordó pasaran á informe de la
Comisión de Obras dos instancias sus¬
critas por D. José Lladó Pizá, en las cuales solicita permiso *jpara verificar obras particulares.
Se dió cuenta de una instancia pre¬
sentada por D. Miguel Socias Vicens en la que expone que existiendo uua faja
de terreno sobrante eu la calle de Levan¬
te del puerto, contigua al Cuartel de Ca¬ rabineros, que no constituye solar edifi¬ cable, y teniendo el exponente necesidad de construir un pequeño edificio, solicita se le designe una área de terreno, apro¬ ximada á la que en idénticas condiciones señaló el Ayuntamiento á otros vecinos
de la barriada marítima. Enterada la
Corporación y considerando que no tiene atribuciones para ceder gratuitamente las parcelas de terreno, aunque sean so¬ brantes de la vía pública y no constitu¬ yan solar edificante, acordó no acceder á
lo solicitado.
Dióse cuenta de una instancia presen¬
tada por D. Damián Bauzá Eusefiat en nombre y representación de D. Andrés Rullán Rullán, en la que expone que á
consecuencia del derribo de la casa n.° 4
de la calle de Tamañy, ha quedado des¬ provista de defensa la fachada de la casa n.o 6, propia de su representado; por lo que suplica al Ayuntamiento, le conceda, autorización para reparar los desperfec¬ tos que haya sufrido. Después se dió lec¬ tura al dictámen emitido por la Comisión de Obras sobre Ja referida instancia, que á la letra dice: «Magnífico Sr.—Los in¬
dividuos de la Comisión de Obras que
suscriben, se han hecho cargo de la pre¬ cedente solicitud y hau examinado sobre
el terreno el edificio n.° 6 de la calle de
Tamañy.—Considerando que el edificio
en cuestión, se halla situado en una calle que por la posición que ocupa eu el cen¬ tro de la población debería procurarse á toda costa darle la latitud proyectada por el Ayuntamiento según el plano aprobado;—Considerando que es benefi¬ cioso y de urgente necesidad para los in¬ tereses generales de la población, la rea¬ lización de la nueva alineación de la
calle expresada, tanto para su ornato y embellecimiento como para el tránsito
público, los que suscriben consideran y lo proponen al Ayuntamiento que en lu¬ gar de acceder á lo solicitado, acuerde indemnizar al propietario de dicho edifi ció, los perjuicios que justipreciados por uu perito, pueda ocasionarle la recons¬
trucción de la fachada con arreglo al plano aprobado; cou lo que se muestra
conforme el propietario, según ha mani¬ festado á los que suscriben. Va M a no
obstante resolverá». Enterada la Corpo¬

ración acordó resolver, conforme con lo propuesto.
Se acordó publicar con carácter defini¬

á las tres, un devoto ejercicio y al ano¬ checer trisagio solemne con plática por el Dr. D. José Pastor, Vicario.

tivo las listas electorales de compromi¬

En todos los actos estará de manifies¬

sarios para la de Senadores, por no ha¬ to S. D. M. berse presentado reclamación alguna

contra ellas durante el tiempo que han

permanecido expuestas al público. Se acordó por unanimidad nombrar al

Megistro Civil

primer Teniente de Alcalde D. Ramón Casasnovas, Vice-Presidente de la Junta
Pericial.
Debiendo procederse á la formación del padrón de cédulas personales para el corriente ejercicio, se acordó no imponer recargo municipal alguno sobre dicho impuesto.
Considerando de escepcional impor¬ tancia el camino que empieza al terminar la calle del Cementerio y termina al lle¬ gar á la bifurcación de los caminos de «La Serra» y de «La Coma» y atendien¬
do á la uecesidad de verificar con urgen¬
cia eu el mismo varias reparaciones en¬
caminadas á favorecer el desarrollo de la
riqueza agraria de aquella comarca, la Corporación acordó declararlo vecinal y solicitar de la Excraa. Comisión provin¬

Nacimientos. Varones 1.—Hembras 1.—Total 2
Matrimonios
Dia l.o—D. Miguel Planas Ensefíat, soltero, con D a Isabel M a Coll Roses,
soltera.
Defunciones
Dia 25, D. Pedro A. Pizá Oliver, de 87 años, casado, calle del Pastor.
Dia 26, D a Margarita Castañer Castañer, de 36 años, casada, calle de Buen
Año.
Dia 30, D.a Antonia Ameugual Eu-
señat, de 37 años, casada, M.a 49. Dia 30, D.a Isabel M.a Pizá Frontera,
de 58 años, casada, calle de la Cruz. Dia 31, D.a María Ana Mayol Bus¬
quéis, de 68 años, soltera, M a 68.

cial se digne disponer que el arquitecto de la provincia pase á esta localidad á levantar el correspondiente antepro¬

MOVIMIENTO DEL PUERTO

yecto. Para evitar en lo posible las consi¬
guientes molestias que ocasiona al vecin¬ dario la odiosa carga de los alojamientos que con tanta frecuencia viene obligado á facilitar á los soldados de la brigada topográfica, acordó la Corporación habi¬ litar las camas de regilla metálica que
posee.

Embarcaciones fonoeadas
Dia 30, de Barcelona, vapor León de Oro, de 125 ton., cap. D. G. Mora, con 18 mar. y efectos.
embarcaciones despachadas
Dia l.° de Febrero, para Barcelona, vapor León de Oro, de 125 ton., capitán D. G. Mora, con 18 mar. y efectos.

El Sr. Marqués manifestó que para

llevar á la práctica con mejor acierto y á la brevedad posible el acuerdo tomado en la sesión anterior, referente á la ins¬

MIj ua®

talación de un servicio de coches fúne¬
bres en esta localidad, consideraba con¬ veniente y proponía se nombrara una comisión para que pasara á Palma á en¬ terarse y estudiar la forma en que se halla instalado y organizado el mismo servicio, para después poder adoptarlo á esta población en la forma que se crea más conveniente. Enterada la Corpora¬ ción acordó nombrar para proceder á lo propuesto, al Concejal D. Ramón Coll y al empleado de este municipio D. Ama¬
dor Canals.
Por último acordóse verificar varios
pagos y se levantó la sesión.

En cumplimiento de lo que previene el
artículo 15 de los Estatutos por que se
rige esta Sociedad, la Junta de Gobier¬
no de la misma ha acordado convocar á
la General ordinaria para el dia diez y seis de Febrero próximo, á las once de la mañana en el local que ocupan las ofici¬
nas de la Asociación calle de Buen Año
núm. 6. Y á tenor de lo que previene el artículo 20 de dichos Estatutos, los ac¬ cionistas deberán depositar sus acciones con veinte y cuatro horas de anticipa¬ ción á la señalada, en las oficinas de es¬ ta sociedad, y recoger al mismo tiempo su correspondiente papeleta de asis¬
tencia.

CULTOS SAGRADOS

Sóller 21 de Enero de 1902.—Por la Sociedad «El Gas».—El Director Geren¬

En la iglesia parroquial.—Hoy al ano¬ te, F. Crespí Morell.

checer se cantarán solemnes completas

eu preparación á la festividad del día si¬ guiente.

Sja wh

Mañana domingo, día 2.—Se celebra¬

rá la fiesta que la Archicofradía de Ma¬ dres Cristianas, establecida en ésta pa¬
rroquia, dedica á la Santísima Virgen María, bajo el misterio de su Purifica¬ ción y de la Presentación de su Divino Hijo eu el Templo. A las siete y media se celebrará Misa de Comunión general
para las Asociadas. A las nueve y me¬ dia, después de tercia, se verificará la bendición y distribución de candelas con

Por acuerdo de la Junta de Gobierno de esta Sociedad se convoca á los seño¬ res Accionistas á Junta General ordina¬
ria que tendrá lugar el dia dos del pró¬ ximo raes de Febrero á las diez, en el local que ocupan sus oficinas.
Sóller 22 Enero 1902.—Juan Moreli Secretario.

la procesión de costumbre; acto seguido,
se cantará la Misa mayor á toda orques¬

Baueo de Sóller

ta, ocupando el pulpito el Rvdo. Sr. Cu¬ ra-Arcipreste de ésta parroquia. Por la tarde, se cantarán Vísperas y Completas celebrándose después el ejercicio en ho¬
nor del Sagrado Corazón de Jesús con exposición de S. D. M. Al anochecer, tendrá lugar el ejercicio mensual propio de la Archicofradía, con plática, que di¬ rá el Rvdo. Sr. D. José Pastor, Vicario.
Lunes, día 3.—Después de la Misa mayor, tendrá lugar la bendición de pan, dulces, frutas y demás comestibles, pro¬
pio del día de S. Blas, Obispo y Mártir.
Sábado, dia 8.—A las siete, duraute la celebración de una misa, se verificará

La Junta de Gobierno de esta Socie¬
dad ha acordado señalar los días tres,
cuatro, cinco y siete del próximo mes de
Febrero de dos á cuatro de la tarde, y todos los martes y viernes sucesivos, de nueve á doce de la mañana, para el
pago del dividendo activo de trece pese¬ tas por acción fijado en la sesión general
ordinaria del día de ayer.
Lo que se anuncia para conocimiento
de los señores accionistas.
Sóller 27 de Enero de 1902.—El Di¬
rector Gerente, Damián Magraner.

el ejercicio mensual en honra de la Con¬
cepción Inmaculada de María. En la iglesia de San Francisco.—Ma¬

VENTA

ñana, por la tarde los terciarios de San
Francisco tendrán su reunión mensual
con plática por el Dr. D. José Pastor,
Vicario,
En el oratorio de 3131. Escolarías.— Jueves día G, fiesta de desagravio dedi¬
cada al Sagrado Corazón de Jesús. A las siete y media comunión general; á las diez la misa mayor con música y sermón

A voluntad de su dueño se desea ven¬
der una casa señalada con los números
19, 21 y 21 bis de la calle de la Victoria y números 22, 24, 28 y 28 de la calle de Palou, de esta localidad.
Para más informes dirigirse á su due¬ ño, que vive en la misma casa.

por D. Andrés Bisbal Pbro. Por la tarde

■S0LL MSI

RED METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA GRAMA EXPERIMENTAL DE BARCELONA.—qnlucena de Enero

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RULLAN PERO.—CALLE DE SAN PEDRO.

BA RÓ1m RO ibm

Vil NTO

Í
I

as <J

Maríaaa

q

Jarde

Ca,n .idad

Cías licaCÍ( n.

Dire citín

Faerza

cg S==j

JBar Tcr. Bar. Ter. Mna Mna Tde. Mna Tde. Tde lea he 1—3

> 1 750 46 750 16 0 0 O. O. s.

20

1 2 750 16 750 17 0

0

0.

O

—

—

0

2

¡ 3 751 15 750 18 0

0

0. 0. —

—

0

0

ó. '

'

4 751 >17 751 16 0 0 0.

N. N. 0 0

i 5 759 11 759 11 0 0 0. 0. — N. 0 2

; e 759 >12 758 16 8 8 N. c. S. N. 6 0
i 7 758 12 760 11 0 0 O. 0. — — 0 0

8 760 11 760 11 0 0 0. 0. — N. 0 0

i 9 761 11 760 12 0 0 0. Q. — E. 0 0

! 10 761 12 761 12 0 0 0. O. — S. 0 0

Jll 762 12 761 12 0
Il2 7í30 11 760 11 0

0 0

0. O. — N. 0 0. 0. — — 0

0 0

113 759 12 760 11 0 6 0. 0. — N. 0 4

114 759 12 760 12 6 4 N. N. — S. 0 4

15 758 11 760 12 4 6 c. c. N. — 2 0

TEm MIÁ; PJLhRÓ METI10 N

M Al sol,

4 la som bra

Man ana

Ta Me Observaciones

Seco c3 Máx Mín Máx Mín Húm. Seco Húm.

1-8 20 1 16 1*0 22 1 16 1*0 20 1 16 1*4 20 0 15 1*3 20 0 15 1‘3 23 1 16 0*6 20 0 11 1*0 19 0-2 11 1*0 20 0-2 10 PO 20 0-2 11 0-6 19 0-2 14 1*0 19 0-1 13 PO 19 0-1 12 0*6 20 0-1 14 1*0 19 0 12

2 12’0 10’0 14’0 IO'O 3 13‘0 10’0 12'0 IO’O 4 12’0 9‘8 13’0 10*2 O 13’0 10’0 13’0 iro o 13’4 10’0 14'0 12’0 4 9’0 7’0 IO'O 8’4 0 9‘8 8'0 10'0 8'0 0 ÍO'O 7’8 ll’O 7’0
1 12’0 IO’O iro ib
u 12’0 IO'O 1P4 9’0 1 120 9’0 12’4 10'4 0 12’0 8'8 12’4 IO'O 0 ]4'0 10‘0 13’0 IO’O 1 12’4 9'0 ii’8 9'6 1 12'0 IO'O LP8 8*6

OBSERVATORIO DEL PARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS.

MAÑANA
' ———

TARDE

VIENTO Atmosfera Pifie

t¿ Mañana.

1 w Máxi-
ma,

Míni-
ma.

Tarde.

Máxi-
ma.

Míni-
ma.

fermómetro
del Barometro. Grados

TermoBaró¬ metro metro del
BaróMili- metro. metros Grados

Baró¬ metro
Milimetros

Anemo-

DUlilrtpJLmWnUnIl

me*;ro- n'° de vuelta^

——durante

Tde. M. las 24 horas.

Tarde lilis

i 20‘0 9*0 17*0 11*0 13*6 763*8 15*0 763*0

o. 4.593 D. D.

1‘0

2 17*0 7*6 16*0 12*0 14*0 761*0 13*6 759*6 so. so. 14.451 C. C.

PO

3 20*0 11*0 19*0 14‘0 14*6 759*2 16*2 759-0 so. so. 14.256 D. D.

2*0

4 21*0 11*0 20*0 15*0 150 762*0 17*0 762-0 so. so. 18.033 D. D.

P0

5 22*0 12Ú 21*0 14*0 15*8 761*0 16*0 760-0 NE. NE. 7.421 D. D.

3-0

6 22*0 7*0 14*0 10*0 14*2 766*0 14*2 765-8 N. N. 102.765 C. C.

5*0

7 18*0 8*0 17*0 11*0 13-0 762*2 14*0 767-0 SO. SO. 63.674 D. D.

4*0

8 18*0 7*0 17*0 12*0 13*0 768*7 14*0 768*0

so. 7.054 D. JD.

2*0

9 17*0 7*0 17-0 11*0 130 769*0 14*0 768*4 SO. so. 9.696 D. JD.

2-2

10 17*0 7*0 16*0 10*0 13-0 767*0 13*6 766-5 s. NE. 10.940 D. D.

P0

11 16*0 6*0 14*0 9‘0 11*6 763-4 13*0 761*5 so. N. 14.429 D. D.

P0

12 16*0 8*0 17*0 11*0 13*0 760-9 14-0 760-5 so. O. 11.589 D. D.

P2

13 19*0 7*0 18*0 13*0 13*2 761*6 13*6 761-0

O. 10.055 D. D.

P0

14 18*0 8*0 16*0 12*0 13*0 762*4 13*6 762*0

so. 3.667 D. C.

1‘2

15 16*0 8*0 17*0 9*0 13*0 766*4 12*6 767-0 so. NE. 34.698 C. C.

2-0

Observaciones

NOTA.—Elbarómetro se halla, en Sóller, á 5'2'53 metros, y en «La Punttaa Grossa», á 101‘620 metros, sobre el nivel Sel mar. Las horas de observación, á las 9 do la mañana y á las 8 de la tarde.—En la casilla de la fuerza de los vientos, el 0 indica calma lashoias *sstán inmóviles: 1, débil, mueve ligeramente las hojas: 2, moderado, agita las hojas y pequeñas ramas: 3, bastante fuerte, agita las ramas gruesas de los árboles: 4, fuerte, dobla las ramas gruesas y los troncos de pequeño diámetro: 6, violento, sacude violentamente los
«¡árboles, rompe las pequeñas ramas: 6, huracán, derriba tejados y chimeneas, arranca los árboles.—La cantidad do las nubes se expresa en décimas de cielo cubierto, hasta 10 que signiüca cubierto. La clasificación por O que significa Cirros; K Cúmulos; S Stratos- N
"Nimbos; CK, Cirrocúmulos.

Lo* anuncio* que se Inserten en esta sección pagaran: Hasta tres in®*reioE« á razón de 0‘05 pesetas la linea; hasta t inco inserciones a ■razón de 0*03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
ifl valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de lineas
■do que so componga, será de 0'50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta-
nján por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporcióon
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.

tos snscriptorea dUfrntarán una rebaja de uu 85 no»

ciento

**

SERVICIO DECENAL
ENTRE

-«©síaratnsEffla aSaBEfnwMs:»

^ssKfflwfls»
BB^az’BBFíató-ftaa nn bou brin surca KfenssaHSB£T.iviaa EDCSESEBO®2»
rcuanewiamaa 'íBEarnsaa R«KBéra««
..
aasRCQpaaBB
■aciraBsaia sitia» KaaHBHHUniKMS

Rí&aQ7iSSS»aSQKa wuajiaisisraHiSfi»»

MKcaíiíisaHdBiiBa asesáis ¡sí do ay rasen

FALLECIÓ EL DIA 26 DE ENERO, A LA EDAD DE 36 ANOS,

te«9ia»!Süe»nHB!is

EnaiD sbüsbsbbii

DESELLÉIS IDE RECIBIR LOS SANTOS SACRAMENTOS

RiaanarasaasiBa 5íSís*3SRíueaiaasH
Sa s^aanmaansaassaessneeaa

eSMEntSBBB'-QaBB

BMwa^nsaaawii

R. I. P. )S=¡E=EE—

encía»? nwsaairtBq
BtasiDaEasnataa
K5í2inai3níHí;i?B¡» jnnaH^niaaiüM»¿s MuauígHtiiiattBH RVHUJaBBJSKJWB

BseBuaEKiwzyBiss BWSRaBtraiASSÍBM uanasasi sisa ¡sao

ftMusoaaaiaiioa

Sus afligidos esposo, padres, padre político, hermanos, hermanas,

BKBHKíaHSlJGnaB KKWBa'SIHBaWfiiH feñ»**flütai¡3K;aa Ci&KHKffiEBisHaiHi
reí isa siBisssitsntfltfisaH wo&asisaiaia sarasa

¡SSHSSSSI afilia zwwhbhs
iarasn mnnaaaag
fRtKs»sR«s5's*ÍCsCsIiBsBHsggna
piiSlij

hermanos y hermanas políticos, tíos, tías, sobrinos y demás parien¬ tes, participan á sus amigos y conocidos tan sensible pérdida y les ruegan tengan á la finada presente en sus oraciones.

ttaaaaeaiaüEKíBa
ssioiBaEaBttiBflHa 83fiasianaifitjs«iafii
¡c^taa gKraw asura .cifiiaisaiíiBíasasa
K»ftiaraa?Hí32aeeafi
l3P»«araK5£WT3!7«qi ESfaBaaíSBa»í5á &i8!r:at3t''H2gí“.2aa tti3«2sasL4fírat3saa
«aril
EpglilIlüSS
bises aoHatfeyja BEJE£3iflaEOí6íi -

¡S ¡ Vhvít? Ú V K5 KM * 3 B»; 3!

Bqa«i0rínaiáíR»iBitf

=»SE«8 HSBSWR»QSÍ»3rc»»

N SSEtEiS ¿J S

s—

kksk? a a a >a *.a 0 n sa& üií5 t? m w

.
Hñ ;t n r »i) ¿ n x *ra si ;i wi v:
rlyr m eaac«aVssf«if»irB?ivsta* sreft»iivaiKn uQ

sSgóaa ¿ií| k|c«5líSaiu'li

r
:

- '»?

>-

•1 r

, -* .

'

~

,

M«!S*t>tM wBjRKKaS«i»&fía5T«¡5is¡a0r3í«WS5B50R»Saí«3Kú;ss»£B3B»!&ae»i«»!v3>»«'a3uia5a)siwH¥iKi5aKi¿$aaa6aít:tíw2í*íüa54!¡aí:,3Kja»£pfesKíBCE3i>ef.»t’eREtó& &j2*«aSR.H*.|íí:ln«?.2.a.s.a.a.í.íRft0»EKé5,5.if.!BB«Ii

-—bbdsi—■

i —m—am—mm

&9Wí»’5g5«l5{R*!t.«»ttte ..

*^^^^^^N§Iͧ2ilgfeÉÍllSg£il2g2ÍͧisSÍS¡ fefa IgSaSíaSa íiu-ja ■iüu's aiyxjaaüasfeüí-aMgsi^señsSla baakasastósaaiuBiaiScSa®coaelüiftetliíiaw«^táur'^ezsúvaíasgta«

13^a rafe » ala u a b a » a a a a er. is es a ca ts s a ra s «a """ * » k fr n a a rj w «.» & a a u a b e rs t« v n a a
.. \_i9. tt BfeSt iñ & » k ÍS MW B1R GE & Q * 3 B V 3 U « U Ul .aaaBiBCvA¿JuEáaáKuauiHSMfiaaaüau3iiB

por el magnifico y veloz vapor

VICE-VERSA

Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CQ^SSíafMTARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE —D. Guillermo Colom, Quai Comman¬ dan t Samary-5.
NOTA -Siempre que el día de salida ele Cette. según el presente itinerario corresponda al sabado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veíate cuy atro horas y saldrá el domingo ó dia festivo que sea, á la misma hora.
L‘ ASSIGURATRICE ITALIANA

LITOGRAFIA ARTISTICA

DE

GUILLERMO ORDINAS

Caite

Urna

m*9 1^®*—

Esta casa, la más antigua en su ramo, establecida en Palma, mon¬ tada con todos los elementos y procedimientos modernos, ofrece al pú¬ blico, juntamente con la superioridad de los trabajos, como lo tieae acreditada, la más ventajosa competencia dentro y fuera de la Isla, tanto en impresiones en negro, como en colores y en relieve para la Industria y el Comercio.

ESPECIALIDAD en: Carteles, Etiquetas al cromo para envases de conservas y licores. Papel «Celulosa» con impresión de lujo, para ul¬ tramarinos y comercios.
Representante en Sóller; UBmm PLA8BLLB
¡[CABELLO ABUNDASTE 10NDULAB0I!
’EÍ&vj
Hace crecer el cabello y evita su caída; le devuelve su color primi¬ tivo y natural. Quita la caspa y priva que se reproduzca. Mantiene la cabeza limpia de todo insecto y micrébio, pues es antiséptico por escelencia. Cura toda enfermedad del cuero cabelludo y evita las que se adquieren por contagio, como tiña pelada, etc.

DE VENTA: en perfumerías, droguerías y farmacias. UNICOS DEPOSITARIOS: Cortés hermanos, Barcelona (España),

LADRILLOS HIDRAULICOS, BAÑERAS,

i

i ITOM

DE LA OASA

BSCOFCT, TEJI!»! Y C.

de BARCELONA

Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.

LA SOLLERENSE
D0
ۤm
CEDERE j PORT-BOU (Frontera fraaeo-espanola)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas. frutas frescas y pescado*

D. Juan Estades de Sóller, ne¬ gociante y propietario en Lézignan, (Aude), enviará gratis y franco de porte muestras de los vinos de su propia cosecha, garantidos co¬ mo naturales, á aquellos de sus compatriotas residentes en Fran¬ cia que se las pidan.
PÍLDORAS FERRUGINOSAS”
DE
INULA HELEN1UM

Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorósis (colo¬
res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬
cultad en el ménstruo), la Ameno¬
rrea (ó supresión del mismo), 1a, debilidad, flaqueza y cuantas mo¬
lestias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
3DS VB3NTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.— Sóller, Far¬
macia de J. Torrens.

"YVU ívlilvLfcQi

de una porción de sola-
res en el punto más cén¬

trico de la Huerta conocido por el Camp

de sa^Creu barriada de Can Pedos.

El dueño informará.

Sociedad de seguros contra los ICdllMflS WMIj flllU®
ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de SO de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20,
;oaríj^i-aAÁ~P5ra mf°rmes y demás> dirigirse al Agente principal, our^o1 bnAa ohLLAb. Samantana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
Creme “Áreir,,
^ 1 Cuia ladicalmente ús almorranas ("vulgo morénesj v
llagas de la matriz á los tres días de usarse.
Véndese en Sóller, en las Farmacias de J. Torrens y
de Jaime Castañer.

DE
Vda. de J. SERBA 1PIíA®A ®IS S®AffjA©I©-3.-BAS$CE]Li©]S'A

Hospedagc desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe

setp¡ Vf±ú aTTIa «“*»• particulares, mfas sirve L1 Hotel del

Universo esta situado

en

se

á. todas hora:

uno de los sitios mis i ir

frondosa' portantes de la capital,
de Palacio v naseos do

di plena fachada A la
la Afinaría 4 úoKaI tt

bonita

j

i

y^

pía*
todos I7(

SOLLSE. Imp. de «La Sinceridad»