AÑO XVI 1.-2.® ÉPÜCA.--NÚM. 773
AÑO XVI 1.-2.® ÉPÜCA.--NÚM. 773

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Colora—Quai Commandant Sa-
mary-5-Cette (Herault). América: D. Guillermo Marqués—«Ei Canon»—Arecibo—
Puerto-Rico).

raudatiar y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA BEDACCIOH Y ADJGNISTBACION: Callo da San Bartolomé, n.” 17
SOLLLB

J PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.') ^

,

Extranjero: 0’7b francos id. id. ) lAjr0 adelantado.

Número suelto O’IO pesetas.—Id atrasados Ü’2G pesetas.

La Redacción Tínicamente se hace solidaria do loe escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven. serán responsables sus autores.

Sección Literaria
SOR PILAR
Sor Pilar, sin. el hábito religioso de las
Hermanas de la Caridad, hubiera pare¬
cido sencillamente una muchachuela de
diez y siete años. A tal punto llegaban
la frescura de sus mejillas, la alegría y vivacidad de sus ojo», lo alocado de su mirada, ©1 rojo húmedo de sus labios
y la picaresca comisura do su boca, siempre souriente, que costaba trabajo creer, á la vista del hábito, que aquella
era una mujer consagrada á la religión,
y no al mundo.
* *#
Cuando estalló la guerra, Sor Pilar se eníoutraba en un Hospital civil cuidan¬ do enfermos. Delicada de facciones, pero oo mucho de estómago, se había sepul¬ tado en una sala de variolosos, en el pe¬
ligro de flotantes miradas de pulveriza¬
das escamas.
Jorge era uno de esos baturros de la buena cepa, pobre en bienes materia¬ les, pobreza que le había llevado al San¬
to Hospital; pero rico, riquísimo en ru¬ deza, en corazón, en desabrimientos bár¬ baros.
Apenas comenzado el período de escamación, pues el pobrete convalecía de
unas viruelas de ordago á las que él lla¬ maba «cuatro cochinos malos granos,»
dijo un día á Sor Pilar: —Hermana, la cosa se pone tan fea,
que me parece que en cuanto salga de aquí me voy al baile. Tanto valía dejar
en esta casa el pellejo, como los huesos
para Ufara de cuervos. —¿Pues qué ocurre? —Nada, casi nada. Que un señor que
se llama Napoleón y que se ha metido á
chafar naciones, lo mismito que yo es¬
cacho una cabeza de ajos para el ajili¬
mójili de mis caracoladas, se nos ha en¬
trado de rondón en casa diciendo: «yo
quiero esto» y nosotros le hemos diaho que sí, que es para él, pero en cuántico que pueda cogerlo, y le hemos declara¬
do la guerra.
Sor Pilar, ocupado el pensamiento en tsdas las metamórfosis de las pústulas
virulentas de sus enfermos, no había te¬
nido ocasión de enterarse de las haza¬
ñas famosas de las pelotilla» de nieve en Pamplona y de la tamborrada de Montjuich. Quizá era la única española que veía, sin temor, que ©Inmundo se cayera abajo ó que ei cielo se precipita¬
se sobre la tierra.
Nunca había sido curiosa, pero intri¬
gada por Jorge comenzó á ser pregun¬
tona; ella, que no conocía del muudo más que la miseria de las enfermedades
y los ruidos de la calle, se permitió for¬ mar parte de los corrillos de gente en la
puerta del Santo Hospital para comen¬
tar los rumores de lejanas ocurrencias. Pasaron unos días más. y el convale¬
ciente, quemándole ya las sábanas del lecho y ansioso de tomar las armas, dijo
cierta mañana á Sor Pilar cuando ésta
le servía la ración del rico vino de Cari¬
ñena:
—De hoy no pasa; le pido el alta al médico y si no me la da, me escapo. No
puedo resistir más al deseo de ir á batir¬
me con los franceses. ¡Ea! es cosa re¬ suelta. Además, si hasta los ehicuelos y las mujeres se han ido á la guerra ¿poi¬
qué he de quedarme en el Hospital re¬ galándome con ©1 vínico y el sopicaldo y
los buenos colchones?
—Y diga, hermano... ¿también sería
jo útil en el campo de batalla?—pre¬ guntó Sor Pilar con gran interés.
—Proato se aprende á retacar un fu¬ sil, y para disparar contra esos conde¬ nados que han hecho la barbaridad de Madrid, todos sirven. ¡Cuantos más soa-
nios, más franceses mataremos!
—Pero, oiga, hermano... si yo no quiero matar, si no quiero aprender á cebar fusiles ¿no podré servir para al¬
go?...

El convaleciente, á quien no le ca¬ ses. Sor Pilar, desconocida del pelotón barboteando en sollozos el guerrillero— r Los libros preferidos durante los pri¬ bían en la cabeza más ideas que las de que les rodeó en aquel sublime momen¬ me has salvado tú, hermana mía, tú que meros días fueron los cuentecillos Calle¬

matanza y de exterminio, tuvo como un momento de inspiración, miró sorpren¬ dido á Sor Pilar y la dijo:
—Hermana, es usted un clavellín que
se pondría negro eon el humo de la pól¬ vora. Una mujer tan hermosa no debe ir ai campo de batalla á ver atrocidades con esos ojo3 de cielo azul.
—Hermano,—contestó ruborizada Sor
Pilar y sonriendo—le dejo hoy sin ra¬
ción de vino si vuelve á ofender á Dios.
—¡Cómo ofenderle! Lo que hago es
alabarle admirando una de sus obras.
La monja tomó «1 sabio partido de no discutir con el baturro, pero no apareció más por la sala do variolosos hasta que el.convaleciente Jorge, apenado por no ver á Sor Pilar, tomó el olivo yendo á incorporarse á uno de los batallones que
mandaba Palafox.
La guerra siguió su curso con aquellas penosas alternativas entre el desaliento y la esperanza, con aquellas tremendas derrotas de los franceses, con aquellas batidas sangrientas de españole», que
caracterizaron nuestra gloriosa guerra de la Independencia.
Sor Pilar quedó encerrada en Zarago¬
za con uno de los batallones de la divi¬
sión de Palafox, sin poder siquiera re¬ gresar á su Hospital de Huesca, cuando empezó el segundo sitio de la Siempre
Heroica.
Pero no quiso ingresar en el Hospital
de Nuestra Señora de Gracia. Entendía,
y no sin razón, porque le sobraba valor para ello, que sus tiernas solicitudes se¬
rían más eficaces en el campo de bata¬

to de la lucha de dos hombres, fué tam¬ bién llevada prisionera.
>(: **
El general Lannes fué ciertamente uno de ios más caballerosos generales de Napoleón; sentía admiración por Zara¬ goza y asi lo expresaba en sus partes al Emperador. No se tiene noticia de que hubiera fuailado á ninguno de sus pri¬ sioneros de Zaragoza. Sin embargo, pa¬ recía tan feroz, tan repugnante el inten¬ to de Jorge de asesinar al francés, que Lannes reunió el Consejo de guerra con ánimo de castigar ai baturro,
Este, impasible, decía á Sor Pilar: —No me ha dejado, hermana, matará un prisionero, y ahora me matarán á
mí.
Sor Pilar no decía nada. Permaneció
pensativa unos instantes, y lenta, ca¬ bizbaja, contando los pasos, se dirigió á
la tienda de Lannes.
Este, que no conocía personalmente á Sor Pilar, pero que oia hablar uno y otro día de sus actos heroicos y sublimes de caridad, se descubrió con respeto al oir el nombre de la monja y, sin aguardar á que ésta se explicase, hizo salir preci¬ pitadamente á sus ayudantes dándoles órdenes en voz baja y saliendo detrás de
ellos.
Sor Pilar oyó asombrada el ruido inu¬ sitado del campamento, el trote de los caballos, el toque de las cornetas, el ru¬ mor característico de los grandes suce¬ sos militares. No sabía explicarse á que podía obedecer aquel movimiento insó¬

me habías perdido.

ja, luego tuvieron demanda las obras de

—No, te han salvado, hermano, la Re¬ Verne y finalmente ia Astronomía y Al¬

ligión y la Patria, porque yo también rededor dei Mundo.

sirvo á la patria y soy soldado que cura en vez de ser soldado que mata.
Y en tanto, los soldados de las Pirá¬

La mayoría do alumnos aprovecharon desde luego y leyeron con sumo gusto;
otros enredaron en vez de leer ó «e con¬

mides, de Joña, de Areola y de Priedland, lloraban recordando que su Empe¬
rador volvió una sola vez la cabeza en
los campos do batalla, y que la volvió para mirar á una monja, tal vez hermo¬
sa como Sor Pilar.

tentaban con mirar las láminas y graba¬
dos. No tenían hábitos de lectura, no
comprendían lo escrito. Ei ejercicio de lectura explicada, que cada mañana te¬ nían á la hora de clase, abrió algo ei ho¬
rizonte de sus entenderás y progresaron

José Oses Larumbh.

bastante. Uno nos quedó, cerril y nega¬ do, á quien no hemos logrado interesar

por los libros. Se comprende, pues lucha

CARABASSAT

con dificultades de leng’uaje que en el corto período de tiempo de que dispone¬

mos no podremos vencer.

Me dius que’m vols—ab frenesí.

] Llegó la hora de la comida. Cada alum¬

Mes qu’al teu cor,—mes qu’alsteus olla; no rae da cuenta públicamente de lo que

Debades véns—devora mi.

ha leído. Hubiérais reído los primeros

Jó ja coneeh— els teus ernbuys.

días al oir los disparates que salían de

No ’t crech. No ’t crech.—Bé tens que dir. aquellas bocas; pero poquito á poco se ha

Tot cuant me dius—ja estás causat De dirho á mil—que t’ han cregut. Tu t’ has quedat—aconhortat Cuant loa has vist—el cap batut.
Yeten, veten.—Jó tenck tancat.

ido perfeccionando el ejercicio y hoy da gusto oir la narración, extractada á su
modo, de lo que se han asimilado leyen¬ do. A los postres, una votación entre los colonos, concede un premio al que ha ' demostrado más aplicación y más habi¬

El teu desitx—fora qu» jó Per tu peuás—sense sossech.
De badea dius—Jó fas el tró:

lidad narrativa, y unos pocos caramelos ó confites ó un puñado (le cacahuetes, ganados exprimiendo algo el cerebro,

Ja no puch pus:—D’aroor m’ aufech.
No’t crech. Yeten.—No farás tech.

son manjar sabrosísimo y envidiado. ¿Por qué no habíamos de tener en

Veten. Si al cas—pensas ab mi

cada escuela una biblioteca para los
niños?

Cuant de casar—parlar podrás;
A n’el Rector—le hi contarás

GIMNÁSTICA

lla. Sor Pilar tenía mucho de enfermera, lito después de la brusca salida de Lan¬ Primer qu’á mi.—Y encara, axí;

Detesto toda exhibición de chicos tie¬

pero mucho más de cirujana. Y, provis¬
ta da su farolillo, inclinándose sobre los
cuerpos tendidos en el campo de la lu¬ cha. ensangrentando su blanca toca y

nes. Este volvió una hora después, se¬ guido de un brillante cortejo de genera¬ les y ayudantes que hicieron á la monja
el saludo militar.

No sé, no sé. —si ’t diré si.
Pere de Alcántara Penya.

sos, rígidos, uniformados; odio cuanto' tienda á militarismo infantil; pero la exacta disciplina, la precisión matemáti¬ ca de uq ejercicio gimnástico me place

teniendo en rojo sus preciosas manos

—Sor Pilar,—la dijo Lannes en co¬

en extremo. Allí no hay nada aparatoso,

Colonia Escolar diminutas, fué sorprendida muchas no¬ rrecto castellano—por no herir el senti¬
ches en la piadosa fanea de reconocer miento de dignidad de vuestros nobles

nada de relumbrón. Los niños penden de los labios del maestro y á sus voces de

cuerpos inertes, por si alguno de los te¬ nidos por muertos podía volver á la
vida.
La penosa tarea de Sor Pilar no fué

y valientes compatriotas, no puedo con¬ decoraros con el águila francesa que ponemos en el pecho de nuestros héroes; pero vais á recibir todos los honores que

de Puerto-Sóller
AGOSTO DE 1901

mando se mueven como autómatas, pero? corno autómatas conscientes, autómatas
que compreden que aquel puntual ave¬ nirse de movimientos, aquellas flexiones

infructífera; algunas docenas de hom¬ merecen vuestra virtud y vuestra cari¬ bres le debieron el no ser llevados á las dad inagotable. Pedid la gracia que

X3IA.:K.I©

y saltos, no son un mero juego, ni una simple distracción, ni un alarde de sol¬

grandes zanjas en donde se amontona¬ queráis y os será concedida al punto.

ban los cadáveres.

Lannes. que imaginaba ya lo que Sor

Sor Pilar no hacía distinción de nacio¬ Pilar pediría, se sonreía dulcerneuíe.

nalidades. La soldadesca francesa de Sor Pilar, con los ojos desmesuradamen¬

Lannes y Verdier, como los baturros de te abiertos, balbuceaba una oración.

la huerta de Zaragoza, todos miraban Luego, con aire de extremada resolu¬

con igual respeto á la sublime mujer ción, se encaró con el general dicién—

que en lo más fragoroso de la pelea se dole:--Quiero rescatar la vida del pri¬
inclinaba sobre los heridos para calmar sionero Jorge,

con el bálsamo de sus frasquitos el cruel —Es imposible, está sentenciado á

dolor de las heridas ó para dirigir á los ¡ muerte,—contestó el general, fingiendo

Dia 8.—Dura aún el cansancio de la
excursión de ayer. El juego de quillas reales, con que se han entretenido des¬ pués del baño, ha languidecido pronto. Las piernecitas flaqueaban al subir la
cuesta de Santa Catalina. En cambio el
almuerzo lia sido devorado con sumo
apetito y animación. Después de la clase han pasado los ni¬
ños á

moribundos, en los instantes de agonía. , gravedad.

LA BIBLIOTECA

palabras da consuelo en nombre de la —Quiero más,--dijo con energía Sor ¡ La vida del espíritu merece tanta

patria, de los padres, de los hijos, de las Pilar—quiero la libertad del valiente ; atención como la vida del cuerpo. Por

dadlos; sino el cumplimiento de un de¬ ber agradable, después del cual saborean el bienestar corporal de un ligero y nece¬
sario causado.
Estábamos en el muelle y empezaba á anochecer. El sitio despejado, lo apropia¬ do de la hora y lo ameno de la tempera¬ tura invitaban á ejercicios de gimnástica. Iban ios colonos á la desbandada, el an¬ cho terraplén se hallaba desierto. Suena el pito, y á la voz de Alinearse! se orde¬ nan ios alumnos en fila por orden de es¬ taturas. Arrom. el que ha cuidado de crecer más desde que nació, queda en el

esposas y de los hermanos.

Jorge; yo salvo por la Religión, y cum¬ esto, entre los bagages de la colonia he extremo cabeza de fila. Morell es el últi¬

En uno de los innumerables encuen¬ plo mi deber; Jorge mata por la patria y concedido lugar preferente á los libros. mo. La fila, paralela al malecón, cubre

tros con los franceses, pues en la lucha cumple su deber; el que mata por la pa¬ No debía movilizar una balumba de un extenso frente; pero, estando los ni¬

épica del segundo sitio de Zaragoza los tria no es asesino, es un valiente.

ellos, bastaba una colección selecta.

ños tan inmediatos, no podían moverse

combates generales y las pequeñas es¬ Loa generales, emocionados, volvie¬ Tenemos un poco de todo y un mu¬ con holgura. Falta espaciarlos. Otra voz:

caramuzas se repetían día tras día, apa¬ reció de pronto ante los ojos de Pilar, entra el humo de la explosión de una

ron la cabeza.
A pocos pasos de distancia apareció un pelotón conduciendo al baturro.

cho de cuentos que es lo que más agrada
á los iectorcillos. De Historia poseemos
la de Sóller, el compendio de la de Ma¬

Guarden distánciasl Los alumnos se po¬
nen brazos en cruz y mientras el cabeza de fila queda inmóvil en su sitio, los

granada, ia figura de Jorge, terrible,
feo como un demonio, ennegrecido por
la pólvora y monstruoso con las innu¬ merables pecas de su rostro, brillantes y
cubiertas de sudor.

— En nombre de la Caridad, y por el honor de las banderas francesas—dijo Lannes—estás libre—Y empujó ¿ Jorge á los brazos de la monja.
El espectáculo fué majestuoso, mag¬

llorca y la de la Civilización. De Geo¬ otros se corren distanciándose, pero’ grafía contamos con la de Mallorca, guardando fila, hasta que se toquen planos de la Comisión Hidrográfica y un mano con mano. Así podrán moverse
hermoso tratado de Astronomía. Una i libremente sin peligro de estorbarse, ni
obra de Física bastante extensa y en ; de herirse. La fila se ha dilatado bastan¬

Ei valiente Jorge tenía asido por el
pescuezo á un franceaillo joven que, in¬
vocando á Dios y á su madre, hacía es¬

nifico. Sor Pilar miraba el limpio cielo azul aragonés con sus límpidos ojos, se¬ renos y reflejando el azul del cielo,

lenguaje muy claro, y unas nociones de ¿ te más. Por fortuna el sitio no escasea
Industria, constituyen la parte científica ! tanto como en nuestras espaciosas es¬
de nuestra librería. La parte literaria es cuelas. Cabremos bien todos. Sin em¬

fuerzos inauditos para esquivar el golpe mientras Jorge, abrazado á ella, derra¬ más copiosa. En primera fila los cuatro bargo, chocamos con un inconveniente

fatal de la cuchilla de Jorge. Sor Pilar, maba abundantes lágrimas de emoción tomos de la revista Alrededor del mundo el más grave. Sólo cinco colonos saben

rápida como el rayo, conociendo á su y de gratitud-

que no son dejados de manos ni por un algo de gimnástica y entienden las vo¬

enfermo se interpuso entre los comba¬

Y frente á ese cuadro soberbio, en al momento, las obras de Julio Verne. el ces de mando. Se trata de una dificul¬

tientes, evitando con un movimiento de
su brazo que el cuchillo de Jorge se hundiese en el corazón del francés.

silencio sepulcral de la gran espionada. Lannes y sus generales permanecían
descubiertos.

Robinsóm. Corazón, y más de un centenar
de libritos de cuentos cortos.
¿Cómo funciona nuestra biblioteca?

tad. que no es un obstáculo. Ensayemos.
—Brazos en cruz\\—Flexión de puños
hacia el pecho... uno) dos\\— Bien va! Más

En aquel iustaote, una carga de caba¬ De pronto, estalló el ruido de las mú¬ ¿Qué servicios presta?

fuerza, pero sin violencia. — Uno. dos\\—

llería francesa separó á este grupo del sicas y desfilaron los regimientos des¬

Ea dos tondas, de una hora á la ma¬ Avenirse bien; todos á una y á la voz.—

resto de los combatientes que, escalona¬ plegando sus banderas y humillando ñana y de igual tiempo á la tarde, los Unol dosl Los niños comienzan á com¬

dos y disparando, retrocedían hacíalos huertos que se extendían al frente del
antiguo convento de San Francisco.
Jorge quedó prisionero de los france¬

hasta el suelo su» águilas al pasar fren¬ te á aquel grupo de la monja y el batu¬
rro abrazados.
—No me' ha sal fado L&noes í-^deeís

colonos pueden tomar, á libre elección, un libro de la biblioteca, lo bojean y leen á su gusto y ío devuelven al fin de
la sesión.

prender y disfrutan en la belleza del

ejercicio que es su precisión. Alguno1

torna la cosa demasiado en serio y á ]ú

voz de uno suena un ruido coma

ítB

J2

SOL JLE R

§<®%le de tambor; e» Eduardo que se cepillera y á mil otras que podrían apli¬ geles sin la menor fatiga porque, ade¬ restaurants, salas de recepción, lujosas mas tarde á Méxicoáprincipios de'Julio,

hiere el pecho á puñetazo limpio con carse.

más, la vía forma un desnivel suave y salas de espera, así como una lechería es decir en los dias de los desastres, como

acabas manos.—Hombre, por amor de Con el ampa ó asta del ágrave se ob¬ agradable.

montada al estilo de Suiza, para mayor decían nuestros compatriotas los espa¬

Dios, no es esto, así vas á hundirte el tiene madera para techar pajares, gaña- La vía sigue en su mayor parte la ori¬ comodidad de los ciclistas. Durante la ñoles, que vivían allá pensando única ¬

^esternón. La fuerza la has de hacer en mías y tinglados. Ciertas especies mez¬ lla Este del río Arroyo Seco y desde ella noche hay iluminaciones y agradables mente en los acontecimientos que se iban

dos brazos al moverlos, no se trata de ha¬ cladas con otros elementos, sirven para se disfruta el hermoso panorama de los serenatas.

desarrollando.

cer pasar por ojo el costillar. Mi ejemplo forrajes. Si se queman sus pencas, obtié- bosques que bordean el pié de las próxi¬ El precio de entrada á la vía de bici¬ En aquellos momentos^de infortunios

acaba de enseñarle el cómo y continua¬ nese ceniza; que á su vez produce una mas tierras cubiertas de nieve. La su¬ cletas es únicamente de setenta cénti¬ y no digo desastres¡!porque no lo fueron,

mos el ejercicio.

legía muy concentrada. Este procedi¬ perficie de la vía no presenta obstáculo mos. Por esta cantidad puede un ciclista los españoles en México, que tan alta¬

Y siguen flexiones y rotaciones, sal¬ miento fuó descubierto por los mejicanos, alguno y cuantos por ella transitan se estar todo el día recorriendo el camino, mente probaron su patriotismo, se que¬

aos, conversiones de Alas, cambios de que aún lo practican. También cortan la encuentran libres de polvo y de barro. si así le place, y á la vez puede gozar de daron con el¡corazónüen| suspenso ^y el

-¿‘rente. Bien por los colonos. Ellos tam¬ pitera á flor de tierra y ahuecan el tron¬ Los ciclistas más nerviosos pueden mon¬ los beneficios dei parque y de los demás alma aterrada al recibir las noticias de

bién participan de esta opinión y rom¬ co en forma de vaso, del cual se destila tar y pasar por ella con toda tranquili¬ atractivos que llevamos citados.

rendiciones y pactos. Se consideraban

pen en aplausos, alabándose á sí mis¬ un jugo que recogido se espesa y forma dad, pues no encontrarán caballos que

deshonrados suponiendo á nuestro ejér¬

mos, cuando suena la voz de rompan miel. Llegan también á producir vina¬ obstruyan el camino, ni trenes, ni vehí¬

.Jilas.

gre por medio de otras combinacio¬ culo alguno, así como tampoco perros

COLABORACIÓN

cito vencido, y hasta la impresión era tan grande, que muchos creían que re¬

Las filas no se rompen. Quedan vo¬ nes.

extraviados ni chiquillos vagabundos.

portaba vergüenza ser español.

luntariamente formadas y siguen buen

La cualidad principal del ágrave es

El Sur de California, con su® delicio¬

•vate así, hasta que alegre charla nos como planta textil. Puede explotarse en sas colinas y bellísimo país, verde casi

Impresiones

Este sentimiento era por desgracia ca¬ si general entre los españoles en Améri¬

conduce hasta el faro.

favor de nuestra industria. La provincia todo el año y radiante con la abundan¬

ca; no hau comprendido que España no

JUNTO AL FARO
Sentados junto á la baranda que dá la
-«nar, á la téuue claridad de las estrellas, i-se comentan los sucesos de la jornada y
4uego les doy una ligera explicación de astronomía. Los.presentes me escuchan -en religioso silencio. Un dilatado campo ■se abre de repente á la inteligencia de muchos de ellos. El círculo deoyentesse
va estrechando á mi alrededor. Les hablo
de la formación de los astros, de sus mo¬
vimientos, de sus distancias. Qué placer ¿leo en las miradas que sobre mí conver¬ gen! que deleite-se transparenta en estas
-infantiles fisonomías al entrever las ma¬
ravillas de la Naturaleza! con quéavidez investigan en la niebla de lo á penas co¬ nocido cuando una mano aparta el velo que cubría su entendimiento!
No me basta este silencio, ni me con¬
tento con la atención que me han presta¬ do. Todo esto podría eer aparente, vago, eugañoso. Quiero cerciorarme de que su cerebro se ha asimilado algo, de que su inteligencia-se abre, de que su alma tra¬ baja. Quiero hacer el balance del progreso que mi trabajo ha alcanzado. Pregunto •ai acaso, presento las cuestiones bajo as pecio muy diverso; las contestaciones ob¬ ten das, aún de los más negados, son sa

de Murcia [fué la primera en aprove¬
charla. En los numerosos terrenos baldíos que
tiene España, esta plantación beneficia grandemente á sus dueños y á la nación.
FRUTAS SIN SEMILLAS
¿Quién ignora ya que esto puede ocu¬
rrir? Pues esto hace muchos años que se
practica eu España por los hortelanos, que han conseguido ¡granadas sin se¬
milla!
El sistema es el siguiente: Es sabido que el granado y el naranjo y otros frutales, producen lo que vulgar¬ mente llaman Ladrones ó Chupones, que son retoños aéreos que brotan eneltronco al pie del árbol y son perjudiciales; por lo que se podan.
Estos retoños aéreos son los que se
plantan para producir la fruta sin semi¬ lla, propagándola de árbol á árbol suce¬ sivamente, habiendo obtenido por este medióla granada sin semilla, y qne aplicada á los naranjos dió idéntico re¬
sultado.
El hecho es práctico, y bien mirado tal, parece que esos retoños aéreos se

cia de sus flores, aún en mitad del in¬
vierno, puede decirse que es el paraiso
de los aficionados al ciclismo.
Un aficionado á estadísticas asegura
que son más de treinta mil los ciclistas en California. Como signo del entusias¬ mo que allí existe por la bicicleta, se asegura también que no bajan de cinco
mi! los inventores de esta clase de apa¬
ratos. Todos los domingos, entusiastas numerosos del pedal llenan las carrete¬ ras desafiando bravamente la arena y el polvo, así como los grandes desniveles de terreno. Al presente no existe camino alguno bueüo para los ciclistas, á no ser el acabado de inaugurar entre Los Ange¬ les y Pasadena, y ya se piensa en exten¬ der este beneficio á otras muchas pobla¬
ciones. De día en día crecen allí los afi¬
cionados y no está lejos el tiempo en que los ciclistas de motor puedan com¬ prar por unos cuantos céntimos sufi¬ ciente aire comprimido para dar impul¬ so á sus máquinas por más de treinta kilómetros; y también llegará día que en Pasadena, que es la reina de las ciu¬ dades de California, y en Los Angeles
ascienda á cien mi! el número de ci¬
clistas y á diez mil el de bicicletas á
motor.
El inventor y principal fundador de

Era domingo, el 10 de Abril de 1898, un dia hermoso, de aquellos que la pri¬ mavera ofrece en las regiones andaluzas.
El «Montserrat» estaba fondeado en
Puntales, en el fondo de la espaciosa bahia de Cádiz. Varios amigos me acom¬ pañaban á bordo, yo salía para un largo viaje...
Había tomado pasaje para Veracruz, con obción de quedarme algún tiempo en Puerto Rico y la Habana.
El vapor «Montserrat» había embarca¬ do cerca de doscientos jefes y oficiales, que al frente del general Segura, iban á
movilizar las reservas en Canarias; yo era uno de los pocos pasajeros civiles que iban á bordo.
Aun me parece estar sobre cubierta y oir el eco cadencioso de las guitarras acompañando cantares andaluces y goajiras.
Salimos de Cádiz con mar bella y dos dias después llegamos á Santa Cruz de
Tenerife.
La mayor parte del pasaje que venía á bordo era gente jóven y aquella travesía
fué en extremo animada.
En la Capital de las Canarias se quedó parte del pasaje y el resto continuó bas¬
ta las Palmas.

ha peleado y siendo así no pudo ser vencida y derrotada en los campos de
batalla.
Se comprendería esta impresión si nuestros soldados se., hubiesen indisci¬ plinado frente al enemigo, como ha su¬ cedido á Inglaterra en Sud Africa, si
nuestros destacamentos se hubiesen ren¬
dido á discreción, si las columnas espa¬ ñolas llevasen sobre si el estigma de sal¬
varse dejando cañones y pertrechos en poder del enemigo. Se comprende que se llore la muerte civil de la patria cuando hay un ejército que la aver¬ güenza, pero las vergüenzas colectivas
no ruborizan.
Nosotros habremos tenido hombres
políticos indignos de mandarnos, todos los países pueden tenerlos, pero no tene¬ mos soldados cobardes, no hay en la oficialidad de nuestro ejército, quien re¬ huya dar la existencia por la patria, no
sienten el instinto de conservación, ni
el apego á los placeres de la vida al en¬
trar en batalla.
El ejército es la representación genui-
na de las naciones, es el baluarte de los
pueblos, es el ejemplo en que las genera¬ ciones se moldean y el ejército español dejó en Cuba su honor á grande altura conquistando páginas gloriosas para

tisfactorias. El lenguaje es incorrecto. producen para ese fin; pues la naturaleza la gran vía para bicicletas es un capita¬

Ya en aquella época estábamos en Es¬ añadirá las que constituyen nuestra ini¬

Cervantes no conocería su habla. Hay «quien titubea al dar la respuesta, pomo encontrar frases con qué expresarse; pe«ro, quien tiene ideas, de un modoúotro

más sabia que nosotros los hizo brotar con ese objeto. A la casualidad se debe este descubrimiento; y aunque peque por ser demasiado minucioso no quiero

lista residente en Pasadena, Mr. Horacio Dowins. Cuando se presentó ante la le¬ gislatura el primer proyecto de vía ci¬ clista. fué rechazado casi por un unani¬

paña en vísperas de grandes aconteci¬
mientos. De Santa Cruz salía el vapor
«San Francisco» cargado de carbón para
la escuadra de Cervera en Cabo Verde,

mitable historia. Solo un combate sostuvimos con las
tropas norte-americanas, el del Caney; peleando los nuestros uno contra diez, y

das manifiesta. Los colonos se aplaudían prescindir de su relato.

midad creyéndolo quimérico. Sin em¬ esto es como importar naranjas á Sóller; siendo los españoles seis cientos hombres

•n la gimnástica; sentíanse crecidos, en

Un hortelano podaba sus granados, y bargo, en 1897 la proposición fué san¬ era una de las sabias disposiciones de hicieron al enemigo ochocientas bajas.

plena posesión de sí mismos, casi hom- al cortar sus chupones ó retoños aéreos, cionada oficialmente, y aunque nadie aquel gobierno que cedió nuestras colo¬ El monumento erigido en Ibiza al gene¬

tbres. Yo, ante la evidencia del fruto observó que algunos habían enraiza¬ más que su principal promovedor tenía nias.

ral Vara del Rey. que mandaba aquellas

«recogido en esta lección, siento tam¬ do.

fé alguna en el resultado, gradualmen¬

De las Palmas seguimos viaje,, noso¬ fuerzas, es una obra merecida de justísi¬

bién algo de vanagloria. También tiene

Plantó todos los que estaban en bue¬ te se fué ganando el apoyo del público, tros creidosde que íbamos á Puerto Rico, ma gratitud.

¿alguna vez sus delicias la vida del maes¬ nas condiciones, con el objeto de obte¬ y á pesar de todas las dificultades y de pero el Capitán había recibido á la salida Cuando Chamberlain, el ministro de

tro.

ner árboles en menos tiempo por semi¬ la gran oposición que se le hizo, la vía instrucciones para dirigirse á la Marti¬ las colonias en Inglaterra, dijo que las

lla.

ciclista llegó á ser un hecho siendo hoy nica, y en efecto ocho dias después di¬ naciones pequeñas estaban llamadas á

Cuando fructificaron llamó su aten¬ quizás una de las instituciones más no¬ mos fondo en Fort de France.

desaparecer, aludiendo principalmenteá

ción que el número de semillas eran tables del Sur de California.

Nuestra llegada á la Martinica coinci¬ España, debieron extremecerse allá en

Agricultura

menos que las producidas por los otros

La gran vía. que como una serpiente dió con la ruptura de relaciones entre la eternidad las almas de nuestros hé¬

árboles, y corno no tenía otro motivo, lo se introduce por entre montañas, está España y los Estados Unidos. Yo fui á roes antepasados, para pedir á Dios de

CULTIVO DE LA PITA EN ESPAÑA
La idea de propagar el cultivo de la pita no es nueva, y sin embargo poco se ha hecho para que adquiera un mayor

atribuyó á la plautación por los retoños aéreos; y se propuso continuarlo, obte¬ niendo por este medio la granada y la naranja sin semilla.
Estos hechos se publicaron, pero ó se
han hechado al olvido, ó no se les ha

edificada casi enteramente de madera y es lo suficientemente fuerte para sopor¬
tar un servicio, si se quisiera, de tran¬ vías de trolley.
En toda la distancia, desde el centro
de una de las ciudades hasta el centro

tierra y pude conseguir la relación de los últimos telegramas para la prensada
aquella isla, en ¡luyos despachos consta¬
ba ya la declaración de guerra, una vez traducidos los partes, se los hice conocer al Capitán Deschampa, que entonces

las victorias, que castigase al lenguaraz que tales desprecios proferia contra un pueblo tan generoso, tan neciamente noble algunas veces, que hasta en sus propios vicios aparecen virtudes á poco que se busquen.

desarrollo.

dado importancia, ni nadie, que sepa¬ de la otra, puede marcharse sin interrup¬ mandaba el «Montserrat,» y el parecía

Chamberlain despreciado hoy desús

Nuestra agricultura atraviesa por épo¬ mos, se ha ocupado de investigar la ción pasando sobre los caminos, sobre dudar de la veracidad de aquellas noti¬ conciudadanos, atacado por los hombres

ca de prueba, y las tradicionales planta¬ causa.

las calles, sobre las vias férreas, sobre cias, pero al fin hubo de con vencerse que honrados que rechazan el despojo de

ciones que la caracterizan, disminuidas y Como la práctica del hecho de refe- los abismos y sobre todos los desniveles no por placer le hacían hacer aqaellas es¬ que se quiere hacer á los boers; Cham¬

amenguadas, confirman el aserto de los reucia es sencilla, (como casi todo lo del terreno. En su punto más elevado la calas extraordinarias. Desobedeciéndolas berlain viendo el desprestigio de su

modernos economistas, que aseguran la que proviene de las observaciones prác¬ altura de este camino es de más de quin¬ órdenes que le comunicaron, el Capitán ejército, un ejército de monigotes y pe¬

próxima muerte del cultivo cereal, si no ticas) lo referimos con el fin de que, ce metros.

Descbamps se dirigió á Cienfuegos en leles, reclutados con el interés del dinero

se inaugura la era «industria moderna». alguien que se interese por mejorar sus

Al presente, este camino especial para vez de ir á Jamaica como le ordenaban, y no con el sublime interés del patrio¬

De ahí el desarrollo adquirido eu poco frutales, pueda ponerlo en práctica.

ciclistas es lo bastante ancho para per¬ y esta determinación salvó el barco de tismo; ese ministro ex-fabricante de tor¬

tiempo por el cultivo de la remolacha

mitir el paso de cuatro en fondo, pero ser presa de los yankees.

nillos en Manchester, hombre procaz y

azucarera.

se trata de doblar esta anchura.

La travesía de la Martinica á Cienfue¬
deslenguado se quiere amparar hoy tras

La planta de que nos ocupamos es ya

Por este camiuo no se permite más gos la hicimos cual si fuéramos barco de nosotros diciendo que á Inglaterra le

conocida desde algunos siglos. Los me¬

Variedades

que el paso de bicicleta*, pero en el mo¬ pirata, navegando á toda máquina, sin ocurre en el Transvaal, lo que le ocu¬

jicanos en la época da la conquista la

mento en que se haya conseguido en¬ luces y huyendo de la vista de todos los rría á España en Cuba.

aprovechaban para la fabricación de pa¬ pel.
Aunque preferentemente se desarrolla

Una vía ciclista en California

sancharlo, se consentirá también á los
automóviles el privilegio de rodar sobre aquella superficie.

buques que avistaba ol oficial que estaba de serviola en una cofa improvisada cer¬ ca del toque del trinquete.

No es cierto, y nosotros debemos pro¬ testar de esta afirmación que nos deni-
gra.

en América, Africa y España, arraiga con facilidad en todos los países cuya temperatura no es baja en exceso. Nues¬
tro suelo es favorable.
No necesita cultivo alguno. Se la ve cre¬

Dos poblaciones californianas, Los Angeles y Pasadena, se encuentran uni¬ das por una magnífica pista elevada so¬
bre el nivel ordinario de los caminos, de
14.481 metros de longitud, enteramente

Desde el punto de vista de la ingenie¬
ría, este camino ha sido un triunfo. To¬
da la madera empleada en su construc¬ ción es de los mejores pinos de Oregón. Estas maderas se han pintado de verde

Llegamos á Cienfuegos á las doce del día, y pocas horas después los barcos
americanos bombardearon la ciudad. Es
cierto que los habitantes no se dieron
cuenta de este bombardeo, porque nues¬

Los insurrectos no presentaron jamás el cuerpo sino á pequeños destacamen¬ tos, cuando tenían seguridad de batirse uno contra ciento y aun así eran heroi¬ camente rechazados, y los boers se ba¬

cer en terrenos areniscos ó pedragosos.
desafiando toda borrasca ó inclemencia
del tiempo. Se necesitan, por término medio, doce
pies cuadrados de superficie para cada planta. Caben 800 en una fanega: cortan¬ do de cada pitera 10 hojas al año, dan 8.000, que se venden á cinco reales el ciento. Produce, pues, una fanega sem¬ brada de ágrave» 100 pesetas anuales, y como excluye todo gasto en su cuidado, creemos que el rédito no es desprecia¬
ble.

dedicada á los que van en bicicleta, re¬ corriendo un país de los más bellos de los Estados Unidos y constituyendo una de las vías ciclistas más perfectas del
mundo.
Dichas dos ciudades del Sur de Cali¬
fornia, repetirnos, comunican por una de las vías más extrañas y más intere¬ santes: una magnífica pista para bici¬ cletas con pavimento de madera, reco¬
rriendo catorce kilómetros de terreno
hermosísimo, flanqueado por verdes co¬ linas y presentando en cada punto de su

obscuro. Durante la noche toda la vía
es alumbrada con lámparas incandes¬ centes. En el camino hay varias estacio¬ nes cuya arquitectura tiene algo de ára¬ be. y en estas estaciones pueden alqui¬ larse bicicletas y motores, separarse los aparatos y almacenarse también en ellos para aquellos viajeros á quienes les con¬ venga. Hay también un casino en una
de las colinas más elevadas desde donde
se disfruta de un amplísimo horizonte.
Se le ha bautizado con el nombre de Par¬
que Merlemonte que hoy constituye ade¬

tros enemigos se colocaban siempre á una distancia muy prudente y sus pro¬ yectiles quedaban dos ó tres millas
cortos.
De Cienfuegos fui por ferro-carril á la Habana; frente al puerto se divisaban los barcos americanos que formaban el bloqueo, situados á una distancia respe¬
table. En vano nuestra escuadrilla de
cañoneras los invitó varias veces ó acer¬
carse. los cañones de las fortalezas de la
Habana, parecían infundir gran respeto á nuestros enemigos. La Habana era

ten en todas partes sin contar el número de enemigos á los cuales buscan, persi¬ guen y obligan á correr como liebres.
Chamberlain no puede ver en el Afri¬ ca del Sur. más tropas que abandonan
cañones, muía® mal educadas que se es¬
capan con la artillería de moitañn, hom¬ bres que desaparecen como si la tierra se los tragase, plazas que se rinden, y hasta los lectores recordaran á generales
que se apean por las orejas no sabemos si de miedo ó de malos jinetes...

La hilaza de ágrave es larga (llega á trayecto preciosas vistas de tierras co¬ más de un recreo para los ciclistas, un realmente inespugnable, es. increíble lo

tres metros), cónica en sus extremos y ronadas de nieves.

tranquilo retiro para los q.ue quieren que se hizo eu poco tiempo, pero entre

Matbo -Frontera.

de brillante blancura; tiñe con facilidad

En esta espléndida vía pueden los ci¬ huir del bullicio de la ciudad.

tanto por culpa del gobierno, empeza¬

y pesa un 25 por 100 menos que el cáña¬ clistas disfrutar de toda la velocidad que

El hermoso paisaje que desde este si¬ ban á faltar víveres en toda la isla.

mo. Puede emplearse para la fabricación el más exigente pueda soñar. Los ci¬ tio se disfruta á una altura de once mil

Un mes pasé en la Habana, y aprove

Noviembre de 1901.

de tejidos, de encajes, de papel, de cuer¬ clistas pueden montar en sus bicicletas piés sobre el nivel del mar, hace que se chando la salida por Isabela de Sagua

das, de esteras, etc. Sus hilos, útiles para en la población de Pasadena, colocar los vaya poblando poco á poco de pequeños cuyo puerto no fué bloqueado, en un va

la pesca, seríunlo asimismo á la industria piés en los pedales y dirigirse á Los An¬ hoteles. En el mismo casino hay cafés y por noruego salí para el Norte llegando

SOLLER

3

Crónica Local
EXCURSION ESCOLAR
Con el objeto de que la enseñanza sea
más atractiva y provechosa, los alumnos de la 2.a escuela pública de niños de es¬ ta localidad, acompañados de su Maestro,
el jueves de esta semana practicaron la primera excursión escolar, dirigiéndose
ordenadamente al Oratorio del puerto, donde, y después de algunas devociones cristianas, el Sr. Maestro explicó á los excursionistas varios puntos pertene¬ cientes al programa de enseñanza, ex¬
plicación que fué escuchada con fija y
constante atención, por tratarse de un asunto, no conocido intuitivamente por
sus alumnos.
Cantaron luego el himno «Honor á
tí, bandera de la patria» y otros varios y escogidos cantos escolares, para que
resultare más y más atractiva la excur¬
sión.
Tenemos entendido que dicho Maes¬ tro tiene en proyecto otras excursiones
que practicará las tardes de los jueves,
si éstas se prestan para ello, con el fin de que sus alumnos tengan conocimiento sólido y permanente de las materias que estudian y queden para siempre graba¬ das en sus infantiles inteligencias.
Aprobamos de veras la higiénica idea
puesta en práctica por el Sr. Ferrer
maestro de dicha escuela, cuya idea de¬ searíamos ver imitada por sus demás
compañeros.
El vapor «Isleño» que como ya decía¬ mos en nuestro anterior número fondeó en este puerto procedente de Palma el sábado último, emprendió viaje directo
para Cette y Marsella el domingo por la
mañana, llevándose una buena partida de naranjas con destino al mercado fran¬ cés y algún pasaje.
Numeroso gentío acudió el domingo último á la función que tuvo lugar eu la
plaza de toros. Al Marx, titulado El Sansón del Siglo
XX, demostró ser hombre de fuerza, ha¬
biendo satisfecho á la concurrencia los
muchos y variados trabajos realizados
durante la tarde.
Fueron también muy aplaudidos los
ejercicios ejecutados por Miss Rosida
con los dos perros amaestrados. Para mañana á las tres y media de la
tarde queda anunciada la misma y últi¬
ma función.
Por carta que tenemos á la vista fe¬ chada en Servían (Francia), nos entera¬ mos de que el domingo dia 19 del que cursa falleció en dicha población doña Margarita Mayol, esposa del suscriptor al Sóller D. Miguel Coll Colom.
Enviamos á éste y demás familia la
expresión de nuestro más sentido pésame y pedimos ai Todopoderoso conceda al alma de la finada el premio de los Jus¬
tos.
El lunes se celebró en esta parroquia
fiesta solemne en honor de San Sebastián que costea todos los años la familia de
«Can Prom».
Tanto á las completas que se cantaron
en la noche anterior como á la misa ma¬
yor, asistió numerosa concurrencia de fieles, prueba evidente de la devoción que al glorioso mártir de Jesucristo pro¬
fesan los sollerenses. Del sermón estuvo
encargado D. Salvador Morey Pbro.
Hemos recibido el primer número de •£« Roqueta, Ilustrado Mallorquína, que fia visto la luz pública en Palma.
Dicho número publica, además de un escogido texto, hermosos grabados de actualidad, algunos cuadros del pintor
catalán Santiago Rusifiol, el retrato de
éste, escenas mallorquínas y los retrntos de los nuevos concejales de la capital.
En la parte literaria figuran trabajos de los distinguidos literatos señores
Rusifiol, Oliver y Torrandell. La Roqueta se publicará quincenal¬
mente, con dibujos de artistas mallor-
quines, grabados de actualidad, texto es¬ cogido, etc.
Dejamos con nuestro colega estableci-

do el cambio y no podemos menos de re¬ comendar á nuestros lectores tan impor¬
tante revista.
E1 lunes de esta semana, con motivo de celebrar su fiesta onomástica, fué ob¬ sequiado con una serenata nuestro Re¬
verendo Cura-párroco D. Sebastián Maimó, por la banda de guitarras y bandu¬
rrias «La Estudiantina Sollerense» que
con tanto acierto dirige D. Bernardo
Galmés.
Agradeció el Sr. Maimó la atención con él tenida y obsequió á la vez con pastas, dulces y licores á los aficionados que componen dicha banda.
El vapor de esta matrícula «León de Oro» entró en nuestro puerto proceden¬ te de los de Cette y Barcelona el martes por la mañana. Descargó seguidamente y sin pérdida de momento volvió á cargar de naranjas, limones y efectos varios y después de embarcar algunos pasajeros salió para los mismos puntos de itinera¬ rio el miércoles por la noche.
Según hemos sabido tuvo una travesía feliz, pues que ayer llegó al puerto de Cette á las primeras horas de la tarde
sin la menor novedad.
Después de larga ausencia hemos te¬ nido el gusto de saludar en ésta á nnes tro querido amigo D. Mateo Frontera Guardiola, que de nuevo piensa empren der una larga excursión por el Nuevo Mundo y nos promete sus descripciones de viajes que ya conocen nuestros lee
tores.
Le damos nuestra bien venida y le de¬ seamos feliz viaje en su próxima excur¬
sión.
Como pueden enterarse nuestros lee tores por el anuncio que publicamos en la Sección correspondiente, mañana la
Pía Unión de San Antonio dedica soemne fiesta en memoria de la Traslación
de las reliquias del Santo. Esta benéfica institución que lleva
únicamente cinco años de existencia, se¬ gún datos que se nos han facilitado, ha recogido en los cepillos del Pan de San Antonio la cantidad de tres mil setecien¬
tas treinta y dos pesetas setenta cénti rnos, las que ha repartido entre los po¬ bres de esta población en bonos de pan de peseta uno y algunos de carne y arroz.
^—¡üTffrfr y-tfi
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 18 Enero 1902.
La presidió el Sr. Alcalde D. Juan Puig, y asistieron á ella convocados por segunda vez, los concejales señores don
Ramón Casasuovas. D. Juan Pizá, don Jaime Marqués, D. Juan Joy, D. Ra¬
món Coll, D. Damián Canals, D. Juan Deyá, D. Damián Riutort, don Jaime J.Joy, D. Jaime Vaíls, y D. Juan Mo
reí!. Se dió lectura al acta de la.sesión an
terior y fué aprobada. Entrando en el despacho ordinario,
después de leídos los informes emitidos por la Comisión de Obras en instancias presentadas á este Ayuntamiento, de las que oportunamente se dió cuenta, se
concedieron á D. Antonio Oolom Ense-
ñat, á D. Miguel Vallcaneras Gost, á D. Juan Mayol Marqués y á D. Miguel Bernat Pizá los permisos que para veri¬ ficar obras particulares habían solicitado.
Se dió lectura al informe emitido por la Comisióu de Obras en la instancia
presentada por D.a Catalina Coll Rullán
en la cual solicitaba autorización para modificar la fachada y elevar un piso á la casa núm. 37 de la calle de la Alque¬ ría del Conde, cayo informe copiado á la letra dice así: «Magnífico Sr.~Los in¬ dividuos de la Comisión de Obras que
suscriben, enterados de la precedente solicitud, opinan que no procede acceder á lo solicitado y en vista de que el inte¬ resado tiene derribado el edificio casi en su totalidad, escepto una parte de la fa¬ chada; consideran que debe obligarse al
propietario á que derribe la tachada en
cuestión y que para la reedificación del
expresado edificio se sujete á la alinea¬
ción marcada en el plano de la calle de
la Alquería del Conde.» Enterada la Corporación acordó resolver como en el
mismo se propone.

Se dió cuenta de una instancia, fecha 15 del actual, presentada por D. Fran¬ cisco Fiol Cuart, en la que expone que una caballería mayor, de su propiedad, transitaba por la calle del Cementerio y que en aquel momento se hundió la bó¬ veda de la alcantarilla de dicha calle, ocasionándole una herida de cuyas resul¬ tas murió; por lo que solicita Una indem¬ nización por los perjuicios que se le hau irrogado. Enterada la Corporación, acor¬ dó pasara dicha instancia acompañada
de una suscinta relación de los hechos
acaecidos, á informe del Abogado con¬ sultor de esta Corporación para que dic¬ tamine si el Ayuntamiento viene obliga do á indemnizar al exponente de los per¬ juicios que haya sufrido.
Se dió cuenta de que durante los quiu ce días que ha permanecido expuesta al público, á efectos de reclamación, la rec tificación del padrón de vecinos de este término, verificada durante el mes de Diciembre último, no se había presentado reclamación alguna contra la misma. En su vista se acordó la aprobación definiti¬
va de dicha rectificación.
Se acordó, con arreglo al párrafo ter¬ cero del artículo 66 de la ley municipal, dividir este término en seis secciones, para proceder á la organización y forma ción de la Junta municipal que se ha de constituir para el corriente ejercicio
Se acordó verificar varias reparaciones en el interior del matadero público para aumentar su capacidad.
Atendiendo á la necesidad, cada día mayor, de inspeccionar y analizar con minuciosidad los artículos alimenticios, se acordó por unanimidad adquirir un microscopio.
También se acordó elevar hasta se
senta pesetas mensuales el haber que per¬ cibe el dependiente de consumos Bernar¬
do Castañer Oliver.
En vista de las dificultades en que se
tropieza para transportar los cadáveres desde la casa mortuoria al cementerio, se acordó encargar á la Comisión de Poli¬ cía el estudio de un proyecto para insta
lar un servicio de coches fúnebres.
Para sanear en lo posible la población y evitar la permanencia de focos de in¬ salubridad que facilitan el desarrollo de enfermedades infecciosas y contagiosas, se acordó encargar á la Comisión de Obras el estudio de un proyecto de una
red de alcantarillado sobre la base de las
alcantarillas construidas y entre las cua les sea posible establecer comunicación, á fin de que en cualquier momento pueda circular por ellas el agua necesaria para su limpieza.
El Sr. Morell usó de la palabra y dijo: antes de ser elegido concejal de este Ayuntamiento, protestaba con todas mis fuerzas, siempre que se presentaba oca sión para ello, del abandono y descuido, de todos sabido, en que se tiene la Ad ministración de correos de esta villa,
por parte de su Jefe, y ahora me levanto para protestar ante el Ayuntamiento de las mismas faltas, y para proponer se recurra en queja contra el proceder del citado empleado, elevando, para ello, an te quien corresponda, una exposición en la que consten las deficiencias más sa lieutes que se notan en aquella Adminis¬
tración.
El Sr. Joy (D. Jaime Juan) manifestó
que se adhería con entusiasmo á lo pro¬ puesto por el Sr. Morell y mostrándose
conformes los demás individuos de la
Corporación, se acordó por unanimidad elevar al Sr. Administrador principal de correos de la provincia, la siguiente ex posición: — Señor Administrador: — El Ayuntamiento de Sóller, haciéndose eco de las continuas quejas que por parte del público, casi á diario se producen, contra el abandono en que se tiene la Admiuis
tración de correos de esta villa; como
defensor de los intereses generales de esta localidad, unánimemente recurre
ante V. en queja contra el proceder del empleado que se halla al frente deda misma; exponiéndole, aunque somera¬ mente, las principales deficiencias que eu ella se notan, para que se haga cargo de la razón que nos asiste, al formular
esta queja contra su subordinado. Al tomar posesión de esta Adminis¬
tración, rompió ya con la costumbre siem¬ pre observada por sus antecesores de situarse en los puntos más céntricos de la población y fué á establecerse fuera del casco de la misma, en cuyo punto tiene actualmente su residencia; ocasio¬

nando con ello considerables molestias, cuando no perjuicios, al comercio y á la industria, por la hora avanzada en que se reparte la correspondencia.
La correspondencia que llega á esta población, se reparte la mayor parte de las veces, sin que en los sobres lleve el
sello ó membrete de la Administración
con la fecha que se reparte; lo cual im¬ pide que el perceptor de cualquier docu¬ mento, pueda justificar el día que lo ha recibido. Casos que á veces interesa
acreditar cuando se trata de correspon¬
dencia que llega retrasada.
Dicho funcionario con mucha frecuen¬
cia pasa largas temporadas fuera de esta localidad, (no sabemos si con licencia de sus Jefes), abandonando la Administra¬ ción al cuidado de los carteros, los que por mucha que sea su pericia y buena voluntad, no pueden en manera alguna despachar los asuntos que son de la ex¬ clusiva competencia del Administrador por razón del cargo que desempeña.
Eu vista, pues, de lo expuesto, no du¬ da esta Corporación, que Y. compene¬ trándose de la razón que nos asiste, or¬ denará al expresado empleado que en lo sucesivo cumpla mejor con su deber y atienda más al cargo que le está confia¬ do, evitando las deficiencias que quedan apuntadas.
También se acordó dar cuenta al señor
Gobernador civil de la provincia del
acuerdo anterior.
No habiendo otros asuntos de que tra¬ tar se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana do¬ mingo dia 26. A las siete y media, habrá misa de comunión general para las Hijas de María. A las nueve y media, se can¬ tarán horas menores y la misa mayor con sermón parroquial por el Rvdo. se¬ ñor Cura Arcipreste. Por ia tarde, des¬ pués de vísperas y completas, habrá explicación del catecismo; y al anochecer, tendrá lugar el ejercicio mensual de las Hijas de la Purísima.
En la iglesia de San Frandsco.—Hoy,
dia 25. Al anochecer, se cantarán solem¬
nes completas en preparación á la fiesta que los miembros de la PíadJnión con¬ sagran á S. Antonio de Padua para con¬
memorar la solemne Traslación de sus
Reliquias. Mañana, dio 26. A las siete y cuarto
comunión general, para todos los agre¬ gados á la Pía-Unión y devotos del San¬ to Taumaturgo.
A las nueve y media se cantará tercia y la misa mayor en la que predicará el jóven Pbro. D. Andrés Bisbal, y después de la misa mayor se cantará un Te-Deum en la capilla del Santo.
Por la tarde, á las cuatro, se cantará el trisagio de los serafines, en acción de gracias á la Santísima Trinidad por los favores concedidos al glorioso San An¬
tonio.
Registro Civil
Nacimientos.
Yarones 2.—Hembras 2.—Total 4
Matrimonios
Ninguno.
Defunciones
Dia 19, D.a Catalina Pons Rullán, de 82 años, casada, manzana 5.
Dia 20, Miguel Rullán Reines, de 2 meses, calle del Padre Baró.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
EMBARCACIONES FONDEADAS
Dia 21, de Barcelona, vapor León de Oro, de 125 ton., cap. D. G. Mora, con 18 mar. y efectos.
H M B A RC ACIO NES DESFACHaD.A.S'
Dia 18, para Cette, vapor Isleño, de 314 ton., cap. D. R. Piña, con 23 mar. y
efectos.—Dia 5, para Barcelona, vapor León de Oro, de 125 ton., cap. D. Gui¬ llermo Mora, con 18 mar. y efectos.
iliiuiim i/uLUJunna un un uuun. mun
DEL «LEON DE ORO»
Por más que esta Comisión ha procu¬

rado la recogida de las circulares que se cursaron en Noviembre último, para sus¬ cripción de acciones de un nuevo vapor, faltan todavía algunas sin contestar.
Se suplica pues á aquellas que las tengan en su poder, y quieran suscribir¬ las, que se sirvan enviarlas al Presiden¬ te de esta Comisión, ó á D. Guillermo Castañer, durante el mes de Enero ac¬ tual; quienes, estos señores, admitirán también, durante el mismo plazo, todas las suscripciones que se presenten.
Sóller l.o de Enero de 1902.—Por la
Comisión, El Presidente, Lorenzo Ro¬
ses.
Haiae© de Sóller
La Junta de Gobierno de esta sociedad
á tenor de lo que previene el artículo 17 de los Estatutos, ha acordado convocar á la general ordinaria para el día 26 de los corrientes, á las diez y media de la mañana, en el domicilio social.
Lo que se hace público para conoci¬
miento de los señores accionistas. Sóller 9 de Enero de 1902.—El Direc¬
tor Gerente, Damián Magraner.
mij
En cumplimiento de lo que previene el
artículo 15 de los Estatutos por que so
rige esta Sociedad, la Junta de Gobier¬
no de la misma ha acordado convocar á la General ordinaria para el dia diez y
seis de Febrero próximo, á las once de la mañana en el local que ocupan las ofici¬
nas de la Asociación calle de Buen Año
núm. 6. Y á tenor de lo que previene el artículo 20 de dichos Estatutos, los ac¬ cionistas deberán depositar sus acciones
con veinte y cuatro horas de anticipa¬ ción á la señalada, en las oficinas de es¬ ta sociedad, y recoger al mismo tiempo su correspondiente papeleta de asis¬
tencia. Sóller 21 de Enero de 1902.—Por la
Sociedad «El Gas».—El Director Geren¬
te, F. Crespí Morell.
LA SOMIME®
Por acuerdo de la Junta de Gobierno de esta Sociedad se convoca á los seño¬ res Accionistas á Junta General ordina¬
ria que tendrá lugar el dia dos del pró¬ ximo mes de Febrero á las diez, en el
local que ocupan sus oficinas. Sóller 22 Enero 1902.—Juan Morell
Secretario.
VENTA
A voluntad de su dueñ® se desea ven¬ der una casa señalada con ios números
19, 21 y 21 bis de la calle de la Victoria y números 22, 24, 26 y 28 de la calle de Palón, de esta localidad.
Para más informes dirigirse á su due¬ ño, que vive en la misma casa.
BANCO VITALICIO DE ESPAÑA
£3©g;u.r*os de vida y accidentes
El seguro de los pobres es la expre¬ sión de la moral más pura. ¡Benditos los pobres trabajadores que depositan su modesta prima en la caja del seguro!
¡Cuanto amor y cuanta abnegación pregonan aquellas cantidades regadas con el sudor del trabajo ingrato y duro, para el dia de la viudez ó de la orfan¬
dad!
Agente en Sóller, Salvador Elias.
—-
La Ilustración Española y Americana. —La Moda Elegante.—La Ilustración
Artística.—El Salón de la Moda.—Album Salón.—La Bordadora.—La Perla Ar¬
tística.—La Mariposa.—La Zapatería Lustrada.—Sol y Sombra.—La Elegan¬ cia,—y otra infinidad de periódicos y revistas ilustradas de España sirve á sus
abonados el «Centro de Suscripciones», sección tercera de «La Sinceridad», San
Bartolomé 17,—SOLLER.

SOLLSK

Lo# anüEclos qne se insertan en esta sección pagarán; Hasta tres inéiones á razón de 0‘05 pesetas la linea; hasta cinco inserciones a 5>n de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas ¿fie que se componga., será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquier^ tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬ rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán; Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporciótm.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda.
Anuncios Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á Tazón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se corooongan, siondo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Loí su«cris>torc9 ilinfrntairau nn;t rebaja «le un 35 peí ciento

lTV‘1~' iÁ- ■ -i fipfl
PARA EL AÑO 1902

económicos.

de diferentes tamaños, de lujo y

cuadernación económica ó de lujo, de uno ó de dos dias en plana.

pesetas una, según sea su en

JQailiy®JbSaiiil€3JP€3 pequeña enciclopédia popu
lar de la vida práctica, á 1*50 ó á 2 pesetas ejemplar, según sean encuadernados en rústica ó encartonados.
LA SINCERIDAD.-San Bartolomé, 17.-SÓLLEE.

‘LITOGRAFÍA ARTÍSTICA
33 ID
GUILLERMO ORDiNAS

LA SOLLERENSE
DE
COfdL
CERBliRÜ y PORT-BOÜ (Frontera franco-espaiola)

SERVICIO DECENAL
ENTRE

Calle ele San Miguel n.° lSO.---l*AMIA«
Esta casa, la más antigua eu su ramo, establecida en Palma, mon¬ tada con todos los elementos y procedimientos modernos, ofrece al pú¬ blico, juntamente con la superioridad de los trabajos, como lo tiene -acreditado, la más ventajosa competencia dentro y fuera de la Isla, tanto en impresiones en negro, como en colores y en relieve para la Industria y el Comercio.
mis m MCI CIMiH ENCIMO, CONSÚLTESE BU CASA.
ESPECIALIDAD en: Carteles, Etiquetas al cromo para envases de «conservas y licores. Papel «Celulosa» con impresión de lujo, para ul¬
tramarinos y comercios.
Representante en Sóller: MS&ED0 FL111LLI
¡CABELLO ABUNDANTE Y OPULADO

Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescado ?.

ABDA DESTILADA
DE
delAMM®

Se vende, al por mayor y me¬ nor, en la Farmacia de J. To¬ rrens,-Sóller.

W V UhIJl Lqci

una Porcién de sola-
res en el punto más cén¬

trico de la Huerta conocido por el Camp
de sa Crea barriada de Can Pellos.

El dofefio informará.

por el magnifico y veloz vapor

VICE-VERSA

Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—-EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle
del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de
la Aduana, 25.—EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Comman-
dant Samary-5.
NOTA.—Siempre qne el día de salida de Cette, según el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á pno festivo, la retrasará el vapor veinte cuy atro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

yaüty?' tsl«pjp!ijg
Hace crecer el cabello y evita su caída; le devuelve su color primi¬

AfIS IMPORTA!?

Oreme “Areir,,

tivo y natural. Quita la caspa y priva que se reproduzca. Mantiene Mr. Jeau Estades, de Sóller, né-

Ta cabeza limpia de todo insecto y micróbio, pues es antiséptico por ’-escelencia. Cura toda enfermedad del cuero cabelludo y evita las que se adquieren por contagio, como tiña pelada, etc.
msips mratms. ® ira mí i msi».
DE VENTA: en perfumerías, droguerías y farmacias.

gociant et propiétaire á. Lézignan (Aude), envarra gratis et franco des
echantillons des vins de sa propre
récolte, garantis absolument naturels, h ceux de ees compatriotes résidant en France qui en feront la
demande.

Cura radicalmente las almorranas (vulgo morénes) y llagas de la matriz á los tres días de usarse.
Véndese en Sóller, en las Farmacias de J. Torrens y
de Jaime Castañer.

UNICOS DEPOSITARIOS: Cortés hermanos, Barcelona (España).

(MI I LA DIABETES

LADRILLOS HIDRÁULICOS, BAÑERAS,

L' ASSICDHATRIGE ITALIANA

POR EL
Vino Uranado Pépsico

panos, km® t TODA clase DI PIEZAS DI SIIII! artificial

d©

DE LA CASA

Sociedad de seguros contra los

J. TORRENS, Farmacéutico

E®C®M3IS\\ TEJERA T

de BARCELONA

AC®I©EITES ®EIL fMBM®
ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
GASEELAS.
estaarant del Universo
DE
Vda. de j. serra
PliAKA DE PAIíACIO-S.-MAMCKLiOñíA
Hospedaga desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana ó Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Eran da, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada “diabetes. „
PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DI?
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), Ja Anemia y Clorósis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DE •VEUSTTAV:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez 3T Bcrimulez.—Sóller, Far¬
macia do J. Torrens.

Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.
LA SINCERIDAD
Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbona
San Bartolomé,-17,-SOLLEB
SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES
Se hacen toda clase dé impresiones á una 6 vanas tintas: Accimes para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás traba¬ jos de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas, programas, carteles, circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬ dernaciones económicas y de lujo.
SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERÍA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬ nómicos á h*J de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬ ranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales y objetos para hacerlas, sacos y cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc., etc.
SOLLIB.—Xmp. de «La Sinceridad»