&H9 XVI.—2.a EPOCA.-WJM. 768
&H9 XVI.—2.a EPOCA.-WJM. 768

SÁBADO 21 DE DICIEMBRE DE k9ÚI

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Colora—Quai Commandant Sa¬
ra ary-5-Gette (Herault),
América: D. Guillermo Marqués—«El Caño»»—Arecibo— Puerto-Rico).

Fundador y Propietaria
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA REDACCION I ADMINISTRACION: Calis de San Bartolomé, n.° 17

PKECIOS DE SUSCEIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.),

Extranjero: 0’75 francos id. id. j pago adelantado.

Número suelto OTO pesetas.—Id atrasados 0’20 peseta».

La Redacción nnieamente se tace solidaria de los escritos qne se publiquen sin firma, seudónimo, inioial, é signo determinado. De les qne tal lleven, serán responsables sns autores.

Sección Literaria
AMOR DE NIÑO

Tenía el rostro quemado por las lágri¬ mas, y permanecía con los puños en los ojos y el pañúelo entre los dientes, so¬ focado por la rabia y el dolor.

En el bosque de Bolonia mi compañe¬ ro de carruaje, el pintor Pedro Ambín, saludó á una señora de unos cuarenta años, hermosa todavía, y cuya victoria
pasó junto á nosotros.
—Acabo de saludar á la primera mu¬
jer á quien he amado con toda el alma.
Tenía yo quince años, y ella veinte. El amor del niño por la mujer es el más absoluto, puesto que no lo perturban ni el ansia del dinero m la ambición de
gloria. Veinte años atrás, esa mujer, joven
entonces, vivía con su madre en la mis¬ ma casa que nosotros. Ocupaban el pri¬ mer piso, y mi familia el segundo, don¬ de estaba el estudio de mi padre, de
quien soy discípulo.
Laura vino también á tomar leccio¬
nes. Diariamente subía á nuestro taller,
y mi padre nos colocaba ante dos caba¬
lletes inmediatos para que copiáramos
la misma naturaleza muarta.
***
A los pocos días estaba yo locamente
enamorado de Laura. No sé como expli¬
car lo que fué de mí. No hay palabras para ello, y sólo podría formarse una
idea de mi pasión, por medio de un vo¬ cabulario completamente nuevo.
Adoraba sus ojos, sus labios, sus ca¬
bellos ondulantes y su voz, que rae en¬ cantaba como una música divina. A una
indicación suya, me habría suicidado sm vacilar. Ya ves cómo no puedo ha¬ cerme comprender. Cuando Laura salía del estudio, la habitación parecía obs¬ cura y más fría, y apenas entraba al día siguiente iluminábase todo mi sér y re¬
nacía el contento en mi corazón.

De pronto oí el rumor de una falda, y me levanté. Laura, en traje de viaje, corrió hacia mí, y me dijo:
—Pero, ¿por qué estás así, Pedro? Yenía á despedirme de tí, y veo que ya no me quieres, porque me estás causando un verdadero disgusto.
—¡Ah, Laura!—exclamé.—¡Si supie¬
ras cuán hondo es mi dolor!
—Tranquilízate, por piedad, y seamos buenos amigos me dijo.
Me dió después un beso en cada me¬ jilla, y se alejó murmurando:
—¡Hasta la vista! Y yo le contesté: —¡Adiós! —¿Y terminó así la historia?—le pre¬ gunté. —Sí. Los azares de la existencia nos
separaron, y por espacio de muchos
años viví temeroso de encontrarme ante
ella en un sitio público.
Después residí mucho tiempo en Ita¬ lia, y tenía ya veinticinco años cuando regresé á Francia. Y la volví á ver en casa de unos amigos. Ahora, ¿quieres saber lo que sentí? Pues bien, experi¬ menté una profunda sorpresa al notar prácticamente que se pudiese amar á una mujer y encontrarla en brazos de
otro hombre, sin que se trastornara por
completo el orden de la Naturaleza. Nos saludamos con serenidad y nos dirigi¬
mos varias frases indiferentes. Ahora la
veo de cuando en cuando, y únicamente
experimento la melancólica impresión que me produce la idea de que esa mu¬ jer lleva consigo toda mi adolescencia.
Mi&UEL CORDAY.

Y cuando desde el alto balcón mirába¬

mos el ir y venir de los carruajes, sentí
á veces la tentación de arrojarme á la

EL SAÍEREIX D’ OH DE CAN PROS

calle,, dominado por este loco pensa¬

miento: «¿De qué me sirve la vida?

x

¿Puedo ser algún día más feliz que en
este momento?»
¿Y ella? En mi vanidad de adolescen¬ te, me había llegado á figurar que Lau¬ ra sae correspondía. Pero hoy juzgo con perfecta claridad la íntima actitud de Laura. Al principio le lisonjeó aquel amor de niño, porque la mujer acoge
secretamente todos los homenajes, lo mismo la mirada del transeúnte que la adoración de un chicuelo de quince
años.
***

Dins l’inmens taronjerar
de la valí, qu’ayrosos tanean
els grans cims del Puig Majó, del Teix y la Serrelada, fa molts d’anys. contan les veyes, que la fam s’hi passetjava, escampant per hont se Yuya desconhort, enuix y llágrimes:
els pobreta cercavan feyna pels carrers y per les places, y ais richs prou just los venía
mantenir les seves cases;
els richs menjavaft pa d’ordi,

Laura escuchaba mis tímidas insinua¬
ciones con aparente complacencia; per¬ mitía que la besase la mano, y aceptaba cartitas exaltadas, que me devolvía mur¬
murando:
—Pero, ¿te has vuelto loco, Pedro? De cuando en cuando me asaltaba la idea de su matrimonio, y entonces mi desesperación no reconocía límites. Si rae ahogaba la angustia, buscaba en el recuerdo de mis lecturas y de mis con¬
versaciones ejemplos de uniones en que el marido fuese más joven que la mujer.
Entonces ideaba una novela, en la que
suponía que Laura no tendría inconve¬ niente en esperarme hasta que yo fuese
hombre.

els pobres pa de civada, o garroves qifiamb afany captavan de casa en casa: de Can Prom a Casteyó. de Can Gordo a Son Llampayes,
de Balitx a Cau Palou,
de Ca s’ Hereu a Bunnaber;
trepitjant seques eritjes y carts mostiys y erjelagues. ¡Oh! que be’ls Angeis del cel les alrnoynes replegavan, que tants de plor endoleéien,
qu’aixugavan tantes llágrimes!
Amb quin gust el Fill de Deu guaytava dins les munfanyes, que ho diguen els eolsats murs de Cau Prom y els seas paratges,

Y. sin embargo, se casó apenas hube yo cumplido dieciséis años. Laura se cansó de aquellos desvaneos, y com¬ prendió que eran muy peligrosos para
ella.

II
Era un capvespre d’ estiu, quant el sol ja s’ enfonsava, pels costats de cent tnrons,

No obstante, al anunciarse su boda, mi amada tuvo conciencia del dolor in¬
menso que iba á causarme, y dejó de
visitarnos.

llembretjant vermeyes ratxes;
y Madona de Can Prom, que cosía dins sa cambra
va sentir la veu dolrosa

Mi padre me hizo acompañarle en uno de sus viajes, y á nuestro regreso se ha¬ bían publicado las amonestaciones.
Llegó el día terrible, y yo no quise asistir á la ceremonia, prefiriendo quedttyme solo en el estudio.
No deseo á nadie el pesar que sufrí.

d’ un jovenet que resava.
Tan just decantá la feyna per obrir de pint en ampia l’antieh portal.
El pobre!
té sempre la vista baixa;
una corda’ls vells cal^ons

a la cintura li trava; du camisol-la polcosa. les sabates esquinsadas, el capell tan vey, tan vey qu’ a n’ el cap ja no s’ aguanta;
y quant sent rodar les portes, y quant surt la noble dama tot descubrint amb respecte sos cabeys rossos, demana: —Senyora, un botilet d’oli feysme mercé de donarme. —Justament s* ha esdevengut, fillet meu, que l’acabarem; bujdarem el safereix fará prop d’una mesada. —Senyora, bona Senyora, ¿no’m fareu aquesta gracia? —Pels pobrets ha sigut sempre quesvuya tenguem en casa; mes, olija no’n tenim,
mal de fé será’l donarten.
—Si qu’en teniu, Senyoreta; l’amor de Deu per tota basta.
Mentres tant la nit s’acosta,
y bufa la Tramuntana, ciulant per dins oliveres; atupant le» negres branque», qu’apar que vulgan guaytar pels finestrons dins la clasta,
Seguía resant el pobre; la santa dona plorara, plorava per no poré fer l’almoyna acostumada, Senyora, bona Senyora,
torná dir, ab veu estranya, el jove despellissat,
l’amor de Deu per tot basta:
mirau dins el safereix.
y dau sempre al qui us demana. La Senyora va partir
carainant a la gardanxa; pren un llum d® dins la cuyna, roda clau y ¡oh wiracle! amb una ma aguanta ’1 llum, amb 1’ altra la porta alsada del safereix, que vessant per demunt fa una bassa
d’ olí lluent y pur
cora les llágrimes d’ un Angel. La Dona cridava al pobre,
cridava una volta y altra, y sois responía T vent engronsant les negres branques,
Aquell jove era Jesús, qu’ a n’ el cel ja s’ en tornava,
benehint d’allá'ls niguls la casa de la muntanya.
P. A, M,
NADAL
Cantau pastora y ángels cansón» de pau y ditxa qu’el suspirat p’els pobles avuy al mon arriba.
No té Jesús riquezes.
pala us de reys no habita y neix dins un estable.,, son brés es la pahissa.
Pobresa gran y excelsa ppbresá, si, molt rica d’exempíes que senyalan
del cristiá la vía.
Del cel cansons devallan
¿que deu essé que diuen? que tot un Deu p’el» homo»
del mortal préu la vida.
«Gloria á Deu en 1’altura
y en la Terra alegría y pau á tots els hornos de boa voler que sian».
No té en el mon riquese»,
palaus de reys no habita, mes els pastora l’ adoran y reys li durán mirra.
Pastora y reys y ángels:
costuras les mes sencilles,
y corts les mes pomposos, y sers qiVal mon no viuen,

Pastor» y reys... ¡oh pobles!

DIARIO

molts d’ hornos que’us predican la germandat ¿els ángels y els reys y pastors lligan?
Devant l’humil coveta
pastors y reys s’ inclinan y els ángels les altures umplan de veus que diuen:

Dia l.°—Los niños colonos comienzan
á presentarse para recibir instrucciones acerca de la ropa que deben llevar y hora de partida al día siguiente. Hay que repetir mil veces los detalles, hay que multiplicar las recomendaciones, hay que atender á diez partes á la vez.

«Gloria á Deu en sos regnes,
y en la Terra alegría y pau á tots els hornos de bon voler que sian».

Realmente es difícil organizar una co¬ lectividad cualquiera, y más aun cuan¬ do está formada por gentes que no son
modelo de discreción.
—Vuestro niño debe venir con el ca¬

Cantan pastors y ángels cansons de pau y ditxa; la Libertad del pobles avuy al mon arriba.
A. M. Peña.

bello cortado al rape, la cabeza bien limpia. En el equipaje ponedle una pas¬ tilla de jabón, dos tohallas, un par de alpargatas, tantos pañuelos, tantas ca¬
misetas, todo marcado*., dadle un som¬
brero de palma de anchas alas...

Decid esto una* diez, cien veces con la

Colonia Escolar

seguridad de que en unos casos por car¬ ta de más, en otros por carta de menos,
os desobedecerán los nueve décimos de

de Puerto-Sóller alumnos colonos. Escuchad atentamen¬ te las prevenciones de los padres:—«A

AGOSTO DE 1901

mi niño no le haga Y. levantar tempra¬

no, porque no se costipase.»—«A mi Pe¬

Siendo de sumo interés para la prime¬ ra enseñanza, creemos oportuno inser¬
tar en las columnas del Sóller la des¬
cripción que de la estancia de la Colonia Escolar en nuestro puerto, viene publi¬ cando el semanario que con el título de El Magisterio Balear vé la luz pública
en Palma. La referida descripción es de¬ bida á la hábil pluma del digno profesor de la Escuela Normal D. Miguel Porcel
Riera, encargado de dirigir aquel grupo de muchachos que durante el mes de Agosto del año actual, vimos pasear por nuestras calles, huertos y olivares, ob¬ servando una compostura y disciplina
ejemplar. La Excma. Diputación Provincial es
la que subvenciona tan útil y provecho¬
sa institución y nosotros este año, como en anteriores, hemos sido quienes hemos tenido la satisfacción de ver la Colonia
Escolar establecida en las habitaciones

pe no le gusta la carne, ni el pescado,
ni la leche, ni las verduras, ni el pan,
ni el vino, ni el agua.»—«No haga V. tomar baños al mío, pobrecito mío cié mi corazón»—«Yo he oído decir que van á paseos muy largos. Juanito no quiero que vaya pues no está acostumbrado y se cansaría mucho.»—«No deje V. ir á mi hijo por el sol.»—«¿Les dan bastante
que comer en la colonia?» Yo escucho atentamente, contesto las
menos palabras posibles, estudio la fiso¬ nomía de los colonos y de sus progeni¬ tores y formulo en mis adentros el diag¬ nóstico y el plan curativo de las enfer¬ medades inóralas que unos y otros pade¬ cen cuya etiología suele reducirse á bastante ignoracia y á muy escasa edu¬
cación.
Trabajaré con ahinco para curar de“ tales defectos á los niños. Ojalá fuesetan fructífera nuestra obra que influye¬

del edificio-santuario de Santa Catalina se en mejorar la condición de los padres. del puerto, cedido galantemente por Que Dios bendiga nuestra labor.

nuestro Ayuntamiento. Semejantes instituciones establecidas
hace ya tiempo en muchas poblaciones dél Extranjero, fueron creadas aquí en 1892 bajo la regia protección, y recomen¬ dadas á todas las corporaciones civiles y religiosas de la nación. Pero todos sa¬ bemos que en España, donde sobran buenas disposiciones, faltan en cambio mejores voluntades quesepan cumplirlas; y esto ha sido el motivo de que las Co¬ lonias Escolares que llevan en sí la genuina aplicación de los preceptos de la Pedagogía, no hayan sido, por desgra¬ cia, ensayadas en nuestra patria más que en contadas poblaciones, siendo
una de ellas Palma de Mallorca.
Al verificarse en 1893 el primer ensa¬
yo de la Colonia Escolar y habiéndose escogido el mismo ventajoso puesto pa¬

* **
Entre tanto continúa la batahola de
la organización material. El cochero pregunta la hora de marcha y fija sus
condiciones. Se van amontonando los
equipajes. Los carreteros cargan lo»
muebles, cofres, maletas* líos, bultos y fardos en sus vehículos, llénase de gen¬
te la antesala, la palabra adiós suena á
cada momento.
Alineanse los paquetes de libros, los instrumentos de juego, los cestos y sa¬ cos de comestibles para ser recontados, inventariados y cargados en seguida. Crúzanse las últimas cuerdas por sobre el cargamento amontonado, por fin re¬ suena la voz del mayoral que dice:—«Ya está todo» y la caravana se pone en mo¬
vimiento.

ra cobijarla, nos ocupamos de ella y,

entreoirás cosas, decíamos: «Su objeto es altamente beneficioso y caritativo,
puesto que tiene por fin proteger el de¬ sarrollo físico de los niños pobres y dé¬ biles, cuyos padres no pueden facilitar¬
les alimentación nutritiva, ni sustraer¬

Dia 2.—A las cuatro de la madrugada ha partido la primera tanda de colonos,
Van con ellos dos Maestros auxiliares. Su
misión es llegar á las nueve á PuertoSóller y preparar la instalación de ca¬

les á la acción deletérea de los calores mas. organizar el servicio de alimenta¬

de sus viviendas, ni mucho menos faci¬ ción y lavado de ropas.

litarles la estancia en lugares donde co¬ rran aires puros, cuya respiración tanto influye en la robustez del individuo, al paso que á la formación de la inteligen¬ cia en la práctica y no en la maquinal forma en que precisamente ha de mo¬ verse el niño en la escuela, por no dis¬
poner en ella de los interesantes ele¬ mentos para el desarrollo físico, intelec¬ tual, moral y religioso, de que se dis¬ fruta en los montes y en la vecindad del

La segunda tanda debe partir á las dos. y ocupará una diligencia y ün ca¬ rruaje. Yo recorro la línea en bicicleta y me convenzo de que todo está en su puesto y de que todos cumplen con su deber. Estoy, satisfecho.
La descarga de los muebles y su as¬ censión á Santa Catalina, punto donde debemos habitar el mes de colonización, se efectúa sin contratiempo aunque es faena muy penosa. En el lugar dormi¬

mar.>y
Y para confirmación de lo que enton¬ ces decíamos, vayan leyendo nuestros

torio y en el espacioso comedor reiDá durante Unas horas una baraúnda que*
no es una confusión. El rechinar déla

abonados el diario de la Colonia Escolar
durante el tiempo que estu vo instalada es Puerto-^ólle?/

llave inglesa al atornillar los pernios de‘ de la cama, el crugir de la paja reciente5
de que se binehan los jergones,' el

2

SOL LE R

*Cnr de la vajilla que se apila en los es¬ teras, á quien se le caen siempre los si se usasen zapatos en vez de las hu¬ tratado de 1884. Según las mismas no¬ cienda tiene sus expendedurías, y de

tantes y armarios, las voces de mando pantalones que tiene buen cuidado de mildes alpargatas. Nosotros, Director y ticias, Mr. Kruger habría contestado que comprarse en ella los billetes, no habría

concisas y enérgicas forman agradable aguantarse con las dos manos que á Auxiliares damos el ejemplo.

ha de consultar sobre el particular á los temor de falsificaciones.

concierto. Queda la lengua, cunde en el todas horas apoya en la barriga, es el

generales boers.

En cuanto al criterio del Gobierno so¬

silencio la tarea de las manos.

más joven de los expedicionarios, re¬

Concordando con esto dice Daily Mail, bre ellos, el Sr. Urzáiz ha manifestado

A mitad de la tarde la instalación está
terminada y aunque no es lujosa ni si¬ guiera rigorosamente perfecta, es acep¬ table y la buena voluntad de los peque¬ ños suplirá las forzosas deficiencias de una morada temporal.
Se escondía el sol cuando llegaba la

gordete, de temperamento sanguíneo y algo cachazudo. Es bueno como un cor¬ dero y cecea algo al hablar. Morell, jo¬ ven también, es un manojo de nervios sin punto de reposo, no sabe práctica¬ mente el valor de la palabra obedecer y está dispuesto siempre para todo lo

Después del almuerzo tomamos la me¬ dida de la estatura y perímetro del tórax de los colonos en milímetros, valiéndo¬ nos de una cinta métrica y empleando
la báscula del fielato anotamos su peso
en Kgs. En seguida vamos á hacernos cargo de

en un despacho de Amsterdam, que Elo, el nieto del presidente Kruger, se ha embarcado para Lorenzo Márquez con objeto de consultar con los jefes boers acerca de la idea de que si los éxitos no
continúan por su parte, acaso sería pre¬ ferible hacer la paz. aceptando una au¬

que es el mismo que mantiene y que se¬ rán sometidos al procedimiento que se
sigue con los billetes falsos del Banco de España, es decir, detener al poseedor, hasta inquirir la procedencia.

segunda tanda. Era esta numerosa. Diez que sea movimieato; parece muy viva¬ y seis colonos, un maestro y el personal racho, bastante mimado, especialmente

NUESTRA CASA

tonomía como la del Canadá.

Vivimos en Santa Catalina de Puerto-

Crónica Balear

>de servicio, con sus correspondientes en las comidas. Será el que dará má» Sóller. Santa Catalina es un vetusto mo¬

El general Botha envió varios emisa¬

bagajes individuales. Su aparición en el
Puerto es saludada con una salva de
aplausos de los que ya estaban, de los que llegan y de los chicos del pue¬ blo que no permanecen indiferentes á la -alegría que demuestran los recién veni¬ dos, pues se disputan el subir los equi¬ pajes hasta nuestra habitación y no sa¬ ben qué hacer .para manifestarse obse¬ quiosos. Muchas familias del país se
asocian á las demostraciones que nos
hacen sus hijos y la entrada de la colo¬
nia en Santa Catalina es poco menos que • triunfal.
Sin embargo, el cansancio nos abru-
<ma. Se anticipa la hora de la cena. Ésta
resulta triste pues reina un silencio -aplastador. El sueño pesa como piorno sobre los párpados y el toque de pito

que hacer por su atrevimiento, mejor dicho, por su imprudencia é irreflexión.
Torrens, enjuto de carnes, es hijo de un impresor. Escucha atentamente y
tiene voluntad en hacerlo bien todo. Pa¬
sa desapercibido entre los demás, pero liada pasa desapercibido para él. Es de pasta dúctil y maleable; uno de aquellos caracteres atractivos que sin despuntar en nada, se hacen querer. Castellá es otro muy parecido físicamente á To¬ rrens, pero no tan discreto. Simpatiza con Morell y nada puede ganar de fijo
c®n esta amistad. Es aficionado al-canto
y tiene bastante sentido musical. Ha oído unas pocas veces cantar la marcha «Modulación de paso» y la ha repetido solo con tan notable precisión que le ha valido un aplauso.

nasterio edificado sobre una altura en
una península que cierra la parte orien¬ tal del puerto de Sóller. Pesada cuesta
de maltrechos escalones conduce desde el
muelle á la plazoleta amurallada que precede al edificio. Un cañón medioeval carcomido por la herrumbre y montado sobre primitiva cureña asoma la boca por encima del muro y otro más cansa¬ do por el tiempo yace por los suelos. Un ancho portalón sirve de entrada á nues¬ tra casa y un campanario de espedaña la corona. En su centro un patinillo sombreado por jóvenes y ya frondosas parras da acceso al dormitorio y á la anteiglesia y de ella á otras habitacio¬ nes, al corral, al corredor que conduce al comedor y á la iglesita que es de re¬
ducidas dimensiones.

rios con encargo de llevar noticias á Kruger, pero tales nuevas no llegaron porque los portadores de ellas cayeron en poder de los ingleses y fueron muer¬
tos.
Otros boers, consiguiendo pasar las líneas inglesas, llevaron á Kruger datos
exactos del curso de la guerra.
Según esas noticias, hay actualmente en el Transvaal, Orange y el Cabo 24.000
combatientes boers, de los cuales 14.000
son nacionales de las dos Repúblicas, y
los restantes son reclutas del Cabo y ex¬
tranjeros. Los boers tienen víveres y municiones
y están más dispuestos que nunca á se¬ guir luchando por la independencia.
Las mujeres boers detenidas se niegan á escribir á sus esposos é hijos rogándo¬

En la sesión extraordinaria celebrada
el día 13 del corriente por el M. I. Ayun¬
tamiento de Ciudadela se acordó la defi¬
nitiva instalación del gas acetileno en el alumbrado público de aquella población.
Leemos en El Felanigense del sábado
último:
«Un sujeto que venía padeciendo des¬ de hace tiempo frecuentes ataques de enagenación mental puso fin á su exis¬ tencia el jueves por la mañana, arroján¬ dose en la cisterna de su propia casa de la cual fué extraído ya cadáver apesar de los esfuerzos de la familia y de ios veci¬ nos que acudieron desde el primer mo¬ mento á prestar toda clase de auxilios.»

llamando los colonos á la cama fué bien

Caual, huérfano de su padre que era

El comedor es la habitación más deli¬ les que depongan las armas y se some¬

El señor Fiscal de esta Audiencia ha

4 satisfacción de todos. Diez minutos
después en el dormitorio no quedaba un solo individuo despierto.
Paso revista y tan necesitado como
ellos de descanso me retiro á mi habitu¬
ación. Mañana será otro día.
Dia 3.—El dormitorio á la salida del
sol ofrece el aspecto de un campo de ba¬
talla cubierto de cadáveres. Por entre las
sábanas, caidas'ó arrugadas, salen pier¬ nas colgantes; ningún durmiente tiene
:la cabeza encima de la almohada, al¬
gunos. molestados por el calor, han ti¬ rado al suelo las -ropas, otros duermen
•atravesados sobre el colchón, uno tiene
medio cuerpo colgando fuera de la cama. Suena el pito. Su silbido estridente no
logra despertar más que á unos pocos. A casi todos hay que tocarles y moverles fuertemente para hacerles volver á la vida. Por fin logramos verles á todos de pié. Se deshacen las camas. Durante unos minutos se oye el crugir de la paja y el traquetear de las tablas. Los colo¬ nos de turuo preparan las aljofainas pa¬ ra el aseo, y sin los aspavientos ni la '•repugnancia que tanto nos ponderaban fas madres, chapuzan en el agua la cibeza, y el .jabón sube eu espumarajos por cara y orejas. El aseo es perfecto, y los niños disfrutan de la frescura que les

militar, es pequeño, seco, muy moreno, ojos negros, mirada inteligente, cuerpo bien proporcionado, más de pecho redu¬ cido. Reposado, pero oportuno, decidor y alegre, pero no chavacano, da en todo
la nota del término medio. Es de los me¬
jor educados que aquí hay y en las po¬ cas horas que han transcurrido, tiene ya las simpatías de los compañeros y de los profesores. Horrach, es también huérfa¬ no de su padre que era maestro. Es muy buen chico. Algo tardo en el compren¬ der, suple con el empeño la cortedad de su concepción; es aficionado al canto, tiene muy buenos sentimientos y es el protector de los pequeños. Muy mode¬ rado en el juego se complace eu hacer el bien y prodiga pequeños favores á sus compañeros y cnautos servicios tiene ocasión de prestarnos los cumple cou agrado sin la menor indicación.
Campaner es de constitución muy en¬ deble y sangre muy pobre. La decolora¬ ción de los labios y párpados acusa la anemia que padece y que confío curarle, con sol y aire de mar. Tiene buena voz, es muy excitable, algo entrometido y pendenciero, pero con iniciativas que
contrastan con su estado físico. Su re¬
flexión no está gran cosa desarrollada, asi es que sus compañeros le cuentan las más estupendas enormidades que él

ciosa. Con un balcón cuyos balustres caen perpendicularmente sobre el mar y está á más de 25 metros sobre su nivel,
■arientado kácia el N. N. E., pero abri¬ gado del sol por la roca viva, comunica fresco ambiente á la estancia y lo tem¬ plado de la temperatura y la amenidad del paisaje que desde dicho balcón se disfruta (que por algo se llama la Mi¬

tan á los ingleses.
IH VIH1» i» tm.IB—
De la Península
El pago en oro de los derechos
de Adnanas

dictado una circular dirijida á los Jueces Municipales de la provincia excitándoles el celo, para el más estricto cumplimien¬ to de los preceptos contenidos en la Ley de Caza, procurando al mismo tiempo cumplir con lo dispusto en el número 3.° del articulo 591 del código penal á fin de que no queden impunes las infracciones de la citada ley.

randa) hacen de él indicado paraje para un sanatorio veraniego.
Al lado del cañón yacente, allá en la

Sigue constituyendo actualidad muy saliente el pago en oro de los derechos
arancelarios.

En la mañana del lunes se encontró
en el camino que desde Son Bordils de

plazoleta, hay clavado un mástil. En él
enarbolaremos uno de estos días la ban¬
dera nacional.

Un diario muy popular estudia con verdadero realismo el agiotaje que por tanto tiempo ha mantenido el alza de

Inca conduce al pueblo de Costitx el ca¬
dáver de un hombre.
Cuando el Juzgado tuvo noticias del

los francos, y hablando de la pignora¬ hecho se personó en aquel lugar empe¬

En la primera comida que hemos he¬

ción de valores para que abriesen crédi¬
tos en dicha moneda las entidades ban¬

zando á practicar las oportunas diligen¬
cias. '

cho todos juntos ha reinado la mayor
cordialidad. Las amistades, tan difíciles

cadas que los tenían, ofrece á la consi¬

De las averiguaciones hechas resulta

de contraer en la edad madura en que
nuestro corazón está fatigado por los

deración pública el siguiente cuadro: Por ejemplo, un señor llegaba á algu¬
na de estas entidades con un millón en

que el cadáver encontrado era el del ve¬ cino de aquella ciudad Andrés Quetglas, de 62 años de edad, empleado en dicho

desengaños, se entablan á los pocos mo¬
mentos en la infancia. Cuatro horas de

•títulos del 4 por 100 interior;

pedía que

predio. Estaba ensangrentado y presen¬

viaje y una comida han sido suficientes para unir esos niños de tan distintas

con esa prenda se le abriese un crédito en francos por valor de 500.000 unida¬
des de esta moneda. Los cambios esta¬

taba una extensa herida en la cabeza,
herida que, á juicio de los facultativos, debió producirle instantáneamente la

procedencias y que jamás se habían vis¬ to. Agrupados por el azar, obedeciendo á la ley de simpatías forman ya corros délos que nacerán verdaderas amistades.

ban á 34; pero el buen señor, puesto de , muerte. acuerdo con los que se hallaban en el La guardia civil detuvo á un joven, mismo caso de él y con los demás aca¬ empleado también en el predio Son Bor¬ paradores, cuando el Gobierno trataba dils, sobre el cual recaen sospechas de

de adquirir francos para el pago de i que sea el autor del homicidio.

proporciona el lavado, de la agilidad y bienestar que les da la limpieza y déla satisfacción íntima del que lia cumplido

cree á pié jtintillas. Fuliana es el tipo del niño pobre, pero trabajador infati¬
gable. La forma del cráneo y la expre¬

Hemos bajado al caserio del Puerto hácia las cinco de la tarde y después de discurrir breve rato por el muelle, si¬

nuestras obligaciones exteriores, se los vendía á 38 ó 39; recogía el dinero, sol¬ ventaba su crédito, retiraba su pigno¬

La Caja de Ahorros y Monte de Piedad
de las Baleares ha acordado devolver

’un deber y ha complacido á los supe¬ sión del rostro acusan una gran poten¬ guiendo la carretera, nos hemos dirigi¬ ración y se encontraba con un 3 ó 4 por gratuitamente todas las mantas de lana

riores.

cia volitiva. Obediente, cariñoso, de do á la fuente del malo, en el Km. 33, 100 de ganancia, lograda en pocas se¬ empeñadas en dicho Establecimiento,

Sin embargo, el cansancio todavía se muy buen fondo, ha sido el primero que junto á una fábrica de Cemento.

manas, y á veces en pocos días. La cer¬ pudiendo los interesados recogerlas has¬

dibuja en los rostros ojerosos, y sin ex¬ citación alguna, los colonos se sientan acá y allá sobre los bancos de la ante¬ iglesia ó sobre los escalones del patio y

ha tomado un libro para leer. Me acerco para ver qué lee. Es un tratado de As¬ tronomía. Abstraído en él, no lo hojea para mirar las lámiuas sino para extraer

Actualidades

tidumbre del plazo fatal de las necesida¬ des del Gobierno le daba la seguridad que tiene un pescadero de vender su pescado en los días de Semana Santa.

ta el día 30 del corriente mes.
Es digna de alabanza esta medida.

se apoyan en las columnas ó en la» pa¬ su ausencia.

Para la gran obra del Diccionario de

redes. No sería prudente ordenar un juego corporal activo.
En tanto descansan y hablan entre sí á media voz, pasemos revista al perso¬ nal. Tenemos cuatro asilados del Hospi¬ cio Provincial. La bondad y la modestia
están retratadas en su fisonomía. Se lla¬
man Juan Rigo, Miguel Árrom, Andrés Barceló y Fraucisco Eduardo. Este es huérfano y oriundo de Argelia. La edad de esto» chicos oscila entre 13 y 15 años. Rigo es moreno y serióte. Cuando está muy contento sonríe; es atento y servi¬ cial; habla muy poco, pero piensa mu¬ cho; es algo encogido, lo cual se le co¬ noce en el andar y en los movimientos. Arrora es alto y flacucho, ríe con facili¬ dad y antes de contestar se lleva la ma¬ no derecha al hombro izquierdo rascán¬ dose ligeramente. Distraído y distractor, pero si» malicia, será la nota alegre de la colonia. Barceló tiene poca cantidad de espíritu, parece algo perezoso y como que nunca haya acabado el sueño; su atención *e can»a muy pronto, pero su cuerpo parece resistente. El africano Eduardo está bien de carnes, pero flácida« y descoloridas, se expresa con difi¬ cultad pues no domina el francés, ni el castellano, ni el mallorquín y tiene que apelar á voces de los tres idiomas para darse á entender. Se le conoce á la legua que el mundo á que se le ha tras¬ ladado es completamente nuevo para é!.

Tenemos también otro Rigo, Jaime. Es el más juicioso de los presentes, muy apto para el trabajo intelectual, pero al¬ go flojo para el ejercicio del cuerpo. Preferirá más la lectura que un juego á pabellones, y en el paseo, en el mar, en la montaña, en la conversación, en to¬ das partes, llevado por su afán de saber,
buscará el lado científico de cuanto vea
y oiga. Por último hay otro chico casi colono.
Banús, hijo del maestro auxiliar de igual apellido. El niño ha venido acom¬ pañando á su padre. Es de complexión más robusta que los demás, está muy tostado por el sol y entiende bastante en cosas de mar. Se pinta solo para mane¬ jar los remos, desplegar una vela, tre¬ par á un mástil, maniobrar un bote, di¬ rigir un timón, zarpar ó fondear un án¬ cora, izar ó arriar una bandera. Es algo rudo de carácter, cualidad proporcional á sus condiciones físicas, es muy resis¬ tente á la fatiga y aunque algo revoltosillo no carece de un gran fondo de bon¬ dad que le hace ser razonable cuando se le llama al orden y se le habla al co¬
razón.
Estos catorce colonos van ligeramente uniformados; pantalón de lista, camise¬ ta elástica de algodón á anchas rayas azules y blancas, sombrero de palma con fleco rojo y anchas alas para res¬ guardarse de las ardorosas caricias del

La guerra anglo-boer
Nada saliente ocurrió en el teatro de
la guerra anglo-boer durante la anterior semana, por lo menos de que haya dado cuenta el telégrafo.
Las noticias, que alcanzan al día 12, suponen al General Botha con un fuer¬ te comando al Norte de Vayheids, y ex¬ presan que desde la llegada de mister Hamilton no dirige Kitchener las ope¬ raciones. Por cierto que otro telegrama de la misma fecha, procedente de La Haya, comunica que este último Gene¬
ral se halla bastante enfermo para em¬
prender la travesía de Capetown á In¬ glaterra, y que pudiera constituir un grave peligro para el enfermo.
Los periódicos extranjeros relatan el choque habido en Vilhewdorp entre el comandante Ficher que fué gravemente herido, y algunas fuerzas boers, siendo el resultado poco lisonjero para las ar¬
mas británicas.
En telegrama expedido desde Pretoria asegura un corresponsal que. descon¬ tando los gastos que ocasionan los cam¬ pamentos de concentración y la policía armada, los ingresos en el Tesoro del Transvaal cubren ya casi por completo
los gastos.
* **
Telegrafían de La Haya que se han

Motín en Cádiz

la lengua catalana que ha iniciado y di¬ rijo el M. I. señor don Antonio M.a Al-

Ha producido penosa impresión en el ánimo de las gentes el inconcebible mo¬ tín de Cádiz, de que nos han hablado los telegramas de estos días, con el destrozo
de muchos establecimientos de comer¬

cover, vicario general de esta diócesis, han empezado los trabajos.
Son ya en gran número los que han emprendido la faena de entresacar de li¬ bros y textos autorizados, el léxico de

cio, los hornos asaltados, los agentes de nuestra lengua. Otros van á buscar en la autoridad perseguidos, los robos y las capas sociales menos adulteradas por

atropellos eu la vía pública y el comple¬ to desamparo en que se ha visto la her¬ mosa ciudad andaluza por las autorida¬
des locales.
Tales escenas nadie las concibe en un
país culto en donde la vida y la propie¬ dad han estado durante algunas horas á merced de turbas desenfrenadas, y la prensa y la opinión confía en que el Go¬ bierno exigirá estrecha cuenta á esas autoridades que parecían indiferentes á

por las influencias exóticas, las voces, para que conserven su pureza nativa al par que con objeto de conocer los ele¬ mentos lingüísticos, arcaicos, que voces extrañas han reemplazado eclipsando su ingenuidad y su sabor popular.
A esta faena de los de aquí, acompa¬ ñan las frases de entusiasmo, las adhe¬ siones espontáneas de los principales intelectuales de Barcelona, que el señor

un espectáculo desarrollado sin motivo ni pretexto, como una función de la barbarie organizada en pleno libertinaje.

Alcover tuvo la satisfacción de recoger
en su último viaje á la ciudad condal. Dentro de algunos días aparecerá el

primer número del Boletín del Dicciona¬

Billetes de lotería falsos

rio, y en él tendrán ocasionar de leer, los que no asistieron á la reunión cele¬

Respecto á la falsificación de los bille¬
tes de la Lotería, el Ministro de Hacien¬
da ha manifestado en él Congreso, con¬ testando á una pregunta de un señor diputado, que el Tesoro no pagará nin¬ gún billete falso; que, en efecto, hace

brada en la sala de Bisbes del Palacio
Episcopal, las cartas de los prelados de la tierra catalaua que alientan y bendi¬ cen la obra del diccionario, y por dicho boletín podrá apreciarse el trabajo titᬠnico que, con una constancia envidiable,

y no se cansa de mirar á sus compañe¬ sol de agosto y calzado de alpargatas, hecho nuévas gestiones cerca del presi¬ mes y medio se descubrió una falsifica¬ viene ejecutando el Vicario General pa¬

ros. el paisaje, el edificio y á mí con ojos cuya suela de cáñamo se amolda á las dente Kruger, para moverle á desistir ción de billetes que no cree que tuviera ra dotar á nuestro idioma de uno de sus

interrogadores.

rugosidades de las rocas é impide res¬ de la reivindicación déla independencia, relación con la que ahora se persigue, principales sostenes.

Los chicos restantes proceden dé las balones y caídas que en esta fragosa co¬ como primera báse para ajustar la paz. pues aquélla era bastante burda, y que

escuelas públicas del casco de Palma. marca y con tan inexperta gente serían A tenor de estas noticias Inglaterra se no puede asegurarse que la última haya

Hay entre ellos tipos bien diversos: L1 i¬ frecuentes y tal vez de fatal resultado, contentaría con el restablecimiento del salido de la Casa de la Moneda. La Ha¬

•6 0LL E.R

8

Crónica Local

expuestos al público en la Secretaría del Ayuntamiento de esta villa, los reparti¬
mientos de la Contribución territorial

Allá por el año 1898, la Gaceta de sobre rústica, urbana, colonial y pecua¬ Madrid publicó una R. O. en la cual el ria, para el año 1902.

Ministro de la Gobernación, que, si no
recordamos mal, era el Sr. Dato, esta¬
blecía la Colegiación obligatoria para
todos los Médicos que ejercieran su pro¬ fesión en España ó en sus dominios. Es¬ to, como es natural, fué causa de que muchos médicos levantaran su voz aira¬
da en son de protesta por entender que dicha ley era atentatoria al derecho cons¬ tituido, y coartaba, á la vez, la libertad de acción de la clase médica en general. Más tarde, para acatar las órdenes del
nombrado Ministro, tuvieron los médi¬
cos la necesidad de establecer más regu¬
laridad en los honorarios y al efecto se citó una Junta General para establecer¬ los; una vez hecho, acordaron en la mis¬

Parece que existe la plausible idea de
fundar una masa coral en la «Defensora
Sollerense», cuyo pensamiento ha sido patrocinado por la Junta de esta socie¬
dad.
Al efecto y según anuncio que hemos podido leer, se convoca á todos los socios que deseen formar parte del orfeón que se ha de crear, para que se dignen asis¬ tir á la reunióu que tendrá lugar maña¬ na domingo á las cuatro de la tarde, con el fin de tratar de las bases y nombra¬
miento de la Comisión.
De todas veras desearíamos tuvieran
feliz éxito tan buenos propósitos.

ma que desde l.o de Enero del año veni¬ dero todo médico español tendría que someterse á lo establecido si no se quie¬ re exponer á ser amonestado y reprendi¬ do por los señores que forman la Junta
de Gobierno.
Para satisfacción de nuestros abona¬

Se adquiere abundante, sedosa y on-
dulosa cabellera usando el Petróleo San¬
són. (Véase anuncio 4.a plana).
Anteayer se recibió en ésta la triste
noticia de haber fallecido en Sansellas el

dos, podemos adelantar unos cuantos datos, los más importantes, sobre los di¬ chos honorarios que pronto van á regir. Esto se debe á la particularidad de ha¬ ber llegado á nuestras manos un Boletín médico de la Provincia que los detalla
minuciosamente.
La visita ordinaria será de una pese¬
ta en el casco de la población; los subur¬ bios y demás casas situadas fuera de di¬ cho casco, pagarán lo que los médicos de
la localidad encuentren conveniente,
previo común acuerdo. La clase jornale¬ ra que considere excesiva esta cantidad tiene el derecho, como todos, de igualar¬ se con el médico que desee.
Las Sociedades de «Socorros mútuos»
no permitirán que los socios que disfru¬

Cura-párroco de aquella villa, nuestro paisano y amigo D. Miguel Arbona y Mayol, Pbro.
El finado ha bajado á la tumba á una edad relativamente temprana, habiendo desempeñado además del Curato de San¬ sellas los cargos de Vicario de Lloseta y Ecónomo de Algaida, conquistándose por su amable trato el aprecio de todos sus feligreses.
Enviamos á su familia la espresión de nuestro más sentido pésame y elevamos nuestras oraciones al cielo, para que conceda al difunto el premio de los jus¬
tos.
El vapor «León de Oro» que siguien¬
do su acostumbrado itinerario debía lle¬

ten de un producto anual mayor de mil quinientas pesetas tengan por cinco anuales el derecho á ser asistidos, el y su familia, por el médico de la Sociedad.
La asignación de los Titulares en los pueblos se sujeta á la importancia de los mismos, como también á sus condiciones de vida. Sóller, vemos viene obligado á pagar mil quinientas pesetas anuales.
Lo dicho basta para que nuestros sus-

gar á ésta el martes último, no lo ha ve¬
rificado hasta esta tarde. A causa del
temporal que reinó en el golfo de León estuvo algunos días fondeado en el puerto de Cette, saliendo con rumbo á Barcelo¬ na tan luego amainó aquel.
Llegó á la ciudad condal el miércoles por la noche y el mal estado del mar im¬ pidióle poder salir para nuestro puerto
hasta esta mañana.

criptores tengan una idea de la altera¬ ción más importante que han sufrido di¬
chos honorarios. Nos abstenemos de pu¬
blicar lo que se refiere á servicios extra¬ ordinarios, operaciones, y demás, por¬ que el médico, además de tener en cuen¬ ta otras circunstancias, se deberá atener á la Tarifa General de Reglamento.

* **
El vapor «Isleño» que en su viaje á Cette y Marsella debía hacer escala en ésta el miércoles próximo pasado proce¬ dente de Palma, no ha fondeado en nues¬ tro puerto hasta hoy por la mañana, de¬
bido también tal retraso, á los tempora¬ les que han venido reinando en el Medi¬

terráneo.
La Junta de la «Capella de Manacor»

nos invitó por medio de atenta circular ála fiesta anual de su patrona Santa Cecilia, que se celebró anteayer en la iglesia de San Vicente Ferrer, en la ex¬ presada villa, y á la velada literaria y musical que tuvo lugar por la noche en el domicilio de aquella institución.
Agradecemos la atención.

Han sido muchas las personas que se han acercado á esta Redacción para que¬
jarse de lo que está sucediendo con el alumbrado público de esta localidad. Por aquello de que es noche de Luna y aunque
estuviera nublado el horizonte, no se encendieron más que unos pocos faroles
en las pasadas noches, quedando casi

puede decirse, completamente á oscuras
Para los efectos de reclamación se hallan la población, en peligro del vecindario.

Haciéndonos, pues, eco de las insinua¬ ciones de muchos de nuestros lectores, nos atrevemos á suplicar al Sr. Alcalde se sirva poner remedio al mal, seguros de que han de agradecérselo los habitan¬ tes de esta población.
El frío que se deja sentir es intenso. Después de las pequeñas lluvias despren¬
didas á últimos de la anterior semana
pudimos ver al amanecer del domingo, coronadas las cúspides del Puig-mayor y de 1‘ Ofre por ligera capa de nieve.
Durante todos los dias de la presente
han sido también copiosísimas las lluvias caídas, como igualmente las nieves desde el jueves, por lo cual se hallan blanquea¬
dos los montes de nuestro término.
A la hora en que escribimos continua lloviendo y nevando.
Las obras que se verificaron por ad¬ ministración municipal durante la ante¬ rior semana, importaron la cantidad de
40076 pesetas.
Se ocuparon los operarios en la re¬ construcción de cuatro puentes de made¬ ra en el torrente que cruza el camino del «Barranch»; recomponer el piso de la calle del Viento y el de los caminos de «Las Argilas» y «Can Ahí»; reconstruir
un muro de contensión á este último y
otro en el camino de «Balitx» para darle mayor latitud.
EN EL TEATRO
?
¿Sería acaso por no ser del agrado del público sollereuse las obras escogidas para represetarse, que no asistió tanta
concurrencia como en funciones anterio¬
res, á la que se celebró el domingo últi¬
mo en el teatro de la «Defensora Solle-
rense»? Lo ignoramos, ni queremos ave¬ riguarlo. Nos limitaremos tan solo á dar
cuenta á los lectores del Sóller de la
representación de las zarzuelas oportu¬
namente anunciadas. La de los señores Pérez González y
Rubio denominada ¡Tio... yo no he sido! fué la primera que se puso en escena durante la velada. La representación, re¬
sultó bastante esmerada. La señora Ro¬
mán y el Sr. Forteza estuvieron acerta¬ dos en sus papeles respectivos de Pepita y Bienvenido. Los demás actores cum¬ plieron también su cometido.
El Jefe del movimiento gustó mucho á los concurrentes, tanto como había gus¬ tado en la primera representación. Hizo
un excelente Juan ei tenor cómico señor
Frau.
En el estreno del juguete bilingüe,
cómico-lírico titulado Un Casament del
dimoni, se distinguieron los artistas, quie¬ nes supieron imponerse bien de la obra.
La concurrencia prodigó muchos aplau¬
sos á los actores al final de cada obra y en las escenas de más relieve.
Mañana, según se nos informa, no ha¬ brá función. La causa es que la compa¬ ñía que dirige el Sr. Ribas quiere dedi¬ car los varios dias que faltan para las próximas páscuas de Navidad, á los en¬ sayos de algunas aplaudidas zarzuelas que desea poner en escena el miércoles y jueves por la noche.
XS/g/SXd'-aa»-—

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día lí de Diciembre de 1901.
Convocados por segunda vez los con¬ cejales que componen este Ayuntamiento para celebrar la sesión ordinaria corres¬ pondiente á la anterior semana, se reu¬ nieron en la sala capitular el Alcalde D. Juan Canals y el concejal D. Ramón
Coll.
Leída el acta de la anterior, fué apro¬
bada.
Entrando en el despacho ordinario dióse lectura á los expedientes instruidos
con motivo de las subastas verificadas
para el arriendo de los derechos munici¬ pales del Matadero, sitios públicos, al¬ macenes del puerto y casitas situadas en
la orilla del Mar cerca la torre de Alcait.
Resultando de los mismos que los alma¬ cenes del puerto, Matadero y sitios pú¬ blicos han sido adjudicadas definitiva¬ mente cada uno de ellos al mejor postor, con sujeción al pliego de condiciones, y que las subastas verificadas para el
arriendo de las casitas de la orilla del
mar han resultado desiertas; la Corpora¬ ción acordó aprobar las respectivas su¬ bastas y administrar directamente du¬ rante el próximo ejercicio las casitas ex¬ presadas.
Se aprobó una acta de sesión de dere¬ chos sobre la sepultura número 251 del
cementerio católico á favor de D. Jaime
Cañellas Puig. Se enteró la Corporación de una co¬
municación suscrita por D. Bernardo Oliver Deyá Pbro., en la cual manifiesta que dadas sus ocupaciones particulares, le es imposible aceptar el cargo de Se¬
cretario de la Junta de Beneficencia de
esta villa, por el que fué nombrado por este Ayuntamiento
El Sr. Alcalde expuso qne el director de las obras verificadas por subasta para la construcción de un cuerpo de edificio para sala de autopsias, depósito de cadᬠveres y puerta de entrada al cementerio católico, las había examinado encontrán¬ dolas construidas con sujeción al presu¬ puesto y plano aprobados, habiéndose cumplido con exactitud por parte del contratista las condiciones estipuladas en el contrato; por lo cual había procedido el expresado director á practicar la liquida¬
ción del aumento de las obras construidas
de exceso sobre la cantidad de las obras
presupuestadas, cuyo importe líquido as¬ ciende á mil doscientas cuarenta y seis pesetas diez y nueve céntimos. Enterada la Corporación, acordó dar por recibido definitivamente el expresado edificio y demás obras verificadas, aprobando la citada liquidación (de la que se dió cuenta) cuyo importe será satisfecho al contra¬ tista, devolviéndole á la vez el depósito que tiene constituido.
Se acordó continuar la construcción
de un pretil en el camino de «Las Argi¬ las» y sitio conocido por «Camp d’ en
Bescós».
También se acordó construir otro pre¬
til en el puente de «Cas Jurat» en vista del peligro que ofrece al tránsito público.
Por último acordóse verificar varios
pagos. Y se levantó la sesión.

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana do¬ mingo, dia 22.—A las siete y media se celebrará misa de comunión para las Hi¬ jas de María. A las nueve y media, se cantarán horas menores y después la misa mayor con sermón parroquial por el Rvdo. Sr. Cura Arcipreste. Por la tarde, después de vísperas y completas* habrá explicación del Catecismo; y al
anochecer, se rezará la corona de la Vir¬ gen con un responsorio, en sufragio del alma de una difunta, que perteneció á la
Archicofradía ele Hijas de María; practi¬ cándose á continuación, el ejercicio men¬
sual en honra de la Divina Madre.
Martes, dia 24.—A las cinco y media de la mañana, se expondrá el Santísimo Sacramento.. cantándose prima con el martirilogio solemne, á voces, con acom¬ pañamiento de annonium; y después de haber pronunciado un discurso el joven seminarista D. Juan Deyá, se cantará
la misa matutinal. A las siete tendrá lu¬
gar el ejercicio mensual en honor de San Bartolomé, durante la celebración de
una misa. A las nueve de la noche, se dará principio á los solemnes maitines,
en houor del misterio de la Natividad de
Nuestro Señor Jesucristo. Después de cada lección, será cantado el correspon¬ diente responsorio por la música de capi¬ lla, la que también ejecutará la partitura de una misa pastoril, después del cauto
de la Sibila.
Miércoles, dia 25.—Se celebrará la
festividad del Natalicio del Salvador. A
las nueve y media, se cantarán horas y seguidamente la misa mayor con sermón. Por la tarde, los actos de coro y despuéá se dará principio á la novena en honoú de la Infancia del Divino Niño; y al ano¬ checer, se cantarán completas solemnes en honor de la Virgen de la Esperanza.
Jueves, dia 26.—Se celebrará la fiesta de la Virgen bajo el expresado título. A las nueve y media se cantarán horas y después la misa mayor con orquesta f sermón que pronunciará el Rvdo. señor Cura Arcipreste. Por la tarde los actos
de coro.
Itegfisti*© Civil
Nacimientos. Varones 2.—Hembras 3.—Total 5
Matrimonios
Ninguno.
Defunciones
Ninguna.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 16, de Agde, eii 2 dias, laúd Es¬ peranza, de 32 ton., pat. D. J. Vicens, con 4 mar. y lastre.
Dia 19, de Andraitx, en 1 dia laúd Catalina, de 24 ton., pat. D. J. Vidal, con 5 mar. y lastre.
Dia 21, de Barcelona, en 10 horas, va¬ por León de Oro, de 125 ton., cap. don G. Mora, con 17 mar. y efectos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 20, para Palma, laúd Catalina, de
24 ton., pat. D. J. Vidal, con 5 mar. f
lastre.

(32) FOM^ETͻT
ARIEL A
deBohemia'que adornaban eHaltar. Al¬ gunas bujías de cera iluminábanla es¬ tancia, colocadas delante de. la imágen doliente de la madre de Dios; todo esta¬ ba limpio, bien adornado, resplandecien¬ te, porque la buena y piadosa mujer había pedido los últimos consuelos de la Religión y esperaba la visita del mártir
del Calvario, del Dios de suprema ma¬ jestad.
Después de recibir los santos sacra¬ mentos, mis Rebeca tomó un peque¬ ño crucifijo, el mismo con el cual ha¬ bía muerto mi hermana, y lo apoyó so¬ bre sus labios, mirándolo con piadosa
ternura.
Desde entonces yo la veía mover los
labios suavemente como si murmurase
tiernas plegarias y á veces estrechaba tobre su corazón la cruz, signo santo de
salvación eterna.
De repente, el padre Juan, que es¬ taba sentado junto á su lecho, exclamó á media voz, ¡reza hija mía, porque se
muere!

Y leventándose apresuradamente, un¬ gió con los santos óleos los ojos de la po¬
bre anciana.
—¡Me muero!... dijo ésta con voz dé¬ bil; me muero sin el consuelo de ver á mi hijo; ¡Julio!... ¡Julio!...¿Qué has he¬ cho en tantos años, que no has venido á ver á tu madre'?... Ariela, hija del alma, cuando vuelva mi Julio, dile que he muerto pensando en él y bendiciéndolo con todo mi corazón: que le amo y que le ruego ejecute mis mandatos.
Yo incliné mi cabeza desfallecida sobre
su seno y el llanto de dolor que se esca¬ paba de mié ojos la humedeció ligera¬
mente.
—¡No llores! me dijo con voz más débil todavía. Yo soy feliz, muy feliz, Ariela mía, porque veo los cielos abier¬ tos para recibirme. Es este instante su¬ premo en que desaparecen las vanidades y todas las pequeñecea humanas, al bordedel sepulcro, hija mía. siente mi cora¬ zón una paz celestial... Dios te bendiga... como te bendigo yo ¡Oh, Dios mío!...
Estas fueron las últimas frases que
mis Rebeca prouunció dirigidas á mí. Yo rezaba junto á su lecho. Eugenia, aterrorizada, escondía la ca¬
beza entre las ropas del lecho y se movía inquieta y agitada.

— ¡Padre Juan, rogad mucho por mí! exclamó la moribunda. ¡Dios mío. en vuestras manos encomiendo mi espíritu:
tened misericordia de mí!...
Estas fueron las últimas palabras de aquella santa mujer áquien tanto amé y de quien fui amada con tanta ternura.
El padre Juan y yo rezábamos junto á su lecho; después la vestí, la coloqué yo misma en su tumba y encendí los enluta¬ dos blandones que habían de alumbrar
su cadáver.
Mis Rebeca había, muerto tan santa¬
mente qüe yo no dudaba un instante que estuviese ya gonzado de la eterna bienaventuranza, más á pesar de esto, oré junto á ella hasta que se la llevaron para depasitarla en su sepulcro. Enton¬ ces, al darle mi postrer adiós, al be¬ sar m frente por última vez. un dolor horrible oprimió mi corazón y, per¬ diendo el valor, caí en el suelo sin sen¬
tido.
XIII
Postrada en el lecho del dolor estuve
cerca de dos meses, porque las distintas emociones que había experimentado ha¬ cía algún tiempo, aniquilaron mi frágil naturaleza, que, á pesar de todo y aun¬ que lentamente, hizo resistencia á la

gravedad de mis dolencia» y venció al
fin.
Cuando volví en raí y empecé á ocu¬ parme de lo que pasaba junto á mi, el primer pensamiento fué para mis Rebe¬ ca y mis ojos se llenaron de lágrimas al recordar que la había perdido para siem¬
pre.
Luégo pregunté por el padre Juan y finalmente por mis jóvenes pro tejidas; figúrate cuál sería mi sorpresa al escu¬ char que se había casado Blanca y que Eugenia se había ido con ella, aban-
danáudome á los cuidados de las cria¬
das.
El padre Juan me refirió que Agustín no quería que se verificase la boda hasta que yo hubiese podido presenciarla, pero ellas se fingieron enfermas y el médico ordenó que mudasen de aires, razón por
la cual se decidieron á unirse con eternos
lazos y partir, dejándome entre la vida y
la muerte-
Yo no dije una sola palabra, pero re¬ cuerdo perfectamente que hice un gran esfuerzo por no verter lágrimas.
¡Siempre me han herido de un modo cruel la ingratitud humana; esa ingra¬ titud horrible que llegó á crucificar al hijo de Dios haciéndole morir entre
ladrones!..,

Después de haber satisfecho astas pre¬ guntas. el padre Juan me tomó una mano y exclamó dulcemente:
—Hija mía, este es el esposo que te destina mis Rebeca y que te ama ya co¬ mo es imposible que otro hombre haga!
Abrí los ojos con profunda sorpresa é hice un esfuerzo para incorporarme; pero era tal mi debilidad que volví á caer pos¬ trada sin haber visto al hijo querido de' mis Rebeca, al compañero de mis juegos infantiles, al que me destinaban para es¬ poso. que había llegado durante mi enfer¬
medad.
—Ariela, me dijo él con ternura, ami¬ ga mía. ¿te acuerdas de Julio?...
—¡Oh. sí, sí!... exclamé reconociéndo¬ le; no era posible que yo pudiese olvidar al amigo de la infancia, al hijo de la san¬ ta mujer que tanto amé.
Y al decir esto, nuevas lágrimas cor¬ rieron pox mis mejillas.
El padre Juan, te moroso de que su¬ friese una recaída que hubiera sido fatal, me impuso silencio y al cabo de rato ce¬ rró mis párpados un sueño benigno y re¬
parador. Pasé algunos días convaleciendo?
cuando ya estaba casi restablecida, una tibia y hermosa mañana, dorada por los1 poéticos rayos de un sol benigno ^ qtf#

Los amando* que se inserten en esta sección pa giran.- Hasta tres in¡fcsrciocfs á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á 'tazón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
El ralor nslnimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas de que se componga, será de 0‘50 pesetas.
Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabadas, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬
ria del periódico.

HV

3 O LL< D n

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vea pagarán: Del ancho 4« una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióo*.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la linea del tipo en que «
comnongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
1.oh snscriptores disfrutarán mía, rebaja de un SB p»> •lento

PARA EL AÑO 1902

económicos.

de diferentes tamaños, de lujo y

cuadernación económica ó de lujo, de uno ó de dos dias en plana.

á 3 pesetas una, según sea su en

pequeña enciclopédia lar de la vida práctica, á 1*50 ó á 2 pesetas ejemplar, según sean encuadernados en rústica ó encartonados.
LA SINCERIDAD.-San Bartolomé

—

..— Baj4ns«»g!KaA.'j«iatt.ttKffi&a#$3F3«t.'an3x:dnan«'UifimttBnrreBa2iKRca3Uu&iHan8aatt3iaanftauB

aHüj^a3aE'ajR:rtwai2fia233sniiiSí¡aMrd<-325ei7iss!fls¿i*B!Bac«»HBn[»aaa3flwiaiEamBHaataMni!ií'a!iiv3a-2»ac3aíiK5a»aouiPjaaaM®a.-aHaan

a¿ivaaBUB!uaBEii3SB«assiKssafii-j!a!Bcrffií¿isn'!aB«a.'*aifiV5ia35«^«r.¡5i.Hfflríw«tP!rKe«aMifii5ü<íR.WiaHaíí?a!»r.írw*i«a»aiM5u«aBiníjí«-6ic»i'«H«oeoi3aaB«nicctKoBfns9naí!i«»>asaaffwiB«a!¥Ra;i'tqs!fataH*Hhnwifílfic3Biííaai6iMítíauBaKag«aBff5ia52i!iaa»MasBw!a1¡Ba

QBB&iBatuan(^:ir8ai&tGp9V$M££a*&tt8¡c^fa9a^mpisa2:iy£n^gas33qíAOTifcao»SQr.s*DiM¡ivfgKttuanRiazTC9n3üsw*H!g$NaKr*ytsBSB»ga«inttBnaAnnDEnHlaRG sSilKRRUVji3ajUWQK!CNaUifgl1lS3-

35332

^KwaafcyuSo« Busa^oinunBa

MasBrínenaa

Wsw-JiayQKM

bS■ÜraMisIiuncnusng

COLOCACIÓN CON-
tínua. Se desea un joven sérío, honrado y al corriente del francés para ayudar al
servicio de un café. Escribir condiciones
á J. Rosselló et Lanuza, rué de la Station n.° 9 á Charleroi (Belgique).

PJLAZA

isterat del fniwso
PAM(X0-3.-BABCl¡L01íA

nuB-atSunra
UniBBQaHrinBtfelMsjli
HIIBBR1
«anaaang
sEsSssn

ítííeBSwanjaL . ««aassBMU&ná
BaiSSS3S3SÍ3B
Í■H nBIBISSnRM BBM E?M »
SSSIIS
amanco ajassaa \_ qunnsaaHHsa S3S»k5nS«s«sÉ
93331

Primer Aniversario
DE3I-) HONOR

333E fntoBio Mor y

ass
¡|pi Bodsaa*rista:455aaj
sean asisiiügs
«..«.S..t.ü.^raaBiiflica
5j'»SÍW!CB*t2r:SB
liiüsiii

que falleció e! dia 25 de Diciembre de 1900

¡pan HÉBBioaiBBsuK

«seuiaae
S5B33S&BHgaH SUnW.r*rU¡J?:(1 «LinaiCESi1» óüsptaBsEua iiwo«aí?Ssa aSÍSa
sisa
mam
“BJhr2a«Eiattgg

Todas las misas que se celebrarán el

dia 23 del corriente en el altar de la

Purísima Concepción de la iglesia pa¬

rroquial, é igualmente el oficio mayor

que se cantará á las nueve

media

HBBBauaatlBBB tBaRei&rúW«f*lStiB3Baf«ltSüBraS Dta«mtciEBWBa« íb»jj<smmocuuií
SE33SS33SS
nsíaaunu3Baa« KvaBaiBaBBVQfl

mÜbSojíS
Batana

de la mañana se aplicarán en sufra¬ gio del alma del finado.

Ü’tfWtfclTMHRPl

ft..J3BSgBHS : w¿finaren

Ít&u^^üHflOrfiaaBna^BBBBanBSHBKnfWBBaaBramTOnB...^-..- g.mBlaUvan5u»a^3Qn1agMfEfal^MaOnfo^nlv&«BtOt:KTiüitfaicHiaVaUfoBaniiMñiViiiBnuKuSitRaE.síiniamaamMEMweusásroNaBBaRR’nitaBiBfoRBrfaeBuiBajRisaQvfBlSBiun.Da\_alfnssaaBn^iSIsSgBBisMSBMn\\ascBSBIVfiSiiBiaiNiBaunivaMI BiiianaRSiiBa
.if.w*r..r*»a»ai£aaeifla.'tri!«i¿t»a'5it3!iíchíOí!acsi'«Ni3s5i3?íaRm-JKisaonw»:n:as«8t33ifassat{Bfcí«isaaac»t!2£atíKiairitíi¡:nKasi8aBMiifiíiBacttUB»¡iBBanaB*iKn««t3U«BiaW

Kc.MtoBBMja«atSb>s»namrwí«j«*M«,«Mc.«aoraBinaftB3«»Ri2iiittí& >r«4?jHn!i!3i»»*aQMiH.,i9oio!aaBteíJC«««».ai«?!oa«f»«a!nniínio«*«na*iiB*M

fir-í^íiRKBnaf5BnwRariíiCT!is»nfflfi«6ai£iia.i?«íniB®E(aHí,f3jara«5RarKRaatí«rt’a¡n»!,3.-íf'j?.irw.Sf»aa»!2affinawKi!cawao»a3B«'»»»»«w •|vríJi-7if7?i{Ri^?¿'->»ui«jr5arfit!ii;sE3as5{««i!‘2iaiis4aia3?»«c«3;tficwi2»haa*fltSi«ítH?s«>.atíi3n5áWia,J!«BBnwtg!RaaMw«2aooBQí<oBaflBOB«

—

t>MXiaa«sttui«;iaaBfiiRii:anaaB^BViÍHiBapnBflrfi iü**.n*Rrd!was'<*l3CKaea»aT.*i«í;ar;»ifea»ttKibK«K»c*«tóKR

"

S3S^2’slg2^3^5£ESgS18113SBB3B33B«52g3S33S53SSBS3S£B8ESS3B8:S8

L‘ ASSIGÜRATRICE ITALIANA

Sociedad de seguros contra los
ACCIBMTIS DEL fEAMJ® ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 80 da Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GE3, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
GASEELAS.

Greme “Areir,,

Cura radicalmente las almorranas (vulgo morénes) y

llagas de la matriz á los tres días de usarse.

Véndese en Sóller, en las Farmacias de J. Torrens y

# °

J

de Jaime Castañer.

AGUA DESTILADA
DE
FJLOR de MBMJO
Se vende, al por mayor y me¬ nor, en la Farmacia de i. To¬ rrens,-Sóller.
ATIS iPORTANT
Mr. Jean Estades, de Sóller, négociant et propietaire á Lézignan (Aude), enverra gratis et franco des
echantillons des vins de sa propre
récolte, garantís absolument naturels, á ceux de ses compatriotes résidant en France qui en feront la
demande.
LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL
CERBÍAfi; P0R.T-E0Ü (Frontera fmco-espaüslaj
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados.
a
POR EL
Vino Uranado Pépsico
d©
J. TORRENS, Farmacéutico
El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada "diabetes.,.
PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DR
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorósis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitarite poderoso y enérgico.
DE VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller, Far¬
macia de J. Torrens.

Hospedage desde 5 pesetas en adelante. Habitaciones desde una pe¬ seta, restaurant á la carta, mesas particulares, se sirve á todas horas.
El Hotel del Universo está situado en uno de los sitios más im¬
portantes de la capital, dá plena fachada á la bonita y frondosa plaza de Palacio y paseos de la Aduana é Isabel II, donde cruzan todos los tranvías, y es el más próximo á la Aduana, Muelles, Compañías de Navegación, Bolsa, Gobernación y Estación de los Ferrocarriles de Francia, Tarragona, Valencia, Zaragoza y Madrid.
ECENAL
BWTRB
VICE-VERSA
per el
DE ORO
Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Commandant Samary-5.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette, según el presente itinerarú», corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte cuy atro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.
¡(CABELLO ABUNDANTE Y ONDULADO!
Hace crecer el cabello y evita su caída; le devuelve su color primi tivo y natural. Quita la caspa y priva que se reproduzca. Mantiene la cabeza limpia de todo insecto y micróbio, pues es antiséptico por escelencia. Cura toda enfermedad del cuero cabelludo y evita las que se adquieren por contagio, como tiña pelada, etc.
ABITMS MARAVILLOSOS. ® ÉXITO SÉl í lili.
DE VENTA: en perfumerías, droguerías y farmacias. ÚNICOS DEPOSITARIOS: Cortés hermanos, Barcelona (España).
LADRILLOS HIDRAULICOS, BAÑERAS,
n
DE LA CASA
FSCÍ&FFT, T1J1IS1 H C.a de BARCELONA
Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.
BOLLES.—de «La Sinceridad»