ANO XVI
ANO XVI

£PQCA.»*NUM. 757

SÁBADO 5 DE OCTUBRE DE I90¡

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Sa-
mary-5-Cette (Herault). América: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecibo—
Puerto-Rico).

Fundador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17
tpÍM*-—* SÓLLER (Baleares) *—

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

jPAG0 España:

0’50 pesetas al mes.)

Extranjero: 0’75 francos id. id.

adelantado.

Número suelto 010 pesetas.—Id atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria
LO QUE PASÓ AL TÍO CIRUELO
Y no ei que lo dijera él por el prurito siempre humano y por ende disculpable de darse importancia recordando gran¬ dezas pasadas. Decíanlo á una, sirvién¬ dole de cronicones vivientes, viejas quintañosas y viejos desdentados. Es más;
hasta el señor cura sacando á relucir fra¬
ses de rimbombante relumbrón, hacien¬
do el panegírico del antiguo esplendor
del tío Ciruelo, solía exclamar: —En sus estados hubo un tiempo en
que no se puso el sol. Esto, que acaso fuera un peco exage¬
rado, nadie lo hubiera creído de no pro¬ venir de labios tan poco pecaminosos al
contemplar la poco agradable y prós¬ pera situación en que el- tío Ciruelo, por] desgracia suya, se encontraba. Pa¬
ra colmo de desdichas, un reciente
pleito sostenido por el tío de nuestro cuento contra un poderoso señor, so¬ bre la posesión de unas tierras leja¬ nas, ^fructíferas en extremo y desde largo tiempo codiciadas por el magnate, había reducido las propiedades del tío Ciruelo á lo que la vista abarcaba, colo¬ cado el espectador en el campanario de la iglesia del pueblo. Pero como todo en el mundo es relativo, también lo era la fortuna actual del tío Ciruelo, quien, si un día pudo justamente seatar plaza de poderoso, hoy no era tan pobre que no siguiese concitando las envidias de cuan¬ tos, «aturalmente, poseían menos rique¬ zas que aquél y aún de no pocos que, envidiosos siempre del relativo bienes¬ tar ajeno, hubieran deseado ver al tío Ciruelo más pobre que estudiante sala¬ manquino y más miserable que las ratas.
Es el caso que el tal sujeto, aplanado por los disgustos, envejecido por los desengaños, atrofiado por los sinsabo¬ res y enervado por las contrariedades, resolvió hacer »n obsequio de su patri¬ monio un esfuerzo supremo con objeto de. ya que no aumentarle, ponerle en condiciones de una vida próspera y ri¬ sueña, que compensase en parte las des¬ membraciones á que habían dado lugar
las malas artes de unos, la ambición de
otros, las ingratitudes de algunos y la soberbia de machos apoyados, ya que no disculpados todos en la carencia ab¬ soluta de administración de que siempre había hecho alarde el tío Ciruelo; más
por desidia y negligencia que por mal¬ dad ó dañina intención. El pobre hom¬ bre viéndose, después de uua vida opu¬ lenta. reducido á un bienestar poco hol¬ gado. comprendió que era llegado el
momento de obrar con cordura y sensa¬
tez. guardando en el fondo del baúl sus quijotescas aspiracioues de gran señor y obrando con la serenidad poce románti¬ ca de los tiempos que ¡corremos. Bueno será advertir que en este cambio de su conducta pudo influir no poco el tre¬ mendo desengaño que sufrió perdiendo el pleito á que antes hemos aludido, que dejó bamboleando su porvenir, aun cuando, en ley de Dios, hay que confe¬ sar que. por esta vez al menos, la razón
toda se hallaba de lado de nuestro héroe.
Decidido á poner en práctica sus pro¬ pósitos, no tanto de enmienda como de conservación, hizo cierta noche alg'o así
como un examen de conciencia detenido
é iraparcial que le dió por resultado el convencerse ¡infeliz! de que, por mucho que hiciera, todos sus buenos propósitos habrían de estrellarse ante su ineptitud. Y com® el que de tal cosa se convence,
tiene mucho adelantado, aun cuando re¬
sulte paradójico para sacar provecho de esa ineptitud, nuestro tío Ciruelo creyó lo más oportuno solicitar de sus colonos el que acudiesen en su auxilio con las luces que cada cual hubiera recibido del Supremo Hacedor.
Algo ó mucho le disgustó el ver el •dan con quedas mayorales se disputa¬ ban el honor de ser los elegidos para

echarse sobre las espaldas la ingrata ta¬ rea, no exenta de responsabilidades, de reorganizar, corregir y florecer el patri¬ monio que, por el mero hecho de ser ajeno, había de inspirarles menos cuida¬ dos que el propio. Pero el tío Ciruelo consideró tales afanes como propios y
naturales del buen corazón de sus ser¬
vidores, y pasando por alto tal detalle, una mañana procedió á la elección de sus delegados en una forma más ó me¬ nos parecida á la siguiente:
—Ya véis, hijos míos, que la casa se desmorona y que yo por mí solo no pue¬
do contener su derrumbamiento. Nece¬
sito, por tanto, vuestro auxilio. Además, no ignoráis que saben más un burro y un abogado, dicho sea con perdón, que un abogado solo, y que siempre ven mejor cuatro ojos que no dos. Pues bien, desde ahora quiero que los oeho de me¬ jor cabeza que hay entre vosotros, sean los encargados de velar por mi hacienda y procurar su engrandecimiento, en lo posible. Tú, Juan, que fuiste, siendo mozo, guardia de orden públic#, serás el encargado de la gobernación y orden completo de todas esa^ cabras, borregos y ovejas que constituyen, como sabes, por su gran cantidad y calidad excelen¬ te, el núcleo de mi ya reducido patrimo¬
nio.
Tú, Pedro, quedas encargado de que
no desmerezca el buen estado en que
hoy se encuentran las lanas y los pastos. Ya sabes ó debes saber que todo lo que
se relaciona con el exterior de las cosas,
es de gran importancia para su mérito. Tú, Antonio, que siempre nos estás
recordando que fuiste soldado de mari¬ na, dejo á tu cargo el ministerio de que al ganado no le falte nunca agua para
sus necesidades.
A tí, Julián, que has estado en la guerra y tienes la obligación de ser va¬ liente, te encomiendo que tengas cuida¬ do de todos y de todo, no consintiendo ni que haya discusiones entre los otros, ni que de fuera venga nadie á molestar¬ los. Para esto último, te entregaré el correspondiente armamento y, respecto á lo primero, como las diferencias que puedan existir entre vosotros serán, sin duda alguna, de índole más civil que guerrera, á fin de solucionar los conflic¬ tos que se presenten, ahí teneis al tío
Jerónimo, el hombre más sesudo de la
comarca, bautizado eu ella con el apodo de! tío Leguleyo, por la gracia con que sabe administrar la justicia. Confío, no obstante, en que vuestra formalidad abusará pocas veces de su ciencia.
Tú. Blas, que comprendes bien la im¬ portancia que para el ganado tiene la agricultura y que sin ésta aquél no pue¬ de existir, te encargarás de que nuestros campos estén siempre florecientes, bien cuidados, y con las siembras necesarias.
Como, sin duda, el trabajo no ha de mataros y, bien distribuido el tiempo, éste os ha de sobrar; os encargo que ea vez de emplearle en entretenimientos de rufianes que á nada bueno conducen y á mucho malo pueden inducir, le apro¬ vechéis utilizando lo mucho que sabe de leer y escribir y hasta de dibujar moni¬ gotes y componer coplas, el tío Bautis¬ ta, que también se quedará con vosotros para haceros, con su sabiduría, llevar con más paciencia la nueva vida que desde ahora os imponéis. Ya él mismo os dirá muehas veces, que no sólo de pan
vive el hombre.
Por último,—agregó el tío Ciruelo.— como esta determinación por algo y pa¬ ra algo la adopto, estos algos, con ser muchos y distintos, pueden reducirse á
uno solo verdadero, como es el de pro¬
curar por mi tranquilidad futura. Todos los esfuerzos que hiciéreis vosotros para lograrlo, resultarían perfectamente es¬ tériles, si no os diese por compañero al tío Roque, que sabe mucho de cuentas,
es honrado á carta cabal y me consta que. á fuerza de laboriosidad, ha sabido convertir en cuatrocientos- los cuatro
cuartos que heredó de su’abuela. La ad¬ ministración de mis bienes, es más pe¬

liaguda de lo que parece... y lo sé por propia éxperiencia. Tendréis en el tío Roque un verdadero ministro de ha¬ cienda. Y ya no os canso más; si cum¬ plís como buenos, Dios os lo premie, y si no, os lo demande.
El bueno del tío Ciruelo se quedó tan campechano y sus delegados tan con¬
tentos, calculando, con su malicia de
lugareños, que acababan de realizar un gran negocio sin exponer un céntimo siquiera.
¿Qué sucedió después? Lo que debía suceder y podía esperarse.
Al principio, cada cual, lisonjeado por el cargo que le habían concedido, se de¬ dicó á ir detrás y al cuidado de aquel enjambre de numerosos «orderos. Pero esta compostura duró poco, y una vez que los gañanes se consideraron dueños
del cotarro, comenzaron á dar rienda suelta á sus vicios dormidos, inaugu¬
rando una era de juego, borracheras, francachelas y bailes. Ninguno cumplía cou sus deberes; nadie se acordaba del tío Ciruelo, y la desmoralización más completa llegó á imperar. ¿Que se con¬ cluía el dinero? Pues vendiendo hoy una res, mañana dos y al otro cuatro,
los rabadanes iban fomentando y cre¬
ciendo sus vicios á costa de la sangre de aquel pacientísimo rebaño. Con los vi¬ cios llegaron los apuros; cou los apuros el desorden; con el desorden el descon¬ cierto general. Lo que á unos parecía bien, á otros mal; lo que á éstos mal, á aquéllos pésimo. Al dejar de cumplir su misión, quería realizar la del compañe¬ ro; todos se volvían gritos, imprecacio¬ nes y amenazas que, al fin y á la postre, se traducían en repetidos golpes sobre los lomos, ya escuálidos y miserables, del inocente rebaño. Este, desperdigado, sin ley y sin freno, saltaba por los lla¬ nos, triscaba por las montañas, huía por los apriscos, sin rumbo fijo, ni guia, ni
norte.
Al ser conducido, por los que debieron ser sus gobernantes, por caminos sin salida, por montañas sin senderos, por precipicios sin fondo, lanzaba al aire sus balidos inútiles, sus quejas sin eco, sus lamentos sin lenitivo, á todo lo cual, los labriegos respondían con un ¡arre! im¬ perativo y una tanda de palos.
Comentando el señor cura, que era hombre aficionado á sacar consecuen¬
cias chistosas, en lo ocurrido al tío Ci¬ ruelo, tuvo tela cortada durante mucho tiempo, para probar á sus feligreses que, lo mismo que hay casas que parecen un pueblo, hay hombres que parecen una
nación.
Carlos Ossorio y Gallardo.
LAS DOS LUISAS
La señora de Pedernales, baronesa del Punzón, acababa de llegar al pueblo de Nogueruelos acompañada de su esposo
é hija, niña de siete años de edad, con el fin de tomar posesión y pasar el vera¬
no en la vastísima finca que, pocos me¬
ses antes, habían comprado. Su llegada fué un acontecimiento, de¬
jando. de pronto, embobados á aquellos sencillos lugareños; tal era la ostentación que hacía de sus carruajes, brillante cohorte de criados, joyas y demás zaran¬ dajas de mundanal y estúpido orgullo.
Más como el título y las riquezas, cuando no van acompañadas de la prin¬ cipal cualidad, que estriba en la virtud, nobleza de corazón y en la esmerada educación, resultan siempre bufas, acon¬ teció que los lugareños de Nogueruelos no tardaron en deponer su respetuosa actitud ante los que no pasaban de ser, en el fondo, tan gañanes conro ellos.
Y en efecto, no les faltaba razón; por¬ que según se decía por muy cierto, el barón se había pasado la* vida tras el mostrador de un figón, con au cara mi¬ tad, allá en lejanas tierras,, donde' hizo

su colosal fortuna, nadie sabe cómo; más como don Dinero es tan poderoso

Yo en todas partes la veo Y en ninguna parte está.

caballero, éste le hizo barón; á lo barón ocupó aquella finca y á lo barón quiso vivir, aunque resultaba un barón có¬ mico, como muchos...
Lea barones sufrían unos desprecios
horribles.
—¿Te parece, barón,—decía un día ella,—si son indecentes esos baturrotes?
¿Creerás que ni siquiera tienen la aten¬ ción de saludarme, á mí, á la baronesa del Punzón? ¿Qué se les habrá figurado?

Vagamente dibujada
La encuentra el alma indecisa
En el bien de una sonrisa, En la luz de una mirada, En toda dicha esperada, En la que pasó importuna, En la gloria, en la fortuna, En lo cierto, en lo imposible... En todas partes visible, Y no se alcanza en ninguna.

—Calla, tonta, no hagas caso de eso. ¡Saludos... saludos...! Los saludos en el puchero.
—No, señor, pues entiendo yo, que una baronesa debe ser respetada y,..
La Pedernales fué interrumpida por su hija, que penetró como un cohete en la habitación, gritando:
—¡Vaya!, esto es insufrible ¡y yo no quiero tolerarlo...! ¡que no!... ¡que no!
—Pero, ¿qué es eso, hija mía? ¿Qué te
sucede?

Nube azul, tónue y ligera, Que los sentidos engaña,
Y tras de cada montaña Parece que nos espera;
Eu impetuosa carrera El hombre á cogerla va, Llega... se fué, síguela...
Piensa asirla á cada instante...
La nube, siempre distante, Pero siempre más allá.
Tras de la sombra mentida

¿Habrás© visto desvergüenza? La hija del jardinero, esa muchachota que va tan mal vestida, se llama como yo, Lui¬

Que finge tu afán profundo, Buscándola por el mundo,
Vas consumiendo la vida.

sa; y yo no quiero, porque yo soy la baronesita y ella... ella... es una pobretona... ¿Has visto, mamá? ¿has visto qué corcosidos lleva?... y va con alparga¬ tas... y... ¡llamarse lo mismo que yo!... ¡Vaya, que no puede ser! ¡Que no quiero!
—Es verdad, hija mía. Yo hablaré á .Tomás y le haré presente que eso es una irreverencia. ¿No te parece, barón? Esa gente quiere compararse en todo á noso¬ tros, á los señores, y es preciso que se les haga comprender la distancia que
medía entre unos y otros. —Pues mira, hija, para evitar imper¬
tinencias, se les despide, y que se vayan con la música á otra parte.
Y, efectivamente, los barones despi¬

Sombra alcanzada ó perdida, En donde quiera que estés, Por todas partes la ves... Más ¡ay infeliz de til ¡Si llegas, ya no está allí! ¡Si la alcanzas, ya no es!
¡Felicidad! Sueño vano,
De un bien que no está en la tierra,1 Ansia que impaciente encierra Triste el corazón humano;
Luz de misterioso arcano,
Vaga sombra celestial, Mezcla de bien y de mal,
Tú eres en mi corazón
La eterna revelación
De mi espíritu inmortal.

dieron, «1 día siguiente, al jardinero. Pasaron años y años y las dos Luisas
habíanse convertido en dos hermosas
mujeres. Las dos tenían el mismo nom¬ bre, las dos rivalizaban en hermosura; pero mientras la hija del jardinero era
el encanto de cuantos la conocían, por
su virtud y bondad, la baronesita se ha¬ cía antipática, por su orgullo y despego,

J. Sblgas.
III I | | | l|l|| || jl I "iWllWHl
Sección Científica
EE FUEGO DE SAN TELMO

para §on todos. Hizo gastar á sus padres

grandes sumas en viajes, lujos y joyas,

La electricidad atmosférica ño siem¬

que luego abandonaba, hasta el punto pre se manifiesta en la forma rüidosa de

de dejarles la fortuna tan mermada, que la caída del rayo; muy al contrario, éste

murieron casi en la miseria. Ella se casó no‘es mas que un caso excepcional en¬

con uno de esos individuos, que tanto tre los meteoros eléctricos, que varían,

abundan, lenieudo marido mientras le según las circunstancias, desde las té-

duró el dinero, hasta que abandonada, nues manifestaciones sensibles única¬

hubo de recogerse al pueblo de Nogue¬ mente en los más delicados instrumen¬

ruelos. donde le quedaba una pequeña tos. hasta las apariencias mási vistosas

posesión. Allí vivió míseramente, llena de la descarga.

de dolor, en justo castigo á su orgullo, Para qtíe ésta última ocurra en forma

hasta que Dios, escuchando sus oracio¬ r ostensible, es ya preciso que exista en la

nes, perdonóla sus faltas, poniéndola al atmósfera una carga eléctrica considera¬

amparo de Luisa, la jardinera, que á la ble. La condensación’ del vapor de agua,

sazón ocupaba una brillante posición, en primer término, da origen á grandes

por haberse casado con un general que cantidades de electricidad á tensión muy

de ella se prendó al pasar por aquel elevada. Apenas un enfriamiento súbito'

pueblo.

condensa en forma de nubes el vapor de

Las dos Luisas se abrazaron al encon¬
trarse. y cuando después de largo rato de llanto vino la calma, dijo la barone¬
sita:

agua de la atmósfera, el cambio de esta¬
do determina la electrización de las go-
titas líquidas, verificándose en extensa escala los fenómenos que en'los gabine¬

—¡Oh, qué buena eres! ¡Dios te bendi¬ tes de Física se estudian, en circunstan¬

ga! ¿Me perdonas?

cias semejantes, con la ingeniosa má¬

—¡Con toda el alma!... Comparad, tiernas lectoras, comparad y ved á dónde conduce el orgullo y la impiedad; los goces y prosperidades que proporciona la virtud y la modestia.
R. Blecua.

quina eléctrica de Amistíong. La mayor parte de las veces, cuando'
la electricidad de las nubes' adquiere un potencial muy elevado, prodúcense chispas formidables",—los rayos que sal¬ tan entre nubes de potencial distinto ó éntre una nube y la fierra revelándose entonces en toda su grandiosidad la

LA FELICIDAD

gran suma de energía eléctrica que las
menores afecciones atmosféricas son

susceptibles de desarrollar. Pero mucho'

Sueño que ai alma fatiga, Luz que ante mi se derrama, Voz que impaciente me llama, Ansia que á vivir mfe obliga. Felicidad que mfe hostiga Y en pos de mí siempre va, Que á un mismo tiempo le da'

antes de que el rayo se produzca, una série de fenómenos precursores anuncian’ la poderosa influencia de la's nubes elec¬ trizadas sobre los objetos de la súperficie terrestre, presentándose bajo las for¬ mas más variadas y caprichosas todos"
los innumerables efectos de induce ion1

Luz y sombra á mi-deseo;..

’qíue en-las máquinas eléctricas"'sé’

£

SOL LE R

van. en proporciones infinitamente me¬ cil, especialmente si se efectúa como los de esa operación, una hemorragia y el ron desesperadamente, teniendo todos Parece que en esta cuestión los ale-;

jores.
El más vistoso fie todos estos fenóme¬
nos es-el conocido vulgarmente con el

norteamericanos, grandes maestros en ello, lo hacen, aplicando á estas labores sus más perfeccionadas herramientas

animal no tarda en morir.
Es muy conveniente, ante todo, pur¬ gar las aves atacadas y no ocuparse de

enormes bajas.
Esperemos á que el telégrafo oficial
aclare el asunto.

manes están al lado de los ingleses, es decir que Guillermo Iljy Eduardo VII se
entienden.

aoiabre de fuego de San Felino, efluvio agrícolas, sus prácticamente estudiados la lengua, pues así que cesa el desarre¬ Se ha recibido en Londres un telegra¬

que por su aspecto podría compararse abonos y su pulquérrima selección de si¬ glo interior va también desapareciendo ma diciendo ser inminente una gran

con les que se observan en los peines de mientes, además de las nunca interrum¬ la dureza de aquel órgano.

batalla entre las fuerzas de Luis Botha

El hambre en la India

las máquinas de disco ó con los que pidas prácticas de experimentación con Como medidas preventivas hay que y las del general inglés Bruce Hamilton,

. parten de los conductores de un carrete todas las semillas conocidas, buscando aconsejar que se tengan siempre bien y que puede darse como fracasada la Mientras en la India Central inglesa y de Ruhrnkorff cuando el excesivo aleja¬ el terreno más apropiado á cada olase de limpios los depósitos donde beben las invasión del Natal por los burguers, en Bengala ha mejorado mucho la situa¬

miento de dichos alambres no permite ú producción de la chispa. En el caso
de una máquina de Eamsdcn íel hecho

semilla á fin de obtener el mayor y el mejor rendimiento posible.
El algodón se desarrolla perfectamen¬

aves, y como tratamiento local, limpiar perfectamente la lengua con una disolu¬
ción de 100 gramos de "agua y 50 centi¬

gracias á haber mandado allí lord Kitchener un contingente considerable de tropas de refuerzo ú las que manda el

ción gracias á las copiosas y benéficas lluvias que allí han caído, gigueen otras* particularmente en el territorio de la

es aún más vistoso en un electróforo te bien en terrenos ligeros, arenosos, de gramos de sulfato de zinc; y, en último general Littalton.

Rajpulana y en todo el Punjal meridio¬

continuo de Hol-tz) ei disco de vidrio marga y arena y de marga y arcilla, de caso, si la punta de la lengua llega á En el Cabo sigue la lucha de guerrillas nal, el estado de la agricultura tan malo

electrizado, que se encuentra á cierta arena y cascajo, así como en terrenos ulcerarse, se le cauterizará con miel y con variado éxito, pues mientras los in¬ ó peor que antes, dando lugar á que el

distancia de las puntas del peine del pesados, especialmente los salítreos; y ácido clorhídrico ó nitrato de plata. conductor, influye sobre éstas determi¬ de ahí que los lindantes con el mar ó

gleses aseguran que el enemigo huye gobierno anglo-indio, que sólo socorre constantemente á la desbandada, afir¬ ahora á unos 400.000 indígenas ham¬

nando la producción de electricidad, que que perciban sus emanaciones, son de escapa en un efluvio de color violáceo gran valor para este cultivo.

El cultivo de las flores

man los telegramas holandeses todo lo brientos, tenga que aprontar auxilios contrario y pintan como grave la situa¬ para uu número doble de víctimas de la

visible en la obscuridad como un chorro Los tipos de simientes más adeeuadas

ción de las fuerzas imperiales en aquella sequía.

de luz que se dirige hacia el disco. Anᬠpara esas tierras son: para las costas el

El matiz de la corola ha de darnos colonia.

logamente, una nube cargada de elec¬ «Sea Island» Long Staple, de largos fi¬ preciosas indicaciones para proceder en Del Transvaal y del Orange nada ab¬

tricidad influye sobre los objetos más lamentos, clase muy fina y otros tipos concordancia con la misma naturaleza solutamente sabemos con carácter posi¬ prominentes que se hallan debajo de como el «Cook’s Silk» y «Doughty’s», en lo que atañe al cultivo de las plantas tivo.

De la Península

ella, y si la tensión eléctrica es suficien¬ de fibra larga, sedosa y brillante; y de adorno dotadas de bellas flores.

Háblase también de un combate entre

te, un efluvio luminoso se escapa de las puntas de ios edificios, de los palos de los buques, ó de las ramas más elevadas de los árboles sujetas á la acción de la nube tempestuosa.
Signo de la protección celeste se ha considerado por el vulgo de todos los tiempos el fuego de San Telmo. Desde las más remotas épocas se ha mirado el
vistoso fenómeno como revelación de
»aa divinidad propicia. Nada más erró¬ neo, Cuando el fuego de San Telmo apa• rece sobre un edificio ó los palos de un buque, el peligro del rayo es inminente, . y solo la insuficiente tensión de la elec¬ tricidad de la nube tempestuosa puede ser motivo de que no salte la chispa. Si se tratara de un conductor aislado, el eflu¬ vio eléctrico descargaría en gran parte

para las tierras del interior, los tipos Lo que constituye la belleza y orna¬

«Upland», especialmente el «Peterskin», mento de las flores no es un mero capri¬

los «Big-Boll», Truit and Russell's, los cho del azar, ni tiene por exclusivo ni

Reales, (Rings), los de filamento corto, siquiera, por principal objeto revestir, al

«Short Staple», «Hawkins», «Jones», vegetal de atavíos espléndidos y hermo¬

«Jackson Limbless», y otras variedades sos. Todos estes brillantes accidentes de

de «Upland». Las mejores semillas de la vegetación que tanto atraen nuestra

algodón que se conocen en todo el terri¬ atención por la riqueza de detalles y co¬

torio dedicado á este cultivo en la Amé¬ lores, corresponden á muy delicados fi¬

rica del Norte son, sin duda alguna, las nes y designios del orden natural y se

de «VILLET», de Augusta, Ga, por su hallan subordinados, no á meros objetos

selecta calidad.

de adorno, sino al más perfecto cumpli¬

A la vista tenemos cartas de plantea¬ miento de las leyes que presiden las

dores de algodón, de Norte-América que funciones vegetativas en especial lasque

conocen bien las Baleares y dicen bien se relacionan con la reproducción de la

claro que ellos no ven ninguna razón, especie. El matiz de ana corola es, por

ni motivo, porque en ellas y en casi la lo mismo, el color específico, el color

mitad de España no se cultive el algo¬ •que corresponde y conviene á la planta

dón, que están seguros se desarrollaría para sus fines.

boers y basutos en el cual fueron éstos dispersados.
De Londres dicen que el rey Eduardo se ocupa ahora con mucho empeño del conflicto sud-africano- y que él mismo quiere inspeccionar personalmente todas las fuerzas que en lo sucesivo se manden á lord Kitchener, quien continuará en su puesto á instancias del monarca.
De La Haya sabemos que el venerable Kruger sigue bien de salud y sin nece¬ sidad ninguna de ir á pasar el invierno en una de las-poblaciones del Mediodía
de Francia.
Los periódicos más importantes de París, entre ellos el Ternas y el Journal des: Bebáis, publican enérgicas artículos denunciando lo que sucede en los cam¬ pos de concentración de boers estableci¬

A causa del fuerte viento que reinó eE sábado en el puerto de Tarifa y en e£ momento de arriar la vela para dar fon¬ do el falucho de pesca San José, de aque¬ lla matrícula, volcó, cayendo al mar los cuatro hombres que la tripulaban, los cuales no pudieron ganar la orilla debi¬ do al fuerte oleaje del mar.
Auxiliados por gente de tierra que les lanzó una cuerda desde la orilla, pudie¬ ron salvarse tres de los tripulantes, pe¬ reciendo ahogado el cuarto, que era el¡ patrón dei falucho, el cual deja en la mayor miseria á su esposa y siete hijos..
Los marineros de aquellas playas re¬ cogieron fondos para costearle el entie¬ rro y socorrer á los huérfanos de tan-
gran infortunio.

ei conductor influido y la chispa se ha¬ ría imposible; pero en los edificios ó en los buques, en constante comunicación con la tierra, la electricidad es inagota¬ ble y solo en el caso efe que estén pro¬ vistos de buen número de puntas finas— ..pararrayos—el efluvio es suficientemen¬ te abundante para dificultar la caida del
rayo.
Los fuegos de San Telmo pueden ob¬
servarse con relativa frecuencia. Muchas
son las noches de fuerte tempestad en que dichos efluvios se vén salir de las puntas de ¡as torres ó de los hierros de
los terrados. Si en la mar se observa

con resultados admirables.
Aportando nuestro grano de-arena al engrandecimiento y fomento de la Agri¬
cultura Patria, ofrecemos A nuestros
compatriotas nuestro concurso para la implantación y desarrollo de tan impor¬
tante cultivo.
•¥. F. Villalta.
(De La Unión Postal y Telegráfica)
Variedades

El cultivo de las plantas de adorno debe ser en gran parte presidido por las indicaciones que puede proporcionarnos la corola. Las corolas azules y violadas indican que las correspondientes plan¬ tas, deben ser cultivadas en parajes sombríos y poco espuestos á los rayos
directos del sol. Las corolas de calores
subidos blancas, amarillas y rojas re¬ quieren sitios expuestos al sol, requie¬ ren mucha luz, para que con ella pueda ser suplida la escasa actividad química de las corolas que ostentan aquellos co¬ lores. Las corolas variegadas, con mati¬
ces correspondientes á los dos grupos

dos por los ingleses, y después de pro¬ testar y condenar las brutalidades in¬ concebibles que allí se cometen con los reconcentrados, vaticinan que si no se pone fin de una manera ú otra á tanto salvajismo, antes de que transcurran cinco años quedará completamente ani¬ quilada la población boer de las repú¬ blicas transvaaliense y orangista, único medio que le queda á la Gran Bretaña para lograr lo que se propone en el Afri¬
ca del Sur.
Un telegrama que á última hora reci¬ ben los periódicos ingleses, anuncia que
á consecuencia de una corta pero gra¬

En el pueblo denominado Rajo de la provincia de Pontevedra, quedó sola en
una casa, una niña de tres semanas, ha¬
ce varios días mientras la madre iba á
recoger leña á una finca inmediata., Cuando regresó la mujer encontró &
la criatura devorada por un cerdo. La cara teníala completamente destro*
zada, faltándole los párpados, ojos, na¬ riz, labio superior y parte de las mejillas^
El fondo de éstas era una repangnante úlcera.
La madre cayó desmayada, acudiendo»
en su auxilio los vecinos.

aquél con más frecuencia que en tierra, es solo porque los navegantes se hallan, por las exigencias de su profesión, en mejores condiciones para la observación del fenómeno.
.
Agricultura
a CULTIVO DEL ALGODON 1 LAS BALEARES
Hoy día que se trata de implantar en gran escala en varias regiones de Espa¬ ña ei cultivo del arbusto al que deben
los Estados Unidos de Norte América,
una de las principales bases de su por¬ tentosa riqueza, creemos oportuno re¬ cordar que no es desconocida dicha ve ¬ getación en nuestras Islas. Ensayos de su cultivo se hicieron en otras épocas, que dieron resultados muy halagüeños,
si bien, como ha sucedido con otras me¬

A$tefáto sencillo para filtrar el agua
-Una máquina de filtrar excesivamente sencilla es la siguiente:
En un gran pote ó maceta de tierra,
tal como un tiesto de flores, en ei fondo
del cual se ha fijado un tubo ascendente, cuya extremidad superior lleg’a á quince centímetros próximamente dei borde, se extratifican capas alternadas desde lue¬ go de arena fina muy limpia, de arena más gruesa y de carbón machacado.
Se pone en el gran vaso una especie de casquete de tierra que da paso al tubo por su medio y se le aprieta y se sujeta
sobre esta arena.
Se vierte el líquido que hay que filtrar sobre este casquete, penetra entre sus bordes y las paredes del gran vaso y se le recoge bien pronto claramente filtra¬
do en la extremidad encorvada del tubo.
Esta filtración, fundada en los princi¬ pios del sifón, es mucho más pronta y

indicados, exigen términos medios en lo que se refiere á la insolación del terreno donde se implanten. De cambiar y alte¬ rar estas exigencias de la planta, que en la naturaleza se desarrolla en aquellos parajes que mejor le convienen, puede resultar marcado perjuicio en el sentido de su perspectiva. Las plantas con coro¬ las monopétalas. más ó menos acampañadas, inclinadas hacia el suelo, requie¬ ren terrenos húmedos y sombríos. Las plantas que presentan sus corolas abier¬ tas. erguidas y espuestas á toda intem¬ perie requieren también terrenos abier¬ tos, despejados, espuestos al sol y á las inclemencias. Las plantas dé corola per¬ sonada ó casi tal, como labiadas, legu¬ minosas escrufulgHacecsSr aman en ge¬ neral. la acción directa y sin atenuantes de la luz solar. Esta es, después de la humedad, el elemento más indispensa¬ ble á la vida, incremento y perfecto desarrollo de la vegetación.

vísima enfermedad, ha fallecido en Pre¬ toria el hijo menor del presidente Kru¬ ger, que hace pocos días se sometió á las autoridades inglesas.
La paz en Filipinas
Cuando creía todo el mundo en los
Estados Unidos que la pacificación del archipiélago magallánico por los yan¬ quis era un hecho y que era ya dueño absoluto del mismo el general Chaffe, se ha recibido en Washington, fechado en Manila, un telegrama diciendo que mientras en Balamginac, en la isla de Samar, se encontraba almorzando tran¬ quilamente una compañía completa de infantería, fué atacada de improviso por los filipinos (que según se afirmaba, se habían ya sometido todos), trabándose
un corto combate en ei cual tuvieron los
yanquis (que eran en número de 72) la friolera de 48 muertos, escapando los 24

Por el ministerio de Marina se ha re¬
suelto un espediente autorizando por vía de ensayo, y por término de tres años, la pesca de esponja en las costas de Cartagena, Almería y Mallorca.
Esta explotación la hará una Sociedad, compuesta por un griego y un español, los cuales darán trabajo á numerosos braceros, al propio tiempo que introdu¬ cen en España una nueva industria.
Confírmase que al regreso de la Cor¬ te el ayudante de Marina señor Valcarcel entregará á la Regente una respe¬ tuosa y enérgica Memoria, que se cree ha sido redactada por el señor Áuñón, pi¬
diendo la creación de elementos maríti¬
mos de guerra ó la disolución del Cuer¬ po de la Armada.
Crónica Balear

joras ó nuevos elementos de vida y pros¬ rápida que la que se opera por el simple

restautes, más ó menos heridos, II de

peridad introducidos por genios aman¬ tes y entusiastas dei progreso y bienes¬ tar de su país, verbi-gracia, el gusano
de seda «ATTACUS PERNYI», introdu¬
cido y aclimatado en las encinas de Me¬ norca primero y de Mallorca después, por el sabio naturalista y eminente pa¬
tricia, Rdo. Dr. D. Francisco Cardona y Orilla, Pbro., de Malión, el cultivo del algodón fue relegado al olvido por el natural apático é idolente de las razas que pueblan esas tan codiciadas Islas
Baleares.
II cultivo del algodón constituye la mayor riqueza de la agricultura norte¬ americana por valor de muchos millo¬ nes que necesita gastar para adquirir el algodón qu« por cientos de miles de ba¬
las consumen sus numerosas fábricas de
hilados y tejidos, cuyo núcleo principal está en Cataluña, aquí tocando á las Ba¬
leares.
El cultivo del algodón no empobrece las''tierras, las mejora. El abono de resi¬
duos de dicho cultivo es usado en gran
escala para este y otros muchos culti¬ vos; además, de las simientes del algo¬ dón se extrae aceite, y por valor de al¬

paso de la columna del líquido en el
modo ordinario de filtración, en el que
el filtro es unas veces un pedazo de mar¬ eo. ó un bastidor provisto de tela ó lana, ó también un sencillo embudo de papel no encolado; otras veces se compone de
vasos de muchos fondos atravesados de
agujeros y recubiertos de una ó de ran¬ chas capas de paja, de algodón, de arena
ó de carbón.
Pepita de las gallinas
La enfermedad de las aves de corral
que se conoce con este nombre, consiste en una callosidad que se forma en la punta de la lengua, impidiendo comer al animal, el cual languidece, sufre y
muere.
Las mujeres de los campesinos en mu¬ chas provincias creen por lo general, que es requisito para la curación arran¬ car al ave la callosidad y hacérsela tra¬ gar: esta creencia es absurda, pues el mal es producido por una afección esto¬ macal que se refleja en la lengua, cuya punta, que generalmente es de naturale¬

Contra las picaduras de las abejas
En la estación presente, los operarios empleados en la recolección de las uvas y de otras frutas suelen ser viti ñoras de las abejas y de las avispas, que sin compasión se echan sobre ellos por poco que se acerquen á la colmena ó al avispero.
Para evitar los desagradables efectos de la picadura de dichos insectos, es precaución útil tener en todas las gran¬ jas ó viñas un frasco de amoniaco (álca¬ li volátil).
Esta substancia, aplicada á tiempo so¬ bre la picadura, evita p»r completo la hinchazón y el subsiguiente dolor.
A falta de amoníaco puede echarse mano del agua sedativa.
Actualidades
La guerra anglo-boer
En los vivos combates habidos en es¬ tos últimos días en la frontera del Zulu-

ellos gravemente.
Los indígenas se apoderaron de cuan¬
to tenían los norteamericanos, incluso
los fusiles, ménos 26 que tuvieron tiem¬ po de esconder.
Este suceso ha producido en el Norte¬ américa la impresión que pueden figa-
rarse nuestros lectores.
Un asunto que se enreda
Nos referimos al conflicto anglo-turco de Koweyt, cuyo protectorado codicia Inglaterra, burlándose de la soberanía que allí ejerce el Sultán otomano.
Para contestar los ingleses á la gran
concentración de 30.000 hombres de tro¬
pas turcas en Basza, reúnen una formi¬ dable escuadra en el golfo Pérsico, de modo que mientras nuestros lectores se
enteren de estas líneas, habrá ya con¬
centrados en las aguas de dicho golfo
los cruceros británicos «Persoo». «Ma¬
rathón», «Phénix», «Eighfliger» (buque almirante). «Pomona». el cañonero ca¬ zatorpederos «Assaye» y otros, todos ellos con gente de desembarco.

El miércoles- por la tarde en el camino* de Sineu, una mujer que estaba subida en una escalera cogiendo higos, tuvo la desgracia de caerse, falleciendo á los po¬
cos momentos.
Acudió al lugar del suceso un guardia municipal montad®.
El señor Juez, después de practicadas las diligencias del caso, mandó el levan¬
tamiento del cadáver.
En la mañana del lunes fondeó en el muelle de la Fortaleza de Isabel II, de
Mahón, el vapor «Jovellanos»-, proceden¬ te de Avilés, al mando de su capitán se¬ ñor Navarro. Este buque era portadorde 203.523 kilógramos de material de guerra en 381 bultos y proyectiles va¬
cíos.
Ha sido elegido* Presidente de la Com¬ pañía de Ferro-Carriles de Mallorca don Juan Marqués y Luigi.
Felicitamos á nuestro particular ami¬ go por tan merecida distinción..

gunos millones de dolíars. El arbusto del algodón, de ázoe y ácido fosfórico hace casi el mismo consumo, según pro¬ bado está, que los trigos, cebadas y de¬

za córnea más ó menos pronunciada, se endurece; de donde se deduce que al arrancar la callosidad, lejos de producir bien, ocasiona un mal; la mayor parte

land, se atribuyen ambos combatientes
la victoria.
La verdad de lo que ocurrió allí no ha podido saberse todavía, pero sí que tan¬

Si no se llega á un convenio, es muy posible que los turcos ataquen por tierra á Koweyt y los ingleses por mar, resul¬ tando un choque armado en tan codicia¬

Con motivo de la incautación por el Estado del Monasterio de Llucb, se lian suscitado algunas cuestiones, por pre¬

más cereales. Su cultivo es sencillo y fᬠde las veces sobreviene, á consecuencia to los ingleses como los boers se batie¬ do punto.

tenderse algunas lineas que fueron rega-

ladas para capellanías, bajo la condición de que al dejar de serlo deberían pasar á les que tuvieran derecho á ello.
En el último número del Boletín de la

Convento, un sendo banquete á los obre¬ ros que han levantado allí un soberbio edificio-casa, de los más espaciosos de esta población. Era entusiástico ver aquel centenar de comensales, con el

garantizados naturales, á precios muy reducidos, y que tendrá especial gusto en poder enviar muestras de los mis¬ mos vinos á quien lo solicite.

y reciban sus desconsoladas \\hijas, hijo político D. José Forteza Piña y demás familia, la espresión de nuestro más sen¬ tido pésame.

fensora Sollerense» hasta el confin de dichá
calle, en la parte qiíe linda con el camino deí
«Fossarét» No habiendo otros asuntos de que tratar*
se levantó la sesión.

Arqueológica Luliana vemos incluida una rostro risueño, satisfechos de ver coro¬ Para embarcarse en el vapor trasat¬ A 36’72 pesetas ascienden los jornales

carta de invitación de don Antonio nados en saludable paz, su obra, sus pe lántico Pío IX, salieron para Palma el y materiales invertidos en la recomposi¬ M.a Alcover Vicario general de esta dió¬ ñas y sacrificios... Una vez probados los mártes por la mañana, D. Guillermo Co- ción del piso de la calle de Real, cuyas

CULTOS SAGRADOS

cesis, entusiasta organizador de la mag¬ na obra de un diccionario de la lengua
catalana, en la que expone el alcance de

esquisitos bocados, se efectuó la fotogra¬ fía general de todo el grupo, por el señor Pérez; y después se leyeron versos y

lom Bernat, D. Bartolomé Miró Oliver y D. Antonio José Colom Casasnovas, los cuales, acompañados de algunos otros

obras se ejecutaron por administración municipal durante los días 23 al 28 de Septiembre próximo pasado.

En la iglesia parroquial.—Al anoche¬
cer se cantarán completas solemnes eü preparación á la fiesta de Nuestra Seño¬

su pensamiento é invita á colaborar á prosa en acción de gracias y enhorabue¬ paisanos nuestros, se dirigen á la isla de

ra del Rosario, rezándose después la

tan prolija tarea á todos los amantes de na al autor de tan simpática y entraña¬ Puerto Rico.

Como oportunamente anunciamos, ce¬ tercera parte del mismo, con exposición

j
I

la literatura y del idioma patrios,
Está dividida en varias partes expli-
cando el pensamiento del organizador,

ble idea.
En verdad merece nuestros plácemes, por la alta significación y trascendencia

Les deseamos un feliz viaje y bueua suerte en sus negocios.

lebróse ayer, en la iglesia del ex Conven¬ to de franciscanos la fiesta con que los terciarios obsequian á su Santo fundador.

del Santísimo Sacramento.
Mañana, domingo dia 6, al tiempo de lá primera misa, se rezará la 1.a parte del Sto. Rosario; y á las siete, durante la cele¬

los proyectos, manera de realizar el pen¬ sociológica que implica el amor de esas Nuestro querido amigo y estimado co¬ En el oficio mayor cantóse la misa del bración de otra misa, se rezará la segun¬

samiento, como han de llenarse las cédu¬ las y varios modelos de éstas.
En el próximo año debe satisfacer esta provincia por la contribución sobre edifi¬ cios y solares la cantidad de 669.359 pe¬ setas, y por territorial 1.759.765 sin contar los recargos. Supone esta cuota un gravamen de 21’50 y 19’71 por cien¬ to respectivamente sobre la riqueza im¬

clases acomodadas hacia esas otras tra¬
bajadoras; amor que si estuviera más arraigado en los corazones de esos pri¬ vilegiados de la fortuna, sería muy pro¬
bable viésemos á la sociedad andar por
derroteros menos escabrosos y más ha¬ lagüeños; y quizáúfi vil egoísmo, narcó¬ tico de las bellas inspiraciones, hoy ex¬ tendido por todas partes, iría desapare¬ ciendo, dejando tras sí los gérmenes de

laborador al Sóller D. José Rufián
Pbro., ha tenido la atención, que mucho le agradecemos, de enviarnos el tercer tomo que de la Literatura Popular Ma¬ llorquína acaba dé publicar.
Es un folleto de 132 páginas en 4.°, elegantemente impreso en el estableci¬ miento tipográfico de este periódico y contiene, además de la biografía del im¬ provisado glosador Sebastián Marqués

inmortal Aulí, tejiendo después del Evan¬ gelio, un hermoso panegírico, el distin¬ guido orador sagrado D. Guillermo Ramis, Vicario de Sineu.
Con este motivo la iglesia del conven¬
to fué visitada por numerosas personas,
principalmente al anochecer, en que tuvo lugar la tierna devoción del glorioso tránsito del Seráfico Patriarca, pronun¬
ciando elocuente sermón el mencionado

da parte. A las 9 y media, se expondrá; el Santísimo Sacramento, cantándose en
seguida las horas menores y la misa ma¬ yor, en la que pronunciará el panegírico, el Rdo. Sr. Cura Arcipreste de esta pa¬
rroquia. Por la tarde, después de víspe¬ ras, tendrá lugar la procesión de costum¬ bre. Al anochecer, se rezará la tercera parte del rosario de María cou exposición de S. D. M., practicándose después el ejercicio mensual en honor del Sagrado
Corazón de Jesús.

ponible.
Un joven de IB años que el domingo por la mañana pescaba cangrejos cerca de Porto Pí, se cayó al mar, de donde lo sacaron ya cadáver. Después de haber

filantropía que tienen el mérito de consi¬
derar á la humanidad como un solo hom¬
bre, esto es, como el yo personal. Felicitamos, pues, al Sr. Aguiló, por
su afectuoso proceder.

(de Sa Portella) una compilación de sus Gloses y codolades solleriques cuyos títulos nos complacemos en copiar. Son Humorístiques: En Sebastiá y es seu ase.—A una lona anyada.—Es pajes y es ciutadá.
—Sa mina d' ó de Biniaraix. —Pestes de

señor Ramís.
Lo mismo hoy, que en algunos otros dias de la presente semana, han caído sobre este término municipal pequeñas lluvias que no han dejado satisfechos á

Todos los fíeles que, habiendo recibido los santos sacramentos, visitaren en esté
día ó en cualquier otro de la octava dé esta misma fiesta la capilla de Nuestra Señora del Rosario, pueden lucrar una indulgencia plenaria, según reciente con¬
cesión del actual Pontífice León XIII.

acudido allí agentes de la autoridad y El pasado domingo tuvo lugar en la carrer y tancats de bdu.—A una atlota los propietarios de nuestros olivares, Martes, dia 8, á las seis y media, du¬

.

vednos de aquellas inmediaciones, condujéronlo al puerto de Palma en un bote y desde el muelle lo llevaron el cemen¬

filial iglesia de Fornalutx la fiesta dedi¬ cada al Sagrado Corazón de Jesús. En la misa mayor, después del Evangelio,

blaya.— Un festefjament.— Una coua escapsada.— Un casament y es testament d’ es pórch.—Es casament de n Andreu

pues, en bien de la gran cosecha de acei¬ tunas, desearían fuesen aquellas muy
abundantes.

rante la celebración de una misa, se ve->
rificará el ejercicio mensual en honor del misterio de la Inmaculada Concepción
de María.

terio.

dirigió la palabra á aquellos fieles nues¬ Coll.—A una atlota d' Esporles.—A una Ha refrescado notablemente la tempe¬

tro amigo el Dr. D. José Pastor, Vicario. festa de s' Esglayeta.—Es cólera de Sóller. ratura, mayormente en las horas que no

Copiamos del Heraldo de Madrid del La concurrencia fué numerosa.

—Es pób-bles de Mallorca.—A sa venga¬ brillan los rayos del sol.

Megrfstro Ovil

dia 29 Septiembre último:

da de la Peina y Don Pere Antoni Mar¬

4

«La noticia de haberse celebrado en

Bastante animación reinó en la Plaza qués, Prev. Forman las composiciones

Nacimientos.

Palma de Mallorca una reunión de padres de la Constitución el domingo por la no¬ Religioses: A Jesucrist.—A la Vérge Ma¬

EN EL AYUNTAMIENTO

Varones 2.—Hembras 2.—Total 4

de familia para protestar contra la orga¬ che de ocho á diéz, mientras la banda de ri.—A la mórt y Del Cet.

Matrimonios

nización dada por el general Weyler al música Unión Soliéronse que dirige el

Dicho valúmen, encuadernado en rús¬ Sesión del día 28 Septiembre de 1901

Dia 28 Septiembre, D. Jaime Oliver

ejército de aquellas islas, ha producido gran estrañeza en el ministerio de la Guerra, donde se entiende que dicha or¬ ganización al establecer que los mozos del país no salgan de él para prestar ser¬ vicio y al reducir á dos años, que en la práctica serán menos, los que han de es¬ tar en filas, se favorecejy no se perjudica en nada á aquellos naturales.
La única novedad es que los redimidos á metálico y excedentes de cupo aprendan

Sr. Galmés, ejecutaba las escogidas pie¬ zas de su repertorio anunciadas en nues¬
tro anterior número.
El vapor de esta matrícula León de Oro que desde el viernes se hallaba an¬ clado en nuestro puerto, salió el lunes último por la noche con rumbo á Barce¬ lona y Cette, llevándose, entre la variada carga, un buen numero de cajones de higos pasos destinados al mercado fran¬

tica, se vende' en la tienda de artículos de escritorio «La Sinceridad», San Bar¬ tolomé, 17, y en las principales libre¬ rías de la isla, al ínfimo precio de 0‘75 pesetas.
Se hallan también de venta en los mis¬
mos puntos los tornos I y II de la Lite¬ ratura popular mallorquína, «Gloses d’ en Pau Noguera (Sarol)» y «Gloses de n’ Andreu Coll (Tambó)» respectivamente, ai precio de una peseta el tomo.

Bajo la presidencia del Alcalde Sr. Canals, celebró este Ayuntamiento, convocado por se¬ gunda vez, y con asistencia de los concejales señores Coll, Estades, Joy, Alcover, Deyá y Riutort la sesión ordinaria correspondiente á
la anterior semana.
Se dió lectura al acta de la anterior y fué aprobada.
También fué aprobada la sesión extraordi¬
naria celebrada el día 25 del mismo mes, ra¬ tificándose el acuerdo en ella tomado.
Se acordó pasara á informe de la Comisión

Mayol, soltero, con D.a Catalina Magraner Olivér, soltera.—Dia 3 Octubre, doni
Matías Frontera Oliver, soltero, con doñi*
Margarita Castañer Frontera, soltera.— Dia 3, D. Amador Estarellas Pons, sol¬ tero con D.a Juana M a Oliver Pastor, sol¬ tera.—Dia 5, D. Jaime Mayol Mayol* soltero, con D.a Catalina M.a Frontera' Mayol, soltera.
Defunciones
Dia 27 Septiembre. Ana Coíl Coll, dé
4 años, Vuelta Piquera.—Dia 27, Lucas' Moreil Arbona, de 1 año, calle de la Ro¬

la instrucción, y cuanto serrotes te con¬ cés.

de Obras, una instancia suscrita por D. Jaime sa.—Dia 28, Gabriel Cortés Segura, dé

tra estas medidas vendrá á revelar opo-

Además se embarcaron en dicho va¬

En todas las iglesias de esta villa se Torrens, solicitando permiso para blanquear •6 años, calle de Batacb. — Dia 30, doña

i

sición al servicio obligatorio, hacia el cual constituyen un gran paso.»

por, gran número de paisanos nuestros, en dirección á la república Vecina con el

está practicando desde el día l.° del que cursa, la devoción del Santo Rosario.

el frontis de la casa núm. 6 de la calle de Vives.

Onofria M.a Vicens Barceló, de 70 años* casada, M.a 38.—Dia 3 Octubre, doña xAna M.a Pomar Forteza, de 58 años, ca¬

fin de dedicarse á las tareas comercia¬

Por tal motivo los templos se ven muy

Acordóse pasara á informe del Sr. Inge¬ sada, calle de la Luna.

les.

concurridos, principalmente la iglesia niero encargado de la carretera de Palma á

Crónica Local
Cumpliendo lo ordenado por la Comi¬ sión Mixta de Reclutamiento, en comu ideación del 17 del corriente, el domingo por la mañana, en el sitio de costumbre y según previene la Ley, se verificó el sorteo supletorio conforme al artículo

Prévia autorización, dió principio en este pueblo el martes último la ma¬
tanza de cerdos. Fueron sacrificados
en la población 21 de estos animales y uno en la barriada del puerto, expendién¬ dose la carne á 1’50 pesetas el kilogramo.
Desde entonces se han sacrificado mu¬
chas más de dichas reses, continuando el

parroquial durante las misas de las 5 y de las 7 en que se reza la primera y se¬ gunda parte respectivamente, y de una manera especial al anochecer, por estar expuesto S. D. M.
Víctima de aguda enfermedad, pasó á mejor vida el jueves de esta semana,
D.a xAna M.a Pomar Forteza.

este puerto, una instancia suscrita por D. Ma¬ teo Colom Rufián, como encargado de don Juan Vicens Bennasar, pidiendo permiso pa¬ ra abrir un portillo al muro de contensióu de la calle de S. Ramón de Peñafort, que linda con la expresada carretera.
Se acordó satisfacer á los empleados de es¬ te municipio sus haberes y gratificaciones co¬ rrespondientes al tercer trimestre del corrien¬ te ejercicio.

MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia l.o Octubre, de Porto-Oolom, en 2 dias, laúd V. del Carmen, de 14 tonela¬ das, pat. D. G. Adrover, con 5 mar. y
carbón.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 30 Septiembre, para Alicante*
laúd N.a S.a del Carinen, de 47 ton., pa¬

5." del R. D. de 7 de febrero último, in¬ mismo precio de venta.

A la conducción del cadáver al cemen¬

Habiendo •entrado en la estación del otoño, trón D. P. Cardel!, con 5 mar. y lastre.

cluyendo en el mismo, al mozo indultado
Jaime Marín Bernat.

Nuestro amigo D. Juan Estadas, co¬ merciante y cosechero establecido en

terio que tuvo lugar en la noche del mis¬ mo dia, asistieron numerosos amigos y conocidos de su familia, lo mismo que á

se acordó que en lo sucesivo las sesiones se celebren á las veinte, y, que el toque de la queda, se verifique á las veinte y dos y media.
También se acordó para mayor comodidad

—Dia 30, para Barcelona, vapor León’ de Oro, de 125 ton., capt. D. G. Mora* con 17 mar. y efectos.—Dia 4 Octubre* para Palma, laúd San Bartolomé, de 32

En la tarde del domingo último, dió, Lezignan (Aude), nos participa que tiene las solemnes honras fúnebres celebradas y facilidad de la circulación de vehículos, ton., pat. D. G. Valent, con 5 mar. y

D. Joaquín Aguiló, dueño de la finca a la disposición de sus compatriotas re¬ ayer en la iglesia parroquial de esta villa. quitar el empedrado del piso de la calle de lastre.

llamada Can Sera, sita al lado del ex- sidentes en Francia, vinos de su finca.

Descanso en paz el alma de la finada Real, desde la esquina de la Sociedad «De¬

(22) VQtfljWeÍJS
ARIEL A
ré mis consejos y haré llegar á tus oidos
noticias mias!
—Yo no quiero alejarme nunca de es¬ tos valles, de estas montañas, que fueron mi cuna y deben ser mi sepulcro. ¿A qué ir á marchitar mi j uventud en el bullicio de los salones y la siempre creciente agitación de una sociedad que detesto?’... Padre, yo viviré siempre en estos campos y me creeré dichosa.
—Lo dudo, porque tú te casarás y es natural, que tu esposo quiera presentarte en el mundo, dijo mis Rebeca, tomando parte por primera vez en la conversación. También allí puedes hacer mucho bien, Ariela, porque la sociedad necesita mu¬ jeres como tú, que vayau á mostrarle las sendas del bien y enseñarle prácticameóte la virtud. No digas que te queda¬ rás en estos campos; Dios sólo sabe los misteriosos arcanos del porvenir, y es vano y atrevido qtien intenta descifrar--
' los.
—A veces, dijo el padre Juan, á ve¬ ces. cuando te oigo, hija mía, cuando te miro y te encuentro tan parecida á tu

madre, me afligen en tí. defectos que desfiguran tu carácter. Combátelos sin cesar, huye de la vanidad y no du¬ des nunca que la mano del Eterno, tan justa, que no puede dirigir nada sin admirable acierto, guiará tus pasos si le buscas y te entregas á él con santa con¬ fianza y profunda fe.
--No he de olvidar nunca estos con¬
sejos bienhechores, padre mío, y os aseguro que todos los días bendeciré vuestro nombre y rogaré al cielo que os proteja.
—Ruégale que te haga más buena ca¬ da día, Ariela, y acuérdate siempre que debes y puedes tener en raí una ilimita¬ da confianza porque yo te amo en Dios y por Dios, y así es como quiero que me
ames á mí.
E-n aquel momento sonaron len¬ tas nueve campanadas en el reloj de-la
torre.
—Me voy dijo el anciano sacerdote, porque es muy tarde y tengo algunos asuntos de que ocuparme. Mis Rebeca, os agradeceré mucho que no hagais es¬ perar mucho vuestra generosa oferta para mis pobres; y tú, hija mía, añadió volviéndose á mí, envíame por caridad mañana algunas provisiones porque se halla exhausta mi despensa.

—Descuidad, padre Juan, que mien¬ tras yo viva en la torre no os puede fal¬ tar nada de lo que os sea necesario, pues¬ to que no queréis lo supérfluo.
—Adiós. Ariela: adiós, mis Rebeca,

hasta mañana.

Ambas besamos con respeto la mano de aquel santo anciano, modelo admi¬
rable del sacerdote de Cristo, tal como yo
lo veo á cada instante y como son casi todos, por más que el mundo lo niega y lo desfigure con sus torpes calumnias.
¡Oh, sí, Armandina!... Si es verdad que existen algunos ministros del Señor que no ilenan la misión que les está en¬
comendada. también es cierto que no
debe confundírseles á todos y que deben olvidarse y perdonar sus flaquezas, por¬ que son pobres mortales y sujetos por lo
tanto, á todas las miserias humanas. El

mundo, sin embargo, les acusa y les ofende en general, y no ve en ellos sino al hombre: mira tu á Cristo y respétales, obedéceles y bendíceles como yo bendigo todavía al santo y benéfico anciano que
conocía tanto el corazón de tu inadre

y qu;e éon sus consejos y su educación religiosa me hizo buena, sencilla y fuer¬
te. á la vez, como lo verás más adelante.

Cuando el padre Juan se separó de no¬

sotros.- yo *»t:

d-e

mi madre adoptiva y allí desahogué mi oprimido corazón.
La vergüenza de aquellas- faltas por las que me había reprendido el anciano, bacía subir la púrpura á inis mejillas.
Aquella noche pude dormir sosegada, y mis ideas desde entonces tomaron un giro más alegre perdiendo su lúgubre
tristeza.
X
P a sa ro n al g*u no s d i a s y durante el los hice poderosos esfuerzos para que la ca¬ beza dominara completamente á mi re¬ belde corazón, y aunque no del todo, en parte llegué á conseguirlo.
Hasta aquí, Artnaudina. nada de inte¬ resante tiene mi historia, pero desde este punto verás desarrollarse poco á poco el cuadro triste y sombrío de mi existen¬
cia.
lina mañana, cuando yo todavía ñor
había salido (fe mis habitaciones, entro
precipitadamente una criada ó decirme que acababa de llegar el padre Juan, acompañado de dos jóvenes extranjeras vestidas de luto, y que parecían suma¬ mente tristes y pobres.
ComcTúí en ivn momento mi tocado y
salí á recibir al anciano v á las jóvenes qgire vif-sitab-aN mvi <;»>».•

Al verme, la que parecía de menos edad, se arrojó en mis brazos y me cubrió de besos lia.-Dándomeen buen español su querida prima.
La otra, de carácter menos expansivo,
se contentó con estrecharme la mano y
entregarme una carta cuyo sobre, con or¬ la negra, me llamó vivamente la aten¬
ción.
Apenas pude deshacer el amante lazo que los brazos de la niña enlutada forma¬
ran en torno de mi cuello, me senté en
una butaca, lúceles uña seña para qué
me imitaran y rompí la cubierta de la
carta.
Era de mi tío. el hermano mayor de' mi padre, de quien te hablé al principio de este relato y que. según te manifesté, llevaba el título de conde y fué el here¬
dero de la fortuna de mis abuelos.
La carta decía así:
«Hermano mío: Cercano á la muerte*
que me espanta y horroriza tanto más cuanto que nunca pensé en ella, y por consiguiente, viví enceuegado en el vi¬ cio, como si no hubiese de llegar ún día terrible en que había dé ser juzgado por el Juez, severo y misericordioso al mis¬ mo tiempo que envió á su divino hijo para que no.< redimiese con su? saugréjr yróxáiH-o* repito',- á- comparecéis' áú'té' f#

RED METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA ORAIUA EXPERIMENTAL DE BARCELONA.—quincena de Septiembre

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RULLAN PBRO.—CALLE DE SAN PEDRO.

r BAROMETRO nubes

VIENTO

TEMPERATURA PSICRÓMETRO

h Mar ana
Q

la rde

Casi itlad

ÍTasilicaeitín.

Diré rifa

Fue rza

.g

Bar lar. Bar. k. Mna Tde. Mna Tde. Isa Tde isa Tde

ji Al sol.

Ala sombra

MalS*=> tz*

Ta rde Observaciones

cS Máx Min Máx Min Seco Him. Seco Him.

16 750 22 750 22 0 6 17 750 22 752 23 0 0
18 752 22 752 23 0 0
i 19 753 24 751 24 0 2 20 753 25 752 26 10 4
21 744 24 745 24 0 4
122 749 24 750 24 6 0 123 748 23 748 23 6 10
i 24 748 23 749 23 4 2
j 25 750 20 750 20 0 0
126 751 22 751 20 4 0
¡27 751 22 752 22 0 4
1281 754 23 750 22 0 4 :29 754 23 754 22 10 6
30 753 23 750 24 0 8

O. G.

0

0.

O. 0 —

—ü.

0.

O. —

—.

0

0. C. — s. 0

c. C. \_ N. 0

0. c. 0. 0. 4

N. 0. — s. 0

N. N. \_i — 0

N. c. — — 0

O. 0.

0 —

c. 0. — — 0

0. 0. —* — 0

0. c. — s. 0

Ü. 0. s. s. 2

0. N. E. —i 2

0 0 0 2 2 2 3'5 2 2’3 0 KV3 0 0 0 0 PO 2 PO 2 5’5 0

4*0 27 20 26 16 24‘0 20’0 22’0 20*0 4ú 30 16 27 19 26’0 22’0 26’4 20’0 3-0 28 16 27 16 25*0 22’4 23’0 20’0 3-4 29 16 27 19 26*0 23*0 26’0 22’0 PO 29 16 27 18 25’0 22’0 26’0 23*0 2-3 29 19 2o 20 24r,Ó 22*0 23’0 20’0 3-4 29 12 25 15 24’0 20’0 24’0 20’0 2'0 28 14 23 15 22*0 20’0 18’0 16*8 2 o 26 14 22 19 20’0 17’0 20’0 18’0 2*0 30 12 25 14 2P4 18’0 22’0 19*0 PO 30 18 25 14 24*0 18*0 23’0 18’0 PO 28 16 24 15 23’0 19*0 23’0 18’0 PO 29 12 24 15 23*0 200 22’8 20’0 5-5 23 13 24 15 23’0 20’O 23’8 20’0 PO 24 20 25 18 23’0 20’0 24’0 22’0

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS MAÑANA

TARDE

VIENTO Atmósfera Pifio.

e¿ Mas isa.
ca

5 Máxi¬ Míni-

ma.

ma.

Termó¬

Termó¬

Ta le.

metro Baró¬ metro Baró¬

dél

metro del

metro

Baró¬

Baró¬

Máxi¬ Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬

ma.

ma. Grados metros Grados metros

Di re cción
Isa.

Anemó¬ metro. n.° de vueltas
durante
M.a las
24 horas.

1vaporímet. Tarde lilis, E

10 28-0 17 30-0 18 3P0 19 30-0 20 30*0 21 30-0 22 30-0 23 28‘0 24 25‘0 25 27‘0 26 28*0 27 28*0 28 28*0 29 27*0 30 28‘0

17*0 20*0 20*0 20*0 19*0 22*0 21*0 20*0 17*0 22*0 190 17*0 18*0 18*0 19*0

29*0 31*0 30*0 30‘0 30*0 30‘0 28*0 25*0 *25‘0 26*0 28*0 27*4 23*0 28*0 27*0

22*0 21*0 25*0 24*0 25*0 17*0 23*0 17*0 20*0 21*0 22*0 21*0 20*0 22*0 20*0

23*0 25*0 25*4 25*0 25*0 24*6 24*0 23*4 22*0 22*2 23*6 23*0 23*0 23*0 22*0

756*0 24*0 756*0 26*0 759*4 26-0 758*5 25*4 755*9 26*0 754*6 24*6 750*4 25*2 751*3 22*6 755*0 23*6 756*4 23*2 756*5 23*0 761-0 23*4 760*6 23*4
760*3 23*4 759*0 23*4

756*0 80. 757*0 0. 759*0 NB. 757*6 SO. 753*5 SO. 748*0 so. 749*2 NO. 752*0 SO. 755*8 NO. 756*0 NO. 756*5 NE. 760*5 NE. 760*1 NE. 759*8 NE. 757*7 NE.

0. so.
0. so. NO. SO. NO. SO. NO. NO. NE. NE. NE.
N. N.

48.080 D. 14.002 D. 13.148 D. 12.192 D. 11.488 D. 53.580 C. 39.572 D. 30.078 C. 77.160 D. 27.000 D. 20.760 D. 25.540 C. 34.905 C. 20.505 D. 18.095 C.

c.

7*0

D.

8*0

D.

6*0

D.

6*4

D.

7*0

c. 38’0 4*0

D.

5*2

C. 10’0 2*0

D.

3*4

D.

7*6

D.

4*0

C.

6*0

c. 7’0 4*0

c. 2’0 3*0

c. 7‘0 4*0

Observaciones

■ .
2?OÍA.—El barómetro se halla, en Sóller, á 52'53 metros, y en «La Punta Grossa», á 101‘620 metros, sobre el nivel del mar. Las horas de observación, á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde.—En la casilla de la fuerza de los vientos, el 0 indica calma, lashoja» están inmóviles: 1, débil, muevo ligeramente las hojas: 2, moderado, agita las hojas y pequeñas ramas: 3, bastante fuerte, agita las ramas gruesas de los árboles: 4, fuerte, dobla las ramas gruesas y los troncos de pequeño diámetro: 5, violento, sacude violentamente los
¿rboles, rompe las pequeñas ramas: 6, huracán, derriba tejados y chimeneas, arranca los árboles.—La cantidad de las nubes se expresa en détíimas de cielo cubierto, hasta 10 que significa cubierto. La clasificación por C que significa Cirros;. K Cúmulos; S, Stratos; N Nimbos; CE, Cirrccúmulos.

Los a»EE«ios que se inserten en esta sección pagarán: Hasta tres iniereiones á razón de 0‘05 pesetas la linea; hasta cinco inserciones á sazón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
£1 valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas «te que b» componga, será de 0‘50 pesetas.
Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de

una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporcióon.

Anuncios

En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘06 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘ 10 ptas. la línea del tipo en que se com oongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Los luteriptores disfrutariiu ana rebaja de un 25 po*

cierno

Creme Areir,,

AGUA DESTILADA SERVICIO DECENAL

1>E

ENTRE

Cura radicalmente las almorranas (vulgo morénes) y ;as de la matriz á los tres dias de usarse.
Véndese en Sóller, en las Farmacias de J. Torrens y
de Jaime Castañer.

FLOR de IABAM©

Se vende, al por mayor y me¬

nor, en la Farmacia de J. To¬

rrens,-Sóller.

por el magnifico y veloz vapor

VICE-VERSA

I

EL RENOVADOR ALBRAND

f calidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes.

IkM ?;:fí Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25

de id. id. de id. id.

m ■,%> Aparato para pulverizar los líquidos, claros ó espesos, destinado á combatir el mildew, la an~
fracnosis, el blank rol y otras enfermedades dé la viña, así como la peronospora de las patatas, be-

Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id. CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle

¡¡k rengenas, tomates, alcachofas, etc. El uso del renovadqr se ha generalizado contra todas las
enfermedades debidas á cualquier parásito, criptogama ó insecto que ataque los árboles frutales
í y requiera la pulverización de algún líquido específico.
J? Véndense más de 6.000 Renovadores cada año. Es considerado como el más sencillo, sólido,

del Príncipe n.° 24.—-EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—X). Guillermo Colom, Quai Commandant Samary-5.

práctico y espeditivo de todos lqs aparatos de este género. Ha obtenido grandes Diplomas de Honor "W y Primeros premios en todas las Exposiciones donde se ba presentado.
I P Es de forma elegante, muy ligero; el operador lo lleva á la espalda, como una mochila de sol-
# dado, sugeto por medio de correas. Su capacidad es de 14, 16, 20 ó 25 litros. Sin embargo, no
I # hay que llenarlos del todo, á fin de dejar el hueco de un par de litros para la presión del aire. Se compone de una bomba de aire comprimido puesta en movimiento por un volante al cual

NOTA.—Siempre que el dia de salida de Cette, según el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte y cuatro horas y saldrá el doming-o ó día festivo que sea, á la misma hora.
L' assicpratríceHtaliaha

va adaptada una varilla terminada por un puño que baja á la altura de la mano del operador. |¡J

Basta un simple movimiento de bajo arriba para hacer funcionar el pistón de la bomba; movi- ^

|A|

miento que no exige esfuerzo
arreglo ninguno; únicamente

ni fatiga. La bomba,
sirve para aspirar y

sumamente sencilla,
comprimir el aire en

no el

está expuesta á des-
recipiente, proporcio¬

ne nando de este modo la presión necesaria para la salida y dispersión del líquido, que es agitado

^
í

á cada golpe de pistón por el simple paso del aire.
Muchas disoluciones requieren un agitador eficaz.

Este

llena

todas

las

condiciones

que

requiere

Sociedad de seguros contra ios
ACCIDENTES DEL TRABAJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

if la constante homogeneidad del líquido.

A la derecha del recipiente, hacia abajo, hay una llave de paso á la cual se adapta un tubo de goma provisto áe una lanza que termina por el pulverizador que reduce los líquidos á una

Capital social: 5.000.000 Liras

; lluvia de finísimas gotas. Merced al funcionamiento de un desatascador instantáneo muy ingenioso fH este pulverizador no puede obstruirse nunca, lo cual permite servirse de disoluciones espesas, lo
mismo que de disoluciones claras, sin que sea de temer ninguna interrupción en el trabajo.

Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬

;|J|I Una vez el aparate lleno del líquido que quiera emplearse, el operador se lo carga á la espalda

trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.

y, da siete pistonazos á la bomba para la presión necesaria; abre luego la llave colocada á la de-

á;||

recha
rante

del recipiente y dirige la lanza sobre los troncos ó las hojas destinadas á la
los cinco ó seis minutos que dura la presión, no hay necesidad de reaccionar

aspersión. Du-
la bomba. Un

X pistonazo do vez en cuando basta para mantener esta presión. La persona que hace funcionar este M aparato, puede moverse con todo desembarazo, y como lleva una mano completamente libre, puede

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO

'Y ocuparla en apartar obstáculos; así el trabajo resulta más fácil y expedito.

CASELE AS.

q? Con este aparato, un hombre puede fácilmente v easi sin fatiga irrigar 4 hectáreas al dia, si

la hectárea comprende unos 4.500 piés. 150 litros de una disolución cualquiera bastan para irrigar # 2.000 plantas por encima y por debajo. H Para mantener limpio el aparato, basta pasarle agua por la noche, después de cada operación.

SOCIEDAD BARCELONESA DE OIANOS

■A Untense con aceite ó con grasa sin sal los bordes de los cueros del pistón de la bomba, antes de proceder á la operación del dia, á fin de que los frotes sean mas suaves. Tenemos á disposición

BARCELONA

y de nuestros clientes una grasa especial que evita las oxidaciones; precio 1 franco la caja.

Terminadas las operaciones del año, se untará de grasa todo el aparato para que no se oxide, y se colocará en sitio que no sea húmedo.

GUANO POMES-POMAR

.,í:5» Pi amruai limpiar las vaáilvvm ulas, se destornillaráan lías dos tuercas del tubo agitador que baja dentro del recipiente, se secarán bien las válvulas sin untarlas de grasa y volverán á colocarse en su sitio. La varilla que va articulada al volante de1 la bomba ha de ir con el puño vuelto hácia el

el más acreditado, el más barato y el de más con¬ sumo de España

^ aparato.
!

PRECIO DE LOS APARATOS COMPLETOS

A 21 peseta» saco, tomando 1# saeos á 20 pesetas Id.

DEPÓSITO EN GASA DEL REPRESENTANTE

Renegador completo n.° 1 áé cobre rojo, pulimentado y laminado, de una capacidad de 14 litros: 60 francos

:■

id*

id.

n.° 2 ds id.- id. ' id.

id.

de una

id.

de 16 Iá. 65 id*

íd.

id.

n.° 3 de íd. id.

id*

id.

de una

id.

de 1& id. 70 id.

iá.

id.

nf.° é de id, íd.

"id.

id.

de una

id. de 20 id. 75 id.

Para el caso de desperfectos, tenemos piezas de cambio, cuyo precio varía entre 16 céntimos y # 3 francos.

w.

ÚNICO REPRESENTANTE DE LA CASA CONSTRUCTORA EN BALEARES:

■
J. MARQUÉS ARBONA, SAN BARTOLOMÉ 17—SÓLLER.
Á»

D. MIGUEL COLOM CALLE t8>ffiUL MAB.-SOLLEE-(BaIcM‘<w)

Dibujo, Caligrafía © © © ®
® @ © © y reforma de letra.
CLASES Á DOMICILIO

de una porción de sola¬ res en- ei punto más cén¬
trico de la Huerta conocido por el Gamp
de sa Greu barriada de Can Pellos.
E1 duefí0 ^formará.
SOLLER.—Imp de «La Sinceridad*