1 XVI.—2.a EPOCA.—NUM. 751
1 XVI.—2.a EPOCA.—NUM. 751

VIERNES 23 DE AGOSTO DE 1901

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN: ■óller: Administración.

Fundador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

SecciónLiteraria 2763451..®®°°° 2431.®°,ancia:D.GuillermoColora—QuaiCommandantSamary-5-Cette (Herault). íérica: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecibo—
Puerto-Rico).

REDACCION Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17
—■—♦s* SÓLLER (Baleares) °e» -«*#<5=»-

España:

0’50 pesetas al mes.).

Extranjero: 0’75 francos id. id. jPAG0 adelantado.

Número suelto O’IO pesetas.—Id atrasados (T20 peseta

La Redacción únicamente se hace solidaria de los eseritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seráD responsables sus autores.

0011 MI TE PERA. TE HARÁ LLORAR
No había un sér más desgraciado en
mundo que mi amigo don Cenón Ca-
* etilla.
Y no solo lo era, por serlo en realidad, p no porque todos sus amigos y conoci-
os le consideraban como el hombre más
3liz del universo.
Tenía catorce mil reales en las oficinas
le u'n grande de España y dos regalitos
e cincuenta duros por San Juan y por Navidad, tres hijos y una esposa que vaía todo el oro que pesaba; y mi señora
doña Eutiquiana Cebollín, que así se lla¬ maba, arrojaba un peso bruto de siete
arrobas.
jPero qué hacendosa, qué cariñosa y qué ahorrativa era la esposa de Caneti-
ila!
Todos los maridos que conocíán al matrimoiio feliz, como llamaban al de mi amigo y su cara mitad, ponían á és¬ ta como un modelo que debían imitar sus respectivas medias naranjas.
Y cuando le veían en la oficina ó en
el paseo, siempre le saludaban dicién-
dole:
—Adiós, Canetilla feliz. Para usted es
el mundo.
Y el pobre hombre se sonreía para afuera, murmurando para adentro:
—Para mí será el mundo, pero no la
carne..
Y era la verdad. Porque Cenón estaba en lo firme, es decir, en los huesos. Vis¬ to de frente, Canetilla tenía el ancho de la seda, que es la tela más estrecha, y de perfil, ¡oh! de perfil era la hoja de un
cuchillo.
—Y no será porque yo no le cuido y procuro que coma bien y manjares subs¬ tanciosos,—decía Eutiquiana cuando aludían á la delgadez de su consorte.— Pero ¡cá! Eso ya es de familia. Su padre era lo mismo y su mamá una caña de pescar. Así pescó á su marido. Pero, sin embargo, mi Cenón podrá estar delgado, pero es fuerte y está bien sano, gracias á Dios. ¡Ya que yo estuviera como él! Pero yo, agua que beba, se me convier¬
te en carne. Y no crean ustedes, apenas
como; ¿no es verdad, Cenoncito? Mi amigo miraba á su mujer con ex¬
presión indefinible y con una sonrisa equívoca asentía á lo que aquélla afir¬
maba.
—Yo, todo, todo lo hago para él,— proseguía Eutiquiana.—Para él y para mis hijos, todo. De mí, maldito lo que
me ocupo.
—¡Qué pocas mujeres hay como la tuya, Cenón,—le decían sus amigos.— Bien puedes decir que estaba de non en
el mundo.
—Pues maldita sea mi suerte por ha¬
ber encontrado ese nón,—de«ía Caneti¬
lla en su interior; más como era preciso

y me aplasta. Mejor, con eso acabaré de
una vez.
Pero no pasaba nada de esto. Al siguiente día, á la hora en que Ce¬ nón salía de la oficina, aparecía, casual¬ mente, en la puerta, mi señora doña Kutiquiana diciendo: —¡Jesús! ¡Cenón! ¡Qué feliz casuali¬ dad! ¡Mira, hijo, ya habrás cobrado! ¿eh? Pues vamos á comprar aquel vestido que te dije, para hacer rabiar á las de Pérez, que parece que no hay nadie más que
ellas en el mundo.
—Pero mujer, si no podemos... —Ya verás, con un poquito de econo¬ mía iremos cubriendo este pequeño gas¬ to extraordinario. He observado que la
leche que tomas para desayunarte y la manteca que te pones en el pan no te
sientan bien.
—No lo creas,—contestaba Cenón con acento de protesta.
—¡Oh! Sí, sí, hijo mío; me lo ha dicho el médico, y yo te quiero demasiado pa¬ ra que consienta que te suicides lenta¬
mente.
—¿Pues qué rae vas á dar entonces?— preguntaba Cenón asustado.
—Un plato de sopas. Eso es verdade¬ ramente sano y económico. Se guarda
una taza de caldo del día anterior y se
escalda una sopa.
—¿Y con eso he de pasar hasta la hora
de salir de la oficina?
—Ya lo creo, Así estarás más ligero. Yo también pasaré como tú. Eso repre¬ senta un ahorro de un real diario.
—Pero si el vestido cuesta diez duros.
—Calla, tontín, que ya verás como tu mujercita lo sabe arreglar. Gastas en el café todas las noches dos reales, pues to¬ mas el café en casa y ahorramos así so¬
bre unos cuarenta céntimos más.
—Y entonces en el café con los amigos
¿qué he de tomar? —El calor ó el frió, según el tiempo,
que no cuesta dinero. Además, ahora gastas diariamente una cajetilla de cua¬ renta y cinco para fumar; pues compras una de treinta y te la fumas en dos días.
—Y me enveneno al primero, ó re¬ viento como mi apellido.
—No digas eso. hombre. ¿Iría yo á proponerte algo que te perjudicara, que¬ riéndote tanto...? fia, déjame que siga
la enumeración de las economías que
pienso introducir en casa para que no te sea oneroso el gasto que vamos á hacer.
—¿Aún más?—preguntó Cenón á quien no le llegaba, la camisa ai cuerpo.
—Como que es lo principal. Figúrate que he suprimido desde hoy la patita de gallina que comias en el puchero y el bifteck que tomabas por la noche.
—Entonces ¿qué comeré? ¿"Be has pro¬ puesto que yo me sostenga del aire?
—¡Qué cosas tienes, hijo! Si todo esto es por tu bien; para que no tengas que preocuparte por los gastos extraordina¬ rios. Además, según el médico, el exce¬ so de carne que comes te perjudica.
—Yo creo por el contrario, que lo que

Pero si Cenón comía como un helio-
gábalo, doctor. Al oir estas palabras, el mísero enfer¬
mo encontró un resto de energía para exclamar:—No la crea usted, doctor. Hace mucho, pero mucho tiempo que para sus galas y mantener unas apa¬ riencias que superan á nuestros medios de fortuna, ha ido reduciendo mis ali¬ mentos ¿ la más mínima expresión. Es¬ to, esto es lo que yo tengo; que no tengo nada en mí estómago.
—¡Qué injusto eres, Cenón!—repuso Eutiquiana llorando amargamente,— cuando yo lo hacía todo por tu bien...
—¡Reniego de tanto cariño!—Murmu¬ ró el pobre hombre.
—Señora,—dijo el doctor,—todas las cosas llevadas al extremo son perjudi¬ ciales y el exceso de cariño, como usted le siente, no es otra cosa que un egoís¬ mo disfrazado. Dice que le quiere y le
ha hecho sufrir.
—¿Pero doctor, no dice el refrán que quien bien te quiera te hará llorar?
—¡Ah! grandísima arrastrada,—excla¬ mó Canetilla en el paroxismo de su desesperación,—y tú me hacías llorar sin duda para que me bebiera las lágri¬ mas ya que no me dabas vino para beber.
—Usted, señora, ha querido hacer ex¬ periencias económicas in anima, vili de
su esposo y...
—Y á poco me deja in anima moría.
doctor.
Eutiquiana no tuvo más remedio que querer algo menos á su marido y darle
más de comer, murmurando á cada
paso:
—Cualquier día voy yo á creer en los refranes. De hoy más diré: quien bien te quiera, te dará una gallina en vez de un pollo.
R. dbl Castillo.
A MI AMADA
Oyes, el ruiseñor
en la frondosa enramada,
que canta á su adorada notas puras de su amor.
Yes la mariposilla que anda de flor en flor, salpicando las corolas
nutridas de puro amor.
Oyes allí en la campiña
los ecos del labrador,
que canta con alegría
los recuerdos de su amor.
Y, aquí, en la alameda donde sentadas están, aquellas bellas doncellas que murmuran con afan
¿Tú oyes lo que ellas dicen?; ¡admiras su ademán! están quejosas y tristes porque sus novios se ván.

las tenía; reconocerá como muy perjudi¬ ciales para las plantas detalles que antes le pasaron desapercibidos. Así, por ejemplo: las cubiertas de los Lecanium, con las que está familiarizado porque las ve desde que vió el primer olivo, le ser ¬ virán de punto de partida para seguir investigando y deducir que aquella pro¬ tuberancia representa el origen de las cochinillas que luego se alimentarán á expensas del vegetal, no terminando aquí su misión devastadora, sino que sobre sus deyecciones se desarrollará posteriormente un hongo que invadirá la mayor parte de la planta, con grave daño del producto que nos proponíamos
obtener.
La necesidad de atajar la acción de estos enemigos está fuera de toda duda; desde hace mucho tiempo que la negri¬ lla es la preocupación constante del agricultor cuidadoso, pero no hace tanto que nos hallamos con conocimientos su¬ ficientemente exactos para poder luchar coa esperanzas de buen éxito. Ya era hora de que desaparecieran de las fincas bien cuidadas esos ejemplares raquíticos de vegetación, secos, negruzcos, estéri¬ les en absoluto, en los que tratamientos poco racionales ó el abandono de mu¬ chísimos años habían dejado impreso el sello de la decrepitud.
Al ofrecer hoy, pues, á los agriculto¬
res como resumen de esta serie de artí¬
culos las siguientes conclusiones, cábe¬
nos la satisfacción de haber contribuido
en la medida de nuestras fuerzas á vul¬
garizar conocimientos que hace tiempo
son del dominio de la ciencia, pero que nunca se habrán difundido bastante:
Las cochinillas que atacan á las plantas son perjudiciales por dos con¬ ceptos: por alimentarse directamente de los jugos del vegetal y por dar origen sus deyecciones azucaradas á que se desarrolle la criptógama conocida vul¬ garmente con el nombre de negrilla.
Solo excepcioualmente puede la negrilla encontrar un medio para su
desarrollo debido á otras causas, pero en
este caso es puramente accidental su presencia, desapareciendo con los fenó¬ menos meteorológicos que la dieron ori¬
gen.
Si en presencia de la negrilla pro¬ cedemos sólo contra las cochinillas, los resultados que se obtendrán serán poco sensibles, y siempre mejores que si pro¬
cediéramos á la invers^. Los tratamientos destinados sólo
á combatir la negrilla serán inútiles, salvo en el caso excepcional indicado, porque siempre quedará la causa, ó sean
las cochinillas.
Las cochinillas se deben combatir
mediante tratamientos de invierno, des¬
tinados á inmunizar la planta, y trata¬
mientos de verano encaminados á atacar
directamente los insectos.
A estos tratamientos debe unirse
la acción del sulfato de cobre, destinado
á hacer desaparecer la negrilla.

Si á esto se añade el espíritu que reina en toda Inglaterra contra la política de rigores que sigue Mr. Chamberlain, se comprenderá hasta qué punto llega el cansancio de la opinión pública, au¬ mentando las dificultades que rodean a
Gobierno británico.
Ajuicio de Mr. Cambell Bannerman, una de las personalidades más salientes del partido liberal, Inglaterra no con¬
servará su soberanía sobre los territorios
del Africa del Sur más que concediendo á las dos repúblicas boers un Gobierno autónomo y verdaderamente libre.
Las medidas de rigor contra los boers puestas en práctica por las autoridades británicas han promovido un interesan¬ te y animado debate ea la Cámara de los
Comunes. La fracción irlandesa suscitó
ruidosos incidentes al oir l^i lectura de un telegrama del Gobierno al General Kitchener autorizándole á pasar por las armas á cuantas personas cometan actos contrarios á los usos y costumbres de la guerra entre pueblos civilizados.
Merece registrarse la proclama de Kit¬ chener por consecuencia del telegrama á que anteriormente nos referimos:
«En vista de la imposibilidad de con¬ tinuar una guerra regular con los habitantes del Transvaal y del Orange, le¬
vantados en armas contra la Gran Bre¬
taña. todos los jefes boers que antes del 15 de Septiembre próximo no se hayan sometido á Inglaterra serán desterrados á perpetuidad y todos los bienes vendi¬ dos, destinándose los productos de los
mismos al sostenimiento de sus respec¬ tivas familias.»
Preferente atención se ha concedido
en los días anteriores al asunto de la fi¬
jación del cupo anual del ejército para
1901.
Recuerdan los diarios políticos que la viva protesta del país y la oportuna in¬
tervención de la Corona remediaron en
parte la exageración del General Polavieja al señalar en 1899 un cupo eleva-
dísimo.
Uno de nuestros estimados colegas se dirige al Gobierno en súplica de que, próxima la fecha en que ha de señalarse el reemplazo de 1901, se inspire en la ley votada por las Cortes; pero de nin¬ gún modo en el principio que señala
aumento á las redenciones á metálico.
Los dos años anteriores á nuestras
guerras, con un ejército activo mucho mayor que el actual, se pidieron cupos
de 34.000 hombres.
Creemos que la presencia en el pala¬ cio de Buenavista del General Weyler es una garantía contra toda arbitrariedad.
Aparte de lo justísimo déla petición, no conviene dar pretextos á los que en público y en privado predican la huelga de reclutas.
Relacionado con este asunto, algunos diputados presentarán en Cortes un pro¬ yecto de ley que comprenderá los si¬ guientes extremos:

decir algo al exterior, añadía: —¡Oh! sí, sí. Mi Eutiquiana es un nón
que conmigo ha formado el par, y se ha
redondeado.
—Eso es lo que siento, estar tan grue¬

me perjudica es no comerla. De fijo que tú no habrás suprimido nadarni del tro¬ zo de pechuga que te comes asado, ni
de las chuletas de la noche, ni del vaso
de leche que...

Callad por Dios, dice Rosa;
si vuestros amantes se ván.
vosotras sois muy hermosas, pues ellos, ya volverán...

La negligencia en el modo de
hacer los tratamientos, así como el des¬ cuidar el momento oportuno, son cau¬
sas que ordinariamente hacen estériles las mejores fórmulas. No solamente hay

Fijación del reemplazo anual por'
las Cortes, en vez de hacerlo el Ministro del ramo, como actualmente ocurre.
Alistamiento de los mozos á los
veinte años, é ingreso en filas en el mes

sa, porque todos creerán que yo me doy muy buena vida.
—Y no creerán más que la verdad,—
estaba á punto de confirmar Canetilla.
Pero se tragaba aquellas palabras, co¬

—Calla, tontín. ¡Cómo he de supri¬ mirlo si estoy criando, y así te ahorro lo que habías de dar á una nodriza! To¬ do. todo lo que hago es per tu bien.
Mi amigo callaba, porque no le que¬

Callaron, y al saludarme en su semblante yo vi.... la que no puede olvidarme y sufre, pensando en mí...

que tratar bien y oportunamente, si que también es preciso persistir en el méto¬ do escogido durante dos ó tres años, vi¬
gilando cuidadosamente las plantas en¬ fermas para evitar que se vuelva á re¬

de Marzo de la anualidad en que cum¬
plen veintiuno.
Redención á metálico hasta la
víspera de la concentración en las zo¬
nas; y

mo se tragaba otras muchas, sin duda
para llenar el estómago que, á pesar de lo que decía su cónyuge, estaba tan
vacío.
El último día de mes, era esperado por

daba otro recurso; su mujer seguía com¬ prándose galas y los amigos de Cenón tributándole elogios por la suerte que había tenido con aquella compañera.
Un día el pobre Cenón se vió obligado

Daniel.
Sóller 22 de Agosto de 1901.

producir el estado anormal.
E. López Güardiola. (D* La Agricultura Española.)

Supresión de la talla y de las exenciones que disfrutan las órdenes re¬ ligiosas.
Algunas de estas reformas pudiera es¬
tablecerlas el Sr. Ministro de la Guerra

mi amigo con verdadera fruición. Lo que es mañana, en cuanto tome
la paga,—decía Cenón, en su interior,

á guardar cama. Su mujer le puso á dieta rigurosa. Dos días después, el po¬ bre hombre estaba completamente des¬

Agricultura

Actualidades

por decreto.

B. de T. y T.

por supuesto.—me voy á Fornos y bago fallecido. Eutiquiana se vió obligada á SOBRE ALGUNAS COCINILLAS BE LAS PLANTAS

'■nrr Cp rmia«

que me sirvan un cubierto de veinte pe¬ setas. iMe tomo mi buena taza de café,
me fumo una breva y me pongo al pelo.-

llamar al médico.
—Este caballero,—dijo el
muere de inanición.

galeno,—se

QUE DAN ORIGEN A LA NEGRILLA
IX

LA SEMANA Los telegramas de Londres confirman

Tribuna pública

Después me compro camisas, calzonci¬ llos, calcetines, me repongo un poco de todo, y cuando llegue á mi casa... pues
se me cae la casa encima ó sea mi mujer

—¿De qué?—preguntó Eutiquiana
sorprendida. —De hambre, señora, de hambre. Tie¬
ne perdido el estómago.

Conclusión
Si el lector nos ha favorecido hasta
aquí con su atención, habrá visto desa¬ parecer una á una sus dudas, si acaso

la entrada en el Natal de numerosas tro¬
pas boers, resultando ahora invadidas
todas las colonias británicas del Sur de Africa.

GUATA RECTIFICACIÓN
En estas mismas columnas y bajo- el epígrafe de «Los demagogos» decíamos

2

SOL, LE R

él sábado próximo pasado, que los repu¬ blicanos fueron quienes sostuvieron más principalmente la malhadada algarada. Quizá no fuimos el único en creer estar cerciorados de esta afirmación; y cierta¬
mente todavia habrá muchos de ios lec¬
tores que atribuyan el alboroto á quie¬
nes nosotros lo atribuíamos. La verdad
es que parece estar rodeando á los repu¬ blicanos en general un negro ambiente social, bien propio para ser más deni¬ grados que ensalzados. No se vaya á creer por esto qae al imputarles el es¬ cándalo, procediéramos á la ligera: Ya antes se nos había enterado que los re¬ publicanos tenían acordado cometer el
atropello; y luego vimos que la sala del Consistorio efectivirnente estaba cuajada de republicanos; y luego vimos que va¬ rios de estos gritaban desaforadamente, (como lo hacían otros sin ser republica¬ nos) y no decimos muchos ni la mayor

Durante la cena, reinó mucha ani¬ mación y pronunciáronse entusias¬ tas brindis por Inca y Sóller.
Terminado el banquete se dirigió el «Orfeón» á obsequiar con serena¬ tas á diferentes personas de la lo¬ calidad y á sus importantes socie¬ dades, sieudo también obsequiado y aplaudido en todas partes, don Miguel Miró regaló otra elegante corbata que fué colocada á la «Se¬ nyera» por una de sus hijas.
Sabemos, que los orfeonistas que¬
daron sumamente satisfechos de la
favorable acogida que la. ciudad de lúea les tributó, y de ello guardarán grato recuerdo, los republicanos so-
liereuses.
Nosotros al dar la noticia, nos ale¬
gramos del triunfo obtenido por el «Orfeón Republicano Solierense» en su primera escursión realizada.

la iglesia parroquial en obsequio al apóstol y glorioso mártir San Bar¬ tolomé, Patrón de este pueblo.
Durante la misa mayor se inter¬ pretará, á toda orquesta, la hermosa partitura del maestro Torres, y pro¬ nunciará el panegírico del Santo el M. I. Sr. D. Lorenzo Moyá, Canóni¬ go de la Catedral de Palma; lo que hace suponer se verán sumamente
concurridos.
Se hallan de manifiesto al público en la Secretaría del Ayuntamiento de esta villa, por espacio de quince dias, á efectos de reclamación, el pre¬ supuesto adicional al ordinario del corriente ejercicio y las cuentas mu¬
BWgwna fMMBMa»«BB«»HB»«BS>BBWMgiiÍ|j!l!M|gg||!P!l!

nicipales correspondientes al año de
1900.
Hoy, mañana y domingo, sobre el catafalco que hay instalado en la Plaza de la Constitución, amenizará las veladas la «Banda Municipal», que dirige el Sr. Canals, pudiéndose decir que este es el único festejo po¬ pular que se celebra con motivo de
la festividad del Patrón de este pue¬ blo.
Ni siquiera habrá en el cuadrilᬠtero central de la plaza, las ilumina¬ ciones de farolillos de gas, que tan bonito efecto presentaban en las fies¬
tas de la Victoria.

La Aurora que estaba de salida.—Pre-
guuiauo si se acuerda eu que época del
uüu era, cuando compró el aguardiente, uice: Que era en invierno, ai empezar la temporada ue naranjas dentro precisa¬ mente del mes de Enero ó Febrero.—
Preguntado si se acuerda que año era dice: Que no sabe si era el año 1898 ó
189y pero que no hace cinco años.» «JNu queriendo hacerle otra pregunta
ha salido del salón y ha entrado el otro testigo Guillermo Casasuovas Vicens
patrón del buque La Aurora.» «Como el testigo anterior se le ha ma¬
nifestado que venia á declarar para jus¬
tificar la salida de una carretada de
aguardientes y licores que el día 13 de Aon! del año 1896 se extrajo de tránsito
por el fielato dei puerto. Interrogado
por el Sr. Estades ha manifestado: Que
procedente dei buque Antonieta había embarcado en su buque un cuartía y medio de aguardiente para la provisión de su buque en una ocasión que estaba de salida.—Preguntado que tiempo hace que la había embarcado, ha manifesta¬

parte porque no fijamos en ellos la aten¬ ción para precisarlos, pues en aquella noche no nos pasó por la mente lanzar el hecho á la publicidad. Y por añadidu¬ ra vimos al presidente en el corro pro¬ testar en alta voz, y notamos por fin que ..el concejal que salió víctima y quebran¬ tado en fia algarada fué el malquisto de los referidos republicanos. Aparte de lo dicho, con lo que sucedió el sábado últi¬
mo, creíamos tener corroborado más y más nuestras afirmaciones, pues como
aconteció que los vientos fueron diferen¬ tes, preguntamos la causa de ello, y remultó que los republicanos no acudieron
A la sesión.
No obstante lo relatado estamos de
enhorabuena. Más vale así. En correcta,
afable y condescendiente visita que nos ..lia hecho una comisión designada por el Comité republicano, se nos ha asegura¬ do que en la sociedad que representa no se había tomado acuerdo alguno para ir á promover el escándalo, y que ninguno de los socios, incluso el presidente, idos á la sesión, no se pusieron en conniven.cia para ahogar la voz á nadie, y que si -algunos de ellos prorrumpieron en gri¬ tos, no se pueden atribuir jamás á la digna sociedad que tienen la satisfac¬
ción de evocar.

Conforme anunciamos, hubo fiesta callejera durante las noches del sᬠbado y domingo últimos, en las ca¬ lles de la Luna y Alquería del Con¬ de, inmediaciones del Pontet, en don¬ de tocó escogidas piezas, la banda de música que dirige D. Mateo Gal-
més.
La concurrencia fué extraordina¬
ria, pudiéndose admirar á infinidad de hermosas jóvenes sollerenses, que, lujosamente ataviadas daban realce
á la fiesta.
Resultó lucida la fiesta religiosa que el domingo se celebró en la igle¬ sia del Convento en honor del glo¬ rioso San Roque. La capilla en don¬
de se venera el Santo estaba adorna¬
da con gusto y profusamente ilumi¬
nada.
La concurrencia de fieles á todos
los actos religiosos fué numerosa, particularmente á la misa mayor, en la que tuvo á su cargo el panegí¬
rico del Santo nuestro estimado Cura
Párroco, que estuvo elocuentísimo.

KIBflBBBBBBnBIB naanraBWBaxa» BaBHUBaXOBBB CABIHIDXnMBaBB tuaaBmntiietiwa MBBBBBBBxe.ua BBUBXHHQBHBH ■eaaxBceetaaeu BHBflHnRBHi —MBBBiiaaa
BflBBBBXBBm
hiKSHHSS
BBBBBBBBBBBn BBBBBBBBBBBM
bbbbbb3ibBBH enaRía3aasnal
■EaanHXBBiaa BBttBaananBBM
■SS3SIH
aaUBXBBBBBI EBaaaamsaB»
|U¡!£52gSS!¡S:S sfilffissssL
BBBBBBB naBH BH BR BBa BBBB3BBBSBBB

SüSSHIii ■iSSSSiSSSS Esssssssssss s::ss3:::r.ss

do: Que hace dos años poco más ó me¬ nos.—Preguntado si era dentro el mes
de Febrero, ha manifestado: Que sí; que

fScMsBS■INSHMSBS■SunS■i era á ios últimos días de este mes, quin¬

~gssssssis:
aH!HSHSaSraSaBSt3*]¡a¡yL
KHUMBHBM
SUIDO■5aDB.nai,uauaa . mu xa
usaajuBBnaaa
liuHOxnUBBBnB

ce días más pronto ó más tarde.» «Terminado el interrogatorio ha salido
del salón y ha entrado el último testigo Juan Bujosa Vicens.»

■mEmmxBtRaKIBuBaHcsIB&BcBa uuan nanaavBm iaJiBBBB
aaaaaHBBBBaa BDoanaonsana

«Esplicádole que le ha sido el objeto de su declaración como á los testigos

ha aBBBBBBBBBBB
aMBSBaaaaaa

anteriores el señor Estades le

BBHBBBBBBaBa

pregun¬

había vendido á Juan aniiaiaiaia
BBKBKBBBBBBB
'HflfflBIBIlBIUB

tado, si

Vicens

RIPOLL Y DEYA

»gs¡sss:sss
iiBBsaBBnnMA uitaHBatiwuai MBBBBBBB0
usanaafiaB
BBBBBBBBa
iK

tres cuartines de aguardiente, contes¬ tando afirmativamente.—Preguntado si se acuerda de la fecha dice: Que hace dos
años, que fué durante la penúltima tem¬

falleció en San Juan Bautista tle Tabasco (MÉJICO}

BBBBaBBBIsaBB

UBBaanHsnaBBa

aaaHRsaaoana
bSbbbbbbbbbb

[laauHflaaüOBB

BBBBBBBFlBHaB BBaBiflXBUBBBB

■HiBanHiaaHi

im-

IB9BBB iwnasiB

porada de naranjas.—Preguntado si
puede asegúrar que era en esta fecha,
dice: Que lo sabe cierto.»

A LA EDAD DE 29 AÑOS

IBHBBB
aaiiiaíiBBBi1

«Preguntado por el Sr. Canals sobre

aBBBBBBBBBBB

procedencia del aguardiente ■RaacioanaflDa
BBBBBBBBBBBB BaBBflBBBBBBfl

la

que ven¬

Buñola.—Pregun¬ dió, dice: Que de ciflaniiDnBsaDB
BBBBBBBHdBBB

era

xasBfiBHaaaaa

— -(A. E. R. I. P. )==

BBBBBBBBBBBB
ssgssssssss:
BBpanaaBBBBÍ
MBRBIISHBnBIB BBBRDBBBdQBIB EBBBBBDBtaBBB BXBHUBBBaMBB BBBBBBBBBBBB

tado si varias veces había comprado aguardiente á un tal Bartolomé Riutort, dice: Que sí.—Preguntado si nunca le

comprado aguardiente fuera nBBOaCJBHBBBfl
RBBH2HBSBBBB BBBBBBBBnBBB

había

que

SU DESCONSOLADO PADRE,

BBBBBBBBBBBB BBBifiBBflfiRBB UHBBaBBBXKnS mmaanusttxBB
MBoanBansBEa

de tránsito, manifiesta: Que no.» «Terminada su declaración ha salido

ha llamado al visitador BBBBBnflBUBBB
taaanfgiaanbeeBbBbnnBaBcBa

del salón y

sido

y afligidos hermanos D. Guillermo (presente) D. Juan y D. Jaime, (ausentes)
hermana D.a Catalina,

aBaa ansies xbbb UHtlB aBBBBBBn BBBBaMnBBBBEB niBS^ÍRBBBBBI 3ttRB2SBR!aBBB
BUBBEBOaXBBB KBlissaBlBflail anBBAflafl'OBtia
BBKBaBQBiCBEa
|||is¡sssssa|
■uSHaBBSxoaitBBBBMBEBBBBfal ■DKQIkSKDVBED HDBnxaonaBHB

de consumos D. Antonio Canals y Mayol y el señor Canals le ha preguntado si
había sacado una nota de un tránsito
hecho por Bartolomé Riutort el día 13
de Abril del año 1896, contestando afir¬

hermano político D. José Ferrer,

jssssssa::» mativamente.—Preguntado si al intro¬

objeto de este ■catHBDSnQnSaBBBBBBHaIHBVBBB HBBBOBBBBBBfl

ducirse las mercancías

uajaaasBMsaaeB

BBBBBBBBBBBB tránsito estaba de fiel en el fielato del

Confesamos quedar honrados y más

El lunes de esta semana fué dete¬

sobrinos, tíos y tias, tíos y tía políticos,

si.— SSS335Í55SSS
anMBBflBBgBBB BBB9IBBBBBBB

«Pont d’en Valls,» manifiesta: Que

que complacidos con las declaraciones nido por la Guardia civil y puesto que ha tenido á bien hacernos la menta¬ después á disposición del Juzgado,

primos y demás parientes:

BBHBBBDB 3BBB UH a 3 aB ■
BUU
gKuaaEBga £USH3&jQa&B13B «¡aura aKraaaaasa
b m a tay tasa sanv sictaasBuaisaBii

Freguntado si recibió del fiel del Puerto
la conformidad de la salida de dichas
mercancías, dice: Que sí.—Preguntado

da comisión, y se las agradecemos en el un sujeto natural de Selva y vecino

Sxao;acBiEsafin medio de Eanc«0B30HB assv.aaaaamna aíauaiiKiineiBnn

si recibió la conformidad por

alma, no por orgullo propio, muy lejos,

de esta villa, que había agredido con

VHDQBBtMn «nnnr.*»H3,n

fflMaaEHKEn»

Participan á sus amigos y conoci¬ aauassatacBiy.si siSiatanEnaviEiiBi iQUHBiUMUin^BBia nnjnafi unta «í una

la papeleta de tránsito, dice: Que si.—

pérdida, les supli¬ sensible dos sino para poder decir á todo el mundo

un barrote de hierro á dos mujeres,

BnCMBRBBMBffV^
rsü»

tan

que los republicanos de este pueblo, cuñadas suyas, produciéndoles va¬

y

nunca jamás desearon ni intentaron pri¬ rias heridas leves, que fueron cura¬

can tengan presente el alma del finado

soanseiuimaBU
7}BuiÜ33H:aMiaaía
«wau •««:?: a sos® nnB&iaaisi33B(SB
•xaiariaanij-íüsnffi itiianann! ¿tasara uuinpiaaMaiuaMM VHnRjausaaaasi auLüiüasauHao aawminciusiinaia

Preguntado donde debe obrar esta pape¬
leta, dice: Que de esta clase de papeletas
después de estampado por el fielato de
salida el salió conforme no se hacía caso,

var á nadie de la libertad, que tanto por das por el facultativo Sr. Mayol.

al Altísimo. oraciones naBaaaftjzsziyw

en sus

KindBdlXUMBXEB

as

irmb nffiB

isesinaKKfsaicaii
cniUiuaaHfflaaaa

BHÍSIimrüJaDBEB

dejándose perder y de consiguiente no

derecho natural les fuera inherente, co¬

También recibió golpe en el un

Buaoaioiuaas
BBRB«BnaBBBB r.B?aaBBHB9BB

encuentra; habiendo nin¬ BBSBúmiaasBBa
UttUBJIEnUUUDB H^auBa&nn.'JKare

se

pero que no

mo por derecho constituido.
Asi deben ser los hombres que se re¬
putan libres; de esta manera se llega á

antebrazo izquierdo el marido de una de ellas, que quería defenderlas.

bhmbjpbbBbBb

BSIBnUBUB^BBB

a ¡sm sim Ho isH gi;isasgss8»gs:Rsg»::H3::3sss:ssB «»«s8sssas:!8sssa»as!ss:ssssi!S!!:ssBS¡8gsissssüsig3agg»ssss

■■■■■■■■■■■■■■■ttSSSgiSSSSSSSttSSKSgSSSigSSSigSSSSSSKKSSSSSSSSSEgSSSSipSSgSSS: — ■.■■BHBBgaMaaaa—aBí
BBBBBCBBCBBBBBBUBBBBSBBBMnBISBrBUBaBBHMiiaiaBBBIBIBBBBeBiKBBBaBBBBBBBBBUBBBBBKflBflBBRaaBHaMBUBnBBBBiiBaHBnBBBHKHIBBBBaBBBBBBIlBBaafBiEBBBIMtHaBBaBMWBBlBBBBfBiafBflBBBBBliBBHBBBBaBnBBBaBBBBUnBIBtoBUBXBaBiHyXBiBaBMB^aMBGBMBBBaUBBBUnBaBUBlSUsBmBBaBKBBKBBBBB

SBB aBBBB.BnBaiUSMBBMBKBirKxfalEBBBlIBIIBBBUBBBBBBBBBBBBBBBBBIBMBBBaBBMBBBBBlBJBBBBBBBBBBBBBOBBIBBBBBUBBBBBBBBBDBBBBBBBBHBIItBSSBIRBjBlBBBaBBBBBBBBBBBBBBBBBIBIBBBnBIJBBBBMBBHDBBBBBnBBUUUBBBbBBZBHBBBiaBBBBJBiBBBlBraBBBaBBBBBBflHDUeiBBBBBBnBiSBBSljBaBDBBHBBBHBBBIBiBBBBBBBBHBBBaBBBBBBBBDaBBHBIBBBUaI3S'4B0BBHBBB

— BñB»M £BBB— aBB£MBmBV — üai«m B— aB— iañBBBBM BHBBM BM— BM BñVBIñB— BBBBñaBBBHaBñB— zBfñcB aBñBB— »lñB M fBlB ÜBUBM aB BBBBB— B— BCBBBBBBBBPIn— aBIBB— naBBBBBBR BBRUBIBBBS— EB— aBaEBaBBiB MnnU— nB BñBnrBBIñB niHH— an— BoaaBaBB a— «BBBBB!BB— — BBBBiB aü— BBa— BBM — añ— aBa— BB— BBBlaBfaiBBBaa— BBiiBiaBiíB IBiBÉ vBBuIBIBM BÍIMBlBU BaBBBiM falB BiBaM BPUBaB M niaaiBB SBigaQBBB BX aBBIiBtB taBIBBBIlBBBIM nn— BBaB aBM xBBiBiRiBBBÜBBn— aBMBM BBM uanBléuBaBnHBuiBaMauiatsnB— M BBaBiBMBt!tsBBaBKnfB BlBBHBV BKaBBaBBB— aBBBP BBB—

guna nota en la matriz del talonario in¬ dica que el que desempeñaba el cargo de fiel del puerto firmó el salió conforme.— Preguntado si no se archivaban las pa¬

alcanzar lo que justamente se apetece; y
en tales condiciones nos es grato, muy
grato, rectificar,
B. F.

Con el mayor esplendor se cele¬ braron en nuestra iglesia parroquial el martes por la mañana, las solem¬
nes honras fúnebres en sufragio del

MBMBiMaaaSaBBaBBa»rJBaiaBBPBaUBBBBBMBgaaB«BXaBBaBBKBBn3MBBnBEBBCBKBmMBaEBBmBÍBBBBBaSBHagBBBECtfBBBBaBBBBBBttBiaBBMaBBBñBBB

EN EL AYUNTAMIENTO

por el Sr. Coll el motivo de la reunión,
el señor presidente le pregunta si al
efectuarse el tránsito de la carretada de

peletas que se hacían para las mercan¬ cías de tránsito, dice: Que nunca se han
archivado y que la forma en que se ha¬ cía. es la práctica establecida que se si¬ gue en la administración,—Preguntado

.Sóller Agosto 1901.
Crónica Local
El sábado y domingo últimos es¬ tuvo en este pueblo, acompañado del reputado dentista de Palma, Sr. Casasnovas, el ilustrado director de la revista profesional La Estomatología, D. Luis Subiraaa, dentista que ejer¬ ce su profesión en la villa y corte, y que fué á la capital invitado por sus compañeros, para dar dos conferen¬ cias en el colegio médico de aquella.
A altas horas, de la noche del sá¬
bado, salieron de expedición para Inca, en cuatro carruajes, los socios

alma de D. Miguel Ripoll y Deyá, bondadoso jó ven fallecido á media¬
dos de la anterior semana en San
J uan Bautista de Tabasco (México), de cuya triste nueva dimos cuenta
en nuestro último número.
Extraordinaria fué la concurren¬
cia que asistió al acto, siendo por tan¬ to, grande el número de personas que pasó por delante de la desconsolada familia Ripoll, para prodigarla fra¬ ses consoladoras que hicieran más
llevadera su pena.
El vapor de esta matrícula «León de Oro», que desde el sábado se ha¬ llaba fondeado en nuestro puerto, salió el martes para los de Barcelona y Cette, á las siete de la tarde, lle¬ vándose un buen número de pasaje¬ ros y variada carga.

Sesión del día 17 Agosto de 1901
La presidió el Alcalde D. Juan Canals y asistieron á ella los concejales señores D. Damián Canals, D. Ramón Coil, don Jerónimo Estades, D. Juan Joy, D. An¬ tonio Palón y D. Andrés Oliver.
Leida el acta de la sesión anterior, el Sr. Estades manifestó que no se había transcrito en ella, el acta de las declara¬ ciones prestadas por los tres testigos que según el destituido fiel del Puerto debían probar y acreditar la aplicación y salida que tuvo la carretada de aguardientes y
licores de tránsito verificada el día 13
de Abril del año 1896 y puesto que estas declaraciones constituyen parte del asun¬ to que se debate del fielato del Puerto, se consignara en la presente; cuya omi¬ sión, dijo, uo debió hacerse en la ante¬ rior. Hecha por la presidencia la pregun¬ ta de si se había de consignar a conti¬ nuación el acta á que se había referido el Sr. Estades y si quedaba aprobada la de
la sesión anterior todos los señores Con¬

aguardientes y licores el día 13 de Abril de 1896. se hallaba en esta población, manifiesta: Que no. que se hallaba au¬ sente con permiso para desposarse fuera de esta localidad.—-Preguntado quien se lo concedió, manifiesta: Que se lo conce¬ dió el Alcalde D. Juan Joy.—Pregunta¬ do quién quedó encargado del fielato durante su ausencia dice: Que no lo pue¬
de precisar.—-Preguntado si sabe quien
podría saberlo, dice: Que supone lo sa¬ bia el fiel del fielato Central quien rele¬ vaba los empleados de acuerdo con el Sr. Alcalde.—Preguntado si en las pape¬
letas de tránsito se hace constar por que
punto salió la mercancía, dice: Que úni¬
camente consignan que salió conforme. —Preguntado si los fielatos por donde
se introducen las mercancías de tránsito,
reclaman de los fielatos de salida las pa¬
peletas que hacen para dichos tránsitos, dice: Que sí.»
«Preguntado por el Sr. Coll. si sabe los dias que estuvo fuera de Sóller para desposarse dice: Que no lo puede preci¬ sar.—Preguntado si se acuerda poco más ó menos el día que se marchó, manifies¬

si puede dar más espiraciones referente
á este tránsito de 13 de Abril de 1896 di¬
ce: Que no.» «Llamado el Concejal D. Juan Joy que
fué Alcalde durante el año 1896. el señor
Coll le ha preguntado, si se acordaba de la fecha en que concedió permiso al fiel del Puerto para que fuera á desposarse,
dice: Que no puede precisar la fecha en
que se lo concedió, ni tan poco se acuer¬ da si era por ocho ó diez dias.»
«Terminado el interrogatorio del que se extiende la presente acta se levantó la sesión firmando la presente los señores
de la Comisión.»
Entrando en el despacho ordinario se reprodujo la lectura de la instancia pre¬ sentada por D. Luis Palou Pastor, que, en la sesión anterior quedó sobre la mesa sin resolver; pero atendido á que ningún vocal había tenido tiempo para estudiar¬ la, se acordó aplazar su resolución ocho
días más.
La Corporación se enteró de una cir¬
cular del señor Gobernador civil de la
provincia, referente á la formación del presupuesto adicional al ordinario del

que componen el «Orfeón Republica.110 Sollerense)^. provistos de la ma¬ yor animación.
Hicieron su entrada en aquella

Ha visitado nuestra Redacción el
Balaart de Sitjes, semanario catalán que vé la luz pública en el pueblo que su mismo título indica.

cejales presentes dijeron: que sí. Acta de las declaraciones á que se ha
referido el Sr. Estades:
«En la villa de Sóller, á los cinco dias del mes de Agosto del año mil nueve-

ta: Que supone era el día 8 ó 9 de Abril de 1896.—Preguntado que día se despo¬ só. dice: Que cree fué el día 25 del citado
mes,—Preguntado si al verificarse el tránsito se encontraba en Sóller, mani¬

corriente ejercicio.
Se acordó pasara á informe de la Co¬ misión de Obras, una instancia presen¬ tada por D. Pedro A. Mayol, pidiendo permiso para verificar obras en el punto

ciudad á las nueve de la mañana del

Queda establecido el cambio y de¬ cientos uno.»

fiesta: Que no.—Preguntado si podría conocido por molino de «Cas Jurat».

domingo, sieudo recibidos por una iMimerosa comisión de correligiona¬ rios inquenses. Seguidamente se di¬

seamos al apreciabie colega, larga y próspera vida.

«Reunidos los señores de la Comisión
especial nombrada para entender en el asunto del fielato del puerto, bajo la pre¬
sidencia del señor Alcalde I). Juan Ca¬

atestiguar que día se marchó, dice: Que
no; pero que durante el viaje le acompa¬ ñaron un maestro carpintero y un ca¬ rretero á Inca al objeto de comprar los

Se dió lectura á una comunicación del
Sr. Alcalde de Palma, en la que partici¬ pa haber señalado el dia 19 del actual para proceder á la aprobación de las

rigieron á la Casa Consistorial, fren¬ te á la cual entonaron su primer canto de salutación. Después se per¬
sonaron en la casa deD. Sixto Pers,
Presidente del «Comité Republicano
Inqueuse», donde cantaron varias
piezas que fueron justamente cele¬
bradas. D.a Catalina Rebasa de Pers,

Fia quedado anunciada para ma¬ ñana, una extraordinaria novillada,
con rebaja de precios. Según rezan los carteles, se lidia¬
rán tres bravas vacas de la ganade¬ ría de D. José Ribas, vecino de «Son
San Martí», que serán capeadas, ban¬

nals y Estades, cuya reunión tiene por objeto dar cumplimiento al acuerdo to¬ mado por el Ayuntamiento en sesión del
dia tres del actual, á consecuencia de la
manifestación hecha por el Concejal don Ramón Coll. quién manifestó por encar¬ go del destituida fiel del puerto D. Juan Coll y Frontera, que este presentaría al Ayuntamiento testigos que acredita¬

muebles para desposarse y que estos tal
vez lo sabrían.»
«No queriendo preguntar nada más
los señores de la Junta al ex-fiel señor
Coll se ha retirado del salón y ha entra¬ do el testigo D. Juan Vicens, patrón del buque Antonieta.y>
«Se le ha manifestado que venía á de¬ clarar para justificar ó probar la salida

cuentas de la Cárcel del Partido corres¬
pondientes al año 1900 y á la discusión y aprobación del presupuesto para el año 1902. La Corporación designó á don Damián Canals para que asista á dicho acto en representación del Ayuntamiento;
Se dió lectura á una instancia suscrita
por D. José Liado Pizá, en la que expone que al examinar el trayecto para la ca¬

dirigiéndoles sentidas frases les liizo,
entrega de un liermoso lazo que co¬ locó en la «Senyera» de la masa

derilleadas y muertas á estoque por una cuadrilla de aficionados palme¬
sanos.

rían ó probaría» la verdadera salida que
había tenido la carretada de licores y
aguardientes dé tránsito que debió ex¬ traerse por el fielato del puerto el día 13

de una carretada de aguardientes y li¬
cores que el dia 13 de Abril del año 1896 se extrajo de tránsito por el fielato del puerto, é interrogado por el señor Esta¬

nalización de las agaias de la fuente del
Rafal hacia la barriada del Puerto, ha¬
bía observado que el trazado para la co¬
locación de la tubería, se había señalado

coral.

de Abril del año 1896. y que según cons¬ ñes ha manifestado el testigo: Que no invariablemente por el centro de la ca¬

Antes y después de la comida, los
orfeonistas recorrieron la ciudad para
admirar lo más importante que en¬
cierra.

Como podrán ver nuestros lectores en la «Sección de Cultos», van á re¬
sultar verdaderamente solemnes los
actos religiosos que se celebrarán en

ta no se extrajo con el vapor «León de
Oro».
«Acto seguido y hallándose reunidos los testigos presentados por el ex-fiel. se procedió llamando á este, y esplicándole

puede precisar fechas, pero que en cierto
año para provisión de su buque compró á Juan Bu-josa tres cuartines de aguar¬
diente de los cuales vendió uno y medio
á Gn.illermaCasasn,ovas patrón.del buque

rretera y por debajo el afirmado, de la misma, cuando á su entender hubiera
resultado más económico que la coloca¬ ción de la tubería se hiciera por dentro>
la cuneta del lado Oeste-ée la carretera..

soLler

Enterado el Ayuntamiento, acordó pa¬ dad que hicieron de haber extraído tres dado más que ocho ó diez días de licen¬ ber embarcado y desembarcado estos otro sitio. En otra ocasión el cura del

sara á informe de la Comisión especial cuartines de aguardiente hace unos dos cia á lo sumo al fiel del Puerto Juan 1.000 litros de alcohol. Aquí tienen dos Puerto había intentado acusar al ex-fiel

t
i

nombrada para entender en la canalización de las aguas de dicha fuente.
Habiéndose derrumbado una parte del tejado de la casa de Sanidad de esta vilia, se acordó proceder á su recomposi¬
ción.
Fueron leidos y aprobados por unani¬ midad, el proyecto de presupuesto adi¬ cional al ordinario del corriente ejerci¬

años.
También dijo el Sr. Ramón que toda¬ vía yo no haDía dicho el paradero de la
carretada de aguardientes y licores de¬ fraudada al municipio el dia 13 de abril de 1896. .No tan solo no lo he dicho, se¬ ñor Ramón, sino que no debo, ni puedo, ui quiero decirlo. No tan solo no debo,

Coll. ¿Que inventarán ahora los aboga¬
dos defensores de este fiel, el Sr. Alcal¬
de y el Sr. Ramón, cuando se les vá de
la mano la última tabla de salvación á
la que estaban tan fuertemente agarra¬
dos?
Creo haber contestado á io poco (por no decir nada) que dijo el Sr. Ramón en

carreteros que declaran haberlos*acarrea-
do desde el muelle hasta mi almacén.
Aqui tieneu Vds. los libros de contabili¬ dad de mi casa en los que figura el in¬ greso de los 1.000 litros de alcohol que defraudé al municipio. Yo vengo á con¬ fesarme de aquel matute qu6 hice de
acuerdo con el fiel del Puerto Juan Coll.

Juan Coll de que hacia contrabando y tan pronto como el Alcalde de aquella
fecha D. José Serra tuvo noticia de la
falta de qué se acusaba al expresado em¬
pleado, acompañado del fiel D. Raimun¬
do Ripoll, practicó un detenido recono¬
cimiento por todas las dependencias dé la casa que habitaba dicho empleado,

s

cio y las cuentas municipales correspondientes al año 1900, acordándose sean expuestos al público á efectos de recla¬
mación por espacio de quince días, y que después de transcurridos se sometan á la discusión y votación definitiva de la
Junta municipal.

ni puedo, ni quiero decirlo, sinó que mi deber precisamente consiste en no decir¬ lo. Aparte de que si se me confía un secre¬ to es un deber mío guardarlo. ¿Qué ante¬
cedente más fatal no estableceríamos
para esta administración de consumos,

la sesión anterior y ahora voy á ocupar¬ me de lo poco (por no decir náda) que di¬ jo el Sr. Alcalde en la misma sesión.
El Sr. Alcalde dijo, y repitió y volvió á repetir lo que seguramente dirá, repe¬ tirá y volverá á repetir mientras viva.

Aceptando el criterio del Sr. Alcaide, de que después de aprobadas las cuentas del año en que se comete un fraude, ya no
hay derecho á exigir responsabilidades al que lo comete; el Sr. Alcalde no ten dría más remedio que decir al matutero

incluso en un almacén que en aquella época tenía alquilado, y no encontrán¬ dole la prueba del contrabando que se había denunciado, el Sr. Serra le pre¬
guntó sobre ei paradero de cierto tránsito que aquel mismo día se había hecho,

Terminado el despacho ordinario ql Sr. Estades pidió la palabra y manifestó

que el público supiera que los concejales del Ayuntamiento descubren á los que

Volvió á repetir lo que ya tantas veces había dicho; que las plaguetas de los pes¬

convicto y confeso del matute que come¬ tió: me perdone señor matutero, ya están

contestándole que había sido embarcado en el vapor «León de Oro»; en el mismo

le siguiente:

denuncian faltas cometidas por los em¬ cados del fiel del Puerto era plaguetas aprobadas las cuentas del año en que us¬ acto, procedieron á averiguar si era ó no

Habiendo el Alcalde levantado la últi¬ pleados de dicho ramo? Repito que mi privadas; que no eran plaguetas oficiales, ted cometió el matute y lo mismo V. que cierto lo que decía el fiel del Puerto y

ma sesión sin darme lugar á hablar, diré deber es callar el secreto que se me con¬ pero yo debo decir al Sr. Alcalde, que Juan Coll no tienen ninguna responsa¬ quedó comprobado Jo que había manifes¬

hoy cuatro palabras acerca de lo que él fió, mi deber sí, es probar que este se¬ después que un Concejal ó persona, ha bilidad ni mancha por aquel matute que tado. Desde aquella época, según se di¬

y el Sr. Ramón dijeron en aquella sesión. creto es verdad; mi deber es probar que demostrado con razones que una cosa ú cometieron.

ce, el cura del Puerto le ha perseguido

Aunque en realidad casi no tendría ne¬ en 13 de Abril de 1896 pasó una carre¬ objeto es negro por ejemplo, no basta

Después de esta doctrina sentada por con encarnizamiento y de una manera

cesidad de contestar á lo que el sábado tada de aguardientes y licores por el fie¬ dijeron en defensa del fiel del Puerto sus lato del Pont d’ en Vaiis de tránsito para abogados defensores, el Sr. Alcalde y el el fielato del Puerto y que esta carretada Sr. Ramón, puesto que nada dijeron en no se extrajo á pesar del «salió confor¬ defensa del referido fiel, que merezca los me» dei fiel de este fielato; y esto es lo honores de la discusión. El Sr. Ramón, que he probado ante el Ayuntamiento. aquel mismo Sr. Ramón que hoy hace También dijo el Sr. Ramón que el fiel quince dias se permitió el chicoleo de. del Puerto no debía estar aquí cuando decir que yo hablaba en solfa, sin duda se defraudó la carretada que nos ocupa,

que venga otro (aunque este otro sea el Alcalde de Sóller) que diga que sea blan¬ co, porque sí; para que efectivamente sea
blanco io que se ha demostrado con ra¬
zones que es negro. La razón de porque si y porque no, Sr. Alcalde, acaso se la admitan en sil casa su familia y sus cria¬
dos, pero tratándose de asuntos públicos, un hombre público debe apoyar con ra¬

el Sr. Alcalde de Sóller ya estoy viendo un artículo adicional al Código penal,
que poco más ó menos diga como sigue: «El que comete uu robo ó delito y tiene la maña ó la suerte de engañar á la ley
una vez, la ley le exime de responsabili¬ dad por el delito que cometiere.» Esto, señores, de que después de haberse apro¬ bado las cuentas del 96 no pueden exi¬

indirecta.
El señor Jerónimo se complace en manifestar que ni el Alcalde ni yo hemos hecho nada para descubrir la culpabili¬ dad del fiel del Puerto, el por ventara
haya sido más feliz que nosotros, lo mis¬ mo que si él hasta el presente hubiera probado nada de lo que pretende, lo qué
ha hecho el Sr. Jerónimo ha sido hablar

creyendo que después de aquella frase y de aquel viva abortado de marras que tanto entusiasmo produjo al Sr. Ramón,
había de venir la fin del asunto del fiela¬
to del Puerto y la fin de la mayoría del Ayuntamiento. Aquel mismo Sr. Ramón que en la penúltima sesión se permitió un pinito acerca de mi oratoria; en la sesión última, el Sr. Ramón perdió aquel buen humor, y perdió el compás de lo que decía, contestando á mis acompasa¬ dos argumentos y razones; razones y ar¬
gumentos incontestados todavía por el Sr. Canals y el Sr. Ramón. La verdad;
yo no entendí lo que dijo el Sr. Ramón en la última sesión, pero debido á la ha¬ bilidad del Secretario que tenemos y al favor que este empleado ha querido ha¬ cer al Sr. Ramón, hemos podido llegar á Saber lo que el Sr. Ramón dijo en la úl¬ tima sesión. Dijo el Sr. Ramón que aque¬ llos mismos testigos, que el mismo había
ofrecido se presentarían á declarar no
era fraudulenta la carretada de licores y
aguardientes, que la mayoría del Ayun¬ tamiento estimó como tal fraudulenta, no
se habían presentado á prestar la decla¬ ración que había ofrecido harían el señor
Ramón. Por aquella misma boca que en
la sesión anterior el Sr. Ramón se las
prometía tan felices asegurando casi la inocencia del fiel del Puerto; proclaman¬
do casi la inocencia del fiel del Puerto,
por medio de los testigos de referencia;

y en apoyo de esta suposición dijo el Sr. Ramón qúe casándose el fiel del Puer¬ to en Abril del 96 y suponiendo había obtenido quince días de licencia para ve¬ rificar su boda, suponiendo también que dicha licencia empezó antes del 13 de abril del 96, no podía estar aquí en di¬ cha fecha. Pero ei Sr. Ramón por lo vis¬ to ha olvidado un hecho real y verdadero que destruye sus quiméricas suposicio¬ nes; el Sr. Ramón ha olvidado el hecho
real y verdadero de una declaración prestada por ei Sr. Joy, Alcalde de aque¬ lla fecha, que dice no haber dado más
que ocho ó diez días de licencia al fiel
del Puerto y el Sr. Ramón hace este ol¬ vido con la circunstancia agravante de haber sido el mismo Sr. Ramón quién
tomó la declaración al Sr. Joy, cuyo ol¬ vido en el Sr. Ramón, denota de una ma¬
nera manifiesta su tendencia ó más bien
su manifiesto propósito de encubrir al fiel del Puerto. Pero aparte del olvido del Sr. Ramón y de la declaración del Sr. Joy, esta semaua se ha encontrado una prueba, (y escuso decir á Vds. que no la ha encontrado desde luego ni el Sr. Alcalde ni el Sr. Ramón) esta sema¬
na se han encontrado los talones de trán¬
sito del fielato del Puerto correspondien¬
tes al raes de Abril del año 1896, y estos talones hablan más claro que toda la
claridad con que yo pueda hablar. Estos talones están estendidos y firmados de

zones lo que afirme ó niegue; de lo con¬ trario carece de valor lo que se afirma ó se niega. Cuando aquí se afirma ó se nie¬ ga es necesario probar con razones lo que se afirma ó se niega; de lo contrario no tiene ningún valor la afirmación ó ne¬ gación que se haga. Yo he demostrado aquí con razones, que las plaguetas de los pescados del fiel del Puerto, eran ofi¬
ciales, y oficiales serán, mientras con ra¬
zones no se demuestre lo contrario.
En este momento recuerdo, que según el Secretario, también dijo el Sr. Ramón, que estas plaguetas no eran oficiales y hago estensivo al Sr. Ramón, lo que aca¬ bo de decir acerca de las mismas, por si su luminosa inteligencia le sugiere algu¬
na idea salvadora en defensa dei Sr. Al¬
calde, demostrando no son oficiales las
plaguetas de los pescados dei fiel del
Puerto.
También dijo el Sr. Alcalde en la se¬ sión última, y esto no sé si debo tomarlo en serio, que después que están aproba¬ das las cuentas del año 1896, fecha en
que se cometió ei fraude de que se trata,
no hay derecho á exigir responsabilidad al empleado que delinquió, me parece tan extraordinariamente del género igno¬ rante esta manifestación del Sr. Alcalde,
que repito, no se si debo tomarlo en se¬
rio, pero forzosamente me debo ocupar de esta manifestación, por cuanto el se¬ ñor Alcalde no tan solo la hizo en serio,

girse responsabilidades al empleado que delinquió en aquella fecha es lo más mo¬ numentalmente ignorante que se ha di¬ cho en público.
En resúmen, he probado que las pla¬ guetas auxiliares de los adeudos de pes¬ cado del puerto cou tan oficiales como to¬ dos los demás documentos de aquel fie¬ lato, desde el momento que sin estas
plagúelas no se pueden comprobar los demás libros y documentos que el señor Alcalde llama oficiales y desde el mo¬ mento, de consiguiente, que sin estas plaguetas no se puede comprobar la ver¬ dad de las operaciones que se realicen
en el fielato del Puerto.
He probado que el fiel del Puerto Juan Coll, al mismo tiempo que empleado de consumos, ha sido comerciante de artí¬ culos sugetos á éste impuesto, desde el momento que encargaba, recibía, vendía, pagaba los licores y aguardientes que su padre conducía.
Pie probado que en 13 de Abril del año 1896 entró por el fielato del «Pont
d’ en Valls» una carretada de licores y
aguardientes de tránsito para el fielato del Puerto, estando encargado de este fielato Juan Coll; y que esta carretada que Juan Coll firmó había «salido con¬ forme» no salió conforme ni de ninguna manera; he probado que aquella carreta¬ da se defraudó al municipio.

mucho y no probar nada, y hasta el pre¬ sente no ha manifestado la aplicación que se dió al tránsito del día 13 de Abril
de 1896.
Si el señor Jerónimo ha sido más feliz
que nosotros en encontrar el contrabando que dice haber encontrado en el fielato
del Puerto no tiene nada de extraño,
lo mismo que si dichoseñor encontra¬ ra una moneda de cinco pesetas en medio de la calle, nosotros también es¬ tuviéramos obligados á encontrarla.
Ya sabe el Sr. Jerónimo (porqué lo he manifestado en otras ocasiones) que si hubiera podido probar la culpabi¬
lidad del fiel del Puerto en el asunto qué
nos ocupa me hubiera tenido desde luego'
á su lado. (El Sr. Estades: Gracias, gra¬ cias, gracias.) Como he dicho, habiendo
sido una vez el fiel del Puerto, víctima de la persecución del cura del mismo lu¬ gar, no me atrevo á decir que en la oca¬ sión presente sea el cura el que le per¬
siga; pero podría suceder que el que aho¬ ra le persigue, fuera la misma persona que ya otra vez le acusó.
El Sr. Canals-. El fiel del Puerto nó
era aquí el dia 25 de Abril del año 1896 y no obstante figuran estendidos de su puño y letra los talones de los adeudos que se verificaron en aquellos días, de consiguiente no tendría nada de extrañé que se hubieran hecho firmar á un tal

el sábado último el Sr. Ramón tuvo que púño y letra del fiel del Puerto Juan sino que para darle mayor solemnidad He probado, por último, ante el Ayun¬ M. Roig, las papeletas de tránsito á que

decirnos que dichos testigos nada decla¬ Coll hasta el 20 de Abril incluso, y están hasta nos hizo leer aquí unas actas de tamiento y la opinión pública, que la de¬ se ha referido el Sr. Estades. Todavía el

raron que se acercara á tal inocencia. estendidos y firmados por un tal M. Roig este Ayuntamiento y Junta municipal fraudación que he sostenido se hacía en Sr. Estades no nos ha dicho donde sé

Efectivamente, aquellos testigos que el que firmaba por órden, desde el día 21 or las que se aprueban aquellas cuentas el fielato del Puerto era cierta y por las había distribuido ó consumido la carre¬

Sr. Ramón nos había ofrecido habían de al 26 inclusives del mismo mes. Estos el año 1896. Es decir, Sr. Alcalde, que numerosas felicitaciones que he recibido, tada de aguardientes y licores que supo¬

declarar que en el mes de Abril del año talones marcan, pues, de una manera así como las deudas prescriben en un me consta el fallo favorable que de la ne se defraudó al municipio el 13 de abril

1896 estrageron una carretada de licores precisa los días que el fiel del Puerto ob¬ plazo determinado, también los robos epinión pública ha merecido mi campaña. de 1896. Yo no le pido que diga la per¬

y aguardientes, declararon que hace unos tuvo de licencia para casarse, que fueron prescriben en un plazo determinado; Ahora espero tranquilo el fallo de los sona que le confió el secreto, basta qué

dos años habían extraido tres cuartines del 20 al 26, y estos talones prueban de prescriben después de aprobadas las tribunales de justicia, ante los cuales me diga el establecimiento donde fué á parar

de aguardiente, cuya extracción no tiene una manera absoluta, absolutísima, la cuentas del año en que se cometió. De amenazó llevar el Alcalde. Tengo tran¬ esta carretada. (El Sr. Estades: Y si me

ninguna relación directa ni indirecta cou falsedad que se pretendía de que el fiel modo que si ahora se presentara á noso¬ quila la conciencia de haber cumplido lo dijo el mismo dueño del establecimien¬

la carretada que el citado día 13 de abril del Puerto no estaba aquí el 13 de abril, tros un matutero de oficio y nos dijera: con mi deber de concejal y con mi deber to que lo recibió?) Nosotros debemos fun¬

se defraudó al municipio.

pues es sabido de todo el mundo que los Señores del Ayuntamiento, Sr. Alcalde, de hombre y tranquiló espero el fallo de dar nuestras resoluciones con pruebas y

Y hoy puedo decir más acerca de esta carretada y acerca do estos testigos que
declaran hace unos dos años extrageron tres cuartines de aguardiente. Estos tes¬
tigos fueron solicitados y fueron rogados para declarar falso, fueron solicitados y
rogados para que declararan haber ex¬ traido la carretada que en Abril del no¬
venta y seis se defraudó al municipio, (El Sr. Presidente le preguntó si podía referirse á él ó al Sr. Coll y contestó ne¬ gativamente) en vez de declarar la ver-

talones de tránsito que estendía y firma¬ ba del 13 al 20 de Abril del 96, se en¬
tregaban precisamente al que verificaba el tránsito, puesto que estos talones son el salvo conducto para transitar libre¬
mente por dentro la población y para transitar por el fielato de salida. Queda comprobado, pues, que el fiel del Puerto Juan Coll, estaba encargado del fielato
del Puerto cuando en 13 de Abril se de¬
fraudó la carretada de aguardientes y licores que nos ocupa, y estaba en lo cierto el Sr. Joy, que declaró no haber

yo en fecha X, de acuerdo con el fiel del Puerto Juan Coll, defraudé al municipio 1.000 litros de alcohol, por ejemplo, y
vengo á Vds. á confesar mi delito de en¬ tonces. Aqui tienen Vds. mi copiador donde consta la carta de pedido de los 1.000 litros de alcohol. Aquí tienen Vds. la carta de la casa expeditora dán¬ dome aviso del embarque de los referidos 1.000 litros de alcohol. Aquí tienen uste¬ des el conocimiento del barco que lo ha
conducido. Aquí tienen Vds. dos indivi¬ duos de la tripulación que declaran ha¬

los tribunales de justicia. No tan solo espero tranquilo este fallo sino que lo deseo. Creo que aun siendo yo el acusa¬ do, estoy más tranquilo que el Sr. Alcal¬
de siendo el acusador.
El Sr. Coll pidió la palabra y dijo: Respecto al tránsito á que acaba de re¬ ferirse el señor Jerónimo, del cual tan¬ tas veces hemos hablado, todavía no ha
probado el Sr. Jerónimo lo que se había hecho de dicho tránsito; no nos ha dicho aún el Sr. Jerónimo si se había quedado
en Cañe Forta ó en Can Barona ó en

no con suposiciones. He dicho y volveré á decir; he defendido y defenderé una
vez más, que las plaguetas auxiliares del
fielato del Puerto no deben considerarse
como documentos oficiales; en los fielatos
no hay más documentos oficiales que los libros y los talonarios. El señor Estades sostiene que el tránsito de 13 de Abril de 1896, no salió de esta villa, y contra su afirmación aparece que salió confor¬ me; puede haber alguna persona que ha: ya tenido interés en perjudicar al ex-fiel del Puerto y haberle dicho á Y. que la

(iT) FOLLETtS-.
ARIEL A
Rechazó con dureza al buen anciano, i y como insistiera en sus ruegos, llamó á
los criados para que lo echasen de la ha¬
bitación.
Desde entonces perdió el conocimien¬ to y algunas horas después exhaló su último suspiro entre los horrores de una
cruel agonía. Yo recé toda la noche junto á su ca¬
dáver y cuando lo enterraron cerca de la tumba de mi madre, sentí un dolor in¬
menso. porque recordé que estaba sola
en el mundo.
En efecto, mis Rebeca era ya una an¬
ciana y las penas que había sufrido y las que sufría aún por la ausencia de Julio, la tenían siempre delicadísima y la in¬ clinaban rápidamente el sepulcro.
Creo haberte dicho que el joven hijo de mi aya pensaba venir á vernos cuando
murió mi hermana: más, circunstancias
imprevistas lo estorbaron y no llevó á ca¬
bo su anunciada visita hasta que su ma¬ dre dormía el sueño eterno.
¡Pobre aya mia! Murió como había vi¬ vido: ¡sin exhalar una queja!...
Pasaron algunos años y llegué á cu na¬

plir quince, viviendo aislada en la torre, sin querer abandonarla.
Mi naturaleza era sensible y delicada
en extremo. El ruido de los coches, los
gritos de los vendedores, el bullicio ince¬ sante que se oye resonar en las grandes capitales, me atronaban como una mú¬ sica infernal, herían mis oidos de una
manera atroz y me hacían repetir aque¬ llos dulcísimos versos de Fray Luis de León, que dicen así:
¡Qué descansada vida La del que huye el mundanal ruido Y sigue la escondida Senda, por donde han ido Los pocos sabios que en el mundo han sido!
Yo amaba la soledad y el aislamiento
porque no hallaba la calma apetecida ni
la dulce paz del corazón. Yo no me sentía
feliz sino cuando me hallaba en el campo
admirando el cielo, las montañas y el mar, esas tres cosas que encierran tanta hermosura, tanta poesía, tanto es¬ plendor.
Y no era que tuviese el corazón herido ó el alma enferma, pero en los breves dias que, como de paseo, pasaba todos los años en la ciudad, pude estudiar algv) la socie¬ dad y conocer su farsa, sus intrigas, las miserias que esconde. Vi algunas de sus repugnantes llagas despojadas de la ven-

da que las cubría, y conocí demasiado fadar á nadie con ideas importunas ó in¬

temprano por desgracia, ó quizás por for¬ tempestivas tristezas.

tuna. todos los males, los errores, las

Así. sola y aislada en mi vieja torre,

desventuras que afligen á la triste huma¬ contemplando las bellezas de la creación,

nidad.

mi alma se dilataba y bendecía al Autor

¡Ay! ¡Ojalá que nunca las conozcas tú soberano de tantas maravillas.

más de cerca que en estas páginas!

Levantábame con el alba y me dirigía

¿Crees, hija mía, que yo era pesimista á las orillas del mar, ó ligera como una

y que todo lo veía cubierto con enlutado sierva, trepaba á la montaña y allí me

manto? No lo pienses: yo no rae empeña¬ deleitaba contemplando las nubecillas.

ba en cubrir las miserias de la sociedad los deslumbrantes reflejos del sol, el azu -

con un manto de color de rosa, ni oscuro lado matiz del cielo, el sombrío color del

y sombrío como la noche; sino que las ruar que. agitándose sordamente, alzaba

veía tales cuales ellas son, y esto afligía montañas de blanca espuma que iban á

mi alma. Odiaba la mentira y hallaba deshacerse en la areáosa playa, seguía

poca verdad en el mundo; detestaba la con la vista el vuelo de las aves que tri¬

intriga, la envidia y la maldad, y estaba naban saltando de rama, en rama, y

más satisfecha entre los pobres y rústi¬ entre tanta poesía, palpitante de entu¬

cos habitantes de la aldea, que lo hu¬ siasmo y de reconocimiento, pensaba en

biera podido estar en medio de los sa¬ Dios y le bendecía con todo el fervor, de

lones y entre el creciente bullicio de la mi alma.

sociedad.

¿Parqué habrá séres desventurados

Abrigando en mi corazón todo un que no creen en Dios? ¿Acaso no ven es¬

mundo de ilusiones y de ternura, busca¬ crito su nombre en las copas de los árbo¬

ba seres iguales á mí, y apenas los en¬ les, en las ondas del río, en el cáliz de la

contraba.

flor?... ¿No escuchan su acento en el ron¬

Tropezando á cada , paso con las de¬ co' trueno, en el ruido de los vientos en cepciones y la malicia refinada y egoísta, la tempestad rugiente y amenazadora? Y

éranme preferibles la soledad, el retiro y por fin, ¿no descubren su majestad en

la vida del campo á todos los placeres, , cuanto les rodea, desde la pequeña .semi¬

porque me agradaba llorar sola y f>o sa¬ lla, que se: trasforma en árbol corpulento

hasta el rayo que aniquila y destruye
cuánto toca?...
¿Será verdad que hay ateos?..,. A veces pienso que sí, y á veces pienso que no; he tratado muy de cerca á un hombre que negaba á Dios, que para nada le re¬ conocía, que tenía la duda infiltrada en las venas, y aún no me convenzo de que haya seres que duden de su Criador, por¬ que siempre en los momentos terribles de
la vida, le llaman casi sin darse razón dé
ello, del mismo modo que aquel impío y desgraciado escritor exclamaba entre las convulsiones de la agonía !y si fuera,
verdad!
Creo firmemente que la soberbia hu¬ mana ha llegado á su último grado, y creyéndose bastante á si misma, pretende negar á Dios; creo que las malas doctri¬ nas y el indiferentismo acaban por cegar los ojos del alma y que Dios abandona á
esos desgraciados que le abandonan á Él,
castigándoles con el más terrible de los castigos, el de hacer que permanezcan
indiferentes en el concierto universal dé
voces que alaban su majestad, hacienda enmudecer su conciencia y sumiéndolos
en él sueño terrible de la indiferencia,-
del cual pocas veces despiertan-, sino en
la eternidad.
Es moda ya, hija mía, empezar pót#

Carretada de aguardientes y licores no Jhabía salido de Sóller; Y. se funda en
¿suposiciones y yo considero que hasta el presente no ha probado nada de lo que
ha sostenido, por lo tanto repito una vez más que considero digno y honrado al
destituido fiel del Puerto. Ha dicho el
Sr. Estades que somos sus abogados defensbres; se equivoca el Sr. Estades; no¬ sotros defendemos á los empleados que son dignos, honrados y leales al Munici¬ pio. El Ayuntamiento, pues, ya resolve¬ rá si debe ser repuesto el destituido fiel del Puerto ó si se ha de preceder al nom¬
bramiento de otro.
El Sr. Estades pidió la palabra y al
concedérsela el señor Presidente le su¬
plicó que fuera breve y lacónico. El se¬ ñor Estades; Podré complacer al Sr. Al¬ calde, contestando á lo dicho por él y
por el Sr. Ramón de una sola vez, su¬ puesto lo dicho por el Sr. Alcalde, es ca¬ si igual á lo dicho por el Sr. Ramón, y lo dicho por el Sr. Ramón, es poco más ó menos igual á lo que ha dicho el Sr. Al¬ calde. Para ser mas lacónico, solamente
me limitaré á manifestar al Sr. Ramón,
que si el fiel del Puerto filé denunciado una vez y no se le probó la denuncia, es¬ to no quiere decir que en 13 de Abril del 96 estando encargado del fielato del Puerto no defraudara al muuicipio una carretada de aguardientes y licores; ni que no defraudara cou las plaguetas ro¬ las: ni que no defraudara con el comer¬ cio ilícito de aguardientes y licores que
verificaba dicho fiel; nos ha contado una historia agena que nada tiene que ver cou
el asunto de que se trata.
Respecto á lo que han dicho estos se¬ ñores de que no he probado nada de lo que be sostenido, les repetiré que he probado que las plaguetas de los adeu¬ dos de pescado del fielato del Puerto eran documentos oficiales, que el fiel al pro¬ pio tiempo que fiel era comerciante y que el día 13 de Abril del 96 defraudó al municipio una carretada de licores y aguardientes. El Sr. Alcalde y el Sr. Ra¬

món han dicho, han repetido y han vuelto á repetir lo que seguramente di¬
rán, repetirán y volverán á repetir
mientras vivan; han repetido que las
plaguetas de los pescados del fiel del Puerto no eran oficiales, pero yo tengo
probado con razones que estas plaguetas
son oficiales, y tengo dicho al Sr. Al¬ calde y lo repetiré ahora al mismo señor Alcalde y al Sr. Ramón que tratándose de asuntos públicos, los hombres públi¬ cos deben acompañar con razones las afirmaciones ó negaciones que hagan;
de lo contrario carecen de valor y caen en el ridículo las afirmaciones ó nega¬
ciones que no vayan acompañadas de razones. Vuelvo á repetir que he proba¬
do con razones, son oficiales las plaguetas del fielato del Puerto y mientras con razones no demuestren lo contrario el
señor Alcalde y el Sr. Ramón, oficiales Serán estas plaguetas, mal que pese al Sr. Alcalde y al Sr. Ramón.
Al llegar á este punto de la discusión se produjo un vivo incidente entre el se¬ ñor Alcalde, el Sr. Coll y el Sr. Estades, defendiendo los primeros que el Sr. Es¬ tades no había probado nada y este últi¬
mo que había probado todo lo que soste¬ nía y en medio del calor de la discusión el Sr. Estades preg-untó al Sr. Presiden¬ te. cual era el objeto de la documenta¬ ción del Puerto, á. cuya pregunta no 1« contestó, y reproducida por el Sr. Esta¬ des la misma pregunta, contestó el señor Presidente que el objeto de la documen¬
tación del fielato del Puerto era para
comprobar la legalidad ó la ilegalidad de las operaciones que se efectuaban en
dicho fielato. Entonces el Sr. Estades
pidió constara en acta la respuesta que
había dado el Sr. Presidente á su pre¬
gunta, añadiendo, que desde el momen¬
to que el objeto de la documentación del
espresado fielato, era para comprobar la legalidad ó ilegalidad de las operaciones
que en el mismo se efectúan, las referi¬ das plaguetas eran documentos oficiales,
por cuanto sin estas plaguetas no puede comprobarse la legalidad ó la ilegalidad de estas operaciones, y desde luego invi¬ tó al Sr. Alcalde para comprobar esta legalidad ó ilegalidad sin el auxilio de

estas plaguetas; ha venido á confesar tular y Patrono de esta parroquia, el M. I. se¬

pues el Sr. Alcaide, que estas plaguetas ñor D. Lorenzo Moyá, ambos Canónigos de

son oficiales.

la Catedral de Palma. Por la tarde, después

El Sr. Presidente dando por terminado de vísperas y completas, tendrá lugar el ejer¬

el incidente sometió a íuueuDeraciún del cicio mensual consagrado al Santo Apóstol; y

Ayuntamiento si habla de ser repuesto al anochecer, se cantarán maitines y laudes y

eu su empleo el destituido fiel del Puerto. después se verificará la reserva precedida de

El Sr. Estades sostuvo que el fiel dei bendición solemne á los fieles.

Puerto estaba destituido según acuerdo Domingo, día 25, exposición á las seis, se¬

del dia 27 de Julio último. Que lo que se guida de misa matutinal. A las siete y media,

había hecho sin alterar, desde luego, habrá misa de comunión para las Hijas de

este acuerdo, era haber dado lugar á unas de María; y á las nneve y media, se cantarán

pruebas que ofrecía el Sr. Ramón habían horas y la misa mayor con sermón por D. Jo¬ de atestiguar la inocencia del fiel del sé Pastor, Vicario. Por la tarde, después de

Puerto, pero como estas pruebas testifi¬ vísperas y completas, se celebrará el ejercicio

cales de que se trata lejos de dar el re¬ mensual de las Hijas de la Purísima; y al

sultado que ofreció el Sr. Ramón, no tan anochecer, se cantaráu maitines y laudes, y

solo no han dado un resultado precisa¬ después tendrá lugar la reserva, precedida de

mente contrario al ofrecido por el señor
Ramón, y no tan solo han dado un re¬ sultado precisamente contrario al ofreci¬ do por el Sr. Ramón, sinó que lo que se ha pretendido coa estos testigos inten¬
tando de ellos declarar en falso ha veni¬

procesión, Te-Deum y bendición solemne. Todos los fieles que, durante este triduo
de cuarenta-horas, dedicadas á San Bartolo¬ mé, visitaren la iglesia parroquial, habiendo recibido los santos sacramentos, pueden lu¬
crar una indulgencia plenaria, aplicable á las

do todavía á agravar la situación del fiel
del Puerto. Sin embargo no tengo in¬
conveniente en que se pase á votación. Manifestándose conforme la mayoría
del Ayuntamiento con la opinión del

Almas del Purgatorio. En el oratorio de las MM. Escolápias.—
El lunes, dia 26, al anochecer, se cantarán solemnes completas en preparación á la fiesta
que dicha comunidad dedica á su fundador,
San José de Calazans.

Sr. Estades, el Sr. Presidente puso á dis¬
cusión si debía procederse al nombra¬ miento de nuevo fiel para el fielato del Puerto. El Sr. Joy opinó que debía su¬

Martes, dia 27, festividad del Santo, á las
nueve, misa mayor con sermón, que dirá el elocuente orador sagrado D. José Marqués, Pbro. Al anochecer, trisagio.

primirse la plaza de visitador de consu¬

mos, que se había creado y que el visi¬ tador podía desempeñar el cargo de fiel. En su vista se aplazó la discusión de este
asunto para la sesión próxima.
Y se levantó la sesión.

Registro Civil
Nacimientos.

Varones 2.—Hembras 1.—Total 3

Matrimonios

CULTOS SAGRADOS

Dia 17, D. Benito Ramis Colom, soltero,

En la iglesia parroquial.—Mañana sábado, dia 24, continuará la oración de cuarenta-ho¬
ras en obsequio de San Bartolomé, verificán¬ dose la exposición de S. D. M. á las 6, segui¬ da de Misa matutinal. A las 9 y media, se cantarán las horas menores y á continuación la misa mayor á grande orquesta, partitura del maestro D. Bartolomé Torres, siendo el celebrante el M. I. Sr. D. Luciano Sánchez,
y en la que pronunciará el panegírico del Ti¬

con D.a Catalina Arbona Reinés, soltera.— Dia 20, D. Pedro Antonio Noguera Mayol, soltero, con D.a María Magdalena Castañer, Palón, soltera.—Dia 21, D. Pedro Juan Sa¬ cones Martorell, soltero, con D.a Francisca Magdalena Morro Seguí, soltera.
Defunciones
Dia 20, D. Ramón Noguera Enseñat, de 69 años, casado, calle de la Trinidad, (Biniaraix).

MOVIMIENTO DEL PUERTG

Embarcaciones fondeadas

Dia 16, de Cette, en 2 dias, laúd S. Barto¬
lomé, de 32 ton., pat. D. G. Valent, con 5 mar. y lastre.—Dia 17, de Barcelona, en 10 horas vapor León de Oro, de 125 ton., capi¬ tán D. G Mora, con L7 mar y efectos.'—Dia 20, de Palma, en 1 día, laúd S. Antonio, de 24 ton., pat. D. G. Rigo, con 5 mar. y efectos.

embarcaciones despachadas

Dia 20, para Barcelona, vapor León de Oro

de 125 ton., cap. D. G. Mora, con 17 mar. y

efectos.— Dia 22.—Para Alcudia, laúd San

Antonio, de 24 ton., pat. D. G. Rigo, con 5 s

mar. y cemento.

¡

LA HORMlCíA

A tenor de lo que previene el Regla¬ mento porque se rige esta sociedad, se
convoca á Jñuta General ordinaria para
el día l.o de Septiembre, y hora las 5 de la tarde, en el local que ocupa el «Círcu¬ lo Soliéronse» en la calle del Príncipe
número 20.
Lo que se comunica para que llegue á
conocimiento de los señores accionistas
y se sirvan asistir. Sóller 16 de Agosto de 1901.—Por
A. de la J. de G., Francisco Pastor, Se¬
cretario.
*-*-?& &&*&*—
SUBASTA

A voluntad de los albaceas testamentarios
de D.a María Margarita Ripoll, tendrá lugar la subasta y remate del predio Balitx d‘ Avall durante los dias 31 Agosto actual y l.° Sep¬ tiembre próximo, á las veinte y media, en la Plaza Mayor de esta villa, con arreglo al nue¬ vo pliego de condiciones que obra en poder del
Notario D. Pedro Alcover.
Sóller 15 Agosto 1901.

Dos amando* que se inserten en esta sección pagarán; Hasta tres in¬ serciones á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á razón de 0*03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0*02 pesetas.
El valor mínimo-de un anuncio, sea cual fuere el atunero de lineas de que se componga, será de 0‘50 pesetas.
Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬ rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

de

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de

una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióon.

Anuncios

En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘06 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘ 10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
L»« sn»cript«res disfrotaritn una rebaja de un 35 pe*

ciento

SERVICIO DECENAL

f ASSIGDHATRICE ITALIANA

DE LOS

ALHáCIlIS XOlTálIE
CALLE DE LA VICTORIA, N9 7

Sociedad de seguros contra los
ACCIOEJVTES BE1 TRABAJO

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

calidas de Sóller para Barcelona; los dias 10, 20 y último de cada mes, Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona; los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de
la Adnana, 25.—EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Comman¬ dant Samary-5.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette. según el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

Grandes rebajas de precios en
todos los artículos;
Lanillas para trajes, desde 20 reales el corte. Estambres en azul y negro, (su precio 12 pesetas cana) á 0 pesetas. Americanas alpaca negra, á 8,9 y 10 pesetas. Camisas percal, buena calidad, á 2 ptas. una. Camisetas algoddn jnmel, desde 2 reales una. Calcetines algoddn jnmel, desde 1 real par. Pañuelos de bolsillo, desde 8 reales docena. Tohallas en hilo y en algoddn, á precios de fábrica. Cotonets y curados, clases superiores, á precios
baratísimos.
Telas de bilo puro, en todas clases y anchos, á precios nunca fistos.

Capital social; 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española; D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALD0
CASELLAS.
- LADRILLOS HIDRÁULICOS, RASERAS,
PUMOS, unimos T MIIISIW PIEZAS 16M1 IBIII
DE LA CASA

SOCIEDAD BARCELONESA DE GUANOS Soltases: aprovechad la ocasión. ESCOFET, TEJERA Y CV de BARCELONA

BARCELONA
GUANO POMES-POMAR
el más acreditado, el más barato y el de más con¬ sumo de España
A 21 peseta» saeo. Tomando 1© saco» á 241 pesetas id.
DEPÓSITO EN CASA DEL REPRESENTANTE
D. MIGUEL COLOM
CALLE TOJEl. MAfi£.-S©IiUER-(Baleares)
PLAZA DE PALACIO, 2 Y S, Y ESPADERÍA, 20 Y 22 BARCELONA
Conocidos como son de todos los sollereuses los servicios de este acreditado esta¬
blecimiento, ninguna necesidad habría de llamar la atención de aquellos acerca de la bondad de éstos si no hubiera quien, con motivo del fallecimiento del antiguo propietario D. José Serra y Mir y con una intención que muy á las claras se deja ver, ha propalado la calumniosa especie de que su señora viuda D.a Concepción Salvó, que durante muchos años compartió con su esposo las tareas de la dirección y ad¬ ministración del Hotel, habíase retirado del negocio y que por lo mismo había éste pasado á manos ajenas.
Sépase, pues, la verdad; esto es: que la señora Viuda del fundador del aparro¬ quianado Hotel del Universo es la que continua de éste al frente. Y aprovecha la ocasión de desmentir la falsa especie propalada, para ofrecer de nuevo á sus asiduos favorecedores el servicio esmerado y económico de siempre, mejorado á medida que las circunstancias lo aconsejen, ya que reúne el expresado Hotel excelentes condi¬ ciones por su proximidad á los muelles, á la Bolsa, á las Aduanas, á los PaVques y a los ferro-carriles para Francia.

Últimos dias de venta.
CURACION DE Ll DIABETES
POR EL
Vino Uranado Pépsico
cié
J. TORRENS, Farmacéutico
El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada "diabetes.,,
DB¡ VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller. Far¬
macia de J. Torrens.
AGI DESTILADA
FLOR de CARAMO
Se vende, al por mayor y me¬ nor, en la Farmacia de i. To¬ rrens,-Sóller.

Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.

LA SINCERIDAD

Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbona
San Bartolomé,-17,-SOLLER

SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES

Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás traba¬ jos de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas, programas, carteles. circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬ dernaciones económicas y de lujo.
SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERÍA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬ nómicos á los de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬ ranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos. variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales y objetos para hacerlas, sacos y cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc., etc.

LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL CERBERE y PORT-BOU (Frontera franco-española)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranias, finitas
rrescasy ‘pescados,

La Ilustración Española y Americana. —La Moda Elegante.—La Ilustración
Artística.—El Salón de la Moda.—Album
Salón.—La Bordadora.—La Perla Ar¬
tística.—La Mariposa.—La Zapatería Ilustrada.—Sol y Sombra.—La Elegan¬ cia,—y otra infinidad de periódicos y revistas ilustradas de España sirve ásus abonados el «Centro de Suscripciones», sección tercera de «La Sinceridad», San
Bartolomé 17— SOLLER.
SOLLER —ímp. de «La Sinceridad»