ANO XVI.—2.a EPOCAÍ-NyUI. 749
ANO XVI.—2.a EPOCAÍ-NyUI. 749

SÁBADO 10 DE AGOSTO DE I9ÓI

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Coiom—Quai Commandant Sa-
mary-5-Cette (Herault). América: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecibo—
Puerto-Rico).

Fundador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA
REDACCIÓN Y ADMINISTRACION: Calle de San Bartolomé, n.° 17
—*3» SÓLLER (Bslsflros) —**>*s>-

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
0% Extranjeho:
Número suelto O’IO pesetas.—Id atrasados 0’20 peseta

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal Reven, serán responsables sns autores.

Sección literaria
LA SOR
Al salir de la iglesia, antes de regre¬ sar á casa, almorzar y cambiarse de tra¬ je para emprender el camino de Lisboa, donde pasarían la primer quincena de luna de miel, los novios se dirigieron, en coche, al Asilo-Escuela de párvulos. Querían despedirse de Sor Marcela, her¬ mana de la novia... y de la Caridad.
Cuando Sor Marcela entró en el locu¬
torio, y se abrazó á su hermana, el con¬ traste íué vivo y curioso. Contra el burel y el algodón de ropaje y delantal, el raso blanco de la nupcial toilette, contra la toca almidonada y tiesa, el delicado tul del velo y los nitidos azahares de la corona. Las figura» contrastaban no menos qu© los trajes. Clara, la novia, una mujerona basta, ya algo ajamonada á los veintiséis, de protuberantes curvas y cutis encendido; Marcela, la Sor, una criaturita delgada y menuda, un deli¬ cioso semblante infantil, que alumbra¬ ban ojos negros de ricas pestañas y
dientes cristalinos en una boca inocente
y fresca, como vaso lleno de agua pura. Exclamaciones de asombro y alegría sa¬
lían de los labios de Sor Marcela, que alababa y admiraba todo: el vestido de
boda, las joyas, la corona de azahar, el devocionario de marfil, los zapatos de
seda...
—¡Jesús mío, Dios! ¡Si pareces una imagen! ¡Ay, qué cosas tan hermosas traes encima! ¡Y tu esposo... qué guapo está! ¡La Virgen vaya con vosotros!
Trataba el novio de sonreír, de chan¬
cearse con la monjita, pero una emoción profunda y mal disimulada le quitaba el aplomo: sufría cruelmente. Enamorado de Marcela desde que la conoció, desde que puso los pies en casa de los señores de Ramos, creíase curado de la pasión.
Habían corrido tres años ó más, desde
entonces; el ingreso de Marcela en el Noviciado de las Hermanas, equivalía á la muerte; Clara se presentaba insinuan¬ te, coqueta, «buen partido», y Antonio se dejaba arrastrar á cortejarla, á pedir¬
la, á casarse. Y ahora, volviendo á ver á Marcela, encontrándola tan niña, tan
cándida, tan ideal, el corazón le adver¬ tía: «no la has olvidado, Inquieres. Men¬ tiste al tomar otra esposa. Esta era la dssjinada para tí.»
Mientras las dos hermanas charlaban, sentadas en el duro sofá del locutorio,
el recién casado evocaba recuerdos. El
nunca le había dicho claro á Marcela,
allá en el siglo, que se moría por ella, que la adoraba. Un respeto, un encogi¬ miento extraño, la veneración que in¬ funde la inocencia, le contenían. Soñaba
mucho, la traía flores, la embromaba
dulcemente... y esperaba la ocasión, la hora, el entreabrirse del capullo... Más vigilante y resuelto que él. Cristo se ha¬ bía adelantado. ¡La niña era monja...!
No se podía escalar el Noviciado, ni romper rejas, ni saltar tapias. La prosa
de la vida, dominante hasta entre la
poesía del misticismo y del amor, se in¬ terponía: Antonio se resignaba, ó creía resignarse; si se tratase de un cariño humano, de una boda para Marcela, se hubiese sublevado, furioso; pero ¡monja! Ante eso. ¿qué hacer? Con secreta satis¬ facción pensaba; «Ya no se casará.» Y, estúpidamente, por rutina, se había ca¬ sado él. sujeto quizás á la casa de los señores de Ramos, por lo que en ella quedaba de la atmósfera y del perfume de Marcela... Sólo ahora, llegado el mo¬ mento. cumplida la suerte, Antonio se
daba cuenta de su verdadero estado mo¬
ral. No quería á su mujer, ni podría quererla nunca, y su corazón se queda¬ ba allí, entre paredes del locutorio, al lado de la monjita encantadora, su úni¬
co. su verdadero anhelo en la tierra.
Cabizbajo, lleno de tristeza y de aba¬ timiento invencible, el novio permane¬ cía allí, inmóvil, sin tomar parte en la

plática de las dos hermanas. Marcela, que en la vida monástica había adquiri¬ do ya la costumbre de la curiosidad pueril, se deshacía en preguntas: ¿á
donde iban los recién casados? ¿Dónde se detendrían primero? ¿Llevaban mu¬ cho eqmipaje? ¿Tenían propósito de visi¬ tar el santuario del Bon Jesús, una cosa tan bonita?—Por fin, Clara, en un girar de pupilas, observó la actitud de su es¬ poso. Era inequívoca. Aquellos ojos ar¬ dientemente clavados en Marcela, aque¬ lla fisonomía entristecida y ansiosa, aquella palidez—no engañaban. Clara, asociando ideas, con su suspicacia de mujer, de celosa instintiva, recordó... Hay detalles que, insignificantes «n apariencia, de repente, por su enlace con otras circunstancias mínimas, ad¬ quieren terrible realce... Este trabajo mental, de concordancia y conexión, se
verificaba en el cerebro de la novia, que
veía lúcidamente lo pasado y lo actual. Y mientras en su alma se producía el desgarramiento de la ilusión, sus labios profirieron, atropelladamente, sarcásti¬ camente. estas palabras.
—Adiós, Marcela... Tenemos prisa, ¿verdad, Antonio? Hoy nos hace mal ter¬ cio cualquiera... Adiós...
Y como la Sor, cariñosamente, for¬ mulase una pregunta, la desposada res¬ pondió, con risa amarga y dura:—¿Vol¬ ver por aquí? ¡Hija, muy tarde!... Noso¬ tros somos del mundo y tú eres de Dios..,
Emilia Pardo Bazán
EL SUEÑO DE LOS BAÑOS
Era el día más caluroso de todos los
del estío.
Aquella mañana había estado Pura en el parque viendo bañarse á varios perros distinguidos, en el estanque destinado á los mismos y en el cual, por cincuenta céntimos (no sé si con ropa ó sin ella) se puede bañar cualquier chucho que lo pida.
Llegada la época de los calores fuertes y de los parásitos inaguantables, la con¬ currencia de canes en aquel paraje suele
ser numerosa, no siéndolo menos la de
paseantes y curiosos que pasan el rato
viendo á los animales manotear en el
agua, sacar de ella los palitos que les han arrojado, salir á tierra convertidos en sopas caninas y sacudirse después como cualquier persona mayor.
Pues bien, Pura, después de comer frugaiísimamerite y llegada la hora de la siesta, quedóse dormida en un sillón, evidentemente cojo y un si es ó no es manco, de los que constituyen su mo¬ desto pero honrado ajuar; y como la po¬ bre chica estaba reseca por todos cuatro costados, al par que preocupada con la marcha de algunas amigas á los baños, no es chocante que la sobreviniera, á poco de entregarse á Morfeo, una pesa¬ dilla muy curiosa que paso á referir á
ustedes.
Hay que advertir que su última refle¬ xión antes de dormirse fué ésta:—«¡Dios mío! ¡A los perros los llevan á tomar baños y á mí no! ¡Quién fuera perro!»
Con esta idea, quedó Pura como un cesto, y al poco rato representósela en sueños su señora madre, (que es una se¬ ñora bastante bestia) conduciendo una bolsa de raso llena de oro, con la ins¬ cripción siguiente: «5.000 pesetas para que Purita vaya á la playa que quiera y se remoje todo lo que guste.»
Loca de alegría porque iba á dar en la cabeza á las de García y las de Trinque¬ te y á las de Pelusínez, y á todas las afortunadas amigas q«ue la habían hecho rabiar con los preparativos del veraneo, se había comprado catorce vestidos para lucirlos en la playa y en los soiréea del balneario y nueve sombreros de distin¬ tas formas con gasas, cintas, flores, al¬ cachofas, lagartijas, rábanos y peras de
don Guindo,

Había tardado en hacer el mundo diez
días (tres más que Dios) y había llegado á la costa cantábrica llena de preten¬ dientes, de comodidades y de ilusione»
de las más sonrosadas.
Ya se veía en el agua luciendo capri¬ chosísimo traje de baño, jugueteando con los cangrejos, toreando á los besu¬ gos, tirando de la lengua á los lengua¬ dos, sacando á las madreperlas sus re¬ dondas y diminutas hijas y poniéndose¬ las ea las orejas; y otras veces, dando saltos mortales sobre algún atún, su¬ mergíase en el agua para conferenciar
durante un cuarto de hora con tal cual
pulpo de buena familia, que pataleaba de gusto bajo las ondas, saliendo des¬ pués á flote, risueña y tranquila en me¬ dio de los aplausos de mil curiosos que ante aquellas formas esculturales se chupaban los dedos, después de mirarlas con buenos gemelos y malas inten¬
ciones.
Por las tardes era la reina del paseo, se llevaba la atención de lo» veranean¬
tes, magullaba más de cuatro corazones de otros tantos bañistas y revolvía la
acreditada bilis de centenares de mucha¬
chas envidiosas de tanta elegancia y de
tanto atractivo.
Los halagos incesantes y la brisa del Océano, en colaboración, la habían heeho engordar y adquirir colores hasta hasta el punto d® que la fealdad que tantas veces la habían puesto de mani¬ fiesto los espejos de Madrid, habíase tro¬ cado en belleza marítima de primer
orden.
Los cronistas del balneario s® hacían
lenguas, ó mejor dicho, plumas, de las cualidades de Pura y mandaban á sus respectivos periódicos noticias diarias de
ella, á cambio de cuatro sonrisas cantá¬
bricas y alguna que otra esperanza ve¬ raniega.
¿Y en el concierto nocturno ó en la
función teatral?
Allí se repetían los agasajos y los pi¬ ropos; y al día siguiente, vuelta á playa, á lucirse entre las compañeras de ola y á eclipsarlas (con permiso de Flammarión), llevando siempre detrás á la ma¬ má, cuya falta de sentido común, l®jos de ser censurada, era elogiadísima por los amigos, hasta el extremo de que en ¬ contraban muy natural que la buena señora dijese «médico meópata,» «las pastafloras del tranvía,» «morrión glacé y otros disparates por el estilo.
¡Pobre Pura! Cuando soñaba que, después de varios chapuzones entre las encrespadas olas,
era conducida á una roca en brazos de
un bañista joven, millonario, amable y bien configurado, que la ofrecía su ma¬ no. y con ella, un porvenir delicioso, dos golpes efectivos de la madre la cor¬
taron el hilo d@ sus felices ensueños,
dando por concluida la temporada de baños imaginarios y volviéndola brus¬
camente á la vida real.
—Pura.
—Purita...
—Despierta y escúchame. —¿Eh? —Mira, mientras tú dormías he estado
pensando una cosa. —¿Qué, mamá? —Que te convendrían los baños de
mar.
—¡Ya lo creo! ¿Me llevarás? ¡Qué gusto!
—¡Si no tenemos dos pesetas! —¡Es verdad! Entonces...
—Tomaremos un baño.
—¿Uno nada más? —Sí; lo tomaremos aquí cerca. —¿Pero un baño de mar? —No, hija: un baño de zinc. Lo al¬ quilaremos y aquí le daremos aspecto marítimo en menos que canta u-n con¬ grio. —¿Cómo? —Echando en el agua gal muera, pedruscos, caracoles, algas marinas* can¬ grejos y peces de colovesv

—Pero ¿y el oleaje? —De esto me encarg® yo. Con el foelle de la cocina (si está útil) ó con mis acreditados resoplidos, muevo yo no sólo, él agua de un baño, sino el de toda una temporada.
A los cuatro días, Pura, resignada an¬ te la realidad de las cosas, pero sin olvi¬ dar su referido sueño, comenzaba á to¬
mar una serie de baños caseros, zambu-
llándose en el agua de su recipiente de zinc, puesto en media de la cocina y provisto de todos los elementos antes ci¬
tados.
La madre, después de revolverlos con
una badila, simulaba con su fuelle na¬
tural las olas bravias; y los cangrejos, una vez prestado su servicio acuático, por la noche formaban parte de la cena sumergidos en su correspondiente ca¬ zuela de arroz. ¡Qué ricos estaban!
¡Pobre Purita! ¡Buena temporada de baños ¿verdad? ¡Qué diferencia de la
realidad al sueño!
Juan Perez Zuñiga.
«non— ii
LA FULLA
—Fulla mustia y perduda Del verd ramatje caiguda, Ahont t’en vas—Jo no ho sé; Tomá’l vent qu’ahi brunzia L’ausina qu’en sostenía, ¡Deu sab derná ahont seré!
De llevó’ ensá la ventada
M’ ha duit sempre rosseguda Cap amunt y cap avall,
De mitxorn á tramontana,
Del comellar á la plana, De la montanya á la valí.
Jo m’en vaixt ab dols conhort
Ahont se vulla’l vent m’en port, Ni me playn ni res esper;
Vaitx allá’hont va tota cosa, Ahont va la fulla de rosa Y la fulla de llorer.
M. Obrador t Bennassar.
Agricultura
SOBRE ALGUNAS COCHINILLAS BE US PLANTAS
QUE DAN ORIGEN A LA NEGRILLA
VI
Cochinilla del olivo
LECANIUM OLEAS (BERNARD;
Sinonimia: CoccuS oleae (Latreille); Coccus oleae (Fabr.); Kermes oleae (Ber¬ na rd): Cocciniglia nada, en italiano.
Las cubiertas secas de la hembra, su
inmovilidad y el estar fijas sobre las hojas y ramillas, dan un aspecto carac¬ terístico á los olivos atacados por esta cochinilla, hasta el punto de no confun¬
dirla nunca con otra enfermedad el que la ha visto una sola vez.
Tan fácil de distinguir es este insecto que poco nos hemos de detener en su descripción.
Su biología es muy parecida á la de otro ya descrito (el Lecanium hesperidu?nj; fecundada la hembra en Mayo, pone los huevos, protegiéndolos cou su propia cubierta, y éstos se avivan trans¬ currido un mes próximamente.
La forma macho es difícil de encon¬
trar, diciendo de ella el profesor Alvi «que es tan distinto de la hembra que parecen animales de género diferente. El primero tiene un cuerpo prolongado, deprimido, de un color rosado moreno. La cabeza es pequeña, provista de dos largas antenas plumosas y de un pico rudimentario; el abdomen termina en dos prolongaciones más largás que el cuerpo, y las alas son completamente
transparentes». La hembra joven se parece á; las-- filo¬
xeras jóvenes también, más- al llegar al
estado adulto se recubre con un capara¬

zón moreno obscuro, algunas veces gri¬ sáceo, de forma oval, un taato redon¬ deado por detrás, rugoso, con una pro¬ tuberancia longitudinal y dos transver¬ sales en el dorso, de 4 á 5 milímetros de longitud, con antenas de ocho artejos, y
sólo seis al estado de larva. Cuando la;
puesta se ha verificado, el cuerpo he¬ misférico, privado de piés, se deseca so¬ bre los huevos, queda fijo á la cara in¬ ferior de las hojas y les sirve de cubier¬ ta protectora.
Los huevos hemos dicho que se avivaá
durante el mes de Junio, saliendo la» larvas por la escotadura que hay en la
parte posterior de la cubierta y espar¬ ciéndose por las partes verdes del árbol.
Esta cochinilla ataca, además del oli¬
vo, al laurel-rosa, la higuera, el naran¬ jo, etc.
VII
Cochinilla de la higuera
CEROPLASTES RUSSI (SIGNORBT-COLVÉe)
Sinonimia: Cohmnea testudinata,
(Targ.); Cocciniglia del fleo, en italiano. Algo anormal parecerá á los le«tores:
que al lado de Signoret y separado por un guión aparezca el nombre de Colvée, siendo lo usual que sólo vaya un nom¬ bre; más á nosotros nos ha parecido que tanta importancia como se le pueda con¬ ceder á Signoret en la descripción de es¬ ta cochinilla le alcanza á Colvée por ha¬ bernos dado á conocer la forma macho, desconocida por muchos entomólogo* extranjeros.
La biología de este insecto no presenta nada de particular: en los primeros días de Junio salen las larvas, todas juntas y en gran número, de los huevos que protegía la cubierta de la madre; se es¬ parcen estas larvas por el árbol y se fijan
en las ramas. En otoño se verifica la
unión de los sexos, y durante el invierno depositan los huevos que, como hemos dicho, quedan protegidos por el cuerp®'
de la madre.
Pasemos á la descripción del insecto. Hay una primer época en qu® la cu¬ bierta presenta los mismos caracteres, ya cobije un macho ó una hembra, sien¬
do éstos: forma central ovalada, doble
larga que ancha, abovedada, con uná depresión normal á la longitud; á esta parte central la rodea otra á manera de
festón, dentellada, estando formado» los
dientes por pequeños triángulos isósce¬ les, de diferente tamaño según el lugar que ocupan. Ya se ha dicho que esta forma es común á machos y hembras, salvo ligeras diferencias de color y ta¬ maño, pero á medida que va progresan¬
do el desarrollo se van diferenciando las
cubiertas, merced á los cambios que su¬
fre la de las hembras, pues las de los machos permanecen siempre igual.
Las cubiertas femeninas se distinguen de las masculinas por un tinte ligera¬
mente rojizo que aparece en la línea di¬ visoria entre el cuerpo central y el fes¬
tón: este reúne sus diferentes dientes
por sucesivas transformaciones, quedan¬ do dispuestos en placas laterales y casi perpendiculares al plano de la hoja so¬ bre que descansan; el cuerpo central se
eleva sobre el nivel de los festones. Cuan¬
do la substancia cérea ha adquirido poco*
desarrollo, la hembra conserva la for¬
ma ovalada, tiene un color sonrosado y los festones, que sobresalen mucho, le'
dan un aspecto especial. A medida que
aumenta el desarrollo se redondea más
la parte central y toma un tinte grisᬠceo, hasta que llega un momento en que
la cubierta femenina aparece como una1 media esfera lisa, rodeada en su base
por un pequeño rodete formado por las' indicadas. Cuando se desprende natural¬ mente la capa cérea deja ver una cubier¬ ta lisa completamente, de color achoco¬ latado y de forma globular.
La hembra, en el estado embrionario, tiene antenas de seis artejos, patas lar¬ gas, y la tibia y el tarso de igual longi¬
tud.
E4 macho, tiene la cabeza pro'uai&es^

SOLLER

2

te, con dos ojos en la parte anterior y en señe el peligro y cuanto difunda el hᬠigual, ni malestar más hondo en la pro¬ setenta años no han podido abatir, la Francia, y lo más sensible de estos des¬

la media posterior otros dos de color ro¬ bito todo es necesario para conseguir la piedad, ya que han resultado hasta ahora que ve por él y devana bajo su dictado órdenes es que estén justificados, mere¬

jizo. Antenas de diez artejos; tórax igual victoria contra la tradición, la ignoran¬ poco manos que inútiles los remedios ó la eterna madaja de nuevas aventuras. ciendo en el fondo, la aprobación de las

á la mitad del cuerpo, abdomen volu- cia y la incuria en que vivimos referen¬ paliativos que se han buscado para ha¬ La próxima ceg'uera no influye en el vi¬ personas sensatas aunque en la forma

xninoso. Alas grandes, largas, poco ova¬ tes á la salud pública, fuente la más fe¬ cer más llevadera la suerte de la vini¬ gor de su imaginación errante.

resulten repugnantes y muy sensibles.

ladas, con bordes casi paralelos y extre¬ cunda de la riqueza de las naciones y cultura francesa y en particular de la El «Pueblo aéreo» publicado hace ape¬ Nuestros políticos, acostumbrados á

mo redondeado.

manantial siempre de progreso; pues de¬ del Mediodía, pues á los precios á que se nas ocho días, es su 99° volúmen. Tra¬ esta odiosa guerra de personalismo, no

Las cubiertas de esta cochinilla recu¬ trás de cada medida de higiene hay un vende actualmente el vino no se paga bajaba en el 100° cuando una crisis le se preocupan de otra cosa más que en

bren á veces casi por completo las ra¬ tesoro y una conquista para la libertad siquiera el corte de las uvas.

obligó á meterse en cama. Afortunada¬ buscar medios para molestar á sus ad¬

mas. ramillas, hojas y frutos de la hi¬ y la cultura del país.

En estas condiciones nuestros compa¬ mente la crisis fué de corta duración, y versarios y nos ofrecen gratis estos es¬

guera.

En la siguiente me ocuparé de la se¬ triotas comprenderán perfectamente la suponemos que á estas horas el incansa¬ pectáculos, algunas veces pagados por

E. López Guardiola.

gunda conclusión.
Antonio Espina.

escasa estima que han de tener forzosa¬ mente nuestros vinos, puesto que los más baratos no podemos cederlos á me¬

ble autor, de tantas obras maravillosas
habrá podido reanudar su trabajo. Su aspiración del momento consiste en ter¬

ellos mismos y otras traídos por el afan en servir á sus amigos, en perjuicio siempre de los fondos municipales.

Sección Científica

~-*m=s¡anms>&s&ss¡sssm~
Actualidades

nos de 22 francos el hectólitro. Por eso
esas calidades no se vende apenas y lo único y poco que se pide es el superior y especialmente los selectos del Priora¬

minar ese centésimo volúmen antes de
que se apague por completo la luz de sus ojos.
En las horas de descanso, que no son

Hora es ya de que acabe este mo¬ do de ser de nuestra corporación muni¬ cipal y desaparezcan los concejales sin criterio propio que suelen votar siempre

CONTRA LA TUBERCULOSIS

Agravación de la crisis vinícola en

to, Alicante. Cariñena. Huesca y clases muchas, y en sus conversaciones litera¬ con la invariable frase lo cqiCa dit aquesl similares, con las cuales se puede en¬ rias, que no son frecuentes, se complace señó señalando con el dedo el caciquillo

El Dr. Espina, miembro de la Acade¬
mia de Medicina de Madrid y represen¬
tante de España que ha sido, en el Con¬ greso británico contra la tuberculosis, publica en til Español el articulo que á
con ti n u aci ó n tra hscri b i mos.
I
«Siendo el esputo el principal agente de contagio, deberemos disciplinar la -expectoración y escupir allí donde pue¬
da «eCdestruídoi»
Esta conclusión encierra dos proble¬ mas de alguna dificultad en la práctica. El primero, que el público sepa que hay gran diferencia entre escupir y expecto¬ rar; pero que ambas cosas soa perjudi¬ ciales cuando ios productos se arrojan al suelo en las casas, teatros, carruajes pú¬
blicos de toda clase* escuelas, clases de Universidad, iglesias y en donde se reú¬
nan varias personas.
El esputo y la saliva se componen de dos partes: uua acuosa, inofensiva; otra sólida, vehículo y vector de pus, células orgánicas y multitud de bacterias pro¬

Francia
Para que no extrañen los que nos fa¬ vorecen con sus cartas y consultas las contestaciones que nos vernos obligados á dar á la legitima pretensión de buscar colocación á sus vinos, consideramos ne¬ cesario hacer presente una vez más el
estado actual de los mercados de esta
nación, no solo para los vinos españoles, sino para los mismos franceses.
Desde que se va acentuando la creen¬ cia de que Francia se aproximará este
año á una cosecha de 60 millones de
hectolitros, son muchos los propietarios que á toda costa tratan de enagenar los vinos que guardan de la recolección an¬ terior, ya que ese es el único medio de proporcionar sitio á las próximas ven¬
dimias.
Más como en este caso se encuentran innumerables cosecheros de Francia y
de Argelia, pues el sobrante de 1900 se eleva á muchos millones de hectolitros,
y todos se dan prisa para vender, de ahí que los precios hayan bajado hasta lo

grosar el caudal de los Burdeos y Bor¬ donas y servir al propio tiempo para re¬
forzar determinados vinos de otras re¬
giones. Por las citadas causas también nuestra importación vinícola para 1901 será la menor de 20 años á esta parte, pues con seguridad no llegará á un mi¬ llón y medio de hectólitros.
Antonio Blavia.
jDirector de la Estación Enotécnica
de España en Cette.
La vuelta al mundo en 63 dias
Gastón Stiegler. el simpático é intré¬ pido redactor del «Matin», que, por cuenta de este periódico, salió á dar la vuelta al mundo con el propósito de ve¬ rificarla en ei menor tiempo posible, ha regresado á París después de haber em¬ pleado en su vertiginoso viajo circular 63 días. 10 horas y 20 minutos.
Poco antes de partir Stiegler para esta excursión de prueba, emprendióla en orden inverso Mr. Turot, redactor del

en recorrer, como en una especie de pe¬ regrinación retrospectiva, su largo pa¬ sado laborioso, desde la edad de treinta años, en que experimentaba el irresisti¬ ble atractivo del teatro y fué durante al¬ gún tiempo secretario general del Líri¬ co, basta la serie no interrumpida de
sus triunfos de novelista.
Pero, en razón de las circunstancias,
la novela suya que más se ha recordado de un par de meses á esta parte, es La
vuelta al oriundo. Fué un artículo del
«Siécle», leído por casualidad, el que le proporcionó la idea generadora de su
obra famosísima. El autor del artículo
demostraba en él la posibilidad teórica de la vuelta completa en ochenta días; pero aquella demostración parecía no dar lugar más que á una série algo mo¬ nótona de capítulos geográficos. Ya no
se acordaba más de ello, cuando en me¬
dio de las investigaciones para alguna otra novela análoga cayó en la cuenta de que un viajero que describiese, de Este á Oeste, un radio completo en torno del globo, ganaría veinticuatro horas

del partido en que militan.

J. M.

Crónica Local
El domingo último por la tarde, tuvo lugar en la plaza de toros de esta villa, la anunciada corrida de novillos, siendo presidida por el señor Alcalde D. Juan
Canals.
La cuadrilla, dirigida por el diestro mallorquín Jaime Ciar (Moreno) estuvo trabajadora y con deseos de complacer á la numerosa concurrencia que llenaba los tendidos de la plaza. Los cuatro toros lidiados procedían de la ganadería de D. José Bibas, vecino de Son San Martí.
La banda de música Unión Sollerense
que dirige D. Mateo Galmés, tocó, du¬ rante la velada del anterior domingo, es¬ cogidas piezas de su repertorio, en el ca¬
tafalco instalado en la Plaza de Consti¬

ductoras de enfermedades y, sobre todo, inverosímil é inconcebible y se resista «Journal», por cuenta de este periódico, sobre la fecha del calendario.

tución, viéndose ésta regularmente con¬

de la terrible bacteria de la tuberculosis. la prensa española, según hemos visto, y la competencia hizo que resultara más Aquello era su principio de Aquime- currida.

Pues bien: la conclusión del Congreso á dar crédito á lo que dicen algunos pe¬ interesante la empresa de uno y otro des, la intriga, el argumento, el interés

úiende á evitar la difusión de esta parte riódicos de París.

periodista.

necesario de su narración: su globe-trot-

El miércoles, á las siete de la mañana,

sólida, que se esparce con el polvo de la

A nuestro modo de ver no hemos lle¬

Las circunstancias han contrariado á ter volvería, después de fabulosas peri¬ llegó á este puerto, procedente de Cette

atmósfera, y cuya resistencia en los gér¬ gado todavía al fin del desastre vinícola. Turot en varias etapas de su viaje, prin¬ pecias, vencido y arruinado en aparien¬ y Barcelona, el vapor León de Oro, lle¬

menes para difundir la enfermedad, es inconcebible, pues resisten á todas las
causas de destrucción, incluso el calor
-seco de la atmósfera, y necesitan tempe¬ raturas mayores de 70 grados para no

Portentosos esfuerzos realiza Francia
para hacer frente al terrible malestar que siente el agricultor, pero todo hace prever que los medios de que puede echar mano, con ser importantes, no

cipalmente en su navegación accidente
por el ri® Amor, á través del Asia, mien¬ tras que todo favorecido á Stiegler. que
habrá llevado á su contrincante aún no
se sabe cuantos dias de ventaja, y ven¬

cia, pero rico y triunfante en realidad sin que notara su afortunado error hasta
el último momento.
Ya no faltaba sino elegir un inglés para protagonista. Porque antes de que

vando gran número de pasajeros y va¬
riada carga.
Saldrá para los mencionado^ puntos, mañana domingo por la tarde.

producir por inoculación la tuberculosis.
Con la conclusión del Congreso se au¬ toriza toda persecución del esputo y la salival ya recogiéndolo en escupideras
de bolsillo, de uno de los innumerables
modelos que se han inventado, ya ha¬ ciendo uso, como queremos Flugge. de «Breslau, Schorroter, de Viena, y yo, de

llegan ni de mucho al alcance de la su¬ prema crisis porque atraviesa su vini¬
cultura.
Algunos vinos blancos del Mediodía que al principio de la campaña se ven¬ dían á 15 y 16 francos el hectólitro, tipo ya no caro, se venden hoy á 2 francos. Bastantes de los rojos se cotizan de 1

ciendo con una diferencia de cerca de diecisiete días el famoso record de Fhi-
leas Fogg. ese héroe imaginario á quien
Julio Ver.ne hizo dar la vuelta al mundo en 80 días, con asombro de varias gene¬
raciones.
El padre literario de Phileas Fogg, le¬ jos de tomar á mal que Gastón Stiegler

el «Matin» hiciese de esta carrera terrá¬
quea una experiencia práctica, solo un inglés era capaz de semejante locura. Dos meses después. Phileas Fogg, escol¬ tado por la gracia de Adoua y el buen humor de Passepartout. salía para la imprenta y para un éxito triunfal. Si se ha dejado vencer por Stiegler. es porque

Hemos recibido del Ayuntamiento de
Alaró una atenta comunicación escrita
en lengua mallorquína, por la cual nos participa que la fiesta que los vecinos de
paj dicha villa dedican anualmente á su
trón San Hoque, se proponen celebrarla en el presente, con mayor esplendor y

papeles de retrete ó pañuelos japoneses franco á 1.75 el hectólitro. Los destina¬ haya quitado al legendario globo trotter este ha sabido unir á toda la sangre fría lucimiento, con motivo de la inaugura¬

de papel, que se queman con mayor fa¬ cilidad y economía que se lava un pa¬ ñuelo de los ordinarios, que hasta llegar
á casa van infectando nuestros bolsillos
.é impregnando nuestros surcos de las uñas, que si no tenemos la •precaución d» desinfectarlas mezclan el pan y algu¬ nos alimentos de aquellos gérmenes tan
peligrosos para propios y extraños. Si en la calle se resuelve el problema

dos á la caldera llegan á pagarse á 70 céntimos el hectólitro y en esto no se ha dicho aun la última palabra.
No se crea empero que los vinos á que hacernos referencia sean defectuosos,
pues á parte los que hemos probado de los adquiridos recientemente por nego¬ ciantes de Cette, poseemos muestras que ponemos á la disposición de quien quie¬ ra, que prueban nuestro acertó. Como á

la aureola que hasta ahora había ceñido
su frente, abandonó un momento su re¬
tiro de Amiens para trasladarse á la es¬ tación del ferrocarril y felicitar al redac¬ tor del «Matin», á su paso por dicha po¬
blación.
Ello es natural; Stiegler, en cierto modo, es también hijo del popular no¬ velista. pues en éste recae el honor de la vuelta al mundo que el redactor del

de su imaginario competidor, la ventaja del Transiberiano para cruzar el Asia, la de Yancouver como puerto de desem¬ barque, y la de viajar solo. De la soledad se verá sin duda compensado con creces
en la buena ciudad de Paris. donde no
faltan Aoudas apasionadas por todo lo novelesco y propensas á premiar con su
amor á los hombres bastante audaces
para-convertir en vida las novelas más

ción de la luz eléctrica que un activo, emprendedor y desinteresado hijo de aquel pueblo acaba de instalar.
El mencionado Ayuntamiento se com¬ place en invitar, en nombre del vecinda¬ rio, á todos los que quieran honrar el pueblo, asistiendo á las Éérias y Fiestas que se celebrarán durante los días 15, 16, 17 y 18 del corriente mes de Agosto,

con este sencillo medio de obtener la colmo podemos citar el hecho de que «Matin» acaba de efectuar. La idea ini¬ extraordinarias.

cuyo programa, aunque modesto, es de

destrucción del esputo, en los espacios una casa de aquí ha comprado 250 hec¬ cial ¿no se debe á Julio Verne? No se Al anunciarse el viaje de Stiegler. el esperar será del agrado de los que esti¬

cerrados ya dichos, el problema es mu¬ cho más fácil. En este Congreso se batí presentado por Schorroter. de Viena,

tolitros de Bourret, que es como si dijé¬ ramos vino blanco escogido, á 2 francos
el hectólitro.

puede, pues, felicitar al ejecutor de la
vuelta al mundo en 63 días, sin felicitar
antes al autor de la vuelta al mundo en

«New York Journal» fué á proponer á Julio Yerme que diese la vuelta al mun¬ do por cuenta de este periódico.

man las viejas usanzas de nuestra que¬ rida Boqueta.

unos modelos de escupideras destruibles

Pero no es esto todo, por lo mismo SO dias.

•—Ni mis achaques ni mis años me lo

Leemos en El Eco de Tabasco, perió¬

por el fuego, de papel y cartón, que que son muchísimos los que tienen ne¬ En la tranquila Amiens. que parece permiten, objetó el novelista.

dico que se publica en San Juan Bautis¬

construye á muy bajo precio la casa de Lowit (Stiftgasse. 19) que deben adqui¬ rirse por todo establecimiento benéfico para evitar los peligros de toda clase con las antiguas escupideras de materias só¬ lidas, y sobre todo, las de mango de uso
corriente en las casas de esta clase de
enfermos, y que á veces están todo un día llenas y se vierten en letrinas y no pocas veces en el suelo y en las alfom¬

cesidad de vender y pocos los que les precisa el vino, apenas hay quien com¬ pre. encontrándose el propietario á las puertas de la nueva cosecha, sin lugar en sus bodegas para colocarla y obliga¬
do á efectuar serios desembolsos para
proporcionarse envases. Es más. el piperio francés, que ya andaba escaso des¬ de principios de año. falta hoy casi en
absoluto, siendo esta la causa de que

dormir al arrullo de los siete brazos del
Soma, hay un boulevard, más solitario que los otros, y en este boulevard una casa más. silenciosa que las demás. En esta una especie de claustro confortable, en que ningún ruido humano, á excep¬
ción de los refunfuños de una criada
sorda y de las entonaciones discretas de una mujer cariñosa, turba el recogi¬ miento apacible.

—No tenemos necesidad de vuestro
vigor, sino de vuestro nombre, replicó
el emisario del «New York Journal».
Firmad y lo demás corre por nuestra
cuenta.
—Imposible, añadió, Julio Verne. —Podéis fijar vos mismo el precio,
continuó el americano. Por mucho que
pidáis, est©3r autorizado á cerrar el trato.
—Pues bien, dadme la vista que me

ta (México) que nuestros paisanos y esti¬ mados amigos D. Antonio y D. José
Pastor Marqués, han establecido en aquella ciudad una importante fábrica de ladrillos, mosaicos hidráulicos y venecia¬ nos, la cual, adquiere de día en día no poca popularidad.
Nos alegramos do ello y con gusto
transcribimos la noticia en estas colum¬

bras. constituyendo todo un invierno y por centenares ó por miles, llegan á es¬

En la calma de los seres y de las co¬ falta, contestó con una amarga sonrisa nas.

á veces años enteros, pues tal es la resis¬ tos puertos pipas ó bocoyes de todas sas. la imaginación del amo de la casa ese viejo Homero del espacio.

tencia del bacito, un foco de infección clases, procedentes de España, que has¬ es la única que representa el movimien¬

(De Paris Nouvelles)

Según noticias que tenemos por, verí¬

para toda la familia.

ta ahora se han vendido regularmente to. Esta ha viajado durante do* meses

dicas, existe el propósito de que el vapor

Estas nuevas escupideras so queman bien, destinados á suplir la falta de los sin descanso, en el Nord-Express, y en

León de Oro, verifique, como en años an¬

en la chimenea ó la cocina y queda todo purificado, seguramente. Así, pues, la primera conclusión del Congreso quiere decir que no se debe escupir en sitio donde inmediatamente no se pueda des¬ truir el esputo, y que así como se ha conseguido evitar el espectáculo deni¬ grante de aquellas poblaciones inunda¬ das de orinas y escrementos, se debe

envases franceses. Por esta razón hay
cierto clamoreo entre los constructores
de piperio y al propio tiempo que nos piden direcciones de casas españolas que
vendan duelas ó madera de castaño, tra¬
tan de solicitar del Gobierno de Paris
que imponga derechos más elevados á las pipas y bocoyes que procedan del extranjero.

el Transiberiano. á lo largo del rio Amor y á través del Océano Pacífico; ella ha cruzado á toda máquina el continente americano, y después de regresar á Pa¬ ris en la persona de Stiegler, ha vuelto á emprender sin duda la exploración fantástica de los mundos imaginarios.
El pensamiento de Julio Verne lia rea¬
lizado esta vez la vuelta al mundo no ya

Tribuna pública
Quien siembra vientos recoje tempes¬
tades. Esta máxima salía de los labios de
un concejal de nuestro Ayuntamiento al
terminar la sesión celebrada el sábado
último á la que asistió numeroso públi¬ co. que por cierto, no guardó las formas

teriores qn viaje de recreo al pintoresco Torrent de Bareys. Así lo han solicitado numerosas personas de esta localidad y D. Juan Tidal, dueño de la acreditada fonda La Marina, se ha encargado de. llevar á cabo la escursión proyectada pa¬ ra el domingo 18 del actual, si reúne su¬ ficiente número de pasajeros.

llegar hoy y en poco tiempo á que desa¬

En Cette. Béziers, Narbona, Montpe- en 80. sino en 63 días, felicitándose de que exige la ley en tales casos, sin que la

Al efecto han quedado abiertas en el

parezcan las repugnantes escenas de di¬ fundir el esputo por todas partes, desde
la más humilde buardilla hasta el más
encopetado salón; desde el tugurio más
hediondo al teatro más aristocrático; desde ei club á la taberna, desde el sitio
de recreo al lugar de la oración y el re¬ cogimiento.
Letreros, consejos, conferencias, de¬

llier. Nimes. etc. no es raro ver en ta¬
bernas ó en establecimientos parecidos, rótulos que'dicen vino natural á 45. cén¬ timos los dos litros, vendiéndose las cla¬ ses superiores á 10, 15 y 20 céntimos el litro. Entiéndase que esto es al detalle y después de haber pagado el expendedor 3, 4 ó 5 céntimos por litro de derechos
de consumo.

que la realidad haya vencido á su ima¬ ginación y que el redactar del «Matin» haya triunfado sobre el campeón de In¬ glaterra y de la leyenda. Con Stiegler vuelve á triunfar el gran novelista.
El exceso de trabajo ha apagado casi la luz de sus oj®s. de tanto mirar en el
infinito de la ciencia y del universo. No
puede ya leer ni escribir, y es su compa¬

autoridad á quien correspondía intentara poner órden y hacer respetar el local co¬
mo es debido.
No es la vez primera que estas asoma¬ das. vienen á turbar la tranquilidad de nuestro pueblo, obligado á demostrar mas cultura que otros de su importan¬ cia, por el continuo viajar y la perma¬ nencia temporal de muchos de sus hijos

domicilio de dicha fonda y en todos los cafés de esta población las listas de ex¬ pedicionarios, las cuales quedarán cerra¬
das el día 16 del corriente raes.
El precio de ida y vuelta, además de
una espléndida comida compuesta de
tres platos y postres, que será servida por la fonda La Marina en lina improvi¬

mostraciones, proyecciones, cuanto en¬

Jamás en Francia se ha visto cosa ñera, una afable y vigorosa picarda, que en ciudades importantes de la culta sada mesa que se montará frente á la

8

SOLVER

desembocadura del torrente, lia sido fija¬ lieron las otras introducciones hechas

Entonces el Sr. Estades usó de la pa¬ de un asunto de otra índole, pero tratán¬

Miércoles, dia 14, ú las tres y medía

do en 5 pesetas por persona.

que ascendían al número de unas treinta labra y manifestó lo siguiente: Esta voz dose de un fraude comprobado no pode¬ de la tarde, se cantará el oficio divino en

Reina bastante entusiasmo y dado el precio sumamente módico que háse esta¬ blecido no dudamos podrá llevarse á la

y seis, porque tan culpable le considera¬ ría por unas como por otras. Después de esta manifestación que pidió constara en acta fué aprobada la anterior.

que he oido del público que ha dicho bien ai Sr. Coll y la actitud que se adivina en
ei público que nos escucha, puede obede¬ cer á un movimiento de generosidad ó

mos separarnos del cumplimiento de
nuestro deber.
Estos mismos que piden á gritos este acto de indulgencia para con un culpa¬

honor del misterio de la gloriosa Asura ción de la Virgen María, y al anochecer solemnes completas..
Jueves, dia 15, á las 9 y media, se

práctica el proyectado viaje y de veras El Sr. Estades también hizo constar indulgencia á favor del fiel del Puerto y ble, pensando lo que hacen con calma y cantarán horas y después la misa mayor

lo deseamos, para poder pasar un día fuera de la población, respirando las sa¬
ludables brisas marítimas y comtemplar
las agrestes soledades de la costa Norte
de la isla.

que lo dicho por el Sr. Coll no destruye nada de lo consignado en el acta y por tanto no hace ninguna observación.
Se dió cuenta de una comunicación de
la Administración de Hacienda, partici¬ pando haber nombrado vocales de la

en este caso consideraría esta actitud
hasta cierto punto pausibie y simpática. En el supuesto, pues, que esta actitud está inspirada en sentimientos de indul¬ gencia y generosidad, voy a ocuparme de lo que parece que en dicha actitud se

serenidad, acaso no lo pedirían, tíi suce¬
diera en la Administración de Consumos
algún detalle desfavorable á la recauda¬ ción, estos mismos que gritan ahora, aca¬ so serían los primeros en censurar el acto de indulgencia que hcy piden; traducién¬

á voces, con acompañamiento de armónium, ocupando el púlpito D. Antonio Caparé, Pbro. Por la tarde, después de
los actos de coro, tendrá lugar la proce¬
sión de costumbre.
Viernes, dia 16, á las seis de la maña¬

Aunque sea costumbre establecida, la

Junta Pericial á D. Miguel Pastor Castañer, D. Damián Canals Coll, D. Jaime

solicita. Respecto á indulgencia, como vulgarmente se dice, soy más papista

dole por nuestra parte en un acto de de¬
bilidad.

na, se Verificará el ejercicio mensual en honra do la Virgen del Oármen.

•di que siempre que el día de salida del Borrás Colom y D. Juan Aguiló Yalentí que el Papa; por carácter y por naturale¬ ¿Podemos nosotros disponer de cien

En el oratorio del Hospital.—Mañana,

vapor de esta matrícula «León de Oro», y suplentes á D. Guillermo Cas tañer za soy indulgente, de modo que si algu¬ mil duros que seguramente existen en domingo, á las cinco de la tarde tendrá

según el itinerario, corresponde al sába¬
do ó día anterior á uno festivo, retrasa en veinte y cuatro horas su salida, en el viaje que debe verificar á últimos de mes

Bernat y D. Juan Horrach Rosselló. De lo que se dió por enterada la Corpora¬
ción.
También se enteró de otra comunica¬
ción del Tice-Presidente de la Excelen¬

na vez en la vida, ya en el terreno pu¬ blico, ya en el privado, he de obrar con severidad, tengo que violentar mi carác¬
ter y mi manera de ser. Sé que ei Alcai¬ de dice á quien le quiere oir, que nunca

ei «Banco de Sólíer» y en la «Sucursal dei Crédito Balear»; de cien mil duros que son del «Banco» y del «Crédito Balear»?
No, absolutamente no. Pues tampoco po¬ demos disponer de nuestro voto a favor

lugar el ejercicio de los seis domingos consagrados*á San Luis Gonzaga.
En el oratorio de las Hermanas de la
Caridad.—Mañana, domingo, dia 11, á las cinco y media de la tarde, se celebra¬

las adelantará y saldrá de este puerto tísima Comisión Provincial, en la que me ha negado nada de lo que le he pedi¬ de la indulgencia que se pretende porque rá el piadoso ejercicio de la buena muer¬

para los de Barcelona y Cette, el viernes transmite la expresión de gratitud de do, y lo que le he pedido (al menos que este voto pertenece á nuestro deber.

te, consagrado al Santo Cristo de la Sa¬

dia 30 del actual, por haberlo así acor¬ dado la Compañía de Copropietarios del
mencionado vapor.

dicha Comisión por haber cedido este
Ayuntamiento el edificio de Santa Cata¬ lina del puerto para la instalación de la
Colonia Escolar.

yo recuerde) es precisamente indulgencia, en actos de extremado rigor que había realizado. Les voy á citar algunos de es¬
tos casos, que al mismo tiempo que de¬

Ante las continuas protestas del pú¬
blico el señor Estades cesó en el uso de
la palabra, manifestando antes que ei que sembraba estos vientos, recogería

lud, el cual se repetirá el segundo dra mingo de cada mes.

Damos la noticia para que la conoz¬

Se dió lectura á una instancia suscrita mostrarán esta indulgencia que vive in¬ las tempestades y que estos vientos que

can las personas á quienes pueda intere¬ por D. Matías Moner Pujol en la que nata en mí, demostrarán también ante habían sembrado altas personalidades

ÍBegistro Ci vil

sar.

suplica á este Ayuntamiento se digne estos señores (ya que el Alcalde dice que para herirle, sería posible sirvieran para

aumentarle la gratificación que percibe no me ha negado nada) que tampoco le derrumbar a los mismos que los habían

Nacimientos.

Ayer noche el Orfeón Republicano So- como encargado del reloj público de esta he pedido nada extraordinario.

levantado.

Varones 1.—Hembras 6.—Total 7

llerense pasé á obsequiar con una serena¬ ta á su Director D. Lorenzo Marqués, y
á D. Lorenzo Alou con motivo de cele¬

villa. Enterada la Corporación, acordó aplazar para la sesión próxima la reso¬
lución de la misma.
Se acordó que las cuentas de esta Cor¬

Recuerdo que no sé porqué, había multado en cinco duros a José Seguí,
que no sé por cual, impuso una multa de cinco duros á 1’ amo ’n Catañy, y que eu

En medio de las protestas por parte del público, el Sr. Presidente pronunció varias palabras que no pudieron oírse
distintamente y lina vez restablecido el

Matrimonios
Día 28, D. José Bisbal Escales, solté-ro, con D.a Antonia M.a Estades Coll,

brar hoy su fiesta onomástica.

poración Municipal pertenecientes al otra ocasión multó á Miguel García taber¬ orden, el Sr. Coll usó de la palabra di¬ soltera.—Dia 30, D. José Forteza Pomar

Cantó con bastante ajuste las piezas ejercicio de 1900 rendidas por el Depo¬ nero del Puerto. Para todas estas multas ciendo que después de lo que había sol¬ soltero, con D.a Isabel M.a Pomar Forte¬

JEls Cantors, Al Mar, Arre Moren y La
Marsellesa.

sitario de este Ayuntamiento, quedaran ocho dias sobre la mesa, para que pudie¬
ran ser detenidamente examinadas.

exageradas, le pedí indulgencia que me
concedió. Recuerdo que en una carta, que
creo conservar todavía, contestándome

feado el Sr. Estades, ei sería más corto.
—El Sr. Estades: No todo el mundo tie¬
ne la habilidad del Sr. Coll.—El señor

za, soltera.—Dia 8 Agosto, D. Bartolo¬ mé Mayol Alcover, soltero, con D.a Ca¬
talina Vicens Ferrer, soltera.—Dia 10

Durante la pasada noche han sido ro¬ badas unas setenta pesetas de la mesa escritorio de nuestro amigo D. Miguel
Barniza, sin haber sido hallada forzada ninguna de las cerraduras.
Tan luego como tuvo noticia del hecho el Comandante del puesto de la Guardia Civil, Sr. Lizana, se puso, con la fuerza á sus órdenes, á practicar las pesquizas

Acordóse pasaran á informe de la Co¬
misión de Obras varias instancias solici¬
tando permiso para verificar diferentes obras particulares.
Terminado el despacho ordinario el Sr. Presidente preguntó al Sr. Joy, si se acordaba haber concedido el año 1896,
época en que estaba encargado de la Al¬ caldía, permiso al destituido fiel del Puerto para efectuar su enlace matrimo¬ nial, fuera de esta villa; si recordaba la

acerca de lina de estas multas, me llamaba paño de lágrimas de los dejados de la mano
Dios. Y así sucesivamente en todos los
actos de mi vida concejil, acaso sin dar¬ me cuenta, obedeciendo á mi manera de ser, me he inclinado siempre al lado de
la benevolencia. En vez de un miembro
de justicia, como á veces se nos llama,
he venido á ser un intermediario entre
la justicia y los subordinados de la jus¬
ticia.

Coll: En eso V. me lleva ventaja. Como decía, seré más lacónico que el Sr. Esta¬ des y solo me limitaré á manifestar que puesto que el fiel del Puerto, se propone presentar testigos para probar la salida que tuvieron, ei aguardiente y licores de
tránsito efectuado el día 13 de Abril del
año 1896; cuyas sospechas sobre la efec¬ tividad de salida de dichas mercancías, fueron las pruebas fundamentales, en que más se fijó la mayoría dei Ayunta¬

D. Damián Arbona Gas tañer, soltero, con D.a María Ana Coll Mayo!, soltera.
Defunciones
Dia 4, Gabriel Aguiló Cortés, de 4 años, Manzana 8.—Dia 5, D.a Margarita Rullán Miquel, de 45 años, casada, Man¬ zana 22.—Dia 7, D.a Antonia Bujosa Rosselló, de 90 años, viuda, Isabel II.— Dia 10, D a Antonia Vidal Bisbal, de 75 años, soltera, San Cristóbal.

necesarias para hallar al autor del robo. fecha en que se lo concedió y el tiempo

Además de lo que llevo dicho, mi ca¬ miento para acordar su separación; en¬

de duración de este, manifestando que le rácter es bien conocido de todos. Tal vez tiendo debemos darle audiencia para que Este año serán contados los barrios hacía estas preguntas porque le habían tenga más vicios de los que creáis, pero los presente y si efectivamente resulta pro¬ MOVIMIENTO DEL PUERTO

que no hayan celebrado su fiesta cívicopopular.
Hoy y mañana la habrá en las calles del Cementerio, Unión, La Palma y de¬ más adyacentes. A los acordes de la ban¬

informado que el día 13 Abril de 1896, ya disfrutaba de esta licencia el referido fiel, á lo que contestó el Sr. Joy que, efec¬
tivamente recordaba haber concedido
permiso al citado empleado para efectuar su matrimonio, pero que dado el tiempo

no creo que nadie me niegue ni discuta la virtud, la virtud de la benevolencia y de la generosidad.
Sentados estos antecedentes, voy á ocupanpe de la indulgencia que parece
solicitarse á favor del fiel del Puerto.

bada su ignorancia en este asunto, debe¬ mos volver sobre el acuerdo y reponerle eu el empleo.
El Ayuntamiento acordó por unani¬ midad que ante la Comisión especial nombrada para entender en el asunto del

E MB AllC ACION ES PONDRA D A S
Día 28, de Ibiza, en 1 dia, laúd V. del. Carmen, de 14 ton., pat. 1). A. Balves, con 5 mar. y lastre.—Dia 28, de Capdepera, en 1, día, latid San Antonio, de 24

da de música del Sr. Galmés, fueron co¬ transcurrido no podía precisar la dura¬

Nosotros somos simples administrado¬ fielato del Puerto, presentara el ex-fiel, ton., pat. D. G. Rigo, con 5 mar. y las¬

locadas en la mañana del domingo últi¬ ción de este, ni la fecha en que se lo res de los intereses del municipio y lo los testigos que decía tener para compro¬ tre.—Dias 28 Julio y 7 Agosto, de Bar¬

mo, las primeras banderas.
Por las calles de esta localidad ha sido

concedió, añadiendo, que si se podía acreditar que en la fecha indicada dicho
empleado no estaba encargado del fiela¬

somos con la obligación de sujetar nues¬ tros actos á las leyes que nos rigen. Pues bien, uno de los artículos funda¬

bar la salida de las mercancías de trán¬ sito de 13 Abril de 1896.
El Sr. Estades hizo constar que cele¬

celona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 125 ton., cap. D. G. Mora, con 17 ma¬ rineros y efectos.— Dia 29 Julio, de Pal¬

paseado un hermoso buey que deberá ser to, no podía ser responsable del tránsito mentales^ de estas leyes que nos rigen, braría que el espresado ex-empleado re¬ ma. en 1 dia, laúd Internacional, de 27

repartido entre sus copartícipes esta que en la citada fecha debía extraerse es que debemos administrar con honra¬ sultara inocente, pero temía que todo lo ton., pat. ü. J. Fleixas, con 6 marineros

tarde.

y que si se podía atestiguar que no le dez. ¿Administraríamos con honradez per¬ que hacía para sincerarle resultara en y lastre.

Se nos dice que amenizarán la velada alcanzaba la responsabilidad por la ex¬ mitiendo que desempeñara el cargo de contra suya.

n M B A lie AC10 N ES DES l? ACH A DAS

|

de arabos días las dos bandas musicales
y que no faltará el acostumbrado baile al estilo del país.
-EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 3 Agosto de 1901 Fué presidida por el Alcalde Sr. Ca¬ ñáis y asistieron á ella, convocados por segunda vez, los concejales señores Coll, Estades, Joy, Riutort, Deyá y Cauals, (D. Damián).

tracción de las especies de tránsito no verificadas, consideraba debía reponérse¬ le en el cargo que desempeñaba.
El señor Coll manifestó que se había hallado ausente de la población casi to¬ dos los días de la semana y que esta no¬ che, al regresar, había encontrado en su
casa un recado del destituido fiel del
Puerto, en el cual le suplicaba manifes¬ tara en su nombre á la Corporación, que presentaría tres testigos que podrían probar y acreditar la salida y aplicación que había tenido el tránsito verificad© el día 13 de Abril de 1896; cuyas sospechas

fiel de nuestra Administración de Consu¬
mos, un individuo que nos ha sido infiel á nosotros y á los intereses que adminis¬ tramos? No, absolutamente no.
Aunque yo y el Ayuntamiento, si¬ guiendo nuestra natural inclinación á la indulgencia y aunque por otra parte de¬ seáramos acceder á esta petición que es¬ cuchamos, de reponer al fiel del Puerto,
cuyo deseo supongo lo tendremos todos por igual; cumpliendo con nuestro deber no podemos acceder á este sentimiento de indulgencia que acaso todos sentimos, ni podemos complacer á los que á voces

Ante la hostil actitud del público que pedía á gritos se repusiera al ex-fiel del Puerto y se destituyera al cura del mis¬ mo punto, el Sr. Alcalde levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Hoy, al ano¬ checer, se cantarán solemnes completas.
Mañana, domingo, dia 11, se celebrará la fiesta del Patriarca San Joaquín, can¬ tándose á las 9 y media las horas meno¬ res y después la misa mayor á voces con

Dia 30 Julio, para Palma, latid Inter¬ nacional, de 27 ton., pat. D. J. Fleixas, con 6 mar. y lastre.— Dia 31, para Bar¬ celona, vapor León de Oro, de 125 tone¬ ladas, cap. D. G. Mora, con 17 mar. y efectos.—Dia 31, para Ibiza, laúd San Antonio, de 24 ton., pat. D. G. Rigo, con 5, mar. y cemento.—Dia 31, para Alcudia, latid V. del Carmen, de 14 to¬
neladas, pat. D. A. Balves, con 6 mar.
y lastre.—Dia 2 Agosto, para Valencia, laúd Terrible Pastor, de 14 toneladas,
pat. D. F. Lacomba, con 6 mar. y lastre.

Leída el acta de la anterior, el señor sobre la extracción de este tránsito ha¬ solicitan la reposición del fiel del Puerto, acompañamiento del órgano (composi¬

Coll manifestó que había observado que no estaba continuado en la misma, su opinión referente al tránsito del dia 13 de Abril de 1896 que debía extraerse
por el fielato del Puerto, cuando al dis¬ cutirse el mismo, dijo opinaba se había

bían servido de fundamento á la mayo¬
ría de la Corporación para votar su des¬
titución.
Al terminar su manifestación el señor
Coll, salieron del numeroso público que presenciaba la sesión varias voces de

como seguramente desearíamos.
Por encima de nuestros sentimientos
y por encima de nuestros deseos de com¬ placer á los que nos piden dicha reposi¬ ción, está nuestro deber, que forzosa¬ mente debemos cumplir. Podríamos acor¬

ción de D. Juan Albertí Pbro.) y sermón que pronunciará ei Rdo. Sr. D. José
Marqués. Por la tarde, después de vís¬
peras y completas, habrá esplicación del Catecismo, practicándose en seguida el ejercicio mensual de las Madres Cristia¬

VV m U1o1 íLncl

de una porción de sola-
res eiTel punto más cén¬

trico de la Huerta conocido por el Canip

de sa Creu barriada de Can Retios.

El dueño informará.

extraido por el mismo conducto que sa- «bien», «muy bien».

dar un acto de indulgencia tratándose nas.

(15) FOÜ1UETÍM
ARIEL A
—Trabaja, me decía cuando la pureza me dominaba con su letárgica influen-
Ícia; trabaja, hija mía. porque quizás vendrán épocas desgraciadas en que sea para ti una obligación y una necesidad
I lo que hoy aceptas por recreo y distrac¬
ción. Trabaja, para que no des cabida en tu imaginación á ideas culpables que persiguen á los ociosos: los bienes de la tierra se disipan como el humo; las ri¬ quezas se pierden en una hora, pero la instrucción sólida y profunda nadie te la podrá arrebatar. Hoy eres rica, muy rica; tal vez andando el tiempo vengas á quedar pobre y entonces bendecirás á esta pobre mujer que quiso dejarte en el trabajo y la ilustración una fuente don¬ de puedas beber las saludables aguas del consuelo; un arma con que comba, til* los males de la vida.
—Piensa en Dios, me decía otras ve¬
ces: aprende á conocerle en sus obras, en su misericordia, en su piedad. Mira
inscrito su nombre en el nido de la po¬
bre avecilla, que. como la ñor de los campos, no siembra ni cosecha, y la
mano del Padre celestial la socorre, y

su piedad la alimenta. Contempla su majestad en la llanura azulada é inquie¬
ta de los mares: desciende á sus abismos
y examina sus riquezas; admira las per¬ las que ciñen tu cuello, el coral con que te adornas, los peces que te alimentan; dirige tu vista á los campos y elevándo¬ la luego al cielo, bendice al que del caos hizo brotar los mundos y que adornó el
firmamento con millones de estrellas,
que son alfombra de su planta. Ama á Dios en sus obras, Ariela: medita en su magnificencia y su grandeza, exami¬ nándote á tí misma, conjunto admirable de sus dones, criatura suya, hecha á su imagen; si los hombres meditasen y leyesen las páginas del gran libro de la naturaleza, comprenderían al Hacedor y serían mejores de lo que son; más ¡ay! que el bullicio y la disipación los cie¬ gan. se olvidan de todo lo que no sea el placer, y vemos á esos gusanos imper¬ fectos y mezquinos que se arrastran por el cieno de la tierra, negar á Dios y ro¬ dar al abismo como la piedra que, lan¬
zada desde lo alto de la montaña, va á
hundirse en las profundidades del mar. Así educada, desplegándose mi inteli¬
gencia bajo la acertada dirección de mis
Rebeca, formándose mi corazón al calor
de su ternura y vigilancia maternales,

fui creciendo en virtud y mi carácter al¬ tivo se tornó humilde, y mi impaciencia se trocó en una dulce resignación. La gracia de Dios, que descendía sobre mí
frente, acabó de transformarme.
Aún restaba algo que modificar y. aunque con trabajo, lo consiguió aque¬ lla criatura angelical que rae sirvió de
madre.
Tenía yo un carácter violento, apasio¬ nado. que no admitía el término medio
de las cosas: en un instante sufría ó go¬ zaba extraordinariamente; todo me ha¬
cía profunda impresión; era uno de estos seres nacidos para sufrir mucho por causa de su genio y que hacen padecer, casi sin quererlo, á cuantos les ro¬
dean .
— Modérate. Ariela mía. me decía
aquella santa mujer, con su admirable y seren a i nd u 1 gen cia. Ese ca ráeter p uede 1 abrar tu desgracia: no caigas lastimosa¬
mente de uno al otro extremo: acepta
las cosas en su justo término medio; mi¬ ra al cielo y olvida algunas veces á la tierra. No todo han de ser espinas, pero tampoco creas hallar siempre flores; hay luz y sombras, miserias y grandezas, elevación y pequeñez. Todas las cosas tienen su lado bueno y su lado malo, y debemos aceptarlas así, no fingiéndonos

siempre risueñas ilusiones ni tristes rea¬
lidades.
Yo la escuchaba en silencio y cubría su frente de besos y de lágrimas de
emoción.
¡Pobre mujer!... ¡Era una sarita!... —Este género de educación, estos consejos bienhechores y las lecciones saludables que me daba continuamente mis Rebeca, fueron despertando en mí ideas bienhechoras, y me hicieron co¬ rregir los defectos de mi carácter.
Todos los días, imitando á la bonda¬ dosa Fernanda, iba á la aldea á ▼ ¡sitar los enfermos y más de una vez curé las llagas de un pobre anciano que se incli¬ naba al sepulcro víctima de terribles dolencias; barría la humilde vivienda
de una pobre paralítica, le llevaba agua, comida, ropa: en una palabra, me dedi¬ caba siempre que mis ocupaciones me lo permitían, á remediar los infortunios y
llorar con los tristes.
VII
Cuando mi padre regresó de sus via¬ jes. otro nuevo dolor llegó á lacerar mi corazón, que aún no sentía cicatrizada la herida que en él abriera la muerte de
Fernanda.
Estaba enfermo, y de la misma cruel

enfermedad que nos arrebató á la piado¬
sa niña.*
Desde el día que nos convencimos de ello, empezarnos á trabajar con pruden¬ te celo para librar su alma de las negra» sombras del indiferentismo y del has-
tío.
Pero ¡ay! en vano agotó el padre Juan
los tesoros de su elocuencia, en vano hi¬
cimos grandes esfuerzos: su corazón era duro como el granito; para todo lo que concernía á prácticas devotas, se negaba
con firmeza.
Yo me refugiaba en ei dulce asilo que
me ofrecía el corazón inmaculado de la
madre de Dios y le pedía constantemen¬ te que tuviese piedad de mi padre y alumbrase su alma con el sagrado fuego-
de la fe cristiana.
En medio del jardín bajo una poética enramada de risueñas flores que le for¬
maban lindísimo dosel, alzábase una
imagen de la Virgen, obra sencilla de escultura que fué regalo de un artista extranjero que, apasionado de la belle¬ za de mi madre, quiso dejarle algún re¬ cuerdo que le fuese grato.
Allí dejaba yo todas las tardes mi ofrenda de lágrimas y de flores. En el raes de Mayo ceñía su frente de una co¬ rona de azucenas y jazmines, y ponía é

4
\_\_
PUBLICACIONES RECIBIDAS
UTIBANTE LA PRESENTE SEMANA
La Escuela Práctica.— Sumario del no 15 de la 8.a .serie.=Sobre la nece¬ sidad de hacer hablar á los discípulos en
clase. Ejercicios de lectura y lengua¬ je. Lecciones progresivas de composi¬
ción castellana. Dirección para la en¬ señanza de varias materias por Everett. -—Ejercicios orales y escritos sobre co¬ nocimientos generales. Los deseos de
los muchachos (por Edmundo de Ainicis) continuación. Ensenañza objetiva. IV.
—La educación del niño. Variedades.
Se suscribe en la imprenta y librería de Salvador Eábregues, Cindadela de
Menorca.
* **
La Agricultura Española.—Sumario
del n.o 7l.=Experiencias comparativas de abonos químicos en el cultivo de ce¬

bada en secano, por Dr. Giner.—Dura¬
ción de los abonos minerales en las tie¬
rras arables. (Conclusión), por Rafael López M. Buenrostro.—Aplicación del
nitrato de sosa á la destrucción de las
malas hierbas, por Dr. Llórente.—La pulpa de la remolacha como alimento del
ganado. (Continuación), por el Dr. Lló¬ rente.—Crónica; Reorganización de ser¬ vicios.—La Cámara Agrícola de Jumi11a, por la Redacción.—Sección de Con¬ sultas, por Id.—Correspondencia.
Punto de suscripción: Plaza de Caje¬ ros, 6, Valencia.
* **
La Industria Pecuaria.—Sumario del
núm. 25.—Rusia hípico-militar; III, por Ramón Pérez Baselga.—La glosopeda, por Lucas Abad. Las vías pecuarias.— Las ferias de ganados en Bilbao. Cole¬ gio Veterinario Navarro. Crónica ex¬ tranjera: Aprovisionamiento de huevos en Inglaterra. Las cosechas. Extinción
de lobos en Francia. Escuela francesa en

§ O La LEu
Grecia, por Pérez.- -Sección de consul¬ tas: Aprovechamiento del arbolado de las vías pecuarias. jA la colegiación!— Ecos de la quincena. Sección comer¬ cial: Cereales y leguminosas. Ganados y
carnes. Mercado de Madrid. Lanas.— Anuncios.
Se suscribe en la Administración,
Huertas, 30, segundo, Madrid.
* **
Boletín de la Cámara oñcial de Co¬
mercio, Industria y Navegación de Pal¬
ma de Mallorca.—Sumario del número
60.—Sección Oficial: Circnlar ampliando hasta fines de Noviembre el plazo para acogerse las Cámaras al R. D. de 21 ju¬ nio y autorizando para la celebración de una Asamblea general de Cámaras en Octubre próximo.—Condiciones para la matrícula de Viajantes de Comercio.— Iniciativas y Comentarios: Bases para un proyecto de Dirección goneral de In¬
dustrias marítimas. Concurso para un
Código marítimo. España juzgada por

los alemanes. Extranjero: Muestras de calzado norteamericano que se importa en Méjico. Península: Conclusiones del último Congreso Nacional de Profesores y Peritos mercantiles. Variedades: El
endulzador Porchere. Precios corrien¬ tes en Mallorca.
Se suscribe: Oficinas de la Cámara.
Palacio, 20, Palma.
* **
La Práctica de Farmacia.—Sumario del n.° 32.^Fraternal abrazo. Junta Directiva. Junta General. Sr. Direc¬ tor de «La Práctica de Farmacia». ¿Im¬ portunamos? Reformas en nuestra cla¬ se. Un poco de Crítica y Dialéctica-
Modos prácticos de administración del Aceite de Ricino. Revista de la Quin¬ cena. — Folletín. — Correspondencia. —
Anuncios.
Se suscribe en la Redacción y Admi¬ nistración, Xuclá, núm. 8 bis, principal.
* **

i
El Colmenero Español.—Sumario de núm. 115. = Aviso importante. Para concluir. La colmena doble y la Layens.
La lucha contra la loque. Examen de las costumbres de las abejas desde el do¬ ble punto de vista de las Matemáticas y de la Fisiología experimental. El ma¬ durador. Trabajos en el colmenar.— Miscelánea. Correspondencia. Precios
corrientes. Anuncios.
Suscríbese: calles de Cervantes, n.® 1, y San Francisco, 2, Gracia-Barcelona.
* **

VALOEES LOCALES

Valor nominal

Valor desem¬ bolsado

Papel

Din*.
ro

Banco de Sóller. El Gas La Solidez. . . . León de Oro. . .

100 20
100 25

20

»

50

20 22 21

100

»

100

25

»

22

RED METEOROLOGICA DE CATALUÑA Y BALEARES

SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE BARCELONA.—35.a quincena de Julio

—

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RULLAN PERO.—CALLE DE SAN PEDRO.

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

BARÓMETRO NUBES

VIENTO

TEMPERATURA PSICRÓMETRO

zuM¿&£atí*ij; DIAS. Marana

larde

Can [idad

Clasifica¬ ción.

Dire ecióR

Fae rza

cé

j Bar. Ter. Bar. Ter. Mna Tdc. Mna Tde. Mna Tde Miia Tile . 3
16 756 26 754 26 0 4 O. c. 0. N. 2 i

17 756 24 756 22 0 4 0. 0. — — 0 0

18 755 24 756 24 0 0 0. 0. N. — 1 0

19 756 24 756 24 0 0 0. 0. — E. 0 2

20 751 28 758 28 0

0

0. 0. —

—

0

0

21 754 28 752 28 0 0 0. 0. — E. 0 4

22 756 28 758 29 2 0 c. 0. —. E. 0 1

23 755 28 750 28 0 1 0. c. 0. E. 2 2

24 756 26 756 28 0 0 o. 0. — — 0 0

ó. 25 750 26 749 26 0 6

c. —

—

0

0

26 750 26 750 26 6

0

N. 0. —

—

0

0 1’5

27 756 28 750 24 0 2 0. c. s. 0. 4 2

28 748 28 747 27 0 0 0. 0. 0. N. 2 2

29 750 24 750 27 0 0 0. 0. — 0 — 0

30 752 25 752 24 10 10 N. N. s. — 1 0 24'7

31 755 25 755 24 8 2 c. 0. — — 0 0 ÍO’O

M <Ep Al sol.

A la sombra

Mal ana

Tarde Otaacienes

cá

Mdx Min Máx Ubi Seco Iílí IB. Seco Hiíin.

3-0 43 13 33 22 30’2 25’0 30’0 25’4 4-0 43 17 33 20 32’4 24’0 33’O 24’0 4‘5 40 18 33 22 31’0 16*0 30’0 24’4 7-0 38 19 31 22 28*0 25’0 29’O 25’0 3-0 42 17 31 21 29’0 22’0 30’0 22’0 7'0 39 21 32 25 34'0 24’4 32’4 22’0 3‘5 35 20 34 24 32’4 24’0 29’0 24’0 6‘0 37 20 31 22 29*0 22’8 29’0 23’0 3-0 34 20 30 22 29’0 23‘0 28’0 23’0 4-6 33 19 29 22 28'0 24’0 28’4 23’6 5-0 38 19 31 22 27’4 24’0 29’6 24’6 6-0 35 20 30 20 30’0 24’8 30’8 25’4 3-0 35 22 31 23 30’0 24’0 30’0 25‘0 2-0 24 18 32 20 30’0 25’4 39’4 24’0 1*5 26 15 33 18 21*0 19*0 20’8 19’0 2-5 34 15 36 17 22’0 20’O 23’0 20’0

TERMÓMETROS MACANA

TARDE

VIENTO Atmósfera Plyio.

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

1

©

Mañana.
.2 n
Máxi¬ Míni¬

ma.

ma.

Tarde.

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

metro del
Barometro. Grados

Baró¬ metro metro del
BaróMilí¬ metro. metros Grados

Baró¬ metro
Milí¬ metros

Dirección
Mna. ¡Tde.

metro. n.« de vueltas
durante las
24 horas.

M.a

Tarde Milis,

a
7-J
o
&
£

16 340 17 34-0 18 33-0 19 33-0 20 32’0 21 33‘0 22 35-0 23 35’0 24 30*0 25 32-4 26 32-0 27 31*0 28 33-0 29 33‘0 30 33-0 31 27-0

22*8 23-0 22-0 22-4 23‘0 23-0 25*0 24-0 21*0 21*0 21‘0 21-0 22-0 23‘0 19-0 17*0

34*0 33*0 33*0 32-0 32‘6 350 35-0 28-0 32-0 32-0 29-0 33-0 33-0 320 230 27-0

23-0 27*2 28*4 28-0 26-0 27-0 26*0 27-0 27*0 27’0 29-0 27*6 28*0 28‘8 24-0 25*4 26‘0 25-8 22‘0 25‘4 23*0 25‘6 26-0 26‘6 26-0 26-4 24-0 25*4 18-0 28-4 2L0 23-0

759-0 28‘0 760-0 28-0 760-0 28-2 758-5 28-0 757-8 28*4 757-0 29-4 756-0 28-4 754‘4 25-0 755-0 28*0 753-8 27-4 755-0 26*4 754-0 27-0 753-0 28-0 754-7 28-0 759-0 21‘6
757-9]24-0

759-7 0. 760*0 N. 759-8 O. 758-4 O. 757-7 0. 757-0 N. 755-6 N. 754-0 N. 754*7 O. 753-7 O. 756-0 NE. 753-0 S. 753-0 O. 756-0 N. 758-0 S. 758-0 O.

0. N. O. O. 0. 0. N. N. O. N. NO. N. N. N. N. NO.

9.528 D. 17.540 D. 20.205 D. 15.595 1). 15.100 I).
9.240 D. 18.482 C. 66.130 D. 24.633 D. 20.354 I). 55.428 C. 25.580 D. 15.935 C. 43.387 C. 49.638 c. 46.621 c.

D.

9-2

D.

9-6

D.

8-4

JD.

7‘6

D.

9*0

1).

8-2

C.

10-0

D. 0’6 10-2

D.

7‘6

C.

8-0

D. 2’2 9-0

D.

8-7

D.

6-0

C.

4-2

C. 26’0 2-0

D. 15’6 3’2|

Observaciones

NOTA.—El bai-óraetro se halla, en Sóller, á 62'58 metros, y en «La Punta G-rcssa», á 101'620 metros, sobre el nivel del mar. Las horas de observación, á la* 9 de la mañana y á las 3 de la tarde.—En la casilla de la fuerza de los vientos, el O indica calma, lashoja»
®st¡tn inmóviles: 1, débil, mueve ligeramente las hojas: 2, moderado, agita las hojas y pequeñas ramas: 3, bastante fuerte, agita las ramas gruesas de los árboles: 4, fuerte, dobla las ramas gruesas y los troncos de pequeño diámetro: 5, violento, sacude violentamentelos
árboles, rompe las pequeñas ramas: 6, huracán, derriba tejados y chimeneas, arranca los árboles.—La cantidad de las nubes se expresa en décimas de cielo cubierto, hasta 10 que significa cubierto. La clasificación por C que significa Cirros; K Cúmulos; S, Stratos; N
Nimbos; CK, Cirrocúmulos.

Uos anuncio* que se inserten en esta sección pagarán: Hasta tres in¬ serciones á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones a ■ razón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el numero de líneas de que se componga, será de O‘50 pesetas.
Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y les grabados, se contai rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho sera el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del anoho de una columna 1‘50 ptas., dol de dos 3 ptas., y asi en igual proporeióon.
Ka la tercera plana los precios Son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de O‘0ó pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se coni nongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
l.o* smeriptorea dUfrntarán un» rebajo de un 35 p«** «lento

SERVICIO DECENAL

CURACION BE U DIABETES
POR EL
Vino Uranado Pépsico
de
J. TORRENS, Farmacéutico

L‘ ASSICPBATBICE ITALIANA

Sociedad de seguros contra ios

ACCIDEHÍTES

TEABIJO

El primero y único elaborado en ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

esta forma ©n España, mucho más

por el magnifica y veloz vapor

económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero,

Capital social: 5.000.000 Liras

pulidas de Sólle-r para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. ¿Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—-EN BARCELONA.'—D. J. Roura, Paseo d@

está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex¬ perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada "diabetes.,,

Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GBS, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASULLAS.

la Aduana, 25.—EN CETTE.—1). Guillermo Colom, Quai Comman-
dant Samary-5.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette, según el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas

OTEL BEL UNIVERSO
PLAZA DE PALACIO, 2 Y 3, Y ESPADERÍA, 20 Y 22 BABCELONA

por J. Torrens, se cura pronto y

Victoria, V.-ISéjJL.E»

radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Lismenorrea (ó difi¬

Csuocidas como son de todos los soller^enses los servicios de este acreditado esta¬
blecimiento, ninguna necesidad habría de llamar la atención de aquellos acerca de la bondad de éstos si no hubiera quien, con motivo del fallecimiento del antiguo

El dueño del citado establecimiento pone en conocimiento de los vecinos del respetable pueblo de Sóller, que en él encontrarán un pre¬ cioso surtido de géneros de la presente estación á precios muy reducidos.

® @ © ® ® ESPECIALIDAD EN PAÑERÍA Y LENCERÍA

ABIERTO HASTA LAS 10 DE LA NOCHE LOS DIAS LABORABLES ® ®

®

W© e<»sifran€lir$e: Viet©irfa9 7

cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DE VHNTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Fizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.-—Farmacia de las Copifias.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller,, Far¬ macia de J. Torrens.
LA SOLLERENSE

propietario D. José Serra y Mir y con una intención que muy á las claras se deja ver, b» propalado la calumniosa especie de que su señora viuda D.a Concepción Salvó,
que durante muchos años compartió con su esposo las tareas de la dirección y ad¬ ministración del Hotel, habíase retirado del negocio y que por lo mismo había ésto pasado á manos ajenas.
Sépase, pues, la verdad; esto es: que la señora Viuda del fundador del aparro¬
quianado Hotel del Universo es la que continua de éste al frente. Y aprovecha la ocasión de desmentir la falsa especie propalada, para ofrecer de nuevo á sus asiduos favorecedores el servicio esmerado y económico de siempre, mejorado á medida que las circunstancias lo aconsejen, ya que reúne el expresado Hotel excelentes condi¬ ciones por su proximidad á los muelles, á la Bolsa, á las Aduanas, á los Parques y a los ferro-carriles para Francia.

DE
JOS1S €OLL

La Ilustración Española y Americana, —La Moda Elegante.—La Ilustración
Artística.—El Salón dé la Moda.—Album

DE LA CASA

G!i!M y PORT-BOÜ (Frontera fraaco-esjiafíok)

Solón.—La Bordadora.—La Perla Ar¬
tística.—La Mariposa,—La Zapatería

FJLBB de MABAMJO

EN€OFlf, fIJIlA Y €*a de BARCELONA
Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.

Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y
reexpedición de naraulas, frutas
fresca s0' x escodo?

Ilustrada.—Sol y Sombra.—La Elegan¬
cia,—y otra infinidad de periódicos y revistas ilustradas de España sirve á sus abonados el «Centro* de Suscripciones)», sección tercera de «La Sinceridad», San Bartolomé 17,,—SOLLER.

Sé vende, ai por mayor y me¬ nor, en la Farmacia de J, To¬ rrens,-Sóller.
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad*