ANO XVI.—2.a EPOCtt-WM. 748
ANO XVI.—2.a EPOCtt-WM. 748
r

SÁBADO 3 DE AGOSTO DE 190 ¡

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóllir: Administración.
Francia: D. Guillermo Coiom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault).
América: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecibo— Puerto-Rico).

fundador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA REDACCION 7 ADMINISTRACION: Calle áe San Bartolomé, n.» 17
—♦í" S0LLER (Baleares)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.\\

ATvriT4„ml™

;PA0° CANTADO. Exthanjero: 0>7ft francos id. id.

Número suelto O’IO pesetas.—Id. atrasado» 0’20 pesetas

La Redacción unieamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inioial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección literaria
DESDENES Y AMORES
Era aquella una deliciosa tarde de pri¬
mavera.
Las músicag militares atronaban el
espacio con sus alegres paso-dobles. Un gentío inmenso se congregaba al
paso de lo» regimientos de León y San Fernando, que iban á salir de Madrid para Cuba.
La amplia nave de la estación del Me¬
diodía rebosaba de gente.
Araba, en el paseo de Atocha, miles de personas contemplaban el interior de la estación, con cierta envidia, por no haber podido lograr un puesto en ella.
Los regimientos penetraron en el an¬ dén, donde ya los esperaban formados los dos trenes que habían de conducirlos al punto de embarque.
Un aplauso atronador, inmenso, sa¬ ludó la llegada de aquellos valientes.
Entre los soldados, prontos á partir, hallábase un mozo de g’allarda presen¬ cia y aire distinguido. Luciano Sandoval, quien tenía entre sus manos, estre¬ chándolas con el mayor cariño, las de
una anciana de blancos cabellos.
Ambos procuraban consolarse. La madre, de un amor sin esperanza, que mataba á su pobre hijo, enamorado de una Señorita de elevada posición; el joven, de su voluntaria partida á Cuba, donde se ponía en duda el valor de los hijos de la noble España. No lejos de ellos, con la sonrisa en los labios, una elegante dama, acompañada de sus padres, despedía también á un amigo, jefe de uno de los regimientos prontos á marchar. La anciana levantaba de tiempo en tiempo los ojos y los fijaba, ora en su hijo, pálido co-mo un difunto, ora en la joven, que sonreía al militar, y que ni
una sola vez volvió la cabeza hacia ellos.
Y sin embargo, aquella hermosa seño¬ rita había amado á su Luciano; pero su hijo era un modesto empleado y en bre¬ ve le dio al olvido...; ¡como si el ser po¬ bre fuera una deshonra! E!, no; él guar¬ daba para ella ese amor de los veinte años que einguna mujer debe rechazar porque es uno de esos amores qu® suelen
durar toda la vida.
Cuando Luciano se convenció del ol¬
vido de Clara Montellano, tan sólo pen¬
só en morir; pero demasiado valeroso para apelar al suicidio y juzgando que el hombre más infeliz puede ser útil á su patria, sentó plaza en el regimiento
de León, decidido á encontrar en la ma¬
nigua, la vida, con una posición que ofrecer á Clara, ó el descanso eterno, con una muerte gloriosa, es decir; peleando y muriendo por su patria y por su ama¬ da. como los antiguos paladines de la
Edad Media.
Su madre no se opuso, aún quedando en la más triste soledad y dura pobreza. Primero era su hijo. No quería verle morir de hastío y de pena; y laego... ¡quién sabe si en otras tierras y ante los azares de la guerra podría olvidar!
Llegó la hora de la marcha. A la voz de sus jefes, lo» soldado» en¬ traron rápidamente en los coches, las portezuelas se cerraron con estrépito, la» músicas dieron al viento la patriótica Marcha de Cádiz, los hombres se quita¬ ron su» sombreros y sus gorras, las mu¬ jeres agitaron los pañuelos, y al ponerse
los trenes en movimiento estallaron pro¬
longados y entusiastas vivas á España, de los paisanos, y promesas y juramen¬
tos de vencer ó morir, de los soldados.
Después... nada. Clarita se dirigió tranquila y sonriente á su coche; y la madre de Luciano se en¬ caminó á su casa y arrodillada al pié de la cama de su hijo le encomendó al Cru¬ cificado, padre de todas las criaturas.
Han transcurrido algunos meses.
La bandera roja y gualda no ondea ya
en las fortalezas de la Habana.

Nuestra escuadra ha sido destruida.
Santiago «le Cuba ha capitulado. España ha sido veneida, y no por falta de valor de sus heroicos hijos.
En una de las fondas situadas á orillas
del río Manzanares y cerca de la poética
ermita de San Antonio de la Florida,
que guarda lo» famosos frescos del in¬ signe Goya, se hallan celebrando el san¬
to de Clarita Montellano varias familias
amigas. Todo es animación y alegría. Una escogida orquesta ejecuta las más
bellas composiciones. Algunas parejas bailan al aire libre
bajo las frondosas alamedas; varias se¬ ñorita» y caballeros juegan á las cuatro esquinas, mientras que otros se solazan en los columpio» entre risas y bromas.
¡Qué cuadro tan lleno de animación y de alegría!
El sol parece querer tomar parte en la
fiesta é ilumina con sus ardientes rayos
la frente de la hermoaa Clara, ¿ la que todos los caballeros dirigen los más de¬ licados cumplimientos, consagran las más encantadoras frases, y ofrecen las más lindas y perfumadas flores, no fal¬ tando alguno que deslice en su oído protestas de cariño y juramentos de amor que ella acoge con encantadoras
sonrisas.
¿Sería su prometido? ¡Qaién sabe! La corneta primero y el penetrante silbato de la máquina después, anun¬ ciaron la proximidad de un tren. Era un convoy de repatriados que lle¬ gaba de Santander. Se había dispuesto que *e detuviese en el paso-nivel de San Antonio de la Florida, y que allí bajasen los soldados, ignoramos si por estar ocupadas las vías de la estación, ó porque lo» viajero» que iban á salir no viesen á los repatriados. Tan sólo algunas familia» y amigos los esperaban con el rostro pálido y las lágrimas pronta» á saltar, porque ignora¬ ban cómo iban á ver al sér querido que meses antes despidieron lleno de salud y
vida.
Llegó el tren. Al grito de los repatriados respondió el de sus familias. ¡Fué aquello un poe¬ ma de risas y lágrimas, de dolores y ju¬
ramentos!
¡Cuánto desengaño! ¡Qué de esperan¬ zas perdida^!
Unos, casi ciegos; otros, mancos; mu¬ chos, cojo» ¡Todos inútiles, tiritando de frío bajo un sol de Agosto!
La triste caravana se puso en marcha. Las gentas que por aquellas alamedas transitaban s© iban parando á su paso, contemplando eon honda pena tanta
desdicha.
Aquello» no eran hombres, sino es¬ queletos.
Ea el último grupo venía una pobre anciana, la madre de Luciano, y su hijo, que ostentando en su pecho la cruz de
San Fernando, se arrastraba penosa¬
mente, ayudado de su infeliz madre. fOyese un grito, un grito agudo y pe¬
netrante!
De entre aquellas jóvenes, que cele¬ braban con tanta alegría el dia de su santo, parte la hermosa Clara, la heroí¬ na de la fiesta, y apartando dulcemente á la anciana y echando sus brazos al
cuello de Luciano, exclama con un
acento lleno de ternura y de amor: —¡No, madre mía... no... Esta carga
es muy pesada para usted, y para mi muy ligera. Además quiero hacer mi aprendizaje... De hoy más el brazo de su esposa será el apoyo de mi querido
Luciano!
Y mientras que la anciana sonreía de júbilo, el joven militar llenaba de besos aquella mano que en adelante debía de
ser su más firme apoyo.
Las gentes abrían calle con el más profundo respeto y la más tierna simpa¬ tía á aquella hermosa y elegante seño¬ rita que llevaba del brazo al macilento y
casi inútil soldado, rozando «on su deli¬
cado traje de seda la vieja guerrera de rayadillo del repatriado.

¿Qué pudo ocurrir para aquella trans¬ formación de Clara? Daspreeió, al partir, al gallardo mancebo, y se apasionó por el mísero soldado. ¡Misterios del corazón
femenino!
Con razón se ha diche que la mujer, á
imitación del sándalo bendito, tiene la dulce misión de perfumar todo cuanto
toca.
E. Rodríguiz-Solíb
———-
■ ...
AMOR CORRESPONDIDO
El día había sido muy caluroso á con¬ secuencia de haber dejado caer el astro luminoso sus rayos de fuego sobre nues¬ tra comarca y al reflejarse sus últimos fulgores en la cúspide del Puig Mayor, daba mi cotidiana vuelta por la pinto¬ resca colina de Son Angeláis, admiran¬ do una vez más, la frondosidad de aquel precioso jardín, el ambiente de aquellas
flores, el cántico armonioso de las aves
y la fresca brisa, que salpicaba el ropaje
de los árboles, formaba un hermoso
conjunto, que recreaba mi pensamiento, preocupado en aquellos momentos, por los sucesos que más tarde debían tener lugar.
Sentada en uno de aquellos bancos
rústicos, donde á su alrededor es todo
poesía y amor, encontré á María, mi buena María, que afanosa y complacien¬ te acudía á la cita que de antemano ha¬
bíamos convenido. Estaba radiante de
hermosura, como siempre, y al incre¬ parme algún tanto por mi tardanza, se veía en su semblante alegría y satisfac¬ ción, porque olvidaba sin duda en aque¬ llos momentos la lucha, tristísima que sostenía con sus padres. Sentado» uno al
lado del otro nos recreábamos dulcemen¬
te con las afecciones amorosas que re¬
porta un amor lleno, de pureza y virgi¬ nidad. Orgulloso mi corazón, qu® latía á impulsos de aquella pura y fresca flor, le dirigí la palabra con ternura y la dije: María yo siento por tí un amor puro co¬ mo pura y cristalina es el agua que corre de la fuente. ¿Te acuerdas cuando niños que nuestros padres juntaban nuestras cabecitas y con palabra» en¬ vueltas en ecos de promesa decíanse, el uno ha nacido para ®1 otro? ¿Recuerdas cuando una tarde, después de venir del colegio, al ir á estrechar tu diminuta y blanca mano te ruborizaste y con la vista fija al suelo no osabas ni mirar¬ me siquiera? Era que ya sentía tu co¬ razón el germen ó la idea que más tarde nos tenía que dominar, desarrollándose en nuestros juveniles corazones el bello poema del amor y si un contratiempo inesperado ha venido á interponerse en
nuestras mútuas relaciones, esto no será
óbice para que se menoscaben en nada las legítimas aspiraciones de dos cora¬ zones que con frenético cariño se aman. Nosotros no podemos ser los reos de un delito que no hemos cometido y si por causas ajenas á nuestro amor, nuestros padres sostienen un pleito que motiva¬ ron los malditos intereses, éste tendrá que ponerse á la solución del tribunal competente, cual se pondrá el nuestro ante el altar, concluyéndose en todas sus partes los enconos personal®? de nuestras familias. Pues si persisten en que es imposible el indi*oluble lazo qu®
nosotros anhelamos, de común acuerdo,
obraremos en consecuencia de lo que más creamos conveniente á los fines que
nos proponemos.
—De eso es, precisamente, lo que te iba á hablar hoy, amado Juan, supues¬ to que para nosotros »e acerca el mo¬ mento crítico y el empeño que tienen mis padres en poner á prueba lo que es capaz de hacer un amor bien correspon¬ dido; ellos forzozament® tocarán las consecuencias y si hasta hoy han visto en mi una hija amorosa, obediente, su¬ misa hasta la exageración estoy dis¬ puesta en lo sucesivo á oponerme te¬
nazmente á su mandato de contraer
matrimonio con un joven á quien casi no conozco? ni aprecio.

Ese enlace pondrá convenirles á ellos, para su» fines particulares, aunqu® es¬ toy segura que umicament® por apartar¬ me da tí serían capaces de todo, sacrifi¬ carían mi amor y mi felicidad y poco les importaría que fuese desgraciada en los brazos de otro hombre; pero nó, nó. yo que he venido al mundo únicamente por tí y para tí y que desde niñita ya germinaba, en mi corazón ese afecto siniestro que te profeso, estoy dispuesto, acatando tu parecer, á tomar una reso¬ lución formal antes que espire el plazo de los ©cho días que me han concedido para unirme para siempre con la perso¬ na á quien no amo.
—Graves son tus declaración©», bella
María, y ya que tus padres nos obligan á tomar una resolución enérgica, obre¬ mos de común acuerdo y antes del con¬
sabido día sea un hecho nuestro lazo
matrimonial.
Principiaba á oscurecer y ya sus com¬ pañeras, de vuelta por aquellos pintores¬
cos alrededores, nos instaban ¿ que era
hora de volver á la población. Asi lo hicimos, después de haber acordado punto por punto lo que debíamos de
hacer.
Al séptimo, día una bella pareja de
enamorados recibía la bendición en la
modesta capilla de San Raimundo de Peñafort en el Puerto y más tarde s® embarcaban en el León de Oro que debía
conducirles ¿ tierra estraña en busca de
una ocupación diaria que pudiera soste¬ ner con sus brazos las producciones de un amor correspondido.

creyó que se quejaba de algún mal y salió á la terraza al propio tiempo que la criada entraba con una bandeja y una» copas; tropezó con la menegilda y
todo fué al suelo. El estruendo alarmó al Alcalde el cual salió con la vara en la
mano pues creía que se alteraba el or¬ den público. Al ver á la criada en el suelo, recogiendo los vidrios rotos, es-
clamó.
—¡Quien rompe paga! y efectivamen¬ te, obligó al señor Escobillas á qae lé abonara las copas rotas.
-*** Al día siguiente la familia Escobillas; abandonaba el pintoresco pueblo de Villapastele» so pretexto de un telegrama! que decían haber recibido de su tía en¬ ferma la Baronesa de Yillavierde, perol
sintiendo en el alma los 45 céntimos que les hizo abonar el Alcalde.
La mamá, al ver la tristeza de las ni¬ ñas por verse obligadas á dejar «1 vera¬ neo tan pronto, les dijo.
—No lloréis hijas mías, el próximo» año lo pasaremos en Villabrutanda.
Lisardo Planells.
SOMOS AL ACERTIJO DEL NÚMERO ANTERIOR
La mujer que tiene—punto
Y no tiene de que—coma
tiene que vender el—punto Para que con el—punto coma.

Damián Ozonas.

Julio 28 de 1901.

Variedades

EN BROMA

La labor do las golondrinas

No hay nada tan alegre como pasar el verano en algún pueblecito á la orilla
del mar.

Es este un precepto universal, no ha¬ gáis mal á las golondrinas.
Hasta la religión lo prohibe. ¿Por qué'
este culto?

Allí se reúnen una porción de fami¬ lias de mediana posición, ávidas de dis¬ tinguirse en las reuniones al aire libre.
La familia Escobillas, todos los años
vá á gastar sus ahorrillos en Villapasteles: pueblo delicioso, á escepción de las horas «n que el sol caldea á los habitan¬
tes.
Ocho días antes anuncian su viaje á las hijas del Alcalde y el día de su lle¬ gada salen á recibirles los más chic del pueblo.
D. Panfilo Escobillas, su señora y sus
once hijas entran en Yillapasteles con
aire de triunfo.

Las golondrinas lo saben y vuelan so¬ bre nuestras cabezas; pasan sin ruido aí
alcance de nuestra mano; son nuestras
mejores amigas. En el fondo de todo esto no hay más
que un poco de egoísmo. Las golondri¬
nos son útiles.
La superstición popular que protege á las golondrinas no es más que la expre¬ sión de un precepto de los agricultores.
Una pareja de golondrinas durante lá cría está cada día diez y seis horas en continuo movimiento. El macho y la hembra llevan en una hora á los pajari-
llos veinte veces alimento. Entre los dos

¡Viva la» Escobillas! dice el hijo del hacen más de sesenta viajes á su nido»

boticario, ¡¡Vivaaaü contesta la distin¬ cada día.

guida concurrencia.

Como cada uno puede llevar en su bo¬

***

ca de 10 á 20 insectos, la pareja destruye'

La noche de su llegada coincidió con aer los días del Alealde. Sus hijas orga¬ nizaron una espléndida reunió» en la
terraza, á orillas del mar.
No faltaron las de Escobillas. Estaban

diariamente 6.000 insectos para alimen¬ tar á sus pequeñuelos.
Ellos mismos comen 600 moscas cada
día; de suerte que una familia de golon¬ drinas destruye 7.000 insectos diaria¬

fatigadísimas del viage pero tenían de¬ mente, ó sean 210.000 en un mes.

seos de lucir los vestidos hechos al últi¬

Suponiendo que en una localidad se

mo figurín y haciendo de tripas corazón aceptaron la invitación de las alcalde-
sitas.

instalen, y no es mucho, 100 golondri¬ nas. en el verano habrán dado fin á 57
millones de insectos.

¿Puede haber mejor defensa para

—Emeterita, dice la señora de Escobi¬ ellas?

llas á su hija sesta. una niña de cara

No hagáis daño á las golondrinas.

modernista y mirada de besugo virgen.

—A ver si te acuerdas de aquel dúo
tan bonito.
—Pero mamá, ¿como quieres que can¬

Los yankis bárbaros hasta en su*
inventos

te yo sola un dúo?

Acaba de inventarse una terrible bala'

# —Pues yo en mis tiempos cantaba de artillería, cuyos efectos no pueden sólita todo el coro del primer acto de «El compararse á ninguno de los estragos

Trovador.»

causados hasta ahora por las metrallas

—Si te parece, cantaré el aria de «El y granadas que, sin embargo, tan gran¬

Rey que rabió.»

des pérdidas causan entre las tropas-

Kmeteria, después de un preludio contendientes. Es esta una bala destinada

sempiterno se descuelga con un ¡Ay de á abrir una brecha entre las filas enemi¬

mi! qu® »i el Rey no estuviera rabioso gas, degollando á todo un regimiento,

de seguro que rabiaría al oirla.

| sin hacer mención de la destrucción que

Él señor Escobillas estaba con el Al¬ liace al estallar.

calde y el notario, tomando agua con!

Cuando se coloca dentro de la boca de'

Boas g'O’tiÜás de anís:» al oir á su- hija no cañón, no se ve en ella nada qué' íá

SOLLER

2

diferencie de una bala común; pero en el instante que sale disparada, después de la descarga, desplega cuatro grandes hojas como una navaja, de veinte pul¬ gadas de longitud. Estas parecen alas de acero, cuya misión es la de segar hombres como espigas.
El inventor, que podríamos llamar inhumano, de éste, que es probablemen¬

concluida la guerra, en tanto que los ingleses la retendrían. Dénse á España las mayores seguridades de ello. Francia no es Inglaterra ni los Estados Unidos;
no mutila cadáveres, ni remata mori¬
bundos.
»La posesión de las Baleares por los ingleses quebrantaría el poderío de la nación francesa, y hay que impedirlo.

competencia es insostenible y la ruina de nuestros productores segura.
Es irrisorio considerar que desde el le¬ jano Pacífico vengan las frutas y legum¬ bres 4 competir con las maduradas por los besos del sol de España y el aire del Mediterráneo, casi á las puertas de la Península ibérica. Y, sin embargo, es cierto. ¿Cómo se explica el fenómeno?

cajares. Nació en Calanda en 1834 y era un escritor elegante y un académico de
inteligencia y dotes poco comunes, con sólidos conocimientos que se revelaron
en el decurso de su laboriosa vida.
Abrazó la carrera de las armas 'é in¬
gresó en la Academia de Artillería, lle¬ gando á ser oficial de aquel distinguido
cuerpo.

Actuará de ponente nuestro antiguo colaborador y estimado amigo D. José Rullán Pbro., quien escribirá una Me moría, basada probablemente sobre el
primero de dichos temas, la que será leí¬ da y defendida por nuestro querido ami¬ go el notario de esta villa D. Pedro Alcover, también colaborador al Sóller.

te el aparato más mortífero de la guerra moderna, es Guillermo Wuitney Critsiinau, de Washington. Ha sugerido como

Una Inglaterra que añadiera las Balea¬ res á Gibraltar, Malta, Chipre y Egipto, sería no ya la preponderante en el Medi¬

España manda sus frutas y verduras á los mercados extranjeros en las peores condiciones de embalaje: hacinadas en

Pero revelándose su vocación verda¬
dera por la Iglesia, renunció al empleo de teniente para abrazar la carrera ecle¬

Los vecinos del ensanche del Setter
quisieron celebrar de nuevo, fiesta popu¬

recomendación á su experimento, que terráneo, sino la soberana y única due¬ malos vagones, expuestas al sol y á la siástica.

lar en la noche del pasado domingo.

sería especialmente útil y efectivo, en ña de sus aguas. Vasallas de ese poder lluvia, las banastas repletas de mercan¬ Espíritu superior é inteligencia privi¬ En el catafalco instalado frente á la

las Filipinas, para aterrorizar á los na¬ se tornarían las demás naciones.

cías recorren largos trayectos y llegan á legiada y elevadísima ilustración, todos Plaza de Estiradors, debidamente ador¬

tivos y darles muerte al por mayor. Es un hecho muy conocido el de que
la humanidad tiene mucho más terror
ante una hoja de acero fría y cortante, que ante el plomo caliente.
La ciudad más fría dsl mundo

»Francia debe persuadir á España de que le conviene é interesa «dejarla ac¬
cionar en las Baleares.»
»El problema de Mahón va unido al de Gibraltar. Inglaterra misma determi¬ nará nuestra política para con España y nuestra estrategia referente á Gibraltar.
»Francia no está en el caso de aliarse

su destino en estado pésimo; el descuen¬ to que por el género tarado y podrido hace el receptor, eleva el precio remunerador de la mercancía, y ésta no pue¬ de presentarse en los mercados en las
debidas condiciones. Los norteamerica¬
nos traen á Europa sus frutas y sus ver¬
duras de California en el mismo estado

reconocieron pronto, dentro de su nue¬ vo estado, que era acreedor á las más elevadas distinciones personales.
Bien pronto se le encargó la Sede de Ciudad Rodrigo: después la de Calahorra, yen diciembre de 1898 fué nombrado
arzobispo de Valladolid.
Dos años antes, en junio de 1896, fué

nado con gallardetes, papel de colores y verdes enramadas, tocó escogidas piezas de su repertorio la Banda Municipal que dirige el Sr. Canals.
Con tal motivo eran bastantes los con ¬
currentes que fueron á dar un paseo por aquellas inmediaciones.

En el valle de Lena, en Siberia, está
situada la pequeña ciudad de Werchajanek, que es la más fría que se conoce en
el mundo. Habitan la centenares de per¬ sonas, entre las cuales es proverbial lle¬
gar á una edad muy avanzada. La tem¬ peratura normal en Werchajanek du¬ rante los meses más rigurosos del in¬ vierno es de 74 grados bajo cero: sin embargo, se ha conocido un año en que
el termómetro descendió hasta 98 gra¬
dos y cuatro décimas. Todo el suelo de aquella comarca se
halla helado en invierno hasta una pro¬
fundidad de 380 pies, á pesar de lo cual, y como ya hemos indicado, el aire que allí se respira es muy saludable, siendo muy numerosos.los habitantes que lle¬ gan á los ochenta y hasta los noventa
años de edad.
Patatas secas
El gran consumo que umversalmente se hace de las patatas, ha hecho que rᬠpidamente se haya generalizado en el

con uaa nación vencida» [al menos has¬ ta después de la victoria), que no puede hacer la guerra y por la que no pode¬ mos comprometernos, ni guerrear, pero
si servirnos de ella. Podemos ofrecerle
un auxilio pasivo, y que entienda que, ayudándola así, ella misma se ayuda y esfuerza para sacudir su letargo.
»Lu cuestión vital para España es re¬ cobrar Gibraltar.» Si los ingleses inten¬ tan algo sobre las Baleares y nuestras armas no lo impiden, base de la política francesa debe ser «obligar á España á que por tierra sitie á Gibraltar.» Francia enviaría á la península dinero, cañones, ingenieros y fuerzas necesarias. Los fe¬ rrocarriles del Mediodía y de España concentrarían en Algeciras poderosos elementos. España debe resignarse á re¬ cibir de nosotros lo que perdió para siempre y nunca recobrará. No es pro¬ bable que rechace esta empresa. Fácil sería transportar por tierra ó en cabota¬ je, á lo largo de las costas, dos ó tres submarinos á la bahía de Algeciras, que tornarían peligrosas las aguas del Es¬ trecho para la flota inglesa. El asedio

que tienen al cosecharlas, y la manza¬ na, la naranja ó el guisante, que llega á París después de recorrer seis mil mi¬ llas, es más incitante, más hermoso que el que sólo ha tenido que recorrer ocho¬
cientos kilómetros.
Si queremos acudir á remediar los efectos de la competencia de los Estados
Unidos, no tenemos más remedio que
imitar su ejemplo: aplicar los progresos industriales á la producción. ¿Cuáles son los que emplean los norteamerica¬ nos? Las cámaras y los vapores frigorí¬ ficos. Sin acudir á estos medios, nuestra
exportación decrecerá cada día. Si resu¬ citasen los que llamaron á Castilla el granero del mundo, no querrían con¬ vencerse de que hoy puede venir el tri¬ go extranjero á competir con el castella¬ no. pagando unos deréchos arancelarios y de transportes muy caros y un cambio de 35 por 100.
¿Llegaremos á ver en nuestros merca¬ dos, en la mismísima Valencia, las na¬
ranjas americanas compitiendo con las nuestras? ¡Quién sabe!»

elevado á la púrpura cardenalicia.
Cuando se fundó la Universidad Pon¬ tificia de Valladolid, en 24 de diciembre de 1897, todo el mundo reconoció que se
había creado é instalado gracias á la iniciativa del cardenal Cascajares.
Vacante la archidiócesis de Zaragoza, y preconizado para ocuparla el ilustre eclesiástico aragonés, no quiso tomar posesión dél cargo hasta restablecer su quebrantada salud, por lo cual se retiró á Calahorra, donde una pulmonía infec¬ ciosa ha puesto fin á su existencia.
Crónica Balear
En la ciudad de Inca, sucedieron du¬
rante la anterior semana los siguientes lamentables hechos, que producieron honda impresión en aquel vecindario.
El miércoles por la noche, fué hallado colgado de un gancho en el desv.án de su casa, el cadáver del anciano D. José Cortés, ignorándose los móviles que le indujeron á cortarse el hilo de su exis¬

Debido á la amabilidad de nuestro par¬
ticular amigo D. Pedro A. Casasnovas Pastor pudieron los socios del Círculo Sollerense pasar agradablemente la vela¬ da del domingo anterior.
El pasatiempo consistió en una audi¬ ción fonográfica. Llevó allí su acredita¬ do y perfeccionado fonógrafo, con una
colección de más de cuarenta cilindros
muy bien impresionados de músicas, cantos y recitados que á larga distancia se sentían, por cuyo motivo quedaron
los concurrentes satisfechos de tan culta
diversión.
El bello sexo estuvo representado por distinguidas señoritas de esta localidad.
Conforme anunciábamos y siguiendo su acostumbrado itinerario, fondeó en nuestro puerto en la mañana del domin¬ go, el vapor de esta matrícula León de Oro siendo portador de regular número de pasajeros y variada carga.
Salió dé nuevo para los puertos de

extranjero el procedimiento de conser¬ representarla sin duda gran contrarie¬

tencia. suponiéndose que tendría tras¬ Barcelona y Cette el miércoles por la

var por tiempo ilimitado las patatas por dad para Inglaterra y delicioso espectá¬

medio de la desecación.

culo para nosotros. Haría penosa la vida

Del Extranjero

tornadas sus facultades mentales.
* **

tarde.

Ocioso es enumerar las ventajas del procedimiento, pues á nadie puede ocul¬
tarse.
Las patatas así conservadas, sin per¬ der ninguna de sus preciosas cualida¬ des, son más fácilmente transportables, resultan más baratas que las frescas después de ser transportadas, y no están

de aquella plaza, pues imposibilitaría el
abastecimiento de víveres frescos que
entran en ella por España, y acrecenta¬
rían la crueldad del clima en el estío las
enfermedades que ocasiona la alimenta¬ ción de salazones y conservas, tan da¬ ñosas á los ingleses. Además, el resulta¬ do de ese plan destruiría todas las com¬

La guerra anglo-boer
Todo cuanto se diga ahora de nego¬ ciaciones de paz entre ingleses y boers y
más aun sobre intervención en el con¬ flicto. del Gobierno holandés ó del em¬
perador Guillermo de Alemania, no son

Serían poco más ó menos las diez de
la mañana del viernes cuando estando
trabajando en la cantera de Son Peña dos hermanos de 22 y 19 años de edad respectivamente se presentó otro sujeto llamado Antonio Sampoí Perelló, el cual se trabó de palabra con los antedichos individuos de resultas de la cual llega-

Por medio del anuncio inserto en la
cuarta plana de este semanario, podrán enterarse nuestros lectores de que ha quedado abierta en la calle de la Victo¬ ria n.o 7, una sucursal de los importan¬ tes Almacenes Montaner de Palma, cuyo establecimiento posee un variado surtido

sujetas ni á alteraciones ni ó grandes binaciones estratégicas de ofensiva sub¬ más que habladurías sin fundamento de rou á los hechos, resultando el Sampol, de géneros propios para la presente

variaciones de su precio.

marina en agua de Algeciras.»

ningún género.

con diferentes heridas producidas con temporada.

Para la desecación de las patatas debe

Tal es la sustancia y casi á la letra lo

La intervención vendrá quizá más un mango de azada, de las que falleció á

elegirse las de superficie lisa, perfecta¬ mente sanas y completamente desarro¬ lladas. las cuales, después de lavadas y oreadas, se parten en rabanadas, dese¬ cándolas por los procedimientos ordina¬ rios. dejándolas antes diez ó doce horas
en contacto de la sal.

que nos interesa del libro, y que deben conocer ios llamados á prevenir contin¬ gencias en nuestra integridad nacional.
Competencia de los Estados Unidos
en los mercados europeos

tarde ó sea cuando Holanda cuente para
intervenir con el apoyo directo, moral y material de Francia y Rusia.
No esperemos absolutamente nada en
cuanto al conflicto sud-africano se refie¬
re del emperador alemán y de su canci¬
ller el conde de Bülon. desde el momen¬

los pocos momentos. Los agresores se presentaron al cuar¬
tel de la guardia civil declarándose con¬
fesos del hecho.
El domingo por la mañana un mu¬
chacho llamado Gabriel Munar. de trece

Hemos tenido el gusto de admirar un hermoso cuadro ai óleo que posee el Cír¬ culo Sollerense. Como apareció oportuna¬ mente en el Sóller, ésta sociedad sporti¬
va fué favorecida con un lote de cien pe¬
setas en el sorteo que el «Fomento de la

Una vez desecadas pueden conservarse

to en que antes que desagradar al vey de

mucho tiempo en barriles ó cajas, no

Merece ser leído por nuestros agricul¬ Inglaterra, prefieren ambos cargar no

necesitando otra preparación para el tores el siguiente artículo de «La Liga solo con la censura del noble pueblo

consumo, que sumergirlas en agua ca¬ Agraria», publicado con el título de «El alemán, si que también con la de la

liente algunas horas antes de emplear¬ Progreso industrial.»

gente honrada del mundo entero.

las. con lo que recobran por completo

«En la terrible lucha de la producción

*

todas las condiciones de las patatas fres¬ cas, de las cuales en nada se diferencian •después de condimentadas.

por los mercados, como en la lucha por la perfección de los sistemas, lo que no progresa muere; el quietismo es fatal¬ mente destructor, y sólo el incesante ro¬ dar hacia un fin vislumbrado á lo lejos,
sirve de defensa contra la consunción,

,

**

Por fin han comprendido los heroicos

boers que el verdadero teatro de la lucha

con los ingleses no debe estar, particu¬

larmente en las actuales circunstancias,

en el Orange y en el Transvaal. conver¬

Actualidades
Maltón y Gibraltar
De un libro reciente, escrito por un
gran tratadista francés, son los juicios que á continuación publicamos:
«Es de suma importancia la posesión de Mahón. pues depende de ella la libre
acción de convenientes movimientos;
hasta el punto de que, según que sea

que, á manera de polilla, roe lo inmóvil. La producción española, siguiendo muy de lejos el progreso de los demás pueblos productores, va perdiendo terreno; y día llegará, si no procuramos igualarnos á los demás países, en que veamos desva¬ lorados los productos de nuestro suelo, con todo y que los extranjeros no pue¬ den robarnos el sol y el clima. Nuestros vinos, nuestros aceites y nuestras frutas y legumbres están condenados á perma¬
necer dentro de nuestras fronteras, si no

tidos en vastísimos campos de desolación por haberlos devastado de horrible ma¬ nera los imperiales pasándolo todo á sangre y fuego, sino en la Colonia del Cabo, terreno británico, en donde hay todavía abundantes recursos y elementos de lucha de los que se pueden aprove¬ char los afrikanders para: arrojar de su patria al bárbaro invasor.
Con lo que antecede está probable¬ mente relacionado el rumor que circula con insistencia en Lóndres de que el va¬

nuestra ó del enemigo, favorecerá ó en¬ utilizamos los medios de perfecciona¬ liente general Beyers (que tantas palizas torpecerá la acción necesaria. Hay que miento que el progreso industrial de ha dado á los ingleses) se encarga del

decirlo: «jamás deberá consentirse que otros pueblos emplea para dar valor y mando del ejército boer en el Transvaal

los iugleses se amparen en Mahón.» Es salida á sus productos.

y en el Orange en sustitución del gene¬

cuestión de vida ó muerte. Apoyando su

Nos ha llamado la atención, por ejem¬ ralísimo Luis Botha, que tomará la di¬

izquierda en Gibraltar y la derecha en plo. la baja de nuestras exportaciones rección de las operaciones contra los im¬

Malta, impondrían política y estratégi¬ de frutas y legumbres frescas á Francia, periales en la Colonia del Cabo, en las camente la ley del Mediterráneo francés; Inglaterra y Alemania. La baja iniciada cuales le ayudará probablemente el fa¬

ó mejor dicho, no habría Francia Medi¬ terránea. Que el Estado Mayor no lo ol¬
vide: «Mahón es la llave de la guerra en el Mediterráneo». Precisa prevenir un

en 1900 en Francia, con todo y el con¬ sumo inmenso que en París promovió la
Exposición Universal, ha seguido en los
meses transcurridos de este año. De mo¬

moso Delarey. Con Botha, Delarey, Kruitzinger,
Herzog y Fouclié en la Colonia del Cabo, y Dewet corriendo por el Orange. cerca

golpe de sorpresa sobre Mahóa antes de la declaración de la guerra, no sería el primero y daría motivo á tal declara¬ ción. Es necesario que un cuerpo de

mento. quisimos achacar la baja á la competencia de Italia; pero el examen
de las cifras de su comercio de exporta¬
ción nos ba sacado de nuestro error. La

de las fronteras de dicha colonia, no po¬
drán Kitchener y French dormir, como vulgarmente se dice, todas las horas que quieran.

ejército se encuentre en Córcega y Port- competencia está en los Estados Unidos;

—

—

Vendres’ dispuesto á embarcar para California llena de frutas y legumbres

Mahón al primer aviso. ¿Porqué no lie¬ los mercados franceses, ingleses y ale¬
mos de adelantarnos á lo que otros pue¬ manes; y si bien no ofrece sus productos

De la Península

den hacer? Efectivamente: primero, por¬ á precio mucho más bajo que nosotros, que lo hicieron otras veces; y segundo, los presenta en cambio en tales condi

El sábado de la anterior semana falle¬

porque Francia desalojaría á Mahón ciones de pulcritud y salubridad, que la ció en Calahorra el ilustre cardenal Cas¬

años de,edad, mientras se hallaba en la
casa de campo llamada Can Vich apa¬ centando ganado de cerda, encontró en un armario de dicha casa una pistola
abandonada, la cual, mientras la estaba examinando, se disparó hiriéndole en el
vientre. Dicho muchacho falleció á las pocas
horas á causa de la gravedad de las he¬
ridas recibidas.
Se llalla vacante la plaza de Médico titular de la villa de Bunyola dotada con el sueldo anual de 800 pesetas.
Los aspirantes á dicha plaza presen¬
tarán sus solicitudes documentadas en
la Secretaría de dicha Corporación du¬ rante el plazo de treinta días á contar desde la inserción del correspondiente anuncio en el Boletín Oficial de la pro¬
vincia.
Varios vecinos de la villa de Establi-
ments han presentado una solicitud al Ayuntamiento pidiendo la unión de aquel término municipal al de Palma,
habiéndose adherido á dicha instancia
la repetida Corporación Municipal.
Crónica Local
En la tarde del domingo último, cele¬
bró sesión extraordinaria el Sindicato
Agrícola Sollerense. Se acordó, después de larga disensión, proponer á la Cáma¬ ra Agrícola Balear los siguientes é im¬ portantes temas para que puedan ser discutidos en el 5.° Congreso Agrícola que durante el mes de Mayo del próximo año ha de tener lugar en Palma: l.° Cul¬ tivo del olivo; 2.° Fabricación del aceite; orí Cultivo del naranjo y 4.° Cultivo del algarrobo.

Pintura y Escultura» de Palma, verificó el primer domingo de junio último.
Sin vacilaciones de ningún género, fué escogido aquel precioso cuadro que representa el Puerto de Sóller visto des¬
de el rincón donde dá fin el arenal d en
Bepich. Su autor, nuestro paisano y que¬ rido amigo, el celebrado pintor D. Cris¬ tóbal Pizá, ba sabido muy bien trazar al lienzo varias lanchas pescadoras y un pequeño paisaje que á orillas del mar y al lado del Lazareto aparecen. En el fondo se vé también, parte del oratorio
de balita Catalina, la larga hilera de ca¬
sas que forman la importante barriada marítima y el agreste pinar que existe en aquellos montes.
Enviamos nuestra felicitación al señor
Pizá, y la hacemos también estensiva pa¬
ra el Círculo Sollerense que en sus salo¬
nes cuenta con una obra de verdadero
mérito artístico.
A pesar de hallarnos en pleno verano, cayó sobre esta comarca, á principios de la presente semana, una abundante llu¬ via que bastó para que experimentaran
buenas avenidas las fuentes de nuestro
término.
El limes, después de haber estado el
horizonte cubierto casi todo el. día, des¬ prendióse á las once de la noche un fuer¬ te aguacero que duró bastante tiempo. Siguió lloviendo á intervalos hasta el miércoles por la mañana.
Difícil es decir si las lluvias, dado lo avanzado de la estación, habrán sido fa¬ vorables ó perjudiciales para nuestra agricultura.
El miércoles hubo un derrumbamiento en la casa n.° 27 de la calle de San Bar¬ tolomé, Para reconstruirla con la debida

3

SOLLÉR

solidez había sido derribada la fachada

Ayer tarde llegaron á este pueblo unos sidente y Coll hubieran andado por en¬ siempre, á pesar déla órden del visitador

En cuanto á los documentos pertene*

de dicha casa que linda con la calle de San Juan. Los techos de la misma, aun¬
que reforzados y sostenidos por medio
de maderos colocados horizontal y per¬
pendicularmente, fueron embestidos por los edificios contiguos, que al parecer no reunían tampoco condiciones de cons¬
trucción sólida.
A las ocho y inedia de la mañana, ho¬ ra en que varios de los albañiles que tra¬

18 alumnos, escogidos entre los de las
escuelas públicas de Palma y de la Casa
Misericordia, acompañados por el Regen¬ te de la Escuela Práctica D. Miguel Porcel y algunos otros ¡profesores, formando la Colonia Escolar que por iniciativa y á expensas de la Excma. Diputación pro¬ vincial ha sido organizada.
Como en años anteriores, estará insta¬

tre él, no recogiendo algo malo de lo que allí se ha hecho y voy á comprobar estas afirmaciones que hice entonces, dando
cuenta al Ayuntamiento de las averigua¬ ciones que ha hecho la Coiñisión espe¬ cial nombrada a este objeto.
No se crean que esta Comisión haya hecho algo extraordinario; ha hecho lo
que era natural que hiciera; ha llamado á los empleados que han tenido alguna
intervención en el fielato del Puerto y

y leerá en ellas, que fueron rotas, porque comprometían al fiel del Puerto.
Vamos ahora á faltas de otra índole
halladas en aquel fielato. Me habían di¬ cho que el fiel del Puerto al mismo tiem¬ po que desempeñaba el cargo se dedica¬ ba ai negocio de aguardientes y licores, y al objeto de averiguar si era cierta esta acusación, pregunté al visitador Sr. Ca¬ nals si tenía noticias de que el padre del
fiel del Puerto hiciera introducciones de

cientes á dicho fielato que permanecían
cerrados, le diré al Sr. Estades: que yo,
puesto en el lugar del fiel hubiera hecho lo mismo, porque considero que sería responsable de la desaparición de alguno de ellos, porque á nadie se le ocultará que por malicia ó enemistad podían ha¬ berle sustraído algún documento con el fin de comprometerle ó bien pudiera su¬ ceder que algún muchacho en un momen¬ to de descuido podía distraerle alguno de

bajaban en aquellas obras, estaban alr morzando, oyeron pequeños ruidos. No tenían tiempo apenas de haber huido de aquel sitie cuando sucedió el derrumba¬
miento, sin que, gracias á Dios, ocu¬
rriera ninguna desgracia personal. La fachada que daba á la calle de San
Bartolomé, y las dos casas adherentes

lada dicha colonia durante el actual mes, en el edificio de Santa Catalina del Puer¬
to, cedido galantemente por nuestro Ayuntamiento.
Mañana domingo, á las cuatro de la tarde tendrá lugar otra novillada en
nuestro circo taurino.

les ha interrogado dando este interroga¬ torio el siguiente resultado-.
Preguntado el empleado Cifre que ha sido dependiente de aquel fielato durante una serie de años, dijo-. Que conocía las plaguetas auxiliares para los adeudos de pescado pero que nunca las había em¬
pleado; que en ausencias del fiel si hacía
algún adeudo de pescado anotaba en un

aguardientes y licores simultáneas con
tránsitos de estos mismos artículos. Es
decir, si en una misma carretada intro¬ ducía partidas destinadas al tránsito y otras partidas de introducción. Contestó afirmativamente. Preguntado también si el padre del fiel pagaba al contado las introducciones que hacía, contestó nega¬ tivamente y dijo que el padre del fiel ma¬

ellos; de modo que resultando á mi en¬ tender responsable de lo que tenía obli¬ gación de custodiar, obraba cuerdamente
dicho empleado, teniéndolo escondido.
Respecto á los tránsitos, le diré al se¬ ñor Estades, que ya en otra ocasión eL mismo empleado faé víctima de una de¬ nuncia parecida á la que ahora discuti¬ mos, y mi digno predecesor el Sr. Serra,

por ambos lados á la de referencia, que¬ Ayer noche fueron conducidos á los papelito las introducciones que se hacían, nifestaba al hacer las introducciones que, tan luego tuvo noticias de ella practicó

daron en un estado amenazador, por lo corrales los tres herrqosos novillos que que luego trasladaba á dichas plaguetas pediría el dinero á su hijo, el fiel del las diligencias oportunas para comprobar¬

cual se dispuso fueran demolidas, como han de ser capeados* banderilleados y el fiel; que precisamente debido aL cons¬ Puerto, y á su vuelta lo pagaría.

lo que había de cierto, habiendo resulta¬

así se ha hecho.

muertos á estoque por una cuadrilla di¬ tante cierre de dichas plaguetas no ha¬

Por otra parte me consta que el refe do que Ja denuncia era .falsa y que el ex¬

Entre los varios acuerdos tomados por el «Círculo Sollerense» en la sesión del

rigida por el novillero mallorquín Jaime Ciar (Moreno).

bía podido cobrar nunca los adeudos
atrasados que las pescadoras se presen* taban á pagar y que con motivo de ha¬

rido fiel recibía encargos de compra de estos licóres que se introducían y ex¬
traían; de consiguiente pagando por una

presado empleado cumplía con su obliga¬ ción. De consiguiente, habiendo ya sido acusado maliciosamente una vez, podría

día 31 del pasado, uno de ellos, referente al personal, es el ascenso á Director de la Sección Alpina de D. Guillermo Valls y Valls que antes desempeñaba el cargo

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 27 julio de 1901

berse presentado á pagar una pescadora en ocasión que estaba en dicho fielato el visitador Sr. Cáúals y no haberle podido
cobrar debido al cierre de los documen¬
tos, se habían ocupado con extrañeza del

parte los adeudos do las introducciones que se hacían y recibiendo los' encargos de compras de estos mismos licores que se extraían é introducían, al mismo tiem¬
po que desempeñaba el cargo de fiel era

muy bien suceder que la misma persona que entonces le acusó, volviera al pre-
sente'á proseguir sus persecusiones con¬ tra el expresado empleado, que yo consi¬ dero digno de continuar desempeñando

de segundo, y nombrado para sustituir¬ le, á D. Antonio Pons y Estades, al que, como igualmente al Sr. Valls, felicitamos
cordialmente.
Serían las siete y media de la tarde
del miércoles cuando ocurrió un incendio en la Casa Consistorial. Con motivo de haberse cambiado el contador de gas que
existía con uno más pequeño, se estaba verificando el arreglo de la cañería para

La presidió el Alcalde D. J uan Canals
y asistieron á ella, convocados por se¬
gunda vez, los concejales señores Santandreu, Canals (D,), Üoll, Estades, Joy, Palou y Deyá.
Se dió lectura al acta de la anterior y
fué aprobada Entraron después en el Consistorio
los concejales Sres. Oliver y Riutort. A petición de la Excma. Comisión
Provincial. se acordó concederle autori¬
zación para que la Colonia Escolar de
este año se instale en el edificio de Santa

la alimentación del nuevo aparato, cuando por desgracia cayóse un tapón que cerra¬ ba el tubo conductor del antiguo conta¬ dor de gas. Seguidamente prendió éste y al poco tiempo acudió á aquel lugar nu¬ meroso público dispuesto á ayudar á la extinción del fuego. Como la cañería es de un regular diámetro, hacíase imposi¬ ble sofocad# y á no haber sido por el oportuno ofrecimiento del joven ciclis¬

Catalina del Puerto.
Dióse lectura á lina comunicación de la
Excma. Diputación Provincial fecha 23, en la que acompaña la memoria, planos, pliego de condiciones facultativas y eco¬ nómicas y presupuesto correspondiente al proyecto de conducción de aguas po¬
tables desde la fuente del Rafal hasta la
barriada del Puerto, para que el Ayun¬ tamiento resuelva lo que entiende proce¬ dente. Enterada la Corporación acordó la aprobación de los referidos documen¬

ta D. Guillermo Ripoll Deyá hecho al
Director Gerente de la sociedad «El
Gas» que estaba allí presente, hubiera sido de mayores consecuencias el incen¬ dio, pero aquel, montado en su bicicleta,

tos y que se expusieran ai público á efec¬ tos de reclamaóión por especio de 20
días.
Con arreglo á lo informado por el se¬ ñor Ingeniero encargado de la carretera de Palma á este puerto concedióse á don

fuése seguidamente á la fábrica á dar órden de que se cerrara la conducción que de dicho fluido suministra la po¬ blación, c#n lo cual quedó el fuego pron¬ tamente apagado.
El Rectorado de Barcelona ha concedi¬

Pedro A. Pizá Bisbal el permiso qüe pa¬
ra verificar obras tenia solicitado.
Se acordó pasaran á informe de la Comisión de Obras y del señor Ingenie¬ ro encargado de la carretera de Palma á este puerto, diferentes instancias solici¬ tando permiso para verificar obras parti¬
culares.

do el traslado á la segunda escuela pú¬ Acordóse el traspaso de la sepultura

anómalo cierre de los documentos de re¬
ferencia.
Interrogado el visitador Sr. Canals acerca de si era cierto lo dicho por el empleado Cifre, respecto á encontrarse ambos empleados con los documentos ce¬ rrados y no haber podido cobrar un adeudo de pescado atrasado que se que¬ ría satisfacer, manifestó ser cierto y que
con este motivo había dicho al fiel del
Puerto que en lo sucesivo debía tenerlos abiertos y que en fecha 11 ó 12 de fe¬
brero último le había comunicado dicha
órden.
Preguntado el empleado Cifre si desde
la referida fecha 11 ó 12 de febrero ha¬
bían continuado cerrados los menciona¬
dos documentos ó si habían estado abier¬
tos, dijo que desde entonces hasta el 2 del actual, fecha en que fué trasladado á otro fielato habían permanecido cerrados
los documentos de referencia.
De modo que estas misteriosas pla¬ guetas que rompió el fiel del Puerto an¬ tes de presentarlas al Ayuntamiento y que dijo haberlas roto después de com¬ probadas, no tan solo las tenía constautemente ocultas al dependiente de aquel fielato sino que aun después que el visi¬
tador diera órden al fiel del Puerto en
11 ó 12 de febrero último de que debía tenerlas abiertas, desde entonces hasta el 2 del actual que fué trasladado el em¬ pleado Cifre, infringiendo la referida ór¬ den, continuaron cerradas. Recuerdo que después de esta averiguación pregunté al Alcalde. Y esto que le parece? á lo que me contestó el Alcalde haciendo la defensa del fiel del Puerto ¿Y tu que sa¬
bes si las tenía cerradas porque su com¬

el comerciante ó al menps el agente del el puesto que ocupa, puesto que las prue¬

comerciante de estos mismos , licores y bas aducidas no me parecen suficientes

aguardientes que como fiel intervenía. para acordar su separación.

¿Es lícito este doble cargo ante la ley? El Sr. Estados dijo: No habiendo el se¬

¿Es posible que la ley ni nosotros admi¬ ñor Alcalde ni el señor Coll, hecha nin¬

tamos que un empleado de consumos tra¬ guna manifestación que destruya ios he¬

fique con objetos sugetos á este impues¬ chos comprobados no molestaré la aten¬

to y los intervengan! propio tiempo como ción del Ayuntamiento por más tiempo

empleado del ramo?

limitándome á preguntar al señor Alcal¬

Pero aunque indulgentes exagerada¬ de. ¿Que clase de faltas son las que con¬

mente despreciáramos la culpabilidad que sidera culpables en los empleados de con¬

resulta de los hechos transcritos, hay sumos, no considerando como tales las

lina falta más grave todavía, uu verda¬ : faltas comprobadas?

dero fraude y un fraude comprobado; que

Manifestó el Sr. Alcalde que no creía

el cargo que desempeñamos nos veda po¬ del caso contestar y dando por discutido

der despreciar. Se trata de una carretada suficientemente el asunto pasóse á vota¬

de licores y aguardiente que según los ción la destitución de dicho empleado

libros de la Administración de Consumos votando ésta los Srés. Estades, Oliver,

se debía extraer por el fielato del Puerto Deyá, Joy, Palou, Canals (D.), y Riutort

y según declaración del fiel se debió ex¬ y en contra de ella los Sres. Presidente,

traer con el vapor «León de Oro» resul¬ Coll y Santandreu.

tando que esta carretada de licores y

Por último acordóse verificar varioó

aguardientes según los datos pedidos á pagos y se levantó la sesión.

la Compañía del nombrado vapor, no se

ha extraído. Esta patente culpabilidad no la podemos despreciar nosotros.

CULTOS SAGRADOS

El senos: Presidente: El Sr. Estades
ha tratado de demostrar- la culpabilidad

En la iglesia parroquial.—Mañana, do¬

del fiel del Puerto haciendo el relato de mingo, dia 4, á las 9 y media, se canta¬

lo sucedido y las gestiones practicadas rán horas menores y después la misa

por la Comisión especial nombrada para
entender en el asunto. Se extraña el se¬
ñor Estades que no vea yo tanta culpa¬ bilidad como el supone en las plaguetas

mayor con sermón parroquial que dirá el Rdo. Sr. Cura Arcipreste. Por la tarde cantadas vísperas, habrá explicación del

rotas por dicho fiel y en los tránsitos ó Catecismo; y al anochecer, tendrá lugar

introducciones verificados por su padre, y sobre cuyos estreñios funda,toda la res¬
ponsabilidad que alcanza á dicho fiel por las culpaciones que se le imputan ¿Cómo he de considerar grave la falta de romper

el ejercicio mensual en honor del Sagra¬ do Corazón de Jesús con exposición de
S. D. M.
Jueves, día 8, á las 6 y media, duran¬

blica de niños de esta localidad, á favor de nuestro amigo D. Antonio Ferrer Fanals, maestro de Biniaraix, conforme lo
tenía solicitado.
Reciba el Sr. Ferrer nuestra cordial

núm. 277 del cementerio católico, hecho
á favor de D. Bernardo Arbona Alhena
por D. Damián Deyá Rufián como apo¬ derado de su esposa D.a María Rufián
Estades.
Se aprobó el extracto de los acuerdos

pañero no le borrara algún deudor y que después no pudiera cobrar la partida bo¬ rrada? Me parece que todavía hubiera
resultado mejor defensa, al menos más ocurrente, si me hubiera dicho. ¿Tu que
sabes si el fiel del Puerto tenía cerradas

las plaguetas, cuando á mi entender no constituían documentos oficiales, ni el
Ayuntamiento, ni la Comisión de Consu¬ mos, ni nadie, le había prevenido que los llevara? A mi entender podía muy bien el referido fiel romper los expresados do¬

te la celebración de una misa, se verifi¬ cará el ejercicio propio del dia en honra de la Inmaculada Concepción de María.
En la iglesia de San Francisco.—Ma¬ ñana, domingo, á las cinco y media de la

felicitación.

tomados por la Corporación durante el las plaguetas por miedo que se consti¬ cumentos, cuando solamente constituían tarde empezará el septenario en honor

En la Secretaría del Ayuntamiento de esta villa se halla expuesto al público por espacio de 20 días á efectos de recla¬ mación, la memoria, planos, pliegos de

mes de junio y se acordó su remisión al Sr. Gobernador civil para su inserción
en el «Boletín Oficial».
Se nombró á D. Amador Canals Pons
comisionado para ingresar en Caja á los mozos del actual reemplazo.

paran? Estas plaguetas en las que me dijeron
existía una filtración, es cierto que están
rotas pero no es menos cierto que ante el resultado que se han hecho acerca de
las averiguaciones de los mismos, cual¬

documentos privados y solo de sil uso particular,
Tampoco considero á dicho fiel, como dice el Sr. Estades, ni agente, ni comer¬ ciante,. porpue es sabido que comerciante no lo era y para merecer el calificativo

de N.a S.a de los Dolores con sermón por
D. Antonio Caparé Pbro. En el oratorio del Hospital.—Mañana,
domingo, á las cinco de la tarde, se con¬
tinuará el ejercicio de los seis domingos,

condiciones facultativas y económicas y presupuesto correspondientes al proyecto de conducción de aguas potables desde la fuente del Rafal hasta la barriada del

El Sr. Estades usó de la palabra para
ocuparse del asunto del fielato del Puer¬ to y dijo: En la sesión anterior manifesté que era difícil andar por entre el asunto del fielato del Puerto sin recoger algún daño,

quiera que lea con los ojos de la razón y de la verdad, leerá en estas plaguetas á pesar de rotas, el mismo daño que existía antes de romperlas. Leerá en ellas, que el fiel del Puerto dijo haberlas roto des¬

de agente era necesario que cobrara al¬ guna comisión; lo cual estoy seguro no lo hacía; lo que creo haría alguna vez, desinteresadamente y por pura amistad, encargar á su padre alguna partida de

consagrados á San Luis Gonzaga, con plática por el Rdo. Sr. Cura Arcipreste y á continuación, tendrá lugar la prác¬ tica mensual en obsequio de la Preciosa

puerto.

y solo buscando los puntos limpios del pués de haberlas comprobado y que estas licores por cuenta de algún amigo. Y co¬ Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

mismo-, se comprendía que los Sres. Pre¬ mismas plaguetas siguieron cerradas mo digo, no lo considero falta grave.

(14) FOIíIíJETÍM
ARIEL A
Elemente consagrado á la madre de Je¬ sús. hice mi primera comunión en la iglesia de nuestra hermosa aldea, que
estaba adornada como para una gran
fiesta, porque mi aya, con entusiasmo y fervor, había regalado paños bordados para los altares, flores nuevas para adornarlos, y lámparas de cristal de ex¬ quisito gusto, habiendo ido la tarde an¬ terior á limpiarlo todo y arreglarlo con
tanto esmero como una madre amorosa
prepara los paños y bordados con que ha de cubrir y adornar á su hijo.
Vestida de blanco, ceñida la frente por una guirnalda de jazmines, con un lar¬ go velo blanco y mi libro de devociones con tapas de nácar y oro. el mismo que sirvió á Fernanda, fui á postrarme ante los altares, creyendo ver allí todavía las huellas de mi madre y de mi hermana,
aquellos dos ángeles que fueron á reu¬
nirse en el cielo.
Cuando, de manos del santo sacerdote
que me educaba, recibí el manjar de los Angeles, dos lágrimas de emoción inex¬ plicable surcaron sus mejillas y mi co¬ razón bendijo reconocido al Dios de mi¬

sericordia que se anonadaba por el amor y se ocultaba bajo tan humildes velos.
Mi primera comunión la ofrecí á la reina de los Angeles, por mi madre y mi
hermana.
Desde aquel día fui más buena y más dulce; más piadosa y caritativa. Me pro¬ puse seguir las huellas de mi querida Fernanda y copiar sos virtudes, para lo cual puse todos los medios que son imagin ables.
Me levantaba con el alba y al instan¬ te iba á postrarme ante el altar, donde tenía media hora de oración; luego me vestía y después del desayuno estudiaba con afán para que terminando pronto pudiese ir á visitar los pobres y los en¬ fermos sin robar tiempo á mis ocupa¬ ciones; luego bordaba, dibujaba ó hacía resonar las teclas del piano que tantas veces se sintiera oprimido por los dedos de alabastro del ángel de la torre, como
le llamaban los aldeanos.
Mi padre, desde la muerte de mi her¬ mana, se volvió más incrédulo y más escéptico. Decía que no había misericor¬ dia en el Dios de quien le hablábamos, al herir con la guadaña de la muerte
una criatura tan dulce, tan bella, tan
perfecta. ¡Cómo si no hubiese sido para
ella una felicidad volar á las mansiones

de eterna gloria, antes de conocer las
miserias del mundo!...
Un año después quiso viajar, y deján¬ dome bajo la dulce protección de mis Rebeca, se marchó á Francia para salir de allí en dirección á Italia y proseguir su excursión algunos meses.
Yo quedé sola con la segunda madre que me deparó la Providencia, y seguí estudiando con afán, porque los libros tenían para mí indecibles encantos.
Fui creciendo rápidamente y me hice una linda niña, cuyo tallegenti!. correc¬ ción do afecciones y redondos contornos
llamaban la atención de todos. Aseme¬
jábame mucho á mi hermana, aunque
era ella mucho más bella que yo.
Mis ojos parecían siempre anegados en lágrimas, pero tenían una mirada poderosa y magnífica; mi frente ancha y coronada de abundantes y rubios ca¬ bellos, tenía una diáfana palidez que le prestaba mucho atractivo; mi boca era pequeña y muy encarnada; mis mejillas
ostentaban el delicado matiz de la rosa
de Alejandría, y toda mi persona llevaba el se,lio de una distinción que más tarde
envidiaron muchas damas del gran mundo.
Recuerdo que más de una vez, satis¬ fecha de mis encantos y ufana con ellos.

me miraba al espejo complacida, ador¬ naba mi cabeza con cintas y ñores, y arreglaba mis*vestidos con naciente co¬ quetería; pero mis Rebeca sofocaba estas inclinaciones con su buen juicio, sus conejos y su continua vigilancia.
Ella me enseñó que nunca tenemos
razón para ser vanidosas; con ella apren¬ dí que la hermosura es un don pasajero y que la modestia es el adorno más bello de una mujer.
Y no creas que comprendo á esta vir¬ tud, que es hija del cielo y está rayando
en la humildad cristiana, con esa gaz¬
moñería. especie de virtud fingida, más repugnante que la más insolente vani¬
dad.
No. hija; mía. yo nunca he creído co¬ mo muchos, que la modestia es igno¬ rancia ó disimulo. La virtud de que te hablo no es tontería sino caridad y al verse más grande se abate, al hallarse más perfecta, más digna, más pura, se humilla profundamente, bendeciendo la mano suprema que la sacó de la nada en que un día estuviera sumida.
Yo no creo, pues, que la mujer bella ó virtuosa que confiesa sus bellas cualida¬ des es orgullosa. por este solo hecho, no; por esto te he dicho,que he sido her¬ mosa y más adelante iré refiriéndote

otras cosas que parecen rasgos de orgu¬ llo, pero que examinados con atención,
no tienen un átomo de este defecto.
Es cierto que fui bella, pero esto no es un motivo para que me envaneciera: es verdad que debí al cielo una fortaleza extremada; que tengo talento y he cum¬ plido mis deberes en el mundo, pero
esto no me lo debo á mí misma, sino á
Dios; no lo tengo por mí, sino por su infinita bondad; en una palabra, al re¬ conocer y confesar estos dones, me creo más obligada con el cielo y lejos de en¬ vanecerme. pienso al contrario, que dis¬ ta mucho de la perfección á que aspiro.
La buena educación es el rocío celeste
que da vida á la modestia: sin ella mue¬ re, como la planta falta de sol y de aire que la vivifiquen.
Todos los defectos de mi carácter eran
combatidos sin tregua por mis Rebeca, que continuaba siendo mi ángel tutelar. Decíame constantemente que al ver á mi madre en el cielo, no quería confun¬ dirse ni que tuviese que echarle en cara una hora de abandono; que nos había confiado á sus cuidados y que había preferido dejar alejarse á su hijo por no abandonarnos, razón por la cual le hacía daño ver mis imperfecciones'' y quería corregirme de ellas,

L»b ansTLciDB que se inserten en esta sección pegarán: Hasta tree i*íiercioces á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á ífazón de 0*03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0'02 pesetas.
Iil ralor mínimo de un anuncio, sea eual fuere el número de líneas
<3e que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

SERVICIO DECENAL
ENTRE

s o u ¡l £ n

de

Anuncios

Los annnetos mortuorios por una sola vez pagarán: Del anoho df una columna 1‘50 ptas., del de dos S ptas., y así en igual proporoióoa.
®n la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la linea del tipo en que se eomnongan, siendo menor del ouerpo 12, y de éste si es mayor.
Loa snicriptorei disfrutarán una rebuja de un 85 p*v
cierno

ACABA. DE ÍUBUCABSE El

Anuario de la Exportación por el magnifico y veloz vapor

VICE-VERSA

LEON DE 010

calidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id.

INDUSTRIA Y COMERCIO para 1901

Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26

de id. id. d® id. id.

CONTIENE: Las señas de Barcelona por apellidos y profesiones. Las del resto

CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle de España. Las de todas las naciones de Europa y de las Entéricas latinas. Aranceles

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.— D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Comman¬

de Aduanas de las mismas naciones. Informaciones para el desarrollo comercial. Estadís¬

dant Samary-5.

ticas de exportación é importación, etc., etc.

NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette, según el presente itinerario,

corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte

y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.
L’ UNIÓN-'

Min eo Barcelona, 12‘üO peste j en el reste de España, 15 pesetas
Pídase ea (Palma esi el “Centro de Hnscripclones” de C. Miguel

Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

Alvares, calles Feliu 82 y llanto Espíritu 82.—SSdller, euel estable¬

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬ cimiento de “La Sinceridad" San (Bartolomé 11, y en todas las 11SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬ brerías.—BÁBCKEIiOISÍA, Paseo de Isabel II, núm.

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

ABDA DESTILADA

L‘ ASSICÜRATRICE ITALIANA

Capital social
Reservas Primas á cobrar., . . .
Total
Capitales asegurados . . Siniestros pagados ...

10.000,000 Francos

8.705,000

„

74.287,038

„

92.992,038

15.127.713,242

„

194.000,000

„

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los da trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.
Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Oaeellas, Luna, 17
SOCIEDAD BARCELONESA DE GUANOS
BARCELONA

GUANO POMÉ3-POMAR

el más acreditado, el más barato y el de más con¬

sumo de España

A 21

¡rae©* Tosaasmd© ló

ú

2# pesetas id.

DEPÓSITO EN CASA DEL REPRESENTANTE

D. MIGUEL COLOM

CAIAME DJGHL MA».-iOLLEK-(Baleam)

Ptas. Cts.

HISTORIA DE SÓLLER en sus relaciones con la general de Ma¬ llorca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno, encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de cobre en la Exposición Universal de Barcelona y con me¬ dalla de oro en la Exposición Balear de Sóller ....
INUNDACIÓN DE SÓLLER Y FORNúLUTX, en 1885, capí¬
tulo adicional á la Historia de Sóller. Un tomo en 4.° de
120 páginas, encuadernado en rústica, premiada con me¬ dalla de oro en la Exposición Balear de Sóller ....
CULTIVOS ARBÓREOS Y HERBÁCEOS. Memoria premiada con el pensamiento de oro y plata en el certamen del quincuagésimo aniversario de la fundación del Instituto Balear, y con medalla de oro eu la Exposición de Sóller. Un tomo en 8.°, encuadernado en rústica

20‘00 1475 2J50

CULTIVO DEL NARANJO en las Baleares. Obra de reciente

JDE
Filón de YAMAYJÓ
Se vende, al por mayor y me¬ nor, en la Farmacia de J. Torrens,-Sóller.
LA SOLLERENSE
DE
JOME COIid
[Mili ] P0RT-B0I (¡rosto francHsjiafiola)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia, especial para el trasborde y reexpedición de naranjas, frutas rrescasy pescado ?.
La Ilustración Española y Americana. —La Moda Elegante.—La Ilustración
Artística.—El Salón de la Moda.—Album Salón.—La Bordadora.—La Perla Ar¬
tística.—La Mariposa.—La Zapatería Ilustrada.—Sol y Sombra.—La Elegan¬ cia,—y otra inñnidád de periódicos y revistas ilustradas de España sirve á sus abonados el «Centro de Suscripciones», sección tercera de «La Sinceridad», San Bartolomé 17,—SOLLER.
«ICIOS M U DIABETES
POR EL
Vino Uranado Pépsico
de
J. TORRENS, Farmacéutico
B1 primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada "diabetes.,,
PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DS
INULA HELENIUM

Sociedad de seguros contra los
ACCIDEAÍTE8 DEL TRABAJO
ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20,
Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASELLAS.

lúas áe h fetonío §ol y tossello FIEL CONTRASTE DE PESAS Y MEDIDAS

DE ESTA PROVINCIA

Ptas. Cts.

Manual práctico de Aritmética del sistema métrico-decimal. . TOO

Reducción completa de todas las pesas y medidas de Mallorca

(en rústica)

175

Reducción completa de quintales á kilógramos y vice-versa,

con el 4 p§ y sin él

. . 075

Reducción completa de cuartines de vino á litros y vice-versa. 0’50

Catálogo que contiene las equivalencias de todas las unidades

de pesas y medidas de Mallorca al sistema métrico decimal

y vice-versa

0’25

Libro de cuentas hechas por pesetas y céntimos de id. . . . l’2o

De venta en la librería de «La Sinceridad», calle de San

Bartolomé, 17.—SOLLER.

SUCURSAL DE LOS ALMACENES MONTAÑES
Victoria, 7.-SÓLLEB

El dueño del citado establecimiento pone en conocimiento de los vecinos del respetable pueblo de Sóller, que en él encontrarán un pre¬ cioso surtido de géneros de la presente estación á precios muy reducidos.
® ® ® ® ® ESPECIALIDAD EN PAÑERÍA Y LENCERÍA
ABIERTO HASTA LAS 10 DE LA NOCHE LOS DIAS LABORABLES ® ® ® ®
Y© ©©s&ffltiadlr&es ¥'ict©fi*la, 7

publicación, que forma un toinito en 8.° de 190 páginas,

encuadernado en rústica, premiada con medalla de oro en

las Exposiciones de Sóller y de Manacor, y con medalla

de plata en la Fória-Concnrso de Barcelona

USO

CULTIVO PRÁCTICO DEL ALGARROBO, Un tomo en 8.° de 158 páginas, laureada con iguales premios que la anterior.

D50

GUÍA DE SÓLLER. Un tomo en 8.° menor de 152 páginas. La encontrarán de venta en las principales fondas de la
isla al precio de

Q‘50

LITERATURA POPULAR MALLORQUINA. Gloses de ‘n Pau
Noguera y Ripoll (á) Sarol, (Tom I), y de N‘Andrea Coll y Bernat, (á) Tambó, (Tom II). Cada Tom val. .... P00
Véndense en la tienda de artículos de escritorio de «La Sinceridad»
—San Bartolomé, 17—SOLLER.

Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬
rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DE •V'HnSTTA.:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez 3’ Bermudez.—- Sóller. Far¬
macia de .T. Torrens.

)
\\

DE LA CASA

F&COFFT, TEJEJRA Y C.a de BARCELONA

Único representante en Sóller: Miguel Colonu
lie del Mar.

SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»