22 DE JUNIO DE 1901
22 DE JUNIO DE 1901

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCKIPCIÓN:
Sol leu: Administración. Francia: j). Guillermo Colora—Quai Coramandant Sa-
máry-5-Cette (Herault). América: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecibo—
Puerto-Rico).

Fundador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA

director

4*

Administrador

D. JUAN TORRENS Y CALAFAT $ D. DAMIAN MAYOL Y ALCOVER

REDACCIÓN: CALLE DE VIVES N.° 6.-ADMINISTRACIÓN; CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N.° 17. SÓLLiER (Baleares)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.)

Extranjero: 0-75 francos id. id. )PA0° adelantado.

Número suelto 010 pesetas.—Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria

Era una tarde de mayo.

entreabiertos por una sonrisa indefini¬ me retenía en mi aposento, pudiera lle¬ por sus calles llameantes de luz volví la

Sentados en los bancos, bajo sombras ble.. No sé qué expresión supe ver en var á mi alma ni un rayo de espe¬ cabeza y vi cómo en la obscura noche se

de los árboles, recostados en las blancas aquel rostro, eu aquella cabeza noble y ranza!»

borraba aquel monte, se perdía aquel

EL POBRE CIEGO

paredes, paseando en animados grupos enérgica que me impresionó hondamen¬ Triste es esto, señor Juan!

cuadro, sis que una luz siquiera indica¬

con barullo de jaula llena de gorriones, te... Surcos de lágrimas, junto á sonri¬

«Más triste que esa. noche eterna que ra á los ingénuos. á los sinceros, que

Vén á hacerme una visita y podrás
verle.
«Pues te prometo que iré.»

retozando .unos en alegres carcajadas, hablando otros de pasados tiempos, con sesuda tranquilidad, con sus trajes gri¬

sas de niño; expresión de amargura, de
dolor heroico, de sufrimientos imborra¬
bles, sobre aquella frente y aquellos ojos

me envuelve, noche negrísima sin una
estrella!»
¿Y no tuvo usted amigos?

existía!...

J. Pahisa Clara.

Al día siguiente fui á cumplir mi pa¬ ses y azulados, pulcros algunos con es¬ blancos, sin mirada, inmóviles, fijos en «Y quién los tiene, señor?... Creí te¬

labra.

mero, desaliñados otros con descuido. el infinito... Era una de aquellas cabezas nerlos como todos y me equivoqué como

Concluía de comer y con ansia verda¬ dera dirigíme á aquel asilo de ancianos, del cual era médico mi amigo. Un Asilo

Allí dando el sol en un cochecito de un
paralítico que empujaban apoyados en sus bastones otros compañeros; aquí al¬

que desafian al desprecio, porque inspi¬ ran simpatía en cuanto las miráis... Era el pobre ciego!... aquel señor Juan que

muchos!...» «Os hacían mucho daño?»
«Sí me hicieron, y yo jamás supe ha¬

Ecos de Ultramar

de Ancianos! No sé porque se me antojó
una página repleta de Filosofía de ese gran libro de la vida; pero se trataba
también de un hombre y quise verle: vá
pareciendo esto tan raro! Para llegar al establecimiento debía
atravesar las más populosas calles de la ciudad; suntuosos palacios, soberbios edificios, calles inmensas hasta perderse en el horizonte; coches, tranvías; una
avalancha he g'ente que se estruja al ir y venir en vertiginosa marcha; un ruido
que ensordece; un movimiento que aturde; la ambición en pugna! Lo que avanza, lo que resiste, balumba atrona¬ dora de perfecciones y de vicios, de grandeza y mezquindad que se confun¬ den; y á través de calles y más calles iba cesando el ruido del centro, el lujo en los edificios desparramados ya y sin si¬ metría. y campos á través, en la ladera
de un monte, se levantaba la enorme
masa del edificio-Asilo.
Allí el cielo era más azul, el aire más
puro y todo reposo y calma: silencio, un silencio solemne á donde llegaba vaga¬ mente el confuso zumbido de aquella
inmensa colmena.

gunos más temblando bajo aquel sol de estío, que vibraba intensamente sobre las blancas paredes, los copudos árboles, en profusión intensa de luz y sombra.
Senteme entre ellos algún rato y pron¬ to tuve amigos y supe historias quizá más de lo que deseara.
No me engañó mi deseo: jamás libro ninguno atesoró más enseñanzas, ni su¬ po abarcar la honda filosofía, que ense¬ ñaba aquel cuadro, aquella página in¬ tensa y real de la vida humana.
Ancianos todos. Mescolanza de grati¬ tud y de envidia; de recelos y dudas; de bondad y perfidia; de holganza y pasi¬ vidad espantosas expresada por caras venerables, rostros compungidos, cabe¬ zas canas las más dignas del mayor es¬ tudio; unas graves y medidas bajo el peso del infortunio; sonrientes otras con la conformidad de la inercia. Cuerpos viriles aun desafiando al tiempo con ca¬ beza, inundada de luz, como si escucha¬ ran murmullos de esperanza, cantos de liberidad aún. Cuerpos doblados ya mi¬ rando á la tierra, que iba atrayéndoles, como si les contara algo de la eternidad
sombría!

El estruendo de la lucha, allí; aquí la conformación de la caridad, despojos, si queréis de aquello, vencidos al fin que Dios recogía! cuanto pájaro solo dentro aquella jaula!
Dichoso el que tiene un hogar en su vejez, dichoso!
El edificio era inmenso, rígido en su sencillez; tres blancas paredes en las que
resaltaban infinidad de alineadas venta¬
nas pintadas de verde. En la parte tra¬ sera y cercado por verjas de hierro un espacioso jardín que subía al monte,

Con sus blancas caperuzas de alas enormes, algunas hermanas de la cari¬ dad, como mariposas de aquel invernᬠculo. cruzaban sonrientes por el patio que tanto respeto y honda melancolía llegó á inspirarme.
Pero recordando el objeto principal de mi visita dejé aquella buena gente en¬ tregada á sus ocios ó á sus penas, y se¬ guí mi paseo hasta la verja que daba acceso al monte, en busca dei pobre cie¬ go. del hombre aquel que admiraba ya,
sin conocerle.

elevándose en la cúspide una pequeña

Sentado en rústico banco, rodeado ca¬

ermita.
A cuantos he oído decir que aquello era su calvario! Los grandiosos álamos ocultaban casi la entrada, una espaciosa puerta de tea. que se abría al tirar de una anilla de latón que pendía á uno de los lados, y patios á través acompañado

si de magníficos rosales, á plena luz, en el comienzo de aquel monte, allí solíto, entre el perfume de las rosas y la luz que lo inundaba, encontróme á un viejecito. Su traje era limpio, pulcro... Cruzadas sus piernas, en las que des¬
cansaban sus manos, removiendo un

del portero llegué al despacho de mi bastón sobre la menuda arena, parecía amigo. Precisamente hállelo muy ocu¬ absorto ante la belleza de aquel paraje.

pado y pude á mi sabor recorrer aquel Comenzaba en el fondo un pequeño mundo pequeñito de ancianos, que se bosque de pinos de un verde intenso,

me antojó la antesala de ¡a muerte.

elevándose hasta la cima en vibrantes

Jamás pude imaginarme el esmero, la gradaciones, donde la ermita blanca,

limpieza: el orden perfecto que en su in¬ blanquísima, destacaba sobre un cielo

terior reinaba. Todo blanqueado, todo azul. A la izquierda, el declive del mon¬

pulido... Eu los jardincitos de los patios te sombreado en difusos matices, hasta

ni una hoja en el suelo de sus árboles; solo la fina arena donde paseaban en
animados grupos los viejecitos. En las blancas paredes ni una mancha; som¬ bras de aquellos cuerpos al ir y venir, en

donde extendía el sol una niebla purpu¬ rina sobre la inmensa ciudad que repo¬ saba en el fondo donde el azul del mar
sin horizonte se confundía con el espa¬
cio. A Ja derecha algunos árboles fruta -

sus paseos.

les recortando en ondulante línea dora¬

En uno de los patios, el preferido, se¬ da el horizonte, bajo cuya sombra se

gún de concurrido estaba, por ser el más extendían caprichosos jardines de.cui¬

cercano al monte, próximo á las verjas dadas flores, entre curninitos de fina

aquellas por donde se divisaba en lonta¬ arena.

nanza envuelta en blanquecina bruma
la inmensa ciudad, é inundada de sol
vibrando en metálicos reflejos la feraz

La elección era magnífica. Fuirne acercando quedamente para no distraer¬ le, hasta llegar á su lado, de lo que lue¬

campiña cual intensa mancha verde go me arrepentí. Descubierta la cabeza,
destacándose sobre la falda terrosa del inundada de luz. la descansaba sobre el

monte, confundiéndose en la dorada ne¬
blina que circuía a lo lejos el apretado
haz de casas de la inmensa ciudad. Guar¬
necían el patio aquel dos hileras de ár¬ boles. debajo de los cuales formando línea>, se extendían á lo largo uua infini¬
dad de báñeos verdes como las ventanas
abiertas, por donde el sol inundaba los dormitorios, de pavimiento encarnado

respaldo verde de aquel banco. Sus blan¬
cos cabellos se inclinaban ondulantes
hacía atrás, dejando bien descubierta
una noble frente sonrosada, cruzándola
dos profundas arrugas hasta las sienes,
donde comenzaban sus blancas y finas
cejas, bajo las cuales, y muy abiertos, dos ojos grandes de blancas pupilas co¬
mo el mármol destacábanse sobre su fi¬

Cianeas paredes, como las innumerables na nariz aguileña, sobre sus megillas

camas que á ambos lados se extendían coloradas de surcos profundos sobre su

de un .extremo al otro de la sala .

¡ cano bigote, escondiendo casi sus labios

tanto deseaba conocer; un hombre, como decía mi amigo, tan bueno que se equi¬
vocó al nacer.
No sé si era lástima, entusiasmo ó ca¬ riño lo que me inspiraba aquella cabeza á plena luz y el sitio en que la veía. ÍJn buen rato estuve contemplándola silen¬ cioso, sin atreverme á interrumpir
aquel éxtasis sublime en que parecía sumido. No sabía como empezar á ha¬ blarle: me infundía respeto y no sé que extraña simpatía y entusiasmo, pero quería oírle, quería escuchar aquellas frases profundas, aquellas ideas brillan¬ tes que tanto admiraran á mi amigo y temía no acertar en mis preguntas, ó contrariarle con mi presencia, pero su bondad y llaneza excusaron mis recelos.
Era el pájaro del bosque que canta y canta porque le place cantar, ajeno á
cuanto le rodea.
«Buenas tardes, señor Juan», díjele por fin cariñosamente.
«¿Quién sois, me respondió, que me conocéis y no os conozco?»
«Pues un visitante amigo del médico de la casa, que le han hablado de usted y le place saludarle».
«Entonces Dios se las dé á usted muy
buenas. Gracias, señor, muchas gracias,
me decía extendiéndome sus manos, que
me apresuré á estrechar, sentándome á su lado. «Que bueno es el doctor, le debo mucho, mucho», repetía.
«También él se acuerda de usted,
tanto, que me ha inducido, oyéndole, á
venir á estrechar á usted sus manos».
«¡Gracias, repetía, gracias; están bue¬ no el señor doctoiT»
«¿Y cómo por aquí tan solíto?»... re¬ puse afectuosamente.
«Oh, solo nó, señor, solo nó... con mi mejor amigo; con ese sol que nunca cambia, que nunca muda, que siempre hace bien, siempre, eternamente! Sabéis de alguna virtud ó de algún cariño hu¬ mano que se le parezca?...»
No atiné á contestarle y por decir algo le hablé de sus compañeros.
«Mis compañeros son todosjiiuy bue¬ nos y ¡es quiero mucho, pero esees el predilecto.» me contestó levantando su
mano derecha hacía el cielo. «Los dias
serenos, cuando salgo al patio y al levantar mi cabeza siento el beso y el abrazo de la luz. pian-pianito me lle¬ go á este banco que es mi gloria, y aunque le parezca á usted extraño, hablamos mucho mi amigo y yo... Yo tengo muchas cosas allí arriba; tiene él tantas aquí abajo!...
Y tantas son las que tiene usted allí
arriba?
«Tantas, señor, que son todas. Mis padres, mi esposa, mis hijos, mis pa¬ rientes. mis ilusiones, todo voló hacia arriba: hasta mis ojos!...»
¿Cómo vuestros ojos? «Sí; ya veréis cómo. Cada vez que Dios me mandaba una desgracia, porque yo he sufrido mucho, señor, mucho, fi¬ jaba allí arriba en el espacio azul, horas tras horas, mis pupilas, para rogarle que guiara mis pasos por la espinosa senda de la vida. Cual hoy implacable en dorado campo de espigas, veía caer á mi alrededor cuanto quería, cuanto
amaba todo iba volando, iba subiendo,
y así. pedazos de mi alma, envolviéndo¬ se en aquel azul del infinito, un día tras otro día. él siempre envolviendo, yo
pilas, quedaron tambiéu envueltas en sjís mallas porque ni el azul de mis ojos al mirarme en el espejo, cuando el dolor

cerlo á nadie. El instinto de la vengan¬
za se me antoja lo irracional de la bes ¬ tia, el goce de sangre en la fiera. Todos heredamos algo; la víbora, su veneno. Infelices los que como ella han de ali¬ mentar el virus fatal que injertaron en
sus venas!
Eso siempre me hizo temblar, señor, más que todas las lágrimas que he de¬ rramado, que todos los dolores que he
sufrido. Ser malo? Dios me asista y no
me desampare! pero eso jamás, primero
la muerte.
Ensalcé á Dios, porque honré á mis padres: trabajé como un hombre porque ellos me lo enseñaron: sólo hice siempre bien, siempre, y ya veis cómo ai fin ha¬ llé, lo mió. Ni más regalada, ni más pla¬ centera vida pude hallar en mi vejez. Dios vela mientras los hombres fraguan
sus maldades horribles.»
«Y no sentís la nostalgia del mundo?» «Nostalgia de qué? Nada tengo allí fuera ni para nada puedo allí servir. Ni soy rico ni tengo deudos: más prefiero la caridad de aquí que la compasión de allá. Parece que mis ojos para no mirar más se eclipsaron».
«Harto sufristeis, señor Juan!»
«Mucho, señor, mucho! y ya veis de qué servirán mis ojos al espacio que pu¬
so encima de ellos una niebla eterna;
nieve que no se derrite; hielo que quedó en mis retinas, pero solo en mis retinas sin poder ir más adentro!»
«Y hace mucho tiempo que no vé us¬
ted señor Juan?»
«¿Que no miro querréis decir?» «¿Cómo que no miráis?» «Sí, que no miro... Cuanto amaba
evaporóse sobre la tierra. Teniéndolo servían mis ojos para mirarlo. Si lo que filé para mí voló hacia el cielo, que debo ver en la tierra? Qué me importa el
marco si han destrozado el lienzo! mirar,
ya no miro; ver. si que veo señor; desde que no miro á los hombres es cuando empecé á ver mejor á Dios! con ese Dios que no me ha abandonado nunca y con El que no han podido indisponerme ni las perfidias ni las infamias de los malos!
Al levantar su hermosa cabeza roda¬
ron dos lágrimas por sus mejillas y así quedamos un buen rato, él fijos, inmó¬ viles aquellos ojos blancos, tan blancos, en el espacio azul y yo hondamente im¬ presionado sin poder apartar los míos de aquella cabeza inundada de luz. que el dolor hacía sublime y que hubiera be¬ sado con toda mi alma con el respeto profundo que besara á un crucifijo.
En aquel instante una campana anun¬ ciaba el retiro con plañidera voz y el sol. medio oculto tras aquel monte, lanzaba
sus últimos destellos carminosos en las
sombras de la'tarde.
Hacia nuestro banco avanzaban dos
ancianos llamando cariñosamente al se¬
ñor Juan, Yo le estreché las manos y no
sé lo que le dije que él también me las estrechó fuertemente, rogándome vol¬ viera á verle. Si que iré. si, sombra ben¬ dita. hoja de primavera entre el cierzo de la vida! Quién era? Su historia? La no¬
bleza atravesando una sociedad que no
entendía; un hombre de corazón que se equivocó al nacer!
Mi amigo seguía ocupado; yo no po¬ día ya permanecer más en aquel santo asilo y salí y atravesé aquellos campos dejando la soledad sombría de aquel paraje que me hacía daño.
Qué respeto más hondo el que inspira la honradez y la nobleza! Ansiaba el tu¬
multo, el ruido de la ciudad, Al entrar

DE SUE AMÉEICA
Un domingo de invierno, á eso de las once de la mañana, llegábamos á bordo del vapor «San Martín» fondeado frente
al Dock número 2 en Buenos Aires, que
en aquel instante preparaba su salida partí la capital del Paraguay.
Poco tiempo después nos hallábanlos
instalados en un buen camarote que
íbamos á ocupar durante algunos dias. No tardó el vapor en dar su último
silbato y soltando las amarras empezó á cruzar las diferentes dársenas que for¬ man aquel puerto artificial, que hace pocos años no era más que una rada en donde el pasajero para llegar á tierra
había de hacer varios trasbordos, sir¬ viéndose hasta de carretas para el de¬ sembarque.
Tan pronto hubimos salido del puerto, se oyó la campana que avisaba á los pa¬ sajeros de cámara que el almuerzo iba á
servirse.
En efecto tomamos asiento en un es¬
pacioso y bien decorado comedor y se
nos sirvió una suculenta comida.
Predominaban en el menú los platos criollos, semi-españoles.
En aquel almuerzo comimos por pri¬ mera vez el típico asado con cuero. asado
genuinamente argentino, que lo hacen echando al fuego una ternera con su
propio cuero. Cuando concluimos de almorzar, solo
se veía por la popa del barco la silueta confusa de la populosa capital argen¬
tina.
Nos hallábamos ya en pleno rio, en medio de un gran fluvial, que tiene oleajes como un verdadero mar y forma
horizonte como el Océano.
Pocas personas, sin haberlo Cruzado, podían tener idea de la inmensidad de estos ríos americanos, que tan solo poi*
medio de ellos ha sido hasta ahora po¬ sible conocer las entrañas de este gran continente.
A las tres de la tarde nos hallábamos
frente á Martín García, una pequeña is¬ la que se halla próxima á la desemboca¬ dura de los dos rios Paraná y Uruguay* que entre ambos forman el rio de la
Plata.
A Martín García van los barcos proce¬
dentes de paises infestados, á los cuales la sanidad argentina impone cuaren-^
tenas.
El Gobierno de aquel pais, ha conver¬ tido aquella isla en un magnífico laza¬
reto, con todas las comodidades, á fin de
que á ¡os que tengan que ir allí, les re¬ sulte menos pesada la estadía en aquel lugar.
Nosotros pasamos como á una milla distantes de la isla y el vapor no tardó en dirigir su proa al Paraná y al dia si¬ guiente a las ocho, entrábamos en el puerto de Rosario.
El vapor se detiene generalmente un par de horas en aquel puerto, tiempo suficiente para visitar el Rosario de San¬ ta Fé, la segunda población argentina.
Es una ciudad de más de doscientas
rail almas, que se extiende en la mar¬ gen derecha de río Paraná; el aspecto algo sombrío, aun que los edificios son modernos y elegantes algunos, las calles rectas y anchas y el puerto de un mo¬ vimiento extraordinario; en él fondean buques de todas nacionalidades que van allí en busca de cereales, lanas, lino* maderas y otros productos.
Seguimos viaje con rumbo al Paraná* herniosa y moderna ciudad, capital

SO LLER

2'

Hi provincia de Entre Ríos, situada á ' El viaje desde Posadas hasta el Igua- satisfecho, y desde luego esperamos que Ahora, después de haber servido de ííaus cuarenta leguas del Rosario y en zú es muy penoso, pues no hay servicio estará contento de las dificultades que vil instrumento, cometiendo toda clase

Crónica Local

Ja orilla opuesta. Después de una escala de comunicación establecido y nosotros ha suscitado al Gobierno inglés.

de crímenes, robando é incendiando

de una hora volvimos á salir haciendo lo hicimos con gran sacrificio y opesar .¿nievas escalas en los puertos diferentes de que la vista de esta maravilla es im-

propiedades á fuerza de puro patriotis¬ Londres 15.—-El representante en la mo. se vuelven al Congo, que es su ver¬

EL JUBILEO DEL AÑO SANTO

•que se encuentran en una y otra orilla
.fiel caudaloso rio. A cada momento nos cruzábamos con
vapores y barcos de vela que navegan

,ponente, no podemos decir que nos can¬ sase el mismo efecto que nos produjo la cascada que separa los Estados Unidos
del Canadá.

Cámara de los Comunes del partido na¬ cionalista irlandés se propone dirigir el lunes una pregunta al subsecretario de Guerra, acerca de si España ha protesta¬

dadera Patria.»
De la

Península

Por la importancia que tiene el jubi¬
leo del Año Santo, estamos seguros que nuestros habituales lectores nos han de

.majestuosos por aquellas latitudes.

Frente á Posadas, á la orilla opuesta do ó formulado observaciones con moti¬

agradecer, les proporcionemos algunos

Cinco dias después de nuestra salida del rio, que tiene allí un ancho de poco vo de la continuación de las obras em¬

El 14 del actual falleció en Oviedo el datos históricos, sobre la más importante

de Buenos Aires fondeamos en el puerto más de una milla, se extiende en una

de Corrientes, capital de la provincia del gran planicie Villa Encarnación, pobla¬

mismo nombre. Es una ciudad antigua ción del Paraguay, fundada también por

de la época del dominio español, tiene los jesuítas en la época de la dominación

unos cuarenta mil habitantes con bue- , española. Es un lugar de poca anima¬

nos edificios públicos, está situada sobre ción que vive vegetando como casi todo

una meseta y sus calles si bien no son el Paraguay, que aun se halla preso ba¬

muy anchas son en cambio todas rectas jo los extragos de aquella guerra, que

y limpias.

solo la actual del Transvaal, es compara¬

Es lugar.de buenas naranjas; hay gran¬ ble á la que sostuvo el Paraguay contra

des huertos de esta fruta, que constituye la Argentina y el Uruguay, unidas ig¬

prendidas en Gibraltar. El mismo individuo preguntará al
primer lord de la Tesorería si el Gobier¬ no británico entablará negociaciones con España, conducentes á obtener la cesión de la parte de costa situada al Oeste de Gibraltar, así como la del terri¬
torio suficiente inmediato á aquélla, con objeto de que el puerto sea fortificado
convenientemente.
También preguntará si se lian hecho

Catedrático de aquella Universidad don Leopoldo Alas, conocido en la república
de las letras con el seudónimo de Cla¬
rín. El cadáver del eminente crítico y
gran fustigador de los escribidores, fué conducido en hombros por los Catedrᬠticos señores Altamira y Posada, por el Secretario Sr. Guevedo y Vice-Secretario Sr. Guisasola, desde su casa mortuoria
hasta la capilla de la Universidad en donde el Vice-Rector Sr. Cañellas pidió

de las gracias que la Iglesia católica con¬
cede á los fieles.
Este jubileo entre los cristianos, fué instituido por el papa Bonifacio VIII el año del señor de 1295 y se celebró por
vez primera en 1300 concediendo á todos los fieles que fueran á Roma y visitasen los sepulcros de los bienaventurados apóstoles S. Pedro y S. Pablo indulgen¬ cia plenaria y remisión de todos los pe¬

tina .de.las riquezas del lugar, pues de nominiosamente con el imperio del ofertas á España para comprarle la parte una oración por el alma del difunto. cados. Este papa ordenó que el jubileo

ella exportan grandes cantidades á Bue¬ Brasil,

de bahía de Gibraltar que posee.

Este deja varias obras inéditas; en pren¬ se celebrase cada centuria. Más tarder

nos Aires.
Nosotros llegamos allí en dias de fiesla solemne. Se .coronaba en aquella oca¬ sión á la Virgen de Itati; una Virgen milagrosa, á la cual adoran sobre todo los indios de su lugar, población cerca¬
na ú Corrientes.
La coronación .de la Virgen había
atraído una concurrencia tan numerosa,
que el primer dia de nuestra llegada nos

Aquella alianza de las dos repúblicas hispano americanas, con una monar¬ quía para atacar á la humana valerosa y simpático, es un baldón sin ejemplo para
su historia.
Cada episodio de aquella guerra, horriblemente sangrienta, hace surgir una oleada de simpatía hacia aquel pais que se batió contra tres enemigos fuer¬ tes sin que jamás fuese vencido.

Estas preguntas están inspiradas en el propósito de favorecer á España.
Dice la prensa que es necesario que la opinión general de España dé muestras de su existencia, á fin de que no pueda creerse que asentiría á todo y con todo transigiría, y con el objeto también de que la opinión inglesa comprenda las dificultades que puedan suscitarse en
esta cuestión.

sa El Callo de Sócrates; en preparación, la segunda série de folletos literarios; y planeada La millonario\\ de cuya obra había ya escrito un acto.
Dicen de Sevilla que á causa de la horrorosa tormenta que descargó sobre aquella capital se inundó parte de la
misma.
El pedrisco destruyó un sin número

Clemente VI redujo á cincuenta el nú¬ mero de cien años y por último Sixto IV, con el fin de que cada edad pudiera participar de tan gran beneficio, sancio¬ nó que el jubileo se celebrase cada vein¬ te y cinco años.
Son muy tiernas y significativas las ceremonias con que el sumo Pontífice abre la puerta Santa ó jubilar y muchí¬

i'ué imposible conseguir hospedaje, ape¬ El .final de aquella guerra, ocurrió Personas imparciales y competentísi¬ de cristales.

simas las peregrinaciones que acuden A

sar de haberse improvisado con motivo con la muerte del última hombre para¬ mas en la política extranjera creen que

Los daños en el campo son grandes.

Roma de todas las partes del orbe cató¬

de la fiesta gran número de fondas y
'hoteles.
•Unas cuantas leguas más-¡arriba de

Corrientes el rio se divide en dos, deno¬

minándose Paraguay y Alto Paraná.
-Baña este último la costa sur del Para¬

guay. formando la linea .-divisoria de

tvste país con la Argentina.

El lugar donde desembocan estos rios

-se llama

bocas.

Es una gran bahía circular con algu¬ nos islotes en el centro y bancos de are¬ na que á veces salen á la superficie y -luego desaparecen seg’ún í las corrientes

-y las avenidas de dos ríos. Después de algunos dias de permanen¬
cia en Corrientes tomamos pasaje en el

vapor «Pingo», barco de unas-,quinientas
toneladas habilitado exclusivamente pa¬
va pasaje, de una marcha de doce nudos por hora, que hace viajes semanales-endre Corrientes y Pasadas.
La travesía-entre estos das puertos se hace en treinta y dos horas, demorán¬ dose el vapor algunos momentos en dos ó tres puertos intermedios de ,-poe-a importancia en una y otra orilla.
El rio Alto Paraná es de .fondo pedre¬

goso y los-capitanes de buques necesi¬ tan ser muy prácticos para navegar en él. Los barcos de vela, por-esta razón y •por ser el rio tnny correntoso debido á •cu declive, no pueden subirlo é no se.r en la época de grandes crecientes.
Cerca de Ituzaingo, existe el salto de

Apipé, un paso dificilísimo.-sobre todo cuando el rio está bajo ó con poca agua;
i a corriente es allí tan fuerte q-ue supera
á la fuerza del vapor y se necesita tener -las áncoras listas para dar fondo en un momento dado. Este paso tiene corno una milla de largo y muchas veces los

vapores que hacen esta travesía pierden ullí muchas horas sin conseguir avanzar.
Nosotros lo pasamos con una tormen¬
ta sin ejemplo. Los rayos caían ilumi¬ nando aquel paraje y los truenos con un
estruendo ensordecedor en medio de un

aguacero torrencial daban á aquel lugar

un aspecto funesto. La vegetación tropical es allí exube¬
rante y en los corpulentos árboles que bordan las márgenes de aquel rio se ven en cantidades grandes los monos haciendo piruetas y en el suelo movién¬
dose perezosos los cocodrilos, que en aquellos lugares llaman yacarés. Estos

guayo.
Igual porvenir es de esperar para las dos repúblicas del Sur de Africa, que en defensa de sus propios derechos se baten con el Imperio británico hace dos años.
El Paraguay tuvo sin embargo una suerte que es probable que no alcance á los países boers.
La República del Paraguay quedó siendo república y continua viviendo hoy como estado independiente.
Las Repúblicas del Transvaal y Orang’tí desaparecerán sin duda, contra todo derecho y contra toda justicia.

Mateo Frontera.

Rio Grande do Sul, Brasil. Abril 1901.

,

mKSSm ■

Del Extranjero

la ¿cuestión de Gibraltar
Los artículos que publica la prensa -española acerca de la debatida cuestión
de Gibraltar son comentados en los cír¬
culos de Londres.
The Standard atribuye la importancia trascendental que se ha atribuido en Es¬ paña. á laífalta de informes auténticos y fidedignos.;-v á la posición política de B-owles y también á la actitud del mun¬
do oficial.
España, como es natural, se considera interesada en el porvenir de Marruecos y en mantener allí su influencia, y. pol¬ lo tanto, comprenderá perfectamente que los propósitos de Inglaterra tienen por único objeto utilizar su influencia en el Imperio de Marruecos en favor de la marina y del comercio británicos, pe¬ ro no para atacar á España.
Con verdadera satisfacción se sabe
aquí, añade The Standard. que algunos periódicos de Madrid mantienen la teo¬ ría de que los verdaderos intereses nacio¬ nales de España se basan en la amistad con Inglaterra; y as,i es indudable, el
Reino Unido nada tiene que ganar cur¬
sando la política de acometividad que le atribuyen.
Supuestas probabilidades de todo pun¬ to falsas; supuestos propósitos atribuidos á Inglaterra han hecho nacer la idea de una agresión inglesa por la parte meri¬
dional de la Península.
Aunque no es más que una ilusión, es lo cierto que existe razón suficiente para

lo que el Gobierno, inglés se propone con todo esto es que España no llegue á
una alianza con Francia en la cuestión de Gibraltar.
A España, no se la teme, pero en cam¬
bio Francia sería más temible.
Londres.—El general Kitchener ha telegrafiado que la columna del general
Eliot tuvo cerca de Beitz un violento en¬
cuentro con los boers, mandados porDe-
wet, el día 6 del corriente.
Los ingleses se apoderaron de 71 ca¬ rretas. 10.000 cartuchos y 40.000 reses é hicieron 45 prisioneros.
Los boers abandonaron en el campo
de batalla 17 muertos y 3 heridos, y los ingleses tuvieron 3 oficiales y 17 hom¬ bres muertos y 1 oficial y 24 hombres
heridos.
Madrid. 15.— Según ha manifestado lina influyente personalidad, el Gobier¬ no español hará discretamente ni inglés algunas observaciones acerca dé lo ma¬ nifestado por Mr. Gibson en la Cámara de los Comunes respecto á que Inglate¬
rra necesita ensanchar sn territorio en
Gibraltar. para lo cual debe mandar
40.000 hombres.
—Comentando el discurso del referido
Mr. Gibson. ha dicho el señor Moret
que, en su opinión, no deben formarse juicios definitivos hasta que se conozca íntegro el citado discurso.
Cree, no obstante, ser de alguna gra¬ vedad esta cuestión, y que no es el asun¬ to de Marruecos el que más preocupa á Inglaterra, sino el de Gibraltar, de cuya posición depende su poderío naval.
Nada tiene de extraño que Inglaterra se preocupe de la actitud de España, vecipa de Gibraltar y que, en un momento dado, así puede ser un amigo como un enemigo.
Sin embargo, para el señor Moret. hoy no tiene alcance lo dicho por Mr. Gib¬ son, aunque pudiera tener importancia para lo porvenir.
Ha añadido que siempre sería más conveniente 4 Inglaterra una alianza que un desacuerdo con España.
«Indudablemente—ha dicho por últi¬
mo—Gibraltar es la llave del Estrecho,
pero también es innegable que España
es la cerradura.»

—También comunican de Sevilla que
las autoridades han adoptado medidas en vista de que continúa escaseando el agua necesaria para el consumo público.
Crónica Balear
La polacra goleta Teresa de la matrí¬
cula de Palma al hallarse á la altura del
cabo de San Antonio fué sorprendida por un violento temporal que la obligó, á duras penas, á refugiarse en el puerto
de Almería en donde fué conducido al
Hospital el tripulante Juan Más que te¬ nía rotas las dos piernas á causa de ha¬ berse caído desde lo alto del palo mayor á la cubierta del buque.
El sábado último fué encontrado en
el mar, junto á la escollera del muelle
nuevo de Palma, el cadáver de un hom¬
bre, vestido decentemente y que identi¬ ficado resultó ser D. Juan Verd (a) Seda
dueño de una fábrica de alfarería en la calle del Socorro. Las autoridades de marina ordenaron el levantamiento del
cadáver, empezando á instruir las consi¬ guientes diligencias.
El dia anterior fué también encontra¬ do otro cadáver dentro la cisterna del
cementerio de Marratxí y se sospecha si será el de una joven llamada Agueda Cañellas y Campos que servia en una
casa de la calle del Socorro de la ciudad
de Palma, aunque no pudo identificarse por el estado de descomposición en que
se hallaba.
El domingo último se efectuaron en Ibiza las segundas elecciones para Dipu¬ tados Provinciales, por haber sido de¬ claradas nulas las primeras que se hi¬ cieron hace unos meses. Reinó completa tranquilidad defraudando las esperanzas de muchos que esperaban grandes acon¬ tecimientos. Triunfaron por exigua ma¬ yoría los señores
D. Narciso Sans.
» Cándido Llompart. » José Riquer y » Ignacio Wallis. adictos los tres pri¬ meros y conservador el último.
Jugueteaba el miércoles alegremente junto á su casa, que la tiene en la calle

lico. El Papa León XIII que felizmente gobierna la Iglesia, en virtud de lo esta¬ tuido en la actual disciplina, pubjicó el año pasado una Bula concediendo la gracia del jubileo á todos los fieles queacndiesen á Roma y practicasen las vi¬ sitas prescritas á las diferentes Basílicas.
Las reseñas minuciosas que publicó á diario la prensa periódica nos enteraron con riqueza de detalles de los muchos-
miles de cristianos de toda clase y con¬
dición que entraron en la Ciudad Santa para aprovecharse de tantos favores es¬ pirituales y el modo eomo fueron recibi¬ das por su Santidad en las diferentes audiencias públicas y privadas que con¬ cedió á los peregrinos.
Expirado que hubo el año, el Sumo Pontífice concedió benignamente que Iosrestantes fieles del orbe pudiesen apro¬
vecharse de los beneficios del Año Santo.
Nuestro Excmo. Prelado, por lo que A esta población atañe, en virtud de sus atribuciones, fijó las iglesias parroquial,, de MM. Escolápias y del convento para, practicar la visita, y el reverendo curapárroco y clero, de común acuerdo de¬ terminaron que las procesiones se cele¬ braran en los dias 16, 23 y 24 del que cursa. A si se hizo público desde el pul¬ pito de la parroquia con bastante antici¬ pación.
A las seis, pues, del domingo estaba nuestra iglesia parroquial atestada de fieles. Después de entonada la antifonia del Santo Titular y rezado en alta voz la estación mayor al Santísimo Sacra¬ mento se ordenó la procesión. Delan¬ te y abriendo la marcha iban dos guiones que eran llevados por dos sacristanes;, venian después los hombres en ordenada fila, seguía el clero parroquial revestidocon el traje de coro y cantando la letanía de todos los santos, detrás de la reve¬ renda comunidad presidida por el Rec¬ tor, las mujeres vistiendo las más la clásica mantilla española. Asi se diivijió á la iglesia de MM. Escolápias y des¬ pués de practicada la visita siguió la procesión por la calle de S. Bartolomé,. Cocheras, San Jaime, plaza del Arrabal, calle del Príncipe y hasta llegar al conven¬

anfibios que miden algunos más de tres ocuparse del peligro que corre Gibraltar La importante Revista de la Banca y del Sindicato, Palma, una niña de unos to, en el mismo orden y compostura, re¬

metros de largo, abundan extraordina¬ riamente en estos rios apesar de que la diversión de los viajeros que por allí
transitan consiste en hacer blanco sobre
ellos.
Posadas es una población de doce á quince mil habitantes. Es capital del
territorio do Misiones, fue fundado pol¬
ios jesuítas hace unos decientas años y

por los ataques que pudieran dirigírsele desde la costa de Algeciras.
De tal suerte que induzca á hacer vᬠlida la opinión de que Inglaterra piensa
en realizar actos de enemistad en el te¬
rritorio español, con el fin de extender la protección de los docks de Gibraltar.
Lo que conviene hacer constar es que por el contrario Inglaterra tiene que

de la Industria en uno de sus últimos
números escribe lo siguiente: «Nada menos que J8.000 individuos
de ia raza de color se proponen abando¬ nar la isla de Cuba para dirigirse al Congo belga, de que son oriundos.
Al efecto, han comisionado á un pro¬
pietario de las Antillas inglesas, monsieur William George Emmanuel, perte¬

5 años llamada Antonia Fullana Payeras, cuando pasó un carro de transpor¬
tes el cual tuvo que cruzarse con un
carruaje de los destinados á la expendicióñ y reparto de gaseosas que estaba estacionado en sitio que resultaba tan estrecho, que apenas cogían los dos ve¬
hículos: en este intervalo atravesó laca-
lie Antonia Fullana, yendo á refugiarse

tornando á la parroquia rezando el santoRosario, donde después de practicada la cuarta y última visita se disolvió á las ocho y minutos de la tarde.
No es aventurado asegurar que el nú¬ mero de fieles pasaba de tres mil, pues en ninguna ocasión habíamos notadotanta concurrencia y que la edificante j

hasta hace poco tiempo careció de im¬ perder mucho con la enemistad de Es¬ neciente á la raza negra, para que en¬ junta á la pared y no siendo vista par el religiosa compostura que se observó, ha¬

portancia. Se produce en aquellas re¬ paña y no hay manera mejor de prote¬ tregue en manos del Rey Leopoldo un conductor del carro de transportes, arri¬ bla muy alto en favor de los sentimien¬

giones la yerba mate, el té argentino ger los intereses británicos que establecer mensaje solicitando la autorización ne¬ mó este su vehículo á la pared estrujan¬ tos religiosos de los sollerenses.

cuyo producto da mucha riqueza á relaciones internacionales que conserven cesaria á dicho objeto.

do con la cuba del mismo á la infeliz

aquel lugar. Unas treinta leguas más arriba de
Posadas, se encuentra formada por las
aguas del Alto Paraná, el Salto de Iguazú, una cascada que tiene mil doscientos
metros do ancho por ochenta de eleva¬
ción; la caula de estas aguas se oye de cuatro leguas de distancia.
Algunos turistas que recientemente la visitaron aseguran que es do mayor im¬

esta amistad.
Es pues natural la polvareda levanta¬ da por el discurso del Parlamento y no son de aprobar los propósitos agresivos é intrusión respecto de la Península: lo cual conviene no olvidar para el próxi¬ mo debate que se planteará sobre el in¬ forme de la comisión encargada de dic¬
taminar acerca de la situación de Gi¬
braltar.

El portador del mensaje es esperado
en Bruselas uno de estos días.
Y allí tienen ustedes que estos negros son nada más ni menos que «los inma¬ culados patriotas, ios héroes» cubanos,
aquellos «beneméritos hijos» de Cuba, que alardeaban de acendrado y purísimo amor por la idolatrada patria luchando contra España, ayudados por los Estados Unidos, para conquistar la deseada In¬

criatura, que fué recogida inmediata¬ mente, siendo objeto de todos los cui¬ dados que de momento se le pudieron
tributar.
La pobre niña espiró á los pocos mo¬
mentos de ocurrido el suceso, llaman¬
do con voz. estertorea á s-u madre.
La desgracia dejó impresionados tris¬ temente á cuantos la presenciaron.

Hermosas y variadas películas se re¬ presentaron el domingo último en el Ci¬ nematógrafo Gaumont instalado en la Defensora Sollerense.
Entre las vistas que más llamaron la atención figuran el Paseo- de Gracia,
Muelle de la Paz (Barcelona) y almuerzo
amistoso.
En uno de los intermedios el estudioso

portancia que la del Nigáara.

Entre tanto Mr. Bovvles puede estar dependencia y soberanía de Cuba.

y QQAQcido aficionado Sr. Planeffs dió á

SOL LE R

conocer algunos juegos de prestidigita- El Rectorado de Barcelona ha nona- nos comunica, será la primera en verifi¬ xiraa no podrá exceder de una peseta, no Lunes dia 24, se celebrará la fiesta dé!

ción, los que además de ser aplaudidos con justicia hicieron pasar un buen rato á la numerosa concurrencia que llenaba
ni local.
En el teatro Rullan de Can Domingo también hubo función, pues el prestidigi¬
tador Sr. Blondín lució su habilidad con
varios juegos que entretuvieron agrada¬
blemente á la concurrencia.
Finalmente en la Plaza pública y en distintos catafalcos, colocados en ángu¬ los opuestos, tocaron, una después de otra, las dos Bandas de música de la lo¬

oradro maestro interino de la segunda
escuela de niños de esta localidad á don Luciano Gil.
Procedente de Cette con escala en
Barcelona ancló en este puerto el martes
por la mañana el vapor «León de Oro»
siendo portador de variada carga y nu¬
meroso pasaje. El jueves, á poco más de las siete de la tarde, zarpó para los pun¬ tos de procedencia llevándose algunos barriles de naranjas una fuerte partida de cajas de limones y otros efectos.

car sil fiesta callejera, pues en la tarde de mañana domingo, al son de la gaita y tamboril, se colocará la primera ban¬ dera y al mismo tiempo será paseado un hermoso y corpulento buey que al efecto se tiene comprado.
La fiesta se celebrará el 29 y 30 del actual y aunque el programa no esté del todo arreglado, podemos adelantar que se¬ rá lucido, tomando parte las dos Bandas de música de la localidad. El buey el viernes 28 será paseado, también, por las calles de la población y puestos de la fiesta y

siendo aplicable á Sociedades, ni impidien¬ do tampoco la suscripción por un tanto que nombre de sus dependencias pueden hacer

D. Juan Canals Estades.
» Damián Magraner Morell. » Sebastián Maimó Truyol.
» José Gómez Santaella.
» Ramón Coll Bisbal.
» Bartolomé Colom Morell.
» Jaime Torrens Calaíát.
» Juan Marqués Frontera. » Juan Castañer Anglada.
» Francisco Pastor Albertí.
» Vicente del Valle.

Pesetas
. roo . 1‘00 . roo . roo . roo . roo . roo . roo . roo . roo . roo

Santo Precursor. A las 6 y media, dti¬
rante la celebración de una misa se veri¬
ficará el ejercicio mensual en honra dé San Bartolomé. A las 9 y inedia, prece¬ dida de horas menores, será cantada la misa mayor, en las que pronunciará el panegírico de San Juan, el Pbro. don Bartolomé Rufián. Por la tarde, después de vísperas y completas, teúdrá lugar el ejercicio del mes, consagrado al Divino Corazón, con exposición de S. D. M. A las 6, se verificará la última procesión que practicará las correspondientes visi¬ tas para lucrar el Santo Jubileo.

calidad, oyéndose al final de cada tocata, é indistintamente, bastantes palmadas y

una vez sacrificado se repartirá entre los
El martes de esta semana resultó un accionistas.

Total.

. 11‘00

Registro Civil

silbidos, los que en bien del público y de día de mal agüero para algunas familias

Nacimientos.

las mismas Bandas desearíamos no se de esta localidad: en las primeras horas

Gomo verán nuestros lectores en la

EN EL AYUNTAMIENTO

Varones 0.—Hembras 3.—Total o

repitieran nunca más.

de la mañana el telégrafo nos transmitió sección correspondiente de este número, la noticia de que había fallecido en Pal¬ se ha señalado para el dia 3 del próximo

Sesión del día 15 de junio de 1901

Matrimonios
Dia 15.—D. Jaime Gasasnovas Frau,
soltero, con doña Juana M> Cardona

Hace más de veinticinco años que los
olivares de la comarca no se habían mos¬

ma, á donde había pasado á curarse ciertos padecimientos, el dueño del café

Julio la venta por medio de subasta vo¬
luntaria de la preciosa finca Can Diego

Bajo la presidencia del Sr. Alcalde D. Juan Canals, y con asistencia de los concejales se¬ ñores Santandreu, Coll, Estades, Joy, Oliver

Mari, soltera.
Defunciones

trado tan cargados de fruto como en el del Comercio D. Gabriel Vanreil. Que situada á cinco kilómetros de Palma en y Riutort celebró el Ayuntamiento, reunido

Día 12.—D. Jaime Coll Morell, de 75

presente. En la pasada semana, que fue verdaderamente excepcional, á causa de

la tierra le sea ligera. Más tarde empezó á zuzurrarse la no¬

el caserio de Pont d‘ Inca.
Tenemos noticia que son muchas las

de segunda convocatoria, la sesión ordinaria
correspondiente á la anterior semana. Se dio lectura al acta de la anterior y fué

años, viudo, calle de la Alquería del Conde 45.—Dia 14, don Jaime Sodas Abraham, de 18 años, soltero, M.a 70.—

la mucha agua, niebla y granizo, se temió ticia de que otro telegrama, procedente personas que piensan acudir á dicho ac¬ aprobada.

Dia 17, D.a Isabe' M.a Pizá Marqués, de

que estos agentes atmosféricos malogra¬ sen en todo ó en parte dicho fruto. Des¬ graciadamente los tristes augurios de

de San Juan Bautista de Tabasco (Mé¬ xico) anunciaba el fallecimiento de un hijo del digno Juez Municipal de este

to lo cual no es de extrañar pueá la finca
de que se trata es en su género, quizá de lo mejor que hay en Mallorca. Su pre¬

Se acordó pasaran á informe de la Comi¬ sión de Obras las instancias siguientes: lina de D. Ramón Rufián Frontera, fecha 13 del
actual, en la que pide permiso en nombre de

87 años, viuda, calle de Batach.—Dia 21, Rosa Mayol Morell, de 1 año, callé
de la Lima.

nuestros agricultores se han cumplido en parte, no sólo en esta región, si que

pueblo D. Damián Magraner; la noticia, desgraciadamente, á las pocas horas ob¬

cioso huerto de naranjos de extensión de tres cuarteradas los cuales están hoy en

D. José Puig Rufián para construir un muro de contensión á una finca de sn propiedad lindante con el torrente de Fornalutx; otra

MOVIMIENTO DEL PUERTO

también en los pueblos vecinos, así es, que si el tiempo continua nuboso y va¬ riable como en estos últimos quince dias,

tuvo confirmación de que el jóven don Damián Magraner y Morell había falle¬ cido, víctima, se supone, de alguna rápi¬

la plenitud de su exuberante lozanía, hace que dicha finca sea, no solo un pre¬
cioso sitio de recreo sino también una

presentada por el mismo D. Ramón Rufián, con fecha 13 del actual, en la que pide permiso en nombre de D. Antonio Serra para hacer algunas reparaciones á la casa n.° 7 de la

E MBA UCAC IONES FONDEADAS
Dia 15, de Barcelona, en 2 dias. pan lebot Roberto, de 96 ton., pat. D. G. Vich,

á buen seguro que la actual cosecha que da enfermedad.

magnífica colocación de capital, pues calle de la Palma; y otra presentada por don con 8 mar. y lastre.—Dia 16, de Marse¬

prometía ser abuodantísima, quedará
mermada en más de una mitad.
Tenemos en cartera una serie de artí¬
culos del castizo y correcto escritor don Mateo Frontera y Guardiola, el que via¬ jando por las Repúblicas Sud-americanas no se olvida, de vez en cuando, de en¬ viar algo para nuestro semanario.

Al bajar á la tumba, el Sr. Magraner, cuando más sonriente se le presentaba el porvenir, cuando empezaba á serle halagüeña la existencia, cuando con ma¬ yor fé esperábamos todos el fruto de su talento y excepcionales aptitudes, aban¬ dona este mundo, en tierra lejana, sin haber podido recibir el adiós de despedi¬ da de ningún miembro de su distinguida

nos consta que este año se han sacado tres mil pesetas, solo de las naranjas or¬ dinarias, sin contar las mandarinas y demás frutales y prescindiendo también de la parte de secano poblada de almen¬ dros y algarrobos.
No dudamos pues que dado los muchos capitales hoy faltos de buena colocación han de presentarse muchos postores á la

Miguel Soler Gamundí, de fecha 14 del co¬ rriente, solicitando permiso en nombre de D.a Catalina Castañer Palón para construir
una casa en una finca lindante con el camino
de «Las Argilas». Con arreglo á lo informado por el Sr. In¬
geniero encargado de la carretera de Palma á este puerto, se concedieron los permisos para verificar obras, solicitados por D. Jaime Marqués Rufián como encargado de su her¬
mana Bárbara en instancia de 18 de mayo
último y por D Bernardo Marqués y Bisbal,

lla, en 2 dias, laúd N a S.a del Cármen*

de 47 ton., pat. D. P. Gardell, con 7 ma¬

rineros y lastre.—Dia 18, de Barcelóna>

en 10 horas, vapor León de Oro, de 125

ton., cap. D. G. Mora, con 18 mar. y

efectos.—Dia 20, de Marsella, en 2 dias*

laúd Sóller, de 53 ton., pat. D. J. Casas-

novas, con 7 mar. y lastre.—Dia 20, dé

Marsella, en 2 dias, laúd V. del Carmen,

de 60 ton., pat. D. M. Socias, con 8 ma¬

rineros y lastre.

y-

Hoy empezamos á publicar el primero de la serie, el que estamos seguros leerán ■con gusto nuestros lectores.

familia.
A su señor padre, madre, hermanos y demás familia doliente, reitera el Sóller el más sentido pésame, á la vez que rue¬

subasta del dia 3 del próximo j ulio.
El pueblo de Deyá celebrará su fiesta mayor en los dias del domingo y lunes,

como encargado de D.a misa Vilella en ins¬ tancia de 17 de abril del corriente año, de
las cuales se dió oportunamente cuenta.
Para dar mayor latitud ó anchura al cami¬ no travesía de «Can Barona» acordóse adqui¬

EMBARCACIONES despachadas
Dia 20, para Barcelona, vapor León de Oro, de 125 ton., cap. D. G. Mora* con 18 mar. y efectos.

El lunes de esta semana tuvimos el
grato placer de poder estrechar la mano

ga al Todopoderoso haya acogido en su seno el alma del malogrado jóven.

en honor de San Juan Bautista. El pro
grama será probablemente igual al de

rir, previo justiprecio é indemnización, la conveniente parcela de tierra de las propie¬ dades de D. Antonio Colom y D. Damián Ca¬

dedos señores D. Jaime Arbós, D. Pa¬ blo Coll, D. José García, D. José Lia brés y D. Miguel Pons que vinieron, des de Palma, para preparar la expedición que tiene en proyecto hacer, hasta núes tro valle, el Orfeón de la importante so ciedad de recreo y socorros mútuos de
nominada La Protectora.
Su objeto es celebrar un festival para
el día 21 del mes entrante, y su gusto que, en vez de tener que hacerlo en el
Teatro, Convento, ó en cualquiera otra parte cerrada y mediante entrada, pu¬ diera lograrse que se hiciera al aire li¬ bre, y en la misma plaza pública, á fin de que tuvieran cabida y pudieran presen¬ ciarlo libremente cuantas personas tu¬ vieran gusto en ello.
Nos consta que dichps comisionados salieron altamente complacidos de la
entrevista que celebraron con la primera autoridad local; visitaron después con igual objeto á las personas entusiastas de la buena música y todos, sin excep¬
ción, prometieron ayudarles para que la fiesta se celebrase en las mejores condi¬ ciones posibles.

A la avanzada edad de 87 años falle¬ ció en la mañana del miércoles D.a Isa¬
bel M.a Pizá Marqués.
Tanto á la conducción del cadáver á
su última morada que tuvo lugar en la noche del mismo dia, como á los funerales que se celebraron anteayer en la iglesia parroquial, asistió numerosa y distingui¬
da concurrencia.
Descanse en paz el alma de la finada y reciban su hijo D. Andrés Albertí y
demás familia nuestro más sentido pé¬
same.
La Junta local de Sanidad, en la se¬ sión últimamente celebrada, fue de opi¬ nión de que, al igual que el año anterior, se tapiaran herméticamente los agujeros
que desde el piso de las calles comunican con el interior de las cloacas, por despe¬ dir, en esta época del año, olores pesti¬ lentes que molestan á los vecinos y
transeúntes.
Sirva esto de contestación á las quejas que, algunos moradores de la calle de la Luna, nos han dado en ese sentido.
La barriada de la Huerta, según se

los años anteriores, y la iglesia tendrá por orador eu el sermón del Evangelista á nuestro cura párroco D. Sebastián
Maimó.
La carta que nuestro celoso corres¬ ponsal nos ha enviado desde Val en ce la publicaremos en el número próximo por haber llegado tarde para insertarla en el presente.
En el Boletin Oficial de la Provincia
número 5.371 correspondiente al mar¬ tes 18 del actual, aparece la relación de los Jaeces municipales nombrados para ejercer sus funciones durante el bienio de 1901 á 1903, y el que el Sr. Presi¬
dente de la Audiencia ha tenido á bien
nombrar para este pueblo es á D. Damián Magraner y Morell al que felicitamos como igualmente ai Fiscal Municipal cuyo nombramiento ha recaído en la per¬ sona de D. Mateo Colom y Rallan se¬ gún leemos en el número 5.372 de dicho
Boletín.
Lista de suscripción para la erección de un monumento en la Capital de España que perpetúe la memoria del malogrado Rey D. Alfonso XII; cuya cuota individual má-

nals, lindantes con dicho camino. Dada cuenta de las medidas higiénicas pro¬
puestas por la Junta local de Sanidad en sn
sesión celebrada el dia 11 de este mes para
que rijan y sean rigurosamente observadas durante la presente estación canicular, acor¬ dó la Corporación hacerlas suyas y que al propio tiempo se les dé el más exacto cumpli¬
miento. Por último acordóse verificar varios pagos
y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana, do¬ mingo, dia 23, á las 6 y media, al tiempo de una misa, tendrá lugar el ejercicio del mes, dedicado al Sagrado Corazón de Jesús. A las siete y media, se celebrará misa de comunión general para las hijas de María. A las 9 y media, con motivo
de celebrarse fiesta votiva en honor de
la Inmaculada Concepción, se cantarán horas menores y después la misa mayor ocupando el púl pito el Rdo. Sr. Cura-Ar¬ cipreste. Por la tarde, después de los actos corales, se verificará el ejercicio mensual de las Hijas de María. A las 6, hecha la visita en la parroquial, saldrá la procesión para practicarla en las de¬ más iglesias designadas para ganar el
Jubileo mayor; y al anochecer, se canta¬ rán solemnes completas en preparación á
la fiesta de San Juan Bautista.

Se convoca á Junta General extraor¬
dinaria para mañana domingo, dia 23,
á las 5 de la tarde, para elegir el Bresi-
dente Sóller 22 de Juuio de 1901.—El Pre¬
sidente accidental, Jaime Valls.

——«caa»

—

SUBASTA VOLPTOBIA

El día 3 de julio próximo á las diez y seis y media, (cuatro y media de la tarde) se subastará en el despacho del Notario D. Miguel Ignacio Font, una finca lla¬ mada «Can Diego», sita en el término de
Marratxí, paraje Pont d’ lúea, consiste en tierra, de cabida aproximada de siete
cuarteradas, con huerto de naranjos, casa rústica y urbana, con sujeción á las con¬ diciones que se hallarán de manifiesto en
dicha Notaría.

Se desea alquilar ó vender dos
horas de agua procedente de la fuente llamada de «S’-Uyet» ó «Alquería del
Conde.»
Para informes ó ajuste, diríjanse á D. Antonio Vicens y Mayol en la casa «Can Burdils», Plaza de la Constitución.

ARIELA
ña y acudió al punto quedando conveni¬ das en que ella podría educar á su hijo en la misma casa y prodigarle todos los
cuidados necesarios.
Aquella familia española era la mía, y con ella vino á España mis Rebeca.
La niña cuya educación se le confió era mi madre, de modo que la buena mujer pasó la mitad de su vida con no¬ sotros y formaba ya parte de la familia.
Sin grandes esfuerzos, porque estaba su alma preparada para ello, mis Rebe¬ ca se convirtió al Catolicismo y ella y su hijo fueron bautizados solemnemente,
sirviendo de madrina á este mi madre y á ella mi abuela. Al reconocer sus erro¬
res y entrar con alma pura, decidida¬
mente en el seno de la. verdadera reli¬
gión, mis Rebeca concluyó de reunir las
cualidades necesarias para merecer el
nombre de santa.
Cuando llegaba á sus oidos una triste nieva, cuando una enfermedad afligíaá cualquiera de nosotras, cuando los po¬ res aldeanos ó pastores de la comarca ..-ufrían algún contratiempo ó pérdida ce bienes, mis Rebeca se apesadumbra¬

ba extraordinariamente, corría á llevar¬
les sus consuelos y solo se apartaba de ellos cuando quedaban resignados y so¬
corridos.
Cuando mi madre se casó, dijo á su marido que no quería separarse de tan excelente amiga. Mi padre cedió gustoso á este deseo del ángel que Dios le había dado por compañera, y á su fallecimien¬ to, ocurrido al venir yo al mundo, le confió por completo mi educación y la de mi hermana, que contaba ya quince años y que era una encantadora cria¬
tura.
Bien puedo asegurarte, mi querida Armandina. que si no conocí á la que
me dió el ser. no me hicieron falta sus
cuidados ni su ternura, porque mis Re¬
beca fué una verdadera madre para no¬
sotras. y nos quería tanto como á Julio, su único hijo, que se educó en nuestra compañía, como verás más adelante.
IV
En las frías y tristes veladas del in¬ vierno, sentado mi padre en su vieja poltrona leía sus autores favoritos; mis Rebeca hacía calceta, encajes ó alguna labor de aguja y mi hermana bordaba ó hacía flores, mientras que Julio leía y yo jugaba cerca de la chimenea.
Algunas noches, nuestra aya contaba

cuentos morales y religiosos, enfadán¬ jóven y constantemente pedía á su ma¬

dose sobremanera cuando sabía que los dre que le dejase partir. Logró por fin el

criados nos referían historias lúgubres y triunfo; mis Rebeca le dió sn bendición

fantásticas, llenando nuestra imagina¬ y con vivo dolor le vió dejar aquellos lu-

ción infaiatil de ideas tontas y vacías de g’ares; pero se consolaba con la idea de

sentido, que daban por resultado hacer¬ que iba á completar su educación y

nos creer en brujas y duendes.

crearse una fortuna.

Yo era una niña tan viva, tan bulli¬

Mi hermana quería á Julio con entra¬

ciosa, tan loca, que continuamente te¬ ñable afecto y sufrió mucho con la au¬

nían que reprenderme. Había cumplido sencia. pero pronto se consoló, porque

yo cinco años y no conocía las letras, á su edad no hay pena ni alegría que

apenas sabía rezar alguna pequeña ora¬ tenga larga duración.

ción, porque á nada podían dedicarme.

Fernanda era una niña dulce y apa¬

Me impacientaba, me aburría sobrema¬ cible como un ángel; su belleza era de¬

nera y acababa siempre por irme á co¬ licada, suave como la de la luna v al

rrer y jugar por los jardines.

,
verla diñase que era un ser misterioso

Fernanda, mi hermana, había cum¬ que se alejaría cuando menos lo pensá¬

plido diez años y Julio diez y seis; este ramos.

era un arrogante mancebo de noble co¬

Era muy crecida para su edad y re¬

razón y elevada inteligencia. Todos los presentaba trece años por lo menos.

días solicitaba de su madre con repeti¬ Delgada, esbelta, blanca como las hojas

das instancias que le dejase viajar y ésta de entreabierto lirio, con ojos azules,

nunca se resolvía á darle permiso pa¬ grandes, oscuros como el mar. boca pe¬

ra ello. Por fin un hermano de su queña, guarnecida de dos hileras de

padre, que residía en Alemania, mandó dientes que parecían perlas, cabellera

á buscar á Julio, prometiendo á su cu¬ larga, rubia, sedosa que en abundantes

ñada que nunca se le hablaría de reli¬ rizos cubría su cuello de cisne, aquella gión, pero que allí haría carrera y un criatura tenía algo de virginal, piídoro

día cercado podía verse libre, rico y so y casto que la rodeaba de indecible

feliz.

encanto.

Entonces se redoblaron los deseos del

Su eavacte? era serio y modesto; su

andar lento: sus palabras escasas, pero dulces y razonadas; su bondad inaltera¬ ble y su inteligencia muy clara.
Ya esa sus cortos años. Fernanda po¬
seía el francés y empezaba á traducir el inglés; era una profesora en el piano y
cantaba bastante bien, teniendo en
cuenta su posa. edad, hablabla admira¬ blemente de Historia y Geografía y
mostraba una decidida vocación á la
pintura, en la que se ocupaba largas
horas.
Mi hermana era muy piadosa. Si¬
guiendo la antigua costumbre de mi fa¬
milia. mis Rebeca nos hacía rezar el ro¬
sario tollas las noches antes de la cena.
Reunía los criados y mientras se ocupa¬ ban en alguna labor de aguja,- ella pasa¬ ba las cuentas y con voz dulce, clara y penetrante guiaba á los demás; yo que por mis cortos años y extraordinaria vi¬ veza me cansaba de todo, jugaba con el rosario de perlas que rodeaba mi cuello hasta que concluía por quedarme dor¬
mida.
Fernanda atendía fervorosa á la ora¬
ción y mientras que dejaba caer las cuentas del rosario, su pensamiento cru¬ zaba los espacios y su alma de virgen sé
lanzaba á Dios.
Nosotros ocupábamos- el ala derecha

R O L L Eti

^OBLIGACIONES RECIBIDAS
CUSANTE LA PRESENTE SEMANA

! tós. El no-azúcar de los mostos, por Roy-Chevrier. — Gallinas ponedoras. —
Bibliografía. — Problema agrícola, por

M. M. Crónica agrícola. Revista co¬

Boletín de Tabacos y Timbre.-=Sitma- mercial.

Catalán. Otra Federación agrícola en ; por José Eehegaray. La nueva red de proyecto. Huelgas en los campos. Bi¬ la Compañía Madrileña de Teléfonos, bliografía. Informaciones-. Importación por Eduardo Gallego. Aplicaciones de
de vinos franceses en Italia. Concurso la electricidad en los baques, por Rober¬
agrícola en proyecto.—Exportación de to López Barril. Aplicación de la elec¬

sal común en 1a, alimentación de los ani¬
males. La indigestión en el ganado.—
Variedades: Conservación de los huevos.
—Un filósofo español. Los productos
del maíz. La patata en la alimentación del hombre. La cal del terreno y la cua¬

mio del n.° 503.=La semana. Revolu¬

Se suscribe en la librería y tipografía patatas. Conflicto terminado. Influen- tricidad en los usos domésticos, por Car¬ lidad del trigo. Noticia del precio co¬

ción económica en los Estados Unidos.—
Oficial. Consulado de España en el Ha¬
vre: Los «triits» en los Estados Unidos. —La «Gaceta» en la semana.—Admi¬
nistradores subalternos de la Compañía
Arrendataria de Tabacos. Marcas de fábrica y comercio. Revista de merca¬
dos. Movimiento de personal. Noticias •—Correspondencia. Anuncios.
Se publica en Madrid, calle de la Liber¬ tad, 16 dup.°, bajo.
Resúmen de Agricultura.— Sumario del Cuaderno n.° 150.—Congreso Agrí¬ cola de Figueras. -Documento intere¬ sante. El Sindicato Agrícola del Pana-

católica, Pino, 5, Barcelona.

! cia de la luz eléctrica en la vegetación.

* **

—Protección á los nidos de los pájaros.

El Magisterio Balear.=SuMARio del n.° 22.—Sección Doctrinal: ¿Somos Cas¬ tellanos ó gitanos? por A. Manjón, de
«El Magisterio Español. La informa¬ ción sobre pagos: Continuación de la prensa. Sección de Noticias. De la
Provincia.

—Impuesto sobre tel azúcar en Inglate¬
rra.—Tarifas sobre los vinos en Alema¬
nia. La zulla ó sulla, II, por D. José Monlau. Cultivo forrajero muy inten¬ sivo, por el Conde de San Bernardo.— Abono de la vid. Abarquillamiento de las hojas del melocotonero. Mercados

Se suscribe en la Redacción y Admi¬ nistración S. P. Nolasco 7, Palma.
*

de Palma, Inca y Sineu.
Se suscribe en el domicilio de la Cá¬
mara Agrícola, Plaza de la Constitu¬

ción, 36, Palma.

Revista de la Cámara Agrícola Ba¬

lear.—Sumario del n.° 5.° del 3.° año.

*’*

—Crónica general. Exposición Agríco¬ La Energía Eléctrica. Prevista gene¬

la Nacional. Futura Federación Agra¬ ral de electricidad y sus aplicaciones. —

los Requena. La electrólisis del cloru¬ ro de sodio, por Luis León Núñez. Bi¬ bliografía. Carta abierta. Crónica Cien¬ tífica: Acumuladores Edisson. Lámpara

mún ó medio á que se vendió la cuartera
de granos en la ciudad de Palma desde
el año 1500 hasta el de 1782.
Punts de suscripció: á Palma, á ses
principáis llibreríes. A Manacor, á s‘ im¬

Hewitt. Lámpara Nernst, modelo A.— prenta d’ en B. Frau. A Felanitx, á s’ im¬

Conductores de aluminio. El aceite y prenta d’ en B. Reus. A Lluchmayor, las cualidades aisladoras de la misma.— oarrer del Convent, 27.

*

Información. Libros y revistas. Pre¬

**

guntas y respuestas. Correspondencia La Veterinaria Moderna.—Sumario

particular.

del n.° 34.—Intereses de Clase: Por buen

Se suscribe en la Administración, calle de la Princesa n.° 18 provisional, Ma¬

1

camino. Amantes de la regeneración
Veterinaria. Proyecto de Reglamento. —Sección científica: De la indigestión

drid.
**
Es Pagés Mallorquí. — Sumario del
número 53. La alcachofera. II. Hortali¬

en los solípedos. Apuntes históricos sobre la castración. —Un medio práctico
para distinguir la sangre del hombre.— Entre líneas. Notas y noticias.
Suscríbese en la Administración, Ces-

dés, por Luis Alvarez. Prensas para ria de Andalucía, Extremadura é Islas Sumario del n.° 14 del tomo 3.°=Sobre zas: tomate. II. Injertos de la vid.— tilla, 6, Palencia.

vino (continuación), por Manuel Rayen- ¡ Canarias. Cuarto Congreso Agrícola la Afinidad química (continuación), por Cría de los caracoles. Utilidad de la

METEORO,LÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE BARCELONA —1." quincena de denle

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RULLAN PBRO.—CALLE DE SAN PEDRO.

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

BARÓMETRO
>■

Fu BES

TIENTO

itacXHbZsríMU DIAS. Marana

TarBe

Can idad

Clasifica-; eioTb

Diré

icio'n

File rza

ecf»

I Bar. Ter. Bar. Ter. Mna Tde. Mna Tde. Moa Tde Moa Tde

] 755 2 758 3 759 4 758 5 758 6 759 J 759 8 760 9 758 10 758 11 758 112 750 13 754 14 755 15 750
1

23 760 23 750 23 758 23 758 24 758 24 759 24 758 24 758 24 758 24 756 24 758 25 754 90 756 24 755 22 758

23 0 22 0 22 0 23 0 23 0 24 0 24 0 22 0 22 0 24 L 24 4 24 0 24 0 22 2 22 10

0 O. 0. N. — 2

0 <0. 0. — N. 0

2 0. c. — E. 0

0 0. 0. N. N. 2

0 0. 0. — N. 0

0

0. 0. — — 0

0 0. 0. —r- E. 0

•0 0. 0. — N. 0

0 ■(■). 0. — N. 0

0

c.

0. —

—

0

4 :n. c. E. — 2

0

0. 0. —

—

0

6 0. N. N. — 2

A

c. 0. — — 0

4 N. c. E. — 2

0 2' 2 2 2 0 2 2 2 0 0 0 0 0'6 0 0 L7‘0

TEMPERATURA PSICRÓMETRO

, -—

--

J¡|
■ Al sol.

A la sombra

Mar asa

Tarde Observaciones

Max Mín Máx Min Seco Húra. Seco Hiím.

5-0 29 15 28 16 28'0 21*0 27'0 23’0

2-0 31 17 28 19 28'0 15’0 26’0 240

3-4 31 15 27 18 28Ú 22’0 26’4 22’0

5-0 32 16 28 20 274 23’0 27’0 22'0

4'6 35 16 30 20 20’0 230 28’O 23’0

7’0 38 15 33 23 30’0 25'0 32‘0 24’0,

7-0 36 17 33 20 29-0 25'0 340 27’0

5'6 32 15 31 23 30'0 24’0 28’0 23’0

34 32 16 30 22 29!0 25’0 28’O 240

3-4 31 21 29 23 28'0 24'0 28’0 244

5*0 31 16 30 22 24'0 240 26’O 21 ’O

5-0 34 15 31 17 29‘0 240 29’0 22’0

4‘0 32 16 31 17 30'0 24’0 28’0 22’0

2-0 28 15 28 15 2S’0 23’0 27’0 23’O

,

3-0 26 14 24 16 22'0 19'8 23'8 20’0 M;

1

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmósfera Plvio,

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

L Man ana.

Tarde,

Dirección metro Baró¬ metro Baró¬

del

metro

del

metro

metro. n.° de vueltas

a TI

5 Máxi-
ma.

Míni-
ma.

Máxi-
ma.

Baro-

Baró-

Aína- Míni- métro. Mili- metro. Mili-
ma. Grados metros Grados metros

Tde.

durante

las 24 horas.

M.a

Tarde lilis.

tí
w

1 32-0

2 30-0

3 30-0

4 294

5 32-0

6 32-8

r~
i

33-0

8 36-0

9 30-0

10 32-0

11 340

12 290

13 30‘0

14 340

15 29-0

19-6 19-0 19-0 20‘0 240 248 246 20-0 20‘0 20‘0 22-0 20-0 20-0 22-0 15-0

30‘0 30-0 29‘0 30‘0 33-0 33-0 36‘0 30-0 32-0 340 29-0 28-0 340 28-0 27-0

24‘0 23-0 22“ 0 24-0 26 “0 22-0 24-0 24-0 24-0 25-0 240 23 “0 25‘0 22-0 15-0

23‘0 23 “0 23 “0 23 0 25‘0 24-8 24 “6 24 “6 25-0 25 “0
¿5“0
24-0 24-4 25-0 22 A

757-0 24-0 756 “0 249) 758-0 24-0 759-0 24-0 758-4 26-0 757-8 25‘4 755‘2 26-6 754-0 26-0 755-0 26-0 756*0 26‘0 757-4 25-0 757-0 25‘0 75 4 0 26-0 749-8 24-6 752-0 24-0

757-0 0. 757-0 so. 758-0 O. 758‘7 so. 758-0 so. 756-0 NE. 754-8 SO. 754*5 NE. 755-4 NE. 756‘4 N. 757-6 O. 755‘0 SO. 750-5 . O. 749f 5 so. 754-8 so.

0. so.
—
N. N. N. O. O. NE. NE. N. SO. N. S. SO.

9.609 D. 7.816 D. 10.245 I). 4.860 D. 14.975 4). 12.655 C. 24.242 C. 14.508 1). 11.200 D. 8.900 I). 26.600 C. 24.064 c. 13.742 D. 45.136 C. 24.672 c.

D.

9‘0

D.

6-0

D.

9-0

D.

6*4

D.

10-0

D.

8-4

D.

9-2

D.

8-0

C.

6-1

D.

6-0

C.

6-8

C.

•

6-9

D.

8-1

C. 2’0 5-0

C. I9’0 4-5

Observaciones

NOTA.—El barómetro sé halla,,-en Sóller, á 52?53 metros, y en «La Punta Gri-ossa», á 101 ‘620 metros, sobre el nivel del mar. Las lloras de observación, á las 9 de la mañana y á las 3 do la tarde.—En la casilla de la fuerza de los vientos, el 0 indica calma, lasliojas están inmóviles: 1, débil, muevo ligeramente las hojas: 2, moderado, agita las hojas y pequeñas ramas: 3, bastante fuerte, agita las ramas gruesas de los árboles.: 4, fuerte, dobla las ramas gruesas y los troncos de pequeño diámetro: 5, violento, sacude violentamente los
árboles, rompe las pequeñas ramas: 6, huracán, derriba tejados y chimeneas, arranca los árboles.—La cantidad de las nubes se expresa en décimas de cielo eubierto, basta 10 que significa cubierto. La clasificación por O que significa Cirros; K Cúmulos; S, Stratos; N
'Nimbos; CK, Cirrocúmulos.

Los amaiioios que se inserten en esta,sección pagaran: Hasta tres injercienes á razón fie 0‘0f> pesetas la línea; hasta cinco inserciones á tazón de 0‘08 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘0'2 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere ti número de líneas le que se componga, será de 0‘50 pesetas.
Las lineas, do cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, so conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de lina columna ordina■ia del periódico.

.i r

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de una columna 1'50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se con1 nongan, siendo menor del cuerpo 12. y de éste si es mayor.
l.os suNcripterea (¡infrutaráu una rebaja de un 25 pee ciento

R F. II V I n i O II F í\\ F N A 1',

POR EL
Vino Ukanado Pépsico
de
J. TORRENS, Farmacéutico

L‘ ASSIGDRATRÍCE ITALIANA

Sociedad de seguros contra los

ACCIBIITEI

TRABAJO

por e¡ magnifico y veloz vapor
ev-ilidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—I). Guillermo Colom, Quai Commandant Samary-5.
NOTA.—Siempre que el (Ha de salida de Cette. según el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, ¡a retrasará el vapor veinte y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.
LADRILLOS HIDRAULICOS, BAÑERAS,
FIIHi® I mi CUSI I, PIEZAS 161111(1 MBIll
DE LA OASA
liCOFm TM&MmA H CU de BARCELONA
Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.
¡OJO, ABRpULTORESl
No comprar ningún guano ni abono químico sin
probar antes los de la tan acreditada marca
Depósito en Sóller: M. SEGUÍ Y C.a, San Bar¬
tolomé, 2.

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resaltados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex¬ perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada “diabetes.,,
PÍLDORAS FERRUGINOSAS
D1S
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torreas, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorreci (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo¬
lestias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
IDE! ■VEUSrTAX.:
En Barcelona, Saciedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Fiza.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Béfmudez.— Sóller, Far¬
macia de J. Torrens.
"la sollerense
DE
c.okxi
CBtBlRE j PORT-BOU (Frontera franco-española)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescasy pescado v,

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
GASEELAS.

PLAZA DE PALACIO, 2 Y 3, Y ESPADERÍA, 20 Y 22 IlKCELflA

Conocidos como son de todos los sollerenses los servicios de este acreditado esta¬
blecimiento, ninguna necesidad habría de llamar la atención de aquellos acerca de la bondad de éstos si no hubiera quien, con motivo del fallecimiento del antiguo
propietario D. José Sierra y Mir y con una intención que muy á las claras se deja
ver, ha propalado la calumniosa especie de que su señora viuda D.a Concepción Salvó,
que durante muchos años compartió con su esposo las tareas de la dirección y ad¬ ministración del Hotel, habíase retirado del negocio y que por lo mismo había éste pasado á manos ajenas.
Sépase, pués, la verdad; esto es: que la señora Viuda del fundador del aparro¬ quianado Hotel del Universo es la que continua de éste al frente. Y aprovecha la ocasión de desmentir la falsa especie propalada, para ofrecer de nuevo á sus asiduos favorecedores el servicio esmerado y económico de siempre, mejorado á medida que las circunstancias lo aconsejen, ya que reúne el expresado Hotel excelentes condi¬ ciones por su proximidad á los muelles, á la Bolsa, á las Aduanas, á los Parques y a los ferro-carriles para Francia.

LE
F*#® «te IAKAM®
Se vende, a! por mayor y me¬
nor, en la Farmacia de J. To-
rrens,-Sóller.

La Ilustración Española y Americana. —La Moda Elegante.—La Ilustración
Artística.—El Salón de la Moda.—Album
Salón.—La Bordadora.—La Perla Ar¬
tística.—La Mariposa.—La Zapatería Lustrada.—Sol y Sombra.—La Elegan¬ cia,—y otra infinidad de periódicos y revistas ilustradas de España sirve á sus abonados el «Centro de Suscripciones»,, sección tercera de «La Sinceridad», San. Bartolomé 17,—SOLLER.
SOLLEíb—-Imp. de «La Sinceridad»