SÁBADO ¡5 DE JUNIO DE 1901
SÁBADO ¡5 DE JUNIO DE 1901

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Coiom—Quai Commandant Sa-
mary-5-Cette (Herault). América: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecibo—
Puerto-Rico).

Fundador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA

Director

❖

Administrador

D. JUAN TORRENS Y CALAFAT $ D. DAMIAN MAYOL Y ALCOYER

REDACCIÓN: CALLE DE VIVES N.® 6.-ADMINISTRACIÓN; CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N.® 17.
SÓLJLjHJR# (Baleares)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0!50 pesetas al mes.)\_ .

Extranjero: 0’7ó francos id. id. jPAG0 adelantado.

Número suelto 010 pesetas.—Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solia&ria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seráD responsables sus autores.

Sección literaria

persona que me ayude; no hay hombre —Hagan el favor de icirme dónde Conque, señora, si tié usté corazón haberme reconciliado con la clase ele¬

sin hombre, y á mi me hace falta una viven.

ebajo de esos guiñapos, favorezca usté á vada.

QUICO
I
Atardecía. El sol, próximo á expirar en el ocaso, enviaba sus últimos rayos á un pueblecillo cercano de la heroica ciu¬ dad de Zaragoza, y un tropel de arrebo¬ ladas nubecillas rasgábanse al soplo de un viento suave y se iban disolviendo como fugitiva bandada de querubines.
Corrían los primeros días de octubre. Dejando el pueblo á su espalda avan¬ zaba por un camino, con pretensiones de carretera, un gallardo jóven de apos¬ tura varonil, mirar de fuego, rostro cur¬ tido por el sol y facciones enérgicas, pe¬
ro bien modeladas. Al hacer un recodo
el camino, el jóven baturro se volvió pa¬ ra dirigir una última mirada al pueblo que lo había visto nacer, y después de una corta pausa exclamó á media voz,
como si tratase de darse ánimos á sí
ífiismo:
—¡Ea, Quico. á lo hecho pecho!
Y echó á andar resueltamente con pa¬
so firme y ligero.
Próximamente llevaría una hora de
marcha cuando entró en Zaragoza, á

especie de padrino que no me deje de la mano y que me guíe en medio de este tropel de gente para que logre hacer al¬ go de provecho.
Esto había pensado Quico. lo cual hay que convenir en que estaba bien pensa¬ do; pero como no conocía á nadie en Madrid, claro es que no podía llevar á cabo su pensamiento.
¿Que no? Una persona cualquiera se hubiera, desde luego, cruzado de brazos
á la vista de una idea descabellada en el
fondo; pero un baturro... jbah! para un baturro no hay nada imposible; se ala¬ ban de ser tercos y lo prueban hagta
morir.
Ya hemos visto dirigirse al joven á una prendería, cambiar la ropica del pueblo por una de capital, con la sana intención de pasar desapercibido como uno de tantos, buscar luego una casa de huéspedes para dormir por la noche y
lanzarse á la calle en busca de fortuna.
Quico tenía una idea metida en su ce¬
rebro. una idea arriesgada; más por du¬ doso que sea el éxito, los aragoneses se imponen la obligación de no abandonar
nunca su plan de campaña. El no temía ni á perderse por Madrid,

En medio del asombro que le causó un honrao baturrico.

aquella pregunta, la madre de la joven1 La condesa de Claromar, después de

rubia le dió las señas de su casa, y el in¬ escuchar la relación de Quico, le estre¬

trépido aragonés replicó con la major chó una mano emocionada y le cedió

serenidad:

una habitación en su mismo hotel, ha¬

—Bien, pues mañana á las once iré á ciendo que en breve entrase el honrado

llevarles el pañuelo, que me ha valido baturro en un taller de carpintería.

un dolor de muelas.
Y sin dar tiempo á que lo hiciera el lacayo cerró él mismo la portezuela del carruaje y se alejó rápidamente, de¬

De vez en cuando, después de echar un párrafo con el elocuente Quico, pre¬ guntaba la condesa á su hija:
—¿Qué te parece nuestro huésped?

jando á sus interlocutoras sumidas en —Delicioso, mamá, delicioso.

un profundo piélago de confusiones.

Y ambas se regocijaban de haber apa¬

II
A las once en punto de la mañana si¬ guiente se presentó Quico en el elegante

drinado á un hombre de idea» tan avan¬
zadas, según él mismo aseguraba tener.
III

hotel que habitaba la condesa viuda de

Pasaron tres años. Quico. bajo la pro¬

Claromar y su bella hija Blanca.

tección de la caritativa condesa de Cla¬

Madre é hija salieron á recibir al des¬ conocido, y éste, después de hacerles un corto saludo, exclamó arrellanándose
cómodamente en una butaca:
—Miren ustés. Ante todo les diré que

romar. había prosperado mucho. Así que hubo aprendido el oficio de
carpintero aprendió el de tallista, y tuvo el gusto de ofrecer á su ilustre protecto¬ ra una magnifica mesa de comedor, fa¬

soy un honrao baturrico, que acabo de llegar del pueblo, quiero trabajar y ne¬ cesito que alguien me ayude. ¿Se com¬ prometen ustés á apadrinarme? Blanca

bricada por él mismo. Además, el Quico de hoy no era el de
ayer. Con el roce de la gente fina, el
rústico baturrico se había transformado

miró á su madre con la sonrisa en los en un hombre de ademanes desembara¬

Yo creí que en el pecho de los ricos sólo había un pedazo de piedra eu vez de corazón, y ahora estoy convencido de que entre los ricos y los nobles puede haber francos, puede haber buenos, puede haber generosos... ¡Gracias, se¬ ñora! ¡Gracias por haber modelado mis
sentimientos.
La condesa lloraba y Quico prosiguió: —No, yo no he nacido para usar levi¬ ta. me oprimiría demasiado el cuerpo;
mis manos no están hechas para estre¬
char manos finas, y vuelvo á mi pueblo para estar entre los míos, para ver á mí Virgen del Pilar querida.
Quico echó al cuello de su protectora la medalla de la Pilarica que le dió su madre el día de su partida, y después de abrazarla respetuosamente y de despe¬ dirse de Blanca como para un corto via¬ je salió de aquella casa llorando como
un niño.
IV
Blanca se casó al año y medio escaso con un rico vizconde, y Quico. después de perder á su padrastro, vendió sus pe¬ queñas tierras de labranza y fué á esta¬ blecerse en Zaragoza de maestro tallis¬

tiempo de que la noche cerraba por com¬ ni á que lo atropellara un coche, ni á labios, y la condesa meneó la cabeza á zados y lenguaje sencillo, pero correcto, ta, en compañía de su anciana madre.

pleto y la luna aparecía en el firmamen¬ nada absolutamente. Tenía »u idea y un lado y á otro, no sabiendo qué con¬ gallardo en su apostura y profundo en

Con frecuencia visitaba el Pilar, y'en¬

to. disipando en parte las tinieblas noc¬ turnas con su luz clara y poética.
Nuestro personaje, ó sea Quico. se di¬ rigió en derechura á la estación del fe¬ rrocarril, esperó pacientemente la llega¬ da del mixto -que debía llevarle á Madrid y montó en tercera, resuelto á pisar por primera vez en su vida la hermosa villa del oso y del madroño.
Lo primero que hizo al llegar (sin du¬ da guiado por algún alma caritativa) fué ‘dirigirse á una prendería, donde, á cam¬ bio de su ropa de baturro clásico, le die¬ ron un traje de chaqueta en bastante

ella debía ser antepuesta á todo. Y así lo
hizo.
Una vez en la calle se puso á pasear con las manos metidas, en los bolsillos, coordinando sus pensamientos.
Absorto estaba en sus meditaciones
cuando acertó á pasar por su lado un señor correctamente vestido, y Quico. cogiéndole por un brazo lo increpó de esta suerte sin pizca de reparo:
—Oiga, señorico; yo vengo del pue¬ blo, quiero trabajar y necesito que al¬ guien me ayude. ¿Quiere usted servirme de guía?
El señor, por toda respuesta, se echó

testar.
Después de una corta pausa prosiguió Quico:
—Yo me he venido del pueblo porque no podía vivir con mi padrastro, franca¬ mente. Yo soy uu probecico, pero tengo mi voluntad, como el que más y el que menos. Reconozco que mi madre debe mandar en mí, y hago toíco lo que ella quiere, porque, como dijo aquél, quien manda manda y cartuchera en el ca¬ ñón. Pero que una presonica que es igual á mí quiera mandarme y ponerse moños conmigo... ¡tate! que no lo con¬

sus conceptos. Blanca la futura condesa de Claromar,
se hallaba en todo el apogeo de sus veintidós años y aparecía extraordina¬
riamente hermosa. Poseedora de un co¬
razón sensible y de unos sentimientos en extremo delicados, le repugnaban los jóvenes de la sociedad, viciosos casi todos, fatuos hasta la médula y vanido¬ sos de la cabeza á los pies.
Blanca los miró sin detención y retiró de ellos sus ojos, suspirando triste¬
mente...
Pero al retirarlos de aquellos jóvenes

tonces balbuceaba postrado ante «1 altar de la Virgen:
—No dirás que he sido ambicioso ni ingrato, lie tenido en mis manos la for¬ tuna y la he tirado. Y v-o, yo que voy diciendo á cuantos me quieren oir que estoy en contra de la diferencia de cla¬
ses. he destrozado mi corazón por un sentimiento de delicadeza: por no unir
la sangre rica con la sangre pobre... Pe¬ ro ¡ay, Pilarica mía!... ¡¡tú sabes si ha sido grande mi sacrificio!!...
Pepita Vidal.

buen uso. Después buscó una posada á reir. desasiéndose bruscamente de la siento. A mí no me duele trabajar, pero elegantes fué á detener su mirada en el

*u«3P><3Kn»m»»..

—

donde pasar la noche y se lanzó á la ca¬ mano que lo aprisionaba, prosiguió su me enrabia que un semejante me mande honrado baturro que. á fuerza de traba¬

lle dispuesto á probar fortuna.

camino.

haeerlo, en tanto que él se está con las jo y de constancia, había llegado á ser

Sepamos quién es Quico. Pues ante

El mozo no se desanimó, sin embar¬ manos limpicas y los bracicos cruzaos. perito en un oficio difícil y productivo,

Sección Científica

todo Quico no es Quico. es un diminuti¬ vo de Francisco; pero por Quico le cono¬ cían en el pueblo, y él estaba muy sa¬ tisfecho de que así le llamaran.
Más ahorro de letras, se decía; enten¬ diéndose las personas, sobran todas las
demás.
Según esta económica teoría debiera
ser nuestro vocabulario infinitamente
menos extenso. Pero volvamos á nuestro
héroe.
Quico. que así vamos á seguir llamán¬
dole, frisaría en los treinta años; era
huérfano de padre; su madre había con¬ traído segundas nupcias, lo cual él llevó muy á mal, con un hombre irascible y

go, repitiendo su cantinela á cuantos transeúntes se le figuraban personas de¬ centes. con igual éxito que el primero y llegando á recibir de algunos calificati¬ vos poco lisonjeros. Pero Quico era in¬ flexible y acariciaba su pensamiento con
más ahinco cada vez.
así transcurrieron varios días, y una noche quiso la casualidad que nuestro protagonista diese el primer paso hacia la fortuna. Se hallaba apostado á la puer¬ ta de un teatro viendo salir la gente, cuando apercibió á una joven rubia y gallarda, acompañada de una señora respectable y distinguida.
Ambas iban elegantemente ataviadas,

] T a te! que eso no va conmigo. Aluego... yo soy algo arrimaíco á la
cola, pero tengo ideas mu avanzas. Va¬ mos á un icir. de que encuentro feo eso de que los ricos gasten toíco el dinero en divertirse y no sean quiénes pa favo¬ recer á uo probe. Y más feo toa vía en¬
cuentro que esos ricos vayan á la iglesia y se den muchos golpes de pecho, y echen cuatro perneas en el cepillo pa lu¬ cirse elante de las presonas y aluego le den un puntapié, y miren con ripunancia al primer mendigo que vaya á pedir¬
les una limosnica en nombre de ese
mismo Dios que adoran en la iglesia. ¡Tate! ¿En qué quedamos? ¿Sernos cris¬

y contaba con fuerzas y talento suficien¬ te» para abrirse paso en el escabroso ca¬
mino de la vida.
Y juzgó á Quico tan digno de cariño y de admiración, que se impresionó su alma al contemplarlo, y aunque cerró rápidamente los ojos, conservó grabada en la memoria su imagen.
Quico se pasaba de listo, como vulgar¬ mente se dice, y notó que no le era in¬
diferente á la futura condesa de Claro-
mar; porque Blanca, á pesar de sus vein¬ tidós años cumplidos, tenía la inmensa debilidad de dejar traslucir sus senti¬
mientos.
Al pronto Quico enloqueció de alegría,

Leche amarga
No queremos hablar del amargor que
se comunica á la leche cuando los ani¬
males han ingerido con los alimentos una sustancia amarga ó se les ha admi¬ nistrado como medicamento; la inges¬ tión de hojas de algunos árboles y espe¬ cialmente de la vid. y la administración de la artemisa, la genciana ó el áloes,
suelen comunicar á la leche un sabor
amargo más ó menos fuerte, sobre todo
en los animales de constitución débil,
cuya economía no tiene fuerza para tras¬ formar estas materias que salen natural¬
mente con las secreciones.

despótico, que tiranizaba al hijastro en cuanto el hijastro se dejaba tirariizar.
Quico era de familia pobre, pero con¬ taba con una pequeña parte de tierra de labranza que cultivaba él mismo y daba sobradamente de sí para poder vivir sin
escasear en el pueblecito donde había visto la luz primera.
Tenia un corazón de oro y una volun¬ tad de hierro, rasgos característicos en la mayoría de los aragoneses.
Era trabajador y honrado hasta la médula, pero no podía resistir que nadie

y al irse á subir la joven en el coche que las esperaba á la puerta del coliseo se le cayó un precioso pañuelo de encaje que
llevaba en la mano.
Un lechuguino fatuo, que desfilaba á la vez que ellas se agachó para recoger¬ lo; pero con la agilidad de la pantera á la que la arrebatan sus hijos se abalan¬ zó á él Quico, dió uu empujón al dandy y recogió el pañuelo.
El pedante mancebo juzgó aquello una ofensa y estampó una bofetada en el ca¬ rrillo del atrevido usurpador de su presa.

tianos ú no lo sernos?
Ea, pues porque yo igo que prendería fuego con gusto á las casas de esos ricos haprócrilas y que no ejaba de ellos ni ensiquiera el pillejo, me ice mi padras¬ tro que soy un descreído... ¡Tate! ¡Que no! Yo creo como el primero en la Pilarica, y hasta creo que el niñico que tié en sus brazos pué ser un niño mu buenecico. Pero lo que no consiento es que ningún igual se me suba á las barbas, y como mi padrastro quiria gatear por ellas llamé á mi madre y la dije que me

porque, á decir verdad, la jóven era un bocado digno de los ángeles; pero luego que hubo reflexionado seriamente se os¬ cureció su semblante, y vendo en busca de su anciana protectora le manifestó su deseo de alejarse de Madrid; más como
la condesa rechazase bondadosamente
su pensamiento, él la dijo: —Mire usted, señora; yo le debo cuan¬
to soy. y lo peor que puede tener una persona es el ser ingrata.
He notado que su hija Blanca me quiere más que como á protegido. Yo.

Pero el amargor de que queremos ha¬ blar es el que se declara en la leche, al¬ gún tiempo después de ordeñada: Al principio su sabor es normal; con el re¬
poso .se separa poca crema y esta se pone amarillenta y algo espumosa si estuviese mezclada con gases procedentes de la
descomposición pútrida; esta leche tiene entonces un sabor dulce que deja cierto gusto amargo, más marcado especial¬
mente en la manteca, el caseum se forma
mal y es también amargo con gusto
rancio.

se le impusiera, y corno su padrastro tra¬
tase de hacerlo, el baturro se declaró en
rebeldía, formando la firme resolución
de abandonar á su pueblo y marcharse ¿Madrid, donde, Dios mediante, podría encontrar una colocación provechosa y
ganarse el pan nuestro de cada día.
Tales eran las intenciones de Quico. :atenciones que puso en práctica, ale¬

Pero el baturro, con la misma agili¬
dad que había desplegado para arreba¬ tar el pañuelo, dió un terrible puñetazo á la chistera de su agresor, la cual cayó rodando por el suelo, despeluznada y
maltrecha, entre las risotadas de gran
número de personas.
Tal vez se hubiera empeñado más la contienda á no haber prudentemente in¬

venía á trabajar á Madrid. Lloró mucho la pobrecita; pero como
sabe que soy terco no me dijo na, y me dió una medalla de la Pilarica y diez duros que tenia ahorraos. Es lo único que traigo en los bolsillos.
Yo necesito una pregona que se inte¬ rese por yo. y he cstao proponiéndoselo á más de cuatro, pero toícos me han icio

si he de serle franco, la adoro con locu¬
ra; pero nuestro matrimonio sería un desacuerdo que daría lugar á enfadosos comentarios. Lo mejor que puedo hacer, por el bien de los dos, es poner tierra de por medio, y por eso me decido á aban¬ donar á usted, rogándole que me deje
antes besar su mano bienhechora.
Además, según me escribe mi madre,

Nada positivo se sabe sobre la natura¬
leza de esta alteración cuyas causas son realmente desconocidas aun; la falta de aseo en las lecherías tiene gran parte en
esta alteración, pues solo se observa en
verano y en las lecherías de los peque¬ ños ganaderos, en las que desgraciada¬ mente la higiene brilla por su ausencia.

jándose, como sabemos, de su tierra tervenido un guardia de orden público, que por la otra puerta.

mi padrastro está muy enfermo, y como

Leche fétida

querida y llegando á Madrid en tercera con lo que todo se quedó'apaciguado.

Por último vi á usté, prosiguió diri¬ ellos no viven de sus rentas, yo soy el

Tampoco queremos hablar de la que

del tren mixto en uno de los primeros alejándose de allí el pollo elegante tra¬ giéndose á la condesa; me paició una llamado á socorrerlos con el dinero que tiene mal olor al salir de las mamas, co¬

días de octubre.

gando bilis y rebosando vergüenza.

buena mujereica, y aprovecho la ocasión en tres años de trabajo me ha permitido mo consecuencia de cierta alimentación,

Pero Quico no tenía ni un pelo de

Ya habían montado la joven y su ma¬ de traer el pañuelo que recogí anoche pa ahorrar su generosidad,

sino de la que toma, pasado algún tiem¬

Rito y sabía de sobra que en la capital dre en su carruaje, esperando á ver en pedirle por favor que se compadezca de

Pero tenga usted entendido, señora, po. probablemente al segundo dia de

ie España no se atan los perros con lon¬ qué paraba aquello, y Quico, aproxi¬ yo. Sé leer, escribir y de cuentas; de to que no la olvidaré nunca; porque, ade¬ conservación, un olor á huevos podridos

ganiza.

mándose á la portezuela, les dijo resuel¬ un poquico; tengo buen deseo y quisie¬ más de todos los beneficios queme lia debido al sulfhidrato de amoniaco.

—lo, se había dicho, necesito una tamente:

ra entrar en un taller de carpintería.

otorgado, le debo uno grandísimo: el de i Esta leche tiene ordinariamente un

SÜLLEÜ

amarillento, dá poca crema y está estas falsificaciones sen raras y que este una conferencia con algunos diplomáti¬ mucho, llegó á reunir millares y milla¬ mezclada con burbujas de aire, el caseumfl fraude es fácil de rewnocer por procedi¬ cos de varias naciones de Europa para res de palabras, voces y lócuciones, re¬

Crónica Local

tiene poca consistencia, en la ca.pa •de mientos sencillos, lo que hace que dichas tratar de los asuntos del Africa del Sur, cogidas de boca del pueblo ó entresaca¬

crema suelen advertirse algunos espacios redondos que son producidos por burbu¬ jas gaseosas que la han atravesado, rompiéndose al contacto del aire.
La causa de esta alteración es también
el desaseo y falta de buena alimentación y de cuidados.
Leche sanguinolenta La leche contiene sangre en ei curso •de las inflamaciones y en las lesiones internas de las glándulas mamarias, á
consecuencia de ordeñarlas bruscamen¬
te, se la observa tambieuen el período del celo; igualmente suele presentarse después de pasar repentinamente de una
alimentación insuficiente á otra abun¬
dante, suculenta y muy nutritiva, y por último á consecuencia de la ingestión de sustancias acres, como los ranúnculos y ■los brotes resinosos, entonces hay al mismo tiempo hematuria.
Al ordeñar se observan en la leche
estrías sanguinolentas, ó bien al vaciar |a vacija se ve siempre coagulada en el fondo. Esta leche sanguinolenta .produ¬ ce vómitos, afecciones de estómago é ¿indigestiones graves, por cuyo motivo
debe inutilizarse.
No debe confundirse la coloración roja
úe la leche debida á la sangre, con otra
■análoga que sobreviene con la .prehen¬ sión de ciertas plantas, puesto .que la procedente de este último caso, no hay
inconveniente en tomarla, teniendo en
cuenta que en nada altera la -salud de Sos que la consumen.
Leche purulenta
-A veces la leche al ordeñarla sale
mezclada con glóbulos ^purulentos á
«onsecuencia de abcesos en la ubre. Esta
leche es muy perjudicial ;para la salud
del hombre ó de los animales, debe con¬
siderarse como tóxica3*-retirarla del con sumo público, inutilizándola por nociva.

falsificaciones ó la mayoría de ellas seanpoco probables á causa de la facilidad con que se reconocen; por lo tanto, no nos ocuparemos más de ellas y solo exa¬
minaremos ahora de la adición de agua
y de la sustracción una parte de man¬ teca que será objeto de otro artículo.
Juan Oliver,.
Veterinaria.
Variedades
El telégrafo sin hilos inventado por nn mallorquín
El último número de la Revista Mine¬
ra, Metalúrgica y de Ingeniería publica un artículo recogiendo declaraciones del propio Marconi, con motivo del pleito entablado á éste por el americano Dolbear, que pide una considerable indem¬ nización áia Casa “Marconi, por conside¬ rar su invento del telégrafo sin hilos posterior al de dicho-americano.
Las declaraciones de Marconi son in¬
teresantísimas para España. Afirma que el descubridor del telégra¬
fo sin hilos foé un español, y publica parte de la Memoria presentada por el señor Salvá. á quien atribuye el inven¬ to, que dice así:
«Podría sin inconveniente prepararse una cierta extensión de terrenas en Pal¬
ma, cargarla eléctricamente, tomar en Alicante un espacio semejante cargado con electricidad contraria y comunicarlo con el mar ,por medio de un conductor que en él se sumergiera, y sería posible, disponiendo análogamente las cosas de Palma, establecer la comunicación entre ambos puntos, que sería completa por
causa de la buena conductibilidad del

pero ignórase aún lo que en ella se re¬ solvería aunque se supone haber sido la confección de un proyecto de paz angloboer, cuya ejecución apoyarían tres de las grandes potencias continentales eu¬
ropeas.
España é Inglaterra
El Morning Post, órgano conservador inglés, publica un artículo comentando los discursos pronunciados en el Con¬ greso naval y en León, respectivamente, por el contralmirante Cervera y por el ministro de la Guerra, y expresando la opinión de que ningún español juicioso creerá que Inglaterra aspira á adquirir parte del territorio español mientras Gibraltar esté á salvo de toda contingencia
adversa. Dicha fortaleza tiene la misión
de defender los intereses ingleses en el Mediterráneo, en el cual España los tie¬ ne aun mayores que Inglaterra.
«Garantía firme de nuestros cuidados
respecto de la intangibilidad de la inde¬ pendencia de España—dice el M&rning Post—es nuestra situación en Gibraltar,
que sería verdaderamente peligrosa si una ó varias potencias extranjeras ocu¬ pasen el territorio español, ó si la políti¬ ca en Madrid estuviera dirigida por aquéllas, como ocurre en Parisién don¬ de se percibe la influencia que ejerce la política imperante en San Petersburgo.»
Ocúpase de la frontera terrestre de Es¬ paña; recuerda las que llama tradiciona¬ les ambiciones de Francia, y añade que,
afortunadamente, no es de esperar una
agresión armada, para contrarrestar la cual sería pobre é ineficaz defensa el au¬ mento de un cuerpo de ejército; pero que este remoto peligro se evitaría si el Reino Unido garantizara la integridad del territorio español.
«Italia, y acaso Alemania—dice tam¬ bién—estarían dispuestas á dar un gol¬ pe de mano sobre el archipiélago d@ las

dos de los antiguos libros catalanes, que don Mariano conocía al dedillo; pero con poseer un tal tesoro, nunca le llegó la hora de utilizarlo. ¿Porqué? Por lo que he dicho antes: por ser él solo una Aca¬ demia. En efecto, él se hacia á sí mismo
las objeciones, daba creces á las dificul¬ tades propias de esta clase de trabajos, y aspirando constantemente á la perfec¬ ción, cerraba bajo llave el copioso fruto desús investigaciones. Cien años que
hubiese vivido, cien años hubiera pasa¬
da siempre vacilando. Por este motivo teníasele por displi¬
cente, diría por víctima de una pereza mallorquína, si no hubiera otros mallor¬ quines tan diligentes.
Tengo motivos para juzgar que su paisano, el doctor Alcover es el reverso
de la medalla. Una sola vez he hablado
con él: fué el año pasado, en Montlouis, y me bastó para formar concepto de su
asombrosa actividad. Llamóme la aten¬
ción durante el almuerza, oir á aquel sacerdote departiendo animadamente con otro caballero sobre arte religioso románico, notándose en su lenguaje un marcado acento mallorquín. Tras el al¬ muerzo partí yo para Faotromewr y él tomó un carruaje yéndose á una pobla¬ ción de aquellas alturas. A las pocas
horas estábamos ambos de regreso, y
mientras yo me llevaba del típico san¬ tuario y los magníficos bosques que lo circundan un magnífico recuerdo gra¬
bado e» la- mente, el doctor Alcover traía
apuntada en su cartera el croquis de la vieja iglesia de aquel pueblo, única en su género, y los planos de la planta y el alzado, perfectamente trazados. Su car¬ tera, que me dió á examinar, estaba atestada de notas parecidas, relativas á otras iglesias de la comarca, recojidas
eon asombrosa actividad. Para realizar
lo que hacía el.sacerdote mallorquín en horas, se necesitan días.

Un puñado de jóvenes, extraños á to¬ da pasión política y sin pretensiones de ningún género, concibieron, hace cosa de un año, la noble idea de dedicarse á las tablas, puramente en sus ratos de ocio, con el único propósito de divertirse
á sí mismos, y estudiando y aprendiendo, divertir, al mismo tiempo, á los demás.
Dicho y hecho, formaron una especie de agrupación, con su junta inclusive,.á la que pusieron, por nombre «Sección?
dramática» del Círculo Sollerense.
En los primeros vuelos, nos dieron á-
comprender, desde luego, que por sus¬
venas circulaba sangre igual á la de lo» Romea, Calvo, Mario, Vico y tantos
otros como supieron conservar á gran altura, el timbre glorioso de la escena
española. Estrenáronse, entre gozosos y
tímidos, con el valiente drama en tres
actos denominado Los dos Virreyes y con la chistosa pieza catalana en un acto* Tal y vá que no sl ho eren.
Siguió con mayores bríos, y desdeluego con mejor acierto y fortuna, otrodrama D. Juan de Lanuda y el lindo juguete, también en un acto, La Casa de Campo. Al proverbio en tres actos Del enemigo el consejo siguióle otro ju¬ guete cómico Contra la fuerm.la astucia..
Y si aquí termina, lo que pudiéramo» llamar primera etapa, de la que estuvo» encargado el Sr. Oliver y empieza la se¬ gunda bajo la dirección y guía del no* menos inteligente Sr. Sancliment, pode¬ mos hacer constar que la sección ya no*
se componía de aquel puñado de novatesque se asfixiaban ai solo olor de la pól¬ vora, antes al contrario cual si fuesen
soldados veteranos se crecían ante el
peligro, marchando unidos y compactos á
la brecha hasta haberla asaltado. Tal ha-

Leche urinosa y liliosa.
Los casos en que se .presentan en la •‘leche los.principios de la orina ó de la bilis '13011 raros y suelen acompañar siempre á la uremia ó la colemia debe
-Inutilizarse.
Desconócese la lechee alcárea proceden¬
te de animales atacados de tuberculosis.
4$fr falta sin duda de medios para inves¬
tigar su presencia, pero á falta de ello. Úeben los veterinarios municipales girar
«Mantas visitas sean necesarias-á las va¬
querías, examinando escrupulosamente las vacas destinadas á la producción de leche, dando cuenta á la Alcaldía en ca¬ so de encontrar alguna ó algunas que padezcan la tuberculosis, las que serán
sacrificadas inutilizándose sus carnes,
pieles, etc. tomaado al efecto cuantas medidas sean necesarias pura evitar el
fraude.
Leche conteniendo espontáneamente
sustancias extrañas
Ya liemos visto cuán fácilmente reci¬
be la leche las sustancia* extrañas in¬
geridas en la economía y de las cuales procura esta deshacerse; no solo las ma¬ terias resinosas y tintóreas toman esta via de eliminación, sino también el mercurio, el plomo, el zinc y metaloi¬ des, como el arcénico y el yodo.
La cantidad de estas materias es algu¬ nas veces muy débil; pero otras existe en bastante abundancia para ocasionar

mar. y se podrían reconocer «por las chispas» producidas en Alicante las se¬
ñales transmitidas desde Mallorca.»
El autor del artículo, don Luis de la
Peña, ilustrado ingeniero de Minas, dice
á continuación:.
«El deseo de dar á conocer esta noticia
inmediatamente, me impide adquirir todos los, anteceden tes necesarios; pero es sabido que D. Vicente Salva—y no /Silva—fué uu físico mallo-rquin ilustre que se ocupó mucho, á principios del siglo último, de-este asunto, llegando» realizar experimentos entre Aranjuez y Madrid con botellas de Leyden y reu¬ niendo sus ideas sobre Telegrafía en una Memoria que en 16 de diciembre de 1879 presentó á la Academia de Ciencias
de Barcelona.
De desear fuera que cuantos por su posición pueden reunir antecedentes so¬ bre este punto interesante nos los remi¬ tieran para dar á conocer al señor Salvé en el extranjero con todo el detalle que su saber y su ingenio merecen, y para recabar razonadamente para España la gloria del descubrimiento de la telegra¬
fía sin conductores.»
Realmente es digno de ser conocido cuanto se relacione con el autor español
de tan maravilloso descubrimiento. Al¬
go pueden hacerlos ministros de Obras públicas y de Instrucción.
£De ÚltiMu Hora)

Baleares, y es seguro que habría de temense todo de parte del Imperio germᬠnico, en el caso de que al estallar una guerra europea España se colocara al lado de Francia, y ésta fuera derrotada.»
ii qmifriPT»-1"
De la Península
El notable escritor catalán Sr. Roca y
Roca en la revista que semanalmente publica en La Vanguardia de-Barcelona dice que ha estado allí, de paso para Palma de- Mallorca, el doctor Alcover, vicario general de esta diócesis, quien
ha dado recientemente en el Círculo li¬ terario de Vich una conferencia sobre la
lengua catalana en la cual puso de ma¬ nifiesto la necesidad de recogerla y or¬
denarla en un diccionario completo. El doctor Alcover. según parece, no se li¬
mita á expresar este buen deseo, sino que además trabaja asiduamente para llevarlo á la práctica, organizando los elementos necesarios. A tal objeto res¬ ponden sus viajes y excursiones por Ca¬
taluña, Valencia. Mallorca, el Rosellón
y en general por todas las regiones don¬ de la lengua catalana se habla y se cul¬ tiva: á tal propósito obedecen sus entre¬ vistas con los principales filólogos y otras personas idóneas para secundar su
laudable proyecto. Un diccionario completo ée la Lengua

Crónica Balear
En las primeras horas de la tarde del pasado domingo se suicidó, ahorcándo¬ se en las ramas de una higuera inme¬ diata á la población de Felanitx. el co¬ nocido mercader de ganados Simón Ar¬ tigues (a) Pusa, de unos 55 años de edad. ES creencia general que la mala marcha de sus negocios le trastornó en gran manera las facultades mentales, hasta el punto* de llevarle á realizarían funesto designio.
En el último-número de Mallorca-, Pe¬ rista Dominical leemos la reseña de la fiesta de la Santísima Trinidad, que se celebró en el oratorio de Mira mar; y
conrespecto» al sermón que pronunció nuestro Cura-párroco, dice lo siguien¬
te: Predicó lo Sr. B. Sebastíá Maimó,
Rector de SÓiler... Aquest fcractá sobre lo incomprensible que es el misteri de la
Santíssima Trinidad, noobstant lo cual
rahonadament deu ser objecte de la fe y
del amor deis feels cristia ns. Fou tot una
plaent pesa» oratoria pronunciada en la nóstra hermosa llengua mallorquína, ab claredat, coucisió* y gran copia de doctrina evangélica, y*d’ argumenta teológichs, digne de la trona de la Séu y

sucedido en una serie dé funciones, en que se han tocado varios géneros, inclu¬ so el lírico, que ha sido el coronamien¬
to de su acabadísima obra.
En las funciones del domingo último* púsose de relieve las revelantes dotes de que están adornados algunos de los jó¬ venes que, sin temor alguno, podemos* dejar de llamarles aficionados para darles el verdadero nombre, que les correspon¬ de, de actores. En la pieza Lo viatge de bodes, hubo papeles hechos á la perfec¬ ción por los Sres. Casasnovas, Perez: Montoya y Raymond y en lo Bet de la¡ Sila ya no podía pedirse más naturalidad, más perfección en el desempeño de la obra pues los señores Raymond, Tomás, * P. Montoya, Planells y Valls cumplieron como buenos. Permítaseme, diga á uste¬ des que, al estar en mitad de la función, se me figuraba haber asistido al estreno* de la obra, hace de eso muchos años, en
el Teatro Romea de Barcelona.
Pero el clou de la fiesta fué la zarzue-
lita en un acto Los Zangolotinos en la que la señora doña Francisca N. es¬ tuvo bastante acertada en su papel de D.a Flora, el Sr. Sancliment inimitable* en D. Floro y la señorita Llobera y el
Sr. Planells luciendo sus vastas facul¬
tades y haciendo miles de monerias como* colegiales desenvueltos. Aixb es menjá

envenenamientos más ó menos graves,

catalana en todas sus ramificaciones, es del raes selecte auditori.

blnnch, dijo muy oportunamente uno

deben los veterinarios que prescriban algunos de los medicamentos citados, ordenar sean ordeñadas las vacas que lo
tornen, inutilizándose la leche á su, pre¬ sencia evitándose su consumo.
Falsificación de la leche
Pasando generalmente la leche por michas manos antes de llegar al consu¬ midor, suele ser objeto de fraudes,- de
Los cuales el más frecuente consiste en
auitarle cierta parte de crema y añadir¬ le agua, lo que la hace menos nutritiva.
Algunas veces para disimular el frau¬
de se introducen eu la leche sustancias extrañas distintas, bien sea para aumen¬
tar su densidad, ó para quitarle el sabor nsípido de la leche aguada, ó también jara disfrazar el matiz, azulado que ad¬

Del Extranjero
La guerra anglo-boer
Como era ya de temer, sigue la ra¬ cha de telegramas del Africa del Sur dando cuenta de varias sorpresas y de¬ rrotas de los boers y de que centenares de éstos caen prisiones.
Vuelve á hablarse de negociaciones de paz entre los beligerantes, siendo muy probable que no sea ageno á las mismas, el viaje de la esposa del generalísimo boer Mme Botha á Europa,
Dicha señora debe hallarse ya á estas
horas en Londres con una misión del
general Kitchener para ir luego con otras de su esposo á La Haya y á Bruse¬

obra que se impone, dado el gran vuelo que lia alcanzado nuestra literatura ma¬ terna, y teniendo en cuenta sobre todo la especie de anarquía que reina entre
sus c altiva ciares.
Desde los tiempos de Pedro Labernia, que hizo un diccionario catalán-castella¬ no; y desde los de la sociedad de autores que redactaron el quiutilingüe. muy poco se ha adelantado. El diccionario publicado últimamente por la casa Espasa, bajo la dirección del doctor Douadíu y Puignnu. es una ampliación del
de Labernia. Pero el léxico de un idio¬
ma que como el catalán cuenta con tan¬ tas variantes, no puede ser obra de un hombre solo: requiérese el concurso de todas las personas inteligentes en la materia. Y no porque fracasara el pro¬

El domingo 9í del actual, además de un aviso*, fondearon en el puerto de Al¬ cudia tres buques de alto bordo- de la escuadra inglesa. Otros buques de gue¬ rra ingleses hasta el número de 22 tam¬ bién eran esperados en la bahía de Po-
llensa.
Sé dice además que la escuadra fran¬ cesa visitará pronto el puerto de Pbima.
Leemos en El Felanigmse que-al regre¬ sar de sus quehaceres> el miércoles por la tarde, un labrador que venía del cam¬ po* conduciendo una caballería joven que tiraba del carretón en q ue iba él con
uu muchacho de unos-doce años, al lle¬
gar á la entrada *ie la calle de los Huer¬

que tenía á mi vera. El público que llenaba todas las loca¬
lidades del teatro premió con prolonga¬ dos aplausos la fina labor de dichos ar¬ tistas, haciendo repetir la escena de lajola*
En resumen, que los señores D. An¬ drés Sancliment, £>. Miguel Raymond, D. Lizardo Planells, D. Manuel Perez*. Montoya, D. Bartolomé Tomás, D. Onofre Casasnovas, D. Antonio Valls, don Amador Caaals, D. Antonio Juan Seguí y D. Juan Oliver, aunque hoy esté reti¬ rado, merecen gratitud por parte del pú¬ blico, y desde estas columnas empiezo á
tributarles la mía lio. menos sincera y entusiasta.

quiere la leche adulterada de aquel- las para el Presidente Krüger y para el yecto iniciado hace ya muchos años de tos. y á causa de una desobediencia del

nodo..

doctor Leyds.

instituir en Barcelona una Academia de animal, dió con una de las ruedas en el

Hemos tenido el gusto de estrechar la

Entre las primeras se encuentra eb Sigue en el Interin la prensa inglesa la lengua catalana, hay que desistir del guardacantón y volcó tan desgraciada¬ mano á nuestro particular amigo D. Juan

mear,, la glucosa, la harina, el almi- con sus optimismos acerca del próximo empeño de formar nn buen Diccionario-, mente, que al golpe recibido no sobre¬ Ruílan copropietario de la importante

ón, la fécula, la destrina,, las infusiones fin de la guerra bajo-la- base según sus pu«s para ello puede más la libertad de vivió el infeliz conductor más tiempo casa Bullan Freres establecida en la Rué

e arroz, de cebada, salvado-, pepitas de melón, calabazas, etc. etc., entre' las- se• u>ndas-, las go-mas, la clara ó la yema e huevos,, el caramelo, la- gelatina-, el timo de regalía, él de zanahorias- ó de
chicorias, la materia cerebral, el cuero
m la sangre, el agua de jabón, las

órganos de la autonomía de las dos re¬ públicas sud-africanas. per®, teniendo-
sobre ellas la Gran Bretaña*derechos de
soberanía.
Por fin, de acuerdo con im telegrama de La Haya que publican los periódicos de Berlín, la comisión permanente del

movimiento regid» por la fe y el entu¬ siasmo. que la parsimonia y la meti¬ culosidad que parecen ser las condicio¬
nes esenciales de- la vida académica.
En este punto don Mariano Aguiló-, que ú la rebusca de elementos para la
formación de ese Diccionario dedicó lar¬

que el preciso-para que llegaran de la inmediata parroquia los últimos Sacra¬ mentos. El muchacho que le acompaña¬ ba na- sufrió más que algunas contu¬
siones-.

St. Honoré, Parí-s. Su venida ha sido con el objeto de pasar una corta temporada al lado de sus ancianos padres que los tiene, todavía, gozando dé perfécta salud
en la barriada del puerto. Sea bien venido.

amisiones aceitosas, etc. Sin embargo, Tribunal de arbitrajes de la capital ho¬ gos años de su existencia, encarnaba en

abemos observar que la mayoría de landesa celebró-hace tres ó cuatro., días su persona tocia una Academia. Trabajó

s La sociedad «Unión Fornalug.ense»>

3

S O L LE B

celebró en la tarde del domingo su Junta General reglamentaria aprobando por unanimidad la memoria de los ingresos y gastos del último ejercicio y reeligien¬ do para los cargos del Vice-Presidente, Vice-Secretario y vocales segundo y cuarto á D. Guillermo Mayol Parceló, D. Pedro J. Arbona Reinés, D. Bernar¬
do Albertí Mayol y D. J osé Puig y Vieens respectivamente á quienes felicita,
mos.
El domingo último llegó á este puerto procedente de Cette y Barcelona el va¬ por «León de Oro» siendo portador de gran número,de pasajeros y variada car¬ ga. El martes al anochecer salió de nue¬ vo para los indicados puntos, llevándose algún pasaje, un pico de naranjas y gran cantidad de limones pagados á 12 pese¬
tas la carga.
La Alcaldía de este pueblo, por medio de pregón, ha participado al vecindario que la cobranza voluntaria de cédulas personales durará únicamente hasta el
último día del corriente mes.
Pasado dicho plazo pasarán á la agen¬ cia ejecutiva y en 6ste caso serán recau¬ dadas por su valor triplicado.
En nombre del público que, continua¬
mente ha asistido al teatro de la «De¬
fensora Sollerense» en estas pasadas funciones, debemos hacer una súplica á la muy digna Junta Directiva de aquella
importante sociedad; es sencillamente, para que, cueste lo que cueste, busque
una nueva salida á ciertos olores y ga¬
ses, que en manera alguna debieran te¬

D a Rosa Deyá. madre de nuestro amigo D. Nicolás Pons (a) Giret. Acompaña¬ mos á este y demás familia en el senti¬
miento.
Eu la madrugada de hoy también ha pasado á mejor vida, después de larga y penosa enfermedad el conocido propieta¬ rio D. José Canals y Mayol.
Descanse en paz el alma del finado y reciba su familia la expresión de nuestro más sentido pésame.
El jueves, convocados por el Alcalde D. Juan Cauals, reuniéronse á las once
de la mañana en la Sala Consistorial los
señores D. Sebastián Maimó, Cura-pᬠrroco, D. Damián Magraner, Juez Mu¬ nicipal, D. José Gómez Santaella, Ayu¬ dante de Marina, D. Bartolomé Colom, D. Ramón Coll y D. Jaime Torrens para constituir la junta local que dé impulso á la idea y cuide de allegar fondos con que contribuir á la erección de un monu¬ mento, en la Capital de España que per¬ petúe la memoria del malogrado Rey
D. Alfonso XII. Una vez constituida di¬
cha junta y nombrado Depositario de la misma al vocal más jóven, que resultó ser el Sr. Coll, se acordó abrir una lista de suscripción eu las casas Consistoria¬ les, en la sociedad recreativa denomina¬ da «La Unión» (Botigueta) en la «De¬ fensora» y «Círculo Sollerense» á fin de que cuantas personas deseen figurar en la lista puedan suscribirse por la cuota que gusten mientras no esceda de una peseta. La lista de los donantes y las cantidades recaudadas se publicarán en
las columnas del Sóller.

La escuadra inglesa que el lunes de
esta semana se la vió cruzar con direc¬
ción al cabo de Formentor y según noti¬
cias ha estado anclada tres días en la
bahía de A lcudia, en la mañana de ayer se la vió de nuevo pasar ante la boca del puerto en número de 11 grandes aco¬
34.°razados.Sumarcha,conrumboáponien¬
te, era muy lenta, pues desde la Calobra hasta aquí emplearon cerca de tres horas.
D. Juan Canals y Estades, Alcalde cons¬
titucional de esta villa.
• Hago saber: Que exigiendo la esta¬ ción calurosa medidas especiales de po¬ licía y de higiene, á fin de evitar moles¬ tias y peligro, al vecindario, queda ter¬ minantemente prohibido remover, extraer y transportar dentro de la población ma¬ terias fecales, orines, estiércoles y basu¬
ras desde las cinco de la mañana hasta
las once de la noche.
l.° Cada vecino deberá barrer y re¬
gar dos veces al día, uua por la mañana y otra por la tarde la sección de la calle que corresponda á la fachada de su casa.
2.o Queda también terminantemente prohibido de la manera más absoluta te¬ ner cerdos y montones de estiércoles dentro de la población á menos de diez
metros de distancia de las casas más
próximas ó de la vía pública y en las
afueras á menos de cinco metros de cual¬
quier camino público.
El vecindario deberá mantener
asi en el casco de la población como en las afueras el mayor aseo en las casas, corrales y en la vía pública.
Este bando empezará á regir el

vada en el mismo, una lápida de tan grandes dimensiones que dificulta establecer la comu¬ nicación deseada; se acordó de conformidad con el propietario de la misma, construirle otra de iguales dimensiones en la parcela de terreno que existe contigua al mismo andador y encargar la ejecución de esta reforma al maestro albañil D. José Liado Pizá (por ser el que ha hecho mejores proposiciones) quién se compromete á realizar gratuitamente las obras proyectadas consistentes en la construc¬ ción de la nueva sepultura y traslación de la lápida, á cambio del pequeño terreno sobran¬ te que resulte de la parcela mencionada y de la adquisición de la propiedad de la sepultura
núm. 45.
De conformidad con lo informado por la
Comisión de Obras se concedieron varios per¬
misos para verificar obras particulares, de
cuyas solicitudes se ha dado cuenta en sesio¬
nes anteriores.
También se acordó de conformidad con lo
informado por la Comisión de Cementerios, autorizar á D. José Pons Ferrer para embal¬ dosar el pavimento de la sepultura n.° 183 del cementerio católico y para colocar una lᬠpida sobre la misma, con sujeción al modelo adoptado por el Ayuntamiento
Se acordó pasara á informe del Sr. Inge¬ niero encargado de la carretera de Palma á este puerto una instancia de D. Jaime Bernat Pizá del dia 4 del actual, en la que suplica le sea concedido permiso para construir una co¬ chera y un muro de contensión en la finca de¬ nominada «Es Campet», que linda con dicha
carretera.
El Sr. Oliver propuso en beneficio de la instrucción pública y con el fin de que los ha¬ bitantes de las afueras de esta población no hayan de enviar sus hijos á las escuelas del interior del casco de la misma, que se creara una escuela de niños y otra de niñas en el arrabal de la Alquería del Conde, como igual¬ mente en los demás puntos del término muni¬
cipal, qne por sus condiciones de aislamiento, el Ayuntamiento considere necesario su esta¬ blecimiento. Considerando la Corporación muy atendibles las razones expresadas por el señor Oliver, tomó en consideración su proposición, pero como por de pronto no puede proceder á la creación de nuevas escuelas oficiales, se acordó por unanimidad, consignar en acta,

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana, do¬ mingo, á las siete durante la celebración!
de una misa se practicará el ejercicio mensual en honor de la Virgen del Car¬
men. A las nueve y media, expuesto el
Santísimo Sacramento, se cantarán horas menores y después la misa mayor cotí, sermón por D. Autouio Caparó Presbíte¬ ro. Por la tarde, después de los actos de
coro, se continuará el ejercicio del mes,
consagrado al Corazón de Jesús; con ex> posición de S. D. M. y á las seis, hecha la primera visita para lúcrar el Jubileo
del Ano Santo, saldrá la procesión para
practicarla respectivamente en la iglesia de MM. Escolápias y del ex-convento de
franciscanos.
Miércoles, dia 19, á las seis de la ma¬ ñana, tendrá lugar el ejercicio mensual
en honra del Patriarca S. José.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
EM HAlíCAC f ÓN CS FONDEA D AS
Dia 7, de Valencia, en 2 días, laúd San José, de 38- ton. pat. D. C. Vicens; con 5 mar. y lastre.—Dia 9, de Cette y Barcelona, en 10 horas, vapor Leótí dé Oro, de 125- ton. cap. D. G. Mora, con 16 mar. pas. y efectos.—Día 9, de Pal¬ ma, en 2 dias, laúd S. José, de 20 tone¬ ladas pat. D. J. Pujol, con 6 mar. y pie-«
dra.
EMBARCACIONES DESPACHA Ó AS
Dia 8, para Torrevieja, laúd S. José,
de 20 ton. pat. D. J. Panales, con 6 mar. y lastre.— Dia 9:, para Palma, laúd S. José de 20 ton. pat. D. J. Pujol, con 6 marine¬ ros y lastre.— Dia 11, para Cette y Bar¬ celona, vapor León de Oro, de 125 tone¬ ladas cap. D. G. Mora, con 17 mar. pa¬ saje y efectos.

ner entrada en la propia sala de espectá¬

culos. Con esto ganaría mucho el Teatro,

Con un tiempo bastante variado se ha

los espectadores y la higiene, interesada pasado la semaua que terminará dentro

en que el mal de que nos quejamos se breves horas. En los primeros días el

remedie pronto y bien.

: sol esparció sus ardorosos rayos y con

. tal motivo se dejó sentir un calor de

Muchos son ya los paisanos y amigos nuestros que con el fin de pasar el vera¬ no al lado de sus respectivas familias, van llegando á esta población proceden¬ tes de la vecina república, en donde to¬

verdad. El jueves amaneció completa¬
mente cerrados los horizontes denun¬
ciando tempestad. Así permaneció hasta
las cinco de la tarde hora en que cayeron
gruesas gotas de agua que sirvieron pa¬

dos los años suelen residir la temporada ra regar las calles y nada más.

del invierno para dedicarse á la venta

Por la noche nos alcanzó el temporal

entre otros del dorado fruto de nuestros que sopló de una manera violenta hasta

huertos y de la comarca de Valencia.

el amanecer del viernes en que, una vez

Damos á todos, desde las columnas de calmado, las nubes, nos regalaron, á in¬

este semanario, afectuosa bienvenida.

tervalos, una ligera cantidad de agua. Lo restante del dia siguió encapotado, ha¬

día 22 del actual y los infractores serán castigados con todo el rigor de la ley.
Sóller 12 Junio de 1901.
Juan Canals.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 8 de Junio de 1901
La presidió el Sr. Alcalde D. Juan Canals, y asistieron á ella los concejales señoi’es don Damián Canals, D. Ramón Coll, D. Jeróni¬ mo Estades, D. Juan Joy, D. Juan Deyá y
D. Andrés Oliver.
Se dió lectura al acta de la anterior y fué aprobada.
Dióse cuenta de una comunicación del señor
Gobernador Civil de la provincia, fecha 29 de Mayo último, en la cual comunica, que en uso de las atribuciones que le confiere el art. 169 apartado 4.° de la Ley Municipal, había acor¬

que vería con gusto que por aquellas inme¬
diaciones se estableciera un maestro y lina
maestra con carácter privado, á quienes el Ayuntamiento gratificaría según los servicios que prestaran.
Teniendo en cuenta los buenos servicios
que presta el director de la escuela de niños de la barriada del puerto y el escaso sueldo que disfruta se acordó concederle una grati¬ ficación anual de doscientas cincuenta pesetas.
Se acordó construir un muro de contensión
y un pretil al camino que de Biniaraix con¬ duce á Fornalutx en el punto en que se halla
situada la finca de D. Bernardo Soler.
También se acordó construir un muro de
contensión y un pretil al camino de «Las Ar¬ gilas» para darle mayor latitud, en las inme¬
diaciones de la finca de D. Juan Castañer.
Por último se acordó verificar varios pagos. Y se levantó la sesión.

Se convoca á Junta General extraordi¬
naria para el dia 21 del actual á las 5 dé¬ la tardé, para elegir el Presidente.
Sóller 12 Junio 1901.—El Presidente
Accidental, Jaime Valls.
Venta deuna porción do sola¬
res en el punto rúas céntrico de la Huer¬ ta conocido por el Camp de set Creu ba¬
rriada de Can Pellos. El dueño informará.

Pía empezado ya la recolección de los albaricoques y aunque la cosecha de este sabroso fruto es bastante buena, dará

biendo refrescado algún tanto la tempe¬ ratura. Esta mañana previos los acos¬ tumbrados relámpagos con acompaña¬

dado desaprobar la suspensión decretada por el Sr. Alcalde, del acuerdo tomado por el Ayuntamiento en la sesión celebrada el dia 18 del citado mes, referente al deslinde de la

W.MI

Y ‘mmm

escasos rendimientos á los propietarios, á menos de que sus precios sufran modi¬ ficación, cosa improbable pues atendien¬

miento de truenos, ha caído, á eso de las 8, un copiosísimo aguacero que ha dura¬ do cosa de media hora y ha servido, en

finca «Pinar del Puerto»; dejando á salvo su derecho para recurrir donde y en la forma que crea conveniente. De lo que se dió por entera¬ da la Corporación.

do á los crecidos derechos que ha im¬ parte, para limpiar en algo la mucha ba¬

El Sr. Estades liizo notar que según la fe¬

puesto el Gobierno de Inglaterra á toda

sura que se encontraba en los secos to¬

cha que lleva la comunicación de referencia, debia recibirse en esta localidad, antes del sá¬

del fallecimiento de

caja de pulpa que se introduzca eu aquel país, este gravamen ha de influir poderosamente en la depreciación de es¬ te rico producto.

rrentes.
Las obras municipales verificadas du¬ rante los dias J al 8 del actual, consis¬

bado último ó sea antes del dia l.° del actual
en que tuvo lugar la última sesión ordinaria y puesto que el Alcalde no daba cuenta de ella en tiempo oportuno, llegó á temer que la Cor¬ poración no tuviera nunca conocimiento de la

D. DAMIAN PIZA MAYOL
ACAECIDO EN SAN JUAN BAUTISTA DE TABASCO, (MEXICO)
Eli DIA 22 DE JUMO DE 1899

Dicha fruta se cotiza hoy á 4 pesetas quintal mientras que el año pasado el precio corriente era de 12 pesetas y en 1899 llegaron á pagarse á 30 pesetas quintal.
A la avanzada edad de 96 años falle¬
ció el domingo último en Biniaraix la mujer, más anciana del pueblo, llamada

tieron en la recomposición del piso de la
calle de Santa Catalina de Biniaraix y
el de los caminos de «Balitx» y de «Las Argilas», construir una pared á este úl¬ timo y machacar piedra para recomponer el camino del Cementerio, cuyos jornales y materiales invertidos en las mismas importaron 209’36 pesetas.

misma, por cuyo motivo propuso el recurso de queja ante el Sr. Gobernador Civil, para evi¬ tar que subsistiera indebidamente dicha sus¬
pensión, por ignorancia por parte de esta Corporación, del oficio en que se desaprueba la suspensión.
Deseoso este Ayuntamiento de dejar expe¬ dito y sin obstáculo alguno qne dificulte el paso por el andador, vulgo caminal que divide los dos cuadriláteros de la parte Oeste del cementerio católico, destinados á fosa común
y existiendo sobre la sepultura n.° 45 encla¬

Su afligida esposa y la demás familia del finado suplican á sus amigos se sirvan tenerle presente en sus oraciones y asistir al turno de misas que en sufragio de su alma se celebrará en el al¬
tar Mayor de la iglesia parroquial el sábado próximo dia 22, desde las 4 y media á las 9 de la mañana.

(7) FPJLEiJBTÍM
ARIELA
A los que hollaran su ley. no fué para que se refugiase en esas dos frases ton¬ tas, vulgar estribillo de los ateos prác¬
ticos.
Estas ideas habían ido extendiendo
una capa de hielo en nuestro hogar; porque mi aya, eminentemente religio¬ sa, no podía oir sin viva repugnancia aquellas singulares doctrinas y aquella religión cómoda que él se había forma¬ do para no tener ninguna.
Y ya que de esto hablamos, y puesto que te doy en este libro un guía leal y práctico que te pueda conducir por el sendero del bien, deja que te diga algo sobre esta clase de seres que no son teni¬ dos por ateos porque no niegan á Dios, pero que como tu desgraciado abue¬
lo caen en el lamentable error de decir
que todas las religiones son buenas, lo cual equivale á decir que no se tiene ninguna; que mirando con indiferencia cuestión tan importante niegan el cris¬ tianismo, y son por lo tanto ateos, sino en teorías, en la práctica.
Y be oído defender como muy religio*es y creyentes á hombres que solo con-

fosaban á Dios, pero que negaban la di¬
vinidad de Jesucristo, se mofaban de la
revelación y decían que era un egoismo tiránico condenar á los que no pensaban del mismo modo en religión: como sien este punto pudiese admitirse la toleran¬ cia, hija mía! ¡Cómo si por engañar á
los hombres con sofísticos discursos y mezclar el nombre del Hacedor en sus
hinchados artículos lograsen engañar á
Dios!...
Te he nombrado a mi aya varias veces y aún no te he hecho la detallada des¬ cripción que merece.
Yo no tuve la inefable dicha de cono¬
cer á mi madre, ni sus besos descendie¬
ron sobre mi frente como un rocío ce¬
lestial y benéfico. Tú no sabes cuán triste, cuán amargo es perder ese ángel
tutelar de nuestra existencia. Tú no sa¬
bes toda la desgarradora expresión de estas frase#: ¡huérfana de madre!...
Quedé confiada desde la cuna á la dulce vigilancia de una cristiana y pru¬ dente señora, íntima amiga de la autora de mis días, que en su lecho- de muerte la confió el sagrado depósito que con tanta alegría, con tanto amor había guardado-siempre: mi hermana y yo.
Tengo tan presente la fisonomía de mis Rebeca, Arman di na, que, ahora,

después de haber pasado tanto tiempo cuando se la conocía un poco, se escu¬

de su fallecimiento, me atrevo á retra¬ chaban sus discursos razonados y elo¬

tarla.

cuentes, cuando se animaban sus ojos

Figúrate una dama iaglesa. alta, seca, con el fuego del amor y el entusiasmo,

delgada, angulosa; cutis blanco muy se llegaban á olvidar su talle largo, sus

pálido, dejando ver la azulada red de espaldas huesosas, su rostro frío y toda

sus venas; boca grande adornada de la variada colección de defectos físicos

una bella dentadura; nariz larga ojos que poseía.

azules como porcelana, cabellera gris, Su genio era el de una santa. Afable

siempre dispuesta en largos bucles que y compasiva*, digna y generosa, tenía

acariciaban sus mejillas y tendrás la una idea casi exagerada de la justicia y

perfecta idea de lo que era mi aya.

no hubiera faltado á ella por todos los

Iba siempre vestida del mismo modo. tesoros de la tierra. Sus palabras eran

Un traje de lana oscuro sin adornos de siempre dulces, aunque breves: su acen¬

ninguna clase, un cuellecito blanco y to blando y cariñoso, tierno su mirar,

unos puños lisos, su papelina, una finí¬ dulcísima su sonrisa; jamás se encoleri¬

sima cadena de oro sosteniendo el reloj zaba, nunca profería quejas, ni era ca¬

y unos lentes, eternos compañeros de su paz de ofender al ser más pobre y hu¬

nariz, componían en todas estaciones el milde. de manera que los criados la obe¬

atavío de mis Rebeca

decían y la amaban, y nosotras veíamos

Cuando salía al campo cubría su ca¬ en ella una madre querida.

beza con un sombrero de paja, de an¬

Mis Rebeca había nacido en Lóndres;

chas alas, adornado con una cinta de hija de una familia protestante de mu¬

terciopelo negro y algunas espigas en¬ chísimas riquezas, recibió una educación

trelazadas á un ramo de pensamientos ó brillante y su inteligencia se desarrolló

violetas; unos guantes color de paja y con la instrucción como una planta con

una sombrilla de seda era el comple¬ la lluvia y el sol que la sustancia y vi¬

mento de su traje de paseo.

vifica. Apasionadísima def estudio se

No es posible inaugurarse figura- más entregó á él con afan, y á los veinte

antipática á primera vista!era fea como años era un' modelo acabado de vasta y

no’he visto-otra- después q¡ue á elkv. pero- prefum-cb- eiúúhckín. Hablaba y escribía

perfectamente cuatro idiomas además del suyo, tenía grandes conocimientos de física, historia, filosofía; tocaba el
arpa cual otra santa Cecilia y poseía multitud de conocimientos pocos fami¬
liares á las damas.
A pesar de todo esto, mis Rebeca no era amada; su extraordinaria fealdad le? hacia daño, pues le alejaba los preten¬ dientes y su juventud se deslizó fría y
solitaria, dedicada por completo á la meditación y al estudio.
Cerca ya de sus treinta primaveras quedó huérfana y sola en el mundo;perdió su fortuna y se vió precisada á dar lecciones de música y de idiomas para subsistir; entonces quiso Dios que uu hombre noble y generoso, hijo de Alemania, supiese apreciar los tesoros de bondad que guardaba en1 su corazón y la hizo su esposa.
Pero cuando* empezaba á ser feliz, cuando fue madre, perdió á su esposo y
entonces, más desdichada que nunca, solicitó una casa donde entrar como ayá
de algunas niñas, porque carecía de re¬ cursos y le era necesario procurarlos pa¬ ra sustentar á su hijo.
Supo que una dama española buscaba*
con afán una damx de buenas costura--'
bees ¡.tara servir de institutriz á'Ana M~

4

SOLLETi

PUBLICACIONES RECIBIDAS
©USANTE LA PRESENTE SEMANA

La Escuela Práctica.— Sumario dei

n.° 11. de la 9.a serie. ^Impresiones de la escuela. Ejercicios de lectura y len¬
guaje. Lecciones progresivas de com¬ posición castellana. Dirección para la enseñanza de varias materias por Everett. Ejercicios orales y escritos sobre conocimientos generales. Enseñanza de la Geografía. Ejercicios sobre el mapa .de Europa: En presencia del mapa mudo-
Porcel. La educación del niño. Varieda-

des. Solución al problema de los gatos

y de los ratones.

Se suscribe en la imprenta y librería

de Salvador Eábregues, ^Cindadela de

Menorca.

1

* :■# :j:

Boletín de la Cámara oficial .de Co¬
mercio, Industria y Navegación de Pal¬
ana de Mallorca.—Sumario del número

56.—Iniciativas y Comentarios: Los pro¬ ductos nacionales. Otra opinión impor¬
tante sobre el cambio internacional.— Sección Oficial: Real Orden circular del
Ministerio de Comercio para la forma¬
ción de la Estadística comercial é indus¬
trial. Circular del Fiscal del Tribunal
Supremo sobre usurpación de marcas in¬ dustriales y de eomercio. Extranjero. Exposición de productos españoles en Manila. Los aguardientes franceses.—
Península: Certamen científico mercan¬
til en Alicante. Proyecto de fundación y construcción en España de un asilo internacional de inválidos para el tra¬ bajo.—Sección Balear: Exposición de productos españoles en Alejandría. — Mercados de Cette y Marsella. Precios
corrientes en Mallorca.
Se suscribe: Oficinas de la Cámara.
Palacio, 20, Palma.
* **
La Industria Pecuaria.—Sumario del
núm. 21.—Medios de fomento pecuario:

Concursos y exposiciones de ganados, II, por Demetrio Galán. Policía sani¬
taria de los animales domésticos: Real
orden importante. Las colegiaciones
veterinarias: A los iniciadores del Cole¬
gio Veterinario Navarro, por Lázaro Lechuga. Las inoculaciones preventi¬ vas, por Domingo Sanz de Almarza.—
Peste bovina. Enfermedad del Sur de
Africa en los caballos (South African horse-sickness), por Ramón Pérez Baselga. D. Manuel Carvajal. Juntas lo¬ cales de ganaderos. Ecos de la quince¬ na. Sección comercial: Cereales y legu¬ minosas. Ganados y carnes. Mercado de
Madrid. Mercado de Barcelona. Merca¬
do de Zaragoza. Lanas. Se suscribe en la Administración,
Huertas, 30, segundo, Madrid.
*
*?•
La Agricultura Española.—Sumario
del n.° 67.=Hortalizas. Tomate, por Miguel Mayol. El nitrato de sosa en los arrozales, por Joaquín Bernat. La

maquinaria agrícola en la Mancha, por Rafael López M. Buenrostro. Ensayo comparativo de la aplicación de los abo¬ nos minerales sobre cebada, por Ricardo Lorenzale. La pulpa de la remolacha como alimento del ganado (continuación), por el Dr. Lorente. A los viticultores. —¿Tiene remedio la crisis actual?, por
José Vidal Vidal. Crónica: La cosecha
de la seda, por La Redacción. Sección de Consultas, por id. Libros y folletos. —Correspondencia.
Punto de suscripción: Plaza de Caje¬ ros, 6, Valencia.
* **
El Colmenero Español.=SuMARio del iiúpa. 113.=Dos palabras. Del huevo acabado de poner á la reina completa¬
mente desarrollada. Cultivo económico
de las abejas. La apicultura en Rusia. —Un apifugo al alcance de todos. Tra¬ bajos en el colmenar. Miscelánea.—Co¬ rrespondencia. Precios corrientes. —
Anuncios.

Suscríbese: calles de Cervantes, n.o 1
y San Francisco, 2, Gracia-Barcelona.
* **
Mallorca Dominical.—Sumari del nú¬
mero 227.—La Santíssima Trinidat, per El Solitari d* Orient. Corpus, per f Vic¬ toria Penya d‘Amer. Lluch (continua¬
ción), per José M.a Tous y Maroto. No¬
va interessant. Proyecto irrealizable,
por B. Ferrá. Noticies históriques.— Sants y festes. ¡Fora monges! per El Taquígrafo Gil. Sabata per son peu, per El Sen Garroví. L* ivem del cor, per Miquel Duran. Visita provechosa. — Cans. -— Cronicó, p* es Croniste. -—
Anuncis.
Se suscriu en la Direcció y Adminis. tráció: Cadena de Cort, núm. 11, Palma.

VALORES LOCALES

Valor nominal

Valor desem¬ bolsado

Papel

Dine¬
ro

Banco de Sóller. El Gas La Solidez. . . . León de Oro. . .

100 20
100 25

20

»

50

20 22 21

100

»

100

25

»

22

REJO METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE BARCELONA—2.- quincena de Maye

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RULLAN «PBRO.—CALLE DE SAN PEDRO.

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

BARÓMETRO

NUBES

ú
i

TIENTO

TEMPERATURA PSICRÓMETRO

Ifu

<
hH

•Mañana

Tarde

Clasifica-: Canl idad Í'ilín } Dirección

Fuerza

ce3

Bar. Ter. lar. Ter. Mna Mna Tele. Mna .Tde. Tde Mna Tde 3

M
s DI sal

Ala
RAmhra

Mañana

Tarde Dbseryaciones

Máx Min Máx Min Seco fíúm. Seco Hüffl,

16 763 18 760 16 0 0 O. ,0. s. 2 —

17 760 16 758 16 4 4 N. N. — E. 0

18 756 IB 758 15 6 4 N. (O. s. S. 2

19 758 18 758 19 2 0 C. o. N. — 2

20, 759 18 758 18 0 0 Ü. o. — N. 0

21 760 18 762 19 0 -0 O. O. — 0 —

22 766 18 762 18 6 4 N. o. — E. 0

23 758 18 756 17 6 .4 O. N. — 0 —

24 756 18 758 16 10 <6 N. N. — — 0

25 760 18 758 18 £

N. N. — S. 0

26 760 18 756 19 4 .4 C. c. O. — 2

27 755 19 756 18 4 4 c. c N. — 2

28 755 18 756 18 6

N. N. — — 0

29 755 21 756 22 6 2 •C. O. N. O. 2

30 758 22 760 22 0 •:2 O. C. — 0 —

31 758 21 760 22 0 >0 0. 0: — N. 0

0
0

2 1’2 0 2

°T
2

0

0 17’0

2 2’0

0

0

0 0’8

2 3‘0

0-

i

í

2

i

5-0 28 5-0 26 2-5 24 5-0 27 3-0 26 4‘0 .26 2*0 24
1*4 24 UO 24
.1*0 24 1*3 26 1*6 24 2*0 28 2*8 30 4*0 34
6*Ó 32

10 21 10 21 10 22 10 22 10 22 12 23 10 22 10 22 12 22 11 22 11 22 12 ■22 12 -23 12 25 15 29 15 30

12 18'0 12’0 20’0 18‘0 12 18'8 130 18’0 14'0 13 19’0 I5’0 22’0 152 14 2"2’0 18’0 2*2’0 16’0 15 22*0 17’0 22’2 17'8 13 220 16’0 20’0 18’0 12 23'0 18’0 23’8 184 12 20’0 17’0 20’2 16’0 13 16’8 14’0 23’0 17’0 13 21’8 18’0 20’O 16’0 12 2E8 178 21’0 18'0 16 21’8 184 20'0 16’0 15 194 16’0 19’0 17’0 15 25’0 200 24’4 20’0 19 25’6 21’0 25’8 2*2'0 19 23’0 20’0 28'0 23’0

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmosfera Pifio.

O

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

Mañana.
C3

Tarde.

Dirección metro Baró¬ metro Baró¬ del metro del metro

metro. n.° de vueltas

CJ
a

H

Laió-

durante

Mna- Tde. Máxi¬ ma.

Míni¬
ma.

Máxi¬
ma.

Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬ ma. Grados metros Grados metros

las horas.

M.a

Tarde lilis,

c3 ¡>
Í3

16 24*4 17 *25*0 18 25*0 19 25*0 20 *25*0 21 24*8 22 25*0 23 24*0 24 23*0 *25 23*0 26 23*4 27 25*0 28 25*0 29 24*0 30 *29*0 31 31*0

12*6 12*4 15*0 13*0 15*0 14*4 15*0 15*0 13*4 14*0 14*0 15*0 16*0 15*4 18*0 20*0

24*0 25*0 23*0 25*4 24*4 25*0 24*0 23*0 23*0 23*0 25*0 25*0 24*0 24*6 30*0 32*0

13*0 20*0 16*0 20*0 20*0 14*6 19-0 18*0 14*0 17*4 20*0 19*0 17*0 20*0 24*0 25*0

18*6 19*4 19*6 19*0 19*0 20*0 19*0 19*0 18*0 19*0 19*0 19*6 19*0 19*4 22*0 23*4

756*4 20*0 754*0 19-6 754*0 18*3 757*3 20-0 759*0 21*0 760*0 21*0 756*7 20*0 754*7 19‘0 754*5 18*0 754*0 19*0 753*4 20*4 754*0 20*6 753*8 19-4 754*2 20*6 756*0 24*0 756*0 25*0

755*5 — 753*0 — 754*3 N. 757*6 0. 759*5 0. 759*0 — 756*0 N. 754-0 NE. 754*0 N. 754*0 N. 753*4 O. 753*0 O. 752*0 SO. 754*6 N. 756-0 SO. 756*4 0.

0. N. N. N. N. O. N. NO. N. N. O. O. NE. O. SO. so.

7.419 D. 1.534 C. 14.954 C. 13.524 D. 1.354 D. 6.280 D. 13 210 C. 15.500 c. 14.054 c. 6.500 c. 2.949 c. 2.566 c. 12.610 c. 7.112 D. 15.058 D. 19.990 D.

D.

4-2

D.

8-0

C. 2’4 4-0

D.

5-2

D.

7-2

C.

5-0

C.

7-0

c.

4-0

c. 9‘6 2-0

c.

3-0

c.

8-0

c.

4-0

c. 2’2 2*4

D.

6-0

JD.

8-2

D.

10-0

Observaciones

NOTA.—El barómetro se halla, en Sóller, á 52'ó?> metros, y en «La Punta G-rossa», á 101‘620 metros, sobre el nivel del mar. Las horas de observación, á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde.—En la casilla de la fuerza de los vientos, el O indica calma, lasbojaa están inmóviles: I, débil, mueve ligeramente las hojas: 2, moderado, agita las hojas y pequeñas ramas: 3, bastante fuerte, agita las ramas gruesas de los árboles: 4, fuerte, dobla las ramas gruesas y los troncos de pequeño diámetro: 5, violento, sacude violentamente los árboles, rompe las pequeñas ramas: 6, huracán, derriba tejados y chimeneas, arranca los árboles.—La cantidad de las nubes se expresa en décimas de cielo cubierto, hasta 10 que significa cubierto. La clasificación por C que significa Cirros; K Cúmulos; S, Stratos; N Nimbos; CK, Cirro-cúmulos.

Los ananelo* que se inserten en e3ta sección pa giran: Hasta tres injoreicces á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á
cazón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razan de 0‘02 pesetas. El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere ti número de lineas
le que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la 4-etra, y,los grabados, se conta¬
ran por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho do una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporciócta.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬
tas y los reclamos á razón de 0‘10ptas. la línea del tipo en que se
com nongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.

Los suscriptorea cicuio

una rebuja de nu 25 pee

SERVICIO DECENAL
ENTRE
tiUlil, CETTE

CURACION DE LA DIABETES
POR EL
Vino Uranado Pépsico
el©
J. TORRENS, Fabmacéutico

L‘ ASS1GDRATRICE ITALIANA
Sociedad de seguros contra los AC€IBEMfBí§ WMIj TB1ÉM®

por el magnifico y veloz vapor

Y
VICE-VERSA

o-ulidas de Sóller para Barcelona: los dias 10., 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.— D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Comman-
dant Samary-5. NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette. según el presente itinerario,
corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

DE LA CASA
ESCOMÉ*** TEJ1BA Y CV de BARCELONA
Ünico representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.
¡OJO, ABRICOLTORES!
No comprar ningún guano ni abono químico sin
orobar antes los de la tan acreditada marca
CAMPANA
Depósito en Sóller: M. SEGUÍ Y C.a, San Bar¬
tolomé, 2. -

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada “diabetes.,,
PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DE
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo¬
lestias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DE VEUSTTA.:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller, Far¬
macia de J. Torrens.
LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COJLIj CERBlRE y PORT-BOU (Frontera franco-española)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia, especial para el trasbordo y
reexpedición, de naranjas, frutas rrescasy pescado?.

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNÁLDO
CASELLAS.

PLAZA DE PALACIO, 2 Y 3, Y ESPADERÍA, 20 Y 22 BA1€EjL©I1

Conocidos como son de todos los sollerenses los servicios de este acreditado esta¬
blecimiento, ninguna necesidad habría de llamar la atención de aquellos acerca de la bondad de éstos si no hubiera quien, con motivo del fallecimiento del antiguo propietario D. José Serra y Mir y con una intención que muy á las claras se deja ver, ha propalado la calumniosa especie de que su señora viuda D.a Concepción Salvó,
que durante muchos años Compartió con su esposo las tareas de la dirección y ad¬ ministración del Hotel, habíase retirado del negocio y que por lo mismo había éste pasado á manos ajenas.
Sépase, pues, la verdad; esto es: que la señora Viuda del fundador del aparro¬ quianado Hotel del Universo es la que continua de éste al frente. Y aprovecha la ocasión de desmentir la falsa especie propalada, para ofrecer de nuevo á sus asiduos favorecedores el servicio esmerado y económico de siempre, mejorado á medida que las circunstancias lo aconsejen, ya que reúne el expresado Hotel excelentes condi¬ ciones por sil proximidad á los muelles, á la Bolsa, á las Aduanas, á los Parques y a los ferro-carriles para Francia.

DE
FIjOM «le JIABAM®
Se vende, al por mayor y me¬ nor, en ía Farmacia de J. Torrens^SóIler.

La Ilustración Española y Americana• —La Moda Elegante.—La' Ilustración
Artística.—El Salón de la Moda.—Album
Salón.—La Bordadora.—La Perla Ar¬
tística.—La Mariposa.—La Zapatería Ilustrada.—Sol y Sombra.—La Elegan¬ cia,—y otra infinidad de periódicos y revistas ilustradas dé España sirve á sus abonados el «Centro de Suscripciones», sección tercera de «La Sinceridad», San Bartolomé 17,—SOLLER.
SOLLER.—ímp. de «La Sinceridad»