ANO XVI.—2.a EPOCA.—NUM. 740
ANO XVI.—2.a EPOCA.—NUM. 740

SÁBADO 8 DE JUNIO DE 1901

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Sa¬
ín ary-5-Cette (Herault). América: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecibo—
Puerto-Rico).

Fundador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA

Director

Administrador

D. JUAN TORRENS Y CALAFAT $ D. DAMIAN MAYOL Y ALCOVER

REDACCIÓN: CALLE DE VIVES N.o 6.-ADMINISTRACIÓN: CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N • 17.

SÓXjIjEJK. (Baleares)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España: Extranjero:

0'50 0’75

pesetas
francos

al mes.)
id. id. )

PAGO

ADELANTADO.

Número suelto 010 pesetas.—Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se Lace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seráü responsables sus autores.

Sección Literaria

historia. Su mirar febril, opaco ó lúcido, pirando apenas, pasaban el uno junto al se desarrolla, se extiende, y han llegado veo yo algunas veces le rompería el al¬

hablaba de aquel mundo que tenia en otro sin ruido alguno.

las cosas hasta tal punto que se ha crei- ma y los huesos.

su magín; del caudal de ternura exqui¬ A un tiempo apagaban y encendían do oportuno formar un «Sindicato de La creación, por consiguiente, del sin¬

IDILIO

sita, á manera de miel irresistible en¬ la luz y sacaban á la ventana ó reti¬ maridos ingleses, cuyas esposas se dedi¬ dicato á que me he referido, obedece á

canto con la cual habría de rendir á la raban las flores. Cuando se miraban can á la embriaguez».

justificadas causas y responde á un fin

Ella era pequeñita, graciosa de cuer¬ po, con negra y abundante cabellera. De la palidez de sus mejillas pudiera decirse que semejaba á la del papel y era muy mate y tersa, sin que la man¬ chase el leve azul de la red venosa ni
jamás la eolorase rubor alguno. Así le
acontecía á las manos, de igual blancu¬
ra diáfana, delgadas, caídas siempre en abandono melancólico... Solía tener la
boca entreabierta en perenne sonrisa de amor, como si contemplase á un amante ideal en un punto del infinito que ella sola veía. Eran sus ojos negros, profun¬ dos, de mirada suave, con pasajeros ful¬
gores de impaciencia ó desesperación, y teníalos grandes ratos fijos en el espacio. Su paso lento y cadencioso tenía un dejo
de doliente majestad. Algunas veces va¬ cilaba, como si el frágil talle fuese á

elegrida virgen de sus sueños; de sus ideales; de sus anhelos locos de vivir y amar, de bañarse en el oxígeno de la vida, luchando sin sosiego con el jadeo de la esperanza ensoberbecida ante los obstáculos... jY qué horrible morir ante la brecha, sin haber quemado él último
cartucho... deseándolo todo, en el um¬
bral del triunfo... Los ojos de él relam¬ paguearon con lívidas irrisaciones y ella cerró los suyos deslumbrada.
Desde aquella tarde, todas las siguien¬ tes se daban cita en el cenador y se ha¬ blaban en el mismo lenguaje espiritual, por encima del libro, á través de sus lá¬
grimas ella y de sus fulgores rabiosos él. Poco á poco esta intimidad llegó á serles necesaria. Con ella parecían con¬ solarse. y sus mutuos dolores llenaban el amargo vacío de su vida en aquellas

por casualidad cerraban los ojos para verse mejor. Y en seguida se escon¬ dían en un rincón de la estancia, á reanudar la conversación, hablándose
mutuamente de países donde las flores duraban todo el año y el sol día y noche, siempre radiante y cálido, dando á la naturaleza una vida perpetua. Para tales países se daban cita. Ella iría al país de él, luego él, al de ella, después los dos á uno... Aquí quedaban otra vez inmóvi¬ les las flores ó serena la luz según fuera día ó noche: estaban contemplándose en el quimérico verdor de aquellos pai¬ sajes...
* **
Cierto día no se abrió ninguna de las
dos ventanas, ni brilló la luz tras de
los cristales, ni temblaron las flores so¬
bre el borde del búcaro.

Lleva este Sindicato algunas semanas tan sólo de constitución y ha recibido gran número de adhesiones. Lo cual nos obliga á creer que no será la epidemia alcohólica femenina tan floja y reducida como pudieran imaginar los apologistas y admiradores de la respetabilidad britᬠnica. Para que un contigente numeroso y escogido de maridos iiigleses experi¬ mente la necesidad de asociarse y de sindicarse con el objeto expresado, pre¬ ciso es que la papalina haya adquirido entre el bello sexo proporciones alar¬
mantes.
De la gravedad del mal daba una idea muy sugestiva un opúsculo que se ha publicado recientemente en Londres, es¬ crito por el reverendo J. A. Hills, y en el que se citan ejemplos tan curiosos co¬ mo edificantes. Ahí van algunos:

eminentemente moral y de público in¬ terés. ¿Pero cómo se las compondrán los señores sindicados para conseguir sus propósitos?
Thcct is the question.
Juan Buscón.
HIGrIENE DEL VERANEO
No sólo son los enfermos los que de¬
ben abandonar en verano el ambiente
insalubre de las grandes ciudades para ir al campo, ó á la costa á respirar aire puro que conforte su ánimo y tonifique sus fibras musculares; también los sanos
necesitan de estas excursiones veranie¬
gas para descansar de las fatigas corpo¬ rales del trabajo asiduo del invierno y

romperse bajo el soplo del viento. Las pocas veces que habló en el balneario oyeron su voz como un eco vago é insi¬
nuante, con vibraciones de lira, y pare¬
cía venir de muy lejos, dulcificada toda rudeza por la distancia. Todas las tardes paseaba por el cercano bosque y seme¬ jaba una visión de ensueño, deslizándo¬ se entre los robustos troncos sin ruido y
envuelta en la última llamarada del sol
poniente. El era alto, enteco y pálido, figura
bizantina con lasa barba y luengo bigo¬
te. Sus mejillas estaban hundidas é in¬ móviles, sin que el menor gesto descom¬ pusiese nunca la rígida expresión de pesadumbre. La boca aparecía contraída como si quisiera ahogar un suspiro re¬ belde, y. así, no sonreía jamás. En los ojos era donde residía toda su vida. Eran obscuros, grandes é inquietos. Ora res¬ plandecían con luces de íntimo odio,
revolviéndose en busca de un enemigo
invisible ó acechando su aparición tras de las largas pestañas; ora esperaban con tierna resignación que sobre él ca¬ yera algún tremendo mal sin intentar esquivarlo; ya amenazaban salirse de las órbitas con un gesto de súplica que movía á piedad: ya lloraban recogidos y
temerosos en la honda sombra...
Su voz tenía una opacidad tembloro¬ sa, sonando muy lenta, con grave tim¬ bre de violoncelto. El andar era altivo,
dejando en la arena unas veces huella profunda y otras tocándola apenas. Pa¬ seaba leyendo, y durante grandes ratos
se le veía con el libro en la mano y los
ojos fijos en el firmamento, como si in¬
terrogase.
#**
Una tarde se sentaron los dos en el
mismo cenador, uno frente á otro. Ella
estaba aquel día muy triste y lloraba sin trégua llena de pavor, esperando en¬ contrar la muerte detrás de cualquier árbol. Sin cuidarse de su compañero de
agonía, siguió llorando mansamente... Comprendió él este dolor y se quedó mi¬ rándola con piadosa fijeza, tratando quizá de consolarla con el arrullo de sus ojos. También él caería pronto. Sin dar¬ se cuenta sus espíritus se aproximaron uniéndose en un beso profundo. Y em¬ pezaron á hablarse desde las tristes pu¬ pilas. Las manos de ella, cruzadas sobre
la falda y su yerto y sereno rostro, con¬
tábanle al galán cómo había adquirido aquella enfermedad terrible en plena edad de capullo; cómo se resistió prime¬ ro á creer que no tenía cura y cómo adi¬ vinó la vida que iba á dejar; cómo soña¬ ba con un amor inmenso que llenase su alma y su cuerpo de un fluido ardiente, transfigurándola; cómo se contaba á sí misma las lindezas que diría á su ama¬ dor; cómo doblegaría su cabecita para recibir el beso del desposorio... cómo, en fin, no quería morirse cuando los al¬ mendros empezaban á florecer... Son¬ reíase él compasivamente como mortal ducho en tales quimeras y empezaba su

últimas horas de dolor. Se esperaban
durante todo el día, recordándose en la
forma sutil de su desgracia; y cuando llegaba la tarde entraban á un tiempo en el cenador, por opuesto sitio cada uno, y se saludaban con una leve incli¬ nación de cabeza, pero con toda la fuer¬ za de sus almas, que se agitaban llenas de una siniestra alegría, entonando un himno de amor en el sombrío paisaje de
sus vida3 moribundas.
Durante la noche, en una ventana de cada ala del edificio velase una luz á
manera de amarillento lucero en 1a. obs¬
curidad de la fachada. Y en la luz se
veían, pasándose gran parte de la noche
en delicioso arrobo detrás de los visillos.
El lejano fulgor era su lenguaje y con
él Continuaban la conversación inte¬
rrumpida al ponerse el sol. ¿Se verían allí mismo el año siguiente?... Ella dejó caer el rostro entre sus manos y él cris¬ pó los puños con ira. pugnando contra su impotencia. El año siguiente... ¡Qué lejos! La luz vacilaba con un movimien¬
to de duda.
Trataban, sin embargo, de engañar¬ se. Ella no podía andar; llegaba al ce¬ nador fatigadísima. Una tarde no pudo salir de su habitación, y de común
acuerdo, sin decirse nada, decidieron los
dos no volver á salir. La luz brillaba to¬
da la noche, hablando por ellos, que desde el respectivo lecho soñaban con una primavera de amor y de ventura.
Cuando salía el sol abrían la ventana y colocaban en el alféizar un búcaro con
flores. Luego se retiraban dentro: no necesitaban de los ojos para verse. Se tenían en sí mismos, eran su propia car¬ ne, sus angustias, su espanto... Al anoéhecer retiraban las flores y encendían la luz; asila conversación era perenne, prolongándose tierna y apacible con la lenta agonía de los dos tísicos... Ella se despedía de él repitiendo la dulcísima frase, «te amo», á condición de que pen¬
sase en ella con el último esfuerzo de su
voluntad y el postrer aliento de su pe¬
cho. Y volvía á contarle sus cuitas, aca¬ riciándole el cabello como si le tuviese
ai lado. Hubiera querido vivir. ¿Para
qué?... ¿Lo sabía ella? ¿Y él?... Vivir, vi¬ vir... Aquí temblaban las flores incli¬
nándose sobre el borde del búcaro. Si
podía—afirmaba él—acompañaríale al cementerio y adornaría con flores su se¬ pultura. Luego, cambiando de .postura en la butaca, cantaba á la pobrecita las últimas estrofas del poema de sus sue¬ ños. bañándola durante largo rato en la
lumbre calenturienta de sus ojos, para
que guardase por siempre la impresión amorosa de aquel fuego. Y acariciaba
sus manos, llamándola compañera, imtjercita y hablándole de vivir... ¿Para qué?... A ratos, ni las ñores se movían
ni oscilaba la luz.
Estaban en éxtasis, como suspensa la vida, contemplándose en forma de nube ó de niebla. Con I03 ojos cerrados, res¬

Lady B... viuda de un Par del Reino,

J. Menéndez Agusty.

hija de una de las más aristocráticas fa¬

—«oMaap^niiiTimiii

milias de Escocia, ha sido citada judi¬ cialmente para el pago de setecientas

BUSCA, BUSCANDO
Un amigo mío que lia residido algu¬ nos años en Londres me refería que ha¬
biendo contraido amistosas relaciones
con un caballero de elevada posición so¬ cial, fué invitado por éste á comer en su

veinte libras esterlinas (18,000 francos),
que la ilustre dama ha gastado en vino de champagne, en el espacio de seis me¬ ses. Lady B. compra el espumoso néctar en grandes partidas y se comprende,
tratándose de una persona que usa para
su uso diario y exclusivo de seis á siete

casa.
Al presentarse el español en la casa donde se le invitara y en el momento de

botellas. Pero á la séptima no sabe y'a
• Su Señoría de cuantos Reinos se compo¬ ne el Reino Unido.

sentarse á la mesa, su anfitrión le dijo: —Usted dispensará si mi señora no
puede tener el placer de hacer á usted
los honores de la casa: se encuentra in¬
dispuesta. Quince dias después, nuestro compa¬
triota recibe una segunda invitación. Y cuando al recibirle su amable huésped le pregunta por la salud de su esposa, con¬ testa el inglés con aire de profunda in¬
diferencia:
—¡Oh! mi señora siente muy de veras que una indisposición no le permita acompañarnos á la mesa y hacer á usted
los honores de la casa.
Dos semanas más tarde, el digno gentlemann, que cada vez simpatiza mascón el hidalgo hispano, le convida de nuevo
á comer.
—¿Mi señora?—contesta á la pregunta
de rúbrica de su convidado.—Pues, está
indispuesta; y más que su indisposición lamenta el tener que privarse del placer
de recibir á usted.
—¡Pobre señora!...—pensó mi amigo. —Siempre está indispuesta. ¡Qué salud más quebrantada debe ser la suya!
Y como algunos días más tarde comu¬
nicara esta misma reflexión á otro caba¬
llero que también frecuentaba la misma casa y en cuya compañía había comido la última vez, quedó estupefacto al es¬ cuchar la siguiente contestación:
—¿Mistress T...? ¡Oh! sí; todas las no¬
ches. invariablemente, de seis á doce,
está indispuesta. Pero durante todo el resto de la noche y del día, se encuentra perfectamente bien.
—¡Yaya un caso raro!... ¿Y qué enfer¬ medad padece esta buena señora?
—No; no es ningún caso raro, ni tam¬ poco es ninguna enfermedad. Mistress
T. tiene sencillamente la costumbre de

Lady R... otra aristocrática hembra, de lo más linajudo que encierran los do¬ minios de Eduardo VII, ha sido recogida
hasta catorce veces, á altas horas de la
noche, en medio de la vía pública y en estado de completa embriaguez. No obs¬ tante su encumbrado origen, esa señora no es orgulloso, ni exclusivista, como suele serlo la alta nobleza británica; antes por el contrario, prefiere emborracharse en compañía del pueblo, en democráti¬ cas tabernas, y con plebeyos licores.
En Piccctditty Street, uno de los ba¬ rrios más elegantes de Londres, fué ce¬ rrado por orden de la policía superior, un club femenino, en donde se reunían
varias señoras y señoritas pertenecientes á la mejor sociedad y cuya principal distracción consistía en embriagarse co¬ lectivamente. Algunas de esas distin¬ guidas clubistas, encontrando ya esca¬ sos alicientes y menguada excitación en el uso y en el abuso del gin, del ron, dei xvisky y otros brevajes fuertes, acudían
al éter. Sabido es el terrible desarrollo
que lia tomado en varias naciones, per.) muy especialmente en Inglaterra, la
eteromanía.
Finalmente y para no ser más prolijo, en una de las clínicas de Liverpool han fallecido en el espacio de algunas sema¬
nas de intérvalo dos señoras de la rica
burguesía, una de ellas esposa divorcia¬
da de un naviero archi-millouario, víc¬ timas ambas del delirium tremens oca¬
sionado por el alcoholismo.
Como se ve, pues, no es solamente en¬ tre las clase* desheredadas, entre las in¬
felices mujeres del pueblo que buscan en el alcohol barato y averiado un mo¬
mentáneo consuelo, una hora de olvido
para sus sufrimientos y su miseria incu¬

emborracharse á la hora del lunch y pa¬ sa cinco ó seis horas en ese estado.
—¿Y decís—exclamó el español, cada vez más asombrado—que eso no es nin¬ gún caso raro?...
—¡Qué ha de ser!... Podría citaros va¬ rios ejemplos de idéntica... debilidad.

rable. donde hace estragos 1:l horrible plaga. También ésta se ha introducido en las clases ricas y elevadas, en las que no pueden invocar más excusa que el vicio, la ociosiodad, el estrago de los
sentidos.
No es extraño, pues, que los maridos

Hace ya mucho tiempo que los mora¬ ingleses estén trinando, aún aquellos

listas é higienistas ingleses han denun¬ que por su parte demuestran evidente

ciado la existencia de esa vergonzosa cariño por la pítima. Un hombre que

plaga femenina, estigmatizándola con legítima vehemencia y pidiendo se pong’an los medios necesarios para comba¬ tirla. Pero no parece que hasta la fecha

pasaba una buena parte de su existencia
haciendo libaciones en honor de Buco y
de las divinidades jerezanas, decía con mucha sinceridad: no hay nada tan as¬

se haya encontrado un procedimiento queroso como una mujer bebida; v si eficaz. Lejos de disminuir, el mal crece, viera un día á la mía, como.,, como me

reponer sus gastadas fuerzas, á fin de
volver á la tarea incesante de la lucha
por la vida.
Este es el principal problema higiéni¬
co del veraneo: buscar el descanso y sa¬
ber encontrarlo porque tal como boy se
veranea, no siempre es un hecho la re¬
paración de energías; no siempre se descansa en verano para prosegmir en invierno la labor interrumpida; y ocu¬ rre esto porque el hombre vive forzado
á caer bajo las exigencias sociales, á sa¬ tisfacer los caprichos de la moda, tan
desastrosa para el alma como para el cuerpo; á halagar, en fin. su vanidad
que pudiera considerarse ofendida si la
vanidad de cualquier otro la avasallara.
Y asi el descanso es ficticio y al llegar el
invierno es cuando observa el hombre
que no ha conseguido nada veraneando
de aquel modo, porque se encuentra más
agotado, más rendido aún que si no hu¬ biera interrumpido sus tareas habituales
Todos los años podemos observar mu¬ chos casos de esta naturaleza; todos los
años-existen familias que veranean por¬
que es moda salir de la capital donde se vive de ordinario y pasar una temporada en otro punto—lejos ó cerca—porque á él van las familias amigas y elegantes y es imprescindible seguirlas si no quie¬ ren ser objeto de crítica, de esa crítica
menuda, que no tiene importancia más que para las gentes frívolas. Y entonces
la vida en el verano no es sino conti¬
nuación de la vida de invierno, decimos
mal. es una vida mucho más ficticia, mucho más anti-hig'iéniea. porque en la ciudad podían pasar inadvertidas y casi vivir a su antojo esas mismas familias
que durante el verano tienen que verse y rozarse de continuo con las que en la capital apenas se ven y se tratan.
Se hace preciso, pues, romper con la costumbre establecida y atender más á la reparación de fuerzas y á la vida tran¬ quila y sosegada del verano, que á la moda de pasarlo en un balneario aristo¬
crático ó en una playa determinada, porque allí vaya lo más granado de la buena sociedad y del buen tono. No ne¬ cesitamos tampoco apelar al extranjero si querernos conseguir un fi* higiénico y saludable para el cuerpo y para el es¬ píritu: en España existen regiones her¬ mosas que poseen todo lo apetecible en punto á salubridad, á clima templado, á playa extensa, á paisaje exhuberante de vegetación, a ambiente embalsamado por el aroma de miles y miles de espe¬ cies botánicas, á alimentación sana y nutritiva, á aguas potables en abundan¬ cia y con todas las condiciones que la higiene exige.
Las costas del Cantábrico, Asturias y Galicia especialmente y la región levan¬ tina, desde Denia á Alicante, son ejem¬ plos inconcusos de lo que decimos.
I ijémonos. de la provincia de Astu¬ rias. en la playa de Salinas, próxima á la villa de Avilés. y colocados en la carrelera que une á esta población con Bravia, mirando ai mar, observaremos

S DL LÉR

2

'.iíi siguiente: delante, la inmensidad que pierde en el horizonte lejanísimo.; á
5.a izquierda peñas escarpadas contra las

Agricultura

Absorben por succión, la sávia de las partes del árbol atacadas, ocasionándole un empobrecimiento que, disminuyendo

’
los alemanes la noble y hermosa reina tronco mide quince centímetros de diᬠGuillermina de Holanda, cuya admira¬ metro y la rama ingerida en el mismo,
ción y simpatías por los boers son noto¬ unos cuatro.

que baten las olas deshaciéndose en re¬ molinos de espuma irisada por los rajos de un sol esplendente; á nuestra espal¬ da, un bosque de pinos; más allá, vege¬ tación espontánea, salvaje.; más lejos .aún, el monte cuajado de árboles fron¬ dosos, y en el espacio que separa la ca¬

OLIVO
Barrenillo del olivo. (Hylesimis oleiperdet Fabr.) Es un coleóptero, cuyo insecto perfec¬
to aparece en Julio ó Junio: la hembra
se coloca sobre las ramas más tiernas, y

su productividad, pone en peligro su
vida.
Se destruirán con Lisol, del 1 al 1 y \\\\2 por 100, en pulverizaciones repetidas du¬ rante el período comprendido desde el principio de la primavera hasta fin de
otoño.

rias y esto en el mismo momento en que el Emperador Guillermo, hoy muy im¬ popular, está haciendo cuanto puede por demostrar sus simpatías en pro de los ingleses á los cuales no pueden ver los alemanes en general, ni en pintura.

Como los afanes del Sr. Rullán, para formar su museo, se dirigen todos al fo¬ mento de la riqueza del pueblo é ilustra¬ ción de sus compatricios, tiene gusto es¬
pecial de enseñar sus ricas colecciones á las personas que tengan interés eu ver-

rretera de la colina lejana, las casas ro¬ perfora la corteza de las mismas, avan¬ Pulgón blanco del olivo. (Euphylura

las para lo cual no hay más que ir á su

deadas de jardines, escondidas algunas entre verde follaje y plantas olorosas que recuerdan la vegetación tropical por su abundancia y su aroma penetrante y voluptuoso; arriba, el cielo azul, y por .todas partes, el ambiente diáfano, puro, en el que se mezclan (formando un con¬ junto delicioso y» tibio) la brisa del mar impregnada del sabor acre de la maris¬ ma y los aires de la campiña, del bosque vecino, del monte, que recojeu en su se¬ no, al rodar por las ñores de los jardi¬ nes, el perfume embriagador.
'Allí se vive la vida cómoda y despro¬ vista de preocupaciones y de exigencias; se viste como se quiere; se disfruta de una temperatura agradable, plácida; se hacen excursiones á los alrededores; el hombre puede dedicarse á la caza ó á la
pesca, si tales son sus gustos predilec¬

zando en la parte leñosa hasta formar una galería transversal, en la que depo¬
ne los huevos. A las tres semanas nacen
las larvas y partiendo de la galería an¬ tedicha, practican otras más pequeñas y
sinuosas. Salen insectos perfectos en Ju¬ lio, después de haber pasado el invierno
en sus celdas..
Las manchas lívidas que aparecen en
los troncos y el enervamiento del árbol,
indican la invasión. En caso de ser gra¬
ve, imposibilita por completo la cosecha. Es necesario sacrificar y quemar las
ramas excavadas en Marzo; y de Julio á Septiembre, deben destruirse el insecto y las larvas, lavando la corteza, en los puntos atacados, con soluciones de Lisol. al 3 por 100, con un pincel.
Convendrá rejuvenecer los árboles
mediante un buen abono.

olece Costa.)
Es un hemíptero diminuto que vive en colonias sobre el olivo, especialmen¬ te en los órganos florales y en el arran¬ que de las ramas y de las hojas, y, como el pulgón lanígero del manzano, se re¬ cubre de una capa fina y blanca pareci¬ da al algodón. Es muy perjudicial.
Deben aplicarse pulverizaciones de Lisol, al 1 por 100, sobre las ramas ata¬ cadas, y para destruir los insectos per¬ fectos, conviene en Octubre embadurnar
los troncos con el mismo insecticida, del
3 al 5 por 100, por medio de un pincel.
Tiña ó palomilla del olivo. (Tinea
élocella.)
Esta pequeña mariposa, en estado de larva,jiroe el parenquima de las hojas del olivo, destruye las flores del mismo, y

Crónica Balear
La exposición avícola que la Sociedad Colombójila de Mallorca ha instalado en el edificio de la Lonja inauguróse el
sábado, á las cinco de la tarde.
Al acto de su apertura asistieron el Gobernador civil. Sr. Naranjo, el Capi¬ tán general, Sr. Loño y el Presidente de la Diputación provincial, Sr. Puigdorfi-
la. Dichos señores fueron recibidos por
D. Mateo Moragues, Presidente de la Sociedad Colombófila de Mallorca, por D. Benito Pomar, por el Sr. Castelló y otros; acompañados por estos, visitaron detenidamente la Exposición tributando á esta y á sus organizadores frases de elogio y alabanza.
Multitud de personas, entre ellas mu¬

casa, en la seguridad de que serán com¬ placidos.
En el «Boletín Oficial» de la provin¬ cia n.° 5363 correspondiente al jueves 30
de mayo, leemos que Pablo Ripoll Esta-
des, natural de Sóller, soldado de 2.a cla¬ se del primer Batallón Expedicionario del Regimiento Infantería de Gerona n.° 22, puede reclamar los alcances que le han correspondido, á la Comisión Li¬ quidadora.
También se llama con igual objeto al repatriado de Cuba y Filipinas Gabriel Salom Expósito que tiene sus liquida¬
ciones terminadas en la Comisión del
Regimiento de Sevilla, de residencia en Cartagena.

!

tos; la mujer á sus labores habituales, al aire libre, á pasear por el campo por las mañanas, ó por la playa, cuando el sol se dispone á esconderse tras los montes. Todo es dulce, apacible; todo respira sa--

Cochinilla del olivo. (Lecaniwn olece Bern.)
Es una cochinilla que produce gran¬ des perjuicios al olivo. Sus caracteres
son los descritos al tratar del Lecánido

más tarde, una segunda generación, ataca al fruto, penetrando en el hueso. Las aceitunas atacadas, se desprenden del árbol y se pierden, con grave daño de la cosecha. Se vence con pulveriza¬

chos caballeros y distinguidas señoras, asistieron á la inauguración escuchán¬ dose por todas partes palabras de enco¬ mio y alabanza.
La banda de música del Regimiento

La fiesta de Miramar que dedicada á la Santísima Trinidad, se celebró el pa¬ sado domingo, atrajo á aquellos pinto¬
rescos sitios á un crecido número de vi¬

Júid y contribuye á reparar energías gas¬ del limonero.

ciones de Lisol, al 1 por 100. sobre las ejecutó varias piezas las cuales dieron sitantes, entre los que se contaban á otra

eadas durante el invierno, y al fin de la Se destruye con irrigaciones estivales hojas y sobre las flores atacadas.

más amenidad al acto.

corto número de sollerenses; la gran ma¬

.temporada se vuelve á la ciudad con la de los árboles atacados, con soluciones

yoría de nuestra gente moza prefirió pa¬

piel curtida por los aires dei mar y cou fortaleza bastante al espíritu para ven¬ cer obstáculos y resistir contrariedades.
Y no solo es Salinas el punto digno de ■ser tenido en cuenta para la vida en el verano: Soto del Barco, Bravia, Cndillei‘ü, Candás, Luanco, son otros tantos
puntos de Asturias en que se puede dis¬ frutar de la vida verdadera é higiénica.
En Galicia encontraremos también po-
iálociones apropiadas para los que nece¬ siten tonificar ei cuerpo y confortar el ánimo. Toda la provincia de Pontevedra e-s digna de ser alabada, sobresaliendo entre los demás los pueblos de Bayona Yillagarcía y Marín con su atmósfera ¿impida, sus paisajes encantadores, sus
costumbres sencillas, su nutritiva ali¬
mentación y su clima agradable.

de Lisol. del 1 al 1 y 1[2 por 100.
(Gorgojo del olivo. (Bhlocetribus olece Fabr.)
Es un coleóptero tan nocivo como el Barrenillo, pero en su estado de larva, no ataca jamás á los troncos jóvenes y vigorosos.'sinó á los viejos, y, en su es¬ tado adulto, compromete gravemente las cosechas. Aparece en Mayo, después de haber pasado el invierno entre las
ramas: la hembra excava en los olivos
viejos una galería vertical en un princi¬ pio y luego bifurcada, en la cual depone
los huevos: á las dos semanas nacen las
larvas, que practican sus galerías á los lados de La materna, y á fin de mes, sa¬ len convertidas en insectos perfectos. Esta primera generación de coleópteros, asalta los olivos j practica una galería
en la base de los órganos florales, donde

Del Extranjero
La guerra anglo-boer
La legación del Transvaal en Europa confirma oficialmente la noticia deque el valiente general boer Delarey propi¬ nó el día 2 de mayo próximo pasado, cerca de Kalkepruit. una soberbia pali¬ za á los ingleses, haciéndoles másde800 bajas en muertos, heridos y prisioneros, y quitándoles además 6 cañones.
Lord Kitchener no sabe ó no quiere saber nada, á lo que parece, de aquel fracaso, que en vano ha tratado de ocul¬ tar al escamado pueblo británico.
Respecto á operaciones militares, sa¬ bemos que ha aumentado la actividad

En el sorteo de ocho lotes verificado
el domingo por el Fomento de la Pin¬ tura y Escultura de Palma, resultaron premiados los siguientes números.
Con un lote de 200 pesetas, el número 454, perteneciente á don Guillermo Cos¬ ta.—Lote de 100 pesetas, el número 387,
del Circulo Sollerense.— Otro lote de 100
pesetas, el número 152, de D. Mateo Colom.—Lote de 50 pesetas, el número 3, de D. José Balaguer.—Otro lote de 50 pesetas, el número 304. de D. Francisco Viana.—Otro lote de 50 pesetas, el nú¬ mero, 32, de D. Antonio Fuster.—Lote de 25 pesetas, el número 400 de D.a Jua¬
na Pons de Rosselló.—Y otro lote de 25
pesetas, el número 611, de D. Miguel
Castañer.
Todos los cuadros son de libre elec¬
ción.

sar á Palma para ver estoquear, una
corrida de Saltillos (que por cierto re¬ sultaron flojos) á los diestros Mazzantini y Montes. Este último, nuevo en la pla¬ za, estuvo muy trabajador y afortunado por lo que alcanzó merecidas simpatías.
A principios de la presente semana hi¬ cieron su aparición en la plaza, para la venta pública, los primeros tomates de la temporada que nuestros hortelanos del «Oarnp de Sa Má» habían cuidado con verdadero esmero para adelantar en algo su madurez. El precio á que se ven¬ dían era el de 0‘75 pesetas la libra de
400 gramos.
Unjóvende esta localidad, al que la

Y si del Cantábrico nos trasladamos permanece quince dias. Las hembras en¬ bélica de los boers, que se vuelven á ba¬

fortuna en más de una ocasión le ha

con la imaginación á la región levanti¬ na. gozaremos allí de un ambiente lleno fie luz y de aromas; de un cielo digno .fie ser cantado por los poetas; de un paisaje que puede competir con los del Norte de España formado por colinas gallardas que elevan sus picachos al fir¬ mamento. por enhiestas y abruptas mo¬ as de majestad imponente y salvaje, por

tonces salen á aovar en los viejos tron¬ cos: sus larvas se hacen adultas en Sep¬ tiembre; se colocan en las ramas; escavan sus galerías, y en ellas pasan el in¬
vierno.
Este insecto deba ser destruido en los
primeros dias de su aparición, por los
medios señalados al tratar del Barre¬ nillo.

tir de veras y pegan fuerte.
En la colonia del Cabo van mandados
los heroicos federales por Kruitzinger, el aprovechado discípulo de Dewet, y se susurra que también anda ahora por allí Delarey.
Dewet no se sabe en dónde está, bien
que se le cree en el Orange. Botlia sigue en el Transvaal con el

En el Salón de Sesiones del Ayunta¬
miento de Palma se verificó, en la ma¬
ñana del.domingo, la elección de Sena¬ dores de la Provincia, resultando elegi¬ dos el Sr, Conde de Montenegro, el señor Conde de San Simón y el Sr. D. Felipe Martínez Gutiérrez, sin oposición alguna.

sonreído, compró la pasada semana, en
la Administración de loterías n.° 6 de
Barcelona, un billete entero, el 4080, de la lotería que debía rifarse en Madrid el 31 del pasado y le ha correspondido en suerte el segundo premio importante 40.000 pesetas. Que lio sea la última, es
lo que de todas veras le deseamos.

alies umbrosos en que todo descansa, ;n que todo convida á la paz y al amor, >. la quietud adorable, en que la Natnraaza luce más ricos ropajes para cautivar con invisibles y purísimos lazos el alma del observador que se deja seducir por aquellos encantos.
En todos estos pueblos y playas, el gua potable llena las condiciones que os químicos señalan: fresca, cristalina, da olor, de sabor agradable, ni insípida, .i salada; cuece las legumbres y disuel¬ ve el jabón; y es sabido la importancia igiéuica que tiene en la salud una bue1a agua potable.
Los vestidos de los que acudan á cualmiera de los puntos citados ó á otros luchos que dejarnos de citar (porque
•os estrechos moldes de un artículo pei odístico no bastan á desarrollar con la
.
amplitud que merece la trascendencia del tema) deben ser de telas claras Con 1 objeto de que absorban la menor can. Jad posible de rayos, solares; holgados, on ajustarse para nada á la moda co¬
hén te y sí á la comodidad de quien los se. Y con esto y una abundante ali¬ mentación y un moderado ejercicio al iré libre, se conseguirá sin duda.alguna .1 reparación de fuerzas y la tranquili¬ ce! de ánimo, únicos factores que (le¬ en obligar al hombre á salir de la cititd en que vive de ordinario; y puede firmarse de modo categórico que si to¬
as atendieran exclusivamente á lo que . 3 indica en estas columnas, mucho se
nidria adelantado para la salubridad las ciudades papulosas.
Olvidémonos de una vez para siempre
ni conocido, refrán castellano:
«¿Adonde vas, Vicente?' -r-Adonde va la gente.»
mando, de la vida en. el verano se trate.
A. Casasús.

Hosca del olivo. (Bacas Olece L.)
Este díptero es de las más temibles plagas del olivo, contra la cual hasta
ahora todos los remedios han resultado
inútiles. La hembra, depone, á fines de
Julio, un huevo, en cada aceituna, pre¬
firiendo las más próximas á la madurez.
De este huevo nace una larva, que se
interna en el fruto para roerlo, alterán¬ dolo con su presencia y ensuciándolo
con sus excrementos. Las aceitunas ata¬
cadas dan poco aceite y de mala calidad. Se aconseja la cosecha inmediata déla
aceituna y su separación y molienda. Ei mejor remedio, sin duda, es el tra¬
tamiento con irrigaciones de Lisol, del 1 al 2 por 100, á fin de alejar las hembras de los árboles, durante la segunda quin¬ cena de Julio, procurando mojar las hojas y los frutos. Una segunda irriga¬ ción á los 20 ó 30 días después de la pri¬ mera, completará el tratamiento, que á
la vez servirá para combatir los demás
insectos enemigos de este árbol.
Además se removerá el terreno inme¬
diato y se rociará con soluciones acuosas de Lisol. del 3 al 5 por 100. para destruir los gusanos salidos de las aceitunas caí¬ das. y se embadurnarán los troncos principales con la misma solución, va¬ liéndose de un pincel.
Pulgón fiel olivo. (Thrips Olece Costa.)
Es un insecto de 2 á 3 m/m de largo
que vive habitualmente entre las hendi¬
duras de las ramas, en la corteza del
tronco y en las demás partes de la planta.
La hembra depone los huevos en el lugar donde se encuentra, y en ellos na¬ cen larvas tenues, de color anaranjado, con los pies negros. Estas larvas se es¬ parcen por el árbol, permaneciendo un
mes en este estado, durante el cual, mu¬
dan cuatro veces la piel antes de con¬ vertirse en insectos perfectos. Su fecun¬ didad es grande, reproduciéndose varias

grueso de las fuerzas boers. mientras que Yen Viljoen se propone invadir, se¬ gún se dice, el territorio del Natal.
Según los telegramas de origen holan¬ dés, las tropas inglesas están reventadas de tanto movimiento sin conseguir más que ganar victorias sobre burguers in¬ defensos é inválidos, de cuyos ganados y efectos se apoderan.
Otro telegrama oficial de lord Kitche-
ner. fechado en Pretoria el 30 de mayo
próximo pasado, da cuenta de que De¬ larey atacó el día al anterior en Vlakfontein á la columna inglesa que manda el general ó coronel Dixon, trabándose un encarnizado y largo combate en el
cual tuvieron los boers 75 muertos vis¬
tos y algunos heridos que se llevaron en su retirada, y los ingleses 174 bajas en¬ tre muertos y heridos. figurando entre los primeros 4 oficiales.
Ylakfontein se halla á 16 kilómetros
de Heidelberg. Ahora fíjense nuestros lectores en lo
que sería aquello, si lord Kitchener con¬ fiesa esto y noten además que esta ope¬
ración nada tiene absolutamente que
ver con la gran paliza que propinó el mismo Delarey el día 2 de mayo pasado, no lejos de Pretoria, á los ingleses.
En la Colonia del Cabo la invasión
boer debe ser necesariamente formida¬
ble, cuando lord Kitchener ha tenido
que mandar allí á toda prisa considera¬ bles refuerzos y los habitantes de algu¬ nas poblaciones como Queenstown se han puesto á la detensiva, esperando un ataque de los boers.
En esto han venido, ahora á parar los . embustes de lord Kitchener y los opti¬ mismos falsos y tontos de los jingoes de Londres que nos lian querido hacer ver que los federales sud-u frica nos estaban dando las últimas boqueadas y que su
rendición sin condiciones á las tropas inglesas era solo cuestión de días.
Terminaremos dando cuenta del he¬

Crónica Local
Por ser repetidas las quejas que se nos han dado respecto al pestilente olor que despiden varias cloacas del alcantarillado público, y del torrente que cruza la po¬ blación, no podemos pisar sin, llamar la atención de nuestra digna primera autoridad municipal, para que oido el parecer de la junta de Sanidad, ordene desaparezcan esos focos de infección que tantos perjuicios pueden ocasionar á la salud pública, tapiando las primeras, co¬ mo se hizo el pasado verano, cuya medi¬ da ftié unánimemente aplaudida.
La plantación de árboles de hoja ca¬ duca que, tiempo atrás, dijimos se había
hecho á ambos lados de la carretera del
puerto, habrá sido una de las mejoras más saludables é higiénicas, «i se consi. gue que todos, ó la mayoría de ellos arraiguen y crezcan con vigor y lozanía. Pero para ello es, á todas luces necesa¬ rio, que la mano del hombre les ayude en algo, y este algo es agua en abundan¬ cia si se quiere que los arbolillos planta¬ dos no perezcan de sed, especialmente los que se hallan frente á la nueva línea
de casas, al entrar en la zona marítima del puerto. Esto es lo que se necesita y
lo que esperamos ordenará se haga pron¬
to nuestro celoso alcalde D. Juan Canals.
Nuestro amigo, D. José Rullán, Pbro., estos dias ha enriquecido su notable mu¬ seo de Geología, Arqueología, Artes y oficios, con un rarísimo ejemplar de in¬ jerto natural, de pino.
Lo raro es que el injerto se hizo de la rama al tronco sin que se perciba señal alguna de que mediase en él la mano del

Procedente de Palma en donde como
saben nuestros lectores se le ha cambia¬
do la chimenea y sufrido ligeras repara¬ ciones, fondeó en nuestro puerto el mar¬ tes por la mañana el vapor de esta ma¬ trícula «León de Oro»; al anochecer se
hizo á la mar con rumbo á Barcelona y Cette llevándose buen número de pasa¬
jeros, limones, naranjas á granel y nís¬
peros.
Mañana domingo es esperado en ésta, rindiendo viaje.
La antigua y tradicional fiesta del Santísimim Corpus Christi se ha celebrado en nuestra parroquial iglesia, con fun¬ ciones solemnísimas, en la mañana y tar¬ de del jueves último. Para formarse una
idea de los sublimes atractivos de nues¬
tra santa religión, es preciso acudir,, en días como el mencionado, á esas gran¬ diosas manifestaciones del culto católico, pensar en la sublimidad de los misterios que encierra, escuchar los cantos magestuosos y graves del coro, con las armonio^ sas y vibrantes notas del órgano, que ai igual que los aromosos perfumes del incienso parece se infiltran en nuestro ser y nos convidan á una provechosa y
saludable meditación.
A las nueve y media, después de can¬ tadas horas menores, empezó el oficio ma¬ yor con música y sermón que corrió á cargo del reverendo Sr. Vidal de Llummayor, el que fué escuchado con suma atención por la numerosa concurrencia de fieles que ocupaba la nave del templo.
A las seis y cuarto de la tarde salió la procesión, á la que asistió una comisión del Ayuntamiento compuesta del alcalde D. Juan Canals y los concejales, señoresColl, Santandreu y Canals (D. Damián),

veces desde el principio de la primavera cho que ha llamado mucho la atención* hombre; y sabido es la resistencia que la Banda municipal, un piquete de la*

hasta fin de otoño..

de haber sido, aclamada con delirio por * presenta dicha planta á ser injertada. Ei guardia civil con el Jefe del puesto, se-

i

3

SOLLER

flor Lizaiia, daba la escolta de honor, un f
buen número de acompañantes con sen¬
dos cirios, y todos los alumnos de las es¬

COMUNICADO
Sr. Director del Sóller

cuelas públicas y privadas que forma¬ Muy señor mió y distinguido amigo: ban un contingente más que regular. Habiendo leído en el último número del

En grupo aparte también había un buen número de señoritas del Colegio de las Reverendas Madres Escolápias, todas vestidas de blanco y que, al igual que un precioso estandarte, llevado por una de
las más aventajadas, producía un sorpren¬
dente efecto.
La procesión,juna vez hubo recorrido
las calles de costumbre, regresó al punto de salida, á eso de ¿as ocho dando por terminada la función que resultó impo¬

semanario, de su digna dirección, el in¬ forme que emitió esta Junta local de Ins¬ trucción pública sobre una instancia que el rectorado de Barcelona, por conducto de la Junta provincial, le trasladó para su información, le ruego se digne dar pu¬
blicidad á las breves aclaraciones, que
van á continuación, basadas todas en el reglamento orgánico de 1.a enseñanza y con referencia á la provisión de va¬
cantes.

nente á la par que lucida.

Le anticipa las más expresivas gra¬

rio primario, el señor Miró disfrutó el sueldo que por esta reforma correspon¬ dió á su escuela, siendo éste de 1.100

convocatoria, la sesión ordinaria correspon¬
diente á la anterior semana.
Se dió lectura al acta de la anterior y fué aprobada.

pesetas, sueldo que tiene asignado en la actualidad; luego al señor Miró se le res¬ petó siempre la propiedad y jamás se le

El señor Estades pidió al señor Presidente
si había recibido contestación del Sr. Gober¬
nador referente á la suspensión del acuerdo tomado en la sesión del día 18 de Mayo últi¬

negó los derechos adquiridos por dispo¬
siciones anteriores.
Con lo que llevamos dicho, ¿podrá ni

mo, sobre el deslinde de la finca denominada «Pinar del Puerto»; cuya suspensión había sido comunicada á dicha superior autoridad, según constaba en el acta que acababa de ser

pudo considerársele como interino, con¬ aprobada; contestándole el señor Presidente

forme pretende este Ayuntamiento alu¬

que hasta la fecha no había recibido contesta¬ ción alguna referente al asunto.

diendo á una real orden dictada poste¬

Entonces el Sr. Estades propuso que la

riormente después? ¿Cuando se negó al señor Miró el derecho á la propiedad que le dió la real orden 1.a citada, habiendo

Corporación recurriera en queja al Sr. Go¬ bernador civil de la provincia contra dicha suspensión, por considerarla abusiva y porque
lesiona los intereses de los administrados por

continuado ai frente de su escuela, desde la misma Corporación. El señor Coll manifes¬

el 30 de abril del afío 1843 hasta el 3 de tó que consideraba que el Sr. Gobernador dentro de muy pocos días resolvería el asun¬

rá la procesión de ia octava del Corpúsq dándose después á los fieles la bendicióñ
con el Santísimo Sacramento.
Viernes, dia 14, se celebrará solemne¬ mente la fiesta en honra del Sagrado Co¬
razón de Jesús. A las 9 se cantarán hó-
ras y después la misa mayor con sermón. Por la tarde, los actos de coro. Curante
todo el día estará de manifiesto S. D. M.
En la iglesia de San Francisco.—Miér¬ coles dia 12, al anochecer solemnes com¬
pletas en preparación á la festividad dé
San Antonio de Pádua.
Dia 13, fiesta en honor del Santo Tau¬ maturgo; á las siete y media comunión general para los asociados á la Píá Unión. A las nueve y media horas menóres y la misa mayor con sermón por dort Antonio Caparé, Pbr'o.

cias su afmo. S. y A.

mayo del comente afío?

te, opinando por tal motivo que no venía el

Si el señor Miró no practicó ejercicios caso de votar la proposición y que si esta lle¬

Ifceg^íMro Civil

I

tocó en el catafalco de la Plaza el jueves
Labanda demúsica del Sr. Galmés diadel Corpus, de9á 11de lanoche.
La otra banda que dirige D. Pablo Ca¬ líais pasó, contratada, al vecino pueblo de Fornalutx para asistir á la procesión que se celebró á las primeras horas de la tar¬
de del mencionado día.

Antonio Ferrer.
Dice el reglamento en el art. 2.° y ter¬ cera parte del mismo que, las escuelas dotadas con 1.100 pesetas se proveerán, una vez por concurso de ascenso y otra por concurso de traslado, añadiendo en el art. 5.° que, las escuelas de nueva crea¬

de oposición no se privó con ello del de¬ recho á propiedad, siuó que el mismo se negó el beneficio de la jubilación; y aun hay quien acertadamente opina que, po¬ día habérsele jubilado atendiendo al sueldo de 625 pesetas, opinión sostenida por competentísima é imparcial autori¬

gara á votarse, supuesto la ley le obliga á emitir su voto, lo haría en blanco. Discutida suficientemente la proposición, se pasó á vo¬ tación secreta, resultando aprobada por cua¬ tro votos contra uno; habiendo resultado dós
papeletas en blanco. Después manifestó el Sr. Deyá que había
votado á favor de la proposición, por haber
declarado el Sr. Gobernador de acuerdo con
lo informado por la Comisión provincial, que

Nacimientós. Varones 1.—Hembras 0.-—Total 1
Matrimonios
Ninguno.
Defunciones
Dia 6.—D. Damián Vicens Benhásáiq de 87 años, viudo, Sta. Apolonia (Puerto);

Mañana domingo la sección lírico-dra¬

ción han de proveerse necesariamente por oposición si el sueldo es de 825 pese¬

dad, amante siempre de la justicia y del el Ayuntamionto al resolver el deslinde de

deber.

referencia, había obrado en materia de su

MOVIMIENTO DEL PÜERTG

mática del «Círculo Sollerense» dará la tas en adelante.

Si el señor Miró hubiese sido interino, competencia.

; í

4.a y última función de abono de la tem¬ porada, poniéndose en escena Lo viatje de bodas, Lo ret de la Sila y la zarzuela Los Zangolotinos. Auguramos un lleno como no se habrá visto otro igual.

No necesitamos ya aducir más datos reglamentarios para entrar de lleno en nuestras aclaraciones y hacer ver y de¬ mostrar que, la escuela 2.a de esta loca¬ lidad vacante por defunción del señor

¿hubiérasele incluido en nuestro escala¬ fón provincial y hubiera figurado, como figuraba, en la 2.a categoría y número 3 de la misma; cuando jamás interino al¬ guno puede, pudo ni podrá figurar en él,

Se acordó pasara á informe de la Comisión

Embarcaciones fóncIéaiíAs

de cementerios una instancia suscrita por don José Pons Ferrer, en la que solicita permiso
para embaldosar el pavimento de la sepultura . núm. 183 del cementerio católico y al propio

Dia 31 mayo.—De Barcelona, en 2 diaS;
jabeque Antonieta, de 64 ton. pat. doii Juan Vicens, con 8 mar. y lastre.r-Diá

tiempo para colocar una lápida sobre la mis¬ l.o junio, de Palma, en 1 diá; laúd Vírgerí

ma.

del Carmeu, de 14 ton. pát. D. A. Balves,

Dias de pronunciado bochorno, con rayos ardientes, cual si estuviéramos en plena canícula han sido, en general, to¬ dos los de la semana que está á punto de finir; los vientos flojos, sin apartarse

Miró (q. e. g. e.) no le comprende el tur¬ no de oposición por pertenecer, como lle¬
vamos dicho, ó al concurso de ascenso ó
al de traslado, por ser su sueldo legal él de 1.100 pesetas.
Es cierto que el señor Miró procedía

mientras no cambie nuestra actual legis¬
lación?
Luego queda probado que el señor Miró disfrutaba la propiedad legal y go¬ zándola, su escuela se hallaba provista legalmente; y como legítima consecuen¬

También se acordó pasaran á informe de la Comisión de Obras las instancias siguientes: Una suscrita por D. Jaime Vicens Mayol co¬ mo encargado de D. Pedro Crespí, en la que
pide permiso pora abrir una zanja en el ca¬ mino de «La Figuera» y en las inmediaciones de «Cas Sorell» con el objeto de limpiar la
acequia de riego que pasa por dicho camino,

con 5 mar. y carbón.—Dia 3, de Palma,
efi 1 dia, J. Miguelito, de 24-ton. patrón D. B. Tomás, con 6 mar. y piedra.—Dia 4, de Palma, en 5 horas, vapor León dé Oro, de 125 ton. cap. D. G. Móra; con 16 pas. y lastre.—Dia 7, de Palma, eii 2 dias, laúd Internacional, de 27 ton. pa¬

mucho, el soplo, del O. S. y S. O. El termómetro, el jueves señaló las
siguientes temperaturas: máxima al sol 39‘2 grados; máxima á la sombra 30’3; mínima á la sombra 18’ 1 grado&.

de la institución de las normales, y en
aquella fecha, naciente el Magisterio pri¬ mario, necesitaba un reglamento que reorganizara tan importante y necesaria institución, reorganización que se llevó

cia no puede considerársela como de nue¬ va creación y no siendo asi, huelga ei turno de oposición que se pretende, por cuanto su provisión la determina el artí¬ culo 2.° citado del vigente reglamento.

y otra de D. Juan Estarellas Pons, en la que pide autorización como encargado de D. Pe¬ dro Alcover, para abrir un portal á la pared de la acequia que pasa por la calle de Ozonas.
El señor Estades denunció que en el Cami¬ no denominado «Costa d‘ en Llorens» y en las
inmediaciones de la finca llamada «Se Mos¬

trón D. E. Pujol, con 6 mar. y piedfa.
embaucacionks ñus pac hada s
Dia 31 de Mayo.—Pala Palma, jabe¬ que Antonieta, de 64 ton. pat. D. .Juart Vicens, con 8 mar. y lastre.—Dia 3 de
Junio.—Para Puerto Colóm, laúd Virgen

Se hallan de manifiesto al público á efectos de reclamación, en la Secretaría del Ayuntamiento de esta villa, desde el día l.o al 15 del actual, los apéndices al amillaramiento correspondientes al ejer¬
cicio corriente.
También está expuesto al público, en los bajos de la casa Consistorial, la lista de los jornales y materiales empleados en la recomposición del piso de los caminos de «Can Tés» de la «Figuera», de Ba-

á la práctica, tan luego como se sintió la imprescindible necesidad de la ins¬ trucción y educación de nuestros pueblos, que dormían descuidados á la sombra de la ignorancia.
Es cierto que el señor Miró, una vez terminados sus estudios y revalidado des¬ pués, se le confió la dirección de la 2.a escuela de esta localidad, por acuerdo del Ayuntamiento de aquella fecha, escuela que regentó durante su vida profesional; y allá en 30 septiembre de 1859 una real

Con referencia á la instancia que el
rectorado de Barcelona remitió á esta
Junta, por conducto de la provincial, pa¬ ra su informe, á nuestro entender se prescindió por completo de su contenido, atendiendo á que en ella se solicita el traslado á la 2 a escuela, en virtud del art. 80 de las disposiciones generales del vigente reglamento, donde uo cabe hacer apreciaciones sobre ei turno de su provi¬ sión, sino que esta Junta local preten¬ diendo asumirse derechos que son de la

ca» con motivo de la construcción de una ace¬
quia de riego habían dejado sus constructores en el piso del mencionado camino honduras y montones de escombros que dificultaban en
gran manera el tránsito por el mismo; ha¬ biendo acordado la Corporación que la Comi¬ sión de Obras pasara á inspeccionar las obras denunciadas, averiguando quienes eran los autores de las mismas, para preceder después á lo que hubiera lugar.
Para satisfacer las obligaciones del presen¬ te mes se procedió á la distribución de fondos por capítulos.
Se acordó verificar varios pagos y no ha¬ biendo otros asuntos de que tratar se levantó
la sesión.

del Carmen, de 14 ton. pát. D, A. Balves, cen 5 mar. y cemento.—Dia 4 Para Palma, laúd Jó ven Miguelito de 24 tone¬ ladas pat. D. B. Tomás, con 5 mar. y lastre.—Dia 4 para Barcelona, vapor León de Oro, de 125 ton., cáp. D. G. Met¬ ra, con 16 mar. y efectos.— Dia 7, para Palma, laúd Internacional, de 27 tonela¬ das pat. D. E. Pujol, con 6 mar. y lastre:
Se desea alquilar ó vender dos
lloras de agua procedente de la fuente

litx» del Cementerio y el de la calle de orden dictada por S. M. la Reina le nom¬ incumbencia exclusiva del rectorado, no

llamada de «S’Uyet» ó «Alquería del

Santa Catalina de Biniaraix; construc¬
ción de un muro en el camino de las «Ar-
gilas» para darle mayor latitud y enlu¬ cir de caras vistas las paredes del viejo cementerio, los cuales importan la canti¬

bró Maestro en propiedad de la citada escuela; resultando que el señor Miró, desde esta real orden quedó constituido legítimo propietario y desde aquella fe¬ cha hasta el 3 de mayo en que falleció

se inspiró en los extremos contenidos en la referida instancia; luego su informe no es legal ni se ha cumplido lo manda¬ do por el limo. Sr. rector de Barcelona.
Con lo que llevamos dicho parécenos

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana, domingo, dia 9, á las 9 y media, se can¬ tará una misa en sufragio de las almas

Conde.»
Para informes 6 ajuste, diríjanse á D. Antonio Vicens y Mayol en la casa «Caú Burdils», Plaza dé íá Constitúciórf.

dad de 254‘90 pesetas. Dichas obras se regentó en propiedad su escuela, por bastante para que se vea con toda clari¬ de los que pertenecieron á la cofradía del

VJ3ATTA

verificaron por administración municipal.
Sabemos que la empresa del cinemató¬ grafo, con el buen propósito de dar ma¬ yor variedad á los espectáculos que se
están celebrando en el teatro de la De¬
fensora Sollerense ha contratado á monsieur Blondin, célebre y original veloceman quien dará desde esta noche va¬ riadas funciones de ilusión y electricidad experimento nuevo en España, además de actuar como antes el fonógrafo y ci¬ nematógrafo respectivamente.

cuanto jamás autoridad alguna, no por
condescendencia como se ha dicho sino
por estar al amparo de la ley, trató de anu¬
lar su nombramiento, puesto que cuan¬
tos reglamentos van publicados desde aquella fecha hasta nuestros dias, jamás tuvieron carácter retroactivo; sino que siempre se respetaron y se respetan aún los derechos adquiridos por la tramita¬ ción reglamentaria de su época; y cuan¬
do allá en el año 57 se decretó la acerta¬
dísima y bien recibida reforma del in¬ mortal Moyano-, cuyo recuerdo no se bo¬

dad, la causa que motiva las descritas aclaraciones, hijas todas de la justicia y
del derecho.
Biniaraix, (Sóller) V—01 -VI.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día l.° de Junio de 1901
Bajo la presidencia del Sr. Alcalde don Juan Canals y con asistencia de los conceja¬ les señores D. Damián Canals, D. Pedro José Santandreu, D. Ramón Coll, D. Jerónimo Estades, D. Juan Deyá, y D. Damián Riutort

Santísimo Sacramento, celebrándose des¬ pués la misa mayor con sermón que pro¬ nunciará el Rdo. Sr. Cura-Arcipreste. Por la tarde, después de los actos de co¬ ro, tendrá lugar el ejercicio del mes con¬ sagrado al Corazón de Jesús y á conti¬ nuación se celebrará la procesión de costumbre, siendo llevado S. D. M. que
estará expuesto en todas las funciones expresadas. Por la noche, rezada la Co¬ rona de la Virgen, se verificará el ejer¬
cicio mensual de las Madres Cristianas.
Jueves, dia 13, á las 9, después de la exposición del Santísimo Saefamentoy se rezarán horas menores, cantándose en
seguida la misa mayor. Por la tarde,

Se saca á pública subasta, por los Sé-'
ñores Administradores testamentarios dé
la herencia de D.á María Margarita Ripoll y Bisquerra, ei predio denominado' «Balitx d’ A valí» qué fue propio cíe di¬ cha señora, con arreglo al plan de con¬ diciones que obra en poder del Notario de esta villa D. Pedro Alcover y Mas-
pons. El acto tendrá lugar el día ocho dé Junio próximo, á las siete y media de la tarde, en la plaza pública de éste pueblo,
y lugar de costumbre, y su rematóse verificará siempre que la postura acomó¬
de á los señores vendedores.

rrará jamás de la memoria del Magiste¬ celebró el Ayuntamiento, reunido en segunda después de los actos corales, se celebra¬

(6)
ARIEL A
pojas y sus plumas; como debe sufrir, Armaudina mío. la madre que llega A la cuna de su bija y la encuentra vacía y helada por el soplo de la muerte!... ¡Ay! aquella era nuestra tierra de promisión; aquel era nuestro paraíso del que fuimos echados como nuestros primeros padres, para no volver á habitarlo jamás!...
Quizás extrañes este acendrado afecto hacia mi casa y mis propiedades; pero si tienes en cuenta que el hombre se acostumbra á amar desde la cuna los
primeros objetos que se presentan á sus miradas, que yo pasé allí los días más felices de mi existencia y que cada plan¬ ta y cada sendero agolpaba á mi memo¬ ria todo un mundo de imágenes queridas. comprenderás fácilmente mi des¬ garradora tristeza.
III
Ahora que conoces la mofada de mi
familia, réstame hablarte detenidamente
de ésta. Componíase de mi padre, una hermana de más edad que yo. y una da¬ ma inglesa, que fué mi aya, noble seño*a de corazón magnánimo y alma de

santa. Había tenido otros hermanos que
murieron pequeños y á quienes no re¬ cuerdo porque yo aún era muy niña.
Mis primeros recuerdos se extienden á la época en que yo tenía cinco. Enton¬ ces era mi padre un arrogante joven de poco más de treinta años, ojos grandes y negros como la noche, barba y cabe¬ llera rubia y cuerpo esbelto y de regula¬ res proporciones. Sus maneras, su apos¬ tura. sus palabras, todo respiraba en él distinción y elegancia: todo anunciaba
al descendiente de una ilustre familia
llena de títulos v de blasones, de los
cuales estaban tan orgullosos como pue¬
de estarlo un rey con su corona.
Mi padre había tenido un hermano mayor, que fué el heredero del condado y que á la sazón vivía en Alemania con su esposa: pero mis abuelos que ama¬ ban con delirio, .y más que á su primo¬ génito. á mi padre, le cedieron gran parte de su fortuna aumentada luego por varios donativos hechos por algunos parientes.
Mi padre se llamaba Néstor de Santa
Cruz. Era de carácter burlón, frío, des¬
preocupado: no tenía una palabra cari¬ ñosa para nadie: su extremad-a galante¬ ría y buena educación suplía, pero de ningún modo bastaba á llenar, el vacio

que en nuestro hogar dejaban la frial¬ á conversar un rato en el salón y p®r úl¬ te digan que todas las religiones son dad y la dureza de su carácter. Imperio¬ timo se despedía y tornaba á encerrarse buenas, respóndeles que eso es lo mismo’

so con los criados y con los pobres la¬ en sus habitaciones.

que decir que la verdad y el error son

bradores, despótico muchas veces, no Mi padre era irreligioso. Cristiano teó¬ úna misma cosa; que es pisotear la bon¬

era querido de ninguno y casi diría que rico, pero no práctico, burlábase gran¬ dad de Dios, que en la antigua ley pro¬ le tenían miedo. En cambio era obse¬ demente de los sacerdotes á quienes lla¬ hibió con severas peñas que adorasen'

quioso con la familia; pero nada más. maba fanáticos, de las personas devotas, los ídolos; despreciar á Jesucristo qué

pues su genio no era á propósito para la que le parecían tontas: del culto y es- vino á establecer la verdadera y por con¬

ternura y la apasionada vida del co¬ pan sión del alma hacia el Criador. Hijo siguiente única religión, y ni aún té

razón.

de un padre incrédulo y de una madre dejes engañar por aquellos que en algu¬

Empleaba los días cazando en compa¬ ñía de sus amigos, iba muy frecuente¬ mente á la ciudad donde pasaba meses enteros sin escribir más que una ó dos

casi indiferente, se había educado por sí solo y no creía: estaba siempre fluctuan¬ do entre ideas muy distintas; aceptaba la existencia de Dios, pero se aferraba

na manera reconocen al Redentor, por¬
que también lo hacen los protestantes y ya los vés divididos en tantas y tan1 dis¬ tintas sectas que no en vano al escribir

cartas de cuatro líneas-, limitándose á en que no es necesario vivir practicando su historia, un eminente escritor la lla¬

preguntar por sus hijas y decir que es¬ tantas cosas. Bastábale, según decía, no mó «Historias cíe las vari adobes.»

taba bien. Cuando se hallaba en la torre hacer daño á nadie; en úna palabra, era

Sí. Armandinu mía, tú que vas á vía-'

y las lluvias ó la nieve le impedían salir decidido por la íe'ligión del yo no robo jar algunos años por esos países don'dé

al bosque ó á la montaña, estaba solo en ni mato, que tanto se aplaude en este impera el error, defiéndete si te atacan,

sus habitaciones, mirando á través de siglo de incredulidad y positivismo.

pero con prudencia y justicia, nunca'

los cristales de la ventana como rodaban

En aquella edad tan tierna recuerdo con indiscreto celo1.

los torrentes, caía la nieve y alzaba sus que me hacían alguna impresión estas

¡Cuántas veces oí discusiones anima¬

olas el mar. El silbido de los vientos que ideas. Varias veces le oí decir que todas das entre mi aya y mi padre, respecto á'

hacían girar las veletas y temblar las las religiones eran bueñas; y hoy. eñ la la religión!... El decía qué bastaba la

ventanas y los cristales de las galerías, edad de la razón, cuando pienso fría¬ del corazón y ella le respoñdía acertada¬

el grito de algún ave errante y el eco de mente en estos absurdos, me estremezco mente que aún en'el caso de qué fuese

las agitas concluían por hacerle rendir
al sueño con el libro entre las manos. A
la hora de comer nos reuníamos como

por la triste suerte que habrá cabido á mi desgraciado padre, que murió' como
había divido.

bueno completanYenííe pov evitar culpas; y déSóidenés", estaba obligado á las prác¬ ticas religióéas, á la piedad cón Dios;

si fuésemos extraños que comiéramos

Mu dios seres d'éestú clase Hallarás en qué si Vi-ú'o al nVnndcrpaVa establecer stí

con él por ía pmnera? vez;- i-apego íbamos- él- cwnsino de tú vkhv, hija mía; Cnamlo religión', sí amenazó con' grandes' péúá#

S OLLE n

PUBLICACIONES RECIBIDAS
BTJEANTE LA PRESENTE SEMANA
La Energía Eléctrica, Revista gene¬ ral de electricidad y sus aplicaciones.—
Sumario del n.° 14 del tomo 3 .®=Sobre
¿a Afinidad química (continuación), por
•José Echegaray. La electricidad en la -exposición de París de 1900, por E. M. —Fenómenos eléctricos y magnéticos en ios motores sincrónicos, por José G. Be-
*»ítez. Reflexiones acerca del éter de mon-
sieur Maxwell, por M. Gómez Vidal.— „De la diferencia de potencial existente en los polos del arco, por A. Boyer.— Tranvías y teléfonos. Bibliografía: Anuario de electricidad para .1900, por José G.—;Crónica científica: Lámpara de
arco con carbones tubulares. El acu¬
mulador eléctrico. Los altos y bajos 'voltajes en las lámparas de incandescen¬ cia. Información. Libros y revistas.— Ofertas y demandas. Correspondencia particular.

Se suscribe en la Administración, calle de la Princesa n.° 18 provisional, Ma¬
drid.
* *$
Es Pagés Mallorquí. — Sumario del
número 52. La alcachofera. I. Hortali¬
zas: Tomate. I. Injertos de la vid. La
utilidad del análisis de las tierras. Com¬
posición química de la leche.=Varieda¬
des: Clarificación de los aceites.—Noti¬
cia del precio común ó medio á que se vendió la cuartera de granos en la ciu¬
dad de Palma desde el año 1500 hasta
el de 1782. Análisis somero de un vino.
—Datos importantes para la incubación. — Agua potable, manera de purificarla. —¿Cuánto puede producir una hectárea plantada de tomateras?
Punts de suseripció: á Palma, á ses principáis llibreríes. A Manacor, á s‘ im¬ prenta d’ en B. Frau. A Felanitx, á s’ im¬ prenta d’ en B. Reus. A Lluchmayor, oarrer del Convent, 27.

Boletín de la Sociedad Arqueológica
Lnliana.—Sumario del mes de Marzo. —I. Estudi de la doctrina filosófica-teo-
lógica qui ’s conté en el «Llibre del Gen¬ til y los tres Sabis» del Bto. Ramón, per
D. Joan Garau.—II. Prohibición de traer esclavos moros á Mallorca si no
han sido apresados por buques armados en corso en el Reino (1387), por D. Pe¬
dro A. Sancho.—III. Informe sobre el
oficio de acequiero y administración de las aguas de la Fuente de la Villa (con¬
clusión), por D. Pedro Sampol y Ripoll. —IV. Docuinents curiosos delsiglexiv.
Letra de Pere IV sobre salaris deis cas-
tellans qui no residexen en lurs castells, per D. E. Aguiló.—V. f D. Eusebi Pas¬ cual, per D. E. Aguiló.—VI. Bibliogra¬ fía, por A. Ll.
Se suscribe en la tipografía de Feli¬ pe Guasp, calle de Morey, 6, Palma.
* **
Boletín de Tabacos y Timbre.^-Suma¬

rio del n.° 502. =La semana. El señor
Delgado en el Congreso. Oficial. Com¬ pañías extranjeras en España. Liqui¬ dación de la Renta de Tabacos en el pri¬
mer semestre del ejercicio de 1899-900. —Liquidación de la Renta del Timbre del Estado en el primer semestre del ejercicio de 1899-900. Usurpación de marcas industriales y de comercio. La producción del tabaco en Turquía.—
Consulta. La «Gaceta» en la semana. Revista de mercados.—Movimiento de
personal. Noticias. Correspondencia.
Anuncios.
La Práctica de Farmacia.^Sumario del n.° 27.=-Aviso importante. Aviso. ■—Junta Directiva, extracto de la sesión del día 20 de Abril, extracto de la Junta
Directiva celebrada el 27 de Abril. Le¬
tra muerta, por Antonio Serra y Torres. — ¿De qué sirve la razón?, por Francisco de P. Vila. Agrupación de Valencia.—

¿Porqué esa actitud?, por Angel Peña.— Conocimientos útiles, por el Dr. de Reg¡p. —Revista de la quincena.—Correspon¬
dencia. Anuncios.
Se suscribe en la Redacción y Admi¬ nistración, Xuclá, núm. 8 bis, principal.
* **
Mallorca Dominical.—Sumam: del nú¬ mero 226. — Pentecostés, per Mossen Xesch. Bregol de pobre, per Miquel Costa Llobera, Pvre. Llucb, per José M a Tous y Maroto. Pregaria á Nostra Señora del Amor Hermós, per B. F.— Sanch.. podrida, per El Sen Garroví.— Noticies históriques. ¡Fora frares, per El Taquígrafo Gil. Rondalla, El mestre de los mestres, per El Sen Ravell. Sants y festes. Fpígrames, per Sebastiá Barceló.—Rebut y agrahit.—Anuncis.
Se suscriu en la Direcció y Administració: Cadena de Cort, núm. 11, Palma.

Los anenoios qne bs inserten en esta sección pagarán: Hasta tres in-
leieicres á razón de 0‘05 pesetas la linea; hasta cinco inserciones á tazón de 0'03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
H1 valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de lineas Ce que se componga, será de 0‘50 pesetas.
Las linees, de-cualquiera ti-po sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióon.
En la tercera plana los precies son dobles, y triples en la segunda.
Anuncios Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se com oongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Los smeriptores disfrutarán una rebaja de un 25 pc>r
ciento

ACABA BE: PUBLICARSE EL
Anuario dé la Exportación
INDUSTRIA Y COMERCIO para 1901
CONTIENE: Las señas de Barcelona por apellidos y profesiones. Las del resto ¿te España. Las de todas las naciones de Europa y de las Américas latinas. Aranceles de Aduanas de las mismas naciones. Informaciones para el desarrollo comercial. Estadís¬ ticas de exportación é importación, etc., etc.

BEL
PLAZA DE PALACIO, 2 Y 3, Y ESPADERÍA, 20 Y 22
BAB£ELOMA
Conocidos como son de todos los sollerenses los servicios de este acreditado esta¬
blecimiento, ninguna necesidad habría de llamar la atención de aquéllos acerca de la bondad de éstos si lio hubiera quien, con motivo del fallecimiento del antiguo propietario D. José Serra y Mir y con una intención que muy á las claras se deja ver, ha propalado la calumniosa especie de que su señora viuda D.a Concepción Salvó, que durante muchos años compartió con su esposo las tareas de la dirección y ad¬ ministración del Hotel, habíase retirado del negocio y que por lo mismo había éste pasado á manos ajenas.
Sépase, pués, la verdad; esto es: que la señora Viuda del fundador del aparro¬ quianado Hotel del Universo es la que continua de éste al frente. Y aprovecha la ocasión de desmentir la falsa especie propalada, para ofrecer de nuevo á sus asiduos favorecedores el servicio esmerado y económico de siempre, mejorado á medida que las circunstancias lo aconsejen, ya que reúne el expresado Hotel excelentes condi¬ ciones por su proximidad á los muelles, á la Bolsa, á las Aduanas, á los Parques y a los ferro-carriles para Francia.

feio oh Barcelona, 1210 poseías j en ol rosto (le España, 15 pesetas
■pídase en Palma en el 66Centro de Suscripciones” de C. Mifptel Alvares, calles JFeliu 32 y Santo Espíritu 32.--Sdller, en el estable¬ cimiento de “JLa Sinceridad” San ISartolome 17, y en todas las li¬ brerías.—BABCEIiOUíA, Paseo de Isabel II, núm« H.

DE LA CASA
ESCOFl&r, TJEáJEMA Y CV de BARCELONA
Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.

SERVICIO DECENAL
ENTRE

CURACION I Ll 111
POR EL
Vino Uranado Pépsico
de
J. TORRENS, Farmacéutico

El primero y único elaborado en

esta forma en España, mucho más
VICE-VERSA económico y de mejores resaltados

por el magnifico y veloz vapor

T

m
É

©elidas de Sóller ¡jara Barcelona: los días 10, 20 y último de cada mes, Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 2211 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 2255 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 1G y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER—D. Guillermo Bei-nat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de

que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada "diabetes.,,
DE -VEISrTA.:

la Aduana, 25.—EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Comman-
dant Samary-5. NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette. según el presente itinerario,
corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte

En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬
céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Berrmidez.—Somier, Far¬
macia de J. Torren».

y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.
L' AS8I0PRATRIGEITAL1A1A

AGUA DESTILADA
DE

Ptas. Cts.

HISTORIA DE SÓLLER en sus relaciones con la general de Ma¬ llorca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno,, encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de cobre en la Exposición Universal de Barcelona y con me¬ dalla de oro en la Exposición Balear de Sóller ....
INUNDACIÓN DE SÓLLER Y FORNALUTN, en 1885, capí¬
tulo adicional á la Historia de Sóller. Un tomo en 4.° de
120 páginas, encuadernado en rústica, premiada con me¬ dalla de oro en la Exposición Balear de Sóller ....
CULTIVOS ARBÓREOS Y HERBÁCEOS. Memoria premiada con el pensamiento de oro y plata en el certamen del quincuagésimo aniversario de la fundación del Instituto Balear, y con medalla de oro en la Exposición de Sóller. Un tomo en 8.°, encuadernado en rústica

20;00 1 ‘75 2f50

CULTIVO DEL NARANJO en las Baleares. Obra de reciente

publicación, que forma un tontito en 8.° de 190 páginas,

encuadernado en rústica, premiada con medalla de oro en

las Exposiciones de Sóller y de Manacor, y con medalla

de plata en la Feria-Concurso de Barcelona

1/50

CULTIVO PRÁCTICO DEL ALGARROBO. Un tomo en 8.° de
158 páginas, laureada con iguales premios que la anterior.
GUÍA DE SÓLLER. Un tomo en 8.° menor de 152 páginas. La encontrarán de venta en las principales fondas de la isla al precio de
LITERATURA POPULAR MALLORQUÍNA. Gloses de £n Pan

1/50
0‘50

Sociedad de seguros contra los
ACCI»JEHÍTES SPMSj TRABAJO

FLOR «le A ARA AJO
Se vende, al por mayor y me¬ nor, en la Farmacia de J. To-

Noguera y Ripoll (á) Sarol, (Tom I), y de N‘ Andrea Col 1 y Bernat, (á) Tambó, (Tom II). Cada Tom val. .... LOO
Véndense en la tienda de artículo; de escritorio de «La Sinceridad»
-San Bartolomé, 17—SOLLER.

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
CASELLAS.

rrens,-Sóller.
LA SOLLERENSE
DE
•lO&É COJLIj PORT-BOU (Frontera franoo-española)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición 'de naramas, frutas trescasy pescados.

¡OJO, AGRICULTORES!
No comprar ningún guano ni abono químico sin probar antes los de la tan acreditada marca

CAMPANA

Depósito en Sóller: M. SEGUÍ Y C.-\\ San Bar¬

tolomé, 2.

'sOLLEEi^TmpralTla SineeridaáT