AMO XVI.--2.* EPOCA.-NUM. 737
AMO XVI.--2.* EPOCA.-NUM. 737

SABADO 18 DE MAYO DE téÓI

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Sóller: Administración.

A

ff

Francia: D. Guillermo Coiom—Quai Commandant Sa-

mary-5-Cette (Herault).

América: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecibo—

Puerto-Rico).

Fundador y Propietario
D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA

Director

4*

Administrador

$ D. JUAN TORRENS Y CALAFAT D. DAMIAN MAYOL Y ALCOVER

REDACCIÓN: CALLE DE VIVES N.® 6.-ADMINISTRACIÓN: CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N.° 17. SÓLLER (Baleares)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0’50 pesetas al mes.)T11AA

Extranjero: 0’75 francos id. id. j G0 ADEIjA!NTADO.

Número suelto O’IO pesetas.—Id. atrasados 0’20 pesetas;

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección literaria

lógicas, cada una de las cuales era un es un arma de dos filos que suele herir á tributo de admiración á la belleza paga¬ los que La esgrimen las más de las veces.

na, que más tarde había de simbolizar La historia de la hermosura puede de¬

LA HERMOSURA
La hermosura está en los ojos de quien
la mira.
Esto se dice generalmente, Y se dice una vulgaridad. Porque sentado este precedente, no habría mujer tea posible; todas nos pa¬
recerían bellas.
Y sin embargo, las feas existen en

Goethe en la Elena del Fausto.
La hermosura es la perfección. A pe¬ sar de que en realidad no hay cosa perfecta que resista el análisis de la crítica, no podemos conceptuar her¬ moso aquello que no sea un conjunto
armónico de cualidades, relativamente
perfecto. Escribo relativamente, porque la perfección en absoluto no existe, pues como dice en galanos versos, el peregri¬ no ingenio de Echegaray, y yo repito

cirse que es la historia de la prostitución. Desde Rodopisa la egipcia, hasta Mesalina la romana; desde la Aspasia griega,
hasta la disoluta Lucrecia, la história
está llena de nombres de mujeres her¬ mosas, cuyos caprichos pesaron en la balanza de los destinos del mundo, y á las cuales se debe parte de los crímenes que registran los anales déla humani¬ dad. Sin embargo, no todo son malda¬
des. en la historia de la «hermosura».

mayor número que las hermosas, y á pesar nuestro, en las calles, en los paseos y en los teatros, nos codeamos con ellas, no podiendo menos de reconocer que el sexo, que por galantería llamamos bello, no es siempre lo bello que debiera, cuan¬ do menos para justificar á nuestros ojos
la razón de tal dictado.
No; por más que pese á las feas, la hermosura no está en los ojos de quien la mira; está en el objeto mirado. ¿Don¬
de estaría el sentido común si confesá¬
ramos lo contrario?
Para los habitantes de este planeta que llamamos tierra. y que sabe Dios, si

aquí en mala prosa, aun el sol con ser
la luz, tiene sus manchas.
La variedad de la belleza constituye el gusto. No debe confundirse éste con aquella, Un objeto feo nunca será her¬ moso, por más que el mal gusto se em¬ peñe en presentarlo como bello á nues¬ tra vista; el buen gusto lo rechazará como bello á nuestra vista; el buen gas¬
to lo rechazará como á tal. Concretán¬
donos á la hermosura en la mujer, los hombres podremos apreciarla distinti¬ vamente; las morenas, las trigueñas y las blancas, siempre tendrán para noso¬ tros encantos, si realmente son hermo¬

También existen grandes virtudes. Si otro ejemplo no hubiera, bastará el de doña María Coronel, destruyendo coo el fuego su hermosura para no ser presa de los impuros deseos del Rey D. Pedro de Castilla: acción heróica que ha can¬ tado ea varios tonos la lira del poeta, y que probará á mis lectores, que sobre la hermosura física, que el tiempo y los elementos, tarde ó pronto destruyen, resalta otra hermosura imperecedera, la cual es la mejor aureola de la mujer:
La belleza moral.
J. F. Sanmartín y Aguirre.

existen, los habitantes de los otros mun¬ dos, como le llamarán, la meta de la hermosura, es el sol. Nada más bello que
ese foco de luz que deja caer sus rayos

sas; pero nunca conseguiremos hacer pasar ante el buen gusto por dechado de belleza, á las mujeres que carecen de
esta cualidad.

CUENTO MILITAR

de fuego sobre nuestras cabezas. Absor¬ tos ante su magnificencia, los salvajes le adoran, confundiéndole con la Divi¬ nidad, y nosotros lo consideramos el Non-plus-ultra, de la hermosura, como lo
prueba el simil es un s<M> que galante¬

Las mujeres, comprendiendo que en la hermosura estriba su poder, no per¬ donan medios para lograrla á toda costa. El arte es su gran auxiliar. Las feas re¬ curren á él para conseguir la belleza; las hermosas para conservarla. Tanto en

A principios de marzo, á mediodía, una larga fila de hombres subía la calle Rívoli, en medio de grandes aclamacio¬ nes. Eran los últimos reclutas, que iban
á buscar sus armas al cuartel de Cour-
bevoi.

mente aplicamos á teda mujer bonita. Ahora bien, seatado el principio que combato, ¿no sería altamente ridiculo afirmar que la hermosura del astro diur¬ no está en los repugnantes ojos del lega¬ ñoso que osa mirarlo?
La fealdad es la antítesis de la hermo¬
sura. Este es un axioma de Pero Grullo
que no necesita demostración, porque cae por su peso. Pero bueno es que las mujeres hermosas lo tengan presente para que comprendan que sin el con¬ curso de las feas, sus encantos no ten¬ drían tanto valor para los hombres.
Prueba al canto’. Una reunión com¬
puesta exclusivamente de mujeres feas, carecería del agradable aliciente de la hermosura; otra de hermosas, en la que

la antigüedad, como en nuestros días, el tocador es el gran consejero de la mu¬ jer. Los elixires que la moderna perfu¬ mería ofrece á esta para acrecentar sus encantos, no son ninguna novedad; los usaban ya las antiguas romanas. No
obstante los maravillosos resultados de
los secretos del tocador, no deben las
mujeres olvidar que la juventud es el mejor elixir de la belleza. Un rostro lím¬ pido y terso, en el que los años no han
marcado aún sus destructoras huellas
tiene algo de bello. De aquí la locución popular no hay quince años feos, que
oímos con frecuencia. Verdad es que
cuando la sangre bulle en las venas, y las ilusiones en el cerebro, casi todas las
jóvenes parecen hermosas. El órgano óp¬

--Aprisa! aprisa!... Vivo el paso!
En medio de la muchedumbre, las
mujeres agitaban al aire sus sombrillas de colores, pal moteaban con manos en¬ guantadas, entre risas y lágrimas. Los hombres ni reían ni lloraban; gritaban tan solo: Viva el Emperador!
Todos ellos eran niños casi, que iban á recoger en la Champagne los últimos laureles del Imperio. Catorce, quince, dieciseis... el que más diecisiete años tenía. Al pasar llamaban con rápida voz á sus madres, á sus hermanos, y si eran cuatrocientos, más de la mitad despidié¬ ronse aquel día por última vez.
—Leopoldo! Y una mujer salió de la multitud con
los brazos inmensamente abiertos. Ves¬

se excluyese las feas, resultaría monóto¬ na; le faltaría el claro oscuro de estas. A su lado las hermosas parecería rilo más por la ley del contraste.
Corolario’, los extremos se tocan. Axio¬
ma: la mujer fea completa á la bonita. Digresión’. Perdónenme las feas si por

tico las mira por un prisma engañador, y efecto de esta alucinación es que so diga que la hermosura está en los ojos de quien la vé, cuando en realidad, si existe, está en el objeto mirado.
Generalmente abusamos de la palabra
belleza. Tomándola á veces en sentido

tía de blanco enteramente y en la cabe¬ za llevaba una capota de seda con finí¬ simos encajes y grandes cintas; era her¬ mosa, sobre todo sus ojos azules, sus ojos tristes, sus ojos que lloraban abun¬
dosamente... Filé una escena terrible y encantadora á la vez. Un hombre saiió

las consecuencias de la lógica las con¬ denó á desempeñar en el inundo un pa¬ pel secundario. Declaro que no pretendo malquistarme con ellas.

inoral, la hacemos sinónima de bondad.
«Es una bella persona», decimos, que¬ riendo con esto significar que la perso¬ na de quien hablamos, es acreedora por

de las filas, joven y apuesto, vestido de casaca verde y pantalones blancos; la multitud se calló ante aquella parejo, y
los enamorados se abrazaron con furioso

Continúo:
Los pueblos de la antigüedad consa¬ graron un culto especial á la hermosura,

sus cualidades morales, al dictado de buena. No es esta la peor aplicación que de tal frase podemos hacer, porque la

ardor... oyóse terrible una voz de man¬ do, y la multitud gritó:
—Vivan los soldados!

simbolizada en la mujer. La Vénus citérea, nacida de las espumas de los mares, era para ellos la síntesis de la belleza.
Los artistas más célebres inmortalizaron
sus nombres, esculpiendo en el mármol
las esbeltas- formas de la madre del
Amor, ante la cual iban á prosternarse las jóvenes paganas. El cristianismo, que tan gran transformación causó en el arte plástico, condenando el desnudo,
no pudo evitar el culto á la hermosura.

belleza moral siempre estará sobre la
física. Pero dado el carácter zumbón de
ciertas gentes; ¿no les parece á ustedes

El joven se fué sin volver la cabeza: la mujer desapareció. Entonces se oye¬
ron los acordes de una banda militar:

una inconveniencia, llamar en determi¬ era un regimiento de la Guardia que nados casos, bella persona, á una que venía en sentido contrario y desfiló por físicamente sea un dechado de fealdad? delante de aquel puñado de niños, en
La lisonja es el incienso de la hermo¬ marcha rápida, soberbia; y al pasar, sura. Una frase galante suena en los gritaron á los jóvenes: Adelante! los oídos de las mujeres más gratamente ' María-Luisa).— Luego fueron alejándose

que la mejor melodía de Beethowen. Es ; y poco á poco se perdió el eco de su

natural. Las mujeres bellas se creen dio¬ música...

Prueba de ello los torneos sostenidos por la flor de la caballería en la Edad Media,
y las Córtes del Amor, en las que lucían

sas, y necesitan adoración. El hombre galante tiene mucho camino adelantado, para conseguir sus favores; el desdeñoso

—Dónde van? preguntó un curioso. —Aquellos, respondió un sargento,
van á batirse!

su ingenio los más famosos trovadores. io tiene todo. El homenaje á la hermosura era el úni¬ Liamar simpática á una m uj er equi-

—Y estos jovenzuelos?
—El soldado se echó á reir.

co motivo que inspiraba tales fiestas. El vale á decirla fea. La galantería ha sus¬

—Ya comprenderéis que no les dare¬

Renacimiento, al despertar el gusto por tituido la palabra hermosa con dicha mos los fusiles para que jueguen: ¡éstos

el arte pagano, puso en moda otra vez frase, y de aquí que las feas la odien van también á batirse!

el desnudo. Las mogigatas damas que con toda el alma. Pero debo hacerles

En eso llegó á galope el coronel.

bajaban la vista en los templos ante la justicia. Las feas agradecen más las li¬ — ¡Aprisa, aprisa!... ¡apretad el paso,

desnuda imagen del Crucificado, vieron sonjas que las bonitas. Por lo mismo hijos míos!

sin rubor despojarse de sus velos, á las que no las esperan, las estiman, aunque Entonces aquel puñado de niños casi

divinidades gentílicas; y en Roma, capi¬ no les dan crédito.

echó á correr, desapareciendo pronto,

tal del cristianismo, protegidos por el Víctor Hugo lia dicho: «Las mujeres bajo la espesa bóveda de los árboles del

Pontifica León X. los artistas llenaron juegan con su belleza, como los niños paseo...

ios jardines y palacios de estatuas mito¬ con un cuchillo.» Cierto, Solo que esta

Mientras tanto, allá en la Champagne,

—Columna contra la caballería!

la ocupación de Reims por los rusos res¬ Parecía que estuviese hablando, tad

tablecía las comunicaciones entre el dulce era su voz. Como que hablaba á

gran ejército y el ejército de Silesia. Las 1 verdaderos chiquillos.

tropas imperiales avanzaron contra la

—Formad le. columna!

ciudad.

Y mientras los guías, casi todos solda¬

Era el día 15, muy de mañana, pocos dos viejos, intentaban formar una ali¬

días después de la marcha de los María neación perfecta, Napoleón seguía gri¬

Luisa, de los últimos reclutas.

tando:

Aun cuarto de legua de Rosnay co¬ —Por secciones, á derecha é izquierda,
menzó la escaramuza... Las columnas e n bata lia! —Marche!

francesas marchaban sin cesar, y sin muertos y heridos, hicieron alto por fin
á tres kilómetros de Reims.
El emperador llegó al campo de bata¬ lla. siguiendo caminos extraviados, y como ni tiempo había tenido para al¬ morzar, mientras pasaba revista á sus soldados iba comiendo un pedazo de pan

Velozmente, la orden fué repetida por los jefes de batallón y de división. Una compañía de granaderos que había allí, el Emperador la colocó por secciones erl los flancos de las dos primeras divisio¬
nes.
—Guías, á vuestro lugar!
Los oficiales volviéronse hacia el Em¬

y bebíase medio vaso de Burdeos que un criado le había presentado. Los sol¬ dados, al ver esto, decíanse: «¡Vaya! pues, tampoco él come cuando quiere, á pesar de que es amo del mundo.» Y aun¬ que hacía tres días que no habían comi¬ do, gritaban todos: ¡Viva el Emperador!
La derecha del enemigo se apoyaba en Verles y la izquierda se extendía has¬ ta perderse de vista. Un silencio impo¬ nente reinó en el campo, en aquel cam¬

perador, y éste gritó con voz rápida: —Fuego por ambas partes! Los jefes de batallón mandaron en¬
tonces:
—Secciones interiores, arma al brazo!
—Secciones exteriores, arma al brazo!
Enmedio del cuadro, herida en la frente, bañado en sangre el rostro, había una mujer que llorando gritaba, para animar á los pobres muchachos:
—Adelante, los dq María Luisa\\... Ade¬

po donde había tantos miles de hombres reunidos. Franceses y rusos mirábanse frente á frente... De pronto una tremen¬ da descarga de metralla, mandada por el Emperador, retumbó en el espacio, y
esto fué la señal de la marcha hacia
adelante. Los soldados avanzaban rien¬
do... Iba á jugarse el todo por el todo, pues la Europa se escapaba ya de las manos de Napoleón.
—Adelante!...

lante. hijos míos!...
Todas esas maniobras se hicieron en¬
medio de una tempestad de fuego, y puestos los soldados de cara á la muerte, dijo todavía el Emperador:
—Por la Francia!... Empiece el fuego!
Los granaderos tiraron. Una descarga rompió las filas de los rusos, que al ga¬ lope avanzaban contra la columna. Pero los muchachos ni siquiera se habían
movido. Casi todos ellos eran de los que

Batieron carga los tambores. Un cla¬ mor inmenso llenaba el espacio, yenmedio de las descargas de fusilería, oyó¬
se de vez en cuando la voz de los coro¬

pocos días, antes, habían desfilado por
la calle de Rívoli. enmedio de las deli¬ rantes aclamaciones de la multitud.
—Qué es? Qué sucede!—exclamó aira¬

neles:

do el Emperador.—Tirad, tirad con mil

—Columna con distancia entera; á la diablos!

derecha, en batalla!

Ni uno solo se movió. Los soldados

Otros gritaban bajo el retumbar de
los cañones:
—Fuego de batallón, avanzando Batallones impares. Fuego!
Hubiérase dicho que aquella inmensa
llanura se abría: las bombas tronchaban
los árboles que caían al suelo con los brazos retorcidos. El general Marmont mandaba la carga, y tranquilo enmedio de aquel espantoso tumulto, mandaba á
sus soldados á la muerte, cuando un oficial le gritó, pasando por su lado á todo escape, estas palabras:
—Hacia la derecha... Regimiento de
reclutas... Socorro...
El general se volvió. Envueltos por el humo, empujados por una tempestad de fuego, cuatro ba¬
tallones de «novatos» se movían allá á
lo lejos, retrocediendo al paso, sin lan¬

viejos hicieron una segunda descarga. Entonces, por entre las espesas huma¬
redas que el viento arrastraba, mil ca¬ bezas de heridos se levantaron del suelo, y el regimiento miró al Emperador... y puesto enfrente de esos hombres que,
armados de fusil, no se defendían si¬
quiera. gritó furioso:
—Cobardes, tirad de una vez! Vamos-
á ser -miserablemente arrollados por el enemigo! Tirad!...
Inclinándose sobre la silla, cogió por
el cuello á un soldado:
—Mira ese montón de heridos... Cóma
te llamas!
Y sin aguardar respuesta. Napoleón levantó sobre el soldado el puño cerrado,
cuando una lluvia de metralla caía so¬
bre el regimiento; dos secciones enteras
vinieron al suelo.

zar un grito, sin disparar un sólo tiro... Allá se aparecían, en grupos apretados,
haciendo frente á las balas, mudos, y
brillando ai sol sus bayonetas, como pu¬ ñado de agujas.
—Brutos! gritó Marmont. Iba á partir hacia ellos, cuando vió dislocarse el regimiento y aparecer en¬ medio de él á un hombre pequeño con
tricornio, montado en blanco caballo.
Entonces un grito, grito sublime, llegó
hasta él:
—Viva el Emperador! —Siempre él!... dijo Marmont; este
hombre lo ve todo.
El general no se engañaba. Era el Emperador, que había corrido á conju¬ rar aquel inmenso peligro, y que allí, bajo los hombros de los rusos, aparecía tan tranquilo, y sereno como en sus jar¬
dines de San Cloud.
—Hijos míos, gritó á los muchachos, no tengáis temor ninguno; aquí está vuestro padre, que viene á mandaros en persona!
Se reorganizó el ataque; el Emperador
hizo formar la columna á distancia de

—Fuego!... Fuego!...—gritó el Empe¬
ra dor otra vez.
Nadie se movió tampoco. Pálido, casi loco, bajo la impresión dé un espanto místico, Napoleón repitió su grito de los campos de Jena:
—Soldados! Vencedores del mundo!...-
El regimiento le miró otra vez... Era la mirada del cordero bajo la cuchilla!
del matador.
Tomó el fusil de manos de un soldado,-
y le preguntó:
—Cómo te llamas?
—Leopoldo de Manneville, señor. —Pues bien, tú serás la vergüenza deí regimiento! Apuntó contra un ruso, pero el tirtf no salió, y lanzó el fusil con rabia. —Otro! El tuyo! Un soldado se lo entregó. El Empera¬ dor tomó el arma y la examinó, tirán¬
dola también, furioso.
—Otro!... Otro!...
Todos los soldados le presentaron los suyos, y Napoleón los examinaba ru¬ giendo:

sección, y siempre inmóvil, empezó á dar órdenes, con una mano puesta entre
los botones de la casaca.

—Pero, por qué no están cargados
estos fusiles!...
En este momento, un soldado fué á¡

SOLLER

2

'«aer herido ju ato á las patas de su caba- del clima, y de la época más ó menos llamos ante la parte más difícil del tra¬ olivo (Lecanium olea), el Erestría scíta¬ tiene; pues, si esceptuamos algunas doce¬

■ 41o, y tuvo tiempo de decir aun:

distante del pasto.

bajo que llevamos emprendido, pues la; de la cochinilla roja de la vid (Pulvi- nas de vendedores, eu su mayoría de

—Con mucho gusto tiraría yo; pero El cuadro siguiente es debido á los siempre ha sido más fácil buscar la cau¬ naria vitis), el Celia troglodytes, Encyr- ferretería y quincallería, ninguna otra

no sé...
Otras voces gritaron entonces:
—Durante nueve días no hemos hecho
otra cosa que andar. —Nadie nos ha enseñado nada... Y otros gimieron, con voces lastime¬
ras, voces de heridos: —No sabemos ni defendernos si¬
guiera...

análisis practicados por Haidlen y Purstenberg:

H

í> CO

og

o
rt-
p\_

aq
c t»
t/i

p^ oT

CS3
&•

c?

p O

P e-t*

Ofi ti P' <rD. O

p

3

P P

P*

p- P

CD

os

.

O

p

o

02

■V?

p

.

<p

Ifi

sa de la enfermedad que hallarla un re¬
medio.
Hasta aquí hemos llegado con paso firme porque en el trabajo entomológico podrán existir divergencias de clasifica¬ ción, pero en el resto, que constituye una labor de pura observación, las líneas generales son las mismas y los detalles tienden á completarse, sumándose y

tus smederi, E. duplicatus, Coccophagus scutellaris, Leucopis annulites, etc. La hembra de estos parásitos pone los hue¬ vos sobre su víctima y de ellos salen
las larvas que ocasionan la muerte de la cochinilla.
Con lo dicho se comprende la impor¬ tancia de este medio de lucha, así como
la economía y facilidad de su empleo,

mercancía es lo que se expone á la venta en tales días. La función religio¬ sa que, á las nueve y media celebró
a Iglesia fué solemne, cantándose á to¬ da orquesta la misa de Eslava y predi¬
cando en el Ofertorio en vez del canóni¬
go don Mateo Rotger según estaba anun¬ ciado, el jóven y estudioso Rvdo. vicario

—No sabemos ni tan sólo cargar nues¬ tros fusiles...
Entonces, bajo la impresión de tan .grande horror, el rostro de Napoleón se transformó, sus ojos parecieron morir, y en medio del horroroso ronquido de la metralla, allí se quedó, solo'en medio de aquel campo de la muerte, solo con¬ tra los rusos; y allí inmóvil, como un fantasma, permaneció hasta el fin.
Afortunadamente, para salvar á los María Luisa, el general Marmont acu¬ ció al galope con sus veteranos, como
un torrente de corazas. Entonces se rea¬
nimó el emperador, pareció que desper¬ taba, ordenó otra vez la carga, arrolló á los rusos, tomó sus puestos avanzados y poco después entraba en Vesles. Por la moche, al desfilar los ánimas del regi¬
miento de reclutas, de los cuales más de
trescientos habían quedado en el campo de batalla, respiró el emperador satisfe■cho, llamó á treinta de aquellos heróicos muchachos y por su propia mano pren¬ dió en su pecho una cruz.
Jorge d’ Esparbés
Sección Científica
La leche es un líquido segregado por las gláadulas mamarias de las hembras fie los mamíferos, constituyendo el •alimento de los animales jóvenes. La 'leche de la madre es el primer ali¬ mento por excelencia para el nuevo ser ;y que está más en armonía con la delicadeza de los órganos del recien na‘xido, y el más propio para favorecerla ^evacuación del raeconio, siempre que no ■sufra alguna de las alteraciones que
iremos señalando. ‘Es también el alimento más natural y
•más sencillo del hombre, quien, después
de tomar la de la madre, en su infancia,
pone luego á contribución la de todos

o

oo

&

«? © en ©

K-4 45.

„g=

o

© CO

fó

4Ó

o

Cn © © o» cn en

w

>—4

M

o

00

g

o

-I © 4^. © 45. ce

W

ó

05 4* K> có

4

>

o

© © M © «O O

Gü

o

00

o

©

o 00 45.

CU

O £5
OS Sí 03

o

© ce > * © 4Ó cñ

o

© O' O* © © ©

W-
en

S c»

H

)—1

t-H &=>

o

00

O

O

o

O' © Ot © zn 45.

„cr>

OQcS

\_

©

o ►0- Cn CO © ©

o

© 00 «O OI O' ©

r—1

o

©

©

o ©©

4

1—1

c=>

©

05 00 ©

ob J—4

e=>

©

oo 4- oo

to ce

©

oo

O

© © 00 o

1

©

©

có ►u CO H-* Ó)

£=:

o

O' © cn © © ©

►—»

O

©

©

© © to

►—4

>—4

4^ 45-

'-r=>
CD

O

ce ►fc- cn ÍO -Jf ob

©

o o © •O' en ©

Por dicho cuadro se vé que la leche de la mujer se parece mucho á la de la vaca, y así se explica la sustitución fácil de una á otra para el alimento de los niños; su sabor es más dulce y general¬ mente algo más seroso.
La leche de vaca es tal vez la más cono¬

cida; no debe ser ni demasiado clara ni demasiado espesa; comparado con la leche de los solípedos, es mucho más rica en materias caseosas y butirosas.
La de cabra es la más nutritiva: tiene

un olor especial que se parece mucho al olor de la traspiración de la cabra, es
menos fuerte en las cabras blancas y en
las que no tienen cuernos y particular¬ mente en las que se crían con mucha limpieza, cuando están en celo es cuan¬ do tiene más olor; es más viscosa que la de la vaca y contiene más caseina.
La leche de oveja contiene más crema que la de la vaca y la cabra; pero la manteca que suministra en mayor abun¬
dancia. no tiene mucha consistencia, es
más blanda y más aceitosa. La de burra tiene una gran analogía
con la de la mujer, la misma fluidez co¬ lor y sabor: contiene más azúcar de le¬ che que todas lasque hemos examinado, pero alguna vez menos crema y poca
materia caseosa. Si hemos señalado la

dando por resultado el total conocimien¬ to del individuo que se trataba de estu¬ diar, tanto en su parte anatómica, en
las diferentes transformaciones que su¬
fre, como en su ciclo biológico. Más ya no es tan expedito el camino
cuando á la parte verdaderamente prác¬ tica se llega, cuando conocida la causa buscamos su remedio, punto final al que incesantemente se dirigen los deseos del agricultor. Aquí aparecen las dudas, los
tratamientos son tantos como los auto¬
res, las experiencias en que se apoyan concluyentes y, sin embargo, nuevas fórmulas aparecen todos los años como prueba de que no nos hallamos en pre¬
sencia del verdadero remedio. Ante este
estado de cosas es difícil poder sustentar un criterio fijo, y sólo la autoridad de ciertos experimentadores nos podrá per¬ mitir que nos inclinemos hacia determi¬
nadas fórmulas de tratamiento.
En la lucha contra los insectos hay que contar con la resistencia de la plan¬ ta, los enemigos naturales, los acci¬ dentes meteorológicos y la acción del
hombre.
Pasaremos ligeramente revista á estos
factores.
La resistencia de la planta es una de las condiciones menos estudiadas y tal vez la más interesante de todas lasque
hemos enumerado. Todos los autores la
toman en cuenta, concediéndole más ó
menos importancia. Algunos, como nues¬ tro Azcárate, basan todo el sistema de lucha en el debido espaciamiento de las plantas, en las buenas prácticas cultu¬ rales. en todo aquello que pueda vigori¬ zarlas, dándoles medios naturales de de¬
fensa. Otros recurren á fortalecer la
planta mediante abundantes aplicacio¬ nes de principios fertilizantes, llegando á asegurar que unos dan muy buenos resultados, mientras otros favorecen el desarrollo de los parásitos. Sin negar
nosotros la buena influencia de los tra¬
bajos culturales como medio de vigori¬

una vez se hubieran obtenido como la
economía y facilidad de su empleo, una
vez se hubieran obtenido las sencillas
reglas indispensables para la multipli¬
cación de los insectos en el medio arti¬
ficial que la experiencia diera por más
conveniente.
Indicado lo mucho que se puede espe¬
rar del estudio de la resistencia natural
déla planta y délos enemigos de los parásitos, vamos á ver los medios mejo¬ res que actualmente ha ideado el hom¬
bre para defenderse de las cochinillas. Desde luego una poda enérgica se im¬
pone en todos aquellos árboles en los que la invasión de cochinillas es muy intensa. Los más insignificantes restos de esta operación deben ser inmediata¬ mente sacados del campo y quemados cuidadosamente, sin. que por pretexto alguno se permita amontonar la leña resultante, con objeto de aprovecharla luego para combustible.
Mas como fácilmente se comprende, esto no constituye por sí solo un reme¬ dio. sino que más bieu tiende á facilitar la acción posterior de otros tratamien¬ tos. En este sentido, pues, la poda enér¬ gica debe hacerse en la mayoría de los casos, pero siempre que no implique negligencia en la posterior aplicación
de los insecticidas.
¿Cuáles han de ser éstos?
Berlese recomienda el uso de solucio¬
nes de rubina del 1 al 2 por 100, mas el que no tenga medios para procurarse este insecticida, puede sustituirlo por el alquitrán, que se emulsiona fácilmente en el agua alcalinizada, y esta emulsión al 1 ó 2 por 100 le dará parecidos resul¬
tados.
E. López Guardiola.
Crónica Local

de esta parroquia don José Pastor. EL sermón pronunciado, lleno de unción evangélica y reflejo exactísimo de cuanto
acaeció en la memorable fecha de 1.561
gustó mucho al selecto auditorio que lle¬ naba por completo las anchurosas naves del templo.
Terminado el oficio mayor y refresca celebrado en las Casas Consistoriales, el señor Rector D. Sebastián Maimó y el Alcalde D. Juan Canals, con una Comi¬ sión del Ayuntamiento pasaron á visitar, en su propio alojamiento que lo tenia en la antigua y solariega casa de Balitx, al
señor Gobernador militar de la Isla el
Excmo. señor don Eugenio Torreblanca y Diez, que se encontraba en ésta desde
la tarde anterior.
A las tres y media se celebró en la
Plaza de Toros la corrida de novillos y
tan luego como don Juan Canals, Al¬ calde, que presidía la función, apareció en el palco, se hizo el despejo y apareció a cuadrilla á cuyo frente se hallaban as tres matadoras señoritas Lolita Prats, Manolita Gonzalvo y Fernandita Do¬ mingo las que hicieron cuanto estuvo de su parte para acabar pronto con el be¬ cerro y al fin lo consiguieron, con no poca guapeza y maestría la Manolita. Los novillos, que eran de la ganadería
de Son San Martí resultaron bastante
aceptables, sobresaliendo el segundo, que
hubiera sido un verdadero toro. La en¬
trada un lleno completo. A las seis salió la procesión que reco¬
rrió las calles de costumbre y en la que
se veían las Videntes dones de Can Ta-
mañy, representadas por Magdalena Estades y Castañer y María Riutort y Oliver, el Capitán Angeláis y el Sargento Soler representados por Juan Canals y Marqués y Jaime Bauzá y Llull, los jurados y una numerosa escolta de pa¬

los animales que ha sabido domesticar, composición de esta última, es por em¬ zar la planta y ayudarla en la lucha

Eu el programa de los festejos que yeses con las antiguas zamarras y cal¬

especialmente la de la vaca y de la cabra. plearse bastante en la especie humana. contra el parásito, creemos que en su este pueblo celebra en honor de Nuestra zones anchos. También asistió el Ayun¬

Con la leche es con lo que se fabrica

Alteración de la leche

resistencia natural tenemos medios sufi¬ Señora de la Victoria, publicado dias tamiento con el Sr. Alcalde á la cabeza

la manteca y el queso, productos muy importantes de la agricultura. Supónese que con 10 kilos de forraje produce la vaca 10 litros de leche; mientras que el buey con el mismo alimento solo pro¬ duce un kilogramo de carne.

Abandonada á si mismo, la leche, se
separa poco á poco, primero en dos y luego en tres partes, cuando bajo la in¬ fluencia de la formación de un poco de ácido láctico producido á espensas de la

cientes para combatir las diversas enfer¬ medades que padecen los vegetales. Ejemplo de esto tenemos en la resis¬ tencia de ciertas variedades de patatas al Phdtophora infestans, y de algunas variedades de la vid al mildiu.black-rot,

hace en nuestro semanario, y que con muy buen acuerdo se envió á todos los pueblos de la isla, no aparecen números nuevos que den sesgo distinto á la fiesta,
pero tampoco falta el más antiguo é im¬

y un cierto número de concejales, cerran¬ do la marcha un piquete de la guardia civil y la banda de música que dirige don Pablo Canals. A las nueve se repitió la función de la noche anterior, siendo em¬

Propiedades generales de la leche
La leche es un líquido opaco, blanco, de sabor dulce, algo mantecoso al tacto y exalando un olor suave especial varia¬ ble según la especie de que procede; á medida que se enfría va perdiendo su olor y sabor.
Es un líquido emulsivo compuesto de una disolusión mucilaginosa, de mate¬ rias azoadas (caseína y albúmina) de ma¬ teria azucarada (lactina ó azúcar de le¬ che), de diversas sales solubles ó insolu¬ bles. Esta disolución tiene en suspensión una materia grasa, que constituye la crema ó la manteca, presentando al mi¬ croscopio en ciertos experimentos, pe¬

lactina, la caseína se ha coagulado; una de estas partes, la superior es blanca, opaca, blanda, mantecosa, de ud sabor agradable, formada por mucha materia butírica, y una mujr pequeña cantidad de caseína y de suero; esta es la crema. La segunda, más blanca que la primera y como ella opaca, insípida, sin viscosi¬ dad, es la caseina ó queso blanco, la ter¬ cera, completamente líquida, amarilloverdosa, trasparente, de sabor algo áci¬ do, enrojeciendo ligeramente la tintura de tornasol, es el suero, vulgo iSerigot, que está compuesto de agua, de una pe¬ queña cantidad de materia albuminosa, lactina, un poco de acide láctico y casi
todas las sales solubles de la leche.

oidium. etc., y si de la* enfermedades criptogámicas pasamos á los insectos,
veremos en la resistencia de la vid ame¬
ricana á la filoxera un argumento más en favor de la idea que llevamos apun¬ tada. Poco ó nada hay hecho en este sentido, pero no dudamos que este ca¬ mino es el que se ha de seguir para lo¬ grar un medio de lucha seguro eu la mayoría de los casos.
Los enemigos naturales de los insec¬ tos constituyen un poderoso auxiliar del hombre. En efecto, á ellos se deben
esas alternativas en el aumento y des¬ censo de ciertas plagas, pues cuando el agricultor no se preocupa de ellas y deja

portante y en una palabra, el que mejor espresa y con mayor claridad expone la verdadera nota típica del modo de ser y pensar de nuestra pasada generación. Desde principios de semana puede decir¬ se que ya empezó nuestro pueblo á pre¬ pararse para la fiesta; los hombres ade¬ lantando sus quehaceres y la mujer hacendosa, ocupándose eu la limpieza y blanqueo de la casa desde los sótanos hasta los porches. La Comisión de los festejos de nuestro Ayuntamiento, de la que formaban parte los señores D. Ra¬ món Coll, D. Juan Deyá y D. Damián Riutort, adornó la plaza y calles adya¬

pero mucho mayor el número de los dis¬ paros de fuegos artificiales y mucho ma¬ yor la concurrencia. Entre las muchas personas de importancia que hemos visto pasear por estas calles recordamos, entre otras, á las familias de Villalonga, los exdiputados provinciales Sres. Marqués y Aguiló, de Casasnovas, del general de artillería señor Bermasar, de Aguirre, del Dr. Alvarez, Rover, Cetre, Pepe Ho¬ yo y Barnils.
Limes dia 13. Los números que seña¬
laba el programa para este dia, fiesta
llamada del jiro, consistieron én carreras
de cintas en bicicleta, misa de campaña

queños glóbulos aislados y esféricos, perfectamente homogéneos, trasparen¬ tes, brillantes y de contornos muy mar
cados.
La leche es algo alcalina, ó más bien neutra, cuando está fresca; pero se pone ácida en muy poco tiempo, al contacto
del aire ó á causa de la formación del
ácido láctico y tanto más pronto cuanto más elevada sea la temperatura; la ma¬
teria caseosa en solución en la leche or¬
dinaria se separa entonces, arrastrando consigo glóbulos grasosos.
La adición de algunas gotas de un ácido cualquiera basta para producir este efecto y coagular una cantidad con¬
siderable de leche.
El alcohol, el tanino. y un gran nú¬ mero de sales, coagulan también la

En invierno la leche suele permanecer
líquida, aumentándose la crema durante 36 ó 48 hora?, y á veces más, mientras que en verano á las 20 ó 30 horas, ordi¬
nariamente, la leche se modifica.
Pero además de estas modificaciones
naturales, la leche es susceptible de ex¬ perimentar alteraciones bajo la influen¬
cia de enfermedades. otras alteraciones
sufre la leche que sin estar enfermo el animal deque procede constituyen los vicios de la leche, y son: la coagulación fácil de la leche, la leche acuosa, la vis¬ cosa, azulada, amarilla y roja, amarga, fétida, sanguinolenta, purulenta, urinosa, biliosa, y por último, la leche puede contener expontáneamente sustancias
estrañas. También se la modifica por
espíritu de especulación, estas últimas

pacientemente obrar á la naturaleza, siempre hay un insecto ó una criptógaina que por él vela. Este parasitismo de los parásitos ha sido mejor estudiado por los americanos que por los europeos; salvo la aplicación de los portugueses, importada de América, al destruir las Icervas por medio de las Ve dalias, no conocemos otro ejemplo entre nosotros
de destruccción de insectos por sus ene¬
migos naturales. Afortunadamente se encuentra este punto mejor estudiado que el de la resistencia natural de las plantas, pero todavía queda mucho por hacer, porque si bien se conocen muchos de los enemigos de los insectos, hasta
ahora este conocimiento se ha limitado
más bien á impedir la destrucción de los útiles que á procurar artificialmente
su desarrollo.

centes con arcos de triunfo en que se
destacaban los escudos del pueblo, amén de infinidad de flámulas y gallardetes que presentaban, en conjunto, un aspecto bastante delicioso y aceptable.
El sábado, á eso de la una de la tarde puede decirse, que ya empezó la fiesta, con la venida de las Señoritas Toreras á
las que precedía una banda de música desde la entrada del pueblo hasta que¬
darse instaladas en la fonda. Al oscure¬
cer y cou acompañamiento de otra músi¬ ca, fue llevada procesionalmente la irnágen de Nuestra Señora de la Victoria desde el Hospital hasta la Parroquia, empezando acto seguido solemnes com¬ pletas, en preparación á la fiesta religio¬
sa dedicada á la Reina de las Victorias.

y simulacro en el Puerto. Las carreras tuvieron lugar en la plaza pública y por el gran número de corredores que toma¬ ron parte fueron bastante lucidas y en¬
tretuvieron admirablemente á la concu¬
rrencia. La banda de música del señor
Galmés amenizó el acto tocando escogi¬ das piezas. A las 12 en punto salió de la Iglesia parroquial, bajo palio, la Sagra¬ da Hostia para el santo sacrificio de la misa que se celebró, sobre una platafor¬
ma levantada de antemano en uno délos
ángulos de la Plaza, por el Pbro. D. An¬ tonio A lcover, con un silencio y una reli¬ giosidad nunca desmentida. La misma
banda de música tocó durante la celebra¬
ción vacias piezas adecuadas ai acto.
Desde la una, hasta las tres de la tarde,

-leche.

las estudiaremos como falsificación.

Una obra en la que se estudien y A las nueve de la noche, dos bandas de la carretera del puerto parecía una ro¬

Los álcalis no la coagulan; al contra¬

Juan Olí ver,

describan detalladamente los insectos música, situadas en la Plaza de la Cons¬ mería tantas fueron las personas á pié,

rio, devuelven á la leche coagulada sus
.propiedades primitivas. La leche fresca no se coagula por la ebullición á menos que contenga un exceso de ácido como
veremos más adelante.
Composición
La composición de la leche no solo varia según la especie de que procede, sino también según la edad, la raza, el

Veterinario.
Agricultura
SOBftE ALGUNAS COCHINILLAS DE US PLANTAS
QUE DAN ORIGEN A LA NEGRILLA IV

destructores de parásitos está por publi¬
carse en castellano, y es seguro que
alcanzaría un gran éxito entre los agri¬ cultores si acertaba á dar reglas que per¬
mitieran obtener buen número de los
insectos útiles.
Entre los enemigos de la cochinilla roja del naranjo (Lecanium hesperidum), se encuentran: el Leucopisannulites, Ce¬

titución una, y en el pasao del Príncipe la otra, amenizaron la función que con¬ sistió en el disparo de preciosos fuegos artificiales, preparados por el inteligente pirotécnico de Reus, Espinos é hijo.
El domingo día 12, buen número de carruajes atestados de viajeros, y algún que otro ciclista, con su habitual calza

en bicicleta y en carruaje que pasaron allí para presenciar de cerca el espectᬠculo que, es sin disputa alguna, el que da mayor realce á nuestra clásica fiesta. A las tres en punto y previa la arenga de rúbrica que dirige á sus huestes el valiente Capitán Angeláis se encaminó
la comitiva hacia la bahía del Puerto

individuo; depende del régimen seguido

Tratamientos

lia trcglodytes, Coccophagus lecaní, et¬ corta, iban afluyendo á la féria, que dicho precedida de dos músicas la del señor

con loa animales, de la estación del año, Al llegar al presente capítulo nos ha¬ cétera; de la cochinilla hemisférica del sea de paso, sólo el nombre es lo que , Canals y la del señor Galmés. El número

SOL LE R

de carruajes que atestados de pasajeros trozó parte de una puerta y del dintel Real decreto, una vez formalizados los en segunda convocatoria los concejales Con arreglo á lo informado por la Co

pasaron al puerto es bastante difícil de saber, pero podemos asegurar que no ba¬

de la misma.
Además con la detonación se rompie¬
ron infinidad de cristales.

Registros, se considerará como abusivo
todo aprovechamiento que no se halle
inscrito.

Sres. Santandreu, Canals (D.) y Coll.
Se dió lectura al acta de la anterior y
fué aprobada.

misión de Obras se concedió permiso á D. Lorenzo Roses Borrás para prolongar la acequia de riego que existe en el ca¬

jarían de 300.
Con la procesión de la tarde trasla¬ dando la efigie de Nuesta Señora de la Victoria desde la Iglesia al Santo Hos¬

No ha ocurrido ninguna desgracia personal.
El hecho ha sido puesto en conoci¬ miento del Juzgado, habiéndose además

Los alcaldes de todos los términos
municipales darán la mayor publicidad posible á este anuncio por los medios
usados en la localidad, y necesariamen¬

En este estado entraron en el consis¬
torio los concejales señores Estades, Deyá y Riutort.
Se acordó pasara á informe de la Co¬
misión de Obras una instancia suscrita

mino que conduce á «Son Pusa» hácia
la finca de este mismo nombre, autori¬
zándole para pasarla por debajo del cau¬
ce del torrente denominado de «Son An¬
geláis».

pital, del regreso de las fuerzas vencedo¬ ras al mando del Capitán Angeláis y re¬

adoptado las medidas oportunas para el
descubrimiento de tan criminal atentado.
La indignación que ha producido la

te, exponiéndolo al público en los sitios de costumbre durante todo el plazo de
tres meses que se ha fijado antes, y re¬

por D. Damián Bauzá Enseñat en la cual solicita permiso en nombre de don Jaime Pizá Jtíayol para revocar la facha¬

Por último acordóse verificar varios
pagos. Y se levantó la sesión.

petición de vistosos fuegos artificiales y noticia pueden presumirla los lectores. mitiendo á este Gobierno civil, una vez da de la casa n.° 31 de la Plaza de la

-música, ha finalizado, sin el menor con¬
tratiempo, el programa de los festejos
del corriente año. Varias han sido las
reuniones particulares que durante estas veladas se han celebrado, para festejar
á los forasteros que han sido nuestros

Por nuestra parte protestamos contra tan bárbaros atentados, propios única¬ mente, de personas que no están en su sano juicio.
Desde el mes de Abril de 1898 viene
publicándose en Palma nuestro colega

terminado el plazo, certificación de ha¬ berse cumplido este requisito.
Palma 11 Mayo de 1901.—El Gober¬ nador, Salvador Naranjo Gómez».
Con el fin de practicar la visita regla¬ mentaria á las escuelas públicas y pri¬

Constitución y verificar varias aberturas
de la misma.
Se aprobó el extracto de los acuerdos tomados por el Ayuntamiento durante el mes de Abril último y se acordó su
remisión al Sr. Gobernador Civil de la
provincia para su inserción en el «Boietín Oficial».

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia parroquial.—Mañana, do¬ mingo, dia 19, á las siete, al tiempo de una misa, se continuará la novena con¬ sagrada al Espíritu Santo. A las nueve

huéspedes; entre las más notables pode¬ Palma Ciclista, semanario que ha lucha¬ vadas de esta localidad y las del vecino Se procedió á designar los locales en y inedia, expuesto el Santísimo'Sacra¬

456.° RegistroCivil moscitarlaquetuvolugarencasade
D. Antonio Enseñat Caparó, y en la mo¬ rada de D. Juan Albertí Pbro., en donde

do y lucha para el enaltecimiento del sport velocipédico, en primer término, y después para todos los deportes en ge¬
neral.

pueblo de Fornaluig, se halla entre no¬ sotros, desde hace algunos dias, el digno Inspector de primera enseñanza de la
Provincia, D. Andrés Morey y A men¬

donde han de constituirse las mesas
electorales de las seis secciones en que
se halla dividido este término municipal para las próximas elecciones de Diputa¬

mento, se cantarán horas y después la misa mayor, en la que predicará el Re¬ verendo Sr. Cura Arcipreste. Por la tar¬
de, después de vísperas y completas, se

se hizo buena música, como clasicamen¬
te, creemos se dice en el caló musical. En ambas se pasaron ratos deliciosos y en esta última podemos afirmar que las horas nos parecieron minutos oyendo pulsar las teclas del piano por, manos tan expertas, como las de la Srta. Luisa García Moreno, á la que acompañaba con el violin su simpática hermana Mer¬

Su historia es brillante, pues en sus columnas se catalogan cuantos sucesos ocurren no solo en Baleares, sino en todo
España y en el Extranjero, merced al crecido número de corresponsales que le
informan.
Gracias á un servicio especial que
tiene, publica en su número del jueves, los sucesos que han tenido lugar el do¬ mingo en París, centro del ciclismo mundal, y en las demás poblaciones europeas.

gua 1,
Varios socios del «Círculo Sollerense»
pertenecientes á la Sección Alpina, entre os que podemos contar á los señores Alón, Planells, Castañer, Sampol, Mayol y Pizá, guiados por el activo Ayu¬ dante de la sección D. Miguel Coll em¬ prendieron una excursión, en las prime¬ ras horas de la madrugada del jueves, llegando á las cuatro á la cúspide del

dos á Cortes; habiéndose acordado fue¬ ran los siguientes:
1.a Sección: Casa Consistorial. En el
edificio del mismo nombre.—2.a Sección:
Casa Hospicio. En el edificio del mismo
nombre.—3.a Sección: Convento. En la
casa n.° 5 de la calle del Obispo.—Cuar¬
ta Sección: Huerta. En la casa n.° 3 de
la manzana 47.—5.a Sección: Alquería
del Conde.En la casa n.0i 19 de la calle
de la Alquería del Conde.—6.a Sección:
Rectoría. En la casa n.° 5 de la calle del

celebrará el ejercicio mensual en honor del Patriarca San José; y al anochecer, tendrá lugar el ejercicio del mes do Ala¬
ría.
Viernes, dia 24, á las seis y media, durante la celebración de una misa, se
verificará el ejercicio mensual en honra de San Bartolomé, y acto seguido se con¬ tinuará la novena del Espíritu Santo.
Sábado, dia 25, á las nueve de la ma¬ ñana, se celebrará la solemne función

cedes, discípula predilecta del profesor Este servicio ha dado el resultado de Puig Mayor, en donde pudieron admirar Mar.

propia de la Vigilia de Pentecostés; y

Sr. Perelló, para quien la edad no ha he¬ publicar las reseñas de la carrera de seis uno de ios más bellos panoramas de la Puestos de manifiesto los antecedentes después de la bendición del agua de la

cho mella, todavía, en el difícil arte que hizo célebres á Sarasate, Rubinstein y
otros.
Finalmente y á ruegos del Dr. Alvarez se improvisó con muy pocas voces, por lo intempestivo de la hora, el canto del Himne sollerich que fué estrenado en la función del segundo aniversario del
«Círculo Soliéronse». No terminaremos
esta reseña sin hacer antes especial men¬ ción del buen comportamiento de la Be¬ nemérita por lo servicial y atenta que, -cual siempre, se ha portado en estas pa¬
sadas fiestas.
Debido seguramente á los muchos apre¬

dias en Bostón, de la carrera París-Boubaix, y de la carrera Bordeaux-París, antes que cualquier publicación española.
Palma Ciclista, además ha dedicado preferente atención al ciclismo soliéron¬ se. y prueba de ello son los grabados é instantáneas que ha publicado de las ca¬ rreras organizadas por el «Círculo So-
llerense».
Todo esto hace que nuestro colega palmesano sea muy leido. Por nuestra parte recomendamos á nuestros lectores
tan interesante semanario.
Por considerarlo de interés para todos los que en estas islas aprovechan aguas públicas, insertamos á continuación el anuncio que, referente á dichos aprove¬ chamientos, ha publicado el Gobierno de

Naturaleza, con la salida del sol, A las 10 estuvieron de regreso á la población sin el menor contratiempo.
Hemos recibido de D. Nicolás Forte-
za, miembro de la Empresa del Velódro¬ mo Manacorense, una atenta carta en la que se nos invita, á todos I03 ciclistas del pueblo, á concurrir á las carreras que deben celebrarse en aquella pobla¬ ción, el domingo próximo, 26 del actual. Agradecemos la defereicia que con no¬ sotros ha tenido el buen amigo.
A las seis de esta mañana ha fondeado
en nuestro puerto procedente de los de Cette y Barcelona, el vapor de esta ma¬ trícula, «León de Oro» siendo portador de algunos pasajeros y carga general.

que obran en este archivo municipal, referentes á la creación de la segunda
escuela de niños de esta localidad se>
acordó remitir al Rectorado de instruc¬
ción pública de Barcelona el informe
siguiente:
Iltrno. Sor.—Habiendo fallecido D. José Miró
Pastor que regentaba la escuela 2.a de niños de esta localidad y resultando que dicho maestro obtúvola escuela por cirounstancias especiales, este Ayunta¬
miento ha considerado conveniente informar á Y. S.
sobre la manera en que se creó dicha escuela. Según consta en el libro de actas de sesiones cele¬
bradas por este Ayuntamiento, en la de 30 Abril del año 1843 hay un acuerdo que dice así:—Se presentó D. Francisco Puig vocal de la Comisión local de instrucción primaria y previo permiso del Sr. Pre¬ sidente expuso eu nombre de la Comisión nombrada por el Ayuntamiento en la sesión extraordinaria del día 19 que antecede: que había visto al maestro de instrucción primaria D. José Miró alumno que fué de la escuela normal de este pueblo, quién deseoso de manifestar su gratitud por la elección y sacrifi¬ cios que entonces prestara en su favor se comprome¬ tía encargarse de la nueva escuela de niños de cuyo,

Pila bautismal, se cantará la misa mayor, En la iglesia de San Francisco.—Ma¬
ñana, domingo, por la tarde, se continua¬ rá el ejercicio del mes de María con mú¬ sica y sermón por el Dr. D. José Pastor,
Vicario.
Nacimientos. Varones 0.—Hembras 2.—Total 2
Matrimonios
Dia 18, D. Onofre García, soltero, con D.a Angeles M.a Frantera Bernat, sol¬ tera.—Dia 18, D. Juan Oliver Sampofi soltero, con D.a Paula Mayol Oliver, sol¬
tera.
Defunciones

tones que sufrían, cuantos paseaban por la plaza en las pasadas noches de féria, perdió un caballero el reloj que llevaba en el bolsillo del chaleco y cuando se lamentaba de la pérdida ó sustracción, que así se lo figuraba, se presentó un jo¬ ven entregando al Sargento de la Guar¬ dia Civil, D. Ramón Lizana, la prenda que dijo había encontrado por los suelos en aquellos instante». Sentimos no recor¬ dar el nombre del generoso jóven, pues sólo plácemes merece su conducta noble y desinteresada.
Serían poco más ó menos las dos de la madrugada del martes 14 del actual
cuando una fuerte detonación puso en alarma al vecindario de Palma.
Inmediatamente los jefes de la guar¬ dia municipal nocturna y de la policía, empezaron las averiguaciones oportunas
las cuales se encaminaron ante todo á
descubrir el punto donde había ocurrido la detonación, pues incluso el vigilante y sereno del barrio de Palacio y los mis¬
mos vecinos de las calles de San Ber¬
nardo y Palau, ignoraban el peligro que
habían corrido.
Creyendo que se trataba de la explo¬ sión de algún polvorín, se pidieron noti¬
cias á los distintos fortines que rodean
la bahía.

Provincia:
«En cumplimiento de lo dispuesto en el Real decreto de 12 del corriente, pu¬
blicado en la «Gaceta de Madrid» del
13, se fija el plazo de tres meses, que terminará el 11 de Agosto próximo, du¬
rante los cuales los usuarios de toda cla¬
se de aprovechamientos especiales de aguas públicas, de que trata el capítulo 11 de la ley de aguas de 13 de Junio de 1879, deberán presentar en este Gobier¬ no de provincia instancia en papel tim¬
brado de la clase 11.a solicitando la ins¬
cripción de su aprovechamiento en los Registros correspondientes, y haciendo
constar necesariamente en la misma ins¬
tancia los siguientes datos:
l.o Nombre de la corriente de donde
se deriva el agua ó se realiza el aprove¬
chamiento.
2.° Término municipal donde radica
la toma ó donde está establecida una
barca, un puente ó un vivero ó criadero
de peces.
3.o Volúmen de agua que se utiliza en litros por segundo.
Altura del salto utilizado cuando
exista, medida entre la toma y el desa¬ güe en la corriente, y espresada en me¬
tros.
Objeto del aprovechamiento.
Fecha de la concesión ó del títu¬

Mañana, domingo, en el teatro de la «Defensora Sollerense» habrá, según noticia», un lleno completo. La «Sección
Dramática» del «Círculo» dará la segun¬
da función de abono poniendo en escena la preciosa comedia titulada Lo positivo y el juguete en un acto Tal y vá que no s’ ho creu. Se nos ruega hagamos público que, ante la imposibilidad de hallar las da¬ mas necesarias y decoraciones adecuadas á la obra, ha tenido que desistirse de po¬ ner en escena el drama Amor salvaje.
Noticios* el Comandante de la Guar¬
dia civil de este puesto de que un jóven, menor de edad, forastero, vendía dentro y fuera de la población pañuelos á bajo precio, pudo convencerse de que su pro¬ cedencia no era legítima, por lo que fué puesto á disposición del Sr. Juez Muni¬ cipal.
Mañana deben celebrarse en este pue¬
blo, al igual que en todos los demás de España las elecciones para Diputados á Cortes, y por lo visto son cinco monár¬ quicos y un republicano los candidatos que en Mallorca aspiran á la elección. El resultado lo daremos en el número pró¬
ximo.

establecimiento se trata, por la dotación anual de dos mil reales vellón, sin que tenga el Ayuntamien¬ to obligación de hacer otro gasto para sostenerla más que el necesario de menage y enseres, y bajo este sentido el dictamen de la Comisión se reducía á
aceptar la propuesta del referido maestro D. José Miró. Y el Ayuntamiento así lo acordó por unani¬ midad y que con exposición délos motivos se eleva¬ ra todo al superior conocimiento de la Comisión provincial para su aprobación.
Posteriormente se dictaron por el Ministerio de Fomento disposiciones encaminadas á reglamentar la carrera de un Magisterio público como también la ley del año 1857; mas el señor Miró seguramente
por condescendencia, continuó como antes y en 30 de Septiembre del año 1859 por gracia especial don José Miró obtuvo la siguiente Real Orden. — Al Rector de la Universidad de Barcelona digo con es¬ ta fecha lo que sigue:—Iltmo. Sor.=Teniendo en cuenta los muchos y buenos servicios prestados por D. José Miró y Pastor como maestro interino de la escuela pública de Sóller, en las Islas Baleares, v
que obtuvo esta en época en que no se exigía la opo¬ sición, la Reina (q. D. g.) se ha servido conferirle la propiedad de la citada escuela con el sueldo que con arrego á la ley le corresponde.—De Real Orden lo traslado á Yd. á los efectos oportunos. Dios guar¬ de á V. muchos años. Madrid 30 de Septiembre de
1859.—Cervera.—Sor. D. José Miró.
Desde esta transcrita Real Orden y durante el intérvalo de algunos años también se publicaron dife¬ rentes Reales decretos, disponiendo que los que te¬ nían escuela en condiciones parecidas á las del se¬ ñor Miró se presentaran á oposiciones ó de lo con¬ trario serían declarados como interinos, y el señor
Miró haciendo uso de su nombramiento continuó
sin ser molestado.
Resultando que el señor Miró en estos últimos años intentó solicitar el ingreso en el escalafón para jubilaciones y como no pudo acreditar que su ingre¬ so en el Magisterio público hubiera sido según pres¬ cribe la legislación vigente, le fué denegada su pe¬ tición por cuanto no se le consideró más que con el
carácter de interino.
Considerando este Ayuntamiento que desde la creación de la mentada escuela no se han seguido

Dia 15, D. José Coll Coll, de 80 años, viudo, calle del Capitán Angeláis.—Dia 15, D.a Juana M.a Rufián Crespí, de 96 años, viuda, calle del Hospicio.—Dia 16, Miguel Miquel Martí, de 9 dias, calle del Mar.—Dia 16, Gabriel Miquel Martí, cié 9 años, calle del Mar.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
15 M B AIIC A C ION ES PONO B ADA S
Dia 15, de Palma, en 1 dia, laúd In¬ ternacional, de 19 ton., pat. D. E. Pujol, con 6 mar. y piedra.
E M B ARO ACION ES D ESP AC HADAS
Dia 16, para Palma, laúd Internacio¬ nal, de 19 ton., pat. D. E. Pujol, con 6 mar. y lastre.
¥MfA
Se saca á pública subasta, por los se¬
ñores Administradores testamentarios de
la herencia de D.a María Margarita Ripoll y Bisquerra, el predio denominado «Balitx d’ A valí» que fué propio de di¬ cha señora, con arreglo al plan de con¬ diciones que obra en poder del Notario de esta villa D. Pedro Alcover y Maspons. El acto tendrá lugar el día ocho de Junio próximo, á las siete y media de la

Nada se pudo saber hasta que por fin lo en que se funde el derecho, pudiendo

EN EL AYUNTAMIENTO

los trámites reglamentarios cuales son de darse por tarde, eu la plaza pública de este pueblo,

á las seis de la mañana se vino en cono¬ acompañar los documentos que se consi¬ cimiento de que la detonación había sido deren oportunos.

Sesión del día 11 de Mayo de 1901

oposición según las diferentes disposiciones que batí
regido y rigen; esta Corporación opina y vería con
gusto que fundado en el regimen legislativo vigente

y lugar de costumbre, y su remate so verificará siempre que la postura acomo¬

producida por un petardo colocado junto al portal del Palacio Episcopal, que des¬

Los interesados deberán teuer presen¬
te que, con arreglo al art. 7.° del citado

Fué presidida por el Sr. Alcalde don Juan Canals y asistieron á ella reunidos

decretara Y. S. la. provisión de la repetida escuela
por turno de oposición, por considerarlo de justicia. —Sóller 11 de Alayo de 1901.

de á los señores vendedores.

(3) FOJLMETÍW
ARIEL A
Empero no debo comenzar por donde es forzoso que termine. No quiero anti¬ cipar los sucesos, que ya tendrás tiempo
de conocerlos. Ahora me determino á ir alzando la
fúnebre losa que cubre el corazón de tu pobre madre. De él irán saliendo, como
funerarias sombras, recuerdos tristes de
un pasado más triste aún; de él brotarán quizás, fantasmas dorados, genios me¬
lancólicos. símbolos de mis delirios, de
mis esperanzas, de mis creencias; ¡ah!
mi mano tiembla como si fuese á desco¬
rrer el velo que cubre los restos de un ser querido; mi alma sufre y gime como sufriría espantada si hoy aparecieran á mis ojos, dejando la soledad de su pan¬ teón, las sombras de mis antepasados.
Los recuerdos son pedazos de nuestro ser; yo nunca he podido desprenderme de ellos por más que algunas veces lo
he intentado seriamente por ver si de
este modo sufría menos. Hoy, por lo tanto, paréceme que una mano impía me oprime el corazón que de nuevo des¬ tila sangre; que aniquilo una por una
todas las fibras de mi alma, pero tú lo

quieres y no sabría negarte nada. Ade¬ más, ¿hay un ser en el mundo que me comprenda mejor y á quien con más tí¬ tulos deba yo una relación exacta de los
tristes acontecimientos de mi vida?
Hay horas en que me agobia de tal manera la tristeza y acude á mi memo¬ ria un tropel de recuerdos tan amargos que desearía no haber nacido ó por lo
menos haber muerto cuando se abrieron
mis ojos á la luz; mas, estas ideas som¬ brías y desgarradoras me parecen una impiedad y entonces busco á Dios, le invoco, le llamo, y la calma, posesio¬ nándose de todo mi ser, me deja refle¬ xionar tranquilamente y me arrepiento de esas locas ideas hijas de mi dolor.
No soy una mujer que haya pretendi¬
do nunca imitar á las famosas heroínas
de que nos habla la historia; pero tam¬ poco soy medrosa: pues bien, me aver¬ güenzo al pensar que por breves días he deseado la muerte para librarme de mis males. ¡Ah! querer dejar .este mundo por no padecer, cuando tanto padeció el amable Jesús, es egoísmo; es unajcobardía. y ambos sentimientos son indignos
del alma cristiana.
A veces, en el desvarío del pesar, me he preguntado: y bien ¿no pasas tú como una ave desconocida que surca el espa-

ció en noche tempestuosa ó como una de esas nubecillas que, ligeras flotan por el cielo en las mañanas de Otoño y á quien nadie concede una mirada? ¿No
eres, acaso, en el mundo como una po¬
bre viajera errante que camina en de¬ siertos arenales y que no encuentra á su paso ni una fuente ni una flor? ¿Para qué quieres la vida?
Pero ¡ah! cuando estas ideas vienen á mi cabeza, me arrepiento de corazón y pido fortaleza al Señor para rechazarlas. Porque, si soy cristiana, si sé que la tie¬ rra es un camino que nos conduce al cielo, que todos y cada uno de nosotros
ha venido á llenar una misión más ó
menos importante, ¿cómo, por qué. con qué derecho puedo desear evadir el cum¬ plimiento de esa Ley impuesta por el Criador?... ¿Acaso no es una felicidad, felicidad suprema y la única real y cier¬ ta en la vida, practicar el bien de cuan¬ tas maneras sea posible?... ¿dónde se hallará una cosa que pueda igualar la dulce y pura satisfacción de aquel que
abrasado en las santas llamas de la cari¬
dad, haciendo abnegación de sí mismo, se dedica por completo á la difícil tarea de labrar la dicha de los seres que le rodean? ¡no! ¡no! Dios mío, una vida entera de silencioso martirio no es aún

digna de recompensa del inmenso y su¬ perar; en cumplir fielmente nuestros

premo bien de haberte conocido, de ha¬ deberes y en no ceder á las estravagan-

berte amado y glorificado,- sirviéndote cias de la fantasía ni á los arrebatos dé

en la persona de tus hijos, los desdicha¬ la pasión.

dos, los ignorantes y los enfermos del ¡El deber!... Palabra fría y dura pará

alma!...

los que no creen, para los que no aman;

Ama á Dios, hija mía, y amarás sin pero dulce y consoladora para los que sé

duda á tus hermanos. Sin amor de Dios hacen esclavos de él; para los que no

no puede existir el amor del prójimo, y pretenden evadir jamás su cumplimieu--

con estos dos amores, que vienen á re¬ to y en medio de todas las penas y ten¬

fundirse en uno solo, se llena el corazón taciones que les rodean le miran como á

más exigente y se endulzan los más te¬ un amigo querido.

rribles dolores de la vida. Ellos fueron mi salvación en las tor¬
mentas de mi corazón: ellos fueron quie¬

Hace muchos años, hija mía, desdó
que murió tu padre, que nació en mi
alma la vocación al claustro. Como San

nes enjugaron mi llanto y me hicieron Francisco de Borja,. al contemplar el ca¬ esclava de mi deber; ellos, por fin, los dáver de la reina Isabel, se prometió

que me han detenido mucho tiempo en interiormente que si algún día se veía el siglo, pues por no abandonarte y de¬ libre de tantos lazos Como le ataban al

jarte sola en el mundo, he sofocado los mundo, no serviría á señor que pudiese ardientes deseos de consagrarme á Dios, morir, así yo, combatida por tantas temé

para siempre, en la soledad del claustro. pestades, herida tantas veces por el do¬

La vida es triste, pero no es comple¬ lor, al perder uno tras otro mis hijos, al

tamente desdichada. Dice una gran es¬ ver después que también me quitaba el

critora francesa que «la vida no puede cielo á tu padre cuando empezaba yo $

ser enteramente feliz porque no es el sentirme tranquila y dichosa, sentí mi

cielo, ni puede ser enteramente desgra¬ ardientísimo deseo de consagrar á Dios ciada porque es el camino que conduce todo mi corazón, de ser toda suya, dé

á él». Aprende en estas páginas la difícil vivir en el claustro, separada del mun¬

ciencia de la dicha humana, que todo do; de este mundo que tanto me habíd

consiste, hija mía, en creer, amar y es- hecha sufrir: per© el deber, como férre#

SOLLETi

PUBLICACIONES RECIBIDAS
PITEANTE LA PRESENTE SEMANA
La Escuela Práctica.— Sumario del ■á.» 9.° de la 8.a serie.=Impresiones de ¿a escuela. Ejercicios de lectura y len¬
guaje. Lecciones progresivas de compo¬
sición castellana. Dirección para la en¬
señanza de varias materias por Everefct. Ejercicios orales y escritos sobre cono¬ cimientos generales. Primera clase de
castellano. La educación del niño. Va¬
riedades. Notas bibliográficas. Se suscribe en la imprenta y librería
•ele Salvador Fábregues, Cindadela de
Menorca.
* *«
El Magisterio Balear.=SüMARio del
•».0 19.—Sección Oficial: R. D. de 14— IV—01 sobre reformas en los exámenes. Sección Doctrinal. Cómo debe educarse
al hombre? por A. Manjón, de El Magis¬ terio Español. Sección Provincial. Ex¬

tracto de la sesión de la J. P. de I. P. de
3—V—01—Sesión de la J. G. de la Asociación en 5-V-01—Conferencias en el Centro: Consideraciones sobre las re¬
formas factibles en la primera enseñanza
oficial. Sección de Noticias. Noticias
de la Provincia. Bibliografía. Se suscribe en la Redacción y Admi¬
nistración S. P. Nolasco 7, Palma.
* ❖*
11 Mundo Agrícola.=SuMARio del nú¬
mero 93.—De como el consumidor pue¬
de mejorar la producción agrícola, por José Zulueta. Las plantas de raíces penetrantes y el mejoramiento de los cultivos, por J. Ph. Vagner. Cultivo de las coles, por L. T., (continuación).
Notas útiles: Valor fertilizante de las
hojas. Conserva de compota de meloco¬ tones, albarieoqués y ciruelas. Deseca¬
ción de la fruta. Conservación de las
patatas. Ingerto del peral sobre el
membrillero. La sulfatación de los ro¬
drigones. Crónica.

Se suscribe en Barcelona, calle Dor¬ mitorio de San Francisco, 3.
*
Mallorca Dominical.—Sumari del nú¬
mero 224.—Remey segur per tot mal, per Mossen Sebastiá. Progrés. (Traduc-
ció de T. Aldrich), per M. R. F. Noti¬ cies histonques. Sants y festes.—La Anarquía en Palma, extracto de la pren¬
sa local de los hechos ocurridos el l.° de
Mayo. Sáragata, per Xerrim. Cróni¬ co, p’ es Cronista. Rebut y agrahit. Nuevos colegas. Ánuncis.
Se suscriu en la Direcció y Administració: Cadena de Cort, núm. 11, Palma.
* **
Boletín de Tabacos y Timbré.^Suma¬
rio del n.° 499.=La semana. El nue¬
vo Director general de la Deuda, por D. B. Fernández Miguel. Oficial. Jun¬ ta general ordinaria de accionistas de la Compañía Arrendataria de Tabacos. Sección de Timbre. El tabaco extranje¬
ro en los Estados Unidos. Los tabacos

de Java. El palacio del opio en Shan¬ ghai. En el Sudan y en Egipto. La
Gaceta en la semaiia. Revista de mer¬
cados. Novimiento de personal. No¬ ticias. Correspondencia. Anuncios.
Se publica en Madrid, calle de la Liber¬ tad, 16 dup.o, bajo.
* **
Es Pagés Mallorquí. — Sumario del
número 51.—El membrillero. Cultivo
forrajero muy intensivo. Injertos de la vid. Ventajas de la trituración de la cebada para la alimentación del caballo. Granja Central: Ensayo de inoculación del suelo. Animales dañinos á la Agri¬
cultura: Los caracoles. Variedades: Los
perros de caza: Cómo se les enseña: ha¬
cerse obedecer sin hacerse temer. El
lisol eu Agricultura: tratamiento de in¬
vierno.
Punts de suseripció: á Palma, á ses
principáis llibreríes. A Manacor, á s‘ im¬ prenta d’ en B. Frau. A Felanitx, á s’ im¬

prenta d’ en B. Reus. A Lluchmayor, carrer del Convent, 27.
•i1 **
La Veterinaria Moderna.—Sumario del n.° 33.—Las reformas de enseñanza
y la Veterinaria. Amantes de la rege¬
neración Veterinaria. Sección Científica:
De la indigestión en los solípedos. Apun¬
tes históricos sobre la castración. La
fiebre aftosa. Libros y folletos. Entre Líneas. Notas y noticias.
Suscríbese en la Administración, Oestilla, 6, Palencia.

VALOKES LOCALES

Valor uominal

Valor desem¬ bolsado

Papel

Dine¬
ro

Banco de Sóller. El Gas
La Solidez. . . .
León de Oro. . .
#

100 20
100 25

20 20 100 25

»

50

22 21

»

100

»

22

Los amánelos que se inserten en esta sección pagaran; Hasta tres injercicnes á razón de 0‘0ó pesetas la linea; hasta cinco inserciones á
tazón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de G‘0'2 pesetas. El valor mínimo de un anuucio, sea cual fuere el número de líneas
de que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por nna sola vez pagarán; Del anobo d« una columna 1'50 pías., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporeióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘lOptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
tos suacriptores dísfrutaritu una rebaja de un 35 pe* ciento

SERVICIO

DECENAL

La Ilustración Española y Americana. —La Moda Elegante.—La Ilustración
Artística.—El Salón dé la Moda.—Album

¡OJO, AGRICULTORES!

ENTRE

Salón.—La Bordadora.—La Feria Ar¬
tística.—La Mariposa.—La Zapatería

No comprar ningún guano ni abono químico sin

Ilustrada.—Sol y Sombra.—La Elegan¬ probar antes los de la tan acreditada marca

cia—y otra infinidad de periódicos y

iÉÉÉI'

revistas ilustradas de España sirve á sus

abonados el «Centro de Suscripciones»,

vice VERSA -

-

sección tercera de «La Sinceridad», San

CAMPANA

por el magnifico y veloz vapor
LEON DI C
Dolidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 2

Bartolomé 17,—SOLLER.

Depósito en Sóller: M. SEGUÍ Y C.a, San Bar¬

SE ALQUILA ™ A % último de cada mes

tolomé, 2.

SOCIEDAD BARCELONESA DE GUANOS Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21
Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 2255

de id. id.
de id. id. la calle de la Romaguera,

Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 2266 de id. id. tanto con huerto, como
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle sin él

BARCELONA

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. —- D. J. Roura; Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—-D. Guillermo Colom, Quai Comman-

Informará su dueño

dant Samary-5.

Guillermo Cardell. Roma¬

NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette. según el presenté itinerario,

30.—Sóller. corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte
y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

guera,

GUANO
el más acreditado,
sumo de España

POMÉS-POMAR
el más barato y el de más con¬

A

pesetea saco. Tomando 1# sacón á

senas

pesetas Id. DEPÓSITO EN CASA DEL REPKESENTANTE

D. MIGUEL COLOM

ACABA DE PUBLICARSE EL CAMÚE S»JEI¿ MAHt.-S©EdIilSB-{®alear©s)

Anuario de la

LA SOLLERENSE
DE
«TOSE «©SjJL
(MI! y PORT-BOÍi (Frailera toe-espalela)

DE
FliHK de WAMAMJO

INDUSTRIA Y COMERCIO para 1901

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito

Se vende, al por mayor y me¬

Agencia especial para el trasbordo y nor, en la Farmacia de J. To¬

CONTIENE: Las señas de Barcelona por apellidos y profesiones. Las del resto

reexpedición de naranjas, frutas trescasy pescados,

rrens,“Sóller.

de España. Las de todas las naciones de Europa y de las jlméricas latinas. Aranceles

de Aduanas de las mismas naciones. Informaciones para el desarrollo comercial. Estadís¬ ticas de exportación ¿ importación, etc., etc.

L‘ ASSICURiTRICE ITALIANA

Precio cu Barcelona, 12*50 pesetas y co el resto de Espala, 15 pesetas

Sociedad de seguros contra los
A€€I©MT'ES MMIj fMIAJ©

en JPalma en el«Centro de

de C. Miguel

calles JFeltn USI j llánto Espirite S&.--Sídllei%> en el estable¬

cimiento de «JLs& ®incerMad" líán Hárteteme

j en tod|ts las II-

torerías.»1SAMC1EÍÍL#WA9 UPase® de Isabel IJL itósn® §5.

PÍLDORAS FERRUGINOSAS

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras
Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.

DE
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo-
léstias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
XDE3 ■VjgmsrT J&.:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizé..—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez. -SoUer, Far¬
macia de J. Torrens.

PLAZA DE PALACIO, 2 Y S, Y ESPADERÍA, 20 Y 22
BAB0ILOIA
-——
Conocidos corno son do todos los sollerenses los servicios de este acreditado esta¬
blecimiento, ninguna necesidad habría de llamar la atención de aquello* acerca de la bondad de éstos si no hubiera quien, con motivo del fallecimiento del antiguo propietario D. José Serra y Mir y con tina intención que muy á las claras se deja ver, ha propalado la calumniosa especie de que su señora viuda D.a Concepción Salvó, que durante muchos años compartió con su esposo las tareas de la dirección y ad¬ ministración del Hotel, habíase retirado del negocio y que por lo mismo había éste pasado á manos ajenas.
Sépase, pues, la verdad; esto es: que la señora Viuda del fundador del aparro¬ quianado Hotel del Universo es la que continua de éste al frente. Y aprovecha la ocasión de desmentir la falsa especie propalada, para ofrecer de nuevo á sus asiduos favorecedores el servicio esmerado y económico de siempre, mejorado á medida que las circunstancias lo aconsejen, ya que reúne el expresado Hotel excelentes condi¬ ciones por su proximidad á los muelles, á la Bolsa, á las Aduanas, á los Parques y á los ferro-carriles para Francia.

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, AENALDO
CASELLAS.

,um4 FREGADEROS I ium imm cu ni
DE LA CASA
BSSCOFjET, TEJERA Y C." de BARCELONA

Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬

lle del Mar.

ISSIVímiMe TüÜMriáüT

J