ANO XVI.—2.a EPOGA.—NUM. 734
ANO XVI.—2.a EPOGA.—NUM. 734

SÁBADO 27 DE ABRIL DE 1901

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Coiom—Quai Commandant Sa-
mary-5-Cette (Herault). América: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecibo—
Puerto-Rico).

Fundador y Propietario

D. JUAN MARQUÉS Y ARBONA

Director

Administrador

D. JUAN TORRENS Y CALAFAT f D. DAMIAN MAYOL Y ALCOVER

REDACCIÓN: CALLE DE VIVES N.® 6.-ADMINISTRACIÓN: CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N.° 17.
SÓLjX\_iHJK. (Baleares)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España:

0\\50 pesetas al

\_

Extranjero: 0’75 francos id. id. j AG0 ADEIjVntado.

Número suelto OTO pesetas.—Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección literaria

La primera visita que recibieron ape¬ nas acababan de llegar, fué la del vete¬

—No. hija mía, el veterinario. —Pero ¿tendrá facultades para eso?

—Si por casualidad es él—pensó la revólver lo disparó sobre su contrario viajera—verá que no soy coqueta y que que cayó con el cráneo roto.

CUESTIÓN DE NOMBRE
No digamos que era mal parecida la hija mayor de Colas el millonario; pero era tonta y cursi la pobre hasta lo irre¬
sistible. Se llamaba Rosenda, nombre que,
por lo basto y vulgar, consideraba ella como una verdadera desgracia, y lo mismo su madre, que no se consolaba nunca del descuido de haberla dejado bautizar con él, ni perdonaba medio pa¬ ra ver de cambiársele por otro más fino.
—¡Pobre hija de mi alma!—decía so madre, en momentos de expansión, á un joven idiota y pretendiente.—No es feliz, ni lo puede ser esta hija de mi co¬ razón. A pesar de ser tan hermosa, por¬ que ya ve Yd. que, no es porque lo diga yo que soy su madre, pero es muy her¬ mosa, y además muy rica; como que tiene su padre para ella más de tres mi¬
llones de reales... Pues con todo eso no
es feliz por haberla puesto ese nombre ridículo cuando la bautizaron. ¡Mire Yd. que á una criatura preciosa como mi bija ir á ponerla Rosenda!... Yo, co¬ mo estaba tan mala porque era la pri¬ mera vez que daba á luz, no pude cuidar de que la pusieran un nombre apropiado á su clase; y como la madrina, que era la señora de un compañero de mi espo¬

rinario Juanillo, que era á la vez secre¬ tario del Ayuntamiento y sacristán de la parroquia.
Este Juanillo había ido á la ciudad á
estudiar para cura; pero á lo mejor se enamoró de la criada de la patrona y
ahorcó los libros.
Los de Teología, se entiende; pues, por lo demás, como no le pareciera bien, después de haber pisado aceras, volver de nuevo á estripar terrones, al dejar la carrera eclesiástica quiso hacer otra aunque fuera corta y humilde, y como hubiera allí escuela de Veterinaria, se matriculó en ella para salir á «médico de los burros». Fuese luego á ejercer su profesión á Escóbales, y como no le daba mucho que hacer, ni aun extendiéndola á veces á los bípedos, porque unos y otros solían gozar de buena salud, acep¬ tó la plaza de sacristán, aprovechando así sus conocimientos en la gramática latina, y por aprovechar también la parda, obtuvo y desempeñó al mismo tiempo la de secretario.
La mujer de Colás y madre de Rosen¬
da se lamentó delante de Juanillo de lo
desgraciada que era su hija por la feúra
de su nombre.
— ¡Es un dolor! —le decía.—Esta po¬
bre criatura con tan buenas condiciones
para lucir y brillar en el mundo, se ve privada de todo brillo y de todo luci¬

—Sí, hija mía; porque como es tam¬ bién gacristán y sabe latín, ha descu¬ bierto que Rosenda y Rudesinda es todo
uno.
—¿De veras, mamá?... ¡Dios mío, y lo que yo he sufrido envidiando este nom¬
bre!...
Antonio de Valbuena.
(De El Imparcial).
LOS DOS SACOS
Fortemart acababa de sentarse en un
coche de primera clase del tren que de¬ bía partir en breve.
Había dejado en la redecilla su saco
de mano—última creación del Louvre—
y con la manta de viaje sobre las rodi¬ llas y la gorra encasquetada hasta los ojos, pensaba lo siguiente:
—¡Tiene gracia esto de salir de Paria en pleno invierno! Pero no tenía más remedio que responder al llamamiento de mi antigua amiga la duquesa de Ar¬ cóle, que quiere presentarme á madatne de Montrairail, una viuda muy rica y de muy buen ver todavía.
La duquesa está empeñada en que es un partido que me conviene, y quizás no deje de tener razón. Estoy harto de calaveradas y ya es hora de que piense

me es indiferente la gente desconocida. —Si es ella—pensó á su vez Fortemart
—verá que soy un hombre serio y for¬ mal que ha renunciado á todo género
de aventuras.
Después de estas dobles reflexiones, los dos viajeros repitieron el dúo de I03 ronquidos, con sus calderones corres¬ pondientes, mezclado con el ruido délos cascabeles de las dos magníñeas jacas que corrían á gran velocidad hacia el
castillo.
Era la una de la madrugada cuando el coche hizo crujir la arena de los sen¬
deros de Arcóle. Todo el mundo estaba
acostado y únicamente esperaban en la antesala una doncella y un criado, los cuales acompañaron, respectivamente, al caballero y á la señora á los cuartos que les estaban destinados.
Cuando Madame de Montmirail estu¬
vo sola, abrió su saco de mano y lanzó un grito de terror. ¡No era el suyo! ¡Se había equivocado el saco! ¡Vaya una
aventura!...
Sin embargo, dominada por la curiosi¬ dad instintiva en las mujeres, se puso á
examinar el contenido.
Había en el saco, además de varios objetos de tocador, un frasco de koia y otro de píldoras reconstituyentes y una
botella de vino Moriani. También se ha¬
llaban en el saco una carta de una tal

La policía se apoderó inmediatamente del matador y lo condujo á la cárcel. Algunas horas más tarde, se reunieron,
en frente del edificio dos ó trescientos
ciudadanos, resueltos á vengar por el procedimiento más sumario y expediti¬ vo la muerte de Summers. La puerta de la prisión fué echada abajo y los pocos soldados que había en el cuerpo de g’uardia. trás un simulacro de defensa, deja¬ ron libre paso á los asaltantes. El hom¬
bre de color filé extraído de su celda y conducido al sitio donde cometiera el
homicidio. Un momento después, To¬
más Weills, ahorcado de un árbol, se balanceaba en el espacio entre los aplau¬ sos frenéticos.
No se me hubiera ocurrido hablar de
un hecho tan vulgar como ese—nada
tan corriente y adocenado cual un acto de lynchamiento en la gran República yanqui—si no mediara una circunstan¬
cia verdaderamente curiosa. El padre d©
Tomás Weills había «fallecido» de idén¬
tica manera; esto es, lynchado; y lyncbado por equivocación, lo cual es ya más gracioso. Su abuelo sufrió la mis¬
ma suerte; también murió lynchado. Y
un hermano de Tomás acabó los días al
extremo de una cuerda.
Después de esto, ¿habrá quién niegue que hay muertes hereditarias?

so, de otro ingeniero, se llamaba Rosen¬ miento por llevar un nombre tan igno¬ en regularizar mi situación. No quiero Catalina, que reclamaba veinticinco

* **

da, fué y la puso su nombre... Esta explicación que daba Matea, la
mujer de Colas, no era verdad más que hasta cierto punto. La madrina había sido efectivamente quien había hecho poner su nombre á la hija de Colas; pero

minioso: se llama Rosenda... La pusi¬ mos á educarse en el Sagrado Corazón, lo cual nos costó un dineral, con el fin de que adquiriera buenas relaciones,
porque allí se educan todas las hijas de los marqueses y de los condes; pero no

ser por más tiempo una especie de Ju¬
dío Errante del amor. Nada como el
sosiego ante una buena chimenea, fu¬ mando un buen cigarro al lado de una esposa amable y distinguida.
Cuando el tren iba á emprender la

luises en términos muy agresivos, y va¬ rios retratos de mujeres vestidas á la li¬ gera. Indudablemente, aquel era el saco
del vizconde de Fortemart.
—¡Y me iba yo á casar con ese per¬
dido!—exclamó madame de Montmirail

Monsieur Joseph D... es un apreciable burgués domiciliado en una pequeña ciudad del departamento del Pas de Ca¬
lais (Francia). Goza de muy buena po¬
sición y cuenta ya sesenta y cuatro años de edad.

no era1 ingeniera, sino capataza; porque el compañero de Colas por aquel enton¬ ces era otro capataz como él de los tra¬
bajos de una mina.
Tampoco era verdad que el mal estado
de salud de Matea la hubiera impedido
enterarse del nombre que iban á poner
á su hija, sino que aun no se la habían despertado las aficiones ridiculas de grandeza d© que se la despertaron des¬ pués. y la parecían buenos todos los
nombres.
—He oído yo que el señor obispo, cuando confirma puede cambiar el nom¬ bre á las personas—indicój,tímidamente
el joven incauto.
l\_¡Ay, Santiaguito! Ha oído Yd. muy
Dien le contestó la señora de Colas con
voz dolorida.—pero ni eso nos¡vale, por¬ que tenemos la desgracia de que Rosen¬
da ya está confirmada... ¿Sabe Vd? Las
familias de la buena sociedad acostum¬
bramos á llevar á confirmar los niños
muy pronto, en seguida de bautizarlos. ó antes... Así mi hija fué confirmada de
muy pequeña, y dicen que ya no se puede volver á confirmar porque ese Sa¬ cramento imprime carácter, cosa que yo casi no puedo creer, porque mi esporo también está confirmado y, la verdad, no tiene carácter ninguno; tan pronto dice
una cosa como otra. Pero el caso es que
no se puede repetir la confirmación, y
la desgracia de mi bija no tiene reme¬
dio.
—Acaso acudieron al Papa...—volvió á insinuar el joven.
—También hemos pensado ya en eso —le replicó Matea—y ya mi esposo ha preguntado en una Agencia de creces. á ver si es posible conseguirlo, y han quedado en darle la razón. Y crea Yd.
que como se pueda alcanzar, aunque
nos cueste un ojo de la cara no lo deja¬
mos... Porque esa criatura no vive de
pena, y á cualquier precio quisiéramos sacarla de la tristeza y la melancolía en
que se consume... Ya ve Vd., sus her¬
manas pequeñas, todas tienen nombres bonitos, porque ya he podido yo cuidar de eso. Elisa, Raquel, Transfiguración, Enriqueta... Pero ella la pobre... No sé,
no sé...
Un año se fueron Colas y su familia á veranear á Escóbales, un pueblo de
montaña.

pudo intimar con ninguna... Claro, ya ve Vd. ¿qué muchacha distinguida iba á hacer amistad con otra que se llamaba Rosenda?... Ellas que tenían todas unos nombres tan bonitos. Amparo, Luisa, Mercedes, Matilde.... pero sobre todo el nombre que más envidiaba yo era el de una hija de la condesa del Enredo que se llamaba Rudesinda... ¡Qué nombre tan fino y tan elegante para una señori¬ ta sentimental como mi hija!
— ¡Ah! ¿Rudesinda le gusta á Vd.?— la preguntó Juanillo con estrañeza.
—Muchísimo, y á mi hija también; es
su sueño dorado.
—Pues Rudesinda se llama su hija. —¿Qué me dice Vd.. D. Juan?... ¡No
fuera malo!
—Malo ó bueno, es como Vd. lo oye.
Si su hija se llama Rosenda, se llama Rudesinda también, porque Rudesinda y Rosenda todo es uno: Rudesinda en
latín. Rosenda en castellano.
—¿Pero lo dice Vd. de veras? —De veras, señora. ¿Tiene Vd. Año
Cristiano?
—Aquí, no señor; pero creo que le tiene el señor cura, y mandaré á pedír¬
sele.
—Mande Vd. por el tomo de Marzo... Trajeron el libro, le abrió Juanillo por las primeras hojas, y dijo á doña
Matea:
—Mire Vd., l.° de Marzo, San Rosen¬
do. obispo.
—Justo, en ese día es.
—Bueno, mire Vd. aquí: «La misa es de San Rosendo...» y vea Vd. aquí más
adelante, en \\& ovACÍón... «beatiRudesin-
di con^ssoris tvi...» ¿Está Vd. conven¬
cida?
—¡Ay! Dios le bendiga á Vd.. don
Juan. No sabe Vd. cuánto se lo agra ¬
dezco... ¡Qué alegrón voy á dar á mi hija!
Se fué Juanillo y vino la romántica
niña con su habitual tristeza.
—Ven acá, bija mía—¡a dijo su madre entusiasmada; — déjame que te coma á besos, y alégrate, porque ya no te lla¬
mas Rosenda.
—¿Pues cómo me llamo, mamá? —Rudesinda. hija mía, Rudesinda, lo mismo que la bija de la condesa del En¬
redo.
—¿Y quién me ha cambiado el nom¬ bre, mamá? ¿El Sumo Pontífice?...

marcha, subió al coche una señora ele¬
gantemente vestida, envuelta en un
precioso abrigo de pieles y con la cara cubierta por un denso velo negro.
La recién llegada colocó en la redeci¬ lla una infinidad de paquetes, y al ver que estaba ya llena, dejó en el asiento
de delante su saco de mano, última
creación del Louvre.
Después se sentó en el lado opuesto al de Fortemart, se envolvió en su manta
de viaje, y mientras echaba á andar, ce¬ rró los ojos y pensó á su vez.
— ¡Sabe Dios si cometo una solemne
tontería al ir á Arcóle! La viuda que
vuelve á casarse no es digna de serlo, según ha dicho no sé quien. ¿Qué opi¬ nión podría formarse de una mujer, que habiendo sido sacada con gran trabajo de un pozo en el que había caído, pidie¬ se á la ley el derecho de precipitarse en él por segunda vez? Pero hay momentos en que la soledad es insoportable y se echa de menos un marido, para salir con él del brazo para frecuentar la so¬ ciedad y para asistir á los teatros. Y, francamente, hay que tener todo esto
muy en cuenta.
Poco á poco, las reflexiones fueron ca¬ da vez más vag’as y las ideas menos pre¬
cisas, mientras las ruedas del coche pro¬
seguían su monótona canción.
Por su parte, Fortemart había inau¬
gurado un ronquido de bajo que armo¬ nizaba perfectamente con el ronquido de soprano de la señora.
De pronto se detuvo el tren, y, al oir el nombre de la estación, despertáronse nuestros dos viajeros; cogieron á toda prisa sus sacos y sus paquetes, saltaron al andén y medio dormidos se dirigie¬
ron al ómnibus de Arcóle.
—¡Si será ella!—pensó Fortemart. —Si será él—dijo para si inadame de
Mentmirail.
Pero no había nadie que pudiese pre¬ sentarles el uno al otro, y corno la no¬ che era muy .obscura. no había medio de distinguir ninguna silueta.
Lo mejor era esperar al dia siguiente
para no aventurar una explicación en
tan desfavorables condiciones.
Reanudaron, pues, su interrumpido sueño, lo cual ofrecia la ventaja do evi¬ tar una conversación delicada y quizás peligrosa.

con acento de terror.
Por su parte, Fortemart, después de haber despedido al criado, abrió también
su saco, y con gran sorpresa encontró en él varias cajas de colorete, de poma¬ das y de ungüentos, un tarro de tintura
para teñir el pelo. y. en fin. todo cuanto se necesita para ir reparando las imper¬ fecciones que la acción del tiempo va imponiendo en el rostro. Al proseguir sus investigaciones, quedóse anonadado el pobre Fortemart al descubrir un estu¬ che que contenía una magnífica denta¬ dura postiza.

Siendo muyjóven. se enamoró de una linda chica que servía como doncella en casa de unos vecinos, y no obstante la oposición de la familia se casó con ella.
Al cabo de diez años de feliz unión en¬
viudó D... y como el aislamiento le pe¬
saba—su mujer no le había dejado suce¬
sión—se casó con la cocinera. Hace al¬
gún tiempo perdió Mr. Joseph á su se¬ gunda consorte y pasados tres ó cuatro meses la reemplazó, enlazándose en
nupcias tan justas como terceras, con la
criada que tomara la difunta á su servi¬ cio medio año antes de morir.

— ¡Y me iba yo á casar con ese monu¬

El nuevo matrimonio se verificó el 15

mento de la antigüedad!—exclamó For- de este mes. Al salir de la iglesia con su

ternart.

fámula convertida en señora, el sexage¬

Al día siguiente muy de mañana, el nario desposado vió avanzar hacia él un

vizconde, después de haber

bajado fur.

grupito compuesto

de

cinco

guapas

y

tivamente la escalera del castillo, se me- I endomingadas chicas que le ofrecieron

tía en un coche que había pedido al des¬ un soberbio ramo de flores y un artísti¬

pertarse.

co pergamino.

En la estación se encontró de manos á

Cual pergamino contenía un mensaje

boca con una señora que llegaba muy de felicitación, dirigido por el gremio

sofocada, con la cara oculta bajo un tri¬ de domésticas de la localidad á Mr. D...

ple velo. — Dispense usted, caballero, ¿pero ha
cogido usted por casualidad mi saco? —¿Y usted, señora, no ha padecido

por el excelente ejemplo que diera á la burguesía en tres distintas ocasiones y por el gran paso que había hecho ade¬
lantar á la cuestión social.

igual error? Realizóse inmediatamente el cambio,
los dos viajeros se saludaron con un im¬
perceptible movimiento «le cabeza, y mientras el uno se precipitaba á la ca¬ beza del tren, el otro entraba en el co¬
che inmediato al furgón de cola. ¡Indudablemente, asi como hay una

La comisión fué invitada á tomar
parte en el banquete de bodas. En este reinó la mayor animación y al descocharse el champagne, se pronunciaron
entusiastas brindis, siendo el más nota¬
ble el del novio, quien declaró que si tenía la desgracia de enviudar por ter¬
cera vez no vacilaría en casarse una

providencia para los borrachos, la hay cuarta con una chica de servicio. Y todo también para las coquetas trasnochadas el inundo aplaudió frenéticamente... ex¬

y los calaveras reblandecidos!

cepto la recien casada.

Ricardo O’Monroy.

-

-

————®

BUSCA, BUSCANDO

En una población del Estado de Vir¬ ginia, un negro llamado Tomás Weills,
tuvo un altercado con un blanco llama¬
do John Summers por un motivo de los más fútiles. La disputa se agrió hasta el punto de asestar Summers, que tenía una fuerza colosal, tan fuerte puñetazo á Weills, que éste rodó por el suelo. Le¬ vantóse hecho una furia y socando un

* **
El señor J. Bernaert. súbdito del Rey Leopoldo, fué siempre uno de esos sere3
sobre los cuales parece ensañarse el des¬ tino con una mala sombra perpetua.
Doctor en ciencias, se trasladó á los
veintiséis años de Bruselas á París, en la creencia de hallar más ancho y favo¬ rable campo á sus talentos y á su saber en la gran ciudad. Pero no consiguió más que «tirar al diablo por el rabo,» según la gráfica expresión francesa.
Apenas si lograba en los períodos menos fatales pagar el hospedaje de su pobre tugurio y comer parcamente en alguna

3 O jL lu E R

taberna. Vegetaba miserablemente al mo substancia grasa es un alimento bebe son aquellos en donde más críme¬ Junta agronómica de la producción vi-1 á la defensa de los intereses de las clases

día, siempre en busca de lecciones á do¬ hidrocarbonado ó respiratorio y convie¬ nes se cometen.

tícola española en el año pasado, la uva productoras de la Península.

micilio, escasísimas y mal pagadas. Y ne á los temperamentos sanguíneos y El alcohólico envejece antes de tiempo. recolectada ascendió á 37.800.000 quin¬

aunque las personas que le conocían biliosos.

Los hijos del alcohólico son á menudo tales métricos, de los cuales se destina¬

asegurasen que era un muchacho que Está indicado en los cálculos hepáti¬ escrofulosos, raquíticos, tísicos, idiotas ron á la vinificación 35 millones y me¬

valía, no encontró nunca manera de cos. Cantani reconoce en el aceite un epilépticos, locos y criminales.

dio próximamente.

Crónica Balear

labrarse una situación algo sólida, si¬ efecto favorable sobre la acción biliar.

La nodriza que busca tonificarse be¬ La producción de mosto se elevó á 22

quiera fuese modesta. Su mala sombra

Es un buen purgante y ejerce una biendo mucho vino y cerveza y aun un millones y medio de hectólitros y la su¬

El semanario «El Felanigense» publi¬

no le dejaba ni un instante, y en aquel influencia deletérea sobre los vermes in¬ poco de alcohol, estropea su propia sa¬ perficie del viñedo es de 1.400.000 hec¬ ca eu la edición del sábado último, lo

París, tan brillante para unos, tan terri¬ ble para otros, el infeliz Bernaert expe¬ rimentó durante ocho años seguidos to¬ das las crueldades de la lucha por la
existencia.
Haría un par de semanas que saliera -del hospital, en donde había pasado lo mejor del verano, cuando una mañana
recibió la visita de un caballero de facha
respetable, quien le dijo:

testinales, determinando muchas veces su expulsión, según las observaciones de
Redi.
En la coriza y en las inflamaciones del pulmón da muy buenos resultados to¬
mar una cucharada de aceite mañana y
tarde, durante tres ó cuatro días.
Se emplea en igual dosis, endulzado
con azúcar, en las toses secas y espas-
módicas, acompañadas de mucha irrita¬

lud y envenena á quien cría. El padre y madre que hacen beber
demasiado vino y un poco de aguar¬ diente á sus hijos son asesinos.
Aquel que se ha embriagado una vez, volverá á hacerlo, y vendrá á alcoholi¬
zarse.
Se llega á alcoholizarse sin saberlo, y aun sin haberse embriagado.
Es suficiente para esto tener la mala

táreas.
Las cinco provincias en que más uva se recolectó fueron por este orden: Va¬ lencia, Alicante, Logroño, Tarragona y Zaragoza; y las que más mosto produ¬ jeron, las tres primeras citadas y Barce¬ lona y Tarragona, Zaragoza ocupa el sexto lugar.
Las Cámaras de Comercio de Guipúz¬

siguiente: «Los campesinos que salieron ayer á
sus quehaceres, regresaron por la noche muy mal impresionados por los daños que ha causado en todas las plantacio¬ nes la helada caída en la madrugada
penúltima. Cuando, viendo lo rigoroso que es el sol en una buena parte del dia, ya nadie pensaba en meteoros que pu¬
diesen ocasionar tal trastorno, nos en¬

—¡Gracias á Dios que he logrado dar con ustedl... Hace ocho días que ando buscando á usted por esa Babilonia.
—¡A. mí!—exclamó sorprendido el bo¬
hemio.
—Sin duda; ¿no es usted el señor J. Bernaert, hijo de T. Bernaer y sobri¬

ción; contra la estranguria y los dolores
nefríticos.
Las personas predispuestas á la cons¬ tipación ó restreñimiento de vientre, bastará qua tomen una cucharada de aceite al acostarse para hallar inmediato alivio. Para el mismo objeto es remedio

costumbre del aperitivo, de la copita
diaria, del vaso del viuo blanco para
matar la lombriz, vaso que á quien en realidad mata es al infeliz que lo bebe.
El alcohol arruina.
En diez años en los Estados Unidos el
alcohol ha costado 18.000 millones, ha

coa y Córdoba, secundando la iniciativa de la de Barcelona, han dirigido expo¬
siciones al ministro de Hacienda solici¬
tando que gestione del Banco de España la unificación del tipo de los billetes, estableciendo uno sólo, con todas las
perfecciones del grabado y de la estam¬

contramos con que viñas, legumbres y arbolado han perdido si no toda una buena parte de cosecha. Principalmente las primeras, recibieron un golpe tan
rudo, que en muchos distritos hau que¬
dado secos todos los brotes que empeza¬
ban á desplegar las cepas, habiendo sido

no de H. L. Bernaert? —Si señor: el mismo.
—Pues yo soy el notario X. de Bruse-

eficaz tomar 90 gramos de aceite en la¬
vativa de hora en hora, ó bien comer
cada mañana, durante dos ó tres dias,

causado 1.500 asesinatos, 2.000 suici¬
dios, ha hecho 200.000 viudas y un mi¬
llón de huérfanos.»

pación, y variando únicamente las can¬ tidades que aquéllos representan, ei tamaño y el color, según su importe;

muy pocos los viñedos que se han sal¬ vado, Los albaricoqueros y cerezos, que
nos brindaban este año con exhuberante

Jas y he venido expresamente á París para participarle que el susodicho tío de
usted, H. L. Bernaert, falleció en Bata-
via, dejando un testamento en que ins¬

una tostada de pan aliñada con aceite. Tómense de 4 á 6 gotas por hora, y
aun cada media hora, si es preciso en caso de angina membranosa; reblande¬

Del Extranjero

con lo cual se haría más difícil la falsi¬ ficación de dichos billetes.
También ha recibido el ministro de
Hacienda una exposición de la Cámara

abundancia de fruto, no prometen aho¬ ra casi nada; y hasta las legumbres, es¬
pecialmente las habas, todavía tiernas,
han sucumbido á la acción de este in¬

tituye heredero universal de sus bienes
á su único sobrino J. Bernaert. Se trata
de una fortunita más que regular: trein¬ ta millones de francos... Pero, hombre... ¿qué le pasa á usted?
El doctor en Ciencias, horrorosamente -demudado, se había desplomado sobre
una silla. El notario, creyendo que solo era cuestión de una emoción pasajera, producida por aquel escopetazo, probó de reanimarle con buenas palabras; viendo que el síncope se prolongaba pi¬ dió auxilio; comparecieron algunos ve¬ cinos, vino un médico y este solo pudo hacer constar que el afortunado herede¬ ro había dejado de existir.
Si eso no es mala sombra...
* $*
Las personas que en un momentodado *de la tarde del primer domingo del mes

ce y disuelve las mucosidades. En los envenenamientos producidos
por substancias acres y corrosivas debe
recurrirse al aceite.
Se usa interiormente ó en lavativa en
los cólicos que acompañan á los partos difíciles, y á los que resultan en las her¬ nias ó quebraduras.
También en lavativa es excelente para
mitigar el dolor producido por los cál¬ culos en la vegiga.
Los antiguos médicos Ccelius, Celso y
Dioscórides alaban las unciones de acei¬
te contra la hidropesía. En nuestros días los profesores Desgeraud, Storck y Gardanne, aseguran haber visto desapare¬ cer muchas veces la ascitis y la anasarca por medio de repetidas unciones de di¬ cho liquido.
Hemos visto aplicado el aceite inte¬
riormente contra la coriza ó resfriado de

La guerra anglo-boer
Del Africa del Sur se han recibido dos
noticias tan interesantes como graves
para los ingleses. La prinjera es un telegrama de East-
London dando cuenta de que los boers se apoderaron en la noche del 18 corrien¬
te cerca de Molteno de un tren, conte¬
niendo ganado, carbón y forrajes. El maquinista del mismo pudo desengan¬ char la locomotora y dirigirse rápida¬ mente á Stormberg para pedir auxilios. Cuando llegaron éstos los boers habían desaparecido, saqueando el tren y des¬ truyendo con el fuego todo lo que no tuvieron tiempo de llevarse consigo.
Lo grave de semejante hecho, está en que tuvo lugar en la Colonia del Cabo.
La otra noticia grave la leemos en el

de Comercio de Lugo pidiendo que no se sancione el acuerdo adoptado por el referido establecimiento de crédito, de
retirar de la circulación los billetes de
25 pesetas; pues con esto se perjudicaría grandemente los intereses de la región gallega, dificultando las operaciones de compraventa de ganado vacuno, estor¬ bando el desarrollo minero que allí se ha iniciado, y entorpeciendo, en gene¬ ral, todas las transacciones, por ser aquel tipo de billetes una de las formas más indispensables para realizarlas.
Ajuicio déla citada Corporación, la retirada del billete de 25 pesetas, junta¬
mente cou la restricción acordada de la
acuñación de plata, podría ocasionar una grave crisis que afectaría á los ele¬ mentos productores.
Análoga petición ha hecho la Cámara de Comercio de Málaga, fundándose,

esperado contratiempo».
Crónica Local
La Junta de Gobierno de la sociedad
de ahorros denominada «La Hormiga», en la sesión celebrada el domingo último acordó admitir la dimisión que, fundada en motivos de salud, hace tiempo tenía presentada el Sr. D. Nicolás Huguet, í-iombraudo para sustituirle en el impor¬ tante cargo de contador, al tenedor de libros colegiado y profesor de primera enseñanza, Sr. D. Salvador Elias Oape¬ llas al que felicitamos cordialmente, al mismo tiempo que á los socios, pues tan valiosa cooperación ha de redundar se¬

corriente circulaban por la plaza Te- nariz, pero exteriormente produce, si periódico Daily Express de Londres, y principalmente, en que la indicada me¬ guramente en pro de los intereses de la

rreanx, de Lyon. pudieron presenciar el cabe, mejores efectos en la siguiente dice que se notan señales de motines y dida perjudicaría sobremanera á las em¬ naciente sociedad.

siguiente episodio.

forma, aconsejada por el sabio profesor descontento entre las tropas inglesas de presas industriales que han de satisfacer

Un individuo miserablemente trajea¬ de ClíniGa médica doctor P. A. Piorry: ocupación en el Africa del Sur, y que en semanalmente los jornales á los obre¬

Fundada eu motivos de salud, presen¬

do y que parecía andar con dificultad

«Se introduce el dedo meñique, moja¬ la reserva están muchos oficiales y sol¬ ros, pues se verían obligados á acaparar tó hace dias, nuestro particular amigo el

apoyándose en un bastón, tendía con do en aceite, lo más arriba posible, en dados decididos á desertar.

grandes cantidades de moneda de plata, Notario D. José Llambías la dimisión

. gesto implorante su mano á un caballe¬ ro gordo, rollizo, muy bien vestido. De¬ túvose éste, sacó de un bolsillo uu obje¬ to amarillento y lo puso en manos del otro, quien en vez de agradecer la dádi¬ va, levantó su palo y sacudió un garro¬ tazo de mayor cuantía en la resplande¬

las cavidades nasales. Esta unción debe
reiterarse ocho ó diez veces al día, y cada vez que se recurre á tan sencillo medio
se observa un señalado alivio. La conti¬
nuación de dicha práctica resulta, gene¬ ralmente, una curación completa.»
Aceite y vino, partes iguales, bien

Esta pasada semana ha visto el Jura¬
do del Sena la causa instruida contra la
Srta. Vera Galo, la estudianta rusa que
mató involuntariamente á su amiga la
Srta. Zelenine.
El juicio ha despertado en París cu¬

de difícil y expuesta conducción á los sitios donde radican las explotaciones agrícolas y los establecimientos fabriles.
En Bilbao una mujer de 55 años de «dad, viuda 6 veces, ha contraido. de nuevo, matrimonio con un guapo joven

de Presidente del Partido Republicano Sollerense, y en junta general extraor¬
dinaria celebrada en la tarde del 21 del
actual, se nombró nuevo Presidente que recayó en la persona de D. Damiáu Ozo¬ nas y Pastor, hijo, del que en vida fué

ciente chistera del compasivo señor.

mezclados, untando paños en dicha mis¬ riosidad vivísima.

de 22 años. No hay que negar que no consecuente y leal republicano D. Pablo.

Puso el apaleado el grito en el cielo, tura y aplicándolos sobre llagas recien¬ La procesada ha declarado, entre so¬ sea un valiente.

Felicitamos al agraciado.

formóse un grupo de curiosos, surgie¬ ron dos sargentos de ciudad,—como tra¬ dujo en cierta ocasión un repórter tra¬ ductor madrileño—y los dos actores del suceso fueron conducidos á presencia del comisario de policía.
—¿Por qué ha pegado usted al señor? —preguntó severamente el magistrado, tlespués de oir las quejas indignadas del agredido.
—Confieso que he obrado mal. muy mal...—repuso con acento humilde el pobre diablo—pero, la verdad, hay cosas <-en que un hombre no puede contenerse. Figúrese usted, señor comisario, que -soy un mísero padre de familia, enfermo y sin colocación: hace veinticuatro ho¬ ras que no he comido... Esta mañana, viendo á mi mujer y á mis hijos ham¬
brientos, me he decidido á vencer mi
¿repugnancia y he hecho lo que nunca hiciera: pedir limosna. Ha pasado este -caballero, he implorado su compasión, ■y... ¿sabe usted lo que me ha contesta¬ do?... Que no me daba ningún dinero, .poique la limosna además de denigrar á quien la recibe, mantiene la mendicidad y es incentivo para la vagancia. «Pero como tampoco—ha añadido—tengo el derecho de abandonar á un semejante mío, os entrego gratuitamente para que ,1o leáis y lo meditéis, esta Memoria so¬ bre el pauperismo y modo de combatirlo, •que acabo de publicar.» Al oir esto, que parecía el más cruel de los sarcasmos, no me he podido contener y... he pe¬ gado.
Juan Buscón.
Conocimientos útiles
MEDICINA CULINARIA
El aceite de olivas

tes. las resuelve favorablemente.

Para curar quemaduras sin dejar ci¬ catrices úsese el siguiente medio:

Aceite de olivas. 200 gramos; claras de huevo, 5. Bátase todo junto en frío. Ex¬ tiéndase por medio de una pluma sobre la quemadura, sin poner ningún lienzo. A medida que se aplica el remedio, capa por capa, se seca cada vez. y se vé que
forma una costra que cae en escamas hacia el décimo día.

Como laxante y anti-helmíntico. úsese
interiormente el aceite á la dosis de 35 á

75 gramos.

Prof. Jadbtt.

Variedades
Contra el alcoholismo
He aquí algunas de las conclusiones de las conferencias que sobre el alcoho¬ lismo ha dado recientemente en Bayond
el doctor Delvaille: «El alcohol es la bebida más funesta
que ha inventado el hombre. Ni alimenta ni fortifica; es como el
latigazo que se da á un caballo, que en cuanto pasa la excitación viene «1 can¬
sancio.
El alcohol no es aperitivo; retrasa las funciones del estómago, lo desgasta y lo
enferma.
Tomar un aperitivo antes de las co¬ midas, es querer abrir el estómago con
una llave falsa.
El ajenjo es el más terrible de los al¬ coholes; es la epilepsia embotellada.
El alcohol destruye todos nuestros ór¬ ganos: estómago, corazón, vasos san¬ guíneos, hígado, riñones, pulmones,
cerebro. El alcohol vuelve á uno tuberculoso.
El alcohol mata la inteligencia, causa la epilepsia, vuelve á uno loco, empu¬ jándole al crimen y al suicidio.

llozos incesantes, que no tenía motivo
de rencor contra el anciano catedrático
M. E. Deschanel. á quien tomó equivo¬ cadamente por un sujeto que la había ultrajado.
No ha querido la procesada explicar en que consistía el supuesto ultraje, limitá»dose á repetir que su involuntario
crimen será motivo de eterno remordi¬
miento para ella.
Los debates han sido breves, compren¬
diéndose por adelantado la conclusión.
El Jurado ha dictado veredicto de in¬
culpabilidad. La Srta. Galo ha sido absuelta, y ha
recobrado inmediatamente la libertad.
En Belfast (Inglaterra) se ha verifica¬
do el día 5 del corriente la botadura del
barco mayor que hasta ahora ha surcado los mares, incluyendo al Cread Eastern y al Deutshland.
El buque ha recibido la denominación de Celtic. y mide 700 pié* de longitud. 75 de anchura. 49 de profundidad y
20.880 toneladas.
De la Península
Las ciudades latinas que tienen más de cien mil habitantes son las siguien¬
tes:
París, 2.536.834; Barcelona, 539.180; Madrid. 510.616; Roma. 489.965; Milán. 485.770; Nápoles. 481.500; Lyón. 466.028; Marsella, 422.239; Lisboa. 400.000; Turín, 354.633; Palermo. 267.130; Burdeos. 346 mil 906; Génova. 221.981; Lille, 216.276; Florencia. 205.385; Valencia, 204.168; Oporto, 180.000; Venecia. 185.558; Tolosa, 149.963; Sevilla. 146.205; Messina, 140.081; Saint Etienue, 136.030; Nantes, 115.902; Málaga. 125.579; Havre. 119.470; Catania, 115.283; Rúan, 113.210, y Mur¬ cia, 108.473.

Las trabas á la importación de vinos extranjeros se quieren llevar en Francia á tal extremo, que si prosperan los nue¬ vos recargos que la comisión de Adua¬ nas ha pedido para los vinos dulces, puede asegurarse que se establece la prohibición de llevar vinos de precio á la vecina República.
Como las sesiones de las Cámaras
francesas están suspendidas, se teme que el Gobierno francés aplique, por una decisión ministerial, la llamada ley
del Candado.
Para los vinos comunes nada nuevo
se intenta, porque habiendo aumentado estos últimos años la producción, tanto en Francia como en Argelia, no temen la competencia, y las remesas, que pasan
la frontera, como están destinadas á las
mezclas y son precisas para sostener ciertos tipos de vinos que han consegui¬ do gran precio en los mercados extran¬ jeros. no les inquieta su importación, y de ahí que lo vean con aparente tranqui¬
lidad.
La prensa francesa juzga con gran dureza el recargo arancelario con que quiere dificultarse el comercio de vinos dulces, y como muestra vamos á repro¬
ducir unas líneas de Le Journal de Cette.
Dice así:
«Hoy, englobando en las nuevas tari¬ fas de prohibición, además de las miste¬ las, todos los vinos de licor, la comisión de Aduanas propone á la Cámara que cometa una mala acción, agravada por
una verdadera cobardía. Una mala ac¬
ción, porque hay violación de los com¬ promisos contraidos con naciones ami¬ gas; una cobardía, porque esas nacio¬ nes son España. Turquía, y Grecia, países en los cuales las advertencias di¬ plomáticas no son apoyadas ni por flo¬ tas poderosas ni por millones de bayo¬
netas.»
Esperamos que en esta como en otras ocasiones nuestro embajador en París

La Asociación de la Prensa, dignísi¬ ma sociedad de que sea protegida y au¬ xiliada, por los muchos infortunios que ha socorrido y desgracias remediadas, ha verificado en Madrid y en el magní¬ fico y suntuoso palacio, propiedad de la revista ilustrada «Blanco y Negro», una Exposición con obras regaladas por los más eminentes artistas de nuestra época. Esta Exposición fue inaugurada por S. M. la Reina el 13 del actual y en el número 520 del propio «Blanco y Negro» y en el preciso momento que SS. MM. el Rey, la Reina, Infantas y demás perso¬
nas de su séquito se encontraban en el
salón de fiestas, los Sres. Calvet sacaron una bellísima fotografía, en cuyo fondo, entre infinidad de pinturas, aparece un hermosísimo cuadro representando una parte del puerto de Sóller y pinar de Santa Catalina, hecho por el genial ar¬ tista D. Ramón Pulido, al que tuvimos la dicha do contar como huésped, durante algunos meses, hará cosa de un año.
Que le sea enhorabuena, Sr. Pulido.
D.a Concepción Elias Capel las, esposa y hermana, respectivamente, de nuestros queridos amigos D. Raimundo Cantó Alfonso y D. Salvador Elias, después de una dolencia larga y penosa, falleció en la tarde del domingo último, con gran
sentimiento de su familia. Muchas fue¬
ron las personas que asistieron al rezo del rosario en la noche del siguiente dia y á los funerales que en sufragio del
alma de la finada se celebraron el martes
de esta semana en la parroquial iglesia
de esta villa.
Acompañamos á nuestros amigos, ma¬ dre y demás familia en su justo dolor y con ellos pedimos á Dios, para el alma de la que lloran, descanso eterno,

El aceite es emoliente y laxativo; co¬ Los países en donde más alcohol sg Según ln estadística formada por la demostrará la diligencia cqn que acude

3

SOLLEfi

Habiendo acordado el Ayuntamiento

Marzo del pasado año, la carga de na¬

Sr. Cónsul de España, retirándose al

conducirla por debajo la acara de la calle de la
Luna.

MO VIMIENTO DEL PUERTO

celebrar la acostumbrada féria y demás ranjas se pagaba á 12‘50 pesetas, y hoy, Salón Pain, en que estará preparado un Con arreglo á lo informado por la respectiva Co¬

festejos el segundo domingo del próximo

últimos de Abril, se paga tan solo á 10

banquete de 80 cubiertos, presidido por

misión se concedieron los permisos solicitados para verificar obras particulares, á D. Antonio Magra-

Embarcaciones fondeadas

Mayo, según podrán ver nuestros lecto¬ res en el programa qne publicamos, la Alcaldía ha anunciado al público, por me¬ dio de pregón, que los señores que de¬ seen tomar parte en el simulacro que debe verificarse en el puerto se sirvan

pesetas y los limones á*14.
Con el número de hoy acompañamos un prospecto del conocido farmacéutico de Barcelona Dr. Callol, referente al Elixir de su invención, cuya lectura re¬

el Excmo. Sr. Conde de Torrijos, Presi¬ dente honorario, y por el efectivo don G. Deyá. Por la noche á las nueve fun¬ ción teatral y baile más tarde. Después se inaugurará la tómbola, en la que figu¬ ra como primer premio un lote ofrecido

ner, D. Juan Arbona Pons, D. Damián Magraner Morell y D. Damián Bauzá Enseñat, de cuyas soli¬ citudes se dió oportunamente cuenta.
También se concedió permiso á D. Jaime Torrens Calafat para embaldosar el pavimento déla sepul¬
tura número 349 del cementerio católico y para co¬
locar una lápida sobre la misma, con sujeción pero al modelo adoptado por este Ayuntamiento.
Se dió lectura á una solicitud de D. Lorenzo Ro¬
ses Borrás en la que pide permiso para prolongar la

Dia 20, de Palma, en 1 dia, laúd San
José, de 20 ton., pat. D. Pedro J. Pujol, con 6 mar. y carbón.—Dia 20, de Palma, en 1 dia, laúd Catalina, de 34 ton., pa¬
trón, D. J. Fleixas, con 6 mar. y carbón. —Dia 24, de Cindadela, en 1 dia, paile¬ bot Balear, de 66 ton., pat. D. J. Bene-

inscribir sus nombres en la lista que al efecto se ha abierto en la casa Consis¬
torial.
En el primer «concurso escolar» veri¬ ficado por la Asociación de Maestros de
las Baleares, en el que podían concurrir todos los niños y niñas de las escuelas públicas y privadas de esta Provincia, hemos visto con satisfacción, en el últi¬ mo número de El Magisterio, que ha ob¬ tenido premio por el desarrollo del tema: juego preferido por el niño ó niña, el

comendamos eficazmente á nuestros lec¬
tores por ser de interés á todas aquellas personas que padecen de neurastenia,
anemia, falta de apetito y debilidad
general.
Hemos recibido una elegante circular de D. Lorenzo Alou, dueño de la tienda de sastrería, camisería, pañería, ote., ti¬
tulada «La Isla de Cuba» en que nos comunicaTiaber recibido un muy extenso
y variado surtido de géneros para seño¬ ra y caballero, propios para la estación

por S. M. la Reina Regente de España; un segundo ofrecido por el Excmo. señor D. Valeriano Weyler; un tercero por el Embajador de España, en París, señor León y Castillo; un cuarto, por el Cón¬ sul general de España, en Marsella, se¬ ñor Conde de Torrijos, y otros que sería largo enumerar.
En la tarde de ayer ocurrió una sensi¬ ble desgracia en la persona de un jóven de unos 26 años de edad, natural del pueblo de Costitx. Estaba dicho jóven

acequia de riego que exist e en el camino que con¬ duce á «Son Pussa» cuya acequia deberá cruzar el cauce del torrente de «Son Angeláis». Se acordó pasara á informe de la Comisión de Obras.
En cumplimiento de lo dispuesto en el art. 59 do la ley municipal el señor Presidente dió cuenta ála Corporación de haber nombrado a los señores don Damián Canals Coll, D. Miguel Forteza Pomar D. .Miguel Pastor Castañer, D. Vicente Garcés Co¬
lom, D. Francisco Trias Bernat y D. Pedro Anto¬ nio Bernat Deyá, Alcaldes de los barrios del Arra¬ bal, del Hospicio, del Convento, de la Huerta, de la Alquería del Conde y de la Rectoría, respecti¬
vamente.
EL señor Secretario entregó al Sr. Deyá la rela¬ ción nominal que tenía pedida de los haberes y gra¬ tificaciones que disfrutan los empleados de este
Ayuntamiento; en su vista propuso quedara sobre la mesa, para que los señores concejales pudieran examinarla y estudiarla detenidamente, quedando
así acordado.
Se acordó verificar varios pagos.

jam, con 6 mar. y lastre.—Dia 24, de Barcelona, en 2 dias, pailebot Lorencito, de 40 ton., pat. D. B. Piris, con 6 mar. y efectos, (de arribada). —Dia 24, de Vinaróz en 10 horas vapor Correo de Cartage¬ na, de 258 ton., cap. I). M. EscandeH, con 16 mar. y lastre.—Dia 25, de Agde, en 3 dias, laúd San José, de 38 ton., pa¬ trón I). C. Vicens, con 5 mar. y lastre.
K M B A RC ACION US L) US RACtl A D AS
Dia 20, para Palma, laúd San José, de 20 ton., pat. D. Pedro J. Pujol, con 6 mar. y lastre.—Dia 20, para Palma, laúd Catalina, de 34 ton., pat. D. J. Fleixas, con 6 mar. y lastre.— Dia 24, para Cin¬

alumno Antonio Colom de la escuela
pública de Fornalutx, que dirige D. Ama¬ dor Torrens. Igualmente lo han obtenido y mención honorífica por el problema

de primavera y verano. Agradecemos el obsequio.
Un prójimo que en uso de su libérrimo

ocupado en extraer cemento de las can¬ teras contiguo á «Las Argilas», cuando se desplomó un terraplén y cogió debajo al pobre trabajador, que fué extraído con

Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS

dadela, pailebot Lorencito. de 40 tonela¬ das, pat. D. B. Piris, con 6 mar. y efec¬ tos.—Dia 2c, para Barcelona, vapor Co- o rreo de Cartagena, de 258 ton., pat. don M. Escandell, con 16 mar. y efectos.—

aritmético, las niñas María Bauza Ense¬
ñat y María Mayol, de la Escuela públi¬ ca de Biniaraix, dirigida por D.a Fran¬
cisca Valls.
Felicitamos cordialmente á los agra¬

derecho intentaba contraer nuevas nup¬
cias fué obsequiado en la noche del jueves con una serenata en la que la mayoría de los instrumentos no eran de cuerda ni de metal, sino del reino ani¬

vida, gracias á la oportunidad y esfuer¬ zos que hicieron sus demás compañeros para salvarle.
Conducido en una camilla al Hospital y reconocido por los facultativos D. Emi¬

En la iglesiaparroquial.—Hoy, al ano¬ checer, se cantarán solemnes completas en preparación á la fiesta del Patrocinio
de San José.
Mañana, domingo, dia 28, á las 7 y

Dia 25, para Marsella, pailebot Balear, de 66 ton., pat. D. J. Benejam, con 6 mar. y frutas.— Dia 26, Para Agde, laúd San José, de 38 ton., pat. D. C. Vicens, con 5 mar. y frutas.

ciados y á sus respectivos profesores.
Dias tristes con ¿lito de invierno, han sido casi todos los de la presente sema¬
na. Desde la noche del sábado venía so¬
plando un fuerte viento N. E. que rodó antes de las 24 horas, al E. puro, por cuyo motivo la temperatura se dejó sen¬ tir algún tanto fría. La fuerza del viento ocasionó en la parte de Fornalutx bas¬ tantes destrozos en el arbolado, y espe¬
cialmente en los frutales en flor y en frutos.
Los algarrobos y almendros sufrieron no poco, viéndose esparcidos por el sue¬ lo á gran cantidad de almendrucos. El lunes y martes el firmamento se mantu¬ vo continuamente encapotado amena¬
zando lluvia, que cayó por fin á las pri¬ meras horas de la madrugada del miér¬
coles 24 del actual.
Su duración íué de unas tres horas
escasas, y no hay para que decir que ha¬ brá sido en extremo provechosa para los sembrados que ya la necesitaban muy

mal y criados en el mar. No aplaudimos el hecho, pues es más
digno de censura que de alabanza.
La señora D.a Adela Antoine, Viz¬ condesa .Viuda de Barrantes, y D. Sal¬ vador Francisco Real, han iniciado en España el proyecto de fundación de un asilo internacional para los inválidos del trabajo. Este Asilo, en caso de que lle¬ gara á levantarse, se fundaría en las afueras de Barcelona, según hemos po¬ dido ver en el prospecto que se ha hecho llegar hasta nuestras manos, y del que se enviarán ejemplares á cuantos de¬
seen interesarse en tan noble como filan¬
trópica idea.
La Sección dramática del «Círculo So-
llerense» dará, en la noche de mañana,
en el teatro de la «Defensora Sollerense»
la primera de las 4 funciones que de an¬ temano tenía anunciadas. Empezará con la comedia en tres actos, original de don Lope de la Vega, El marido de mi mujer,

lio Conte y D. Juan Marqués, se le en¬ contró la rotura de algunas costillas, una gruesa herida eu la cabeza, diferen¬ tes contusiones en el cuerpo y una luxa¬ ción femoral en la pierna derecha.
Quiera Dios que no sobrevengan com¬ plicaciones y pueda obtenerse una pron¬
ta curación.
La Avispa, de Madrid, la ilustración más barata del mundo, regala 50.000 pe¬ setas en efectivo, un verdadero capitalito en estos tiempos, al afortunado de sus lectores que sea designado por la Lote¬ ría Nacional. Es originalísima y de reco¬ nocida utilidad la idea, y recomendamos á nuestros lectores adquieran un número, que sólo cuesta 5 céntimos, en cualquier puesto de periódicos, ó lo pidan como muestra á Madrid, que se lo enviarán gratis, en la seguridad de que les agra¬ dará su lectura, además de ser quizás favorecido por la suerte, lo que nos com¬ placería.

media, se celebrará misa de comunión
general para las «Hijas de María». A las 9 y media se cantarán horas meno¬ res y después la misa mayor, publicando las glorias del Casto Esposo de María
D. Jaime Sastre, Vicario. Por la tarde, después de vísperas y Completas habrá, explicación del catecismo; y al anochecer, se celebrará el ejercicio mensual con que las «Hijas de María» obsequian á la Vir¬ gen Madre.
Martes, dia 30, al anochecer se dará comienzo al devoto ejercicio del mes de las flores, consagrado á la Inmaculada Virgen María, y se continuará á la mis¬
ma hora en los demás dlfcs consecutivos.
En la iglesia de San Francisco.—Ei martes, dia 30, á las siete de la mañana,
durante la celebración de una misa se
dará principio á la devoción del mes de María, siguiendo en los demás dias á la
misma hora.
En el oratorio de la Alquería del Conde. —Al anochecer del martes, dia 30, se
dará comienzo á la devoción del mes de
María, siguiendo todos los demás dias á
la misma hora.

PROGRAMA, de las Ferias y Fiestas , qne se celebrarán en esta villa en los dias 11, 12 y 13 del mas entrante,
eu conmemoración de la victoria al¬
canzada por nuestros mayores contra la invasión musulmana el 11 de Mayo
del año 1561.
Dia 11.—Al anochecer será trasladada
en procesión la imagen de la Virgen de la Victoria, desde el oratorio del Hospi¬ cio á la iglesia parroquial y acto seguido se cantarán completas por la música de capilla. A las nueve iluminaciones y mú¬ sica en la plaza de la Constitución y pa¬ seo del Príncipe, y al mismo tiempo que
amenizarán las bandas de música se dis¬
pararán hermosos y variados fuegos ar¬
tificiales.
Dia 12.—A las diez, en la parroquia misa mayor á toda orquesta. Ocupara la cátedra del Espíritu Santo el M. I. señor D. Mateo Rotger, canónigo. Por la tarde á las tres, corrida de novillos, por las Srtas. Toreras. A las seis, procesión que recorrerá las calles de costumbre.
A las nueve, como en la noche ante¬ rior, las bandas de música ejecutarán

mucho.

finalizando con la representación del

Registro Ovil

piezas de lo más escogido de sus re¬

El martes antes de anochecer, entró
en nuestro puerto uno de los pailebotes más hermosos que surcan las aguas del
Mediterráneo, el «Balear», de la matrí¬ cula de Cindadela y propiedad de la casa naviera Arguimbau; al siguiente día entró el vapor «Correo de Cartage¬ na», que viene expresamente desde Ta¬ rragona para sustituir, en este viaje, al «León de Oro», y cargó al igual que el

juguete cómico en un acto y en verso
catalán, titulado Cura de moro.
Las obras que por administración mu¬ nicipal se verificaron durante los dias 15 al 21 del actual, consistentes ea la recomposición del piso de la calle de la Gran-Vía y el del camino de «Can Tés» importaron 163‘35 pesetas.
Hemos recibido de D. Pablo Seguí,

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 20 de Abril.
Fué presidida por el Alcalde D. Juan Canals, y asistieron á ella convocados por segunda vez los concejales señores D. Ramón Coll, D. Jerónimo Estades, D. Damián Riutort, D. Juan Deyá, don Andrés Oliver y D. Pedro José Santandreu.
Leída el acta de la sesión anterior, el ár. Estades manifestó que en su redacción, se había omitido consignar que el Sr. Deyá pidió se pusiera de ma¬ nifiesto una relación da los haberes y gratificacio¬ nes que disfrutan los empleados de este municipio; haciendo constar este último señor, que había pe¬ dido la relación referida á consecuencia de una

Nacimientos.
Varones 2.—Hembras 0.—Total 2
Matrimonios
Dia 27, D. Juan Real Bestard, solte¬ ro, con D.a Isabel M.a Vicens Monserrat,
soltera.
Defunciones
Dia 20, D.a María Fontanet, Canals, de 80 años, viuda, manzana 55.—Dia 21 D.a Antonia Casasnovas Rullán, de 70

pertorios, y se dispararán fuegos arti¬ ficiales de gran efecto.
Dia 13.—A las diez carreras de cintas
en bicicleta, en la plaza de la Constitu¬ ción. A las doce, misa de campaña en dicha plaza. A las tres de la tarde, lla¬ mada y tropa, arenga por el Capitán Angelats á las improvisadas fuerzas y marcha seguidamente al Puerto para ve¬ rificar el simulacro. Al anochecer, tras¬ lado procesionalmente de la Virgen de la Victoria desde la iglesia parroquial al

«Balear» una crecida cantidad de naran¬
jas, saliendo el pailebot directamente para Marsella y el vapor para Barcelona y Cette. Ayer cargó el San José y habrá tal vez salido para Agde.
De manera que de continuar la extrac¬
ción á tres cargamentos por semana, como
en la presente, dentro de un mes no ha¬ brá naranjas ni para un remedio; y lo

secretario de la sociedad de socorros
mútuos «Unión Española» domiciliada en Marsella, el programa de las fiestas que en conmemoración de su segundo aniversario celebrará aquella importante
sociedad el dia 28 del actual.
A las 10 de la mañana en la iglesia de los Agustinos se celebrará un oficio en honor de la sociedad; después precedidos

manifestación del Sr. Joy, quien dijo, que algunos empleados disfrutaban mayor sueldo del que en realidad ganaban. Después de este incidente fué
aprobada el acta. Se acordó pasara á informe del Sr. Ingeniero en¬
cargado de la carretera que de Palma conduco al
puerto de Sóller, una instancia suscrita por D. Ber¬ nardo Marqués solicitando permiso en nombre de D.a Luisa Yilella para verificar varias reformas á
la fachada de la casa n.° 32 déla calle de Isabel II.
También se acordó pasaran á informe de la Co¬ misión de Obras las solicitudes siguientes: Una de D. Cayetano Rosselló Lanuza pidiendo permiso en nombre d* su esposa D.‘ Juana María Barceló Muntañer para ejecutar varias reformas al frontis de la casa n.° 3 de la calle do San Antonio y otra suscri¬

años, casada, manzana 64.—Dia 21, doña María Enseñat Marqués, de 68 años, viuda, punto denominado «La Abuarada» —Dia 21, D.a Concepción Elias Oapellas, de 30 años, casada, ensanche «El Seller» —Dia 23, D.a Catalina Mayol Vicens, de 97 años, soltera, calle de la Rectoría. —Dia 25, María Canals Garau, de 8 dias, manzana 50.—Dia 25, D. Guiller¬ mo Canals Enseñat, de 78 años, casado,
manzana 52.

Hospicio, asistiendo las tropas que ha¬ brán tomado parte en el simulacro. A las nueve velada musical eu la plaza de la Constitución y paseo del Príncipe con disparo, en los intermedios, de fuegos artificiales que no desmerecerán de los
anteriores.
La Comisión.
Sóller 25.de Abril de 1901.

raro es que su precio, en vez de subir, de la banda de música Los Touristes de ta por D. Miguel Vallcaneras Gost en nombre de

lleva tendencias á la baja. El primero de

Midi se visitarán las Autoridades y al

D. Antonio Rotger, pidiendo permiso para variar el curso de la fuente denominada de «S‘ Uyet» y

os) FOiáLETíar
UNA MADRE COMO HAY MUCHAS
La canción se concluyó, pero una voz varonil repitió la estrofa:
Son dons de Jesús
y la seva Mare.
—Valentín, dijo María Rosa: ¿qué
traes de nuevo?
—¿Qué queréis que traiga? una exi¬ gencia de mi tía Sabina.
—¿Qué quiere nuestra Tía? preguntó la joven palideciendo.
—Fui á visitarla, como sabéis, ayer mañana; y se empeñó en que me que¬ dase con ella, y tuvimos una larga con¬ versación. Es rara como ella sola, pero me quiere mucho, y me dijo por fin de
fiesta que vendría á pasar una tempora¬
da con nosotros, pero con la condición
de que la madre pasará después el resto
del año con ella.
No, no: dijo María Rosa; yo no quiero que la madre nos deje. ¿No es así que no queréis dejarnos? dijo la joven cogiendo entre sus brazos á Engracia. ¿No esta¬
mos bien ahora?
—Sí, hija mía, dijo Engracia, y nunca

en mi vida fui tau feliz; pero Sabina es rica al paso que nosotros no lo somos y es preciso tenerla contenta; de lo con¬ trario. los hijos de María serían sus he¬ rederos, y tú, hija mía, añadió, atrayen¬
do hácia sí á su nuera, serías la más per¬
judicada. —Es verdad, dijo con tristeza la jóven.
y añadió con amargura: No tengo hijos, y el día que Valentín muera, si nadie se acordaba de mí. sería arrojada de esta
casa como un mueble inútil.
—Nunca.-mientras yo viva, gritó En¬ gracia.
—Madre, vos sois más vieja que yo, exclamó María Rosa, siempre muere el que más falta hace.
—He sabido el secreto de mi tía Sabi¬
na, dijo Valentín, y el motivo de sus ri¬ quezas. Ella misma me lo ha dicho.
—Es que encontró una olla de onzas de oro, dijo Engracia. Ella me lo dijo.
Valentín sonriendo contestó:—No lo
creáis madre: esto no fué más que una
chanza. A nuestra tía le cayó por tres veces, en diferentes épocas, la lotería, y ella se lo tuvo callado. La primera vez fué ó los treinta años que le cayó el pre¬ mio gordo, y determinó no casarse por no estar nunca sujeta á hotpbre alguno. Después continuó jugando á la lotería y

le cayeron dos veces más diferentes suer¬ tes, lo que no le maravilla poco ni mu¬ cho. pues dice que nació de pié en do¬ mingo y en día de Navidad, por lo cual siempre ha sido feliz.
Nadie más que el Notario de Sitjes supo la suerte de la tía Sabina, y él fué quien compró por cuenta de la misma los otros dos billetes; pero lo más origi¬ nal es que desde que le cayó otra vez la primera suerte no ha querido volver á jugar, pues dice que no quiere negocios en los cuales quien los emprende gana el veinte y cinco por ciento, que es lo que gana el estado en la lotería, y que ella ya ha hecho su negocio y no quiere devolver al Rey lo por ella ganado.
El Notario de Sitjes colocó por órrlen
de la tía su dinero en nombre de D. An¬
tonio Anglada en la Viña Nueva, hasta que ella, como sabéis, quedó con la ha¬
cienda.
—La cual será vuestra, si me dejáis hacer á mí, dijo Engracia, pues Sabina me quiere mucho, pero si yo la dejara, seria fácil que Subinita. la hija mayor de María que es ahijada de su tía, se que¬
dara con la herencia de la Viña Nueva
cuando muera mi cuñada.
Yo ipe iré á vivir con ella, y si yo muero, ni tú Valentín, nj tú María Rosa

debéis permitir que Sabina permanezca sola en su casa, sino que habéis de invi¬ tarla á venir aquí, con la condición ex¬ presa de que lo mande todo. ¿Oís?
—Si, dijeron los dos jóvenes. Al día siguiente Sabina fué por pri¬ mera vez, después de la riña que hubo, á la casa que la vio nacer.
Mártir le dió la mano para bajar del carrito, y los dos sonrieron.
—Aun podríamos volver á reanudar aquel contrato de boda, dijo Mártir con
chanza.
—Somos viejos ya, amigo, dijo Sabi¬ na; pero te juro que me ha pasado el rencor, y como me voy volviendo vieja, no quiero bregar con trabajadores, apar¬ ceros y mozos de labranza, hato de hol¬ gazanes que se burlan de una mujer sola y que al ver unos pantalones cum¬ plen con su deber. De aquí en adelante Valentín y tu llevaréis todo este trabajo, pues al fiu y al cabo ¿para quién ha de
ser todo?
Mártir cayó de rodillas, cogió la mano de Sabina y se la besó llorando y repi¬ tiendo:—Ahora estás vengada. Sabina, y bien vengada.
Miróle ella y dijo con tristeza:—Esta venganza no es raía, Mártir; me la su-

ge rió Mossen Furriol. Así. dice el santo hombre que se vengan los cristianos. Pero yo aun no me he vengado del todo; mi venganza completa ha de ser en el
lecho de tu muerte en donde no te aban¬
donaré nunca, ó lo que también puede suceder, si tú fueras el vengador, te pido que en este caso, hagas lo mismo con¬ migo.
—Sea como fuere, dijo María Rosa, que esto tarde muclm tiempo.
Sabina estuvo con la familia tres me¬
ses, y ella tomó como de ordinario el
mando de la casa.
Después exigió qne Engracia fuese á morar con ella, y la pobre madre hizo el sacrificio de dejar á sus hijos.
— Estoy sola como un buho, dijo Sa¬ bina, y á ellos no les falta compañía.
Las dos cuñadas marcharon juntas y María Rosa quedó con su padre y su marido, y pudo desplegar sin ofender á nadie sus humos de Pubilla, quedando
dueña absoluta del campo.
CONCLUSIÓN
Hace algún tiempo que en la Viña Nueva se veía una anciana que, á pesar de sus año» y sus abundantes cabellos

SOLL e n

PUBLICACIONES RECIBIDAS
BESANTE LA PRESENTE SEMANA

¡| n.° 49:=Invento de las máquinas sega¬ doras. El ensilado. Higiene de las ca¬ ballerizas. Conferencia entre don Gil y

La Industria Pecuaria.-—Sumario del
tiúm. 18.—Descripción de razas de gana¬ dos. Camas de los animales domésticos:
Las camas de turba higiénica y agrícolamiente consideradas, por Demetrio Ga¬ lán. Ventajas de la trituración de la cebada para la alimentación del caballo, por Alberto Civera. Como en España.
Los abonos minerales: Fórmulas para
distintos cultivos, por el Dr. Llórente. Teoría mecánica de la nutrición, por Ra¬ món Pérez Baselga. Sección de consul¬ tas. Vías pecuarias de la provincia de
Murcia (continuación). Ecos de la quin¬
cena. Seóción comercial. Sección bi¬
bliográfica, por L. R. Se suscribe en la Administración,
Huertas, 30, segundo, Madrid.
* **

1’ amon Pere sobre els xitxorers. Injer¬
tos de la vid. El cáñamo. El maíz en
la industria. Variedades: Un nuevo
procedimiento de nutrir la vid. Para
destruir las moscas. La enfermedad en
las patas de las gallinas. Mejoramiento
de los vinos verdes. Conservación del
estiércol. Destrucción de los ratones de
campo por el arseniato de potasa. Punís de suseripció: á Palma, á ses
principáis llibreríes. A Manacor, á s‘ im¬ prenta d’ en B. Frau. A Felanitx, á s’ im¬ prenta d’ en B. Reus. A Lluchmayor, carrer del Convent, 27.
* **
Boletín de Tabacos y Timbre.=SuMA-
rio del n.° 496.=La semana. Los por¬
torriqueños y su tabaco. Oficial. El comercio de tabaco en Inglaterra. Es¬ tadística de exportación. La Gaceta en

Es Pagés Mallorquí. — Sumario del la semana. Revista de mercados. Mo¬

vimiento de personal. Noticias. Anun¬
cios.
Se publica en Madrid, calle de la Liber¬ tad, 16 dup.o, bajo.
* ÍjC jj»
Boletín de la Cámara oficial de Co¬
mercio, Industria y Navegación de Pal¬
ma de Mallorca.—Sumario del número 53.—Cámara de Palma: Acta de la se¬
sión del 12 de Marzo. Iniciativas y Co¬ mentarios: Comercio exterior de España. Sección Oficial: Reglamento de las Jun¬ tas de Obras de puertos. Interesante á
los viticultores. Península: Noticias
varias. Estatutos y reglamento de la Liga marítima Española. Mercados.
Precios corrientes en Mallorca.
Se suscribe: Oficinas de la Cámara.
Palacio, 20, Palma.
* **
Mallorca Dominical.—Sumari del nú¬
mero 221.—El Boíl Pastor, per Mossen Matgí. ¡Pobres velis! per Mossen Romaguer. Noticies históriques. Sants y

festes. Camino del Cortijo, (traducción de Florión), por V. C. L. Estudiants de la sopa, per Antoni M.a Aleover Pre. Un Panearitat, per Mossen Ma¬ nuel. Lo tim-tara del ferratayres, per B. Ferrá. Rates y sogres, p’ el Sen Garroví. Cronicó, p’ es Cronista. Bon repós. Entreteniments, per S. Elviro
Más. An uncís.
Se suscriu en la Direcció y Administració: Cadena de Cort, núm. 11, Palma.
* **
La Agricultura Española.—Sumario
del n.o 64.=El sorgo azucarado como
planta forrajera, por Miguel Mayol. So¬ bre algunas cochinillas de las plantas que dan origen á la negrilla. Cochinilla del olivo, por López Guardiola. La pul¬ pa de la remolacha como alimento del ganado (continuación), por el Dr. Llóren¬
te. Crónica: Tarifas de ferrocarriles.
Cultivo del opio. Estadística vinícola. Estación enotécnica de España en Cette. por La Redacción. Bibliografía, por

A. Sección de Consultas, M. M. Copondencia.
Punto de suscripción: Plaza de Caje¬ ros, 6, Valencia.
* **
El Magisterio Balear.=SuMARio del
n.o 17.—Sección Oficial: Orden de sub¬
secretaría sobre permutas—Orden de
subsecretaría sobre traslado de maestros
dentro una misma localidad. Sección
Doctrinal: Acento Ortográfico, (conclu¬ sión) por D. J. Llobera. Sección Pro¬
vincial: Sesión de la Junta Provincia!
de Instrucción pública del 20 IV—10. Asociación de maestros del partido de Inca. Exposición dirigida ai Sr. Minis¬
tro de Hacienda. Sección de noticias:
Noticias varias. Noticias de la Provincia.
Se suscribe en la Redacción y Admi¬ nistración, calles del Sol, 11, y San Pe¬ dro Nolasco 7, Palma.

Los anaiioios que se inserten en esta sección pagarán: Hasta tres in¡ercicres á razón de 0'05 pesetas la linea; hasta cinco inserciones á cszon de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á raz-ín de 0‘02 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de lineas
le que se componga, será de 0'50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados. Reconta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho sera el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del anoho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 pías., y asi en igual proporcióon.
En ía tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘ 10 ptas. ia linea del tipo en que se comuongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Los suscríptores disfrutarán uca rebaja de na 25 poj
ciento

SE ALQUILA un piso de una casa de

(De

la calle de la Romaguera,
tanto con huerto, como
sin él.

ACABA DE PUBLICARSE EL

Informorá su dueño

Anuario de la Exportación Guillermo Cardell. Roma¬
guera, 30.—Sóller. .LA SOLLERENSE

DE
JTO&É COJLIj

INDUSTRIA Y COMERCIO para 1901

'CmlM j PORT-BOI (Fronte fimo-cpsela)

CONTIENE: Las señas de Barcelona por apellidos y profesiones. Las del resto

Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito

de España. Las

de

todas las naciones de Europa y de las \\Amcricas latinas. Aranceles

Agencia especial para el trasbordo y de Aduanas de las mismas naciones. Informaciones para el desarrollo comercial. Estadís¬

reexpedición de naranjas, frutas rrescás y pescado?

ticas de exportación é importación, etc., etc.

La Ilustración Española y Americana. —La Moda Elegante.—La Ilustración
Artística.—El Salón de la Moda.—Album
Salón.—La Bordadora.—La Feria Ar¬

Precio en Barcelona, f50 pesetas j i el reste de España, 15 pesetas

tística.—La Mariposa.—La Zapatería Ilustrada.—Sol y Sombra.—La Elegan¬

(Pídase en Palma en el

de Suscripciones” de C. Miguel

cia,—y otra infinidad de periódicos y Alvarez9 callea JEellw 32 y Santo Espíritu 32«—Sdller9 cu el estáfele-
revistas ilustradas de España sirve á sus
abonados el «Centro de Suscripciones», eimleiito de 6éJL¡a Sinceridad” San Bartolomé 179 y en todas las 11-

sección tercera de «La Sinceridad», Bartolomé 17,—SOLLER.

San

feréríais.—33ABC9EIjíI¡ML9

Paseo de Isafe©! II9 mimo

8.

C/0
O
o

G OS

5cr,

°
vh

ai

O g

6^

O o3

r-Q Tj

oj oá
»

<L>
OU G
ai
GG

ai
-G bL G CL>
co
O ai ’—1
S-H rv oo
Gr1 fü
G
O3
u
5-h
\_
O ai G*" r-Q ¿h o
Oh

V-t
ai
PQ
G
ai
CO
Ü

O
w
CO

2

5-h
<D
r——I

co

G
CD

O

.

.tí O

co

’oL ^ Ms
Qo

SOCIEDAD BARCELONESA BE GUANOS CURACION DE li DIABETES POR EL

BARCELONA

Vino Uranado Pépsico PLAZA DE PALACIO, 2 Y S, Y ESPADERÍA, 20 Y 22

GUANO POMÉS-POMAR
‘■el más acreditado, el más barato y el de más con¬ sumo de España
A 21 .pesetas saco® Tomando 1® sacos ú 2® pesetas id.
DEPÓSITO EN CASA DEL REPRESENTANTE
D. MIGUEL COLOM
CAIdLE m>EIj MAR.-S©MiJEW-(®aI©ares)
SERVICIO DECENAL

de
J. TORRENS, -Farmacéutico
El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬
medad denominada "diabetes. „
PÍLDORAS FERRUGINOSAS
DK

1A1CM#IA
Conocidos como son de todos los sollerenses los servicios de este acreditado esta¬
blecimiento, ninguna necesidad habría de llamar la atención de aquellos acerca de la bondad de éstos si no hubiera quien, con motivo del fallecimiento del antiguo propietario I). José Serra y Mir y con una intención que muy á las claras se deja ver, ha propalado 1a. calumniosa especie de que su señora viuda D.a Concepción Salvó, que durante muchos años compartió con su esposo las tareas de la dirección y ad¬ ministración del Hotel, habíase retirado del negocio y que por lo mismo había éste pasado á manos ajenas.
Sépase, pués, la verdad; esto es: queda señora Viuda del fundador del aparro¬ quianado Hotel del Universo es la que continua de éste al frente. Y aprovecha la ocasión de desmentir la falsa especie propalada, para ofrecer de nuevo á sus asiduos favorecedores el servicio esmerado y económico de siempre, mejorado á medida que las circunstancias lo aconsejen, ya que reúne el expresado Hotel excelentes condi¬ ciones por su proximidad á los muelles, á la Bolsa, á las Aduanas, á los Parques y á los ferro-carriles para Francia.
L‘ ASSICURATRICE ITALIANA

INULA HELENIUM

Sociedad de segaros contra Sos

calidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA. — D. J. Roura, Paseo de la Aduana, 25.-—EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Comman-
dant Samary-5.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette, según el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará él vapor veinté
y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

Con estas píldoras, preparadas por J. Torreas, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo

A€€I1IMMM MMIj T1ABAJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬

res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el menstruo), la Ameno¬

Capital social: 5.000.000 Liras

rrea (ó supresión del mismo), la Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 debilidad, flaqueza y cuantas mo- de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬
léstias ó enfermedades reclamen un i trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.

exiliante poderoso y enérgico.

DE5 EXENTA.:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller, Far¬ macia de J. Torrens.

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y . demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALD0
GASEELAS,
SOLLER,—Imp. de «La Sinceridad»