ARO XVI.—2.a EPOCA.—NUM. 718
ARO XVI.—2.a EPOCA.—NUM. 718

SÁBADO 5 DE ENERO DE 1901

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
,.lh¡r: Administración.
rancia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: D. Guillermo Marqués—«El Cañón*—Arecibo, (Pto.-Rico.) Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-Sau Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCION Y ADMINISTRACIÓN:

Juan Marqués y Arbona.

4 Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0'50 pesetas al mes. n
Francia- 0’75 francos id. id. (PAGO ADELANTADO América: 0’20 pesos id. id.)
Números sueltos—O’IO pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria
LO Q.UE VALE UMA MUÑECA
—Mamita, ¿qué me traerán los Reyes?, —decía un precioso y rubio chiquillo de cinco años á una joven inclinada con afán sobre una máquina de coser, á la que ponía en movimiento con nervioso
gesto.
—Lo que tú quieras, tesoro mió,—con¬ testó la joven.
— Quero un caballo gande, gande, co¬ mo el que teñe Titas
Tita era Teresita, la hija de los due¬ ños de la tienda, para la que trabajaba la joven, y el niño cuando iba allá con¬ templaba el caballo con muda adoración y apenas si se atrevía á señalarle con
oís deditos, mirando á Teresa con gesto
de suprema envidia. El chiquillo tenía una obsesión por
aquél caballo, pero su madre, pobre viu¬ da sin más bienes que el trabajo de sus manos, apenas si podía ofrecer á su hijito un muñeco de cartón con mejillas pintadas con almagre que teñía los lin¬ dos hociquitos del muchacho asustando más de una vez á sn madre, que creía era sangre la pintura.
Aquella noche, fría y clara como son las de Enero, era la víspera de Reyes. Hasta la mísera bohardilla llegaban con¬ fusos los gritos de los papanatas que iban por las calles de Madrid, provistos de antorcha humeantes, y largas es¬ caleras, á recibir á los Reyes magos.
Los estridentes sones de las trompetas herían de vez en cuando los sutiles oidos
del niño desvelado, y llenaban de amar¬ gura el corazón de la joven obrera.
¡La víspera de Reyes! Un gran día pa¬ ra los padres que pueden realizar las in¬ fantiles ilusiones de sus hijos.
Un día de tristeza indecible para los pobres que tienen que consolar á sus hijitos arrancándoles la primera ilusión, diciéndoles que ios Reyes son mentiras en las que solo creen los hijos de los ri¬
cos.
Dolores no se atrevía á quitar á su hi¬ jo sus sueños infantiles. Trabajando á destajo, privándose de todo, cada año había comprado á su niñito el juguete que llenaba su zapatito de bebé.
La madre era dichosa cuando al si¬
guiente día se despertaba y sus ojos sor¬ prendían á los piés de la cainita el ju¬ guete soñado. ¡Qué gritos! ¡qué alegría! ¡qué argentinas carcajadas!
—¿Mamá, mira qué me ha ir taido los Reyes! Po que soy bueno ¿vedad, ma¬
mita?

—Sí, gloria mía; sí, encanto mío; por que eres lindo, porque eres bueno, los Reyes te quieren mucho; ¿estás contento,
bien mío?
—Sí, mamita. Pero ¡no llores! ¿Po qué
lloras?
—No lloro, cielo mío; anda, ves y jue¬ ga con el muñeco.
Dolores lloraba, sí; lloraba pensando en su pobre marido, obrero honrado que la quería tanto, muerto dos años hacía; lloraba de frío y de hambre.
El muñeco de su hijo, el pasado año, le costó quedarse sin el pañolón de abri¬ go y casi sin comer dos dias. Aquel año era pésimo; una pequeña enfermedad la
había atrasado con los dueños de la tien¬
da de lencería, que la descontaban los cien reales que le habían generosamente adelantado para medicinas. Dolores ha¬ bía llegado á la víspera de Reyes sin po¬ der ahorrar un céntimo para llenar el zapatito de su hijo, que, convaleciente entonces, soñaba con el caballo gande, gande, como el de Tita, que su madre le dijo que le traerían los Reyes si tomaba una medicina muy amarga que le debía poner bueno.
El plazo había vencido; aquella noche los Reyes dejarían el hermoso caballo á los piés de la cama del pequeño.
—Mamá. —dijo otra vez el niño, —he peto el teto gande pa que caba el caballo.
—Duérmete, rey mío; mira que los Reyes no visitan á los niños si están des¬ piertos.
--Ya me dermo, mamá.
El chiquillo cerró sus ojitos orlados de grandes pestañas.
Dolores dejó un momento la máquina y fué á dar un beso á su hijo. El niño abrió los ojos sonriendo, y al ver la ru¬
bia cabellera de su madre deshecha y es¬
parcida por su espalda, recordó la opu¬ lenta peluca de los muñecos de la Tita, detalle que le entusiasmaba.
—Mamá,—dijo devolviendo la caricia á su madre y cogiéndole las mejillas con ambas manitas—quero que el caballo tenga el pelo como tú.
E inclinando la cabecita dulcemente
se durmió como un ángel. Dolores contempló á su hijo con pa¬
sión. después dejóse caer desfallecida sobre la silla, su puesto de combate, y
lloró.
Los rumores de la calle llegaban hasta ella claros y distintos. Aquellos gritos de ¡d los reyes\\ ¡d los reyes\\ repercutían
dolorosamente en su corazón.
Sus ojos, caldeados por el llanto y el insomnio, miraban á todas partes sin ver; de pronto sus miradas se detuvie¬
ron en el cesto de la costura, el teto, co¬
mo lo llamaba el niño.

Aquel cesto era preciso llenarlo, su hijito lo esperaba y aquella vez era un caballo gande, gande, lo que su hijo de¬ seaba y en el que estaría soñando sin
duda.
Dolores no tenía dinero ni nada en su
humilde bohardilla que lo valiera. La máquina era imposible venderla; ¿con qué cosería? ¿Empeñarla? era perderla al primer plazo que no podría pagar. ¿Qué
hacer?
En aquel momento los relojes de la vecindad, uno después de otro, dieron
las diez.
Aquellas campanas galvanizaron á la
infeliz madre.
Una idea vaga al principio, potente después, surgía entre las brumas de su angustiado cerebro.
Recogióse la espléndida cabellera que á modo de manto real cubría sus espal¬ das y prlaba su frente como un nimbo de oro, y liándose una mantilla y arre¬ bujándose en un pañuelo raido y pobre, después de besar á su hijo, salió á la ca¬
lle, resuelta y presurosa.
—Mamita, mamita de mi alma, mira
qué caballoune han taido los Reyes! —¡Hijo de mi alma! ¿Estas contento? —Sí, mamita mía; mira, tiene el pelo
como tú!
—Sí tesoro mío; los Reyes han cogido mis cabellos esta noche para ponerlos en la cabeza de tu juguete.
Enrique Bayona.

Sección Científica

SOBRE LA AFINIDAD QUIMICA

(De La Energía Eléctrica.)

VI

í

Como el lector podrá observar, estas

breves páginas no tienen la pretensión

de explicar matemáticamente ninguno

de los grandes problemas de la química,

ni aspiramos tampoco á fijar el carácter

de la fuerza de afinidad, que une á los

átomos y que gobierna, por decirlo así.

las regiones íntimas de la materia.

No son una explicación—volvemos á

repetirlo,—sino un conjunto de reflexio¬

nes sobre el fenómeno químico en si

mismo. Reflexiones provocadas por esta

pregunta. ¿Podrá algún día el problema

de la química reducirse á un problema

de mecánica?

Creemos que sí. Y nuestras observa¬
ciones tienen una orientación en este sen¬

tido.

Si fuera lícito, en efecto, considerar á

los átomos como pequeños centros, ó, si se quiere, como cuerpos pequeñísimos de materia ponderable, rodeado cada
uno de ellos de una atmósfera de éter y
sumergidos todos ellos en el éter del es¬ pacio, no de otra suerte que los astros lo están en el éter del espacio celeste; sí, por otra parte, no existieran más fuer¬ zas en todas las reacciones químicas que las tres que marcan las hipótesis ya se¬ ñaladas, á saber: atracción entre los
centros ponderables, atracción todavía entre la materia ponderable y el éter, y repulsión entre las atmósferas etéreas, no cabe duda que los problemas de la química serían problemas de mecánica, como lo son los problemas de la astro¬
nomía.
Problemas dificilísimos, de una com¬ plicación inmensa, inaccesibles—hoy por hoy—al cálculo, si se les considera en toda su generalidad, mucho más difíci¬ les que los problemas astronómicos, porque en éstos no hay que tener en cuenta más que las masas de los astros y sus atracciones, y por lo general, to¬ mados dos á dos, al menos en una pri¬ mera aproximación, al paso que en la química habría que considerar la mate¬ ria ponderable y el éter, y sus atraccio¬ nes y repulsiones recíprocas, y en la mayor parte de los problemas, aun en los de química inorgánica, tres y cuatro y más centros activos en presencia de
otros.
Pues si tan complicado es en astrono¬ mía el problema de los tres cuerpos su¬ jetos tan sólo á sus atracciones, ¿qué se¬ ría en química orgánica cuando se tra¬
tara de sistemas de centenares de átomos
en presencia y en acción recíproca todos
ellos?
¡Cuando se piensa en la complicación de tales problemas, casi se duda de que el genio humano—por grande que sea —pueda abordar nunca tales problemas en la forma que señalamos!
Pero ¿cuando la razón ha retrocedido
cobardemente ante las dificultades?
¿Cuándo no se ha sentido atraída por el ideal, aunque al borde del ideal esté el
abismo?
Y, sobre todo, ninguna ciencia co¬ mienza por lo más difícil. Y sin escribir
en ecuaciones matemáticas la forma de
las glucosas, de las grasas ó de las al¬ búminas, bien pueden intentarse algu¬ nos pasos en la explicación de los com¬ puestos más sencillos de la química inorgánica.
Aun así. el problema se presenta for¬
midable. como vamos á ver bien pronto.
Porque el problema es éste. Dados varios centros ponderables cu¬ yas masas representaremos por M, M’...

rodeada cada masa de una atmósfera de
éter cuya masa ó cantidad etérea desig¬ naremos por m, m’...; sabiendo además que las M se atraen, que las m se recha¬ zan, y que cada M. atrae y es atraída por todas las m, en tales supuestos, re¬ petimos, se trata de determinar la forma de equilibrio del sistema, ó si hay más
de una forma, de determinarlas todas.
Pero aún no tenemos los datos com¬
pletos del problema, porque no hemos fijado las leyes de las atracciones y re¬ pulsiones.
M y M\\ por ejemplo, se atraen pro¬ porcionalmente á las masas, y en el es¬ pacio planetario, en razón inversa de los
cuadrados de las distancias.
¿Pero cual será esta ley en los espacios moleculares? ¿Se conservará el cuadrado de x, siendo x la distancia entre M y M’, en el denominador, ó al pasar de los es¬ pacios celestes á los espacios archimicroscópicos de los regiones químicas, habrá variado el exponente de la poten¬ cia ó será acaso una función m^s com¬
plicada? Problema es éste cuya solución se ig¬
nora. Pero para seguir adelante en nues¬ tras reflexiones, supongamos que esta
función de la distancia es conocida y re¬
presentémosla por f (x). En esta hipóte¬ sis. la fórmula general de las atracciones entre cada dos centros ponderables será la siguiente:
M M’ f (x).
Lo que hemos dicho de las atracciones pudiéramos repetir de las repulsiones del éter. Sin dificultad se admite, que la repulsión entre dos masas de éter m m’ es proporcional á ambas. Se admite aún, que sean una función de la distancia. Pero ¿qué función es esta?
En la teoría de la electricidad se supo¬
ne, que es todavía proporcional cada re¬ pulsión á la inversa del cuadrado de las distancias; pero en la teoría de la óptica se llega á la sexta potencia; de suerte que el problema tampoco está resuelto.
Admitamos que lo estuviera y repre¬ sentemos fi (x) la función de la distan¬ cia, que entra en la repulsión de dos ma¬ sas etéreas, en cuyo caso la repulsión de dos elementos rn, m‘ vendría expresada
de este modo:
mm‘ fi (x).
Finalmente, la ley de las atracciones entre las masas ponderables y los ele¬ mentos de éter se ignora en absoluto cuál sea. Puede suponerse que la atrac¬ ción entre M. y m. es proporcional á am¬ bas masas y depende de su producto Mm. ¿Pero cómo influye la distancia? Sobre esto, que yo sepa, no hay ni la menor idea. El problema se halla en raa»

O) FttJLMSTÍW
UNA MADRE COMO HAY MUCHAS
Poco después oyéronse lejanos ruidos de cencerros y cascabeles, y vióse venir á un payés montado en una muía muy bien enjaezada, seguido de una joven montada también que llevaba en su ma¬ no derecha un quitasol de seda verde para defender su rostro de los rayos del
astro del día.
Valentín vestido de fiesta salió á la
puerta y bajó en sus brazos á su amada, bella y fresca como su nombre.
Hemos dicho que era rubia y de buena fisonomía; pero el hermoso traje catalán
de entonces la hacía bellísima. Llevaba en la cabeza una redecilla hecha de cin¬
tas de color de rosa y encajes blancos de Flandes, cubriendo su seno un pañuelo de muselina blanco guarnecido de igua¬ les encajes; el corpiño era de raso de co¬
lor de rosa, la falda de muselina blanca
con rosas y el delantal de batista blanco guarnecido de encajes.
Un botón y almendra de diamantes colgaba de sus orejas, un collar de per¬ las rodeaba su blanquísima garganta, y calzaban sus pies chinelas de color de
rosa.

María Rosa y su padre penetraron en la Masía saludando á todos; pero á pe¬ sar de los saludas amables y hasta hu¬ mildes de la joven, aquello parecía una toma de posesión.
Engracia abrazó á la joven, y recibió
á fuer de ama de casa á Mártir, mien¬
tras que su hijo les acompañaba al co¬ medor en donde les aguardaba Sabina. Esta y Mártir no se habían hablado des¬ de que se desbarató el proyectado ma¬ trimonio, y al encontrarse frente el uno del otro después de veinte años, no ex¬ perimentaron sensación alguna; pues, como no hubo amor, tampoco hubo agravio. Mártir saludó á la solterona con un—Adiós, Sabina; ¿cómo estás?
—Ya lo puedes ver, contestó ésta im¬ perturbable; siempre la misma.
—Para tí no pasan los años, dijo Már¬ tir con galantería. Eres siempre la mis¬ ma. guapa y joven.
—¿De verps? contestó ella riendo; pues
creí que los años pasan para todos; lo mismo para tí que para mí; y volvién¬ dose á Mafia Rosa, dijo: Tienes una her¬ mosa pubilla.
Mártir miró con malicia á su antigua
prometida y dijo:—No se me parece, ¿no
es verdad. Sabina?
—No diré que no, contestó la soltero¬

na; pues de cerca ó de lejos los hijos ca¬ si siempre se parecen á los padres; y dando la mano á lajóven, dijo volvién¬ dose hacia ella:—Parece que vamos á ser parientes, niña.
— Puede que sí, contestó la jóven vol¬
viéndose colorada.
—Valentín es un buen chico, dijo la tía. y merece ser feliz.
—Si llega este caso, haré lo posible para que lo sea, contestó María Rosa.
Sabina fijó en la pubilleta su mirada de ojos claros que obligó á la jóven á bajar la suya y dijo con aplomo:—Está bien; y añadió para sí: el tiempo lo dirá.
Engracia invitó á Mártir y á su hija para que se sentaran á la mesa á almor¬ zar, Ínterin que Sabina y una criada
servían el almuerzo.
—¿Por qué no te sientas, Sabina? dijo Mártir con galantería.
—Ya sabes que las solteras de esta
tierra no nos sentamos nunca á la mesa,
y yo quiero guardar las antiguas cos¬
tumbres de la casa.
—Nunca he podido lograr que se sen¬ tara á comer con nosotros, dijo Engra¬ cia con agrado; pero ella hace aquí lo que quiere, pues yo la amo como una hermana y ella también á mí. ¿No es verdad, Sabina? Y cuando quiero rega¬

ñarla. la llamo cuñada, que es para ella el peor nombre que le puedo dar.
— Así me gusta, dijo Mártir con jovia¬ lidad. La paz de casa, solemos decir en nuestra tierra, es mejor que la de la Iglesia, y no creo que si nos arreglamos, sea mLhija"quien la turbe.
—La mía no por cierto. Mártir, dijo
Sabina con el acento más natural del
mundo, pues yo con tu hija no disputa¬ ré nunca. Si su proceder me gusta, ten¬ drá en mí una amiga, si no se porta co¬ mo yo quisiera, haré aquel día su vo¬ luntad, pero el siguiente saldré de esta casa para no volver. Este es mi pensa¬ miento, amigo mío.
—Tú siempre la misma, dijo Mártir
riendo.
—Siempre; ya lo sabes, pues nos co¬ nocemos de jóvenes, contestó Sabina
con intención.
—¿Estás contenta María Rosa? decía Valentín á su amada en voz baja. Ínte¬
rin la servía.
—Sí. contestó la jóven; me parece que tu madre es una buena mujer y de muy buen genio.
—No dudo que seréis felices ambas, dijo Valentín; mi madre no tiene volun¬ tad propia, y siempre obedece á todo el mundo, primero á mis abuelos, después

á mi padre y ahora á mi tía que es quien manda aquí.
—¿Tú tía manda aquí? observó María Rosa, y mirando á Sabina se mordió los
labios añadiendo: me esforzaré en ha¬
cerme agradable á tu tía. Levantáronse de la mesa, y Mártir
llamó aparte á Engracia para decirle que cuando le pareciera bien, podrían hablar del asunto que allí les había traído.
—Vamos ahora mismo, dijo la viuda, pues cuanto más amigos, más claros. Sabina, gritó. Sabina ven.
—¿Y qué tiene que ver Sabina con no¬ sotros? dijo Mártir con mal humor.
—Sabina es mi hermana y la única que lleva el nombre de la casa, dijo En¬ gracia, y aún me sabe mal no haber mandado un recado á María y á su es¬ poso, pues en estas cosas quien más se¬ pa más diga.
—¿Teméis acaso que os engañe, En¬ gracia? Si empezamos así. me temo que no podremos entendernos.
—Mucho será que esto suceda si vues¬ tras pretensiones no son razonables.
Sabina compareció, y los tres se ence¬ rraron en el aposento de Engracia que
daba al huerto de la casa, rodeado de
rosales y cerezos, en términos que pare¬ cía un jardín.

SOLLER

2

y-or atraso que pára los dos casos ante¬ Esta resolución no deja de causar ro, en ninguna parte han tenido la mis¬ riores. Al menos, se sabe respecto á la cierta inquietud, pues se teme que al¬ ma repercusión que en Paris, que es es¬

Tribuna pública

Dios hubiera inspirado al ilustre poeta, para que demorara el Extreno hasta ha¬

materia ponderable en los espacios pla¬ gunos gobiernos extranjeros, y particu¬ pejo y eco del mundo, pues aqui conver¬

llarse con personal más idóneo y en con¬

netarios, que la atracción varía en razón larmente Alemania acudan á una mani¬ gen las vibraciones de la vida uni¬

DON PEDRO DEL PUÑALET

secuencia mejor intérprete y estudioso.

inversa del cuadrado de las distancias. festación militar en caso deque el gobier¬ versal.

Podrán aparecer nubes ó nubecillas,

Y respecto á las repulsiones del éter, ciertos fenómenos de óptica conducen á admitir la inversa de la sexta potencia. •En cambio, para las atracciones entre la

no cubano se niegue ó tarde simplemen¬ te en pagar las indemnizaciones que se
le reclamen.
Por otra parte, telegrafían á «Paris-

Por esto la vida parisién se ha trans¬
formado tan amenudo.
A principios del siglo, Paris era la Roma del Cesar, en él se respiraba la

Al amigo T Palma.
Cumplo lo prometido.
Tuyo siempre

como «La Espada y el Laúd» «D. Pedro del Puñalet» etc.; pero jamás, ni por asomo, podrán éstas eclipsar la inmensa y clarísima gloria al autor de la celebra¬

materia y el éter no existe el menor in¬ Nouvelles» que la subsecretaría de Esta¬ acre atmósfera de las batallas. Después

El Entrometido. da y justamente célebre Campana.

dicio respecto ácuál puede ser la función do no puede ocultar su inquietud por el de las primeras victorias del Imperio.

Resúmen: Exposición buena. Nudo

de la distancia que deba adoptarse.

sesgo que toma la cuestión de las in¬ Paris vino á ser la capital del mundo.

Sr. Director del semanario Sóller.

regular. Desenlace defectuoso. Versifi¬

Mas supongamos que es conocida, y
representémosla.por Í2 (x), en cuya hi¬ pótesis la atracción de dos masas, una M de materia ponderable y otra m de
éter, se expresará de este modo:
M m f2 (x).
Si fueran conocidas las tres funciones
f, fi, h y si además admitiésemos, que
en cada átomo se reconcentra, tanto la
materia ponderable corno el éter, en su centro, cualquier problema de química podía escribirse con sujeción á las fór¬
mulas de la mecánica.
Supongamos, por ejemplo, tres áto¬ mos, y lo que de ellos digamos pudié¬
ramos decir de un número mayor.
Admitamos, que uno de ellos ocupa el origen de coordenadas y que en él permanece fijo, lo que siempre es legí¬
timo.

demnizaciones pedidas por los extranje¬ ros que residían en Cuba antes de la in¬
tervención americana.
Además de las reclamaciones presen¬
tadas por Alemania, hay las que Ingla¬ terra y Francia han anunciado á la sub¬ secretaría de Estado como próximas á ser presentadas y acerca de las cuales dichas potencias preguntan al gobierno yankee la marcha que debe seguirse.
La subsecretaría de Estado contesta que
su .-conducta será dictada por la decisión que tome la próxima convención cuba¬ na. Si el gobierno autónomo se hace cargo de dichas indemnizaciones, los
Estados Unidos eludirán toda responsa¬ bilidad.
Pero se temen sérias complicaciones en caso de que Cuba se niegue á pagar.
* ❖*

Las legiones tomaban sus águilas triun¬ fales en todas las rutas de Europa. Paris se mostraba á un tiempo jovial y triste: jovial por haber recibido tantas bande¬ ras tomadas al enemigo, triste de tanto luto. El teatro, los libros, la moda, todo evoca la gloria militar. Entonces nace el estilo Imperio hecho de clasicismo grie¬ go y latino y de reminiscencias de arte egipcio; estilo severo, propio de una so¬ ciedad en que el soldado ocupa el primer puesto.
Pero el Imperio se desmorona bajo el cañoneo de Waterloo y llega la Restau¬ ración insípida con sus banderas blan¬ cas. Epoca vaga en que se reproduce el antiguo régimen empequeñecido. Pero ya se levanta la voz de Víctor Hugo, y
Lamartine medita sus versos armoniosos.
¡1830! Los parisienses enamorados de la
libertad, hacen barricadas cantando

Aquí van algunas cuartillas, escritas á vuela pluma, referentes al extreno del drama en tres actos, B. Pedro del Pnña-
let, obra del distinguido y correcto es¬ critor D. Juan Palou y Coll, Conocidos antes, íntimos amigos después (y esto que á fé hace ya años) por muchísimos motivos, que no importa mencionar ni viene al caso ahora. Tan pronto supe la resolución y formalidad de estrenar en Palma el drama de mi antiguo y buen amigo, lo celebré, y me alegré; jamás,
en mi vida he sentido como ahora siento,
y hasta me desespera, el no ser un buen retórico, literato correcto y atildado escri¬
tor, á fin de emitir mi sincera, aunque desautorizada opinión respecto al drama de mi bueno y querido amigo. ¿Me deci¬ do? ¿Será temeridad? ¿Será chochez?...
¡Me decido! Emborronaré unas cuan¬

cación y diálogo en algunas escenas bueno, correcto y valiente; en otras algo cadencioso, lírico y ripioso (paseóla fra¬ se). Decorado y atrezzo buenísimo, inme¬ jorable. Público, como jamás he visto; pero en todo, y al decir en todo entién¬ daseme bien: por lo distinguido, por lo numeroso, por lo elegante y sobre todo por lo... Pero, ¿no soy yo viejo, cano¬ so, y achacoso ya? el indicado y capaz de ocuparse, cual se merece, de la her¬ mosura y elegancia con que estaba re¬ presentado el bello sexo. Plumas más bien cortadas que la mia y sobre todo menos gastadas, ó más tiernas, deben ocuparse de ello, como así lo espero, y cuasi me prometo lo harán.
Antiguo y querido amigo Sr. Palou y Coll; le saluda afectuosamente y le feli¬ cita de todas veras quien b. s. m.

Hagamos pasar el plano de las xy por ios otros dos átomos, y sólo en este pla¬ no. por razón de la simetría, tendremos que buscar la posición de los dos últi¬ mos átomos, según expresa la siguiente figura:

El Canal deXTioaragua
Nos telegrafían de Nicaragua asegu¬ rando que el ministro de Alemania tra¬ ta de persuadir al Presidente Zelaya que no acepte lps proposiciones hechas por el g’obierno de los Estados Unidos á la

himnos filosofo-políticos. 1830 es el re¬
nacimiento romántico, el orientalismo,
la desesperación personificada en Antony y el amor personificado en René. Epoca á la vez vigorosa y amanerada.
Balzac amontona libro sobre libro. Teó¬
filo Gauthier reina en el teatro del

tas cuartillas, y salga lo que salga. Incorrecto y enemigo acérrimo de es¬
tudiadas formas literarias, estilo cam¬
panudo, nebuloso, convencionalista; pe¬ ro amigo también acérrimo dei realismo escueto, franco y leal, voy á emitir mi opinión, sobre el drama que estas cuar¬

El Entrometido. Sóller l.° Enero de 1901.
Crónica Local

República de Nicaragua para la apertu¬
ra del canal inter-oeeánico.
*fí *

Odeon y su barrio; Alejando Dumas sueña con los Mosqueteros. Las mujeres llevan mangas de pemil y peinado de
tirabuzones. Los hombres introducen el

tillas encabezan.
A las ocho en punto, como anuncia¬ ban los carteles, me hallaba yó encora¬ chado en un rincón del palco de platea

La entrada en el siglo XX ha sido saludado en Sóller con fiestas religiosas,
dedicadas á Jesucristo Redentor del hu¬

A, A’, A” representan los tres átomos

La guerra del Transvaal
Según las últimas noticias que recibi¬ mos por varios conductos, de la colonia del Cabo, la situación de los ingleses empeora de día en día en aquella región.
Lord KicTiener no puede ya pensar seriamente en desalojar á las fuerzas boers que han pasado el rio Orange; sin recurrir á los cuerpos de ejército que ha dejado en el Transvaal y en el Estado

sombrero de copa, la levita de anchísi¬ mos faldones y el cuello que cubre las orejas. El bueno de Luis Felipe hace de burgués en su palacio de las Tullerías. en tanto que Luis Napoleón domestica á su águila.
Transcurren diez y ocho años fecun¬ dos y agradables. Triunfa la novela de folletín y las mujeres llevan pantalones
que íes caen hasta el tobillo. Circulan
trenes entre Paris y San Germán. Se cree

número X, que me cedió mi bueno y verdadero amigo T, A las 8 y media en
punto y con un lleno completo se levan¬ tó el telón. Magnífica escena, ya por la decoración, ya por la vestimenta ó atrezzo de los actores, que á fé vestían con arreglo á la época, y cual se debe; mu¬ chísimos aplausos. Escenas algo frías y descuidadas en la ejecución. Versifica¬ ción y diálogo buenos y correctos, dignos del autor, á lo menos así me pareció.

mano linaje, las y que se han celebrado en la parroquial iglesia con tocio el explendor posible. El programa que publica¬ mos á su debido tiempo se ejecutó cum¬ plidamente, excepto la hora de comenzar la función que había de tener lugar á las nueve y no pudo hacerse hasta las diez y media por estar ocupados los Sres. sa¬ cerdotes que componen esta Comunidad
en oir las confesiones de los fieles. El

en cuestión.
El átomo A” tiene una masa ponderable M y una atmósfera etérea m.
El átomo A’ tiene una masa M’ y una masa etérea m\\
Por último, el átpmo A” tiene por ma¬ sa ponderable M” y la masa de su atmós¬

libre.
Pero desguarneciendo el territorio de las dos Repúblicas, dejaría el campo li¬ bre á los burghers que cruzan el pais en las regiones de Pretoria y Bloémfontein.
De ahí las vacilaciones del general en jefe, obligado á fraccionar su ejército

cada vez más en la libertad, en la igual¬ dad y en la fraternidad. Un liberalismo ampuloso se convierte en la religión de los que no tienen ninguna. Balzac es¬ cribe sus grandes novelas. Víctor Hugo debuta en su papel de Júpiter, mientras que Alfredo de Musset, pálido y triste,

Concluye el acto con muchos aplausos y salidas á la escena del insigne autor. No

recuerdo cuantas salidas chas.

pero mu¬

2.° acto. Magnífica sobre toda ponde¬ ración la escena y superior el atrezzo. Buena y valiente versificación; algunas

sermón, que predicó á las 11 y inedia nuestro particular amigo D. José Pastor, fué muy notable por la oportunidad del tema que magislralmente trazó. Dijo el orador que el siglo XIX, que tocaba á su término, mirado bajo el punto de

fera de éter es m”.
En cada átomo, como hemos dicho, la masa ponderable y el éter, admitimos que están reconcentrados en el centro

hasta el infinito, en presencia de adver¬ sarios que nunca se dejan coger y que parecen multiplicarse de dia en día.
El telegrama en que lord Kitchener

canta el amor y la muerte y Eugenio Sué explora las últimas capas sociales de Paris. ¡1848! Segunda grande etapa del siglo. Nuevas barricadas. El barrio

escenas largas y en consecuencia pesa¬ das. Escena final grandiosa, á no recor¬ dar algo, y de pronto, la Campana. ¡Que símil! ¡Que parecido! ¡Ah! Querido Palou,

vista de progreso material pocha muy bien llamarse siglo de las luces, cumplien¬ do á maravilla aquellas palabras de Dios al hombre Tupíele terram et subjícite

del átomo.
Los datos del problema serán las tres .masas M, M’, M'L
Las tres atmósferas de éter ¡n. m\\ m’’. Y las tres funciones de la distancia, f
para las atracciones entre dos, unidades de masa ponderable. f. para dos repul¬
siones entre dos unidades de éter, y
para las atracciones entre la unidad de masa ponderable y la unidad de éter.
No hay más dato para este problema elemental, que queda reducido á buscar las posiciones de equilibrio de Y, A’y A’’.
Buscando, pues, las fuerzas que sobre estos tres puntos actúan é igualando sus componentes paralelas á x é y á cero,
deberemos hallar los valores de las cua¬
tro incógnitas x’, y’. x”, y” Hemos dicho que las incógnitas son
cuatro; pero también tenemos cuatro ecuaciones de condición, á saber; las que expresan, que las cuatro componentes X’, Y’. X,;. Y” de las fuerzas que actúan cobre A’ y A” son iguales á o.
José Echegaray.
Actualidades
Los Estados Unidos y los Derechos
de los neutrales en Cuba
El corresponsal de «Paris-Nonvelles» en Washingtón telegrafía que el go¬
bierno de los Estados Unidos envió una
contestación negativa á Alemania que reclamaba indemnizaciones para varios de sus súbditos que sufrieron daños y perjuicios,en Cuba durante el periodo de la guerra que precedió á la intervención

anuncia que Dewet es nuevamente aco¬ rralado de cerca por las tropas británi¬ cas, no específica las medidas tomadas para capturar al intrépido jefe de las guerrillas, que parece disponer de me¬ dios para escapar una vez más á sus perseguidores.
••i: :jí :\\i
Los sucesos de China
El general Voyron telegrafió ayer al
ministerio de la Guerra confirmando la
noticia de la victoria alcanzada por las tropas francesas en las cercanías de PaoTing-Fú.
Corre el rumor de que la emperatriz madre tiene pocas trepasen torno de ella y que se muestra desalentada.
En cambio, los boxees continúan la
serie de atrocidades que determinaron la intervención de las potencias. Anun¬ cia use nuevos degüellos en el valle del Yang-Tsé.
Se han enviado varias expediciones contra las partidas que circulan por las
cercanías de Ticn-Tsin. Parece que una
patrulla japonesa ha sido sorprendida y degollada por los boxers cerca de esta población.
* í|í
El siglo parisién
Hoy dice el siglo su última palabra. El paso de un siglo á otro no tiene gran¬ de importancia desde el punto de vista
de la existencia humana. Los años mar¬
can las etapas de nuestra vida, cada uno se lleva algo de nosotros mismos. Un si¬ glo es una abstracción para los que pode¬ mos verle empezar pero no concluir. El año es una etapa de la vida: el siglo es una etapa de la historia.

de San Antonio quiere morir por la li¬ bertad cantada por Lamartine.
Los parisienses llevan mañana y tarde el frac y pantalones de cuadros; las mu¬ jeres se cubren las espaldas con manto¬ nes de las Indias. Dumas padre colabora
con todo el mundo, firmando novelas
maravillosas. Dumas hijo escribe lloran¬
do la historia de la «Dama de las Came¬
lias». Micbelet traza el cuadro de la
historia de Francia como poeta, y Quinet poeta habla de poesia como histo¬ riador. Ingres declara que el dibujo es la probidad del arte, y Delacroix asegu¬ ra que el color es la poesía de la materia.
Golpe de Estado. Muerte de Baudin. El segundo Imperio. Niepce piensa in¬ clinado sobre una placa de metal. Daguerre subyugada luz y crea la fotogra¬ fía. El vapor continua sus conquistas y llena el siglo con su aliento.
¡El Imperio! Sebastopol, Magenta, Solferino. El palacio de la Industria re¬ cibe la Exposición de 1855. Germinan un arte nuevo y una literatura nueva. Apunta en las obras la inquietud moder¬ na. El emperador se echa á los piés de la Castiglione. Los miriñaques se ahue¬
can cada vez más. Se llora con Feuillet
y se ríe con Labiche. París se divierte. Pero á las detonaciones del Champagne
contestan los cañones de Froschviller y de Sedan. Acobó la mascarada. Francia
viste luto. Después del drama del Año terrible, el drama de la Comune que nace y uniere en charcos de sangre. Pero París no puede morir; restaña sus heri¬ das, se levanta y vuelve á ser lo que era. Encuentra su primera revancha en la Exposición de 1878. y con la de 1900 co¬ rona el siglo con una apoteosis digna de
su grandeza.

permítame que le diga que cuando se escribe una obra que tiene un feliz y ruidoso éxito, ya no debe escribirse otra, ó al menos representarla, por poco pare¬ cido que tenga con aquélla. ¡Que verdad es que son las comparaciones odiosas! Pero, ¿podemos evitarlo? No. Muchos aplausos y salidas á la escena; muchas coronas y valiosos regalos.
3er acto. Algo decaído y desanimado y en consecuencia frió, excepto la última escena en su parte literaria; pero en la dramática, fría, fría y decaida. Una tra¬ gedia, un drama, una comedia y hasta un sainete debe crecer, y crecer siempre, escena por escena y palabra por palabra. Esta es mi opinión. De todos modos fué un éxito, y grande. Muchos aplausos y muchas salidas á la escena. No podía ser
de menos.
En ini concepto falta al drama movi¬
miento, actividad, trama. Es decir, es¬
cena, escena... No dudo que el insigne poeta conoce el Teatro; pero opino, y creo estar en lo cierto, que lo conoce de telón á fuera... pero que de telón aden¬ tro, lo tiene completamente desconocido; razón por la cual creo que el D. Pedro del Puñalet es más obra para leída que para representada.
Tres decoraciones nuevas, una por
cada acto. 1.a Plaza del Temple. 2.a vis¬
ta. desde Bellver, de Palma, sus alrede¬
dores y el puig* de Randa. 3.a Salón del palacio de la Almudaina. Todas á cual mejor y muy dignas de los aplausos que obtuvieron sus autores y salidas en es¬ cena, efectuándolo repetidas veces Llorens y el simpático amigo Pepe Hoyo, autores respectivamente de la 1.a y 2.a
decoración. El de la3.a, Sr. Anckerinann,
á pesar de la insistencia con que el pú¬ blico pidió saliera, no fué posible por

eam; enumeró después los diferentes errores filosóficos; pasó como por encima
de ascuas ál relatar los infaustos acon¬
tecimientos políticos; se lamentó de que el sensualismo, hijo del orgullo, hubiera degenerado las costumbres y se hubiese infiltrado en la literatura y hasta en las artes. Por último, presentó á la Iglesia siempre triunfante de los ataques contra ella dirigidos y oponiendo á los citados males grandes remedios. Terminó pidien¬ do perdón á Dios por todos los pecados del pueblo y de todo el mundo, alentán¬
donos á una verdadera reforma para que
Jesucristo, que es camino, verdad y vida,
reine en nuestros corazones.
Después del Comniunio se repartió por tres señores sacerdotes la sagrada comu¬ nión y fueron tantos los fieles que se
acercaron á la divina mesa que nunca
jamás habíamos visto tanta concurrencia, pués según cálculos pasan de dos mil quinientos los que se acercaron á con¬ fortarse con el Pan de los ángeles. Du¬ rante toda la noche que permaneció ex¬ puesto á la pública veneración el Santí¬
simo Sacramento fue velado por reve¬
rendos sacerdotes y señores socios de la
conferencia de San Vicente de Paul.
Numeroso público se quedó dentro la iglesia para hacer oración y ganar lá indulgencia concedida por el Sumo Pon¬
tífice.
No podemos menos de hacer constar que durante las diferentes funciones que se celebraron estuvo el pueblo eu el tem¬ plo con religiosa compostura, dando con ello una vez más pruebas inequívocas de su acendrada piedad.

americana.

¿Cuantos habrá que hayan visto em¬

no hallarse en el teatro... sejlgún mani¬

Hoy el gobierno yankee vá más lejos, pues se muestra resuelto á rechazar toda reclamación que se íe haga, aunque sea por daños y perjuicios causados durante la guerra entre España y los Estados Unidos. Estos pretenden hacer recaer to¬

pezar y concluir el siglo XIX?....
Pocas ciudades habrán vivido tan fe¬ brilmente como Paris durante los últi¬ mos veinte lustros.
En esos cien años ¡que de aconteci¬ mientos históricos han tenido esta capi¬

A. Saissy. París 31 Diciembre 1900.

festó un actor varias veces.
Algo bueno y superior debe tener el drama cuando no fracasó... Poco, mejor dicho, nada, nada absolutamente hicie¬ ron los actores que en el desempeño to¬ maron parte, no ya para realzar, sino

A las cinco de la mañana del martes,
falleció repentinamente la distinguida señora D.a Antonia Figuerola y Marcó, esposa de nuestro estimado amigo don Salvador Elias Capel las, dejando á éste

da la responsabilidad sobre el gobierno tal como teatro! Y los que se han desa¬

para patentizar las bellezas y situacio¬ sumido en el más amargo desconsuelo.

autónomo de la isla de Cuba.

rrollado en provincias y en el extranje¬

nes dramáticas que contiene... ¡Ojalá! La noticia circuló por la población con

3

SOLLÉR

suma rapidez, así es que no tardó en lle¬ provincia y en las oficinas de Correos de corta edad, gratos recuerdos qué no se el martes próximo para los puertos de ejercicio mensual en obsequio de la ífi

narse la casa, primeramente por los más Palma y de esta villa.

borrarán jamás.

Barcelona y Cette.

maculada Concepción de María.

íntimos á quienes la infausta nueva ha¬

Consuele á nuestro amigo y resigne Se le está preparando gran cantidad

bía sorprendido y dejado consternados, y Con el nuevo siglo ha empezado, po¬ cristianamente, lo mismo que á su espo¬ de carga para cuando pueda salir, con¬

después por infinidad de personas que, demos decir, el presente invierno, ó á lo sa y demás familia, la certeza de que feccionándose al efecto cajas de limones compadecidas de la desgracia de nuestro menos el tiempo más crudo de la esta¬ tienen en el cielo quien intercederá por en diferentes casas de comisión de este

Keg^fstr© Civil

amigo, allá fueron con objeto de hacér¬ ción. Dias primaverales fueron los que ellos.

pueblo, siendo los mismos que anuncia¬

sela más llevadera vertiendo en su oido habíamos tenido en las dos ó tres últi¬

mos ya en nuestro número anterior los

Defunciones

frases de consuelo. La malograda señora
por su afabilidad y dulzura habíase cap¬ tado en los pocos años que llevaba de residencia en este pueblo las simpatías y hasta el cariño de cuantos la trataron; así es que su muerte ha sido general¬
mente sentida, y lo prueba el numeroso
público que al rosario y conducción del
cadáver al cementerio asistió en la noche
del mismo dia de la defunción, y al fune¬ ral que en sufragio del alma de la finada se celebró al siguiente dia en nuestro templo parroquial.
Reciba ésta el galardón de los Justos, y el Sr. Elias, y las demás personas que
con él lloran en estos momentos tan irre¬
parable pérdida, la expresión de nuestro
más sentido pésame.

mas semanas; pero los de la presente son verdaderamente fríos, habiendo soplado en todos ellos un vientecillo Norte gla¬ cial, y lloviznado en la noche del martes al miércoles, amaneciendo luego éste cu¬ biertos completamente de nieve los veci¬ nos montes, los que blancos continúan
todavía.
Estas pasadas fiestas abrióse al públi¬
co en esta villa, en la casa que forma es¬ quina á la plaza de la Constitución y calle de la Luna, una lujosa carnicería. El Espejo es su título, según expresa el
rótulo colocado encima de lino de los
portales, y en efecto, no le está mal apli¬ cado, pues que en su interior están cu¬ biertas por completo las paredes por

Por la benemérita fué ayer detenido y puesto á disposición del Juzgado munici¬ pal de esta villa un muchacho, presunto autor del robo de un conejo, que echó á faltar dias pasados el propietario de una
finca de las inmediaciones de Biniaraix.
No es por lo que representa el hurto de que se trata, sino porque esta clase
de fechorías van cometiéndose ya con bastante frecuencia en esta comarca, y
por si se evita aquello de que «quien hace un cesto hace ciento», es por lo que de¬ seamos encuentren su merecido el que ha caido eu el garlito, si resulta ser él en efecto quién se enamoró de lo que no era suyo, y cuantos por idéntico motivo sean cogidos en lo sucesivo.

precios de los frutos que en este tiempo de aquí se exportan para Francia, ó sea el de 6‘25 y 8 pesetas la carga las naran¬ jas y los limones respectivamente.
El conocido y en ¡a barriada maríti¬ ma de este pueblo muy popular y queri¬
do patrón de la barquilla San Ricardo,
de la «Compañía Arrendataria», D. Jo¬ sé Fenoll y Guerra, víctima de aguda
enfermedad falleció ayer; y esta mañana
se ha celebrado en la parroquia solemne funeral en sufragio de su alma, al que han asistido, además de los marinos, nu¬ merosos vecinos de este pueblo y del po¬ puloso caserío del Puerto.
Sensible es en todo tiempo ver desa¬

Dia 31 Diciembre.—D.a María Ber
nat Bujosa, de 45 años, casada, manza¬
na 54.
Dia 31.—Francisco March Font, dg> 14 meses, manzana 31.
RESÚMEN DEL ANO 1900
Nacimientos
Niños 94.—Niñas 84.—Total 178
Defunciones
Hombres 68.—Mujeres 84.—Total 152'
Niños 22.—Niñas 15.—Total 37
Suman las defunciones. . . 189

enormes espejos que multiplican hasta

parecer de entre los vivos á un ser que¬

RESULTADO

La Junta Directiva de la Sociedad el infinito las personas y los objetos. La

Nuestro digno Cura-Arcipreste, secun¬

sportiva «Círculo Sollerense» celebró se¬ sión el lunes de esta semana para tratar y resolver diferentes asuntos del despa¬ cho ordinario, y además se acordó en principio la creación de una nueva sec¬ ción: la de Tiro al blanco. agradable y

mesa mostrador está cubierta por bruñi¬ das piezas de mármol negro de las can¬ teras de «Can Lleitx», del «Camp de sa Má», y los bajos en toda la tienda lo es¬ tán hasta la base de los espejos por her¬ mosas piezas de granito artificial, negro,

dando los deseos del Excmo. Sr. Obispo de la diócesis, ha dispuesto que todos
los viernes del año, á las tres de la tar¬
de, se toque la campana mayor de la parroquia para recordar así á los fieles
la muerte de Nuestro divino Redentor.

útil diversión por gran número de socios que ha construido la cementera solleren¬

desde hace mucho tiempo deseada. Nom¬ bróse una comisión para que estudie cual es el mejor punto donde convenga ins¬ talar á aquella.
Nos alegramos de poder hacer hoy pública esta noticia, que procuraremos ampliar tan luego se tome acerca de la misma cualquiera resolución.

se, propiedad de D. Jerónimo Estades. Por lo dicho podrán ver nuestros lec¬
tores que el dueño de la nueva carnice¬
ría, el joven D. Cayetano Pomar (Pollensí) no solo ha querido llamar la aten¬ ción del público por el buen gusto con que ha montado su establecimiento, y atraer parroquianos por la limpieza que

Para mañana se ha anunciado función
en el teatro de la «Defensora Sollereuse»
Tendrá lugar ésta á las tres de la tarde y la darán algunos jóvenes aficionados, poniendo en escena un drama en un ac¬ to titulado Els Bandetjats y el tan po¬ pular espectáculo El Rey Herodes.
Los precios son reducidos, y siendo el

De una manera fatal ha empezado para este pueblo el siglo XX, pues que una enfermedad epidémica, el sarampión, casi podemos decir al mismo tiempo que él ha hecho su entrada. Y que no es tan benigna como lo fue el año pasado en Fornalutx, lo prueba el que de los niños atacados en los primeros dias ya cuatro han fallecido, como puede verse por la re¬ lación que en la sección de «Registro Ci¬ vil» del presente número publicamos.

en éste por todas partes se observa, sino que ha puesto empeño además en atraer¬ se las simpatías de los buenos solierensos protegiendo en cuanto le ha sido po¬ sible las industrias de esta localidad, al contrario de lo que hacen muchos, que creen no pueden ser buenos los artículos si no proceden de París ó de Londón, por cuya causa en Sóller no puede desa¬ rrollarse ni aún subsistir ninguna indus¬ tria ni ningún comercio que del pueblo
exclusivamente ha de vivir.

espectáculo de los que atraen á una gran parte de nuestro público, es casi seguro que en el vasto salón de la «Defensora» habrá lo que se dice un lleno completo. Así se lo deseamos á la Empresa-artística que se ha decidido á abrir las puertas de nuestro bien podemos decir olvidado
teatro.
Durante la presente semana hemos re¬ cibido como obsequio, que muy de veras agradecemos, uu ejemplar del Almana¬

Quiera Dios disminuya su furia y de¬ Muy bien, Sr. Pomar; por todo le que que regala á sus parroquianos la

saparezca en breve por completo la te¬
rrible enfermedad, verdadero azote de la infancia y terror de los padres, para quienes son los pequeñuelos la delicia y

aplaudimos nosotros sinceramente, como sollerenses que somos amantes del pro¬ greso de este pueblo, al mismo tiempo que le deseamos pingües rendimientos en

importante casa de D. Antonio J. Bastinos, de Barcelona; otro del que reparte á sus abonados nuestro estimado colega El Felanigense, y un calendario america¬

su esperanza.

sil empresa.

no, regalo del popular diario palmesano

La Almudaina, que es el mismo con que

Según anuncio publicado en la Gace¬

Nuestro estimado Director llora eu ha obsequiado este año á sus suscrip-

ta de Madrid, ha de procederse á la cele¬ estos momentos la pérdida de su hijita tores.

bración de subasta para contratar el Antonia, tierna criatura de tres años que

rido; pero siendo éste robusto y fuerte, y estando en la plenitud de la vida, como lo está el hombre á los 45 años de edad,
más sensible es todavía.
Nos hacemos cargo del dolor que ex¬ perimentan la señora viuda, la hija úni¬ ca del finado, y la demás familia, y para ellas pedimos á Dios resignación y con¬ suelo al pedirle un puesto en la celeste mansión por el alma del que lloran.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial—Hey, sᬠbado, se dará principio á una solemne oración de cuarenta-horas, que una devo¬ ta persona dedica al Dulce Nombre de Jesús. A las 6 exposicióu y misa matu¬ tinal. A las 9 y media tercia y misa ma¬ yor. Por la tarde vísperas y completas; y
al anochecer maitines y reserva.
Mañana domingo, dia 6, continuará la Oración de cuarenta-horas. Exposición á las seis, cantándose en seguida la misa matutinal. A las nueve y media horas menores y después la misa mayor con sermón por el Rdo. Sr. Cara-Arcipreste. Por la tarde después de vísperas se dará priucipio á la novena de S. Antonio Abad, estando su predicación á cargo
del Pbro. D. Andrés Servera. Por la no¬
che, maitines cou laudes solemnes y la
reserva.
Lunes, dia 7, se concluirán las cua¬ renta-horas. A las seis, exposición y misa matutinal. A las nueve y media ter¬ cia y la misa mayor. Por la tarde, víspe¬

Nacidos

Fallecidos

Varones 94 Hembras 84

90. Aumento.

4

99. Disminución 15'

Total disminución. . .

11

Matrimonios, 76.

1SW1
Nacimientos.
Varones 0.—Hembras 1.—Tothi i,
Matrimonios
Dia 5.—D. Pablo Pol Calafat, so!» -i , con D.a Paula Bordoy Tarima, soltera.
Defunciones
Dia l.° Enero.— D.a Antonia Figuero' la Marcó, de 31 años, casada, calle J
Vives.
Dia l.o—D. Bernardo Albertí Mayo' de 84 años, casado, calle de Moragne-
Dia 2.—Antonia Marqués Col!, d 3 años, calle de S. Bartolomé.
Dia 3.—Bartolomé Alemañy Bordo;, de 4 años, manzana 31.
Dia 3.--Miguel Oolom Fortina, de años, calle de Moragues.
Dia 4.—D. José Fenoll Guerra, do -
años, casado, calle de la Marina (Puerb

MOVIMIENTO DEL PUERTc
Km 0 A Lie A CIO N ES FONDEA D A S
Ninguna.

transporte de la correspondencia á caba¬ era el encanto de la familia y de cuantos El vapor «León de Oro» que debía ras; y al anochecer completas, continua¬

EMBARCACIONES DESPACHADAS

llo ó en carruaje desde la oficina de Co¬ rreos de Palma á la de este pueblo, bajo el tipo máximo de 1.000 pesetas anuales y demás condiciones del pliego que está

amigos frecuentan aquella casa. Voló al cielo á las primeras horas de la madru¬
gada del dia 2 del que cursa, á conse¬ cuencia del sarampión, dejando eu el

llegar estos dias á este puerto, no ha podido salir del de Barcelona á causa del fuerte temporal que reina eu el mar. Si amaina éste, es posible llegue maña¬

ción de la novena de S. Antouio y la re¬ serva, precedida de procesión y Te-
Deum.
Martes, dia 8, á las siente, durante la

Dia 3.—Para Gandía, laúd Virgo, del Carmen, de 60 ton., pat. D. M. Su > cias, con 7 mar. y lastre.

de manifiesto eu el Gobierno civil de esta corazón de los padres, y á pesar de su na aquel, y en tal caso volvería á salir celebración de una misa, se practicará el

8 LITERATURA POPULAR MALLORQUINA
y convidaren la gent; y tot va ana molt curreiit, Si ’s bou no ’s desempenyá, culpa no lus purem dá. No hi haguó cap picardía en su tractu que hi havia,
ni mus faltaren a res
de lu qu’ havien primes. Segons es es meu pensá no ’s póren desprecia, ni tainpóeh alaba massa.
* £ ~-i:
Es tancats de sa Vinyassa
no varen a nú molt bé,
pero ’s bou cuinparegué, Si he y va havé falta de cans, no tenen culpa, jermans. Si va caura un cadafal, aixó dona pósh caudal. Es qui n" era enfoca reya y qui estava íerit, deya: no havia d’ essé vengut.
* &-
Es tancats de Fiirnalutx
ja varen agrada mes. De Biniaraix, es primés també varen agrada. En Pau Seguí m’ hu cunta y en Jaume Muliné: que tot anava tant bé; qu’ era un bou tan abrinat; que surtía de’s tancat; qu’ era tant mal d’ agafá;
que ’s mercant qui ’l va cumprá

GLOSES Y CODOLADES SOLLERIQUES
era un hómu d‘esperit; que ja T havian elegit per cumprá es de Y any qui vé per sa festa de carré, un bóu baratu y molt bó. Eli uo ‘1 maten per aixó: perque vélen que la gent hey prengue divertiment, y dissapte U feráu corre.
% **
Se ressuná per dins Sólle qu’ a Biniaraix hey havia un bóu qui ‘s cans envestía; que no se ‘n havia entrat desde que T mou es creat
dins es tancats de Mallorca.
Amb una rahó tant fórta
tota sa gent s‘ hu va creure. —Dissapte T hem d‘ ana a veure
a n‘aquest bóu tant famós. Jó hi ‘niró. ¿Qué hi vendreu vos?
—Ja mu dirás en partí. En Jaume Vey, de matí, cumprá mitx quiutá de peix, de juevert lu mateix, mitx duro de grells de sebes,
Amb unes cóses tant veres
tot se puría gastá.
Méstre Tóful devallá
a tractá amb sus carnícés.
Cuant no quedava res més que fé, per cridá la gent? y que tot anás current,
sense que res desdiguós;

POR D. JOSÉ BULLAN PBRO.
llevó 4s menjaren es peix
amb molta de merexera:
feren una graixunera amb verdura ben trempada, y de frit una platada, llevó de bullit, trempat. (Aixó heu feren dí amagat perque ‘s públich no lus vés.): Pujaren es carnícés
a les dnes de ’s capvespre
per voura la nóble festa qu‘ havien de fé de ’s bóu. La gent ja feya renóu, y molta que ‘n va acudí; y cumensaren a dí:
— ¡Maém es bóu cuant surtirá! ¿Encara P han d4 amená?
—Pero hey ha dos garrigués qui son hómus mu litan yés y vólen pe4 sa muntanya ¡sabeu que 4n tenen de manya! 4xau fó, ja Y amenerán. La gent estava escultant y ressignada a espera^
Prest turnava demaná:
—¿Es bou encara no vé? —EU ja 4s tart, jó me 4n ñire.—¿Y tú, qne no vóls ven i? —Aturét vourein la fí; 6s capvespre ja4s perdut.
—Peró jó per aquest gust óe me 4n puria añuixá. ¿Qué no veys que no vendrá?
¿Que no veys qu4 aixó 4s veñuda?

4

•SÓLLETt

PUBLICACIONES RECIBIDAS
DURANTE LA PRESENTE SEMANA
Revista de la Cámara Agrícola Ba¬
lear.—Sumario del n.° 18 del 2.° año.
Cámara Agrícola Balear. Sesión del 22 de Diciembre. Crónica general. La triquinosis. La reunión vitícola de Figueras. Aparatos para buscar aguas subterráneas. Proyecto de sobretasa del alcohol en Francia. Ley sobre ac¬ cidentes del trabajo. La langosta y los pájaros. Minas de oro en la provincia de Lugo. Un Sindicato azucarero en proyecto. Bibliografía. Informaciones: La langosta en España. Los próximos presupuestos. Congreso Ibero-america¬ no. La Cooperativa vinícola. Las ho-
|jp de remolacha como forraje. Las flo¬
res de la patata. Como debe cortarse la alfada. Proyecto de ley sobre Bancos Agrícolas. Modo fácil de reconocer la pureza del nitrato de sosa, por Gilí. El

manganeso en los abonos. La Sacaliña. —Datos y noticias. Nuevo enemigo de la alfalta. Conservación de los espárra¬ gos. Conservación de los mostos. Cla¬ sificación de los vinos con gelatina.— Mercados de Palma, Inca y Sinau.
Se suscribe en el domicilio de la Cá¬
mara Agrícola, Plaza de la Constitu¬ ción, 36.
* **
Mallorca,—Sumario del n.° 77:—
Origens del Cristianisme en la Illa de Menorca y fases per que passá fins la invasió sarrahina (continuación), por D. Mateo Rotger, Pbro., Archivero Dio¬ cesano. El niño .Jesús de Praga, (con¬ tinuación), por D. J. S. O quot undis lacrymarutn (poesía), por Jibe, de «Perpignan. -Bondat amagada, (continua¬ ción), por D. Pedro de A. Peña. Mis¬
celánea.
Se suscribe en Palma, calle de Palacio,
número 81.

Revista del Instituto Agrícola Cata¬
lán de San Isidro.—Sumario del Cua¬ derno 12.° de este año:—Sección oficial:
Exposición dirigida al Excmo. Sr. Minis¬ tro de Gracia y Justicia sobre canales de aguas destinadas á riego. Sección doctrinal: D. Salvador Busquéis Soler, por el Marqués de Camps. Determina¬ ción del tanino en los vinos, por el Doc¬ tor llamón Casamada y Maurí. Estudio de la miel, por el Dr. Enrique Ferrer Portáis. Enfermedades, daños ó enemi¬ gos de los bosques, por el Marqués de Camps. El crédito agrícola, por G. de Boladeres. Sección experimental: Red Meteorológica de Cataluña y Baleares.
Partes recibidos referentes al mes de
Octubre de 1900. Crónica mensual:
Aviso. Una visita. Sobre trasporte de abonos. Estación Enotécnica de Es¬
paña en Cette. Sección bibliográfica:
Obras recibidas. Sección comercial:
Precios medios de los principales artícu¬ los de producción peninsular y extranje¬

ra. Indice por materias del tomo XLIX,
—Indice alfabético del tomo XLIX.
Punto de suscripción: en la Granja «Paraíso», Arenys de Mar (Barcelona).
* **
Boletín de la Cámara oficial de Co¬
mercio, Industria y Navegación de Pal¬
ma de Mallorca.—Sumario del número 45.—Cámara de Palma: Sesión del 12 de Noviembre. Sección oficial: Regla¬
mento para el arqueo de las embarcacio¬ nes mercantes. Extranjero: La ense¬ ñanza práctica. Península: Descubri¬
miento de un medio para convertir en vinos finos los ordinarios que se produ¬
cen en España. Presupuestos para
1901. Sección Balear: Sección local Ba¬
lear de la Liga Marítima Española.— Asamblea general ordinaria. La zona
neutral. Variedades: El motor de aire
líquido. Precios corrientes en Mallorca.
Se suscribe: Oficinas de la Cámara.
Palacio, 20, Palma.

Es Pagés Mallorquí. — Sumario del
n.° 42:«El perclorato de potasio en el nitrato de sosa. El arbolado y la fiesta del árbol. Una visita á la Agencia Agrícola. El pro y el contra del go¬ rrión. XIV. Yemas de fruto y árboles
frutales. Curación de la sarna. Ali¬
mentación del ganado. Variedades.— La refrigeración de los mostos. Desin¬
fección invernal de los árboles frutales.
—A qué dosis se puede suministrar al ganado el orujo de uva ensilado. La producción de lana en el mundo. El en¬
vase del vino de madera nueva. El es¬
tiércol de cuadra. Uvas negras y uvas
blancas. Las semillas de ortiga para
los caballos.
Punts de susoripció: á Palma, á ses principáis llibreríes. A Manacor, á s‘ im¬ prenta d’ enB. Frau. AFelanitx, á s’ im¬ prenta d’ en B. Reus. A Lluchmayor, carrer del Convent, 27.

Loa anuncios que se inserten en esta sección pagaran: Hasta tres in¡ei cienes á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta tinco inserciones á -ezon de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
K1 ralor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
e que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el aucho será el de una columna ordiuaíia del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagaran: Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas,, y asi en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda.
Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se coid nongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
I. o« sn«criptores disfrutarán una rebaja de uii 35 per
cierna

para 1901, (4.° año de su publicación), recomendado por RR. OO. de les ministe¬ rios de Estado y Hacienda, es el más importante de España porque contiene 450.000 señas comerciales de casi todas las naciones de Europa (entre las que me¬ rece citarse España por la extensión y exactitud de sus direcciones) y toda lo Amé¬
rica; Aranceles de Aduanas de dichas naciones; tarifas internacionales de transpor¬
tes, información para el desarrollo comercial, estadísticas, etc., etcg inserta gratui¬ tamente las señas de todo comerciante, industrial, empleado, propietario, profesor,
abogado, notario, procurador, arquitecto, médico, etc., que lo solicite. Precio del Anuario por suscripción: en Barcelona, 10 pesetas, fuera de Barcelona, 12 pesetas.
—Pídanse las tarifas de anuncios.
PASEO DE ISABEL II, NÚMERO 8 Y CALLE LLAUDER, NÚMERO 1.—Pídase EN PALMA en el ((Centro de Suscripciones)) de C. Miguel Alvarez, calles de Feliu, 32 y Santo Espíritu 32, y en SÓLLER en el establecimien¬
to «La Sinceridad», San Bartolomé, 17. <0

IícoIsb lieou ü SERVICIO DECENAL
BE1TI§TA

LA NINA \\ • •
ANTONIA MARQUÉS COLL
VOLÓ AL OIEUjO
EN LA MADRUGADA DEL DIA 2 DEL CORRIENTE MES
á. la, ecls-cL ele 3 años y a meses.
Sus atribnladísimos padres y demás familia ,participan á sns amigos y conocidos tan infausta nueva y les ruegan pidan á
Dios les consuele en su aflicción.

ti ..-re-"», -py.zi.,

*ji>) cúj

.reu;..

Dentaduras desde ocho duros.

Dientes á dos pesetas, asegurando la masticación y pronunciación, j
como garantía podrán pagarse á
¡los tres meses de haberlas -usado.

A los que acrediten ser pobres

se les practicarán las operaciones

de cirujía dental gratis.

Pelaires, n.e 102.—PALMA.
La Ilustración Española y Americana. —La Moda Elegante.—La Ilustración
Artística.—El Salón de la Moda.—Album Salón.—La Bordadora.—La Perla Ar¬

calidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calla

tística.—La Mariposa.—La Zapatería Ilustrada.—Sol y Sombra.—La Elegan¬ cia,—y otra infinidad de periódicos y revistas ilustradas de España sirve á sus
abonados el «Centro de Suscripciones», sección tercera de «La Sinceridad», San Bartolomé 17,—SOLLER.

del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.—Señores Rosich, Roura y Comp.a, Paseo de la Aduana, 25.—-EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Commandant Sama,ry-5.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette. según el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

de diferentes tamaños, de

;iuj o y económicos.
ágllliü i© llfbt© para 1901, á T50, 2xyo y á 3
pesetas una, según sea su encuadernación económica ó de lujo, de uno ó de dos dias en plana.
Atoail|I©i idll|*liililll© para 1901, pequeña
enciclopédia popular de la vida práctica, á 1*50 ó á 2 pesetas ejemplar, según sean encuadernados en rús¬
tica ó encartonados.
LA SINCERIDAD-San Bartolomé, 17.-SÓLLER,
EN
PALMA DE MALLORCA
DE
Miguel lMT᧠y Francisco 3Pftó9 Procrtr de Audiencia,
Gestión de asuntos así judiciales como extrajudiciales. Colocación de capitales á rédito y administración de toda clase de
bienes.

POR EL
Vino Granado Pépsico
de
J. TORRENS, Farmacéutico
. El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económico y de mejores resultados que sus similares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos científicos bien ex perimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la elimina¬ ción del azúcar de glucosa en todas las personas afectadas de la enfer¬ medad denominada "diabetes.,,
OH! VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—-Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Peiaez y ¡Bermudez.—Sóller, Far¬
macia de J. Torren».
LA SOLLERENSE

PLAZA DE PALACIO, 2 Y 3, X ESPADERÍA, 20 Y 22
MlCMiOIl
Conocidos como son de todos los sollerenses los servicios de este acreditado esta¬
blecimiento, ninguna necesidad habría de llamar la atención de aquellos acerca de la bondad de éstos si no hubiera quien, con motivo del fallecimiento del antiguo propietario D. José Serra y Mir y con una intención que muy á las claras se deja ver, ha propalado la calumniosa especie de que su señora viuda D.a Concepción Salvó, que durante muchos años compartió con su esposo las tareas de la dirección y ad¬ ministración del Hotel, habíase retirado del negocio y que por lo mismo había éste pasado á manos ajenas.
Sépase, pués, la verdad; esto esi que la señora Viuda del fundador del aparro¬ quianado Hotel del Universo es la que continua de éste al frente. Y aprovecha la ocasión de desmentir la falsa especie propalada, para ofrecer de nuevo á sus asiduos favorecedores el servicio esmerado y económico de siempre, mejorado á medida que las circunstancias lo aconsejen, ya que reúne el expresado Hotel excelentes condi¬ ciones por su proximidad á los muelles, á la Bolsa, á las Aduanas, á los Parques y á los ferro-carriles para Francia.
SOCIEDAD BAHGELOSBSA DE BDANOS-
BARCELONA
GUANOPOMÉS-POMAR

Compra y venta de fincas mediante'una comisión de 1{2 p§ y un 3 por mil según su importancia^
Titulación y redención de censos. (Jumplimentación de exhortes en los Tribunales de Palma y del Con¬
tinente.
Obtención de certificados del Registro general de actos de última vo¬ luntad y de toda otra clase de documentos en la Nación.
Representaciones de la propiedad intelectual. Informes comerciales de todas las plazas del Continente. Corresponsales en todas las provincias de España, Cuba y Puerto-Rico.
PALMA DE MALLORCA.—Luí, 15 y 37,Pral

DE
ClBlRE y PORT-BOU (Frontera frauco-esjíasá) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de narantas, fruías Trescas y pescado':.

el más acreditado, el más barato y el de más con¬

sumo de España

A 21 pésetes saeo. Toitasintl® 1©

ú

2# pesetas t«L

DEPÓSITO EN OASA DEL REPRESENTANTE

D. MIGUEL CQLOM CALLH ©Eli MAB.-S®JDIiElS-<Baleares)

SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»