ANO XV.—2.a EPOCA.—NUM. 71 i
ANO XV.—2.a EPOCA.—NUM. 71 i
r

SÁBADO 17 DE NOVIEMBRE DE 19(10

SEMANARIO INDEPENDIENTE

■■■

■■■■■

-■

-

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecibo, (Pto.-Rico.) Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCION Y ADMINISTRACION:

Juan Marqués y Arbona.

¿ Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0’50 pesetas al mes. \\
Francia- 075 francos id. id. {PAGO ADELANTADO
América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—0’10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria
LOCURA DE AMOR
El verano, con sus aplastantes calores se nos echaba encima á pasos ajigota¬ dos-, por lo que huyendo de la sofocante temperatura de la corte, decidimos, mi mamá y yo, trasladarnos á alguno de los pueblecillos del cantábrico litoral, en busca de aire puro que vivificase nues¬ tros abrasados pulmones.
Solíamos hacer en el pueblo donde pasabámos la temporada, vida campes¬ tre, cuyo apacible sosiego interrumpía¬ mos tan solo por las noches, que las pa¬ sábamos en amigable tertulia con dos ó tres familias qu.e por aquellos lugares veraneaban y en las que comentábamos
á nuestro sabor los más salientes acon¬
tecimientos del día, ó ya con mis jóve¬ nes amigas, nuestras últimas y amoro¬ sas conquistas.
Recuerdo que una tarde, al volver del campo, tropecé de manos á boca con un antiguo amigo y condiscípulo, al que desde mi salida del colegio no ha¬
bía vuelto á ver.
Nos estrechamos las manos con efu¬
sión. alegrándonos muchísimo de la fe¬ liz casualidad que la suerte nos depara¬ ba, y me apresuré á ofrecerle mi casa, solicitando sil compañía en las reunio¬ nes, durante todo el tiempo que entre nosotros permaneciese, ofrecimiento que él aceptó gustosísimo, prometiendo lle¬ varlo á cabo desde aquel mismo dia, ya que de este modo podríamos también recordar las primeras y más gratas im¬ presiones: las de la infancia.
Participé por la noche á mis amigas el feliz encuentro, y no hubo una sola que no dejase de manifestar su alegría, ya que en las veladas notábase la falta de esos picaros demonios que, debido al poco estudio que de nuestros corazones hacen, tan injusta y despiadadamente
nos tratan.
A la hora anunciada apareció mi amigo, y así que le hube presentado á
todos los allí reunidos, aumentó la franca expansión que reinaba, recayen¬ do enseguida la conversación sobre el
tan debatido tema del amor.
—Pues yo, exclamó Luisita, una jóven vivaracha y alegre, encarándose con Luiií, que así se llamaba mi amigo, y perdóneme el juicio que de ustedes tengo formado, no creo en el amor; es decir, creo que murió éste al desaparecer para siempre aquellos tiempos de heróico ro¬ manticismo, en que el apuesto galán, despreciando los peligros del torneo,

ofrecía su vida en aras de su amor, y
que hoy impera tan solo, por desgracia,
el más frió positivismo. —Protesto, interrumpió mi amigo le¬
vantándose de su asiento, al menos por
la parte que me toca, de vuestra extraña aseveración, y aún sintiendo ser de con¬ trario parecer del suyo, me atrevo á asegurar que el amor existe y seguirá existiendo mientras haya ángeles como ustedes, que sepan mantener viva esa halagadora esperanza que tanto nos consuela, y ea prueba de ello, si no fuese por entristecer el ánimo de uste¬
des, les referiría gustoso la terrible trajedia acaecida hace poco tiempo á un amigo y condiscípulo, á quien más bien que por tal, por hermano ámantisimo le consideré siempre. Se trata de uno de
tantos casos de locura de amor.
—Pues si es así, puedes, dije á Luis, empezar tu narración, ya que tanto es¬ tas señoras como yo estamos impacien¬ tes por conocer el desenlace de esa nue¬ va trajedia amorosa... ¿Verdad?, prose¬ guí dirijiéndome á la reunión, que con marcada curiosidad iba siguiendo el nuevo aspecto que el debate presentaba
—Sí. sí, exclamaron todas.
—¿Recuerdas, empezó Luis interro¬ gándome, de Juan Sellés, aquel chico alto, moreno..: el novio precisamente de Pura, tu mejor y más fiel amiga de co¬ legio?...
Y una vez que hube asentido con la
cabeza continuó:
—No ignorarás tampoco que á pesar del loco afecto que manifestaban profe¬ sarse, y sin que nadie pudiera esplicarse las causas, terminaron sus relaciones,
hará de esto unos cuatro meses; así co¬ mo también habrá llegado á tus oidos
el efectuado enlace de Pura.
—¿Como? ¿Que dices? ¿Con qué se ha casado Pura? me apresuré á replicar.
—Sí, se casó con un viejo bastante rico, hace unos dos meses, el tiempo precisamente que mi desgraciado amigo Juan desapareció de su casa, sin que ni su madre, ni sus más íntimos amigos, pudiésemos indagar su paradero.
Pues bien; días antes de emprender el viaje á estos lugares, me encontraba paseando en el Retiro, cuando acertó á
pasar por mi lado el pobre Juan. Dudé al pronto de si sería él, tal era el aban¬ dono que en su aseo se observaba, así
como también el estrago que la terri¬ ble dolencia que sufría había impreso en su rostro; pero así que me aseguré de que mi vista no me engañaba, le estre¬ ché fuertemente entre mis brazos y le dije, en tono de cariñosa reconvención:
—Por fin te encuentro, mal amigo,
vamos, cuéntame... ¿Qué es de tu vida?

¿Que es lo que te sucede?... Responde,
hombre, responde. Ignoro si me reconocería ó no; pero
es lo cierto que al entonces estrechó
con fuerza mis manos entre las suyas y

me dijo bajo, muy bajo, en tanto que dirijía miradas recelosas á su alrededor:
—Estoy loco ¿oyes? pero loco de amor... Y se quedó fijando con abrumadora
insistencia sus extraviadas miradas con

las mías.

Confieso ingénuamente que sentí miedo al pronto, y aún no me había re¬ puesto de mi sorpresa, cuando él, que todavía continuaba apretando cada vez
con más fuerza mis manos con las su¬

yas huesosas, me empujó hasta hacerme sentar .en un banco próximo, y haciendo
él lo mismo, exclamó abandonando en¬

tonces su presa, y al paso que me seña¬ laba el puro horizonte.
—Mírala... ¿la ves?... ¿Que bien sienta
en su alabastrino cuello ese ensarte de

perlas que le aprisiona... ¿Y no ves, más allá, reclinado en suave mecedora aquel

viejo, de fisonomía brutal?... Pues es él ¿oyes? él, el viejo egoísta, el poseedor de la hermosa mercancía... Mira, ya la llama, en su estúpida sonrisa y en el escaso brillo de sus ojos se deja adivinar lo lúbrico de sus pensamientos.., Ella, la máquina de placer, el lujoso juguete, sonríe también y se adelanta hasta don¬ de su señor se encuentra, para pagarle las caricias que reclama y que á tan alto precio compró... Ya llega, sus desnudos y contorneados brazos rodean el cuer¬

po del gastado carcamal, en tanto que su artística cabeza se inclina en gracio¬
so mohín... El la atrae más hacia sí. pa¬

ra besar sin duda esa hermosa tez. tan¬

tas y tantas veces besada por mí; pero no, no lo conseguirá, prosiguió en tanto que lanzaba nerviosas carcajadas... ¿Lo ves?... Les interrumpí nuevamente en su idilio, y se separan temerosos... Sí, si me tienen miedo... ¡Si no se han de besar! ¡Si ya se lo dije que había de ser yo su eterna pesadilla!...
Y retratada en su cara salvaje alegría,

se alejó con ademanes descompuestos de mi lado, orgulloso del triunfo que su última y quimérica victoria le causaba.
Un rayo de luz penetró en mi inteli¬ gencia, y al comprender entonces toda la horrible verdad de la desgracia de mi

fiel amigo, murmuré, en tanto que su figura se iba empequeñeciendo al ale¬

jarse de mi:

—¡Pobre loco!

♦

Un silencio profundo acojió las últi¬

mas y vacilantes palabras de mi amigo,

que, hondamente impresionado, conti¬ nuó dirijiéndose á Luisa:
—Yo os juro, señorita, quesi como yo

hubieseis tratado á fondo al desventura¬
do Juan; si con él hubieseis compartido de sus alegrías y alentádole en sus des¬ mayos; si os hubieseis podido asegurar de lo noble de sus propósitos, de las buenas cualidades que le adornaban y del inmenso cariño, en fin, que á la in¬ fiel Pura profesó, acaso cambiaríais de opinión y os convenceríais de que, si con el perfeccionamiento de costumbres terminaron para siempre aquellas épi¬ cas pero sangrientas é inhumanas es¬ cenas del torneo, no por eso estamos li¬ bres del irresistible poder que sobre nosotros ejercen vuestros encantos, y que hoy como ayer continua manifes¬ tándose en todos sus grados la locura de
amor.
Presentación Rosich Palacios.
■■aciQ-cg——
¿MASCARITA?
A.....

y son tus manitas pálidas
lirios de perfume llenos. Y tus piés son chiquititos
y airoso tu contoneo, y flexible cual palmera
del abrasador desierto
tu jitano cuerpecillo de gracias y curvas lleno. Y eres, en fin; mascarita, la sombra de mis desvelos, sultana de mi albedrío, reina de mi pensamiento,
la musa de mis amores,
el ángel de mis ensueños y la virgen cariñosa que calma mis sufrimientos... ¡Ya ves, vida de mi vida,
si conozco los secretos
de la que oculta su cara bajo antifáz raso y negro!
Francisco Ríos Cases

—¿Me conoces?...
—Te conozco.
—¿Quien soy, di?... —Voy al momento
á decirte en dos palabras, sin dudas y sin rodeos, los encantos que atesoras
mascarita de mis sueños.
Es el color de tu cara
de matiz mucho más bello
que las flores peregrinas de los tempranos almendros. Adamasquinadas cejas
sirven de marco arabesco
á tus ojos de azabache, de inás hermosos reflejos, que despiden los brillantes y el sol, de su ardiente cerco.
Tu boca es nido amoroso
que diera por poseerlo cuanto quieras exijirme, cuanto valgo, cuánto tengo; y son tus labios purísimos rojos candados de fuego, que ocultan, como el avaro
su codicioso secreto,
las perlas remenuditas que hay en tu boca de cielo. Y es tu voz grata cadencia de ritmos y de floreos que transporta á quien escucha sus dulcísimos gorjeos
á mansiones venturosas,
dó no hay desdichas ni duelos. Y son, ninfa encantadora, los bucles de tus cabellos, aún más finos que la seda, más suaves que el terciopelo.
Y* es tu frente tersa y pura,
y es de alabastro tu cuello,

Actualidades
Krüger en Francia
Se anuncia la próxima llegada á Mar¬ sella del presidente Krüger, y la noticia
da lugar á nuevos y numerosos testimo-» nios de simpatía en favor de la causa de las Repúblicas sud-africanas.
Un grupo escolar, haciéndose eco de lotf sentimientos generales de la juventud de las escuelas, acaba de redactar un manifiesto que envía á todas las ciuda¬ des de Francia á fin de que sus camaradas puedan firmarlo y dar con esto una prueba de su admiración por los vallen-tes soldados que luchan hace más de un año por la independencia de su patria y la libertad de su hogar.
He aquí los principales pasajes de di¬
cho manifiesto:
Señor Presidente:
Permitid que unos jóvenes franceses que se consideran intérpretes de la ju¬ ventud patriota, os den la bien venida en el momento en que ponéis el pie en el suelo sagrado de la patria.
Honráis á la Francia, venerable Pre¬ sidente, al escogerla como la nación dé Europa que os dignáis visitar la prime¬ ra; esa preferencia tiene una significa¬ ción que nos honra.
Habéis recordado que Francia sostuvo siempre al débil contra el fuerte, na aceptando el reinado brutal de la fuerza^ tened por seguro, Presidente, que per¬
manecerá fiel á sus tradiciones.
Vuestro pueblo lucha y luchará siem¬
pre, con esperanza y fé en la justicia por su libertad, esa palabra tan hermo-'

EL MARCO NEGRO
varias recomendaciones impertinentes ó sandías, y se marchó.
Antonio no oyó sus últimas palabras; oía, si, por la.puerta abierta que en la del lado un lacayo decía á Bernarda qne previniese la ropa, porque la señorita Cecilia iba á volver de Aranjuez ul dia siguiente.
De modo que si durante aquel tiempo no la había visto era por estar ausente. 110 por otra cosa. ¿Y por qué otra cosa había de ser? Ni lo sabía, ui quería sa¬
berlo.
Cobró ánimos con la noticia, pensó que la vería al dia siguiente, y se dispu¬ so á pintar el San Silvestre encomen¬
dado.
Pero al ir á coger los pinceles palide¬ ció, dobló la cabeza y cayó, más que se
sentó, abrumado en una silla. Tenía aun colores y pinceles, pero no lienzo, á no ser el del retrato.
¿Que hacer en tan angustioso trance? En balde fatigó su pensamiento para
resolver el conflicto. Solo, desconocido,
sin crédito, sin recurso alguno, ¿dónde y cómo comprar la tela que necesitaba?

Y no adquirirla, no pintar, no percibir el importe de su trabajo, era morir... no.
era no ver más á Cecilia.
El infortunado jóven miraba el retra¬
to. altar de su amor, fruto de su alma, y
al mirarlo antojábasele que Cecilia le sonreía en él... Luego miraba en torno y veía la miseria cruel é implacable, que
con su mano descarnada, verdadera
mano de esqueleto, tiraba de él con la violencia y el frío Je unas tenazas.
Antonio se asomó á la ventana. El día
estaba nublado y no entraba el sol; la
esperanza tampoco. Se levantó, procuró serenarse, y con¬
templó cara á cara el dilema terrible que se erguía ante él.
O no pintar y morir, ó pintar y borrar
el retrato.
Asió bruscamente la paleta, mojó en ella una brocha y se acercó al lienzo...
pero al ir á manchar tan peregrino ros¬ tro. paleta y pincel cayeron, y él mismo cayó ante el lienzo sollozando...
Así llegó la noche. Antonio no dur¬ mió y tuvo fiebre; la debilidad de su cuerpo, falto de alimento veinte horas bacía, y el padecer de su espíritu aca¬
lenturaron su cabeza. Un cerco morado
oscuro rodeaba sus ojos; la palidez de su
rastro era cadavérica. Estaba, sin era-

bargo, hermoso, con la hermosura de un San Francisco de marfil, esculpido por Alonso Cano.
Se asomó al jardín, nadie; miró en¬ torno. nadie; se acercó á la buhardilla de
Bernarda, nadie. Solo en su cuarto y solo en el mundo.
Con la, faz torva, la mirada fija, el ademán brusco y violento de un loco, asió de nuevo el pincel, y de un solo trazo de color pardo y sucio borró la gentil cabeza de Cecilia...
Pero no pudo seguir; sintió el mismo horror, el mismo que hubiese experi¬
mentado cortando una cabeza humana á
cercén con un cuchillo... Corrió á la
puerta, la abrió, se precipitó, sin cerrar¬ la, por las escaleras, ganó la calle, co¬ rrió más y no paró basta que; ya en el campo, arrojóse contra el suelo, mirán¬ dose espantado las manos. ¡Creía tener sangre en ellas!...
XIII
Cecilia acababa de llegar de Aranjuez. Estaba de tal modo impaciente, que
apenas atendía á lo que le hablaban... No, harto había esperado, no quería pa¬ decer más; vería el retrato aquel día, costase lo qne costase. De muy i»ai grado había salido de Madrid y marchado al Real Sitio, obligada por negocios

de su padre, que no la dejaba nunca; pero ahora ya no consentía más retar¬
dos.
Al entrar en su casa, el general cam¬ bió de traje y echóse á la calle desde luego.
Cecilia se encaminaba á la galería, cuando entró, acompañada de Marcial, la planchadora, y le dijo con gran pre¬
mura:
—Señorita... esta es la ocasión: el pin¬ tor ha salido, contra su costumbre, y ha dejado abierto...
—Si, si,—afirmó Cecilia, nerviosa.—
subamos.
Y sin escuchar las advertencias de
Marcial, que disputaba con Bernarda,
envolvióse la cabeza con una mantilla,
tiró del viejo asistente, empujó á la planchadora, salió de casa, dio la vuelta hasta entrar en la calleja donde vivía el artista, cruzó el portal co-mo una flecha y subió con tal prisa y tal fuerza juvenil los escalones, que aun estaban en el pri¬ mer tramo Marcial y Bernarda cuando llegaba Cecilia á la puerta del aposento
de Antonio.
La empujé, no sin ligera zozobra; en¬
tró, y sin reparar en nada fuése hacia un gran bastidor que de espaldas á la puerta y de' frente á- la ventana bahía.

Aquel era. sin la menor duda, su retra¬
to. ¡Por fin! Pero al llegar á él viéloqutf
no podía imaginar: el retrato, si, pera con la cabeza grosera y brutalmenter embadurnada por una gran mancha
pardusca.
Cecilia sintió asombro, luego pena; sa le saitaron las lágrimas... La ira las se¬ có. Con la prontitud é irreflexión pro¬ pias de una niña mimada, herida en la
más vivo par primera vez, tiró de un
pedazo de papel, cogió un lápiz, escribió1 en él rapidísimamente dos líneas, se arrancó de la cabeza un agujón de oro en forma de daga, que llevaba siempre, y clavó el papel, como un cartel de desa-fio. en el pecho de su propia imagen.
Hizo esto con tal celeridad que, cuan--
do Marcial y Bernarda, que habían su¬ bido lentamente, llegaron al cuarto do
Antonio, Cecilia salía ya de él roja dé
furor, echaba la puerta tras si y gritaba á sus atónitos acompañantes, que la si-» guieron sin obtener explicación ninguna.
—¡A casa! ¡á casa!-

*

^

/

Una hora después Antonio cruzaba loé

umbrales de la suya. Caminaba despacio!

y más sereno; el sacrificio horrenda es-*

taba consumado. ¿Qué más le podía stt-*

ceder?

SOLLER

m y tan noble para las almas bien naci¬ tria, cómo se adhiere ella por su parte y. odos con afán grandes y pequeños du¬

Por eso reputo de vital significación D. Juan Palou y Coll.—D. Gabriel Mau¬

das y los corazones generosos. Esperad con cuánto entusiasmo se asocia á un rante casi dos siglos rivalizando en celo para el pais que no se muestre sordo al ra.—D. José Rullán, Pbro., de Sóller.—

sin perder un solo instante la confianza pensamiento que es expresión de sus y en abnegación y constancia

llamamiento de ustedes. En cuanto á D. Adíodío Garcías, de Llummayor.—

en la victoria. Teneis vuestra Juana de propios pensamientos y de sus más ar¬

mí, acudo desde luego; entre los últi¬ D. Bernardo Matas, Pbro.—D. Domingo

Arco y vuestro Washigtón ¡Animo, pues, y perseverancia!
La sangre de vuestros soldados fecun¬ dizará los campos de donde saldrán vuestros vengadores que fieles á sus an¬
tepasados, lucharán por su independen¬ cia y harán expiar á vuestros extermi-
¿madores los crímenes que cometen.
*

dientes deseos, nacido al calor de afec¬
tos que son los mismos que ella propaga y defiende y por los cuales existe, y que es satisfacción en parte muy principal de esa deuda sagrada de honor y de jus¬ ticia á la vez, que pesa sobre Mallorca entera, que ella á su modo y según lo consienta la pequenez de sus fuerzas y la pobreza de sus recursos no había va¬ cilado en cargar sobre sus hombros.

Don Antonio Rosselló
Comenzó haciendo observar que su¬
bía á la tribuna para cumplir un deber. Como Alcalde de Palma se le designó para que agradeciera los entusiasmos de
ios concurrentes y la presteza con que el pueblo palmesano ha acudido al lla¬ mamiento de las autoridades. No hay necesidad de pronunciar calurosos dis¬

mos por la escasez de los medios, entre los primeros por la admiración y el ca¬
riño al Doctor ihminado. Acudo además
por egoísmo personal, por amor propio; porque á todos toca la dignidad de la tierra nativa, y ai concepto de todos y cada uno de sus hijos afectaría que se resistiese á la primera y más elemental manifestación de su capacidad para la
cultura.

Escafí.—D. Pedro Martínez.—D. Grego¬ rio Vicens.—D. Mateo Obrador.—D. An¬ tonio Noguera.—D. Lorenzo Rosselló.—
D. Juan Bta. Enseñat.—D. Juan L. Ks-
telrich.—D. Benito Pons.—D. Pedro de
A. Borrás.—D. Gabriel Alomar.—don
Francisco Rosselló y Miralles.—D. José Tous.—D. Jaime Pomar.—D. Miguel Sarmiento.—D. Matías Compañy.—don Tomás Muntaner.—D. Ivo Bosch, de

: La fiesta da los automóviles en la
'Exposición
Con el abuso hasta ahora cometido
sin protesta departe del público, de au¬ mentar el precio de eutrada en la Expo¬ sición, celebróse ayer tarde la fiesta de
ios automóviles anunciada á son de
bombo y platillos como un aconteci¬

Porque á Mallorca es que incumbe la primera el cuidado de velar por el ho¬ nor y la fama del más preclaro de sus hijos, y extenderlos y propagarlos por todos los ámbitos de íu tierra, y defen¬
derlos y acrecentarlos por todos los me¬ dios que le sugieran su amor y su celo, comoes sobre ella que refluyen y se concentran directamente la luz y la

cursos, porque la atmósfera está bien caldeada. Yo lo siento, vosotros lo sen¬ tís también. Fijemos nuestras ideas, ia idea única que hoy nos domina: estamos dispuestos á levantar el monumento á Ramón Lull, cueste lo que cueste. Nues¬ tro pueblo ha respondido siempre á las voces del patriotismo. Y nuestra empre¬ sa es patriótica. Pues bien; es segurísi¬

De Yds. affmo. y atto. s. s. q. b. s. m.
Juan Alcover.
Comisión G-eneral
Inmediatamente el Secretario dió á conocer la candidatura de la Comisión
General encargada de realizar el pensa¬
miento.

París.
A instancia del embajador español en
París, el ministro francés de Instrucción
Pública ha designado para formar parte de la junta á los profesores MM. Boutroux del Instituto, profesor de Historia
de la Filosofía moderna, Brochard del
Instituto, profesor de la Historia de la Filosofía antigua, Seailles de la Univer¬

miento admirable. Esta fiesta resultó una filfa, excepto
para los revendedores de tickets, que despachaban en las inmediaciones de la Exposición al precio de 50 céntimos los billetes .que se vendían á 10 en el inte¬
rior de París.
El público, que no bajaría de 500.000 almas, y á quien se habían exigido 5
tickets de entrada, se consideró defrau¬
do al menos por lo que tocaba al espec¬ táculo de la tarde, que consistió en el desfile de unos cuantos automóviles mal adornados con ñores de papel.
Lo mejor de la fiesta fué el tiempo
primaveral que reinó durante todo el
dia.
Las iluminaciones que constituían el . programa do la noche fueron realmente espléndidas, é hicieron olvidar más ó menos la decepción de la tarde.
En la muchedumbre no se oían más
que palabras de despedida para la Ex¬ posición que cierra sus puertas el lunes
próximo.
—Digámosle adiós... Es la última vi¬ sita... ¡Hasta otra, si la hay!...
Y los que la visitaron ayer se habrán «alegrado de haber aprovechado tan her-moso dia, al ver que el dia de hoy se presentaba frió y lluvioso.
A. Saissy.
'París 9 Noviembre 1900.
Ecos regionales
EN LA LONJA
.HOMENAJE Á RAMÓN LULL
.(Conclusión)

gloria que emanan de su nombre au¬
gusto.
Aquí nació casi al mismo tiempo que la patria comenzaba también su verda¬
dera existencia al renacer á la fe de
Cristo y recibir por bautismo lu sangre generosa derramada para libertarla del yugo sarracénico, como si fuera, en adelante jamás ojos humanos pudieran contemplarla desprovista aun del res¬ plandor de la que circuye su santa ma¬ ternidad; aquí corrieron los años de su
juventud tumultuosa, no del todo esté¬ riles para el bien si es que su inteligen¬ cia poderosa cooperó con la bondad in¬ nata y la prudencia y tacto exquisitos de aquel infante D. Jaime de dichosa
memoria futuro Rey de Mallorca y en¬ tonces sólo lugarteniente del conquista¬ dor su padre, en la difícil empresa asen¬
tar y convertir en pueblo rico y culto una población flotante de aventureros y advenedizos; aquí tuvieron lugar aque¬ llas apariciones de Cristo Crucificado que humillaron con su misteriosa repe¬
tición la dura cerviz del mancebo indó¬
mito, transformando su alma por ente¬ ro, encendiendo en ella la llama de
amor vivo que la hizo digno seguidor y discípulo del serafín de Asis; aquí los riscos pedregosos de Randa donde con áspera penitencia y profunda con¬ templación domó su carne y su es¬ píritu, templándolos para las futuras
batallas de su vida, donde recibió del
cielo el don de ciencia que por vía so¬
brenatural iluminó su entendimiento; donde concibió el método especial de su Arte Magna y los generosos proyectos de evungelizución y conversión de los infieles que le ocuparon todo el resto de su larga existencia hasta consumarla
con el martirio, también allí por prime¬ ra vez entrevisto y deseado

mo que todos atenderán esa voz íntima que proclama cual es nuestro deber ine¬
ludible. Bien ha dicho ei Presidente de
la Diputación al hacer notar que, al eri¬ gir ese monumento, no hacemos otra cosa que pagar una deuda. Si, esto es
bien cierto. Más no lo es menos que ese
homeüiije á Ramón Lull es la única ma¬ nera de que á la posteridad dejemos uu testimonio de nuestra virilidad y del amor á nuestra raza y á nuestra sober¬
bia historia.
Adhesiones
I). Mateo Obrador dió lectura á la lista de señores iuvitados á la asamblea.
Leyó algunas cartas que ya hemos publicado en dias anteriores, y, por fin,
se dió lectura á una entusiasta carta de
Don Juan Alcover
Palma 3 de Noviembre de 1900.
Sres. D. Alejandro Rosselló, D. Anto¬ nio Rosselló y D. José Oliven.
Muy estimados señores y amigos: Por el solo motivo de juzgarla superior á
mis merecimientos, no hubiera declina¬ do la honra de levantar mi voz en la
reunión de mañana; porque en esta mis¬ ma desproporción se cifraba mi halago á que no hubiera sabido resistir.
Otros son, y de índole privada, los
motivos de mi retraimiento. Pero ya
que no puedo asistir á la asamblea, séaine lícito agradecer la galantería con que fui llamado á ser uno de los intér¬ pretes del sentimiento general (ó cuan¬ do menos de lo que á nuestro juicio de¬ biera ser el sentimiento general); y
conste mi voto al lado de cuantos consi¬
deran que el monumento á Ramón Lull es una deuda de justicia, una necesidad urgente, no ya para la gloria del héroe, sino para acreditar la existencia real y

Presidente de honor: S. M. la Reina
Regente. Vice-Presidentes honorarios: Ilustrísi-
mo Sr. Obispo de Mallorca.—Excmo. se¬ ñor capitán General de las Baleares.—
Excmo. Sr. Gobernador Civil de la Pro¬
vincia.—S. a. I. y Real Archiduque Luis Salvador.—Excmo. Sr. Embajador de España en París.—Excmo. Sr. D. .Jeró¬
nimo Rosselló.
Presidente efectivo'. Ei Presidente de
la Diputación Provincial.
Vice-Presidentes efectivos: El Alcalde de Palma.—El M. I. Sr. Deán de este
Cabildo.—El Vice-Presidente de la Co¬
misión Provincial.
Secretarios: D. Félix Escalas.—don
Gabriel Fuster y Valenti.—D. Pedro Sampol y Ripoll.
Vocales'. El Sindico del Ayuntamiento
de Palma, D. Luis Martí.—El Decano
del Colegio de Abogados.—El Decano del Colegio de Notarios.—El Decano del Colegio de Procuradores.—El Presidente
de la Real Academia de Medicina.—El
Presidente del Colegio Médico-Farinacéutico.—El Presidente del Colegio Ofi¬
cial de. Médicos.—El Presidente del Co¬
legio Oficial de Farmacéuticos.—El Pro¬
visor de la Diócesis.--El Presidente de
la Causa-Pía Luliana.—El Secretario de
la id. id.—El Rector del Seminario Con¬
ciliar.—El Rector del Colegio de la Sa¬ piencia.—El Director del Instituto Pro¬
vincial de 2.a Enseñanza.—El Director
de la Escuela Normal de Maestros.—Los
ex-Senadores por esta Provincia.—Los ex-Diputados á Cortes.—Los Senadores y Diputados á Cortes.—Los ex-Presidentes de la Diputación Provincial. Los exAlcaldes de Palma.—Un representante del Obispo de Mallorca.—Un represen¬
tante del de Menorca.—Un id. del Vica¬
rio Capitular de Ibiza.—Un id. del Ca¬
bildo Catedral de Palma.—Un id. del de

sidad, profesor de Filosofía, van inclui¬ dos en la Junta para formar el núcleo que se constituya en París.
La Junta queda facultada para nom¬ brar un comité ejecutivo, cuyo número de miembros no pase de siete, y en el cual tengan representación las tres corporaciones (Diputación Provincial, Ayuntamiento de Palma y Cabildo de esta Santa Iglesia Catedral); establecer centros auxiliares en todas las capitales y países donde convenga, y para llamar á su seno á las personas y entidades cu¬ yo concurso crea provechoso, para la mejor realización del proyecto.
El Sr. Obispo
Autes de cerrar la magnífica reunión, nuestro Prelado quiso pronunciar algu¬ nas palabras de felicitación para el ini¬ ciador de la idea y sus decididos coopera¬ dores, ya que no podía hacer un discur¬ so ni resumir los pronunciados para no descomponer las preciosidades tan her¬ mosamente engarzadas.
Dijo, entre muchas cosas bellamente dichas, que aquella reunión daba testi¬ monio de algo muy grato: de unos en¬ tusiasmos y una vitalidad sorprenden¬
tes. Ramón Lull todo se lo merece. Es el
hombre de la fé ardiente y. por tanto, digno del grandioso monumento pro¬ yectado. Ha sonado el nombre del mon¬ te de Randa. La idea es soberbia, digna
del héroe mallorquín y bien distinta de lo que se encuentra á cada paso aun en las grandes ciudades.
Recordó que ya que se trata de hon¬ rar al Santo, al sabio y al mártir, con¬ viene recomendar el sepulcro de Ramón Lull, que se halla en la iglesia de San Francisco, junto á un claustro abando¬ nado y á una biblioteca desierta. Si no fuese posible escalar el monte de Randa, contentémonos cou lajrenovación artís¬

Don Estanislao de K. Aguiló

Y cuando ya su propia sangre gene¬ positiva de nuestro pueblo.

Ciudadela.—Un id. del de Ibiza.—Un tica del sepulcro, meta de sabios y reli¬

rosamente derramada en testimonio de

La deuda ha sido reconocida por va¬ id. de la Comisión de Monumentos His¬ giosos. Si la fama de uu hombre nos

«Los organizadores de este acto so¬
lemnísimo que estamos celebrando lian
tenido con la Sociedad Arqueológica Lu-

su fé y homenaje á Cristo rey había te¬ ñido de rojo el blanco alquicel con que
solía andar en Africa disfrazado, cuan¬

rias generaciones una tras otra, pero ha quedado sin pagar, no tanto por falta de recursos é imposibilidad de allegarlos,

tóricos.—El Presidente de la Sociedad
Arqueológica Luliana.—Id. del Fomento de lu Pintura y Escultura.—Id. de la

arranca tantos entusiasmos, ¿qué no su¬ cederá con sus preciosos restos en donde palpitó su alma angelical? Si los brios

líaua la deferencia exquisita no ya sola¬ do ya la suprema gracia del martirio como por minucias de procedimiento y Sociedad Económica de Amigos del País. de los amantes de Ramón Lull son tan mente de acordarse de ella, sino de asig¬ había coronado su frente venerable con choques de opiniones en que se ha con¬ —Id. de la Cámara de Comercio.—Id. grandes, es casi seguro que para todo

narle una participación más activa y la aureola de la santidad, todavía aqui sumido el escaso calor del lulismo inter¬ de la Cámara Agrícola.—Id. de la Cruz obtendremos recursos; para coronar so¬

discreta que la de simple espectadora. la última tierra que fué dado contem¬ mitente.

Roja.—Id. de la Orden tercera de San berbiamente á Randa, para embellecer

-Tratándose de honrar y enaltecer la me¬ plar á sus ojos mortales desde la cubier¬ Si ahora hubiese de suceder lo propio, Francisco.—Él Director de la Academia algún sitio de Palma, para enriquecer el moria insigue de Ramón Luli, la más ta de la nave en que le conducían los si reconocer una vez más la obligación de Bellas Artes.—El Gobernador Militar. sagrado sepulcro.

•augustay gloriosa de cuantas figuras piadosos genoveses que recogieron su en que estamos, sólo hubiese de servir El Comandante de Marina.—El Coronel

surgen del fondo luminoso de nuestro cuerpo exánime, mirándola surgir de para hacer más grave y patente la mo¬ del Regimiento.—El Ingeniero Jefe de

pasado, no han querido que faltase en entre las aguas de un extremo al otro rosidad en cumplirla, mejor sería callar Obras Públicas.—Los Arciprestes de Ma¬

ei concierto de tantas voces autorizadas de sus costas y destacarse límpida sobre y estarnos quietos.

llorca.—El Superior de los Padres Agus¬

Crónica Local

la de la humilde sociedad que vive hace el fondo de un cielo expléndidamente Pero por fortuna el desinterés, el en¬ tinos.—Id. id. Jesuítas.—Id. id. Escolá-

ya veiute años acogida al amparo de
este nombre venerable, y lo ostenta por divisa como símbolo de sus más altos
ideales de amor de patria. Mil y mil gra¬ cias les sean dadas por merced tan seña-
dada.
Y esto, que explica al menos, ya que quizás no del todo justifique mi atrevi¬ miento de subir á esta tribuna, bastará
•también para haceros comprender, sin necesidad de que yo me esfuerce en ex¬ presarlo, ni en buscar palabras que lo ponderen, con cuánto júbilo, con cuán
íntima satisfacción ha visto la Sociedad
Arqueológica iniciarse otra vez, y esta 'definitiva, Dios mediante, el proyecto magno de tributar al santo mártir y sa¬ bio filósofo que llenó el inundo con la fama de sus heroicas virtudes y de su saber, el homenaje de admiración y res¬ peto que le debe todavía su patria; con cuánto júbilo, con cuán intima satisfac¬

iluminado la silueta de sus montañas y
de sus llanuras, para que pudiese ex¬
tender sobre ella toda entera las manos
trémulas, ungidas con el licor que ma¬ naba de sus heridas, y con su última plegaria y con su bendición solemne evocarla á sí y consagrarle para siempre
á su servicio.
Y Mallorca fiel á esta vocación, 1ra hecho siempre desde entonces como suya la Causa Luliana. y á ella en cuerpo y alma ha vivido consagrada. Durante si¬ glos el nombre de Ramón Lull ha vi¬ brado en todos los labios y resonado en todos los corazones y sus ecos han lle¬
nado por entero toda la vida y todos los espacios de la patria la devoción y el culto al santo, nacidos al pie de la urna que contenía sus reliquias, milagrosa¬ mente aseguradas á Mallorca contra los que de tan preciado tesoro querían des¬ pojarla, aparecen ya desde los más leja¬

tusiasmo y la constancia de ustedes y de los buenos patricios que con ustedes procuran atraer las corrientes populares, los elementos vivos del país, á la reali¬
zación de esta obra, hacen esperar que
Mallorca no desatenderá las exigencias de su propio decoro.
Si los monumentos son evocaciones
silenciosas de los grandes ejemplos, obras de arte que decoran, ilustran y dignifican á los pueblos, y les familia¬ rizan con los hechos y nombres memo¬ rables, y esparcen como un aura de cul¬
tura en el ambiente libre, abierto á las
muchedumbres, el monumento á Ra¬
món Lull debe ser. además de esto, al¬
go que ponga en comunicación el alma popular con la única figura verdadera¬
mente heroica de nuestra raza.
En otra ocasión lo dije. Si el nombre
de Ramón Lull no fuese todavía una
nota bastante fuerte para despertar en

pios.—Id. id. Misioneros.—Id. id. Filipenses.— Un Magistrado.—El Jefe del
Archivo Histórico de Mallorca.—Un
Concejal de cada Ayuntamiento de ca¬
beza de Partido.
Los Directores de la prensa diaria palmesana'. Diario de Palma.—La Al-
mudaina.—La Ultima Hora.—La Unión
Republicana.—El Ancora. Un representante de la prensa de Me¬
norca.—Otro id. id. de Ibiza.
Los Presidentes de las Sociedades de
Crédito'. Sucursal del Banco de España. —Crédito Balear.—Fomento Agrícola.— Monte-Pío y Caja de Ahorros.
Los Presidentes de las Sociedades Re¬
creativas'. Círculo Mallorquín.—La Pro ¬
tectora.—La Asistencia Palmesana.—La
Veda.—Centro Militar.—Círculo de Bell-
ver.—Centro Excursionista.—Club de
Regatas.—Veloz Sport Balear.—Círculo Ciclista.—Las Minas.—Mar y Tierra.

Próximo á terminarse la tirada
del primer tomo de la obra que
edita D. José Rullán Pbro.: «Glo¬
ses y codolades Solleriques», que comprende las improvisaciones d' en Sarol, y para adelantar la im¬ presión del segundo tomo, hemos tenido que entregar los originales de las d' en Tambó á los cajistas en¬ cargados de dicho trabajo; así es que sin que en nuestro folletín
haya podido publicarse más que una parte insignificante de aque¬ llas, vémonos precisados á empezar boy la publicación del principio
del tomo tercero. Así nuestros lec¬
tores podrán formarse una idea de lo que será la obra una vez com¬ pletada, pues que habrán podido ver algo de cada uno de los tomos de que ha de constar.

ción ha visto este proyecto acogido y •patrocinado por autoridades celosas que llevan la más genuiaa representación de esta tierra, y empujado por volunta¬ des enérgicas que son garantía segura del éxito; cómo se alegra y complace al veros aquí reunidos en multitud copiosa todos los que sois las fuerzas vivas del país, respondiendo prontos á un llama¬ miento que ha resonado en vuestro in¬ terior, hiriendo á la vez las fibras del sentimiento religioso y del amor de pu-

nos principios, y cuanto más avanza la corriente del tiempo más se arraigan en el pueblo y más se difunden por todas
las clases sociales. Del clamor unánime
nace el pensamiento de asegurar para siempre la fama universal de RaymLin¬
do con la declaración infalible de la
Iglesia que le coloque en el catálogo de sus santos, y eu este empeño que hacen suyo á porfía los jurados del reino y el grande y general consejo y toda suerte de personas y corporaciones, trabajan

el alma de nuestro pueblo la conciencia de su personalidad, motivos habría para dudar si esta personalidad es algo más que una vana ilusión de poeta.
Esperamos, pues, que Mallorca no ha de mostrarse perezosa de afirmarse á sí misma. De otro modo, ¿qué confianza podríamos abrigar en el porvenir, de
nuestra vida colectiva? Preciso sería re¬
nunciar á toda empresa que no respon¬
diese á la sordidez de los egoísmos indi¬ viduales. *

Los Presidentes de las Sociedades Po¬
tincas: Casino Conservador.—Casino
Republicano.—Circulo Tradieionalista.
—Casino Democrático Liberal.—Casino
Liberal Dinástico.
Los Arquitectos: D. Juan Guasp.—don
Jaime Aleñar.—D. Gaspar Bennassar. D. Bartolomé Ramis.
D. Pedro de A. Peña.—D. Bartolomé Ferrá.—D. Juan Alcover.—D. Miguel Costa y Llobera, Pbro.—D. Estanislao de K. Aguiló.—D. Jaime L. Garau.—

A nuestra Redacción se lian acer¬
cado algunos vecinos de la calle de Isabel II para suplicarnos de¬
nunciemos á la Alcaldía de este
pueblo, á la Comisión de Policía ó á quien deba enterarse, que en las
inmediaciones del molino de «Can
Montserrat» existe una pocilga lin¬
dante con la indicada calle ó muy
próxima á ella, cuyo olor apesta y no se puede resistir. Según pa-

8

SOLLEft

—^ss

rece, ya antes de que el tiempo guir la realización de tan impor¬ se verificará este devoto ejercicio tros movimientos, habiendo salido

refrescara había en dicha pocilga tante mejora.

en el oratorio de la Casa-Hospicio, á pasear por las afueras en las

Civil

el mismo cerdo que tanta incomo¬ didad causa á vecinos y transeún¬
tes, cosa que no se comprende
cuando todas las casas del casco se

Ya se terminó la confección de
cajones de higos en todas las casas que en esta industria se han ocu¬

como antiguamente se hacía, con lo que se evitará el tener que tras¬ ladar á la parroquia la veneranda figura de la Sangre, que en aquel

primeras horas de la tarde de los dias serenos gran número de per¬
sonas, á las que no han moles¬ tado ya las caricias del astro del

Nacimientos. Varones 2.—Hembras 2.—Total 4.
Matrimonios

veían libres por disposición del pado durante estos últimos meses, se venera.

dia, como ha sucedido hasta aho¬ Dia 15.—D. Juan Coll Mayo!, solté^

Ayuntamiento, oida la Junta Mu¬ habiendo sido mayor de lo que en

ra desde la anterior primavera.

ro, con D.a Antonia María Gliver Bauza*

nicipal de Sanidad, ‘que tanto in¬
terés mostró, nominalmente según se
vé, por la higiene pública. Supo¬ nemos que el cerdo en cuestión

un principio se creyó el número de cajones que pudieron llenarse.
Unidos estos á los que se llenaron
en Palma y en Binisalem, hará

El vapor de esta matrícula León de Oro que, conforme dijimos, debía salir para Bacelona y Cette el do¬ mingo último, no pudo efectuarlo

La conocida tienda de Palma de
don Ignacio Figuerola, «Grandes
establecimientos nuevos de San Jo¬

soltera.
Defunciones
Dia 11.—D.a Magdalena Coll Cóll, dé 06 años, casada, calle de San Antonio.

pertenecerá á algún vecino privi¬
legiado, cuando tan excepcional¬
mente es considerado.

que los higos pasos de Mallorca
no falten este año en el mercado
francés, aun cuando no afluyan

hasta el martes por la mañana, á causa del íuerte temporal que rei¬
nó en nuestras costas en los ex¬

sé», ha publicado un catálogo ilustrado de los géneros que tiene en venta, y nos ha obsequiado su

Dia 12.—D.a Isabel Ramos Ramos* de 74 años, viuda, Manzana 70.

Sin embargo, lo sea ó no, no¬ sotros deseosos de complacer á aque¬ llos vecinos, suscriptores á este periódico, que hacen nos la expre¬
sada petición, accedemos con gusto á sus deseos y dejamos hecha la denuncia que interesan.
La fiesta que se celebró el pró¬ ximo pasado domingo, dedicada por
las alumnas de los colegios de esta localidad á su excelsa patrona San¬ ta Teresa dé Jesús, revistió inusitado
explendor. El altar en que la Santa
es venerada, estaba elegantemente adornado y profusamente ilumina¬ do, habiendo asistido extraordina¬

tanto como otros años en que la cosecha fué más abundante y de mejor calidad el fruto.
A efectos de reclamación se ha¬
lla expuesto al público en la Se¬ cretaría del Ayuntamiento de este pueblo la matrícula de subsidio industrial y de comercio que ha de regir durante el próximo año
de 1901.
Hemos de llamar la atención de
nuestros lectores acerca del cupón mediante el cual pueden nues¬ tros abonados adquirir por menor precio la magnifica oleografía ex¬

presados dias. Este retraso y lo crudo del tiempo, hacen que á la hora en que escribimos continué en Cette todavía, según noticias que acaba de recibir la casa consigna¬ taria; por lo que es muy probable no pueda estar aqui de regreso hasta el martes ó miércoles próxi¬
mos.
Tiene preparada ya para el pró¬ ximo viaje gran cantidad de car¬ ga, de cajones de higos, naranjas, limones, tejidos y otros diferentes
efectos.
También es probable pueda sa¬ lir para Agde cargado de naranjas

dueño con un ejemplar del mismo, cuya atención sinceramente agra¬
decemos.
En una de las planas de la cu¬
bierta de color con que va encua¬
dernada dicha obra, lleva impresa una circular por medio de la cual anuncia á sus parroquianos haber
establecido talleres dedicados al
ramo de confecciones de ropas in¬ teriores para señoras y caballeros, los que pone á su disposición.
Al acusar recibo del catálogo de referencia aprovechamos la ocasión
para recomendar á nuestras lecto¬
ras tan bien surtido como acredi¬
tado establecimiento.

MOVIMIENTO tíÉL PUERTO
liliBAtíCACIONES FONDEADAS
Dia 10.—De Cette, en 2 dias, laúd N.a S.a del Cármeh, de ¿7 ton., pat. doil
P. Cardell, con 6 mar. y carbón. Dia 15.—De Agde, en 2 dias, laúd
Esperanza, de 32 ton., pat. D. J. Yicens* con 5 mar. y lastre.
EMBAllCACIONES DESPACHADAS
Dia 14.—Para Barcelona, vapor Leóií de Oro, de 125 ton., cap. D. G. Mora* con 17 mar. y efectos.
Dia 14.—Para Cette, laúd San José, de 38 ton., pat. D. 0. Vicens, con 5" mar. y frutas.

ria concurrencia de fieles. Nuestro puesta en el mostrador de la tien¬ y limones á principio de la próxi¬

paisano D. fánfími0 Aleo ver, Pres¬ da de mercería de D. Cayetano ma semana uno de los veleros de bítero, tuvo á su cargo el panegí¬ Aguiló, calle de la Luna núm. 3. la «Liga de Propietarios»; asi lo

CULTOS SAGRADOS

rico de la Santa, y con la elocuen¬ Un cuadro de las dimensiones que ha anunciado esta sociedad á los

cia que le es peculiar ensalzó, cual merecen serlo, las virtudes, la ciencia, el ardiente corazón y la fortaleza de espíritu de la eminen¬
te doctora de Avila.
Gran número de curiosos han
concurrido durante la presente se¬
mana á la -barriada de «Can Pel¬
los» con objeto de ver manar allí el copioso manantial que canaliza¬
do desde el Rafal está destinado á

tiene el del Sagrado Corazón de Jesús que ofrecemos, es un gran adorno para cualquiera de las lu¬ josas habitaciones en que suelen cubrirse las paredes con estampas religiosas encerradas en marcos ar¬ tísticos y de mucho valor; por lo que es de esperar aprovechen la ocasión que se les presenta los que con la rebaja expresada tienen de¬ recho á adquirir tan hermosa obra.
Según leemos en la prensa de

cargadores, y esto mismo dedúce¬
se de la actividad con que proce¬
de el Sr. Coll, cargador de la compañía, á la confección de cajas de limones que en dicho buque han de ser embarcadas en el pri¬ mer viaje.
Va siendo mayor la demanda de naranjas á medida que adquiere más color este fruto, y los propie¬ tarios, temerosos de que no les eche á perder la cosecha la nueva

En la iglesia Parroquial—Mañana, domingo, á las 9 y media se pondrá de manifiesto S. D. M., luego después ter¬ cia y la misa mayor con 'sermón por don Antonio Caparó, Pbro. Por la tarde, se concluirá el quincenario en obsequio de la Preciosísima Sangre de Nuestro Se¬
ñor Jesucristo.
Lunes dia 19, y sábado, dia 24, á la hora de costumbre, y durante la celebra¬ ción de una misa, tendrá *lugar el ejerci¬

Se necesita un socio con capital de unos 1500 duros para el desa¬
rrollo de una industria que está ya montada con local propio y que puede producirle de 3 á 4 duros diarios, siendo el mismo socio el que ha de manejar el capital. Se
informará en la imprenta de este periódico.
Obsesa

surtir de agua potable el populoso la capital, el Comandante de este plaga, que se extiende considera¬ cio dedicado al patriarca San José y al caserío del Puerto. Se ha construi¬ puesto de la Guardia civil dió blemente en el valle, manifiestan apóstol San Bartolomé, respectivamente.

VALORES LOCALES

do la mina con la posible activi¬ cuenta de haber puesto á disposi¬ gran interés en dar salida este año En el oratorio MM. Escolapios.—Ma¬ dad con el fin de que no dificul¬ ción del Juez municipal de esta á aquel, con el doble fin de evi¬ ñana, domingo, al anochecer, se dará

Valor uominal

Valor desem¬ bolsado

Papel

Dine¬
ro

taran los trabajos durante el in¬ villa un individuo presunto autor tarse perjuicios y poder atacar al principio á una solemne novena en honor Banco de Sólier. 100

vierno los derrumbamientos que de haber agredido á otro con un fecundo insecto rociando con pe¬ del Beato Pompilio, con plática por el El Gas

20

pudieran ocasionar las lluvias de la próxima estación; ahora, termi¬

palo, produciéndole varias contu¬ siones en distintas partes del cuer¬

tróleo los árboles una vez descar¬
gados, aunque no sea esto último

Rvdo. Sr. D. Antonio Caparó, continuán¬
dose en los demás dias á la misma hora.

La Solidez. . . . León de Oro. . .

100 25

nada ésta por los puntos más ex¬ po.

condición precisa para combatir la

20 20 100 25

»

50

22 21

»

100

»

22

puestos, tales son los bancales de

terrible enfermedad.

huertos por los que atraviesa pro¬ Continua en nuestra iglesia pa¬ Pcíganse actualmente las naran¬

funda dicha mina, podrá conti¬ rroquial diariamente la función jas á 8‘75 y los limones á 10 pe¬

TALONARIOS DE LA LOTERIA DE NAVIDAD, nuarse la canalización junto á la religiosa, con sermón, que desde setas la carga.
carretera y á nivel del suelo, aun antiguo viene celebrándose en este en medio de las humedades de un tiempo por espacio de quince dias, Variable en extremo y fría ha

de las

invierno lluvioso.

dedicada á la Sangre preciosísima sido la semana que fine hoy. Em¬ hojas que se quieran y con el número del billete,

precios módicos imprimen Con seguridad de que los habi¬
tantes de la barriada marítima de

del Salvador, á la que asiste nu¬ merosa concurrencia, especialmente

pezó nebulosa y lloviznando como había terminado la anterior, des¬

se

á

en este estableci¬

este pueblo, esperanzados de ver los dias festivos en que tiene lugar pués de una fuerte granizada el miento.

pronto satisfecha la imperiosa ne¬ cesidad que desde ha tanto tiempo sienten, se habrán alegrado de ver

por la tarde. Atrae y cautiva al auditorio con su palabra fácil y
persuasiva el elocuente orador sa¬

domingo y de haber amanecido el lunes coronado de nieve el Puigmayor; fueron copiosísimas las llu¬

Se han recibido los Almanaques Bailly - Bailliere para el año de 1901, pequeña enciclopédia popular

brotar ya en «Can Pellos» el agua
por ellos tan suspirada, y que de¬
searán, como deseamos nosotros,

grado R. P. Oliver, filipense, que
vino á sustituir á otro Padre del
Oratorio, el Sr. Salva, que por im¬

vias en la noche del miércoles al
jueves, y hemos tenido además dias hermosos, de explendente sol,

de la vida práctica, y se venden á 1*50 has ejemplar, según sean encuadernados

y á 2 pese-en rústica ó

que la Comisión administrativa con¬ posibilidad de aquel había dicha siendo de ellos uno el de hoy.

encartonados.

tinué venciendo todas las dificul¬ devoción empezado.

El frío ha obligado ya á buscar

tades en que tropiece hasta conse- i Según noticias, el año próximo la ropa de invierno y activa nues¬

LA SINCERIDAD.^San Bartolomé, 17.-SÓLLER.

7 LITERATURA POPULAR MALLORQUINA
SEBASTIÁ MARQUÉS Y ORTEGAS (DE SA PORTELLA)
Biografía
Ea Sebastiá Marqués, mes conegut pe’s sobre¬
ño m de Sebastiá de Sa Portella, va neixer a Sólier
dia 29 de Maro de 1807. Era fíll de’n Juan Ba¬
tista y de ne Francisca Ortegas, coas. Fonch
casat ab n’ Antoaina Barceló, de la cual tengué
varios iufants.
En el seu ternps, l’ofici de teixí, a Sólier, era
la principal ocupado deis hornos y, generalmente tra baya ven en casa del seu principal, que anomenaven mesIre. El puesto del. trabay s’ ano me¬ na va botiga; y d‘aqüestes ir hi havia de molts grans ó de molts de telessos. Aquest fonch l‘art a que dedicaren en Sebastiá els seas pares.
Les circunstancies el mantengueren sempre en
classe de trabayadó; y l’art dava molt póch de sí, perque liavía entrat ja en decadencia, a causa de qu‘ els centros industriáis de Catalunya ha-
vien camviat el teles a má ab lo volanl y comen-
caven a introduhí el mecanick, mogut p‘ el va¬ por. Per aquest motiu en Sebastiá feu poca for¬
tuna.
Prová de fersé comercian! de roba y, ab un ase carregat de pesses de tela, recorría tots els pób-bies de s4 illa; pero cóm eren molts els quí se dedica ven a ir aquest ofíci, li deya tórt férm, cóm heu demos ira la glosada que feu a stase,
companyero d¿ infortuni.

GLOSES Y CODOLftDES SOLLERIQÜES
De génit alegre y festiu, dotat de núrnen poétich, honrat a carta cabal, era F homo mes tractable que se coneixía. No tenía mes instrucció que la que li havien dada els seus pares y la qu’ havia aprés a V iglesia, escoltant els sermons, perque la seua fortuna no li permeté concorre a les escoles que, durant la seua jovintut, sois eren frecuentades p’ els atlóts de cases riques.
Cuant se doná a coneixer com a glosadó, era ja granat y V art de glosá estava en completa decadencia. No era aficionat a glosá ab altres dins les tavérnes; y cóm per altre part s' aficioná a n’ el género de vers pareat, en forma deromance, al cual el poblé doná el nom imprópi de codolades, que recitava a les reunions, pronta
va cobrá fama en tot Mallorca. A ultims de la
seua vida P art de recitá codolades li servia per
guanyarsé el pá.
Severo de costums, no se ’l va voure may qu’ hagués abusat del vi de que feya us, cuant recitava, per banyarsé la boca.
Lo mes admirable dr ell era la gran memória per reteñí tanta codolada, sensa que li faltás ja may un sol vers.
Les pesses que compongué foren moltes, y lesprimeros bónes, no així les últimes que tenien falta d'unitat y de consonancia, en que se mi¬ rava molt póch, cuant li era molt fácil.
La maj.or part de les senes composicions s’ han perdut per les mateixes causes que ja he maní-
festades a altra part.
A no haver recuhit jó, cuant era estudiant, les qu’ ell me dictá y que vaig a doná a n’ el públich, no se ’n sabría res del nóstro bón amich.

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
Finalment, apreciat de tot-hóm y a una edat
molt avancada, en Sebastiá acabá la vida mortal dia 10 de Juriól de 1877, ab una mórt santa, ditxa que Deu sól concedí sempre a tots els qui
F honren, observant la seua santa Lley, cóm ell
F havia abservada.
HUMORISTIQUES
j
ÉJn Setoastiá y es seu. ase'
De dins Sólier vaig partí amb s’ arriét carregat de roba* determinat de fó plassa a Santanyí*
pensant que ’n arribaría
estaría despatxat.Per Bunyola, s’ ase ’m deya*
cuant passaVa p’ es carré: «a su-'quí m’ aturaré», a cada purtal que veya; jó no li dunava ureya. «¡Es viatje no ’m va bé!»
Cuant fonch a Santa María
casi se va r’enegá y va di:
«Sebastiá* si aquí no ’m dones menjá p’ es camí et faré avería».*

PUBLICACIONES RECIBIDAS disponiendo el nuevo período de amplia¬ Se suscribe en Barcelona, calle de Cas¬ nuación), por don Salvador Bové, Pbro.— das. Medio expedito para elevar el

BUHANTE LA PRESENTE SEMANA

ción. =Sección de Juzgados Municipales. taños, n.° 6, principal.

—«Juicio de desahucio», Y; Formularios.

* **

Origens del Cristianismo en la Illa de precio de los frutos. El cultivo del al¬ Menorca y fases per que passá fins la in- godón, Parecido de familia. La ortiga.

La Administración PrácÉca.—Suma¬
rio del-mes de Noviembre.—Sección pri¬

(Continuación).^Sección de consultas:— 27. «Cuentas municipales». Que de los

El Mundo Agrícola.-=Sumario del nú¬
mero 81.—Elaboración de vinos tintos

vasió sarrahina (continuación), por don Mateo Rotger, Pbro., Archivero Dioce¬

—Una carta sobre la enfermedad del
cerdo, por D. Bartolomé Bonet y Tru-

mera. Servicios especiales del mes de
Noviembre: «Contribución territorial», III; Padrones-repartos sobre la riqueza urbana fiscal. «Contribución de subsi¬
dio industrial», III; Clasificaciones y re¬
partos gremiales, IV; Juicio de agravios

pagos mal ejecutados ó faltos de justifi¬ cación son responsables los funcionarios
que los ordenan ó intervienen y no el «Depositario» que los verifique. 28.
«Contingente provincial». Que al repar¬
tirlo las Diputaciones, procede tengan

de pasto, por Diego Pequeño. Hidro¬ miel, ó vino de miel, por J. Grafriau.—
El despunte de los árboles frutales, por E. Ouvray. Notas útiles: Cultivo del opio en España. Variedades poco co¬
munes de avena. El abono líquido.—

sano. «El niño J esús de Praga», (con¬ tinuará) por D. J. S. «A mes cosines
R. y M. ab motiu de la mort de sa mare»
(poesía), por DA María Antonia Salva.— «Bondat amagada», (continuación) por
D. Pedro de A. Peña. Miscelánea.

yol. Selección de semillas. La Cámara
de Comercio Española en Buenos Aires. —Datos y noticias. La cebolla. Con¬ servación de uvas secas. Preparación de las pasas en Málaga. Heno de alfal¬ fa. Siembra á máquina. Aplicación

—Matrícula general. Y; Cuenta de cé¬ dulas del corriente ejercicio. Su expendición ó entrega. Servicio en las pro¬

en cuenta la rebaja de un quinto del re¬ cargo municipal, que paguen los hacen¬
dados forasteros sin casa abierta. 29.

Plantación de las patatas. La aspereza
y el amargor de los vinos. Amargor.— El nitrato de sosa y la profundidad de

Se suscribe en Palma, calle de Palacio,
número 81.

.

*

**

del abono á las cepas. Ceratitis capitata.
—Clarificación del vino con cola de pes¬
cado. Cebo rápido de las aves de corral.

vincias arrendadas. «Mataderos», I; «Consejo de familia». Personas que han las labores. La pondeína. El espliego.

Revista de la Cámara Agrícola Ba¬ —La clorosis de los frutales. Precios

.Reses de cerda. «Calamidades públicas,
YI; Recogida de canuto y mosquito de langosta. Cuenta mensual. Recauda¬ ción. Disposiciones varias. Caza y Pesca, IV; Cierre de palomares.=Sec¬ ción segunda. Servicios generales:— «Ayuntamientos», I; Provisión de va¬ cantes por suspensión gubernativa ó judicial. «Presupuestos», III; R. O.

de formarlo, manera de constituirlo y
otros extremos. 30. «Juicios de faltas».
Las cuestiones prejudiciales en los mis¬ mos que se refieren á un derecho de ca¬ rácter civil, han de ser resueltas por los
Tribunales ordinarios.=Sección libre:—
Una víctima distinguida, por O. M.— Los Secretarios de Ayuntamiento.— Bcos municipales. El sobre monedero.

—Bibliografía: Las enfermedades del
vino. Crónica: Real Decreto sobre co¬ mercio de abonos. Mercados.
Se suscribe en Barcelona, calle Dor¬ mitorio de' San Francisco, 3.
* **
Mallorca.—Sumario del n.o 74:=Ex-
posició del sistema científich luliá (conti¬

lear.—Sumario del n.° 15 del 2 o año.
—Cámara Agrícola Balear. Exposición á la Excma. Diputación provincial.— Crónica general. Riqueza territorial.— El azúcar en Navarra. Campo de expe¬ riencias en Avila. El trigo Rieti. Es¬
tadística de fincas. Informaciones: Nue¬
va Cámara Agrícola. Proyecto de mer¬ cado de ganados. Consumos. Grana¬

sobre muelle Palma. Mercados de Inca, Sineu y Palma.
Se suscribe en el domicilio de la Cá¬
mara Agrícola, Plaza de la Constitu¬ ción, 36.

Loa «nuncios que se inserten en esta sección pagaran: Hasta tres inor cienes á razón de 0'05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á
azon de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
le que so componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
Sección de Anuncios ban por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordinaia del periódico.

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán; Del ancho una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘06 pesotas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la linea del tipo en que «o eom oongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor. Loh snseriptorea disfrutarán ana rebaja de un «5
ciento

II, NÚMERO 8 Y CALLE LLAUDER, NÚMERO 1.—Pídase EN PALMA PASEO DE ISABEL

el «Centro de

SinceridaSdu)s)c, ripScainonBesa)r)todloemCé,. Miguel Alvarez, calles de Feliu, 32 y Santo Espíritu 32, SÓLLER el establecimien¬ to «La

17.

para 1901, (4.o año de su publicación), recomendado por RR. 00. de los ministe¬ rios de Estado y Hacienda, es el más importante de España pdrque contiene 45C.000 señas comerciales de casi todas las naciones de Europa (entre las que me¬ rece citarse España por la extensión y exactitud de sus direcciones) y toda la Amé¬
rica; Aranceles de Aduanas de dichas naciones; tarifas internacionales de transpor¬
tes, información para el desarrollo comercial, estadísticas, etc., etc.; inserta gratui¬ tamente las señas de todo comerciante, industrial, empleado, propietario, profesor, abogado, notario, procurador, arquitecto, médico, etc., que lo solicite. Precio del Anuario por suscripción: en Bareeloua, 10 pesetas, fuera de Barcelona, 12 pesetas.
—Pídanse las tarifas de anuncios.

en

y en

en

SERVICIO DECENAL Se obtiene comprando la preciosa oleografía del

I&EWTISTA

SAGRADO CORAZON DE JESÚS f-ne mide 105 centímetros de alto por 70 de ancho, la cual está ex¬
ista en la calle de la Luna, n.° 3, (Mercería), y su precio es de i pesetas lámina suelta.
Q magnifico La misma lámina de 75 centímetros de alto por 50 de ancho, va¬

Dentaduras desde ocho duros.
Dientes á dos pesetas, asegurando la masticación y pronunciación, y como garantía podrán pagarse á
los tres meses de haberlas usado.
A los que acrediten ser pobres

por el

y veloz vapor

le 4‘50 pesetas.

se les practicarán las operaciones

Entregando el presente cupón se pueden adquirir dichas preciosas de cirujía dental gratis.

oleografías por 5‘50 y 4 pesetas, respectivamente, como regalo que
ofrece el Sóller á sus suscriptores.

Pelaires, n.° 102.—PALMA.

salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id.

€UI*#M HECMULO

Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id.

Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.

E
Wo A co
< \_C3 > “O
~o5
cá
CVS

EL “SÓLLER,,
ofrece a.1 portador la, preciosa oleograña del

de 105 céntímetros de largo por 70 de ancho, por 5‘50 pesetas,

de 75

“

“

50

“

4‘00 “

fe >•
HY
yT
oI M O £-
>
W

Desde el día l.° del corriente
mes, ha quedado abierta en la calle de San Cristóbal n.° 8, una Aca¬ demia de música bajo la dirección de los hermanos Mateo y Bernardo Galmés, donde se enseñará solfeo

CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calla del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.—Señores Rosich, Roura y
Comp.a, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—D. Guillermo Co¬ loro, Quai Commandant Samary-5.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette, según el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

todos los días laborables de 6 á 8

SOCIEDAD BARCELONESA DE GUANOS
BARCELONA
GUANO POMÉS-POM.AR
el más acreditado, el más barato y el de más con¬
sumo de España
A SI pesetas saee. Tomando 1® sacos á pesetas icio
DEPÓSITO EN CASA DEL REPRESENTANTE
D. MIGUEL COLOM
CALLE 9ELt MAft,-®€?IiIj]EIH-(Baleare»)
L‘ iSSIGDRATRICE ITALIANA
Sociedad de seguros contra los

de la tarde, y los lunes, miércoles y viernes se darán clases de ban¬ durria, guitarra y demás instru¬ mentos de orquesta y banda.
En el mismo establecimiento se venden toda clase de instrumentos
de cuerda y de viento á precios
módicos.
Se dan lecciones á domicilio.
SAN CRISTÓBAL, 8.-Sóller
Se alquila una casa, sita
en la calle del Pastor, propia para un matrimonio sin hijos.
Darán razón en esta imprenta.

LA SINCERIDAD
Establecimiento comercial c industrial de J. Marqués Arbona San Bartolomé, - 17, - SÓIil/Elt
SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES
Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás traba¬ jos de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas, programas, carteles. circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬ dernaciones económicas y de lujo.
SECCION SEGUNDA.—PAPELERÍA, LIBRERÍA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬ nómicos á los de más luje, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado para la confección de cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬ ranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos
variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales y objetos para hacerlas, sacos y cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc., etc.

ACCIDENTES BEL TRABAJO ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA
Capital social: 5.000.000 Liras

Participa á sus parroquianos y

¡OJO, AGRICULTORES!

al público en general, haberse tras¬
ladado á la casa conocida por Can

No comprar ningún guano ni abono químico sin

Alabat, calle del Pastor, donde con¬ probar antes los de la tan acreditada marca

Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 tinuará haciendo, como siempre,
de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ retratos de todos tamaños y pre¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley. cios. Al mismo tiempo pone en su

CAMPANA

Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, •’>' "celona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal,
HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDO
GASEELAS.

conocimiento, que en dicha casa
encontrarán también un gran sur¬
tido en perfumería.
CM.IB DEL PASTOR,—CAS A1AEAT,—SÍDUR

Depósito
tolomé, 2.

en Sóller: M. SEGUÍ Y C.a,
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»

San

Bar-