SÁBADO 15 DE SEPTIEMBRE DE 1900
SÁBADO 15 DE SEPTIEMBRE DE 1900

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: D. Guillermo Marqués—«El Cañón»—Arecíbo, (Pto.-ltieo.) Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCION Y ADMINISTRACION:

luán Marqués y Arbona.

4 Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
Espaüa: 0’50 pesetas al mes. \\ Francia- 0’75 francos id. id. PAGO ADELANTADO América: 0’20 pesos id. id. ) Números sueltos—O'IO pesetas. Id. atrasados 0'20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seráD responsables sus autores.

Sección Literaria
LOS HERMANOS GEMELOS
I
En un hermoso valle, lleno de flores y de frutas, vivían con su madre, viuda, dos hermanos gemelos.
Hombres ya, tenían, como cuando eran niños, la misma cara y el mismo cuerpo, y eran tan parecidos como lo son dos estrellas, dos margaritas, dos
capullos. Y aún se parecían más en la parte
moral, en lo tocante al corazón. Sus as¬
piraciones y sus deseos eran idénticos, y
cada uno de ellos hubiera dado gustoso
la vida por su hermano.
¡Qué hermosos eran y cuán orgullosa
se mostraba la madre al contemplarlos! Vestían trajes iguales, y cuando se
separaban, todo el mundo les confun¬
día, menos la madre y otra persona.
Si; otra persona, la hermosa Angeli¬ na, que bebía los vientos por Andrés. Un día le dijo éste: «Te amo con deli¬ rio»; y ella le contestó: «Yo también».
Y los dos corazones se unieron tan es¬
trechamente, que no había en el mundo dos seres más felices que Andrés y An¬ gelina.
El hermano mayor lo adivinó todo y comenzóse á operar un cambio en la manera de ser de los dos gemelos. Pablo está triste y silencioso: el otro alegre y
sonriente.
También Pablo había pensado en An¬ gelina y esperaba cumplir su empeño en el servicio militar para hacerla suya.
¡Ilusiones engañosas! Ante la desdicha que le agobia, su voluntad de hierro comprime los impulsos de su ardiente corazón. Una palabra suya podría des¬
truir la felicidad de su hermano.—«¡An¬ tes la muerte!»—dijo Pablo, procurando sofocar la angustia de que se hallaba poseído.
Sienta plaza de soldado y va á partir; pero le faltan fuerzas para realizar su pro¬ pósito; se siente morir y cae gravemen¬
te enfermo.
Y la madre no cesa de llorar y supli¬ car á Dios que salve la vida de su hijo.
Pablo oculta su dolor y ni la madre ni Andrés, que están en la cabecera del lecho, adivinan la causa de la dolencia.
Pero de pronto se incorpora Pablo y habla por el la fiebre que le devora,
brotando de sus labios el nombre de An¬
gelina. Los ojos de Andrés brillan como dos
ascuas. El pobre muchacho lanza un profundo suspiro y exclama: «¡Madre, yo le salvaré!»

A los pocos instantes sale de la habi¬ tación y al cabo de una hora viene
acompañado de Angelina. Están resignados, al parecer, y se vé
que si ninguno de los dos llora, han llo¬
rado abundantemente momentos antes.
Andrés se acerca al lecho de su her¬
mano y dice con reposada voz: —Mira. Pablo, aquí tienes á Angelina,
que viene á visitarte. Vuelve los ojos y contempla su sonrisa. Me consta que te ama con todo su corazón. La pobrecilla
me lo ha estado diciendo todo el año, no atreviéndose á confesártelo. Me lo ha
confiado todo como si fuera yo su her¬
mano.
El moribundo abrió los ojos para ver¬ les, y la infeliz doncella, convertida en mártir, se sonrió y dejé creer al enfermo lo que había manifestado Andrés.
Aquel dia ganó Angelina la gloria del
cielo.
La mejoría de Pablo se inició desde luego, y la curación fué rápida y com¬ pleta.
Al cabo de quince dias, Andrés, que era el hombre más pacífico del mundo, no hablaba más que de soldados, de ca¬ ñones y de banderas.
—No os aflijáis por mí—decía á su madre y á su hermano—lo único que me agrada es la vida militar.
Al día siguiente de la boda de Pablo con Angelina, partió para la guerra.
Apenas se vió solo dijo para sí: «¡Dios mió! ¡Cuánto valor he necesitado para mentir! ¡Pobre Angelina! ¡Qué sacrificio tan inmenso el suyo! Cree que ya no la amo, y la verdad es que la adoro más que nunca. Pero es mi hermana y debo renunciar á ella para siempre. No me queda más recurso que morir.
II
Cuando en la guardia de Bonaparte flofa y se alza la bandera, un soldado, siempre el primero ataca á todo el que se pone por delante. ¿Hay que acudir á un puesto de peligro? Pues allí está nuestro hombre, siempre dispuesto á
morir como un héroe.
Pero á pesar de su celebridad, está triste y melancólico.
Ya habrá adivinado el lector que aquel hombre es Andrés, quien al buscar por todas partes la muerte, no encuentra más que el honor.
III
Volvamos ahora al valle natal de los
dos hermanos.
La casa está de luto, y ni la desdicha de Andrés ni la desdicha de Angelina
han hecho la felicidad de Pablo. De na¬
da les ha servido su grandeza de alma. Es preciso que el amor se vengue, y el

amor ha hecho desgraciados á los cua¬
tro.
La madre lo sabe todo y llora con
ellos.'
Pablo, sorprendido y triste, compade¬ ce á su mujer... y no adivina nada.
Al fin, un dia, mientras estaba senta¬ do en un madero del valle, oye el rumor de dos voces, detrás de unos arbustos.
Hablan de él, y al escucharles, cáese¬ le la venda que cubría sus ojos... Lo sa¬ be todo, y quédase petrificado al conocer
su infortunio.
—¡Ah!—exclama en medio de su do¬ lor.—¡Cuán grandes habéis sido en vuestro sacrificio! Veo hasta qué punto me amáis, y que por mi habéis llegado
á ser verdaderos mártires del amor. A
mi vez. tengo que hacer ahora algo por
vosotros.
Mostróse Pablo alegre y satisfecho, y al dia siguiente abrazó á su madre y á su mujer, pretextó un corto viaje y partió dejándoles el corazón en dos besos.
Al cabo de algún tiempo llegó al cam¬ pamento establecido en las márgenes del Tiber. Era la víspera de una gran
batalla.
Andrés, herido en la ambulancia, no puede salir de su tienda Pablo se viste de soldado y hace creer á todo el mundo que su ángel le ha curado, para que pueda realizar el sacrificio que va á
hacer.
Al amanecer se da la señal de ataque y truena el cañón.
De pronto surge del centro de la guar¬ dia un soldado y se lanza furioso contra el enemigo. Al ir á dar la muerte se ve que va en busca de ella. Los soldados creen que es Andrés, pero no es él.
Andrés se consume en su tienda, y
contra la orden que allí le retiene, se re¬ suelve á salir para intervenir en la lu¬
cha.
El enemigo emprende la retirada, de¬ jando por todas partes un inmenso ras¬
tro de sangre.
Andrés, fuera de sí. pasa por entre los muertos y heridos y corre á ocupar su puesto en su batallón. Los que están
cerca de él retroceden asustados creyen¬
do que se trata de un aparecido que sur¬ ge de la fosa.
Andrés no sabe á qué atribuir seme¬ jante sorpresa; pero los más osados le
indican con un ademán á otro Andrés
que, á veinte pasos de distancia, yace en
tierra herido mortalmente.
Andrés le reconoce, se precipita sobre él, le abraza y le dice:
—¿Qué has hecho, hermano mío? —He cumplido con' mí deber—contes¬ ta Pablo.—Hace un año que ocupas mi puesto y justo era que viniese yo á reem¬

plazarte y á ocupar el tuyo. Cúrate, her¬
mano mió, Angelina te lo suplica. Ya no es tu hermana, y, por lo tanto, pue¬ de ser tuya. Eres libre y puedes volver mañana mismo al valle natal. ¡Adiós, hermano mío, hazla feliz y sé dichoso tú también! ¡Tienes ahora dos viudas á quienes consolar!
IV
Pablo dejó de existir al poco tiempo y Andrés regresó al valle. Angelina lloró, pero muy pronto se enjugaron sus lᬠgrimas. La madre, sin embargo, no pu¬
do consolarse como la nuera.
¡La esposa no amaba más que á uno.
la madre amaba á los dos!

tenido objeto ni interés en la considera¬
ción del asunto.

En España solamente, é incluyendo las empleadas por las grandes socieda¬ des telefónicas, telégrafos del Gobierno
y particulares, no bajan de 1.250.000 los elementos de pila que han de renovarse cada año en concepto de entretenimien¬
to. Esta suma se calcula del modo si¬

guiente:

Elementos.

Sociedades telefónicas
El Gobierno, para varias aplicaciones. Casas particulares Ferrocarriles, Mina3 y Sociedades. .

250.000
250.000 500.000 250.000

Total

1.250.000

J. Jasmín.
EL UNO Y EL DOS
Graves autores contaron
que en el país de los Ceros el Uno y el Dos entraron, y desde luego trataron de medrar y hacer dineros.
Pronto el Uno hizo cosecha,
pues á los Ceros honraba con amistad muy estrecha, y dándoles la derecha
así el valor aumentaba.
Pero el Dos tiene otra cnerda: ¡todo es orgullo maldito! y con táctica tan lerda, los Ceros pone á la izquierda, y asi no medraba un pito.
En suma: el humilde Uno
llegó á hacerse millonario, mientras el Dos importuno, por su orgullo cual ninguno, no pasó de un perdulario.
Luego ved con maravilla, en esta fábula ascética, que el que se baja más brilla, y el que se exalta se humilla.
hasta en la misma Aritmética.
Cayetano Fernandez.
Sección Científica
L4 PILI “VICTORIA.., DE JORGE ST. NOBLE
Desde hace mucho tiempo no ha lo¬ grado la aceptación del público ningu¬ na pila de nueva invención ni modifica¬ ción alguna importante de las que son¬ conocidas, á pesar de la cantidad enor¬ me de éstas que se consume al año, can¬ tidad que asombraría á los que no han

Calculando que los negativos de estas pilas se renuevan cuatro veces cada año,
el valor de cinc consumido, contando
solamente á 20 pesetas el 100, precio no exagerado si se tienen en cuenta trans¬
portes y manipulación, la suma total de su valor llega hasta un millón de pesetas.
Para reducir este gasto á la mitad ha sido ideada la pila Vietoria.
El aislador que sostiene la barra de cinc está sostenido por ambos lados del vaso de cristal y por medio de un collar del mismo metal puede mantenerse á la altura deseada dentro del líquido. Un tornillo metálico que entra á rosca en el collar sirve para asegurar un buen con¬ tacto y además para reforzar la suspen^
sión del cinc.
La barra de cinc empleada para esta pila puede ser con ó sin hélice; pero en
caso de tenerla, es conveniente cortarla
ó romperla antes de cambiar el extremo de la barra que debe sumergirse.
Este cambio debe verificarse cuando
un extremo esté gastado hasta la mitad de su diámetro y al sumergirse el extre¬ mo no gastado queda la pila en iguales condiciones que al empezar su uso.
Aunque la primera idea del inventor fué sencillamente reducir el gasto de
renovación del cinc, para mayor econo¬
mía aún. ha resultado en la práctica que el perfecto aislamiento de la barra, se¬ parada de las paredes del vaso de cris¬ tal, disminuye en grado considerable la acción local de la pila y duplica la dura^
ción de la carga.
La cristalización que suele formarse en las barras de cinc, cuando se usan
por los procedimientos ordinarios, y que entorpece la marcha de la pila y últi¬
mamente debilita la corriente en gran
manera, queda así suprimida por com¬ pleto y se obtiene además la ventaja importante de que la pila no necesita tanta vigilancia ni tantas visitas .de ins¬ pección. que muchas veces representan horas perdidas sin provecho para nadie.

(^) VOTUttWTÍN
CAMBIO DE FRENTE
din. No se veía á nadie. Oyó que cerra¬ ban la puerta de cristales del balcón.
Arriba, el general, resumiendo un largo discurso, decía:
—Con que ya lo oyes, pimpollo mió.
mi decisión es irrevocable. Delante de
tus padres te lo juro. Tú ante Dios y an¬
te los hombres serás mi esposa.
—Lola rompió á llorar estruendosa¬
mente.
—Pero, general, dijo Marta, estas co¬ sas no se dicen así, á boca de jarro. A la pobre chica puede darle un patatús.
—No hay motivo para eso, Marta; que se tome ella y tomaos vosotros todo el tiempo que queráis para reflexionar. ¿Os gusta asi?
Ni Marta ni Anselmo respondieron;
pero la verdad es que aquello les parecía el premio gordo de Navidad. ¡Su hija ge¬ nerala! ¡Su hija dueña del hotel y de las magnificas posesiones de la casa Guz-
mán!
Por fin Marta dijo: —Vamos, niña, di tú lo que te parece. Lola se irguió, y adelantándose hacia el general, con muy diferente actitud

por cierto que la que debió mostrar Ruth
cuando se acercó á Booz, exclamó:
—Pues ya lo saben Vds. Estoy com¬

pues de todo ¡quizás tenga ella razón! Un amigo mió. tan calavera como yo,
solía decirme sentenciosamente: las lo¬

prometida con Pepe y le quiero con toda mi alma... Yo doy las gracias al señor; pero ni ahora, ni nunca jamás aceptaré
su ofrecimiento.
El general estaba en pie, y cuando concluyó de hablar Lola hizo una pro¬ funda reverencia con algo de afectación cómica, y dijo:
—Está bien. Puede V. decir que ha despreciado á un teniente general de

curas que hacemos ahora las pagaremos cuando suamos viejos, porque tú y yo estamos destinados á casarnos después de los sesenta con mujer que no llegue á los veinte. La profecía de mi amigo ya se ha cumplido por lo que á mi toca... Pero ¿quien anda ahí? gritó el general.
— Soy yo. —Y ¿quien eres tú?
—El novio de Lola.

ejército... No todas las mujeres podrán

En medio de la sala encontrábase

jactarse de lo mismo. Y haciendo con la boca y con la mano
un doble ademán despreciativo, añadió:

Pepe. —Y ¿cómo y por qué ha entrado V. en
mi casa?

—Pueden Vds. retirarse.

—He entrado, contestó Pepe con tono

Lola y sus padres se retiraron en firme, saltando la verja del jardín, y he

efecto.

oido cuanto aquí ha pasado, y vengo á

El general se puso á pasear á lo largo matarlo á V. ó á que V. me mate. Lo

de la sala, murmurando:

que la suerte quiera.

—¡Demonio, redemonio! fracasó mi com¬ —¡Bravo es el mozo! ¡Asi me gusta la

binación! He hecho un papel ridículo... gente! ¿Es usted militar?

Y no puedo despedirlos, al menos por —Soy seminarista.

ahora... No tengo un solo criado... Si

—Es igual; aquí en España los solda¬

ellos se van. hay que cerrar la casa... Y dos somos algo teólogos y los teólogos

¿cómo vivir sin ella, si la verdad es que ( son algo soldados. Me agrada, vamos, el
estoy profundamente enamorado?... Ni desplante de V., y comprendo que á la

cuando era muchacho recuerdo haber Lolilla le haga gracia... Pero V. es un

sentido una pasión como ésta... Y des¬ majadero si cree que va á casarse con

Lola... No, amiguito, la mujer á quien Guzmán pone el ojo, ó es suya ó no es de nadie; V. viene muy equivocado si se figura que me sorprende... ¿Quiere usted que nos batamos? Eso me distrae¬ ría; precisamente lo que yo necesito son
distracciones. Me aburro de un modo
extraordinario.
El general miraba fijamente á su in¬ terlocutor. y se decía que Lola no tenía
mal gusto.
Pepe avanzó contra el general echan¬ do fuego por los ojos y con los puños
cerrados.
— Pero ¿me va V. á matar á puñeta¬ zos? dijo alarmado el general retroce¬ diendo unos pasos. Y sacando un revol¬ ver del bolsillo, apuntó al pecho de Pepe.
Pepe se detuvo y dijo:
-Tire V.
—Pues no me da la gana, exclamó Guzmán. Lo que vamos á hacer es ha¬
blar. Sien tese V.
El novio de Lola obedeció.
Y el general entonces, adelantándose, puso el revolver en la mano derecha de
su interlocutor diciendo:
—Tomé V. esa arma, y si gusta esca¬ bécheme. Y si quiere dejarlo para den-

tro de un rato, mejor que mejor. Asi tendremos tiempo de hablar antes.
El general se sentó en un sillón pró¬ ximo al de Pepe.
—¿Con que V. es el novio de Lola?
—Servidor de V.
—Pues yo debo presentar mis excusasal novio de Lola. Yo creo, yo tengo la firme convicción de que en nada he fal¬ tado á su novia de usted y á Y. mucho menos, pues que no tenia el honor de conocerle. ¿De qué puede Y. acusarme? ¿De haberme querido casar con Lola? Pues ese pecado también Y. lo está co¬ metiendo. No hay entre Y. y yo más que una diferencia: que V. es feliz en sus pretensiones, y á mi me han dado calabazas... Las primeras, puede Y. creer¬ lo, las primeras que he recibido en mis sesenta y pico de años... De todo tenia uno que probar... Pero sea como quiera,no me parece que encima de las calaba¬ zas proceda que me mate V... Al menos esta es mi opinión... Si Y. tiene otra, yo no la discuto; ahí esta el revolver.
El entrecejo de Pepe se desarrugó, y una sonrisa se dibujó en sus labios. Pu->
so el revolver sobre una mesa.
No se apure Y. por el revolver, está descargado. Le pasa lo que á mí; yo también soy un arma de fuego, pero que

SOLLER

£

El médico que necesita emplear en su Paredes, que emplea toda su ingeniosi¬ orquídeas, plantas exóticas, en medio de rado con el esplendor de lo exótico, y la perimentaciones han venido á recopilar

gabinete una batería muy constante que dad en representar á «Luis XV en casa las cuales se yergue una graciosa per¬ real corte del rey Menelik.

sus observaciones en las siguientes no¬

pueda graduarse desde una corriente de Madama de Pompadour.» Pero Fúr- sonificación de la flora colonial! Sírvele

17 La miniatura de los Alpes con los ticias.

intensa á una infinitesimal, pero exacta tuny que vencía á fuerza de habilidad y de escolta toda la jovial población de los guias de la montaña y los chalets sui¬ En primer lugar hay que consignar

é invariable, sabrá apreciar la comodi¬ refinamiento los escollos de su manera jardines del Trocadero.

zos en el corazón de París.

que la mayoría de los reptiles de esta

dad que resulta de esta modificación.

atrevidísima de pintar, es, después de

Los cereales no se prestan á asuntos

18 Un viaje en un proyectil, en el especie tienen el órgano de la vista tan

En la instalación de algunos de estos todo, un tipo perfecto de pintor deca¬ decorativos; sin embargo figuraban en el que la persona que está adentro sale imperfecto y tan poco desarrollado que

aparatos basta sumergir el cinc sola¬ dente, que no puede tomarse, sin gra¬ cortejo, representados por cuatro cam¬ disparada por un verdadero mortero de solo perciben los objetos á corta distan¬

mente un centímetro para obtener la vísimos riesgos, como jefe de escuela. pesinos que llevaban haces flevidos y guerra.

cia y cuando estos son movibles.

corriente necesaria.

Pasa con su estilo lo que con todos los sembradoras que no sembraban más 19 El palacio de vidrio, de horticul¬ Esta imperfección del órgano visual,

No es necesario encarecer la comodi¬ estilos absolutamente personales, y el que flores.

tura, con una isla tropical, una villa de tiene el tacto de la lengua desarrollado

dad y la economía que resultan de poder fortunysmo sin Fortuny no tiene razón Si tuviéramos que enumerar las figu¬ la India oriental y habitantes en sus en grandes proporciones.

extraer por completo el cinc del líquido cuando la pila no haya de funcionar du¬ rante una temporada, como sucede en las casas de campo y fincas de recreo,

de ser. A esas facturas amaneradas de los
imitadores de ese maestro inimitable,
son preferibles los aplicados estudios de

ras, carritos grupos y emblemas que completaban el cortejo, sería cuento de
nunca acabar.
Cerrábanlo una comparsa de veinte

trajes naturales. 20 Un palacio de hadas, bajo el Se¬
na, con sirenas y el Loreley. 21 Reproducción de la ciudad de Ve-

Por eso su lengua que suple á la vista la dirige en uno y otro sentido para pal¬
par los objetos y deducir su clase y con¬
dición.

cuyos dueños hallan las pilas inútiles de una temporada á otra. Fácilmente se comprende que teniendo el cuidado de levantar las barras al dejar la resisten¬ cia temporal, se hallará la pila intacta ■ al verano siguiente.

Jaime Morera, el aventajado discípulo de Haes, que domina los terribles as¬ pectos de las alturas: «Picos de la Naja-
rra,» «Cabezas de Hierro,» «Un ventis¬
quero.» «Los piornos de la sierra» y
«Niebla en la sierra.»

mozas del Village Suisse, que bailaban de vez en cuando una especie de ronda¬
lla al son de una música campestre, y hacían resaltar con su gracia la robusta musculatura de cuatro atletas bajados
de la montaña suiza.

necia con sus canales, góndolas y anti¬ guos palacios.
22 El tonel de vino más grande del mundo, que mide 45 pies de alto, y en cuya tapa superior hay un salón de
baile.

Cuando la serpiente llega frente á un objeto la lengua le sirve para deducir su naturaleza. Igual procedimiento em¬
plea no solo en los objetos sólidos, en las plantas y hasta en la superficie de
las aguas.

Son preferibles también los paisajes
atentamente estudiados de Aureliano de
Berueta: «Orillas del Tajo.» «Vista de la Sierra del Guadarrama» y «Arrabales de

Serían las cuatro de la tarde cuando el
cortejo se retiró á la sala de Fiestas para disolverse, después de haber sido aplau¬ dido en toda su carrera por el público

23 Un templo japonés y jardines orientales, con bailarinas, muchachas
de Tokio.
24 Un palacio hecho de maiz ameri¬

Cuando la serpiente navega por un
río deduce la proximidad déla orilla y la existencia de pescados por la simple degustación de las aguas.

Actualidades

Toledo.»

inmenso que llenaba el Trocadero y el cano, con las paredes construidas con

Así puede explicarse el que continua¬

Revive igualmente España en las es¬ Campo de Marte.

tallos de la planta, y la torre de la ma¬ mente la dirija en uno y en otro sen¬

cenas de la gran novela nacional y hu¬

La fiesta nocturna estuvo tan anima¬ zorca de la misma.

tido.

España en la Exposición

mana del Quijote, interpretadas por Jo¬

Vamos á señalar, por el orden de cla¬ sificación establecido en el catálogo, los
productos más notables con que figura «España en la Exposición Universal.
En Educación y Enseñanza, presentan ■ modestamente preciosos elementos va¬ rios profesores)^ escuelas; á estas ins¬ talaciones, casi sin excepción¿.alguna. les ha faltado algo que atrajera al pú¬ blico y fijase su atención en las obras y trabajos expuestos.
La pedagogía española representaría
en este universal concurso un brillante
papel, si se hubiesen presentado muchas exposiciones como la de la Escuela de artes y oficios de Bilbao que exhibe una soberbia instalación de muebles, bajos relieves, bustos, planos y dibujos ejecu¬ tados por sus alumnos, así como varias memorias sobre la organización y re¬

sé Jiménez Aranda y José Moreno Car¬
bonero.
La pintura de José Pinazo tiene dure¬ zas lamentables; los objetos y figuras heridas por la luz en sus cuadros «Ahí va» y «El pregón.» tienen como un bri¬ llo metálico que les perjudica; pero las
testas, animadas todas de características
expresiones, están estudiadas con suma inteligencia.
Los «Borrachos» de Antonio Fabrés
recuerdan un plagio, con un sentimien¬ to moderno y una sólida factura perso¬ nal. los «Bebedores» de Velazquez.
En una de nuestras próximas, corres¬ pondencias, si algún acontecimiento no reclama el derecho de primacía en nues¬
tro servicio, continuaremos esta reseña,
apuntando lo más notable de la sección española de la Exposición.

sultado de su enseñanza.

La fiesta de la Horticultura

También merece mención especial lo expuesto por las Escuelas Normal Supe¬ rior de Maestras y de Santa Cruz, y por

Por fin hemos visto en la Exposición una fiesta realmente hermosa y ani¬
mada.

ios Colegios de la Purísima Concepción y de los Santos Reyes de Málaga; el al¬ fabeto fonético de lenguas vivas en for¬ ma de cuadros sinópticos, obra de don José Maria Arteaga Pereira de Barcelo¬ na; las publicaciones y trabajos ejecuta¬ dos por la Escuela Provincial de Agri¬ cultura de la misma ciudad, y los que exhiben la Plscuela de Artes y Oficios de

¡Lástima que. tratándose de un corte¬ jo en que las ñores habían de entrar co¬ mo elemento principal, y de un progra¬ ma en que figuraba una batalla de flo¬ res, se haya esperado dar esta fiesta cuando apenas quedan flores en los jar¬
dines!
Cierto es que cuando abundaban las
flores escaseaban los visitantes en la Ex¬

Torrelavcga y de Villanueva y Geltrú. posición, mientras que ahora afluyen Enlaciase séptima, que comprende estos en tan gran número que todo lo

pinturas, cartones y dibujos, España se invaden, y todo lo llenan. La Exposición muestra digna de su gloriosa escuela. y París aun no habían estado en ningún

¡Lastima que el Jurado de admisión de la Sección española excluyese del con¬ curso las obras presentadas por algún

momento tan animados como desde que
ha llegado Septiembre, con hermosos
dias otoñales, exentos de las ventiscas

artista de reconocido talento! Mucho se de la primavera y de los calores sofocan¬ ha comentado en el mundo artístico la tes del estío. El otoño es aquí la mejor, exclusión de las pinturas de Zuloaga, la más igual, la más apacible de las es¬

sin que nadie haya encontrado motivo taciones.

plausible para tan rigurosa medida. El Sr. Zuloaga es considerado como un verdadero artista, y genuinamente espa¬ ñol, dentro de la escuela de pintura vi¬ gorosa y sobria de los grandes maestros, y podía esperar que serian admitidas por el jurado español las grandes figu¬ ras con que ha acreditado su talento en las Exposiciones anuales de Paris. Indu¬ dablemente, al lado de aquellas obras

Volviendo á la fiesta de ayer, el cor¬ tejo empezó á formarse á la una de la tarde en la vasta galería del palacio de la Electricidad. De todas partes acudían comparsas engalanados. Entre ellos fi¬
guraban muchos niños y muchachas, que se divertían jugando. Ínterin llega¬ ba la hora de tomar puesto entre las flores. Otros despachaban á toda prisa
un rudimentario almuerzo.

sólidas y genialmente sencillas, hubie¬ ran parecido aun más . amaneradas y faltas de vigor algunas de las que figu¬

A las dos, cada cual ^stá en su puesto
yá las dos y cuarto el cortejo se pone
en marcha. Va al frente un mocetón con

ran con reputadas firmas en este con¬ la bandera de las legumbres; siguenle

curso.
Grandes superficies murales se hallan cubiertas de lienzos enormes, cuyo prin¬ cipal mérito está en las dimensiones;

dos carros cargados de las más variadas
especies de los productos de nuestros horticultores. Después de tres niños que arrojan flores á la muchedumbre, viene

dramas tumultuosos, paisajes vacíos, anécdotas pueriles, figuras vulgares, donde brillan por su ausencia el genio

el porta-estandarte de los frutos que precede una monumental canasta de
variadas frutas.

indómito, la fuerza secreta y la gracia altiva que animaron á los maestros de la pintura española.
Los retratos que expuso Raimundo de Madrazo son dignos de la fama de su

El público aplaude luego la carroza de la horticultura, escoltada por una le¬ gión de jardineros que de vez en cuando se vuelven para saludar á la estatua de San Fiacro, su patrón.

autor, particularmente admirado de sus Sigue el grupo de flores y arbustos,

da como la de la tarde. El desfile exótico del Trocadero. la
retreta con farolillos y antorchas del Campo de Marte; el cortejo de la Horti¬ cultura. diferente del de la tarde; las
iluminaciones de todos los edificios com¬
prendidos entre los palacios del Troca¬ dero y de la Electricidad, entusiasmaron al público, en que dominaban los pro¬ vincianos y los extranjeros.
Los parisienses, originales en todo, más despreocupados y con la desenvol¬ tura del que se sienta en su casa, im¬ provisaron, después del desfile, bailes
íntimos en las terrazas de los cafés.
Mientras se celebraba la primera parte de la fiesta de la horticultura en la Exposición, se procedía en el anejo de Vincennes, con motivo del Concurso hípico, y con asistencia del ministro de Agricultura, á una especie de ensayo general de la recepción que se hará allí esta tarde al presidente de la República.
Hubo un desfile curioso é interesante de
caballos de toda raza empezando por los árabes franceses y los árabes africanos, conducidos por argelinos que ejecutan una rapida fantasía, como saben hacerlo esos ginetes admirables.
Después se celebró una fiesta sportiva, cuya programa, muy variado, divirtió mucho á los numerosos espectadores que á ella acudieron.
A. Saissy.
Paris 7 de Septiembre de 1900.
Variedades
Las 35 curiosidades de la Exposición
de París
1 El cosmorama, en el cual se ve la
tierra, el sol y las estrellas. 2 El telescopio gigantesco que per¬
mite ver la luna á pocas millas de dis¬
tancia de la tierra.
3 El mareoama. que es un viaje si¬ mulado. por mar, hecho en tierra firme.
4 Un volcán en actividad que produ¬ ce y erupciones temblores de tierra dia¬
riamente.
5 La galería de las tinieblas en don¬
de el visitante camina sobre las nubes. 6 El mundo subterráneo, en el que
se ven las ricas minas de oro y plata, y como son trabajadas.
7 El palacio de la luz; con paredes de espejhs y cristal, tachonadas de dia¬ mantes y colgaduras de perlas.
8 El palacio de las nubes, una gran casa aérea en forma de castillo, en la cual hay un café salón de concierto, de baile, y se eleva á 2.000 pies sobre los terrenos de la exposición.
9 La gran Luz de Kimherley. un dia¬ mante que vale 2.000.000 oro y que es el más grande del mundo.
10 La casa encantada, en que todo está al revés y las personas caminan por

25 Buques movidos por la electrici¬ dad que navegarán en el Sena, á razón
de cincuenta millas por hora. 26 Un automóvil y palacio biciclo
con un circo para carreras y exhibi¬
ciones.

La lengua de la serpiente por sí sola no es venenosa. La serpiente lanza su
veneno en el momento de morder, en el
que derrama sobre la herida el líquido que contiene en las vejigas de la boca.

27 El panorama del mundo, que re¬ presentará un viaje alrededor de éste,
en sesenta minutos.
28 Una restauración de la ciudad de

Crónica Local

Pompeya, con mujeres y matronas ro¬ manas en los trajes de hace 1800 años.
29 La mezquita de Omar, de Jerusalen, que permanece en el lugar donde estuvo el templo de Salomón.
30 El palacio de los trajes, en el cual
están á la vista las modas de los vesti¬
dos todas las épocas y naciones. 31 La exposición de la oficina de co¬
rreos, que estará en la cúspide de la to¬ rre Eiffel. á 1,000 pies de altura.
32 Una rueda monstruosa, que es
dos veces más grande que la «Ferria» del «Word's Effir» de Chicago.
33 El polo norte con témpanos de hielo y casas de esquimales, hecho con bloks de hielo, con una temperatura mantenida á 80 grados bajo cero por el aire líquido.
34 El palacio de las fiestas, donde hermosas mujeres de todas las naciones harán conocer, ejecutándolas, las dan¬

POR ESAS MONTAÑAS
La excursión á Lluch por el Barranch, con música, fué, conforme habíamos di¬ cho, un verdadero acontecimiento. El pueblo en masa habíase reunido en la plaza de la Constitución y calles de la Luna y de la Alquería del Conde para presenciar la partida, que resultó bri¬ llante sobre toda ponderación. Figúren¬
sela nuestros lectores ausentes: abría la
marcha una bandera nacional desplegada al viento, y á ésta seguía, entre dos her¬ mosos estandartes, un enorme farol octo¬ gonal, de colores diferentes, con inscrip¬ ciones en cada uno de los lados, remata¬ do por una artística cúpula, obra debida, según tenemos entendido, á la paciencia é ingenio del maestro de la escuela de ni¬ ños de la Huerta, D. Vicente Garcés. A

zas y festivales del mundo entero. 35 Los potentados más originales del
mundo, y el emperador Menelik de Abisinia. el rey y la reina de Siam, el swat de India, el tam de Navanagar en Asia, y el emir de Afganistán, quienes visita¬ rán la exposición como huéspedes del gobierno francés.
El insomnio
Ocupa actualmente á los fisiólogos la
manera de combatir el insomnio.
Cuando éste es absoluto—según los experimentos efectuados en perros,— ejerce más pernicioramente su influen¬ cia sobre el organismo que la falta com¬ pleta de alimentación.
Los médicos disponen de los narcóti¬ cos, pero suele ocurrir que acaba por enjendrar, en los que los usan,, alguna
enfermedad.
Hay pacientes que hallan alivio con
sólo disminuir las horas dedicadas al descanso. Otros acuden á baños tibios
antes de meterse en la cama, después de terminada la digestión; al uso de las be¬

continuación iban gran número de jóve¬
nes con sendas hachas de viento encen¬
didas y algunos de ellos con bengalas
que aumentaban de una manera fantás¬
tica la iluminación, dando á los edificios, á los árboles, á la apiñada multitud, un tinte ora blanco, ora verde, ora encar¬ nado como si fuera todo de fuego. Seguía la música, tocando animado paso-doble, á ésta gran número de excursionistas mon¬
tados, y luego á éstos, á pié, otro número muchísimo mayor, imposible de precisar, puesto que los que estaban continuados
en lista habíanse cuadruplicado por lo
menos, y á los excursionistas se habían
agregado, - además, para acompañarles hasta Biniaraix, hasta el estrecho del
Barranch y aún hasta la fuente de Sa
Tenia, otra infinidad de personas, jó¬ venes todas ellas, como fácilmente se
comprenderá teniendo en cuenta que la ascensión, por gusto, de la penosa pen¬ diente, requiere un humor que solo la juventud puede derrochar. El bello sexo
tuvo una buena representación en esta fiesta.

bidas refrescantes; á repetir indefinida¬ mente la misma palabra; á taparse los ojos con la ropa; á comprimírselos con los dedos, etc.
El remedio más eficaz parece ser, se¬
gún algunos, la lectura de obras reven¬
tantes.
Si esto se confirma, decididamente de¬
jará de preocuparnos el insomnio, por¬ que no hay sueño, por rebelde que sea. capaz de resistirse á la lectura de algu¬
nos libros.

A las diez an punto emprendióse la
marcha: tocó la música desde frente á la Oasa Consistorial hasta el oratorio de
la Alquería del Conde, y luego al atra¬ vesar el caserío de Biniaraix; detenién¬ dose en la plaza del lugar algunos minu¬ tos, para continuar luego hasta frente á
Ca 's Don.
Las agrestes soledades del Barranch, repentinamente animadas por tan bulli¬ ciosa multitud, cuyas conversaciones,

modelos; pero recuerdan más las almi¬ con su porta-estandarte al frente. Es una el techo como las moscas.

cuyos gritos, cuyos cantos repetían los

baradas figuras puestas graciosamente mezcolanza florida de las más pintores¬

11 La estatua de oro macizo de Maud

en escena por los pintores franceses del cas. con un trineo, un arco triunfal y Adams. que vale duros 200.000 oro.

La lengua de las serpientes

ecos de los montes, é iluminadas por la luna, tenían en la noche del viernes nue¬

•siglo XVIII, que ninguna de las épocas una Flora, reina de la fiesta.

de la escuela española. Un crítico parisién ha dicho, y noso¬
tros opinamos del misino modo, que hay

Una graciosa escolta de pastoras Luis XV, que parecen escapadas de algún
cuadro de Watteau. rodean al sindicato

una tradición de fovtunysrao en Ricardo de las floristas en una plataforma, que Arredondo, que multiplica los rasgos es el centro de la batalla de flores.

bruscos y hace remosquear los colores en su «Almuerzo en un jardín toledano.» «La casa del Barco en Toledo», el «Pala¬ cio de Hérmosilla» y los «Molinos de la

Viene luego el palacio de la Horticul¬ tura. reproducción, en ramaje y flores, del edificio que se alza entre los dos in¬
vernáculos del cours la Reina.

Vieja;» en Pablo Salinas, que ha elabo¬ Las clases 47 (plantas de estufa y colo¬ rado minuciosamente su escenita «El niales) nos reservan más de una sorpre¬
brindis de los esposos;» en Vicente de | sa. ¡Que maravilloso oasis de palmeras,

12 Una costa de mar con agua sala¬ da, extraída del Océano con una bomba, á 125 millas de distancia.
13 Restauración del antiguo Paris de hace 500 años, cop su real corte, minis¬
triles y torneos.
14 Las aceras que andan, en las cua¬ les se puede ver toda la exposición sin
dar un paso. 15 El fondo del Océano con un bu¬
que sumergido y la curiosa naturaleza
submarina.
Di El palacio de oro de Africa» deco¬

vos encantos que de ordinario; y ya en

Cuantos de nuestros lectores han te¬ lo alto, en las inmediaciones de la cris¬

nido ocasión de visitar una casa de fie¬ talina fuente de Sa Tenia ofrecía un cua¬

ras, habrán tenido la curiosidad de fijar¬ dro igualmente encantador la muchedum¬

se en la lengua de las serpientes cuya bre agrupada, vista al resplandor de unas

movilidad causa espanto en la mayoría
de cuantos le observan.

fogatas y teniendo por fondo el elevado

Y sin embargo la lengua de la serpíente cuya continua movilidad tanto

pico de L' Ofre. En este primer alto, tocó . la música; luego, divididos los expedicio¬

espanto causa en los corazones, es com¬ narios en grupos, continuaron su camino,

pletamente inofensiva.

no volviéndose ya á reunir en tan gran

El doctor Girj de Hatnburgo después número hasta el término de la excursión.

de importantes estudios y detenidas ex- I En Cuba los recibió con su proverbial

3

SOLLfíR

amabilidad el Sr. Juez Municipal de esta villa, D. Damián Magraner y dis¬ tinguida familia, que en aquella su pro¬
piedad veraneaban, y allí tocó también la música. Obsequió nuestro amigo á los músicos y demás personas en aquel mo¬
mento en su casa reunidas, con un es¬
pléndido refresco, y continuaron segui¬
damente su marcha los excursionistas;
eran las dos y media. Díjonos el Sr. Ma¬ graner que juzgaba no bajarían de 300 las personas que por allí habían pasado
desde media noche.
Detúvose otra vez la música en la Font
$ es Nogué y allí tocó; más, al llegar á
Almalluitx, en donde hizo alto de nuevo, entró en la casa y tocó escogidas piezas
en el patio de la misma á la luz de ben¬ galas, después de haber sido festejados por medio de vistosos cohetes, los expe¬ dicionarios, por otros que se habían ade¬ lantado y en dicho predio pernoctaban.
Otro alto, y fue éste el último, hizo la música con el mayor de los grupos en
que quedaron divididos los excursionis¬ tas, en la fuente de Escoren. Era ya de día, y allí no pocos almorzaron al son de alegres bailables. Dos horas después
hacíase triunfal entrada en Lluch. des¬
pués de haber tardado mucho tiempo en
reunirse en la Font Cubería los que en
ella quisieron tomar parte, que fueron los menos, pues que impacientes los de¬ más por llegar, particularmente los que iban montados, adelantáronse y fueron
luego á engrosar las filas de los especta¬ dores, á quienes atrajeron los acordes de la música en la plaza, frente al Santua¬
rio.
He aquí detallada la parte más salien¬ te y más alegre de la excursión; lo demás no merece la pena de ser descrito. Puede formarse una idea el lector de la segunda
parte, de la más penosa, si conoce lo que
es Lluch en dia de fiesta á la que concu¬
rre gran número de personas de todos los pueblos de la isla y en que los mu¬ chos carruajes llenan una buena parte de la espaciosa plaza: se descansa con difi¬ cultad, faltan comodidades, y aún alber¬ gues incómodos para todos, no siendo pocos los que han de hacer cama debajo
de una encina. Este caso no llegó para
los expedicionarios sollerenses, porque, aunque diseminados y sin ponerse de acuerdo, todos intuitivamente resolvieron
partir de nuevo entre las diez y las doce, y hacer noche en el camino, como la an¬ terior, para descansar luego en sus casas al dia siguiente. Y en efecto, habían
asistido muchos á los divinos oficios por
la mañana y á las solemnes completas por la noche, y después de haber visto la procesión nocturna á la que, como ex¬ traordinario, asistió la banda de música de la excursión, y de haber presenciado el baile público en el que sustituyó dicha banda á la gaita, tocando jotas y boleros
hasta media noche, con gran contenta¬
miento de aquellas agraciadas payesas que los bailaron, emprendió todo el mun¬

do viaje de regreso á este pueblo, en carruaje unos por Inca, y por el mismo
camino del Gorg-JBlau los más. Todos contentos, eso si, pero sin ganas de vol¬ ver los que quejábanse con justo motivo de haber comido mal y mal servidos en la fonda, y de haber descansado peor, todo sin duda á causa de la aglomeración de gente, pues que aún los mismos dis¬ gustados comprenden no habría de suce¬ der lo mismo en tiempos normales, en cualquier otro dia del año.
La Sección Alpina del «Círculo Sollerense» y sobre todo el director y ayudan¬ te de la misma, nuestros amigos D. Ama¬ dor Canals y D. Miguel Coll, alma de la solemnísima excursión que dió lugar á la brillante fiesta popular del vier¬ nes, que hemos descrito, merecen nues¬ tros plácemes por la acertada organi¬ zación que atrajo é hizo gozar al ve¬ cindario, y se los tributamos por ello entusiastas y sinceros.
El sábado, fiesta de la Natividad de Nuestra Señora, la hubo en Fornalutx,
conforme habíamos dicho en nuestro an¬
terior número, y el mismo dia por la no¬ che empezó ya la de la Alquería del Con¬ de que se celebró el siguiente dia dedica¬
da al Dulce Nombre de María. Concu¬
rridos viéronse en cada una de ellas los
templos en que á la Reina de los Cielos bajo los expresados títulos se rinde cul¬ to, siendo lucidas en extremo las funcio¬ nes religiosas que dicha solemnidad constituyeron; y en la parte civil no es¬ tuvieron menos animados los festejos, lo mismo el baile popular en Fornalutx por la tarde y por la noche del sábado, que el paseo en la Alquería del Conde en la verbena y en la velada del domingo, amenizadas por la banda de música que dirige el Sr. Galmés, la que tocó en un
catafalco que se había construido junto al Pontet, escogidas piezas de su reper¬
torio.
Llevándose numeroso pasaje y variada carga salió el lunes de esta semana el vapor «León de Oro» para Barcelona y Cette. Es probable rinda viaje el martes próximo, pues que si bien, según el iti¬ nerario anunciado, tocaría llegar el lu¬ nes, como no puede operar ni despachar¬ se en Barcelona el domingo, ha de retra¬ sar un dia la llegada á este puerto.
A las pocas horas de tener conoci¬ miento el comandante de este puesto de la Guardia civil, Sr. Lizana, de que fal¬ taban de la propiedad «Can Garau del Oamp de sa Má» unos conejos, ya tenia enchiquerados á los autores del hurto, dos jóvenes otras veces cogidos ya, se¬ gún noticias, por igual delito. Parece que dicho Sr. Lizana no perdía ya de vista á los individuos en cuestión, por sospechosos; pues que estos, sin necesi¬ dad alguna conocida, tenían alquilado un porcho, ó casita rústica, en las afueras de la población, y allí se comprende ten¬

drían el depósito é iban á hacer las co¬
milonas ó la distribución de los diferen¬
tes objetos robados, pues que se supone
con bastante fundamento no fueron solo
los conejos de «Can Garau» lo que aquel porcho había guardado antes.
Convictos y confesos de la sustracción de referencia, han sido puestos los apro¬ vechados mozalbetes á disposición del Juzgado Municipal.
Tenemos entendido que se trata en
sério actualmente de instalar en este
pueblo el alumbrado eléctrico, y que á penas lanzada á la publicidad la idea de esta mejora, ya cuenta con gran número de partidarios.
Ha estado aquí, dias pasados, un se¬ ñor Ingeniero electricista, y ha tomado sobre el terreno los datos precisos para
formar un presupuesto de la fábrica y red metálica para distribución del fluido por toda la población; una vez termina¬ dos sus trabajos á vuela pluma aseguró á las personas que le acompañaban, que
el coste total no ha de exceder en mane¬
ra alguna de 15.0CÜ duros, y que dado el precio actual del gas, los abonados á
la luz eléctrica habrían de resultar alta¬
mente beneficiados.
Como se trata de un capital relativa¬ mente insignificante; de una mejora de indiscutible utilidad que por si sola de¬ muestra el adelanto de una población; de que esta mejora podría dar lugar á otras muchas, entre las cuales no sería
la última la instalación de un tranvía
eléctrico cuyo servicio aumentaría consi¬ derablemente el movimiento de pasaje¬ ros entre esta población y el puerto, y además de todo lo dicho el capital antes expresado no habría de quedar impro¬ ductivo, puesto que según los cálculos del nombrado señor Ingeniero redituaría del 10 al 20 por ciento; es muy probable no tarde en ser un hecho lo que hasta el presente, y á pesar de los deseos de mu¬
chos sollerenses amantes del progreso, se consideró como un sueño. Para que
veamos realizada la mejora de que se trata no creemos falte más que formar las bases para constitución de una socie¬ dad anónima, y el que una persona de representación de las entusiastas que defienden con calor el proyecto, salga en público é invite á éste la suscripción de
acciones.
Veremos lo que sucede y tendremos á
nuestros lectores al corriente.
La temperatura ha refrescado nota¬ blemente estos dias, lo cual confirma que fuertes aguaceros cayeron en el mar dias pasados, como se ha dicho.
Aqui lloviznó el domingo y desde en¬ tonces se ha encapotado repetidas veces el cielo, cubriéndose en algunas todo el horizonte; pero no ha llovido más. A la hora en que escribimos vemos de nuevo signos de próxima lluvia. ¿Será esta vez?
Por las noticias que tenemos podemos

adelantar á nuestros" lectores la de que
este año revestirá inusitado esplendor la fiesta que anualmente dedica la «Defen¬
sora Sollerense» á conmemorar la insta¬ lación de la sociedad en el edificio de
que es propietaria. Se han tomado algu¬ nos acuerdos, se ha nombrado la Comi¬ sión de Festejos, y se ha contratado una de las bandas de música, sin preferen¬
cias, la que se ofreció por menos precio por medio de pliego cerrado. Sabemos que habrá también examen y distribu¬
ción de premios á los alumnos de la
«Academia Mercantil» de dicha sociedad
que los hayan obtenido.
Daremos más detalles de dicha fiesta
tan luego conozcamos el programa de la
misma.
Mañana tocará la banda que dirige el Sr. Canals en el catafalco del paseo del Príncipe, durante la velada, y será ésta la última de la temporada de verano en que los jóvenes socios del «Círculo Solleren¬
se» costean esta diversión. Dícennos que
más adelante, en pleno invierno, harán aquellos nueva suscripción para propor¬ cionar á las pollitas sollerenses tan grato solaz de dia, á la luz del sol, de dos á
cuatro de la tarde.
Nos parece excelente la idea, y la aplaudimos.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del dia 8 de Septiembre
Bajo la presidencia del Sr. Alcalde,
D. Juan Canals, y con asistencia de los concejales Sres. Santandreu, Coll, Aleover, Riutort, Deyá, Joy y Estades, cele¬ bró este Ayuntamiento, reunido de se¬ gunda convocatoria, la sesión ordinaria correspondiente á la anterior semana.
Se dió lectura al acta de la sesión an¬
terior y filé aprobada. Se acordó la enagenación de los sola¬
res del ensanche del cementerio rural
números 379, 380, 381, 382, 383 y 384 á favor de D. Miguel Vallcaneras Gost á quien se expedirá el correspondiente título de propiedad después que haya acreditado el pago de los mismos.
Por último se acordó verificar varios
pagos. Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial—Mañana, domingo, dia 16, á las nueve y media se expondrá el Santísimo Sacramento y en seguida se cantará tercia y la misa ma¬ yor ocupando el púlpito el Rvedo. señor Cura-Arcipreste. Por la tarde, después de los actos de coro, habrá explicación del catecismo: y al anochecer, se cele¬ brará el ejercicio mensual en honor de la Virgen del Carmen.
Miércoles, dia 19, á las seis y media de la mañana, al tiempo de la celebración de una misa, tendrá lugar el ejercicio al
Patriarca S. José.
En el oratorio del Hospital.—Mañana, domingo, á las siete de la noche empeza¬ rán los ejercicios espirituales para las

Hijas de María, bajo la dirección dé P. Jenaro Blanquer de lá Compañía dé
Jesús.
En la iglesia de San Francisco.—Hoy
al anochecer se cantarán solemnes com¬
pletas en preparación, á la fiesta dé
Nuestra Señora de los Dolores.
Mañana, domingo, á las nueve y me¬
dia exposición del Santísimo Sacramen¬ to, tercia y la misa mayor con sermórt por D. Ramón Colora Pbro. A las cinco de la tarde conclusión del septenario) con exposición y música, y sermón por el men¬
cionado orador.
MegisÉ!*© Civil
Nacimientos. Varones i.—Hembras 3.—Total 4.
Matrimonios
Dia 6.—D. Andrés Vert Viceñs, sol¬
tero, con D.a Margarita Enseña! Crespí,
soltera.
Dia 6. D. Ildefonso Bauza Castañer,soltero, con D.a María Coll y Arbona*
soltera.
Dia 9.—D. Antonio Garau Castafier, soltero, con D.a Magdalena Alcover Pa¬
lón, soltera.
Dia 12.—D. José Puig Rullan, solte¬
ro, con D.a Antonia María Morell Castañer, soltera.
Defunciones
Dia 2.—Margarita Bibiloni Castafier, de 2 dias, manzana 39.
Dia 4.—D. Pedro Benito Vives Casta-
fler, de 70 años, soltero, calle de la Al¬ quería del Conde.
Dia 3.—D.a Catalina Ferrá Homar, de 50 años, casada, manzana 49.
Dia 6.—D.a Juana María Deyá Ru¬ fián, de 64 años, viuda, calle de Isabel II.
Dia 6.—D.a Magdaléna Magraner Arbona, de 48 años, viuda, calle de San José (Biniaraix.)
Dia 8.—D.a Rosa María Mir Alcover, de 73 años, viuda, calle de Ampurias.
Dia 10.—D.a Antonia María Dardef
Morell, de 28 años, sólterá, calle de lá
Rectoría.
MOVIMIENTO DEL PÜERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 7.—De Palma, en 1 dia, laúd
J. Miguelito, de 24 ton. pát. D. Ú. To¬
más, con 6 mar. y lastre. Dia 13.— De Palma, en 1 dia, laúd
S. José, de 20 ton. pat. D. P. Pujol, coii
5 mar. y lastre. Dia 13.—De Palma, eil 1 dia, laúd
Internacional, de 27 ton. pat. D. E. Pu¬ jol, con 5 mar. y lastre.
Dia 13. -—De Sevilla, en 7 dias, laúd S. José, de 38 ton. pat. D. C. Vicens, con 5 mar. y trigo.
Dia 13.—De Palma, en 1 dia, jabeque Corazón de Jesús, de 42 ton. pat. don B. Compañy, con 5 mar. y lastre.
embarcaciones des facha das
Dia 8.—Para Raima, laúd J. Migueli¬ to, de 24 ton. pat. D. B. Tomás, con 5 mar. y lastre.
Dia 10.—Para Cette, vapor León de Oro, de 125 ton., cap. D. G. Mora, con 17 mar., pas. y efectos.
Dia 13. —Para Palma, laúd Interna¬ cional, de 27 ton. pat. D. E. Pujol, con 5 mar. y lastre.

15 LITERATURA POPULAR MALLORQUINA
Jó no se per quina Santa escampau tant de fonoy: pe ’n Pan y pe \\n Tóni Doy, per séure basta un jonoy; aquell qui ía manca falta.
Sa cussa de’n Tóni Xa
camina amb su ventre tórt; si llagues sabut de sa mort, encara que siy d’es porcia, liagnés vengut a vet-lá.
Cavalles y menestrals tuthom cridava: pagés ¿aquest parey de qui es? ' —De’n Tóni y den Pep Marqués.
— ¡Vaje quins dos animáis!
(1) No’us estufen, Margalida, qn’ encara ’m trób enganat; si jó no tai hagnós anat vos bey hanrien snat mes que Sa Java Rápida.
En no basta bó ’s padás P estiren molt y el fran creixa;
y, per sa cansa mateixa,
tu tudóssa vares neixa
y tudóssa murirás.
Senyó batle, si mus tróba fent glósés un dia en V anv, que no pech. ni ’ns arregany,-
(1) Ab broma a sa sev» dona.

GLOSES Y C000LADES SOLLERIQOES
qn'amb aquest esplét d’ enguany, glusant mus hem de fé róba.
¿Aixó que ’s mestre Madó de les Animes divines, qui va a jeure amb ses gal 1 ines,
s’aixeca de ves matines
y llevó ía s’ estnbó?
Glosar es com. qui menjá tayades ele íetja frites; de gloses com ses qu’lie dites
a sa boca en tendí d’ escritos
pe’s qui me ’n dama liará.
No Tn peo tiñes sa garceta ni’m dugues a ne ’s dijóus, que de mi’n treurás póchs sóus; per que no esqneyn, ni'fas óus, ni capón, ni fas aleta.
IJ amo, sa vóstra madóna
¿que no té superió? Si fos liomu aixi com dona, com per batió ’s tant bóna,
de Llucli sería’s Prió.
Gendre (1) Per sa dona ’m tayaria
(1) Tenia un gendre, en Saról, a ne qui agradava un póch alqá e?
coizo, y cuant estava turbat llevó li pegava en fé glóses; pero no li surtien. Una vegada 1’ espera va sa dona per dina, tenia ja s‘ arrós fréty may liey arribava; canqada, vá aná a cercarlo a sa taverna, ahont també bey
havia.en Saról, y cuant es seu homo la veu tota enfadada, per veure si ’s posaria un póch a redós de sa gran raizada, fé els dos primes versos y los
repetía un pich y altra, perque no' trobava consonáis ni tenía manyas per acabá sa glosa. Cansat es sógre de sentirli repetí tantes vegades lo mateix,íi aeabá sa glósa conforme s' ha dit.

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.

Saról

tota sa carn d’ es méü eos;
Tiré, no fasses tant grós;

qapella se’n penediría
*

¡Jesús, y que d7 alimares laey ha a n’ es molí de ciutat, tot per un jo ve estuíát!
Jó estieh amb difícultat
si s’ ha vist assaciat
de bróu de faves savades.

(1) Navia, de ses primeres,' una glosa te vuy fé: a s’ ensaimada qui té vint y cuatre cumpanyeres,
cunrant ses se ves vureres
s’hi pot viure unjurnalé.
Perdón, senyó JaunP A ntóni, que li vuy turnó s’liunó:
sa llengu d’ un glusadó
es com sa ma d7 un pintó, qui amb sa mateixa culó tant pinta saiat com dimóiií.

(.2) Amb set ja ’n tenies próu,

deixantmen sóls un per casta,

perque A llinatje qui’s gasta

p’órt es íluisme y s’alóii;

&

(1) Se refereix a sa costum de regalá ensaimades grossíssimes, etfi
revóltades d‘ altres ensaimades.
(2) A uñé trutja qui li havía fet vuit porcellins y los s' haría iiíenjat tato;

SOLLEu

PUBLICACIONES RECIBIDAS
DURANTE LA PRESENTE SEMANA
Boletín Revista de la Cámara Agrí¬
cola Balear.-^-SuMARiG del u.° 11 del 2.°
año.—Cámara Agrícola Balear: Mues¬ trario á la Argentina. Bibliografía.—
Una real orden sobre timbre. Crónica
general: Otra vez el injerto Miravent.— Disparos contra el granizo. La langosta en el Ampurdán. El progreso agrícola en la Mancha. Acuerdos de la Diputa¬ ción provincial de Barcelona sobre pan¬ tanos. Informaciones: Exportación de granadas. Comercio de huevos. Fiesta
del árbol. Fabricación artificial de seda.
—Mecha para azufrar toneles. Arbola¬ do en la provincia de Lugo. Como se conoce la pureza de la manteca. Fija,
ción de las arenas. Viticultura: Predi¬
car en desierto, I, por D. Pedro Martí, nez. La higuera y el alcohol de higos, por D. Pedro Gili. Datos y noticias:

Multiplicación del algarrobo por ramas y pimpollos. Contra las hormigas. Ali¬ mentación de las gallinas. La remola¬
cha. Como deben abonarse las plantas forrajeras ó de prado. El polvo de hue¬
sos en el pienso del ganado vacuno.— Los parrales de Almería. Precios sobre muelle Palma. Mercados de Inca y Si-
neu.
Se suscribe en el domicilio de la Cá¬
mara Agrícola, Plaza de la Constitu¬ ción, 36.
* **
Boletín de la Sociedad Arqueológica
Luliana.—Sumario del mes de Septiem¬ bre:—!. Los Códices Qagarriga, por don Benito Pons Fábregues.—II. Supuesta virtud de las ramas de avellano (1386), por D. Enrique Fajarnés.—III. Mes documens faents per los beneficiáis de les Capelles del Castell Reyal (1353-1362), III á V, por D. E. Aguiló.—IV. Sus¬ pensión del comercio entre los dominios

del Rey de Aragón y los del Soldán de Babilonia (1386), por D. P. A. Sancho.
—V. Jurisdicción del Asesor interino
de Ibiza (1744), por D. E. Fajarnés.—
VI. Desfeta de la armada d’ Alfons V
d’ Aragó en Gaeta, per D. Alfons Damiáns y Manté.—VIL IndiGe del Re¬ gistro 250 existente en el Archivo de la Corona de Aragón (continuación), por
D. Antonio Elias de Molins.—VIII. ISfóm bramiento de historiador del Reino de Mallorca, á favor del Dr. D. Buenaven¬
tura Serra (1759), por D. E. Fajarnés.— IX. Capitols del delme del bestiar de tota la illa de Mallorques—1401—por
D. Ensebio Pascual.—X. Curiosidades
históricas, CCXLVI á COLVII, por don Enrique Fajarnés.—XI. Noticias.
Se suscribe en la tipografía de Feli¬ pe Guasp, calle de Morey, 6, Palma.
*
El Mundo Agrícola.=Sumario del nú¬
mero 77.—La fuerza del individuo en la

producción agrícola, por José Zulueta. —Plan de experiencias de abono de la vifla, por P. Wagner. Mezclas de pri¬ meras materias, por C. G.—Los verda¬ deros auxiliares de la agricultura, III. por A. Berlese. Tratamiento de la fie¬ bre aftosa, por A. Rigollat. Notas úti¬ les: Juicio sobre el despampanado de las cepas. Los musgos y liqúenes de los árboles frutales. El permanganato de
potasa en las enfermedades de la vid. — Conviene regar las hortalizas con agua fría ó templada? A qué distancia de las cepas debe aplicarse el abono? Fermen¬
tación de los vinos dulces. La menta.— Mercados.
Se suscribe en Barcelona, calle Dor¬ mitorio de San Francisco, 3.
La Energía Eléctrica. Revista gene¬
ral de electricidad y sus aplicaciones.—Sumario del n.° 4a del tomo 3.°—Fór¬ mula para el cálculo de conductores en

las canalizaciones de alumbrado eléctrico
(ilustrado), (conclusión), por Nicomedes
Alcaide. Interruptor de seguridad para las líneas aéreas. Una pila eléctrica
notable, por O. S. A. Construcción de líneas de tracción eléctrica por conducto subterráneo, por X. Crónica científica: Nuevo tranvía eléctrico. Auroras pola¬ res. La electricidad y los molinos de
viento. Efectos del calor en las descar¬
gas de los carretes de inducción. El
aluminio. Precio del caballo hora.—
Largo de una chispa de una máquina eléctrica. Aparatos de seguridad para tranvías eléctricos, sistema Schultz y Sintas. Indicador eléctrico de Wright (ilustrado).—Niquelado de espesor ilimi¬ tado. Bibliografía. Noticias. Telé¬ grafos. Suplemento. Libros y Revis¬ tas. Monografía de la pila Callaud (cuarto pliego). Anuncios.
Se suscribe en la calle de San Grego¬ rio, 41, principal derecha, Madrid.
* &$

Los anuncios que se inserten en esta sección pagaran.- Hasta tres injercicnes á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á razón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á raz-m de 0‘02 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas Je que se componga, será de 0‘50 pesetas.
Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬ rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 pías., y así en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda.
Anuncios Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12. y de éste si es mayor.
los su**eriptorea disfrutarán una rebaja de un 25 elenco

v. , © ♦
%

EL RENOVADOR ALBRAND

I SERVICIO DECENAL

♦

ENTRE

9

♦

♦ Aparato para pulverizar los líquidos, claros ó espesos, destinado á combatir el múdeio, la an~ ^
tracnosis, el blarik rol y otras enfermedades de la viña, así como la peronospora de las patatas, ee-

&

rengenas, tomates, alcachofas,
enfermedades debidas á cualquier

etc. El uko del renovador se ha parásito, criptograma ó insecto que

generalizado contra ataque los árboles

todas las
frutales

♦

! ❖

y requiera la pulverización de algún líquido específico.
Véndense más de 6.000 Renovadores cada año. Es

considerado

como

el más sencillo,

sólido,

© práctico y espeditivo de todos los aparatos de este género. Ha obtenido grandes Diplomas de Honor

§ ❖ y Primeros premios en todas las Exposiciones donde se ha presentado.
© Es de forma elegante, muy ligero; el operador lo lleva á la espalda, como una mochila de sol¬ ❖ dado, sugeto por medio de correas. Su capacidad es de 14, 16, 20 ó 25 litros. Sin embargo, no

w hay que llenarlos del todo, á fin de dejar el hueco de un par de litros para la presión del aire. fP

<¡g> Se compone de una bomba de aire comprimido puesta en movimiento por un volante al cual <^>

por el magnifico y veloz vapor
E{0
salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Oette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Oette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.

va adaptada una varilla terminada por un puño que baja á la altura de la mano del operador.

Basta un simple movimiento de bajo arriba para hacer funcionar el pistón de la bomba; movi- ♦

gm miento que no exige esfuerzo ni Litiga. La bomba, sumamente sencilla, no está expuesta á des- m

X

arreglo ninguno; únicamente sirve para nando de este modo la presión necesaria

aspirar y comprimir el aire para la salida y dispersión

en el recipiente, del líquido, que

proporcioes agitado

4
m

á

cada golpe de pistón por el simple paso del aire. Muchas disoluciones requieren un agitador eficaz.

Este

llena

todas

las

condiciones

que

requiere

♦

la constante homogeneidad del líquido.

CONSIGNATARIOS;—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calla del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.—‘Señores Rosich Cárles y
Comp.a, Paseo de la Aduana, 25.—EN OETTE.—D. Guillermo Co~ lom, Quai Commandant Samary-5.
NOTA.—-Siempre que el día de salida de Cette. según el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

A la derecha del recipiente, hacia abajo, hay una llave de paso á la cual se adapta un tubo de goma provisto de una lanza que termina por el pulverizador que reduce los líquidos á una lluvia de finísimas gotas. Merced al funcionamiento de un desatascador instantáneo muy ingenioso

CAJA DE PREVISIÓN Y SOCORRO

este pulverizador no puede obstruirse nunca, lo cual permite servirse de disoluciones espesas, mismo que de disoluciones claras, sin que sea de temer ninguna interrupción en el trabajo.

lo ♦

Fundada en Darcelnna el

Abril de 1S98

||| Una vez el aparato lleno del líquido que quiera emplearse, el operador se lo carga á la espalda ©

a

y da siete pistonazos á la bomba para recha del recipiente y dirige la lanza

la presión necesaria; abre luego la llave colocada á la desobre los troncos ó las hojas destinadas á la aspersión. Du-

❖

Trímera compañía española de seguros sociales

! rante los cinco ó seis minutos que dura la presión, no hay necesidad de reaccionar la bomba. Un
jf pistonazo de vez en cuando hasta para mantener esta presión. La persona que hace funcionar este
v aparato, puede moverse con todo desembarazo, y como lleva una mano completamente libre, puede 9 ocuparla en apartar obstáculos; así el trabajo resulta más fácil y expedito.

Esta importante sociedad, además de los seguros individuales de ACCIDENTES, de ENFERMEDAD, de INVALIDEZ, de VEJEZ y de HERENCIA, contrata el

♦ Con este aparato, un hombre puede fácilmente y casi sin fatiga irrigar 4 hectáreas al dia, si ♦

11

fia2.00h0ectpálraenatacsompoprreenndceimuanosy 4p.o5r00depbiéasjo.. 150 litros de una disolución cualquiera bastan para irrigar ❖ cuya clase de seguro es de gran importancia para los patronos, en

m Para mantener limpio el aparato, basta pasarle agua por la noche, después de cada operación.

virtud de la promulgación de la Ley de 30 Enero de 1900, pues

Untense con aceite ó con grasa sin sal los bordes de los cueros del pistón de la bomba, antes

cumple é indemniza fielmente todas las disposiciones de dicha Ley.

I de proceder á la operación del dia, á fin de que los frotes sean mas suaves. Tenemos á disposición
a, de nuestros clientes úna grasa especial que evita las oxidaciones; precio 1 franco la caja.

X

Terminadas las ooppeerraacciioonneess dúeeli aañnoo,, ssee uunnttaarraá de ggrraassaa tocdio el aappaarraattoo para que no se oxide, y

I se colocará en sitio que no sea húmedo. Para limpiar las válvulas, se destornillarán las dos tuercas del tubo agitador que baja dentro

Los detalles y condiciones
VADOR ELIAS.

los facilita el

Agente

en Sóller,

SAL¬

1 del recipiente, se secarán bien las válvulas sin untarlas de grasa y volverán á colocarse en su sitio. La varilla que va articulada al volante de la bomba lia de ir con el puño vuelto hácia el aparato.

❖

PRECIO DE LOS APARATOS COMPLETOS

*§«§•- -*$*$=>-

I

IMS, MGMfflOS I Til CUSE [II FES I MIO ITBM
DE LA CASA
ESCOFET, flJlMA Y C.a de BARCELONA

w

Renovador completo^.0 1 de cobre rojo, pulimentado y laminado, de una capacidad de 14 litros: 60 francos ♦

id.

id.

n.° 2 de id. id.

id.

id.

de una

id. de 16 id. 65 id.

a

Unico representante en Sóller: Miguel Colorn, ca¬

id.

id.

n.° 3 de id. id.

id.

id.

de una

id.

de 18 id. 70 id.

lle del Mar.

id.

id.

n.° 4 de id. id.

id.

id.

de una

id.

de 20 id. 75 id.

|

I Para el caso de desperfectos, tenemos piezas de cambio, cuyo precio varía entre 10 céntimos y
9 francos.

L1 assigüratrigsTtaliaka

ÚNICO REPRESENTANTE DE LA CASA CONSTRUCTORA EN BALEARES:
J. MARQUÉS ARBONA, SAN BARTOLOMÉ 17—SÓLLER.
©♦©♦©♦•♦©♦©♦©♦©♦©♦a ♦

¡

Sociedad de seguros contra los
ACCIDENTES DEL TRABAJO

ESTABLECIDA EN MILÁN Y RECONOCIDA EN ESPAÑA

¡OJO, AGRICULTORES!
No comprar ningún guano ni abono químico sin probar antes los de la tan acreditada marca
CAMPANA
Depósito en Sóller: M. SEGUÍ Y C.*\\ San Bar¬
tolomé, 2.

USOME TICOÜtAT.

Capital social: 5.000.000 Liras

Cirujano - Dentista
Dentaduras completas, desde 16
duros.
Dientes, desde 4 pesetas, ase¬
gurando dichas piezas para la mas¬ ticación y pronunciación.
Orificaciones, empastes y estrac-
ciones sin dolor.
Pelaires, n.° 102.—PALMA.

Habiéndose promulgado la Ley sobre los accidentes del trabajo de 30 de Enero último, esta importante Sociedad asegura todas las indus¬ trias, mediante una prima, contra los riesgos indicados en dicha Ley.
Director de la Sucursal Española: D. MANUEL GES, Merced, 20, Barcelona.—Para informes y demás, dirigirse al Agente principal, B. HOMAR, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, ARNALDQ
CASELLAS.
SOLLEB.—Imp. de «La Sinceridad»