AfilO XV."“2.a EPOCA.—NUM. 681
AfilO XV."“2.a EPOCA.—NUM. 681

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Hcrault.) Antillas: D. Guillermo Marqués—Calle de Pizarro, Arecibo, (Pto.-Rico.) Míjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCION Y ADMINISTRACION:

Juan Marqués y Arbona.

7 Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baldares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

España: 0’60 pesetas al mes. %

{PAGO Francia- 076 francos id. id.

ADELANTADO

América: 0’20 pesos id. id.)

Números sueltos—O'IÓ pesetas. Id. atrasados Ó’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seráD responsables sus autores.

Sección Literaria
LOS HONORES DE ORDENANZA
I
Antes de dar con sus huesos en el
cuartel, había corrido medio mundo
aquel pelirrojo, que se acababa de pre¬ sentar ante el coronel pretendiendo ser¬
vir como voluntario. Por supuesto que bastaba verle para vislumbrar en su
cara pecosa y ladina, rebosando una truhanería suprema, en sus ojos rápidos cuando le daba la gana, y adormidos al parecer de continuo en las transiciones ignorancia y estupidez afectadas á un refinamiento de malicia que procuraba
ocultar detrás de la sonrisa inocente, en
el aire de toda la persona, bastaba ob¬ servar semejantes detalles inequívocos
para calificarle de un redomadísimo truhán capaz de cortar en el aire un ca¬
bello.
Delante de sus jefes, sin considerar que le vendían los ojos, mostrábase siempre tímido y reposado; pero entre los compañeros era el reverso de la me¬ dalla. A los ocho días de ingresar en fi¬ las, traía ya revuelto á todo el mundo;
él sabía coser un botón como nadie, y
estirar un pantalón y quitar una man¬ cha; él «tiraba de pluma» que no cabía más que pedir, y les escribía á los quin¬ tos cada carta para la novia que hacía llorar; él se impuso en seguida en sus obligaciones, aprendiendo el manejo de fusil con una facilidad singular, y él á las dos semanas mandaba en jefe en to¬ dos los reclutas de su compañía. Había nacido en Málaga y criádose en la mis¬ mísima Caleta; de edad de quince años
escapóse de su casa, yendo de cargador del muelle á Sevilla, y por una puñala-
dilla {minificante tuvo que emigrar de la ciudad de la manzanilla, y se vino á Madrid, metiéndose á mozo de cuadra del contratista de caballos de los toros. Las levaduras malagueña, sevillana y madrileña, fermentando en su despierto cerebro, habían dado por consecuencia fatal aquel espíritu maleante, valeroso y truhán de verdadero pilluelo, que qui¬
zás escondía en sus honduras un gran
corazón.
Ello es que el sargento le cayó en gracia el píllete, el andaluz, como le llamaban en la compañía por su acento cerrado y por su ceceo feroz, y prometió
hacerle cabo en cuanto transcurriera el
tiempo reglamentario, porque en lo que respecta á la instrucción podían habér¬ sele colgado los galones en la manga á los ocho días de entregársele el fusil. Cierto que en la cuadra de la segunda del primero á que pertenecía el mozal¬
bete faltaron algunas prendas menores
y que se le sorprendió al muy tuno un peine ageno en su caja de limpieza; pe¬

ro el sargento se desentendió de seme¬ jantes habladurías, y aunque de sobra
se le alcanzaba su exactitud, poco es¬
crupuloso en tales achaques de concien¬ cia como buen veterano y encantado del
cacumen del soldado nuevo, «no se en¬
teró de nada».
Declaróse al fin terminado el período de instrucción, entregáronse á los reclu¬ tas las prendas mayores, el coronel los revistó un dia completamente unifor¬ mados, maniobrando en su presencia, incluso la esgrima de bayoneta, que
hizo botar de entusiasmo en los estribos
de su caballo al digno jefe; á la siguien¬
te mañana concurrieron con los solda¬
dos viejos á no sé qué gran parada, des¬ filando ante el capitán general, que tu¬ vo una palabra de espoutáneo elogio para el regimiento, y penetrado de sus derechos y sus deberes como sus restan¬ tes compañeros, comenzó el errante gra¬ nuja á prestar sus servicios, transforma¬ do al parecer en una persona decente por obra y gracia del saludable régi¬
men militar.
II
¡Vaya una moza de libres! En cuanto
el andaluz la vió doblar la esquina, se le fueron los ojos hacía la gallarda figu¬ ra de aquella mujer, que tenía las es¬ plendideces de una matrona romana y la gracia en el andar de una chula ma¬
drileña... No rebasaría los treinta fres¬
quísimos y era de alta estatura, próvida en carnes, con unos ojos tamaños, y unas patillas enormes cayéndole delante de las menudas orejas... Ya sabía, sin embargo, la moza lo que valía, ya, y con la cabeza erguida, contoneándose, moviendo con supremo garbo el pañuelo de flecos, avanzaba como una reina, sin parar mientes en las miradas y chico¬
leos de los transeúntes.
El corazón le brincaba al galante sol¬ dado en el pecho... ¡Si no hubiera esta¬
do de centinela!... Pero la inflexible or¬
denanza le retenía pegado á aquella maldita puerta trasera del cuartel, y aparentando una calma que en modo alguno sentía, abrazado á su fusil, per¬ maneció inmóvil contemplando á la guapísima jamona; no pensó verla sino de lejos... Pero la mujer no se metió por la calleja próxima como el andaluz sos¬ pechaba, sino que siguió de largo... ¡Dios mío!... ¡Venía hacia él!... ¡Iba á pasar por delante de su persona, al al¬ cance de su voz!... ¡Pues lo que es de un chicoleo no se escapaba á pesar de
todas las ordenanzas del mundo!...
La buena moza encontrábase ya á un metro de distancia y el andaluz rumia¬ ba ya el piropo que la iba á disparar, lo más florido y elegante de su vasto re¬ pertorio playero, cuando le avino una idea diabólica que le hizo sonreír.., Miró en torno suyo... Estaba solo; el sitio era poco frecuentado... Nadie se enteraría de su jugarreta... Aguardó, pues, á que

la hermosa mujer se acercase, fingiendo que no se había percatado de su presen¬ cia y volviéndose de pronto, se cuadró
ante ella, terció el arma y con una gra¬ vedad absoluta se arrodilló descansando
una rodilla en tierra y quitándose el ros
á la vez. mientras la lista chula, pene¬
trándose de la galantería del soldado, pasaba con la majestad de una sobera¬ na, concediéndole una mirada de gra¬
titud. III
—¿Qué haces ahí de rodillas?
El andaluz salió de su éxtasis al oir
estas palabras, que le sonaron con el tremendo estrépito de un trueno seco al conocer la voz, ladeó la cabeza y vió ante sus ojos la severa figura del oficial de guardia, que le miraba entre asom¬
brado é iracundo.
El soldado se levantó todo compungi¬ do y se quedó sin saber qué explicar...
Por un momento alimentó la esperanza
de que el oficial no hubiera comprendi¬ do la cosa... ¡Vana ilusión!... Su inme¬ diato superior señaló con la mano á la moza que se alejaba, y exclamó con una
sorna suprema:
—De que dejes la guardia, quedarás arrestado quince días en el calabozo, por tributar honores á quien no los
tiene...
El soldado no contestó al pronto na¬ da... Luego miró á su superior con unos
ojos de idiota, y afectando una cándida estupidez, que obligó al oficial á mor¬ derse los labios para no soltar la risa, dijo balbuciendo:
—¡Mi tinieute, yo he rendío las armas como manda la ordenanza, porque si usted la hubía visto, esa mujer me paece á mí por la cara que es la mezina Virgen en presona!...
Alfonso Pérez Nieva.
—a m mrntm
NUESTRO HÚMERO EXTRAORDINARIO Y LA PRENSA
7 Continuación.) Del Boletín Revista de la Cámara Agrí¬
cola [10 Abril.)
UN ANIVERSARIO en SÓLLER
Con motivo de celebrar el Circulo
Sollerense el primer aniversario de su fundación, le ha dedicado el periódico «Sóller» un número excepcional, rico en producciones de nuestros literatos. Un año atrás varios jóvenes concibieron y
realizaron la idea de fundar un centro de reunión en el cual tuvieran cabida,
no solo los entusiastas por la bicicleta,
sino también los aficionados á los demás
géneros de sport; y los que fueron po¬ cos en un principio suman hoy doscien¬
tos cincuenta, divididos en ocho seccio¬
nes en función, y tres más en proyecto para la gimnasia, tiro al blanco y foot-
ball.

«Cuando un pueblo no comprende, dice nuestro querido y venerable pres¬ bítero D» José Rullán, el poder y la Uti¬ lidad de la asociación» permanece esta¬ cionario» dormido sobre la inactividad y la consecuente miseria; si llega á des¬ pertar, el progreso es su divisa, la acti¬ vidad su estado normal, y la asociación la máquina que multiplica sus fuerzas en proporción geométrica: entonces, querer es poder.»
Permita el Cielo que los sollerenses demuestren en pro de su Sindicato Agrí¬ cola el mismo entusiasmo de que han dado pruebas al elevar á gran altura el
Circulo de sports, y pueda en su día el
«Sóller» conmemorar con otro espléndi¬
do número el aniversario de su funda¬
ción. ¡Querer es poder!
De la crónica sollerense semanal de
«La Ultima Hora» (9 Abril) publicada el
dia 11.
Si el pueblo sollerense no hubiera de¬
mostrado en multitud de ocasiones sü
espíritu emprendedor y decidido basta¬ ría para colocarle á la cabeza de los de¬ más pueblos de la Isla el número extra¬ ordinario con que los socios del Circulo
Sollerense conmemoraron el 30 de Marzo
1899, fecha de la fundación de la citada
sociedad.
En vez de hacer lo que en general suele hacerse en asuntos semejantes, festejando el hecho con fiestas y saraos, que si bien tienen por objeto un rato de
solaz expansión, en cümbío nada indi¬
can en pro de los adelantos, aquí se ha abierto una especie de concurso literario dando cabida, no solo á los múltiples y valiosos trabajos con que personas dis¬ tinguidas eu las letras han honrado con
sus firmas el aludido número, sino á to¬
dos los escritos con que los socios han respondido al llaméinientd de su digno
Sr. Presidente.
Ese concurso ha sido un estímulo pa¬
ra que todos á una hayan coadyuvado
con la múltiple variedad de temas á dar mayor realce y amenidad, á lo que po¬
dríamos llamar revista literaria.
Pueden los socios del Circulo Solle¬
rense enorgullecerse, pues es la primera sociedad que rompiendo métodos anti¬ guos vá encauzando la opinión por nue¬
vos derroteros marcando así un paso se¬
guro hácia el progreso.
De El Vigía Católico (Cindadela, 12
Abril.)
El semanario Sóller ha dedicado tín número extraordinario al Círculo dei
mismo pueblo, con motivo del primer
aniversaria de su fundación. Llaman
justamente la atención la multitud de
grabados y la elegancia que ostenta el conjunto del número indicado/
De Él Demócrata [Ciúdádeld, i4 Abril.)
Sóller.—Esta casi nueva ciudad de
Mallorca camina sin vacilar hacia su

prosperidad y desarrollo. Sus habitantes han comprendido qtie con nuestros tiem¬ pos el que está parado retrocede, y el qüe retrocede, no debiendo retroceder»
ó da señales de Un miedo infundado ó
de una falsa vergüenza.
Allí todos van á liña, sin distinción de clases, allí apenas hay partidos, por¿ que en cierto modo no tienen razón dé ser: todos trabajan para su querida du¬ dad, donde tienen cabida todos los ade¬
lantos modernos y hermosa prueba dé su cultura y progreso- es el semanario que se publica titulado Sóller, el cual
con motivo de celebrar el aniversarid
del Circillo Sollerense apareció hace poed en número extraordinario bajo un as¬ pecto preciosísimo: firmas, escritos, gra¬ bados, impresiones, papel, cubiertas» todo es de gran valía.
Al propio tiempo qñe felicitamos á los dignos sollerenses y especialmente aí director propietario del Sóller, D. Juari Marqués, nos dolemos amargamente dé que nuestra ciudad no pueda alcanzar4 por causas que todos sabemos el puestd hermoso en que los sollerenses han co¬
locado la suya.
De Él Éco de Inda [14 Abril.)
Hemos recibido el número extraordi-5
nario de nuestro querido colega Sóller1 dedicado al Circulo Ciclista Sollerense.
Agradecemos la atención, al tiempd que felicitamos á los organizadores y editores del número, por el feliz éxitd alcanzado, deseándoles tantos triunfos
y tan lisonjeros como el que motiva es¬
tas líneas.
De Mallorcd [15 Abril.)
Nuestro colega Sóller se ha servidó obsequiarnos con ün ejemplar del nú¬ mero extraordinario que en 30 de Marzó
último dedicó «Al Círculo Sollerense».
Dicho número es un primor tipogrᬠfico, que honra á nuestro amigo y co¬ rresponsal D. Juan Marqués, á quiert
felicitamos sinceramente.
De Él Défénsor de los Contribuyentes [16 Abril-.)
Honra á Sóller.—Ün trabajo literaria y tipográfico verdaderamente notable'
ha salido del establecimiento del Sóllefi
revista semanal que ve la luZ en aquella rica población emblema del trabajo y dé
la buena administración.
La pdfte literaria nada deja que de¬
sear, muchas de las firmas han dado fiel
testimonio del taleDto de sus autores,-
prosa deleitable, poesías que rebosan ingenio y talento.
La parte tipográfica no deja nada que' desear, viñetas de esqu’isito' gusto, foto¬ grabados pefféctamente hechos y mejor tirados, composición’ elegarfte, papel su¬ perior. estética admirable/ conjunto be¬ llísimo que simboliza el esmerado tra¬ bajo del establecimie'nto tipográfico don¬
de se ha confeccionado el número extra-

ctfi I i~ ' -ü'ñr

liilll'T-"' •

W'

f

(as) FOLLETÍN
UNA HERENCIA
se verá reñido por su misma hija, que tal vez le dirá con acento de reproche:
—¿Porqué haces sufrir á mi marido? Te vuelves insoportable con t» carácter
egoísta.
Y el padre callará, y con el corazón despedazado se irá á llorar en un rincón
de la casa, en donde nadie tal vez se acordará de él, permanecerá olvidado-
horas enteras, sin que aquella para
quien sacrificó más que la vida, se acuerde siquiera de que existe. Peroco»
todo el padre no se arrepentirá del sa¬ crificio, y cuando vuelva á ver á so hija, se sonreirá entre sus lágrirnas^y se dirá á si mismo: Es ingrata, per©' vive,
vive, y es mi hija. Una vez,, hace algunos añosr fui á vi¬
sitar á nuestra excelsa patrono., la Vir¬ gen de Montserrat, en su. monasterio' dé
fe Tebaida Catalana.
Era por la tarde, y vi que el corto mi¬

mero de personas que allí había se reunían como admiradas. Era que veían un espectáculo que les hacía estreme¬
cer.
Era una pobre mujer, una sencilla al¬ deana, una payesa, corno llamamos en Cataluña. Esta mujer llevaba en brazos á un muchacho ya crecido, pues tenía
más de siete a Sos. La cara del mucha¬
cho daba á comprender que estaba con¬ valeciente de una enfermedad. La mujer
llevaba en la otra mano una vela tan
alta como el muchacho, y andaba de ro¬ dillas desde la fuente de la entrada del
monasterio, que está fuera de sa recin¬ to. hasta el presbiterio de la iglesia.
Todos los que ha» estado ei> Motiserrat saben que el terreno es pedregoso, y pronto-las rodillas de la infeliz, cor»pietamente desolladas, marcaron un re¬ guero de sangre. Por fin llegó al pres¬
biterio, depositó-el niño f pidió encen¬
diera» la vela. Yo me acerqué' á ella y la dije: St u» día este niño m trata mal
merecería la nruertev
La buena mujer se volvió é wá »m le¬

vantar sus rodillas del suelo, y rae con¬

testó llorando:

—Estaba en el Último trance ée la vi¬

da y prometí á la Virgen María que si lo
salvaba le llevaría en brazos desde la

fuente de la entrada del Monasterio has¬

ta el altar mayor, y que le daría á la Virgen una vela de la medida del nifio

para su altar, á pesar de que soy una
pobre. La Virgen me oyó y el niño vive.
Si más tarde me lo paga mal, basta si

cuando sea vieja me echa de casa y ine
pega, y después tiene otra enfermedad,
volveré á hacer la misma promesa, y

a n oque sea tm hombre me lo cargaré á
cuestas como ahora, si tengo fuerzas

para hacerlo ¡porque soy sí? madre!No pude contestar á aqiuelFa pobre
hija del pueblo y lloré á pesar mío, y conmigo- todos-los que nos encontrába¬ mos- e» la- iglesia, pero á: pesar de que fe

acción de la pobre mujer era subirme,

la encontramos muy naturaí los que- te-

uemushijba. ¿Pues-quién es el padre y

la nyadre qiíe m>‘ baria o-tro ta ufo- para'

í-alvav stf qjtse él

dsó «I

Pido perdón á mis lectores por haber¬ me apartado de la historia, participán¬
doles este episodio ajeno á ella. Poco
me resta añadir,
Cárlos pasa los días Con sú hija, qúe
está transformada.
Mario es hermosa/ sus mejillas pálidas antes, tienen hoy bellos Colores y sus hermosos ojos resultan como diamantes negros que alumbran su bella fisono¬
mía.
Su padre la mira como qtfien mira á un ángel;- pero-á solas Carlos está triste, canas precoces blanquean stf rubia ca¬ bellera y salpican su barba, y k Vecéá una lágrima furtiva se desprende de sus ojos, más le' desaparece ai instante. Es¬ ta lágrima es Un recuerdo triste. Es un
amor sin esperanza.
Rosa rio permanece' v i Ud á y h'a bita 1 a casa de su difunto esposo;* pero viste el sencillo trujé de merino negro ceMácc
con la correa de charol. Recibe muy po¬
cas personas;1 se puede decir que se ha
retirado del mundo.
Un jóvea francés la visita algunas

vécesy y hace para élló un viaje desdé
París. Es el vizconde de Saint Gerand.
Rosario le recibe muy bien y le trata como Un verdadero ám-rgov Su presen¬ cia en su casa la llena de gozo. Le in-'
vita á comer con ella cúando él la visita
y le quiere cómo Un hermanó. ¿Está contento de esto el vizconde?
¡Ay! no. El quisiera inspirar otro senti¬ miento, quisiera que Rosario sintierá por él lo que él siente por ella. ¿Lo lo-*' grará Fran¿ dé Saint Gerand? No mé
atreveré á afirmarlo'ni á negarlo tam¬
poco. La mujer de talento y corazón co¬ mo Rosario, es un a rea rio que sólo Diosr comprende.
Francisco de- Paúl* Capell^

2

—-'terwi*;,'»'

SOLLER

■afcsfefci

ordinario que con verdadera satisfacción apareció la luz sobre la tierra con todo esta localidad, acordó acceder por una¬ de latitud; de otros no. y que es de estos predicador cuaresmal en el presente año,

liemos recibido.
La Sociedad Circulo Sollerense debe
estar orgullosa al ver se le dedica un trabajo digmo por todos conceptos de
sus fundadores, de su Junta directiva y de los socios que la componen.
La prosperidad de Sóller... es el único
anhelo de los iniciadores del pensamien¬
to de esa ilustrada redacción que con
respeto y orgullo saludamos. Bien hayan los pueblos cuya juven¬
tud se consagra á las bellas letras y fun¬ da su única aspiración en el engrande¬ cimiento de su pueblo natal.
¡Loor á los escritores sollerenses! ¡Loor á los adelantos tipográficos de
Sóller!
[jSe concluirá.)
Tribuna pública

su esplendor y: sus maravillosas propie¬ dades, que el hombre fué descubriendo con el tiempo para acomodarlas á su servicio; apareció la bóveda celeste, azu¬ lada-, rebosando dulcísima poesía, é in¬ fluyendo en el ser humano el perfeccio¬
namiento del orden moral; reuniéronse en mares las aguas que cubrían la tie¬
rra, y al punto brotaron fuentes del seno de las montañas que fecundizaron los valles, y al hombre lo colmaron de riqueza y bienestar; aparecieron tam¬ bién en el firmamento ejércitos de bri¬ llantísimos astros que inspiraron al en¬
tendimiento del hombre la idea del
tiempo, y pusieron en sus manos la medida facilísima y exacta de la dura¬ ción de todas las cosas. ¡Oh que riquísi¬
mo concierto de instrumentos confió
Dios á la inteligencia de los hombres para que en medio de la creación ten¬
diesen continuamente al ideal augusto
del progreso!

nimidad á la petición de los solici¬
tantes.»
Poco después, según manifestamos en
la crónica de nuestro número 442. la Co¬
misión de Obras del Ayuntamiento dis¬ puso activar los trabajos de rasante y afirmado con el fin de que en el más breve plazo posible pudiera quedar di¬
cha via abierta al tránsito, invitando al
público á depositar en el sitio de refe¬
rencia materiales y escombros, y encar¬ gando á uno de los peones municipales el trabajo de distribuirlos hasta dejar formado y bien nivelado el terraplén.
El público respondió sin hacerse ro¬ gar, aprovechando la buena ocasión que se le ofrecía, y la mejora se realizaba á pasos de gigante; pero ¡oh fatalidad!
sucedió entonces exactamente lo mismo
que á menudo suele suceder: basta que una obra (sea de utilidad general ó sim¬ plemente mejora de capricho) la hayan concebido y empezado unos, para que

últimos el en que están depositados los escombros. Pase que asi piense, acos¬ tumbrado corno está á pensar.,, á su manera; lo que no se comprende es que
así pensando torne acuerdos corno el qne
hubo de revocar el Sr. Gobernador. Dí¬
gasenos sinó: si el trozo en que están depositados los escombros no es propie¬ dad del Municipio y sí lo es de los se¬
ñores Aguiló Cetre, ¿porqué ordena el Ayuntamiento á estos que los quiten? ¿quien es el Ayuntamiento para dispo¬ ner de lo que es del dominio particular de cualquier vecino? ¿no son los señores Cetre muy dueños para tener en un te¬ rreno de su propiedad los materiales amontonados en la forma que les pa¬
rezca?
Y si se incautó la Corporación Muni¬ cipal de unos tramos por que tenían de¬ terminada latitud, y de otros de la mis¬ ma calle nó porque no la tenían, lo cual no deja de ser muy ridiculo; ¿como es

D. Gabriel Comas, la muerte del impe¬ nitente Esteban Girard y el milagro que
se conmemora anualmente en dicho dia.
En nombre de los vecinos de la plaza de la Constitución, de los transeúntes, en el nuestro propio, y en nombre de la higiene además y sobre todo, suplica¬ mos al Sr. Alcalde disponga mane con¬ tinuamente el surtidor ó por lo menos que se renueve muy amenudo el agua corrompida, pestilente, de la tubería ó del depósito exterior, que obliga á los que por allí se acercan, aunque sea á gran distancia, á llevarse apresurada¬ mente el pañuelo á las narices.
La Guardia civil de este puesto ha prestado, durante la presente semana, los servicios siguientes:
Por el sargento comandante del mis¬
mo, Sr. Lizana, fué detenido estos últi¬
mos dias un sugeto como presunto autor

Este tiene dos alas: el entusiasmo y dejen de continuarla los que les siguen, que antes de querer ejercer jurisdicción de una herida inferida á otro con arma

ES NOSTRO PARÉ

el trabajo; el primero prepara los gran¬ des acontecimientos, el segundo los ac¬

por cuya razón tanto dinero se ha mal¬ versado en este pueblo. El peón encar¬

sobre la totalidad de la vía no obligó á quien tenia el deber de completarla á que

blanca que fuéle ocupada con la hoja aun ensangrentada. La herida resulta

De ma méstra me pareix s’ escrit que pub-blicá fá alguns números «La Veu de Mallorca», suscrit p’es preverá Miguel Gayá. No coneg aquest senyÓ ni de vista, peró desd’ ara li dig que pód
contá amb sa meua inutilidat. Sesseues
idées en cuant á regionalisme son ses meues; ets perills que senyala y qu’ell tém, son ets mateixos que teiném nóltros pajesos de sa montanya. Mes de dues vegades, aquest hivérn passat, dins
cualque cuyna, á redós d’ es frét.y de sa neu, he sentit tractá aquest mateix
assunto per hornos experimentáis,.pre-
sentant es dilema en sos mateixos ter¬
mes: «Entre un bón govern regionalista
y un bón govern central, sa meua pre¬ ferencia es p'el regionalista. Entre un mal govern regionalista y un mal go¬ vern central, fóra el primer y venga e-1 segon». Sa ralló es clara: d1 es mal sem-

túa: el entusiasmo fué el que labró las imponentes moles de las pirámides, el que edificó sobre los rios larguísimos puentes, el que minó soberbias cordi¬ lleras, el que descubrió las Américas, el que salvó en breves horas distancias in¬ calculables; el entusiasmo es quién esti¬ mula el engrandecimiento de un pueblo, sin él es un pueblo sin vida, con él diri¬ gido por la prudencia se levanta en breve tiempo hasta la inmortalidad ó á
la esfera del más encumbrado floreci¬
miento. ¿Pero qué sería el entusiasmo sin el trabajo? Excitad el entusiasmo, consultad la ciencia; y después de esto os será fácil aplicar vuestros sacrificios que son los únicos que pueden poner en práctica el gran proyecto de la felicidad de un pueblo.
Pedro del Valle.

gado de allanar los escombros en la Gran-vía fué destinado á otras obras, sin
que dispusiera el Ayuntamiento algo, por entonces, que privara al público del derecho que se le había concedido; y, claro está, sin vigilante que obligara á los carreteros á avanzar por un piso en el que se hundían á veces las ruedas hasta los cubos, descargaban donde me¬ jor les parecía, no tardando en llenar las propiedades colindantes, sobre todo las de D. José Morell y D. Remigio Ca¬
ñáis, las más inmediatas á la calle de la %
Rectoría de las que carecían de muro de
sostenimiento de bastante solidez para
resistir el empuje del terraplén. Mucho tiempo después se hizo público por me¬ dio de bando de la Alcaldía que queda¬ ba prohibido el depositar en la Gran-via materiales y escombros, hasta nueva
orden.
Nada tiene, pues de extraño que los

lo hiciera? ¿ó ha de quedar incompleta y abandonada por los siglos de los siglos?
A nuestro entender hubiera sido más
conveniente, más de buen efecto y más en armonía con los deberes que tiene quien mucho disfruta pronunciando la palabra administración, que solo ofrece (para fines muy transparentes por su¬ puesto) hacer administración, y que hasta pretende que á su buena adminis¬ tración se deben grandes progresos y la felicidad del pueblo, haber intervenido pacificamente para que los Sres. Cetre hubieran podido terminar sin los obs¬ táculos conocidos su útil é importante obra del ensanche, y hasta que se les hubiera ayudado á superar los impre¬ vistos que se les hubiesen presentado en el desarrollo de su hermoso plan. Y hu¬ biera sido, además, una prueba de amor al pueblo, de desinterés, de imparciali¬ dad, de justicia, de buena administra¬

leve. El Juzgado entiende en el asunto.
Por orden de dicho Sr. Lizana una
pareja de las de su mando detuvo y en¬ cerró en el depósito municipal, á dispo¬ sición del Sr. Alcalde, un sugeto de 18 años, natural de Biniamar, y de no muy
buenos antecedentes, que desde hace mu¬ chos dias vagaba errante por esta pobla¬ ción y sus afueras.
Y continúan las parejas de servicio vi¬ gilando para impedir la caza de pájaros insectívoros, en lo que muestra gran em¬ peño en bien de la agricultura local nues¬ tro nombrado amigo el jefe de este puesto, por todo lo cual merece los plácemes que sin restricción alguna le enviamos desde
estas columnas.
Tuvo lugar el domingo último á la hora anunciada la reunión para la que

pre es preferib-ble es mes petit. Molt

vecinos de la nueva calle D. Remigio ción', mientras que como se ha procedido había sido llamado el público sollerense

conformes també en que se dibuixen tendencies perilloses entre ets qui diri-

Crónica Local

Canals y D. José Morell, al ver que en viene á serlo

de todo lo contrario.

por el «Sindicato Agrícola» de esta loca¬

sus propiedades rebasaban la linea del

Que es lo que había que esperar, por¬ lidad, y la concurrencia fué selecta, es¬

geixen avuy per’vuy es cotarro á Ma¬

terreno expropiado los materiales en que no es posible que dé jamás peras el tando bien representados la agricultura,

llorca. ¡Sab qu’es de mal!.Jó consider molt difícil emanciparmós de bónes á prime res d’ es virus que duim tots infil-

¿A QUIEN PERTENECE LA “GRAN-VIA,,?

gran cantidad allí amontonados, y con¬ siderándose en extremo perjudicados cou ello, acudieran en queja al Ayunta¬

olmo. Se ha recibido en la Adnana de esta

la industria y el comercio, fuentes prin¬ cipales de la riqueza del país. Conoeían

^trat: parlant, escriguent y fias y tot pensant, s’ han de traslluhí necessariament ets vicis y ets defectes de sa nóstra

Suponemos es este asunto uno de tantos de los cuales,' según expresión que por si sola retrata á la alta persona¬

miento. primero, quien manifestóles que la mencionada via no era propiedad del Municipio y si de los propietarios del

villa una circular de la Dirección gene¬
ral del ramo, por la que se ordena recor¬
dar á los Sres. fabricantes de alimentos

los concurrentes el fin que se ha pro¬ puesto el «Sindicato» y la grande utili¬ dad que ha de reportar á Sóller la am¬

desastrosa educació .política y social. Així es que unint ets raeos conseys á »’ ets del senyó Gayá, preg de bón-deveres á n’ ets qui han alqat á Mallorca sa senyera regionalista, que no surtin d’ es botadó. No treu cap á lloc, ara per
ara, parlá ni tractá de formes de govern «Que s’ anomeni rey el qui governa, president constitucional ó repub-blicá poc fa ni lleva.»
Tdó bé: per evitá en lo,possib-ble aquets perills y ets al tres qu’ ha indieat el-senyó G-ayá, endemés de sa prudencia qu’aconseyam á tots, mos pareix que convé, y mes que conven! enteném qu’es de suma necessidat, orienta sa nóstra poli-
tica regionalista sen se tractá de formes de govern; y partint d’ es fonament, que consideratn indispensáb-ble. de separá á n’ets Ajuntaments ses funcions polí. tiques de ses administra ti ves. Que se
noinbri si ’s eren necessari un baile co-

lidad que s-uele-emitirla cou frecuencia, «no importa que el público -se entere»; sin embargo, nosotros, que con tan es¬ trambótico modo de pensar no podemos estar conformes, ni lo hemos estado ja¬ más, persuadidos de que los personajes públicos aPpúblico se deben, aun á ries¬ go de ofender á quien de distinta mane¬ ra piense, liemos de enterar 4 nuestros
lectores de cuanto acerca de este mismo
asunto sepamos.
Empecemos por hacer un poco de his¬
toria:
El Ayuntamiento de esta villa, en sesión ordinaria que celebró el dia 29 de Agosto de 1895 bajo la presidencia del Sr. Alcalde, D. Juan Joy, y con asisten¬ cia de los concejales Sres. I). Martín Marqués, D. Amador Castañer, D. Mi¬ guel Forteza, D. Antonio Arbona, don Jaime Antonio Mayól, D. Jaime Ma gra¬ nel’, D. Miguel Arbona, D. Andrés Oji-

ensanche de El Noguerá, D. Pedro y don Jorge A. Cetre, y luego á estos, quienes manifestaron igualmente no pertenecerles el terreno por haberlo cedido al Muni¬ cipio y haberse de é! incautado el Ayun¬ tamiento; y menos todavía ha de extra¬ ñar que habiendo obtenido tan poco satisfactorias contestaciones los perjudi¬ cados y viendo que la Gran-vía no per¬ tenecía á nadie, sacaran de sus respecti¬ vas propiedades los escombros que, pro¬ cedentes del mencionado terraplén, las invadían, y en lo alto de éste los depo¬ sitaran; lo cual es un obstáculo al libre tránsito que motivó la justa petición de D. Antonio Mayol y Simonet, de la que tienen ya noticia nuestros lectores por lo publicado acerca de la misma en
nuestro número anterior.
¿Ejerció el Ayuntamiento jurisdicción
sobre la Gran-vía desde la fecha del
acuerdo que hemos transcrito? No cabe

y bebidas en cuya preparación entre el azúcar, la terminante prohibición del uso
de la sacarina en la elaboración de los
citados productos, incurriendo los con¬ traventores á esta Ley en el delito de defraudación, castigado con la penalidad administrativa correspondiente, además de la que para el caso señala el Código
penal. Según otra circular recibida en la
misma oficina, se prorroga hasta l.° de Junio próximo el plazo para la sustitu¬
ción de las actuales marcas de fábrica de
los tejidos nacionales, con sujeción á los preceptos contenidos en la circular de
22 de Febrero último.
Lo que hacemos público á ruegos del
Sr. Administrador de esta Aduana.
Hermosa, poética, y alegre resultó la

pliación de su Aduana, que es la mejora que se trata de realizar: sin duda por esto acudieron ya dispuestos á secundar á la Sociedad, en su magna obra; pero al esplicar desde la presidencia nuestro es¬ timado amigo D. Pedro Alcover y Maspons con la claridad maravillosa de su elegante dicción, más en detalle, esta misma utilidad de que estábamos todos
convencidos de antemano, la concurren¬ cia llegó á entusiasmarse.
En que es muy difícil, sino imposible, que pueda conseguirse sin el apoyo del Ayuntamiento, lo que desea el «Sindica¬ to Agrícola» y con él el público que pien¬ sa, estuvieron unánimemente conformes los reunidos, como lo estuvieron de que en justicia á quién incumbe sufragar los gastos que la mejora lleve consigo, caso de que no quiera cargar con ellos el Es¬

yretgidó, un’ espéci de Jefe polític, y ver y D. José Morell, tomó, entre otros, ía menor duda: empezó por facultar al festividad religiosa que se celebró el do¬ tado, es al Municipio, porque los fondos

qu’ es deixi fé á s’ Ajuntáment amb so el siguiente acuerdo:

publico á son del tambor municipal pa¬ mingo último, sobre todo la procesión de éste son de todos los vecinos y todos

seu carácter purament administrada d’ «Leyóse una instancia presentada por ra que formara el terraplén; destinó un matinal de Jesús resucitado. Desde la los vecinos han de beneficiar con la in¬

dts fondos comunáis. Així desaparece¬ rías’ unic argument sério que fan á Mallorca ets detractóla d’ es regionalisine, referíntsé á iT ets repartos de con-sums, y no tendrien rabo d’esse molts Üe reparos que fan el senyó Gayá y al¬ ares tractant aquesta questió. Al menos així heu entenem nóltros de sa part
forana.

D. Pedro y L). Jorge Aguiló Cetre her¬ manos, por la que piden se sirva incau¬ tarse el Ayuntamiento de todas las su¬ perficies numeradas en el plano de
abertura de calle desde la de Isabel II al
Noguerá con los números I. 2, 4, 6, 8 y 10 cuya pertenencia ceden los recurren¬ tes y D.il Catalina M.a Col 1 haciendo constar ésta su cesión al pié del referido escrito mediante la aprobación de ¿u
marido, eu cuanto se hallan compren¬

peón y lo pagó bastante tiempo para que vigilase los trabajos del público y
aplanara el piso provisional de la nueva
calle; ordenó el derribo de un edificio en construcción, según expresa D. Antonio Mayol en su Carta abierta al Sr. Gober¬ nador civil de esta provincia; amenazó
con multa á D. Francisco Casasnovas si
no retiraba inmediatamente un peque¬

madrugada en que el toque de diana por la banda de música que dirige el Sr. Canals había dispierto al vecindario, veíanse animadas las calles, y en parti¬ cular la plaza de la Constitución, donde suele cantarse por la música de capilla el Regina codi. Después del encuentro, siguió la procesión por las calles de cos¬ tumbre. y una vez terminada fué tras¬

troducción por nuestro puerto de drogas, de abonos, de primeras materias para la fabricación, de cereales y harinas, etcé¬ tera, etc. De consiguiente al Ayunta¬ miento ha de invitarse en primer térmi¬ no y de una manera muy particular, y á él se ha de solicitar, por medio de atenta
exposición que suscriban los comercian¬

Un altra dia, si á Deu plau, dirém didas dentro la anchura de los diez me¬ ño montón de tierra que había deposi¬ ladada á la iglesia de San Francisco la tes, los industriales, los agricultores, to¬

cualque coseta més. Un Pajes.
Sóller—Abril de 1900.
EL PROGRESO
La palabra progreso significa camino háeia adelante; esta es su etimología, pero su origen es tan antiguo, es tan elevado el principio de este camino, que se pierde en la eternidad de Dios: in

tros señalados para la Gran-vía, dispo¬ niendo la colocación y fijación con pos¬
tes centrales á distancias convenientes
los puntos de rasante á que deberá al¬ canzar el terraplén, como también des¬ tinar un peón para el arreglo del mis¬ mo, á fin de evitar que los escombros se viertan desordenadamente, y que á car¬
go de los fondos municipales y á medi¬ da que el terraplén quede terminado se haga el afirmado indispensable para que el tránsito de personas y de carrua¬ jes pueda efectuarse cómodamente, todo con el objeto de dar impulso eficaz y de¬
finitivo á la urbanización de dicha calle
y más adelante á su complemento en el
predio El Noguerá.

tado frente á su casa; ha admitido las solicitudes de varios vecinos y lia auto¬ rizado á estos, prévio dictamen de la Comisión de Obras, para construir edi¬ ficios lindantes con dicha calle, seña¬
lándoles la línea; prohibió al público
últimamente llevar al mencionado sitio
más materiales; etc. etc. etc. Pues bien, obrando así el Ayuntamiento ¿no da á
comprender que cree es de su propiedad la Gran-vía?; y si lo es ¿porqué no quiere ahora que lo sea cuando seria lo más lógico que la pretendiera, aun no sién¬ dolo. por el mero hecho do que nadie la

imagen de la Virgen, con un lucido acompaña miento de jóvenes, con sendas hachas encendidas, y la banda, que to¬ có escogidas marchas.
Cantóse seguidamente en dicha igle¬
sia misa solemne, tocando la marcha real la música en el acto de la elevación,
y después, al bajar, lo hizo aquella al son de un bonito puso-doble, disolvién¬
dose frente á la casa de nuestro estima¬
do amigo D. José Pastor Vicario, quien obsequió á los músicos y mencionados jóvenes con un sencillo refresco.
El mismo dia empezó en la. parroquial

das las fuerzas vivas del pais, en una palabra, que eleve la petición del pueblo al Gobierno de la nación. Este y el de que se invite á una reunión para el domin¬ go próximo, dia 29, á todas las clases pro¬ ductoras de Sóller, por medio de circula¬ res, cou objeto de enterarlas dalos traba¬ jos hechos y solicitar su adhesión, fueron los acuerdos que se tomaron, por unani¬ midad, quedando encargado el Sr. Alco¬ ver de redactar la circular y la expo¬
sición de referencia.
¿Quién dejará de adherirse á tan her¬

principio crear il Beus ccclum el térrani. D. Gabriel Llinás y D.a Catalina Co- disputa, de que en la via existen casas la anunciada oración de cuarenta horas, moso pensamiento? El «Sindicato Agrí¬

en el principio creó Dios el cielo y la. tierra; y en este principio de consiguien¬ te que no puede ser otro que el seno mismo del Espíritu divino empieza ya

lom y Garau según escrito que fué leído también, ceden igualmente al servicio
público la parte necesaria de los terre¬ nos de sus respectivas propiedades que debe ocupar la citada vía conforme vie¬

habitadas y de que por ella transita el
vecindu rio?
Pretende el Ayuntamiento (suponemos
que los Sres. Concejales habrán sabido

en el orden creado la existencia del nen marcados en el plano de referencia. leer entre líneas la palabra que debe en

progreso.

Enterado el Ayuntamiento de ambos rigor sustituir á esta última cada vez

De aquí se divide en tantos brazos
como órdenes de seres comenzaron á

escritos y considerando muy atendible
lo que se interesa por los recurrentes atento á qne se trata de una mejora im¬

que la repetirnos) haberse incautado
únicamente de unos trozos de la indica¬

desenvolverse en la obra de los seis dias: . portante para los intereses generales de * da calle, de los que tenían diez metros

que continuó al siguiente y terminó el
martes, habiéndose celebrado con el
acostumbrado esplendor las funciones
que .la constituyeron. La festividad dedicada á la milagrosa
figura del Santo Cristo del Convento, el martes, fué igualmente lucida, y á ella asistieron numerosos fieles con objeto de oir relatar al que ha sido nuestro

cola Sollerense» desde su fundación se
mueve, trabaja, se esfuerza para cumplir lo que prometió al desplegar su bandera; muy merecedor es de que todos los que
de veras á Sóller estiman se coloquen á
su lado al comprender los sacrificios que esto representa en un pueblo apático por temperamento, y le apoyen, y le estimu-

SóLLER

8

len para que no decaigan sus ánimos y
vea al fin realizado su ideal.
Por fin apareció ya en el «Diario Ofi¬
cial del Ministerio de la Guerra» la Real orden por la cual se aumenta con un
Regimiento de Infantería, una Batería de Montaña, y una Compañía de Tele¬

repuestos en el cargo de concejales dei Ayuntamiento de esta villa los dos pri¬ meros, Sres. Joy y Morell, reelegidos en Mayo del año último. Tomaron posesión del mismo ayer, según tenemos entendi¬ do, por lo que enviamos á ambos cordial
felicitación.
* **

dose encargado nuevamente del mando nuestro amigo D. Guillermo Mora, que, como saben nuestros lectores, quedó en
tierra cuando la enfermedad y muerte
de su señor padre, de la que dimos opor¬
tunamente cuenta.
Hemos recibido el tomo III de la Co¬
lección de Escritos Literarios que viene publicando el notable escritor D. Pedro

El lunes último tuve el gusto de es¬
trechar la mano á los señores D. José
Aragonés y D. Francisco Gamellas, re¬ dactores de periódicos de tanta impor¬ tancia como Las Noticias y Diario Mer¬
cantil de Barcelona. Desde la semana an¬
terior. cuyo desembarque fué en Alcudia,
estaban recorriendo el interior de la isla, como buenos ciclistas, montados en sus

á éste el correspondiente título de pro¬ piedad después que haya acreditado el pago de los mismos.
Por último acordóse verificar varios pagos.
Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS

grafistas, la guarnición de estas islas; y
aunque este aumento es en nuestro con¬
cepto escasísimo, dadas las miras de co¬ dicia que sobre estas rocas tienen algu¬
nas naciones poderosas, nos congratula¬ mos con ello, pues demuestra por lo
menos un buen deseo y que se tiene en
cuenta la importancia del archipiélago.
De ese aumento, algo nos ha de tocar
á Sóller, pues según tenemos entendido, de la Compañía de Telegrafistas se des¬
tacará una fracción con destino á la esta¬
ción telegráfica que ha de establecerse en
el punto conocido por La Serra, elegido
de antemano por el distinguido Teniente Coronel de Ingenieros D. Lorenzo Ga¬

No serán pocos los paisanos nuestros que de esta noticia han de alegrarse de seguro: el gran número que, conociendo lo convenido por los Sres. Canals y Joy
con la conformidad de todos ó de casi
todos ios concejales y la aprobación de sus jefes políticos, muéstranse impacien¬ tes por ver su realización, deseosos de un cambio del que esperan en pró de la
regeneración de Sóller algo que jamás podrá conseguirse con una interinidad
por buena que sea. Según dicho conve¬ nio, tan luego pudiera ejercer el Sr. Joy el cargo que se le confirió en las urnas, debía presentar el Sr. Canals la dimisión del de Alcalde para que del mismo aquel
se posesionara; y como la distribución de los cargos incumbe á los concejales y estos unánimes convinieron en que de¬

de Alcántara Peña y Nicolau.
«El Mosaico» es el título del citado vo¬
lumen, y su contenido viene á ser la im¬ presión de los notables «Cuentos Mallor¬
quines» que eu 1884 publicó dicho señor y cuya edición há tiempo agotada, de¬ seaban ver reproducida todos los aman¬
tes de los buenos libros.
Todo cuanto pudiéramos decir resul¬ taría siempre pálido ante la realidad de los hechos; pero como todo lo que de tal pluma sale so recomienda por si mismo, nos limitamos á manifestar, que «El Mo¬
saico» no solo no desmerece, sitió que
supera en un todo á cuanto hasta la fe¬ cha ha venido engendrando la fecunda y clara inteligencia de quién, como el autor
de «El Mosaico», está reputado como
uno de los mejores escritores contempo¬

máquinas. A juzgar por sus benévolas palabras quedaron prendados de las be¬ llezas naturales que encierra el valle.
Sirvióles de cicerone eu tan agradable
excursión (principiada por la carretera de Valldemosa y terminada por la del Coll) el simpático Juan Pieras, que en unión de Miguel Pujadas y algún otro, procu¬
raron que su estancia en ésta les fuera lo más grata posible. Una parte de la sección ciclista capitaneada por Juan Xumet, tuvo á bien acompañarles hasta el Mesón de Can Topa, mientras que
otra sección, la alpina, en la tarde de
ese dia, al mando de su Jefe Amador
Canals, se entretenía eu trepar por las crestas de la Sierra de Alfabia.
Termino esta carta invitando á usted
para la próxima excursión que se veri¬

En la iglesia Parroquial.—Mañana, domingo, dia 22, se celebrará fiesta vo¬ tiva en obsequio de la Purísima Concep¬
ción. A las 7 y media habrá misa de
comunión general para las Hijas de Ma¬ ría. A las 9 y media, se cantarán horas menores y después la misa mayor en la que predicará el Revdo. Sr. Cura-Arci¬ preste. Por la tarde, después de los actos de coro se practicará el ejercicio men¬ sual de las Hijas de María.
Martes, dia 24, á las seis y media al tiempo de una misa se celebrará el ejer¬
cicio mensual en honor de S. Bartolomé.
ftegi'Isíro Ovil

C.a,ENSAYOSCIENTÍFICOSYLITERARIOS JOSÉ llego, enlavisitaquehapocosmeses
nos hizo con dicho objeto. Si nuestros informes son exactos, la
citada estacióu será óptica, y desde ella
y por medio del aparato «Maxim» podrá
comunicarse con Barcelona, Palma, Ma-
hón é Ibiza.
Venga pronto, pues, ese destacamento, que el pueblo de Sóller lo ha de recibir bien, como suele hacerlo, y ha de procu¬
rar sea grata su estancia entre nosotros
al personal que lo componga.
Una compañía de jóvenes de este pue¬
blo aficionados al arte dramático, pu¬ sieron en escena el domingo último por la noche en el teatro de la «Defensora Sollerense» el conocido drama de nues¬
tro malogrado amigo D. Bartolomé Sín¬ gala Bis Glosadors cV altre temps y la pieza El cuarto mandamiento.
De bote en bote puede decirse llenóse el teatro, y el público aplaudió entusias¬ mado la bonita composición de sabor sollerense que se representaba y á los noveles artistas por la brillante inter¬ pretación que supieron darle. Los aplau¬
sos fueron en nuestro concepto muy
justos, puesto que todos sin distinción
los que en la representación tomaron
parte se esforzaron en quedar bien, y lo
consiguieron de una manera especial la joven Catalina Tomás, que vino de Pal¬ ma expresamente, y los jovenes Gaspar Borrás, Bartolomé Tomás y Bartolomé
Castañer.
Salieron satisfechos los concurrentes
y con deseos de poder aplaudir de nuevo muy en breve á los estudiosos aficiona¬ dos que tan agradable pasatiempo les proporcionaron el domingo.
Transcurrido el tiempo que la ley se¬
ñala y habiendo sido confirmado el fallo
absolutorio á favor de nuestros paisanos
y distinguidos amigos D. Juan Joy, don
José Morell, 1). Lorenzo Mayol, D. Mi¬
guel Arbona y D. Jaime Magrauer, pro¬ nunciado por la Sala de Derecho en el Juicio por Jurados que se celebró en los dias 14 y 15 de Febrero último, quedan

sempeñara el Sr. Joy el de Alcalde tan luego pudiera, no es probable surja difi¬ cultad alguna para dar cumplimiento
ahora á lo tan solemnemente convenido.
For esto nuestra felicitación de hoy al Sr. Joy debe entenderse con el doble concepto de Concejal repuesto y de Al¬ calde elegido, ya que elegido resulta de hecho por el Ayuntamiento, según que¬
da dicho.
Nuestro amigo D. José Mayol (Burdils) recibió días pasados la fatal noticia dei fallecimiento de su hijo José, robus¬ to y agraciado jó ven de unos 25 años de
edad, residente en la isla Puerto-Rico,
que era la esperanza y el consuelo de la
familia.
Y en este pueblo lloran también la pérdida de seres queridos, acaecida du¬ rante la semana actual, otros amigos nuestros, D. Miguel Golf y Morell y don Francisco Forieza y Pomar: la de su hi¬ ja menor, encantadora criatura de siete años de edad, el primero, y la de su an¬ ciana esposa este último.
Consuele Dios en su aflicción á nues¬
tros mencionados amigos y familias respectivas, y sírvales de lenitivo en es¬ tos momentos la cariñosa simpatía de que les ha dado pruebas el pueblo ente¬ ro al acudir á su casa y prodigarles fra¬ ses de dulzura, verdadero bálsamo para
corazones atribulados. Aellas unimos también las nuestras,
y al pedir á Dios descanso eterno para las almas de los finados, pedimos resig¬ nación para los que en este mundo han quedado para llorarles, á los que envia¬ mos nuestro más sentido pésame.
Continua variable el tiempo: frió pol¬ las mañanas y noches y caluroso du¬ rante el día, dias nublados, otros de es¬ plendente sol y los de ayer y hoy á la vez serenos, nublados y lluviosos, por
intérvalos.
Poco movimiento de buques ha habi¬ do en nuestro puerto durante la presen¬ te semana, tan poco que á no haber sido por la entrada y salida del vapor de esta
matrícula «León de Oro» hubiera resul¬
tado nulo.
Dicho buque procedente de Cette y Barcelona fondeó el domingo por la ma¬ ñana, siendo portador de algún pasaje y variada carga. El miércoles á la hora de costumbre volvió á salir para los indica¬
dos puntos, á los cuales sabemos llegó á su debido tiempo sin novedad,habién¬

ráneos mallorquines.
Agradecemos á nuestro antiguo y esti¬ mado amigo el valioso regalo con que nos
ha obsequiado.
CONSEJO DE LA SEMANA
En los hospitales de Paris lia sido adoptado el JLspleno-hierro Saint-Aubin, para combatir las ane¬ mias, las clorosis, las neurastenias y los agotamien¬
tos de fuerzas; este es su mejor medicamento espe¬ cifico. Pídase nn todas las farmacias y droguerías.
CARTA SPORTIVA
Sr. D. Juanito Figueras.
Palma.
Entre los muchos y buenos consejos que en todo tiempo he recibido de usted, recuerdo que un día, en cierto rato de mal humor, y referente á un asunto de sobra manoseado, me decía: «Si yo no voy hacia la montaña, nunca la montaña se viene hacia mí.» Y parodiando estas célebres frases, que en la presente oca¬ sión parecen hechas de molde, digo: «Y si yo no me acordara de vez en cuando de escribir á Vd., de seguro que nunca
se acordaría de enviar cuatro letras ha¬
cia aquí». ¿Y para qué gastar tinta? oigo que dice Vd. en su fuero interno: pues por eso mismo, para hacer gasto,
nada de economías, lio sea que, á seme¬
janza de ciertos personajes de allá lejos, cuya eterna manía es hablar y proponer siempre economías, resultemos á la pos¬ tre como el pobre y esquilmado contri¬ buyente, sin plumas, y cacareando.
Ya se que puedo tener la seguridad de que antes de que transcurran 24 ho¬ ras habrá Vd. dado cumplida respuesta á esta mal pergeñada misiva; que tira
rá cuatro flores al autor ó autores del
extraordinario Sóller y que se guardará muy bien de publicar su franco y leal parecer hasta que se lo pidan. Pues oiga Vd., amigo Juanito, me parece que si no se apresura á enviar pronto esas cuarti¬ llas, seau ó no laudatorias, aunque siem
pre imparciales, me parece, repito, que por esta vez es muy probable se queden sin darles curso, como se quedaráu, muy a pesar mío, ciertas cartas particulares por razones de delicadeza que Vd. mis¬ mo comprenderá.

ficará, Dios mediante, la segunda fiesta de Pentecostés. El primer alto se hará
á las ocho de la mañana, hora del al¬ muerzo, en la cúspide del Puig Mayor, y el descanso en el bosque de Aimallutx ó
Massanella.
Suyo affmo. S. y. amigo
Piñón y Goma..
Sóller, 20 Abril 1900.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 14 de Abril
Bajo la presidencia del Sr. Alcalde, D. Juan Canals, y con asistencia de los concejales Sres. D. Ramón Coll, D. Da¬
mián Riutort, D. Pedro José Santan dreu, D. Damián Calíais, D. Jerónimo
Estades y D. Juan Deyá, celebró el Ayuntamiento, reunido de segunda con¬
vocatoria, la sesión ordinaria de la ante¬
rior semana.
Se dió lectura al acta de la sesión an¬
terior y fué aprobada. Acto seguido dióse lectura á una ins¬
tancia presentada el mismo dia por don Antonio Casasnovas Milgranar en la que pide permiso para hermosear la fachada n.° 2 de la calle de San Bartolomé y la parte del frontis de dicho edificio que linda con la calle de Cocheras y reforzar el macho contiguo á la casa n.° 4, que por derribo de la misma quedó al descu¬ bierto. Se acordó pasara á informe de la
Comisión de Obras.
Habiendo de procedorse á la lectura del dictamen emitido por el Sr. Ingenie¬ ro encargado de la carretera de Palma á este puerto eu la instancia preseutada por D. José Coll y Bisbal, con fecha 16 de Marzo último, salió del salón de se¬ siones el concejal D. Ramón Coll en capí lili talento de lo dispuesto en el artí¬ culo 106 de la ley municipal vigente. Se
concedió al interesado el permiso que
había solicitado, con arreglo al dictamen
de referencia. Volvió á entrar en el salón de sesio¬
nes D. Ramón Coll Bisbal.
Se acordó la enagenación de los sola¬ res números 365, 366 y 367 á favor de D. Juan Marqués Borrás, para la cons¬ trucción de sepulturas, y que se expida

Nacimientos. Varones 4.—Hembras 3.—Total 7.
Matrimonios
Ninguno.
Defunciones Dia 17.—D.a Catalina Muntaner
Pons, de 70 años, viuda, calle del Pastor. Dia 18.—D. Francisco Ferrer Garau,
de 48 años, casada, manzana 59.
Dia 19.—D.a Juana M a Forteza Po¬
mar, de 75 años, casada, calle de la
Luna.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 15. — Do Barcelona, en 10 horas, vapor Leóu de Oro, de 278 ton., cap. don J. Martorel!, con 16 mar., pas. y efectos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Día 18.—Para Cette, vapor León de Oro, de 278 ton. cap. D. G. Mora, con 16 mar., pas. y efectos.
La Junta de Gobierno, en uso de las atribuciones que le confiere el art. 35 de los Estatutos, ha acordado el cobro del 36.° dividendo pasivo, ó sean dos pe¬
setas cincueuta céntimos por acción, que se hará efectivo en el domicilio so¬ cial, sito eu la calle de Buen Año, n.° 6,
durante los dias 15 al 25 del corriente
mes, de diez á doce de la mañana.
Sóller 6 de Abril de 1900.—El Di¬
rector Gerente, F. Crespí Morell.
PRECIOSO DON
La vida es un don precioso y para gozar durante largo tiempo de ella es preciso tener salud y para esto hace falta reanimar el empobrecimiento acci¬ dental ó constitucional de la sangre.
Al indicar como el único medicamento en estos
casos las Pildoras de Blancard, aprobadas por la Academia de Medicina de París, prestamos un ver¬
dadero servicio á nuestros lectores.
Las Pildoras y el Jarabe de Blancard, este más fácil de administrar a los niños, son de una mara¬
villosa eñcacia contra la Anemia, Escrófulas, Épo¬
cas difíciles, Sífilis, etc., etc., en una palabra, con¬ tra todas las afecciones debidas á una sangre pobre ó vipiada.
Rechazad toda imitación y no aceptad más que los francos que lleven el nombre Blancard, las se¬ ñas 40, rué de Bonaparte, PARIS, y el sello de garantía de la Unió de Fabricantes.
<roc,<a/g/«Xirao——

99
do digLlámente representadas, aunque, por igno¬ rancia, apatía y algo de lepra política, han bri¬ llado por su ausencia muchos industriales que
debíau formar coro eu el certamea del trabajo y

LA EXPOSICIÓN BALEAR DE SÓLLER
escaparate con sns zapatos de lina pieza. Sus compañeros de oficio, D. Felipe Araque, D. An¬
tonio. Martínez Cáuaves y I). Ramón Casasnovas, son notabilidades en el arte y no es extraño que

POR D.

RULLAN PBRO.

Las Hermanas de la Caridad y las Hermanas Escolápias, con sus ornamentos sagrados: una casulla y un pendón, las primeras, y con igua¬ les trabajos, las .segundas, han demostrado su

de la inteligencia.

sus escaparates rebosen en riqueza, perfección y

habilidad en el bordado en todas sus manifesta¬

Tejidos.—A excepción de D. José Terrasa Cᬠtalo., cuya artística instalación ostenta centena¬

arte. Nuestros fabricantes de calzado, al parecer,
han logrado realizar todo género de caprichos;

ciones. D.a Buenaventura Frontera, D.a María Colom y «La Azucena», por su tohalla de co¬

res de muestras de rica tela elaborada en su

pues el Sr. Casasnovas presenta, además de to¬

munión, la primera, un cuadro bordado de sedas

fábrica de telares mecánicos, de Palma, todos

dos los perfeccionamientos conocidos un zapato'

la segunda y su fioleta de nipis la tercera, for¬

los expositores, son compatricios. El arco de triun¬ fo formado con piezas de coto nina, colonet, de La

rompe-cabezas. Tenería.—La instalación del ya citado D. Ra¬

man coro con los mencionados establecimientos. Como son tantas las señoritas que merecen

Solidez-, advierte á los visitantes que sus telas

món Casasnovas, ostentando, además de sus za¬

puesto distinguido en esta revista, por sus finas

no tienen superior y sou buscadas en toda espa¬

patos, los productos de su tenería, semeja un

y artísticas labores que con justicia han llama¬

da, D. Damián Enseñat, D. Andrés Albertí y

altar dedicado á la industria del curtido. Sus

do la atención del Jurado, nos limitaremos á

D. José Morell é hijo, Sres. Pizá, Forteza

vitrinas, formando tríptico con la exposición de

continuar sus nombres con expresión de su la¬

y 0.a. D. Sebastián Pizá y Castañer y D. Pedro
Antonio Rulláu, honran al pueblo de Sóller con

más de trece variedades de curtido, en sn centro,
le dan un aspecto severo é imponente, de cuyo

bor, porque nos haríamos interminables si hu¬ biésemos de examinar, una por una, tanta obra

sus tejidos mecánicos de algodón. Elogiar á uno
seria ofender á todos, porque todos son merece¬

centro como que salga la voz: Querer es poder. Adosados á la mesa se ven los elementos ó pri¬

de arte. Ni expresaremos el premio obtenido, por ser ya conocido el veredicto del Jurado y

dores de aplauso, por la perfección que dan á
sus manufacturas. Don Pedro A. Rullán, empe¬

meras materias, mirto y corteza de encina y de
pino, en rama y en polvo, de que se vale para

habernos propuesto desde el principio no inmis¬
cuirnos en sus actos.

ro merece una excepción que no ha de molestar á sus compañeros, porque se dedica á la elabo¬

sus elaboraciones. Nótanse también algunos bo¬ tes de conserva, tomates y pimientos, de su pro¬

D.a Carmen Gómez Gaburcio, pañuelos borda¬ dos.—D.a María Colom Casasnovas, un almoha¬

ración de otro género de telas, de lino y algo¬

piedad .AIconassar, como muestra de sus explota¬

dón.—D.a Antonia Solivellas Vicens, otro idem.

dón, que le acreditan de fabricante artístico, por

ciones agrícolas. La biografía del señor Casas-

—D.a María Mayol, un cuadro bordado.—Doña

la perfección que da á la gran variedad de teji¬

novas merece una página distinguida en la

Francisca Rullán, un juego bordado para mesa.

dos que salen de su establecimiento.

Historia de Sóller.

—D.a María Casasnovas, un cuadro bordado.—

Calzado.—Lo mismo que hemos dicho del ramo

Bordados y encajes.—La vitrina do D. Benigno

D.a María Quintana, fundas bordadas.—D.a Mar¬

de tejidos hemos de afirmar en el de calzado.

Palos ostenta un rico surtido de ropa blanca,

garita Vicens, idem.—D.a Ana Muntaner, sába¬

La vitrina de D. Antonio Vidal Llabres, de Pal¬

encajes y bordados, que no tienen superior, como

nas y fundas idem.—D.a María Arbona, un cua¬

ma, ostenta un rico surtido de zapatos que des¬

que están ejecutados por manos consagradas ex¬

dro bordado.—D.a Esperanza Ozonas, una toballa

lumhra por su riqueza eu bordados y adornos,

clusivamente á este genero de trabajos, que no

de comunión bordada.—D.a María Vicens, un

arte en el corte y habilidad en la confección de

solí todavía los mejores que salieron del estable¬

cuadro de cabellos.—D.a Francisca Ozonas, un

zapatos sin costuras. La modesta instalación de
D. Antonio Ferrer, de Sóller, vale por un rico

cimiento, tan hábil es el personal de que dis¬
pone.

cuadro bordado.—D.a Antonia Colom, una toba¬ lla de comunión.—D.a Bárbara Soler, una al-

4

SOLL8K

PUBLICACIONES RECIBIDAS do lanar (continuación). Sociedades coo
perativas. La raza Durham. Fecun¬

DURANTE LA PBESENTE SEMANA

dación de las yeguas. El laben. Mar¬

eados de ganados.—Lanas: El aceite de

acetona y la limpieza de la Lana. Mer¬

El Progreso Agrícola y Pecuario. = cados extranjeros de lanas.=6Ta¿a y pes¬
L umareo del n.° 186.—Las plagas del ca: La pesca furtiva del saimón. Cer¬

campo-. Nuestra información: El gorrión. tamen internacional del tiro de pichón.

—Agricultura: Notas. El cultivo del —Cuentos agrícolas: Por coger un nido.

tabaco en España. De la fertilización —Avicultura: La difteria de las gallinas

de las tierras (continuación). El cultivo y la difteria del hombre.—Bravura de

del tabaco en Italia. Cultura y práctica una cabra.=Sección de consultas: Para

agrícola. El Parlamento y los agricul¬ librar de hormigas los frutales. El abor¬

tores; El Ministerio de Agricultura.— to en la vaca. Sobre construcción de

Certificados de origen de los cereales.— bodegas. =Flores y plantas: Cosas anti¬

Circulación de plantas. Los cereales guas (continuación). La industria azu¬ americanos. Las enfermedades del tri- carera en Alemania. Correspondencia

\_go: Manera de prevenirlas ó de comba¬ de la Librería y de El Progreso Agrícola

tirlas (continuación). Variedades de pa¬ y Pecuario. Anuncios.

tatas. D. Manuel Madueño. Cosechas

Se suscribe en Madrid, calle de Se¬

y mercados de cereales.— Uvas y vinos: rrano n.° 14.

Comercio de vinos en Francia. La cues¬

*

tión de alcoholes. Transporte de alco¬

**

holes. Transporte de alcoholes. El co¬ Mallorca.—Sumario del n.o 51:=Uni-

mercio de vino con Alemania. El alco¬ dad de la patria, por D. Guillermo Rei-

hol en Franela y Alemania. Mercados nés.=Proyectos homilétieos: Domingo

de vinos y alcoholes.=Enología teórico- vigésimo cuarto después de Pentecostés,

práctica: El mosto.=Aceitunas y aceites: por A. D.=Memoria histórica del Poblé Mercados de aceites.^Ganadería: Gana¬ de Son Servera (continuación), por D. Mi¬

guel Gayá y Bauzá, Pbro.=La roca ma¬ rina (traducción), por D. José María Tous y Maroto.=Las Rosas de Dorotea, (continuación), por ***=Hoinenaje uni¬ versal á la Sagrada Familia.^^Miscelá¬
nea.
Se suscribe en Palma, calle de Palacio,
número 81.
*
Zs Pagés Mallorquí. — Sumario del
n.° 24:=La instrucción como factor de
la producción agrícola del país. El al¬ garrobo en Mallorca. Progresos de su cultivo. II. Importancia de la dosifica¬
ción del carbonato de cal en las tierras.
—El romero y sus propiedades. Prepa¬ ración y conservación de aceitunas.—El ricino para matar las moscas. Apicul¬ tura. ¿Adónde van los enjambres? Bene¬ ficios de las abejas inadvertidos. Gana¬ dería. Nociones relativas á la reproduc¬
ción de animales domésticos. Folk-lore
balear. Tradicion9 populara mallorquines. Com es que ses serres entrescades serren millor. Variedades. La planta de la muerte. Vino y aguardiente de moras. —La raua y el sapo, protectores de la agricultura. Propiedades del cafó.— Veneno para los ratones.

Punts de susoripeió: á Palma, á ses principáis llibreríes. A Manacor, á s‘ im¬ prenta d* en B. Frau, A Felanitx, á s’ im
prenta d’ en B. Reus. A Lluehmayor, carrer del Convent, 27.
*
**
Boletín de la Sociedad Arqueológica
Luliaaa.—Sumario del mes de Marzo.—
I. Folk-Lore Balear. Tradicions popu¬
la»*» mallorquines, per D. Antouio María Alcover, Pre. II. Fiestas de toros en Palma en el siglo XVIII, por D. Enri¬ que Fajarnés. III. Gastos para los en¬ tremeses de una festividad del Corpus— 1442—por D. Eusebio Pascual. IV. In¬ dice y copia de algunos documentos del Registo núm. 248, existente en el Archi¬ vo de la Corona de Aragón, por D. An¬ tonio Elias de Molins. Y. Oposición de los Jurados á la franquicia de los Santiaguistas (1511), por D. Pedro A. San¬ cho. VI. El comercio de trapos y la salud pública en Palma, á principios de este siglo (1804), por D. Enrique ICajarnés. VII. Anuario bibliográfico de Ma¬ llorca—1898, (continuación), por D. Pe¬ dro Sampol y Ripoll. VIII. Notes d’ un
llibre de 1’ obre del Castell de 1’ Almn-

dayna corresponent al any 1309, por Ü. Estanislao Aguiló. IX. Curiosida¬ des históiicas, CCXV á OCX VI, por D. E. Fajarnés. X. Noticias.
Se suscribe en la tipografía de Feli¬ pe Guasp, calle de Morey, 6, Palma.
* **
Revista áel Instituto Agrioola Cata¬
lán de San Isidro.—Sumario del Cua¬
derno 3.o de este año: Sección doctrinal:
Memoria leida en la sesión ordinaria do
17 de Enero de 19C0.Ultimas teorías so¬
bre la formación del granizo, por Teodo¬
ro Creus. La usura en el campo, por
Rafael Puig Valis. Estudio de algunos procedimientos para ensayar la cera de abejas, por el Dr. Casimiro Brugués.— El crédito agrícola, por G. de Boíaderes.
—Crónica mensual: Estación Enotécnica
de España en Cette. Sección comercial:
Precios medios de los principales artícu¬ los de producción peninsular y extran¬ jera.
Se suscribe en Barcelona, calle de la Puertaferrisa, 21, principal.

RED METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE BARCELONA.—1.- quincena de Abril.

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RULLAN PBRO.—CALLE DE SAN PEDRO.

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

s)53 BA ROIIETJ10

m

VIE NTO

fica-

DIAS. laüm larde Can u

Dire,:c¡«[ Fuerza
n.

s

Bar. Ter. Bar. Ter. Una Tdc. * Tde. tina Tde Moa Tdc

!

1 760 14 759 15 6 4 2 756 15 755 13 2 4 3 759 13 759 13 4 0 4 759 16 758 14 6 6 5 756 14 756 14 6 10 i 6 755 13 751 13 10 4 < 7 755 14 759 15 6 8 : 8 760 14 752 17 9 4 9 755 13 754 17 6 4 10 756 14 756 14 6 4 11 755 15 762 15 6 2 12 756 14 762 14 2 2 13 763 14 764 15 2 0 : 14 760 15 764 15 0 0 ; 766 16 764 14 0 0

c. c. — 0. 0

c. c. — s. 0

c. 0. — E. 0

N. N. e. OE 4

N. N. — — 0

N. C. N. 0. 2

N. N. — N. 0

N. C. N. 2 —

N. C. — E. 0

N. c — 0 —

C.

c. —

—

0

c. c. — 0 —

c. 0. — — 0

0. 0. — — 0

0. 0. — N. 0

2 2’0 2 4 2 0 1 10’0 2 0’5 0 2 0 0 0 0 0 2

i;

TEm ATÜÍ1

j£

4É

A ia

o Al sol. son lira

PS mu) íjlfU)
Manana Ta rde

Obserraciones

Seco 3ldx Mn Hdx Miti Hum. Seco üóm.

3*4 25 7 15 5 120 10*0 1*2’4 9*8 35 25 5 17 7 15*0 10’8 14’4 110 3*5 25 5 16 6 14'0 10*4 13*8 10'4 2*7 25 7 16 9 15’0 12*0 15*6 12*0 1*7 25 6 18 8 15'*2 12’8 14*4 1*2’4 10 25 8 15 9 10*4 8*6 13*4 104
4-6 25 9 15 11 15*4 1*20 16’8 11*0 5*0 26 8 15 9 12*0 9’4 138 10*8 20 25 7 14 9 13*0 10*0 13*8 10*4 2-8 25 6 18 9 14*4 114 11’6 iro 4 5 25 7 22 10 18'8 140 170 14’0 80 26 10 23 12 21'4 16’4 175 15’4 io-o 26 11 24 10 20'8 16*0 19’4 15*0 11*0 28 15 25 10 22*0 160 230 16’0 8-0 27 14 24 9 *22’0 1 16*0 20'0 16*0

TERMÓMETROS. MAÑANA TARDE

VIENTO

Atmósfera PIyío.

O

u

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

o

Dias. Man \\n. Máxi¬ Míni¬

ma.

ma.

Tarde.

metro Baró¬ metro Baró¬

del

metro del

metro

Baró¬

Baró¬

Máxi- i Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬

¡ ma.

ma. Grados metros Grados metros

Dire cción

metro. n.° de vueltas

Moa.

durante
r las ‘24 horas.

M.a

Tarde Milis

i
£

1 13*0 5*0 15*0 8*0 12-0 756*0 13*0 756*0 NO. NO. 12.791 Ll. D. 2 16*0 60 12*0 10*0 13*0 751*0 14*0 751*0 NE. NE. 10.811 D. D. 3 17-0 8*0 16*0 11‘0 130 756*0 13*0 756*0 SO. SO. 10.149 D. 1).
4 16*0 7-0 18*0 130 14-0 756*0 15*0 752*0 SO. SO. 21 414 D. D. 5 180 11*0 17*0 12*0 150 751*0 14*0 750*0 SO. SO. 18.791 D. D. 6 180 7*0 15*0 9-0 13*0 755*0 14*0 754*0 NO. NO. 17.019 Ll. D. 7 160 90 18-0 12-0 140 750*0 15*0 747*0 SO. SO. 16.909 D. D. 8 18-0 90 17*0 11‘0 13*0 766*0 13*0 746*0 NO. NO. 24.191 D. D. 9 17*0 90 17*0 10*0 13*0 750*0 14*0 750*0 NO. NO. 15.704 D. D. 10 170 10*0 20-0 12*0 13-0 752*0 14*0 752*0 O. O. 7.141 D. D. 11 20-0 10*0 21*0 120 130 758*0 15*0 759*0 O. O. 3.494 D. D. 12 220 10*0 220 16-0 17*0 759*0 18-0 760*0 SO. SO. 10.141 D. D. 13 220 12*0 220 160 170 763 0 17*0 763*0 O. O. 4.191 D. D. 14 22*0 130 220 17*0 17-0 762 0 17*0 762*0 O. O. 9.494 D. D. 15 220 110 21 0 160 18-0 762*0 18*0 762*0 N. N. 4.141 D. D.

5 3‘0 40 4*1 4*0 4*0
6 3*0 4*0 3*4 3*0 4*0 5*0 5*7 4*0 5*0 5*0

Observaciones

NOTA.—El barómetro se halla, en Sóller, á 52‘53 metros, y en «La Punta Gros«a>, á 101*620 metros, «obre el nivel del mar. Las hor*3 de observación, ¿ las 9 da la mañana y á las 3 de la tarde.—En la casilla de la fuerza de los vientos, el 0 indica calma, las hojas
están inmóviles: 1, débil, mueve ligeramente las hojas: 2, moderado, agita las hojas y pequeñas ramas: 3, bastante fuerte, agita las ramas gruesas de los árboles: 4, fuerte, dobla las ramas gruesas y los troncos de pequeño diámetro: 6, violento, sacude violentamente loa árboles, rompe las pequeñas ramas: 6, huracán, derriba tejados y chimeneas, arranca los árboles.—La cantidad de las nubes se exprega en décimas de cielo cubierto, hasta 10 que significa cubierto. La clasificación por 0 que significa Cirros; K Cúmulos, S, Stratos; N.
.‘Nimbos; CK, Cirrocúniulos.

Loa obsbcIos qne se inserten en esta sección pagvrán- Hasta tres inLerdeces á razón de 0'05 pesetas la linea; basta (luco inserciones á
razón de 0'03 pesetas, y de cinco en adelante á raz-m de 0'02 pesetas. B1 valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere 11 número de lineas
ie qne se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagaran: Del ancho do una columna 1'50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘06 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la linea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
I.oe au«ci-tptore« disfrutaran una rebaja de un 86 pe» «lento

CORRESPONDIENTE AL 30 DE MARZO ÚLTIMO
Se vende en la tienda de articulos de escritorio «LA SINCERIDAD», San Bartolomé, 17, y en el «CENTRO DE SUSCRIP¬
CIONES Y ENCARGOS», Plaza de la Constitución, 32.—SÓLLER.

LA SINCERIDAD

Establecimiento comercial é industrial de J. Marqués Arbona CONTRA EL DENGUE

San Bartolomé,-17,-SÓULER

DESPUÉS DE COMEE

LADRILLOS HIDRÁULICOS, RAMAS,
HUMOS, FREGADEROS F DI CUSI I FUS III GRANITO Mili
DE LA CASA

SECCIÓN PRIMERA.—IMPRENTA Y TALLER DE ENCUADERNACIONES

una copa de Benedetto.

ESCOFJET, TEJERA Y CV de BARCELONA

Se hacen toda clase de impresiones á una ó varias tintas: Acciones para sociedades, títulos nominativos y al portador, láminas de emisión de valores, bonos y demás traba¬
jos de esta índole, tarjetas de visita, esquelas mortuorias, talones, membretes, facturas,
programas, carteles, circulares, estados de todas clases, invitaciones, etc., etc., etc.; y encua¬ dernaciones económicas y de lujo.

DE VENTA
En casa de D. Agustín Pomar
Plaza de la Constitución n.° 11-Sóller.

Único representante en Sóller: Miguel Colom, ca¬
lle del Mar.

SECCION SEGUNDA.—PAPELERIA, LIBRERIA Y ARTÍCULOS DE ESCRITORIO
Véndese en la tienda de esta sección: resmillería y sobres de todas clases desde los más eco¬ nómicos á los de más lujo, papeles de hilo y de algodón en blanco y rayados, papel de embalaje cortado y taladrado para la confección de.cajones de higos, y de seda para la de cajas de na¬ ranjas, de limones y de mandarinas, libritos de fumar de infinidad de marcas, naipes, estampas y cromos, tarjetas de lujo y sorpresas para felicitaciones, libros en blanco y rayados, cuadernos y libretas de todos tamaños y precios, libros de texto y menaje para las escuelas de niños y de niñas de este pueblo, tinta negra y de colores, en botellas, para escribir y para sellar, efectos variados para escritorios y oficinas, coronas, flores artificiales y objetos para hacerlas, sacos y cinturones de piel para señoritas, carteras para niños, etc., etc.

LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL CERBERA y PORT-BOÜ (Frontera franco-española)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito

II lefensof de loe Contribuyentes RÍITI HIISMi « tllWSMIM 11BI1
Precio de suscripción en España, con opción á la consulta gratuita, trimestre 2 ptas. Se suscribe en todas las librerías de España y corresponsales de la casa

SASTRE
TEMPORADA DE CUARESMA
Recibidos con notable abundan¬
cia los géneros negros, queda abier¬ ta la venta á precios
SINGULARMENTE BARATOS. Rico surtido en lanas alta no¬
vedad, para Señora. Especialidad eu trajes niños para
Primera Comunión.
PRONTITUD, ELEGANCIA y ECONOMÍA
LUNA,-10,-SÓLLER

NICOLÁS TICOOLAT
Cirujano - Rentista

Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranias, frutas frescas y pescados.
FOTOGRAFÍA M J. TM1I0L

Esta Revista es órgano del BUFETE ADMINISTRATIVO domici¬
liado en Palma, calle del Borne, núm. 10.

Sucursales en Madrid y provincias.

( Centeo de Suscripciones y
En Sóller: Uhucióí’nú'm.^6 la Cons*

Buen Año, 4, piso 2.°—SOLLER

Dentaduras completas, desde 16
duros.

SBC0RSAL DE LA FOTOGRAFÍA MALLORQÜIHA

[OJO, AGRICULTORES!

Dientes, desde 4 pesetas, ase¬
ni abono ningún gurando dichas piezas para la mas¬ acreditada probar de la ticación y pronunciación.

DE PALMA
Retratos de todas clases y tamaños;
reproducciones de retrato* pequeños al

No comprar
antes los

guano tan

químico sin
marca

Orificaciones, empastes y estrac- tamaño natural, retratos al óleo, al plati¬

ciones sin dolor.
Pelaires, n.° 102.—PALMA.

no, en color y sobre porcelana; vistas de todos los puntos m¿s pintorescos de Ma¬ llorca, y toda clase de trabajos fotográ¬

CAMPANA

Depósito Sóller: M. SEGUÍ Desea venderse ficos. Todo en dase superior. Los gru¬ BQa pos pueden hacerse á domicilio.

mesa escritorio, grande, d© caoba,

Se retrata el primer domingo, aunque
esté nublado.

tolomé,

2.

en

Y C.a, San Bar¬

con pupitres.

FOTOGRAFIA:

Darán razón en esta imprenta,

,
BAJEN AÑO 4, PISO 2.»-SOLLER

SQLLE&.—Imp. de «La Sinceridad»