AfíO XV.~2.a EPOCA.--NUM. 673
AfíO XV.~2.a EPOCA.--NUM. 673

SÁBADO 24 DE FEBRERO DE I9(tó

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Sóllbr: Administración.

„„

x

Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.)

Antillas: D. Guillermo Marqués—Calle de Pizarro Arecibo (Pto.-Rico.)

Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

MBADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCION Y ADMINISTRACION:

luán Marqués 7 Arbona.

$ Calis ds San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: Ó50 pesetas al mes. \\
Francia- 0’75 francos id. id. (PAGO ADELANTADO
América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—0’10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesétas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria
LAS CEREZAS
Cierto día de fiesta del mes de Junio,
á los postres de una comida de aldea, de lasque se prolongan y degeneran en
sobremesas interminables, tuve ocasión de hacer una de esas observaciones, de¬ trás de las cuales suele vislumbrarse oculta una novela íntima ó latir el asunto de un drama. Hallábase sentado frente á mi el párroco de Gondar, y co¬ mo le daba de lleno en el rostro la luz de la ventana, luz que se abría paso en¬ tre las ramas de los rosales, ya sin flor,
pude notar que se inmutaba y se le cu¬
brían de amarillez las siempre coloradas
mejillas, al servirle el criado un frutero
de cristal donde se apiñaban, negrean¬
do de tan maduras, las últimas cerezas. Lo demudado de la cara, el movi¬
miento nervioso de la mano crispada al rechazar el frutero, eran inequívocos, y
no podían proceder únicamente de re¬ pugnancia de su paladar á la sabrosa fruta; delataban algo más: una especie de horror, que sólo originan muy hon¬
das causas morales. Apunté la observa¬
ción, y resolví salir cuánto antes de la curiosidad. Una hora después, charlaba
confidencialmente con el párroco, reco¬ rriendo la larga calle de castaños que rodea como un cinturón de sueltos ca¬
bos flotantes el soto.
Antes de resumir el relato del cura,
debo decir que nuestro clero rural tiene en él un representante muy típico. Sen¬ cillo, encogido y hasta rudo en sus ma¬ neras; nada gazmoño, según se demos¬
trará en esta historia; más hombre que
eclesiástico, y más aldeano que burgués; más positivo que idealista, y asaz inco¬ rrecto en esas exterioridades que el clero
de otras naciones tanto cultiva y estu¬
dia, el párroco de Gondar—como mu¬
chos curas de aldeas en España—conser¬ va en su corazón, sin hacer de ello pizca de alarde, un convencimiento del deber,
que en momentos críticos y en casos ex¬ tremos puede convertirle en héroe y en mártir. Del pueblo y en su origen, tie¬ nen las condiciones y también las vir¬ tudes del pueblo.
—Ya me da rabia—decíame el párro¬ co bajando los ojos y frunciendo las ce¬ jas—que se note tanto la impresión que la vista de las cerezas me produce. ¡Hay que vencerse, caramba! Y ó poco he de poder, ó llegaré á comerme sin escrúpupulo una libra de esas cerezas de pate¬ ta... que, si me descuido, me cuestan el
alma ó la vida.

—¿El alma... ó la vida nada menos?— repetí con sorpresa é interés.
—Nada menos. ¿Qué tiene de extraño? ¿No perdió Esaú por un plato de lente¬ jas su derecho de primogenitura y el porvenir de toda su casta? Pues las ce¬ rezas aún saben mejor que las lentejas, que solo para dar flato sirven.
—Conformes en la superioridad de la cereza comparada á la lenteja.
Y viéndome que esperaba atentamen¬ te la historia, el párroco tomó la ampo¬ lleta muy gustoso:
—«Ha de saber usted que allá, hará unos siete años, no estaba yo en la me¬ jor armonía con el coadjutor de mi pa¬ rroquia... No soy el único cura á quien esto le sucede, y siempre ha de haber
rencillas en el mundo, mientras les
hombres no se vuelvan ángeles... Al de¬ cir que no estaba en la mejor armonía, debí decir que estábamos propiamente como el gato y el perro... No quiero ha¬ cer mi apología; pero á la verdad, él te¬ nía la culpa, él era más artero y más zorro que yo... y supo maquinar una conjuración tan hábil, que puso en con¬ tra mía á todos los feligreses, tanto, que tuve soplo de que no debía salir de no¬ che, porque era fácil que detrás de un vallado me soltasen ¡pum! uu tiro. Tam¬ bién me avisaron de que algún día me matarían á palos, fingiendo una de esas riñas que se arman entre borrachos en las fiestas. El granuja hizo correr la voz deque yo había jurado dejar sin misa á la gente el día más solemne, y con éstas y otras infinitas artimañas, que sería muy largo contar, logró aislarme y colocar¬
me en situación muy penosa para un
cura.
»Cada cual tiene su defecto; yo soy
algo terco y muy soberbio: por eso des¬
deñé de refutar las calumnias de mi
enemigo, y fui consintiendo que se les diese crédito, y hasta por tema y fan¬
farronería—era uno entonces más mu¬
chacho que ahora y corría la sangre más caliente y más alborotada—me de¬ jé decir que sí, que dejaría sin misa á la parroquia cuando se me antojase, y á ver si había hombre para pedir¬
me cuentas de eso ni de cosa nin¬
guna. Por aquí vino el daño que pu¬ do suceder... por aquí y por las cerezas
malditas.
»El día del Sacramento, los mozos de
la aldea dispusieron costear una fun¬ ción con una misa, y para darme en la cara quisieron que se celebrase en la iglesia del anejo. Yo tenía que asistir, claro es, y concluida mi misa mayor
monté á caballo sin volver á la rectoral,
porque en el anejo me esperaría, según costumbre, la parva ó desayuno. Al lle¬

gar cerca de la iglesia, noté que estaba la gente toda en remolino, y que ai ver¬ me, los mozos prorrumpían en gritos y amenazas y levantaban las varas, bisarmas y palos como para herirme. No me asusté: pasé entre ellos, y apeándome á la puerta de la sacristía, entré. Allí no ha¬ bía nadie; sin duda andaban por la igle¬ sia disponiendo la función. Sobre los ca¬ jones en que se guardan los ornamentos vi un pañuelo desatado y lleno de cere¬ zas hermosísimas. Yo venía acalorado; el gaznate se me resecaba del polvo y también del berrinche; las cerezas con¬ vidaban, de tan frescas y tan maduras... Alargué la mano y me comí tres de un gajo sólo. Apenas las había tragado, apareció en la puerta interior mi ene¬ migo, corno si saliese de debajo de tie¬ rra; y sin mirarme, medio escondiendo la cara, me dijo—parece que le oigo aquella voz tan falsa y tan sorda:—«Ahí
viene el sacristán... Puede revestirse pa¬
ra misar, que todo está ya preparado...» »¡Revestirme! Vamos, en el primer
momento me quedé hecho un santo de piedra. Vi que había caído en la trampa y sólo tuve ánimos para preguntar asi,
todo tartamudo:
«—¡Misar! ¡Pero si esta la dice usted... «—Y- el gran embustero, muy sereno:— «Estuve enfermo de cólico por la maña¬ na y tuve que tomar medicinas... Ya le mandé allá recado de que hoy doblaba usted.»—«¿Recado? Ningún recado se
ha recibido.»—«Pues fué allá el Cuco
bien temprano.»—Yo sabía que el tal Cuco era el paniaguado y el compinche de mi enemigo, y no necesité más para comprender la asechanza. «—Pues no llegó—grité ya atufado y muy sobre mí —«Pues no importa—contestó el bribón (Dios me perdone)—porque usted ven¬
drá en ayunas.» »Mire usted, el tantarantán de furia
que me entró al oir esto, parecía un ataque de alferecía: los dientes míos so¬
naban como castañuelas. Me habían ca¬
zado lo mismo que una liebre. ¡Cogido, cogido! No me cabía duda; detrás de la puerta me atisbaba mi enemigo, y así que me vió comer las tres cerezas, apa¬ reció seguro ya de atraparme.
«Bien combinado: ó mi vida que me
la quitarían á palos los mozos—se les oía jurar y maldecir y bramar detrás de la puerta—ó mi alma, que iba á matar cometiendo un sacrilegio horrible... Aquí no valen bravatas: la verdad pura: yo titubeaba: el sudor me corría en go¬ tas por la frente abajo, y era frío, frío, lo mismo que el hielo: la vista se me turbaba, y el corazón se me encogía co¬ mo si lo apretasen poco á poco en una prensa de hierro... Aquello no sé si duró

un segundo ó diez minutos; porque hay ocasiones en que el tiempo no se calcu¬ la. «Usted está en ayunas», repetía el malvado para tentarme... Pero, ¡qué pa¬ teta! Una cosa es ser pecador é imperfectísimo, y otra que, cuando se trata del cuerpo y de la sangre de Nuestro
Señor Jesucristo, no le tiemblen á uno
las carnes de respeto... Me acordé de lo que es la Misa... cesé de sudar, se me aclararon los ojos, se me puso expedita la lengua, y descarándome con mi ene¬ migo, le dije así... no sé de qué mane¬ ra... creo que con una especie de alegría y de afán de padecer.
—No estoy en ayunas, no... He comi¬ do tres cerezas de las que usted puso ahí... ¡Si tiene usted conciencia, hará que no me rompan el alma, y si no... ya sé que me espera la misericordia de Dios, porque no he querido hacerme reo de su cuerpo sacratísimo!
»Que vengan, que me trituren... ¡Hay otra vida, y en ella le aguardo!
»No sé si fueron estas mismas las pa-
palabras, ni sabría ahora pronunciarlas como en aquel trance; lo cierto es que el hombre se me quedó asi, parado, so¬ brecogido... Su cara cambió de expre¬ sión y para mí le entró el mismo sudor que acababa de quitárseme, y le casta¬
ñetearon también los dientes... hasta
que, en un arrebato, se me echa de ro¬ dillas y me dice:
—Absuélvame, reconcilíeme, que voy á misar... Fué verdad lo del cólico, pero no lo de las medicinas... Yo si que estoy en ayunas...
»Le absolví, dijo su misa... ayudé á la función... y tan campantes. Sólo que, cuando veo una cereza, se me aprieta la garganta, como si aún estuviésemos en la sacristía y se oyesen tras la puerta los reniegos de los que querían escabechar¬
me...
—¿Y no fué usted, desde ese día, ami¬ go del coadjutor?—pregunté con emo¬
ción y gozo.
—¡Sí, amigos! Al llegar las elecciones ya me preparó siete emboscadas diarias. Sólo estuvimos en paz aquel minuto, que se colocó entre nosotros Cristo Nues¬
tro Señor...
Emilia Pardo Bazán.
Sección Científica
LOS MICROBIOS ÚTILES
El nombre solo de microbios basta
para poner los pelos de punta, y enco¬ ger el corazón á muchas personas timo-

ratas. Tras el nombre de microbios, ved el de bacillus, bacterios, y como conse¬ cuencia, la dolencia incurable, la enfer¬ medad de peligro, la muerte cierta.
Pero todas estas preocupaciones hay que destruirlas, hay que convencer á las gentes que hay bacillus buenos y útiles* que hay microbios amigos nuestros qué nos ayudan á la vida y á la digestión.
* **
Sabido es que la fermentación de los alimentos en general, y su trasforma¬ ción en líquidos se verifica merced á la presencia de microbios, que multipli¬ cándose rápidamente producen la tras¬
formación de las sustancias.
Estos microbios de tamaño microscó¬
pico y naturaleza simplísima se encuen¬ tran en el agua, en la leche, en el vino, en la cáscara y la parte interna de las frutas, y en la masa de las carnes.
Examinadas con un microscopio, ncf existe líquido ni sustancia animal ni vegetal libre de la necesidad de micro¬ bios, bacterios y bacillus, que reciberf distintos nombres, más por el medio erí que viven, que por las diferencias sus¬
tanciales entre sí.
Los microbios dañinos que se conser¬
van y cultivan en los laboratorios, yá en placas de gelatina, ya en clara dé huevo, ya en pasta de patatas cocidas;
encuentran en estas sustancias las con¬
diciones necesarias para su desarrolló y procreación; y del mismo modo los mi¬ crobios útiles en la saliva, en lá bilis; en los jugos gástricos, su medio dé desarrollarse y de ponerse en condicio¬ nes para por su mediación se produzcan! en el estómago de los hombres y los animales las trasformaciones químicas necesarias á la digestión primero; y á la asimilación después, de las sustancias
alimenticias.
Esta asimilación se produce convir¬ tiendo en liquido los alimentos sólidos,y pasando estos á través del tubo diges¬
tivo á unirse á la sangre.
* # :i¡
Cuando el hombre, los animales y los vegetales mueren se produce la putre¬ facción de todas las sustancias orgáni¬ cas. La putrefacción hace que las orgᬠnicas complejas, se simplifiquen, ó sean campo donde los microbios se desarro¬ llan y se multiplican, trasformando 10 complejo en sencillo, y dando las facili¬ dades para la formación de nuevos seres.
Con esto queda demostrado una ve# más que la muerte es el principio de la
vida.
Si por un fenómeno inexplicable sé suspendiese la descomposición de loé organismos animales y vegetales,- la vi-

(2i) FOiiiiETíar
UNA HERENCIA
a acompañarle hasta la nueva habita¬ ción de la jóven viuda.
Y — ¿qué motiva esta mudanza? pre¬ guntó el vizconde en mal español.
—D.aRosario, dijo el procurador, es una mujer como hay pocas, y no me atreve¬
ría á encontrar otra. Al volver de Fran¬
cia. tres días después, me llamó: estaba leyendo una carta que había recibido de
su sobrino, y lloraba; parecía estar muy
trastornada.
—D. Pablo, me dijo, desde ahora no es V. mi procurador, sino el de mi sobrino Carlos Varner; los bienes que me legó mi difunto esposo no son míos, ni los quiero tampoco, excepto los ahorros hechos durante su vida y la mía; V. sa¬ be á cuanto ascienden, pues V. lo guar¬
da todo.
—Poca cosa es para V., le dije. Su dote son seis mil duros y los ahorros y
esponsalicio subirán unos diez mil más. Total diez y seis mil duros, pues V. sa¬ be que al Sr. Varner. que esté en glo¬ ria, le gustaba tratarse como un caba¬
llero.
—Me basta, dijo, para mis necesida¬

des. Romperé con mis antiguas relacio¬ nes, suprimiré el lujo, y dicho y hecho. Dos días después alquilaba un piso en la calle de los Baños viejos. Nannete, su fiel camarera la siguió. Pedro, el an¬ tiguo criado, se retiró con una sobri¬ na suya, casada, que está en buena po¬ sición, y él tiene además algunos cuartejos ahorrados, y lié aquí á la señora
instalada allí sola con su criada, en una
de las casas más tristes de Barcelona,
viviendo con extrema modestia la que antes fuera una de nuestras damas más
elegantes y más bonitas. El vizconde no acertaba á comprender tanta abnega¬ ción, y mucho más cuando atravesando la ciudad después de pararse mirando
el bellísimo frontis de Santa María del
Mar que Franz, á fuer de aficionado al arte, apreció en lo que valía, y atrave¬
sando la sombría calle de Sombrereros
se metió en la más lóbrego, más angos¬ ta y tortuosa de los Baños viejos.
¿Qué parisién tiene una idea de estos callejones de nuestras antiguas ciuda¬ des, cuyas casas altas y negras dejan
sólo ver un metro escaso1 de cielo? El co¬
razón de Franz se oprimió1, y mucho inás cuando el procurador se paró ante una casa de mezquino aspecto y le dijo;
—Suba V. al piso principal y le ruego

no diga á la señora que soy yo quien le ha acompañado. El vizconde se despidió del procurador, subió á la habitación de Rosario y llamó. Sin abrir la puerta. Nannete miró por la rejilla y dió un grito de sorpresa. La jóven había reco¬ nocido al vizconde y abrió la puerta.
—¿Dónde está vuestra señora? pre¬ guntó en francés el vizconde.
—Está en casa, dijo la doncella, y que¬ dará muy sorprendida al veros. Entrad, voy á llamarla.
Y la muchacha hizo entrar á Franz en
un saloncito pequeño, amueblado con elegancia y pulcritud.
Todo estaba allí en su lugar, y á pe¬ sar de la sencillez de la casa, se dibuja¬
ba en ella la mano de la verdadera se¬
ñora. en aquel gusto que no se adquiere
sino á fuerza de la costumbre.
¿No habéis visitado algunas veces es¬ tos salones de alguna de estas fortunas
improvisadas que ayer eran nada y hoy son poco menos que príncipes? Pues fi¬ jad en ello la atención: allí uno se des¬ lumbra, todo es ora y colores vivos, y alhajas por aquí y por allá, y bronces* porcelanas, grandes arañas, todo sin gueto, y su lujo charro á fuerza de' pa¬ recer neo, y aquello más que un salón es na bazar. Salid de allí y visitad al--

guna dama de esas que sus abuelos na¬ cieron ya entre holandas y allí lo veréis
todo sencillo. Nada de colores vivos, to¬
do medio escondido pero todo se ve sin mostrarse nada, sin hacer gala de ri¬
queza, vereis la mejor de todas: la del gusto, y diréis entre vosotros: Aquí hay
una dama bien nacida, y en su aposen¬
to y en toda la casa vereis la mano de la hada que todo lo preside, pues esta hada esparce cierto perfume en todo lo que toca, que parece transformarlo, y el mueble más común, el deje más insig¬ nificante, bajo su mano adquiere otra forma, y en vano piensa la verdadera señora esconderse, pues en medio de la
más austera sencillez revela en su per¬
sona y en todo lo que la rodea una da¬
ma bien nacida.
El dinero se adquiere en un momento muchas veces, pero la verdadera educa¬ ción. este no se qué, que se conoce ai
instante, las más de las veces es obra de
una generación entera. He aquí por qué
el sencillo saloncrto de Rosario llevaba
este sello peculiar á la hada de aquel es¬ condido palacio en miniatura.
La hada compareció. Hemos dicho' ai principio de esta historia que Rosario no era lo que se llama una belleza, que era más elegante que hermosa, pero su

figura daba tal realce á todo lo que ella usaba, que en medio de su sencillezparecía una reina.
Rosario se presentó vestida de merino negro con una correa de charol ceñida á la cintura; este traje semi-religioso lahacía hechicera, no llevaba adorno al¬
guno, sólo unos pendientes de oro y una peineta de concha, puesta con gra¬ cia, que sujetaba en preciosa trenza. Este peinado español que tanto hermo¬ sea á nuestras bellas, parecía inventado' sólo para ella,- tan bien le estaba.
El vizconde se quedó admirado. Si no1 se hubiese dominado, hubiera caído á á sus pies.
Rosario'le alargó la mano y él lá lle¬ vó á sus labios sin que la jóven tuviera tiempo de impedirlo.
—Os líe hallado, dijo el vizconde enf francés, pues sabía qúe Rosario 10 ha¬ blaba mejor q-tie él el español.
—Sin embargo-, dijo la jóven,- no de¬
seaba ser encontrada. He roto Con eí
mundo, vizconde, y mi retiró’ en está triste calle os lo da á comprender.
—¿Os ofende' mi visita? dijo el vizconde/ —De ningún modo, Franz, dijo la jó¬ ven, y le invitó á que se sentara. Hubo una pausa-. Ambos pareeiatíí
turbadosv

■ i rtñ—**

^

—’—

‘

' ■*“

SOLLÉR

da de las futuras generaciones seria im¬ posible, por falta de sustancias asimila¬
bles.
Buen ejemplo de cuanto llevamos apuntado es el poder digestivo del queso.
Esta sustancia alimenticia debe sus

Por creerlo oportuno citaremos lo que pasó al gobierno francés en el presente siglo, que tratando de aclimatar una raza de ganado vacuno, por haber des¬ cuidado prescripciones higiénicas in¬ dividuales y de medio, ni uno solo

mes germendat. mes unió entre tots ets qui pensen d’una mateixa manera, y d’ aquest companyerisme neixerá es de-
sitx d’essé útils á sa sociedat, desterrant
de nóltros aquest egoisme qu’ara mos aufega tots ets sentiments nób-bles, tota

tra vegada havia estat per aquest camí. Jó sabia que Són Gallart y Són Marroig
son possessions de s’Archiduch y creya que primé haviem de trobá aquella qu‘ aquesta; peró lo mateix té: á bóns entenedós poques para ules. Segueix Pera.

La naranja, cuya existencia han dis¬
minuido muchísimo vendábales y car¬
gamentos. ha experimentado alza en el
precio estos dias; á 8‘75 pesetas no hay quien quiera vender, por lo que se ha pagado últimamente á 10. Los limones

grandes propiedades alimenticias á una supervivió á los demás, todos sucum¬ classe de virtuts cíviques, tota aspiració Fassém punt nóltros aquí, estimats continúan pagándose á 7 pesetas la

clase especial de microbios que se des¬ bieron víctimas de la tisis.

d’adelanto y de gloria. Ja veys si es vé lectors, y dissapte qui vé ja tornarém carga.

arrollan en cuanto encuentran medio

Las principales circunstancias que in¬ alió de que per un clau sa pért una fe- prender es fil, si Deu heu vól y estich

apropósito.

tervienen para que la adaptación se rea¬ rradura, per unaferradura un cavall, per escriurer...

Esos gusanos que aparecen en mu¬
chos quesos, especialmente en el Roche-
fort. son unas buenas personas que no
-deben mirarse con repugnancia, antes bien con cariño y reconocimiento. Gra'cias á ellos podemos digerir muchos manjares.
* **
No solamente hoy microbios que ayu¬ dan á la digestión, hay también micro¬ bios industriales que nos auxilian en

lice, son las dependientes de los apara¬ tos digestivo, respiratorio y circulatorio;
en cuanto al medio, la naturaleza de los
alimentos, humedad del aire ó falta de
ella, la intensidad de la luz, como exci¬ tante general, etc., son otras tantas cau¬ sas que favorecen ó dificultan la ley de la adaptación.
La extensión de las razas domésticas
se diferencia de la ya enunciada por ser pasiva, puesto que el hombre, mediante

per un cavall un cavallé, etc.; aqui á sa falta d’aquesta hermosa virtut se déu es
que tot-hóm estigui bé á ca-seua y per lo mateix que ningú vulgui, no diré sacrificarsé, sinó que ni tant sóls prendersé sa molestia d’ocuparsé póch ni molt de procurá es bé general. Sa llealtat y sa franquesa en ses nóstres relacions so-
cials obranen es miracle, no’u dubteu,
de que cada cual volgués dú es seu gra-
net d’arena pe’sa construcció de s’her-

Jó Mateix.
Crónica Local
Por omisión involuntaria dejamos de consignar en nuestro anterior número que la comisión nombrada por el «Sindi¬

Procedente de Cette y Barcelona llegó el jueves por la tarde el vapor de esta
matrícula «León de Oro» siendo portador de algún pasaje y efectos. Empezó ayer las operaciones de descarga y carga, y al quedar terminadas estas últimas hoy á la una de la tarde ha zarpado, saliendo con tiempo favorable para Cette direc¬ tamente. Llévase mucha naranja y buen número de pasajeros.
A su regreso hará como de costumbre

*muchas operaciones materiales necesa¬
rias en muchas industrias. Todo lo que
"representa transformación de la mate¬

su poderoso ingenio, ha tenido poder irresistible para transportar y aclimatar á su placer los individuos más extraños

mós, y á n’es punt ahonthem arribat ja indispensab-ble, palau de sa regeneració de Sóller. De manera que, ja Ti sabeu,

cato Agrícola Sollerense» con objeto de escoger entre las naranjas expuestas en la Sociedad las clases que más conviene

escala en Barcelona; siendo esperado aquí, si fuerza mayor no lo impide, el jueves ó viernes próximos.

ria, es producto del trabajo de los mi¬ á los más apartados continentes, ya fuese podría sortí cualque cósa gran de dins propagar en esta comarca para asegurar

crobios.
La transformación de la leche en
•manteca y queso, la transformación del Tnosto en vino, el curtido de las pieles, el mejoramiento del tabaco, todoesefec-
• to de los microbios.
* **
No terminaré este trabajo sin hacer
"“mención del microbio \\<Baciilus micro-

con el fin de hacerles procrear, ó tam¬ bién cuando le han acompañado en sus campañas de conquista á nuevos países.
De aquí que el área geográfica de los
animales domésticos sea mucho más
extensa que la de los salvajes, y ésta es otra de las diferencias por qué se dis¬ tinguen entre sí.
Las variedades después se forman en

un carril de llogué camí de Miramar, y podrien uns cuants bergantells divertits y un poquét esburbats amb una bulla de companyeros bromistes havé tirada
sa llevó d’un nóu estat de cóses que
fessin de Sóller, queja gósa fama d’illustrat y tots sabém qu’aquesta fama es borrera, un pób-ble gran, cult de bónde-veras, admiracióy enveja de tots ets

la demanda y mejorar los precios en el mercado francés, se reunió juntamente
con la Junta Directiva del «Sindicato»
sin que faltara uno solo de los señores
nombrados, cuyos nombres conocen ya nuestros lectores por haberlos publicado
en nuestra penúltima edición. Las naranjas estaban todas numera¬

Pocos años como en el presente le ha dado por divertirse á la gente joven, particularmente á la chiquillería de ara¬ bos sexos. El jueves de esta semana lo
mismo por la tarde que por la noche re¬
corrieron las calles infinidad de niños y mozalvetes al son de la harmoniosa
zambomba y vestidos con variedad de

"cocus prodigiosus». Este bacillus tiene la propiedad de
propagarse y reproducirse de un modo asombroso especialmente en la oscuri¬
dad ó Con escasa luz.
Este bacillus tiene un color escarlata
‘■fuerte, muy parecido á la sangre, y el pan. la leche, el queso y la manteca son los mejores eleinentos para su desarro¬
llo.
Esterbácirius dió lugar en Francia el 'domingo 18 de Agosto de 1726, á que se ' creyera en la existencia de un milagro.
“-Un campesino que no asistió á misa, ''■‘vi ó con sorpresa al regresar á su casa •que dos panes grandes que tenía, se ha¬ bían convertido en rojizos como si estu¬ vieran impregnados en sangre.
Esto se juzgó castigo de Dios y de or ¬

virtud de influencias exteriores, que en
la lucha orgánica de tendencias heredi¬ tarias distintas, antiguas propiedades vencen de otras filogénicas, cuyo desa¬ rrollo se verifica en toda su plenitud, consiguiendo modernas aptitudes por un conjunto de circunstancias relativas á la herencia, la adaptación y el atavis¬ mo, y por lo que se manifiesta luego la
unidad más característica en la variedad más numerosa.
J. O.
Variedades
SES ASSAMBLÉES DE «CALA-POY»

deraés de s’isla; tot está en que en Pera venga amb nóltros, y que tots y cada un, ahont-se-vuya sia, lo mateix á «Cala-Poy» qu’ á sa Boligueta de sa plassa,
lo mateix á la Defensora, á n’ ets Ciclistes
ó á n’es Comité, que voltant p’es camí
d’es Murtará, lo mateix dins ets cafés
d’es Born que dins sas tavérnes de per tot, divérn devora es fóch y d’estiu á la fresca demunt sa siqüi de devant Ca-naPessa, fassi propaganda, predich sas veritats que vos be recordat fins ara desde Alconassa, ó sa Casa-Nóva, perque jó pretendí no havervós ensenyat rés nóu y si unicament havervós fet avinent lo que ja desde fa molta d’estona
sable u. —Per mi no hi ha inconvenient en
predica ahont-se-vuya sia, replicá en Pera, peró no tot lo que tu creus, sinó

das, colocadas en una ancha mesa en el
centro del salón, y en nota guardada en Secretaría constaba la procedencia de los frutos, de modo que al discutir y es¬ coger las clases ignorábase hasta el nom¬ bre de los propietarios de los naranjos que habíanlos producido.
Clasificáronse las naranjas en números 1 y 2, teniendo en cuenta el tamaño más
presentable, el zumo (pues que en el mercado desechan los frutos secos) y la mayor resistencia para largos viajes, y
á cada uno de los expresados números
correspondieron naranjas de distintas procedencias. Obtuvieron por unanimi¬ dad de pareceres el n.o 1: las de D. Juan
Marqués Frontera, las de D. Guillermo Oastañer Bernat, las de D. Juan Canals

trajes, alguno de los cuales más que ra¬ ro degeneraba en estrambótico.
Los salones del baile estuvieron ates¬
tados de gente, domingo y jueves, abun¬ dando las máscaras que visten con gus¬ to y hablan bien, aquellas debajo de cuyo autifaz se adivina la cara bonita de jóvenes bien educadas que asisten raras veces ai espectáculo durante el carnaval, siempre bien acompañadas y sin más intención que la plausible de pasar un rato alegre.
Llama la atención no el número de
defunciones que se han registrado la
anterior y presente semanas, sino la ca¬ sualidad de que casi todas las personas
fallecidas pertenezcan al género feme¬
nino.

den del Obispo de Poitiers se abrió una información canónica y se hicieron ro¬ gativas públicas.
Aquellos panos estaban habitados por “colmenas de «microoccus prodigiosus», como igualmente lo estaban ciertas bos¬ nias que han aparecido ensangrentadas produciendo la admiración general.
A semejanza de este microbio rojo,
éxisten otros amarillos, azules, anaran-
..jados, etc., y se les conoce con el norn-
'bre de «Microbios cromogenes».
Doctor OX.
"ESTUDIOS DE ZOOTECNIA
VII
Una vez que por el artículo anterior 'sabemos las conclusiones prácticas que se derivan inmediatamente del origen de las especies-, según que las conside¬ remos bien por el génuis ó dentro del

Es molt senzill, continué en Jaume:
primerament fent propaganda, cercant partidaris de ses idées que deix apunta¬ rles. y después fent sortí á rót-lo, vulguin ó no, á tots aquells qui pósen péuá-banya per no sortirhí. No es tant difí¬ cil cóm pareix tant una cósa cóm s’altra: es cuestió de comencé. S’ liómo qui per dins cassinos ó tavérnes, ó en rot-
léts al aire lliure. critica ets desacérts
d'ets qui comanden, si heu fá sensa passió próva que té critéri, conviccions, sentit comú; idó bé aquest homo ha d‘ essé capás de sostení en púb-blich,á cualsevól part y lo mateix devant que derrera s’interessat. si impórta, ets principie qu’entre amichs ha apoyat. Si no ’u fa
així sa crítica resulta sen se llealtat. una
murmurado, y s’hómo qui la fá es un pastelé que no mereix mes que despréci. En es primé cás ets qui Pescolten deuen havé d’ aprová ó combatre de bóna fe ses seues idées. segons sien ses qu’ ells

que lo quejó créch, que no amb tot es¬ tarcí acordes tu y jó. Amb ses teues rahons, que son de lo mes convincents. Jaume. he conseguit veurehí un póch mes clá que no hi veya. y he aprés molt de sentirte no sóls amb lo qu’ has dit si¬ no que mes encara amb una série de reflecxions á que m’han donat llóch ses teues paraules. Sa teua doctrina es, en general, per mi molt aceptab-ble, tant, que trób qu’és una 1 lástima que tots ets sollerichs no t’hajinpogut sentí, cóm nóltros. que molt haurien pogut apren¬ der de lo que sa generalidat ignóra y convendría sabés de có. He comprés perfectament, entre moltes altres cóses, y he quedat del tot convencut (per aixó he dit ja qu’he comencat á caure des* asa), de lo qu’ és un retgidó, que per cért el creya amb més facultáis y amb més ventatjes demunt ets demés vehins;
que per lo mateix qu’ és un representant del comú y un administrado d’ets beus de tots deu havé d’essé de sa confianza

Estades (huerto de Eornalutx), las de D. Guillermo Bernat Rullán; y el n.o 2 las de D. Antonio Frontera Borras, las
de D. Guillermo Rullán Bernat, las de D. Lorenzo Frontera Bauzá, las de la Sra. viuda de D. Gabriel Albertí Pous, y las de D. Jaime Frontera Castañer.
No quiere esto decir que ninguna de las demás naranjas expuestas, todas de
excelente calidad, la flor de lo que en
Sóller se produce, fuera despreciable, muy al contrario, de cualquiera de ellas fuera la generalidad de las de esta co¬
marca podríamos darnos por muy satis¬ fechos; pero se trata de escoger para
aconsejar á los labradores la propaga¬ ción de clases que reúnan las condiciones que el comercio exige, y fuerza es que se conozca entre lo bueno lo mejor. Ya lo sabeu, pues, los propietarios de naran¬ jales: conviene, es indispensable para
mejorar los precios de la naranja de Só¬

Las seis cuyos nombres publicamos hoy en la sección correspondiente del presente número pertenecen á familias
muy conocidas y relacionadas en la so¬ ciedad sollerense, por lo que cada uno de los dias ha parecido festivo tanta
g*ente se veía por las calles vestida de
negro para asistir á alguno de los fune¬ rales que se han celebrado en nuestra
parroquial.
Al desear á las almas de las finadas descanso eterno, enviamos la expresión
de nuestro pésame á sus respectivas fa¬ milias, y de estas en particular á nues¬ tros distinguidos amigos D. Cayetano
Rosselló Lanuza, D. Pedro Antonio En-
señat Mayol, D. Pedro Antonio Coll
Castañer, D. Damián Bauzá Euseñat, D, Jaime Rullán Bisbal, D. Juan Rullán Portell, D. Juan Bautista Frau Enseñat y D. Juan Bibiloui Sampol, pues que á todos ellos aflige en estos momentos la pérdida de una persona para ellos muy querida.

transformismo, tócanos hoy hacer el es¬ sustenten, y d’aquest modo neix de sa d’ets vehins á na qui representa, deu ller y obtener demanda en los mercados,

tudio de las razas, asi como también de crítica franca una discussió profítosa havé d’ essé nombrat per tots ó á lo menos seleccionar de las buenas variedades

-las variedades.
Antes de enumerar las leyes que in¬ tervienen para la formación de las pri¬ meras, debemos para mayor claridad decir cuatro palabras sobre lo que se en¬ tiende en Zootecnia por Area, Geográfica que no es otra cosa que la extensión de la superficie del globo terráqueo ocupado por individuos de una misma raza.

perque a:nb ella se fá 11 um y sa modifi¬ quen ó s’afirmen més ses conviccions de cada cual; aixó es lo que vos aconsey que fasseu si teuiu ganes de que no colquém sempre á ses anques. Ets qui fan badays d’indiferencia, d’avorrimcnt. d* aquest «¿que se m’importa?» tant gene¬ ral entre nóltros, ets qui tant estimen sa vida tranquil y tant á gust están amb

per una gran majoría d’ ells, y que si així no sucseheix no resulta un cárreg lionorifich, cóm no resulta gratuit per póch qu’es quiT té procur á millorá ca-seua abusant de s’influencia personal qu’es cárreg li dona. Per aixó he fet firme re¬ sollido de no admetrerló d’aquí ende¬
vant, si no se me confereix per una-
niinidat ó per una gran majoría: jó me

hasta unificar la clase, y esto pueden conseguirlo ingertando ó reingertando sus naranjos de las variedades que les señala como tipo el «Sindicato Agrícola» asesorado por comerciantes inteligentes, por hombres que han encanecido com¬
prando naranjas de todos los países y
vendiéndolas en diferentes mercados de

Ventosa ha sido también la semana
actual, y para colmo de desdichas no
solo no ha llovido y continua el tiempo seco, sinó que el calor que se deja sentir es impropio de la estación, más que pri¬ maveral es de estío. Veinte grados mar¬
caba el termómetro esta tarde á la som¬
bra.

Esta puede variar en amplitud según una má dernitnt s’altra dins s’ensopi- créch en drét. si un dia se ereu de mi la nación vecina.

•que los animales sean más ó menos fe¬ cundos y susceptibles de adaptarse.
Dos son las leyes principales que in¬
tervienen de una manera incesante en
la extensión y propagación de las razas: la ley de la impenetrabilidad y la de la
adaptación* la primera se manifiesta
siempre que los animales aumenten en número, y los medios de subsistencia no se desarrollan en las proporciones Convenientes, y entonces escaseando lo
esencial á la vida de los individuos en
la localidad, por necesidad han de pro¬ porcionarse en otros territorios los ali¬
mentos indígenas de que carecen, y esta es en primer término la causa de las emigraciones á parajes donde se han de perpetuar las especies.
Para que esto se verifique, ha de in¬ tervenir, como es consiguiente, la ley de la adaptación, cuya ley imprime nuevos caracteres á la economía viviente* que, sin protesta, tiene que recibir de los agentes exteriores ó de lo contrario no
prevalece, pues por algo se ha sentado el principio inconcuso, universalmente admitido, que según es el medio asi es el

ment de qu’he parlat, son ets més propénsos á pasteletjá. perque no vólen fé bé ni mal á ningú, perque no vólen essé per ningú ni per cósa alguna molestats, perque no vólen criarse inimichs, y cóm en di sa veritat sólen perdre s’amistat, ells fan á n’aquells amb qui parlen tantes cares cóm con vé per está bé amb tothóm y no teñí á ningú agraviat. Aquest es es defeete capital de molts de sollerichs, que deuém havé de combatre si volé:n que Sóller vaja endevant, perque
es .-'a vertadera causa de tots ets mals
que Uamentam. Si arribarn á conseguí franquesa y
llealtat amb ses nóstres relacions so-
cials, ja podeu doné per segura sa tant desitjada regenerado d’aquest pób-ble, perque sóls amb franquesa y llealtat arribarém á veure'que sense mes sol fes se diu pá á n’ es pá y peix á n’ es peix. y se dirán á la cara d’ un ets defectes que té perque los corretjesqui y qu’ara se li amaguen, aduluntló, per criticarloshí 11avó (Jarrera, y se li alabarán, devant, ses virtutsque tengui per estimularlóácon¬ servarles y á adquirirné de nóves, y d‘

que som útil y se me crida, á no respóndre si tots ets sollerichs ó sa major part d’ells no vóleu prendersé sa molestia de
venirme á crida, ó d’anáá ses urnes,
qu’és lo mateix; tant bey ha d’aquí allá cóm d’ allá á ’quí.
Anem á n’es grá, peró, y deixém aná lo que créch per parlá de lo que no créch, qu’és lo que tu vóls, de segú, amb so
desitx (Pacubarmé de convencer. Amb
sa mateixa franquesa y amb sa mateixa llealtat que tu aeonseyes no puch deixá de dirté qu’hey trób bastant d’eczagerat amb una partida de detalls; pód ’ssé que no tengui manyes per combatre lo que me pareix digna d’esserhó. peró sé cért que tant tu cóm ets companyeros.
tots persones il-lustrades, just amb fervós petites indicassions en tendreu próu per comprender que tendí ralló.
—Modéstia apart. Pera, digué en Tóni de sa Bassa, y endevant ses atxes. que ja som próp de Són Marroig. y no de Son Gallart. cóm equivocadament ha dit en Jaume, qui ben segú coneix milió es Drét y s’Economia Política que sa topografía d’es terme de Deyá.

En el oratorio del Colegio ie MM. Es-
colápias de esta villa celebróse el jueves solemne festividad religiosa, dedicada á Jesús Sacramentado, en desagravio de las ofensas que en tal día recibe de la
ingratitud de los hombres. En la misa
mayor cantaron una bonita partitura con acompañamiento de armonium al¬
gunas religiosas y educandas, y ocupó el púlpito el Revdo. Sr. Cura Arcipreste, quien con dicción fácil y primoroso es¬ tilo esplicó el porqué lloró Jesús dife¬ rentes veces en el periodo de su predica¬ ción evangélica é invitó al selecto audi¬ torio al retiro y á la oracióu más que
nunca en estos dias en que mayor em¬
peño muestra la impiedad en resucitar las costumbres paganas, reproduciendo aquellas fiestas de las cuales es una re¬
miniscencia el carnaval.
El número de los fieles que asistió á la lucida función fué extraordinario, mayor del que en el reducido oratorio podía caber, por lo que llenóse además el átrio hasta la calle de Batacli,

Esta mañana lina parte de la Sección Ciclista del «Círculo Sollerense» ha sali¬ do de excursión hasta Can Topa, y según informes ha sido con el doble objeto de
reforzar las pantorrillas y esperar allí á la señora del fotógrafo Sr. Truyols, la que, acompañada de éste, debe llegar á este pueblo en bicicleta hoy al anoche¬
cer.
Mañana sacará dicho señor algunas vistas, en el puerto, y retratará algunos
grupos para el número extraordinario del Sóllrr que tenemos ofrecido á nuestrps lectores y á los socios de la Socie¬ dad deportiva sollerense en el aniversa¬ rio de la constitución de ésta.
CONSEJO DÉ LÁ SEMANA
Todos los hierros medicinales, gotas, jarabes y soluciones, han pasado á la historia. Solamente las pastillas comprimidas de Lspleno-hierro Saitit-Aubin han triuntado, por ser un hierro orgánico extraído* del ba/,o. Se vende en farmacias y droguerías.

ser.

aixó noixerá mes amó á n’el prohisma, —Y diguéu, contesté s’aludit; tm’al-

2
\_\_

SOLLER

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 17 de Febrero
Bajo la presidencia del Sr. Alcalde D. Juan Canals y con asistencia de los concejales Sres. D. Ramón Coll y D. Je¬
rónimo Estades celebró el Ayuntamien¬
to, de segunda convocatoria, la sesión
ordinaria de la anterior semana, en la
noche del expresado dia. Dióse lectura al acta de la sesión an¬
terior y fue aprobada. Acto seguido se dió cuenta de una co¬
municación de la Excma. Comisión pro¬ vincial del día 14 del actual, traslado de otra del Arquitecto de la provincia, re¬ mitiendo el ante proyecto del camino ve¬ cinal denominado de «Can Gaspá» de esta villa, para que el Ayuntamiento, en uso de las atribuciones que le confie¬ re el artículo 72 de la ley municipal vi¬
gente, resuelva lo que estime proceden¬
te. Examinado detenidamente acordó concederle su aprobación y que se some¬
tiera á una información pública por es¬
pacio de veinte dias, en cumplimiento de lo dispuesto en el párrafo 2.° del artícu¬ lo 50 del Reglamento para la ejecución
de la ley de carreteras.
Leida una comunicación del Sr. Al¬ calde de Palma del día 13 del actual, se
designó á D. Ramón Coll Bisbal paia que en representación de este Ay unta¬
miento concurra el día 22 del mes en curso á las 12 de su mañana, á las Ca¬ sas Consistoriales de dicha ciudad, para
proceder á la aprobación de las cuentas de la cárcel del partido correspondientes al ejercicio económico de 1898 á 1899 y primer semestre del ejercicio de 1899 á
1900.
Se dió lectura á dos instancias presen¬
tadas por D. Miguel Yallcaneras Gost solicitando permiso en nombre de don Jaime Morell y D.a Antonia Magraner para reformar varias aberturas y enlu¬
cir la fachada de la casa núm. 100 de la calle de la Luna y modificar varias aber¬
turas y elevar el frontis de la casa nú¬
mero 72 de la misma calle, respecti¬
vamente.
Se acordó -dar de alta en el padrón de
vecinos de esta villa, á D. Julián Munar
Jaume natural de Llummayor.
Se acordó por unanimidad reconstruir un trozo de empedrado de la calle de la Rectoría y punto conocido por plazuela de «Can Morell» y verificar las obras necesarias para el desagüe de las que en
los días de lluvia vierten en la misma
Acordóse también construir dos trozos
de pretil en el camino de las «Argilas» y punto conocido por «Camp d’ en Bescós».
Se concedió permiso con arreglo al dictamen emitido por la Comisión de Obras á D. Jaime Marqués Rullan para verificar las obras que en su instancia del dia 25 Enero último solicita, de la
que se dió oportunamente cuenta.

Por último se acordó verificar varios pagos.
Y se levantó la sesión.
—<0—.
CULTOS SAGRADOS

En la iglesia Parroquial.—Mañana, dia 25, empezarán las cuarenta horas dedicadas al Sagrado Corazón de Jesús. A las 6 exposición y misa cantada. A las 7 y media comunión general. A las 9 y media se cantarán horas y misa mayor con música y sermón que predicará el Rvdo. Sr. D. Andrés Más, Pbro. Cate¬
drático del seminario. A las dos y media de la tarde, vísperas, completas y maiti¬ nes. Al anochecer empezará el triduo por
dicho orador.
Dia 26, á las seis exposición y misa solemne. A las 9 y media horas y misa
mayor. A las tres vísperas, completas y
maitines. Al anochecer se seguirá el
triduo con igual solemnidad. Dia 27, á las 6 exposición y misa so¬
lemne. A las 9 y media horas y misa mayor con sermón. A las 3 vísperas, completas y maitines. Al anochecer se
concluirá el triduo y acto seguido pro¬
cesión, Te-Deum y reserva.
Miércoles, dia 28, á las 9 y media ten¬ drá lugar la ceremonia de la bendición é imposición de la ceniza, cantándose en
seguida la misa mayor. Por la noche ha¬ brá sermón cuaresmal que predicará el
Rvdo. D. Gabriel Comas.
Viernes, dia 2 Marzo, al anochecer se
dará comienzo al quinario en honor de San Joaquín con sermón por el indicado orador, y se continuará en los dias de
costumbre.

,

«O—*

Kegktro Ovil
Nacimientos.
Varones 0.—Hembras 0.—Total 0.
Matrimonios
Dia 18.—D. Ramón Ripoll Rullán, viudo, con D.a María Colom Rullán,
viuda. Dia 24.—D. Bartolomé Ozonas Arbo-
na, viudo, con D.a Rosa M.a Berio Frau,
soltera.
Dia 24.—D. Antonio Estades Ripoll, soltero, con D.a Antonia Ripoll Ripoll,
soltera.
Defunciones
Dia 17.—D.a Manuela Rosselló Ba-
llester, de 76 años, viuda, calle de San
Antonio. Dia 18.—D.a Catalina M.a Frontera
Oliver, de 75 años, viuda, calle del Mirto.
Dia 18.—D.a María Castañer Casas-
novas, de 82 años, viuda, calle del Mar.
Día 19.—D.a Francisca Bauza Ense-
ñat, de 70 años, casada, calle de Isabel II.
Dia 21.—I).a Catalina M.a Portell González, de 70 años, casada, calle de San Bartolomé.
Dia 22.—D.a Antonia Colom Gamun-
dí, de 38 años, casada, calle de Serra.

MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 17.—De Agde, en 3 dias, laúd San José, de 38 ton., pat. D. C. Vicens, con 6 mar. y lastre.
Dia 23.—De Barcelona, en 10 horas,

vapor León de Oro, de 278 ton., capitán D. G. Mora, con 16 mar., pas. y efectos.
embarcaciones despachadas
Dia 19.—Para Cette, laúd San Barto¬ lomé, de 32 ton., pat. D. G. Valent, con 5 mar. y frutas.
Dia 21.—Para Agde, laúd San José, de 38 ton., pat. D. C. Vicens, con 6 mar. y frutas.
Dia 25.—Para Cette, vapor León de Oro, de 278 ton., cap. D. G. Mora, con 16 mar., pasaje y frutas.
Irtistaii de Correos de Sóller
AVISO
En el día de hoy comenzará á pres¬
tarse el servicio de valores en metálico,
establecido por Real decreto de 30 de
Noviembre último.
En vista de las disposiciones consig¬ nadas en dicho Real decreto y en la Ins¬ trucción aprobada por Real orden de 9 de Diciembre último, el servicio mencio¬ nado se prestará como sigue:
Todas las Administraciones principa¬
les y subalternas de Correos, carterías rurales y peatones, deberán expedir, circular y entregar certificados con va¬ lores en metálico, que declarará el expe¬ didor, hasta la cantidad de 50 pesetas
en cada envío. El remitente de valores en metálico
abonará en sellos de Correos, adheridos á la cubierta del objeto:
Primero. El derecho de franqueo co¬
rrespondiente á una carta sencilla por cada 60 gramos de peso ó fracción de 60
gramos; y
Segundo. El derecho de certificado, según la tarifa general.
Los valores en metálico se presenta¬ rán al correo dentro de sobres especiales,
exactamente iguales al modelo que obra en esta Administración, aprobado por la Dirección general del ramo. Los sobres
con valores en metálico deberán estar ce¬
rrados con goma y llevar en el reverso un sello sobre lacre, con iniciales, nom¬ bre completo ó razón social, que sujete todas las solapas y el precinto. El expe¬ didor de un envío de esta clase consig¬ nará en la parte superior del anverso la indicación valores en metálico, y debajo, en letra y en guarismos, la cantidad en pesetas que contenga, no admitiéndose en estas expresiones enmiendas, raspa¬ duras ni interlineados, aunque traten de salvarse por medio de nota.
Los sellos de Correos que representen
los derechos de franqueo y certificado se adherirán al anverso del sobre, de forma que aparezcan separados entre sí y de los bordes del objeto. Los objetos con valores en metálico no podrán tener la dirección escrita con lápiz, ó expresado con iniciales el nombre del destinatario,
ni substituido éste con el número de la
cédula personal.

Los envíos con valores en metálico no

La Administración, en caso de extra

43521..°°podránpesarmásde300gramos. Los resguardos de imposición que han de entregarse á los expedidores conten¬ drán las siguientes indicaciones, además
de las usuales: Metálico—cantidad decla¬
rada (en letra) y las iniciales del sello con que haya sido lacrado el objeto, unién¬ dolas, cuando estuvieren enlazadas, con un trazo horizoutal. Los peatones expe¬
dirán recibos provisionales en que cons¬ ten iguales indicaciones, para canjearlos por los definitivos.
En el acto de la imposición puede el expedidor pedir aviso de recibo del certi¬ ficado con valores en metálico, firmado por el destinatario, mediante la entrega en la oficina de origen, de sellos de Co¬ rreos, por valor de O'10 pesetas, enten¬ diéndose que cada petición de aviso no podrá referirse más que á un solo ob¬ jeto. Los avisos de recibo se devolverán por la primera expedición á la oficina de origen, que los conservará á la disposi¬

vio de un certificado con valores en metá¬
lico, abonará al imponente, ó á peticióri de éste, al destinatario, una cantidad
igual á la declarada. En el cásó de sus¬ tracción de todo ó parte del contenido; con fractura del sobre, apreciable al ex¬ terior, la indemnizacióh será igual á la
diferencia entre la cantidad declarada y
la que se encuentre en el sobre. No obstante lo dispuesto en el párrafo
precedente, la Administración no será responsable de los valores en metálico
confiados al Correo:
Cuando la pérdida haya sido oca¬ sionada por fuerza mayor.
Cuando la declaración de los va¬
lores sea fraudulenta, por haberse de¬ mostrado que el sobre los contenía en menor cantidad que la consignada en la
cubierta.
Cuando el destinatario haya fir¬
mado el Recibí conforme.
Cuando el sobre, al ser entrega¬

ción de los imponentes, durante el plazo do, no ofrezca señales exteriores de frac¬

de dos meses, contados desde la fecha tura.

en que fueron firmados.

Cuando no se haya formulado la

Si el imponente no solicitó aviso de reclamación ó petición de noticias del

recibo, podrá, sin embargo, pedir noti¬ certificado, dentro del plazo de un mes,

cias de la entrega del objeto al destina¬ contado desde la fecha del resguardo, si

tario, cuando haya transcurrido el plazo haquel hubiera debido circular entre ofici¬

señalado para que, teniendo en cuenta la nas de la Península, islas Baleares, po-'

distancia del punto de destino, haya po¬ sesiones del Norte de Africa y Agencias

dido contestar particularmente el desti¬
natario. Las reclamaciones de certificados con
valores en metálico, se formularán exhi¬ biendo el resguardo en la oficina donde fueron impuestos.
Los envíos con valores en metálico di¬
rigidos á una Administración principal ó Estafeta, se entregarán cerrados á los destinatarios, quedando en poder de estos los sobres correspondientes.
El destinatario de un certificado con

españolas de Marruecos, ó de tres meses
si se hubiesen cambiado entre las expre¬
sadas oficinas y las del Archipiélago
canario.
Una vez abonada la indemnización, el Estado subroga en todos sus derechos' al propietario de los valores.
Lo que se anuncia al público para su inteligencia.
Sóller l.o de Febrero de 1900.—Eí
Administrador, Pablo Gomóla.

valores en metálico podrá examinarlo ex¬

—«as£nx>-<n^ss=*-

teriorícente, antes de firmar el recibo, pero no abrirlo sin que preceda este re¬

IiA solidez

quisito. Cuando por entender que ha sido fracturado el objeto se niegue el desti¬ natario á firmar el recibo, se abrirá aquel, con el cuidado necesario, ante el Jefe de la oficina y en presencia de testigos, ha¬ ciendo constar en uñ acta cuantas parti¬
cularidades ofrezca. Si el contenido re¬
sultara menor que la declaración, se

En virtud de lo acordado por la Junta,
de Gobierno de esta Sociedad el dia 19
del corriente se abrirá el pago del divi¬ dendo activo que en la Junta General
ordinaria celebrada el día 4 de este mis¬
mo mes se acordó repartir. Sóller 16 de Febrero de 1900.—EÍ
Administrador, Jaime J. Joy.

remitirán el sobre y el acta á la Direc¬

ción general, entregándose ios valores hallados al interesado, mediante res¬
guardo en que consten la clase y valor
de la moneda.
Si la entrega se intentase por carteros distribuidores ó peatones, ante la nega¬ tiva del destinatario, devolverán el obje¬
to al Administrador de Correos de la
localidad ó á la oficina más próxima para el cumplimiento de lo que dispone el párrafo anterior.
Las reclamaciones á que pueda dar lugar el recibo de un certificado de esta clase, deberán ser formuladas en el acto
mismo de la entrega.

PRECIOSO DON
La vida es un don precioso y para gozar durante largo tiempo de ella es preciso tener salud y para esto hace falta reanimar el empobrecimiento acci¬
dental ó constitucional de la sangre. Al indicar como el único medicamento en estos
casos las Píldoras de Blancard, aprobadas por la Academia de Medicina de París, prestamos un ver¬
dadero servicio á nuestros lectores.
Las Píldoras y el Jarabe de Blancard, este más fácil de administrar á los niños, son de una mara¬
villosa eficacia contra la Anemia, Escrófulas, Épo¬
cas difíciles, Sífilis, etc., etc., en una palabra, con¬ tra todas las afecciones debidas á una sangre pobre
ó viciada.
Rechazad toda imitación y no aceptad más que los francos que lleven el nombre Blancard, las se-, fias 40, rué de Bonaparte, PARIS, y el sello de gararitía de la Unió de Fabricantes.

ENSAYOS CIENTÍFICOS Y LITERARIOS
CAPÍTULO XV.
LA EXPOSICIÓN BALEAR DE SÓLLER
(1807)
El vértigo de buscar impresiones de sensación y de goce que aflige ya á la sociedad moderna*
dista todavía mucho de haber alcanzado la ve¬
locidad de que es susceptible la inteligencia hu¬ mana para acicalar las aspiraciones del hombre, de esa imagen de Dios. A donde nos conducirá, en último resultado, si no se le pone un freno regulador, el de la verdadera ilustración, nadie
puede calcularlo; sin embargo, en las circuns¬ tancias en que se hallan los pueblos de Mallor-
ca, este movimiento necesita aumentar la acele¬
ración para no sucumbir aplastados por el pro¬ greso que en todos los ramos de la actividad hu-' mana, se opera en el mundo civilizado. El hom¬ bre es esencialmente imitador y en la imitación
racional descansa el verdadero "progreso. Y ¿quú
mayor incentivo puede ofrecerse á un pueblo, que el de una Exposición, que el de un certa¬ men, en el cual todos los grados de la inteli¬
gencia tienen cabida, para dispertarle del letar¬ go en que le tienen sumido las preocupaciones y
la ignorancia'? El que haya contemplado la apatía de ciertas
entidades del pueblo de Sóller y vea, como ve¬ mos nosotros,, el- entusiasmo que reina- en ellas

LA EXPOSICIÓN BALEAR DE SÓLLER
desde que se abrió al público nuestra Exposición Balear, no podrá menos de convenir en que esos certámenes son la palanca de primer orden que debe aplicarse á los pueblos para restablecer el equilibrio agrícola, industrial y comercial, que
dista mucho de hallarse en su verdadero centro.
AGRICULTURA
Cediendo á nuestras aficiones y pasando en si¬ lencio los elogios de que son merecedores los pro¬ movedores del Certamen, empezaremos nuestra revista por la sección de Agricultura que es lo primero que se presenta al penetrar en el claus¬ tro del ex-convento de San Francisco, donde bri¬ llaron las virtudes de Santos y cuyo ambiente
perfuma todavía los progresos de la verdadera
ciencia que la Iglesia Católica ha bendecido siempre.
Los frutos, naturalmente, escasean, por ser esta la estación de las flores; pero los que podían
presentar del género citrus, están representados' en la rústica y poética instalación de D. Jaime Orell y en la nuestra; aquél ofreciendo una gran variedad de naranjas, limones, ponciles y cidras,como que se dedica á la explotación arbolista, y la nuestra que tiene por único objeto la propa¬ ganda de la selección, á fin de que nuestros agrios no' se vean despreciados en los mercados extranjeros. Respecto á productos no aparece más que el de vino de naranja y el nuevo curazao diges¬
tivo, de los cuales nada diremos, por ser nuestro,' aunque no dejaremos de aconsejar su estudio por
el bien que pueden producir. Esto, y la notable 80-leceión de naranjos y limoneros ^ue ud-ornan-

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
el jardín del patio, presentados por el referido señor Orell y D. Guillermo Rullan Estades, es cuanto se ha presentado referente á este ramo; pues si nosotros hemos expuesto algunas macetas' con mandarines y palmeras, en ello no llevamos más objeto que el de contribuir al adorno de todo el conjunto.
Del fruto del algarrobo solo figura el presen¬ tado por D.a María Ana Moguer, procedente de Son March (Poliensa), que llama da atención por ser una de las mejores variedades de Vinaroz, y el procedente de nuestra escuela práctica en que figuran diez variedades;
El producto de la uva tiene ya: una represen¬ tación más notable. Más de veinte instalaciones,desde la más pobre y humilde en su forma has¬ ta la más artística y elegante, donde figura la torre de Eiffel y el Castillo de Bellver con un
contenido de centenares de envases ricos y ele-
gantes con sus na menos ricas etiquetas y pom¬
posos nombre de: licor vínico, palo (juina, pedroso, similar, vermouth, ron escarcha, licor pom¬
pó, malvasía, moscatel, vino' añejq, jerez rey,jerez ponche, romano, néctar, Isabel la Católica, reina Victoria, Champagne superior generoso, anisado dulce seco, triple, superior, éspecial pa¬ loma, del paraíso, victoria, conquistador, almudaina, reso lis de piedra/ nuevo curacao, etc. et¬ cétera, ocupa una vasta extensión del corredor. Los nombres de D. Bartolomé Riutorf, de Es-
porlas; Ripoll hermanos, de Llummayor;' Agus¬ tín Cortés, de Manacor; Á. Vicens Fiol, de Inca; Miguel Palou Rarberín, de Palma; Sebastian Manresa, de Felánitx; Roca hermanos, de Palma;?
Antonio- M-nlet, de Rañalbufar;. Juan- Far, dé!

S O JLJuH íl

PUBLICACIONES RECIBIDAS
DURANTE LA PRESENTE SEMANA
La Avicultura Práctica—Sumario del número extraordinario del mes de
Diciembre de 1899:=Las Exposiciones de Avicultura. La exposición de Avi¬
cultura de la Sociedad Nacional de Avi¬
cultores Españoles en Barcelona. Diciem¬ bre de 1899, Industria y Sport, por
Salvador Castelló. Cuento de Navidad.
—La Avicultura en España, por Do¬ mingo Massuet. Pollos, poníanles y •capones, por Galio Amigo. Las aves en una nueva obra de arte, por C. Cría ■ele pavos de Indias.
Punto de suscripción: en la Granja «Paraíso», Arenys de Mar (Barcelona.)
* **
La Agricultura Española.—Sumario del n.o 35.—El manganeso en los abo¬ lí os; por José R. Carracido. Ensayo de

abonos en las cebollas, por Vicente Suay. —Notas sobre la filoxera y las vides americanas, por Rafael López M. Buen-
rostro. Crónica: Concurso de abonos.—
Nuestra Cámara Agrícola. Experien¬ cias de tabaco, por E. de Laguardia.— Resumen científico: El trigo en Francia, por L. Libros y folletos. Sección de
Consultas. Sección comercial. Corres¬
pondencia.
Punto de suscripción: Plaza de Caje¬
ros, 6, Valencia.
* **
Boletín de la Sociedad Arqueológica
Luliana.—Sumario del mes de Enero.—
I. El Dr. Ciar, médico mallorquín del siglo XVII, por D. Enrique Fajarnés.—
II. Folk-Lore Balear. Tradicions popu¬
láis mallorquines, per D. Autoni María Alcover, Pre.—III. Nombramiento de Paborde de la isla de Ibiza (1667), por D. E. Fajarnés.—IV. Sobre T execu-
ció de Juanot Sureda, donzell, enculpat

de !a mort de Pere Albertí (1478), I--II, por D. Estanislao Aguiló.—V. Consula¬ dos extrangeros en Mallorca (siglo XVII) por D. Enrique Fajarnés.—VI. Noticias
para servir á la historia eclesiástica de
Mallorca (continuación), por D. José Rullán, Pbro.—VII. Notas y documen¬
tos referentes á la antigua Pescadería de la ciudad de Palma, por D. Pedro de A. Peña.—VIII. Protesta contra la con¬
fusión de las artes nobles y mecánicas
(1800), por D. E. Fajarnés.—IX. Anua¬ rio bibliográfico de Mallorca—1898, (con¬ tinuación) por D. Pedro Sampol y Ri-
poll.—X. Custodia de cadafals per los entremesos del Corpus, por D. Eusebio Pascual.—XI. Curiosidades históricas, CCIX á CCXI, por D. E. Fajarnés.—
XII. Noticias.—XIII Publicaciones re¬
cibidas.
Se suscribe en la tipografía de Feli¬ pe Guasp, calle de Morey, 6, Palma.
* **

El Progreso Agrícola y Pecuario.=
Bumario del n.o 181.—Las plagas del campo: Contra la langosta. Comisiones de extinción de langosta. Langostas ca¬ ras en la Argentina. =Agricultura: Notas agrícolas: Castellón. De enhorabuena.
—De la fertilización de las tierras.—
Murcia: Exposición y Congreso. Campor de demostración. Sociedad de agri¬ cultores de España y Cámara Agrícola Matritense: la enseñanza agrícola, II.—
Entusiasmo por la Exposición en Mur¬ cia. Los agricultores, y el Parlamento: Crédito agrícola, (continuación). La
horticultura (continuación), producción del trigo en Francia. Nuevo aprovecha¬
miento de los cereales. Cuentos agríco¬
las. Cosechas y mercados de cereales. = Uvas y vinos: Impuesto sobre alcoho¬ les. vinos para coupage, trabajo com¬ pleto de las viñas. Comercio de vinos en Francia. Contra la apoplejía de la vid. Mercados de vinos y alcoholes. = Aceitunas y aceites-. Mercados de aceites.

= Veterinaria-. Real Academia de medi¬
cina de Aragón. A los veterinarios de la provincia de Navarra.= Ganadería:
Ganado lanar (continuación). Nueva
falsificación de la leche. Mercados de
ganados.=Lanas: Mercados extranjeros, de lanas.=Sección de consultas: Plagas de los cereales. Mejora del ganado va¬
cuno. Para combatir el tizón de la avena.
Apicultura-.^Abejas y colmenas*. Dura¬
ción de la enfermedad de los huevos.
Vinagre de miel. Introducción de una reina. Manera de expulsar las hormigas de las colmenas y de todas partes. Pro¬
ducción de miel en los Estados Uni¬
dos. Contra el pillaje. Cría de reinas.= Noticias.—Correspondencia de la Libre¬ ría y El Progreso Agrícola y Pecuario.= Flores y plantas: Cosas antiguas (conti¬ nuación). Higiene de las casas de cam¬ po. Anuncios.
Se suscribe en Madrid, calle de Se¬
rrano n.o 14.

Coa ar.&nciod que se inserten en esta sección pagiran: Hasta tres in-
jereicres á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á
razón de 0'03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
de que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las líneas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de uua columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho do una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘Q§ pesotas y los reclamos á razón de 0‘1Q ptas. la linea del tipo en que se coid nongan,-siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Los sníeriptores disfrutarán una rebaja de un 35 pe»
ciento

ALMANAQUES BAILLT-BAILLIERE, CALENDARIOS AMERICANOS Y DEL ZARAGOZANO PARA 1900
Véndense á precios reducidísimos en la tienda de artículos de escritorio y dibujo de «LA SINCERIDAD» calle de San Barto¬
lomé, nám. 17.—SÓLLER.

©©o©
©

©0©©©0©©,©0©©;©ó©:$i::$£©o©©.©^©©©^©!©©^©©©*)©;©^)©©

NICOLAS"""

©©0©©©0©©@0©©©0©©

Cirujano - Dentista

L’ UNION
Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬

Dentaduras completas, desde 16 SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

duros.

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los

um

Dientes, desde 4 pesetas, ase¬ daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de gurando dichas piezas para la mas¬ alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

SSffl:

ticación y pronunciación. Orificaciones, empastes y estrac-
ciones sin dolor.

Capital social
Reservas

10.000,000 Francos

8.705,000

„

Primas á cobrar. . . .

74.287,038

„

Pelaires, n.° 102.—PALMA.

Total

92.992,038

Catalina p,s ¡lortelí (Sonjalej
w¡
FALLECIÓ EL DIA 21 DEL CORRIENTE MES

A LA EDAD DE 70 AÑOS

DESPUES DE RECIBIR LOS SANTOS SACRAMENTOS
ü
:( E* P, ®. ):

SU DESCONSOLADO ESPOSO,

hijos, hijas, hijos políticos, hijas políticas,

0

hermanos y demás parientes,

Participan á sus amigos y conoci¬ dos tan sensible pérdida y les ruegan tengan á la finada presente en sus ora¬
ciones.

©0©S© ©0@® ©O®

©:©$©© ©0©l§J

s>::<£

©©0© ©©O©©©0©©

SERVICIO DECENAL

ENTRE

por el magnifico y veloz vapor
LEO
¡“y-ilidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. ¡Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n,° 24.—EN BARCELONA.—Señores Rosich Cárles y OompA Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—13. Guillermo Coom, Quai Oommandant Samary-5.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette, según el presente itinerario, ■orresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte 7 cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

CONTRA EL DENGUE
DESPUÉS DE COMER
una copa de Benedetto.
DE VENTA:
En casa de D. Agustín Pomar
Plaza de la Constitución n.° 11-Sóller.
Desea venderse una
mesa escritorio, grande, de caoba, con pupitres.
Darán razón en esta imprenta.
Fotógrafo
CALLE NUEVA, N.° 64
—<&§§*$*--•—
Retratos de todos tamaños y
precios. Estampas, oleografías, cromos,
marcos dorados, etc. Tamaños y precios baratísimos.
Calle Nueva, 64.—-SÓLLER.
mmwL BáYieiB
ANTES SASTRE
DE LA TIENDA ISLA DE CUBA,
Participa á sus numerosos parroquia¬ nos y al público en general, haberse es¬ tablecido por su cuenta, ofreciendo sus
servicios en Sastrería y Camisería con
gran rebaja de precios.
SE GARANTIZA EL CORTE
PRONTITUD, ELEGANCIA y ECONOMÍA
LUN A,-ÍO,-SÓLLER
LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL
CERBERA. y P0RT-B00 (Frontera franco-espaflela) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranias, frutas
frescas y pescadot,

Capitales asegurados . . 15.127.713,242

„

Siniestros pagados . . .

194.000,000

„

SEOTMO

€0§E€MMÍ

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de
trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

PANADERÍA

LA SIlOlIIBáB

DEL MORO VIEJO
DE
Bartolomé Castafiw Doya
SINDICATO 163—TAHONA N.° 48

SECCIÓN TERCERA:
CENTRO SE SUSCRIPCIONES í ENCARGOS. Plaza de la Constitución, 32—SÓLLER

PALMA DE MALLORCA

Este Centro servirá con la ma¬

PREMIADO CON MEDALLA DE ÜRO en la «Exposición Balear»-Sóller-1897
Esta antigua y acreditada pa¬
nadería envía semanalmente gran¬
des pedidos de pastas especiales
para la villa de Sóller, como son: cocas, craspells, galletas y similares.
Se dá comisión á las tiendas
y vendedores.
FOTOCliFlA DE J. TUIIVOL
Buen Año, 4, piso 2.°—SOLLER
SUCURSAL DE LA FOTOGRAFÍA MALLORQUINA
DE PALMA
Retratos de todas clases y tamaños;
reproducciones de retratos pequeños al
tamaño natural, retratos al óleo, al plati¬ no, en color y sobre porcelana; vistas de todos loe puntos más pintorescos de Ma¬ llorca, y toda clase de trabajos fotogrᬠficos. Todo en clase superior. Los gru¬ pos pueden hacerse á domicilio.
Se retrata el primer domingo, aunque
esté nublado.
FOTOGRAFÍA:
BUEN AÑO 4, PISO 2.o—SÓLLER

yor puntualidad á sus abonados los periódicos y revistas, y las obras científicas, literarias, histó¬ ricas, filosóficas, religiosas, políti¬ cas, de artes y oficios á que se hayan suscrito, y cumplirá los en¬ cargos que se le confíen siempre que á ello se comprometa y los registre en sus libros.
Podrá el público adquirir las obras que se hayan terminado, completas y encuadernadas, pa¬ gándolas á plazos convencionales; las que estén incompletas, serán completadas á solicitud de sus dueños, y se atenderán todas las reclamaciones qne se hagan rela¬
tivas á los diferentes ramos á que el Centro se dedica.
Se encarga éste igualmente del cobro de recibos y tendrá abiertos registros de información para la co¬ locación de jornaleros, sirvientas, amas de cría, etc., todo á precios
reducidos.
Se alquila una casa có¬
moda y bien situada, denominada
“Can Gabriel.,,

So alquilan, dos casas
situadas en la calle de la Roma¬
guera. Informará su dueño Guillermo
Cardell, Romaguera, 30-SOLLER.

Para más informes, dirigirse á
D. Benito Ripoll, (Panaré), que
vive inmediato á dicha finca.
SOLLER.—Imp. de «La Sinceridad»