AÑO XV.--2.a EPOCA:—NUM. 667
AÑO XV.--2.a EPOCA:—NUM. 667
r

SÁBADO 13 DE ENERO DE (900

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sólles: Administración.
Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: D. Guillermo Marqués—Calle de Pizarro Arecibo (Pto.-Kico.)
Mí JICO: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCION Y ADMINISTRACION:

Juan Marqués y Arbona.

A Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
EspaSa: 0’50 pesetas al mes. \\
Francia- 0’75 francos id. id. (PAGO ADELANTADO
Amírica: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—O’IO pesetas. Id. atrasados 0’2@ pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seraD responsables sus autores.

Sección Literaria
EL ACCIONISTA
Decoración: el suntuoso domicilio de la Sociedad minera de explotación de los subsuelos del centro de la Australia.
En un gabinete lujosamente amue¬ blado, el presidente de la Sociedad, raonsieur Yandreuil, tipo genial del hombre de negocios; fuma uu magnífico ciga¬
rro en la actitud de un animal felino
que descansa pensando en algunas de
sus víctimas. Un Portero.—Señor, ahí está el ac¬
cionista que viene diariamente. Vandreuil.—¿Qué accionista? El Portero.—Ese Anatolio Marigot
que armó tanto ruido en la Junta gene¬
ral del otro dia. Grita como un conde¬
nado y dice que le han robado su dine¬
ro. Amenaza con acudir á los tribunales.
¿Quiere usted que le eche?...
Vandreuü.—No, no conviene exaspe¬ rarte. Tiene cuatrocientas acciones y es
preferible convencerle. Deme usted los mapas y ponga en la chimenea las mues¬
tras de mineral.
(El portero colocó sobre la mesa de Vandreuü varios mapas de las comarcas
australianas.) El Portero.—¿Hay que avisar á Potier
para que se disfrace de lord Switson? Vandreuil.—Sí, y no se olvide usted
del telegrama al cabo de algunos minu¬ tos. Que pase adelante ese hombre.
(El 'portero anuncia al accionista.) Marigot (con el sombrero puesto y con maneras insolentes).—Ha hecho usted bieu en recibirme. Vengo á pedirle á usted cuentas y explicaciones, pues es¬ toy harto de tanta mentira. Me ha roba¬
do usted mi dinero.
Vandreuil (sin inmutarse).—Dispense
usted, caballero...
Marigot.—SI, señor, me ha robado mi¬
serablemente. Todos ustedes son unos
canallas.
Vandreuü (consuma tranquilidad).— Permítame usted que le diga...
Marigot.—Se ha burlado usted de raí. pues me consta que no hay oro, ni pla¬
ta, ni cobre, ni nada en esos terrenos de la Australia que nadie ha visitado. Es
usted un miserable.
Vandreuil (con mucha amabilidad!.— Comprendo su indignación, amigo mío.
Los comienzos de la Sociedad han sido
muy penosos, y hemos tenido que lu¬
char con enormes dificultades. Los sa¬
crificios han sido extraordinarios; pero el capital, actualmente comprometido, será centuplicado en no lejana fecha. Tenga usted la bondad de sentarse.

Marigot [sentándose de mala gana).— Le advierto á usted que sus palabras no
van á convencerme.
Vandreuil.—Mire usted, precisamente me ocupaba en este momento de estu¬ diar la marcha progresiva de nuestra expedición en los mapas que acaban de
remitirnos.
Marigot.—Eso es una farsa. Vandreuü.—Estos detalles no pueden
inventarse, y por poco que conozca us¬
ted la geografía de Australia... Marigot.—Pero como se trata de te¬
rritorios inexplorados... ¿Donde están ahora los expedicionarios?
Vandreuil.—Entre el lago Amadeus, que ve usted aquí... (enseñándole el ma¬ pa) y los montes Finnis, Davenport y Liebig. Nuestra expedición se halla en el punto señalado con una bandera, á pocos kilómetros del centro mismo de nuestras inmensas posesiones, á donde debe llegar en breve.
Marigot.—Y donde no hay nada ab¬
solutamente.
Vandreuü.—Está usted en un graví¬ simo error. No argumentaré con los li¬ bros de los sabios, según los cuales es
una comarca extraordinariamente rica, sino con la» Memorias de muestros inge¬
nieros Tremuille y Malassis y las mues¬ tras recogidas en los mismos terrenos. Aquí están los documentos. Si quiere
usted, se los enviaré á su casa para que los examine con descanso. Mire usted
ahora las muestras. (Coge varios guija¬ rros que hay sobre la chimenea.) Esto es una maravilla de una riqueza extraor¬ dinaria. Según los análisis practicados, se obtiene un sesenta por ciento de oro.
Tenemos allí montañas enteras de este
mineral. El terreno es completamente virgen y no hay más que recoger la pie¬
dra. Las minas de los alrededores de
Melburne y de Sidney, que han produ¬ cido ya muchos millones á sus accio¬ nistas, son muy inferiores á las nues¬
tras.
Marigot.—£í qué hay en ese frasco?
Vandreuü.—Arenas del Mueller Wai-
te, uno de nuestros ríos auríferos. Esa
es una muestra que acaban de enviar¬ me. Cada metro cúbico de arena produ¬ ce veinte francos de oro. Y hay allí are¬ nas de un espesor de tres metros en una extención de cuarenta leguas. Tenemos trece ríos del mismo género con sus con¬ fluentes. Supongo que no dudará usted del porvenir de nuestra Sociedad.
Marigot. — Pero ¿quién me asegura que es cierto todo cuanto usted me dice?
[Elportero entra con una tarjeta.) Vandreuil (después de haberla leído.) —¡Lord Switson! ¡El famoso viajero inglés!

El Portero.—Desea hablar en seguida des cantidades de árboles que destilan

con-el señor presidente.

olorosa goma, algunos de los cuales tie—

Marigot (con buenos modales) .—Yoy á

nen ciento cincuenta
.

metros d@

altura.

dejarle á usted solo.

Ya ve él partido que se puede sacar de

Vandreuil.—Nada de eso, amigo mió. ese nuevo producto industrial; la cola

Yo no tengo secretos para mis accio¬ perfumada para los sobres de cartas, los

nistas.

sellos, los... [al portero que entra) ¿Que

[Entra lord Switson, el cual estrecha la mano á Vandreuil y saluda ceñí una inclinación de cabeza á Marigot.)
Switson.—Regreso ^Inglaterra proce¬
dente de Australia, y al pasar por Paris he querido visitar al hombre inteligente

hay? El Portero.—Un cablegrama. Vandreuil (después de haber leído el
cablegrama, entregándoselo á Marigot.) —Lea usted, lea usted la gran noticia.
Marigot [leyendo).—«Llegado centro

y audaz que como usted ha concebido concesión. Salud excelente. Mineral,

y puesto en práctica uno de los más profusión, — Tremouille y Malassis».

grandes proyectos de que puede uno [Profundamente impresionado.) ¡Esto es

formarse idea.

admirable, soberbio!

He recorrido á caballo una parte de los terrenos de la Sociedad que usted preside, acompañando á veces á los ex¬ pedicionarios franceses. Aquello es una verdadera maravilla. ¡Cuanta riqueza

Vandreuü.—El cablegrama ha venido por la línea telegráfica trascontinental de Palmerston á Melbourne y el cable de
Port Darwin.
Marigot.—Si, si; ya lo veo. Esto es

hay allí acumulada! Pienso enviar una irrefutable, y ahora más que nunca

comunicación á la Secretaría Geográfica de Londres acerca de las propiedades que poseen ustedes en Australia; pero antes de partir desearía comprar á cual¬ quier precio el mayor núrñero de accio¬ nes posible.

deploro haberme excedido en mis fra¬
ses...
Yandreuil.—No le guardo á usted rencor alguno, amigo mió. A mime pasa lo que á todos los hombres que marchan á la vanguardia de la civili¬

Vandreuü.—Agradezco á usted en el alma sus elogios, y en cuanto á las ac¬ ciones declaro á usted que no es cosa á usted fácil su adquisición. Sin embargo,
ahí tiene usted á uno de nuestros accio¬

zación.
Marigot.—¿puedan todavía acciones? Yandreuil. — Ninguna, excepto las
mias.
Marigot.—¿Y me venderla usted al¬

nistas, Mr. Marigot, el cual posee cuatro¬ guna? Le compraria á usted veinte, á cientos títulos, algunos de los cuales razón de cinco mil francos.

puediera ceder á usted.

Yandreuil.—¡Como á cinco mil!

Switson [á Marigot).—¡Ah, caballe¬ ro!... ¡Cuanto le agradecerla á usted!...
Marigot.—Me pide usted un imposi¬ ble. No vendo yo mis acciones ni á peso
de oro.

Marigot. —Me he equivocado. A nue¬ ve mil!... Le doy á usted doscientos mil francos por veinte acciones. Mañana mismo le traigo á usted el dinero.
Yandreuil [Como si hiciera un sacri¬

Vandreuil (á Switson).—No se desani¬ me usted. Yo buscaré por otro lado, y, si consigo mi deseo—cosa que considero muy difícil—le escribiré á usted á Lon¬
.
dres.
(Vendreuil acompaña á lord Switson hasta la puerta y vuelve al lado de Mari¬ got.)
Vendreuil.—¿Por qué no le ha vendi¬ do usted sus acciones? ¿No decía usted que le habíamos engañado?

ficio enorme.)—lie vengaré de usted en¬ riqueciéndole. Queda cerrado el trato.
[Marigot se retira después de haberse despedido muy cortesmente de Yandreuil.)
Yandreuil [Solo).—¡Con los accionis¬ tas hay que apelar siempre á todo géne¬ ro de recursos! [Al portero) ¡Guarde us¬ ted bien estas muestras! ¡Es tan difícil el proporcionárselas!
Miguel Provins.

Marigot.—No. Ya veo que el engaña¬ do era yo. Dispense usted la altivez de
mis frases...
Vandreuil.—No hablemos más del

-—•—

■ —im o t'i —

Sección Científica

asunto. Ahora le daré á usted cuenta de

las industrias que podríamos establecer

LA CONQUISTA DEL AIRE

junto á las minas y que también habrán
de dar fabulosos resultados,
Marigot.—So quiero molestarle á us¬ ted por más tiempo...
Vandreuil.—Un solo ejemplo entre mil. En nuestros bosques existen grali¬

En otras edades se conquistaban na¬ ciones, razas, imperios, y estas eran las grandes conquistas.
En estos tiempos en que vivimos, sin que se haya perdido aquella vieja eos-

tumbre, porque en la raza humana siempre se agitan apetitos de iniquidad» aparecen en competencia con aquellas, otras nuevas conquistas.
Y la conquista del aire es una de las más importantes.
Conquistar el aire es, hoy por hoy» recogerlo, oprimirlo, porque toda con¬ quista es opresora, y hacerle pasar del estado de gas al estado líquido.
Hasta hace poco este descubrimiento no había salido del gabinete del físico! actualmente el aire líquido empieza á ser un producto industrial. Y el aire lí¬ quido, el aire embotellado, como se em¬ botellan el agua y el vino, se venderá en las tiendas como hoy se vende el agua de Seltz, el agna de Mondariz, el Rioja, el Burdeos ó el Champagne.
En suma, el aire se comprará y se venderá por litros, yaque el azumbre murió sin participar de las gloriosas emociones que ha de proporcionar al li¬
tro la nueva invención.
Y el sistema para liquidar el aire, cémo para liquidar el hidrógeno ú otro gas cualquiera, nada tiene, en verdad,
de maravilloso.
Es el que hace mucho tiempo anunció la ciencia, cuando afirmó que los tres
estados de la materia, el sólido, el líqui¬
do y el gaseoso, son puramente circuns¬ tanciales: puro oportunismo;
El aire se liquida y aun puede solidi¬ ficarse con solo variar su presión y su temperatura.
Que la presión aumente subiendo unos cuantos centenares de atmósferas; que la temperatura descienda bajando unos cuantos centenares de grados á fin de anular la fuerza repulsiva del caló¬ rico, y los átomos del aire se acercarán más y más unos á otros y el aire tomará la forma líquida.
Para aumentar la presión ílay que
emplear máquinas poderosas: de diez, de veinte, de sesenta caballos*
Para disminuir la temperatura pue¬ den emplearse los medios conocidos, y como último y poderosísimo recurso, basta emplear una parte del mismo aire que se comprimió; dejarle que se ponga en equilibrio de temperatura con la at¬ mósfera, y dejarle que después «e dilaté;
Para dilatarse robará calórico á otra par¬
te del mismo aire y bajará la tempera¬ tura de éste hasta rozar, por decirlo así»
con el cero absoluto. Por una serie de
serpentines en cuya descripción técnica no hemos de entrar, pero que puede ver el curioso lector, dado que sea curioso,* en multitud de publicaciones, se consi¬ gue este doble defecto: es ecir, que á la vez se comprime el aire, se enfría, y dé uno de los serpentines sale aire líquido

(15) FOIjUETÍSí
UNA HERENCIA
—¿Qué te sucede? dijo Rosario, ¿no estás contenta, hija mía?
—Sí. dijo María con voz débil, dicen que soy nerviosa y todo me hace daño: la alegría y la tristeza. Mira, dijo con aparente alegría, todo ha pasado ya. Ahora saldré al jardín. Ven, Susana, dijo á la joven arisca, iremos á coger flores y haremos un ramillete para ador¬ nar la mesa hoy y celebrar los esponsa-
lesdemamá.
—Mamá, repitió Susana maquinal¬ mente, y fijando en Rosario su mirada sombría y sin brillo, murmuró por lo bajo: Una mamá como Madame Armand, y salió con María,
X.
EL SACRIFICIO
Pasaron días, y en la quinta de Var-
ner todo era de gozo.
Carlos se esforzaba en que todo pare¬
ciera bien.
Habia encargado un nuevo mueblaje en París y se hacían grandes preparati¬

vos para la celebración del fausto suce¬ so, corno se dice, cuando se trata de una
persona real. Rosario, antes de ser esposa de Car¬
los, manifestó deseos de volver á Espa¬ ña. Es preciso, dijo, y por dos rozones: la primera es porque el buen parecer no me permite vivir bajo el mismo techo del hombre que debe ser mi esposo, y después tengo que arreglar mis asuntos y los papeles relativos al matrimonio, y se determinó que la semana próxima Rosario volverla á España, y que quince días después Carlos con María irían á Barcelona, donde se celebraría el matri¬
monio. para regresarotra vez á la quinta. Este era el plan. María estaba conten¬
tísima. ¡Iré á España! decía con trans¬ porte infantil. ¡Cuán feliz voy á ser!
Sin embargo, tres días antes de partir Rosario, la niña no pudo levantarse del lecho. Una calentura ardiente se apode¬
ró de ella,
—No será nada, deeia ella misma son¬
riendo; más por la tarde el mal aumen¬ tó. Rosario había observado que la niña hacía algunos dias que perdiera ei ape¬ tito, que apenas comía, pero en cambio
su ternura había aumentado en térmi¬
nos, que aquello era un verdadero deli¬ rio. La niña, como todo carácter «ervio-

so, era exagerada en sus afectos, y más
de una vez Rosario la había dicho:
—¡No me quieras tanto! Y, cosa rara, parecía enfriarse en ella el cariño para con su papá, y cuando éste quería be¬ sarla le decía, á fuer de niña mimada voluntariosa:—Ahora no apestas á taba¬
co. como Mr. de Saint Gerant. María
huía (le su padre y deliraba por Rosario. Era aquelio una anomalía, un capricho
de su carácter mimado hasta el exceso.
Pero María era una niña débil; un ser pronto á desaparecer y los padres que tienen una hija semejante siempre están con temor y las miman y les consienten todo con tal que no se mueran, y Carlos solo vivía por su hija, á quien idolatraba como un verdadero padre, y María em¬ peoraba todos los días, y su enfermedad extraña llegó á alarmar á los faculta¬
tivos.
Una noche Carlos velaba junto á su hija. Miraba su rostro pálido y sus ojos cerrados, observaba su respiración agita¬ da por la fiebre, y Carlos tenia sus ojos y su mente fija en aquel sér por el cual
hubiera dado mil vidas.
¿Sabéis lectoras y lectores mios cuan¬ to se sufre junto al lecho de un hijo que muere? ¿Habéis contado nunca aquellas horas de angustia que allí se pasan? ¿Ha¬

beis oido una voz que se levanta de vuestro corazón y que os dice: Este sér que tanto amas, este sér que te pertene¬ ce, que es sangre de tu sangre, mañana tal vez será cadáver, y no oirás su voz, pues es para tí la más bella de las mú¬ sicas, y le verás sonreír en medio de pe¬ nosa agonía, le verás fijar en tí sus ojos vidriosos que te dicen en lenguaje mu¬ do: ¡Cuánto padezco! y ¿vosotros no lo podéis aliviar? Sus ojos se fijan otra vez en vosotros como para daros el último adiós, y entonces se redobla su ternura,
pues parece que adivina que va ¿deja¬ ros para siempre, y locos, delirantes, levantáis las manos juntas al cielo, ó con acento desesperado decís: ¡Dios mío! no él sino yo. Vida por vida; que él vi¬ va y que yo muera, y lo deseáis y lo pedis y os arrastráis como locos y como locos pedis la muerte. El que no ha vis¬ to agonizar á un hijo no sabe lo que es padecer. Pérdidas de intereses, de salud, de fortuna, no son nada; todo se recu¬ pera. El hijo que ha muerto no se recu¬ pera jamás; teneis otros, es verdad, pero os falta aquel. Viene un día de gozo, de
fiesta, os sentáis á la mesa, os rodean
vuestros hijos, pero ¡ay! veis junto á vo¬ sotros un lugar vacío: allí falta aquel hijo perdido para siempre y vuestro gozo no

existe, y en lugar de una fiesta veis üná tumba; pues el padre, la madre que ha perdido un hijo, y si este hijo era urt hombre ó poco menos, ya no rie jamás¿ y si rie, lo hace con los labios; más no
con el corazón. Por esto cada vez que
leo en los periódicos la muerte de un joven ó de una joven antes que decir:
¡Pobre joven!, exclamó: ¡Pobres padres!
porque en este caso, tal vez el dichoso es el que muere. Ruego á Dios, lectores mios. porque os veáis libres de semejan¬ te pena los que no la habéis probado; Muy felices sois. ¡Ay, sí, muy felices!
Carlos sufría esta angustia y la niña cada vez estaba peor. Carlos rezaba; era católico, y creía, por más que en Fran¬
cia la fe no sea tan vehemente como en
nuestra patria, gracias á que lleva mas años de oir doctrinas que por desgracia
ya han franqueado las fronteras. Pero
Carlos había tenido una excelente ma¬
dre y le había enseñado á oráí. Es ver¬ dad que después se habia olvidado algo de practicarlo, más junto al lecho de un hijo que se muere, no hay indiferen¬ tes, y con el rostro bañado en lágrimas de angustia se reza y se reza con fervor, porque» perdida toda esperanza, solo queda Dios y á El se acude, y he visto
entonces hacer votos hasta á los que se

2

S OLLER

romo pudiera salir agua, aceite, alcohol
ú otro líquido cualquiera. Un ingeniero sueco llamado Oster-
grcn, en sociedad con otro ingeniero
alemán llamado Berger, están montan¬

tróleo ó la gasolina y el gas del alum¬
brado.
Pero aquí se adivina, que los motores de aire líquido tendrán, probablemente, una gran ventaja sobre todos los moto¬

Y de igual suerte que el siglo XIX ha sido el siglo del vapor y de la electrici¬ dad, el siglo XX podrá ser el siglo
aire líquido.
Pero sobre el empleo del aire líquido

El antiguo Palacio de la Industria ha cedido su puesto á dos magníficos edi¬ ficios que han sido construidos para so¬ brevivir á la Exposición.
Uno de ellos, el más pequeño, el más

ben segú que no pipelletjava ambintenció de contarmhó, perque som amichs veys y sab ell que ’m fa contení cuant me’n du cualqu’una de fresca.
—Tant si voleu cóm si nó, seguí di-

do en Nueva York, según se dice, una res anteriores, á saber: que serán moto¬ como motor aún queda mucho por de¬ próximo á la Concordia, está destinado diguent un d’ets passatjés tot-d’una que

colosal fábrica para la producción de
aire líquido, que luego se conserva y se
reparte en el comercio en bidones de
construcción especial, ni más ni menos
que los conocidos bidones de petróleo. Y ya se conquistó el aire; ya se le
aprisionó; ya se le hizo esclavo. De es¬
clavizar blancos ó de esclavizar negros, á esclavizar masas gaseosas de oxígeno
y ázoe, hay bastante diferencia, así en
el orden económico como en el orden -moral. Bien es cierto que este último
orden no preocupa gran cosa á las mo¬
dernas naciones civilizadas; aunque es
de creer que las consecuencias de su 'despreocupación se harán sentir alguna vez. Y para entonces bueno será tener aire líquido que refresque las megillas.
Las aplicaciones del aire líquido son
innumerables, y les crea á otros proce¬ dimientos, hasta aquí dominantes en varias industrias, una formidable com¬
petencia.
Esto en toda la escala industrial, des¬ de los usos más modestos hasta las más

res de 'poquísimopeso. Quizá la solución de estos dos gran¬
des problemas, la navegación submari¬ na y la navegación aérea, dependen del aire líquido como motor. Y estas afir¬ maciones son algo más que hipótesis.
Ya se anuncia, que dos ingenieros han resuelto, cada uno por su parte, el pro¬ blema de la navegación aérea, á saber: el ingeniero Josías Darnhan y el inge¬ niero Langley.
Este último anunció su sorprendente invento, y á decir verdad los norte-ame¬ ricanos al pronto no le hicieron gran caso; y su desdén creció cuando supie¬ ron que el inventor, con el secreto de su invención, se trasladaba á Europa. Un secreto que vieue á Europa no vale gran cosa, según ellos. Pero cuando se supo que su viaje á Stutgardt solo tenia por objeto consular sobre varios pun¬ tos del pro’blema con el general Zepellín y que el secreto estaba reservado para uso y aprovechamiento de los Estados
Unidos, el entusiasmo estalló de repen¬
te, y hoy se afirma por aquella prensa

cir.
Quede para otra ocasión y para otro
artículo.
José Echegaray.
Crónica Parisiense
Ya nos separan muy pocos dias siglo XX.
Unos dicen que aun nos falta un año del siglo XIX, otros aseguran que no; pero séase lo que fuere, unos cuantos dias ó unos cuantos meses nada signi¬ fican comparados con la eternidad y muy en breve saldremos del siglo del vapor y de la electricidad para entrar en el siglo de... Dios sabe qué.
En muy pequeña parte nosotros he¬ mos participado á la acción de los suce¬ sos en la última cuarta parte del siglo; hemos compartido los ensueños y las realidades de los más importantes miem¬
bros de la humanidad, hemos tratado

al arte francés retrospectivo y una vez terminada la Exposición quedará como
propiedad del Ayuntamiento á cambio
de los 20 millones de francos que ha
dado para el fondo de la Exposición uni¬
versal.
El Gran palacio debe suplir al des¬ aparecido Palacio de la Industria para
servir de todo: salones de pintura, con¬
curso hípico, exposición de automóvi¬ les, de agricultura y otras más que se
celebran anualmente en Paris.
Entre ambos palacios extiéndese una
hermosa Avenida de 90 metros de an¬
cho. Empieza en los Campos Elíseos y acaba en los Invalidos cuya dorada cú¬ pula brilla entre las neblinas del hori¬
zonte.
En la orilla izquierda del Sena leván-
tanse á medias construido* todos los
palacios de las potencias extranjeras, reproduciendo la mayor parte de ellos
los más famosos monumentos de la vie¬
ja Europa; Italia con sus sonrientes co¬ lumnatas, la medioeval Alemania, la hermosa España, la gótica Bélgica y

va tancá sa pórta y es cotxo fe via,

aquest qui escriu en mallorquí en el

Sóller, aquest... (Jó Mateix), es un pi-

piólis, un errat de contes, un escriptó d‘

aquells qu’en donen dos per un céntim.

¡Ja ‘m pensava jó á n’es principi que

seria un’altra cósa!

-

—Y digueu, contesté un altra; pareixia qu’havia d’aplané el mon á culadas,

y com es ca* ha’stat intés... ha fet fuyada. Es vé que cóm sa pó es vista no’*

rés.

—¿Y vóltros qu’ esperavau, pregunté un tercé, que ventás es garrót y pa-ta-pim pa-ta-pam rompés brassos y caps á totas sas figuras d’es nóstro Museo municipal? ¡Beneyts! Pareix mentida qu’en aquest final de sigle (perque jó som d’ets qui
creuen qu’en cara no ha acabat) n’hi haja amb tanta llana án’es clotell. ¿Y qu’ hauría lograt amb’aixó?
—Hauria fet es rótlo ampie y... —Y s’hauria quedat ell en mitx, rodetjat de contraria y tot-sól. No sería es
primé. Be heu fá així, y si á cualqu’ú no li agrada, que hi pós flóchs, cada

dar poderosas energías.
Asi, por ejemplo, y empezando por lo mínimo, los que pudiéramos llamar aba¬ nicos de aire líquido arrinconarán á los torpes é hipócritas ventiladores eléctri¬ cos. Digo torpes porque no hacen más que agitar el aire que encuentran; y di¬ go hipócritas, porque no dan aire sano
aunque lo aparenten. En cambio, el abanico de aire líqui¬
do—que es muy sencillo y que descri¬
biremos en otra ocasión—suministra
aire puro y fresco. Es como la brisa de
las más altas montañas, y además el
frió da muerte á los microbios patóge¬
nos que hoy por todas partes nos asal¬
tan gomo si fueran las últimas convul¬
siones del diablo tradicional de la Edad
Media, hecho polvo, y casi pudiéramos
decir hecho cisco.
Una sala ó un taller bastante espacio¬
so, en que trabajen veinte ó treinta obre¬ ros, puede mantenerse con aire purísi¬ mo, según se afirma, gastando tan solo
un franco diario.
¡Ya que no siempre se les pueda todo el pan que se quisiera á los pobres trabajadores, que al menos se les dé aire la puro, que es la mitad de la vida y gran base de la higienel
La conserva de los frutos, de los pes¬
cados, de las carnes y de otra porción de sustancias alimenticias, se podrá
conseguir asimismo de una manera casi perfecta por medio del aire líquido.
A. la masa- enorme de toneladas de
hielo, que representan en los grandes considerable trasportes un peso muerto y que además ha de renovarse con fre¬
cuencia, se sustituirá el frío del aire lí¬
quido, limpio, seco, cómodo.
Por de contado y en términos gene¬
Variedades rales, podemos decir, que el aire líquido
será el gran destructor de todos los gér¬ menes de la putrefacción: así se piensa en aplicarlo á la erisipela y aun á la le¬
pra.
Pero, sin detenernos en otras muchas
aplicaciones, de las cuales varias ya se

que la máquina de Langley, no solo re¬ de penetrar la inteligencia de los gran-

suelve el problema de la navegación Ampensadores, hemos leido los libros

aérea, sino que será la más formidable de la idea, del amor, del sufrimiento y

de las máquinas de guerra conocidas. de la vida y, ¿qué hemos adelantado?

Volará por los aires á inmensas alturas, Nada, nada y nada.

por encima de las escuadras ó de los

El doctor Fausto es un ser real repre¬

ejércitos enemigos arrojando, como in¬ sentado en cada individuo de la socie-

fernal granizo, lluvia espesa de mortí¬ , dad humana.

feras bombas.

Luchar, sufrir y vivir para morir; los

El imperio, pues, del globo terráqueo
está asegurado á la América del Norte;
y como dice un periódico, bueno será ir pensando en agregar á las estrellas del pabellón americano unas cuantas
estrellas del firmamento azul.

siglos pasan como ráfagas de viento, los hombres pasan también eomo fugaces llamaradas de vida, las obras de la hu¬ manidad son efímeras y uno tras otro los años van desapareciendo y con ellos
nuestros ideales, nuestros ensueños y

El dibujo de la máquina de Langley es algo fantástico y tiene cierto parecido con los de-Julio Verne. En la descrip¬ ción del mecanismo y de sus preparati¬ vos de viaje liay cosas que bordean la región de lo ridículo. Los cálculos sobre la sustitución del coronium al hidróge¬ no contienen afirmaciones absurdas; pe¬ ro asi y todo, dejando á la prensa la responsabilidad de estas extravagancias, hay que reconocer que el ingeniero Lan¬ gley no es un cualquiera, y que en la

nuestra vida, [Pobre humanidad, deleznable y frágil
que no puedes triunfar de los embates con que la eternidad te combate!
El hombre y sus obras nada valen, todo pasa para desaparecer perennemen¬ te y sobre las ruinas del orgullo y la pretensión del bajo mundo solo impera un Ser Supremo, una causa eficiente de
todo, un Rey de los Reyes, una fuerza
vital, un Dios en suma.
* **

noticia que se da de su invento se apun¬ La Exposición universal que se inau¬

tan ideas muy dignas de consideración, gurará muy en breve, será como una

Obtener una máquina de veinte caba¬ ciudad dentro de una villa.

llos. precisamente una máquina de aire Muchos parisienses ignoran todos los

líquido, que no pesará más que cuaren¬ rincones de tan expléndido panorama y

ta y siete libras inglesas, seria, es un con más razón, nuestros lectores no pue¬

verdadaro triunfo, si lo fuese.

den conocer cuanto se prepara en su

Además, el ingeniero Langley al re¬ honor, si quieren favorecernos con su

solver el problema de la navegación visita.

aérea, ni emplea exclusivamente un glo

Por eso pensamos hacer una Crónica

jbo, ni emplea permanentemente un diaria de la gigantesca y asombrosa aeroplano, sino una combinación de Exposición y deseamos que aquellos á

ambos sistemas.

quienes no les sea posible venir aquí,

El globo le sirve para subir, vencien¬ sepan todo cuanto en París se hace du¬

do una de las grandes dificultades de rante los seis meses que la Exposición

los aeroplanos, que es la arrancada. Y estará abierta al público.

una vez arriba, el gdobo se suprime, Hoy por hoy sólo nos contentamos

comprimiendo el gas que contiene, y el con saborear el encanto de un paseo en

mecanismo se convierte en un aeropla¬ vapor á lo largo del Sena, desde el Pont-

no, con sus cuatro aletas laterales, sus Neuf hasta la isla de los Cisnes, donde

dobles hélices, sus dobles timones y su la Libertad de Bartholdi se alza majes¬

cuerpo doblemente cónico de insecto tuosa iluminando al mundo, la misma

otros muchos pabellones que constitui¬
rán severas selecciones entre las pro¬
ducciones artísticas y entre los cuales se reservarán lujosas habitaciones para los
distintos monarcas,
Tras esta magnífica decoración vere¬ mos la la me de Paris, donde se agru¬ parán todos cuantos placeres tiene la moderna Babilonia: conciertos, cafés, bailes y teatros.
Mucho y mucho más podremos admi¬ rar el año de 1900; pero como tenemos mucho tiempo á nuestra disposición,
iremos detallándolo todo en nuestra
Crónica Diaria de la Exposición de 1900.
* **
Respecto á las modas, en esta época de aguinaldos, todas buscan lo económico y lo elegante.
Claro está qne no todas pueden per¬ mitirse el lujo de tener una pelliza de
verdadera cibelina ó una falda de
breitchwañz ó encajes antiguos ó joyas de gran precio.
Pero se hacen cosas tan bonitas y tan baratas que no es perdonable parecer cursi, cuando se puede ser elegante.
El terciopelo, por ejemplo, lo hay A todos precios. Ahora bién, con una falda de terciopelo, una pelerina ó una chaqueta semejante forrada de seda, resulta una dama muy bien vestida.
Las faldas con pliegues hau desapare¬ cido y se hacen muchas tÚDicas en ver¬ dadera polonesa.
Antokio Ambroa.
París 30 de Diciembre de 1899.
SAS ASSAMBLÉAS DE «CALA-P0Y»
No fá molts de dias que dins un carruatje, camí de Miramar, uus cuants d‘

póbble té es govern que se mereix.
—Pareix qu’l defensas molt, Jaume, ¿qu’és parent teu?
—Ni é ma d’aixó, perque ni tan sóls festetjara á sa mateixa casa, Tomeu; jó som així, clá y francb, y maldament me matin he de di pa á n’es pa, y peix á n’peix. Aquest qui escriu, sia es que sia, perque no’l conéch personalmeut ni’m fa falta per judicarló, es un hómo
qui no s’aflea en camias d’onze varas y fa bé, perque á Sóller ningú es profeta si es de la térra y á n’es qui s’afica é re¬ dentó el crucifican. Per altra part ¿qui¬ na rahó hi ha perque es qui escriu 1‘
emprengue contra ets qui pujaren tan
amunt cóm seuen, amb una escala que dugueren ells mateixos de ca-seua, y
ningú los impedí que l’arrambassin á
s’aubarcoqué, y no ha de venté es ga¬ rrót devés es cap de tots ets que miravan lafeta, riguent, ambsasmans dins
sas butxacas, y, essént amos d’ets au-
bercóchs, han comportat que tres ó quatre los hó verraassen? Si es póbble es indiferent, si tots volém está tranquils y á pié á ca-nóstra, si tots abando¬
nara sa taula amb so plat pié en mitx, ¿que té d’estrany que ven¬ ga es moix y se’n duga sa* tayadas? Jó crech que mes llenya mereixen es qui comportan un mal, sia es qui sia, y poguentevitarló, ó millo dit deuent evitar-
ló, no l’evitan, que ets mateixos qui ’l fan, y que per lo mateix si llenya voleu que
repartesca en justicia es qui escriu, ¡póbres de nóltros! hem de posá tots, s’es¬
quena en remuy.
—Te rahó en Miquel, digué un qui encara no havia parlat, en Tóni de sa
Bassa, qui seya devant ell, jó som d’es seu paré: si á Sóller desd’ algún temps á n’aquesta part no se veu me* que pretencions y caparrotadas, despotisme y parcialidats, venjan^as y favoritismes, etc. etc., perque á bons entenedós pocas paraulas, nóltros en tenim sa culpa; dé
manera que no tenim perque queixar-
mós.

columbra» y otras irán apareciendo, hay una de trascendental importancia en la
cual hemos de detenernos un tanto.
A saber: aplicación del aire líquido como sustancia explosiva, superior á la

alado y colosal. En todo esto, lo más importante es el
empleo del aire líquido como motor. Si Renard, Krebs, Dupuy de Lome y
Tisandier hubieran tenido á su disposi¬

Libertad; pero en miniatura, que abre
la rada de New-York.
El viejo Louvre, dormido sobre sus laureles de gloria, queda tras nosotros y llegamos á la nueva estación de Orieans,

entussiastas d'aquells que tot heu entenen, de tot s’ocupan y no fan rés may, eóm no sia criticá á n’ets póchs qui se
móuen amb un sentit ó s’altra dins
aquesta valí demisérias (encara que de

—Idó bé, ¡duro qu’ el rey paga! á n’ets qui abusan de sa paciencia <f es públich y á n’ aquest mateix públich, mes pacient que s’ase del Sen Buréya, anyadí es primé. Llenya á tot-hóm sense com-

dinamita y á todos los explosivos cono¬
cidos hasta el dia.
Y por lo tanto, y éste será uno de los grandes triunfos de la ciencia en el si¬ glo próximo, aplicación del aire líquido
como motor.
Que el aire líquido puede convertirse

ción una máquina, de treinta ó cuaren¬ ta caballos, y q'ue solo pesase cincuenta ó sesenta libras, el problema de la na¬ vegación aérea estarla resuelto. Y como Renard y Krebs en sus memorables ex¬ periencias dieron dirección á su globo contra vientos de poca fuerza, y cerra¬

cuyas arcadas de hierro dibujan sus si¬
luetas entre la bruma cenicienta ele un
cielo de invierno.
A partir del puente de la Concordia, no tenemos bastantes ojos para ver.
El Sena será durante la próxima Expo¬ sición la calle flotante, digámoslo asi, la

molta apariencia y molt bón nóra), s‘ ocuparen de mí y de vóltros, estimats lectors y paisana meus: mos tayaren un bón sayo; y cóm ja lie fet un paréntesis d’ un parey de setmanas per menjá torronsy cocas de Nadal, en sas discussións de «Cala-Poy», Pal largaré un póch mes,

passió y sense miraments de cap casta; així mos regeneraréis aviat, ara qui es¬ tá en moda es parlá de regeneració.
—Y no’u digas per broma, Jaume, jó entencb que sa regeneració d’España es
impossible si antes no sa regeneran sas
provincias, y sa d’aquestas heu es tant

en sustancia explosiva, se comprende ron la trayectoria volviendo al punto de vía triunfal de actividad y de alegría.

y vos contaré lo que me contaren, per sí mateix *i ets póbbles no s’han regene-

sin dificultad. Pero no lo es por sí: que partida, hubieran podido resolver el pro¬

En 1889, la fachadas posteriores refle¬ pód esservos d’ alguna utilidat es se- rat abans. Per cualque cósa hem de co-

abandonado á sí mismo es un cuerpo blema en general y dominar ventajosa¬ jábanse en las verdosas aguas del río; brerlió. Endevant ido, peró sense des¬ men^á, y amb so sistema que censuram

completamente inofensivo y puede ma¬ mente la mayor parte de las corrientes pero, durante la próxima Exposición el criare es personatjes, qu’aixó mos faria no se va á ’n Ilóch.

nejarse y puede trasportarse sin el me¬ nor peligro, como se trasportaría agua
ó aceite.
Precisamente ésta será una de las
grandes ventajas del aire líquido, cuan¬ do llegue el dia en que se aplique en
sustitución á la dinamita.
Para que el aire liquido se convierta en explosivo, será preciso que se ponga e.n contacto y en determinadas condi¬
ciones con otra sustancia química, por
la cual el oxígeno tenga gran afinidad. Y toda vez que el aire líquido puede
manejarse sin peligro, puede introdu¬ cirse en pequeñas porciones, si es preci¬ so gota á gota, en el cilindro de una máquina, y puede determinar explosio¬ nes poderosas en instantes iguales y
sucesivos, el aire líquido podrá emplear¬
se eomo motor industrial, á la manera
que huy se emplean, por ejemplo, el pe¬

aéreas.
La historia de Langley se repite para
Dar uhan.
También este emplea el aire líquido como motor; también los patriotas apre¬ mian al gobierno norteamericano para
que compre el secreto á cualquier pre¬ cio, porque, según ellos diceu. unos cuantos buques para llevar gente de desembarco y unos cuantos globos Durnhan cargados de explosivos, harán facilísima la conquista de cualquier na¬ ción europea, incluyendo la misma In¬ glaterra.
De todas maneras, resulta que la in¬ vención del aire líquido como motor po¬
drá ser una invención trascendental, y
que la conquista de la atmósfera como aire gaseoso se habrá realizado median¬ te el aire líquido.
El aire se habrá conquistado á sí mis¬
mo.

Sena servirá de maravilloso espejo á los pórticos esculj'idos, las cúpulas doradas, las columnatas floridas, las ogivas ele¬ gantes y las esealeras verdaderamente
reales.
La Exposición de 1900, como espacio, será seis veces mayor que la de 1855; ocupará 108 hectáreas de terreno, sin contar el anejo de Vincennes, reservado á los sports y á los medios de trans¬
porte.
Ninguna de las anteriores exposicio¬ nes tuvo lo que tendrá la próxima: una entrada monumental, situada en pleno Paris, en la pla«a de la Concordia.
Los dos elegantes minaretes se alzan
ya entre el cielo nebuloso y tras ellos la gran cúpula por donde lian de desfilar millones de extranjeros admirados de tanta y tanta maravilla.
* **

perdre temps y no’n teniin de més; un altra día, si vé bé, ja los vos faré coneixer, y tal vegada mos sia necessari, per¬ qué he sabut que volen aná á seurer á «Cala-Poy», cóm jó, per escoltá sas discussions qu’allá se tenen, y rés m’estranyaria si cualqu’un d’ells de póch ventrey acabás per dirhí sa seua. Ja ’u
ven re m.
Conversavan animats cuant pujavan
á péu per «Can Róch» y mes s’animava
sa conversa cuant ines araunt se íeyan. Devés «Can Bleda» ja estavaa á punt de
tirarse ets trastos p’es cap, segons me
contá es carrilé, peró ell no sentia mes
que parlá fórt y moltas vegadas dos ó
tres amb un picli, y rés en nét pogué treurer; peró á sa volta de s’altra part,
passat es camí que vá á Muleta, pujaren
á n’es carruatje y llevó ja va essé diferent: tot heu sentí es cotxé y tot li quedé;

—Es vé aixó que dius Toni, respongué
un altre, en Tomeu Pintamoneyas, que
fins llevó no havia badat barras, pero ara ja estam en mitx, y ¿qu’hen de f£?
ballá.
—Idó ballém y callém, y que cali es qui escriu contatraos lo que passa á «Ca¬ la-Poy», y no’l murmurcu si calla; á pesa de que vóltros heu teniu molt mal
agafat, continué en Toni, porque aquest homo fins ’vuy rés ha dit ni ha de di:
prometé fermós coneixer lo de que sa
tracta á sas assambléas famosas ahont
tot surt á rótlo, y cumple!* sa promesa, serapre parlant per boca de ganso.
—¡Hómo de Deu!, interrompé en Jau¬
me, bé podias liavé dit «amb perdó d’ets personatjes que d’ asseguts á n’ es padrís arreglan la pátria.»
—¡Si no m’ has deixat acabé!; jó volia di aixó mateix y anyadí que tal vegada

i

S OLLEB

i

l’amo’n Francesch, mestre Tiá y en Colau en ’havé acabat es tema de «Cen¬
tro de Buscripcións», qu’ara tenen demunt es tapete, treurán es que nóltros liey hem tengut desde «Son Ang’eiats» fins aquí. Si així fos, ¿no creys que aquest... (Jó Mateix) heu diría així com diu lo qu’ ara passa? Jó créch que si.
—Y jó heu sé cert, contesté aviat es carrilé per pó de que n’hi hagués algún dins es cotxo qu’heu pogués dubtá, y

diff para diferentes fábricas de tejidos ! quedó guardado y fué admirado por los porcionalmente que los demás. Daba lás¬

de esta localidad, estaba despachado des¬ aficionados primeramente, que á los po¬ tima, en verdad, ver el suelo de muchos

de el viernes de la semana última; y otro cos momentos habían acudido atraídos naranjales todo encarnado en grandes

vapor inglés, de mayor tonelaje que por la novedad, y por numeroso público extensiones, por completo cubierto del

aquel todavía, cargado igualmente de después.

dorado fruto violentamente desprendido.

carbón mineral, para la fábrica del gas,

Los comentarios fueron todos ellos

A la hora de cerrar la presente edi¬

entró el martes de esta semana, y se favorables á la nueva máquina, única ción continua frío, muy frío, el ambiente,

ocupa actualmente con gran actividad que deberían montar los ciclistas solle- y el cielo nublado.

en las operaciones de descarga.

renses, decíase, puesto que solo con ella

puede subirse sin esfuerzo por las empi¬

—r-—

tarde, después ¿e vísperas, habrá jhti cesión, que recorrerá las calles de cos¬
tumbre.
Registro Civil
Nacimientos. Varones 3.—Hembras 2.—Total 5.

vos ho assegur, perque es hómo que sab • fa ’stona que no li han de fé cap fiy canónge ets qui podrían quedé ofesos si á cás se vés obligat á havé de posé en sólfa cualque esplicació de l’amo’n Fran-
ceschde Can Tomb’-Ollas. Jó’lconéch fa
molt de temps, som amichs y l’estim
molt.
Gracias, no puch menos de di jó ara á n’ es cotxé p’ ets bons informes que de
mi doné á qjets passatjés; y suposat que
s’ lia fet tart, per més que sa conversa
continuás fins á Trinidat, los deixarém
avuy á sa «Casa-Nóva», y dissapte qui vé, si Deu heu vól y som vius, veurém de seguí viatje amb ells (amb esperit., s’enten) per enterarvós fil-per-randa de sa conversa qu’es metí amicli, qui té
bóna memoria, va reteñí y me dicté. Salut, pessetas y bón humó, p’es mal
que vos vuy, vos desitx, estimats lec-
tors...
Jó Mateix.
Crónica Local
La representación del juquete bíblico Adorado deis Retjs Magos, que anuncia¬ mos en nuestro número anterior, atrajo

Dos naranjas procedentes de uno de
los huertos que conocemos más atacados
de la nueva enfermedad en esta comarca,
llevó á la reunión del «Sindicato Agrí¬
cola Sollerense» el entusiasta é inteli¬
gente socio del mismo D. Ramón Serdefía el domingo último por la noche. Eran
ambas fruto de diferentes árboles trata¬
dos por dicho agricultor con los polvos insecticidas que se ofreció á facilitar á los propietarios que se los soliciten una vez convencidos de que son el remedio
verdadero contra la enfermedad que se
trata de combatir, y presentaban dife¬ rente aspecto, por lo que respecta á la limpieza de la epidermis: una quedó limpia casi por completo por la parte del pedúnculo, sin duda á causa de que la lluvia que cayó poco después de espol¬ voreado el árbol arrastró consigo los polvos sin producir todo el efecto que
hubieran, y la otra limpia en su totali¬ dad. Después de felicitar al Sr. Serdeña los reunidos, por el resultado obtenido en
su primer ensayo, acordaron que tan pronto mejore el tiempo se hagan con di¬ chos polvos nuevos experimentos, para mayores seguridades del éxito que se
vislumbra.

nadas carreteras de este valle, y por lo mismo gozar sin cansarse todas las dul¬

EN EL AYUNTAMIENTO

zuras del agradable sport.

Efectivamente, decimos nosotros, bien

pensado está cuanto oimos en obsequio

de la máquina y de la comodidad y recreo

de quien la monte; pero hemos de añadir:

que si el mayor inconveniente que tiene el

ciclismo, aquí y en todas partféSf* para desarrollarse como debería, es, más que

la pendiente de las carreteras, el elevado

precio de las máquinas, para que pueda

generalizarse el uso de estos triciclos

automóviles entre nosotros precisa que

transcurran algunos años todavía, á fin

de que hayan abaratado estos algo más,

ó bien nos hayamos vuelto todos ca¬

pitalistas.

,

Sesión del día 6 de Enero
Bajo la presidencia del Sr. Alcalde, D. Juan Calíais, y con asistenciade los concejales D. Pedro José Santandreu, D. Pablo Mayol, D. Jerónimo Estados, D. Damián Riutort, D. Ramón Coll y D. Andrés Oliver, celebró el Ayunta¬ miento, reunido de segunda convocato¬ ria, la sesión ordinaria de la anterior se¬
mana, en la noche del expresado día.
Se dió lectura al acta de la anterior y
fué aprobada. Entrando en el despacho ordinario se
dió lectura á una instancia presentada
por D. J uan Vicens Mayol, solicitando permiso para verificar varias obras en

Con las penalidades consiguientes fué trasladada ayer desde la Caldbra al ce¬
menterio de este pueblo por numerosos vecinos de aquella lejana barriada marí¬ tima de Escorca, el cadáver de la ancia¬ na madre de nuestros amigos D. Anto¬ nio, D. Pedro, D. Juan, D. Jaime y don
Vicente Mayol y Oliver (Peña), que ha¬ bía fallecido el dia anterior después de
uua parálisis que la había retenido diez
y seis años en la cama. Una parte del

los puntos que en ella se indican, sitos
en la casa n.o 11 de la calle de la Rosa.
Acordó el Ayuntamiento pasara dicha
instancia á informe de la Comisión de Obras.
También se acordó pasaran á informe del Sr. Ingeniero encargado de la carre¬ tera de Palma á este puerto, dos instan¬ cias presentadas por D. Jaime Morell Arbona y D. Amador Coll Ensefiat, de fecha 6 del actúa!, solicitando permiso

Matrimonios
Dia 10.—D. Miguel Ortuílo Lópe¿} soltero, con D.a Antonia Jofre Ferragut,
soltera. Defunciones
Dia 7.—José Colom Deyá, de 10 me¬ ses, calle de Ozonas.
Dia 7.—D. Antonio Vicens Arbona, de 80 años, viudo, calle de Ozonas.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 9.—DeNeucastle, en 7 dias, rapof Cuba, de 451 ton. cap. D. H. C. Hiu, con 17 mar. y carbón.
Dia 10.—De Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 278 toneladas, cap. D. G. Mora, con 16 mar., pasaje y
efectos.
Dia 11.—De Agde, en 3 dias, laúd Esperanza, de 32 ton. pat. D. J. Vicens, con 5 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 9.—Tara Cette, laúd S. Bartolo¬
mé, de 32 ton., pat. D. G. Valent, con 5r

al teatro de la «Defensora Sollerense» extraordinaria concurrencia el sábado de la anterior semana por la tarde, como

El vapor «León de Oro fondeó en este puerto procedente de los de Oette y Bar¬ celona el miércoles último, siendo porta¬

clero y muchos vecinos de ésta, amigos ó conocidos de la familia de la finada, se
unieron á la fúnebre comitiva en las in¬

para verificar varias obras en los puntos que en ellas se indican, lindantes con la antigua carretera que de esta villa con¬

mar. y frutas. Dia 9.—Para Palma, laúd S. José, de
20 ton., pat D. P. J. Pujol, con 5 mari¬

suponíamos, pues que de antiguo cono¬ cemos la afición de nuestro público á
esta clase de espectáculos. Los aficionados que en aquella toma¬
ron parte, desempeñaron admirablemen¬ te sns papeles, lo mismo en la Adorado deis Reys que en El Beato Ramón Llull, por lo que fueron estrepitosamente aplaudidos.
Muchas personas de las que con deseos de asistir hubiéronse de quedar sin en¬ trada, por falta de local, esperaban que se repetiría la función el dia siguiente, domingo, pero quedaron chasqueadas, lo

dor de algunos pasajeros y mucha y va¬ riada carga. Quiso la Compañía que sa¬ liera al siguiente dia, por lo que activóse cuanto fué posible la descarga, y la carga seguidamente; pero desde entonces el furioso temporal que reina en el mar le ha obligado á permanecer anclado aquí, y hasta á reforzar las amarras,. como á los demás buques fondeados, uno de es¬
tos últimos días.
* **
Sin duda por esta misma razón no ha podido efectuar el anunciado viaje á este puerto para salir luego para Cette direc¬

mediaciones de Can Guixa, y por la noche, después de la novena rezóse el rosario en la casa solariega de aquella
situada en la calle del Mar. Esta maña¬
na se han celebrado en nuestra parro¬
quial en sufragio del alma de la difunta suntuosos funerales, que han estado su¬
mamente concurridos.
Piadosamente pensando hemos de creer que por los muchos sufrimientos
de tantos años ha de haber alcanzado la
paciente que con resignación sufrió tan duro como prolongado martirio, el ga¬ lardón de los Justos, lo que ha de servir

duce al puerto. Después se dió cuenta de los dictáme¬
nes emitidos por la Comisión de Obras en las instancias presentadas por D. José Liado Pizá y D. Antonio Casasnovas Magraner, de las que se dió oportuna¬ mente cuenta. Acordó el Ayuntamiento aprobarlos y conceder á los interesados el permiso solicitado con arreglo á lo informado en aquellos.
Se acordó la construcción de un lava¬
dero público en la acequia que pasa por
la orilla del muro de contensión de la
calle de S. Salvador, de la aldea de Bi-

neros y lastre. Dia 9.—Para Agde, laúd S. José, dé
38 ton., pat. D. C. Vicens, con 6 mar. y frutqs.
Dia 11.—-Para Barcelona, vapor León de Oro, de 278 ton., cap. D. G. Mora, con 16 man, pasaje y efectos.
Dia 12.—Para Gandía, laúd Virgen
del Carmen, de 60 ton., pat. D. M. Sok cias, con 8 mar. y lastre.
Sanco de ütiller

que sentimos, por ellas y porque quizás hubieran sido algunas representaciones de esta índole el medio de que se desper¬ taran el entusiasmo en los jóvenes que
ge sienten inclinados á la declamación y
la afición á otros espectáculos de más alto vuelo en el apático, en el indiferente público sollerense.
Hasta el domingo por la tarde no pu¬ do abandonar este puerto á causa del mal tiempo el vapor Carloch que, des¬ cargado ya de las muchas toneladas de carbón mineral que había traído de Car-

tamente y Marsella, el vapor «Lulio», durante la semana actual; probablemente lo verificará tan luego amaine el tem¬ poral.
Un verdadero acontecimiento fue la
llegada á este pueblo por la carretera del Coll. ayer por la mañana, de un tri¬ ciclo automóvil, guiado por nuestro par¬ ticular amigo D. Enrique Pujó. Reco¬ rrió á su llegada varias calles de la po¬ blación y luego evolucionó breve rato en la calle del Príncipe para detenerse frente al «Círculo Sollerense», donde

de consuelo á cuantos lloran hoy la pér¬ dida de la persona querida que ha deja¬ do de padecer. Enviárnosles á todos sen¬ tido pésame.
Ventosa, lluviosa y fría, ha sido la se¬ mana que fine hoy, y desde algunos dias se ve coronada de nieve la cúspide del «Puig Mayor».
La cosecha de naranja ha quedado bastante reducida después de los vientos que han azotado el arbolado de nuestros huertos, y algunos propietarios en par¬ ticular bastante más perjudicados pro¬

niaraix; construir un empedrado en esta
misma calle idéntico al construido en la
de la Trinidad; construir una rampa en la plaza de dicha aldea á la esquina de «Can Ribera» y conducir las aguas su¬ cias del antiguo lavadero y calles conti¬ guas á la mina que existe en dicho punto.
En cumplimiento á lo dispuesto en el artículo 155 de la ley municipal vigente se procedió á la distribución de fondos por capítulos para satisfacer las obliga¬
ciones del corriente mes.
Por último se acordó verificar varios

La J unta de Gobierno de esta socie^
dad, á tenor de lo que previene el art. 17
de los Estatutos, ha acordado convocar* á la general ordinaria para el dia 21 da¬ los corrientes, á las diez y media de la mañana, en el domicilio social.
Lo que se hace público para conoci¬ miento de los señores accionistas.—Só-'-
11er 7 de Enero de 1900.—El Director*
Gerente, Damián Magraner.
RE. CIAS

pagos.

Y se levantó la sesión.

La Junta de Gobierno, en uso de las;

atribuciones que le confiere el art. 35 de

ENSAYOS CIENTÍFICOS Y LITERARIOS

TORRENTES Y TORRENTERAS

CULTOS SAGRADOS

los Estatutos, ha acordado el cobro del 33.° dividendo pasivo, ó sean dos pesetas

Hallándonos estos días en amena conversación
con el Sr. Massanet, recayó ésta sobre el estado fatal de nuestros huertos, indicándonos que el
parásito de que le hablábamos existía junto á la
propiedad de su suegro, D. Juan Rubert, deno¬ minada es Camp eP en Prhom. Al día siguiente fuimos á inspeccionar los naranjos en cuestión y á simple vista conocimos que se trataba de nue¬ va plaga. Comunicamos nuestras impresiones á D. Pedro Alcover, sabio notario de esta localidad,
ilustrado propietario y alma del Sindicato, quien ya se había puesto en movimiento, y al día si¬ guiente, en su casa, sujetamos el parásito al microscópio, adquiriendo la convicción de que el nuevo insecto no era el mylilapsis flavescius (serpe¬ la) como habíamos sospechado al principio, y si
el kermes coccíneas ó la ceñidla aurancii que el se¬ ñor Aliño, en su notable tratado del naranjo,
pag. 181, describe en los siguientes términos: «Esta cochinilla ataca de preferencia el naran-
'jo, encontrándose también en el limonero, níspe¬ ro y alguna vez en la vid.»
«Los caracteres de la hembra y del macho en el estado adulto, son muy diferentes: la primera tiene el cuerpo redondeado á manera de concha
de ostra, aplastado, coriácea y con un diámetro de 0‘001 ó 0*002 m y descansa sobre una libe¬ ra capa sedosa blanquecina que segrega, la cual está adherida á la superficie de los órganos; el segundo es de forma elíptica irregular, alarga¬ do y mucho más pequeño. Ambos tiene la cora¬ za que recubre su cuerpo de color gris, aunque
frotándola se observa en su centro una manchita

branas blanquecinas, muy tenues, que no son más que los despojos de la muda.»
«La cochinilla gris se establece sobre el fruto
principalmente y también sobre las hojas y bro¬ tes tiernos, los que motea de pequeñas manchas grises.»
El insecto que nos ocupa no es tan temible
como la Serpela, pero el estado de abatimiento en que se hallan nuestros naranjales, sea por falta de abono, sea porque todavía les aqueja la des¬ conocida enfermedad, no deja de ser un terrible azote, hallando sus complacencias en vivir sobre plantas débiles y raquíticas. Desde luego pode¬ mos anunciar que motiva la caída de las hojas, augurio de una muerte segura, y alea el fruto que, si llega á la madurez, difícilmente será re¬
cibido en el mercado.
Creemos que el insecto puede combatirse con
éxito con el caldo bórdeles ú otros insecticidas
como se propone hacerlo este Sindicato, siendo de esperar que nuestro Municipio no se mostrará indiferente y facilitará los medios para conjurar á tiempo la nueva plaga antes que se extienda
por toda la huerta.

En la iglesia Parroquial.^-Mañana, domingo, á las 9 y media se cantarán horas menores y la misa mayor con ser¬ món por el Rvdo. cura-arcipreste. Por la
tarde se continuará la novena de San
Antonio, practicándose después el ejer¬
cicio mensual de las Madres Cristianas.
Martes, dia 16, á las 7 de la mañana
se verificará el ejercicio mensual dedi¬ cado á la Yírgen del Cármen; por la no¬ che se cantarán solemnes completas en preparación á la fiesta de San Antonio
de Viana.
Miércoles, dia 17, festividad del Santo Anacoreta: á las 9 y media se cantarán horas y seguidamente la misa mayor, con orquesta, ocupando el púlpito el mismo orador de la novena, D. Bartolo¬ mé Pons, Pbro. Por la tarde, se cantarán vísperas y después de la procesión, ten¬ drá lugar la bendición de los animales.
Viernes, dia 19. A las 7 de la maña¬
na se practicará el ejercicio mensual de¬ dicado al Patriarca San José; por la no¬ che se cantarán completas solemnes en preparación á la fiesta de San Sebastián.
Sábado, dia 20', festividad del Santo Mártir; á las 9 y media se cantarán ho¬ ras menores y en seguida la misa mayor

cincuenta céntimos por acción, que sé hará efectivo en el domicilio social, sité en la calle de Buen Año, n.o 6, durante? los dias 15 al 25 del corriente mes, dé
diez á doce de la mañana.
Sóller 5 de Enero de 1900.—El Di--
reetor Gerente, F. Crespí Morell.
■I i W ♦ MI
El INfotctllO dé esta villa,-
D. Pedro Alcover y Maspons, ha trasladado su despacho á la callé de la Rectoría, n.° 34, (Can Tés).-
UN BUEN CONSEJO
Emplear en las enfermedades medicamentos consagrados por la experiencia, eS como recurrir en lavida á los buenos amigos.
Así se explica el favor de que gozan las prepara¬ ciones que como las Píldoras de Blancard, al yodu¬ ro de hierro inalterable, aprobadas por la Academia de Medicina, tienen más de cincuenta añoe de exis¬
tencia.
Son innumerables las curaciones que atestiguan la maravillosa eficacia de las Píldoras de Blancard contra la Anemia, los Colores pálidos, las Escrófulas, la S filis constitucional, etc., y en fin, todas lasafecciones cuyo origen es una sangre pobre ó vieiada.
El Jarabe de Blancard conviene á los niños y personas á quienes repugna la forma pilular.
Para tener el producto legítimo, rechazad los fras¬ cos'que no tengan e la etiqueta el nombre Blancard, las señas 40, me de Benaparte, PAKIS, y el sello de garantía.

negra; y sobre la coraza hay una ó varias mem-

cou música, pronunciando el panegírico
leí Rbro. D. Antonio Alcover. Por la

s o lí i.» Hi r,

•rtmli-Wí^ffV-n

PUBLICACIONES RECIBIDAS
DUEANTE LA PRESENTE SEMANA
El Colmenero Español.-^Sumario del
u.o 96.=Advertencia importante.—El afío 1899.—Aclaración.—Teoría de Dic-
kel en oposición á la de la partenogénesis.—¿Quién decido del género de los fetos de abejas? ¿La reina ó las obreras? —¿Qué es lo que determina el sexo de Jas abejas?—Algunos comentarios á la teoría Dickel.—Miscelánea.—Correspon¬
dencia.—Precios comentes.—Anuncios. Suscríbese: calles de Cervantes, n.° 1,
y San Francisco, 2, Gracia-Barcelona.
* **
Boletín Revista de la-Cámara Agrí¬
cola Balear.—Sumario del n.° 18.=(7á-
mara Agrícola Balear. Sindicato agríco¬ la de Manacor.—Crónica general: Recti¬
ficación de cartillas evaluatorias.—A viso
á los productores y exportadores españo¬
les.—Misión oficial francesa á Rusia so¬

bre aceites.—Deuda pública; reducciones
realizadas. —Premio al inventor de un
remedio contra las moscas del olivo.—
Los Congresos ornitológicos.—Análisis de la tierra laborable, por D. B. Giner Aliño.—Caracteres morfológicos del perro podenco de Baleares, por D. Antonio Bosch.— Cosechas y mercados.—Batos y noticias-. Seguros contra las heladas.—
Derechos del aceite en Rumania.—Para
impedir la asfixia en los lagares.—La producción de café.—Conservación de huevos por el silicato de potasa. —Receta para librar de insectos á las aves.—Las patatas como pienso de las vacas.—Dia¬
mantes en el Africa Sur.—La fiebre af-
tosa.—Concurso para la redacción de una cartilla agraria destinada á los mili¬ tares.- -Sección legislativa y documental.
Se suscribe en el domicilio de la Cá¬
mara Agrícola, Plaza de la Constitu¬
ción, 36.
* **
La Energía Eléctrica. Revista gene¬

ral de electricidad y sus aplicaciones.—
Sumario del n.° 17:=Transmisión de la
energía eléctrica sin alambres, Emile
Guarini Foresio. Acumuladores eléctri¬
cos, E. Riera. El telégrafo sin alam¬ bres, E. Gallego. Crónica científica: Estadímetro fotográfico Elgé. El acero magnético. Un nuevo alambre. Fee-
der telefónico, sistema Gauduxer. El
magnalio. Telegrafía sin alambres.— Pila Fossati, de aluminio. Miscelánea.
—Telégrafos: Los presupuestos. Noti¬ cias. Bibliografía. Correspondencia particular. Aviso. Sumario del n.o 16.
Se suscribe en la calle de San Grego¬ rio, 41, principal derecha, Madrid.
* **
El Progreso Agrícola y Pecnario.= Sumario del n.° 176.—Las plagas del campo-. Nuestra información: El gorrión. —Los grajos y las siembras de cereales.
—Cartas importantes. Langosta. Des¬ trucción de la langosta .—Agricultura:
El catastro. Los cereales americanos.

Preparación de los huesos como abono. —La horticultura (continuación). Una enfermedad de las judías. Cosechas y mercados de cereales.= ÍTms y vinos: Los
vinos enyesados en Francia. La cloro¬ sis y medios de evitarla. Los vinos en Francia. Método práctico para desin¬ fectar las viñas sospechosas de estar filoxeradas. El orujo de uva como abo¬
no. Mercados de vinos. ^Aceitunas y aceites-. Mercados de aceites.=Ganade¬
ría-. Ganado lanar (continuación). El
envenenamiento del ganado con el sali¬ tre. Sal común y sal de Glauber en la alimentación del ganado. Los carneros. —Mercados de ganados.=Lanas: Mer¬ cados de la Península.=C'a.za y pesca: La casa del Diablo.—El guanó de pes¬
cado de Noruega.=Sección de consultas.
=Noticias varias=Ganado vacuno. =
Flores y plantas-. Cosas antiguas (conti¬
nuación. Libros recibidos. Anuncios.
Se suscribe en Madrid, calle de Se¬
rrano n.o 14.

Mallorea.—Sumario del n.o 43:=Uu
Semana en Mallorca (conclusión), pe
D. Enrique Estéve de Bosch, Profese de la Universidad Católica de Angei
(Traducido por D a Rosina Escalas. = Proyectos homiléticos: Domingo déc
mo sexto después de Pentecostés, po A. D.=Fr. Raimundo Struch y Vidal
III, por D. Francisco Torrens, Pbro.= A Nostra Senyora de Lluch (poesía), per D. Miquel V. Amer.=El día d* ek
morts, per D. Pera d‘ Alcántara Penya ^Noticiario Mallorquín: Diciembre de
1899, por S.-=Bibliografía.=Miscelánea. ApÉNDicE.=Apuntes para un Vocabu
lario etimológico mallorquín, por D II defenso Rullán, Pbro., Licenciado er Filosofía y Letras.
Se suscribe en Palma, calle de Palacio,
número 81.

RED METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE BARCELONA.—-S.a quincena de Diciembre.

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RULLAN PBRO.—CALLE DE SAN PEDRO.

BARÓMETRO SUBES

VIENTO

TEMPERATPRA' P\_SJ\_CRÓ M ETR^O *

Clasifica¬

DIA.S liliana

Talíe Cantidad

ción.

Diretxión Fuerza

-*
^

Bar. Ter. Bar. Ter. Mna Tde. Mna Tde. Mna Tde Mna Tde

J1

cE>
g§-

11

sol.

Ala sombra

Manana

Tirde Observaciones

cS Seco Máx Min Máx Min Húm. Seco Húm.

16 753 13 759 13 6 6 17 756 13 759 14 6 6 18 753 13 753 13 10 8 19 755 13 755 10 10 10 20 758 13 759 10 10 8 21 764 11 764 12 6 4 22 764 10 764 11 6 4 23 764 11 765 11 6 6 24 765 11 764 12 3 8 25 764 10 762 11 6 8 26 76ft 11 756 10 8 8 27 755 11 766 12 LO 6 28 756 12 756 12 4 4 129 759 12 760 13 6 0 130 760 14 760 14 0 4
]3I 761 14 761 14 0 0

N. N- —

0

N. N. — — 0

N. c. — — 0

N. N. E. — 1

N. N. E. N. 10

C.

C. —

—

0

C.

C. —

—

0

c. N. — — 0

c. C. — — 0

N. N. —

—

0

N. N. — — 0

C. n: — — 0

N. n. — O. 0

N. 0 Nf s. 6

O. c N. 0. 2

O. 0. — — 0

0 0 10’0 0 iro
0 17’0
8 3'6 0 0 0 0 0 0 0 ro 1 4 4 0

P0 19 12 13 0-6 20 18 14 0f5 18 10 15 0‘5 14 10 12 P0 20 8 13 P6 20 2 14 P0 22 3 15 P0 20 2 14 P0 20 2 13 P0 22 5 14 P0 20 8 13 P0 20 5 15 2-6 20 10 17 2-5 28 8 16 P6 28 10 18 2*5 20 15 18

9 9’4 4 12*0 9 13’0 7 13*0 7 12*0 5 12*8 6 12*0 5 14*0 5 6*4 2 10*0 9 10*8 7 12*4 U 14*0 10 16’0 12 16*0 13 16*0

7*0 7*0 12’0 10*0 10*0 1P4 10fi 120 5’0 9*0 8*8 1P0 10*0 10*0 10’0 10*4

10’6 13*0 13*4 13’2 12*2 12*4 12*0 14’4 13*0 11*0 13*0 130 150 16*4 16*4 18’0

8*4 9*0 12*0 10*2 10*6 10’4 ll’O 124 1P4 10*0 10’4 12*0 13’0 12*4 13*4 15’0

NOTA.—El barómetro se halla, en Sóller
están inmóviles: 1, débil, mueve ligeramente árboles, rompe las pequeñas ramas: 6, huracán Nimbos; CK, Cirrceúmulos.

Loa axnncio* que se inserten en esta sección pagiran: Hasta tres in*1 cienes á razón de 0,'Ó5 pesetas la linea; hasta cinco inserciones á
tezon de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á raz ia de 0‘C)2 pesetas. El valor mínimo d« un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
le qu&se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta-
Tan por tipos dái cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmósfera PMo.

O

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

8

a¿ lall ana.
C3

P Máxi¬ Míni¬

ma.

ma.

Ja rde.

metro del
Baró¬

Baró¬ metro

metro del
Baró¬

Baró¬ metro

Máxi¬ Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬

ma.

ma. Grados metros Grados metros

Dire sción
Mea. Ik

metro. n.° de vueltas
durante las
24 horas.

M,a

Tarde Milis.

a
TJ
o
££
W

16 12-0 7-0 12*0 7‘0 11*0 749*0 12*0 749*0 NO. NO. 84.141 D. D.

P0

17 13-0 6‘0 15*0 1P0 15*0 749*0 16*0 747*0 SO. so. 13.491 D. Ll. 2 1*4

18 15-0 1P0 19*0 11*0 13*0 748-0 14*0 749*0 SO. so. 10.141 Ll. C. 7 P0

19 19'0 9-0 19*0 9*0 13*0 751*0 13*0 749*0 N. N. 20.417 LL Ll. 35 0*0

20 19‘0 9-0 19*0 9*0 130 751*0 13*0 754*0 N. N. 34.191 Ll. C. 14 1*0

21 19-0 9*0 19*0 1P0 130 759*0 L6*0 759-0 O. O. 7.414 D. D.

2*0

22 19*0 8-0 16*0 1P0 13*0 760*0 14*0 760-0 O. 0. 9.491 D. D.

2*0

23 14‘0 8*0 16*0 12*0 14*0 761*0 16*0 761*0 O. 0. 18.141 D. D.

2*0

24 16‘0 9*0 17*0 9*0 13*0 762*0 15*0 762*0 0. 0. 14.171 D. D.

P0

25 17*0 9*0 16*0 12*0 14*0 758*0 14*0 757*0 0. 0.

1.414 D. D.

2*0

26 16‘0 10-0 16-0 11*0 13*0 756*0 14*0 752*0 0. 0. 2.141 D. D.

2*0

27 16‘0 1P0 16*0 1P0 14-0 750-0 14*0 750*0 so. so. 11.494 D. D.

3*0

28 18*0 9*0 19*0 13*0 15*0 760-0 16*0 748*0 s. s. 24.113 D. D.

3*2

29 20'0 13*0 17*0 14*0 15-0 749*0 16*0 750*0 so. so. 29.491 D. D.

3*0

30 18-0 12*0 190 14*0 15*0 757*0 17*0 756*0 s. s. 10.712 D. D.

3-1

31 21*0 13*0 22-0 15*0 17*0 756*0 17*0 756*0 s. s. 2.414 D. D.

4*0

j Observaciones
1
í
1
\\
i
i
i
I

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancharé* una columna 1‘50 pías., del de dos 3 ptas., y así en igual proporolóea.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 per tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea dal tipo en q**e sí compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor. 1. s * • «criptores disfrutarán aun rebaja de un 35 no,
ciento

DE BUFETE, ALMANAQUES BlILLY-BAILLIEBE, CALENDARIOS AMERICANOS Y DEL ZARAUOZANO PARA 1930
Véndense á precios reducidísimos en la tienda de artículos de escritorio y dibujo de «LA SINCERIDAD» calle de San Barto¬ lomé, núm. 17.—SÓLLER.

L’ UNION
.
Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

SERVICIO DECENAL
Cirujano *> Dentista

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social

Reservas

.

Primas á cobrar....

10.000,000 8.705,000
74.287,038

Francos
„ „

Dentaduras completas, desde 16
duros.
Dientes, desde 4 pesetas, ase¬ gurando dichas piezas para la mas¬ ticación y pronunciación.
Orificaciones, empastes y estrac-
ciones sin dolor.
Pelaires, n.° 102.—PALMA.

por el

magnifico y veloz vapor
mi

SOLLER, BARCELONA, CUTÍ
I '*
cijoici

Total

92.992,038

calidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes.

Capitales asegurados . . 15.127.713,242

„

Siniestros pagados . . .

194.000,000

„

M]

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.
Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samaritana, 16, Palma.—-Agente en Sóller, Arnaldo Oasellas, Luna, 17.

Fotógrafo
CALLE NUEVA, N.° 64
Retratos de todos tamaños y
precios. Estampas, oleografías, cromos,

Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
CONSIGNATARIOS:—EN SÓLLER.—D. Guillermo Bemat, calle del Príncipe n.° 24.—EN BARCELONA.—Señores Rosich Caries y
Comp.a, Paseo de la Aduana, 25.—EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Commandant Samary-5.
NOTA.—Siempre que el día de salida de Cette. según el presente itinerario, corresponda al sábado ó día anterior á uno festivo, la retrasará el vapor veinte y cuatro horas y saldrá el domingo ó día festivo que sea, á la misma hora.

FOTOGRAFÍA DE J. TRUYOL
Buen Año, 4, piso 2.°—SOLLER
SUCURSAL DE LA FOTOGRAFÍA MALLORQUINA
DE PALMA
Retratos de todas clases y tamaños;
reproducciones de retratos pequeños al
tamaño natural, retratos al óleo, al plati¬ no, en color y sobre porcelana; vistas de todos los puntos más pintorescos de Ma¬ llorca, y toda clase de trabajos fotogrᬠficos. Todo en clase superior. Los gru¬ pos pueden hacerse á domicilio.
Se retrata el primer domingo, aunque
esté nublado.
FOTOGRAFÍA:

SSIOUMOS. Contra incen¬
dios y riesgos, por La Catalana. Marítimos, por L‘ Hdvetia-V Italia. Sobro la vida, por el Banco Vitalicio
de España. Agente en Sóller, Salvador Elias, Pla¬
za de la Constitución n.® 18-primero.—
SÓLLER..
Se alquila una casa có¬
moda y bien situada, • denominada “Can Gabriel.,,
Para más informes, dirigirse á D. Benito Ripoll, (Panaré), que

marcos dorados, etc. Tamaños y precios variadísimos./
Calle Nueva, 64.—SÓLLER.
mam baymqitd
ANTES SASTRE
DE LA TIENDA ISLA DE CUBA,
Participa á sus numerosos parroquia¬ nos y al público en general, haberse es¬ tablecido por su cuenta, ofreciendo sus
servicios en Sastrería y Camisería con
gran rebaja de precios.
SE GARANTIZA EL CORTE
PRONTITUD, ELEGANCIA y ECONOMÍA

DE
Bartolomé Caitañir üejá SINDICATO 163—TAHONA N.° 48 PALMA DE MALLORCA
PREMIADO CON MEDALLA DE ORO en la «Exposición Balear»-Sóller-1897
Esta antigua y acreditada pa¬
nadería envía semanalmente gran¬
des pedidos de pastas especiales para la villa de Sóller, como son: cocas, craspells, galletas y similares.
Se dá comisión á las tiendas

LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL CIBERA j PORT-BOÜ (Frontera fraico-espalíla)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia, especial para el trasbordo y reexpedición de naranias, /rudas frescas y pescados,

BPDEN AÑO 4, PISO 2.o-SÓLLER vive inmediato á dicha finca.

LUNA.-10-SÓLLER

y vendedores.

SOMIER.—Imp. de «La Sinceridad