AÑO XIII.-2.» EPOCA.—NUM. 599
AÑO XIII.-2.» EPOCA.—NUM. 599

SABADO 24 DE SEPTIEMBRE DE 1898

SEMANARIO INDEPENDIENTE

Sóllxr: Administración.

Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.)

Antillas: D. Guillermo Marqués—General Pavía-7-Arecibo (Pto.-Rico.)

MíJico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan ittu Bautista xmutiaiio. (Tabasco.)

||

...

..

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escnw g

—
„ynh,icen ,m ínna.

ifliclal, 4

determino. De lo. ,»e tal lleven,

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: VóO pesetas al mes. n
Francia- 076 francos id. id. iPAGO ADELANTADO
América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—O’IO pesetas. Id. atrasados 0'20 pesetas.
■—

Sección Literaria
¡AL* FIN!...
¡Federico!—exclamó dándome un
fuerte abrazo mi amigo Pepe, íntimo camarada mío en los años que pasé pen¬
sionado en Roma.
—Querido Pepe, ¿qué ha sido de tídu rante nuestra separación, y por qué de¬ jaste de responder á mis cartas?
—Perdona, chico; á poco de separar¬ nos me ocurrieron sucesos gravísimos
—Tu silencio, de todos modos, es una
falta de amistad imperdonable. —Oye mi historia, y dime si merezco
alguna disculpa.
* **
Sabes mi casi monomanía matrimo¬
nial y conoces las relaciones formales que tenía con la bella americana Elisa beth; pues bien, estaba yo nna tarde, como tenía por costumbre, con ella, de¬ partiendo agradablemente sobre la feli¬ cidad que nos aguardaba, cuando apa¬ reció á la puerta del salón un caballero muy bien portado, que sin anunciarse
nos saludó ceremoniosamente; se quitó el sombrero, lo colocó sobre una silla, y con flema más propia de un inglés que de un yankée:
—¡Púm! ¡Púm! ¡Púm!—tres tiros de
revólver á mi querida Elisabeth, muerta en el acto; y el cuarto á mi, hiriéndome gravemente en este hombro.
Pude, á pesar de mi herida y del con siguiente pánico, alcanzar la puerta, y
corrí á casa de nuestro amigo Leoni,
pues temeroso de la persecución del yankée, no me atreví á ir á la mía, y allí,-después de dos meses de curación,
quedé casi bien. Era preciso huir de aquel salvaje y
abandonar á Roma, y así, aunque lleno de amargura y contrariando mis deseos, resolví irme á Florencia, en donde, co¬ mo sabes, tenía algunos amigos, quie¬ nes rae decidieron á establecerme en
aquella deliciosa ciudad.
Al uia siguiente de mi llegada, vino uno de ellos. Marian. y me trajo 11 JioYnale di Rome, donde se reporteaba el
sangriento drama, no sólo con todos sirs pelos y señales, sino con ios nombres de
sus actores.
El yankée resultó ser un loco apasio¬ nado de Elisabeth, que la seguía por to¬ das partes desde su país, y la había jura¬
do matarla el dia en que prefiriese á su amor, el de otro hombre.
El noticierismo, más veloz que la elec¬ tricidad, llevó este párrafo á todos los
periódicos del mundo, y mi nombre al¬

canzó con este motivo el honor de la
más triste celebridad.
Aquella desventura me afectó profun¬ damente; había torcido por completo el
curso de mi vida, iba á casarme con
Elisabeth, á realizar mi sueño de feli
cidad.
Desencantado de la vida llevé todo mi
amor al arte, y pinté en Florencia, bajo
la obsesión de la pasada escena, un cua¬ dro representando el drama de Roma con personajes de la Edad Media.
Muchas personas visitaron mi estudio con este motivo, y entre otras una her¬
mosísima florentina huérfana y herede¬ ra de una regular fortuna.
Prendóse de mi trabajo, y me pidió le hiciese su retrato. Se lo hice, y la flo¬ rentina se enamoró del retratista, y el pintor de la retratada, y después de dos meses pasados en un paraíso de éxtasis y deliquios amorosos resolvimos casar¬
nos. La sed de mi alma iba al fin á ver¬
se satisfecha.
Una mañana, me acuerdo bien, era
del mes de Mayo, el aroma de la prima¬ vera entraba á raudales por las venta¬ nas que daban á su jardín, lleno de luz y de alegría: al verla me pareció ligera mente preocupada, y pronto supe la
causa.
Después de algunas frases tiernas me alargó cariñosamente el famoso Jior-
nale.
—¿Es de tí de quien se habla en este papel?
Sí—contesté sin titubear.
—¿Y esa mujer era tan hermosa como la pintan?
Yo. afectando indiferencia, respondí: —Un tipo americano; era newyorkina.
¿Y tú la amabas mucho?—dijo acen¬ tuando estas palabras.
Hice un ademán que no decía nada, y ella entonces, poniéndose de pié y con tono resuelto, añadió:
Nuestro matrimonio depende de tu
respuesta. ¿Amabas á esa mujer? ,¿Sí
ó no?
Reflexioné un momento, y creyendo que decirle que si era perderme, con¬
testé:
¡No la amaba! 'Imposible describirte el aspecto de aquella mujer al oir aquellas palabras.
¡Eres un infame! ¡No tienes corazón! ;¡Te aborrezco!
En vano quise modificar mi respues¬ ta, explicar por qué no amaba á la new.yorkina; todo fué inútil. Sus últimas .palabras me quitaron toda esperanza
¡Váyase usted! —me dijo.—¡Todo ha concluido entre nosotros, y no vuelva usted á acordarse de que he tenido la debilidad de quererle!

Tomé el sombrero y salí loco de des¬
esperación. Desde ese dia, Florencia adquirió un
tinte de tristeza que le hizo perder to¬ dos los encantos que hasta entonces te¬ nía á mis ojos. Mi sueño matrimonial
había sufrido un nuevo desengaño, y
una grave pasión de ánimo se habia apoderado de mí. Mi salud decaía por
momentos, y llegó el instante en que se me aconsejó por los médicos que aban¬ donase aquella ciudad.
Con el deseo de vivir, tuve aún fuer¬
zas para emprender el viaje á la capital del mundo, emporio de las artes: me fui
á París.
El bullicio de aquel que llama inmen so desierto Dumas. restauró pronto mi
ánimo y el vigor de mi cuerpo. Volví á ser pintor. Renació en mi alma el deseo
de enlazar mi existeucia á la de un sér
querido, y encontré en una francesa un
verdadero tesoro de sentimiento, un án
gel de amor, de carácter dulcísimo; me amaba con idolatría, y tratamos de nuestro enlace; pero quiso el acaso que llegase á sus manos un antiguo perió¬ dico de París en el cual se había copia do el párrafo de 11 J¿órnale di Rome. Llena de alegría me le presentó dicién-
dome:
¿Por qué me habías ocultado este episodio de tu vida? ¿Amabas á aquella
mujer?
Estas palabra» fatídicas me recorda ron las de la florentina, á quien contes¬ té que no, y sin titubear un instante, respondí:
—Sí, la amaba.
¡Palabras funestas! ¿Y quieres casarte conmigo? ¿Quie¬
res que yo entregue mi alma y mi co¬ razón y todo mi ser á un hombre que ha tenido, antes de conocerme, esos
amores? ¿A un hombre que ha amado á una mujer antes que á mí? Nó. jamás; no puedo casarme contigo. Hemos con¬ cluido para siempre.
Y, con efecto, ño hubo medio alguno de hacerle variar de resolúción.
Mi matrimonio había sido también
esta vez imposible. Volví entonces los ojos á España, y
rae vine á Valencia, antes que la misan tropía se apoderara nuevamente de raí. Aquí bajo este cielo de purísimo azul y en este suela privilegiado, alfombrado
de flores, conocí á una valenciana, mo¬
delo para un pintor por el cuerpo, y án¬ gel de amor y de inocencia por el alma, á quien le dije, á los pocos dias de estar
en relaciones, recordando las desventu¬
ras de Florencia y de París:
-Quiero que conozcas un episodio
tristemente dramático de mi vida pasa¬
da: lee este periódico.

—¿Qué te parece? Cuando acabó de leerlo me dijo con expresión sobrehumana:
¡Ahora te quiero más que nunca! Esa desventura te hace á mis ojos más interesante que ningún hombre.
**
Al fin había encontrado una mujer de sentido común que no daba á las cosas más valor del que tenían; me casé con ella hace dos años, realicé mi persegui¬ do sueño y aquí tienes en mí al hombre
más feliz de la tierra.
M. Guilloto Demouche.
Conocimientos útiles
Curación rápida do las quemaduras
Consideramos como muy importante el remedio que vamos á indicar y que ha sancionado la experiencia. Debemos la receta á una caritativa señora que ha hecho su aplicación, siempre con éxito, en gran número de casos.
Sabido es que cuando se ocasionan quemaduras, la medicina aconseja el aceite de nieve, el espíritu de vino y el yeso como únicos remedios para mitigar los dolores y facilitar la curación de las llagas que hayan podido formarse, co¬
mo consecuencia de la destrucción de la
piel, en la parle dañada. Ninguno de estos remedios propor¬
ciona alivio inmediato, siendo su acción
sumamente lenta, mientras que con los paños preparados con la mezcla que más abajo transcribimos, el dolor se
mitiga instantáneamente y la curación
se efectúa con rapidez, sin que la perso¬ na lesionada tenga necesidad de aban¬ donar sus habituales ocupaciones.
Córtanse unas varetas tiernas y fres¬ cas de saúco como de un dedo de grue¬ so, y. desprovistas de la corteza verde
que las recubre, se pelan con cuidado para recoger la segunda corteza blanca, que se aparta para emplearla en tiem¬ po oportuno.
En una vasija de hierro puesta al fue¬ go se vierte media libra de aceite de oli¬ va. y cuando ha alcanzado una tempe¬ ratura muy elevada se le une la corteza de saúco que previamente se había apartado. Friese ésta hasta obtener una coloración rojiza oscura, se extrae aqué¬ lla y se cuela el aceite con objeto de que quede perfectamente limpio, sin resi¬ duos de ninguna clase que pudieran ser molestos ó perjudiciales en el uso de la mezcla. Vuélvese á poner al fuego la

vasija con el aceite ya limpio y dos on¬ zas de cera virgen amarilla, hasta con¬ seguir que ésta se derrita por completo» y antes de que la composición se enfríe se introducen en ella, con cuidado, tiras de tela de hilo usadas y perfectamente limpias, procurando se impregnen bien y por ambos lados con el líquido expre¬ sado; cuélganse aquéllas en un tendero hasta que se enfríen por completo, guar-> dándolas entonces en una caja de hoja
de lata.
^
Cuando se produce una quemadura
se corta un trozo de este lienzo prepara¬
do y se aplica sobre la parte lesionada, volviéndolo á la3 doce horas y renován¬ dolo cada veinticuatro» hasta conseguir la curación completa.
Empléase en quemaduras de cual¬ quiera clase, contusiones y heridas gan¬
grenosas.
Coloración artificial de las flores
t
Se mezcla éter con una décima parte
en volúmen de amoníaco líquido, y en ella se introducen las flores objeto de la
coloración.
Algunas ñores de Color violeta ó rosa toman el color verde intenso; así sucede con el geranio rosa, la violeta, la rosa, el miosotis, el heliotropo, etc. Las flores blancas se tiñen de amarillo, y las de este color no sufren mutación; otras de
color de carmín, se vuelven negras. Introduciendo en agua las flores so--
metidas á la referida preparación, con¬ servan luego el nuevo color durante al¬ gunas horas, después de cuyo tiempo suelen recobrar el color primitivo, algo
modificado. Para restablecer el color primitivo, basta sumergir las flores en
una disolución de ácido clorhídrico, di¬
luido.
Remedio infalible contra la disentería
Así califica su autor la siguiente sen¬ cilla receta que tomamos de una obra inglesa reciente: Mézclase una cuchara¬ da de sal común con dos de vinagre. En esta mezcla se echará media pinta de agua fría ó caliente, pero que se dejará enfriar antes de comenzar á administrar
el remedio.
Una copita de las que se usan para vino, llena de esta bebida, se tomará cada media hora y será completamente eficaz para la curación de la disenteria. Si el estómago experimenta náuseas, bastará con una copita cada hora.
Para los niños la mezcla se compon-

|4)
peña-cortadX
•—Perdóname, Julia dé mi alna a.^i es
•que la vista de aquellos precipicios tan
enormes, de aquellas rocás inmensas y temibles... me entusiasma; no lo puedo
remediar...
—¡Vaya si lo remediarás!—replicó Ju¬ lia. á quien la idea de qué *su hermana habia ido sola por aquellos peñascos arriba le había producido inopinada¬
mente un terror extraordinario.—Ni tú
ni yo iremosjt la ermita por ese camino;
se acabó. Esta tarde á los baños en
nuestra jardinera, á ver la gente que ha
llegado de Madrid.
—Pero. Julita mía...
—Nada—añadió Julia, con decisión de madre inflexible.—Esas valentías tuyas me han quitado la gana de ver los abismos y ios despeñaderos desde -la senda. ¿Oyes, Fermín? A las cinco de la tarde enganchas las muidlas, con los madroños y cascabeles de dia de fiesta,
y á los baños de Fuenpodrida. —Mejor es eso, señorita—dijo Fer¬
mín, alegrándose de la determinación de Julia.—Eso de andar por vericueros

es para los pastores y los que van á caza de la perdiz. Para ustedes, señoritas, la carretera limpia y lo» palacios del sol,
si á mano vieue.

Y se marchó Fermín muy contento,
porque iba á lucir en el carruaje. *á los ojos de los bañistas, la espléndida her¬
mosura de la señorita Julia, que. con
su sombrerito de paja y su traje finísi¬
mo de color de violeta, parecía el hada de aquellos valles, que había venido á embelesar el pensamiento audaz del po bre muchacho, nacido entre los terrones
de la vega y criado entre las ovejas que pastaban á la sombra de los chaparros
del monte.

5II

Aquella ‘tarde, como otras tardes an¬ teriores y como las siguientes, Fermín
se pavoneaba en ei pescante con la idea de que llevaba en el coche á la señorita
Julia, es decir, á la mujer más hermosa,

más inteligente y más seductora que Dios había echado á este mundo.
Cuando Iqs bañistas de Fuenpodrida.

tan desocupados y tan curiosos como
los de todos los establecimientos bal¬

nearios de uno y otro hemisferio, salían,
á la carretera á ver á las señoras de-

Peña-cortada, y miraban fijamente á

Julia, y luego cuchicheábala

ú

le abrían paso al cruzar la alameda, llevando del brazo á la juguetona y sa¬
ladísima Marieta. Fermín sentía una
especie de orgullosa satisfacción, como si todas aquellas'señales deasombroque
causaba la belleza de Julia se refiriesen
á algo propio, á algo exclusivamente
suyo.
Fermín áeguía don la vista á se seño¬ rita, y no perdía u'no solo de sus salu¬ dos, de sus sonrisas y de sus vueltas y revueltas por las verdes y copiosas ar¬ boledas que rodeaban el balneario; y cuando ella volvía al carruaje con su

el valle, proyectando sus sombras gi¬ gantescas sobre la casa de Peña-cortada,
y mientras llegaba la hora de la cena,
descansaban Julia y Marieta á la entra¬ da de la gruta, balanceándose en sendas mecedoras, y Fermín, á ruego de la se¬ ñorita, cogía una bandurria, y con gran habilidad y desenvoltura tocaba las pie¬ zas más populares, atrayendo á los de¬ más criados y dependientes de la pose¬ sión, que formaban respetuoso grupo, á alguna distancia de las señoritas, pero sin perder una nota de las que arranca¬
ba á las vibrantes cuerdas del instru¬

rayo de la luna nueva, que empezaba á reflejarse en la brillante y marmórea superficie de los formidables acantila¬
dos; los frondosos árboles de la vega agitaban suavemente sus ramas carga¬ das de hojas, al soplo del viento refrige-*
rante que venía de la vega abajo; las
ranas cantaban tímidamente en las
charcas, y los grillos en las puertas def
sus pequeñas madrigueras; algún pía prolongado anunciaba que un pájaro* poco satisfecho del lugar que había ele¬ gido para pasar la noche, se trasladaba
á otro más cómodo...

hertnanu. y las despedidas y miradas
de los concurrentes le hacían una espe¬
cie de ovación á su simpática hermosu¬ ra. Fermín sentía impulsos de dar las gracias á aquellos caballeros por su ren¬ dimiento y admiración á la espléndida majestad de la señora que él tenía el
honor de servir como cochero, como
criado, como mozo de comedor, como

mento la nerviosa púa de Fermín.
Era un cuadro encantador que se re¬
petía casi todas las tardes en la primera hora en que la tarde dejaba de ser día y empezaba á ser noche. A la entrada de la gruta, las dos hermanas, vestidas de blanco; á cuatro ó seis pasos de distan¬ cia. en un declive que formaba el terre¬
no. Fermín tocando la bandurria; más

Sobre todos estos ligeros rumores,
acompañados del constante murmurar
del río, flotaban las armoniosas y me¬ tálicas vibraciones de la bandurria, que los dedos de Fermín arrancaban más-
que con la fuerza muscular con la del sentimiento que en su corazón desperta-ba el deseo de agradar á la señorita
Julia.

jardinero y como esclavo, porque la misma esclavitud hubiera sido para él
la más ideal de todas las felicidades,
siendo Julia el tiránico dueño que le

abajo, el grupo de errados y jornaleros con sus mujeres y los chiquillos, guar¬ dando religioso silencio para saborear los compases de aquella agradable mú¬

Después de esté concierto, Julia inva¬
riablemente llenaba: de piropos á Fev-' mín todas- las tardes por su buen oído y su delicado-gusto musical.

pasiera la cadena.

sica ..

Volvía» de paseo, cuando el sol se La media luz crepuscular perdíase

había ocultada detrás de los abruptos poco á poca en las alturas, mientras por

petocos qué sé lévaatabaa al finalizar . el extremo opuesta aparecía algún tibia

Fermín escuchaba aquellas alabanzas
como'si un ángel mismo se las dijera, y se sentía enloquecido de legítimo orgu-r
Llo, no tanto por lo que halagabas* sol

drá de una cucharita llena de las que se colonias, que las sosteníamos en prove¬ llares de víctimas, muchos ascensos, y á los presupuestos del año anterior de de pruebas; ha tenido confirmación ofi¬

usan para el té, otra de vinagre y una cho de los extranjeros, y cuando empe¬ como desenlace el abandono irremedia¬ 1897.

cial. «La Gaceta de Madrid» publicó el

tacita de agua.

zó á progresar la producción española ble, por la densidad de la población in¬ Eu estos gastos están incluidos los de sábado el Real decreto eligiendo á nues¬

treinta años ha. la gobernaron los ideó¬ dígena, por ese ódio implacable contra las fuerzas de mar y tierra.

tro paisano para sustituir al Sr. Tous.

Contra el mosquito
Para ahuyentar mosquitos, tómese un pedazo de alcanfor de la tercera parte 'del tamaño de un huevo de gallina y «vapórese colocándolo en una vasija de lata y calentándolo sobre una lámpara, teniendo cuidado que no se inflame. El humo pronto llenará la habitación y ahuyentará los mosquitos, que no vol¬ verán aunque se dejen las ventanas
abiertas toda la noche.
Dice el autor que aprendió el secreto

logos libre-cambistas, que mantuvieron unos aranceles muy ventajosos para los ingleses, belgas y alemanes. Si en Cuba
se cambió de rumbo, consistió en los
gastos derivados de la primera insu¬ rrección y la repugnancia de los natu¬
rales hacia las contribuciones directas.
Fué más tardía la reforma arancelaria
de Filipinas, v por eso se observa nues¬ tra ridicula exportación hasta los últi¬
mos años.
Les compramos por valor de 7.74 mi¬ llones de pesos en 1886, vendiéndoles mercancías valoradas en 0-98 ¡Bonito

contra ^sta plaga viviendo en las ma¬ negocio!
rismas de la Luisiana (Estados Unidos), Quiere decir en los buenos tiempos,

en donde invierno y verano pulula el y cuando poseíamos en su plenitud el

mosquito. Durante algunos años la vida archipiélago, nuestras remesas llegaron

fué intolerable y no podía ni comerse como máximo en 1894 á 5,72 millones

en paz. De repente hubo un cambio fa¬ de pesos; calculando las ganancias en el

vorable. Ventanas y mosquiteros ame- 15 por 100. estimamos los beneficios ob¬

nudo quedaban abiertos, y sin embargo tenidos en la suma insignificante de

era casi completa la inmunidad con res¬ 0*858 equivalente á 4,29 millones de pe¬

pecto á los mosquitos; el criado explicó setas. No nos referimos al año 1896 por

cómo ahuyentaba «los pájaros» Quema¬ la influencia que tuvieron en las expor¬

ba pedazos de alcanfor y usaba una pre¬ taciones los gastos de la guerra.

paración secreta que llamaba «Sudakilo.» ¿Qué indica esta cifra tan reducida?

El alcanfor sólo basta al objeto y sólo Nuestra escasez de relaciones comercia¬

necesita ser usado una ó dos veces á la les y de negocios en el- archipiélago, á

-semana.

cuya explotación no han demostrado

afición los españoles, causas que sería

SI petróleo oomo insecticida

prolijo enumerar. Y aun el modestísimo contingente de la exportación se han

logrado, concediendo á los artículos fi¬ llegando los fresales con agua y al¬ lipinos, especialmente al azúcar y al ta¬

agunas gotas de petróleo por cada rega¬ baco. grandes ventajas, siendo así que

dera, se ven libres de la larva ó gusano son artículos cuya producción puede

blanco del abejorro, gran destructor de fomentarse en la metrópoli, favorecien¬

estas plantas.—Las babosas ó limazas do á los verdaderos españoles.

desaparecen con este agente.—Á los ani¬
males domésticos se les libra instantá¬
neamente de los insectos que los inco¬ modan con fricciones de agua petroli¬ zada (pero inmediatamente después se

Por otra parte, basta abrir los presu¬ puestos generales de la nación para en¬ contrarse con la sorpresa de que no fi¬
gura entre los gastos el ministerio de
Ultramar. En este sistema de ficciones,

les debe jabonar y lavar).—Finalmente, la isla de Cuba ha contribuido á costear

la sarna se cura pronta y radicalmente el sostenimiento de aquel centro, yen

al principio por medio de fricciones de cambio nosotros garantizábamos todas

petróleo.

las deudas de su Tesoro. Pero se han

perdido las Antillas, comprometiéndose además el porvenir del Erario filipino

Notas de actualidad con los gastos de la guerra y la carga de la emisión de obligaciones de adua¬

No nos convienen las Filipinas
Al condolerse nuestros periódicos de la pérdida de las Antillas han trazado ‘cuadros patéticos de los beneficios dis¬ pensados por los indianos á los pueblos del litoral. ¡Ya no levantarán sus casi¬ tas blancas al regreso á sus lares desde las playas de Cuba!
Estamos en total desacuerdo con tal
afirmación, porque no en vano hablan la lengua de Cervantes 80 millones de personas en el Continente americano, de donde volverán los españoles enri¬ quecidos, sin provocarnos la defensa de sus intereses catástrofes y retrocesos pa¬ recidos al presente.
Hemos hecho un cálculo de la super¬ ficie edificada en el Ensanche de Bilbao,
con capitales procedentes de Méjico, la República Argentina y otros países del continente, para compararlo con lasconstruciones levantadas por personas enri¬ quecidas en las Antillas. La proporción
es de 14.884 metros cuadrados contra

nas, de modo que la cuenta corriente de nuestro futuro negocio con el Extremo Oriente arrojaría el sigmiente resultado:
Como Haber una entrada aleatoria é
insignificante derivada de las pocas mercancías allí enviadas, y como Debe una lista muy larga... y un abismo sin
fondo.
Tendría que cargar la metrópoli.
Con el sostenimiento de todos los gas¬ tos del ministerio de Ultramar.
El pago de las deudas contraidas y de los déficits futuros, que crecerían como la espuma al perder la isla de Luzón,
La fortificación á la moderna de las
islas que nos dejen los yankees.
El sostenimiento de una escuadra im¬
portante en aquellos mares. Los gastos de la reconquista palmo á
palmo de aquel inmenso territorio po¬ blado principalmente por enemigos nuestros. Las tropas tendrían que ser casi en totalidad españolas, y un ejérci¬
to de 35.000 hombres nos costaría en
campaña más de un millón de 'pesetas
diarias.

4.970; es decir, tres veces mayor; supe¬
ra considerablemente el contraste de las

El quebranto que pudiera sufrir la

empresas industriales y mineras de Viz¬ caya, demostrando mayor iniciativa pa¬ ra tales negocios los procedentes del
continente.
Y ¿dónde están los capitales filipinos importados en la Península? Son muy
contados, lo cual consiste en la falta de
relaciones y de negocios entre la metró¬ poli y el archipiélago, por lo enervante

producción catalana con la pérdida del mercado filipino puede suplirse en pri¬
mer término recabando la mayor suma
de ventajas arancelarias de la nación ó naciones que nos suceden en la sobera¬ nía del archipiélago. Además, el Gobier¬ no está en el deber de ayudar á los fa¬
bricantes de artículos manufacturados
para abrir nuevos mercados, evitando

los castilas, el rigor del clima, en don¬ de no es prudente permanecer más de dos ó tres años consecutivos, y la enor¬

Hé aquí la escala de las cifras, debién¬
dose notar que las naciones que sostie¬ nen grandes escuadras son las más re¬

me distancia á la Península, á causa de cargadas:

cuantiosos dispendios.

Pesetas

La idea de desentendemos de Filipi¬ Inglaterra

. . 1.016.000.000

nas se halla muy arraigada en e! clases Rusia.

productoras y aun en el generalato es¬ Francia

pañol liay muchos que participan de Alemania

.

.

ella. La serie de lamentables equivoca- Austria Hungría. . . •

785.000.000 391.979.624

cionea y desastres padecidos por la po¬ Italia bre España habrá hecho algo más refle¬ España

.

.

368.000.000

xivos á sus prohombres; pero si no se Turquía europea. . • . 148.343.997

enmiendan, renacerá cual ave féuix la Holanda

.

.

82.959.275

opinión pública para combatir las cala¬ Suecia

veradas análogas á las que han labrado Grecia

.

.

50.968.031

la ruina nacional.

Bélgica

.

•

47.865.121

Al llegar á este punto encontramos en Portugal

.

.

44.578.693

los periódicos la siguiente noticia, bien Rumania

alarmante:

Dinamarca. . . . . .

23.763.941

«Toda la prensa norteamericana se halla conforme en que la actitud del Presidente Mac-Kinley parece resumirse en las siguientes conclusiones respecto

Suiza
Bulgaria Noruega
Servia

.

,

.

.

.

.

22.474.671
17.421.184 14.115.393

á Filipinas:
21 Anexión, en concepto de territo¬

Total. . . . . 5.121.440.955

rio conquistado, de todas las provincias
de la isla de Luzón.
.a- Españamantendrá su soberanía
en el resto del archipiélago, pero con las limitaciones que habrán de consignarse en el Tratado de paz de París; esas con¬ diciones tienen por objeto garantir las libertades de los indígenas, renunciar á toda cesión á cualquier potencia euro¬ pea ó americana y establecer relaciones
comerciales favorables á los intereses de
los Estados Unidos.
Supónese que éstas son exigencias in¬ declinables y definitivas, debiendo las
discusiones atenerse sólo al desarrollo
de los principios antes consignados.»

Con los aumentos ordinarios y extra¬ ordinarios que continuamente se verifi¬ can en Inglaterra, Rusia, Alemania, Francia y otros países, principalmente
en las fuerzas navales y en la artillería, que tan costosas son, puede calcularse que esta cifra pasa délos 6.000 millones, enorme suma que Europa arranca al caudal de sus progresos en instrucción pública, en obras de utilidad, en pre¬ mios á la agricultura, á la industria, á las artes, á la literatura, á la beneficen¬
cia, al comercio, y en un una palabra, á la prosperidad de los pueblos y á los
adelantos de la civilización.
Por desgracia, la noble iniciativa del

Czar no obliga á Inglaterra á retirar los

Un manifiesto

fabulosos créditos pedidos á sus cáma¬ ras para el aumento de su marina mili¬

tar, ni á Alemania para dejar de pedir

El Círculo de la Unión Mercantil lle¬ créditos al Reichstag para el aumento

vará al Gobierno una razonada petición
encareciendo la necesidad de que cesen1
las autorizaciones económicas que se
otorgan al Gobierno para proseguir la guerra con los Estados Unidos.
Estas autorizaciones deben cesar, se¬
gún la exposición, al desaparecer las. circunstancia^ que las hicieron necesa¬
rias.

de 47 nuevos regimientos para su ejérci¬ to, y hasta la comisión sueca nombrada en 1897 para formar el plan de defensa de aquella monarquía, ha pedido en su proyecto 21 millones de coronas para fortificar por el lado de tierra la plaza de Nordland, por el lado del mar la de Gottuborg y por uno y otro lado com¬ pletar las defensas de Stokolmo, Karls-

Hace votos la Unión Mercantil en el krona, Karlsborg y el golfo del Getlard.

preámbulo de la petición para que se ratifique la paz y cese por medio de un concierto honroso el triste período que viene la patria atravesando.
Las conclusiones de la petición son
42351lassiguientes: Que cesen los efectos del derecho que se otorgó al Banco para ampliar la
circulación fiduciaria hasta 2,000.000.000

El Japón en el Extremo Oriente siem¬ pre sigue perfeccionando su organiza¬ ción militar y aumentando su marina;
en la América meridional han entrado
en este mismo movimiento Chile y la Argentina, y en la del Norte los Estados Unidos, después de sus recientes con¬ quistas, se disponen á entrar en este terreno, reformando y aumentando su

678.adepesetas. Que cesen las diferencias que existen para el pago de los intereses de las deudas, estén ó no domiciliados sus
tenedores en España ó en el extranjero. Que cesen el recargo de las con¬
tribuciones y los impuestos establecidos
con motivo de la guerra.
Que en virtud de la precaria si¬ tuación por que atraviesa nuestro Era¬ rio, pague el Estado en pesetas todas las deudas que tiene contraídas, tanto en España como en el extranjero.
Que se depuren minuciosamente todos los derechos pasivos, imponiéndo¬
9.alesundescuentoimportanteyprogre¬
sivo.
Que los oficiales repatriados que se dediquen al Catastro cobren las mis¬

ejército regular y dando á su poder na¬ val un desarrollo que dentro de pocos años será la alarma de Europa; pues co¬ mo el conde de Beut escribió en la pági¬
na 339 de su obra El último de los Na¬
poleones no hace muchos años:—«Euro¬ pa verá de repente el águila americana, después de haber arrebatado de paso á España la reina de las Antillas, inmis¬
cuirse en sus asuntos y pesar con un pe¬
so terrible sobre los destinos de la vieja y degenerada Europa.»
Entretanto, en nuestro continente el
militarismo, que roba sus brazos jóve¬ nes más poderosos á los campos y á los talleres, convierte en Rusia é Inglaterra por cada mil habitantes 8 en soldados, Italia, 10, Alemania 12 y Francia 17. No hablarnos de España: en tiempo de paz

mas pagas que si se hallasen en situa¬ nos quedamos sin ninguno; en tiempo

ción de reemplazo.

de guerra improvisamos como soldados

Que con objeto de hacer econo- todos los hombres útiles y los enviamos

mías;se reduzca el llamamiento á filas á ser, ó carne inconsciente de cañón, ó

Deseosos nosotros, como el que más,
de que fuera cierto este nombramiento, por cuanto mejor que nadie conocemos las revelantes prendas que adornan al agraciado, y por las relaciones de amis¬ tad que nos unen con él, á quien venera¬ mos como uno de nuestros primeros maes
tros, y deseosos al mismo tiempo de hacer á nuestros lectores partícipes de
nuestra satisfacción, hubimos de procu¬
rarnos por todos los medios á nuestro alcance datos seguros; pero por más que
acudimos á buenas fuentes, no tuvimos
la fortuna de encontrarlos. Ni el domin¬
go pasado, á la hora en que estaban ya impresos en los diarios de Palma los telegramas de sus corresponsales en Madrid, al despedir al Sr. Oiiver, que debía marchar á la capital por Valldemosa, tenia éste noticia alguna ni oficial ni particular de su nombramiento, que
no se conoció en ésta hasta la noche, y
no por otro conducto que el de los pe¬ riódicos que trajo el correo.
Escusado podría parecer publicar en las columnas del Sóller la biografía del que el pueblo vió nacer y ha segui¬ do paso á paso en su brillante carrera, pues que la conoce la mayoría de los sollerenses; pero no queremos privar álos que la ignoran del gusto de leerla y la reproducimos á continuación, tomándo¬
la de nuestro estimado colega <¿La Últi¬
ma Hora, de Palma, con lo que no se
nos podrá tachar de parciales:
«Al delicioso pueblo de Sóller cabe la
dicha de haber visto nacer al nuevo
Deán de la Santa iglesia Catedral, hoy Arcediano de la misma, el M. I. Sr. don José Oiiver y Coll. Hijo de una modesta familia, sintió desde sus primeros años vocación al estado eclesiástico, pasando á la capital aún muy jóven para los es¬
tudios de dicha carrera. Ordenado de
sacerdote y muy poco tiempo después, fué nombrado Vicario Coadjutor de su pueblo natal, cuyo cargo ejerció con notable provecho de los fieles, por espa¬ cio de unos 11 años; durante cuyo tiem¬ po se captó la voluntad del público, por su buen comportamiento y prudencia.
Las buenas cualidades que siempre le han distinguido como orador, impulsa¬
ron la voluntad del Prelado, á que se
nombrara Ecónomo de Lluchmayor; donde por espacio de unos 3 anos'se es¬ meró en la santificación del pueblo, en la esplendidez del culto divino y en la pacificación de los ánimos, bastante di¬ vididos en aquella época. Pero la Provi¬
dencia le tenía destinado para cargos
más elevados y aunque sin esperarlo, tuvo que separarse de su parroquia.
El Cabildo de Ibiza adolecía de una
vacante, y el Sr. Oiiver fué llamado á cubrirla, siendo nombrado canónigo de
aquella Santa iglesia, por real decreto; donde fué muy apreciado. Asuntos es¬ peciales motivaron su pase á la Corte, viviendo allí por algún tiempo, sin olvi¬ dar pero á Ibiza; mientras que sus ami¬ gos en Madrid, no cesaban de trabajar incesantemente y con eficacia, para trasladarlo hácia ellos y disfrutar de su compañía.
Otro real decreto nombró á nuestro
buen amigo capellán mayor de S. Fran¬ cisco el Grande en Madrid, motivando
que abdicara de su prebenda en Ibiza y pasase á ocupar su nuevo destino en S. Francisco, con aplauso de sus nuevos compañeros y cordial satisfacción de sus amigos, que tanto anhelaban tener¬
le á su lado.
Vacando, por último, la dignidad de
Arcediano en nuestra Santa iglesia Ca¬
tedral. y brillando en él las cualidades y condiciones requiridaspara obtenerla: su amor á su pais natal y el cariño (co¬

del clima y otras causas.
Veamos‘el tráfico comercial creado
después de tres siglos de dominio, se¬ gún la Estadística del comercio exterior
de la Península.

ANOS

Exportaciones Importaciones

Pesos

Pesos

1886. . . 1887. . . 1888. . . .

982.892 922.319 1.259.706

7.744.520 4.669.887 2.863.339

los peligros del cierre de numerosas in¬ dustrias, y por grandes que sean las primas que conceda durante un perío¬ do. por ejemplo, de diez años, á la ex¬ portación y á la navegación, resultarán infinitamente más baratas que el domi¬ nio de los territorios conquistados por
Legazpi. Conviene, si, que salvemos nuestro
derecho en las negociaciones de paz; pero
á condición de tratar durante los deba¬
tes, ó lo antes posible, de la enajena¬

al número de reclutas preciso para cu¬ brir bajas y garantizar el orden.
Que se cierren las escuelas mili¬ tares respetando, sin embargo, los dere¬ chos adquiridos por los alumnos que hayan empezado sus estudios.
Que se consigne en todos los pre¬
supuestos un partida de 1.000.000 de pe¬ setas para ateqder á los heridos, inváli¬ dos y enfermos de tropa y marina, y para recompensar el esfuerzo de los sol¬
dados, verdaderos mártires de la guerra.

pasto miserable de la anemia ó del con¬ tagio.
Sección Bibliográfica
EL NUEVO DEÁN
Sentimos vivamente que la índole de nuestro semanario no nos haya permi¬

mo es natural) á su familia, aunque' muy satisfecho en la Corte por las bue¬ nas relaciones que había contraído, no
pndo menos de aceptar el nombramien¬ to, que de Arcediano en la misma Santa iglesia le ofrecía otro real decreto; así es que. desde aquel entonces viene disfru-
tandode tan alta dignidad, con júbilo de su dichosa familia y satisfacción de
sus amigos.
La muy sentida muerte del Sr. Tous, de feliz memoria, nos dejó vacante en la

1889. . . .

1.732.517

4.620.472 ción, que buena falta nos hará loque de

tido ser los primeros, como de veras hu¬ Santa iglesia Catedral la dignidad de

1890. . . .

1,843.742

4.912.675 allí pueda sacarse para el pago de las

biéramos deseado, en dar á conocer á Deán; y, mientras aún lamenta la pérdi¬

1891. .

.

.

1892. .

.

.

2.810.689 3.787.977

4.499.491 cuantiosas deudas contraídas.

4.611.908

Si se hiciera un balance de cuentas,

La paz armada

nuestros lectores el nombramiento de da de su digno presidente el M. I. Ca¬ Deán de la Santa Iglesia Catedral de bildo: tiene hoy la satisfacción y dulee

1893. .

.

.

4.537.336

4.159.215 resultaría un crecido saldo de lo que

Palma, hecho á favor de nuestro queri¬ esperanza de ver aquella vacante dig-

1894. . . .

5.716.824

3.598.967 han costado las Filipinas á la metrópo¬ Con motivo de la apelación de la can¬ do amigo el M. I. Sr. D. José Oiiver. na mente ocupada.

1895. . . .

5.153.978

4.994.138 li. Y si esto sucedía cuando todo mar¬ cillería del Czar á las potencias europeas Afortunadamente el rumor que había

Precedida de muy halagüeñas noti¬

1896. .

.

.

8.261.911

4.595.354 chaba en medio de una paz venturosa, proponiéndoles el desarme, es oportuno circulado, del que nos hicimos eco. y al cias, que en estos dias pasados nos co¬

¿cómo vamos á esperar en adelante sino resumir las cifras de lo que cuesta en que por más que le dimos la importan¬ municaron como brillante aurora los

Total en 11 años

37.008.891

51.269.966 los frutos más amargos? El porvenir es¬ nuestro continente la paz armada, según cia que, por lo general y bien fundado periódicos locales: aparece en la Gacetcd

Nos dimos tan mala mañana antigua- tá claramente trazado, una lucha tenaz los datos que suministra1 el Almanaque merecía, no pudimos ni debíamos con¬ del 17 el nombramiento para la digni¬

mente para crear mercados en nuestras y prolongada, sacrificios inmensos, mi¬ de Gütka del año actual y que se refiere cederle los honores de verdad, por falta dad de Deán de la Santa iglesia Catedral

SÓLLIR

55

de esta isla á favor del M. í. Sr. D. José Oliver, Arcediano de la misma.
Reciba, pues, de sus amigas el Sr. Oli¬
ver millones de felicitaciones coi diales, mientras pedimos á Diosle conceda mu¬ chos años de vida, para disfrutar de tan elevada dignidad y completamente res¬
tablecido de su salud, tan quebrantada desde mucho tiempo».'
También nosotros enviamos á nuestro
ilustre paisano la más sincera felicita¬ ción, y, haciéndonos intérpretes de los sentimientos del pueblo de Sóller, en
nombre de sus compatricios dárnosle la enhorabuena más cumplida, al mismo
tiempo que le deseamos continué en la mejoría que en su quebrantada salud se ha iniciado y pedimos al cielo le dé
acierto para que desempeñe dignamente
tan elevado cargo.

pruebas á que se las sometió durante la
travesía.
* **
Al dia siguiente al de su llegada, des¬ pués de cargar gran cantidad de efectos que tenia preparados desde hacia tiem¬ po y de embarcarse en el mencionado vapor numeroso pasaje, salió para Bar¬ celona y Cette, á cuyos puntos llegó sin novedad según comunicaron telegráfica¬ mente á la Dirección los consignatarios respectivos; de modo que á tener á la
vuelta tan buena travesía como á la ida,
podrá emprender de nuevo viaje el pró¬ ximo dia 30, y una vez efectuadas en Cette las operaciones de descarga y car¬ ga salir para Marsella con objeto de limpiar sus fondos, según dijimos ya en
la crónica del penúltimo número de este
semanario.

de ésta misma mejora nos ocupamos, respecto á dar mayor diámetro á la tube¬ ría principal, por lo que quedamos satis¬ fechos y agradecidos, en nombre del pú¬ blico en cuyo beneficio abogábamos, lo mismo á la Corporación municipal que
al mencionado Sr. Reinés.
Ya no falta más, ahora, que traer la tubería y tenderla, para que sea un he
cho la mejora cuya idea aplaudió y de¬
sea ver realizada el vecindario.
Según acuerdo de la «Junta, local de protección ai Soldado», tomado en se¬
sión del sábado último, mañana saldrá
ésta con objeto de recaudar fondos, con que poder atender á los enfermos que continua socorriendo y á los infortunados que no tardarán en regresar á este pue¬ blo procedentes del ejército de Ultra¬

de pueden pasar el rato; no faltará con¬
currencia de seguro.
Después de unos ejercicios espiritua¬ les dirigidos por el Rvdo. P. José Auba Filipense, para las «Hijas de María», que han tenido lugar por la mañana y al
anochecer de todos los dias desde el do¬
mingo último, en el oratorio de la CasaHospicio de esta villa, en la mañana de hoy ha empezado en la iglesia parro¬ quial la solemne oración de cuarenta horas que dicha Asociación dedica anual¬ mente á su excelsa Madre. El templo está muy adornado y á las funciones de hoy han concurrido gran número de
fieles.
Dicha festividad continuará mañana y terminará el lunes á las ocho de la no¬ che.

se dará principio á las solemnes ctiá^
renta-horas que las Hijas de María dé-
dicau anualmente á Excelsa Madre. Por
la mañana, á las seis, exposición y actó seguido misa solemme. A las 9 y media tercia y misa mayor. Por la tarde víspe¬ ras y al anochecer sermón por el Reve¬ rendo P. José Auba, Filipense, y la coV
ronilla de las doce estrellas.
Dia 25.—A las siete y media comu¬ nión general para las Asociadas, actó seguido exposición y misa solemne. A las 9 y media tercia solemne y misa ma: yor á grande orquesta, predicando el mismo Revdo. P. Auba. Por la tarde, á las tres, vísperas, completas y maitines
solemnes.
Dia 26.—Exposición á las seis, acto seguido misa solemne. A las 9 y media tercia y misa mayor. Por la tarde víspe¬ ras y completas y al anochecer letanía, ejercicio mensual con plática por el mis¬ mo P. Auba, procesión, Te-JDeum y re¬
serva.

Crónica Local
El lunes, á la hora de costumbre, fondeó en este puerto procedente del de Barcelona el vapor correo Lulio, trayen¬ do la balija, numeroso pasaje y mucha y variada carga. Por la tarde, al anoche¬
cer, después de recoger la corresponden¬ cia y de embarcar muchos pasajeros y efectos, volvió á salir para la capital del
Principado.
* **
También como el lunes anterior des¬
embarcaron en este puerto algunos sol¬ dados repatriados, tres solamente: Bar¬ tolomé G-arí Cerda, de Porreras, y Cos¬ me Ginard Lladó, de Campos, de infan¬ tería, y Juan Pujol Molí, de Santa Ca¬ talina, de la dotación del crucero Reina Mercedes. Dispuso el Sr. Alcalde fueran

No han podido menos de llamar la atención y de disgustar al vecindario los
escándalos fenomenales que desde al¬
gún tiempo á esta parte vienen repitién¬
dose con sobrada frecuencia en determi¬
nados establecimientos de las inmedia¬
ciones de la plaza de la Constitución. Suelen éstos empezar en el interior de la casa con palabras más ó menos insul¬ tantes, continúan luego en la calle con blasfemias de las que desgarran los oi¬ dos de cualquier persona no solo que tenga fé, sino que sea medianamente educada, continúan luego con una grite¬ ría infernal que despierta, incomoda, y
hasta sobresalta á los vecinos, y acaban á trompazo limpio las más de las veces.
¿Tiene de tales escándalos noticias la
Autoridad?
Por si no la tiene, se la damos noso¬ tros, y sentiríamos tener que insistir otro

mar.
La colecta se verificará por la maña¬ na, y las personas que querrán contri¬
buir con sus limosnas á la obra carita¬
tiva que intentó llevar á cabo y sin desmayos continua realizando la expre¬ sada Junta, podrán hacerlo, bien entre¬ gando en el acto y por una sola vez una cantidad en metálico por insignificante que sea, bien suscribiéndose por una cuota semanal, la que estimen conve¬ niente, desde cinco céntimos de peseta
arriba.
Bien por la «Junta local de Protec¬ ción al Soldado»; la satisfacción que experimentará el corazón de los que la componen/la gratitud de los socorridos y las bendiciones del cielo, pagarán superabundantementé los trabajos y sa¬ crificios que se ha impuesto para auxi¬
liar á sus hermanos necesitados.

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 15 de Septiembre
Reunido de segunda convocatoria, ce¬ lebró el Ayuntamiento la sesión ordina¬
ria de la anterior semana en la noche
del expresado día, bajo la presidencia del Alcalde, Sr. Serra, y habiendo asisti¬ do los concejales Sres. D. Ramón Ma¬ yol, D. Pedro Antonio Martí, D. Andrés Oliver, D. Jaime Antonio Mayol y don
Antonio Palou.
Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Se dió cuenta de varias instancias
presentadas por los vecinos D. José Lla¬ dó y Pizá, D. Guillermo Oastañer y Ru1 lan, D. Juan March y Alcover y don Jaime Rullan y Miró, todas en solicitud de permiso para hacer obras en los in¬ muebles que en ellas se expresan, sitos respectivamente en la calle de la Recto¬ ría, en los caminos nombrados de Sa

Dia 29, fiesta en honor del arcángel San Miguel. A las 9 y media horas me¬ nores y la misa mayor con sermón.
Registro Civil
Nacimientos. Varones 0.—Hembras 3.—Total 3.
Matrimonios.
Ninguno.
Defunciones Dia 19.—Antonio Garau Garau, de 4
dias, calle de Sta. Catalina, (Puerto). Dia 20.—D.a Ana Trias Pons, de 64
años, viuda, Manzana 55. Dia 22.—D. Jaime Pons Seguí, de 16
años, M.a 96
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas

obsequiados con café en el puerto y al¬ muerzo en la población, obsequio que, como los gastos de carruaje para subir del muelle y para ir á Palma, fué costea¬ do de fondos municipales. Recibieron además 2‘50 pesetas cada uno como so¬
corro de la «Junta local de Protección
al Soldado», y continuaron luego viaje hacia la capital.
* **
Listo completamente el vapor León de Oro de la reparación que se le hizo en Palma, el martes de esta semana es¬ tuvo en ésta de regreso, entrando en el puerto á cosa de las 11 de la mañana. Pasajero en dicho vapor vino el inteli¬ gente constructor D. Juan Oliver Ma¬ nen, con uno de sus operarios, al objeto
de cerciorarse de la bondad de los tra¬
bajos que se han ejecutado en sus acre¬ ditados talleres; y según se nos asegura, {lo mismo el entendido ingeniero, que el
íaquinista, el Naviero-Director y el

dia, porque esto nos obligaría á hablar más claro, lo que á algunos habría de
pesar.
Terminadas las obras del ensanche
del camino vecinal de la Alquería del Conde por el Torrentó dl en Creueta, en
las inmediaciones de Ca ‘s Maño y en
la calle de la Bola, continúan actual¬
mente las de construcción de la mina de
la calle de San Pedro, las preliminares para construir aceras en la de San Bar¬ tolomé, las de ensanche del camino de
Son Pons en las inmediaciones del Con¬
vento y las de prolongación hasta el mar del pequeño torrente del Camp de sa Má, habiendo empezado otra brigada el derribo del ancho paredón de Can Real, en la calle del Fossarét, con objeto de dar á esta mayor latitud.
Ha estado en ésta estos dias, con obje¬ to de continuar, hasta dejarlos ultimados,

-

-

■*■■■■

En la sesión que celebró anoche el

Ayuntamiento, accediendo á una peti¬

ción del Alcalde, Sr. SeiTa, acordóse

conceder á éste quince dias de licencia

para descansar de las fatigas propias

del espinoso cargo que desempeña.

Quedó encargado de la Alcaldía el

primer Teniente D. Jaime Antonio Ma-

yol y Busquets.

Hasta el domingo último continuaron
en el vasto «alón de la sociedad de soco¬
rros mútuos Artesano,'Sollerense las fun¬
ciones de polichinelas que hicieron las de¬ licias de la gente joven, dorante una lar¬ ga temporada. Al marchar el Sr. Felipe Puertas, dueño del teatrito de miniatu¬ ras, que con los antedichos espectáculos va á divertir ahora á los ibicencos, ha llegado á esta, sin duda para que no quedemos sin poder solazarnos, D. Ale¬ jandro Rodríguez, quién se propone dar

Bleda y de Can Tambó, en la carretera del puerto y en la calle del Mar. Acordó el Ayuntamiento pasaran dichas instan¬
cias á informe de la Comisión de Obras
las primeras, y al del Sr. Iugeniero en¬ cargado de la carretera de Palma á este puerto las dos últimas.
Dióse lectura al dictamen emitido por
el mencionado Sr. Ingeniero respecto á lo solicitado por D. Jaime Rullan y Mi¬ ró con fecha 7 del actual, de cuya ins¬ tancia se dió oportunamente cuenta, y se acordó aprobarlo y conceder á éste el permiso con arreglo al mismo.
Fué leído el extracto de los acuerdos
tomados por el Ayuntamiento en las se¬ siones que celebró durante los meses de Noviembre y Diciembre últimos, y se acordó aprobarlo.
A fin de dar mayor latitud á la calle
del Fossarét acordóse la reedificación de
la pared .que comprende todo el trayecto de la finca Can Real, lindante con la
misma.
Acordóse colocar un farol á petróleo en el caserío nombrado del Setter, de és¬
te término.
Por último acordóse verificar varios

Diá 19 y 22.—De Palma, en ÍO horas,
vapor Constante, de 13 ton., cap. doni B. Palmer, con 9 mar. y lastre.
Dia 19.—De Barcelona, en 10 horas, vapor Lulio. de 405 ton., cap. D. P. Aulet, con 29 mar. y efectos.
Dia 19. —Do Andraitx, en 1 dia, laúd Catalina, de 36, ton,, pat. D. J. Fleixas, con 6 mar. y lastre.
Dia 27.—De Palma, en 10 horas, va-' por León de Oro, de 278 ton. cap. donf G. Mora, con 15 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 19.—Para Palma, laúd San JosÓ de 21 ton., pat.D. B. Tomás, con 6 ma¬ rineros y lastre.
Dia 19 y 22.—Para Palma, vapor Constante, de 13 ton., cap. D. B. Pal¬ mer, con 9 mar. y piedra.
Dia 19.—Para Barcelona, vapor Lulio; de 405 ton., cap. D. P. Aulet, con 29 mar. pasaje y efectos.
Dia 20.—-Para Cindadela, laúd Bue¬ naventura, de 36 ton., pat. D. A. Magraner, con 6 mar. y lastre.
Dia 20.—Para Alicante, jabeque Co¬

Jemás personal que compone la Junta de Compañía de copropietarios del vapor,
pi quedado por completo satisfechos la perfección de aquellos y de la soli¬
dé de las nuevas piezas, de que pu-

los trabajos de reforma de la proyecta¬ da canalización de aguas por la parte al¬ ta de la población, el Maestro de Obras D. Gaspar Reinés. Creemos se habrán
tenido en cuenta las indicaciones que

una serie de funciones de prestidigitación, que empezarán en el antedicho lo¬ cal esta misma noche y continuarán en la tarde y noche de mañana y demás dias
festivos.

pagos. Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS

razón de Jesús, de 41 ton., pat. D. José?' Mayol, con 5 mar. y lastre.
Dia 21.—Para Cette y Barcelona, va¬
por León de Oro, de 278 ton., cap. doii G, Mora, con 16 mar. pasaje y efectos.

dilon convencerse en las diferentes nos permitimos hacer la otra vez que ¡ Ya saben, pues, los desocupados don¬

En la iglesia Parroquial—Hoy, dia 24,

80 ENSAYOS CIENTÍFICOS Y LITERARIOS

ían perjudicado sus propios intereses, ni hecho

Jrder la le de las gentes sencillas en la posi-
idad de mejorar nuestra situación .agrícola,

^acreditando la planta, cuya introducción, en

tos terrenos, era un progreso,

ntre los muchos ejemplos que podríamos ci-
tñkpuntamos uno muy reciente. Cuando la en¬

fermedad del naranjo en Sóller hubo convertido

losWlísimos huertos de esta localidad en gran¬

Iv

des Wbazales, y los propietarios buscaban en el
combio y” en la industria los recursos necesarios

paraWer y cubrir la injusta tributación que

todav pesaba sobre ellos, como si continuasen

prodigado, se levantaron multitud de redento¬

res qu desde la prensa y en reuniones, propo¬
nían iWlios de ocupar, hasta con ventaja, las tierras fisi ya baldías, por cultivo de plantas

aromátvs, sacarinas, etc. Al fin hubo quien lo¬

gró inqpir á Jos incautos á que plantaran la
canamiü emprendiendo muchos el cultivo, desconocieih el clima y sin advertir que el con¬
sejo eraVteresado. Algunos amigos consultaron
nuestro Irecer sobre el particular y contestᬠrnosles ci franqueza que dudábamos del éxito,

afinque illa podíamos afirmar por desconocer el

clima. Amo de tantos le aconsejamos, que, por

vía de eulyo, plantase una sola mata y la cui¬

dase con hiero, dejando un termómetro de mí¬

nima mata

cerote ella.
desmtró' en

Terminado el
su vegetación

invierno, dicha
que no se ha¬

llaba bien hule la temperatura descendía más

abajo de cil como indicaba el instrumento.

De los nihos cañaverales que se plantaron, tan solameil los situados en alturas expuestas al sol y lil.%5 de escarchas, sacaron* penacho sin

ALGO SOBRE LA EDUCACIÓN
abrir la flor, los demás crecieron desmedrados. Los especuladores que al vender la semilla á
muy buen precio, ofrecían comprar todas las co¬ sechas, no quisieron ensayar siquiera la extracción del azúcar, y los cultivadores, después de gas¬ tarse un buen capital en abonar y preparar los terrenos, destinaron sus cañas al verdeo, conven¬ cidos de que para otra cosa no servían y aban¬
donaron el cultivo.
Estos hechos, por la frecuencia con que se presentan, son la pesadilla de nuestros agricullores, y hasta de muchos propietarios instruidos en laá teorías agrícolásy sin que ninguno fije su atención en averiguar la causa del mal y bus¬ car los medios de combatirlo, cuando es tan fᬠcil y hacedero; antes al contrario,- la igno¬ rancia, léjos de animar y enardecer á los ac¬ tores en deseos de practicar nuevos esperimentos, dá pábulo á la natural desconfianza de personas inespertas para renegar de la ciencia y burlarse hasta del nombre del progreso. Esto debería con¬ vencer á los gobiernos de que, por mucho que se haga, el campesino' permanecerá reacio- á todoJ espíritu de innovación, mientras desde joven y en las mismas escuelas, no se le acostumbre á
observar los fenómenos de la naturaleza relacio¬
nados con sus prácticas ordinarias, y deje' de" confiarlo todo á la influencia de la luna y de los demás astros, base única de la ciencia empí¬ rica que despóticamente reina en los campos.
La ciencia en su agigantado progreso ha pues¬ ta ki resolución de los problemas más intrinca¬ dos al alcánce de las inteligencias más limitadas y lía reducido á prácticas sencillas y hasta tri¬
viales los medio3 de conocer la naturaleza de lee

POR D. JOSE RULLAN PBRO.
tierras, y de fijar el clima y habitación propia dé cada planta; pero él atraso de las gentes del Campo, mantenido por la indolencia y preocupa¬ ción de la generalidad de los propietarios, acaba por hacer infructuosas las bellas conquistas del
saber humano, en detrimento de la sociedad.
De ahí el ningún resultado de las publicaciones periódicas científicas, y de tantos libros en don¬ de se exponen con la mayor claridad, las prác¬
ticas conducentes á un buen sistema del cultivo
y al mayor rendimiento de las tierras: donde falta fé, no puede haber progreso. .. No sucede lo mismo con respecto al comercio y á la industria, en especial esta última, que, afanosa hasta el delirio, aprovecha hasta las más pequeñas indicaciones para perfeccionar sus mᬠquinas y procedimientos, reúne los brazos en los grandes centros de población, absorbe los capita¬ les, y, tenaz en su empeño de producir mucho1 y barato, apura los medios de ofrecer muchos y variados productos al mercado; y con este afán se ahoga á sí; misma y promueve un conflicto’ en los intereses de su rezagada hermana la agri¬ cultura. ¿Y qué otra cosa puede suceder en el actual estado de cosas? Para aquélla todo sonescuelas y talleres de práctica, certámenes, mu¬
seos y privilegios: para ésta, completo aislamien¬
to y abandono; sus reclamaciones son gritos per¬
didos en el caótico torbellino de la política y de' interés privado. Si el exceso de tanto favoritismo' algún día resulta un trastorno social, culpables serán de ello las personas que, pudiendo, no pro¬ curaron él equilibrio y consiguiente parale¬
lismo de la enseñanza entre las clases dedicadas'

4

SOLLEH

Tapones Correos
SALIDAS
Lunes 2 tarde, para Barcelona (vía
#óller).
Martes 5 tarde, para Barcelona (di¬
recto). Miércoles 9 inafana, para Ibíza y Va¬
lencia; y 2 tarde para Mahón (vía Al¬
cudia). Jueves, ninguna. Viernes 5 tarde, para Barcelona (di-
,recto). Sábados 9 mañana, para Ibiza y AH-
c&ntG.
Domingos 2 tarde, para Barcelona f(via Alcudia).
ENTRADAS
Lunes 10 mañana, de Barcelona (vía
Sóller), y de Mahón (via Alcudia).
Martes 9 mañana, de Ibiza y Alicante. Miércoles 9 mañana, de Barcelona (di¬ recto). Jueves 10 mañana, de Barcelona (vía -Alcudia). Viernes 2 tarde, de Ibiza y Valencia.

Sábados 9 mañana, de Barcelona (di¬
recto).
Domingos, ninguna.
SEMICIO DIRECTO ENTRE MALUCA Y MORCA
De Palma para Mahón, los sábados á
las cinco de la tarde.
De Mahón para Palma, los martes á
las cinco de la tarde.
—^e*®*»*»*—
FERRO-CARRILES DE MALLORCA
Servicio de frenes para viajeros 'que re¬ girá desde el día 10 de Abril de
1898.
De Palma hasta Manacor y Felanitx. á las 7‘40 mañana, 2 y 6‘25 (mixto entre Empalme y Manacor y Santa María y Felanitx) tarde.
De Palma hasta La Puebla, á las 7‘40 mañana, 2‘30 y 6‘25 (mixto desde Em¬ palme) tarde.
De Manacor hasta Palma, á las 4
(mixto), 6‘30 mañana y 5‘15 tarde. De Manacor hasta Felanitx y La Pue¬
bla, á las 6‘30 mañana y 5l15 (mixto en los ramales) tarde.
De Felanitx hasta Palma, Manacor y

La Puebla, á las 6‘40 mañana, 1215 (mixto hasta Santa María) y 5‘25 (mixto
desde Empalme) tarde.
De La Puebla hasta Palma, Manacor
y Felanitx, á las 6‘55 mañana, 1 y 5‘25 (mixto hasta Empalme) tarde.

■Puntos de parada y horas en que salen

las diligencias - correos de la capital

para los pueblos del interior de la

isla:

Pueblos.

parada. P. de

HUIíAlü
Salida Llegada

Andraitx.
S‘ Arracó
Capdellá.
Calviá. .
Esporlas .
Establiments. Estallenchs Bañalbufar
Puigpuñcnt
Valldemosa
Deyá . .
Sóller. .
Buñola. .
Lluchmayor Santañy . Campos . Sansellas.
Sta. Eugenia
Felanitx .
Algaida .
Montuiri.
Porreras .

Pelaires 98 Pelaires 98 Santacilia Santacilia
P. del Olivar P. del Olivar P. del Olivar P. del Olivar
P. del Olivar
San Miguel, $4 San Miguel, 84 San Miguel, 80 San Miguel, 80 Baúl ó, 6 Baúl ó, 6
Bauló, 6 P. de S. Antonio P. de S. Antonio
Mercadal, 13 Mercadal, 13 Mercadal, 13 Mercadal, 13

2 tarde 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2

7 mañ.* 7» 8» 8» 9■ 9• 9. 9• 9• 8. 8• 8. 8• 8‘30 id. 8‘30 • 8‘30 • 8‘30 » 8*30 » 6 man.11 6» 6* 6»

MERCADOS DE MALLORCA
Se verifican todos los días de la sema¬
na: el lunes, en Manacor; el Martes, en Montuiri; el miércoles, en Sineu; el jue¬ ves, en Inca; el viernes, en Lluchmayor; el Sábado, en Palma; el domingo, en Binisalem, Pollensa y Sansellas.—En Pal¬ ma, siendo fiesta mayor el sábado, se traslada ai viernes anterior, y siéndolo
el Jueves se traslada al miércoles el de
Inca, lo mismo que en la Semana Santa. El martes de esta misma semana hay mercado de ganado lanar en Binisalem.
Los jueves, viernes anteriores, interme¬ dios y posteriores á los días en que ce¬ lebran ferias en Inca y Lluchmayor no hay mercado.
—-Me*®*»*'-—
FÉRIAS EN MALLORCA
ABRIL.—Domingo, 24, Sta. María. MAYO.—Domingo, 1, Sineu, (Fira de Maitx).—Jueves, 5, Inca, (Dijous bó). —Domingo, 8, Sóller y Felanitx.—Do¬ mingo, 15, Sansellas.—Domingo, 29, Ma¬ nacor y Binisalem.

JULIO.—Miércoles, 20, Felanitx.— Domingo, 24, Manacor.
AGOSTO. — Domingo, 14, Sineu.— Domingo, 28, Felanitx.
SEPTIEMBRE.—Domingo, 18, Ma¬ nacor.—Martes, 27, Felanitx.—Jueves, 29, Lluchmayor.—Viernes, 30, Lluch¬ mayor, jiro.
OCTUBRE.—Domingos, 2, 9 y 16, Lluchmayor.—Domingo, 23, Inca y Fe¬ lanitx.—Domingo, 30, Inca.
NOVIEMBRE.—Domingo, 6, Inca. —Sábado, 12, La Puebla.—Sábado, 12, Alcudia.—Domingo 13, Muro y Pollen¬ sa.—Jueves, 17, Inca, (Dijous bó).—Do¬ mingos, 20 y 27, Binisalem.
ESTACIONES
TELEGRÁFICAS! TELEFÓNICAS EXISTENTES EN BALEARES
TELEGRÁFICAS: —Alayor.—Alcu¬
dia.- -Andraitx. — Arta. — Ciudadela.—Felanitx.—Ibiza.—Mahón. —Manacor. —Palma.
TELEFÓNICAS; -Sóller.—Palma.

Los anuncio* que se inserten en esta sección pagarán; Hasta tres injeicicnes á razón de 0'05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á razón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante a razón de 0‘02 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de lineas
le que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán; Del ancho da una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0'05 pesatas y los reclamos á razón de 0*10 ptas. la linea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
I.OB suscriptores disfrutarán una rebaja de un 25 per ciento.

SERVICIO DECENAL
ENTRE
por el magnifico y veloz vapor
LEÓN DE ORO
Calidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del LPríncipe n.° 24.
EN BARCELONA.—Sres. Rosich Cárles y
¡Comp.a, Paseo de la Adnana, 25.
EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com\\mandant Samary-5.
LEGÍTIMO DE PUERTO-RICO
á 9 Reales litro.

El dueño del molino
de Can Gomila participa á sus pa¬ rroquianos y al público en gene¬ ral qne de hoy en adelante solo pagarán para moler y cerner una cuartera 3 reales y para molerla
solamente 2 reales.
Recíbense encargos en casa de D. Francisco Pomar, (á) Pollensí, plaza de la Constitución.
PANADERIA
DEL MORO VIEJO
DE
Gástale; Deyi
SINDICATO 163—TAHONA N.° 48
PALMA DE MALLORCA
PREMIADO CON MEDALLA DE ÜRO en la «Exposición Balear»-Sóller-1897
Esta antigua y acreditada pa¬
nadería envía semanalmente gran¬
des pedidos de pastas especiales para la villa de Sóller, como son: cocas, craspells, galletas y similares.
Se dá comisión á las tiendas
y vendedores.

L’ UNIÓN
Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social
Reservas
Primas á cobrar .

10.000,000 Francos 8.705,000
74.287,038

Total .

92.992,038

Capitales asegurados Siniestros pagados .

15.127.713,242

h

194.000,000

>,

SECttTRO RE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de
trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar> Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna) 17.

♦Tinta negra Siglo XIX^Tinta comunicativa#T¡nta violeta^ ♦Tinta carmin+Tinta para sellármete., ete.m
lia hay en venta en el establecimiento h&
SIHCIRIDAD-San Bartolomé-17-SOLLER.

Se vende en casa de Pedro Antonio Pizá,—Calle DAMIAN FE01T1M

del Pastor,—SÓLLER.

MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).

de i Intonío U y

alto Ibro

Ptas. Cts.

HISTORIA DE SÓLLER en sus relaciones con la general de Ma¬ llorca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno, encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de cobre en la Exposición Universal de Barcelona ....

20*00

INUNDACIÓN DE SÓLLER Y FORNALUTX, en 1885, capí¬
tulo adicional á la Historia de Sóller. Un tomo en 4.° de

120 páginas, encuadernado en rústica

1‘75

CULTIVOS ARBÓREOS Y HERBÁCEOS. Memoria premiada
con el pensamiento de oro y plata en el certamen del quincuagésimo aniversario de la fundación del Instituto
Balear. Un tomo en 8.°, encuadernado en rústica . . . 2*o0

Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR
Desea venderse una
casa cómoda, nueva" y espaciosa, situada en la calle del Padre Baró,

FIEL CONTRASTE DE PESAS Y MEDIDAS DE ESTA PROVINCIA

Pta*.,

Manual práctico de Aritmética del sistema mótrieo-décimal. i Y

Reducción completa de todas las pesas y medidas de Mallorca

(en rústica)

*

■. ljo

Reducción completa de quintales á kilógramos y vice-versa,

con el 4 pg y sin él

fif5 * .

.

.

.

Reducción completa de cuartines de vino á litros y vice-versa; /50

Catálogo que contiene las equivalencias de todas las unidades

de pesas y medidas de Mallorca al sistema métrico decimal

y vice-versa

t/0'25

Libro de cuentas hechas por pesetas y céntimos de id. . . jY2o

De venta en la librería de «La Sinceridad», calle de San Bartolo¬

mé, 17.—SOLLER.

CULTIVO DEL NARANJO en las Baleares. Obra de reciente

publicación, que forma un tomito en 8.° de 190 páginas,

encuadernado en rústica

1 *50

Véndense en la tienda de artículos de escritorio de «La Sinceridad»

—San Bartolomé, 17—SOLLER.

de esta villa.
Dará informes Sebastian Sbert, calle del Pastor n.° 47.—SÓLLER.
CURACION deli DIABETES

♦f
FOTÓGRAFO

LENGUA FBA/CESA
POR PROFESOR fr^cés

SOCIEDAD BARCELONESA DE GUANOS
BARCELONA
GUANO POMES-POMAR
el más acreditado, el más barato y el de más con¬ sumo de España
A 31 pesetas saco. Tomando lO sacos á
30 pesetas Id.
DEPÓSITO EN CASA DEL REPRESENTANTE
D. MIGUEL COLOM
CALLE DEL 14R.-!SOLLER-(Baleare$)

POR EL
VINO UKANADO PEPSICO
DK
J. TORRENS, Farmacéutico
El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económi¬ co y de mejores resultados que sus simi¬ lares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos cientí¬ ficos bien experimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la eliminación del azúcar de glucosa en todas las per¬
sonas afectadas de la enfermedad deno¬ minada Diabetes.
XJBI V*HJISrrA: En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬
céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller, Far¬
macia de J. Torrens.

j>» Palma.
Participa al público de Sóller, que en adelante pasará á domicilio para los trabajos que tengan á bien encargarle, como son: grupos de familias, retratos de enfermos, pa¬ ralíticos y difuntos, y toda clase de trabajos en fotografía.
Para consultas y encargos en la imprenta de este periódico, donde
también encontrarán una colección
completa de vistas de Mallorca. En Palma, Conquistador, 28.
Se retrata lo mismo de día que de noche.
'
PRECIOS ECONÓMICOS

Mr. Planté, profes/ del idioma
de su pátria hace Syios, en Ca¬
taluña, ofrece sus suicios á pre¬ cios módicos, al alckce de todas
las fortunas, á donílio, en cole¬
gios y en la sala q Centro Con¬
servador, cuyos flores le han
honrado con el fay de facilitar¬
le dicha sala.
Mr. Planté esp/a que las fa¬ milias que guste instruirse en dicho idioma contenderán su si¬ tuación interesan/.
En el do/iicilio de M¡.
guel Lanuza, callee Isabel II n.° 67,
se vende Albafloijnalvasia, de Bafial-
bufar, legítima, á y 9 reales litro.
SOLLER—Impie «La Sinceridad»