--2.a EP6CA.-NUM. S9|
--2.a EP6CA.-NUM. S9|
r

SABADO 30 DE JULIO D£ 1893
*--■•

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: D. Guillermo Oolom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: D. Guillermo Marqués—General Pavía-7-Arecibo (Pto.-Rico.) Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR T DUCTOR-PROPIETARIO; f REDACCION T ADMINISTRACION:

Juan Marqués 7 Arbola.

¿ Calis ds San Bartolomé n.“ 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0*50 pesetas al mes. %
J Francia- 0’75 francos id. id. PAGO ADELANTADO
América: Q’20 pesos id. id.) Números sueltos—O’IO pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, A signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria
EL IODOFORMO
Juan, á Ja Avenida de los Campos Elíseos, núm. 328... aprisita.
El cochero fustigó el magnífico tron¬ co, que arrancó al trote largo por la avenida que une Neuilly con el Arco de
Triunfo.
El coche no llevaba calorífero y esta¬
ba frío. Con sus calcetines de seda y sus
zapatos de charol, el jóven conde sintió á los cinco minutos, que sus piés esta¬
ban helados.
Suya era la culpa. No tenia necesidad alguna de ir á aquel baile, y por la ma¬ ñana había decidido no acudir ¿ él, con¬ siderando que iban á aburrirle sobera¬ namente proponiéndole alguna boda... ¡y sería la vigésima quinta que le prepo¬
nían!...
Mientras la elegante berlina rodaba arrastrada por los fogosos alazanes, el conde iba sumido en profundos pensa¬
mientos.
Noble, rico, cristiano fervoroso y en la flor de la edad, detestaba el mundo
con todo su corazón.
Aquella misma mañana, paseando á caballo por las avenidas de su parque, se había propuesto esta cuestión:—¿Qué
haré en este mundo?
¿Seré sacerdote?... Me parece que no
tpngo vocación.
¿Me casaré?... Pero ¡qué desgracia se¬ ría para mí si tropezase con una de
esas muñecas de salón... una de esas
flores de vanidad, cargantes y presun¬ tuosas, que han crecido entre un piano
y u n coffre fort! ¿Viviré sólo, permaneciendo soltero
toda mi vida?...
Presentía el hastío, las decepciones y la suprema vanidad de las cosag.
El roce del freno en las ruedas y la
detención del coche, le sacaron de sus
meditaciones. Había llegado al número
328 de la Avenida.
*
Entró en un gran salón, en cuyo de¬ rredor se veían otros pequeños salon-
citos.
Aquí el buffet. Allá las mamás se en¬ tretenían haciendo labores de tapicería. Mág lejos, señores respetables jugaban en medio de un silencio sepulcral.
En el salón central bailaban jóvenes de ambos sexos, caballeros distingui¬ dos, mujeres que vestían elegantes toi¬
lette.1!.
K1 recién llegado abrazó de un solo golpe de vista aquel animado y deslum¬ brador espectáculo.

Desfilaban ante él las escogidas del mundo, felices con el efecto que causa¬ ban sus magníficos trajes en los que la que menos, había estado pensando dos meses; animadas con la atmósfera em~ briagadora que allí se respiraba; bai¬ lando con frenesí, revelando su dicha en miradas que rebosaban satisfacción, pero en cuyo fondo no se descubría un pensamiento serio...
La vanidad de aquel cuadro resaltaba cada vez más á los ojos del jóven conde. Una idea triste se apoderó de él, abru¬ mándole como una terrible pesadilla: «Habré pasado veinte años, los más fe¬ lices de mi vida—se dijo,—en perfeccio¬ nar mi alma, en lograr que vibre al
contacto de todo lo que es santo y puro; habré conseguido á fuerza de sacrificios que sea delicada, laboriosa, cristiana. Y todo esto... para ir á ponerla ¿ los piés
de una de éstas...
Y como no le ocurriese la palabra se mezcló entre aquel torbellino del gran mundo, diciendo para sí: «Con seme¬ jantes ideas mejor hubiera hecho en no venir. ¿A no ser, añadió, que Dios haya permitido esto... para que yo me decida
á tomar una resolución definitiva?...»
* **
Cuando la suerte está echada hay que cargar con ella. Por eso el conde se de¬ cide á tomar parte en ©1 baile, y aunque sin entusiasmo, baila, y todo el mundo está satisfecho de él. Lleva ya la sexta pareja, una jóven de ojos azules, blanca y rubia: ha ido á invitarla, movido en parte porque la ha visto sola, y como
aburrida, en un rincón de la sala.
En un principio se ha excusado di¬ ciendo que estaba fatigada. Pero él, sin saber por qué, ha insistido... algo por amor propio, tal vez. pues está acostum¬ brado á que sus invitaciones sean siem¬ pre acogidas inmediatamente y con mu¬
cho gusto.
¿Quien es esta jóven que no ha echado
mano á su carnet de baile cuando el
conde de X... se ha inclinado ante
ella?...
La cabeza no esta tan alborotada co¬
mo las otras... Su toilette es sencilla,
basta demasiado sencilla, y además exhala un extraño perfume. Es un olor parecido al que se percibe en un labora¬ torio químico... un olor que no se acier¬
ta á definir...
Todo esto va reflexionando el conde,
mientras conduce á su compañera por entre los grupos que llenan el salón.
—Señorita, voy á parecer á usted atrozmente curioso... hasta impertinen¬
te...

—Porque tengo la presunción de co¬ nocer y distinguir todos los perfumes.
—¿...*.Todos?—replica Blanca de C.., mirándole por vez primera con cierto
aire burlón.
-t*¡SÍ, todF\\a> re,liorita! Y sin embar¬
go... en est^3° imento... confieso que...
—Pues bie&, ¡discurra, busque usted! —Y... ¿si no doy con ello?..,
—Peor para usted... ¡Pero h° 16 Per" derá gran «osa!...
* **
Pues se hubiese perdido mucho, seño¬ rita Blanca, si el amor propio del Conde de X... no se hubiese picado en averi¬ guarlo... si no hubiese buscado... y si al
fin no hubiese dado con ello!...
Si en medio del baile no se hubiese
detenido diciéndole á usted: «¡Ah! ya caigo, huele usted á iodorformo!...
Entonces desconcertada se puso usted muy encendida, y al ver á usted roja como una amapola, insistió en sus ave¬ riguaciones. y supo que usted había pa¬ sado la tarde en el Hospital cuidando
con sus aristocráticas manos á los en¬
fermos y á los pobres, y que aquel acre perfume, que en vano trataba usted de disimular, era el de las esponjas que había exprimido, dos horas antes de co¬ mer, cerca de un moribundo, ¿ quien hacían una grave operación.
Entonces adivinó por qué únicamente el cuerpo de usted estaba en el baile, llevado allí por exigencias que no esta¬ ba en mano de usted rechazar; adivinó que el alma y el pensamiento de usted, disgustados de las vanidades del mun¬ do, estaban lejos de aquel salón velando siempre sobre el cuerpo desgraciado del pobre obrero, á quien había usted deja¬ do consumido por la fiebre causada por los bisturis de los cirujanos.
Y en aquél gran salón, á donde había ido á disgusto á una fiesta del gran mundo, el jóven aristócrata vió claro.
¡Sí, señorita, se hubiese perdido mu¬ cho. muchísimo! porqu# el pobre conde de X... permanecería todavia en su in¬ certidumbre, sin saber qué decisión to¬ mar; y usted no se llamaría hoy la con¬ desa de... Vamos... ¿quiere usted que diga el nombre?...
Felizmente para usted, me parece que
el eco me contesta: No...
X.
— m ■—mi
Notas de actualidad
Triunfo sin honra
Da verdaderamente asco el leer los pe

riódicos yánkis, especialmente los lla¬ mados jingos ó amarillos, en los cuales se presenta á los Estados Unidos como la primera la nación guerrera del mundo* calificando las proezas realizadas por sus fuerzas de mar y tierra como las más grandes y colosales que regis¬
tra la historia militar de todas las na¿
dones del mundo y pretendiendo para el Norteamérica una gloria que pocas naciones de Europa han llegado ¿ al¬
canzar.
Esto es sencillamente falso, exagera¬ do y tonto, ya que no es tarea difícil el demostrar que el pretendido triunfo al¬ canzado por los Estados Unidos sobre España no es tal triunfo y si lo es resul¬
ta un triunfo sin honra.
Esto lo comprendería, sin decir más, todo pueblo que no fuera tan fátuo y su¬ perficial corno lo es en su mayoría el pueblo yanki.
Si en vez de tratarse de España hu¬
bieran triunfado los Estados Unidos so¬
bre una de estas naciones como Inglate¬ rra, Francia, Alemania ó Rusia que ade¬ más de estar muy bien administradas*
cuentan con todos los elementos necesa¬
rios para una lucha tan terrible como la que tenemos que sostener con los avie¬ sos yankis, la cosa variaría mucho de especie, pero no tratándose de un país
como el nuestro, escasísimamente po¬
blado. con su pésimo estado financiero y i consecuencia de sostener durante tres años dos terribles guerras colonia¬ les, extenuado, empobrecido y falto ca-^ si de los elementos más indispensables para pelear.
¡75 millones de ricos contra 16 millos nes de pobres, y hoy que resulta ser un axioma aquello de que el dinero es el nervio de la guerra!
Y aún. á pesar de semejante desU gualdad han necesitado los yankis para alcanzar sobre los españoles un quiiné^ rico y poco honroso triunfo, han necesi¬ tado, repetimos, nada menos que el con¬ curso moral y material de los ingleses que, con ó sin dinero, les han provisto
de todo, incluso de artilleros de marina,
y de la ayuda material de las hordas sal¬ vajes y asesinos de Máximo Gómez, Ca¬ lixto García y Aguinaldo.
Las grandes proezas realizadas por los infames yankis en la actual guerra con España y que tanto ponderan los amarillos ó jingos se reducen: á un ase^
sinato en Cavite. á otro asesinato naval
en Santiugo de Cuba, batiéndose 32 bu¬ ques provistos de todo, contra 6 que de todo carecían, y lo de la toma de Samiago de Cuba, que capituló, como es noto¬ rio, no por el esfuerzo de las tropas americanas é insurrectas, sino por la

imposibilidad de resistir más nuestros
soldados los horrores del hambre contra
el cual es imposible luchar. Y siempre 6 contra uno. ¡Estás soii
las proezas de los yankis. Lo que hacen los Estados Unidos va¬
nagloriándose de un triunfo tan des¬ honroso, no causa en Europa más qué risa y desprecio y aún sin Contar que
ésa nación de héfots ba hecho la guerra
contra España valiéndose de los medios más crueles y reprobados y desprecian¬ do siempre el sagrado derecho de gentes* desprecio que debiera ser más que sufi¬ ciente para que al hablar en el mundo de los asquerosos yankis, se pensara in¬ mediatamente en los tigres y mejof
aún. en las hienas.
Y conste* que á pesar de todo lo di¬ cho* á pesar del empleo de bombas in¬ cendiarias prohibidas por las leyes de la civilización, á pesar del acto de izar la bandera española para hacer reconoci¬ mientos en los puertos antillanos, el no respetar la neutralidad de los cables, el apresamiento de buques mercantes qué ignoraban aún la declaración de guerra y otras infamias que sería largo enume¬ rar, conste, repetimos, que si los yankis no hubieran tenido el apoyo material de los ingleses, todavía habrían realizado mucho menos de lo poco y malo que
han hecho.
No hay* pites, señores yankis. qué darse tanto pisto y creerse ya la prime¬ ra nación militar del planeta. Lo que ert la guerra contra España haii hecho’ has¬
ta ahora los norteamericanos* más qué
un triunfo, significa una deshonrosísi¬
ma derrota y así lo creemos los españo¬ les y con nosotros la Europa entera qué se burla de vuestra estúpida jactancia,
$i afgvo habéis llevado á Cabo, lo de¬ béis en el mar á los ingleses, y en tierra
á vuestros miserables y repugnante»
aliados los mam bises y los tágalos* ¡Yaya un triunfo!
Y. M,
321 «Times» én la Habana
*•»* provisiones...Caridad dé los ¿oldadoi
La escasez de provisiones todavía nO* ha dejado sentir süs efectos en las cla¬ ses acomodadas, pero se notan ya en las* clases pobres y en los que el bloqueo ha dejada sin trabajo. El Gobierno atiende'
á todos los necesitados con cierta cantil
dad de alimentos; la caridad particular' también procura remediar la escasez y, finalmente, la oficialidad del Ejército1 español contribuye en gran medida aí
mismo caritativo efecto.
Por increíble que parezca á muchas*

(0) FOliIiETÍnr
EL CARBONERO DE LA ERMITA
de su delantal; pero sus lágrimas rebel¬ des se obstinaban en romper el débil fre¬ no que su voluntad trataba de impo¬
nerles.
—¡Irene! ¿Tú por aquí á estas horas?
—He venido á decirte adiós, ya que
no he merecido que vinieses á casa para despedirte.
—Tienes razón. Soy un desagradeci¬ do. Después de tus generosos ofreci¬
mientos...
—Pudiste no admitirlos; pero no de¬ bías desconocer que mis palabras par¬
tían de un buen corazón.
—¡Y tan bueno como es el tuyo! ¿Quién hubiera hecho conmigo lo que
tú hiciste?
—Creía que te disgustaba la vida ds soldado, que deseabas ser libre. Hubie¬
ra estado tan contenta de contribuirá la satisfacción de tus deseos!
—¿Habla yo de aceptar un beneficio cuando, estaba seguro de no poder re¬ compensarlo?
—¿No podias recompensarlo?; ¿Tan poca confianza tienes en Dios, en. la

fuerza de tus brazos, y... y en la virtud de tu agradecimiento? ¡Obi no hablemos
de esto.
—Pero, tú lloras.
—Pues qué, ¿no son tristes todas las despedidas? ¿No te vas por un plazo bastante largo? Y cuando vuelvas, quién sabe si descansaré ya en la huesa, y allí sola... sola y abandonada, porque, qui¬
tando á mi nodriza, á nadie tengo en el mundo que me llore, nadie que reze
un Padre nuestro por mi alma. —Aparta de tí semejantes ideas. ¿De
qué sirven tan funestos pensamientos? ¿Sé yo por ventura si una bala me re¬ gistrará las entrañas, 6 si un sable ene¬ migo me abrirá la cabeza como una granada madura?
—No, la Virgen del Carmen te preser¬ vará de ese peligro. Se lo rog*aré con tanta devoción que estoy cierta de que
ha de escucharme. Además-..
—¿Qué? —Te traigo un escapulario. NO' por recuerdo mió sino para defensa tuya hasde llevarlo. ¿No oíste al cuaresmero la noche que nos refirió* el ejem,plo¡ de¬ aquel caballero q.ue viéndose acometido en un bosqtie invocó á la Vírgeni del, Carmen, y las balas de su* enemigoss# aplastaron, en el. escapulario, que lleva¬

ba. como si hubiesen tropezado en una
roca?
—Esta dádiva tuya si que la admito
con mucho gusto. Y miéntras Arnaldo besaba y se po-
nia el escapulario bendito, continuaba
Irene.

también descendían por sus pálidas me¬ jillas lágrimas copiosas.
Arnaldo se quedó parado como si no supiera lo que le pasaba. Por un mo¬ mento aquella soledad le pareció horro¬ rosa. y sin embargo' sentóse, y puesta la cabeza entre las manos empezó á decir¬

marchaba erguido y su largo paso de¬ voraba el camino. Vestía no el traje an¬ tiguo de los payeses mallorquines,- sino* el adoptado por la juventud que va re¬ legando al olvido las* calzas huecas y la majestuosa cabellera. Iba de calzón cor¬ to, zapato* de becerro blanco,, chalequito

—¡Si supieras cuánto lo aprecio! Te¬ se: ¡Esta Irene! ¿Por qué no he conoci¬ de percal, y el cuello de su listada ca¬ nia intención de que me enterrasen con do hasta ahora el excelente corazón de misa doblado sobre Un pañuelo de co¬

él; más ahora prefiero que lo lleves pa¬ esta muchacha? No es tan hermosa; más lor, sujeto con una sortija de plata. Col-

ra que la Virgen te proteja. ¿No te si tuviese ahora que escoger... Una gada d'e un listón de seda traía en un

acuerdas de aquel dia que bajabas del imágen demasiado clavada en su fanta¬ cañuto sn hoja de servicios con «Iceleli¬

monte y me diste un rumito de brezo sía para que dejara de aparecería en tal tes notas,-colgado* de Un bastón atrave¬

florido?

coyuntura vino á interrumpir el curso1 sado1 en* el hombro su modesto equipaje,-

-No.

de sus meditaciones. Parecióle ver á y metido1 en un pañuelo atado á lá cin¬

—¡Tampoco te acuerdas! Pues yo la Paulita que le arrojaba una mirada de tura1, el’ fruto de sus ahorros. Corta era1

tengo presente como si fuese ayer. Era fuego,, y puesto otra vez de pié volvió á esta cantidad, pero suficiente para* com¬

un domingo. ¡Aquel día estaba tan ale¬ trepar la montaña, entonando una ean- prar lo mú’i preciso d!t un rústic'o' mena-*

gre! ¿Qué sé yo por qué estaba tan con¬ cioncilla para darse resignación y for¬ jie. y cubrir los gastos indispensables de*

tenta? Me acuerdé que ful á la iglesia y taleza.

tomé ese escapulario*y lo guardé junto

11

su casamiento1 con Paulita. Porque lá imágen de esta linda jóven conservába¬

con el ramito* de brezo... Pero*es tarde...

Seis años transcurrieron, y por el veri¬ se en su memoria* t:an fresca y lozana

Adiós. Adió».

cueto de la misma montaña descendía Ar¬ como en el día de su partida. Nada ha¬

—¿Y te vas sin. dejarme q¡ue te1 estre¬ naldo una tarde, que era cabalmente la bían podido contra ella ni los riesgo#

che la mano?1

del día en que con actos religiosos y tradi¬ ni distracciones dé la milicia. Habúi vi**-*

—Mi mano no la doy en loe cam¬ pos,. si he- de darla ha de ser en la iglesia.
Una fugaz sonrisa, brillé en sus la¬

cionales regocijos celebra aquel pueblecilio la festividad de bu santo patrono.
Esta circunstancia iba á dar mayor so¬ lemnidad á 1* sorpresa que en su mente

té m uchas caras* nuevas;' pero’ninguwa? á1 su juicio mué atractiva* y hechicera:.-
Sus*fugitivas*impresiones asemejábanse'
á las huellas levemente diseñadas* en

bios,. y cargándose el¡ haz;de* lefia empe¬ acariciaba. Los resabios de la vida mili¬ lá arena, al paso1 qúe lá dejada en sn zó- á descender apresurada. Apresurada# tar añadían, algo á su nativa apostura:1 corazón por el rostro- de Paulita, se pa^'

SÜLLER

buenas gentes fuera de Cuba, los oficia-; pasos contados; y hubiera sido reprimi¬ clero catedral y parroquial, que cantaba siquiera itoi asentimiento, ni menos durante el presente mes y por tanto an¬

les del Ejército español son hombres ¿ da por los españoles mucho tiempo el tierno himno: Ave maris stellá.

dsdo tampoco cuenta y por tanto entre¬ tes del primero de Agosto. ¿Que impor¬

■humanitarios..y caballero* muy cristia- ■ atrás, si no hubiese sido por la poderosa La emoción profunda que se dibujó garme el todo ni parte de la cantidad tancia representan dichos frutos? ¿Su¬

no*.

áyuda prestada por los americanos á los sobre la faz, habitualmente tranquila, que obtuvo. Y lo más chistoso del caso fragan estos el valor de los trabajos in¬

Pero las.pro visiones son limitadas, y insurgentes. Se permitía ¿ la junta re¬ del limo. Campins, al besar la imágen es que, deseoso de protegerle, le fa¬ dispensables que se practican en tal

ai el bloqueo continúa sobr«Tendrán la volucionaria celebrar aui meetinga y del Crucificado que le presentó al llegar cilité, entiéndase bien, le facilité gra¬ terreno? Seguramente y no obstante la

eicasez.y lo* sufrimiento*.

organizar sus campañas en Nueva-York. el Sr. Lectoral, expresaban un senti¬ ciosamente para que me lo devolvie¬ buena administración conferida, no po¬

I¿OB¿ree<mc«ntradoa

^Expediciones filibusteras salían una tras miento de cordial adoración que pudie¬ ra, no le regalé como supone el co¬ dré echar mano de una peseta proce¬

He visitado la parte de la .población otra de los puertos americanos con ar¬ ra traducirse en estas palabras: Tu solas municante, un carro de labor que, se¬ dente de loa memorados frutos.

donde se hallan reunido* los reconcen¬ mas y municiones de guerra para los sanctus, tu solas Dominus, tu solas Alti- gún su propia confesión, luego vendió,

La tierra «Can Tambó» con casa ¿que

trados. Su condición es realmente las¬ rebeldes; y esto se hacía casi al descu¬ ssimus Jesachriste.

sin tener yo la más mínima noticia, tal? ganancia segura. Vale á duras pe¬

timosa. Véase estas inocentes vícti¬ bierto y con la conveniencia de las au¬

Mientras el coro de la catedral canta¬ percibiendo el precio que hubo de pac¬ nas cosa de 1500 pesetas y. según he

mas de la guerra civil sentada* ó tendi¬ toridades locales de la Florida, si he de ba: Sacerdos et Pontifex, y otras letras tarse. Resulta de esto qus la condición podido cerciorarme, está gratada con

t

das al aire libre, esperando paciente¬ creerla mitad solamente de lo que se alusivas al acto, se revestía el Sr. Obis¬ de Bernat, disfrutando la finca en la una hipoteca por 1250 pesetas de capital,,

mente la muerte. Y muchos de ellos me lia referido en Tarapa y en Cayo- po de sus ornamentos sagrados. Llama¬ forma indicada, es mucho mejor que la dos años de intereses, la anualidad co¬

mueren, en efecto, en las calles y cami¬ Hueso.

ron notablemente la atención un báculo de un propietario cualquiera, porque de rriente y una cantidad por costas.

nos, A la vista de los transeúntes.

Por consecuencia nada más que de un y una mitra preciosa de estilo gótico un lado escasea las labores, ya que El crédito de 70 pesetas ¡Vaya qu©

Durante, mi excursión al barrio en ligero acto de negligencia por parte del puro.

donde se hallan, vi dos de ellos, arrima¬ Gobierno británico. Inglaterra tuvo que

* **

aquella no es suya, y por otra percibe presa! Temeroso Bernat que se le em¬ todos los productos sin pagar contribu¬ bargara condonó una tercera parte para

dos 4 la pared, muertes, tapada la boca con un lienzo, esperando el carro que
habla de llevarlos 4 enterrar.
Los reconcentrados reciben tambiéu
-su ración del Gobierno; pero la can¬ tidad es insuficiente, y los muy viejos ó muy débiles difícilmente lograu su porción. Pero, »in embargo, no puede decirse con propiedad que los recon¬
centrados en la Habana se mueren por hambre.
Durante muchos meses, estos desdi¬
chado* han sufrido en el campo muchas privaciones. Antes de llegar aquí han sido saqueados por loa insurrectos y se
■han sostenido con alimentos escaso* y
mal sanos. De consig uiente, la debilidad fisiológica consecutiva les hizo inca¬ paces de soportar este clima tan insalu-
ble. Por esto la mortalidad entre los re¬
concentrados alcanza una proporción terrible; pero en nueve caso* de cada diez, la causa de la muerte en la Haba¬ na es la fiebre palúdica.
Todos estos hechos son horribles sin
necesidad de exagerarlos ni de recargar los colores, y han provocado la indigna¬ ción de millones de gentes compasivas á los dos lados del Atlántico; pero ha¬ blando razonablemente, ¿se pueda sola¬ mente acusar á España por ello'?
calumnia» do la^rema americaw»

pagar enormemente por los daños cau¬ sados por el Alhabama. Pues bien, si la
cuestión del filibusteriamo americano se
hubiera sometido á un arbitraje, ¿quién puede dudar por un momento que un
tribunal imparcial hubiera encontrado 4
los Estados Unidos culpables de una violación mucho más flagrante de sus
obligaciones para con una nación
amiga?
Ecos regionales
EL NUEVO PRELADO DE MALLORCA
Jamás la opinión pública pronunció un fallo más unánime y entusiasta que el otorgado á favor del nuevo Prelado
de Mallorca limo. Dr. D. Pedro Juan
Camping.
El cabildo primero nombrándole para gobernar la Sede Vacante, el clero des¬ pués elevando una sentida instancia á los poderes públicos por medio de sus párrocos pidiendo la mitra para el sábio canónigo magistral y la opinión espe¬ rando ansiosa el resultado de tan justas peticiones, son una elocuente muestra de unanimidad de que existen pocos ejemplos.
El nombramiento del Dr. Campins ha

Con todo el personal indicado ordenó¬

se brillante procesión, que recorrió el

itinerario prescrito. El Sr. Obispo vesti¬

do de pontifical iba bajo palio cuyas va¬

ras llevaba lo nobleza j^üorquina. Nu¬

meroso concurso

calles y ri¬

cos damascos adorné

casas del

tránsito.

•fir

Desde la tribuna déla 0asa'Consisto¬

rial. convenientemente adornada, salu¬

daron al nuevo Obispo, representante del Dios de los Ejércitos, el Excmo. se¬ ñor Capitán General de estas Islas, los demás generales, el M. I. Sr. Teniente Vicario Castrense y jefes y oficiales oportunamente invitados.
La Diputación provincial y la Comi¬
sión de la Audiencia fueron directamen¬

te 4 la Catedral para saludar al señor

Obispo. Multitud innumerable de pueblo in¬
vadió el vasto recinto de la Catedral. El

Prelado, ya en el presbiterio, entonó el Te-Dcum, que fué cantado por todo el clero en acción de gracias al Altísimo

por haber hecho cesar la viudez de la Iglesia de Mallorca, enviándole un nue¬
vo Prelado.

El Sóller. al besar á éste el anillo

pastoral, une su débil voz al coro gene¬ ral con que saludó esta diócesis al ma¬ llorquín ilustre elegido para regentarla.

ción. El negocio no puede ser más re¬
dondo.
Asi se comprende que el aparcero en cuestión se encariñe con la finca que le dá lo bastante para vivir y prosperar, sin exponerse á pérdidas. De esta ma¬ nera se explica satisfactoriamente que Bernat quiera conservar la casa á todo trance y que oponga tenaz resistencia á desalojarla. Ahora dígaseme: La venta del carro que Bernat había recibido en virtud de un título que le impuso la obligación de devolverlo, no constitu¬ ye un delito definido y penado en nú¬ mero 5.° del art.° 548 del Código? La extracción de los árboles que formaban los criaderos de referencia, apropiándo¬ se su valor ¿No importa también otro delito que el mismo Código enumera? ¿No me asistía y asiste aun la debida acción para denunciar semejantes he¬ chos á lo* tribunales de justicia? ¿Quién osará pretender lo contrario? ¿No serían
fatales las consecuencias de los sumarios
que se instruyesen? Apesar de ello he permanecido cruzado de brazos; no he querido perder á Bernat; trato única¬
mente de conseguir lo mió. Aspiro á que se me pague, á que so me devuelva la finca y demás de consecuencia é in¬ demnice. ¿Puede ser más justa mi pre¬ tensión? Nada, absolutamente nada abo¬
na la conducta de Bernat. Toda persona

que el deudor le pagase, como le pagó. Una muía vieja y demacrada que.
deducidos los gastos que origina »u de¬ pósito, dejará si acaso unas pocas pe¬
setas.
Unas tres barcillas de aceitunas qu©
se echaban á perder y qu© por este motivo fueron vendidas, con autoriza¬ ción judicial, ¿ un precio diminuto.
Tres sillas y siete tinajas, un cesto y un cuévano en deplorable estado ¡qu© ganga!
Y finalmente el famoso pan. ¡Oh! Este merece capítulo aparte. Al hablar de él estampa Bernat un tejido de falsedades. No es cierto fuese aquel arrancado d© las manos del último, ni que éste tra¬ tara d# repartirlo entre sus pequeñuelos. Apelo al testimonio de los asistentes al acto. Dicho pan fué hallado sobre un armario da la despensa, y los hijos meñores de Bernat, ó sean los pequeñuelos que éste dice, estaban ausentes. No se formularon súplicas, ni hubo llanto. Conste que la culpa de todo la tiene el comunicante. Si éste en vez de seguir la extraviada senda, que sin duda le han trazado sus inspiradores; si en vez de mostrarse altivo, arrogante y ame¬ nazador, hasta en el momento mismo
de presentarme en su casa el dia de re¬
ferencia, se hubiese conducido osten¬
tando buena fé y anheloso de extinguir

&

Sólo un lado, un punto de vista de la 'Cuestión, la que los jiugoes americanos y cubanos rebeldes han presentado, es ia que se ha hecho oir por toda* partes. Una gran parte de la prensa americana, nnsiosa de provocar la guerra, ha em¬
pleado mil exageraciones y falsedades, para inflamar las pasiones del pueblo
norteamericano.
Excitando en la raza anglo-sajona el odio 4 la injusticia, 4 la crueldad y á la opresión, clamaron—y no en vano—
por la guerra en nombre de la humani¬
dad. Presentaron como asesinos Bashi
Bozonks de Turquía, á los oficiales y soldados españoles (de los que. firme¬ mente, profeso la idea, son tan huma¬ nos como puedan serlo los de los Esta¬ dos Unidos). Al mismo tiempo compa¬
rábase á lo* rebeldes cubanos con los
mártires de Armenia, y se loa presenta¬ ba asesinados, torturados y mutilados
por miles, por los inhumanos carnice¬ ros españoles. La mayoría del pueblo
norteamericano, con excelentes inten¬
ciones y corazón compasivo, pero erefinio é ignorante, vino á ser pronto pre¬ sa de los agitadores. Y éstos lanzaron á la nación, en la que yo creo (se recono¬ cerá con el tiempo) la más loca é injus¬
ta de las guerras.
Que los españoles hayan gobernado mal Cuba durante muchos años, no hay quien lo niegue; pero todo el desgobier¬ no de España no puede justificar los procedimientos de los norteamericanos,
que son, por lo menos, tan responsables

de servir de norma a ia gente nueva que
lucha.
Para ceñir en sus sienes la mitra, para alcanzar el Gobierno de la Diócesis de
Mallorca, no necesitó el nuevo Obispo encorvar el espinazo en las antesalas fie los poderosos de la Nunciatura ó del
Ministerio de Estado, no necesitó urdir
en la sombra conspiraciones egoístas,
bastóle su virtud, su talento y su bou-
dad
Sobre tan hermosa trinidad destácase
la figura del Obispo Campins. Jóven, animoso, abierto á toda idea
de justicia ábrese ante Mallorca católica una era de paz fecunda en bienes.
El justo renombre alcanzado en las aulas y en cuantos puestos le llevó su valer, se agigantará desde el Gobierno de la Diócesis mallorquína.
No es pues al Prelado á quien hay que felicitar en primer término, Mallor¬ ca es la que está de enhorabuena.
Solemne entrada del Prelado en Palma
Verificóse el domingo último, dia 24
del corriente mes.
A la hora señalada llegaba el Uustrísimo Sr. Campins en su coche particular á la puerta de Jesús.
Aquí fué recibido por las autoridades civil y municipal, que habían salido á su debido tiempo de la Casa Consistorial y se habían dirigido á dicha puerta en la forma siguiente:
Banda de tambores del Ayuntamiento. Música del Regimiento Regional n.° I. Sección de la Guardia municipal ¿

Tribuna pública
Sr. Director del Sóller.
Muy Sr. mió y de mi consideración más distinguida: Habiendo leido en el
número del sábado último, del semana¬ rio que V. con tanto acierto dirige, un comunicado que aparece suscrito por
Pedro Antonio Bernat. espero merecer
de V. publicará en el inmediato y por ria de contestación, las siguientes lí¬
neas, con lo cual le estará sumamente
agradecido su affmo. S. S. Q. S. M. B.
Gabriel Villalomga
No obstante las muchas y palpables inexactitudes en que incurrieron La Unión Republicana y otros periódicos de la capital al ocuparse del embargo á que se refiere el comunicante, que sin
duda constituían sobrado motivo para
abrir el pico, preferí encerrarme en el más profundo silencio, porque ni soy amante de la polémica, ni ésta cuadra á mi carácter y edad octogenaria; pero
ya que el firmante de aquef escrito se
calla los principales hechos, origen pri¬ mordial del asunto, y en lo que dice
falta á 2a verdad, fuerza es hacer histo¬
ria para que el público califique con acierto y dé al César lo que es del César y á Dios lo que es de Dios, evitando asi se formen erróneos conceptos y lasti¬ men dignidades.
No he de ocuparme de mi pobre é in¬

sensata debe condenarla sin remedio.
¿Que propietario la toleraría?
Precisamente á dicho fin de obtener
lo mió interpuse demanda en juicio
verbal contra el comunicante para que fuese éste condenado á devolverme el
carro aludido y unas guarniciones que también le facilité. Ya dijo Bernat en la
contestación no conservaba los indica¬
dos efectos y el juez, do cuya imparcia¬ lidad nadie puede dudar, mediante sen¬
tencia, no del 2 de los corrientes, como se afirma en el comunicado, faltando
por vez segunda á la verdad, sí que del
2 de Junio último, condenó al deman¬
dado á la devolución pretendida. Pasó un mes ó poco más; aquella ganó por tanto autoridad de cosa juzgada, y en tal estado hubo de procederse á su cum¬ plimiento interesando, como interesé, el embargo de bienes del deudor por la cantidad que. en uso de mis atribucio¬ nes, fijé y dista muchísimo de ser la que expresa Bernat. Este, durante aquel lapso de tiempo, no perdonó medio para
burlarme, ocultando sus muebles de
más ó menos valor y algún semoviente, porque su intento es, según me dijo con gran cinismo y desparpajo, impedir cobre una sola peseta. Ante ese cuadro. ¿Que lástima podía ni debía inspirarme Bernat? Sobre los litigantes de tan mala fé ha de recaer todo el peso de la justi¬
cia. Confórmese el comunicante que
únicamente exija la responsabilidad ci¬ vil. Si me obligara ¿ ir más allá, ó sea
entrar en la criminal, lo sentiría en ex¬
tremo.

sus deudas, no solo habría renunciado
parte, cuando menos, de los efectos em¬ bargados. si que. caso de haberse care¬
cido del alimento citado, habríame des-
prendido de una peseta á favor de Ber¬ nat para que lo comprara. Limosnas de mucha mayor entidad he hecho á per¬
sonas merecedoras de ello. Véase ahora
á cuanto asciende el valor de lo embar¬
gado y compárese con la cantidad fijada al efecto. Resta todavía mucho que ha¬ cer para conseguir que la última quede suficientemente garantida.
Esto es lo que verdaderamente pasó: esta es la realidad pura: cualquiera pue¬
de convencerse de ello. Examínese el
expediente y los bienes embargados, y para cuando esto se haya hecho, por el que intente contradecirme, espero con¬
testación. Para entonces me tiene á sus
órdenes ei comunicante y cualquier otro
asuma su defensa, á fin de disentir per¬
sonalmente ó por medio de mi representante legal, verbalmente ó por escrito, judicial ó extrajudicialmente la cuestión planteada.
Todo lo demás que se inserta en el
comunicado, en cuanto á mi asunto
concierne, no merece los honores de la
respuesta. La política es de todo punto
agena.
Réstame solo sentar, que así el señor Juez municipal como el Secretario, el hijo de éste y el portero, cumplieron extrictamente las disposiciones legales. Nada de favor. La ley de procedimientos regula semejantes actos y á ella precisa

i ^

como España de la desdichada situación pié.

significante persona porque harto me El 8 del que cursa se requirió al de¬ atemperarse, si no se quiere incurrir en

o»

de la población de Cuba.

Representantes de diversos gremios y conoce el pueblo de Sóller. Desde hace mandado para que entregara «1 carro y responsabilidad. El primero se limitó á

JLa opinitfn imparcial.-lndl|(Haci<(n contra

profesiones.

mis de 40 años resido en él por tempo¬ guarniciones consabidas. Lo efectuó de providenciar; el segundo ¿ dar fé ó cer¬

América

Comisiones del Instituto Balear, de la radas; trato á todos en general; procuro parte de las últimas pero no del prime¬ tificar lo ocurrido; el tercero á cumplir ^

Desde que me hallo aquí be tenido Escuela Normal, de la Real Academia siempre guardar las consideraciones de¬ ro. que aseveró haber vendido á un su misión de auxiliar y el cuarto á lle¬

muchas conversaciones con individuos de Medicina, de la Delegación de Ha¬ bidas. y por tanto han podido calificar¬ desconocido por un precio que ignora¬ var á cabo el embargo con arreglo á

de la colonia extranjera en la Habana cienda, de las varias asociaciones reli¬ me. Me concretaré, pues, al tan caca¬ ba, motivo por lo que procedióse en la derecho,

(ingleses, escoceses, franceses y alema¬ giosas.

reado embargo.

forma debida, y lo repito muy alto, en

Gabriel Villalonga.

nes). comerciantes, ingenieros, emplea¬ Varios diputados á Cortes, y el Presi¬ Poseo en usufructo uuu finca rústica la forma debida, estando dispuesto á Palma, 27 Julio de 1898.

dos en los ferro-carriles, y por tanto to¬ dente de la Diputación. dos ellos hombres de educación é inteli¬ Finalmente, el Excmo.

en ese término, llamada «Can Gotnila», demostrarlo con la ley en la ruano, al untamiento consistente en huerto, olivar y algarro¬ embargo acordado, que lejos de ser ex¬

■ iiiljM i'i MH-nnw»i

gencia que durante muchos años han presidido por el Sr. Gobernador.

bos. La entregué en aparcería al ante¬ cesivo. conforme sienta Bernat faltando

tenido ©casión de seguir muy de cerca

Otra sección de la Guardia municipal dicho Pedro Antonio Bernat, y aunque por tercera vez á la verdad, es defi¬

Crónica Local

los progresos de la rebelión y las intri¬ cerraba la marcha.

han trascurrido desde entonces muy ciente.

gas de los americanos. Todos «stos indi¬

*

cerca de tres años, apenas he percibido

Mucha es la habilidad del comuni¬

Siempre suelen venir á pares, por lo

viduos no tienen motivo ni razón para

Precedido de tan brillante cortejo, en¬ cantidad alguna. Desde el principio, el cante. Parece ha hecho un profundo menos, las desgracias.

considerarlos obligados en favor de Es¬ tró el Rdo. Prelado en la ciudad, vestido tal aparcero ha venido recogiendo la estudio de la tabla de multiplicar, pues¬

Dimos cuenta en nuestro anterior nú¬

paña; al contrario, es presumible que cou su magestuosa capa magna. Llegó totalidad de los frutos, sin fiarme cuen¬ to que nada menos intenta hacer ver mero de un desprendimiento de terreno

algunos saldrían beaeficiudos con la
anexión de Cuba á los Estados Uni¬
dos; pues sin embargo, he visto que to¬ dos ellos, sin excepción alguna, se mani¬ fiestan furiosamente indignados de la hipocresía y de la injusticia desplegada por ¡os que han fomentado esta guerra
en nombre de la humanidad.
1.a perfidia americana

al Convento de Santa Magdalena rodea¬ do de un gentío inmenso, ávido de con¬ templar de cerca á su nuevo pastor.
Con muy bien acuerdo se prohibió al público la entrada en el templo.
Postrado el Sr. Obispo en el presbite¬ rio oró un rato, después del cual fué á ocupar su asiento, que dominaba todos
los de las demás autoridades.

ta ni menos pagar la parte que me co¬ rresponde, pues ha dispuesto de aque¬ llos, consumiendo los unos y enagenando lo* otros á quien y por él precio qu© ha tenido por conveniente, Es más: existían allí, para el uso exclusivo del
mismo terreno, dos criaderos de naran¬
jos y níspereros y Bernat los lia extraído, en su inmensa mayoría vendiéndolos, y

que el valor de lo embargado cuasi cen¬
tuplica la suma de que ha sido declara¬ do responsable, sin perjuicio que utilice los recursos que le convengan. Vamos
por partes,
Los frutos que pueden corresponderle
de la finca «Can Gomil»» son más bien
un fantasma que una realidad. Dada la estación en que nos hallamos: dado que

que dejó sepultado á un bracero que, á pesar de que adelanta en su mejoría, quedará por algún tiempo imposibilitado de poder trabajar, y hoy el deber de eronistas nos obliga á ocuparnos de una desgracia parecida, pero de más funestas consecuencias todavía, puesto que la víc^ tima ha quedado esta vez sin vida. En

La rebelión se hallaba muriendo por

Poco después entró el ¡lino. Cabildo, cobrándose su importe, sin impetrar Bernat viene obligado á dejar aquella uno de los hoyos abiertos por empresas

particulares en la finca Las Tancas con y respecto á la demanda podemos ase¬
objeto de extraer tierra y piedras de gurar que no se llevará el vapor mañana
construcción, al anochecer del martes, todo el que desde Francia había pedido

mientras algunos trabajadores que ha¬ para este viaje.

bían salido del hoyo para satisfacer los deseos del carretero que pedia se le de¬
jara cargado su carro antes del toque
del Rosario, que es el señalado para ter¬
minar el jornal, se ocupaban en dicha operación, se verificó el desprendimiento á que nos referimos, dejando sepultado á un jóven que, por estar ocupado en
dejar convenientemente dispuestas al¬ gunas piedras que se necesitarían á la mañana siguiente para la construcción
de un muro de sostén, era el único que
no había salido para ayudar á sus cora,
pañeros. Corrieron estos á quitar con toda rapidez las tierras desprendidas,

El domingo último en el frontis del edificio de la Defensora Sollerense conti¬
nuó todo el día izada á media asta la
bandera de la Sociedad, en señal de luto
por la defunción de uno de sus socios.
Llamábase éste D. Onofre Reinós y
Mayol, era muy antiguo en la asocia¬ ción, había desempeñado distintos cargos en las Juntas de la misma, y era de to¬ dos sus compañeros querido y respetado.
Gran número de estos eu representa¬
ción de la Sociedad, presididos por la Junta Directiva, asistieron al entierro, según costumbre, y á dicho acto dió gran solemnidad el lucido acompaña¬
miento.
Séale al finado la tierra ligera.

mientras que otros, suponiendo bañan
falta los auxilios de la religión en el caso
de que fuera el infeliz extraído con vida,
corrieron en busca de la Extrema-Un¬
ción. Entre los primeros contábase el
padre de la víctima, que había acudido á prestar auxilio, ignorando fuera su hijo el sepultado, y al conocer la fatal noticia
dióle un síncope que le tuvo privado de
sentido algunas horas, teniendo que ser
conducido en tal estado á su casa.

En la ñocha del domingo último la
banda de música de esta localidad, obse¬
quió por medio de alegres serenatas á nuestros particulares y queridísimos ami¬ gos D. Jaime Torren* y Calafat y don Jaime Antonio Mayol y Busquéis, con
motivo de ser al dia siguiente el de su
Santo. Los obsequiados correspondieron galantemente, sirviendo á los músicos y á las numerosas personas que lo mismo
en aquel acto que al dia siguiente fueron
á felicitarles, espléndido refresco.

Por más prisa que se dieron en quitar

la enorme cantidad de tierra y piedras, El lunes llegó á hora de itinerario el

el resultado fué el que presentían ya
todos los presentes, trabajadores y cir¬
cunstantes, que habían acudido en gran número al circular por aquellas inmedia¬ ciones la triste nueva; el joven era ya
cadáver. Acudieron las Autoridades mu¬
nicipales, una pareja de la benemérita, etc.; se constituyó el Juzgado en el sitio de la ocurrencia y después de estendidas las primeras diligencias del sumario, dis¬

vapor correo Lidio, procedente de Bar¬ celona directamente, siendo portador de
la balija, algún pasaje y carga; ai ano¬ checer volvió á salir para el indicado
punto llevándose igualmente la corres¬ pondencia, pasaje y efectos.
El León de Oro llegó el miércoles por la mañana procedente de Cette y Barce¬ lona; trajo algunos pasajeros y variada carga. Mañana al anochecer, dia y hora de itinerario, saldrá para los puertos
antes mencionados.

puso el Sr. Juez el levitntamiento del ca¬

dáver, que fué seguidamente conducido al .cementerio, y al que se practicó al dia siguiente la autopsia conforme dispone

Nuestro distinguido amigo D. Fran¬ cisco Riudavets, comandante de este
puesto de la Guardia civil, llora la pér¬ dida de su querida esposa D a Francisca

la ley.

Casellas y Vidal, la que después de lar¬

Lamentamos muy de veras el desgra, ga y penosísima enfermedad, que supo

ciado accidente, y al pedir á Dios des¬ canso eterno para el alma del malogrado
joven, pedírnosle resignación y consuelo para sus atribulados padres y demás

sufrir con cristiana resignación, dejó de
existir el lunes de esta semana en la flor
de la vida, á los 37 años de edad, cuan¬ do podían esperarse todavía y esperaba de seguro el esposo amante y feliz otros

familia, á quienes deja justamente incon¬ muchos má« de grata compañía y dicha

solables esta irreparable pérdida.

completa. Nos hacemos cargo de la pro¬

funda pena que embarga su alma eu es¬

¿Está nuestro porvenir agrícola en el
cultivo de los naranjos ó on el de los limoneros en los huertos de este valle?
No falta quien asegura lo primero,

tos momentos.
Al entierro, que verificóse en la noche del mismo dia, y á los funerales que en sufragio del alma de la finada se cele¬ braron al siguiente por la mañana en la

pero son más los que opinan, como no¬ parroquial, asistió numerosa y selecta

sotros, que esto último promete mucho
más. Las naranjas se extraen con gran¬ des dificultades, cada año mayores, y ape¬

concurrencia, la que al desfilar después según antigua costumbre local por de¬
lante del inconsolable viudo y demás pa¬
rientes, prodigóles frases de consuelo,

nas si logran alcanzar precios ranaune- dulce lenitivo que suele calmar el dolor

xadores si se cuentan bien los gastos y agudo que experimenta en tales casos el

las pérdidas; los limones en cambio son corazón.

más solicitados todos

los años y

suelen

j

A estas unimos las nuestras, como
unimos á las de nuestro amigo fervien¬

pagarse bien. Dicho esto nos parece pue- i tes oraciones para que conceda Dios al

de hacer cualquiera el pronóstico.

alma de la que fué su compañera queri¬

Actualmente se paga el fruto ultima- i da, el galardón de los Justos.

píente nombrado á 40 pesetas la carga, i

La fiesta que las Hermanas de la Ca¬ ridad residentes en este pueblo dedican mañana á su Padre y fundador San Vi¬ cente de Paul, revestirá inusitado explendor, debido á la bendición solemne de un magnífico cuadro de N.a S.a de la Medalla Milagrosa, ex-voto de una fami¬ lia piadosa que invocó á la Santísima Virgen en los críticos momentos en que un hijo querido iba á sucumbir á graví¬ sima dolencia, y tiene la inmensa dicha de verle sano y salvo.
Se verificará dicha bendición por la mañana, antes de la misa mayor; segui¬ damente se cantará ésta que, como todos los demás actos religiosos que han de constituir la brillante fiesta, se celebra¬
rá conforme en la sección de «Cultos Sa¬
grados» del presente número anunciamos.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 21 de Julio
Celebró el Ayuntamiento la sesión ordinaria de la última semana el jueves
de la misma^'reunido de segunda convo¬ catoria, baj/5 la presidencia del Alcalde, Sr. Serra, } siendo asistentes los conce¬
jales Sres. Martí, Oliver y Palou.
Al declararse abierta la sesión se dió
lectura al acta de la anterior y fué apro¬
bada.
Seguidamente se dió cuenta do que
durante los veinte dias que ha estado expuesto al público á efectos de reclama¬ ción el proyecto de nueva tubería de hierro para conducción de las aguas de la fueute denominada de S’ Uyet para el abastecimiento de esta población, no se
había presentado ninguna y en su vista acordó aprobarlo definitivamente, y que se remita el citado proyecto al Sr. Go¬ bernador civil de esta provincia á los efectos del artículo 18 de la ley de Obras
Públicas de 13 de Abril de 1867.
Oponiéndose D. Jaime Morell y Arbona á que se verifique por el Ayunta¬ miento la limpieza de la acequia de de¬ sagüe que exist6 en el caserío del Gamp
de sa Má de este término y demás acor¬ dado verificar en la misma en beneficio
de la salubridad pública, y como en el estado eu que se encuentra actualmente dicho acueducto no puede continuar sin perjuicio notorio de la expresada salu¬ bridad, acordó la Corporación municipal que á tenor de lo dispuesto eu el artícu¬ lo 62 de la ley de aguas vigente, se pre¬ venga al citado Morell que dentro el término de diez dias proceda á la lim¬ pieza de la referida acequia, y que dé á la misma toda la pendiente posible á fin
de evitar los encharcamientos de agua,
origen de los focos de infección existen¬
tes en el sitio de referencia, particular¬ mente durante el verano, y que de no verificar aquel la operación dentro el término señalado, se haga por la Corpo¬ ración, en uso de las facultades que le
coucede al art.° 64 de la mencionada
ley. Examinada por la Comisión de Ha¬
cienda la cuenta de los medicamentos
suministrados para los enfermos vario¬ losos durante los años de 1896 y 1897, presentada por D. Jaime Caslañer, dic¬ tamina que únicamente se ha de abonar el importe de los que se emplearon como desinfectantes; y conforme el Ayunta¬ miento con el informe expresado, resol¬
vió como en el mismo se propone. Se dió cuenta de una instancia presen¬
tada por D.a Antonia Castañer y Fonta-

net en que pide permiso para construir
una casa lindante con la carretera que desde Palma conduce á este puerto en
el kilómetro 31, y acordó el Ayuntamien to pasara á informe del Sr. ingeniero encargado de la mencionada carretera.
Acordóse aprobar los dictámenes emi¬ tidos por el citado Sr. Ingeniero en las instancias presentadas por D. Juan Vi-
cens y Deyá, D.& Isabel María Ballester y Oliver, D. José Lladó y Pizá y D. An¬ tonio Casasnovas y Magraner, y los emi¬ tidos por la Comisión de Obras en las de D. Jaime Bujosa y Serra cortio encarga¬ do de D. Nicolás Pomar y Fdrteza, y D José Castañer y Bauza, de las que se dió oportunamente cuenta; y conceder ó denegar á los instantes el solicitado per¬ miso conforme se expresa en los dictáme
nes de referencia.
Por último se acordó verificar varios
pagos.
Y se levantó la sesión.

CULTOS SAGRADOS

En la iglesia Parroquial.—Mañana, domingo, á las 9 y media horas menores y la misa mayor con sermón; por la tar¬ de vísperas y al anochecer la rogativa.
En la iglesia de San Francisco.—El lunes, al anochecer, solemnes completas.
El martes, fiesta de Ntra. Sra. de los
Angeles; á las 7 y media, comunión ge¬ neral, á las 9 y media horas y la misa
mayor con sermón por D. J aime Homar,
ecónomo de Montuiri. Por la tarde vís¬
peras solemnes y la venta.
En el oratorio de las Hermanas de la
Caridad.—Hoy, al anochecer, solemnes completas en preparación á la fiesta que
sus siervas dedican á San Vicente dé
Paul.
Mañana, domingo, fiesta dedicada á dicho Santo. A las 9 y media horas, ben¬
dición de un cuadro representando á la Virgen Milagrosa, regaló á dicho orato¬ rio por una devota persona; acto segui¬ do la misa mayor á toda orquesta con sermón por el M. I. Sr. D. José Oliver, Arcediano de la Santa Iglesia Catedral. Por la tarde, á las 5 y media, uü devotó ejercicio en honor al Santo.

•—

u■

Registro Civil
Nacimientos.
Varones I.—Hembras í.—Total 2.
MateíMoníOS.
Ninguno.
Dfií'uftcroifKí
Dia 24.—D. Onofre Reynés Mayóf;
de 71 años, viudo, callé dé la Roma¿
güera. Dia 25.—D.a Francisca Casellas Vi¬
dal, de 37 años, casada> ¡Cuartel de la
Guardia Civil.
Dia 26. —D. Salvador Noguera Rúl-
lárt, de 53 afio¡3, casádo, calló del Pastor, Dia 2ti.—D. José Moragues Escarreñ,
soltero, de 16 años, calle de Palou.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
KmbakcaciOnes Fondeadas
Dia 24.— De Palma; én 1 dia, balan¬ dra San Sebastian, de 37 ton., pat. doii J. Hernández, con 6 mar. y efectos.
Dia 25.-—De Barcelona, én 10 horas, vapor LulK de 405 ton., cap. D. P. Au* let, con 27 mar. y efectos;
Dia 26.—De Palma, en I dia, jabeque
San Miguel, de 54 ton., pat. D. G. Pal¬
mer, con 5 mañ y lastré.
Dia 27.—De Cette y Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 278 tone:
ladas, cap. D. G. Mora, con 15 mar. y
efectos.
Dia 28.—De Palma, én 10 horas va¬ por Constante, de 13 ton., cap. D. Bar¬ tolomé Palmer, con 9 mar. y piedra.
Dia 28.—De Sevilla, en 8 dias, laúd Aurora; de 67 ton.; pat. D; G. Casasno¬ vas, con 8 mar. y trigo.
Dia 29.—De Valencia, en 2 dias, laúd Terrible, de 18 ton., pat. D. F. La; comba, con 7 mar. y frutas.
embarcaciones despachadas
Dia 25.—Para Barcelona, vapor Lulio, de 405 ton., cap. D. P. Aulet, eofi 27 mar. y efectos.
Dia 28.—Para Palma, vapor Cons; tante, de 13 ton., cap. D. B. Palmer, con 7 mar. y piedra,
Dia 29.—Para Cette, laúd San José;
de 38 ton., pat. D. C. Vicens, con 6 ma* riiíeros y corteza.

B.» FRANCISCA CASILLAS VIDAL
ESPOSA DEL SIROES TO HE LA GUARDIA CIVIL. DE ESTA VILLA
HA FALLECIDO
Su desconsolado esposo, hijas, padres, y demás parien tes, al participar á todos sus amigos y conocidos tan sen¬ sible pérdida, les suplican tengan á la finada presente er sus oraciones, con lo que recibirán especial favor.

23 ENSAYOS CIENTÍFICOS Y LITERARIOS
leza desfallezca en los maestros de primera ense¬ ñanza, públicos y privados, y no hallemos más que simple instrucción en la turba de esos jó¬ venes que en los exámenes admiran por su sa¬ ber, y, eu la calle, en sus tratos familiares, en¬ tregados á si mismos, parecen, más que idiotas, irracionales. Insultan á los transeúntes con pala¬ bras y acciones indecentes, martirizan á los ani¬ males que caen en su poder, y, si concurren al templo, sus modales y compostura dicen muy claro que en religión nada sienten de cuanto
han aprendido. Al presenciar su indocilidad, sus caprichos, sus malévolas travesuras, conocemos que les falta la educación, y los llamamos gro¬ seros y mal criados; culpamos á los maestros de
una falta que realmente han cometido, pero cuya responsabilidad pesa sobre los padres, atentos só¬ lo al desarrollo físico é intelectual de sus hijos,
sin procurarles el pan del alma en la educación moral y religiosa. Para vengar los agravios que
los muchachos nos infieren con sus insolencias,
descargamos luego nuestras iras sobre personas que tal vez lucharon valerosamente, aunque en vano, para contrarrestar los efectos del mal ejem¬ plo de los padres, que son el espejo donde se miran los hijos. Si olvidamos lo que decía mi eminente pedagogo: El maestro adelantará poco en la educación moral y religiosa de sus discípulos si los
padres no le auxilian en tan difícil tarea. ¿Que su¬ cederá cuando en general le contrarían?5
Llega por fin la adolescencia, en que el sér humano sufre cambios radicales; mejor diríamos, entra en la época tempestuosa de las pasiones,,
en la cual, sí no se halla fortificado con los sen¬
timientos de la fe y de la moral, corre ínmi-

ALGO SOBRE LA EDUCACIÓN
nente riesgo de naufragar en el proceloso mar del mundo de la materia. ¡Desgraciados de los jóvenes que no recibieron educación! Entran en una sociedad corrompida con pretensiones de representar el papel de hombre, donde necesitarán evocar algo más que el recuerdo de los precep¬ tos de urbanidad maquinalmente aprendidos en su niñez, sin hallar este algo en su corazón, porque á tiempo no lo depositaron en él.
Si la fortuna les conduce á seguir los estu¬ dios en Institutos y Universidades, y, al termi¬ nar su carrera, hacen alarde de su incredulidad, no calumniéis siempre á sus catedráticos, decli¬ nando en ellos una responsabilidad que á veces no tienen; culpad, sí, la indolencia de los pa¬ dres, que primero descuidaron la educación mo¬
ral y religiosa, y después no han vigilado la lectura de libros inmorales, impíos y obscenos, á que se han entregado con afán digno de me¬ jor causa, postergando á veces ios de texto, hasta arruinarse á sí propios en la salud del alma y del cuerpo, y á su .familia en los intereses, y sin más; resultado que el de crear estorbos á la sociedad, poniéndola á cada paso en peligro con sus teorías disolventes y sistemas descabellados.
Si, al llegar á la madurez, los halláis irreli¬ giosos, falsos, avaros, inmorales, llenos de vicios, recordaréis lo que dijo el Divino Maestro: El ár¬ bol malo no puede dar frutos buenos.
ÍII
Por lo expuesto se vé claramente (fue es pre¬
ciso tomar otro camino en la educación de la
infancia, si queremos mejorar nuestra sociedad,

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
si no queremos ver á ésta envuelta en un cata¬
clismo.
¿Será esto posible? Nada más fácil, al pasó qué nada más difícil.
Nada inás fácil que no estorbar al maestro en sus tareas educativas, continuar la obra empeza¬ da por éste, vigilar, amonestar, corregir, y dar buen ejemplo á los pequenuelos.
Nada más difícil, empero, que luchar con las preocupaciones sociales, con el atraso de los pue¬ blos, con las pasiones de política local, con la ignorancia en personas que deberían conocer me¬
jor los medios para llenar los deberes del cargo
que se les ha confiado, y con otras cansas qué sería largo enumerar, y que mantienen á los
pueblos en continua resistencia contra sus pro¬ pios y verdaderos intereses.
¡Las preocupaciones sociales! ¿Cómo' vencer la preocupación! de los padres que sólo aspiran á ver á sus hijos encumbrados en elevada carrera,
sin tener éñ cuenta las condiciones físicás, inte¬
lectuales y morales de éstos, ni atender al tiem¬ po y circunstancias que" se requieren para impo¬
nerse en los múltiples conocimientos que necesa¬ riamente deben exigirse para el feliz desempeño'
del ministerio que se les confíe? Si fuera posible darles á comprender que la felicidad que tanto anhelan para sus hijos no se halla en el aban¬ dono del trabajo, ni en el olvido de la educa¬ ción moral y religiosa, y mucho menos en el cambio forzado de posición social, se fijarían más en los medios y algo menos en el fin de sus dé¬ seos; no veríamos á tantos jóvenes que de segu-^ ro lo pasarían bien dirigiendo un taller ó cul¬ tivando el campo con los auxilios de la cienci#

4

SóLLE u

l apos es Correos
SALIDAS
'Lunes 2 tarde, para Barcelona («vía
#61 ler).
Martes 5 tarde, para Barcelona (di¬
recto). Miércoles 9 mañana, paralbiza y Va¬
lencia; y 2 tarde para Mahón (vía Al-
vcudia). Jueves, ninguna. Viernes 5 tarde, (para Barcelona (di¬
recto). Sábados 9 mañana, para Ibiza y Ali¬
cante.
Domingos 2 tarde, para Barcelona (via Alcudia).
ENTRADAS
Lunes 10 mañana, de Barcelona (vía
.Sóller), y de Maltón iyia Alcudia).
Martes 9 mañana, de Ibiza y Alicante. Miércoles 9 mañana, de Barcelona (di¿recto). Jueves 10 mañana, de Barcelona (vía Alcudia). Viernes 2 tarde, de Ibiza y Valencia.

Sábados 9 mañana, de Barcelona (di¬
recto).
Domingos, ninguna.
SERVIO DIRECMTRE MALLORCA T «HORCA
De Palma para Mahón, los sábados á
las cinco de la tarde.
De Mahón para Palmadlos martes A
las cinco de la tarde.
FERRO-CARRILES DE MALLORCA
Servicio de trenes para viajeros que re¬ girá desde el día 10 de Abril de
1898.
De Palma hasta Manacor y Felanitx, á las 7‘40 mañana, 2 y 6‘25 (mixto entre
Empalme y Manacor y Santa María y
Felanitx) tarde. De Palma hasta La Puebla, á las 7‘40
mañana, 2‘30 y 6‘25 (mixto desde Em¬ palme) tarde.
De Manacor hasta Palmo, á las 4
(mixto), 6‘30 mañana y 5‘15 tarde.
De Manacor hasta Felanitx y La Pue¬ bla, á las 6‘30 mañana y 5‘15 (mixto en los ramales) tarde.
De Felanitx hasta Palma, Manacor y

La Puebla, á las 6‘40 mañana, 12‘15
(mixto hasta Santa María) y 5‘25 (mixto desde Empalme) tarde.
De La Puebla hasta Palma, Manacor
y Felanitx, á la3 6‘55 mañana, 1 y 5‘25 (mixto hasta Empalme) tarde.

Puntos de parada y horas en que salen

las diligencias - correos de la capital

para los pueblos del interior de la

isla:

Pueblos.

P. de parada.

HOIJAS
Salida Llegada

Andraitx. .
S‘ Arracó. .
Capdellá. .
Calviá. . ;
Esporlas . .
Kstabliments. Estallenchs . Bañalbufar .
Puigpuñent.
Valldemosa.
Deyá .
Sóller . .
Buñola. .
Lluchmayor. Santañy . i Campos . .
Sansellas. .
Sta. Eugenia.
Felanitx . .
Algaida . .
Montuiri. .
Porreras. .

. Pelaires 98

2 tarde

. Pelaires 98

2

Santacilia

2

.

. Santacilia

2

P. del Olivar

2

.

. P. del Olivar

2

. P. del Olivar

2

. P. del Olivar

2

P. del Olivar

2

.

. San Miguel, 84 2

San Miguel, 84 2

San Miguel, 80 2

San Miguel, 80 2

, Bauló, 6

2

. Bauló, 6

2

i Bauló, 6

2

P. de S. Antonio 2

P. de S. Antonio 2

i Mercadal, 13

2

. Mercada!, 15

2

. Mercadal, 13

8

. Mercadal, 13
3

7 mañ.* 7» 8* 8• 9» 9» 9• 9» 9. 8• 8> 8. 8. 8*80 id. 8*30 » 8 30 • 8'30 . 8‘80 . 6 man.*
£*
6* 6.

MERCADOS DE MALLORCA
Se verifican todos los días de la sema¬
na: el lunes, en Manacor; el Martes, en Montuiri; el miércoles, en Sineu; el jue¬ ves, en Inca; el viernes, en Lluchmayor; el Sábado, en Palma; el domingo, en Binisalem, Pollensa y Sansellas.—En Pal¬ ma, siendo fiesta mayor el sábado, se traslada al viernes anterior, y siéndolo
el Jueves se traslada al miércoles el de
Inca, lo mismo que en la Semana Santa. El martes de esta misma semana hay mercado de ganado lanar en Binisalem. Los jueves, viernes anteriores, interme¬ dios y posteriores á los días en que ce¬ lebran ferias en Inca y Lluchmayor no hay mercado.
—
FERIAS EN MALLORCA
ABRIL.—Domingo, 24, Sta. María. MAYO.—Domingo, 1, Sineu, (Fira de Maitx).—Jueves, 5, Inca, (Dijous bó). —Domingo, 8, Sóller y Felanitx.—Do¬ mingo, 15, Sansellas.—Domingo, 29, Ma¬ nacor y Binisalem.

JULIO.—Miércoles, 20, Felanitx.— Domingo, 24, Manacor.
AGOSTO. — Domingo, 14, Sineu.— Domingo, 28, Felanitx.
SEPTIEMBRE.—Domingo, 18, Ma¬ nacor.—Martes, 27, Felanitx.—Jueves, 29, Lluchmayor.—Viernes, 30, Lluch¬ mayor, Jiro.
OCTUBRE.—Domingos, 2, 9 y 16, Lluchmayor.—Domingo, 23, Inca y Fe¬ lanitx.—Domingo, 30, Inca.
NOVIEMBRE.—Domingo, 6, Inca. —Sábado, 12, La Puebla.—Sábado, 12, Alcudia.—Domingo 13, Muro y Pollen¬ sa.—Jueves, 17, Inca, (Dijous bó).—Do¬ mingos, 20 y 27, Binisalem.
ESTACIONES
TELEGRÁFICAS Y TELEFÓNICAS EXISTENTES ES BALEARES
TELEGRAFICAS:—Alayor.—Alcu¬
dia.- -Andraitx. — Artá. — Ciudadela.— Felanitx.—Ibiza. —Mahón.—Manacor. —Palma.
TELEFÓNICAS: -Sóller.—Palma.

Los anuncio* que se inserten en esta sección pagarán: Hasta tres injercicnes á rasón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á tazón de 0*03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
tAe que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho d« una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á rozón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
1.08 eaeeriptoree disfrutarán una rebaja de uu II par ciento.

L’ UNION

Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los

daños que pueden ocasionar la caida del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social

10.000,000 Francos

Reservas

8.705,000

„

Primas á cobrar. . . .

74.287,038

„

Total

92.992,038

Capitales asegurados . . 15.127.713,242 „

Siniestros pagados . . ..

194.000,000 „

SEG1TBO DE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

'Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22
y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari-
tena, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

♦Tinta negra Siglo XIX#Tinta comunicativa#Tinta violeta#
♦Tinta carmin#Tinta para sellármete., etc.#
Ija hay en venta en el establecimiento LM
SIHÜlMBáB-San Bartolomé-17-SOLLER.

DELA
POR EL
VINO URANADO PÉPSICO
DE
J. T0ERENS, Farmacéutico

El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económi¬ co y de mejores resultados que sus simi¬ lares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos cientí¬ ficos bien experimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la eliminación del azúcar de glucosa en todas las per¬
sonas afectadas de la enfermedad deno¬
minada Diabetes.
DE VENTA:
Bn Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Berraudez.—Sóller, Far¬
macia de J. Torreas.

PANADERÍA

DEL MORO VIEJO

DE

Bartolomé

B

SINDICATO 163—TAHONA N.° 48

PALMA DE MALLORCA

SERVICIO DECENAL
ENTRE
por el magnifico y veloz vapor
LEÓN DE ORO
Calidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.
Consigoatarios. EN BARCELONA.—Sres. Rosich Cárles y Comp.a, Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com\\ mandant Samary-5.
SOCIEDAD BARCELONESA DE DIANOS
BARCELONA

Desea venderse una
casa cómoda, nueva y espaciosa,
situada en la calle del Padre Bar ó,
de esta villa.
Dará informes Sebastian Sbert, cálle del Pastor n.° 47.—SÓLLER.
En la calle * “
naranjos y palmeras en macetas para vender; también los hay de plantel.

LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL
CERBERA y PORT-BOU (Frontera francM^ahlal Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
'f»> n ni» —
Ágencía especial para el trasbordo y reexpedición de naranias, frutas frescas y pescados.

PREMIADO CON MEDALLA DE OftO en la «Exposición Balear»-Sóller-1897
Esta antigua y acreditada pa¬
nadería envía semanalmente gran¬
des pedidos de pastas especiales para la villa de Sóller, como son: cocas, craspelh, galletas y similares.
Se dá comisión á las tiendas
y vendedores.

GUANO POMES-POMAR
el más acreditado, el más barato y el de más con¬ sumo de España
A 21 pesetas saco. Tomando 19 sacos á 20 pesetas Id.
DEPÓSITO EN CASA DEL REPRESENTANTE
D. MIGUEL COLOM CALLE DEL HAR.-SOLLER-(Baleare8)

LA CATALANA
COMPAÑIA DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS Y EXPLOSIONES
AUTORIZADA POR RÍEAXj DHORKTO de SE5 AGOSTO 1836

"La Catalana,, asegura á prima fija contra incendios todas las pro¬ piedades, tanto muebles como inmuebles y mercancías que el fuego pueda destruir ó deteriorar, como así mismo los estragos causados por el RAYO ó por las EXPLOSIONES de todas clases, haya ó no
incendio ó combustión.
El importante desarrollo que ha obtenido esta Compañía se de¬ muestra por los siguientes datos:
Capitales que ha garantido desde su fundación:
Total Peseta» 2,505.000,299*07.
Siniestros pagados desde su craaoión
Total 4.260 siniestros que importan Pesetas 5.417,141*08
Capital social y reservas 30.000.000 Pesetas.
DIRECCIÓN GENERAL EN BARCELONA: Calle Dormitorio de San Francisco n.° 5.—Director Gerente, D. Fernando de Delás.
DIRECCIÓN EN MALLORCA: Calle de Serifiá n.° 21-1.°—Subdirector, D. José Arbós Mestres.
AGENCIA EN SÓLLER: Plaza de la Constitución n.° 18—1.° — Agente, Salvador Elias Capellas.

SEGUROS DE VIDA
POR EL

SEGUROS MARÍTIMOS
POR LA
lELVim-IM.

DB
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torreas, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Lismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo¬
lestias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DBS VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española, —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia d« la* Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—SólUr, Far¬
macia de J. Torrens.
El dueño del molino
de Can Gomila participa á sus pa¬ rroquianos y al público en gene¬ ral que de hoy en adelante solo pagarán para moler y cerner una cuartera 3 reales y para molerla
solamente 2 reales.
Recíbense encargos en casa de D. Francisco Pomar, (á) Pollensí,
plaza de la Constitución.

§bras de l§ losé

HISTORIA DE SÓLLER en sus relaciones con la general de Ma¬ llorca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno, encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de cobre en la Exposición Universal de Barcelona ....
INUNDACIÓN DE SÓLLER Y FORNALUTX, en 1885, capí-
tulo adicional á la Historia de Sóller. Un tomo en 4.° de
120 páginas, encuadernado en rústica
CULTIVOS ARBÓREOS Y HERBÁCEOS. Memoria premiada con el pensamiento de oro y plata en el certamen del quincuagésimo aniversario de la fundación del Instituto Balear. Un tomo en 8.°, encuadernado en rustica . . .
CULTIVO DEL NARANJO en las Baleares. Obra de reciente

Ptas. Cts.
20‘00
1*75
2‘50

publicación, que forma un tomito en 8.° de 190 páginas,
encuadernado en rústica

D50

Véndense en la tienda de artículos de escritorio de «La Sinceridad»
—San Bartolomé, 17—SOLLER.

ROI SÜP
LEGÍTIMO DE PUERTO-RICO
á 9 Reales litro.
Se vende en casa de Pedro Antonio Pizá,—Calle
del Pastor,—-SÓLLER.
SOLLBS—Iap. da «La Sinceridad»