XIII —2.a EPOCA.—-NUM. 58?
XIII —2.a EPOCA.—-NUM. 58?
j^wiBgwag!wsMMjH«

SABADO 2 DE JULIO DE 189®

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

!

Sóller: Administración.

i

Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) f

Antillas: D. Guillermo Marqués—General Pavía-7-Arecibo (Pto.-Rico.)

Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

|

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCION Y ADMINISTRACION:

Juan Marqués y Arbona.

¿ Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0*60 pesetas al mes. \\
Francia- 0’76 francos id. id. (PAGO ADELANTADO
América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—0’10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De loe que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria
UN FILOSOFO SIN SABERLO
Confieso que rae quedé sorprendido cuando al bajar del tren no vi junto á la estación el coche de mi amigo Er¬
nesto.
—¡Si no habrá recibido mi carta!— pensaba yo.—No comprendo cómo ha¬ biéndome invitado á pasar unos dial con él, no ha venido Ernesto á recibir¬
me, ni me ha enviado su elegante ca¬
rruaje. que en menos de media hora nos
llevaba á su hermosa quinta.
Y empezaba á sospechar que tendría que hacer á pié la caminata, cuando de pronto me encontré en el andén con Er¬ nesto, que llegaba á toda prisa.
—Me he retrasado en un minuto—me
dijo estrechándome la mano.—Mi cria¬ do ha tenido la culpa de todo. Venga la maleta y pongámonos en marcha.
Seguí á Ernesto, y á los pocos mo¬
mentos subíamos á un vetusto coche ti¬
rad© por un mal caballo y situado de¬

—Has dicho la verdad.

■ —Sí—decía este último.—reclamo la

—Pues bien; voy á esplieártelo todo en dos palabras: Estoy arruinado.
Dejé caer mi cuchara en el plato y re¬
petí con estupor: —¡Arruinado! ¿Y cómo es?
—Siendo. El caso es que no poseo na¬ da ó casi nada. Precisemos la cuestión.

parte que me corresponde. Yo fui quien hizo ganar á Ernesto... (aquí nombre y apellido.) ¿Quién hizo la trampa? Yo. ¿No es verdad? ¿Y quién se ha quedado con el dinero? Usted. Pues bien; voy á
armar un escándalo y á denunciarle á
usted como estafador.

Me quedan 1,800 francos de renta ó sea cinco francos diarios. Ya ves que todavia no pido limosna.
—Pero dime qué te ha ocurrido. —Es una historia antigua que data ya de un año. Ya sabes que cuando murió mi tío, tenía yo una fortuna de qui¬ nientos mil francos. No era un Perú, pe¬
ro me permitía vivir con holgura hasta
en el mismo París, donde residí, como

Senti un escalofrío que me recorrió todo el cuerpo. ¿Qué había dicho aquel
miserable?
Corrí á la sala donde estaban aquellos dos bribones y me precipité sobre el primero de ellos á quién encontré á ma¬
no. Era el mozo, el cual, lleno de estu¬
por, me lo confesó todo, diciéndome que entre él y el usurero habían preparado las cosas de modo que mi ganancia fue¬

sabes, durante algún tiempo. Me afi¬ cioné á ias carreras de caballos y al ca¬ bo de diez y ocho meses de concurrir al hipódromo, hice balance y noté con te¬ rror que había perdido doscientos mil
francos.
Un amigo que me vió triste y melan¬ cólico j á quien conté mis cuitas, me aconsejó que me tranquilizara y que fuese á buscar el desquite á una casa de

se segura é inevitable. En una palabra, me hicieron robar
ciento cincuenta mil francos, porque el prestamista quería reembolsarse de su
crédito, temeroso, sin duda, de que yo
no cumpliese á tiempo con mis obliga¬ ciones para con él.
Había robado una cantidad que no
podía restituir, y no podía pretender que
el usurero me devolviese los 150 mil

se atreva á despertar á latigazos á ese pueblo que duerme en las zahúrdas? Pues España siempre, ,*.on su sangre misma; de su trono el docel tiñó de púrpura, y zurció y remendó su regio manto con recortes de harapos de las turbas.
¿No dejaron simientes los manólos de alma de hierro, de fiereza ruda, que ante el corso invencible se atrevieron ó improvisar trincheras en las tumbas, y cortaron el paso á los dragones, y les hicieron en tremenda lucha, pedazos las espadas con los dientes,
añicos las corazas con las uñas?
Pues ¡ay de la Nación! Llenan el aire
rumores vagos de humillantes súplicas, y hay quien pide la paz á que las voces de un mundo corrompido nos empujan. ¡La paz sin combatir! La paz que exige un pueblo de aluvión, cloaca inmunda
en que han ido á verter sus desperdicios cárceles negras y tabernas sucias! Y en nombre del progreso nos despojan, y hasta la cruz de la bandera insultan, mientras triunfantes, ó la faz del mundo, conquistan tierras las legiones turcas.
¡Y nuestros hombres públicos revuelven el cieno de polémicas menudas,
y por estos empleos se pelean y aquellas comisiones se disputan!
¡Y hambrienta de botín, hace la Europa mofa del débil, del cobarde burla, proclamando el derecho del más fuerte
cuando el audaz bandolerismo triunfa!

trás de la estación.

juego. Cedí, y me engolfé en el mal¬ francos.

Aquí hace falta un hombre; uno que vea

Una vez en marcha, pregunté á mi
amigo:
—¿No tienes ya aquella hermosa jaca que volaba como una centella?
—No—me contestó.—La he vendido.
No me atreví á preguntar porqué, pensando que el momento no era opor¬ tuno para invitar á Ernesto á que me diera cuenta de sus asuntos ante aquel criado que nos escuchaba. Mudé, pues, de conversación, y empezamos á char¬
lar de cosas indiferentes.
Al cabo de media hora, el coche aban¬
donó la carretera y tomó por un atajo. —¡Calla!—exclamé.—¿No se equivoca
tu criado? Me parece que otras veces nos habíamos apeado por aquí.
—No, no—rae contestó Ernesto.—Va¬
mos bien por aquí. Ahora no se vá á casa por el mismo camino que antes.
Un cuarto de hora después deteníase

dito vicio.
En menos de seis meses perdí cien
mil francos sobre los trescientos rail que constituían el resto de mi fortuna,
hipotecando una á una todas mis tierras y debiendo ciento cincuenta mil francos á un prestamista de la casa.
Di un salto en mi silla y exclamé: —¡Es horrible lo que me cuentas! —Pues es la pura verdad. Más al cabo de pocos días, me ocurrió una cosa sin¬ gular. Durante dos horas estuve tallando
con una suerte extraordinaria, inverosí¬
mil. fenomenal. La partida estaba bri¬ llante aquella noche. Poca gente; diez ó doce personas, pero todas ellas muy se¬ rias y formales. Gané ciento cincuenta mil francos, lo preciso para pagar al prestamista.
Al retirarme A un salón inmediato en¬
contré á mi usurero, á quién en el acto

Quedóme aterrado, tratando de inqui¬ rir lo que buenamente debía yo hacer en aquel trance.
No pensé en levantarme la tapa de los sesos y resolví tomar filosóficamente las
cosas.
¿No había resuelto irá pasar unos dias al campo? Pedí un carruaje, me hice lle¬ var á la estación, y aquella misma tarde llegaba al punto de mi destino.
Al día siguiente me avisté con mi no¬ tario, y á los dos meses estaban vendi¬ das todas mis fincas. Regresé á Parí» y entregué al presidente del círculo 150,000
francos, con la lista de lo* individuo»
que habían jugado contra mí en mi fa¬
mosa noche de suerte.
Nos reunimos á puerta cerrada, les
referimos la aventura, les saludé y me
retiré á toda prisa del salón.
—Esta es la causa—añadió Ernesto—

que viene la hecatombe, porque es justa, que los antiguos muros se desploman, que los viejos castillos se derrumban, que la podrida sociedad requiere savia nueva, más fuerte, más fecunda... y haga, prendiendo intrépido la mecha, que el fuego estalle y que las llamas surjan.
Obliguen á chocar á los colosos nuestras tropas hambrientas y desnudas, y vomiten metralla los cañones
de esos esclavos de la fuerza bruta.
¡La guerra universal! ¡Justo castigo á tal depravación! Vibren y rujan los roncos alaridos del combate, no es el femenil quejido de la angustia; y asi, con las ciudades arrasadas, regado el campo con la sangre impura, venga entonces la paz; paz duradera y asentada en firmísimas columnas.
Y si hay que dar la vida en holocausto, démosla, pues, y la nación sucumba... ¡Que eso es honrar las armas de Castilla! ¡Y eso es morir con dignidad augusta!
Sinksio Delgado.

el carruaje ante una casucha inmediata
á un bosque. Entramos en la casa, donde fuimos
recibidos por una anciana, á la que dijo
Ernesto:
—¿Está lista la comida, Magdalena?

satisfice mi deuda, con gran contenta¬ miento mío.
Al cabo de una semana hallábame yo en el mismo círculo, sentado «n una
butaca colocada detrás de un cortinaje. Eran las cuatro de la madrugada; ei

de que me veas aquí, en esta humilde casa rústica, con la botella vacía; pero con el corazón satisfecho. ¡Comamos tranquilamente y no pensemos más en lo pasado!
—Amigo mío—dije á Ernesto.—tu dra¬

Notas

de actualidad
Gibraltar

—Sí. señor.
—¡Perfectamente! Vamos, pues, á co¬ mer; porque tendrás un hambre de mil
diablos.

círculo estaba vacío y esperaba yo la
hora de ir á la estación de Orleans, de¬
seoso de pasar unos días en el campo. De pronto rae sobresaltó el ruido de

ma ha sido muy malo; pero su desenla¬ ce ha sido de primer órden.
José Montet.

II
El peñón ó monte de Gibraltur era conocido por los antiguos bajo el nom¬

Cuando estuvimos sentados á la mesa, una acalorada disputa.

bre de Cal pe.

ante la humeante sopa, sirvióme Ernes¬ En la pieza inmediata discutian aca¬

to un buen plato y me dijo:

loradamente dos hombres, en cuyas vo¬

Á BANDEEAS DESPLEGADAS

La tradición, hermoseada por las le¬
yendas griegasy líbicas, nos pinta á

—Estás asombrado, y no te explicas ces reconocí al prestamista y á uno de

nada de lo que ocurre.

los mozos de juego.

¿Es que no hay una mano vigorosa que, enarbolando enérgica la fusta,

Europa dándose la mano con África; el
Calpe servía de lazada para unir ambos

continentes. Pero los hombres, con or¬
gullo satánico, alzáronse contra Dios, y creyéndose sus iguales lanzaron al cie¬ lo, con las maldiciones de sus vicios,
gigantescos pedazos de sus montañas,
encastillando monte sobre monte como
otra Babel. Bajo ese Océano de ignotas profundidas donde la vida desaparece, yacen los restos de la hundida Atlántida-,
castigada por sus vicios con todo el jus¬ to rigor de la cólera divina. La bellísi¬
ma Hesperis huyendo de sus hijos que la perseguían con lúbrico y fiero anhe¬
lo, ofreció á Hércules el fruto de oro del
jardín Hespérico, y el Dios de la fuerza blandiendo su poderosa clava, vestido con la piel del león de Libia, mientras huían á su paso las Gorgonas y las Harpías, y como.espigas ante la hoz del segador caían á los duros golpes de su potente clava los gigantes de Provenzaí llegaba á Calpe, lo hendía con su clava y precipitaba por el cauce abierto el Me^
diterráneo sobre la Atlántida que ane¬ gándose en nuevo diluvio, cubrióse con
los misterios del Mar Tenebroso que ras¬
gó Colón para devolver á la vida las is¬ las atlánticas, esos canastillos de flores
que sobrenandan como recuerdo de la
gran catástrofe geológica. El Calpe quedó en tierra europea; per*-
dióse un mundo en noche horrible ilu¬
minada por el fulgor del gigantesco Pi¬ rineo que ardía de un mar al otro mar, fundiendo sus entrañas de oro y plata y, como canta el poeta, España quedó heredera del fruto de las Hespérides, de las bellas naranjas de oro.
Apenas se ve figurar á Calpe en la historia antigua. Ei Itinerario romano habla de un Calpe Caríeiam y parece que una de sus grutas, la de San Mi¬
guel, estaba consagrada á Hércules Egipcio
Empieza á figurar Calpe en la historia cuando pierde el nombre: en la primera invasión de los árabes. Llegó allí como punto más cercano á África, Tarik con toda su hueste, y llamóle GhebaUTárik, monte de Tárik, de cuyo nombre deriva el moderno de Gibraltar, por más que algunos historiadores creen que la etimología debe buscarse en la palabra Gedallar, monte cortado, ó Gebaltor,
monte alto
Hasta Septiembre de 1309 quedó Gi¬ braltar en poder de los árabes, que le¬ vantaron grandes fortificaciones, cayos vestigios pueden verse «un. Fundaron
la ciudad rodeándola de fuerte muralla,
pero no pudieron resistir el empuje de los castellanos que la ocuparon, tostán¬ doles empero la muerte de Guzmán el
Bueno, el defensor de Tarifa.
En 1333 cayó otra vez en poder del rey

(5)

FOLLETÍN

EL CARBONERO DE LA ERMITA
las habitaban, viviendo del pan déla limosna, y repartiendo sus horas entre el rezo y el trabajo de sus manos. Gente rústica y sencilla que no conocia más necesidades de la vida que la de asegu¬ rar una dichosa muerte, que se anidaba
en las alturas de la tierra porque sus
únicas aspiraciones se dirijían al cielo, que desprendida del mundo no conser¬ vaba más lazo que el de la caridad para rogar por la salvación de sus hermanos, y agradecerles como pobre el socorro que de otros pobres recibia.
Hoy solo interrumpen allí el canto de las aves los monótonos y acompasados golpes de la segur que monda el som¬ brío encinar, manejada por vigorosos carboneros que tan solitarios como los antiguos ermitaños ganan su frugal subsistencia á costa de tan ímproba ta¬ rea. Penosa y ruda profesión que quizás por despecho, ó quizás por una especie de ascetismo, había escogido no hace muchos años un joven campesino, quien sin llegar á ser un carácter excepcional ó un tipo de varonil hermosura merecía

con todo llamar la atención de los ob¬
servadores. Faltábanle algunos para rayar en los treinta, y si en su talle y
fisonomía conservaba frescas las seduc¬
ciones de la juventud, por la gravedad de sus costumbres podia sentarse entre los que le duplicaban los años. Ninguna hija de labrador hubiera pospuesto sus obsequios á los de otro galan: ninguna
hubiera desdeñado la mirada de sus ne¬
gros ojos por miedo á la negrura de sus encallecidas manos. Pero su pecho libre ya de ilusiones juveniles asemejábase por lo frió al suelo circular de antigua
carbonera donde asoma la yerba por entre los residuos de menudo cisco.
Nunca se le veia en corrillos de amigos, ni en bailes de boda, ni siquiera en las corridas de hombres y de caballos, di¬ versión tan popular en aquellos contor¬ nos, y donde hubiera sido formidable rival de los más lijeros corredores. Si bajaba á la población era únicamente para asistir á la iglesia, para prestar gratuito auxilio 4 quien de él necesita¬ se. ó para atender á las ocurrencias de su oficio. Su distracción cotidiana, si
distracción puede llamarse, reducíase á promediar el trabajo y el descanso con la lectura de un libro piadoso que de puro repetida llegaba á saberla de me-

moría. Sentado á la puerta de su choza de ramas, y fumando su pipa leía á ra¬ tos, y á ratoscruzábase de brazos y do¬ blando lacabeza entregábase tal vez á tristes recuerdos de lo pasado. ¡Ah! ¡po¬ cos eran los que sabian cuán deliciosa iraágen evocaba en aquella especie de
artificial ensueño!
Quien sin datos anteriores se empeña¬
se en adivinar su historia tomaríale más
bien por un lego exclaustrado que por un licenciado del ejército como real¬ mente lo era. La sinceridad y firmeza de sus sentimientos religiosos daba már-
gen á tales conjeturas; más no se crea por esto que el ceño arrugara su frente, que fuese adusto en sus modales, ni que afectara un lenguaje místico ó desabri¬ do. Su conversación vulgar y sencilla adaptábase al tono de lijcras bromas, y sabía plácidamente sonreírse alguna vez que se le decía:
—Arnaldo. ¿cuando te casas? Conozco más de dos chicas que están impacien¬ tes por bailar en tus bodas; pero me temo
que se han de llevar chasco, porque eres más esquivo que un hurón ya que no seas tan tímido como un couejo.
—Con el tiempo maduran las brevas, que no es á mí á quien toca elegir el
dia.

—¿Con qué ya tienes novia? ¿Y qué el fondo de un abismo, no había cum¬

tal es ella?

plido aun los veinte años cuando ya se

—A decir la pura verdad no le sobran le tenia por uno de los jornaleros más

carnes. Está más seca que la hojarasca forzudos é inteligentes en cualquiera de

de una encina cortada hace diez años.

las faenas del campo. Así dirigía una

—Así te será más fácil mantenerla.

yunta de ínulas como hacia dar vueltas

—¡Si no fuese tan tragona! Es capaz á la rosca y levantaba solo la enorme

de engullirse en tres días un regimien¬ piedra de una almazara: así entendía de

to entero.

podar una vid ó desmochar un olivo coc¬

—IJe buena hermosura te has pren¬ ino de redondear la copa de un pino ó

dado.

injertar un algarrobo: así manejaba la

—¿Hermosura? á todo el mundo le hoz para abatir el trigo como la pala para

parece fea.

aventarlo en las eras. Con algunos ru¬

—Entónces debe de ser rica.

dimentos de instrucción primaria tenía

—No trae anillos ni cadena de oro; además la gracia de puntear un guita¬

pero tiene reloj.

rrillo y cautivar á los oyentes con las

— ¿Tanto le interesa saber la hora?

festivas coplas que el mismo improvisa¬

—En este punto engaña siempre á ba. Querido de todos los ancianos por

todos, y nadie le engaña á ella.

su amor al trabajo, de los compañeros

—¡Qué cosas tienes. Arnaldo! lástima por su buen humor, ¡qué mucho que lo

que no hayas sabido escojer con más fuese todavía más de las muchachas ca¬

acierto.

saderas, que le arrojaban á hurtadillas

Cerraba entónces el carbonero sus la¬ codiciosas miradas y escuchaban con

bios; pero un grito de dolor desgarraba íntima complacencia sus triviales ga¬

sordamente su pecho. ¡Ah! sí. se decia. Si hubiera sabido escojer no tendría ahora el corazón tan negro como las

lanterías! De este modo teniendo por único patrimonio su salud y sus brazos,
entregábase á las esperanzas de un por¬

manos.

venir halagüeño sin que le arredrasen

Nacido en la pequeña aldea, que al los imprescindibles sinsabores de una

traspasar el frondoso bosque donde ejer¬ soportable pobreza. Pero un dia cayó la

cía su oficio, agarece como sumida en primera lágrima de sus ojos: aquella

SOLLER

3-ranaida por haber llegado tarde en en Puerto-Rico, entre nuestro crucero inteligente de serenos y resueltos co¬ existen formidables posiciones que pue¬ para lo cual mencionaremos la notable

auxilio de Pérez de Neira que defendía «Isabel II» y el destróyer «Terror», con mandantes

den ser defendidas por una fuerza rela¬ disertación sobre las Antiguas sedes ba¬

la plaza, Alfonso XI. El rey castellano tuvo que dejar el sitio y volvió con éxi¬ to desgraciado á atacarla en 1348. pues bajo sus muros encontró el rey de Casti¬
lla la muerte.
En 1436 atacó á Gibraltar el conde de

un buque yankée. Los cañones del crucero español eran
inferiores en número, calibre y alcance á los del barco enemigo, y por esto se limitó en el ataque á procurar que se colocase el contrario bajo el fuego de

El destróyer no ha recibido todavía el bautismo del fuego y ahora se presenta una ocasión oportuna por todo extremo
para recibirlo. Y no serán los torpedos Whitehead
los únicos que hagan el dallo.

tivamente pequeña. La región está cubierta de espesa ve¬
getación, y es prácticamente intransita¬ ble, y la más insana de la isla. Además, hay que tener en cuenta que ha empe¬
zado la estación de las lluvias.

leares. que publica todavía el Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana.
Este trabajo, muy poco conocido, con vence de falsedad algunos hechos nota¬ bles que pasaban por moneda corriente en la historia y le acreditan de estudia¬

Niebla, perdiendo el ejército y la vida, pero algunos años después, en 1462, el conde de Arcos, ayudado por los jereza¬ nos y por tropas del duque de MedinaSidonia, la asaltó con gran denuedo,
apoderándose dé la plaza-tras sangrien¬
ta lucha.

los fuertes, haciendo hábiles maniobras con toda la rapidez que su escaso andar le permitía.
El «Terror» aprovechó el momento en que el buque yankée, después de dispa¬
rar los cañones de la banda de babor,
viraba para presentar los de estribor, y

No hablamos, ciertamente, en men¬
gua de la escuadra americana al afirmar nuestra creencia de que en un ataque de torpedos de noche resultará para los buques del almirante Sampson tanto ó más daño de los cañones de sus propios buques, que de los torpedos del ene¬

Sobre esas dificultades hay que aña¬ dir la de los aprovisionamientos del ejércitq americano durante su marcha y llegada á Santiago. Los recursos natu¬ rales serán nulos según todas las proba¬
bilidades.
Los alimentos, efectos y pertrechos

dor, de talento nada vulgar, de razonadble pensador, de polemista valiente, y
de poseer una erudición nada común en
las personas cuyas aficiones sean la simple literatura, dotes que se realzas
con la facilidad en el decir. Los que no conozcan una labor tan luminosa como

Quiso el dnque agregar Gibraltar á sus estados, á lo quese opuso Enrique IV, durando la contienda hasta 1501, en
cuyo año los Reyes Católicos declará¬
ronlo unido al patrimonio real. En. 1540 los piratas turcos y argelinos
maqueáron la ciudad. Cárlos I mandó
fortificarla, encargando al ingeniero mi1anés Juan Bautista Calvi, el plano de

con toda la marcha que le permitían sus calderas, avanzó sesgando para colocar
un torpedo. El buque norte-americano cambió de
posición antes de que el «Terror» se co¬ locase á la distancia precisa para lanzar el torpedo y disparó con violencia sobre el pequeño barco.
Una verdadera lluvia de proyectiles

migo. Si fuésemos á juzgar por el resultado
de las pasadas maniobras, creemos que la aparición de la escuadrilla de torpe¬
deros de Cervera en las líneas de la es¬
cuadra americana, en la obscuridad de
una noche tempestuosa, produciría tal pánico, que habría de poner á prueba
los nervios del hombre más esforzado.

habrán de ser conducidos á lomo, si no existen vías férreas utilizables.
No tenemos noticia de que conduzcan
trenes de artillería, de suerte que aque¬
llo que debía romper la marcha, cual son los cañones, tendrá que seguir á la expedición.
La artillería ha de ser forzosamente
de poco calibre, y por tanto, no podrá

la que acabamos de mencionar, sobre
una materia tan árida é intrincada co¬ mo lo es el evidenciar la falsedad de
ciertos cronicones en que se apoyan
muchas creencias y falsos hechos con
quese enmarañó la historia en los si¬ glos medios, difícilmente dejarán de creer que no exageramos, ni nos empe¬ ñaremos tampoco en presentarles más

las óbras; aumentó Felipe II las defen¬ sas, visitáronla en 1624 Felipe I V y el
de Olivares pero quedó luego en el ma¬
yor abandono, tanto que al morir Cárlos
II las fortificaciones se hallaban derrui¬

de las ametralladoras y cañones de tiro
rápido cayó sobre la cubierta del destró¬ yer. que tuvo que huir para no ser eeha-
do á pique. La virada fué tan rápida, que el «Te¬

No debe olvidarse, ni por un momen¬ to, que los capitanes ámericanos y sus
tripulantes verán indudablemente ese peligro, y que noche tras noche, mien¬ tras que la escuadra americana se man¬

competir con la de los buques de Cerve¬ ra, fondeados en la bahía.
En cuanto á la flota americana, si no
logra forzar el paso del canal, podrá ayudar poco á las fuerzas terrestres.

razones.
Respecto á las dotes personales son conocidas y alabadas de todos los que hayan traiatado al Sr. Alcover, á quien deseamos acierto en su difícil cargo y á

das, los cañones inservibles, sin víveres *ai guarnición, y en suma, indefensa ^contra cualquier golpe que intentaran Jos enemig’os de España.
En .1704, en plena guerra de Sucesión, *en aquel período nefasto para España,
oeh el cual las ambiciones de un rey cos¬
táronnos pedazos depátria que nos arre¬

rror» estuvo en peligro de irse al fondo,
pues levantó lo proa un metro sobre d agua, mientras la popa fué barrida por
una ola.
Creyóse en la plaza que el buque se hundía acribillado por los proyectiles yankéss.
El destróyer español regrssó al puerto

tenga fuera del puerto de Santiago, ojos y oídos se esforzarán para percibir los sonidos ó señales de la aproximación de los destroyers. ¡Situación penosísima en su terrible y ansiosa intensidad!
Es incierto el número de buques ame¬ ricanos que estén protegidos por redes metálicas contra los torpedos; pero es

La empresa es para los americanos
más difícil de lo que parece.
Si el general Linares es hombre hábil y enérgico, Santiago podrá resistirse
varios meses.»
EL NUEVO VICARIO GENERAL

quien felicitamos en nombre de todo este clero y de la Redacción del Sóller.
José RülLAn, Pero.
Crónica Local

bataron franceses, ingleses, holandeses é llevando á bordo un muerto y siete he¬ seguro que. en un ataque de torpedos,

italianos, mientras en el interior. Valen¬ ridos. dos de gravedad, y con algunas lo mismo los buques protegidos que los

Aunque tenemos la seguridad de que

Como habrán visto nuestros lectores

cia y Aragón perdían sus libertades, y pequeñas averías que exigirán de ocho que no ló estén, los destroyers harán de varaos á molestar á nuestro querido por la prensa diaria de la capital, el sá-

x

Cataluña se hacía francesa para salvar á diez días para ser reparadas.

ellos su presa.

amigo, D. Antonio M.a Alcover, recien¬ bado pasado, dia 25, á las 5 de la tarde,

las suyas que ahogó Europa con los ca¬

Dícese que por haber pasado muy al¬

El encierro de la escuadra española temente nombrado Vicario General, el limo. Cabildo, en cumplimiento de lo

ñonea de Berwich, se presentó delante
de Gibraltar una escuadra anglo-holan-
desa. El gobernador de la plaza don Diego de Salinas, había ido á Madrid para pedir al rey hombres, cañones y municiones, pero el rey ó sus ministros
se hicieron el sordo. Gibraltar, casi in¬
defenso, con sesenta soldados, seis arti¬ lleros, cuatrocientos vecinos que pudie¬ ron armarse aprisa y corriendo, no qui¬ so entregarse al príncipe de Darmstadt
que tenía á sus órdenes 61 buques de al¬

tos los proyectiles del crucero yankée,
no fué destruido el «Terror».
El barco enemigo se retiró sin nove¬ dad, por no alcanzarle ninguna bala del
«Isabel II».
Pocas horas después el buque enemi¬ go volvió á presentarse acompañado de
dos cruceros más.
El «Terror».—En el combate que
sostuvo el destróyer «Terror» frente á Puerto-Rico, este buque sufrió, en efec¬ to, averías en la máquina, pero tan lige¬

en Santiago de Cuba puede, quizá,
ofrecernos un valioso é interesante co¬ nocimiento de la utilidad de los torpe¬
dos en la guerra marítima.
El buque-torpedo
Desde Guadix escriben la siguiente
carta:
«Un profundo mecánico, don Pablo
Merino, ha enviado al ministerio de Ma¬

queremos que los lectores del Sóller, que hace algunos años pudieron oir en nuestra parroquial iglesia á tan distin¬ guido orador, conozcan algo de las re¬ levantes dotes que le enaltecen y le ha¬ cen muy digno del cargo que se le ha
confiado.
El amor á la patria pequeña y á las letras le condujo, desde muchacho, al estudio de la riquísima al par que des¬ conocida literatura mallorquína, em¬ presa, si no imposible, muy difícil de

dispuesto por su Santidad el Papa León XIII y con las ceremonias de rúbrica, dio posesión de esta diócesis al obispo
electo de la misma limo. Sr. D. Pedro
Juan Campins. Con este motivo y con el fin de dar
gracias al Todopoderoso, se cantó el próximo pasado domingo en la Santa Iglesia Catedral solemne Tedeum, á cuyo acto asistieron además del limo. Cabildo, clero catedral y parroquial, las autori¬

to bordo 2.688 cañones y 16.000 hom¬ ras que en breve quedarán reparadas.

rina la Memoria y planos de un inven¬ llevar á cabo por falta de modelos que dades civiles, militares y judiciales é

bres,
Durante el primer día de sitio, los in¬ gleses lanzaron sobre la plaza 15.000 balas de cañón, luego desembarcaron
gente en Algeciras se apoderaron del Muelle Viejo, y á pesar de que I). Barto¬
lomé Castaño, hizo explotar una mina sobre la que se hallaban 300 ingleses
que perecieron, cercados por todas par¬ tes, sin auxilio por mar ni por tierra,
viendo al enemigo dueño de todas las avanzadas, capituló Salinas con todos los honores militares, entregando la
plaza á los sitiadores que combatían en
nombre del archiduque Cárlos, titulado
rey de España. Pero el almirante Eook tomó posesión de Gibraltar en nombre
de la Gran Bretaña.

La escuadra en Santiago
Aguardando los sucesos, el periódico inglés The Globe publica el siguiente
artículo analizando la situación de núes trajesen adra.
Oportunidad para los «destroyers»
—La marina americana apenas puede congratularse de la manera con que basta aquí ha conducido sus opera¬
ciones.
El almirante Sampson. en particular, aparece haber completamente fracasado en el uso poco acertado de las fuerzas de que dispone. Aunque provisto de una escuadra de creceros que no ceden á

to, que. de dar los resultados que su
autor, fundamente, al parecer, se pro¬
mete. habrá de producir una revolución completa en nuestra Marina de guerra.
Se trata de un «buque-torpedo» que sin tripulación alguna, con «na rapidez de 25 kilómetros por hora, adquirida sin gasto de vapor ni electricidad, podrá dirigirse á los buques enemigos con la seguridad de destrozarlos.
La dirección de dicho «buque-torpe¬ do» es casi matemática, y la trayectoria que describe puede ser, á voluntad, rec¬ ta, curva ó mixta, siendo por demás sencillo el cálculo que. antes de lanzar el pequeño buque, hay que hacer para determinar el radio y desarrollo de la trayectoria curva.

imitar.
L» obra del Sr. Alcover á principios de este siglo hubiera sido más fácil de llevar á cabo, puesto que no le había de costar más trabajo que el de sentarse alrededor de la lumbre, durante las ve¬
ladas del invierno, en casa de sus pa¬ dres y amigos, y tomar nota de las fan¬ tásticas narraciones. cuantos y ronda¬
llas con que los viejos á quienes se cedía siempre la palabra, entretenían al audi¬ torio, después del rezo del rosario, eso sí, y de la cena. Ahora ha tenido que
rebuscar como en archivo, interrogan¬ do á las persomu sencillas y entablando activa conversación con los campesinos ancianos, con esa generación próxima á extinguirse y no contagiada con el

inmensa multitud.
En circular dirigida al clero y fieles, participa el prelado haber nombrado Provisor y Vicario General del obispadoai licenciado en Sagrada Teología y De¬
recho Canónico D. Antonio M.a Alcover
y Sureda, y Secretario al Presbítero don
Bartolomé Pascual.
El Sóller saluda al nuevo prelado y le dá la más completa enhorabuena, ha¬ ciendo votos para que Dios le ilumine con el fin de que pueda desempañar con acierto tan difícil cargo, y hace la felici¬ tación extensiva á los mencionados se¬ ñores Provisor y Secretario por la seña¬ lada distinción de que han sido objeto.

Felipe V. el primer Borbón, conoció ninguno en velocidad, nunca logró tro¬ Puédese lanzar desda cualquier bu¬ realismo de nuestros dias. ¡Cuan gran¬ en seguida que la pérdida de G ib ral tai- pezar con la escuadra española en su que, bote ó lancha y aún desde la pla¬ de satisfacción y placer hemos sentido

La Guardia civil de este puesto, ha

podía costarle cara y peusó recuperarlo, derrota desde Cabo Verde, ni aún des¬ ya. y se construyen en pocas horas aún siempre al leer los escritos de nuestro prestado durante la semana actual algu¬

enviando por tierra al marqués de ViIladarias con una división del ejército de Extremadura, y por ruar á la escua-r dra francesa del almirante Pointy, fuer¬
te de doce navios. Pero todo el valor del
ejército español y los esfuerzos de los
marinos franceses se estrellaron ante la
fortaleza de las baterías que habían montado los ingleses. La escuadra fran¬ cesa fué derrotada después por la ingle¬

pués. en su pausada excursión por el mar de los Caribes. Si hubiera dispuesto sus exploradores con cierto grado de in¬ teligencia, hubiera estado constante¬
mente informado de los movimientos
del almirante Cervera, y podido atraer¬ lo á una acción general cuando acomo¬ dara á sus planes. Lo cierto es que. du¬
rante cuatro días, la escuadra america¬
na y el ministro de Marina en "Washing¬

á bordo de los vapores, no excediendo su coste de 1.000 pesetas, con carga ex¬ plosiva inclusive.
El autor de este invento ha realizado
pruebas particulares antes de ponerlo en conocimiento del gobierno, y no obstante haberse verificado aquellas en las peores condiciones el resultado ha
sido sumamente satisfactorio.
De desear es, por tanto' que tan po¬

amigo, recordándonos las narraciones con que nuestra abuelita, que había al¬ canzado ai primer tercio del siglo déci¬ mo octavo, entretenía nuestra actividad
infantil y que teníamos ya completa¬
mente olvidadas, debiendo confesar
aquí que nuestra buena madre, median¬ te este género de literatura, sembró en nuestro corazón las aficiones que des¬ pués nos condujeron á escribir la Histo¬

nos servicios que demuestran evidente¬ mente la manera como sabe cumplir con su deber el benemérito cuerpo. Son los principales de que tenemos noticia:
El haber recogido dos escopetas cuyos
dueños carecían de autorización para usarlas.
El haber denunciado al Juzgado Mu¬ nicipal á un sujeto por apacentar 17 ca¬

sa que se presentó ante Gibraltar; el ton estuvieron sin saber si la escuadra deroso invento se lleve á feliz término, ria de Sóller.

bras en propiedades ajenas sin permiso

ejército da tierra carecía de víveres y de de Cervera estaba ó no en Santiago, con lo cual España se haría dueña de Las Contarellas y las Rondayas del de sus respectivos dueños.

municiones; los cañones, de tanto dispa¬ rar, quedaron inservibles, y así fué que tras grandes heroicidades, después de apoderarse de muchas avanzadas y des¬ truir torres y baterías, tuvo que retirar¬ se habiendo perdido 9.000 hombres, la flor de los soldados de Andalucía.
Y vino el fatal tratado de Utrecht. el
más fatal que haya podido firmar rey alguno; España vióse desmembrada; gran parte de Cataluña quedó por Fran¬

dando una prueba palmaria de los erro¬ res del almirante Sampson.
Si sus exploradores hubieran sido di¬
rigido» con acierto, la aproximación de la escuadra española le hubiera sido co¬ municada antes de su llegada á aquel puerto, y hecho esto, sus exploradores nunca debieron dejar sin vigilancia la entrada de Santiago.
Sí, después de todo, sé prueba que el general CerveraestáenSantiagode Cuba,

los mares y quebrantaría la soberbia y egoismo que hoy parecen invencibles.
La carga explosiva, como puede lle¬ gar á ser de gran cantidad de dinamita ú otro compuesto de nitro-glicerina, asegura los efectos más asombrosos. La explosión se determina por un sencillí¬ simo aparato tan sensible como se desee.
Cuando puesto el «buque-torpedo» en marcha sea detenido siquier? un instan¬ te por cualquier causa; cuando termine

Sr. Alcover podrán ser una urdimbre burda, una idea tonta, si se quiere; pe¬ ro miradas como tipos de costumbres, reproducen la novela literaria popular de Mallarca en toda su pureza y rigidez, cuyo riquísimo sabor solamente pueden percibir los que hayan manoseado en algún archivo los pulverulentos códices civiles y criminales, donde campean la credulidad, la malicia, y la superstición mezcladas con la sencillez que formaban

Y el haber capturado á uu joven na¬ tural de Argel que había hurtado die&
pesetas en una taberna de la barriada del puerto. Pudo recuperarse parte de la citada cantidad, que fué entregada junto con el delincuente al Sr. Juez Municipal.
Muy bien. ¿Escarmentarán con esto los infractores de la ley? Veremos. Por si lió, bueno es que sepan que queda el látigo todavía en alto.

cia gracias á que los diplomáticos espa¬ nosotros, por ningún concepto, lo con¬ su radio de acción (90kilómetros); Guan¬ tipos dificiles de concebir y que nos fa¬

ñoles ignoraban lo que se entendía por Montes Pirineos, perdimos nuestro po¬ der en el Mediterráneo y Gibraltar que¬ dó de Inglaterra.
En el siguiente artículo examinare¬ mos el Tratado de Utrecht y relataremos

sideramos metido fatalmente y sin es¬ peranza en una ratonera, como opinan
muchos.
Hay tres destroyers españoles en aquel puerto, y, «i las noticias son exactas. hay también tres torpederos de

do sea suspendido fuera del agua, y en general siempre que sea separado de la posición que durante su marcha sig*a, se efectuara la explosión quedando el buque por ella totalmente destruido. Esto hace que pueda considerarse como incazabíe.

cilitan la reconstitución del carácter de
nuestros mayores, que con tanta pro¬
piedad nos pintó el inmortal Quadrado
en sus Forenses y Ciudadanos. Bajo el punto de vista literario, nues¬
tro amigo, en estos estudios, ha hecho

El lunes llegó á este puerto muy de mañana el vapor Lidio siendo portador de la balija, numeroso pasaje y carga y al anochecer, á la hora de itinerario salió
de nuevo con la correspondencia para el

las visicitudes porque ha pasado después alta mar de primera clase.

un precioso servicio á la filología y á la indicado punto.

Gibraltar y las infructuosas tentativas de España para recobrarlo.
A.
Detalles de un combate en Puerto-Rico
Se recibieron en Londres el día 24

;Qué magnífica oportunidad se pre¬

senta ahora á esos jóvenes oficiales

Un jnioio del «Rn-fcd Arrow*

de Marina españoles para adquirir fama

y honor gin límites!

Juzgando este periódico inglés de la

Dada una noche obscura, lluviosa, misión encomendada al general Shafter,

sin luna, para ocultar sus movimientos; dice:

es difícil imaginar el terrible pánico que

«La distancia que han de recorrer las

se puede sembrar entre la escuadra blo- tropas desde el punto de desembarco á

quéadorapor una escuadrilla de des¬ .Santiago es treinta millas. Una cadena

gramática para la confección de un
buen diccmnario mallorquín que no te¬ nemos todavía.
Omitiremos presentar al Sr. Alcover
como poeta inspirado, limitándonos á decir que siempre ha llevado premio en los certámenes á que se ha presentado.
Nuestro principal objeto es evidenciar su* aptitudes y lo mucho que de ellas

El León de Oro, que llegó el martes por la tarde, por haberle impedido salir
de Barcelona á la hora de costumbre del
día anterior un exceso de carga que tuvo
que embarcar para ésta, salió para Bar¬ celona y Cette anteayer al anochecer,, llevándose gran número de pasajeros y
variada carga.

varios despachos del combate librado troyers y torpederos bajo la dirección de montañas cruza el camino, y en ella puede esperarse en bien de Mallorca,

A

El martes de la pasada semana, ig¬ noramos si por haber sacrificado uno de ios cortantes una res vacuna que faltán¬ dole condiciones para la Venta no la
autorizó el veterinario, ó por otra causa
cualquiera, armóse en el Matadero una de insultos y palabras mayores del re¬ pertorio del gremio, que obligó á la Au¬
toridad municipal á intervenir. Veinte
pesetas de multa á cada uno de los que iniciaron el ataque, fue el sinapismo que Creyó aquella debía aplicar para que se calmaran los exaltados ánimos de los
cortantes.
Suponemos fué eficaz el remedio.
Los aficionados ádas representaciones teatrales están de enhorabuena. Después
de larga temporada de abstinencia, des¬ pués de haber visto cerradas todo el in¬ vierno las puertas de nuestro teatro, ¿hora, cuando ya habíamos desconfiado
de verlas abiertas hasta Noviembre pró¬
ximo, cuando por lo avanzado de la es¬
tación menos lo esperábamos, se ha pro¬
puesto dar una corta série de funciones escogidas la compañía cómico-dramática de D. Rafael Massip. Viene precedida de gran fama, que desde luego supone¬
mos justa contando, como cuenta, con artistas de tanto renombre como el pri¬ mer actor D. Teodoro Bonaplata y la
.primera actriz D.a Mercedes Abella, que 'tantos aplausos han conquistado en el
teatro Romea de Barcelona, y última¬ mente en el Teatro Circo, de Palma.
Sin duda por esto ha sido que* el abrir el abono, los aficionados de verdad se han apresurado á inscribirse, sin temor á las molestias que ha de ocasionarles el
calor en estos tiempos; y el número de abonados ha alcanzado en pocos días
una cifra bastante respetable, tanto) que ha sido suficiente para animar á la Em¬
presa y decidirla á empezar ya las fun¬
ciones esta misma noche* con la primera
de las seis de abono.
El debut de la Compañía se hará con la representación del aplaudido drama de Gecometti La muerte civil y la chisto¬ sísima comedia catalana de Javier Godo
La cosina de la Lola-, y mañana dará la segunda función de abono poniéndose en
escena el interesante drama de D. Isi¬
doro Gil La carcajada y la pieza caste¬ llana de D. Joaquin Abati Los litigantes
Dicen nos que el impuesto sobre los trigos y harinas temporalmente supri¬
mido en razón de las críticas circunstan¬
cias, desde ayer volverá á cobrarse por
la Administración de Consumos de este
pueblo, y que al efecto se hicieron los
aforos correspondientes en las cagas que á la venta de dichos artículos se dedican.
Hemos sabido, y con gusto publica¬ mos la noticia, que el Rdo. Sr. Ecónomo tiene encargada la fundición de una campana que sustituya á La Nova, inuti¬
lizada cuatro años há.

Como recordamos estuvo en Sóller el
representante de la casa constructora,
con el exclusivo objeto de conocer el so¬
nido de las demás, podemos asegurar
que la nueva estará en consonancia con
lás restantes.
Luego que llegue á esta, daremos
cuenta de sus dimensiones y demás que
creamos oportuno.
Ayer llegó á este pueblo D. Antonio,
Sol, Fiel Contraste de la provincia, con objeto de proceder á la comprobación de pesas y medidas en esta loocalidad, y
en la mañana de hoy se ha anunciado al vecindario por medio de pregón, para conocimiento de las personas á quienes interesa, que dicha operación se verifica¬
rá todos los días de 8 á 12 de la mañana
y de 2 á 6 de la tarde, hasta el próximo miércoles) en el zaguán de la Casa Con¬
sistorial.

En el café de la plaza de la Constitu¬
ción titulado «Blanco y Negro» hemos visto anunciadas representaciones originalísimas que darán 250 pulgas amaes¬
tradas.

El espectáculo es nuevo en esta loca¬
lidad, por lo que es probable, casi segu¬ ro, se verá extraordinariamente concu¬
rrido.

{

• ' i' i

Los vecinos de la calle de la Luna,

como todos los buenos españoles, están
de luto este año y no celebrarán mañana
con los regocijos públicos de los anterio¬
res la fiesta de la Sangre. Será ésta exclusivamente religiosa, y las funciones se celebrarán en el oratorio de la Casa-

Hospicio con arreglo al programa que
detallado queda en la Sección dé cultos sagrados del presente número.
Aplaudimos la actitud de los mencio¬ nados Vecinos y mucho más ante la espectación general en estos momentos de ansiedad en que vivimos todos, desde
qüe nos ha anunciado el telégrafo que
empezó ayer reñido y sangriento comba¬ te en Santiago de Cuba, del cital desco¬ nocemos el resultado, que sea el que
fuere, tenemos por seguro han de ser numerosas las víctimas y habrá corrido á torrentes la sangre de nuestros her¬

manos.

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 23 de Junio
Celebró la sesión ordinaria de la últi¬
ma semana el Ayuntamiento reunido de segunda convocatoria, bajo la presiden¬ cia del Alcalde, Sr. Serra, y asistencia de los concejales Sres. Fastorí OliVer, Arbona, Martí y Canals.
Al declararse abierta la sesión se dió
lectura al acta de la anterior, y fué apro¬
bada. Se dió cuenta de una comunicación del

Sr., Gobernador civil de esta provincia Obras é Ingeniero) respecto de lo solici¬ en que indica que examinado el presu¬ tado por los vecinos D. Juan Mayol y

CULTOS SAGRADOS

Tu i ~¡

í> . f

puesto ordinario formado por el Ayun¬ tamiento para el próximo año económico de 1898 á 1899 y considerando que se halla formado con sujeción á las dispo¬ siciones de contabilidad vigentes, sin que aparezca, en él extralímitación algu¬ na que corregir, habia acordado autori¬ zarlo en la cifra y forma que ha sido votado por la Junta Municipal, con de¬ volución de un ejemplar del citado pre¬ supuesto. Se dió por enterado el Ayun¬
tamiento.
También se enteró de una instancia
presentada por D. Antonio Vicens y
Gallard, en la que pide se le señale la
línea para la construcción de un ediíicio-

Muntaner, D. Antonio Coll y Miquel, D. Miguel Bauzá y Coll y D. Miguel Castañer y Castañer, de cuyas instan¬ cias se dió oportunamente cuenta, y con¬ ceder á dichos vecinos el permiso que habían solicitado, con arreglo á lo pro¬ puesto en el dictamen de referencia.
Enteróse del dictamen emitido por la
Comisión de Gobernación en la instancia
presentada por D. Guillermo Bauzá y Fornés por lá que pidió se haga desapa¬ recer el foco de infección que existe á la parte opuesta de su casa; y conforme el Ayuntamiento con el expresado dicta¬
men resolvió como en el mismo se pro¬
pone.

En la iglesia Parroquial.—Mañana* dia 3y por la tarde, después de vísperas, el ejercicio al Sagrado Corazón de Jesús y luego después la rogativa.
En el oratorio del Hospicio.-—Hoy, al
anochecer solemnes completas.
Mañana* dia 3, fiesta en obsequio dé la preciosísima Sangre de Nuestro Se¬ ñor Jesucristo; á las lO y media tercia y la misa mayor con música, y sermón por D. Miguel Ferrer Pbró. Al anoche¬
cer la corona.
En la iglesia de San Francisco.—Ma¬ ñana, dia 3, por lá tarde, se dará princi¬ pio á un piadoso triduo en honor de Sari Buenaventura y el miércoles, á las 6 y media sedará principio á una novena
en honor del mismo Santo.

almacen en el caserío de este puerto y en el sitio inmediato á la casa-cuartel de
Carabineros, para la que fué autorizado por el Sr. Gobernador civil de esta pro¬ vincia en 13 de Mayo de 1892, habiendo
sido comunicada dicha resolución por
esta Alcaldía en 22 del propio mes; y resultando que en 9 de Julio deí referi¬ do año el exponente hizo al Ayunta¬ miento igual solicitud, acordando este en 13 de los citados mes y año que, to¬ da vez que la concesión de que se trata

Por cese de D. Miguel Forteza Pomar j

en el cargo de concejal del Ayuntamien¬
j to de este pueblo en el bienio anterior,

Registro Civil

quedó vacante ei cargo de vocal de la j

Nacimientos.

Junta local de primera enseñanza, que,

VárOtiés í.—Hembras 0.—Total 1.

según la legislación vigente, ha de for¬

mar parte de ella un individuo de la

Matrimonios.

Corporación municipal, y ciiya vacante debió quedar proveída tan luego quedó

Dia 30 Junio.—D. Damián Pizá En¬
seña^ soltero, con D.a María Ferrer Mo¬ rell, soltera.

constituido el Ayuntamiento eu ei bie¬

Dia 2 Julio.—D. Pedro Ant.o Arbona

nio actual; y á fin de que quede cumplido Joy, soltero, con D.a María Mayol Mo¬

el citado requisito y funcione cual co¬ rell, soltera.

era perjudicial á los intereses de está rresponde la expresada Junta, acordóse

DefúnciónZs

localidad, no podía acceder á lo solicita¬ do por el recurrente, cuyo acuerdo le fué comunicado en 31 siguiente, resolvió

designar para el referido cargo á don
Bartolomé Colon! y Morell concejal y
tercer Teniente de Alcalde.

Dia 27 Junio.—D.a Catalina Aguiló Miró) de 29 años, casada, calle de San
Juan.

el Ayuntamiento atenerse á lo acordado A petición de varios vecinos se acor¬

referente al particular y desestimar en dó colocar un faVol á petróleo ®n la ca¬ consecuencia la petición del Sr. Vicens rretera de Palma, en el punto que de¬ MOVIMIENTO ÜÉL PUERTO

por el mismo motivo que lo íué sü ante¬ signe la Comisión de Gobernación.

rior.

Dióse cuenta del padrón de cédulas

Embarcaciones fondeadas

Luego se leyó una instancia presenta¬ da por el concejal del Ayuntamiento don Miguel Forteza y Pomar, solicitando se
le conceda cuatro meses de licencia para ausentarse de esta localidad. Enterado

personales de este distrito, formado pa¬ ra el próximo año económico de 1898 á 1899, y después de examinado por el Ayuntamiento, acordó éste aprobarlo y que se exponga al público para los efec¬

el Ayuntamiento acordó acceder á lo tos procedentes.

solicitado por el instante, siempre y

A fin de que tanto el casco de la po¬

cuando permanezca ausente de este pue¬ blación como sus afueras puedan qiiedar

blo durante el tiempo indicado.

bien surtidos de agua potable, acordó el

Dióse cuenta de las instancias median¬ Ayuntamiento por Unanimidad estable¬
te las cuales solicitan los vecinos doña cer siete fuentes además de las que ac¬

Francisca Serra y Castañar, D. Juan tualmente existen, distribuidas éú la

Pons y Vicens, D. Pedro Ant.° Rullan y forma siguiente: una eu la plaza de EsArbona, D. Joaquin Pastor y Morell, tiradors, otra en la calle de Canals, otra

D. Miguel Puig y Miquel, D. Juan Vi¬ en la de Isabel II, otra en la Gran-Via,

cens y Deyá como encargado de D. José otra eri la plaza de América, otra en la
Morell y Mayol, y D.ft Isabel María Ba- barriada de Can Petlos y otra en el llester y OliVer, permiso para hacer ! Puerto; y rogar á la Excma. Comisión

obras en los inmuebles que en dichas instancias se expresan, sitos en la calle del Cementerio, en la barriada del Puer¬

provincial se sirva disponer que el Ar¬ quitecto de la provincia pase á esta lo¬ calidad al objeto de verificar los trabajos

to, en el camino de Fontalutx, en las Ca¬ necesarios para el establecimiento de las

lles de lá Victoria y del Obispo los de fueutes de que se ha hecho mérito.

los cinco primeros, respectivamente, y Por último acordóse verificar varios

en otros lindantes con la carretera de pagos.

Palma á este puerto los de los dos últi¬ T se levantó la sesión.

mos. Acordóse pasaran á informe de la

Comisión de Obras, las de aquellos, y al

del Sr. Ingeniero encargado de ía men- j

Dia 25 Júuio.—De Cette, en 2 dias;-
laúd Esperanza, de 41 ton., pat. don M. Cardell, con 6 mar. y lastre.
Dia 27.—De Barcelona, en 10 horas*, vapor Lulio. de 405 ton., cáp. D. P. Aulet, con 29 mar. y efectos.
Dia 27.—De Palma; en 10 horas, va¬ por Constante, de Í3 ton., cap. don Bi. Palmer, con 9 mar. y piedra^
Dia 28.—De Cette y Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 278 tone¬
ladas, cap. D. G. Mora, cón Í5 mar. y
efectos.
Dia 29.—De Palma, en i dia, latid San José, de 21 ton., pat. D. P. Ferrer, con 7 mar. y lastro.
Dia l.o julio.—DéTaleticiá, en 2 dias,pailebot Concepción, de 44 ton., patrón
D. G. Terradas, con 5 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 27 Junio.—Para Barcelona, vapoí Lidio, de 405 ton., cáp. D. P. Aulet, con 29 mar. y efectos.
Dia 27.—Para Palma, vapor Constan¬ te, de 13 ton., cap. D. B. Palmer, con 7 mar. y piedra.
Dia 30.—Para Palma, laúd San José,: de 21 ton., pat, D. R. Ferrer, con 7 ma¬ rineros y lastro.
Dia 30'.—Para Barcelona y Cette, va por León de Oro, de 278' toii., cáp. don G. Mora, con 16 mar., pasaje y efectos;
Dia l.o Julio,—Para Valencia, laúd
Buenaventura, de 36 ton., pat. D. A. Ma-

cionada carretera las de estos.

graner, con 5 mar. y lastre.

Acordóse aprobar los dictámenes emi j

tidos por las nombradas Comisión dé !

¿i

y.rv.-i fr+mlm m V, ■ -• y

19 ENSAYOS CIENTÍFICOS Y LITERARIOS

edificios prehistóricos. Los bancales que se han construido en su puesto y la forma y los mate¬ riales de que constan las hormas, indican que el
citado monumento revistió en su día grande in¬
terés.

.

...

...

*-•*•••••

Mucha práctica se necesita para reconocer en

la cúspide del Puig d‘en Canals, situado junto á Sas Arpias, que los restos de paredes subsisten¬
tes en dicho altozano pertenecen á ün edificio

prehistórico. Nosotros nos limitaremos á consig¬
nar la sospecha, esperando que vengan otros más peritos en la materia que inspeccionando los in¬ dicados restos lleguen á convertirla en certeza;

y únicamente nos atrevemos á afirmar que la posición topográfica de dicho altozano es la que solía escoger para sus habitaciones la raza q.ue perpetuó su memoria construyendo tan extraños

mo aumentos.

¿Existieron también navetas en dicho punto?

La forma de algunos de aquellos montones de piedras sin muros de sostén, suscita la duda dé
si lo fueron.

La desaparición del monumento que nos ocupa nada tiene de extraño, si se atiende á los innu-'
merables bancales que se han construido á su
alrededor.

<

;: ,

’

'

*-
*O

'■

1 ;1¿ ■

: : . Vy

Tal vez existan otros restos que se irán esca¬ pado á nuestras investigaciones y que daremos
á conocer tan pronto como de ellos tengamos
conocimiento.
Respecto á otras noticias que si no pertenecen á la prehistoria se rozan con ella, puede verse

PREHISTÓRICO
\_\_\_\_\_
nuestra historia de Sóller, donde nos ocupamos
de hallazgos dignos de un estudio que lié hemos1 podido hacer.
CAPÍTULO III
Iía.llÉizg<á a,i'<4tiéolcf>gicso orí Pornalútx
(1896)
LUGAR DEL HALLAZGO
En la comarca Recé de ses Fe'us y punto deno¬ minado Codol deis Itofois, eil un terreno de for¬ mación cuaternaria, disgregado y sumamente abrupto, donde las aguas han cavado una pro¬
funda sima ó valle de erosión, se levanta un
colosal peñasco, en forma de monolito, sembrado4 allí por uno de los trastornos geológicos qne su¬ frieran aquellos terrenos- en época lejana. Suce¬ sivos desprendimientos ocasionados por las aguas pluviales y otras .causas, fueron descarnando el peñasco, por la parte del Sur, en una altura de más de treinta metros, cavando á su pié una espaciosa cueva que, en su dia, también fné de-’ rrumbándose por haber las aguas del torrente
socavado la base hasta reducir la cueva á una
pequeña cavidad, dejando el peñasco en. form'a de mesa, en la parte superior, desde donde se des¬
cubre una vasta extensión de terreno.
En la indicada cavidad permaneció inalterable tiii reducido terraplén que mediría unos diez
metros cuadrados,' sostenido por un peñasco que formaba ángulo entrante en el suelo con dicho monolito, circunstáuei* que dió lugar á la con¬

POR 0. JOSÉ RüLLAN PBRO.
servación del piso donde se hallaron los restos arqueológicos de que nos ocuparemos después.
El nombre Códols deis Rofols, aunque de signi¬
ficación desconocida, evoca el recuerdo de la mo¬ rada de personajes célebres en su día y que, unido á la multitud de consejas que corren por
el vulgo, podría dar lugar á uua bella novela. Examinados sus alrededores, no aparece señal
alguna de Construcción prehistórica, lo que no es extraño cuando no ha quedado un palmo de tierra sin remover para construir los espaciosos bancales que forman dicha finca; pero si el ex¬ plorador se fija en muchas de las grandes pie¬ dras qne sirven de base á las nuevas paredes, puestas en línea recta sin esfuerzo ni necesidad de labrar; si atiende á la posición ó emplaza¬ miento de' lo que fué cueva y los terrenos que desde allí se descubren, como sucede en to'doS los puntos de la montaña donde existieron construc¬ ciones ciclópeas; si toma en consideración la me¬ seta formada por el ya citado peñasco, que’ bien pudo prestar servicios religiosos á sus primitivos moradores, cae desde luego en la fundada sospe¬ cha de que allí debió de existir una mansión de familias ó de un pueblo que dejó testimonio irre¬ cusable de su civilización en los pocos restos que¬
so lian salvado.
Causas del hallazgo'
Con objeto de aprovechar ía tierra vejeta! ó' humus de que sé hallaba formado el pisé de re¬ ferencia, su propietario, D. Pedro Mora, mandó? á sus trabajadores que vaciasen el terraplén, or¬ den que se cumplió hallándose ausente, Á un

4

SOLLEH

Tapones Correos
SALIDAS
Lunes 2 tarde, para Barcelona (vía ♦óller).
Martes 5 tarde, para Barcelona (di¬
recto). Miércoles 9 mañana, para Ibiza y Va¬
lencia; y 2 tarde para Mahón (vía Al¬
cudia). Jueves, ninguna. Viernes 5 tarde, para Barcelona (di¬
recto). Sábados 9 mañana, para Ibiza y Ah-
•í3íüTlt6*
Domingos 2 tarde, para Barcelona
(via Alcudia).
ENTRADAS
Lunes 10 mañana, de Barcelona, (vía
/Sóller), y de Mabón (via Alcudia). Martes 9 mañana, de Ibiza y Alicante. Miércoles 9 mañana, de Barcelona (di¬
recto). Jueves 10 mañana, de Barcelona (vía
Alcudia). Viernes .2 tarde, de Ibiza y Valencia.

Sábados 9 mañana, de Barcelona (di¬
recto).
Domingos, ninguna.
SERVICIO DIRECTO ENTRE MALLORCA Y MENORCA
De Palma para Mahón, los sábados á
las cinco de la tarde.
De Mahón .para Palma, los martes á
.las cinco de la tarde.
FERRO-CARRILES DE MALLORCA
Servicio de trenes para viajeros que re¬ girá desde el día 10 de Abril de
1898.
De Palma hasta Manacor y Felanitx, á las 7‘40 mañana, 2 y 6‘25 (mixto entre Empalme y Manacor y Santa María y Felauitx) tarde.
De Palma hasta La Puebla, á las 7‘40
mañana, 2‘30 y 6‘25 (mixto desde Em¬ palme) tarde.
De Manacor hasta Palma, á las 4
(mixto), 6‘30 mañana y 5‘15 tarde. De Manacor hasta Felanitx y La Pue¬
bla, á las 6‘30 mañana y 5T5 (mixto en los ramales) tarde.
De Felanitx hasta Palma, Manacor y

La Puebla, á las 6‘40 mañana, 12*15
(mixto hasta Santa María) y 5‘25 (mixto desde Empalme) tarde.
De La Puebla hasta Palma, Manacor
y Felanitx, á las 6‘55 mañana, 1 y 5‘25 (mixto hasta Empalme) tarde.

Puntos de parada y horas en que salen

las diligencias - correos de la capital

para los pueblos del interior de la

isla:

Pueblos.

P. de parada.

HOltAS
Salida Llegada

Andraitx. . . Pelaires 98

2 tarde 7 mañ.*

S‘ Arracó. . . Peluires 98

2

7»

Capdellá.

.

Santacilia
.

Caíviá. .

.

Santacilia
.

2

8•

2

8»

Esporlas.

.

P. del Olivar
.

2

Establiments. . P. del Olivar

2

9• 9>

Kstallenchs . . P. del Olivar

2

9.

Bañalbufar .

P. del Olivar
.

2

9>

Puigpuñent.

P. del Olivar
.

2

Valldemosa. . San Miguel, 84 2

9. 8»

Deyá .

San Miguel, 84 2

8»

Sóller. .

San Miguel, 80 2

8>

Buñola. .

San Miguel, 80 i

8»

Lluchmayor. . Bauló, 6

2

8‘30 id.

Santañy . . . Baúl ó, 6

2

8‘30 .

Campos . . . Bauló, 6

2

Sansellas.

.

P. de S. Antonio 2
.

8‘30 • 8‘30 »

Sta. Eugenia. . P. de S. Antonio 2

8'30 »

Felanitx . . . Mercadal, 13

2

6 man.*

Algaida . . . Mercadal, 13

2

6»

Montuiri. . . Mercadal, 13

2

6»

Porreras . . . Mercadal, 13

2

6»

MERCADOS BE MALLORCA
Se verifican todos los días de la sema¬
na: el lunes, en Manacor; el Martes, en Montuiri; el miércoles, en Sineu; el jue¬ ves, en Inca; el viernes, en Lluchmayor; el Sábado, en Palma; el domingo, en Binisalem, Pollensa y Sansellas.—En Pal¬ ma, siendo fiesta mayor el sábado, se traslada al viernes anterior, y siéndolo
el Jueves se traslada al miércoles el de
Inca, lo mismo que en la Semana Santa. El martes de esta misma semana hay
mercado de ganado lanar en Binisalem. Los jueves, viernes anteriores, interme¬ dios y posteriores á los días en que ce¬ lebran ferias en Inca y Lluchmayor no hay mercado.
FERIAS EN MALLORCA
ABRIL.—Domingo, 24, Sta. María. MAYO.—Domingo, 1, Sineu, (Fira de Maitx).—Jueves, 5, Inca, (Dijous bó). —Domingo, 8, Sóller y Felanitx.—Do¬ mingo, 15, Sansellas.—Domingo, 29, Ma¬ nacor y Binisalem.

JULIO.—Miércoles, 20, Felanitx.— Domingo, 24, Manacor.
AGOSTO. — Domingo, 14, Sineu.—Domingo, 28, Felanitx.
SEPTIEMBRE.—Domingo, 18, Ma¬ nacor.—Martes, 27, Felanitx.—Jueves, 29, Lluchmayor.—Viernes, 30, Lluch¬ mayor, jiro.
OCTUBRE.—Domingos, 2, 9 y 16, Lluchmayor.—Domingo, 23,. Inca y Felauitx.—Domingo, 30, Inca.
NOVIEMBRE.—Domingo, 6, Inca. —Sábado, 12, La Puebla.—Sábado, 12, Alcudia.—Domingo 13, Muro y Pollen¬ sa.—Jueves, 17, Inca, (Dijous bó).—Do¬ mingos, 20 y 27, Binisalem.
ESTACIONES
TELEfiRÁFiCAS Y TELÉFÍIICAS EXISTENTES ES BALEARES
TELEGRÁFICAS:—Alayor.—Alca-
dia.- -Andraitx. — Artá. — Ciudadela.— Felanitx.—Ibiza. —Mahón.—Manacor. —Palma.
TELEFÓNICAS: -Sóller.—Palma.

Loa anuncio» que se inserten en esta sección pagarán: Hasta tres iniercienes áraaón de 0‘05 pesetas la linea; basta'tinco inserciones á razón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante ¿ razan de 0‘0D pesetas.
El valor minano de un anuncio, sea cual fuere el número de lineas
Ae que se componga, .será de 0‘60 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán.- Del ancho de una columna 1*50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la linea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor. I<o« «Hseriptorea diafrntariín una rebaja de un 25 por
ciento.

SERVICIO DECENAL

ytSMU’.SíJ

DE LA
a POR EL

fibras de

ENTRE

VINO URANADO PEPSICO

por el magnifico y veloz vapor

LEÓN DE ORO

Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id.

Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
/ EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del

1 Príncipe n.°- 24.

w

' EN BARCELONA.—Sres. Rosich Caries y

WlIÍI|p!ÍitlJ!t®It ^Comp.a. Paseo de la Aduana, 25.

f EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com-

\\mandant Samary-5.

DE
J. TORRENS, Farmacéutico
El primero y único elaborado en esta forma en España, mucho más económi¬ co y de mejores resultados que sus simi¬ lares del extranjero, está preparado con todo esmero por procedimientos cientí¬ ficos bien experimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la eliminación del azúcar de glucosa en toda» las per¬
sonas afectados de la enfermedad deno¬ minada Diabetes.
XDHj ■VHÜSTTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española. —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copinas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller, Far¬
macia de J. Torrens.
PANADERIA
DEL MORO VIEJO

HISTORIA DE SÓLLER en sus relaciones con la general de Ma¬ llorca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno, encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de cobre en la Exposición Universal de Barcelona . . . .

Ptas. Cts.
20‘00

INUNDACIÓN DE SÓLLER Y FORNALUTX, en 1885, capí-
tulo adicional á la Historia de Sóller. Un tomo en 4.° de

120 páginas, encuadernado en rústica

..

i <75

CULTFv OS ARBOREOS Y HERBÁCEOS. Memoria premiada con el pensamiento de oro y plata en el certamen del quincuagésimo aniversario de la fundación del Instituto
Balear. Un tomo en 8.°, encuadernado en rústica . . .

2'50

CULTIVO DEL NARANJO en las Baleares. Obra de reciente

publicación, que forma un torúito en 8.° de 190 páginas,
encuadernado en rústica

L50

Véndense en la tienda de artículos de escritorio de «La Sinceridad»
—San Bartolomé, 17—SOLLER.

♦Tinta negra Siglo XIX^Tinta comunicativa^Tinta violeta^ ♦Tinta carmín ♦Tinta para sellármete., ete.m
La hay en venta en el establecimiento U

LA CATALANA
COMPAÑIA DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS Y EXPLOSIONES
AUTORIZADA POR K,H5A.3Li DECRETO de 85 AGOSTO IB015

DB
Bartolomé OastaSir Boya
SINDICATO 163—TAHONA N.° 48 PALMA DE MALLORCA

aiHCBRIPAP-San Bartolomé-I7-SOLLEB.
ÍQ
LEGÍTIMO DE PUERTO-RICO

"La Catalana,, asegura á prima fija contra incendios todas las pro¬

PREMIADO CON MEDALLA DE ORO

piedades, tanto muebles como inmuebles y mercancías que el fuego en la «Exposición Balear»-Sóller-1897

á 9 Reales litro.

pueda destruir ó deteriorar, como así mismo los estragos causados por el RAYO ó por las EXPLOSIONES de todas clases, haya ó no
incendio ó combustión.
El importante desarrollo que ha obtenido esta Compañía se de¬
muestra por los siguientes datos:
Capitales que ha garantido desde su fundación:

Esta antigua y acreditada pa¬
nadería envía semanalmente gran¬
des pedidos de pastan especiales para la villa de Sóller, como son: cocas, craspells, galletas y similares.

Se vende en casa de Pedro Antonio
del Pastor,—SÓLLER.
L’ UNIÓN

Pizá,—Calle

Total Pesetas S,5©5.0®0,399497.

Se dá comisión á las tiendas

Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

Siniestros pagados desde su. oreaoíón

y vendedores. -

>

——■'■11

■■■ ■■

Total 4.260 siniestros que importan Pesetas 5.4-17,141^08 Capital social y reservas 30.000.000 Pesetas.

DIRECCIÓN GENERAL EN BARCELONA: Calle Dormitorio de
San Francisco n.° 5.—Director Gerente, D. Fernando de Delás. DIRECCIÓN EN MALLORCA: Calle de Seriñá n.° 21-1.°—Sub¬
director, D. José Arbós Mestres. AGENCIA EN SÓLLER: Plaza de la Constitución n.° 18—1.° —
Agente, Salvador Elias Capellas.

SEGUROS DE VIDA
POR EL

SEGUROS MARÍTIMOS
POR LA
tonto iium-im

DE
INULA HELENIUM
Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leuoorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el menstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo¬
lestias ó enfermedades reclamen un

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬
CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social
Reservas
Primas á cobrar ....

10.000,000 8.705,000
74.287,038

Francos
„

Total

92.992,038

Capitales asegurados . . 15.127.713,242

v

Siniestros pagados . . .

194.000,000

„

SEGURO »E COSECHA®

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de

trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

SOCIEDAD BARCELONESA DE GRANOS
BARCELONA

exitante poderoso y enérgico.
DE VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española, —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bormudez.—Sóller, Far¬
macia de J. Torrens.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Ges.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samaritana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.
BAlfáü FB0VT1BA En la calle

GUANO POMÉS-POMAR
el más acreditado, el más barato y el de más con¬ sumo de España
A 21 pesetas saeo. Tomando ÍO sacos á
20 pesetas Id.
DEPÓSITO EN CASA DEL REPRESENTANTE
D. MIGUEL COLOM
CALLE BEL 91AR.-NOLLE R-< Baleareis)

LA SOLLERENSE
DB
JOSÉ €OLL
CIBERA y P0RT-B0I1 (Frontera franco*espaie!a) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranias, frutas
7rescas y pescddo*.

MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).
--aiO
Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas
en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR

naranjos y palmeras en macetas para vender; también los hay de plantel.
Desea venderse una
casa cómoda, nueva y espaciosa, situada en la calle del Padre Baró,
de esta villa.
Dará informes Sebastian Sbert, calle del Pastor n.° 47.-SÓLLER.
SOLLER.—'Imp. ds «La Sinceridad»