aro XIII.—2.a EPOCA.—NUM. 585
aro XIII.—2.a EPOCA.—NUM. 585

SABADO 18 OE JUNIO DE 1838

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCION Y ADIIN1SIRACIÚN;

PRECIOS BE SUSCRIPCIÓN:

Sóller: Administración.
Francia: D. G-uillermo Colom—Quai Commandant Samary-6*Cette (Herault.) Antillas: D. Guillermo Marqués—General Pavía-7-Arecibo (Pto.-Rico.) Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

Juan Marqués y Arbona.

4 Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

España: 0*50 pesetas al mes. \\

Frangía.1 O'75 francos América: 0’20 pesos

id. id.

id. ( PAGO id.)

ADELANTADO

Números sueltos—0’10 pesetas. Id. atrasados 0’2O pesetas.

escrit¡s~que seud6iüsi¡~*icial, La Redacción únicamente se hace solidaria de los

se publiquen sin firma,

6 signo determinado. De los que tal lleven, aeran responsables sus autores.

Sección Literaria
EL FIN DE UNA LUCHA
Al fin, á fuerza de súplicas, los ami¬
bos que acompañaban á D. Andrés lofrifron que éste abandonase la habita:i$i en la que estaba el cadáver de su lijo y se retirase á la que servía de des-
lacho al infortunado viejo, y en la que manifestó deseos de quedar solo. Quería lorar á gusto. No veía otro consuelo pa-
*a su horrible pena. Estaba la habitación casi á oscuras, y
como los años habían debilitado la vis¬ ta de D. Andrés, al entrar éste no vió á
nadie; pero un gemido que á poco turbó el silencio que allí reinaba, le hizo co¬ nocer que no había hallado la soledad que apetecía. Avanzó hácia el sofá, que
era de donde venía el ruido, y sobre aquél advirtió un cuerpo que se estre¬ mecía á impulso de los sollozos. Supuso
quien estaba allí, y respetando su dolor,
se apartó murmurando: —¡Pobre Magdalena! ¡También sufre
mucho!
De repente se puso lívido, apretó los puños y clavando los ojos, ya acostum¬
brados á la oscuridad de la estancia, en
un bulto que estaba junto al sofá, pre¬ guntó:
—¿Quién es? ¿Quién está ahí? —Yo, Andrés. Soy yo—respondió una
voz temblorosa.
—¡Tú, Juan!—rugió el anciano.—¿Y qué quieres? ¿Qué haces aquí?
—Acompaño á mi hija. Ya ves su es¬
tado.
—¿Y no comprendiste que no debías entrar en esta casa? ¿Que tú, culpable de la muerte de mi hijo, no podías pre¬ sentarte ante mí sin que mi furia des¬ pertara? ¿Te has vuelto idiota?
—¡Yo culpable de la muerte de tu hi¬ jo! Comprendo tu dolor y le respeto. Pe¬ ro por Dios te pido que te hagas cargo del mío y que también le respetes.
—¡Repito que has matado á mi hijo! —respondió D. Andrés mirando á don
Juan frente á frente.—¡Tú has puesto en su mano el arma con que se arrancó la vida! Ya ves que no acuso á esa des¬ dichada,—y señaló á la joven, que con¬ tinuaba en la misma postura,—y el no acusarla, aunque ella se negó á conti¬ nuar sus relaciones con mí Jorge, sig¬
nifica que mi juicio está firme, que veo las cosas como son, y que acuso á quién debo acusar... ¡Á tí, que influiste sobre tu hija, mejor diré, que la enloqueciste
con tus absurdos, obligándola á estrujar su corazón, á renunciar á su dicha, á

matar á mi hijo! Ella fué el puñal in¬ consciente que rasga la carne porque le obligan á que la rasgue. Tú el brazo que da el impulso.
-¡Nó! ¡Es demasiado! ¡No aguanto esto! ¡No puedo aguantarlo!—exclamó D. Juan con gran cólera,—y viendo que su hija enderezaba el cuerpo en el sofá, se abrazó á ella, y sujetándola con ánsia, como quien defiende valioso tesoro, continuó al oído de la jóven:— ¡No le hagas caso! ¡No le creas! Yo no pude adivinar esta catástrofe... Yo sólo quería librar á tu alma de contagio horrible... Espantar las sombras que se cernían sobre ella... Era para mí tu espíritu hermoso campo que culti¬ vaba con amor sin límites, agotando en el trabajo todas mis fuerzas, toda mi vida... ¿Había de ver con paciencia que la cizaña nacía en él y se preparaba
á destruir los frutos aún no sazonados?
¿Había de cruzarme de brazos viendo ameuazada por la impiedad la santa fé que por divina gracia infiltré en tu co¬ razón? ¡No, y mil veces no! Díselo tú... y dile que hice bien. Que lloras al muer¬ to, que le amaste lo que basta para no olvidarle nunca; pero que Dios, Dios, superior á él y á tí y á todos nosotros, te prohibía entregarle tu alma para que la contaminara con sus dudas, para que la perdiese. Dile eso, porque si no lo oi¬ go de tus labios, pensaré que crees en su acusación, y que allá, en las hondu¬ ras de tu pensamiento, me maldices por ver en mí al causante de tu desgracia.
—¡Lo eres! ¡Lo eresl—repitió D. An¬ drés, excitado por las palabras de don Juan y avanzando hácia el grupo.
—Cesen en esta lucha—exclamó Mag¬ dalena levantándose del sofá y colocán¬ dose entre los dos ancianos.—¿Que pien¬ san conseguir con ella? No acuse Y. á mi padre. D. Andrés. Ni tú á él tampo¬ co, padre. Mire cada cual á su alma. Re¬
cojan sus recuerdos. Examinen sus sen¬
timientos. sus actos, sus mútuos renco¬
res, y á ver si el uno de Vds. se cree con derecho para acusar al otro.
Anonadados los dos viejos por las pa¬ labras de Magdalena, no acertaron á res¬
ponder. La jóven, con la energía de la desesperación, siguió de este modo:
—Padre, te quiero, te respeto. Me dis¬ te la vida, y desde que me la diste sólo en mí pensaste. Has destruido mi felici¬ dad por exceso de cariño, que te llevó á sentir el injustificado temor que acabas de confesar; pero la has destruido. Tus enseñanzas eran hermosas, sábios tus
consejos, tu fé sublime,%y todo esto ca¬ bía en mi alma y era recibido en ella
con júbilo. Pero tu intransigencia en materias religiosas no podía entrar más

que á golpe de mazo y desgarrándola. Ahora que la muerte del hombre al que amé con delirio puso en huida tus re¬ celos, puedo decírtelo... Me quisiste igual á tí y no podía serlo... No podía serlo porque los muchos años de constante lucha amontonaron en tu espíritu furo¬ res que no había el mío... Porque en tu fé hay dureza de roca contra la que se estrella el que la ataca y en la mía blan¬ duras de pluma donde el incrédulo pue¬ de encontrar descanso á poco que le so¬ licite... Porque tú odiabas á tu enemigo y yo no podía odiarle. Porque tú que¬ rías vencerle aniquilándole, y yo con¬ vencerle y hacerle mío. Tú buscabas en
la victoria el triunfo de tu fé. Yo el de
mi amor. ¡Ya ves qué diferencia! ¡Qué abismo, padre! En no verle estuvo tu error. Reconócele y en este supremo ins¬ tante olvida tus odios... ¡y reza!
D. Juan escuchaba en silencio á su
bija. Las palabras de ésta y el modo co¬ mo las decía le producían infinito dolor y al mismo tiempo iluminaban su cere¬ bro con luz que hasta entonces .no había brillado en él. Aquella palabra ¡reza! le causó impresión profunda, como si fue¬ ra mandato sobrenatural, no súplica de labios humanos. Dejóse caer sobre el so¬ fá y ocultó el rostro... Sin duda obede¬
cía.
-Y V.—continuó la jóven clavando en D. Andrés su febril mirada.—¿por qué acusa á mi padre? Padeció V. igual error. La culpa es la misma. Como mi
padre sembraba en mí la creencia in¬ transigente, sembró Y. la duda en Jorge... En Jorge, alma noble y pura que necesitaba de la fé como yo de la to
lerancia. Le hizo V. entrever un porve¬
nir espantoso, de batalla feroz y conti¬
nua contra un fanatismo ridículo que
amargaría todos sus goces, contra re¬ pulgos mongiles que helarían los arre¬ batos de su pasión... ¡Y le creyó á V. co¬ mo yo creí á mi padre!... Nos amába mos mucho; pero el empeño de Yds. era tan constante que nos rendimos. ¡Qué horrible es esto! Para llegar á la verdad, él ha tenido que dejar la vida y á mí me ha sido preciso ver que le dejaba. No, D. Andrés. Tampoco V. puede alzar la voz. Usted no sabe ó no quiere rezar Bueno... ¡Pues llore V. entonces, pero no acuse! Y á mí—concluyó con infinita tristeza—no me mortifiquen más con esa odiosa rivalidad que no se detiene ante la tumba de mi amor... ¡Déjenme que rece y que llore en paz! ¡Yo sé hacer
ambas cosas!...
Luis de Ansorena.

Sección Científica
LA FUERZA DE LAS MAREAS
Por más que haya dicho un insigne
escritor, como escritor, brillante, pero como hombre de ciencia, incompetente, por ignorarlas todas, la ciencia no ha hecho bancarrota.
La ciencia, la verdadera ciencia, la que estudíalos hechos y descubre las leyes, y alguna vez como andamiaje auxiliar establece grandes hipótesis ra¬ cionales, y así, con lentitud, pero con firme avance, va penetrando en los mis¬ terios de la naturaleza, esa ciencia repe¬ timos, de día en día se engrandece más
En esa ciencia sólo hacen bancarrota
los que la desconocen; y ni aún esos ha¬ cen bancarrota, porque como su firma no circula por la plaza, no hay ocasión
de rechazarla.
Y de la ciencia descienden las aplica¬ ciones industriales, cada vez más y más
fecundas.
En muchas ocasiones hemos enume¬
rado las fuerzas naturales de que la in¬ dustria moderna dispone, y entre ellas hemos citado siempre la fuerza de las
marcas.
Si en siglos anteriores, aún en los de más ilustración y más progreso cientí¬ fico, se le hubiera propuesto este pro¬ blema á un Newton, á un Leibnitz; en suma, al génio más potente de aquellas edades, á saber: «aprovechando el mo¬ vimiento periódico de las mareas, ilumi¬ nar cualquier población de la costa», es posible que hubiera rechazado con des¬ dén problema semejante, como delirio de imaginaciones extraviadas, ó sueño de poeta, ó cuento de niño.
Y, en efecto, á primera vista, ¿cómo puede convertirse en lámpara luminosa —que lámpara maravillosa sería—la palpitación del Océano?
El sol y la luna atraen á la masa lí¬ quida de los mares: el agua se levanta; la marea crece. Y luego, la acción de los dos astros disminuye, ó actúa con máxima intensidad en otra parte del esferóide fluido, y el agua cae buscando su equilibrio, y la marea desciende. Y esto se repite con inflexible regularidad días y dias, años y años, siglos y siglos.
Es como la palpitación inmensa del
rnónstruo de los mares.
Hé aquí un hecho, un fenómeno de la Naturaleza. ¿Pero qué relación puede existir entre esta oscilación periódica y
la creación de un foco de luz?
¿Cómo puede convertirse la vibración de la gota de agua, que sube en la ma¬

ea cresciente, que desciende después pero que siempre es gota de agua y na¬ da más, en una luz que brille?
Dijérase, que son dos cosas entera¬ mente distintas, totalmente separadas-, sin relación alguna aquella con ésta. Dijérase, que existe imposibilidad ab¬
soluta pata transformar úna con otra.
¡Transformaren lámpara la oscilación del agua verdosa! ¡Hacer de su amarga esptimá la espuma divina de la luz!
Esto, al aparecer, traspasa los límites de la inteligencia humana.
¡Empeñarse en encender mecheros, en forjar claridades, en iluminar lámparas con el agua del mar que sube y baja! Esto si que sería, si no se consiguiese-, una quiebra parcial de la ciencia y una derrota perseguida por el ridículo; por¬ que el ridículo es castigo qüe espera al que por insensato se empeña en lo ira-* posible. Y, sin embargo, el problema está resuelto y es úna realidad: está re¬ suelto este problema y otros á él análo¬
gos, y al parecer tan disparatados eomO
él mismo.
Está resuelto en varios países; y hoy podemos citar im ejemplo más en las costas de Francia.
En rigor, desde qüe se descubrió el dinamo, el problema en que nos ocupa¬
mos perdió su apariencia dé problema imposible y ridículo, porque todo el mundo supo, que cualquier fuerza ca¬
paz de poner en movimiento el ovillejo inducido déla nueva máquina, era ca-* paz de convertirse en cortiente eléctrica;
Y todo el mundo sabe hoy, que la co¬ rriente eléctrica se transforma en luZ, en la lámpara de arco voltáico y en la lámpara de incandescencia.
Pero nadie ignora, que ese movimieri* to oscilatorio de las aguas del mar, qué ese subir y bajar dé la mateá, represen¬ ta en su totalidad una fuerza inmensa, aún cuando no siempre sea fácil reco¬
gerla. Pero si la marea es una fuerza, nó
hay más qué aplicarla ál molimiento
de un dinamo, y con esto basta para que se produzca la corriente eléctrica y para que se encienda bajo fotma dé lámpara en tirio ó muchos puntos lumn
nosos.
La série de transformaciones es bietí
fácil. Cualquier persona* aún de la? más ajenas á la ciencia, adivina el pro* cedimiento y puede ir señalando uno
por uno los eslabones de la cadena, á lo largo de la cual ha de ir transformán¬
dose la fuerza de los mares en su gratí
ondulación periódica.
Supongamos una playa cercada de ro¬
cas de alguna elevación, y con úna bocat
estrecha.

(25)

FOI^ETOí

me sería posible vivir con vos. Antes nos separaban nuestras diferentes creen

LA INSTITUTRIZ

cias; ahora hay entre las dos el cadáver de mi padre.

»Mi madre no replicó, y me separé de »Sufrí diez años de cárcel entre seres ella para no volver á verla jamás.

cuyo recuerdo me cubre de vergüenza ¡Mujeres criminales y perdidas, la hez
de su sexo!
»Mi madre vino á verme.

»Después más de una vez me he re¬ prendido interiormente por esta dureza con la que me dió el ser.
»Es verdad que ninguna simpatía rei¬

—»Señora,—le dije, he cumplido mi naba entre ambas, pero ante nuestras

deber. Es inútil que digáis nada, por¬ flaquezas están los mandamientos de la

que os desmentiría y no seríais creída: ley de Dios: yo no cumplí como debía, los papistas, los herejes, los idólatras y temo, temo que el Todopoderoso me
obramos así. El cielo os ilumine, se¬ lo demande en mi última hora.

ñora.

»E1 doctor Muller me recibió como un

»Y me despedí de ella.

padre, y su hija Ursula también. Pasé

»Mi madre no volvió, pero nada me con ellos una temporada, durante la

faltó en la cárcel y disfruté en ella de todas las comodidades compatibles con upa mansión semejante: gracias á la in¬

cual acaeció el fallecimiento de Ursula.
»Este fué un golpe cruel para mí. Alemania, mi pátria, me era insoporta¬

fluencia de mi madre, fui allí la presa ble. No veía en ella más que recuerdos distinguida y no me mezclaron ya con tristes por doquier,, y pedí al Doctor que

las criminales. Serví, sin salir de mi en¬ rae proporcionase una plaza de institu¬

cierro, de señorita de eompañia á la es¬ triz, porque no quería serle gravosa, poi

posa del conserje de la cárcel.

más que él me aseguró todo lo con¬

»Concluída mi condena me dirigí á tra rio.

Francfort y casa del doctor Muller.

»E1 Doctor escribió á diferentes discí¬

»Mi madre se empeñó en vano á que pulos suyos, y obtuvo- por respuesta la

.fuese con ella.

petición que yo deseaba. Podía obtener

—»Perdonad, señora,—le dije,—no [ una plaza en Francia, eu Italia y en. Es-

pa ña. y elegí esta última por estar más lejos de Alemania.
»Fuí á casa de V., D. Enrique; la fa¬

talidad que me persigue llevó á esa la
Ilustración de Berlín, donde debajo de

mi retrato leyeron Vds. la historia fu¬
nesta de mi vida.

»Lo demás ¿á qué repetirlo? V. lo sa¬ be ya; pero V. ignora lo que padecí al dejar á Lalita. El corazón se me despe¬
dazaba.

»Cuando volví á mi pátria con el Doc¬

tor, los primeros días no hacía más que

llorar.

»Escribí á mi madre; le pedí perdón y

permiso para verla. »Mi madre me contestó que era inútil.

—»Estoy enferma.—me dijo en su

carta;—-pero tu venida aquí causaría ex-

trañeza y todo se renovaría. Vale más

qne vivamos separadas. Te perdono, añadía, y pido que hagas lo mismo tú.»
»Leí esta carta al Doctor y le pedí me

acompañase junto á mi madre; pero no lo consideró prudente, y me quedé con

él hasta que recibí ía triste noticia.
»Mi madre antes de morir escribió al

juez de... para que viniera á tomarle una declaración; y en el lecho1 de muer¬

te se acusón ante testigos- de- haber asesi¬

nado á so msrklov y smn

firm-ar so

declaración. Al día siguiente la enfer¬

medad de consunción que la miuaba la llevó al sepulcro.

lYlí

»Antes de morir mi madre indicó á
los jueces mi domicilio y nombre supues¬

FELICIDAD'.

to que yo llevaba. »Todos los periódicos de Alemania
hablaron del caso y me aclamaron ino¬
cente.
»Mi madre en su testamento me nom¬
bra su única heredera;' sús bienes, sin ser una fortuna de primer orden', me ofrecen un porvenir qne no podía es¬

Cuando Ricardo concluyó su lectura,' los dos amigos sé abrazaron sin decirse tiña palabra.
-"•¡Cuánta la amas!—dijo íristeménté Enrique.
—Es verdad,—añadió Ricardo conmo¬
vido;—pero ella té ama á tí. No te lá disputaré. Hazla feliz.

perar. »Cüando estén concluidos los trámites
que trae consigo irn caso semejante, iré á España con el Doctor.
» Estoy triste, D. Enrique. Sé qué V. no lo pasa bien.

—¿Y tú?—dijo Enrique. \_x,Yo—contestó Ricardo1 procurando' ocultar su emoción—me tendré por feliz
con qüe tú lo seas, y tal vez más tardé encontraré ai paso uña mujer que se pa¬
rezca á Blanca.

»Deseo vef á Lalita y abrazarla con

Los dos amigos ño hablaron de la:

toda mi alma.

carta recibida más qüe á Mis® Esther.

»Tenga V. la bondad de leer esta car¬ Aquella’ naturaleza fría, aquel séZ

ta á D. Ricardo.

marmóreo1 se conmovió hasta Uotár.

»A Dios, amigo mío; no desdeñe aho¬ —Qiie me perdone Miss Blanca,—dijo’
ra mi amistad, pues puedo firmarme la inglesa;—yo en sü lugar, por más1

con orgullo-, sin avergonzarme de mi que apruebe su conducta/ me hubiera

Verdadero nombre.

i portado de otro modo’.

Blanca Hokfídel-.

| —¿ífubiera' V. acusado á sü madre?—
preguntó Ricardo:-

»Aldea de.-..- junto al Rhin,- ÍO* de — Perdón, caballero,—dijó Miss Es-

Mayo 1-87... r/

¡ th-er;—á mi madre nunca, pero á- ú»#

SOLLER

Supongamos que se cierra esta boca por compuertas de conveniente cons¬
trucción.
Supongamos, por último, que las al¬
tas mareas suben-á siete metros sobre el
nivel de la baja mar. Pues el artificio se vé desde luego. tíe abre la compuerta, se deja entrar
•á la marea creciente hasta que llegue á -su máxima elevación,, y entonces se cie¬ rra la compuerta.
El agua del mar se -retira,..y al.pié del depósito se va creando uu desnivel.
Pero tener un desnivel de agua es te¬ ner una catarata, una cuida, una fuerza -hidráulica, cuyo nivel no serán ios siete metros constantemente, pero serán por
ejemplo, cuatro metros, por término medio. Y si la caída uo es grande, en
cambio la-masa de agua es enorme, co¬
mo que llega á medirse...por millones de kilógrumos.
¥ bien, teniendo esta fuerza disponi¬ ble, fuerza que. puede representar cente¬ nares y miles de caballos de vapor, «aquella cadena áque antes nos refería¬ mos es bien sencilla.y de .pocos edabo-
Res se eompone.
-Primero, el depósito -recogido en la marea 'Creciente. Después, el desnivel creado por la marea decreciente. Ense¬ guida una serie de turbinas para reco¬ ger el agua que cae. A continuación el giro vertiginoso de una serie de dina¬ mos puestos en movimiento por las tur¬
binas. Y en el dinamo la corriente eléc¬
trica que se produce como transforma¬
ción de la fuerza hidráulica. Y unos
conductores para llevar la corriente eléctrica adonde se quiera. Y al fin de ios conductores las lámparas de incan¬ descencia, si es que se desea convertir la electricidad en luz; ó bien otro recep¬ tor distinto, si ha de ser distinta la apli¬ cación que al fluido se le pretenda dar.
Esto es lo que se ha hecho en el pe¬ queño puerto de pesca de Ploumanach (Bretaña), construyendo un depósito de 45.000 metros cuadrados de superficie capaz de encerrar 60.000 metros cúbicos de agua y con una cuida utilizable, que
varía de siete á dos metros.
De esta manera, en veinticuatro horas
Se lian obtenido 1.800 caballos de vapor en totalidad.
De cualquier modo que sea, las cifras ños importan poco; y "poco nos importa la aplicación que á la fuerza se dé.
Pura fijar las Ideas liemos supuesto ■que se trataba del alumbrado eléctrico, é fin de poner de relieve este problema, que en otro tiempo hubiera parecido disparatado, y que hoy todo el mundo comprende: tonveMi? la marea en la:.
Allá se afanan el sol y la luna en lla¬ mar hácia si al agua del mar; e-n levan¬ tar la superficie de los Océanos.
Y llegajel hombre, cuya ciencia dicen que ha hecho bancarrota; y le ocurre por capricho extraño y por alarde de in¬ genio el convertir esas palpitaciones de los mares en una luz para alumbrar su vivienda. Y se propone conseguirlo y lo ■consigue: Sin magia ni brujería; sólo por la fuerza de su razón.
José Kc.HEGAR.AY.
Notas de actualidad
Los tiros... al corazón
Un pueblo que tiene anestesiado el sentimiento por la fiebre dei dinero; u-n pueblo que no se remonta á ©tros ideales que al acrecentamiento de su caja de fondos; un pueblo, en fhi, sin historia, sin unidad de carácter, que no vé nada más que por el prisma del negocie, era imposible que se apoyara en esos caca¬ reados motivos de humanidad para in¬ gerirse en la cuestión de Cuba. Miras utilitaristas, y no otra más levantada aspiración, han sido los móviles de los
Estados Unidos.
Se les ha visto, hasta comerciar con la caridad, introduciendo en nuestra hermosa Antilla considerables contra¬
bandos. encubiertos con el falso propó¬
sito de enviar socorros á los reconcen¬
trados,
Si un sentimiento de humanidad hu¬
biera sido el noble impulso que les guiara, y no el insaciable afán del mer¬ cantilismo, se hubieran ofrecido gene¬ rosos á libertar á los oprimidos cuba¬ nos. y los cubanos hubieran aceptado de buen grado y agradecidísimos sus buenos oficios y socorros para lograr la independencia y arrojar á los sangui¬ narios. á los crueles españoles, como se
han hartado de llamarnos en el senado
de Washington. Pero muy lejos de eso; ni los yankées
eran estimulados por seniimíen tos de

humanidad, ni los rebeldes, por conse¬ cuencia, han podido aceptar su protec¬ torado, añagaza que, á guisa de velo, envolvía el propósito de anexionarse á Cuba, emporio de riqueza explotable y punto de los más estratégicos para el porvenir comercial en el Océano y en el
Pacífico.
Hubiérase limitado la república an¬ glosajona á Cuba; y en vista de la in¬ gratitud de los rebeldes que no consen¬ tirán el protectorado yankée, hubiéran-
se retirado las escuadras norte-america¬

Ambas versiones son inexactas, y lo cierto es que el Baltimore, ha hecho explosión en la bahía de Manila, perdién¬ dose totalmente y pereciendo bastantes
tripulantes. La noticia la publica el Shipping Ga-
zelte, de la última decena de Mayo, ór¬ gano oficial del Lloyd, el cual dá de ba¬ ja al Baltimore en virtud de telegrama -oficial de su corresponsal en Hong-Kong y asegura que la pérdida se debe á una explosión interna, debida á descuidos
mecánicos ó á mala calidad de las mate¬

nas, indignadas de ver despreciada su rias explosivas almacenadas á bordo.

ayuda por los mismos á quienes anhe¬ laba socorrer y amparar. Pero no, no lia sido Cuba el .primero, el único punto donde la república de la Unión explaya¬
ra sus sentimientos de humanidad, ha

Segunda edición del Maine\\ aunque, por lo que se refiere al Baltimore, no
han inventado ni minas submarinas
enemigas, ni han supuesto que la vola¬
dura fuera criminal é intencionada.

sido el archipiélago filipino, que nada Se comprende el interés de los Esta¬

tiene-que ver con Cuba y no ha sido dos Unidos en ocultar la noticia, por la

centro de ayes que arrancaran á los se¬ sola reflexión de que ya nadie haría ca¬

nadores de Washington gritos de in¬ so de sus conclusiones acerca de la ca¬

dignación contra Primo de Rivera, por tástrofe del Maine, ai ver que otro barco

ejemplo, por las crueldades inauditas hace explosión en idénticas condiciones

con que se ensañara contra Aguinaldo y y por accidente casual ó por descuido

los suyos.

imperdonable.

Ni ha de ser Filipinas tampoco el úl¬ La misma Shipping Gazette dice que

timo teatro donde los norteamericanos el comodoro Dewey ha pedido á su go¬

ensayen la comedia de su filantropía. bierno con toda urgencia le envíe un

La comisión estratégica del miuisterio ^monitor para reemplazar al Baltimore.

de Marina yankée ha propuesto que,

apenas aseguradla, en Manila la domina¬

ción americana, se ocupen las islas Ca¬

Nuevo buque de combate

rolinas y Ladronas, estableciendo en

Yumata, puerto de éste último archipié¬ Dice un coleg-a tomándolo de U Soco¬

lago un depósito de carbón.

lo XIX, de Génova.

Nunca la sed de dinero dice: basta.

«El viernes último en el ministerio de

Tampoco la ambición anglo-sajona pue¬
de decirlo.
El centro de operaciones parece que lia de ser en Oriente, ya que resulta inútil y ridículo el bloqueo de Cuba.
Ante la previsión de tan próximas contingencias, ocúrrensenos tristes con¬
sideraciones.
Las sombras de los héroes de Cavite
están clamando contra los que los expu¬
sieran casi inermes é indefensos á la
bárbara metralla de los enemigos. Si Manila, Cavite y los principales
puntos estratégicos del archipiélago magallánico han estado en el más puni¬

Marina se estipuló y firmó un contrato
entre el senador Bombrini, en represen¬ tación de la casa Ansaldo, y el comen¬ dador Masdea, representante del minis¬ tro de Marina, para la cesión del Gari¬ baldi á una entidad que no fué nom¬
brada.»
Dicho buque está casi terminado y se habían hecho negociaciones para que¬
dárselo la marina italiana, habiéndonos
sorprendido la noticia de haberse cedi¬ do á un tercero á quien no se nombra.
El Garibaldi dió mucho que hablar tiempo atrás, especialmente durante la
estancia del senador en Madrid, de

ble abandono, incapaces no solo para la ofensiva sino para la defensiva, ¿qué
diremos de las Carolinas, de cuyo nom¬
bre apenas nos hemos acordado sino en
rara ocasión?
Pero poco pudiera importarnos la espan sion á que se entrega confiada la re¬ pública norteamericana, si nuestro Go¬ bierno, haciendo el esfuerzo que el pa¬ triotismo exige y el pueblo entero pide á voces, quisiera ir de lleno á donde se
debe ir. Mientras los norteamericanos
distraen sus fuerzas navales en el extre¬
mo Oriente y en Cuba, embarcando ex¬ pediciones, nosotros debiéramos dirigir
los tiros al corazón. Una numerosa ex¬
pedición al mando del general Weylcr ó Rola vieja, podría invadir á los Esta¬ dos Unidos y hacerles pagar en su pro¬ pio hogar la sangre, el dinero que por ellos ha perdido, y las indemnizaciones que con escándalo del mundo tan ver¬ gonzosamente les hemos entregado.
Quien mucho abarca poco aprieta. Vayan expediciones yankées á Filipinas á prestar ayuda á los fágalos, que no quieren tal ayuda; vayan buques nor¬ teamericanos á Cuba y Puerto-Rico á ofrecer auxilios á los que también des¬ precian tal auxilio; mientras, noso¬ tros, viendo descubierto el corazón,
viendo indefensos los territorios de los
Estados Unidos, corramos á ellos yno paremos entre nubes de fuego y lagos de sangre hasta izar nuestra gloriosa
enseña en la cúpula del Capitolio de Washington, como clamó reciente¬ mente el Arzobispo de Santiago de Cuba.
Heridos en el corazón los yankées, bien pronto encojerían los brazos que tien¬ den á Filipinas y Cuba, para atajar en vano la sangre que de su corazón bro¬
tara.
Este es el golpe seguro y de resulta¬ dos positivos. Weyler lo ha dicho repe¬
tidas veces.
¡Á los Estados Unidos! ¡¡Los tiros...
al corazón!!
A. de la C.

quien se decía, con fundamento, que estaba negociando con nuestro Gobier¬ no la manera de cederle dicho buque de guerra, cosa que no pudo verificarse por el debate que se inició en la Cámara italiana oponiéndose é ello.
El misterio en que va envuelta la ce¬ sión de la nave podría hacer suponer, si se tienen en cuenta las negociaciones mencionadas anteriormente, que ha sido adquirido por nuestro Gobierno.
¡Ojalá resultara cierta nuestra supo¬
sición!
* **
El Garibaldi es un buque todo de acero, con compartimientos estancos, desplaza 7.000 toneladas, y tiene cien metros de eslora y 18 de manga entre perpendiculares, 7 metros de puntal y
21 de calado. Sus calderas desarrollan
13.900 caballos de fuerza y su velocidad
alcanza 20 millas.
Su coraza consiste en una plancha de acero y nikel de 15 centímetros de espe¬ sor que defiende los costados del bíique, las dos torres giratorias y los dos para¬ petos anterior y posterior del entre¬ puente.
Su armamento ofensivo consta de dos
cañones de á 25, dos monstruos que se mueven con asombrosa facilidad en sus
torres blindadas; 10 cañones de á 15; 6 de á 12; 10 de á 57 milímetros; 10 de á 37; 2 ametralladoras Maxim, 2 cañones de 7 por 5 de desembarque, 4 tubos
Wathead. Todos estos cañones son de
sistema moderno y de tiro rápido, y se
mueven eléctricamente con el auxilio
de cuatro dinamos de la fuerza de 28
caballos cada uno.
Todo el material del buque es de construcción italiana. El casco y las cal¬ deras de la casa Ansaldo; la coraza de la fundición de acero de Ternide, de quien es también el taja mar de proa; los di¬ namos cuya instalación constituye una de las cosas más interesantes del buque son de la casa Molinari de Milán y las brújulas de una casa de .Turar.
El conjunto del barco es tan impo¬

El Baltimore volado en Filipinas
Los Estados Unidos ponen gran cui¬
dado en ocultar todas las noticias que
les son adversas y en desfigurar las que demuestran su desorganización y la

nente como elegante. En la distribución de las cámaras para la dotación presiden el mayor orden, y las de los jefes y ofi¬ ciales hasta lujo refinado. La cámara del Consejo que es al mismo tiempo sa¬ lón del almirante, así como su dormito¬
rio están construidos con maderas finas

ineptitud de sus marinos.

tapizadas de peluche. Hay cuartos de

Estos días se ha hablado mucho acer¬ baños especiales para los dos jefes su¬

ca del Baltimore, crucero que, según
unos, sufrió averías en el combate de
Cavite, á consecuencia de las chales hu¬

periores, y otros para la oficialidad, ma¬ quinistas y tripulación. Las bañeras
son de nikel. Los comedores de los ofi¬

bo que vararlo, y que, según otras, está ciales y maquinistas, son espaciosos y

cu perfecto estado de conservación.

con todo el confort apetecible; emplean¬

do para la iluminación unos elegantes
candelabros mixtos de luz eléctrica y velas esteáricas.
Manifiesto del cabecilla Massó
El antiguo jefe insurrecto Massó, di¬ rigió á los cubanos el siguiente mani¬ fiesto, que sólo en brevísimo extracto
conocen nuestros lectores. Dice así:
«Á mis compatriotas.—Cubanos: Ha
llegado el momento en que las energías de este pueblo, distraídas hasta hoy en
lucha estéril contra hermanos nuestros,
se inviertan en rechazar, al enemigo procaz de nuestra raza, que con falsos pretextos de amistad y filantropía trata de poner su planta invasora en esta tie¬ rra, donde nunca ha ondeado más ban¬ dera que la gloriosa é invicta de nues¬ tros progenitores.
El pueblo americano, cuyos egoístas sentimientos procuran torpemente dis¬
frazar interviniendo en una contienda
de familia, para cuya solución el Go¬ bierno español ha tenido generosas y nobles condescendencias, quiere á toda costa deslumbrar con falsos espejismos á los que, tras su falsa generosidad, no ven el peligro inminente que corren nuestras libertades y la existencia de nuestra raza, que desaparecería veloz¬ mente bajo el duro peso de la planta
americana...
Cubanos: ¡Á las armas!
La esclavitud, disfrazada con la capa de libertad, está á corta distancia de
nuestras playas. Y así como el león hispano está dis¬
puesto á defender su derecho y nuestra libertad contra el falaz enemigo, libran¬ do ruda contienda, que será solución de nuestra existencia social y política en el porvenir, nosotros debemos correr como un solo hombre, formando apreta¬ da legión al lado de nuestros hermanos peninsulares, á fin de que el muudo vea que los lazos de la sangre y de la fami¬
lia se hacen más estrechos entre los miembros de la raza cuando más inmi¬
nente y cercano es el peligro que los ro¬
dea.
Nuestras diferencias políticas deben
morir ante el «Fenicio» americano y en
defensa de nuestra augusta bandera. Y quien á mi lado quiera tomar plaza
para combatir ai invasor, venga en buen hora: hay lugar para todos los cu¬
banos. Al frente de los destinos de esta tierra
hay un caudillo á quien España admira y en quien España confía.
Digámosle, pues, con hechos, que Cu¬ ba está al lado de España.
El general Blanco, al volver la mi¬ rada en torno suyo en estas horas de peligro, puede estimar que á su lado es¬ tán muchos que, si bien lucharon por un ideal político en contra del Gobierno de la Metrópoli, quieren plaza en el
combate contra los invasores de la Amé¬
rica del Norte. Cubanos: formemos fila al lado de Es¬
paña. ¡¡ES NUESTRA MADRE!!—Juan Mas¬
só Parra.y>
Massó ha visto claramente el propósi¬ to de los yankis y dá la voz de alarma á los rebeldes de la manigua, más intere¬ sados que nosotros mismos en escuchar esa voz, para evitar correr en poder de los Estados Unidos la suerte de los pie¬ les rojas.
Tribuna pública
AU Castrcs 9 de Junio 1898.
Sr. Director del Sóller.
Muy Sr. mió y distinguido amigo: Al Director de El Imparcial dirijo hoy la carta que sigue:
Sr. Director de El Imparcial.
Muy distinguido Sr. mió: Hace unos veinte dias que se constituyó en esta población m pequeño Comité, del cual
fui nombrado Tesorero. Dicho Comité
inició la idea de abrir una Suscripción
entre los reducidos elementos de este
país para ayudar á la gran suscripción Nacional española destinada al fomento de nuestra Marina de guerra y á los extraordinarios gastos á que la Pátria se vé obligada á hacer frente por la in¬ noble guerra que actualmente sostiene
con los Estados Unidos de América.
Ayer mismo, el presidente, D. José de
los Cobos, remitió al Excmo. señor Em¬
bajador de España en París, en cheque á la vista sobre el «Banco de Francia», la suma de mil nueve francos, que al cam¬ bio actual equivale aproximadamente á

mil ochocientas pesetas, producto de la suscripción anteriormente dicha. Dadó
el reducido número de españoles resi¬ dentes en esta localidad, dado su mo¬
desta fortuna y las medidas de pruden¬
cia tomadas con el fin de no crear difi¬
cultades que comprometieran la neu¬ tralidad declarada por la república francesa, el resultado ha superado á
nuestros cálculos.
Lejos de nuestra Pátria, y agrupados
más que nunca ante su desgracia, se¬ guimos con interés indescriptible los los sucesos, favorables unos, adversos los otros, siempre esperanzados en que vendrán dias mejores para nuestra que¬ rida España, y que no ha de tardar mu¬ cho en que su ilustrado periódico nos los haga conocer.
Dentro de breves dias remitiremos á
Yd. una pequeña suma para la Suscrip¬ ción que El Imparcial tiene abierta en
favor de nuestros soldados heridos ó
enfermos.
Aprovecho esta ocasión, señor Direc¬ tor, para suplicarle se digne considerar¬ me como su affmo. y S. S.
Q. B. S. M.
Ramón Escalas.
Crónica Local
No nos fué posible dar cabida en
nuestro número anterior á todo el mate¬
rial que teníamos compuesto, y á última hora, por exceso de éste, vímonos obliga¬
dos á retirar una de las «Notas de ac¬
tualidad» que hános incluido en la edi¬ ción de hoy, y á dejar de componer va¬ rias noticias locales que teníamos deseos de comunicar á nuestros lectores ya el
sábado último.
Respecto á algunas ha pasado la oportunidad, por lo que nos abstenemos de sacarlas á luz; respeto á otras nó, y por esto las continuamos en la presente
crónica
Figura entre estas últimas la de que eutre los numerosos aspirantes al sacer¬ docio que, pasajeros en el vaporcito Ca¬ brera, se dirigieron á Ciudadela de Me¬ norca, la penúltima semana, con objeto de recibir Ordenes Sagradas, figuraban los aprovechados estudiantes paisanos y estimadísimos amigos nuestros don Antonio Juan G-arau y Serra y D. Ber¬ nardo Oliver y Deyá, promovidos al diaconado el primero y al subdiaconado es¬ te último; y que ambos en la misa mayor de la solemne festividad del Corpus ejer¬ cieron por primera vez el sagrado orden que habían recibido.
Nunca creemos sea tarde para felici¬ tar á los amigos, y gustosos cumplimos hoy este deber enviándoles desde las co¬
lumnas de este semanario la más cordial
enhorabuena.
Otra de las noticias que quedaron sin publicación en nuestra edición anterior fué la de que se trata de construir en el
Puerto un edificio destinado á convento
de Hermanas de la Caridad, de la con¬ gregación de San Vicente de Paul, que al mismo tiempo que se dediquen á la enseñanza presten auxilio á los enfer¬ mos de aquel apartado caserío.
Según verán nuestros lectores en eí extracto del acta de la penúltima sesión del Ayuntamiento, que en el lugar co¬ rrespondiente publicamos hoy, el Reve¬ rendo Sr. Ecónomo solicitó ya al Ayun¬ tamiento la cesión de un solar al objeto indicado en el moute de Santa Catalina, y el Ayuntamiento acordó pasara la
instancia á informe de la Comisión de
Obras.
De esperar es que el dictámen de ésta será favorable y que sin obstáculos da ningúu género podrá llevarse á efecto una mejora que tantos bienes ha de re¬ portar al vecindario de la barriada ma¬ rítima de este pueblo.
Para el sábado último habíase convo¬
cado la «Junta Municipal de Sanidad, pero no reunióse número suficiente da vocales, por lo que no pudo celebrar¬ se la sesión. Según tenemos entendido, no quedó constituida el año pasado la Junta que se nombró para que ejerciera
durante el bienio de 1897 á 1899, lo
cual debe ser verdad, pues que el Ayun¬
tamiento en su última sesión resolvió
tomar para el presente verano las mis¬ mas medidas higiénicas propuestas por aquella en el verano anterior, sin perjui¬
cio de modificarlas si así lo cree conve-

SÓLLER

tóente la expresada Junta una vez que
se haya constituido y se reúna en sesión.
Lucida, como-suponíamos, resultó la fiesta de conclusión del mes de Mayo, que dedicaron el domingo último los ve¬
cinos de Biniaraix á la Reina de los cie¬ los. Jamás tanta profusión de flores na¬
turales había adornado aquel oratorio, habiéndolas tan hermosas y extrañas
que llamaron con justicia da atención de
los concurrentes. Fueron estos también en número extraordinario, y todos salie¬ ron satisfechos; hasta los que desde esta
población fueron allá con el exclusivo objeto de asistir á los divinos oficios, re¬ gresaron contentísimos de haberlo he¬ cho. La música de capilla interpretó ad¬ mirablemente una hermosa partitura del maestro Hernández y el elocuente orador
sagrado D. Juan Negro cautivó al audi¬
torio al ensalzar con su palabra fácil y atneno estilo á la Virgen Santísima, ob¬ jeto de tan solemnes cultos.
A las primeras horas de la madruga¬ da del lunes pasó á mejor vida, después de penosa enfermedad, el jóven estudian¬
te Andrés Oliver y Rullan, hijo primo¬
génito de nuestro particular amigo don Andrés Oliver y Joy. ¡La terrible guada-
fia de la muerte ha venido á cortar su existencia cuando apenas contaba cator¬
ce abriles!
Al anochecer del mismo dia fué con¬ ducido el cadáver á la última morada
con cruz alzada y grande acompaña¬ miento de amigos de la familia del fina¬ do, tocando la banda municipal sentida
marcha fúnebre y alternando con el cle¬
ro los versículos del miserere la música
de capilla. Al dia siguiente se celebró en nuestra parroquial iglesia el funeral, al que asistió lo más selecto de la población.
Aunque comprendemos es irreparable la pérdida que acaba de sufrir nuestro amigo y que no hay consuelo humano posible, son un lenitivo á su dolor y al de
la familia toda el que los amigos se aso¬ ciasen á él, y la esperanza deque las virtudes cristianas que adornaban al di¬ funto le habrán ganado un puesto en la
mansión celestial.
Al dolor de nuestro amigo nos aso¬ ciamos también nosotros, y desde estas columnas enviárnosles, á él y á su demás
familia, sentido pésame.
Por medio de pregón se anunció al vecindario, dias pasados, que queda ex¬ puesto á efectos de reclamación por es¬ pacio de veinte dias, en la Secretaría del Ayuntamiento, el proyecto de nueva tubería de hierro colado para conducción
de las aguas de la fuente de Sl Uyei, con las que, como saben nuestros lectores, se intenta abastecer toda la población, cuya parte alta no ha podido disfrutar hasta el presente de este beneficio.

El miércoles por la noche y el jueves por la madrugada, cayó sobre esta co* marca un fuerte chubasco, precedido de algunas ráfagas de viento, que, á haber continuado con la misma fuerza algunas

tolomé, y hé aquí por qué cho ahora justicia.

se ha he¬

Días pasados tuvimos la satisfacción de estrechar la mano á nuestro antiguo

ra la limpieza de la acequia que conduce las aguas para riego de sus propiedades
desde el lavadero de Ca‘s Panarés hasta
la calle de Vives, y al mismo tiempo se tomen las medidas para impedir vayan á parar á dicho acueducto las aguas

horas más, hubiera causado daños de
consideración en las propiedades de las
laderas de los vecinos montes, á causa
de las grandes cantidades de tierra que
hubieran arrastrado las aguas hacia el

y apreciable amigo D. Cristóbal Pizá y Enseñat, quién, después de larga perma¬ nencia en Nitnes, ha venido á esta con objeto de pasar una muy breve tempora¬ da al lado de su familia y amigos; y se¬

procedentes de las calles por cuyo sub¬ suelo atraviesa. Acordóse pasara dicha
instancia á informe de las comisiones de
Obras y de Gobernación. Acordóse igualmente pasaran á infor¬
me de la Comisión de Obras dos instan¬

fondo del valle. Sin embargo de haber durado poco tiempo el aguacero, ha au¬ mentado la corriente en los torrentes, y en particular en el Mayor, lo cual prue¬ ba que llovió todavía mas que aquí al

gún sabemos, piensa aprovechar el tiem¬
po nuestro amigo, pues que se propone pintar dos cuadros uno con destino á la tómbola patriótica del Fomento de la pin¬ tara, de Palma, y otro con destino á la

cias mediante las cuales solicitan el
M. I. Sr. D. José Oliver y Coll, Arce¬ diano de la Santa Iglesia Catedral de Mallorca, y D. Rafael Nicolau y Gual, Económo de esta parroquia, se les seña¬
le un solar á cada uno en el monte de

otro lado de Sa Coma y de Sa Serra. El mismo dia serenóse el cielo y lució
explendente sol, lo mismo que ayer; pero hoy ha quedado éste á intérnalos cubier¬ to y á la hora en que escribimos amena¬

próxima Exposición Universal de París. Aplaudimos el pensamiento del seño)1
Pizá, á quien deseamos acierto, al mismo tiempo que le enviamos nuestra más cor¬
dial bienvenida.

Santa Catalina de este puerto, para construir en ellos el primero un edificio
para su uso particular y el segundo un edificio para habitación de las Hermanas de la Caridad, cuyo servicio se ha pro¬ puesto establecer en aquella barriada.

za otra vez lluvia por la parte de po¬
niente.
La temperatura ha refrescado nota¬ blemente, siendo ahora agradable, pri¬ maveral, como la disfrutamos á últimos

En la mañana de hoy, en la filial igle¬ sia de Fornalutx, el M. I. Sr. D. José Oliver, Arcediano de la Catedral, ha
unido con los indisolubles lazos del ma¬

Acordóse también pasaran á informe
de dicha comisión otras instancias pre¬
sentadas por los vecinos D. Bartolomé
Joy y Coll, D. Pedro Cardell y Mayol, y D. Juan Pons y Vicens, pidiendo per¬ miso para hacer obras en los inmuebles

de Abril y buena parte de Mayo.
La comisión con que se amplió la Junta local encargada de la recaudación para contribuir á la Suscripción Nacio¬

trimonio á nuestro paisano y querido de su propiedad, sitos en la calle del

amigo D. Miguel Palou y Ripoll, con la Hospicio y en la barriada del Puerto,

distinguida señorita vecina

del

respectivamente. mencio- i Acordóse aprobar el dictamen emitido

nado pueblo D.a Catalina Mayol y Bus¬ por la mencionada Comisión de Obras

quéis.

respecto á la instancia de D. Pedro

nal en la renuión de vecinos convocada
por la misma y de la que dimos cuenta en nuestro antepenúltimo número, reco¬ rrió la población en la anterior y pre¬

Poco después de la ceremonia han ¡ J. Casasnovas y Bauzá, de la que se dió

venido á este pueblo los han permanecido unas pocas

desposados, horas en su

j
¡

oportunamente cuenta, y conceder á este el permiso solicitado, con arreglo á
lo expresado en el dictamen de refe¬

casa de la calle de la Victoria, y más rencia.

sente semana, en cumplimiento de su co¬ tarde han emprendido viaje para Can

No obstante haber resuelto la Corpo¬

metido, y el resultado de la cuestación ha sido el que habrán podido observar nuestros lectores al fijarse en la lista que publicamos el sábado último y ep la que publicamos hoy.

Palou de Tuent, en cuyo alegre prédio pasarán probablemente una breve tem¬ porada.
Deseárnosles toda clase de felicidades
en su nuevo estado.

ración contribuir con 10.000 pesetas á
la Suscripción Nacional voluntaria para
atender al fomento de la Marina y gas¬
tos de la guerra, considerando más con¬ veniente sea aplicada dicha suma á la defensa de esta isla, acordóse volver so¬

El Revdo. Sr. Ecónomo, presidente de

bre el citado acuerdo, y, á tenor de lo

la expresada Junta, nos ruega en nom¬ bre de ésta y en el suyo propio manifes¬ temos su satisfacción por la manera co¬ mo ha correspondido el pueblo á sus es¬ fuerzos, y demos á todos los donantes sin excepción, desde estas columnas, las más expresivas gracias por su generosi¬
dad y patriótico desprendimiento.

EN EL AYUNTAMIENTO

que se expresa en el art. 7.° del Real decreto de 14 de Abril último, resolver
se destine la referida cantidad á la de¬

fensa expresada, y que se satisfaga con

Sesión del día 9 de Junio

cargo al capítulo 11 artículo l.o
í Y se levantó la sesión.

Reunido de segunda convocatoria el
Ayuntamiento, celebró la sesión ordina¬
ria de la anterior semana en la noche

—

i iuj

i

CULTOS SAGRADOS

del expresado dia, bajo la presidencia

Cumplirnos gustosos el encargo, y de cosecha propia aplaudimos, que bien lo merece, el celo con que ha llevado á cabo su ímproba tarea la expresada
Junta local.
No tarda quien llega, dirán de seguro
satisfechos los vecinos de la calle de
San Bartolomé al ver que después de haberse dejado dormir largo tiempo el acuerdo del Ayuntamiento en que se re¬
solvió la construcción de una mina en
dicha calle y la recomposición del piso
de la misma, han visto esta semana em¬ pezar dichas obras, en las que continua
trabajando la brigada municipal y pro¬ bablemente continuará hasta dejarlas completamente terminadas.

del Alcalde, Sr. Serra, y tes los concejales Sres.

siendo Mayol

asisten(J. A.),

jj

En la
anochecer,

iglesia Parroquial.—Hoy, al se cantarán solemnes comple¬

Palou, Pastor,
Oliver.

Mayol

(R.),

Forteza y ! tas en preparación á la fiesta
do Corazón de Jesús.

del Sagra¬

Fué leída y aprobada el acta de la se¬
sión anterior.
Se dió cuenta de una circular del se¬

Mañana, domingo, á las siete y media
comunión general y acto seguido se pon¬
drá de manifiesto S. D. M. A las nueve

ñor Gobernador civil de esta provincia por medio de la cual reclama el resúmen
clasificado del número de habitantes de
este término municipal, para remitirlo á

y media horas menores y la misa mayor con sermón por D. Antonio Caparó Pres¬
bítero. Por la tarde los actos de coro, y
al anochecer la rogativa y un devoto

la Diputación provincial conforme se dispone en el art.° 23 de la Ley Munici¬ pal vigente y en el párrafo 2.o del artí
culo l.o del Real decreto de 24 de Marzo
de 1891. Acordóse su cumplimiento.

! !

ejercicio al Sagrado Corazón, con pláti¬ ca por el mencionado orador.
Dia 23, solemnes completas al anoche¬
cer en preparación á la fiesta de S. Juan
Bautista.

Se enteró de un oficio de la citada au-
toridad en que comunica haber autoriza¬
do las transferencias de crédito solicita¬
das por la Corporación, del presupuesto

j

Dia 24, á las nueve y media horas nores y la misa mayor con sermón D. Juan Morey Pbro.

me¬ por

ordinario vigente, y con el que devuelve

Es claro: los señores que componen un ejemplar del expediente instruido al

actualmente

la Corporación municipal

objeto expresado.
Se dió lectura á una instancia presen¬

no tienen agravios que vengar de ningu¬ tada por D. Pablo Mayol y otros en so

no de los vecinos de la calle de San Bar- i licitud de que se auxilie al acequiero pa¬

Registro Ovil
Nacimientos. Varones 0.—Hembras 0.—Tota] 0.

Matrimonios.
Ninguno.
Defunciones
Dia 13.—D. Andrés Oliver Rulláii* de 14 años, soltero-, plaza de la Constb
tución.
Dia 15.—D. Miguel Puig Oliver, de 70 años, casado, calle de la Trinidad,
(Biniaraix). Dia 16.—D. Miguel Borrás Castañer,
de 70 años, casado, calle de la Luna.

MOVIMIENTO DEL PUERTO

lí M13 A RC AC-10 N ES FONDEADAS
Dia 13.—De Barcelona, en 10 horas, vapor Cataluña, de 662 ton., cap. don R. Terra sa, con 28 mar., pas. y efectos.
Dia 14.—De Barcelona, en 2 dias goleta Sílfide, de 96 ton-., pat. D. M. Estades, con 6 mar. y efectos.
Dia 17.—De Cettey Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 278 tone¬ ladas, cap. D. G. Mora-, con 15 mar. y
efectos.
Dia 17.—*De Gandía, en 1 dia, laúd San José, de 38 ton., pat. D. C. Vicens, con 5 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 13.-—Para Barcelona, vapor Cata*
luna, de 662 ton., cap. D. R. Ten-asa, con 29 mar. y efectos.

«i l

IIl fi ij.ii / m h

JUNTA MUNICIPAL de Suscripción Nació*
nal para el fomento de la Marina y
gastos generales de la guerra.
Pesetas.

Suma anterior.

D. Guillermo Calíais Bernat.

» Francisco Pastor Morell.

» Juan Morell Pons.

i

« Pedro A. Pizá Oliver.

» José Miró Arbona.

.

» Miguel Seguí Oliver.
» Guillermo Rufián Colom.

» Miguel Coll Morell. » Jaime Ripoll Pons.

» Miguel Palou Ripoll.
» Juan Nicolau Alordá.

» José Casasiiovas Miró. , » Francisco Casasnovas

Frontera.

» Antonio Palou Pastor.

» Francisco Bernat Casas-

5.287‘50 5‘ 51
25‘ 3‘
25‘ 50c 10‘
5< 5‘ 5‘ 5‘ 25‘
25‘ 5‘

novas.

i

» Jaime Orel! Castañer.

5‘

» Miguel Arbona Colom. .

5‘

» Francisco Forteza Pomar.

10‘

» Jaime A. Mayol Busquéis.

10‘

» Ramón Mayol Muntaner .

5‘

» Bartolomé Canals Crespí.

5‘

» José Rufián Mir Pbro. »

5‘

» Jorge Rufián Ripoll, de

Bar-le-duc (Francia).

30‘

» Juan Casamayor, de id. »

10‘

» Guillermo Lladó, de id. .

5‘

Total.

. 5.580‘5Ó

dia l.o de Julio próximo lina Academia de dibujo lineal^ de adorno, de figura y de paisaje, en la calle de San Bartolomé
n.o 11.
También se ofrece á dar lecciones á
las señoritas, en el propio domicilio de estas y á las horas que convengan, pafa la enseñanza del dibujo aplicado ai bor¬ dado y demás labores relacionadas Con
esta.

>■

&

V ENSAYOS CIENTÍFICOS Y LITERARIOS
unen á nosotros en lo pasado, si no es venir á
despojarnos de los escasos restos de antiguas ge¬ neraciones, que con ojos indiferentes miramos perecer arrinconados en los desvanes ó esparcidos por el campo, y mofarse después de nuestra gro¬ sera ignorancia, recreándose en contemplar sus ricos y bien ordenados museos!
Sacudamos nuestra apatía, dispertemos el amor
patrio, vergonzosamente sumido en el sueño de
la indolencia y digamos con obras que losmallorquines saben apreciar las glorias de su pátria. El camino está erizado de espinas: mil contra¬ dicciones saldrán á nuestro paso; más no impor¬ ta: la fé lo vence todo y la constancia nos dará la victoria. Así honraremos al laborioso, al sá-‘
bio, al santo, al mártir Raimundo Lulio á quien habéis tomado por patrono de vuestra Sociedad y que, desde el cielo, bendice vuestro despren¬ dimiento y vuestros sacrificios en allegar y con¬ servar los restos de cuanto pueda contribuir al esclarecimiento de la historia y al engrandeci¬ miento de la fé católica, timbre el más glorioso que pueda ostentar el hombre sobre la tierra.
POST SCRIPTUM
Leída esta conferencia en la sociedad Arqueo* lógica Luliua, coa motivo de habernos nombra¬
do socio de mérito, en 1883, tuvimos, desde lue¬ go, el gusto de ver como se dispertaba la curio¬ sidad y el afan de conocer la prehistoria de Ma¬ llorca. Desde entonces se han publicado algunos trabajos sobre el particular y se han formado museos notables con los objetos recogidos.
El distinguido higienista y sabio ingeniero,

LA ANTIGÜEDAD DEL HOMBRE EN LA TIERRA
Y SUS PRIMEROS PASOS EN LAS RALEARES
I). Eusebio Estada, en 1886 publicó un notable artículo, dando noticias de algunos talayots muy notables y reclamando del Gobierno que declarase
dichas construcciones monumentos nacionales.
D. Miguel Llabrés, ilustrado catedrático, lia formado un mapa notabilísimo de los talayots de Mallorca, que no ha publicado por habérselo im¬ pedido sus múltiples ocupaciones.
D. Jaime Planas ha reunido un notabilísimo
número de objetos pertenecientes á la prehisto¬ ria, dignos de figurar en un museo nacional.
Los sábios é ilustrados señores D. Juan y don Miguel Amei'j hermanos, de Manacor, han gas¬ tado sumas considerables en practicar excavacio¬ nes dirigidas por ellos mismos, en diferentes tálayots de su pueblo, dando por resultado el des-; cubrimiento de innumerables objetos con los cuales han formado un rico museo, admiración de los arqueólogos que visitan dicho pueblo.
Mr. Cartailack ha publicado un notable volu¬ men de fotografías de los talayüts de Menorca y un concienzudo estudio sobre los mismos que le lia valido merecidos elogios.
D. Bartolomé Ferrá, fundador y organizador del Museo Luliano, ha prestado notables servi¬ cios á este ramo cíe la ciencia, levantando pla¬
nos de estos edificios y trabajando asiduamente para ilustrar á los escursionistas naciouales y extranjeros que vienen á estudiar tan interesante materia, como puede verse en el citado Boletín de la Arqueológica.

JPOR D. IKÉJULLAN PBRO.
CAPITULO II
Mon.Urrien.tos F>r*©liistc»i*ióos éu ^oller*
El amor á la agricultura desplegado por nues^
tros padres desde los más remotos tiempos; los grandes esfuerzos qüe hubieron de hacer para reducir á cultivo y poblar de olivos y algarro¬ bos las abruptas laderas del Teix, de La Serra y del Puig Mayor, y la pertinaz lucha que toda-*
vía hemos de sostener nosotros ahora para con¬ servar dicho cultivo en el floreciente estado en
que se halla, han dado' motivo á la completa
destrucción de los diferentes monumentos prehis* tóricos ó sea talayots que existieron en nuestro valle, sin haber obrado por espíritu alguno de vandalismo y sí á impulso de una necesidad económica urgentísima.
Para formar miles de hectáreás de bancales
donde encajonar la tierra en que habían de plan¬ tarse los árboles objeto de los indicados cultivos, se reclamaba una cantidad de piedra cuya im¬ portancia sólo podrá comprender el que haya
examinado de cerca las innumerables hormas
que. á manera de escalinata, se superponen unas á otras, desde el nivel del mar hasta muy cerca de las mecetas que coronan nuestros montes, ele-*-
vándose las zonas cultivadas á más de cuatro-’ cientos metros de altura.
Si á lo dicho añadimos que los monumentos de cuyos restos, () mejor dicho, vestigios, vamos 4 ocuparnos, se hallan casi siempre situados en

SOLLEn

RED METEOROLÓGICA DE CATALUÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE DARCELONA.—1.' quincena de Junio.

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RULLÁN PBRO.—CALLE DE SAN PEDRO.

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS

mu TIEDE VIENTO Atmósfera

Manan

3K

8

f° M

0

Tarde Titana

Tarde

Ter.

Ter.

del Bar* del Bar.

‘Ido. K
£

s
3’

Seco,

Seco Hd. Bar. Mil. Bar. Mil»

G.°“

G.°*

Dirección 1.a Trd.

Fuerza a.a Trd. Mana, Tarde

1 23 12 24 21 22’6 17’8 22'6 19*6 19 762 19 762 E. s. » » D. D.

2 24 14 24 22 224 144 24’0 194 19 762 19 762 N. N. »

D. D.

3 25 17 24 22 22‘8 19*8 234 194 20 762 20 762 S. E.

» D. D.

4 24 17 24 23 22’6 19*8 23'0 20*2 20 762 21 762 s. E.

» D. D.

5 24 16 24 22 26'6 19:8 23’2 19’2 20 760 21 760 N. N. » T D. D.

6 25 16 26 24 24'8 21’6 24’8 20*8 21 761 20 761 N.

S. »

»

D.

D.

7 25 17 27 22 23’4 20’8 26’2 22’0 21 761 21 759 E. N. » » D. D.

8 26 21 26 23 24’8 214 254 21'8 21 759 22 759 N.

S. y>

»

D.

D.

9 26 20 27 24 24'8 214 264 21’8 22 761 22 760 N. N. »

D. D.

10 27 19 26 23 24’4 2T2 23‘6 204 21 760 23 761 E. N. » » D. D.

11 26 18 26 24 25’8 204 24’8 204 22 762 22 761 N. N. »

I). D.

12 26 17 26 24 24’8 21*0 25-5 21*8 22 760 22 761 N. N.

D. D.

13 26 17 29 22 24’4 204 284 2T0 22 761 22 760 E. S. » » D. D.

14 29 19 28 25 26’8 22'0 26’0 22*6 22 760 24 757 0. O.

D. D.

15 27 20 26 21 224 204 22'8 20*0 24 755 23 753 0. s.
1

» C. Ll.
i

TEItMÓMETR08. MAÑANA

TARDE

TDENTO

Atmósfera Pifio.

o

O Maníma.

Jai de.

Termó¬ metro
del

Baró¬ metro

Termó¬ metro
del

Baró¬ metro

Anemó¬

Direc:c¡ón

metro. n.® de vueltas

Ah
"S a

ce

Una. fde. M* Tarde Milis. Máxi¬ ma.

Míni¬
ma.

Máxi¬
ma.

Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬ ma. Grados metros Grados metros

las 24 horas.

a
a >
«

1 24*0 16‘0 25‘0 20*0 20*0 755*0 21*0 756*0 0. O. 10.491 D. D.

2 25‘0 15*0 25*0 21*0 20*0 756*0 21*0 756*0 0. 0. 4.941 D. D.

3 25‘0 16‘0 26‘0 16*0 20*0 757*0 21*0 757*0 NE. 0. 6.194 D. D.

4 26-0 16*0 26*0 20-0 21*0 757*0 20*0 757*0 O. 0. 7.414 D. D.

5 26-0 15*0 26*0 17*0 20*0 756*0 22*0 756 0 O. 0. 6.941 D. D.

6 26-0 15‘0 26*0 21*0 21*0 756*0 22*0 756*5 O. 0. 10.414 D. D.

7 26-0 19*0 27*0 14*0 21*0 755*0 22*0 755*0 0. 0. 14.141 D. D.

8 28‘0 17*0 28*0 22*0 23*0 755*0 23*0 755*0 NE. NE. 10.914 D. D.

9 28‘0 18*0 26*0 22*0 22*0 756*0 23*0 756*0 0. O. 6.191 D. D.

10 26*0 18*0 28*0 22*0 22*0 758*0 22*0 758*0 O. 0. 10.019 D. D.

11 28-0 17*0 27*0 210 22*0 757*0 23*0 756*0 0. NO. 11.494 D. D.

12 28*0 18*0 29*0 22*0 23*0 756*0 24*0 756*0 so. SO. 14.191 D. D.

13 29‘0 19*0 29*0 22*0 24*0 756*0 24*0 754*0 so. SO. 11.011 D. D.

14 28‘0 18*0 28*0 19*0 23*0 752*0 24*0 753*0 NE. NE. 12.141 D. D.

117*0 15 28‘0

29*0 22*0 22*0 753*0 23*0 754*0 NE. NE.

9.149 D. D.

7*0 10*0
8*0 6*0 5*0 4*0 6*0 5*0 7*0 6*0 6*0 8*0 7*0 5*0 6*0

Obsecraciones

NOTA. Cuando la casilla de la fuerza de los vientos ostó en blanco indica que la corriente era apenas percoptible, la S. indica que os suave, la F. fuerte, la T. tempestuoso y la U. uracanado. El estado del cielo, en la casilla Atmósfera, se señala por ks in« Cíales: D. que indica despejado y C. cubierto. Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde. Los termómetros están á la sombra.
OTRA. En el observactorio del «Faro de la Punta Qrossa, • los instrumentos están á 101 metros 620 milímetros sobre el nivel del mar.

Los anuncio* que so inserten en esta sección pagaran: Hasta tres iniercicres á razón de 0‘05 pesetas la linea; hasta tinco inserciones á
tazón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante ¿ razón de 0‘02 pesetas. 11 valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
de que se componga, será de 0'50 pesetas. Las lineas, do cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos dal cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas,, y asi en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pesatas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la linea del tipo en que sa compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
líos suscriptores disfrutarán una rebaja de un SG ñor ciento.

DE
INULA HELENIUM

SERVICIO DECENAL
ENTRE

Con estas píldoras, preparadas por J. Torrens, se cura pronto y radicalmente la Leucorrea ó (flujo blanco), la Anemia y Clorosis (colo¬ res pálidos), la Dismenorrea (ó difi¬ cultad en el ménstruo), la Ameno¬ rrea (ó supresión del mismo), la debilidad, flaqueza y cuantas mo¬
lestias ó enfermedades reclamen un
exitante poderoso y enérgico.
DE VENTA:
En Barcelona, Sociedad Farmacéutica Española, —Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬ céutico.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller, Far¬
macia de J. Torrens.
PANADERÍA
DEL MORO VIEJO

por el magnifico y veloz vapor
LEÓN de oro
Salidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.
Ooidpatafioi. EN BARCELONA.—Sres. Rosich Cárles y CompA Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Commandant Samary-5.

DE
B&rtolomé Castañar lijá SINDICATO 163—TAHONA N.° 48 PALMA DE ^MALLORCA

SOCIEDAD BARCELONESA DE GUANOS
BARCELONA

premiado con Medalla de Oro en la «Exposición Balear»-Sóller-1897

GUANO POMÉS-POMAR

Esta antigua y acreditada pa¬
nadería envía semanalmente gran¬
des pedidos de pastas especiales para la villa de Sóller, como son: cocas, craspells, galletas y similares.
Se dá comisión á las tiendas
y vendedores.

el más acreditado, el más barato y el de más con¬ sumo de España
A 21 pesetas saco. Tomando ÍO sacos á 20 pesetas Id.
DEPÓSITO EN CASA DEL REPRESENTANTE

©o® ©@o©©@o©©©o©©©o@©©0©©

LA CATALANA
COMPAÑIA DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS Y EXPLOSIONES
AXTTORIZADA POR REAL OIBOKaESTO el© 25 AaOSTO ísets

“La Catalana,, asegura á prima fija contra incendios todas las pro¬ piedades, tanto muebles como inmuebles y mercancías que el fuego pueda destruir ó deteriorar, como así mismo los estragos causados por el RAYO ó por las EXPLOSIONES de todas clases, haya ó no
incendio ó combustión.
El importante desarrollo que ha obtenido esta Compañía se de¬ muestra por los siguientes datos:
Capitales que ha garantido desde su fundación:
Total Pesetas 2.505.000,299*97.
Siniestros pagados desde su creaoión
Total 4.260 siniestros que importan Pesetas 5.417,14PG8
Capital social y reservas 30,000.000 Pesetas,

DIRECCIÓN GENERAL EN BARCELONA: Calle Dormitorio de San Francisco n.Q 5.—-Director Gerente, D. Fernando de Delás.
DIRECCIÓN EN MALLORCA: Calle de Seriñá n.° 21-1.°—«Sub¬
director, D. José Arbós Mestres. AGENCIA EN SÓLLER: Plaza de la Constitución n.Q 18— 1.a—
Agente, Salvador Elias Capellas,

SEGUROS DE VIDA
POR EL

SEGUROS MARÍTIMOS
POR LA

Ui y MU IMTli-ITlLIl

LA SOLLERENSE
DE
€OLL
CERBERÁ- y PQRT-BOU (Frontera france-cspaiíé) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito

D. MIGUEL COLOM CALLE DEL MAR.-S«LLEB-(BaIcares)
♦Tinta negra Siglo XIX-^Tinta comunicativaOTinta violeta^ ♦Tinta carmin-^Tinta para sellármete., ete.m
La hay en venta en el establecimiento LA
SIlClimáB-San Bartolomé- 17-SQLLER.

Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranias, frutas rrescás y pescados.

í¡ÍSlÍjpl®&1W 0
LEGÍTIMO DE PUERTO-RICO

CURACION h la DIABETES

á 7 Reales litro.

POR EL
VINO URANABO PEPSICO
DE

Se vende en casa de Pedro Antonio Pizá,—Calle
del Pastor,—SÓLLER.

J. TORRENS, Farmacéutico j
MMIAI FBOlTllá

El primero y único elaborado en esta

forma en España, mueho más económi¬ WAYAGUEZ.-(Puerto-Rica).

co y de mejores resultados que sus simi¬

lares del extranjero, está preparado con

todo esmero por procedimientos cientí¬ ficos bien experimentados y acreditado como un reconstituyente sobradamente enérgico para suprimir la eliminación del azúcar de glucosa en todas las per¬
sonas afectadas de la enfermedad deno-

Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.

minada Diabetes.

Fábricas de curtidos y de calza¬

DE VEIsrTA.:

do ventajosamente conocidas, por

En Batxdona, Sociedad Farmacéutica Española.
—Farmacia del Dr. Pizá.—Palma, Centro Farma¬
céutica.—Farmacia de las Copiñas.—Málaga, Far¬ macia del Dr. Pelaez y Bermudez.—Sóller, Far¬
macia de J„ Torrens,

la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR

Solares en venta. loS
hay en la carretera del puerto,
cerca de la fábrica del gas, eon
salida en el camino viejo. Informarán en esta imprenta.
Desea venderse una
casa cómoda, nueva y espaciosa, situada en la calle del Padre Baró,
de esta villa.
Dará informes Sebastian Sbert, calle del Pastor n.° 47.--SÓLLER.
SOLLER.—-Imp. de «La Sinoeridad*