ANO XIII.-'*.» BPOGA.-HUM. 575
ANO XIII.-'*.» BPOGA.-HUM. 575

SABADO 9 DE ABRIL DI 1898

SEMANARIO INDEPENDIENTE

r.. mu». ■ i ■■i.id'i .r¿».í¿Mi'.V»iin í ... ..i

i.».! iiimrim r

A

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóllbk: Administración.
Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-6-Cette (Herault.) Antillas: D. Guillermo Marqués—General Pavía-7-Arecibo (Pto.-Rico.) Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f REDACCIÓN Y ADMINISTRACION:

Juan Marqués y Arbona.

| Callo de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
Esta®a: 0’60 pesetas kl mes. ,
g- «-ImcIO ISBOUtO
Números sueltos-tr io peseta. Id. atrasados (Von

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los qne tal Revén, Serán responsables ¡fas autores

*—

Sección Literaria
EL PASTOR BE BARBASTRO
La lucha de la nación española con el César de este siglo y coa los soldados de Austerlitz y de Marengo, ha dado pági¬ nas brillantes á la historia y no pocos
ejemplos dignos de imitarse. En los
desfiladeros y gargantas de Barbastro, batíanse cuerpo á cuerpo españoles y franceses, pero generalmente perdían
éstos, porque en país enemigo no exis¬
ten treguas, ni se dá cuartel. En una alegre mañana del mes de
Junio, estaba sentado un pastorcillo co¬ mo de doce años á orilla de un arroyuelo mirándose en los cristales de la corrien¬
te, y, mientras sus cabras pacían, ento¬
naba uno de esos cantares populares
que tanta expresión encierran:
La Virgen del Pilar dice que no quiere ser francesa, pero sí la capitana
de la tropa aragonesa.
Repitiendo estaba las últimas pala¬
bras, cuando dos granaderos franceses
se presentaron delante del asombrado pastorcillo, y levantándolo en el aire, lo
llevaron á cierta distancia, hasta un desfiladero en donde aguardaban nu¬
merosos soldados.
—Guía—le dijeron en mal castella¬ no,—guía, y cuidado, porque tu vida
responde.
El niño obedeció dirigiendo miradas medrosas á los euemigos y mal encu¬ briendo el odio y la poca voluntad con
que los seguía. De este modo caminaron por espacio de una hora hasta llegar á
la aldea más cercana, en donde pernoc¬ taba el destacamento, y con él algunos
jefes que recorrían el país y lo estudia¬
ban para sus planes estratégicos. —General—dijo uno de los soldados;
—hemos encontrado cerca de aquí á es-
<te pastor, y tal vez fuera más fácil ad¬
quirir noticias por él, que no por esa
pécora.
El pastorcillo Pablo levantó la cabe¬
za, v la sorpresa le hizo dar un paso hacia adelante. Había visto á una hermanita suya atada á un árbol; las pala¬ bras acudieron á sus labios, pero se de¬
tuvo y calló: Lucía le hacía señal de si¬
lencio: así lo comprendió. —Este itinerario no está bien—excla¬
mó el general con marcado mal humor; y repuso volviéndose á Lucía-:—¿El pas¬
tor, es de tu aldea?
La jóven inclinó la cabeza en señal de
asentimiento.
—Vamos, basta de farsa: no creo que

eres muda, porque un soldado te escu¬
chó cuando hablabas con tus vacas.
La jóven no contestó. —Acércate, muchacho—dijo el Gene¬ ral;—¿has visto pasar por aquí algunos guerrilleros? —No, señor—contestó Pablo sin va¬
cilar:
—Mírame frente á frente. Hace dos
días que acampaban en estos contornos y que se replegaron hacia tu aldea. ¿Qué camino han seguido?
—No los he visto.
~ Escúchame y dime la verdad, ó ca¬ lla y no mientas; fíngete mudo como esa vagabunda, pero no trates de enga¬ ñarme. La vida vale algo y poco me costará quitártela; ¿esta chicuela es
muda?
—Sí, señor. —¿La conoces? —Sí, señor.
—¿Cómo se llama?
—Lucía Perez.
—Y dime, ¿el camino de Barbastro es á propósito para hombres y caballos?
—No deja de ser malo, pero yo conoz¬ co otro mejor.
—A ver, que desaten á esa mozuela y que la vigilen así como á este niño, Ca¬
pitán-añadió el General, dirigiéndose á un jóven de fisonomía bondadosa y
franca.—Encomiendo esos chicos á su
vigilancia; usted manda la vanguardia; hoy estaremos todo el día aquí, y á las dos de la madrugada saldremos para la expedición, llevándonos al pastor por guía.
Lucía y Pablo, ocuparon el centro de la vanguardia. Escalonados los centine¬ las pasó el día sin que ocurriera aconte¬ cimiento alguno, y por la noche, los soldados, formando pabellón con las armas y haciendo almohadas de sus mochilas, se entregaron al descanso.
Lucía y Pablo, sentados uno al lado del otro, se dejaron caer sobre sí mismos
cual si el sueño los rindiera.
—¿Podremos escapar, hermana?—pre¬ guntó el pastor.
—Sí, pero necesitamos que no se des¬ pierten, ó que sea cuando no tengan lugar á perseguirnos.
—¡Cuidado! Mira que son muy malos. Pablo calló, y durante dos ó tres horas nada anunció que los dos niños estuvie¬ ran despiertos. Varias veces se desperta¬ ron los granaderos que los custodiaban, pero al ver su inmovilidad se conven¬ cieron de que nada había que temer y se entregaron al sueño. El pastorcillo tiró entonces del vestido á Lucía, y. en voz muy baja, le dijo: —Ya es tiempo; sígueme.
Una idea infernal había cruzado por

su imaginación; el odio á los franceses pío levantaba el espíritu de los pueblos

y el patriotismo la habían hecho brotar.
—Deslízate hasta el barranco—le dijo
á Lucía.
La jóven, arrastrándose, se fué sepa¬ rando de los soldados poco á poco. El niño encendió un pedazo de yesca, y
acercándola á un montón de cartuchos

que habían creído invencible á Napo¬
león I.
Continuaba la fusilería, y los guerri¬ lleros defendidos por la posición que ocupaban no habían sufrido baja algu¬ na. Era muy difícil para los franceses defenderse contra un enemigo oculto y

la colocó de modo que minutos después morían ó más bien se dejaban matar

estallase, y esquivándose á las miradas uno á uno,

de los centinelas fué á reunirse con sil

Pablo hacía sus primeros ensayos y á

hermana. Una horrorosa explosión des¬ la verdad que le honraba su aprendiza¬

pertó á los durmientes, quienes des¬ je, pues en aquel día ganó el honroso

pavoridos en medio de los gritos y alar~ dictado de valiente. La muerte de su

mas, no sabían qué pensar ni á dónde hermana estaba vengada, pero en su

acudir.

corazón habíase encendido un odio

—¡Los guías, los guías!—gritaron,— inextinguible contra los franceses. Su

¡que se escapan; fuego sobre ellos, trai¬ bautismo de sangre estaba hecho, y los

dores!

jefes, á pesar de su corta edad, lo re¬

En aquel momento una bala atravesó
el costado de la valerosa Lucía, que
cayó en el barranco sin lanzar un ge¬ mido. Pablo siguió corriendo, y prote¬ gido por la obscuridad de la noche, es¬ capó milagrosamente llegando dos horas después al campamento de los guerrille¬ ros españoles. Preguntó por el Jefe y refirió lo sucedido, derramando lágri¬
mas por su infeliz hermana, y diciendo: —Soy un niño, pero juro vengarla. —¿Quieres quedarte con nosotros?—le
preguntó el guerrillero. —Sí, señor; para algo serviré. —¿Cómo te llamas?

compensaron nombrándole corneta.
Pasaron los años: Pablo era él mortal
enemigo de las tropas francesas y llégó hasta á adquirir cierta celebridad por aquella persecución sin tregua. Hallá¬
base un día en las cercanías de Bur¬
gos, donde acampaban fuerzas consi¬ derables preparadas para próxima batiD lia. Las avanzadas ocupaban un larg*o espacio y no muy lejos, separado única¬ mente por un pequeño valle, se veía al ejército español en posiciones, si no muy ventajosas, tampoco favorables para el enemigo,
Los escuchas se hallaban en sus pues¬

—Pablo Perez.

tos, y, ya en la entrada de la noche, se

—Tienes la madera propia para hacer de tí un valiente; quedas admitido; guíanos á donde se encuentra el desta^
camentó francés.

distinguían los fuegos de ambos cam¬ pamentos, las llamas de las hogueras, y
en torno de ellas á los soldados refirién¬
dose chistosos chascarrillos, peculiar

—Con lo sucedido, tal vez se habrán costumbre en los ejércitos; poco á poso

alejado—hizo observar uno de los ofL se extinguieron las luces y las tropas se

cíales.

rindieron al descanso.

—No, señor—contestó Pablo;—no co¬

Pablo era uno de los que pedían siem¬

nocen el camino y tienen que atravesar pre el puesto más cercano al peligro; así

un desfiladero muy angosto.

es que estaba en las avanzadas. Su oído

Media hora después salía la guerrilla ejercitado advirtió un ligerísimo ruido,

de Mina, en persecución de las tropas y al querer dar la voz de alerta, se sintió

francesas, llevando por guía á Pablo. El sujeto por dos robustos brazos y á la

destacamento, una vez reparado el vez que rozaba sus sienes el cañón de

desorden, habíase puesto en marcha; un fusil.

pero, ignorantes del camino y no en¬

—Calla ó eres muerto.

contrando á nadie que quisiera indicár¬ Pero el valiente jóven, despreciando

selo, caminaba poco y penosamente.

su vida por salvar las de otros, gritó:

—Ahí están—gritó Pablo al dar la —¡A las armas, compañeros!

vuelta á un recodo.

Tres tiros sonaron á la vez, y Pablo

La guerrilla se hallaba en lo alto de cayó bañado en sangre, pero escuchan¬

una loma y desde allí podía diezmar á do el movimiento del ejército puesto en mansalva las filas francesas, y cortarles alarma por su voz.

la retirada con escasa fuerza. La prime¬

Amaneció: el campo estaba en com¬

ra descarga sembró la consternación y pleto desórden, aun cuando el enemigo el pánico entre aquellos soldados que en se había retirado al verse descubierto.

Rusia y en Alemania habían combatido Los heridos que algunos disparos ha¬

contra poderosas y aguerridas tropas. bían causado, fueron conducidos á un

España vengaba las derrotas sufridas pueblo inmediato, donde con esmero

por las demás naciones y con -su ejem- eran atendidos por los aldeanos. En una

Cama estaba Pabló, fiesínáyado; bus he¬
ridas eran de gravedad y los médicos
desesperaban de salvarlo. Su heroico es^ fuerzo había hecho fracasar el plan del enemigo, y jefes, oficíales y soldados
admiraban su valor.
Entre las aldeanas había ünaque más asidua se mostraba, y la cftal, al acer¬ carse á Pabló, hizo un movimiento dé profúnda sorpresa, y durante dos días y dos noches permaneció infatigable á sá lado espiando si podía abrigar alguna esperanza de salvación. Al tercer día re¬
cobró Pablo el conocimiento.
La pérdida desangre había sido in¬ mensa, poro ya las heridas presentaban aspecto menos alarmante.
La aldeana se ocultó á las miradas dé
Pablo, durante una semana, pero al ca¬ bo de ella y al presentarle Una medici¬ na, se fijó en ella el jóven y lanzó un
grito de alegría, de inmensa ternura: —Lucía—exclamó,—Lucía, ¿eres tú? —Pablo de mi alma, soy yo.—Aban¬
donada por nrnerta> fui recogida por unos arrieros, los que-, comprendiendo tenía vida, me condujeron á esta aldea; en vano escribí al pueblo, nadie mé contestó y te creí muérto. Esta buena gente me acogió y consideró como á una hija y he vivido tres años con él pesar de no saber si existías. Figúrate mi sorpresa al Verte entre los heridos; creí morir de alegría al propio tiempo
que de dolórj te veia moribundo y temí
hasta que me conocieras, pues 'la impre¬ sión podía matarte.
—Pero ¿estoy fuera de péligró?
—Así afirman los njédicos.
—¿Y quedaré inútil para las ármas?
—No lo creo.
—Pues esó es lo que quiero. Efecti vamente, Pablo permaneció hue¬ ve meses padeciendo dé sus hedidas, y al cabo de ellos, pudo volver al servicio', prestando señalados favores á la causá
nacional. Lücía sé casó con un modesto labra¬
dor y vió á su hermano llegar á teñe? altísimo puesto en la milicia'.
Uno de los üietos de Pablo es hoy urt
valiente general, y el retrato del pastor de Barbastro ocupa el prime? puesto eil uno de los salones dé sú lujoso palacio:
LA Baronesa de Wilsoíí.
Sección Científica
FUERZAS MUERTAS Y FUERZAS VIVAS
Los grandes progresos de la industná se fundan casi siempre en el deScubri-

(15) FOLLETÍiV
LA INSTITUTRIZ
Enrique se retiró y entró Lalita.
La institutriz continuaba su labor,
pero la aguja temblaba en su mano, y sus ojos no veían lo que hacía.
X.
EL DOCTOR MULLER.
Ricardo suspendió su partida á París,
Deseaba ver al doctor Mullery espe¬
raba que le aclarase el funesto misterio que rodeaba á la institutriz; porque Ri¬
cardo lo mismo que Enrique, cuanto más veían á la jóven, monos podían
persuadirse de que aquella mano fría y
blanca de afilados dedos fuese capaz de
empuñar un revólver para dar la muer¬
te al autor de sus días.
Ricardo sentía crecer su pasión todos los días; había conocido á muchas mu¬
jeres, pero lo diremos, y de seguro
no nos desmentirán los lectores que se hallen en el caso de Ricardo, pocos son los hombres que conocen á mu¬
chas mujeres que sepan verdaderamen¬ te lo que es la mujer.

Hay jóvenes de inundo que se creen conocer á la mujer porque han tratado con muchas de este sexo, pero los tales se engañan de medio á medio.
Las mujeres que ciertos jóvenes cono¬ cen son la hez de su sexo, el oprobio del mundo, y no son ellas las que dan á co¬ nocer á la mujer.
Hay un poeta español, honra de las letras de nuestra patria, que en breves y sentidos versos ha descrito á la mujer
haciendo su verdadero retrato: es la
madre, la esposa y la hija, y con su be¬ lla pluma dice hablando de la dulce compañera de nuestra vida:
Cuando niño te amamanta,
y cuando jóven te adora, y cuando viejo te aguanta.
Este es el retrato, la fotografía de la verdadera mujer.
Toda ternura, toda amor, toda abnega¬ ción: si no es así, pensad, lectores míos, que las más de las veces la culpa es del hombre, y este es el motivo por el cual muchos que lian tratado á ciertas muje¬ res es como si no hubiesen tratado á
ninguna. Lo repito, han visto la hez, y ésta es siempre repugnante.
Ricardo por sil desgracia había baila¬ do siempre á su paso esta lepra; no ha¬
bía tenido ocasión, salvo raras veces, de

tratar con mujer alguna, y todo lo me¬
dia con el mismo nivel. Por esto, cuan¬
do vió á la institutriz, su belleza impre¬ sionó sus sentidos; pero al relacionarse con ella ó al ver aquella pureza, aquella finura que no había visto en los seres despreciables que conociera antes, que¬ dó encantado. No sucedía esto, con En¬
rique, pues el que fué esposo de Emilia
no vió en la institutriz más que una
mujer semejante á la dulce compañera que Dios le quitó; pero Ricardo, ajeno á los sentimientos que animaban á Enri¬ que, se quedó como fascinado y amó con delirio á aquella mujer rodeada de misterio que no respiraba más que pu¬
reza .
Enrique sintió por la jóVén admira¬ ción, cariño si se quiere; pero esto sólo era (permítaseme la comparación) loque experimenta el que lee lina obra que le deleita, y que, concluida la primera parte, ve en la segunda la continuación de lo que tanto le gustaba.
Ricardo leyó la misma obra, pero pa¬ ra él era nueva y tan nueva que hasta Cl idioma que hablaba al corazón era dis¬ tinto. En una palabra. Ricardo Conoció ío que era amor por primera tez; y al recordar las relaciones que antes tuvie¬ ra, lo que él había creído verdaderos

amores, dijo para sí: «Esta es la verda¬ dera mujer,» y se convenció de que nunca había conocido mujer alguna hasta entonces, y que el sentimiento que antes probara, sólo era un senti¬ miento grosero, tan lejano del verdade¬
ro amor, cuanto dista lo falso de Id
cierto.
Enrique leyó en el interior de Ricar¬ do, y éste, por su parte, le confió toda su pasión, todos sus pensamientos; pero,
abismado en ese nuevo Edén, no obser¬ vó que á medida que sus confidencias se adelantaban, su amigo perdía el color y su voz temblaba al contestarle; y cuan¬ do le dijo: «Aguardo la venida del doc¬ tor Muller para aclarar este misterio, y sea lo que fuere, ofreceré mi mario á esá
joven-,» no advirtió que Eairique hubo de acercarse al balcón para respirar con fuerza y que una fuerte emoción parécía ahogar su voz en su garganta.
Úna tarde llamaron á la puerta, y Be¬
nito vino á avisar á su señor qite un ca¬
ballero anciano pedia por él. El corazón dé Enrique' dió lín salto, y
preguntó si el tal parecía extranjero. —Sí,—contestó Benito;—habla eí es¬
pañol con el mismo acento que lá seño¬
rita Muller.
—Dile que éntre.

Un momento después penetraba en Id
sala un caballero dé cerca setenta años:
de cabeza completamente cana, de fac¬
ciones blancas* pero pálidas, y de ojdá
azules. Tenía buena estatura y porté distinguido; á pesar de su edad andabd derecho; stt paso era firme; y no obs¬ tante su exterior sencillo; en su dilatada
frente se adivinaba un hombre de ta¬ lento.
—¿Tengo él honor dé hablar con dori
Enrique D...?—preguntó el extranjero después de saludar.
—¿Y yo tengo lá dicha de tener en níi casa á mi querido y respetable maestro* el doctor Muller?-^-dijo Enrique conmo¬
vido..
—El mismo, hijo mío,—dijo el art-
ciano í
Enrique se arrojó en sus brazos. En aquel momento ehtró Ricardo y gritó con gozo: —¡Doctor!—y los tres se abrazaron.
El anciano estaba efi medio de sus dos
discípulos, y de sUs ojos se escapaba tina lágrima; aquella naturaleza, fría por la edad y temperamento, pareció reanimarse, y estrechando de nuevo ert su pecho á sus dos discípulos, apoyó sus labios marchitos por la edad sobré aquellas frentes radiantes todavía dé juventud, diciendo:-

.2

SOLLER

miento de grandes fuerzas naturales, <5 en la movilización y en el empico de
fuerzas ya conocidas, pero no utilizadas. El alma y la vida de la industria es la
fuerza, ó sea la energía: en suma el ca¬ ballo de vapor ó de kilográmetro.
Por eso la industria adquiere desarro¬
llos prodigiosos, cuando aparece la mᬠquina de vapor, mejor dicho, la máqui¬
na de fuego; porque el vapor es un agente intermedio, un verdadero resorte de la maquinaria.
La verdadera energía está en el car¬

terráqueo es un inmenso cementerio de Ministros D. Antonio Cánovas del Cas-

infinitos cadáveres

moleculares;

es

un

tillo.
.

amontonamiento de cenizas. Para nues¬ En el segundo cuerpo, colocado en su

tro viejo globo, el Miércoles de Ceniza centro, aparecía el retrato del difunto

casi no tiene fin.

D. Antonio Roses, en medio de una co¬

Ceniza, y no más que ceniza; ceniza rona de violetas y siemprevivas.

amontonada y endurecida, son las in¬ Alrededor del catafalco había colga¬

mensas formaciones geológicas de cali¬ das muchas coronas y colocados muchos

za. Porque los tres cuerpos de que está candelabros.

formada, el calcio, el carbono y el oxí¬

Casi todas las coronas ostentaban ca¬

geno saciaron sus afinidades químicas, riñosas y sentidas dedicatorias:

su amor inorgánico, si así puede decirse «Los esposos Pizá y Ferrá, á Antonio y se unieron tan estrechamente, que ya Roses.»

bón de piedra, en el combustible que ar¬ de, en el átomo de oxígeno, celebrando
sus bodas misteriosas con enorme desa¬
rrollo de calórico.

no pudieron unirse más por completo.
Cuando estaban separados eran una
esperanza, una energía en potencia-. Al acercarse y unirse fueron una energía

«A su estimado Jefe, los empleados de Roses y compañía.»
«A su querido tío, Lorenzo Roses y
los hermanos Oliver.»

Esa es la fuerza, que aún está viva: la en acción; un inmenso trabajo realiza¬ «A su inolvidable Jefe, la sociedad

atracción entre el carbono y el oxígeno. Cuando la combinación química se ha realizado; cuando ambos elementos quí¬ micos han satisfecho su ansia de unirse;

do, desarrollando cantidades enormes
de calor, que el hombre no pudo utili¬ zar; hoy son fuerzas muertas. Todo
banco de caliza es como la loza de un

Roses y compañía.» «La familia Figueras, á D. Antonio
Roses.»
«Los hermanos Gelabert, áD. Antonio

cuando se han convertido en ácido car¬ sepulcro titánico. Sólo que á veces una Roses.»

bónico y en humo, ya la fuerza vivió lo fuerza que viene de fuera, por ejemplo,

«La familia Caballero á su buen ami¬

que había de vivir; ya engendró el calo- un ácido enérgico, realiza químicas re¬ go D. Antonio.»

rico que había de engendrar; ya no es surrecciones, pero en cantidades insig¬

«Las Siervas de María, á su protector

una fuerza, que casi pudiéramos decir nificantes y despreciables: la formación D. Antonio Roses.»

que vive; sino que es una fuerza que ha
muerto.
Y la industria recibe nuevos alientos

geológica continúa muerta. Y las garandes formaciones de arcilla,
la alúmina y la sílice, y el granito y

«Los individuos de la 1.a compañía del 4.° Batallón de Voluntarios, ásu compa¬
ñero D. Antonio Roses.»

y se preparan nuevos desarrollos cuan¬ do se descubre el dinamo. No porque el dinamo traiga energías de repuesto, si¬ no porque puede movilizar y aproximar

montañas enteras, y toda la costra sólida,
es un nuevo hacinamiento de cenizas, un cementerio de fuerzas muertas.
Cuando todos sus elementos químicos

«A su inolvidable Antonio, su Madre
y hermanos políticos.» Y así por el estilo otras más que ro¬
deaban el túmulo.

y hacer entrar en juego grandes poten¬ cias naturales que andaban perdidas y dispersas, y, sise me permítela palabra, holgazaneando por las quebradas de los montes, en las corrientes de los ríos, en la ondulación poderosa de la marea, en el tostado arenal, ó en el espacio abierto á las grandes potencias aéreas.
Pero cuando una turbina, por ejem¬ plo, recoge un salto de agua y aplica su energía al movimiento de un dinamo, y engendra una corriente eléctrica, la

estaban dispersos y separados y muy lejos unos de otros, eran una promesa de energía; al unirse, desarrollaron un número incalculable da calorías que el hombre no pudo utilizar. Pero boy re¬ presentan la muerte, el amor extinguido, el apetito harto.
El agua de los mares es otro cadáver inmenso que el sol y las diferencias de temperatura agitan y revuelven; es co¬ mo si un gigante metiese sus manazas en un campo-santo y todo lo revolviese,

Poco antes de las nueve empezó á en¬ trar en la iglesia el público.
A las diez empezó el gran oficio y mi¬ sa de Réquiem, interpretada con maes¬ tría y sentimiento por la música que di¬ rige el profesor Callejo.
Ofició de pontifical el Reverendo Padre Berrios, auxiliándole los presbíteros Ortiz y Puig.
Imposible es numerar todas las per¬
sonas que asistieron á esta triste solem¬
nidad.

fuerza no está ni en el dinamo ni en la haciendo chocar huesos con huesos, y

Asistieron al acto muchas señoras

turbina, que son por si, desde nuestro punto de vista, masas inertes.
La fuerza reside en la masa de agua

cenizas con cenizas, y losas con losas. Porque cada gota de agua es la com¬
binación del oxígeno con el hidrógeno,

principales de nuestra sociedad. Ocupaba la presidencia el Sr. D. Lo¬
renzo Roses, sobrino del finado, tenien¬

que cae desde una altura y que al caer afinidad química ya saciada. Al formar¬ do ásu derecha, al Excmo. Sr. D. Vicente

desarrolla un trabajo.

se cada gota engendró mucho calor, Caballero, D. Antonio Figueroa, don

En el ejemplo anterior al caer el oxí¬ que se extendió por todas partes; pero Francisco Ledesma y D. Eduardo Artau.

geno sobre el carbono en infinitas cata¬ al presente esa gota de agua es una

Las cuatro filas de los escaños estaban

ratas infinitesimales, es cuando se desa¬ fuerza muerta, aunque también pueda ocupadas por hacendados comerciantes,

rrollaba la energía, que luego utilizaba resucitar, si fuerzas exteriores separan agricultores, industriales, y por hom¬

la industria.

sus elementos.

bres políticos de todos los matices.

Fues en este nuevo ejemplo, al caer el agua desde lo alto á lo bajo de la montaña, ó sea hacia el centro de la tie¬

¡Pero cuánta agua en los mares, y qué cantidades mínimas en las calderas de las máquinas!

Las dos naves laterales estaban inva¬
didas por numeroso público. Entre las autoridades y personas prin¬

rra, es cuando se desarrolla la potencia
hidráulica.
El agua en alto y el centro de la tierra en bajo, tienden á unirse, y al caminar ambas masas una hácia otra aproximan¬ do sus centros de gravedad, es cuando se desarrolla el trabajo, que luego, por la turbina y el dinamo y el hilo condutor, llega á la fábrica.
Y cuando el agua ha caído del todo,

Y no resucitan por fuerza propia, sino por nuevas fuerzas que en ella pueda
infundirla industria humana.
El recuento de las fuerzas muertas,
que nos rodean, nos espantaría á noso¬ tros, que tanto anhelarnos y con tanto derecho la inmortalidad, que hay quien afirma que nos basta para merecerla el
desearla.
El recuento de las fuerzas vivas tam¬

cipales recordamos, al Alcalde Muni¬ cipal, Sr. Pérez Avilés; Comandante Mi¬ litar, Sr. Picazo; Juez Municipal, Sr. Pi¬ zá; Comandante de Voluntarios, señor Burgos; Capitán de Infantería, Sr. Albert; Capitán de Puerto, Sr. López Saúl; Jefe de Orden Público, Sr. Díaz; Tenien¬ te de la Guardia Civil, Sr. Artiga; Con¬ cejales del Excmo. Ayuntamiento; Cón¬ sul de Inglaterra, Mr. Wilson; Adminis¬

cuando ha llegado al seno del mar, que es su tumba y se ha acercado todo lo que ha podido acercarse al centro de la tierra,

poco es despreciable y en ellas ha de buscar su vida la industria; pero este recuento queda para otra ocasión.

trador de la Aduana, Sr. Sanz; Dr. Ale¬ mán: Díaz (D. Arturo); señores Berga, Padilla, Tosté, Rosso (D. Eduardo y don

desapareció la fuerza, que antes estaba viva, y bien pudiéramos decir, sin for¬

José Echegaray.

Juan); Matos, Jauregui, Ginorio, Villamil, Lezcano, Gandía (D. Francisco);

zar mucho la metáfora, que no queda

•

Martínez (D. Domingo); González Cabe¬

más que una fuerza muerta.

zas, Rocafort, López Castro (D. Benigno);

Masas separadas, sean estas masas oxígeno de un lado y del otro carbono;

Ecos ele Ultramar Morell, Buxedu, Gelabert, Rozas, Colla¬ zo, Juliá. Morales, Villar, oficiales de

ó sean unos cuantos metros cúbicos de

Voluntarios, Narganes y Cosgaya, Lia-

vigua de una parte y de otra parte la masa terrestre, que con el pensamiento

HONRAS DE D. ANTONIO ROSES

ño, oficiales del Cuerpo de Bomberos. Colón Bonfilio, Porrell, Inspectores de

podemos suponer reunida en su centro, son una energía potencial, que casi pu¬
diéramos afirmar que era una esperanza

Arecibo, 5 de Marzo de 1898.

Seguridad y Vigilancia, Ledesma (don Manuel), Galanes, D. Victoriano Cruz,

Pocas veces se ha rendido á un ciuda¬ D. Ramón Velez, Navas, Huelva, Louri-

inorgánica; seres que se aman y que es¬ dano homenaje de dolor más unánime, do(D. Francisco y D. Perfecto), Sánchez,

peran unirse.

y pocas también se han confundido to¬ Mera, Batancourt, Pizá (D, Damián y

Dos masas que están separadas y se das las clases sociales como ayer, para D. Juan), Latorre, Juarbe, Combell, precipita una hacia otra, engendra calor, honrar la memoria de un hombre de Bernat, Baltroms, González Candamo,

Ó engendran energía: calor, en el hogar bien.

Marín, Boneta, Calderón, Ferrasa, Ca-

abrasado de la locomotora; trabajo hi¬ dráulico en el salto de agua. Son fuer¬ zas en acción, kilográmetros, fuerza vi¬

Para los incondicionales, acudir á tan
triste solemnidad era asociarse al duelo
que la muerte de D. Antonio Roses ha

salduc, Aguirre, Lago, Dobal, Alfonso, y otros muchos que iban en representa¬ ción de los gremios y de familias parti¬

va, amores inorgánicos que se eítán sa¬ producido. Páralos autonomistas, jus¬ culares. cuyos nombres es imposible re¬

ciando.

tificaba un homenaje á la virtud, á la cordar en estos momentos.

Dos masas ya unidas, y que no se pue¬ constancia y al trabajo, y un tributo de No ha podido asistir el respetable Juez den unir más y más estrechamente, son adhesión y simpatía á la democracia y á de primera instancia, Sr. D. Mariano

esperanzas realizadas del todo; apetitos la libertad.

Pérer Setiem, que aunque está casi res¬

satisfechos; fuerzas que murieron: ácido

Los autonomistas quisieron quitar á tablecido. sale todavía muy poco de su

carbónico en la chimenea; humo en el la ceremonia todo carácter político asis¬ casa.

espacio; gotas de agua en el mar: ceni¬ tiendo á ella. Eso es muy digno, y muy

El ilustrado P. Leadó despidió el due¬

za, en suma.

bien pensado. Nobleza obliga, y de cual lo con acentos elocuentes y conmove¬

Y no es que aquella esperanza, aque¬ lla fuerza viva, aquella energía que ba¬ jaba con la catarata se hayan anulado y hayan sido estériles; no, seguramente.

quier modo que sea no puede negarse que
los autonomistas de Arecibo han ganado una batalla de gratitud en nuestros co¬
razones.

dores D. Antonio Roses ha muerto; pero su
memoria vive entre nosotros, y será
ejemplo de virtudes y enseñanzas inol¬

Fueron energías que se convirtieron en Desde las primeras horas de la maña¬ vidables.

trabajo, en calor, en electricidad, en na las campanas de la iglesia parroquial

Poco antes de las doce se dio por ter¬

producciones industriales al fin, tra¬ no cesaron de doblar.

minada la triste ceremonia que ha re¬

zando nuevos y nuevos ciclos, y sufrien¬ Las paredes del templo estaban cu¬ vestido gran pompa y solemnidad.

do nuevas y nuevas transformaciones.

biertas con colgaduras negras, ribetea¬

También asistieron varios amigos po¬

Pero de todas maneras, las atraccio¬ das de anchas cintas amarillas.

líticos particulares de los pueblos del

nes en acción son fuerzas vivas; las

En el centro de la nave se levantaba departamento.

atracciones ya satisfechas son fuerzas lujoso túmulo, que se componía de cua¬ Al borde de su tumba queda escrita

muertas.

tro cuerpos cuadrangulares, y que fué esta lección: «Aprendamos á valer lo

Muchas fuerzas vivas quedan todavía; hecho expresamente para las honras del que él valía.»

pero ¡cuantas fuerzas muertas! El globo - malogrado ex-presidente del Consejo de Aún está fresca la tierra que cubre su

cadáver. La alabanza podría parecer adulación para emitir un juicio imparcial y sereno respecto al hombre traba¬ jador y honrado que acaba de morir.
Pero, no; nuestras alabanzas son jus¬ tas, y están dictadas por un sentimiento de piedad, impropio para ofuscar la
razón.
Los elogios de sus actos como hombre y como ciudadano, nos parecen, por lo tanto, dignos de la bendición de la pátria y del aplauso unánime del país.
Fué un obrero sencillo, incansable, y
ha tenido la virtud de elevarse así mis¬
mo, elevando á los suyos á más alta es¬ fera de prosperidad y bienestar.
Esa es su mayor gloria, que hoy refle¬ ja sobre su sepulcro rayos deslumbra¬
dores.
¡Don Antonio Roses ha muerto! ¡Descanse en paz, y que Dios bendiga
su alma al recibirla en su seno!
Amicis.
Ecos regionales
El Sr. Vicario Capitular, sede vacan¬ te, de esta diócesis, lia expedido la si¬ guiente circular:
«Las calamidades que afligen actual¬
mente á nuestra amada Pátria han con¬
movido el corazón de S. M. la Reina Re¬
gente (q. D. g.), obligándola á invitar, por medio de los respectivos Prelados, á todos los fieles cristianos de España pa¬ ra que levanten al Cielo sus manos su¬ plicantes, mientras nuestros valisntes pelean en el campo de batalla y se apres¬ tan á nuevos y más formidables com¬
bates.
Al trasmitiros el ruego de nuestra piadosa Soberana, debemos exhortaros con toda eficacia á que oréis fervorosa¬
mente durante estos dias ante la presen¬
cia de Dios para que se compadezca de nosotros y nos libre, si es posible, de este cáliz de tantas amarguras. Unios á Jesucristo en su pasión sacrosanta, con¬ sideradle oprimido bajo el peso inmen¬ so de tantas responsabilidades que El asumió misericordiosamente, contem¬ pladle como el blanco de las iras divi¬ nas, hecho ludibrio del pueblo, arrolla¬ do por los poderosos, llena de desola¬
ción su alma santísima en medio del
general desamparo.
La historia de estos dolores divinos es
el original perenne é insustituible de todos los dolores expiatorios y regene¬ radores, á que por ley providencial es¬ tán sujetos los individuos y los pueblos. Reconozcámonos, pues, culpables ante Dios, lloremos los pecados propios y las públicas prevaricaciones, confesemos que la indignación del Señor ha estalla¬ do justamente sobre nuestras cabezas, pero al mismo tiempo levantémoslas llenos de confianza para entrever las consoladoras misericordias y atraerlas con oraciones y buenas obras. Dios cas¬ tiga á los que ama, y nos azota para corregirnos y para que nos hagamos dignos de nuestros destinos providen¬ ciales en la Historia. Por consiguiente, no desmayemos ante los inminentes males, pero acudamos á vigorizar y templar nuestro espíritu en la fragua
del Corazón de Jesucristo. Durante estos
días en que la Iglesia nuestra madre conmemora los grandes misterios déla Redención, rodeemos el sagrado Taber¬ náculo, postrémonos ante el Rey inmor¬ tal de los siglos y oremos por la Pátria. Nadie-se desdeñe de tornar parte en es¬ tas públicas oraciones. Confúndanse los que ejercen autoridad con los'más hu¬ mildes hijos del pueblo, y sin distincio¬ nes ni reglamentarias etiquetas junté¬ monos todos para exhalar un solo cla¬ mor ante el común peligro.
Encarecidamente recomendamos á los
reverendos Párrocos y Vicarios, á los encargados de iglesias y á todos los que en estos dias ejerzan el ministerio de la predicación ó dirijan piadosos ejercicios, que dén á conocer á los fieles tan an¬ gustiosas circunstancias, y que procu¬ ren juntamente levantar y esforzar los ánimos abatidos, mediante la oración. A este fin podrán disponer aquellos ac¬ tos que estén en harmonía con la sagra¬ da liturgia de estos dias, facilitando asi y procurando estas preces como verda¬ dera defensa nacional, en la que desea¬
mos tomen parte muy principal todas las comunidades religiosas, ofreciendo á Jesucristo sus santas obras por la inco¬ lumidad de la Pátria afligida.
Palma 4 de Abril de 1898.
Pedro Juan Campins, Vicario Capitular.»
* **
El Administrador de Correos de esta
provincia en cuanto tuvo noticia de que el Cuerpo á que pertenece había adqui¬

rido por unos milés de pesetas una eti=

trada de paraíso, para la función patrió¬

tica que se celebró en el Teatro Real de

Madrid, telegrafió en nombre propio y en el de los empleados de estas islas al

Sr. Director General ofreciendo un dia

de haber de todo el personal, habiéndo¬

se descontado dicha cantidad de la paga

percibida por el mismo á principios de

este mes.

* **

También el personal de Hacienda de

la provincia en telegrama dirigido por
el Sr. Delegado al Ministro del Ramo, se ha ofrecido para coadyuvar en la medi¬
da de sus fuerzas á la defensa de la in¬

tegridad de la Pátria.

Notas de actualidad
La Junta patriótica que preside el limo, señor obispo de Sión se constitui¬ rá en Madrid definitivamente sin pérdi¬ da de tiempo, llevando á su seno á las más valiosas representaciones de pro¬ vincias. Actívanse los trabajos para ad¬ quirir cuanto antes el buque de guerra España y se cree que la suscripción pa¬
triótica abierta no solo bastará para
ello, sino que aún permitirá dotar á nuestra Marina de guerra de otros ele¬ mentos valiosísimos é importantes de previsión.
En el Liceo de Barcelona se está or¬
ganizando una función de la índole y en las mismae condiciones que la que se
verificó en el Teatro Real de Madrid y
cuyos productos íntegros se destinarán á la adquisición de buques.
En el Teatro Apolo de Madrid se está organizando una función con el mismo objeto.
Un periódico propone que los españo¬ les conmemoren el día 2 de mayo, des¬ prendiéndose del sueldo que disfrutan en dicho día, para con el producto que se recaude, sa construya un buque de guerra denominado Dos de Mayo.
La familia real encabezará la suscrip¬
ción nacional.
El Banco de España se suscribirá por 500.000 pesetas, ó acaso por mayor can¬ tidad. La Compañía Arrendataria de Ta¬ bacos por 20.000 duros. Los señores marqueses de Urquijo y de Comillas, que pertenecen á la junta, harán tam¬ bién importantes donativos.
Todos los fondos que se recauden se depositarán en Madrid en el Banco de España, y en provincias en las sucursa¬ les de dicho establecimiento de crédito.
Han entrado á formar parte de la jun¬ ta el gobernador de Madrid señor Agui¬ lera y el duque de Tamames.
Se está organizando una corrida pa¬ triótica en Madrid, ingresando lo que se recaude á la suscripción nacional.
En las ciudades de Zaragoza, Valen¬ cia, San Sebastián, Avila, Sevilla, Bil¬ bao, Consuegra y otras, se han formado juntas con objeto de abrir suscripciones y organizar festejos y funciones cuyos productos irán á engrosar la suscripción
nacional.
En algunos de estos puntos se han
ofrecido batallones de voluntarios caso
de que tengan que ausentarse las tropas.
El periódico ciclista El Veloz Sport que se publica en Madrid, encabeza en
su último número un artículo con el
título de Por la pátria, en el que se ex¬ pone el proyecto de que las sociedades, club, revistas ciclistas de toda España organicen carreras y festejos, cuyos productos sean destinados á la adquisi¬
ción de barcos de guerra.
La comisión organizadora de la sus¬ cripción nacional para el fomento de la marina de Guerra, que preside el señor obispo de Sión, adoptó los acuerdos si¬ guientes:
Que continúe presidida por tan dig¬ nísimo prelado.
Que el crucero que se trata de adqui¬ rir no se llame Dos de Mayo sino Es¬ paña.
Que sea tesorero de la comisión el go¬ bernador del Banco de España, señor Eguilior.
Que una comisión compuesta de los Sres. obispo de Sión, Moya, Raíz de VelascoyDíaz Forcada visite al señor ministro de Marina para que el Gobierno preste todo el apoyo necesario á la rea¬ lización del pensamiento y designe al¬ gunos nombres para ampliar la comi¬
sión si lo consideraba necesario.

festán adoptadas las disposiciones con¬ venientes para que en un momento daÚo puedan salir para Galicia y Baleares
das fuerzas de ingenieros que se concep¬
túen necesarias para la defensa de costas.
El Imparcial del día 3 del corriente trae las siguientes noticias referentes á los preparativos de guerra que se están
haeiendo.
«Decíase ayer que antes de ocho días se reunirían, listos y pertrechados, en Cádiz los acorazados de primera Pelayo
y Carlos V. y los de segunda Infanta
María Teresa y Cristóbal Colón. En este último se ha comenzado ayer
mismo á montar á bordo un cañón de 32 centímetros.
A. estos cuatro buques se agregará, en ■cuanto amaine el tiempo, el torpedero Destructor en Almería y el Proserpina.
También se hablaba de que se habían dado órdenes para constituir importan¬ tes depósitos de carbón y pertrechos de guerra en la Península, islas adyacentes y Cuba.»
Crónica Local
El domingo último verificóse en la
Casa Consistorial de esta villa la elec-
«ión de compromisarios para la de Sena¬
dores. Asistieron muchísimos electores,
casi todos los mayores contribuyentes de que se componen las listas de votan¬ tes, y resultaron elegidos por unanimi¬ dad el Sr. Alcalde, I). José Serra y Aulet, y D. Jerónimo Estades y Llabrés, á quienes por la distinción felicitamos.
Agradecemos al Sr. Alcalde haya
atendido las indicaciones que en nuestro
penúltimo número le hicimos acerca de que funcionara de tanto en cuanto la bomba que adquirió el Ayuntamiento para prestar auxilios al vecindario en casos de incendio y se practicaran en su manejo los empleados á quienes aquella se encargue. Ya la anterior semana se hicieron pruebas en la plaza de la Cons¬ titución tomando el agua del depósito del surtidor, y esta semana se han prac¬
ticado de nuevo tomándola del lavadero
público de la calle del Príncipe y además del depósito anteriormente nombrado.
Todas ellas han dado excelente resulta¬
do, por más que á algunos de los espec¬ tadores pareciera que tiene la bomba poca fuerza por no arrojar el agua, libre ó sin conducto, encima del tejado de las casas desde la mano del empleado que dirigía el caño estando en la calle.
Lo que importa ahora es que se orga¬ nice un pequeño cuerpo de bomberos, que aprendan bien el manejo de la bom¬ ba y demás aparatos que se adquieran, y á maniobrar por medio de toques do corneta, pues sabido es de todos que las muchas órdenes que se trasmiten y las muchas personas que mandan á la vez, producen la confusión y nadie obedece.
El cuerpo de bomberos ocasionaría al Municipio un gasto insignificante, com¬ parado con la utilidad que de una buena organización podría resultar; recomen¬ dárnosla al Ayuntamiento, con la seguri¬ dad de que ha de merecer, si nos escu¬ cha, los aplausos del público.
El vapor correo Cataluña no vino á este puerto el lunes de esta semana.
* **
El miércoles á las siete de la mañana
llegó el León de Oro después de un viaje

más largo de lo que esperábamos, pues qúe, obligado por el temporal reinante, apenas salido de Cette el viernes de la pasada semana como dijimos en nuestro número anterior, hubo de refugiarse en Portvendres, en donde continuó hasta el lunes. El martes llegó á Barcelona y volvió á salir por la noche del mismo dia directamente para este puerto.
Sin pérdida de momento procedió á la descarga y volvió á cargar seguidamente, pudiendo salir de nuevo para Barcelona y Cette el jueves al anochecer. Al pri¬ mero fie dichos puntos llegó ayer maña¬ na sin novedad, según telegrama que re¬ cibió su consignatario en esta, y para el segundo, si fuerza mayor no lo ha im¬ pedido, habrá salido hoy.
Las funciones de semana santa se han
celebrado en nuestra parroquial con gran explendor y la acostumbrada con¬ currencia de fieles. El domingo por la tarde fué tal el número de los que asis¬ tieron á oir la predicación de via-crucis que el templo era insuficiente para con¬ tener la multitud, que llegó á llenar el átrio del templo hasta el mismísimo por¬ tal del muro exterior, en la plaza de la
Constitución.
El jueves llenóse también la iglesia parroquial por la mañana al celebrarse los divinos oficios, y por la tarde y no¬ che gran número de devotos visitaron con recogimiento y compostura los Mo¬ numentos de la Parroquia, de la iglesia de San Francisco y del oratorio del co¬ legio de M. M. Escolápias, y las sagradas efigies del Ecce-Homo y del Santo Cristo de la Salud que se veneran en los orato¬ rios del Hospicio y del convento de Her¬ manas de la Caridad, respectivamente.
Las visitas continuaron hasta hora muy avanzada de la noche.
Ayer por la tarde cantáronse, como en los dos días anteriores, las maitines de tinieblas, á cuyo acto asistió numero¬ so público; y ai anochecer tuvo lugar el descendimiento del Salvador, desde la cruz, el entierro, y la Soledad de la Vir¬ gen, á cuyos actos concurrió un gentío inmenso, que llenó el templo como hemos dicho estaba en la tarde del domingo de
Ramos.
Susurróse días pasados que el dueño de la carnicería situada en la esquina de las calles de la Luna y de la Victo¬ ria, que, como recordarán nuestros lec¬ tores, vino á este pueblo llamado por va¬ rios particulares con objeto de que sos¬ tuviera los precios de la carne mas bajos de los que al público exigían varios otros cortantes asociados, habíase unido á es¬
tos, y que por esta misma razón au¬ mentarían ahora dichos precios. El cor¬
tante de referencia se ha acercado á esta
Redacción para suplicarnos hagamos constar que él no forma asociación con ninguno de los demás tablajeros de esta localidad, sino que continua solo y ex¬ pende la carne en idénticas condiciones que al principio de su residencia en esta población.
Complacemos al interesado publicando !a noticia conforme á los deseos por el
mismo manifestados.
No pudo el Ayuntamiento asistir á la bendición de las palmas, á la procesión y á la misa mayor en la mañana del do¬ mingo último, según antigua costumbre, por haber tenido que presidir las eleccio¬ nes de compromisarios de que hemos dado cuenta; en vista de lo cual el Re¬

verendo señor Ecónomo obsequió á los señores que la Corporación municipal componen enviándoles el ramo bendeci¬ do que suele entregárseles cuando al ac¬
to concurren. A la comisión, á la proce¬
sión y al lavatorio, el jueves, y al des¬ cendimiento y entierro ayer, asistió la Corporación municipal, presidida por el
Sr. Alcalde.
Nos ha obsequiado D. Enrique M. Ha¬ dó, cónsul de la República Argentina en esta isla, con un ejemplar del «Cuadro estadístico inmigrativo correspondiente
al año 1897.»
Damos al Sr. Lladó las gracias más expresivas.
La banda de música de esta localidad, bajo la inteligente batuta de su actual Director, D. Martin Bennasar, tocó en las procesiones del jueves y viernes San¬ tos escogidas marchas fúnebres; una de ellas, composición del mencionado pro¬ fesor, ha sido escuchada con deleite y ha merecido los elogios de los inteligen¬ tes, como los han merecido por otra par¬ te la precisión y ajuste con que ha toca¬ do dicha banda, que jamás en este tiem¬ po, en que no han regresado de Francia todavía muchos músicos, habíamos visto
tan nutrida.
Al enviarles nuestro modesto aplauso felicitamos cordialmente al director y á los músicos, que todos por igual son acreedores de sincero aplauso y caluro¬
sas felicitaciones.
Nuestro estimado amigo D. Miguel Seguí y Oliver llora en estos momentos la pérdida de su pequeñuelo, precioso niño de cinco meses, que falleció ayer después de penosísima enfermedad. Al entierro, que se verificó anoche, asistió numerosa concurrencia y la banda de
música de esta localidad.
Reciba nuestro amigo alivio en su
dolor.
Esta mañana al toque de gloria se ha
izado en la Casa Consistorial la bandera
nacional, que desde el jueves estaba á media asta en señal de luto, y el pueblo siguiendo tradicional costumbre ha tiro¬ teado á varios judas.
Plácenos agregar, como prueba de que va ganando en cultura nuestro pue¬ blo, que este año se ha visto menos ani¬ mado que en los anteriores el tiroteo de
referencia.
Por medio de atentas circulares particípannos nuestros paisanos y estimados amigos los hermanos D. Juan y D. Pa¬ blo Marqués y Colom haber constituido
en la Playa de Mayagüez (Puerto-Rico) una Sociedad mercantil que continuará, bajo la razón social de «Marqués y Com¬ pañía!, las operaciones de la antigua casa «Marqués y Comp.a Sociedad en Comandita», de cuyo activo . y pasivo se ha hecho cargo aquella; y D. Carlos Armstrong, que hace algún tiempo nos comunicó haber conferido amplio poder para todas las operaciones mercantiles de su casa de Ponce (Puerto-Rico) á su hijo D. Carlos Armstrong y Pou, haber¬ la conferido últimamente, además, al antiguo empleado de dicha casa y dis¬ tinguido paisano nuestro D. Antonio Pastor y Bauzá.
Felicitamos á éste por la distinción de que ha sido objeto, al mismo tiempo que deseamos á la nueva casa Marqués

y Comp.a suerte en sus negocios y pin¬ gües beneficios, como premio de los tra¬ bajos de sus socios. A aquel y á estos
agradecemos la atención que les hemos
merecido.

-

—

EN EL AYUNTAMIENTO

Sesión del día 31 de Marzo.
Celebró el Ayuntamiento la sesión or¬
dinaria de la última semana el expresa¬
do dia. La presidió el Alcaide, Sr. Sorra, y asistieron á ella los concejales señores Oliver y Estades, Pastor, Palou, Canals, Forteza, Mayol (R.), Arbona y Oliver y
Bernat.
Al declarar abierta la sesión fué leída
y quedó aprobada el acta de la anterior.
Se dió cuenta de una circular de la
Excma. Diputación provincial referente á la elección de compromisarios para la de Senadores. Se dió por enterado el Ayuntamiento.
Se enteró también de una comunica¬
ción de la Comisión Mixta de recluta¬
miento de esta provincia, que índica ha
ber acordado el sobreseimiento definitivo
del expediente que con fecha 11 de Mar¬ zo se mandó instruir para la declaración de prófugo del recluta Miguel Ripoll y Ripoll.
Dióse lectura á dos instancias presensentadas por D. Guillermo Euseñat y
Puig y D. Salvador Ferrer y Ballester solicitaudo permiso para construir un
edificio en su finca lindante con el cami¬
no de Son Angeláis, el primero, y para prolongar el que existe ya en su finca lindante con el camino de las Argilas, este último, previo señalamiento de lí¬ nea. Acordóse pasaran ambas instancias
á informe de la Comisiód de Obras.
Acordóse aprobar el dictamen emitido
por la Comisión de Obras acerca de lo solicitado por varios vecinos, de cuyas instancias se dió oportunamente cuenta, y conceder á los interesados el permiso que habían pedido, con arreglo al dicta¬
men de referencia.
Se dió cuenta del proyecto del presu¬ puesto municipal ordinario correspon¬ diente al próximo año económico de 1898 á 1899, y después de examinado detenidamente, acordóse por unanimidad dispensarle su aprobación y que per¬ maneciera expuesto al público á efectos de reclamación por espacio de quince días, conforme se preceptúa en el artícu¬ lo 146 de la ley municipal vigente.
Habiendo observado que la Sociedad «El Gas», de esta villa, deja de cumplir lo establecido en el contrato que tiene estipulado con la Corporación municipal referente al alumbrado público, acordó
ésta recordar á dicha Sociedad el cum¬
plimiento del citado contrato, pues de lo contrario se verá obligada á exigirle la responsabilidad correspondiente, toda vez que dicha falta es en perjuicio de los intereses generales de la localidad.
Acordóse que el Ayuntamiento cele¬
bre en lo sucesivo las sesiones ordina¬
rias á las nueve de la noche, y que se toque la queda á las once.
Manifestó la Comisión de Contabilidad
haber examinado y aprobado una cuenta presentada por D. Juan Hórrach, y el Ayuntamiento acordó el pago de la
misma.
Por último se acordó satisfacer á los
empleados del Municipio su haber co¬ rrespondiente al tercer trimestre del co¬
rriente año económico.
Y se levantó la sesión.

CULTOS SAGRADOS
Én la iglesia Parroquial.—Hoy, diá 9, al anochecer completas solemnes.
Mañana, día 10, á las 5 y media se cantarán maitines, procesión y misa so¬ lemne con exposición, empezándose las
cuarenta-horas dedicadas al Patriarca
San José; á las diez, horas menores y la misa mayor con sermón por D. Andrés
Nicolau. Por la tarde los actos de coro
y al anochecer maitines solemnes. Dia 11, exposición á las seis con misa
solemne; á las nueve y media horas y la misa mayor con sermón que dirá el indi¬ cado orador; por la tarde los actos de coro y al anochecer completas y el ejer-
cício de San José.
Dia 12, se concluirán las cuarentahoras, siendo la exposición á la misma hora, siguiendo luego la misa matinal; á las nueve y media horas y la misa ma¬ yor; por la tarde los actos de coro y al anochecer completas, oración, procesión-, Té-Deum y la reserva.
En la iglesia de San Francisco.—Ter¬ minada la procesión será conducida la veneranda figura de la Virgen al con¬ vento, luego después la misa mayor.
Por la tarde reunión mensual para los terciarios, con plática.
El lunes, al anochecer solemnes com¬ pletas.
Martes fiesta consagrada á la devotí¬ sima figura del Santo Cristo; á las 5 y media horas y la misa mayor con música y sermón por D. Andrés Nicolau.
Heg'i&tro Ovil
Nacimientos.
Varones 1.—Hembras 2.—Total 3. Matrimonios.
Dia 3.—D. Jaime Homar Perelló, sol¬ tero, con D.a Juana Tocho Garriera, soh
tera.
Defunciones
Dia 2.—D.a Juana Palmer Campomar, de 68 años, casada, manzana 56.
Dia 4.—D. Amador Aleo ver Morell, de 93 años, viudo, onsanche del Seller.
Dia 5.—D. Miguel Bauzá Simonet, de 73 años, viudo, calle de la Romaguera.
Dia 5.—D.a Isabel María Bauzá Oa-
sasnovas, de 15 años, soltera, m.a 65. Dia 7.—Francisca Castañer Coloní*
de 2 años, manzana 54. Dia 8.—Miguel Seguí Caimari de 4
meses, soltero, calle de Real Dia 8.—D. Sebastian Bauzá Ripoll*
de 71 años, viudo, manzana 56.
■¡agga>o<aBiaüi«..
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 5.—De Palma, en 1 dia, laúd In¬
ternacional, de 27 ton., pat. D. E. Pujol, con 7 mar. y lastre.
Dia 6.—De Cette y Barcelona, en 10
horas, vapor León de Oro, de 278 tone^ ladas, cap. D. G. Mora, con 16 marine¬
ros, pasaje y efectos.
embarcaciones despachadas
Dia 6.—Para Andraitx, laúd Interna¬ cional, de 27 ton., pat. D. E. Pujol, con 7 mar. y lastre.
Dia 6.—Para Palma, laúd San José* de 21 ton., pat. D. R. Ferrer* con 6 ma¬ rineros y lastre.
Dia 7.—Para Barcelona y Cette, va¬ por León de Oro, de 278 ton., cap. doil G. Mora, con 16 mar., pasaje y efectos.-

14 ENSAYOS CIENTÍFICOS Y LITERARIOS
en levantar unos edificios tan parecidos á forta¬ lezas inexpugnables? ¿Eran familias pacíficas que vivían de la caza, de la pesca, del simple pas¬ toreo y de los frutos que les daban los bosques que cubrían la superficie de la tierra?
Unos quieren ver en ellos al hombre salvaje ocupado siempre en combatir á su hermano para gozarse en el botín de la victoria; otros admiran al pastor sencillo y cándido, rodeado de sus hi¬ jos como de sus ovejas, contento con saborear la dulce paz de la familia, libre de ambición y de molestas necesidades sociales; otros al guerrero impetuoso, adiestrado en su juventud por su propia madre á desprender con el auxilio de la honda la merienda puesta en sitio elevado; á correr desnudo por los campos; á luchar cuerpo á cuerpo con sus hermanos con objeto de vigo¬ rizar sus miembros cuidadosamente ungidos con aceite de lentisco, único que daban entonces nuestras islas, á fin de llevar la palma en los
combates.
Sea ó no esto parto de una imaginación exal¬ tada, no de otra manera podían asistir ocho mil mallorquines á la batalla de Caimas entre ro¬ manos y cartagineses, y dar la victoria á estos, mediante los certeros disparos de la honda; pero estos hechos son de lioy y nada conducen á ilus¬
trar nuestro tema.
Nosotros al contemplar el prodigioso número
de edificios que todavía nos enseñan sus funda¬
mentos próximos á desaparecer, y al considerar el número todavía mayor de los que desapare¬ cieron, para servir de material de construcción, á los pobladores que durante dos ó tres mil años

LA ANTIGÜEDAD DEL HOMBRE EN LA TIERRA
Y SUS PRIMEROS PASOS EN LAS BALEARES
se han sucedido en nuestra patria, vemos un pueblo numerosísimo, robusto, no degradado por el vicio y la molicie, ocupado en levantar edifi¬ cios para su albergue, para sus templos, para sus sepulcros, para sus fortificaciones, y para re¬ cuerdo do sus hazañas; pues para todo esto pue¬ den haber servido las construcciones cuyas rui¬ nas admiramos. Aquellos restos ya informes tras¬ ladan nuestro pensamiento á unas edades en que las Baleares pudieron estar mucho más pobladas de lo que están ahora, aunque los habitantes viviesen aislados en sus comarcas, y libres de esos cercos de muralla que nos asfixian: por esto, nos resistimos á atribuir á dichos pobladores el concepto de gentes incivilizadas. ¡Gentes incivi¬
lizadas! El hombre incivilizado se contenta con
retirarse en una cueva, en levantar Tina choza,
en guarecerse debajo de la copuda encina, y no se ataña en abrir canteras y partir rocas para
levantar tan colosales edificios.
Al contemplar esos bloques, ora informes, ora cortados á escuadra, la inteligencia se llena de confusión y salta la siguiente pregunta:
¿De qué medios se valieron ios constructores de los talayots, para arrancar aquellas moles, trasportarlas, levantarlas y dejarlas alineadas, en la posición que todavía conservan después de
tantas vicisitudes?
Sin m'¡quinas que suponen conocimientos im¬ propios del hombre salvaje, no era posible llevar á cabo trabajos que requieren una suma consi¬ derable de fuerzas localizadas, imposible de acu¬ mular sin el auxilio de la mecánica. ¡Con cuan¬ ta facilidad la imaginación g& traslada á la edad

POR D. JOSÉ ROLLAN PBRO.
de las pirámides, para concluir que nuestros ta~ layots pertenecen á la raza semítica!
Las obras de los talayots son radas, so nos di¬ rá: comparadas coa las nuestras llevan el sello de una civilización incipiente: no bailamos en ellas restos de los utensilios indispensables á la vida social y los que hallamos pertenecen á eda¬
des relativamente modernas.
La civilización la reconocemos en el cultivo
de la inteligencia, en las conquistas sobre la na¬ turaleza, en la elevación del alma á su Creador, en un culto puro dirigido á la divinidad, y na¬ da de todo esto podemos negar absolutamente á los autores de semejantes construcciones.
Las hachas de piedra, las ruedas de molino* las armas de bronce y de hierro, los restos dé cerámica y los huesos calcinados, son restos de una civilización particular; más no intermedia¬ ria de la nuestra. Las costumbres imprimen un sello particular á los pueblos por el cual se distinguen unos de otros; y tan solamente cuando aquellas nos sean conocidas podremos formar jui¬ cio de su estado de civilización. ¿Trataremos de' bárbaros á nuestros mayores porque no conocie¬ ron el vapor ni la electricidad en las múltiples aplicaciones que se les ha dado en nuestros dias?”
De aquellos edificios restan solamente las pa¬ redes, machas de ellas informes; nada se conser¬ va en ellos, que no se refiera á despojos de loé pueblos que fueron sus herederos, transformán¬ dolos, á veces, para sus usos; y no es lícito con¬ cluir de ahí que fueron bárbaros sus constructo¬ res, porque no admiramos en sus viviendas loé ricos muebles de qrue atestamos nuestras casas.

4

SOL, LEU

RED METEOROLÓGICA DE CATALÜÑA Y BALEARES
SERVICIO DE LA GRANJA EXPERIMENTAL DE BARCELONA.—8.a quincena fie Marzo.

■OBSERVATORIO DE D. JOSÉ ROLLAN DBRO—CALLE DE S. PEDRO

TERMÓMETROS

MIMA TARDE

I
VIENTO Atmosfera Phio. O

Manan Tarde Mañana

Tarde

Dirección Ter.

Ter.

del Bar» del Bar.

Fuerza

i
n

O

~g O
2

1 g s
jo X a >4

a Seco. fldo. Seco

Id. Bar. Mil. Bar. Mil» i.» Tii ¡í.a M Maña. Tarde Milis.

G.°“

G.°»

P« ce
W

Observaciones

16 14 4 18 11 12’2 10’4 15-0 124 13 768 12 768 0. O. » » D. D.

2*2

17 15 6 18 14 18’0 12’0 15’8 12*6 12 768 12 767 s. s. » » D. D.

3*5

18 16 6 20 13 14’0 12’0 17’0 13*8 13 768 15 767 N. E. » » D. D.

3*2

19 16 6 28 16 19’4 14’0 20’0 15’8 13 766 16 764 S. E.

» D. D.

32

20 20 9 23 17 19‘0 14'0 19*4 14’0 17 763 14 762 s. N. » » D. D.

3-0

6. 21 20 11 19 15 16’0 13?6 17’4 134 14 758 15 756

S. » s c. C.

3‘0

22 18 11 13 11 13’0 11'4 13’4 11*8 15 755 17 755 N. N. T T Ll. Ll. 37*6 0*6

23 15 11 18 13 15’0 13’4 17’6 13*8 15 760 15 759 S. O. » » D. D.

0*5

24 16 9 15 11 12'4 10‘6 140 10’8 14 755 14 754 s. O. » » C. D.

4*3

25 13 5 10 5 6’0 5’0 8*8 6’6 13 751 16 753 s. 0. » » Ll. C. 5*6 1*1 Nieve.

26 9 3 12 6 8'2 5’4 10’8 6*8 13 752 13 753 0. s. S s Ll. D. 3*3 1‘8 Nieve.

27 12 8 15 12 13’4 10’2 14*8 9’8 14 755 13 755 0. s. » » D. D.

5*2

f:

28 17 10 18 15 16’8 140 16*3 10*5 14 751 16 750 s. E. » s D. Ll. 54 0*3

29 16 10 15 11 13'4 10’4 154 114 16 753 14 755 N. N. s s Ll. D. 04 3*4 Granizo.

30 .17 .10 18 .16 16’4 122 17’8 12*8 15 754 14 754 E. N. » s D. D.

5*0

|31 18 11 17 14 16’0 13’0 15*2 12*4 14 752 14 759 S. *N. s s Ll. C. 10*0 2*9

OBSERVATORIO DEL PARO DE «PUNTA QROSSA»

TERMÓMETROS.

rv
MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmósfera Pifie.

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

|

O Man m.
s*

Ja rde.

metro dél
Baró¬

Baró¬ metro

metro
deí
Baró¬

Baró¬ metro

Direí:ción

metro. n.® de vueltas

durante

o
i
o

Mna- líe? M.a Tarde Milis. Máxi¬ ma.

Míni¬
ma.

Máxi¬
ma.

Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬ ma. Grados metros Grados metros

las 24 horas.

i
w

Observaciones

16 16*0 7*0 18*0 12*0 13*0 760*0 15*0 760*0 N. N. 4.171 D. D.

2*0

17 16*0 8*0 17*0 11*0 13*0 760*0 15*0 760*0 O. O. 2.414 D. D.

2‘5

18 18*0 9*0 19*0 12*0 15*0 760*0 15*0 760*0 O. O. 4.719 D. D.

3*0

?

19 19‘0 7*0 20*0 9*0 16*0 758*0 16*0 758*0 0. O. 9.144 D. D.

4*0

20 21*0 8*0 22*0 9*0 16*0 753*0 17*0 753*0 0. O. 21.014 D. D.

5*0

5

21 21‘0 9*0 29*0 10*0 14*0 753*0 15*0 753*0 N. N. 64.417 C. Ll.

3

5

22 22*0 9*0 22*0 9*5 15*0 745*0 15*0 745 0 N. N. 85.749 Ll. Ll. 24

23 22*0 9*0 22*0 9*0 15*0 751*0 15*0 751*0 NO. NO. 7.419 D. D.

3*0

24 22‘0 9*0 22*0 9*0 15*0 746*0 16*0 744*0 NO. NO. 12.714 D. D.

2*0

25 22‘0 3*0 22*0 3*0 15*0 742*0 15*0 742*0 NO. NO. 39.411 Ll. D. 11

Nieve.

*26 22*0 2*0 22*0 2*0 14*0 742*0 14*0 742*0 NO. NO. 41.414 Ll. D. 3

Nieve.

27 22*0 2*0 22*0 3*0 14*0 746*0 14*0 746*0 NO. NO. 84.491 D. D.

2*0

28 22*0 2*0 22*0 5*0 14*0 741*0 15*0 738*0 S. SO. 98.014 Ll. Ll.

2

29 17*0 9*0 17*0 7*0 14*0 743*0 14*0 746*0 O. 0. 32.491 Ll. C. 30 17*0 7*0 18*0 14*0 14*0 745*0 15*0 745*0 0. 0. 27.941 D. D.

3

Granizo.

5‘0

31 18*0 9*0 18*0 10*0 14*0 742*0 15*0 742*0 so. so. 41.011 Ll. C. 13

NOTA. Cuando la casilla de la fuerza de los vientos está en blanco indica que la corriente era apenas perceptible, la S. indica que es suave, la F. fuerte, laT. tempestuoso y la TT. uracanado. El estado del cielo, en la casilla Atmósfera, se señala por las in*

«ales: ©. que indica despejado y C. cubierto. Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde. Los termómetros están á la sombra.

OTRA. En el observactorio del «Faro de la Punta Grossa, * los instrumentos están á 101 metros 620 milímetros sobre el nivel del mar.

,

Los anuncio* que se inserten en esta sección pagarán: Hasta tres in¬
jértele r-ísá razón áe 0'05 pesetas la linea; hasta cinco inserciones á razón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 peseta*.
El valor raiuimo de un anuncio, sea cual fuere el número de lineas ie que se componga, será de 0‘50 pesetas.
Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬ rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola ves pagarán: Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘06 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘ 10 ptas. la linea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor. JLoe anacriptorea diafrntaráa nss rebnjw da nss H par
ciento.

SERVICIO DECENAL

osé lailán Ibro-

ENTRE
\_\_ .HICE-’
por el magnifico y veloz vapor
LEÓN DE ORO
Elidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
Ooasigaat&fies.

Participa al público que tiene en venta una gran colección de vistas de la EXPOSICIÓN DE
SÓLLER, GORCH-BLAU, TOR-
RENT DE PAREYS, de las prin¬
cipales calles de Sóller y de los pintorescos alrededores de esta población.
Muy en breve se harán retratos
para grandes cuadros ó sean am¬ pliaciones fotográficas en tamaño natural y á precios reducidísimos.
Se hacen vistas y retratos á
domicilio tanto en el campo como
dentro de la población. Calle de la Victoria n.° 22.-SÓLLER

HISTORIA DE SÓLLER en sus relaciones con la general de Ma¬ llorca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno, encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de cobre en la Exposición Universal de Barcelona . . . .

Ptas. Cts.
20‘00

INUNDACIÓN DE SÓLLER Y FORNALUTX, en 1885, capí-
tulo adicional á la Historia de Sóller. Un tomo en 4.° de

120 páginas, encuadernado en rústica

l<7fi

CULTIVOS ARBÓREOS Y HERBÁCEOS. Memoria premiada con el pensamiento de oro y plata en el certamen del quincuagésimo aniversario de la fundación del Instituto
Balear. Un tomo en 8.°, encuadernado en rústica . . .

2£50

CULTIVO DEL NARANJO en las Baleares. Obra de reciente

publicación, que forma un tomito en 8.° de 190 páginas,
encuadernado en rústica

1‘50

Véndense en la tienda de artículos de escritorio de «La Sinceridad»
—San Bartolomé, 17—SOLLER.

PANADERIA

LEGÍTIMO DE PUERTO-RICO

♦Tinta negra Siglo XIX+Tfjrta comunicativa#T¡nta violeta# DEL MORO VIEJO

♦Tinta carmín ♦Tinta para sellármete., etc.#

DE

á 7 Reales litro.

La hay en venta en el establecimiento LA
SIHCIRI»A0-San Bartolomé-17-SOLLER.

Bartolomé Castafier Bejá
SINDICATO 163—TAHONA N.° 48

Se vende en casa de
del Pastor,—SÓLLER.

Pedro

Antonio

Pizá,—Calle

L’ UNIÓN
Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

Esta Compañía, LA PRIMERA BE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS BE SEGUROS CONTRA INCENBIOS POR LA IMPORTAN¬

CIA BE SU CARTERA, asegura además del riesgo d-e incendio, los
daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA BINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social

10.000,000 Francos

Reservas

......

8.705,000

„

Primas á cobrar.

.

.

.

74.287,038

„

Total

92.992,038

Capitales asegurados . . 15.127.713,242 „

Siniestros pagados . . .

194.000,000 „

IMS COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Birector, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari-
tana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

SOCIEDAD BARCELONESA DE GUANOS
BARCELONA

GUANO POMÉS-POMAR
el más acreditado, el más barato y el de más con¬ sumo de España
A 81 pesetas saco. Tomando ÍO sacos á 80 pesetas id.
DEPÓSITO EN CASA DEL REPRESENTANTE
D. MIGUEL COLOM CALLE DEL »AR.>NOLLER-(Baleares)

PALMA DE MALLORCA

PREMIADO CON MEDALLA DE ORO en la «Exposición Balear»-Sóller-1897

Esta antigua y acreditada pa¬
nadería envía semanalmente gran¬
des pedidos de pastas especiales para la villa de Sóller, como son: cocas, craspélls, galletas y similares.
Se dá comisión á las tiendas
y vendedores.

Desea venderse una
casa cómoda, nueva y espaciosa, situada en la calle del Padre Baró,
de esta villa.
Dará informes Sebastian Sbert, calle del Pastor n.° 47.—SÓLLER.

MN JL.A FIMCA

Es Plá d‘ en Bieleta

de S.

Qrell

existe un extenso vivero, en el cual
podrán escoger las personas que deseen hacer nuevas plantaciones en sus huertos, NARANJOS Y LI¬ MONEROS de clases superiores y
de todos tamaños.

Vencidas las dificultades que ha¬ bíanse presentado siempre para el transporte rápido y económico á Francia de los naranjos de jardín, tan solicitados por los sollerenses que quieren complacer á aquellos de
sus parroquianos que desean ad¬ quirir esta clase de frutales de ador¬
no, en lo sucesivo por el insignifi¬ cante precio de 15 REALES uno,
podrán tenerlos en el muelle de
Cette.

Diríjanse los pedidos á José Pizá (á) Parriñola, calle de la Rectoría, —SÓLLER.

Ilira* áe h IntoBio Sol y tosselló FIEL CONTRASTE DE PESAS Y MEDIDAS

DE ESTA PROVINCIA

Pixut. OW.

Manual práctico de Aritmética del sistema métrico-decimal. . roo

Reducción completa de todas las pesas y medidas de Mallorca

(en rústica)

F75

Reducción completa de quintales á kílógramos y vice-versa,

con el 4 p§ y sin él

0’75

Reducción completa de cuartines de vino á litros y vice-versa. 0’50

Catálogo que contiene las equivalencias de todas las unidades

de pesas y medidas de Mallorca al sistema métrico decimal

y vice-versa

0'25

Libro de cuentas hechas por pesetas y céntimos de id. . .

U25

De venta en la librería de «La Sinceridad», calle de San Bartolo¬

mé, 17.—SOLLER.

MUIA! IB0HTMA

MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).

DE

Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR
LA SOLLERENSE
DE
JO§E €OLL
CERBERA y PORT-BOU (Fronte feo-espacia) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescada*.

LUIS FÁBREGAS
BROSSA-22-PALMA.
Surtido completo de toda clase de li¬ bros antiguos y modernos.
No compréis ninguna obra de lujo sin visitar antes esta casa, pues las halla¬
reis ricamente encuadernadas desde un
25 hasta 60 por 100 de rebaja sobre su
valor total.
En las ediciones de lujo que tuviesen que pedirse al continente por haberse agotado la existencia en esta casa, se rebajará cuando menos un 20 por 100.
Se compran libros en pequeñas y gran¬ des partidas.
Ventas al contado y á plazos.
Solares en venta. los
hay en la carretera del puerto,
cerca de la fábrica del gas, con
salida en el camino viejo. Informarán en esta imprenta.
SOLLER'.—Imp de «La Sinceridad^