AÜO XIII.—2.a EPOCA.—NUM. 568
AÜO XIII.—2.a EPOCA.—NUM. 568
r
iO nn)TI

j TI

SABADO 19 DE FEBRERO BE 1888

'

■ :■

TPID
j Pj n.

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóixer: Administración.
Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-6-Cette (Herault.) Antillas: D. Guillermo Marqués—General Pavía-7-Arecibo (Pto.-Rico.) Méjico: D.Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: *

REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN:

Juan Mariné» y Artona.

4- Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

Espaüta: O160 pesetas al raes. \\

| Francia* O’76 francos
América: 0’20 pesos

id. id.

id. PAGO ADELANTADO
id.j

Números sueltos—O’10 pesetas. Id. atrasados 0 20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

Sección Literaria 1 Más allá á derecha é izquierda veíanse los campos agostados, yermos, sin más

flores que las amapolas, símbolo de la

LA VUELTA DEL RECLUTA vergüenza que presenta el rubor de sus mejillas ante la luz meridiana, con la

Pepe López salió de su pueblo. Salió de su pueblo Pepe López ena¬ morado de una trigüeña hermosa, de nariz aguileña, abultado pecho, esbelto talle, ojos hermosos y apasionados que tenían la transparencia de las aguas
cuando se mira en ellas la luz del día á
través de las frondas del bosque; la voz •dulce, gentiles andares, buenas costum¬ bres, pies menudos, andares graciosos y corazón al parecer enamorable.
Lejillos, un poco lejos del pueblo, se
vieron la vez última.
El iba con un traje de rayadillo. Ella sustentaba en la áinplia cadera

candorosa inocencia del pecado que se
confiesa á voces.
Volvióse Pepe. Le esperaba su madre, una viejecita incomparable, de albo ca¬ bello, mirada de niña, sonrisa cariñosa,
vista penetrante de ojos negros, menu¬ da, pequeña en la física estatura, gran¬
de por el corazón y por el alma y por la imposición del carácter.
Cenó con ella ¡por última vez!... según él pensaba. Hablaron entonces poco. Los grandes sentimientos tienen la ta¬ citurnidad por religión imprescindible.. Se despidieron en breve, con abrazos y besos... ¡muy largos!...
Al amanecer las cornetas llamaron á

el cántaro y le miraba con sus ojazos .garzos como con ánsias de comérsele.
Parecía decirle:
—¡Pepito de mí alma! ¡Para tí es todo mi corazoncito! ¡Te quiero más que á las entretelas de mi corazón! ¡Ay! ¡Vidita mía! ¡Si supieras lo que te quiero!...
El no sabía casi lo que le pasaba. Al ver aquella garrida moza, al oirla le temblaban las piernas, se le turbaba •el habla, no sabía que pensar ni que
decir.

los soldados. Pepe López había dormido poco, porque había querido—y lo consi¬ guió—poner un tiesto de flores en el balcón de su novia muy majo y el más bonito del pueblo.
La despedida de la madre fué muy triste. Los dos lloraron como chiquillos.
❖*
Pasó algún tiempo. El recluta ha vuelto á la aldea. Viene con una pierna de palo, muchas cruces, varias condeco¬

Se le caía la baba y se hubiera queda¬ raciones, una pensión más que modes¬

do allí, como una estátua, todo confuso ta, ciego de un ojo y.., además con la

.y atónito, si ella no rompiera el silencio. cruz laureada de San Fernando.

—¿Sabes lo que te digo? la dijo de Busca á la moza que le despidió en la

.pronto á la novia.

fuente. ¡Empeño inútil!

—Habla! Si no revientas!... repuso la

Se ha casado con un quinto que se

novia.

libró de ir á la guerra, por su dinero!

—¡Que te quiero más que á la Pilan¬ ¡Empeño vano!

ca y si los insurrectos me matan .¡mal¬ —Nadie—dice á la que le dio el ser—

dita sea el alma suya!

nadie se acuerda de uno, en estos casos,

Pues... me moriré diciendo que—ésto más que dos madres.

muy bajito,—que bendita seas y bendi¬ —¿Quienes?—le pregunta la viejecita

ta la hora en que viniste al mundo, y abrazándole.

benditos esos ojos que echan lumbre, y —¿Quiénes han de ser? Tú y...

bendita... que ¡en fin! no sé lo que rae —¿Quién más? contestó con interés

•digo.

la vieja enamorada.

La despedida filé larga.

—¡A veces España!

El cántaro de la moza no acababa de

llenarse nunca.
Corría sin cesar el agua.
Faltaba la paciencia en ambos ena¬ morados como un murmurio inaca-
f
bable.
Se despidieron.
¡Dios sabe cómo!
Ella no sabemos Si lloraba.
El vertia lágrimas como un chiquillo
de la escuela.

'J'osé Miralles y González.
MARINA
Cantaíy voga’l mariner
:Tot solet ádins la ñau; Y al fons seré del cel blaw
Aguayta 1’ estel ¡primer.

La noche era oscura.
A un lado y á otro de la carretera, los ¿árboles corpulentos erguían-sus opu¬ lentas copas mecidas por el viento im¬
petuoso-.

Y la ñau seguit. seguit. Se bal and rqj a y avansa,
Y sobre’l mar en bonansa
Vola Adormida la n-it.

Lo vent dols de la ribera
Papalloneja pe’l mar Y fa l’aigua tremolar Ab sa volada lleugera.
Y, ab lo cant del mariner, Porta á les ones llunyanes
Perdudes veus de campanes
Y aromes de taronjer.
Ángels de pura claror
Ja les estrelles encenen;
Y baix de 1’ aigua s’ extenen Llums de blava resplandor.
Estéis pe’l cel de la nit,
Claror dins 1’abisme blau,
Y en mitx suspesa la ñau
Com si anás á lTnfinit...
Á baix parla enamorada L’ona del mar infehel;
Y tremolant dins el cel Parla de Deu 1’estelada.
Y alsant los ulls á 1’altura,
Y d’anyoransa cantant. S’en va’l mariner, remaní Demunt la mar insegura.
¿Qui no sentel mariner Que va remaní sense pau? ¿Qui s*b hoñt será la ñau Quant muyra T estel derrer?
Miguel Costa y Llorera.
1875.
Sección Científica
CALEFACCION POR MEDIO DE LA ELECTRICIDAD
La calefacción por medio de la elec¬ tricidad ha sido hasta aquí poco aplicada por falta de práctica-, pero antes de que lo sea en grande escala es posible que en¬ cuentre numerosas aplicaciones.
Un ensayo practicado en Inglaterra, y del que dá cuenta la Revne générale des scienses purés et apliqitées, ha sido coronado por un buen éxito. La expe¬
riencia ha sido realizada en el Vaudevi-
lle-Theatre de Londres, y en él ha que¬
dado demostrado de un modo conclu¬
yente, que á pesar del costo relativa¬ mente elevado á que viene á resultar el calor obtenido por medio de la electri¬ cidad. ésta puede ser empleada en con¬ diciones económicas muy ventajosas; y la razón es muy sencilla: la instalación de la electricidad para el salo objeto de la calefacción, permite la supresión de

multitud de gastos accesorios que pro¬ ducen una economía grande; no exige calderas especiales, lo cual economiza su instalación y personal idóneo para

forme de 15 á 16° que es una tempera¬ tura agradable para una sala de espec¬ táculo, y la cual puede regularse con la
mayor facilidad.

su entretenimiento y esto ya por de pronto constituye una gran ventaja pa¬ ra los teatros, que ahorran espacio, y además reúne otra no menos importan¬ te, á la que no han de ser indiferentes ni el público ni las compañías de seguros, y es la casi completa seguridad de que no puede haber incendios, y la absoluta de que no ocurrirán explosiones.

Para que los radiadores no adquieran
más calor del necesario, están provistos de un sistema sencillísimo de regulado¬
res que impiden á la corriente pase de una intensidad dada. Este ejemplo no debe quedar aislado, y la seguridad que resultará para el público de su genera¬ lización, nos hace desear rápido desa¬
rrollo.

Y no es esto solo: los aparatos necesa¬
rios para la instalación no son costosos,

Antonín Roche.

y en cambio son de fácil entretenimien¬

to, y siendo de poco volumen, pueden

ser repartidos en una sala de espectácu¬ los de una manera mucho más práctica;

Actualidades

y no ofreciendo peligro alguno de in¬ cendio, pueden ser colocados en sitios

La oarta do Dupuy do Lomo

que ningún otro de este género podría
serlo. Su manera de funcionar es sencillísi¬
ma: un botón á que se da vuelta en el momento oportuno, y en esto consiste

«Nueva York 9.—El texto de la carta
dirigida por el señor Dupuy de Lome at señor Canalejas, tal como lo publican los periódicos, es éste:

todo, ninguna preparación ni vigilancia Empieza la «arta explicando ciertos alguna mientras funcionan, todo lo cual reparos á la autonomía concedida á dá por resultado una notable economía Cuba.

de combustible, material y personal. Considerando este progreso desde el
punto de vista de la comodidad, fuer¬ za es confesar que los ingleses la han resuelto según su costumbre en el sen¬
tido de lo confortable.
Cuando los teatros se alumbraban con
gas no existia otro medio de cale¬ facción que el mismo gas, lo cual era ciertamente económico, pero muy im¬ perfecto. El calor se concentraba en la
parte superior del edificio, y en tanto los espectadores de las butacas y plateas se helaban, los de las galerías altas sen¬ tían un calor excesivo, y salían en su mayor parte, atacados por un dolor de cabeza que los ingleses bautizaron con el nombre especial de thealre headache.
Cuando como medida de prudencia se hizo obligatoria la supresión del gas en los teatros, se pensó en establecer la ca¬ lefacción. ¿y al instalar la electricidad, no podría también utilizarse con aquel objeto? ya que iba á servir para el alumbrado, podría emplazarse también con aquel objeto; idea que los ingleses trataron de poner en práctica, para cuyo
efecto la dirección del Vaudeville-Thea-
tre empezó por instalar cuatro grandes radiadores, dispuestos de modo que re¬ partiesen el calor por las más importan¬ tes partes del teatro.
Después de una semana de experien¬
cia, se convencieron de los buenos re¬
sultados obtenidos. pues se alcanzó con la mayor facilidad una temperatura uni¬

Entrando después á tratar del mensa¬

je de Mac-Kinley, dice:

«El mensaje paralizó la acción délas Cámaras, y no engañó en cuanto á su alcance á los insurrectos, los cuales es¬
peraban por cierto otra cosa.

«Pero estimo que dicho documento,

además de la rudeza natural é inevita¬

ble con que repetía todo cuanto la pren¬

sa y la opinión pública de España lian

dicho contra Weyler, demostraba una

vez más que Mac-Kinley es un hombre

débil, que procura además un político

halagar á bajo, que

la plebe y quiere de¬

jarme á mi las puertas abiertas y al miimo tiempo estar bien con los jingoes de su partido.

»Por supuesto, á pesar de eso, sólo
dependerá de nosotros mismos que nos
resulte malo y adverso.

»Estoy completamente de acuerdo con

usted en que sin triunfos militares nada

podremos conseguir aquí, y en que sin

éxitos habrá

militares y políticos ahí, aquí peligro de que se

siempre
aliente 4

los insurrectos, si no por el gobierno, al

menos por parte de la opinión pública. »Crea Vd. que por mueho que fije la
atención en el papel de Inglaterra nun¬

ca será bastante. Casi todos los periódi¬

cos. euya canalla pululaba en sa hotel

de Vd.. envían correspondencia á los

mejores periódicos y á las mejores re¬

vistas de Londres. A mi juicio, el objeto

de Inglaterra es que los norte-ameriea-

nos sigan ocupándose mucho de noso-

<7) FOIíIíETÍM
LA INSTITUTRIZ
canto irresistible que le atrae, y este en¬ canto es la institutriz.
El mismo se pregunta mil veces: «¿A dónde voy a parar?» y se asusta al ver
producirse á todas lionas en su mente la
imagen de la joven alemana, cuyo se¬ creto únicamente él posee á medias:
cuando de noche está solo en su apo¬ sento. no se cansa de contemplar la fo¬
tografía de Ursula Mullen por si encuen¬ tra una semejanza con la institutriz: se
desalienta al ver la diferencia de los
rasgos de ambos semblantes, y se duer¬ me tarde repitiendo maquinalmente: «¿Quién será?» Y si alguna vez su mira¬ da se fija en aquel rostro bello y serio, ■si sus ojos encuentran á la joven, pare¬
ce turbada, muda de color y experimen¬ ta un malestar que en vano quiere disi¬
mular.
Ricardo ha callado. Ni la menor sos¬
pecha ha comunicado á Enrique, y la joven es para todos los de la casa, me¬ nos para él. la hija del doctor Muller.
Una tarde Enrique con su hija habían salido, para hacer una visita á una pa-

¿Tienta lejana que vivía en la ciudad an¬ tigua y quería mucho á Lalita.
Ricardo y la institutriz se quedaron en casa; Benito, la negra y el resto del servicio estaban ocupados en la otra ala
de las habitaciones.
Pronto oyó Ricardo los acordes del piano y una voz bellísima que cantaba
una romanza tierna, come salida del
corazón. Era una música sencilla, pero
sentida. Esta vez era música italiana; un fragmento de una ópera del malo¬ grado Belliui. de la ópera menos cono¬ cida. pero de las que sin embargo hacen sentir más. Eran la romanza de Agríese en la Boa-trice di Tonda, cantada con tal
expresión que arrebataba. Ricardo no supo lo que se hacia. Sin
darse cuenta de ello penetró en la pieza
y se encontró á los piés de la que canta¬
ba como un ángel, y que creyendo estar sola cantaba con toda el alma y con to¬
da la pasión de un corazón que ama. Ricardo, con la cabeza perdida, exclamó á pesar suyo juntando las manos:
—¡Ah! dígame por Dios ¿quién es V.? La jóven se alarmó y levantóse del
piano.
—No buya V.. señorita; deseaba en el alma tener esta ocasión. Estoy loco y lo conozco, pi\\es desde qué la he visto á V.

he perdido el juicio. Debería huir y no puedo. Me atrae hacia V. un imán muy poderoso. No se alarme V. de mis pala¬ bras; yo sólo sé el secreto de V.. y, se lo juro, rae callaré. Este misterio que la envuelve me hace daño, pero á pesar
mío mi corazón siente lo que yo mismo
no quisiera, porque, señorita... —¡Basta, no prosiga V.. y permita V.
que me retire. Y añadió con los ojos llenos de lá¬
grimas: —Yo no conozco á nadie, no soy más
que una extranjera: y si no fuese así,
dejaría hoy esta casa, pues veo que no puedo permanecer an ella.
Su cabeza cayó abatida sobre su seno, y se pintó en toda su persona un des¬ aliento y un pesar que partía el corazón.
Ricardo se le acercó y dijo: —Primero me iré yo antes que permi¬ tir que deje V. esta casa. Sin duda ha adivinado V. que yo sé qne no es Ursula Muller, pues he conocido personalmen¬ te á esta jóven y he habitado bajo su
mismo techo. Descúbrame V. el miste¬
rio que la rodea: dígame V. que es una mujer honrada; hágame V. saben* su verdadero nombre, y si es V. tal cual parece, si esta educación y estos encan¬ tos van acompañados ele »na vida irre¬

prensible. que no dudo, pues una per¬ [ 11er, y me persuadiré de que lo es. Su

sona honrada como el Dr. Muller no la frente pura me dice que el misterio que hubiera colocado en esta casa, entonces, á Y. la envuelve no es ningún crimen,

señorita, le ofrezco unir su nombre al y sea V. quien sea. la ofrezco mi perso¬

mío y hacerla un día mi esposa.

na y mi fortuna, No quiero saber su

La jóven calló, y después de un silen¬ nombre verdadero. Sea Y. Ursula Mu¬

cio penoso, dijo con tristeza que partía ller, si le parece bien, y use V. el nom¬

el corazón:

bre de aquella niña cándida é inocente

—Al venir á España creí gozar unos con quien me familiaricé en la casa de

cuantos años de reposo, pero ¡ay de mi! ¡cuánto me engañé! Aquí como en todas partes me ha seguido mi infeliz destino.

mi querido preceptor en Francfort. La jóven levantó la cabeza y dijo con
mirada desolada;

Mucho he rogado á Dios, pero para mí

—No se ha hecho para mi tanta feli¬

no hay reposo en la tierra. Déjeme V, en paz. caballero, se lo ruego. No se
acuerde Y. más de mi. no vea V. en mí

cidad. No quiero abosar del entusiasmo de V. Otras en mi lugar se sentirían fe¬ lices con poder aceptar los ofrecimientos

más qne la institutriz de Lalita; una mujer asalariada á quien se paga lo poco que sabe; una extranjera que aun el nombre que usa lo lleva prestado.

qne V. me hace, pues no dudo que ha¬ bla V, de veras; pero yo no puedo acep^ turlos, por más que se lo agradezco con
toda mi alma. Mi destino es triste, ca¬

¿.Quiere V. una mujer más infeliz? No ballero; no soy criminal ni indigna de

rne haga Y. doblemente desgraciada. estar bajo este techo; soy desgraciada No soy Ursula Muller, V. lo sabe bien, no más. créalo V.; pero, se lo suplico

pero el único favor que le pido es que lo con todo mi corazón, no me hable más-

calle Y. y Dios le bendecirá á V. por de sus proyectos conmigo; soy tan des¬

ello.

graciada que á lo que cualquiera otra

Ricardo no pudo resistir la elocuencia jóven la llenaría de júbilo, á mí me lle¬

de este dolor; el mismo misterio’ que la
envolvía le tenía loco.
—Callaré, señorita, y haré más. Para

na de amargura. Ser esposa de Y. seria una felicidad envidiable, porque doran¬ te estos días he podido conocer sus cua¬

mi como para todos será V. Ursula Mu- lidades y las aprecio,- caballero, créalo

2

SOLLER

tros para que la dejen á ella en paz. Si lobreviene la guerra, tanto mejor para tila, porque asi se apartaría más todo aquello que puede amenazarla.
»Aunque eso no sucederá nunea. »Será de la mayor importancia que
agite Vd. la cuestión de las relaciones comerciales, aunque no sea más que pa¬

heridos, siendo muchos de estos últimos
recojidos por los cruceros españoles «Al¬ fonso XII» y «Lega^pi», cuyas dotacio¬
nes secundaron el celo de las autorida¬
des españolas que acudieron al sitio de
la, ocurrencia con fuerzas de marina y
bomberos, para prestar cuantos auxilios se requiriesen, comportamiento que ha

mezcla sin valor a»lguno, sin clasifica¬ ción y sin propiedades agronómicas,
que en vez de guano se dirigían con manifiesto engaño á los honrados agri¬ cultores. El negocio al cual se refiere esta noticia ha causado singular impre¬ sión en las poblaciones rurales, y sobre
el mismo llamamos nuevamente la aten¬

encontrara ésta instrucción y recreo desde el momento en que empieza á andar, desde el balbuceo de sus prime¬
ras palabras, les anti-higiénicos depósi¬ tos de chiquillos, instalados en zagua¬
nes húmedos y poco ventilados, y cuyo
único objeto es el de quq pasen el tiempo
más ó menos agradablemente entrete¬

dir su celo por la enseñanza y los sacri¬ ficios que representa el cumplimiento de
su espinosa misión, terminó suplicándo¬
las continúen sin desfallecimientos por el
mismo camino, con igual solicitud, igual paciencia é igual cariño, con la seguri¬ dad de que así han de alcanzar la grati¬

ra producir efecto, y que manden uste¬ sido elogiado por el Comandante del ción 4e la de nuestro país.

jidos mientras se dedican á los queha¬ tud de las familias y las consideraciones

des aquí á un hombre de importancia á «Maine». También nuestro Ministro de

ceres domésticos sus madres respecti¬ de la sociedad, como hasta hoy, y al fi¬

ñn de que yo pueda utilizarle para ha¬ cer propaganda entre los senadores y •demás gente de la oposición y de la junta (cubana) y para atraerlos á los emigrados.»
La cuestión Lreyfus. — Un duelo á
muerte.
Según se suponía, hay concertado un

Marina en telegrama dirijido al Coman¬ dante del apostadero de la Habana ha aprobado én un todo su conducta.
Poco después áe ocurrida la explosión pasó el general Blanco á ofrecerse in¬
condicionalmente á Mr. Lée en nombre
del gobierno insular, quien, reunido
inmediatamente en sesión extraordina¬
ria, acordó prestar cuantos auxilios fue¬
sen necesarios.
En Washington ha producido esta

Las mujeres americanas
Es sabido que no hay mujeres en el mundo que se preocupen más de su hermosura que las americanas. Presu¬ midas por naturaleza, pásanse horas y horas en el tocador, estudiando el arte de agradar á los hombres. Pocas modas han ideado, sin embargo, tan originales como la que leemos en un periódico ex¬

vas. Eu esta otra tarea nos prestó ayuda
eficaz el humorístico Ll amo ‘n Xesch
d* es Camp de S' Oca, en 1886, cuyos amenos escritos en mallorquín tanto
deleitaron á nuestros lectores y con
cuya sátira fina y mordaz tanto ridicu¬ lizó la defectuosa enseñanza que en las mal llamadas escuelas de párvulos se
dá en esta localidad.
Pues bien, hemos visto que el Ayun¬
tamiento ha dedicado al fomento de la

nal las bendiciones del Cielo, que es la mejor recompensa á que pueden aspirar. El Sr. Alcalde siguió en el uso de la pa¬
labra y expresó cuanto admiraba el ta¬
lento y la habilidad de las Madres que tantos y tan heterogéneos conocimientos sabian inculcar en aquellas tierras inte
ligencias, y después de ensalzar cual
merece serlo la enseñanza de los párvu¬
los, que considera la base de todas las

duelo entre los coroneles Henry y Pic- desgracia la impresión consiguiente, tranjero.

enseñanza cantidades cada vez mayo¬ demás, y de manifestar sus deseos y

quard por consecuencia del mentís que abundando las autoridades y la prensa Según parece, la última palabra de la res; hemos visto que ha autorizado y sus propósitos de hacer extensivo á los

el primero lanzó al segundo en la se¬ en la creencia de que el hecho ha sido elegancia para las bellezas norte-ameri¬ subveneio*ado nuevas escuelas priva¬ niños este adelanto, terminó aplaudien¬

sión celebrada ayer en la Ceñir d' casual. La comisión de relaciones exte¬

Assises.

riores de aquel senado, al discutir las

El coronel Ficquard ha nombrado sus causas que pudieran haber motivado

padrinos, que se entienden eon los del aquella, ha convenido en la necesidad

coronel Henry.

de abrir una activa información para

El duelo será á muerte y se verificará depurarlas. cuando Picquard cumpla el arresto que^ Todos los ministros é individuos del le fué impuesto á causa dei proceso Es- cuerpo diplomático en la corte han es¬

canas consiste en... dorarse las orejas. La aplicación de este dorado exige una mano muy hábil; pero el efecto que se obtiene se dice que es muy artístico y que favorece mucho al rostro. La moda
no es, sin embargo, completamente ori¬ ginal, pues en el antiguo Oriente estaba
ya muy extendida.

das de niños y de niñas en el Puerto y en la Huerta; hemos visto que con el exclusivo objeto de construir un espa¬
cioso edificio destinado á escuel* ad¬
quirió solpres en el ensanche del Seller
y que más tarde procedió á la subasta de las obras que quedan á estas horas á punto de terminar; hemos visto abrir

do las provechosas iniciativas del Cole¬ gio y los esfuerzos de todas sus profe¬ soras para llevarlas á feliz realización, y dando á la comunidad por ellos, eu nombre del pueblo cuya representación ostentaba y en el suyo propio, las más expresivas gracias. D. José Bullan Pres¬

terhazy. Picquard se halla arrestado en tado en la legación de la república nor¬

clases nocturnas én las escuelas públi¬ bítero habló el último, y después de ex¬

el fuerte de Mont-Valerien, de donde va te-americana para dar el pésame á mon-

cas para la enseñanza de la clase obrera poner cuanto le satisfacia el ver reali¬

á París diariamente con permiso espe¬ saeiar Woodfort con motivo del inciden¬

La edad de los árboles

y á la «Defensora Sollerense», sociedad zada una mejora por la que había siem¬

cial para asistir al juicio á Zola en con¬ cepto de testigo. El fin del arresto coin¬
cidirá con el de la vista de este proceso.
Procede el coronel Henry de la clase de tropa. Es hombre vigoroso y grueso, hijo de modestos obreros. Fué soldado en 1870 y tomó parte en la guerra con Ale¬ mania, ,en la que alcanzó el grado de sub¬ teniente. Combatió contra la Cammune,
en Argelia y en Tonkin. Tiene cincuen¬ ta y do3 años y lleva tres de coronel. Es disciplinado, ordenancista y trabaja¬ dor. Posee escaso talento, pero lo suple
con una fina astucia.
Picquard es hombre elegante y mun¬
dano. En la Escuela militar de Saint-Cyr obtuvo grandes éxitos de estudiante.
Fué un brillante oficial del suprimido cuerpo de Estado Mayor.
La rivalidad entre caracteres tan
opuestos habíase manifestado repetidas
veces cuando los dos coroneles servían

te ocurrido al acorazado «ütfaine.» Se asegura en las últimas noticias que
este buque será devorado por las llamas.
Variedades
Reloj maravilloso
Mr. Juan Rivet-Decombe. maestro car¬
pintero en Chateldou, Francia, ha lle¬
vado á cabo una verdadera obra maes¬
tra: un reloj comenzado en 1871 y ter¬
minado en 1895. Mr. Decombe no había
hecho ningún aprendizaje anteriormen¬ te ni ha utilizado el concurso de ningún artista especial.
Este reloj, cuyo mecanismo es de co¬ bre y acero, está montado con rara pre¬ cisión, y se compone de cuatro cuadran¬ tes, en los cuales el mayor marca los

Según dice el profesor Geriche, la mayor edad alcanzada por los árboles
en Alemania es de 509 á 570 años. Los
coniferos son las plantas que llegan á la mayor edad indieada.
El célebre roble de Ascbaffenburg tiene 410 años y hay otros árboles de este género de 315 y 320 años. El lago pasa á veces de 200 años arriba y otras especies llegan tan sólo excepcional¬
mente á una edad tan adelantada. Las
historias sobre árboles de miles de años
de edad pertenecen, pues, al mundo de
las fábulas.
En general, los árboles crecen más
rápidamente de lo q»e s® suele creer, y sobre todo, las plantas dicotiledóneas desarrollan sus tallos leñosos muy apri¬ sa en épocas de condiciones climatéri¬
cas favorables.

de artesanos y labradores, destinar sn
local de su vasto edificio á escuela de
primera enseñanza y mercantil, tam¬ bién nocturna, para los socios y los hi¬ jos de estos; hemos visto instalar es¬
cuelas dominicales gratuitas, para adul¬ tas. en el colegio de Madres Escolápias, y últimamente hemos visto abrir en es¬
te mismo colegio la clase de párvulas
por nosotros tanto tiempo ha deseada. Todo esto es semilla que, esparcida en épocas diferentes, como queda dicho, cayó én algún oasis de tierra fértil del
yermo, y regada despaes por la inicia¬ tiva oficial ó privada, ha encontrado más pronto ó más tarde en la opinión el calor necesario-que la ha hecho germi¬ nar. Sentimos por ello viva satisfacción, lo repetimos.
Por esto fué para nosotros y para cuantos como nosotros piensan y lo mismo que nosotros desean, dia de in¬

pre suspirado, y de indicar cuanto en este seutido trabajó el Sóller desde su aparición, explicó lo que es y los frutos que por precisión ha de dar la enseñan¬
za intuitiva, de la que solo uua pequeña parte del vasto programa que abarca ha¬ bían podido admirar, y por la que pron¬ to sienten afición los pequeñuelos, á quienes se instruye jugando, mientras que jugando también se les enseña á obedecer á sus padres y esa disciplina escokr que tanto ha de valerles más
adelante. Alentó á las madres á que
manden á la escuela de párvulos á sus hijos, pidió al Sr. Alcalde proponga al Ayuntamiento destine las cantidades
necesarias á la adquisición del material
á aquella indispensable, y terminó dan¬
do cordial enhorabuena á la directora
de la nueva clase en particular, y en

en el negociado de policía del ministe¬ segundos, los minutos, las horas y los

menso júbilo el martes de esta semana, general á la Superiora y demás religio¬

rio de la Guerra.

años. La aguja central hace su evolu¬

y la particular y atenta invitación (que sas á cuyo cargo está el Colegio que han

ción en un siglo. Sobre los otros tres cuadrantes está emplazada una aguja,

Crónica Local

en el alma agradecemos) suscrita por la de bendecir eternamente las futuras ge¬ digna Superiora del colegio de Escolᬠneraciones del pueblo de Sóller.

El jubileo del Papa
Se lia celebrado en el templo de San Pedro del Vaticano la grandiosa ce¬ remonia organizada para solemnizar el jubileo sacerdotal de Su Santidad
León XIII.
Ha habido en la basílica cuarenta
mil personas.
El tiempo es magnífico, y á las cinco
de la mañana comenzaron á invadir el
templo los fieles y curiosos.
Han llamado extraordinariamente la
atención los trajes de varios católicos chinos que han asistido á la fiesta.
Nada menos que 120 estandartes de Asociaciones católicas había en el
templo. Al presentarse el Papa con su nume¬
roso séquito, en que figuraban veinte cardenales, fué saludado por las bandas de música y por nutridísimos aplausos del público.

marcando sobre el uno los días de la
semana, sobre el otro los meses del año
y sobre el tercero los días del mes.
Los años bisiestos no han sido olvida¬
dos; la irregularidad de los meses se ha previsto igualmente. El sol, que está figurado en el aparato, en su salida y en su puesta, recorre el espacio á las mismas horas que el verdadero sol, si¬ guiendo el curso de las estaciones.
Todas las mañanas, una hora antes
de aparecer el sol, todas las tardes al ponerse y al mediodía, un sacristán, oculto tras una pequeña puerta que se abre y se cierra tras él. se descubre con una mano y con la otra hace sonar el «Angelus» con una campana.
Después del «Angelus» del medio día, se oye una sonata musical, variada to¬
dos los días.
Los cuartos de hora suenan en dos
timbres diferentes, y las horas las dan do#e apóstoles, desfilando cada uno con

SEMILLA QUE NACE
Es tan viva la satisfacción que nues¬
tro corazón experimenta al ver. de tan¬ to en cuanto, que germina y nace algu¬ na de las muchas semillas que nuestro amor á la ciltura y á la prosperidad de este pueblo nos impulsó á sembrar en el vasto erial de su indiferencia, que, en el entusiasmo que esta misma satisfac¬ ción nos produce, con facilidad olvida¬ mos las punzantes espinas que, claván¬ dose en las manos que querían arran¬ carlas, bastantes veces las ensangren¬
taron.
Pero no nos pesa; este olvido hace que sea menor el desaliento que alguna vez sentimos y mayores nuestros deseos de continufr sembrando las plantas cuya fructificación otras nuevas dulzu¬ ras nos reserva de seguro para el por¬
venir.

pias para que asistiéramos oon objeto de presenciar un ejercicio de las parvulitas. la que más nos pudo halagar.
A las tres de la tarde, hora señalada
para empezar el acto, pasaron á ocupar los asientos presidenciales las autorida¬
des civil y eclesiástica de esta localidad; junto á la tribuna tomaron asiento co¬
misiones del Ayuntamiento y clero pa¬ rroquial y algunos padres de familia; el vasto salón, la antesala del mismo, la
nueva clase de dibujo y una gran parte del corredor contiguo llenábalo numero¬
so público, compuesto en su mayoría de madres de las niñas que á la clase de
párvulas concurren. Empezaron segui¬ damente los ejercicios. que dirigió Sor Amparo, directora de la nueva clase, y con los cuales dejó bien probada su ap¬ titud y demostrados sus profundos es¬ tudios pedagógicos, en especial sus co¬ nocimientos del método de Froebel, su
inteligencia y sobre todo su paciencia,

Seguidamente se obsequió á las uiñas, repartiéndolas dulces y confites, lo que absorbió bastante tiempo por ser en nú¬
mero considerable las alumnas asisten¬
tes, y con esto se dió por terminado el
acto.
Hemos dejado que corriera sola nues¬ tra pluma, impulsada por la satisfacción y el entusiasmo que de nuestro corazón
rebosan, y ha corrido ella tanto que re¬ sulta demasiado largo este escrito y, como nuestro, sumamente pesado. Ter¬ minárnoslo pidiendo á nuestros lectores mil perdones por ello y uniendo nuestra
débil voz á la autorizada que, en el acto de que nos hemos ocupado, deja¬ ron oir las personas ya mencionadas, para enviar nuestra más cordial felicita¬ ción á las Revdas. Madre Proviaciala,
allí presente, Superiora del Colegio y demás Madres sin excepción, especial¬

Después de celebrar la misa, Su Sa*-
tidad descansó en un camarín unos mo¬
mentos. asistido por un prelado, y tomó
unos sorbos de café.
Luego el Santo Padre dió su bendi¬ ción apostólica á los fieles.
El orden ha sido perfecto á pesar de
la enorme concurrencia.

un martillo sobre uñ timbre; el exterior
del cuadrante está adornado con escul¬
turas. y el frontón representa la Francia
industrial.
Mr. Rivet ha añadido además á su re¬
loj una señorita oculta tras una puerta. Esta señorita sale, saluda, dá las gra¬
cias. envía un beso al visitante que, in¬ teresado por la invención, tiene á bien
introducir en el tronco wna moneda

Hemos considerado siempre la ense¬ ñanza como fuente de bienestar; la ins¬ trucción y la educación de la juventud como la verdadera, como la única base de todo progreso; por esto en demos¬
trar la necesidad de crear nuevas es¬
cuelas y de construir espaciosos edifi¬ cios para las mismas en esta localidad, en despertar el interés de los padres de familia y en excitar el celo de las auto¬

que consideramos desde luego inagota¬
ble. Las tiernas criaturas, obedeciendo
con suma precisión al castañeteo que producia el instrumento con que mar¬
caba la directora todos los movimientos
y todas las variaciones de compás y aun de tema en los ejercicios orales, entraron en el salón cantado al unísono, con ento: nación admirable, himnos y plegarias
que con dificultad pronunciadas por

mente á Sor Amparo, á cuyo celo é in¬ teligencia débense los adelantos de las
párvulas, que admiramos; á las Autori¬ dades locales, que dieron mayor solem¬ nidad al acto presidiéndolo; al director espiritual del Colegio, que tanto se afa¬
na por conservar y aumentar la antigua importancia de éste; á los padres de fa¬ milia, que secundan la idea enviando á

Explosión del «Maine»

cualquiera.

ridades. nos hemos esforzado en todo aquellas lenguas angelicales llegaban la clase á sus hijas, y, en una palabra, á

tiempo, y nuestros lectores recuerdan al alma, cautivando y conmoviendo á la cuantos en una ú otra forma han contri¬

El martes último á las nueve y media
de la noche, ocurrió á bordo del acora¬
zado yankée «Maine» anclado en el puerto de la Habana, una terrible ex¬ plosión seguida de otras parciales que hizo cundir el pánico y la confusión en todos los sitios,desde donde se oyó.
Pasados los primeros momentos y
propagada la noticia de lo ocurrido,
acudieron al muelle todas las autorida¬
des y numeroso gentío. Ignoranse las causas originarias del
siniestro, afirmándose desde luego que
éste ha sido casual, cuya creencia está
apoyada en la opinión de personas pe¬ ritas, de que la explosión debió produ¬
cirse en el interior del buque en el cual se declaró en breve violento incendio.

Falsificación de abonos

sin duda aquellas campañas, y los mu¬ chos y bien escritos artículos que han

visto la luz en estas columnas, con los

Llamamos la atención de nuestros la¬ que plumas tan competentes en la ma¬

bradores sobre el origen y desarrollo teria como las de D. José Rullan Pres¬

unte los tribunales de Gante (Bélgica), bítero, D. Pedro J. Coll y Estades y don de una causa incoada por la falsificación Francisco Saltor, profesores todos ellos,

de abonos, cometida en grandes pro¬ se dignaron ayudar á esta Redacción en

porciones en perjuicio de los cultivado¬ la ímproba tarea que se había propuesto

res, y en la cual entienden diferentes realizar.

Audiencias. Para formar idea de la ex¬

Las escuelas de párvulos, esos centros

tensión del fraude qie se persigue, ba&-' de enseñanza intuitiva en que empieza

tará decir que en autos se señalan y á formarse la inteligencia y el corazón evidencian más de 800 falsificaciones de los niños en su primera edad, objeto

tan sólo en el distrito de Gante; que el de tantas atenciones en las naciones

juez de instrucción ha oído á más de cultas, e» no pocas ocasiones no» han

1.000 testigos, y que exceden de 600.000 causado envidia, y deseosos de ver entre

kilogramos los abonos adulterados ven¬ nosotros implantada mejora tan necesa¬

par.
Siguieron los ejercicios de pronuncia¬ ción, de aritmética, de doctrina, de geo¬
grafía, de gramática y de mímica, que
nos llevaban de sorpresa en sorpresa, alternando cada lino de ellos con cantos
que al mismo tiempo que educan la voz
desarrollan los tiernos pulmones de las niñas, y acabó el acto con un gracioso diálogo entre las inonitoras y las más aventajadas alimañas que causó la admi¬ ración y arrancó frenéticos y atronado¬ res aplausos al público, que más ya no pudo contener el entusiasmo que todos los corazones embargaba.
El Sr. Ecónomo usó de la palabra el pri¬ mero para manifestar á las Madres cuan

buido á la mejora y por ende al júbilo inmenso que nos proporciona hoy el ver cumplido uno de nuestros más vehemen¬
tes deseos.
El carnaval de este año puede decirse
que no es de los más animados que en
este pueblo se han visto. A excepción de los bailes del nuevo salón «El Tempo¬ ral», que rebosan de máscaras, en todos los demás, si en realidad no falta anima¬
ción, no es esta tanta ni tan alegre y bulliciosa como la de otros años. ¿Por¬ qué será? ¿Falta humor, ó lo espera la juventud para los tres últimos bailes de la temporada?
* ❖*

En la catástrofe perecieron varios ofi¬ didos por los corredores de la Sociedad ria, hemos apoyado con todas nuestras agradablemente sorprendido había que¬ El sábado de la última semana dió la

cíale» y de ella fué víctima dos terceras Vermeyen y Compañía. Las materias fuerzas la idea de convertir en higiéni¬ dado al ver los adelantos de unas niñas sociedad recreativa «La Unióu» el pri¬ partes de la tripulación entre muertos y estimadas corno abonos constituían una cos «Jardines de la Infancia», en los que de tan corta edad, y después de aplau¬ mero de lofe dos bailes de máscaras que

SO LLER

anunciamos, exclusivamente para los socios y señoras que tengan éstos gusto
•en acompañar. Las señoritas de la casa, como en
nuestro anterior número las llamamos,
quisieron seguir la moda que impera en
las sociedades de la capital, y prepararon
sus disfraces para asistir únicamente al segundo y último de los bailes menciona¬ dos; así es que en el primero no abunda¬ ron las mascaritas, pero debemos decir •en honor á la verdad que llamaron la atención por su elegancia y que fueron
objeto de toda clase de atenciones las pocas que se dignaron concurrir.
Es muy probable resulte esta noche
pequeño el vasto salón.
La antigua y acreditada casa délos
Sres. Colora y Comp.a, de la Habana, re¬ mitió en el último correo á nuestro Di¬
rector una letra de 100 pesetas y una
atenta carta suscrita por el socio de
aquella, nuestro paisano y estimado ami¬ go D. Guillermo Colom y Muntaner,
suplicándole se sirviera hacer entrega de la expresada cantidad á la «Junta lo-
•cal de Protección al soldado». La letra fué cobrada en la sucursal
•en este pueblo del «Crédito Balear» á cuyo cargo estaba estendida, y conforme
•con las órdenes recibidas quedó hecha •en el acto la entrega de la mencionada
.suma en la depositaría de la Junta local «le referencia, como vieron sin duda los lectores de este periódico en el número anterior, que publicamos la lista de do¬ nativos que ha recibido ésta última¬
mente.
Honra sobremanera á la Casa Colom
y C.a, de la Habana, su generoso despren¬ dimiento, y por él en nombre propio, en
el de los soldados infortunados y eu el de
la agradecida Junta local qúe para éstos pide, enviárnosla las gracias más expre¬
sivas.
El lunes llegó á este puerto el vapor ■correo «Lulio» precedente de Barcelona,
y ¡para el mismo punto salió al anoche¬
cer á la hora de itinerario.
El martes muy de mañana entró el «Isleño», procedente de Palma, y des¬ pués de cargar diferentes partidas de naranja que tenia preparadas salió para
Cette directamente.
El «León de Oro» llegó también el martes procedente de Cette y Barcelona,
y después de carga)1 naranja exclusiva¬
mente, de común acuerdo la Compa¬
ñía con los industriales que teman pre¬
parada carga para Barcelona, y que para favorecer á los propietarios y comer¬
ciantes se han avenido en demorar el
embarque hasta el próximo viaje, salió
directamente para Cette el jueves por la
mañana.
En el oratorio del colegio de M.M. Escolapias celebróse el jueves solemne fies¬ ta de desagravio, con exposición del

Santísimo Sacramento. En la misa ma¬ y el persenal del mismo, desplegando

yor predicó el M. I. Sr. D. Cándido Sán¬ un celo poco común, han logrado elevar
chez, teniente-vicario castrense de esta el «Banco de Sóller» á la categoría de

provincia, quién con arrebatadora elo¬ los primeros provinciales, siendo hoy

cuencia trató extensamente de la nece¬ uno de los mejor reputados y de los de

sidad de la instrucción religiosa.

más sólido crédito.»

Por la noche precedió á la reserva un
devoto ejercicio, con plática por el Re¬
verendo Ecónomo de esta parroquia.

Nos complacemos, como buenos sollerenses, en poder transcribir frases tan halagüeñas, que publicadas por un pe¬

Según hemos leído en algunos de nuestros colegas de la capital, ha sido nombrado Juez de primera Instancia del partido de Inca nuestro paisano y distinguido amigo D. Juan Ripoll y Es¬ tajes, que desempeñaba igual cargo eu
el de Oliva.
Felicitárnosle cordialmente.

riódico tan imparcial, tan sério y tan competente, honran sobremanera al men¬ cionado establecimiento local y al pue¬ blo que lo sostiene.
Queda ya en los huertos de toda esta comarca poca cantidad de naranja y de seguro en Francia abunda más que en las últimas semanas, pues que se habían

hecho pedidos que más tarde se mandó

El domingo último celebró sesión la suspender.

«Junta local de Protección ai soldado»

Los precios se han mantenido poco

y en ella se acordó:

tiempo á 35 reales la carga, si es cierto

Hacer constar un voto de gracias por lo que se nos dice áe que se han pagado

sus donativos al Meo. Ayuntamiento de partidas á 40 y que aun á este precio

este pueblo y á los Sres. Colom y Com¬ niéganse los propietarios á vender.

pañía, de la Habana, como igualmente á Los limones continúan pagándose á

todos los demás donantes cuyos nom¬ 8 pesetas la carga.

bres, pseudónimos ó iniciales figuran en"

las listas, y á los Sres. médicos D. Jaime Sabemos que mañana por la tarde en

A. Mayol y D. Juan Marqués por las la plaza de toros de esta villa se repre¬

visitas hechas hasta la fecha á los sol¬ sentará «La Adoració deis Reys Magos»

dados enfermos, y cuyo importe no han por una compañía de jóvenes aficiona¬

querido cobrar.

dos, vecinos del pueblo de Valldemosa.

Que en lo sucesivo se auxilie á los Estos al comunicarnos la noticia dicen-

enfermos, además de con la subvención nos que por carteles darán al público

ordinaria, con los medicamentos y ali¬ más detalles.

mentos que su estado y necesidad recla¬

men y que los facultativos ordenen.

A última hora hémonos visto precisa¬

Y por último, que supuesto que en dos á retirar el original que contenia el

este puerto han desembarcado soldados extracto de los acuerdos tomados por e'1

mallorquines enfermos ó heridos proce¬ Ayuntamiento en su última sesión, por

dentes de las guerras -coloniales, so soco¬ faltarnos espacio eu el presente número

rra á los que en lo sucesivo desembar¬ y tener compuestas ya las demás seccio¬

quen, según sean sus necesidades, que¬ nes que publicamos. El retirar una de dando facultados los señores de la Junta estas, siendo como es algo avanzada la

para ello, y que este acuerdo se comuui- hora, retrasaría los trabajos de composi¬

que á los consignatarios de los vapores ción y tiraje, por lo que sufriría tam¬

y se les suplique se sirvan dar aviso bién mucho retraso la publicación del

cada vez que alguno de dichos soldados periódico. Publicaremos dicho extracto

venga por esta via.

en el número próximo.

Muy bien. La «Junta local de Protec¬

ción al soldado» trabaja sin descanso para cumplir el caritativo fin que se ha impuesto; el pueblo de Sóller debe se¬ cundarla, con la seguridad de que los que la ayuden han de hallar, como los señores de k Junta, la principal recom¬ pensa en la satisfacción que produce el hacer bien, la seguridad de haber con¬ tribuido á enjugar alguna lágrima.
La Estafeta, sin duda la más impor¬ tante revista financiera de España, ocú¬ pase en su último número del balance del «Banco de Sóller», de que dimos nosotros cuenta; y de esta sociedad lo¬ cal, entre otras cosas que por falta de espacio no nos es posible reproducir,
dice:
«El público, otorgando ilimitada con¬ fianza á este establecimiento de crédito,

El domingo último, á la hora anuncia¬
da, verificóse el sorteo de los mozo^del actual reemplazo. La plaza de la Cons¬
titución estuvo animadísima con el ex¬

presado objeto y los concurrentes sepa¬ rábanle mustios ó alegres, según había
sido favorable ó adversa la suerte á ellos

ó á sus allegados. He aquí á continuación los nombres
de los mozos sorteados con expresión del número que les correspondió en el sorteo expresado:

Juan Planas Vila.

.1

Jaime Serra Pascual.

.

2

Jaime Ganals Frau. Guillermo Morell Ruilan.

.

3

.

4

José Puig Coll.
Antonio Darder Vicens.

.

5

.

6

Amador Castafier Bernat.

.

7

Jaime Deyá Trías.
Pedro Juan Ruilan Ruilan.

.

8

.

9

Antonio Manar Jaume.

. 10

Miguel Pons Ferrer.

. 11

Gabriel Casasnovas Gañellas. Jaime Coll Casasnovas. Pedro Juan Marcús Casasnovas. Antonio Bauza Castañer.
Juan Mayol Albertí. Jaime Juan Colom Noguera.
Juan Arbona Bauzá.
Juan Mayol Deyá.
Juan Ballester Castañer. Amador Coll Marqués.
Miguel Bauzá Bernat.
Juan Bernat Pizá.
Bartolomé Castañer Castañer.Antonio Desclaux Bauzá.
Bartolomé Muntaner Ruilan. Bartolomé Trias Morell.
José Ballester Ripoll.
José Enseñat Bauzá.
Mateo Colom Canals.
Buenaventura Mayol Lafoux. Miguel Estarellas Pons.
Alfonso Castañer Oliver. Guillermo Ros Estades.
Miguel Bernat Miró.
Juan Colora Scarxell.
Miguel Bauzá Casasnovas.
Jaime Pons Bennasar. Bartolomé Frontera Bernat.
Joaquín Borras Barceló.
Damián Planas Colom.
Jorge Oliver Ferrer.
Juan Alorda Malondra.
Antonio Busquets Nadal. Miguel Bauzá Bisbal.
Jaime Colom Mora.
Guillermo Marqués Rullqn. Pedro Antonio Alcover Morey. Miguel Deyá Oliver. Cristóbal Seguí Castañer. Bartolomé Castafier Caparó. Buenaventura Tomás Mayol. Miguel Trías Palou. Guillermo Noguera Martí. .José Cifre Seguí. Joaquín Forteza Fortoza.
Gabriel Arbona Canals.
Francisco Pons Oliver.
Bernardo Bisbal Oliver.
Damián Arbona Bauzá.
Miguel Bauzá,Pons.
Antonio Juan Mora Alcover.
Bartolomé Ruilan Arbona.
Antonio Soler Morey
Pedro Juan Frontera Oliver.
Antonio Joy Joy. José Castañer Marqués.
Cristóbal Ferrer Ferrer. Onofre Bauzá Castañer.
Gaspar Borras Ferrer. Bartolomé Oliver Sampol.
José Mora Borras.
Juan Ruilan Puig.
José Bauzá Bisbal.
Jaime Ripoll Deyá.
Jaime Borras Ruilan.
Juan Frontera Mayol.
Damián Colom Morell.
José Colom Llabrés.
José Vicens Ferrer.
Juan Daniel Puig Enseñat. Buenaventura Mayol Puig.
Jaime Ribas Mir.
Cristóbal Colom Noguera. Miguel Frontera Ferrer.
Juan Cardona Vicens. Antonio Oliver Barceló.
Guillermo Vicens Magraner.
Juan Fluxet Canals.
Francisco Bujosa Jaume
Francisco Canals Frontera. Nicolás Llabrés Morell.
Andrés Ruilan Arbona.
-O-

. 12 . 13

CULTOS SAGRADOS

. 14 . 15 . 16
. 17
. 18 .19 . 20 . 21 . 22 . 23 . 24 . 25 . 26 . 27
. 28
, 29 . 30
. 31 . 32
. 33 . 34
. 35
. 36 . 37 . 38 . 39 . 40 . 41
. 42
. 43
. 44 . 45
. 46
. 47

En la iglesia Parroquial.-—Mañana,
dia 20, empezarán las cuarenta horas que los devotos del Sagrado Corazón de Jesús dedican á su gloria en desagravio de las muchas ofensas que recibe en nuestros días de la ingratitud de Ib# hombres. Por la mañana, exposición y misa cantada á las seis. Comunión ge¬ neral á las siete y media. A las nueve y media se cantarán horas y misa mayor con música y sermón que predicará un Padre de los misioneros de los Sagrados Corazones de Jesús y de María. Por la
tarde á las dos y media vísperas, comple¬
tas y maitines. Al anochecer empezará el triduo por dicho orador.
Dia 21.—-Por la mañana, á las seis exposición y misa solemne. A las nueve y media horas y misa mayor. Por la tar¬ de, á las tres, vísperas, completas y mai¬
tines. Al anochecer, se continuará el
triduo con igual solemnidad. Dia 22.—Por la mañana, á las seis
exposición y misa solemne. A las nueve
y media horas y misa mayor con sermón. Por la tarde, á las tres, vísperas, com¬ pletas y maitines. Al anochecer se con¬ cluirá el triduo y acto seguido procesión
De-Deum y reserva.
Dia 24.—A las siete y media, duran¬
te la celebración de una misa se hará el
ejercicio mensual dedicado á San Bar-
tolomé.

. 48 . 49 . 50

Registro Civil

. 51

. 52 . 53 . 54 . 55

Nacimientos. Varones 1.—Hembras 0.—Total 1.
Matrimonios.

. 56

Dia 17.—D. Miguel Frontera Trias,

. 57 soltero, con D.a María Lopategui Colora

. 58 soltera.

. 59

Dia 19.—D. Jacinto Castañer Vicens,

. 60 con D.a María Castañer Castañer, sol¬

. 61 tera.

. 62

Defunciones

. 63

. 64

Dia 14.— D.a Josefa Melendez Ma-

. 65 yans, de 65 años, casada, calle de Saia

. 66 Jaiij»e.

. 67

Dia 15.—D. Bartolomé Miró Ozonas,

. 68 de 82 años, viudo, calle de la Luna.

. 69

'«=e-rr>-<s>»<ns3*»*

. 70

. 71 MOVIMIENTO DEL PUERTO

. 72

. 73
. 74
. 75
. 76
. 77
. 78
. 79
. 80
. 83 . 82
.83
. 84 . 85
. 86 . 87
. 88
. 89
.90
. 91
, 92
. 93

Embarcaciones fondeadas
Dia 14.—-De Bareelona, en 10 horas, vapor Lulio, de 405 ton,, #ap. D. Pedro Aulet, con 27 mar., pas, y efectos.
Dia 15.—De Palma, en 5 horas, vapor
Isleño, de 314 ton., cap. D. R. Pifia, con 20 mar., pas. y efectos.
Dia 15.—De Cette y Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 278 tone¬ ladas, cap. D. G, Mora, con 16 marine-
pos, pas. y efectos.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 14—Para Barcelona, vapor Lulio, de 405 ton., cap. D. P. Aulet, con 27 mar. y efectos.
Dia 15.—Para Cette, vaporlsleño, d« 314 ton., cap. D. G. Pujol, con 20 ma¬ rineros, pas. y efectos.
Dia 16.—Para Barcelona y Cette, va¬ por León ds Oro, de 278 ton., cap. don G. Mora, con 16. mar., pasaje y efectos,

ENSAYOS CIENTÍFICQSY LITERARIOS

recientes, y con todo revisten el carácter de leja-

mis fechas.

c

Que el mamut, el megalcrio, el elefans primíge-

nius etc. hayan empezado á existir muchos miles

de años antes que el hombre, puede y debe ad¬

mitirse; y aun convendremos en que, por su ca¬

tegoría, serían los primeros en presentarse á Adan

inocente para rendirle homenaje, vivir, en los al¬

rededores del Paraíso, formar su guardia de ho¬

nor y embellecer con sus colosales figuras aquel

lugar de delicias. Admitiremos también que di¬

chos animales pudieron ser víctimas de los cam¬

bios bruscos y trastornos atmosféricos acaecidos en

el globo durante los glaciares, en que la vejeta-

ción dejó de lucir su esplendorosa exuberancia, y

la temperatura general, antes uniforme, se redu¬

jo á zonas de gradación, sino iguales, al menos

parecidas, á las que ahora tenemos. Los diluvios

que siguieron á los glaciares, y otras muchas cau¬

sas para nosotros desconocidas, pudieron influir

igualmente en su extinción. No vemos tampoco

dificultad alguna en admitir que habiendo sido

creados aquellos seres en la época terciaria y ha¬

biendo avanzado ya la cuaternaria, pagasen el

tributo á la ley, al parecer, establecida por el

Creador, de que las especies de una época desapa¬

reciesen en la subsiguiente. Pero- todo esto, lejos

de envejecer al hambre,, le rejuvenece, demos¬

trando que fué la última obra salida die las ma¬

nos de Dios.

La falsa ciencia ha reconocido- que por esta

camino nada avanzaba para alargar la fecha de

la existencia del hombre y, en sus apuros, ha

recurrido al argumento de los fósiles, á los restos.

LA ANTIGÜEDAD DEL HOMBRE EN LA TIERRA
Y SUS PRIMEROS PASOS EN LAS BALEARBS

humanos coexistentes con los de aquellos anima¬ les, que si bien aumentan las dificultades, en cambio abren extenso campo á la controversia donde suelen enredarse los incautos y caer en el lazo tendido por la mala le.
En este terreno seré preciso seguir á los ene¬

migos de la Revelación para convencerles de que

tampoco en él podrán establecer principio alguno

en apoyo de la ilimitada antigüedad del hombre. Conocido es de- todos el ruido que promovieron
en el mundo científico los cráneos y otros despo¬
jos humanos, mezclados con huesos de elefans

primigenias del mamut, y de otras especies extin¬ guidas, descubiertos en las cavernas, debajo de
un subsuelo de estalágmita que, al parecer, de¬
bía remontarse á épocas muy lejanas; pero tam¬
bién lo es que, examinado el subsuelo, aquellos

despojos resultaron haber sido arrojados allá por aguas torrenciales, hallándose muchos de ellos
revueltos con cerámica y pedazos de cuchillos de

piedra labrada; sin embargo, muchos quisieron ver en aquellos restos al hombre primitivo, exis¬ tiendo en épocas perdidas en la inmensidad del tiempo, y, formándose un ideal geológico, amon¬
tonaron millones de años sobre aquellos restos,

sin más fundamento que los delirios de una ima¬

ginación calenturienta, si no- hemos de atribuirla
á su animosidad y mala fé¿Negamos' acasa los diluvios de que nos habla-
la ciencia?

La Sagrada Escritura nos descrió* el universal

que bien bastaba para producir todos aquellos

efectos,

.

• . .

,

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
¡Es que se hallaban cubiertos por un lecho de estalágmita de mucho espesor!
¡Cubiertos de estalágmita! ¿Qué tiempo se ne¬ cesita para formarse una de estas capas de piedra
de dos á tres metros de espesor en cuevas donde abunde en la superficie de la bóveda el agua saturada de carbonato de cal, v en su interior
haya exceso de ácido earbónico y calor suficiente para producir la evaporación?—La química, ape¬ sar de los poderosos medios de que dispone, se guardará muy bien de señalar fechas, ó el tiem¬ po indispensable para la producción de unas sales que no siempre cristalizan y se aglomeran con la misma lentitud ó rapidez. Las leyes que ope¬
ran en las causas actuales podrán darnos,- en tésis razonable, idea del modo como procedió la naturaleza al formar los extratos que constitu¬ yen los diferentes terrenos sedimentarios del glo¬ bo, mas no del tiempo empleado en cada uno de
ellos.
Admitamos, sin embarga, la teoría de las cau¬ sas actuales coum continuación de las que forma-' ron las estalácticas- que tanto admiran y exaltan las poetas en las justamente celebradas cuevas de Artá, del Drach y otras de nuestras islas- Par¬ tamos del resultado obtenido por el Sr. Landerer en su,análisis químico de las aguas' potables de la Caramella, llevadas á Tortosa, nacidas en capa» calizas del terreno cretácea, que1 le dieron 32 centigramos de carbonato cálcico1 por litro, (a} Una estaláctica que deposito' media látra de agua-
(a). Principios dé Geología y Paleontología, por l). José burderes*..

4

SO JLJLE n

METE OROL 0 GÍA.--l.a quincena de Febrero.

OBSERVATORIO BE D. JOSÉ RULLÁN PIRO.—CALLE BE S. PEDRO

OBSERVATORIO DEL PARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS

Manan Tarde Mañana Jsrfe

g

g
a

Seca.

Hdo.

Seco

Hd

TARDE VIENTO Atmosfera Plvk

iTer.

Dirección

del Bar.

Fue rza

1
TJ

ÍMÍi ÍF Bar. Mil»

M Maña. Tarde Milis.

&
8# >

G.o*

w

iteraciones

15 18 13 15 12 10 14 14 14 13 15 46 16 17
15 54 16

8’4 7’6 15’0 12’4 10 776 10 775 8. N.

» D. D.

0*6

8’0 6'4 18’0 13’0 10 773 11 773 s. S. » » D. D.

lvl

•>

12'4 iro 11*2 10'4 11 771 13 770 «. O.

» Ll. Ll. 2*9 0*8

12’4 9’8 14’8 10-6 11 765 13 760 N. O. » s C. D.

1*3

11’4 8'8 8’4 6’8 11 755 14 755 E. E. ■ fi T C. LL 3*8 P8 Nieve.

9'O 4’2 10*0 5*8 11 765 13 767 N. O. T T D. D.

4*5

8-8 7*4 14*0 12’0 11 769 U 768 S. s. » » C. ©.

1‘0

8'8 7’8 ;13'0 10*4 10 769 11 769 s. 0. » » C. D.

D0

ÍO’O 8*0 12*8 104 10 769 11 769 s. N. »

Ll. D. 2*3 0*5

7'8 64 43'8 14’0 11 771 11 771 8. S. » » D. D.

D5

7’4 6’4 13’4 10*8 10 773 12 772 O. N. » » D. D.

0*9

8’8 7’6 13'4 ii’4 11 773 rll 773 s. O.

» D. I).

1*4

6'0 4'8 14’8 11*8 11 7.74 lil 7.74; E. íO. » » D. D.

DI

6’4 4’0 1@ O 12*2 10 774 11 774 E. N. » » D. D.

1*9

6'8 -5’8 14*8 12*0 10 775, 11 775 S. N. » » D. B.

1*5

"fhil'i i : ¡¡'y

; . i'

f

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

Jas 3

ana.

S*

oo

JuÉ.

metro del
Baro-

Baró¬ metro

metro «el
Baró¬

Baró¬ metro

Dire<:ción

metro. n.o de vueltas

durante

S& Moa. TU Máxi¬ ma.

Míni¬
ma.

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

Milí¬ metro. Milí¬ metros Grados metros

las 24 horas.

1 17*0 2 17*0 3 190 4 22*0 5 22*0 6 22*0 r¡ 7 22‘0 í 8 16*0 i 9 16*0 1 10 16*0 11 17*0 1*2 17*0 13 17*0 14 17*0 15 L7*0

8*0 90 60 7*0 5*0 7*0 7*0 7*0 7*0 8*0 6*11 6*0 7*0 7*0 10*0

17*0 19*0 22*0 22*0 22*0 22*0 16*0 16*0 16*0 17*0 170 17*0 17*0 ■17*0 18*0

10*0 12*0 12*0
9*0 6*0 7*0 10*0 8*0 9*0 8*0 8*0 8*0 8*0 9*0 11*0

13*0 13*0 13*0 14*0 14*0 13*0 13*0 13*0 13*0 13*0 14*0 14*0 14*0 15*0

766*0 15*0 765*0 14*0 761*0 14*0 754*0 14*0 744*0 14*0 754*0 14*0 759*0 13*0 759*0 13*0 760*0 14*0 762*0 14*0 762*0 15*0 762*0 15*0 763*0 14*0 766*0 15*0

766*0 N. 765 0 N. 761*0 NO. 749*0 NO. 746*0 NO. 759*0 NE. 757*0 SO. 759*0 NE. 760*0 N. 762-0 N. 763*0 N. 762*0 N. 764*0 N. 767*0 SO.

N. N. NE. NO. NE. N. SO. NE. N. N. N. N. N. SO.

4.914 3.171 27.401 37.141 197.191 141.214 12.917 4.141 3.144 5.417 7.141 4.014 5.419 6.414

Atmosfera Plvk

o
4-4

O

1

o

M* Tarde Milis.

§■
w

D. ~dT

2*0

D. d.

3*0

C. c.

2*0

D. D.

4*0

C. Ll.

' 2*0

D. D.

5*0

D. D.

4*5

D. D.

2*0

D. D.

3*0

D. D.

2*0

D. D.

2*4

D. D.

2*0

D. D.

3*0

D. D.

3*5

Okerraciofits

NOTA.. Cuando la casilla de la fuerza de los vientos está en blanco indica que la corriente era apenas perceptible, la S. indica que es suave, la®*, fuerte, la T. tempestuoso y la TJ. uracanado. El estado del cielo, en la casilla Atmósfera, se señala ñor hts inciales: D. queándaca despejado y C. cubierto. Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde. Los-termómetros están á la sombra.
OTRA. En el observatorio del «Faro de la Punta Qrossa,»los instrumentos están á 101 metros 620 milímetros sobro el nivel del mar.

Los anutccios que se inserten en esta sección pagaran: Hasta tres in4er cierta á razóu de 0‘05 pesetas la linea; hasta cinco inserciones á razón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘0’2 pesetas.
El valor ra mimo de un'anuncio, sea cual ‘fuere ti número de líneas de que se componga, será de 0'50 pesetas.
•Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, so conta¬ rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de unLEaonscloacloutm m eruncneairca1a5pd0loaspntayaslao.,nsudpnercel icdoiesosdoofsiscoina3 ldepostabpsle.a,sgy,ayraástnrí ipáenleraisgzeuónnallapdersoOep‘g0ou5rncdiDóaeosna¬. tas y los reclamos á razón de 0'10 ptas. la linea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayer.
eíoñtJ°**rlP*°re" ‘,t*frutar*ín «na rebaja de na » pvr

O jSUPEBI

LA SOLLERENSE SERVICIO DECENAL DE

legítimo de puerto-rico

JOSE COLL

ENTRE

á 7 Meales litro.

CER8IRI j PORT-BOU (Fronte fM-eapsítli)

Aduanas, transportes, comisión,

Se vende en casa de Pedro Antonio Pizá,—Calle
del Pastor,—SÓLLER.

consignación y tránsito

Agencia especial para el trasbordo y

SOCIEDAD BARCELONESA DE GUANOS

reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescado 1.

por el magnifico y veloz vapor

BARCELONA

LEÓN DE ORO
Calidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id.

GUANO POMES-POMAR
el más acreditado, el más barato y el de más con¬ sumo de España
A Sil pesetas saco. Tomando lO sacos á
S# pesetas id.
DEPÓSITO EN CASA DEL REPRESENTANTE
D. MIGUEL COLOM CALLE DEL MAR.-SOLL<ER-(Baleares)

Hace saber á su numerosa clien¬
tela y ai público en general, que
ha trasladado su domicilio á la ca¬
lle de la Victoria n.° 22, en donde
encontrarán sus favorecedores to¬
das las comodidades apetecibles, habiéndose hecho grandes reformas en la Galería y mejorado conside¬
rablemente el Taller. Como siem¬
pre hará toda clase de trabajos fo¬

Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.
Ciasigaalarios. EN BARCELONA.—Sres. Rosich Cárles y Comp.a, Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—D. Guillermo Coiom, Quai Com\\mandant Samary-5.
L’ UNIÓN
Cempañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

#Tinta negra Siglo XIX^Tinta comunieativa^Tinta violeta^

tográficos, tanto en la mencionada
casa como en el domicilio de

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬

#Tinta carmin^Tinta para sellármete., etc.^

sus parroquianos, y tendrá en ven¬ SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

Jjn hay en venta en el establecimiento h& ta variadísima colección de vistas CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los

ilieiSIBll-San Bartolomé-17-SOLLER.

de edificios, paisajes, casas de cam¬ daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas dé

po, jardines, etc., etc.

alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

EL MOSAICO

Retratos y grupos en todos ta¬ maños, reproducciones y retrato»
al óleo.

Capital social .

.

.

..

.

Reservas ......

Primas á cobrar ....

10.000,000 8.705,000
74.287,038

Francos
„

Celestino TV/'^-Fotógrafo

Colección de escritos literarios en verso y prosa

VICTORIA,-22—SOLLER.

Total

92.992,038

DE
Meo i§ Alcántara Pifia y lieslau

BÁ1IIAH FRONTERA MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).

Capitales asegurados . . 15.127.713,242

„

Sienestros pagados ...

194.000,000

SEGURO I>E COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los dé

BASES PARA LA SUSCRIPCIÓN: La obra se publica por entregas semana¬ Almacén de calzado de todas trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobré

les ó bisemanales de treinta y dos páginas de texto, impresas esmerada¬ clases y objetos de peletería.

la era.

mente en buen papel y con su correspondiente cubierta.

Importaciones directas de los Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 2¡0, 22

Cada entrega vale veinte y cinco céntimos de peseta en Palma y treinta principales mercados del mundo, y 24.—Director, Ai. Gés.-—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samári-

en los demás puntos; pudiendo los suscriptores, si así les conviniere, renovados quincenalmente.

tana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

recibirlas por cuadernos de cuatro en cuatro entregas al precio de una Fábricas de curtidos y de calza¬

venderse peseta el cuaderno en todos los pueblos de Mallorca.
Las entregas sueltas ó atrasadas valdrán cincuenta céntimos de peseta.
Con una de las primeras entregas se regalará á cada suscriptor un

do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas
en toda la Provincia.

EST LA FINCA
Es Plú d‘ en Bieleta

Desea

una

casa cómoda, nueva y espacios^,

retrato del autor en fototipia. En el Establecimiento de Artículos de Escritorio, “La Sinceridad,,
calle d« San Bartolomé n.° 17, Sóller, se admiten suscripciones.

VENTAS AL POR MAYOR

de B. Jaime Drill

flíVtay En la calle

existe un extenso vivero, en el cual

situada en la calle del Padre Baró,
de esta villa.
Dará informes Sebastian Sbert,

naranjos y palmeras en macetas para podrán escoger las personas que calle del Pastor n.° 47.—SÓLLER.

liras de 1í líitonio Sol y tossello FIEL CONTRASTE DE PESAS Y MEDIDAS DE ESTA PROVINCIA IHasv Ots.

vender; también los hay de plantel.
PANADERIA
DEL MORO VIEJO
DE
Bartolomé Castafier Beyá
SINDICATO 163—TAHONA N.° 48

deseen hacer nuevas plantaciones en sus huertos, NARANJOS Y LI¬ MONEROS de clases superiores y
de todos tamaños.
Vencidas las dificultades que ha¬ bíanse presentado siempre para el transporte rápido y económico á Francia de los naranjos de jardín, tan

(US 11IICB DI LIBROS
DE
LUIS FÁBREGAS
BROSSA-22-PALMA.
Surtido completo de toda clase de li¬ bros antiguos y modernos.

Mmual práctico de Aritmética del sistema métrico-decimal. .

Reducción completa de todas las pesas y medidas de Mallorca

(en rústica)

Reducción completa de quintales á kilogramos y viee-versa,

con el 4 p§ y sin él

„

.

.

.

Reducción completa de cuartillas de tino á litros y vice-versa. Catálogo que contiene las equivalencias de todas las unidades

de pesas y medidas de Mallorca al sistema métrico decimal

y vice-versa.

.

Libro de cuentas heclias por pesetas y céntimos de id. . . .

l’OO U75 0’75
0’50
(T25 P25

PALMA DE MALLORCA
PREMIADO CON MEDALLA DE Oró en la «Exposición Balear»-Sóller-1897
Esta antigua y acreditada pa¬
nadería envía semanalmente gran¬
des pedidos de pastas especiales para la villa de Sóller, como son: cocas, craspells, galletas y similares.

solicitados por los sollerenses que quieren complacer á aquellos de sus parroquianos que desean ad¬ quirir esta clase de frutales de ador¬ no, en lo sucesivo por el insignifi¬ cante precio de 15 REALES uno, podrán tenerlos en el muelle de
Cette.
Diríjanse los pedidos á José Pizá

No compréis ninguna obra de lujo sin visitar antes esta casa, pues las halla¬
reis ricamente encuadernadas desde un
25 hasta 60 por 100 de rebaja sobre su
valor total.
En las ediciones de lujo que tuviesen que pedirse al continente por haberse agotado la existencia en esta casa, se
rebajará cuando menos un 20 por 100. Se compran libros en pequeñas y gran¬
des partidas.

De venta en la librería de «Lt Sinceridad», calle de Sin Birtolo-

Se dá comisión á las tiendas (á) Parriñola, cali® de la Rectoría, Ventas al contado y á plazos.

mó, 17.—SOLLER.

y vendedores.

—SÓLLBfi.

SOLLER'.—ímp de «Da Sinceridad^ *