¡ftíjO XIII.--2.a EPOCA.—NUM. 563
¡ftíjO XIII.--2.a EPOCA.—NUM. 563

SÁBADO 15 DI ENERO Di 1893

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: D. Guillermo Marqués—General Pavía-7-Arecibo (Pto.-Rico.) Méjico: D.Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN:

Juan Marqués y Arbona,

¿ Calis de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN;
España: 0’5Q pesetas al mes. ->
Francia- 0’75 francos id. id.} PAGO ADELANTADO
América: 0 20 pesos id. id. j
Números sueltos—O’IO pesetas. Id. atrasado^ 0’20 pósóta's.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seráD. responsables sus ¿Altores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
UN ERROR JUDICIAL
Vivía en Vladimir un comerciante
llamado Aksenor, .el cual poseía dos
tiendas y una casa. Cierto dia resolvió ir á la féria de
Nigni-Novogorod, y al despedirse de su mujer, ésta le dijo:
—No te vayas, Iván. He tenido un sueño horrible, en el que te me has apa¬
recido con la cabeza cana.
Aksenor se echó á reir y exclamó: —Nada temas: voy á la féria y de ella te traeré muy buenos regalos. Iván partió al fin y al término de la primera jornada encontró en el camino á un mercader conocido suyo, con el cual entró en una posada, con objeto de pasar allí la noche. Los viajeros cenaron juntos y luego
fueron á acostarse en dos habitaciones
contiguas.
Aksenor era muy madrugador y, por consiguiente, se levantó al rayar el alba y llamó al postillón para proseguir su viaje.
Pagó después al hostelero y partió.
Al cabo de cuatro horas de marcha
detúvose de nuevo en una alquería para descansar y tomar algún alimento.
Cuando iba á sentarse á la mesa, pre¬
sentóse de pronto un polizonte acompa¬
ñado de dos subalternos.
Acercáronse los tres á Aksenor, á
quien el funcionario del Estado dijo: —¿Dónde has pasado la noche última?
¿Quién eres? ¿Cómo te llamas? —¿Por qué me interrogáis de ese mo¬
do? Yo no soy ningún bandido, y viajo para asuntos particulares.
—Te interrogo porque el mercader con quien has pasado la noche ha sido
asesinado.
Los polizontes registraron acto con¬ tinuo la maleta de Iván, y encontraron
en ella un arma blanca manchada de
sangre.
—¿A quién pertenece este cuchillo? Aksenor. lleno de espanto, no sabía qué contestar. Sin embargo, á los pocos instantes
exclamó:
—Ese cuchillo no es mío y... no sé... nada de lo que me decís.
—Esta mañana han encontrado muer¬
to en la cama á tú compañero, y tú eres el autor del crimen. ¿Cuánto dinero le
robaste?
Aksenor juró por Dios que no era cul¬ pable, y que nada había robado.
El polizonte ordenó que ataran álván y le llevaron á la prisión del pueblo más
inmediato.

Juzgado por los tribunales, fué con¬ denado á la pena de destierro por ladróu
y asesino.
Aksenor pensó que sólo Dios conoce la verdad, y que hay que fiarlo todo á
su misericordia.
Desde aquel día, Iván cerró el alma á la esperanza y no hizo más que orar.
Al día siguiente de haberse dictado la sentencia, Aksenor fué enviado á Si-
beria.
El infeliz comerciante permaneció allí
veintiséis años. Su cabello había enca¬
necido, y su rostro se había transforma¬ do de un modo singular.
Durante las horas de ocio leía un
Martirologio, y los días de fiesta asistía á la capilla para cantar en el coro.
El pobre deportado, privado de toda correspondencia, ignoraba si su mujer y sus hijos vivían aún.
Un día llegaron á Siberia nuevos des¬ terrados. Uno de ellos, hombre ya muy entrado en años, refirió á sus compañe¬
ros los motivos de su condena.
—Me han enviado aquí por una sim¬ pleza—les decía—por haber robado un caballo, que no tuve más remedio que devolver á su dueño. Sin embargo, he cometido crímenes por los cuales mere¬ cía yo estar aquí desde hace muchos años. Pero como ni siquiera la justicia llegó á sospechar de mí...
—¿Y de dónde vienes?—preguntó uno de los deportados.
—De Vladimir y me llamo Makar. Iván levantó la cabeza y preguntó: —¿Sabes si viven todavía los Aksenor? —¡Ya lo creo! Son muy ricos, por más que el jefe de la familia esté en Siberia. ¡El infeliz habrá cometido algún cri¬
men!
—Estoy aquí por mis pecados—con¬ testó Aksenor con acento de tristeza—y sin duda merezco el castigo que sufro.
Iván no quiso decir una palabra más acerca del asunto. Pero los otros depor¬
tados refirieron á Makar la causa del
destierro de Aksenor y como había sido condenado injustamente, por haberle
encontrado en la maleta un cuchillo
manchado de sangre.
Al oir esto, Makar fijó sus ojos en Iván y le dijo:
—Has envejecido mucho y estás des¬
conocido.
—¿Pero has oído tú hablar de mi pro¬ ceso?—preguntó Aksenor.
—¡Ya lo creo! ¡Como todo el mundo
en esta tierra!
—¿Y sabes, acaso, quien es el matador
del comerciante?
Makar se echó á reir y dijo: —Lo será, sin duda, el individuo en
cuya maleta se encontró el cuchillo.

Iván comprendió que aquel hombre
era el asesino del mecador ruso.
El pobre deportado se levantó y se fué á su calabozo con objeto de acostar¬ se. Pero no pudo dormir en toda la
noche.
Al día siguiente evitó la presencia de Makar, para no exponerse á cometer
con él un acto de venganza. Transcurrieron así dos semanas. Ak¬
senor no podía conciliar el sueño, y una noche notó que de una de las paredes se desprendían algunos fragmentos de la¬ drillo. Quizo ver lo que era y descubrió á Makar en el momento en que éste sa¬ lía de debajo de una cama.
Iván hizo como que no le veía; pero Makar le asió de la mano y le dijo que estaba abriendo un agujero en la pared con objeto de preparar su fuga.
—Solo te pido—añadió—que me guar¬ des el secreto. Te fugarás conmigo, sin peligro alguno. Sin embargo, ten en¬ tendido que si hablas me azotarán cruelmente y no tendré más remedio que matarte.
Aksenor tembló de cólera, retiró la
mano y contestó: Ni yo quiero fugarme, ni tú tienes
necesidad de darme muerte. ¡Ya me
mataste hace veintiséis años! Dios deci¬
dirá si he de denunciarte ó no.
Al día siguiente, al practicar el regis¬
tro de la cárcel, los soldados descubrie¬
ron el agujero que estaba abriendo Ma¬ kar. El jefe interpeló á todos los depor¬ tados, y todos se negaron á declarar en contra del culpable.
Al llegar el turno á Iván, le dijo: —Anciano, tú que eres un hombrfe justo, dime ante Dios quién ha hecho
eso.
—No puedo decirlo—respondió Akse¬ nor—Dios no me lo permite y, por lo tanto, guardaré silencio. Haced de mi lo que queráis.
A pesar de los esfuerzos del jefe, Iván no dijo una palabra.
Al llegar la noche, notó Aksenor que alguien se acercaba á su lecho. Miró en la obscuridad y reconoció á Makar.
—¿Qué quieres de mí?—le dijo.—Ve¬
te, ó llamo al centinela.
—¡Perdón,Iván! —¿Perdón de qué? —Yo soy el asesino del mercader y yo puse el cuchillo en tu maleta. Quise matarte también mientras dormías; pe¬ ro en aquel momento oí ruido en el pa¬
tio. oculté el arma entre tus ropas y
emprendí la fuga. ¡Perdóname* por
amor de Dios! Mañana mismo declararé
que soy el asesino del mercader, te será devuelta la libertad y regresarás al seno
de tu familia.

—¿A dónde quieres que vaya yó ahora? Mi mujer habrá muerto y mis hijos me han olvidado, sin duda. Nó tengo, en verdad, á donde ir.
—¡Perdóname, Iván! ¡Perdóriame en nombre de Cristo! ¡Quiero obtener el perdón del hombre grande y generoso que ha tenido la abnegación de no de¬
nunciarme!
Al notar Aksenor que Makar estaba
llorando se echó también á llorar.
Makar se declaró culpable. Pero cuan¬ do llegó la órden de poner en libertad á
Aksenor, Aksenor había muerto ya.
León Tolstoi.

ReVolta’l Cap, que s’érüpina, Formidable Adawiiistór. (*)
Oh tú, qú’ab art fatigosa Cercas la forma grandiosa De lo sublim an^órát, Vina á veure una vegadá Nostra ribera esquerpadd, Qbrá dé Deu que inspirada Va esculpirit la Tenipéstat.
Y aquesta és TllOrá ¡oh poeta! Quant lá véñtada desféta Vola dévaút del Seríyór,
Dins la núbolada obscura
La ribera ’s transfigura:
També lá baxa rtatura
Té son momerit de Thabor!

TEMPORAL

Miguel Costa y Leoberá;

Trista l’auba se desperta.
Demuut la costa deserta
Llansa 1’águila son crit; Y, pe’l vent espellissades, Passan negres nubolades, Com á robes esquexades
Del vel inmens de la nit.
La mar crexent s’avaiota*
La negror que 1’encapota Claps de sol fan llambrejar;
Y corrent á la ribera,
Entre espessa polsaguera, Encrespan la cabellera
Los blanchs cavalls de la mar.
Ronca la cova rodona, Fingint á cada cop d’ona Bramuls de monstre furiós; Y xucla l’aigua y la llansa: Si’l sol á ferirla alcansa,
Per entre 1’escuma dansa Un iris inaravellós.
Allá hont la mar més s’arbora, Dins 1’ escuma bullidora,
Los montruosos esculls Cobrar la vida parexen...
Y guaytan. y desparexen, Com los molars que’s dalexen
Entre les ones raulls.
La fantástica montanya Mes alta sembla y extranya
Ab lo front mitx encubert.
La roca inmóvil, aspriva, ’Par que guayti pensativa Com mira lo ternps qu’arriba La gran Esfinx del desert.

Í88Í.
EN CALMA
(Tyáducci'óbí de EMilío Prá¿á.)
Amo séntarnle cuarido el sol asoniá ¡Sobre esta verde loma, Y én la Óalmá sentir de ló infinitó
Él augusto silencio y Paz prdfdrida Que el hemisferio desoladó inunda.
Las perlas que Se óctiltañ eri laáfldréá;
Como nüestrtís amores,
Se esparcerí y se alejan suspirarldó; Y cual cariciá que sti amor resume; Échala toda flor diílcé perfume.
Arrio esd calma dé Id luz qde baña
La cortada montaña,
Y el primer soplo dé la brisa levé Que viene desdé el valle en raüdd giró; Beso dé Diosd; plácido suspiró.
Amo y contemplo en la éntréabiértarosd La üiebla vaporosa Que cual pdra ilusión Sé deSVdtíeée; Amo el réptil qtie al despertar primero Se recüesta eri el césped placentero.
Amo el fulgor que en rioclié stíségada Despide la argentada Bóveda azul que eSmaltati láá estrellas;.;
En esa inmensa red de sáleos terséis
Hallan serena inspiración rüis vérsos;
Hallan la rima, el ideal sublimé
Que hondo cansancio imprimé En juveniles mentes soñadords... Es la sola merced cou qué irié ácüsd
SU alté favor la bienhadada músa.
BaiítÓlo'jVíe Süreda.

Allá baix, dins la calancai Jau demunt Parena blanca
Lo llahut del pescador. Vola planyent la gavina; Y ágil 1’águila marina /

(*) Adaniastoí* n'oitf d* úri geganí fabuiós, ab'
lo qual se personifica '1 cap de íes Tormentes, are ánom'eriat de Bóna■ Ésperañsa, ení lo gran poema
portugués de Cámoens.

FOLLETO
LA INSTITUTRIZ
—Con permiso de V. É iba á retirarse, cuando el descono¬
cido exclamó:
—¡Benito! —¿Sabe V. mi nombre?—preguntó el
criado mirándole con curiosidad.
—¿Y tú no recuerdas el mío?—dijo el jóven;—¡ya se vé! en veinte años de au¬ sencia se cambia mucho. ¿No es verdad,
Benito?
—Y tan verdad, que no acierto á sa¬ ber quién es V.: de seguro será alguno de los amigos ó compañeros de colegio de D. Enrique, y si no es el travieso
Luis V... será Alberto M... ó Gustavo C... que eran cuando chicos unos ver¬
daderos diablillos que traían revuelta toda la casa y á quienes la señora, que Dios tenga en gloria, temía más que si fueran la peste. Pero ahora con estas barbas, yo que había visto aquellos ros¬ tros lisos como la palma de mi mano, ¿quién quiere V. que le conozca?
—Pues te has olvidado lo mejor,—di¬ jo el jóven riendo;—falta uno en tu
lista,

—¡Pardiez! ya caigo! Es V. Ricardo C..., aquel diablillo de cabellos ensortiados. ¡Vaya que sí!—exclamó el criado con alegría.
—Sí,—dijo Ricardo,—el mismo que viene á visitar á tu amo y á darte un apretón de manos á ti, mi viejo amigo, pues viejo te has vuelto, Benito, y sin embargo te he conocido á primera vista.
—Gracias, señorito Ricardo,—dijo Be¬ nito tomando la mano que le alargaba.
—Cuando V. marchó ya tenía yo mis años, y á cierta edad no se cambia tan¬
to. No le hubiera conocido á V.: apenas
le sombreaba el bozo cuando nos dejó para ir á estudiar á Alemania, y ahora es V. un hombre hecho y derecho y guapote, por vida mia,—dijo mirándole
con cierto cariño.
—Supe ya—dijo Ricardo—que Enri¬ que se había casado con una americana, y tal vez este retrato (añadió mirando la pintura) será el de la señora... ¡Bella moza, por cierto!
—Y aún más bella de alma,—observó
Benito con sentimiento.—D.a Emilia era
de aquellas señoras que no debieran morir nunca; pero á los tres años de ca¬ sada una enfermedad se nos la llevó,
Murió la buena señora tai como1 había
vivido; crisiiana, caritativa, siendo el

ángel de nuestra casa, y dejando en ella
un imperecedero recuerdo de sus virtu¬ des. Yo no sé cómo mi señor pudo resis¬ tirlo: creí que se volvía loco; y si su se¬
ñora madre, que era otra santa, no le
hubiese educado con tan cristianos prin¬ cipios. creo que D. Enrique hubiera he¬ cho una trastada. La negra Francisca,
que servia á la señora, siempre me de¬ cía con su jerga: «Es preciso tener cui¬ dado con niño Enrique, porque niña Emilia ha muerto, y niño Enrique hará
una barbaridad.» Y como V. sabe que
el señor había quedado huérfano antes de morir su señora, yo no sabía que ha¬ cer; pues sin hermanos ni primos, sola¬
mente con parientes lejanos, esto pare¬
cía un desierto. Pero á Francisca le ocu¬
rrió un pensamiento que fué raro, aten¬ didos sus cortos alcances. «No hay más
que presentar (decía) á niño Enrique á todas horas la chinchilla (la niña Lalita,
copao la llaman), y niño Enrique ten¬ drá ganas de vivir por su hija.» Y así
fué. Cuando el señor vio á la niña, que
apenas tenia dos años, la abrazó y lloró, lloró iimcho, pero se tranquilizó. Yo le consolé como pode y Francisca le decía:
—-«Mire, niño Enrique;- crea que' niña
Emilia está en el cielo, porque nunca
sobaba ñ la pobre Francisca,- como1 lo

hacía la otra ama que tenía en la Habana y á quien el diablo se llevó!»
El señor pareció más consolado,- y encomendó la niña á la negra, que más bien que un sér humano parece un pe¬ rro. Después tomó otra camarera, que cou la cocinera y yo formamos el servi¬
cio de la casa.
—Y tu amo ¿no se ha vuelto á¡ casar? —preguntó Rieardo reparando en un jarro con flores que revelaba el exquisigusto de una mujer.
—No, señor, pues no quiere dar ma¬
drastra á Eulalia ó Lalita, como la lla¬
mamos nosotros. ¡Si V. la conociera! Es muy linda; parece un loro, pues ha¬ bía todas las lenguas, el catalán, el cas¬ tellano. el francés y el alemán.
—¿Y la negra Francisca le enseña
todo esto?
—¡Cáí—dijo Benito—¡la negra! si á veces dudo si es persona humana ó mía mona de estas que hacen bailar los fran¬ ceses por las calles. Aquí hay otra per¬ sona que todo lo lleva, que manda á to¬ das y con su discreción todo lo lleva adelante. Es la señorita Úrsula:- una
ále maña qiue sírYtf de institutriz- y cuida
á* lá niña.
—¡Ah!—dijo Ricardo—yá presumía que el arreglo de esta habitación- no1 era

obra de Una camarera y Unía rfegra, y
qué aquí mediaba Urid hada superior á esos, seres. Será una sefío'ra ya de cierta
edad, aria sol te roña de cridrérita Otoños
¿-rio es así?
—Nadd de esto; és liria señorita eri to¬
da la extensión dé la palabra; joven y bien parecida, unía' verdadera dama.
R-i cardo aspiró el hu mío de su1 liaba rio’
y se sonrió meneando la cabeza!.
—Yo pensab’a—dijo—que sé trataba! de alguna beldad retirada, de Uri astro
en su ocaso"; pero tratándose dé Una se¬ ñorita jóven y bella; según dices... Más me extraña que Úriá jóven de modales'
distinguidos habité én uña casa eri la erial no haya señora.
—Diré á V. Parece qúe eí padre de la señorita Úrsula y D. Enrique sé cono¬
cieron en Alemania, donde estuvo'el se¬
ñor con? V. para seguir sús estudios.
Solamente que D. Enrique solo perma¬ neció’allí dos meses, y V. rio regresó.
—Así1 es.—dijo Ricardo',—continuó' allí hastá los 22 años y ó úrica' dejé dé visitar á riúestío pTecéptoT el doctor Muíler. A propósito de estío, ¡vaya si co¬ nozco1 á¡ la señorita Úrsula! úna chiqui¬ lla qué rio'éstabU eri Francfort Cuando’
residía allí tú señor, pero qué compare¬ ció" ai año siguiente, y era también1 uú

£

SOLLER

Sección Científica
flGMFICADO M LOS TIEMPOS GRAMATICALES
Bn lo tocante á las relaciones modales en construcciones antitético-ponderativas se queda vigente todo lo expuesto
.respecto á la doctrina fundamental en
el uso de las funciones elocutivas de
indicativo y de subjuntivo, seg’ún la .cual se usa el subjuntivo cuando el he¬ cho se presenta con los caracteres de lo inseguro, de lo indeterminado, de lo
.eventual ó de lo contingente por referir¬ se á lo futuro, y el indicativo se emplea euando un hecho consta como cierto ó se.estima como tal.
Por ejemplo: cuantos más objetos de
atracción ofrezca la cumbre para la co¬ modidad y el entretenimiento, mayor será el número de turistas para verificar una ascensión; cuanto mayor defensa
hiciesen las compañías que quedaron
«en el arrabal, tanto más fatal había de
ser para ellas el resultado; pues, ataca¬
das por retaguardia, .todas tenían que rendirse—la poesía lírica más antigua y clásica expresa ideas y sentimientos
generales y cuanto más.universal y más
humano sea el interés de estos afectos é
ideas, tanto mayor será su eficacia sobre
Jas almas.
Comparaciones Ponderativas entre Cama y Efecto.
Las cláusulas qmidemtvvas constitu¬ yen una oíase de comparaciones laten¬
tes en las cuales van condensarlos lo
comparativo y lo ponderativo. Aunque la idea de comparación no
aparece directa sino oculta va y velada bajo una construcción distinta de las propiamente dichas comparativas, tra¬ tadas con anterioriodad, cada pondera¬ ción, sin embargo, entre causa y efecto es una comparación entre estos dos con¬ ceptos no tanto con referencia á las ideas de igual y de desigual como á ios dos respectos de lo suficiente y de lo insufi¬
ciente en la relación de causa á efecto.
I)e ahí provieuen las dos categorías de ponderaciones de causa á efecto:
I., ponderación de lo Suficiente;—1\\., ponderación de lo Insuficiente;—á las que agrégase una tercera: III., ponde¬
ración de lo Excesivo.
Cada cláusula comparativo-ponderan¬
te consta de dos entidades elocutivas:
una, ia.principal, que gobernando la frase combinada es cláusula, y otra, la secundaria, que de la principal depende en subordinación gramatical y es ora¬ ción; la última anuncia la consecuencia ó el efecto de la causa que como premi¬ sa va expresada en la primera hallándo¬
se ambas elocuciones en la relación de causa á efecto.
7.—Ponderación de lo Suficiente.
Cuando se trata de expresar que lo su¬
ficiente existe en una cualidad, canti¬ dad. intensidad, circunstancialidad ó en
un número en un grado tan eficiente que de ahí resulta una consecuencia ó un efecto, la ponderación de lo suficien¬

brados á los dientes negros, en fuerza de masear betel, que los dientes blancos les causan mal efecto.
Número: fueron tantas las voces y tan
recias que todos salimos para ver loque era la causa; se lo he repetido tantas veces que ahora debiera saberlo de me¬
moria. Otra frase correlativa de valor seme¬
jante al de tanto-que es: tal-que, sea que vaya directamente referida, como las más veces ocurre, á un sustantivo ó bien á un adjetivo (tal de-), sea que aparezca en ciertas combinaciones suyas particularmente cuando, determinando á verbos, su aplicación directa sin el
intermedio de sustantivos no tiene cabi¬
da por incompatibilidad del concepto. Por ejemplo: tal era su agitación que
no pudo proferir palabra; su atrevimien¬ to es tal que nada le admira; dió tales gritos que todos salimos despavoridos; su vestido era tul de ampio que habrían cabido dos personas; se había puesto tal de ciego, hasta tal punto, hasta tal extre¬ mo que ya no reconocía á nadie; era po¬ bre en grado tal que no tenia cama; tal (mejor: de tal modo, manera) podría co¬ rrer el dado, dijo D. Quijote, que todo lo que dices viniese á ser verdad; la eva¬
cuación fué efectuada durante la noche
con tal habilidad que solo se dejó en el
fuerte un cañón inservible.
De una elipsis de tal en ciertas com¬ binaciones suyas han nacido las agru¬ paciones conjuntivas significativas de grado y de modo: «de ó por (tal) mane¬ ra—de (tal) suerte,—de (tal) modo que» etc., á tal extremo que ó al extremo de que-, á tal punto que ó al punto dequeetc., llevan siempre una coma delante
de sí.
Por ejemplo: la cosecha se presenta bien este año. de modo que no hay mo¬ tivo para inquietarse; es rico de tal manera que ó es rico, de manera que no sentiría la pérdida de un millón; todas las tropas estuvieron comprometidas en el combate, al extremo de que, á tal extremo, que no había disponible ni
una sola sección de infantería para per¬
seguir al enemigo; estaba extenuado de fatiga, al punto que sin quitarme el capote ni la faja tendíme en mi lecho y me quedé inmediatamente dormido.
Dr. Máximo Hertting.
(Se continuará).
Variedades
CEBAMIENTO DE LOS CAE ACOLES
Los que estamos acostumbrados á no ver más que el caracol común abando¬ nado á sus propios instintos, cazado des¬ pués de un día de lluvia, de noche y
merced á la triste luz de un mal farol,
no podemos menos que admirar la labo¬ riosa Francia, que ha hecho de aquellos
animalitos una interesante industria,
que deja pingües beneficios á quién á
ella se dedica.

les el sulfato ha sido arrastrado al
suelo por el agua. Sin embargo, ello tiene fácil arreglo empleando el petró¬ leo, la carbonile, el cresyl Jeyes ó cual¬ quiera otro desinfectante de olor fuerte
é inofensivo.
Mr. Benoit Desfriches dice en nuestro
ilustrado colega parisién L' Acclimatation. que ha visto una cría de más de 700,000 caracoles, habiéndose elegido
para la misma una localidad situada á
800 metros de altura, más bien fria que
calieute, donde en un parque de 50 áreas se soltaron los caracoles, cazados en Agosto.
El parque constaba de largas fajas de un metro de ancho, separadas por unos caminos de un metro también y cubier¬ tas aquellas de musgo de 10 centíme¬ tros de altura ó paja mezclada con mus¬ go cuando escaseaba, pero nunca paja sola, pues no da buen resultado.
La duración del cebamiento fué corta.
En el mismo Agosto diéronse dos veces hojas de col, pero entrado en el mes de Septiembre el frío se inició y los cara¬
coles. escondiéndose entre el musgo,
fueron desapareciendo y encerrándose en sus cáscaras, cuya entrada quedó ce¬ rrada por una substancia calcárea que le resguardaba del frío.
Desde entonces empezó la recolec¬ ción, escogiéndose cada dia los más adelantados, separándose los muertos y expidiendo aquellos á los restaurants ó farmacias para la preparación del tan conocido jarabe y la pasta de caracol. La temporada fué de un mes, pues el 15 de Octubre quedó terminada la recolec¬ ción con sólo una quinta parte de mor¬
talidad.
Para dar idea de lo que puede produ¬
cir esta industria, añade Mr. Desfriches,
bastará decir que si la especulación va
á hacerse sobre 500.000 moluscos de
Borgoña comprados á 3'50 francos el millar se invertirán 1.750 francos, ó sea 1.800 con los pequeños gastos, á los que se añadirán el jornal de tres meses de dos chicos que puede evaluarse en 100 pesetas mensuales, ó sean 600 francos; el alquiler de 50 áreas. 50 francos; la construcción del parque, 200; la compra de alimentos, 100. y los gastos de em¬ balaje y expedición, 250. Total 3.000 francos de gastos que hay que deducir de los siguientes beneficios.
Perdidos 100.000 caracoles se vende¬
rán 400.000 que se colocarán próxima¬ mente á 15 pesetas el millar en los gran¬ des restaurants, tiendas de comestibles finos, farmacias, etc., lo cual dará un
valor en venta de 6.000 pesetas, de las que. deducidas 3.000, quedan otras tan¬
tas de beneficio.
El articulista observa que esos cálcu¬ los no son ilusorios, pues quien se los ha facilitado lleva ya diez años de prác¬ tica y de dedicarse á esa industria, y se sabe do una maestra del Jura, que sólo sacrificando su jardín al cebamiento de caracoles, se ganó en un sólo año más
de 2.000 francos.
He aquí unas cifras que, como pocas veces, podrían motivar la tan conocida exclamación castellana... ^Caracoles!

ras y Vidal, socio fundador y entusiasta
y constante defensor de los intereses de la Sociedad.
Conceptuamos acertado el nombra¬ miento y enviamos al favorecido sincera
felicitación.
Durante toda la semana ha continua¬
do por las noches en nuestra parroquial la novena dedicada al glorioso anacoreta de la Tebaida, San Antonio Abad, y á pesar de'estar muchísimas personas ocu¬ padas en las horas en que dichas funcio¬ nes se celebran, pues que no han termi¬ nado todavía las veladas que dedican al trabajo casi todas las industrias de la localidad, se ha visto el templo en ex¬ tremo concurrido, lo que prueba la de¬ voción en que es tenido en este pueblo el Santo al que dichos cultos se dedican y el atractivo que para los sollerenses tiene la elocuente palabra de D. José Escalera, encargado de los sermones, de muchos conocido y estimado, pues que fué el primer sacerdote que residió en la
barriada de este Puerto dedicado á la
enseñanza de la juventud, al mismo tiem¬ po que al ejercicio de su sagrado minis¬
terio.
Mucho puede conseguir el que sin va¬ cilaciones ni desmayos dirige todos sus pasos á un fin dado, y ejemplo de esta verdad es lo que ha logrado el Alcalde de este pueblq, Sr. Serra. Propúsose,
conforme en nuestro anterior número
dijimos, que desaparecieran unos focos de inmoralidad cuya existencia no era un secreto para nadie en el pueblo, tra¬ bajó con actividad para conseguirlo y en el corto espacio de quince días que
han mediado solamente desde que empu¬
ñó la vara, hemos visto desaparecer com¬ pletamente uno de ellos, con haber fija¬
do su residencia la dueña de cierto esta¬
blecimiento cuyo extraordinario número de sirvientas hacía tiempo llamaba la
atención del vecindario.
Muy bien, Sr. Serra. Ahora á los de¬ más, ¡y duro!
Puede decirse que en todo lo que lle¬
vamos de invierno habían caído en esta
comarca solamente lluvias para dar buen tempero á la tierra antes de la siembra y para regar los sembrados después;
lluvias abundantes como las que han caído esta semana, el miércoles durante todo el día y una gran parte de la noche, desde mucho tiempo no las habíamos visto caer, y lo mejor fuó que no descar¬ garon fuertes aguaceros de una vez, de aquellos que arrastran la tierra, sinó
que llovió sin interrupción embebiéndose casi toda el agua que caía.
Muéstranse satisfechos los agriculto¬ res y con razón, pues que dichas lluvias, si eran deseadas ya, habíanse hecho en extremo necesarias después de haber sido azotado el arbolado por un fuerte

fácil afrailándolos, que casi viene á ser
la poda que requieren, y cuyo arraigo es casi seguro regándolos á menudo, dentro de muy pocos años tendríamos sombrea¬ da la plaza por árboles tan frondosos como el que sombrea hoy la fuente pú¬
blica inmediata al puente.
Si ahora no es como antes, que basta¬ ba indicara algo el Sóller para que no se hiciera, es de esperar que se estudiará la indicación que acabamos de haoer ins¬
pirados en el deseo de ver embellecido
todavía, más el punto más céntrico de la población, que, como nosotros, sienten muchos vecinos á quienes hemos oido su
parecer.
El lunes á las horas de itinerario llegó á este puerto, procedente del de Bareelo-
na> y para el mismo salió el vapor correo
«Lulio» con la correspondencia, pasaje y
carga.
El «León de Oro», que tuvo que re¬
trasar la carga en Oette por haberla
impedido las lluvias, intentó salir aáte-
ayeL y salió, pero el fuerte temporal
reinante le obligó á arribar al mismo
puerto de salida, y en él continua, se¬ gún creemos, á ia hora eu que escribi¬
mos.
En vista de este retraso y á petición de propietarios y cargadores, después de hechas con los industriales que de¬ bían embarcar géneros para Barcelona las oportunas gestiones para aplazar hasta el viaje próximo sus envíos, á lo que se han avenido con gusto para que no sufrieran los intereses de aquellos, ha resuelto la Junta que tan luego lle¬ gue dicho vapor cargue fruta y demás géneros exclusivamente para Cette, y que salga directamente para el mencio¬ nado punto sin pérdida de momento.
De modo que ya lo saben nuestros lectores á quienes pueda convenir: el
«León de Oro» no hará escala en Barce¬
lona en su próximo viaje, á la ida, y para Cette directamente admite pasaje y
carga.
Según vemos en la copia del acta de la última sesión que celebró la Corpora¬ ción municipal, y á la que damos publi¬ cidad en otro lugar del presente número, se tomó el acuerdo de publicar otra vez el bando de policía que hemos visto apa¬ recer en todas las esquinas de esta po¬ blación siempre que se coustituye nuevo Ayuntamiento. Como tenemos por esperiencia que después de publicado dicho
bando no tarda muchas semanas en pa¬ sar á ser letra muerta, suponemos que
lo mismo sucederá ahora, por lo que opinamos que mejor hubiera sido no pu¬ blicarlo; las disposiciones ó no deben darse ó una vez dadas se han de cumplir á todo trance. Esta es nuestra opinión.
¿Habremos de decir, Sr. Serra, al ver tolerar los abusos que por medio del bando á que nos referimos se trata de

te en una causa para producir un efecto,

La gastronomía francesa, desdeñando

vendabal, que desgajó ramas y causó reprimir, que es una gran verdad aque¬

se caracteriza por la frase correlativa: el caracol alimentado de yerbajas, flu-

grandes destrozos, siendo de considera¬ llo de granero; nova fa molla renbu?

tanto (tan)—que, la cual no debe confun¬ dirse con tanto-como; pues esta figura de frase correlativa en gen ninas compa¬
raciones.
Por ejemplo: cualidad: es tan brillan¬ te este color que deslumbra la vista;
este hombre me parece tan alto que
(ponderación) difícilmente habrá otro tan
alto como él (comparación); ya es viejo, tanto, que no puede moverse; la carne
era tan rematadamente mala que no
pude pasarla de la boca.
Cantidad; tiene tanto dinero que no
sabe cuanto posee, sin embargo ¿tendrá
tanto como Rothschildt?—la carga tuvo
tanto peso que la bestia no pudo conti¬
nuar su camino.
Intensidad: esta medida inspiraba tanto terror que por miles emigraban los habitantes; su ansia de saber era
tanta que iba recogiendo para leer los papeles rotos que encontraba por las calles; me profesaba un cariño tan ver¬ dadero que nopodia por menos de impre¬
sionarme todas sus contestaciones eran
de tal manera ambiguas que nada podía
concluirse de ellas—se hallaba tan con¬
movido que le faltaba ia voz para seguir

eo y por lo menos desabrido, pensó en cebarlo y darle tal alimentación que á la par que aumentara su volumen lo
hiciera suculento.
El Jura, el Franco Condado y la Borgoñu. son las regiones que más se han dedicado á esa industria, de la que ha¬ cen una importante especulación. He
ahí como se efectúa:
Practicadas grandes batidas en los lu¬ gares más propicios, los industriales compran millones de caracoles á 20 y 30 céntimos el centenar, los que encie¬ rran en un parque apropiado y al aire libre, pero ello sólo puede efectuarse
cada cuatro ó cinco años en un mismo
punto, de suerte que cada año deben
cambiar de localidad, pues agotada la existencia de caracoles en un pueblo, se necesita todo aquel tiempo para que vuelva á poblarse de animales adultos de buen tamaño, que son los que se buscan para ser cebados y preparados para el consumo.
Los parques de caracoles deben estar
debidamente acondicionados para que
los animales no se escapen, y habiéndo¬ se comprobado que así los muros, las

Crónica Local
Para que puedan juzgar nuestros lec¬ tores de la importancia que ha logrado
alcanzar en esta villa la Pía Unión de
San Antonio de Pádma, bastará consig¬ nar que durante el año de 1807 se obtu¬ vo en los cepillos un producto de 803‘69 pesetas, lo que ha permitido distribuir 568 pesetas en pau, 64‘25 en arroz y carne y 57’60 en metálico, quedando to¬ davía «na existencia para destinar á las
necesidades del corriente año de 113‘84
pesetas.
Con las cifras á la vista, huelgan los comentarios; ellas por si solas son el mejor elogio del celo desplegado por el Presidente de la piadosa institución que vemos, satisfechos, ha arraigado en este pueblo, y que está destinada á en¬
jugar muchas lágrimas á nuestros her¬
manos menesterosos socorriéndolos en la
misma forma que predicó el divino Maes¬
tro.
Recomendárnosla á nuestros caritati¬

ción los perjuicios que ocasionó, en par¬
ticular á los hortelanos á quienes mermó
considerablemente la cosecha de na¬
ranja. Después de lo dicho, creemos es por
demás añadir para conocimiento de nues¬
tros lectores ausentes, que corren muy caudalosos todos los torrentes que cru¬ zan este valle.
Uno de los olmos de la plaza de la Constitución, el que ocupaba el ángulo
de la misma inmediato á la Casa Con¬
sistorial, es en estos momentos arranca¬ do, medida que aprobamos, pues que sa¬ bemos había sido atacado por mortal enfermedad que no dudamos hubiéraio dejado completamente seco el próximo verano. A decir verdad, creemos que de la misma enfermedad están atacados todos los demás olmos que sombrean y hermosean nuestra plaza mayor, y no seria descabellada idea, en nuestro con¬
cepto, fueran todos ellos arrancados an¬ tes de que, por muerte natural, dismi¬

Veremos.
Nuestros amigos D. Ramón Colom Pbro. y su hermano D. Miguel, propie¬
tario del almacén de maderas situado
en la calle del Mar, lloran la muerte de su anciano padre, acaecida después de larga enfermedad el miércoles de esta semana. Las lluvias torrenciales que ca¬
yeron durante toda la velada impidieron á los muchos amigos de la üamilia del finado asistir al entierro, que se verificó después de rezar eu la casa mortuoria el santo rosario, en la noche del dia mismo
de la defunción; pero en cambio asistió numerosísima concurrencia á los fune¬
rales que se celebraron en la parroquial el jueves por la mañana en sufragio del
alma del que fué en vida honrado y la¬ borioso carpintero, buscado en todos los prédios de la comarca y querido de cuan¬ tas personas le trataban.
Descanse en paz, y reciban consuelo los que le lloran, á quienes enviamos desde estas columnas sentido pésame.

con tan acalorado y vehemente acento
su triste historia,
Circunstancialidad\\ el enemigo estaba muy próximo, tanto que, poco después, sus granadas cayeron en las líneas de
los descuidados soldados; era yo tan
ajeno á este asunto que las sospechas
me ofendieron hondamente, estábamos
tan lejos de esperar su muerte que la noticia nos dejó como atontados—los habitantes de Cilon están tan acostum¬

fajas de serrín, las zanjas llenas de agua y otros recursos resultaban insuficientes para lograrlo, se ha empleado con éxito el procedimiento de cercar el parque con simples planchas de pino de 2b
á 30 centímetros de altura, las cua¬
les se pintan con sulfato de hierro, lo que si bien dá buen resultado, tiene
el inconveniente de envenenar á mu¬
chos caracoles que se acercan á las
tablas en dias lluviosos, en los cua¬

vos lectores.
El domingo último, conforme había¬
mos anunciado, verificóse en la «Defen¬ sora Sollerense» la elección de Deposi¬ tario. La reunión fué numerosa y los asistentes eligieron por unanimidad para
desempeñar el expresado cargo durante el bienio que principió en 1,° del mes actual, á nuestro amigo D. Jaime Llane¬

nuyera el valor de sus maderas; y ya que en sustitución del árbol que hoy se
arranca acordó el Ayuntamiento se
plante un plátano, mucho habría de ga¬
nar el ornato público se hiciera la plan¬ tación de todos ellos á la vez, lo que
permitiría igualar bien las distancias entre uno y otro y haría creciesen todos
también por igual. Si se adquiriesen
plátanos corpulentos, cuyo trasplante es

Los jóvenes de buen humor han tra¬ tado ya de las diversiones del próximo carnaval y, divididas, unos han resuelto
dar una serie de bailes de máscara en el
salón de Can Dommgo, y otros que han de reunirse esta noche propónense cele¬
brarlos en el salón-teatro de la «Defen¬
sora Sollerense.»
Según todas las probabilidades, los

SOLLÉB

primeros empezarán ya el dia de San Antonio, y los segundos más adolante, pues que piensan dar solo cuatro ó cinco
bailes con el fin de que resulten más animados y lucidos»
A divertirse, pues, que en que se di¬ vierta la juventud estamos muy confor¬ mes, mientras que la diversión sea honesta y de ella salgan ilesas la cultura
y sobre todo la moral.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión ordinaria del dia 4 de Enero
En la noche del expresado dia cele¬
bró el Ayuntamiento la sesión ordinaria
de la última semana bajo la presidencia del Sr. Alcalde, D. José Serra, y siendo asistentes los concejales Sres. Colom,
Oliver y Estades, Palou, Martí, Canals,
Arbona, Mayol R.), Oliver y Bernat, y
Forteza.
Una vez declarada abierta la sesión
fué leída y aprobada el acta de la ante-
terior.
Se dió cuenta de una instancia de don Pedro Antonio Bennasar y Colom me¬ diante la cual solicita permiso para ree¬ dificar el muro de contensión de su pro¬
piedad Can Galcerán, lindante con el
torrente del Verger, previo señalamiento de línea. Acordóse pasara á informe de
la Comisión de Obras.
Para que los servicios encomendados á las comisiones permanentes que debe fijar el Ayuntamiento según el art.o 60 de la ley municipal vigente se verifi¬ quen con la correspondiente regularidad, acordó ampliar las que nombró en la se¬
sión del dia 2 de Julio último hasta el
número de seis, designando cuatro indi¬ viduos para cada una de las tres que se amplian. Procediendo á la elección de personas en votación secreta conforme se previene en el párrafo 2.° del citado artículo, dió el resultado siguiente:
Para la de Beneficencia-. D. Antonio Palou y Pastor, D. Francisco Pastor y Morell, D. Miguel Forteza y Pomar y D. Andrés Oliver y Estades.
Para la de Cementerios-. D. Jaime An¬
tonio Mayol y Busquéis, D. Antonio Palou y Pastor, D. Miguel Forteza y Pomar y D. Antonio Arbona y Colom.
Para la de Consumos: D. José Serra
y Aulet, D. Bartolomé Colom y Morell, D. Francisco Pastor y Morell y D. An¬
tonio Arbona y Colom. Para sustituir á los concejales sus¬
pensos D. Jaime Magraner y Pons, don Miguel Arbona y Colom, D. Lorenzo Mayol y Alcover y D. José Morell y Estades y al dimitido D. Martín Mar¬ qués y Marqués, que formaban parte de las comisiones de Obras y de Goberna¬ ción, fueron elegidos: para la primera D. Andrés Oliver y Bernat, D. Andrés Oliver y Estades y D. Antonio Arbona y Colom, y para la otra D. José Serra y Aulet y D. Ramón Mayol y Muntaner.

A fin de que haya un servicio comple¬ to tanto en la parte de policía como en la de vigilancia, se acordó crear una
plaza de guardia municipal y otra de se¬
reno, con el sueldo anual de 840 y 758 pesetas respectivamente, y que se dé co¬
nocimiento al Excmo. Sr» Capitán Ge¬ neral de estas islas de la creación de las
citadas plazas conforme con las disposi¬ ciones vigentes.
En vista de la necesidad que existe de que las medidas vigentes referentes á policía y buen gobierno se cumplan cual corresponde según las Ordenanzas y demás disposiciones dictadas sobre el particular, se acordó que de conformidad con lo dispuesto en el párrafo 5.° del art.o H4 de la ley municipal, se publi¬ que por la Alcaldía un bando por me¬ dio del cual se disponga el más estricto cumplimiento de lo dispuesto referente al particular.
Acordóse aumentar hasta 2’50 pesetas lo que se satisface semanalmente por la limpieza de la Casa Consistorial á con¬
tar desde el dia l.° de Julio último.
Por último se acordó verificar varios
pagos. Y se levantó la sesión.
* *#
Sesión ordinaria del día 11 de Enero
Bajo la presidencia del Alcalde, señor Serra, y estando presentes los conceja¬ les Sres. Forteza, Oliver y Bernat, Ar; bona, Palou, Canals, Pastor, Martí y Oliver y Estades, celebró el Ayunta¬
miento la sesión ordinaria de esta se¬
mana en la noche del expresado día.
Dióse lectura al acta de la anterior y
fué aprobada.
Se dió cuenta de una circular del se¬
ñor Gobernador civil de esta provincia de 4 del actual, que trata de la forma¬ ción del presupuesto adicional al ordina¬
rio del corriente año económico de 1897
á 98. Se dió por enterado el Ayunta¬
miento.
También se enteró de varias instan¬
cias: una de D. Miguel Gomila á nombre de D. Damián Vicens y Bennasar, otra de D. Francisco Trias y Bernat y dos de D. Antonio Vallcaneras y Rosselló, todas en solicitud de permiso para hacer obras en determinados inmuebles que en aquellas se expresan. Acordóse pasaran
dichas instancias á informe de la Comi¬
sión de Obras.
Se dió cuenta del dictamen emitido
por ésta acerca de lo solicitado por don Jorge Frontera y Mayol y D. Antonio Casasnovas y Magraner, de que se dió oportuna cuenta. Conformándose el Ayuntamiento con lo dictaminado pol¬ la expresada Comisión, acordó conceder á los solicitantes el permiso con arreglo
al dictamen de referencia.
Oído el dictamen emitido por la Co¬ misión de Gobernación respecto de la colocación de un portal solicitada por D. Joaquín Miró y Borrás y otros, acor¬

dóse aprobar dicho dictamen y autorizar personarse y seguir litigando en los au¬

la colocación del farol con arreglo al tos mencionados, de cuyo acuerdo se

mismo, facultando al propio tiempo á la protestó en la sesión del 4 de Diciembre

mencionada Comisión para que designe último por no haberse convocado ni ce¬

el sitio.
La Comisión de Hacienda mauifestó
su conformidad respecto de las cuentas que tenía á examen, una sobre construc¬

lebrado en la forma correspondiente la sesión en la que consta dicha resolución;
y toda vez que el Ayuntamiento consi¬
deró consecuente la petición en virtud

ción de una pared contigua al puente de Cas Jurat y otra de medicamentos sumi¬
nistrados cuando la última invasión va¬
riolosa en esta localidad, importando 50
y 161‘06 pesetas respectivamente; y el Ayuntamiento, oído aquella, acordó el pago de dichas cuentas con cargo al ca¬ pítulo 6.° artículo 3 o la primera y capí¬
tulo 11 artículo l.° esta última.
Dióse cuenta de una instancia presen¬
tada por D. Martín Bennasar y Rotger en solicitud de que se le nombre Direc¬
tor de la banda de música de esta locali¬

de la cual se principiaron los autos de referencia, puesto que se proponía por la Corporación mencionada el privar de un derecho pretendido por la misma y que fué confirmado por sentencia del Tribu¬ nal superior de lo contencioso, se alla¬ naba desde luego á la de manda inter¬ puesta por los citados Coll y Morell y que cesara desde luego todo procedi¬ miento intentado para la defensa corres¬ pondiente en los tan repetidos autos, practicándose al efecto cuantas diligen¬
cias sean conducentes al fin indicado.

dad. Enterado el Ayuntamieiito acordó Vista la importancia que van toman¬ que quedara sobre la mesa la solicitud do muchas de las vías de comunicación

de referencia al Ínterin se adquieran los antecedentes necesarios respecto á la aptitud del solicitante para el desempe¬ ño del cargo que solicita, y para cuya
gestión se nombró una comisión com¬ puesta de los Sres. Presidente, Oliver y

de esta localidad por el continuo tránsi¬ to que por ellas tiene lugar y á fin de poder proporcionar la mayor comodidad posible á los que por ellas transiten, acordó el Ayuntamiento por unanimi¬
dad declarar vecinales los caminos si¬

Estades y Palou. Para evitar el que sean mayores las
costas causadas en el pleito seguido por D. Andrés Oliver y Joy y D. Juan Joy y Pizá contra el Ayuntamiento de este
pueblo y el interpuesto por la misma Corporación contra D. Gabriel Reinés,

guientes: El de Son Pons, de la Taulera, de Rocafort, Dragoná, Can Rodado, Camp Llarch, Binidorm, Can Ahí, To¬ rrentera, Can Creueta, Murtará, Argilas, Fontanellas, Can Gaspá, Ermita, Can Rava, Can Posteta y Villalonga,
interesando al efecto de la Excma. Co¬

acordóse consignar en el próximo presu¬ puesto adicional la suma á que ascien¬ den aquellas, sin perjuicio de exigir la responsabilidad á quien corresponde por las que pertenezcan al litigio seguido con el citado Reinés y las que se hayan causado con posterioridad á la tasación de ambas costas, por no haberse consig¬

misión Provincial se sirva ordenar que
el arquitecto de la provincia pase á esta localidad á fin de levantar el perímetro de los expresados caminos para poder formar el ante proyecto de los mismos para exponerlo al público á los efectos correspondientes.
Acordóse construir una mina en la

nado cual correspondía en los presu¬ puestos ordinarios y adicionales forma¬ dos después de haberse tasado las de los pleitos de que se ha hecho mérito.
Acordóse igualmente consignar en el citado presupuesto 1.500 pesetas por los gastos que pueda ocasionar la forma¬
ción del censo de población.

calle de la Rosa y reempedrar luego el piso de ésta.
Acordóse igualmente arrancar el olmo
existente en el ángulo S. O. de la plaza de la Constitución, y sustituirlo por un
plátano, procediendo seguidamente á la venta de aquel.
Por último acordóse construir el tra¬

Hechas las gestiones necesarias res¬ pecto á las costas que se reclaman por D. Gabriel Marimón, Procurador de la
Corporación municipal en los autos que
siguen D. Salvador Coll y Peña y doña Margarita Morell y Rullan contra la

mo de empedrado que falta en el punto que antes ocupó la torre de la Plaza, siguiendo la dirección de la cadena en que termina el que existe construido cer¬ ca del propio sitio.
Y se levantó la sesión.

citada Corporación sobre que se inhiba

el señor Juez de primera instancia de

los mismos autos, resulta que ésta

CULTOS SAGRADOS

viene en principio obligada á satisfacer i
¡ las indicadas costas sin perjuicio de exi-

En la iglesia Parroquial.—Mañana,

gir la responsabilidad á los causantes de dia 16, después de vísperas se concluirá

ellas. En vista de esto acordóse consig¬ el novenario dedicado al glorioso . San

nar en el próximo presupuesto adicional Antonio Abad, con sermón por D. José

el importe de las mismas, que asciende á Escalera Pbro. Al anochecer solemnes

246’40 pesetas, reservándose el derecho completas en preparación á la festividad

de acudir donde corresponda para que del Santo anacoreta.

sea anulado el acuerdo tomado por el

El lunes, dia 17, á las nueve y media

Ayuntamiento de esta villa referente á tercia y misa mayor cantada á toda or¬

questa, predicando las glorias del Sanld el mencionado orador sagrado. Por la tarde vísperas, procesión y bendición de
caballerías»

Registro Civil
Nacimientos.
Varones 1.—Hembras 1.—Total 2.
Matrimonios.
Ninguno»
Defunciones
Dia 8.—*D»a Ana Frau Marqués, de
46 años, casada, calle de Moragues. Dia 8.—D a Isabel M.a Frontera Joy,
de 81 años, viuda, Manzana 70» Dia 12.—D. Ramón Colom Deyá, de
75 años casado, calle del Mar.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 8.—De Cette, en 3 dias, laúd San Bartolomé, de 32 ton», pat. D. G. Valent, con 5 mar. y lastre.
Dia 10.—De Barcelona, en 10 horas, vapor Lulio, de 405 ton., cap. D. Pedro Aulet, con 26 mar., pas» y efectos»
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 10—Para Barcelona, vapor Lulio, de 405 ton., cap. D. P» Aulet, cou 26 mar. y efectos»
Dia 10.—Para Cette, laúd San Barto¬ lomé, de 32 ton», pat. D. G. Valent, coa 6 mar. y frutas»
Dia 13.—Para Palma, pailebot Nue¬ vo Corazón, de 110 ton., pat. D. A. Ar¬ bona, con 8 mar» y lastre»
Dia 15.—Para Gandía, jabeque Antonieta, de 64 ton., pat. D. J. Vicens, con 8 mar. y lastre.

Banco de Sdller

La Junta de Gobierno de esta Socie¬
dad, á tenor de lo que previenen los Es¬ tatutos en su artículo 17, ha acordado convocar á la general ordinaria para el dia 23 del corriente mes, á las diez y media de la mañana, en el domicilio so¬
cial.
Lo que se ha«e público para conoci¬
miento de los señores accionistas.
Sólier 6 de Euero de 1898.—El Di*
rector Gerente, D. Morell Pons»

,—

i

DEFENSORA SOLLERENSE

Habiendo acordado la Junta Directi¬
va la ratificación de las listas de los so¬
cios que quieren médico para las fami¬ lias, se suplica á todos los que uo hayan sido avisados, ya por descuido involun¬ tario ya por ausencia de los interesados al practicar el Conserje dicha ratifica¬ ción, se sirvan dar aviso antes de fina¬ lizar este mes, pues de lo contrario que¬
darán eliminados de dichas listas.
Sólier 14 Enero de 1898.—P. A. de
la J. D., El Secretario, Salvador Elias,

2 ENSAYOS CIENTÍFICOS Y LITERARIOS
plendente admiramos desde la tierra y cuya magnitud consideramos, seres inteligentes que glorifiquen al Ser Supremo en aquellas aparta¬ das regiones; sea ó no el hombre el objeto direc¬ to de la creación universal, podemos asegurar que á él le compete y se le ha confiado el do¬ minio de nuestro planeta, ó sea el goce de las bellezas y utilidades que para nuestra vida en¬
cierra. En esto se' hallan de acuerdo la Ciencia
y la Revelación. Bajo este punto de vista, antes de contemplar
al rey de la creación en su origen, recorramos el palacio que Dios labró para hospedar á tan privilegiada criatura, durante su pasajera exis¬ tencia en esta vida terrenal; echemos una mira¬
da á la primorosa y delicada obra arquitectónica del vasto edificio, cuya unidad de formas cam¬ pea en todas y en cada una de sus dependen¬ cias, cuyas bellezas nos encantan, y cuyos atrac¬ tivos nos apegan á él, hasta desvanecernos, ha¬
ciéndonos olvidar la mansión feliz que nos está
reservada en el término de nuestra carrera.
Vulgar es ya la idea de que la tierra, en su principio, como todos los demás astros que for¬ man el grandioso sistema sideral, del cual nues¬ tros telescopios sólo alcanzan á ver una diminu¬ ta parte, no fué más que materia cósmica, ga¬ seosa, un simple vapor invisible, el éter, arroja¬ do en los espacios por la mano del Omnipoten¬
te, allá en^ el principio de los tiempos. Ni lo es
menos la de que, dominado el cosmos por las leyes de atracción y de repulsión, tal vez mejor dicho, por su pesadez, y dividido* en grandes núcleos, se engendró el movimiento que des-

LA ANTIGÜEDAD DEL HOMBRE EN LA TIERRA
Y SUS PRIMEROS PASOS EN LAS BALEARES
pues sujetó á cada uno de aquellos, ahora cuer¬ pos celestes que pueblan el espacio, obligándoles
á recorrer sus órbitas, sin abandonar un solo momento el camino trazado por el dedo del
Creador.
Los astros, en todos los. tiempos, han ocupado
vivamente la atención de los sabios: sus órbitas,
sus distancias, la materia de su composición, y hasta su habitabilidad, han sido constante obje¬
to de pacientes investigaciones de las cuales lia llegado á formarse un cuerpo de doctrina, me¬ dio poderoso para fijar la posición de cada uno de ellos, su orto y su ocaso, sus conjunciones y eclipses, hoy tan exactamente determinadas en
las tablas astronómicas. Sin embargo; al paso que todos fijaban sus miradas en la región ce¬ leste, arrobados en la contemplación de tanta, grandiosidad, pocos se dignaban bajar la vista al suelo para interrogarle acerca de su proceden¬ cia, y de las vicisitudes y esfuerzos por medio de los cuales ha llegado á ser, de simple cosmos, sólida y encantadora morada del ser privilegiado. (1) Satisfechos los hombres con saborear los frutos que, á beneficio del fecundante riego del sudor de su frente, les daba la madre tierra, nada les
importaba el origen de la diversidad de caracte¬
res presentados por las rocas con que construíaix

(1)

No entramos- á tratar la mestrón del' Cosmos ó’ sea Toqúese

ha dado en Wíwmltfuerza y materia, porque nos llevaría demasiado- lejos.

La falsa doctrina cjuo sobre el particular esparció' Büchner queda refuta¬

da por k)S trabajos del P. Mir;: pero sobre-todo por D. Miguel Amer en-

su precioso libro- jyios y el Cosmos, trabajo- que deberían conocer todas las-

porsonas dedicadas ó las ciencias naturales; pues en él quedan refutadas

las doctrinas materialistas sobre la creación, con simples exposiciones de

tos principios'admitidos por Lu Física y la Quítuiesu*

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
sus palacios, ni de las tierras que producían tan¬ ta variedad de plantas. Cuando algún desmonte ponía á la vista esos admirables fósiles animales y vegetales, buscados ahora con tanto alan, y ob¬ jeto de profundos estudios, con decir que eran de¬ bidos á juegos de la naturaleza, daban por re¬ suelta toda la dificultad. Si del origen del hom¬ bre se trataba, reconocían que era obra de las manos del Creador, importándoles poco el recuen¬ to de los años trascurridos desde que, por pri¬ mera vez abrió sus ojos para contemplar y gozar las delicias del paraíso. Moisés, inspirado por Dios, fué ei primer escritor que describió á gran¬ des rasgos la creación universal, la formación de‘ la tierra, la aparición del hombre en ella y iossucesos más culminantes acaecidos desde aquellos memorables dias hasta su época. El pueblo ju¬ dío, primero, y la Iglesia Católica después, en las Sagradas Escrituras, explicaron el verdadero» origen del mundo y del hombre, cuya exacti¬ tud ha tenido que confesar la ciencia, apesar de su orgullo en declararse independiente y hasta antagonista de la Revelación.
Tan luego como el hombre se olvidó de Dio.V
para entregarse al goce de las pasiones, levan¬ tándoles templos y altares, la mitología se en¬
cargó de trastornar los verdaderos principio# de h¡ ciencia cosmogónica, presentándonos- ridiculas» creaciones, dignas solamente de ser admitidas en medio de una sociedad degradada por' el vicio, y' envilecida por el más abyecto sensualismo. Cum¬ ple advertir, sin embargo, que todavía no llevó sus aberraciones hasta el absurdo en que han incurrido algunos pretendidos sabios de nuestro#

SOLLE n

LM Masad#* que se inserten en esta sección pagarán: Hasta tres injcccicccs á razón de 0‘05 pesetas la línea; hásta cinco inserciones á món de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0'02 pesetas.
El Tftlor mínimo de nn anuncio, sea cual fuere el número de líneas
i# que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las líneas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho ser» el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán; Del ancho dá una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 pías., y así en igual proporcióón.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples eh la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la linea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Los snscriptores «liwfrutariín nina rebaja de nn 85 por
ciento.

AGENDAS DE BUFETE

$e ha recibido y puesto en venta variadísimo surtido en la tienda de artículos de escritorio de LA
SOCE1UWAD, — Kan Bartolomé, 17, — SéfiLEH.

W

cp

LEGÍTIMO DE PUERTO-RICO

cao

ú 7 Reales litro.

do I? Intento Sol y losselló
FIEL CONTRASTE DE PESAS Y MEDIDAS
xs%
DE ESTA PROVINCIA

Se vende en casa de Pedro Antonio Pizá,—Calle
del Pastor,—SÓLLER.
SERVICIO DECENAL
ENTRE

por el magnifico y veloz vapor

LEÓN DE ORO

Elidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id.
Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del

Consignatarios.

Príncipe n.° 24. EN BARCELONA.—Sres. Rosich Cárles y
CompA Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com-

\\mandant Samary-5.

L’ UNION
Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN-

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los

daños que pueden ocasionar la caida del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social .....
Reservas

10.000,000 Francos
8.705,000

Primas á cobrar .

74.287,038

Total .

92.992,038

Capitales asegurados

15.127.713,242

„

Sienestros pagados .

194.000,000

„

SEGURO DE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de

trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22

y 24.—-Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari-

tana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 1*7.

En la calle SK*? BAUXAH FBOÍTIBA

naranjos y palmeras en macetas para vender; también los hay de plantel.

MAYAGUEZ.-(Puerto-Rlco).

LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLE
CERBERA j PORT-BOU (Frontera franco-esjiaíola)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia, especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescado?.

Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR

Hace saber á su numerosa clien¬
tela y al público en general, que
ha trasladado su domicilio á la ca¬
lle de la Victoria n.° 22, en donde
encontrarán sus favorecedores to¬
das las comodidades apetecibles, habiéndose hecho grandes reformas en la Calería y mejorado conside¬
rablemente el Taller. Como siem¬
pre hará toda clase de trabajos fo¬ tográficos, tanto en la mencionada
casa como en el domicilio de
sus parroquianos, y tendrá en ven¬
ta variadísima colección de vistas
de edificios, paisajes, casas de cam¬ po, jardines, etc., etc.
Retratos y grupos en todos ta¬ maños, reproducciones y retratos
al óleo.
Celestino cP¿re{-Fotógrafo
VICTORIA,-22—SOLLER.
GRAN ALMACÉN DE LIBROS
DE
LUIS FÁBREGAS
BROSSA-22-PALMA.
Surtido completo de toda clase de li¬ bros antiguos y modernos.
No compréis ninguna obra de lujo sin visitar antes esta casa, pues las halla¬
reis ricamente encuadernadas desde un
25 hasta 60 por 100 de rebaja sobre su
valor total.
En las ediciones de lujo que tuviesen que pedirse al continente por haberse agotado la existencia en esta casa, se rebajará cuando menos un 20 por 100.
Se compran libros en pequeñas y gran¬ des partidas.
Ventas al contado y á plazos.
PANADERÍA
DEL MORO VIEJO
DE
Baritel! Castafier Beyá
SINDICATO 163—TAHONA N.° 48 FALUA LE MALLORCA
PREMIADO CON MEDALLA DE ORO en la «Exposición Balear»-Sóller-1897
Esta antigua y acreditada pa¬
nadería envía semanalmente gran¬
des pedidos de pastas especiales
para la villa de Sóller, como son:
cocas, craspells, galletas y similares.
Se dá comisión á las tiendas
y vendedores.
Desea venderse una
casa cómoda, nueva y espaciosa, situada en la calle del Padre Baró,
de esta villa.
Dará informes Sebastian Sbert,
calle del Pastor n.° 47.—SÓLLER.

Ptas. Cts.

Manual práctico de Aritmética del sistema métrico-decimal. . 1’00

Reducción completa de todas las pesas y medidas de Mallorca

(en rústica). .

175

Reducción completa de quintales á kilógramos y vice-versa,

con el 4 p§ y sin él

0’75

Reducción completa de cuartines de vino á litros y vice-versa. 0’50

Catálogo que contiene las equivalencias de todas las unidades

de pesas y medidas de Mallorca al sistema métrico decimal

y vice-versa

0*25

Libro de cuentas hechas por pesetas y céntimos de id. . . . 1’25

De venta en la librería de «La Sinceridad», calle de San Bartolo¬

mé, 17.—SOLLER.

♦Tinta negra Siglo XIX+Tinta comunicativa+Tinta violeta^ ♦Tinta carmín ♦Tinta para sellármete., ete.m
lia hay en venta en el establecimiento LA
SIHCIRIDAD-San Bartolomé-I7-S0LLER.

HISTORIA DE SÓLLER en sos relaciones con la general de Ma¬ llorca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno, encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de cobre en la Exposición Universal de Barcelona ....

Ptas. Gts.
2(P00

INUNDACIÓN DE SÓLLER Y FORNALUTX, en 1885, capí¬
tulo adicional á la Historia de Sóller. Un tomo en 4.° de
120 páginas, encuadernado en rústica

1*75

CULTIVOS ARBÓREOS Y HERBÁCEOS. Memoria premiada con el pensamiento de oro y plata en el certamen del quincuagésimo aniversario de la fundación del Instituto
Balear. Un tomo en 8.°, encuadernado en rústica . . .

2‘50

CULTIVO DEL NARANJO en las Baleares. Obra de reciente

publicación, que forma un tomito en 8.° de 190 páginas,
encuadernado en rústica

1*50

Véndense en la tienda de artículos de escritorio de «La Sinceridad»
—San Bartolomé, 17—SOLLER.

PLATERÍA T JOYERÍA ACADEMIA MERCANTIL

DE

DE LA

JOAQUÍN CORTÉS

Defensora Soliéronse
DIRIGIDA POR

Estará abierta todos los domin¬
gos en el piso principal de la casa n.° 31, Plaza de la Constitución, SÓLLER.
YENTA DE SOLARES
en el “Noguera„
Ultimados ya todos los trabajos preliminares se ha empezado la ven¬ ta de solares cuyos precios variarán entre docientos y quinientos duros según el sitio que escojan.
Los que deseen adquirirlos pue¬ den dirigirse en Palma á los pro¬ pietarios, calle de San Miguel, ó bien en Sóller, al Maestro Jaime Rullan y Bisbal (Ros).

SALVADOR ELÍAS CAPELLAS
TENEDOR DE UBROS COLEGIADO
Enseñanza teórica y práctica de Cálculo Mercantil, Teneduría de Li¬ bros, Geografía comercial, Legisla¬ ción mercantil y todo lo referente al comercio según las vigentes leyes.
Clases diarias por la mañana y por la noche. En las clases de noche también hay enseñanza primaria para los obreros idioma Francés y dibujo artístico é industrial.
Para más pormenores dirigirse al Director, plaza de la Constitución n.° 18, piso l.°—SOLLER.
S0LLE&—Imp de «La* Sinceridad»'