AÜQ Xil.~2.a EPOCA.—NUM. 560
AÜQ Xil.~2.a EPOCA.—NUM. 560
tsammmnmm»

VIERNES 24 DE DICIEMBRE DE ISO?

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóllbr: Administración. Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-6-Cette (Herault.) Antillas: D. Guillermo Marqués—General Pavía-7-Arecibo (Pto.-Rico.) MÉJICO: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Ï DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCION Ï ADMINISTRACIÓN:

Juan Marqués jr Arcosa.

Á Calis de Saa Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0*60 pesetas al mes. -v Francia- 0’76 francos id. id. PAGO ADELANTADO América: 0’20 peáos id. id.) Números sueltos—O’IO pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

R(vdaooi^n únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, Inicial, ó signo determinado. De los que tal lléven, Serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
LOS JUGUETES SE FÁSCUA
—Hemos sido buenos, abuelito; antes de cantar el villancico, mientras mamá recoge los postres de la cena, y vienen
los criados para rezar el rosario, cuén¬
tanos una historia.
—Si, abuelito, una bonita historia, como aquella de los hombres que lleva¬ ban pendientes de oro en las narices.
—Una historia, abuelito, una historia de gigantes.
—Abuelito, un cuento de hadas.
—¿Prometéis estar quietecitos y for¬
males?
—Sí, sí, lo prometemos.
—¿Prometéis no interrumpirme y de¬ jarme?...
—Sí, sí, abuelito. —Pues atención. Siéntate aquí Maru¬
ja, y tú, arrapiezo, no te encarames en mis rodillas, que me las tiene baldadas el picaro reuma. A ver Lalo si no metes los dedos en mi taza de café, y tú Pitos estáte sosegado que vas á caer de bruces entre los tizones, galopín.
Amigo de Dios: érase un abuelo que tenía tres nietecillos, los tres muy lin¬ dos, muy lindos, pero muy traviesos, revoltosos, empecatados. Con todo esto y aunque le desobedecían y se mancha¬ ban las manos y los delantales de tinta
enredando con los tinteros, trastornando
los muebles, pintarrajeando las paredes y otras fechorías por el estilo, el abuelo les quería mucho, mucho; y les traía caramelos, y aleluyas, y juguetes, y les
contaba historias maravillosas para go¬ zarse cuando los nietecillos abrían mu¬
cho los ojos y apretaban los labios con muestras de gran admiración.
Llegóse en esto la Pascua, y los niete¬
citos reclamaron al abuelo los consabi¬
dos juguetes; y tal porfiaron y él era blando de corazón, que se anticipó el regalo, y de víspera tuvieron ios nietos sus juguetes de Pascua.
A tí, que aplaudiste todas las letras de la cartilla, este muñeco, es un poli¬ chinela que apretándole el pecho salta y voltea como si fuera de hueso y carne; á
tí que recitaste sin torpeza el Padre
nuestro, esta carrera de caballos, le das cuerda así, ves, y solitos saltan las va¬
llas y corren la pista; y á tí. mozuca, que eres gentil señora y nieta cariñosa, esta muñeca que dice papá y mamá, y cierra y abre los ojos.
—¿Como los nuestros, abuelito? —Lo mismo, hija mía, lo mismito que
los vuestros.
Amigo de Dios: los nietecillos se pu-

sieron á jugar entretenidísimos, tanto
que no se ola ni una mosca en toda la casa; aquello parecía un paraíso según pensaba el gato, que tomaba el sol en el
alféizar de la ventana, muy satisfecho
de que los niños le dejaran tranquilo sin acordarse de atarle papeles en el rabo,
ni recortarle los bigotes ó ponerle en las
patitas cáscaras de nuez para que se res¬
balara al andar.
¿Creeis que esta bienandanza duró
mucho tiempo? Nada de eso. A la media hora escasa ya la faltaba á la muñeca la flamante y rizosa cabellera de estopa, no parpadeaba, ni decía papá, ni mamá, pues estaba completamente afónica; al polichinela le habían practicado una cruentísima operación y enseñaba por un enorme boquete del pecho todas sus entrañas de cartón y pasta, y los caba¬ llitos de carreras, el que no estaba per¬ niquebrado había soltado á su ginete por la grupa ó andaban en tan deplora¬ ble estado que ni el contratista de los toros los querría para la lidia.
Satisfecha la curiosidad del juguete nuevo, registrados los ocultos muelles
que movían aquellas figurillas, los niños abandonaron los despedazados muñequitos, como el anatómico que deja so¬
bre la mesa de disección los mutilados
restos del cadáver.
Ya veis que crueldad, hijos míos, ni siquiera les dieron sepultura. Se pusie¬ ron á bailotear y dar brincos alrededor de sus víctimas, y tras del baile vino la gresca; y esto es mío, esto no es tuyo, que trae, que deja, aquello que fué antes un paraíso se convirtió de pronto en un campo de Agramante. Y ¿todo por qué? Por disputar la pierna de ua muñeco, el sombrero de la Melisendra ó el jokey inservible que más necesitaba de hospi¬ tal que de jaleito.
¿Qué os parece? Os parecerá mal ¿eh? por supuesto. A mí tambiéu me parece
una escena reprobable. Y al abuelito de aquellos niños tam¬
bién le parecía muy fea cosa que sus nietos destrozaran los juguetes apenas estrenados, y que después se disputaran á repelones y arañazo limpio la posesión
de sus restos escarnecidos.
Y el pobre abuelito recordaba con mucha pena, que cuando venía él de la tienda, muy ufano con los juguetes nuevos para sus nietos, había visto en la calle, sentado en la acera, un precio30 niño rubio, descalcito, con el vestidi-
11o destrozado y astroso, y aquel pobre niño jugaba solito en medio de la calle con un mal juguete que él mismo se había improvisado con grande indus¬ tria, con una tapa de latón, un papel de estaño y unos palitos, encontrados en

algún basurero, que es donde los niños pobres picotean, como las gallinas, para buscar sus juguetes; porque los niños pobres no tienen abuelito que les regale juguetes. ¿Sabéis?
Y el abuelito pensaba: si el niño po¬ bre se entretiene y juega, y se industria para fabricarse uu mal juguete, el niño pobre es muy bueno, y Dios le querrá mucho, y ¿no merece mejor los lindos juguetes de Páscua que los niños ricos que no saben más que destrozarlos y pelearse después?
Y al abuelito se le ocurrió entonces la
idea de recoger los destrozados juguetes de sus nietos destrozones y regalárselos al pobre niño rubio que no tiene jugue¬ tes ni abuelito que se ios ferie; y como el niño aquel es industrioso, él sabrá componer lo que los nietos destrozaron, y tendrá así unos preciosos juguetes de
Páscua.
¿Qué os parece? ¿Calíais, eh? ¡Hola á tí se te saltan las lágrimas! No las ocul¬ tes, hijo mió, eso demuestra tu buen corazón, y eso te enaltece.
—Yo quiero dar todos mis juguetes al niño pobre, abuelito.
—Sí, hijo mío, si; bien los merece. Mañana hacéis un paquete con todos los restos de juguetería arratonada que teneis hacinados por esos rincones, sal¬ dremos todos juntitos de paseo, é iréis repartiendo vuestros juguetes á todos los niños pobres que encontremos por la calle, que no faltarán.
Ya vereis cómo los niños pobres os bendicen y tienen también sus juguetes de Páscua. Y así a prendereis á practicar la caridad, sacrificando á tan noble vir¬ tud algo vuestro, algo que hoy podéis dar; juguetes para los niños pobres que
no los tienen. De este modo mañana cuando esos niños sean hombres y vo¬
sotros lo seáis también, podréis ejercer una caridad mayor, dando pan y cariño á los que están hambrientos de uno y
otro.
Porque, hijos míos, vosotros teneis un abuelito que os compre juguetes y dul¬ ces, y ellos no tienen ni quien les com¬ pre botas para sus piececitos, que son de rosa y nieve como los vuestros.
Alfonso Orpíz de la Torre.
LO NAXEMENT DE JESÜS
Cada any quant los camps se gelan Que no brota ni una flor,
Yé á la terra’l Bon Jesús, Que n’es la flor de l’amor.
Ay, Jesuset,

N’haveu fet molt llarch viatge; Tan petitet.
¿Ahónt anirá tan gran hoste? Ahónt posará tan gran Bey? ¿Quin trono tendrá á la terra El qui devalla del Cel|
Ay, Jesuset, etc.
¿Quin palau li dará cóbro Al Messias sospirat Si envejós lo. Rey Heródes
Ahónt lo trob, lo matará?
Ay, Jesuset, etc.
Ha volgut sos pares pobres De la raça de David Per exalçar la pobresa Y donar exemple als richs.
Ay, Jesuset, etc.
Ells a’ en van cercant posada! Y ningú ’ls ne vol donar, ¿Qué fará la pobre Verge? Son Fillet, ahónt naxerá?
Ay, Jesuset, etc.
A Jusep li diu María: Anem, que ’l diaja ’s pon, Anem á u’ aquell estable Que sembla que Deu hó vol.
Ay, Jesuset, etc.
Allá hi ha una menjadora, De palla ab quatre brinets, Que del Fill de 1’ Etern Pare, Del Redemptor será ’l bres.
Ay. Jesuset, etc.
Un bouet y una muleta
Escauían ab llur alé
Lo sant minyonet que plora
Y está tremolant de fret.
Ay, Jesuset, etc.
Al punt dintre 1’ establia Baxa la gloria dels Cèls, Y ’s tornan les terenyiues
De randes hermosos veis.
Ay, Jesuset. etc.
María s’ ha ajonolladat Devant son Fill y Senyor, Y la vara de Jusep
Ha florit de lo millor.
Ay, Jesuset, etc.
Los pastors música seuten
Y no saben d’ hont los surt.
Mes los Angels los ho diuhen Y á adorar van á Jesús,
Ay, Jesuset, etc.
A portar ais R^ys la nova Corre un estél tot rioler, Brilla que mes brillarás

Los guía cap á Betlém Ay, Jesuset, etc;
Dios de la cova ’s confoti.
Ab la purpra 1’ humil drap, Y com 1’ or, I’ encens y mirra La més pobre oferta val.
Ay, Jesuset, etc.
Y ’ls pastors als pobres cridan, Y los Reys cridan als Reys A adorar per tots los segles Jesús, Maria y Jusep.
Ay, Jesuset, N’ haveu fet molt llafch viatge, Tan petitet.

Victoria Peña de,Amer.*

—■■■

• <>"■■*'■■■■ ■ ■

dANSÓ DE DESEMBRE

Qué blanca y muda es la terral
¡qué mut y aplomat lo cel! ¡cóm van cayent, cófh vóleyad
los blanchs borrellons de neu, ámugronantse en las branfcas
d’aquets árbres macilénts,
com de por de caüre en térra
sobre ’l fanch qu’éís eúgoleix/
¿No ’t sembla veurà, ma vida; que desfulladas peí tent crusan l’espay las corolas deis blanchs atmetllers del cel? ¿No’t sembla que aquí en la ter'rá cada ár'bre, fá poch desert,
se revesteix de flor blanca
qu’ esclata joyosament?
Y ’ls clámoTs de fám qu’ exlialaú
esbarats los p.asallets
¿no’t sembla un himne de festa que canta l’adveniment d’una primavera estranya desperta fora de temps, sense perfums en la terra,
sense sol al firmament?
¡Qué blanca y muda és la terral ¡Qfué mut y ap'loinat lo celí... ¡Qué festius y hermosos semblan
los blanchs bórrelloiïs de neu, mirats al través dels vidres
y al compás dels espetéclís de la flama enjogassada qu’ espurneja réspl á n de n't!

A. Mestres.-

ii.

..iiiinit, r.fii ¡¡'íèn'r.—

~ ' ■"

•

I5)

FOLLETÍIV

LOS DOS HERMANOS
bía equivocado cuando rae vi en un si¬
tio sin árboles, pantanoso, solitario,
agreste á donde parecía no haber llegado
nunca un ser viviente á turbar el silen¬
cio que reinaba en este terrible desierto.
Traté de dar voces con la esperanza de
ser oido ó quizás mejor para tranquili¬ zarme con el sonido de mi propia voz,
pero ésta, al resonar en medio de aque¬
llas soledades y tinieblas, no hizo más
que aumentar mi espanto. De repente
sentí caer sobre mi rostro y sobre mis manos abundantes copos de nieve; en¬ tonces acabé de desorientarme por com¬
pleto y ni siquiera logré dar con el sen¬ dero que allí me había conducido desa¬ pareciendo con ello hasta la esperanza
de volver á mi punto de partida. La nieve caía cada vez más espesa y más
rápidamente y las tinieblas adquirían
tal densidad que parecía que con la- ma¬
no podía tocárselas. El pantanoso suelo que pisaba se hundía bajo mis piés ape¬ nas me quedaba inmóvil: avanzar hu¬ biera sido exponerme á mayores peli¬
gros. Mi temeridad juvenil me abando¬

nó y sentí que el llanto iba á asomar á mis ojos: un sentimiento de vergüenza contuvo mis lágrimas y para evitarlas púseme á gritar con todas mis fuerzas,
¡gritos terribles, llenos de angustia, pues aquel trance era para mi de vida ó
muerte! Por un instante contuve hasta el
aliento con la esperanza de oir algo que á mis voces respondiera, pero ¡nada, nada más que el eco reproduciendo mis gritos; nada más que la despiadada nie¬
ve cada vez más abundante! Sentíme
dominado por una mortal languidez, por un sueño invencible y sin embargo traté aun de seguir avanzando, aunque sin arriesgarme demasiado lejos por miedo á los precipicios tan frecuentes en aquella parte de las montañas. De cuando en cuando me detenia y lanzaba un nuevo grito ahogado por las lagri¬
mas que me arrancaba la Mea de la
muerte terrible y solitaria que rae ame¬ nazaba. Mi familia reunid* alrededor del hogar ¡cuán lejos debía estar de imaginarse el peligro que en aquel mo¬ mento yo corria! ¡De cuánto luto llena¬ ría mi muerte el corazón de mi pobre padre! ¡Y tía Fanny! ¡Que triste recom¬ pensa de los cuidados que me había
prodigado! Toda mi vida se me repre¬
se ataba como va gO'y conmovedor- ea-

sueño; las diversas escenas de mis años aborrecimiento que por él sentia tanto á

juveniles desfilaban ante mis ojos arra¬ causa de sus defectos, cuanto porque sados en llanto como vagas y dulces vi¬ pertenecía á Gregorio? Cuando tal suce¬

siones. En el último transporte de de¬ día, éste llamaba silbando á su perra y

sesperación producido por todos estos
recuerdos de mi corta existencia, reuní
todas las fuerzas que me quedaban para articular un último grito prolongado, dolorido, desesperado. No esperaba más

con ella iba á seutarse en el campo. En una ó dos ocasiones en que el puntapié, más fuerte que de costumbre, había arrancado al pobre animal un prolonga¬ do y triste aullido, mi padre, avergon¬

respuesta que la que me devolvieran con zado de su propia brutalidad, había de¬

débil acento los ecos del monte, pero cuál no sería mi asombro al oir otro
grito también prolongado, dolorido y

sahogado su mal humor en Gregorio echándole en cara su torpeza por no saber adiestrar ni siquiera á un perro y

salvaje, tan salvaje que apoderándose diciéndole que su estúpida costumbre de

de mi un terror supersticioso creí permitirle que se tendiera sobré el fogón1 haber oido la voz de uno de esos gé- de la cocina seria causa algún dia de

nios maléficos de la montaña de los que se perdiera sin remedio el mejor pe¬
cuales tantas cosas fabulosas había rro de la cristiandad. A todo esto nada*

escuchado contar en las veladas de
invierno cabe el bogar de la granja! Mi corazón, sin embargo, volvió á latir fuerte y precipitadamente y por

respondía Gregorio: su mirada vaga se’
perdia en el espacio y ageno á cuanto le decían quedaba sumido en taciturno’
silencio, r i?..

espacio de uno ó dos minutos me fué ¡Otra N-ez. otra vez el ladrido! Si, era

imposible seguir gritando, pues el te- la voz dh Finette, no cabia duda. ¡Ahora

íatüsr ahogaba los sonidos en mi gargan¬ ó nunca! Hice un esfuerzo supremo y ta. Entonces oí los ladridos de uu perro: con toda la íuerzu de mié pulmones gri¬

¡ Dios eterno! ¿Sería, por ventura, el la¬ eté: <jr¡Fiuette,- aquí; Finette aquí, por

drido de Finette. la¡ perra de mi pobre i amor de Dios!» No habían' trascurri¬

hermano, animal feo* al1 que mi' padre ólo diez segundos cuando el pobre

largaba un puntapié cada vez que á su animal se encontraba ya á mi lado,

ludo lo- encontraba para demostrarle el restregando contra mis piernas su

hocico blanco1 y caliente, corriendo’ y saltando á m'i alrededor, levantan¬ do’ de cuando en1 cuando la cabeza
para fijar en' mi los ojos inteligentes y espantados como se temiera ser reci¬ bida á golpes. ¡Oh. nadé temás, pobre animal! Llorando de alegria caí de ro¬ dillas para acariciar á Finette;- mi espi¬ rito embotado’ y debilitado cómo mï cuerpo no se hallaba en estado'de racio¬ cinar. pero el instinto rae decía que el auxilio se acercaba y en efecto una for¬ ma humana, al principio confusa, se
destacaba cada vez más clara al través"
de’la densa niebla.
Era Gregorio envuelto eh sú manta
de’pastor. ¡Gregorio! exclamé y le abra¬ cé con’efusión sin podbr articular una païhbra más. Después de únoS momen¬ tos de silencio’me exhortó á que reunie¬ ra todas mis fuerzas para emprender la? marcha de la qúe, según él; dependía nuestra vida. Era preciso, á ser posible,encontrar el camino de la granja, pero’
de todos modos hacíase necesario poner¬
nos en movimiento1 pura no qúedárnos-
helados.
—¡Qué! ¿tampoco’tü;sabés- etf camino^
eXclamé.
—Creía saberlo cuando’ salí de casa/
pero ahora temo haberme extraviado:- \\é

SOLLER

Sección Científica
«Simo DE LOS TIEMPOS GRAMATICALES
La entidad elocutiva que presenta la causa latente puede asimismo caracteri¬
zarse mediante el adverbio relativo de
grado: cuanto, con el cual entonces pue¬ de corresponderse el adverbio demostra¬ tivo de grado: tanto en la entidad elo¬ cutiva que anuncia la consecuencia ó el efecto, modificando ambos adverbios ya á más ya á menos.
Poniéndose asi más de resalto el con¬
cepto de antitéais, la oración introduci¬ da por cuanto, la que figura de adverbio
relativo de causa, suele principiar la cláusula combinada, si no motivos es¬
peciales de la construcción en general unponen la necesidad de hacer antece¬
der la cláusula por tanto caracterizada
que presenta la consecuencia) á veces pueden transponerse indistintamente
ambos términos correlativos de la pon¬ deración an ti tétiea .
.Por ejemplo: cuanto más reducido se rió el general á sus propias fuerzas, .tanto más.imperioso se hizo reunir estas estrechamente; cuanto más reflexionaba acerca de mi situación, tanto menos di¬ fícil me parecía; cuanto más fué com¬
prendiendo que las simpatías habían
sido únicamente por su dinero, tanto más enfermó su herido corazón; esos caracteres nos irritan tanto más cuanto están más cerca de nosotros y son más comprensibles; el agua tomada en su fuente, es tanto más saludable cuanto menos gusto tiene—mientras ó cuanto inás adelantábala astronomía en el co¬ nocimiento de las leyes y los hechos ce¬ lestes, tanto más rechazaba la idea de
una influencia sobrenatural. En esta correlación antitética .tanto,
sea que caracteriza á más ó á menos puede callar, particularmente cuando la
entidad consecuencial sigue á la que
presenta la causa, y el término antitéti¬
co consecuencial es adjetivo, sustantivo
ó adverbio; menos frecuente y á veces .imposible resulta esta supresión cuando
el término antitético consecuencial es
verbo ó la entidad elocutiva consecuen¬
cial principia la cláusula combinada. En caso de supresión, para que se
¡ponga bien de resalto la antitesis, el
término antitético consecuencial tiene
que principiar su correspondiente cláu¬
sula.
Por ejemplo: cuanto más dura el desórden. mayor negocio hacen esa cáfila de gente sin ocupación; esa cáfila—ha¬ cen (tanto) mayor negocio cuanto más —se los desprecia tanto más cuanto ma¬ yor ha sido su audacia y su descoco: cuanto mayor,—(tanto) más se los des¬ precia; fué gran artista y gran pensa¬ dor. y cuanto más anciano más inspira¬ do en sus obras y más acérrimo en sus ideas;—cuantas personas se acogen á cualquier pretexto para romper el cerca¬ no enlace de matrimonio que cuanto más próximo veo menos pueden soportar¬
la razón de ser de estos sacrificios hálla¬
se en el dogma panteista de estos pue¬
blos: cuanto más perfecto era un ser;
cuanto más individualizada estaba su
vida, cuanto más personalidad tenia,

tales que no son menos maravillosas jaulas los insectos que allí se encontra¬ que las observadas en las hormigas y ban en una especie de somnolencia y el

las abejas y sin embargo no exigen de colocarlos sobre una superficie lisa, de¬ los seres de que emanan inteligencia y be de ejercer cierta influencia sobre la

conciencia.

periferia sensible de su organismo, pro¬

Queremos hablar del trabajo de las pul¬ vocando movimientos reflejos.

gas amaestradas, que con frecuencia se Nuestra hipótesis sobre los movimien¬

tiene ocasión de admiraren ciertas barra-, tos de la pulga en lamrena es -corrobo¬

cas de féria. No se nos oculta que dicho rada por la circunstancia de que con

trabajo, debido únicamente á la inteli¬ temperatura baja es preciso calentar los

gencia del «domador» á largo y pacien¬ 'insectos antes de que trabajen. En este

zudo amaestramiento, no tiene nada que caso, el calor obra de por sí como exci¬

ver con la innata é instintiva actividad tante, al par que aumenta la excitabili¬

de las abejas y hormigas, pero los dos dad refleja de la pulga. Muchas veces

problemas ofrecen entre si cierta analo¬ ésta al ser sacada de la jaula y calenta¬

gía. por cuanto ambos nos hacen supo¬ da con el aliento, empieza á mover las

ner facultades intelectuales en seres de piernas en el aire, y estos movimientos

ellas desprovistos.

sin objeto prueban una vez más que

Estos insectos, tanto los antes men¬ aquí se trata únicamente de reflejos.

cionados como los citados últimamente,

Ahora diremos que, si bien hemos

en realidad no son sino máquinas com¬ descorrido-algo el velo que cubría tes

plicadas, y sus manifestaciones vitales misterios del circo de pulgas amaestra¬

que tanto nos admiran son el efecto ne¬ das, no le hemos quitado nada de su in¬ cesario del funcionamiento de dichas terés. La realidad visible es de por sí

máquinas.

bastante maravillosa, las máquinas del-

Hace poco tiempo celebré un interview ■ inundo organizado son bastante com¬

con el dueño de un circo del pulgas plicadas ¿ intrincadas para excitar nues¬

amaestradas, el que tuvo la amabilidad tra admiración, sin necesariamente atri¬

de ponerme en antecedentes de todo buirles lo más alto, lo más maravilloso

cuanto en su establecimiento se exhibía y enigmático, lo único que se sustrae á

á la admiración del público, y para so¬ nuestras investigaciones: la conciencia.

laz y provecho de mis amados y pacien¬

zudos lectores voy á referir á continua¬

Julio Biioutá.

ción los datos que he podido recoger.

La primera operación—según me dijo

mi interlocutor—consiste en quitarles á las pulgas la costumbre de saltar. En

Variedades

vez de ejecutar los consabidos brincos,

los insectos tienen que aprender á an¬ dar arrastrando y á correr. Al efecto se las coloca entre dos placas de vidrio cuyo iirtérvalo es tan estrecho que im¬ pide todo salto. Ahora, corno un miem¬ bro que no se usa durante cierto tiempo
se atrofia, la musculatura de las zancas
de la pulga, por no poder ejercitarse, pierde poco á poco la facultad de pro¬ pulsar el animal en saltos. La pulga ya no puede saltar, en cierto modo se la ha privado de los órganos que posibilitaban el salto. No puede ya más que arrastrar¬ se, para cuyo movimiento no se necesi¬ ta tanta fuerza como para saltar. El re¬ ferido procedimiento solo ha debilitado las extreminades que antes servían para el salto; en lo demás el animal ha con¬ servado toda su energía y es capaz de trabajar y arrastrar objetos pesados.
Dicho sea de paso, la pulga es uno de
los animales relativamente más fuertes
de la creación.
Una vez conseguida la debilitación de las zancas de saltar, se cogen las pulgas y se los rodea el talle, es decir la depre¬ sión situada entre el tórax y el abdómen, con un alambre finísimo. Así el insecto está prisionero en un lazo rígido que termina, encima del dorso del ani¬ mal, en un hilo metálico largo y ténue. Claro está que dicha operación exige mucha destreza, pues, dada la delicade¬
za de su estructuro, los insectos se lasti¬
man fácilmente.
Ahora ya no ofrece dificultad alguna

La ensalada de Sixto V.
Antonio Porti, médico del Papa Sixto V, fué llamado para asistir á un enfer¬ mo, el cual, al esplicarle su enfermedad
física, le dió á conocer sus sufrimientos
morales; pues de célebre abogado que había sido, cuando conoció de simplo religioso al Soberano Pontífice, por re¬
veses de fortuna se encontraba entonces
en la mavorindigenciu. El médico, liomr bre de buenos sentimientos, aprovechó la primera oportunidad que tuvo para hablar al Papa de la triste situación de su antiguo amigo. Al siguiente dia Six¬ to V, á quien rio parecía haber produci¬ do mucho efecto el relato del doctor, preguntó á éste por su enfermo y por el medicamento que le había recetado.
—Unas pildoras reconstituyentes—
contestó Porti.
—Pues yo—dijo el Papa—le he envia¬ do un reconstituyente vegetal, una en¬ salada de los jardines del Vaticano, que estoy seguro le lia de sentar muy bien.
—¡Ensalada!—exclamó el doctor; ¡si el pobre abogado se cura, seguramente será un milagro de Vuestra Santidad!
Sixto V se sonrió y le dijo: «Id á ver al enfermo y decidle que de hoy en ade¬ lante yo seré su médico; es un cliente que os quito, pero poco os debe impor¬ tar. dada su precaria situación».
Marchóse el doctor á casa del abogado a quien encontró radiante de alegría y fuera de la cania.

el juntar una con otra por medio de los precitados alambres varias pulgas asi preparadas, atarlas á un pequeño vehí¬ culo de metal, enganchándolas delante

—¿Dónde está la ensalada que os ha enviado el Papa?
—Ahí la teneis en esa cestita que me
trajo ayer el jardinero del Vaticano;

de una carretilla, un trineo, en un pe¬ pero os advierto que el específico está queño «tio vivo», ó -en el alambre del en el fondo.

abrigarse de la intemperie, aislarse del suelo, guardar herramientas y dormir con tanta seguridad como dentro de una casa de cal y canto.
Como los barnices que se dan á la masa de papel son de diversos colores,
todos muy vivos, produce agradable g’olpe de vista contemplar un pueblo
construido con esos nuevos materiales.
Para probar que la pasta de papel, debidamente prensada, preparada y bar¬ nizada resiste perfectamente el contacto continuo con el agua, en OI li v-il te se ha
construido una casa en el centro de un
riachuelo que no experimenta jamás grandes avenidas. Hace dos años que la casa está en pié y no tiene traza ningu¬ na de haber sufrido el menor quebranto.
Es seguro que esas construcciones se perfeccionarán todavía y como al haber muchos talleres para fabricar sus mate¬ riales, la competencia abaratará los pre¬
cios. será entonces cosa facilísima ser
propietario de una buena casa por unos 200 dollars, cantidad de que al año de estar edificada se reembolsará el propie¬ tario con el producto de sus alquileres.
Las cien pp.
Pedro, Pablo, Perfecto, Primitivo. Pío, Perez, Porrao, Prieto, Peral, profesor pato¬
lógico parisiense, pedicuro, procurador, publicista, pirotécnico privilegiado por Pamplona, pintor premiado por Paten¬ cia, pasa para Puerto Príncipe.
Para pagar pasaje preveyendo peren¬ torias precisiones, pinta preciosos paisa¬ jes para particulares por poco precio, pagando previamente, prescribe prepa¬ raciones preservativas, pone pararayos, proporciona pianos, partituras periódi¬ cos políticos, publicaciones particulares, pólvora, papel, pinturas, pistolas; pre¬ para privadamente producciones piro¬ técnicas; propone propiedades para pa¬ garlas por plazos; procura préstamos por pagarés pactadoapreviamente; per¬ cibe procuras para pleitos, pudiendo presentar permiso pedido personalmen¬ te por pura política. Pago previo.
Previene partir pronto. Para: Plaza pequeña, piso principal primera puerta.
Crónica Local
El Sóller agradece en el alma
á sias abonados la constante pro¬
tección que le dispensan, y, al sa¬ ludarles afectuosamente en este dia,
les desea felices Páscuas.
Por fuerzas de la Guardia civil fué
deteaido el martes de esta semana y
puesto á disposición del Juzgado muni¬ cipal de esta villa un sujeto, natural de Algaida, de muy malos antecedentes, licenciado de presidio por más señas, de quien sospechó el comandante del pues¬ to, Sr. Lizana, si podría ser el autor de un robo que, con fractura de puerta, se
había cometido durante la noche ante¬ rior en la casa de reciente construcción

ha, por lo que sabemos*; su visita dió por resultado encontrarlos, hízoles pregun¬
tas, uno de ellos contestó en forma des¬
templada y fué arrestado en el cuarto de
corrección de la Casa Consistorial.
Muy bien, Sr. Lizana; así se cumple con el deber y se aumentan las simpa¬ tías que desde antiguo tiene conquista¬
das el benemérito Instituto á que perte¬
nece.
Sin el vapor correo el lunes, el «León de Oro» ha sido el único buque á vapor que ha salido de este puerto esta sema¬ na. Después de embarcar numeroso pa¬
saje y gran cantidad de carga para Bar¬ celona y para Cette, salió dicho buque al anochecer del lunes, llegando á la capital del Principado á la mañana si¬ guiente, sin novedad, y en este último puerto creemos continua todavía, pues si bien intentó continuar váaje anteayer, obligóte á arribar el fuerte temporal que se desencadenó apenas hubo salido.
Uno de estos dias ha estado en esta
un agente ejecutivo mandado por la De¬ legación de Hacienda de esta provincia con objeto de exigir á los médicos de
esta localidad crecida multa como moro¬
sos en el pago de la patente á que vie¬ nen obligados. Como dichos señores, por lo que se dice, habían solicitado varias veces los correspondientes talones para hacerlos efectivos sin que hubiéranlos podido jamás conseguir, al verificar el pago de la multa exigida levantaron acta notarial, con el fin de enviar copia
de la misma al Excmo. Sr. Ministro de
Hacienda y proceder á lo que haya lu¬ gar. Se nos asegura que el mencionado documento hállase ya á estas horas ca¬
mino de Madrid.
No deja de ser originalísima (¡y hasta provechosa!) la ocurrencia de desatender á los paganos, cuando quieren serlo, y castigar luego por medio de fuerte mul¬
ta su morosidad. Veremos en que parará
la cosa.
Nuestro antiguo colaborador y esti¬ madísimo amigo D. Pedro Juan Colom y Rufián, que desde hacía mucho tiempo padecía con gran resignación, con ver¬ dadera entereza, una afección cardiaca, agravóse al principio de esta semana, y
habiendo solicitado los auxilios de la re¬
ligión al desconfiar de los de la ciencia, fué sacramentado el martes por la no¬ che, falleciendo en la mañana de ayer rodeado de su querida y amante familia, á la que tan irreparable pérdida deja sumida eu el más amargo desconsuelo.
Rezóse anoche en la casa mortuoria
el rosario, verificándose seguidamente el entierro, y esta mañana se han celebra¬ do en la parroquial suntuosos funerales en sufragio del alma del que fué en los primeros años de la existencia del Sóller nuestro compañero de glorias y fatigas y siempre consejero cariñoso y leal ami¬ go. A uno y á otro de los actos mencio¬
nados asistió numerosísima concurren¬
cia.

más se apartaba del Todo y por consigmiente de Dios—cuanto más antiguo y primitivo es un tipo humano, más desarrollado se presenta su cráneo en la región occipital y aplanado en la
frontal.
Dr. Máximo Herttixg.
(Se continuará)„
LAS PULGAS AMAESTRADAS

dorso un trajecito de papel de seda ó cualquier otro objeto proporcionado al tamaño y á la fuerza del animal.
Los carritos de metal y otros juguetes que son arrastrados por las pulgas, re¬ presentan naturalmente, para éstas, un peso muy grande. Por eso las pulgas se paran cuando el vehículo se pone sobre una superficie rasposa, como, por ejem¬ plo, un paño de fieltro. Las desigualda¬ des de éste son demasiadas para que los animalitos puedan avanzar con su carro. El fondo de las cajas en que se conser¬

Allí buscó el médico y encontró un situada en.la misma torre del Alcaid,

paquete con 300 escudos.

junto al punto en que desemboca al mar

—Amigo mió— le dijo felicitándole; — el torrente Mayor. Los objetos robados

Hipócrates no conoció esa clase de me¬
dicamento.
Y como ei caso se divulgase por la ciudad, la ensalada de Sixto V pasó á proverbio en Roma, donde suele decirse, cuando alguien necesita un socorro de

fueron: una escopeta nueva de dos caño¬ nes, fuego central; una canana con 17 cartuchos; unos gemelos de vista gran¬ des con su estuche; 12 cubiertos, 12 cucharitas para- café y un cucharón todo

importancia para salir de apuros: «Lo de metal blanco; 2 cuchillos de mesa, un

que le hace falta es un poco de ensalada pañuelo de seda, una servilleta, 7 llaves

de Sixto V.»

i de puertas interiores de la casa, una bo¬

tella con vino, unos dos kilogramos de

A las lágrimas de la familia unimos hoy las nuestras, como unimos á las su¬ yas nuestras preces para que conceda
Dios eterno descanso al alma del finado.
Por via de Palma llegó el miércoles á Mallorca, á donde te traen asuntos de importancia, según hemos leído en los periódicos de la capital, nuestro querido paisano y distinguido amigo el Exce¬ lentísimo Sr. D. Jaime S. Guardiola, y ayer tarde llegó á este su pueblo natal,

La cuestión que en el presente artícu¬ lo vamos á tratar parece, á primera vis¬ ta, haladí y pueril, pero en realidad es de importancia y se relaciona con los más intrincados problemas de la psico¬ logía... por extraño que esto á más de uno se le antoje.
Desde que hay hombres pensadores, siempre ha excitado la admiración la maravillosa actitud de la hormiga
y de la abeja, la organización in¬ comparable de sus repúblicas, el fun¬ cionamiento tan perfecto de aquellas
microcosmos. No es de extrañar que
muchos filósofos hayan atribuido á esos insectos conciencia y reflexión, por más que semejante hipótesis no resiste un análisis serio y está en contradicción con los resultados de los experimentos
modernos.
De todas maneras, sin querer ahondar en una discusión impropia de la índole de estos trabajos, vamos á ocuparnos en ol examen de otras manifestaciones vi¬

van las pulgas amaestradas, está alfom¬ brada con paño, con objeto de que estén quietos los animales y al mismo tiempo estén calientes en sus jaulas. En cam¬ bio, el fondo del circo en que trabajan
pulgas es liso y no ocasiona frotaciones. Al sacar un tiro de esas pulgas de su
jaula y colocarlo sobre la superficie lla¬
na de la arena, suele echar á andar. Pe¬
ro si la temperatura del aire está baja y si las jaulas han estado expuestas al
frío, los animalitos están como entor¬
pecidos y es preciso calentarlos un poco para que se muevan, lo que se consigue colocándolos delante de la boca y echán ¬
doles el aliento.
El que se muevan las pfijgús apenas se
las coloca sobre una superficie lisa debe atribuirse al efecto reflejo de ciertas ex¬ citaciones. Los movimientos que ejecu¬
tan son tan inconscientes, como lo son
v. gr. los de nuestros párpados al oir
una detonación fuerte. La conciencia y
la voluntad no ejercen influencia en es¬
ta clase de movimientos.. El sacar de sús

Las casas de papel
Se emplea con gran éxito el papel para la construcción de verdaderas casas de dos y tres pisos en los Estados del Oeste de la gran república. Tienen todas
las condiciones necesarias para prestar excelentes servicios: solidez á toda prue¬
ba. impermeabilidad absoluta, ligereza para el montaje, bastante duración y
gran baratura. En Makenzie hay una fábrica en la
que trabajan más de 1.500 operarios, que produce diariamente los materiales nocesarios para el montaje de 300 casas de dos pisos ó 450 de un solo piso.
El precio varia de 420 dollars á 750. Luego hay que añadir á esta suma lo que cuestan los cristales y las viguetas
de hierro: unos 800 dollars por cada
casa.
Para los labradores del extremo de
Far West se construyen una especie de cabañas que cuestan únicamente 20 do¬ llars y que sirven perfectamente para

embutidos y tocino, y una espuerta. Al practicar un escrupuloso reconoci¬
miento en el domicilio del mencionado
individuo, cuya historia y la circunstan¬ cia de haber trabajado en la casa roba¬
da habían confirmado todavía más las
sospechas, fueron encontrados los obje¬ tos que acabamos de enumerar cuidado¬
samente escondidos entre dos gergones,
y un cuchillo, además, debajo del cabezal
en que aquel dormia.
A las diferentes preguntas que se te hicieron, después de negar ó incurrir en
continuas contradicciones, acabó por
confesarse autor dÉ vo'É) de referencia
el sujeto detenido.
*&
Según noticias, anteayer, á cosa de
las once del dia, fué el Sr. Lizana con un Guardia á sus órdenes á recorrer las tabernas en que sospechaba mataban el
tiempo unos desocupados de profesión, sobre quienes, tiene puesto el ojo tiempo

en el que, después de pasar las próxi¬
mas Páscuas con su anciano padre, sa¬ bemos tiene deseos de permanecer una,
para sus amigos muy corta, temporada Apresurándonos á dar al ilustre pai¬
sano nuestra más cordial bienvenida.
La función religiosa de la Calenda, que se ha celebrado esta madrugada en la
parroquial iglesia de esta villa, ha sido
solemne y á ella ha asistido numerosa concurrencia. El sermón, conforme diji¬ mos el sábado último, ha estado, á cargo del joven estudiante D. Miguel Rosselló y Barceló, eu el que ha estado acertadí¬ simo, desarrollando el tema con acierto, palabra fácil y forma elegantísima, á través de las cuates se ha podido ver al elocuente orador sagrado de mañana, á quien nos complacemos en enviar hoy por lo que es y por lo que promete ser
cordial felicitación.
, =s>"—•

SÓLLER

EN EL AYUNTAMIENTO

fechas 27, 20, 6 y 2 de Noviembre últi¬ nado las citadas costas, al objeto de po¬ de 19 ton., pat. D. R. Ferrer, con 7 ma¬ mo, respectivamente, por las que piden der resolver con acierto lo que proceda rineros y lastre.

Lotería Macional

Sesión del dia 18 de Diciembre de 1897.

permiso para hacer obras en los inmue¬
bles que en ellas se indican sitos en la

referente al pago de las mismas. Acordóse luego suscribirse por 100

Dia 18. —Para Palma, laúd Interna¬
cional, de 27 ton., pat. D. E. Pujol, con

Sorteo del 23 de Liciémbïè áe 1897

Bajo la presidencia del Alcalde, don calle del Príncipe, carretera de este pesetas á la suscripción abierta para so¬ 6 mar. y lastre.

Antonio Palou, y estando presentes los
concejales Sres. Olivéis Martí, Santandreu, Joy y Arbona, dió principio la se¬

puerto y calle del Mar. Conformándose el Ayuntamiento con los indicados dictámesnes acordó concederles el permiso

correr á los perjudicados por las inun¬
daciones ocurridas en Valencia en el mes de Noviembre último.

Dia 20.—Para Andraitx, polacra go¬ leta Magdalena, de 72 ton., pat. don S. Fleixas, con 5 mar. y cemento.

Primer premio de 3.000.000 de pesetas Ha correspondido al número 13.515
despachado eh Madrid.

sión ordinaria de la última semana que con arreglo á los mismos.

Siguiendo la costumbre establecida en Dia 18.-—Para Barcelona y Cette, va¬ Segundo premio de 2.000.000 de pesetas

celebró el Ayuntamiento en segunda
convocatoria en la noche del sábado de

Entró en el salón el concejal señor
Morell.

años anteriores, acordóse que en la vís¬
pera de las próximas Páscuas de Navi¬

por León de Oro, de 278 ton., cap. don G. Mora, con 16 mar., pasaje y efectos.

Ha correspondido al número 27.393 despachado en Madrid.

la misma.
Dióse lectura al acta de la anterior y
fué aprobada.
Entraron en el salón los concejales Sres. Canals, Mayol (L.), y Mayol (P.)
Acto seguido se dió cuenta de tres co¬
municaciones del Sr. Gobernador civil

Seguidamente se dió lectura á una instancia presentada por D. Antonio Ferrer y Fanals, maestro de la escuela pública de Biniaraix de 15 del que rige
por la que pide, que formando el citado barrio de Biniaraix parte integrante de esta villa para los efectos de la ley de

dad se satisfaciera á los empleados de este Municipio su haber correspondiente al segundo trimestre del corriente año
económico.
por último se acordó verificar varios
pagos. Y se levantó la sesión.

jínta local pe protección al soldado

Recaudado hasta la fecha en los varios

centros de suscripción.

Pesetas

Tercer premio de 1.000.000 de pesetas Ha correspondido al número 53.447 despachado en Cartagena.
Cuarto premio de 750.000 pesetas Ha correspondido al número 21.897
despachado en Alicante.
Quinto premio de 300.000 pesetas Ha correspondido al número 23.862

de esta provincia de 20 y 27 de Julio instrucción pública atento á que la dis¬

Existencia en 27 Noviembre 1íl-

despachado en Madrid.

último y 2 de Agosto últimos acompa¬ tancia que media desde Sóller á Binia¬

timo.

. 50274

Sexto premio de 250.000 pesetas

34.° DiciàÉf·e ñándoseencadaunodeellosunejem¬
plar de las cuentas municipales de este , distrito correspondientes á los años eco¬
nómicos de 1890 á 91, 1891 á 92 y 1892 á 93 respectivamente, é indicando que en uso de las facultades que le confiere
el art.o 165 de la ley municipal vigente había acordado aprobarlas definitiva¬ mente. De lo que se dió por enterado el Ayuntamiento,
También se enteró de otra comunica
ción de la propia autoridad de 14 del que rige por la que se ordena que la Comisión que intervino en el justiprecio
de las obras verificadas en el camino de
K<Can Gaspá», proceda también sin pér¬
dida de momento al avaluo de las obras hechas en los demás caminos, cuyo im¬
porte vá englobado en el del de «Can Gas¬ pá» de que se ha hecho mérito, deta¬
llando el importe de las obras realizadas en cada uno de los caminos ya mencio¬
nados.
Leyóse después una instancia presen¬ tada por D.a Onofría Miró y Oliver, de fecha 16 del actual, por la que pide per¬ miso para dar mayor latitud al portillo
de entrada á la finca de su propiedad
denominada «La Mosca» lindante con la
carretera de Palma á este puerto, á fin de poder entrar á ella en carro. Enterado el Ayuntamiento, acordó pasara al Inge¬ niero encargado de la citada carretera.
Acordóse pasara también al citado Ingeniero otra instancia presentada por D. Agustín Pomar y Miró, de fecha 9 del actual, por la que pide se le respete el acueducto que sirve para el riego de
una de sus fincas lindante con la carre¬
tera expresada, por cuanto con la autori¬ zación que se ha dado al dueño de la finca contigua, para la reedificación de una pared ha de quedar aquel completa¬
mente destruido.
Luego se dió cuenta de los dictáme¬ nes emitidos por el referido Ingeniero en las instancias presentadas por don Miguel Vallcaneras y Gost como encar¬ gado de D. José Pastor, I).a Catalina Bernat y Deyá, D. Miguel Canals y Co¬ lom y D. Joaquín Bujosa y Mayol, de

raix es continuación de Sóller por medio
del extremo de la población denominado Alquería del Conde y uniendo éste á Biniaraix por la serie no interrumpida
de casas, alguna de ellas de nueva construcción, se eleve la dotación de di¬
cha escuela á la de mil cien pesetas que
por ser barrio agregado á este pueblo le pertenece. Enterada la Corporación mu¬ nicipal, acordó que dicha instancia que¬
dara ocho dias sobre la mesa, á fin de examinar con detención los extremos
que abraza la misma y poder luego re¬ solver con mayor conocimiento de causa lo que en ella se interesa.
Se enteró al propio tiempo de otro escrito, de D. Juan Marqués Arbona, de 15 del que rige por el que recuer¬ da el que presentó á la Corpora¬ ción en el mes de Abril último, del que
acompaña copia, por el que reclamaba
le fuese abonado de los fondos muni¬

CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Hoy, dia 24, se cantarán maitines solemnes, luego después la Sibila, y á las doce comenzará
la misa del Gallo.
Mañana, dia 25, á ks 10 la misa ma¬ yor con sermón; por la tarde se dará principio á la novena del misterio de Belen, y al anochecer completas solem¬ nes en preparación á la fiesta con que el gremio de tejedores obsequia á su pa¬
trona.
Dia 26, fiesta de N.a S.a de la Espe¬ ranza, á las 7 y media comunión gene¬ ral para las Hijas de María, y á las 9 y media horas y la misa mayor con ser¬ món por D. Antonio Alcover Pbro,
Registro Ovil

cipales el importe de las mensualidades que tiene adelantadas al auxiliar de esta Estación telegráfica, sobre cuyo escrito no tiene noticia el instante haya recaído ninguna resolución, y que por lo tanto
ratificándose á él en todas sus' partes
pedia se adoptase la procedente, no tan solamente á su petición, si que también respecto á la proposición á que en ella
se hace referencia, base tal vez de una extensa red telefónica en esta localidad;
y después de una larga y detenida dis¬ cusión se acordó que el Sr. Presidente adquiriese las noticias y antecedentes necesarios referentes á lo que se reclama

Nacimientos. Varones 2.—Hembras 1.—Total 3.
Matrimonios.
Dia 19.—D. Bernardo Mayol Simonet soltero, con D.a María del Carmen Barceló Simonet, soltera.
Defunciones
Dia 22.—D.a María Frau Barceló, de 63 años, casada, Manzana 44.
Dia 22.—D.a Juana M.a Escalas Mo-
rey, casada, M.a 57.
Dia 23.—D. Pedro Juan Colora Rui-
lán, de 62 años, casado, plaza de la Cons¬
titución.

por el solicitante y en vista de los cuales -

en la sesión próxima se tomaría el acuerdo que se considerase mas condu¬ MOVIMIENTO DEL PUERTO

cente referente al particular. Leyóse una cuenta presentada por
el Procurador del Ayuntamiento, don Gabriel Marimón, de las costas causa¬ das por dicha corporación en los autos que sigue con D. Salvador Coll y doña Margarita Morell ante el J uzgado de primera instancia de Palma. Enterada la Corporación acordó que quedase sobre

Emú A RC ACIONES FONDEADAS
Dia 20.—De Cette y Barcelona, em 10 horas, vapor León de Oro, de 278 tone¬ ladas, cap. D. G. Mora, con 16 marine¬ ros y efectos.
Dia 18.—De Palma, en 1 dia, laúd Internacional, de 27 ton., pat. D. E. Pu¬ jol, con 6 mar. y carbón.

la mesa al Ínterin se pudiese enterar 1

EMBARCACIONES DESPACHA D AS

del modo y manera como le han ocasio- ¡ Dia 18.—Para. Palma, laúd San José

D. J. Soler Vicens.

.

» A. Castañer Oliver.

.

» Ravilo Mocalve.

.

» José Marqués Rufián.

.

» Antonio J. Bernat.

.

» Cayetano Pomar Segura. ,

040 040 040 0‘20 040 0‘50

Total.
Pagado las pensiones de Noviembre y Di¬ ciembre á los siguien.
tes soldados; Andrés Castañer Ber-
nat.
Bartolomé Rufián Mir. Bartolomé Darder Vi¬
cens.
José Barceló Vicens .
Cristóbal Ripoll Ferrer
Antonio Arbona Bauzá

. 503‘84
15‘00 15‘00 15‘00 15‘00 15‘00 15‘00

Restan en fondo.

. 4I3‘84

Sóller 24

1897.—El Secre¬

tario, Salvador Elias.

*

Suscripción para socorro de los damnificados por las inundaciones ocurridas en la provincia de

Valencia en el mes de Noviembre de 1897, ini¬

ciada por D. Nicolás Cortés y D. Andrés Alber-

tí, delegados del «Ateneo Mercantil» de dicha

capital.

Ptas. Cts.

Suma anterior.

.

D. J. S., Pbro. y Vicario.

<

» Andrés Oliver.

.

» Cayetano Pomar.

.

» Juan García.

,

» Cayetano Rosselló

.

Clero de Sóller.

.

D. Jaime A. Mayol.

.

» Juan Marqués Frontera.

.

El Magnífico Ayuntamiento de Sóller. .

D. Jaime A. Mayol Arbona.

.

» José Magraner.

.

» Jaime Torrens, farmacéutico.

..

» José Palou.

’.

» Andrés Saucliment.

.

Banco de Sóller.

.

D. Miguel Fottezá Pomar, fabri cante de

chocolate.

.

» Pedro J. Mora Arbona.

.

» Salvador Elias, Tenedor de libros.

.

» H.

.

» Alejandro Vilalta, parador de «La So¬

lidez».

.

382‘oo
5'oo
2‘oo
o‘5o
Poo
l‘oo
8‘75 2‘oo 5‘oo
loo‘oo lo'oo l‘oo
5‘oo 5'oo 2‘oo 25‘oo
2'oo 2‘óo l‘oo 5‘oo
5'oo

Total.' '

57o‘25

Continua abierta esta suscripción encasa de los señores iniciadores y en la Redacción de este pe¬
riódico.

Ha correspondido al número 19.319 despachado eu Sevilla.
Premios de 100 000 pesetas.—Han correspondido á los números 19.349 des¬ pachado en Barcelona, 43.546 en Má* laga.
Premios de 80.000 pesetas.—Han co¬ rrespondido á los números 54.391 des¿ pachado en Bilbao, 17.378 en Madrid, 31.870 en Madrid, 51.540 en Barcelona.
Premios de 60.000 pesetas.—Han co¬ rrespondido á los números 53.281 des¬ pachado en Montilla, 34.953 en Málaga, 54.765 en SigíienZa, 46.695 en Jerez, 11.392 en Málaga.
Premios de 40 mil pesetas.—^Han co¬ rrespondido á los números 20.173 des¬ pachado en Valencia, 8.102 en Málaga, 11.582 en Barcelona, 34 885 en Barcekri na, 28.672 en Barcelona, 40.775 en Bar¬
celona.
Premios de 30.000 pesetas.—Han co¬ rrespondido á los números 23.229 despa¬ chado en Madrid, 26.031 en Barcelona;
54.117 en Madrid, 24.129 en Sevilla, 34.825 en Barcelona, 34.341 en Valla¬ dolid, 48.190 en Tortosa, 45.950 en Ma¬ drid, 48.742 en Madrid, 25.869 en Va¬
lencia.
Premios de 20.000 peseüas.-^-Han co-* rrespondido á los números 8.613 despa¬ chado en Lugo, 39.295 en Aranda; 22.847 eu Valencia, 1488 en Puentiarcas,
22.505 en Barcelona, 34 302 en Valeneia, 25.997 en Puenteares, 39.767 en Badalona, 21.474 eii Barcelona, 27.090 en Madrid, 22.887 en Bilbao, 25.577 en Madrid, 49.854 en Sevilla, 15.074 en Bilbao, 52.582 en Barcelona, 30.851 en Barcelona, 47.244 en Madrid, 18.538 en Madrid, 51.760 en Barcelona.
Premios en Baleares
Con dos mil quinientas pesetas han sido agraciados ks siguientes números despachados en Baleares:
548—12971—14975--20201—25922
10255 — 26275 — 40465-542—8729—
547—18023 -19892— 23594—28207—
31435-47229—47812-47815—46817
—47968—47976—8829.

42

AGRICULTURA

CULTIVO PRÁCTICO DEL ALGARROBO

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.

de tener en cuenta: Los riesgos de a venación de la algarroba son insignificantes comparados con
los del vino.
El capital inmóvil propio del cultivo vitícola, tanto en la plantación como en la bo¬ dega, además del capital móvil que exige el cultivo, se hallan muy lejos de poderse compar¬ rar con los que absorbe el algarrobo, que, hasta en el cultivo, no exige gastos.
La permanencia de la producción del al¬ garrobo, al paso que la de la vid. es muy pasa-
gera; y todavía promete serlo mucho más en
adelante dada la encarnizada guerra que le han declarado la filoxera, el mildew, el oidium, con
la retaguardia de parásitas que amenazan acabar con tan apreciada planta.
Podríamos extender nuestras comparaciones á otros cultivos de menor v uantía para mover al
propietario mallorquín á multiplicar el algarro¬ bo en todas aquellas tierras cuyo clima, y com¬ posición química no le ofrezcan producciones más lucrativas; pero basta lo dicho para excitar al
menos su interés á que examine con detenimien¬ to la cuestión económica que hemos bosquejado; pues, en ello va el aumento de su riqueza y el
bienestar de todos.
CAPÍTULO VL ‘
L
Comercio.
Escasos de ‘ noticias andan nuestros archivos

acerca del comercio á que dió lugar la algarro¬ ba en los tiempos pasados. Y, en nuestro con¬
cepto, no es extraño, porque, como artículo de alimentación, la poca que se recogía la necesita¬ ban nuestros mayores para el consumo local. Desconocida la misión del algarrobo macho, todo
lo injertaban, sin quedar en muchos predios ni un solo individuo de esta especie, dáñelo por re¬ sultado la falta de polen y, por ende, de fruto,
y éste muy corto y malo, único dato que se refleja en las actas del Consejo, al ocuparse d¡$ las cosechas, malas casi siempre.
Concretándonos á Sóller, único pueblo de don¬ de tenemos noticias de este comercio, hallamos:
que en 1640 el colector de derechos exigía de¬ recho de las algarrobas, á. cuyo pago se opuso
el Consejo con tenacidad por . no ser costumbre, ni haberse pagado nunca: que, aunque la cos¬ tumbre de fijar precio á todos los artículos de consumo, era muy antigua, se dejaba en liber¬
tad el comercio de este fruto: y que hasta 1652
no vemos que el .Municipio se ocupase en prohi¬ bir la extracción de la algarroba fuera del pue¬
blo, por haber llegado á pagarse á 16 sueldos, 2‘67 pesetas, el quintal de 42 kilógramos.- En 1767 la extracción dió lugar á que el Municipio
se ocupase en serio de.esta materia, pues el men¬ cionado fruto se pagaba ya á 18 sueldos (3 pe¬
setas) y había tal escasez que, á no haber sido
por el propietario del predio Él Fort, que con¬
servaba una existencia notable, el ganado ma¬ yor hubiera sentido los efectos del hambre,' por¬
que la algarroba y el carrizo, en nuestro pue¬ blo, eran el único alimento del ganado de la¬ bor.1 Diez años después se le fijo el precio de 8

sueldos (P33 pesetas) al paso que' en 1805, ha¬ llamos que llevaba el de 20 sueldos (3-33 pese¬
tas). Por último, en 1811, en que las ideas de
libertad de comercio se habían abierto paso, rom¬
piendo al antiguo molde que todo lo sujetaba á la previsión municipal, se fija el día 8 de Sep¬ tiembre para empezar la recolección y se deja en libertad á cosecheros y comerciantes para con¬ tratar, iniciándose la extracción, de la Isla, y el consiguiente aumento de riqueza;
En nuestros días la cosecha de este fruto lia
experimentado un. aumento considerable á causa de haberse acrecentado el cultivo y de no faltar
quien protegiese la especie, macho, conocimiento que esparció Cambesedes en .sus viojes por Ma¬ llorca y por Valencia, dándose al cas\_o de quej¬ en esta última ciudad, no se hallaron algarro¬ bas para los caballos de Fernando VIL
Hace medio siglo que la algarroba mallorqui¬
na halla colocación en los mercados de Barceio-
: na, Francia y Argel, pero debemos confesar con rubor que, en la cotización; ocupa siempre el puesto inferior, debido, no á sus malas cualida¬ des en absoluto, sino á la mezcla de variedades
•yjftue presentan un género abigarrado, y á los
^jrnsos de mojarla hasta el punto de presentarla
--JBlio podrida.
■ ™ cuando hay demanda en ef mercado, en Ma¬
llorca se cotiza de 4 á 6 pesetas el quintal, ctiando aquel se encalma fluctua entre 2*50 a3 pesetas.
En Octubre de 1896, en la bolsa de Barcelona,
las algarrobas se cotizaron: las de Vinaroz k 16-07; rojas de Castellón á 14‘28; Ibiza, (nueva) á 10*71; Chipre . 15*77; Mallorca (nueva) 9*52y

4

Loa miwiHm qne se inserten en está sección pagarán.- Hasta tres in|Badones á razón de 0'05 pesetas la linea; hasta cinco inserciones a fezon de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0'02 pesetas.
H yalot mínimo de nn anuncio, sea cual fuere el número de lineas
le que se componga, será de 0‘50 pesetas.
l<as lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se contaytr» por tipos del euerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

SÓLLEH

de

Anuncios

Lo* anuncios mortuorios por una sola vez pagarán; Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
luO« auacripteres disfrutaran ana rebaja de un 25 por ciento.

AGENDAS DE BUFETE

file ha recibido y puesto en venta variadísimo surtido en la tienda de artículos de escritorio de LA
iINCEKIDAD,—Kan Bartolomé, 17,-MVlLEK.

PANADERÍA

LEGÍTIMO DE PUERTO-RICO

DEL MORO VIEJO
DB

á 7 Reales litro.

Zteyá Bartolomé O&stafier

Ptaa. Cta.
HISTORIA DE SÓLLER en sus relaciones con la general de Ma~

Se vende en casa de Pedro Antonio Pizá,—Calle

SINDICATO 163—TAHONA N.° 48 PALMA DE MALLORCA

Horca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno, encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de

del Pastor,—SÓLLER.

cobre en la Exposición Universal de Barcelona .... 20(00

SERVICIO

DECENAL
£2t%I
SOLill, Mtllil, COTI
IMS4

PREMIADO CON MEDALLA DE ORO en la «Exposición Balear»-Sóller-1897
Esta antigua y acreditada pa¬
nadería envía seraanalmente gran¬
des pedidos de pastas especiales para la villa de Sóller, como son: cocos, craspelh, galletas y similares.
Se dá comisión á las tiendas
y vendedores.

INUNDACIÓN DE SÓLLER Y FORNALUTX, en 1885, capí¬
tulo adicional á la Historía de Sóller. Un tomo en 4.a de
120 páginas, encuadernado en rústica
CULTIVOS ARBÓREOS Y HERBÁCEOS. Memoria premiada con el pensamiento de oro y plata en el certamen del quincuagésimo aniversario de la fundación del Instituto Balear. Un tomo en 8.°, encuadernado en rústica . . .
CULTIVO DEL NARANJO en las Baleares. Obra de reciente
publicación, que forma un tomito en 8.° de 190 páginas,
encuadernado en rústica

1*75 2‘50

pr el magnifico y veloz vapor

Véndense en la tienda de artículos de escritorio de «La Sinceridad»
ACADEMIA MERCANTIL —San Bartolomé, 17—SOLLER.

LEÓN DE ORO
**aKdaa de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último do cadla me». Calidas do Baroelona para Oette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas do Cett© para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas do Baroelona para Sóller: los dias 6, 1 & y 26; de id. id.

DE LA
Defensora Solterease
dirigida POR
SALVADOR ELfAS CAPELLAS
TI1I0R ffi tliOS COLEGIADO-

♦Tinta negra Siglo XIX^Tinta comunicativa^Tmta violeta^ ♦Tinta carmín ♦Tinta para sellármete., ete.m
La hay en venta en el establecimiento L&
SINCERIDAD-San Bartolomé-I7-S0LLER.

SENSÓL ER.—B.GuilermoBernat,caled!el Soaiipat&rios.

Príncipe n.° 24. EN BARCELONA.—Eres. Rosich Cáirles y
OompA Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE—D. Guillermo. Colom, Quai Com-
mandant Samary-5.

Enseñanza teórica y práctica de Cálculo Mercantil, Teneduría de Li¬
bras, Geografía comercia!, Legisla¬ ción mercantil y todo lo referente al comercia según las vigentes leyes.

Clases diarias por la mañana y

FIEL CONTRASTE DE PESAS Y MEDIDAS BE ESTA PROVINCIA

L’ UNIÓN

C&fltpaifói francesa: de seguros contra incendios fundada en¡ 1828

Esta Compañía, LA PRIMERA BE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS BE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio^ los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de¬
slumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS' EXPLOSIYOS.

Capital social .,

Reservas

..

.

....

.

.

.,

.

10.000,000 Francos

8.705,000

„

Primas á cobrar....

74.2 87,938-

,t

por la noche. En las clases de noche también hay enseñanza primaria
para los obreros idioma Francés y dibujo- artístico é industrial.
Para más pormenores dirigirse al Director', plaza de la Constitució® n.0,18, piso- l.°—SOLLER.

Pía», ct».

Manual práctico de Aritmética del sistema métrica-decimal. . 1’00

Reducción completa die todas las pesas y medidas de Mallorca

(en rústica).

Reducción completa de quintales á kilogramos y vice-versa

can el 4 pg y sin él

[ \_

\_

\_

o’75

Reducción completa die cuartines de vino á litros y viceversa. 0’50

Catálogo que contiene las equivalencias de todas las unidades

de pesas; y medidas de Mallorca al sistema métrico decimal

y vice-versa

25,

libro de cuentas hechas por pesetas y céntimos de id. . . . U25

De venta en la librería de «La Sinceridad», calle de Sin Bartolo¬

mé, 17.—SOLLER.

Total .

...

9*2.992,038

„

Capitales, asegurados . . 15.127.713,242

„

Sienestros pagados . .

194.000,000

,,

S0ECíU«O »E COSECHAS

E$ta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de
trigo, cebada y avena, tanto en pie- coma segadas, en gavillas; y sabré
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari¬

tana, 16, Palma.—-Agente en Soler, Arnaldo Casellas, Luna, 17..

JOSE PONS

en d “Noguera,,

18 Sonto \\ationalc, I8s CETTE (Herault)
o -1*»»

Ultimados ya todos los trabajos
preliminares se- ha empezado la ven¬
ta de solares cuyos precios variarán
entre- docientos y quinientos duros
según el sitio que- escojan. Los que- deseen adquirirlos pue¬
den dirigirse en Palma á los pro-pietarios, calle de San Miguel, óbien en Sóller, al Maestro Jaime Rujian y Básbal (Ros),

Aduanas*, transportes, eoxoñsiéxt, con¬ signación y tránai%
A PRECIOS MOB1RADQS
Desea venderá una
casa cómoda, míeva y espaciosa,
situadla- en la cale del Padre Baró,
de esta villa.
Dará informes Sebastian Sbert, cale del Pastor n.01 47.—SÓLLER.

Participa al público de Sóller, que en adelante pasará á domicilio para lo» trabajos que tengan á bien encargarle, como son: grupos de familias, retratos de enfermos, pa¬ ralíticos y difuntos, y toda ciase de trabajos en fotografía.
Para consultas y encargos en la imprenta- de este periódica, donde
también encontrarán una colección
completa de vistas de Mallorca. En Palma, Conquistador, 2:8.
Se retrata lo- mismo- de cha que de noche.
PRECIOS ECONÓMICOS
Solares en venta en
la calle de Isabel II y en lía de Raimundo Lulib-. En los sitios de¬ nominados €a> Jn Pefta y CU 'n Bhu-
zá, existen varios de la capacidad que quiera el comprador.
Darán razón en la calle-, de Bau¬
za n..05 15-

Naranjos y limone-
ro». Los hay de diferentes tama¬ ño», hermoso», lozanos y de clases escrupulosamente escogida», en el vivero de Guillermo Bullan y Esta¬ des, Huerto- del Convento.—Sóller.
DE
LUIS FÀBREGAS
BROSSA-22-PALMA.
Siutido completo de toda clase de li¬ bros antiguos y modernos.
No compréis ninguna obra dé- lujo sin visita» ante» esta casa-, pues la» halla-
neis ricamente- encuadernadas desde un
25 hasta 60 por IDO de rebaja sobre- su
valor total..
En lias- ediciones- dte- lujo q¡ue tuviesen que pediese' al continente pon- haberse agotadú ln existencia en esta casa, se rebajiarát cuando menos no 20 por 100;
Se compran libros en peqiiefiasy gran¬ des partidas..
Ventas al contado, y á plazas;

LA SOLLERENSE
DE
JOSÉ COLL CERBERA j P0RT-B0Ï (Frenta franco-espaíé) Aduanas, transport®, (¡amisión,
consignación y tránsito

Agencia especial para el trasbordo y> reexpedición de naranjas, frutas
frescas y pescados.

DAMIAN FB0ITI1A

MAVA61EZ1-(Plrerto-R ico).

—-A-nO-

.

AlmaeÓB dte- calzado dé- toda»
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de Ios-
principales mercados del mundo,, renovadas quincenalmente.
Fábricas die curtidos y de calza¬ dla ventajosamente conocidas, por-
la excelencia dé sus manufacturas
en- toda la- Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR

SOLLER..—Imp de «La> Sinceridad»-