ARO $l.--2.a EPOSA -NUM. 542
ARO $l.--2.a EPOSA -NUM. 542
iiw-alj-

SÁBADO 2 i DE AGOSTO DE 1897

SOLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Sóller: Administración.

u,

Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-6-Cette (Herault.;

Antillas: Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Areeibo (Puerto-Rico.)

MEJICO: D.Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Ï DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCIÓN Ï ADMINISTRACION:

luán Marqués y Arbona.

¿ Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0*60 pesetas al mes. Francia- 0’75 francos id. id. PAGO ADELANTADO América: 0 20 pesos id. id.) Números sueltos—O’IO pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los qne tal lleven, seráD responsables sus autores.

-

—

-

-

~ ’=

:

—

—

¿

' •'

"

—

LITERATURA Y PASATIEMPOS
EL SASTRE DE LA BANDERA
Era un sastre de buena tijera y mala conducta, tan hábil en el corte para
prendas mayores y menores, de medio cuerpo arriba y de medio cuerpo abajo,
como en hacer un gatuperio, quedando
tan fresco y satisfecho cual si hubiera ejecutado una obra lícita y aún meri¬
toria.
No se habían confundido todavía en
aquel tiempo las que se pudieran llamar
atribuciones constitucionales de cada oficio. Así como el zapatero no había
pensado en ser, además de maestro de
obra prima, almacenista de cueros y cordobanes, ni el carpintero de vigas y
tablones, el sastre se limitaba entonces
á cortar y coser, dejando al comercio de
tienda abierta el cuidado de proveer de
primera materia, para invierno ó vera¬ no, al que de ella había menester. El parroquiano, previa consulta con el sas¬
tre acerca de la extensión de la tela ne¬
cesaria para las prendas que le había de
hacer, acudía al comercio de paños ó al de telas ligeras de hilo ó algodón, ele¬
gía, compraba y llevaba al obrador del sastre. No hay que decir si éste quedaría corto en pedir tela, previendo determi¬ nadas contingencias y deseando quedar con algunos residuos para futuras ca¬
sualidades.
Cuentan que el de esta narración era terrible en sus cálculos y exigencias á los parroquianos, y que aún para traje de niño pedía tela con la cual pudiera hacerse prenda holgada para persona mayor de muy razonables anchuras. En el hogar doméstico el elemento femeni¬ no se mostraba implacable contra el sastre defraudador, y en los corrillos pú¬ blicos las envidias ó muy razonadas censuras de los otros sastres, que veían con asombro y despecho aumentar la parroquia del que trabajaba con gran provecho propio y mayor perjuicio del
buen nombre de la clase, habían hecho
que adquiriese una fama deplorable
en lo concerniente á su tiranía con los
parroquianos. Estos se mostraban pertinaces, sacri¬
ficándolo todo á la corrección y elegan¬ cia de las prendas que salían del taller de su sastre favorito, y también á la va¬ nidad de ostentar fausto y despilfarro, demostrando que los vestía el artista carero y desollador.
Si eran tenaces los parroquianos, no lo era menos el sastre, que seguía im¬ pertérrito cortando en tela y sajando en bolsillos, sin importarle un ardite

cuanto se pensara y dijera de él fuera de su taller. Con su jabón piedra tiraba en el paño sobre los tablones del mostrador líneas rectas y curvas para afuera y cur¬ vas y rectas para adentro, ó sea para la casa: como las varas y medias varas de exceso en los pedidos daban de sí bue¬ nos productos y noft volvía retales ni sobrantes, pues habría sido indigno que
uno de sus clientes se presentase con prenda remendada, tenía un buen sur¬ tido de grandes y variados residuos de paños finos de las fábricas nacionales y extranjeras, con los cuales hacía casa¬ cas, levitas, chalecos, pantalones y hasta polainas, quedándose con los cortes ín¬ tegros que llevaban los nuevos y aun muchos antiguos de los servidos.
Allí entraba todo, menos la aprensión y el remordimiento: y habían de entrar: lo que no habían conseguido la mur¬ muración ajena ni la conciencia propia, lo consiguió un susto; pero mayúsculo.
Acostumbraba el sastre dormir la
siesta. Una tarde, cuando sólo se halla¬
ba en el taller el oficial mayor, apareció de repente el maestro, presuroso, des¬
concertado, lívido, cubierto de sudor, de sudor frío, de presión, de agonía, con el espanto en los ojos, mirando con terror á todas partes y sin poder articu¬ lar una palabra. El oficial, profunda¬ mente consternado ante aquella apari¬ ción y el desencajamiento de su maes¬ tro, le preguntó por la causa de tan grande pavura; más no pudo obtener respuesta. Salió corriendo y volvió en seguida con el antiespasmódico casero; con un vaso promediado de agua y vi¬ nagre: liízole beber un sorbo, y con ello logró que pudiera hablar: repitió la ope¬ ración, y el asustado aspiró y respiró li¬ bremente. Insistió el oficial en que le ma¬ nifestase la causa de aquel terrible aho¬ go, y todavía muy alarmado, con frases entrecortadas y mirando receloso y casi despavorido á todas partes, dijo:
—¡Ay, Antonio! ¡Qué sueño!... he so¬ ñado... pero ¡con qué verdad!... que me
había muerto... ahí... encima de una
pieza de paño... con las tijeras en la
mano...
—¡Bien!—dijo cariñosamente el ofi¬ cial, procurando tranquilizarle;—pero está usted vivo, maestro, y sano y bue¬
no... todos tenemos á veces tales ensue¬
ños y pesadillas... Me está usted viendo
á mi.., no está usted muerto...
—Aguarda... aguarda...—continuó el sastre;—falta lo mejor... es decir... falta lo horrible... lo espantoso... Comparecí á juicio... yo no sé... yo no sé... quedé deslumbrado... De pronto oigo unas voces que atronaban... miro... y veo un demonio muy grande... muy grande...

que venía gritando...: «¡Acá, acá... ese
es mío... el sastre... el sastre... me per¬
tenece... aquí está todo lo que ha roba¬ do... Que mire y vea... que se atreva á negar... aquí está todo!...» Y desplegó una bandera compuesta de todas las piezas y retales que yo... ¿me entien¬ des? Allí estaba todo... paños de Tarrasa de primera... de los finos de Segovia... de Ezcaray... de las mejores fábricas ex¬ tranjeras... y en telas de verano los ri¬
cos driles de hilo torzal... unos blan¬
cos... otros con cordoncillo carmesí...
otros azul...; cutís finísimos... telas de
Nanldn... allí estaba todo... Yo lo cono¬
cía, como si estuviera ahí para el corte... y recordaba para quién había sido cada una de aquellas telas, piezas y retales... ¡ay! ¡ay! ¡qué espanto!...
—Pero, maestro... una bandera...
—¡Ay, Antonio de mi alma... acérca¬ te... acerca tu oído á mis labios...; quie¬ ro decirlo bajito... Aquella bandera...
cubría todo el mundo!...
—Maestro, puesto que no ha habido ni tal muerte, ni juicio, ni bandera, y todo ha sido efecto de una pesadilla...
—Sí... sí...; más para que no llegue á ser verdad, has de prestarme, Antonio, un especialísimo servicio. Siempre que haya de cortar has de venir á mi lado, y en cuanto adviertas que tiro ciertas lí¬ neas... ¡ya me entiendes!... has de decir: ¡Maestro, la bandera!
Y en hacerlo quedaron el sastre y el oficial, que prometió á su maestro guar¬
dar secreto acerca de tal confidencia.
Al dia siguiente y en algunos de los sucesivos no fué precisa la advertencia
del oficial: el sastre se acordaba de la
terrible siesta, de la muerte con las ti¬
jeras, del juicio y de la bandera: corta¬ ba á conciencia; pedía menos paño á los nuevos parroquianos y aún les vol¬
vía los retales.
Amortiguada la primera impresión, llegó ya el caso en que el oficial tuviese que decir: «¡Maestro, la bandera!» El
sastre sentía un estremecimiento ner¬
vioso; recordaba las voces y la espanto¬ sa figura del demonio muy grande, y
rectificaba las líneas del corte. Transcu¬
rrieron días, y llegó uno en que el maestro, recobrado del antiguo susto, por la fuerza de la mala inclinación y pésima costumbre, y sin temor á visio¬
nes en futuras siestas, dió al traste con
sus buenos propósitos, volviendo para daño suyo á las andadas.
Recibió de un antiguo, rico y majencioso parroquiano algunas varas de pa¬ ño para varias prendas de empeño y lu¬ cimiento. ¡Qué paño! Los admirables y suavísimos terciopelos que en la Edad
Media salían de las fábricas de Toledo.

de las cuales se conservan asombrosas
muestras en la Catedral, y los más pre¬ ciados productos de la industria moder¬ na, eran burdo pelote al lado de aquel portento de pañería. ¡Qué finura de he¬ bra! ¡qué tejido tan admirable! ¡qué suavidad al tacto! Se crispaban los de¬ dos del sastre al comprimir y estrujar aquella maravillosa tela haciendo prue¬ bas de su elasticidad. ¡Y el tinte! Otro asombro para el maestro, que no recor¬
daba haber visto dentro ni fuera de su
taller algo que se le pareciese. Tendió la pieza sobre la mesa de cor¬
te; tomó el jabón de líneas, y con sem¬ blante encendido por el júbilo y ojos encandilados á la vista de aquel encan¬ to de lanería, trazó á derecha é izquier¬ da de largo y tendido; empuñó las grandes tijeras, y se disponía á conti¬ nuar en su mal propósito, cuando el oficial, todo consternado, exclamó: «¡Maestro... la bandera!»
Estremecióse ligeramente el sastre y soltó las tijeras; pero fascinado por la vista-del prodigioso tejido, las volvió á empuñar, diciendo:
—«¡Bah! de este paño no había en aquella bandera.»
Y arremetió valiente con las líneas
trazadas, sin cuidarse de que en otra siesta se le apareciese de nuevo el demo¬ nio grande con el inconmensurable pendón, aumentado con los retales del
último corte.
No soy quién refiere por vez primera
esta anécdota: la leí hace muchos años
en un periódico quincenal, aunque poco ilustrado á la moderna, muy ilustrador á la antigua; y cuando él lo afirmaba,
sabido se lo tendría.
Julián Manuel de Sabando.
POESIA D’ AMOR
Passa 1* ampla torrentera p‘ el comellá de ‘s pujol, y p'els polls de la vorera, en 1* hermosa primavera sol cantar un rossinyol.
¡Oh cuán tes de nits sombrías
L’ he anat á sentir cantar
per veura. ab ses melodías, si podria fe oblidar 1‘ amor de las penes uiias!
Mes... entre Ts cants de dulzura
me deya aquell bon cantor;
—Encara te més ternura,
mes sentiment y frescura
1* idili del teu amor—

Y la lluna consirosa
Ab lo mirar bell y humil Se ‘m retratava piadosa, plena d* encants, tota hermosa, pura, modesta y gentil.
El raitx d‘ aigo erestellina
besant las herbas en flor
me semblava s‘ amor fina, y P abundancia divina que brollava del seu cor.
Cosetes, tot, d‘ ella ‘m deya en aquella soledad, y per totes parts le veya que candorosa ‘m sonreya
ab infinita bondad.
Y llevors si que sentia dins mon cor noble passió...
con mes oblidar volia
P imatge de 1‘ amor mia
amava ab molt mes ardó.
Los estels, la lluna mansa,
el rossinyol, P embat fi, y Paigo... sois me serví per darme mes anyoransa y mes amor á sentí.
No molt lluny d‘ aquell paratge, per fermé mes soledad, veya cubert de fullatge
P antich convent esbucat
¡del meu coret trista imatge!
El rossinyol P armonía va suspendre, condolit de ma crüel agonia... jo, mes tendra en Pamor mia, vaitx plorar tota sa nit.
Sión de la Creu.
de Inca.
PENSAMIENTOS
No se enriquece el hombre con lo que gana, sino con lo que ahorra.
♦••Me
Los mares y las montañas son las
fronteras de los débiles: los hombres
son las fronteras de los pueblos.
Lamartine.
El vicio nos punza, aún en nuestros placeres, pero la virtud nos consuela,
aún en nuestras penas.
Collón.

FOiíMTÍI
EL PINTOR
radero, ignorando absolutamente si ha¬ bía venido á Sevilla, que también era su tierra natal, si se había quedado en Cádiz, ó si acaso había tomado algún
otro rumbo sin cuidarse de verla ni dar¬ la noticias de su suerte.
Me he equivocado, se decía á si mis¬ ma; él no me ama... si hubiera sentido por mí la inclinación que yo he creído y que aún yo misma esperi mento, no habrían pasado cuatro meses sin venir á verme; sin acordarse siquiera de mí... Pero no importa, mientras no halle un
hombre corno él, no daré mi mano, ni
aún mi preferencia á otro... Mi familia no podrá culparme, si los que me pre¬
senta me son indiferentes... Puede que
con el tiempo se disipe este sentimiento
que tan obstinadamente se ha apodera¬
do de mí... Entonces, si no dichosa, po¬ dré al menos vivir en calma.
Estos propósitos se hacía, y tales eran las reflexiones y pensamientos que cual ligeras nubes pasaban por el aliña de
Teresa, cuando al llegar frente á un edificio del tiempo del rey D. Pedro, ob¬

servó entre los árboles que estaban á su frente, y en un bauco de piedra cubier¬ to de yedra y murta un jóven, que aun¬
que vuelto de espaldas, no dejó de lla¬
mar su atención. Una negra melena caía sobre el cuello de un frac verde, y á su lado había una caja de pinturas.
El al parecer tenía en la mano un albura donde trazaba con sus pinceles el dise¬
ño de aquel viejo edificio. El ruido que hizo entre los arbustos y rosales de que
estaba poblado el jardín, la flotante fal¬ da de seda que vestía Teresa, hizo que el jóven volviese sus ojos hacia el para¬ je doude se percibía aquel ruido.
Un grito de sorpresa y júbilo se esca¬ pó de los labios de Teresa.
—¡Ah! ¿V. por aquí? dijo al jóven. ¿Habrá V. llegado sin duda ayer?
Cou efecto, el jóven que acababa de encontrar era el pintor, su compañero de viaje, el que había salvado su vida, en una palabra, el que ella amaba.
—¿Cuándo ha llegado Y.? volvió Te¬ resa á preguntar.
—Hace dos meses, contestó el pintor. —¿Dos meses. Raimundo?
—Dos meses, seño-cita.
—No lo creería, si Y. no me lo dijese. ¿Y ha sido Y. tan ingrato que no ha pensado en el gusto que tendría en ver¬

le la que debe á V. nada menos que la
vida?
—He pensado muchas veces en Y.; con todo, he creído que mi visita era poco necesaria, mayormente cuando V. tiene tantos amigos nuevas que deben haber¬
le hecho olvidar...
—¿A quién, á V.? No señor, nunca...
Y no bien había acabado de pronun¬
ciar estas palabras cuando sus mejillas
se cubrieron cou los brillantes calores
del más encendido carmín.
—Soy demasiado necia, continuó,
manifestando tanto interés al que nin¬ guno tiene por mí...
Esta acusación era ya demasiado te¬ rrible para que el pintor la dejase sin
contestar. El amaba también á Teresa;
su corazón era juguete de una pasión esclusiva, que había encontrado dema¬ siado pábulo para alimentarse y crecer en su alma apasionada y en sus ilusio¬
nes de artista. Y el silencio que con res¬
pecto á sus sentimientos había guarda¬
do hasta allí, era debido á consideracio¬
nes que Teresa por su inesperiencia ni aún podia comprender.
—V. rae acusa injustamente, le dija
el pintar convidándola al misma tiem¬ po á que tomase asiento en el banco que éi ocupaba; sí Y. supiera cuantoa sacu¬

ficios he tenido que hacer para vencer¬
me, y no usar de la promesa que V. me hizo presentándome veinte veces en su casa... Si V. supiera cuanto he pensado
en V.
—Será verdad, dijo Teresa, cuanto V. me dice; pero no entiendo qué moti¬ vo pueda haberle obligado á ese sacrifi¬ cio. Si V. deseaba'verme, ¿no estaba se¬ guro de que en mi casa seria recibido con placer?
—Por V. tal vez. ¿Pero, cómo era po¬ sible que esperara igual acogida de su familia? Y quiero suponer que se me re¬ cibiera con agrado una ó dos veces, ¿podría esperar lo mismo todos los dias?
¿Y qué adelantaba con ver á V. lina ó
dos veces? ¡Ah! embriagarme con tanta hermosura; que su vista de V. diese vi¬ da á unas esperanzas que he sido dema¬ siado prudente en no abrigar nunca, envenenar en una palabra la honda herida que ya hizo Y. en mi corazón...
—Caballero, yo no creía que... —¡Ah Teresa! si V. no lia conocido mi amor preciso es que haya V. fijado bien poco su atención en mí. Es verdad que mis labios no lo han manifestado; pero
en aquella noche que fui bastante feliz para tenerla entre mis brazos, ¿no si.ntió Y. los latidos de mi pecho?' ¿No llegó'
.

hasta el corazón de V. la fiebre abrasa¬
dora que devoraba el mió? ¿No quemó esas mejillas de nieve la lágrima crista¬ lina que sobre ellas derramaron mis ojos.
—Bien. Raimundo, dijo Teresa, pues¬ to que V. me ama tanto, no tengo por¬ que ocultarle que no me es indiferente. Desde que le conocí le miré con predi¬ lección; cuando V. me salvó la vida, es-
perimenté por Y. un sentimiento de otra especie. Creí que fuese gratitud; pero harto be conocido ya que era amor. Nunca he sentido por nadie un senti¬ miento igual; pero tuve una pena atroz el dia que nos separamos; después no he hecho más que pensar en V.; y lo he buscado por todas partes. He venido
constantemente á ver los vapores que
llegaban, con la esperanza de que vinie¬ ra Y. en ellos; he recorrido los paseos, los templos donde hay mejores cuadros, siempre pensando hallar á Y., hasta que al fin cuando menos lo esperaba... ¡Ah!
somos felices...
—¡Felices! ¡Ay Teresaf ¡y cuánto nos falta para serio! Hace nn momento que1 nos hemos encontrado, y ya estamos conformes;: porque nuestras almas lo*
estuvieron desde el instante de conocer¬
se. ¡Es verdad! pero ¿qué podemos espe-

Ecos regionales
EXPOSICIÓN BALEAR
■ AGRÍCOLA Y PECUARIA .
. Manacoií-Septiembre de 1897
REGLAMENTO
Artículo -l.° Bajo los auspicios del Ayuntamiento de Manacor.. y la direc■ ción de la-correspondiente Junta org-a-
■ nizadora, se celebrará en esta villa una
Exposición de agricultura y ganadería, ■ comprensiva de todos los productos del - cultivo y de las industrias agrícola y pecuaria de las Baleares.
Art. 2.° La Exposición se abrirá el «lia diez y ocho de Septiembre á las doce - de su mañana y continuará abierta lías¬
ela el tríenla inclusive del mismo mes.
Art. 3:° Aunque limitada la Exposi¬ ción á los productos de la región Balear «le las diversas clases que se detallan en -el programa adjunto, serán admitidos «en ella, formando secciones especiales, dos trabajos de procedencia extraña que ■corresponden al grupo 16.° y los apara¬ tos é instrumentos agrícolas compren¬ didos en el grupo 17.° que no hayan si¬ do fabricados en el país, con tal de que •ofrezcan alguna novedad y pueda esti-
•marse conveniente su introducción ó
Imitación en estas islas.
Art. 4." Las personas que deseen to¬
mar parte en el concurso, deberán diri¬ gir-al efecto antes del 30 de Agosto pró¬
ximo, la oportuna solicitud al alcalde de Manacor como presidente de la Jun¬ ta organizadora, ajustándose en cuanto á la forma, al modelo impreso que se les facilicitará gratuitamente por la secre¬ taría del Ayuntamiento ó por la de di¬ cha junta organizadora y sus dele¬
gadas, Art. 5.° En dicha solicitud y en el
Jugar correspondiente, harán los inte■ resados mención especial de los produc¬ tos ú objetos que se propongan exponer y del local que desean les sea reservado .para su instalación.
Art. 6.° Con la mira de evitarles, en
cuanto sea posible, molestias y gastos, los expositores de productos del cultivo que ocupen menos de un metro cuadra¬ do de superficie horizontal ó lineal de fachada, estarán exentos del pago de .todo derecho, tomando la Junta orga¬ nizadora á su cargo la instalación de los mismos y de iguales beneficios go¬ marán dada su índole especial, los traba¬ jos comprendidos en el grupo 16.°.
Art. 7.° Los expositores de productos -del cultivo no comprendidos en el arti¬ cule anterior, pagarán una peseta por metro cuadrado de superficie horizontal «i por metro lineal de fachada hasta la
altura conveniente en las instalaciones
apoyadas en los muros del local, y dos : pesetas por iguales conceptos los de . productos de la industria agrícola y de aparatos y máquinas de la misma clase.
..Los expositores de las clases de gana¬ dería y demás de la industria pecuaria, • estarán exentos del pago de todo dere■ cho de emplazamiento.
Las medidas de superficie y lineales se estimarán siempre por metros complfttos,
Art/8.° A la Junta organizadora co¬ rresponde señalar el sitio en que han de ser colocados los objetos, procurando atender en lo posible los deseos ó indi¬ caciones de los expositores.
Art. 9.° Las instalaciones correrán á
cargo de los expositores, excepto los comprendidos en el arlículo 6.® debien¬ do empero sujetarse todos á io que para cada ramo haya dispuesto la Junta or¬ ganizadora, para el mayor orden y lu¬ cimiento de la Exposición.
Art. 1Q. Serán también de cuenta y
riesgo de los expositores, todos los gas¬ tos y operaciones de embalaje, conduc¬
ción y desembalaje de los objetos, lo mismo.que los de custodia y manuten¬
ción del ganado y demás animales ex¬
puestos. Art. 11. El Ayuntamiento y en su
representación la Junta organizadora, procurará obtener de las compañías de vapores y ferro-carril, que organicen viajes á precios reducidos, para facilitar la concurrencia de visitantes á la Expo¬ sición, y das mayores ventajas posibles en el precio de transporte, á favor de las mercancías destinadas á figurar en ella.
Art. 12. La habilitación y el decora¬ do general de los locales de la Exposi¬ ción, correrán á cargo del Municipio de
Manacor.
Art. 13. Todos los objetos en gene¬
ral deberán ser enviados con la antici¬
pación necesaria para que puedan ha¬
llarse debidamente instalados el día

diez de Septiembre, excepto el ganado
y demás animales, que no habrán de presentarse hasta el día anterior al se¬
ñalado para la apertura de la Exposi¬
ción.

Art. 14. Todos los productos se ex¬ pondrán bajo el nombre de la persona designada al efecto en la solicitad de admisión, quedando no obstante los ex¬ positores, autorizados para inscribir á
continuación de su nombre ó razón so¬

cial. los del individuo ó individuos que

hayan contribuido al mérito ó perfec¬ ción de los objetos,presentados.
Art, 15. Sin perjuicio de lo estable¬ cido en el articulo anterior, no se podrá

fijar rótulo ó inscripción alguna en las instalaciones, sin previa aprobación de la Junta organizadora, la cual no opon¬ drá obstáculo alguno á que los intere¬ sados hagan mención de los premios obtenidos en otras Exposiciones.
Art. 16. La Junta organizadora fija¬
rá nn derecho de entrada, el más módi¬

co posible, para visitar la Exposición. Art. 17. A todos los expositores, ex¬
cepto A los del producto del cultivo dis¬ pensados del pago de derechos, se les
concederá un billete de entrada perso¬
nal y gratuita de que podrán hacer uso durante todo el tiempo que permanezca abierta la Exposición. De igual benefi¬ cio disfrutarán las personas á quienes encarguen la custodia do las instalacio¬

nes correspondientes á la industria pe¬
cuaria.

Art. 18. La Junta organizadora esta¬ rá facultada para rechazar cualquier producto de fácil descomposición, así como los que puedan ofrecer algún pe¬ ligro ó causar molestia á la generalidad
de los concurrentes.

Art. 19. Por el Ayuntamiento, á pro¬

puesta de la Junta organizadora, se

nombrará un jurado compuesto de per¬

sonas competentes, para calificar el mé¬

rito de los objetos que hayan figurado

en la Exposición y señalar los premios

á que juzguen tienen derecho los expo¬

sitores respectivos.

Estos premios consistirán en:

Diploma de Medalla de Oro.

Id.

de

Id. de Plata.

Id.

de

Id. de Bronce.

Id.

de mención honorífica.

Art. 20. La distribución de los pre¬
mios se celebrará y anunciará oportu¬
namente.

Art. 21. A no mediar causa legítima á juicio de la Junta organizadora, nin¬ gún objeto podrá ser retirado de la Exposición mientras esta permanezca abierta; pero todos en general deberán
ser retirados dentro los ocho dias in¬

mediatos siguientes á la clausura de la
misma, corriendo á cargo de los expo¬
sitores y á su riesgo, todos los trabajos y gastos que por ello se les originen.
Art. 22. La Junta organizadora dis¬ pondrá de los objetos que no hubiesen sido retirados de la Exposición después
de transcurridos ocho dias desde su clau¬

sura. entendiéndose en este caso que los dueños respectivos han renunciado su propiedad, á favor del municipio de
Manacor.

Art. 23. El Ayuntamiento y la Junta organizadora no son responsables de las pérdidas ó deterioros que se ocasio¬ nen por accidentes ó causas de fuerza

mayor,
Art. 24. El carácter de expositor obliga á la observancia de todo lo pres¬ crito en este reglamento, así como al

cumplimiento de cuanto ordenen las
autoridades en la esfera de sus atribu¬
ciones.

Art, 25. Toda queja ó reclamación deberá dirigirse al Alcalde como presi¬ dente del Ayuntamiento y de la Junta organizadora de la Exposición.

■i·iiy-?a>€?<gaotn·»·.i

Sección Biográfica

EL P, FR. PACIFICO FERRÁ
Triste labor es la de escribir biogra¬ fías como justo y merecido tributo debi¬ do á los amigos queridos que se despi¬ den para la eternidad; y más triste es todavía el vado que dejan á nuestro al¬ rededor, hasta hacernos pesada la vida cuando no la ocupamos en las medita¬ ciones de las grandezas de la creación y
las felicidades de la vida futura qne nos
alcanzó Jesucristo, por cuyo goce sola¬ mente nos exige la resignación y la puntual observancia do sus manda¬
mientos.
Apenas repuestos de las ingratas im¬ presiones que nos dejaron la muerte de nuestros queridos amigos don José

M.a Quadrado y el modelo de párrocos D. Miguel Bennaser, llega á nuestras manos una expresiva carta y un núme¬
ro del semanario Fl Ferrocarril, de Ca-
jamarca, con la-triste é inesperada noti-
ticia de la muerte del virtuoso, ilustra¬
do y simpático sacerdote, religioso fran¬ ciscano, P. Fr. Pacífico Ferrá, residente en dicha ciudad, víctima del tifus, epi¬
demia reinante en el Valle ó Provincia
de S. Pedro, en la costa, á donde había ido á dirigir una misión con tres reli¬ giosos más de su convento, sin que la
solícita asistencia de dos facultativos
fuesen parte á arrebatarle de la muerte. Antes de consignar algunos datos que
honran al P. Ferrá, al propio tiempo que al pueblo de Sóller, relativos á la vida de nuestro esclarecido compatricio, léase el escrito con que encabeza su
crónica local el referido semanario, de 28 de Junio último, que, aunque corto,
revela el merecimiento y aprecio que se había granjeado en aquellas apartadas regiones el que no dudamos en llamar santo, por su saber y relevantes vir¬
tudes.
«Duelo General.—Por expreso llega¬ do el sábado, al convento de los RR..PP. Misioneros de este Departamento, se
tiene conocimiento de haber fallecido el
R. P. Vicario Fray Pacífico Ferrá, vícti¬ ma de la epidemia que está grazando en la costa, donde, en cumplimiento de su ministerio..fué en unión de otros re¬ ligiosos á dar misiones.
Con la desaparición de tan ilustre sa¬ cerdote, queda un irreparable vacío, que ha conmovido amargamente á to¬ das las clases sociales, que tenían espe¬ cial deferencia por aquel digno religio¬ so, cuyas virtudes le captaron no solo el aprecio sino el respeto general.
Si es una ley inexorable de la natu¬ raleza, pagar el tributo de ia vida, no deja de conmover la desaparición de
seres útiles á la sociedad, cuya expre¬
sión dulce y sincera siempre sirvieron de lenitivo á los que demandaron su auxilio espiritual y sus sanos consejos, como lo hizo siempre el R. P. Ferrá, á cuya memoria dedicamos esta espresión
de condolencia.
Reciba el R. P. Guardián y la Comu¬ nidad Franciscana, nuestro más sentido
pésame; y que el bálsamo de la fé Cató¬
lica cicatrize las heridas abiertas en el
corazón de ellos, como en el de los fie¬
les cristianos.
¡Requiescat in pace!
La Redacción.»
•1: **
Nació el P. Ferrá en Sóller el día 9 de
Febrero de 1844, de D. Guillermo y do¬
ña Lucía Colora, familia de mucho
arraigo. En el bautismo se le puso el nombre de su padre, que cambió por el de Pacífico en su profesión religiosa. Durante su niñez, en su rostro y figura parecía un ángel en forma humana, belleza estética que, ni la edad, ni las fatigas y trabajos del misionero, logra¬ ron desfigurar, antes bien la realzaban su carácter amable, bondadoso y carita¬
tivo.
Siguiendo sus inclinaciones naturales, reforzadas con los buenos consejos y ejemplo de su virtuosa madre que, á la edad de tres años, lo había consagrado á S. Francisco, pronto demostró que su carrera era la eclesiástica y su estado el de religioso.
A la edad de diez y siete años (16 de Enero de 1861), despreciando los hala¬ gos que le ofrecía el mundo, se embar¬ có para Lima en busca del hábito fran¬ ciscano que le denegaba España, presa todavia del vértigo revolucionario, don¬
de hizo sus estudios con notable bri¬
llantez y celebró la primera misa el día
29 de Julio de 1868 en el convento don¬
de había recibido el deseado hábito. Po¬
co después fué destinado Caja marca con el carácter de Guardián, emprendiendo un viaje de quinientas leguas, hallán¬ dose allí con el convento completamen¬ te arruinado, logrando en breve tiempo reedificarlo y hacerlo brillar en ciencia
y virtud. No siendo fácil dar á comprender con
palabras el alto aprecio que del P. Pací¬
fico hacían todas las clases sociales de
aquella ciudad, apesar de io que dice el referido semanario será preciso citar hechos singulares á que dió lugar su ausencia cuando vino á España.
El completo abandono que del mundo había hecho en el acto de su profesión, no pudo hacerle olvidar nunca á su amada pátria. ni á su querida madre, para quién eran todos los obsequios que
recibía. En 1889, las circunstancias le
permitieron pasar á Mallorca con el santo propósito de ensanchar el campo de su religioso instituto, restableciendo el orden seráfico en Sóller y poder abra¬

zar á la vez á su familia, llegando á esta recordando solamente que murió mártir

el 14 de Julio del citado año. No dejó de de la caridad, edificando con sn resig¬ molestarle la necesidad de cambiar su nación á cuantos le asistían, y dejándo¬

hábito por el traje clerical que le acon¬ nos un ejemplo del consuelo que disfru¬

sejó su familia para no llamar la aten¬ ción del público con un vestido raro ya en nuestro pueblo; pues nadie lo había

tan los que mueren en el Señor. R. I. P,
José Rullán Pbro.

visto desde la exclaustración en 1835, y

contadas eran las personas que habían

alcanzado aquella triste fecha; sin em¬

bargo, dentro de su casa vistió siempre
el santo hábito.

Crónica Local

Sn primera visita fué la de nuestro

convento que no habla visto desde que
en él concibió la idea de abrazar el esta¬
do religioso. Pasaba la mayor parte de la mañana en el templo y con sus exor-
taciones reanimó la abatida orden ter¬
cera. atrayendo al clero que ya vestía el escapulario y ceñía el cordón, logrando restaurar la piadosa asociación, confor¬ me las últimas disposiciones de León XIII. Desde el primer día de su llegada
empezó á gestionar los medios de resta¬

Sabemos que nuestro particular y querido amigo D. Jerónimo Estades, presidente del «Comité Liberal» de esta
localidad, reunió á éste en la noche del domingo último al objeto de resolver si en la próxima elección de Secretario del Apuntamiento habían de tomar parte ó no los concejales adictos á dicho par-
tido.
Según verídicos informes no fueron

blecer su orden en Sóller, en cuyo caso se hubiera quedado entre nosotros, pues traía autorización de sus superiores para ello; pero todos sus esfuerzos resultaron estériles, porque nuestra juventud des¬
conocía el instituto y los sacerdotes jó¬ venes, aunque partidarios decididos del
P. Ferrá. no se sentían inclinados á la
vida claustral.

necesarios ni mucho tiempo ni largas discusiones; casi por unanimidad quedó
acordado no tomar parte en dicha elec¬
ción, lo cual en verdad no ha sorpren¬ dido mucho ni á nosotros ni á nadie, pues que tiempo lia esto mismo hemos oidos asegurar á cuantos, pretendiendo de bien enterados, de este mismo asunto

Convencido de que no era la voluntad se han ocupado.

de Dios el que por entonces nuestro ¿Porqué será? ¿A que viene ese re¬

convento volviese á brillar en ciencia y
virtud, como había brillado por espacio de más de tres siglos, y no queriendo permanecer ocioso en la viña del Señor,
nombró el Directorio de la tercera or¬
den. se despidió de su madre y se embar¬ có el 16 de Enero de 1890 pasando al con¬ vento de Lucena (provincia de Córdoba)
á continuar su vida monástica, apesar
de las instancias de la familia que de¬
seaba retenerle en su seno. De Lucena

traimiento, esa indiferencia, ese encono, ó lo que sea que lia motivado semejante resolución, cuando se trata de una elec¬
ción que afecta no á un partido deter¬ minado sino que por igual á toda la Corporación y hasta á todo el pueblo?
* •{' •$*
Dícese que á estas horas son ya nueve
los aspirantes á la plaza de Secretario del Ayuntamiento de esta villa que han

pasó al convento de Sevilla y de alli al de Cádiz donde fué sorprendido por dos padres, mandados ex-profeso por la ciu¬ dad de Caja marca, á donde le llamaban religiosos y ciudadanos. Su tierno cora¬ zón no pudo resistir á tal torrente de
simpatías y reembarcó para América á los dos años de residir en España.
La noticia de su regreso puso la po¬ blación de Cajamarca en movimiento y su llegada fué un verdadero aconteci¬

presentado sus solicitudes, y probable¬ mente éste, en la sesión del próximo sᬠbado, procederá á la elección. De segu¬ ro que entre los solicitantes habrá unos
con más simpatías por un partido polí¬ tico, otros por otro y otros por ninguno; dotados de ilustración, todos ellos, pero
anos en mayor grado que otros; patrio¬ tas... probablemente no lo serán todos, pues que los hay que ni siquieran han vi¬

miento. Todo el Ayuntamiento, acompa¬ sitado nunca este pueblo, ni entienden el

ñado dé las personas de mayor influen¬ cia. salió á recibirle cinco horas lejos de la ciudad. Las calles por donde había de pasar ostentaban vistosas colgaduras y las señoras, desde los balcones, derra¬ maban flores, ramilletes y una nube de poesías congratulatorias, impresas en tintas de oro y plata, en papeles de to¬
dos los colores, sobre la cabeza del

dialecto que en él se habla; pero de losque son naturales del país unos más que
otros sentirán arder en su corazón ese
fuego sagrado que hace héroes á los pe¬ queños, á los débiles, á los qiíe en menos; son tenidos á veces en estos tiempos ma¬
terializados que corremos... De todo ha¬
brá, no cabe duda; pero al Ayuntamien¬

P. Ferrá, cuando, á caballo, se dirigia á su convento acompañado de los que ha¬
bían salido á recibirle. De las diversas

to toca elegir, y debe hacerlo sin perder de vista lo que más conviene á los inte¬ reses del Municipio. Deben los represen¬

composiciones indicadas, hemos leído tantes de éste poner oidos de mercader á

varias de bastante mérito literario, que
no reproducimos por no consentirlo la
índole de nuestro escrito.
No satisfechas las señoras con recibir
al P. Ferrá, cubriendo de flores las ca¬ lles de sn tránsito, quisieron perpetuar el suceso mandando labrar una preciosa y artística tarjeta de plata con las si¬ guientes inscripciones: Anverso: «Re¬

las influencias, vengan de donde vinie¬ ren, y obrar en conciencia, nombrando al que por su ilustración, moralidad, patrio¬ tismo y dulzura en el trato crean lo me¬ rece, dando la preferencia en igualdad, de circunstancias á uno que sea natural
y vecino de este pueblo. Esto es nuestra opinión y creemos que

verendo P. Fr. Pacífico Ferrá, Cajamar¬ la del público en general; si los conceja¬

ca, Jallo ñO de 1892.» Reverso: «Fl coro les que éste nombró para que le repre-

de Adoratrices felicita á su digno Direc¬ ( senten en el Consistorio se apartan de

tor por su regreso al Perú.»

ella, pueden contar con su desaprobación,

Como al año siguiente de su llegada con la rechifla clel vecindario, la que ha¬

cumplieron los 25 de la celebración de la primera misa del benemérito religio¬ so, el pueblo entero se asoció al pensa¬
miento de celebrar la fecha de sus bo¬

remos repercuta en las columnas de este periódico, para mayor publicidad, en prueba de la sensatez del pueblo de Só¬

das de plata, lo qne se verificó con una ller.

esplendidez inusitada, sin que faltasen tampoco esta vez las correspondientes medallas de plata conmemorativas del fausto suceso. Las que hemos visto, al parecer serían regaladas por las direc¬
toras de los coros de Adoratrices. En el

Acertado es el pensamiento que ha
teuido el naviero-director del vapor León de Oro para evitar á los carreteros
y personas que han de ir al muelle para.recibir á algún deudo ó amigo las moles¬

anverso llevan los sagrados corazones tias de tener que esperar la llegada del

de Jesús y de María en su centro y, en la orla, la siguiente inscripción: Recuer¬
do del 29 de Julio de 1868. Al Jl. P. Fr.
Pacifico Ferrá. En el reverso: Con inde¬ cible alegria os felicita en este día Ma¬ nuela F. Lava, Cajamarca, Julio 29 de
1893. Otra, enteramente igual, lleva el nombre de María P. V. de Fgusqui-
sa. La acompaña un ramo de pensa¬ mientos y flores de naranjo, sostenido por una cinta de seda blanca con esta

vapor, perdiendo un tiempo precioso en el muelle que en la población podrían, aprovechar en sus quehaceres. En lo su¬ cesivo el teléfono particular del Ayunta¬
miento anunciará la vista del buque, y en el instante será colocada una bande¬
ra en el balcón de la casa que habita D. Salvador Elias, en la plaza de la
Constitución.
De modo que, en los dias en que ha de

inscripción: Gloria y honor al minis¬ llegar el León de Oro, mientras no se vea

tro del Señor.
Estos recuerdos de simpatía, el P. Fe¬ rrá los trasladaba á su señora madre
como tributo de amor y cariño, sin que
jamás excitasen el menor asomo do va¬
nidad en su cristiano corazón.

ondear en dicho punto la bandera será que el vapor no está en vista todavía, y como tarda al ser descubierto poco más de una hora en fondear, tendrán los ca¬ rreteros bastante tiempo para ir á en¬

Pasando por alto el encomio de .sus ganchar sus caballerías y dirigirse al

virtudes, y de su celo por la salvación puerto hasta con calma.

de las almas, terminaremos este escrito

SÓLLER

S

La triste noticia del fallecimiento de
nuestro distinguido paisano y estimado amigo el Rvdo. P. Vicario Fray Pacífico Ferrá y Colom, de quién en otro lugar del presente número se ocupa extensa¬
mente nuestro colaborador D. José Pul¬ ían Pbro., llegó á esta Redacción á me¬
diados de la pasada semana, y desde el lunes de la presente conócela la familia del malogrado franciscano bonra de este pueblo. Quisieron los parientes del fina¬
do se celebraran en nuestra parroquial suntuosos funerales en sufragio de su alma, é igual deseo sintieron los herma¬ nos Terciarios de San Francisco. Los primeros verificáronse el miércoles, y á
ellos asistió numerosísima concurrencia,
prueba evidente de la estima en que era
tenido el P. Pacífico, y de las vastas re¬ laciones y generales simpatías de que
gozan en esta sus hermanos D. Lucas y
D. Jaime, su hermano político D. Barto¬ lomé Colom y Morell, Teniente de Al¬ calde en la actualidad de nuestro Ayun¬ tamiento, y toda la demás familia, á los
cuales enviamos nuestro más sentido
pésame; y los segundos el jueves en el
exconvento de observantes de la Orden
franciscana á los cuales asistieron, ade¬ más de los hermanos de.la tercera orden,
los deudos y numerosos amigos de estos. Creemos en posesión del galardón de los
Justos al alma del virtuoso P. Pacífico,
misionero infatigable de la doctrina evan¬ gélica en las apartadas regiones de la costa peruana y mártir de abnegación y de caridad cristianas; por esto pedírnos¬ le, al mismo tiempo que interceda ante Dios por la felicidad de nuestro querido pueblo, que derrame sobre el corazón de su anciana madre y de cuantos, además, le lloran, el bálsamo de la resignación, único que puede cicatrizar la profunda herida en ellos abierta por tan irrepara¬ ble pérdida.
Desde el lunes de esta semana está en
este pueblo D. Antonio Sol, Fiel con¬ traste de la provincia, ocupado en la contratación de pesas y medidas. Supo¬ nemos continuará en ésta algunos dias más, que no serán muchos ya á juzgar por los muchos vendedores que han acu¬
dido desde que se anunció la contrata¬ ción por medio de pregón; sin embargo, damos la noticia por si alguno queda ignorándolo todavía.
Además del Ayuntamiento de Sóller, que, como saben nuestros lectores, acor¬ dó contribuir en 100 pesetas á la sus¬ cripción nacional para los huérfanos de las guerras que España sostiene, la so¬
ciedad de crédito de esta localidad Ban¬
co de Sóller se ha suscrito en 100 pese¬
tas también á la obra meritoria que se
está llevando á cabo por iniciativa del
Gobierno.
Honra á Sóller el que los represen¬ tantes del pueblo y las personas que
están al frente de la referida socie¬

dad abriguen en su corazón los hermo¬ sos sentimientos de la caridad, que tanto consuelo derraman y tantas lágrimas contribuyen á enjugar; por esto tenemos particular satisfacción en publicar esta
noticia.
Por acuerdo del Ayuntamiento, se celebraron ayer en la parroquial iglesia
de esta villa solemnísimas honras fúne¬
bres en sufragio del alma del eminente estadista, gloria de España, Excelentí¬
simo Sr. D. Antonio Cánovas del Casti¬
llo. Para asistir á dichos funerales se
invitó particularmente á todas las Auto¬ ridades locales, sin excepción, á las di¬ ferentes colectividades y entidades que tienen en este pueblo alguna represen¬ tación oficial, y al público, y en la igle¬
sia vimos á todo el elemento oficial in¬
vitado y á numerosísima concurrencia. El Ayuntamiento ocupó los bancos que
en todas las funciones religiosas á que asiste suele ocupar, y en otros, perpen¬ diculares á estos, colocados en los lados
del evangelio y de la epístola, estaban el Juzgado municipal, el Administrador de Correos, representaciones de la Au¬ toridad de Marina, de la Dirección de Sanidad, y de la Administración de Aduanas, el comandante del puesto de la Guardia civil y el jefe de la Sección
de Carabineros con las fuerzas de am¬
bos institutos francas de servicio, y re¬
presentación de las fuerzas de Guarda costas y de la Compañía Arrendataria.
En el centro de la crugia habíase le¬
vantado severo túmulo de tres cuerpos,
cubierto de negros damascos, adornado con escudos y pequeñas banderas nacio¬ nales entrelazadas que servían á estos de fondo, coronas de laurel, palmas, sen¬ tidas inscripciones y profusión de cirios y blandones, y en el altar mayor, cubier¬
to hasta una mitad del retablo con ne¬
gros cortinajes, lo mismo qüe las verjas del presbiterio, destacábase un crucifijo iluminado por seis cirios en la mesa y por dos pirámides de luces en la parte anterior de la mencionada verja.
Después de un nocturno de maitines
de difuntos se cantó la misa mayor con
acompañamiento de la orquesta, y ter¬ minada dió fin la función religiosa con el canto, por el clero parroquial, de un
responso.
Reunidos luego los invitados en el
salón de sesiones de la Oasa Consisto¬
rial, el Alcalde, Sr. Joy, dió á todos las gracias por su deferencia para con el Ayuntamiento al aceptar y corresponder á la invitación de éste, habiendo con su presencia contribuido al mayor esplen¬ dor de la fúnebre ceremonia que acaba¬
ba de celebrarse.
Las voces que un carretero vecino de
Fornalutx daba en son de protesta por haber detenido su carro el Sr. Alcalde, reunieron gran número de personas al anochecer de ayer frente á la Casa Con¬

sistorial. Al pedir informes de lo sucedi¬ do se nos dijo: que dicho carretero, por segunda vez ya, se había negado á tomar en el fielato del Pont d' en Valls papele¬ ta de tránsito para Fornalutx y que avi¬ sado el Sr. Alcalde de que no la llevaba, al pasar por la plaza se la pidió. En vis¬ ta de que no pudo exhibir el carretero el mencionado documento, dispuso la Autoridad local dejara en la Casa Con¬ sistorial los artículos sujetos á adeudo que llevaba, á lo que se negó aquel al principio y lo hizo después por la fuerza.
La caballería y el carro fueron condu¬ cidos al establo y cochera de la plaza de toros, y. el conductor, que á la menciona¬ da falta había agregado la de desacato á la Autoridad, fué encerrado en el cuarto de corrección, donde ha pasado
la noche.
Esta mañana, después de la amones¬ tación consiguiente y probablemente mediante el pago de una multa, ha sido puesto en libertad el carretero de refe¬ rencia, á quien se le han entregado los géneros que quedaron depositados en el zaguan de la Casa Consistorial, junta¬ mente con su carro y caballería.
No nos ha sido posible publicar el programa de la fiesta de San Roque, con¬ forme teníamos prometido, aparte de lo religioso que anunciado queda hoy en la
sección de cultos. La causa ha sido por
ignorarse todavía á la hora en que escri¬ bimos si merecerán la aprobación de la
Autoridad local todos los números con
que se propuso formar dicho programa la Comisión organizadora.
Sabemos que tocará la música esta noche y en la de mañana en un catafal¬ co que se está levantando frente á la calle del Obispo, en la de Isabel II, y es probable que ésta y las inmediatas que¬ den adornadas é iluminadas según cos¬
tumbre.
Esta mañana, al son de la gaita y tam¬ boril y precedido por un número extra¬ ordinario de chiquillos de todas edades, ha sido paseado por todo el pueblo un corpulento buey, que á estas horas está ya repartido de seguro entre considera¬ ble número de partícipes á la menciona¬
da fiesta.
Diremos algo más de ésta en nuestro próximo número.
Llamamos la atención de nuestros
lectores acerca de una equivocación en
el anuncio de la «Isleña Marítima» de
que nos hemos dado cuenta después de tirada la cuarta plana de este número.
Rectificamos en esta forma: el vapor Is¬ leño saldrá de Cette directamente para este puerto el dia 25 y de Sóller directa¬ mente para Cette y Marsella el dia 30
del comente mes.

EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del dia 16 de Agosto de 1897.
La Corporación municipal celebró por segunda convocatoria la sesión ordinaria de la pasada semana el lunes de la presente, bajo la presiden¬ cia del Sr. Alcalde, siendo asisten¬ tes los concejales Sres. D. Martín Mar¬ qués, D. Antonio Palou, D. Lorenzo Mayol, D. Miguel Arbona, D. Pablo
Mayol, D. José Morell, D. Jaime Ma¬
graner y D. Andrés Oliver.
Abierta la sesión dióse lectura al acta
de la anterior, que fué sin alteración aprobada.
Acordóse pasaran á infórme de la Co¬
misión de Obras tres instancias: una de
D. Juan Barceló y Muntaner, pidiendo se le señale la línea para edificar una casa en la calle del Pastor; otra de don Antonio Enseñat y Caparó en solicitud de que se le permita reconstruir las fa¬ chadas de sus casas números 11 y 12 de la plaza del Arrabal y dar mayor pro¬ fundidad á una acequia de desagüe ya construida, y otra de D. Antonio Ozo¬ nas y Castañer en súplica de que se le autorice para agrandar el portal del al¬ macén de su propiedad situado en la
calle del Cementerio.
Acordóse declarar soldado condicio¬
nal á Juan Arbona Oliver, visto el espe¬
diente instruido en esta Alcaldía en vir¬
tud de instancia presentada por Vicente Arbona Martí, padre del mozo de refe¬
rencia.
Acordóse se celebre en la iglesia pa¬ rroquial de esta villa un funeral en su¬ fragio del alma del que fué presidente del Consejo de Ministros, D. Antonio Cánovas del Castillo, traidoramente ase¬ sinado en el balneario de Santa Agueda.
Acordóse, por último, en vista del mal estado del piso del cuadrilátero cen¬ tral de la plaza de la Constitución, en¬ cargar á la Comisión de Obras estudie
los medios de construir en el indicado
punto un pavimento sólido y duradero.
Y se levantó la sesión.
.—
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—El lunes, dia 23, al anochecer, solemnes completas en preparación á la fiesta de San Bar¬ tolomé Apóstol.
Dia 24, empezarán las cuarenta horas
en honor del Santo Titular. A las 8 y media oficio de exposición, á las nueve
y media horas menores y la misa mayor á grande orquesta y sermón por D. Luis Palmer, Pbro. Por la tarde los actos de
coro.
Dia 25, á las 6, se descubrirá S. D. M.> á las 9 y media horas y la misa mayor. Por la tarde vísperas, y al anochecer completas y el ejercicio de San Bartolo¬ mé Apóstol.
Dia 26, por la mañana lo mismo que el dia anterior. Al anochecer, completas
y el ejercicio ele Sor Rosa.

En la iglesia de San -Francisco.—Hoy, al anochecer solemnes completas en pre¬ paración á la fiesta que los devotos de San Roque dedican anualmente á dicho
Santo.
Mañana, dia 22, á las nueve y media tercia y la misa mayor á toda orquesta, predicando las glorias del Santo D. Ni¬ colás Arbona, Filipense. Por la tarde continuación del septenario de Nuestra Señora de los Dolores, ejercicio devoto á San Roque y Te-Deum.
En el oratorio de las MM. Escolápias.
—El viernes, dia 27, se celebrará fiesta solemne en obsequio del Santo Funda¬ dor, San José de Calasanz. En la misa mayor y en el ejercicio de la noche pre¬ dicará un padre Jesuíta.
*—--<>=—^—
Megisíro Civil
Nacimientos.
Varones 0.—Hembras 0.—Total 0.
MatUimonios.
Dia 21.---D. Guillermo Vicens Ber¬ nat, soltero, con D.a Francisca Gastañef Pastor, soltera.
Defunciones
Dia 18.—Antonio Fornés Jordá, de 18 meses, calle de Isabel II.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
E MB A UC ACIONES FO N O E ADAS
Dia 16.—De Barcelona, en 12 horas, vapor Cataluña, de 662 ton., cap. don R. Terrasa, con 32 mar., pas. y efectos,
Dia 16.—De Cette, en 10 horas, va¬ por Lulio, de 405 ton., cap. D. Pedro Aulet, con 25 mar., pas. y efectos.
Dia 17.—De Cette y Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 278 tone¬ ladas, cap. D. G. Mora, con 15 marine-* ros y efectos.
Dia 17.—De Sevilla, en 10 dias, jabe¬ que Antonieta, de 64 ton., pat. D. J. Vi¬ cens, con 6 mar. y trigo;
Dia 17.—De Palma, en 1 dia, laúd San José, de 13 ton., pat. D. Pedro J. Pujol, con 4 mar. y lastre.
Dia 18.—De Altea, en 2 dias, laúd San José, de 21 ton., pat. D. Juan Pàmies* con 5 mar. y efectos.
Dia 19.—De Palma, en 1 dia, land San José, de 19 ton., pat. D. Rafael Fe¬ rrer, con 7 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 16.—Para Palma, vapor Lulio, de 405 ton., cap. D. Pedro Mulet, con 25 mar., pas. y efectos.
Dia 16—Para Barcelona, vapor Cata¬ luña, da 662 ton., cap. D. R. Terrasa, con 32 mar. y efectos.
Dia 18. —Para Palma, laúd San José, de 13 ton., pat. D. Pedro J. Pujol, con 4 mar. y lastre.
Dia 20.—Para Palma, laúd San José, de 19 ton., pat. D. Rafael Ferrer, con 7 mar. y lastre.
Dia 20.—Para Barcelona y Cette, va¬ por León de Oro, de 278 ton., cap. don G. Mora, con 15 mar., pasaje y efectos.

24

AGRICULTURA

con su constante humedad, inicia la podredum¬ bre en las heridas, y, al entrar la primavera, se seca el escudete. Repetimos que no lo aconse¬
jamos. El algarrobo, como todas las demás plantas do
hoja persistente, empieza á desarrollar la savia á principios ó á mediados de Febrero, según esté más ó menos adelantada la estación primaveral.
Durante los meses de Abril y Mayo, como he¬
mos dicho ya, se halla en estado de recibir el
injerto: algunas veces, cuando el pie vejeta pobremmte, á últimos de Junio, la savia no ha
llegado todavía á su mayor fuerza de desarrollo, estado en que ya no es prudente injertar, por¬ que los calores impedirán el prendimiento: á no¬ sotros siempre nos ha dado mal resultado. En semejantes casos, lo mejor es cortar el algarrobo á casco, obligarle á que dé nuevos pimpollos que
pronto serán ingerí bles, ó cortarlo como si se
hubiese de injertar, dar cría á los tres ó cuatro pimpollos más altos y al año siguiente el tron¬
co admitirá el escudete con buen éxito.
Las sávias del patrón y del escudete mientras sea posible, deben hallarse en igual estado de movimiento: un exceso en el primero, producederrames y heridas cancerosas, en el segundo, la desecación ó falta de arraigo. Las dos sávias es¬ tarán á punto cuando los nuevos brotes termina¬ les del patrón y de las ramas de donde se ha de tomar la yema para ingerir, hayan alargado ya unos dos ó tres centímetros y las yemas late¬
rales de la vara no se hayan abierto, y si que
estén muy abultadas y próximas á abrirse. Y esto se obtendrá, si, á principios de Febrero, se
quitan las hojas de la vara-cuyas yemas han de

CULTIVO PRÁCTICO DEL ALGARROBO
servir de escudete, cortando el pecíolo junto á la yema y dejando las demás sin cortar.
Hemos dicho, y lo repetimos para inteligencia
de los injeridores, que la mayor parte de los
algarrobos procedentes de semilla son de la es¬ pecie masculina y ahora debemos añadir que la variedad que da fior amarilla es más tardía que la que la dá blanca. Igualmente advertiremos* que las variedades de fruto más dulce son en
general más tardías, circunstancias que deben tenerse muy en cuenta para lograr que las sᬠvias que se han de unir estén en un mismo gra¬ do de desarrollo, sin cuyo requisito no es tan se¬ guro el prendimiento.
Puede injertarse de púa, de canutillo y de
escudete: éste es más seguro, más usado y más íacil. No nos detendremos én explicar detallada¬ mente el modo de verificarlos, por sabido; hare¬
mos, sí, algunas indicaciones que no estarán de¬ más en este trabajo.
No se hagan injertos en días de lluvia, de viento, de frío, ni de mucha humedad, porque todos estos meteoros son contrarios al prendimien¬ to: la lluvia disuelve la sávia al penetrar en lasheridas, el viento la deseca, el frío la paraliza y
la humedad la oxida.
Al dar los cortes en fornia de T para separar
la corteza del patrón y sustituirla por el escude¬ te ó yema ingeridle, hágase con arma muy cor¬ tante' y procúrese no herir y mucho menos cor¬ tar, la albura, ni hender el duramen ó madera, porque de ello se sigue desviación de la sávia,
accidente nada favorable al buen éxito del injer¬ to. El corte debe practicarse en la parte en q ¡e
la corteza presenta la superficie más lisa, pomo-

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO,
rrer allí mayor cantidad de sávia, y de modo que, si es posible, en medio téngá alguna yerna poco abultada. Cuando, se corta el escudete, si que es necesario hender con fuerza, á fin de que salga limpio y sin el liber estropeado, procuran¬ do dejar la yema en punto que, al poner el es¬ cudete en el patrón* coincidan las dos lo más exactamente posible, caso que éste la lleve, que
no es necesario.
Tenga, el escudete, al menos de cinco- á seis centímetros de largo, y, si el patrón pasa de dos de diámetro* no baje de ocho. Bien situada esta¬ rá la yema del escudete si se halla á las dos terceras partes de la altura del patrón.
Nunca estarán demás los cuidados en escoger
las ránias ó varetas. Sean estas del centro, lisas, vigorosas y de la misma edad del patrón, aun¬ que pueden ser algo más jóvenes* mientras la corteza tenga consistencia bastante para resistir el empuje en el acto de colocar el escudete en¬ tre las portezuelas del patrón. Si se dobla con facilidad, al penetrar en su puesto, se malogrará el injerto. Si el escudete presenta resistencia á saltar de su asiento, hay quién pone la vareta por espacio de un cuarto de hora al sol, logran¬ do así que salte más fácilmente: cuando la sávia del patrón és muy abundante, esta práctica dará
ínal resultado y ío mejor es buscar Una vareta
más apropósito. Para el injerto á ojo dormido deberán guar¬
darse las mismas precauciones que acabamos de
indicar.
La operación del injerto debe llevarse á cabe
con la mayor prontitud posible, llevando siem¬ pre las manos limpias y evitando el ponerse el

4

SOLLER

METEOROLOGÍA.--1 .a quincena de Agosto.

0BSEEVAT0EI0 DE D. JOSÉ BULLAN PBEQ.—CALLE DE S. PELEO

OBSEEVATOEIO DEL FAEO DE «PUNTA GEOSSA»

TERMÓMETROS

IMANA TARDE VIENTO Atmósfera PMo,

Manan

g 3s

•a «

s» *0

Tarde Mañana

Tarde

Ter.

Ter.

del Bar del Bar.

i Ido. 5‘ Seco.

■Seco id. Bar. MU.8 Bar. Mil»

G.os

G.»3

Dirección M.a M.

Fuerza a.» Trd. Mana. Tarde Milis.

1 30 23 30 27 28’8 25*4 28’0 25*0 27 750 26 750 O. S. » » D. D.

2 29 21 28 25 26^4 22*4 26’0 22*0 25 750 25 751 N. E. » » C. IX

3 27 20 27 23 26’4 224) 24*0 23*0 24 754 24 755 O. E.

» D. D.

4 26 20 27 24 25’4 2114 26*4 21*4 23 755 24 754 O. E. »

1). D.

5 28 18 28 25 27’0 22’8 27’2 23*2 24 754 25 753 0. N.

» D. D.

6 28 18 29 25 26’4 23’2 28’8 23*4 24 753 25 752 E. O. »

D. D.

7 29 17 29 18 29’8 23*0 27*8 22*8 25 752 25 751 s. O. » » 1). D.

8 29 20 30 27 29'2 24’0 28*4 24*0 25 751 26 750 s. s. » » D. IX

9 29 21 30 25 26”0 23*4 29*8 24*8 25 758 26 753 s. s. » » D. lx

10 30 21 30 28 28‘6 25*0 29*4 24*8 26 753 26 754 s. N. »

D. D.

11 32 22 33 30 30’8 26*2 32*4 27*0 27 761 28 760 E. N. » » D. D.

12 33 24 30 27 28*0 25*0 27*8 24*6 27 761 21 761 s. S. » s O. C.

13 29 18 30 27 29*4 24’4 28*0 23*4 24 764 25 764 N. s. » » I). D.

14 29 19 31 28 29?0 26*0 28*4 24*8 25 761 26 763 S. N. » » D. D.

15 33 21 34 30 31*8 25*0 30*6 24*6 25 761 27 760 E. E.

T D. C.

6
•8
&
w
8*4 2*7 6‘7 4‘5 7-9 5-1 5*6 82 5*8 5*6 65 1-9 5-3 6*1 8*8
[

Observaciones

TERMÓA1ETROS. MASANA

TAIIDE

VIEN TO

Atmosfera PMo.

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

o Mañana.

Tarde.

Dirección metro Baró¬ metro Baró¬ del metro del metro

metro. n.0 de vueltas

Baró¬

Baró¬

durante

Mna. Ide. Máxi¬ ma.

Míni¬ Máxi¬

ma.

ma.

Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬ ma. Grados metros Grados metros

las 24 horas.

O

a>

a

n

o

Tarde Milis.

&
W

1 32*0 23*0 34*0 24*0 27*0 752*0 27*0 752*0 0. O. 7.891 D. D. 2 34-0 23*0 31*0 27*0 28*0 753*0 29*0 753*0 so. 0. 9.941 D. D. 3 31-0 21*0 32*0 22*0 27*0 757*0 27*0 757*0 so. 0. 9.110 D. D. 4 32*0 22*0 32*0 22*0 27*0 758*0 28*0 758*0 NO. 0. 13.911 D. D. 5 32*0 22*0 33*0 27*0 27*5 756*0 28*0 756*0 NO. NO. 28.149 D. D. 6 320 23*0 32*0 27*0 27*0 756*0 28*0 756*0 O. O. 17.011 D. D. 7 32*0 23*0 31*0 26*0 28*0 757*0 28*0 757*0 O. O. 9.111 D. D. 8 31*0 23*0 32*0 27*0 27*0 758*0 29*0 758*0 O. O. 8.401 D. D. 9 32*0 23*0 32*0 27*0 28*0 758*0 28*0 758*0 SO. O. 9.111 D. D. 10 32-0 23*0 32*0 26*0 28*0 758*0 29*0 759*0 O. O. 4.019 D. D. 11 32*0 23-0 33-0 23*0 28*0 757*0 28*0 757*0 NE. NE. 9.412 D. D. 4 12 33*0 23*0 32*0 23*0 28*0 757*0 28*0 758*0 NE. NE. 9.111 Ll. D. 13 32‘0 20*0 33*0 22*0 26*0 760*0 27*0 760*0 O. O. 4.910 D. D. 14 31*0 21*0 32*0 22*0 27*0 760*0 28*0 759*0 N. N. 3.411 D. D. 15 31*0 21*0 32*0 22*0 27*0 760*0 28*0 759*0 NO. N. 3.919 D. D.

10*0 9*0 9*5
10*0 9*0 8*5
10*0 10*0
9*5 10*0
9*0 7*0 8*5 10*0 10*0

Observaciones

NOTA. Cuando la casilla de la fuerza de los vientos está en blanco indica que la corriente era apenas perceptible, la S. indica que es suave, la P. fuerte, la T. tempestuoso y la U. uracanado. El estado del cielo, en la casilla Atmósfera, se señala por las i*»¡ cíales: D. que indica despejado y C. cubierto. Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde. Los termómetros estáp á la sombra.
OTRA. En el observactorio del «Paro de la Punta Grossa,»los instrumentos están á 101 metros 020 milímetros sobre el nivel del mar.

Los amando* que se inserten en esta sección pagarán: Hasta tres injer dones á razón de 0'05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones á tazón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razia de 0‘02 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
fle que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas., y así en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
1.08 «uscriptorea disfrutarán una rebaja de un 25 por
ciento.

SERVICIO DECENAL ISLEfíA MARÍTIMA

ENTRE

i «¿Ste,

Pta». Cts.

por el magnifico y veloz vapor

LEÓN DE ORO

Elidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. ¿Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del
Príncipe n.° 24.
EN BARCELONA.—Sres. Rosich Caries y

Viaps extraordmams
con itinerario.
El veloz buque á vapor
^

HISTORIA DE SÓLLER en sus relaciones con la general de Ma¬ llorca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno, encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de cobre en la Exposición Universal de Barcelona ....
INUNDACIÓN DE SÓLLER Y FORNALUTX, en 1885, capí-
tulo adicional á la Historia de Sóller. Un tomo en 4.° de
120 páginas, encuadernado en rústica
CULTIVOS ARBÓREOS Y HERBÁCEOS. Memoria premiada con el pensamiento de oro y plata en el certamen del quincuagésimo aniversario de la fundación del Instituto Balear. Ün tomo en 8.°, encuadernado en rústica . . .
CULTIVO DEL NARANJO en las Baleares. Obra de reciente

2(^00 1‘75 2‘50

publicación, que forma un tomito en 8.° de 190 páginas,

encuadernado en rústica

P50

Véndense en la tienda de artículos de escritorio de «La Sinceridad»
—San Bartolomé, 17—SOLLER.

Comp.a, Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com-
^mandant Samary-5.

saldrá del puerto de Sóller directamen¬
te para el de Cette, el jueves dia 26 de Agosto, á las 9 de la mañana; y del de Cette directamente para ei de Sóller, el

EL MOSAICO
COLECCION DE ESCRITOS LITERARIOS EN VERSO Y PROSA

L’ UNIÓN
Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

lunes dia 30 del mismo mes, á las 4 de
la tarde. CONSIGNATARIOS:
En Sóller, D. Ramón Coll.—En Cette,

DE
Pedro áe Alcántara Psíla y Hiedan

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

D. Bartolomé Tous.—En Marsella, don J. Mayol.

BASES PARA LA SUSCRIPCIÓN: La obra se publica por entregas semana¬ les ó bisemanales de treinta y dos páginas de texto, impresas esmerada¬

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social .

.

.

Reservas

.

..

,

.

Primas á cobrar.

.

.

.

10.000,000 8.705,000
74.287,038

Francos
„ ,,

f$ Iruyol
FOTÓGRAFO o® Palma.

mente en buen papel y con su correspondiente cubierta. Cada entrega vale veinte y cinco céntimos de peseta en Palma y treinta
en los demás puntos; pudiendo los suscriptores, si así les conviniere, recibirlas por cuadernos de cuatro en cuatro entregas al precio de una
peseta el cuaderno en todos los pueblos de Mallorca. Las entregas sueltas ó atrasadas valdrán cincuenta céntimos de peseta. Con una de las primeras entregas se regalará á cada suscriptor un

Total

92.992,038

Capitales asegurados . .. 15.127.71-3,242

„

Sienestros pagados . . .

194.000,000 „

SE&ITRO DE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de
trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari¬

tana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

♦Tinta negra Siglo XIX#Tinta comunicativa^Tinta violeta#

Participa al público de Sóller, que en adelante pasará á domicilio para los trabajos que tengan á bien encargarle, como son: grupos de familias, retratos de enfermos, pa¬ ralíticos y difuntos, y toda clase de trabajos en fotografía.
Para consultas y encargos en la imprenta de este periódico, donde
también encontrarán una colección
completa de vistas de Mallorca.

retrato del autor en fototipia. En el Establecimiento de Artículos de Escritorio, “La Sinceridad,,
calle de San Bartolomé n.° 17, Sóller, se admiten suscripciones.

FOISA DI LA lálHA
j leimaso
PLAZA DE PALACIO, 10—BARCELONA
——
El dueño de este establecimiento,
ex-dependiente de la fonda del Uni¬

En la calle
naranjos y palmeras en macetas para vender; también los hay de plantel.
LASOLLERENSE
DE
JOSÉ COJLI¿

♦Tinta earmin#Tinta para sellármete., etc.#
La hay en venta en el establecimiento h&
IIS01R!M®-San Bartolomé- 17-SOLLER.

En Palma, Conquistador, 28.
Se retrata lo mismo de día que de noche.
PRECIOS ECONÓMICOS
Naranjos y limone-
ros. Los hay de diferentes tama¬

verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de Mallorca y en
especial á los sollerenses, la gran restauración que se ha hecho al ho¬ tel, en el que encontrarán en lo su¬
cesivo un esmerado servicio, lo mis¬
mo á la carta qne por cubiertos, con
gran rebaja en los precios.

CUERA j PORT-BOU (Frontera franco-española) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas rrescás y pescado ?.

o sia

és de Maig dedicat á la Santíssima Verja María,
Esorit p‘ en
P. DE A. PeNYA

ños, hermosos, lozanos y de clases escrupulosamente escogidas, en el vivero de Guillermo Rullan y Esta¬
des, Huerto del Convento.—Sóller.

Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y 6 pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la

BA1IA1 FI0IÏI1A NIAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).

protección que de estos isleños re¬ Almacén de calzado de todas

Este librito, que consta de 94 páginas en 4.°, contiene una colec¬ ción de lecturas, oraciones y prácticas devotas para cada día del mes de mayo,, escritas en mallorquín popular exclusivamente para las fa¬ milias cristianas de esta isla y con aprobación de la autoridad ecle¬
siástica.
Cada día está dedicado á una de las figuras de Nuestra Señora que se venera en muchos oratorios de la isla, conteniendo ligeros apuntes históricos de los hechos extraordinarios que dieron origen y desarrollo al culto de estas imágenes.
Se halla de venta en la tienda de artículos de escritorio de «La Sin¬

Se desea alquilar una
fábrica de tejidos con máquina de vapor y demás accesorios de aque¬ lla, todos en buen estado.
Dicha fábrica está situada en esta
villa.
Para más informes dirigirse á su propietario D. Ramón Marqués
domiciliado en la calle del Pastor

cibe.
"JOSÉ PONS
18 Roíate Aalionaie, 18
CETTE (Herault)
Aduanas, transportes, comisión, con¬ signación y tránsito

clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas
en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR

ceridad» al precio de cincuenta céntimos de peseta ejemplar.

n.° 28- SOLLER.

A PRECIOS MODERADOS

SQLLEE.—Imp de «La Sinceridad»