ASO XII—2.a EPOCA.—NUM. 539
ASO XII—2.a EPOCA.—NUM. 539
nrvT

T

Li1 SÁBADO 31 DE JULIO DE 1897 1\_>

v / 1 j 1 j Hi j-

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Sóller: Administración.

.

Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.)

Antillas: Sres. Pizá y 0.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.)

Méjico: D.Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUMADOR Ï DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCION T ADMINISTRACION:

luán Marqués y Arbona.

i? Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0*50 pesetas al mes.
Francia: 0’75 francos id. id. (PAGO ADELANTADO
América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—OTO pesetas. Id. atrasados 0'20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
LOS LOBOS

rante la noche. Los dos amantes no in¬
terrumpieron sus expediciones noctur¬ nas, sin tener en cuéntalos mil peligros
que corrían. Todas las noches salía Lorenzo de

hora, estaban allí otra vez los cinco
lobos.
Lorenzo sufría horriblemente, y Ma¬ ría luchaba en vano contra la fatiga y
el sueño.

I
A la caida de la tarde y después de haber comido varios amigos en casa del modesto médico de la aldea de Ursay, salimos á dar un paseo por el campo.
Al poco rato, notamos la presencia de una mujer, joven todavía, que se enca¬
minaba hacia el rio, llevando en brazos
un niño de pecho y de la mano á otros dos, el uno de tres años y de cinco el
otro.
Uno de mis amigos, que era pintor, exclamó de pronto:
—He aquí un cuadro que en la próxi¬ ma Exposición podría obtener un éxito
en extremo favorable.
—¿Están ustedes contemplando á Ma¬
ría?—preguntó nuestro huésped, el mé¬
dico de Ursay.
—Si, señor—le contesté.—¿Quién es
esa mujer? Y el doctor nos refirió la siguiente
historia:
II
Esa María está casada con un tal Lo¬
renzo Grillet y hace diez años era la mujer más hermosa de esta comarca.
Cuando le ocurrió la aventura que

Lurcy con su escopeta al hombro y Ma¬
ría se escapaba de su casa apenas sus
amos se habían acostado.
Una noche, Lorenzo Grillet, al llegar al sitio de la cita resbaló en la nieve,
con tan mala suerte, que se rompió una
pierna y se dislocó la muñeca izquierda.
María trató de levantarle del suelo, pero
no pudo conseguirlo, viéndose precisa¬ da á arrastrarlo, hasta que pudo dejarle apoyado contra un olmo.
—Espérame aquí—le dijo.—Voy á Ur¬ say en busca del médico, que vendrá á
buscarte en su carruaje. Había echado á andar la joven, cuan¬
do á los pocos instantes oyó un disparo de escopeta y una voz que gritaba:
—¡Socorro!... Retrocedió María, y al llegar al sitio donde estaba Lorenzo, preguntó á su
amigo:
—¿Qué tienes? ¿Qué te pasa? ¿Eres tú
quien ha disparado? —Sí. He visto un lobo enorme, y he
tirado sin poder hacer puntería y sólo para ahuyentar al animal.
—¿Y te parece que volverá? —Indudablemente, y por eso, hija mía, no debes moverte de este sitio, si

La joven disparó tres ó cuatro tiros, sin que lograra dar en el blanco. A cada detonación, volvían los lobos la espalda retrocedían un centenar de metros y al poco rato regresaban al punto de par¬
tida.
Lorenzo y María comprendieron que estaban perdidos y que iban á morir.
Abrazáronse los dos amantes y espera¬ ron sumisos la muerte. Pero ni María ni
Lorenzo estaban destinados á tan triste
fin. Quiso la Providencia que al amane¬ cer regresara yo de Saint Bonnet en mi carruaje, á donde había sido llamado para asistir á un enfermo. Llevaba yo las riendas y mi criado, con la escopeta en las manos, inspeccionaba el camino
con la mirada. Indudablemente, nuestros cascabeles intimidaron á los lobos, por¬ que no encontrarnos ni uno sólo duran¬
te el trayecto. Al llegar al olmo, vimos el cuadro que acabo de pintarles. Bajé del coche y, con ayuda de mi criado, presté auxilio á aquéllos infelices, á quienes abrigamos del mejor modo po¬ sible y colocamos en mi carruaje.
Eran las nueve de la mañana cuando
llegamos á Ursay. Los colonos de nues¬ tro diputado y la mitad de la aldea,

voy á contar á ustedes, vivía con sus padres, pobres campesinos, en una casa
de labranza situada á quince kilómetros
de distancia, cerca de Lurcy.

quieres salvarme la vida. —Pues bien; me quedo. Dame la es¬
copeta. Acto continuo cargó María el arma.

intranquilos por la desaparición de Ma¬
ría, corrieron á nuestro encuentro. Y en
esa misma pieza donde hemos comido esta tarde y ante una bien encendida

Aunque pobre, era solicitada por los jóvenes más acomodados del país; pero sólo correspondía al cariño de Lorenzo

Transcurrieron dos horas, cuando de
pronto se oyó un ladrido y brillaron á lo lejos dos ojos. Era el terrible animal.

chimenea, fué donde Lorenzo y su ami¬ ga nos refirieron lo que les había ocu¬ rrido en aquella terrible noche.

Grillet, á quien conocía desde muy niña. Lorenzo trató de levantarse; pero se

III

Lorenzo Grillet era inclusero, y los
padres de María, que miraban con malos ojos los amores desu hija, prohibieron á
ésta que dirigiera la palabra al mance¬
bo. Pero esto no fué obstáculo para que
los chicos se viesen con frecuencia en
el bosque inmediato. Así es que cuando los padres de María se convencieron de que su prohibición no daba el resultado apetecido, se decidieron á enviar á la
muchacha á servir á Ursay, en casa del
diputado del distrito.
¿Creen ustedes que los amantes deja¬
ron de verse por eso? No, señor. Se vie¬ ron durante la noche en el campo, don¬
de permanecían hasta momentos antes
de amanecer.

lo impidió el dolor inmenso que sufría. —No tires en seguida—dijo—y apun¬
ta á los ojos. María disparó y erró el tiro; sin em¬
bargo, el animal retrocedió asustado.
Al cabo de media hora vieron á lo
lejos los dos amantes cinco lobos senta¬ dos sobre sus patas traseras y precedi¬
dos de otro, sin duda más osado y aco¬
metedor, que avanzaba lentamente. —Oye—dijo Lorenzo á su compañera
—dispara contra ese, y si puedes matar¬ le, los demás le devorarán en seguida y nos darán alguna tregua.
Salió el tiro; el animal cayó en tierra
herido de muerte. Los otros lobos echa¬
ron á correr en precipitada fuga.

Uno de nosotros preguntó á nuestro huésped:
—Y diga usted, doctor, ¿se casaron al
fin los dos amantes?
—Sí, señores. Después de la aventura de los lobos, los padres de María no tu¬ vieron inconveniente en casar á su hija
cori Lorenzo Grillet.
El narrador guardó silencio. Había cerrado la noche y el cielo re¬ flejaba en el río sus primeras estrellas. En aquel momento regresaba Maria á su casa con sus hijos. Al pasar por nues¬
tro lado, saludó sonriente al doctor, y
el doctor le dijo: —¡Buenas noches, María!

Pasaron el verano y el otoño y llegó

—Corre, María—repuso Lorenzo—y

el invierno, que fué terrible y en extre¬ coloca ese lobo tan lejos como puedas. mo frío. Pero ni el rigor de la estación Por ahora no hay peligro, por más que

Marcelo Prkvost.

ni el miedo á los lobos, que en gran nuestros enemigos tengan que volver

abundancia vagaban por el bosque, im¬ apenas hayan saciado su apetito.

pidieron á Lorenzo y á María verse du-

María obedeció. Pero al cabo de una

ORFANESA
Trescant p* el camp ajogassada un día,
Cuant s‘ acostava el calorós estiu
Dins un brot de vidauba, que floria Per un ravell, hi vaig trobar un niu.
Un’au, ales obertes, l'abrigava
Guardant lo niu ab maternal esment:
Sois á estonetes sos fillets deixava, Yolant pera cercarlos aliment.
Falaguera, despres, tornar solia Al niu de ses amors portant menjar Y ab son béch als petits lo repartía, Y altra volta ‘s tornava agombolar.
Mes un capvespre al acostarmhi, á 1‘ hora Kn qu‘ el sol dona sa derrera llum, M* estranyà que 1' aucell de aquella vora No fugis espantat, com de costum.
Acostantmhi un poch mes, lo veig sens vida, Ales esteses, lo capet penjant, Sobre 1‘ espatla la cruel ferida Qu’ acabá sa existencia palpitant.
Covant encara ‘ls filis ab gran dolqura
S' estingí la calor de lo scu pit; Y ‘ls pobrets, ignorant tal desventura, Obrian plens de fam lo bech petit.
D* aquell niuet 1’ escena desolada, Ab sa tristesa peuetrá el meu cor... •¡No moriran!* vaig dir; y la niuada M‘ en duguí á casa com culi ida flor.
¡Ay! qui al perdre una mare en 1‘ infantesa tan tendre esment en ara n' ha trobat,
¿Deixaria morir en 1‘ orfanesa Los aucellets del niu desventurat?
M.a Antonia SalvA.
HARMONÍAS CIENTÍFICAS
LA ESCUELA
Madre, la mi madre, ¡ay, si tú supieras lo que mi maestro explicó en la escuela!
Ven aquí, á mi lado, y escúchame atenta. Tú me quieres mucho... mas quizá no sepas lo que ahí yo aprendo, que es cosa muy buena.
Tal vez de mis labios
no salgan completas aquellas lecciones tan gratas, tan bellas, que el maestro me explica y el alma me llenan.
Pero, madre mía, tú tendrás en cuenta que yo soy un niño
que asiste á la escuela. ¡Si vieras qué cosas
allí nos enseñan!

Oigo hablar de todo
con fácil manera:
lo que es este globo que llamamos Tierra; lo qué en el espacio también representa: cómo se mantiene siempre dando vueltas; cómo cae lluvia, cómo se alza niebla, cómo por el aire esas nubes ruedan; cómo el mar se agita y en vapor se trueca; cómo viaja el agua,
cómo el viento arrecia, y otros muchos cuadros
de Naturaleza, por lo que alabamos á la Providencia.
¡Bendita mil veces, ¡bendita la escuela!
Juan bbnejam
MIÑON
(De Guethe)
¿Conoces tú la tierra bienhadada En que el cidro florece,
En donde del naranjo la dorada Fruta en las verdes copas resplandece? Del cielo azul desciende un aire quieto
Con misteriosas voces, Crece el mirto discreto
Y el frondoso laurel ¿No la conoces? ¡Oh país que bendigo!
Allí, mi amor, quisiera irme contigol
¿Conoces tú la casa? Altas columnas Sostienen alto techo,
Y deja el esplendor de cien fortunas El gusto satisfecho.
Estátuas de alabastro que rae miran, Que están diciendo á voces: ¿Qué es esto? ¿á qué conspiran
Si todo es para tí? ¿No la conoces? ¡Oh casa que bendigo!
¡Allí, mi bien, quisiera irme contigo!
¿Conoces la montaña y eí camino Que en las nieblas se pierde?
Le busca entre el relente matutino* La dócil muía ó entre la hierba verde»
En las grutas la antigua raza habita De dragones feroces, Veloz se precipita
Corriente torrencial ¿No la conoces? El monte bendigamos
Allí, no más que allí! Padre, partamos,
Jerónimo Rosselló

FOLLETÍ1Y
EL PINTOR
el fresco de las aguas en los altos palos
de la nave.
Todos los pasajeros que estaban sobre cubierta ó ya tomando té sobre limpias y elegantes mesas, ó ya reunidos en co¬ rros conversaban entre sí fijando sus ojos en las cien torres de Sevilla que
aun se descubrían entre espesas alame¬ das, sobresaliendo entre todas la colosal Giralda, ó. bien fijaban su vista en San Juan de Alíaraclie y otros varios pueblecitos que se ostentan en una y otra ori¬ lla, lamidos por las aguas del Guadal¬
quivir, y casi siempre coronados de su
fortaleza y castillo medio arruinado., pero de gusto- y arquitectura oriental. Todos contemplaban con interés tan be¬ llo y variado panorama, escepto los dos
pasajeros q ue habían dejado la berlina, que, aunque sobre cubierta, permane¬ cían apartados de los demás, silenciosos y como indiferentes á las bellezas natu¬ rales que los rodeaban.
El anciano era un sujeto bastante co¬ nocido en la ciudad que acababan de
dejar,, orgulloso por su. clase, y rico por

el título de marqués de Gualmellato, Océano, como una concha en medio de

que había recibido de sus padres, y que era uno de los más pingües y desempe¬
ñados de toda la Andalucia. La señora

las aguas, su bahía sembrada de cien y cien buques de diversos tamaños y for¬ mas. y de diferentes naciones y bande¬

que le acompañaba era hija suya, viuda ras, descubriendo también un mar in¬

del conde del Olmo, y aristocrática has¬ menso. que no tiene más límites que el

ta el estremo de que su padre la mirase horizonte, y en el que para hallar tierra

como el tipo de la nobleza pura, pues él es necesario correr miles de leguas, y

tenia por degenerada y corrompida buscar las fértiles riberas del Nuevo

aquella en que habían influido algo las Mu ndo.

costumbres modernas, dando abrigo y A vista de este mar espacioso el mar¬

acogida á esas máximas de igualdad qués y su hija se animaron, estendieron

que la filosofía ha hecho conocer en su vista por aquella superficie, como

nuestra España, y que según las ideas buscando al parecer un objeto que lla¬ del buen marqués databa desde la in¬ maba su atención y era el blanco de sus

vasión francesa, en que la plebe había cuidados.

prestado buenos servicios pero que ha¬
bía cobrado caros por los privilegios y
franquicias que por sí y unte sí se había
tomado. En vista de esto nada estraño

—Patrón, dijo el marqués al capitán del vapor, aquello que se divisa á lo lejos parece una vela. ¿Lo es en efecto?
El capitán dirigió su anteojo liáeia el

parecerá que estos dos personajes no to¬ punto que se indicaba.—Si señor, con¬

masen parte en las conversaciones y en¬ testó-. es un- barco que viene á todo tra¬

tretenimientos con que los demás viaje¬ po para entrar en el puerto antes que el

ros procura han invertir las horas que i sol se ponga..

había de durar aquel viaje.

—¿No trae bandera? dijo el Mar¬

Seria la una del dia cuando el barco- qués.

llegó á Sanlúcar,, y habiendo entrado en —Si señor, no la diviso bien, per©'por el mar, pasado la barra y doblado- el i ía construcción del barco y por el rumbo cabo de Rota á¡ merced de mi viento-fa¬ que trae conozco que es inglés, y proba¬ vorable y de la marea que los protegia, blemente vendrá de Londres ó de Liver¬ divisaron á Cádiz, que está en medio- del pool.

—Es el que esperamos, dijo entonces á su hija el marqués.
—Otra pregunta, capitán. ¿Llegará mucho después que nosotros á la bahía?
—Allá nos veremos, y si hay alguna
diferencia será muy corta. Para comprender el vivo interés que
aquella nave que aún estaba á merced de los mares y de los vientos inspiraba al marqués y á su hija, es necesario saber que ésta tenia de su difunto es¬
poso una niña que entonces tendría diez y ocho años, y que cuatro antes había mandado á un colegio de Lon¬ dres para que recibiese allí una edu¬ cación tan esmerada y completa cual
convenia á su ilustre nacimiento y co¬
losal fortuna, pues esta niña poseía no solo el título y caudales de su padre, sino que con el tiempo- deberían refun¬ dirse en ella por la muerte de su abuelo
ios de la casa del Gualmellato.
Muchas dificultades había habido pa¬
ra su viaje, nacidas no tan solo del ca¬ riño que en su casa todos la profesaban, sino de la antipatía que tenía su abuelo á qtf3 su nieta participase, al educarse en un colegio extranjero, á la par de las habilidades propias de su sexo, máxi¬
mas poco conformes á su nobleza, pues bien sabía él que de estraño suelo1 ha-

bían venido las costumbres modernas,
que tan antipáticas le eran. Con todo, otras reflexiones relativas al bienestar
y felicidad de su nieta, vencieron las
dificultades de voluntad que se opo¬
nían, y ésta ai fío marchó á su cole¬
gio, donde, según las cartas de ella y de su encargado ó tutor, hizo mil adelantos, hallándose al fin en estado de
regresar al seno de su familia, no solo porque su educación estaba concluida,sino porque habiendo llegado á cierta edad, era necesario que volviese á su ca¬ sa, donde se tenían estensas y brillantes
miras hácia ella.
El dia anterior había llegado á Sevi¬
lla una carta de Londres noticiando la
salida de Teresa de su colegio, y las per¬ sonas á quien iba encargada, con cuyo motivo1 sus padres emprendieron su marcha á Cádiz, á donde ya habría lie-' gado ó debería llegar muy pronto el buque que la traía, para recibirla en sus brazos, pagando con esta impacien¬ cia un tributo’al cariño que la profesa¬ ban, y á lo que de ella debían y pensa¬ ban exigir en lo sucesivo1.
Cádiz, que al principio parecía una
nube en medio* d-eT mar. poco á poco y al paso que eí vapor se acercaba iba sa¬
liendo1 de entre l:us aguas aclarándose f

2

——

'

S O L LER

Sección Científica

SlfiSIHGÀDO BE LOS TUPOS ÍMMTICÁffi

b., Sustituyéndose las-formas subjun¬

tivas por las indicativas se comunica mediante el concepto de-seguridad pro¬ pio de éstas un grado más intenso á la
tenaz resolución irrevocable en que se

está de hacer alguna cosa en oposición -firme á la realización supuesta de un Ti echo de importancia.
Por ejemplobyo te seguiría aún cuan¬
tío fuese al-fin del mundo; te sigo ó se-

.guiré aún cuando es ó te vas al fin del mundo; no la quiero por mujer, aún
cuando es millonada; escribiré esta

carta aunque me corten la mano; si, aunque es (sea) á costa de mi vida, tra¬ bajaré dia y noche hasta -satisfacer esa
*deuda.

4.—En cualquier otro caso donde aún ^cuando se construye con formas pretéri¬ tas de indicativo, no hay relación á nada

«contingente ni condicionante y aún

,cuando es puro adverbio de tiempo sin

vestigio alguno de lo condicionante re¬

cayendo la énfasis de aún no sobre algo hipotéticamente concedido sino sobre la ddea de época que envuelta va en cuando-.
¿nín entonces, aún en el tiempo cuan¬

tío—, al paso que puede usarse como conjunción concesiva para introducir

«un hecho pasado.
Por ejemplo: en|lo substancial su in¬ fluencia proseguía dominando aún cuan¬
do su destierro había dejado á sus file-

.granes sin jefe visible; aún cuando estas -palabras eran muy poco explícitas, él comprendió sin duda lo que yo quería decir; pude adquirir la certeza de que él da amaba, aún cuandol(=aunque) hacía
todo lo posible por ocultar á los demás

aquella inclinación. Desvaneciéndose del plano de la con¬

cesión la idea degradación, se debilita .-asimismo el concepto de lo adversativo (■resultando una mera ponderación sin la ddea de contrariedad en la cual se admi¬

te llana y sinceramente un hecho limi¬ tado y moderado en su importancia por otro keclio-sin que entre sí pugnen am¬

bos hechos.

La conjunción más propia que intro¬ duce-una concesión llana en \\z\\ponde¬

ración equitativa

dos hechos que

-entre sí no pugnan gs bien que (bienque),

«equivalente á las frases: bien es verdad

¿que, bien es que (aunque). Sinónimo suyo es si bien con cierta

delicada divergencia en el sentido; pues

.en si bien algo semejante á su origen

yque-trae del si condicionante entrevería

-siempre el entendimiento, aunque, se¬

gún los diferentes casos, lo condicio¬

nante implícito varié algo ni ofrezca al

espíritu más que una sombra débil y

obscura del habitual ó ^primitivo signi¬

ficado de si, el que, á analogia de bien

que, se convierte en el de una concesión

llana y franca de un hecho cierto ó su¬

puesto por tal (msí por cierto es verdad

que) no es menos verdad que ó ya se ve

que si es verdad que, mucho que sí es

verdad que—no-es menos verdad que—.

Por ejemplo: el futuro pretérito y el

■ futuro pluscuamperfecto -se llaman por

muchos gramáticos condicional, bien

qué o s:Lbien (siendo así que) este tiem¬

po no siempre es índice de condición;

no opuso la menor resistencia á la vo¬

luntad de su padre, si bien causó á éste

una verdadera sorpresa al participarle

que quería dedicarse á la medicina. En igual sentido se usan si y cuando
que pueden apropiarse el concepto de
unaconcesión ó se hacen sinónimos ya

,de una conjunción concesiva yra de una adversativa juntándose á veces ú opo¬ niéndose á ellos una expresión adversa¬

tiva adverbial, coma: en cambio., por el

-contrario, etc.

.Por ejemplo: si yo me vendí, nadie

tiene la culpa sino vos y vuestros enga¬

lladores dones; si mi tía aparenta me¬

nos edad de la que realmente tiene, mi ti a, en cambio, se halla mucho más

aviejado de lo que debiera. XV.—El grupo cuarto abraza los ad¬
verbios clausulares adversativos que,

co m b i n á n d ose co n e 1 adverbio reía ti vo

oracional que ó bien construyéndose
con infinitivo se hacen adverbios relati¬
vos oracionales introduciendo una prota-

sis (oración) en que no cabiendo la idea ni de gradación ni de lo hipotéticamen¬
te concedido no se percibe tampoco con¬

cepto alguno de lo contingente, sino
donde el sentido concesivo latente se re¬

duce á afirmar objetivamente un hecho cierto, sea en la actualidad sea en lo pasado, que se verifica ó se verificó sin

reparo en ese.
En tal confrontación adversativa de

dos hechos reales que no excluyéndose

se mantienen el uno al lado del otro, se te de su integridad cual ninguno, se puede hacer también >uso de aunque fuera aclimatando esa muestra de cul¬

para introducir tal protasis adversativa. -Por ejemplo: de repente el general ha¬
bía resuelto correr directamente en au¬
xilio del otro ejército, sin embargo de

tura que tanto dice en favor del que la
observa.
Los festejos con que Paris celebra hoy el‘14 de Julio nada tienen de grandio¬

que el hecho de dejar sin defensa el ca¬ mino de la capital era un peligro para la seguridad del pais; la brigada se es¬ tuvo sobre las armas, á pesar de que llovía á torrentes; no obstante de verse
tan mermados los escuadrones, con de¬
cisión heroica y arrojo sin igual carga¬ ron sobre la infantería que estaba al descubierto; aunque el rio impedía una. persecución inmediata, la retirada tomó muy pronto el carácter de una disper¬

sos, es cierto; porque aquí todo resulta pequeño; pero son ingenuamente her¬ mosos porque patentizan la instrucción política de un.pueblo llegado á su ma¬ yor edad y capaz de discernir sus debe¬
res y sus derechos como ciudadano. Por la mañana, la revista militar de
Longchamps enardece los corazones, dando la .nota patriótica de la fiesta; por la tarde, los banquetes oficiales y parti¬
culares, exaltan las cabezas con los va¬

sión, (confrontación equitativa-adversativa); aunque se habían recibido mu¬ chos cañones de grueso calibre, fueron
ineficaces contra una fortaleza como
ésta (confrontación concesiva-adversativa).

pores del espumoso vino; por la noche, las funciones teatrales gratuitas, los fuegos artificiales, las iluminaciones y los bailes públicos son la verdadera ca¬ racterística popular del día, la expontá-
nea manifestación del entusiasmo de

Uso de las Formas Modales
Cuando -el concepto de lo concesivo dice relación á hechos presentes ó pasa¬ dos, ya que sean categóricamente cier¬ tos y seguros, ya, aún no siéndolo en la realidad, lo sean, á lo menos, en ei con¬ vencimiento de la persona que habla, se emplean las formas indicativas, pero
cuando un hecho se estima como inse¬
guro ó eventual ó bien se presume po¬ sible ú ocurrido, pero sin fundamento para una rotunda afirmación dejándolo indeterminado respecto de que se veri¬ fique ó se ha3ra verificado, se hace uso del subjuntivo.
1.—Por ejemplo: tengo de salir, á pe¬ sar—con todo—sin embargo de que—, no obstante (de) que=raunque está llo¬ viendo á cántaros; tenía que salir aun¬ que, á pesar de que etc., estaba llovien¬ do: es indispensable aquí el indicativo porque se trata de un hecho cierto así en la actualidad como en lo pasado.

pueblo grande. París se divierte un día y, al siguien¬
te, vuelve á sus faenas cuotidianas con
el anhelo de la próxima fiesta nacional.
# • **
Por una lógica y natural asociación
de ideas, todo esto me hace pensar en
mi querida patria, recordando nuestras pasadas hazañas y nuestras presentes
proezas. También nosotros hemos derribado
una Bastilla, también .nosotros tenemos
una fecha gloriosa en nuestra historia
contemporánea, un día en que’ dos hé¬
roes se inmortalizaron: Daoiz y Velarde, ¡el 2 de Mayo!...
Aquel pueblo que sabía morir por su independencia, engendró generaciones que na día sabrían sacrificarse por la integridad de su patria; aquel pueblo supo cosechar laureles de gloria y el pueblo de hoy sabe conservarlos frescos y lozanos, regándolos con su sangre.
Y de un pueblo tal, donde la caballe¬

Di*. Máximo Hhrtting. (Se continuará).

rosidad y la hidalgía son innatas; de una raza tan generosa y adornada de cívicas costumbres modelo de generacio¬ nes y del Universo; de una nación tan

Actualidades

hospitalaria, se atreve un escritor como Rochefort á escribir y á creer actos tan salvajes que repugnan con solo pensar
en ellos.

CRONICA PARISIEN

Rochefort. apasionado en todo, se de¬ ja exaltar por el último que llega; ino¬
cente como todos los talentos, cree

En este picaro mundo todo pasa y na- cuanto se lo dice y lia dado crédito á

kla es eterno.

ese infeliz anarquista expulsado de Bar¬

La fiesta del 14 de Julio ha regocijado celona, esc carpintero, cuyos dedos dice
momentáneamente las calles de París haber sido martirizados con cuñas para

con esa especial alegría que distingue á las fiestas populares de las ostentacio¬ nes oficiales; la toma de la Bastilla se ha conmemorando una vez más y. des¬ pués, han vuelto las muchedumbres á la calma y á la rutina del trabajo.
La histórica efemèride del 14 de Julio
merecía una conmemoración más fas¬

conseguir de él una declaración... ¡Po¬
bre Rochefort!
Pero lo más triste del caso es que no¬
ticias tales se abren paso en el mundo, cuando llevan al pié una firma como la del libelista francés; esos horrores cir¬ culan por la prensa y crean una opi¬ nión, falsa es cierto, pero que nos per¬

tuosa que la que París la dedica; pués esa época fué la iniciación de la liber¬ tad, la primera batalla librada contra la .tiranía y el principio de la consagra¬
ción de los derechos del hombre.
Cuando la piqueta demoledora de la
revolución hacía caer una tras otra las
piedras de aquel soberbio y lóbrego edi¬ ficio, no podían darse cuenta los hom¬ bres de aquella época de que su obra se¬ ría más saludable para las generaciones futuras que para ellos mismos.
Hoy, después de un siglo transcurri¬
do, la Francia entera celebra contenta
ese glorioso suceso y, lo mismo en las apartadas .regiones del polo que bajo el candente sol de los trópicos, allí donde

judica no poco. ¿Porqué nuestro. Gobierno no corrige
tales ligerezas y no pone coto á esos
desmanes?
¿De qué sirve la Embajada española
en Paris? A ella le toca desmentir tama¬
ños absurdos y, si preciso fuera, exigir responsabilidades, aquilatar la verdad y prevenir la repetición de tales casos.
Como español, yo no puedo menos de protestar enérgicamente de tal conduc¬ ta; pero comprendo y concedo que Ro¬ chefort no conoce á España, que no sa¬ be lo que se dice en este caso preciso y que se ha dejado guiar de un hombre que ha sabido embaucarle con miras particulares.

hay un francés, el 14 de Julio es un día

**

sacrosanto para el ciudadano, un día en que todo se deja en suspenso para trin¬ que!' por la bandera tricolor, para brin¬ dar por el porvenir eterno de la Bepú-
blica.
Paris, cuyo pueblo es patriota si los hay, se convierte en ese día en una Villa bullanguera y alegre, el reposo del tra¬

Con frecuencia veo que los diarios es¬ pañoles y americanos citan como un modelo á la policía de París. Si se refie¬ ren á la policía oficial, estamos de acuerdo; pero debo hacer notar que aquí existe, además, una policía privada, que es de lo más indigno que puede imaginarse.

bajo lanza por las calles miles de ciuda¬ Esta policía se ejerce por Agencias danos y... ciudadanas; unos se regoci¬ particulares que mediante 40 francos jan bailando en los carrefours de la ■venden unos carnets de 25 hojas impre¬

gran Villa, los otros descorchan el cham¬ sas, cuyos blancos debe llenar el solici¬ pagne en los pueblerinos de los.risueños tante con el nombre de aquel sobre

alrededores; todos, todos, cada cual á su ■quién pide los informes. Estos pueden manera y según sus fuerzas pecunia¬ ser com-erciales ó de carácter privado,
rias, saludan contentos el amanecer de íntimo.

tan gran día..
En todos los balcones ondea la bande¬
ra francesa, el emblema de la patria, ese girón de trapo por el que. (cada nación el suyo), sabe derramar hasta la última gota de sangre .y abandonarlo todo: fa¬ milia, porvenir y bogar.
El francés se descubre respetuosamen¬ te cuando, al desfilar un regimiento,
pasa ante él la tricolor enseña; el espa¬ ñoles siempre caballero cubierto ante tan sacrosanto emblema, y bueno fuera
que en España, pueblo heroico y amau-

Cuanto á los primeros, el abonado re¬ mite bajo sobre á la Agencia una hoja desprendida del carnet y, á los dos ó
tres días, á veces á la dos horas, vuelve
la hoja con el respaldo lleno de infor¬ maciones sin garantia, acarea del infe¬ liz; que se quiere eonoeer.
Para demostraros la seriedad de estos
policiacos informes, sólo os diré que ha¬ biendo yo pedido informes sobre una
misma persona á tres agencias distin¬ tas, aquellos fueron tan disparatados y tan desacordes que yo tomé el prudente

partido de no creer á nadie y obrar por segundo acto debía aparecer en escena

mi cuenta propia.

■enlutada y llevando en la mano una co¬

Ninguna de las tres Agencias me ha¬ rona fúnebre, en Ja cual había de depo¬ bía dado buenos antecedentes acerca de sitar un beso después de recitar varios mi hombre. La causa pude averiguarla versos, dando muestras de intenso do¬

después: dicho señor era un cumplido caballero; pero ¡no estaba abonado á
ninguna de aquellas tres Agencias! Si el informe que se solicita no es de
carácter comercial, sinó íntimo, enton¬

lor, como indicaba su papel. Miss Olipliant, lejos de hacerlo así, prorrumpió en carcajadas tan ruidosas, que fué ne¬ cesario bajar el telón y llamar á un mé¬ dico, el cual, no sin esfuerzos, pudo

ces os ruegan que paséis á la Oficina de la tal Agencia, y sobre todo á la Caja, y
el informe se os da verbalmente, nunca
por escrito, para que no quede traza que pueda comprometerlos.

conseguir que la actriz cesara de reirse,
cayendo en un sueño letárgico que le duró veinticuatro horas. Después se su¬
po que una amiga y compañera de la
actriz, con el fin de darle urna broma,

Cuanto al personal que compone las había echado en la corona ciertos polvos Oficinas de Policía privada, se halla di¬ que producen los citados efectos.

vidido en cuatro series: inspectores, su¬

plentes. subalternos y corresponsales.

Sus sueldos varían desde 50 á 150 fran¬

Elección de simientes

cos mensuales.

En ninguna otra Corporación de Pa¬ ris podréis encontrar igual conjunto de granujas, de canallas ó de licenciados de presidio.
Para formar parte de ellos es preciso no haber sido recibido en ninguna casa honrada y carecer de todo sentido
moral.
Pueden, pues, los periódicos de Espa¬ ña y América comprender la veracidad de estos informes y la honradez y dere¬ chura con que procederán en la policia privada de Paris.
Creo que en mi pátria no existe aún este progreso-, pero tampoco se le deseo.
«J:
**
En mi próxima diré algo de modas, teatros y sport.

Antonio Ambroa.

París 20 de Julio de 1897.

iniimO'i’wi

—

Variedades

Un agrónomo alemán, Leibscher, da
una regla para elegir simiente, con la
esperanza de mejorar la cosecha en un 5 á 10 por 100.
El citado agrónomo ha observado que los tallos de trigo que tienen menos nu¬ dos dan más grano, y que si se siembra el trigo procedente de los mismos, tras¬ miten esta propiedad á su descendencia. Por lo tanto, un labrador que quiera mejorar su simiente debe escoger en la era los tallos que tengan menos nudo y trillar sus espigas aparte para que sir¬ van sus granos de simiente.
Los tallos, cuyos entrenudos son más largos son los que dan más grano. La regla no es sólo aplicable al trigo, sino que alcanza al centeno, á la avena y al maiz. Lo fácil que es comprobar la exac¬ titud de lo indicado es seguramente una razón para que procuren hacerlo los que no quieran seguir sistemas más compli¬ cados en formar simientes genealó¬ gicas.

Un invento notable

Lo que crece el pelo

Verificáronse hace ya algún tiempo, en el espacio comprendido entre las es¬ tatuas del marqués del Duero y de Isabel la Católica, en el paseo de la Castellana, las pruebas de un aparato inventado por don Pablo Arriaran para detener repentinamente en su carrera los ca¬ rruajes cuyos caballos se hayan desbo¬
cado.
Este aparato fué ya ensayado en San Sebastián, pero ha sido reformado de tal manera, que no sólo se detienen los caballos, sino también el carruaje.
Difícil nos seria dar á nuestros lecto¬
res una idea del aparato y de su modo de funcionar, no obstante las minucio¬
sas explicaciones que tuvo la bondad de
darnos el inventor.
Preferimos omitirlas por temor de cometer algún error y nos limitaremos á reseñar el resultado de la prueba.
Partió el coche provisto del aparato, desde el Obelisco, á todo correr de los
caballos, y al llegar al sitio en que se encontraban los invitados, se vió á los caballos pararse en firme como si una mano invisible y poderosa los hubiera
detenido.
Desde el momento en que se hizo fun¬ cionar al aparato, basta el en que los caballos se detuvieron, ellos escasamen¬
te recorri rían medio metro.
Algunos de los que presenciaron las pruebas, emitieron dudas sobre la efica¬ cia del invento aplicado sobre caballos realmente desbocados, pero, á nuestro parecer, y juzgando por lo que vimos,
estas dudas no tienen mucho valor.
De cualquier modo, siempre resultará un invento humanitario que debe pro¬ pagarse, único modo de que la práctica venga á confirmar las afirmaciones de invención tan brillante comprobadas en la prueba de referencia.
Terminadas éstas, los invitados, entre los que se contaban representantes de casi todos los periódicos de Madrid, se dirigieron á Fornos donde el Sr. Arria¬ ran los obsequió con un bien servido al¬ muerzo, en el cual reinó la mayor ani¬
mación.
A los postres se pronunciaron elocuen¬ tes brindis por el buen éxito del in¬
vento.

El doctor Pincus, sabio médico esco¬
cés, lia practicado interesantes (?) estu¬ dios sobre este problema.
Para realizar sus observaciones, el doctor aludido lia hecho pequeñas ton¬ suras de una pulgada de diámetro en la cabeza de varias personas en buen esta¬ do de salud, y con ayuda de aparatos de precisión y por comparación diaria, ha
establecido la diferencia entre el creci¬
miento del cabello que se corta y el que se deja creer naturalmente.
Desde luego ha visto el doctor contra lo que se cree generalmente, que el pelo y la barba cortado ó afeitado á menudo, crece mucho meaos después de cortado, que antes.
La extremada elasticidad del cabello
ha hecho imposible determinar con
exactitud la velocidad de su decreci¬
miento; pero, en cambio, lia observado el doctor Pincus que dejando crecer el pelo sin cortarlo varía su desarrollo máximo eutre 51 y 1 metro 15.
La naranja doble
La gran moda, la más obedientemen¬ te seguida ahora en Rusia, es el cambio de «una naranja doble» entre los novios que van á casarse.
Después de esplicar que eso de naran¬ ja doble es cuando en una misma cáseara están unidas dos naranjas «m el lizas», diremos el origen de la inoda.
La gran duquesa Eugenia, hija mayor del Czar, tenia muchas ganas de casarse con su primo el gran duque Alejandro. Para que lo lograra, una amiga suya le regaló como eficaz amuleto una de esas naranjas, y, en efecto, á los pocos dias el padre del actual Emperador de Rusia
dió á la boda su consentimiento y su bendición.
De aquí que desde entonces no haya en Rusia pareja que no se dedique con
afán como medio de ser feliz á la busca
de una de esas privilegiadas naranjas. En España buscan los solteros su me¬
dia naranja; en Rusia se busca la naran¬ ja doble.
Paréceme más fácil encontrar ésta que
aquella.

Buena amiga... pero buena

¿Donde hace más calor?

Hace pocos dias ocurrió en el Prin-

Cuando tanto nos agobia el calor, es

cess-Thealer de Melbourne un incidente un consuelo, aunque triste, saber que

que en los primeros momentos y mien¬ hay países donde la temperatura es muy

tras no se conocieron las causas que lo superior á la que sufrimos.

motivaron, fué objeto de muelios co¬ El polo del calor parece estar situado

mentarios.

en el litoral del mar de Omán y en aque¬

Miss Olipluiut, jóven actriz muy que¬ llos grandes golfos: golfo de Adén, gol¬

rida del público melbournés, debutaba, fo Pérsico y mar Rojo. Los vastos desier¬

en un drama titulado La viuda. En el tos sin agua que se extienden en aque-

SÓLLER

lias comarcas, son precisamente una de
las causas esenciales de las altas tempe¬
raturas.
Entre todos, el golfo de Tadjourah és
el que mantiene el «record», Übock. la temperatura de 60 grados á la sombra
es un hecho bastante natural. En el Kurdistan se han registrado 56 grados .y en
Calcuta 47.
Crónica Local
Éntiivo entre nosotros la última se¬
mana el Dr. D. Simón Sarlat, Cónsul
general de los Estados Unidos Mejica¬
nos en Barcelona y ex gobernador del estado de Tabasco, en dicha república. Es persona, además de muy distinguida, queridísima de todos nuestros paisanos residentes en Méjico, y ha venido con el fin de conocer este pais y visitar al mismo tiempo á sus amigos de esta, quienes, sorprendidos agradablemente con la visita, le han acompañado en sus
excursiones por el valle y le han obsequia¬
do por medio de ex.pléndidos banquetes '.en Miramar y en Cas Catalá. Hospedó¬ se en casa de nuestro amigo D. Antonio
Pastor.
Deseamos haya sido grata al ilustre huésped su breve permanencia entre no¬ sotros, y que se lleve de este pais exce¬ lentes impresiones, de aquellas que se recuerdan después con placer toda la
vida.
Un carro que venía á este pueblo car¬ gado de trigo, el sábado de la pasada semana, dió un vuelco por haberse es¬ pantado la caballería con una pala de las que usan los peones para quitar el polvo de los caminos, y habiendo des¬ viado su rumbo el animal, arrimóse de¬ masiado al borde de la carretera, salien¬
do fuera de ésta una de las ruedas del
vehículo. El conductor tuvo la desgra¬ cia de que se le cayeran encima algunos sacos, causándole fuertes contusiones en la cabeza, pecho y espalda.
Sentimos este accidente desgraciado, tanto como nos alegramos de que siga
bien á estas horas el mencionado conduc¬
tor, al que deseamos pronto y completo
restablecimiento.
Conforme prometimos, nos hemos en¬ terado de las condiciones y precios para efectuar el viaje de recreo al «Torrent de Pareys», en el vapor León de Oro, y fie¬ les á nuestra promesa también publicá¬
rnoslos á continuación.:
À las cinco de la mañana del próximo domingo día 8 de Agosto, después de una misa de campaña que se dirá en el caserío del Puerto, frente al oratorio de San Raimundo de Peñafort, saldrá el vapor para el «Torrent de Pareys» y saldrá por la tarde á las cuatro de dicho punto para este puerto.

El precio del pasaje, ida y vuelta, será
de seis reales.
Amenizará la excursión la banda de música de esta localidad.
Por cuenta de la Empresa se han co¬
locado escaleras construidas ad hoc en
los puntos de más difícil acceso en el cau¬ ce del torrente, con el fin de facilitar á
los excursionistas la subida hasta donde
muy contados son los que hasta el pre¬ sente han podido llegar.
Dícennos que varias fondas de esta hacen preparativos para que uo falten, en aquellos lugares apartados, comesti¬ bles ni bebidas, ya que no todos los ex¬
cursionistas quieren ir molestados cou el peso y el estorbo de cestas llenas de
los mencionados artículos. El pensa¬ miento es acertado.
El público anímase cada día más, tanto, que á juzgar por lo que se dice en corrillos, tertulias y talleres, será
numerosísima la concurrencia, á pesar
de estar anunciada para dicho día una corrida de toros en Palma, á cuyo es¬ pectáculo tan aficionados son muchos de nuestros paisanos. El sábado próximo podremos decir ya casi con certeza si nos equivocamos ó nó al creer que no ha de faltar animación en la higiénica diversión que para el 8 de Agosto se
ha anunciado.
Lejos estábamos de creer el sábado último, al aconsejar al Ayuntamiento resolviera algo respecto á la Secretaría
que hiciera fueran menos amargas las censuras del público, que el Sr. Alcalde tuviera en su poder la dimisión del car¬ go de Secretario presentada por nuestro estimado amigo D. Juan B. Enseñat. Sabíamos, esto sí, que desde los trabajos extraordinarios y continuadas vigilias que la Exposición Balear causó al señor Enseñat, habíase resentido notablemen¬ te su salud; por esto creimos á ciegas lo que nos había asegurado persona de la intimidad de éste, y que en nuestro an¬ terior número expresamos, y por esto sin duda, habiendo fundado la dimisión en razón tan atendible, no pudo negarse el Ayuntamiento á admitírsela el sábado
último.
Sentimos en el alma sea la causa
mencionada la que ha obligado á nues¬ tro amigo á dar este paso y á ausentar¬ se esta vez de Mallorca, y deseamos su pronto regreso para verle de nuevo en¬ tre nosotros completamente restablecido
Enyiamos nuestro pésame á la esposa de nuestro estimado amigo D. Antonio Forteza, i éste y á la demás familia por la muerte del anciano padre de la primera, el honrado, afable y pundonoroso co¬ merciante D. Miguel Forteza, conocido y estimado por su ilustración y por su probidad del público soliéronse.
Las simpatías que había sabido cap¬ tarse el finado en su larga vida, queda¬
ron demostradas de una manera patente

el martes, dia del entierro, y el miércoles en cuya mañana celebráronse en la pa¬ rroquia suntuosos funerales en sufragio de su alma, pues que lo mismo al nno que al otro de los actos mencionados asistió selecta y numerosísima concu¬
rrencia.
Descanse en paz su alma y reciban consuelo los que le lloran.
Asegúrannos que fia solicitado la pla¬ za de Profesor de música de la localidad, que dejó vacante no ha mucho nuestro amigo D. José Rotger, el aplaudido compositor y director de la banda de bandurrias que estuvo aquí las pasadas fiestas de Mayo, D. Miguel Serra Car¬ dona, autor de los inspirados paso-dobles «Sóller», «áVeyler», «El héroe de Ram¬ blazo», etc., que nos ha hecho conocer ya la banda de este pueblo.
Sabemos que los músicos, al tener no¬ ticia de la resolución del Sr. Serra, se reunieron para tratar de este asunto, y que ni uno solo faltó á la reunión, lo
cuaí prueba que á todos es simpática la idea. Ignoramos lo que en la reunión se resolvió, pero creemos desde luego que no sería desfavorable á los buenos pro¬ pósitos del joven músico que quiere ve¬ nir á vivir en esta para dedicarse á la enseñanza musical al mismo tiempo que á la dirección de la banda, huérfana hoy, como saben nuestros lectores, de direc¬ tor idóneo en propiedad.
Desearíamos encontrara el Sr. Serra
todo el apoyo que necesita para arraigar en este pueblo y que creemos merece por su ilustración y buenos deseos.
Continúan nuestros paisanos que han pasado en Francia toda la tempora¬ da de naranja, regresando á' este su pueblo natal para pasar al lado de sus familias todo ó una parte del presente
verano. En el Cataluña é Isleño el limes
y en el León de Oro el martes vinieron
esta semana en número considerable.
Damos á todos cordial bienvenida.
Apenas se ha anunciado al público la
vacante .de Secretario de nuestra Cor¬
poración Municipal, y ya son varios los nombres de aspirantes que corren en el pueblo de boca en boca. Dicen que
«cuando el rio suena... etc., etc.,» y pue¬ de, por esto mismo, que esté en lo cierto
quien diga que tal ó cual persona abriga el propósito de solicitar la plaza; pero verdad es también que suenan nombres de aspirantes que casi estamos por ase¬ gurar que ios mismos interesados ni una sola vez siquiera lo han soñado.
El público imparcial ha emitido ya su fallo y señala al que cree ha de merecer la predilección del Ayuntamiento. Es probable se inspire éste en la opinión pública, ó que, sin inspirarse en ella, sea idéntico su criterio; de todos modos veremos con gusto inspire al Ayunta¬
miento el deseo único de obrar con mi¬

ras levantadas y de hacer justicia, y nor de San Vicente de Paul; á las 9 y

para ello le deseamos todo el aplomo é imparcialidad que para resolver eon
acierto este delicado asunto se necesita.

media horas menores y la misa mayor con música, y sermón por el Rvdo. señor Cura-Arcipreste. Por la tarde un piado*

Por medio de atenta circular que he¬ mos recibido, se nos participa que en
Lares (Puerto-Rico) acaba de constituir¬
se una compañía mercantil en comandita

so ejercicio en honor del Santo. En la iglesia de San Francisco.—Hoy,
al anochecer, se cantarán solemnes com¬
pletas en preparación á la fiesta de N.a S.a de los Angeles.

que girará bajo la denominación de Villalonga, Mayol y Gomp.a, de la que son socios gestores D. Enrique Villalonga Mutti y nuestro paisano D. Juan Mayol

El lunes, dia 2, á las 7 de la mañana, comunión general. A las 9 y media ter¬ cia y la misa mayor con sermón por
D. Pedro Juan Beltrán. Por la tarde

y Coll, y comanditarios otros paisanos vísperas y visita solemne.

nuestros los Sres. Canals, Coll y Compa¬

ñía y D. Damian Oliver.

Deseamos á la nueva Sociedad pin¬ gües ganancias en los negocios á que se

Heg!§tro Ovil

dedique, al mismo tiempo que agradece¬ mos á dichos señores la atención que les
hemos merecido,

Nacimientos. Varones 1.—Hembras 5.—Total 4.

Matrimonios.

■

. —«

Dia 28.—D. Miguel Molí Rotger, sol¬

EN EL AYUNTAMIENTO

tero, con D.a Paula Vicens Castañer,
soltera.

Sesión del dia 2Í de Julio de 1897.
Celebró su sesión ordinaria de la pa¬
sada semana la Corporación municipal en la noche del sábado de la misma, bajo la presidencia del Sr. Alcalde y estando presentes los concejales Sres. Palou, Arbona, Oliver, Martí, Canals, Mayol (D. Lorenzo), Mayol (D. Pablo), Santandreu, Morell y Magraner (I). Damian).
Fué leída y aprobada el acta de la
sesión anterior.

Dia 30.—D. Amador Pons Mayol, soltero, con D.a Catalina Estades AlAlbertí, soltera,
Dia 31, —D. José Adrover Planas, soltero, con D.a Eulalia Josefa María, Torres, soltera.
Defunciones
Dia 27. —D. Miguel Forteza Aguiló; de 75 años, viudo, calle de la Luna.
Dia 28.—Catalina Noguera Morell, de 4 meses, Manzana 34.

Se dió lectura á una instancia suscri¬
ta por D. Juan B. Enseñat, mediante la cual dimita éste el cargo de Secretario del Ayuntamiento, fundado en ei mal
estado de su salud. Acordóse en vista

*

———rTfflT Q Cpnrrrmi i

-

MOVIMIENTO DEL PUERTO

Em B A UC ACIONES FON 0 E ADAS

de las razones en que funda el Sr. En¬ señat su dimisión, admitírsela y que se anuncie la vacante para que los aspi¬ rantes á dicha plaza puedan presentar sus instancias documentadas, en la Se¬ cretaría, dentro el plazo de veinte dias á contar desde el de la publicación del
anuncio.
Acordóse pasara á informe del señor Ingeniero encargado de la carretera de Palma á este puerto, una instancia de D.a Onofria M.a Miró Oliver, en solici¬ tud de que se le conceda permiso para empalmar con dicha carretera el camino que conduce al puente recientemente
construido en su finca nombrada Sa
Mosca, de este término.
Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Mañana, dia l.o Agosto, fiesta en honor de la Purísima Concepción, con sermón por el Dr. D. José Pastor, Vicario.
En el oratorio de la Casa de Caridad.

Dia 16.—De Barcelona, en 12 horas, vapor Cataluña, de 662 ton., cap. don R. Terrasa, con 30 mar., pas. y efectos..
Dia 26—De Cette, en 1 dia, vapor Is¬ leño, de 314 ton., cap. D. R. Piña, eon 23 mar. y efectos.
Dia 27.—De Cette y Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 278 tone¬ ladas, cap. D. G. Mora, con 15 marine¬ ros y efectos.
Dia 27.—De Palma, en 1 dia, laúd Cristina, de 13 ton., pat. D. G. Pujol, can 5 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 26—Para Palma, vapoiYsleño, de 314 ton., cap. D. R. Piña, con 24 mari¬ neros, pas. y efectos.
Dia 26—Para Barcelona, vapor Cata¬ luña, de 662 ton., cap. 1). R. Terrasa, con 30 mar. y efectos.
Dia 27.—Para Palma, laúd Cristina, de 13 ton., pat. D. G. Pujol, con 5 ma¬ rineros y lastre
Dia 30.—Para Barcelona y Cette, va¬
por León de Oro, de 278 ton., cap. don
G. Mora, con 15 mar., pasaje y efectos.

—Hoy, al anochecer solemnes completas. Mañana, dia l.° Agosto, fiesta en ho¬

21

AGRICULTURA

tiene oelio días en esta posición, sembrándola después, el prendimiento es más seguro, porque
la savia se acumula en los bordes del corte y
se dispone para desarrollarse en yemas que des¬
pués so convierten en raíces. Una vez arraigada la planta, se dejan crecer
con libertad todas las ramas que arroje, y solo al segundo año podrán despuntarse los; brotes
que han de quitarse al tercero para formar el tronco y la copa del nuevo árbol, á gasto del cultivador. No se olvide que el algarrobo joven
sé resiente del corte ele sus tiernas ramas, hasta
el punto de motivar la paralización del creci¬ miento, consecuencia de sus tendencias á matear.
Hay quien en vez de estaca siembra una rama,
dejando la yema terminal descubierta. Como se
deja comprender, la multiplicación por estaca suprime el injerto y reproduce la variedad do qué procede.
Multiplicación por mugrón.—Consiste el mugrón en enterrar una rama, dejando buena parte de la ramilla terminal descubierta, sin cortar el mugrón basta que baya desarrollado raíces en la parte cubierta de tierra. En el algarrobo esto resulta ineficaz porque se resiste al arraigo en sus ramas, cuando se las cubre de tierra, muy
al revés de lo que sucede en la vid.
El mugrón del algarrobo, si es permitido este nombre, tal como se practica, consiste en sem¬ brar uno de. los pimpollos, verduck, que con tanta insistencia saca, cuando su nudo vital se baila
al descubierto, y esto, en rigor, es una forma diferente' de reproducirlo por estaca. El corte debe verificarse' con instrumento muy cortante y arrancando siempre el mimbre de modo que calce

CULTIVO PRÁCTICO DEL ALGARROBO
su viejo Ó lleve un pedazo de madera y corteza dé lar madre, y, si es posible, algunas raíces, para lo cual se le recalza algunos años antes. Se isiembra como la estaca, embadurnando solamente la parte de madera y corteza procedente de la inadre, sin que le faite buen estiércol y tierra fina en el punto donde lia de arraigar.
En Valencia siguen otro sistema: abierto el hoyo, en el mes de Febrero, que es el indicado para las operaciones que nos ocupan, aunque también puede verificarse en Octubre, ponen un hato de rama verde dentro, lo cubren con una capa delgada de tierra, queman después otro hato de leña seca encima y siembran el mugrón. Este lo sacan del pié de los algarrobos recalzados de antemano para que tenga raides. Llenado el boyo cortan el mugrón á dos dedos de profundidad y lo cubren de tierra, dejando una seña en el pun¬ to del asiento, y lo descubren cuando está para
brotar.
Siguiendo el mismo sistema siembarn también lo que llaman barbadas, algarrobos que nacen silvestres .en los montes, aprovechándolos como si procediesen de plantel, operación que en rigor nada tiene de mugrón; pues no es más que un trasplante. Ya se supone que en estas operacio¬ nes no debe faltar la correspondiente sazón ó hu¬ medad, supliéndola por medio del riego cuando sea necesario. No será tampoco necesario decir que la siembra por este género de mugrón ó barbada, reclama después el injerto si el pié de donde se cortó resulta macho, como suelen serlo,
en general, los individuos que más facilitan el
mugrón.
Las dificultades que en el arraigo ofrece el

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
método de multiplicación artificial, obligan á rechazarlo para seguir el natural, más seguro y más económico, debiendo emplearlo solamente por
mera curiosidad.
V.
¿Qué semillas son macho?
Cortos son los adelantos obtenidos por la ciérn¬
ela del campo sobre los medios de distinguir las semillas de las plantas dioicas, para favorecer el plantío del pie que más ventajas pueda llevar en su cultivo el agricultor. Aunque los árboles dan sus flores masculinas y femeninas en pies 'distintos son escasos en número de géneros, no dejan de tener importancia suma la palmera y el algarrobo, de los cuales nada se lia dicho hasta el presente que pueda servir de guía éii la elección de semillas para obtener pies machos ó hembras, según convenga á los intereses agrí¬
colas.
¿Existe en realidad en el fruto del algarrobo lin puesto especial para la formación de la semi¬
lla de cada género?
Nadie ha sabido contestarnos satisfactoriamente
á esta pregunta, y, sin embargo, este puesto
debe de existir.
Todos saben que del fruto del algarrobo, sea éste hembra en su pie, ó lo sea por injerto sobre
macho, salen semillas de ambos sexos. En lo que, al parecer, nadie se lia fijado es en averiguar el
punto del fruto en que se albergan las unas y

METEOROLOGÍA.-!.1 quincena de Julio.

OBSERVATORIO DE B. JOSÉ RBLLÁN PERO.—CALLE DE S. PEDED

OBSERVATORIO DEL PARO DE «PUNTA GROSSA»

TISRM(3METR OS

m ANA TA KDÏ VIEN TO Atiné! fera Plvio.

Evaporlmet. Manan

tJ &

8

p X

5'

Tarde Mariana

farde

Ter.

Ter.

del Bar- del Bar.

Seco. Ido, 3

p *

5‘

Seca lid. Bar. Mil.8 Bar. Mil9

G.09

G.09

Dirección M.a Trd.

Fuerza M.a Trd. Mana. Tarde Milis.

1 30 23 30 27 28'8 25’4 28*0 25 "0 27 760 26 760 O. s. » » D. D.

8*4

2 29 21 28 25 26’4 22’4 26'0 22*0 25 760 25 761 N. E. » » O. D.

2*7

3 27 20 27 23 26’4 22’0 24’0 23’0 24 764 24 765 O. S. » » D. D.

6*7

4 26 19 27 24 25’4 21’4 26*4 21*4 23 765 24 764 O. E. »

D. D.

4*5

5 28 18 28 25 27‘0 22’8 2T2 23*2 24 764 25 763 0. N. » » D. D.

7*9

6 28 18 29 25 26’4 23’2 23*8 23*4 24 763 25 762 E. O. »

D. I).

5*1

1 7 29 17 29 18 29'8 23’0 27?8 23*8 25 762 25 761 s. O. » » D. D.

5*6

8 29 20 30 27 29’2 24’0 28’4 24*0 25 761 26 760 s. s. »

D. D.

8*2

9 29 21 30 25 26'0 23'4 29*8 24*8 25 763 26 763 s. s. » » D. 1>.

5*8

40 30 21 30 28 28’6 25’0 29*4 24*8 26 763 26 764 s. N. » » D. D.

5*6

11 30 21 32 28 29*6 25*4 31’0 26*2 26 753 27 753 s. S.

s D. D.

5*6

12 32 22 31 29 30'0 25'8 30*4 26*0 26 753 26 751 0. N. » » D. D.

7*4

13 33 23 35 31 33’4 25’4 33*4 27’0 27 763 27 755 E. O. »

D. D.

9‘5

14 34 24 33 31 32‘3 26‘0 31*4 26*8 28 754 28 754 O. s.

» D. D.

7*1

15 33 24 30127 29'8 24’0 29*6 22*0 28 758 27 758 N. 0.

» D. D.

7*3

Observaciones

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmósfera Pivio.

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

g

o Mafiana.

Tarde.

Dirección metro Baró¬ metro Baró¬ del metro del metro

metro. n.® de vueltas

a
-E

£

Baro-

Baró-

durante

Mna- Tà M.a Tarde Milis. Máxi¬ ma.

Míni¬
ma.

Máxi¬
ma.

Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬ ma. Grados metros Grados metro*

los 24 horas.

S
«

1 31*0 22*0 20*5 25*0 26*0 753*0 26*0 753*0 so. SO. 8.419 D. D.
2 30*0 21*0 27*5 23*0 26*0 754*0 25*0 756*0 NE. NE. 11.141 D. D.
3 27*5 20*0 28*0 22-0 24*0 758*0 24*5 758*0 SO. SO. 10.440 D. D. 4 28-0 20*0 29*0 20*0 25*0 758*0 25*0 758*0 NO. NO. 14.191 D. D. 5 28*0 20*0 29*0 20-0 25*0 756*0 25*0 756*0 NO. NO. 9.413 D. D. 6 29*0 20*0 29*5 25*0 25*0 751*0 25‘0 756*0 NE. NE. 12.141 I). D. 7 29-5 20*0 30*0 25*0 25*0 756*0 26*0 756*0 O. O. 5.419 D. D. 8 30*0 21*0 30*0 26*0 25*0 753*0 26*0 756*5 NE. NE. 9.141 D. D. 9 300 22*0 30*0 24*0 25*0 757*4 25*0 757*0 NE. NE. 10.413 D. D. 10 30*0 22*0 30*0 26*0 25*0 758*0 26*0 758*0 NE. NO. 9.141 D. D. 11 30*0 21*0 32*0 26*0 25*0 758*0 27*0 758*0 O. NE. 17.141 D. D. 12 32*0 22*0 32*0 26*5 26*0 757*0 27*0 756*0 O. O. 18.410 D. D. 13 32*0 230 32*0 28*0 27*0 752*0 29*0 751*0 O. O. 4.104 D. D. 14 320 29-0 35*0 28*0 27*0 749*0 28*0 749*0 O. O. 8.411 D. D. 15 35*0 27*0 34*0 29*0 27*0 749*0 27*0 750*0 NO. NO. 14.119 D. D.

10*0 7*0 9*0 8*0 8*5 9*0
10*0 10*0
9*5 10*0 10*0
9*5 10*0 10*0
9‘0

' ■

Observaciones

NOTA. Cuando la casilla de la fuerza de los vientos está en blanco indica que la corriente era apenas perceptible, la S. indica que es suave, la P. fuerte, la T. tempestuoso y la U. uracanado. El estado del cielo, en la casilla Atmósfera, se 6eñala por las tai eiáles: D. que indica despejado y C. cubierto. Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde. Los termómetros están á la sombra.
OTEA. En el observactorio del «Faro de la Punta Grossa,» los instrumentos están á 101 metros 620 milímetros sobre el nivel del mar.

Los amánelo* que se inserten en esta sección parirán: Hasta tres ín¬ ter eic res á razón de 0‘05 pesetas la linea; hasta t inco inserciones á razón de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de lineas
Be que se componga, será de 0‘50 pesetas. •Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬
rán por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del anefao é« una columna 1'50 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de O'lOptas. la linea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
!«•■ anoeriptorea diafrutarán ana rebaja «le un u per
ciento.

SERVICIO DECENAL ISLEÑA MARÍTIMA

EL MOSAICO

ENTRE

COLECCION DE ESCRITOS LITERARIOS EN VERSO Y PROSA
DE
Pedro de Alcántara, Peña y Nicolau

por el magnifico y veloz vapor
LEÓN DE ORO
Elidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del
Príncipe n.° 24.
EN BARCELONA.—Sres. Rosich Caries y
|Comp.a, Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—I). Guillermo Colom, Quai Com-
\\mandant Samary-5.

L’ UNIÓN
Compañía francesa de seguros centra incendios fundada en 1828

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN-

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los daños que pueden ocasionar la caida del rayo, la explosión de gas de .alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social
Reservas
Primas á cobrar. . . .

10.000,000 Francos

8.705,000

„

74.287,038

„

Total

92.992,038

^Capitales asegurados . . 15.127.713,242 „

Sienestros pagados . . .

194.000,000

„

SEGURO DE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de

trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22

y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari¬

tana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

Viajes extraordinarios
con itinerario.
El veloz buque á vapor

saldrá del puerto de Cette directamente
para Sóller, el Jueves, dia 5 de Agos
to á las 12 de la mañana. CONSIGNATARIOS:
En Sóller, D. Ramón Coll.—En Cette, D. Bartolomé Tous.—En Marsella, don J. Mayol.
DAMIAN FRONTERA MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).

Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas
en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR

lr^nni

ilod

ouod]i]ie a

San Pedro
nóm o 19 hay

naranjos y palmeras en macetas para

vender; también los hay de plantel.

EST LA FINCA

Es Plá d‘ en TMeleta

BASES PARA LA SUSCRIPCIÓN: La obra se publica por entregas semana¬ les ó bisemanales de treinta y dos páginas de texto, impresas esmerada¬ mente en buen papel y con su correspondiente cubierta.
Cada entrega vale veinte y cinco céntimos de peseta en Palma y treinta en los demás puntos; pudiendo los suscriptores, si así les conviniere, recibirlas por cuadernos de cuatro en cuatro entregas al precio de una
peseta el cuaderno en todos los pueblos de Mallorca.
Las entregas sueltas ó atrasadas valdrán cincuenta céntimos de peseta. Con una de las primeras entregas se regalará á cada suscriptor un retrato del autor en fototipia. En el Establecimiento de Artículos de Escritorio, “La Sinceridad,, calle de San Bartolomé n.° 17, Sóller, se admiten suscripciones.

■«TMXge»

HISTORIA DE SÓLLER en sus relaciones con la general de Ma¬ llorca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno, encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de cobre en la Exposición Universal de Barcelona ....
INUNDACIÓN DE SÓLLER Y FORNALUTX, en 1885, capí¬
tulo adicional á la Historia de Sóller. Un tomo en 4.° de
120 páginas, encuadernado en rústica
CULTIVOS ARBÓREOS Y HERBÁCEOS. Memoria premiada con el pensamiento de oro y plata en el certamen del quincuagésimo aniversario de la fundación del Instituto Balear. Un tomo en 8.°, encuadernado en rústica . . .
CULTIVO DEL NARANJO en las Baleares. Obra de reciente

Ptas. Cts.
20£00 D75
2‘50

publicación, que forma un tomito en 8.° de 190 páginas,

encuadernado en rústica

D50

Véndense en la tienda de artículos de escritorio de «La Sinceridad»

—San Bartolomé, 17—SOLLER.

♦Tinta negra Siglo XIX+Tinta comunicativa+Tinta violeta^ ♦Tinta carmín ♦Tinta para sellármete., ete.m
]ja hay en venta en el establecimiento LA
BIIÍCERIDAD-San Bartolomé-17-SOLLER.

JOSÉ PONS ACADEMIA MERCANTIL

PLATERÍA JOYERÍA PROPIEDAD

Y

LASOLLERENSE

de D. Jaime Orel!

DE

DE
JOAQUÍN CORTÉS

JO§É €OLL CERRERA y PORT-BOU (Frontera franco-cspaíola)

existe un extenso vivero, en el cual
podrán escoger las personas que deseen hacer nuevas plantaciones

Aduanas, transportes, comisión, en sus huertos, NARANJOS Y LI¬

Estará abierta todos los domin¬

consignación y tránsito

MONEROS de clases superiores y
de todos tamaños.

gos en el piso principal de la ca¬ sa n.° 31, Plaza de la Constitu¬

Agencia especial para el trasbordo y

Vencidas las dificultades que ha¬ bíanse presentado siempre para el

ción—SOLLER.

reexpedición, de naranjas, frutas

transporte rápido y económico á

P -Lnili

xVmUnIlLifcJt.

Herramientas de
picapedrero dichas

hoxardas, de superbr calidad y á precios

sumamente módicos.

7rescas y pescado v.
Se desea alquilar una
fábrica de tejidos con máquina de

Francia de los naranjos de jardín, tan solicitados por los sollerenses que quieren complacer á aquellos de sus parroquianos que desean ad¬

Las tiene José Colom, (Cit), calle de la Alquería del Conde,—SOLLER.

vapor y demás accesorios de aque¬ lla, todos en buen estado.
Dicha fábrica está situada en esta

quirir esta clase de frutales de ador¬ no, en lo sucesivo por el insignifi¬ cante precio de 15 REALES uno,

alquila So

villa.

podrán tenerlos en el muelle de

una casa y co-

Para más informes dirigirse á Cette.

rralito en punto muy céntrico de su propietario D. Ramón Marqués Diríjanse los pedidos á José Pizá

esta población. informarán.

En esta imprenta

domiciliado en la calle del Pastor n.° 28- SOLLER.

(á) Parriñola, calle de la Rectoría, —SÓLLER.

18 Route Vationale. 18
CETTE (Herault)
Aduana, transportes, comisión, con¬ signación 7 tránsito
A PRECIOS MODERADOS
VENTA DE MIRES
en el “Noguera„
—r—- srirsLxr.
Ultimados ya todos los trabajos preliminares se ha empezado la ven¬ ta de solares cuyos precios variarán entre docientos y quinientos duros según el sitio que escojan.
Los que deseen adquirirlos pue¬ den dirigirse en Palma á los pro¬ pietarios, calle de San Miguel, ó bien en Sóller, al Maestro Jaime Rullan y Bisbal (Ros).

DE LA
Bifossora Soílsrsass
DIRIGIDA POR
SALVADOR ELÍAS CAPELLAS
TENEDOR DE LIBROS COLEGIADO
Enseñanza teórica y práctica de Cálculo Mercantil, Teneduría de Li¬ bros, Geografía comercial, Legisla¬ ción mercantil y todo lo referente al comercio según las vigentes leyes.
Clases diarias por la mañana y por la noche. En las clases de noche también hay enseñanza primaria para los obreros idioma Francés y dibujo artístico é industrial.
Para más pormenores dirigirse al Director, plaza de la Constitución n.° 18, piso I.°—SOLLER.
SOLLSR—Ixnp de «La Sinceridad»