AÑO XII.-2.a EPOCA.-SUPLEMENTO AL NUM. 536
AÑO XII.-2.a EPOCA.-SUPLEMENTO AL NUM. 536
r

MIERCOLES 14 DE JULIO DE 189?

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
JSóllér: Administración. Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.) Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Ï DIRECTOR-PROPIETARIO: Juan Marqués 7 Arbona.

4f

REDACCIÓN Ï ADMINISTRACIÓN:
Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
EspaSa: 0’60 pesetas al mes. n Francia- 0’75 francos id. id. PAGO ADELANTADO América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—O’IO pesetas. Id. atrasados 0’2G pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

í u Mtaétaó

/a 0ti¿alia

LO QUE DICE LA PRENSA

Del Heraldo de Baleares del día 24 Mayo.

de la mañana del miércoles no había

ECOS DE SÓLLER Nuestra conducta

puesto á disposición del Alcalde las 484 pesetas y por tanto que nosotros al ne¬ gar este estremo no éramos más que
narradores de la verdad.

Orgullosos estamos de nuestro proce¬ der, amigos queridísimos nos alientan
y el pueblo de Sóller nos aplaude, nada más queremos, ni nada más envidiamos.
Se nos llamó falsarios y no se ha des¬
mentido uno solo de nuestros asertos,

La carta del Sr. Joy que anoche pu¬
blica La Ultima Hora no es mas que un
argumento que viene á cimentar nues¬
tros asertos.
De ella se deduce, que el Sr. Joy solo ha tomado nota de las 484 pesetas resul¬

se dijo que éramos difamadores por sis¬ tema y queda sobre base firme y segura
cuanto escribimos nosotros en defensa

tado del concierto, que estaba muy ata¬ reado el miércoles y que el Ayuntamien¬ to debe al Sr. Tous muchas pesetas. Ni

de los intereses del pueblo de Sóller, se hicieron habilidades para explicar una
sorpresa y luego ha tenido que pasarse por el suplicio de no poder desmentir hechos probados y verdaderos; nombres de respetabilísimas personas fueron ar¬ gumento para negar los beneficios del concierto del Hospital; justo era que nosotros campeones de la verdad salié¬ ramos á la palestra en defensa de los pobres y haciéndonos eco de lo que en
Sóller se decía, escribiéramos lo que

mas ni menos, ni menos ni mas. Podrá ser lícito, apurando el vocablo,
saldar cuentas pendientes con el pro¬
ducto de una función benéfica, pero no
es correcto y hay que confesar que sue¬ na el procedimiento á muy habilidoso.
Nosotros hemos creído, y seguimos
creyendo que el dinero que se recauda para los pobres, no puede distraerse del verdadero objetivo, ni retardarse su re¬ partición días y días, mientras el Ayun¬ tamiento aprueba ó no aprueba las

npareció en nuestro número del jueves. cuentas que se le presentan.

Bien hubiera hecho el Sr. Tous, en

No hubiera sido más natural y más

callar, demasiado sabía que el Heraldo, correcto el entregarla inmediatamente

no hablaba por cuenta propia, que solo reflejaba impresiones y trasladaba á sus columnas lo que personas discutidas ha¬
bían dicho á uno de nuestros redactores.
Por fuerza al tratar de rebatir hechos
ciertos se había de tropezar y caer, y
caer no en artística postura sino mez¬

después de recaudado, no dando lugar á lo que el público ha comentado con
sobrada razón.
Los que asistieron al concierto y en¬ tregaron á cambio de una entrada, una limosna de dos pesetas, el presidente de la Defensora Solterease al ceder gratis

clado en eso que corre por el arroyo y su local, la Empresa del gás, que segu¬
con lo cual se había intentado manchar¬ ramente no cobraría el fluido que para

nos á nosotros.
Bien lo decíamos, no hay como enfa¬ darse para perder la razón y esta vez al Sr. Tous le ha salido el tiro por la cu¬
lata.
Hasta La Ultima Hora que es propie¬ dad del Sr. Tous y que este inspira, no ha querido mezclarse en este asunto y
anoche hace solidario de las consecuen¬
cias solo al Sr. Tous, escribiendo que La Ultima Hora no tiene interesado su nom¬
bre en esta cuestión.
Ningún hecho sustentado por noso¬ tros ha sido desmentido, luego resultan probados, los principales, por manifes¬
tación del Sr. Tous en su comunicado y
los secundarios por estar fundados en hechos que nadie ha discutido, y esto
es lo que nos interesa constar. Probamos al Sr. Tous que no se había
invitado al concierto, ni al Heraldo, ni á las autoridades, ni á los individuos de la Junta de Férias y Fiestas. Demostra¬ mos también que en prospectos impre¬
sos á las tres de la tarde del martes se

alumbrado se gastase, los distinguidos aficionados y artistas que en el concier¬ to tomaron parte, todos hubieran que¬ rido que al día siguiente gozasen los pobres los beneficios de su limosna, ninguno al realizar el acto benéfico pudo pensar que su dinero se destinaría á saldar cuentas que el Sr. Tous tenía
pendientes con el Ayuntamiento. Orgullosos estarnos de nuestro proce¬
der. Ha quedado demostrado que los pobres de Sóller han sido víctimas de una habilidad y esperamos de nuestros colegas á quienes el compañerismo hizo que publicaran el comunicado del señor Tous á que inserten nuestros comenta¬ rios y en defensa de los intereses de los pobres censuren el proceder de aquellos á quienes el mercantilismo hace olvidar deberes y obligaciones.
Se trata de los pobres, no del Heraldo á quien la opinión pública ha hecho justicia.

callaba el objeto del concierto, cuando

De La Ultima Hora del día 24 de Mayo.

por telefonemas se había dicho á Palma
que no tendría aquel carácter benéfico. LA EXPOSICIÓN BALEAR DE SÓLLER

Rogamos al Sr. Tous que explicara es¬ tas dudas y vacilaciones y ha preferido
callar teniendo en cuenta el refrán que dice á boca cerrada...

II
Industrias alimenticias

Dijo en su comunicado que á las once Siguiendo nuestra excursión, halla¬ de la mañana del miércoles había pues¬ mos al lado de los productos agrícolas to á disposición del señor Alcalde de de que liemos hablado ya, las elabora¬ Sóller las 484 pesetas producto del con¬ ciones alimenticias siendo la primera la cierto y desmentimos este aserto asegu¬ expuesta en la vitrina de D. Juan Joy. rando que á las once y media de ía ma¬ Alcalde, iniciador de la Exposición y ñana el Sr. Joy había dicho al Sr, Go¬ decido campeón del progreso de Sóller. bernador y á D. Andrés Barceló que En ella se ostentan diferentes clases de habían ido y visitarle, que no tenía chocolate arreglado al gusto y alcances conocimiento de lo recaudado y fué más del consumidor, que ostenta diferentes
tarde cuando el Alcalde supo el resulta¬ premios obtenidos en Bruselas, el Cairo
do del concierto y aún de labios del pri¬ y Alejandría, con lo cual queda demos¬ mer teniente de Alcalde D. Martín Mar¬ trado el mérito y perfeccionamiento de
qués. Ante esa afirmación tan rotunda su elaboración. y categórica ha callado el Sr. Tous de¬ La panadería se halla representada mostrando con su silencio que á las once j por D. Bartolomé Castañer y D'eyá, Pal¬

ma, con su excelente pan de trigo ma¬ llorquín, arreglada al gusto del consu¬ midor y bajo los nombres de francés, salado, extrafino, de lujo, etc., con una seccfón de pastas, galletas y dulces que
no es fácil enumerar.
Al Sr. Castañer acompañan D. José Forteza Yalls, Palma, cuyo estableci¬ miento es vulgarmente conocido por Forn den Cetre, una rica variedad de
pan y sopa, galleta y dulces que tienen por base la harina de trigo; D. Antonio Mulet y Deyá con una rica variedad de fideos y demás pastas similares para sopa, expuesto todo con tal arte y sime¬ tría que recrea la vista y excita el ape¬ tito: el Sr. Sr. Mulet presenta sus géne¬ ros que se hacen comer por la vista. Don
Bartolomé Calafell, de Sóller, cierra
esta sección con una rica y abundante
variedad de dulces.
La sobrasada, jamón y grasa de cer¬ do, arreglado todo al gusto mallorquín llama justamente la atención de los gastrónomos, por el bello aspecto que presentan, indicio cierto de la delicada elaboración á que lia sujetado dicho g’énero, su expositor I). Gabriel Bauzá Noguera, de Palma.
Termina la sección de industrias ali¬
menticias la estantería de D. J. Forteza,
de Sóller, con un rico surtido de con¬
servas de cetas mallorquínas* frutas, pescado y verduras, procedentes de su gran fábrica, que á ser conocidas, ha¬ bían de ser buscadas por. cocineros y fondistas; pues no puede exigirse más perfección ni riqueza en la elaboración
del contenido de dichos envases.
Por olvido que notamos ahora, deja¬ mos de consignar en la sección agrícola la notable obra del palmito presentada por D. Antonio Fuster Aguiló, Capde¬ pera. Su colección de espuertas, senachos y seuayas. de toda clase, confirman
el buen nombre de su establecimiento.
Lo mismo debemos decir de los forros
de botella en mimbre, de D. Francisco
Bestard que llevan ya la justa recom¬ pensa de medalla de plata obtenida en Innsbruck, (Austria).
Correspondía igualmente en dicha
sección la muestra de lana en bruto
presentada por D. José Francisco Villa— longa, procedente de sus ganados de La Torre, Llummayor, que reúne cualida¬ des excelentes por su finura de hebra y suavidad en el trato tan indispensable para la filatura.
Industrias químicas
Esta sección se halla dignamente re¬ presentada por los señores farmacéuti¬ cos don José Pons Bennaser, Muro; don Gabriel Fuster Aguiló. Manacor; D. An¬ tonio Cañellas, Sóller; D. Antonio Frau Mir, Palma; y D. Jaime Torrens y Cala¬ fat. Sóller, por su numerosa colección de productos químicos de sus labora¬ torios. bajo los nombres de píldoras, jarabes, vinos medicinales, citratos de magnesia eíer vece ote, solución ácida
fosfórica hidrodórica tónica reconstitu¬
yente. etc., etc.; pero entre todos ellos
sobresale el Sr. Torrens en número y
ciases de productos medicinales mu¬
chos de los cuales son conocidos en
el mundo científico y solicitados en Es¬ paña y en Francia. No continuamos ser largo catálogo por no permitirlo el la¬ conismo á que venimos sujetándonos.
La vitrina del afamado dentista señor
Casasnovas, llama vivamente la aten¬
ción do-todos con sus figuras anatómi¬
cas. aparatos, productos químicos y toda clase de trabajos en protesta dentaria,
demostrando con ello la altura á que lia
sabido colocar su arfe.
Cierra esta sección- D, Ramón- Casas-

novas, Sóller, con las muestras de cor¬ teza de encina, de pino y de mirto, en rama y en polvo, productos elaborados y empleados en su tenería, donde prepara los curtidos para su gran taller de zapatería, de cuyos géneros nos ocu¬ paremos en otro lugar.
Construcción mecánica
Internándose más en los corredores
inferiores se halla la instalación de don
Juan Oliver (Maneu), Palma. La máqui¬ na de vapor y cinco bombas, todas de
sistema de su invención, bastarían para darle fama si ya no la tuviese en el mundo de 1? mecánica. Su elegancia y sencillez, especialmente la máquina de vapor que apenas ocupa dos metros cua¬ drados, á pesar de poder desarrollar la fuerza de muchos caballos, es digna de ser conocida. Esto nos recuerda una glo¬ ria de Sóller, el haber sido la primera población de la isla que oyó silbar la máquina de vapor aplicada á la indus¬ tria, en la fundición de dicho Sr. Oliver, trasladada á Palma por su padre con
con motivo del mayor trabajo que allí
había de tener.
Los aparatos expuestos por los seño¬ res Obrador y Casasnovas, consistentes en una cocina económica, un calienta baños, un aparato para hacer colada, un diminuto alambique, bombas para elevar agua, calderas, pozales, etc., son tal vez los muebles que más pueden in¬ fluir en la economía industrial, espe-ciuItacate la cocina en la que puede ha¬ cerse uso del cok y de la leña, con un calentador de agua automático, su hor¬ no, etc., es la cocina más perfeccionada
que se conoce.
No han faltado tampoco los aparatos para el alumbrado de gas acetileno, de D. Pedro Bofill y D. Antonio Bosch y Gelabert, Palma, que funcionan con una precisión admirable, cuyo invento está llamado á producir el alumbrado en el porvenir, conquista que obtendrá cuan¬
do se abarate el carburo de caltium y se
baya perfeccionado el instrumento has¬ ta dejarlo libre del peligro de una ex¬ plosión de que es susceptible todavía, manejado por manos inexpertas.
Instrumentos de precisió#
D. Antonio Vich, Palma, ha sido el único que ha representado este género, pero con mucho lucimiento. Admira que una de sus romanas, con un meca¬ nismo muy sencillo, pueda pesar igual¬ mente un bocoy de lina tonelada que un objeto de cincuenta gramos. Sus básculas son ya conocidas en el túiindo comercial, lo mismo que sus balanzas
para laboratorio donde puede pesarse medio miligramo. Merece plácemes por haber elevado su arte á tanta perfección.
Don Francisco Enseñat. cabo de mar
del puerto de Palma y D. Pedro Antonio Bennasar, de Sóller, han lucido sus ha¬
bilidades en la construcción naval. El
primero con su’ buque en miniatura (jabeque antiguo), premiado con diplo¬ ma de honor en la de Barcelona, y el segundo por su corbeta.
Ferretería.—L'à isla de Ibiza ha estado
representada por D. José Mari y Mari,
de San José. Sus instrumentos de labor
y sus cuchillos acusan notable habilidad
en el constructor. Son recomendables
sus layas esqueleto (ojo redondo y cua¬ drado), sus azadas anchas-y estrechas, su escoda, su aclui sencilla y la de co¬
rrea. etc.
Metalurgia.—El: Sr. Bonet y Cererols, Palma, con su elegante y artística caja para guardar'Caudales y joyas, os digna de ocupar un lugar distinguido ert un salón aristocrática-. Efe- ue hierro forjado

Cbrt adornos de alpaca y cabujones que
revelan una habilidad, poco común* en
el constructor.
D. Antonio Bosch Gelabert con su co¬
lección de objetos de cerragería* de alu-^ tllinium y las fotografías de Construc¬ ciones como el pasamano de la escalera de la casa de D. Juan Aguiló y la verja de cerramiento del jardín de D. Joaquín Aguiló, demuestra que no es preciso acudir fuera de la Isla para construccio¬ nes artísticas propias de su oficio.
Industria mineralógica
D. Leopoldo Alonso Santos* Palma* con su cuarzo terroso ó trípoli, D. An¬ tonio Ravetti, Palma* con sus chime¬
neas de mármol de Carrara, D.a Fran¬ cisca Frontera, de Sóller, con sus ladri¬
llos, azulejos* piedra artificial y cerá¬
mica, y D. Julián Amorós* de Felanitx*
con sns escalones de cemento* imitación
á mái’mol, cerámica* ladrillos y figuras para adorno de jardín, dejaron muy
bien sentado su nombre en esta sección* mereciendo una mención especial el Sr. Ravetti por la escultura y pulimento de sus chimeneas;
José Bullan, Puro.
De El Heraldo de Baleares del día 26 Máycí
JUCOS DÉ SÓLLÉR
Notas de la Exposición
VI
Abandonemos esta sala, pequeña, re¬ ducida. donde se agolpa un público nu¬ meroso que juzga* detalla y examina labores y bordados con nimia escrupu¬ losidad, salgamos fuera, aquí falta luz* aire, Ventanas que purifiquen unaadmósfera cargada en demasía, pefo antes fijaos lectores míos ert esos millares de alfileres que tiene amontonados el Sr. Vivé, y mirad, asi como de paso,esos trabajos de marquetería que acusan la inexperiencia y los pocos anos. Eso no debió de llevarse- á la Exposición, ni en conjunto ni en detalle merecen esos trabajos ser admirados* falta el gusto y
la labor delicada.
Otra vez en el patio* el sol bañando
en torrentes de luz los corredores y allí el cielo hermoso* riente, que alegra y
vivifica.-
Venid co'umigo y penetremos en una sala ricamente adornada. Largos cortinones cubren la entrada, parece aquello
morada misteriosa, es la instalación de¬
dicada á las industrias de muebles y orna mentación.
Un piano vertical de D. Ouofre Lladó pregona las excelencias de su acredita¬
da construcción.
Está abierto, una maño experta reco¬ rre con vertiginosa rapidez el teclado* aquellas notas son una profanación* pero vibrantes y melodiosas impresio¬
nan.
D. Antonio Fàbregas, ha hecho alar¬ de de su industria, por las paredes hay colocados espejos venecianos y cornu¬ copias de primoroso estilo los unos muy bonitos, recargados ios otros en exceso;
Un armario de chicotiíaro' combinado con adornos de caoba es testimonio elo¬ cuente de la labor fina y delicada. Una cama de estilo moderno con1 ún cubre
cama de seda foFma gracioso conjunto con un' tocador, una silla y una mesita
de noche.
Lá riqueza de detalles me admira, el
conjunto me cautiva, pero hay algo que hace daño á los ojos y este algo es eí color de los muebles,- color feo y an-fip’é--
tico.

Otros muebles llevan un tarjetón que dice «Fuera de concurso» y entre estos
distingo dos sillones de nogal estilo
italianos, un caprichoso tete á tele, un escritorio de señora con sillón de exqui¬
sito gusto y otros sillones.'uno de estilo
gótico que me gustó mucho. En suma, el dueño de Im Industrial
lia hecho en la Exposición Balear derro¬ che de buen.gusto y de elegancia.
Hemos recorrido las instalaciones del
ex-convento de Franciscanos, á grandes
rasgos liemos podido formarnos un con¬ cepto más ó menos detallado de la Ex¬ posición. sin quererlo, ni pensarlo si¬ guiera liemos visitado nuestras fértiles comarcas y admirado los productos de -nuestro suelo. Somos apáticos por sis¬ tema, pero cuando olvidando mezqui¬ nas pasiones nos proponemos realizar algo que redunde en bien de Mallorca, entonces lo conseguimos, podrá ser mal y de mala manera, pero á fuerza de cons¬ tancia y de trabajo se llega á la perfec¬
ción.
Sóller ha puesto muy en alto su pabe¬
llón manos inhábiles no lian de arras¬
trarlo-entre intriguillas y miserias, lia ale brillar en lo alto, mostrando á la re¬
gión balear sus inmaculados colores. Se acabará la Exposición, vendrá el
verano con sus dias calurosos y luego el invierno con sus noches intermina¬
bles y entonces con tiempo lia de pen¬ sarse en el mes de Mayo, en nuevas Féu-ias y Fiestas, corrigiendo defectos y no aceptando lo que ofrezcan intrusos
negociantes.
Repaso mis notas y hallo omisiones
involuntarias.
Por lo delicado del dibujo lia mereci¬
do una' recompensa D. Pedro Borras que
,presenta una instalación de grabados en box casi todos reproducción de mi¬
niaturas y sellos de códices antiguos. Un Santo Cristo es copia exacta del
•que se vé en un libro que data del siglo
XIV.
Ha sido muy celebrada la instalación -tan severa como elegante del Sr. Borras
Un hijo del pintor Sr. Ribas lia sido -también premiado por sus cuadros que -aunque algo defectuosos denotan el es.tudio y el conocimiento del Arte.
En una de nuestras primeras reseñas suponíamos que todos los cuadros que
llevaban la firma de Ribas, eran de don
Antonio Ribas y Oliver, habiendo de aclarar este extremo y hacer constar que dos vistas de Sóller son de su hijo, joven
de pocos años, que en poco tiempo lia hecho grandes progresos en el arte de
dos pinceles. Antes de abandonar la Exposición lie
de hacer que mis lectores, reconozcan el mérito de los hermanos Clossa y el
J8r. Arrufat que con habilidad suma lian convertido la explanada que da entrada al convento y <d patio, en lugar etican ‘tacto donde brillan plantas y flores en
delicioso conjunto.

.

**

Trabajo y constancia, lie aquí los dos factores que dan vida á los pueblos y escriben en das páginas de su historia fechas que no se olvidan nunca. Feliz el pueblo que comprendiendo su misión
en la tierra, una el trabajo con la cons¬
tancia y demuestra á los que la admi¬ ran, que no es tan difícil organizar festéjos, dar albergué á los productos dei suelo, proteger las industrias, premiar el mérito y atraer al viajero que ansia
goces nuevos.
¡Ojalá la Exposición Balear sea fuente de riqueza para nuestra querida Ma-
ítorcá!‘

.Andrés Barceló.

"De La Última Hora del día 28 de Mayo.
■LA EXPOSICIÓN BALEAR DE SÓLLER
¡n
Enseñanza elemental y superior
En la Exposición que nos ocupa, es el punto donde mejor pueden estudiarse los progresos de la enseñanza, en todas sus manifestaciones. Aquí, se ve como
la rutina escolar va cediendo el puesto á la enseñanza racional ó intuitiva que desarrolla las fuerzas de la inteligencia
al par quedas físicas del alumno. D. Juan Benejam. de Cindadela., el
fundador de la Escuela práctica, el de¬ cidido campeón en la enseñanza intui¬
tiva, nos ha dado á conocer su notable
JDidascosims, invento que facilita el aprendizaje de la geografía física hasta el punto de que el alumno ve los objetos como si se hallase en el mismo lugar donde se encuentran. Ofrece trabajo al maestro, pero lo ahorra al discípulo que

se estasía á la vista del mar, de un con¬ cada una de las dominaciones. No sien¬ lian nacido, se lian formado y cultivado

tinente,, de una-isla, de un volcán, etcé¬
tera. como sidos viese en un viaje por
la tierra. El Didascosmos es un auxiliar

do fácil dar idea completa del gran tra-t con fe, entusiasmo y sacrificio, las plan¬ bajo que representa la obra del Sr. Pons, taste dan los sabrosos frutos de ilus¬ invitamos á los ;que quieran estudiar tración que toda la isla nos concede.

poderoso para el profesor: sin él, difícil-* con provecho la historia de España, á Trabajos laográficos.—Son muy no¬

mente puede darse á comprender al dis¬ que no dejen de consultarlo.

tables los presentados por D. Guillermo

cípulo lo que se le explica, sin peligro Cierra la exposición escolar la nume¬ Ordinas y Martorell, de Palma; señores

de formar ideas completamente falsas ó rosa colección de trabajos presentados Amengual y Muntaner, D. José Tous, y

erróneas. El Sr. Benejom debía exponer por más de treinta alumnos de la Aca¬ con toda especialidad los cromo-litográ-

sus obras didácticas que hubieran sido demia Mercantil Industrial, de Palma, ficos de D. Bartolomé Rotger, de Palma.

muy bien recibidas.

aunque deberíamos colocar sus trabajos

Don Jerónimo Castaño Línll, de Pal¬ en la sección de artes por ser una pre¬

José Rullan, Pbro.

ma, llama dignamente la atención de paración para ellas. De los dibujos del

los aficionados al noble arte de educar, Lineal, Mecánica, Figura, de pluma y

con su cubo contador, la Viseoíris, ó pinturas, que se exponen, los hay de De La TJnión Republicana del día l.° de Junio.

sea cuadro para dar á conocer los ins¬ trumentos de meteorología y su mane¬ jo, con la exposición de los fenómenos

muy buenos y medianos, aun que todos
llevan el sello de los ’exíuerzos de los
profesores para sacar provecho de sus

CERRADA

de la misma, á sus alumnos. Sin álbum alumnos.

de trabajos escolares donde aparecen mesas revueltas, figuras geométricas y dibujos excelentes, pone en evidencia los resultados que obtiene en su Cole¬ gio, siguiendo las doctrinas de Pestalozzi. El curioso puede ver el cuadro de

Sección caligráfica.—La caligrafía ocu¬ pa un lugar importante. D.a Manuela Forteza, de Palma, ha presentado una mesa revuelta que merece aplausos por su limpieza y elegancia. La Srita. María Esperanza Ramis, de Algaida, otra mesa

Lo quedó el Domingo la «Exposición Balear» inaugurada en Sóller el 15 de
este mes é iniciada y dirigida por nues¬ tro querido amigo D. Juan Bautista Enseñat secretario del Ayuntamiento de

distribución del tiempo y del trabajo, revuelta que revela el favorecido talento aquel pueblo. A propósito, á dredes he¬

con otros objetos referentes á la ciencia de la que ha sabido adornar su trabajo mos subrayado la palabra secretario pa¬

pedagógica. Don Juan Vidal Vaquer, maestro de
Llubí, ha presentado una colección de maderas laborables, recogidas en los
paseos escolares, por sus alumnos, que, al par que puedan servir con provecho á los ebanistas, su objeto es dar á cono¬
cer el ramo de arboricultura á sus discí¬
pulos. mediante el cuaderno—guía que

con una orla donde campean la exacti¬ tud del dibujo, nitidez del trabajo y una habilidad en el manejo de la pluma.
La Academia Mercantil de Sóller, di¬
rigida por D. Salvador Elias, ocupa igualmente un lugar distinguido pol¬ los trabajos caligráficos de los alumnos y del profesor que. además, lia presen¬ tado otros trabajos de dibujo de bastan¬

ra demostrar que en los puestos ó em¬ pleos más pequeños y modestos, puede ser un hombre célebre y útil. Otros que los ocupan grandes y elevados, ni tan siquiera pudieron instalar en la Isla una simple fábrica do tabacos que hubiera sido una exposición permanente de tra¬ bajo y de provecho.

acompaña el cuadro donde se hallan si¬ te mérito.

Desoiga, pues, amigo Enseñat los can¬

métricamente colocadas. Los terrenos

Los Sres. Pió Tasies. de Palma, y don tos seductores de hermosas sirenas que

que amacada planta, pueblos que la cul¬ Francisco Hernández, de Malvón., son le brindan á remontarse al Olimpo de la

tivan, frutos y productos, etc., de cada uno de los árboles que las representan, son el objeto de las lecciones de cosas que fácilmente comprenden y retienen
los alumnos.
Si todos los profesores siguiesen este camino, más provechosa sería la pesada tarea de la escuela: los paseos escolares, dirigidos por una persona que conoce la naturaleza, son de gran provecho.
Pero donde se ve un verdadero museo
de pedagogía práctica es en la exposi¬
ción de material de las escuelas donde
se educa á los asilados de la Misericor¬
dia. En el todo y en cada uno de los muebles, se pone en evidencia que. á la infancia, puede sacarse todo el prove¬ cho que se desea, cuando se halla diri¬ gida por personas que posean el arte. En un mueble que ocupa escasamente me¬
dio metro cuadrado. se reúne un nu¬
meroso material, dispuesto con tal arte, quemo puede exigirse más economía, ni más riqueza: ni una mancha, ni el más pequeño deterioro, se nota su ins¬
trumento de uso diario, como son los
pupitres, mapas y contadores. Con per¬ sonas, como D. Alejandro Rosselló, que se tiene muy merecido el honroso títu¬ lo de Protector de la infancia, por haber puesto su valioso saber é influencia,
en elevar la educación de los asila¬
dos á la altura que se halla la enseñan¬
za en Mallorca, saldría del marasmo que
la consume.
El museo de trabajos manuales en madera, expuesto por los mismos asila¬

las eminencias caligráficas que se dis¬ putan la Palma en este certamen, por sus cuadros de pluma, representando un recuerdo del Orfeón republicano Ba¬ lear á la asociación de coros de Clave, el primero; y el retrato del esclarecido 'Quadrado, el segundo. Si grandes difi¬ cultades presenta el dibujo del Sr. Pío en su ejecución, grandes las presenta también el del señor Hernández, deján¬ donos en la i ncertid timbre quien lleva la prez, mereciendo ambos un lugar distinguido entre las obras de arte.
El Puente del Diablo, del mismo señor
Hernández es también una obra notable
por la exactitud de su dibulo. El retrato de la señorita C. C., dibujo
á la pluma de D. Antonio García Socías, de Palma, está muy bien ejecutado y
acredita de artista á su autor.
La mesa revuelta de D. Ramón Vidal,
de Palma, es digna do ocupar un puesto distinguido en un salón, por lo airoso que lia salido el autor en vencer las di¬ ficultades de presentar su cuadro sobre una mesa cubierta con un tapete lista¬ do, trabajo más difícil que el de formar
carácteres.
Libros de enseñanza.—Los presentados por I). Esteban Forcadell. de Alcudia: Agrie aliara é Historia Sagrada; los de
D. Jerónimo Castaño: Sistema métrico,
un primer paso en la Aritmética, una sec¬ ción sobre el género gramatical'; y D. An¬
tonio Sol Rosselló: reducciones de pesas
y medidas, acreditan el talento y buen
criterio de sus autores.

gloria y del salario, y confórmese y siga siendo secretario del Ayuntamiento de su pueblo; que en él y del brazo de hom¬ bres como Joy y los otros compañeros que tan lucido papel han representado, mucho les queda por hacer (y estamos seguros que lo harán) para que la poste¬ ridad esculpa sus nombres en lápidas de mármol ó en planchas de oro como ver¬ daderos regeneradores de esta tierra ma¬ llorquina, digna de mejor destino. Pero entiéndase bien, que eso lo liarán los ve¬
nideros: los presentes, tendrán la aten¬ ción y graciosidad de llamarles insensa¬ tos ó locos. ¡Pegagosa insensatez! ¡Locu¬ ra contagiosa! Ahora le toca el turno á los manacorenses; después á otros pue¬ blos; de modo, que cuando los mallor¬
quines dejemos de sor cuerdos, entonces principiaremos á ser felices y poderosos.
Volvamos á ocuparnos de vos, amigo Enseñat y de vuestro pueblo heroico, va¬ liente é ilustrado. Quien hace un cesto, hace ciento. El cesto que habéis hecho de la Exposición ha resultado bonito, sim. pático y de provecho, pues nos habéis dado á conocer lo mucho que valen y lo mucho que pueden esperarse de varios inteligentes y laboriosos industriales. En
cambio basta el sol tiene manchas, nos habéis presentado varios aspirantes á Velazquez, Morillos, Rubens y Fortunys de los cuales el arte, si Dios no ayuda, no puede esperanzar nada.

dos, bajo la dirección do las instruccio¬ nes de I). Miguel Percal, que en dife¬ rentes folletos ha expuesto, forman un conjunto donde brilla la verdad de que la teoría es verdadera cuando la práctica
no la contradice.
La Escuela de Felanitx dirigida por D. Salvador María Bover y Lladó, es la mejor representada de toda la Isla. Los trabajos de sus alumnos, expuestos en diez y ocho volúmenes, en cuarto mayor, evidencian el acertado método y ciencia del Profesor, con el aprovechamiento de los alumnos el carácter elegante déla
letra, el cúmulo de conocimientos que
acusan los discípulos para llevar su to¬ mo de escritos, problemas y dibujos, aplicados á los usos de la vida, son tra¬ bajos que honran al maestro.
El Atlas geográfico, elemental, de don Lorenzo Cruellas. es muy digno de apre¬ cio por haber vencido muchas de las dificultades que presenta la enseñanza de la ciencia geográfica. Estos mapas en manos de un profesor como el señor Cruellas, son de gran provecho para el alumno, como lo liemos podido ver en su colegio.
La corografía española, presentada por I). Benito Pons y Fàbregas, es una
verdadera novedad científica. Su fin es facilitar el estudio de la historia de Es¬
paña y el autor ha logrado su intento
con una lucidez admirable, llenando
una laguna infranqueable formada pol¬
la infinita nomenclatura de nombres de
lugar, para el que quiera conocer los terrenos que fueron teatro de las domi¬

Hablar de nuestros libros. Historia de
Sóller en sus relaciones con la general de Mallorca, dos tomos en cuarto, de
mil páginas cada uno; Inundación de Sóller y Fornalutx; Cultivos arbóreos y herbáceos; Cultivo del naranjo y del al¬ garrobo, nos está vedado. Lo mismo di¬ remos de nuestro Museo geológico y ar¬ queológico, á pesar de haber llamado tanto la atención del público; sí que nos atreveremos á suplicar benevolencia á los críticos que se ocupen de nuestros humildes trabajos.
Obras editadas.—Las han presentado D. José Tous y los Sres. Amengual y Muntaner. Del primero son notables: Las Islas Baleares, Guía de Baleares,
Album de Baleares, la ciudad de Palma.
Poemas y Harmonías, etc. donde campea el buen gusto artístico del impresor, lo mismo que la exactitud del cajista, No¬ table competencia le hacen las presenta¬ das por los segundos, por iguales moti¬ vos, con el Agre de la Ierra y otros im¬ presos que no es fácil enumerar.
Impresos y encuadernaciones.—Son no¬ tables los que figuran en los escaparates de los ya mencionados Amengual y Muntaner, de Palma, y no lo son menos los de ü. Juan Marqués Arbona, de Só¬ ller, puien ha dado . con ello excelentes pruebas de que no necesitamos salir de casa para obtener este género de traba¬ jos. Figura también á su lado una co¬ lección completa del semanario Sóller. donde queda consigmado para la histo¬
ria. la iniciativa que le corresponde en
todas las manifestaciones del progreso

Más, vamos á lo que nos interesa de lo que está por venir. Esperamos que el año próximo nos invitareis á la inaugu¬
ración de las obras del ferro-carril cuyos
estudios ya teneis hechos; y que ha de unir Sóller y la capital con Deyá, Valldemosa, Bañalbufar, Esporlas, Esta,
llenchs, Puigpuñent, Ándraix, Calviá, Establiments y Son Sardina: en una pa¬ labra todos los pueblos de la parte NO. y occidental de la Isla. El capital, el dine¬ ro para hacer ese ferro-carril ¿donde es¬ tá? Nos parece que esta es la natural pregunta, que nos haréis, brindándonos á que nos dejemos de teorias y os diga¬ mos, como y de donde sacarlo. Lo dire¬ mos sin pretensiones de aspirar á privi¬ legios de invención;
Supongamos que el coste del ferro¬ carril, todo terminado, importa un millón de duros (1). Se emiten 200 mil acciones á 5 duros una, pagaderas en 25 meses.
¿Quien toma esas acciones? En nues¬ tro concepto, las clases trabajadoras; las clases industriales ¿Porqué? Porque esas clases harán el siguiente raciocinio. Esa gente, dirán, que va á realizar tal pro¬ jecto emplearán albañiles, herreros, car¬ pinteros, pintores etc., etc. Pues nos conviene suscribirnos, porque, propor¬ cionándonos trabajo, con este, en dos, tres, seis meses, antes de espirar el pla¬ zo de pago de la acción, ya la habremos ganado con el salario del trabajo que
habremos hecho.

naciones que señorearon la península. Esta gran dificultad desaparece á la vista de los mapas correspondientes á

moral y material de nuestro pueblo. No hay más que leer para convencerse de que el Sóller ha sido el semillero donde

(i) Si fuera más,, debería ser la emisión.

Que este sistema á alguien puede parecerle de dudoso resultado, sea. Noso¬ tros tenernos completa fé en él, mientras los hombres que se pongan al frente de la empresa sean de reconocida honradez é inteligencia y depositen cuatro ó cinco mil duros cada uno como garantia de su
administración.
También podría emplearse otro medio y es el de contratas, por subasta, las dis¬ tintas obras que entran en la construc¬ ción del ferro-carril, pagando á los con¬ tratistas una tercera parto ó una mitad en efectivo y el resto en acciones. Y como el material constitnj’e una garan¬ tia, ninguna dificultad vemos en que so-, bre él se emitieran obligaciones papelmoneda en lina cantidad que fuera cam¬ biable en metálico, aun en el caso de una liquidación de la Compañía.
Ya sabemos que hoy por hoy es mejor suscribirse á empréstitos patrióticos: comprar Cubas, tabacaleras, amortizable, en una palabra, prestar dinero al gobierno al 8 por ciento. El ferro-carril
que se propone no puede dar tanto, pero lo consideramos más sólido; porque el dia menos pensado tira el diablo de la manta y dice el Gobierno que no le es posible pagar tanto interés y del primer tajo les raja la mitad al menos de esos
intereses á sus acreedores. Se han dado
ya casos, y en España se sabe jugar á repetir; sobre todo, obligando á ello la
necesidad.
Anímese, pues, amigo D. Juan, que hecho este ferro-carril, después vendrá el de Pollensa por lo vall d‘ en March y Lluch, por entre tímeles ó por las cres¬ tas de las montañas; de Pollensa á Artá y de Artá á Manacor, Felanitx, Campes y Llummayor, formando de este modo
con los ya en circulación, una red comí
pleta, acabada de línea férrea; que, ó mucho nos equivocamos ó había de ser.
vir con la construcción de las fortalezas
correspondientes, de baluartes, de de¬ fensa de nuestra Isla, en el caso que á alguien le gustara el poseerla. A los
turcos tal vez. De más verdes han ma¬ durado.
Y por último, y dispénsenos molestia tanta que le hemos dado, ese ferro-carril combinado con el vapor rápido que tan¬
tas y tantas veces hemos pedido, nos traerían del contineute 20, 30, 40 mil 6 más viajeros cada año, que con comodi¬ dad y placer podrían recorrer y visitar las infinitas bellezas de nuestro privile¬ giado suelo, cuarenta mil viajeros que también contribuirían un poco á desas¬ narnos mucho; queremos decir que con¬ tribuirían á cambiar nuestro especial modo de ser y de pensar: nos apartarían
de esa noria de la que no sacamos más
que arcaduces envenenados* de murmura¬
ción, envidias y mügeril chismografía, daríamos al traste con esa mezquina y repugnante política de campanario que ha dividido á los mallorquines en castas políticas como si no bastaran ¡por vida
de la Chilindraina! las. que ya teníamos entre chuetas, forques, perruques, mosons, botifarres y botifarrons y calatra-
viíis.
A la... porra todas esas porquerías. Mallorca no puede ni debe estar sujeta, á últimos del sigdo diez y nueve, á media docena de caballeros particulares, seño¬ res de guantes y frac en vez de hor< a y cuchillo de los brutales tiempos de la edad media; y quiere vivir libre y rom¬ per esas cadenas de oprobio, forjadas de libertad y de reaccionarismo; que ya es
el colmo de la befa,,del insulto que pue¬
de hacerse á un pueblo, que si quiere, y si que lo querrá, entrará de una vez pa¬ ra siempre en la senda del verdadero progreso, para respirar á todo pulmón la atmósfera pura, serena y agradable de la paz, de la fraternidad y del trabajo no
reconociendo más que dos clases de hom¬
bres, los útiles y los inútiles. A los pri¬ meros, respeto, consideración y aprecio. A los otros que Dios les ampare her.
manos.
B. Poman.
SQLLER—Imp de «La Sinceridad»