/
/
ASO Xll--2.a EPOCA.-SUPLEMENTO AL NUM. 533

MIERCOLES 23 OE JUNIO DE

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóller: Administración.
Francia: D Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.) Antillas: Sres. jPizá y 0.a General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.) Méjico: D. Damian Canals Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCIÓN I ADMINISTRACIÓN:

Juan Marqués y Arbona.

| Calle de San Bartolomé n.° 17

SOLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: 0’50 pesetas al mes. ,
ADELANTADO Francia- 0 75 francos id. id. (PAGO ATYPT a■wt’ atwa
América: 0’20 pesos id. id.j
Números sueltos—0*10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven serán responsables sus autores

~

^ y • « <ü & n^Ua

LO QUE DICE LA PRENSA

De La Última Hora del día 19 de Mayo.
FERIAS Y FIESTAS DE LA VICTORIA
El concierto de «La Ultima Hora»
A las tres de la madrugada del día 19.
Si no tuviese tiempo ni humor para
.largos párrafos, bien pudiera resumir la impresión anoche recibida en la sala del
teatro de la Defensora Sollerense con tres adjetivos, justos y sintéticos: nues¬ tro concierto ha sido delicioso, exquisi¬ to. admirable. Y no es posible rebajar
un ápice en el grado de calificación. Los
hechos y todos los concurrentes me guardarán de mentir.
Entraré, para satisfacer la curiosidad de los lectores y, quizás más que todo,
por el placer de hacerme eco de todo el
mundo, en algunos detalles; si bien
gustoso omitiré la cuenta de ciertos in¬
convenientes, obstáculos y contrarieda¬ des. á los cuales desgraciadamente no
son agenos elementos de los que más
interesados en el éxito debían estar, y
que el telégrafo comunicó á nuestro dia¬
rio. De lo malo poco, en crónica que ha de rebosar satisfacción, elogios, grati¬
tudes.
**
Desde las primeras horas de la maña¬ na nuestro querido editor el Sr. Tous auxiliado por cariñosísimos amigos, co¬ mo el bondadoso Alcalde, el incansable Enseñat, el activísimo Pinto, el refinado Antonio Fuster, el resuelto Pastor (mé¬ dico de Sóller) y otros cuyos nombres
no tengo el gusto de conocer, se ha de¬
dicado con la asiduidad que todos le reconocen á preparar el gran concierto de Beneficencia que tanto interés había dispertado en la colonia palmesana pol¬ los afamados artistas y las distinguidas aficionadas que en él habían de tomar
parte.
Por temor de que se reprodujera el
temporal de la noche anterior, se resol¬
vió verificar el concierto bajo techo más
seguro que el del hermoso Pabellón y se
acudió á la amabilidad inagotable del Presidente do la Defensora Sollerense. cuyo teatro ha sido desde luego puesto á la disposición de los organizadores con una galantería difícil de correspon¬ der. juntamente con el piano que esa
sociedad posee.
Acabados los primeros ensayos de la
mañana, la desmantelada platea ha
quedado convertida en elegante sala por el buen gusto de los mismos empleados
de la Defensora.
Me contraigo á lo esencial de esta des¬
hilvanada reseña.
A las nueve ha empezado á acudir al teatro lo más selecto de la sociedad pal¬
mesana que ha trasladado sus distincio¬
nes y elegancias á este pintoresco valle, para dejarlo completamente lleno á la
media hora, en que hadado comienzo al concierto la orquesta dirigida por el
Sr. Cussini con la brillante sinfonía de la ópera Freicslmts, escuchada muy
atentamente y aplaudida largo rato.
Quiero hacer constar los nombres de
los distinguidos jóvenes que han cons¬ tituido la comisión que ha recibido en
la puerta á las señoras y las ha aten¬
dido en todas sus solicitudes. Han derrochado amabilidades Anto¬
nio Marqués, Damián Feliu. Manuel Puigvert, Antonio Sánchez. Antonio Ge¬
labert. Jerónimo Forteza. Pedro Morey. Juan Fuster. Juan Muntaner, Juan Oli¬ ver y no sé si algún otro. La Ultima llora les queda muy reconocida.

Consigno en seguida el breve pero sustancioso programa, ejecutado con singular orden y exacta precisión.
El Sr. Pifia (Adolfo) cantó una roman¬
za de L‘ Hebrea.
El afamado Sr. Riera, una Romanza
de salón {Bis). La señorita C. Pomar y el joven J. Ca-
ñellas, (no sé si ambos de Sóller) han
tocado á cuatro manos una sinfonía de
Weber.
El notabilísimo tenor Sr. Roig, inter¬
pretó la hermosa romanza Che cosa ó
Dio.
La señorita Anita C. Pinto, A. Peña y
un coro de seis señoritas, han cantado
una gran escena del Faust. El bajo Sr. Riera, una romanza de la
ópera de Gómez, Salvator Bossa. Anita C. Pinto y Roig, un dúo de la
ópera Aída. Terminó la fiesta con el gran bailable
déla Gioconda que tocó muy bien la
orquesta. Inútil consignar que los aplausos so¬
naron estrepitosos al final de cada nú¬ mero del programa. La señorita Pinto gustó muchísimo á la concurrencia que admiró justamente sus bellas cualida¬ des de cantante, dignísima discípula del excelente profesor D. Conrado Pinto, que ha dedicado todo su afan al desa¬
rrollo de las facultades artísticas de Ani¬
ta. Para muchos fué gratísima revela¬ ción. Los artistas que toda Europa ha aplaudido con delirio, el tenor Sr. Roigy el bajo Sr. Riera enloquecieron á la
concurrencia. El entusiasmo caldeaba
todas las manos. La admiración se de¬
sahogaba en monosílabos y en frases, en murmullos y en voces quizás indis¬ cretas. Riera afiligranó la Romanza de salón con matices y exquisiteces de un gusto refinado. Roig hizo prodigios en la bellísima composición Che cosa ó Dio,
con su voz encantadora, con la inter¬
pretación delicadísima. Y perdonen los queridos artistas esa prosa plebeya y esos elogios cursis. Afortunadamente
bastan sus nombres de fama universal
para dar á conocer lo que mi tosca plu¬
ma en vano intenta perfilar. Otro día
será, aunque me temo que nunca. Los discretísimos aficionados que lle¬
naron los demás números del programa fueron cariñosamente saludados por el
inteligente público.
*
, **
Acabó el concierto más pronto dedo
que el deseo soñara y aquí debiera em¬ pezar la tarea que ha encomendado á mi torpeza el buen amigo Tous. Quizás más que lo que yo pudiera decir, habrá
valido el efusivo apretón de manos que el editor de esta hoja ha dado á artistas y aficionados, sin olvidar al organiza¬ dor activo é inteligente. Conrado Pinto, alma de esta fiesta que recordaremos gustosísimos con la insistencia de todo ensueño que fanatiza y extasía.
Del teatro la concurrencia ha pasado al pabellón de La Ultima llora. El reloj no permite decir que el último baile ha dejado á todos con el ansia de que esa instalación, que el exquisito gusto del Sr. Yillanova levanta á la categoría de
aristocrático salón, sea trasladado en época no lejana á otro lugar tan apaci¬ ble como el que hoy ocupa.
Los cascabeles de las muías de la dili¬
gencia repiquetean de lo lindo, dispues¬ tas á emprender las fatigosas cuentas, camino de Palma, y es fuerza poner aquí punto final.
Claudio„

POR 'TEIIL.ECKR.AJEPO
19 (11-35 m.)
El concierto
El concierto de beneficencia celebrado anoche en los salones de la «Defensora
Sollerense» por iniciativa de La Ultima llora, arroja un beneficio de 484 ptas.
De La Almudaina del dia 19 Mayo.
DESDE SÓLLER
(De nuestro redactor corresponsal.)
Sr. Director de La Almudaina'.
Querido Director: Voy á terminar mi tarea de corresponsal en esta hermosí¬ sima villa de Sóller, pero antes no puedo menos de significar mi agradecimiento á mi querido amigo D. Jaime Torrens, distinguido farmacéutico de la localidad, pues gracias á su amabilidad y á las atenciones que me ha dispensado, he podido admirar los hermosos edificios y el gran desarrollo de la industria y co¬ mercio de esta población, podiendo ase¬ gurar que es el pueblo más adelantado de la isla, y que á seguir así se encon¬ trará en breve plazo á la altura de las grandes ciudades.
La Exposición continúa siendo visitadísima por gran número de viajeros, calculándose que ascienden á unas ocho ó diez mil las personas que la han visi¬
tado.
Esta mañana han empezado á regre¬ sar á la capital los expedicionarios,
viéndose la carretera invadida de ca¬
rruajes, en particular la que conduce á Deyá y Valldemosa, pues son numero¬ sos los excursionistas que han aprove¬ chado esta ocasión para visitar el har¬ inoso predio de Miramar, propiedad del Archiduque de Austria Luis Salvador.
Tan lucidos como los demás días han
resultado los festejos celebrados, hoy, si bien la animación no ha sido ni siquie¬ ra una tercera parte de los dias anterio¬ res. Los fuegos artificiales han resulta¬ do expléndidos. habiendo llamado la
atención un hermosísimo ramillete que ha sido el último número de estos fes¬
tejos.
El baile de boleros celebrado esta no¬
che en la plaza de la Constitución al son de gaitas y tamboril se ha visto bas¬
tante concurrido, durando hasta las pri¬ meras horas de la madrugada.
Esta noche en el teatro de la sociedad «Defensora Sollerense» se ha celebrado un concierto vocal é instrumental, en
el que han tomado parte el tenor señor Roig. el bajo señor Riera y gran núme¬ ro de distinguidas señoritas de esta lo¬
calidad.
El objeto de este concierto era reunir recursos á beneficio del Hospital de esta villa, habiéndose variado el proyecto á
última hora, en vista de la actitud to¬
mada por ciertas personas de esta loca¬ lidad. lo cual desdice del cargo que de¬ sempeñan y más si se tiene en cuenta el fin á que estaba destinado, pues aho¬ ra éste será repartido entre los pobres.
El acto se vió concurridísimo, cele¬
brándose después un expléndido baile Re sala en el pabellón de La Ultima
Hora en honor de las señoritas que en él habían tomado parte.
Por otro acuerdo tomado esta tarde
por el Jurado Central se ha aplazado de
nuevo hasta el domingo próximo, la
repartición de premios que ya había sido aplazada hasta el jueves.
Y ahora, querido Director, doy por
terminada mi misión, felicitando antes á las autoridades de esta villa por su
buen acierto: en la organización de to¬

dos los festejos y en particular por el triunfo obtenido en la Exposición.
Pedro Peyró.
1S de Mayo de 1S97.
De La Unión Republicana del día 19.,do Mayo.
LAS FÉRIAS DE SÓL·LBR
Varios festejos
Figuran en el progmama algunos nú¬ meros que caracterizan la fiesta popular y recuerdan el hecho glorioso que anual¬
mente se celebra. Las solemnidades
religiosas tienen en Sóller un esplendor como solo puede observarse en las igle¬ sias de poblaciones muy importantes. El gran número de sacerdotes adscritos á la parroquia, la riqueza de los objetos destinados al culto, la amplitud del templo y la devoción de los sollerenses, circunstancias son para explicar la sun¬
tuosidad en los divinos oficios.
La procesión resulta pobre, teniendo en cuenta el hecho que se solemniza.
Los fuegos artificiales han sido es¬ pléndidos este año y todos han quedado satisfechos. La plaza estaba iluminada con gas, profusamente. Rodeando el paseo había un festón de bombillas y la
fuente también lucía bonita ilumina¬
ción. La fachada del Ayuntamiento y
el tablado de la música también lucían bonitas iluminaciones.
El simulacro en el puerto efectuóse
como en años anteriores sin más dife¬
rencia que el gran número de especta¬ dores que acudieron á presenciarlo. Una larga fila de carruajes se extendía desde la plaza hasta la carretera. Se calculan
en unos cuatrocientos los vehículos que
conducían pasajeros al puerto. Allí se veía el magnífico vapor «Bellver» ates¬ tado de touristas. el vapor «Salvador» de la Tabacalera y otras embarcaciones.
El Sr. Noé tuvo la atención de invitar¬
nos para presenciar el simulacro á bor¬ do del gachí de la Compañía Arrenda¬
taria.
Dado el carácter de cultura que revis¬ ten las ferias de Sóller opinamos que es una nota discordante los tipos que re¬ presentan moros y cristianos.
El capitán Angeláis, los cautivos mu¬ sulmanes y los escopeteros encargados de correr la pólvora han de modificar su indumentaria para que estén de acuerdo con la Exposición, concurso musical, iluminaciones y demás festejos
que se organizan cada año en Sóller y que hacen de esta población el r'endez
vous de la gente de buen tono.
Los bailes
Animadísimos han estado los celebra¬
dos en el suntuoso pabellón de «La Ul¬ tima Plora» á cuyo propietario agrade¬ cemos la invitación que nos envió. Grata impresión causó la inauguración del salón que ha sido uno de los atrac¬ tivos de las fiestas de Sóller. La gente moza felicita sinceramente'al Sr. Tous por tan excelente idea que ha permitido
reunir en terreno neutral á las numero¬ sas familias de la buena sociedad pal¬
mesana y la líig Ufe de Sóller. Hasta hora avanzada de la madrugada se ha visto concurrido el vasto salón y las mázurkas. walses y rigodones se han
sucedido.
Los organizadores Que ha ocurrido algo desagradable
entre los organizadores de las fiestas no cabe duda. Parece que al principio fué
aceptada la idea por todos los elementos valiosos de la población; pero cuando el proyecto había adquirido forma y ya

no era posible desistir sin arrostrar el ridículo, la numerosa Junta organiza¬ dora quedóse reducida al Sr. Joy, alcal¬ de secundado por D. Andrés Pastor y
D. Juan B. Enseñat. Este ha llevado el
peso de los trabajos de organización y gracias á la práctica que tiene en asun ¬ tos semejantes no fracasaron la Expo¬ sición y demás festejos que tan alto han puesto él nombre de Sóller. Tal vez esa política menuda que todo lo invade ha ¬ ya sido, como otras veces, la tea de la
discordia.
Por estas razones se han notado hue¬
cos que no era posible llenar, debiendo atender á todos los incidentes, reclama¬ ciones, peticiones, exigencias y organi¬
zación tres ó cuatro personas.
Invitados fueron los periodistas ■ do Palma para formar parte de la Junta organizadora y más tarde fueron nom¬ brados individuos del Jurado para cali¬ ficar las obras y objetos presentados al concurso. Estos nombramientos impli¬
caban la necesidad de trasladarse á Só¬
ller; y así lo hieron la mayor parte de los redactores de los periódicos de la capital que pudieron notar todos ellos la falta de Comisiones encargadas del desarrollo del programa de festejos. Tam poco vimos á la Comisión que debió encargarse de recibir á los periodistas invitados enterándose, por lo menos, si
tenían alojamiento, ya que tan difícil
era procurarse esta necesidad por k aglomeración de forasteros que acudían á Sóller. Nuestro amigo D. Juan B. En¬ señat procuró multiplicarse y atender á todo, pero ciertos detalles pasaron des¬ apercibidos no por falta de voluntad v buen deseo sino por imposibilidad do ocuparse tina sola persona de las mu¬ chas incidencias que trae aparejadas la
celebración de tales fiestas.
La división del trabajo, tan útil en
todas estas manifestaciones de Inacti¬
vidad. es necesaria tan luego un proyee to toma las proporciones que adquirió la Exposición Balear.
Comisión de alojamientos, Comisión de festejos. Comisión de recepción, Ce misión por los puestas de venta, debie ron funcionar sin interrupción. De. est .
modo la cosa hubiera marchado cc
más regularidad, los Sres. Joy y Bnse fíat no hubieran tenido que ejecutar un trabajo colosal y los chicos de la pren habrían tenido una persona que v acompañase ó indicase lo más cónve niente para Henar su cometido ya que habían sido invitados para este objeto y ;il llegar á Sóller se encontraron aba; donados á la propia iniciativa para pr; curarse lo más indispensable.
Solo aplausos merecen el alcalde, Sr. Enseñat y los pocos que coadyuvo
ron al éxito. En cuanto á las persona
que desertaron del puesto de honor, después de haberse comprometido, sr
actitud está ya juzgada. La Exposición merece otro capítulo,
R. F,
Sóller 17 Mayo 1897.
De El- Ancora del dia 19 de Mayo,
FERIAS Y FIESTAS DE LA VICTORIA
Sr Director de El Ancora: .
Muy Sr. mío: Las fiestas que, con motivo del fausto acontecimiento de la victoria alcanzada por nuestros mayores se están celebrando en ésta poldación, revisten este año inusitado espl unor, El justo entusiasmo de que, con esU motivo están- poseídos los sollerenses, es
indescriptible y en el semillante de-cada
uno ue ellos se retrata la alegría atva*

2

S O L LER

experimentan. Y no es de estrafiar: la facha del 11 de Mayo evoca el recuerdo

rroquial y el Ayuntamiento presidido
por el Sr. Alcalde.

cresta de algun pico ondea azulado pe¬
nacho de humo, sobre la inorada de al¬

Sóller camina hoy á pasos de gigan¬ te hacia el pogreso, no vacila ni vuelve

trueno que retumba. Hay allí algo gran"
dioso que no puede expresarse, algo que

Re proezas que no podrán olvidar jamás los que sienten circular por sus venas la sangre de aquellos que. para defender

Concurso de orfeones
En el pabellón de La Ultima llora situado en la plaza del Arrabal, tuvo

gún pescador. El ronco son del caracol, ó el sonarde la esquila acusan otras rústicas chozas perdidas en algún re¬

la cara atrás. ¡Feliz el pueblo que com¬ prende como se hacen méritos y se gana
un nombre en los cuales es donde se es¬

jamás ha sido trasladado á la realidad. Miro una larga filera de cuadros y to¬
dos llevan el sello del pincel de Ribas.

su fe y la integridad de sus hijos, su¬
pieron pelear y vencer. El sábado—Por la tarde
Previa invitación del Sr. Alcalde pre¬

lugar el concurso de Orfeones. Toma¬ ron parte el «Orfeón Republicano» y la «Capella de Manacor». El Jurado que estaba presidido por el reputado músico

pliegue del sinuoso litoral. Descubrimos Bañalbufar agrupado á
la sombra de la Baronía, donde el ilus¬
tre general Cotoner, después de haber
abrillantado los cuarteles de su glorioso

criben los grandes sucesos! Realizar una Exposición Balear había
sido tema desde largo tiempo acariciado por unos y otros, que habían visto des¬

Una paradla de gitanos, es á mí jui¬ cio, lo mejor de la Exposición.
Hay gusto en la composición, es co¬ rrecto el dibujo y tiene carácter.

sidente asistí á la inauguración oficial D. Miguel Marqués adjudicó el primer escudo, nuevo Cincinato, se aplicaba á vanecido su pensamiento apenas inicia¬

Sus figuras principales son una fili¬

de la Exposición Balear. Reunidos en la
Casa de la Villa los miembros de la Jun¬ ta General de Férias.y Fiestas, las auto¬
ridades locales y casi todas las personas visibles, se dirigieron al convento acom¬
pañando al Sr. Gobernador de la pro¬
vincia. Llegado que hubimos al local de la Exposición, recorrió la primera auto¬ ridad civil de la provincia, acompañado
de la selecta comitiva, las diferentes
instalaciones una á una; al llegar á la
sala de pinturas, después de ocupar la

premio á la «Capella de Manacor» ele¬ vando á la categoría de primer premio también el que se adjudicó-al «Orfeón Republicano».
A las nueve dé la noche, como el día
anterior, tocó en la plaza la banda del Sr. Rotger. quemándose á las diez fue¬ gos artificiales.
Lunes—Misa de campaña
A las doce se ha celebrado la misa de
campaña. El celebrante ha sido el jóven presbítero D. Antonio Alcover; la músi¬

cultivar con amor la rica malvasia; y de
ello atestiguan los bancales que en ma¬
jestuosa gradería se extienden hasta la orilla. Y luego siguen los miradores, terrazas y templetes de Miramar... Ale¬ gre clamoreo saluda la famosa Forada¬ da, comprada á peso de oro por su Alte¬ za el Archiduque de Austria. La blanca espadaña de la iglesia que corona una colina, nos indica el pueblo de Deyá.
esto es. el valle más ameno y delicioso de esta bendita Isla: valle que forman

do ó abandonada la idea por falta de
calor; para que el tiempo viniera á de¬ mostrar que no es cosa tan difícil de
reunir los productos de esta tierra tan
pródiga en bienes como en elemento de
valia.
El triunfo debía de ser ele aquel pue¬
blo que contara con autoridades como las de Sóller que se han desvelado hasta conseguir dar nuevo carácter á las fies¬
tas de la Victoria, que modestas antaño

grana, aquel burro y el carro están di¬
vinamente hechos.
Un niño y un pavo ha sido ya discuti¬ do y no he de decir nada nuevo, el puer¬ to de Sóller, la playa del Molinar, dos marinas de la costa de Valldemosa, la costa de Andraitx y algún otro que no sé como calificar; dan á las obras de Ri¬ bas un tinte especial que han hecho le llamemos marinista de empuje. Valiente en la composición, sobrio en el color y

presidencia y estando presentes, además ca que durante la celebración del in¬ las laderas del Teix al extenderse en y con más pretensiones hoy, han de ser pródigo en detalles, sus cuadros son mo¬

de los señores antedichos, el muy Ilus¬ cruento sacrificio tocó escogidas piezas, suaves ondulaciones al rededor de la con el tiempo fuente de riqueza y han delos acabados en su género.

tre. Sr. Deán y el Delegado de Hacien¬ saludó con la marcha real á la Sagrada colina que divisamos desde el Bellver. de dar más vida á este valle, en quien la

Cáffaro presenta un estudio que casi

da, el Sr. Barón de Alcahalí. vivamente Hostia en el momento de su elevación. Se vé asimismo la carretera que va cu¬ naturaleza prodigó sus bienes en de¬ pudiera llamarse obra maestra. Un ta¬

emocionado por las buenas impresiones
que había recibido ya al pisar, por vez primera, el hermoso y encantador valle de Sóller, y por ver allí reunidas todas las fuerzas del país, pronunció un breve pero elocuente discurso, felicitándose á sí propio por caberle la inmerecida hon¬ ra de inaugurar la primera Exposición regional; felicitando también á las au¬ toridades y al pueblo entero que con su iniciativa y laboriosidad supo buscar y conseguir la prosa de la vida y la poesía de la gloria. La elocuente oración del

En el puerto
A las cuatro de la tarde ha tenido
lugar la bendición é inauguración de la nueva fuente que ha de abastecer á aquel numeroso vecindario, después de
la ceremonia religiosa verificada por el señor Deán de esta Diócesi, se ha obse¬
quiado por los vecinos de aquel caserío
á los invitados con un modesto refresco.
Se está celebrando el simulacro.
Hasta otra, señor Director, repitién¬
dome de Yd. afectísimo S. S.

lebreando hacia Sóller. Nos sustraen á nuestro arrobamiento
los estridentes alaridos de la sirena, que
re cojen y trasmiten los ecos de las mon¬ tañas de Sóller, á inedia legua á la re¬
donda.
Gracias á la hábil maniobra que dirije el señor Pujol, el gallardo steamer re¬
frena su marcha. no sin lanzar fuertes
resoplidos; pero, á modo de fogoso cor¬ cel domado por experta y férrea mano, vá. sumiso, á tocar el borde de la esco¬ llera del puerto de Sóller.

masía.
No es la Exposición de este año lo que debiera ser, lo que sería en lo suce¬ sivo, pero por algo se empieza y este algo es bastante grande para que conci¬
bamos halagüeñas esperanzas.
El antiguo convento de Franciscanos cedido por el Ayuntamiento y restaura¬ do por la Junta de las Férias y Fiestas ha sido habilitado para Exposición.
Esta primera carta, quiero dedicarla á la pintura, asi es, que mis visitas á la

ller de pintor que gustará mucho. No podemos decir otro tanto de los
cuadros de Delgado, hay que estudiar antes que atreverse á embestir de frente. V. amigo Manuel vale mucho pero se exhibe demasiado en pintura.
No tome á mal esta franqueza, es un consejo de amigo.
Aquel anarquista está bastante bien, pero no comprendo porque llamarle así á un hombre bonachón, cuya cara no de¬ nota ni la ferocidad, ni el instinto del

Sr. Gobernador fué contestada con una
nutrida Salva de aplausos. Inmediata¬ mente declaró abierta, en nombre del

J. P. Piro.
Sóller 17 Mayo 1897.

Gabriel Vidal.

Exposición fueron para la sala donde mal.

nuestros pintores han presentado sus
lienzos.

A Carlotta se le puede exigir algo

Gobierno de S. M., la Exposición Balear.
Traslación de la Imagen de la Victoria

De La Almudaina del día 20 de Mayo.

De La Ultima Hora del día 20 do Mayo.

más que lo que nos ha ofrecido,

Después de atravesar el patio y admi¬

A un pintor de su talla no pueden

rar el buen gusto del jardín arreglado permitírsele ciertas tolerancias.

A las ocho de la noche fué procesio¬ nalmente trasladada la imagen de Nues¬ tra Señora de la Victoria, desde el Ora¬
torio del Hospicio á la iglesia parroquial,
cantándose inmediatamente por la or¬

LAS FÉRIAS Y FIESTAS DE SÓLLER
i
Viaje del «Bellver»

Despedida
Anoche regresaron de Sóller el editor propietario de nuestro periódico y los demás compañeros que aun permane¬ cían en aquel pueblo.

por los hermanos Glosa, se sube por am¬ plia escalera al primer piso en una de cuyas salas se admiran dibujos y compo¬
siciones de bastante mérito.
Nada nuevo hay allí, debo confesarlo

Hay aquella Circasiana que es un primor, pero hay un suplicio que lo es de
veras.
Otra observación, la Magdalena que V. ha trasladado al lienzo, no es una

questa del Sr. Albertí solemnes com¬ pletas. El aspecto del templo durante
este acto era encantador; la iglesia ves¬ tida con sus mejores galas y profusa¬ mente iluminada con centenares de
-cirios producía un efecto nunca visto.
En la plaza

Ayer me levanté á las tres de la tarde y como había pasado dos noches sin dormir, tenía tai fatiga que, apesar de
haber dormido doce horas de un tirón,
aun no me he puesto al corriente con el sueño. Perdonen, pues, mis compañeros
de excursión si he demorado un día el
dar en letras de molde las gracias al ca¬

A su salida de Sóller tuvieron el gus¬
to de oir frases cariñosas que dictaba el sincero entusiasmo de señores tan sig¬ nificados como el Sr. Joy, alcalde. En-
señat. secretario. Vicario de la parro¬
quia. primer teniente de Alcalde y otras personas á cuyo entusiasmo decidido se deben el espectáculo y ejemplo que

con ingenua franqueza, tal vez ha sido de ello obstáculo la premura del tiempo, pero casi todos los cuadros los hemos visto antes en escaparates de Palma y los pocos nuevos no son ni en detalles, ni en colores, ni en dibujo, nada que pase de lo vulgar ó de lo más ó menos
mediano.

mujer sensual como debió de ser la pe¬ cadora de Jerusalem, es una figura deli¬ cada, de rostro angélico y mirar supli¬
cante.
D. José Nadal presenta dos cuadros y
dos porcelanas. A juzgar por el dibujo debe ser un principiante.

Terminada la función religiosa, arre¬
gladamente al programa oficial, empezó
á tocar la banda del Sr. Rotger en la
plaza pública, demostrando una vez
más el director de la banda municipal
lo mucho que vale corno maestro. A las doce se quemaron bonitos fuegos artifi¬
ciales mereciendo elogios la casa de Barcelona encargada de este servicio
por las muchas y variadas combinacio¬

pitán y á toda la tripulación por sus atenciones, por las pruebas de buena
voluntad recibidas en los dos días de
nuestra inolvidable gira. Bien se me alcanza su impaciencia
por pagar la deuda de gratitud; lo que no acierto á explicarme es el empeño de algunos de valerse para ello de mi mo¬ destísima pluma. La verdad es que los 400 pasajeros del Bellver se marcharon

estos días ha dado Sóller á los demás
pueblos de Mallorca. Todos agradecían en el alma la deci¬
dida intervención del Sr. Tous en los
festejos y lo mucho que ha contribuido á darles animación y realce. Como estas manifestaciones expresan los nobilísi¬ mos sentimientos de gratitud de las in¬ dicadas personas liemos de recogerlos, no para nuestra vanagloria, sino para

Pudiera parecer algo severo este jui¬ cio, pero hay que escuchar á la realidad que á gritos está llamando á los pinto¬ res de Palma decadentes ó copistas.
He dicho que nada y hay algo, que
lie oido llamar de estilo modernista, me refiero al cuadro presentado por D. J uan Fuster y que representa la vista de no¬ che del paseo del Borne, tomada desde

Pasen sus obras sin la severa censura
de la crítica, sí así se titula, más si sus pretensiones llegan más alto, entonces
habrá que decir con franqueza que sus
pinturas además de malas son de una vulgaridad extremada.
D. Lorenzo Cerdá presenta tres cua¬
dros que son de verdadero mérito.
La feria de Santo Tomás es un con¬

nes que presentó. ¡Lástima que este anteanoche con algunos ¡burras! en el repetir que solo á ellos se debe la glorio¬ los jardines del Huerto del Rey.

junto animado y artístico, aquel estudio

número importantísimo del programa cuerpo. ¡Viva, pues, el capitán, y el sa batalla que han vencido.

Si es lo moderno, lo no trillado, lo está muy trabajado y la vista de los al¬

haya tenido lugar á hora tan avanzada y que hubiera ya desfilado una buena
parte del público!
Domingo—La misa mayor
A las diez comenzó la misa mayor,
que celebró el Sr. Cura de Artá. La ca¬ pilla de Sóller, dirigida por el señor don
Juan Albertí, y reforzada al efecto por fíete profesores de Palma, ejecutó mauistralmente la partitura clel maestro

mayordomo, y vivan el cocinero y los camareros y viva mil años toda la tripu¬ lación! ¿Se sienten Yds. ahora, más ali¬
viados?...
Salilla.--A las seis de la mañana suel¬ ta las amarras el Bellver y se mete, co¬ mo un falucho costanero, entre los islo¬
tes y arrecifes y pasa casi rozando las puntas y los cabos que festonean la cos¬
ta. Al alcance de la mano está la Mola

El Sr. Alcalde, despidióse de nuestros compañeros en nombre del Iído. señor Rector, á quien ocupaciones de su mi¬ nisterio le habían impedido asistir á aquel acto.
Allí dijo el Sr. Alcalde, con la repre¬ sentación conferida, que no pudo ceder¬ se el artnonium de la iglesia por no es¬ tar á tono con el piano, y que el expre¬
sado señor Rector lamentaba de todas
veras la negativa que se había recibido

que sale de los moldes ordinarios, hay que confesar que Juan Fuster ha pre¬
sentado un cuadro que tiene carácter
propio, que puede muy bien colocarle á la altura de los jóvenes de talento. Pero hay que estudiar mucho, estos efectos
de luz son más difíciles de lo que se cree
y á mi juicio es mucho mejor el cuadro que representa la bahía iluminada por
los reflectores eléctricos de los acoraza¬

rededores de Palma es un cuadro que
vale mucho y pone de relieve las faculta¬ des del autor para cultivar el arte de
Apeles. La vista parcial de la Lonja cuadro
debido al pincel de D. Antonio Fuster es un modelo acabado en su género por¬ que á la buena combinación de colores
une un conjunto tan gracioso como artís¬
tico.

Pacciiai. Después del Evangelio subió de Amlraitx. Ya el pasaje alborozado se del Sr. Albertí y del Convento de mon¬ dos del mismo autor, que el Borne don¬

D. Jerónimo Forteza presenta dos

:d púlpito D. Juan Negre pronunciando echa á la borda de estribor. Desde el jas, pues estaba en la seguridad de que de junto á una figura muy clara sin que hermosos cuadros. Uno de ellos que ti¬

un elocuente discurso.

puerto de Andraitx hasta Sóller, nuestro á haberlo sabido á tiempo se hubiera haya luz que justifique la pureza del tula ¡Viva España! es un asunto bien

La Batalla de Plores

entusiasmo no cesa un momento. ¡Qué

Arregladamente á lo que rezaba el programa tuvo lugar, á las cuatro de
la tarde, la batalla de flores. Nunca ha¬

fiesta para los ojos! Claro que la bahía
de Palma, émula de la de Ñapóles, y
Porto-pí con sus históricas torres, y las

bíamos visto aquí cosa semejante y lo otras bellezas, no ceden en nada á lo

conocíamos únicamente de oídas. He que sigue. Claro que esta primera parte,

aquí el motivo porque fué muy del agrado del público. Entre los diferentes balcones que aparecieron adornaron de¬

si bien diferente, no vale menos que la
otra; pero señor ¿quién no ha echado
una siesta dentro de la cova des coloms.

bemos mencionar los de D. Martín Mar¬ ó no ha ido de pesca á ses illetesl ¿quién

qués. D. Jaime Sastre, D. Juan B. EnseñatyB. Bartolomé Colom. Se adju¬

no ha costeado es cap del Toro ó s‘ illa del Sech ó sa Porrasscñ ¿quién, en suma,

dicaron los tres tres premios ofrecidos, no conoce, no se sabe de memoria las

consistentes en tres hermosas banderas caletas y demás accidentes de la costa

evitado.
No tenía necesidad el ilustrado señor
Rector de hacer estas manifestaciones.
Harto sabe Sóller entero y las numero¬ sas personas que allí han acudido estos dias. cuánto se desvive aquella autori¬ dad eclesiástica para aportar al entu¬ siasmo de todos las generosas iniciati¬ vas que están en su mano y en sus no¬
bilísimos sentimientos.
Alegres y satisfechos llegaron nues¬ tros amigos, á los que tuvimos el gusto de abrazar ya muy entrada la noche.

contorno, se ven manchas negras á dis¬
tancias relativamente cortas de los fa¬
roles.
Aquella igualdad de color en las fa¬ chadas que no puede existir de noche, afea el conjunto, donde campea un estilo propio que con el tiempo puede hacer
ele Fuster un maestro.
Voy reflejando impresiones y no atien¬ do al catálogo, ni á la disposición de los cuadros para juzgarlos, hablo con los
lectores desde el centro de la sala donde me lie colocado para fisgonearlo todo.

escogido y tema de actualidad desarro¬ llado con más maestría que arte. Una
señora vestida con los colores naciona¬
les está en el vestíbulo de su casa con su
doncella y sorprendida por un sargento que grita ¡Viva España! en el momento que aquella le arregla el zapato.
El abanico y un cucurucho de dulces tirados al suelo prueban el amor que
profesa al detalle Forteza, como igual¬ mente aquel cartel pegado á la esquina que anuncia para la noche la zarzuela
Cádiz.

bordadas por distinguidas señoritas de que á todas horas bordean los vapores

esta población.

de la Isleña?

Del Heraldo de Baleares del día 20 Mayo.

Un paisaje precioso ha sido puesto en En suma, el dibujo rebosa españolis¬ un rincón donde apenas si resalta su be¬ mo por los cuatro costados y Forteza

La procesión
A las seis de la tarde conforme se ha¬
bía anunciado desde -el púlpito de la
parroquia, salió la procesión recorriendo l is calles principales. Abrían la marcha guardias civiles de á caballo; seguían los pendones de los diferentes gremios,

Y luego ¡qué inesperado contraste! A las resquebrajadas peñas, al acantilado, á la pelada roca, suceden las laderas de Estallenchs que se engalanan con el es¬ belto pino, la copuda encina, el sombrío algarrobo, y que perfuman yerbas y ar¬
bustos tan aromáticos, como el lentisco,
romero, tomillo ó el narciso, la estepa ó

DESDE SÓLLER
Notas de la Exposición Labor penosa es ir preparando poco á poco á los moradores de un pueblo, para
llevar á su ánimo el convencimiento de

lleza. Es el trabajo de un artista que busca sus lienzos en la naturaleza virgen con sus defectos y mosntruosidades, Gas¬
par Terrasa nos ofrece un pedazo de la
Torrentera de Poilensa y allí no se sabe si admirar más la riqueza de detalles á la severidad del conjunto. Cuando se con¬

que es un jóven de talento ha sabido hacer grandiosa la idea de la Pátria con sus pinceles que tan diestramente han dibujado los colores de nuestra bandera, la actitud picarezca de nuestros sargen¬ tos y el título de la más popular de las
zarzuelas.

bis banderas de las cofradías, niños vesidos de Santo, moro y payés; Catalina

el arrayán y el laurel; rumorosas aguas, las de la fuente de Trinidad y otras, co¬

que la constancia y el trabajo hermana¬ dos engrandecen los pueblos, pueden

templa aquella vejetación acuden á la
memoria las sublimidades de la natura¬

Hasta otra querido Director que no quiero cansar con esta á los lectores.

'astañer, el Padre Baró. el vicario que rren presurosas peñas abajo y van á convertir los eriales en tierras feracísi¬ leza y el alma evoca sin pensarlo el re¬

Andrés Barceló.

acompañado de dos jurados, supo y tuvo
valor para salvar las Sagradas Formas
>1 furor musulmán, los jurados, el ca¬

perderse en el mar. Caprichosos grupos de olivos se retuercen como condenados,
y. para no despeñarse, se aterran con

mas, dar alientos al que le falta vida y
algo más, escribir en la historia regional

cuerdo de una noche tormentosa y pare¬
ce que se oye el silbido del viento al

ftán Angelats, las valentes clones con desesperación en los abruptos perlrega- páginas de gloria que no se borran ni se desgajar ramas y arbustos que se con¬

a ■ tranca de Can Tarnany, el clero pa¬ , les. En el fondo de las cañadas ó en la acaban nunca.

funden con el torrente que brama y el

SOLLER.—Imp de «La Sinceridad»