áüo Xll--2.a EPQCA--NUM. 533
áüo Xll--2.a EPQCA--NUM. 533

SABADO 19 DE JUNIO DE 1897

SÓ

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Sóller: Administración.

\_\_

,, .

Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.)

Antillas: Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.)

Méjico: D. Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN:

luán Marqués 7 Arbona,

|> Calis de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

EspaSa: 0’50 pesetas al mes. \\

'Aam me^britcÍau:'

a0'o2a0

lraneos
pesos

iidd..

jidd..) PAGO ADELANTADO

Números sueltos—OTO pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas

T R . W].At11inicamente se Lace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, seráu responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
IMÁTALA!
Cuando Pepe entró en la cárcel, anti¬ guo convento donde se hacinaban cua¬ trocientos enemigos del Códico penal con la horrible promiscuidad del ré¬ gimen de aglomeración, el pobrecillo tenía la esperanza de no ser olvidado
por los suyos. Por cosas de la familia se veía allí.
Trabajaba como un hombre sus cinco
días á la semana, y el domingo y el lu¬ nes para ponerse alegre en los meren¬
deros de las afueras necesitaba llevar
consigo á la mujer y los hijos. ¡Cuánto quería á su Antonia, tan arrogante y
liermosota! Estaba orgulloso de poseer¬
la, y se plegaba obediente á todas las exigencias de aquella vaca brava.
Por esto la tarde que en el merendero se cruzó ella de palabras y arañazos con
una antigua vecina, Pepe consideró como deber el agarrarse con el marido de la otra, abriéndole de un silletazo la cabeza, y como no tuvo forense que ade¬ lantase el alta, ni escribano amigo, ni más defensa que la de turno, el silletazo adquirió la importancia de una puña¬ lada mortal, y condenaron al pobre hom¬
bre á dos años de prisión. Total, como decían los Diógenes de
la cárcel: el verdadero culpable, ese vino
barato y traidor que despachan en las
afueras.
Pepe se acostumbró pronto á la nueva
vida. Sólo le molestaba que el rancho fuese escaso y malo, y el silencio de su mujer que no venía á verle ni contesta¬
ba á sus recados.
En las horas de comunicación vagaba
trémulo por cerca del locutorio esperan¬ do que le llamaran. Ya estaba allí dos
meses. Necesitaba ver á sus chicos; verla
á ella con aquellos mantones vistosos y almidonadas faldas de percal, en que había invertido gran parte de sus jorna¬
les.
Y al deseo de sentir como tibia caricia al calor de la familia á través de las re¬
jas del locutorio, uníase la esperanza infantil de que le trajesen algo, cual¬ quier cosilla que aliviase su miseria.
Se moría de hambre. Su estómago insaciable había asombrado siempre á
los compañeros de taller, y ahora, en la cárcel, excitado por la tranquilidad y la inercia, protestaba dolorosamente ante el plato de estaño, lleno dos veces al dia
de un caldo rojo en el que nadaban un puñado de judías ó dos docenas de gar¬ banzos. ¿Podía vivir un cristiano con aquello? El pan, dura pieza de dos li-

bras con su salvado punzante que ara¬
ñaba la ganganta, era su único sostén, pero basta en la cárcel se necesita di¬ nero, y lo vendía muehas veces para
fumar ó afeitarse, limitándose á sorber
el caldoso potaje, infernal aperitivo que
enardecía más su hambre.
¡Con qué envidia miraba las repletas cestas que á mediodía recibían los la¬ dronzuelos, la peor gente de la cárcel; regalos de los compañeros y amigas que andaban por el mundo ejerciendo
sus industrias!
Aquellos pillos tenían quien se acor¬ daba de ellos, y él, cuando vagaba por la puerta del locutorio, oía siempre lo
mismo.
—No te canses. Tu mujer no vendrá. Era cierto que no vendría. En la cár¬ cel se sabe pronto todo lo de fuera. La
maldita vivía con Borrasca, un valen¬
tón con cien oficios y ninguno bueno.
Gozaba con él de una existencia diver¬
tida, y tenía olvidados á los hijos. Pepe nada dijo: aquello era asunto
para cuando saliese. Ahora, á lo que estamos. ¡Si al menos diesen más ran¬
cho!
Una mañana al formar en el patio, se
sorprendió viendo á Borrasca en las fi¬
las. Acababan de traerle por cierta en¬ trada de matute en la noche anterior,
con tiros y muerte de guardias: un mal negocio, del que saldría con algunos
años de presidio. Se conocieron pero no se hablaron.
Sus miradas fueron de hombres que
callan porque tienen demasiado que de¬
cirse.
Fué la primera alegría de Pepe en la
cárcel. Ahora sabría el valentón lo que
era bueno, teniendo que tragar por es¬
pacio de tantos años aquel rancho nau¬
seabundo y escaso.
Pero á mediodía sintió despecho y en¬
vidia viendo al Borrasca sentado en el
suelo con una gran cesta en las rodillas, de la que sacaba entre servilletas una humeante cazuela que esparcía vivifi¬ cante vaho en aquella atmósfera de mi¬
seria.
—Oye—le dijo un cabo.—Tu mujer, la Antonia, ha preguntado si estás bue¬
no. Le trae la comida al Borrasca
¡Buena mujer! ¡Y cómo cuida á ese pillo! ¡Cristo! ¿Podía aquello sufrirse? Cua¬
tro meses de hambre y olvido; silencio á todas sus súplicas pidiendo que vinie¬ ra; y como burla final, la fidelidad á
aquel bandido, el mantenerle librándole
del tormento del rancho.
Ahora sentía el hambre de veras, vien¬
do que otro se comia lo que era suyo. Tenía que formar en la fila de los mise¬ rables, de los que iban descalzos con

un pedazo de manta arrollado á las des¬
nudas carnes ó enseñando la panza por
los girones de la blusa; pasar como un
mendigo con el plato de estaño ante la marmita burbujeante que exhalaba un vaho putrefacto; devorar aquel bodrio líquido que no acallaba la hambre, y
todo á la vista del odiado Borrasca,
que se mostraba satisfecho y ahito, co¬ deándose con los presos de más cuidado, que eran la aristocracia de la casa.
¡Cómo engordaba aquel ladrón con lo que le traía su mujer! ¡Cómo le ofendía
el humo insolente de los cigarros que
le regalaba la Antonia! Y él, que era el marido, podía reventar como un perro:
ella no le lloraría.
Quiso salir al locutorio, cuando los dos se hallaban á través de la reja, y no le dejaron. ¡Atrás! Nadie preguntaba por él. Intentó decirle algo al Borrasca y los empleados que conocían la situa¬
ción de los dos reclusos, amenazáronle
con penas atroces si «alteraba el buen régimen de la casa.» Algunos palos re¬ cibió como advertencia de que debía estar siempre lejos del amigo de su mu¬ jer, y acabó por resignarse, como bestia rebelde que á impulsos de la vara mar¬
cha sumisa en la recua.
Se reían de su desgracia; repetíanle cuanto se oía en el locutorio: el apasio¬
namiento cada vez más vehemente de
Antonia por el Borrasca, el empeño de sus ropas para que no le faltase la comi¬ da á su valentón, la venta diaria del
euerpo por cualquier cosa para que él pudiese fumar. Hasta los hijos, aquellos pequefmelos para los cuales todo bien le parecía poco á Pepe, iban por las calles pidiendo limosna para que nada faltase al amigo de su madre.
Esto sí que le llegaba al alma. —¿Qué he de hacer?—Preguntaba á
los veteranos de la cárcel relatando sus
desventuras.--¿Qué he de hacer con esa perra?
—¡Mátala!... Y el terrible ¡mátala! se lo repetía toda la cárcel, y él sonreía satisfecho como si le quitaran de encima un peso, y de¬ cía con mansedumbre que daba frío. —Sí; es lo mismo que tengo pensado.
Por la noche se afirmaba más en su
propósito. Tendido en el estrecho jer¬ gón, el hambre le hacía sentir náuseas
y ver luces; creía que nunca iba á ama¬ necer ni á llegar la hora del primer ran¬ cho, y al otro extremo de la pieza el
Borrasca lanzaba sus escandalosos ron¬
quidos de hombre satisfecho y ahito. En la cárcel acabaron por olvidar la
extraña situación de los dos hombres.
En aquel montón de basura removido continuamente por la escoba de la ley,
se veían cosas más extraordinarias.

Pasaron muchos meses. Bien dicen
que el hambre no tiene ley. Pepe acabó por comerse los mendrugos que dejaba el Borrasca, por recoger sus colillas. Al fin aquello era suyo y se consolaba pen¬ sando lo caras que habían de costar sus
humillaciones.
Hubo un indulto y se vió en libertad cuando menos lo esperaba. Cariñosas bofetadas y amistosos puñetazos en la espalda, fueron la despedida de los com¬ pañeros que se quedaban, los cuales ocultaban su envidia con una algazara
violenta.
—¡Adiós, Borrasca! Allí te quedabas Dios sabe hasta cuando, y lo peor era que tendrías que acostumbrarte al ran¬ cho. Se acabaron las cestas repletas y el tabaco abundante. Pepe te lo asegu¬
raba.
Al toque de diana salió á la calle sin llevarse su petate y los cuatro andrajos que le pertenecían. Volvería á por ellos aquella misma tarde.
Y volvió; vaya si volvió. Pero entre dos guardias civiles, atado, con la cabe¬ za descubierta, la blusa manchada de sang-re y una sonriza mansa que metía
miedo, La gente habló durante un mes de
aquel asesinato en medio de la calle; de aquella mujer que cayó hecha una criba, y del marido que cuando se cansó de herir pateaba el cadáver como un loco.
Ahora entraba en la cárcel para siem¬ pre. Podía decir adiós á la vida: le espe¬ raba el rancho perpétuo.
Pero á Pepe le pareció aquella tarde muy suculento el potaje; hasta creyó que daban más, y no volvió á sentir nunca los zarpazos del hambre.
V. Blasco Ibáñez.
LA VALL
Jo sé una vall llunyana, Amagada en lo cor de 1’ alta sorra:
Tot temps fresca y galana,
Coberta do verdor está sa Ierra.
Tant si de neu blanqucjan Los puigs, com si los oolran soleyades,
Tot 1’ any hi remorejan Les fonts entre murteres perfumades.
Ja may la veu febrosa, La remor que s’ axeca do la vila
Rompé la misteriosa Quietut que reina dins la valí tranquila.
No mes dins ella s’ ouen
Lo cant del aucellet per 1’ espessura
Y la remor que rnouen
Lo vent que passa, 1’ aigua quo murmura,
Y á voltes la llunyana

Cansó del llaurador per I’ alta coma, O ’l só d’ una campana
Que de 1’ ermita n’ es sagrat aroma.

Quant l1 ánima cansada Se troba en les converses de la Vida,
La poesia amada Cerca en la valí qu' á son amor convida.

Mr agrada aquells paratges Tot sol anar trescant, á la ventura,
Y de sos vells ramatges Reposar somiant dins 1‘ espessura

Quant la claror derrera Daura ‘ls penyals ab moridora ullada
Y T estrella primera Sonriu demunt lo dol de la diada;

Llavors ran de 1' ermita, Baix del ciprer m‘ assech; y en aquell1 hora
De tendresa infinita, S' en venen mos recorts, y mon cor plora
Y vé la nit: calmosa
La lluna va pujant dellá la Serta, Y á sa claror duptosa,
De misteris y encant se vest la térra.

Llavors s'axeca pura
La veu del rossinyol dins l' enramada, Y 1‘ aigua qúe murmura
Encants me conta d' una edat passada.

Llavors cada estrelleta Dolsa rosada á 1‘ esperit envia,
Y ab una veu secreta
Canta '1 cor d‘ inefable poesia¡

Alens d‘ altra existencia, Perfums de Pa radís lo cor al cansa ,
Maravellosa essencia
Que dona ‘1 viu conhort y 1‘ anyoransa.

1873,

Miquel Costa y Llobera.

PENSAMIENTOS
Debemos llamar malo al que sólo es
bueno para sí,
B. Siró.
Hay frases que nos persiguen como una amenaza, ó que nos afligen como
un remordimiento.
A. Dantas (padre.) La frugalidad puede llamarse hija de
la prudencia, hermana de la templanza y madre de la libertad.
Jhonsoii.
El dinero es un medio, y no un fin i Ddverney.
El fruto del exceso es el arrepenti¬
miento. Proverbio árabe.

(2) FOIiUETÍW
TAL. PARA CUAL
España sin presentarse en ningún cuer¬ po del ejército francés, en donde proba¬
blemente hubiera sido fusilado. Conci¬
bió un plan. El núcleo de la guerra es¬ taba entonces hacia )a provincia de Va¬ lencia y frontera de Portugal. El viz¬
conde ¡legó á Madrid de incógnito, y
allí esperó á que el mariscal de Francia Tessé, grande amigo que fué de su pa¬ dre, se corriese hacia Castilla, dándole ocasión de incorporarse á su ejército.
En los seis ó siete días que el vizconde estuvo en Madrid, se exhibió lo menos
posible, porque la Villa y Corte estaba
bajo la dominación austríaca. Una tarde el joven francés vló á la
marquesa de Orellana asomada á un balcón de su palacio de la Plaza del Cordón, y concibió por ella una de sus frecuentes pasiones ó caprichos. Acechó ocasión oportuna de hablarla, porque no pudo ganar á ninguno de sus criados, y ya sabemos el fin que tuvieron sus amo¬ res, con el bofetón recibido en la calle
del Sacramento.
Dos días después de este lance dejó el vizconde á Madrid, presentóse al maris-

cal de Tessé, no atreviéndose á hacerlo á
su tío el duque de Vandome, y llegó á tiempo de tomar parte en la batalla y toma de Brihuega. Rindió Felipe V esta población, haciendo prisioneros á los que la defendían incluso el general Estanhope; el de los alemanes, general Estaremberg, marchó á su socorro, no
persuadiéndose de que seis mil ingleses,
bien atrincherados dentro de una po¬
blación pequeña, pudiesen ser forzados en el corto espacio de un dia, y á haber¬ se reunido ambos cuerpos de ejército,
era dudosa, tal vez fatal la suerte del es¬
pañol y francés. Avanzaba Estaremberg por la izquier¬
da de Brihuega por un terreno muy quebrado; llegó cerca de un ancho y profundo barranco, sobre el que había un puente de madera, único sitio acce¬ sible al paso de la artillería; el rey com¬ prendió el peligro y destacó algunos batallones con objeto de cortarle; pero ya era tarde, los imperiales habíanse apoderado de las alturas que había en la parte opuesta y desde allí hacían un vi vi fimo fuego.
Entonces el vizconde de Vandome
hizo una hazaña digna de los tiempos
heroicos.
Adelantóse solo, con dos teas euceu-

didas, y sufriendo una lluvia de balas, dida, desalentáronse por completo.

puso fuego al puente.

Muerto el emperador José I. sin dejar

Esto salvó al ejército español-francés: descendencia masculina, correspondía

el rey. rendida Brihuega tuvo tiempo el trono de Austria á su hermano ar¬

de llegar y derrotar á los imperiales.

chiduque, y este acontecimiento decidió

Puede decirse que esta acción decidió á los aliados á poner fin á las hostilida¬

el éxito de la campaña. Casi todo el des, por el temor de que se reuniesen

ejército alemán fué muerto ó prisione¬ en una misma cabeza las coronas que

ro. y con tres mil hombres, miserables en otro tiempo había llevado el empe¬

reliquias de sus tropas, huyó Estarem¬ rador Carlos V. que tanta preponderan¬

berg precipitadamente camino de Zara¬ cia dieron á la casa de Austria. No obs¬

goza.

tante. el nuevo monarca alemán preten¬

El rey D. Felipe supo el admirable dió continuar la guerra, pero vencidos

comportamiento del vizconde de Vando¬ sus aliados por Francia en Flandes, con

me, pero no el nombre de éste, porque pérdida de las plazas de Bethune, Donay

hasta rehabilitarse había adoptado uno y Bouchain, pensó en la paz. Se confe¬

supuesto.

renció en Utrecht, pero los alemanes no

—Mariscal,—dijo al de Tessé el mo¬ quisieron firmar por entonces el tratado

narca,—presentad me á ese valiente.

que se concluyó después.

El vizconde presentóse en efecto y Se agarraban como á postrera espe¬

arrodillóse ante el rey diciendo:

ranza á la sublevación de Cataluña con¬

—Señor, soy un desertor: fusíleme ó tra Felipe V., no obstante haber tenido

perdonóme V. M.

que evacuar á Barcelona.

El rey perdonó al vizconde, é hizo que Esta y toda Cataluña resistiéronse te¬ le perdonara su tio el duque de Van¬ nazmente contra las armas reales, des¬

dome.

pués de haber declarado la guerra á

II

España y Francia. Estas contestaron

Desconfiando ya los aliados de resta¬ I sitiando á la ciudad condal por mar y
blecerse en España y no podiendo tierra, los socorros que los mallorquines

arrancar de las-sienes del victorioso mo¬ trataban de introducir en la plaza fue¬

narca la corona tan tenazmente defen- ron interceptados y ocupáronse las for-

tificaciones exteriores no obstante la vi¬
gorosa defensa de los sitiados. Por fin rindióse Barcelona y luego
Mallorca: en ambas partes esperábase un acto de justicia real: pero con gran sorpresa fueron perdonadas por D. Fe¬ lipe V. que supo adunar el valor á la generosidad, dando muestras de ser un magnánimo monarca.
Persuadidos de la injusticia con que
habían combatido contra Un soberano
de tan eximias dotes, depusieron km armas sometiéndose á un príncipe que la experiencia les hizo conocer que me¬ recía absoluta sumisión y fidelidad.
El vizconde de Vandome se portó bi¬
zarramente en el sitio de Barcelona y
terminada la guerra entró en Madrid con el rey el cual volvió á la capital de'
la monarquía el dia 3 de Diciembre de 1709, siendo recibido y aclamado con júbilo indescriptible.-
En la Villa y en la Corte no cesaban los regocijos. El rey. que ya había con-cebido el proyecto de edificar el actual palacio, elegió por morada provisional el del Buen Retiro, que fué como una expléndida sucursal de la corte de Ver--
salles.
Los bailes y conciertos se multiplica¬ ban, las cacerías en el Pardo y Rio frió»

2

SÓLLER

Sección

Científica

¡MACADO

I

LOS

TUPOS

GRAMATICALES

13.—Efl

directa

coherencia

con

las

lejanas

tierras,

siempre

se

ven

estar

con

ánimo

alegre;

sea

que

paguen

sea

que

dejan

de

pagar;

(ó)

fuese

que

tenían

miedo

(:—por

tener

miedo)

ó

(fuese)

que

comenzasen

(por

comenzar)

á

consumir¬

p'rovisiones

se

se

las

determinó

al

fin

la

guarnición

á

rendirse;

ó

vencido

ó

ven¬

tarse

por

la

acción

del

ácido

carbónico,

tenderían

á

subir

á

la

superficie

del

agua,

arrastrando

consigo

la

embarca¬

ción.

Por

lo

demás,

el

tal

sistema

no

es

más

que

una

de

tantas

aplicaciones

á

que

se

presta

el

mecanismo

inventado

construcciones

liipotético-eoncesívas

se

cedor

que

salgáis;

ó

buenos

ó

malos

que

por

Moñturiol

para

conseguir

el

ascen¬

halla

una

construcción

subjuntiva

que

no

sugiere

una

gradación

de

ideas

sino

denota

una

indiferencia

alternativa

que

se

produce

en

la

mente

en

cuanto

al

ve¬

sean:

á

todo

hombre

por

esta

obra

he

aprovechado,

quier

sea

bueno,

quier

malo;

vívame

la

suma

caridad

del

Ilus-

trísimo

de

Toledo

y

siquiera

no

haya

so

y

descenso

de

su

submarino

dentro

del

agua.

»Ti-rao &

<agaaa».

glaterra-,

países

más

fríos

todavía,

que

1

lienzo

hacia

arriba,

y

pronto

se

eleva

à

miran

con

envidia

nuestro

clima

benig*-

una

altura

de

varios

piés.

Muchas

teo¬

no

y

nuestro

sol

ardiente,

que

es

lo

que

rías

se

han

presentado

para

explicar

el

se

hace

que

la

agricultura

mantiénese

en

un

estado

tan

próspero

y

rinde

tan¬

tos

beneficios

á

los

que

á

ella

se

de¬

dican?

En

mi

humilde

concepto

no

debeis

confiar

tanto

en

la

cosecha

de

naranjas;

modas

dperandi

de

este

milagro,

siendo

la

más

reciente

la

de

que

todos

los

es^-

pectadores

están

hipnotizados

por

el

brujo.

Durante

sus

viajes

por

la

India,

mon-

sieur

Ragoneau

vió

con

frecuencia

eje¬

tomad

ejemplo

de

lo

que

ha

sucedido

cutar

la

suerte,

y

observó

que

los

natu¬

este

año.

¡Cuantos

de

vosotros

confiaban

en

los

ingresos

de

costumbre

que

os

da¬

rales

siempre

plantaban

las

semillas

en

tierra

que

traían

consigo,

especialmente

rificarse

ó

al

no-verificarse

un

hecho

en

cuya

realización

-ni

no-realización

no

reposa

la

verificación

del

otro

hecho.

Esta

construcción

es

la

condensación

•de

una

misma

hipótesis

concesiva

cuyo

concepto

se

presenta

bajo

el

doble

as¬

imprentas

en

el

mundo

y

siquiera

se

imprimen

contra

mi

más

libros

que

tie¬

nen

letras

las

coplas

de

Mingo

Revulgo

(=aun

cuando,

aunque).

De

conjunción

alternativa

siquiera

pasa

á

hacerse

sinónima

de

«aunque,

Tribuna

pública

A

LOS

HORTELANOS

DE

SÓLLER

ría

el

dorado

fruto

y

han

quedado

para

el

objeto.

Por

fin,

averiguó

que ob¬

sorprendidos

de

la

poca

demanda

y

del

bajo

precio

á

que

se

ha

pagado

y

se

pa¬

ga

todavía!

Pues

bien,

por

másquesien-

ta

el

tener

que

ser

profeta

de

mal

agüe¬

tenían

esta

tierra

en

los

hormigueros.

Ahora

bien;

sabido

es

que

las

hormigas

contienen

una

buena

porción

de

ácido

fórmico,

del

que,

con

el

tiempo,

llega

á

ro.

he

de

deciros

que

de

cada

año

será

saturarse

el

terreno

de

sus

habitaciones.

pecto

de

afirmación

y

de

negación

en

forma

elíptica.

Tal

hipótesis

reduplicado

en

forma

elíptica

se

caracteriza:

a.,

mediante

el

mero

subjuntivo

sin

conjunción

intro¬

ductoria

alguna;—b.,

mediante

una

construcción invertida

en

la

cual

el

su¬

jeto

es

la

palabra

final

y

el

verbo

la

voz

inicial—c.,

por

medio

de

la

conjunción

disyuntiva

ó

que

á

los

dos

conceptos,

al

afirmativo

y

al

negativo

que

dicen

re¬

lación

á

un

mismo

verbo,

pone

en

la

re¬

lación

de

una

alternativa

en

la

cual

ei

verbo

común

á

ambas

partes

elocutivas

de

la

alternativa

solo

aparece

una

vez,

es

decir,

en

kuprimera

que

es

la

afirma¬

tiva,

mientras

que

se

subentiende

en

la

segunda

parte

que

es

negativa

y

suele

llevar

el

sujeto

do

esta

construcción.

Este

giro

concesivo

de

indiferencia

al¬

ternativa

introduce

en

el

sentido

de

con¬

cesión

de-un

hecho

no

real,

pero

posi¬

aun

cuando»:

respondió

el

cuadrillero

que

á

él

no

le

tocaba

sino

hacer

lo

que

era

mandado

y

que

uno

preso,

siquiera

ie

soltasen

trescientas;

en

esta

cátedra

ha

de

decirse

la

verdad

ó

las

que

crea

tales

el

humilde

individuo

que

la

ocu¬

pa,

no

concediendo

ni

una

parte

míni¬

ma

á

un

principio

que

crea

falso

siquie¬

ra

triunfe

éste

y

domine.

Para

dar

realce

á

la

idea

de

lo

irrele¬

vante

en

la

verificación

sea

del

uno

sea

del

otro

de

dos

hechos

posibles

ó

even¬

tuales

para

otro

hecho

que,

á

despecho

de

la

verificación

de

cualquiera

de

los

dos

hechos

eventuales,

tiene

que

efec¬

tuarse

irremisiblemente,

pueden

prece¬

der

ó

seguir

á

este

giro

expresiones

ad¬

verbiales

como

las

con

anterioridad

ci¬

tadas.

las

que

no

son

otra

cosa

que

ele¬

mentos

intelectuales

desentrañados

de

este

giro

en

el

cual

van

incluidos

laten¬

temente.

ble,

la

idea

de

lo

eventual

y,

teniendo

hasta

cierto

punto

mucha

afinidad

con

el

mismo

futuro

de

subjuntivo,

consti¬

tuye,

asi

como

éste

entre

las

cláusulas

condicionales

dé

significado

recto

y

las

de

significado

metafórico,

asi

él

un

es¬

labón

entre

las

cláusulas

adversativo-

Por

ejemplo:

guste

ó

no

(guste)

mi

plan,

«en

cualquier

caso»

tengo

que

eje¬

cutarlo;

«no

importa»

que

me

dé

ó

que

notne

dé

el

permiso,

saldré

mañana

para

la

capital.

Dr.

Máximo

Herttixg.

concesionales

de

sentido

recto

y

las

de

sentido

metafórico.

(Se

continuará).

Al

cabo

la

construcción

no

es

elíptica

tan

solo

en

parte

sino

enteramente;

pues

desenvolviendo

su

concepto

completo

APARATO

INSUMERGIBLE

equivaldria

á:

«es

indiferente;

no»

se

me

da

nada,

no

importa

que—ó

que

no,—

en

cualquier

caso

tengo

que

hacerlo,

in¬

firiendo

dos

suposiciones

contrarias

lia¬

ra

dar

á

entender

que

la

verificación

eventual

ni

de

la

una

ni

de

la

otra

im¬

porta

para

un

hecho

que

en

todo

caso,

sin

miramientos

ni

reparos,

sin

conside¬

raciones

de

ninguna

especie

tiene

que

efectuarse.

Por

ejemplo;

mañane,

venga

ó

no

ó

bien:

haya

venido

ó

no

el

socorro,

ha

de

capitular

la

fortaleza;

estén

ya

que¬

brantadas

ó

no

sus

fuerzas

por

los

rigo¬

res

y

las

fatigas

del

asedio,

mañana,

tra¬

taré

de

tomar

el

fuerte

por

asalto.

A

veces

se

repite

el

verbo

en

cada

una

de

las

entidades

elocutivas,

principal¬

mente

en

lo

antiguo

y

en

cierta

clase

de

modismos

estereotípicos,

al

paso

que

este

giro

concesivo

de

indiferencia

al¬

ternativa

se

puede

expresar

por

que,

el

cual,

con

referencia

á

lo

pasado,

pue¬

de

también

construirse

con

indicativo.

Por

ejemplo:

quiera

ó

no

quiera,

con¬

sienta

ó

no

consiénta=sea

como

quiera

él;

los

diablos

jueguen

ó

no

jueguen,

nunca

pueden

estar

contentos,

ganen

ó

no

ganen;

pegue

ó

no

pegue;

que

quie¬

ras

ó

no

quieras

(cf.

velis

nolis);

(que)

queramos,

que

nó,

todos

caminamos

pa¬

ra

esta

fuente;

que

quisieron,

que

no

qui¬

sieron,

toman

(=to ruaron]

á

cada

uno

de

ellos

en

medio;

no

puede

nadie

ex¬

cusarse

este

trago,

que

sea

rey,

que

sea

papa;

allá

se

las

haya

Marta

con

sus

pollos,

críelos

flacos

ó

críelos

gordos.

Además

la

indiferencia

alternativa

puede

caracterizarse

por

la

disyuntiva

de:

ó-ó

que,

siquiera-siquiera,

ya

que-

ya

que,

sea

(que)

sea

(que),

ó

fuese-ó

(fuese

que,

bien

fuese-ó

bien

(fuese),

sea-ó,

asi-ó

etc.,

particularmente

cuan¬

do

se

repite

el

mismo

verbo

ó

bien

cuando

hay

dos

verbos

distintos

en

este

giro

concesivo

de

indiferencia

alternati¬

va

respecto

de

dos

hechos

posibles

y

eventuales,

Estas

agrupaciones

elocutivas

se

usan

asimismo

variándose

á

veces

algo

el

sentido

cuando

se

presentan

más

de

dos

suposiciones

contrarias

que

recíproca¬

mente

se

excluyen

ó

cuando

se

enume¬

ran

sencillamente

las

varias

suposicio¬

nes

ó

fases

supuestas

de

un

hecho;

co¬

rresponden

á

sive-sive,

vel-vel

del

la

ti

n,

originados

de:

si

vis,

velis,

cuyo

tra¬

sunto

exacto

son:

siquiera-siquiera,

y

la

antigua

disyuntiva:

quier-quier

óquier.

Por

ejemplo:

siquiera

venga,

siquiera

no

venga;

quiero

saber

lo

que

gano,

ya

que

sea

mucho

ya

que

sea

poco

ó

bien;

poco

ó

mucho

que

sea;

siquiera

se

hayan

de

quedar

en

un

mismo

lugar

por

poco

Se

han

efectado

en

Londres

las

pruebas

de

un

aparato

de

nueva

invención,

des¬

tinado

á

hacer

insumergibles

los

bu¬

ques.

y

á

sacar

á

flote

los

hundidos,

aunque

lo

estén

á

cierta

profundidad.

El

aparato

es

tan

sencillo

como

prác¬

tico:

consiste

en

una

especie

de

rosario

de

recipientes

rectangulares,

hechos

de

un

tejido

impermeable

y

de

gran

lige¬

reza

al

propio

tiempo,

que

se

colocan,

plegados,

en

todos

los

puntos

del

buque

donde

existe

un

lugar

vacío:

en

los

rin¬

cones,

en

el

cielo

raso

de

los

camarotes,

en

el

entrepuente,

bajo

la

línea

de

flo¬

tación,

etc.

El

rosario,

llamémosle

asi,

comunica

con

un

recipiente

central

lle¬

no

de

ácido

carbónico

liquidado

por

la

compresión

á

muchas

atmósferas.

Ahora,

véase

corno

funciona

este

sen¬

cillísimo

sistema

de

salvamento.

Al

ocurrir

un

accidente

cualquiera

en

el

buque,

por

medio

de

flotadores

se

abre

automáticamente

la

comunicación

entre

los

recipientes

de

tela

y

el

que

contiene

el

ácido

carbónico

liquefacto.

Este,

al

cesar

de

encontrarse

bajo

presión,

se

di¬

lata,

adquiriendo

su

ordinaria

forma

fluídica

y

llena

los

recipientes

del

rosa¬

rio,

que

dilatando

y

llenando

todas

las

concavidades

del

buque,

obran

á

modo

de

gigantesca

boya,

impidiendo

el

nau¬

fragio

de

aquel.

A

más

de

esta

ventaja,

capital,

existe

la

secundaria

de

que

en

caso

de

incen¬

dio

en

el

buque

el

ácido

carbónico

pue¬

de

auxiliar

eficacísimarnente

á

la

ex¬

tinción

del

fuego,

ocupando

el

lugar

del

oxígeno

del

aire,

favorable

ála

com¬

bustión.

Los

experimentos

susodichos,

verifi¬

cados

en

presencia

de

una

comisión

de

oficiales

superiores

de

la

marina

britá¬

nica,

confirmaron

favorablemente

las

esperanzas

del

inventor.

La

comisión

técnica

va

ahora

á

elevar

una

Memoria,

exponiendo

los

resultados

que

de

aque¬

lla

se

desprenden

al

consejo

del

almi¬

rantazgo.

La

importancia

de

este

descubrimien¬

to

no

puede

menos

de

reconocerse

á

primera

vista,

puesto

que

en

caso

de

re¬

sultar

comprobado

en

lo

sucesivo,

el

efecto

de

las

primeras

experiencias

per¬

mitiría

prescindir,

en

la

construcción

naval,

de

los

compartimientos

estan¬

cos,

de

cuya

ineficacia

tenemos

una

prueba

dolorosa

en

el

naufragio

del

Rei¬

na

Regente,

y

en

cuyos

compartimientos

estancos

tanto

debió

fiarse

en

los

prime¬

ros

momentos

de

su

desaparición.

Además,

para

sacar

á

flote

un

buque

hundido

entre

las

aguas,

bastaría

que

los

buzos

le

colocasen

unos

cuantos

flo¬

tiempo,

siquiera

se

hayan

de

apartar

á

ta

lores

del

nuevo

sistema,

que

al

dila¬

Hace

unos

seis

meses

que

me

ausenté

de

este

valle

encantador,

de

ese

hermo¬

sísimo

jardín

de

Mallorca

para

mi

tan

querido

como

deseado,

y

desde

entonces

trabajo

de

dependiente

en

una

casa

que

se

dedica

al

comercio

de

toda

clase

de

frutos.

Los

recibe

de

Argel,

de

Perpig-

nan,

y

de

otros

diferentes

puntos,

la

mayor

parte

de

un

clima

como

el

que

tiene

Sóller,

lo

cual

me

ha

hecho

pensar

más de

una

vez

que

estando

nuestro

pue¬

blo

en

igualdad

de

condiciones

que

los

que

explotan

sus

tierras

en

el

sentido

de

balerías

producir

hortalizas

tempranas,

si

nuestros

hortelanos

hicieran

lo

que

los

de

los

mencionados

puntos,

sacarían

como

ellos

pingües

beneficios.

De

lo

que

mejores

productos

podrían

alcanzar

se¬

ría.

en

mi

concepto,

de

las

alcachofas,

guisantes

tempranos,

fresas

y

espárra¬

gos,

cosa

que

no

pocos

agricultores

de

esa

han

de

extrañar

y

sin

embargo

son

productos

que

obtienen

siempre

eleva¬

dos

precios.en

el

mercado

y

son

en

ex¬

tremo

solicitados.

Las

alcachofas

se

reciben

en

esta

casa

todos

los

días

desde

hace

más

de

cinco

meses,

sin

interrupción,

y

durante

el

invierno

se

venden

muy

caras,

á

2'50

francos

la

docena,

y

estos

precios

no

suelen

bajar

en

dos

meses

lo

menos.

Las

fresas

llegaron

de

la

provincia

de

Barcelona,

hará

cosa

de

un

mes.

las

pri¬

meras.

y

se

vendieron

á

3

francos

el

ki¬

logramo;

si

que

están

muy

bien

arre¬

glad itas

en

pequeños

cestos,

que

llegan

intactos

y

son

vistosos,

bien

presenta¬

dos.

Los

primeros

guisantes

que

recibe

esta

casa

suelen

proceder

de

Oran,

don¬

de

muchos

hortelanos

especialistas

se

dedican

á

hacerlos

producir

temprano;

el

pais,

que

es

cálido,

les

favorece

mu¬

cho,

eso

sí,

y

por

espacio

de

unos

dos

meses

los

precios

no

bajan

de

70

á

100

francos

los

100

kilogramos;

pero

tan

pronto

se

producen

aquí

cesa

la

impor¬

tación.

Los

espárragos

sería

lo

que

ma¬

yores

beneficios

habría

de

rendir,

pues

que

aquí

son

en

todo

tiempo

muy

bien

recibidos

pagándose

siempre,

y

particu¬

larmente

los

tempranos,

á

muy

buen

precio.

Favorece

muchísimo

ahora

á

los

so-

llerenses

la

exportación

de

los

produc¬

tos

agrícolas

enunciados

y

de

otros

que

podría

señalar

todavía,

ese

servicio

se¬

manal

de

vapores

para

Barcelona

y

Cette

que

constituye

para

Sóller

un

gran

paso

hacia

su

prosperidad,

y

que

es

una

lástima

no

sepan

ó

no

quieran

aprovechar

los

agricultores,

que

son

los

á

quienes

de

una

manera

directa

y

po¬

sitiva

tiende

este

movimiento

á

benefi¬

ciar.

¡Cuantos

son

los

propietarios

que

po¬

drían

sacar

buenos

rendimientos

de

sus

fincas

si

se

dedicaban

al

cultivo

de

las

mencionadas

hortalizas,

teniendo

un

vapor

fijo

que

sale

periódicamente

para

Cette,

pudiendo

arreglar

los

cestos

el

mismo

dia

de

la

salida

para

tenerlos

dos

días

después

en

el

mercado,

habiendo

en

Moñipe 1 ler.

Toulouse,

Beziers,

Mar¬

sella,

etc.,

etc.,

casas

de

confianza

que

vuestra

naranja

menos

solicitada

y

sacareis

por

consiguiente

menos

dine¬

ro,

porque

en

Valencia,

en

muchos otros

puntos

de

España,

en

Italia,

en

las

po¬

sesiones

francesas

de

la

costa

de

Africa,

etc.,

se

han

plantado

de

naranjales

con¬

siderables

extensiones

de

terreno,

y,

claro

está,

que

abundando

más

el

fruto

ha

de

ser

más

difícil

extraer

el

de

Sóller.

Una

sola

circunstancia

podiía

favorece¬

ros:

la

de

ser

sollerenses

una

gran

parte

de

los

que

en

Francia

se

dedican

á

la

venta

de

naranjas

y

que

á

estos

impul¬

sara

su

amor

pátrio

á

protegeros;

pero

ni

esto

es

posible.

Para

que

la

naranja

de

Sóller

fuera

solicitada

antes

que

otra

alguna,

seria

preciso

que

fuera

de

cali¬

dad

igual

á

todas

las

demás,

y

ya

he

dicho

antes

que

para

la

venta

es

la

peor,

la

que

reúne

peores

condiciones.

En

Valencia

el

fruto

es

más

fino,

de

mayor

tamaño

y

más

barato,

tanto,

que

puede

decirse

sale

al

mismo

precio

cuan¬

do

en

Sóller

se

pagaá

25

reales

la

carga.

Durante

todo

este

año

la

naranja

valen¬

ciana

no

se

ha

vendido

más

cara

de

15

pesetas

el

millar

y

el

rebujo

á

6

y

á

7

pesetas;

lié

aquí

explicado

el

motivo

de

la

poca

demanda

que

ha

tenido

la

de

Sóller.

Siendo

aquella

de

mejor

calidad,

de

más

vista

y

de

un

color

más

hermoso,

no

es

extraño

guste

más

á

los

consumi¬

dores,

y

como

,

por

otra

parle

es

más

igual,

más

dura

y

de

consiguiente

me¬

jor

para

conservarse

cogida

muchos

días

y

para

viajar,

han

de

preferirla

igual¬

mente

los

comerciantes

que

estimen

sus

intereses,

por

más

que,

siendo

solleren¬

ses,

quisieran

dar

salida

á

las

nuestras.

clases, vosotros’las

¿Porqué

no

mejoráis

por

medio

del

injerto,

hasta

producir

naranja

que

pueda

competir

en

calidad

con

la

valenciana?

No

sería

esto

difícil

de

conseguir

si

todos

fuerais

á

una.

Pero

Ínterin

se

consiguieran

mejores

clases,

hay

un

medio

para

dar

salida

á

la

naranja

de

Sóller

teniendo

el

servicio

de

vapores

que

tantas

facilidades

os

ofrece;

solo

uno

se

me

ocurre

de

mo¬

mento:

arrinconar

el.

sistema

de

cargas

para

la

venta,

vendiendo

á

tanto

el

mi¬

llar,

y

procurar

que

sean

siempre

un

poco

mas

bajos

los

precios

de

los

que

rijan

en

el

continente.

Así

los

pedidos

serían

más

y

mayores;

descargaríais

los

naranjos

á

tiempo,

que

esto

vendría

á

beneficiaros

en

la

próxima

cosecha;

no

oiríais

tanto

el

viento

durante

el

invier¬

no,

y,

si

lo

contais

todo,

aun

vendiendo

un

poco

mas

barato

serían

mayores

vuestras

ganancias.

Basta

ya

por

hoy.

Fácil

será

que

mu¬

chos

de

los

agricultures

á

quienes

me

dirijo,

al

leer estas

mal

ordenadas

y

peor

escritas

reflexiones,

contesten

con

una

risa

burlona

me

importa

poco;

ellos

recojerán

el

fruto

y

yo

nada

habré

per¬

dido

haciéndoles

advertencias

que

solo

tienden

al

bien

de

la

descuidada

agri¬

cultura

de

nuestro

pueblo,

é

indicán¬

doles

que

es

hora

de

destinar

sus

tierras

á

otros

cultivos

sino

quieren

alimen¬

tarse

únicamente

de

naranjas

en

lo

sucesivo,

se

dedican

á

la

venta

en

comisión,

y

sin

embargo

esperan

cruzados

de

brazos

que

vayan

á

pedirles

sus

naranjas

(muy

Mayo-1897.

ÜN

SOLLERENSE.

malas

y

de

difícil

venta,

por

cierto,

al

compararlas

con

todas

las

demás

que

en

Francia

de

diferentes

puntos

se

reciben)

que

es

casi

lo

único

que

por

mar exporta

Conocimientos

útiles

nuestro

pueblo!

Agricultores:

haced

un

ensayo

aun¬

que

sea

en

pequeña

escala

y

os

conven¬

Para

hacer

crecer

las

plantas

cereis

de

que

teneis

una

riqueza

en

casa

mayor

de

la

que

buscáis

en

el

cultivo

del

Dice

un

periódico:

naranjo,

disponiendo

de

un

clima

el

«Un

sabio

francés,

Ragoneau.

acaba

más

apropiado;

pues

aquí,

en

Francia,

á

pesar

de

ser

un

pais

tan

frió,

se

dedi¬

can

á

hacer

producir

á

la

tierra

todo

lo

que

pueden,

haciendo

para

ello

muchos

gastos

que

la

mayor

parte

de

las

veces

resultan

inútiles,

echándolo

á

perder

el

frío,

que

todo

lo

quema;

y

no

obstante

no

se

cansan,

sino

que,

al

contrario,

em¬

prenden

con

mayores

bríos

los-mismos

trabajos

y

hacen

nuevos

desembolsos,

alentados

por

la

esperanza

en

la

próxi¬

ma

cosecha.

¿Y

en

Alemania,

y

en

In¬

de

descubrir

el

modo

de

hacer

que

una

planta

crezca

en

treinta

minutos,

tanto

corno

había

de

crecer

en

circunstancias

normales

en

igual

número

de

días.

Has¬

ta

ahora

la

Naturaleza

había

confiado

ese

secreto

únicamente

á

los

Yoguis

de

la

India,

y

el

método

observado

por

es¬

tos

diestros

prestidigitadores,

al

ejecutar

la

suerte,

ha

sido

descrito

ya

varias

ve-

ves.

Siembran

una

simiente

en

la

tierra

y

la

cubren

con

un

lienzo.

A

poco

la

planta

naciente

empieza

á

empujar

el

Este

ácido

tiene

la

propiedad

de

acelerar

la

disolución

del

tegumento

que

envuel¬

ve

una

semilla,

y

estimular

así

el

desa¬

rrollo

del

germen.

Después

de

algunos

experimentos

con

este

ácido,

consiguió

el

sabio

francés

repetir

completamente

la

suerte.

Poste¬

riores

investigaciones

lo

lian

convenci¬

do

de

que

este

descubrimiento

puede

aplicarse

con

provecho

de

la

agricul¬

tura.

Por

medio

de

la

difusión

de

hormigas

en

agua

hirviente,

obtiénese

un

ácido

tan

fuerte

como

el

vinagre.

Mr.

Rago¬

neau

ha

conseguido

los

mejores

resulta¬

dos

y

los

desarrollos

más

perfectos,

em¬

pleando

tierra

humedecida

con

una

so¬

lución

de

cinco

mil

partes

de

agua

y

una

de

ácido.»

Esi

non

ó

vero...

Para

librar

una

habitación

de

los

mosquitos

Después

de

cerradas

las

puertas

y

ven¬

tanas

de

la

habitación,

se

pone

una

hora

antes

de

acostarse

un

farolito

de

vidrio,

encendido,

cuyo

interior

se

untará

con

miel

desleída

en

vino

ó

agua

rosada;

esta

miel

y

la

luz

atraerán

toáoslos

mos¬

quitos

que

haya,

y

se

quedarán

pegados

sin

poderse

desprender.

Deben

cerrarse

las

ventanas,

pues

los

mosquitos

de

afuera,

atraídos

por

el

olor

de

la

miel

y

por

la

luz.

entrarían

en

la

habitación.

Borras

de

lana

como

abono

Para

acelerar

la

actividad

de

los

resi¬

duos

de

la

fabricación

de

tejidos

de

lana

como

abono

nitrogenado

para

ia

viña,

la

revista

austríaca

Die

Weinlaulje

re¬

comienda

amontonarlos

y

mezclarlos

con

letrina,

cubriendo

el

conjunto

con

una

capa

de

tierra

de

unos

10

centíme¬

tros,

sin

apretarla.

Hay

que

repetir

esto

último

una

ó

dos

veces.

La

masa

así

ob¬

tenida

es

un

buen

abono

nitrogenado

y

activa

la

vegetación.

Para

cepas

jóvenes

aconseja

la

citada

Revista

emplear

de

1.000

á

1.200

kilos

de

borras

por

hec¬

tárea.

Alimentación

de

las

aves

en

el

invierno

Para

obtener

huevos

frescos

durante

el

invierno

es

necesario,

como

primera

medida,

preservar

las

aves

de

la

intem¬

perie

y

alimentarlas

con

substancias

ex¬

citantes

que

las

den

aptitud

para

resis¬

tir

los

fríos,

tales

como

avena,

maíz,

pan

mojado

y

los

residuos

de

cocina.

El

afrecho

amasado,

que

muchos

usan

como

substancia

laxante

y

poco

nutriti¬

va,

lejos

de

alimentarlas

las

produce

diarreas,

sobre

todo

si

se

administra

so¬

lo,

ocasionando

su

abuso

pérdidas

de

alguna

consideración.

Los

mejores

alimentos

para

las

galli¬

nas,

durante

el

invierno,

son

indudable¬

mente

los

granos

cocidos,

desperdicios

de

cocina,

legumbres

mezcladas

con

pan,

pero

siempre

cocidas

y

calientes:

el

ovario

de

las

gallinas

se

desarrolla

tanto

más

pronto

cuanto

más

abrigado

se

ha¬

lle

del

frío.

Una

alimentación

excesivamente

ex¬

citante

suele

ocasionar

a

las

gallinas

la

pérdida

de

las

plumas,

pero

para

re¬

mediarlo

bastará

darles,

tan

pronto

se

note,

legumbres

verdes

picadas

menu¬

damente

ó

hacerlas

tomar

un

poco

de

aceite

de

rieino.

Nueva

fibra

textil

Está

llamada

á

ocupar

en

el

mundo

industrial

un

puesto

importante

la

fibra

que

se

extrae

del

tallo

de

la

malva

co¬

mún,

no

sólo

por

la

facilidad

de

su

ex¬

plotación,

sino

por

las

excepcionales

condiciones

de

resistencia

que

ofrece

esta

fibra.

& <:·^zs-· -V • - • 1 ' \_"'r' "

SÓLLER

Es sabido que esta planta silvestre 'crece vigorosa en todos los terrenos y bajo todos los climas, propagándose con gran facilidad. Ofrece además la im¬ portante ventaja de su gran rendimiento en fibra que se estima en más de 40 por
100, siendo Su extracción facilísima por el conocido sistema de maccración. Si
se generalizara el cultivo resultaría la
fibra más económica que se conoce, teniendo además la ventaja de poder ser
aprovechada para diversos usos indus¬
triales.
Desde luego se reputa esta fibra in¬ mejorable para la fabricación del hilo de atar trigo y para tejido de arpillera, en cuyo empleo pueden consumirse
grandes cantidades.
Crónica Local
Con el fin de evitar el descontento que
no podría menos de producir á muchos de nuestros suscriptores el ocupar sin interrupción, con la reproducción de unos escritos que leyeron ya en su día, una gran parte de nuestra edición sema¬ nal, hemos dejado de transcribirlos; mas,
comprendiendo que los ausentes, los que no pudieron enterarse de cuanto dijo la prensa balear respecto de las pasadas Férias y Fiestas de la Victoria, han de leer con gusto dichos escritos, nos pro¬ ponemos continuarlos en números suple¬ mentarios, que repartiremos con el or¬
dinario de cada semana.
De esta manera creemos que, sin can¬ sar á aquellos que tales escritos cono¬ cen, podemos halagar á los que deseen conocer las agradables impresiones que causaron al público y los elogios que á nuestros colegas merecieron los extra¬ ordinarios festejos de este año, al mismo tiempo que podremos tener colecciona¬ dos unos datos históricos que de otro modo difícilmente hubiéranse podido guardar reunidos.
Hemos tenido la satisfacción de estre¬
char la mano á nuestro amigo de la in¬ fancia D. Guillermo Colom y Muntaner, quién después de prolongada ausencia, ocupado en la dirección de su importan¬ te casa de la Habana, ha venido con ob¬ jeto de abrazar á sus ancianos padres y pasar una corta temporada en su com¬ pañía.
Con igual objeto ha venido otro anti¬ guo amigo nuestro, D. Juan Frau y Oli¬
ver, á quién saludamos. Saludamos igualmente á todos los
demás paisanos y amigos que para pasar
entre nosotros breves días han venido
de América y de Francia después de prolongada ausencia, y sentimos sola¬
mente no conocer los nombres de todos
para dirigirnos á ellos particularmente. A los nombrados, y á los que por la
razón antedicha no podemos nombrar,

damos desde estas columnas nuestra mo término extraordinario número de

más cordial bienvenida.

mujeres. Todas las calles por las que ha¬

bía de pasar la procesión estaban ates¬

El domingo por la tarde dió función tadas de gente, y de todos los balcones y

en la plaza de toros de esta villa la com¬ ventanas, iluminados, pendían ricos da¬ pañía acrobática, gimnástica, mímica y mascos ó vistosas colgaduras.

taurina que dirige D. J. Deu Totti, y

según noticias á ella asistió todavía ma¬ yor concurrencia que á las dos anterio¬ res, quedando complacido el público á juzgar por las alabanzas de los artistas que en corrillos diferentes podían oírse poco después de terminada la función.

Sólo de vapores ha sido el movimien¬ to de buques en nuestro puerto durante esta semana, según vemos en la nota ofi¬
cial que se nos facilita. El «Lidio» que vino de Barcelona y á Barcelona fué el lunes, á las horas de itinerario, con la

Dicen que mañana en el mismo local
habrá otra función solemne y de género

correspondencia, pasaje y carga; el «Is¬ leño» que llegó el miércoles por la maña¬ na procedente de Marsella y Gette, en

diferente, del género que no podemos
nosotros nombrar si queremos conservar
la amistad de determiuadas personas afi¬ cionadas y de cierto público tanto ó más aficionado que estas. Nuestros lectores

i
j

cuyos puntos había embarcado un nú¬ mero bastante regular de pasajeros, y salió por la tarde para Palma, y el «León de Oro» que entró el jueves por la ma¬ ñana procedente de Cette y Barcelona

ya nos entienden, y á buen entendedor... siendo portador de numeroso pasaje y

jY esto que creiamos nosotros que la extraordinaria carga.

diversión habría desaparecido ya de

Esta tarde ha llegado de nuevo el «Is¬

nuestras costumbres!

leño», procedente de Palma, y después de

¿A que una gran parte de ese público cargar un pico de naranjas y limones

ilustrado que no puede ir al teatro por¬ saldrá al anochecer para Cette y Marse¬

que hace calor, estará muy cómodo ma¬ lla. Está también á la carga el vapor

ñana á las tres de la tarde en el tendido

«León de Oro» para salir mañana al

de sol?

anochecer para Barcelona y Cette, y

La festividad del Corpus Christi se celebró el jueves en nuestra parroquial con la mayor solemnidad. A la misa mayor asistió numerosísima concurren¬ cia; ejecutó admirablemente una bonita partitura del maestro Eslava la música

según nos manifiesta quien tiene moti¬ vos de estar enterado, si fué bueno el anterior viaje de dicho vapor, á juzgar por los datos que á estas horas se tienen, no lo será menos el próximo.
Quiéralo Dios.

de capilla, y después del evangelio ocu¬ pó la cátedra del Espíritu Santo nues¬ tro paisano el joven Doctor D. José Pastor, quien con argumentos sólidos y palabra fácil demostró la presencia real
de Dios en la Eucaristia.

La brigada de peones municipales se ocupa actualmente en la construcción de aceras en la calle ele Buen Año, y, según se nos ha dicho, piénsase continuar luego la mejora por la calle de San Barto¬

Por la tarde á poco más de las seis sa¬ lomé.
lió S. D. M. á recibir los homenajes de Era necesario, en verdad, arreglar el
los fieles, recorriendo las principales ca¬ piso de las nombradas calles, y el vecin lles del pueblo llevada en andas por el dario en general ha de aplaudir la obra clero parroquial, que vestia los más her¬ en cuestión, que sería completa si ya mosos de sus ornamentos, bajo palio, que se facilita la subida de carruajes po¬ entre nubes de incienso y presidiendo niendo entre las aceras un piso de te¬
solemnísima procesión formada: por los rrizo, menos resbaladizo que el antiguo
pendones de las cofradías; infinidad de empedrado, se quitara un poco de pen¬ niños y niñas (más que en años anterio¬ diente á la calle de Buen Año, dándola res) vestidos de santos y santas, de án¬ á la de San Bartolomé, en la que, como geles, de reinas, de apóstoles, etc,; un 1 es sabido, por su ningún declive quedan crecido número de jóvenes vestidas de j encharcadas las aguas en los dias de blanco con manto azul en representa- j lluvia.
ción de la asociación de «Hijas de Ma- í Esperamos que tendrá en cuenta el
lia» con el pendón de la numerosa agru¬ Sr. Alcalde esta nuestra indicación.

pación y la imágen de la Virgen; el co¬

legio de las MM. Estolápias con su rico Por medio de atenta carta, suscrita

estandarte y la imágen de San José de por el Alcalde-Presidente de la Junta

Calasanz; otras diferentes imágenes de Directiva de la Comisión organizadora

Santos; el pendón del Santísimo Sacra¬ de las Férias y Fiestas de Manacor, se

mento seguido de gran número de cofra¬ nos participa que se celebrarán estas du¬

des con sendos cirios encendidos, y cerra¬ rante el próximo mes de Septiembre y ban la marcha el Ayuntamiento, la banda al mismo tiempo una Exposición agríco¬

que dirige el Sr. Rotger, que, después la y de ganadería co:i el fin de fomentar

de saludar al Rey de cielos y tierra con la marcha real, tocó con gran ajuste y afinación escogidas marchas, y en últi¬

los intereses de dicha localidad y contri¬ buir al progreso moral y material de la
misma.

Digno de aplauso es el pensamiento de los ilustrados y entusiastas hijos de la más populosa de las villas de esta isla, que ha querido secundar su dignísimo Ayuntamiento; lo aplaude el Sóller sin reservas y ofrece á la realización del
mismo incondicionalmente sus columnas
y su insignificante apoyo.
El dia 18 del corriente mes empezó á regir el bando publicado por la Alcaldía, oida la opinión de la Junta Municipal de Sanidad, el dia 2 del mismo. Según él no pueden removerse, extraerse ni
transportarse materias fecales, orines,
estiércoles ni basuras dentro de la po¬ blación desde las cinco de la mañana
hasta las once de la noche, ni tener cer¬
dos á menor distancia de diez metros de
las casas más próximas.
En dicho bando se interesa del vecin¬
dario riegue mañana y tarde la sección de la calle que corresponde á la fachada de su casa y mantenga el mayor aseo en las casas y corrales y en la vía pública.
Acertadas son estas disposiciones, no cabe duda, y veríamos cou gusto se cas¬ tigara severamente á cualquiera que se atreviese á infringirlas.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del dia 17 de Junio de 1897.
Bajo la presidencia del primer Te¬ niente de Alcalde D. Martín Marqués, y con asistencia de los Sres. concejales D. Lorenzo Mayol, D. Amador Oastañer, D. José Morell, D. Miguel Arbona
y D. Jaime Magraner, celebró dicho
Corporación su sesión ordinaria. Entrando en el despacho ordinario
se dió lectura al acta de la sesión ante¬
rior, que fué aprobada sin alteración al¬
guna.
Dióse lectura, acordándose pasaran á
informe la Comisión de Obras, á las ins¬
tancias siguientes: tres suscritas por D. Antonio Vallcaneras, pidiendo por¬ miso para ejecutar obras de interés par¬
ticular en la fachada de las casas de don
Antonio Arbona, D. Antonio Rotger y D. José Canals, situadas en las calles del Príncipe y Luna de esta villa res¬ pectivamente, y otra por D. Guillermo Seguí Bernat, solicitando permiso para
verificar varias obras en la fachada de la casa n° 10 de la manzana 44.
Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial—Mañana, dia 20, continuación de la Octava del Corpus; á las llueve y media horas me¬ nores cantadas con exposición y la misa mayor con sermón. Por la tarde los ac¬

tos de coro, el ejercicio del Sagrado Co¬ razón de Jesús y procesión con el Saii-
tísimo.
Dia 24, fiesta de San Juan Bautista* con horas menores á las nueve y media y misa solemne con sermón por D. José Marqués Pbro. Por la tarde los actos de coro, el mes del Sagrado Corazón y procesión de la Octava del Corpus Chris¬ ti; al anochecer el ejercicio mensual del Apóstol San Bartolomé.
Dia 25, á las 9 tercia y misa mayor con sermón por D. Ramón Colom Pres¬ bítero, en obsequio del sagrado Corazón de Jesús, por devota persona.
Hegisti’o O vil
Nacimientos.
Varones 2.—Hembras 1.—Total 3.
Matrimonios.
Ninguno.
Defunciones
Dia 12.—Juan Vicens Puig, de 2 años, Manzana 50.
Dia 13.—D> Magdalena Morell Fron¬ tera, de 70 años* viuda, Calle del Mar.
Dia 14.—D.a Juana M.a Morell Ma¬
yol, de 70 años, casada, calle de Jesús.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
B u 13 A UC ACION ES FONDEA D AS
Dia 14.—De Barcelona, en 10 horas* vapor Lidio, de 405 ton., Cap. D. Pedro Anlet, con 25 mar., pas. y efectos-.
Dia 16.—De Marsella, en 1 dia, vapor Isleño, de 314 ton., cap. D. R. Pifia, con 24 mar. y efectos.
Dia 6.—De Cette y Barcelona, en 10
horas, vapor León de Oro, de 278 tone¬ ladas, cap. D. C. Mora, con 15 marine¬ ros y efectos.
TiMBARCACIONES ÜESFACIIAD AS
Dia 14—Para Barcelona, vapor Lidio*,
de 405 ton., cap. D. P. Aulet, con 25 mar. y efectos.
Dia 15.—Para Torrevieja, laúd Sail José, de 21 ton., pat. D. Juan Pandes* con 6 mar. y lastre.
Dia 16—Para Palma, vapor isleño, do 314 ton., cap. D. R. Pifia, con 24 mari¬ neros, pas. y efectos,
una casa y có-
rralito en punto muy céntrico de esta población. En esta imprenta
informarán;

15

AGRICULTURA

La flor es idéntica en todos sus detalles á la
femenina, con la diferencia ele tener estambres
en vez de pezoncitos, y pistilo, que constituyen los dos sexos; por cuyo motivo se le da el nom¬ bre de liermafrodita; pero es inodora y da esca^ sa miel. Nace en todas las partes del tronco y en la axila de las primeras hojas de las rami¬ llas, fenómeno común en el algarrobo de flor masculina. El disco, sobre que descansan los ór-
ganos sexuales, es relativamente pequeño, y los estambres, en número de cinco, son algo más cortos que los de la flor masculina, de modo que las anteras que son de color amarillo-oscuro, con dificultad pueden depositar el polen sobre el pis-* tilo, apesar de lo mucho que éste se inclina para recibirlo, tal vez demasiado, resultando una fecundación imperfecta y muchas flores abor¬
tadas.
El fruto, algún tanto arqueado, de color cas-1 taño-oscuro, mide unos quince centímetros de largo, dieciocho milímetros de ancho por ocho de grueso. Es escaso en pulpa, y, además de ser muy leñoso, abunda en semillas que no adhieren á las paredes del niesocarpio y, á, lamenor sacudida, producen un sonido parecido al de cascabel. El pedúnculo apenas mide diez mi¬ límetros de largo y adhiere fuertemente al cen¬
tral.
Esta especie, montaraz, tal como li poscenios en la mencionada cormllera, ofrece pocas venta¬ jas sobre las variedades de la especie femenina,
mejoradas por el injerto, aunque las supera cuan¬
do las halla en estado silvestre. Un cultivo es¬
merado injertándolo sobre el mismo patrón, da seguro le convertiria en una especie apreciable y

CULTIVO PRÁCTICO DEL ALGARROBO

ventajosa en terrenos azotados por el viento; y bien estudiada, tal vez se hallarían variedades

apreciables.

Procedentes de Manacor liemos examinado al¬

gunos frutos de la mencionada especie, que mi¬ den de quince á dieciocho centímetros de largo, unos veinte milímetros de ancho y once de grue¬

so con un pedúnculo de doce á catorce milíme¬ tros de largo. Es casi recto, por cuyo motivo le llaman allí de Vara larga. Su color es negruz¬
co y cuando seco suena como un cascabel.

Al examinar el pió de cuyo fruto acabamos de

hablar, y que reviste un porte parecido al de

Costella, notamos qiie la mayor parte de las an¬

teras con sus estambres liabian desaparecido, na

sabemos si por haber abortado ó por la corriente

del viento y de la intemperie.

En algunos pueblos del Reino de Valencia y

especialmente en la provincia de Castellón, la

tienen en estima y cultivan con esmero, porque

su fruto es solicitado en el extranjero á causa

de resistir mucho al agua del mar, sin pudrir¬

se, la cual le comunica cualidades apetecibles al

ganado. Esto .

nos índica que la

especie

lierma-

írodita tiene también sus variedades que todavía

quedan sin estudiar.

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.

CAPITULO II

Omltivo
i

' 4 •v.

Terrenos.

Tal es la frugalidad del algarrobo que én to¬
dos los terrenos se halla bien. Asi le hallamos
cultivado en el granítico de la provincia de Bar¬ celona, y en Mallorca crece y se desarrolla per¬ fectamente en la roca eruptiva de Sóller y I)eyá, en el trias de Bañalbufar, en él lias de
Sóller, en el jurásico de la cordillera Norte, en el neocomiense de Establiments, en el eoceno de Deyá, en el mioceno de Palma, y en el cua¬ ternario antiguo y moderno de toda la Isla.
Ventaja grande es para él la propiedad de ex¬ tender mucho sus raíces, desarrollarlas extraor¬ dinariamente y no ramificarías hasta tenerlas á larga distancia del tronco; como igualmente lo¬ es el disponer de la gran cantidad ele hojas por
medio de las cuales saca de la atmósfera lo que
le niega la tierra. Basta recorrer algún pueblo de la cordillera Norte para verle vegetar con brío, ora extendiendo sus largas y multiplicadas raíces en la sobrehaz de la capa laborable, ora
clavándolas en las estrechas hendiduras de des¬
carnadas peñas, en busca de las sustancias que las aguas -arrastran consigo al escurrirse por en¬ tre las grietas que dividen en capas á esas ele¬ vadas montañas, hasta promover dcmimbamiei*-

SOLLEn

METEOROLOGríA.--l.a quincena de Junio,

OBSERVATORIO ’ DE D. 3*0SÉ BULLAN PBRO.—CÁLLE LE S. PEDRO

r TERMÓMETROS
P; ^
Manan Tarde Mar ana Tarde

MIAÑA TARDE

Ter.

Ter.

del Bar. del Bar.

VIENTO
Dirección Fuerza

Atmósfera Plvio, o
o
3
Jh

Ido. Hd". Seco. O

te*

te*

te*

2 * 5* g 3*

Seco

Bar. Mil.9 Bar. Mil8

G.03

G.os

M.a lid. ia M Mana. Tarde Milis.

a
•á

1 26 15 26 24 25’4 22‘0 24*8 20*2 23 754 23 753 s. s. » s D. D. 9 26 16 26 23 24’8 21’0 25*6 21’4 23 753 23 753 s. E. » » D. D.

3 26 16 25 22 23-6 20‘0 24’4 20*4 23 754 23 753 N. O. s » I). D.

4 24 17 27 18 25’0 20;0 25*4 20*4 22 753 23 752 s. s. » s D. D.

5 26 17 27 22 23'8 20‘0 26’0 21*3 23 753 23 752 E. E. » » I). D.

6 26 19 27 23 24’0 20’0 26’4 21*8 23 IOO 23 754 S. s. » » D. D.

7 27 19 28 24 25‘8 24’2 27*0 23’0 23 755 25 755 8. N. » » Ü. D.

8 28 17 31 26 28-0 23’4 30*8 23*4 24 754 24 753 N. E. » » D. D.

9 32 24 32 28 3F2 24’6 28*6 23*8 24 753 25 753 S. S. s s D. D.

10 30 12 28 26 27’2 22’0 26*4 22*0 25 757 25 758 S. O. » » D. D.

■
11 27 19 28 25 25'8 222 27*0 21*2 25 759 25 759 O. s. » s D. I).

12 27 18 28 18 26'0 20*0 22*4 22*4 25 752 25 758 s

8. » » D. D.

13 28 18 29 26 27’4 24’0 27*0 23*0 24 755 24 758 s. O. » » D. D.

114 28 16 29 26 20’8 22*8 20’4 22*4 24 758 24 758 N. O. » » D. D.

15 28 17 28 22 22'8 20*8 27r4 22*0 24 757 24 756 O. 0. » » D. D.

7*2 6‘7 5'0 53 3-9 3-9 5‘5 8-9 13*3 7-8 5‘0 6-7 6 *'8 7*2 7-3

Observaciones

OBSERVATORIO DEL FARO DE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS. MAÑANA

TARDE

VIENTO

Atmósfera Plvio,

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

f-4

a Mañana.

Tarde.

Dirección metro Baró¬ metro Baró¬

del metro

del

metro

metro. n.° de vueltas

O
1

S

Baro-

Baró-

durante

O

Mita. Tde. M.a Tarde Milis, Máxi¬ ma.

Míni¬
ma.

Máxi¬
ma.

Míni¬ metro. Milí¬ metro. Milí¬ ma. Grados metros Grados metros

las 24 horas.

g*
I

i 27-0 16-0 26*0 21-0 22*0 754*0 22*0 754*0 so. so. 10.141 D. D. 2 26'0 17-0 26-0 21-0 23*0 755'0 23*0 753*0 0. 0. 11.141 D. D. 3 26-0 21-0 26-0 23-0 22*0 754-0 22*0 754*0 NE. NE. 9.117 D. D.
4 26*0 19-0 28 ;0 20-0 23*0 753*0 23*0 753*0 O. O. 14.914 D. D. 5 27-0 19-0 27-0 21‘0 23*0 754*0 23*0 754*0 O. 0. 10.141 D. D. 6 29-0 18-0 27-0 21‘0 23*0 756*0 23‘0 756*0 O. 0. 11.419 D. D. 7 29‘0 18-0 28-0 22*0 24*0 757*0 23*0 757*0 O. 0. 8.141 D. D. 8 28-0 19‘5 32-0 25-0 24*0 756*0 26*0 755*0 s. s. 7.447 D. D. 9 32-0 24'0 32 ‘0 25‘0 25*0 754*5 25*0 755*7 s. NE. 9.741 D. D. 10 32-0 19-0 27-0 22'0 24*0 761*0 24<0 761*0 0. O. 10.419 D. D. 11 27-5 19-0 29-0 24-0 24*0 763*0 24*0 763*0 0. 0. 5.719 D. D. 12 29-0 18-0 28-0 21-0 24*0 761*0 24*0 761‘0 so. so. 10.141 D. D. 13 28-0 19-0 29‘0 23‘0 24‘0 761*0 25‘0 761*0 so. so. 9.149 D. I).
14 ¡29-0 19-0 30-0 24*0 24*0 760‘0 25*0 760*0 0. 0. 16.414 D. D.
15 30‘0 20-0 29*0 24*0 24*0 760*0 25*0 759*0 0. 0. 11.519 D. D.

1P0 10*0
9*5 104) 10‘0 12*0 10‘0 13*0 1P0
9*5 10*0 11‘0 13*0 10*0 8*0

Observaciones

NOTA. Cuando-la casilla de la fuerza de los vientos está en blanco indica que la corriente era apenas perceptible, la S. indica que es suave, la F. ífiuerte, la T. tempestuoso y la U. uracanado. El estado del cielo, en la casilla Atmósfera, se señala por las i&¡ cíales: D. que indica despejado y C. cubierto. Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las .S de la tarde. Los termómetros están á lft ssooimbra.
OTRA. En el observactorio del «Faro de la Punta Grossa,» los instrumentos están á 101 metros 620 milímetros sobre el nivel del mar.

1,38 amando* que se inserten en esta sección pagarán.- Hasta tres in-
jer oleres á rizón de 0‘05 pesetas la línea; hasta c toco inserciones á raaoa de 0*03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de O‘ü'2 pesetas.
El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere íl número do lineas
fie que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta-
láu por tipos del euerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬ ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de una columna 1‘50 ptas., del de dos 3 ptas,, y así en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pese¬ tas y los reclamos á razón de O'IO ptas. la línea del tipo ea que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
Los suscriptorcs (iisfrutariiu una rebaja de un 25 por
ciento.

Ü8

ISLEli MARÍTIMA

< II*

Ptas. Cts.

HISTORIA DE SÓLLER en sus relaciones con la general de Ma¬ llorca. Dos tomos en 4.° mayor de mil páginas cada uno, encuadernados en rústica, obra premiada con medalla de cobre en la Exposición Universal de Barcelona ....

20 *'00

INUNDACIÓN DE SÓLLER Y FORNALUTX, en 1S85, capí¬
tulo adicional á la Historia de Sóller. Un tomo en 4.° de

120 páginas, encuadernado en rústica

1N5

CULTIVOS ARBÓREOS Y HERBÁCEOS. Memoria premiada con el pensamiento de oro y plata en el certamen del quincuagésimo aniversario de la fundación del Instituto Balear. Un tomo en 8,°, encuadernado en rústica . . .

2450

CULTIVO DEL NARANJO en las Baleares. Obra de reciente

publicación, que forma un tomito en 8.° de 190 páginas,

encuadernado en rústica

1*50

Véndense en la tienda de artículos do escritorio de «La Sinceridad»

—San Bartolomé, 17—SOLLER.

. ' %WÍ,
,Ua%-
SL». ■'■SPfy
con itinerario.
El veloz buque á vapor
0S&
ISLI

SERVICIO

DECENAL

saldrá del puerto de Sóller para
Cette y Marsella

ó sía el Més de Meiig dedicat á la Santíssima Verja María,
Escrit p‘ en
P. DE A. Penya
Este librito, que consta de 94 páginas en 4.°, contiene una colec¬ ción de lecturas, oraciones y prácticas devotas para cada día del mes de mayo, escritas en mallorquín popular exclusivamente para las fa¬ milias cristianas de esta isla y con aprobación de la autoridad ecle¬
siástica.
Cada día está dedicado á una de las figuras de Nuestra Señora que se venera en muchos oratorios de la isla, conteniendo ligeros apuntes históricos de lo 3 hechos extraordinarios que dieron origen y desarrollo al culto de estas imágenes.
Se halla de venta en la tienda do artículos de escritorio de «La Sin¬
ceridad» al precio de cincuenta céntimos de peseta ejemplar.
L’ UNIÓÑ~
Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

ENTRE
por el magnifico y veloz vapor
LEÓN DE ORO

el sábado dia 19, á las 12 de la ma¬
ñana.
De Marsella para Cette y Sóller el
24 del corriente.
Salida de Cette directo para Sóller,
el viernes, dia 25, á las 12 mañana.
CONSIGNATARIOS:
En Sóller, D. Ramón Coll.—En Cette, D. Bartolomé Tous.—En Marsella, don J. Mayol.

Esta Oompauía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬
CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social .
Reservas .
Primas á cobrar .

10.000,000 8.705,000
74.287,038

Francos

Total . .

92.992,038

Alidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. icl. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 0, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.
EN BARCELONA.—Sres. Rosicli Caries y
iCompA Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com-
\\m an d ant S am ary- 5.
♦Tinta negra Siglo XIX^Tinta comunicaíiva^Tinfa violeta^ ♦Tinta carmin^Tinta para sellármete., ete.m
La hay en venía en el estaMeelnalent© h& SI16IRIBñ®-San Bartolomé-I7-S0LLER.
EL MOSAICO
COLECCIÓN DE ESCRITOS LITERARIOS EN VERSO Y PROSA
DE
BASES PARA LA SUSCRIPCIÓN: La obra so publica por entregas semana¬ les ó bisemanales de treinta y dos páginas de texto, impresas esmerada¬ mente en buen papel y con su correspondiente cubierta.
Cada entrega vale veinte y cinco céntimos de peseta en Palma y treinta en los demás puntos; pudiendo los suscriptores, si así les conviniere, recibirlas por cuadernos de cuatro en cuatro entregas al precio de una peseta el cuaderno en todos los pueblos de Mallorca.
Las entregas sueltas ó atrasadas valdrán cincuenta céntimos de peseta. Con una de las primeras entregas se regalará á cada suscriptor un retrato del autor en fototipia. En el Establecimiento de Artículos de Escritorio, “La Sinceridad,, calle de San Bartolomé n.° 17, Sóller, se admiten suscripciones.

DE LA EXPOSI-
CIÓN BALEAR DE SÓLLER. Colección de vistas fotográficas de las dife¬ rentes galerías del vasto edificio en que está instalada la Exposición y de los jardines que dan entrada al
mismo.
Las vende el fotógrafo C. Perez, calle de Isabel II—87—SÓLLER.
MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).
Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR
JOSÉ PONS
18 Monte aliónale, 18
CETTE (Herault)
Aduanas, transportes, comisión, con¬ signación y tránsito
A PRECIOS MODERADOS

Capitales asegurados Sienestros pagados .

15.127.713,242 194.000,000

SE«UM© »E COSECHAi

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.
Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Cés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari¬ tana, 16, Palma.-—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

YEMA DE SOLARES M LA FINCA

Es Plá d‘ en Bieleta

en el “Noguercí„

PROPIEDAD

Ultimados ya todos los trabajos preliminares se ha empezado la ven¬ ta de solares cuyos precios variarán entre docientos y quinientos duros según el sitio que escojan.
Los que deseen adquirirlos pue¬ den dirigirse en Palma á los pro¬ pietarios, calle de San Miguel, ó bien en Sóller, al Maestro Jaime Rullan y Bisbal (Ros).
LASOLLERENSE
DE
tmijIj
mmA y PORT-BOií (Frontera francoAduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados,

DE D.
existe un extenso vivero, en el cual podrán escoger las personas que deseen hacer nuevas plantaciones en sus huertos, NARANJOS Y LI¬ MONEROS. de clases superiores y
de todos tamaños.
Vencidas las dificultades que ha¬ bíanse presentado siempre para el transporte rápido y económico á Francia de los naranjos de jardín, tan solicitados por los sollerenses que quieren complacer á aquellos de sus parroquianos que desean ad¬ quirir esta clase de frutales de ador¬ no, en lo sucesivo por el insignifi¬ cante precio de 15 REALES uno, podrán tenerlos en el muelle de
Cette.
Diríjanse los pedidos á José Pizá (á) Parribóla, calle de la Rectoría, —SÓLLER.
SOLLER.—ímp de «La Sinceridad»