ARO XII—2.a EPOCA--NUM. 518
ARO XII—2.a EPOCA--NUM. 518

SABADO 6 DE MARZO DE 1897

r

\_\_\_\_\_

\_\_\_\_\_\_\_

SOLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Sólleb: Administración.

.

,„

tnu

x

Francia- D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cette (Herault.)

Antillas: Sres. Pizá y C.“-General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Rico.)

Méjico*. D. Damian Canals—Constitución*19-San Juan Bautista (1 abasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f

REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN:

luán Marqués y Arbona.

i Calle de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

EspaSa: 0’50 pesetas al mes. %

{PAGO Francia- 076 francos id. id.

ADELANTADO

América: 0’20 pesos id. id.)

Números sueltos—0’10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, in:cial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
EL ASNO DE MAESE GIL
(Conclusión.)
CAPÍTULO CUARTO
I
Hacia su casa Gil se fué derecho,
por el atajo estrecho que cruza la selvática espesura. Huérfana ya del luminoso globo,
era la noche obscura como boca de lobo.
Rompe á través de estepas y lentiscos. Pasa un puente que cruza por la gola de un barranco que imita la corola profunda de una flor hecha de riscos. Como el agua del fondo tornasola
fosforescente luz, de ojo ele gato la ha bautizado el vulgo timorato. En ella, según reza la balada, como al fulgor de mágica linterna, vese, al mediar la noche, reflejada
de la humana conciencia la caverna.
En diez leguas ó más á la redonda, no hay una vil pasión, no hay un deseo, á quién allí, con rápido aleteo, su delatora imagen no responda. Y pasan los pecados capitales, sueños de sangre, imágenes carnales, cual fuegos fátuos en la charca hedionda.
Y la mano se ve de la lechera
que el cántaro bautiza, y la piedra de arroyo volandera (corazón de curial empedernido) tras de la pelucona se desliza, y al chocar con la onza movediza,
vibra tal vez metálico sonido...

en follajes tupidos, en tanto que los astros palidecen; ecos de humana voz, cantos de gallos y lejanos relinchos de caballos;
el hálito de vida
que con vagos rumores hace latir la tierra adormecida;
el despertar de insectos y de flores, el toque matinal de la Cartuja,
el adiós de la noche, soberano,
que con sonidos mágicos dibuja en Lohengrin el genio wagneriano.
V.
Al clarear el alba,
cerca divisa la colina calva
donde su casa rústica se asienta,
cercada de chumberas; y denota el pardo humo que en el aire flota que su hija ó su mujer el fuego aventa. ¡Qué cara le pondrán al darles cuenta de que no trae burro ni dinero! ¿Cómo ha de ser? Ninguno está al abrigo de un g-olpe del destino traicionero; y si un asno perdió, gana un amigo...
VI.
Llega, en esto, al corral de su morada. Pero ¿qué es lo que ha visto?¿Qué figura es esa que festeja su llegada, asomando su faz por la abertura
de barras de acebuche atravesada?
¿Es cierto? ¿No delira? ¡El asno! ¡Santo Dios!... De asombro
/lleno, ante el animalito (que le mira como quién dice ese hombre no está bueno) exclama Gil:—¡Ah pecador, ay triste! ¡Tan poco te ha durado el escarmiento! ¡Tan presto reincidiste! ¡Don Félix, otra vez eres jumento!

como en coloquio familiar con ellas, cuando se enderezó sobrecogida por un rumor de hierba sacudida, como al ruido de perros una liebre, y vió saltar un asno que en seguida se coló de rondón en el pesebre, y detrás de él un hombre, la figura que se le apareció por vez primera, con polainas, morral y bandolera, del salvaje pinar en la espesura... Del fuego impuro que á llegar le incita, el humo dejó ver en frase incierta;
empuñando la tranca de la puerta, recházole indignada Margarita; rojo por el bochorno,
el mozo huyó, cual de la cruz el Diablo; y Gil, como sabéis, á su retorno,
se encaró con el asno en el establo.
III
Y tu dirás, lector: «adiós idilio.»
Respondo: ten paciencia; jamás á la virtud niega su auxilio ni el justo galardón la Providencia. Después que, altiva como Juana de Arco, irgmiéndose en el marco de la puerta, guardó, radiante y brava, la prenda que no quiere que le roben, allá en su corazón, la pobre jóven la imagen del audaz acariciaba; y Pedro, retirándose humillado, al ver perdido el pleito del demonio, sintióse más que nunca enamorado.
IV.
De amor enfermo, al mes de la aven¬
tura, decidióse á poner su patrimonio á los piés de la rústica hermosura: y, por cuenta de Pedro, el padre cura fué á pedir á la niña en matrimonio.
V.

II
Exaltada la mente,
y á lo maravilloso predispuesto por el caso reciente, Gil juraría que. al pasar el puente, ha visto en las tinieblas algo de esto. Y como hay elección en el distrito, por el ojo ele gato del barranco figúrase el bendito
haber visto volar un acta en Manco!
III
No lejos del paraje donde mora, oyendo que resbala en la profunda soledad, la escala de una voz de cuadrúpedo sonora, dice maese Gil, parando en seco: —Si no fuese persona el asno mío diría que me liama... ¡Desvarío! Es de mi propio corazón el eco.—
IV.
Sigue tronchando abrojos, por ásperas laderas,
cañadas, torrenteras,
bosques y carrizales y rastrojos. Y siente que se agitan y estremecen
los millares de seres escondidos

CAPÍTULO QUINTO
I
Ahora, musa mía, retrocede; cuenta lo que sucede después que, al pié de la vetusta encina, la estudiantil pareja su trama determina, y Félix Mura, escamoteando el bruto, queda, con el ronzal, de sustituto, mientras su amigo Pedro, que se aleja en busca de la bella Margarita, por el asno de Gil guiar se deja á la ignorada casa donde habita.
II
Con el sonambulismo
del pálido jazmín, que á los fulgores
del estrellado abismo. abre en silencio sus nevadas flores, sumida en ese manso
placer que en el descanso
de la faena rústica se goza, en el umbral sentada estábase la moza,
la barba en ambas manos apoyada,
mirando las estrellas,

En el lugar se celebró la boda. Bajo el árbol que el muro protejía de la casa de Gil, la villa toda bailó con alegría, á son de tamboril y chirimía. Sonríe, ufana, la apacible vieja; las niñas, en continuo cuchicheo, no cesan de mirar á la pareja que preside la fiesta de himeneo. El asno, que parece que el bullicio desde la puerta del corral escuche, asoma las orejas por el quicio
cruzado de barrotes de acebuche.
Un poco mustio Gil, deja, sentado en un poyo, que el tiempo se deslice; y, socarrón, le dice
Félix Mura, sentándose á su lado:
—Pues estamos los dos aquí presentes, el burro y yo, bien claro se revela que somos individuos diferentes; pero perdón merece una novela que en boda terminó—Sí, lo que siento (responde Gil con faz entristecida) es que la historia me resulte cuento, porque es una ilusión desvanecida que acibara la miel de mi contento.
Juan Alcover.

LA VIDA Y LA MORT
Sou com á dues guerreres
Per mi la Vida y la Mort, Totes dues me festejan Tant de despert com si dorm.
La primera la tinch sobre, La segona la veig prop,
si l’una ’m diu coses belles Me’n diu Taltre de millors.
La Vida té la veu dolça Com lo cant del rossinyol,
La Mort la té fonda y aspre
Com la mar quant se remou.
La Vida’m diu:—«No desmayes, En tu estich, no tengas por! Lo mon es teu, regositja’t, Ab l’ingeni tot se pot.
Amunt, amunt sempre enfila ’t, Alt, molt alt, vulgas lo lloch, Fins baix del peus tení’ls núvols Y lliure en l’espay ton front.
La fosquedat es tristesa, Lo progrés es resplandor, Com en l’espay los estels
Ton nom brillará en el mon.
Molt nobles son tes potencies,
Baix d’elles bat lo teu cor,
Ab la força que 1’ anima Pots ser fins conquistador.
Passa la Mar, tresca terres, Com l’áliga axeca’l vol, Lo secret de 1’opulencia Cerca, y cava fins al fons.
Les arts lo mon enriqueixen: Feste un palau en lo mon,
Revolta! de maravelles, Col-loca hi dintre l‘amor.
A cada suspir que exhales Un eco en fará ressò, Y com el peix dintre l’aygua Nadarás tu dintre el goig.
Si vols escalar un trono
No ’t paris pe’ls esglaons, Lo progrés n’es alegría. Ab tú estich no tingas por!»-
Axí la Vida enrahona
Fins que lassa se condona. Llavores pren la partida Y axí’m festeja la Mort:
—«Fill meu. la Vida t’enganya,
Un jorn te será infeel, Jo’t pendré.quant ella't deixi,
Te faré sér de mon sér.

«Mentres no arribi aquella hora Ja pots axecar castells,
Tresca terres, fes volades,
Molt curt será’l teu progrés.
«Solament jo puch mostrarte La llum de l’enteniment, Lo pler de la vida eterna, Lo goig de 1’ amor inmens.
«Roses, clavells y violes Passan com lo pensament, Colors y aromes d* un dia Que á l’endemá no son res.
«Molt nobles tens las potencies, Baix d’elles ton cor glateix, Ab la força que P anima Fins pots conquistar el Cel.
«Si vols fàcilment entrarhi
Feste petit com los nens, Jesucrist ho predicava
Per dintre Jerusalem.
«¡Ditxós qui cava la fossa Prop d’hon tingué! bressolet!
Quant jó puga ab tu abraçarme
Fretura no haurás de res.
«Fill meu, la Vida t’enganya, Un jorn te será infeel; Jo’t pendré, quant ella ’t deixi,
Te faré sér del meu sér.»
—Mentres la Mort me cautiva La Vida se desxondeix:
¡Ay, Vida, qu’ets d’agradosa! ¡Ay, Mort, que faresta n’ets!
No vingas, no, solitaria
Per fer nostre casament,
Arreplega un séquit d’Ángels
De tots los colors del Cel.
Manlleva un mantell de roses
A la verge del Roser, Y vina á trucá á raa porta
Een embolicada ab ell.
Y jo al percebre sa flayre T’abraçaré sonrient, Y d!aquesta vida ayrnada Gojós me despediré.
Victoria PeXya d’Ameh.
PENSAMIENTO
La educación hace las costumbres do¬
mésticas, inspira las virtudes sociales, prepara milagros inesperados de pro¬ greso intelectual, moral y religioso, y contribuye poderosamente al engrande¬ cimiento de los pueblos.
Dupanloup.

(3)
UNA CARTA
la liebre encamada y verla arrancar con
la ligereza de un proyectil disparado. Después los perros la acosan seguidos
de los cazadores que presencian lo más cerca posible las peripecias de la perse¬ cución, que suelen ser variadas, por los mil recursos de instinto del animal per¬ seguido.
Cuatro criados más, en un charabán tirado por dos muías, segadan á los ex¬
pedicionarios. llevando un suculento
almuerzo.
La mañana estaba hermosísima y los campos de Alcalá son alegres. Soledad, montando una yegua de corta alzada
pero de estampa preciosa, aspiraba con satisfacción los efluvios "primaverales, y sentíase animada, casi feliz.
El marqués no se cansaba de mirarla. Al verla tan elegante y tan bella, tal vez pensaba en la injusticia con que el
mundo aiistocrático rechazaba á aque-

lia encantadora amazona que reunía to¬ das las filigranas de la gracia y de la
distinción.
Llegaron al coto, que presentaba un ligero declive. Cerca de éste, aunque á alguna distancia, vieron algunos pelo¬ tones de quintos que se ocupaban en hacer ejercicios de marcha.
Comenzó la caza.
El marqués y Soledad, llevando á sus costados á los otros dos jinetes, todos bastante separados entre sí, marcharon por el coto, fijos los ojos en la tierra.
Los tres galgos, que como es sabido
no tienen vientos, bullían en torno de
los cazadores, esperando el momento de
prestar sus servicios.
Apenas habían recorrido la mitad del terreno, una masa parda saltó violenta¬
mente de entre un surco.
—¡La liebre!—gritó el marqués y to¬
do se puso en movimiento. Una liebre, en efecto, salió corriendo
con rapidez vertiginosa, imposible de seguir en los primeros instantes ni por los perros ni por nadie. Sólo se veía al modo de un punto oscuro que á veces

rebotaba y á veces ocultábase entre los terruños. Los perros la seguían dando saltos prodigiosos, tocándola á veces con el hocico, y á veces adelantándose; pues el animal perseguido, hacía súbi¬ tos regates variando de dirección.
Perseguida y acosada describió una curva inmensa, sin duda para ganar un grupo de breñales que había en lo alto del coto, y hubo un momento en que pasó por entre los cazadores que la se¬ guían al galope de sus caballos. En es¬ te momento, uno de los perros dióle tan violenta hocicada que la lanzó al pecho déla yegua que montaba Soledad; al mismo tiempo sonó al lejos ruido de cornetas y estas dos cosas reunidas fue¬ ron causa de que se espantase el caballo de la amazona, desarzonando á ésta con
un vigoroso bote de carnero.
Cayó al suelo la marquesa, que estaba algo rezagada de los demás cazadores.
Todos acudieron en su auxilio, pero
antes que todos un capitán de caballe¬ ría. que destacándose del grupo de
quintos que hacían el ejercicio, y apro¬
ximándose lentamente, había segui¬

do con atención los incidentes de la
caza.
El militar alzó á Soledad y la sentó en el suelo. Estaba privada de sentido y en la sien izquierda tenia una ligera mancha de sangre: era que al caerse había herido con un pedrusco.
El marqués, aturdido en los primeros momentos mandó que trasladasen á So¬ ledad al charabán que se hallaba á al¬ guna distancia; cambió algunas pala¬ bras corteses con el capitán, subió al carruaje, y sosteniendo en el hombro la cabeza de su mujer, dió orden de regre¬ sar á la quinta.
III
La herida en la sien, de la marquesa,
no era más que un ligero rasguño, y se curó pronto, pero aunque restablecida,
desde el dia de la caza, sintió Soledad
una laxitud más bien moral que física. Recordaba vagamente, y como en el es¬
bozo de un- sueño, los incidentes de su
caída, pero no se daba cuenta del mili¬ tar que acudió á su socorro, de quien la habló el marqués.

Sentíase otra vez débil y desanimada,
achacándolo á los cuatro ó cinco dias en
que había tenido que guardar-cama. Algunas veces, sin saber por qué,
pues el incidente era muy natural, pen¬ saba en aquel capitán presentado tan oportunamente.
Por un movimiento interior que no
acertaba á explicarse, sintió deseos de dejar á Alcalá, en donde hasta entonces habiase hallado muy á su gusto. Pare¬ cíala que aquella atmósfera la oprimía é
indicó á su marido deseos de regresar á Madrid.
El marqués, aunque algo contrariado por cansa de su afición á la caza, como la amaba entrañablemente, trató de complacerlo, y se fijó la partida para cuatro ó cinco dias después, cuando aquél regresase de Toledo, en donde tenia que asistir á la vista de un pleito muy importante.
Los cuatro primeros dias, después de la ausencia de su marido, los pasó Solé-' dad en la quinta, por eausa de esos tem¬ porales de agua tan frecuentes en el mes de Abril. Por fin serenóse el tiempo y el

-

SÓLLER

2

Sección Científica

te, lo pasara (repasaba, habia pasado, me caracteriza, lo mucho que me ale¬ bro, cuya importancia es innegable pa¬ tal no es mi intención, puedo afirmar hubiera ó habría pasado) mal el atrevi¬ graría ver suprimidas las inmerecidas ra mis paisanos, y en general parala que una casa que bien sobresale entre

do mercader.

frases que hacen referencia á mi humil¬ Pátria, que la Colonia Mallorquina de las de su clase es la banquera de los se¬

SIGKIFIÇADO BE

LOS

TIEMPOS

GRAMATICALES

Respecto délas construcciones meta¬
fóricas se dirá, resumiendo do referente

de personalidad; por lo demás, felicito á usted muy de veras, y le doy las más

Puerto Rico merecía por sus virtudes cívicas, abnegación y patriotismo, toda

ñores Roses y Co, de Arecibo; y por úl¬ timo, mallorquines son, y por cierto

al concepto temporal que, para signifi¬ expresivas gracias por la justicia que clase de respetos y consideraciones; y muy entusiastas y muy amantes de las

II.—En cuanto á las construcciones car lo irreal con relación á lo presente, hace usted á mis paisanos, y por la elo¬ permítame usted que vuelva á repetirlo glorias de España y del terruño, toda

213..——DSYiad Crónica Local -condicionalesde significado metafórico loirrealizableconrelaciónálofuturoó cuenciayentusiasmocon que hasabi¬ conlaadiciónde que ensu seno hay esamultitudde dignas personalidades

•el concepto de futuricióñ en lo metafó¬ lo metafóricamente posible y eventual do tratar y desarrollar asunto tan opor¬ muchos AVeyler y muchos Maura, unos que viven en casi todos los pueblos y

ricamente condicionado respecto del acto se usan los tiempos simples mientras tuno y de verdadera actualidad.

dignos y valientes patriotas, casi teme¬ campos de la isla, ejerciendo^ carreras

de la palabra se exterioriza mediante las que la relación á la realidad pasada se No es extraño que, siendo usted uno rarios, otros verdaderos genios, especia¬ científicas, ó dedicados á las artes, in¬

Inflexiones simples del futuro imperfec¬ expresa por tiempos compuestos del fu¬ de los escritores contemporáneos de más lidades como políticos del temple que dustrias, agricultura y comercio. ¡Ver¬

to metafóricamente condicionado que es turo metafóricamente condicionado.

nervio, que hacen época en los anales hoy se necesita para la buena adminis¬ daderamente que mucho vales y mucho

•el denominado condicional simple, al

En el caso primero lo condicionado del periodismo, y cuya lógica, severa y tración, progreso y bienestar de ios pue¬ representas, dignísima colonia. Mallor¬

'cual pueden sustituirse ó las formas su¬ entraña un concepto doble ó sea com¬ fría, puede hundir prestigios ó salvar blos modernos; y no lo tome usted á pa¬ quina!

pernumerarias fiel 'subjuntivo de preté¬ plejo de futuro, es decir, uno con rela¬ del abismo principios, que aborda solu¬ sión, amigo mío, ni mucho menos á

¡Salve, pues, ilustre colonia! ¡Mil ve¬

rito en ara é iera (pero no las en ase ni en tese) ó las inflexiones indicativas del pretérito imperfecto expresivas de lo en¬ fático, mientras que el verbo de lo con¬ dición ante-se halla en el subjuntivo del pretérito ó-imperfecto ó pluscuamper¬ fecto, según que la condición metafóri¬ ca se refiera respectivamente al concep¬ to ó de presente ó de pasado, guardan¬ do, no obstante de esta última relación

ción á lo condicionante que va incluido en el otro referente al instante actual,
ó bien implica, respecto del momento de la palabra, un concepto de presente y de actualidad que sin embargo resul¬ ta á ser posterior á la época expresada por el verbo de lo condicionante.
En el caso segundo la relación de pos¬ terioridad de lo condicionado respecto de lo condicionante, que dice relación á

ciones a veces difíciles en los problemas económicos y políticos, pero siempre le¬ vantadas y dignas, haya escrito usted un libro que encierra un mérito á todas luces indiscutible y una enseñanza tan provechosa como elocuente; y si á esto se añade su génio observador y profun¬ do, su rico y brillantísimo estilo, mucho
más en mi favor todavía.
Por eso sus trabajos de usted, y más

adulación de mí parte, que esto no fue¬ ra digno de mi, y si digo con esta fran¬ queza, propia de mi raza, el concepto que tengo formado de la colonia mallor¬ quina, es porque bien saben mis paisa¬ nos que nada ambiciono y que nada ne¬ cesito, pues me bastan y satisfacen grandemente el cariño que me profesan y la paz y tranquilidad que disfruto.
Hay muchos, muchísimos ¡todos!, en

ces ilustre, porque ostentas los más be¬ llos títulos de verdadera nobleza, que es la nobleza del trabajo! Yo te saludo con toda la efusión de mi alma, y al darte
una vez más el abrazo estrechísimo de
franca y leal amistad, quiero cantarte en este momento, lleno de entusiasmo,
amor y ternura, una cansó á se (Roqueta, aunque sea con ronca y destemplada
lira.

de lo condicionante á la realidad pasa¬ lo pasado pasa á ser una relación de an¬ cuando tratan de las tradiciones y gran¬ la citada colonia mallorquina, que si

Á SE ROQUETA

da, lo condicionado su relación de poste¬ rioridad al instante actual de la palabra,
asi como se ha visto asimismo con refe¬

terioridad respecto del acto déla palabra, de suerte que así lo condicionante como lo condicionado pertenecen á lo pasado.

dezas de la Pátria, ahora en que la an¬ gustia del dolor nacional es tan grande, sin que usted mismo lo sepa, merecen la

hoy ó mañana hay necesidad de acudir á estas playas para rechazar y extermi¬ nar á aquellos que un digno patriota,

«Bello país debe ser El de América, papá»...
Aixi solen comensá

rencia á cláusulas de sentido recto que

Las relaciones temporales que pueden atención y las simpatías de todo corazón en arranque de justa indignación, llamó

Una comedia; y es vó;

lo condicionado aunque dependa de una ■condición referente á la realidad pasada puede conservar una relación á lo futu¬ ro, al paso que se expresa también por ‘im tiempo de pretérito si lo demanda el
sentido.

tener lo condicionante y lo condiciona¬
do con relación al instante actual de la
palabra, resultan especificándose á ser las que siguen.
Una condición de sentido metafórico
puede concebirse bajo los tres conceptos

español. ¿Cómo, pues, no han de mere¬ cérmelas á mi y merecérselas también á todos mis paisanos, á quienes rinde us¬ ted tan alto tributo de admiración y sim¬ patía?
No cabe duda, amigo mío, que la co¬

hipócritas tocineros... ó volar á otros puntos en busca de enemigos de la Pᬠtria, irán todos, absolutamente todos, con la frente erguida, disputando la vanguardia y satisfechos de probar una vez inás lo que saben hacer los hijos de

Y jo qu’hey visch tan aplé, Rodedjat de bons amichs Ay, Roqueta ¡tench desitx
De darte, si Deu heu vol, Un’aferrado p’es col!, Y una besada amb pesichs!

Las formas indicativas de significado enfático pueden asimismo aparecer en
lo condicionante.
Por ejemplo: si supiera ahora donde él para, le escribiría; si te hubieras ente¬ rado ayer acerca de sus señas, podria es¬ cribirle ahora; si él me hubiera dicho eso algunos dias anates, ¡cuanto me ale¬ braría! y otra cosa haría; si tuviera yo ■seguridad de que fuese un hombre de bien, apoyaría ó apoyaba su causa.
Las construcciones anteriores resultan

fundamentales de tiempo, es decir: de lo presente, de lo pasado, de lo futuro.
se conceptúa una condición metafórica en tiempo presente, lo condi¬ cionado que de ella depende metafórica¬ mente se concibe también en el tiempo presente ó en el tiempo de futuro.
Por ejemplo; si yo conociera su para¬ dor, podría avisarle ahora ó le escribida
mañana lo más tarde.
una condición metafórica
en el tiempo pasado, lo metafóricamen¬

lonia mallorquina de Puerto Rico, de¬ jando mi modestia aparte, merece, por sus virtudes cívicas, abnegación y pa¬ triotismo, toda clase de respetos y con¬
sideraciones.
Los mallorquines, como todos los es¬ pañoles de las demás provincias de nuestra querida España, tienen sus ve¬ nerandas tradiciones, propias y exclusi¬ vas del país en que nacieron; tradicio¬ nes éstas que, anidas á la mezcla de sangre catalana y aragonesa que circu¬

aquellas heróicas madres mallorquínas, descendientes délos célebres y terribles honderos baleares; y el capital que han levantado á fuerza de sudores, trabajos y fatigas, y el risueño porvenir que tie¬ nen en perspectiva, y la sangre que cir¬ cula por sus venas, todo, absolutamen¬
te todo, lo sacrificarán gustosos en aras
de su lealtad y amor á la gran Pátria española!
La historia envidiable de nuestro te¬
rruño, la historia de la ideal Mallorca,

Dispense V. amigo mío este desabogo de mi entusiasmo que siento por la Pᬠtria y por el terruño, que ni los años ni la distancia pueden entibiar en las al¬ mas españolas; y ordene como quiera á éste su afectísimo amigo y Capellán.
Lucas Lladó, Pbro.

á ser con frecuencia una metáfora de te condicionado puede conceptuarse ya la por sus venas, forman desde luego llamada con justa razón la perla del

sentido potencial cuando las inflexio¬ nes simples del futuro metafóricamente, -condicionado llevan el significado de un presente iterativo, el que en su con¬ cepto, de actuaUadad abraza las dos otras relaciones elementales de poste¬ rioridad y de anterioridad.
Por ejemplo: poca importancia ten¬
drían tales diatribas si no fuesen más
que el momentáneo desahogo del mal humor de un crítico, pero es el caso que todo el mundo piensa de la misma suer te equivocada tienen (=fienian y ten¬ drán no poca (mucha) importancia por¬ que son más que—expresan lo erróneo de la opinión pública si únicamente á
los intereses materiales hubieran de
arreglarse las naciones, ya no necesita¬ ban más para estar en guerra continua.
Y, si. finalmente, una condición me¬ tafórica se concibe como posible ó even¬ tual, lo metafóricamente condicionado

en tiempo pasado también, ya en tiem¬ po presente, ya en tiempo futuro.
Por ejemplo: si hubieras recogido to¬ dos los datos que me hacen falta, podria
hacer la escritura ahora ó la liaría ma¬
ñana ó acaso la habría hecho ya.
si, finalmente, una condición metafórica se presenta como posible ó eventual en lo futuro, lo metafórica¬
mente condicionado lleva asimismo un
concepto de futuro. Por ejemplo: si el afan que se gasta
en hundir honras se empleara en forta¬ lecerlas ¡cual otro seria el mundo! (me¬ táfora potencial=si el afan—se emplea —el mundo será otro; si se nos pregun¬ ta ó preguntare nuestra opinión defini¬ tiva acerca de él, dudaremos algo antes de responder ó (en metáfora potencial) si se nos preguntase—dudaríamos algo.
Dr. Máximo Hkrtting.

un tipo especial de raza que fácilmente se distingue por su franqueza, firmeza
de carácter, fuerza de voluntad y amor
sin límites á la gran Pátria española y
al terruño.
Usted ha dicho, amigo mío, una gran verdad: «los mallorquines son verdade¬ ros patriotas.» y lo son, porque no pue¬ den ser otra cosa, porque son hijos de aquellas madres heroicas que la tradi¬ ción venera y la historia bendice. Ma¬ dres que. ya en la más remota antigüe¬
dad, sacrificaban su ternura maternal á
la educación generosa de sus hijos, para la defensa de su hogar y de su Pátria, tenían que ser forzosamente madres de de buenos y leales patriotas.
Cuenta la tradición, como sabe usted,
y así lo confirma la historia, que las madres mallorquínas, para ofrecer á la pátria héroes defensores de su honra y do su integridad, ejercitaban á sus tier¬

Mediterráneo, las grandes batallas, los honrosos episodios de nuestra recon¬ quista, las proezas y actos heróicos de nuestros padres y también de nuestras
madres, como lo fueron ses valentas
donas de Sóller, son títulos que sobran para que rebosen de orgullo yentusaismo pátrio los nobles corazones de mis dignos paisanos.
Que abundan entre la colonia mallor¬ quina verdaderos políticos del temple que hoy necesitan los pueblos que de¬
sean harmonía y progreso, es una ver¬
dad irrefutable, que confirman con su acertado proceder los Gobernadores Ge¬
nerales de la Provincia, confiándoles la
administración de los pueblos, y éstos
demostrándoles de una manera elocuen-
te su gratitud y simpatías. Y así tiene que suceder forzosamente, porque estos
hombres, que surgen como por encanto del seno de las masas populares mallor¬

El domingo, lunes y martes de esta semaua verificóse en nuestra parroquial la
anunciada oración de cuarenta horas de¬
dicadas al Sagrado Corazón de Jesús. Fué lucida como todas las que se cele¬ bran, presentando el templo, ricamente adornado y profusamente iluminado, hermosísimo aspecto. Estuvieron mas concurridos, si cabe, que en años ante¬ riores, todos los actos que dicha festivi¬ dad religiosa constituyeron, en especial la misa mayor del domingo y el solemne triduo, al anochecer de cada uno de los expresados días, en el que predicó el elocuente orador sagrado Padre Tomás, misionero de los Sagrados Corazones de Jesús y de María.
La bellísima partitura de Pacciui ob¬ tuvo una interpretación bastante regular, á pesar de faltar á la orquesta algunos

lleva asimismo un concepto de futuro.
Es esta construcción otra variante de
una metáfora potencial y el único caso donde, en una cláusula condicional de significado metafórico, no va incluido el concepto de negación implícita res¬ pecto de la condición que en el sentido de una metáfora potencial se supone

(Se continuará).
Ecos de Ultramar
iHOPOS Á MALLORCA!

nos hijos, de una manera ingeniosa y de positivos resultados en el manejo de la honda, arma la más terrible en aque¬ llos tiempos: colocaban la merienda des¬ tinada á sus hijos en un pequeño cesto atado de un hilo pendiente de la rama de un árbol, y entregaban á sus pequeñuelos una honda y un puñado de pie¬

quínas; estos hombres, que se levantan por sí solos y se abren paso luchando en ese tempestuoso mar de la vida, y salen á flote, por virtud propia, á través de mil dificultades; estos genios al na¬
tural, verdaderamente comerciales, in¬
dustriales y agricultores, que saben reunir un capital y multiplicarlo á fuer¬

importantes elementos con que habia contado su director hasta casi puede de¬ cirse en vísperas de la función, y de no haber podido tener en la noche del sᬠbado el ensayo general, tanto más nece¬ sario cuanto una parte del personal, ha¬ biendo llegado de fuera el mismo día,

pueda realizarse contra todo lo que no se espera, en cuyo caso se verificaria igualmente la realización de lo condi-

Con orgullo, con verdadera satisfac¬
ción trasladamos á las columnas del Só¬

dras para que, lanzadas en dirección del hilo y roto éste, lograsen á fuerza de trabajo, destreza y ejercicio, la suspira¬

za de trabajo, honradez y buen tino, son los hombres que por necesidad han
de merecer la confian de los Gobiernos,

no había asistido á los ensayos anterio¬
res.

ionado.

ller la carta que el ilustrado presbítero da merienda; de estas hermosas, vene¬ y la gratitud y aprecio de los pueblos.

La cabalgata que dijimos en nuestro

Por ejemplo: si las ordenanzas déla mallorquín I). Lucas Lladó dirigió al randas y patrióticas tradiciones, modifi¬ Un carácter siempre afable y prudente, anterior número se estaba organizando

andante caballería se perdiesen, se ha¬ eximio escritor D. Víctor G. Candamo, cadas al través de los tiempos y de las una franqueza natural, sin farsas ni hi¬ verificóse en la tarde del domingo, y fué

llarían en el pecho de vuestra merced; cou motivo de disponerse éste á publi¬ edades por la civilización y el progreso, pocresías, el don de gentes y un gran lucida en extremo. Tomaron en ella par¬ si buscásemos una fórmula característica, car un importante libro titulado Wey- pero intactas en su esencia, viven toda¬ tacto social, son cualidades que consti¬ te las sociedades obreras de esta locali¬

breve y comprensiva del genio de este poeta, le llamaríamos el poeta de la vo¬ luntad ó de la energía libre; la epístola
semisatirica á los Pisones de Horacio se
ha convertido, andando los tiempos, en una especie de canónica literaria, pero
el mismo Horacio se asombraría de tal

ler, que dedica á todos los mallorqui¬ vía, y perduran como fuego sacro en el

nes residentes en la menor de las Anti¬ hogar de las familias mallorquínas; y

llas españolas.

prueba irrefutable de ello es el gran

Publicó dicha carta nuestro estimadí- ejemplo que hace poco ha dado la ju¬

ino colega el «Boletín Mercantil de Puer-. ventud mallorquina, al tener noticia de

to-Rico», y la encabeza con las siguien¬ la insurrección de Filipinas, ofreciéndo¬

tes líneas después de dar á sus lectores se á la Pátria en número tan respetable

tuyen un verdadero privilegio de raza, y, cabalmente, son las que más resaltan en la inmensa mayoría de mis dignos paisanos.
Mucha, muchísima representación tiene la colonia mallorquina en esta
Provincia de Puerto Rico. Entusiastas

dad, la Academia Mercantil, los vecinos de la Huerta, los vecinos de la barriada marítima, la banda de música que dirige el Sr. Rotger, y en representación del pueblo una comisión del Ayuntamiento.
Se formó en la calle del Príncipe y

fortuna, si le fuese dado presenciarlo; cuenta de la noticia que en el párrafo y crecido, que las Autoridades tuvieron mallorquines son los apreciables D. Vi¬ púsose en marcha á las dos y media, des¬

hicieras tu lo que el deber demanda y anterior hemos extractado:

que sortear aquellos héroes que con cente Caballero, dignísimo presidente de la Casa Consistorial, recorriendo ias

tendrías tranquila la conciencia.

«Había enviado el Sr. Candamo las tanta abnegación y patriotismo disputa¬ de la Excmn. Diputación, y D. Jaime calles de Bauzá, Mar, Rectoría, Tamañy,

IIL—En cualquier otro caso donde, respecto del instante actual de la pala¬ bra, desvanece todo concepto de futuri-
ción en constricciones metafóricamente
condicionales, tíenese que acudir á las inflexiones compuestas del futuro preté¬
rito metafóricamente condicionado ó á

cuartillas de su libro, aún inédito, al también ilustrado amigo nuestro señor Pbro. D. Lucas Lladó, entusiasta ma¬
llorquín y Vicario que fué de Arecibo
hasta hace poco.
Leidas las expresadas cuartillas por el Sr. Pbro. Lladó, ha dirigido éste al se¬

ban un puesto en las vírgenes selvas de Joló y Mindanao. ¡Gloria, pues, á mis dignos paisanos, que así saben colocar á tan envidiable altura el glorioso es¬ tandarte de Jaime el Conquistador!
Por esto, todo buen mallorquín, amante siempre de las glorias de la pá¬

Comas, ilustrado director del Instituto
Provincial; mallorquines también los muy dignos diputados provinciales don Francisco Blancs, de Mnyagüez, D. Luis Rubert, de Ponce I). Antonio Morey. de Manatí, y D. Lucas Solivellas, de Yauco: mallorquines los populares y queridos

Jesús, Vuelta Piquera, Obispo, Isabel II y Santa Bárbara; plaza del Arrabal, ca¬ lles de Real, Unión, Cementerio, La Palma, Sol, Cruz, Pastor, Moragues, San Jaime, Cocheras, San Bartolomé, Batach, Luna y Alquería del Conde,

los sustitutos de éste, sin olvidar que lo ñor Candamo la patriótica y notable tria y de la honra de su terruño debe alcaldes D. Salvador Suavi, de Maya- regresando por la calle de la Luna á

que nunca falla ni en las construccio¬ carta que á continuación insertamos hoy pronunciar con entusiasmo los güez, y I). Lorenzo Roses, de Arecibo, la plaza de la Constitución.

nes rectas ni en las metafóricas es la re¬ llenos de legítima complacencia:

nombres ilustres de Weyler y Maura, el uno y otro declarados hace poco «hijos

Abría la marcha una pareja de la

lación de posterioridad que lo condicio¬
nado tiene con lo condicionante.
Por ejemplo: si en Chalons-sur-Marne perecía ó hubiese perecido el ejército godo-romano, la civilización toda del
mundo acababa ó habría, hubiera aca¬
bado también; si la buena suerte no hi¬ ciera (“hubiera hecho) que en la mitad del camino tropezara y cayera Rocinan¬

«Sr. D. Víctor G. Candamo.
Arecibo, 15 de Enero de 1897.
Mi distinguido amigo: be leído con muchísimo gusto las cuartillas de su li¬ bro titulado Weyler, que dedicado á la Colonia Mallorquina de esta Isla, desea usted publicar. Ante todo debo mani¬ festarle, con esta franqueza ruda que

uno sabio y valiente general, el otro gran político y sabio legislador; y digo, esto no obstante haber muchos que opi¬ nan y aseguran que Maura se lia equi¬ vocado cou la inoportunidad de sus re¬
formas.
He dicho á usted, y mi juicio viene á confirmar aquí la tesis tan concienzuda¬ mente desarrollada por usted en su li¬

adoptivos» de los respectivos pueblos que administran; y mallorquines tam¬ bién son los muy dignos alcaldes D. Mi¬ guel Col 1, de Lares, D. Juan Casellas, de Utuado, y I). Juan Vicens, de Cíales; casi mallorquín puede decirse que es el comercio que dá vida y sostiene plazas muy importantes de la isla, y sin dispu¬ ta, y sin ánimo de ofender á nadie, que

Guardia civil, y un joven á caballo ves¬ tido con traje de rayadillo representando un cabo de voluntarios del ejército en campaña, y seguían por este mismo or¬ den: la banda de música de este pueblo, que tocó durante todo el trayecto anima¬ dos paso-dobles; un grupo de estudiantes de la «Academia Mercantil» en traje de

SÓLLER

«Fígaro» acompañando un carruaje de dicho centro escolar que representaba una trinchera con tropas leales é insu¬
rrectos; carruaje de los hortelanos re¬ presentando la Agricultara, con jóvenes campesinas recogiendo frutas; carruaje de los vecinos del Puerto representando
la Marina, compuesto de una embarca¬ ción con todo su aparejo y adornada con hermosas banderas nacionales, siendo
sus tripulantes dos graciosas jóvenes y algunos hombres vestidos lo mismo aque¬ llas que estos en traje de marinos; ca¬
rruaje de la «Artesana Sollerense» ador¬
nado con palmas y cintas de colores, en el que iban niñas vestidas de Hermanas de la Caridad y niños representando sol¬ dados heridos; carruaje de la «Unión Obrera de Sóller» adornado con trofeos
de guerra y banderas nacionales; dos carruajes de la «Defensora Sollerense» representando el primero la Industria y el segundo las Artes, ambos iban acom¬ pañados por numerosos socios vestidos con trajes de rayadillo, y ostentaban her¬ mosas inscripciones doradas sobre fondo
de los colores nacionales, colores que formando una elevada bóveda sostenían
una corona de laurel y cobijaban á un defensor de la Patria en el instante de vendarle una herida una graciosísima Hermana de la Caridad; y por último el
carruaje de la fonda «La Marina» ador¬
nado con banderas nacionales y escudos
de armas del Municipio de Sóller, en el que iba la Comisión del Ayuntamiento
que presidia la fiesta. Terminada ésta y mientras se hacía
el recuento de lo recaudado, tocó la ban¬
da escogida^ piezas de su repertorio
frente á la Casa Consistorial. Sabemos
que S. A. el Archiduque Luis Salvador
al tener noticia de que iba á efectuarse
la cabalgata y del fin caritativo que se la daba, mandó 50 pesetas, y como to¬ dos los que en ella tomaron parte cos¬ tearon de su propio peculio los gastos
que hicieron, lo recaudado en total, que
ascendió á 516*14 pesetas, quedó integro destinado á socorrer á nuestros paisa¬
nos que regresen enfermos ó heridos de las guerras de Ultramar.
La fiesta resultó brillante, tanto, que
nadie hubiérala creído improvisada, co¬ mo había sido en realidad, y el numeroso
público que entusiasmado y bullicioso iba de un lado para otro con deseos de ver pasar la cabalgata una vez más, con¬ tribuyó no poco á su esplendor.
Nuestros plácemes á los iniciadores y á todos los que en la filantrópia fiesta
prestáronse gustosos á tomar parte.
El carnaval terminó sin dejar en este
pueblo, que sepamos, amargos recuerdos. La juventud se ha divertido, bailando
el domingo, lunes y martes hasta altas
horas de la noche en la «Defensora So¬
llerense», en «El Buen Retiro» y en la
«Artesana Sollerense.»
El domingo, en la primera de dichas

Sociedades, se adjudicaron los premios ofrecidos á las máscaras que de ellas se hicieron merecedoras, según opinión do la Comisión Clasificadora; en los dias
siguientes no hubo certamen. Obtuvié¬
ronlos:
El primero, una que vestia traje de
contrabandista de la ópera «Carmen.»
El segundo, una que llevaba un domi¬
nó hecho de naipes, y El tercero una que vestia de cazadora.
El lunes á la hora de itinerario pro¬
cedente de Barcelona llegó á este puerto
el vapor correo «Cataluña» y para dicho
puerto salió al anochecer. Trajo y se llevó la balija, pasaje y carga.
Hó aquí todo el movimiento de bu¬ ques á vapor durante la semana actual,
pues que el «Isleño», que era esperado en este puerto ayer, y que tiene preparada
alguna carga de naranja para Cette, suspendió la salida de Palma á causa
del temporal y en dicho puerto sabemos continua á la hora en que escribimos; y
el «León de Oro» que salió el domingo
ai anochecer, no ha vuelto todavía. De
este vapor sabemos que obligóle ei tem¬ poral á refugiarse en Rosas en su viaje de Barcelona á Cette, pero que llegó á
este último puerto sin novedad á las dos de la tarde del miércoles, saliendo de
nuevo para Barcelona ayer.
Como continua agitado el mar, es pro¬ bable no llegue á este puerto mañana,
no obstante de haber quedado listo eu Barcelona hoy.
La semana que fine hoy ha sido muy ventosa, pero eu este valle no ha causa¬ do, por fortuna, la fuerza del vendabal tantos y tan considerables estragos como
en otras comarcas de allende los montes
que nos circuyen, y de la costa valen¬ ciana. Los naranjos han sido los árboles más perjudicados, como no podía ser de
menos estando todavía muchísimos de
ellos cargados de fruto; no obstante éste, sano como es este año, mantiénese tuer¬ te, por cuyo motivo la cantidad que se ha tenido que recoger del suelo ha sido relativamente insignificante. Nuestros
lectores se formarán una idea de la bue¬
na calidad de la naranja de la actual cosecha con solo decirles que gran parte de las derribadas por el viento huraca¬ nado que ha reinado durante toda la semana y continua, aunque con menos fúria, á estas horas, lo han sido con el pedúnculo.
* **
La fuerza del viento ha derribado par¬
te de un tabique durante la pasada noche
en una casa de la barriada del Puerto. Aun cuando la expresada casa está ha¬ bitada, no ha causado el derrumbamiento
desgracia alguua personal, lo que uos alegramos infinito de poder consignar.
**
La comunicación telegráfica también por causa del viento interrumpióse el martes por la mañana é interrumpida continuó hasta el día siguiente á la mis¬ ma hora, á pesar de los esfuerzos que
hizo el activo celador de la línea para
recomponer los muchos desperfectos que encontró en la misma, en diferentes pun¬

tos y en especial en las inmediaciones
del «Pont Gros». Todos dichos desper¬
fectos fueron causados por enormes ra¬
mas desgajadas, y que en sil caida ha¬ bían arrastrado y roto los hilos.
*
Corrió el temporal el laúd Esperanza, de esta matrícula, y pudo llegar feliz¬ mente á este puerto ayer á cosa de las nueve y media de la noche, llevando roto el botalón y no sabemos si con al¬ guna otra avería; caso de haberla tenido, es sin duda de menor importancia que la expresada. Nos alegramos de que haya dicho buque llegado en salvamento después de tan penosa travesía.
El miércoles dióse principio á los sermo¬ nes cuaresmales en la parroquial iglesia de esta villa. Están á cargo este año D. Gabriel Coll, cuya palabra fácil y ameno estilo conocía ya nuestro público, por ellos atraído al templo en otras oca¬
siones.
No es, pues, extraño fuera numeroso
el auditorio el miércoles de ceniza y ano¬
che, únicos sermones que se han pronun¬ ciado desde que estamos en cuaresma.
Deseamos saque el elocuente orador de sus predicaciones todo el fruto que se ha propuesto.
Es tanto el balanceo que produce el fuerte oleaje aun en los buque anclados en nuestro puerto, que esta mañana un hombre que con un cuóvano lleno de na¬ ranjas iba á bordo de un buque que está á la carga, al encontrarse en mitad de la plancha ha perdido el equilibrio y juntamente con la carga que llevaba ha
caído al agua.
Auxiliado de seguida por todos los asistentes, ha quedado en salvo á los po¬ cos instantes, sin más consecuencias que el remojón, cosa que en estos tiempos y soplando fresco N. NO., no es muy agra¬ dable, que digamos.
Sentimos él percance y al mismo tiem¬ po nos alegramos de no haber tenido que lamentar mayores males.
Esta mañana se ha verificado en el salón de sesiones de la Casa Consistorial
la elección de compromisarios para la de
Senadores. No ha habido lucha; por unanimidad han elegido los 38 votantes que se han reunido á D. Juan Joy y Pizá, y á D. Martín Marqués y Marqués,
Alcalde y Primer Teniente, respectiva¬ mente, ambos pertenecientes al partido
conservador.
Felicitárnosles por la distinción.
Ha llegado á este pueblo el ilusionista Mr. Jean C. Llave y la compañía gimnástico-cómica que dirige.
Propónese dar una serie de funciones en la plaza de toros de esta villa por la tarde de los domingos y dias festivos, siendo ya la primera de ellas mañana.
Según hemos visto anunciado en los prospectos que se han repartido, por la mañana habrá pasa-calle por la banda de la localidad, y la función empezará á las tres y media en punto.
Como á esta clase de espectáculos hay bastantes aficionados, es casi seguro no faltará público á la función.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del día 4 de Marzo de 1897.
Presidida por el Sr. Alcalde D. Juan

Joy, con asistencia de los concejales se¬ ñores D. Martín Marqués, D. Lorenzo Mayol y D. Miguel Arboua, celebróse en el expresado día la sesión ordinaria
de la semana.
Leida y aprobada el acta de la sesión anterior, se acordó que pasaran á infor¬
me de la Comisión de Obras una instan¬
cia de D. Mateo Colom y Rullan, pidien¬ do, en nombre de D. Francisco Arboua Marqués, permiso para empedrar, de¬
lante de una casa de éste, un trozo de la calle de San Ramón de Peñafort, en
la barriada del Puerto.
Se acordó luego que pasase á informe del Sr. Ingeniero encargado de la carre¬
tera de Palma á este Puerto una instan¬
cia de D. Guillermo Bernat Morell, pi¬ diendo permiso para blanquear el fron¬
tis de Ja casa n.° 8 de la calle del Prín¬
cipe. Se nombró á D. Raimundo Ripoll
tallador para el acto de la clasificación y declaración de soldados y revisión de
exenciones.
Se aprobó la distribución de fondos para satisfacer las obligaciones de Enero último y anteriores.
Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Hoy, dia 6, al anochecer se dará principio á la no¬
vena del Patriarca San José.
Mañana, día 7, por la tarde, después del sermón, el Via Crucis.
Dia 8, á las seis y tres cuartos, du¬ rante una misa, la devoción mensual á la Purísima Concepción.
'»
Stegistf© Ovil
Nacimientos.
Varones 2.—Hembras 2.—Total 4.
Matrimonios.
Ninguno.
Defunciones
Dia l.o—D. Juan Mayol Pons, de 58 años, soltero, plaza de la Constitución.
——
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 27 Febrero.—De Marsella, en 2 días, jabeque Corazón de Jesús, de 42 ton., pat. D. Jaime Mayol, con 6 mar. y
lastre.
Dia 27.—De Palma, en 1 dia, laúd Internacional, de 27 ton., pat. D. Mateo Ferrando, con 5 mar. y lastre.
Dia 27.--De Palma, en 1 día, laúd Catalina, de 36 ton., pat. D. Esteban Pujol, con 6 mar. y carbón.
Dia l.° Marzo.—De Barcelona, en 10 horas, vapor Cataluña, de 314 ton., ca¬ pitán D. R. Terrasa, con 31 mar., pasaje y efectos.
Dia 3.—De Cette, en 3 dias, laúd La
Esperanza, de 41 ton., pat. D. G. Castañer, con 6 mar. y lastre.
embarcaciones despachadas
Dia 27 Febrero.—Para Barcelona y
Cette, vapor León de Oro, de 278 tone¬ ladas, cop. D. G. Mora, con 15 mar., pa¬ saje y efectos.
Dia 27.—-Para Palma, laúd Catalina, de 36 ton., pat. D. E. Pujol, con 6 mari¬ neros y lastre.

Dia l.o Marzo.—Para Barcelona, va¬ por Cataluña, de 662 ton., cap. D. R. Te¬ rrasa, con 31 mar., pas. y efectos.
Dia 4.—Para Gandía, laúd N.a S.a del Cármen, de 47 ton., pat. D. Pedro Cardell, con 7 mar. y lastre.
Dia 5.—Para Cette. laúd La Espe¬ ranza, de 41 ton., pat. D. G. Castañer, con 6 mar. y naranjas.
Dia 6.—Para Marsella, jabeque Co¬ razón de Jesús, de 42 ton., pat. D. Jai¬ me Mayol, con 6 mar. y naranjas.
REMITIDO
Sr. Director del Sóller
Muy Sr. mió y de mi mayor conside¬
ración: Suplico á Vd. se sirva dar cabida
en el periódico de su digna dirección las siguientes líneas.
Anticipándole las gracias queda á sus órdenes S. S. q. s. m. b.
M. P.
En el último número de este semana¬
rio, apareció un remitido escrito por un tai C. R., que por ser absurdo, erróneo y en gran manera ridículo, me veo obli¬ gado á contestar.
En efecto, dicho señor afirma que en el salón «El Buen Retiro» al efectuarse
la adjudicación del premio ofrecido, se
suscitaron vivas protestas por no estar
el público conforme con el criterio del jurado; no teniendo esto ni un soplo de verdad, por cuanto el público se mostró satisfecho de la elección, como lo prueba el sin número de felicitaciones que reci¬ bió la máscara obsequiada.
Otra prueba de que la comisión no iba
desacertada, es el hecho de que dicha máscara consiguió el primer premio de
la «Defensora Sollerense» á pesar de haber otras máscaras que lo pretendían, entre ellas la que afirma dicho O. R. que se lo merecía en «El Buen Retiro».
Ridículo es, en verdad, y sin duda una distracción de dicho señor, afirmar que
había otras máscaras más acreedoras al
premio que la que el jurado designó, por cuanto debe saber muy bien D. C. R. que á la hora señalada para la adjudicación
no había en dicho local otra máscara
que pudiera competir con la favorecida, respecto á gusto en el traje; con lo que queda demostrado que es una ridiculez digna de lástima la afirmación que hace el tan repetido C. R.
Para acabar, solo recomiendo á dicho
señor mucha calma antes de hacer apre¬
ciaciones que á veces resultan perjudi¬ ciales para la reputación del mismo, pues con ello no prueba más que apasiona¬
miento ó mala intención.
Eli «AS
La Junta de Gobierno de esta Socie¬ dad ba acordado señalar los días del 10
al 30 del próximo Marzo de 10 á 12 de la mañana todos los días laborables, para el pago del dividendo activo de 4 pesetas por acción, fijado en la reunión
General ordinaria celebrada el día 21 del actual.
Sóller 26 Febrero de 1897.—El Pre¬
sidente, Jaime Colom.—P. A. de la J. G., El Secretario, Mateo Colom.

5

AGRICULTURA

Suele achacarse al algarrobo que es de lento crecimiento y que no prueba oi fruto, ni se co¬
bija bajo su sombra, el que siembra la semilla; esto seria en tal caso un desquite de lo poco atendido que se baila: no es exacto. Nosotros hemos cogido algarrobas á los tres años de pues¬ to el injerto y no había mas que otros tres que habíamos sembrado la semilla. Por otra parte,
cuando las circunstancias le favorecen, eleva su
tronco á más de siete metros de altura que le
es perjudicial y debe rebajársele basta reducír¬
selo á dos metros, para que no sea tronchado
por los vientos; ni es raro bailar individuos cuyo pié mide mas de cinco metros de circun¬ ferencia: su crecimiento es siempre proporcional
á la cualidad de los terrenos que ocupa y cui¬
dados que se le dispensan. Como órgano de nutrición y respiración dis¬
pone el algarrobo de un exuberante follaje, por
medio del cual saca del aire y de la luz el
principal alimento que le deniega la tierra por las raíces, ventaja que le pone en estado de po¬
der arrostrar los sufrimientos inherentes á la es¬
terilidad del suelo que generalmente ocupa. Por este motivo se resiente tanto de verse privado
de esos órganos de que se le despoja muchas ve¬ ces en el acto de la poda, cuando la verifican manos inexpertas.
Sabido es que sus yemas formadas por capas ele materia evolutiva, son pequeñas, aplanadas y de forma triangular: que sus hojas son largas,
persistentes, partpeimadas, triyugadas, cuadriyugadas ó quinqueyligadas, quedando reducida, á veces, la hoja terminal á un hilillo, prolonga¬ ción cid raquis: que las hojuelas son aovadas,

CULTIVO PRÁCTICO DEL ALGARROBO
redondeadas ó elípticas, de borde entero, ápice hendido, coriáceas, de pecíolo corto, algo abulta¬ do, situadas en distintos planos, del raquis que es acanalado, formando entre si ángulo obtuso:
quo son de color verde-oscuro más ó menos subi¬ do, lustrosas por la haz, más claras y mates por el envés: que el nérvio medio de estas hojuelas se adelgaza á medida que silbe, terminando en un pézoneillo saliente: que los nervios transver¬ sales son peninerviados y las venas y venillas anastomazadas, conjunto de cualidades que no
contribuye poco á la notable belleza de su copa y agradable perspectiva de su porte.
I)e sus flores, cuyo delicado aroma y exquisito perfume merece ocupar un puesto preferente en el más escogido tocador, y de su fruto, artículo do higiénica y nutritiva alimentación para el ganado de labor, sabido es el partido que de él puede sacarse, sin contar los productos industria¬ les á que da lugar este fruto y de los cuales nos
ocuparemos mas adelante.
II
Especies
Hemos descrito el algarrobo en términos vul¬ gares, cual lo conocen nuestros campesinos, ha¬ biéndonos separado todo lo posible de la nomen¬ clatura científica, excusando minuciosos detalles, interesantes ai botánico y de escasa importancia para las personas á las cuales va dirigido nuestro

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
humilde trabajo. Falta ahora, que digamos cual es el papel que representa en la economía rural cada una de las tres especies de este interesante árbol, con sus flores masculinas la primera, fe¬ meninas la segunda, y hermafroditas la tercera, puesto que de su conocimiento derivan las prác¬ ticas buenas que deben seguirse ó las malas que deben cambiarse, para obtener abundancia y se¬ guridad de cosechas y mejorar la bondad del
fruto.
Harto sabido es que este fin es al que aspira el agricultor y que no alcanza las mas veces por no hacer el debido uso de los medios que la cien¬ cia pone en sus manos. No basta labrar la tierra y echar semillas al acaso, para obtener buenas cosechas. No basta sembrar árboles para obtener abundancia de frutos: es preciso observar y com¬ parar basta obtener un cuerpo de doctrina que nos diga el oficio de cade, uno de los miembros
que constituyen el complicado aparato al par que simple funcionamiento de la vida vegetal, esta¬ blecido por el Creador, con destino á la repro¬ ducción y conservación de los seres vivientes, sin cuyo conocimiento sería imposible auxiliar á la naturaleza, contrariada, á veces, en su incesante trabajo, por los mismos agentes naturales y bas¬ ta por el hombre mismo con su ignorancia. Pero nuestros campesinos se resisten á comprender que este servicio lo prestan los hombres de estudio con innumerables penalidades, y se burlan de lasteorías, porque no hay quien les enseñe á her¬ manarlas con la práctica; y cortan ramas, multi¬
plican injertos y estirpan los pies de flor mascu¬ lina como seres inútiles; y en su empeño rutina¬ rio de multiplicar árboles productivos, acaban

SOLLEn

METEOROLOGÍA, ■2.a quincena de Febrero.

OBSERVATORIO DE D. JOSÉ RULLÁN PBRO—GALLE LE S. PELEO

TERMÓMETROS

Mfili TARDE VIENTO Atmosfera Pino. O

Manan Tarde Mañana

Tarde ffer.

Ter.

Dirección Fuerza

del Bar. del Bar.

O
a TJ

o

1 o
í

S?
x

4>
P M*
PX

Seco. íldo. Seco E Bar. Mil.» Bar. Mil9 i.a Tii i.a Trd. Maña. Tarde Milis. &

G.°9

G.os

«

16 15 5 14 10 2P2 10’0 14’8 144 12 17 14 10 14 12 14‘0 12'0 12’4 12’0 12 18 14 10 17 11 1T2 12'4 148 13’2 13 19 15 9 14 11 14'0 ll’O 12*0 10*8 13 20 12 10 13 11 13’0 1P4 12’0 li’0 14 21 13 10 14 11 13‘0 1P8 146 12*6 14 22 14 8 16 10 12'4 11’2 146 11’2 14 23 14 10 17 H 12’4 9’8 13’4 9’8 10
24 13 8 18 12 14’0 12’0 148 120 12
25 15 4 18 10 12*4 104 148 12*8 12
26 15 o 18 7 9’8 8'2 14*8 12’0 11
27 15 4 17 8 18’8 10*2 148 13*0 12
28 15 5 18 9 122 10’0 14*8 13*2 12

763 12 766 15 766 16 766 16 766 16 770 16 768 14 769 16 773 13 763 12 772 12 769 12 765 12

767 766 766 765 766 769 767 769 773 773 771 767 762

N. E. E. E. N. ■ N. E. N. O. E. E. S. E.

E. » E. E. » O. s N. » S. » E. » N. T E. » N. » N. » N. » N.

s D. D. Ll. Ll. D. Ll.
g C. Ll. » D. Ll.
C. Ll. s D. D. s Ll. D.
D. D. D. D. » D. D. I). D. » D. D.

P0 49 0*5
4 0-6 8 0*2 23 0-3 17 0*5
06 2 P0
2*4 1*5 3*0 1*3
P8

Observaciones

OBSERVATORIO DEL FARO LE «PUNTA GROSSA»

TERMÓMETROS. MAÑANA

TAKDE

VIENTO

Atmosfera Pifio.

Termó¬

Termó¬

Anemó¬

H

o Mañana.

Tarde.

Dirección metro Baró¬ metro Baró¬

del

metro

del

metro

metro. n.°

a>
a

p

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

Máxi¬
ma.

Míni¬
ma.

Baró¬

Baró¬

metro. Milí¬ metro. Milí¬

Grados metros Grados metros

Mna. Tí durante las 24 horas.

M.a Tarde Milis.

o p<
> W

16 18*0 9*0 17*0 11*0 16*0 763*0 10*0 760-0 N. N. 10.441 c. Ll.

3 1*0

17 140 10*0 16*0 10*0 16*0 760*0 10*0 760*0 N. N. 14.171 c. LL

4 0*9

18 14*0 10*0 16*0 10*0 16*0 769*0 16*0 764*0 N. N. 21.414 Ll. C. 32 0*5

19 17*0 10*0 16*0 11*0 14*0 762*0 14*0 763*0 N. N. 37.141 C. Ll. 28 0*8

20 17*0 11*0 17*0 11*0 13*0 762*0 12*0 762*0 N. N. 47.141 LL O. 22 0*4

21 16*0 10*0 17*0 12*0 13*4 766*5 140 761*0 N. N. 54.417 C. C.

3*0

22 16*0 9*0 17*0 11*0 13*0 764*0 14*0 763-0 N. N. 39.714 D. D.

4*0

23 15*0 9*0 16*0 11*0 14*0 766*0 14*0 766*0 N. N. 31.414 D. D.

4*0

24 16‘0 10*0 18*0 12*0 14*0 769*0 14*0 769-0 N. N. 26.714 D. D.

5*0

25 16*0 8*0 20*0 13*0 140 769*6 15*0 769-0 N. N. 2.141 D. T).

6*0

26 17*0 9*0 17*0 11*0 14*0 769*0 15*0 767*0 N. N.

.141 D. D.

5*0

27 16*0 9*0 17*0 12*0 15*0 764*0 15*0 762*0 N. N. 5.149 D. D.

2*0

28 17 ° 9*0 i8*o; 13*0 15*0 759*0 15‘0 759*0 SO. SO. 11.414 D. D.

5*6

í
NOTA. Cuando la casilla de la fuerza de los vientos está en blanco índica que la corriente era apenas perceptible, la S. indica que es suave, la F. fuerte, la T. tempestuoso y la U. uracanado. El estado del cielo, en 1-a casilla Atmósfera, se señala por las ini-
cíales: Ï). que indica despejado y O. cubierto. Las horas de observación son: á las 9 de la mañana y á las 3 de la tarde. Los termómetros están á la sombra.
OTRA. En ol observactorio del «Faro de la Punta Grossa,» los instrumentos están á 101 metros 620 milímetros sobre el nivel del mar.

Los anuncios que se inserten en esta sección pagarán.- Hasta tres inier cicres á razón de 0‘05 pesetas la linea; hasta tinco inserciones á
rus011 de 0!03 pesetas, y de cinco en adelante ¿ razón de 0‘0'2 pesetas. El valor mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de líneas
fle que se componga, será de 0‘50 pesetas. Las lineas, de cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, se conta-
iá,n por tipos del cuerpo 12 y el ancho será el de una columna ordina¬
ria del periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vez pagarán: Del ancho de una columna 1*50 ptas., del de dos 3 ptas,, y así en igual proporcióon.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0'05 pese¬ tas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. la línea del tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
l<oe suscriptores disfrutarán una rebaja de un 2S por ciento.

SERVICIO DECENAL ISLEÑA MARÍTIMA
ENTRE

L’ UNIÓN
Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

|j§
¡glgll

igp8|P&jajgg
por el magnifico y veloz vapor
LEÓN DE

ORO

Elidas de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del
Príncipe n.° 24. EN BARCELONA.—Sres. Rosich Caries y
|0omp.a, Paseo de la Adnana, 25.
EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com-
Wandant Sam ary- 5.

EL MOSAICO

COLECCIÓN DE ESCRITOS LITERARIOS EN VERSO Y PROSA

DE

Mf® ¿9

Fila y liesku

BASES PARA LA SUSCRIPCIÓN: La obra se publica por entregas semana¬
les ó bisemanales de treinta y dos páginas de texto, impresas esmerada¬ mente en buen papel y con su correspondiente cubierta.
Cada entrega vale veinte y cinco céntimos de peseta en Palma y treinta en los demás puntos; pudiendo los suscriptores, si así les conviniere, recibirlas por cuadernos de cuatro en cuatro entregas al precio de una peseta el cuaderno en todos los pueblos de Mallorca.
Las entregas sueltas ó atrasadas valdrán cincuenta céntimos de peseta. Con nna de las primeras entregas se regalará á cada suscriptor un
retrato del autor en fototipia. En el Establecimiento de Artículos de Escritorio, uLa Sinceridad,,
calle de San Bartolomé n.° 17, Sóller, se admiten suscripciones.

fOIBá DI LA
I
PliZA K PALACIO, 10—BA8QEL0ÍÁ
El dueño de este establecimiento, ex-dependiente de la fonda del Uni¬ verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de Mallorca y en
especial á los solierenses, la gran restauración que se lia hecho al ho¬ tel, en el que encontrarán en lo su¬
cesivo un esmerado servicio, lo mis¬
mo á la carta que por cubiertos, con gran rebaja en los precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y 6 pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la protección que de estos isleños, re¬
cibe.

calle En la

de San Pedro
núm.° 19, hay

naranjos y palmeras en macetas para vender; también los hay de plantel.

alquilarse una casa nueA/UfeUci y espaciosa, situada en la calle del Mar, de esta villa, y lo mis¬ mo se alquila amueblada que sin mue¬
bles.
Informarán en esta imprenta.
iíílál I10IÍIM
MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).

Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas
en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR

fiajei

anos

con itinerario.

El veloz buque á vapor

saldrá del puerto de Sóller para
Cette y Marsella
el miércoles dia 10, á las 2 de la tarde.
CONSIGNATARIOS:
En Sóller, D. Ramón Coll.—En Cette, D. Bartolomé Toas.—En Marsella, don J. Mayol.
LASOLLERENSE
DE
José eoiiii CERBERA j PORT-BOU (Frontera frap-espaoola) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y pescados,

CALLE DE SAN JUAN-14-SÓLLER

El profesor de música y director de la banda de esta localidad, José Rotger y Vidal, dará lecciones de solfeo, de piano, y de instrumentos para la banda, á la? horas y por los precios siguientes;

HORAS DE CLASE

Por la mañana: para niños, de once á
una.
Por la tarde-, para niñas, de cuatro á
seis.
Por la noche-, para jóvenes trabajado¬ res, de siete y media á ocho y media.

PRECIOS

Pesetas

Clases de solfeo, al mes . . . . Id. de solfeo y piano, id. . . Id. de solfeo é instrumento, id.

2‘Q0 5‘00 2*50

Las clases serán diarias exceptuán¬
dose los jueves para las de día, y los días en que tenga ensayo la banda para
las nocturnas.

Los pobres de solemnidad, que prue¬ ben serlo mediante certificado expedido por la Alcaldía, podrán asistir gratuita¬
mente' á clase.

En las horas que queden libres al pro¬
fesor, dará lecciones en el domicilio de los alumnos que lo soliciten, á precios
convencionales.

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬

SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social

10.000,000 Francos

Reservas .

8.705,000

Primas á cobrar . .

74.287,038

Total . .

92.992,038

Capitales asegurados Sienestros pagados .

15.127.713,242 194.000,000

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de trigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.
Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari¬ tana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.
❖Tinta negra Siglo XIX<tGinta comunicativa^Tinta violeta^ ❖Tinta carmin^Tinta para sellármete., ete.m
La hay en venta en el establecimiento h&
gWeiEXMB-San Bartolomé-17-SOLLER.

JOSÉ PONS
18 Monte Wationale? (8
CETTE (Herault)
Aduanas, transportes, comisión, con¬ signación y tránsito
A PRECIOS MODERADOS

Naranjos y limone-
ros. Los hay de diferentes tama¬ ños, hermosos, lozanos y de clases escrupulosamente escogidas, en el
vivero de Guillermo Rtíllan y Esta¬ des, Huerto del Convento.—Sóller»
LA SIIOHIBáB

El SiA FIM€A
Es Plá d‘ en Bieleta
PROPIEDAD

Establecimiento comercial é industrial
DE
J. MARQUÉS ARB0NA
CALLE DE SAN BARTOLOMÉ N.° 17

de B. Jala® Ortll
existe un extenso vivero, en el cual podrán escoger las personas que deseen hacer nuevas plantaciones en sus huertos, NARANJOS Y LI¬ MONEROS de clases superiores y
de todos tamaños.
Vencidas las dificultades que ha¬ bíanse presentado siempre para el transporte rápido y económico á Francia de los naranjos de jardín, tan solicitados por los sollerenses que quieren complacer á aquellos de sus parroquianos que desean ad¬ quirir esta clase de frutales de ador¬ no, en lo sucesivo por el insignifi¬ cante precio de 15 REALES uno, podrán tenerlos en el muelle de
Cette.
Diríjanse los pedidos á José Pizá (á) Parriñola, calle de la Rectoría, —SÓLLER.

Eli la sección de librería, de dicho establecimiento, además de toda cla¬ se de libros de primera enseñanza,
de texto en las escuelas de esta loca¬
lidad, hay en venta:
HISTORIA DE SuLLER en sus re¬
laciones con la general de Mallorca, por D. José Rullán Pbro.
INUNDACIÓN DE SÓLLER Y FORNALUTX, capítulo adicional á la Historia de Sóller, por 1). José
Rullán Pbro.
LA ESCUELA POPULAR, méto¬
do, razo mulo para la ampliación de la
primera enseñanza y preparación para el ingreso á la segunda, por don Francisco Saltor y Montagut.
DOS Y DOS FAN CUATRE, ó sia primera tanda de veritats ditas á n’es vesins de sa populosa ciutat de Sy Illot, per un tal P amo ’n Tòfol de sa Llana (molt conegut á ca-seua.)
CONCHA Y CATALINA, novela de costumbres sollerenses, por don
Juan B. Enseñat.
SQLL33R.—•Imp. de «La Sinceridad»