ASO XII—2.a EPSCA-NUIVk 518
ASO XII—2.a EPSCA-NUIVk 518
r

V# ••
SABADO 13 DE FEBRERO DE 189?

bOLLER

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Sóller: Administración. Francia: D. Guillermo Colom—Quai

Commandant

Samftry-5-Cette

(Herault.)

Antillas: Méjico: D.

Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Arecibo
Damian Canals—Constitución-19-San Juan

(BPauuetritsot-aR(iTcaob.)asco.)

FUNDADOR Ï DIRECTOR-PROPIETARIO: Juan Marqués y Arbona,

¿f

REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN:
Calis de San Bartolomé s.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN

Espa&a: 0*50 pesetas al mes. \\

Francia- 0’75 francos América: 0’20 pesos

id.
id.

id. [PAGO ADELANTADO
id.)

Números sueltos—0’10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiquen sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsables sus autores.

PASATIEMPOS LITERATURA Y

Nada es más fácil que hallar el vicio, i libros y cuadros de mérito, ofreció un dad gozara tranquilamente de su sueño sus frases) hoy... füí por labor... Me di*

Esto pensaba la joven media hora des¬ sillón á Marta... y sentóse enfrente de de bestia recelosa.

jeron que no había... Es claro... Somos

pués, marchando resignada al lado de ella. Durante un rato la miró fijamente »No. En lo que yo pueda he de evi¬ muchas... Entonces... por eso; sí, señor,

LA ORGÍA DE UN ALMA

un hombre, en dirección á... ¿qué im¬ sin decir nada, y la muda contempla¬ tarlo. Es deber general, pero en mi más nada más que por eso... portaba el sitio? La infeliz no se fijaba ción hizo que la melancolía de su rostro que en otro cualquiera. Conozco el es¬ —Bien—dijo el jóven.—No se acon¬

en las calles... Cuanto más lejos mejor. se acentuara. El criado trajo el té y fuerzo titánico que se necesita para rom¬ goje Vd.; afortunadamente la desdicha

Al escuchar Marta la respuesta del co¬ Cuando el hombre la habló, Marta esta¬ fiambres, desapareciendo en seguida á per el muro formado por el anónimo, la no se ha consumado... ¡No se consuma¬

merciante, sintió que las fuerzas la ba llorando...

una señal de su amo. Este, por sí mis¬ miseria, la falta de todo cariño, el con¬ rá—añadió clavando en el rostro de

abandonaban, y á no apoyarse con am¬ Su acompañante debía de tener el ca¬ mo, sirvió á la jóven, animándola á que tagio del mal... Sé que casi todos son Marta una mirada investigadora—si

bas manos en el mostrador, hubiera caí¬ rácter taciturno ó apocado, porque la repusiera sus fuerzas, y mientras Marta vencidos en esta lucha... Llámenme lo¬ Vd. no quiere...

do al suelo... Salió de la tienda, pálida, hablaba poco y con voz débil, como de lo hacía cada vez más asombrada de todo co... visionario... ¿qué importa? La so¬ El asombro que estag palabras lá pro¬

febril, lanzando maldiciones entrecorta¬ niño enfermo... Daba tristeza oirle... aquello, el otro, sentado frente á ella de ciedad espera al culpable para imponer¬ dujeron impidió á Marta responder.

das por los sollozos... Maldecía de todo: ¿Quién sería? Un perdido, sin duda.

nuevo, y sin dejar de mirarla, se abis¬ le la pena que señaló de antemano. Yo, Él, gozándose en aquella turbación*

del mundo, de su suerte, de ella misma, Tampoco importaba. Era el pan, el mó en sus ideas.

en mi pequenez de átomo, evito el cri¬ siguió hablando:

que no debía haber nacido, no, para calor, el bienestar físico del día siguien¬
verse en tal angustia. Toda firmeza te¬ te... Lo que ella había salido á buscar.

Lo que pensaba era esto:

men, procurando que el culpable no —Sí... de Vd. depende* Respóndame

—Aquí está... Es la de siempre... La nazca. ¿Que es imposible empresa? Para con toda sinceridad. ¿Le agradaría á.

nía un límite; pruebas tan rudas acaba¬ En una calle cuyo nombre no recordó mártir... La arrollada por el faDgo; la un hombre solo, considerado como ma¬ Vd. seguir trabajando como hasta el

ban con la virtud mejor templada, con entonces Marta, y ante una casa de se¬ vencida... Cuando la vi al pasar llora¬ niático, si. Pero si el afán que se gasta presente... con más desahogo, con com¬

la resignación más grande. ¡No más! La vera apariencia, se detuvo el hombre... ba... Aún tiene los ojos enrojecidos. En en hundir honras, se empleara en forta¬ pleta seguridad para el porvenir.*, y al¬

infeliz protestaba. Se arrepentía del pa¬ Abrió la puerta con la llave que sacó de su rostro lleva impreso el sello de la lecerlas... ¡cuál otro sería el mundo!... go más provecho?

sado... un pasado lleno de privaciones, su bolsillo, y encendiendo una cerilla miseria, de la fatiga, de la lucha diaria Decir «no hago esto porque nadie lo ha- j —Sí, señor, sí...—apresuróse á respon¬

completamente tonto... Para atrinche¬ invitó á Marta á que entrara... Al po¬ para vivir á medias, siu descanso, sin ce y mi esfuerzo se perdería como una der la jóven, muy animada.—¡Ese es

rarse en su pudor y resistir como una ner la jóven el pie en el primer peldaño placer alguno, con hambre. ¡Es la de gota de agua en el mar» no es razón... mi mayor deseo!

mártir las asechanzas del vicio, no pe¬ de la escalera, amplia y suave, el otro siempre, sí! Basta verla... Su asombro, Es pereza, es egoísmo...

—Pues considérele Vd* como realiza¬

día más que uua cosa, ¡trabajo! ¿Se pue¬ la ofreció el brazo, diciéndola con dul¬ su raído traje, sus dedos picoteados por »Aparte (y al llegar á este punto de do..* Mañana irá Vd. á la casa que yo la

de pedir menos? Pero, por lo visto, ha¬ zura:

la aguja, su manera de comer y beber, sus reflexiones el jóven sonrió dulce¬ indique con una tarjeta mía... La dáráü

bía muchas en iguales circunstancias —Apóyese Vd., hija mía... Estará que indica la falta de costumbre y de mente), aparte de que tal tarea esconde á Vd. lo que solicite..* La pagarán á

que las suyas, y el comerciante se lo Yd. cansada.

educación, todo lo prueba; ¡pobre, po¬ un placer que muy pocos disfrutan... Vd. mejor que hasta hoy... y, se lo re¬

había dicho, era menester alternar... ¡Hija suya!... Este cariñoso nombre bre! De no haber tropezado conmigo es¬ Porque, viniendo á cuentas, ¿qué dicha pito, puede Vd. estar segura de que

Una semana á unas, la siguiente á conmovió á Marta, que miró á su acom¬ ta noche, en el momento más crítico de podría proporcionarme el hecho de ser mientras quiera Vd. trabajar, üo le fal¬

otras, y así quedaba el hombre en paz
con su conciencia, y cumplía con sus
compromisos... A todas no se podía
complacer... Pues bueno: luchar con el destino en
tales condiciones, era lo mismo que

pañante... A la débil luz de la cerilla
pudo apreciarle mejor que en la calle. Era un hombre joven, de correctas fac¬ ciones. melancólica expresión y mirada triste y profunda, como de persona que ha sufrido mucho y aprendido en el su¬

su vida, ¿qué la esperaba? Lo que á to¬ das las que al huir de un hogar frío, pobre, dura cárcel más que sitio de tran¬ quilidad y de dicha, dejan en él la ver¬ güenza que las estorba para su objeto. La esperaba el beso de un hombre cíni¬

yo el primero (se me antoja que lo seria) que empujase á esta infeliz que por desesperación ha llegado al borde del abismo, y que en este momento con¬ templa con terror el oscuro fondo, se¬ gura de que dentro de poco ha de revol¬

tará trabajo... Y si por casualidad le fál¬ tase alguna vez, ó si Vd. se cansara de
lo que pudiera considerar como escla¬
vitud constante... (respondiendo á un ademán de Marta). Pudiera pasar, hijá mía... ¿Quién puede asegurar nada?..*

piedra á pretender derribar un muro de

frimiento. Vestía cou elegancia severa, co, que manchase su rostro como la ba¬ verse en él? Pues ninguna dicha... Ni En fin. en ese caso, solo una súplica le

cabezadas... La virtud resultaba de mu¬ y en todo él había ese carácter de dis¬ ba de un reptil mancha la flor. La es¬ tampoco á nadie... Todos desprecian á hago... Que antes de tomar resolución

cho precio, como que costaba la vida... tinción que dá la naturaleza y refina la. peraba la frase soez que rasga el pudor las mujeres á quienes compran... No alguna se acuerde Vd. de que en el mo*

Ella, Marta, era muy joven, y aunque
un tanto ajada por las privaciones y la
tarea continua, no era su cuerpo tan

costumbre. A Marta le pareció muy guapo, y le produjo curiosidad y algo de respeto... Se dijo que cuando aquel

como acerado puñal; el precio vil de su cuerpo, precio entregado á regañadien¬ tes, porque, satisfecha el hambre, se ta¬

hay excepción... ¡Comprar lo que se desprecia! Sólo el vicio tiene estos ab¬
surdos.

mento más crítico de su vida etícoütró us*
ted á un hombre que la salvó de la des* honra... y del vicio.;, y que venga us*

despreciable que, puesto en venta, fuera hombre la despidiera al día siguiente,
preciso adjudicársele á la honradez por pagándola con unas monedas la honra
falta de mejor postor... ¿Pues qué reme¬ ¡ perdida, el hecho iba á hacerla llorar dio quedaba? ¿Morirse de hambre?... más amargamente que cuando se le en¬

sa más bajo lo que se dió para satisfa¬
cerla. Sí... Esta noche hubiera sido te¬
rrible para esta infeliz. Pero, andando el tiempo, la costumbre borraría la re¬

»Todo placer que nace de los sentidos es falso... Ahóndese un poco y se verá que lo es. Eu cambio, el rnio es un pla¬ cer verdad, que traza honda huella, que

ted á buscarle, por si la salvará por se*
gunda vez... ¡Él cree que sí!
El tono del jóven era grave, casi so¬ lemne* Contemplábale la infeliz cotí

Bah... Eso era una tontería. Marta no contró en la calle... Hubo un momento pugnancia, y acabaría por entregarse al se recuerda con delectación. Pensando arrobamiento como á una imagen san*

se sentía ya con fuerzas para ser már¬ en que creyó que la faltaban fuerzas pa¬ que la solicitara, indiferente, sin lucha, en la alegría que va á tener esta desdi¬ ta. Sentíase arrepentida de sus tóalos

tir... ni siquiera santa.

ra seguir adelante, y estuvo tentada á pensando en otra cosa. Como si su vida chada al saber que sin el horrible sacri¬ pensamientos, capaz de ir al martirio si

Mientras así pensaba, y ya en su ca¬ pararse en firme, separar su brazo del no tuviera más objeto que éste, tan ba¬ ficio á que estaba dispuesta, sin repug¬ aquel hombre se lo mandaba* Cruzó las

sa, puesta ante el espejo, arreglábase la de su compañero y decirle:

jo, tan innoble.

nancia de ningún género, sin remordi¬ manos y cayó de rodillas diciendo:

descompuesta mantilla, y por primera —No... Perdone Vd... No subo... no »Y después, un día... Es probable, ca¬ mientos en lo futuro, va á poder conti¬ —¡Dios mío! ¿Qué hice yo para merecer

vez en su vida (pues basta entonces, co¬ puedo... ¡Con Vd. no!...

si seguro... El vicio, esclavo de la ley nuar viviendo... yo también siento una tanta caridad, tanta dicha?

mo una de las heroínas del gran poeta, Pero pensó en seguida que lo mismo fatal y ciega de la naturaleza, pondría alegría inmensa... ¡La explosión subli¬ Alzándola del suelo respondió el joven:

fué mujer que se peinaba de espaldas al la hubiera sucedido con otro... La pro¬ en este cuerpo prostituido el germen de me de un regocijo que solo se encuen¬

—Nada tiene Vd. que agradecerme.¿*

espejo), experimentó gran disgusto por testa no venía de que él fuese lo que un hombre, y si Dios se olvidaba de él tra en estas cosas!... ¡Sólo en éstas!... Para vender placer se echó Vd. á la ca¬

suponer que á su belleza faltaba el bri¬ era, sino de ella misma... del último es¬ y no le infundía lo que á mí, nacido en Gocemos, pues. ¡No solo han de gozar lle. Puesto que me le ha dado, mucho

llo necesario para lograr lo que por ca¬ tremecimiento de un pudor que se resis¬ esas tristes circunstancias, me infundió, los cínicos!

mayor que el que puede imaginar, obli¬

mino más decente era imposible. Ráfa¬ tía á morir... Y como la cosa estaba de¬ si no le animaba con sn divino fuego,

Levantóse entonces el jóven, y acer¬ gación mía es pagarle, ó quedaría yú

ga de un instante, porque la vanidad cidida, por la imposibilidad de hallar si no ponía en su cerebro y en su cora¬ cándose á Marta le dijo:

muy por debajo del vicioso con quien

que apuntaba en ella la dijo que. aun otro camiuo, la jóven no pronunció pa¬ zón poder bastante para elevarle sobre —El aspecto de Vd. es el de una obre¬ hubiera Vd. tropezado á no encontrarse'

marchita, era apetitosa, y que la misma labra... y siguió andando... Valga la el cieno que le sujetaba en su asquerosa ra... ¿Me engaño?

conmigo...

fatiga de sus facciones daba más interés frase, su alma se encogía de hombros. blandura, aquel hombre, que por nacer

—No. señor—respondió Marta, apro¬

Y añadió sonriendo:

á su persona, con lo que quedó satisfe¬

En el piso principal el jóven se detu¬ del crimen estaba lejos de la humani¬ vechando la ocasión para realizar un

—¡También el alma tiene sus orgias y

cha en éste punto, y ardiendo ya en de¬ vo de nuevo. Llamó. Un criado abrió la dad, aquella semilla de un alma arroja¬ deseo que se apoderó de ella desde que se deben pagar en lo que valen!

seos de probar la fue-rza del único po¬ puerta y se inclinó respetuosamente al da al azar y de cuyo cultivo do se cuidó entró en la casa: el de disculpar su falta der que la restaba. Para conseguirlo, se paso de los que entraban. El jóven le nadie, ocuparía inconscientemente un antes de cometerla.—No se engaña

Luis de Ansorena.

echó á la calle..., cerrando los ojos del alma, como quien cierra los de la cara para arrojarse al mar.

dijo: —Lleva el té al despacho.
Ya en éste, elegantísimo y lleno de

puesto entre la canalla, sería carne de presidio, carne de horca. Un infame más que exterminar para que la socie-

Vd... Soy costurera... En este oficio be trabajado desde que acerté á manejar la aguja... Pero... (y las lágrimas cortaron

P) F®M<i3TÍW
QUIEN A HIERRO MATA...
Lola, que lo esperaba con mortal an¬
siedad, recibió terrible golpe al verle en aquel estado.
Se lanzó á su cuello y perdió el senti¬ do en sus brazos. ¡Lo había comprendi¬
do todo! III
Aquella nueva y horrible situación á que el destino los condenaba precipitó la implacable enfermedad de Lola,
La pobre niña carecía de todo y son¬ reía siempre como el ángel- que entrevé
el paraíso. Paco recurría á todos los medios, lla¬
maba á todas las puertas. Los amigos no querían, los parientes no podían, por
contar con pequeños haberes. Tuvo que renunciar á la única salva¬
ción de Lola y dedicarse á ganar con su trabajo el pan de cada din.
Como el héroe manchego pasó las no-

ches de claro en claro sin lograr apenas el descanso del sueño y los dias de tur¬ bio en turbio copiando á destajo manus¬

¡Cuánta razón tenia mi ángel queri¬ do al asegurar que nuestra felicidad era
un hermoso sueño!

critos para un teatro.
Absorto al parecer en su trabajo, ob¬
servaba en realidad sin cesar á su ado¬
rada Lola y seguia con desesperación los progresos que el mal hada en aque¬
lla débil naturaleza.

¡Ay! ¡Que pronto ha venido el des¬ pertar!
En aquel suplicio de Tántalo trans¬ currieron dos meses, al terminar los cuales Paco, que estaba en plena juven¬
tud. tenía la cabeza blanca como un an¬

¡Veía morir á aquel pedazo de su al¬ ciano.

ma por quien hubiera dado cien vidas á disponer de tantas, sin que le fuera po¬ sible hacer nada, obligado á presenciar¬ lo inactivo! ¡Jamás hombre alguno su¬ frió tormento más espantoso!
Ideas terribles cruzaban á veces por
su calenturiento cerebro, pensamientos
que su conciencia rechazaba lo impul¬

Lola ya no sufría; acariciada siempre por ensueños lisonjeros, entregada á
rosadas fantasías, á medida que su cuer¬
po se consumiu se engrandecía y ale¬ graba su alma inundándola de esperan¬ zas, como si al desprenderse de la mise-ra materia quisiera hacerla gozar todos
los encantos de la ilusión.

saban á la protesta violenta, á la furiosa rebelión de todo su ser por tan inmere¬ cida desgracia. Pero el acceso pasaba y

Un dia en que Paco lloraba y Lola sonreía ésta lo atrajo hacia si dulcemen¬
te diciéndole:

venia el abatimiento. Entonces se decía

—Ven. mi adorado' loco, pesimista

mirando á Lola:

tenaz,- y no- sufras sin motivo. Tengo el

—Cuán cierta es la máxima de Sene- ' presentimiento d'e que nuestra suerte ha

ea: Llamas á la desdicha cuando dicho¬ de cambiar bien pronto de la manera

so te buces,

¿ más favorable. Restablecida yo por

completo, haremos un viaje de recreo que me acabará de fortalecer.
¿Y adónde iremos, Paco mió? Él no pudo contestar, harto hacia con
dominar su violenta emoción.
—A Italia,—continuó la pobre niña. —al pais del arte y la poesía.
¡Siempre ha sido ese mi sueño do¬
rado!
Tú no lo crees, piensas que son ilu¬ siones mías; pues te equivocas como se equivó el doctor respecto á mi enferme¬ dad. Dijo que solo me curaria yendo á Panticosa y ya lo ves, no he ido y estoy tan bien, solo un poco débil; pero mejor
que nunca. Paco la estrechó entre sus brazos loco
de dolor.
¡Aquel bienestar le asustaba! Tocó
sus manos:: abrasaban más qúe nunca.
--Tienes fiebre,—murmuró1,—Voy co¬
rriendo por el médico1. — ¡ Tontc! ¿Para qué? ¿Note digo que
jamás me lie sentido tan bien? Gomo duermo poco por la ücclieV se vá apode¬
rando de mi un sueño tan dulce... Dame

tu mano.- Paco, Paco mío, ¡que feliz me
hace tu amor!
Y Lola se durmió etí efecto; pero parí no despertar jamás.
Sin sacudidas, sin agonía voló el al¬ ma de aquel ángel á su patria: el cielo.
IV.
¡Pobre Paco! Al perder el ídolo de to¬ da su vida, á aquella mujer tan adora* da que lo era todo para él, dejó de ser' un hombre para convertirse en la està¬
tua muda del dolor.
Cual si con Lola hubiera muerto su
ser moral alentando sólo el físico por un cruel ensañamiento de la materia, Paca'
no lloró úi hizo desesperadas demostra¬ ciones. Jfelado. impasible, mudo', cum¬ plió sus últimos deberes con movimien¬
tos de autómata, y como un cadáver galvanizado siguió hasta el cementerio1 al cuerpo que se llevaba su alma.
Aquella era la última morada dé laf
compañera de su vida y allí se instaló1 como el perro fiel que guarda la se-*" pultura de su amo.
Nadie logró sacarle de su- mutism-oV

SÓLLER

2

Sección Científica
OTICMO DE LOS TIEMPOS fiRAMATICJLLB
El latín carece de un modo condicio¬
nal que, como en español, tuviera una forma aparte, exclusivamente suya. Lo suple por las formas subjuntivas del pretérito imperfecto y pluscuamperfecto
(por ejemplo: si tacuisses philosoplius mansisses) las cuales pueden asimismo usarse en español con muclia propiedad y promiscuamente con el modo condi¬ cional en la apodosis si son las en ara é iera, mientras que las en ase é iese, á
las que aquellas en ara é iera pueden -i g-u alimen te sustitu-ir en la hipótesis, es¬ tán rigurosamente vedadas en la apo¬
dosis.
Al mismo tiempo ocurre que por las formas compuestas se usen las simples •en ara é iera en la hipótesis como en la apodosis cuando se trata de cosas pasa¬ das en el sentido de negación implícita, asi corno se ha visto que estas formas simples se emplean también en sustitu¬ ción de las compuestas del indicativo de pretérito pluscuamperfecto—uso que trae su origen del mismo tiempo latín
del cual se han derivado.
Por ejemplo: La Campana de Scliiller seria la primera poesía lírica del siglo XIX si no se hubiese escrito en el penúl¬ timo año del XVIII y no llevase impreso el espíritu de aquella era, aunque en su parte más ideal y noble; si no le ven¬ dieran y descubrieran (=hubíeaen ven¬ dido) los que le ayudaban, dichoso hu¬ biera ó habría sido él y no habría ó hu¬ biera tenido ó no tuviera que abando¬ nar el plan; si al ánimo, á la industria y á las trazas de Cervantes correspon¬ diera ó hubiese correspondido la fortu¬ na, hoy fuera el dia que Argel fuera de los cristianos=hoy seria Argel de los cristianos; yo hablara (=hablaria) más
bien criado, si fuera (=fuese que vos; si como Sancho recibió los golpes en las
espaldas los recibiera (=hwbiese recibi¬ do) en la cabeza. quedara (=hubiera ó habría) quedado D. Quijote libre de pa¬ garle el salario; la muerte le diera (==daria) con mis manos, si pudiera.
Negación que latentemente implican
las Cláusulas Condicionales de
Significado Metafórico
©icbo se está que la relación de ante¬ rioridad metafórica indiferente para el tiempo se hace signo de negación indi¬ recta ó implícita relativa á lo presente ó bien signo de lo irreal expresando me¬ tafóricamente el concepto do no haber
de hacerse ó de no haberse hecho lo que
el verbo condicionado sujiere por de¬
pender ó haber dependido de una condi¬ ción irrealizable ó no (aun) verificada ó
sea no realizada.
De donde resulta asimismo que, sien¬
do la condición irrealizable ó no realiza¬
da. la. causa ó el motivo de la imposibili¬
dad de hacerse ó de haberse hecho lo
que el verbo condicionado indica, la hipótesis lleva implícitamente incluido el concepto de una oración-adverbio
causal de sentido negativo.
Por ejemplo: si este poeta hubiera te¬ nido el espíritu poético en el mismo grado en que tenía talento de ejecución, ingeniosa curiosidad y dominio de la
escena, habría ó hubiera creado un ver¬ dadero teatro, en vez de aquel producto híbrido é incoloro (como no tenia espí¬
ritu poético, no ha creado un verdadero
teatro.) Si ahora los verbos asi de la hipótesis
como de la apodosis llevan expresa una negación, el concepto de una cláusula .condicional de sentido implícitamente
negativo que contradice al expreso se vuelve positivo del todo.
Por ejemplo: si Lessing no hubiera escrito la dramaturgia, quizá la crítica romántica no hubiera fijado nunca sus miradas en el teatro español.
Pero si tan solo sea la hipótesis sea la apodosis lleva negación expresa, el con¬ cepto de la entidad elocutiva con la ne¬ gación expresa á la cual contradice la negación implícita de la anterioridad metafórica, resulta á ser una negación de negación y se vuelve positivo, mien¬ tras que el sentido de la entidad elocu¬ tiva que no va caracterizada por una
negación expresa que contradiga á la negación implícita se desenvuelve deci¬
didamente negativo.
Por ejemplo: si fuese más modesto no hablaría siempre de si propio; el ideal de elegancia mundana hubiera sido cons¬ tantemente el suyo si el soplo de la pa¬
sión abrasadora no le hubiese levanta¬
do sobre si mismo y si grandes poetas
estranjeros no le hubiesen mostrado un
ideal más alto.
Hay un solo caso donde en una cláu¬

sula condicional de significado metafó ¬ rico no va incluido un concepto de ne¬
gación implícita respecto de la condi¬ ción que se supone; pues cabe concep¬
tuar como posible ó eventual una con¬ dición metafórica; entonces lo metafóri¬ camente condicionado implica asimismo el concepto de futuro respecto del mo¬ mento de la palabra.
El sentido de una condición metafóri¬
ca conceptuada en presente con referen.cia al tiempo futuro, incluye compleja¬ mente asi la idea de posibilidad como la de eventualidad, de suerte que la condi¬ ción, aunque se mire á veces como muy dudosa, puede verificarse contra todo lo que no se espera; y asi es que se des¬ truye la idea de negación implícita re¬
lativa á lo realizable inherente á todas
las demás construcciones de cláusulas
condicionales de significado metafórico. Al mismo tiempo hay que advertir
que, bien mirada y examinada tal cláu¬ sula. no se tardará en percibir el que no
es otra construcción sino la de una cláu¬
sula condicional de sentido recto trasla¬
dada á la llamada construcción poten¬
cial.
Por ejemplo: si un espíritu tan rico y complejo, tan independiente como el suyo, pudiera ser aprisionado dentro de una escuela, si alguna de las tenden¬ cias del arte pudiera reclamarle por suyo, no seria ciertamente el romanti¬
cismo, sino el drama de costumbres mo¬
dernas; si la poesia no fuese (=esl arte de sentimiento, ¿para que serviría (— sirve) la poesia? de esta manera, si yo fuese rey por algun milagro de los que vuesa merced dice, por lo menos Juana vendría á ser reina; tendría que detener¬ me aun algunos dias, si él llegara hoy (atengo que detenerme si llega, llega¬ re hoy) si Vd. quisiese oirme, yo le ex¬ pondría razones por las que vería que no he podido obrar de otro modo—si Yd. quiere oirine. yo le expondré—si el
accediese á nuestros deseos, á París nos
iríamos (Íbamos.)
Dr. Máximo Hertting.
(Se continuará).
iarrTIB>0<gBBBaw»
ABOLOS MINERALES
La competencia en las condiciones productoras, el esquilmamiento de las tierras y el mayor número de las nece¬ sidades de las gentes, hacen que por
todos los medios se trate de sacar á las
tierras un rendimiento superior al nor¬
mal.
La disminución de la riqueza pecua¬ ria ha traído consigo la escasez y enca¬ recimiento de los abonos orgánicos.
El absentismo, entregando las tierras en manos de colonos que han de vivir ahogados con la renta en unos casos, y la extremada división de la propiedad en otros, hacen que las tierras no se barbechen ni tresañen, trayendo como resultado una producción ruinosa por lo baja.
Los grandes propietarios, que puedan tresañal* ó partir su.hacienda para tres años, haciéndola descansar dos, tendrán resultados sin abonos; cada año de bar¬ becho equivale á una abonada, pero es¬ to no es ya posible en estos tiempos.
El aumento déla población, los tri¬ butos y las necesidades siempre cre¬ cientes, exigon lo contrario.
El cultivo intensivo se impone; hay que producir mucho y barato.
Esto es lo que todos los días se nos dice por gentes que, en muchos casos, no saben lo que dicen.
Nosotros, siempre hemos creído que se puede forzar la producción en grado relativo-, loque no entendemos es que guarde relación siempre lo mucho con
lo barato.
Puestos ya los labradores en el caso de forzar la producción, ha venido, en de¬ fecto de los abonos orgánicos, el empleo de los inorgánicos ó minerales.
Preconizados éstos, la industria y el comercio, no siempre de buena fé, lan¬ zaron al mercado sus productos, con bombo y platillos y animada compe¬
tencia.
Los labradores compran sacos á 8, 7, 6 y 5 pesetas. Ellos no sabían lo que compraban; los que lo vendían tampo¬ co. La mayor parte personas indoctas, con el único aliciente de la comisión; garantías no las hay serias.
Ofrecen tal ó cual titulación; pero esto
es ilusorio. Ni el labrador sabe analizar,
ni el que se analice un saco garantiza la composición de los demás.
Los abonos deben ser preparados por el labrador directamente, con las pri¬ meras materias, evitándose de pagar como éstas, el yeso y las cenizas, y los transportes de las mezclas.

La prensa, dedicando preferente aten¬ ción á estos importantísimos asuntos, puede contribuir muchísimo á la mayor
ilustración de sus lectores.

* **
En tres grupos pueden dividirse los diferentes abonos minerales: potásicos, amónicos y fosfóricos.
La especulación industrial y la nove¬ dad les han atribuido quizás virtudes

mayores de las que poseen. La experiencia de los que los hemos
usado, nos ha hecho observar el justo

medio.

Entre estas observaciones, son de in¬

discutible mérito las llevadas á cabo en

el año último, por el competente agri¬
cultor catalán D. Manuel Raventós.

Sembradas cinco parcelas, con gasto de 300 pesetas de abonos por hectárea, el rendimiento fué como sigue:

PARCELAS

Hectokllos
de gavillas

1.a Sin abonos

27

2.a Con 398 kilógramos de sulfato de potasa (sin ázoe ni fosfatos)
3.a Con sulfato de potasa (sin ázoe)
4.a Con 512 kilógramos ni¬ trato potásico (sin fosfatos).
5.a Con 750 kilógramos ni¬ trato sódico (sin potasa ni fosfato)

23,5 26,5 38
42

De la comparación del rendimiento se deduce que el ázoe ó nitrógeno ocupa el primer lugar como abono; que los po¬ tásicos, al menos en lo que á cereales y leguminosas afecta, son completamente inútiles; y que el ácido fosfórico no es en muchos casos lo que debiera, por lo que se llama reírogradación de los fosfa¬ tos, de no ser de reciente preparación. A poco tiempo de ella el fosfato monocálcico ó superfosfato. que es soluble, se transforma en bicálcico ó insoluble, po¬
co útil como abono.
Uno bueno, será, pues, la mezcla de un producto nitrogenado, especialmen¬ te el sulfato amónico y el nitrato sódi¬ co, con el fosfato monocálcico. lo más
reciente y de la mayor solubilidad po¬
sible.

Entre los dos primeros, como más ri¬ co en nitrógeno, debe preferirse el sul¬ fato amónico. Cien kilógramos de ese producto cuestan 30 pesetas y contienen de 20 á 21 por 100 de nitrógeno. La mis¬
ma unidad de nitrato de sosa, cuesta 29
pesetas y sólo contiene de 15 á 16 por 100 de nitrógeno.
En las tierras salitrosas no deben em¬

plearse los nitratos de potasa; los de so¬ sa, tampoco se’hallan muy indicados.
Para cereales, sería un abono conve¬
niente la siguiente fórmula:

Sulfato amónico Fosfato de ácido de cal, so¬
luble
Yeso calcinado y molido. .

10 partes.

20

»

70 »

En esta ó parecida proporción, según la variable composición del campo, pre¬ párense por sí los labradores los abo¬ nos, comprándose las primeras materias y huyen de comprarlos compuestos, en los que tanto engaño puede caber.

Variedades
Los zapatos viejos
Los zapatos viej@s. cuando no pueden ser ya utilizados por los pobres, se apro¬ vechan para hacer cuero artificial, «cue¬ ro de Córdoba», para hacer sillas de sala y de comedor, haciendo con sus restos una especie de pasta.
Otra industria bastante próspera con¬ siste en la transformación de los zapatos viejos en zapatos nuevos. Esta es la ocupación principal á que se entregan los militares internados en la prisión de Montpeller.
La mayor parte de los zapatos viejos lo facilita España. Se les descose y se arrancan todos los clavos; después se ponen los pedazos á remojo, á fin de que se ahuequen un poco con el agua, y se cortan zapatos para niños y niñas.
De la misma manera se aprovechan suelas, los más pequeños pedazos de las cuales se emplean para hacer los taco¬ nes á lo Luis XV. Los pedazos un poco mayores forman las suelas de los zapa¬
tos de los bebés.
Los clavos arrancados no se desper¬ dician tampoco, pues se separan los de hierro de los de cobre, vendiendo estos últimos á un precio bastante elevado.
Las últimas recortaduras, los restos
que se barren, sirven para abono. Resulta, pues, que no se pierde nada.

La harina ds linaza
La harina de linaza que viene em¬
pleándose para la alimentación de ga¬
nadas ha subido de precio 3 ó 4 pesetas en 100 kilos en menos de ocho dias, y ello es debido á la grande exportación
que hay de dicho artículo para Ingla¬
terra, donde de antiguo se dá la prefe¬ rencia á ese producto para la alimenta¬
ción y engorde de ganados.
Si en vez de harina se acostumbrasen
los ganaderos á emplear el producto tri¬
turado del tamaño de avellanas, sería
más conveniente para comerlo los ani¬ males y resultaría un poco más barato.
Además, á la harina es más fácil mez¬ clarle otra substancia, como hay quien lo hace sin conciencia, cuyo engaño no
podría admitirlo el producto triturado.

Una revista científica refiere que, exa¬
minado hace pocos días un^azafrán que á primera vista nada ofrecía de particu¬
lar, se encontraron hilos estilares ama¬ rillentos del mismo, con los que casi
siempre se adultera aquél, y unos fila¬ mentos de naturaleza vegetal, muy abundantes, de color rojo azulado.
De las experiencias hechas se colige que dichos filamentos son estilos de una flor, probablemente del clavel, que tan¬ to abunda en España, valiéndose para darles coloracióu de la fuchina àcida, utilizando la glucosa para fijar mejor el
color.
La falsificación está tan bien hecha, que hasta los más expertos encontrarás no pocas dificultades para descubrirla.
Semilla de remolaeka para Australia

Otro invonto do Edisson

El departamento de Agricultura de Australia ha comprado últimamente en

El incansable electricista Edisson ha
inventado otro aparato que con el nom¬ bre de «vitascopo» dará á conocer muy pronto al público.
Este es una mejora del kinestacopo, y por medio de luces y poderosos lentes lanza sobre una superficie las figuras en tamaño natural de personas y animales,
señalando sus menores acciones y mo¬ vimientos.
Las fotografías de una bailarina, to¬
madas mientras bailaba, se arrollaron á
un cilindro y apareció aquella en la pantalla en cuanto funcionó el aparato, con tanto vigor y naturalidad, como si
se hallara en un escenario.
Las fotografías originales desarrolla¬
das en el cilindro son del tamaño de se¬

Europa una gran cantidad de semilla de remolacha, con objeto de repartirla gratis entre los labradores de aquel país.
Se ha preferido dicha semilla porque la remolacha, además de sus propieda¬
des sacarinas, es un valioso alimento
para el ganado vacuno. Se cree que estos ensayos determina¬
rán en Australia la creación de impor¬ tantes fábricas de azúcar do remolacha, si las primeras experiencias dan resul¬
tados satisfactorios.
Crónica Local

llos de correos, y se agrandan unas 600
veces.
El inventor se propone además per¬ feccionar el fonógrafo y combinarlo con el «vitascopo». de modo que sea posible para el público la audición de una ópe¬ ra, observándose al mismo tiempo los movimientos de los artistas que la
cantan.

Según bando que publicó la Alcaldía el próximo pasado domingo, mañana, día 14, á las siete de la mañana, en cumpli¬ miento de lo que dispone el art. 63 de la vigente ley de Reclutamiento, se pro¬
cederá al sorteo de los mozos compren¬
didos en el alistamiento actual y de los declarados exentos y temporalmente ex¬ cluidos por cortos é inútiles de los tres

últimos reemplazos en virtud de la dis¬

La época de la recoleooión del trigo posición transitoria de la referida ley.
El sorteo se verificará de nuevo en

En el mes de Enero se empieza la re¬
colección en Nueva Celanda, Chile y en algunas otras comarcas de la América
del Sur.
En Febrero, en Egipto y la India. En Abril, en Siria, Chipre, Persia y
Asia Menor.
En Mayo, en el Asia Central, China, Japón. Argelia y Marruecos.
En Junio, en California, Oregón. Sur de los Estados Unidos, España. Portu¬ gal, Italia, Hungría. Turquía. Ruma¬ nia, Rusia meridional, Bulgaria y Sur
de Francia.

esta población, en la Casa Consistorial y á la vista del público, en el salón del entresuelo, donde tantos años se verificó antes de dictarse la disposición según la
cual debía sortearse á los mozos en la
capital de la zona militar á que pertene¬
cían.
No cabe duda de que como ha de ha¬ cerse este afio dejará más satisfechos á los vecinos interesados y al público en general, y de seguro no faltará concu¬
rrencia numerosa al acto solemne que
no pocas madres esperan con zozobra.

En Julio, en la mayor parte del terri¬ torio francés, Sur de Inglaterra, Améri¬ ca del Norte, Alemania, Austria, Suiza
y Polonia. En Agosto, en Bélgica, Holanda y
Dinamarca.
En Septiembre, en Escocia. Norte de Inglaterra y de Rusia y en Suecia.
En Noviembre, en el África meridio¬

Animados estuvieron los bailes de
máscasa el domingo último, particular¬
mente el de la «Defensora Sollerense» á
causa sin duda de la anunciada adjudi¬ cación de premios á las mascaritas que
concurrieran con disfraces inás bonitos
y elegantes.

nal. Perú y Australia. En Diciembre, en la Argentina.

Tuvo lugar ésta á las once, tocando la música y entre los aplausos de la mul¬ titud. Fueron agraciadas:

Batos curiosos
He aquí datos curiosos sobre materia ó riqueza imponible en Francia.
Hay en la vecina república 4.984 cír¬ culos sujetos á impuesto, que tienen de entrada 7 y 1 [2 millones de francos por cuotas de socios, y pagan 1.300.000 fran¬ cos de impuesto.
El número de los perros inscritos pasa de 3 millones y la contribución llega á 9 millones de francos.
Se cuentan 93.271 billares públicos y privados, de los cuales pertenecen á Pa¬ rís 5.535, que satisfacen 1.114.000 fran¬

Con el primer premio una que vestía ele musulmana, con propiedad, sin omitir detalle alguno de los que constituyen el traje oriental.
Con el segundo una que llevaba un elegante y caprichoso dominó ele tercio¬
pelo negro con adornos de seda encar¬
nada, y Con el tercero una que lucía un boni¬
to y gracioso traje de estudiantina.
Otras muchas máscaras hubieran ga¬ nado premio también á haber más, pues que abundaron los disfraces nuevos y
vistosos, como no habíase visto hasta el
presente, pues que, salvo contadísimas

cos.

excepciones, no habiáse salido jamás de

El número de los coches registrados mamarrachos y ridiculeces, como sabe

es de 1.467.035, de los cuales un millón tanto como nosotros la mayoría de nues¬
sólo tienen dos ruedas. París sólo tiene tros lectores.

12.076 de cuatro ruedas y 1.839 de dos.
Las caballerías adscritas á esos ca¬
rruajes son en número de 1.163.544.

El corresponsal en este pueblo del
«Heraldo de Baleares» al dar cuenjta

El producto de lo que se recauda por este concepto es de 13 millones de fran¬

;

del certámen de máscaras del domingo, lanza á la publicidad los nombres de las

cos.

que fueron premiadas, lo que no ha can¬

sado muy buen efecto entre las jóvenes

que á dichas diversiones suelen concu¬

Nuava falsificación del azafrán

rrir; nosotros no los publicaremos, pues

consideramos que no habiéndose ellas

El azafrán, como todo producto que logra en el mercado precios elevados, es objeto, por parte del comercio de mala fó, de numerosas falsificaciones.

quitado la careta en el salón, después de obtenido el prémio, debe respetárse¬ les el anónimo, máxime cuando de la publicación del nombre podría resultar

lo contrario de lo que se propuso la
Junta de Bailes con la innovación. La
Comisión Calificadora prescinde de per¬
sonalidades, y obrando en justicia premia los disfraces, sin importarle nada quién
los lleva, que no deja de mantener la cara cubierta; pués bién, cállense los nombres y dése solo cuenta del disfraz que ha obtenido el premio, si algo quié¬ rese decir que despierte la emulación entre las jóvenes ingeniosas y de buen
humor.
Para el baile de mañana sabemos hay
preparados los siguientes premios:
l.o Un rico pañuelo de seda.
2.0 Un estuche con botellas de lico¬
res.
3.o Un pañuelo de seda, bueno sí, pero algo inferior en calidad ai destina¬ do á primer premio.
El martes, por la mañana, lució expléndido el sol, y, claro está, con tan hermo¬ so día no fueron pocos los vecinos que se decidieron á ir al Puerto, muchísimos de ellos á pié. La fiesta dedicada á Santa Apolonia mártir, resultó solemne y con¬ currida como pocas veces y quizás como nunca, presentando un hermoso aspecto „ ,el pintoresco caserío con tanta gente como desde lejos se veía hormiguear por doquier.
En el oratorio cantóse la misa mayor
con orquesta y predicó D. Bartolomé Pons Pbro., conforme habíamos anun¬ ciado, pronunciando éste un hermoso panegírico de la Santa, que cautivó al
auditorio.
Por la tarde, bajó á la barriada marí¬ tima la banda del Sr. Rotger, entrando en ella al son de entusiasta paso-doble, é instalada luego en un catafalco que se había levantado exprofeso en el muelle, en el sitio que ocupó antes la Consigna,
tocó durante el resto de la tarde hermo¬
sos bailables, á cuyo compás movíanse innumerables parejas.
Ya entrada la noche regresó dicha banda y también en la población entró tocando, disolviéndose en la plaza de la
Constitución.
Después de aguda enfermedad, falle¬ ció el lunes de está semana, en Palma, punto de su residencia habitual, nuestro paisano y distinguido amigo D. Baltasar Marqués y Marqués. La noticia recibió¬ se en esta por telégrafo casi en el mismo instante, y pocas horas después encon¬ trábanse ya camino de la capital nume¬ rosas personas, deudos y amigos del finado, que iban á rendir el último tri¬ buto al pariente ó al antiguo compañero respectivamente, y á unir sus preces y - sus lágrimas á las de su afligida familia.
El miércoles celebráronse en la parro¬
quial iglesia de Santa Cruz suntuosos funerales y á ellos asistió una numerosa y selecta concurrencia, como era de es
perar, pués si bién el Sr. Marqués había pasado su juventud en esta y en la isla

32..°° de Puerto-Rico, en sus años de residen¬ ción Mercantil Española, porta-voz de la

cia en Palma, retirado de la vida activa Sociedad del mismo nombre, domicilia¬

del comerciante, había extendido consi* da en Valencia, con sucursal en Barce¬

derablemente sus relaciones y gozaba de lona y sub-dirección en todas las capita¬

generales simpatías.

les de provincia. El objeto de la expre¬

Descanse en paz el alma del finado.

sada sociedad es:

A sil desconsolada viuda, á sus hijos,

l.o Extinción de la mala fe en los

todos ellos estimados compañeros nues¬ negocios mercantiles.

tros, y á toda su demás familia desea¬

Constitución de un capital común

mos resignación y consuelo al enviarles á base de mutualidad, que sin gravar

desde estas columnas la expresión de los presupuestos del comerciante con

nuestro más sentido pésame.

impuesto alguno extraordinario, tenga

Habiendo salido de Barcelona á las
doce ó á la una de la noche el domingo

éste asegurado una gran parte de los perjuicios ocasionados por los siniestros mercantiles, debidos á las suspensiones

último el vapor correo «Isleño», llegó á de pagos y quiebras.

este puerto el lunes á las once de la

Evitarse la gestión enojosa y

mañana. Después de desembarcada la ba- perjudicial de los litigios por cuenta

lija, quedó en observación el pasaje has¬ propia, pues la Asociación Mercantil Es¬

ta las tres de la tarde, en que fué admi¬ pañola, con mayor fuerza moral y mate¬

tido aquel á libre plática.

rial, se encarga de la dirección y repre¬

El «Cataluña» procedente de Palma sentación de todo lo procedente por

llegó á este puerto el domingo por la quiebras y suspensiones de pagos, con¬

mañana, y salió después de cargar un tando al efecto con personal facultativo

pico de naranja y algunas cajas de limo¬ idóneo puesto á su servicio.

nes, para Cette y Marsella directamente. Ya no puede perseguirse un fin más

El «León de Oro» es esperado maña¬ noble y por consiguiente más plausible;

na; si llega, cargará el lunes y martes por esto nos atrevemos á augurar para

para salir al anochecer de este último la sociedad un éxito completo.

día para Barcelona y Cette.

Se lo deseamos de veras, como desea¬

Una sensible desgracia ocurrió anoche
en el caserio del Puerto. Un muchacho de unos diez años llevaba carne en una
cesta y un enorme perro de Terranova se acercó á él oliéndola; el muchacho se

mos larga y próspera vida al periódico que es su órgano, al que devolvemos la
visita dejando con él establecido el
cámbio. .
* **
Igualmente lo dejamos establecido con

atemorizó y echó á correr, le siguió el otro nuevo periódico: titulase Mallorca

perro, y aquel en su fuga desesperada fue á parar debajo de una rueda de un carro que pasaba. Fué imposible al con¬

y es una revista dominical, bilingüe, des¬ tinada ai parecer á esparcir buena semi¬ lla y á combatir la filoxera moral que

ductor detener instantáneamente al ca¬ desgraciadamente va extendiéndose cada

ballo que iba al trote, y la rueda pasó dia más por nuestra querida isla.

por encima de un muslo al muchacho,

Con tan buenos propósitos como ma¬

magullándoselo y produciéndole además nifiesta, no podemos menos que salir al

fuertes contusiones.

encuentro al nuevo colega- para abrazar¬

Llamado el Sr. Pastor practicó al in¬ le, manifestándole al mismo tiempo nues¬

feliz la primera cura.

tros deseos de que viva muchos años

A la hora en que escribimos hemos libre de contratiempos.

sabido sigue relativamente bien el mu¬

chacho, de lo que nos alegramos, tanto

como sentimos el desgraciado accidente.

EN EL AYUNTAMIENTO

Anteanoche un pequeño hato de ovejas que pastaba eu el predio «Son Llampayas», ó en una finca del lado del mis¬ mo, fué dispersado por dos perros de presa, después de hacer en el mismo
atroz carnicería. Nueve son los anima¬
les muertos de diez que echó de menos su propietario, habiéndose encontrado ya esta mañana el otro que faltaba.
El inspector de carnes de está locali¬ dad, Sr. Ballester, ha ido á examinar la carne por si podía aprovecharse el todo ó parte de ella para la venta, y en vista del mal estado de la misma ha dispuesto sea enterrada, disposición que ha sido cumplida en el acto.
Visitó días pasados nuestra Redacción un nuevo colega valenciano: la Asocia¬

Sesión del dia 11 de Febrero de 1897.
Nuestra corporación municipal cele¬ bró en dicho dia la sesión reglamentaria de la semana, bajo la presidencia del Sr. Alcalde D. Juan Joy, con asistencia de los Sres. concejales D. Martín Mar¬ qués, D. Lorenzo Mayol, D. José Morell y D. Jaime Magraner.
Loida y aprobada el acta de la sesión anterior, se acordó que pasaran á infor¬ me de la Comisión de Obras las siguien¬
tes instancias: una de D. Nicolás Ber¬
nat Morell, de fecha 4 del actual, pidien¬ do permiso para alzar la pared de la cochera n.° 49 de la calle de la Alquería del Conde y agrandar el portal de la misma; otra de D. Pablo Mayol Arbona, del día de la fecha, pidiendo línea, ra¬ sante y permiso para elevar las paredes

de ambos lados del portal de entrada del huerto situado en las afueras, al extremo de la calle de la Romaguera, y colocar las barreras del mismo portal á mayor altura; otra de D. Bartolomé Joy Coll, de fecha diez del actual, pidiendo auto¬ rización para enlucir á caras vistas el frontis de su casa, calle de la Luna nú¬ mero 95, agrandar dos ventanas y alzar
el portal de la misma; otra de D. Pablo Miró Ozonas, de fecha ocho del actual, pidiendo permiso y línea para verificar
algunas obras en la casa n.o 7 de la
Manzana 69.
Acordóse luego que pasara á informe del Sr. Ingeniero encargado de la carre¬ tera de Palma á este Puerto, una solici¬ tud de D. Juan Estarellas Pous, de fecha 4 del actual, pidiendo permiso pa¬ ra levantar una casa en solar contiguo á dicha carretera, procedente de la finca «Can Pera Toy».
El Sr. Presidente de la Comisión de
Obras, D. Martín Marqués, manifestó que dicha Comisión había aceptado, con¬ siderándolas conformes, las obras veri¬ ficadas por D. Antonio Colom Ferrer en el camino de Sóller á Lluch y punto de¬
nominado «El Estret del Barranch». En
vista de lo cual, el Ayuntamiento aprobó
la resolución de la Comisión de Obras. Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Dia 16, á
las 7 de la mañana, durante una misa
rezada, se practicará el ejercicio men¬
sual de N.a S.a del Cármen.
Dia 19, á la misma hora, la devoción
mensual del Patriarca San José.
Hegistro Civil
Nacimientos. Varones 2.—Hembras 0.—Total 2.
Matuimonios.
Ninguno.
Defunciones
Dia 7.—D. Juan Bernat y Albertí, de 68 años, casado, calle de Isabel II.
Dia 10.—Jaime Frontera Alcover, de 12 años, Alquería dei Conde.
MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fonoeadas
Dia 7.—De Palma, eu 5 horas, vapor Cataluña, de 314 ton., cap. D. R. Terrasa, con 30 mar., pas. y efectos.
Dia 8—De Barcelona, en 10 horas, va¬ por Isleño, de 314 ton., cap. D. R. Pifia, con 26 mar., pas. y efectos.
Dia 9.—De Palma, en 1 dia, laúd María, de 70 ton., pat. D. J. Ferrer, con 8 mar. y lastre.

*
Dia 11.—De Palma, en 1 dia, laúd
Internacional, de 27 ton., pat. D. E. Pu¬
jol, con 5 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Dia 7—Para Marsella, vapor Catalu¬
ña, de 662 ton., cap. D. R. Terrasa, con 30 mar,, pas. y efectos,
Dia 7.—Para Barcelona y Cette, va¬ por León de Oro, de 278 ton., cap. don G. Mora, con 15 mar. pas., y efectos.
Dia 8.—Para Barcelona, vapor Isle. fío, de 314 ton., cap. D. R. Piña, con 26 mar., pas. y efectos.
Dia 9.—Para Marsella, jabeque C. de Jesús, de 42 ton., pat. D. J. Mayol, con 6 mar. y frutas.
Dia 9.—Para Agde, laúd Esperanza de 32 ton., pat. D. Juan Vicens, con 5 mar. y frutas.
Dia 12.--Para Gandía, laúd María, do 70 ton., pat. D. Juan Ferrer, con 8 mar. y madera.
Dia 12.—Para Palma, laúd Interna¬ cional, de 27 ton., pat. D. Esteban Pu¬ jol, con 5 mar. y cemento.

COMUNICADC

Sr. Director del Sóller

Muy señor nuestro: Le suplicamos se sirva insertar en su digno periódico las siguientes líneas, para conocimiento de
las personas á quienes pueda interesar, dándole anticipadamente gracias por ello sus S. S. q. s. m. b.

M. Morey.

Jaime Fraü.

Se ha disuelto la sociedad colectiva
«Lanuza y compañía» que se dedicaba á la fabricación de tejidos mecánicos, y de la cual formaban parte los arriba suscri¬
tos; y del activo y pasivo de la misma se ha hecho cargo D. Miguel Lanuza por medio de escritutura pública autorizada por el notario D. José Llambias dia 31
de Enero último.

►—«O—.—

.

LA SOLIDEZ

En virtud de lo acordado por la Jun¬ ta de Gobierno de esta Sociedad, el 18 del comente se empezará el pago del dividendo activo que en la Junta Gene¬ ral ordinaria, celebrada el 31 de Enero
último, se acordó repartir.
Sóller 12 de Febrero de 1897.—El
Administrador, Jorge Frontera.

La Junta Administrativa de esta
Sociedad ha señalado los días compren¬ didos entre el 15 y 28 del corriente mes,
en todas las horas laborables, para el pago, en casa del Sr. Depositario D. An¬ tonio Pastor, Mar 54, del dividendo ac¬ tivo de cinco pesetas por acción, fijado
en la General ordinaria celebrada en el
día de ayer. Sóller l.o de Febrero de 1897.—El
Presidente, Antonio Juan Alcover.

AGRICULTURA

que habitamos, se contaba ya el algarrobo, y sabido es el papel que representa dicho terreno en nuestra Isla. Cinco son las especies fósiles dei
género Cératonia conocidas en el dia, de las cua¬ les solamente lian sobrevivido ias que son objeto
del . presente 'estudio, pérdidas sufridas en ei campo del honor, que les confirman el antiguo
posesorio de los pobres terrenos que ocupan y ias hacen' acreedoras á las simpatías dei colono.
No falta quien afirma que se halla próximo á perecer, por poco que descienda la temperatu¬ ra del globo. ¡Muchos siglos deberán pasar to¬ davía, antes que esto suceda, á seguir enfrián¬ dose tan paulatinamente como aseguran los geo-
lógos, que se enfria la tierra!
Admitido este dato geológico y aplicándolo sin violencia á nuestro suelo, podremos ya resignar¬
nos con tranquilidad al silencio de la Historia Balear acerca de las vicisitudes por que ha pa¬ sado en Mallorca el árbol del pan de los pobres
en tiempos de angustiosa miseria, (1) sabiendo por dicho testimonio de la verdad, que nuestro patrocinado debió de ver ingerir en este pais los primeros ace buches por mano do los cartagi¬
neses.
Bajo este supuesto no penetraremos en los ar-

(1)
etas:

Eu ol campo son todavía nuiy repetidas las siguientes cuar-
Ja ho dirá‘1 qui será viu Lo que patexen es póbres. Eli tots viven de garróves Per poré arriba á s‘ estiu.
Bon abre 's el garrové Qui te garróves tot. 1' uny;
Quant V lii cuyen ses\_d‘ enguany
Jo te ses de 1‘ any qui vé.

CULTIVO PRÁCTICO DEL ALGARROBO
chivos en busca de noticias sobre el cultivo, comercio é industrias á que dió lugar antigua¬ mente la algarroba, porque no guardan más que órdenes relativas á la época de recoleccionar di¬ cho fruto y el precio á que se vendia en los desdichados tiempos económicos que alcanzaron nuestros padres (1), hasta verse puestos á ración por el Municipio, para que el hambre no acaba¬ se con ellos (2). Respecto á enfermedades y ene¬ migos con los cuales haya tenido que luchar el algarrobo, nos ocuparemos en capítulo aparte, aunque sea de escaso interés lo que nos han
conservado las crónicas.
Dejaremos al curioso investigador la noble ta¬
rea de poner en claro si S. Juan, en el desier¬ to, se alimentaba de aquel fruto, según es opi¬ nión de Cornelio Alápide y lo confirma la eti¬ mología alemana; como igualmente de si la co¬ diciada siligua de que no pudo hartarse siquiera el inesperto Hijo Pródigo, era la legumbre del árbol que los mallorquines llamamos gorrover
garrafera ios valencianos, alfarrobó los portugue¬ ses, alcarroubier los franceses, carrubo los italia¬ nos, johannisbred los alemanes, jansbroad los holan¬
deses, carrub los árabes, etc. lo que demuestra lo
(1) Hasta mediados del presento siglo los alcaldes da los pueblos de la montaña, á mediados del mes de Agosto, tenían buen cuidado do publicar un bando por el cual se prohibía levantar ia cosecha de la alga¬ rroba hasta que hubiese llovido en Septiembre. Esta prohibición tenía por objeto que dicho íruto sazonase bien antes de destinarlo al pienso ó la alimentación de los pobres, sin cuyo requisito les habría sido fatal; pues, en años de penuria, en sus cuestaciones, recibían una ó dos algarrobas por limosna.
A principios de Septiembre se reunia ol Consejo para fijar precio á dicho íruto, de cuya tarila nadie podia separarse, bajo severas penas. Al
tratar del comercio de dicho fruto nos ocuparemos cía sus tarifas.
(2) Véase nuestra Historia de Sóller, tomo I, página 417.

POR D. JOSÉ RÜLLAN PBRO.

muy extendida que se halla su área de cultivo, desde los más remotos tiempos.
Tampoco discutiremos si es ó no fundada la
opinión de los que quieren ver en dicho fruto la fatal haba funeraria que los discípulos de Pitágoras arrojaba á las almas de los difuntos que, vagando por el espacio, en castigo de sus crí¬ menes, infundían el espanto en los pusilánimes, superstición evocada por los espiritistas de nues¬ tros días que con su trípode y su médium, se pro¬ ponen hacernos retroceder á la época de los cer¬ dos de Epícuro.
Nuestras investigaciones, después de llevar la convicción al ánimo más quisquilloso, de que Oolumela, Plinio el joven, Dioscórides y mu¬ chos otros sabios escritores, se ocuparon superfi¬ cialmente del cultivo y propiedades del algarro¬ bo, al fin vendrían á parar en que nada sabe¬ mos de su pasado en esta Isla, consuelo sobrada¬ mente triste por cierto (1).
Se calcula que el algarrobo en Mallorca ocu¬
pa una superficie de 9.320 hectáreas; pero en ri¬ gor no puede citarse una sola hectárea de terre¬ no donde reciba cultivo especial, si se exceptúan las modernas plantaciones hechas en ia parte del
llano, muchas de las cuales luchan con las co¬ rrientes atmosféricas y ias heladas, cuando la nieve llega á cubrir toda la Isla.
Sobrio y humilde, vive asociado al olivo, á la higuera, á la vid y hasta á las plantas de

ü) En este siglo se han hecho estudios bastante serios sobre el

aLbalagjoaArsrgoórbliocou.vlitMóuerlaareclVu«azleepsnpúcebiacliincaaal ,mplaeonrpcrDióim.neGlraareMgpooanrriooteg,rLaÍfetiraóabypaujCobolicmqauídneaddeeenscpu1u8yé7os9

en
tra¬ fué

completado en la palabra Algarrobo, del Diccionario enciclopédico de

Agricultura, de los señores López Martínez, Hidalgo Tablada, etc.

4

L«s muein qne Be inserten en esta sección pagarán; llasta tres mtfescienea á razón de 0‘05 pesetas la línea; hasta cinco inserciones a taafm de 0‘03 pesetas, y de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas.
El yalor mínimo de un anuncio, sea cual fueío el número de líneas de qoe se componga, sera de 0*50 pesetas.
Las lineas, de cualquier tipo sea la letra, y los grabados, se conta¬ rán pVnr tipos del euerp'o 12 y el ancho será el de una columna ordina"Sfe, d# periódico.

Sección

^DLLEH

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por tina sola yes pagarán: Del Moho í# una columna 1*60 ptas., del de dos 3 ptas., y asi en igual pr«porció«a.
En la tercera plana los precioB son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán =á razón de O'Oá pesatas y los reclamos á razón de O'lOptas. la línea del tipo'enqussa compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.
I,oh suscrlptores disfrutarán unía rebaja de ira n Mtr
ciento.

íbisssbsss

CIRUJANO DENTISTA DE LA REAL CASA

PREMIADO CON VARIAS MEDALLAS

Miembro corresponsal de la Sociedad Odontológica de l'randa
Dentista de tos Hospitales y Establecimientos de Beneficencia de Palma

Consulta y curación de todas las enfermedades de la boca. Extracción, empastes ú orificaciones de piezas cariadas por todos los sistemas modernos. Construcción garantizada de piezas aisladas y dentaduras completas, por todos los procedimientos conocidos, que facilitan una verdadera masticación
y pronunciación, con una economía sin competencia. Sin extraer los raigones se pueden colocar dientes y dentaduras. El gabinete está á la misma altura que el que tiene establecido en Palma, Sta. Eulalia, 20, con todos los aparatos é instrumentos necesarios para
facilitar las operaciones y dar al paciente toda clase de alivio.—Para las estracciones emplea sistemas enteramente nuevos.

A LOS POBRES SE LES OPERA GRATIS.

¿GSÉHL

DIAS DE CONSULTA EN SÓLLER: los segundos domingos de cada mes, sin perjuicio de hacer las visitas más amenudo si así fuera necesario.

—^-©©@© HORAS DE CONSULTA: DE 9 A l

CALLE DEL MAR-53-S0LLER.

GRANDES BODEGAS

❖ ISLEÑA MARÍTIMA

L’ UNIÓN
Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

DB
VINOS FINOS DE ESPAÑA ❖J

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬
SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

Y

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los

GRAN DESTILERÍA Á VAPOR

daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de

DB

alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Cognac puro de vino, Ojen perfeccionado, Anisados y Ron de todas clases, Ginebra, Vermouth, Champagne y Licores de todas clases
DB

Capital social .

Reservas

.

.

Primas á oobrar .

10.000,000 8.705,000
74.287,038

Francos
„ ,

Adolfo i® Torcos y Horma&o,--MÁLA&A
Casa premiada con grandes diplomas de honor, ocho medallas de oro y otras de plata.

| Yl&jis oaEtraoídi&orioB
con itinerario.
El veloz buque á vapor

X

^REPRESENTANTE EN SÓLLER:

♦

i» SALVADOR ILÍM-Prínelpe, 13 ❖f

saldrá del puerto de Sóller para

Total . .

92.992,038

w

Capitales asegurados Sienestros pagados .

15.127.713,242 194.000,000

SEOTMO HE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de
rigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22

4 ^OTA .—Los pedidos son bajo muestras que posee el Re- <¿¡L

Cette y Marsella

■Á presentante y se sirven por pequeños que sean.

el sábado dia 20, á las 2 de la tarde.

y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari¬ tana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna', 17.

CONSIGNATARIOS:
En Sóller, D. Ramón Coll.—En Cette,

JOSÉ PONS

SERVICIO DECENAL
ÉNTRE
Ï
por el magnifico y veloz vapor
LEÓN DE ORO
Elidas de Sóller para Barcelona: los días 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Cette: los días 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bemat, cálle del

D. Bartolomé Tous.—En Marsella, don J. Mayol.
F01BÀ BI LA MAÏÏÍM
DB
FRANCISCO CARCÁSONA j Hermano
PLAZA DE PALACIO, 10—BABGEL01A
——
El dueño de este establecimiento,
ex-dependiente de la fonda del Uni¬ verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de Mallorca y en
especial á los sollerenses, la gran restauración que se ha hecho al ho¬ tel, en el que encontrarán en lo su¬ cesivo un esmerado servicio, lo mis¬

DIBIGIDA POR
SALVADOR ELÍAS CAPELLAS
TENEDOR CE LIBROS COLEGIADO
Enseñanza teórica y práctica de Cálculo Mercantil, Teneduría de Li¬ bros, Geografía comercial, Legisla¬ ción mercantil y todo lo referente al comercio según las vigentes le¬
yes.
Clases diarias por la mañana y por la noche. En las clases de noche también hay enseñanza primaria para los obreros idioma Francés y dibujo artístico é industrial.
Para más pormenores dirigirse al Director, calle del Príncipe n.° 13, (Castellet)—SOLLER.

18 Moute JVationale, 18 CETTE (Herault)

Aduanas, transportes, comisión, con¬ signación y tránsito
A PRECIOS MODERADOS

SOA0

HLLaOcbaOqci

«n inquilino para
habitar en com\_

paflía de otro en una casa de reciento

construcción. Precio del alquiler, 125

pesetas al año.

Informarán en esta imprenta.

CALLE DE SAN JUAN-14-SÓLLER

Príncipe n.° 24.

mo á la carta que por ci ciertos, con

II JjA FIM€A

El profesor de música y director de la

EN BARCELONA.—Sres. Rosich Cáíles y
Comp.a. Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—L). Guillermo Colom, Quái Oom-
\\mandant Samary-5.

J"8lLJíyHi

1laq

fci q a1l1les\\

á® San Pedro
núm.0 19, hay

naranjos y palmeras en macetas para

vender; también los hay de plantel.

LASOLLBRBNSE
DE
COJLSj

gran rebaja en los precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y
6 pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la protección que de estos isleños re¬
cibe.
BAHIA! FBOITIM

Es Plá d‘ en Bieleta
PROPIEDAD
de B. Jaime Orel!
existe un extenso vivero, en el cual podrán escoger las personas que deseen hacer nuevas plantaciones en sus huertos, NARANJOS Y LI¬ MONEROS de clases superiores y
de todos tamaños.

banda de esta localidad, José Rotger y Vidal, dará lecciones de solfeo, de piano, y de instrumentos para la banda, á las horas y por los precios siguientes:
HORAS DE CLASE
Por la mañana: para niños, de once á
una.
Por la tarde: para niñas, de cuatro á
seis.
Por la noche1, para jóvenes trabajado¬ res, de siete y media á ocho y media.

en el “Noguerá„
Ultimados ya todos los trabajos

CERRERA y PORT-BOD (Frontera franco-espanta)
Aduanas, transportes, comisión, consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y

MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).
Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería.

Vencidas las dificultades que ha¬

PRECIOS

iwm

bíanse presentado siempre para el transporte rápido y económico á Francia de los naranjos de jardín, tan
solicitados por los sollerenses que

!
|

Clases de solfeo, al mes .... Id. de solfeo y piano, id. . . Id. de solfeo ó instrumento, id.

2‘00 5‘00 2‘50

Las clases serán diarias exceptuán¬ dose los jueves para las de día, y los

quieren complacer á aquellos de días en que tenga ensayo la banda para

preliminares se ha empezado la ven¬

reexpedición de naranjas, fruías

Importaciones directas de los sus parroquianos que desean ad¬ las nocturnas.

ta de solares cuyos precios variarán

frescas y pescados.

entre docientos y quinientos duros según el sitio que escojan.

Naranjos y limone-

Los que deseen adquirirlos pue¬ ros. Los hay de diferentes tama¬

den dirigirse en Palma á los pro- j ños, hermosos, lozanos y de clases

principales mercados del mundo,
renovados quincenalmente. Fábricas de curtidos y de oalza¬
do ventajosamente conocidas, por

quirir esta clase de frutales de ador¬ no, en lo sucesivo por el insignifi¬
cante precio de 15 REALES uno, podrán tenerlos en el muelle de
Cette.

Los pobres de solemnidad, que prue¬
ben serlo mediante certificado expedido por la Alcaldía, podrán asistir gratuita¬
mente á clase.
En las horas que queden libres al pro¬ fesor, dará lecciones en el domicilio de

pietarios, calle de San Miguel, ó escrupulosamente escogidas, en el la excelencia de sus manufacturas Diríjanse los pedidos á José Pizá los alumnos que lo soliciten, á precios

bien en Sóller, al Maestro Jaime vivero de Guillermo Rullan y Esta¬ en toda la Provincia.

(á) Parriñola, calle de la Rectoría, convencionales.

Rallan y Bisbal (Ros).

des, Huerto del Convento.—Sóller. VENTAS AL POR MAYOR —SÓLLER.

SOLIíSB.—2mp.

Sfrromfó&dU