AfíO XI—2.a EPOCA-NUWk 504
AfíO XI—2.a EPOCA-NUWk 504
r
\_\_\_\_\_
Q ovflT ' A

i JT

SABADO 28 DE NOVIEMBRE BE 1896
i TrTi "fRi,

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
Sóllrr: Administración.
Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-5-Cettc (Herault.) Antillas: Sres. Pizá y 0.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Kico.) MEJICO: D.Damian Canals—Constitución- 19-San Juan Bautista (Tabasoo.)
R£da°ClÓnUIÜCameDte 8611806
~

FUMADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN:

Juan Marqués y Arbona.

| Calis ds San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:

EspaSa: 0’50 pesetas al mes. \\

Francia- 0’76 francos Amírioa: d’20 pesos

id. id.

id. [ PAGO ADELANTADO
id.)

Números sueltos—O’IO pesetas, id. atrasados-0-20 pesetas.

d° 108 e8Crit°8 qUe 86 pvtbUc*u&n rin firma- ^dónlmo, In!c¿j7ó8igp0 determinado. De los que tal lleven, serán res^n^bles'ena autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
¡ AVISPASI
PASÍBOI.A
¿Qué está mirando Manolito Marini
con tanta fijeza? ¿Por qué su carita de ángel, con sor
presa alegre, parece triste y acongojada
en este momento?
¿Qué le sucede? ¡Oh! A Manolito nada le sucede; está triste, cierto; pero su tristeza no dimana de males propios, sino de la contempla
ción de males agenos.
¿Qué mira? Mira un precioso joyero de cristal de
roca primorosamente labrado, en el
cual la madre de Manolito suele guar¬ dar, al volver de misa, su rosario de
cuentas de oro.
El rosario no está en el joyero; pero en el reducido hueco ordinariamente
ocupado por el rosario de la piadosa mamá, se agita atribulada uua pobre avispa que se ahoga en aquel estrecho recinto y que busca con ánsia é inútil
mente la salida.
¿Cómo se ha introducido allí el desdi¬
chado insecto?
Manolito no puede explicárselo; ni lo procura, ui le importa. Tiene hermoso corazón, tan hermoso cnanto son her¬ mosos sus ojos azulea y sus rizados ca¬ ballos rubios; los padecimientos dol po¬ bre animalillo, padecimientos que el niño adivina, y el incesante ir y venir
y tornar y volver del prisionero por la estrecha prisión, le entristecía y casi
casi le hacía llorar.
Por desgracia el joyero, muy estima¬ do por su mamá, como recuerdo que es del padre de Manolito, no se halla al
alcance de éste.
— ¡Oh! Si lo estuviese se reduciría to¬
do á levantar la tapa, con lo que la in¬ feliz avispa quedaría en libertad para volar por donde quisiera.
La indecisión de Manolito duró poco. Sírvenle de acicate la compasión que
el animalejo le inspira y el deseo de de¬ volverle la libertad y librarle tal vez de horrible muerte. Se dírije presuroso al
despacho de papá; allí, en un rincón,
ve Manolito (como esperaba) una escale¬ ra de mano; arrástrala, no sin esfuerzo, hasta el tocador; la coloca cerca del mueble, encima del cual está el joyero
y probando la emoción deleitosa, la
dulce fruición que el hacer un bien pro¬
porciona siempre, encarámase á gatas
hasta el último peldaño de ella y empi¬
nándose cuanto puede, logra tocar con
la puuta de los dedos la cristalina cár¬

cel en que gime el insecto, bien ageno de sospechar que hay allí, muy cerca de él, quien por su suerte se interesa. Pero no basta con tocar, la tapa, es necesario
levantarla. Manolito realiza un esfuerzo
supremo; pónese de puntillas, estira su brazo derecho todo lo posible hasta el
límite de la elasticidad de sus músculos
y de sus articulaciones, que le duelen, y consigue al cabo entreabrir, y entre¬ abrir nada más, la puerta de la prisión, puerta que indudablemente, volverá á cerrarse así que Manolito se canse de
sostenerla.
Pero el niño no está dispuesto á re¬ troceder; desea que la avispa salga del joyero y revolotee á sus anchas por la ha¬ bitación; soportando pues heróicamente las molestias y el dolor que aquella po sición violenta le producen, sigue sos¬ teniendo con su débil anular la tapa del
joyero y amonestando á la avispa para que salga de su cárcel.—«Anda, no seas tonta,—la dice;—sal de ahí pronto; mi¬ ra que me canso y no podré estar así mucho tiempo, anda, boba; escápate
cuanto antes.» Y al decir esto Manolito,
muy contento por haber podido hacer un favor á alguien, piensa con satisfac¬
ción íntima en lo contenta que se pon
drá su mamá cuando él la diga lo que
ha hecho. No lo hace él con esa idea,
no, señor, ni pensó en el aplauso, ni en la recompensa, al traer la escalera; él lo hizo desinteresadamente, por hacer bien, ante todo; pero le halaga el pensar que sus padres se regocijarán comprendien¬ do que su hijo es un buen muchacho.
En esto piensa cuando la avispa nota que hay un resquicio por donde puede escapar, y así lo hace, no sin haber picado
cruelmente la muñeca de Manolito. que ha encontrado como obstáculo al pasar.
Lo doloroso de la picadura obliga al pobre protector del insecto á lanzar un grito que alarma á la familia, y hace
involuntariamente un movimiento ner¬
vioso que da con el joyero en tierra, donde, como es natural, queda hecho pedazos.
La mamá, que entra en aquel momen¬ to, castiga al niño por sus destrozos; el papá, á quien llaman la atención los gritos de la madre y el llanto de Mano¬ lo, llega á enterarse de lo ocurrido y riñe severamente á su hijo; los criados,
cuando se enteran, se burlan del seño¬
rito que ha querido hacer favor á la
avispa.
¡Triste fin de tan generosa aventura!
Cuando Manolito sea hombre, es po¬
sible, es casi seguro, que pensará en el caso de la avispa siempre que piense
hacer favores.
¡Ah! ¡son muy duraderas las impre¬
siones de la infancia!

¡Cuántas veces un maestro injusto, un padre severo, un pariente duro, son las avispas que, sin notarlo, con sus pi¬
caduras, tuercen la inclinación del niño y le hacen desconfiado, malicioso y egoísta!.
A. SÁNCHEZ PÉREZ.
LA FLOR
Vola que vola la papallona, Tresca y revolta lo bell jardí, Cercant ardida la flor que dona Llecor mes dolça, bálsam mes fi.
D’ un cap á l’altra va falaguera, De’n una’n una flors á olorar;
La fresca rosa cruel bes espera...
¡Ay, si cora ella pogués volar!
Mordala aguda al cor li aflea Xupa que xupa beu la llecor; Ferida queda la flor bonica, Y abana d’obrirse pert la color.
El vent la branca suau engronsa;
La papellona no axeca’l vol; Damunt les fulles queda á la ronsa Fent de son cálser lleuger bressol.
Bateut les ales per fi la dexa: La flor axeca sou pom al cel; Groga y rnostia, d’amor s’esquexa, Vent qu’á la térra son tronch te reí.
Llevó' á la terra gira la vista, Les fulles seques veu redolar; Uu suspir llansa d’enveja trista: «¡Ay si com ella pogués volar!»
Maria I. Cortés.
SUEÑOS DE ORO
¿Qué buscas niña en el mundo
Con ese fervieute anhelo?
¿A dónde tiendes tu vuelo Por este abismo profundo?
—Busco la felicidad
Que vislumbro en lontananza.
—Y en alas de la esperanza
No has visto la tempestad? ¿No ves en tu infaucia pura
Como al rujir con espanto, Cubre con su negro manto
La estrella de tu ventura?
¡Felicidad...! —No os comprendo.
—Feliz edad hija mia! ¡Juventud! ¡también un dia
Me fascinaba sonriendo!
Más pasa cual meteoro Con sus dulces impresiones;

Y mueren sus ilusiones; Mueren sus sueños de oro.
Ay! queda la senectud
Con el peso de sus años; Henchida de desengaños;
Dudando de la virtud.
Tú que empiezas á crecer Flotando en un mar de calma,
Esos misterios del alma
No los puedes comprender. —No, comprenderlos no sé;
Más oyendo vuestro acento,
Un mundo de sufrimiento
Y amargura adiviné. Más no temáis buena anciana;
¿Porqué he do llorar también? Hoy es mi vida un eden;
Tal vez un cielo mañana.
Oíd mi pasado con calma, Mis sueños, mis impresiones; Después, las aspiraciones Que se agitan en mi alma.
Nací dichosa; y mi radiante cuna Mecida fuera por oleadas d9 oro; Y el hálito que exhala la fortuna, Perfumado enjugó mi pueril lloro.
Crecí arrullada en el materno seno,
Cual blanco nardo en el pensil florido, Crucé un espacio de delicias Heno; Siempre al dolor el corazón dormido.
Era la flor mi dulce compañera,
Eran mi encanto sus perfumes suaves; Mi admiración la colosal palmera;
Mis consultoras las sencillas aves.
Más tarde, un dulce y armonioso acento Turbó la paz de mi inocente calma; Sentí brotar un nuovo sentimiento
En las puras reglones de mi alma. Sentí correr por mi megilla el llanto;
Pero.un llanto que el pecho dilataba; Que aquí en el corazón filtró su encanto, Y en otra vida con afán soñaba.
He llorado, ho sufrido, y en mi mente Inmensa pira de entusiasmo ardia; Y sufriendo gozaba dulcemente; Y el ángel del amor me sonreía.
¿Sabéis señora que os amor, acaso?
Es un alma que filtra en nuestra alma; Es un sol esplendente sin ocaso;
Un vasto océano de inefable calma.
Es ronca tempestad, cierzo bravio, Fiero torrente que en el mar se lanza; Dicha, dolor, placer, cielo sombrío; Y el iris celestial de la bonanza.
lY afirmáis que no existe la ventura Cuando rebosa ya del alma mial Si comprendieseis vos tanta ternura, Vuestro lábio quizás no lo diría.
Obi si, el bien que be encontrado en mi camino, Es el mágico encanto que ambiciono; Y que el hombre que fija mi destino, De amor y admiración rao eríja un trono.
Siento el sagrado númen en mi mente, Siento nacer la inspiración divina; Y en lontananza como el sol naciente. Vi la gloría brillar que me fascina.
No me deslumbra el sólio do un monarca, No nae seduce su esplendor potente;
Admiro la grandeza de Petrarca; Anhelo el lauro que ciñó su frente.
Quiero que el génio con sus alas de oro Suba mi voz á su región radiante: Quiero cantar como el celeste coro, Quiero sentir la inspiración del Dante.

Quiero escalar las argentadas ftahes, Entre sus gasas imprimir mis huellas; Y que en mi frente dejen los querube# El polvo do zafir do las estrellas.
•I Gloria, gloria inmortal! yo ¡te ambiciono Porque tu eterno resplandor me asombra; Menospreciara el escabel de un trdno Por pisar de laurel sencilla alfombra.
No es un delirio mi ambítíión, no es sueño; Busco guirnaldas de fragancia pura; Busco de gloria un porvenir risueño;
Busco el amor con su infantil ternura.
Pero vos me escucháis entristecida; Glacial sonrisa en vuestros labios miro; —¡Pobre jóven! sonrisa es desprendida Del eco doloroso de un suspiro.
Es sonrisa de hielo que me inspira Tu fé, tu auhelo y férvido entusiasmo; Quien por gloria y amor cual tu delira. En premio de su afán baila el sarcasmo.
Tal vez asciendas á la esCélsa cumbre
En donde el génio emprendedor se eleva. Y entre los rayos de su augusta lumbre. Ciñas el lauro que el talento lleva.
Más cruzarás, en tu ambición ferviente.
Ancho campo de espinas y de abrojos;
Antes de ornar tu esclarecida frente, Llanto de sangre verterán tus ojos.
Autos de hollar tan esplendente altura Dardos agudos heriráu tu alma; Y de intrigas torrentes de amargura Agitarán tu deliciosa calma.
illusiones no más! sueños de oro
En esa mente juvenil se agitan; Sin comprender que con ardienteItero En abismos sin fin se precipitan-.
De inmenso amor tu pecho esté éedlentO; Ese amor es tu fé, tu afan, tu encanto; Será desgarrador el sufrimiento Cuando pruebes la hiel de el desencanto.
Nada existe en el mundo, todo es bruma Que cual fantasma en el espacio gira; Son nuestros goces nacarada espuma; Gloría, placer, amor, todo es mentira.
No hay más que un sentimiento delicioso; Una verdad, aunque á tu fé no cuadre; Un oasis de dicha, puro, hermoso;
Un mundo de cariño: amor de madre.
Ella no siente emponzoñadas sañas; Ella nos ama con sin par ternura; Ella diera á aquel ser de sus entrañas, Un cielo de placer y de Ventura.
—¿Más quién le Ja al corazón> Señora, paz y reposo? —El silencio misterioso;
La calma de la oración.
—Pero este amor, este afaa
De gloria que el alma siente;
Este anhelo, este torrente,
¿En dónde dique hallarán? —¿Ves en aquella esteusión
Dó un ave lúgubre zumba
Uua cruz sobre uua tumba
En un vasto panteón?
Allí cuando exhalarás
El alma que en tí se encierra* Bajo un puñado de tierra Ese dique encontrarás.
También hallarás en pos
De ese palpitante anhelo, La paz del alma, en el cielo* Amor y ventura en Dios.
Angelina Martínez de Lavübntií.

(4) FOIíILKTÍIV
LA TRAPA D2 ANDBAI&
:aer en sus manos. Hombrear con sus lutores era su bello ideal, y estaba tan
¡eguro de alcanzarlo como sí fuera este d horóscopo de su nacimiento. Llevado
le su natural propensión escribió un
Irama que fué muy bien representado y istrepitosamente aplaudido: pero, sea ¡1 público un juez tan respetable como ,e quiera, su infalibilidad es muy problenática, y los fallos de la prensa vinie-
on á turbar las glorías de Romualdo, r á derramar zumo de ajenjos en su
opa de ambrosía. No se desanimó por sto ni cejó de su propósito: siguió pu-
dicando versos en los periódicos, hasta ue su crecido número, y los rasgos ue brillaban por acá y acullá esparci¬ os, lo conquistaron el renombre de poex. Y en efecto, á vueltas de sus excen-
ricidades y chocarrerías, daba á conner qué era hombre de originalidad en as concepciones, y de grande fuerza y nerg'ía en sus sentimientos. Pertenecía or supuesto á la escuela byroniana; ero, imitador en esto, no solo tomaba lord Byrón por modelo en el arte sino

también en las costumbres. Creía ó apa¬ para más endurecerlas. Separarse un

rentaba creer que el sello del genio se momento de su ídolo era para él un sa

revelaba con el insaciable anhelo de orificio harto penoso, y solo á fuerza de

placeres y galanteos, el escepticismo en vivas instancias y de importunos rue¬

las creencias, el cinismo del lenguaje, y gos pudieron comprometerle sus dos

en las vehementes emociones de una amigos á que les acompañase por quin¬

conducta desarreglada.. Tomado se le ce dias en un viaje que tenían proyec¬

hubiera por un volteriano completo si tado á la isla de Mallorca.

de vez en cuando no se descolgara con Ejecutáronlo efectivamente, y des¬

algunas elegías de un sabor místico tan pués de haber invertido algunos dias en

pronunciado que podían equivocarse la capital, trataron de recorrer los prin¬

con las fervientes jaculatorias de un pe¬ cipales pueblos de la isla. Por demás es¬

cador arrepentido. Y en esto había más taria el señalar aquí su itinerario: basta

candidez que hipocresía. Aparte de su decir que Andraig fué el último punto

carácter versátil y de su manía imitati¬ de sus placenteras excursiones. Dur¬

va, la viveza de su imaginación no le mieron en la poblacióu. y la mañana

pernfitía andar, le obligaba á correr siguiente se propusieron visitar las

siempre, fuese cualquiera que fuese el ruinas de la Trapa. Con una acémila

camino de antemano escogido.

cargada de abundantes y exquisitas

Con estos dos solia juntarse un caba¬ revisiones se dirigieron allá riendo y

llero valenciano que en el primer año bromeando como colegiales en dia de

de matrimonio abandonó á .su esposa asueto. Eran jóvenes dispuestos para

por seguir á una actriz contratada en el cualquier travesura de muchachos. Lle¬

teatro de Barcelona. Su loca pasión le garon. almorzaron, treparon por aque¬

tenia completamente ciego, y ni la pu¬ llos andurriales, hasta que cansados

blicidad del escándalo, ni la triste si¬ descendieron y fueron á guarecerse de

tuación de la pobre señora, relegada á los rayos del sol á la sombra de los pi¬

la casa paterna, bastaron para romper nos. Enfrente de ellos se veían las rui¬ los lazos que le retenían miserablemen¬ nas del eremítico edificio: Federico esta¬
te cautivo. Las lágrimas que debían i ba sentado en una roca, el valenciano

ablandar sus entrañas sirvieron solo tendido en el césped, y Romualdo de

pié, con una voz que remedaba la de un sochantre, empezó á declamar exagera¬
damente:
Oh montes de Nitria y Egipto poblados
De santos varones al mundo ya muertos Do estando los cuerpos caido6 y yertos Los ánimos arden...
Oye tú, sol hermoso, lo interrum¬ pió el valenciano, no te nos vengas con esos plagios que son harto conocidos. Si no tienes ocurrencias más originales, bien puedes romper tu manoseada lira y hacer escabeche de tus laureles.
—Si que las tengo, saltó inmediata¬ mente el poeta.
—Veámoslas, respondió el otro, ó pa¬ ra hablar con más propiedad, oigámos¬ las, que de oir se trata.
—Pues, dum Rom® faeris romano vi-
vito more.
—Otra te pego. Eso es más antiguo que un par de huevos estrellados. Lo original seria ponernos á buscar la glándula pineal del que inventó ese re-
francito.
—No está el busilis en el refrán, sino
en la nueva aplicación que se me ha ocurrido. Estamos en la Trapa, vivamos
á lo trapén se. --Me gusta la idea. Buscaremos al¬
gunas yerbezuelus á falta de legumbres

para que no anden del todo los cuerpos caídos y yertos. Pero ¿y nuestras provi¬ siones quién se las come?
—Y nuestros vinos ¿quién 6elosbebe?
añadió Federico.
—i Oh corvas al mas I ¡Oh fácinorosoá, Que no veis más allá de las naricea! Coman yerbas las cabras y los osos, Coma el hombre faisanes y perdices.
Continuó Romualdo con su entona-*
ción teatral y grotesca. No hemos de ser trapenses á lo Raneé. 3Íoo trapeases Heliogabálicos y Lucuüanos. Voy á ha¬
cerme el fundador de ese instituto.
En seguida con una prontitud que ponía de manifiesto la travesura de su imaginación, empezó á dictar la§ re¬ glas que debían observarse durante las tres ó cuatro horas que contaban per¬ manecer en aquel sitio. No hay para qué advertir que en ellas se daban la mano lo pueril y lo truhanesco. Era una cosa más disparatada que las déci¬ mas que ostuvieron en boga á fines del siglo pasado: una bufonada de mal gé¬ nero, pero tan estrambótica que sus oyentes se desternillaban de risa.
Romualdo concluyó diciendo: Artícu¬
lo último. Durante el intérvalo consa¬
bido se permite á los hermanos desde
as seminimas de la sonrisa hasta la

SOLIER

ft

Sección Científica

figura agrada; pues ó y (pues) su fácil y elegante palabra, su noble compor¬ tamiento!—¿pues había yo de callar?

OTICiBO BE LOS TIEMPOS GBAMATiC-ALES pues como había yo de contestar;—¿tan¬
to la quieres? ¡Pues! ¡pues que! ¿quieres

saberlo mejor que tu profesor?

El pues clausular puedo sustituirse

Pues sirve también de mera conjun¬

también á que y al porque clausular que anunciando la razón lógica ó moral ex¬

ción continuativa y explicativa á analo¬ gia de que, porque, para las transiciones

plican el porqué de una acción ó de un asi en ideas como en narraciones, al

hecho ó de una enunciación, y lo pue¬ den hacer asimismo el pues oracional,

paso que introduce un inciso como con¬ junción causal demostrativa, como lo

jjues que, puesto que cuando la causa hacen pues que y puesto que. '

por ellos presentada es una causa ó ra¬

Por ejemplo: en ser honesta no hay

zón subjetiva, las más veces conocida ó quien la iguala; pues=que, porque en

admitida por el interlocutor.

lo que toca á ser hermosa, ya va esa

Por ejemplo: le debes obediencia; por¬ merced lo ha visto; no puede negarse—

gue,, pues ó bien, pues, pues que, puesto que es tu padre; sufre mucha hambre,

i
1

pues (que), puesto que es que todos tenemos propia

un hecho de experiencia—

pues (clausular) gana poco porque no que el estado de pasión en si mismo, in¬

trabaja:—no lo baria; pues no me pare¬ dependientemente de la influencia bue¬

ce conveniente contrariarle, porque es na ó mala de su objeto sobre nuestra

mi bienhechor; vámonos á dormir, pues moralidad, tiene en si algo que nos

es tarde; la estética les debió poco, pues1o que, si escribieron de ella, fué sólo

atrae y encanta.

bajo el aspecto ético.

Dr. Máximo Herttingk

Asi es quepas (oracional), pues que, puesto que, á los cuales pueden agregar¬

(Se continuará).

se como, cuando, ya que, visto que, se

■
ven con

preferencia

usados

cuando

se

- trata de una causa ó razón conocida,

irrefutable como un hecho indudable ó

LA LECHE

estimado como tal ó de una proposición «implicada en la verdad admitida; la cláu¬ sula por ellos introducida suele entern ¬ eces preceder á la otra que presenta la
- consecuencia.

Un medicamento que cure todas las dolencias, que salve á todos los enfer¬ mos, ¡qué hermoso sueño, pero cuán irreal izable! Explotando esta ilusión

Por ejemplo: pues (que) esto asi es, tenemos que defenderle; pues (que) be¬ lgas á tiempo comerás con nosotros; algo
bueno debe tener cuando le envidian
tanto; como me lo dijiste que llegadas
. pronto (quonian mihi dixisti), no he
contestado; me inclino á creer que pien. feo puesto que dudo, y que yo soy pues-
to que pienso (cogito: ergo sum); ¿pue¬ de Yd. decir que tenga ei derecho de retener lo que le sobra porque (oracio¬ nal) los tiempos son malos, puesto que es justamente por eso que no puede re¬
tenerlo sin crimen?
Sucede con frecuencia suma que estas
- conjunciones oracionales cuando pre¬ sentando una causa ó razón subjetiva
inician la cláusula combinado, se callan
- convirtiéndose su cláusula en una cláu¬
sula independiente, cuyo concepto total aparece elípticamente reproducido ó
■ embebido latentemente en un pues en¬
tre las primeras palabras de la cláusula que significa la consecuencia; de este xmàopues se vuelve conjunción deduc¬
tiva ó consecuencia clausular que me¬ dia de enlace en una relación entre dos
■ cláusulas independientes .de las cuales la primera presenta la causa como una . premisa lógica ó fundamento lógico de la segunda para redargüir de un caso á
otro.
Por ejemplo: pues (que) no quieres creerlo preguntaremos á tu padre si es ■ verdad: ¿no quieres creerlo? pregunta¬ remos pues (que uo quieres creerlo) á tu padre; le calumnian tanto: algo bueno pues debe tener; ha experimentado mu¬ chos desengaños, no hay pues nada de extraño el que se haya puesto tan des¬ confiado; la nieve se ha derritido eu las montañas, hay pues que temer que otra vez salgan de su lecho los ríos como en el año pasado.
Si en tul caso de redargución se-quie¬

humana, permanente como ¿el dolor, aparecen todos los dias pildoras, elixires, vinos, polvos, cápsulas y mil ingredien¬ tes más cuyos inventores aseguran que sirven para curar todas las enfermeda¬ des conocidas, y algunas otras más. Pero ¡ay! las enfermedades siguen im¬ perturbablemente su camino, probando con el hecho que no existe contra ellas
ninguna panacea, que no puede existir ninguna.
Sin embargo, pongámonos á buscar á ver si no hay ningún medicamento
que, no en cierto modo, merezca ese ca¬ lificativo orgulloso la «panacea». Y no lo busquemos muy lejos, por que lo te¬
nemos á la mano: es la leche.
Nadie ignora que la leche es un ali¬ mento completo que encierra en pro¬ porciones perfectas azúcar, grasa,—la mantequilla—y aquella carne que los químicos llaman caseína.
Todos saben también que cuatro li¬ tros de leche al dia bastan para la nu¬ trición de un hombre adulto. Pero lo
que es menos sabido.—y los profesores Gibert y Dominici acaban de darlo á
conocer y de completar el estudio de la cuestión,—es el poder terapéutico de la
leche en una multitud de afecciones di¬
ferentes: enfermedades ilei estómago, del intestino, del hígado, dei corazón, do los riñones, fiebre tifoidea, disenteria,
etc., etc.
¿Cómo obra la leche? ¿Cómo alimento? ¿cómo tónico? fís muy probable que así sea también, pero lo esencial es que obra, como antiséptico del tubo digesti¬ vo. Es esto algo muy extraño y que desconcierta á primera vista pero está probando que, mejor que el ácido fénico y que las sales de mercurio, que por lo demás no podrían ser toleradas, mejor que el nuitol, el salo! y todos los. anti¬ sépticos, la leche limpia nuestro tubo

re encarecer ql .concepto' de argumento en un discurso apasionado se puede principiar por pues.
Por ejemplo: uo osarias hacer eso de¬
lante de un niño: pues ¿como te atreves
delante de Dios?

digestivo de sus huéspedes habituales. Mientras que en un hombre adulto
que recibe la alimentación ordinaria, el
número de bacterios eliminados diaria¬
mente es de 12 millones esta cifra des¬ ciende á 164 millones, si durante cinco

Gomo, visto que, ya que expresan una consideración ó causa intelectual ó sea
motivo (reconsiderando que): me extranía que haya hecho eso, corno, visto que carece de iniciativa; ya que es tan in¬

dias se le somete á un régimen exclusi¬ vamente lácteo. La lecho reduce, pues, el efectivo de los microbios que pueblan nuestro tubo digestivo á la. septuagési¬ ma parte de su cantidad normal.

grato no liaré ya nada por él; se confor¬ mó, visto que, como ya uo había re¬
medio.
En razón á la fuerza absorbente suya
aparece pues en multitud de construc¬ ciones elípticas donde, con cierta énfa¬
sis, se hace entrever confusamente un
conjunto de ideas que, sin embargo,
acabando de enunciarse, suple con faci¬ lidad el contexto y sobre las cuales, por decirlo asi, salta ei que, habla para in¬ troducir una exclamación, interroga¬
ción, extruñezu amenaza, reconvención,
conformidad, adhesión, una respuesta
afirmativa enfática.

¿Quiere esto decir que la leche mató á los bacterios y bacilos, que es un líqui¬ do microbicida? Nópal contrario, los in¬
finitamente pequeños se sienten admi¬
rablemente bien con un régimen lácteo, fuera de muestro organismo. Pero en el
interior de nuestro estómago, ia cosa cambia por completo. Rápidamente dige¬ rida y asimilada, no dejando sino pocos residuos, y residuos que carecen de poder nutritivo, la leche deja disponible para
la defensa de nuestros organismos con¬ tra los microbios, una cantidad conside¬
rable de jugos digestivos que los des¬ truyen ó los matan.

Por ejemplo: déme Yd. dinero ¿No te

Tocio el secreto de la panacea consisto

lie dado? Si. un duro. Pues (apuesto en esto: La leche no mata directamente

que te he dado un duro, no debes pe¬ á los microbios, pero como necesita pa¬

dirme dinero); pués bien! lo haremos ra ser digerida una cantidad de jugos

como tu lo quieres;—¿pues es esta la digestivos muchísimo menor que los

gratitud suya para tantos sacrificios ■demás alimentos., deja disponible en el

luios? pues uo dude Vd. que es el hom¬ estómago esos jugos los cuales no nece¬

bre más ingrato del mundo;—pues esa sitando ser empleados eu la digestión

es su mujer; pues esa fué mi intención; se dedican al exterminio de los inicro-

putíS'tü aseguro que me- ios pagarás;—su ( bios.

En efecto una multitud de infeccio¬
nes tienen por origen y por punto de partida el tubo digestivo, de donde emigran los microbios para ir á coloni¬ zar algún órgano más ó menos distan¬ te. Hay más aún: en el estómago se producen cantidades considerables de productos tóxicos, verdaderos venenos
microbianos. Reducir el número de los
bacterios equivale, pues, á disminuir proporcional mente el peligro de infec¬ ciones por las tocinas de la enteritis, de
la fiebre tifoidea, do la disentería. La leche viene á ser de esta manera
el mejor tónico, el medicamento más seguro y más sencillo contra una serie numerosísima de enfermedades posibles. Tal es la acción lógica, comprobada y
científica de la leche.
Empero tiene para la generalidad de las gentes un grave defecto: es un re¬ medio demasiado sencillo, demasiado
conocido, demasiado barato. Lo que se
busca con empeño, lo que inspira más fé, son las drogas misteriosas, de nom¬ bres exóticos, de composición sibilina; se exige además que sean muy cómo¬ das al paladar, que deban tomarse á in~
térvalos matemáticamente medidos, que
nos obliguen á privarnos de una multi¬ tud de cosas que nos agradan, y que sean también bastante caras. Hay mu¬ chas personas que no conciben que un remedio sencillo, agradable y barato, pueda ser eficaz, así como no conciben á un médico que no recete mucho.
Y sin embargo, ¿acaso la leche es me¬ jor conocida en su composición, eu sus gérmenes y en sus principios que los productos brutales de nuestros labora¬ torios? Ese noble y amable producto
elaborado en un laboratorio viviente,
¿no es acaso infinitamente más miste¬ rioso en su esencia que los ácidos y las sales trabajadas en nuestros tubos ma¬ traces y retortas. ¿Quien sospechaba ha¬ ce dos años las propiedades antisépticas de ese líquido tan inocente en aparien¬ cia? ¿Quien sabe hoy lo que la ciencia puede enseñarnos mañana?
Dr. A. Moeosi.

la habilidad ó el propósito de preparar la
operación como se preparan las de esa especie en otras naciones de Europa, y
sobre todo en Francia; pero basta el
éxito obtenido para que los extranjeros
expresen su asombro y reconozcan que el pueblo español es un pueblo vigoroso,
puesto que no escatima sus tesoros, como
no escatima la sangro de sus hijos, y que las rebeldías de Filipinas y de Cuba se¬
rán vencidas, con la sola condición de
que logre España ser gobernada por hombres previsores y exentos de debi¬ lidades. ¡Lástima que la vaguedad de
las declaraciones hechas el día 15 por
el Ministro de Hacienda, al presentarse ante él una comisión de agentes de Bol¬
sa. hayan contenido el alza de nuestros valores y hayan enfriado el entusiasmo de algunos! Por fortuna, ese efecto ha
sido pasajero y sólo ha servido para que obtengan beneficios algunos hombres de negocios perspicaces y despreocupa¬ dos, ya que el día 17 quedó acordada en
Consejo de Ministros la forma en que ha de sor prorrateada la cantidad aceptada por el Gobierno.
Hé aquí la parte dispositiva del de¬ creto publicado el dia 18 en la Gaceta de
Madrid'.
«En consideración á las razones ex¬
puestas por el Ministro de Hacienda, de acuerdo con el Consejo de Ministros, en nombre de mi augusto hijo el Rey don Alfonso XIII, y como Reina Regente del Reino, vengo en decretar lo siguiente:
Artículo l.° Las 800.000 obligacio¬
nes del Tesoro sobre la renta de Adua¬
nas, creadas por el Real decreto de 3 del actual, se adjudicarán á los interesados eu la suscrición pública realizada el día de ayer, en la forma y proporción si¬ guientes: Las suscriciones por uno á
cinco títulos inclusive se admitirán y serán satisfechas en su totalidad. Las suscriciones que excedan de cinco títu¬
los se prorratearán en cifra entera de, obligaciones, hasta distribuir propor¬ cionalmente la suma que resulte dispo¬ nible de las expresadas 800.000 obliga¬ ciones que constituyen la emiríóo, des¬ pués de aplicar las necesarias entre los suscritores citados en el párrafo ante¬
rior.

Actualidades

Art. 2.° E! producto de la suscrición
ingresará en ei Tesoro de la Península,
el cual irá facilitando al de la Isla de

LA SEMANA

Cuba, en concepto de anticipaciones, las sumas que acuerde y distribuya el Con¬

sejo de Ministros.

¡El empréstito nacional! Este es desde,
hace cuatro días el tema de todas las
conversaciones en España y de muchos

Dado en Palacio á 17 de Noviembre de 1896.—María Cristina.—El Ministro de Hacienda. Juan Navarro Reverterá

comentarios en el extranjero. Había pa¬

*

sado ya á ser axiomática la afirmación de que nuestra nación es un Estado rui¬
noso y sin recursos. Los banqueros fran¬ ceses é ingleses nos trataban como gen¬ te arruinada y forzosamente sometida á

*
Ya tiene el Gobierno recursos extra¬
ordinarios para atender á las necesida¬ des de la guerra de Cuba durante otros seis meses, según ha declarado el señor
Cánovas.

la tiranía de los prestamistas europeos. Los separatistas cubanos se lanzaron al
campo de la rebeldía en la persuasión de que la madre pátria no podría luchar por la penuria de (su Tesoro, más que alentados por la incalificable debilidad de los generales de Melilla y hasta el

:

No hay tiempo que perder, y así lo reconocen sin duda los Generales Weyler y Blanco, puesto que ambos, como es sabido, están a! frente de ejércitos de
operaciones.
En Filipinas la lucha comienza á to¬

Gobierno dió hace un año motivo á los mar un aspecto tranquilizador para los

pesimistas para dar cuerpo á las supo¬ siciones Uo éstos, puesto que para obte¬ ner la suma, relativamente mezquina, de cincuenta millones de pesetas, recu¬
rrió á entidad financiera de tan escaso

patriotas, según indica el telegrama si¬ guiente:
«Manila 18 (6,58 tarde).—Capitán ge¬
neral á Ministro de la Guerra:
Partida insurrecta que atacó Santa

prestigio cómo el Banco de' París y de los Países Bajos, desentendiéndose de los clamores de la prensa y de las que¬ jas de los capitalistas españoles,
A ellos y al pueblo ha acudido ahora
para pagar á los prestamistas extranje¬ ros, y el resultado ha sido tal que los ministeriales son los primeros en darse parabienes y en encarecer la riqueza de España y el patriotismo de ios suscriptores del empréstito. No ae atrevió/A ministro de Hacienda á pedir los 400 millones de pesetas de una vez, á pesar de la solidez de la garantía y del cuan¬ tioso interés ofrecido, y el país ha pues¬ to á su disposición 594 millones según los datos oficiales, y más de 600 según las notas del Banco de España, sin que
haya sido preciso fijar condiciones tan

Cruz y fué rechazada ha sido nueva¬
mente batida en sus inmediaciones el
16 por General Aguirre y Teniente co¬ ronel Jiménez, causándole trescientas bajas en los dos encuentros.
Destacamento San José Bulacán se
defendió bizarramente contra más de
mil insurrectos, causándoles muchos muertos y heridos.
Comandante Arteaga marchó en su apoyo, derrotando rebeldes, que persi¬ guió hasta Angat, tomándoles todas sus posiciones, cogiéndoles muchas armas de fuego y blancas y causándoles dos¬ cientas bajas, siendo las nuestras sola¬
mente diez heridos.
Comandante Arteaga recomienda va¬ leroso comportamiento tropas, cuyo en¬
tusiasmo crece más cada día.—Blancor

*

onerosas como las que reclaman los

**

asareros ultrapirenaicos. Ha bastado

Las noticias de la Grande Antilla tam¬

que los periódicos califiquen de patrió¬ bién revelan que no son estériles los he¬

tico el negocio y patriótico es en realidad roicos esfuerzos de las tropas que están facilitar recursos para la defeusa de la operando. Los soldados que manda per¬

integridad de la patria y evitar que el sonalmente el General Weyler han pe¬ Ministerio acuda nuevamente á las cajas netrado ya. en las célebres Lomas de Pi¬

de los judíos, ¡jara que muchas personas nar dei Río y van ahuyentando á los re¬

que apenas tienen noción de lo que son beldes, que solamente hacen frente

empréstitos y tí lulos de deuda pública
lleven sus ahorros á las sucursales del
Banco de España, ó á las oficinas cen¬

cuando ocupan puntos inacesibles ó se ven protegidos por espesa manigua. Su mayor empeño consiste, al parecer, en

trales de éste, ó á las de ios agentes y impedir que las tropas se apoderen de

banqueros que aceptaban el encargo de los cañones de que ellos disponen y con

hacer suscripciones.

ios que sólo hacen fuego cuando supo¬

Aún hubiera sido más brillanto el re¬ nen que están en lugar seguro. Se cree

sultado si el Ministerio hubiera tenido que Maceo acabará por descender en

busca de víveres á la comarca meridio¬
nal y llana de la provincia y queda ca¬ ballería del General Weyler dispersará las partidas insurrectas y limpiará la parte oriental de Pinar del Río, en cuyas abruptas sierras tenía un baluarte el estado mayor del cabecilla mulato. Las
columnas, dice el corresponsal de El
Imparcial, destruyen bohíos, plantíos y
todo medio de vida ó de defensa del ene¬
migo; fortifican los pasos y establecen
defensas en donde es conveniente. Pue¬
de asegurarse que las Loma3, principal guarida del enemigo, estáu en poder de
ias tropas. La posesión de este importante paraje
es efectiva y ha sido lograda antes de lo que se creyó. Ei enemigo, batido en todas partes, arrojado de las Lomas, huyó por el llano. El General González
Muñoz, ó más bien el General Bernal que le sucede por haber caído aquél en¬
fermo de disentería, opera en el Norte, el General Weyler en el Sur. Ambos contingentes avanzarán estrechando á los rebeldes, que se hallan en el centro.
Dicho se está que careciendo de infor¬ maciones directas y apareciendo alguna
contradicción en las precedentes, deja¬ mos ai corresponsal la responsabilidad de sus acciones, ya que no se explica que, apoderadas las tropas de las Lomas, queden entre las dos divisiones los in¬
surrectos.
* $*
Las que han debido tener importancia lian sido las operaciones llevadas á cabo por el General Jiménez Castellanos en la provincia de Puerto Príncipe, durante los primeros dias del mes.
Hé aquí el parte oficial que da cuenta
de ello:
% Habana 47.—General Jefe me manda
trasmitir a V. E. parte operaciones Ge¬ neral Castellanos, que dice desde Braga
el día 8:
Salí el 3 de Minas con 2.700 infantes, 300 jinetes y dos piezas, pernoctando en ingenio Oriente, arrollando al enemigo eu ocho combates, siendo el inás reñido en el de posición ingenio; el 4 en potre¬ ro Logones, Delirios y Conchita sostuve
tres rudos combates contra numerosas
fuerzas, jugando lu artillería, y disper¬ sando enemigo en distintas direcciones, llegué á Cascorro y supe que el desta¬
camento fué nuevamente atacado por
fuego de fusilería desde ei 28, teniendo un muerto y 11 heridos.
Eu la noche del 5 atacó el enemigo aprovechando oscuridad, y el 6 continué á San Miguel, donde situé el destaca¬ mento y escaso vecindario, hallando totalmente ocupado callejón San Joa¬ quín y desalojando al enemigo de sus posiciones.
Sostuve nuevo combate á la salida del
potrero Duran, y sucesivos de menor importancia hasta Palma rito, donde el enemigo preparaba brillante acción en posiciones atrincheradas en el desfila¬ dero, que ataqué de frente y flancos, después de batido con artillería.
Ei 7 en San Miguel preparó retirada destacamento, y hoy ha ilegado allí, proponiéndose continuar á Nuevitas.
Como el enemigo que trataba de cor¬ tarles el paso á Cascorro. y .San Miguel se retiró precipitadamente, dejó campo
muchos muertos.
Dice que no hace elogios de los cuer¬ pos de la división, porque sería repetir lo dicho siempre, mencionando el biza¬ rro comportamiento del batallón de la Constitución, que por primera vez se ha
batido á sus órdenes.
Nuestras bajas han sido: comandante Manuel Gerona y teniente Fermín Sáenz Espiga, heridos; 19 soldados muertos y 105 de tropa heridos.—Ahumada.»
* **
Eu la Bolsa de Madrid se acentuó ya
el movimiento de alza el jueves, respon¬
diendo á la iniciativa de las de Londres
y de París donde, no obstante el silencio de los principales periódicos de París, acerca del empréstito nacional de Es pe¬ ña y su deseo de complacer á los despa¬ chados prestamistas, se reconoce el vi¬ gor y el patriotismo de nuestro pueblo. Las obligaciones de aduanas se cotizan ya con 75 céntimos sobre el tipo de enfi¬ sión y ios demás valores siguen el im¬ pulso recibido.
Madrid 21 de Noviembre de 1896.
B. de T. y T.
Crónica Local
En uno de los dias de la pasada sema-' na inauguróse en ia tienda de drogas
«La Catalana» el alumbrado por medio del gas acetileno, de cuya producción

SÓLLER

automática por medio de la reciente in¬ vención del Sr. Boter, habrán venido en
conocimiento nuestros lectores por el anuncio que en el lugar correspondiente del presente número publicamos, y que
apareció ya en el anterior.
Dicho gas, producido solo por la diso¬ lución en el agua del carburo de calcio, da una luz blanca, brillante, fija y de una potencia tal, que ha causado la ad¬ miración de cuantas personas por la dro¬ guería del Sr. Casellas han pasado ó á
ella han ido con la intención de hacerse
cargo del nuevo aparato automático y de las condiciones de utilidad y economía de la luz por éste producida.
El aplauso que ha merecido la luz de gas acetileno, vista esta pasada semana por vez primera en este pueblo, ha sido
general, y algunos propietarios de alma¬ zaras, de fincas de recreo, y de indus¬
trias establecidas en las afueras del cas¬
co de la población, donde no llegan las cañerías del gas de hulla, han manifes¬ tado ya deseos de adquirir uno de dichos aparatos; de modo que el gas acetileno en Sóller, lejos de perjudicar á la socie¬ dad que explota el gas de hulla, vendrá á ser su complemento, puesto que podrá alumbrar fábricas, talleres y casas par¬
ticulares situadas en los barrios extre¬
mos ó en sitios aislados, en donde jamás ha extender aquella la canalización, con lo que proporcionará la comodidad á machos que de otra manera jamás la
hubieran tenido.
Plácemes merece por ello el Sr. Elias, representante único en esta isla del aparato automático «Boter», y dámosselos nosotros muy sinceros.
El lunes de esta semana tampoco llegó el vapor correo procedente de Barcelona, á causa del temporal que, desde los úl¬ timos dias de la anterior, había tenido
verdaderamente aislados á estos isleños,
y que continuó todavía algunos dias
más. Durante estos, ninguno de los va¬ pores palmesanos atrevióse á venir á Mallorca, y de los que vienen á esta isla solo el «Leóu de Oro», el pequeño, el
insignificante vapor de esta matrícula,
salió de Barcelona, llegando á este puer¬ to el martes, sin novedad.
La carga que para Barcelona y Gette había preparada era extraordinaria, y el número de las personas que pensaban salir para distintos puntos, extraordina¬ rio también; más, como si no fuera esto suficiente, á todas horas recibían
los comisionistas nuevas órdenes de otras
partidas, que no todas pudieron prepa¬ rarse á causa de la premura del tiempo y de la pertinaz llovizna que impedía entrar en los huertos, como en el muelle las operaciones de carga del vapor.
Este pudo quedar cargado el jueves al anochecer, y fijó su salida para las siete de la tarde, hora en que de ordina¬ rio acostumbra salir; pero si bien el
viento había calmado, había bastante

marea fuera todavía, y el Sr. Mora, con muy buen acuerdo en nuestro concepto, aplazó la salida para la madrugada. Sa¬ lió, pues, el «León de Oro», cargado eu extremo, y llevándose numeroso pasaje, á las tres, ayer, y á las primeras horas de la tarde llegó á Barcelona sin novedad, según supimos ya por la noche.
* * ■’f
El vapor «Isleño», cuya salida para Gette y Marsella anunciamos en nuestro anterior número para el lunes día 30, saldrá para los indicados puntos maña¬ na, domingo, á las dos de la tarde. Es probable que algunos cargadores tengan preparados pequeños picos y que se lle¬ ve también algunos pasajeros, pues que el movimiento en este tiempo es conti¬ nuo y á muchos tiene cuenta hacer el viaje directamente.
Por medio de pregón publicó el mar¬
tes la Alcaldía un bando recordatorio de
que estaba pronto á expirar el plazo se¬ ñalado para que pudieran los vecinos proveerse de cédulas personales sin re¬ cargo alguno; y al día siguiente, también por medio de bando, hizo pública la no¬ ticia, el Sindicato de Riegos de esta villa de que habiendo formado el presupuesto de gastos generales y particulares de los años de 1896 y 1897, queda de mani¬
fiesto á efectos de reclamación dicho do¬
cumento eu la secretaría de la expresada Corporación, calle del Príncipe n.° 5.
El primero de dichos bandos ha hecho que muchos que ignoraban faltaran tan pocos dias para terminar el mencionado plazo, quedaran enterados, y que lo re¬ cordaran los que, sabiéndolo, habíanlo ya olvidado; así es que durante toda la semana, las horas de oficina y hasta en muchas extraordinarias, se ha observado
inusitado movimiento en la Casa Con¬
sistorial y se han visto atestadas de gen¬ te las dependencias contiguas á la Se¬ cretaría, y el salón de sesiones además, que tuvo que quedar destinado á sala de
espera.
Estos dias ha sido cogido y conducido ante el Juzgado municipal un hombre que sin permiso del propietario de la finca Es Través había ido á segar en la misma algunos manojos de carrizo.
En la noche del martes, por ser al día
siguiente el de su Sauto, fué obsequiada por medio de una serenata por la banda de música de esta localidad la hija del Sr. Alcalde, la Srta. D.a Catalina Joy y Sader. La obsequiada correspondió á la señalada distinción de que fué objeto con un espléndido refresco que fué ser¬
vido á ios músicos y á cuantas personas fueron á felicitarla.
No fué posible obsequiar á otras Ca¬ talinas, conforme eran los deseos de di¬ ferentes personas, por haber obligado la lluvia ó que se retirara la música antes

de concluir la única serenata que pudo
dar.
Entre los diferentes amigos que se embarcaron el jueves en el vapor «León de Oro», despedimos al socio de la casa Pizá y Compa.a de Arecibo, Agentes generales del Sóller en la isla de Puer¬ to-Rico, D. Juan Pizá y Bisbal, y al her¬ mano menor de nuestro Director, que
van á continuar sus tareas en dicho
punto, el primero, después de haber pa¬ sado una temporada al lado de su fami¬ lia, y á empezarlas éste en la misma casa, al lado de su otro hermano don
Guillermo.
Deseárnosles un feliz viaje y pronto
regreso.
Según nos manifestó dias pasados nuestro distinguido amigo D. Juan Co¬ vas, Pbro.. encargado de los oratorios del Puerto, mañana celebrará la barria¬ da marítima fiesta religiosa en honor de Santa Catalina virgen y mártir, titular
de uno de ellos. Dicha fiesta consistirá
en oficio mayor solemne con sermón por
D. Antonio Alcover Pbro.
Es probable que por la tarde los veci¬ nos de la barriada marítima organicen algunas diversiones, y que concurran allí muchísimas personas si el dia es tan hermoso como el de hoy, pues que son muchos los que tienen devoción á la Santa, y por otra parte muchos también los que, cansados de estar encerrados en sus casas después de interminable serie de dias lluviosos, querrán salir á disfru¬ tar del aire libre y del esplendente sol que á salir invite.
Por medio de anuncios que se han re¬ partido por el pueblo con gran profusión se ha publicado la noticia de que para
actuar eu el teatro de la «Defensora So-
llerense» vendrá una buena compañía dramática y cómico-lírica al mismo tiem¬ po, si se reúne para ello suficiente nú mero de abonados. Dicha compañía esta
rá dirigida por el conocido actor D. Vi¬ cente Serrano, y se propone dar, á partir del sábado próximo, una comedia del repertorio moderno los miércoles y sába¬ dos y un drama los domingos, termi¬ nando siempre con una pieza lírica. El repertorio que se ha publicado es exten¬ so y en él hemos visto continuadas obras que los verdaderos aficionados tiempo ha
desean conocer.
El abono queda abierto en el casino déla «Defensora Sollerense» al precio de Q‘90 pesetas por función, la butaca con entrada; y como se han hecho ya en el teatro las reformas que considerában¬ se más necesarias y se ofrece además
colocar tarimas de madera para mayor comodidad de los señores concurrentes,
es de esperar que el público corresponda á los sacrificios que se ha impuesto la sociedad propietaria del teatro, al objeto

de que tenga el pueblo esta culta diver¬
sión en las crudas é interminables vela¬ das del actual invierno.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del dia 26 Noviembre 1896.
Bajo 1a. presidencia del Sr. Alcalde, D. Juan Joy, celebró su sesión ordinaria de esta semana la Corporación munici¬
pal en la noche del expresado dia, ha¬ biendo asistido á ella los concejales se¬ ñores D. Martín Marqués, D. Lorenzo Mayol, D. Jaime Magraner, D. Amador Castañer, D. José Morell y D. Miguel
Arbona. A la hora señalada declaró el señor
Presidente abierta la sesión, y leida el acta de la anterior quedó aprobada sin alteración alguna.
Entrando luego en el despacho ordi¬
nario fué leida una instancia de D. Mi¬
guel Bernat y Palou, de fecha 24 del actual, en solicitud de permiso para construir un paso cubriendo con sillares la cuneta de la carretera de este puerto en el kilómetro 34, lindante con el cas¬ tillo del «Alcait», de este término, á fin de no impedir el que puedan discurrir las aguas por dicha cuneta. Enterado el Ayuntamiento acordó pasara dicha ins¬ tancia á informe del Sr. Ingeniero en¬ cargado de la carretera de Palma á este
puerto.
Dióse lectura igualmente á una ins¬ tancia de D. Daraian Deyá y Rulían, co¬ mo apoderado de D. Francisco Bisbal y Albertí, de fecha 24 del corriente mes, pidiendo autorización para reconstruir
la fachada del lado Este de la casa nú¬
mero 11 de la calle de la Vuelta Pique¬ ra, de este distrito. Se acordó pasara la
solicitud de referencia á informe de la Comisión de Obras.
Y se levantó la sesión.
CULTOS SAGRADOS
En la iglesia Parroquial.—Mañana, dia 29, por la tarde después de vísperas, expuesta S. D. M., se empezará la nove¬ na de la Purísima Concepción, con ser¬ món por D. Juan Negre Pbro., la que se
continuará al anochecer de los días si¬
guientes con igual solemnidad.
Nacimientos. Varones 3.—Hembras 1.—Total 4.
Matrimonios. Dia 26.—D. Antonio Juan Ooll Rul-
lan, viudo, con D.a Esperanza Ozonas Frontera, soltera.
Dia 28.—D. Raimundo Miró Colom,

soltero, con D.a Francisca Miró Munta¬ ner, soltera.
Defunoiones
Dia 22.—D. Bartolomé Palou Casta-
fíer, de 72 años, viudo, Manzana 52. Dia 22.—D. Juan Frontera Arbona,
de 37 años, casado, calle del Salvador, (Biniaraix).
Dia 25.—D.a Patricia Bea Escudero, de 38 años, casada, calle de Ampurias.

MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 24.—De Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 278 toneladas, cap. D. G. Mora, con 15 mar., pasaje y efectos.
Dia 27,—De Palma, en 2 dias, laúd Internacional, de 27 ton., pat. D. Este¬ ban Pujol, con 5 mar. y lastre.
Dia 27.—De Palma, en 2 dias, laúd Porto-Pí, de 13 ton., pat. D. G. Rigo, con 3 mar. y lastre.
EMBARCACIONES DESPACHADAS
Día 26.—Para Barcelona y Cette, va¬ por León de Oro, de 278 ton., cap. don G. Mora, coa 15 mar. pas., y efectos.
Dia 27.—Para Palma, laúd Interna¬ cional, de 27 ton., pat. D. Esteban Pu¬ jol, con 5 mar. y lastre.
Dia 27.—Para Palma, laúd Porto-Pí, de 13 ton., pat. D. G. Rigo, con 3 mari¬ neros y lastre.
■■

ACADEMIA MUSICAL
MHMHMMI
CALLE DE SAN JUAN-14-SÓLLER

El profesor de música y director de la banda de esta localidad, José Rotger y Vidal, dará lecciones de solfeo, de piano, y de instrumentos para la banda, á las horas y por los precios siguientes;

HORAS DE CLASE

Por la mañana-, para niños, de once á

una.

Por la tarde-, para niñas, de cuatro á
seis.

Por la noche-, para jóvenes trabajado¬ res, de siete y media á ocho y media.

PRECIOS

Pesetas

Clases de solfeo. ......
Id. de solfeo y piano. , , .
Id. de solfeo ó instrumento. ,

2‘00
5‘00 2‘50

Las clases serán diarias exceptuán¬ dose los jueves para las de día, y los días en que tenga ensayo la banda para
las nocturnas.

Los pobres de solemnidad, que prue¬ ben serlo mediante certificado expedido por la Alcaldía, podrán asistir gratuita¬
mente á clase.

Eu las horas que queden libres al pro¬ fesor, dará lecciones en el domicilio de los alumnos que lo soliciten, á precios
convencionales.

ihtiiii ri ri —

43

AGRICULTURA

algún agente atmosférico que ha desaparecido por la ingerencia de otro elemento contrario en cuyo caso los parásitos ó esferiáceas que se des¬
cubrían en las raíces y que ahora faltan, serian
efecto y no causa de la enfermedad? Pequeño, pequeñísimo es el hombre cuando
trata de investigar los secretos do la creación. Aqui cabe repetir lo que hemos escrito en di¬
ferentes ocasiones; la enfermedad del naranjo de¬ saparecerá sin haber conocido la verdadera causa que la motivára; y nuestra profecía se va rea¬
lizando.
A decir verdad, no sabemos compaginar mi cambio tan firme y general, sin la desaparición de una causa que nos es completamente desco¬ nocida. Si el verdadero infectante estaba en el
hongo, no puede explicarse su desaparición más que por la degeneración de la parásita á conse¬
cuencia de haberse generalizado en todas partes la siembra muy somera del naranjo, circunstan¬
cia que siempre nos llamó la atención y sobre
la cual hemos hecho tanto hincapié; pero ¿Ha
desaparecido realmente la enfermedad? A pesar de cuanto llevamos dicho* y de ver
el cambio milagroso que presenta la vida del naranjo, nuestra opinión forma nota discordante
en medio de las aclamaciones generales, en lo
cual desearíamos equivocamos.
La presencia de algunos pies que amarillean
en medio de una vegetación tari exuberante y
que, descubiertos, se halla upa gotera ó po-
dridura sobre el nudo vital, nos obliga á creer
que la enfermedad ha degenerado, pasando á ser endémica, y que permanece eu estado latente, dispuesta á desarrollarse de nuevo, siempre que

CULTIVO DEL NARANJO
las circunstancias le favorezcan. Advertencia á
los que desatiendan nuestros consejos en la for¬ ma del cultivo que tanto hemos recalcado.
VI.
Vicisitudes de los huertos.
Aunque hayan desaparecido los antiguos na¬ ranjales, en Mallorca, no por esto han dejado de existir los huertos, si bien por su raquitismo,
tal nombre no merezcan.
La necesidad de sacar producto de las tierras, antes ocupadas por el naranjo que, con vergüen¬ za de la civilización, siguieron hasta 1888 pe¬ chadas con los antiguos tributos, obligó á nues¬ tros cosecheros á replantar sus campos una, dos y más veces, con inquebrantable constancia.
De las nuevas plantaciones, en las cuales se seguia el antiguo sistema do. echar mano del pié franco, pues á penas se conocia el injerto,
unas sucumbian antes de fructificar, al paso
que otras, por accidentes de terreno, cuidados y
abonos, crecían lozanos durante los primeros seis ú ocho años, tiempo necesario para el desarrollo
de la copa, en cuya edad empieza el naranjo á
dar abundante fruto, y á las tres ó cuatro cose¬ chas, atacados de nuevo, dejaban de vivir.
Un cultivo tan ingrato y dispendioso, sin vis¬ lumbre de reintegro, dejó los ánimos abatidos y apuró ios medios de continuar la lucha. En si¬ tuación tan aflictiva, unos abandonaron las tie¬

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
rras al hyermo y otros plantaron en ellas los ár¬ boles que tuvieron á mano. Unos, animados con la esperanza de mejor éxito, haciendo desespera¬ dos esfuerzos, siguieron replantando naranjos á medida que se morían, sin apartarse un ápice del antiguo sistema de cultivo, al paso que otros más expertos, siguieron prácticas opuestas, dis¬ tinguiéndose, entre ellos los que habían visto y
observado el modo do cultivar los huertos en el
reino de Valencia.
En esto no faltó quien observase que los piés injertados resistían más que los francos y los ágrios más que los dulces. Otra de las observa¬ ciones hechas por los que miraban las cosas con ánimo despreocupado, era el rápido crecimiento y mayor lozanía desplegada por los piés sem¬ brados á escasa profundidad, cuyas raíces se ex¬ tendían superficialmente en la capa laborable; á esta siguió la de no castigar mucho al árbol en la poda, la de criar los piés enanos, la del rie¬ go por la vertical de las ramas, etc., sanciona¬ dos por las leyes de la vegetación y casi abso¬ lutamente desconocidos por la generalidad de aque¬ llos á quienes está confiada la cria del arbolado.
Llevado el tema á la discusión familiar, los hortelanos prácticos que debían ser los primeros en observar y practicar ensayos, rehacios y afe¬ rrados á su rutina, contrariaron desde luego la
realidad del hecho.
La contraversia mantuvo á los cosecheros
divididos largo tiempo, unos á favor del pió franco y otros á favor del injerto. Sin embargo,
se había iniciado una revolución en el sistema
de cultivo, que no tardó en dar feliz resultado. ¿Qué razones se alegaban en la contienda?

SÓLLüii

5ksa aasaselss tfoe se inserten en esta sección pagarán: Hasta tres nijte«Écaxs á raaóu de O'05 pesetas la linea; hítala lineo inserciones á feejt» d® 0‘08 pesetas, y de cinco on adatante á razia da 0‘02 pesetas.
él ^iIst mínimo de nn anuncio, sea cual fuere «i número de lineas
fte tp¡fe ee componga, será de 0‘50 pesetas. I48J lineas, do cualquiera tipo sea ta letra, y los grabados, se conta¬
ba pv$f 0t*oe del euerpo 12 y el ancho será oí de una columna ordina¬
ria oel periódico.

Sección

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios por una sola vea pagarán; Del ancho una columna 1'50 ptas., dol do dos 3 ptas., y asi en Igual proporción*.
En la tercera plana los precios son dobles, y triples en la segunda. Los comunicados y anuncios oficiales pagarán á razón de 0‘05 pasetas y los reclamos á razón de 0‘10 ptas. 1a linea dol tipo en que se compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de ésto si os mayor. lioe suscrlptores disfrutara* ana rebuja do nn Si »•.
ciento.

L’ UNIÓN
Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

BOTEIS
Para la producción del GAS ACETILENO
CON PRIVILEGIO EXCLUSIVO
para España, Ultramar y Extrangero
Este aparato reúne todas Sas comodidades, economías, seguridades y limpieza apetecibles
C3ontOdl(l3MÍQS«—Puede cargarse por tiempo indeterminado sin qne la conservación de la luz exija otra molestia que la de cargar el aparato cada quince ó veinte días según las luces que se quieran tener encendidas; se encenderán las luces como se hace con el gas ordinario sin tener que hacerse operación alguna porque la carga se conserva dentro del aparato sin que por este motivo sufra alteración alguna aunque pasen algunos meses sin hacer uso de él, la luz es tan clara, potente y fija que es mejor que la electricidad, no causando ninguna molestia en la vista, ni cambia el color natural de las pinturas, ni dá mal olor, ni mancha como por lo general sucede con el gas común y el petróleo; el calor que despide es tan poco que á la corta distancia de unos diez centímetros no se nota.
Economía#—Con un mechero de los que -comunmente se emplean con el g^s co¬ mún, se obtiene mayor intensidad de luz y produce un 50 por ciento de economía sobre
dicho gas y un 80 por ciento sobre el petróleo y también la produce muy considerable este aparato sobre todos los demás hasta hoy conocidos por la circunstancia de poderse aprovechar la carga que contiene aunque pase mucho tiempo sin utilizarse.
También puede tenerse cerrada la espita hasta consumir lo mas mínimo de gas que se
quiera.
SCg?ni4clf%dU— La reúne hasta tal extremo que lo hace completamente inexplosible porque el inventor ha previsto y ha neutralizado todos los peligros efectivos y casuales que
puedan ocurrir.
NOTA.—Se construyen aparatos de todas dimensiones según la utilidad á que se destinen.
lepssealaalg ai IfaUetev SAtfáBOl SHAS, (SÓLLIB.)

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬

SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los

daños que pueden ocasionar la caida del rayo, la explosión de gas de

alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social . . .

10.000,0D0 Francos

Reservas .

8.705,000

Primas á cobrar .

74.287,038

n

Total . .

92.992,038

w

Capitales asegurados Sienestros pagados .

15.127.713,242

,

194.000,000

*

SEGURO DE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de rigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. G-és.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samantana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

~~
EL MOSiTcO~

COLECCIÓN DE ESCRITOS LITERARIOS EN VERSO Y PROSA
DE
Peto de Aieàstaa Pifia y Itol&i
BASES PARA LA SUSCRIPCIÓN: La obra se publica por entregag semana¬ les ó bisemanales de treinta y dos páginas de texto, impresas esmerada¬ mente en buen papel y con su correspondiente cubierta.
Cada entrega vale veinte y cinco céntimos de peseta en Palma y treinta en los demás puntos; pudiendo los suscriptores, si así les conviniere, recibirlas por cuadernos de cuatro en cuatro entregas al precio de una peseta el cuaderno en todos los pueblos de Mallorca.
Las entregas sueltas ó atrasadas valdrán cincuenta céntimos de peseta. Con una de las primeras entregas se regalará á cada suscriptor un retrato del autor en fototipia. En el Establecimiento de Artículos de Escritorio, “La Sinceridad» calle de San Bartolomé n.° 17, Sóller, so admiten suscripciones.

Agente m Sélte ARNALDO CASELLAS
SERVICIO DECENAL ISLEIA MARÍTIMA
ENTRE

Naranjos y limone-
ros. Los hay de diferentes tama¬ ños, hermosos, lósanos y de clases escrupulosamente escogidas, en el vivero de Guillermo Rullan y Esta¬ des, Huerto del Convento.—Sóller.
LASOLLERENSE

VENTA.
Desea venderse la casa n.° 26 de la calle de San Bartolomé de esta villa.
Avístese el qne quiera comprar¬ la con su dueño D. Miguel Mun¬ taner (Jurat), que vive en la calle
de Gater n.° 10.—PALMA.

pr el magnifico y veloz vapor

LEÓN DE ORO

°Andas de Sóller para Barcelona: los días 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Oette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Cette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Salidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del

Vi&jss niiaerfifiailos
con itinerario.
El velos buque á vapor

Co&iigaa.tulo8.

Príncipe n.° 24.
EN BARCELONA.—Sres. Rosich Carlee y
|Comp.a, Paseo de la Aduana, 25. EN CETTE.—D. Guillermo Colom, Quai Com-

saldrá del puerto de Sóller para
Cette y Marsella

\\mandant Samary-5.

el domingo, dia 29, á las 2 de la tarde.

Desea venderse una
•pieza de tierra huerto naranjal y otros frutales, situada en la Alque¬ ría del Conde, calle de Ozonas, n.° 15, en la que tiene algunos solares, y es de extensión la finca
de 40 áreas ó sea 225 destres
aproximadamente.
Para facilitar al que quiera com¬ prar esta finca la operación, lo
mismo se aviene su dueño á co¬
brar al contado el total importe
de aquella que una mitad sola¬ mente y la otro á plazos, según
convenio.
Para más informes diríjanse á
la imprenta de este periódico.

de San Pedro
¿Jil idj Cclllo ü¿m o 19^ hay
naranjos y palmeras en macetas para vender; también los hay de plantel.

CONSIGNATARIOS:
En Sóller, D. Ramón Coll.—En Cette, D. Bartolomé Tous.—En Marsella, don J. Mayol.

'QL·MÏL·'E

Bá

MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).

Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas
en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR

Á los Sres. fabri-
cantes de tejidos ofrece toda cla¬ se de trabajos de su oficio el tor¬ nero GABRIEL VALLS, que vive
en la calle de la Luna n.° 27.—•
SÓLLER.
Manetas variadas, vá 0‘40 pese¬
tas cada una.
Espadas para telares, á 0‘30 pe¬
setas id. id.
Y los demás objetas á precios
sumamente módicos.

DS
«jresÉ coiun
PORT-BOU (Frontera fimi-
Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
—
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas rrescas y pescados.
KM M FIMCA
Es Plá d‘ en Bieleta
PROPIEDAD
de B. Jaime Orel!
existe un extenso vivero, en el cual podrán escoger las personas que deseen hacer nuevas plantaciones en sus huertos, NARANJOS Y LI¬ MONEROS de clases superiores y
de todos tamaños.
Vencidas las dificultades que ha¬ bíanse presentado siempre para el transporte rápido y económico á Francia de los naranjos de jardín, tan solicitados por los sollerenses que quieren complacer á aquellos de sus parroquianos que desean ad¬ quirir esta clase de frutales de ador¬ no, en lo sucesivo por el insignifi¬ cante precio de 15 REALES uno, podrán tenerlos en el muelle de
Cette.
Diríjanse los pedidos á José Pizá (á) Parriñola, calle de la Rectoría, —SÓLLER.

ÏS
en el ‘ Noguerd„
Ultimados ya todos los trabajos preliminares se ha empezado la ven¬ ta de solares cuyos precios variarán entre docientos y quinientos duros según el sitio que escojan.
Los que deseen adquirirlos pue¬ den dirigirse en Palma ó loe pro¬ pietarios, calle de San Miguel, ó bien en Sóller, al Maestro Jaime Rullan y Bisbal (Ros).
ACADEMIA MERCANTIL
DIRIGIDA POB
SALVADOR ELÍAS CAPELLAS
HEDOR DE LIBROS COLEGIADO
Enseñanza teórica y práctica ' Cálculo Mercantil, Teneduría de I bros, Geografía comercial, Legisl ción mercantil y todo lo referen
al comercio según las vigentes 1
yes.
Clases diarias por la mañana
por la noche. En las clases de noci también hay enseñanza primar para los obreros idioma Francés
dibujo artístico ó industrial.
Para más pormenores dirigid® Director, calle del Príncipe n.° 1
(Castellet)—SOLLER.
SOLLER. —4mp. &e«ffa SSuc©5&^})