AÑO Xi—2.a EFOCA-MUM. 502
AÑO Xi—2.a EFOCA-MUM. 502

SABADO 14 DE NOVIEMBRE BE IB$B

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:
8ÓLLER: Administración.
Francia: D. Guillermo Oolom—Quai Gommandant Snmary-5-Cette (Horautt.) Antillas: Sres. Pizá y 0.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Kico.) Méjico: D. Damian Canals—Oonstitución-19-San Juan Bautista (Tabaaco.)

F1MD0R Y DIRECTOR-PROPIETARIO: f REDACCIÓN Y ADHINIS1RACIÓN:

Juan Marqués y Arbona.

¿ Callo de San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: OSO pesetas al mes. % Francia- 0’75 francos id. id. PAGO ADELANTADO América: 0 20 pesos id. id.) Números sueltos—0'10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

F-.........

* ** EedaccIón nntau,Mmte ge hace solidaria de loa escritos que se publiquen sm firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. Do los que tal lleven, serán responsables sus autores

'‘

PASATIEMPOS LITERATURA Y

casada con un hombre que me quiere res se encogían de hombros respondien¬ poco más ó menos los de su monólogo con delirio... Al llegar á este punto toco do... La ciencia es limitada. Hay siem¬ en el jardín. Enrique escuchó en silen¬

VANITAS VANITATUM

en la llaga... Sí... ¡Aquí ea donde duele pre algo que escapa al estudio más cons¬ cio al principio; á mitad de la relación

EGOISMO

más! Volviendo la vista al' pasado, en- tante... Lo que tiene es la muerte... No interrumpiéndola con exclamaciones de

Gloria, amor y juventud

; cuentro que mi desdicha verdadera co¬

menzó á poco de mi matrimonio, y en¬

I

cuentro también que la razón está en

En el jardín y sentada en un banco que antes de con traerle me le figuré pensaba Rosa que su destino era muy distinto á lo que es realmente... Pensé

sabemos por dónde ha 'venido; pero es la muerte. Y al oirlos, Enrique, llevado por la desesperación, les increpaba, lla¬ mándoles ignorantes, fátuos... Venían otros y su respuesta era igual... No sa¬

asombro, de ira en las últimas frases... No dejó que Rosa terminase... Alzando el brazo como si fuera á golpearla, rugió:
—Así... y todo eso, todo eso que me

Halagaban mi existencia,
Poseyendo con la ciencia El poder y la salud.
Mis copas enrojecían Licores los más fragantes,
Y mil beldades amantes

triste al presente, y que no había espe¬ hallar otra cosa... ¿Qué cosa?... Aquí bían más sino que aquella mujer her¬ cuentas, ¿no sabes cómo se llama? ¿no

Sus caricias me ofrecían.

ranza de que mejorase. Puede esperar hay nieblas.., Hubo un desencanto, pe¬ mosísima, pletórica de vida meses antes, lo sabes?... Pues yo te lo diré... ¡Se lla¬

cambio feliz el que no lo es por circuns¬ ro no sé por qué le hubo... Y es bastan¬ se moría, sin que ellos encontrasen re¬ ma adulterio! ¡Adulterio moral, si quie¬

Se abrasó mi corazón

tancias exteriores, que se modifican te...

medio para evitar la cercana catástrofe. res; el peor de todos, porque nace del

De la belleza en los ojos,

cuando menos se espera; fácil es que el

»Mi marido me ama... Fuera de raí no Y Enrique llamaba de nuevo á los que propio instinto, sin la ayuda de circuns¬

Y á la par de mis antojos

pobre llegue á ser rico, posible que al que gime bajo el peso de una calumnia injusta hechos inesperados le ayuden y salga del ominoso yugo, y los que le negaron todo aprecio cuando le creían
deshonrado, le respeten por mártir...
Luchando con lo de fuera se puede ven¬

hay felicidad posible para él... Me lo ha dicho muchas veces y me lo ha probado.
Me complace en todo... No tengo nece¬ sidad de manifestar deseo alguno; pare¬
ce que me los adivina por arte de ma¬ gia... Es un hombre honrado. Lo di¬
ce todo el mundo, todo el mundo que le

despidió antes casi brutalmente; y re¬ petíanse los reconocimientos; menudea¬
ban las consultas entre los médicos de
más fama, y como remate de todo, siem¬ pre la misma frase... No sabemos de qué se muere... Pero se muere y bien pronto.
Una noche Rosa se sintió peor, y cre¬

tancias exteriores, que á veces pueden
servir de atenuación á la falta! Si—aña¬
dió separándose del lecho do su mujer.
—En tí no ha habido ni tentación si¬
quiera, ni amor á otro... No ha habido más que perversidad, como ahora no hay más que egoismo. Ya que sentiste eso

Aumentaba mi pasión. Y cuanto la tierra cria,
Y cuanto el hombre ambiciona,
Al brillo de mi corona
Más esplendor añadía.
En balde busco la cuenta

cer; pero si el enemigo está dentro de
nosotros, acurrucado en el alma, cente¬
lleando en la mente, latiendo en nues¬
tra propia sangre; si donde quiera que
vamos va con nosotros, sin dejarnos
respiro ni concedernos tregua, la lucha
es más formidable, de una rudeza que
asusta, casi inútil por imposible. Así se lo decía Rosa aquella noche en
que meditaba en su suerte.
Y añadía:
—Mi enemigo no tiene forma visi¬ ble... Le siento, conozco su fuerza, per¬
cibo su trabajo do destrucción, me duolen las heridas que me hace, pero no le
veo. ¿Quién le vence? Parece cosa de risa, pero mi enemigo soy }ro... Nada podría contra él, más que muriéndome y volviendo á nacer distinta de la que soy... Un absurdo..., como absurdo es todo lo que pienso, como absurdos son
mis deseos, mis afanes, mis lamentacio¬ nes continuas... Por aquí se va á la lo¬ cura... á la desesperación ya hemos lle¬
gado... Ea... Vamos á ver, si una vez siquiera, una vez sola puedo poner un poco do paz en e3tas ideas, y ver las co¬ sas con claridad... Es difícil, pero voy á
intentarlo.
Una mujer como yo debería de ser muy dichosa... ¿Qué me falta de lo que el mundo cree preciso para la felicidad
en la vida? De eso... nada... Soy hermo¬ sa... No necesito verlo on el espejo.
¿Cuál más claro que el rostro de los que
nos rodean? Pues en el de éstos leo yo de continuo la admiración más profun¬ da, el más ardiente entusiasmo, el de¬ seo, la pasión... No hay duda, soy ma¬ ravillosamente hermosa... Mis riquezas son incalculables; ni yo misma sé lo
que poseo, ni me importa; lo cierto es que si el dinero pudiera satisfacer todos los caprichos no tendría ninguno. Estoy

quiere y le respeta...; le respeta tanto, que siendo yo tan hermosa, ningún
hombre se ha atrevido á decírmelo... Lo
piensan; quizás muchos me desean, pero callan; callan por él... A veces
se me ocurre la idea de que si yo me
ofreciese á alguno, así como se dice... con toda la brutalidad que la palabra encierra, ofrecerme, darme... aquel á
quien le pusiera delante el tesoro de mi
hermosura, le rechazaría, cerrando los
ojos para no verme, huyendo para esca¬ par á la tentación, y no ofender al hom¬ bre más bueno de la tierra que por de¬
recho propio me posee. De modo que por esta parte nada tengo que reprochar
á mi marido... Es un santo... el hombre
que tiene mujer hermosa á la que todos
tratan como á fea. por no faltarle, es un
santo...
»Pues porque á mi—voy á decirlo— ¿porque á mi no me inspira los senti¬ mientos que yo á él? ¿Que hombre mejor podría haber encontrado?... ¿De qué me puedo quejar? No lo sé... Lo que pensa¬
ba antes. Mi mayor enemigo soy yo misma... No hay qti8 darle vueltas... Y
no puedo con él... No puedo conmigo... Hay que confesarlo: mi marido... me re¬ sulta... ¿cómo diré? poco poético... Por
fuera raí vida es variada, divertida, lle¬
na de todas las satisfacciones materiales
que la riqueza puede proporcionar... ¡Pero por dentro es tan sosa, tan monó¬
tona! Si... cansa... aburre...
II
Los médicos volvíanse locos sin poder
atinar con la enfermedad que mataba á
Rosa. ¿De.qué provenía aquella fiebre intensísima que ningún medicamento podía aminorar? No era fácil averiguar¬ lo. Cuando Enrique, trémulo, ansioso, desesperado, les preguntaba: ¿Pero qué tiene? ¿Por qué se me muere? Los docto-

yendo que aquella hora era la última de su vida, llamó á Enrique á la cabecera de su lecho. En la tremenda agitación de su cerebro en aquel instante, no pudo darse cuenta del motivo que la obligaba á solicitar la presencia de su marido. El
amor no era, de esto estaba segura.
No... Al morirse no quería á Enrique más de lo que antes le quiso... La pró-
ximidad de la muerte no se lo hacía más
«poético.» Aun en aquella circunstan¬ cia, á Rosa seguíale pareciendo un san¬ to vulgar, una linea recta que aburría; pero necesitaba verle, hablarle... Sin es¬ to no podía morir tranquila.
En el fondo su deseo no era más que una nueva forma del egoísmo de aque¬
lla mujer imbécil y supersticiosa. Su re¬ ligión. de última hora, no le permitía comparecer ante Dios llevando en el al¬
ma el secreto de toda su vida. Necesita¬
ba dejarle en el mundo, aunque al ha¬ cerlo cometiese el mayor de sus pecados;
el de envenenar con su confesión el es¬
píritu de un hombre que la amaba con delirio y que en aquel mismo instante vertía lágrimas de desesperación pen¬ sando en que iba á perderla para siem¬ pre. No le asustaba á Rosa lo rudo del golpe que iba á descargar sobre aquel
hombre sencillo, inocente, crédulo; no
pensaba en la trasformación que en su carácter produciría la amarga confiden¬ cia... No veía que ésta ya no remediaba nada, ni comprendía que aquello no era religión, sino salvajismo. No. Le era preciso descargar su conciencia de aquel peso. Y solicitada por este impul¬ so, llamó como se ha dicho, á su esposo.
Acudió éste, y en cuanto le tuvo de¬
lante, mirando á otro lado, y como
quien recita una lección aprendida, que el maestro exige, empezó Rosa su estu¬ penda confesión... Los términos fueron

que dices, ¿por qué no lo has callado?

De estos días fugitivos,

¿Por qué me amargas el único placer

Que tan llenos de atractivos

que me pudiera quedar cuando la muer¬

La memoria me presenta,

te te separase de mí, el do seguir pen¬

Para ver cuantos serán

sando que fuiste buena? ¡Oh!... esto es mucha infamia ¡mucha!... No puedo

Los que hermosos y serenos Justifiquen á lo ménos

perdonártelo... ¡No te lo perdono!...

De larga vida el afan.

--Pero, ¿no ves que muero?—exclamó Rosa.—¿Que eso mismo que me repro¬ chas es lo que me mata?
—¡No! ¡Mentira!—respondió Enrique miraudo á su mujer cou profunda in¬ dignación.—¡No es eso! ¿Quieres saber lo que te mata? ¿Lo que ha consumido tu cerebro, lo que ha envenenado tu san¬ gre, lo que ha debilitado tus nérvios?...

Ni un día en el aura pura. Ni un hora sola ha brillado
En que el deleite mezclado
No estuviese de amargura:
En que el falaz esplendor De mi regio poderío,
No ocultara en su atavío
Las espinas del dolor.

¿Quieres saberlo?—repitió acercándose á
la cama.—Pues es el ánsia de lo que no
tenías... Lo que mata á muchos aunque con más grandeza... Eras hermosa, rica,
amada de tu marido... Gozabas de toda
la dicha que este mundo puede propor¬ cionar... En vez de dar gracias á Dios y dominar tus malos instintos, te dejaste llevar de ellos, y como no podías apete¬

Tal vez consigue el amaño, Ó el conjuro misterioso, Que el reptil más venenoso Causar do pueda ya daño.
Más, ¡qué loca presunción La de encantar la serpiente, Que con lazada inclemente
Se enrosa en el corazón!

cer más bienes que los que tenías, por

En vano con ella lucha

desear algo, deseaste el mal... Sinote hundiste en el abismo, fué porque no

La magia de la armonía:
De inmortal sabiduría

hubo abismo, pero intención sobraba...

Ella las voces no escucha:

El delito al que sólo falta la ocasión ¿no
es delito en el orden moral?—Y sobre

Y siempre más cruel, más dura
Clava su diente afilado

todo, ¿por qué le confiesas cuando no puedes remediarle? ¿Por qué al marchar

En el pecho condenado Á sufrir su mordedura.

del mundo dejas esta sombra para mor¬ taja de mi alma?... No... ¡no esperes

f Tomás Aguiló.

perdón!...

Y Enrique salió de la alcoba murmu¬

rando:

PENSAMIENTO

-¡Ya sé de qué muere!... ¡Se muere !

por no haber satisfecho su ánsia de ser

Preciso e3 que entren en el ancho rau¬

mala!...

dal de la prosperidad pública los senti¬

Luis de ánsorena

mientos, las virtudes, las opiniones y la
conciencia.

(2)

F©!¿X¡®iTÍ®

1 ya bastante espigadita, y me parece co¬ sa harto dura apechugar con la madre

saltándole á los ojos el palmito de la

LA ÏBAPA M ANDRAtá

hija. —No cabe duda; pero hay hechos que

—Me basta moderada como mis ideas parecen fenómenos inexplicables y sin

políticas.

embargo tienen su razón de ser en al¬

—Pues se me figura que no todos los guna de las combinaciones que ofrecen

moderados han de ser de la opinión de la variedad de los acontecimientos y la

V. Pero volviendo á mi asunto, no ha multiplicidad de los resortes del corazón

dejado do chocarme un poco que la cua¬ humano.

lidad de futuro autorice á llevar de pre¬

—No se eche V. á volar por esas nu¬

sente el bolsillo.

bes. Con toda esa filosofía trascendental

—¡Futuro! ¿de qué?

¿qué es lo que V. quiere decirme? ¿Que

—Ese D. Federico, que si se llamara estaba perdidamente enamorado?

Alfonso, pudiéramos apelfi larle el de la
nano horadada, ¿no es el novio de la

— Quizás no tanto como ahora.
—Pues, señora esfinge, si se empeña

jovencita?

V. en que he de ser yo su Edipo. me¬

—¡Novio do su hijastra!

drados estamos. Acláreme V. el enigma.

—¡Cómo! ¿aquella respetable matrona —Es muy sencillo. Federico era un

es su mujer? A mí se me figuraba que jóven atolondrado con sus puntas de li¬

era la suegra in Rectore.

bertino, pero no un mal corazón. Por

—Su mujer en haz y en paz de la san¬ fortuna le cojió un buen cuarto de hora,

ta madre Iglesia.

! y reconociendo sobre su conciencia una

—Y ¿hace mucho tiempo?

| sarta no maloja de acciones nada cano-

—Cosa de dos años.

uizables. quiso poner término á sus mo¬

—Diablo de hombre, ¿tenía los ojos cedades con una buena acción.

en el coloTillo? Yo no diré que la tal —¿Con qué es una buena acción ca¬ señora sea una harpía: para rostro de sarse con una señora de cierta edad y de

suegra el suyo es pasadero; más en la hermosura no muy cierta? época que V. dice la niña debía de ser, —Según y conforme.

—¡Ah! ya comprendo. —No, no comprende V, No forme V. juicios temerarios. —Pues si no es esto será que ella ten¬ dría un buen patrimonio, y en este caso la moral de aquella acción pertenecería
á la escuela utilitaria.
—¿Rica ella? se equivoca V. Lo fué durante su primer matrimonio; pero
cuando se vió solicitada para contraer
el segundo, sus riquezas se habían ya deshecho como la sal en el agua. De in¬
fortunio en infortunio se había visto
obligada á bajar escalones desdo una regular opulencia hasta los confines de
la miseria. Si no moraba en el seno de
esta, bien se podia decir que vivia en
sus alrededores. Ella es de la montaña,
como lo era también su primer marido, un tal I). Lorenzo Capdevila, á quien no cuadraba mal este apellido por ser la persona principal, la más acaudalada é influyente de su pueblo. Poseía bienesterritoriales de alguna consideración, y se decía que no lo eran ménos las canti¬ dades en metálico que apilaba en sus gavetas. Hombre de costumbres pacífi¬ cas y de recia complexión vivia conten¬ to con su mujer y sus niñas, su escope¬ ta y sus perros, sus trojes y sus mozos
de labranza. El encarnizamiento de la

guerra civil vino á dar al traste con esa tranquilidad, que pudiera dar pié á un idilio de la vida campestre. Empezó á susurrarse que las onzas de oro. que se suponían dormidas en las gavetas como gusanos de seda en los capullos, desper¬ taban para tomar el aire y pasaban á
manos del Pretendiente. Calumnia ó no,
las notorias simpatías de I). Lorenzo á
la causa carlista eran un mal medio pa¬
ra desvanecer esta especie que hizo de sus adversarios políticos enemigos enco¬
nados. De nada le valió el haber obede¬
cido basta entonces de bueno ó mal
grado, las órdenes del gobierno existen¬ te, ni el haberse abstenido de apoyar sus opiniones con hechos ostensibles. Quizás no había pecado más que de palabra; pero teníase ya á la mano el pretexto, y las más ruines pasiones se desbordaron con toda la violencia que engendran los odios de partido. Se le tuvo preso, se le formó causa, y aunque no resultaron probados los actos de rebeldía que se le imputaban, ni la opinión pública cesó de acusarle, ni él de dar pié y funda¬
mento á sus malévolos rumores. Así las
cosas, cuando más ufano estaba con las
esperanzas de una recolección abun¬ dante, amaneció un dia en que le noti¬ ciaron que tropas de la Reina líábian

incendiado sus mieses y talado sus oli¬ vares. La destrucción era completa, y aparecía con bastantes visos de agresión directa y premeditada. D. Lorenzo per¬ dió entonces los estribos, y antes de que las tropas fuesen á pernoctar en su pue¬ blo se escapó abandonando á su mujer y á sus niñas. No pasaron dos semanas
y ya le teníamos dominando las gargan¬ tas y vericuetos de la montaña, al fren¬ te de una partida carlista levantada á
sus expensas. Batíase como un desespe¬ rado, porque hacía la guerra por ven¬
ganza, y el instinto de la pasión suplia
su falta de conocimientos militares. La
atrocidad y la valentía se confundían en sus hazañas, hasta que saliendo herido de una refriega murió miserablemente
despeñado. Por un rasgo peculiar de su carácter sacaba de su propio bolsillo las
pagas de sus soldados, y remitía escru¬
pulosamente al cuartel general todo el fruto de su pillaje. Asi no es de admirar
que en poco ménos de un año consu¬ miese todos sus caudales y el producto
de varias fincas, mal vendidas unas y
empeñadas otras para sostener su ven¬
gativa empresa. Confiscadas las demás sirvieron para indemnización de los
perjuicios ocasionados, de modo que terminada la guerra civil, la viuda Cap-

*;£Atm

SÓLLER

a

Sección Científica

una razón lógica, como el fundamento cance alguno, y estará resuelto á apro¬ vencidos y amoríizables en ocho años la impregna de exquisitos y delica¬ de nuestro raciocinio para una enun¬ vechar los cuatro ó cinco meses que ha» por sorteos trimestrales, destinándose dos perfumes. Sobre todo, es la fiesta

ciación Ó sea suposición que se acaba de de transcurrir antes de que el ¡Gabinete para el paga de intereses y amortización de la familia por antouomasia. Ese día

mimis; sifiji-nw m tos -Trapos

hacer (=nam. natnque; car; denn).

i de Mac Kinley -pueda entablar'gestiones la anualidad de 60.972.640 pesetas. Las de gloria, de alegría, de dulce tristeza,

Por ejemplo: parece estar enojado; ó formular amenazas en favor de los se¬ obligaciones creadas tendrán el carácter de cariño conmovedor, es el día en que

porque ya no viene como antes á verme paratistas. Probablemente á ese propósi¬ de efectos públicos pasa su cotización eu la caía d«l viejo patriarca se reúnen En primer lugar las oraciones-adver¬ (—ya no me hace visitas; está pues-su¬ to obedece la renovación de las hostili¬ en Bolsa, se computarán por su valor en fraternal jolgorio los grandes y los

bio toman su carácter especial y distin¬ pon go-en oja do); pero haciendo á porque dades contra el grueso de las paítidas nominal en toda clase de afianzamientos pequeños, toda la salvada descendencia, tivo de los nexos adverbiales que se les introducirla causa vuelve á ser nexo de Maceo, que, iniciadas con gran vigor al Estado, estarán exentas de toda con¬ los hijos amados, los queridos pedazos

incorporan, por manera que, según sea oracional: ya no me visita porque está hace un mes, habían sido interrumpidas tribución ó impuesto, sea ordinario ó del corazón-. La Pascua de Natividad es

la naturaleza de esos-nexos conjuntivos,
especifican al verbo de la cláusula de su
relación como adverbios con las ideas

enojado;—él no habrá recibido mi carta; porque (cláusular) me he quedado sin contestación (—no contesta; no habrá

durante breves días, á consecuencia de
las lluvias indudablemente, y el día 4 fueron proseguidas, partiendo la divi¬

extraordinario, que en el porvenir pueda aplicarse á los valores circulantes, y
también de los actuales de circulación y

la cita que tácitamente se dan los que se aman, los que perdonan, los que se acuerdan constantemente de los amigos

de condición, concesión, fin, causa, mo¬ pues recibido mi carta); pero: no me sión del General González Muñoz desde amortización, y serán admisibles en la del alma.

do, tiempo, etc.

contestó porque (oracional) no recibió

En una oración-adverbio que en si mi carta;—hace frió fuera; porque los

encierra uno fie esos conceptos adver¬ cristales se han empañado; los cristales

biales de condición, concesión, etc. van se empañan porque hace frió fuera y

"siempre•complejamente condensados dos dentro de la habitación hay humedad.

■ conceptos de tiempo, uno relativo y otro

absoluto en el que va envuelto el prime-.:

Dr. Máximo Herttixg.

Bramales hacia las Lomas de la parte oriental de Pinar del Río, y batiendo en Manolita á las numerosas partidas de Perico Delgado y Perico Díaz, que, como todas las fuerzas del cabecilla mulato,
han evacuado al parecer la parte occi¬ dental de la provincia de Pinar del Río.

operación de crédito que realice el Go¬ bierno en cumplimiento de la ley de 19 de Septiembre último, ó en cualquier otro empréstito destinado á la consoli¬ dación de la deuda flotante, por el valor efectivo que el Gobierno fije, atendiendo á su cotización, pero en ningún caso

La Natividad de 4896 es la segunda
que Mallorca celebrará sin ver en cada
hogar reinante la alegría, el contento, el bienestar. Son muchos aquellos en que se llora la ausencia de hijos ama¬ dos, de amigos inolvidables, de seres ardientemente adorados. Y el recuerdo

iro; pues un hecho en una oración-ad¬
verbio expresado puede hallarse en una < de las tres relaciones de coexistencia, de
anterioridad ó 4e posterioridad con el
í hecho clausular al cual adverbialmente
circunscribe, al paso que, yéndose el
hecho directamente referido al nctuíil
momento de la palabra, en el que reside ¿ la verdadera noción de época en el tiem-

(Se continuará).
Actualidades
LA SEMANA

En ésta se han registrado e tos días su¬ misiones de rebeldes influyentes, como los hermanos Caraejo y Luis Lazo. Las noticias de esa operación, en que debie¬ ron perder mucha gente los insurrectos, han venido á calmar el disgusto produ¬ cido por la triste nueva de haberse teni¬ do que rendir los 160 hombres del re¬ gimiento de Tarragona que formaban

inferior al de su emisión.
Art, 2.° El Banco de España se en¬ cargará del servicio de pago de intere¬ ses y amortización, á cuyo fin reservará de la recaudación que ingrese en sus cajas, correspondiente á la renta de Aduanas, la suma que en cada trimes¬
tre deba invertirse.
Art. 3.° El Banco de España negocia¬

del que marchó do su casa, es tanto más triste y amargo, cuanto que su situación ignorada aumenta las congojas de los que gozan del calor benéfico del hogar
y de la abundancia del mercado, ó al menos de la generosidad de los ricos.
La noche buena del soldado en cam¬
paña, en sitios donde la epidemia ace¬ cha la salud del que rie, ha de ser do

■>

r po, se especifica la época en que cae ca-
da una de esas relaciones elementales
de tiempo'y segu-n ia cual este hecho
oracional resulta á pertenecer á lo pre-
- senté ó á lo pasado ó á lo futuro. Y, por fin, un hecho expresado en una
oración-adverbio de condición etc. con
tal doble concepto de tiempo puede pre¬ sentarse con los caracteres impregnados - en lo cierto y seguro ó en lo contingente y eventual
Siendo, como se'vcrá, nfás^laro en la
• exposición detallada, ya en gran parte •ya exclusivamente dominados estos v cuatro conceptos por la misma natura¬ leza del nexo adverbial, se distinguirán
das cláusulas combinadas en que entra una oración-adverbio según la clase del
adverbio que áia oración caracteriza, al

El suceso más culminante de la sema¬
na actual ha sido el triunfo de la candi¬
datura del mayor Mac Kinley para la presidencia de los Estado* Unidos. Ese
acontecimiento ha de influir en las re¬
laciones mercantiles de Europa y Amé¬ rica, porque, derrocado Bryan, no ha de autorizarse en la república norteameri¬ cana la libre acuñación de la plata y porque el proteccionismo acentuado del
futuro Gobierno ha de influir en la in¬
dustria y en el comercio de la Unión, y por lo mismo, en la industria y en el
comercio de muchas naciones del anti¬
guo continente. Además, investido de la suprema magistratura el autor déla célebre tarifa aduanera de 1891, se aleja el peligro de las reformas de carácter so¬

la guarnición de Guáimaro, en el cami¬ no de Puerto Príncipe á Victoria de las Tunas, después de resistir durante once
días, desde el 17 hasta el 28 de Octubre,
las acometidas de 3.000 rebeldes, que
disponían de tres cañones y pudieron
destruir fácilmente los débiles fuertes
levantados en el poblado. Otro rumor, hasta el presente no con¬
firmado, es el de hallarse herido Anto¬
nio Maceo é imposibilitado, por lo tan¬ to, de dirigir á los rebeldes de Pinar del Río. También se ha dicho que ese cabe¬
cilla ha huido embarcándose con rumbo
hasta ahora desconocido, y tampoco se
ha confirmado todavía ese run-run. Lo
que no parece dudoso es que en los mo¬ mentos en que las autoridades federales
de los Estados Unidos estaban más ocu¬

rá por cuenta del Tesoro, á medida de las órdenes que reciba del ministro de Hacienda, y con arreglo al precio que determine el Consejo de ministros, las 800.000 obligaciones cuya emisión auto¬ riza el presente decreto.
Las obligaciones creadas, inlerin se
vayan poniendo en circulación, forma¬ rán parte de la cartera del Tesoro de la
Península.
Art. 4.° El costo de los resguardos provisionales y de los títulos definitivos y de la comisión, corretajes y gastos á satisfacer al Banco se aplicarán al cré¬
dito destinado á «Entretenimiento de la
deuda flotante del Tesoro», reintegrán¬ dose por el ministerio de Ultramar.
Art. 5.Q Se aprueba el contrato de esta fecha celebrado por el Ministro

una tristeza abrumadora, llena de evo¬
caciones, que tortura el alma, qu-e anhela volar por un momento á la man¬ sión soñada, que ansia convencerse del
cariño acendrado de los suyos, que se
desespera por obtener á todo trance una
prueba de que su tierra piensa en los bravos jóvenes á quienes despidió con
vivo entusiasmo, con la convicción pro¬
funda de que siempre Mallorca corres¬ pondería dignamente al sacrificio de
sus hijos por la pátria grande. Este es nuestro pensamiento: que los
soldados mallorquines, en la tradicional fiesta de las páscuas, crean en nuestro cariño, tengan palpable muestra de nuestra constancia, participen de lo nuestro ofrecido con la generosidad más desprendida, vean realizado el testimo¬

paso que se alistarán por ¿res grupos ge- cialista que el fogoso tribuno Bryan se padas en la lucha electoral, han zarpa¬ de Hacienda, en representación del Es¬ nio de nuestro ardiente amor.

•-«erales dentro del marco del -concepto había comprometido á plantear, siquiera do de Cayo Hueso dos barcos con expe¬ tado, con el Banco de España, relativo

El Aguinaldo del soldado ha de ser un

modal según el cual la dicción verbal de la oración aparece ó exclusivamente en
• uno de los dos modos do indicativo y de subjuntivo ó condicionalmente ya en indica tivo-.ya en subjuntivo.
J.—Cláusulas ‘Gomóimadas en que entra
una Oración—Adverbio «Indicativa.» 1.—Claus lilas « Cánsales.»
Hay una clase de nexos adverbiales relativos que siempre requieren indica¬ tivo resultando la idea de seguridad que entrañan á ser incompatible con el con¬ cepto de lo contingente; son los de call¬ osa, razón y motivo, como: porque, que

no desaparezca el riesgo de que los obre¬ ros inicien una serie de agitaciones y turbulencias qne susciten graves difi¬ cultades á la administración encargada de gobernar al pueblo norteamericano á partir del 4 de Marzo de 1897.
Pero lo que más directamente interesa á España no es la política que en asun¬ tos privativos de los Estados Unidos puedan seguir Mr. Mac-Kinley y el par¬ tido republicano que le apoya, sino la actitud qne aquél haya de adoptar con
relación á la lueha sostenida en Cuba
desde hace cerca de dos años. Sabido es
que la opinión pública en los Estados

diciones filibusteras, es decir, que nues¬ tros militares no podrán contar con la ventaja de luchar con un enemigo mal armado y falto de municiones, ya que
nuestros marinos no tienen ocasión de¬
ejecutar actos como el realizado hace poco tiempo por el cañonero Vicente
Yáñez Pinzón en el río de San Juan.
* * 4c
De la insurrección de Filipinas no se
han recibido en los últimos días noti¬
cias que revelen un cambio decisivo en la sifeeación del Archipiélago. Los tele¬ gramas oficiales han dado cuenta de dos

á la ejecución por éste del servicio de negociación y pago de intereses y amor¬ tización de las obligaciones del Tesoro
sobre la renta de Aduanas, creadas por
el presente decreto.
Art. 6.® El Tesoro de la Isla de Cuba
recibirá las sumas que produzca la emi¬ sión de las obligaciones en concepto de anticipación del Tesoro de la Península y liquidará la operación reintegrando las anualidades de intereses y amortiza¬ ción en la forma y en el tiempo que el
Gobierno determine.
* * -M

lazo fuerte y vibrante entre el hogar mallorquín y sus hijos que luchan en la ingrata Cuba. El Aguinaldo del soldado
ha de ser el vehículo de un amor des¬
bordado de to<los los mallorquines que obsequian á sus hermanos de Cuba. El
Aguinaldo del soldado ha de ser la lumi¬ nosa antorcha que ha de alumbrar las
tinieblas del campamento en la noche¬ buena, el bálsamo consolador que ha
de disipar las tristezas de la incertidum¬
bre del ausente, el saludo entusiasta de
todo un pueblo á los valerosos jóvenes que defienden el honor nacional.
*

(r=quod, quia; parce que; weil);*—pues (que), puesto que. como (=quOniam; puisque; da, da ja); cuando; ya que, vis, to que;—por ó á causa de, con Ó por mo¬ tivo de, en ó por virtud de y tantas otras .agrupaciones elocutivas de similar va¬ lor conjuntivo más ó menos afectadas por un sentido de causa, motivo ó razón.
El valor conjuntivo, á pesar de «llevar
el carácter de una misma afiliación, es¬
tá lejos de resultar idéntico en estos ne-
• xos causales.

Unidos ha manifestado desde un prin¬ cipio sus simpatías á los filibusteros; sa¬ bido que los llamados republicanos batí sido en los años últimos partidarios de las expansiones territoriales y fomenta¬ dores del pan-americanismo, que Monsieur Blaine quiso explotar en favor de la hegenomía de los yankées, aspirando
á convertir la Unión en una nueva re¬
pública romana para el nuevo continen¬ te; sabido que los negociantes y la pren¬
sa de esa nación claman por que se

combates, en que reducidos destaca¬ mentos de tropas batieron á dos grupos de mil y de novecientos rebeldes, é in¬ dican qne solamente en la provincia de Cavite dominan los separatistas, aun cuando hagan incursiones por las limí¬
trofes. pura mañana 8 está anunciada
la salida del General Blanco con objeto de dirigir las fuerzas que han de iniciar la ofensiva, y de esperar es que la lle¬ gada del General Pola vieja y de los General4|i que le acompañan á Manila, á

Por efecto del malestar mercantil de
algunas plazas europeas, de los recelos
que inspiraba la campaña presidencial
de los Estados Unidos, del temor de que
la barberie turca acabe por suscitar una conflagración europea y de las exagera¬ ciones é invenciones propaladas por los agentes de los filibusteros en este viejo continente, que calificaban de impoten¬ te á nuestro ejército y de inepto á nues¬ tro Gobierno para acabar con los rebel¬ des de Cuba y de las Filipinas, nuestros

.

.

,

**

Es casi inútil entrar ahora eu la expla¬

nación de nuestro pensamiento. Basta

recordar la costumbre arraigada en la

sociedad durante los días últimos del

año. La prueba de cariño, de amistad,

de aprecio solamente, se traduce en un

regalo, un obsequio, hasta en una pa¬ labra de felicitación. Es lo que pedimos

hoy para el soldado mallorquín que alienta en la Isla de Cuba: una partici¬

pación de la fiesta mallorquina; un lu¬

Porque, por ejemplo, que se ha consti¬ ponga término á la perturbación comer¬ principios de Diciembre, cambie la si¬ valores han sufrido una depreciación gar en nuestra mesa para un soldado

tuido nexo causal por excelencia, anun¬ cial. consecuencia de la guerra civil de tuación del Archipiélago y sea la señal que los prestamistas extranjeros han mallorquín; una invitación para que

cia una causa objetiva, determinada y suficiente para la consecuencia ó el efec¬ to, que se hallan indicados en la cláusu¬ la al cual adverbialmente especifica.
Esta causa puede ser un hecho mate¬
rial del cual resulta forzosamente una
consecuencia que no depende del libre
• arbitrio ni de la voluntad, ó bien se pre¬
senta como una-razón lógica ó como un
motivo moral.
Esta acepción encuentra su explica¬ ción en su origen etimológico: per hoc -quod, lo cual antigua mente era: pero
■que.
Por ejemplo: la fortaleza capituló por -que todas las provisiones se habían consumido y había brecha transitable: la capitulación es el efecto de la brecha y falta de víveres que son la causa;— Esaü odiaba á Jacob porque éste, insti¬ gado por la madre, le había despojado do la bendición del padre;—(el odio es • el efecto del enredo que es la causa ó motivo moral) la castigo no porque ha
cometido esta falta una vez, sino porque
continua repitiéndola; ¿par que no sales hoy? porque lloverá; ¿por qué no te has ido á su casa? porque sabia que no esta¬ ba en ella; el que confiesa la verdad porque es la verdad, y hace el bien por¬ que (per hoc quod) es el bien (lo bueno), haee un caso particular la ley de todos los caeos posibles, y trata un momento
de su vida como si fuese la eternidad.
De nexo oracional porque pasa á con¬ vertirse eu conjunción clausular cuan¬ do, anunciando no la causa sino el efec¬

la Grande Antilla, y sabido, en fin, que la convención republicana de San Luis, al proclamar como la del partido la can¬ didatura de William Mac Kinley, expre¬ só calurosamente sus simpatías en favor de los separatistas cubanos y declaró que el Gobierno futuro debía emplear su influencia para auxiliar á los que lu¬ chan contra la dominación española.
Para España es, por lo tanto, nn suce¬ so adverso el triunfo d« los partidarios de Mac Kinley, y con razón ge teme que> apenas instalado éste en la Casa Blanca, entable gestiones para entorpecer la ac¬ ción de nuestro ejército en Cuba y para obtener la autonomia, si no la indepen¬ dencia de la Isla. Así lo esperan los re¬ beldes y así lo temen los españoles pre¬ visores, conociendo cuán poderoso es el empuje de la opinión en pueblo regido por instituciones tan singulares como
las de la Unión norteamericana. Muchos
periódicos aconsejan ya al Ministerio Cánovas que, teniendo en cuenta esas circunstancias, prescinda de ciertas con¬ sideraciones y ordene que se activen las
operaciones militares en la Grande An¬ tilla, ya que tan enormes elementos de lucha han acumulado allí el patriotismo de los españoles y la inteligente activi¬
dad del desinteresado General Azcá-
rraga.
♦ *
Seguramente el General Weyler ha¬ brá comprendido también que es nece¬ sario dar golpes decisivos, no malgastar
los esfuerzos heroicos de nuestros sol¬

de una persecución activa de insurrectos
y conspiradores.
* **
Para acabar con las ruinosas luchas
que los ingratos cubanos y los inconsi¬ derados tagalos han provocado, necesi¬
ta el Gobierno el nervio de la guerra,
es decir, dinero en abundancia. De ahí
las gestiones para contratar en el ex¬
tranjero el empréstito de mil millones de pesetas, gestiones que fracasaron por la perturbación mercantil del mes últi¬
mo y las exigencias de los prestamistas y de ahí el decreto del 3 de Noviembre creando obligaciones sobre la renta de Aduanas de la Península por la suma de 400 millones, emisión que va á de¬ mostrar probablemente la falta de fun¬ damento con que algunos políticos des¬ confiaban de los capitales españoles y del patriotismo de las clases acomoda¬ das. que entregando dinero al Tesoro
completarán la obra de abnegación de las clases proletarias al entregar sus hijos para la defensa de la integridad y de la riqueza nacional.
Hé aquí la parte dispositiva del irnimportante decreto aludido:
Artículo l.° Con arreglo y á los efec¬ tos de la ley de 10 de Julio último, que autoriza para arbitrar recursos con des¬ tino á los gastos de la guerra de Cuba, se erearán obligaciones del Tesoro so¬
bre la renta de Aduanas de la Península
por la suma de 400 millones de pesetas. Estas obligaciones serán al portador, de 500 pesetas cada una, con interés anual

visto ó preparado con manifiesta delec¬ tación; pero al saberse que hay en Es¬ paña capitalistas dispuestos á propor¬ cionar los fondos que el Gobierno nece¬
sita, la situación ha de cambiar segura¬
mente, y á mediados de mes la Bolsa ofrecerá muy distinto aspecto.
Madrid 7 de Noviembre de 1896.
B. de T. y T.
Ecos regionales
EL A&UI1TALDG DEL SOLDADO
Simpática nos ha sido la idea que ha tenido nuestro colega palmesano «La Última Hora» de hacer menos tristes al soldado regional que pelea en Cuba las fiestas de Navidad y su ausencia, en tan señalados días, de su isla querida y de su familia que le echa de menos y le llora. La aplaudimos y deseosos de que se realice, ya que de otro modo no po¬ dernos secundarle, trasladamos á nues¬ tras columnas integro el artículo en que la expuso. Dice así:
«La fiesta tradicional se acerca: la
fiesta más solemne de la Iglesia Católi¬ ca, la más querida de la familia, la más grande de las que celebra la humani¬
dad. La Natividad ofrece á todas las
conciencias, á todos los sentimientos, á todos loe temperamentos, una fecha conmovedora tanto por lo que ella sig¬

prueben nuestros turrones. Con un po¬
co de cada uno de nosotros, el Batallón
Provisional de Cuba podrá celebrar una
magnifica páseua.
Invitamos, pues, á Mallorca á ofrecer un buen banquete á sus soldados de la
guerra. Todo cuanto se les ocurra á los
mallorquines enviar á sus paisanos, sea
remitido á nuestra Administración, que
ella se ha impuesto el gratísimo trabajo de encajonarlo y remitirlo a nuestro
distinguido amigo, el comandante del
Batallón Paco Matheu. Nada ha de pa¬
recer pobre é insignificante para ese re¬ galo fraternal, porque, antes que la abundancia y lo exquisito, valdrá para el soldado la significación del obsequio.
No terminarémos estas líneas sin an¬
tes participar á los lectores el vivo en¬
tusiasmo, la satisfacción inmensa, el
amoroso placer con que varias personas á quienes hemos comunicado y consul¬ tado nuestro pensamiento, lo han reci¬ bido y agasajado. Lo cual nos ha deci¬ dido á realizarlo hoy mismo.
Por esto no es extraño que, antes de lanzar nuestra idea á la publicidad, po¬
damos ya abrir ¡alista de obsequiosque, á confiar en la generosidad mallorqui¬
na. ha de llenar muchas columnas de
este periódico. Y gracias á esas personas en nombre
de nuestros queridos soldados.
El tiempo urge. El día 25 de este mes
ha de salir de Barcelona todo el envío,
á fin de que pueda recibirse en Cuba
antes de Noche-buena.»

to de una causa, presenta á este como , dados en combates sin objetivo y sin al¬ de 5 por 100, pagadero por trimestres nifica cuanto por lo que la tradición

S

SÓLLER

Crónica Local

Cette y Marsella, llevándose numeroso hubo en el teatro un lleno. Esto prueba, desde este pueblo y con el exclusivo ob¬

pasaje y mucha y variada carga.

en nuestro concepto, que el público arde jeto de felicitar á los novios allí se han

CULTOS SAGRADOS

Sóller responderá como debía y como
esperábamos, al patriótico llamamiento del Gobierno de la nación; al empréstito
de cuatrocientos millones de pesetas que resolvió éste hacer para atender á los extraordinarios gastos de la guerra, nuestro pueblo suscribirá una cantidad lo menos doble de la que por el número
de los habitantes, comparado con el total

Ayer llegó el vapor «Correo de Car¬ tagena» procedente de Cette y Barcelo¬ na, de donde trajo algún pasaje y mucha carga; salió al anochecer para Barcelona y Cette después de embarcar un número bastante regular de pasajeros y muchí¬ sima carga además.
El «Correo de Cartagena» es un va¬ por que en sus viajes á Cette vá consig¬ nado á la misma casa que el «León de

ya en deseos de tener una compañía dramática ó lírica que la haga más gra¬
tas las horas de estas interminables ve¬
ladas de la presente estación, en los día3 festivos por lo menos.
**
Y á propósito de esto, bueno sería que se activaran los trabajos empezados tiem¬ po há al objeto de tener funciones en la presente temporada, ya que tocan á su

dirigido. Los concurrentes han acompa¬ ñado á estos á su casa primero, y poco
después hasta la cuesta de la carretera para despedirles, pues que han empren¬ dido seguidamente viaje para Sóller, lo cual prueba de una manera clara, al mis¬
mo tiempo que las simpatías de que go¬ zan los jóvenes desposados, la satisfac¬ ción con que han visto amigos y cono¬ cidos un enlace que de tantos sinsabores

En la iglesia Parroquial.—Mañana, dia 15, por la tarde, después de vísperas, se continuará el quincenario de la San¬ gre de N. S. J. que viene predicándose.
Dia 16, á las siete do la mañana, du¬ rante una misa rezada se practicará la
devoción mensual de N.a S.a del Cármen.
Dia 19, á la misma hora el ejercicio
mensual del Patriarca San José.

de los con que cuenta España, le corres¬ Oro», y como-ambos vapores tiénense fin las obras con que se han modificado ha estado precedido y del cual tanto
pondería para cubrir la cantidad seña¬ ofrecido mutuo apoyo en sus necesida¬ algunas dependencias anexas al teatro, tiempo se ha ocupado la opinión pública

,——*

lada.

des, ahora que, como saben nuestros lec¬ y con las que ha mejorado notablemente en el vecino pueblo.

Así hemos de deducirlo de los datos tores, está cambiando una pieza de la éste sus condiciones de habitabilidad.

Enviamos á los novios nuestra más

Megisti*© Ovil

que tenemos, de las impresiones que he¬ máquina el de esta matrícula, en Barce¬ Suplicamos á las personas que con sincera felicitación, y deseárnosles eter¬
mos recogido y del entusiasmo que entre lona, ha venido aquel en su sustitución. tan buen acuerdo tomaron la iniciativa, na dicha.

Nacimientos.

los capitalistas reina; y esta noticia la Probablemente no será más que para no dejen de la mano el asunto.

Varones 1.—Hembras 2.—Total 3.

comunicamos á nuestros lectores con este viaje, pues que la operación está

* **

Matrimonios.

verdadera satisfacción. El «Banco de Sóller» ha acordado sus¬
cribirse en 250.000 pesetas, y como si no considerase todavía esto suficiente,

ya adelantada y se espera quede termi¬ nada el próximo dia 19; si es así, la se¬
mana entrante reanudará el vapor so-
llerense sus viajes decenales á Barce¬

Una agradabilísima sorpresa nos dió el domingo el presidente de la «Defen¬ sora Sollerense», nuestro particular y estimado amigo D. Antonio Enseñat.

EN EL AYUNTAMIENTO Sesión del dia 12 Noviembre 1896.

Ninguno.
Defunciones
Dia 8.—D.a Esperanza Oliver Mayol,

ha abierto una lista de particulares, con lona y Cette.

Al abrirse el teatro, apareció un bonito,

Bajo la presidencia del Sr. Alcalde, de 68 años, casada, Manzana 52.

objeto de aumentar la suscripción, que

un precioso, un artístico telón de boca, D. Juan Joy, celebró la Corporación

EM—-

á los pocos momentos ha alcanzado la Nuestro estimado compañero de Re¬ tan bonito, precioso y artístico como no municipal la sesión ordinaria de esta

respetable suma de pesetas 175.000, ci¬ fra que, á juzgar por lo dicho, se eleva¬
rá todavía bastante más. Dichas suscrip¬
ciones las recogerá el «Banco de Sóller» libres de comisión y de todo otro gasto.

dacción y distinguido amigo D. Francis¬ co Serra y Cabellas, ha sido nombrado Notario de la villa de San Juan, habien¬ do recibido ayer la correspondiente cre¬ dencial del Ministerio de Gracia y Jus¬

fué jamás soñado por ninguno de los aficionados entusiastas que quisieran
ver convertido el modesto teatro de la
sociedad de artesanos y labradores en
ol más lindo de los coliseos. Con decir

semana en la noche del expresado dia, habiendo asistido á ella los concejales Sres. D. Martín Marqués, D. José Mo¬ rell, D. Amador Castañer y D. Jaime Magraner.

MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 9.—Da Barcelona, en 10 horas,

La sucursal en este pueblo del «Cré¬ dito Balear» tiene igualmente abierta una suscripción ai expresado fin y con idénticas condiciones que el «Banco de
Sóller.»
La Alcaldía convocó á una reunión á
propietarios y capitalistas, según tene¬ mos entendido, y ésta dícennos se cele¬
bró anoche. Por más que ignoramos lo que en ella se resolvió, desde luego he¬ mos do suponer que fue encaminado á que Sóller, por la cantidad que suscriba al empréstito, figure en el lugar que le corresponde, atendidas su . categoría
y las relaciones que con las Antillas

ticia.
No nos ha sorprendido la noticia que con gusto comunicamos hoy á nuestros lectores; al contrario, la esperábamos, conociendo, como conocíamos, la brillan¬ te nota que mereció nuestro querido pai¬ sano en las oposiciones que para pro¬ veer los vacantes de dicho pueblo y de Sóller tuvieron lugar el próximo pasado mes en Palma, y según la cual ocupó el primer puesto en la terna para aquella y el segundo para esta.
Felicitamos cordial mente á nuestro
amigo; y hacemos al propio tiempo ex¬ tensiva la felicitación al padre de este

que es obra del conocido y reputado pin¬ tor escenógrafo D. Pedro Llorens, cree¬
mos haber dicho lo suficiente para que
nuestros lectores ausentes puedan for¬ marse una idea aproximada de lo que es la que nos ocupa. Los presentes, los que asistieron á la representación, sabemos que no se cansaron de admirarla ni de alabarla, y en efecto, la idea, tau original como hermosa, los colores de los corti¬
najes, los dorados, las sombras, tau bien hechas que cualquiera confunde con arrugas, con relieves con pliegues de verdad los que solo el arte hace figurar sobre una superficie lisa, el conjunto, en

A la hora señalada el Sr. Presidente
declaró abierta la sesión, y leida el acta de la anterior fué aprobada sin altera¬ ción alguna.
Entrando luego en el despacho ordi¬ nario, se acordó pasara á informe de la
Comisión de Obras una instancia me¬
diante la cual solicita el vecino D. Mi¬
guel Bernat Palou le sea demarcada la línea para edificar una casa en la calle
de San Ramón, de este puerto.
Se enteró de una solicitud de fecha 11
del actual, suscrita por D. Juan Pizá y Castañer, en concepto de Socio de la sociedad colectiva Frontera, Forteza y

vapor Cataluña, de 662 ton., cap. don R. Terrasa, con 30 mar., pas. y efectos.
Día 11.—De Rosas, en 1 dia, laúd San José, de 38 ton., pat. D. C. Yicens, con 5 mar. y lastre.
Dia 11.—De Palma, en 5 horas, vapor Lulio, de 405 ton., eap. D. P. Aulet, con 25 mar., pas. y efectos.
Dia 12.—De Palma, en 1 dia, laúd Internacional, de 27 ton., pat. D. Este¬ ban Pujol, con 5 mar. y lastre.
Dia 13.—De Barcelona, en 10 horas, vapor Correo de Cartagena, de 258 tone¬ ladas, cap. D. S. Cardona, con 15 mari¬
neros y efectos.

sostiene.

y á su demás familia.

una palabra, nuevo y simpático, solo ad¬ Comp.a domiciliada en esta villa, me¬

EMBARCACIONES DESPACHADAS'

Y como queda todavía de tiempo todo el dia de mañana para que pueda sus¬ cribirse quien quiera colocar bien una parte de su capital contribuyendo al propio tiempo á una obra patriótica, de esperar es que no baje de medio millón de pesetas la cantidad que á ésta destine
nuestro pueblo.
¡Adelante, sollerehses! ¡ánimo, capita¬ listas! Seguid el ejemplo que os dan la seria ó importante sociedad de crédito
de la localidad y Ies de vuestros compa¬
ñeros que al llamamiento del Gobierno han respondido ya.
El lunes llegó de Barcelona á la hora de costumbre el vapor correo, siendo portador de algún pasaje, la balija y un pico de carga; al anochecer salió lleván¬ dose igualmente algunos pasajeros, la

Conforme anunciamos, el domingo úl¬ timo púsose en escena en nuestro teatro por la compañía cómico-dramática que dirige D. Juan Sbert el popular drama
de Zorrilla Don Juan Tenorio y como
final de fiesta la pieza en un acto El que nace paro, ochavo. La interpretación tan¬ to de aquel como de ésta fué bastante aceptable, distinguiéndose las Sras. Llo¬
bera y Monserrat en el papel de doña Inés y de Erigida, respectivamente, y los Srès. Sbert, Perelló y Colomina, en los de Don Juan, Capitán Centellas y de Escultor, respectivamente también.
La banda de la localidad tocó un pasa¬
calle antes de empezar la función, y lue¬ go en el teatro, en sustitución de la anunciada sinfonía, ol paso doble. «El héroe de Ramblazo», y el bonito vals

miración y aplausos merecen. Á los dos á quienes debe la Sociedad
la mejora; al que la costeó y. al que ha ejecutado una obra de tan buen gusto, tan acabada, envía el Sóller el suyo,
tau entusiasta como sincero.
En la mañana de hoy se han unido con el indisoluble lazo, en la filial igle¬ sia de Fornalutx, nuestro estimado ami¬ go D. Amador Torrens y Cálofat, maes¬ tro de la escuela pública de dicho pue¬ blo. y la distinguida señorita D.a Anto¬ nia Sastre y Mayol, los cuales han sido apadrinados por nuestros particulares amigos D. Jaime Torrens y Calafat y D. Juan Estades y Bennasar, respecti¬
vamente.
A la religiosa ceremonia ha asistido, puede decirse, todo Fornalutx, tan nu¬

diante la cual pide autorización para co¬ locar una máquina de vapor en el edifi¬ cio que dicha sociedad tiene en construc¬
ción en la finca denominada «Can Pa-
dassot», de este término, de seis caballos
nominales de fuerza con su correspon¬ diente caldera do cinco metros cuarenta
centímetros de largo por noventa centí¬ metros de diámetro y dos hervidores de
cinco metros cincuenta centímetros de
diámetro, para la fabricación de tejidos ú otros objetos quo. tenga á bien confec¬ cionar la citada sociedad. El Ayunta¬ miento acordó abrir un expediente por
término de quince dias á fin de que so puedan oir las reclamaciones que se presenten referentes á dicha instalación, lo quo se anunciará al público para co¬ nocimiento de las personas á quienes pueda interesar.

Dia 7.—Para Denia, vapor Foreningen, de 288 ton., cap, C. Poulsen, con 13 mar. y lastre.
Dia 9—Para Barcelona, vapor Cata¬ luña, de 662 ton., cap. D. R. Terrasa, con 30 mar., pas. y efectos.
Dia 11.—Para Cette, vapor Lulio, do 405 ton., cap. D. P. Aulet, con 25 ma¬ rineros y efectos.
Dia 12.—Para Palma, laúd Interna¬ cional, de 27 ton., pat. D. Esteban Pu¬
jol, con 5 mar. y lastre.
Dia 14.—Para Lanonvella, laúd Es¬
peranza, de 32 ton., pat. D. JuanYi cens, con 5 mar. y frutas.
Dia 13.—Para Cette y Barcelona, va¬ por Correo de Cartagena, de 258 tone¬ ladas, cap. D. S. Cardona, con 15 mari¬
neros y efectos.

balija y carga.

«Saludo á Sóller.»

merosa ha sido la concurrencia, aumen¬

Procedente de Palma llegó el miérco¬ La concurrencia ¡pásmense Vds.! fué tada todavia más por otros muchos ami¬

Y se levantó la sesión.

les el «Lulio» y salió al anochecer para extraordinaria, pudiendo decirse que gos íntimos de la familia Torrens que

41

AGRICULTURA

rada que se necesita emplear. Ensayos prácticos
han de decidir sobre estas cuestiones que no pue¬
den resolverse desde el gabinete de estudio.» (1) Como hemos indicado ya, nuestros cosecheros
recibieron la noticia del nuevo descubrimiento
con gran satisfacción; pero dos solamente prac¬ ticaron ensayos: lo que sucede en todas las en¬
fermedades crónicas: cuando no se cansa el en¬
fermo, desespera el enfermero. Don Pedro Antonio Rullan y D. Antonio Pons,
propietarios, en sus respectivos huertos denomi¬
nados Es Campllarch y Se Planesa, en Septiembre del citado año, aplicaron el medicamento tal co¬
mo lo hemos trascrito. Para ello escogieron piós,
cuyas raices estaban en su mayor parte gangrenadas, de modo que, después de extirpada toda la parte enferma, tuvieron que poner un sostén ai naranjo para que no cayese por su propio
peso. En* breve, los pies operados recuperaron la
vida, se repoblaron de ramas y de\_ raices y die¬
ron abundante fruto. A lo i seis anos de opera¬
dos volvieron á presentar síntomas de estar nue¬ vamente enfermos; y habiendo descubierto las
raices de uno de ellos, á nuestra presencia, pu¬ dimos observar que muchas de ellas estaban nue¬
vamente invadidas dei mal.
¿Qué debemos inferir del mencionado ensayo?
Que el ácido sulfuroso es un excelente reme¬ dio para prevenir la enfermedad que nos ocupa.
Después de los profundos; trabajos del señor
Wolffenstoin, se han presentado numerosos mé¬
todos, mejor dicho, recetas, para curar el mal

(1) • Dó El Anunciador. 17 de Julio de 1878.

CULTIVO DEL NARANJO
del naranjo, que ni siquiera han merecido los honores del ensayo. Haremos caso omiso de ellas porque todas son empíricas y no salen del sul¬
fato de cobre, de hierro, la cal de fábricas de
gas, etc. y limpia de raices; de estos específicos el primero puede ser de utilidad por ser anticético; pero en cambio sale muy caro si se propi¬ na un kilógramo á cada pié atacado, cantidad aplicable como míninum. Lo más plausible de los mencionados métodos, es: que siempre acon¬ sejan la plantación somera.
El descubierto de las raíces, á cuyo sistema
se han aficionado mucho los valencianos, ha em¬
pozado á tomar carta de vecindad entre nosotros. Consiste en practicar un hoyo alrededor del pió del naranjo, de cuatro á ocho decímetros de ra¬ dio, seguu sea la intensidad del mal, hasta de¬ jar todas las raices madres al descubierto, for¬
mando un cerco con. la tierra á fin de que el
agua de riego no toque las raices alumbradas. Si eí enemigo no ha llevado todavía la obra de
destrucción á su término, el contacto atmosférico
basta para cicatrizar las heridas ó llagas; pero si el naranjo ha puesto sus raices á mucha pro¬ fundidad, raras veces quedan libres de una se¬ gunda invasión en la parte cubierta; sin embar¬ go de los muchos inconvenientes que lleva en sí esta práctica, no la reprobamos: es el remedio
más económico.
No cabe dudar que la teoría de Sr. Wolffens-
tein es la más racional de cuantas se han pro¬
puesto. De ella deducimos, aunque dicho señor no lo indica en ninguno de sus 'escritos, que siendo el Snhnereum una planta desprovista de órganos apropósito para descomponer el ácido car

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
bonico del aire, como hemos dicho arriba, tiene que escurrirse por la abertura que media entre la tierra y el tronco, hasta llegar á un puesto húmedo, sustraído á las influencias del aire y de la luz, provisto de clorófila, y este lo hallan los esporos en el nudo vital ó cuello de la raíz. Por esto los naranjos que llevan las raíces á mayor profundidad, son los más atacados y me¬ nos resistentes; por esto tan pronto como se cam¬ bió el pésimo sistema de regar por alberquillas con el de tetilla, aplicando el líquido á la verti¬ cal de las ramas, adoptado por nosotros é imi¬ tado desde luego por la generalidad de los pro¬ pietarios, la enfermedad entró en un período de descenso; por esto las frecuentes labores son un excelente preservativo. Veamos un ejemplo:
En el pueblo de Establiments, bajo de la cor¬ dillera de los montes que forman ol término de Esporlas, había cuatro huertos de extensión bas¬ tante para constituir una buena renta; se halla¬ ban situados en los respectivos predios de Son Gual, Es Cañar y S’Arria; distaban menos de un kilómetro entre.si; los. tres primeros en 1870 habían desaparecido casi por completo, el últi¬ mo, cuya plantación era mucho más antigua, con
admiración do todos, subsistió fructificando con
vigor hasta 1883, en que también sacumbió. Aquellos tienen .¡el subsuelo arcilloso y éste lo tiene de acarreo: aquellos eran cultivados por el sistema ordinario (una cava ó dos al año y rie¬ go por alberquillas; este recibía de doce á quinen rejas y se regaba á manta; pero como éste cul¬ tivo se descuidó, en tres ó cuatro años, atacado con violencia, pereció.
En resumen: de cuanto so ha razonado, cscri-

&M i*,W5Gfo» $06 so inserte» en esta sección pagarán: Hasta iros taf&lsiCBCE & mtóa de 6'05 pesetas la línea; hasta Unco inserciones á fya.th d« 0*08 pesetas, y d« cinco en adelante A razón de 0'02 pesetas.
¡#1 ■®ior mínimo de un anuncio, sea cual fuere el número de lineas
la cpSO b® cemponga, será da 0‘60 pesetas. Ungía, do cualquiera tipo sea la letra, y los grabados, Be ocrata-
rAjp pngktipos del cuerpo 13 y el ancho será el de una columna ordlna-
naael jrarióiltoo.

Sección

SOLLE.H

de

Anuncios

Los anuncios mortuorios «na columna 1‘60 ptas., del

r una sola vea
rlnn S ntaji v

pagarán:
en

Del

anoho

U

..

” j.

tas y los reclamos á razón de 0*10 ptas.“la linea del tipóeaqn·tt

* ** compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste si es mayor.

íaOu anacrlptores AlifncterSu ciento.

un* rebaja á« na

u

\_ Pw»

DOMINGO CASASNOVAS

CIRUJANO DENTISTA DE LA REAL CASA.

PREMIADO CON VARIAS MEDALLAS.

Mlemto© corresponsal de la Sociedad Odontológica de Franela
Dentista de los Hospitales y Establecimientos de Beneficencia de Palma.

Consulta y curación de todas las enfermedades de la boca. Extracción, empastes ú orificaciones de piezas cariadas por todos los sistemas modernos. Construcción garantizada de piezas aisladas y dentaduras completas, por todos los procedimientos conocidos, que facilitan una verdadera masticación
y pronunciación, con una economía sin competencia. Sin extraer los raigones se pueden colocar dientes y dentaduras. El gabinete está á la misma altura que el que tiene establecido en Palma, Sta. Eulalia, 20, con todos los aparatos ó instrumentos necesarios para
facilitar las operaciones y dar al paciente toda clase de alivio.—Para las estracciones emplea sistemas enteramente nuevos.
A LOS POBRES SE LES OPERA GRATIS.
DÍAS DE CONSULTA EN SÓLLER: ios seguados domingos de cada mes, sin perjuicio de hacer las visitas más amenudo si así fuera necesario.
HORAS DE CONSULTA: DE © A 1. ©©©©©©© CALLE DEL MAR-53-S0LLER. ©©©©-^w- TjgPf»

SERVICIO DECENAL

L’ UNIÓN

DIRIGIDA POR

Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

por e! magnifico y veloz vapor
LEÓN DE ORO
Elidas de Sóller para Barcelona: los diaa 10, 20 y último de cada mes. Salidas de Barcelona para Oette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas de Oette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Balidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bemat, calle del Príncipe n.° 24.
EN BARCELONA.—Bree. Rosich Carlee y
Ceislgaai&fieg. |Comp.a, Paseo de la Aduana, 25.
EN OETTE.—D. Guillermo Oolom, Quai Oom-
jnandant Samary-5.

SALVADOR ELÍAS CAPELLAS
TENEDOR DE LIBROS COLEGIADO
Enseñanza teórica y práctica de Cálculo Mercantil, Teneduría de Li¬ bros, Geografía comercial, Legisla¬ ción mercantil y todo lo referente al comercio según las vigentes le¬
yes.
Clases diarias por la mañana y por la noche. En las clases de noche también hay enseñanza primaria para los obreros idioma Francés y dibujo artístico é industrial.
Para más pormenores dirigirse al Director, calle del Príncipe n.° 13, (Castellet)—SOLLER.
VENTA DE SOLARES
en el “Noguerd„

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑÍAS FRANCE¬

SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN-

OLA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los

daños que pueden ocasionar la caída del rayo, la explosión de gas de

alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social

10.000,000 Francos

Reservas . . .

8.705,000

Primas á cobrar.

74.287,038

Total .

92.992,038

Capitales asegurados Sienestros pagados .

15.127.713,242 194.000,000

SEC11IBO DE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de

rigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22 y 24.—Director, M. Géa.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Saman-

tana, 16, Palma.—xAgente en Sóller, Amaldo Casellas, Luna, 17.’

<$Tinta negra Siglo XIX^Tinta comunicativa^Tinta violeta^ #Tinta carmín^Tinta para sellármete., etc.<#
La hay en venta en el establecimiento LA Sll€¡IEmAB-$an Bartolomé-17-SOLLER.
ISLEÑA MARÍTIMA
con itinerario.
El veloz buque á vapor
^
saldrá del puerto de Sóller para
Cetie y Marsella
el martes, dia 17, á las 4 de la tarde.
CONSIGNATARIOS:
En Sóller, D. Ramón Coll.—En Oette, D. Bartolomé Tous.—En Marsella, don J. Mayol.
LASOLLERENSE
DE
«tosí: €©Siij CERBERA j PORT-BOD (Frontera fm-tspaiolai Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición de naranjas, frutas frescas y peseddos.

Ultimados ya todos los trabajos preliminares se ha empezado la ven¬ ta de solares cuyos precios variarán entre docientos y quinientos duros según el sitio que escojan.
Los que deseen adquirirlos pue¬ den dirigirse en Palma á los pro¬ pietarios, calle de San Miguel, ó bien en Sóller, al Maestro Jaime Rullan y Bisbal (Ros).
JOSÉ SUMISAS
Calle de los Olmos n.° 148—Palma.
SUCURSAL HJ3ST SCbl-iLHLR,
EN CASA D! MIGUEL ESTADES, CEMENTERIO 10
Hay en oxistencia ménsulas, guarda-polvos para fachadas, lozas para balcones (fiólas), panteones y domás clases de trabajos del ramo, á precios redu¬ cidísimos, y se hacen además cualesquiera trabajos
que se encarguen.
Hay también existencia de piedras mármoles do
todas clases.
CALLE DEL CEMENTERIO, 10.—SÓLLER
PEDRO LLADÓ
SAN JAIME, 28
Antepechos, (empitadóe) y guar¬ da-polvos de todas medidas para ventanas y balcones.
Ladrillos para el piso de zagua¬ nes y bodegas.
Fregaderos, pilas, lozas para me¬ sas y demás piezas de la misma índole; todo de piedra artificial compuesta de piedra caliza ma¬ chacada, cemento ordinario y port-
lant.
También se graban toda clase de inscripciones en lápidas sepul¬ crales de piedra de Santañy.
Todo á precios módicos. Única
casa en Sóller.

DAMIAN FSONTIBÁ
MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).
Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería. Importaciones directas de los
principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬ do ventajosamente conocidas, por
la excelencia de sus manufacturas en toda la Provincia.
VENTAS AL POR MAYOR
JjA FBTOA
Es Plá d‘ en Bieleta
PROPIEDAD
de B, Jais® Qroll
existe un extenso vivero, en el cual podrán escoger las personas que deseen hacer nuevas plantaciones en sus huertos, NARANJOS Y LI¬ MONEROS de clases superiores y
de todos tamaños.
Vencidas las dificultades que ha¬ bíanse presentado siempre para el transporte rápido y económico á Francia de los naranjos de jardín, tan solicitados por los sollerenses que quieren complacer á aquellos de su8 parroquianos que desean ad¬ quirir esta clase de frutales de ador¬ no, en lo sucesivo por el insignifi¬ cante precio de 15 REALES uno, podrán tenerlos en el muelle de
Cette.
Diríjanse los pedidos á José Pizá (á) Parriñola, calle de la Rectoría, —SÓLLER.

FONDA M LA MAEQTA
DK
jISCO CAMINA y lejma&o
m BE PllíCIO, 10—BARGEL0I1

El dueño de este establecimiento,
ex-dependiente de la fonda del Uni¬
verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de Mallorca y en
especial á los sollerenses, la gran restauración que se ha hecho al ho¬ tel, en el que encontrarán en lo su¬ cesivo un esmerado servicio, lo mis¬ mo á la carta que por ci ciertos, con gran rebaja en los precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y 6 pesetas, so pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la
protección que de estos isleños re¬
cibe.

LA SII0I1IBAD
Establecimiento comercial é industrial
DE
J. MARQUÉS ARBONA
CALLE 1)12 SAN BARTOLOMÉ N.® U

En la sección de librería, de di'

establecimiento, además de toda ( se de libros de primera enseñan
de texto en las escuelas de esta le

lidad, hay en venta:
HISTORIA DE SuLLER en sus

laciones con la general de Mallor
por D. José Rullán Pbro. INUNDACIÓN DE SÓLLER

FORNALUTX, capítulo adiciona

la Historia de Sóller, por D. J

Rullán Pbro.

i

SOLLER.—í1035. deslía Sinceridad