ARO XI—2.a EPOCA--HUM. 498
ARO XI—2.a EPOCA--HUM. 498

SABADO 17 DE OCTUBRE DE 1896

QHjT\\ 1T1 j h i ¡n.

SEMANARIO INDEPENDIENTE

PUNTOS DE SUSCRIPCIÓN:

Sóller: Administración.

,

,\_

\_\_

\_

Francia: D. Guillermo Colom—Quai Commandant Samary-ó-Cotte (Herault.)

Antillas: Sres. Pizá y C.a—General Pavía-7-Arecibo (Puerto-Kico.)

Méjico: D.Damian Canals—Constitución-19-San Juan Bautista (Tabasco.)

FUNDADOR Y DIRECTOR-PROPIETARIO:

Y

Juan Marqués 7 Arbona.

Callo do San Bartolomé n.° 17

SÓLLER (Baleares.)

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
España: O'60 pesetas al mes. \\
Francia: 0’76 francos id. id. {PAGO ADELANTADO
América: 0’20 pesos id. id.) Números sueltos—O’10 pesetas. Id. atrasados 0’20 pesetas.

La Redacción únicamente se hace solidaria de los escritos que se publiqueu sin firma, seudónimo, inicial, ó signo determinado. De los que tal lleven, serán responsable» sai autores.

LITERATURA Y PASATIEMPOS
QUINTO
I
—¡Conque se va Manolo? —Si, hijo, y grande es el pesar que tiene la señorita; no he visto en la vida muchacho que trabaje con más gusto
que él. Eso es saber captarle las simpa¬
tías, y por eso siente la señorita el que
se vaya.
—Ya lo creo, y si al menos fuera para la Península; pero á Cuba!...
—Pues si vieras tu lo que dicen de allí, te horrorizarías todavía más.
—No me lo digas, que solo de pensar¬ lo se me erizan los cabellos. El tio Pedro
que estuvo allá, en la pasada guerra,
nos cuenta unas cosas... varaos que no
quiero pensarlo.
—Pues considera como estaremos en
casa con eso de la partida de Manolo. Yo estoy que no se lo que me pasa.
—Chico, no hay que tomarlo tan fuer¬ te; más vale que se vaya él, que no uno
de tu familia.
—Si. pero la pérdida de un bueu ca¬
marada, siempre se siente.
—Es verdad.
II
—Vamos ya estoy de marcha. Con tanto cabo, sargento, Uniente y ¡qué se
yo cuanta cosa! no se como me voy á
entender. ¡Y me mandan á Cuba! ¡va¬
liente cuba están ellos! ¡Cómo si yo su¬
piera toda esta jerigonsa de ordenanzas!
Pero lo cierto es que sin saberla se me
llevan... ¡Bueno: me voy! Veré más tie¬ rra y tendré más que contar á la seño¬
rita cuando vuelva... Solo por ella que es tan buena me emociona esta partida...
No lo digo; ya me salen las lágrimas.
¡Ea! fuera estos pensamientos.—¡Eli,
muchacho! ¿Hay guitarra...? ¿Si? ¡Pues
al jaleo!
III

—Veremo cuando yegue la ocasión esa gana en que se convierte.
—¿Duda V. de mi, sargento? ya verá si tengo hígados ó no para cojer á Maceo por el cogote y hacerle tragar cuatro ó cinco píldoras de munición á fin de que
no le dé el vómito.
IV
—Vaya un gusto el del capitán; te¬ nernos aquí metidos cou cieno hasta las rodillas toda la noche. Ya me pesa el haber venido... ¡Cuanto hecho de menos aquel pajar tan blando y tan calentito!... Si yo pudiera echar un sueñecito sin que
nadie lo viera... Justamente en este
tronco se puede uno colocar á las mil ma¬ ravillas... ¡ajajá! Ya decía yo que pare¬ cía me faltaba algo... Cuando marche¬ mos ya me despertará la corneta... ¡Y mira que el sargento tiene unas cosas!... decir que hay aquí tanto y más cuanto... Pues yo no he visto nada... nada . . .
¡Eli! ¿Qué ruido es este? ¡Un disparo! ¡dos! ¡Que gritería, Dios mió! ¡Alto! ¿Que ha dicho? ¡Muera España y me apunta! ¡Bribón! ¡si me falla estoy perdido!... ¡De primera!... ¡Ya no berrearás más!¡To¬ can á carga! ¡el capitán pasa á toda pri¬ sa! ¡sigámosle!--¡á ellos muchachos! ¡Viva España!
V
—Bien coronel; el batallón se ha por¬ tado bravamente y creo á juzgar por lo dispersa que está la partida, ya no nos molestarán más á nuestro paso por Las Villas; sois digno de una recompensa y la obtendréis muy pronto.
—Gracias mi general, pero antes per¬
mitidme el que os presente al héroe de
esta jornada. —¿Donde está? que se presente. —¡Manolo!... —¡A la órden, mi coronel!
—Eres un valiente, muchacho. Tu
comportamiento te hace acreedor á una cruz y á los galones de sargento.
—¡Sargento! ¡una cruz! ¡ahora si que tengo que contar á la señorita!

Mas del sol vingué la posta y de la nit la foscor... havia sigut un somni de la vida lo bell jorn.
Morta estava la natura,
musties les flors, sens color, y ’m veya sol dios les ombres
de la inmensa creació.
II
Esclatà mon cor de pena,
fonts de plant foren mos ulls, y de consol per V almoyna no trobava enlloch ningú.
Mon pare y la meua mare, amichs del cel previnguts, ay, lo raeu cor ja no ’ls veya en la orfanesa caygut.
Dels companys de ma infantesa
no me ’n restava ni un.
y en ma terra ben aymada era estrany desconegut.
ídols de T ánima meua
cóm vos anyor, ja perduts! ¿perqué ma vida alegraveu si haveu dexat mon cor buyt?
III
Vall de soledat y llàgrimes ahón pas ma vida morint, dexa ’m estar... ja no ’m tenta de los teus plers lo desig.
Germandat en l’infortuni, consol d’ amor infinit, sols axó sempre tenía lo meu cor per mos amichs.
Axó d’ ells també esperava de ma sort triste en la nit,
y els veji com me dexavan
á l’ ornbra tot sol morir.
Vos m’ ampararen, Deu meu, Senyor Deu mea Jesucrist.... Desdixat de qui no us ayma ni vos cerca por amich!
Miguel V. Amer.
POSTRIMERÍAS DE OTOÑO

—En fin ya estamos aquí más de dos días y todavía uo se ve más que agua y cielo ¡Diga V., mi primero, ¿nos habre¬
mos perdido?
—Qué no Tierno de perdé, si llevamo á bordo la brísjula, cosa que poco lo
tienen.
—Diga V. ¿y eso. que es?
—Pué eso é un aparato que yeva ar
buque del ronzal.
—Y ¿tardaremos mucho en pisar tie¬
rra?
—Poquiyo: dentro de cuatro ú cinco
dias ar cuartel.
—Ganas tengo.

C. Gosalbez.
LO QUE DONA EL MON
I
Albada de jovenesa. esperança d’ un bell jorn, com te recort avuy día ja perduda la ilusió!
La 11 um per tot estenentse
donava á los sers color,
de perfums les flors omplían tots los espays d’ aquest mon.

Su corona, ya deshecha, Triste el otoño deshoja. Y hace que el campo recoja
Su más tardía cosecha.
El ansia al fin satisfecha, La fecundidad ya inerte,
En el aspecto se advierte
De esta avanzada estación,
Que sugiere al corazón
Los recuerdos de la muerte.
Emigran de sus moradas Las golondrinas leales,
Y de tierras boreales
Llegan obscuras bandadas.

De lluvias, cierzo y nevadas
Son las aves precursoras, Que las tardías auroras
Cantando no alegrarán,
Pues cou las flores se van
También las voces canoras.
Ante la noche creciente
Amengua el día, y pesadas Las nubes aglomeradas, Oprimen el vago ambiente. A la luz del sol poniente Fingen tal vez en sus tonos
Volcanes de ardientes conos, Incendiadas cordilleras,
Mónstruos, ángeles, quimeras Y apocalípticos tronos.
Aun pinta formas extrañas, Cuando la noche se extiende, Ese nublado, que enciende Mudo el rayo en sus entrañas,
Presienten las alimañas
La.tormenta ya segura, Y el mar, que apenas murmura,
Aguarda con estupor Al genio exterminador Que presa grande le augura.
Tras anuncio prolongado, Al fin, como rey tremendo, Con furia avanza y estruendo El temporal concitado. Ruge el piélago encrespado, Y espumas lanzar intenta A los riscos; se lamenta El monte; aúlla el pinar, Que, ondulante como el mar, Agítase en la tormenta.
Y el viento, que arrecía sobre La enorme rompiente blanca, Sus luengas crines le arranca, Que esparce en bruma salobre. A dejar su choza pobre Se aventura el pescador, Que, entre codicia y horror, Acedía por dar alcance A los despojos que lance
El abismo tentador
Ya la cerrazón profunda
En diluvio se derrama,
Y el torrente que rebrama.
Las hondonadas inunda.
Del mar las iras secunda
Esa rojiza corriente, Que lleva en su espuma hirviente Troncos, aperos, ganado, Con que del mar no aplacado Los despojos acreciente.
Roto al fin su nimbo aciago. El aquilón ya se aleja, Que en’estas orillas deja
Señales de horrendo estrago.
El sol, con tímido halago, Serena ya el nuevo día, Mas no difunde alegría

Sobre la tierra postrada,
Que, si sonríe, es bañada Ea grave melancolía
Volvió la paz: su faena Prosigue el duro labriego, Dando al campestre sosiego Lenta y honda cantillena. ¡Cuan sugestiva resuena
Del arado la canción!
Es su nota la expresión Del que sufre en labor ruda, Siembra esperando, y saluda Lejano su galardón....
Cantar de rústica gente, En su vaga melodía, Concentra la poesía Del grave tiempo presente. Oyendo esa voz doliente Perderse en lejano son, Pienso en la grave estación Que sobre este siglo avanza
Y nuestro horizonte alcanza
Cou su negra cerrazón.
Carácter de otoño imprime De este siglo á la vejez Esa triste pesadez Que al mundo cansado oprime. Ni la juventud se exime De esa íntima congoja, Que entre placeres se aloja En las almas y naciones, Cuyas secas ilusiones Tenaz un viento deshoja.
Se van, se van los poetas; Y sin ideal, sin estro, Un arte frío y siniestro Turba las mentes inquietas. ¡Ay! públicas ó secretas Apostasias doquier,
Han hecho desfallecer
El gran sostén de la vida, Que, yerma y entristecida, Ya sólo aspira al no ser.
El signo otra vez asoma De aquel otoño que, adverso,
Hizo ver al universo
La gran caída de Roma. Es el signo de carcoma, De ruina y disolución
Mas esta vez la invasión
No trae de hordas extrañas.
¡Bárbaros!.... En sus entrañas
los lleva cada nación!
En tanto, por más que espante Ese otoño, si podemos,
Como el rústico llevemos
Nuestra labor adelante.
Y nuestro espíritu cante Su canción que dice: «Espera, Trabajando persevera;
Confía al surco el buen grano» Que nunca se esparce en vano De Dios en la sementera.»
Miguel Costa y Llobbra Pdro.

(16) FOL·LEXlH
LA MANIA DE CINTEDEÍfA
borrasca se prolongaba. Seis eran los hombres que tripulaban la barca; pero cuando el peligro comenzó y fué preciso
luchar á brazo partido con los elementos,
parecía que la barca iba sola ó empuja¬ da por fantasmas que respiraban fuerte y movían los remos en el agua. La no¬ che, espantosamente negra, daba más
horror á aquel cuadro tantas veces repe¬ tido, en que el hombre, por ganar un
pedazo de pan. combate entre dos abis¬
mos, contra toda la naturaleza rebelada
y enfurecida. ¡Ah! Los que han nacido en el bienestar ó la opulencia, no saben qué angustias tan horribles pasan los pobres y qué •prodigios de valor tienen
que hacer para proporcionar trages suntuosos y comodidades y placeres á los hijos predilectos de la fortuna.
La mar cada vez más gruesa; el viento cada vez más recio, y el peligro crecien¬ do á medida que la barca se acercaba á tierra. Quería el patrón á todo trauco
capear el temporal para permanecer en alta mar hasta que el peligro desapare¬ ciese; pero el oleaje y el viento eran más fuertes que la barca y que los remeros.

y uo había otro remedio que dejarse lle¬ var de aquellas violencias á donde Dios quisiera. Brilló á lo lejos un momento la luz de otro barco, que debía serla escampavía encargada de vigilar la cos¬ ta, pero desapareció en seguida. Sin du¬ da, huyendo del temporal, se refugiaba en el puerto, confiando en que bastaba la tormenta para dar un susto á ios con¬
trabandistas. De todas maneras, la luz
indicó á los tripulantes del barco que la tierra estaba á corta distancia, y que el peligro había aumentado considerable¬ mente. Mandó el patrón virar á ia iz¬
quierda para ver de meterse de nuevo mar adentro; pero el timón se había descompuesto y los remos erau poca
cosa contra la dirección del viento y la corriente del agua. El patrón no habla¬ ba, pero rugía, no sólo por el peligro de muerte y de ruina que le amenazaba, sino porque veía que las olas habían inundado una parte del barco y que al¬ gunos fardos de géneros estaban ya averiados y probablemente inútiles. Se le propuso arrojarlos ul mar, y se negó á ello, fundándose en que aligerando el
buque, con más rapidez se iría á estre¬
llar contra las rocas. A medida que el
tiempo pasaba se oía más el rumor de las olas al romperse en los salientes de

la orilla. Nadie sabia dónde estaba; pero ricio sin pestañear y sin atreverse á ade¬

todo el mundo sabia que allí, á corta lantar juicio sobre el fin desemejante

distancia, entre las sombras espesas, se historia, y oía y miraba á uno y á otro levantaban pedruscos formidables, lle¬ la joven Marquesa, dispuesta á no inte¬

nos de dientes, como las fauces de un rrumpir el relato de su mayordomo,

cocodrilo, que aguardaban tranquilos, aunque lo prolongase más de lo que el

inmóviles é insensibles el choque de caso requería.

cualquiera embarcación para hacerla El mayordomo volvió á levantar la pedazos, como un vidrio que se cae. cabeza pausadamente y siguió la histo¬ Ante la casi seguridad del naufragio, ria de este modo:

los tripulantes, mientras remaban con¬ tra la corriente, lanzaban gritos pidien¬ do socorros.... gritos que se perdían en¬ tre el bramido espantoso de las olas al romperse, y del viento al resonar en las cavidades de las rocas. Al fin, patrón y tripulantes se rindieron, y poniendo to¬ da su esperanza en la misericordia de Dios, cayeron de rodillas en el puente y

—Al día siguiente, el campesino va¬ lenciano, el afanoso padre que había abandonado su casa para proporcionar á su hija una pequeña fortuna, descan¬ saba en una humilde choza de pescado¬
res que habían logrado arrancarle me¬ dio muerto del furor de las aguas. Con¬ servaba la vida; pero los sueños de su
fortuna se habían desvanecido en un

rezaron con fervor una salve á la Estre¬
lla de los mares. Diez minutos después, la barca crugia al chocar contra un pe¬ ñasco; alaridos de horror estremecían la oscura inmensidad, y hombres y géne¬ ros y embarcación, hundíanse en el fon¬
do de las aguas.

momento, y después de un año de tra¬ bajos. de angustias y de peligros, se encontraba tan pobre como el primer día. Aquel hombre rudo y tenaz lloró amargamente al darse cuenta de su des¬ gracia. y casi sintió que el arrojo de los pescadores le hubiera salvado de las

Calló aquí Baltasar y bajó la cabeza, olas. No preguntó siquiera lo que habla

y quedóse un buen rato ensimismado, , sido de sus compañeros de expedición,

como si la relación de aquella catástrofe y calculando que habrían perecido, los

hubiera reproducido materialmente sus envidió. Apenas repuesto, y consolán¬

angustias y horrores. Escuchábale Mau¬ dose con la esperanza de volver á ver á

la hija de su corazón, con cuyo amor iba á olvidar las amarguras y los desen¬ gaños sufridos, púsose en camino inme¬
diatamente, llevando un morral por
todo equipaje y un bastón por toda com¬ pañía. A pié cruzó el largo trayecto que le separaba de su querido hogar, dur¬ miendo por la noche sóbrela paja de las corralizas y descansando por el día algunos ratos bajo los árboles ó en la* piedras del camino. Era en otoño y casi al caer de la tarde cuando llegó á un punto desde donde se divisaba perfec¬ tamente la masía y un corpulento nogal cuyas verdes y frondosas ramas se re¬ costaban en el alero del tejado. El infe¬
liz viajero se detuvo para recrear la vis¬ ta y el alma contemplando la casa que en mal hora abandonó y los sitios que
su hija hacia ordinariamente más her¬ mosos con su presencia.—¡Pobre hija raia!—exclamaba el padre dejando co¬ rrer las lágrimas que se escapaban de sus ojos.—Mucho tiempo ha estado sin saber de mi. y acaso me creerá muerto. ¿Que dirá cuando me vea derrotado, pobre y lleno de aflicción y miseria? Pero me quiere tanto, que sus caricias borrarán
todos los recuerdos tristes de mi memo¬
ria. y al fin. como la salud no me falta y la voluntad para el trabajo es máa

SÓLLER

2

niendo á la falta y escasez de formas absurdo que se sacrificaran millares de

También tuvimos un soldado cuyo

»Dícese que en Estrasburgo los ma*

propias del imperativo, sobre todo res¬ vidas y de millones por evitar que sean paradero se ignora y varios contusos.

tarifes engrasan todas las mañanas las

pecto de las terceras • personas y de la destruidas algunas fincas, cuyo valores La artillería se quedó en pinar del Río paredes alrededor de todas las puertas y

4MIC1Ü0 DE

LOS

TIEMPOS GRAMATICALES

forma de conversación Yd., Vds. de ca¬ rácter pronominal ficticio en lugar de

insignificante comparado con los gastos que la prolongación de la guerra oca¬

por hallarse heridos todos los oficiales
de la sección.

ventanas de sus tablas y que ni una mosca se atreve á penetrar en el inte¬

tu. vosotros.

siona.

Estas noticias producen en la Habana rior.—No sería difícil comprobarlo.» Por

Y. por último, hay que advertir que

Desde el deseo al ruego no hay más

De los choques sostenidos entre los sensación inmensa.

nuestra parte recomendamos se haga

estas construcciones metafóricas así co¬ que un paso cuando el cumplimiento leales y los rebeldes durante los últimos, Espéranse con ansiedad nuevos deta¬ tan sencilla experiencia, pues de ser

mo las significativas de lo potencial están, en gran . parte, afectadas por un
mentido condicional de carácter ó recto

del deseo depende exclusivamente de la voluntad y facultad de la persona á que va dirigido el deseo; así es que se ve el

días no podemos dar aquí cuenta, mas no dejaremos de mencionar dos. Uno de ellos es la acción del 29 de Septiembre,

lles.» No son

* **
tan satisfactorias las noticias

ciertos los resultados se conseguirán grandes ventajas.

ó metafórico habiéndose en ellas callado imperativo empleado para expresar aun en que fué batido el grueso de la partida

la hipótesis; resultan, pues, ser cláusu¬ la súplica más postrada y sumisa siendo de Maceo cerca de Mantua después de

las condicionales de carácter elíptico.

desde luego la forma indicada para cada muchas horas de combate y al tiempo

Es el contexto que suple la hipótesis latente y que sujiere si esta es positiva -ó negativa.'

cual cuando en sus oraciones dirije sus deseos y súplicas á Dios.
Por ejemplo: hazme este favor; prés¬

que descargaba copiosísimo aguacero. El General Melguizo, que á los pocos días de tomar el mando de una brigada

- Desenvolviendo ¿íntegro» el pensa¬ tame este libro; dadme vuestra benedic- emprendió una operación importante,

miento de tal construcción elíptica se ción; perdónanos nuestros pecados; an¬ demostrando que es de los militares de¬

puede restablecer la hipótesis callada, da, dáme un beso y sé mas amable; ten seosos de batirse, lia probado una vez sea por una oración-adverbio encabeza¬ la bondad de decirme—; entra, entrad; más que el soldado y el oficial español

da por el adverbio condicionante por . el pan nuestro de cada dia dánoslo hoy. no se arredran cuando los manda un

excelencia si, sea por el gerundio, sea Hay verbos cuya estructura impera¬ jefe pundonoroso y valiente, y ha li¬

por una oración-adjetivo caracterizada tiva es de ningún ó poquísimo uso por¬ brado el combate más sangriento de

por un pronombre relativo, hallándose que su significado le resiste. Así el ver¬ cuantos se han librado hasta el dia 5 en

el verbo en uno de los pretéritos de sub¬ bo saber en su significado de «adquirir Cuba durante la actual insurrección.

juntivo, si el concepto es metafórico, ó conocimiento de una cosa», sea por me¬ A pesar de haberse batido los rebeldes

en uno de ios tiempos indicativos, si el dio de otras personas que la cuentan con serenidad y bravura para defender

sentido es recto, ya con negación ex¬ sea por el efecto necesario de propios es¬ el convoy de 300 acémilas que conducía

presa ó sin ella, según lo que sujiera el fuerzos (=r:;iprender) ,no gusta de la los pertrechos recientemente desembar¬

contexto.

construcción «sabe, sabed» y aparece cados, nuestros soldados conquistaron

Si el concepto es negativo, ambas.ora- más ordinariamente en subjuntivo de las posiciones del enemigo y causaron á

• dones anteriores, así la adverbial como presente: sepa Yd. (=para que sepa Yd. éste tantas bajas que llegaron á 80 los

ia adjetiva, pueden ser sustituidas por le diré) que, aunque tengo menos años muertos vistos y no se amedrentaron á

una oraeíón’-adverbio introducida por la - que Vd. ilevo más experiencia que Yd. pesar de haber muerto 11 soldados y

combinación conjuntiva de acepción (—debe Vd.. Vd. debiera saber, sabe haber sido heridos 88 leales, entre ellos

negativa sin que seguida del subjuntivo Vd.. ¿(no) sabe Vd?)—que sepas bien tu el comandante Izquierdo y el capitán

de presenté y de pretérito perfecto ó del lección mañana; pues que la estudies.

Cabañas.

..pretérito imperfecto y pluscuamperfecto, según que haya un sentido recto ’ ó.rne-:

Dr. Máximo Hkrttixg.

Otro combate debemos mencionar por
su importancia y porque viene á corro¬

tufórico; en un caso como en otro a sin ■ (Se continuará,). que puede sustituirse la preposición:

borar un aserto que hemos hecho antes. Hé aquí cómo lo relata el corresponsal

eoujnacional -sin seguida del infinitivo. ,

-esa»®»—

de El Imparcial en la capital de Cuba:

Por ejemplo: ¿quién no hubiera hecho j

«El teniente coronel Sr. Granados, al

lo mismoYse.: si hubiera estado en igual

frente de su columna, salió en ia maña¬

situación; ¿quién lo creyera posible?

na de ayer 4 de Pinar del Río para rea¬

•se.: sin verlo, sin haberlo visto ó quien,
el que no lo vea no lo creerá posible;

LA SEMANA

lizar una operación combinada con la
columna del General Bernal.

- quien hubiera imaginado tai doblez en ese hombre? se,: uno que le conociese no hubiera etc.?:—nadie que le conociese etc., hubiera imaginado tanta doblez,

Las últimas noticias recibidas de los,
Estados Unidos y de Cuba son bastante satisfactorias. El Gobierno de Washing¬

Al llegar á Guano la columna Grana¬ dos fué advertida por un nutrido tiroteo de que muy cerca se sostenía un com¬
bate.

yo dictaría otra sentencia (si fuera juez). ton se propone demostrar que no son

Avanzaron las tropas, hallando que el

IV.—Construcciones,y Cláusulas Opta-
ttV (tS.

vanas palabras las excitaciones dirigidas á las autoridades y á los funcionarios de aduanas para que hagan respetar las

batallón de Cantabria luchaba desespe¬ radamente para defenderse de 3.000 re¬ beldes de infantería y 800 de caballería

que de la insurrección filipina se han
recibido por correo. De las cartas escri¬ tas en los primeros días de septiembre se deduce que las autoridades tenían informaciones acerca de la conjura, y que por no atribuirla importancia no procedieron á desbaratarla con la ener¬ gía y el vigor necesarios para impedir
que estallara el movimiento. Además, por haber acumulado en Mindanao con¬
siderables fuerzas, no había en Manila y en toda la isla de Luzón el número de
tropas indispensable para emprender desde luego la ofensiva contra los rebel¬ des. Estos no lograron apoderarse de los ricos arrabales de la capital gracias á la decisión de los soldados y de los voluntarios organizados á toda prisa; pero han campado por sus respetos en la provincia de Cavite y en otras cor-
marcas» cometiendo toda clase de exce¬
sos y brutalidades hasta que han llegado los primeros refuerzos enviados desúe la
Península. El día l.° del actual desem¬
barcó el batallón de infantería de mari¬
na y el día 3 fué ocupado el istmo de No veleta, que los rebeldes trataron de recuperar durante la noche del 4 inútil¬ mente, puesto que fueron rechazados por las fuerzas de infantería de marina, no sin que perdieran aquéllos siete hom¬ bres que quedaron muertos en el campo y sin que tuvieran que retirar nueve heridos. Con la llegada del vapor Mont¬ serrat ayer 6, vapor que conducía un batallón de cazadores, podrá el General Eehaluce continuar con mayores bríos la campaña emprendida.
* **
La recepción hecha á los soberanos rusos en París y el alcance de las entu¬
siastas manifestaciones de los franceses
no han pasado inadvertidas aquí, donde muchos desean que España se agrupé á

Líquidos para conservar los animales preparados anatómicamente.

Hay muchas recetas al efecto, además del alcohol, que se emplea también con tal fin, y entre ellas es muy recomenda¬ ble la ensayada con éxito creciente du¬ rante cinco años seguidos por D. Aníbal Caggiati, en el gabinete de historia na¬
tural de la Real Universidad de Parma.
Hé aquí los componentes y sus pro¬ porciones para un litro de agua desti¬
lada:

Creosota pura. .... Sulfato de alúmina y po¬
tasa (alumbre). ...
Nitrato de potasa. . . .

12 gramos.

5

»

(Ú30 »

Se prepara de este modo, se pone él alumbre y el nitrato en un frasco de ta¬
pón esmerilado y se vierte en él una
quinta parte del agua destilada dispues¬ ta para la composición; después se agita el contenido hasta que el sulfato y él nitrato se disuelvan y mezclen bien, en seguida se añade la creosota y se repite la agitación sin cesar, añadiendo poco á poco las cuatro quintas partes que que¬ daron del agua destilada, y por último, se filtra todo á través del papel conocido
al efecto en los laboratorios.

Antes de introducir el reptil, pez ú otro animal que desee conservarse, se lavará bien con agua de potasa, enjua¬ gándole después perfectamente con agua
destilada. Los frascos deberán ser de

cristal con tapón esmerilado, y aun con¬ viene asegurar las juntas con cera, tre¬ mentina ó sebo, de modo que no dejen
circular el aire en el interior del reci¬

piente.

Elección do simientes

Dedos clases resultan ser las cons¬ leyes de neutralidad y castiguen á los que habían sido enviados desde Loma la constelación franco-rusa y abandone

trucciones optativas según que.su con¬ trasg reso res. Recientemente ha dictado Blanca por Antonio Maceo.

retraimiento, á fin de contar con el apo¬

Un agrónomo alemán. Leibscher. da

texto lleve un significado recto y propio medidas para que sean escarmentados

La situación del batallón de Cantabria yo de algunas grandes potencias euro¬ una regia para eligir simiente, con la

■ ó implique un sentido metafórico.

los que no cumplan con su deber. Ade¬ era gravísima.

peas, cuando se ha planteado ya en el esperanza de mejorar la cosecha en un

..A.—Construcciones Optativas de Signi¬ más. el proceso incoado contra el polaco

ficado «Recto».

Roloff, cuino jefe de una expedición fili¬ bustera. la detención de Núñez y del

El concepto de una cláusula optativa doctor Castillo, el cirujano general del.

se presenta recto cuando el deseo de que ejército insurrecto, y la vigilancia que

algo sea ó suceda no sale de los límites se ejerce en Wilmington para impedir

de lo postile.

que el vapor Laurada recoja en Atlantic

Pura expresar un deseo realizable el City una nueva expedición filibustera,

-español dispone dé;tres medios:'—1.° del: indicios son de que, por una ú otra cau¬

.imperativo.—2.°, del subjuntivo de pre- sa, Mr, Cleveland está resuelto á termi¬

seute y de pretérito.—y 3.°, de ciertos , nar el período de su administración sin

modismos significativos de io optativo. suscitar más conflictos á España y sin

Envuelto por la masa enemiga, aco¬ metido por las cargas de cabullería y rodeado de un círculo de fuego, no hu¬ biera habido para él salvación sin la llegada oportunísima de la columna
Granados.
Esta atacó vigorosamente, y el ene¬ migo, sorprendido por la inesperada embestida, abrió-el círculo en que esta¬ ba encerrado Cantabria y se retiró rápi¬ damente hacia Ceja de Toro.
Salvado el batallón de Cantabria, in¬

Archipiélago filipino otro problema de
gran trascendencia para nuestra patria como potencia colonial. Pero la cues¬ tión qué más preocupa ahora á nuestros gobernantes es la contratación del gran empréstito de 1.000 millones de pesetas, que ha de proporcionar recursos para sostener las guerras de Cuba y de Fili¬ pinas. El Sr. Cánovas y sus colegas guardan la reserva que tan graves asun¬ tos exigen, y es difícil saber qué giro llevan las negociaciones. De ahí que

5 á 10 por 100. El citado agrónomo ha observado que
los tallos de trigo, que tienen menos na¬ dos dan más grano, y que si se siembra el trigo procedente de los mismos, tras¬ miten esta propiedad á su descendencia. Por lo tanto, un labrador que quiera mejorar su simiente debe escoger en la era los tallos que tengan menos nudos y trillar sus espigas aparte para que sir¬ van sus granos de simiente.
Los tallos cuyos entrenados son más

1.—Subjuntivo Optativo.

rehuir el cumplimiento de sus deberes corporóse á la columna Granados.

circulen rumores encontrados y de ahí largos son los que dan más granos. La

Las estructuras optativas expresivas,
de un,deseo realizable tienen una infle¬
xión especial de carácter directo cuando la persona á quien se habla es. laque debe cumplir lo que se desea ó es la á quien dice relación el deseo.
Esta inflexión optativa de carácter di¬ recto es el imperativo, cuyas formas no
pueden ser sinó de segunda persona, singular y plural, con la distinción de que al instante que haya una palabra' negativa se hace indispensable valerse
de las formas subjuntivas de presente.

internacionales, alegando como muchos de los yankees amigos de los separatis¬ tas, que si la marina española es impo¬ tente para dar caza á los barcos filibus¬ teros ó impedir el desembarco de muni¬ ciones, y armas en las costas de la Grande Antilla, teniendo cuarenta bu¬
ques dedicados exclusivamente á ese. servicio, no se puede exigir que el Go¬ bierno federal impida que partan de las
costas norteamericanas esas mismas ex¬
pediciones, que cuentan con el apoyo moral de los ciudadanos de la república.
+

Durante este combate, el enemigo hizo doce disparos de cañón.
Cinco horas duró la lucha.
Al desbandarse los rebeldes, una par¬
te de las facciones se dirigió, como ya lie dicho, hacia Ceja de Toro y la otra parte se replegó hacia Loma Blanca.
Resultado de esta jornada: El enemigo tuvo 80 muertos y muchos
heridos.
Las tropas sufrieron las siguientes bajas:
Muertos: 12 soldados.
Heridos: cuatro oficiales y 88 soldados.

que sean frecuentes las oscilaciones en las cotizaciones de los valores públicos.
Madrid 7 de Octubre de 1896.
B. de T. y T.
Conocimientos útiles
Protección de los animales de trabajo
contra las moscas

regla no es solo aplicable al trigo, sino que alcanza al centeno, á la avena y ai
maiz.
La ruda contra los ratones.
Desecando las matas de rudaá la som¬
bra, pues al sol pierde algo de la mate¬ ria esencial que es característica á esta planta, se obtiene un preservativo con¬ tra aquellos roedores*
Un periódico inglés dice que basta

Por. ejemplo: disponed vos de mi á

**

Retiróse la columna Granados hacia

El Conde de Saint-Marsault ha remi¬ colocar una mata de ruda en dichas con¬

toda vuestra guisa y talante; perdona, si te estorbo; cuando pudiere y debiere tener lugar la equidad, no cargues todo - él rigor de la ley ál delincuente; sé bien¬

Los últimos refuerzos embarcados en
los puertos de la Península van llegan¬ do á Cuba con toda la regularidad ape¬ tecible, y á medida que han ido desem¬

Pinar para conducir á esta población á los heridos, y á mitad del camino se oyó fuego nutridísimo hacia el lado opuesto
de las Lomas.

tido al Journal d( Agriculture Pratlque, la nota siguiente que deben tener muy presente nuestros labriegos:
«Eu el tiempo de los grandes calores

diciones. y á la entrada misma por don¬ de se crea que sirve de paso á los rato¬
nes, para que se preserve un granero,
despensa, etc., de tal invasión, pudién¬

venido, sed (seáis) bien venidos; perdo¬ nadme sútiles y altas Musas etc.
El imperativo expresa en primer lu. gar, como lo da á entender su mismo

barcando los soldados, ha sido aumen¬
tado el número de las tropas que operan en ia provincia de Pinar del Río y eu la
trocha del Júcaro á Morón. No ha ter¬

Como supuse en mi telegrama de ayer, era que lacolurníia Bernal se batía
en dicho punto. Con efecto, Bernal, al mando de 700

y antes del otoño no es inútil recordar á los cultivadores cómo puede fácilmente protegerse á los animales contra las pi¬
caduras de los tábanos y otras moscas

dose observar que algunos de dichos animales quedan muertos sobre la ho¬
jarasca de dicha planta.
Como quiera que el remedio es fácil y

nombre, un mandato, cuya ejecución minado aún el período de las lluvias, hombres, peleaba en las Lomas de Ceja por medio del aceite ó mejor dicho de la económico, debe ponerse eu práctica ya

ttependé ó se supone depender así de la pero ya son más frecuentes y más reñi¬ del Negro contra todas las fuerzas de grasa de laurel.

que tantas seguridades da de su eficacia

Voluntad como de la facultad de la se¬ dos los encuentros, y parece ser que el Maceo, que ocupaban buenas posicio¬

»Háguse hervir durante cinco minu¬ el periódico de donde tomamos la no¬

gunda persona á quien la primera se Estado Mayor prepara la nueva campa¬ nes.

tos un buen puñado de hojas ;de laurel ticia.

flirije para qué practique una cosa.

ña, remontahdq la caballería y retiran¬

El combate empezó á las nueve de la en un kilógramo de manteca de puerco

; Sin embargo, lícito es, particularmen¬ do de muchos puntos ios pequeños des¬ mañana, durando todo el día.

sin sal.

te éu!poesia, usar él imperativo', cuando tacamentos, que ni servían para estor¬ Después de una resistencia tenacísima »Basta después empapar en esta gra¬

Nuevo desinfectante.

por una especie de metáfora, se parece bar las operaciones de los rebeldes ni y de una lucha sangrienta sobre toda sa un trapo viejo y frotar con él en el

imponer como un mandato á la volun¬ para defeuder las fincas de los propieta¬ ponderación, Bernal tomó las posiciones sentido del pelo todo el cuerpo del ca¬ Dice Le Monde Pharmaceutiqiie que

tad y á la facultad lo que, á la verdad, rios que habían logrado obtener guar¬ que ocupaban las partidas de Maceo.

ballo ó buey en el momento de ponerle acaba de introducirse en París un nuevo

. no puede depender de la facultad voli-
tiva dél hombre. v
Por ejemplo: sé feliz, va con Dios; consérvate bueno (cf. (á) conservarse -bueno); quédate con Dios; duerme, dor¬
mid bien; ¡muere! tirano!
Hé aquí él punto de donde el impera¬ tivo párte para expresar un deseo sir¬ viendo, por tanto, de forma particular deí subjuntivo, así como, por su vez, el
subjuntivo optativo asume frecuente¬ mente él sentido de imperativo subvi¬

niciones que impidieran los estragos. Sin duda el General Weyler aprovecha
las enseñanzas de un sistema de guerra
que no lia dado resultados en veinte iiiesés. En vez de dividir y dispersar las fuerzas, se propone concentrarlas y abru¬ mar con la masa al enemigo, siguiendo el ejemplo de todos los grandes genera¬ les y los dictados del sentido común.
Para salvar los intereses generales
hay que prescindir de la defensa de loo particulares en muchos casos, y sería

El enemigo lia dejado en el campo
100 cadáveres.
Se le tomaron bastantes prisioneros, que cuentan que los heridos pasan de
200.
Nosotros tuvimos estas bajas:
Muertos: el teniente coronel de San
Marcial, señor Romero; un ayudante del General Bernal y 18 soldados.
Heridos: el teniente coronel de inge¬ nieros Sr. Cliacel, ocho oficiales y 65
soldados.

á trabajar. »Yo empleo este medio hace mucho
tiempo con gran ventaja de mis caballos de tiro que realizan tranquilamente su trabajo diario.
«Cuando he de usar del carruaje se
untan del mismo modo las caballerías
antes de enjaezarlos y ni un tábano ni una mosca les molesta después.
»La Sociedad protectora de los anima¬ les debería propagar esta práctica muy antigua y bastante poco conocida.

desinfectante de gran energía, que es el
resultado de la saponificación del pe*
tróleo por medio de la soda cáustica, fil petróleo saponificado es un líquido de
color oscuro de la consistencia del jam¬
be de punto alto, el cual, mezclado con
agua, despide un olor que no es desa¬ gradable. siendo un desinfectante pode¬
roso para purificar la atmósfera délos lugares donde reinan fiebres palúdicas. También es un remedio eficaz para alec¬
ciones cutáneas en los animales, y des-

SÓLLER

tni3re además los insectos dañinos á las
plantas.
Contra la oxidación de los metales.
Para preservar un objeto de metal,
especialmente de hierro, de la acción
oxidante del aire atmosférico, basta cu¬ brir el objeto con cal viva recien que¬ mada.
El mismo resultado se obtiene frotán¬ dolo con una disolución de dos partes de cloruro de hierro cristalizado, dos de.
cloruro de antimonio neutro y una de tanino en cuatro partes de agua.
Crónica Local
Hecha la fusión de las dos bandas de
música que en esta localidad existían, de lo que tienen ya noticia nuestros lee-, tores, el sábado pasado tocó en público por vez primera la nueva banda, bajo la dirección de nuestro amigo el joven pro¬ fesor D. José Rotger, saludando al se¬
ñor Alcalde por medio de una brillante
serenata.
Pocos dias habían quedado para en¬
sayos, como habíamos dicho en nuestro
anterior número, y sin embargo notóse
ya en la interpretación de las piezas que
se tocaron un gusto, una expresión, un
migo, que dejó satisfecho al público, que
despertó en muchas dormidas aficiones
y que hizo concebir halagüeñas esperan¬
zas á los inteligentes. Por hoy no podemos hacer más que
unir nuestro modesto aplauso ah entu¬ siasta que con justicia tributó el público á la nueva banda, al saludarla, y ade¬ lantar la especie de que también, como los inteligentes, de ella esperamos ver¬
daderos ratos de solaz.
El domingo último al anochecer, al
soltar las amarras el vapor «León de •Oro» tuvo la desgracia de caer al Sitar un conocido carretero que á dichos tra¬ bajos quiso ayudar.
Fué en seguida auxiliado, no sacando por fortuna del percance más que el re¬ mojón.
Mas vale-así.
En la noche del domingo último, ante un público numeroso, verificóse frente
á la Casa Consistorial ia subasta y re¬
mate de las obras del edificio municipal que ha de construirse en . el ensanche del «Seller». para la segunda escuela pública de niños de esta localidad.
Fueron adjudicadas las de álbafiilería á D. José Nadal por la cantidad de
16.075 pesetas. Las de herrería á D. José Caberta
por 1.850 pesetas. Y las de carpintería á D. Antonio
Bauzá por 2.625 pesetas.

La fiesta que la Sociedad «Defensora Sollerense». celebró el domingo, último resuító todo lo lucida y animada que esperábamos. Habíase adornado' el fron¬ tis .del. edificio con arrayan y palmas, rótulos y emblemas, y frente al mis¬
mo ondeaban banderas de vistosos colo¬
res, mientras que en el interior impro¬ visóse un jardín hermoso, sencillo y ameno, del cual salían los armoniosos
acordes de la banda, cuyos músicos que¬
daban semi-ocultos en la verde enra¬
mada..
Nada dejaron que desear las- veladas musicales, lo mismo el sábado que el domingo, , terminando ambas con un baile, para que más quedaran satisfechos todos los gustos. El numeroso público que asistió, á pesar de los apretones á que tuvo (file sujetarse por falta de es¬ pacio, fuése satisfecho. El orden fué completo, lo mismo durante las veladas
de referencia, que por la tarde, en las/
carreras de hombres y muchachos que
se verificaron en la calle de la Unión.
Merecen aplausos, lo mismo la Junta que acordó celebrar la fiesta, que el Con¬ serje de la Sociedad, único organizador, este año de dichos festejos; á aquella y á este los envia el Sóller muy sinceros.
El martes estuvieron en este pueblo mi hijo del Sr. Sedó, D. Ramón Bosch, y nuestro amigo D. Luis Fàbregues, representantes de la importante fábrica de hilados, tejidos y blanqueo de A. Se¬ dó y Oomp.a de Barcelona, tan ventajo¬
samente conocida de muchos de nuestros
fabricantes de tejidos de algodón. El objeto de la venida de dichos seño¬
res fué ei exclusivo de cultivar las anti¬
guas relaciones que tiene la casa en este pueblo, y crear otras nuevas, pero fué tan escaso el tiempo de que pudieron disponer, que muy á su pesar tuvieron que volverse sin haber podido visitar á todos los que á la industria de referen¬
cia se dedican.
Fueron obsequiados por los antiguos parroquianos de la casa y por otros va¬ rios amigos de esta localidad, con una gira en Santa 'Catalina del Puerto, de la cual y de todas las atenciones de que fueron objeto, nos consta quedaron alta¬ mente satisfechos los simpáticos hués¬
pedes. De lo que nos alegramos.
Víctima de un ataque apoplético, fa¬ lleció anteayer D.a Catalina Oliver y Ma¬ yo!, madre de nuestros estimados ami¬ gos D. Jerónimo, D. Miguel y■ D. Pablo Oanals, y al anochecer fué llevado con
toda solemnidad el cadáver á su última
morada.
En nuestra parroquial celebráronse ayer solemnes honras fúnebres, que fue¬
ron extraordinariamente concurridas.
Puede decirse que todo Sóller fué á to¬ mar parte en el justo dolor que embar¬ ga el corazón de los hermanos Canals,

lo cual, prueba la consideración de que gozan entre todas las clases de la socie¬
dad sollerense. Sírvales de lenitivo á su

pena.
Nosotros, al «levar ai cielo una plega¬ ria para que acoja Dios en su seno al alma de la madre ..querida de nuestros
amigos, enviarnos á estos la expresión de nuestro más sentido pésame.

r > \_.

—

Tenemos la satisfacción de participar á nuestros lectores que, habiendo sido fa¬ vorablemente informada por el Ingeniero Jefe de Obras Públicas de esta provincia la instancia que muchos vecinos de este pueblo elevaron á ia Dirección General de dicho ramo en súplica de que se varié
el trazado de la travesía de la carretera

de Palma, dirigiéndola por la Gran-vía en vez de por las calles de Bauzá y del Mar; el Director General ha dispuesto autorizar al citado Ingeniero Jefe para que estudie un proyecto comparativo de la travesía solicitada con la actual, á fin de que puedan apreciarse debidamente las ventajas que ha de reportar la pri¬

mera.

Que equivale á decir que queda apro¬ bado el proyecto, puesto que dichas ven¬ tajas destacan y á primera vista nadie ha de dejar de verlas. Ha de ganar el tránsito público en comodidad, acortada la distancia y verificándose por una vía recta, hermosa y sombreada por árboles de tupido ramaje, y han de ganar los intereses del Estado, disminuyendo el valor de las expropiaciones, toda vez que por el trazado solicitado solo han de comprender el trozo que media entre la calle de Isabel II y la Rectoría (habien¬ do regalado á la vía pública los señores Aguiló Cetro todo el largo de la Gran-
vía), y por el actual una parte de todos los edificios de las calles de Bauzá y del
Mar.

Tendremos á nuestros lectores al co¬

rriente de cuanto sepamos respecto de tan importante mejora.

Por medio de atenta esquela nos parti¬ cipa I). Jaime Valls, dueño de la «Tien¬ da Nueva» y sastrería de la calle de Ganals, haber recibido el surtido de gé¬ neros para la presente estación.
Al agradecer la atención, creemos
inútil recomendar á nuestros lectores el
acreditado establecimiento del Sr. Valls, siendo, como es, de todos conocido.
La carnicería modelo que hace algu¬ nas semanas dijimos se trataba de cons¬ truir en una casa de la calle de la Luna, quedará abierta mañana, según se nos ha informado, en la que ocupó antes la tienda de ropas «La Defensora de Sóller» ó sea en la que forma esquina á la calle
de la Victoria.
El nuevo tablajero ofrece al público
un servicio esmerado, mucha limpieza y carne tierna y buena. Si tales ofreci¬ mientos vienen á realizarse, asegurá¬

rnosle desde luego un éxito completo, que es de seguro lo que más desea al ve¬ nir á establecerse en este pueblo.
La inauguración se hará con carne de ternera al precio do T75 pesetas el kilógramo, de cordero á T63, de oveja á 1‘25 y de cerdo á F25.
Deseamos merezca el nuevo estable¬
cimiento constantes alabanzas del pú¬ blico, y no ha de negárselas si está satis¬
fecho.
Ayer, procedente de Cette’directamente, fondeó en este puerto el vapoi» «Isle¬ ño», de la matrícula de Palma, siendo portador de algún pasaje. A las doce salió de nuevo para la capital de esta provincia.
Los dias que saldrá dicho vapor de este puerto y de los de Cette y Marse¬ lla, el próximo viaje, quedan anunciados en la cuarta plaua del presente número.
* **
En la mañana de hoy ha entrado el «León de Oro», de esta matrícula, que, procedente de Barcelona y Cette, ha traído pasaje y variada carga.
Este vapor, que según el itinerario que tiene anunciado debía salir el pró¬ ximo martes, adelantará su salida undia y saldrá el limes, pasado mañana, á
las siete de la noche.
Lo que avisamos á los cargadores y pasajeros para quienes tiene interés la noticia, toda vez que en el anuncio del
itinerario ordinario de dicho vapor, que
publicamos en la sección correspondien¬ te del presente número, no va continuada
esta modificación.
EN EL AYUNTAMIENTO
Sesión del dia 15 Octubre 1896.
En la villa de Sóller, provincia de Ba¬ leares á 15 de Octubre de 1896, consti¬ tuido ei Ayuntamiento en la sala capitu¬ lar de esta Casa Consistorial, bajo la presidencia del Sr. Alcalde D. Juan Joy, y con asistencia de los Sres. conce¬
jales D. Martín Marqués, D. José Mo¬ rell, D. Jaime Magraner y D. Amador
Oastañer, para celebrar sesión ordina¬ ria convocada por segunda vez para las ocho de la noche, á tenor de lo preveni¬ do en la vigente ley municipal, por no haberse reunido número suficiente de Sres. Concejales para celebrarla el dia 13 del actual; siendo la hora señalada él Sr. Presidente abrió la sesión y leída el acta del dia 8 del corriente mes, fué aprobada sin alteración alguna.
Entrando luego en el despacho ordi¬ nario, fueron leidas, acordándose que pasaran á informe de la Comisión de Obras, las instancias siguientes: una de D. Antonio Colom y Joy, fecha. 14 del actual, solicitando permiso para abrir una ventanilla y ensanchar una ventana

en el frontis de su casa n.o 7 de la calle
de Moragues, y construir una acequia para conducir á mina pública las aguas pluviales del corral de la misma casa, y otra de D. José Liado y Pizá, en repre¬ sentación de D, Juan Pizá, de igual fe¬ cha, pidiendo\\elevar la fachada déla
casa n.° 31 de la calle de San Jaime, y abrir ventana en el frontis de la misma.
Y se levantó la sesión.

=C=>——

—

Registro Ovil

Nacimientos.
Varones 1.—Hembras 3.—Total 4.
Matrimonios.
Dia 15.—D. José Picó y Forteza, sol* tero, con D.a Margarita Aguiló y Piña,
soltera.
Defunciones
Dia 11.—D.a Catalina Arbona Ramos, de 43 años, casada, Manzana 44.
Dia 15.—D. Juan Bisbal Aymerich, de 65 años, casado, M.a 59.
Dia 15.—D.a Catalina Oliver Mayol, de 71 años, viuda, calle de Isabel II.

MOVIMIENTO DEL PUERTO
Embarcaciones fondeadas
Dia 10,—De Palma, en 5 horas,^apor Isleño, de 314 ton», cap. D. R. Piña, con 23 mar., pas. y efectos.
Dia 11.—De Cette y Barcelona, en 10 horas, vapor León de Oro, de 278 tone¬ ladas, cap. D. G. Mora, con 15 marine¬ ros, pas. y efectos.
Dia 12.—De Barcelona, en 10 horas, vapor Cataluña, de 662 ton., cap. don R. Terrasa, con 30 mar., pas. y efectos.
Dia 15.—De Andraitx en 1 dia, laúd San José, de 20 ton., pat. D. Juan Pଠmies, con 6 mar. y efectos.
Dia 16.—De Cette, en 20 horas, vapor Isleño, de 405 ton., cap. D. R. Piña, con 23 mar., pas. y efectos.
embarcaciones despachadas
Dia 10.—Para Cette, vapor Isleño, de 314 ton. cap. D. R. Piña, con 23 ma¬ rineros y efectos.
Dia 11.—Para Cette y Barcelona, va¬ por León de Oro, de 278 ton., cap. don G. Mora, con 15 mar., pas. y efectos.
Dia 12—Para Barcelona, vapor Cata¬ luña, de 662 ton., cap. D. R. Terrasa, con 30 mar., pas. y efectos.
Dia 15.—Para Pollensa, laúd S. José, de 38 ton., pat. D.. Cristóbal Vicens, con 5 mar. y lastre.
Dia 16.—Para Palma, en 5 horas, va¬ por Isleño, de 314 ton., cap. D. R. Pi¬ ña, con 23 mar., pas. y efectos.

37

AGRICULTURA

ro, la cidra y la bergamota, situados casi siem¬ pre en espalderas, no eran los más beneficiados en labores, riegos y abonos; tal vez por esto
fueron tan rudamente atacados que por poco no
desaparecieron fiel todo.

ir.

¿Cual es la causa de la nueva enfermedad'?.

Doloroso es decirlo: apesar de tantas corpora¬

ciones y sociedades científicas que se han ocu¬

pado de esta, enfermedad, apesar de los esfuerzos
de las estaciones agronómicas que la han sago¬

tado á sus laboratorios, apesar de tanto como se

ha escrito y hablado, todavía se ignora cual

es la verdadera causa. Veamos, ■ sino, los descu¬

brimientos. llevados á cabo por la ciencia»

El Sr. Briosi, que tuvo espacial encargo de

examinar en Sicilia la causa de esta enferme¬

dad én el limonero, ha visto en la parte atacada

de dicho árbol un hongo sumamente pequeño

que se clasificó con el nombre fie* Fitsisporium 77-
moni, Briosi. Afirma que dicha criptógama se.

halla y desarrolla con suma rapidez en todas las

partes enfermas del limonero atacado; poro no se
resuelve á decidir ■ si la tal parásita es causa o

efecto.

.

'

.

g'

Oigamos, á la. comisión nombrada, por la socie¬

dad de la Agricultura valenciana, para que dic¬

taminase sobre dicha causa.

«Levantada la tierra al pió del árbol, halla¬

mos en el cuello de la raiz algunas pequeñas

CULTIVO DEL NARANJO
manchas blancas y mohosas llamadas blanqueta por los labradores, que aparecen en todos los ár¬ boles atacados, y examinados con fuertes lentes llevados al efecto, se presentaban en forma de cabezuelas vellosas, implantadas sobre la corteza del cuello de la raiz, que descompone, sin que la comisión haya podido observar penetrasen en el interior del cuerpo do ésta: . tienen cierta se¬ mejanza con las que aparecen en la raiz de la morera muerta, y su pequenez es tal que apenas son visibles al ojo desnudo».
Sigue después extendiéndose sobre los carac¬ teres que presenta la enfermedad, que ya nos son harto conocidos, y continúa:
«La mucedina se compone de una infinidad de filamentos cruzados en todos sentidos que forman •un micelium; en general estos son sencillos for¬ mados de celdillas alargadas en sentido longi¬ tudinal, justapuestas ó unidas uñas á otras por su extremo, á semejanza de los granos de un
rosario.
«Estas celdillas son de paredes sencillas y tras¬ parentes, sin notarse interiormente ningún cuer¬ po en suspensión en el líquido que las llena. A la extremidad de algunos de estos filamentos se observa una celdilla mayor, globosa, irregular, ó mejor, piriforme,' que contiene una porción de
corpúsculos redondas, nadando en un líquido que llena su cavidad, que la comisión cree son los sporos de la planta, y por lo tanto la celdilla será, el sporangio.
Si al someter al micros,cópio un trozo de hongo se moja con agua y se oprime ligeramente entre dos vidrios, todos estos filamentos que hemos mencionado se dividen en las Celdillas que los

POR D. JOSÉ RULLAN PBRO.
componen, el sporangio suelta los corpúsculos que contenía y el campo de observación se encuen¬ tra cubierto de millones de cuerpos celulares y trasparentes formados de una celdilla simple, in¬ finitamente pequeña, afectando una forma imper¬ ceptiblemente arriñonada ó de abichuela, con la concavidad muy poco marcada. Es muy proba¬ ble que cada una de estas partes goce de la facultad de propagarse, lo que adquiriría una fecundidad imposible de calcular, y capaz de aterrorizar la imaginación, por la gravedad que tal propiedad puede dar al parásito considerado como plaga, pues una lluvia ó riego, una cava ó cualquiera operación agrícola que remueva la tierra, separa millones de estos corpúsculos, dis¬ puestos á llevar el contagio en alas de la brisa más ligera.»
Concluye por negar la influencia de la hume¬ dad en el mal que describe; más el Sr. Abella, al ocuparse de este mismo escrito, dice:
«Ha podido causar verdaderamente la epidemia el blanco de las raíces, y sin embargo, el primer origen de la vegetación criptogámica ha debido existir en alteraciones radiculares, debidas á la
putrefacción húmeda.» El malogrado doctor Otto Wolffenstein, direc¬
tor que filó de la Estación Agronómica de Va¬ lencia, por lo que nosotros hemos podido obser¬ var, al sujetar las raíces enfermas al microsco¬ pio, fué sin duda el que más adelante llevó el
despejo de la incógnita en sus profundos estu¬
dios mi.crólogos; pero tuvo la desgracia que sus descubrimientos llegaron en una época en que todos los cultivadores del naranjo hablan perdi¬ do la fe de poder contrarrestar al enemigo; y su

4

¡os nttBEkn qoo se tn«wten-en esta sección pftçwàn: Hasta tros taDtorcttOM i itmAn de 0‘f)í> pesetas la linea; hasta cinco inserciones á
E&aftn de 0‘0S pesetas, y-de cinco en adelante á razón de 0‘02 pesetas. £1 ual«r nsinimo-de un anuncio, sea cual fuere ti número de lineas
4® qeese oomponga, aera de 0‘50 pesetas. Las lincas, de cualquiera tipo -sea la letra, y los grabados, se conta-
«fcn por tipos del cuerpo 12 y el ancho seré el de una columm'Ordina'Tia del periódico.

Sección

«'OUL,En

de

Anuncios

Loa anuncios mortuorios por tina sola ve* pagarán: Bel «aaho L unL£aoucsloacloutmm oruncneairca1a‘6pd0loaspntayaslao.,nsudpnercel icdoiesosdoofsicsoina3ldepostabpsle.a,sg,yayraástnríipeánleraisgtóuenaulladperso0ep‘g0ou5rncdiaón ' tas y los reclamos á ratón de 0‘lOptas. la linea del tipo ea que m compongan, siendo menor del cuerpo 12, y de éste «i es mayor.
ele»í·"*CrlptOT*' dl·ltalaMe un» re»m» MwN pe»

SERVICIO DECENAL

L’ UNIÓN

ENTRE

Compañía francesa de seguros contra incendios fundada en 1828

, mmloii,
1IH-1SÁ
for el magififíco y veloz vapor
LEÓN DE ORO
^ulidaB de Sóller para Barcelona: los dias 10, 20 y último de cada mes. 'Salidas de Barcefiena para Cette: los dias 1, 11 y 21 de id. id. Salidas 4e Oette para Barcelona: los dias 5, 15 y 25 de id. id. Balidas de Barcelona para Sóller: los dias 6, 16 y 26 de id. id.
EN SÓLLER.—D. Guillermo Bernat, calle del Príncipe n.° 24.
EN BARCELONA.—Sres. Rosich Caries y
•Sinsipatsjiis. Comp.a, Paseo de la Aduana, 25.
EN CETTE.—I). Guillermo Colom,-Quai Com-

Viajes e^tfaoiiiiades
con itinerario.
El veloz buque á vapor
Saldrá del puerto de Palma, el 20 de los corrientes, á las 8 de su mañana, para los de

Esta Compañía, LA PRIMERA DE LAS COMPAÑIAS FRANCE¬

SAS DE SEGUROS CONTRA INCENDIOS POR LA IMPORTAN¬

CIA DE SU CARTERA, asegura además del riesgo de incendio, los daños que pueden ocasionar la wcaída del rayo, la explosión de gag de

alumbrado, del vapor, de LA DINAMITA Y OTROS EXPLOSIVOS.

Capital social. . . . .

10.000,000 Francos

Reservas

8.705,000

*

Primas á cobrar....

74.287,038

*

Total ....

92.992,038

»

Capitales asegurados . . 15.127.713,242

,

Sienestros pagados . . .

194.000,000 „

ÜEGURO DE COSECHAS

Esta antigua Compañía asegura también contra el incendio, los de
crigo, cebada y avena, tanto en pie como segadas, en gavillas y sobre
la era.

Sucursal española: Barcelona, Paseo de Colón y calle Merced, 20, 22
y 24.—Director, M. Gés.—Subdirector en Mallorca: B. Homar, Samari¬

tana, 16, Palma.—Agente en Sóller, Arnaldo Casellas, Luna, 17.

mandant Samary-5.
«OOLEOCIÒNJKE ESCRITOS LITERARIOS EN VERSO Y PROSA
DE
fsái® & áleáataia Pila y Ileolai
BASES PARA LA SUSCRIPCIÓN: La obra se publica por entregas semana¬ les ó bisemanales de treinta y dos páginas de texto, impresas esmerada¬ mente en buen papel y con su correspondiente cubierta.
Cada entrega vale veinte y cinco céntimos de peseta en Palma y treinta en los demás puntos; pudiendo los suscriptores, si así les conviniere, •recibirlas por cuadernos de cuatro en cuatro entregas al precio de una peseta el -cuaderno ^en todos los pueblos de Mallorca.
Las entregas sueltas ó atrasadas valdrán cincuenta céntimos de peseta. ?Con una de las primeras entregas se regalará á cada suscriptor un
vretrato del autor en fototipia. En el Establecimiento de Artículos de Escritorio, “La Sinceridad»
* calle de San Bartolomé n.° 17, Sóller, se admiten suscripciones.

mu, tra j imu
verificando el viaje conforme al siguien¬
te itinerario:
Salida de Palma para Sóller, Cette y Marsella, dia 20 Octubre á las ocho ho¬
ras de la mañana.
Salida de Sóller para Cette y Marse¬ lla, dia 20 Octubre á las 4 tarde.
Salida de Cette para Marsella, dia 22 por la noche.
Salida de Marsella para Cette, Sóller y Palma, dia 24 Septiembre por la ma¬
ñana.
Salida de Cette para Sóller y Palma, dia 25 Septiembre á las 12 del dia.
Salida de Sóller para Palma, dia 26 Septiembre por la tarde.
NOTA.—Se admiten géneros á 1 pe¬
seta 100 kilos.
CONSIGNATARIOS:
En Sóller, D. Ramón Coll.—En Cette, D. Bartolomé Tous.—En Marsella, don J. Mayol.

♦Tinta negra Siglo XIX+Tinta comunicativa+Tinta violeta# ♦Tinta carmin^Tinta para sellármete., ete.m
lja hay en venta en el establecimiento LA
8I®fCIRI©AB-San Bartolomé-17-SOLLER.

PEDRO LLADÓ VENTA DE SOLARES SAN JAIME, 28

Antepechos, (empitadós) y guar¬

en el “Noguera„

da-polvos de todas medidas para Ultimados ya todos los trabajos

ventanas y balcones.

preliminares se ha empezado la ven¬

Ladrillos para el piso de zagua¬ ta de solares cuyos precios variarán

nes y bodegas.

entre docientos y quinientos duros

Fregaderos, pilas, lozas para me¬ según el sitio que escojan.

sas y demás índole; todo

piezas de la misma de piedra artificial

Los que deseen adquirirlos pueden dirigirse en Palma á los pro¬ pietarios, calle de San Miguel, ó

compuesta do piedra caliza ma¬ bien en Sóller, al Maestro Jaime

chacada, cemento ordinario y port- Rullan y Bisbal (Ros).

lant.

JL VAPOR
COGNAC PURO DE VINO

DIRIGIDA POR
SALVADOR ELÍAS CAPELLAS
TENEDOR DE LIBROS COLEGIADO
Enseñanza teórica y práctica de Cálculo Mercantil, Teneduría de Li¬ bros, Geografía comercial, Legisla¬ ción mercantil y todo lo referente al comercio según las vigentes le¬

También se graban toda clase de inscripciones en lápidas sepul¬ crales de piedra de Santañy.
Todo á precios módicos. Única
casa en Sóller.
A LOS QUE DESEEN
Comprar Solares

Naranjos y limone-
ros. Los hay de diferentes tama¬ ños, hermosos, lozanos y de clases escrupulosamente escogidas, en el vivero de Guillermo Rullan y Esta¬ des, Huerto del Convento.—Sóller.
EI S1ICIEIBAB
Establecimiento comercial é industrial
DB

Fábsiia. Sil QJX2T pifeecleaaio» CT1BEA
y liicores de todas clases
VINOS FINOS DE ESPAÑA
Adolfo de Torres y H MÁLAGA
'RLPRENTANTE EN SÓLLER:
sawiinoR búas,-e&hie bei romera

yes.
Clases diarias por la mañana y por la noche. En las clases de noche también hay enseñanza primaria para los obreros idioma Francés y dibujo artístico é industrial.
Para más pormenores dirigirse al Director, calle del Príncipe n.° 13, (Castellet)—SOLLER.
MM JjA FIWCA
Es Plá d‘ en Bieleta
PROPIEDAD
de B. Jalma Orel!
existe un extenso vivero, en el cual

Se les participa que en la barria¬ da LA RUBERTA, y en la finca llamada vulgarmente OLIVA D’ ES
FANÁS, los hay en venta. Los más
inmediatos al camino que conduce á Binibassí, cada uno de los cuales
tendrá ocho metros de ancho por
treinta metros de fondo, podrán ad¬ quirirse por 125 á 200 pesetas uno.
Dará más informes el encargado D. Jaime Rullan y Bisbal (á) Ros, Agrimensor, calle de San Bartolo¬ mé, n.° 32.
F0IBA B3 la umm
DE

i. MARQUÈS ARBONA
CALLE DB SAN BARTOLOMÉ N.® 17
Eu la sección de librería, de diclio establecimiento, además de toda cía¬ se de libros de primera enseñanza,
de texto en las escuelas de esta loca¬
lidad, hay en venta:
HISTORIA DE SoLLER en sus re¬
laciones con la general de Mallorca, por D. José Rullán Pbro.
INUNDACIÓN DE SÓLLER Y
FORNALUTX, capítulo adicional & la Historia de Sóller, por D. José
Rullán Pbro.
LA ESCUELA POPULAR, méto¬

LASOLLERENSE
DE
JOSÉ €OLL
'CERRERA j PORT-BOU (Fronte franco-española) Aduanas, transportes, comisión,
consignación y tránsito
Agencia especial para el trasbordo y reexpedición, de naranjas, frutas
frescas y peseddos,
Desea venderse un cu¬
bo (cubell) con aros de hierro y un afulladó apropósito para hacer vino, todo en muy buen estado.
Para más informes, diríjanse á esta imprenta.

'podrán escoger las personas que deseen hacer nuevas plantaciones

EnlacaUefJr.ít; en sus huertos, NARANJOS Y LI¬ MONEROS de clases superiores y
naranjos y palmeras en macetas para de todos tamaños.

vender; también los hay de plantel.
DAMIAN r.BOITIBA MAYAGUEZ.-(Puerto-Rico).

Vencidas las dificultades que ha¬ bíanse presentado siempre para el transporte rápido y económico á
Francia de los naranjos de jardín, tan

Almacén de calzado de todas
clases y objetos de peletería.

solicitados por los sollerenses que quieren complacer á aquellos de sus paiToquianos que desean ad¬

Importaciones directas de los quirir esta clase de frutales de ador¬

principales mercados del mundo, renovados quincenalmente.
Fábricas de curtidos y de calza¬

no, en lo sucesivo por el insignifi¬ cante precio de 15 REALES uno,
podrán tenerlos en el muelle de

do ventajosamente conocidas, por Cette.

la excelencia de sus manufacturas Diríjanse los pedidos á José Pizá

en toda la Provincia.

(á) Parriñola, calle de la Rectoría,

VENTAS AL POR MAYOR —SÓLLER,

MOSCO CiRffltt; Hatmuo
MUI lí MUtll IMWBÜH
El dueño de este establecimiento, ex-dependiente de la fonda del Uni¬
verso, participa á los señores viaje¬
ros de toda la isla de Mallorca y en
especial á los sollerenses, la gran restauración que se ha hecho al ho¬ tel, en el que encontrarán en lo su¬ cesivo un esmerado servicio, lo mis¬ mo á la carta que por ci oiertos, con gran rebaja en los precios.
Con el mismo trato y en las mis¬ mas habitaciones que se pagaba 5 y 6 pesetas, se pagará en adelante so¬ lamente 4, agradecida la casa á la protección que de estos isleños re¬
cibe.

do razonado para la ampliación de b primera enseñanza y prepara#1 para el ingreso á la segunda, por don
Francisco Saltor y Montagut. DOS Yr DOS FAN CUATRE, ó sia
primera tunda de veritats ditas á n®
vesins de sa populosa ciutat de S
Illot, per un tal l’amo’n Tòfol de sa Llana (molt conegut á ca-seua.)
CONCHA Y CATALINA, novela de costumbres sollerenses, por don
Juan B. Enseñat.
POESIAS, por D. Juan Alcover y
Maspons.
AYGO-FORTS, colección de artí¬
culos en mallorquín, por D. Gabriel
Maura.
POESIAS CATALANAS, por do11
José L. Pons y Gallarza.
ToLS5^í^aTïïrSacSiSr